• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Foreword
 Introduction
 La unidad y la accion del pueblo...
 El programa
 Un nuevo orden institucional el...
 La construccion de la nueva...
 Tareas sociales
 Cultura y educacion
 Politica internacional del gobierno...
 Las primeras 40 medidas del gobierno...
 Declaracion de "El arrayan"
 Back Cover














Group Title: Programa basico
Title: Programa de Gobierno de la Unidad Popular
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00087233/00001
 Material Information
Title: Programa de Gobierno de la Unidad Popular declaración de "El Arrayan."
Series Title: Programa de Gobierno de la Unidad Popular
Uniform Title: Programa basico
Physical Description: 71 p. : ill. ; 19 cm.
Language: Spanish
Creator: Chile
Unidad Popular
Publisher: s.n.
Place of Publication: Santiago de Chile
Publication Date: 1972?
Edition: 7a ed.
 Subjects
Subject: Socialism -- Chile   ( lcsh )
Economic policy -- Chile   ( lcsh )
Social policy -- Chile   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Chile
 Notes
General Note: Cover title.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00087233
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 38811665

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Title Page
        Page 1
    Foreword
        Page 2
    Introduction
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
    La unidad y la accion del pueblo organizado
        Page 10
        Page 11
    El programa
        Page 12
        Page 13
        Page 14
    Un nuevo orden institucional el estado popular
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
    La construccion de la nueva economia
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
    Tareas sociales
        Page 25
        Page 26
    Cultura y educacion
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
    Politica internacional del gobierno popular
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
    Las primeras 40 medidas del gobierno popular
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
    Declaracion de "El arrayan"
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
    Back Cover
        Page 73
Full Text








F',


II IIIFii


IHIII;


II:


1~5


lI.il:


HlI l3: 1 IlI





PROGRAM BASICO
DE GOBIERNO DE
LA UNIDAD POPULAR

SPAgina 3



LAS PRIMERAS 40
MEDIDAS DEL GOBIERNO
POPULAR

PAgina 36





DECLARATION DE
"EL ARRAYAN"


PNg"ina 45















EL PROGRAM BASICO
DE GOBIERNO DE LA
UNIDAD POPULAR
fue aprobado por los Partidos
Comunista, Socialista, Radical y
Social Dem6crata, el Movimien-
to de Acci6n Popular Un-itaria
(MAPU) y la Acci6n Popular
Independiente, el 17 de Diciem-
bre de 1969, en Santiago de
Chi.le.





Program bfisico

de gobierno de

la Unidad Popular




INTRODUCTION
Los partidos y movimientos que integran
el Comit6 Coordinador de la Unidad Popular,
sin perjuicio de mantener cada cual su pro-
pia filosofia y sus propios perfiles politicos,
coinciden plenamente en la caracterizaci6n
de la realidad national expuesta a continua-
ci6n y en las proposiciones programdticas
que serdn la base de nuestra acci6n comuin
y que entregamos a consideraci6n del pueblo.
1 Chile vive una crisis profunda.que se
manifiesta en el estancamiento econ6-
mico y social, en la pobreza generalizada y
en las postergaciones de todo orden que su-
fren los obreros, campesinos y demAs capas
explotadas, asi como en las crecientes difi-
cultades que enfrentan empleados, profesio-
nales, empresarios pequenos y medianos y
en las minimas oportunidades de que dispo-
nen la mujer y la juventud.
Los problems en Chile se pueden resolver.
Nuestro pais cuenta con grandes riquezas
como el cobre y otros minerales, un gran po-
tencial hidroel6ctrico, vastas extensions de
bosques, un largo litoral rico en species ma-
rinas, una superficie agricola mis que sufi-
ciente, etc., cuenta, ademas, con la voluntad







de trabajo y progress de los chilenos, junto
con su capacidad tecnica y professional. ZQu6
es entonces lo que ha fallado?
Lo que ha fracasado en Chile es un siste-
ma que no corresponde a las necesidades de
nuestro tiempo. Chile es un pais capitalist,
dependiente del imperialismo, dominado por
sectors de la burguesia estructuralJmente li-
gados al capital extranjero, que no pueden
resolver los problems fundamentals del
pais, los que se derivan precisamente de sus
privilegios de clase a los que jams renun-
ciaran voluntariamente.
.Ms afin, como consecuencia misma del
desarrollo del capitalism mundial, la entre-
ga de la burguesia monopolista national al
imperialismo aumenta progresivamente, se
acent-~a cada vez mAs en su dependencia, su
papel de socio menor del capital extranjero.
Para unos pocos, vender a diario un pe-
dazo de Chile es un gran negocio. Decidir
por los demAs es lo que hacen todos los dias.
Para la gran mayoria en cambio vender a
diario su esfuerzo, su inteligencia y su tra-
bajo es un pesimo negocio, y decidir sobre su
propio destino es un derecho del cual, en
gran media, adn estan privados.

2 En Chile las recetas "reformistas" y
"desarrollistas" que impulse la Alian-
za para el Progreso e hizo suyas el gobierno
de Frei no han logrado alterar nada impor-
tante. En lo fundamental ha sido un nuevo
gobierno de la burguesia al servicio del capi-
talismo national y extranjero, cuyos d6biles
ntentos de cambio social riaufragaron sin
pena ni gloria entire el estancamiento econ6-
mico, la carestia y la represi6n violent con-
tra el pueblo. Con esto se ha demostrado una
vez mas que el reformismo es incapaz de re-
solver los problems del pueblo.






3 El desarrollo del capitalisno monopo-
lista, niega la .ampliaci6n de la demo-
cracia y exacerba la violencia antipopular.
El aumento del nivel de luicha del pueblo,
a media que fracasa el reformismo, endu-
rece la iposici6n de los sectores mds reaocio-
narios de las classes dominates que, en ilti-
mo t6rmino, no tienen otro recurso que la
fuerza.
Las formas brutales ide la violencia-del
Estado actual, tales como las accionds del
Grupo M6vil, el apaleo die campesinos y es-
tudiantes, las maitanzas de pobladores y mi-
neros son inseparable de otrias no menos
brutales que afectan a todos los ohilenos.
Porque violencia es, que junto a quienes
poseen viviendas de lujo, una parte ilmpor-
tante de la poblaci6n habite en viviendas
insalubres y otros no disipongan siquiera de
un sitio; violencia les que mientras algunos
botan la comida, otros no tengan c6mo ali-
mentarse.

4 La explotaci6n in'perialista de las eco-
nomias atrasadas se efedtiia de muchas
maneras: a trav6s ide las inversiones en la
mineria (cobre, hierro, etc.), y an la activi-
dad industrial, bancaria y commercial; me-
diante lel control -tecnol6gico que nos obliga
a pagar altisimas sumas en equipos, licen-
cias y patentes; de los pr6stamos norteame-
ricanos en condiciones usurarias que.nos im-
ponen gastar en Estados Unidos y con la
obligaci6n aidicional de transportar en bar-
cos norteameriicanos los products compra-
dos, etc.
Para muestra un solo dato. Desde 1952
hasta hoy, los norteamericanos invirtieron
en America Latina 7 mil 473 millones de d6-
lares y se llevaron 16 mil millones de d6lares.
De Chile el imperialismo ha arrancado
cuantiosos recursos equivalents al double del






capital instalado 'en nuestro pais, formado a
lo largo de toda su historic.
Los monopolies norteamericanos, con la
complicidad de los gobiernos burgueses, han
logrado apoderarse de casi todo nuestro co-
bre, hierro y salitre. Controlan el comercio
exterior y dictan la political econ6mica por
intermedio del Fondo Monetario Internacio-
nal y otros organismos. Dominan importan-
tes ramas industriales y de servicios; gozan
de estatutos de privilegios, mientras impo-
nen la devaluaci6n monetaria, la reducci6n
de salaries y sueldos y distorsionan la activi-
dad agricola por la via de los excedentes
agropecuarios.
Intervienen tambien en la educaci6n, la
cultural y los medios de comunicaci6n. Va-
li6ndose de convenios militares y politicos
tratan de penetrar en las FF. AA.
Las classes dominantes,, c6mplices de esta
situaci6n e incapaces de valerse por ellas
mismas, han intensificado en los iltimos
diez afios el endeudamiento de Chile con el
extranjero.
Dijeron que los pr6stamos y compromises
con los banqueros internacionales podrian
producer un mayor desarrollo econ6mico. Pe-
ro lo inico que lograron es que hoy dia Chi-
le tenga el record de ser uno de los paises
mas endeudados de la tierra en proporci6n
a sus habitantes.

5 En Chile se gobierna y se legisla a fa-
vor de unos pocos, de los grandes capi-
talistas y sus secuaces, de las compafias que
dominant nuestra economic, de los latifundis-
tas, cuyo poder permanece casi intacto.
A los duefios del capital les interest ganar
siempre mas dinero y no satisfacer las nece-
sidades del pueblo chileno. Si producer e im-
portar autonm6viles de alto precio, por ejem-
plo, es un buen negocio, se desvian hacia ese






rubro valiosos recursos de nuestra economic,
sin tener en cuenta que s61o un porcentaje
infimo de chilenos estdn en condiciones de
adquirirlos y que hay necesidades much
mas urgentes que tender, desde ,luego, en
este mismo rubro, la de mejorar la locomo-
ci6n colectiva, dotar de maquinaria a la agri-
cultura, etc.
El grupo de empresarios que control la
economic, la prensa y otros medios de comu-
nicaci6n; el sistema politico, y que amenaza
al Estado cuando 6ste insinua intervenir o
se niega a favorecerlos, les cuesta muy caro
a todos los chilenos.
Para que ellos se dignen seguir "traba-
jando", pues s6lo ellos pueden darse el lujo
de poder trabajar o no, es precise:
darles toda clase de ayuda. Los gran-
des empresarios estrujan al Estado bajo la
amenaza de que no habrd inversion privada si
las ayudas y garantias que piden no se les
otorgan;
permitirles producer lo que ellos quie-
ran con el dinero de todos los chilenos, en
lugar de elaborar lo que necesita la gran
mayoria del pais;
dejarlos llevarse las ganancias que ob-
tienen a sus cuentas bancarias en el extran-
jero;
dejarlos despedir obreros si 6stos piden
mejores salaries;
permitirles manipular la distribuci6n
de alimentos, acapararlos para provocar es-
casez y de esta manera subir los precious a
fin de continuar enriqueci6ndose a costa del
pueblo.
Mientras tanto, buena parte de los que
efectivamente produce, experimentan una
dificil situaci6n:
Medio mill6n de families carecen de vi-
viendas y otras tantas o mas viven en pesi-






. mas condiciones en cuanto a alcantarillado,
agua potable, luz, salubridad.
La niecesidad de la poiblaci6n en mate-
ria Ide educaci6n y salud son insuficiente-
mente atendildas.
Mas de la mitad de los trabajadores chi-
lenos reciben remuneraciones insuficientes
para cuibrir sus nece'sidades vitales minimas.
Ladesooupaci6n y el trabajo inestable se sufre
en cada familiar. Para innumierables j6venes la
posibilidad de lempleo se present muy dificil
e incierta.
El capital imperialist y un ,grupo de privi-
legiados que no pasa del 10% de la poblaci6n,
acaparan la mitad de la renta national. Esto
significa que de cada cien escudos que los chi-
Slenos produce, 50 van a parar a los bolsillos
de 10 oligarcas y los otros 50 deben repartirse
entire 90 chilenos, del pueblo y de la clase me-
dia.

6 El alza del costo de la vida ies un infier-
no en los hogares del pueblo y, en espe-
cial, para la duefia de casa. En los filtimos 10
aflos, segfn datos oficiales, el costo de la vida
ha sulbido casi en un mil por ciento.
'Elsto significa que itodos los dias se les ro-
ba una parte de su salario o de su sueldo a
los chilenos que viven de su trabajo. Igual
como le ocurre a los jutoilados y pensiona-
dos, al trabajador indepenidiente, al artesano,
al pequefio productor, cuya exiguias rentas
son recortadas a diario por la inflaci6n.
Alessandri y Frei .aseguraron que pondrian
t6rmino a la inflaci6n. Los resultados estin
a la vista. Los hechos demuestran que la in-
flaci6n en Chile obedece a causes de fondo
relacionadas con la estructura capitalist de
nuestra sociedad y no con las alzas de remu-
neraciones como han pretendido hacer career
los sucesivos gobiernos para justificar la man-






tenci6n del sistema y recortar los ingresos de
los trabajadores. El gran capitalist, en cam-
bio, se defiende de ia inflaci6n y mis ani se
beneficia con ella. Sus propiedades y capitales
se valorizan, sus contratos de construcci6n
con el Fisco se reajustan, y los precious de sus
products suben llevando siemipre la delantera
a las alzas de remuneraciones.

7 Un alto nadmero de chilenos estrn mal
alimentados. Segdn estadisticas oficia-
les, el 50% de los menores de 15 afios de edad
estan desnutridos. La desnutrici6n afecta su
crecimiento y limita su capacidad de apren-
der, de instruirse.
Esto demuestra que la economic en general
y el sistema agricola en particular, son inca-
paces de alimentar a los chilenos, pese a que
Chile podria sustentar ahora mismo una po-
blaci6n de 30 millones de personas, el triple de
la opoblaci6n actual.
Por el contrario, debemos imiportar cada
afio centenares de miles de' dlares en alimen-
tos de origen agropecuario.
El latifundio es el gran culpable de los pro-
blemas alimentarios de todos los chilenos y
resiponsable de la situaci6n de atraso y miseria
que caracteriza al campo chileno. Los indices
de mortalidad infantil y adult, de analfabe-
tismo, de falta de viviendas, de insalubridad
son, en las zonas rurales, marcadamente supe-
riores a los de las ciudades. Estos problems
no los ha resuelto la iinsuficiente Reforma
Agraria del gobierno democratacristiano. S61o
la lucha del campesinado con el apoyo de todo
el pueblo puedde resolverlos. El actual desarro-
11o de sus combates por la tierra y la liquida-
ci6n del latifundio abre nuevas perspectives
al movimiento popular chileno.


' 9







8 El crecimiento de nuestra economic es
3 minimo. En los 1ltimos lustros hemos
crecido, en promedio, apenas a raz6n de un
2% annual por persona; y desde 1967 no hemos
crecido, mas bien hemos retrocedido, segun las
cifras del propio Gobierno (ODEPLAN). Esto
quiere decir que en 1966 cada chileno tenia
una mayor cantidad de bienes de la que tiene
hoy. Ello explica que la mayoria est6 discon-
forme y busque una alternative para nuestro
pais.
9 La unica alternative verdaderamente
popular y, por lo tanto, la tarea funda-
mental que el Gobierno del Pueblo tiene ante
si, es terminar con el dominio de los imperia-
listas, de los monopolies, de la oligarquia te-
rrateniente e iniciar la construcci6n del so-
cialismo en Chile.

LA UIID'AD Y LA A CION
DEL PUEBLO ORGANIZAIDO

El crecimiento de las fuerzas trabajadoras
en cuanto a su nimero, su organizaci6n, su lu-
cha y la conciencia de su poder, refuerzan y
propagan la voluntad de cambios profundos,
la critical del orden establecido y el choque con
sus estructuras. En nuestro pais son mas de
tres millones de trabajadores, cuyas fuerzas
productivas y su enorme capacidad construc-
tiva no podran sin embargo liberarse dentro
del actual sistema que s6lo puede explotarles
y someterles.
Estas fuerzas, junto a todo el pueblo, movi-
lizando a todos aquellos que no estan compro-
metidos con el poder de los intereses reaccio-
narios, nacionales y extranjeros, o sea, me-
diante la acci6n unitaria y combative de la
inmensa mayoria de los chilenos, podran rom-
per las actuales estructuras y avanzar en la
tarea de su liberaci6n.






La unidad popular se hace para eso.
Los imperialistas y las classes dominantes
del pais combatirin la unidad popular y tra-
tardn de engafiar una vez mAs al pueblo. Di-
rAn que la libertad estA en peligro, que la vio-
lencia se aduefiara del pais, etc. Pero las
masas populares creen cada vez menos en es-
tas mentiras. Diariamente crece su moviliza-
ci6n social que hoy se ve reforzada y alentada
por la unificaci6n de las fuerzas de izquierda.
Para estimular y orientar la movilizaci6n
del pueblo de Chile hacia la conquista del po-
der, constituiremos por todas parties los Comi-
tes de la Unidad Popular, articulados en cada
fabrica, fundo, poblaci6n, oficina o escuela por
los militants de los movimientos y de los par-
tidos de izquierda e integrados por esa multi-
tud de chilenos que se definen por cambios
fundamentals.
Los Comites de Unidad Popular no s6lo se-
ran organismos electorales. SerAn int6rpretes
y combatientes de las reivindicaciones inme-
diatas de las masas y, sobre todo, se prepa-
raran para ejercer el Poder Popular.
Asi, pues, este nuevo poder que Chile nece-
sita debe empezar a gestarse desde ya, donde
quiera que el pueblo se organic para luchar
por sus problems especificos y donde quiera
que se desarrolle la conciencia de la necesidad
de ejercerlo.
Este sistema de trabajo comdn sera un me-
todo permanent y dinamico de desarrollo del
Program, una escuela active para las masas
y una forma concrete de profundizar el conte-
nido politico de la Unidad Popular en todos
sus niveles.
En un moment dado de la campafa los
contenidos esenciales de este Programa, enri-
quecidos por la discusi6n y el aporte del pue-
blo y una series de medidas inmediatas de go-
bierno, seran sefialadas en un Acta del Pue-






blo que se constituirA para el nuevo Gobierno
Popular y el Frente que lo sustenta, en un
mandate irrenunciable.
Apoyar al candidate de la Unidad Popular
no significa, por tanrto, sOlo votar por un
hombre, sino tambi6n pronunciarse en favor
del reemplazo urgente de la actual sociedad
que se asienta en .el dominion de los grandes
capitalists nacionales y extranjeros.


EL PROGRAM

El Poder Las transformaciones revolucionarias que el
Popular pais necesita solo podran realizarse si el pue-
blo chileno toma en sus manos el poder y lo
ej-erce real y efectivamente.
El pueblo de Chile ha conquistador, a trav6s
de un largo process de lucha, determinadas
libertades y garantias democrAticas, por cuya
continuidad debe mantenerse en actitud de
alerta y combatir sin tregua. Pero el poder
mismo le es ajeno.
Las fuerzas populares y revolucionarias no
se han unido para luchar por la simple susti-
tuci6n de un Presidente de la Replblica por
otro, ni para reemplazar a un partido por
otros en ,el Gobierno, sino para llevar a cabo
los cambios de fondo que la siltuaci6n national
exige sobre la base del traspaso del poder, de
los antiguos grupos dominantes a los trabaja-
dores, al oaimpesinado y sectors progresistas
de las capas medias de la ciudad y del campo.
El triunfo popular abrird paso asi al r6gi-
men politico mds democritico de la historic
del pais.
En material de estructura political el Gobier-
no Popular tiene la double tarea de:
-preservar, hacer mas efectivos y profun-
dos los derechos democraticos y las conquis-
tas de los trabaj adores; y











La profundiza-
ci6n de la
democracy
'y las
conquistas
de los
trabajadores


-transformar las actuales instituciones pa-
ra instaurar un nuevo Estado donde los tra-
bajadores y el pueblo tengan el real ejercicio
del poder.

El Gobierno Popular garantizard el ejerci-
cio de los derechos 'democrdticos y respetara
las garantias individuals y sociales de todo el
pueblo. La libertad de conciencia, de palabra,
de prensa y de reunion, la inviolalbilidad del
domicilio y los derechos de sindicalizaci6n y
de owganizaci6n regirin efeativamente sin las
cortapisas con que los limitan actualmnente las
classes dominantes.
Para que 6sto sea efectivo, las organizacio-
nes sindicales y sociales de 'los obreros, em-
pleados, campesinos, poibladores, duefias de
casa, estudiantes, profesionales, inrtelectuales,
artesanos, pequefios y medianos empresarios
y demnas seotores de trabajadores se'rn llama-
das a intervenir en el rango que les correspon-
da en las decisions de los organs de powder.
Por ejiemplo, en las instituciones de previsi6n
y de seguridad social, estableceremos la admi-
nistraci6n por sus propios imponentes, asegu-
rando a ellos la eleoci6n democrAtica y en vo-
taci6n secret de sus consejos directions. Res-
pecto de las empresas del sector pu blilo, sus
consejos directivos y sus comites de produc-
ci6n deben contar con mandatarios director
de sus obreros y emnpleados.
En los organismos habitacionales correspon-
dientes a su jurisdicci6n y nivel, las Juntas de
Vecinos y demis organizaciones de pobladores
dispondran de mecanismos para fiscalizar sus
operaciones e intervenir en mfiltiples aspects
de su funcionamiento. Pero, no se trata uni-
camente de estos ejemplos, sino de una nueva
concepci6n en que el pueblo adquiere una in-
tervenci6n real y eficaz en los organisms del
Estado.
Asimismo, el Gobierno Popular garantizara







el derecho de los trabajadores al empleo y a la
huelga y de todo el pueblo a la educaci6n y a
la cultural, con pleno respeto de todas las ideas
y de las creencias religiosas, garantizando el
ejercicio de su culto.
Se extenderan todos los derechos y garan-
tias democrdticas entregando a las organiza-
ciones sociales los medios reales para ejercer-
los y creando los mecanismos que les permitan
actuar en los diferentes niveles del aparato
del Estado.
El Gobierno Popular asentara esencialmen-
te su fuerza y su autoridad en el apoyo que le
brinde el pueblo organizado. Esta es nuestra
concepci6n de. gobierno fuerte, opuesta por
tanto a la que acufian la oligarquia y el impe-
rialismo que identifican la autoridad con la
coercion ejercida contra el pueblo.
El Gobierno Popular sera pluripartidista.
Estard integrado por todos los partidos, movi-
mientos y corrientes revo'lucionarias. Serd asi
un ejecutivo verdaderamente democratic, re-
presentativo y cohesionado.
El Gobierno Popular respetara los derechos
de la oposici6n que se ejerza dentro de los
marcos legales.
El Gobierno Popular iniciar6 de inmediato
una real descentralizaci6n administrative,
conjugada con una planificaci6n democratic
y eficiente que elimine el centralismo burocra-
tico y lo reemplace por la coordinacidn de to-
dos los organisms estatales.
Se modernizard la estructura de las muni-
cipalidades reconoci6ndoles la autoridad que
tls corresponde de acuerdo a los planes de co-
ordinaci6n de todo el Estado. Se tender a
transformarlas en los 6rganos locales de la
nueva organizaci6n political, dotandolas de fi-
nanciamiento y atribuciones adecuadas, a fin
de que puedan tender, en interacci6n con las
Juntas de Vecinos y coordinadas entire si, los
problems de interns local de sus comunas y






de sus habitantes. Deben entrar en funciones
con este mismo prop6sito las Asambleas Pro-
vinciales.
La policia debe ser reorganizada a fin de
que no pueda volver a emplearse como orga-
nismo de represi6n contra el pueblo y cumpla,
en cambio, con el objetivo de defender a la
poblaci6n de las acciones antisociales. Se hu-
manizard el procedimiento policial de manera
de garantizar efectivamente el pleno respeto
a la dignidad y a la integridad fisica del ser
human. El regimen carcelario, que constitu-
ye una de las peores lacras del actual sistema,
debe ser transformado de raiz, con vista a la
regeneraci6n y recuperaci6n de los que hayan
delinquido.


UN NUEVO ORDEN INSTITUTIONAL
EL ESTAIDO POPULAR

La A trav6s de un process de democratizaci6n
organizacion en todos los niveles .y de una movilizaci6n or-
poitica ganizada de las masas se construirk desde la
base la nueva estructura del poder.
Una nueva Constituci6n Politica institucio-
nalizark la incorporaci6n masiva del pueblo
al poder estatal.
Se crearn una organizaci6n inica del Esta-
do estructurada a nivel national, regional y
local que tendra a la Asamblea del Pueblo co-
mo 6rgano superior de poder.
La Asamblea del Pueblo serd la Cdmara
Unica que expresard nacionalmente la sobera-
nia popular. En ella confluirdn y se manifes-
tardn las diversas corrientes de opinion.
Este sistema permitird suprimir de raiz los
vicios de que han adolecido en Chile tanto el
presidencialismo dictatorial, como el parla-
mentarismo corrompido.






Normas especificas determinarAn y coordi-
narin las atribuciones y responsaJb~lidades del
President de la Repabli'ca, ministros, Asam-
blea del Pueblo, organismos regionales y loca-
les ide poder y ipartidos politicos con el fin de
asegurar la operatividad legislative, la eficien-
cia del gobierno y, sobre todo, el respeto a la
volunltad mayoritaria.
A fin ide estaJblecer 'la debida armonia entire
los poderes que emanan de ila voluntad popu-
lar y de que &sta pueda expresarse de un modo
coherent, toldas las eleciciones se efeotuaran
en un process conjunto dentro de un mismo
lapso.
La generaci6n de todo organismo de repre-
sentaci6n popular deberd realizarse por sufra-
gio universal, secreito y director, de los hombres
y mujeres mayores de 118 afos, civiles y mili-
tares, allfabetos y analfabetos.
Los integrantes ide la Asamblea del Pueblo
y de todo organismo de representaci6n popu-
lar estarkn sujetos al control de los electores,
mediate mecanismos de consult que podran
revocar sus mandates.
Se establ:ecerd un riguroso sistema de in-
compatibilidades que conduzca al t6rmino del
maindato o de la privaci6n de su cargo cuando
un diputado o un funcionario de altas respon-
sabilidaidies se idesemipefie como gestor de inte-
reses privados.
Los insgrumentos de la political econ6mica y
social del Estado constituiran un sistema na-
cional de planificaci6n, tendrAn icarkcter eje-
cutiio y su misi6n sera dirigir, coordinar y ra-
cionailizar la acci6n idel Estado. Los planes con
que opere deberAn ser aprobados por la Asam-
blea del Pueblo. Los organisms de los traba-
jadores tendran una intervenci6n fundamen-
tal en el sistema de planificaci6n.
Los organismos regionales y locales de po-
der del Estado Popular ejerceran autoridad en






el radio geogrAfico que les correspond y ten-
drAn facultades econ6micas, political y socia-
les. PodrAn, ademas, entregar iniciativas y
ejercer la critical a los organisms superiors.
Sin embargo, el ejercicio de las facultades
de los organisms regional's y locales debera
ajustarse a los marcos fijados por las leyes na-
cionales y por los planes generals de desarro-
1lo econ6mico y social.
En cada uno de los niveles del Estado Popu-
lar se integraran las organizaciones sociales
con atribuciones especificas. A ellas les oorres-
po'nder& compartir responsaibilidades y desa-
rrollar iniciativas en sus respectiivos radios de
acci6n, asi como el examen y soluci6ri de los
problems de su competencia. Estas atribucio-
nes no imiplicarAn limitaci6n aliguna a la ple-
na independencia y autonomia de las organi-
zaciones.
Desde el dia mismo que asuma el mando, el
Gobierno Popular abrira canales a fin de que
se exprese la influencia de los trabajadores y
del pueblo, Ipor intermedio de las organizacio-
nes sociales, en la adapci6n de decisions y en
la fiscalizaci6n del funcionamiento de la ad-
ministraci6n estatal.
Estos serAn pasos decisivos para la liquida-
ci6n del centralismo burocrdtico que caracte-
riza al sistema de administraci6n actual.
La La organizaci6n y administraci6n de la jus-
organizaci6n ticia debe estar basada en el principio de la
de la justicia autonomnia, consagrada constitucionalmente y
en una real independencia econ6mica.
Concebimos la exidtencia de un Tribunal
Supremo, cuyos components sean design.ados
por la Asamblea del Pueblo sin otra limitaci6n
que la que emanen de la natural idoneidad
de sus miembros. Este tribunal generara libre-
mente los poderes internos, unipersonales o
colegiados del sistema judicial.






Entendemos que la nueva organizaci6n y
administraci6n de justicia devendrd en auxi-
lio de las classes mayoritarias. Ademas sera
expedita y menos onerosa.
Para el Gobierno Popular una nueva con-
cepci6n de la magistratura reemplazara a la
actual, individualista y burguesa.
La Defense El Estado Popular prestard atenci6n prefe-
Nocional rente a la preservaci6n de la soberania nacio-
nal, lo que concibe como un deber de todo el
pueblo.
El Estado Popular mantendrd una actitud
alerta frente a las amenazas a la integridad
territorial y a la independencia del pais alen-
tadas por el imperialismo y por sectors oli-
gdrquicos que se entronizan en paises vecinos
y que junto con reprimir a sus pueblos alien-
tan afanes expansionistas y revanchistas.
Definird una concepci6n modern patri6ti-
ca y popular de la soberania del pais basada
en los siguientes criterios:

a) Afianzamiento del cardcter national de
todas las ramas de las Fuerzas Armadas. En
este sentido rechazo de cualquier empleo de
ellas para reprimir al pueblo o participar en
acciones que interesen a potencias extrafias.

b) Formaci6n tecnica y abierta a todos los
aportes de la ciencia military modern, y con-
forme a las conveniencias de Chile, de la in-
dependencia national, de la paz y de la amis-
tad entire los pueblos.
c) Integraci6n y aporte de las Fuerzas Ar-
madas en diversos aspects de la vida social.
El Estado Popular se preocupard de posibilitar
la contribuci6n de las Fuerzas Armadas al des-
arrollo econ6mico del pais sin perjuicio de su
labor esencialmente de defense de la sobera-
nia.






Sobre estas bases, es necesario asegurar a
las Fuerzas Armadas los medios materials y
tecnicos y un just y democr1tico sistema de
remuneraciones, promociones y jubilaciones
que garanticen a oficiales, suboficiales, classes
y tropas la seguridad econ6mica durante su
permanencia en las filas y en las condiciones
de retire y la posibilidad efectiva para todos
de ascender atendiendo s6lo a sus condiciones
personales.


LA CONSTRUCTION
DE LA NUEVA ECONOMIC

Las fuerzas populares unidas buscan como
objetivo central de su political reemplazar la
actual estructura econ6mica, terminando
con el poder del capital monopolista national
y extranjero y del latifundio, para iniciar la
construcci6n del socialismo.
En la nueva economic la planificaci6n ju-
gara un papel importantisimo. Sus 6rganos
centrales estarin al mas alto nivel adminis-
trativo; y sus decisions, generadas democrd-
ticamente, tendran cardcter ejecutivo.
Area de El process de transformaci6n de nuestra
propiedad economic se inicia con una political desti-
social nada a constituir una area estatal domi-
nante, formada por las empresas que actual-
mente posee el Estado mas las empresas
que se expropien. Como primera media se
nacionalizardn aquellas riquezas basicas que
como la gran mineria del cobre, hierro, salitre
y otras, estan en poder de capitals extranje-
ros y de los monopolies internos. Asi, queda-
ran integrando este sector de actividades
nacionalizadas las siguientes:






1) La gran mineria del cobre, salitre, yo-
do, hierro y carb6n mineral;
2) El sistema financiero del pais, en es-
pecial la banca privaida y seguros;
3) El comercio exterior;
4) Las grande empress y monopolies de
distribuci6n;
5) Los monopolies industriales estrat6gi-
cos;
6) En general, aquellas actividades que
condicionan el desarrollo econ6mico y social
del pais, tales como la lproducci6n y distri-
buci6n de energia el6ctrica; el transport
ferroviario, a6reo y maritime; las comuni-
caciones;. la producci6n, refinaci6n y distri-
buci6n del petr61eo y sus derivados, incluido
el gas licuado; la siderurgia, el cemento, la
petroquimiica y quimica pesada, la celulosa,
el papel.
Todas estas expropiaciones se harAn siem-
pre con pleno resguardo del interns del pe-
quefio accionista.
El 6rea de Esta area comprende aquellos sectors de
propiedad la industrial, la mineria, la agriculture y los
privoda servicios en que permanece vigente la pro-
piedad privada de los medios de production.
Estas emrpresas en nimero seran la ma-
yoria. Asi por ejemiplo, en 1967, de las 30.500
industries (inc'luyendo la industrial artesa-
nal), s6lo unas 150 controlaban monop6lica-
mente todos los mercados, concentrando la
ayuda del Estado, el cr6dito bancario y ex-
plotando al rest de los empresarios indus-
triales del pais vendi6ndoles cara la mate-
ria prima .y comprandoles baratos' sus pro-
ductos.
Las empresas que integran este sector se-
ran beneficiadas con la planificaci6n gene-
ral de la economic national. El Estado pro-
curard la asistencia financier y t6cnica
neoesarias a las emipresas de esta area, para






que 'puedan cumplir con la imiportante fun-
ci6n que desem pefian en la economic nacio-
nal, atendido el nilmero de las personas que
trajbajan n ellas, como el volume de la pro-
duccion que general.
Ademas se simplificaran los sistemas de
patentes, aranceles aduaneros, con'tribucio-
nes y tributes para estas empresas y se les
asegurara una adecuada y just comerciali-
zaci6n de sus products.
En estas ermpresas se deberdn garantizar
los derechos de obreros y empleados a sala-
rios y condiciones de traibajo justos. El res-
peto de estos dereohos serd cautelado por el
Estado y los trabajadores de la empresa res-
pectiva.
Area mixta Este sector sera mixto porque se compon-
drd de empress que comnbinen los capitals
del Estado a los particulares.
SLos pr6stamos o cr6ditos concedidos poi
los organismos de fomento a las empress
de esta ~rea podran serlo en calidad de
aportes para que el Estado sea socio y no
acreedor. Lo mismo sera valido para los ca-
sos en que dichas empresas obtengan cr6di-
tos con el aval o garantia del Estado o de sus
instituciones.


Profundizaci6n
y extension
de la Reforma
Agraria


La Reform Agraria es concebida como un
process simultaneo y complemenitario con
las transformaciones generals que se desea
promover en la estruotura social, political y
econ6miica del pais, de manera que su reali-
zaci6n es inseparable del resto de la political
general. La experiencia ya existente en esta
material y los vacios o inconsecuencias que
de ella se desprenden, conducen a reformu-
lar la political de distribuci6n y organizaci6n
de la propiedad de la tierra en base a las si-
guientes directivess:






Aceleraci6n del Iproceso de Reforma
Agraria expropiando los predios que
exceidan a la caibida maxima establecida, se-
gun las condiciones de las distintas zonas,
incluso los frutales, vitivinicolas y forestales,
sin que el dueflo tenga derecho preferential a
elegir la reserve. La iexprcipiaci6n 1podr6 in-
cluir la totalidad o part de los activos de los
predios expropiados (maquinarias, herra-
mientas, animals, etc.).

2 Inconporaci6n inmediata al cultivo
agricol'a de las tierras abandonadas y
mal explotadas de propiedad estatal.

3 Las tierras exipropiadas se organiza-
ran (preferentemenite en formas coope-
rativas ,de propiedad. Los campesinos ten-
drdn titulos de domino que acrediten su
propiedad sobre la casa y el huerto que se les
asigne y sobre los dereehos correspondientes
en el predio indivisible de la cooperative.
Ouando las condicione's lo aconsejen, se
asignarin tierr'as en projpiedid personal a los
campesinos, iimpulsando la organizacion del
traibajo y de la comercializaci6n sobre bases
de cooperaci6n multua.
Tambi6n se destinaran tierras para crear
ernpresas agricolas estatales con la tecnolo-
gia modern.

4 En casos callificados se asignaran tie-
rras a los peiquefios agricultores, arren-
datarios, medieros y empleados agricolas ca-
ipacitados para el traibajo agropeouario.

5 Reorganizaci6n de la rpropiedad mini-
fundiaria a travvs de formas progresi-
*vamente cooplerativas 'de traibajo agricola.

S'Incorporaci6n de los paequefios y me-
dianos campesinos a las ventajas y ser-






vicious de las cooperatives que operen en su
area geografica.
7 Defensa de la integridad y ampliaci6n
y .asegurar la direcci6n democratic de
las comunidades indigenas, amenazadas por
la usurpaicin, y que al pueblo mapuche y
demis indigenas se les asegure tierras sufi-
cienites y asistencia tecnica y crediticia apro-
piadas.

Political de La political econ6mica del Estado se llevarA
desarrollo adelante a trav6s del sistema national de
econ6mico planificaci6n econ6mica y de los mecanismos
de control, orientaci6n, credit a la produc-
ci6n, asistencia t6cnica, Ipolitica tributaria y
de coimercio exterior, como asimismo median-
te la propia gesti6n del sector estatal de la
economic. TendrA como olbjetivos:

1 Resolver los problems inmediatos de
las grandes mayorias. Para esto se vol-
carA la calpacidad productive -del pais de los
articulos superfluos y cars destinados a sa-
tisfacer a los seotores de altos ingresos hacia
la Iproducci6n de ariticulos de consumo popu-
lar, baratos y de buena calidad.

2 Garantizar ocupaci6n a todos los chile-
nos en edad ide trabajar con un nivel
de remuneraciones adecuado. Edto significa-
rd disefiar una political que genere un gran
empleo proponiendose el uso adecuado de
los recursos del pais y la adaptaci6n de la
tecnologia a las exigencias del desarrollo na-
cional.
3 Liberar a Chile de la subordinaci6n al
capital extra njero. Esto ileva a expro-
piar tel capital imperialista, a realizar una
political de run creciente autofinanciamiento






de nuestras actividades, a fijar las condicio-
nes en que opera el capital extranjero que no
sea expropiado, a lograr una mayor indepen-
dencia en la tecnologia, el transport exter-
no, etc.

4 Asegurar un crecimiento econ6mico
rpido y descentralizado que tienda a
desarrollar al maximo las fuerzas producti-
vas, proicurando el 6ptiimo aprovechamiento
de los recursos humans, naturales, financie-
ros y t6cnicos disponiibles a fin de incremen-
tar la productividad del trabajo y de satisfa-
cer tanto a 1las exigencias del desarrollo inde-
pendiente de la economic, como a las nece-
sidad.es y aspiraciones de la poblaci6n traba-
jadora, compatibles con una vida digna y
humana.

5 Ejecutar una political de camencio ex-
terior tendiente a desarrollar y diver-
sificar nuesitras exportaciones, abrir nuevos
meircados, lograr ,una creciente independen-
cia tecnol6gica y financier y evitar las es-
candalosas devaluaciones de nuestra mo-
neda.

6 Tomar todas las medidas conducentes
a la estabilidad monetaria. La lucha
contra la inflaci6n se decide esencialmente
con los cambios estructurales enunciados.
Delbe, ademas, incluir medidas que adecuen
el flujo de circulante a las reales necesidades
del mercado, control y redistribuya el credi-
to y evite la usura en el comercio del dinero.
Racionalice la distribuci6n y el comercio. Es-
tabilice los precious. Impida que la estructura
de la demand proveniente de las altas ren-
tas incentive el alza de los precious.
La garantia del cumplimiento de estos
objetivos reside en el control por el pueblo
organizado del powder politico y econ6mico,






expresado en el area estatal de la economic
y en la pllanificaci6n general de 6sta. Es este
powder Ipopular el que aseIgurarA el currpli-
miento de las areas sefialadas.

AREAS SOCIALES

Las aspiraciones sociales del pueblo chile-
no son legitimas y Iposibles de satisfacer.
Quiere, por ejemplo, viviendas dignas sin
reajustes que esquilmen sus ingresos; es-
cuelas y universidajdes ipara sus hijos; sa-
larios suficientes; que terminen de una vez
las alzas de precious; trabajo stable; aten-
ci6n m6dica oportuna, alumbrado pidblico,
alcantarillado, agua potable, calls y aceras
pavilmentadas; una iprevisi6n social sin pri-
vilegios, jlusta y operate, sin pensions de
hambre; teleffonos, ipolicias, jardines infanti-
les, canchas deiportivas; turismo y balnearios
polpuliares.
La satisfacici6n de estos justos anhelos del
pueblo -que en verdad constituyen dere-
chos que la sociedad debe reconocerle- sera
preocupaci6n ipreferente del Gobierno Po-
pular.
Puntos bdsicos de esta acci6n de gobierno
seran:
a) Definici6n de una Ipolitica de remune-
raciones, Iprocediendo a crear de inmediato
los organismos que con iparticipaci6n de los
trabajadores, determinaran cifras que efecti-
vamente constituyan sueldos vitales y sala-
rios minimos en las diversas zonas del pais.
Mientras subsista la inflaci6n se procede-
ra a establecer por ley reajustes automAticos,
de aouerdo con el alza del costo de la vida.
Estos operaran cada seis meses o cada vez
que el costo de la vida supere un nivel de
57% de crecimiento.
Em todos los organismos del Estado, y en






primer lugar en los cargos de confianza del
Ejecutivo, se limitardn los sueldos altos a
una cifra compatible con la situaci6n de
nuestro pais.
Se procederd en un plazo que ser. definido
t6cnicamente a establecer un sistema de
sueldos y salaries minimos de niveles iguales
para trabajos iguales, cualquiera sea la em-
presa donde estos trabajos se realicen. Esta
political se iniciard en el area estatal para
irla extendiendo a toda la economic, sin Der-
juicio de las diferencias derivadas de produc-
tividades dispares en distintas empresas. Del
mismo modo se eliminar6 toda discrimina-
ci6n entire el hombre y la mujer o por edad
en material ide sueldosy salaries.
b) Unificar, mejorar y extender el siste-
ma de seguridad social, manteniendo todas
las conquistas legitimas aicanzadas, elimi-
nando los privilegios abusivos, la ineficien-
cia y el burocratismo, mejorando y hacien-
do expedita la atenci6n de los interesados,
extendiendo el sistema provisional a los sec-
tores de trabajadores que adn no la tienen, y
entregando a los imponentes la administra-
ci6n de las Cajas de Previsi6n, las que fun-
cionardn dentro de las normas de la plani-
ficaci6n.
c) Asegurar la atenci6n medica y dental,
preventive y curativa a todos los chilenos,
financiada por el Estado, los patrons y las
instituciones de previsi6n. Se incorporard la
1oblaci6n a la tarea de proteger la salud pi-
blica.
Los medicaimenitos, sobre la 'base de un es-
tricto control de costs en los laboratories y
la racionalizaci6n de la producci6n, se en-
tregardn en cantidad suficiente y a bajo
precio.
d) Se destinardn fondos suficientes a fin
de llevar a cabo un amplio plan de edifica-
ciin de viviendas. Se desarrollard la indus-






trializaci6n de la construcci6n controlando
sus precious, limitando el monto de las uti-
lidades de las empresas privadas o mixtas
que operan en este rubro. En situaciones de
emergencia se asignaran terrenos a las fa-
milias que los necesiten, facilitAndoles ayu-
da te6nica y material para edificar sus vi-
viendas.
El Gobierno Popular tendrd como objeti-
vo de su political habitacional que cada fa-
milia liegue a ser propietaria ce una casa
habitaci6n. Se eliminara el sistema de divi-
dendios reajustables. Las cuotas o rentas
mensuales que deban pagar los adquirentes
de viviendas y arrendatarios, respectivamen-
te, no excederdn, por regla general, del 10%
del ingreso familiar.
Llevar adelante la remodelaci6n de ciuda-
des y barrios, con el criteria de impedir el lan-
zaimienito de los gruopos modestos a la peri-
feria, garantizando los intereses del habitan-
te del sector remodelado, como del pequefio
impresario que alli elabore, aseguranido a los
ocupantes su ubicaci6n future.
e) se establecerd la plena capacidad civil
de la mujer casada y la igual condici6n ju-
ridica de todos los hijos habidos dentro o
fuera del matrimonio asi como una adecuada
legislaci6n de divorcio con disoluci6n del
vinculo, con pleno resguardo de los derechos
de la mujer y los hijos.
f) La division legal entire obreros y em-
pleados sera suprimida, estableciendo para
ambos la calidad comfn de trabajadores y
extendiendo el derecho a sindicalizarse a to-
dos aquellos que actualmente no lo tienen.

CULTURAL Y E'DUOACION
Una cultural El process social que se abre con el triunfo
nueva para del pueblo ird conformando una nueva cul-
la sociedad tura orientada a considerar el trabajo huma-






no como el mks alto valor, a expresar la vo-
luntad de afirmaci6n e independencia nacio-
nal y a conformar una vision critical de la
realidad.
Las profundas transformaciones que se
emprenderdn requieren de un pueblo social-
mente consciente y solidario, educado para
ejercer y defender su poder politico, apto
cientifica y t6cnicamente para desarrollar
la economic de transici6n al socialismo y
abierto masivamente a la creaci6n y goce de
las mas variadas manifestaciones del arte y
del intelecto.
Si ya hoy la mayoria de los intelectuales y
artists luchan contra las deformaciones cul-
turales propias de la sociedad capitalist y
tratan de llevar los frutos de su creaci6n a
los trabajadores y vincularse a su destiny
hist6rico, en la nueva sociedad tendrAn un
lugar de vanguardia para continuar con su
acci6n. Porque la cultural nueva no se crea-
rd por decreto; ella surgird de la lucha por
la fraternidad contra el individualism; por
la valoraci6n del trabajo human contra su
desprecio; por los valores nacionales contra
la colonizaci6n cultural;por el acceso de las
masas populares al arte, la literature y los
medios de comunicacion contra su comercia-
lizaci6n.
El nuevo Estado procurard la incorpora-
ci6n de las masas a la actividad intellectual
y artistic, tanto a trav6s de un sistema edu-
cacional radicalmente transformadd, como
a trav6s del establecimiento de un sistema
national de cultural popular. Una extensa
red de Centros Locales de Cultura Popular
impulsara la organizaci6n de las masas para
ejercer su iderecho a la cultural.
El sistema de cultural popular estimulard
la creaci6n artistic y literaria y multiplica-







ra los canales de relaci6n entire artists o es-
critores con un pfblico infinitamente mas
vasto que el actual.
Un sistema La acci6n del nuevo Gobierno se orientard
educational a entregar las m6s amplias y mejores opor-
democr6tico, tunidades educacionales.
6nico y En el cumplimiento de estos prop6sitos in-
planificado fluird el mejoramiento general de las condi-
clones de vida de los trabajadores y la con-
sideraci6n, en .el nivel que correspond, de
las responsabilidades de los educadores. Ade-
mds, se establecerd un Plan Nacional de Be-
cas lo suficientemente extenso como para
asegurar la incorporaci6n y la continuidad
escolar a todos los nifios de Chlie, especial-
mente a los hijos de la clase obrera y del
campesinado.
Por otra parte, el nuevo Estado desarro-
llarA un plan extraordinario de construc-
ci6n de establecimientos escolares, apoyado
en recursos nacionales y locales movilizados
por los 6rganos basicos de poder. Se expro-
piaran las edificaciones suntuarias que se
requieran para habilitar nuevos estableci-
mientos escolares e internados. Por estos me-
dios se tender a crear por lo menos una es-
cuela unificada (bisica y media) en cada
comuna rural, en cada barrio y en cada po-
blaci6n de las ciudades de Chile.
Con el fin de tender a las necesidades de
desarrollo propias de la edad preescolar y
para posibilitar la incorporaci6n de la mujer
a! trabajo productive, se extender rapida-
mente el sistema de salas-cuna y jardines
infantiles, otorgando prioridad a los sectors
mas necesitados de nuestra sociedad Por
efecto de esta misma political, la nifiez obre-
ra y campesina estard mas apta para ingre-
sar y permanecer provechosamente en el sis-
tema escolar regular.







Para hacer efectiva una nueva ensefanza
se require la aplicaci6n de m6todos que
pongan 6nfasis en una iparticipaci6n active y
critical de los estudiantes en su ensefianza, en
vwz de la Iposici6n -posiltiva y receptive que
ahora deben mantener.
Para liquidar rdpidamente los deficit cul-
turales y educacionales heredados del actual
sistema, se llevara a cabo una amplia movi-
lizaci6n pcipulair desitinada a .eliminar a bre-
ve plazo el analfabetismo, a elevar los nive-
les de escolaridad de la poblaci6n adulta.
La educaci6n de adults se organizara
principalmente en funci6n de los centros la-
borales, hasta hacer possible el funcionamien-
to permanent de la educaci6n general, tec-
nologica y social para los trabajadores.
La transformaci6n del sistema educacio-
nal no sera obra s6lo de t6cnicos sino tarea
estudiada, discutida, decidida y ejecutada
por las organizaciones de maestros, trabaja-
dores, estudiantes y padres y apoderados, den-
tro de los marcos generates de la planifica-
ci6n national. Internamente, el sistema esco-
lar se planificarA respetando los principios de
unidad, continuidad, correlaci6n y diversifi-
caci6n de la ensefianza.
En la direcci6n ejecutiva del aparato edu-
cacional habrd efectiva representaci6n de
las organizaciones sociales ya sefialadas, in-
tegradas en Consejos Locales, Regionales y
Nacional de Educaci6n.
Con el objeto de hacer realidad la planifi-
caci6n de la educaci6n y la escuela inica,
national y democratic, el nuevo Estado to-
mark bajo su responsabilidad los estableci-
mientos privados, empezando por aquellos
planteles que seleccionan su alumnado por
razones de clase social, origen national o con-
fesi6n religiosa. Esto se realizara integrando









La Educaci6n
Fisica




Democracia.
autonomia y
orientaci6n de
la Universidad





















Los medios de
comunicoc!6n
masiva


al sistema educational el personal y otros
medios de la educaci6n privada.

La educaci6n fisica y las prActicas de todos
los deportes, desde los niveles bAsicos del sis-
tema educational y en todas las organizacio-
nes sociales de j6venes y adults serdn la
preocupaci6n constant y met6dica del Go-
bierno Popular.

El Gobierno de Unidad Popular prestard
un amplio respaldo al process de la Reforma
Universitaria .e impulsard resueltamente su
desarrollo. La culminaci6n democrAtica de
este process se traducird en importantes
aportes de las universidades al desarrollo re-
volucionario chileno. Por otra parte, la reo-
rientaci6n de las funciones acad6micas de
docencia, investigaci6n y extension en fun-
ci6n de los problems nacionales serd alen-
tada por las realizaciones del Gobierno Po-
pular.
El Estado asignard a las universidades re-
cursos suficientes para asegurar el cumpli-
miento de sus funciones y su efectiva estati-
zaci6n y democratizaci6n. Consecuentemente,
el gobierno universitario corresponderd a sus
respectivas comunidades.
A media que en el conjunto del sistema
educational se eliminen lots privilegios de cla-
ses se hard posibie el ingreso ide los hijos de los
trabajadores a la Universidad y permitird
tambi6n a los adults, ya sea mediante becas
especiales o a trav6s de sistemas de studio
y trabajo simultaneo, ingresar a cursos de
nivel superior.

Estos medics de comunicaci6n (radio, edi-
toriales, television, prensa, cine), son funda-
mentales para ayudar a la formaci6n de una
nueva cultural y un hombre nuevo. Por eso
se deberk imprimirles una orientaci6n edu-






cativa y liberarlos de su cardcter commercial,
adoptando las medidas para que las organi-
zaciones sociales dispongan de estos medios
eliminando en ellos la presencia nefasta de
los monopolies.
El sistema national de cultural popular se
preocupara especialmente del desarrollo de
la industrial cinematogrdfica y de la prepa-
raci6n de programs especiales para los me-
dios de comunicaci6n masiva.


PO'LITIOA INTERNATIONAL
DEL GOBIERNO POPULAR

Objetivos La political international del Gobierno Po-
pular estara dirigida a:
Afirmar la plena autonomia political y eco-
n6mica de Chile.
Existiran relaciones con todos los paises del
mundo, independientemente de su posici6n
ideol6gica y political, sobre la base del respeto
a la autcdeterrminacion y a los intereses del
pueblo de Chile.
Se estableceran vinculos de amistad y so-
lidaridad con los pueblos independientes o
coionizados, en especial aquellos que estdn
desarrolla::do sus luchas de libiracion e in-
dependencia.
Se promoveri un fuerte sentido latinoame-
ricanistas y antimperialista por medio de una
political international de pueblos antes que
de cancillerias.
La defense decidida de la autodetermina-
ci6n de los pueblos sera impulsada por el
nuevo Gobierno como condici6n bWsica de la
convivencia international. En consecuencia,
su political sera vigilante y active para defen-
der el principio de no intervencion y para






rechazar todo intent de discriminaci6n, pre-
si6n, invasion o bloqueo intentado por los
paises imperialistas.
Se reforzarAn las relaciones, el intercambio
y la .amistad con los paises socialists.

Mas La posici6n de defense active de la inde-
independencia pendencia de Chile implica denunciar la ac-
nacional tual OEA, como un instrument y agencia
del iriperialismo norteamericano y luchar
contra toda forma de panamericanismo im-
plicito en esa organizaci6n. El Gobierno Po-
pular tender a la creaci6n de un organismo
realmente representative de los paises lati-
noamericanos.
Se consider indispensable revisar, denun-
ciar y desahuciar, segin los casos, los trata-
dos o convenios que signifiquen compromises
que limiten nuestra soberania y concreta-
mente los tratados de asistencia reciproca,
los pactos de ayuda mutua y otros pactos,
que Chile ha suscrito con los EE.UU.
La ayuda fordnea y empr6stitos condicio-
nados por razones political, o que impliquen
la imposici6n de realizar las inversiones que
driven de esos empr6stitos en condiciones
que vulneren nuestra soberania y que vayan
contra los intereses del pueblo, serdn recha-
zados y denunciados por el Gobierno. Asimis-
mo se rechazard todo tipo de imposiciones
fordneas respect a las materials primas lati-
noamericanas, como el cobre, y las trabas-
impue9tas al libre ,comercio que se han tradu-
cido durante largo tiempo en la imposibilidad
de establecer relaciones comerciales colectivas
con todos los paises del mundo.

Solidoridad Las luchas que libran los pueblos por su
international liberaci6n y por la construcci6n del socialis-
mo recibiran la solidaridad efectiva y mili-
tante del Gobierno Popular.


33






Toda forma de colonialism o neocolonia-
lismo sera condenada y se reconocerA el de-
recho a la rebeli6n de los pueblos sometidos
a esos sistemas. Asimismo toda forma de
agresi6n econ6mica, political y/o military pro-
vocada por las potencias imperialistas. La
political international chilena debe mantener
una posici6n de condena a la agresi6n nor-
teamericana en Vietnam y de reconocimiento
y solidaridad active a 4a lucha heroica del
pueblo vietnamita.
Del mismo modo se solidarizard en forma
efectiva con la Revoluci6n Cubana, avanzada
de la revoluci6n y de la construcci6n del
socialismo en el continent latinoamericano.
La lucha antiimperialista de los pueblos
del Medio Oriente contarA con la solidaridad
del Gobierno Popular, el que apoyard la bds-
queda de una soluci6n pacifica sobre la base
del interns de los pueblos Arabe y judio.
Se condenarA a todos los regimenes reaccio-
narios que promueven y practiquen la segre-
gaci6n racial y el antisemitismo.
Political En el piano latinoamericano el Gobierno
latino- Popular propugnarA una political internacio-
americana nal de afirmaci6n a la personalidad latino-
americana en el concerto mundial.
La integraci6n latinoamericana deberA ser
levantada sobre la base de economies que se
hayan liberado de las formas imperialistas
de dependencia y explotaci6n. No obstante se
mantendrd una active political de acuerdos
bilaterales en aquellas materials que sean de
interns para el desarrollo chileno.
El Gobierno Popular actuary para resolver
los problems fronterizos pendientes en base
a negociaciones que prevengan las intrigas
del imperialismo y los reaccionarios teniendo
present el interns chileno y el de los pueblos
de los paises limitrofes.






La political international chilena y su ex-
presi6n diplomAtica deberd romper toda for-
ma de burocratismo o anquilosamiento. De-
bera buscarse a los pueblos con el double fin
de tomar de sus luchas lecciones para nuestra
construcci6n socialist y de ofrecerles nues-
tras propias experiencias de manera que en la
practice se construya la solidaridad interna-
cional que propugnamos.







IESTA ES LA FIRME, COMPAIERO!


IRS PRIMIMS 40 MIDIDAS
OEIL OBIERNU POPULAR







1.-SUPRESION DE LOS
0 SUELDOS FABULOSOS
Limitaremos los altos sueldos de los
funcionarios de confianza. Terminare-
mos con la acumulaci6n de cargos y
sueldos. (Consejerias, Directorios, Re-
presentaciones). Terminaremos con
los gestures administrativos y trafi-
cantes politicos.

2.-,MAS ASESORES? iNO!
Todo funcionario pertenecera al es-
calaf6n comun y ninguno estari al
margen de las obligaciones del Esta-
tuto Administrativo. En Chile no ha-
bra mas ASESORES.

3.-HONESTIDAD ADMINISTRATIVE
Terminaremos con los favoritismos y los saltos de grades en la
Administraci6n Pfiblica. Habr6 inamovilidad funcionaria. Nadie
sera perseguido por sus ideas political o religiosas; se atenderi a
la eficiencia, la honradez y el buen trato con el pfiblico de los fun-
cionarios de Gobierno.

4.--NO MAS VIAJES
/ FASTUOSOS AL
EXTRANJERO
Suprimiremos los viajes al extranje-
ro de los funcionarios del regimen;
V- salvo aqufllos indispensables para los
i intereses del Estado.

5.-NO MAS AUTOS
Sh FISCALES EN
DIVERSIOMES
Los autom6viles fiscales no podrin
usarse bajo ningun pretexto con fines







particulares. Los vehiculos que que-
den disponibles se utilizaran para fi-
nes de servicio pfiblico, como trans-
porte de escolares, traslados de enfer-
mos de las poblaciones o vigilancia
policial.

6.-EL FISCO NO FABRICARA NUEVOS RICOS

Estableceremos un control riguroso de las rentas y patrimonios
de los altos funcionarios piiblicos. El gobierno dejard de ser una
fabrica de nuevos ricos.

7.-JUBILACIONES JUSTAS, 'NO MILLONARIAS

Terminaremos con las jubilaciones millonarias, sean parlamen-
tarias o de cualquier sector piblico, o privado, y utilizaremos esos
recursos en mejorar las pensions mis bajas.

8.-DESCANSO JUST Y OPORTUNO

Daremos derecho a jubilaci6n a todas las personas mayores de
60 afios, que no han podido jubilar, debido a que no se les han
hecho imposiciones.

9.-PREVISION PARA TODOS

Incorporaremos al sistema provisional a los pequefios y media-
nos comerciantes, industriales y agricultores, trabaja'dores indepen-
dientes, artesanos, pescadores, pequefios mineros, pirquineros y
duefias de casa.

10.-PAGO INMEDIATO Y TOTAL A LOS
JUBILADOS Y PENSIONADOS

Pagaremos de una sola vez los reajustes del personal en retire
de las Fuerzas Armadas, y haremos justicia en el pago de pensio-
nados y montepiadas del Servicio de Seguro Social.






11.-PROTECCION A LA
FAMILIAR
Crearemos el Ministerio de Protec-
ci6n a la Familia.

V ^ 12.-IGUALDAD EN LAS
ASIGNACIONES
FAMILIARES

Nivelaremos en forma igualitaria
todas las asignaciones familiares.

13.-EL ININO NACE PARA
SER FELIZ
Daremos matricula completamente
gratuita, libros, cuadernos y fitiles es-
colares sin costo, para todos los nifios
de la ensefianza basica.

14.-MEJOR ALIMENTACION PARA EL NIINO
Daremos desayuno a todos los alumnos de la ensefianza basica
y almuerzo a aquillos cuyos padres no se lo puedan proporcionar.

15.-LECHE PARA TODOS
LOS NI4OS DE CHILE

Aseguraremos medio litro de leche
diaria, como raci6n a todos los nifios
de Chile.

16.-CONSULTORIO
MATERNO-INFANTIL
EN SU POBLACION
Instalaremos consultorios materno-
infantiles en todas las poblaciones.






17.-VERDADERAS VACACIONES PARA
TODOS LOS ESTUDIANTES
Se invitara al" Palacio Presidencial de Viiia del Mar a los mejo-
res alumnos de la ensefianza basica, seleccionados de todo el pais.

18.-COINTROL DEL ALCOHOLISM
Combatiremos el alcoholism. no por los medios represivos, sino
por una vida mejor y erradicaremos el clandestinaje.

19.-CASA, LUZ, AGUA
POTABLE PARA TODOS
CUO lT CORVI Realizaremos un plan de emergen-
cia para la construcci6n rapida de
viviendas y garantizaremos el sumi-
nistro de agua por manzana y luz
electric.

20.-NO MAS CUOTAS REAJUSTABLES "CORVI"

Suprimiremos los reajustes de los dividends y las deudas a la
CORVI.

21.-ARRIENDOS A PRECIOUS FIJOS
Fijaremos el 10% de la renta familiar como maximo para el
pago del arriendo y dividends. Supresi6n inmediata de los derechos
de Have.

22.-SITIOS ERIAZOS iNO!, POBLACIONES iSI!
Destinaremos todos los sitios eriazos fiscales, semifiscales o
municipals a la construcci6n.

23.-CONTRIBUCIONES SOLO A LAS MANSIONES
Liberaremos del pago de contribuciones a la casa habitaci6n
hasta un maximo de 80 metros cuadrados donde viva permanente-
mente el propietario y no sea de lujo o de balneario.







24.-UNA REFORM
jiAHoRSiW '/4w AGRARIA DE VERDAD
Profundizaremos la Reforma
Agraria, que beneficiary tambien a
umedianos y pequeiios agricultores, mi-
P nifundistas, medieros, empleados y
afuerinos. Extenderemos el credito
agrario. Aseguraremos mercado para
la totalidad de los products agrope-
cuarios.

25.-ASISTENCIA MEDICAL
Y SIN BUROCRACIA
Eliminaremos todas las trabas buro-
criticas y administrativas que impiden
So dificultan la atencion medica de im-
ponentes y cesantes.


26.-MEDICINA GRATUITA EN LOS HOSPITALS

Suprimiremos el pago de todos los medicamentos y eximenes
en los hospitals.


27.-NO MAS ESTAFA EN LOS
PRECIOUS DE LOS REMEDIOS

Rebajaremos drasticamente los precious de los medicamentos,
reduciendo los derechos e impuestos de internaci6n de las materials
primas.


28.-BECAS PARA ESTUDIANTES

Estableceremos el derecho a becas en la ensefianza bisica, me-
dia y universitaria de todos los buenos alumnos, en consideraci6n
al rendimiento y a los recursos econ6micos de sus families.






29.-EDUCACION FISICA Y
-TURISMO POPULAR

Fomentaremos la educaci6n fisica y
-rearemos campos deportivos en las
escuelas y todas las poblaciones. Toda
escuela y toda poblaci6n tendri su
--- cancha. Organizaremos y fomentare-
.. I. I .._ mos el turismo popular.


30.-UNA NUEVA ECONOMIC, PARA
PONER FIN A LA INFLATION

Aumentaremos la producci6n de articulos de consume popular,
controlaremos los precious y detendremos la inflaci6n a trav6s de la
aplicaci6n inmediata de la nueva economic.


31.-NO MAS AMARRAS CON
EL FONDO MONETARIO
SINTERNACIONAL

SDesahuciaremos los compromises
con el Fondo Monetario Infternacional
y terminaremos con las escandalosas
devaluaciones del escudo.

32.-NO MAS IMPUESTOS
A LOS ALIMENTOS
Terminaremos con las alzas de los
impuestos que afectan a los articulos
de primera necesidad.


33.-FIN AL IMPUESTO DE LA COMPRAVENTA

Suprimiremos el impuesto a la compraventa y lo reemplazare-
mos por otro sistema mas just y expedite.







34.-FIN A LA
ESPECULACION
ARRoz
-ro k-r Sancionaremos drasticamente
5 0 ;lito econ6mico.


I oq 35.-FIN A LA CESANTIA
5,00oo d-
gup-iraremos el derecoho de t


el de-


rahain


a todos los chilenos e impediremos los
despidos.


36.-TRABAJO PARA TODOS

Crearemos de inmediato nuevas fuentes de trabajo con los
planes de obras pfblicas y viviendas, con la creaci6n de nuevas
industries y con la puesta en march de los proyectos de desarro-
11o.


37.-DISOLUCION DEL
GRUPO MOVIL

SGarantizaremos el orden en los ba-
rrios y poblaciones y la seguridad de
/ las personas. Carabineros e Investiga-
m ciones seran destinados a cumplir una
funci6n escncialmente policial contra
la delincaencia comfin. Eliminaremos
el Grupo Movil y sus miembros refor-
oarAn la vigilancia policial.


38.-FIN A LA JUSTICIA DE CLASE

Crearemos un procedimiento legal ripido y gratuito con la
cooperaci6n de las Juntas de Vecinos, para conocer y resolver ca-
sos especiales, como pendencias, actos de matonaje, abandon del
hogar y atentado contra la tranquilidad de la comunlidad.







39.-CONSULTORIOS
JUDICIALES EN
SU POBLACION
Estableceremos consultorios judicia-
les en todas las poblaciones.

40.-CREACION INSTITUTE
NATIONAL DEL ARTE
Y LA CULTURAL

Crearemos el Instituto Nacional del
Arte y la Cultura y Escuelas de for-
macion artistic en todas las comunas.




Declaraci6n de

"El Arrayan"





NUEVAS TAREAS PARA EL GOBIERNO POPULAR
Y EL PUEBLO CHILENO

(Conclusiones de la reuni6n del Comit6 Nacional de la
Unidad Popular);


SIGNIFICADO DE LA REUNION: EVALUACION
CRITICAL Y ANTECEDENTES PARA LA
DISCUSSION DEL PUEBLO


La direcci6n political de la Unidad Popular examine los
avances registrados desde el comilenzo del Gobierno Popu-
lar, los gprdblemas surgidos, las debilidades y errors en que
se ha incurrido; las perspectives pr6ximas y de mis largo
alcance del Iproceso de transformiaciones iniciado y las ta-
reas que todo ello plantea al Gobierno, a las organizaciones
political que initegran la Unidad Popular y a los trabajadores
y el Ipueblo chileno en general. Los debates se caracteriza-
ron por la objetividad del analisis y por un espiritu franco
y abierto a la critical y autocritica constructivas.
Sus conclusions no se reservan a las organizaciones
particilpantes. Por el contrario, de lo que se trata es de lle-
varlas a su discusi6n por las masas, para que sean amiplia-
mente conocidas y se enriquezcan con nuevos aportes del
pueblo, quien en definitive tiene que tomar en sus manos






muchas de las 'tareas que surgeon como necesarias. De ahi
que uno de los acuerdos, es que se organicen jornadas na-
cionales de discusi6n, en el iseno ide la Unidad Popular y di-
rectaimente con los orglanismos *de masas, que profundicen
en el anlisis critic y autocritico, y que incluso driven en
jornadas de planifi'caci6n, en las que todo ese analisis se ex-
prese en objetivos, metas, tareas concretas, a niveles regio-
nal, communal, de centros 'productivos, de Ipoblaciones, de
barrios. En jornadas de esa indole corresiponderd dar cuen-
ta a funcionarios y dirigentes politicos de la Unidiad Popu-
lar, y abordar cada tema que interest a los trabajadores de
la ciudad, de las minas o del camrpo, a las capas medias, a
profesionales y t6cnicos, a las mujeres y j6venes, a fin de
canalizar un conjunto de iniciativas y proposiciones en que
queden sefialadas las responsaibilidades que asuman las pro-
pias organizaciones de masas y las que correspondan a la
acci6n aidministrativa.


FORTALECIMIENTO INTERNO DE LA UNIDAD POPULAR
Y SU PROYECCION 'EN LOS SECTORS
POPULARES Y CAPAS MEDIAS

El analisis efecdtuado puso de manifiesto, una vez m6s,
la concordancia de los Ipartidos que integran la Unidad Po-
pular, en torno a los objeitivos prolgramaticos centrales. Se
reconoci6 sin -embargo, que ese acuerdo b.sico no se traduce
ain en una organizaci6n unitaria del trabajo praotico y en
modalidades de 'acci6n conjunta que 'superen los marcos es-
trictamnente partidarios. Ello se manifiesta en la ausencia
de un trabajo politico mas profundo, en distorsi6n de es-
fuerzos o en confliotos menores, que debilitan la capacidad
neceslaria para impulsar el cumplimiento integral del pro-
grama.
De ahai se concluy6, como tarea urgent para la Unidad
Popular el desarrollo de su caipacidad organizativa y de mo-
vilizaci61n del pueblo y de sustentaci6n del Gdbierno. Como
primer paso para ello, se consider necesario manitener en






funcionamiento Ipermanente una direccion eficiente y au-
t6nticamenite coleotiva a Itodos los niveles, desde el comit6
politico nacioinal, al que delbe dotarse de una aidecuada es-
tructura t6enica, material y humana y reafirnmaaos el prin-
cipio de la Unidad Popular de efectiva igualdad de derechos
de todos los partidos integrantes. Lo mismo corresponde ha-
cer en las escalas regional y local, organizandose a breve
plazo asambleas locales, de las que surjan luego asambleas
regionales, para iculminar en una Asam~blea Nacional de la
Unidad Popular.
Se entendi6 la urgencia de esas tareas de fortalecimien-
to interno, como un paso esencial para asegurar una vincu-
laci6n mayor con la clase obrera, los campesinos, los demns
seotores pcipulares y las capas meldi.a's. En efeloto, se consi-
der6 que una de las mayores deficiencies de la political se-
guida hasta ahora ha sido la insuficiente incorporaci6n de
las masas a las tareas que el Gobierno Popular esta llevan-
do a cabo. Esa deficiencia se contralpone con el hecho de
que, para consolidar, desarrollar y profunidizar el proceso
revolucionario se require ganar el resipa1ldo de la mayoria
de los chilenos, lo que supone, no s6lo, un trabajo de masas,
sino la movilizaci6n active de ellas, vinculandolas concreta-
mente a todas las Irealizaciones del Gobierno.
La necesidad y posibilidiad de lograrlo descansa en la
naturaleza misma del Iprolgrama de la Unidaid Popular, que
surgi6 de las luchas de la clase obrera y del pueblo, por sus
reivindicaciones econ6micas, sociales y political y por sus
dere:chos individuals y sociailes y represent, objetirvaimente
los intereses de la gran mayoria de la poblaci6n chilena.
Esto no supone autoimaticamente el apoyo de todos los
seotores beneficiados con las meedidas de 'transformaciones
sociales, puesto que hay prejuiaios, apreciaciones subjeitivas,
penetraci6n ideol6gica del enemigo, y errors de nuestra
parte, que llevan a algunos de esos sectores a distancilarse o
aun a colocarse en posiciones antag6nicas, en contraposi-
ci6n a sus verdaderos inrtereses. La tarea es, por lo tanto,
acercarlos al reconocimienlto de la realidad objetiva y lograr
su iparticipaci6n en un process de transformaci6n revolucio-
naria que en definitive les favorece.






LA LUCHA IDEOLOGICAL Y NUESTRA VOLUNTAD
COMUN DE DESTERRAR EL SECTARISMO, EL
BUROCRATISMO Y LA DESHONESTIDAD

Es claro que esa area es incompatible con actitudes y
procedimientos sectarios, cuya persistienicia fue reconocida
con otra deficiencia noitoria que urge corregir. Ello se tradu-
jo en dejar claramente registrada la voluntad comun de
dar la batalla, sin contemiplaciones, contra el sectarismo, el
burocratismo y sus diversas manife'staciones.
Nos Iproponemos desterrar el sectarismo que se expresa
en las relaciones entire los propios ipartidos de la Unidad Po-
pular, que entorpece el trabajo com6n en la base y conduce
a formas nocivas de comipetencia ipor el reclutamiento de
militants o a intentos de parcelaci6n de sectores de la ad-
ministraci6n pl tlica, empresas del area de propiedad social
o esferas de influencia.
Igualmeinte, hemos decidido erradicar el sectarismo que
se proyecta mAs allA de la Unidad Popular, que tiende a ex-
cluir la acci6n conjunta con trablajadores no militants, o
que militan -en organizaciones ajenas a ella; a desconocer
o a vulnerar derechos de funcionarios o trabajadores que,
sin estar con nosotros, cumplen honestamente sus areas;
o a condicionar a la adhesi6n partidaria el reconocimientc
de m6ritos individuals para tareas tkenicas o de represen-
taci6n.
Se require al mismo tiempo, terminar con el burocra-
tismo que hemos retcibido coimo herencia de los gobiernos
anteriores, con la rutina ide las tramitaciones innecesarias
y agobianrtes, con las actitudes de desinter6s o negligencia
hacia quienes recurren a un servicio pdblico, con la despreo-
cuipaci6n ipor la bisqueda de nuevos mtodos o por las ini-
ciativas creadoras que se propone. Hay que descubrir y de-
nunciar a los elements saboteado-res que entraban a los
organisms administrativos y que, con su acci6n o lenidad,
perjuidican al pueblo. Los propios organismos de masas tie-
nen que ayudar en esta tarea, forzando a la resoluci6n de
sus problems, reclamando y denunciando las altitudes bu-
rocraticas. Por nuestra parte, la Unidad Popular se compro-
mete a crear los mecanismos concretos para acoger los re-
clamos que se formulen por estos concepts.







A todo ello contribuird la decision unanime de los par-
tidos de la Unidad Popular de revisar el desenmpefio de sus
militants destacados en cargo's de direcci6n del Gobierno y
realizar los cambios que se considered necesarios, asi como
la reiteracicin de su criterio de eliminar las tendencies al
cuo'teo o parcelaciones, y de que caida funcionario ac'tue
con responsabilidad jerarquica y bajo la direccion de los Mi-
nisterios resipectivos y del Presidente de la Repilblica.
Es igualmente comun la decision de in poner una nue-
va moral en el desem'pefio de las funciones publicas. Ello
supone, en primer lugar, que se procedera a sancionar de
manera ejiemrplar y con la mayor rapidez cualquiera mani-
festaci6n de deshonestidad que pudiera detectarse. Para ese
fin, se espera contar con la colaboraci6n de todbs, a objeto
de que se den a conocer los actos de tal naturaleza, y que
instruirA a las aultoridades 'administrativas de mayor jerar-
quia que establezcan procedimientos adecuados ,para recibir
las denuncias del caso y comunicar sus resultados. Se cui-
dard, ademc s, que quienes ejerzan cargos ejecutivos en el
alparato administrative y en las empress del &rea social o
intervenidas, mantengan escrupulosamente un estilo de
modestia y solriedad.
El cumplimiento de estas metas basicas, asi como de las
demAs sefialadas en este document, seria una utopia, sino
somos caipaces de library una dura batalla ideol6gica en el
seno de las imasas, que lleve a la comiprensi6n integral -del
process revolucionario que estamos viviendo. Y en esto re-
conocemos que hemos sido remisos.
La reacci6n y el imperialismo han estado sefialando
permanentemnente la t6nica de la discusi6n y realzan'do las
cuestiones que a ellos les interesan. La Unidad Popular no
ha centrado el debate en los valores autenticos de este pro-
ceso. Hoy, por ejemplo, iparece mas important el problema
del abastecimiento, comun a todos los gobiernos -que
antes golpeaba :con mas fuerza a los mAs humildes y que es
propio de una estructura econ6mica insuficiente- que la na-
cionaliz'acidn del cobre, del hierro, o del acero, que sientan
efectivas bases econ6micas para nuestro real desarrollo.
El pueblo no siempre adquiere conciencia de que esta
batalla ideo16gica es el enfrentamienito. entire quienes de-
fienden la mantenci6n de un esitado de cosas y nunca los fa-
voreci6 y quienes buscan el progress de la mayoria y la abo-






lici6n de los iprivilegios, entire quienes siguen amiparando las
pretensions imnperialistas y quienes buscan una patria so-
berana e independiente.
A esta lucha diaria, la Unidad Popular habrA de dale
una mAxima prioridiad.

EN 1971 SE REGISTRARON AVANCES DECISIVOS
EN EL CUMPLIMIENTO' DEL PROGRAM

Las proposiciones concretas que hacemos han sido el
fruto del ani lisis olbi etivo de las. deficiencies observadas y
de la intenci6n decidida de superarlas. Pero, esta superaci6n
no s6lo debe entendberse como una cuesti6n administrative,
sino que debe lograrse, Iprofundizando la pariticipaci6n y el
poder real del pueblo.
Es .un hecho que en 1971 se dieron pasos decisivos en
el cunmplimien'to del Programa del Gobierno Pcpular. Se
adelantaron caamblios estructurales de fondo, que configuran
el inicio de la transformaci6n soicialista de la economic chi-
lena; se lograron una reacti'vaci6n y un crecimiento econ6-
mico con una intensidad que tiene Ipocos precedents hist6-
ricos; se disminuy6 notablemente la cesantia; se redistribu-
y6 el ingreso y se aument6 la capacidad de compra y los ni-
veleis de colnsumo de los trabajadores.
El pueblo debe saber, por ejemplo, que en 1971 se ob-
tuvieron grandes 6xitos en la Batalla por la Produoci6n. En
el Afio de la Nacionalizaci6n del Cobre, Chile produjo 730
mil toneladas, incluyenrdo la grande, median y pequefia
mineria; esto relpresenta 40 mil toneladas m's que en 1970.
Se produleron, asirmismo, 615 mil toneladas de acero. En la
producci6n de cemento se lleg6 a un mill6n trescientas mi]
toneladas. La producci6n ide electricidad lleg6 a cinco mil
setecientos noventa millones de Kw./H, que significa un au-
mento de 16 %. La refinaci6n de ipetr6leo lleg6 a cinco mi-
Hlones seiscie-ntos mil metros cfibicos, giracias al aumento de
la capacidad de la refiineria Ide COonceipcion. Todas estas son
cifras nunca alcanzadas antes 'en el pais. Ademis, la pro-
ducci6n de carbon, alcanz6 a un million y medio de tonela-
das, o sea, un 10 %, iniciAndose asi la recuperaci6n de esta
actividad. La iprodulcicin de salitre pas6 de 674 mil tonela-
das en 1970 la 830 mil en 1971.






Grandes 6xitos se han lograido tambien en el frente so-
cial. Entre el Minisiterio de la Vivienda, la CORA, ,el SINAP
y otras entidades, se inici6 en 1971 la construcci6n de alre-
dedor de 100 mil viviendas, cifra sin precedenites, que signi-
ficara solucionar los problems habitacionales a mas de 500
mil personas. La expansion de la educaci6n tambi6n fue la
mas alta que se conoce; la ensefianza media t6cnico-iprofe-
sional aument6 en 38% su matricula; la ensefianza univer-
sitaria se expandi6 en 28 %; la escolarizaici6n en la ensefian-
za basica fue de 98% en el tramo de 6 a 14 aios. En 1972,
entire las escuelas tecnico-profe'sionales medias y las univer-
sidades se dard educaci6n a 250 mil j6venes. Por otra parte,
el traditional drenaje de profesionales chilenos ha dismi-
nuido a menos de un tercio y son muchos los que han re-
gresado al comiprobar la existencia de grandes tareas en su
patria. Esta es la respuesta frente a un esfuerzo de desarro-
1lo y a la salida del pais de algunois profesionales reaccio-
narios.
Los 6xitos anteriores han significado dar ocupaci6n a
200 mil nuevos trabajadores. Hoy dia tienen emapleo remu-
nerado 3.140.000 chilenos. Nunca antes un Gobierno pudo
mostrar en su primer afio estas realizaciones.
Ya tenemos bajo el control de la sociedad sectors fun-
damentales que estaban en manos de intereses imiperialis-
tas o grupos monolp6licos: el cobre, el hierro, el salitre, el
carbon, la siderurgia, casi todo el sistema bancario, grandes
empresas del cemento y otras de materials de construcci6n,
textiles, pesqueras. Se expropiaron 1.378 latifundios, con ca-
si dos millones setecientas mil hectdreas, lo que equivale a
todo lo que el gobierno anterior hizo en seis anos. Los sec-
tores no reformados ide la agriculture recibieron una asis-
tencia de 58% superior.
SimultAneamente, se alcanz6 un crecimiento del ;produc-
to national cercano a 9% y un aumento de la prolducci6n
industrial dell orden del 13%. La tasa de desocupaci6n dis-
minuy6 del 8,3% al 3,8%. El ingreso real se elev6 al 20%
y el nivel de consumo de los asalariados aument6 .en 13%,
con lo cual los obreros y emnpleados pasaron a controlar el
60% Ide la renta nacionail, contra un 51% anterior. Los au-
mentos de precios-fueron sustaincialnente menores a los de
1970.





No obstante su magnitude e importancia, estas realiza-
ciones alparecen oscurecidas por la campafia publicitaria de
la reacci6n y el esfuerzo insuficiente de la Unidad Popular
para conitrarrestarla y denunciar su intencionalidad. Se ha
perdido de vista la perspective de que los frutos de muchas
de las acciones de este Gobierno deben medirse sobre todo
por su significaci6n liberadora y porque crean bases obje-
tivas para un ulterior desarrollo.
Era indispensable liberar al pais Ide la dominaoi6n im-
perialista, rescatando nuestros recursos basicos; liberal la
calpacidad de nuestra tierra, desperdiciada por el latifundlo;
liberar la industrial y otros importantes instruments del
control .del domiinio monolp6lico. En esas areas se dieron
pasos trascendentales en 1971, sin perjuicio de que quedan
todavia otras similares muy importantes ipor cumplir. En-
tretanto, a cada tarea liberadora tienen que seguir necesa-
riaanente tareas de construcci6n revolucionaria, las que han
quedaido apenas iniciadas en 1971. De ahi que los avances
que se registran hasta ahora representan solo una fracci6n
de la potenoialidad abierta por lo que se ha hecho hasta la
fecha.


SE HA DEBILITADO EL POWDER DE LOS GRANDES
MONOPOLIOS; PERO LA REACCIOLN CONSERVE
BASES IMPORTANTES DE SUSTENTACION Y
AUMENTA SU AGRESIVIDAD

Cada (paso que se avanza en el cumpliimiento del Progra-
ma debilita el poder de la reacci6n; !pero, al mismo tiempo
la hace mas agresiva. Ademas, esa agresividad se apoya en
la conservaci6n de importantes fuentes de poder econ6mico,
en el retraso en afectar algunos grades monopolios, en las
fa.llas o debilidades que les han ipreservado el acceso a cuan-
tiosos recursos financieros, y en la presi6n que las empresas
extranjeras exprolpiadas ejercen contra nuestro pais.
En este sentido, hay diferenoias importantes en el cua-
dro politico en el que se enmarca la acci6n y la linea eco-
n6mica del Gobierno Popular, entire la situaci6n a comien-
zos de 1971 y al inicio de 1972. Al inaugurarse este Gobierno,






los sectores mas reaocionarios estuvieron a la defensive y
esperanzados en que se debilitara la voluntad de cumrplir
integrallnente el Programna, de que se perdiera el caracter
revolucionario del process y se transformara en pura mente
reformhista y no fuera mas alli de reforzar un caipitalismo
de Estado, que antes supieron muy bien aproveahar en su
beneficio.
Hoy dia, se han disipado esas esperanzas de la reacci6n
y actfa en consecuencia, incluso estimulando acciones se-
diciosas con el s6lo prop6sito de hacer fracasar a cualquier
precio la political economic.a del Goblerno Popular. Se com-
pruelba, tambi6n, que la agresividad reaccionaria no provie-
ne s6lo de la desesperaci6n por los avances en el cumpli-
miento del Programa. En estos sectors, y en parte de las
fuerzas political que los representan, hay quienes temen no
s6lo a los cambios, sino a la investigation de los delitos y
fraudes que el Gobierno Popular ha comenzado a poner de
manifesto y a encauzar a trav6s de los canales judiciales y
administrajtivos correspondientes.
La Derecha, en su conjunto,.hace lo possible por trasla-
dar la innagen de powder hacia los centros que control, en
especial el Parlamento. Prueba de ello son su afbn de cerce-
nar los presupuestos de desarrollo del pais y de sectors ad-
ministrativps! a los que lanzan a la cesantia, su tozudez para
violar la Constitucion con interpretaciones mal intenciona-
das -felizmente impedidas por el Tribunal Constitucio-
nal- o su deseo de limitar las prerrogativas presidenciales
con acusaciones a Ministrds, que constituyen verdaderas
aberraciones political.
La oposici6n al Gobierno se desliza, a veces, a conver-
tirse en una especie de oposici6n a los interests del pais. Y
hay quienes 1legan mas all& y desarrollan actividades y pre-
parativos sediciosos.


HA CAMBIADO EL CHARACTER DE LOS PROBLEMS
ECONOMICS Y LA NATURALEZA DE LAS
RESTRICCIONES

Asi como son distintas las circunstancias political, son
tambibin diferentes el character de los problems econormicos

53







y ia naturaleza de las restricciones que se tienen ahora, en
comparaci6n a las que se dieron en 1971.

La political econ6mica puesta en prActica a comienzos
de ese afio se tuvo que apoyar en gran parte en las aberra-
clones del sistema anterior. A ,partir de una economic de-
primida y estancada se adoptaron medidas de reactivaci6n,
en parte, mediante programs especificos y sobre todo im-
pulsando una r.pida redistribuci6n del ingreso que aumen-
t6 sustancialmente la demand y la capacidad de compra
de los trabajadores. La disponibilidad de amplios mArgenes
de capacidades ociosas representaba un factor que facilita-
ba aumentos rapidos de la producci6n y permitia a las em-
presas disminuir sus costs por unidades. Se daban asi
condiciones propicias para lograr simultaneamente aumen-
tos die Iproducci6n y de consumo, disminuci6n de la cesan-
tia y una tasa de inflacion sustancialmente mrs baja que la
del afio anterior. Se anticipaba, tambien, una situaci6n re-
laltivamente holgada de comercio exterior, que facilitaria
salvar alguno:s desajustes entire la mayor demand y la res-
puesta de la producci6n. Por ultimo el objetivo de rapida
reactivaci6n exigia la expansion del gasto pilblico, bajo con-
diciones de un financiamiento necesariamente deficitario.
Sin embargo, sus efectos potencialmente inflacionistas po-
dian comipensarse con la mayor producci6n y las posibilida-
des de regular la expansion monetaria en el resto del siste-
ma financiero.
Los lineamientos basicos de ese esquema se cumplieron
con aproximaci6n razonable en el curso de 1971. Hubo, sin
embargo, algunas deficiencies. Los reajustes de remunera-
clones exoedieron los t6rminos previstos. El no pago de los
dividends adeudados por las compafiias del cobre, la re-
ducci6n con cierre de lines de credito en el exterior, y la
fuerte caida en los precious del cobre, obligaron a utilizar re-
servas para seguir pagando deudas anteriores, en tanto, que
las importaciones aumentaron en un 9,6% en comparacion
con 1970. Esos factors motivaron, ademas, la insuficiencia
de abasteoimientos de algunos products, si bien en general
a nivelles de consume apreciablemente mayores que los del






afio anterior. Recibimos el pais, por ejemplo, con la misma
canti'dad de ganado vacuno que existia en 1936, no obstan-
te que la poblaci6n se duplic6 en ese lapso. Un process de
camnbios como el iniciado no puede solucionar de gotpe to-
dos los defects de una estructura atrasada. A la magnitude
de esos y otros problems, se agrega la herencia de un apa-
rato estatal conformado y con rutinas de funcionamiento
para servir a los grandes intereses capitalistas. Es de notar,
al respect, el escaso control estatal sobre los mecanismos
mayoristas de distribuci6n.
Distinto es el punto de partida para 1972, con unos
rasgos mas positives; pero tambien, algunos mas adversos.
Los efectos de una political indiscriminada de endeuda-
miento externo, --sostenida desde hace mtichos afios y que
deja una acumulaicidn particularmente grande de compro-
misos Ipara este y los dos afios pr6ximos-, plantean series
restricciones desde el punto de vista del balance de pagos.
La propia reactivaci6n econ6mica ha Ilevado a grades altos
de utilizacion de la capacidad productivea, lo que impone li-
mitaciones reales a nuevas expansiones del consume y plan-
tea, como necesidad urgente, aumnentar las inversiones. La
fuerte acumulaci6n de liquid'ez en el si'tema resta flexibi-
lidad a la political financiera y hace indispensable un ma-
nejo mas estricto y selective
En cambio, los progress en la conformaci6n del area
de propiedad social aportan instruments de conducci6n y
control que no se tenian al inicio de 1971, ademAs de la ex-
periencia ganada en estos meses. Se parte ahora con un sis-
tema productive en pleno funcionamiento, que no require
los -esfuerzos de reactivaci6n que absorbieron la preocuoa-
ci6n en los primeros meses del afi pasado. Bastaria que se
mantuvieran los niveles de actividad a que se lleg6 en el
segundo semestre de 1971, para alcanzar un aumento signi-
ficativo de la producci6n industrial. Tambi6n han venido
concretandose en el curso de los ultimos meses, iniciativas
y proyectos que traducen la voluntad de contribuir con asis-
tencia tkenica, colaboraci6n econ6mica y desarrollo del co-
mercio con el Gobierno Popular de Chile, por parte de mu-
chos paises, principalmente del mundo socialist.






LOS OBJETIVOS PRINCIPLES PARA 1972. PROFUNDIZAR
EL PROCESS CON LA INCORPORATION REAL Y MASIVA
DE LOS TRABAJADORES A TODOS LOS NIVELES DE DECI-
SION, COMPLETAR LO ESENCIAL DEL AREA DE PROPIE-
DAD SOCIAL, AFIANZAR EL MEJORAMIENTO EN LAS
CONDICIONES DE VIDA DE LOS TRABAJADORES,
SENTAR BASES MAS FIRMES PARA EL DESARROLLO
FUTURE.

Se han valorado en el curso .de la reunion los nuevos pro-
blemas que se enfrentan, corno tamnbien los fac'tores positives
y la mayor capaclidad para superarlos. La Unidacd Popular
express claramente el criterio de que la respuesta frente a
las restricciones Iprevisibles no esit ,en detenerse, sino, por el
contrario, en profundizar y desarrollar con mis rapidez el
cumplimiento integral del Prograina Basico de Gobierno de
la Unidad Popular.
A partir de esa decision se definen los objetivos principa-
les de la political para 1972: comipletar rapidamnente lo esen-
cial del area de prolpiedad social, afianzar el mejoramiento
de las condiciones de vida de los trabaj adores, y sentar bases
mas firmes para el desarrollo future, todo lo cual exige, en
primer tkrmino, profundizar el process con la incorporation
real y masiva de los tratbaj adores a todos los niveles de deci-
si6n.
La gran burguesia monop6lica conserve todavia importan-
tes fuentes de powder, desde las cuales despliegan sus acciones
de saibotaje y obstrucci6n, procura corromiper a determinados
grupos de trabaj.adores e incluso financial la preparaci6n se-
diciosa. Otro ta'nto ocurre con quienes mantienen su propie-
dad latifundaria. La necesidad de una political economic
mas selective y discrimuinatoria, con mayor capacidad para
captar excedentes y canalizarlos hacia las actividades priori-
tarias, plantea tambi6n, como requerimiento esencial, exten-
der el control social a empresas que mantienen domino mo-
nop6lico sobre actividades importantes desde el punto de
vista del abastacimiento inmediato y desaarollo future.
Todo ello justifica la decision que ahora se reitera de
avanzar r&pidamente a fin de conpletar, en los pr6ximos
mess, los cambios institucionales conprometidos en el Pro-






grama. En la agnicultura, ello significa realizar la expropia-
ci6n de todos los preidios mayores de ochenta hectAreas ide
riago b&sicas, del modo mAs ripido possible. Esto represent
unos dos mil ipredios, a lo que hay que agregar cierto niumero
adiicional que son ofrecidos voluntariamente por sus propie-
tarios o que estin abandonados. Se emprendera esta accion
en estrecho contact con los campesinos y sus onganizacio-
nes, especialmente a trav6s de sus Consejos Comunales y Pro-
viinciales; y se la enmarcard, como hasta ahora en la legisla-
ci6n vigente, no obstante ilas imnperfieciones de la ley y los
muchos problemss que plantean los campesinos con respect
a sus limitaciones. Y sin perjuioio del nuevo proyeoto que el
Gdbierno presen'tard al Congreso, respect de la asignacion
de la tierra, ella se ajustard a la voluntad de los campesinos.
Reafirmamos nue9tra political contraria a las tomas in-
discriminadas de predios, que dificultan el process de la Re-
forma Agraria y no resuelven los problems de los amnpesi-
nos.
En el caso del sector industrial reiteramos la decision de
que se inrcoirporen al area social o mixta las empresas cuya
lista fue dada a conocer p-iblicamente por el Presidente de la
Repipblica, sobre la base de una movilizasci6n efectiva de sus
trab aj adores.
El objettivo de afianzar el mejoramiento en las condicio-
nes de vida de los trabajadores, se expresa concretamente en
diversos plans. Estd, en primer lugar, la political de remune-
raciones, cuyos t6rminos eseniciales quedaron definidos en el
Acta OUT-Gobierno. Respecto de ella, cabe sefialar que supo-
ne una nueva redistribuci6n del ingreso en favor de los tra-
baj adores. En raz6n de las limitaciones reajles del sistema
econ6mico, que excede aquellos t6rminos, no representaria
mejoramientos adicionales efeotivos para los trabajaJdores. El
mismo objetivo de elevar las condiciones de vida se logra,
tamrbin, por otros mecanismos importantes, distintos de la
remuneraci6n individual: la construcci6n de viviendas, la ex-
tensi6n de la educaci6n, la forma oin professional, el mayor
access de ilos trajbajadores a medios de descanso y recreaci6n
y, tamnbin, los esfuerzos para mejorar el abastecimiento y la
distribuoi6n en los barrios populares, asi como la lucha con-
tra la esipeculaci6n, con la participaci6n activa de la propia
poblaci6n, a traves de las Juntas de Abastecimieitos y Pre-
cios.






Por ultimb, la political econ6mica no se limitarA a cum-
plir objetivos inmediatos, sino tambi6n a fortalecer la capa-
cidad para asegurar la continuidad de un crecimiento soste-
nido y para superar definitivamente algunas limitaciones
heredadas.

LOS PRINCIPALS ELEMENTS DE LA POLITICAL
ECONOMIC PARA 1972.

A partir de esos objetivos y teniendo en cuenta las restric-
clones sefialadas, se definen las political parciales que con-
forman el cuadro general de la political econ6mica para 1972.
Su carter mas complejo hacee necesario un gran esfuer-
zo organic para su aplicaci6n en los distintos niveles. A este
respect, se reconoci6 en el anAlisis efectuado por la direc-
ci6n political de la Unidad Popular, la necesidad urgente de
corregir una de las deficiencies no superadas en el curso de
1971, cual es la de asegurar una direcci6n econ6mica cen-
tralizada, que d& unidad al conjunto de la political econ6mi-
ca mediante orientaciones precisas, control su ejecuci6n y
asuma directamente la responsabilidad de decisions sobre
cuestiones de cierta envergadura, contando con la asesoria
de los organismos de planificaci6n. La reciente reorganiza-
ci6n del Comiit6 Econ6mico de Ministros y la designaci6n
dentro de &ste de un Secretariado Ejecutivo, integrado por
los Ministros de Economia y Hacienda y por el Asesor Econ6-
mico del Presidente, facilitarm ese proposito; pero, el esfuer-
zo organico debe extenderse tanmbien a otros niveles, y parti-
cularmente a los de direcci6n intermedia, asegurando, ade-
mas la presencia en ellos de representantes director de los
trabajadores. Las propias organizaciones political integran-
tes de la Unidad Popular asumen el compromise de respal-
dar activamente la aplicaci6n de la political econ6mica, y de
contribuir a que &sta se transform efectivamente en una
political de masas.
Se necesita para el area social de la economic una direc-
ci6n eficiente, una organizaci6n rational, un desarrohlo pla-
nificado arm6nico y riguroso, una consideraci6n de dicho
plan desde la base y una administraci6n que abra paso a la
participaci6n responsible de todos los estamentos de los tra-
bajadores en todos los niveles y asegure mayores oportuni-






dades a los tecnicos que laboran en ella. Las empress del
area social, trabajando planificadamente, deben alcanzar
niveles 6ptimos de productividad y rentaibilidad.
Los advances logrados en 1971 en relaci6n al control del
sistema financiero bancario deben perfeccionarse en 1972
con la organizaci6n de una estructura bancaria que sirva los
intereses de la nueva economic, superando el burocratismo y
apoyando a los grupos sociales y a los sectors claves para
el desarrollo econ6mico. 1971 fue el afio de la estatizaci6n
bancaria. 1972 sera el afio de la aplicaci6n de la banca a las
necesidades del desarrollo y al servicio del pueblo.
Las restricciones previsibles de la balanza de pagos asig-
nan especial importancia a la political de Comercio Exterior.
La creaci6n reciente del Comit6 de Comencio Exterior con-
tribuira a superar los problems e ineficiencias que derivan
de la multipliicidad de organismos y a poner en prac-
tica una political mas coherenrte. y homogenea. La rene-
gociaci6n de la deuda externa, impuesta por el peso
agobiante del endeudamiento acumulado liberara una par-
te sustancial de los compromises, que de otro modo, re-
duciria nuestra capacidad para importer a cifras incompati-
bles con los objetivos propuestos. Se acelerard, al mismo
tiempo, la utilizaci6n de las fuentes de recursos externos que
han venido abriendo, especialmente desde los paises socia-
listas. Se seguira una political selective de importaciones, a
trav6s de un riguroso presupuesto de divisas, de modo que
seasegure el abastecinmiento de los products esenciales de
consume, de las materials primas para el pleno funcionamien-
to de la economic, de los repuestos, de las maquinarias nece-
sarias y de los equipos industrials para el desarrollo.
En las exportaciones el aspect decisive a corto plazo si-
gue siendo el cobre, sin perjuicio de que se estimulen y apo-
yen tamibi6n otros rubbros. En ese sentido se plantearA como
tarea national, despu6s de analizarla en conjunto con los tra-
bajadores del cobre, una meta que signifique aumentos sig-
nificativos de la producci6n en comparaci6n con la de 1971.
La political de producci6n y distribuci6n se viincularA direc-
tamente al objetivo de mejorar las condiciones de vida de los
trabajadores. A esos efectos, se definirA una "canasta de con-
sumo popular", que precise un conjunto de bienes y servicios
a los que se asignara primera prioridad para aumrentar la
producci6n, asegurar el complement necesario de las ifipor-






taciones, y concretar un program de inversiones que am-
plie la capacidad de producci6n de las industries alimnenti-
rias textil y otras, que suministran bienes de consume
popular. Forman tamrbi6n part de esa canasta servicios esen-
ciales, como la locomoci6n colectiva, cuyo mejoranmiento
constitute una tarea important dentro del esfuerzo que se
concretard en 1972. En el caso de la agricultural, se planteara
a los campesinos el objetivo de incremental en unas 200 mil
hectareas la superficie que tradicionalmente se cultiva en el
pais, sobre la base de incorporar praderas naturales que no
son aprovechadas porque no hay ganado sufi'ciente para ello.
Se han tornado ya medidas para que, en los primeros meses
del afio, se importen desde ipaises socialists various miles de
tractors, lo que constituird un mejoramiento important en
la disponibilidad de maquinarias para cultivos. Al mismo
tiempo, se proyecta aumentar de modo significastivo las colo-
caciones de fertilizantes y otros elements de producci6n que
son bssicos para alcanzar esos resultados. En material de
producci6n animal, estd en march un program que signi-
ficard aumentar la producci6n avicola en unas 30 mil tone-
ladas, 60% mas que en 1971, otros relacionados con la
producci6n de came de cerdo y de leche, y el destinado a du-
pliicar la de pescado, a fin de mejorar la alimentaci6n del
pueblo.
Se adelanlta, al mismo tiemlpo, un conjurito de medidas
para mejorar los sistemas de cornercializaci6n y distribuci6n,
que inccluyen el fortalecimiento de los mecanismos estatales
que estdn desplazando intermediarios mayoristas innecesa-
rios y abriendo contact director con los comerciantes mino-
ristas.
La political presupuestaria deherd conciliar una limita-
ci6n del ,financiamienito deficitario con la amipliaci6n de los
servicios sociales, como vivienda, educaci6n, salud pdblica.
Las nuevas inversiones del area de propiedad social debercn
apoyarse, en lo fundamental, en la creaci6n de sus propios
excedentes y en una utillizaci6n convenient de la political
crediticia. La disnminuci6n de la cantidad excesiva de dinero
en manos de los sectors privados, y sobre todo de grades
emnpresas monopolistas, es otra area important, que se en-
frentardi mediante algunas medidas especificas y las dispo-
siciones generates sobre normas de cr6di'tos pr6ximas a acor-
darse por el Banco Central.






La political de precious no puede dejar ide tener en cuenita
la incidencia sobre los costs ide los reajutes de remunera-
ciones y las modificaciones acordadas para el tipo de cambio.
A ello se agregan los aumentos de iprecios de products agro-
pecuarios que se otorgan para mejorar el ingreso really de los
campesinos, asi como los aumentos de precious del mercado
mundial y la necesidald de ir conformando uina estructura
mas racional de precious relatives. Sin desconocer esas exigen-
cias, se tendrAn en cuenta critterios seleotivos que discrimi-
nen, en lo possible, segin el tipo de products y los niveles de
ingreso de sus consumidores. En todo, caso, se sostendrA deci-
didamente la defense del poder de comipra de los trabajado-
res, como ha quedado deanogtrado al proponer el bono de
compensaci6n por las alzas inevitable de algunos prdductos
basicos.

SE PONDRA EN MARCH UN VASTO PROGRAM DE
INVERSIONES Y IDE APROVECHAMIENTO DE LOS
RECURSOS TECNICOS DISPONIBLES.

A ese conjunto de medidas de political econ6mica se agre-
ga la ,puesta en march de un vasto program de inversiones,
como respuesta a la necesidad del process de acumulaci6n,
que caracterizara el esfuerzo de 1972 en media much ma-
yor de lo que ocurrio en 1971.
A este respecto, hay que tener en cuenta que los planes
de desarrollo del Gobierno Popular implican cambios en la
estrategia de desarrollo, que dan mas importancia a la inver-
si6n produotiva y dentro de ella a la que se destina a produ-
cir bienes de consume popular y aumentar el empleo. En con-
traposici6n a esa orientaci6n la carpeta -de proyectos hereda-
da obedecia a finalidades diferentes, lo que hace necesario un
esfuelrzo especial para disefiar un programia equilibrado que
combine inversiones destinadas a resolve el abastecimiento
pctpular y a desarrollar industries bAsicas (acero, petr6leo,
electricidad). La maquinaria estatal de inversiones esta des-
articulada, utiliza criterios tradicionailes para fornmular y eva-
luar proyectos, realize largos studios de prefactibilidad y
demora afios en decidir. Es indispensable modificar esos vie-
jos criterios y crear un sistemna racional de formulaci6n ide
pkoyectos de inversi6n. En apoyo a ese nuevo aparato de in-






versions, se estudia la creaci6n de un sistema national de
Ingenieria, desitinado a racionalizar el desempefio de los in-
genieros y t6cnicos nacionales, armonizar sus esfuerzos con
la asistencia t6cnica extranjera y, en definitive favorecer que
los ingenieros chilenos se desplacen de tareas burocrAticas a
labores de disefio y puesta en march de proyectos de des-
arrollo.
Esta orientaci6n supone, tambi6n, descentralizar la in-
versi6n de modo que se invierita mAs en las regions donde
est~n ubicados los recursos y se localicen industries en las
provincias. Se require incrementar los casinos de penetra-
ci6n, a fin de que los campesinos, pequeios y medianos pro-
dcuctores puedan sacar su producci6n; construir silos, frigo-
rificos y una infraestructura iitegrada de almacenamiento.
destinada a evitar p6rdidas de producci6n; y asegurar poder
comprador y transpportes, dentro de un sistema national de
abastecimiento.
De ahi que una parte imrportante del program de in-
versiones corresponda a un conjunto de inversiones compie-
mentarias, vinculadas directamente a la canasta de bienes
de consume popular, en industries alimentarias textiles y
de materials de construcci6n. Entre otros proyectos de esa
naturaleza, esta el de la plant de IANSA en Curic6; el de
impulso a la industrial pesquera, que muestra ya sus prime-
ros resultados; el de desarrollo de la industrial avicola, con
inversiones en march en pabellones de engorda, reproduc-
toras, incubadoras, fdbricas de alimentos, mataderos y fri-
gorificos; amnpliaciones y mejoras en las instalaciones tex-
tiles, ampliaciones y remodeiaciones de las plants de ce-
mento y construcci6n de una nueva en Antofagasta, asi co-
mo plants de prefabricados de hormig6n.
Otros proyectos contribuirin a fortalecer nuestra capa-
cidad exportadora. Estan las inversiones adicionales que re-
quiere el cobre; en la mineria del hierro la expansion de
Romeral y Algarrobo, que con la entrada en producci6n de
Boquer6n Chafiar elevardn nuestra producci6n dentro de
algunos afios a 15 millones de toneliadas anuales y el impul-
so a los proyectos de peletizaci6n, que permitan explotar en
el future yacimientos de baja ley; los proyectos estudiados
para recuperar en Chile el renio, el molibdeno y el vanadio;
los proyectos en el sector forestal de la madera y la celulo-
sa, asi como en el sector quimico y petroquimico. El acuerdo






reciente con la firma espafiola FE ISA sobre sociedad mixta
con mayoria CORFO nos aJbre la exportaici6n de products
el&ctricos automotrices con un monto inicial de 10 millones
de d6lares anuales, lo que demuestra la enorne potenciali-
dad que tiene el desarrollo de industries elaboradoras de co-
bre para su exportaci6n industrializada.
Otros proyectos de inversi6n se orientan a fortalecer la
infraestructura b'sica, tanto de medios de transport, como
de suministro de energia. La expansion ya en march de la
plant de Huachipato llevari la capacidad de producci6n
de acero a un mill6n de toneladas anuales en 1974, supe-
rando las restricciones de este suministro bisico que ahora
se enfrentan.
En la ejecuci6n de este program de inversiones tiene
importancia especial la contribuci6n de los paises socialis-
tas. Las negociaciones efectuadas durante el ano pasado pu-
sieron de manifiesto la posibilidad de concretar unos 130
proyectos, posibilidad que comienza ahora a traducirse en
acciones especificas.


LA POLITICAL HACIA LOS PEQUErIOS Y
MEDIANOS EMPRESARIOS

En las tareas que se enuncian, la direcci6n political de
la Unidad Popular reconoce' un lugar legitimo de perma-
nencia y desarrollo a las amplias capas de pequefios y me-
dianos empresarios. Se ha reiterado una y otra vez que el
Program no es contradictorio con los interests del sector
privado no monopolico, cuyas contradicciones efectivas se
han dado hist6ricamente y siguen dAndose con las grandes
eirpresas moncip6licas de la producci6n y la distri'buci6n.
Sin embargo esas bases objetivas no han llevado hasta aho-
ra a un entendimiento generalizado y a forms de trabajo
conjunto sistemctico entire los organismos administrativos
die Gobierno y las organizaciones gremiales representatives
de esos empresarios. Ha sido m's fuerte la penetraci6n ideo-
16gica de la reacci6n, que ha arrastrado a algunas de estas
iltimas, por encima de sus verdaderos intereses a solidari-
zar con la gran burguesia monop6lica y sumarse a un hete-
rogeneo Frente Nacional del Area Privada.






No obstante, se han dado recientemente pasos signifi-
caitivos para favorecer ese entendimiento y se reitera la vo-
luntad ide profundizarlos. El Estatuto de la Pequefia Indus-
tria y la Aritesania, suscrito con la AM1PICH, incorpora vie-
jas asipiraiciones de esos sectors, les da gaxrantias y estable-
ce diversas forms positivas de apoyo y fomento, mediante
disposiciones que deben ponerse en march con la mayor
raipidez possible. La definici6n explicita del ambito de las
areas social y mixta, mediante la publicaci6n de la lista de
empresas que delben ihcorporarse a ellas de conformidad
con los lineamientos basicos del Programa, disipa toda cam-
pafia de inceritidumbre que ha sido hAbiilmente alimentada
por la prensa reaccionaria. Se reitera, tambi6n, la disposi-
cion a susicribir con .el comercio detallista un estatuto simi-
lar al acordado con la pequefia industrial. Mis alli de las
garantias, e'st&.n igualmente abiertas las posibilidades de una
ampaia y permanent participaici6n de los pequefos y me-
dianos elmpresarios, a trav6s de canales que les permitan
expresair sus problemas, iniciativas y sugerencias y recono-
cer, olportunamente, sus requerimientos para asegurarles el
abastecimiento de materials primas, equipos y creditos. Se
ha adelantaido en esa direcci6n al reestructurar el Consejo
Nacional de Diesarrollo, invitando a la representaci6n de
AMPICH y CONPIA en sustituci6n de organismos que, co-
mo la Solciedad de Fomento Fabril y la Confederaci6n de la
Producci6n y el Comercio, resiponden en los hechos a los
grandes intereeses monqp6licos. Es necesario complementary
esa participaci6n extendi6ndoila a los demks niveles, como
los comites sectoriales de la CORFO, el Servicio de Coopera-
ci6n Tecnica y otros similares.
Igual ocurre con los pequefios y medianos agricultores,
ssetor que represent cerca del 40% de la poblaci6n agra-
ria del pais. Para ellos, las lines fundamentals de la poli-
tica del Goibierno Popular se reiteran asegurando, la, inex-
proipiabilidad de sus predios; la rapida extension de los be-
neficios del sistema provisional que el Gobierno les ha otor-
gado a trav6s de la legiislaci6n; el fomento del sistema coo-
perativo, con lasignaci6n de tierras a aquellas cooperativas
que no est6n en condiciones de producer suficientemente
con los recursos de tierras que ahora tienen en sus manos;
y con la ampliaci6n de las lines de cr6dito, tanto de produc-
ci6n como de caipitalizaci6n y asistencia tecnica, de acuerdo






a las condiciones de las distintas regions del pais y dando
especial atenci6n :a los cr6ditos 'de fomento ganadero. Se
redoblardn, asimismo, los esfuerzos para resolve los proble-
mas de la ipoblaci6n indigena, que por generaciones venia
sieendo menoscaibada en sus derechos y su dignidad y de la
cuafs el medio mill6n de personas que la constitute estaba
reducido a una condici6n de miseria y explotaci6n. De ahi
el empefio del Gobierno Popular para acelerar el process de
recuperaci6n de las tierras usurpadas a las comunidades
mapuches e incrementar significativamen te los recursos
educacionales destinados a ellas. Esta labor ha culminado
con la proposici6n al Parlamento de una nueva legislaci6n
indigena elaborada con plena participaci6n de esa poblaci6n
y que tiende a corregir la condici6n de ciudadanos de segun-
da categoria en que han vivido hasta ahora. La mayoria
reacionaria del Senado estd tratanido de desnaturalizar ese
pfoyecto.
Al delinear los rasgos generals de la accion que se em-
prenderA en el curso de este afio, se reafirma la decision po-
litica de profundizar el caracter del process iniciado por el
Gobierno Popular, que conduce rectamiente a la construc-
ci6n del socialismo. Ello supone completar de manera rapida
la formaci6n del area de propiedaid social, materializar a
partir de ella las nuevas condiciones del area privada, y dar
curso de manera simultAnea a formas incipientes pero efec-
tivas de planificaoi6n sociallista que atiendan a la reproduc-
ci6n deseada de las nuevas relaciones de producci6n y a las
demands de las m-asas.


LA MUJER Y LA JUVENTUD, PROTAGONISTAS
Y DESTINATARIOS DEL' ESFUERZO DEL
GOBIERNO POPULAR

Todo el sentido de este esfuerzo de transformaci6n y
construcci6n revolucionaria tiene como proitagonista y des-
tinatarios importantes a la mujer y la juventud. En la reu-
ni6n de la direcci6n political de la Unidad Popular se consi-
deraron con especial detenimiento los problems que las
afectan y la necesidad de aumentar su participaci6n direc-
ta para superarlos.






Se hace necesario entregar mas atribuciones, recursos
y poder de decision a las organizaciones a trav6s de las cua-
les se expresan hoy dia las mujeres, y entire ellas a las Unio-
nes Comunales, Federaciones Provinciales y Confederaci6n
National de Centros de Madres, las comisiones femeninas de
todos los Consejos de la Central Unica de Trabajadores y
otras organizaciones de la mujer.
La igualdad plena de la mujer, la protecci6n a su fami-
lia e hijos, la defense de la madre soltera, su igualdad de
oportunidades y remuneraci6n en el trabajo, son conquistas
y aspiraciones que la Unidad Popular ha impulsado con de-
cisi6n. Sus resultados serrn necesariamente limitados en
tanto no se profundicen los cambios del sistema mismo y
se advance en la construcci6n de una sociedad socialist, lo
que hace que la mujer sea objetivamente la mas interesada
en esa transformaci6n revoluicionaria.
Hay que redoblar, asilmismo, el esfuerzo para concretar
tareas ya planteadas en beneficio de los nifios y de los j6-
venes e impulsar otras nuevas, en el campo de la educaci6n,
del deported, de la cultural, de la participaci6n active y plena
de la juventud en el process que vivimos
Es urgente multiiplicar el nrimero de jardines infantiles,
tanto mediante la acci6n de los organisms adiministrativos
correispondientes, como recogiendo las iniciaitivas que sur-
jan desde la misma polblaci6n. El medio litro de leche es
un primer paso en una political que tiene que extenderse ur-
gen'temente, con vista a asegurar la igualdad efectiva de
la infancia en su condici6n basica de vida y sus posibilida-
des de idesarrollo fisico e intellectual. Sin embargo, estamos
conscientes de que aan esta media no se ha cumplido en
pleniitud, debido al burocratismo y la falta de una compren-
si6n integral de su importancia, lo que estamos dispuestos
a corregir para que nuestras medidas no queden en el pa-
pel. Tenemos el decidido prop6sito de asegurar a cada nifio,
independientemente de la situaci6n ocupacional o el ingre-
so de' sus padres, un numero creciente de products y ser-
vicios.
Las tareas que aborda el Gobierno Popular son realiza-
bles e'n la media que son tomadas en sus manos por la cla-
se obrera, los campesinos, los t6cnicos y profesionales, la in-
telectualidad chilena y las capas medias, y, especialmente,
por la mujer y por la juventud.






Los partidos de la Unidad Popular, saludan la gran lec-
ci6n de patriotismo y la elevada conciencia revolucionaria
que se expresan en los trabajos voluntarios de la juventud.
Proezas como la reforestaci6n del Tamarugal, las obras de
irrigaci6n de Cabildo, la instalaci6n de establecimientos avi-
colas, las construcciones en poblaciones populares, el apor-
te de los estudiantes de la Universidad Thenica en la gran
mineria del cobre y en otras faenas industriales, indican que
la juventud toma en sus manos la construcci6n del porve-
nir que le pertenece. El trabajo voluntario surge en las in-
dustrias y minas que ha rescatado el pais como manifesta-
ci6n de que los trabajadores y el pueblo se sienten dirigentes
de su patria y responsables de su progress.


LA PARTICIPATION DEL PUEBLO Y EL
CHARACTER DEL ESTADO

La realizaci6n de los cambios sociales exige, ante todo,
una movilizaci6n de masas, en torno a los objetivos concre-
tos que se derivan de esas mismas tareas. El retraso y la in-
suficiencia en el trabajo en esta diirecci6n constituy6 uno de
los principles temas de critical y autocritica en la reuni6n
de la direcciin political de la Unidad Popular, de la que sur-
ge, en consecuencia, como una de sus conclusions centrales,
la de hacer efectivamente del cumplimiento del Programa
una tarea que tiene que tomar en sus manos el pueblo
mismo.
Mas, esta participaci6n de los trabajadores, debe ser
real y democriticamente generada, en forma que llegue a
todos los sectors, sean 6stos de la Unidad Popular, aemo-
cratacristianos o independientes.
En primer lugar, esta participaci6n es indispensable en
la unidaid productive. Se hace urgente extender y profundi-
zar la participaci6n de los trabajadores en las empresas de
las areas social y mixta eliminando las dificultades forma-
les encontradas para la constituci6n de los Consejos de Ad-
ministracion y venciendo la tendencia burocrtica o tecno-
crAtica de reducirlos a la atenci6n de asuntos secundarios.
En "igual sentido es necesario articular la fiscalizacion de
los trabajadores en las empresas del area privada, aseguran-.






do su access a la informaci6n sobre la marcha de las emipre-
sas. Es imperioso extender y mejorar las organizaciones de
clase ide los trabaj'adores, anmpliAndolas en los sectors de
medianas y pequenas empresas que constituirAn en defini-
tiva el area de propiedad privada. Con vista a la moviliza-
cion, segmn directrices Anicas ide clase, asum-ira, por ejemn-
pllo, la mayor imporntancia, la formaci6n ide sindicatos por ra-
mas acordada por la CUT.
A la ampliaci6n y desarrollo de las orgainizaciones de
clause de los trabajadores deber6 asociarse un incremento
considerable de las vinculaciones eritre ellas y los vastos
sectors de subproletariado marginado de la eatructura pro-
ductiva y idel conjurito de las masas populares de la ciu-
dad y del canpo. Aunque la podlitilca de empleo debe tender
a amnpliar el nuimero Ide los trabajadores, los advances que se
obtengan no podran satisfacer por si mismos la necesidad
de integirar vastos sectors ide la poblaci6n interesados en
las realizaciones del Gobierno Popular, pero que la reaccion
triata de aiprovechar como base de apoyo. Halbrd que refor-
zar la a!lci6n conjunta de la case obrer-a con organismos
tales como los Comites por Locales de Salud y las Juntas de
Vecinos y Centros de Madres, en torno a tareas concretas:
control de los abasteicimientos y precious, trabajos volunta-
rios de caricter social, forms de integration a los trabajos
produlcitivos. En las Juntas de Abastecimientos y Precios, esta
accion comprende especialmente la participaci6n de los pe-
quefios comerciantes.
Una preocupaci6n esenicial doberA mercer el apoyo a
las organizaciones de los funcionarios pdblicos, empleados
de comeircio, empleados de empresas privadas, etc., para
cunmplir programs de salud, previsi6n, educaci6n, movili-
zaci6n, turismo popular y estableeimiento de canales que
permitan su participaci6n y contribucion a las tareas gene-
rales.
En el agro, hay que ampliar la participaci6n de los cam-
pesinos, a trav6s de sus Consejos, en todo el desarrdllo de
la political agraria. Para ello, junto con los derechos de las
distintas organizaciones sindicales, cooperativas y de otra
naturaleza, se dard a esos Consejos el mAximno de apoyo y se
procurard otorgarles los recursos econ6micos y el fuero que
requieren. Precisamente, uno de los caminos para mejorar
la eficiencia del aparato burocratico, es dar a esos Consejos






mayores responsabilidades y participaci6n en la elaboraci6n
de los planes regionales y locales, en su aplicaci6n y vigi-
lancia. De manera general, algunas decisions basicas que
han retrasado la formulaci6n de una political comfin en la
Unidad Popular, deben resolverse atendiendo a la voluntad
y aspiraciones de los propios campesinos.
A todas estas iniciativas de movilizaci6n political debe
corresponder un esfuerzo para hacer efectiva la presencia de
los trabajadores en todo el actual aparato del Estado, como
base para el desarrollo de un poder aut6nticamente popular.
Los servicios de salud, de educaci6n, de vivienda, deben
revisar su estructura y formas de funcionamiento para ha-
cer accessible esa incorporaci6n active de los trabajadores y
de la poblaci6n interesada. De igual modo, hay que re-
visar la concepci6n de los Comit6s de Desarrollo Sectorial,
para constituirlos en instruments de direcci6n del conjun-
to de la rama industrial respective que, mediante la presen-
cia principal de los trabajadores, article sus intereses co-
mo clase en relaci6n con la gesti6n y el control al nivel de
las unidades.
Muchas tareas concretas quedardn, asi, entregadas al
pueblo mismo, bajo formas de participaci6n que iran cam-
biando el caricter y la naturaleza del Estado. Es en ese
cuadro que cabe iniciar jornadas de planific'aci6n, en las
que se discutan los problems de la poblaci6n o el centro
productive, se impulsen iniciativas a las que tiene que res-
ponder el aparato administrative, se propongan metas y se
organic el esfuerzo y la contribuci6n de todos los trabaja-
dores. Asi se resolverAn conjuntamente los problems de mo-
vilizaci6n, participaci6n, planificaci6n popular y consult.


DESDE LA BASE SE CONSTRUYE
EL SOCIALISM

La reuni6n que dio origen a la present Declaraci6n
mantuvo de caracter unitario y laborioso que hemos dado a
nuestro trabajo desde la formulaci6n misma del Programa
con que llegamos al Gobierno. Los problems se estudian
detenidamente, con acopio de antecedentes y con la mirada






puesta en los intereses y el destino de las classes trabajado-
ras y de todo el pueblo.
Es nuestra firme decision que tales caracteristicas se
confirmed y profundicen en el trabajo que nos queda por
delante, que sera adn mas dificil que el realizado hasta el
present, debido a las restricciones objetivas de que ya he-
mos dado cuenta. Para ello, reforzaremos con todo el ahin-
co de que seamos capaces la aplicaci6n del m6todo que nues-
tros principios y la experiencia hist6rica sefialan como la
mas adecuada herramienta revolucionaria: el trabajo de las
masas. Estudiar todo con las masas, resolverlo todo con
ellas. Esta sera nuestra linea fundamental de conduct, ca-
da vez mas generalizada y profunda. De las bases del pue-
blo no s6lo deben emanar impulses revolucionarios genera-
les. Desde alli nacerin, tambi6n, decisions especificas, cuya
ejecuci6n delberd ser practicada o controlada por las masas
en forma cada vez mas direct.
La expresi6n concrete de este process es la participa-
ci6n. Por ello, nos preocuparemos de que los mecanismos
para ponerla en march sean constituidos e inicien sus fun-
clones de inmediato. Reiteramos una vez mas que a la par-
ticipaci6n estan ilamados todos, cualquiera sea su color po-
litico. No nos interest controlar los mecanismos de partici-
paci6n, sino que existan y trabajen.
Como todo el resto ide los elements del process, el me-
joramiento de la calidad del funcionamiento de las institu-
clones del Estado y del Gobierno dependerd en 6ltima ins-
tancia del trabajo de las masas y de su participaci6n. Sin
embargo, en ese terreno hemos comprobado urgencias que
deben enfrentarse sin dilaci6n alguna, a trav6s de medidas
en cuya implantaci6n cabe responsabilidad especial a los
partidos politicos. Hemos procedido a crear un grupo de
trabajo con el encargo de establecer criterios que aseguren
la mAxima idoneidad en los nombramientos, la debida dis-
ciplina en la labor administrative y la evaluaci6n estricta
del desemipefio de los altos funcionarios militants de nues-
tros partidos que ocupan cargos politico-directivos en el
aparato del Estado.
Por las mismas razones, respaldamos la decision del
President de la Republica de proceder a una readecuaci6n
administrative que produzca todas las separaciones y rea-
signaciones necesarias para mejorar la eficiencia y acen-






tuar la disposici6n de trabajo y sacrificio de los altos fun-
cionarios. Esperamos que esta disposici6n presidential cris-
taJlice en el mas breve plazo possible.
Creemos que han quedado claras las dificultades inhe-
rentes a un process revolucionario en march como el ac-
tual. Tenemos fe en el pueblo, para superar con 61 los pro-
blemas. Llamamos a la conciencia de toda la gente de iz-
quierda a comprender que no es el moment de levantar
falsas alternatives frente a la conducci6n political que la
clase trabajadora ha entregado a la Unidad Popular en este
moment hist6rico. Pretender hacerlo es dividir las fuerzas
del pueblo y entregarle ventajas a la reacci6n y el imperia-
lismo.
Pensamos que es el moment de aunar fuerzas para
impulsar los valores permanentes de Chile, la libertad, la
democracia y las posibilidades de la mayoria para acceder
al bienestar. Estos valores, por tantos afios pisoteados por
la oligarquia, hoy adquieren su verdadera dimension y de-
ben alcanzar, con el esfuerzo y la lucha de todos, una am-
pliaci6n cada vez mayor.
Finalizamos, repitiendo una observaci6n initial. A par-
tir de este informed esperamos que se produzcan miles de
consultas, reuniones y jornadas de analisis. A todas ellas
concurrird la Unidad Popular con el mis sincere prop6sito
de dialogar y aprender. Nada nos apartard del pueblo. Des-
de su seno seguiremos construyendo la dignidad de Chile.

COMITE NATIONAL DE LA UNIDAD POPULAR


SANTIAGO, 9 DE FEBRERO DE 1972.




























/


EST FO LET q
COMENE LO SIG 7 TE
DOCUMENTOS:~~

I.-PRORAM RAIC


DEL GOBERNO D6



LAUIA OUA

2. A RMRS4


i
r !
F_-J "


.Ailk---.


7r' I




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs