Title: Archivos de Literatura Contemporanea.
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00089412/00028
 Material Information
Title: Archivos de Literatura Contemporanea.
Physical Description: Book
 Record Information
Bibliographic ID: UF00089412
Volume ID: VID00028
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Full Text

JUTJmA PARA AMPLIACi6N DfE ESTUDIOS E INVESTIGACIONES CIENTiFICAS


CENTRO DE STUDIOS HIST6RICOS


ARCHIVES DE
LITERATURE
CONTEMPORANEA


INDICE








6? X


LITERARIO














JUNI O.
9 3 5
MADRID


ARO IV


NUM. VI






ARCHIVES DE LITERATURE CONTEMPORANEA

INDICE LITERARIO

Publicar al a aio diez cuadernos, correspondientes a los meses
de enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, agosto, octubre, no-
viembre y diciembre. Se propone informal puntual y objetivamen-
te, a los ,-._J..,:.--... de nuestra literature y al piiblico en general,
sobre ia producci6n literaria espaiiola contemporanea, dando re-
seiias o analisis sumarios de libros de reciente aparici6n, incluy6n-
dose asimismo, en su caso, en cada nuimero de INDICE LITERARIO,
trozos de las critics mis importantes que hayan suscitado en la
prensa, al salir a luz, las obras reseiadas.
PRECIOUS DE SUSCRIPCION
ESPARA.. .................... ... ...... ......... 10 ptas. (aiio).
EXTRANJERO............................. .. 12 (
Nmero ....Espaiia.... 1,-
S .... ............ Extranjero.. 1,25

CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS.- MADRID
MEDINACELI, 4.


SUMARIO DEL NUMERO VI

1. Critical contemporinea ................... 117
2. Resefnas:
a) Novela y narraciones .............. 123
b) Poesia ........................... 125
c) Ensayos literarios. . ............. 126
d) Antologias ....................... 129
e) Dramatica. Obras publicadas........ 129
Literature hist6rica:
f) Historia .......................... 132
g) Biografias ............... ........ 133
h) Temas contemporineos ............. 113
3. Indice de revistas.








ARCHIVES DE LITERATURE CONTEMPORANEA


INDICE LITERARIO


Aro IV. NM. VI. CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS JUN 1935.
MEDINACELI, 19-MADRID.
MEDINACELI, 4.-MADRID.


CRITICA CONTEMPORANEA


Espafia aguarda todavia la aparici6n de una obra puntual y
comprensiva sobre la literature de nuestro pais en el siglo xx. No
han faltado en los treinta y cinco afios que de 61 van transcurridos
personalidades ingentes, corrientes espirituales de gran volume,
cambios y mudanzas en motives y estilos literarios. La material es
de lo mas rico y atractivo que pueda darse y, no obstante, aun es-
pera su modelador hist6rico. Mientras Ilega esta obra tenemos
que anotar boy la publicaci6n de una que, sin aspirar a llenar ese
vacio, es, sin embargo, una contribuci6n important al studio de
nuestras letras contemporineas. Se trata de Libros y autores con-
tempordneos, de C6sar Barja. El Sr. Barja, professor de espaiiol
desde hace muchos afios en la Universidad de California, en Los
Angeles, es autor de dos volimenes muy conocidos y utilizados
por los estudiantes de espafiol en Am6rica: Libros y autores cldsi-
cos y Libros y autores modernos, que vienen a ser dos pequefias
histories de la literature clasica espafiola y de la de los siglos xvmi
y xix, estudiada en los escritores de mayor significaci6n de esos
periods.
Labor aniloga se proponia el Sr. Barja llevar a cabo en lo re-
ferente a la literature de nuestro siglo; pero, seg6n nos dice en el
pr6logo, al no poder presentar, como era su deseo, el cuadro
complete de las letras espaiiolas novecentistas, nos adelanta como









anticipo de la obra future las ocho semblanzas de grandes autores
espafioles contemporineos que forman el libro. Los escritores estu-
diados son: Ganivet, Unamuno, Ortega y Gasset, ja, Valle-Inclin, A. Machado y P6rez de Ayala. Esta enumeraci6n
nos indica ya c6mo el libro, aun cuando queden fuera de 61 figu-
ras de tanta importancia como Benavente, Juan Ram6n Jimenez y
Gabriel Mir6, cubre una gran parte de la creaci6n literaria espa-
iiola de nuestros dias. Los ensayos son de muy diverse extension,
por razones sin duda personales del autor y que no estin en co-
rrespondencia con la importancia del escritor estudiado. El mis
extenso es el consagrado a Jos6 Ortega y Gasset (158 paginas),
y el mis breve el que dedica a A. Machado (14 paginas). Diferen-
cian notablemente a estos ensayos entire si, no ya s6lo la extension,
sino tambi6n el enfoque con que el autor se acerca en cada caso
al tema. Asi, por ejemplo, Ortega y Gasset es estudiado sobre
todo, y por muy 16gica manera, en el repertorio de ideas de su
vasta obra filos6fica y literaria; y Unamuno es tratado desde el
mismo angulo como creador y difundidor de ideas, mis bien que
elevindose a toda la amplitud literaria de la figure.
En el primer ensayo el Sr. Barja trata de Angel Ganivet. Para
l1, el escritor granadino es un ejemplo mas de esa dolorosa histo-
ria del desengaiio spiritual que sufre toda la conciencia modern.
Ganivet es un alma mistica; pero su tragedia es que ha perdido la
fe en la religion. Al intentar sustituir el principio divino por el
principio human, reemplazando el interns en Dios por el interns
en el hombre, intent, digamoslo asi, racionalizarse; pero tampoco
en esta sustituci6n halla su descanso, porque la fe en la vida sigue
faltindole y su credo de humanismo estoico y materialista no le
detiene en el camino del suicidio. Barja ve en 61 al suicide que,
despues de haberse propuesto a si mismo la soluci6n estoica de la
resignaci6n, se abandon al desengafio y a la desilusi6n del animo
y se deshace de la vida. Tanto en el pr6logo del studio como en
sus demas components, donde van analizindose las diferentes
obras del autor, las dos ideas sobre Ganivet aceptadas por el senior
Barja son: su naturaleza mistica y su desorientaci6n spiritual, que
le Ileva a la muerte.
El ensayo sobre Unamuno es un examen de su concepci6n del
mundo, de su persona spiritual, mAs que de la obra literaria en
su totalidad. El Sr. Barja repasa ante nosotros en su studio los









ensayos unamunescos, desde sus grandes tratados Vida de Don
Quijote y Sancho y Del sentimiento trdgico de la vida hasta los en-
sayos menores; sin duda por falta de tiempo no toca a lo que es
en Unamuno expresi6n literaria, propiamente dicha, de su ser
spiritual, y no se nos habla de su poesia, de sus novelas ni de su
teatro, aunque, seguramente, en ellas se encuentran innumerables
ratificaciones de las ideas del autor que toman care y hueso de
personaje, animaci6n de conflict dramitico o perfecci6n formal de
verso. Tiene el Sr. Barja a Unamuno por la figure mis atractiva y
mis grande de la Espaiia intellectual contemporinea, aunque no sea
el primero en todos los generos de literature que ha cultivado. Tam-
bi6n Unamuno es para el Sr. Barja una figure mistica, al modo ge-
nuinamente espaiiol, imbuido de un ardor mistico de lucha y de
acci6n. Pero en vez de ser un mistico creyente, Unamuno vive en
un estado de duda religiosa y su pelea es por la conquista de una
fe. Expone el Sr. Barja, siguiendo la producci6n ensayistica de
Unamuno, el conflict basico de su espiritu, la lucha entire la vida
y la raz6n, el afan por una armonia entire esas dos potencias, la
resultante de incertidumbre, de desesperaci6n, de agonia en que
esta pugna mantiene al hombre y el m6vil que detris de todo ello
arde fervorosamente: el afan de no morir. Al tratar de las ideas
sobre Espafia y de los dos t6rminos europeizacidn y casticismo
que circulan continuamente por la obra de Unamuno y, en general,
por toda la literature de su tiempo, Barja ve que esta contraposi-
ci6n de los dos t6rminos y ese deseo de armonia entire ellos refle-
jan el pensamiento general de Unamuno, esto es, raz6n y vida,
aplicados al problema del espafiol.
Ortega y Gasset atrae la atenci6n del Sr. Barja, como ya sefia-
lamos, con mayor extension que ningin otro autor. Se examine
toda la obra del fil6sofo espafiol, casi libro por libro. El Sr. Barja
no se limita a exponernos la doctrine orteguiana; movido tambien
el por esa poderosa fuerza estimulante del pensamiento de que
Ortega y Gasset es dueiio, se siente incitado a la discusi6n de mu-
chas de sus ideas y hace seguir a los capitulos en que estudia un
libro otro capitulo de pol6mica; aqui es donde el Sr. Barja se aleja
mis de los valores estrictamente literarios y entra, al poner reparos
a algunas de las ideas de Ortega, en esa zona del fil6sofo y del
soci6logo que no es ya la del escritor. No obstante, el Sr. Barja nos
da unas cuantas observaciones acertadas sobre las excelencias y









calidades del estilo de Ortega y Gasset. Lo que principalmente
estima en 61 es su fuerza expresiva, la facultad del autor para po-
tencializar los temas de que trata. En el estilo de Ortega hay un
fen6meno de dramatizaci6n de las ideas, primero, de la expresi6n,
despu6s, y lo reflexive del fil6sofo cede el paso, en su modo de
escribir, a un cierto sentido dramatico y romintico. Los escritos
de Ortega estin constelados de metiforas e imigenes, lo cual da
a su obra un externo caricter barroco. Esta intervenci6n de lo
ipnaginativo es de suma utilidad para el pensamiento orteguiano,
porque le presta una fuerza de penetraci6n y unas facilidades de
comprensi6n incomparables. Tambi6n sefiala el Sr. Barja el valor
de difusi6n cultural que ha tenido la obra de nuestro fil6sofo, en
el cual se da, unida a las preocupaciones de radio general y eter-
no, la atenci6n fervorosa y vigilante a su patria, vista en la pro-
yecci6n hist6rica y en su problema actual.
Junto al gran defensor de la reflexi6n frente a la vida, Ortega
y Gasset, se pone luego a , que es, segun el Sr. Barja,
un exaltador de la emoci6n. El nudo de la obra de *Azorin* es la
tragedia del tiempo. Sus escritos son como liricas quejas exhala-
das ante las ruinas que el tiempo va creando con su paso. Esa
emoci6n y esa tragedia del tiempo ban intentado a veces en rin> convertirse en filosofia, la del retorno eterno de Nietzche,
pero en l1 lo que hay son mis sentimientos que ideas, mas poesia
que filosofia. El motive principal de inspiraci6n del lirismo azori-
nesco es la muerte; en cambio, el amor, como gran pasi6n, parece
mis bien extraiio a su espiritu. Pero al lado de su temperament
lirico y emotional hay en KAzorin> una modalidad racionalizado-
ra de la que nace su obra de reformador, de critic de Espafia, de
luchador por la mejora de su estado spiritual y, sobre todo, de
su sensibilidad. Eso explica que *Azorin, al paso que ama pro-
fundamente a Espaiia y a los pueblos viejos de nuestra tierra, esti
siempre sofiando en un cambio de vida, en una mejoria en las con-
diciones de existencia social que darian al traste con esas particu-
laridades aparentes de la vida espaiiola. Tambi6n plariza el cruce en los hombres del 98 de la sensibilidad y de la
inteligencia puestas en contact con lo espafiol. El Sr. Barja estu-
dia luego a pios de su doctrine: reacci6n contra el dogma de la intangibilidad
de la literature clisica, criterio dinamico contra el estatico, censu-










ra de la critical erudita y predominio de la sensibilidad y de lo psi-
col6gico.
Si es estatico, Pio Baroja es un autor esencialmente
dinamico. El sentido de la vida en Baroja es la acci6n. La acci6n
es el mecanismo que empuja la vida. En si misma la vida no es
mas que crueldad, violencia; s61o el acumular hechos sobre hechos
permit escapar por algdn tiempo a la conciencia de esa triste
realidad. El personaje barojiano es un individualista casi siempre
en oposici6n con las formas usuales de la sociedad organizada:
he aqui otro motivo de acci6n, de lucha con ella. Ahora bien; como
esa lucha nunca suele terminar con el triunfo, la novela barojiana
deja tras de si una impresi6n triste y angustiosa. Tambi&n se da
en Baroja el conflict entire cultural y vida, raz6n y sentimiento, la-
tente en Unamuno y en Ortega. Su obra El drbol de la ciencia po-
dria tomarse como una transcripci6n novelistica de 61. Analiza
luego el Sr. Barja agudamente la ticnica novelistica de Pio Baroja
y la calidad peculiar de su espaiiolismo.
Valle-Inclan es caso aparte entire los escritores del 98; es el ar-
tista, el defensor del estilo puro, del arte; sin embargo, y este es
uno de los mis notables puntos de vista del Sr. Barja, a lo largo de
los escritos de Valle-Inclan desde las Sonatas al Ruedo Ibirico,
se puede seguir una interesantisima trayectoria que va de lo ar-
tificioso y perverse de la epoca primera, toda ella vuelta a un
mundo literario y lirico, hacia un concept del arte much mas
human, actual y casi realista. Como dice el Sr. Barja, 4la figure
humana de la comedia se deforma en la marioneta de la farsa y
la marioneta de la farsa se deforma en el fantoche del esperpento.
En realidad su obra es un process de rejuvenecimiento y nunca
ha sido mas modern que hoy.
El finico poeta estudiado en este libro es Antonio Machado.
Hombre de su generaci6n en sentir frente a la vida una sensaci6n
de fracaso inicial, de desilusi6n, el poeta se recoge en sus propias
soledades, huye de la comunicaci6n con el mundo de los hombres,
y en esta primera parte de su lirica domina siempre el paisaje del
espiritu, la nota subjetiva del alma del poeta. En Campos de Cas-
tilla esa actitud se objetiva en cierto modo; pero el poeta esti
siempre sefioreado por un sentimiento de tristeza, y aun de trage-
dia, que vaga sobre los campos y las gentes que sirven de tema a
su poesia castellana.










El tiltimo studio del libro esti consagrado a Ram6n Perez
de Ayala. ZEs un poeta, es un novelist o es un ensayista? Para
el Sr. Barja, la cualidad de poeta, de creador, es la sobresaliente
en Ayala. Asi, su novela, aunque muy rica en elements rea-
listas y de observaci6n, particularmente en la primera 6poca, es,
en cierto modo, una novela poetica, de contenidos universales y
esenciales de psicologia humana. La literature de Ayala podria
Ilamarse una literature humanista, porque en ella lo que se de-
bate son siempre temas fundamentals, de gran trascendencia
humana, y en los que siempre esti palpitante la duda ante el sen-
tido y el destino de la vida. Por eso en algunas ocasiones ciertos
personajes de Ayala, sin ser falsos, son demasiado reales, casi fri-
san en simbolos. Sobre su obra flota, especialmente en la ultima
parte, un espiritu de tolerancia y amplitud, apoyados en una suer-
te de humorismo superior, donde todo cobra sentido.
Los ensayos que componen el libro del Sr. Barja varian much
en dimension y en acierto. Pero es constant en ellos la actitud de
atenci6n seria y de conocimiento puntual frente a nuestros gran-
des autores. Sin presentar un sistema critic complete, en la parte
expositiva nos ofrece excelentes sintesis de las obras resefiadas, y
en la parte critica un gran nimero de observaciones atinadas y es-
timaciones justas. Puede decirse que al final de su lectura lo que
podriamos Ilamar el drama de la conciencia espafiola, tal como se
expresa en las letras, se percibe con much mas claridad que an-
tes se percibia. Y enlazando las semblanzas particulares de cada
escritor se pueden rastrear los temas bisicos de la literature de
nuestro siglo xx. Esto solo seria ya bastante merito para que la
obra figure entire las mis interesantes de la bibliografia sobre las
letras de nuestro tiempo.











RESERAS

DB LIBROS PUBLICADOS DE MAYO A JUNIOR DE 1935


A) NOVELA Y NARRACIONES

AGUSTIN (Francisco).-Justo, el critico.-Talleres graficos
Bolaiios y Aguilar, Altamirano, 50.-Madrid, 1935.-156 paginas,
8.-Pesetas 5.
En una nota preliminary describe el autor que, aun habiendo sido
concebida y bosquejada esta novela hace ya various afios, vi6se
obligado a interrumpirla a causa de su participaci6n political en
los primeros tiempos de la Rep6blica. No lamenta esta entrega a
otras faenas porque en 61 lo comunal-seg6n escribe-se halla so-
metido a la discipline individual, y esto constitute, a su juicio, el
legitimo sefiorio est6tico. Luz, heroina de la novela, casada con
Miguel, escritor, decide un dia consagrarse ella tambi6n a las le-
tras. Resu6lvese a ello estimulada por dos amigos de la casa: el
novelist Trueba y el critic Justo. Empero la armonia que reina
entire ambos c6nyuges, Miguel viene a enredarse en una aventura
amatoria con Otilia, huyendo fuera de Madrid. En su ausencia,
Trueba el amigo, visit a Luz, comunicndola la infidelidad de su
marido, e intentando conquistarla. Pero ella le rechaza airadamen-
te. Entonces, 61, despechado, y por haber visto entrar en la casa a
Justo, describe a Miguel, calumniando a su esposa. Regresa 6ste a
Madrid y, forzado a optar entire el cariiio de su mujer y la devo-
ci6n amistosa hacia Trueba, prefiere esta iltima. Transcurrido al-
gun tiempo, el enfado se aplaca. Miguel abandon a su amante y
vuelve amorosamente a los brazos de Luz. Transcrito asi abrevia-
damente el esqueleto argumental de la novela, debe advertirse que
6sta cifra quiz6 su mayor interns en las reflexiones variadas que
Ilenan los dialogos de sus personajes. Estos hablan en un lenguaje
que para los lectores corrientes de novelas ha de resultar afectado
y redicho hasta el extreme, mas quiza necesario al convencionalis-
mo artistic del libro. [95]
*

BAYO (Ciro).-La reina del Chaco.-(Novela americana de
aventuras).-Imprenta de Rafael Caro Raggio.-Mendizabal, 36.-
Madrid, 1935.-110 paginas, 8.-Pesetas 3.
El capitin paraguayo Manuel Rada, prisionero de los bolivia-
nos en la guerra del Chaco, es condenado a muerte y logra esca-










par de una fortaleza poco antes de tener que cumplirse la sen-
tencia. Tras numerosas peripecias a traves de terrenos pantanosos,
estepas solitarias y selvas virgenes, paisajes diversos de la region
del Chaco que el autor se detiene en describir, Ilega a un f6rtil
valle en donde se han congregado numerosas tribus guaranies,
reunidas en asamblea para tratar de oponerse con las armas al
continuado advance de los blancos. Rada, por intermedio de la
reina Irup6, cacica de una de las tribus, logra disuadirles de su
prop6sito. La joven y hermosa Irup6, a quien Ilaman la reina del
Chaco, se ha enamorado de Rada. Accede 6ste a casarse con ella
y con grandes festejos se celebra la ceremonia nupcial. Poco des-
pubs el capitin paraguayo descubre un important yacimiento pe-
trolifero. Consigue dirigirse a un campamento de la Oil Company, para dar cuenta de su hallazgo. Alli encuentra
a un ingeniero yanqui, amigo suyo, con cuya hija Ester acaba por
reanudar un antiguo idilio. No sin contratiempos, pues Ester es
raptada por un indio de la tribu de la reina Irup6, en venganza de
la muerte de 6sta, que, desesperada por haberla abandonado el
capitin, se habia suicidado. Por fin logra ser rescatada Ester, y
poco despu6s se celebra su boda con el aventurero Rada. [96]




PEREZ Y PEREZ (Rafael).- Cuando pasa el amor.-La
Novela Rosa.-Editorial Juventud, S. A.-Provenza 101.-Barce-
lona, 1935.-152 paginas, 8.-Pesetas 2.

Matilde Serralba, muchacha de noble familiar madrilefia, es in-
vitada por una de sus amistades a pasar una temporada en una
casa de campo. No lejos de alli reside, en un antiguo y legendario
castillo, Pedro Luis Hervas, joven de aristocratico linaje, que vive
dedicado al cultivo de sus propiedades campesinas. El amor pren-
de en ellos apenas se conocen y s61o la extrafia actitud de Pedro
Luis en su trato con Matilde va impidiendo que el mutuo afecto
se manifieste en palabras. Pedro Luis rehuye con frecuencia a
Matilde, se muestra reservado y cuando por fin se declaran su
amor decide interrumpir para siempre aquellas relaciones apenas
comenzadas. La muchacha viene a enterarse de la causa de tal re-
soluci6n. Pedro Luis esta persuadido de que su padre, que para
todo el mundo puso fin a su vida alli en AmBrica, fu6 en realidad
asesinado por un primo suyo, padre precisamente de Matilde Se-
rralba. La verdad de este oscuro hecho, que ha venido a separar
a las dos families y ocasiona ahora la infelicidad de los dos enamo-
rados, acaba por descubrirse sin lugar a dudas por confesi6n del
verdadero homicide. Pedro Luis y Matilde, desaparecido aquel
obsticulo, no tardan en casarse. [97]









B) POESIA

GUTIERREZ BALLESTEROS (Jose M.a), Conde de Co-
lombi.-Saly sol de Andalucia. Con una carta-pr6logo de don
Francisco Rodriguez Marin. Madrid, 1935.-143 piginas, 8.-
Pesetas 5.
La primera mitad del libro la ocupa una colecci6n de refranes
glosados por el autor po6ticamente en la forma del cantar popu-
lar. Vienen a continuaci6n una series de cantares tambi6n de ins-
piraci6n popular andaluza y que por los temas aparecen clasifica-
dos en amorosos, sentimentales, sentenciosos y picarescos. Por
filtimo, las demis composiciones que completan el libro adoptan
la forma de soleares, seguidillas y players. [98]




LAGUNA (Maria F. de).-Arco Iris.-La Tentativa Po6tica.
London, 1935.-29 paginas, 4.-(S. p.)
Composiciones de aire sencillo y motivaciones interiores, cuyo
desaliiio t6cnico compensa su espontaneidad. Casi todas ellas son
muy breves y asumen la forma de apuntes, efusiones momentineas,
registro de impresiones. El tono evocativo de otras muestra in-
equivocamente las virtudes de sensibilidad y capacidad emotiva
que posee la autora. [99]



SANZ Y RUIZ DE LA PENA (N.). Ruta en imagen
(1928- 1935). Biblioteca Nueva. Madrid, 1935. 179 pagi-
nas, 4.-Pesetas 6.
Reune este nutrido volume la producci6n po6tica del autor
en el espacio de tiempo que se detalla tras el r6tulo. Poeta joven
y sujeto a las naturales evoluciones de una personalidad en for-
maci6n, el libro carece, quiza con deliberaci6n, de unidad, y asu-
me mis bien el caracter de un muestrario antol6gico. De ahi la
multiplicidad de maneras perceptibles en sus diversas parties. Se
abre con una series de la influencia lorquiana; se continue con varias canciones infantiles;
vuelven luego numerosos conjunto de d6cimas muy hibiles de factura, con reminiscen-
cias claras de Guillen, y finaliza con sonetos y composiciones de
diverse indole. En todas estas variedades estr6ficas muestra el










autor id6ntico dominio formal, virtud ticnica que valoriza el libro
y le hace ser algo mis que una rapsodia de los modos porticos
iltimos. [100]



RUIZ RUANO (Jose).- Vuelos.-Pr6logo de Angel LAzaro.
Editorial Magisterio Espaiiol.-Madrid, 1935.-130 piginas, 8."-
Pesetas 4.
El prologuista nos explica la condici6n del autor, profesional-
mente extraiio a las faenas literarias, y alaba sus virtudes y su
desinter6s de puro aficionado. La obra comprende una series de
composiciones muy variadas m6tricamente, que van desde el ro-
mance al alejandrino. Tematicamente muestran mayor unidad,
puesto que todas ellas hacen referencia a motives exteriores de la
realidad, prevaleciendo en ellas lo descriptive. [101]



C) ENSAYOS LITERARIOS


BARJA (C6sar).-University of California at Los Angeles.-
Literatura espaiiola.-Libros y autores contempordneos.-Ganivet,
Unamuno, Ortega y Gasset, Azorin>, Baroja, Valle-Inclin, A. Ma-
chado, Perez de Ayala.-Libreria general de Victoriano Suarez.-
Madrid, 1935.-489 piginas + VII, 8.-(S. p.).
V. INDICE LITERARIO, aiio IV, nuim. VI, pigs. 117-122. [102]




CAMPO AGUILAR (F. del).-Notas.-Tip. Antonio Gon-
zilez.-Albacete, 1935.-108 piginas, 4.-Pesetas 8.
Ni poemas en prosa, ni cuentos. Simplemente notas, tomadas
sobre la march, un poco de prisa, como las horas quieren.* Asi
describe el autor como 6nica introducci6n a esta series de un cente-
nar de breves articulos que anteriormente fueron viendo la luz,
dia a dia, en un peri6dico de provincia. Sin embargo, algo hay en
tales prosas de esos g6neros literarios, cuyo parentesco rechaza el
autor, merced al tono sentimental o al contenido anecd6tico que
las mis de ellas muestran. En general, son glosas marginales
que huyen deliberadamente de los grandes motives y buscan su









apoyo en hechos menudos y sugestiones indirectas. Pintan esce-
nas fragmentarias, moments delicadamente captados. Y merced
al ingulo desde donde han sido observadas superan la actualidad
que les di6 origen. Su variedad de motives no es obsticulo para
la agudeza de vision general. Estan escritas en una prosa de tono
menor, limpia y mesurada, de rasgos sentimentales. [103]





MAESTRE (Estanislao).-Homenaje a Pereda.-Imprenta
del autor.-Pozas, 14.-Madrid, 1935.-85 piginas, 8.o-(S. p.)
Tras una explicaci6n preliminary sobre los motives de publica-
ci6n de la obra, figure en primer t6rmino una breve biografia del
novelist montaii6s, a la que sigue un andlisis de cada una de las
novelas que hizo publicar Pereda en la colecci6n de sus obras
completes. Se alude tambi6n a la series de *Cuadros de costum-
bres,, y vienen, por ultimo, tres cortos capitulos que tratan, res-
pectivamente, de la influencia que han ejercido los libros de Pe-
reda, de su filiaci6n literaria y de la novela regional. [104]




SALAZAR (Adolfo).-La misica actual en Europa y sus
problemas.-J. M.a Yagiies, editor.-Madrid, 1935.-464 pagi-
nas, 8.-Pesetas 8.
La obra se compone de una series de articulos periodisticos
que aparecen agrupados en cuatro secciones. La primera, que Ile-
va por titulo La m6sica actual en Europa, se inicia con un studio
de las principles caracteristicas del arte musical europeo desde
la muerte de Wagner hasta nuestros dias. A continuaci6n siguen
otros sobre la vida musical espaiiola en particular, en los que se
expone por una parte la actividad de las nuevas generaciones de
misicos y por otra se trata de la reorganizaci6n de las actividades
musicales en Espafia: teatro lirico, conciertos sinf6nicos, ensefianza
musical, orquestas, etc. A manera de ejemplo el autor examine
luego la organizaci6n de los teatros liricos en Francia. En la se-
gunda parte del libro se resefian las novedades musicales dadas a
conocer en las reuniones de la Sociedad Internacional de M6sica
de Camara, en las que tom6 parte el autor, celebradas en Lieja
(1930), Oxford (1931) y Florencia (1934), a las que siguen unas
notas sobre la vida musical en los Estados Unidos. En la tercera
secci6n se ocupa el Sr. Salazar de cuestiones de critical y est6tica;










destacan su exposici6n de las teorias esteticas de Birkhoff y la in-
formaci6n y comentarios sobre el Congreso de critical y cuestiones
musicales celebrado en Florencia en 1933. La filtima secci6n com-
prende various studios sobre m6sicos contemporaneos, como
Ravel, Strawinsky, Milhaud, etc. Los trabajos del Sr. Salazar reco-
gidos en este volume y escritos en una prosa agil y expresiva no
son simplemente studios t6cnicos sobre temas musicales. No fal-
tan en ellos las piginas en que va trazando, a lo largo de sus via-
jes como congresista international, sus impresiones personales de
ciudades, de paisajes y de hombres de Europa. [105]

MAESTRO JACOPETTI.-[Ahora, Madrid, 11 de agosto de
1935.]-.... Es an libro denso y ameno, Ileno de sugerencias, orien-
taciones y puntos de vista personales, muy bien apreciados con la
agadeza y finura de andlisis que caracterizan a Adolfo Salazar
como critic musical y documentadisimo ademds con cuanto de in-
teresante en materials musicales ocurre en la Europa de nuestros
dias, que Salazar conoce mejor que nadie, porque ha seguido de
ciencia y presencia en Congresos y reuniones internacionales de
musicos, musiedlogos y critics, el movimiento contempordneo y los
problems que planted el culto y el studio del arte divino,.
.... trabajos que avaloran el notable libro de Adolfo Salazar,
acreditdndole una vez mds de critic y literate de altura, que ha
logrado hacerse-empleo este verbo con la precision de simbolizar
un homenaje al propio eqfuerzo de una labor perseverante e incan-
sable-una de las primeras figures del periodismo actual de Es-
pafia>.




ROS (Felix).-Una Idgrima sobre La Gaceta.-Pen Colecci6n.
Nlm. 11.-Ediciones Literatura.-Madrid, 1935.-136 piginas, 8.0
Pesetas 5.

Colecci6n de veinte cr6nicas, en su mayor parte ya publicadas
anteriormente. El autor elige sus temas en sucesos reales, pinto-
rescos o chocantes, de la vida cotidiana: tal el caso de un mu-
chacho que se trag6 voluntariamente una docena de clavos, el de
un pobre que postula repartiendo unas hojas con su historic es-
crita en verso, y otros semejantes. Pero estos mas que un mero punto de partida en la series de reflexiones y
divagaciones a que se entrega el autor. Todos los articulos del
libro acusan un espiritu de observaci6n penetrante y un arte de
asociaciones mentales muy desarrollado, que matizan certeros
toques de humor y de ingenio verbal. El estilo tiene un ritmo ri-
pido, Ileno de sobreentendidos y alusiones ir6nicas [106]









D) ANTOLOGIAS

MANRIQUE (Gervasio).-Sanz del Rio.--Siglo xix.-Bi-
blioteca de la Cultura Espaiiola.-Volumen nim. 7.-M. Aguilar,
editor.-Madrid, 1935.-232 paginas, 8.-Pesetas 6.
Este volume, como los demis de la series, estA dividido en
cinco parties, netamente distribuidas. Vida, obras, ideario, biblio-
grafia y antologia del personaje estudiado. D. Julian Sanz del Rio,
situado en los origenes de la nueva Espafia, que fue Ilamado por
algunos naci6 en un pueblo de la provincia de Soria, en 1834. Hijo de
padres humildes, a la muerte de su progenitor fue educado por un
tio, sacerdote. Curs6 con extraordinario aprovechamiento sus es-
tudios y fue pensionado para estudiar en Alemania el resurgi-
miento filos6fico que a la saz6n se operaba en Europa. Vivi6 en
Heidelberg y de aquellos aiios data su entrega a las doctrinas de
Krause, que habria de importar a Espaiia, predilecci6n que, seg6n
escribi6 el mismo, sino que era hija de la conformidad que hay entire aquella doctri-
na y la que yo encuentro dentro de mi mismo>. Regresado a Es-
pafia, se retire a vivir en Illescas; luego, por solicitaci6n reiterada
de sus amigos, vino a Madrid para ocupar una citedra en la Uni-
versidad; pero poco despu6s, y tanto a causa de la injusta perse-
cuci6n de que se le hizo victim como por su solidaridad con los
profesores destituidos, a raiz de la famosa noche de San Daniel,
abandon la citedra. Fue restablecido en ella al caer Isabel II,
mas por poco tiempo, pues victim de su intense trabajo intelec-
tual y de sus sufrimientos morales, falleci6 en 1869, a los cincuen-
ta y cinco afios de edad. Sus obras principles, sin contar varias
traducciones, fueron las tituladas: Ideal de la humanidad para la
vida, Andlisis del pensamiento racional, El idealismo absolute y
Sistema de la filosofia. De todas ellas, y tras una exposici6n so-
mera de su ideario, aparecen ordenados extractos en la parte final
del libro titulada oAntologia>. [107]


E) DRAMATIC

1. Obras publicadas.

CASONA (Alejandro).- Otra vez el Diablo.--Cuento de
miedo en tres jornadas y un amanecer.-Estrenado en el Teatro
Espaiiol, de Madrid, el 26 de abril de 1935.-Ediciones 4La Farsa.
Madrid, 1935.-64 paginas, 8.-Pesetas 0,50.
En la encrucijada de un monte, y ante la cruz de un camino,










aparece reunida una partida de bandoleros. Traido por dos de
ellos viene un prisionero. Se trata de un estudiante espafiol que
iba de camino hacia las universidades alemanas. Los bandidos se
quejan de su mala suerte y de su escaso botin. El Estudiante
se conduele con ellos y lamenta no poder entregarles mas que un
pobre hatillo. Tras despojarle de 1e se marchan los bandidos.
Queda solo el Estudiante y, a poco, aparece el Diablo. El pri-
mero se regocija de tal encuentro y acepta la amistad que el
Diablo le propone. Este tiene un plan que s6lo le revela a medias,
antes de hacer mutis. Se dispone el Estudiante a seguir su camino
cuando Ilega la Infantina, acompafiada de su buf6n Cascabel.
Refiere el Estudiante su encuentro reciente con los bandoleros,
y la Infantina, romantica, lamenta no haberlos visto. Reaparece
luego el Diablo, quien ofrece al Estudiante el amor de la Infan-
tina. La segunda jornada transcurre en el palacio del senior Rey.
La Infantina esta enferma, como embrujada, y mezcla en sus
suefios al Estudiante. Se present el Diablo, simulando ser el
nuevo preceptor de la Infantina. Este le hace entrega de un pufial,
el arma propia del Diablo y con el cual se le puede matar. El fin-
gido preceptor favorece la entrada en palacio del Estudiante, que
viene a entregar a la Infantina un paiiuelo olvidado en el bosque.
Antes que regresen los centinelas, el Estudiante tiene tiempo para
dar un beso a la Infantina. En la tercera jornada, que se desarrolla
en una hosteria, volvemos a encontrar -a los bandoleros. Tienen
6stos un nuevo capitan: el Estudiante, venido a tal oficio por me-
diaci6n del Diablo. Uno de los bandidos cuenta que la ciudad
anda toda revuelta. El pueblo y la corte tienen el coraz6n metido
en un pufio ante la creencia de que por su reino anda suelto el
Diablo. Le achacan toda clase de calamidades, incluso el embru-
jamiento de la Infantina. En vista de ello, el Rey ha ofrecido la
corona y la mano de su hija a quien mate al Diablo. Llegan luego
el Estudiante y el Diablo. Entrambos comentan estas nuevas, y el
Diablo pregunta a su amigo si seria capaz de matarle. El Estu-
diante responded negativamente; mas, con todo, el primero le en-
trega su pufial, pues recuerda que la Infantina cree que es el inico
puiial capaz de matarle. Al Diablo-dice 1l mismo, y aqui radica,
en cierto modo, el simbolismo de la obra-no se le mata ni con
6ste ni con ningun pufial. Al Diablo se le ahoga, se le ahoga den-
tro>. Y agrega que algun dia le servird para saber si le ha matado,
pues ese dia el pufial se tefiira de sangre. Finalmente previene al
Estudiante que la aventura y la gloria le esperan, advirti6ndole
que si una mujer se le atraviesa en el camino no pierda el tiempo,
la tome y siga adelante. Le recuerda ademas que cuando encon-
tr6 por primera vez a la Infantina, 6sta venia a dejarse robar por
un capitin de bandoleros. No deberi desaprovechar otra ocasi6n.
Aparece, en efecto, poco despu6s la Infantina. Le pregunta si no
conoce el preg6n que ha dado el Rey. Le revela ademas que el
premio lo ofrece ella, y se lo ofrece al Estudiante, porque nadie









mis que 1l puede matar al Diablo. Acto seguido le pasa el pufial
que le entreg6 el Diablo. El Estudiante promete entonces: Por
vuestro amor, Infantina, jel Diablo morira! iQue Dios le perdone!.
Y la Infantina se queda dormida en sus brazos. En el que hace las veces de epilogo, la Infantina despierta oyendo un
repique de campanas. Llega el senior Rey, seguido de sus solda-
dos. La Infantina aconseja al Estudiante que huya, pero 6ste se
queda. El Estudiante reclama el reino prometido. Los circunstan-
tes se resisten a career que haya matado al Diablo, pero 1l insisted.
Y present la prueba: el pufial del Diablo, ensangrentado. Lo re-
conocen como tal. El Estudiante ahog6 al Diablo dentro de su
pecho. Vuelven a sonar las campanas y el Buf6n corre anunciando
a todos la boda. [108]

ESPINA (Antonio).-[El Sol. Madrid, 27 de abril de 1935.]-
SCasona juega con delicioso ingenio, con travesura admirable a de-
formar los antiguos prestigious de la leyenda y del teatro. Quita a
un rey la solemnidad y le hace rey de naipe, chisgarabis y apacible;
transform una partida de bandoleros en una comparsa casi hono-
rable, de la que puede decir con razdn uno de sus miembros: >que definirse. Somos bandidos o intelectuales?-; entresaca de la
coleccidn de margaritas posibles y eternas la imprevista, precisa-
mente para darle nuevo aire, tons de infantina velazquefia.
Otra vez el Diablo result el diablo por primera vez. Alejan-
dro Casona le moviliza en las direcciones que quiere y, al mismo
tiempo que juega al ajedrez con todas las figures de su cuento de
miedo, le desintegra su alma terrible con el mds frio humorismo de
su arte espldndido de escritor y una manera muy hdbil de autor dra-
mdtico. Porque esto parece la obra de Casona. En cuanto a oficio,
da la impresidn de que el dramaturge juega una partida de ajedrez.
Ningin lance fuera del tablero le distrae. Ninguna pieza escapa de
su vista, atenta a las varias incidencias del movimiento escenico.,

DIEZ-CANEDO (E.).-[La Voz. Madrid, 27 de abril de 1935.]
duce, como los fabulistas. La convierte en accidn podtica; y si el
Diablo, para dafiar o morir, necesita de simbolos, la figure del man-
cebo, maniatado junto a la rendida princess para domefiur su deseo
encabritado, es simbolo tambidn, simbolo trasladado podticamente
a realidad prosaica, de buen cufio espaniol.
>Se verd por lo dicho que el .cuento de miedo, con todas sus
apariencias de relate infantil, no es un cuento vano. Hay un pen-
samiento en dl, una forma muy noble y unas siluetas secundarias, a
modo de ilustraciones, que alegran los episodios y lances de la
accidn. Y esta se anima, tan lejos de la simpleza ingenua como de
la afectacidn desmedida o presuntuosa, en escenas bien calculadas
que denuncian al verdadero hombre de teatro, llamado en breve a
consagracidn unanime.>










MARTINEZ KLEISER (Luis) y L. DEL PALACIO
(Eduardo).-Los hermanos de Betania.-Retablo primitive divi-
dido en cuatro tablas, pr6logo la primera y epilogo la ultima, y
escrito en verso por...-Editor Manuel Herrera Oria.-Avenida de
Eduardo Dato, n6m. 13.-Madrid, 1935.-150 paginas, 8.-Pese-
tas 5.

Drama inspirado en los pasajes del Evangelio de San Juan, que
se refieren a la estancia de Jesus en Betania y resurrecci6n de La-
zaro.-Nos aparece 6ste como ardoroso creyente en Cristo, sin que
basten a apartarle de la fe los esfuerzos de su amada Rahab,
enemiga del Mesias. Acompafia a Lazaro en su devoci6n por el
Nazareno su hermana Marta, no asi Maria, su otra hermana, mujer
sensual y mundana. Pero no tarda tampoco en convertirse a la
nueva fe, cuando presencia el milagro de devolver la vista a Ser-
gio; desgarrAndose sus ricos vestidos y arrojando sus joyas implo-
ra arrepentida el perd6n de Jesds. El episodio central de este re-
tablow es el de la resurrecci6n de Lazaro, mientras Judas se vende
al fariseo Sataliel, decidido ya con el nuevo milagro a condenar a
Jesfs. En el ultimo acto vemos al mismo Sataliel, acompaiiado de
otros fariseos, amenazando a Lazaro y a sus hermanas, si no se
rectractan de la fe en Cristo, con lanzarlos al mar en una barca
sin remos ni tim6n. Los tres cristianos prefieren la muerte y a ella
van acompaiiados tambi6n por Rahab, a quien la profunda fe de
los tres hermanos de Betania ha logrado convertir en los ultimos
moments. La obra esta escrita en variedad de metros, predomi-
nando los romances y las redondillas. [109]


LITERATURE HISTORIC:

F) HISTORIC

FERRANDIS TORRES (D. Manuel), Catedr6tico de la
Universidad de Valladolid. Abogado. Historia general de la
cultura.-Imprenta Castellana. Valladolid, 1934. Dos tomos,
452 y 474 paginas, 4.-(S. p.).
Obra destinada esencialmente a los estudiantes universitarios
que ban de examinarse de Historia de la cultural. El primer volu-
men comprende la prehistoria, la cultural antigua, dividida en tres
ciclos, oriental, griego y romano, y la cultural medieval; el segundo
volume, la 6poca modern, dividida en dos periods, el renacen-
tista y el del siglo xvIm, y la contemporanea, desde la revoluci6n
francesa hasta la postguerra, terminando con unas consideraciones










sobre el porvenir de la cultural. Con objeto de dar amenidad a su
exposici6n, el autor intercala con frecuencia en el texto Ktrozos
legendarios o hist6ricos que ayuden a recorder los hechos ex-
puestos>. Al final de cada capitulo hay indicaciones bibliograficas.
[110]

G) BIOGRAFIAS

BEJARANO (Leopoldo). Sanjurjo.- Un general expatria-
do.-Biografias populares. Editorial F6nix. Ferraz, 27.-Ma-
drid, 1935.-80 paginas, 8.-Pesetas 1,25.
No ha escrito el autor una biografia intima y anecd6tica del
general Sanjurjo, sino mas bien una relaci6n de los servicios que
como military ha prestado al pais. Gran parte de la vida de Sanjurjo
aparece ligada a nuestros destinos en Marruecos. Alli reside casi
ininterrumpidamente desde 1909, interviniendo brillantemente en
numerosas acciones de guerra, por las que es ascendido en su ca-
rrera, hasta que en 1925, siendo ya general en jefe del ej6rcito,
pudo tener la satisfacci6n de dar por terminada la guerra de Ma-
rruecos. Encargado mas tarde de la Direcci6n de la Guardia civil,
sigui6 ocupando este cargo despu6s de la proclamaci6n de la Re-
p6blica, a cuyo pacifico advenimiento-dice el autor-contribuy6
notablemente el general Sanjurjo, al acatar desde el primer mo-
mento el nuevo regimen las fuerzas de aquel institute armado. El
autor destaca igualmente como servicios a la Republica la labor
pacificadora de Sanjurjo en Marruecos y en Sevilla durante el
verano de 1931. Trata a continuaci6n del creciente malestar que
en el animo del general iba produciendo la actuaci6n del Go-
bierno del Sr. Azafia, hasta llegar a decidirse al pronunciamien-
to de Sevilla el 10 de agosto de 1932. Con detenci6n expone el
bi6grafo los m6viles que Ilevaron al general Sanjurjo a la rebe-
li6n y trata de subrayar el caracter no monarquico del movimien-
to y su independencia del que intent al mismo tiempo en Madrid
el general Barrera. Narra detalles del process y condena de San-
jurjo, su vida en el penal hasta que fu6 amnistiado y, por tltimo,
su voluntario destierro a Portugal con el decidido prop6sito de
alejarse de toda actividad political. [111]



CARAVACA (Francisco).-Pi y Margall.--Editorial Juven-
tud, S. A.-Provenza, 101.-Barcelona, 1935.-190 piginas, 8.o
Pesetas 6.
Declara el autor haber preferido a la biografia novelada el
relate documental, aunque sin aparato erudito. Pi y Margall, hijo










de un obrero tejedor, ingres6 muy niiio ain en el Seminario Con-
ciliar de Barcelona, donde inicia sus studios de latin y ret6rica.
A los trece afios ingresa en la Universidad. Pronto se manifiesta
su vocaci6n literaria; traduce a los clAsicos griegos y latinos y corn-
pone tragedies originales. Mis tarde se dedica a estudios de est6-
tica y a los dieciocho afios da una conferencia sobre Hegel. En-
tonces se inicia la evoluci6n de sus ideas religiosas hacia un racio-
nalismo heterodoxo. En 1847 se traslada a Madrid, donde durante
various aiios se sostiene con dificultad publicando trabajos diversos
en diaries y revistas. En 1852 aparece el primer tomo de su His-
toria de la Pintura, publicaci6n suspendida oficialmente por su
criterio racionalista al tratar del cristianismo. Poco antes entraba
en la vida political al ingresar en el partido democratic. Mientras
es perseguido por el movimiento revolucionario de 1854, en el que
no tom6 parte, se refugia en casa del editor Ribadeneyra y alli
sigue colaborando en la Biblioteca de Autores Espaiioles. En 1857
entra de redactor en el peri6dico democritico La Discusidn, del
que mas tarde es nombrado director, y donde mantiene una pol&-
mica con Castelar acerca del socialismo y la democracia liberal.
Abandona luego el periodismo y se dedica al ejercicio de la abo-
gacia. A consecuencia de la represi6n official, originada por la in-
surrecci6n de los artilleros en 1866, Pi huye a Paris, en donde
alterna las tareas literarias y las actividades political. Victoriosa la
revoluci6n de septiembre de 1868, es elegido diputado a Cortes
por Barcelona, como republican federal. MAs tarde es nombrado
jefe del partido federal y, al proclamarse la reptblica en 1873, Pi
y Margall ocupa la carter de Gobernaci6n. En el ejercicio de su
cargo se manifiestan sus mejores dotes personales: el cumplimien-
to del deber, la austeridad y rectitud moral. Consolida su prestigio
politico por su actitud frente a los militares que despliegan activi-
dades political favorables a la restauraci6n monarquica. En circuns-
tancias dificiles es elegido jefe del gobierno. Politico federal, debe
reprimir la naciente insurrecci6n de sus mismos partidarios, mien-
tras por otro lado se produce levantamientos carlistas. Pi, hombre
doctrinario mAs que verdadero politico, ve alzarse por moments
nuevas dificultades en su camino y, a los treinta y siete dias de ser
jefe del poder ejecutivo, decide dimitir el cargo. Caida la Repu-
blica y restaurados los Borbones, sigue dedicandose a la political y
a sus actividades intelectuales. En los dolorosos afios de las gue-
rras coloniales fu6 uno de los pocos politicos que propugn6 por
un regimen de autonomia para Cuba. Casi octogenario muere en
Madrid, en 1901. Toda la obra estA escrita con fervorosa admira-
ci6n por la personalidad de Pi y Margall, en quien ve su bi6grafo,
sobre todo, un ejemplo de austeridad, de laboriosidad y de ente-
reza. [112]










SILIO (Cesar).-Don Alvaro de Luna y su tiempo.-Vidas
extraordinarias.-Espasa-Calpe, S. A.-Madrid, 1935.-352 pigi-
nas, 8.-Pesetas 8.
En una advertencia preliminary declara el autor que ante los
dos rumbos que se le presentaban al escribir esta biografia, uno
conducente a principal en los moments culminantes de su vida y atendiendo
casi exclusivamente a la verdad esencial de su significaci6n, y
otro que Don Alvaro de Luna y de sus hechos, encuadrados en el period
histdrico en que vivid6, ha preferido el segundo, por estimar que
en obras de contenido hist6rico la exactitud es el cimiento en
que se ha de apoyar toda la ffbrica<, y por considerar, ademis,
que el tiempo en que se desenvuelve la vida de Alvaro de Luna
no fu6 de grandes hechos de los que por si solos dibujan el con-
torno y acusan el relieve de una epoca, sino de hechos menudos,
cuyo fluir incesante y cuya trauma es necesario seguir y descifrar
para descubrir su significaci6n y comprender el desenlace que tu-
vieron despu6s. El autor ve la figure de Don Alvaro como re-
presentativa de un nuevo orden politico que tiende a robustecer
el poder real frente a las anarquicas luchas partidistas de los no-
bles. El condestable sucumbe al fin ante istos. La naci6n cae en
un nuevo period de desorden, del que habra de salir mas tarde
con Isabel la Catdlica. La obra pone de relieve la capacidad de
gobernante de Don Alvaro frente a las bajas y personales miras
de la mayoria de los nobles que aspiraban a tener preponderancia
en el gobierno de Castilla. Desde que Don Alvaro de Luna entr6
al servicio de la casa real hasta su muerte, la historic de Castilla
se caracteriza por una series de luchas de diversos grupos de no-
bles entire ellos mismos o frente al rey, dirigidos desde el princi-
pio por los infants de Arag6n Don Enrique y Don Juan, y al final
hasta por el propio principle Don Enrique, hijo de Juan II. Los
episodios de esta continuada contienda civil son expuestos deteni-
damente por el autor. La osadia de los partidos se manifesto
pronto en hechos tan escandalosos como el secuestro del rey en
Tordesillas, por el infante Don Enrique. Entretanto la preponde-
rancia de Don Alvaro de Luna en el animo del rey va siendo cada
vez mayor, hasta llegar a ocupar el cargo de condestable. Este
influjo del privado hace que los turbulentos infants de Arag6n,
hasta entonces enemigos, se alien contra l1. Solicitan y obtienen
su alejamiento de la corte, destierro que Don Alvaro acata sin la
menor resistencia. Tales discordias se produjeron entire los conju-
rados contra Don Alvaro, que hubieron de pedir al fin el levanta-
miento del destierro. Nuevas pretensions de los infants de Ara-
g6n provocan la guerra de este reino con Castilla. Muestra el con-
destable en esta ocasi6n sus dotes militares, que habri de extre-
mar posteriormente en la guerra contra Granada, obteniendo










sefialada victoria en la batalla de la Higuera. Reducidos los in-
fantes Don Enrique y Don Pedro, Castilla tiene unos moments
de paz. Don Alvaro estaba en la cumbre de su poder, cuando la
prisi6n repentina del adelantado Pero Manrique provoca nuevas
inquietudes entire la nobleza. Vuelve a ser desterrado por seis me-
ses. Las fuerzas enemigas de Don Alvaro provocan la guerra civil,
y ya no se contentan con el apartamiento temporal del condesta-
ble. Se le sentencia a vivir desterrado de la corte durante seis
afios, sin poder comunicar libremente con el rey, limitando el n6-
mero de sus hombres de armas y entregando algunas fortalezas
como garantia. Como en ocasiones anteriores, la coalici6n forma-
da contra 61 se resquebraja pronto y aacabpor volver a la corte.
Los infants de Arag6n tornan tambi6n a rehacerse, pero son de-
rrotados por Don Alvaro en Olmedo. El reparto de los bienes
confiscados a los infants provoca la rebeldia del principle Don
Enrique, que unas veces habia estado al lado y otras frente al
ondestable. El casamiento de Juan II con la infant Isabel de Por-
tugal influy6 en la caida de Don Alvaro. La reina alent6 sin duda
en Juan II el deseo de libertarse de la tutela de su privado. Tras
las fiestas que 6ste ofreci6 a los reyes en su suntuoso palacio de
Escalona, el cerco de los enemigos fu6 estrechindose. Se sentian
inmediatas las asechanzas de muerte, y el violent castigo que di6
Don Alvaro al traidor Alonso P6rez vino a precipitar los aconte-
cimientos. El condestable fu6 reducido a prisi6n, y por manda-
miento real, mas que por aut6ntico process, de cuya existencia
duda el autor, fu6 condenado a muerte. El 2 de junio de 1453,
Don Alvaro de Luna fu6 altivamente al cadalso. [113]

ALCALA GALIANO (Alvaro).-[A B C. Madrid, 1 de junior
de 1935.]-<... Es un libro que... une a la seriedad investigadora
del historiador escrupuloso la amenidad de un estilo fldido. Tiene
tambien esa fuerza descriptive para evocar personajes y sucesos,
sin cugas condiciones la obra histdrica no es sino una fria recopi-
lacidn de fechas y de nombre...>

JARNES (Benjamin).-[La Naci6n. Buenos Aires, 30 de junio
de 1935.]--... en este fragmento de historic cuyo relieve mds bien
estd nutrido de 1hechos menudos* -segtin apunta Silid-, la docu-
mentacidn minuciosa era de todo punto indispensable. El grande
-y unico- hecho de la caida de Don Alvaro viene, en efecto, pre-
cedido de una cadena de pequefios sucesos que es precise subrayar
y comentar. Esta es la labor realizada en el libro con devocidn y
competencia nada comunes.,










H) TEMAS CONTEMPORANEOS

BARAIBAR (Carlos de).-Las falsas .posiciones socialis-
tas> de Indalecio Prieto.-Ediciones Yunque.-Exclusiva de venta:
Libreria Enrique Prieto.-Preciados, 48.-Madrid, 1935.-205 pa-
ginas, 8.-Pesetas 4.
Despu6s del movimiento revolucionario de octubre de 1934 se
han manifestado en el socialismo espaiiol, franca y abiertamente,
diversas tendencies. Una de ellas es la que represent Indalecio
Prieto, de cuyo libro, titulado Posiciones socialists, damos nota
en este mismo numero de INDICE LITERARIO (pag. 138). Frente a la
posici6n del Sr. Prieto, favorable a coaliciones political con fuer-
zas ajenas al socialismo, de matiz liberal y dem6crata en cuanto
repele el caudillaje en las organizaciones proletarias y mantiene el
valor de la acci6n parlamentaria, el Sr. Baraibar viene a seguir
una tendencia de caracter mas radical, antidemocritica y revolu-
cionaria, muy extendida, al parecer, entire las juventudes socialis-
tas. En su obra, el Sr. Baraibar examine detenidamente las afirma-
ciones de Indalecio Prieto, para manifestar su discrepancia y sos-
tener que representan una posici6n contraria al verdadero marxis-
mo. El volume Ileva al final various ap6ndices, en los que se reco-
gen algunas cartas, articulos y discursos del Sr. Prieto y de sus
contricantes de partido. [114]



GOMEZ HIDALGO (F.).-Cataluiia-Companys.-Pr6logo
de Azorin.-Libreria de Enrique Prieto.-Preciados, 48.-Ma-
drid, 1935.-232 paginas, 8.-Pesetas 5.
Contiene la present obra, por una parte, una exposici6n de
los hechos acaecidos en Barcelona durante la rebeli6n del gobier-
no de la Generalidad catalana en el mes de octubre de 1934 y,
por otra, el relate biogrifico del que fu6 president de aquel go-
bierno y jefe del movimiento, Luis Companys. La biografia del
ex president de la Generalidad esta hecha en tono encomiastico,
exaltando sus dotes personales de politico de acci6n, su honradez
y su republicanismo consecuente. Narra sus primeros pass en la
political, sus actividades periodisticas, su labor como concejal del
Ayuntamiento de Barcelona y como diputado, sus trabajos en la
organizaci6n de los obreros del campo y en la constituci6n del par-
tido de Esquerra Republicana de Catalufia, que tan extraordinario
triunfo obtuvo poco tiempo despu6s, en las elecciones de abril
de 1931, su actuaci6n como diputado y ministry de la Repiiblica
primero y mis tarde como president de la Generalidad de Cata-










lufia, cargo para el que fue elegido a la muerte de Macii. El autor
hace historic de la situaci6n del gobierno catalin, en continuado
roce con el gobierno de la Repfiblica a partir de las elecciones de
noviembre de 1933, los conflicts surgidos a raiz de la aprobaci6n
por el parlamento regional de la llamada ley de Cultivos, la tiran-
tez creciente entire el gobierno central, de tendencia cada vez mas
moderada, y el gobierno de Catalufia, integrado por republicans
de izquierda, hasta la rebeli6n de la noche del 6 de octubre y la
prisi6n del Sr. Company y sus compafieros de gobierno. Termina
con una breve exposici6n de los hechos mis salientes de la politi-
ca espaiiola desde aquella fecha hasta la entrada del Sr. Gil Ro-
bles en el gobierno de la Repiblica. [115]

*

MARTINEZ AGUIAR (Manuel).--Addnde va el Estado
espaiiol?-Rebelidn socialist y separatist de 1934.-Empresa
editorial de la revista Las Finanzas.-Rodriguez San Pedro, 60.-
Madrid, 1935.-298 piginas, 4.-Pesetas 10.
Consta el libro de tres parties. En la primera el autor examine
diversos aspects de la political espafiola en relaci6n con los suce-
sos revolucionarios de octubre de 1934. Anteriores a esta fecha
son los articulos y conferencias que el autor recoge en la segunda
parte, y que aspiran a explicar la genesis de aquel movimiento
revolucionario. Fundamentalmente son trabajos dirigidos en su
mayoria a combatir el socialismo. La tltima parte la ocupan los
relates de los sucesos revolucionarios de octubre en Asturias y
en Catalufia. [116]


PRIETO (Indalecio).-Del moment. Posiciones socialists.
Pr6logo de LuisJim6nez de Astia.-Publicaciones de Rueda, 17.-Madrid, 1935.-164 piginas, 8."-Pesetas 2.
Se recogen en este volume dos discursos y various articulos
periodisticos del autor, destacado politico socialist. En el primer
discurso, pronunciado en el verano de 1933, examine el panorama
politico espaiiol de entonces en su relaci6n con el partido socia-
lista. El segundo, dirigido a las juventudes socialists de Madrid
en febrero de 1934, viene a ser el esquema de una future obra de
gobierno. Los articulos, aparecidos en la prensa en fecha mis
reciente, estAn agrupados en dos secciones. Los de la primera
abordan la cuesti6n de la actitud a seguir por el partido socialist
en futuras elecciones. En los demis expone el Sr. Prieto su posi-
ci6n en una pol6mica entablada acerca de la colaboraci6n del
socialismo con otros partidos y la tictica revolucionaria. [117]









INDICES DE REVISTAS


ACCION ESPAROLA.-Revista mensual.-Fundador: Conde
de Santibiiiez del Rio. Director: Ramiro de Maeztu.-Plaza de las
Cortes, 9.-Madrid.-Precio del niimero, 3 pesetas.
Nuimero 75, mayo de 1935.-Ramiro de Maeztu: espiritu-. Ensayo cuyos puntos fundamentals son el apriorismo
de los juicios sinteticos, el retorno a la escolastica y el conoci-
miento como perfecci6n.-Eugenio Montes: tA Roma, por todo*.
Texto del discurso pronunciado por su autor en el homenaje que
se le tribute con motive de su march a Roma. -Rafael Alcocer:
Nimero 76, junio de 1935.-Lorenzo Riber: (La aventura del
condestable.. Sobre la historic del condestable de Portugal.-An-
tonio Rumen de Armas: ria de la oda en elogio de Fernando VII,.-Ernesto Gimenez Ca-
ballero: EEl Arte y el Estado. Capitulo VIII: EEl teatro vuelve al
misterio. Capitulo IX:



CRUZ Y RAYA.-Revista de afirmaci6n y negaci6n.-Direc-
tor: Jos6 Bergamin.-General Mitre, 5.-Madrid.-Ejemplar: Es-
pafia, 3 pesetas; extranjero, 4.
N6mero 25, abril de 1935.-Jos6 Cam6n: paiiola en tiempo de Lope de Vega-. Luys Santa Marina: tablo de Reina Isabel). Evocaciones hist6ricas.
N6mero 26, mayo de 1935.-Luis Cernuda: manticismo espafiol. Ram6n G6mez de la Serna: ,Escaleras.
Drama en tres actos.
Numero 27, junio de 1935. Damaso Alonso: de Becquer. Las fuentes literarias de las dad po6tica. [119]
*

REVISTA DE STUDIOS HISPANICOS.-Mensual.-Di-
rector: El Marquis de Lozoya. Secretario: M. Herrero Garcia.-
Serrano, 6.-Madrid.-Precio del n6mero, 3 pesetas.
N6mero 4, abril de 1935.- nio d'Ors. Evocaci6n de la vida y la 6poca de Goya.
N6mero 5, mayo de 1935. ,Epistolario de H. Schuchardt y
Men6ndez Pelayo>, con notas de J. de Urquijo. (Cosmologia










presocritica en Calder6n>, por P. M. G. Quijano.--Epos de los
destinos, (continuaci6n), por Eugenio d'Ors.
Numero 6, junio de 1935. para el studio de las ideas est6ticas en Espafia durante el
siglo xix. Notas p6stumas publicadas por Enrique Sanchez Reyes.



REVISTA DE OCCIDENTE. Publicaci6n mensual. Di-
rector: Jos6 Ortega y Gasset.-Avenida de Pi y Margall, 7.-Ma-
drid.-Precio del n6mero: en Espafia, 3,50 pesetas; en el extranje-
ro, 4,25.
Nimero CXLII, abril de 1935. -Jorge Guill6n: Versos.-Jos6 Gaos: conclusionn).
N6mero CXLIII, mayo de 1935.-Jos6 Ortega y Gasset: si6n del bibliotecario>. El libro y su significaci6n en la historic de
la cultural. La crisis actual y la nueva funci6n seleccionadora del
bibliotecario.
N6mero CXLIV, junio de 1935. Gregorio Marafi6n: sobre nuestro siglo xvmiii. Valoraci6n de la cultural cientifica espa-
fiola de aquel period. [121]



REVISTA HISPANICA MODERN. Boletin del Institu-
to de las Espaiias.-Casa de las Espaiias, Columbia University.-
435 West 117th Street.-New York City.-Director: Federico de
Onis.-Precio del n6mero: Espaiia, 5 pesetas; Estados Unidos,
1 d6lar.
N6mero 3, abril de 1935.-A. del Rio: cEl poeta Federico
Garcia Lorca..-J. R. Jimenez: Garcia Lorca-.-S. C. Rosembaum y J. Guerrero Ruiz: fia de Garcia Lorca-. [122]







PUBLICACIONES PER I6.DICAS
DEL CENTRO DE STUDIOS HIST6RICOS





REVISTA DE FL &LOGIA ESPANOLA
DIRECTOR: R. MENENDEZ PIDAL
PRECIOUS:
ESPANA, 20 pesetas aso. EXTRANJERO, 22 pesetas afo.
Se public en cuadernos trimestrales, que forman al ano un
tomo de unas 450 piginas. Van publicados veinticuatro voli-
menes, 1914-1934.




ARCH V O ESPAN O L
DE ARTE Y ARQUEOLOGIA
DIRECTORS:
M. GOMEZ MORENO Y E. TORMO MONZ6
PRECIOS:
ESPANA, un anio, 30 pesetas. PORTUGAL y AMiRICA, 35 pesetas
Otros paises, 40 pesetas. Nfimero suelto, 15 pesetas
Se public en cuadernos cuatrimestraies.




ANUARIO DE HISTORIC
DEL DERECHO ESPANOL
PRECIO DE SUscRIPc6iN, 22 pesetas; n6mero suelto, 25 pesetas.




Todas estas publicaciones estdn editadas por el Centeo
de Bstudios Hist6ricos. Medinaceli, 4. Madrid.







































































S.Aguirre, impresor.-General Alvarez de Castro, 40.-Telefono 3o066.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs