• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Obligacion del soldado














Title: Cartilla militar en que se esplican las obligaciones del soldado, cabo, sargento y subteniente
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00088998/00001
 Material Information
Title: Cartilla militar en que se esplican las obligaciones del soldado, cabo, sargento y subteniente
Series Title: Cartilla militar en que se esplican las obligaciones del soldado, cabo, sargento y subteniente.
Physical Description: 112 p. : ; 16 cm.
Language: Spanish
Publisher: Impr. de la Paz
Place of Publication: Guatemala
Publication Date: 1847
Edition: Reimpr. de orden del Gobierno.
 Subjects
Subject: DISCIPLINA MILITAR -- GUATEMALA   ( renib )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Guatemala
 Notes
General Note: Catalogado por la cubierta.
General Note: Cubierta orlada y con bigote compuesto.
General Note: Texto con bigote compuesto.
General Note: Con: Le Guatemala en 1898 ... / publiées par J. Tible Machado. Guatemala : Impr. Nationale, 1898.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00088998
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 55244165

Table of Contents
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Obligacion del soldado
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
Full Text





CARTILLA MILITARY

EM QUE

SE ESPLICAN

Las obligaciones

DEL

SOLDABO, CABO, BARGENTO Y SIBTENIENTE.




Reimpreso do orden del Goblerno.



IMPRENTA DE LA PAZ, CALLE DE LA MERCED. *
1847.

-*4+ ++'""i + + +++****
0^>^,>^^><>^>^.@ ^>^<>^<^<>






CARTILLA MILITARY.
OBLIGACION DEL SOLDADO.


ARTICULO PRIMERO.

EL recluta que llegare A una Compaiiia
se le destinara A una Escuadra, de cuyo
Cabo sera ensefiado A vestirse con propiedad,
y cuidar sus armas, enterAndosele de la su-
bordinacion que, desde el punto en que
se aliste en el servicio, debe observer exActa-
mente.
2. En cualquier tiempo en que se le
siente su plaza, recibira las prendas del 'es-
tuario, en el estado de uso que estuviere el
de la Compafiia que le toque.
3. Si entrase A servir antes de concluir-
se la cuarta parte del tiempo fijado para la
duracion del vestuario; recibirA, sin cargo al-
guno, el complete de camisas y gorro de
cuartel. Cuando llegue el recluta, despues
de- fenecido el trmiino sefialado al uso del
vestuario, solo recibirA, sin cargo, una cami-
sa, y estas mismas prendas han de dArsele
en cualquier tiempo que llegue A la Compa-
iia, despues de distribuido el medio ves-





tuario; y -solo en el caso de faltar dos meses"
6 menos, parala entrcga del nnevo vestua-
rio, enter 6 medio, se le atiicipara por
,cuenta de 61, una camisa.
4. = A ningun recluta se permitirA entrar
41e -guardia, hasta que sepa de meinoria to-
das las obligaciones de on centincla: llevar
bien su :arma, marchar con sotllra y aire,
y hacer fuego con prontitud y 6rden.
5. Dcsde quc e le sienta so plaza, ha
de entcrarsele de que el valor, prontitud
en la obediencia, y grande exactitud en el
servicio, son objetos que rumca ha de faltar,
y el verdadero espiritu de la proTesion.
6.0 Obedecerh A todo Oficial, y .Sargento
del FFj6rcito, a los Cabos primers y segun-
dos de :su propio Regimiento, y a cualquiera
de otro que le estuviere mandando, sea en
Guardia, Destacamento, 6 otra function del
servicio.
7. Para que nunca aleg *e ignorancia,
que le exima de la pena correspondiente a
la inobediencia qne cometa, debe saber con
precision el nombre de los Cabos, Sargentos
T oficiales de su compafiia, el de los Ayu-
danlcs, Sargento mayor, Teniente Coronel,
y Coronel, y estar bien enterado de las le-
yes penales, que s e e leeran una vez al





m6nos 'cntes de la rcvista de Comisario, en
el misino dia de clla a presencia del que
mandare la Compafia.
8. A todo Oficial general que halle sobre
su inarcla, (no cstando de faccion) debe pa-
rarse, y cuadrarse para saludarle al pasar,
inclinando la cabeza y haciendo la cortesia
con la inano dereclla, llevindola al escudo
de la gorra, qquitandose el sombrero coti laa
mano izquierda, y al endcrezar 1a cabeza,
dejarA caer con aire la mano sobre los plie-
gues de la casaca; y A los Oficiales de cual-
quiera cuerpa, Sargentos. de su Regimientoc
y Cabos de su compaiiia, se pararf y har,
la demostracion de Ilevar Ia mano- derecha
al escudo de la gorra, quitari et sombrero:
con la mano izquierda, sin inclinarer cuer-
po ni la cabeza.
9. A las justicias por su respeto, y a las'
demas personas visible, saludarA sobre sn
march, sin inclinar Ia cabeza, ni pararse,
llevando la. mano derecha al escudo de la
gorra. .y el sombrero con !a mano izqnierda.
10. El soldado de infanteria goza ochenta
y cuatro reales al mes, de los que, deducido
el descuento tde invalido, quedan en ochen-
ta y uno y diez maravedis, cuyo Prest se
distribuira en la forma siguienute: pondra u.n




4
real para su sustento, que serh 'en dos ran-
chos, el uno entire nueve y diez de la maiia-
na, y el otro despues de la lista de la tarde,
debisndose enviar con anticipacion la cena
A los empleados de -servicio. En el primer
rancho de por la manana comerd la tropa
que entire de guardia, intes de montarla, y
se reservarda la saliente la porcion de su
comida. Para lavar la ropa, comprar taba-
co, hilo y demas menudos gastos, se le dark
medio real diario; quedando treinta y cinco
reales y diez y ocho maravedis en poder
del capitan para masita.
11. Con ella se le ha de proveer al solda-
do de medias, zapatos, camisas, y demas
prendas precisas para su entretenimiento:
bien entendido, que cuanto se le comprase
en el mismo pueblo en que estuviere, lo de-
berA ajustar precisamente el mismo intere-
sado, y darse por satisfecho de su calidad
y precio, antes de tomarla, sin que se le
pueda jamas obligar a que se provea de tien-
da ni prenderia determinada, quedando al
Capitan i Oficial que made la Compafiia,
el solo arbitrio y cuidado de que sea la ca-
lidad buena, y que no haya convenios frau-
dulentos.
12. Siempre que, para satisfacer algun




5
empefio voluntario del soldado, se le arres-
tase, y pusiese a medio socorro, por ser in-
suficiente la masita para pagarle; no podrA
exceder de dos meses el tiempo de so pri-
sion: y si en ellos no hubiere satisfecho, se
le pondra en libertad, y se le retendran so-
lamente, el real sobrante y los dos cuartos
sobrantes de su rancho, para con ellos y su
masita pagar el resto de so deuda.
13. Si el vestuario y masita del soldado,
en tiempo de guerra, no bastase para su
precise entretenimiento, quieroo que formal-
mente se verifique, y que con conocimien-
to de la imposibilidad, se arregle la provi-
dencia oportuna de remedio, sin apelar A vi-
ciosos arbitrios que se han introducido; y es
mi Animo que se corten como gravosos al
Erario, y ofensivos al honor de los mismos
Oficiales: y bajo este concept, se manda que
cada tres meses se ajuste la cuenta de los
soldados, exAminando y rubricando el Sar-
gento mayor la de cada uno, con conoci-
miento de su legalidad: se formarA despues
por compaiias, una relacion que express
los empeios de soldados de cada una, la
Sque certificate, sobre so palabra de honor,
el Capitan; el Sargento mayor pondrh su
Cdtstame; y el Coronel su Visto bueno. So




6
incluiran todas las relaciones en un resa-
men general, certificado del Sargento ma-
yor, y Coronel, con declaracion, bajo su pa-
labra de honor, de ser legitinas las deudas
que se expresan, y de haberse en todo ob-
servado la mayor economic. Estos docu-
mentos los pasaran los gefes de los cuerpos
A su respective inspector en campana: quien
con so Visto bueno los entregarA al General
del ejircito, y 6ste los dirigir- al Sccreta-
rio del despacho de la guerra para la supre-
ma aprobacion, y que se expida al Inten-
dente la 6rden para el pago.
14. En el esmero del cuidado de la ropa
consiste la ventaja de que el soldado no se
empeiie, como que grange el aprecio de
sus gefes: .y para lograr uno y otro, se le
lavard y vestirh con aseo diariamente; en
todo su porte y aire marcial, dara it cono-
cer su buena instruction y cuidado.
15. No ha de Ilevar en su vestuario pren-
da alguna que no sea de uniform; nunca
se permitirf accion alguna que pueda cau-
sar desprecio a su persona.
16. Se presentarA muy aseado en la revis-
ta, que cada maiiana le pasara el Cabo de
su escuadra; Antes de salir del cartel re-
couocera su arma, quitandole el polvo: a la





lista de la tarde asistira con la misma pnn-
tualidad: y si sus gefes hallIsen por conve-
nicnte el pasar otras listas, serA igualmente
exacto en el cumplimiento.
17. Iabrh, siempre que se pueda, en cada
Conipaiia, un sastrc encargado de las com-
posturas que ocurran en los vestidos de sus
individuos, dwidole una corta gratification.
por plaza que se satisfarra de la masita, exi-
mirindole tambien de destacamentos; y solo
scrap de so obligacion poner el hilo; pero el
paiio, botones 6 forro, debera entregArsele
por cuenta del soldado.
18. Ann cuando estU' sin arma, marcharh
con despcjo, manteniendo derecho el cuer-
po, lacabcza levantada, el pecho afuera;los
brazos caidos naturalmente, sin bracear de
ningun modo; la gorra bien encasquetada,
y las rodillas tendidas, porque en su airoso
y natnral manejo, debe la tropa en todas
parties distinguirse y acreditar la instruc-
cion que se le ha dado.
19. El que fuere ranchero irA ~i comprar
ccn su casacon de lienzo y gorro de cuar-
tel, lo que necesitare para su rancho, h la
hora seialada, y cuidarh de tenerlo pronto
i las prevenidas para las comidas. Sera de
au obligacion entregar conl limpieza las





8
ollas, tapaderas, 6 vidriado en que coman,
como apagar los fogones.
20. En cada cuadra del cartel habrL
nombrado un cuartelero; y si en una mis-
ma hubiere mas de una Compaiiia, cada u-
na tender, el suyo: este barrera la parte de
la cuadra en que est6 sn Compafiia; no de-
jara sacar arma alguna sin 6rden del Ofi-
Oficial. Sargento 6 cabo de la misma: embara-
zarh que los soldados se entreguen A juegos
prohibidos; que ninguno tome ropa de mo-
chila 6 maleta que no sea propia, ni que
&sta la saque del cuartel, sin noticia del Sar.
gento 6 Cabo respective: cuidarA de que las
camas se levanten a la hora seialada, y que
las lamparas no se apaguen, despucs de en-
cendidas, hasta amanecido.
21. Se prohibe bajo de severe castigo, al
soldado, toda conversation que manifieste
tibieza 6 desagrado en el servicio, ni sen-
timiento de la fatiga que exije su obligacion;
teniendo entendido, que para merecer as-
censo, son calidades indispensables el in-
variable deseo de merecerlo, y un grande
amor al oficio.
22. Ningun soldado podria exigir en el
alojamiento que tuviere, otra cosa que cama,
luz, agua y sal: y el que maltratare A su






patron, se castigara & proportion del exceso.
23. Desde que al soldado se le entregue
su menage, municiones y arma, en el mejor
estado, observara perfectamente el modo de
cuidarlo todo con aseo, y uso pronto de ser-
vicio; debiendo conocer las faltas de su fu-
sil, el nombre de cada pieza, el modo de ar-
mar y desarmar la Have, y poner bien la
piedra, considerando las ventajas que le re-
sultan de tener su arma bien cuidada.
24. Conservando en buen estado su ar-
ma para el total servicio de ella, debe el
soldado tener much confianza en su disci-
plina; y por ella seguridad de la victoria,
persuadido de que la lograra infaliblemen-
te, guardando su formacion, estando atento
y obediente al mando, haciendo sus fuegos
con prontitud y buena direction, y envis-
tiendo intrepidamente con la arma blanca
al enemigo cuando su Comandante se lo
ordene.
25. Estando sobre las armas no podrA el
soldado separarse con motive alguno de su
fila 6 Compaiiia, sin licencia del que la es-
tuviere mandando; guardara profundo si-
lencio; se mantendra derecho, y no se ras-
cara ni har4 movirniento initil con el pie
ni mano; no saludarh a persona alguna; pe,
8





10
TO cuando desfilare delante de algun gefe,
al llegar A su inmediacion, volverA un poco
"la cabeza para mirarle, como distintivo de
su respeto.
26. Se prohibe A todo soldado el disparar
'su arma, sin que se lo disponga el que le
made, A exception de los casos que le pre-
vendrAn para la centinela.
27. El que en los ejrcitos echase al sue-
lo sus cartuchos, 6 que procurase ocultarlos
en alguna part, serA severamente castigado.
28. El soldado, para entrar en guardia, rc-
conocerA con anticipation su anna y muni-
ciones, llevando diez cartuchos, viendo si
la piedra que lleva puesta, y la de reserve,
estan como deben; pues en la revista que su
Cabo respective ha de pasarle antes de ir A
la parada, notase alguna falta, sera a pro-
porcion de ella, mortificado el que la tenga.
29. Sin licencia del que made la guar-
dia, solicitada por el conduct de su Cabo,
no podrA separarse de ella; y solo en caso
urgente, y -A muy raro soldado, podra con-
cederse este permiso.
30. Todo soldado, inmediatamente que o- -
yere A su Oficial 5 Cabo, la voz de: A las ar-
mas, deberA con prontitud y silencio, acu-
dir A ellas, y formarse descansando sobre




11I
la soya en so puesto, para ejecutar cuantG
disponga su gefe.
31.. El soldado que se enviare de una guar-
dia a ltlevar algan part por- escrito, & ver-
bal, marchar. con su fusil al hombro, hasta
llegar a lapersona. a quien fuere dirigido:,
a un paso de ella presentaru la arma, si fue-
re de grado, a quiea la presentariaen cen-.
tinela, y le dara el parte que llexa, sea ver-
bal 4 por escrito- y despnes. de recibir la:
6rden que le diere, pondra al hombro su fu-
sil; dara media vuelta a la derecha, y; vol-
vera a so puesto, cuya formalidad practicara
en igual caso con cualquiera otra persona,
y nianteniendo siempre su arma al hombro..
32.. El que se embriagare estando de ,ser-
vicio, se remitira en dcerechura su cuar-
tel, pidiendo el relevo con noticia de su fal-
ta, para que el gefe de su cuerpo le casti-
gue con pena arbitraria; pero no deberh re-,
novarsele de la guardia, hasta que se halle
en estado de ejecutarlo, por su pi&.
33. Debiendo regulars la fuerza de cada
guardian al ndmero de cuatro hombres por
centinela, de las. que fuesen indispensables,
que correspond, a cuatro cuartos. de los que.
en el uso se emplea de centinela, debera
haber otro vigilante, y dos de descanso: Cea





iiteligeneia, de que el vigilante no podra
entrar en el cuerpo de guardia, sino en el
caso de lluvia 6 nieve, segun su faerza, que
graduara el gefe que mandare el puesto.
34. El que le toque entrar de centinela,
cuando fuere Ilamado por su Cabo, seguira
con el arma bien puesta al hombro, y en
llegando A la que debe mudar, la presenta-
rAn Ambas. La saliente explicara a la en-
trante, con much claridad, las obligaciones
particulares de su puesto: el Cabo oira con
atencion; y satisfecho de que la consigna
estA bien dada, 6 renovando lo que hubiese
omitido la centinela saliente, encargar A la
entrante la exActa observancia de lo que se
le ha entregado, y que tenga present las o-
bligaciones generals que se le han ensefa-
do.
35. Toda centinela harA respetar so per-
sona: y si cualquiera quisiere atropellarle,
le prevendrA que se contenga: si no lo obe-
deciere, llamarA A su Cabo para dar parte A
su Comandante; pero, si en desprecio de es-
ta advertencia, prosiguiese la persona aper-
cibida A forzar la centinela, 6 atropellarla
en cualquiera forma, usara de su arma.
36. El que estuviere de centinela, no en-
tregari su arma A persona alguna, y mien-




13
tras se hallare en tal faccion, no podra el,
mismo Oficial de la guardia castigarle, ni amu
con palabras injuriosas reprenderle.
37. No permitirA quea A la inmediacion de
su puesto hava ruido, se arme pendencia,
ni haga porqueria alguna.
38. No tendrd mientras est6 de centinela,
conversation con persona alguna ni aun con
soldado de su guardian, dedicando todo su
cuidado a la vigilancia de su puesto: no po-
dra sentarse, dormir, comer, beber, fumar,
ni hacer otra cosa alguna que desdiga de la
decencia con que debe estar, ni le distraiga
de la atencion que exige una obligacion tan
important; pero si podrA pasearse, sin ex-
tenderse mas que A diez pasos de su lugar,
con la precisa circunstancia de nunca per-
der de vista todos los objetos a que debe a-
tender; ni abandonar su puesto, bajo la pe-
na que le corresponde.
39. Nunca dejara la arma de la mano,
manteniendola al hombro, 6 descansando
sobre ella, de cuyas dos posiciones podra u-
sar, la primera para pasearse, y la segunda
para mantenerse A pi6 firme, debiendo en
cuanto pueda, alejar de si todo tropel de
gente.
-40. El que estuviere de centinela a las ar-





mas, cuidark con vigilancia, de que nadie
las reconoza, ni quite alguna de su pestoo:
estar_ atento a las conversaeiones de los sol-
dados, para avisar de cualquiera especie que
mere'ca la noticia del gefe de Ia gaardia, y
procurara que la gente que pasare, lo haga
en cuanto sea possible, sin arrimars.e tanta
f las armas que las toque.
41. Toda centinela por cuya inmediacioa
pasare algun Oficial, deber, pararse, poner
bien su arma al hombro; mirar a la campa-
fia, si estuviere en la muralla; y si en la
puerta, A otro puesto de la plaza, al Oficial:
y si -fuere persona f quien corresponda el
honor de presentar las armas, lo ejecutark.
igualmente, que la guardia de que es, parte.
42. Si, estando en la puerta de una plaza,
viere venir alguna tropa armada, 6 peloton
de genre, llamarh luego a su Cabo; y h pro-
porcion que se acercare, continuarh su avi-
so; y en el caso de que el Cabo no le haya
oido, 6 que la celeridad de los que se acer-
ean, no le haya dado tiempo para acudir; la
misma centinela cerrard la barrera 6 puer-
ta, si la hubiere; mandara hacer alto A losr
que se aproximaren; y si en desprecio de
este aviso pasasen adelante, defender sa
puesto con fuego y bayoneta, hasta perder





la vida.
43. La centinela que viere medir con pa-
sos, cuerda, perchas, 6 de cualquier otro
modo, la muralla, foso, camino cubierto, 6
glasis de la fortificacion, 6 que alguno con
papel, pluma, 6 lapiz, hace apuntacion, i
observacion con cualquier instrument, da-
rA pronto aviso A su Cabo- y si la persona
que hubiese intentado las expresadas medi-
das 6 reconocimicnto, se fuere alejando, le
mandarh que se detenga, llamhndole, y si
A la tercera vez de su mando, no obedecie-
se. le hari fuego; debiendo practicar lo mis-
mo con los que reconociesen la artilleria, 6
minas, escalasen la muralla, 6 hiciesen da-
no en la estacada.
44. Si viese incendio, oyese tiros, repara-
se pendencia, 6 cualquier des6rden, dari
pronto aviso a su Cabo; y si entretanto que
6ste Ilegase, pudiere remediar, 6 contener
algo. sin apartarse de su puesto, lo ejecutarh.
45. Todas las 6rdenes que el centinela re-
ciba, han de dirsele por el conduct de su
Cabo; pero si en algun caso particular qui-
siere dar alguna por si el Comandante de la
guardia, la recibiri, obedecerh y reservarA,
si asi se lo encargare el Oficial.
46. A persona ninguna podr, comunicar






las 6rdenes que tenga, sino al Cabo, 6 Cdo
andante de la guardia, en caso que se lo
mandaren: y al primero debcrh callar las
que el segundo, como superior le haya dado,
con prevention do reservarlas, en el caso
que explica el articulo antecedente.
47. La centinela no se dejara mudar sin
presencia del Cabo; y mientras estuviere de
faccion. no entrara en la garita de dia ni
de noche, A excepcion de una crecida lluvia, 6
nieve, 6 que el rigor del calor persuade al
Gobernador 6 Comandante i permitirlo, en
las horas que seiiale de dia, debiendo tener
-siempre abiertas las ventanas de las garitas.
48. Toda centinela tendrA especial cui-
dado de dar, con la possible anticipacion, avi-
so a su guardia, cuando viere venir a ella
algun gefe de la plaza, 6 otra persona A
quien corresponda honors.
49. Las centinelas de un recinto 6 cordon,
que pudieren comunicarse, pasarhn la pala-
bra cada cuarto de hora, desde la retreta
hasta la diana: en esta forma: Centinela.
alerta; y con las mismas voces pasard de
una A otra, empezando por el parage que
estuviere seiialado.
50. Toda centinela apostada en muralla,
puerta 6 parage que pida precaution, desde




17
la retreta hasta la diana, dara el quie'n vive
a cuantos llegaren a su inmediacion: y res-
pondiendo: Guatemala, preguntar ; gQue
gente?: y si fuere en campafia: Que cuerpo?
Si los preguntados respondiesen mal, 6 de-
jasen de responder, repetirh el quien vive,
dos veces; y sucediendo lo mismo, llamar!
la guardia para arrestarle; y en caso de huir
entonces, dando con esto fundado motive
de sospechar que sea persona mal intencio-
nada, le harh fuego.
51. Siempre que al quien vive de una cen-
titela apostada en la muralla, se le res-
pondiere ronda mayor, ronda, contra-ronda. 6
rondilla, la harn hacer alto, y avisariA al Ca-
bo de escuadra, para que se reciba como
correspond; y lo mismo practicaran las cen-
tinelas en campaia, si al preguntar eQue
cuerpo respondieren General i Oficial de dia.
52. Cuando pasen las rondas, presentara
su arma toda centinela, y hard frente al
campo, si estuviere en la muralla; y si en
otro puesto, al objeto que le est6 encargado.
53. Las centinelas que estuvieren A los
flancos y retaguardia de cada batallon cam-
pado, solo permitirAn a todo General y A los
Oficiales del dia el pasear ai caballo por las
calls que forman las Compafiias; y no de-






jaran que entire paisano alguno sin licencia
del Gapitan de la guardia de prevention. ni
aun Sargento, Cabo 6 soldado de otro Regi-
miento.
54. Las centinelas de un campo no per-
nitirAn de noche, que persona alguna es-
trafia entire en las tiendas, sin que preceda
.el permiso del Oficial que imanda la guardian
re, avisarA A la guardian para hacerle reco-
nocer.
55. Tambien impediran que salgan por
vanguardia, retaguardia, ni flancos de los
batallones campados, soldados. ni Cabo que
no tenga el pase del Capitan de la guardian
de prevention, A qnien harA constar el per-
miso que le ban dado.
56. Las centinelas que estuvieren en el re-
*cinto de una plaza 6 en campaina, no de-
jarAn que se les acerque de noche persona al-
guna A la distancia de cuarenta 6 cincuen-
ta pasos, que no explique ser amigo. y le
mandars hacer alto, para que dando aviso A
Ia guardian, se le reconozca antes de fran-
57. Cuando Ilueva. cubrira la centinela la
lave de su arma, en la disposicion que ex-
.plioa el manejo de ella.





58. Todo soldado, sea en paz 6 en guerra;
hara por conduct del Cabo de su respecti-
va escuadra, las solicitudes que tuviere; y
solo podrA acudir en derechura A sus Sar-
gentos y Oficiales, cuando sean asuntos que
no tengan conexion con el servicio, 6 que-
ja de algano de sus inmediatos.
59. A ningun soldado se le mantendrk
preso mas tiempo de dos meses, A excepciont
de los casos de desercion, cuyos castigos es-
tan arreglados en el titulo que trata de este
crime: durante el tiempo de su arrest,
siempre que su delito no sea capital, se le
obligarh a hacer diariamente una hora de
ejercicio de la misma plaza del cuartel, pa-
ra que su salud no decadezca, ni le olvide.
60. Al soldado de infanteria, que quisiere
trabajar en su oficio en la misma plaza, 6
inmediacion del pueblo en que estuviere el
Regimiento, no se le embarazarA, como su
conduct sea buena, y que halle quien ha-
ga sus guardias, ni se exigird de 61 cosa
alguna por tste permiso, quedhndolc el ar-
bitrio de ajustar y pagar l1 mismo quien
la monte; pero debera precisamente el que
trabajase en el recinto, dormir en su cuartel
y Compaiiia, y siendo fuera del pueblo,
en labores de campo, quedara al arbitria




20
del gefe el dispensarle, sin que en uno, ni
en otro caso se indulte de los ejercicios que
le correspondan, ni de hacer por si formal-
mente dos guardias en cada mes, una en el
cuartel y otra de plaza.
61. A ningun soldado cumplido se dilata-
rh su licencia; pero, si por alguna equivo-
cacion, 6 inesperado accident, Ilegase este
caso, desde el mismo dia en que haya cum-
plido su empefio, hasta el en que se le en-
tregue su licencia, se le darA today la grati-
ficacion que ha devengado sn plaza.


SUPLEMENTO.
P. g Qud es fila?
R. La lineal que forman los soldados de
frente, hombro derecho con el izquierdo
del de su derecha.
P. g Qud es hilera?
I. La que forma uno tras de otro, pecho
con espalda.
P. gQud es frente y fondo?
11. Frente se llama el terreno que de un cos-
tado t otro ocupa por su cara cada fila:
y fondo es el espacio en que forman las
bileras.




21
P. Qud se entiende por vanguardia y reta-
guardia?
R. Vanguardia es el lugar que ocupan las
primeras filas de la tropa; y retaguardia
aquel en que forman las iltimas.
P. gDe cudntas parties consta la tropa for-
mada de un cuerpo?
R. De tres: costado derecho, izquierdo, y
centro.
P gDe qud Compaiia es, y en cual mitad
forma?
R. Soy de la
y formo en la mitad.
P. g En cudntas parties se divide una Com-
paniiaY
R. En mitades y cuartas.
P. SEn qud disposition debe estar el soldado
cuando march?
R. Con la cabeza alta, inclinada la vista al
costado que le correspond, cuadrado el
cuerpo A su frente, derecho, airoso, la ro-
dilla tendida, baja la punta del pie, y
vuelta hacia afuera.
P. La march de frente goon qud pie debe
empezarse?
R. Con el izquierdo, que levantarAn A un
tiempo todos, y tendiendo la rodilla, vol-
veranu sentarle en tierra, A un mismo




22
igual, sin dar golpes fuertes ni afectados,
ni hacer movimientos con el empeyne.
P. gEn qud espacio de tiempo se hacen los
pasos?
R. Paso corto y regular en un segundo, y
en el mismo espacio de tiempo dos redo-
blados, con lo que se haran en un minu-
to 60 pasos regalares, y 120 redoblados.
P. gQud distancia se gana en cada paso?
R. En el corto, un pi6 de talon f talon, y
dos en el regular 6 redoblado.
P. Qued regla debe seguirse para el paso
oblicuo?
R. El inclinar la vista y el hombro Jacia
el costado que march al mismo tiempo
de cmpczarse con el pi6 opuesto: si se ga-
na terreno sobre la derecha, saldrA el pie
izquierdo al juanete del derecho, y 6ste
se IlevarA A distancia de pie y medio so-
bre su costado.
P. Para el uso de hilera !que regla ha de
observarse?
R. La de Ilevar el paso corto para no pi-
sarse; observer la hilera que le precede
para cubrirla, y conservar la distancia
que media entire cada una para quedar
bien formados en batalla.
P. Para dar los cuartos de conversion gqud





ha de observarse?
R. El no desunirse del compafiero que tie-
ne hAcia el ege; el inclinar la vista al
costado que march, y proporcionar el
paso en este hasta concluir la conversion:
el costado que la dA, marcharA dos pies y
medio en cada un paso; el que le sigue,
un poco menos; y los demas irAn acor-
tando A proporcion que se acerque al ege,
el que girariA sobre el talon que le corres-
ponda, teniendo todos cuidado, durante
la march. de ir bien alineados y sueltos,
sin emptijarse unos A otros.
P. Despues de los fuegos y cuartos de con-
version, que quedan unidas las filas, ic6-
mo deben romper la march?
R. La primera fila al paso regular, y las o-
tras dos al corto, hasta tomar las distan-
cias, que ser~i en el segundo compaz 6
paso, la segunda, y en el tercero la ter-
cera.
P. En las marches Addnde debe inclinarse
la vista?
R. En la de frente, siendo por Regimientos,
al costado izquierdo de la octava del pri-
mero, y costado derecho de la primera
del segundo, para alinearse por ellos ca-
da batallon de la line del frente, cuando




24
es por batallon 6 medio, al centro de 61;
pero en las marchas de trozos, compaiiias
i1 otras parties, cuyo frente sea corto., in-
clinarh la vista a la derecha, para la igual-
dad de la march.
P. i C6mo debe ejecutar los movimientos?
R. con brio y pronta ejecucion desde que
se rompe, y distinction de tiempos, obser-
vando lo mismo desde que espira la voz,
hasta romper el movimiento.
P. Por ddnde ha de alinearse en sus for-
maciones?
R. Por sus hombros con gran prontitud,
sin que sea necesario hacerle prevention
ni seiial alguna para que tenga este cui-
dado.
P. ; Qud terreno ocupa el soldado puesto en
batallaY
IR. Pie y medio.
P. Qud distancia media entire cada uno?
R. Solo la precisa para su manejo sin su-
jeccion.
P. En el 6rden de parade y batalla, gqud
distancia hay de fila d filaY
R. La de un paso regular que son dos pies
desde el talon de la primera fila f la pun-
ta del pi6 de la segunda.
P. Y en el de fuegosO




25
R. Un pie del talon de la primer fila, A I
punta del pie de la segunda.
P. Ciiundo se estrechan las distancias.
R. A Ia prevention de fuegos, si los hubie-
re, y si no, al primer tiempo de preparar
las armas, como a la voz preventive para
los cuartos de conversion, 6 filas a unirse-


ESPLICACION DEL FUSIL,
nomhres de sus piezas, nodo de limpiarlo,
cuidarlo, desarmarlo, armarlo, y poner la
piedra.

Un fnsil complete, se compone delas pie-
zas siguicntes: canon, culata de cation, caja,
baquota, guarnicion de laton, cantonera,
guardamontc, portavis, primer abrazadora
con su anillo de porta-fusil, tercera abraza-
dera con su trompetilla 6 brocal, y su une-
lie, del muellccito de adentro, caja, anillo
del porta-fusil de abajo, nueve tornillos, la-
ve, chapilla, disparador, bayoneta y bayna.

DE LA CAJA.

La caja tiene cuatro parties, y se lamnan:
culata, que es el espacio que hay desde el,




26
taiion A la cantonera: empuniadera, qne es
donde se pone la mano que dispara: hueco
de la llave, en que es metida esta pieza; y
caia, que es lo largo donde estd el caiion.

DE LA BAYONETA.

La bayoneta se divide en tres parties, que
se llaman: cubo, que es el estremo que a-
braza la boca del caion: cuello, que es el
recodo que hace el cubo A la oja; y oja, que
es la restante.

DE LA BAYNA.

La bayna se compone: de bayna y sobre-
bayna, boton y contera.

DE LO QUE ES NECESARIO PARA
desarmar y limpiar un fusil.

Para limpiar un fusil, es necesario un
desenvolvedor, 6 martillo; un subidor de
muelles, 6 armador, lavador y saca-tacos:
usar6mos pues, para limpiar el canon y de-
mas piezas de laton, de una masilla algo es-
pesa, que so hara de un poco de piedra de
amolar, bien molida, y un poco de aceyte




27.
comun; 6 bien otra masilla hecha con acey
te comun y esmeril, bien molido, ayudado
de un palito de alguna madera floja.

DEL MODO CON QUE SE HADE DESARMAR
un fusil complete y cargado.

Para desarmar un fusil complete, sAquese
primero la bayoneta: 2. Levdntese el ras-
trillo, que descanse sobre muelle: 3. Des-
carguese el cation con cuidado para preca-
ver toda desgracia; y advi6rtase, que cuan-
do se lleve a componer a casa del armero,
debe ir descargado, y en el estado que le
tenemos ahora: 4. Quitar los tornillos lar-
gos pasadores, que sujetan la Have: 5." Se-
parar la Have del hueco done esti metida:
6. Sacar la baqueta; 7. Sacar las tres a-
brazaderas: 8. Deshacer el tornillo del ra-
billo de la culata del caiion; iltimamente,
se separarA el cation de la caja donde des-
cansa, lo que se harA con todo cuidado, pa-
ra que no se rompa la caria de la caja.

COMO SE HAN DE LIMPIAR EL CANON
y demas piezas u quequedan unidas 4 la caja.

Para limpiar la cantonera, guardamonte.




28
portavis, disparador y chapilla, no es nece-
sario se separen de la caja: estas son las pri-
meras piezas que hemos de limpiar con la
masilla dicha: el caiion se lavari con agua
clara; pero se tendra cuidado de no poner
demasiado trapo en el lavador, porque se
suele atascar dentro: en estando limplio, y
bien enjuto el caiion por dcntro, se limpia-
rh por afuera con la masilla referida, y pa-
lito; advirtiendo, se use de el limpiando la
pieza Al lo argo, y no A l hoancho d ella:
luego se volverLh poner dentro la caja, pre-
caviendo apretar bien el tornillo del rabillo
de la culata, para no exponer a romper la
caja en el manejo del arma. Despues so lim-
piarhn con la masilla dicha las tres abraza-
deras, y se pondrla en su lugar para aca-
bar de sugctar el caion: iltimamente, se lim-
piard de la misma suerte el muellecito de
la punta de la caja, que se llama del brocal
6 trompetilla, y limpia que est6 la baqueta
se volverA a su lugar.


DEMUESTRASE EL MODO DE DESARMAR
la Have.

Unidos a la caja, limpios el caiion y baque-




29
ta, con las demas piezas que no se separa-
ron, sc tendra cuidado de destapar clfogon.
Deshrmese la Have empezando primero
por dejar cl pic-de-gato en el scguro, quitan-
do el anillo y quijada: 2. Pondralse la pun-
ta del subidor de muelles por dcibajo de la
cazolcta, para sujetar el nuclle del rastrillo,
sin apretar demasiado, pucs basta que este
un poco l'lojo, para sacar el tornillo del ras-
trillo con facilidad, y no echarse a perder
las cabezas de los tornillos: 3. Quitese el
tornillo de dicho muelle del rastrillo: 4. P6n-
gase el gancho del subidor de muelles en el
border de la plantilla, v la punta del torni-
11o del subidor de imelles en el muclle-real:
5. Snjeto que cst6 el muclle-real. se sacard
el tornillo de la nuez, y saldrA el pic-de-ga-
to de su lugar: 6. sc sacara el tornillo del
muellecito del palillo: 7. Sacara el tornillo
del palillo; 8. Sacara el de la brida, y sal-
dra con facilidad la nuez con todas sus pie-
zas referidas: 9- Se allojarA el subidor de
muelles, todo lo que diere de si el muelle-
real, y se sacara el tornillo de dicho muelle:
la cazoleta no es necesario sacarla, que se
limpia mejor puesta en su lugar; pero si se
sacare, sera la primera que se volvcrh ~ po-
ner.





MODO DE LIMPIAR LA LLAVE.


Desarmada la Have de esta suerte, se ira
limpiando pieza por pieza, con la inasilla
referida y palito, teniendo gran cuidado de
dejar bien limpias las hembras 6 agugeros
por donde pasan los tornillos, y no equivo-
car estos, y asi sera muy del caso, que al
separar las piezas, se deje cada tornillo en
la que le correspond; pero toda equivoca-
cion se evitara por el perfect conocimien-
to de cada una de cstas piezas; y para conse-
guirlo se pondran aqui sus nombres.-

NOMBRES DE LAS PIEZAS QUE COMPONENT
la lave.

1. Plantilla.
2. Cazoleta y su tornillo.
3. Muelle-real y su tornillo.
4. La nuez.
5. La brida de la nuez y su tornillo.
6. El nuelle del palillo al derecho y al
revez, y su tornillo.
7. El palillo y su tornillo.
8. El pib-de-gato solo.
9. El tornillo de la nuez.
10. El anillo del pic-de-gato,






11. La quijada.
12. El muelle del rastrillo y su tornillo.
13. El rastrillo y su tornillo.
14. El pi6-de-gato complete.
15. Los dos tornillos pasadores.

MODO DE ARMAR LA LLAVE.

Sabidos los nombres de cada pieza, quejun-
tas componen la Have, se armari para po-
nerlas en su lugar; para lo cual, antes se
unta con un poco de aceyte todo lo quesean
roscas de los tornillos, para que corran me-
jor; y se empezara A armar del modo que
sigue:
1. Se tomarA la plantilla.
2. Poner la cazoleta en su lugar, y suje-
tarla con el tornillo.
3. Poner el muelle-real en su lugar. apre-
tAndole bien su tornillo.
4. Pondrase el subidor de muelles A el
muelle-real, poniendo el gancho y la
punta del tornillo donde le correspon-
de: de la misma forma que se sac6, se
irA apretando, hasta que se pueda po-
ner la nuez.
5. Pondrase la nuez en su lugar.
6. Pondrase el piede-gato.





32
7. MeterAse el tornillo de la nuez, y vol-
viendo la Have al revez con el subidor
pucsto.
8. Sc pondria el mnelle del palillo, y su
tornillo, dejan'dolo flojo.
9. Colocar en su Iigar la brida, apretando
bien su tornillo.
10. Col6ciuese el palillo y su tornillo, que-
dando este holgado, para que no le qui-
te el jucgo al palillo, hacienda venir Oa
su Igar el muellecito del palillo, y en-
t6nces se acabarA de apretar todo lo
quc sea necesario el toruillo de cste.
11. Ilecho esto, se levantara el pic-de--gato
a su segnro, y quedari libre el subidor
de muelles.
12. Pondrasc el muelle del rastrillo y su
tornillo en su lugar, bien apretado; pe-
ro advibrtase, que sie)mpre-que el torni-
1lo entire en el nuielle del rastrillo, por
dcbajo del muelle-real, como se experi-
menta en algunas Haves; ent6nces el
el muclle del rastrillo se debe poner antes
que el mucllc-real, para lo cual se pon-
dra la uTia del subidor it otro hierro,
en el extreme superior del muelle del
rastrillo, sin que se apricte para entrar
el tornillo del rastrillo.





33
13. PondrAse el rastrillo en su lugar, ha-
ciendo entrar en el suyo su tornillo
hasta su centro, sin apretar en demasia.
14. Finalmente, pondrase la quijada en su
lugar; y metida la piedra en su puesto,
se sacara el anillo sin apretarlo much,
para no exponerse A romper las roscas
6 el aro.
Armada ya la have, se pondrA una gota
de aceyte en la pqnta del muelle-real, que
juega y roza con la nuez, otra A los puntos
de la nuez, donde juega con la ufia del pa-
lillo, y otra al talon del rastrillo, que juega
con el inuelle, y luego se sugetarA sobrela
caja, con los dos tornillos pasadores.


ADVERTENCIAS PARA CUIDAR EL
fusil.

Siempre que se limpie la lave, 6 se haya
de preparar la arma para hacer fuego con
ella, se tendrL gran cuidado de destapar
bien el fogon, para que se comunique la
Splvora que se pone en la cazoleta; y poner
el aceyte a los lugares dichos.
Para tener limpio y aseado el caion, se
debe procurar no ponerlo en parte hinreda;
5





pero si- esto no se puede e itar, se untarm
ent6nces con un poco de aceyte, en cuanto
se conozca, y no mas, haciendo la misma di-
ligencia con las demas piezas que son de
hierro; y cuando se va de inarcha, y se mo-
ja, no se harn inas que limpiarlo bien con
un pafiito 6 trapo; y si hay proportion, se
volverA a untar, pues de csta snerte se man-
tendrA aseado y limpio. El tapon del canyon
siempre se ha de tencr pesto, porque de
esta manera se evita el que se introduzca en
61 el pdlvo, agua, 6 otra cosa, no quilhndolo
sino en las ocasiones de hacer guardia y de
mas funciones de armas.
Ya se ha notado que, despies de hacer
fuego, queda sucio del salitre de la p61vora
todo lo interior de la cazoleta. y lo exterior
de la piedra; pero teni6ndose cuidado tde
limpiar cstos puestos, lo mas pronto que sc
pueda, con uri pafiito, despnes de acabado el
fuego, y untar todo con muy poco aceyte,
so evitari que el salitre daie y coma las
piezas de la 11ave.
Los muclles de la lave trabajan sensible-
mente cuando el pi6-de-gato estA subido y
en cl seguro; por tanto, para lograr el alivio
*de aquellos, y hacerlos de este modo mas
durables, es del caso, que todo cl tiempo en





35
qu se tienen retiriadas las armas, sc baje
dicho pie-d'egato, cayendo sobre la cazole-
ta., y que el rastrillo, descanse sobre sil mue-
lie. dejando la Have del mismo modo que
queda despues. de haber disparado.

REGLAS PARA PONEIR BIEN LA PIEDRA
y apuntar con bala..

Colocada la piedra en una zapatilla de va-
queta, se pone entire las dos quijadas del. pie-
de-gato, de suerte que 6stas compriiima6 ai
cerrarse la zapatilla, que no ha de sobresa-
lir de aquellas, para, que quede desembara-
zada la piedra:.la-parte superior de Msta, de-
be inclinarse ihcia la. cazoleta; y su filo, al
caer sobre el rastrillo, le ha de murder al
tercio de su altura, tomada desde arriba, pa-
ra que lo hiera.con, mas fuerza, lo abra me-
jor y produzca mas chispas: caido el pie-
de-gato, debe quedar el borde de la piedra
muy inmediato f la. p61vora. del cebo, sin
tocarla; y este punto se atendera sin des-
cuidar el anterior, pues Ambos son igual-
mente esenciales.
La piedra sera de buena calidad cuando
est6 muy clara y trasparente, sin veta ni
hendidura, 6 resalte, pues esto la debilita




36
siempre, y la hace que se rompa facilmente.
Cuando el objeto A que se tire, est6 de
10 A 150 pasos de distancia, se le dirigira
la punteria de uno A dos pies mas bajo que
el punto en que conviene herirle: de 203 a
250, se apuntarA al mismo punto: de 250 &
300, de un pie hasta dos mas arriba, y fi-
nalmente, de 200 A 300, se irA subiendo la
punteria de tres hasta cinco pies; pues es-
ta hecha la experiencia, que estando un fu-
sil apuntando orizontalmente, toca la bala
al Suelo, A la distancia de 340 A 350 pasos.





CRIMENES MILITARES.


BLASFEMIAS.

P. El que blasfeme del santo nombre de
Dios, de nl Virgen 6 de los Santos,
ique pena tiene?
R. Por la primer vez se le pondra una
mordaza, dos horas A la maiiana y dos
A la tarde, por ocho dias seguidos, atAn-
dole A un poste.
P. Y si reincidiere en esta culpa?
R. Se le atravezarA la lengua con un hier-
ro caliente, despidi6ndole ignominiosamen-
tc del Regimiento.

JURAMENTO EXECRABLE.
P. El que con reparable frecuencia jura-
re execrablemente?
R. SerA corregido con tres dias de prison.
P. Y si no se enmienda?
R. Se le pondra una mordaza dentro del
cartel, serA castigado con prison 6 pe-
na corporal.

ROBO DE VASOS SAGRADOS.
P. El que robare, ocultare, a ocasiona'





38
re que otro robe custodia, cdliz, pate-
na, copon, 6 vaso sagrado?
R. SuFrir la pena de muerte.
P. Si lo ejecuta profanando el Santisimo
Sacramento?
R. Sufrir6 la misma pena, en cualquier nd-
mero que sean, aunque no scan cat61i-
cos.

VLTRAGES A IMAGENES DIVINAS.

P. El que con irreverencia y delibera-
cion conocida de despeecio, ajare de o-
bra d las sagradas jimnaenes, ornamen-
tos 6 cualesquiera de las cosas dedi-
cadas al divino culto, 6 las hurtare?
R. Sufrira la pena de muerte.

ULTRAGE A LOS SACERDOTES.

P. El que ndiltratare de obra, con ar-
ma de fuego, blanca, pedrada, 6 gol-
pe d los ,iiizistros de Dios, que fueren
en el ultrage propio de su estado?
R. Serh condenado f cortarle la manro de-
recha.
P. Y si result mrierte 6 riutilacion de
Smniembro?




39
R. Sufriri la pena de muerte, si el mal-
trato fu6 voluntario impulso del maltra-
tante.
P. Y si lo ejecuta estando de faccion en
su defense natural, la del puesto que
ocupa, 6 en cumplimiento de las 6rdenes
que tengaY
R. No debe estar sugeto a la pena se-a-
lada.

INSULTO A LUGARES SAGRADOS.

P. El que escalare 6 entrare furtivamen-
te en iglesia.s 6 lugares sagrados para
robar, 6 hacer extorsion?
R. Sclra castigado con pena de muerte 6
castigo temporal.

INOBEDIENCIA.

P. Qud pena tiene el soldado que no obe-
dece 4 los Oficiales en asunto preciso
del servicio?
R. La de la vida.
SP. Y el que no obedece 4 los Sargentos de
su Compaiia en igual caso?
R. Tambien pena de la vida.
P. Y si estando de faccion 6 de actual





40
servicio, no obedece d cualquier Sargen-
to de su Regimiento que le este man-
dando en igual caso del servicio?
'R. La misma pena de la vida.
P. Y si en iguales circunstancias fuere
el Sargento de distinto Regimiento?
R. Tambien pena de la vida.
P. Y no estando en actual servicio?
R. Cuando fuere el Sargento de sa propio
Regimiento, sera castigado con baquctas,
cuando no, con pena arbitraria.
P. Y el soldado que en todo lo concernien-
te al servicio no obedece d los Cabos de
sus compaians, halldndose de faccion
guardia 6 de partida con ellos?
R. Pena de muerte.
P. Y fuera de este caso?
R. Pena corporal.
P. Y si los Cabos fueren de otra Com-
pa~iia y aun Regimiento, 6 soldados que
hagan sus veces, y no les obedece estan-
do en actual servcio, mandado por ellos?
R. Pena de muerte.
P. El que no obedece los bands de poli-
cia y buen gobierno de lasjusticias, que
pena tiene?
R. Queda sugeto A sufrir las pecuniarias, y
dcesaforado, si hubiese motivo de proceder





contra 61.
P. Y si incurriere en la pragmdtica que
prohibe el uso de aromas cortas de fuego,
6 blancas?
R. Picrde el fuero military, debiendo sufrir
las penas establecidas en la misma prag-
mhtica.

INSULT CONTRA SUPERIORES.

P. El soldado que maltratalre de obra 6
cualquier Oficial, insultare, amenazare
poniendo mano 4 cualquiera arma ofen-
siva, aun cuando lo ejecute por haber
sido castigado 0 maltratado por dichos
Oficiales, qud pena tiene?
R. La de la vida.
P. Y el soldado que maltratare de obra
al Sargento de su Compania, 6 que hi-
ciere la action de hechar mano i las ar-
mas para ofenderle, aun cuando lo eje-
cute por haber sido castigado por di-
cho Sargento?
R. Pena de muertc.
P. Y el soldado que maltratare de obra,
6 hiciere action de tormar arma ofen-
siva contra los Sargentos que no fueren
de su Compania 6 Regimiento, hlalldn-





42
dose mandado por ellos en actual ser-
vicio 6 de faccion?
R. Pena de muerte.
P. Y no estando de actual servicio?
R. La de tres afios en los arzenalcs de ma-
rina.
P. Pero si del maltrato resultare muerte,
herida peligrosa, 6 mutilacion de miem-
bro?
R. Sera pasado por las armas, aunque no
se halle en actual scrvicio ni de faccion-
P. El soldado que maltratare de obra a
los Cabos de su Compaiia, halldndo-
se de servicio con ellos.
RI. Pena de muerte.
P. Y no estando de servicio?
RI. Seis afios de presidio con grillcte.
P. Y si del maltrato resultare herida
peliygrosaY
R. Sera pasado por las armas.
P. Y el soldado que halldndose de faction
maltrat d( los Cabos que Ie estan man-
dando, sean 6 no de su i<77/il, it.. 6
soldados que hagan de tales Cabos?
R. La de muerte.
P. Qud pe jt tienen los soldados que co-
meten al'un desdrden?
R. La de scr luego arrestados por los Ofi-




43
ciales, y castigados despucs segun las cir-
cunstancais del caso.
P. Y si los delincuentes se disponen d la
defense contra los Oficiales, de modo
que so vearifique la action de ofender-
los con arma, piedra 6 palo, dirigida 4
herir?
R. Sul:rirA la pena de mucrte, aunque ha-
ya un testigo que deponga lo contrario, con
sola la deposicion del Oficial.
P. Y el soldado que falte al respeto de
sus superiores, con razones descompues-
tas, inmuito, amenaza i obra?
R. La que correspond a las circunstancias
de la culpa.

INJURIA 0 INSULT CONTRA LOS
Ministros de Justicia.

P. El que con mano armada embaraza c
los ministros dejusticia sus ftunciones,
have resilstencia forman l ella, 6 la insul-
ta de palabra it obral
IR. Ser sentenciado por la jurisdiction Ai
quien agravia, 6 la pena que correspond.

SEDICION.
P. Los que caprendicren cualtqiera sedie





44
cion, conspiracion 6 motion, 6 indujeren
d cometer estos delitos contra el servi-
cio, seguridad de las plazas, 6 praises
de los dominios del Estado, contra la
tropa, Comandante, Oficiales, qud pe
na tienen?
R. En cualquier nfimero que fueren, ten-
dran pena de la vida..
P. Y los que hubieren tenido noticia y
no lo delataren luego que puedan?
R. SufrirAn la misma pena.
P. El que con fuerza amenaza, 6 seduce
d otros, 6 embaraza el castigo de los tu-
multos y des6rdenes?
R. Tendran pena de muerte.
P. El que indugere 6 ilicitamente juntare
gente para cualquiera otra causa que
no sea de las expresadas?
R. Tendrd pena arbitraria.
P. Y los que levanten la voz en grito tu-
multuario, sea para pedir el pan, prest,
t otra asistencia?
R. Serain diezmados para ser pasados por
las armas.
P. El que se averigile ser el primero?
R. Sufrira la misma pena sin entrar en suer-
te; y no averiguAndose, sortearin todos
para que uno sufra la pena del motor, y






los demas seran diezmados.
P. Y si no llegan a diez los tumultuarios?
R. El motor siempre ha dc morir, y los de-
mas han de sortcar, para ser uno con-
dcnado a seis anos do arzenales.
P. Y los que queddren libres de esta pena?
R. Han de perder el tiempo de su empefo.
P. Y los que no lo tuvieren?
.. Se destinaran A continuar en los regi-
imientos fijos, sin 61.
P. El soldado que rehusare tomar el so-
corro, pan 6 vianda segun la cantidad,
6 inferior calidad que pueda sumini.s-
trdrseles por las actuales urgenias?
R- Sufrir-A la pena de ser pasado por las
armas.
P. Y en caso de no ddrseles socorro, en la
especie 6 cantidad ordenada por el re-
glamento?
R. Podran cuatro 6 cinco soldados juntos
representarlo con sumision al Comandan-
tc de su Regimiento, 6 al del cuartel 6
Gobernador; y si aquel no les hiciere jus-
ticia, y en campaiia. al General que man-
dare el ejfrcito, destacamento 6 canton.
P. Y los soldados que se refugien d la I-
glesia, i deducir desde ella sus quejas
6 pretensions?




46
R. Deberan ser extraidos y aplicados h las
obras piblicas por el tiempo que les fal-
te a cumplir, y perder su derecho, por
el solo heclo de rcfug;iarse a sagrado.
P. Y el que promiueve especies que puedan
alterar la obdliencia y disciplinaY
R. La pena de baqnetas, y destinado h los
trabajos de la plaza, durante el tiempo
que le falter para cumplir su cmpefio.
P. Y si hubiere toinado Iglcsia?
R. Se le aplicarh i las citadas obras 6 tra-
bajos, por el tiempo que le falte h cum-
plir su empeico.
P. Cuando se descubricre aljun n7mero
de soldados que hubieren convenido en
refugiarse a la Iglesia, y fueren aprehen-
didos sin tomarlaY
R. El motor sufrira la pena de baquetas, y
los demas seran diezmados para sufrir
igual pena: los que tengan este castigo se-
ran excluidos del servicio, y aplicados d
los trabajos pinblicos por seis aiios, y los
que hayan salido libres subsitiran en sus
compaiias-
P. Si algun namero de soldados-, sobre lac
mismU determinada y conocida action
de refityiarse 4 la igle.si, fieren apre-
hiendidos tntes de tomarla, llevando fu-






siles, carabinas 6 pistols?
R. Sufriran la pena capital, cchando suertes
de cada diez uno.
P. Y los que quedaren libres;
R. Se aplicarAn h las obras 6 presidios por
diez afios.
P. Y si la retirada 6 refugio d la Igle-
sia fuere sin armnays
Rl. Seran todos los promovedores pasados por
las )aqlutas, y los demas sorteados, para
que de cada cinco, sufra uno igual pena,
y todos despues, castigados 6 libres, apli-
cados a obras 6 presidios por seis aiios.
P. Si estando un Batallon, destacamento
ii otra tropa sobre las armas, 6 junta
para tomarlas, saliere de entire los sol-
dados alguna voz 6 disc.urso sedicioso
que conmueva d la desobediencia?
R. Avcriguando quien sea el reo, serb pa-
sado por las armas en cl mismo puesto.
P. Y si no se averiguase?
R. Deberan sortear, para que sufra esta pe-
na uno de ellos.
P. Y el que hubiere proferido, 6 escrito
palabras que incline d sedicion, mo-
tin 6 rebellion, 6 que habidndolas oido,
no diere cuenta 4 sus gefes?
L. Sufrira la pena de muerte, 6 corporal,




48
segun las circnnstancias,
P. Y los soldados que tuvieren 6rden de
prender d algun reo, y no la cumplie-
sen, 6 que apreheadido dejasen qui-
tirselo, 6 que haga fuga?
R. Sufriran la pena qne por ordenanza cor-
responda al reo fugitive.

TOLERANCIA 0 AUXILIO DE REO
prdfugo.

P. Cuando el Coronel 6 Comandante pzdie-
re algun soldado que hubiere hecho al-
gun exceso, qud pena tzene quien lo de-
ja escapar 7 oculte?
R. La de ser castigado en lugar del fugiti-
tivo.

INFIDENCIA.

P. El que en tiempo de guerra tuviere in-
teligencia con los enemigos por escri to 6
verbal, en cualqutier puesto, gqud pena
tiene?
R. La de muerte.
P. El que revelare d los enemigos el san-
to, seia 6 contra-sena 6 la 6rden re-
servada que se le hubiere dado de pa-





labra 6 por escrito.
R. Pena de muerte 6 corporal, segun la en-
tidad del perjuicio que pudiere seguirse
el que las revelase a otra persona.

DESAF10S.

P. Qud pena tiene el soldado que estan-
do empleado en el servicio, ultrage de
palabra, 6 hiciere ademan de offender
de obra a otro d quien no estd subor-
dinado?
R. La de ser castigado corporalmente sobre
el mismo hecho.
P. Y si estuviere de centinelaY
R. Se le harA mudar, y sufrirA la pena que
le correspond.
P. Y el soldado que halldndose en mar-
cha, cartel, y c presencia de una guar-
dia 6 de tropa armada, pusiere mano
d las arms para offender c otroY
R. Sufriri la pena de cortarle la mano.
P. Y si estando en action de guerra, ejer-
cicios, 6 cualquier otro caso en que se
hallen con las armas de fuego 6 blan-
cas en la mano, sucediere entire ellos,
en los Oficiales it otras personas que se
hallen presents, algun desgraciado in-
7





50
cidente de muerte 6 herida?
R. Sufrirh el agresor la pena de muerte, si
procedi6 con siniestra intention, y si por
descuido, pena arlitraria.
P. El que incurred en la pragmntica de
desafios?
Ai. Queda sugeto h la justicia del territorio
donde cometa cl delito, para ser scnten-
ciado por ella A la pena de muerte im-
juesta en la misma pragmatica.

ALBOROTO.

t. El que en guarnicion, cartel 6 mar-
cha, hiciere ruido capaz de excitar una
confusion en la tropa 6 pueblo, qud pe-
na tiene?
R. La do ser castigado corporalmentc: y la
misma tiene el que dispara su arma sin per-
miso del que le manda.

FALTA DE PUNTUALIDAD EN ACU-
dir d su puesto.

P. Que pena tiene el soldado que en un
alarm no acude d supue.to con igualpron
titud que sus Oficiles?
L. La de ser pasado por las armas.




51
INSULTOS A SALVAGUARDIAS.

P. El que atropeltare una salvaguardiac
sea del ejercito 6 de los enemigos, qud
pena tiene?
R. La de muerte.

CENTINELA QUE ABANDON EL
puesto.

P. Que pena tiene el centinela que abando-
na su puesto sin orden del Cabo?
R. La do ser pasado por las armas.
P. Y el que se deja mudar por otro qua-
sus Cabos?
R. La misma pena.
P. Y el que no sigue d sus Cabos cuan-
do van 4 apostarse?
R. Pena corporal.

CENTINELA QUE SE HALLA DORI
mido.

P. Qud pena tiene el soldadoa que estan-
do de centinela se hall dormhidoY
R. La do dos carreras de baquetas por dos-
cientos hombres, y destinado a las obras pfi-
blicas por el tiempo que le falte t. cmn-





52
plir.
P. Y si se distrae, se sienta, fuma, 6 de-
ja la arma de la mano dntes de ser
relevado?
R. La de veinticinco palos dentro del cuar-
tel, y dos meses de prison, pagando su
servicio.

CENTINELA QUE NO A VISA LA NO.
vedad que advierte.

P. Qud pena tiene el centinela que viere
escalar, saltar la muralla, pared, fozo,
estacada, y no disparare 6 diere part?
R. La de ser pasado por las armas.
P. Y. La que ve que se le acercan los ene-
migos, y no lo avisa con la voz 6 da
fuego, 6 se retire sin 6rden?
R. La misma pena.
P. Y el que atacare una centinela con cual-
quiera arma, piedra 6 palo, 6 de manosY
1, Pena de muerte.

INDUCTION 0 BINAS.

P. El individuo de tropa, que en una
pendencia llama 6 su ayuda 4 una na-
cion, Reyimniento, Compaiiia, piquete 6






guardian. qud pena tiene?
R La de ser pasado por las armas.
P. Y el que tunieOre pendencia con alguno,
y llanware s acudti d otro que le
acompu~ne a so5rlenerla?
R. Ser'i pasado por las arms.
P. Y los que siendo llamados le acompa-
nen?
R. La misma pcna.

ALE VOSIA.

P. El que de caso pensado, matare 6 hi-
riiere d otro graremente?
R. Scr- pasado 1)or las armas.
P. El que hiriere con ventaja 6 alevosia,
no resultando muerte?
B- Scra destinado a presidio por diez anios.

CONSENTIMIENTO 0 ABRIGO DE
un delito.

P. Qud pena tiene el soldado que se ha-
lla convencido de haber abrigado, 6 fa-
vorecido con auxilio de ejecucion, un de-
lito.
R. La que corresponde al crime.
P. Y el que vidndole acometer, y pudien-




54
do, no lo procure embarazar con su fuer-
za 6 con la voz?
1R. SufrirA la mortificacion que, segun las
circuntancias del caso, se require.

ESPIAS.
P. Que' pena tienen las espias de dmbos
sexos?
R. La de muerte.

CONTRA LA DISCIPLINE.

P. El soldado que obligue, con pretesto de
utensilios, ~ en otra forma, d que sus
patrons le subninistren otra cosa
que lo prevenido en la ordenanza, qud
pena tiene?
R. La de ser castigado corporalmente con
restitucion i favor del paisano.
P. Y el soldado que maltratare de pala-
bra i obra d sus patrons, 4 persona
de uno f otro sex6?
R. Sert castigado corporalmente, segun la
entidad del daiio.
P. Y si resultare muerte 6 mutilacion de
miembroY
R. Sufrird la pena de ser pasado por las
armas,








ROB OS.

P. El soldado que roba dentro del cuar-
tel, ca~a de Oficial, dependiente del e-
jercito, 6 paisano en que esttd alojado
el valor de 200 reales arriba, qud pe-
na tiene?
R. La de muerte.
P. El que hiciere fracture de puerta, ven-
tana, pared, techo, cofre, papeldra, fal-
seo de Haves, violencia 6 uso de ar-
mas, aunque no se verifique el robo, 6
verificado desde un real arriba?
R.. TendrA pena de la vida.
P. El que en dicho parage roba el valor
do 50 hasta 200 reales?
R. Sufrir5 la pena de diez aios A presidio,
y seis carreras de baquetas por dosciea-
tos hombres.
P. Y el que robare de 10 hasta 50 rea-
les?
R. La pena de dicz aios A presidio, A obras
piblicas.
P- Y el que robare de 1 hasta 10?
R. Sifrirh la pena de cumplir el tiempo de
su empeiio al servicio de obras pilblicas




56
6 presidio.
P. Y si no llegare 6 un real, no siendo
fruta comestible?
R. La pena qne el anterior.
P. Y el que rob:hre en campala desde 1
hasta 50 realey?
R- Sufrira la pena de dos carreras de ba-
quetas por doscientos hornbrcs, A mas
del destino sobredicho de obras pibli-
cas.
P. Y de 50 hasta 200-
R. Dos carreras de baquetas de aumento A
las seis ya impuestas.
P. El que estando de salvaguardia, ro-
bare desde 1 hasta 50?
R. Sufrirh la misma pena que el que roba
en tienda de campafia.
P. Y el que roba en campana desde 1
hasta 200 reales, d vivandero 6 comer-
ciante del ejdrcito?
R. Sufrira las mismas penas impuestas pa-
ra el ladron de tienda.
P. El que robare armas y municiones?
R. La pena de muerte.
P. Y el que robare dentro de la Corte en
casa de paisano?
R. Esth sugeto a las penas establecidas err
las leyes del reyno, perdiendo el fuero





military.


PENAS EN LOS DELITOS LEAVES.

P. El soldado que incurra en los delitos
de vender su ropa, quedarse sin licen-
cia fuera del cuartel; los viciosos y de
mala conduct, y las reincidenceas en
la emfbriaguez, 6 juego iliczto, qud pe-
na tienenY
R. La de ser destinado A cumplir su em-
peiio en obras p6blicas 6 presidio.
P. Y si fueren cumplidos, 6 les faltase po-
co?
R. Scrihn destinados A presidio A obras pil-
blicas por tres aiios, comprendido en es-
te tiempo el que les falte de servicio.

DESORDENES COMETIDOS EN LAS
marochas.

P. El soldado que rompiere 6 maltratare,
por voluntaria vejacion, mueble alguno,
derramare 6 destruyere las provisions
donmesticas en casa de sus patroness y de
onalquier otro patsano, qud pena tiene?
R. La de un mes de prison, y pagar de
sus alcanccs 6 con la mitad do su so-





58
corro diario, el daio causado hasta la en-
tera satisfaccion.
P. Y si el daio excediere al imported del
medio socorro de cuatro mneses?
R. SerA castigado con baquetas, y destina-
,do A obras piiblicas por el tiempo de sa
empeiio.
P. Y el que insultare de obra al Preost
6 d sus ministros, cuando estos ejerzan
sus funciones, 6 por haberlas ejercido?
R. Sera pasado por las armas.
P. Y si el ins ulto no excediere de palabras
6 amenazas?
R. SufrirA la pena de baquetas con destino
.A obras pihlicas por .el iempo de sa em-
peno.
.P. Y el soldado que marchando solo, sepa-
rado del Cuerpo de que depend, eon pa-
saporte A, sin dl, ultrajare, hiriere 6 mna-
tare ~d cualquiera persona, qud pena tiene?
R'. Podra ser aprlehendido y procesado por
la justicia del territorio en que cometa el
.delito, y eentregado i su rcspectivo gefe,
si se hallare dentro la misma provincia.
P. Y los soldados que al tiempo de mar-
char con sus cddulas de invdlidos al des-
lino que les seialen, covmetan algun ex-
ceso?




59
R. Seran tambicn aprehendidos por la jus'
ticia ordinaria, bajo la nisma regla que
los soldados efectivos que marchan suel-
tos.
P. Los quee se return con licencia ab-
soluta, y sobre su march cometieren al-
gun de,6rden?
R. Seran jlzgados como paisanos por la jus-
ticia ordinaria.
P. El quoe aya, sin ser mantdado, d cor-
tair arholes en bosques del Estado 6 de
particular, 6 d desaguar estanques?
R. Seri castigado segun las circunstancias
que agraven el delito.
P. Y el que tirare contra; las palomas,
conqefo, yalliias, i otros animals do-
me'dtitos?
R. SufrirA, un mes de prisior, y para el pa-
go del daino se pondri. h medio socorro
durante cuatro meses.
P. Y. no aczanzando para el paga esta re-
tencion?
R. La pena de baquetas, y destinado A obras
pIblicas por el tiempo de su empeiio.

INCENDIARIOS.

P. El que, tanta en tiempa de paz coma





60
de guerra, fuere convencido del crime
de incendiario, qud pena tiene?
R. La de muerte.

MONEDEROS FALSOS.

P. El que fuere convencido de fabrican-
te de moneda falsa, 6 que con conoci-
miento de no ser legal, la tuviere en
depdsito, 6 usare de ella, qud pena tiene?
R. Las que imponen las leyes, con despo-
jo del fuero.

VIOLENCIAS A MUGERES.

P. Qud pena tiene el que forzare muger
honrada, casada, viuda 6 soltera?
R. Scra pasado por las armas.
P. Y cuando solo conste la intencion de-
liberada, y esfuerzos para conseguirla.
R. Sera desterrado A diez aiios de presidio.
P. Y si hubiere intervenido amenaza de
arma, 6 resultado daio notable d la per-
sona ofendida?
R. Sufrira pena de muerte.
P. Qud pena tiene el soldado que ha con-
traido obligaciones de casarse sin per-
miso de siu efe?






R. La de ser destinado a guarniciones de
costa.

CRIME NEFANDO.

P. El que fiere convencido de crime bes-
tial 6 sodmico, qud pena tiene?
R. La de nmuerte.

TESTIGOS FALSOS.

P. Y el que sirviere de testzgo falso, sien-
do de delito capital'
R. Sera pasado por las armas.
P. Y fuera de este ca-so
R. Otra pena menos grave, segun las cir-
cunstancias-

CONTRABANDO.

P. Que pena tiene el que hiczere z ocul-
tare algun contrabando de cualesquie-
ra gdneros 6 ropas que pueda ser, cu-
yo valor no exceda de un peso?
R. For la primera vez se le castigarA cor-
poralmente: por la segunda, excediendo
el contrabando de un peso, con baquetas;
yse destinara a presidio por el tiiempo




62
que lc falte.
P. Y si cometiere el contraband con ar-
mas, y por fuerzaY
R. Seri condenado a muerte.
P. El que en poca 6 much cantidad de-
linquiere on delito de contraband, espe-
ciabnente en el de tabaco. d qud juris-
diccion estd sugeto?
P. Haciindose la aprension del fraude por
los Comandantes militares, sera entregado
el reo A lajnrisdiccion de rentas, por la cual
se le sustanciara la causa; pero se Ie juz-
garh por el consejo de guerra ordinario.
P. Y si fuere hecha la aprension por los
ministros de rentas?
R. Queda al arbitrio de los jueces de ellas
sentenciar la causa y pasarla con el reo
al Comandante military, para ser juzgado.

DESER CION.

P. Los que desertaren en campaia, salien-
do de los limited que para consumer
la desercion prescriben los bandos del
ejercito, qud pena tienen?
R. La de muerte, en el modo que estos se-
fialaren, y en cualquiera nnimero que sean.
P. Y si desertaren de plazas 6' puestos






dependientes del ejdrcito?
1R. SufrirAn la misma pena.
P. Los que desertando d paises estranqe-
ros, sea en tiempo de paz 6 guerra fue-
ren aprendidos d distancia de media
legua del confin con el estrario?
R. SerAn 1pasados por las armas, en cualquier
nifmero que sean, sujethndose a los limi-
tes seiialados por los Generales.
P. Los que se hallen con disfraz 6 sin dl,
embarcadov sin licencia, en enbarcacio-
nes estrangeras 6 nacionales con rum-
ho 6 destino A paises estrangeros?
IR. Serhn reputados como dcsertores de igual
calidad a los del caso anterior, para sufrir
la pena de muerte.
P. Los que desertaren dentro de guarnicion,
sea en liempo de guerra 6 de paz, habien-
do esealado muralla, estacada 6 camino
cuhierto, forzado puerta de plaza 6 pues-
to de guardian, abandonado centinela,
6 pasado del fozo?
1A. En cualquier nmnnero que sean, seran pa-
sados por las armas, por solo el hecho,
aunque no hayan consumado la desercion,
P. El que estando preso hiciere fuga, y
con ella incurriere en las circunstancias
que califican la desercion?





64
R. Tendra la misma pena que si estuviere
en libertad.
P.. El que indugere d la desercion, y se
justificare en llegando d efecto?
R. Sera pasado por las arms.
P. Y si no llegaroe verificarse?
R. La de scis afios A presidio.
P. Los que hubieren cometido el delito de
desercion n los ca-sos' agravante que
prescribed las antecedentes preguntas,
y fueren aprendidos con IglesiaY
R. SerAn destinados con detencion do inmu-
nidad, A presidio.
P. El desertor de primer vez, sin causa
agravante, en tiempo de paz, con lyle-
sia 6 sin ellaY
R. Sufrird cuatro mess do prison, y ocho
anos de servicio contados desde su aprea-
sion.
P. Y tendra derecho d la gracia de pre-
mios 6 mzvalido-.?
R. Solo a la de invalidos, rivalidando con diez
aiios de buena conduct sus servicios a.n
teriores.
P. El desertor de segunda vez que no ten-,
ga Iglesia?
R. SufrirA seis carreras de baquetas por dos-
cientos hombres, y diez a.ios de presidio,




65
destinado A bajeles i obras plblicas.
P. Y el desertor de reincidencia que tenga
IyqesiaY
P. Sufrir6 un afo de prison con grillete en
el Regimiento, y ocho afos de presidio A
obras piblicas.
P. El recluta 6 sorteado que desertare an-
tes de haberse incorporado en el Regi-
miento?
R. Sufririi la pena seialada en la simple
desercion.
P. El aplicado al servicio de las armas,
por testimonio de juez competent, que
desertare de-spues de entregado 4 la tro-
pa que debe conducirle 4 su destino, 6
bien incoorporado en el egimiento, qud
pena tiene?
R. Sufrirh la que a la calidad de su desercion
perteneciere, segun las seiialadas en los ca-
sos precedentes.

DISIMULO MALICIOSO
del verdadero noumbre, patria, edad, 6
religion.

P. Qud pena tiene el que disimulare su nom-
bre, apellido, patria, edad 6 religion, al
tiempo de sentarle su plaza?
9





66
R. Sera condenado f servir por ocho aiios
en los arzenales, por solo este dclito, aun-
que no descrte.

'CONATO YAUXILIODE DESERCION.

P. Qud pena tiene el soldado cumplido que
se ausentare sin licencia?
R. La que correspond i la calidad de su
desercion.
P. Que pena tiene el soldado que se ha-
lla dentro de la guarnicion 6 lugar de
cartel, fiera de dl, y dentro de lo. limni-
tes, diz'razado, sin consum.a la deser-
cion con indicio que de sospecha d to-
mtnarlaY
R. Se le cargarAn cuatro aiios de servicio
en cl mismo cuerpo.
P. El que cometiere desercion, y despues
de aprendido, justificare que incurri6 en
este delito, por no habdr-sele subministra-
do puntualmente el priest, pan, 6 utensi-
lio que le pertenecia?
R. Qued;:rA relevado de la pena correspon-
dicnte. y constituido a servir por seis afos
mas.
P. Y el soldado por cuyo auxilio, inteli-
gencia 6 disimulo, hubiere desertado al-





guno de su cuerpo, qud pena tiene?
R. La de muerte.

COBARDIA.

P. El que por cobardia fuere el primer
en volver la espalda en una action de
guerra, 6 pr6ximo d entrar en ellay
qud pena tiene?
R. La de ser muerto en el mismo acto,
para su castigo, y ejemplo de losdemas.
P. Y el que en igual caso se esconde 6 so
retira con pretesto de herida, de confu-
sion, u otroY
R. La pena que merezca su delito, segurn
sus circunstancias.
P. Podrd ser castigado el soldado que no
haya hecho juramento de fidelidad d las
banderas.
1. TendrA Ia pena sefiaIada por ordenanza
al delito que cometa, con tal que haya
firmada su filiacion, pues Ia circunstancia
del juramento es finicamente para fortale-
cer mas las leyes que le ligan al servicio.

ABANDON.

P. Qud pena tiene el soldado que en tiempa





de guerra abandon la guardia.O
R. La de muerte.
P. Y en el de paz?
R. La de seis aiios de presidio.
P. Y. si cometiere alguno de los delitos es-
presados en todos los casos anteriores
por estar embriagado?
R, No le relevarA esta circunstancia del delito
que cometa,

CRIMENES MILITARES,
comunes 4 Cabos y Sargentos, y penas que
les correspondent,

TRATADO VIII TiTULO X.

INOBEDIENCIA.

7. El Sargento 6 Cabo que no obedecie-
re en lo que precisamente fuere al servicio del
Estado, A todos y cualesquiera Oficiales del
ejsrcito, sera castigado con pena de la vida.
8. El Sargento segutido que no obedezca
a los primeros de su Regimiento en asuntos
del servicio, serL depuesto de su empleo, no
estando de faction, y si lo hiciere estando
en ella, tendra pena de la vida.
9. El Cabo que en lo que precisamente




69
fuere del servicio, no obedece a los Sargen-
tos de su Compaiiia, tendra pena de la vida.
10. El Cabo quc en asunto del servicio, no
obedece A los Sargentos de su Begimiento en
actual servicio, coando se halle de faccion
y mandado por ellos, sera castigado con pe-
na de la vida, y fuera de este caso con
baquetas.
11 El Cabo primero 6 segundo que en lo
qne tocare al servicio, no obedece h los Sar-
gentos de los regimientos que se fallen en
campo, guarnicion, cuartel, transito 6 march,
hallandose mandado por cllos de faccion,
serh castigado con pena de la vida, y fuera
de este caso, con pena arbitraria.
12. Todo Cabo segundo que no obedeciere
a los Cabos primeros de su Reginiento, en lo
que pertenezca al servicio, estando de fac-
cion, tendra pena de la vida, y fucra de fac-
cion, la arbitraria, que segun las circuns-
tancias del caso correspond.

INSULTO CONTRA SUPERIORES.

16 El Sargento 6 Cabo que maltratare de
obra A cualquicr Oficial del ejercito, 6 que
los insultaren 6 amenazhren, poniendo ma-
Bo a cualquiera arma ofensiva, aun cuando




70
lo ejecuten por haber sido castigados 6 mal-
tratados por dichos Oficiales, seran castiga-
dos con pena de la vida.
17. El Cabo quo maltratare de obra al Sar-
gento de su Compaiia, 6 que hiciere la ac-
cion de hechar mano A las armas para ofcn-
derle, aun cuando lo ejecute por haber sido
castigado por dicho Sargento, sera castiga-
do de muerte.
18. El Cabo que maltratare de obra, 6 hi-
ciere aecion de tomar arnna ofensiva contra
los Sargentos de su Regimiento 6 de cual-
quiera del ej6rcito, hallAndose A sus 6rde-
nes en actual servicio 6 de faccion, sera
castigado de muerte, y no estando de actual
servicio, sera condenado A los arzenales de
marina por tres anos; pero si del maltrato-
resultare mutilacion de miembro 6 herida
peligrosa, sera pasado por las armas, aun
que no se halle en actual servicio, de fac-
cion, y mandado por el ofendido.
34. El Cabo 6 Sargento quc entendiere, i
oyere A los soldados de su Compailia 6 de
cualquiera otra, aunque sean de distintos
cuerpos, species contrarias A la conformi-
dad con que deben recibir el pan, prest, vi-
veres, vestuario y demas asistencias en el
modo que se les subministre, y a la subordi-





71
nacion con que deben comportarse en todo,
y no les arrestaren pudiendo, 6 no dicren.
cnenta inindiatamente a sus Oficiales y Ge-
fes para sns ulteriores providencias, serAn
castigados arbitrariamente 6 proportion de
la gravcdad y de las results que haya cau-
sado su omission 6 tolerancia; formandose a
este efecto, consejo de guerra de Oficiales.

INDUCTION O RINAS.
62. El Sargcnto 6 Cabo que en una pen-
dencia, llamare 6 apclare en su aynda 6 una
nacion, Regimiento, Compamiia. piquete, 6
guardian, serh pasado por las armas.

ENCUBRIR O AUXILIARY LA DESERCION.
115. El Sargento 6 Cabo por cuyo auxilio,
inteligencia 6 disinulo. hubiere desertado
algono de su Cuerpo, sufrird la pena de
mucrte. pasado por las armas.

OBLIGACIONES DEL CABO,
y por adicion algunos articulos correspon
dientes 6 e.sta clause, que se lallan en distin-
tos parages de la ordenanza.

ARTICTULO PRIMER.
El Cabo de escuadra debe saber todas las





72
obligaciones del soldado, explicadas en el
titulo antecedente, para ensefiarlas y hacer-
las cumplir exactamente en so escuadra,
guardias, destacamentos y A cualquiera tro-
pa en que tcnga mando; y ademas, obser-
varh las signicntes.
2. Para el cuidado de cada escuadra ha-
bra un Cabo primiero y un segundo, quedan-
do los soldados de ella A cargo de 3ste, en
ausencia del primero: y para snplir las ve-
ces del segundo, elegira el Capitan al solda-
do que juzgare mas a prop6sito: el Cabo se-
gundo, cuya escuadra sea la mas lien cui-
dada y mejor instruida, sera preferido para
primero; y el que de esta clasese distinga
mas en el mando y gobierno de la suya, se-
ra atendido para Sargento en la primera va-
cante de su Companiia.
3. Para ascender a Cabo, deberd precisa-
mente preceded el examen de su aptitude,
que harA el Sargento mayor, y aquel consis-
tird, en que nada debe ignorar de las obliga-
ciones del soldado ni de las que explica es-
te titulo para Cabos, cuya election, en las
dos classes de segundos y primeros, ha de
hacerse en la misma Compaiiia, en que o-
curra la vacant, a exception de cuando con-
yenga tender a soldado, 6 segundo Cabo de




73
otra, por su particular capacidad 6 m6rito, c4a
nocimiento del Coronel.
4. Las funciones del Cabo segundo, son
las mismas que las del primero, A quien es-
tari siemnpre subordinado: debern vigilar el
exActo cumplinicnto de todas las 6rdenes
que se dicren A su escuadra, las obligacio-
nes generals de los soldados, y lo que se ex-
plica en este titulo para los Cabos prime-
ros, cuyas funciones harA en ausencia de
6stos, y en todos los puestos y casos en
que estuviese empleado de Cabo
5. El Cabo, como gefe mas inmediato del
soldado, se hara querer y respetar de 6l;
no le disimulara jamas las faltas de subor-
dinacion: infundird en los de su escuadra
amor al oficio, y much exactitud en el de-
sempeio de sos obligaciones: sera firme en
el mando, agraciable en lo que pueda: cas-
tigara sin c6lera, y sera medido en sus pala-
bras, aun cuando reprenda.
6. CuidarA que cada soldado de su escua-
dra sepa su obligacion: ensefiarh el modo de
vestirse con propiedad, conservar sus armas
en el mejor estado, conocer sus piezas y fal-
tas, poner bien las piedras, y apuntar con
bala.
7. Para la limpieza y conservation del
10





74
armamento, tendrh en su respective escua-
dra un bruiiidor, un pequefio martillo, un
desarmador, y un mazo de madera para a-
justar las bayonetas al cation: y de estos
cuidarA siempre el Cabo, haciendo al cuar-
telero la diaria responsabilidad.
8. InstruirA a los soldados de su escua-
dra con prolija atencion en el paso corto, re-
gular, redoblado, oblicuo, circular y de hi-
lera: perfeccionandolos en esto, y dando al
soldado un ayre marcial y much soltura;
le enseiiara el manejo del arma, y fuegos,
con arreglo A lo que se prevendrh en el tra-
tado de ejercicios.
9. El Cabo seri siempre responsible del
aseo, buen estado del armamento, cuidado
del vestuario, puntualidad y economic de
los ranchos: subordinacion y policia de su
escuadra; y a l, hara cargo el Sargento, de
cualquier defecto que notare.
10. Cada escuadra tendrft un cepillo y dos
tohallas para la mejor limpieza del soldado,
y conservation de su vestuario.
11. El Cabo revisarh su escuadra todas las
mainanas 6 la hora seiialada en el Regimien-
to: si algun soldado no se presentare en ella
con el aseo debido, providenciarA su pronto
yemedio; y si el descuidado lo fuese de rein-





cidencia, le mantendra todo aquel dia arl,
restado en la Compaiiia. Despues de la re-
vista de limpieza personal, hara que cada
soldado en su presencia reconozca sus ar-
Smas, y las quite el polvo: concluido, darr
parte al Sargento de estar su escuadra asea-
da, y las armas corrientes; noticiandole al
mismo tiempo, cualquiera novedad 6 provi-
dencia que hubiere tomado.
12. Siempre que la escuadra tomase las
armas, sea para revista de inspection, de co-
misario, guardia de la plaza, destacamento,
ejercicios 6 otro motivo, el Cabo de ella la
formard en ala con la debida anticipacion, sa-
cAndola del cuartelcon union y 6rden: man-
dara armar la bayoneta, poner la baqueta
en el cation, y sacarlo al frente: reconocera
cada arma con prolijidad; y por el atacador
de la baqueta, vera si en el interior del ca-
non hay cosa estraia 6 suciedad; cuidarat
de examiner si la bayoneta esta bien ajus-
tada al fusil, los muelles corrientes, el ras-
trillo en buen temple, la piedra buena, y
bien puesta con zapatilla de baqueta; y si
en todas sus parties esta su arma en 12uen
estado: concluida la revista de armas, hark
reconocimiento de las municiones; y tanto.
de freonte eomo de espaldas, examinara tod,





76
el aseo y estado del vestuario y oorreage: re-
inediarh prorrtamente las faltas que notare:
y si hubiere algunas que no pueda por en-
*t6nces, dispondra se enmienden con la bre-
vedad possible. Luego que se present el Sar-
gento, y que el Cabo haya hecho revista, le
darh noticia exicta del niunero de los pre-
sentes, nombres y destinos de los ausentes,
estado del armamento y aseo de su escua-
dra, y la misma formalidad observarh con
los soldados de ella que entran de guardia
diariamente, y con cualquier nimero de e-
llos que se destine para function del servicio.
13. El Cabo estarA en todo subordinado al
Sargento para cualquier asunto del servicio;
y solo podra acudir a su Subteniente, en ca-
so de tener queja del Sargento: al Tenien-
te, cuando la tenga de Ambos; y al Capitan
y demas gefes por graduacion, siempre que
no se le haga justicia.
14. El Cabo primero y el segundo, recibiran
con gorra quitada, la 6rden del Sargento,
y poui6ndosela despues de este acto, el pri-
mero formarf en ala su escuadra para co-
municarla A sus soldados: estos y el Cabo
se descubriran a un mismo tiempo, mante-
niendo su gorra en la mano derecha, que
dejard caer con ayre y uniformidad sobre los





77
pliegues de la casaca, y en esta disposicion
guardando todos silencio y compostura, les
esplicara el primer Cabo la 6rden general
que haya recibido; nombrarA los que entren
de servicio el dia siguiente, y aiiadirA las
prevenciones que tenga por convenient pa-
ra la policia y gobierno de su escuadra.
15. Tendra una list de escuadra por an-
tigiiedad, otra por estatura, y otra en que
estaran asentadas todas las prendas de su
vestuario y armamento, con el numero, 6
marca de cada fusil.
16. El Cabo primero y segundo tendran u-
na vara sin labrar, del grueso de un dedo
regular, que pueda doblarse, A fin de que el
uso (con el soldado) de esta insignia, que dis-
tingue al Cabo, no tenga malas results.
17. El Cabo tendrA autoridad para arres-
tar en la Compaiiia a cualquier soldado de
su escuadra: y solo en el caso de desobede-
cerle, 6 rcsponderle*con insolencia, le sera
permitido el castigo con su vara: pero sin
pasar de dos 6 tres golpes, y estos en la
espalda 6 parte que no pueda lastimarle gra-
Svemente: en cualesquiera de los casos ante-
cedentes, darA parte al Sargento, para que por
el conduct de este llegue la falta, y el castigo
a noticia de los Oficiales de su Compaiiia.




78
18. En los ejercicios, funciones de guerra
yen toda formacion, los primeros Cabos
reemplazaran a los Sargentos que faltaren
para el complete; y ent6nces llevarAn las
armas afianzadas.
19. El que vaya mandando una guardian
6 destacamento, marcharA a la cabeza de ella,
y llevarA el arma afianzada.
20. Si el Cabo permitiese en su escua-
dra, 6 tropa que mandase, faltas de subor-
dinacion, murmuraciones contra el servicio,
6 conversaciones poco respetuosas de sus
Oficiales, sera depuesto de la escuadra, y obli-
gado a servir diez anos de iltimo soldado;
pero para esto se harA una justificacion for-
mal, A cuyo pi6 pondrA el Sargento mayor
su dict men, y el Coronel la 6rden para la
privacion.
21. Para Ilevar y dar la 6rden a su Ofi-
cial, tendrA el Cabo su arma afianzada, y
despues de recibir la que aquel le comu-
nique, darh media vuelta h la derecha y se
r,etirarA
22. El Cabo cuidarh de que la parte del
cuartel, que corresponde A su escuadra, est6
con el mayor aseo, las armas puestas en la
mejor forma, las mochilas colgadas: que no
fe pongan clavos en la pared, sin licenoia,




79
de su Capitan; y que las mesas, bancos,ti-
najas, ollas, tapaderas, y demas muebles que
hubiere, se tengan limpios y cuidados.
23. El Cabo vigilara que su escuadra reci-
ba la leina, camas y aceyte que le corres-
ponde, que se muden las shbanas cada mes,
y que toda la ropa que le entregue la pro-
vision, sea de recibo; en inteligencia de que,
cuando en cualquiera de estos asuntos reco-
nociere falta, ha de acudir al Sargento de
sn CompaiIia, quien dara cuenta A su Sub-
teniente para que por el conduct regular
se remedie.
24. Cuando se retiren las escuadras del
ejt:rcito, si algun soldado se atreviere a ti-
rar, y el Cabo dejase de ponerle preso, y
dar parte A su Sargento para que Ilegue a no-
ticia de su Capitan, se castigarh al mismo
Cabo con un mes de prison.
25. El que teniendo tropa a su 6rden no
haga observer una exacta discipline, sera cas-
tigado severamente.
26. Siempre que los soldados tomen las ar-
mas, cuidara el Cabo de que cuantos movi-
mientos ejecutaren del manejo de ellas, sea
con much ayre y exactitud; y que en la
march, forma y puntualidad, acrediten su
buena-disciplina.




80
27. Los Cabos en su. trato con los solda-
dos, serAn sostenidos y decentes; daran A to-
dos el usted; les llamarhn por su propio nom-
bre, y nunca se valdrAn de apodos, ni per-
mitiran que los soldados usen entire si de
voces ni chanzas de mala crianza.
28. El Cabo primero visitara con frecuen-
cia los enfermos que hubiere de so escua-
dra en el hospital; y cuando no pueda por
si, harh que lo execute el Cabo segundo, 6
soldado que hiciere sus veces.
29. El Cabo que encontrase fuera del cuar-
tel, un soldado desastraclo, borracho, 6 co-
meliendo cualquier exceso, sea 6 no de su Com-
paiiia le conduciri preso al cartel, y dara
parte A su Compaiiia, 6 al Oficial de la guar-
dia de prevention.
30. Cuando entire de guardia, y llcgue con
ella a formarse en frente de la saliente, pe-
dira A su Sargento 6 inmediato Gefe, licen-
cia para entregarse delpuesto, y mudar las
centinelas: concedido el permiso del que
mandase la guardia, numerarA los soldados
desde uno hasta que termine el ni.mero, e-
ligiendo para la centinela de las armas, al
mas esperto y de mayor confianza entire los
destinados al relevo de ellas, y dejando pa-
ra ordenanza uno 6 dos soldados de agilidad




81
y despejo, segun convenga en aquel puesto.
31, El Cabo entrante -'e ac(irciar. al salienr-
te, y sabido por 61, el nfimero de centinelas
que debe mantener de dia y de noche, lla-
marah los soldados que deben mudar las
salientes:'minbos Cabos con las armas afian-
zadas, marcharin juntos A la primer mu-
da, que se harA con la formalidad espresa-
da en la obligacion del soldado; y durante
su march hasta el puesto de la prlmera
centinela, enterari el Cabo saliente al en-
trante de las 6rdenes de que aquella esta
encargada; que instruidos ambos, cuando
lleguen A inudarla, presencien la entrega
de una a otra; y aseguren mas la importan-
cia de que no se equivoque la consigna, re-
pitiendo esta formalidad en todas las demas
que relevercn.
32. Si en la guardia hubiere dos Cabos, el
uno cuidarh del relevo de las centinelas, y
el otro se entregara del cuerpo de guardian,
muebles, aseo del pesto, y 6rdenes particu-
lares que hubieren en el: este, por el con-
ducto de su iniediato gefe, pediri permiso
para entregarse del puesto; y cuando hubie-
Sre parte de centinelas muy distantes de las
otras, ayudara 6 mudarlas el Cabo que so
entregue del cuerpo de guardia, debierid6
11





83
imbos, luego qte hayan concluido sus fun-
tiones, avisar de haber mudado las centi-
nelas y consignadose del puesto, dando par-
to al mismo tiempo de cualquiera novedad
6 falta que hubiesen observado; y si no lo
ejecutasen, estarAn sugetos A la pena cor-
respondiente al exc6so 6 falta.
33. Si el Cabo, que fuere gefe de una guar-
dia, tuviese una centinela separada, A mas
de la de las armas, y distant, 6 no vista
desde 6sta, asistirA A la muda de la primera
por si mismo, y enviarA con el relevode la
mas separada al soldado que sea de su satis-
faccion, para suplirle; pero este no ha de
eximirse de hacer su centinela cuando le
toque, en cuyo caso se nombrara otro, que
presence la entrega.
34. Cuando haya dos Cabos en una guar
dia, uno de ellos alternativamente estara
siempre sentado, 6 en pie, A la inmediacion
de las armas, y Ambos siempre atentos A las
conversaciones y acciones de los soldados.
35. El Cabo prevendrA A la centinela cuan-
do la deje en su puesto, que A mas de las
6rdenes particulares que le hubiere entre-.
gado la saliente, observe exactamente todas
las generals de una centinela.
36. El Cabo eidark de Ilevar las centine-




88
las entrantes y salientes con Ia mayor for-
malidad: antes de marchar reconoceri las
armas de las entrantes; cuidara de que es-
ten cargadas, cebadas. en buen estado de
Sservicio, y no marchar con las entrants,
ni despedira las salientes, cuando se resti-
tuye A sa guardia, sin permiso de su gefe;
37. El Cabo de una guardian debe ser la
confianza y descanso de sus Gefes: Ta vigi-
lancia y desempeio de las centinelas, aseo
de su tropa, y puntual cumplimiento de to-
das las 6rdenes que se dieren, son atencio-
nes indispensables y propias de su obliga-
cion 6 institute.
38. Las centinelas se renovardn de dos err
dos horas; solo se variara esta regla, limi-
tando A cada hora la muda, cuando el exce-
sivo calor 6 frio precise a ejecutarlo.
39. El Cabo de una guardia (sea en guar-
nicion 6 campafia) visitara de dia con fre-
cuencia a sus centinelas; y de noche lo eje-
cutarA cada media hora, dandole para esto-
el Official una sefial, que oida de las centi-
nelas a distancia competent, reconozcan
Sser la visit de su Cabo, Sargento 6 Oficial:
y A fin de que las guardias inmediatas no
la ignoren, y que sus centinelas no estrafien
elt uido, so la eomunicar4n reSiprosmeBnte





.-84
los Gefes .de las guardian, confinantes.
S40. Una muda de cuatro centinelas se con-
ilacird en una fila; de seis hasta ocho, en
dos; y de nueve hasta doce en tres: el Cabo
muarchara un poco delante del centro de la
primera fila, y cuidari con frecuente obser-
vacion, de que su tropa le siga con el silen-
cio y buen 6rden que debe.
41. El Cabo que iandare una guardian, (y
lo mismo otro en igual caso) luego que se
haya entregado del puesto, reconocerA las
armas y municjones de su guardia, y cui-
darn de que todas esten en el mejor estado:
concluida 6sta revista, harA arrimar las ar-
mas, formard su guardian en rueda, y leerh
las obligaciones generals de las centinelas,
y afadirAi i las 6rdenes, 6 prevenciones pe-
culiares de la plaza, las suyas para aqu-e.pues-
to, esto es, las que pueden ser piblicas, y
no sean reservadas al Cabo de la guardia
para su particular atencion y conduct.
42. El que mandare guardia que depen-
da de una plaza, en caso de oir tiros, ver
fuego, seiial de alarm, 6 cualqiiier alboro-
to, la pondrA inmediatamente solbre las ar-
mas: si hubiere barreras, las cerrara y to-
warh las demas precauciones que juzgere
conducentes a su seguridad; sin perder ins-





85
tante, enviara un soldado A dar parte de pa-
labra a la plaza, de la ocurrencia, y segui-
ra de ahi A poco otro por escrito- Cuando la
guardia sea la del cuartel, darh el aviso A su
Coronel, al mismo tiempo lue a la plaza; y
si la novedad mereciese alguna atencion, pre-
vendrA A todasas ls companies que se vista
y apronten para tomar las armas prime-
ra 6rden.
43. Todo Gefe de guardia, sea Cabo, Sar-
gento i Oficial, llevarAh consigo papel para.
escribir los parties por si mismo; pues toca
solamente al que manda el puesto, esta con-
fianza, y la responsabilidad de la esplicacion
en las nQvedades de que diere cuenta.
44. El Cabo que estuviere mandando un
puesto, enviara por la 6rden i un soldado
al principal 6 parage seialado para darla,
siempre que estuviere independiente, pero
si estuviere de avanzada, 6 parage depen-
diente de otro puesto, enviara A pedir la 6r-
den A la guardia de que ha sido destacado.
45. En todas las plazas done haya mu-
cha 6 poca guarnicion. y se pudiesen comu-
nicar el recinto 6 sus puestos, saldra despues
de tocada la retreta, del puesto principaL
(si estuviere sobre.la muralla), 6 del que en
ella nombirare el Gobernador, una rondilla,





86
que harh un cabo de escuadra con un
farol 6 punta de mecha encendida, para a-
segurarse de la vigilancia y desemppeo de
todas las centinelas que encuentre de pues-
to A puesto, y encargarles que cumplan con
su obligacion.
46. El Cabo, llegando al cuerpo de guar-
dia inmediato, por su derecha, entregart el
farol A otro Cabo de 61, el cual, sin p,'rdida
de tiempo, ejecutarA ignal servicio por su
derecha; y continuandose lo mismode pues-
to en puesto, correrd esta rondilla sucesiva-
mente, sin cesar ni detenerse toda la noche,
hasta que, despues de haber tocado la dia-
na, pare el farol en el puesto donde sali6,
en el cual ha de estar la providencia para
mantenerle y cuidarle.
47. En tocando la diana, despues de abier-
ta la puerta, y hecho el reconocimiento ex-
terior que debe precederle, mandarA el Ca-
bo A la mitad de su guardia no empleada
en las centinelas, que se laven, peinen, lim-
pien los zapatos, y se as6en cuanto sea po-
sible, dAndoles para esto una media hora,
la cual concluida, los revisarA, y harA que
la otra mitad ejecute lo mismo, debiendo el
soldado estar en su guardia con el propio a-
peo que si acabase de salir 'de su cuartel:




87
despues de relevadas Is centinelas por otras
ya peinadas, se hara que las salientes a un
propio tiempo se pongan en igual estado.
48. Los Cabos haran barred cada naiiana
Sel cuerpo de guardia y toda la inmediacion
de su pesto, para cuyo.fin dara la plaza
las escobas necesarias.
49. Los Cabos y soldados habilitados pa-
ra recibir la 6rden, formaran rueda con los
Sargentos destinados a igual fin, prefirien-
derecha), al Sargento mayor, 6 Ayudante
que la distribnya A los Sargentos, A que se-
guirAn los Cabos, y i estos los soldados, to-
mando dentro de cada clase su respective
lugar por antigiiedad de cuerpos; y para no
pernitir que persona alguna se acerque, so
provcerAn de la guardia de principal, cua-
tro centinelas, que se mantendran con las
armas presentadas y la espalda al circulo,
xnientras el Sargento mayor 6 el Ayudante
estuviere dentro de 61.
50. El que made una guardia se pondri
A la derecha 6 izquierda de ella, segun el
parage donde formase la cabeza.
51. Cuando una guardia (sea en tiempo de
paz 6 de guerra) viere acercarsele una tro-
pa armada, 6 cualquier tropel de gente, del




88
berA por precaucion, ponerse sobre las ar-
mas; y si hubiere alguna desconfianza de
ella, reconocerla; no permitiendo entrar en
la plaza fuerza armada que pase de cuatro
hombres, sin 6rden del Comandante de ella,
A minos que sea tropa de la guarnicion que
haya salido para -hacer ejercicio, y haya 6r-
den general para su salida y entrada.
52. Cuando en tiempo de guerra se pre-
senten carriages A la puerta de una plaza
para entrar en ella serAn antes reconocidos
por un Cabo y algunos soldados, h fin de
examiner si hay algo que indique sorpresa.
53. El Cabo que estuviere mandando guar-
dia de entrada de una plaza, examiniarA d
todo el que se introduzca en el pueblo, y no
fucre resident en 61, it hombre de conoci-
do oficio, 6 trato y nacion: pondrA escrito
su nombre, empleo, el parage de done vie-
ne, la casa y calle done va a posar; toma-
das estas noticias, si fuere Oficial, le dejara
pasar libremente, y si lo fuere en servicio
de otro Principe, 6 paisano forastero, le ha-
rh acompanar por un soldado A casa del
Gobernador 6 Comandante.
54. Cuando las centinelas de las guardian
dieren aviso que viene ronda mayor, ordina-
ria, 6 rondilla, lo advertir -el Cabo de es





89
etadra al que mandare la guardian: quien en-
viara un Sargento 6 un Cabo, con cuatro
soldaados a reconocer si es ronda que se ha
nombrado; y si el Cabo se hallase gefe del
puesto, hiar salir dos soldados suyos al re-
conociniento, instruyendo A estos de lo que
practicaran, si el los condujese: para que
carn)lan en la propia forma, en cuyo caso,
el mas antiguo de los dos llevard la repre-
sentacion de Cabo.
55. Si fuere ronda 6 contra-ronda ordina-
ria. saldra' el Cabo de escuadra con dos sol-
dados reconocerla. y la harh adelantar a
dicz pass de las armas; y presentando el
mismo Cabo sa bayoncta al pecho de la ron-
da, se harh dar el Sargento, y la contra-
sefia.
56. Si estando de gefe ut Cabo en guar-
dia de avanzada, se presentase algun tambor, 6
trompeta que venga de los enemigos, hara
que se le venden los ojos, y le enviarh de
puesto en pesto al Comandante de la pla-
za, previnicndo que no se detenga en el ca-
mino, ni able con persona alguna hasta que
se present al Comandante.
57. El Cabo que mandare guardia de cam-
po, cuidar4i de que este siempre con la cara
al enemigo, y aunque pasemos nos, se mau-
12





00
tendrA formada con el frente a 61, hacienda
en esta disposicion los honors a las perso
nas que los tuvieren.
58. Cuando los Brigadieres de dia, visita-
ren los puestos, las guardian se pondran en
Ala descansando sobre las armas, y el Cabo
en el lugar que correspond, segun la pre-
sentacion que tenga de gefe, 6 subordinado.
59. Cuando el Coronel de dia, visitare los
soldados de guardias, se pondran al pi6 de
sus armas, y el Cabo en el lugar que le
tocare.
60. Cuando las tropas desalojaren de un
cartel, el Cabo cuidarA de que se apaguen
los fuegos que tuviere su escuadra.
61. Siempre que se encontraren sobrela
march, tropas, yentes y vinientes, la que
vuelve de faccion debera ceder, y hacer lu-
gar A la que Ileva destino ella, no ha-
biendo espacio para continuar Ambas su via-
je: pero habi6ndole, lo proseguiran tomando
cada tropa la izquierda de la otra, tanto
en caminos, cuanto en plazas 6 calls.
62, Toda tropa que march sin armascon
cualquiera destino que Ileve, cederh A la
que vaya con ellas: y toda tropa que no tu-
viere banderas, 6 estandarte, ceder, & la que
los tuviere.





63. En todas las marchas que haga una
Compaiia, el Cabo sera responsible de no
dejar que se separe soldado alguno de so
escuadra, ni que se mezclen con los de otra:
y cuando algun soldado tuviese precision
natural para detenerse, si fuere nuevo en la
Compaiia, debe prevenir al Cabo segundo
que le espere, 6 a uno de los soldados de
confianza, y tender por si A la pronta in-
corporacion de Ambos.
64. Si en la march enfermase algun sol-
dado, de modo que no pueda seguirla, dara
el Cabo inmediatamente parte A su Sargen-
to: y en su defecto al Subteniente, para que
llegue a noticia del Capitan, 6 Comandante
de la Compaiiia, quien dara la providencia
que requiera el caso.
65. Cuando llegase Ia Compaiia al pueblo
de su destino, el Cabo reeibira del Sargento
las boletas para su escuadra; eligira para si
la mejor casa, y dejando la segunda para el
segundo Cabo; 6 el que hiciere sus veces, ha-
rd que los soldados. sorteen las demas bole-
tas: visitara cada casa para ver si el soldado
tiene en ella la debida asistencia, y avisara
A todos los patrons en que casa se aloja, pa-
ra que acudan a 61, si tuvieren que dar al-
guna queja.




02
66. Para dar la 6rden, pasar lists, y re-
vistas de asoo, y armamento, sefialarA el Ca;
bo a los soldados de su escuadra la hora en-
que deben acudir a la casa en que so aloja; y
en los dias de march les prevendra A si mismo
]a hora en que deben estar a su puerta, con
armas y mochilas, procurando anticiparla
para que no se retarded la incorporation d6
la Compaiiia en el parage sefialado.

TITULO CUARTO.

OBLIGACIONES DEIL SARGENTO.

Articulo Q1.

Sabra de memorial todas las obligaciones
del soldado, y Cabo, esplicadas en los titulos
antecedentes, como las leyes penales, para
ensefiarlas y hacerlas cumplir en su Com-
paiia 6 cualquiera otra tropa en que tenga
mnando, observAndolas 61 por si en la part
que le toca,
2. Para ascender & Sargento preceded! el
exAmen de su aptitud, liecho por el Sar-
gento mayor, A quien responder en cuan.
to. le pregunte, de todo lo pertenecientc a
las obligaciones del soldado, Cabo, y las res-





pectivas 6 su clase.
3. Sabra filiar un recluta con arreglo &
ordenanza, hacer el ajuste de masita, el de
los utensilios que correspondent a su Com-
paiiia, y el diario de cada clase, con reten-
cion de la masita.
4. El que disimulare cualquiera des6r-
den, oyese alguna conversation prohibi-
da, 6 especie que pueda tener trascenden-
cia contra la subordinacion y buen 6rden de
la tropa, y no contuviese y remediase lo que
ent6nces pueda por si, omitiendo dar pun-
tual noticia A su inmediato gefe 6 A la gluar
dia 6 persona que mas prontamente pudie-
se tomar providencia, sera castigado como
si 61 mismo hubiese intervenido.
5. Los segundos Sargentos, estarhn en to-
do subordinados al primero, y en falta de
6ste en cada Compafiia, sea por enfermedad
ii otro motivo, hard sus finciones el mas
antiguo de seginda clase en ella.
6. No interrumpirA ni seiirA a los Cabos
en el ejercicio de sus funciones; no los mal-
tratari de palabras ni les dara mayor cas-
tigo, que ponerlos press, con la precision
de dar luego parte A su inmediato gefe, pa-
ra que por el conduct regular llegue a no-
ticia de su Capitan, quien graduarh el casti-




94
go que mereciese Ia falta, atendiendo siempre
a dejar bien puesta la subordinacion.
7. El Sargento tendra con los Cabos y
soldados un trato sostenido y decent; darr
A todos el used, no usarA, ni permnitira fa-
miliaridad alguna que ofenda a la subordi-
nacion, sera exacto en el servicio, y se hart
obedecer y respetar.
8. Tendra una lista de su Compaiia por
antigiiedad, otra por estatura, y otra que-
comprenda todas las prendas de su vestua-
rio y armamento, con el n6mero 6 marca
de cada fusil.
9. Al cuidado del Sargento primero, 6 el
que haga sus funciones, habra ea cada Com-
pafiia, un libro de 6rden en que se escri-
ba diariamente la general que diere el Coman-
dante del cuerpo y la particular del Capitan
a su Compania: y se guardaran estos libros.
hasta la revista de inspection, para compro-
bar con ellos en aquel acto cualquiera du-
da que ocurra sobre las formalidades que
se observan en el servicio y gobierno interior
del cuerpo.
10. El Sargento de segunda clase que mas
se distinga por su aplicacion, inteligencia y
buena conduct, sera elegido para primer
en su Compaiiia; y el mas sobresaliente en-





95
Ire los primeros del Regimiento, serA pre-
ferido para Oficial.
11. Los Sargentos se alternarAn entire si
para tomar la 6rden, llevarla a sus Oficia-
les, distribiirla a los Cabos primeros y se-
gundos que estuviesen encargados de escua-
dras, y de revistar los que entran de servicio;
pero si el Sargento primero tuviese otras
ocupaciones a que tender, podrA prevenirlo
a los de segunda clase, para que uno de
estos desempene aquella parte A que no pueda
asistir.
12. El Sargento que vaya por la 6rden
del cuerpo, acudira con puntualidad al pa-
rage en que se distribute, y la hora sefia-
lada: no habiendo Sargento en la Compafia,
irA el Cabo mas antiguo de ella que sepa
escribir para tomarla: formaran todos rueda,
empezando los Sargentos desde la derecha;
A estos seguirnl los Cabos que la cerrarAn
tomando unos y otros en su respective cla-
se, con preferencia de sus compaiias: todos
descansarAn sobre las armas, escribirAn la
6rden teniendo la gorra puesta; y de la guar-
dia de prevention se pondrAn con anticipa-
cion cuatro centinelas con la espalda A la
rueda, y presentando las armas para celar
que nadie se aeerque a oir la 6rden, man-





96
tenicndose en esta disposicion hasta que salga
del circulo el Oficial que la haya dado.
13. El Sargento que hubiere ido por la
6rden, inmediatamente que la tome, iri A
comunicarla A su Capitan; recibirL la suva,
y con la general del cuerpo la llcvarai al
Teniente y Subteniente: luego la dar 6a los
demas Sargentos y Cabos encargados de es-
cuadras, que en la misma Compainia se jn.
tarhn para recibirla; si el Sargento que hu-
biere tomado la 6rden fuere de segunda cla-
se, deberh comunicarla al primero, y 6ste
juntari los de segunda clase, y los prime-
ros Cabos para darla; pero no estando enl
el cartel, no se dilatarh la 6rden y la da-
ra el que la haya recibido, repiti6ndola al
primer Sargento cuando se present en la
Compaiiia.
14. B 1 que vaya A llevar la 6rden a sus
Oficiales, tendra terciado su fusil, sin variar
de esta position mientras la communique; y
eu su despejo, puntualidad y buen aire, da-
ra a conocer su aplicacion y cuidado.
15. El Sargento que asista A la 6rden, no-
ticiarA al Ayudante de semena cada no-
che, la gene efectiva y present que tiene
en su Compaiia en estado de servicio.
16. Visitara una vez a la seanaa a los





97
enfermos de su Compaiiia que hubieren en el
hospital, y dara A sus Oficiales puntual no-
ticia del estado de s salud, asistencia, y
cnalquiera queja que tuvieren.
17. HarAn los Sargentos su rancho jun-
tos; y si hubiere en la Compania algun sol-
dado 6 Cabo de distinction, que solicite co-
mer con ellos, podran admitirle; pero para
esto piecedeir el consentimiento del Capi-
tan 6 Comandante de la Compaiia.
18. No usarAn en su vestuario prenda al-
guna que no sea de su uniform, ni se di-
ferenciarA del soldado en el modo de lle-
varlas puestas.
19. Siempre que la Compafiia tomaselas
armas, concurrirAn todos los Sargentos con
anticipation al parage sefialado para la pri-
mera formation: esperarAn alli A que cada
Cabo haya revistado su escuadra, y dl par-
te al primer Sargento de su nimero, des-
tinos y estado: ent6nces Aste prevendra A
los de segunda clase las escuadras que han
de revistar, eligiendo para su personal re-
conocimiento la que le parezca: cada Sar-
Sgento examinara con much prolijidad el
armamento, municiones, vestuarios, correa-
ge y aseo de los soldados; de cualquiera
falta que notare, y con proportion A ellaz





. 98
harh cargo al Cabo, quien durante ste exh-
men le seguirh con su arma afianzada, y
concluido, se colocari' descansando sobre ella
A la derecha de su escuadra. Los Sargen-
fos de segunda clase darAn al primero pun-
tual noticia de la escuadra 6 escuadras que
hayan revistado, y este mandarin, Compaiiia
armas al hombro. A former en ala por
estatura 6 por antigiiedad, segun por su
gefe se haya prevenido, lo que ejecutado
mandara descansar sobre las armas. para es-
perar A sus Oficiales; los Sargentos tomaran
ent6nces las suyas y se pondran en el lu-
gar que les corresponde.
20. Cuandollegue el Subteniente saldra el
primer Sargento ocho 6 diez pasos i recibirle
y darle noticia del estado de la Compaiiia,
nimero de los presents y el de los ausen-
tes, con sus nombres y destinos. Durante
la revista del Subteniente. el primer Sar-
gento le seguir con el fusil terciado, y so-
lo 61 sera responsible al Subteniente do las
faltas quoe ste hallare, siendo muy contra-
rio A la cxicta vigilancia del Sargento pri-
inero, el disculparse con la omision del in-
ferior, y A la subordinacion el no hacer car-
go al inmediato Cabo subalterno. Concluida
la revista ddl Subteiliente, pasar5 el primer




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs