• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Introduccion
 Porque
 Programa de actividades
 Dia de denuncia a la prostituc...
 Dia de denuncia a la violencia...
 Dia contra la violencia verbal
 Dia de denuncia a la violacion...
 Dia de denuncia a la violencia...
 Dia de denuncia a la violencia...
 Dia contra la violencia de los...
 Dia internacional contra la violencia...
 Back Cover






Title: Jornada de Denuncia a la Violencia contra la Mujer
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00087324/00001
 Material Information
Title: Jornada de Denuncia a la Violencia contra la Mujer
Physical Description: 60 p. : ill. ; 20 cm.
Language: Spanish
Creator: Coordinadora de Organizaciones Femeninas (Dominican Republic)
Conference: Jornada de Denuncia a la Violencia contra la Mujer, (1981
Publisher: CIPAF, Ediciones Populares Feministas
Place of Publication: Santo Domingo
Publication Date: 1981 or 1982
 Subjects
Subject: Women -- Crimes against -- Congresses -- Latin America   ( lcsh )
Sex discrimination against women -- Congresses -- Latin America   ( lcsh )
Genre: conference publication   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: Sponsored by Coordinadora de Organizaciones Femeninas.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00087324
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 09556494
lccn - 82175718

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Title Page
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
    Introduccion
        Page 5
        Page 6
    Porque
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    Programa de actividades
        Page 17
        Page 18
    Dia de denuncia a la prostitucion
        Page 19
        Page 20
    Dia de denuncia a la violencia contra la mujer trabajadora
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    Dia contra la violencia verbal
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
    Dia de denuncia a la violacion sexual
        Page 35
        Page 36
        Section 3
        Section 4
        Section 5
        Section 6
    Dia de denuncia a la violencia del sistema de salud
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
    Dia de denuncia a la violencia familiar
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
    Dia contra la violencia de los medios de comunicacion
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
    Dia internacional contra la violencia a la mujer
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
    Back Cover
        Page 61
Full Text






















JORNADA DE DENUNCIA
A LA VIOLENCIA
CONTRA LA MUJER


lz, 4;





JORNADA DE DENUNCIA
A LA VIOLENCIA
CONTRA LA MUJER




























COORDINADORA DE ORGANIZACIONES FEMENINAS
esta integrada por las siguientes organizaciones:
Acci6n Femenina Incorporada (AFI)
Uni6n de Mujeres Dominicanas (UMD)
Circulos de Estudios Feminista (CEF)
Comit6 Gestor por un Movimiento Femenino Socialista
El Centro de Investigaci6n para la Acci6n Femenina (CIPAF)
Centro Dominicano de Estudios de la Educaci6n (CEDEE)
El Comit6 por la Unidad y Derechos de la Mujer (CUDEM)
Y El Comit6 Feminista Socialista.










I

44)r
^


4W
i^
1.^


JORNADA DE DENUNCIA
A LA VIOLENCIA
CONTRA LA MUJER















































EDICIONES POPULARES FEMINISTAS

Impreso por:
Graficolor, S. A.
Santo Domingo, Rep6blica Dominicana
























JORNADA DE DENUNCIA
A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER


El primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del
Caribe, celebrado en Bogota del 18 al 21 de julio pasado,
conoci6 y discuti6 los aspects principles de la subordi-
naci6n de la mujer. Durante este event fuM relevant la
denuncia sistematica que hicimos las mujeres a la violencia.
A la violencia cotidiana y brutal que padecemos, a
la que se expresa a diario en el lenguaje machista y abusi-
vo; en los medios de comunicaci6n, en la desigualdad
salarial; en los servicios medicos ofertados como limos-
nas patriarcales a "mujeres hist6ricas".
Denunciamos el aumento constant de las golpizas a
mujeres y nifias, de los crimines Ilamados "pasionales",
que no hacen mas que expresar la consideraci6n de objeto,
de cosa que le pertenecen que tienen de nosotras los hom-
bres.
Se denunci6 la VIOLACION, esa agresi6n extrema a
nuestro cuerpo, a nuestra condici6n de series humans.
Violencia sexual que se convierte cada vez mas en un






monstruo alimentado por el sistema capitalist, clasista y
patriarcal y que atenta contra nuestra seguridad emotional
y f isica.
Estuvo muy present tambi6n en el Encuentro, la de-
nuncia a las multiples formas de torturas, asesinatos, encar-
celamientos, desapariciones, etc., que sufren las mujeres
en los regimenes dictatoriales del continent; en especial
se seial6 la situaci6n de las press y exiliadas Chilenas y
Uruguayas, de las Argentinas desaparecidas, de las cientos
de mujeres horriblemente mutiladas y asesinadas bajo la
anuencia de los gobiernos de derecha del Salvador y Gua-
temala.
Ante todo este cimulo de agresiones, las mujeres
reunidas en Bogota consideramos que era hora de con-
vertir nuestras denuncias en gritos de lucha, en acciones
para frenar dsta situaci6n que a diario sufrimos.
Un primer paso, la Celebraci6n del Dfa Internacional
Contra la Violencia a la mujer. La fecha: 25 de noviembre,
propuesta por la delegaci6n Dominicana en recordaci6n
de uno de los mbs horrendos crfmenes cometidos en la
historic de latinoamerica, el asesinato de tres mujeres que
abonaron con su sangre y su lucha el camino de la libe-
raci6n de un pueblo.
La Coordinaci6n de Organizaciones Femeninas, al
presentar el context social en que se desenvolvieron las
vidas y las acciones de las hermanas Mirabal, quiere contri-
buir a la celebraci6n exitosa de 6sta jornada contra la
violencia.
La Coordinaci6n estd integrada por las siguientes orga-
nizaciones: Acci6n Femenina Incorporada (AFI); Uni6n
de Mujeres Dominicanas (UMD); C(rculos de Estudios
Feministas (CEF); Comitd Gestor por un Movimiento Fe-
menino Socialista; Centro de Investigaci6n para la Acci6n
Femenina (CIPAF); Centro Dominicano de Estudios de la
Educaci6n (CEDEE) y el Comit6 por la Unidad y Derechos
de la Mujer (CUDEM) y el Comitd Feminista Socialista.


















PORQUE


hay columns de marmol impetuoso no rendidas al tiempo
y piramides absolutas erigidas sobre la civilizaciones
que no pueden resistir la muerte de ciertas mariposas

y calls enteras de urbes imperiales Ilenas de transeuntes
sostenidas desde la base por tirantes ycuerdas de armonia
de padre a hija de joven a jovenzuela de escultor a modelo

y artilleros atormentados por la duda bajo el craneo
cuyas miradas vuelan millares de leguas sobre el horizonte
para alcanza. un rostro flotante mas all de los mares

y camioneros rubios de grandes ojos azules obviamente veloces
que son los que dibujan o trazan las grandes carreteras
y transportan la grasa que engendra las bombas nucleares

cuando hay una hora en los relojes antiguos y los modernos
que anuncia que los mas grandes imperios del planet
no pueden resistir la muerte muerte


de ciertas ciertas

debilidades amen

de mariposas






El 25 de noviembre de 1960, las hermanas Mirabal,
Patria, Minerva y Marfa Teresa, caen vfctimas de La Violencia
demencial del regimen trujillista, seis meses antes de la muer-
te del tirano.
Surgida en 1930 como consecuencia direct de la primera
intervenci6n norteamericana de 1916, la sangrienta dictadura
de Rafael Leonidas Trujillo Molina, al tiempo que impulsaba
el atrasado y d6bil desarrollo agroindustrial, lo convertfa en
patrimonio personal y familiar.
La centralizaci6n absolute del poder politico y el control
de la economia por la familiar Trujillo entorpecian los intere-
ses expansionists de los grandes inversionistas norteamerica-
nos en el pats y en el area del Caribe.
El Gobierno norteamericano, que habfa perdido la con-
fianza en el hombre al que 30 aios antes condujera hasta
la presidencia de la Republica Dominicana, vefa con preo-
cupaci6n la cada vez mayor prepotencia de quien antes
organizara un atentado criminal contra el entonces presi-
dente de Venezuela R6mulo Betancourt, del que saliera
ileso. Por otra parte el todav(a reciente triunfo de la causa
revolucionaria en Cuba, proyectaba su ejemplo sobre los
restantes pueblos sometidos en Latinoam6rica abriendo
la posibilidad a nuevas y exitosas isurrecciones armadas
en otros puntos de la Geograffa Americana. Tal posibili-
dad hab(a Ilevado al Gobierno de los Estados Unidos
a considerar la necesidad de ir sustituyendo sus regime-
nes de fuerza por sistemas de dominaci6n menos impo-
pulares. Y no era Trujillo el hombre mds id6neo para
implementar el cambio.
Dentro de este context se enmarca el asesinato de
Trujillo, Ilevado a cabo el 30 de mayo de 1961 por indi-
viduos vinculados estrechamente al regimen quienes, por
razoner que van desde la ambici6n polftica de algunos
hasta la satisfacci6n de venganzas personales de otros,
fueron habiles instruments, en definitive, para la ejecu-
ci6n de los intereses yanquis.
En ese tiempo el regimen se encontraba acosado por
una fuerte resistencia internal que comprometi6 a todos
los estratos sociales en la acci6n clandestine, y al lado






internacionalmente por la Organizaci6n de Estado Nor-
teamdricanos (OEA).





LAS HERMANAS MIRABAL


A travds de las profunda conmociones sociales, los pue-
blos nos ofrecen ejemplos brillantes de mujeres que a pesar
de la oposici6n econ6mica, del postergamiento social y el
marginamiento politico a que se encuuentran sometidas por
el regimen social existente, encarnan el eco vibrant y niti-
do de las necesidades e intereses de los sectors explotados
y oprimidos de su 6poca, correspondidndoles un papel funda-
mental en los distintos process revolucionarios.
Las hermanas Mirabal son un ejemplo vivo de este tipo de
mujer. Patria, Minerva y Maria Teresa Mirabal Reyes, nacie-
r6n en la Secci6n Ojo de Agua, Provincia de Salcedo Repi-
blica Domiinicana. Sus padres fueron Don Enrique Mirabal y
Dofia Mercedes Reyes.





PATRIA


Patria, la mayor, naci6 el 27 de febrero de 1924. Asisti6
a la escuela rural de la secci6n done naci6 y concluy6 sus
studios elementales y comerciales en el colegio Inmacula-
da Concepci6n,de la cercana ciudad de La Vega.
Las condiciones prevalecientes en el pais como conse-
cuencia del dominio imperialista a trav6s de la tirania truji-
Ilista, y el predominio de relaciones de producci6n muy atra-
sadas en la zona done vivi6, conformaron en ella, al igual
que en sus hermanas, sus apasionada e intransigente natu-

































raleza de luchadora antitrujillista y democrAtica, y deter-
minaron su sensibilidad frente a los agudos problems socia-
les.
A los 17 aios de edad contrajo matrimonio con Pedro
GonzAlez Cruz, con quien procre6 tres hijos.
Su hogar sirvi6 de refugio y punto de referencia en la
coordinaci6n y organizaci6n del Movimiento Clandestino
14 de Junio, y fue allf precisamente done se formaliz6 Ia
organizaci6n clandestine el d ael da 10 de enero de 1960.
Develado el movimiento, son hechos press sus dirigen-
tes y la gran mayor a de sus miembros, entire ellos su espo-
so y su hijo de 12 aios. Su hogar es arrasado por la furia
trujillista y sus bienes expropiados.






MINERVA MIRABAL
Firmeza,combatividad y ejemplo

Minerva Argentina Mirabal, naci6 el 12 de marzo de
1927.
Aprendi6 a leer y a escribir a la temprana edad de cinco
aios, en la escuela del campo donde naci6, pasando luego
al colegio Inmaculada Concepci6n, de La Vega.
De inteligencia extraordinaria y recia personalidad se
gradia de bachiller en Filosoffa y Letras. Su gran inquietud
intellectual la Ileva a incursionar en el campo hist6rico, lite-
rario, politico y filos6fico.
Apasionada por la pintura, ya en sus primeras acuarelas
evidencia el profundo compromise que en defense de las cla-
ses marginadas asumirfa mis tarde.
El pensamiento liberatario de la Juventud Democratica
del 46, suscontactos con exiliados republicans espaioles,
la frustrada invasion antitrujillista por los patriots de Cayo
Confites y Luper6n en el 49, el desembarco igualmente falli-
do de Constanza, Maim6n y Estero Hondo, contribuirian a
consolidar el pensamiento social de Minerva, por cuya conse-
cuente defense perdi6 la vida.
En 1949 conoce a Pericles Franco 0. joven universitario
reci6n salido de la carcel tras cumplir dos aios de condena
por actividades opositoras al regimen, estableciendo con 61
una profunda amistad. Amistad que concita el odio y resen-
timiento de Trujillo, quien con anterioridad la habfa preten-
dido infructuosamente.
Ya para entonces era Trujillo celebre, ademds de por sus
crimenes, por la exacerbada pasi6n por las mujeres. Pasi6n
que satisfacia bajo las amenazas de cdrcel o la muerte para
quien se le negara y que no dudaba en hacerlas extensivas a
sus propios familiares.
Con 22 aios, y en ocasi6n de su rechazo a las pretensio-
nes amorosas del dictador, Minerva es detenida y encarcelada
en la Fortaleza Ozama e impedida de continuar sus studios
de Derecho en la Universidad Aut6noma de Santo Domingo
(UASD).
Recluida en su domicilio de Ojo de Agua durante tres
aios, Minerva describe frecuentemente poesia y prosa reflejan-








'- :~'~' ~. .


'". ; .kh')
u ~ ...,

~241
wu~ ~~


do siempre su compromise en defense de las classes explota-
das.
Conoce en el municipio de Jarabacoa en 1954 a Manolo
Tavarez Justo, con quien se casa el 30 de noviembre de 1955.
Procrearon dos hijos, Minou y Manolito.

En la plenitud de su madurez political Minerva fue, junto
a otras figures de relieve, una de las organizadoras del Movi-
miento de Resistencia Clandestina 14 de Junio, nombre dado
a la organizaci6n en reconocimiento a la gesta her6ica de
junior del 59. El develamiento del complot contra el tirano y
apresamiento de los dirigentes y centenares de militants del
movimiento, entire los que se encontraban Minerva y Maria
Teresa, decidirfa posteriormente la suerte de las tres.


- 1





En Montecristi, ciudad natal de su esposo, fue apresada
el 22 de enero de 1960 por su partipaci6n como una de las
organizadoras del Movimiento Clandestino 14 de Junio,
conducida a la circel La 40, funesto centro de torturas en
el que fueron asesinados cientos de dominicanos, y luego
trasladada al penal de La Victoria, Fue liberada condicio-
nalmente junto a su hermana Marfa Teresa el 7 de febrero.
Tres meses mas tarde es nuevamente detenida y condenada
a cinco aios de prisi6n, aunque el Tribunal de Primera Instan-
cia rebaja la pena a tres aios en grado de apelaci6n. Fue
liberada el 9 de agosto del mismo afio.

Uno de los esbirros de la tiran(a trujillista y quien fuera
en una ocasi6n jefe del Servicio de Inteligencia Militar
(SIM) en la zona norte del pais relata su admiraci6n frente a
Minerva Mirabal en ocasi6n de ser arrestada y presentada
ante el: "Su figure atrayente entr6 erguida, desafiante y en
su expresi6n podrfa verse el disgusto y el coraje. Su actitud
superaba en much a la de la mayoria de los hombres arresta-
dos que yo hab(a visto desfilar".

Minerva, representante de las ideas political mas avanza-
das de su epoca, por la profundidad y amplitud de su pensa-
miento revolucionario constituiri siempre la obligada referen-
cia hist6rica para los pueblos sometidos de America Latina.



MA RIA TERESA

Maria Teresa, la mas joven, naci6 el 15 de octubre de
1936.
Curs6 sus primeros studios en las ciudades de La Vega y
Santiago, y posteriormente realiz6 la carrera de agrimensura
en la Universidad Aut6noma de Santo Domingo.
El ambiente de actividades revolucionarias y antitruji-
Ilistas que la rodeaba y su profunda sensibilidad social la
Ilevan a colaborar activamente en el Movimiento Clandesti-
no 14 de Junio. Fue detenida en la madrugada del 20 de
enero de 1960 y conducida a la fortaleza de Salcedo, siendo
































puesta en libertad horas mas tarde. Al dia siguiente nueva-
mente es hecha prisionera, encerrrada dos dias en el Palacio
de la Policia Nacional y conducida a la cArcel de torturas
La 40, done se encuentra con su hermana Minerva y mu-
chos otros compafieros de lucha.
Alternativamente fue Ilevada, del 21 de enero al 7 de
febrero, desde La 40 hasta el penal de La Victoria y liber-
tada meses mas tarde enferma de bronquitis. Nuevamente
reducida a la carcel, fue condenada a 5 aios y libertada por
6ltima vez el 9 de agosto de 1960.
Maria Teresa se caracteriz6 por su firmeza y dignidad
en los interrogatorios ante los esbirros del Servicio de Inte-
ligencia Militar (SIM).
En cierta ocasi6n Trujillo hab(a manifestado ante un
grupo de personas que sus dos unicos problems lo consti-





tu an las hermanas Mirabal y la Iglesia.
Y Trujillo no era un contemporizador.
Los esposos de Minerva y Marfa Teresa habian sido
trasladados desde el penal de La Victoria hasta la cdrcel de
Salcedo, en lo que el regimen pretendi6 se interpretara como
una media de benevolencia y que no fue sino la primer
parte del plan criminal para eliminar a las muchachas.
Desde Salcedo, son trasladados nuevamente los esposos
de Minerva y Marfa Teresa a la fortaleza de San Felipe en
la ciudad nortefia de Puerto Plata.
El 25 de noviembre de 1960, Minerva y Marfa Teresa
visitan a sus esposos press en Puerto Plata, en compaifa
de su hermana Patria y Rufino de la Cruz Disla, quien mane-
jara el jeep en que viajaron. En el trayecto hacia Salcedo fue-
ron interceptados por agents del Servicio Militar de Inteli-
gencia, en un lugar solitario de la carretera.
Conducidos a un cafiaveral pr6ximo, fueron objeto de las
mis crueles torturas antes de consumer lo que se ha conside-
rado el mas horripilante crime de la historic national.
Despuds, s6lo los cuerpos sanguinolentos, destrozados,
rotos a golpes, estrangulados, subidos de nuevo al jeep y
arrojados por un precipicio en un est6ril intent de similar
un accident.
El aseinato de las hermanas Mirabal desgarr6 la sensibi-
lidad national.
Era una muestra mis de la violencia sin Ifmites de un rd-
gimen acorralado y en decadencia, condenado por sus m6to-
dos y desfasado hist6ricamente.
El alevoso crime fortaleci6, sin embargo, el espfritu pa-
tri6tico de un pueblo que anhelaba y necesitaba la apertura
democrdtica que garantizara el respeto a la dignidad humana.
El ejemplo de las hermanas Mirabal sedimenta y afianza
hoy el movimiento progresista y revolucionario del pais, en
su lucha por la erradicaci6n total de la injusticia y la opresi6n
que impone el bloque social dominant.
Ellas han sido el estimulo constant y el ejemplo imbo-
rrable de mujeres dominicanas que conjugaron admirablemen-
te el papel de madres, esposas y combatientes infatigables por
el cambio revolucionario de nuestra sociedad. Su lucha contra
la tiran a las llev6 al martirio y a la gloria.







'"1
F',.


1i1t


L2..'


ORGANIZACIONES FEMENINAS" Y LA CELEBRATION DE LA "JORNADA DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA
CONTRA LA MUJER" UN EJEMPLO IMPORTANT DE UNIDAD Y ESFUERZO POR LA CONSTRUCTION DE UN
AMPLIO MOVIMIENTO FEMINIST EN LA REPUBLICAN DOMINICANA.


LI,,~


-o*
L fE cr~l Pf "~~c' ~;"9~i~e.~L!


















JORNADA DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA
CONTRA LA MUJER
18 AL 25 DE NOVIEMBRE


PROGRAM DE ACTIVIDADES


Mi6rcoles 18 DIA DE DENUNCIA A LA PROSTITU-
CION.

Documento de denuncia sobre la pros-
tituci6n en nuestro pais.

Jueves 19 DIA DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA
CONTRA LA MUJER TRABAJADORA

Acto polftico-cultural
Testimonios y canciones
Lugar: Sindicato trabajadores de la
Corporaci6n de Electricidad (Sitracode)
Hora: 7:30 p.m.

Viernes 20 DIA CONTRA LA VIOLENCIA VERBAL

Documento de denuncia a las agresiones
verbales que a diario sufrimos las muje-
res.






Sabado 21 DIA DE DENUNCIA A LA VIOLACION
SEXUAL

Acto con testimonios de mujeres viola-
das.
Lugar: Iglesia Santa Ana (Gualey)
Hora : 5:00 p. m.

Domingo 22 DIA DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA
DEL SISTEMA DE SALUD

Documento mostrando las agresiones
fisicas y emocionales que sufrimos las
mujeres en los servicios medicos.

Lunes 23 DIA CONTRA LA VIOLENCIA FAMI-
LIAR

Denuncia a los frecuentes abuses, maltra-
tos y asesinatos de que somos vfctimas
las mujeres.

Martes24 DIA CONTRA LA VIOLENCIA DE LOS
MEDIOS DE COMUNICACION

Documento denunciando la confusion y
deterioro de nuestra imagen por parte
de los medios de comunicaci6n.

Miercoles25 DIA INTERNATIONAL CONTRA LA
VIOLENCIA A LA MUJER

Acto de clausura de la Jornada
Testimonios sobre las hermanas Mirabal
Canciones
Lugar: Sindicato de Trabajadores Portua-
rios
Hora: 8:00 p.m.






MIERCOLES 18


DIA DE DENUNCIA A LA PROSTITUCION









DENUNCIA A LA PROSTITUCION

Descalzas y harapientas, asf encontramos una tarde
cualquiera a nuestras prostitutes y no como muchos se
piensan envueltas en dleos y tafetanes rojos.
Vfctimas del sistema social que arroja a la gran mayorfa
de la poblaci6n del lado de las cunetas, barrancones, basure-
ros, charcos y que por otro lado encubre a una minorfa en
palacetes, prados y arboledas; manjares y sdbanas de seda- la
mayorfa de las prostitute dominicanas viven del primer lado.

Vfctimas de un sistema patriarcal que otorg6 el privile-
gio al hombre de resarcirse en las carnes de mAs de una mujer,
la prostitute es el resultado de la demand de satisfaci6n al
ego de aquellos que han elevado un culto a una falsa virilidad
que se alcanza por la supremacfa de la posesi6n comparada.

Vfctimas de una debilidad inculcada, las prostitutes do-






minicanas son mujeres maniatadas poreel "chulo", un hombre
que abusa de su fuerza ffsica o s(quica, y que las obliga a tra-
bajar para 61, vivir por 61, morir por 61.

La prostitute es una mujer que vive en un mundo donde
se produce la mayor concentraci6n de la violencia social, que
ella padece en el cuerpo y esp ritu.

La prostitute sufre hoy dia una double violencia que se
sintetiza en la pobreza y en la venta de su cuerpo para miti-
gar esa pobreza.

La prostitute carece de alimentos, de educaci6n, de
vivienda, de sanidad ambiental, de servicios de salud, al igual
que el pueblo pobre del que ella forma parte.

Ella sufre el dolor ffsico y moral de las mas crueles
aberraciones sexuales. ,,
Ella padece enfermedades con consecuencias funestas.
El cancer la acecha en cada esquina. .

Ella es rechazada socialmente porque se la entiende una
"mala mujer".

Ella es victim de ennegrecidas noches donde el brillo
del puial la hace presa del panico.. .

Ella se lamenta de su vida, pide a gritos educaci6n y tra-
bajo. Pide un nuevo mundo, otro orden social y econ6mico.






JUEVES 19











DIA DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA CONTRA
LA MUJER TRABAJADORA







UNA INTRODUCTION NECESARIA


Aunque todavia esta por hacerse una investigaci6n hist6-
rica del desarrollo y evoluci6n del trabajo femenino en la
iRepublica Dominicana, parece evidence que este se ha carac-
terizado desde dpocas tempranas, por un acceso diferencial al
mercado de trabajo, es decir, por ofertar a las mujeres s61o
determinados trabajos considerados como "propios" de su
condici6n.

Este hecho no puede explicarse s6lo a partir de la estruc-
tura econ6mica de nuestra sociedad, en el estan present ele-
mentos fundamentals relacionados con el sexo. Clase y sexo
marcan entonces la participaci6n de la mujer en el mundo de
trabajo, condicionan este y la confieren su caricter alienado
y alienante,






Es do esta alienaci6n de done se nutre la violencia que
sufren las mujeres y los hombres trabajadores. Violencia
que en el caso de la mujer significa no s6lo largas y agotado-
ras jornadas de trabajo y mayor inestabilidad laboral, sino
tambien chantajes, presiones sexuales y obvias discrimina-
ciones relacionadas con su estado civil preferencia de solteras
y sin hijos o de mujeres mayores, solicitud de certificados de
esterilizaci6n, etc.


LA MUJER TRABAJADORA EN LA
REPUBLICAN DOMINICANA


Para el censo de 1970, la poblaci6n econ6micamente
active femenina de diez alos y mas, estaba compuesta por
unas 315 mil mujeres, de las cuales 109 mil fueron registradas
en la categoria de "actividades no bien especificadas", Esta
tan alta proporci6n de mujeres cuyas actividades no A'caben"
en las caracterizaciones censales son una muestra, por una
parte, de las perspectives masculinas de muchos de los ins-
trumentos de recolecci6n de datos, incluso los censales, pero
tambien un indicador de cuanto de marginal, temporal, inde-
finido o dificil de describir, es gran parte del trabajo femeni-
no.

En segundo lugar, en la estadistica del empleo femenino,
esta la actividad agricola con unas 92,000 mujeres (trabajo
generalmente temporal y muy poco remunerado), en tercer
lugar, con un total de 66,700 mujeres se encuentran los
"servicios comunales, sociales y personales". Un altisimo
porcentaje de estas trabajadoras de servicios esta confor-
mado por el servicio dom6stico, la escala mas alta en la
explotaci6n y el abuso que tiene el trabajo femenino. Sin
salario, ni jornada minima legalmente establecida, miles
de dominicanas viven en calidad de semi-esclavas, sometidas
al capricho de las patrons y los deseos de sus maridos.






ELTRABAJO INDUSTRIAL


Las mujeres que trabajan en la industrial constituyen un
porcentaje relativamente bajo, lo hacen bisicamente en la
siguiente ramas; textile, confecci6n, alimentaci6n, qulmicos,
pl6sticos y vulcanizados. En algunas ramas la proporci6n de
mujeres es muy alta, por ejemplo, textiles y confecci6n,
donde de un total de 249 empresas registradas y funcio-
nando, laboran alrededor de 5,000 mujeres, casi el 95 o/o de
los empleados de las mismas. En otros sectors como quimi-
cos y plIsticos, el pinmero de mujeres es tambien muy alto.
En 72 empresas del sector qu imico, laboran entire 700 y 800
mujeres.

Estas ramas se caracterizan por ser intensivas en manos de
obra, y porque requieren en terminos generals muy poca
calificaci6n y habilidades que se consideran "naturales" de la
mujer, tales como destreza manual y visual.

La mayoria de las empresas donde trabajan las mujeres
son pequeias, muchas de ellas funcionan como talleres arte-
sanales, sometidos a los vaivenes de mercado y en el sector
de la confecci6n por ejemplo, a la franca competencia del
contrabando.

De un grueso de 357 empresas que conforman el univer-
so de un studio que sobre la Fuerza Laboral Femenina rea-
liza el Centro de Investigaci6n para la Acci6n Femenina
(CIPAF), apenas 47 empresas pueden catalogarse como gran-
des, es decir, con mas de cien trabajadores y una inversi6n
de capital mayor de los 50,000 pesos.

La empresa pequefia dificulta la organizaci6n y la toma
de conciencia, hace a las trabajadoras proclives a las actitudes
de subordinaci6n patronal, pero lo que es mas grave las deja
a ellas sin el amparo y el apoyo del sindicato y sin posibilida-
des reales de reclamar ante los mecanismos estatales.






LA PROTECTION LABORAL


Una muestra de la debilidad de la posici6n de la mujer
trabajadora para enfrentar las mOltiples formas de violencia
que sufre, la podemos encontrar a grandes rasgos, en el fun-
cionamiento y la funcionalidad del Departamento de Mujeres
y Menores de la Secretarfa de Trabajo.

El Departamento de Mujeres y Menores fud creado como
mecanismo asegurador del cumplimiento de aquellos articu-
los del C6digo Trujillo de Trabajo, supuestamente destinados
a proteger a la mujer y al niiio trabajador.

Este Departamento recibe las querellas de las mujeres y
debe cumplir una funci6n de conciliaci6n y arbitrio entire la
querellante y el patr6n.

Como parte del proyecto de investigaci6n sobre la Fuerza
Laboral Femenina que desarrollamos, realizamos en los pri-
meros meses del present aio un studio minucioso de los
casos presentados en este departamento en los 6ltimos 3
aiios, es decir, de enero de 1978 a diciembre de 1980.

Los datos que a continuaci6n presentamos, constituyen
un advance de 6ste studio que publicaremos ampliado, mis
adelante.


PATRON: "NINGUN SALARIO MINIMO, LAS MUJERES
TRABAJAN POR CUALQUIER COSA".

En el studio de las querellas presentadas por las trabaja-
doras, resalt6 el alto procentaje de ellas que recibia menos
del salario minimo establecido por la ley.

Unas 1,000 mujeres, mas del 70 o/o de las querellantes,
recibian salaries por debajo de $125.00 pesos, y no poco me-




nos, sino que alrededor del 78.15 o/o de ellas, ganaban menos
de $100.00 pesos.

Las privilegiadas que lograban ganar sobre $125.00 pesos,
constituyen apenas el 15.4 o/o y casi la mitad de estas ganan
apenas entire $126 a $150.00 pesos.

A estos bajos salaries, caracteristicos del trabajo en et
sector femenino, se puede afadir el bajo nivel de conciencia
de las trabajadoras, s61o dos mujeres del total de 1,052 que
recibian salaries mas bajos que el minimo exigieron a sus
patrons el cumplimiento de la ley.


TRABAJADORA: "NUESTRO TRABAJO
NUNCA ESTA SEGURO".

El alto nivel de desempleo que vive nuestro pais facility a
los patrons, principalmente en los sectors de menos reque-
rimiento d& calificaci6n, la utilizaci6n de formas legales y no
legales de sustituci6n de mano de obra, ya sea cuando esta
se vuelve menos rentable (enfermedad, ausentismo, etc.), o
cuando su permanencia significa erogaciones en prestaciones
laborales (seguro social, bonificaci6n, etc.).
Por el trabajo que realizan, por el bajo nivel organizativo
y la falta de tradici6n, las mujeres son muy vulnerable a estas
t6cticas patronales, en especial a las cancelaciones frecuentes,
generando una gran inestabilidad laboral.

Asi mas del 20 o/o de las trabajadoras que acudieron al
Departamento de Mujeres y Menores, ten ian menos de 6
meses trabajando y el 68.2 o/o menos de 2 aios. Esta inesta-
bilidad es especialmente alta en las trabajadoras de bares y
restaurants y en el comercio al detalle, donde el 46 o/o y
el 43 o/o respectivamente, pierden su empleo antes del afio
de trabajo y donde no existen formas de organizaci6n que
faciliten la defense de su derecho a un empleo stable.






PATRON: "LA LEY POR Y PARA NOSOTROS"

El 76.9 o/o de las mujeres que presentaron querellas, lo
hicieron demandando prestaciones laborales que les fueron
negadas luego de su cancelacion, y un 9.9 o/o reclamaba el
pago de prestaciones por embarazos.

Estas cifras muestran la impunidad de los patrons y sus
posibilidades de abusar de las trabajadoras.

Un 10 o/o reclamb incluso, salaries de meses anteriores,
es decir, que las mujeres siguen trabajando por dos y tres
meses sin recibir remuneraci6n, para luego ser puestas de pa-
titas en la calle.



ZQUIEN DEFIENDE A QUIEN?

La mayoria de las trabajadoras parecerfan desconocer sus
derechos; no conocer los articulos del C6digo de Trabajo re-
ferentes a la mujer, ni la existencia misma del Departamento
de Mujeres y Menores.

ZLa prueba? Apenas unos 1,473 casos se presentaron en
la Secretarfa de Trabajo en tres aios, lo que represent un
bajisimo nivel de querellas.

Sin embargo, otra podria ser la raz6n de esta pobre
afluencia de querellantes. El fatigoso procedimiento de levan-
tar actas y esperar la comparecencia patronal agota las posi-
bilidades de muchas mujeres que necesitan de ingresos inme-
diatos y deben buscar nuevos trabajos.

La suerte de estas querellas'es disimil, el mecanismo buro-
cratico se presta para mil y una maniobras, facilitado, por la
ausencia de asesorfa legal para las trabajadoras y una no clara
definici6n de los objetivos del Departamento.






Los resuitados no pueden calificarse de exitosos, de los
1,473 casos estudiados, apenas el 33 o/o logro solucionar sa-
tisfactoriamente su demand, una gran parte se transom con
el patron, por una suma menor o retire la querella talvez me-
diante promesa de recibir "algo" ripido.

El resto espera una y otra vez la comparecencia del
patron para el que no parecen existir medios conminatorios.
En el 23.5 o/o de los casos, los patrons no acuden a las
citas, venciendo muchas veces por "cansancio" a la mujer
reclamante.



TRABAJO E IDEOLOGIA

Este pequefio studio nos permiti6 asomarnos al mundo
del trabajo femenino, a sus condiciones de sub-empleo, a la
constataci6n de su sobre-explotacibn, queremos, sin embargo,
ir un poco mas all a la casa y a la psiquis de la mujer traba-
jadora.

Gran parte de las mujeres trabajadoras se vieron obligadas
a salir en busca de empleo, la mayoria de las veces porque el
salario del marido no alcanzaba a cubrir los gastos minimos
de la familiar o porque eran madres solteras, separadas o aban-
donadas, que tienen que hacerle frente a los gastos familiares
ellas mismas.

Todo esto bajo el marco del enorme desempleo a nivel
general que vive nuestro pais, y que para la mujer sobrepasa
una tasa de 31 o/o yque afecta en mayor grado a quellas pro-
venientes de los sectores populares, debido a los mas altos
indices de analfabetismo y/o pocos niveles de instrucci6n.

Por.otro lado, el movimiento migratorio que se ha venido
incrementando afo tras afio, debido a la incapacidad de la
actual estructura agraria de absorver ampliamente mano de






obra, y a la concentraci6n de la tierra en manos de unos
pocos, provoca un incremento notable en la oferta de mano
de obra femenina en las zonas urbanas y una presi6n a la
masa de trabajadores empleados. De 6ste desplazamiento de
mano de obra de las zonas rurales, se aprovechan los empresa-
rios que ofrecen salaries de miseria, que son aceptados por las
trabajadoras en su necesidad de subsistir.

Todo esto explica porque: "yo quiero un hombre que me
siente", es una frase comun en boca de las trabajadoras.

Un altisimo porcentaje detesta los trabajos que realize y
vive sofando o luchaqdo por conseguir algo mejor.

Un marido con dinero, una casa, studios, constituyen las
metas. La presencia en el mundo del trabajo: hostile, inesta-
ble, mal pagado, parece sblo un transito: iAlg6n dia la cosa
ha de cambiar!. Mientras la telenovela permit vivir el sueio
irrealizable, haciendo mas tupida la red ideol6gica, mas dffi-
cil la participaci6n y.la.comprensi6n de la importancia de la
organizaci6n.

EL OTRO TRABAJO

La doublee jornada", real, concrete, frena todavfa mas. Al
salir de la f6brica; hijos, limpieza, cocina, esperan. Los saba-
dos y domingos, entire lavar la ropa y cuidar un poco el arre-
glo personal se va el tiempo.

Aunque trabaje o no fuera del hogar, es siempre responsa-
bilidad de ella "6ste trabajo sin horario ni remuneraci6n", tra-
bajo absorvente que le impide la participaci6n en la vida co-
munal y political, trabajo que debe afrontar no sblo cuando es
madre o compaiera, sino desde nifia, como hija y hermana.

Trabajo sub-valorado a pesar de su importancia para el
capital como element esencial para la reproducci6n de la





fuerza de trabajo, tanto de la existencia como de la future.
La double jornada va en contra de lo que podrian ser espacios
de desarrollo en lo que se refiere a studios y creatividad de
las trabajadoras, confinandola a labores que s61o contribuyen
a seguir manteniendo lo que ha sido su funci6n de fuerza de
trabajo complementaria, de ser abnegada, sumisa y subordina-
da.


Y LAS ORGANIZACIONES SINDICALES?

Continuan su discurso lineal y falto de analisis de la espe-
cifidad de la mujer. Sus programs raras veces incluyen reivin-
dicaciones que enlazan la jornada domestica con el trabajo en
la fabrica, que limiten la "otra jornada." Tambien aquf, lo
masculine predomina, no s61o en cantidad sino en la concep-
ci6n del trabajo organizativo.

Nos queda entonces, un panorama donde las mujeres
dominicanas viven:


- Sin empleo:



- Sometidas:


- Subordinadas:


- Violentadas:


- Desamparadas:


Existen 3 veces mbs mujeres desempleadas
que hombres empleados en los trabajos de
peor paga y mayor inestabilidad.

A jornadas abusivas e intensificaci6n del
ritmo trabajo.

A la actitud patriarcal de patrons y su-
periores.

Y chantajeando hasta la presi6n sexual
por parte de supervisors y patrons.

Por un C6digo falsamente proteccionista y
un departamento estatal ineficaz.






- Desorganizadas: Asi, las mujeres trabajadoras reciben dfa a
dia, en care propia, toda la violencia de
un sistema social basado en la explota-
cibn, y de unas relaciones jerArquicas, au-
toritarias y represivas, levantadas en la de-
sigualdad sexual. Capitalismo y patriarca-
do, binomio de una opresi6n a la que de-
bemos enfrentar iahora y ya!, las mujeres
para hacer realidad los sueios de justicia
e igualdad.


ACTO EN EL DIA DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
TRABAJADORA, CELEBRADO EN EL LOCAL DEL SINDICATO DE TRA-
BAJADORES TELEFONICOS.






VIERNES 20


DIA CONTRA LA VIOLENCIA VERBAL









LA VIOLENCIA VERBAL HACIA LAS MUJERES

Casi siempre se cree que para que haya violencia en un caso
determinado, deben estar presents los hechos, las golpeadu-
ras, las heridas; sin embargo, ciertas formas de agresi6n,
aunque no Ileguen a materializarse en un golpe pueden resul-
tar tan daiinas como este o ain mas. Esto ocurre con la vio-
lencia verbal. Es el tipo de violencia que por ser tan cotidia-
na, tan natural, a veces ni nos percatamos de ella.

En su concept juridico, como vicio del consentimiento, la
violencia es un contreiimiento moral 6 material a la voluntad
que obliga a una persona a actuar de manera diferente a como
lo hubiese hecho de no haber estado bajo la influencia de otra
persona, en consecuencia "puede interrumpir cualquier obli-
gaci6n contra da".
La violencia se manifiesta con much regularidad en los dife-
rentes actos realizados por el ser human, dentro de un sis-






tema de diferencias econ6micas y sociales; se present ademas
de diversas formas, muchas veces encubiertas.

Las mujeres somos frecuentemente agredidas fisica y verbal-
mente. Podria decirse que en la sociedad de consume, no ini-
camente se constitute en fuente de inspiraci6n, ninfa de en-
suefios, sino con much mas regularidad en sujeto de burlas,
mofas e inor as.

Para muestra basta un bot6n, pero nosotras tenemos mas de
uno; los piropos de mal gusto, no siempre deseados, por lo
general subidos de tono y cargados de cinismo:. "Mamacita
tu si estas buena. muchacha, itu cargas pesas?. Las
cotorras son del monte y hablan. .. Dofia, se la cambio por
mf papa. Quieres tomarte una cerveza conmigo?". Mu-
chas veces estas insinuaciones son acompafiadas de manoseos
al cuerpo femenino, Todas las mujeres sabemos que esto es
cierto.. A quin no le ha sucedido?

Esta situaci6n ha motivado la creaci6n de Institutos de Auto-
defensa en los Estados Unidos, con la finalidad de preparar
a las mujeres mental y fisicamente para responder a la agre-
si6n verbal del individuo que lo haga, de manera que lo
desarme desde su inicio, ya que se ha comprobado que de
la actitud asumida por la mujer, si es pasiva 6 desafiante de-
penderS el aumento 6 no de las pretenciones de su interlo-
cutor.

Cuando se sale a la calle, vale decir al campo de batalla, no
solo deben esperarse los piropos sobrepasados, tambien hay
que soportar la censura a la falta de encantos femeninos fi-
sicos, a la gordura, la delgadez. .ah. .. y a los aios; o espe-
rar la consecuencia del sentimiento ofendido del cortejeador,
cuando se le hace un desirere, entiendase no responder con
sonrisas a sus pretenciones. ."Que buena sopa de huesos se
hace con esa flaca!!!! canilla de perro boxeador. gordita
dame un poco de manteca. tan fea y tan comparona. ..
por atras parece joven, pero es una vieja". .; porque el hom-
bre segOn la sociedad a los cuarenta afios las canas lo hacen
much mas interesante, pero las mujeres a los veinticinco




ya estAn viejas.


Cua'ntas veces mujeres de todas las edades han tenido que
cruzar calls, evitar grupos, para no oir las groserfas de
los hombres, para no ser victims una vez mas de su violen-
cia. Sin embargo, a consecuencia de las ideas religiosas de
la inversi6n de valores, funciona el estereotipo, y el cuerpo
de la mujer aparece como pecaminoso y mis aun ellp result
culpable de toda esta situaci6n.

Otro element de importancia dentro de las agresiones ver-
bales a las mujeres lo constitute la canci6n popular. Pareciese
como si estos compositores y cantores modernos no encon-
trasen otro tema de inspiraci6n que no sea denigrar a las mu-
jeres. "Que hiciste abusadora? es el ejemplo mas reciente,.. .
la culpa no es de la ropa, si tiene la cintura ancha. ., mira
como se me pone mi piel cuando tu me miras. el nene se
despert6 Maria acurrucalo. Si se come la soga amArrala con
cadenas. las viejas son las mds buenas. si hay que darle
se le d. que me importa que sea gorda si pa correr no la
quiero. una mujer como esa se encuentra hasta en una cu-
neta... ese barrig6n no es mio."

Admitamos dolorosamente que las propias mujeres cantantes
y compositoras populares, altamente alienadas en su mayorfa
participan de este marat6n de agresiones a sus hermanas; tra-
yendo al oido del oyente temas muy manoseados, empujdn-
donos hacia la rivalidad que durante afios nos ha impuesto la
sociedad y la necesidad, buscando afanosamente mantener
una situaci6n que el peso de la realidad comienza a romper.
."De mujer a mujer lo lucharemos. el me dijo que era
libre seiora. .. De mujer a mujer no me siento menos ni tam-
poco mas que nadie, el busc6 mi amor no lo encontr6 en
la calle"...

Los refranes son una forma mas, aunque a veces mas sutil de
violencia verbal hacia la mujer, si entendemos por violencia
tambidn, todo lo que desvirt6a nuestra voluntad y violent
nuestro consentimiento. "La que no muerde patea"..
ten fa que ser una mujer". .






Y a prop6sito de refranes, visto el hecho y analizando el caso;
iconclufmos! ES HORA DE ENFRENTAR ESTOS AGRA-
VIOS!!IIIH


TESTIMONIOS Y CANCIONES EN EL DIA DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA
SEXUAL.
ACTIVIDAD CELEBRADA EN LA PARROQUIA SANTA ANA DE GUALEY.






SABADO 21


DIA DE DENUNCIA A LA VIOLACION SEXUAL









LA VIOLACION:


ZCudntas mujeres son a diariof victims de la violencia
sexual?
La pregunta plantea un problema de cardinal importan-
cia. Un problema que, sin embargo, surge como ninguno la
conspiraci6n del silencio. Pero son miles de mujeres en todo
el mundo. Decenas en nuestro pals.

El equipo de trabajo de CIPAF recopii6 las denuncias
existente en los archives de la Oficina de Estadfstica y Carto-
grafla de la Polic(a Nacionalde 1975 a 1980.

Debe partirse de que el nijmero de denuncias sobre agre-
siones sexuales estA por debajo de lo real. Siendo una agre-
si6n que lesiona la "reputaci6n" de la mujer, la tendencia es






el silenciamiento como mecanismo de preservaci6n ante sus
consecuencias sociales y personales.

De acuerdo con las estadisticas aludidas, en el referido
period ocurrieron 477 estupros y 338 tentativas, para un
total de 815 agresiones sexuales denunciadas.

Esto significa, UNA MUJER VIOLADA CADA 40
HORAS. Si partimos de la tendencia a no denunciar este tipo
de agresi6n, un cAlculo conservador nos permitir6 establecer
que solo 1 de cada 5 violaciones son denunciadas, lo que nos
present un cuadro de iUNA VIOLACION CADA 8 HO-
RA!, de i13 VIOLACIONES DIARIAS! en nuestro pa s.

De este universe, los medios de comunicaci6n escritos
informaron Onicamente sobre 89 violaciones consumadas y
43 tentativas. Para una relacibn porcentual de 18.6 o/o y
12.7 o/o respectivamente del total. 29 casos correspondie-
ron a mujeres menores de edad, siendo el promedio 10.6
aios, la menor de un aiio de nacida y la mayor de 17 aios.

De las 89 violaciones informadas por los medios de
comunicaci6n escritos, 13 concluyeron en asesinato para
un porciento de 14.6 o/o en total. Cinco de las mujeres
agredidas sexualmente lo fueron por parientes cercanos,
incluido el padre de una menor de 13 aios de edad, que re-
sult6 embarazada.

Una investigaci6n somera sobre la procedencia social de
las victims comprendidas en la muestra, permitiria estable-
cer que la tendencia de la ocultaci6n de la violacibnes mas
caracteristica de las capas privilegiadas de la sociedad, donde
los controls sociales son mbs estrictos y donde la comercia-
lizacibn de la mercancfa-mujer tiene mayores implicaciones y
prerrequisitos.

La circunstancia apuntada pone al desnudo igualmente





Page
37
Missing
From
Original





Page
38
Missing
From
Original





Page
39
Missing
From
Original





Page
40
Missing
From
Original






DOMINGO 22


DIA DE DENUNCIA
A LA VIOLENCIA DEL SISTEMA DE SALUD







DENUNCIA A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
EN EL SISTEMA DE SALUD

Es indudable que contamos con un sistema de salud
esencialmente deficiente, ineficiencia que es sentida por
todos los dominicanos, pero que toma caracteres pat6ticos
cuando se refiere a la mujer, particularmente cuando se tra-
ta de la mujer-madre, tanto en el aspect fisico como emo-
cional.
Las manifestaciones de esto estan muy claras, tanto
en Io cualitativo como en lo cuantitativo, e igualmente
para las mujeres del campo como para las de la ciudad:
La carencia de hospitals integrales en los cuales puedan
encontrar atenciones adecuadas conllevan a que especffi-
camente durante la maternidad se viole mAs su condici6n
de ser social. No reciben durante su embarazo la alimenta-
ci6n necesaria que garantice su estado general durante este
period, ni la atenci6n adecuada que a todo lo largo de






bste debe existir; son frecuentes los desmayos, el desenca-
denamiento de labores de parto antes de tiempo, y lo que
es peor, luego del alumbramiento verse Ilevadas a salas done
el numero de camas no es proporcional con el n6mero de
parturientas, por lo que colocan 2 y hasta 3 en una misma
cama.
Situaciones como las antes descritas en muchas ocasio-
nes van acompafiadas de frases hirientes que denigran a la
mujer y que lejos de Ilevar a dstas el valor necesario que el
moment require y mas que nada en vez de inspirarle con-
fianza, Ilevan desaliento y aflicci6n.
Golpeo verbal tambi6n sufren nuestras mujeres al buscar
atenci6n medica cuando se ven afectadas por lo que cl fnica-
mente recibe el nombre de leucorrea (flujo vaginal), ya que
estos males asi como las enfermedades venereas se cree que
son propias exclusivamente de las mujeres "de la calle", lo
que conduce a que muchas se inhiban de buscar la atenci6n
m6dica adecuada.
Son muchas las vidas de mujeres j6venes perdidas como
consecuencia de un injusto e inadecuado tratamiento hospita-
lario, situaci6n que tambidn se present en los centros priva-
dos de asistencia m6dica, particularmente en las pequeras
clinics de barrios y zonas suburbanas. Factores socioecon6-
micos se conjugan para que esto se produzca, (la valorazi6n
de la vida de una mujer del campo o de un barrio marginado,
es diferente a la de una mujer cuyo status social es de "cierta
categoria")
Tambien el estado civil influye, diferenciando el tratamiento
entire mujeres casadas, solteras, o en "uni6n libre". Son las
condicionantes sociales que pesan.
Mientras una mujer que por las dificultades econ6micas
o por el gran numero de hijos que ya tiene, require de un
aborto, tiene que utilizar uno y mil m6todos abortivos con
serio riesgo para sus vidas, ya que se utilizan desde "botellas"
con abigarradas mezclas de yerbas y maltas, hasta hierros
punzantes que en mas de una occasion han perforado uteros;
una mujer con mejores condiciones econ6micas se present a
una clinic y con pocos riesgos para su vida realize el aborto
y con toda comodidad, sin peligros de ser acusada ante la jus
ticia ni much menos, realize el aborto y en pocas horas re






gresa a su hogar tranquilamente. Pero penden sobre ella los
peligros de la transgresiones a la ley y el rechazo vivir.
He ah( el grave problema social que enfrentamos las
mujeres, o mas bien una manifestaci6n del car6cter discrimi-
natorio de las estructura sociales, expresadas esta vez en el
sistema de salud.


MENJ Ir ,MM







.n*fjf


I


ACTO EN EL DIA DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER TRABAJADORA, CELEBRADO EN EL
LOCAL DEL SINDICATO DE TRABAJADORES TELEFONICOS.





LUNES 23


DIA CONTRA LA VIOLENCIA FAMILIAR









"NO MAS ABUSOS CONTRA LAS MUJERES"



En nuestra sociedad las mujeres sufrimos multiples for-
mas de violencia, algunas por lo cotidiana Ilegan a ser consi-
deradas como naturales.

Asf vemos como a diario en miles y miles de hogares do-
minicanos y en todas las classes sociales, las mujeres sufren
golpes, maltratos y vejaciones de sus maridos o de sus padres.

Sobre las golpizas de las mujeres no contamos con datos
estadfsticos. Dificilmente las mujeres golpeadas acuden a los
tribunales a denunciar a sus maridos y cuando la severidad de
los golpes amerita tratamiento medico, ocultan o mienten
sobre qui6n las golpeo.






Sin embargo, siendo conservadoras podriamos decir que
en uno (1) de cada diez (10) hogares dominicanos se conoce
alguna forma de violencia familiar.

Las causes de las golpizas son multiples: el hombre victi-
ma del alcoholism, 61 desesperado ante el desempleo, 61 pre-
sionado por la represi6n de sus superiores en el trabajo.
Todos pueden descargar en sus mujer e incluso en sus hijos, la
frustraci6n de su situaci6n, conviertiendose ellas tambi6n en
instruments de la violencia de clase.

Los gurpos minoritarios que poseen el poder econ6mi-
co y military, que controlan los mecanismos de toma de de-
cisi6n y elaboraci6n de leyes, le ofrecen a la mayoria de
hombres explotados una esfera de poder aparente: su casa;
y una ilusi6n de jerarqufa y mando: sus mujeres y sus hijos.

El autoritarismo, el despotismo y la violencia por parte
del hombre en la familiar, constituyen entonces ilusrias
formas de poder que la clase dominant permit ejercer a
los explotados mientras ellas poseen y controlan las bases
del poder real.

La dependencia econ6mica y afectiva de la mayoria de
las mujeres, la ausencia de mecanismos de protecci6n y
amparo legal, al igual que el peso de la ideologia patriar-
cal que nos define como sacrificadas y abnegadas, hacen
que las mujeres aceptemos como parte de "nuestra cruz",
de nuestro "destino" el maltrato ffsico de parte de esposos
y padres, y contribuyamos con nuestro silencio a perpetuar
una cadena de abuses que la sociedad acepta ya que natural.


EL QUE AMA NO MATA

Pero a6n m6s grave que las golpizas son los asesinatos
Ilamados "pasionales".






Los crimenes por amorr" constituyen una cifra alarman-
te en nuestro pais. Aunque los archives de los tribunales no
permiten un studio de casos, puds no tienen una clasifica-
ci6n por delito, un trabajo de recolecci6n a traves de los me-
dios de comunicaci6n realizado por el equipo de CIPAF, arro-
j6 cifras alarmantes, no s61o por el numero, sino por la causal
de los asesinatos.

De 148 asesinatos a mujeres publicados en la prensa diaria
ente los aiios 1975 a 1980, el 96o/o hab(a sido cometido por
marido o ex-maridos celosos.

Estos crimenes, muchos de ellos de sadismo inaudito;
muertes a palos, enterramientos vivos, descuartizamientos a
machetazos, encuentran en la opinion piblica y lo que es
peor, ante la ley, atenuantes y justificaciones. "Ella se lo bus-
c6", "esta bueno por bandida", etc., son muchas de las frases
que se escuchan cuando una mujer es asesinada por celos.

Es important seiialar tambidn que en la mayoria de los
casos las victims son mujeres muy j6venes, generalmente
entire los 18 a 25 aios. Muchas de ellas hab(an procreado
hijos con los victimarios, gest6ndose as( una nueva tragedia
para estos nifos hijos del amor y de la muerte.

La vision de la mujer como una propiedad privada, como
una pertenencia exclusive del hombre y subordinada a 6ste,
que esta en la rafz de la ideologfa patriarcal predominante en
nuestra sociedad es de la que sustenta estas acciones.

Si somos una cosa, y una cosa que pertenece a alguien,
6ste tiene derecho a disponer sobre su pertenencia, el dere-
cho incluso a matarla por amor. S61o en una sociedad donde
existe la desigualdad puede darse tal aberraci6n, tal distorsi6n
del amor que por sobre todas las cosas es alegrfa y vida y no
muerte y tristeza.






DENUNCIAR Y EDUCAR


Las mujeres estamos obligadas a enfrentar con la denun-
cia y la educaci6n este concept de la relaci6n hombre-mujer
que nos convierte en victims de los que dicen amarnos.

- Debemos exigir cambios en las leyes, que garanticen pro-
tecci6n para la mujer que es golpeada y que asegure la
manutenci6n de los hijos por parte del padre en caso de
que ella desee separarse.

- Debemos desarrollar acciones tendentes a modificar
aquellos articulos del C6digo Penal que atenuan la con-
dena de los asesinos de mujeres, cuando existen causales
de celos. El que troncha una vida, debe pagar ante la so-
ciedad su crime; su falso amor, sus celos o su despecho,
no pueden ser enarbolados como privilegios ante los tri-
bunales.

SDebemos igualmente desarrollar esfuerzos educativos
constantes y conscientes, dirigidos a los hombres a travys
de sus organizaciones barriales, comunales y political,
contribuyendo a elevar su concept de la mujer como un
ser digno e igual, como una compahera. Convencerlosde
que la violencia machista s61o convene a los de arriba,
puds desvia energias y fuerzas y rompe la necesaria uni-
dad entire varones, mujeres y niFios para luchar por la
construcci6n de una nueva sociedad.






MARTES 24


DIA CONTRA LA VIOLENCIA
DE LOS MEDIOS DE COMUNICACION







IMAGEN DE LA MUJER EN LOS
MEDIO DE COMUNICACION

La imagen de la mujer proyectada por los medios de co-
municaci6n masivos es una imagen distorsionante.
Vehiculadores de la ideologia. de la clase dominant,
los medios de comunicaci6n cumplen para con el sector feme-
nino una funci6n desmovilizadora, tendente a mantenerla co-
mo una reserve permanent de los prop6sitos sociales mds
atrasados e injustos.
En una ideologizaci6n del rol femenino, acentuada gracias
a los notables avances de la tecnologia comunicacional, los
medios de comunicaci6n refuerzan por varias vias el papel de
reproductora de la ideologia de la clase dominant que se le
asigna a la mujer tanto a nivel familiar como social.
Es ella el blanco por excelencia de las campafas publicita-
rias, destinadas a un incremento demencial del consume y a






la reproducci6n de patrons de conduct social en absolute
incorrespondencia con las necesidades del ser human y, en
el caso especifico de los pauses pobres, con los niveles de desa-
rrollo nacionales.
Mediante esta misma publicidad, a la mujer se le vende
una idea de ella misma, enfatizando por igual su destino de
objeto er6tico lo que no contradice, en terminos publicita-
rios, el papel familiar e individualista que se reserve al sector
femenino en las sociedades de clase.
Al mismo tiempo, los medios de comunicaci6n vulneran
la tradici6n cultural de las mujeres de los paises pobres al
trav6s de las presentaci6n de estilos de vida-modelos propios
de otras naciones mas desarrolladas y de la creaci6n de ex-
pectativas que solo pueden ser logradas por las elites sociales
gracias al sacrificio de las grandes mayorlas populares.
La venta como ideal de un modelo de mujer transnacional
y etnoc6ntrico, tiende tambi6n a fomentar entire las mujeres
el desprecio por lo national, incluida la cultural, la raza, las
costumbres y los niveles de desarrollo de sus propios pa ises.
Este tipo de mensajes evidencia claramente la connivencia
entire los intereses de las classes dominantes native y foranea
en la dominaci6n de nuestros pueblos, muy especialmente
en lo que respect la utilizaci6n de la mujer como muro de
contenci6n de los cambios necesarios en toda la estructura
social.
Por igual, los medios de comunicaci6n masivas sirven de
soporte a la ideologfa machista, al presentar a la mujer como
objeto consumible y/o como soporte de un consume que al--
trav6s suyo se hace mas deseable.
Similar papel cumplen los Ilamados "espacios del cora-
z6n", entire los que se incluyen de manera preponderante las
telenovelas, dirigidas a fomentar las conductas de sumision
social e individual mediante una exacerbaci6n de la sensible-
rfa, la fe ciega en el destino y la creencia en la inmutabilidad
de la estructuras sociales.
En ese sentido result perentoria la necesidad de una re-
gulaci6n de la programaci6n y publicidad de los medios de






comunicaci6n destinadas a prohibir la utilizacibn de la mujer
como cebo ideol6gico, propugnando por un cambio radical
en las political informativas y publicitarias que permitan a la
mujer la asunci6n de posiciones de defense de los intereses
colectivos y de su participaci6n social.































I I,
















A(CTO DE CLAUSURA DE LA JORNADA.
DIA DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA POLITICAL, 21 ANIVERSARIO DEL ASESINATO DE LAS HERMANAS MIRA-
BAL, CELEBRADO EN El. 1 O(.AL DEL SINDICATO DE TRABAJADORES PORTUARIOS (POASI).






MIERCOLES 25


DIA INTERNATIONAL
CONTRA LA VIOLENCIA A LA MUJER







DOCUMENT DE DENUNCIA A LA VIOLENCIA
POLITICAL CONTRA LA MUJER EN EL CONTINENT

En esta jornada de denuncia a la violencia contra la
mujer las organizaciones femeninas que en ella participamos
hemos querido destacar las diferentes manifestaciones de
violencia que se expresan de las mas diversas formas sobre
las mujeres.
Todas las formas de violencia; la que se viven en los
centros de trabajos, la que se expresa en el distorsionamiento
de nuestra imagen en los medios de comunicaci6n, la que se
vive en los centros de salud, la que se expresa incluso en el
propio seno de nuestras families, son evidentemente expre-
siones de un problema bAsico y central que es el eje de los
problems que afectan no s61o a las mujeres, sino a la mayo-
ria de la poblaci6n, aquf y en muchfsimos otros pauses del
mundo, para hombres y para mujeres: LAS RELACIONES
DE EXPLOTACION, que en nuestro continent se ven






acompafadas de dependencia, atraso, desempleo, miseria. .
Si hemos sentido la necesidad de plantear como proble-
mas especfficos de las mujeres estas manifestaciones, es por-
aue precisamente constitute la mujer el sector de la sociedad
donde con mayor fuerza se evidencia toda la miseria que
es capaz de general la Sociedad capitalist, imponiendo, para
beneficio de quienes detentan el poder econ6mico y politico
el bloque social de dominaci6n, las peores de las condiciones
de subustencia, ya que es mas que sabido que la mayoria de
los desempleados son mujeres, que la mayoria de los analfa-
betos son mujeres, que a las mujeres se les asignan los oficios
mas denigrantes y peor pagados, que a las mujeres todavfa en
nuestras sociedades se les subvalora.
Es precisamente por todo esto que entendemos obligato-
rio demandar acciones dirigidas hacia las mujeres. Que si bien
como individuos participamos en la acci6n polftica en favor
de toda la poblaci6n, mujeres y hombres, nifios y ancianos,
obreros, profesionales y campesinos, es imprescindible desta-
car las particularidades que dentro de todos estos sectors te-
nemos las mujeres.
Por todo esto esta jornada tiene gran importancia. Por
todo esto esta jornada ha querido destacar las diferentes
manifestaciones de violencia que se expresan sobre la mujer.
iQue son de todos conocidas estas manifestaciones?
Si, pero no hay decision de combat frente a ellas, Por
eso hay que denuniciarlos por eso es precise repetirlo, y, La
qui'n sino a las mujeres corresponde hacerlo?
Este es el porqu6 de esta jornada, que en esta significati-
va fecha para los dominicanos estamos concluyendo.
El d(a de hoy lo hemos declarado como de denuncia a la
violencia political contra la mujer.
iPor que el 25 de noviembre?
Porque un dia como hoy hace 21 afios se produjo el mas
bbrbaro de los crimenes politicos que registra nuestra histo-
ria, el asesinato de las Hermanas Mirabal, quienes encarnan
todo el heroismo, el valor y la dignidad de la mujer domini-
cana.
Por eso hoy queremos con este acto homenajear a todas
las mujeres dominicanas que han ofrendado sus vidas en la






lucha political:
Las Hermanas Mirabal el 25 de noviembre de 1960.
Altagracia Amelia Ricart Calventi, asesinada a tiros
en una manifestaci6n estudiantil el 9 de febrero de 1969.
-Sagrario Ercira Dfaz, tambi6n vilmente asesinada por
efectivos de la Polic(a Nacional en el recinto de la UASD el
4 de abril de 1974.
Angela Guzman, ultimada tambi6n a tiros en una re-
ciente manifestaci6n celebrada en Mao, con motive del repu-
dio de la poblaci6n de esa provincia a la presencia de buques
de la Marina de Guerra estadounidense en nuestras aguas.
Yolanda Guzman quien muri6 en los primeros dias de
la revoluci6n constitucionalista de 1965, cuando 42 mil mari-
nos de los Estados Unidos desembarcaron en nuestro pals pa-
ra impedir el triunfo de un movimiento eminentemente de-
mocr6tico.
-Tambien a "la rubia", "la china", y decenas de heroi-
nas an6nimas que murieron en la guerra de abril, y con ellos
homenajear a los cientos de j6venes y de niiios que como los
de la familiar Jim6nez Dajer (tres niiios) como la familiar Cas-
tillo y como la pequefa Susy Alfau que tambi6n murieron a
consecuencia del enfrentamiento entire, la poblaci6n civil y
militares constitucionalistas contra el enorme poderio de un
ej6rcito que s6lo ha servido para Ilevar el terror, la incerti-
dumbre, el desasosiego, la intranquilidad, el dolor, la miseria y
la desesperaci6n a millones de series sobre la tierra en este y
otros continents, y que recibi6 la lecci6n de su vida en
Vietnam.
A MAMA TINGO, Ifder campesina que simboliza la
lucha del campesinado dominicano por la tierra, en contra de
su injusta y arcaica distribuci6n, en un pafs done una empre-
sa extranjera disfruta de mas de tres millones de tareas de
tierra, y donde una vaca dispone de mas cantidad de tierra
para su alimentaci6n que un ser human.
Rendimos pues en esta fecha mas que merecido tribute
a todas las mujeres dominicanas cuya sangre ha sido derrama-
da en aras de una vida mejor para sf, para sus hijos y el pue-
blo dominicano, y al hacerlo recordamos a miles de mujeres
en todo el mundo: A las mujeres argentinas que en protest
por las desapariciones, recientemente realizaron una impor-






tante manifestaci6n en la Plaza de Armas de Buenos Aires
que fue salvajemente ametrallada y en la que decenas de mu-
jeres murieron y otras tantas, quedaron gravemente heridas.
Alli, de 1275 prisioneros politicos 406 son mujeres, de las
cuales 88 estan en muy grave estado de salud por efecto de
las torturas fisicas, ademis de siquicamente destruidas por
las constantes amenazas.
En los iltimos dias 80 personas han desaparecido y de
ellas 20 son mujeres, algunas de las cuales yan han sido detec-
tadas en las circeles de Rawson, C6rdoba y Villa Deroto.
Chile, como todos sabemos despu6s del "pinochetazo"
ha sido centro de violencia political, y ultimamente ae 119
"desaparecidos" ha podido verificarse el encarcelamiento de
77, doce de los cuales son mujeres.
Siguiendo en el Cono Sur, denunciamos las prisiones
en Uruguay de las companieras RITA IBARBURA, de 65
afios de edad, Selva Braselli, ex-diputada departmental del
frente amplio, y. Alicia Sassdini, las tres en prisi6n desde 1975
y en delicado estado de salud a consecuencia de las torturas.
El mas vivo ejemplo de hasta donde Ilega la barbarie de
los militares uruguayos que dirigen hoy ese pais lo tenemos
en Gladys Yaiiez, en presi6n desde 1975 hasta 1980 aho en
que su cuerpo no resistio mas torturas y muri6. Otro ejemplo
lo constitute ANAHI PIRIZ, apresada en junior de 1980 y
libertada en noviembre con los pies totalmente destrozados,
paralitica en adelante. Alli, en Uruguay, el 20 o/o de la po-
blacion reclusa por political antifascista lo constituyen
tambien las mujeres.
En Paraguay, desde noviembre de 1975 hasta enero de
1976 fueron detenidas y torturadas mas de un centenar de
personas, doce de Ilas mujeres, 3 de 60, 62 y 65 aios de edad,
tres embarazadas y cuatro menores de 18 aios, todas bajo los
cargos de "sospechosas de pertenecer al Partido Comunista
Paraguayo", todas torturadas s6dicamente con la picana elec-
trica, con Iltigos emplomados y cachiporras de goma, ademas
de violadas sexualmente.
En Guatemala, no hay press politicos todos los deteni-
dos por motivaciones political son torturados y luego asesi-
nados. Entre 1979 y 1980 hubo 2,566 entire asesinatos com-
probados, secuestros y desapariciones. All i, como en la casi to-






talidad de los pauses que estamos analizando, que tienen un
denominador comOn, reg(menes fascistoides, recae sobre la
mujer aproximadamente el 22 o/o de las violaciones political.
Entre las mbrtires victims del regimen guatemalteco mencio-
namos a ROGELIA CRUZ, NORA PAIZ y FANTINA
RODRIGUEZ y la reciente desaparici6n de la destacada inte-
lectual y feminist ALAIDE FOPPA.
En el Salvador son innumerables los crimenes cometidos
por la Junta Democristiana por las fuerzas de ultraderecha
apoyadas abiertamente con armas, fusiles y d6lares por los
Estados Unidos.
Maria Margarita HENRIQUEZ, asesinada el 5 de mayo de
1980, encontrado su cadaver con seiiales de torturas y viola-
ci6n.
Ana Margarita Peiia Mendoza, 27 afios de edad, maestra, cap-
turada con 7 meses de embarazo por soldados uniformados
de las Fuerzas Armadas Salvadoreias, desaparecida. Ana
Maria G6mez, dirigente estudiantil, capturada por la guardia
Nacional, desaparecida. Griselda de Genov6s, capturada
cuando viajaba hacia Guatemala, el 16 de agosto pasado, tam-
bien desaparecida. Dra. Rosa Judith Cisneros, abogada exper-
ta en asuntos rurales, supuesta participar en la Conferencia
sobre Organizaci6n y Prestaci6n de Servicios Legales en Am6-
rica Latina y El Caribe, que se celebr6 en Costa Rica en octu-
bre pasado, fue asesinada en agosto l6timo.
Casos horrorosos conocemos, basta recorder el caso de
las religiosas canadienses y norteamericanas asesinadas, que
constituyeron un gran esc6ndolo. Pero les voy a contar un
caso, que no es de otras cosas aunque no han sido destaca-
dos por la prensa international lo m6s espeluznante que ha-
yamos podido escuchar: MARIA ARAUJO, sali6 una tarde
con su novio y no regres6. Una semana mas tarde, la Guar-
dia Nacional cit6 a su madre informandole que hab(an loca-
lizado a ambos. Le entregaron una joven en estado de shock,
con una enorme herida toscamente suturada en el vientre y
dste muy hinchado como si estuviese embarazada. Al trasla-
darla de inmediato al m6dico la joven ni hablaba, ni se que-
jaba, parecfa muerta, tampoco ingerfa alimentos. En el
Centro de salud le abrieron el vientre y allf apareci6 la ca-
beza cercenada de quien habia sido su novio, y a quien ha-







bian asesinado frente a la joven despues de haberlo tortura-
do horrorosamente. A las pocas horas la joven muri6. La
culpa de esta pareja: intentaban unirse al movimiento gue-
rrillero.
Haiti: a pesar de la situaci6n de opresi6n, de terror y de
miseria que caracteriza al pueblo de Haiti, centenares de mu-
jeres han participado en la lucha contra ese regimen, las po-
blaciones de Jeremi, Sattruou, Jacmell, o las regions rurales
como la Tremblay asi lo demuestran, tambien las celdas de
Fort Dimanche.
Antoinette Bernard, Rossette Bastien, Marie Denisse
Monestime, Marie Josed y Marie Teresse Seval, y las miles de
mujeres que han caido de manera an6nima representan toda
una generation de Haiti. Lissette Romulus, Francoidse Ulisse,
Solange Louis y muchas mas, sindicalistas, profesionales,
artists, profesoras, las vendedoras del mercado que organi-
zaron una huelga en 1979 en protest contra los nuevos im-
puestos, han caido en Casernes Dessalines o en los s6tanos del
propio Palacio Nacional.
Adrianne Gilbert, detenida y torturada en 1969, fue
obligada a guardar entire sus piernas un cubo en el que se
encontraba la cabeza de su companero, asesinado, en Cabo
Haitiano el dfa 2 de julio de ese mismo ano, nada ha cam-
biado en 11 afos. Marie France Claude, detenida junto a
21 compaieros mas fue condenada en agosto ultimo a 15
aios de c6rcel.
Ellas son simbolo de la lucha de la mujer haitiana. En
este dia Internacional de Denuncia a la Violencia contra la
mujer, aqui en Santo Domingo, lo denunciamos.
Esas son algunas de las mas crueles acciones de violencia
political contra las mujeres en el continent, pero esas son
unicamente las expresiones mas barbaras, las espeluznantes,
las que horrorizan al mundo entero.
Pero la violencia political contra las mujeres tiene mani-
frestaciones indirectas que si bien a veces no se ejerce sobre el
cuerpo, afectan muy cruelmente sus sentimientos, su salud y
su vida. Es la violencia que se aplica sobre sus compaferos,
sus esposos, sus hijos, padres, hermanos, conciudadanos.
ZAcaso no es violencia political de las mas crueles, la que







se ha cometido contra Dofia Adriana, la madre de Orlando
y Edmundo Mart(nez, contra Dofia Quisqueya, la madre de
Virgilio Perdomo, contra Dofa Manuela Aristy, madre de
Amaury German, contra la madre de Amin Abel Hasb6n,
Arsenio Rosario, Guido Gil y muchos mis, y contra muchas
de nosotras mismas, hoy aquf presents, que hemos pasado
horas, d (as, meses, ahios de terrible angustia de zozobra, fren-
te a cdrceles o frente a la rafaga que acecha?
Hay ademAs una violencia que toca toda la sociedad y
que no es de persecuci6n especifica, es todo lo que implica
reducci6n de las libertades ciudadanas, discriminaci6n ideolb-
gica, desigualdades en el ejercicio de los derechos politicos.
Pero, nosotras las mujeres, no podemos olvidar otra tipo
de violencia, que si bien no es propia y directamente polftica,
es generada por realidades econ6micas y sociales que se man-
tienen a base de un determinado dominio politico, de un de-
terminado poder pol itico. Son lQs mOltiples formas de violen-
cia que si bien no significant torturas, ni tiros, son formas de
asesinar como decimos los dominicanos "con cuchillitos de
palo", porque violencia es la imposiblidad de conseguir tra-
bajo para miles y miles de hombres y mujeres en ciudades y
campos de nuestro pais. Eso es violencia y por eso hoy aqui
lo denunciamos.
Tambien es forma de violencia la elevaci6n continue de
los precious de los alimentos, de la vivienda, de los servicios
de salud, de la educaci6n, que hacen que el salario que ingresa
en una casa sea cada d (a menor, y muchas veces no alcance ni
para una sola comida al d(a. Esto tambien es violencia.
Lo es tambi6n la injusta distribuci6n de la tierra impe-
rante en nuestro pals, que hace que nuestros hombres y mu-
jeres del campo, sin un pedazo de tierra que cultivar emigren
desesperados a las ciudades, para dedicarse a cualquier cosa,
a domdstica, a chiripear, o en el peor de los casos a prostitute.
Tambien es violencia las limitadas posibilidades que te-
nemos las mujeres para alcanzar las posisiones de mayor res-
ponsabilidad, a todos los niveles, como obreras, como pro-
fesionales, como sindicalista e incluso en la propia actividad
pol itica.
Todas esas son manifestaciones de violencia, y formas
politicas de violencia que las mujeres dominicanas sufrimos






d(a a dia y que hoy aquf denunciamos.
Algo muy significativo: todas estas formas de violencia
la hemos sentido las mujeres dominicanas, con grades y ex-
presiones diferentes, mds agudas en lo estrictamente polfti-
co en un caso, e igualmente agobiantes en el otro, tanto en
el gobiemo reformista como en el gobierno perredeista.
Tras ello hay un sistema basado y promoter de la vio-
lencia. He ahf su base de sustentaci6n.
Por eso, al denunciar todo esto, lo hacemos en memo-
ria de nuestras hero(nas nacionales, porque estamos seguras
que es la mejor forma de honrar a quienes murieron por la
libertad y el bienestar de su pueblo.


ACTO DE CLAUSURA DE LA JORNADA.


























































































E.r~iiqsIor ~. A.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs