• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Table of Contents
 Tercera edicion
 Introduccion a la primera...
 Introduccion a la tercera...
 El partido comunista del Peru sendero...
 El inicio de la lucha armada
 La metodologia insurreccional de...
 El discurso del Dr. Guzman
 La posicion discrepante
 El documento oficial de Sender...
 La guerra sucia
 El genocidio aprista
 El barbaro genocidio del 18 Junio...
 Manifestaciones contra las...
 Analisis de la estrategia de las...
 Back Cover














Group Title: Partido Comunista del Perú
Title: El Partido Comunista del Perú
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00087188/00001
 Material Information
Title: El Partido Comunista del Perú
Alternate Title: Sendero Luminoso
Physical Description: 160 p. : ill. ; 21 cm.
Language: Spanish
Creator: Mercado, Rogger
Guzmán Reynoso, Abimael, 1934-
Mercado, Rogger
Publisher: MERGRAF
Place of Publication: Lima
Publication Date: 1988
Edition: 3ra. ed. corr. y aum., Ed. 1988.
 Subjects
Subject: Violence -- History -- Peru -- 20th century   ( lcsh )
Terrorism -- History -- Peru -- 20th century   ( lcsh )
Politics and government -- Peru -- 1968-   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: Rogger Mercado.
General Note: Subtitle on cover: Sendero Luminoso.
General Note: Rev. ed. of: El PC "Sendero Luminoso." 1982.
General Note: "Lima, mayo de 1987"--P. 1.
General Note: "Con la entrevista al líder máximo, Dr. Abimael Guzmán"--Cover.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00087188
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 18462218

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
        Page 3
    Table of Contents
        Page 4
    Tercera edicion
        Page 5
        Page 6
    Introduccion a la primera edicion
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
    Introduccion a la tercera edicion
        Page 13
        Page 14
    El partido comunista del Peru sendero luminoso
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    El inicio de la lucha armada
        Page 21
        Page 22
    La metodologia insurreccional de S.L.
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
    El discurso del Dr. Guzman
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
    La posicion discrepante
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
    El documento oficial de Sendero
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
    La guerra sucia
        Page 74
    El genocidio aprista
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
    El barbaro genocidio del 18 Junio de 1986
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
    Manifestaciones contra las matanzas
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
    Analisis de la estrategia de las fuerzas armadas
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
    Back Cover
        Page 161
Full Text
ROGGER MERCADO U.


EL PARTIDO COMUNISTA
DEL PERU:


Sendero

Luminoso
SEDICION 1988




Con la entrevista
al Lider Maximo
Dr. Abimael Guzmdn





ROGGER MERCADO


EL PARTIDO COMUNISTA
DEL PERU








3ra. Edicidn


Corregida y Aumentada
















INDICE
Pag.
Introducci6n a la Ira. edici6n 7

Introducci6n a la tercera edici6n 13

El Partido Comunista del Pern SENDERO LUMINOSO 15

El inicio de la lucha armada 21

El Discurso del Dr. Guzman (ILA 80) 27

La posici6n discrepante 33

Sobre el desarrollo de las guerrillas 54

La guerra sucia y el genocidio aprista 74

La matanza en los penales y la noticia 86
trasmitida al mundo
Manifestaciones contra el genocidio y la 93
voz de Sendero
Las Declaraciones de Abimael Guzmdn 97










TERCERA EDICION
(Corregida y aumentada)


En Vents:
Europa: Libreri as
L. HARMATTAN
Librerie Centre
16 Rue des Ecoles
75005 -Paris

Pare. Du Caylly
76130 -Mt. St. Aignan
ROUEN

SAN CRISTOBAL No. 11
Prta. El Sol y Piza. Mayor
Madrid Espafia

STORHOLMSBACKARNA 66
SKAHOLMEN- Stodkhdbno
SUECIA

Perni
Librerias "Studium"
Librerias "La Familia"
Librerias "EPOCA"
SLibreria "La Universaidad"
Distribuidora "Horizonte"
Librerfas internationall" S.A
Librerfa "El Caballo Rojo"

LA MANO IZQUIERDA
ediciones latinoanericanas.
FONDO DE CULTURAL
Telf. 722880

Ayacu chor
Distribuidora "Barboza".









INTRODUCTION A LA PRIMERA EDICION


INTRODUCTION

Ad Aperturam libri
Liquidadas las guerrillas en el mes de diciembre de 1965, el primer
gobierno de Belaunde se qued6 tambaleando sobre las arenas move-
dizas de un estrecho espacio poltico. La coalici6n aprobelaundista
del Parlamento cada vez agudizaba sus contradicciones; y si de algu-
na manera se mantenia vigente no era por otra raz6n que la de lograr
mayor ventaja para amarrar la transferencia del Gobierno en las
elecciones generals que deberian efectuarse adportas.
Aun asi, dificil resultaba controlar la arremetida de algunos
sectors o integrantes aislados de los partidos coaligados. El apra,
por ejemplo, pese que con la Presidencia de la Camara de Diputa-
dos habia logrado canongias y prebendas para sus adherentes y
amigos, como el caso de la desgravacion pesquera a favor del con-
sorcio Banchero, no estaba dispuesto a cerrar la boca frente al des-
carado contrabando de los bazares militares. Los belaunderos tam-
bign buscaban una mayor tajada del poder antes de abandonar la
silla de Pizarro. Es por entonces que se aceleran los trhimites para
la entrega del Petr6leo a la Intemacional, con la venia y complici-
dad de la direcci6n aprista, cuyo representante, Andrds Towsend Ez-
curra, a la saz6n Presidente de la Camara de Diputados, acompai6
al President de la Repiblica, Fernando Belaunde Terry, hasta los
campos de Talara.
El Ejercito, especificamente, column vertebral de la Fuerza Ar-
mada en el Peri, bajo la conducci6n del General Juan Velasco Al-
varado, se alz6 en armas para "liquidar aquella etapa de corrupci6n
y oprobio" que la guerrilla del 65 tambidn quizo exterminarla en el
pais. El 3 de Octubre de 1968 la conducci6n del Estado ingresa a
una nueva forma, cuya impresici6n political e ideol6gica, no le per-
miti6 asentar definitivamente la liberaci6n econ6mica y social de
las grandes mayor as explotadas de la nacioh.
Instalado el nuevo Gobierno Militar empez6 a efectuarse una
series de reforms en el orden de la estructura econ6mica del Estado,






sin que estas reforms conllevasen el "peligro" de un inminente pa-
so a la revoluci6n socialist. El 9 de Octubre de 1968 la FFAA ocup6
los campos petroleros de la IPC y el Gobierno anul6 la tristemente
cdlebre Acta de Talara, pactada entire gallos y media noche por el
depuesto Rdgimen apro-belaundista. Se dict6 a la vez una series de
dispositivos reformistas y se clausur6 el "Pesebre de la Burguesia".
El poder qued6 concentrado en manos de un soldado acostumbrado
a manejar todos los asuntos de su vida con una fdrrea discipline de
cuartel: Seleccionaba a sus Ministros, a quienes constantemente
reemplaz6; cuidando siempre las formalidades m6s visible en el
orden castrense. En la traditional lexicolog(a soldadesca aparecen
nuevos giros que asustan y aterran a los burgueses y entusiasman y
embriagan a los intelectuales y marx6logos muchos de los que se
alistaron en las filas de la "revoluci6n military .
Durante los primeros seis aios en los que estuvo al frente del
Gobierno el General Velasco, al andamiaje de la estructura econ6-
mica del regimen social se le iba ensamblando algunas parties modi-
ficatorias que pudieran servirle para soportar el mayor y mas exi-
gente peso de un recambio integral. Se llev6 a cabo el inicio de la
Reforma Agraria, condicionada a un lento process de desarrollo y
a un abultado endeudamiento que pendia fuertemente de los mal-
tratados hombros del campesino pobre, en su mayor parte. La aten-
ci6n tecnica, insumos y credito, fueron insuficientes y en muchos
casos nulos, paralizando la producci6n y la productividad agraria
al extreme de colapsarla, en detrimento de la naci6n entera.
Los conflicts sociales que en los primeros moments habian
decrecido notablemente empezaban a sacudirse de su compds de
espera. El gobierno se vi6 obligado a decretar un nuevo intent de
concertaci6n entire explotados y explotadores. Habidndose empezado
por la "extirpaci6n del regimen feudal en el agro" no quedaba me-
jor alternative que encarar el problema de la clase obrera. La crea-
ci6n de la llamada Comunidad Industrial se di6 con la preterisi6n
de que algin dia se sentaran en una misma mesa obreros y patro-
ncs para el reparto de la plusvalia. Despues de todo, las acciones
de la guerrilla habian puesto de manifesto que era impossible con-
tinuar manteniendo un estado de cosas tal como estaban hasta ese
moment, Iniciar reforms tanto en el campo como en la ciudad
significaba amputar por much .tiempo las posibilidades de una
nueva accibn revolucionaria contra el sistema.






Las acciones reformistas del gobiemo military no fueron com-
prendidas en su dimension por la clase dominant, acostumbrada a
manejar a su antojo la political national en direct relaci6n con la
defense de sus intereses econ6micos, estrechamente interrelacionados
con los intereses del imperialism. A los seis anrs de su asentamiento
en el poder un contragolpe de Estado se encarg6 de frenar la im-
plementaci6n y desarrollo de esta political y a la vez de ganarse nue-
vamente la confianza y seguridad del apoyo de la burguesia y del
imperialismo, deteriorado durante la "Primera Fase". Para ello era
necesario corregir los planes y programs del anterior gobierno y
poner nuevamente las posaderas del pais al servicio de los antiguos
amos nacionales y extranjeros. La reform Agraria fue la unica que
resisti6 al embate, aulque con la soga al cuello.
El Gobierno Militar de Morales Bermndez (aFlos 1966 1.980)
desarticul6 gran part de los avances reformistas de la Primera Fa-
se. Dentro de una political fundamentalmente antiobrera, durante
este period el pals estuvo conducido a una peligrosa pendiente in-
flacionaria. Las continues alzas de los products de primera necesi-
dad y de servicios basicos desataron series reacciones en el seno
de las masas del sector laboral, que a la vez fueron reprimidas bru-
talmente. Sin embargo muchas fueron las huelgas de la close obre-
ra que sacudieron el espacio politico en el cual se desenvolvia el
regimen. El 19 de Julio de 1979 el paisfue totalmente paralizado en .
defense de las libertades publicas, sistemdticamente conculcadas, y
por la soluci6n de los innumerables problems laborales.
Product de estas acciones de masas a nivel national y por la
imposici6n del Imperio bajo la administraci6n de Carter, al gobier-
no no le qued6 otra alternative que desembocar la salida de este
torrent hacia un process electoral que permit el establecimiento
de una democracia formal, apta para la mns insolente y agresiva
penetracibn imperialista en el Peru.
Era evidence que la division de la izquierda producida no por
meras cuestiones programiticas y si, ostensiblemente, por incorregi-
bles ambiciones hegem6nicas, a la par que por desmedidas pre-
tensiones caudillistas sin mayor espacio politico ni calidad rectora,
como el caso del folkl6rico "Presidente del FOCEP", permitia
a los enemigos de clase orquestar el triunfo de un gobiemo elegido
con cualquiera de los partidos politicos populacheros como el apra
o el belaundismo para servir de puente entire los intereses imperialis-
tas y sus aliados.






En tales circunstancias y con el montaje de una campaina efec-
tista contra el apra por razones patrioteras el belaundismo sac6 la
mayor tajada en el reparto de las canongias political del Poder le-
gislativo y la Primera Magistratura de la Naci6n.
A pesar de todas sus declaraciones y ofrecimientos de reestruc-
turaci6n econ6mica de la Naci6n y de pleno empleo la real political
del Gobiero siguib la pendiente del endeudamiento y la dependen-
cia, el encarecimiento del costo de vida y la incontrolable devalua-
ci6n de nuestra moneda, agudizando la pauperizaci6n de las cla-
ses menos favorecidas y la desestabilizaci6n de nuestro incipiente
desarrollo industrial, con la rebaja de los aranceles para beneficio
de los grandes financistas e importadores. La imparable political de
desarrollo burocratico, para el pago de favors recibidos, la inmo-
ralidad y la corrupci6n vinculada al narcotrdfico y los negociados
entire altos personajes del regimen se presentaban con caracteres
alarmantes. El pais ya no s6lo devino en aquel organismo enfer-
mo que describi6 don Manuel Gonzalez Prada en la profundidad de
su concept realista: donde quiera que se ponga el dedo brota
el pus; sino en una podredumbre national.
Durante el primer aiho de ese gobierno las huelgas de la clase
obrera producidas en el ambito national superaron a la de los aios
anteriores. En Enero de 1981, 2,500 mineros se declaron en pie
de lucha decretando una huelga indefinida en demand de reajustes
salariales, en defense de sus derechos sindicales, vulnerados y por el
cumplimiento de los convenios colectivos de trabajo. Diez mil traba-
jadores de los molineros y afines paralizaron sus labores en actitud
de solidaridad con los trabajadores de Cerro de Pasco, Centromin
Peru, y los trabajadores municipales. En Febrero los 17 mil obreros
de Centromin apelaron al arma de la huelga en defense de sus diri-
gentes despedidos. Veinte mil habitantes de los pueblos j6venes
marchan hacia el centro de la Capital para exigir agua, desagae y
alumbrado. Quinientos ferroviarios paralizan sus labores en Arequi-
pa y Matarani; Puno, Juliaca, Cusco y Quillabamba, reclamando
elpago de sus salaries y la soluci6n de su pliego de reclamos.
El Gobiemo burgues, que cada dia se torna en una dictadura
civil con careta democratica, sinti6 que el piso se le estremecia y
que su democracia blindada no podia soportar los antagonismos
de clase que amenazan estallar inevitablemente. Para sostenerse no
era suficiente la complacencia y el servilismo de la obsecuente ma-
yoria parlamentaria ni el compromise de los altos mandos de la






FFAA. Se precisaba urgentemente de un dispositivo legal que permi-
tiese amputar todo brote de rebeldia o de protest emanada de las
grandes mayorias nacionales defraudadas y reprimir inclementemente
a la oposici6n intransigente.
Sin bien es cierto que la llamada oposici6n official le hace el jue-
go al mantenimiento del orden establecido, no en todos los parti-
dos y grupos politicos se compare esta conduct pacifista y concilia-
dora. Para reprimir cualquier brote de insurgencia contra la llamada
democracia representative se dict6 el tristemente celebre Decreto
Ley No. 46, m&s comunmente conocido como el Decreto Anti-
terrorista. En vista de que ya se habian iniciado ciertas acciones
calificadas de este modo por las autoridades del Departamento de
Estado Norteamericano y del Gobiero peruano, el Decreto empie-
za a convertirse en la s6rdida espada de Dam6cles para todo aquel
que de uno u otro modo atente contra "la estabilidad democritica
del regimen".
Pese a todo este montaje represivo, las llamadas acciones terro-
ristas siguen ddndose inusitadamente en diferentes lugares de la
Rep4blica. Tales actos no son reivindicados por los alzados de la
oposici6n revolucionaria y, como tal, se prestan para que oscuros
intereses "institucionales", de los organismos represivos los.efectua-
ran tambien por su cuenta para lograr mayor part de la tajada en el
reparto del Presupuesto Nacional. Sin embargo ya se venia conocien-
do -como secreto a voces- que una organization political de izquier-
Sda que aios atrAs habia defeccionado de las filas del Partido Co-
munista Peruano, en su X Pleno (Mayo de 1980) habia decidido
empezar la lucha armada en el Pern, bajo la concepci6n maoista
"del campo a la ciudad".
*Es as' como las acciones violentas desatadas contra la econo-
mia del Estado Burgugs y su organizaci6n political han empezado
a darse bajo la conducci6n del llamado Partido Comunista del Peri,
mas comunmente conocido como SENDERO LUMINOSO.
No pretendemos enjuiciar en este trabajo la concepci6n y la
prnxis de este grupo de la izquierda peruana, pero s 'debemos rea-
firmar nuestra posici6n: Es verdad que el Per necesita de un Esta-
do Mayor en el cual no prime los serdficos doctors de la Ley y
el orden burquis sino los legitimos representantes de la clase obrera
y de los campesinos y de todos los hombres y mujeres al servicio
de una Patria Nueva en un Mundo Nuevo. Que es preferible mar-






char hacia la cima con error que descender hacia la sima con acierto.
Que es la hora de hablarle al pueblo al coraz6n y al entendimiento.
Que bien vale la pena el "sacrificio" de superar el apotegma del
siglo XVIII: Dividir para reynar; dividirse entire la izquierda a esta
altura de los acontecimientos es la imbicilidad del apotegma. Pero
cuando la raz6n no es raz6n sino voz de orden, el abismo es la meta.
Unas cuantas bombas y unas cuantas balas no van a cambiar el rumbo
definitive de la historic. Es verdad que las transformaciones de la
sociedad se hicieron con un G6lgota; con una quema de Naves por
Cortez; con una raya en la Isla del Gallo; con un 14 de Julio; con un
7 de Noviembre del afo 17; con un juramento en la Cerveceria de
Miunich, o un 17 de Marzo de 1995; pero es verdad tambidn que la
reedici6n sangrienta de los hechos que no cuenten con el amplio apo-
yo de las masas populares, no podrdn llevaros a un feliz termino por
mas que el minutero de la historic este sobre el punto magico de la
"teoria de los conjuntos".


Alea jacta est.
Rogger Mercado Ulloa















INTRODUCTION A LA TERCERA EDICION


Cuando se public el primer libro sobre el Partido Comunista del Peru,
mcs comunmente conocido como SENDERO LUMINOSO, aun no se contaba
con los materials necesarios para un trabajo mas detallado. Conforme han ido
transcurriendo los aios de la guerra popular iniciada en 1980 por el ya referido
Partido, a pesar del hermetismo y su desutilizaci6n de la prensa y de otros
medios de comunicacibn masiva, ha sido possible lograr mayores y mejores ele-
mentos para efectuar un aporte al studio hist6rico sobre este fenbmeno politi-
co-social que viene convulsionando la Republica democrdtico-burguesa del
Peru contempotrneo.

El context actualmente publicado corresponde a una ajustada modificacibn
de la anterior edicibn, sin que ello signifique restarle la importancia que le cupo
al primer trabajo puesto que, hasta aquel moment, solo se nos venia acostum-
brando a las tergiversaciones oficiales o a otros mendaces criterios de los
enemigos de clase. Esta tercera edicibn se sustenta fundamentalmente en la
documentacibn emitida por SENDERO y lo que result mas important desde
el punto de vista del studio de la sociologia political, es la inclusion de las res-
puestas del Secretario General y Primera figure de S.L., el Dr. Abimael Guzmdn,
entregadas alNUEVO DIARIO en una brillante e hist6rica entrevista.

En estas declaraciones publicas, el Presidente Gonzilo, nombre de guerra con
el que se registra en todos los niveles del Partido alzado en Armas, no solamente
analiza los aspects mcs dolorosos y execrables del Genocidio cometido con los
prisioneros de guerra recluidos sin process judicial en los penales del Estado,
sino que responded a todas las inquietudes political, hist6ricas, sociales, econb-
micas, ideolbgicas y militares. Deviene entonces una necesidad no s6lo hist6rico-
politica sino de elemental derecho a la informacibn directamente emitida por
quien dirige un movimiento insurreccional cuyos tentcculos se extienden dia a







dia en various puntos cardinals del pais y fundamentalmente en aquellos nms
social y economicamente deprimidos.

.41 presentar nosotros los documents de S.L. y las declaraciones del Dr.
Guzman, cumplimos una de las mas elementales tareas del escritor; que como
bien lo expresara el Presidente de la ANEA, Luis Herndn Ramirez, estamos
llamados, por las condiciones objetivas del moment, a orientar las actividades
y el trabajo intellectual hacia el establecimiento de las condiciones subjetivas para
operar un cambio social en el pais, impulsando y consolidando el advance ideolb-
gico y cultural de las masas frente a las tendencies elitistas, reaccionarias y
entreguistas que caracterizan la cultural de dominacibn en la que quedamos
inmersos tras cinco siglos de coloniaje. "El intellectual de hoy, conciente de su
rol social y sus tareas presents, pensara en el pueblo y para el pueblo y actuary
para las grandes mayorias sometidas a las que se desea reivindicar".

Nosotros creemos que quienes abrazan un ideal, lo postulan y lo defienden
con su vida; por ms que ese ideal sea el summun jus contra el summa injuria
(el exceso de justicia contra el exceso de injusticia) deviene inabdicable la obliga-
ci6n de -cuando menos- no ocultar los hechos para que estos sean juzgados tal
y conforme acontecieron.

SENDERO LUMINOSO ha encendido una enorme hoguera, la misma que
quedarM apagada cuando el sistema de explotacibn y de injusticias quede defini.
tivamente conjiirado.

R.I. L.











EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERU
SENDERO LUMINOSO



Origen y conformaci6n. Teoria, tdctica y estrategia. Cuestiones metodol6-
gicas. Documentos.

El Partido Comunista del Perii mas comunmente conocido como
SENDERO LUMINOSO responded, en lo que respect a las cuestiones
de caracter ideol6gico, a un tipo de organizacibn political en el campo
de la aplicacibn del marxismo-leninismo, adicionando el Pensamiento
Mao Tse Tung. Dadas las caracteristicas del desarrollo del movimiento
comunista en el Pern entrabado por una series de problems concer-
nientes a la aplicaci6n correct de la ciencia y la metodologia marxista-
leninista, que en muchos casos tuvo que ver la DIRECCION, no result
extrafio que la agudizacibn de esos problems y su precipitaci6n con el
conflict ideol6gico surgido entire los grandes colosos del Movimiento
Comunista Internacional, la URSS y CHINA POPULAR, haya servido
como detonante para estremecer primero y dividir despues a los viejos
partidos comunistas del ambiente intemacional.
En estas circunstancias el origen del Partido Comunista del Peri,
SENDERO LUMINOSO, se encuentra en la escici6n que sufriera el
Partido Comunista Peruano (PCP) en los primeros afios de la d6cada de
los 60. Despu6s de la IV Conferencia realizada en enero de 1964 cuyo
tel6n de fondo reflejaba los destellos de la llamarada atizada por el
PCCH, las posiciones al interior de la Direcci6n y entire la propia mili-
tancia agudizaron el rompimiento definitive de lo que hasta ese enton-
ces venia pareciendo como una simple intenci'n fraccionalista. Una de
las cuestiones de character national tratadas al interior ae la Conferencia
fue aquella que acusaba a la Direcci6n Nacional de haber abandonado
la praxis revolucionaria y la conduct bolchevique cefiida a las ensefian-
zas del marxismo-leninismo, propiciando el quietismo y apoyando las
posiciones electoreras con la vana y acomodaticia inclinaci6n por el
"transito pacifico", postergando precisar planteamientos concretos con
miras a la Revolucion.

Ya desde antes del XVIII Pleno del PCP la tendencia de la organiza-
cibn hacia la militarizacion y el desplazamiento de la militancia hacia
las regions campesinas habia tomado cuerpo y sirvieron como base en
el cuestionamiento a la Direcci6n Nacional, a la que la acusaron, los de






la linea dura, de pacifismo y legalismo que entrababa no solamente el
desarrollo del partido en el seno de las masas seriamente convulsionadas
por una series de acciones reivindicativas, tanto en la ciudad como en el
campo, sino a la vez demostraba su poco interns en aprovechar las con-
diciones objetivas y subjetivas del moment que apuntaban hacia la al-
terativa de la lucha armada frente al problema del Poder.
Mientras la Direccion Nacional del PCP consideraba que no existia
todavia en el ambito national una situacibn revolucionaria que justifi-
que la consigna de insurreccibn general, pese a que el porvenir de la Na-
cion se determinaba en los planes neocolonialistas de la "Alianza para
el Progreso" y la renta de la poblaci6n trabajadora lejos de subir estaba
disminuyendo para cumplir con las exigencias de los monopolies y las
amortizaciones por el servicio de la deuda externa, existiendo a la vez
en el campo un regimen de explotaci6n semifeudal y semiesclavista,
problems algidos frente a los que los gobernantes de los partidos "na-
cionalistas" y "democraticos" abandonan sus postulados preparando
la total entrega del pais a la dependencia imperialista ("consecuentes
con los principios marxistas-leninistas y sus concepciones sobre el ca-
racter de la Revoluci6n Peruana, sus fuerzas motrices, su estrategia y
tacticas y las vias de su desarrollo que se desprenden del analysis creador
hecho a la luz de esa doctrine") reiteraba su political de causes y su
convicci6n de que sin el apoyo de las masas no habrh jams revolucion
victoriosa en nuestro pais ni en ninguna parte, como respuesta a la po-
sici6n fraccionalista del sector "pro Chino".
Producida la ruptura el sector escindido continue denominandose
Partido Comunista Peruano, en el afan de consolidar su posicibn en base
a los comites regionales que le fueron adictos y a la vez empeiiados en
una political de captaci6n de la militancia indefinida frente a la tenden-
cia maoista del PCCH. De la otra parte el PCP -linea sovietica- just6
su political purgando de sus organismos a todos los cuadros que de una
u otra forma hayan demostrado identidad con los fraccionalistas.
La Secretaria General del viejo partido habia sido ratificada en la
persona de Jorge del Prado y la del sector escindido en la del abogado
Saturnino Paredes al que acompafiaban Jos6 Sotomayor, Ludovico
Hurtado, Od6n Espinoza, Abimael Guzman Reynoso, entire otros, asi
como algunos cuadros estudiantiles como Brefia Pantoja quien poste-
riormente result elegido por dos veces Senador de la Reptiblica al igual
que Jorge del Prado. El sector moscovita continue con la edici6n de su
semanario "UNIDAD" y los escindidos editaban como voceros official
el periodico "BANDERA ROJA". Ambas publicaciones reclamaban
para si la representatividad del movimiento comunista y defendia ar-
dorosamente su linea political.

El grupo de "BANDERA ROJA" postulo como tarea inmediata la
de retomar a Mariftegui, y en lo central, el problema de la lucha arma-






da; conceptuando que las luchas sociales en el Peru estaban en el cami-
no de una etapa superior mediante el inicio de la lucha armada depen-
diendo 6sta, fundamentalmente, del estado de madurez de las condicio-
nes subjetivas. Consideraban, por ejemplo, que en el pais existia una
situaci6n revolucionaria representada por el conjunto de condiciones
objetivas que hacia necesaria la solucion revolucionaria de las contra-
dicciones fundamentals de la sociedad peruana. Que entire las condi-
ciones subjetivas las unas dependent del estado de combatividad y de
organizaci6n de las amplias masas populares y otras del grado de pre-
paraci6n especifica del Partido revolucionario para la lucha armada. Se
fialaban que ambas se encontraban en un process de madurez, preci-
sando que las condiciones objetivas no dependent de la voluntad,en
cambio las condiciones subjetivas si dependent principalmente de la vo-
luntad de preparar y hacer la revolucion.

Para dar mayor 6nfasis a su posicion reiteraban la afirmacibn que
"no es de revolucionarios esperar que se desarrollen espontineamente
las condiciones subjetivas cuando estas sl dependent de nosotros mismos.
De ahi la obligacion de crearlas, desarrollarlas y organizarlas". Con el
correr del tiempo y al subdividirse nuevamente esta agrupacion, sus
principles dirigentes terminaron integrando el Parlamento burgu's
con motivo de la Asamblea Constituyente pero a la vez propiciaron
la oportunidad que su desviaci6n emerja SENDERO LUMINOSO.
Demostrando un habil manejo de las cuestiones organizativas el sec-
tor de Paredes (BANDERA ROJA) realize la V Conferencia Nacional,
en la cual, despues de tensas deliberaciones se zanja las discusiones
por la caracterizacion de la sociedad como semi feudaly semi colonial;
a la vez que se determine que el camino de la revolution tiene que ser
necesariamente del campo a la ciudad, acuerdo con el que se afirmaba
la tesis maoista. Posterior a este event se produce, en el seno de la
agrupaci6n (PCP-BANDERA ROJA) nuevas esciciones una de las que
encabeza el abogado Jos6 Sotomayor P6rez, sin mayor perspectives de
desarrollo puesto que no solo la mayoria de los cuadros de direcci6n
quedaron con Paredes sino que tambi6n el PCCH le prodigaba su re-
conocimiento y apoyo.
El tiempo corre y no se dan pasos concretos para el cumplimiento
de los acuerdos anteriores, especialmente en lo que respect a la pre-
paracion military y el desplazamiento hacia las zonas rurales que tanto
habian reclamado cuando integraban el sector de "UNIDAD". Es asi
como surgeon las mas series discrepancies dentro de este grupo. Se le
acusa a Saturnino Paredes de liquidacionista y despilfarrador de los
dineros del apoyo international que imposibilitaba la supervivencia de
los cuadros en las tareas del campo. El problema central nuevamente
es el problema military, pero esta lucha internal no es tratada correcta-
mente. En vez de presentarse formalmente los planteamientos conve-
nientes se van formando grupos desde su interior con algunos cuadros
de cierta ascendencia como Martinez, Ludovico Hurtado, Odon Espi-







noza, Brefia Pantoja, etc. con lo que se imposibilita tratar el asunto mis
politicamente, puesto que, montandose sobre el descontento de las
bases, se arma una faccibn encabezada por el Regional del Centro, cuyo
6rgano periodistico, "PATRIA ROJA", sirvi6 de caja de resonancia de
los cargos y las acusaciones contra Paredes creando un caos en la mili-
tancia que en muchos casos actuaron bajo el impulse de las simpatias,
del descontento y del amiguismo.
Es asi como el afio 1967 se produce la primera sub-divisibn del
PCP-BANDERA ROJA, de cuyo seno sale escindido el Partido Comu-
nista del Peril -"PATRIA ROJA"- (PC del P. PR.). Como quiera
que en el interior del -PCP BR- nose hablan resuelto las contradic-
ciones y mas bien se venia sefialando una linea sistematizante ajena al
Partido de la que Paredes resultaba responsible, la lucha continuaba
desde una position internal encabezada por Abimael Guzmin, que con-
ducia la organizaci6n del partido en la region de Ayacucho. Bajo la
responsabilidad de Guzman quien asumi6 para los efectos el uso de las
siglas de AJIPROP (Agitaci6n y Propaganda), se publicaron los edito-
riales de "BANDERA ROJA" dando a los lectores y a la militancia la
imagen de una double linea. Esta situacibn no dur6 much tiempo; las
contradicciones se agudizaron de tal manera que para encontrar una
salida correct se planted la realizaci6n de la VI Confereficia Nacional,
fundamentando para ello que en la anterior, o sea en V Conferencia,
no se habia tocado todos los puntos importantes que el event deberia
resolver. Aca surge otra sub-caivisibn, ya que el grupo de Saturnino
Paredes se neg6 tajantemente aceptar este planteamiento. Realizado
el Pleno de 1970 la faccibn dirigida por Abimael GuzmAn decide escin-
dirse formalmente dando origen a lo que ahora se conoce como el
Partido Comunista del Peru "Sendero Luminoso".
Producida la ruptura entire Paredes y Guzman tras la realizacion de la
VI Conferencia del PCP-BANDERA ROJA, ambas facciones reclaman
para si la continuidad de considerarse legitimos representantes de la cla-
se obrera y del campesinado y por tal dignos de llevar el nombre de
Partido Comunista Peruano. No resultaba sorprendente por tal hecho
la edicibn del peribdico BANDERA ROJA bajo la direcci6n y linea de
cada una de las facciones. La faccion de Paredes continuaba controlan-
do la organization official del partido a la vez que las relaciones inter-
nacionales, especialmente con el PCCH. Sus trabajos se mantenian pre-
ferentemente en el sector campesino a diferencia de la facci6n de Guz-
man cuyos mejores cuadros estaban afincados en el ambito universita-
rio, tanto que una de sus organizaciones bases dentro del movimiento
estudiantil se denomino FRENTE ESTUDIANTIL REVOLUCIONA-
RIO POR EL SENDERO LUMINOSO DE MARIATEGUI de donde
proviene la ya hist6rica denominaci6n de SENDERO LUMINOSO.
Una de las bases mas importantes de esta organizaci6n se desarroll6
en Ayacucho, fundamentalmente, en torno al movimiento estudiantil.
El Dr. Guzman era por entonces uno de los catedriticos mas considera-






dos de la Universidad de Huamanga y su invariable posicibn maoista
supo afincarla sin precipitaci6n y sin transigencias. Hombre de una
cultural exquisite y de una f6rrea conviction ideol6gica. Profundo co-
nocedor de la doctrine marxista-leninista a la que adicionaba como
inseparable el "Pensamiento Mao Tse Tung". Tal corriente surgida a
rafz del conflict ideoltfgico entire el PCUS y el PCCH, encontrb en
el Partido que lidera el Dr. Guzman su mejor exponente. De ahl que
en casi todos los medios universitarios de la Repiblica, especialmente
en las Universidades de San Marcos, Ingenieria, San Martin de Porras,
las estatales de Arequipa, Puno y Cusco, esta organizacibn alcanzo
niveles de innegable consideraci6n capaces de mantener y conducir
una lucha prolongada a niyel national.
Sin preocuparse mayormente de dar la imagen de un partido fuerte
y organizado su advance y desarrollo result sorprendente. Logran for-
mar regionales controladas por un aparato central. Su bandera inicial
tras la lucha enarbolada contra Paredes fue la de RETOMAR A MA-
RIATEGUI, para, una vez culminada esta tarea, centrada fundamental-
mente en las tesis del AMAUTA sobre las cuestiones te6ricas, pasar a
una nueva etapa: RECONSTRUIR EL PARTIDO.
Para cumplir su. primera tarea les fue necesario un largo period
(ocho afios, mas o menos) durante los cuales cayeron en el abandon de
las cuestiones practices y absolutizaron lo teorico, por cuya raz6n la
faccion de PATRIA ROJA asumia cada vez mas la tarea de aglutinar
mayor nimero de militants aparentemente radicalizados y a tono con
la consigna de "El Poder nace del fusil". La paciencia de SENDERO es
como la paciencia china; mientras PATRIA ROJA devino con el tiempo
en una organization central del electoralismo izquierdista, los de SEN-
DERO LUMINOSO culminaron su etapa de RETOMAR A MARIATE-
GUI, hecho que lo anunciaron en document para su militancia. San-
cionaron a la gente responsible del inmovilismo, principalmente en Li-
ma, y se impusieron la tarea de RECONSTRUIR EL PARTIDO, tarea
que, en lo fundamental, significaba adecuar al Partido en lo organizati-
vo a lo ideolbgico y politico; en otras palabras hacer del Partido un
aparato apto para llevar adelante la lucha armada.
Se empezo asi a poner en practice su concepci6n ideo-politica en
lo que respect a la caracterizaci6n de la sociedad peruana y el camino
de la revolucion. Desplazaron a sus cuadros y a un gran n'umero de mi-
litantes hacia las zonas rurales con la consigna de extender la capacita-
cion con el trabajo director entire las masas campesinas, conviviendo
con ellas, orientando en el enfoque y solucibn de sus problems y plan-
teando la inica alternative real para su liberaci6n y la del pais entero
a traves de la violencia revolucionaria.
Cumplidas la tareas sefialadas (RETOMAR A MARIATEGUI y RE-
CONSTRUIR EL PARTIDO en base fundamental de las amplias masas
campesinas pobres de las regions mas abandonadas por la political cen-
tralista del Estado burgues y en el seno de los pueblos marginales de las






urbes principles) levantaron la bandera de lucha armada (afio 1980).
A este respect ya lo hemos expresado en otras oportunidades. Desde
el punto de vista de la sociologia political la insurreccion no es sola-
mente una manera de hacer pohtica sino una forma de conciencia poli-
tica. Esta es la manera mas correct de analizar la posici6n de SENDE-
RO, y aunque ellos no lo hayan precisado te6ricamente como objetivo
primordial no puede ignorarse el hecho que sus acciones insurrec-
cionales, por violentas que fueren, no pueden dejar de crear un impulse
revolucionario, una irrupci6n de la voluntad popular, un deseo de suble-
varse, lo cual, vistas las condiciones de existencia de las regions como
las de nuestra sierra central y de paises como el nuestro sometido a la
dependencia imperialista y al colonialismo externo e intemp de nuestra
economic, tales hechos resulten mas que una actitud significativa hacia
la vida en t6rminos de teoria political.
Por estas consideraciones es de suponer que iniciadas las acciones
tras haber solucionado a su interior la dura polemica centrada ya. no
sobre si es o no convenient el moment sino como iniciar la lucha
cuando en el pais se da una situaci6n revolucionaria con caracteristi-
cas propias de un pais semifeudal, teniendo en cuenta las recomenda-
ciones planteadas por Mao Tse Tung (situaci6n revolucionaria que dura
afios y no periods breves como en paises capitalistas) nadie al interior
de la organization se opuso al inicio de la lucha armada, maxime si el
Partido estaba completamente RECONSTITUIDO.
Clausurada la I Escuela Militar del Partido bajo la arenga political del
propio Abimael GuzmAn (cuyo texto lo insertamos en las paginas poste-
riores) empezaron las acciones violentas pareja a la realizacion de las
Elecciones Generales del 18 de mayo de 1980. En el balance inicial de
estas acciones surgib una nueva polemica al interior de la Direcci6n Na-
cional basada sobre el hecho de que si son o no correctas las acciones en
la forma y circunstancias efectuadas; si se encuentran o no enmarcadas
dentro de la estrategia sefialada de cercar las ciudades a partir del campo
o si s6lo eran acciones armadas violentas, urbanas, que niegan este ca-
mino. De c6mo se resolvib esta cuesti6n lo dicen los mismos hechos:
campo y ciudad con igual peso.
Despues de los primeros meses del inicio insurreccional el grupo alza-
do se vi6 fortalecido por la constant captacibn de elements revolu-
cionarios que, renunciando a su militancia en otras organizaciones, se
alistaban integrando un poderoso contingent senderista; no sin antes
haber pasado las duras y exigentes pruebas que el caso requeria. Los
trabajos politicos de SENDERO tambien habian logrado absorver, a
trav6s de su desarrollo, a sectors considerable de otros partidos y que
a tftulo personal solicitaban su inclusion en la organizacibn aceptando la
discipline del trabajo, asumiendo plenamente la concepci'on ideologica
y poniendo a disposicion del Partido todos los avances logrados con sus
anteriores organismos. En el norte, en el centro y en el sur de la Reph-
blica se sumaron a la accion guerrillera muchos cuadros politico-
militares que habian participado con el MIR en las guerrillas de 1965.
















EL INICIO DE LA LUCHA ARMADA


La clausura de su Escuela de adiestramiento military. El Discurso de Abimael
Guzman. El sabotaje al process electoral y a la economic del Estado burguds.
El "levantamiento de la cosecha". La reivindicaci6n de estas acciones.
El inicio de las acciones militares de SENDERO empez6 el 18 de
mayo de 1980 con el sabotaje a las elecciones generals y la destruccibn
de un considerable numero de Anforas en los pueblos aledafios a la ciu-
dad de Ayacucho. La pormenorizaci6n de todos los actos efectuados a
lo largo de los dos primeros afios lo encontramos en el document que
mas adelante insertamos in-extenso. El resto de sus acciones pueden
sintetizarse con un s6lo denominador comun: la violencia, la misma
que ha tenido como respuesta una centuplicaci6n sanguinaria y doloro-
sa, jams vista en los anales de la criminalidad represiva en nuestro me-
dio.
La caracteristica especial de los insurrectos en todos los ambitos
rurales que les fue permitido actuar se bas6 siempre en la explicacion
de la justicia revolucionaria. Millones de campesinas oprimidos al
extreme de dudar si verdaderamente eran series humans, arrastraban y
arrastran su miseria como prueba lacerante de la injusticia y del aban-
dono que esta sociedad de clase imprime como norma en su accionar
politico. En este medio ferment muy rdpidamente la violencia revo-
lucionaria como respuesta a la violencia reaccionaria. Desgraciadamen-
te, mientras los insurrectos con sus metodos violentos buscaban el fin
de estas injusticias, las classes dominantes, su gobierno y sus Fuerzas
Armadas desataron la mas inhumaira como sangrienta represi6n, no
solo contra los alzados sino contra toda la poblacion andina que de una
u otra forma comprometi6 su fe y su esperanza en SENDERO LUMI-
NOSO.
Jbvenes, nifios, ancianos -hombres y mujeres-, pueblos enteros
fueron criminalmente asesinados por las "Fuerzas del orden". Estas
mismas Fuerzas, en su apoyo, organizaban a los campesinos medios,
licenciados del Servicio Militar Obligatorio, para enfrentarlos con sus
propios hermanos. Devino la matanza de uno y otro lado. SENDERO
tenia que defenders y atacaba a las "Rondas Campesinas", a los "Co-







mites de Defensa" y a quienes convencidos por el enemigo ponian en
peligro su vida y su organization. Los soldados liquidaban todo lo que
pareciera bases de sustentacion, de apoyo o de informaci6n favorable
a la guerrilla El saldo: iHorror y muerte! iGuerra sucia! iDesapare-
cidos! iTorturados! iPresos! iPerseguidos! iRefugiados!
Mas acontece que todo este cuadro dantesco ya habia sido previsto
por los combatientes. Guzman en su discurso de clausura de la Escuela
Military del Partido lo asevera claramente: "Suefios de sangre de hiena
tiene la reaction. . su coraz6n maquina siniestras hecatombes. se
artillan hasta los dientes. . nos tenderan cercos, buscaran aislarnos,
aplastarnos, borrarnos, pero nosotros somos el future, somos la fuerza,
somos la historic!
Han transcurrido cinco afios y la lucha continue con id6nticos y mis
sofisticados m6todos. Con mayor perfeccionamiento de la industrial "
de la matanza humana, mientras el hambre, la miseria y la desocupacion
se ha extendido a todos los sectors del Peri no official.


DA!SOS CAUSADOS POR EI, TERRORISM .N LAS EM RESAS DEL SKT'FOR EN-R(;:A V MiN
Periodo 1980 84 (ei noiie% de tk&iares anwricnajs

EMPRESA 1980 981 1982. 1983 1984 TOTAL
D i T D DI 1 0
CENTRO A#Nrt- 40.9 00 409 1515 ul :1 ].2? 3c2 -. 0-9 .7L2 t i '7) ;;;lq 141Y
EUOClR0II 247JI 11 1
RECR2OP 4 7 4 2429 0 223 Sill 4947 1,016. 1 5 ,5 I46i A05 J"4 J.." 3,.4..7* j4
FE582MU 103.5 764.3 9474 1825 7643 2478 ;83.5 ?643 9470 103 7 94;3 942, -f 3...
14204 2279. 20322 3,320.0 6,.8734 521110 2


Eectro-Pen resultA la emPrea mis Afectada del sector Energia y Minas per Ws violentas
seclones aesetedss desde 1980 por el partido comunista "Sendero Lumlnoso".













LA METODOLOGIA INSURRECCIONAL DE S.L.


Violencia, sabotaje, terrorism y guerrilla.

La metodologia de S.L. como parte del context insurreccional se
inscribe en una series de interpretaciones sobre la aplicacion de la vio-
lencia revolucionaria como respuesta a la violencia reaccionaria. Sence-
ro, por ejemplo, interpreta que los actos violentos desatados como par-
te de la guerra del pueblo tienen la finalidad fundamental de prope-
gandizar no solo la inconmovible decision de aplicar la justicia revolu-
cionaria, sino de adecuar la sicologia colectiva a estos violentos, con
beneficio al desarrollo de las acciones insurreccionales en conjunto. Es
decir demostrar no solo en los lugares donde operan las columns sen-
deristas sino en el resto de la poblaciOn, principalmente campesina,
que a la larga y a la corta les ha de servir como base de sustentacion
en el desarrollo e implementaciOn de la lucha armada.
Estas parecen algunas de las razones en las que Sendero se afianza.
Demas esta decir que pareja a esta metodologia en el uso de la violencia
se dan tambien acciones de captacion, convencimiento y reclutamiento.
Previamente, por ejemplo, al inicio de las acciones senderistas y pareja
a la preparation politico-militar de los cuadros destinados al comando
guerrillero se daba tambien cobertura muy especial a la captacion mili-
tante a traves de las Escuelas Populares. Estos centros de ensefianza
politico-ideologico se instalaron en gran numero de comunidades cam-
pesinas en las que los cuadros senderistas convivian plenamente identi-
ficados con usos y costumbres y hasta mitos ancestralmente historicos.
Un ejemplo de esta pohtica suele presentarse cuando a los ajusticia-
mientos efectuados por Sendero contra personas acusadas de violacibn,
colaboracibn con el enemigo, infidencia, maltratos y explotacion rural,
a viejos latifundistas opresores y abusivos. tras un Jucio Popular eran
sentenciados a penas de muerte la misma que conllevaba a la vez el sec-
cionamiento de algunos miembros del cuerpo -brazos, manos, lengua,
etc.- comouna sancibn impuesta desde y hasta el mhs alla. Al soplon,
por ejemplo, se le amputaba la lengua; al ladrbn las manos. a los trai-
dores e infidentes se les quitaba los ojos y se les separaba la cabeza del
tronco a modo de que jams en la eternidad puedan volver a usar ni
recuperar sus miembros separadQs. Segin informes de la prensa oficia-
lista han sido muchos los casos de esta naturaleza que parece haber res-
pondido a una actitud inicial de la insurrecci6n y a una region determi-
nada, pero, que en el desarrollo future, se ha ido superando.






En cuanto a la metodologla seguida por Sendero respect al sabotaje,
es decir la destruccion de torres, puentes, de algunas parties de las vias
ferreas, de las siembras cafieras en los complejos agro industriales, de
las SAIS, de algunas oficinas del aparato administrative burgues, etc.,
responded a la concepci'on que Sendero tiene sobre "El desgaste de la
economla del Estado" cuyo viejo y podrido orden se han impuesto
destruir para poder, sobre las cenizas y con algunos vances recuperables,
construir una nueva sociedad. la sociedad socialist del future.
De all que durante los cinco afios que han transcurrido desde el
inicio de la accion armada de Sendero, si bien es cierto que no ha sido
este el fenomeno determinante del desgaste de la economia del Estado
burgues, por lo menos ha incidido notoriamente en la crisis por la que
hoy atraviesan en el Peru las classes sociales de menor poder econ'omico
y especialmente la clase obrera, el campesinado y los sectors populares
mas significativamente deprimidos.
En lo que respect al terrorism, a nuestro juicio, es la fase que
mayor saldo negative le a estado irrogando a Sendero; la forma y cir-
cunstancias con que Sendero aplica esta metodologia anarquica y
violentista, juzgamos que no ha respondido a traves de la historic de
las luchas por la liberaci'on national y social de los pueblos oprimidos
con un resultado realmente beneficioso. Si bien es cierto que los actos
de esta naturaleza se han cometido hasta ahora con los miembros de
las fuerzas antisubversivas que de una u otra forma han tenido inter-
vencion direct e indirecta en masacres colectivas, asesinatos impuries,
torturas, violaciones, robos, saqueos y desapariciones, el impact de su
aplicacion, en un gran porcentaje les ha resultado negative. La pobla-
cion civil "Occidental y Cristiana", siempre volcarA sus sentimientos
hacia las victims sin mayor andlisis de las motivaciones que hayan
determinado su eliminacion.
Por eso juzgamos que como dijo Lenin, el terrorism anarquico es
reprobable y antirevolucionario. Ademas, de estas circunstancias se
sirven todos los gobiernos contrarios a la liberacion de los pueblos en
sus aspiraciones de construir la sociedad socialist del future. En el
Peru por ejemplo el partido del gobiemo belaundista, impulsado aluvio-
nalmente por vastos sectors de la poblacion inconforme, pero repre-
sentante de una clase social determinada, la burguesia, sirvio oomo
puente de entendimiento para mantener la defense de los privilegios
de clase y la dependencia frente al imperialismo. De ahl que todas
las "Instituciones Prepresentativas", incluyendo las FF.AA., so pretex-
to de defender la democracia, hayan Ilegado hasta lo indescriptible
en las acciones de esta guerra sucia, antisubversiva. Por eso es que apti-
cando la metodologia disefiada por el Pentagono hemos visto como se
han producido todo tipo de violaciones contra los derechos humans,
tortura y desapariciones, masacres colectivas, fusilamientos sin process,
asesinatos en masa, y arrasamientos de poblaciones campesinas, a fin
de evitar la propagacion y asentamiento de la guerra del pueblo convo-
cada e iniciada por Sendero Luminoso.






La violencia irracional como metologia de lucha encontro su respues-
ta official en la violencia criminal. Los actos terrorists anarquicos,
intrascendentes, fueron el pretexto mas aparente para que, en el curso
de los 5 afios transcurridos, el gobierho haya dejado desbordarse todo
tipo de pasiones para cumplir con su papel de celador de un sistema
cuya crisis total, es a todas luces, inveitable.
Las Guerrillas.- En reiteradas oportunidades, folletos, escritos, etc.
hemos manifestado que las guerrillas como forma de lucha constituye-
ron una de las etapas mas importantes en la lucha armada. Siendo esta
etapa la mas definitoria de la guerra de los mas debiles contra los mas
fuertes, parece que en el caso de Sendero Luminoso no se a llegado a
consolidar plenamente su accionar y much menos su desarrollo. Du-
rante el mes de marzo de 1982, Sendero difundib un document que
hace un llamado hacia el desarrollo de la guerra de guerrillas. En este
document, se aprecia, por ejemplo, cuasi una orfandad de la etapa;
no hay information que demuestre exitos ni fracasos al respect y mas
que nada el document se nutre en los recuentos de un gran numero
de acciones violentistas.
Sabemos desde luego que en los palses de Latinoamerica tal como lo
dice Enrique Valencia en sus notas para "Una Sociologia de la Guerri-
lla"- en la media en que en que el orden social se present mis como
un "desorden-organizado", con su secuela permanent de atraso y de
explotacion; la idea de la insurgencia y la subversion parece cobrar ma-
yor fuerza y actualidad, a tal grado que para muchos series humans
se ha convertido en la alternative necesaria (a veces la fnica y la uiltima),
para superar tales condiciones. Bastarra una somera revision de la lite-
ratura sociologica y political contemporaneas para darse cuenta de que.
los cQnceptos de cambio social, desarrollo, modemizacion, subdesarro-
llo, atraso, parasitismo y coloniaje, sistematicamente aparecen ligados
a los de revolution, violencia, radicalismo y guerrillas, tanto para llamar
la atencibn sobre el incendio que se propaga y mostrar la necesidaa de
apagarlo, como para sefialar lo inevitable de un cambio que en ciertas
circunstancias se torna imperioso. Estos rasgos, pues, son caractersti-
cos de los palses de Latinoamerica, tal por eso puede ser la unica region
del mundo contemporaneo en que la guerra de guerrillas se plantee
como insuperable salida para el atraso y la injusticia.
Juzgamos que siendo totalmente coincidente esta apreciacion con el
medio donde Sendero Luminoso preferencio el desarrollo de sus activi-
dades, los factors sociales, polrticos, culturales, etc. no fueron muy
favorables. Tal vez por estos hechos no han prosperado mayormente
en esta etapa las poqufsimas acciones de enfrentamiento guerrillero
propiamente dicho y el notorio repliegue de las fuerzas senderistas o
su desplazamiento a otras regions del territorio, sea cada vez mas cons-
tante hasta el grado de ir dejando las "Zonas Liberadas" que inicialmen-
te fueron sus bases de sustentacibn y afianzamiento en la region de
Ayacucho, Apunmac y Huancavelica.






Pero no por esto juzgamos que los contrastes sufridos por Sendero
signifiquen una derrota total en el ambito national. Sendero esta afin
con las armas en la mano y con el riguroso control de una organization
pohtico-militar. A la vez, podramos afirmar que Sendero es algo mas
que un contingent reclutado entire la juventud universitaria y campe-
sina. es una actitud frente a la vida, en terminos de teorta political,
como respuesta a la irremediable crisis del sistema al que ni las botas
ni las balas -ni much menos la demagogia gubernamental, espectacu-
lar y dicharachera del Presidente aprista- podran cambiar con rumbo
al socialismo.


Los "paramilitares" organizaciones protegidas por lasfuerzas antisubversivas y compues-
tas por campesinos medios, ex-soldados y autoridades locales adictas al gobierno, espe.
cialmente preparadas para apoyar la Guerra Sucia en la industrial de la matanza humana.
Conocedores de la region alzada estos "aliados" a las "Fuerzas del orden" han cometido
actos tan vandalicos como el asesinato de los 8 periodistas en Uchurucay y ocultado las
matanzas mis indescriptibles como las de Accomarca, Pucayacu, etc., adems de un cen-
Stenar de poblados borradosdel mapade la region.










ILA 80


EL DISCURSO DEL Dr. GUZMAN




"Camaradas: Ha concluido nuestra labor con las manos desarmadas, se ini-.-
cia hoy nuestra labor armada: levantar a las masas, levantar campesinos bajo.
las inmarcesibles banderas del marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tse-
Tung. Un period ha terminado. Sellamos hasta aqui lo hecho; aperturamos el
future, la clave son las acciones, objetiiro el poder. Eso haremos nosotros, la
historic lo demand, lo exige la clase, lo ha previsto el pueblo y lo quiere.; noso-
tros debemos cumplir y cumpliremos. Somos los iniciadores.
La revoluci6n anidara en nuestra patria; de eso respondemos nosotros. La
ofensiva estrat6gica de la revoluci6n mundial, la tercera etapa de nuestra histo-
ria, la de ra contienda armada, asi nos la sefialan.
"En torno a la II Guerra Mundial la revoluci6n entr6 en equilibrio estrat6gi-
Sco; atris quedaron las santas alianzas reaccionarias y los verdugos y enemigos,
antes impunes. El poderoso movimiento obrero, international, las encrespadas
olas del movimiento de liberaci6n national, el desarrollo de los partidos comu-
nistas, el marxismo elevado a la gran cumbre del pensamiento Mao Tse-tung "I
nos han traido a una nueva situaci6n; estamos entrando a la ofensiva estrat6gi-
ca de la revoluci6n mundial, los pr6ximos cincuenta afios serin del barrimiento
del dominio del imperialismo y todos los explotadores. Es la historic que no
puede dar vuelta atris. En las manos de la clase obrera, en las direcciones de los
partidos comunistas, en la fuerza del campesinado pobre, sustento mismo .de
la guerra popular que crecera mis cada dia hasta derrumbar el viejo orden, el
mundo esta entrando en una nueva situaci6n: la ofensiva estrat6gica de la Re-
voluci6n Mundial. Esto es de trascendental importancia.
"El Presidente Mao planted: "La tormenta se acerca, el viento brama en la
torre". Asi pues, el v6rtice se acerca; el vertice esti comenzando, crecerin las
llamas invencibles de la revoluci6n convirtidndose en plomo, en acero, y del.
Sfragor de las batallas con su fuego inextinguible saldra la luz, de la negrura la
luminosid;d y habri un nuevo mundo. El viejo orden de la reacci6n cruje, su
vieja barca hace agua, se hunde en forma desesperada, pero, camaradas, nadie
puede esperar que se retiren .benignamente. Marx nos advirti6: hundidndose
aun son capaces de dar manotazos de aho;ado, desesperados zarpazos para
,. ver si no se hunden. Eso es impossible. SueRios. de sangre de hiena tiene la reac-
Sci6n; agitados suefios estremecen ss noche sombrias, su coraz6n maquina
siniestras hecatombes; se artillan hata" los diehtes, pero no podrin prevalecer,
su destiny esta pesado y medido. Ha llegadola hora de ajustarles cuentas.









"Las superpotencias imperialistas, USA, URSS y otras potencias, invaden.
penetran, socaban, destruyen, buscan hundirlo todo en el espanto. Pero como
dice el Presidente Mao, al atacar, al agredir, al lanzar ofensivas, se desparraman
y entran en las entrafias poderosas del pueblo; y el pueblo se encabrita, se arma
y alzindose en rebeli6n pone dogales al cuello del imperialismo y los reacciona-
rios, los coge de la garganta, los atenaza y, necesariamente, los estrangulari.t
Las carnes reaccionarias las desflecara, las convertira en hilachas y esas negras
piltrafas las hundiri en el fango; lo que quede lo incendiary y sus cenizas los
esparcera a los confines de la tierra para que no quede sino el siniestro recuer-
do de lo que nunca ha de volver, porque no puede ni debe volver.
"En esta grandiosa epopeya de la historic mundial, nuestro pueblo junto a los
hermanos de clase de America Latina, junto a las masas latinoamericanas, tiene"
un papel y lo esta cumpliendo y lo cumplira mis adn.
"Nuestro pueblo entra a tomar el poder por las armas. Camaradas, en este
pais hoy estamos entrando a una tercera etapa: esa tercera etapa es la contien-
da armada. Revoluci6n y contrarrevoluci6n se aprestan a la violencia.
"Ellos en su vieja y sangrienta violencia, en su paz de bayonetas, en su gue-
rra maldita que liquid en las circeles, en las escuelas, en las fibricas, en los
campos, asesinando incluso niiios en los vientres maternos y nuestro pueblo,
de rica historic, entra por fin a la part final, a la culminaci6n de la etapa demo-
crdtica de la revoluci6n...
"La comprensi6n de la tercera etapa es la clave para que nuestro pueblo
advance. Esta tercera etapa ,Qu6 implica? Implica que la revoluci6n, el pueblo
con las manos armadas comienza a tomar el poder y que la reacci6n con 400
afios de explotaci6n, que se suma a la explotaci6n anterior porque tambien la
hubo, implica que la reacci6n pretenders contenernos, pretenders oponerse al
advance de la revoluci6n. . La lucha sera dura, violent, cruelmente contesta-
da por la reacci6n que mandard sus negras, huestes para combatimos; armados
hasta los dientes embestiran a la clase obrera, al campesinado, a las masas popu-
lares; extenderin sus garras siniestras, sangrientas, asi serd: nos tender cercos,
buscard aislarnos, aplastamos, borrarnos, pero nosotros somos el future, somos
la fuerza, somos la historic.
"Ahi en las acciones... la capacidad conciente de los hombres se intensifi-
ca, la voluntad es mis tensa, la pasi6n mis poderosa, la energia endiablada. Ca-
maradas ahi encontraremos la energia, la fuerza, la capacidad suficiente para la
gran ruptura. Las trompetas comienzan a sonar, el rumor de la masa crece y
creceri mis, nos va a ensordecer, nos va a atraer a un poderoso v6rtice, con una
nota: seremos protagonistas de la historic, concientes, organizados, armados y
asi habra la gran ruptura y seremos hacedores del amanecer definitive. En eso.
hemos entrado camaradas. Y sera lo dnico grande que hemos de hacer. Saldrd
de las armas, del cafi6n de los fusiles, saldri de la acci6n direct del Partido
sobre las masas. Saldrd de la guerra popular.
"Lo viejo se empefiard en contrario, pero ya esta derrotado; es una gran de-









rrota del derechismo. La destrucci6n (de Sendero) ya esti conjurada; el desa-
rrollo ha triunfado. Plasmemoslo a trav6s del tronar, escribamoslo con piomo,
que quede escrito para siempre en paginas de acero sobre el lomo de las mon-
tafias para que nunca mis pueda borrarse ni escribirse en sentido contrario.
El Partido se convertiri en un torrente contra el cual ha de lanzarse fuego.
lodo, piedras, pero nuestro poder es grande; todo lo convertiremos en nuestro
fuego. El fuego negro lo convertiremos en fuego rojo y lo rojo en luz. Eso somos
nosotros, eso es la reconstituci6n. Camaradas, estamos reconstituidos!
"Hemos aprendido a manejar la historic, las leyes, las contradicciones. Esti
en nuestras manos resolver todo plasmindolo en hechos b6licos; nada nos
detendri. El destino de los enemigos esti pesado y medido; el Partido es el fu-
turo, la fuerza, la historic, la luz del universe. El Partido Comunista, acero pu-
ro, gener6 la luz bebiendo del marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tse-tung.
"Camaradas, estan compaginados el process mundial, el process del pais
y el process del Partido. Por tanto, el future esti asegurado, esta palpitando
en las acciones belicas que comenzaremos a hacer. Estas tres condiciones deter-
minan que el Partido pase a conducir la lucha de las masas armadas y en nues-
tra mente, en nuestra voluntad va invivito el poder popular, lo llevamos noso-
tros. No tenemos retaguardia al comienzo o la tendremos pequefia, d6bil,
fragil y variable. No olvidemos que el poder popular, el Estado de la clase obre-
ra; el Estado de obreros y campesinos march con nosotros, lo levamos en la
punta de los fusiles, anidado en nuestra mente, palpitando en nuestras manos
y estara con nosotros siempre ardiendo en nuestro coraz6n. No lo olvidemos
nunca, es lo primero que debe estar en la mente.
"La pequefia burguesia se proletariza; no tiene otro destino sino el de servir
a la revoluci6n y ponerse a disposici6n del proletariado; no tiene otro destino,
no puede tener mis camino que servir a la revoluci6n, segiin los dictados de la
clase obrera, bregar esforzadamente tras el camino del Partido. Esto es bueno
recordarlo, porque de ella debemos ganar particularmente a la intelectualidad,
lo que demand mover la masa como ya Mariategui nos enseii6; s6lo asi cum-
plira su papel y podri servir a la mds grande batalla que la historic esta gestando.
"Camaradas, hemos entrado a la tercera etapa de la sociedad peruana con-
temporinea. Pero asi como ayer, cuando planteamos los dos moments de
la sociedad peruana contemporinea, como parties del process de desarrollo
del capitalism burocrdtico en el pais, y algunos nos condenaban, rechaza-
ban nuestras tesis, nuestras ideas y hasta con insolencia supina las tildaban
menospreciativamente de infantilismo; lo que planteamos hoy con clara y
precisa vision hist6rica, de que nuestro pais entra a una tercera etapa, tambi6n
seri objeto de incomprensi6n, pero ya no sera possible simplemente condenar-
nos con la etiqueta pueril de infantilismo, porque- los tiempos nos han dado
la raz6n en muchisimas cosas y tambi6n ellos sacarin lecci6n. Sin embargo no
serd fa'cil que acepten, que comprendan, requerirdn.hechos contundentes, ac-
ciones concretas que les martillen en sus duras cabezas, que hagan saltar a









pedazos sus especulaciones, para que en sus almas tambi6n anide la realidad
de esta patria nuestra.
"La reacci6n pretenders contenemos, pretenders oponerse al advance de la
revoluci6n. Es que, como bien sabemos los materialistas, lo que existe se niega
a morir y la reacci6n existe y por tanto se niega a morir; es un cadaver insepul-
to per6 niega, protest, resisted y ataca con furia y desesperaci6n, no quiere que
lo metamos en el caj6n, no quiere que le enterremos.
"Camaradas, revoluci6n y contrarrevolucion contienen tambien en nues-
tro pais, son dos parties de una unidad ligada y en lucha creciente. Los reaccio-
narios centrados, artillados, defendidos en las urbes, en las capitals; nosotros
nos atrincheramos en el campo, en los poblados pequefos, con las masas, con el
proletariado pobre en especial, con la fuerza, con el poder desorganizado para
organizarlo en un poderoso ejercito.
"Pero esto no serd facil, sus huestes iran contra nosotros, montarin poderosas
agresiones, grandes ataques. Nosotros responderemos, los desvancijaremos, los
dividiremos; sus ofensivas las convertiremos en multitud de pequefias ofensivas
nuestras y los cercadores serin cercados y los pretendidos aniquiladores serin
aniquilados y los pretendidos triunfadores -serin derrotados y la bestia final-
mente seri acorralada como se nos ha ensefiado; el estruendo de nuestras voices
armadas los hari estremecer de pavor y terminaran muertos de miedo converti-
dos en pobres y negras corrofias.
"Somos los iniciadores. Comenzamos diciendo somos los iniciadores, termi-
namos diciendo, somo los iniciadores. LIniciadores de que? De la guerra popu-
lar, de la lucha armada, que esta en nuestras manos, brilla en nuestra mente,
palpita en nuestro coraz6n, se agita incontenible en nuestras voluntades. Eso es
lo que somos. Un puflado de hombres, de comunistas, acatando el mandate del
Partido, del proletariado y del pueblo. En ese 19 de abril, diri la historic, pues-
tos de pie expresaron su declaraci6n de fe revolucionaria, con el coraz6n ardien-
do de pasi6n inextinguible, voluntad fire y resuelta y con mente clara y audaz
asumieron su obligaci6n hist6rica de ser los INICIADORES; y lo que decidieron
un 19 de abril lo plasmaron en otofio, en boicot y cosechas, prosiguieron en ac- *
ciones contra el poder reaccionario, apuntando al poder local, lo continuaron
con invasiones y con las masas campesinas alzadas arrancaron las guerrillas, gene-
raron el poderoso ejercito que somos y el Estado hoy se sostiene sobre l1. Nues-
tra patria es libre: Asi, dird, camaradas, asi dirala historic.
"Camaradas, la hora lleg6, no hay nada que discutir, el debate se ha agotado.
Es tiempo de actuar, es moment de la ruptura y no la haremos en lenta y tardia
meditaci6n, ni en pasillos ni en cuartos silenciosos, la haremos en el fragor de las
acciones belicas, sera la forma de hacerlo, una forma adecuada y correct, la
inica forma de hacerlo.
"El marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tse-Tung, el proletariado in-
ternacional y los pueblos del mundo, la clase obrera y el pueblo del pais, el par-
tido con sus bases, cuadros y dirigentes, toda esta grandiosa acci6n conjunta de









siglos se ha concretado aqui. La promesa se abre, el future se despliega: ILA-
80" .


Clausurada en esta forma y con esta arenga la I Escuela Militar del Partido, las
acciones violentas no se hicieron esperar. Justo al mes de la clausura, en mayo
de 1980, la voz armada de Sendero se lizo present en el poblado de Chuschi,
Ayacucho, y en muchos otros lugares que se precisa en el document del Comi-
t6 Central que insertamos mis adelante.
Durante un afio se habian producido dos mil novecientas acciones destinadas
a socabar la economic del pais, convulsionando la situaci6n political y obligan-
do al gobierno a destinar gran parte del Presupuesto Nacional para blindar la
democracia formal que se habia establecido con las elecciones generals de
1980. Pero no solamente dichas acciones se daban en la direcci6n antes indicadf
sino que a la vez se producian ajusticiamientos a autoridades locales adictas
al regimen y a elements de la supervivencia feudal de la region, incluyendo a de-
latores y soplones de la presencia sehderista. Fue tal la situaci6n de violencia
initial que el gobierno, pese al envio de las tropas especializadas en acciones an-
tisubversivas, tuvo que apelar al amedrentamiento social con la daci6n de un De-
creto Legislativo (046) para impedir legalmente todo brote insurreccional consi-
derado como terrorist, amparado en el que empez6 la caceria de brujas a pre-
suntos o reales miembros del Partido Comunista del Peri "Sendero Luminoso"
y no a pocos lideres del movimiento popular adverse a la political gubernamen-
ta. En las circeles locales del departamento de Ayacucho y otras reparticiones
de la Repiblica asi como en la tenebrosa Isla Penal del "Front6n" y las mazmo-
rras de "Luriganchd' ke encuentran mas de dos mil press ani no juzgados por
los tribunales de justicia.







































7 ':TtH*


V 14< :'~


Es cosa comin en las comarcas andinas y en los parajes mis abruptos, encontrar cantida-
des de cadAveres asesinados entire los que a veces-mutiladose incinerados- se constata
los restosde niAos, mujeres y ancianos ejecutados por las "Fuerzasdel orden".


.n~


-A ~ ji;- ;
low,
"Me-
















LA POSITION DISCREPANTE


La Guerra Popular es una Guerra Campesina o no es nada

"En China, cuando hablamos de la lucha armada, nos referimos en el fondo a la guerra
campesina, y la estrecha relaci6n del Partido con la guerra campesina y su relaci6n con el
campesinado son una y la misma cosa (...). La lucha armada del Partido Comunista de China
es una guerra campesina bajo la direcci6n del proletariado (...) y esa lucha armada (la Guerra
Agraria Revolucionaria. N.R.) era la revoluci6n agraria que realizaban los campesinos bajo la
direcci6n del proletariado".
Mao Tsetung.

Actualmente vivimos una situaci6n revolucionaria en desarro-
Ilo, esto es, en la que los de "arriba" -la gran burguesia y los te-
rratenientes feudales bajo el mando del imperialismo yanqui- al
no poder seguir administrando y gobernando como antes, han dado
paso al continuismo fascista con el nuevo gobierno de Bela6nde;
y asiihismo, los de "abajo" -las amplias masas populares- al no
querer seguir viviendo bajo la explotaci6n y opresi6n que se nos
impone (y las cuales se van a agravar much mis), avanzan en sus
luchas. que desde 1975 tienen en el desarrollo su tendencia prin-
cipal. la que actualmente se expresa en el desarrollo de una cre-
ciente protest popular y que hoy present un intense reactiva-
miento del movimiento campesino. Marchamos, pues, irresistible-
mente hacia el ascenso campesino y vivimos desde 1977 un perfo-
do politico de 4 a 5 aflos en medio del cual, necesariamente, se
iniciari la lucha armada en nuestro pais, entrando a definirse por
medio de las armas la lucha entire el camino democritico y el ca-
mino burocritico. Es en medio de esta situaci6n political que se han
suscitado una series de acciones armadas sueltas, levadas a cabo
por una parte de la vanguardia, combatientes hijos del pueblo.
Veamos primero algunas informaciones de la propia reacci6n
al respect:







"En 6 meses, esos actos terrorists han legado a la respe-
table suma 232, sin contar los operatives de aprovisionamiento de
explosives. En Julio hubo en el pais 10 atentados, 23 en agosto, 18
en setiembre, 74 en octubre, 54 en noviembre y 53 en lo que va de
diciembre. En conjunto, las acciones belicas pasan de 300. El mayor
n6mero de atentados (......) Ayacucho, Lima (......) segundo puesto:
42 explosions. Junin sum6 28, Apurimac 17, Huancavelica 12,
Arequipa 11 y Pasco 10. En menor escala (......) en Piura, Lamas,
La Libertad, Ica, Moquegua, Cajamarca, Ancash, Puno, Iquitos,
Ucayali y Tacna. El Pern qued6 notificado: la ofensiva no es s6-
lo local. sino national. ("Caretas" No. 629, 22 12 80).
"El 5 de noviembre pasado, un comando annado ingres6 dis-
parando a la localidad de Vischongo, ocuparon la Plaza de Armas,
izaron una bandera roja con la hoz y el martillo, pintarrajearon
paredes y se marcharon poco despu6s gritando: "Viva la lucha
armada". Posiblemente fue el primer episodio en que (......) se
mostraron abiertamente como guerrilla. Hasta entonces se habian
limitado a robar explosives, armas y, (......) lanzar petardos contra
casas municipales, oficinas piblicas, juzgados, puestos policiales,
volar plants de energia, comunicaciones, carreteras y puentes
en una secuela de terrorism que no se detiene y a la que no esca-
paron algunas radioemisoras de Ayacucho, Huaraz, Puno, Apur-'
mac, capturadas para la difusi6n de mensajes subversivos (......).
Segin una estadistica de la Guardia Civil, los centenares de aten-
tados cometidos del 28 de julip a la fecha han ocurrido en 18 de-
partamentos (......). El 23 de octubre, por ejemplo, fue lanzado
un cartucho de dinamita en Ayacucho contra el autom6vil que con-
ducia nada menos que el jefe military del Batall6n de Infanteria 51,
"Los Cabitos". El 21 de noviembre (......) en esa capital fueron
lanzadas dos bombas molotov contra el grifo "Caquetd" y 3 des-
conocidos ocuparon la tercera cuadra del jir6n Ucayali para derra-
mar gasoline y prender una hoguera mientras repartian volantes
subversivos (......) El 27 del mismo mes (diciembre) dos descono-
cidos intentaron robar la metralleta de un G.C: de servicio en la
embajada de Argentina (. .... .) Los mns series atentados contra
misiones diplomdticas ocurrieron el 15 de diciembre, en la embaja-
da de la Repiblica Popular China ( . ..) el 24 de diciembre
(. . . .) (se) invadi6 el fundo "San Agustin de Ayzarca" (Aya-
cucho(, lanzando dinamita y disparando sus armas. Eran unas 30
personas (...... ) asesinaron ( ...... ) al propietario Benigno Me-







dina del Carpio (. .....) (fueron detenidas varias personas) (...... )
D6s dias antes de navidad, otro grupo armado de 20 personas, asalt6
las haciendas "Urpihuata" y "Urquillos". en el Cusco, llevindose
annas y dinero (......). Seg6n parece, estos hechos y la aparici6n de
otros focos guerrilleros en Ayacucho decidieron a las autoridades a
desplazar tras ellos a los "Sinchis" (. . .) (hay) docenas de rebel-
des capturados en los operatives antiguerrillas ("Oiga" No. 12, 19
- 1 81).
"Dinamitan nuevo local PIP. con 2 cartuchos de dinamita
(. . .. .). El hecho se perpetr6 a las 11 de la noche de anteayer,
aprovechando la falta de fluido electrico en el barrio nortefio
(Puno)". ("El Diario", 8 1 81).
"El director superior de la PIP, Eduardo Ipinze, dijo ayer que
el argentino fallecido a causa del estallido de un artefacto explosi-
vo en la Plaza de Armas del Cusco no era terrorist y que continuan
las investigaciones ( . ...) Asegur6 que el terrorism estd aumen-
tando e'n la zona sur y mencion6 tambi6n la voladura reciente de
una antena de Radio Nacional de Tacna" ("El Diario", 3 2 81).
"Dieciocho hombres y mujeres (. . .) intentaron esta ma-
fiana apoderarse del polvorin de la mina "Cambalache" distant 3
hrs. de Lircay, Huancavelica, pero fueron repelidos a tiros por dos
GC. Al ver frustrada la toma del polvorin, cogieron como rehin al
(. . .) jefe de la mina, quien fue liberado horas despuds por la
policia (hay 4 detenidos)" ("La Prensa". 5 2 81).
"DENUNCIEMOS Y COMBATAMOS EL CONTINUISMO FAS-
CISTA: i iABAJO LA REPRESION AL CAMPESINADO Y A
LOS COMBATIENTES HIJOS DEL PUEBLO!!

Al respect, los reaccionarios adoptan una tipica actitud de de-
fensa del orden establecido y por esto van a decir que various aten-
tados terrorists, ocurridos en las 61timas semanas han suscitado el
16gico repudio de los sectors democriticos del pais". El problema
que nos interest es el fondo en que descansa la dominaci6n de las
classes dominantes, es decir, que las Fuerzas Armadas constituyen
la column vertebral del Estado y que en nuestro pais, ademis, ad-
quieren -en virtud de la aplicaci6n del neocolonialismo yanqui-
la connotaci6n de un verdadero "ejircito de ocupaci6n native".
Visto asi, el problema no radica en terrorismo o democracia", la
cuesti6n reside en que en el devenir de la sociedad peruana contem-
poranea han venido enfrentindose el camino del pueblo -el camino






democritico- y el camino de la reacci6n -el camino burocratico-
y que esto entrard en el pr6ximo ascenso campesino a definirse a
trav6s de las armas. No podrin, por tanto, borrar de las mentes de
nuestro pueblo los miles de mirtires que han regado con su sangre
el anchuroso camino de liberaci6n, de los miles de heridos, encar-
celados, torturados que hemos tenido en esta secular lucha, de las
masacres perpetradas en poblaciones enteras en un verdadero baflo
de sangre que no ha podido apagar nuestro espiritu insurgente, si-
no por el contrario, ha encendido mis la protest popular. Asi como
no podrin, tampoco, hacer olvidar que en el Peri de hoy, cada 5
minutes muere un nifio, que cada dia baja mis la esperanza de vida
del trabajador minero. con los pulmones deshechos por la silicosis
y la tuberculosis. Asi las cosas, usar la violertcia contra los reaccio-
narios no es s6lo nuestro deber, sino tambi6n nuestro derecho, es
un derecho de todos los pueblos. Los alarmados estribillos de "de-
fensa de la democracia", no son, entonces, sino reverdecidos lUa-
mados a la defense de este podrido orden de explotaci6n y opre-
si6n, a la defense de los intereses de la gran burguesia, los terra-
tenientes y el imperialism.

Los voceros de la reacci6n, por otro lado hacen notar que "lla-
ma la atenci6n que sea possible a cualquier hijo de vecino el pro-
veerse de f6sforo, liquido o bombas de alta potencia, en un pais
donde abundan pequeflos pero peligrosos grupos de izquierda de-
lirante que (. .. .. .) tambi6n proclama la lucha armada como medio
de Ilegar al poder". ZQu6 cosa sino es el llamado a reforzar la
acci6n represiva y no descuidar" la vigilancia, qu6 es sino la cri-
tica al Ilamado "descuido" para obtener dividends politicos en
aras de erigirse como los mejores "guardianes del orden". En el
pais hay un pueblo que lucha incansablemente desde centuries atris,
y a fines del siglo pasado con la aparici6n del proletariado, cam-
bian los tdrminos de la lucha political, y dirigidos por su vanguardia
encenderin las llamas de la lucha armada y no se dejarAn atar por
la capituladora teoria de que "las armas lo decide todo", pues la
principal fuente de abastecimiento de armas son los propios arse-
nales del ej6rcito reaccionario, que se complementan con la creati-
vidad y el ingenio popular como lo demuestra la experiencia de
los pueblos del mundo. pues guiados por una linea correct, si no
se tiene annas, se conseguirin y si se sigue una linea err6nea lo obte-
nido se perdera.





La acci6n represiva es una funci6n permanent del Estado y en
nuestro caso, es falso que luego del 28 de julio del afio pasado
haya cesado para dar paso a una supuesta primavera democritica,
tal como lo demuestra la represi6n a los campesinos de Ondores,
Cerro de Pasco, trabajadores municipales, a los trabajadores de salud
(en el caso del Cusco 15 heridos en enfrentamiento con los Sinchis
en noviembre tiltimo), la massacre a los trabajadores petroleros en
Talara, la realizada durante el iltimno Paro Nacional del 15 de enero,
a los combatientes hijos del pueblo, etc. Otra cosa es que adopten
operatives especificos, medidas que no son sino aplicaci6n de su
Ilamado "Plan de defense interior" contra el "enemigo interno".
Para lo cual cuenta con diversos aparatos represivos, variado
material bdlico (incluso del social-imperialismo sovidtico), con
entrenamiento y asesoria imperialista, como lo prueba un informed
de enero de 1976 de la NACLA (North American Congresso on
Latin America) que sefiala que las "Cinicas unidades especiales" (las
bofnas verdes) que han sido mandadas a America -las empleadas en
la lucha contra el pueblo de Vietnam- durante 1973 a 1976 fueron
justamente al Peru. Ademis, "la escuela de las Americas" del Ejdrcito
de los Estados Unidos, en Fort Gulick, en la zona del Canal de
Panama, tenia fuerte inscripci6n de "militares peruanos" en sus
cursos de "basic combat and counter-insurgency" combate bisico
y de contrainsurgencia); un total de 278 entire 418 alumnos, y en
el de "Internal security operations" (Operaciones de seguridad
intera), 631 de 828 alumnos durante el period de 1970-75; apart
de la existencia del TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia
Reciproca) que permit coordinar acciones represivas conjuntas de
las Fuerzas Armadas reaccionarias de America y da carta libre a una
invasion armada del imperialismo norteamericano. Asimismo. han
realizado reforzamiento de su aparato represivo con nuevas adquisi-
ciones. Sin embargo, podemos apreciar que afrontan problems
en cuanto a c6mo desarrollarlo: "lo que urge es un mecanismo gu-
bernamental, un procedimiento que analice pennanentemente
el frente interno (...) (el Consejo Nacional de Defensa) se. reine
mensualmente, en la que no se tocaria los problems del frente
interno, pues su misi6n fundamental es la defense territorial",
("Caretas" No. 621, 27 10 80). Tambidn se puede sefialar el
abultado monto y significativo porcentaje que para el pliego "De-
fensa Nacional" se consigna en el actual presupuesto. tal como en


37




los anteriores. En este caso, en noviembre Belainde declar6: "Que
lo sepan bien los agitadores, vamos a poner atajo a la desestabiliza-
ci6n (...) el pals (...) quiere tomar los senderos de la recuperaci6n
econ6mica y del progress, y por ningin motive va a poner en riesgo
ese prop6sito" (sobre los various motives, ver el articulo "Continuis-
mo fascista y political econ6mica"), lo que hia significado, en los
hechos, desatar una encarnizada represi6n, que como sefialan sus
propios voceros: "La PIP detuvo en la ultima semana (1-7 de Se-
tiembre de 1980) a una decena de activists (...) y se busca a 29
mas" ("Caretas" No. 614, 8-9-80); "en un operative relAmpago,
iniciado entire el jueves y el viernes (23 y 24 de Octubre) en Aya-
cucho, Cerro de Pasco, Junin y Apurimac, se detuvo a mis de 300
sospechosos" ("Caretas" No. 621, 27-10-80); "hasta el moment han
pasado a disposici6n de los jueces unas 30 personas, mientras otras
60 penrnanecen todavia detenidas por las fueras policiales" ("Care-
tas" No. 622, 3-1-80).
Son, pues, cientos de obreros, campesinos, pobladores de barrios
y barriadas, estudiantes, amas de casa, combatientes hijos del pueblo
que han sido encarcelados y vilmente torturados. La reacci6n en su
conjunto sabe que el desarrollo de la creciente protest popular
conduce, sin duda, al ascenso campesino -a una situaci6n de "guerra
civil en sus comienzos"- y, por ello, bajo el pretexto de la lucha
contra el terrorismm" (actual forma de enmascarar su permanent
actividad represiva), viene preparando las condiciones para enfren-
tarlo, aplastando desde ahora las luchas que precisamente conducen
al mismo: tal es, pues, el problema de los vastos operatives represi-
vos realizados, que no muestran sino la combinaci6n de la dictadura
terrorist con la burda falsificaci6n de la democracia burguesa for-
mal, a la cual debemos denunciar y combatir; las cuchillas de carni-
cero de la reacci6n no solamente enfilan contra una o varias organi-
zaciones political, sino contra la lucha de nuestro pueblo en su con-
junto.
Por ello es que tiltimamente se ha realizado el operative deno-
minado "Sorpresa", que el nuevo gobierno -por boca del Ministro
del Interior- ha sefialado que "fue montado cu idadosamente despues
de haber agotado todas las otras formas de acci6n, ya que la escalada
fue en aumento y abarcando various departamenitos. Ahora el objetivo
se realize a plenitud en Ayacucho, pero comp;rende en realidad ocho
departamentos. No puedo. obviamente, decir cuales, pero serA en los





centros ieuralgicos donde proliferan estos elements. Hay gran
cantidad de detenidos, que estan siendo interrogados, serin entrega-
dos a las autoridades judiciales en el momento oportuno dentro de
los plazos". En la prictica significa.una virtual declaraci6n de "estado
de emergencia" en ocho departamentos y efectiva ocupaci6n military
de poblaciones enteras, masacrando a las masas, primero fue en las
zonas rurales de la provincia de Cangallo, en Vischongo, Mollebamba,
Tintay, Querobamba y en la propia ciudad de Ayacucho". (...) una
semana antes (al 11 de Enero de 1981) habian Ilegado 90 miembros
de la GC ("Sinchis") desde su base de Mazamari, para iniciar el
vasto operative (...). Dejando a los efectivos (40) de la Comandancia
de Ayacucho para cuidar la ciudad, los "sinchis" divididos en cuatro
grupos, se dirigieron en forma simultAnea (...), lograron detener a
250 sospechosos -muchos de ellos con gran cantidad de explosivos-
y desbaratar un centro de entrenamiento guerrillero en Orcollo
(Andahuaylas)", ("Caretas" No. 632, 19-1-81). Un simulacro reali-
zado como parte del entrenamiento de los "sinchis" nos muestra
la agresividad desplegada en estos operatives, a saber: "En cierto
instant, divisaron al grupo "guerrillero". Los "sinchis" se desple-
garon en abanico, casi rampando, para tomar posiciones. Se escucha
una balacera y los "enemigos" son abatidos o capturados. Se les
requisa los armamentos, volantes y se decide-, sobre el terreno,
fusilar a los "sobrevivientes". ("Caretas" No. 625, 26-11-80). "En
todo el operative muri6 un solo "sinchi" durante una incursi6n en
la que tambidn perdi6 la vida un terrorist" (OIGA No. 17, 23-2-81).
En realidad han sido various los muertos, los mirtires del pueblo, y
.que habrin de ser vengados por el pueblo en armas isu muerte no
quedard impune! Ademis continian por parte de los "sinchis"
-los saqueos y abusos en San Francisco de Pujas (Cangallo), saquean
las casas, llevindose todo los que tenga valor, roban animals,
golpean y disparan a mansalva, violan a las mujeres; y todavia tienen
el descaro de crear un "seguro de vida" para las fuerzas policiales-
-el monto serd de 1'620.000 soles, equivalent a 60 sueldos mini-
mos vitales mensuales- segin el recientemente dado D.S. 002-8-IN,
y que es un cuarto de lo que ganan los otros guardianse" de este
viejo orden -los parlamentarios- (411,810 soles mensuales).
iCubriendo las manos ensangrentadas, qud no callard!. "Des-
pu6s de 12 ai~os de dictadura, Accion Popular tenia que brindar al
pais una political de amplio respeto a los derechos humans, a la






Constituci6n. a la ley". (Ministro del Interior. Es decir, "derecho"
a ser masacrado segun la Constituci6n y en el plazo que la ley manda
con un arnplio forado en la espalda; cumplir con disparar al aire
(...) al aire de los pulmones; no olvidemos que la Constituci6n
(firmada por los 100 constituyenteros, entire ellos los cretinos parla-
mentgrios de IU) prohibe el uso de la violencia por parte del pueblo,
e incluso la propaganda de la misma. Y como tienen "vacios en el
aspect procesal como en el C6digo Penal, por eso se require una
modificaci6n de ambos c6digos, a efecto de que se pueda tipificar
especificamente el delito de terrorism" ("El Comercio" 22-2-81).
De ahi el alboroto sobre declarar "traidor a la patria" para poder
aplicar la pena de muerte; hacienda de esta manera la reglamenta-
ci6o a una norma constitutional y adecuando el D.L. 20828 (Di-
ciembre de 1974) que establecia la pena de muerte para los "autores
de atentados terrorists que causaron la muerte o lesiones de grave-
dad a sus victims y un process judicial de 48 horas al terrnino del
cual debia ejecutarse la sentencia", y 6sto en raz6n de que sino
arman este alboroto (como el otro, de la renuncia de Balaguer,
director de la G.C.). "hubiera sido interpretado por la.opini6n pi-
blica, que salia de doce aflos de un gobierno de facto, de fuerza,
como una continuaci6n con ligeras variantes de ese gobierno-ante-
rior" ("El Comercio", 22-2-81, declaraciones del gobiero). Vano
intent, pues la posici6n de clase ya los ha caracterizado como
continuismo fascista y denunciado como tal ante nuestro pueblo;
barniz para manos ensangrentadas hasta el propio calor del verano
lo derrite, papeles para cubrir manos asesinas hasta la lluvia los
deshace.
Otro ardid de la reacci6n es la de vincular con el "extranjero".
Asi, el nuevo gobierno por boca de uno de sus ministros vocifera:
"es pdblico y notorio que hay centros internacionales, encargados
de promover el terrorism y sembrar el caos". "Vieja treta ya de-
nunciada desde los aflos 20, cuando el Amauta Mariategui fue acu-
sado de un complott comunista" y "conspiraci6n con el extranje-
ro". Lo que debemos tener claro es que el problema national; su
esencia, es la cuesti6n campesina; tiene que ver con el indio -el
cimiento de nuestra naci6n en formaci6n-- y el problema del -in-
dio es el problema de la tierra; nuestra revoluci6n en la actual etapa,
es antiimperialista y antifeudal; y se desarrollara en su forma prin-
cipal de lucha, la guerra popular, que es una guerra campesina o no es






nada. Asi, pues, en la dpoca del imperialismo y la revoluci6n prole-
taria mundial, nuestra revoluci6n es parte de la revoluci6n mundial;
el Partido Comunista tiene como base te6rica el marxismo-leninismo
Pensamiento Mao Tsetung, luchamos por un "Peri nuevo en un
mundo nuevo"; cada pueblo hace su propia revoluci6n, y se basa
principalmente en sus propias fuerzas y asimismo tiene que apoyar
las luchas revolucionarias de los otros pueblos del mundo; y es mis,
la violencia esti inscrita en el fondo de nuestra historic. Son, pues
causes internal las que definen las cosas. Asimismo, los reaccionarios
diferencian y llaman a los cretinos parlamentarios de IU a sumarse
a esta santa cruzada de defensea de la democracia", como lo demues-
tran varias de sus afirmaciones. "No se trata (. .. .) como dicen al-
gunas publicaciones izquierdistas (sic) de un intent del gobierno
y la prensa de derecha por ablandar a la izquierda, sino de hacer
frente a un problema que atenta contra la democracia en general,
la izquierda inclufda" (Caretas 610, 11 8 80). Esta llamada "iz-
quierda" son los "otros grupos marxistas que prefieren en estos
moments, desenvolverse dentro del regimen democritico" (OIGA
No. 8, 9 12 80), y que segin el nuevo gobierno, "inclusive ele-
mentos de izquierda o la izquierda democritica aquf err ekPern han
condenado esos actos" (El Comercio, 22-2-81). Asi pues, ante el
llamado han corrido presurosos los cretinos parlamentarios de IU
a cumplir el negro papel de sirvientes de la gran burquesia, los
terratenientes y el imperialismo, sujet4ndose una vez mis- a sus
planes.


EL NEGRO PAPEL DEL REVISIONISMO Y EL REVOLUCIONA-
RISMO: ENFERMERAS DEL VIEJO ORDEN

So capa de "repudio al terrorism" no muestran sino su rechazo
a la violencia revolucionaria, su renuncia a la revoluci6n, unos por
enesima vez y otros quitAndose la careta de "revolucionarios". Los
revisionistas que se adhieren al bast6n de mando del socialimperialis-
mo sovi6tico hace tiempo que han renunciado a hacer la revoluci6n y
tambi6n han repudiado el uso de la violencia por el pueblo, asf tam-
bi6n han saludado el uso de la violencia reaccionaria y su utilizaci6n
contra las masas; no extrafla pues la actitud de estos encallecidos ven-
de-obreros, agents de la burquesia, la misma que asumieron con las





masacres efectuadas por los regimenes de turno, como durante el
regimen fascista, por citar algunas, de Imanta y Ayacucho (1969).
Cobriza, la explosion popular del 5 de febrero, Andahuaylas (1974)
etc. Como decia Lenin: "la sola idea de subordinar a los capitalistas
pacificamente a la voluntad de la mayoria de los explotados, de la
transici6n pacifica y reformista al socialismo, nd s6lo es una extrema
estupidez filistea, sino ademrs un engafio director a los obreros, un
embellecimiento de la esclavitud asalariada, un ocultamiento de la
verdad".

Mostrando como el revolucionarismo va deviniendo como base
social de las otras dos fuentes fundamentals del revisionismo con-
temporineo, de Teng Siao-pin y la camnpaia antimarxista de Hoxha,
y se sujeta al lamado de la reacci6n de que "tiene que pronunciarse
categ6ricamente sobre el fondo de la material sefialando si esti a
favor o en contra del empleo de la violencia" (OIGA No. 11
1 81), en un uiltimo Manifiesto de UDP-UNIR dicen: "cerrar el paso
a la campafia macartista y terrorist desatada, (....) el concenso y la
unidad national s6lo pueden cimentarse sobre el debate y la parti-
cipaci6n democritica de todos los sectors sociales de la poblaci6n
(. .. .) las guerras nunca favorecen a los pueblos sino a los grandes
intereses, sobre todo extranjeros. Los pueblos deben vivir en paz.
( . ) respeto a la soberania y democracia conquistada .. (El
Diario" 30 1 81) 1,Qu6 significa sino aunarse a la campafia repre-
siva del continuismo fascista, renunciar a la revoluci6n, renunciar
a la guerra popular ya que hablando en general "nunca favorecen a
los pueblos?. Y ademas defienden sus curules parlamentarios, pidien-
do se les tome en cuenta ya que "s6lo puede cimentarse (la "unidad
national", 16ase corporativismo) sobre el debate y la participaci6n
democrdtica", y asimismo es sujetarse a pie juntillos al bast6n de
mando del revisionismo de Teng Siao Ping que sefiala: "Las eleccio-
nes en mayo de 1980 acabaron con los 12 aflos de regimen military
en el Perui. La democratizaci6n es, en realidad, un reflejo del advance
de la revoluci6n national y democritica en Am6rica Latina". (Beijing
Informa No. 2, 81), Por eso, la "CONADEH se ha pronunciado con-
tra el terrorism, sea cual sea su signo politico. ... (para combatirlo)
existe la Constituci6n y las leyes". (El Diario de Marka, 15 2 81);
y el destartalado ex-candidato presidential de la UDP, el seflor Malpi-
ca: "el terrorism en general es condenable. .. habri que condenar





cualquier aprovechamiento politico que quisiera hacer el gobiemo de
los oscuros atentados terroristss. (Idem), present su desnudez poli-
tica desde el mal hasta la pica y Ilega al colmo de ni siquiera conde-
nar la represi6n sino el "aprovechamiento politico" de la misma que
puede hacer el nuevo gobiemo, la que estaria bien porque no quie-
re que -e corten su "espacio politico": 6sta es la misma persona que
al referirse sobre el reaccionario troskysta Hugo Blanco (en momen-
tos de la ruptura de la melcocha l1amada ARI) dijo que 6ste era "un
machote, un hombrote" y en un program tele'visivo durante la cam-
paila para las elecciones presidenciales iltimas, cuando le pregunta-
ron si estarfa dispuesto a ir a las guerrillas, dijo que "debian com-
prender que por su edad, ya no estaba para esos trajines". Cuanta
raz6n tiene Lenin al decir: "Pero no se debe olvidar que esta lucha
se realiz6 en estrecno contact con la lucha implacable contra el
oportunismo, que tendia a rechazar todo empleo de la violencia por
las classes oprimidas contra los opresores. Siempre hemos apoyado el
uso de la violencia en la lucha de masas y en relaci6n con esa lucha".
De esta manera, estas gentes rechazan la violencia revolucionaria so
pretexto de "repudio al terrorism en general", y se aunan a la cam-
pafia represiva llamando a combatirlo. como en su mal nacida "Acta de
Arequipa", defendiendo este viejo orden de explotaci6n y opresi6n
y de esa manera su lugarcito'ganado -su "espacio politico"-; y
convirti6ndose en apologistas del continuismo fascista, sujetindose
a sus planes, tratando de ganar favors ya sea delatando, ya sea de-
fendiendo ministros como el "dem6crata Ministro del Interior, al
cual dieron su pleno respaldo en una moci6n que propugnaron en el
parlamento, en setiembre de 1980, por su actitud de defensea de la
Constituci6n"; pruebas al canto: "entonces (setiembre, "De la Jara
tuvo una posici6n democrdtica y alturada"), el Ministro traz6 una
clara linea divisoria entire los partidos de izquierda que participan en
el sistema constitutional a trav6s del Parlamento y los municipios y
(...) (el) pequefo y aislado grupo bajo control". ("El Diario" 16-
12-80).

Se disputan un lugar de honor en qui6n hace mis m6ritos como
sirviente del continuismo fascista, y que incluso llama a darles las
gracias por la nitidez efn rianifestarlo. UNIR: "Como defensora de
la democracia polftica, la7 izquierda rechaza el terrorism en todas
sus formas". (El Diario, 13-1-81); "Se equivoca, pues, el senior Mii-






nistro del Interior si, presionado por la derecha mis recalcitrant,
pretend emplazar a Alfonso Barrantes a condenar el terrorism,
cuando hace tiempo lo ha hecho". (El Diario, 31-12-80). Osea,
reclaman se tenga en cuenta su labor cumplida. En otra variante,
en una clara posici6n social-chovinista, la UDP: "saluda (. . .) a
los soldados, guardias y oficiales de la frontera norte" (El Diario,
2-2-81) los mismos que reprimen las luchas campesinas de Piua,
Chota (Cajamarca), Otuzco (La Libertad), a los obreros petroleros
de Talara. Y UNIR. a travis de uno de sus voceros, "Patria Roja",
en su iltimo ndmero de 1980, Ilamaron a una "movilizaci6n contra
el terrorism para el 30 de diciembre", que no lleg6 a efectuarse
y por similar fecha el Vice-presidente de Ecuador propuso lo mismo
en el pais vecino para asf acentuar la represi6n al pueblo ecuatoriano.

Estas son pruebas contundentes de c6mo estas gentes; unos,
agregando una raya mis al tigre y otros renunciando a la revoluci6n,
juegan un negro papel; por eso, mis actual que nunca lo sentenciado
por Lenin: "Ahi esta el quid. Todos los subterfugios, los sofismas, las
viles falsificaciones que Kautsky se vale, le hacen falta para rehuir
la revoluci6n violent, para ocultar que reniega de ella, que se pasa
al lado de la political obrera liberal, es decir, al lado de la burguesia,
Ahi esta el quid".

No es casual, por ello, que nieguen "La necesidad de educar
sistemiticamente a las masas en 6sta, precisamente en esta idea de
la revoluci6n violent, es algo bdsico en toda la doctrine de Marx
y Engels. La traici6n cometida contra su doctrine por las corrientes
socialchovinista y Kaustkiana imperantes hoy se manifiesta con sin-
gular relieve en el olvido por unos y otros de esta propaganda, de
esta agitaci6n". (Lenin).


NUESTRA POSITION FRENTE AL DESARROLLO DE LAS
ACCIONES ARMADAS SUELTAS

Emprender acciones del tipo que venimos analizando implica,
sin duda alguna, una profunda consecuencia revolucionaria en tanto
a lo que se profesa como just, que absolutamente nadie puede de-
jar de reconocer y saludar. No se trata, pues, de actos contrarrevolu-






cionarios: son acciones que, al margen de cenirse o no a un camino
correct, pretenden subvertir este viejo orden semifeudad y semicolo-
nial, y bajo este. aspect no cabe ningin tipo de condena. Pero, el
problema de desarrollar la revoluci6n democritica-nacional por su
forma principal de lucha: la lucha armada, no es solamente cuesti6n
de buena voluntad, es problema de cefiirse al marxismo-leninismo
Pensamiento Mao Tsetung y de aplicarlo a nuestras condiciones con-
cretas, pues s6lo asi puede alcanzarse la victoria de la revoluci6n.
Asi las cosas, a mis de resaltar la iniciativa revolucionaria de los
combatientes hijos del pueblo y de luchar en forma clara y abierta
contra la represi6n que se ha desatado contra ellos y el campesina-
do de la Sierra Central, tambien cabe la obligaci6n de realizar un
andlisis de estas acciones a partir de la concepci6n de la clase obre-
ra; s61o de esta forma, sacando las lecciones del caso, podremos
persistir y cumplir mejor la gran tarea que anima a la vanguardia
en la present etapa; la de concretar el camino de cercar las ciuda-
des desde el campo en nuestro pais en medio del ascenso campesi-
no. Por eso, las lines siguientes las dedicaremos al planteamiento
de algunas cuestiones sobre las dos observaciones fundamentals
que hemos formulado frente al desarrollo de las referidas acciones
ya desde comienzos de diciembre del afio pasado, en nuestro primer
nimero de "Nueva Democracia" (p. 9).
El problema de la elecci6n del moment oportuno.- El marxis-
mo ha incidido lo suficientemente sobre el hecho de que todo Parti-
do Comunista, que realmente organize y dirige la lucha de classes
de las masas por la toma del Poder, no s6lo tiene el derecho sino,
si se quiere, la obligaci6n de saber elegir el moment mis oportuno
para desencadenar la forma superior de lucha de la revoluci6n: la
lucha armada. Esto, que duda cabe, no es ninguna cuesti6n nueva
para el proletariado international en lucha, en la media en que ha
sido el propio Lenin quien:, desde 1905, seilal6 que era perfectamen-
te factible para todo Partido Comunista el poder elegir o incluso fi-
jar una fecha determinada para el desencadenamiento de la lucha
armada. "Una revoluci6n popular -dice Lenin- no puede fijarse
de antemano, es cierto (. . .). Pero si es algo perfectamente reali-
zable el fijar una insurrecci6n siempre y cuando que realmente se
la haya preparado y que la insurrecci6n popular sea possible, en vir-
tud de las transformaciones ya producidas en cuanto a las relacio-






nes sociales (. . .). "Una revoluci6n popular no puede fijarse de
antemano". Pero sf una insurreci6n, a condici6n de que quienes la
fijan tengan influencia sobre las masas y sepan valorar certeramen-
te el momento. ("La lucha armada", p. 200). Ahora bien, el proble-
ma de saber elegir el moment oportuno para el inicio de la lucha
armada no s61o se reduce a la cuesti6n de poder definir cuando se
esti frente a una situaci6n revolucionaria y es, por consiguiente,
obligatorio orientar toda acci6n political del Partido Comunista
hacia la preparaci6n practica inmediata de la lucha armada; no, el
problema de elegir el moment oportuno para el desencadenamiento
de la lucha armada es un problema much mas complejo y dificil:
tiene que ver con el saber discemir cuando la situaci6n revoluciona-
ria ha madurado lo suficientemente, no solamente en virtud a su pro-
pio desarrollo sino como resultado de la acci6n consciente del Parti-
do Comunista sobre esta base. objetiva, como para poder ya iniciar
la forma superior de lucha de la revoluci6n. A este l6timo respect,
bien ha dicho la Kominter: "Una cosa es definir te6ricamente las
condiciones indispensables en presencia de las cuales es possible el
6xito de la insurrecci6n; otra, absolutamente diferente y much mis
complicada, es apreciar practicamente el grado de madurez de la
situaci6n revolucionaria y, por consecuencia, decidir la cuesti6n
del comienzo de la insurrecci6n". ("La insurrecci6n armada", p.
59). Y este problema de saber elegir el moment oportuno para el
desencadenamiento de la lucha armada, como la propia experiencia
ensefia, no se di al margen de la lucha entire dos lines en el Partido
Comunista, ya que, las posiciones contrarias a la clase, se van a mani-
festar tanto pretendiendo aplazarla como tambidn adelantandola.
En este sentido, es hartamente rico en lecciones el perfodo que va
del mes de abril al mes de octubre de 1917 de la revoluci6n rusa, ya
que ahi fue duramente debatido el problema de la elecci6n del mo-
mento oportuno, y Lenin -para sorpresa de muchos- si en julio,
reconociendo que la situaci6n revolucionaria todavfa no habia madu-
rado lo suficientemente, sefial6 que "no existian las condiciones
objetivas necesarias para que la insurrecci6n pudiera triunfar", y
que "en los dfas 3 y 4 de julio, la insurrecci6n habria sido un error",
y por lo mismo, combati6 a quienes pretendian desencadenarla en
ese moment; a partir de setiembre, teniendo en cuenta que 'ya
"la insurrecci6n ha sido puesta al orden del dia por la march obje-
tiva de los acontecimientos", plantearia la necesidad de su inmediato







desencadenamiento con frases tan expresivas como las que siguen:
"No es possible esperar. La revoluci6n se hunde, "la demora se con-
vierte absolutamente en un crimen, etc., y, con justicia, combati6
a oportunistas que, como Kamanev, Zin6viev y Trotski, pretendian
aplazarla (ver por ejmplo: Lenin, "El marxismo y la insurrecci6n").

,Pues bien, ZEsto que el marxismo ensefia con relaci6n a la expe-
riencia de la revoluci6n rusa, donde la situaci6n revolucionaria
-dada la misma naturaleza capitalist de este pais era breve y tenia
un desarrollo generalizado-, puede ser aplicado en un pais semi-
feudadl y semicolonial como el ,nuestro, donde la situaci6n revolu-
cionaria es prolongada y tiene un desarrollo desigual? Indudable-
mente que si. El problema aqui radica igualmente en saber discer-
nir cuando la situaci6n revolucionaria ha madurado lo suficiente-
mente como para poder ya iniciar la lucha armada. Tal moment,
como ya se ha visto, tampoco aquf se crea por si s6lo; tiene que ver,
fundamentalmente, con el accionar del principal factor subjetivo de
la revoluci6n -el Partido Comunista sobre la propia base objetiva, o
sea, la situaci6n revolucionaria, que es lo que justamente permit
crear y aprovechar dicho moment propicio y, sobre esa base, ha-
cer surgir a la lucha armada como el resultado inevitable de la lucha
democrAtica del campesinado dirigida por el proletariado, vale decir,
como una prolongaci6n orgAnica de la lucha political de nuestro
pueblo por otros medios, a saber: por la violencia revolucionaria.
Y en este sentido, como la propia historic de la lucha de classes en
el pais asi lo demuestra, el moment mas propicio para poder de-
sencadenar la forma superior de lucha de la revoluci6n en pauses
como el nuestro es en medio del ascenso campesino, que es pre-
cisamente el moment en que recien se puede afirmar que la si-
tuaci6n revolucionaria esta lo suficientemente madura. Esto 61-
timo no es, sin duda, nada extraflo ni nuevo para la vanguardia en
nuestro pafs, en la media en que, por un lado, siempre se ha afir-
mado que es en medio del desb6rde campesino donde se encen-
derd la llama de la lucha armada y en que, por otro lado, al ana-
lizar la experiencia de las guerrillas de 1965, siempre se ha dicho
que uno de sus errors fue la de desencadenarse no en el moment
mas propicio, esto es, la de surgir desfasada con relaci6n al ascenso
campesino, de 1964.






En este aspect, como se observard, las acciones armadas suel-
tas que se vienen Ilevando adelante en nuestro pais se han desen-
cadenado precisamente no en el moment mbs oportuno, como es
una situaci6n en la que todavia no se ha operado ain el ascenso
campesino. En una situaci6n como en la que actualmente vivimos,
donde se viene desarrollando un intensoreactivamiento del movi-
miento campesino. el problema para la vanguardia es ponerse al
frente de la lucha democritica del campesinado e, impulsando sus
luchas, promover el ascenso, para en medio de 61 poder desenca-
denar la lucha armada: s61o asi es que podri desarrollarse la gue-
rra popular en nuestro pais. Dejar de lado esta situaci6n es, diga
lo que se diga, prescindir de la principal fuerza motriz de la revo-
luci6n democritica-nacional: el campesinado, y es desarrollar un
conjunto de acciones que, por mis iniciativa y consecuencia revo-
lucionaria que pueda haber, no podran derivar en victoria alguna
para nuestro pueblo. El problema aqui, nuevamente lo afirmamos
en forma clara y precise, es que la guerra popular es una guerra
campesina o no es nada. No podemos, en tal sentido, apoyarnos
solamente en la vanguardia, por mis decidida y active que 6sta
se pueda mostrar, para desencadenar y lRevar adelante la lucha ar-
mada; no, el manantial inagotable de fuerzas y de recursos para una
guerra popular son las amplias masas populares, y es en ellas en
quienes hay que apoyarse para alcanzar la victoria; y esto, si bien
es cierto que no implica -como dice el revisionismo- la necesidad
de ganarse primeramente a las masas a escala national para reci6n
poder iniciar la lucha armada, tambidn es verdad que 6sta iltima no
podra mantenerse jams sin una base de masas.

El problema del camino que estin siguiendo estas acciones.-
Si bien es cierto que todo Partido Comunista tiene la obligaci6n de
saber elegir el moment propicio para el desencadenamiento de la
lucha armada, esto en modo alguno significa que no existan con-
diciones hist6ricas en que, no obstante el no haber madurado lo
suficientemente la situaci6n revolucionaria, se pueda iniciar la lu-
cha armada e incluso. en virtud de ella, convertir la situaci6n re-
volucionaria estacionaria de una region en situaci6n revolucionaria
en desarrollo y promover el auge de la revoluci6n a escala nacio-
nal. Esto iltimo es, sin duda, algo que demuestra la experiencia






de la revoluci6n china a travis del Levantamiento de la Cosecha
del Otofio de Septiembre de 1927, en donde, ante el golpe fascista
que perpetr6 Chiang Kai-shek, al proletariado chino se le planted
la alternative de bien seguir empuflando las armas y continuar la
lucha o bien enterrarlas y capitular ante el enemigo; como conoce-
mos, el proletariado chino acept6 el reto y, bajo la direcci6n del
President Mao Tse-tung, emprendi6 la lucha, -no obstante a la
situaci6n de repliegue general en que se encontraba la revoluci6n;-
y la clave para su triunfo, como mis tarde el propio PCCH siste-
matizaria, fue la existencia de una linea ideol6gica y political co-
rrecta que los gui6, la misma que tenia su meollo mismo en el ca-
mino de cercar las ciudades desde el campo. En nuestro pafs. evi-
dentemente, no puede afinnarse que a las classes oprimidas ya se
les planted ese reto, vale decir, la misma situaci6n -o en todo ca-
so, similar- que enfrent6 el proletariado chino; no, aqui el proble-
ma ha sido que, tomando en cuenta solamente la situaci6n de la
vanguardia, se han iniciado y aplicado un conjunto de acciones que
no ha torado en cuenta justamente el moment mis oportuno pa-
ra el desencadenamiento de 6stas. Se podria decir, sin embargo,
eludiendo el anilisis concrete de la situaci6n concrete entire el re-
ferido pasaje de la revoluci6n china y el desenvolvimiento de la
situaci6n revolucionaria en desarrollo en nuestro pais, que si en
la primera la lucha armada se llev6 en una situaci6n de repliegue
general de la revoluci6n, ipor qu6 en nuestro pais esta tiltima no
podria desarrollarse ya? Pero, el problema tampoco estribaria so-
lamente en eso. El problema en China es que. si bien tuvieron que
iniciar y desarrollar su lucha armada en una situaci6n de repliegue
general de la revoluci6n iojo!: obligados por el propio peso de
los acontecimientos hist6ricos-, la clave de su 6xito fue el cefiirse
a un camino correct, algo que precisamente no lo hacen las acciones
armadas sueltas que vienen desarrolldndose en nuestro pais, tan igual
como no lo han hecho con relaci6n a la fijaci6n del moment para
el inicio de 6stas. Estas acciones, para nadie ya es un secret, no se
ajustan en modo alguno al camino que le toca transitar a la revolu-
ci6n en nuestro pais: el camino de cercar las ciudades desde el cam-
po. El mismo hecho de que mas del 80 o/o de ellas se realicen en las
ciudades, para solamente tocar lo mis evidence y notorio, demues-
tran plenamente que estAn siguiendo un camino diferente, vale decir,
un camino en que la lucha armada desde su inicio deberia desarro-
Ilarse tanto en la ciudad como en el campo, el mismo que, por mis






razones que se pueda alegar, los ha llevado a centrar irremediable-
mente todo su accionar en las primeras. Todo esto, como se com-
prendera, esti totalmente refido con el camino que el Presidente
Mao Tse-tung, esto es. la tercera gran cumbre del desarrollo del
marxismo, ha establecido para las revoluciones en los paises semi-
feudales y semicoloniales como el nuestro: el. camino de cercar
las ciudades desde el campo. y que hasta ahora, today la experiencia
posterior a la segunda guerra mundial del movimiento democrd-
tico-nacional a nivel mundial, ha corroborado que es el 6nico camino
correct a seguir.

El marxismo-leninismo-Pensamiento Mao Tse-tung nos ensefia
que en los pauses semifeudales, y semicoloniales, al ser las ciudades
baluartes de la contrarrevoluci6n y el campo el eslab6n mAs de-
bil del sistema de dominaci6n imperante, donde se encuentra la
principal fuerza motriz de la revoluci6n democritica-nacional: el
campesinado. la cuesti6n para la revoluci6n es hacerse fuerte en
el campo. lo cual nccesariamente implica levantar al campesina-
do, desplegar la guerra de guerrillas, crear las bases de apoyo ru-
rales, utilizar el campo para cercar las ciudades y finalmente to-
marlas. Por eso, el Presidente Mao Tse-tung sefal6: "En vista de
que los poderosos imperialistas y sus reaccionarios aliados chinos
se hallan desde hace much atrincherados en las principles ciu-
dades de nuestro pais. los destacamentos revolucionarios. si se
niegan a transigir con el imperialismo y sus lacayos y quieren per-
severar en la lucha, si quieren acumular fuerzas, templarse y evitar,
mientras no dispongan de suficiente poderio, una batalla decisive
con el poderoso enemigo, tienen que convertir las atrasadas zonas
rurales en avanzadas y s6lidas bases de apoyo, en grandes baluar-
tes militares, politicos, econ6micos y culturales de la revoluci6n des-
de donde lucharin contra el fiero enemigo, que ataca las zonas ru-
rales utilizando las ciudades, y llevar paso a paso la revoluci6n a
la victoria complete a travds de una lucha prolongada". ("Obras
Escogidas", t. II, p. 328). Y agreg6: "La desigualdad del desarro-
11o econ6mico de China (ausencia de una economic capitalist uni-
ficada), la inmensidad de su territorio (que proporciona a las fuer-
zas revolucionarias capacidad para maniobrar, la desuni6n del
grupo contrarrevolucionario y las contradicciones de todo g6nero
que en el abunda, y el hecho de que la luchla de los campesinos,







contingent principal de la revoluci6n china, est6 dirigido por el
partido del proletariado, el Partido Comunista, todo esto, por un
lado, hace possible que la revoluci6n triunfe primero en las zonas
rurales. y, por el otro, determine la desigualdad del desarrollo de
la revoluci6n y hace necesaria una lucha prolongada y ardua para
lograr la victoria total. De este modo. result claro que la larga
lucha revolucionaria sostenida desde dichas bases de apoyo re-
volucionarias constitute, en lo fundamental, una guerra de guerri-
llas de los campesinos dirigida por el Partido Comunista de China"
(ibid.). Ahora bien, el Presidente Mao Tse-tung, por el s6lo hecho
de considerar a las ciudades como baluartes de la contrarevoluci6n.
jams ha planteado la necesidad de renunciar al trabajo en ellas.
Mvuy por el contrario. el Presidente Mao Tse-tung. sin dejar de con-
siderar al campo como lo principal, tambidn sefiala la necesidad
de realizar un suficiente trabajo en las ciudades por dos razones
fundamentals: una. para que las bases de apoyo rurales no queden
aisladas y la revoluci6n no fracase, y para que pueda cumplirse
el objetivo final de la guerra popular, esto es, la capture de las
grandes ciudades por el Ejercito rojo de obreros y campesinos (obras
Escogidas", t. II p. 328 329).

Y estos planteamientos, como inuchas veces se cree, no fueron
formulados recidn durante la Guerra de Resistencia contra el Jap6n,
pues ya desde el period de la Segunda Guerra Civil Revoluciona-
ria (1927 1937) el Presidente Iao sostenia: "Asentar al Partido
sobre una base proletaria y establecer celulas en las empresas in-
dustriales de los centros urbanos, son en este moment importantes
tareas en el terreno organizativo; pero al mismo tiempo, el desa-
rrollo de la lucha en el campo. el establecimiento del Poder Rojo en
pequenas zonas son. antes que nada. los principles requisitos pa-
ra ayudar a la lucha en las ciudades y promover el auge revolucio-
nario. Por consiguiente, es err6neo renunciar a la lucha en las ciu-
dades; pero, en nuestra opinion, tambien se equivocard todo miem-
bro del Partido que terna el desarrollo de la lucha campesina, cre-
yendo que lo revoluci6n sera perjudicada si esa fuerza supera a la
clase obrera. Pues en la China semicolonial, la revoluci6n fracaso
inevitablemente cuando la lucha campesina no cuenta con la direc-
ci6n de los obreros, pero jamis se perjudica porque la fuerza de los
campesinos se torne en el curso de la lucha, mayor que la de los







obreros". (Obras Escogidas". t.I. p. 13). pues, el trabajo de cons-
trucci6n en las ciudades tiene tanto que ver con servir a la lucha
armada que se libra en el campo (y a prepararla cuando esta atin
no se ha iniciado). como con la preparaci6n de la misma para su
respective capture por el Ej6rcito Rojo de Obreros y Campesinos,
todo lo cual se condensa en el principio de "acumular fuerzas y
esperar el moment propicio". Como se ve, es reci6n el moment de
su capture cuando las grandes ciudades se insurreccionan, puesto
que esta es la inica manera de apoyar en forma active la toma de
la misma por parte del Ej6rcito Rojo de obreros y de campesinos,
esto es. de atacar al enemigo desde dentro", en palabras del pro-
pio Partido Comunista de China. ("Viva el triunfo de la guerra po-
pular", p. 24). Y para ello es que, precisamente, recien ahf se desa-
rrollan las "acciones armadas sueltas", de las que Lenin hablard,
nada menos que como parte integrante de la insurrecci6n en mar-
cha y no desde el mismo prqceso del inicio de la lucha armada.

De lo expuesto, entonces, ficilmente fluye que estas acciones
armadas sueltas no se ajustan a lo que el marxismo-leninismo-Pen-
samiento Mao Tse-tung ensefia al respect y que, mis bien, se ubi-
can, quidrase o no, dentro del camino que la campaia antimarxista
de Hoxha. en contraposici6n al de cercar las ciudades desde el
campo. viene enarbolando. Es Hoxha, pues, quien aduciendo que
el camino de cercar las ciudades desde el campo es una "teoria uni-
lateral", plantea que en los pauses como el nuestro el problema es
"combinar correctamente la lucha armada en el campo con la lucha
armada de las guerrillas urbanas" ("Albonia hoy". No. 43, p. 61),
lo cual no viene a ser otra cosa que una modalidad de la insurrecci6n
armada para los paises capitalistas (ver: Lenin, "La lucha armada",
pp. 268-270) que, como la propia experiencia de la revoluci6n china
e incluso la misma lucha antifacistad albands lo han demostrado, es totalmente err6neo aplicarlo a pauses
que -como el nuestro- tienen otras condiciones diferentes, a saber:
la semifeudalidad y la semicolonialidad, a la de los primeros. No hay,
por esta raz6n justificaci6n ni explicaci6n alguna al hecho de no
ajustarse al camino de cercar las ciudades desde el campo, que no sea
la de negar la concepci6n misma: el marxismo-leninismo-Pensamiento
Mao Tse-tung. Y bajo este punto de vista, teniendo en cuenta que
aquf tambien se cumple el hecho de que el que sea correct o no la






linea ideol6gica y political lo decide todo, es obvio el future que
puedan tener estas acciones al no ajustarse al camino de cercar las
ciudades desde el campo.

El future de nuestro pueblo es, sin embargo, anchuroso. Si en
el 65, frente a guerrillas que no se sujetaron al marxismo-leninismo-
Pensamiento Mao Tse-tung, la contrarrevoluci6n estuvo en jaque du-
rante mis de 5 meses; y hoy. ante las acciones armadas sueltas que
vienen desarrollando los combatientes hijos del pueblo, se muestra
impotente la reacci6n; no dudemos que nuestro pueblo, desarro-
Ilando el camino de cercar las ciudades desde el campo bajo la direc-
ci6n de su vanguardia: el Partido Comunista, habri de destruir para
siempre las montanas del imperialismo. la feudalidad y el capitalism
burocrAtico, que hoy tanto lo oprimen y explotan.
"Dentro de poco, centenares de millones de campesinos en las
provincias del centro, el sur y el norte de China se levantarin como
una tempestad, un huracin, con una fuerza tan impetuosa y violent
que nada, por poderoso que sea, los podra contener. Romperan to-
das las trabas y se lanzarin por el camino de la liberaci6n".

MAO TSE-TUNG

.(Opini6n del Grupo" NUEVA DEMOCRACIA")









EL DOCUMENT OFFICIAL DE SENDERO


Reivindicaci6n de las acciones hasta 1982. Su anilisis de la situaci6n political
y econ6mica, su posici6n marxista-leninista-maoista y su llamado al desa-
rollo de la guerra de guerrillas.


Durante afio y medio SL' I2 antuvo un hermetismo impenetrable en cuan-
to a la informaci6n y reivindicacion de sus acciones. El olimpico desprecio
hacia los medios de comunicaci6n dio lugar a una series de especulaciones mu-
chas veces antojadizas o imaginativas y otras tantas a tergiversaciones lesivas
de la verdad. Por buscar esta verdad pagaron con su vida ocho periodistas de la
oposici6n, en el crime mis excecrable que registra la historic de la violencia
y de la vesania political.
Por fin. el 1-3-82, el Comite Central del PCdel P Sendero Luminoso, decide
romper el silencio y distribuye profusamente a nivel national un document
intitulado "DESARROLLEMOS LA GUERRA DE GUERRILLAS" cuyo con-
texto enumera las acciones Ilevadas a cabo hasta ese entonces, reivindicandolas,
y a la vez exponiendo sus puntos de vista y susjuicios critics tanto a la accion
represiva como a la political gubernamental.
El Documento refleja el pensamiento y la acci6n de Sendero. Su ideologia,
la tictica y la estrategia. Como tal no es un document para glosar; su mutila-
ci6n no posibilitaria claramente la apreciaci6n global y perderia su valor his-
t6rico. Su transcripci6n por tal es ajena a las consideraciones que no se inscri-
ben entire los marcos del derecho a la informaci6n, al studio y a la libertad de
opinion.
En dicho document, entire otros aspects, S.L considera important y
exitosa y de "creciente y brillante perspective" el logro de varias conquistas.
Primera:
"El temple del Partido; dirigentes, cuadros, militants y combatientes juntos
en la brega, se forjan en el inico y definitive crisol revolucionario: la lucha ar--
mada". La segunda, resalta "la formaci6n y construcci6n de una fuerza arma-
da dirigida por el Partido que insurge en las llamas vivificantes de la guerra de
guerrillas como el instxlmento principal para cl cumplimiento de las tareas
political que la revoluci6n peruana, bajo direcci6n proletaria, ha establecido')
La tercera conquista es "la.cantidad grande y 14 calidad cada vez mis alta que
nuestras acciones armadas alcanzan; acciones que expresan un caricter masivo
en su numero y la capacidad de los hijos del pueblo para culminarlas y una cre-
ciente calidad plasmada en la mayor elevaci6n que logran". La cuarta conquis-
ta especificamente considerada principal, por "su trascendencia". es la de haber








logrado "el surgimiento y desarrollo 'de zonas guerrilleras, cuya importancia
esti en que son los ambitos en que, a trav6s de la pujanza y creciente marea ar-
mada de la guerra de guerrillas, hemos de levantar nuestras futuras bases de apo-
yo, los bastiones avanzados y revolucionarios establecidos por el pensamiento
military del Presidente Mao Tsetung, bases que son la esencia misma del camino
de cercar las ciudades desde el campo, la esencia misma de la guerra popular".
El II Capitulo del citado document, enfoca, relata y analiza la conduct del
gobierno en su esencia political y military frente al problema. En su context
desliza a la vez duras y agresivas critics a "los plumiferos de la reacci6n perua-
na", que no hacen sino "aplicar a raja tabla la orden y gufa de su amo imperia-
lista" y a los oportunistas que mangonean el encallecido y revisionista" Partido
Comunista Peruano, que jefatura Jorge.dpl Prado". En esta parte del document
se plasma la irreconcilable posici6n surgida entire Patria Roja y S.L., a quienes
acusan de ser los propiciadores de "desatar una guerra contra el supuesto "te-
rrorismo" siguiendo los dictados de la actual camarilla china en defense de su
socio imperialista, en la intensi6n de dividirse el Planeta. El III Capitulo, que se
indica con el titulo de "Se acentia la crisis del orden reaccionario y el pueblo
clama por la Revoluci6n armada", se detienen en un somero analysis de la situa-
ci6n de la political, econ6mica y social del Estado burguds peruano a partir
del gobiemo military durante sus doce afios. Este es uno de los capitulos mis sus-
tanciosos para un analysis del enfoque senderistas en lo referente a la political
socio-econ6mica del gobierno anterior y del actual gobierno belaundista. La
pregunta que se formula S.L. al respect es la siguiente: ,Cuil es la situaci6n
actual de la reacci6n? La explicaci6n que da S.L. la transcribimos in-extenso,
para el mejorjuicio critic de la historic.

LA VOZ DE SENDERO



1. LA LUCHA ARMADA ARDE VICTORIOSA.

EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERU, la vanguardia organizada del pro-
letariado que fundara Mariategui, reconstituido en dura brega de mis de quince
afios como Partido de nuevo tipo marxista-leninista-maoista, asumiendo su
papel hist6rico e indeclinable de combatir por el Poder para la clase y el pueblo,
en mayo del ochenta encendi6 lassinvencibles y crecientes llamas de la lucha ar-
mada, de la guerra de guerrillas en nuestra patria; lucha'entroncada y enraizada
ins y mas cada dia con la licha de classes que en.nuestro suelo, mis pronto que
tarde, se convertird en rugiente huracin armado que arrasando el viejo y podri-
do orden imperante hari surgir una patria realmente libre, soberana y de bienes-








tar para los millones de explotados y oprimidos.
En veintifin meses el Partido ha iniciado y desarrolla pujante el unico cami-
no de nuestra emancipaci6n popular y national: la lucha armada, la guerra de
guerrillas que arde victoriosa en dos mil novecientas acciones que remecen toda
nuestra geografia, todos los departamentos del pais con excepci6n de s6lo cua-
tro; que remueven selva, costa y sierra principalmente esta, que estremecen ciu-
dad y campo especialmente 6ste y a cuya lucha sirve la primera. Y es asi, pues
sierra y campo son el sustento poderoso y natural de toda guerra revoluciona-
ria possible en el pais y la nuestra, si6ndolo, no es sino una guerra campesina
dirigida, por el Partido que hacienda del campo basti6n armado de la revolu-
ci6n concretando en bases de apoyo, en bases del Nuevo Estado de obreros y
campesinos, aisle a la reacci6n y a su amo imperialista en las ciudades, donde el
proletariado y las masas populares, quemindoles las plants de sus zarpas ensan-
grentadas principalmente con acciones armadas, y en funci6n de la lucha en el
campo, centro mismo de la tormenta, prepare condiciones para el asalto final
de las ciudades y el derrumbe total, complete y cabal del orden reaccionario y
del ejercito que los sustenta. Este es el finico camino revolucionario y ya esti
abierto y por 61 ya transit y transitarin mis y mis el proletariado y las masas,
nuestro pueblo para emanciparse armadamente a si mismo pues: "El pueblo
y s6lo el pueblo, es la fuerza motriz que hace la historic mundial",
iDos mil novecientas acciones! Acciones que iniciadas con el boicot a las
elecciones generals de 1980, concretado en Chuschi y multitud de lugares, gol-
pean con agitaci6n y propaganda armada mediante toma de emisoras radiales,
volantes, afiches y acci6n direct que siembran zozobra en los reaccionarios y
exaltan el entusiasmo popular con nuestras consignas de "Lucha armada i 'Go-
biemo de obreros y campesinos", "Abajo el gobiemo reaccionario", y le hacen
ver un nuevo mundo por ganar a trav6s de las hoces y martillos que iluminan lbs
cerros y las inmarcesibles banderas rojas que, seioreando cumbres proclaman
"la rebeli6n se justifica".
Acciones que se plasman en movilizaciones armadas que enardecen campesi-
nos, enseflan al pueblo y alarman a la reacci6n como en Miraflores y San Isidro.
Sabotajes que golpean y socavan el sistema econ6mico y social de explotaci6n
imperante, derrumbando torres de microondas y de energia el6ctrica que gene-
ran apagones, en amplias regions como las del centro y norte del pais, incluida
la propia capital; incendios de ENCI en Huacho, San Martin de Porras, Fiat,
Toyota, Hindti-Hogar en Lima y callaverales del norte; reiterada acci6n contra
bancos en todo el pais y reaccionarias como Bata, Hartinger, Centromfn, etc;
asi como a connotados colegios elitistas y aristocratizantes, expresi6n concen-
trada y humillante de educaci6n furiosamente reaccionaria y extranjerizante.
Acciones contundentes que remecen las bases semifeudales del Estado, des-
cargando el peso de la acci6n reivindicadora armada, contra gamonales de nuevo
y viejo cuflo como en Airabaimba, Aikarca, Urpihuata, Palermo. Toxama y.
Pincos, entire otras, verdadera alegria campesina que ve renacer vibrant su espe-









ranza y combatividad nunca desfallecidas; a las que se agregan las muy importan-
tes tomas de pueblo entire ellas, Acosvinchos, Vinchos, Cayara, Pomatambo y
Occoro que remueven intensas y profundamente el campo impulsando la incorpo-
raci6n de las masas a la lucha armada.
Acciones macizas que apuntan directamente contra el imperialismo yanqui,
principal dominador imperialista aquf en nuestro suelo, como los golpes a'la
Southern en el sur del pais, la series de acciones contra empresas yanquis o li-
gadas a ellas en la propia capital y muy especialmente la resonante acci6n contra
la Embajada y residencia de los Estados Unidos y la simb6lica voladura del busto
de Kennedy en Miraflores. Asi como tambi6n los golpes dados en la Embajada-
China, siniestra guarida del revisionista Teng y sus secuaces, notorio c6mplice y
compinche yanqui y gran traidor -del movimiento comunista intemacional y del
marxismo-leninismo-maoismo, principalmente.
Y las vitales y trascendentes acciones directs contra el Estado, sus aparatos
y fuerzas represivas en especial sus fuerzas policiales. Multitud de acciones'con-
tra juzgados, gobemaciones, jefaturas de trabajo, oficinas de contribuciones,
registros electorales, municipios,-ministerios, gran numero de locales de Acci6n
Popular en todo el pais, incluida su propia sede central en Lima; y hasta al mis-
mo Parlamento Nacional; y a locales de la GC, GR y PIP a lo ancho y largo del
territorio patrio; asi como la escarmentadora acci6n contra connotados agents
represivos como en Arequipa y Huaraz, entire otros y contra prepotentes gamo-
nales y gamonalillos, todos ellos conocidos enemigos del pueblo y masacradores
de combatientes; sobre todo los muy importantes y audaces asaltos a puestos
policiales y puntos de viglancia como los de Ocobamba, Luricocha, La Rama-
da, Quinua, Tipuc, Yauli, Tambo, Quicapata, Totos, Yanahorco; Acchi y en Puno
y Tacna, cuya capacidad se expresa altamente en el asalto reciente a San Jose
de Secce; asimismo el desarme de policies en Lima y Ayacucho especialmente
y la important incursion en la Base Aeronaval del Callao que vanamente han
pretendido ocultar. Acciones todas que golpean contundentemente a las fuerzas
reaccionarias, en su propio contingent de personas que como came de cafi6n
son utilizadas para intereses que no son precisamente los suyos; acciones que nos
permiten arrancar armas al enemigo, fuente principal de nuestro propio arma-
mento y, lo que es fundamental, asestar duros golpes a la propia moral de los -
aparatos estatales reaccionarios y su contingent.
Y la brillante y exitosa aplicaci6n de la political de fuga cuya expresi6n con-
centrada es el asalto a la Circel Piblica de Ayacucho, ejecutado el 2 de marzo;
acci6n heroica que marcando un hito hist6rico en nuestra lucha armada y en
los anales de la revoluci6n penrana, arranc6 a. nuestros camaradas y comba-
MTiteneis de las mazmorras del reaccionario Estado del Peri. Asi nuestra guerra de
guerrillas, con la audacia, el esfuerzoy la sangre de los soldados del pueblo se
ha fortalecido y conquistado un gran salto en su desarrollo. Pero tal como ce-
lebramos esta innegable victoria protestamos, denunciamos y condenamos un
execrable asesinato, la massacre de tres de nuestros aguerridos camaradas a








quienes las fuerzas policiales, en su rabiosa derrota y en su siniestro odio, asesi-
naron cobarde, abyecta y miserablemente en el Hospital Regional de esa ciu-
dad; asf como pretendieron ultimar a otros dos hijos del pueblo a quienes otros
enfermos y trabajadores del nosocomio salvaron arrancindolos de las garras de
los esbirros; los cinco se encontraban convaleciendo en ese hospital bajo cus-
todia policial. iEl pueblo no dejara impune tan execrable asesinato! Somos
combatientes y sabemos que la lucha armada demand su cuota de sangre; y,
lo prueban los hechos, ofrendamos nuestras vidas como nos ensefian el pueblo
y el proletariado y como la revoluci6n lo exige. Pero en nuestra guerra.revolu-
cionaria aplicamos y aplicaremos una political de prisioneros y lucha cual co-
rresponde a las leyes de la guerra; y si tal hacemos tal exigimos, asi las tortu-
ras, las violaciones, los crimenes y asesinatos contra los hijos del pueblo y espe-
cialmente contra nuestros combatientes los sancionaremos como corresponde a
la justicia popular y nosotros, sus soldados, seremos sus ejecutores y sabremos
cumplirla por mas ailos que pasen entire el crime y la just sanci6n que impon-
dremos. La reacci6n peruana y su Gobierno encabezado por Belainde y su pan-
dilla, a travel de sus fucrzas policiales, ha montado un nuevo operative en nues-
tra contra; s6lo diremos, basindonos en nuestra guerra just y revolucionaria,
que este operative tambi6n fracasari como los anteriores. Y, finalmente, dire-
mos que el demagogo Bela6nde ha recibido ya directamente nuestra respuesta:
a dinamitazos hemos remecido su "Palacio de Gobierno", el dia diez de marzo;
que vaya sintiendo la voz del pueblo armado.
Son dos mil novecientas acciones que prueban palmariamente la combatibi-
dad y belicosidad de nuestra naciente fuerza armada revolucionaria, armada con
el marxismo-leninismo-maoismo y dirigida absolutamente por el Partido. Acci6n
armada que se desenvuelve en campo y ciudad; principalmente.en el primero;
lucha armada que asume diversas formas de acci6n pero cuyo eje es la acci6n
guerrillera, la guerra de guerrillas a la cual las demis sirven. Acci6n armada que
se sustenta y apoya en la lucha de classes de nuestro pueblo, que vive s6lo de las
energies inagotables que el propio pueblo le da, especialmente obreros y cam-
pesinos.


Acci6n annada exitosa, creciente y de brillante perspective que hasta hoy
nos ha dado cuatro grandes conquistas; La primera es el temple del Partido;
dirigentes, cuadros, militants y combatientes juntos en la brega, se forjan en el
6nico definitive crisol revolucionario: la lucha armada. Pero si ya esta es una
grandiosa conquista, se le suman otras de palpable y comprensible trascenden-
cia; formaci6n y construcci6n de una fuerza armada dirigida por el Partido que
insurge en las llamas vivificantes de la guerra de guerrillas como el instrument
la cantidad grande y la calidad cada vez mis alta que nuestras acciones armadas
alcanzan; acciones que expresan un caricter masivo en su numero y la capacidad








de los hijos del pueblo para cumplirlas y una creciente calidad plasmada en la ma-
yor elevaci6n que logran. Y, finalmente, una cuarta conquista que por su tras-
cendencia es principal: surgimiento y desarrollo de zonas guerrilleras, cuya im-
portancia esta en que s6n los ambitos en que, a traves de la pujanza y creciente
marea armada de la guerra de guerrillas, hemos de levantar nuestras futuras ba-
ses de apoyo, los bastiones avanzados y revolucionarios establecidos por el pen-
samiento military del Presidente Mao Tsetung, bases que son la esencia misma del
camino de cercar las ciudades desde el campo, la esencia misma de la guerra po-
pular.
Por todo esto, decimos a nuestra clase, el proletariado, y al pueblo de nuestra
patria, a nuestro indomable campesinado en especial que LA LUCHA ARMADA
ARDE VICTORIOSA; y, que a traves de sus iniciales incendios, que avizoran la
gran hoguera por venir, las masas mismas asumen su propio destiny en sus in-
victas, creadoras, y seguras manos, generadoras de toda la historic y de toda
revoluci6n.
II. LA ACTION ARMADA CONTRARREVOLUCIONARIA ATIZA NUESTRA
LUCHA
LY cuil ha sido la respuesta reaccionaria?, ,Cual ha sido la acci6n del Gobier-
Ti autodenominado democritico y autoproclamado respetuoso del orden cons-
titucional y de los consagrados derechos humans? Como responded a su carac-
ter y l6gica reaccionarios, desde el comienzo mismo ha lanzado sobre nosotrbs,
militants y combatientes revolucionarios, la persecusi6n y la represi6n, la tor-
tura, la circel y la muerte. El gobierno de Belatinde, falso dem6crata e hip6crita
demagogo, ha lanzado sus fuerzas represivas, principalmente policiales para aho-
gar en sangre nuestra naciente revoluci6n armada.
Atropellando los mas elementales derechos universalmente reconocidos y es-
ta,blecidos en la cacareada constituci6n del 79, el reaccionario gobierno belaun-
dista y sus llamadas fuerzas del orden brutalmente han allanado y saqueado
cuanto domicilio han querido; han perseguido, apresado y encarcelado a quienes
la prepotencia y el abuso ha seialado; han incendiado, robado, violado y asesi-
nado impunemente a hijos del pueblo segln sus mis bajos instintos; han cebado
sus negros afanes reaccionarios golpeando furiosamente a las masas principal-
mente campesinas, pretendiendo neciamente amedrentarlas y apartarlas de la lu-
cha armada; han- generalizado la tortura buscando quebrantar las voluntades y
arrancar falsas confesiones, humillando sucia y protervamente para doblegar
la moral revolucionaria y aniquilar luchadores; han desarrollado la violaci6n co-
mo medio infame, abyecto y vejatorio de someter y empafiar el limpido,
decidido y firme espiritu do hijas del pueblo; han negado todo derecho y
garantia a los press, montando en su contra una constant persecuci6n in-
cluso tras las rejas de sus inmundas mazmorras y han extendido el hostiga-.
miento y represi6n hasta sus familiares. Asi la persecuci6n y represi6n
de la acci6n armada y del pueblo se desarrolla como una farsa de falaz respeto
de los derechos mas elementales y uft real y siniestro plan de sometimiento po-
pular por la violencia contrarrevolucionaria; pero todo esto no da los negros fines







esperados, pues los hijos del pueblo, de la clase y del Partido se yerguen victo-
riosos y times en sus trincheras de combat, cualquiera sea el lugar donde se
encuentren.
El nefasto gobiemo belaundista, ademas, ha apelado a la legislaci6n promul-
gando el D.L No. 46, verdadera ley terrorist que enarbola como garrote con-
tra la acci6n armada y el pueblo; esta cavernaria disposici6n viola los mis ele-
merktales principios del propio derecho penal burgu6s y establece desorbitadas
sanciones, y si no establece la pena de muerte, que afanosa y arteramente busca
hoy, es porque la actual constituci6n la prohibe y ain no encuentra condicio-
nes para modificarla. Y toda la reacci6n, especialmente sus ganapanes y plu-
miferos, en nombre del Ilamado "orden y "paz social" claman por la "dristi-
ca aplicaci6n de la ley '., Asi, el denominado aut6nomo poder judicial ha puesto
en march su siniestro tinglado opresor de leyes, jueces, process y circeles;
y utilizando pruebas fraguadas, festinando tramites, torciendo leyes y vendien-
do principios que dicen salvaguardar, ha comenzado a descargar su podrido ga-
rrote sobre hijos de las masas imponiendoles monstruosas sanciones que hasta
algunos reaccionarios han criticado por burdas y contraproducentes. La ciega
y sorda justicia reaccionaria se ha puesto en movimiento, como tenia que ser,
en defense, del caduco orden explotador y opresivo; pero al hacerlo, no podia,
ser de otro modo, muestra mis a fondo su esencia contrarrevolucionaria ponien-
do mis en evidencia las negras entrailas del sistema legal y del sacrosanto poder
judicial. Pero el viejo degiello legal tampoco doblegari a los hijos del pueblo que
ya lo desafian ergidos en la revoluci6n.
Pero a mis de persecuci6n y represi6n, tortura y circel, garrote legal y ma-
quinaria judicial y de la acci6n de sus sabuesos policiales de seguridad e inteli-
gencia, algunos de cuyos esbirros el pueblo tiene y tendri muy presents, el go-
bierno ha montado operatives policiales independientes y conjuntos de sus
fuerzas policiales GC, GR y PIP y sus correspondientes cuerpos antisubversi-
vos sinchis y Dicote en particular. Han montado dos operatives mayores hasta
hoy: en enero del 81 el primero y el segundo, el de mayor magnitude e impor-
tancia, en octubre del mismo afio, estableciendo el estado de emergencia en
cinco provincias del departamento de Ayacucho a fin de darle mis capacidad
de acci6n y amplia impunidad, contando ademis con el apoyo y asesoria de
las fuerzas armadas.
LCuil ha sido el resultado del propagandizado operative de octubre? El mis
rotundo fracaso; hasta fue silenciosamente concluido, sin pena ni gloria y sin
que ni siquiera se presentara el mis simple informed pdblico que diera cuenta de
los resultados de la vasta movilizaci6n policial que, obviamente, ha implicado in-
gentes gastos. Que el bautizado operativeo definitive" fue un parto de los mon-
tes y mis ruido que nueces se prueba ficilmente, pues fracaso en sus ficilmente
comprensibles objetivos: erradicar la acci6n armada, destruir las organizaciones
armadas populares y aniquilar el Partido en la region afectada; y que nada de es-
to lograron fluye fehaciente al recorder que el 10 de diciembre dentro del propto
estado de emergencia y operative que aun no habia concluido, se produjo el
Sasalto al puesto policial de Totos y otras acciones que inmediatamente siguieron









.en la region ayacuchana y que remat6 con la rezonante acci6n de San Jose de
Secce.
,Qu6 mostr6 el operative antisubversivo? Simple y llanamente que las masas
rechazan y resisten la agresi6n; que la brutalidad, prepotencia y violencia reaccioa
tnrias no las amilana si no que, mis bien, incitan su just ira de clase enfrentan-
dose incluso con manos desarmadas a los agresores armados y amparados por to-
do el armatoste estatal. Muestra que el pueblo apoya y protege la lucha armada,
la guerra de guerrillas, que la sustenta y defiende con sus propias vidas y que su
entendimiento, coraz6n y voluntad esti porque las guerrillas avancen pues sirven
a su liberaci6n. Los operatives policiales y toda la acci6n represiva s6lo comprue-
ban que el combat fortalece y desarrolla, y que si pagamos con esfuerzo sufri-.
mientos y sangre esto no es mas que la cuota correspondiente a habernos levanta-
do en armas just y necesaria rebeli6n por la clase y el pueblo. Se comprueba
que en la propia acci6n armada aprendemos a combatir y que avanzamos y
,avanzaremos mis, cuando mis y mejor-sigamos la direcci6n del Partido cuya.
Sjusta y correct linea ideol6gica y political se expresa y plasma en hechos irre-
batibles, como los que jalonan veintitin meses de pujante lucha revolucionaria
armada.
,Y cuil es la esencia political y military del gobierno ante las guerrillas? Es
combatirlas como terrorismmo; pero en esto la reacci6n peruana, su Estado y
su gobierno belaundista no hacen sino seguir el patr6n establecido por su amo
imperialista yanqui para combatir la lucha armada. Es de todos conocido que
Reagan, president de EE.UU., Haig, su secretario de relaciones exteriores y sus
secuaces tildan de terrorismm" a las guerras revolucionarias que hoy se libran en
el mundo; con esto pretenden desprestigiar la acci6n armada traficando con el
just rechazo de las masas al viejo terrorism individualista, anarquista e incon-
ducente que los clasicos del marxismo condenaran; pretenden aglutinar en nom-
bre de la supuesta defense de la vida, la propiedad y la Ilamada "paz social",
sofiando poner asi a las masas de su lado o por lo menos neutralizarlas.
De este modo llamar terrorismmo' a la lucha armada no es sino una dema-
g6gica y reaccionaria posici6n del imperialismo yanqui; la enarbola para oponer-
se a la revoluci6n armada, buscando cubrirla con un manto de desprestigio
mientras monta la mis sanguinaria represi6n y genocidio. Ademis, usa esta po-
drida maniobra para contender por la hegemonia mundial con el socialimperia*-
lismo ruso; retende ligar la acci6n reyolucionaria, ; a trav s del supuesto "te-
rrorismo" a a superpotencia socialimperialista, asi tambien quiere desprestigiar
la revoluci6n, pues 6sta no puede estar unida, en modo alguno, al mis siniestro
centro del revisionismo contemporifeo que ha hecho de la patria de Lenin y
Stalin la actual superpotencia hegemonista de hoy.
Como es 16gico, la reacci6n peruana, su gobierno belaundista y sus plumife-
ros no hacen sino aplicar a rajatabla la orden y guia de su amo imperialista, Pero
no son s6lo ellos quienes condenan bomo"terrorismo" nuestra lucha armada,









sinoque tambien a este carro se acoplan los oportunistas que mangonea el encalle-
cido revisionista Jorde Del Prado y su camarilla obsecuente seguidor del ganrote
imperial de Brezhnev, amo del revisionismo ruso y gran titiritero del revisionismo
a nivel mundial; y es natural que estos enemigos de la revoluci6n actien asi,
pues no pueden cruzarse de brazos ante el socavamiento de su caduco cabalgar,
sobre las masas, como viejos vendeobreros al servicio de la colusi6n y pugna
del socialimperialismo con el imperialismo yanqui. Mas tambien al mismo coro
se une "Patria Roja" que furiosamente llama a la autoproclamada izquierda a de-
satar una guerra santa contra el supuesto terrorism clamando, en una ne-
fasta distribuci6n de funciones, por asumir la lucha ideol6gico-politica contra
el terrorismm" Imientras el gobierno asume la lucha represiva complete y total;
los ayer "enemigos" de. Teng Siao-ping y hoy sus adoradores no pueden menos
que atacarnos por combatir al socio imperialista yanqui de su nuevo amo y, mis
a6n, por aplicar el marxismo-leninismo-maoismo que cllos ayer invocaron y
hoy reniegan. Sin embargo, a la misma comparsa se unen otros todavia encandi-
lados con lo que Ilamaron "apertura democratic' 'y perspectivea parlamentaria
quienes no obstante que la realidad estahaciendotrizas sus sueflos siguen deliran-
do con el cretinismo parlamentario y sofiando despiertos con las elecciones del
85.
Pero al fin y al cabo, unos y otros que sumados parecen muchos, no son sino
representantes de una capa superficial que flota sobre el mar profundo que son
las masas populares de nuestra patria. Y recordemos que para el marxismo s6lo
hay una tactica en cuanto a masas se refiere: diferenciar las inmensas y profun-
das masas que ascienden desde el fondo, de esa sucia y podrida nata que flota
al vaiven de las olas sirviendo de fragil sustento al burocratismo gremial y a falsos
partidos proletarios y realmente "partidos obreros burgueses"; y que esta fnica
tactica inpone adoctrinar a las masas, te6rica y practicamente, en la violencia
revolucionaria y en la consecuente, indesmayable y fire lucha contra el opor-
tunismo.
A unos y otros, a quienes pretendi6ndose marxistas y combatientes revolu-
cionarios, ya sea que encabecen, transiten o se aproximen al engendro imperia-
lista de llamar terrorismm" a la lucha armada que insurge de las entrafias, mis-
mas de la lucha de classes de nuestro pueblo les transcribimos los siguientes pi-
rrafos del gran Lenin:
iAsi, pues, las cosas van, a pesar de todo, adelante! El armamento de las
masas a pesar de las increibles e indescriptibles dificultades, hace progress. El,
terror individual, este engendro de la debilidad de los intelectuales se aleja al
pasado. .. comienzan las acciones militares juntamente con el pueblo. He aqui
lo que result cuando los pioneros de la lucha armada se funden con la masa
no de palabra, sino con los hechos, se colocan al frente de los grupos de comba-
te y de los destacamentos del proletariado, educan en el hierro y en el fuego de
la guerra civil a decenas de jefes populares, que mailana, en el dia de la insu-
rrecci6n obrera sabrin ayudar con su experiencia y con su valor her6ico a








millares y decenas de millares de obreros. .
;Vivan los iniciadores del ejercito popular revolucionario!
"Esto no es ya un complot contra un personaje cualquiera odiado, no es un
acto de venganza, no es una salida provocada por la desesperaci6n, no es un
simple acto de "amedrentamiento", no; esto es el comienzo bien meditado y
preparado, calculado desde el punto de vista de la correlaci6n de fuerzas es el
comienzo de las acciones de los destacamentos del ej6rcito revolucionario...
"Afortunadamente, han pasado los tiempos, en que por falta de un pueblo
revolucionario, "hacian" la revoluci6n terrorists revolucionarios aislados. La.
homba ha dejado de ser el anna del "petardista" individual y ha pasado a ser
element necesario del armamento del pueblo..."
"Fuimos de experiencia en experiencia, intentamos crear un ej6rcito volun-
tario, marchando a ciegas, a tientas, buscando los caminos para solucionar la
tarea en aquella situaci6n concrete. Y la tarea era clara.
"En el present estamos muy alejados todavia de habemos librado de estas
dificultades. Al principio las veiamos de un modo completamente abstract,
como revolucionarios que hacen discursos pero que ignoran totalmente c6mo
abordar los problems. Como es natural muchisimas personas nos acusaban,
y todos los socialists y socialdem6cratas siguen acusindonos, todavia hoy, de
haber puesto mano en estos asuntos, sin saber c6mo llevarlos hasta el final.
Pero 6stas, no pasan de ser ridiculas acusaciones de cadiveres vivientes. ;C6-
mo si fuese possible lanzarse a hacer la mis grande de las revoluciones sabiendo
de antemano como Ilevarla hasta el final! iY como si estos conocimientos pu-
dieran aprenderse en los libros! No, nuestras decisions s6lo podrian brotar de
la experiencia de las masas".
En conclusion, mientra la lucha armada iniciada se desarrolla como ardoro-
sa guerra de guerrillas de brillante perspective, la contrarrevoluci6n siguiendo
su 16gica reaccionaria nos combat y ataca y hay quienes sirviendo a lejanos
amos revisionistas se suman al coro, a la vez que otros transitan en igual rumbo
o se acercan al mismo camino. Y en tanto que el pueblo nos sustenta y anima,
fortaleciendo mas nuestras fuerzas, hay quienes quieren ocultar y aplacar nuestra
acci6n revolucionaria bajo el podrido manto de terrorismm" siendo como somos
la revoluci6n armada en march; hay quien nos llama "sendero tenebroso"
inentras pretend perpetuar las sombras que ya retorceden ante nuestra lumi-
nosa acci6n guiada por el marxismo-leninismo-maoismo; hay quien nos llama
"antipatriotas" mientras 61 mismo sigue vendiendo la patria al imnperialismo;
hay quienes nos llaman "infantiles" sin prueba alguna y hasta sin ver, si fuera el
caso, que la lucha aut6ntica por la clase y el pueblo ensefia y madura mientras
que la senilidad oportunista pudre y es mal que se contagia sin respetar edades;
hay quienes nos tildan de "provocadores" sin reparar en su ceguera que son per-
sistentes provocadores de la just ira popular por ser impenitentes promotores
frustrados de la capitulaci6n popular; y, en fin, hay quienes nos Ilaman "aventu-
reros" sin reparar en su necedad political que ellos mismos son viejos tahures









politiqueros y politicastros arribistas profesionales. Sin embargo, en una cosa
si tienen total y complete raz6n; no somos adoradores de cretinismo parlamenta-
rio ni encallecidos peregrinos del oportunismo electorero. Somos simple y llana-
mente marxista-leninista-maoistas. 4
El President Mao Tsetung nos ha ensefi4do: "Es bueno si el enemigo nos
ataca, eso prueba que hemos trazado una clara linea de demarcaci6n entire el
enemigo y nosotros. Es mejor ain si el enemigo nos ataca con furia y nos pinta
carente de toda virtud y no tener nada bueno; eso demuestra que no s6lo he-
mos establecido una clara linea divisoria entire el enemigo y nosotros sino que
hemos alcanzado grandes logros en nuestra tarea'
Por todo lo dicho afirmamos rotundamente LA ACCION CONTRARREVO-
LUCIONARIA ATIZA NUESTRA LUCHA.

III. SE ACENTUA LA CRISIS DEL ORDEN REACCIONARIO Y
EL PUEBLO CLAMA POR LA REVOLUTION ARMADA

LCuil es la situaci6n actual de la reacci6n? El anterior gobierno military de los
doce aflos asumi6 el poder con dos tareas a cumplir: 1) profundizar el capitalis-
mo burocritico y 2) reorganizar la sociedad peruana. Para cumplir la primera
tom6 como palanca principal la funci6n economic estatal; para el cumplimiento
de la segunda se gui6 por una concepci6n political fascista e impulse la reorgani-
zaci6n corporativista de la sociedad. En su primera parte avanz6 en la conse-
cuci6n de sus objetivos pero la crisis econ6mica quel61 mismo generara y, en es-
pecial la persistent lucha de las masas populares, obligaron al gobiemo military
al replanteamiento de sus objetivos concretindose un reajuste general para,
posteriormente, pasar a la reestructuraci6n corporativa, tendiente a constitu-
cionalizar sus resultados, como desde el inicio de su gesti6n se fijara y, ade-
mis, proceder a una future entrega del mando estatal. Sin embargo, el agrava-
miento de la crisis econ6mica y la intensificaci6n de la lucha de classes truncaron
en definitive sus fines y la nueva Constituci6n, que implica la tercera reestructu-
raci6n del Estado peruano en lo que va del present siglo, no logr6 plasmar la
corporativizaci6n de la sociedad peruana; s6lo permiti6 el fortalecimiento del
Poder Ejecutivo en detrimento del Parlamento y la mayor participaci6n de las
Fuerzas Armadas en el manejo del Estado. Como corolario de la gesti6n military
se cumplieron dos process electorales, el de la Asamblea Constituyente y las
elecciones generals del 80, en ambos se express un creciente ausentismo,
muestra de la tendencia, comfin ;a America Latina, de no esperar nada de las
elecciones ni de los gobiernos de turn.
En estas condiciones Belafnde asumi6 el gobierno y hoy a mis de afio y me-
dio del comienzo de su mandate, la crisis econ6mica se mantiene y la tan ansia-
da reactivaci6n de la producci6n no se vista ni a lo lejos; una persistent y cre-
ciente inflaci6n sigue azotando la march econ6mica y los deficits presupuesta-








les la base direct misma de la acci6n estatal, aumentan desenfrenadamente
amenazando gravemente la cada dia mas maltrecha economic peruana. El do-
minio imperialista hunde mis sus zarpas en nuestra patria apoderandose cada
vez mis de nuestros recursos naturales muy especialmente del petr6leo, extien-
de sus garras hasta las propias entrafas campesinas y amplia.mnis su control sobre
s L con -ric v finagas del pais. El Droceso de la llamnada "reforinm agraria" ha
so concmuio, aando por terminaco y resuelto el problema de la ticraa, a !o
cual tamhiin hacen coro los oportunistaselectoreros; pretenden vender al cdmpe-
sinado el engendro de "fomento agropecuario", a la vez que propugnan la evo-
luci6n de la "propiedad asociativa" y amparan el retorno de gamonales para im-
pulsar el capitalism burocratico en el agro, bajo control de los grandes banquc-
ros y direct participaci6n del imperialismo yanqui. El proletariado y los traba-
jadores soportan la persistent desocupaci6n y la reduction real de sus salaries y
sueldos, las condiciones de trabajo se agravan y sus conquistas son negadas o
amenazadas cada dia, asi el derecho de huelga; la pequefia burguesia soporta
creciente pauperizaci6n, particularmente la inteleclualidad se ve mis frustrada
y el pueblo en general se enfrenta al hambre mas apremiant, al que pretend
aherrojarlo mis aun el nuevo gobierno reaccionario. La burguesia national, el
capital medio, ve crecer las restricciones sobre sus empresas y negocios, sufrien-
do tambien las consecuencias del socavamiento de la industrial national que el
regimen intensifica. Mientras en el propio seno de la gran burguesia se libra
aguda contienda entire las facciones burocratica y compradora, incluso dentro
de cada facci6n, por quien se beneficia mis.
En sintesis, guiandose por la orientaci6n de desarrollar como motor del pro-
ceso economic el gran capital monopolista principalmente yanqui, el actual
gobiemo apunta a evolucionar mis la subyugante estructura semifeudal que si-
gue serioreando el campo en beneficio director de terratenientes de viejo y nuevo
curio y de campesinos ricos de viejo tipo; el gobierno actual socava la elemental
estructura industrial del pais en funci6n de orientarla mas aun a la producci6n
extractiva principalmente minera y petrolera; y mientras traspasa y busca poner
en stbasta las empresas estatales, que concentrara en manos del Estado el gobier-
no anterior echando sobre las espaldas del pueblo, una gran carga como agobian-
te deuda public, hoy se las prepare como suculenta ofrenda a las fauces insacia-
bles del gran capital especialmente imperialista. El actual gobiemo reaccionario
cuya cabeza y principal y primer responsible es Belalunde, se afana presuroso
y servil como ninguno a desarrollar mis el capitalism burocratico en el pais,
capitalismo de gran capital monopolista, enfeudado a los terratenientes y some-
tido al imperialismo), en beneficio principalmente del gran capital monopolista,
en especial del gran capital banquero y financiero bajo la asfixiante y cada dia
mayor expansion del imperialismo norteamericano. Pero si bien este es el esque-
ma y lineamientos que el gobiemo sigue, la propia intrincada contienda de inte-
reses entire explotadores, la crisis persistent y agravada, y mis aun, la lucha de
classes que se polariza cada dia, no permiten al gobierno superar las dificultades
presents, cuesti6n indispensable para poder estructurar un plan coherente







basado en un claro y definido program como reclama a gritos el propio orde.
namiento de la explotaci6n imperante.

En el piano politico el gobierno sigue enfrentandose a la compleja y enmarafia-
da coyuntura de lucha de classes que general la puesta en march de una nueva
constituci6n, la consolidaci6n de una burocracia que le sea totalmente adicta y el
reagrupamiento de fuerzas political reaccionarias puestas en hiverizaci6n duran-
te doce alos y, lo principal, sofrenar a masas hundidas largos afios en una crisis
agobiante que impulsa nuevamente el desarrollo de su acci6n por sus propios e in-
declinables intereses, mas aun una masa aleccionada duramente por un largo go-
biemo demag6gico, que fungiendo de "revolucionario" y con ayuda, icuando no!,
de los oportunistas de siempre, vi6 burladas sus mas elementales necesidades. To-
do esto complica ya suficientemente la situation political para el manejo reaccio-
nario; sin embargo, la realidad se agudiza mis cuando en aflo y medio, ha quedado
palmariamente clara para el pueblo la caducidad del orden demoburgues, toda la
hipocrita invocaci6n de derechos y libertades y su brutal negaci6n real. Lo obso-
lete del parlamentarismo, instituci6n que se desenvuelve como un tonel vacio
cuesta abajo, que se hunde en hueca y estdril ret6rica de ungidos "padres de la
patria" mientras decline sus esenciales funciones legislativas ante la invasion inso-
lente de jurisdicci6n perpetrada por el Ejecutivo. Un lamado poder judicial
anquilosado que exangiie y solo por inercia sobrelleva su funci6n bajo montaflas
de process pendientes, prevaricaci6n, sometimiento servil a cualquier autori-
dad prepotente y constant violaci6n de los propios principios sustanciales del
derecho reaccionario; todo en contra, como siempre, del pueblo y que hoy es-
pecialmente se ceba con los combatientes revolucionarios. Y un tambi6n llama-
do poder electoral aut6nomo que consuetudinariamente trifica con las eleccio-
nes socavando las mas burdas adulteraciones. A lo que se suma las agudas con-
tiendas y divisions de los partidos reaccionarios que son reiteradamente tiendas
de escandalo p6blico y centro de convalidaci6n de desafueros de todo tipo.
Asi, el sistema politico reaccionario muestra claramente su caducidad y pu-
trici6n encubierta bajo mascarada de democracia aparente y preocupaci6n
fmgida por las masas, de las cuales s6lo requieren sus votos ocasionales, y de
real demagogia a tambor batiente; de este modo y como ensefia el mrxismo, cada
vez mis las fuerzas armadas y las fuerzas policiales, principalmente las prime-
ras, son la verdadera column vertebral del orden estatal reaccionario y su ver-
dadero basti6n de ahi su importancia cada vez mis determinante y creciente
ingerencia en el poder del Estado; sin embargo no olvidemos nunca que una
fuerza armada en esencia estratdgicamente, s6lo tiene la forteleza de la socie-
dad que defiende por mis que, ticticamente, se present armada hasta los
dientes.
Ideol6gicamente el orden dominant, explotador y opresivo, tambi6n esti
en crisis como lo prueba la farisaica rasgadura de vestiduras sobre la lamada
"crisis moral del pueblo", que no es sino la quiebra.de viejos principios que
se caen a pedazos bajo los golpes de la galopante crisis econ6mica y la caduci-
dad political de la reacci6n; y esto es precisamente lo principal, la crisis de los








principios demoburgueses y de su ordenamiento social, que superados por el de-
sarrollo hist6rico de la lucha de classes, del pujante ascenso del proletariado y las
masas populares y el grandiose process radicalmente transformador que ha im-
preso el marxismo-leninismo-maoismo en todo el mundo, quedan mis expuestos
a la luz del dia como caducos ya no s6lo hist6ricamente sino que tambi6n avan-
za y se extiende su caducidad political. El cada vez mis declinante peso de los
principios demoburgueses, que si en siglos pasados fueron revolucionarios hace
ya muchas d6cadas que son reaccionarios, y la cada dia menor influencia
que puedan ejercer sobre el pueblo la tenemos en la experiencia de las uiltimas
elecciones en el pais: Belaiinde asumi6 el mando con un 460/o de los votos vAli-
dos y se sintio exaltado a las nubes y duefo de:-un poder abosluto y
voz incontrastable por encima de la lucha de classes y las contiendas; sin embar-
go ha bastado menos de aflo y medio para que su castillo de votos se derrumbe
disolvi6ndose como podrida espuma y su ficticia grann autoridad" entire tum-
bos y remolinos se despefie hacia su total desprestigio.
Finalmente, indiquemos, aunque.sea'de paso, la cuesti6n con Ecuador; cono-
cido en el viejo cuestionamiento ecuatoriano de Protocolo de Rio del afo 42.
Pueg bien, esta situaci6n viene agravandose en los filtimos afios como lo prueba
el incident fronterizo de la Cordillera del C6ndor de enero del 81. Pero el
actual gobierno peruano y el president Belaunde que lo encabeza y dirige, mis
aun siendo quien personalmente conduce la political international y en conse-
cuencia el primer responsible, viene manejando tan delicado cuan important
problema en forma totalmente err6nea e irresponsible y asi, en vez de buscar
definir la cuesti6n fronteriza, adoptan una superficial y frivola actitud que alar-
ma pues, de no tratarse just y correctamente, la cuesti6n ecuatoriana puede
general series y graves problems de vastas consecuencias, las que obviamente
no son afrontadas nunca directamente mis que por el pueblo quien con su pro-
pia sangre y esfuerzo nos ha dado el territorio que conforma nuestra patria.
Aqui tambi6n se muestra la political y acci6n reaccionarias del gobiemo belaun-
dista; pues, a nadie escapa que de la uni6n de los intereses de los imperialistas
en contienda con los de sus agents y socios intemos, que gobierna nuestras
repib.licas, devienen los conflicts en nuestras tierras latinoamericanas y la
multitud de guerras que nuestros pueblos han tenido que enfrentar; y, esto es
mas preocupante hoy, cuando el panorama de Am6rica Latina muestra various
conflicts en potencia que se desenvuelven atizados por la contienda de las
superpotencias en pos de la hegemonia mundial.
Asi, en sintesis vemos ante nuestros ojos como se agudiza la crisis del orden
reaccinario, la cual se present con graves perspectives en este aio de 1982.-
,Y cuil es actualmente la situaci6n del pueblo? Un campesinado con una
varias veces centenaria reivindicaci6n fundamental: "La tierra es para quien
la trabaja" que pese a su indesmayable lucha ain no logra satisfacerla; un cam-
pesinado 1a que en los iltimos veinte aflos se ha pretendido engafiar con tres
supuestas leyes de reform agraria, las que luego de aplicadas con rimboban-









te demagogia lo han dejado con su misma vieja sed de tierra insatisfecha. Un
proletariado que en larga lucha pujante arranca mendrugos salariales y conquis-
tas a sus explotadores para perderlos a trav6s de cada crisis econ6micq que la
sociedad padece; un proletariado que asi se debate en un siniestro circulo de
hierro y que hoy nuevamente se desenvuelve en la inagotable pugna por sala-
rios, jornada y condiciones de trabajo. Una pequefia burguesia de muy amplias
capas, como corresponde a un pais atrasado,,que ve destrozados sus suefios al
compis de la pauperizaci6n inexorable que el orden social imperante le impone.
Y una burguesia media, una burguesia national que d6bil y carente de capitals
se desenvuelve bainboleante y dual entire revoluci6n y contrarevoluci6n, mientras
cada nueva crisis la destroza y aplasta hasta los limits de la asfixia. Estas son
las cuatro classes que hist6ricamente conforman el pueblo en nuestro suelo, pero
de ellas es el campesinado la fuerza motriz principal en tanto que el proletariado
insurge y se desarrolla' como clase dirigente de nuestra revoluci6n; unidas las
dos conforman la alianza obrero-campesina, fnica base s6lida de classes de todo
frente revolucionario possible; a ella se une la pequefia burguesia y juntas las
tres, bajo direcci6n del proletariado, son el tronco constant del frente revolu-
cionario que no es tal si no es frente para la lucha armada y armaz6n de classes
para conformar el Nuevo Estado. Y esta s6lida uni6n, este s61ido frente, y co-
hesionado en cuanto la hegemonia la detenta firmemente el proletariado, se
sustenta en la alianza obrero-campesina y se forja y desarrolla pujante en la
fragua de la lucha armada, de la guerra de guerrillas, es a este frente de classes
al que se une unas veces la burguesia national para separarse otras, segun los
encrespados vientos de la lucha de classes.
Y este pueblo peruano, estas inmensas mayorias, estas masas verdaderas
creadoras de la historic, estas poderosas fuerzas productivas estan constrefiidas
por la persistencia de caducas relaciones sociales de explotaci6n que imponen
la desocupaci6n y el subempleo al 56.30/o de la poblaci6n econ6micamente
active, segfin sus propias estadisticas y que en el campo para sobrevivir someten
a la subocupaci6n a dos de cada tres campesinos. Asi el caduco sistema de
explotaci6n dominant destruye y sofrena las poderosas fuerzas creadoras del
pueblo, las (inicas fuerzas capaces de la mas profunda transformaci6n revolu-
cionaria que nuestra patria clama por largo tiempo. siniestro sistema destructor
que la reacci6n defiende a sangre y fuego en beneficio de terratenientes de viejo
y nuevo cufio, de grandes burgueses compradores o burocriticos y de su amo
el imperialismo yanqui que por cada d6lar que invierte nos extra cinco; siste-
ma podrido y sangriento que se mantiene por la opresi6n que impone el viejo Es-
tado reaccionario terrateniente-burocritico a trav6s de su aparato estatal, su
burocracia, sus fuerzas armadas, su justicia, sus carceles y su antigua y turbia
represi6n, pero prncipalmente a travis de sus fuerzas armadas y su acci6n re-
presiva verdadera column vertebral de la dictadura de clase imperante que do-
mina y acrecienta sus ganancias extraidas del sudor, esfuerzo y sangre de nues-
tro pueblo.








Pero quien dice explotaci6n y opresi6n, dice Estado, y quien dice Estado
dice classes, y quien dice classes dice lucha de classes, y quien dice lucha de classes,
dice lucha popular y, como los tiempos lo.comprueban hasta la saciedad, quien
dice lucha popular dice rebeli6n, lucha armada, guerra de guerrillas, como lo
esta mostrando hoy mismo nuestro propio continent. Y nuestro pueblo, como
todos los pueblos de la tierra, tiene su propia gran historic de lucha, jalonada con
su sangre y heroicidad, siendo mis estremecedora, turbulenta y grandiosa la li-
brada incansablemente por el campesinado, especialmente pobre a lo largo de los
siglos; baste aqui recorder que nuestra propia emancipaci6n republican se le-
vant6 sobre las grandes gestas armadas campesinas del siglo XVIII y que, nuestro
mismo siglo XX esti sellado por grandes luchas campesinas que giraron en torno
a los aflos veintes y sesentas, asi 6stas y la remecedora lucha del 63 son fuente de
extraordinarias experiencias, a la que necesariamente hay que ligar la lucha ar-
mada que condujera el MIR alli por el ailo 65, lucha que nos dej6 inapreciables
lecciones que todo revolucionario debe conocer. Sin embargo, es con la apari-
ci6n del-marxismo y del Partido Comunista que la brega campesina adquiere
toda su expresi6n revolucionaria, pues con el proletariado como dirigente a tra-
v6s de su Partido es como el campesinado encuentra y sigue el verdadero camino
para derrumbar el orden explotador existente, la guerra popular, la cumbre del
pensamiento military proletario que el Presidente Mao Tsetung estableciera.
Asi nuestro pueblo, como todo pueblo, se ha acufiado y avanzado en la vio-
lencia revolucionaria, es en ella, en sus diversas formas y gradaciones, que nues-
tro pueblo conquist6 reivindicaciones, derechos y libertades, pues nada le cay6
del cielo ni le fue dado, "malgrado lo que digan los traidores" todo lo conquist6
y denfedi6 en definitive con violencia revolucionaria; asi se conquistaron las ocho
horas, asi se conquistaron tierras y se retuvieron, asi se arrancaron derechos y
se derrumb6 tiranos. La violencia revolucionaria es, pues, esencia misma de
nuestro process hist6rico y si la emancipaci6n republican se gan6 con armas
en los campos de batalla, es ficil entender que el desarrollo y triunfo de la re-
voluci6n peruana, de nuestra revoluci6n democritica de la emancipaci6n del
pueblo y de la clase seri lograda inicamente a trav6s de la mis grandiosa guerra
revolucionaria de nuestro pueblo, alzando en armas a la masa a travds de la gue-
rra popular.
Y hoy nuestro heroico pueblo, heredero de tan rica historic y siguiendo la
gloriosa senda pugna y combat contra el nuevo gobierno reaccionario. Pugna
y combat en los campos contra los gamonales y gamonalillos, base del poder
estatal reaccionario en el agro; pugna y combat en las fibricas y las minas
contra sus explotadores y opresores; pugna y combat en la multitud de barria-
das lanzindose contra el hambre y la miseria; pugna y combat en las univer-
sidades y colegios por su necesidad de aprender y educarse; pugna y comba-
te en las ciudades pequeflas y medianas contra el asfixiante centralismo; pugna
y combat en la educaci6n, la ciencia y la cultural por sus indeclinables derechos
de nutrir su espiritu y despejar su mente; pugna y combat en las calls en de-








fensa de sus derechos y libertades conquistados, por libertad de pensamiento
de expresi6n, de organizaci6n, de reunion, de huelga y por cuanta conquista
arranc6 con su lucha y esfuerzo y que pese a estar estampadas en las leyes y
hasta en la propia Constituci6n del Estado se conculcan, cuestionan y niegan
las 24 horas del dia por la acci6n prepotente y abusiva de los poderosos y de
cualquier arribista encaramado en un cargo de autoridad, como corresponde
a la naturaleza del orden estatal existente y de quienes lo encabezan. Si, nues-
tro pueblo hoy mis conciente que ayer, mas politizado que ayer, mis orga-
nizado que ayer, mas firme y decidido que ayer por la gigantesca presencia his-
t6rica del proletariado guiado por el invicto marxismo-leninismo-maoismo
.que anna su mente y su mano, nuestro heroico pueblo combatiente se lanza a la
acci6n por mis que al hacerlo tenga que enfrentarse a la cachiporra, la bomba
y las balas y a las furiosas mesnadas de la reacci6n; y lo hace seguro de que la-
lucha tiempla, moviliza, organize, politiza y arma y prepare para las grandes
contiendas per venir. Y si algo estd aprendiendo nuestro pueblo, hoy mas que
ayer, es que la lucha de classes Ueva necesariamente a la lucha por el Poder y
que iste s6lo se conquista mediante la violencia revolucionaria que entire noso-
tros se especifica en guerra revolucionaria, en lucha armada, en guerra de gue-
rrillas, en guerra popular; que s6lo asi es possible la toma del Poder para la clase
y para el pueblo, que s6lo asi se levantara un Nuevo Estado y que s6lo asi
se Ilegard a instaurar la dictadura del proletariado para la gran y definitive trans-
formaci6n de la sociedad, para que al fin brille la luz inmarcesible del comu-
nismo en nuestra propia tierra. Y que hoy esto anida ya en las masas y en
el pueblo ,se ve palmariamente demostrado en como en campo y ciudad co-
mienzan a aplicar nuevamente la violencia para repeler la violencia reaccionaria
en defense de sus derechos; y, mis trascendente es atn y mis expresivo el apoyo
que brindan a la lucha armada, a la guerra de guerrillas que dirige el Partido,
que si bien todavia no alcanzan a comprenderla en su total dimension y ampli-
tud, pues esto require mayor desarrollo de la misma, la sabiduria de la acci6n
colectiva es plenamente capaz de avisorar que, en esas llamas que hoy comien-
zan presagiando las grandes hogueras armadas por venir, se plasma y brama la
esperanza concretada de su inexorable emancipaci6n.
Esta es, a nuestro modo marxista-leninista-maoistica, de entender, la si-
tuaci6n de la reacci6n y la situaci6n del pueblo; y en esta situaci6n contradic-
toria vemos los dos aspects concretos de la situaci6n revolucionaria hoyy su
forma de especificarse. Asi vemos manifiesta la situaci6n revolucionaria y ex-
presarse lo que Lenin entendia por tal: los de arriba no pueden seguir mandan-
do como ayer y los de abajo no quieren seguir viviendo como hasta hoy. En la
reacciin se ve la carencia de un precise y capaz de marchas y contramarchas que denotan falta de rumbo fijo, comprensi-.
ble derivaci6n de la falta de program uinico y menos realmente aceptado. En el
pueblo se avisora su firme y decidida march hacia la revoluci6n armada, su vo-
luntad de transformaci6n revolucionaria aunque, como limitaci6n, pueda expre-








sarse dominant; pero adn, si s6lo asi fuera, es bastante y bisico para encontrar
el buen camino pues, en buen y certero balance, es la propia lucha armada la que
abre en los hechos el camino de la lucha armada y asimismo va machacando con
hechos contundentes las ideas, el camino de la lucha armada en la propia mente
de los hombres como parte integrante de las masas y asi se incorpora a 6stas mis
y mis al gran camino de la guerra popular.
Tal es la cuesti6n concrete de la situaci6n revolucionaria en desarrollo hoy y
aqui, y a esto se ha llegado por dos cuestiones: 1) la lucha de classes en polari-
zaci6n y 2) la lucha armada que se desenvuelve como guerra de guerrillas surgida
del propio seno de la lucha de closes en el pais. La lucha de classes en polariza-
ci6n y su desarrollo como lucha armada han atizado mis ain la preexistente
situaci6n revolucionaria en desarrollo; y, asi hoy y en perspective, la situaci6n
revolucionaria en desarrollo mis caldeada en la actualidad estimulara mis la lu-
cha de classes y ambas-impulsarin fuertemente la lucha armada. Esta es, en sin-
tesis, la situaci6n actual del pueblo y de la reacci6n; 6sta hoy a travis del go-
bierno belaundista plantea el "pacto social" o la "concertaci6n" que no es sino
reedici6n de planteamientos del gobiemo anterior; pero la perspective del pue-
blo es una, apoyar la lucha armada,
Asi, en la actulidad y en su proyecci6n, la lucha de classes se polariza en;
concertaci6no apoyarla lucha armada: concertaci6n es bandera negra de la reac-
ci6n, apoyar la luchar armada es bandera roja del pueblo. Concertaci6n es ban-
dera de la reacci6n para atar al pueblo, como furgon de cola y, en t6rminos mas
restringidos, para aglutinar a tas contendientes facciones de la reacci6n y para
lograrlo usari todos los medios, tambi6n Ia represi6n pues el objetivo es mante-
ner su dominion y, en uiltimo tnrmino, la propia fuerza armada es carta que la
reacci6n guard en la manga para el moment oportuno. Apoyar la lucha ar-
mada es bandera roja del pueblo y es su necesaria perspective, pues para el pue-
blo concertaci6n es capitulaci6n; el camino del pueblo comienza a mostrarse
mas nitido y defiido cada vez; apoyar la lucha armada y desarrollarla, es el ini-
co camino hist6rico que corresponde transitar al pueblo, no hay otro; y apoyar
la luchar armada hoy es simplemente desarrollar la guerra de guerrillas.
Por todo lo dicho podemos concluir: SE ACENTUA LA CRISIS DEL OR-
DEN REACCIONARIO Y EL PUEBLO CLAMA POR LA REVOLUTION
ARMADA.

IV. DESARROLLEMOS LA GUERRA DE GUERRILLAS

El President Mao Tsetung ha escrito:
"La tarea central y la forma mis alta de toda revoluci6n es la toma del
Poder por medio de la Jucha armada, es decir, la soluci6n del problema
por medio de la guerra. Este revolucionario principio marxista-leninista
tiene validez universal, tanto en China como en los demis paises".








Y mas adelante dijo:
"Antes del estallido de una guerra, todas las organizaciones y luchas tie-
nen por finalidad prepararla. . DespuBs del estallido de una guerra, todas
las organizaciones y luchas se coordinan de modo director o indirecto con
la guerra 'i
El Partido Comunista del Per6, Partido de nuevo tipo marxista-leninista-
maoista fiel a sus principios y a su program, consciente de su misi6n hist6rica
como varguardia organizada del proletariado peruano, ha asumido su obliga-
ci6n de iniciar la lucha armada para pugnar por tomar el Poder para la clase
obrera y el pueblo y hoy desarrolla la guerra de guerrillas que, a trav6s de triun-
fos y reveses aleccionadores, extendiendo mis las vivas llamas armadas y enrai-
zindolas proftfndamente en el campesinado pobre principalmente, nos ha de
Ilevar a construir bases de apoyo revolucionarias plasinando en definitive el
invicto camino de la guerra popular.
Previamente el Partido hubo de reconstituirse. DespuBs de la expulsion de
Del Prado y compafiia, gonfalones del revisionismo en las filas partidarias, en
la IV. Conferencia Nacional, enero 64, entramos al largo y complejo process
de Reconstituci6n, acordado en la VI Conferencia de enero 69 que implicaba
hacer del Partido lastrado de revisionismo uno de nuevo tipo marxista-leninis-
ta-maoista. Cumplida esta ardua y gran tarea la IX Sesi6n Plenaria del Comite
Central, en 1979, acord6 iniciar la lucha armada.
Cumpliendo este hist6rico mandate, en mayo de 1980 se inici6 la lucha
armada enarbolando dos consignas fundamentals: iLucha armada! y iGo-
bierno de obreros y campesinos! Desde entonces nuestra acci6n se inici6, se de-
senvolvi6 como guerra de guerrillas y hoy, por acuerdo del Comit6 Central,
enero del 81, estamos en el Desarrollo de la guerra de guerrillas.
La lucha armada iniciada y dirigida absolutamente por el Partido es la conti-
nuaci6n de la lucha de classes del pueblo peruano, es la continuaci6n armada
de su lucha political y esti profundamente entroncada e indesligablemente
unida a las masas populares, principalmente al campesinado pobre. Las masas
son nuestra inica base y sustento, la fuente de nuestra pujanza y vigor; somos
firmes practicantes del gran principio de apoyamos en los propios esfuerzos;
asi como somos consecuentes y seguidores del internacionalismo proletario
enarbolando el inmortal lema de Marx y Engels: iProletarios de todos los
paises, unios!"; y como comunistas elevamos siempre al tope las tres grandes
banderas del marxismo-leninismo-maoismo; Marx, Lenin, Mao lo.cual nos de-
manda ser enemigos irreconciliables del revisionismo y de todo oportunismo;
y pugnando por la revoluci6n en nuestra patria servimos a la revoluci6n prole-
taria mundial que combat y combatiri hasta que brille el comunisrho sobre
toda la faz de la tierra.
La realidad revolucionaria muestra en el pais c6mo la lucha armada arde
victoribsa, c6mo la acci6n contrarrevolucionaria atiza nuestra lucha, como se









acentua la crisis del orden reaccionario y el pueblo clama por la revoluci6n
armada; asi, a nuestro heroico pueblo combatiente se le present una peren,
toria necesidad hist6rica; apoyar la lucha armada lo que hoy quiere decir Desa-
rrollar la guerra de guerrillas.
El Partido Comunista del Periu; el Partido que fundara Maridtegui; el Parti-
do reconstituido como Partido de nuevo tipo, marxista-leninista-maoista; el
Partido que en nuestra patria ha iniciado la lucha armada, y que a trav6s de
ventitin meses de plet6rica vida combatiente la desenvuelve hoy como guerra
de guerrillas; el Partido Comunista del Peril que ha izado contra el cielo las
rojas banderas de la rebeli6n, para servir a la emancipaci6n de la clase obrera
y del pueblo, llama al proletariado peruano; al campesinado pobre en especial
y a las masas populares del pais a asumir nuestro destiny hist6rico en nuestras
propias manos para derrumbar el caduco orden reaccionario imperante y
construir el nuevo orden social revolucionario que el pueblo clama y deman-
da.
iPueblo peruano! iObreros, campesinos, trabajadores, mujeres, j6venes,
intelectuales, apoyemos la lucha armada! iApoyemos el desarrollo de la guerra
de guerrillas!.
Pueblo peruano! Tu recia voz de trueno, embravecido comienza a expresar-
se en el lenguaje vibrant y purificador'de la violencia revolucionaria, de la lucha
armada y en acciones guerrilleras, en guerra de guerrillas vas plasmando hitos
de tu nueva historic, de tu historic definitive. El gran camino esti iniciado,
seri largo y dificil pero el triunfo decisive, pues "iSalvo el Poder, todo es
ilusi6n!".


COMITE CENTRAL
PARTIDO COMUNISTA DEL PERU

PERU, marzo 82










LA GUERRA SUCIA


EDITORIAL DE LA REVISTA DOCUMENTS

ARO 11-1986 Nos. 4 y 5
Setiembre y Octubre

Director:
ROGGER MERCADO U.

Fieles a nuestra conviccion ideolbgica y claros en nuestra posici6n political
no hemos vacilado jams en hacer las cosas, analizar los hechos y transmitir
nuestros criterios a las generaciones presents y futuras. Dentro de estas conside-
raciones ha primado siempre la actitud revolucionaria y frente a los aconteci-
mientos que hacen la historic de los pueblos nuestra posicibn ha estado al lado
de los que combatieron y combaten realmente por un mundo mejor. Siempre
hemos dicho todo cuanto teniamos que decir y lo seguiremos diciendo igual-
mente, sin temores ni tapujos. Nuestra lucha ha sido y sera sin transigencias de
ninguna especie.

Es por eso que ahora al senalar responsabilidades no hemos vacilado en
denunciar ante el mundo a los autores del GENOCIDIO cometido contra los
prisioneros de guerra pertenecientes al Partido Comunista del Peri; y para
mejor precisar los hechos tal cual han acontecido nunca mejor oportunidad que
la de transcribir las declaraciones del Secretario General de dicho partido, Dr.
Abimael Guzman Reynoso, que el NUEVO DIARIO las publicara como una
brillante primicia periodistica. Pues, dichas declaraciones por su oportunidad y
trascendencia hist6rica asumen una importancia extraordinaria, mientras los
escribidores a sueldo o mantenidos con el erario public se desgahitan espe-
tando babas y odio contra los que como el NUEVO DIARIO nos acompaian
en decir la verdad y todo cuanto sirva para que la nueva historic del Peri no se
escriba sobre un debil andamiaje de entelequias y de falsedades.

R.M.U.












EL GENOCIDIO APRISTA


Cuando sucedi6 aquella barbarie del afo 32, es decir cuando los
apristas asesinaron a los prisioneros militares en la Carcel Central de
Trujillo despues de la fallida Revoluci6n comandada por Manuel
Barreto Risco, Remigio Esquivel Diestra y Delfin Montoya, todo el
mundo crey6 que verdaderamente se trataba de los EXCESOS
de una turba incontrolada, cuyo revanchismo se materialize en la
massacre de la Carcel, al encontrarse sin direcci6n y sin comandos
(En la lucha habia caido en primera linea aquella trilogia de obreros
que pretendi6 romper por la acci6n armada las cadenas de la tirania
impuesta por las classes dominantes a travis de Luis M. Sinchez
Cerro).
A pesar que por tan gravisimos errors, que s6lo la historic puede
absolver o condenar, los apristas pagaran el mis elevado precio en
vidas seiss mil fusilados en las ruinas de Chan Chan cuyos cadiveres
insepultos y diseminados saturaban los aires con el hedor de sangre
y putrefacci6n), parece que de nada les ha servido la lecci6n. A penas
Ilegaron al gobierno encendieron la luz verde al crimen y en la forma
mis abominable permitieron la matanza y el achicharramiento de
treinta y seis press politicos pertenecientes al Partido Comunista
del Peri, mis comunmente conocido como SENDERO LUMINOSO.
Alguna vez el extinto Jefe Miximo habia hablado de los "chicha-
rrones gigantes", pero.jamis alguien se imagine que a su muerte sus
discipulos prefirieran los pequefios chicharrones del pueblo. Las
personas que fueron incendiadas en el pabell6n "Britinico" del
Penal de Lurigancho fueron humildes hijos del pueblo que por sus
convicciones ideol6gicas y por sus ideales estaban purgando deten-
ci6n preventive para su enjuiciamiento. Contra ellos se dispuso la
represi6n sanguienta que termin6 consumandose en el primer geno-
cidio corietido por este gobierno "nacionalista, popular y revolu-
cionario". Y si en verdad lo hubo dentro de las victims algunos
elements comprometidos con actos de terro'rismo, ademis del
amotinamiento, correspondia a las autoridades judiciales su proce-
samiento antes de encenderle la luz verde al asesinato mis bitupera-
ble que hasta ese entonces haya registrado nuestra historic.
No obstante la desverguenza y el repudio mundial sobre estos
hechos la political antisubversiva del regimen no pudo apartarse de






la political general del exterminio impuesta por los imperialistas.
Poco tiempo despues un Comando military, por ordenes express,
borr6 del mapa a dos poblados campesinos: Chapi y Sacharaccay.
En aquellos parajes alejados del Peri civilizado, del Perui Oficial, un
teniente de Ej6rcito, el tristemente celebre teniente Hurtado,
masacr6 criminalmente a nifios, mujeres y ancianos. La cifra nunca
fue determinada oficialmente pero los hechos no pudieron ocultarse.
Sin embargo el gobierno pretendi6 sacudirse de la sangre salpicada
por los matadores y en la mis burda parodia de justicia permiti6
que el caso fuera ventilado por los jueces de la misma rama que
apret6 el gatillo. Este horripilante hecho constitute el segundo
genocidio cometido durante el regimen aprista del afio 1986.
Pero aci solo estamos hablando de los genocidios. Esto no supone
que olvidemos la multiplicidad de atropellos y de crimenes en la
continuidad del ejercicio de una brutal political antisubversiva,
heredada y aplicada por el gobiero aprista del Sr. Garcia. Pese al
parametraje voluntario de los medios de comunicaci6n, hay sucesos
que han traspuesto las barreras del silencio y han llegado a otras
parts del mundo como un estigma revelador del desgobiero y de la
injusticia en la que continue hundido nuestro pueblo. A ciencia
cierta no sabemos quienes gobieman realmente en el Perii; si el
partido aprista, el aprista Alin Garcia y sus amigos o los imperialistas
a trav6s de las Fuerzas. Armadas. Durante el afio transcurrido hemos
venido de desastre en desastre. Lo mis sustantivo para la vida de la
poblaci6n, el empleo y la alimentaci6n, han sufrido los mis duros
azotes; a pesar de la demagogia y del perogrullaje presidential sobre
el control de la inflaci6n, han subido los precious de todos los articu-
Slos de primera necesidad. No existe ama de casa que no expresa su
descontento por esta political gubemamental, tanto que poco falta
para que empiecen a sonar las ollas y los plates vacios por las calls
marchando a la vanguardia del enorme ejercito de desocupados.
A todo esto se le quiere ahogar a sangre y fuego, como si verdadera-
mente sirviera para salvar al pais de la crisis structural por la que
atraviesa. No se quiere entender que nuestra crisis es una crisis del
sistema frente a la que se alzaron en armas siempre los hombres y
mujeres del pueblo cuyos intereses son ajenos a los intereses de la
burguesia y del imperialismo. Se alzaron los pobres de la ciudad y
del campo y seguirAn alzindose todos los oprimidos de la tierra.
Nunca en la historic universal el GENOCIDIO fue el arma para con-
tener el advance arrollador de un pueblo que lucha por su liberaci6n
definitive. En cambio el GENOCIDIO es la mis clara expresi6n de la
demencia y la bestialidad que siempre ha precipitado la caida de
todos los tiranos y criminals de lesa humanidad.








Despues de

ametrallarlos

incendiaron

las casas con

los

moribundos

en su interior



Estamos perfectamente convencidos que los asesinatos, las torturas, las violaciones,
los robos, la desaparici6n de personas, las ejecuciones sin process, en fin, toda la gama de
crfmenes que hasta ahora se viene dando en la region de Ayacucho y en algunas otras *
parties del territorio national, no han empezado con el actual gobiemo. Pero ingenua y
cobarde seria la actitud de silenciar su continuidad en el period presidential del senior
Garcfa Pdrez, en el que, tal vez con mayor refinamiento pero con igual saila, estos actos
que averguenzan a la Naci6n y al mundo civilizado, se vienen repitiendo como un hecho
natural cual si estarfamos bajo el azote innominioso de la demencia hitleriana.
Nadie tampoco ignore que la violencia generada por la lucha armada iniciada por el
Partido Comunista SENDERO LUMINOSO haya llegado al extreme de desequilibrar la
paciencia de los gobernantes (pese a las palomas blancas soltadas al inicio de su mandate);
pero de ahf a concebir la sola idea de convenir con las imposiciones castrences para
Arremeter con centuplicidad la violencia, nos parece algo mAs que inseguridad en
el gobierno, ya que el Poder -por lo que se ve- continda y continuara en manos de
quienes adn no ganan la batalla con Sendero.
Pero todo esto -por doloroso y vergonzante que es- no ayudara jams a sacar al
pa/s de su atolladero ni much menos lograra disuadir a los que -como Sendero- estin
dispuestos a morir de pie antes que continuar viviendo de rodillas. Lo peor de todo
es que quienes se dicen defensores de la ley, el orden y la democracia, permitiendo actos
como los que insertamos trancribiendo la denuncia del Presidente del FRENTE DE
DEFENSA DEL PUEBLO DE AYACUCHO, sean herederos de dolores tan lacerantes
como el fusilamiento de los ocho marineritos y de los seis mil mirtires de Chan Chan.
Creemos que para verguenza en nuestra historic es suficiente con los actos de la guerra
con Chile; allf deberia haber quedado sepultada la barbarie del soldado.
77







I nfo r m


Sr. Fiscal Superior Decano:
MARIO E. CAVALCANTI GAMBOA, Abogado con
Reg. en el CAA. No. 84, studio en el Jr. Cusco No. 247, L.E.
No. 28222453, PRESIDENT DEL FRENTE DE DEFENSE
DEL PUEBLO DE AYACUCHO, ante Ud. digo:
En nombre y representaci6n del FRENTE DE DEFENSA
DEL PUEBLO. DE AYACUCHO y de conformidad con lo
dispuesto en el art. 2 del C.P.P. a fin de que su despacho proce-
da conforme a las atribuciones que le confiere el D. Legislati-
vo No. 52, especialmente en lo que respect a los arts. 6 y 11,
FORMULO LA PRESENT DENUNCIA CONTRA:
EL COMANDANTE EP. JEFE DE LA BASE MILITARY
DE CANGALLO de apellido LEON.
EL COMANDANTE EP. JEFE DE LA BASE MILITARY
DE HUANCAPI, de apellido Balarezo.
EL TENIENTE EP, de la misma Base, de apellido BAR-
BOZA.
EL TENIENTE EP. JEFE DE LA BASE MILITARY DE
HUALLA, cuyo nombre, se ignora, por la comisi6n de los
delitos de: HOMICIDIO CALIFICADO POR LA MODALI-
DAD DE INCENDIO en agravio de VICTOR PARIONA
PALOMINO y ALEJANDRO ECHACCAYA, HONOR
SEXUAL, LESIONES GRAVES, CONTRA EL PATRIMONIO
CONTRA LA LIBERTAD INDIVIDUAL y ABUSO DE
AUTOfRIDAD en agravio de las personas cuyos nombres se
detallan a continuaci6n. Los hechos son los siguientes:
ANTECEDENTES: Como es de dominio piblico, el Depar-
tamento de Ayacucho se halla con las garantias suspendidas
de conformidad con lo dispuesto en el art. 231, Inc. a) de la
Constituci6n political del Estado, vale decir los derechos cons-
titucionales relatives a la libertad y Seguridad personales, la
inviolabilidad de domicilio, la libertad de reunion y de libre
transito a que se refieren los Incs. 7, 9 y 10 del art. 2 y el Inc.
20-g de la Carta Magna.
De otro lado, LAS FUERZAS ARMADAS se hallan a cargo
de la Defensa y Control interno, conforme a las atribuciones
que le confiere la misma Constituci6n, en el Cap(tulo XIII
del Titulo IV de la Constituci6n polftica del Estado. EN
NINGUNA DE DICHAS DISPOSICIONES SE FACULTA A
EFECTIVOS DE LAS FUERZAS ARMADAS O AUXILIA-
RES, COMETER DELITOS IMPUNEMENTE por lo que,
habiendo Ilegado a la Capital del Departamento comisiones de
pobladores de Huancapi, Caoyara y otros distritos aledaiios






PARA TESTIMONIAR HECHOS DELICTUOSOS en agravio
de una series de personas cometidas por efectivos del Ej6rcito,
fundamentalmente de las bases militares de Huancapi y Hualla,
en coordinaci6n de la Base de Cangallo que permit tales actos,
me veo en la imperiosa necesidad de formular esta denuncia
contra los efectivos del Ej6rcito mencionados y LOS QUE
RESULTEN RESPONSABLES, para que se les sancione
conforme a ley, en el fuero comGn, por cuanto los hechos
cometidos realizaron en agravio de humildes campesinos
civiles o mujeres, tambien de condici6n humilde, tipific&ndose
como delitos comunes, no cometidos en actos de servicio.
Estos delitos han venido, segOn informan los agraviados,
cometi6ndose desde la fecha en que se han instalado las bases
militares, habiendose agravado en los iltimos meses. Anterior-
mente, los agraviados y familiares, soportaron estoicamente los
abuses, por temor a las represalias, ya que se han visto casos
de que, quienes osaron denunciar alguna vez, ellos mismos o
sus familiares, de inmediato pasaron a la lista negra, como
supuestos terrorists, siendo v(ctimas de todo tipo de atrope-
Ilos, all( que, esta vez, acudieron al FRENTE DE DEFENSA
DEL PUEBLO para que intervenga en defense de sus derechos
impunemente pisoteados hasta la fecha. De procederse a una
investigaci6n judicial, como debe hacerse conforme a ley, los
agraviados estAn dispuestos a fundamental y ampliar los
hechos de la denuncia, siempre que existan garantfas para
ellos y principalmente el retire inmediato de los autores, lo
que se solicitar6 en otro nivel.
Los casos que se ha recibido como denuncias verbales en
la mayor(a de ellos y otros en forma escrita, son los siguientes:
HOMICIDIO CALIFICADO por la modalidad de incendio.
Se dice que se ha cometido el dfa 28 de abril (ltimo, en el
lugar denominado PIRHUACHO, por efectivos del Ejercito
procedentes de Huancapi, en horas del dfa, existiendo testigos
presenciales del hecho. Los agraviados VICTOR PARIONA
PALOMINO y ALEJANDRO ECHACCAYA, el primero
natural y vecino de Cayara, de unos 35 aros de edad, traba-
jador de la Irrigaci6n Colca, con esposa e hijos, detenido el
mismo d(a de su domicilio y conducido de Cayara a Huanca-
pi. El segundo, de 48 afios, con esposa e hijos. Anteriormente
hab(a sido detenido por efectivos de la Base de Hualla entire
los dias 8 o 9 de abril, torturado hasta quedar mal herido,
tambidn es natural de Cayara. El dfa 28 de abril habfa estado
retornando de Huancapi a donde acudi6 para someterse a
tratamiento m6dico a ra(z de las torturas recibidas d(as atris.
Por desgracia se encontr6 en el trayecto con efectivos del
Ejercito que conducfan a Vfctor Pariona de Cayara. AMBOS
FUERON ROCIADOS CON GASOLINE, luego de ser envuel-
tos con frazadas, pereciendo ambos en el moment y lugar.







VIOLACIONES SEXUALES. Las tropas de las bases de
Huancapi, Hualla, Colca y Cangallo, en las veces que incursio-
nan a las comunidades o distritos, COMETEN LAS VIOLA-
CIONES sexuales en agravio de menores de edad, mujeres
casadas, gestantes y hasta ancianas o invAlidas. Como muestra
de MUCHOS OTROS COMETIDOS y no denunciados por
pudor o temor a represalias, se citan los siguientes:

El dfa 9 de febrero del present aio, fueron violadas doiia
Maximiliana Apari, de 36 aios de Cayara, madre de 5 hijos,
por soldados que le subieron a un cami6n. Su menor hija
JESUSA HERMELINDA PALOMINO APARI, de 17 aios de
edad, fu6 violada tambi6n el mismo dia, por los mismos sol-
dados del EP que le alcanzaron cerca al cementerio de Cayara,
cuando estaba escapando.-

VIOLACIONES EN EL MES DE ABRIL de 1986.
PRISCILA GARCIA ORE, de 15 o 16 afos de edad, fu6
violada en Cayara encontrandose en gestaci6n de 5 meses
aproximadamente, por efectivos del Ejdrcito procedentes de la
Base de Hualla el dfa 9 de abril Oltimo.
DIA 21 de abril de 1986. Este dfa fueron violadas las siguien-
tes mujeres:
FAUSTINA SUAREZ AEDO, de 30 aios de edad, madre
de 5 hijos, en Cayara.
ANGELICA PALOMINO DE LA CRUZ, de 32 aios,
casada, en Cayara.
FLORA PALOMINO MALDONADO, de 15 aios de edad,
alumna del Colegio de Cayara, en este mismo lugar.
FORTUNATE SUAREZ APARI de 13 afos de edad,
tambidn alumna de la Escuela de Cayara, y la anciana,
PAULINA 0 PAULA TELLO, cuyo apellido materno se
desconoce, de 72 aios de edad, tambi6n en Cayara. Se dice que
estas violaciones las cometieron efectivos del Ejercito de Hualla,
haciendose present que a la localidad de Cayara van frecuen-
temente soldados de Huancapi y Hualla indistintamente, come-
tiendo toda clase de atropellos como si estuvieran compi-
tiendo.
DIA 27 de abril de 1986. Este dfa incursionaron efectivos de
Huancapi, cometiendo entire otros, las siguientes violaciones:
De LA INVALIDA GLORIA GARCIA BAUTISTA, de 20
aios de edad, en la localidad-de Erusco, cerca a Cayara. Esta
invalida, es tullida, se arrastra por el suelo para trasladarse.
Sus gritos de auxilio no fueron escuchados.
El mismo dfa 27 de abril, VIOLARON a JULIA PALO-
MINO, esposa de Angel Tinco, en Cayara. Su esposo, logr6
fugarse porque temia ser torturado otra vez; anteriormente,
hab(a sido detenido, torturado y puesto en libertad. Al no






encontrar a su esposo, los soldados violaron a su esposa que
tiene 27 afios de edad.
TORTURADOS O LESIONADOS
En la misma ciudad de Huancapi o, en cada incursion en
distritos, efectivos del Ejdrcito detienen a todo var6n que
encuentren o los que tienen en su lista, elaborado en base a
cualquier pretexto o por denuncia de enemigos personales.
Los detenidos son torturados en el mismo lugar, en las bases
de donde proceden las patrullas o en la Base de Huancapi.
Se tiene conocimiento que algunos han muerto a consecuencia
de las torturas y otros se encuentran invdlidos, tales son los
casos de:
En el alio 1985, murieron a consecuencia de torturas:
JULIAN CHANCOS natural y vecino de Huancapi. Igualmente
muri6 a consecuencia de torturas MARINO SUAREZ, natural
de Cayara. Su fallecimiento ocurri6 en el Hospital Centro de
Salud de Huancapi.
En el present aio 1986; falleci6 Teodora Fonseca, de 45
alos, en su domicilio de Huancapi. Se dice que previamente
habia sido violada y golpeada por soldados ebrios.
VITERBO QUISPE y DIOSDADO ANCCO, vecinos de
Huancapi, se hallan invalidos a rafz de torturas. Actualmente
se ehcuentran en Huancapi. El iltimo de los mencionados,
encontrAndose un poco ebrio, protest por los maltratos del
detenido Mamerto Huamanf Chillcce, el dfa 27 de abril l0timo.
CESINIO BAUTISTA, fu6 detenido, torturado y colgado
delante de su esposa e hijos en Cayara. Actualmente se en-
cuentra muy mal de salud.

DETENIDOS Y DESAPARECIDOS
En Cayara han sido detenidos los dias 9 y 27 de abril
iltimo, los siguientes:
1. Te6filo Choccia Sulca, de 29 alios, trabajador de la irriga-
ci6n Colca.
2. Julio Torres de 29 aios igualmente trabajador de la Irriga,
ci6n Colca.
3. FdJix Noa, de 27 aflos, tambi6n trabajador de la Irrigaci6n
de Colca.
4. Germhn Huaman( de 56 afios de edad.
5. Wenceslao Palomino, de 18 afos de edad, estudiante
Colegio Cayara.
6. Marcial De la Cruz, de 27 afios de edad, capataz, cuadriila
de Cayara.
7. Cleto Echaccaya, de 25 alos.
8. Herm6genes Suarez, de 48 aios, estos 6ltimos campesinos
de Cayara.
9. Justineano Tinco, de 25 aios, alumno del colegio de Ca-
yara.






GENARO JAYO NOA. Secretario del Concejo Municipal
de Cayara que funciona en la localidad de Huancapi, por no
existir garantfas en Cayara. Fue detenido el d(a 10 de abril de
1986, por efectivos del Ejercito, siendo hrs. 8 de la noche
aproximadamente. Conducido a la base military, NO SE SABE
SU PARADERO HASTA LA FECHA.
MAMERO HUAMANI CHILLCCE. Detenido al amanecer
al d(a 27 de abril en su domicilio de Huancapi, siendo hrs.
1 a.m. aproximadamente, fue golpeado en su propio domi-
cilio, conducido a la Base military y luego devuelto a su domi-
cilio a hrs. 10 a.m. del dia 27, golpeado nuevamente delante
de muchas personas, en mal estado de salud fu6 atado.al
caballo mediante una soga y arrastrado a la altura del Estadio
Municipal de Huancapi, conducido luego semimuerto, a la
base de Huancapi, NO SE SABE DE SU ESTADO DE SALUD,
se halla detenido hasta la fecha. Al incursionar a su domicilio,
en horas de la noche, SUSTRAJERON MAS DE CUARENTA
MILLONES DE SOLES, que tenfa guardado en su condici6n
de tesorero en las obras de la Reprdsa de Tinca, dejando s6lo
la suma de cuatro millones, para sostener que no sustrajeron.
Es Secretario del Concejo de Huancapi. Tanto Genaro Jayo
Nora como Mamerto Huamanf Chillce, son de las filas de
Izquierda Unida.
MARIANO CHOCCNA.- Padre de Te6filo Choccha Sulca,
fue detenido el d(a 9 de abril en Cayara, cuando estaba deteni-
do su hijo habia pagado como rescate 1 toro. Se dice que el
dia 23 de abril, con motive del cumplealios de uno de los
Tenientes denunciados de la Base de Huancapi, este toro.fue
beneficiado. Se dice que fu6 traido a Ayacucho y se desconoce
de su paradero.

SAQUEO E INCENDIO DE VIVIENDAS
En la localidad de Chihuinsa, cercanfas de Cayara, entire
los dias 9 y 10 de abril iltimo, quemaron 3 casas; anterior-
mente, en 1985, habfan quemado 8 casas, en una de ellas a
3 personas, siendo una de ellas una mujer.
LA CASA DE TEOFILO CHOCCNA fue saqueada entire los
dias 7 y 8 de Abril iltimo, por efectivos del Ejercito, so
pretexto de ser "almac6n de terrucos". Las mercaderfas
fueron vendidas descaradamente por soldados en la localidad
de Huancapi. El agraviado estaba reuniendo mercaderfas en su
casa para abrir una tienda.
El 9 de abril, saquearon tambidn la casa de Vidal Cris6s-
tomo en la localidad de Cayara. Su casa estaba cerrada, porque
e1, se encontraba en Lima y su esposa en una reunion social.
El d(a 24 de abril, saquearon la casa de HerAclides Chancos,
en la misma ciudad de Huancapi, luego de-concentrar la po-
blaci6n en el Estadio Municipal de Huancapi, en pleno d(a.






Estando detenido Genaro Jayo Noa, el dfa 27 de abril,
saquearon su casa de Huancapi.

EXTORSION Y RESCATE DE DETENIDOS
Cuando son detenidos, sus efectos personales son aprove-
chados por los soldados. Las casas que incursionan so pretexto
de bisqueda de pruebas que comprometan como subversivos,
objetos de valor son apropiados por efectivos del Ejdrcito.
Algunos detenidos han pagado hasta reses para obtener su
libertad, tal es el caso de Mariano Choccria que pag6 1 toro y
Pedro Palomino, igualmente ha pagado otro toro. Ambos son
de Cayara, pero los pagos lo efectuaron al destacamento de
Huancapi.
Las denuncias sobre robos de animals menores que son
abaleados por efectivos del Ejercito, son innumerables, pues
al parecer los soldados se han acostumbrado a abalear a los
chanchos, cabras, etc. as( como gallinas.

ABUSOS EN AGRAVIO DE AUTORIDADES
Las autoridades son principalmente intimidados. El Juez de
Primera Instancia de Vfctor Fajardo, el Fiscal Provincial y el
Alcalde de la misma Provincia as( como el Juez de Paz, pueden
testimoniar actos de intimidaci6n y faltas de respeto en el
ejercicio de sus cargos. El Dr. Fortunate Pino Canales, Juez
de Primera Instancia de Huancapi, Capital de la Provincia de
Victor Fajardo, ha denunciado ante el Presidente de la Corte
Superior de Justicia de Ayacucho, los siguientes hechos:
1. El dfa 20 de abril Oltimo, a medianoche le obligaron a le-
vantarse a practicar levantamiento de cadaver de un soldado
muerto en la Base military; para hacerlo, casi rompieron a
patadas su puerta.
2. El dfa 24 del mismo mes, siendo hrs. 5.30 a.m. fud sacado
de su domicilio y registrado el mismo por efectivos del
Ejercito, conducido al Estadio Municipal, estuvo en calidad
de detenido hasta la 1 p.m. Al incursionar en su domicilio
le injuriaron e incautaron sus libros.
LA UNICA AUTORIDAD que estS de acuerdo con los
actos de los militares, los apoya y hasta los alienta es el
SUBPREFECTO DE LA PROVINCIA Sr. Sixto Porras.


SIMULARON ATAQUE SENDERISTA
Todos los Huancapinos han aclarado, con relaci6n al
supuesto ataque senderista a la Base Militar de Huancapi que
ocurri6'el 20 de abril 01timo ante el suscrito, con motive de su
viaje el dfa 22 del mismo a la misma localidad de Huancapi en
el sentido de que dicho ataque fud simulado por efectivos del






Ej6rcito para encubrir la muerte de un soldado por causes
ajenas al "ataque". Aquel ,fa, estuvieron libando licor efec-
tivos del Ejdrcito luego de un partido de fulbito entire $stos y
Civiles. En horas de la noche, se habrfa producido un incident
entire soldados ebrios motivando la muerte de uno de ellos.
Para encubrir ese hecho, simularon un ataque disparando sus
armas durante cerca a dos horas. Al d(a siguiente, en horas de
la mafrana detuvieron unas 35 personas entire las que transita-
ban en las calls de la ciudad. Los que protestaron aduciendo
que los responsables eran ellos, se dice que fueron conducidos
al Cuartel de esta ciudad. Se difundi6 la noticia de que el
soldado habla muerto en ataque senderista, en los medios de
informaci6n.




UNA DE LAS ULTIMS VIOLACIONES SEXUALES
La violaci6n de la menor ELSA QUISPE CANALES, de
11 afios de edad, hija de Enrique Quispe y de Efrocinia Canales
ocurri6 el 24 de abril Oltimo, en la misma localidad de Huan-
capi, siendo denunciado ante la Fiscalia Provincial del lugar,
encontr6ndose en investigaci6n.

Sr. Fiscal:
Los hechos delictuosos enumerados anteriormente, son
simples muestras de los muchos que se han cometido en
agravio de humildes campesinos o campesinas de las localida-
des de Huancapi y Cayara. En muchos otros pueblos, los
abuses y atropellos que cometen los miembros del EjBrcito,
deben ser incontables; por ello, requieren de la inmediata
intervenci6n de las autoridades judiciales para su investigaci6n
y sanci6n de los responsables. Si los soldados del Ej6rcito
cometen estos atropellos es porque sus Jefes y Oficiales los
consienten y tal vez los alienten. El honor del glorioso Ej6r-
cito Peruano ha sido puesto en tela de juicio por un grupo de
malos militares que estan aprovechando el Estado de
Emergencia no para imponer el orden y la legalidad, sino para
trasgredir las leyes y cometer toda clase de abusos, fomentan-
do la zozobra, incitando tal vez indirectamente la violencia.
Su despacho, para la identificaci6n previa con los nombres
completes de los denunciados, se servirS solicitar las informa-
ciones pertinentes a los mandos militares.
Los delitos denunciados estan previstos y penados en los
arts. 152, 197, 199, 165, 238, 222 y 337 del C.P.

OTRO SI DIGO: En calidad de prueba que corrobora la
denuncia, se adjunta dos denuncias sobre casos de abuses y







detenci6n, con sus acompaiados. S(rvase tener present.
Por lo expuesto:
Sfrvase Ud. Sr. Fiscal Superior, admitir la present denun-
cia, tramitarla conforme a ley, que el Pueblo de Ayacucho le
agradecer6.
Ayacucho, 5 de mayo de 1986.

Mario E. Cavalcanti Gamboa
Abogado


UN SELL
FRENTE DE DEFENSE DEL PUEBLO
PRESIDENT
UN SELL
MINISTERIO PUBLIC
FISCALIA SUPERIOR AYACUCHO
Recibido el 5 de mayo de 1986


DE AYACUCHO











EL BARBARO GENOCIDIO DEL 18 DE JUNIOR DE 1986


El mundo entero se ha horrorizado ante el genocidio perpetrado
por el gobierno aprista del Peri. Se han remordido hasta las mis
desaprensivas conciencias del anticomunismo y del mis elemental
primitivismo politico y human. Para ludibrio national, los "dem6-
cratas" se han rasgado sus mas intimas vestiduras para dejar al des-
cubierto de lo que son capaces quienes por mantenerse en el Gobier-
no no les importa caminar sobre cadiveres.
Por mas que se diga y se pretend justificar los asesinatos, por el
mantenimiento del principio de autoridad, lo acontecido en los
penales de El Front6n, Lurigancho y Santa Barbara escapan a todo
sentimiento human pocas veces visto desde que, los mismos apristas,
lo cometieran con los prisioneros militares en la Circel de Trujillo
o en el pabell6n "Britanico" de Lurigancho. Estos hechos son
muestras mequivocas del odio y el desquite, pareja a la bestialidad
cavernicola de los matadores de oficio, y de quienes creen que
aplicando la Ley de Tali6n van a poder solucionar los graves proble-
mas que acosan a la Naci6n entera; motivaci6n innegable por la que
se alz6 en armas el Partido Comunista del Per6, SENDERO LUMI-
NOSO.
El asesinato -colectivo o individual- no es el cauterio para curar
el cuerpo enfermo de la Patria. Lo hemos expresado en una y otra
oportunidad, y, precisamente, refiri6ndonos a las acciones violentis-
tas de SENDERO. Creemos que unas cuantas bombas y unas cuantas
balas no van ha cambiar el rumbo definitive de la historic, pero
tampoco aceptamos que el finico camino para alcanzar ese cambio
sea el de la conciliaci6n para la defense de un orden social y econ6-
mico hist6ricamente injusto.
Frente a los sucesos de sangre y horror en los penales y frente al
genocidio de los press politicos, consideramos que tales hechos no
son ajenos a la political genocide del Pentigono y a la demencia
criminal de Reagan, impuesta a trav6s de sus ejecutores militares.
Lo lamentable es que quien encendiera la luz verde al crimen-sea,
justamente, el Presidente del Peru.







La noticia transmitida al mundo civilizado:


EL PRESIDENT APRISTA DIO LUZ VERDE AL ANTICO-
MUNISMO. BARBARO GENOCIDIO CON LOS PRESS POLI-
TICOS EN EL PERU. LOS BOMBARDEARON POR TIERRA,
LOS ULTIMARON DESDE EL AIRE Y LOS ASESINARON
AL RENDIRSE, POR ORDEN DE LA FF.AA.

Prensa Peruana (PP) Lima, 19 de junio de 1986. (RMU)
Los press politicos pertenecientes al Partido Comunista del
Perui, Sendero Luminoso, detenidos sin process ventilado desde hace
mis de cinco afnos y recluidos en los centros penitenciarios de El
Front6n, Lurigancho y Santa Barbara, cuyas cifras ascienden a mis
de medio miller, fueron birbaramente masacrados por la Infanteria
de Marina, el Ejercito y la Policia, bajo el mando Supremo del
President del Peru, Alin Garcia P6rez.
Con hechos mas crueles que los de la misma guerra traditional las
FF.AA. mataron una cifra indeterminada de prisioneros que bordea
aproximadamente la totalidad de los reclusos hacinados en los
mencionados centros penales, en los cuales se habian amotinado
veinticuatro horas antes debido a la desatenci6n de las autoridades
frente a sus reclamaciones concernientes a un trato mis humanitario
acorde al respeto de los derechos humans, a la celeridad en sus pro-
cesos, al regimen alimentario, al rol de visits y al no traslado al
nuevo local construido iltimamente para press de alta peligrosidad
ya sentenciados. Las tropas, por mandate expreso del Primer Presi-
dente aprista que ha Ilegado a gobemar el pais despubs de sesenta
aiios de "martirologio", ingresaron a sangre y fuego demoliendo
los locales sobre los indefensos cuerpos de los press.
La matanza dur6 mas de ocho horas consecutivas, rematando a los
heridos y asesinando a los que se rendian con los brazos en alto.
De los doscientos cincuenta detenidos en el Front6n quedaron
treinta hombres mal heridos comino sobrevivientes. En el penal de
mujeres han desaparecido mis de veinte y en el de Lurigancho la
cifra sobrepasa los doscientos. El informed official disminuye la cifra
que s61o puede precisarse comprobando los registros en el Instituto
Penitenciario, cerrado para los hombres de prensa.

El Comentario
El Nuevo Diario, vocero oficioso de la izquierda legal, tres dias
antes habia denunciado la existencia de un complot para asesinar a






los press politicos. En su primera plana y a grandes titulares el
peri6dico alertaba a la opinion piblica que se preparaba un genocidio
presionado por la marina de guerra, sindicando al Ministro de esa
arma como responsible. Un dia despues se informaba sobre las
torturas a la estudiante de Derecho comprometida con el atentado
al Secretario de Organizaci6n del Apra en el que perdieran la vida
tres de sus acompafiantes; a la vez destacaba las declaraciones del
Ingeniero Diaz Martinez, inculpado por delitos de terrorism y
sindicado como miembro prominent de la Direcci6n de Sendero
Luminoso, quien manifest al tribunal que lo juzgaba en esos mo-
mentos el peligro que corria la vida de los prisioneros constantemen-
te amenazados por las fuerzas policiales encargadas de su custodia,
pidiendo garantias para su vida y las de sus compafieros, a lo que el
Tribunal accedi6 formalmente.
El peri6dico fue requisado y en esa misma noche el mis ventral
de los plumiferos de la reacci6n, visceralmente anticomunista,
Manuel D'Ornellas, escribidor de EXPRESO, prestando declaracio-
nes a la TV manifestaba "su" desacuerdo con las contemplaciones
del gobiemo a los "delincuentes subversivos". Para este individuo que
opera como vocero de la derecha mas cavernaria del Peri, los deteni-
dos -no juzgados ni sentenciados ain- deberian ser encerrados de por
vida s6lo por el hecho de ser miembros de Sendero Luminoso.
Pareja a estos acontecimientos el Apra debia inaugurar un Congre-
so mis de la Internacional Socialista para lo que habian puesto
inusitado interns. Los reclusos politicos, en acci6n coordinada, se
amotinaron tomando algunos rehenes para exigir al gobierno el
cumplimiento de su ofrecimiento al respeto de sus derechos no
perdidos aun en su calidad de prisioneros. El gobiemo, con el afin
spectacular de demostrar su severidad en el mantenimiento del
principio de autoridad, respondi6 con la consigna dictada a las
Fuerzas Armadas para "Restablecer el orden" a sabiendas que para
esto tenia que cometerse un genocidio.
En el transcurso del dia 18, se hicieron presents en los tres esta-
blecimientos penales, los miembros de la llamada Comisi6n de
Paz, que fuera nombrada por el Gobierno al comienzo de su mandate
con la finalidad de estudiar los casos de detenciones injustas y en
defense de los derechos humans. Los prisioneros exigian que esta
comisi6n debia integrarse con los representantes de la prensa, de sus
abogados defensores y de sus familiares, petici6n tajantemente re-
chazada por el gobierno. Mientras tanto los preparativos para el
genocidio seguian adelante. Las acciones militares comenzaron al
poco tiempo de retirarse dicha Comisi6n y continuaron con el exter-
minio, en la nocturnidad y al amparo del toque de queda y la soledad
del mar y de los cerros. La destrucci6n de los pabellones, la matanza






indiscriminada a los. sobrevivientes, es decir el mis brutal genocidio
que registra nuestra historic se consume durante mis de ocho horas.
En Lurigancho por el Ejercito y la Guardia Republicana y en el
Front6n por la Marina de Guerra.
El President de la Reptiblica al inaugurar el Congreso de a1
International, empavonado y arrogant, al-referirse a los sucesos
express que para defender la democracia, mantener cl orden, el
principio de autoridad, habia que aplicar la ley con la mis extrema
severidad. Que sepamos, ninguna ley en el Peri autoriza medidas de
este orden cuyo previsible resultado era muy fdcil suponer: quienes
estan preparados para matar no pueden dialogar.
Durante el dia 19 seguian humeantes y sanguinolentas las ruinas
de los pabellones destruidos en El Front6n y en Lurigancho, Los
matadores habian sepultado a una parte de sus victims clandestina-
mente; el resto de los asesinados yacia bajo los escombros y amon-
tonados en un dantesco y nauseabundo espacio de las morgues res-
pectivas. La FF.AA. habia cumplido con el encargo de "restablecer
el orden" sobre una insepulta pira de cadiveres. Casi todos los me-
dios de comunicaci6n silenciaron la magnitude del genocidio y s6lp
informaban de los hechos como una simple y natural manera de
"ejercer el principio de autoridad". La tranquilidad y la paz se habia
logrado transitoriamente, pero no es otra paz que la de los cemente-
rios. La conferencia de la Internacional Socialista se llevaba adelante
pero en medio del hedor y de la sangre de los caidos en defense de
sus convicciones y de la manera como pretenden la toma del poder
para acabar con el viejo orden de cosas del cual la democracia bur-
guesa es su mejor alcahueta.
Cada dia que pasa crece el repudio a tan vituperables crimenes.
En las masas populares cunde la indignaci6n justificada y a pesar que
se reitera oficialmente que los excess cometidos sernn sancionados,
la imigen del gobierno ha perdido la confianza y hoy se debate
entire la prisi6n de su conciencia y la bendici6n de los reaccionarios
y de los imperialistas. Lo lamentable es que esta "victoria" lograda
frente a prisioneros indefensos, (porque a nadie se le puede hacer
comulgar con ruedas de molino al decir que los press estuvieron
armados, aparte de los fusiles y su dotaci6n incautada de los rehenes)
no sea la mejor manera de alcanzar la pacificaci6n del pais; en el
mejor de los casos es una batalla ganada a la subversi6n pero no la
guerra.

Precedentes del genocidio. Mucho antes de -lo que el Ministro de
Marina llam6 "el despertar del le6n" contra las acciones selectivas
de Sendero, que a Ia sazon habia causado la muerte del Contral-
mirante Ponce Canesa, la conduct de los encargados de la custodia y






vigilancia de los prisioneros se habia endurecido de tal modo que ya
se presumia un genocidio. Sin intentar un recuento pormenorizado
de estas acciones provocadoras, podemos puntualizar sin temor a
falsear la verdad, que tal conduct corre pareja al desempefio aprista
en las tareas de gobierno. Los asesinatos a los prisioneros politicos
empezaron con la matanza tras la quema del pabell6n "Britinico
del penal de Lurigancho, en la cual perdieran la vida mis de treinta
detenidos, por los mismos excesso" a los que ahora se vuelve a
referir el Presidente aprista.

No hace much que las reclusas acusadas de terrorism o colabo-
raci6n que se encontraban purgando la detenci6n en la Circel de
Chorrillos fueron brutalmente vejadas y maltratadas so pretexto de
una requisa la misma que termin6 con su traslado a la Circel del
Callao. Entre estas filtimas se encontraba tambi6n la vda. de Jos6
Maria Arguedas, que en la actualidad ha padecido y sentido en
came propia la arremetida criminal de las "fuerzas del orden". En
el Front6n, efectivos de la Marina de Guerra, otra hora "distinguidos"
seguidores del ejemplo de caballerosidad del Almirante Grau" ejerci-
taban visits de amedrentamiento e intimidaci6n provocadora, amen
del mismo trato recibido por la Guardia Republicana.

A todo esto se agrega el comportamiento del Instituto Nacional
Penitenciario que reiteradamente dificultaba el suministro de alimen-
tos para los prisioneros politicos, negindose a la vez satisfacer la
entrega del socorro alimentario, limitando las visits familiares y
realizando continues revisiones dentro de las que se producian
robos de sus pertenencias. SumAbase a todos estos hechos las torturas
y maltratos que los detenidos acusados dc terrorism o de pertene-
cer a Sendero Luminoso padecian desde los calabozos de la
DIRCOTE hasta los centros de reclusi6n, como el caso de Laura
Zambrano Padilla y Judith Galvin.

De todos estos hechos los press politicos elevaron su queja en
un Recurso ante las autoridades judiciales y ante el Ministerio Pibli-
co, precisamente, unos dias antes de su homicidio. En vista de la
desatenci6n a sus reclamos y de la lentitud procesal de sus casos,
asi como del incumplimiento de los acuerdos del 16 de julio v del
31 de octubre del afio pasado y la amenaza de su traslado al Penal de
Canto Grande, decidieron efectuar un amotinamiento con rehenes
para llamar la atenci6n public y especialmente de los visitantes
mternacionales que asistieron al Congreso de la Internacional Socia-
lista. Con su actitud huelguistica no ponian en peligro la seguridad






national y ni siquiera la seguridad pfublica. Enclaustrados en sus
pabellones los prisioneros asesinados por los excesso" de la repre-
si6n ordenada por el gobierno, no pedian otra cosa que el respeto
a los Derechos Humanos y a sus especiales derechos como prisioneros
de la guerra iniciada desde hace seis afios. Naturalmente, el Comando
Senderista err6 al confiar en su fuerza y sub-estimar las posibles
accesiones de quienes estin preparados para la industrial de la
matanza humana.
Por otra parte aseverar que los prisioneros se habian fortificado
construyendo tfineles, trincheras, etc., a la vez que estaban muy
bien apeltrechados, significaria que las autoridades apristas v los
propios custodios policiales son los directamente responsables por
corruptos y traficantes.
Como quien pretend tapar el sol con un dedo de la mano, el
President Garcia, publicamente, en dos oportunidades ha tratado
de justificar las acciones criminals de la represi6n, expresando con
una series de entelequias que estas se produjeron como corolario de
las gestiones pacificas por imponer el orden y mantener cl principio
de autoridad tan venido a menos. La primera vez que asi lo hizo fue
al inaugurar la Conferencia de los socialdem6cratas y la segunda
en su exposici6n al vais la noche del 24 de junior iltimo. La arrogan-
cia y superficialidad de las declaraciones del Presidente carecen de
una s61ida justificaci6n que pueda cubrir realmente el horrendo
genocidio cometido, aunque, al derivar la responsabilidad criminal
a los excesso" de los matadores haya anunciado su determinaci6n
de someterlos a juicio. El fue, y no lo ha negado, quien dio la orden'
o quien acept6 la orden de aplastar el motin a sangre y fuego. Dice
que en estricto cumplimiento de la ley; pero, en nuestro ordenamien-
to juridico no hay ninguna ley que faculte la comisi6n de actos que
conlleven peligros contra la vida, el cuerpo y la salud, a6n que fuere
de los press.
El orden y la ley, la democracia y el respeto a los derechos huma-
nos no puede jamis ejercitarse ni defenders con el mismo empleo
de los actos que se dicen reppdiar. Pero, ique duda cabe! el Gobier-
no aprista tan proclive a recorder los viejos actos de sU historic
political vuelve a reeditar ahora lo que ya lo hicieran con los prisio-
neros militares de la Revoluci6n de Trujillo. Ahi tambi6n asesinaron
en su celda a los cautivos inflingi6ndo una profunda herida a los
soldados que ahora tratan de cicatrizarla con las cenizas de los
hombres del pueblo, a fin de mantenerse en el gobierno.
Estamos absolutamente convencidos que de este modo el pais
jams seri pacificado. Ya lo vienen demostrando, por ejemplo, los
lamentables sucesos del Cusco. Y lo saben perfectamente los apristas







que durante los sesenta afios de su postraci6n jams se quedaron con
las manos atadas. A lo largo de esa historic cayeron arteramente
ajusticiados muchos de los que tuvieron que ver direct o indirecta-
mente con la represi6n antiaprista o quienes osaban discrepar o
combatir abiertamente sus ideas. Las quemantes piginas de esta
historic jamis podrin incinerarse como las que inciner6 el Presidente
Prado -su socio de la convivencia- para borrar las pruebas del robo
de la colecta national para la defense de la Patria en moments de
la invasion chilena del 79. A su larga lista de crimenes selectivos se
suma ahora la del genocidio. Jamis podrnn negar los apristas que
mataron a los esposos Mir6-Quesada, Director y propietarios de
EL COMERCIO; al Presidente Sanchez Cerro; al sub-prefecto Luna
de Huamachuco; al Prefecto Remigio Morales Bermidez, de Truji-
1lo; al Director del Diario LA PRENSA, Francisco Grafia Garland;
a Marcial Rossi Corsi entire otros que escapan al recuerdo. Tampoco
podrin ocultar el genocidio cometido con los centenares de prisio-
neros politicos pertenecientes al Partido Comunista del Peri.










P 1'


_Y 'N fdmraq .














MANIFESTACIONES CONTRA LAS MA TANZAS
LA VOZ DEL PARTIDO
COMUNISTA DEL PERU "SENDERO LUMINOSO"

Durante los iltimos dfas de junio las movilizaciones populares
en protest por el genocidio y en apoyo al reclamo de los familia-
res para la entrega de los cadiveres,' asi como para que el Comando
Conjunto acceda al traslado de los cinco sobrevivientes heridos
aherrojados actualmente en el t6pico de Lurigancho, tuvieron una
dramaitica presencia en las calls de la ciudad, en el campus univer-
sitario de San Marcos y en la Canchita de San Fernando. En todos
esos lugares se escucharon altivas voces de condena lanzados al
unfsono de las consignas y de los cAnticos de guerra del Partido, a
la vez que se distribuian profusamente sus ultimos documents
entire los que figure la RESOLUCION que transcribimos.


iProletarios de todos los paises, unios!







DIA DE LA HEROICIDAD


19 de junior de 1986
Genocidio de "El Front6n", Lurigancho y Callao

PARTIDO COMUNISTA DEL PERU

RESOLUTION

Prosiguiendo el camino de su antecesor, el reaccionario gobierno
aprista desde su inicio aplic6 eI genocidio contra la guerra popular,
cubri6ndolo con altisonante demagogia con el apoyo c6mplice del
oportunismo clectorero, como lo comprueban Accomarca, Umaru,
Bellavista y Llocllapampa; crimenes pcrpetrados por las fuerzas
armadas y policiales del Estado Peruano.
La reacci6n apunt6 siniestramente contra los prisioneros de guerra,
planificando su aniquilamiento genocide concretado el cuatro de
octubre del afio pasado en el cobarde y brutal asesinato. de treinta
combatientes en el penal de Lurigancho; nefasto crime tambi6n
impune que s6lo el pueblo triurifante castigarA.
El dieciocho de junior de mil novecientos ochentis6is en el
Front6n, Lurigancho y el Callao, los prisioneros de guerra se levanta-
ron en rebeli6n contra el nuevo genocidio en march, luego de
denunciar piblicamente, ante los propios tribunales y autoridades,
reiteradamente, la carniceria que el gobierno y sus fuerzas armadas
tramaban; se rebelaron en defense de la revoluci6n y de sus vidas
demandando veintiseis reivindicaciones muy justas y racionales.
El diecinueve, el reaccionario gobiemo aprista encabezado por
Alan Garcia, luego de su grotesca farsa manipulando la llamada
"comisi6n de paz", desencaden6 el mas protervo y negro operative
de exterminio; movilizando el Ejercito, la Marina de Guerra, la,
Fuerza Aerea v las fuerzas policiales, baio el Comando Conjunto,
consume el mas infame genocidio asesinando cientos de guerrilleros
e hijos del pueblo prisioneros de guerra, bafiandose una vez mis en
la ardorosa sangre popular. iCaiga sobre Alan Garcia, su Consejo de
Ministros, el Comando Conjunto, las fuerzas armadas y policiales el
oprobio imborrable que el pueblo no olvidari y que solo 61 sancio-
nari!
Los combatientes del Ejercito Guerrillero Popular, prisioneros
de guerra, enarbolando "La rebeli6n se justifica" se batieron heroica
y denodadamente sellando un hito de heroicidad, valor y coraje
que la historic guardari como demostraci6n exemplar de los hombres
heroicos que s6lo la guerra popular es capaz de general.






Asi, el diecinueve de junio se estampa imperecedero como DIA
DE LA HEROICIDAD; la sangre de estos heroes ya fructifica la
revoluci6n armada incendiindola mis, levantindose como monu-
mental bandera tremolante e inagotable grito de guerra que convoca
al inevitable triunfo final.
La gloriosa muerte beligerante de estos prisioneros de guerra se
abriga con la sangre ya vertida v ante ella los comunistas, los comba-
tientes y los hijos del pueblo, armados, asumimos el compromise
indeclinable de seguir su luminoso ejemplo, para desarrollando la
guerra popular servir a la revoluci6n mundial hasta que la luz
inmarcesible del comunismo se aposente en todo el orbe bajo las
invictas banderas de Marx, Lenin y Mao Tsetung, del siempre vivo
marxismo-leninismo-maoismo.

iGloria a los heroes cafdos, viva la revoluci6n!

COMITE CENTRAL
PARTIDO COMUNISTA DEL PERU

Pern, junio 86.


LA PROTEST DE LA ORGANIZATION DE
INTELECTUALES REVOLUCIONARIOS
El President Garcia, victim de su conciencia, rompi6 la pita por
la parte mis debil: ha ordenado un process penal para los cien
chacales que asesinaran a los prisioneros del Partido Comunista del
Peri, encerrados en la circel de Lurigancho.
Nadie puede estar en desacuerdo con la disposici6n presidential,
s6lo que esta se ha tomado unicamente contra una parte de los
asesinos. A quienes han matado en El Frontbn hasta el moment se
les ha silenciado cobardemente y ain no se sabe nada sobre los
victimarios del resto de los press, como lo sucedido con las mujeres
de "Santa Barbara".
Pero lo mis grave no esti en este olvido. Esti en el hecho flagran-
te de querer derivar responsabilidades a quienes s6lo se les ha prepa-
rado para la industrial de la matanza humana. Cuando el Presidente
aprista di6 la orden de tomar los penales por asalto tuvo que estar
perfectamente convencido que quienes recibian esa orden no eran
tonsurados de levita sino individuos especializados para matar al
adversario; y, los prisioneros a quienes tenian que enfrentarse eran
para ellos sus peores enemigos.
Por eso es que nosotros afirmamos que la primera responsabili-






dad penal por el genocidio corresponde al Presidente Alan Garcia
PHrez, aiin que a la vez conceptuamos que apart de los autores
materials e intelectuales de este crime tan abominable, se escon-
den poderosos intereses para mantener este viejo orden de cosas.

Lima, 28 dejunio de 1986

O. I. R.
Organizaci6n de Intelectuales Revolucionarios

Texto publicados por "DOCUMENTOS", Nos. 1 y 2 junio y julio 1986






LA ENTREVISTA AL LIDER MAXIMO DE S.L.


DEBEMOS BUSCAR QUE LA VERDAD SE ABRA PASO
Y LOS HECHOS QUEDEN HISTORICAMENTE REGISTRADOS

EL NUEVO DIARIO
PRIMICIA Director: Carlos Angulo Rivas

Las declaraciones vertidas por el camarada Gonzalo,
jefe maxino del Partido Comunista del Peril,
acerca de los sucesos en los penales de la Capital,
acaecidos el 18 y 19 de junio, en los que fueron vilmente
asesinados 270 press politicos y prisioneros de la guerra
que hace ya mas de seis alios se viene desarrollando
en nuestro pais,
Constituya un document de incuestionable valor hist6rico
en la media que resume los arguments del responsible politico
y lider de los que con su sangre han hecho possible que nada sea
igual en el Perzi a partir del dia de su muerte.

El martes 16, en la camara de diputados, se interpelari al gabinete
que preside Luis Alva Castro. iCuil es el balance de su partido acerca
de las responsabilidades en el genocidio perpetrado el 19 de junio
en los penales?
Debemos buscar que la verdad se abra paso y los hechos queden
hist6ricamente registrados tal cual realmente han sido; como a nadie
escape, los episodios vividos son ya parte imborrable de nuestra
historic, sirvamos, pues, para que a las generaciones futuras lleguen
nitidos e imperecederos. La cuesti6n es dejar bien sentado, en primer
lugar, la responsabilidad de Alan Garcia y la direcci6n del partido
aprista, el Consejo de Ministros, el Comando Conjunto, las fuerzas
armadas y las fuerzas policiales; es evidence que la responsabilidad
political principal recae en Alan Garcia, pues, a nmas de desempe-
Ciarse como Presidente es jefe supremo de las fuerzas armadas.
siendo 61 y su Consejo de Ministros quienes dispusieron la acci6n
genocide hasta el exterminio que fue ejecutada fundamentalmente
por las fuerzas armadas bajo direcci6n del Comando Conjunto, con
el apoyo complementario de las fuerzas policiales.






En segundo lugar, que la direcci6n de la IU y principalmente
Barrantes, el aprista que encabeza esa organizaci6n, son correspon-
sables y especialmente el alcalde es c6mplice en cuanto su propuesta
del llamado "frente antiterrorista",sirvi6 innegablemente a que se
dispusiera la acci6n genocide.
En tercer lugar, que es de conocimiento general que los dirigentes
de los partidos politicos asi como la Iglesia fueron comunicados de
la situaci6n y medidas a tomar saltando una pregunta iqud es lo que
hicieron?, jsu silencio no implica coparticipaci6n y en algunos
complicidad?
En cuarto lugar, que no se puede consentir las arteras tergiversa-
ciones y hasta infames imputaciones que han sido vertidas por
diversos medios y 6rganos de difusi6n, entire las cuales no puede
menos que causar extrafieza las difundidas por el semanario "Amau-
ta", ,asi se sirve al pueblo o se defiende a la reacci6n?; las divergen-
cias o contraposici6n que se pueda tener, en modo alguno, puede
convertirse en vil bajeza, mixime tratandose de combatientes capaces
de dar su vida por sus ideas lo que a todo hombre simplemente de
bien no puede menos que merecerle respeto.
En quinto lugar, que ese genocidio de exterminio es innegable-
mente un hito en la lucha de classes del pais y su repercusi6n ha
generado la mis grande crisis del actual gobierno aprista hasta hoy,
conmocionando national e interacionalmente; muestra la caducidad
del sistema social imperante y la incontrovertible necesidad de
derrumbarlo cabal y completamente, cualquiera sea el tiempo que
demand, porque hist6ricamente es una necesidad ya madura y,
ademns, y muy destacable, ha hecho saltar la falsa careta "naciona-
lista", "democrdtica" y "popular" del aprismo y de quien funge de
president mostrandonos, a todos los que realmente querramos ver,
la esencia de las cosas, el camino fascista y corporativo que ha co-
menzado a transitar y en el cual se desenvolvera.
Finalmente, que la acci6n armada que desde el 80 se desarrolla,
aunque algunos no la quieran ver por las razones que fuere, nos
demuestra palmariamente que en forma pujante y creciente se de-
sarrolla una guerra popular, como ardorosa expresi6n de la lucha de
classes e innegablemente sustentada en las masas pues de otra manera
seria inexplicable su persistencia; guerra popular dirigida por el
Partido Comunista del Periu siguiendo el marxismo-leninismo-maois-
mo, la invicta ideologia del proletariado a cuya emancipaci6n, como







la del pueblo sirve dentro de la revoluci6n mundial; y que el
genocidio perpetrado en las Luminosas Trincheras de Combate de El
Front6n, Lurigancho y el Callao contra militants del Partido, com-
batientes del Ejdrcito Guerrillero Popular e hijos de las masas que
bregaban con nosotros, es parte indesligable de nuestra guerra
popular y mds ain un hito de la misma y que con su rebeli6n han
construido un monument que siempre guardaremos como Dia de
la Heroicidad. estampando entire otros los imborrables nombres de
nuestros camaradas David Javier Guevara Torres (Alejandro) y
Victor Vidal Marifo (Jos6).

En sucesivas declaraciones, Alan Garcia Perez ha denunciado los
excesso" que segin 61 habrian cometido algunos guardias republi-
canos en el debelamiento de las acciones de fuerza tomados por los
press politicos y prisioneros de guerra en los penales el 18 de junio.
dQu6 opinion le merecen esas afirmaciones? dPodria precisar respon-
sabilidad a nivel de personas e instituciones?
La tendencia general es a resaltar los hechos de Lurigancho pero,
si bien no negamos su trascendencia, es muy important destacar
los de El Front6n pues su ocultamiento esti encubriendo la respon-
sabilidad de la Marina de Guerra, instituci6n que ha ejecutado un
siniestro genocidio y que con protervo ensafiamiento lo prosigue
hasta hoy con la desaparici6n de los cadaveres de los heroes caidos;
reiteramos la responsabilidad del Ej6rcito en Lurigancho y la preten-
si6n de inculpar a la guardia republican como chivo expiatorio,
6sta tiene corresponsabilidad pero no la principal. Es tambien conve-
niente resaltar las Actas de las autoridadesjudiciales y penitenciarias
que habiendo iniciado tratativas para resolver la situaci6n surgida
declinaron sus responsabilidad al ser desconocidas para despues ser
sustituidas por miembros delcuerpo juridico military; asimismo mere-
ce aclarar el papel de la llamada "Comisi6n de Paz" que manipulada
o conscientemente sirvi6 a montar la farsa de una inexistente media-
ci6n. En cuanto a la situaci6n posterior al genocidio es clave anali-
zar las intervenciones de Garcia P6rez ante la Internacional Socialis-
ta, en la television y sobre todo su pantomima de Lurigancho;
sabedor de los hechos desde el comienzo ha montado toda una
histri6nica demagogia buscando encubrir, engaiar y principalmente
salvar su imagen; tambi6n, resaltar que la ausencia inicial de Alva
Castro no lo exime, en modo alguno, de la responsabilidad; asimismo







Gonzales Posada, el entonces Ministro de Justicia, es otro de los
director responsables pero arteramente hasta ha renunciado invocan-
do falaces razones de "6tica", recordemos un s6lo hecho, que des-
puds de los sucesos de sangre del 15 de enero 86 61 dijo que los impu-
tados por terrorism no serfan Ilevados a Canto Grande, pero con su
"renuncia" pretend guardar su imagen para el futuro. A partir de
estas responsabilidades political, es evidence la responsabilidad del
general Monz6n Arrunitegui president del Comando Conjunto,
del vicealmirante Nicolini y del general Abram Cavallerino, miembros
del mismo organismo y del Ej6rcito, la Marina de Guerra y de la
Fuerza Aerea, principalmente de los jefes de los operatives y la res-
ponsabilidad complementaria de las fuerzas policiales, tambi6n de la
responsabilidad de sus jefes; esto en cuanto, acorde con la
concepci6n genocide de extermino que les han ensefiado sus amos
yanquis planiicaron, organizaron y ejecutaron el genocidio de
exterminio violando incluso elementales leyes de guerra consagradas
universalmente como las de Ginebra.
Asimismo. es indispensable analizar la actuaci6n de la Comisi6n
Permanente del Congreso la que un hecho de interns piblico, que
abiertamente debi6 ventilarse, maflosamente lo convirti6 en un
problema secret y lo posterg6 para ser tratado en el Parlamento;
muy esclarecedor es ver la actuaci6n de los diversos partidos que la
componen, muy especialmente de la IU cuyo document presentado,
en esa Comisi6n, condena a quienes se rebelaron en defense de la
revoluci6n y de sus vidas y convierten los derechos de los deudos en
didivas humanitarias que hay que mendigar. Del Fiscal Elejalde nos
da asco hablar.

Algunos dirigentes de la Internacional Socialista que se reunian
en Lima en el moment que los press politicos tomaron los penales,
dieron su apoyo a la decision tomada por el gobierno de Garcia
P&rez, porque segun ellos, la democracia tiene derecho a defenderse.
dCual es su apreciacibn al respect?
Debemos denunciar ante el proletariado y los pueblos del mundo
el papel jugado, en este genocidio, por la llamada' "Interacional
Socialista"; recorder sus origenes derivados del viejo revisionismo,
aquellos que en la I Guerra Mundial defendieron a sus burguesias
e invocando la defensea de la patria" Ilevaron a las masas a ser care
de cafi6n en esa primera gran guerra imperialistade rapifia, oponi6n-




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs