• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Obras del autor
 Prologo
 Introduccion
 El concepto de estructura...
 Las estructuras economicas
 Las estructuras y el comportamiento...
 La transformacion de estructur...
 El sentido de la transformacio...
 El proceso concreto de la transformacion...
 La transformacion como proyecto...
 Apendice
 Epilogo a la segunda edicion
 Indice
 Back Cover














Group Title: estructuras sociales
Title: Las estructuras sociales
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00087186/00001
 Material Information
Title: Las estructuras sociales ensayo de divulgación
Physical Description: 248 p. : ; 18 cm.
Language: Spanish
Creator: Miró Quesada Cantuarias, Francisco, 1918-
Publisher: s.n.
Place of Publication: Lima
Publication Date: 1965
Edition: 2. ed.
 Subjects
Subject: Social classes   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Peru
 Notes
Bibliography: Includes bibliography.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00087186
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 01065157

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Title Page
        Page 3
    Obras del autor
        Page 4
        Page 5
        Page 6
    Prologo
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
    Introduccion
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
    El concepto de estructura social
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
    Las estructuras economicas
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
    Las estructuras y el comportamiento social
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
    La transformacion de estructuras
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
    El sentido de la transformacion
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
    El proceso concreto de la transformacion de estructuras
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
    La transformacion como proyecto humanista
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
    Apendice
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
    Epilogo a la segunda edicion
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
    Indice
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
    Back Cover
        Page 249
Full Text

































































'iU E8iQC.- -:"
I UFA

own


Las Estructuras Sociales,
el nuevo libro de Fran-
clsco Mir6 Quesada. es un
trabajo de derinldo ca-
racier ideol6ilco cuto
anunclo ha despertado
la expectati'a de todos
aquellos que se InreErcan
por los problems socl.-
les y economics que ci-
racterlzan la actual rea-
1dad peruana Debiac. a
la larga y Eonnda polcmi-
ca public que el iauit.r
ha sostenldo cun lOs iaio-
logos del corns-er'..doursm,
peruano, el ploilicu irct:or
ha estado eeper.nac una
culmlnaclon aerinida La
oflicultad del Lemn ae ia,
estrucruras, s.] abLrri.--
cl6n. EU character aai.aeml-
co. han hecho. irrnpo.iole
culminar la polmrnii.:., en
Jas columns de lu dlh-
rlos que es acr.de i e1 iI-
Clo y se prol-jno' proatI-
clendo una e\.ric.roinarl
repercuslon public Aho-
ra, en ei pre.inre Ihoro.
Franclsco Miro QuFsaa.
expllcs detaihaaimente el
concepro de eEtru'ruri de
transformacc ci.ri rr'u.:[rit
y analiza la relaJci.n ae
estos conceptori ...n la pri-
xis political del Peru, El
autor no pretirrae pur
clerto ofrec-r l I,' tor ull
trabalo ac:adnemr:i Su
principal Int-res e.arrlo E n
Ilegar al lecIor cirrienite
Por eso el Ei.\[10 s ie-
mental y eatv e trle -n
estllo de divil.alaciol r -
sl perlodistira Cuai q'jl. r
lector, por meros raaj -
da que sea su cult'ira, le-
yrnac, ci prerenre ie-.j
sera capiz de :-.rnprender
can today facilihia. lIs ,orn-
ceptou dce etru.:rurs, aE
estruc tur j: l:.:,-ec.rro l-
ca, ae esitrr,:trr teino-
economi:a die trar..jor-
maclon esrri.:tural Em-
pero. el I c.:c: r slrjlo q'J,"
aesee pro.jfundizr ls, i:on -
ceptos epcpue- i, encon-
trara clerros :cpilr.llos ar
sabor enterii-rirre c-enrl-
fico % ulna Dlhllu.r >lia q,1,:
le permltira orlenrir.e ple-
namEnte en ca:o de que
decldi proi.irai:r en ei
studio ae lue :--rrru.: ura.
Al Iinai ae la cora rni
un Ap-nailce -que- no ne-
ce6lta ser leido por 1. per-
sona cuyo sol.i Intercs sea
enterarae die I que son
las esrructurad- qie ae-
sarrolla un aralil. ae es-
tricto rigor clenrfiiicO obre
el concept ae esitrutura
y sabre ais relacionri con
ia logca. l lasrn mateimartu




y la clencia en general.
En una palabra Las Es-
tructuras Sociales es un li-
bro que puede ser leido
con ventaja por todos los
tipos de lectores. Aquellos
que s61o desean tener una
nocion clara de lo que son
las estructurales sociales y
su transformaci6n, sobre
las que tanto se ha ha-
blado y que tanto estAn
lnfluyendo en la actual
Ideologia y political perua-
nas, encontraran estos con-
ceptos expuestos en len-
guaje claro y ameno.
Aquellos que deseen obte-
ner una vision mas riguro-
sa e incluso profundizar
en el tema, encontrarAn
capitulos especiales y un
Apendice que les servirAn
de orientaci6n y les haran
recorrer un buen trecho
del camino.
Es important hacer no-
tar que el present traba-
Jo ha sido escrito por una
persona que, en los ulti-
mos anos, ha dedicado sus
esfuerzos a esclarecer el
panorama ideol6gico pe-
ruano y que ha asumido
una posicidn definida
frente a los grandes pro-
blemas politicos y sociales
del Peru. Se trata de una
posici6n totalmente inde-
pendiente, basada en la
proclamacion del valor de
la condici6n humana. La
position de Mir6 Quesa-
da, que interpret filos6-
ficamente la de grandes
sectors de opinion naclo-
nal, puede calificarse de
un humanismo radical.
Partiendo de la afirmaci6n
apasionada del valor del
hombre concrete, deriva,
con inflexible l6gica, las
consecuenclas de esta aflr-
macion. Y muestra que
quien no sea realmente
independiente de prejui-
cios, de dogmas y de inte-
reses no puede asumir una
position autenticamente
humanista. El present
libro ha sido escrito como
una contribucidn al escla-
recimiento de la ideolo-
gia humanista. No ha si-
do escrlto ni para defender
el capitalism ni para ata-
carlo. La unica meta per-
seguida por el autor ha si-
do el aprovechamiento de
los aportes de la actual
ciencia social y econdmica;
cuya mas modern expre-
sl6n es la teoria de las
estructuras, para lograr la
maxima reallzaci6n del va-
lor del hombre en nuestra
realidad national.







LAS ESTRUCTURAS SOCIALES


(Ensayo de divulgaci6n)


por FRANCISCO


LIMA PERU


MIRO QUESADA C.








OBRAS DEL AUTOR


Curso de Moral (1939).
Sentido del Movimiento Fenomenol6gico (1941).
El Problema de la Libertad y la Ciencia Moderna (en co-
laboraci6n con Oscar Mir6 Quesada). (1945).
L6gica (Curso universitario). (1946).
L6gica (Curso escolar) (1949).
Ensayos (Ontologia). (1951).
La Formaci6n del Profesorado en Francia, Italie e Ingla-
terra (1952).
Filosofia de las Matemdticas (Curso mimeografiado de la
Escuela Instituto de Ciencias Fisicas y Matemiticas
de la Facultad de Ciencias de la Universidad Mayor
de San Marcos). (1955).
Problems Fundamentales de la L6gica Juridica (1956).
Iniciaci6n Logica (obra de divulgaci6n). (1958).
El Hombre sin Teoria (cuaderno) (1959).
La Otra Mitad del Mundo (1959)
Manual de Filosofia (en colaboraci6n con Augusto Sa-
lazar Bondy). (1961).























A Norberto Rodriguez Busta-
mante, companero de vocaciones e
ideales... 6l me proporcion6 los
primeros datos bibliogrificos so-
bre estructuras...














PROLOGO


Si hay algo dificil para un autor es poder predecir
cudl va a ser el destino del libro que ofrece al pzblico,
Muchas veces, cuando cree que su kxito va a ser limitado,
produce un gran impact, y al revds, cuando espera una
gran difusi6n obtiene mediocres repercusiones. Pero de
algo estoy seguro respect del present libro: de las
reacciones contrapuestas que va a producer en los circu-
los reaccionarios y en los marxistas. Los voceros de los
circulos reaccionarios van a poner el grito en el cielo
acusdndome de bolchevique y de propagador de ideas
disolventes. Los comunistas, con una sonrisa entire con-
descendiente e ironica, me acusardn de defender, de
manera indirecta y disimulada, los intereses de la case
burguesa. En cuanto a la reacci6n de la gran mayoria de
los lectores peruanos, es dificil predecirla. Empero, me
atrevo a esperar que, en relaci6n a la intencidn con que
ha sido escrito el present ensayo, serd benevola. Por-
que la mayoria de las personas que anhelan infor-
marse sobre los grandes problems sociales del pais no
defienden ningun interns ni estdn obnubiladas por nin-
guna teoria dogmdtica. Son personas que desean una cosa


-7-








muy precisa: informarse sobre los problems, llegar a
comprender sus planteamientos y enterarse, en caso de
que existan, de las mejores- soluciones. Este ensayo tiene
la intenci6n de plantear los temas y los desarrollos
desde esta perspective. Los problems sociales no deben
abordarse para obtener soluciones que convengan a de-
terminados intereses. Pero tampoco deben tratarse para
demostrar la verdad de dogmas, o para hacer dafio a de-
terminados grupos. El metodo empleado debe basarse en
el andlisis cientifico y los resultados obtenidos deben em-
plearse para alcanzar los valores sociales y humans que
se desean realizar. Aunque parezca mentira, esta manera
de proceder en el tratamiento de los problems sociales
casi no ha existido en el pasado. A pesar de que
las ciencias sociales y econ6micas han logrado con-
quistar -numerosas verdades, casi nunca se han em-
pleado estas verdades para abordar los problems hu-
manos e ideol6gicos de manera objetiva y con la clara
conciencia de los fines perseguidos. La mayor parte de
las veces se ha falseado la aplicaci6n de la ciencia pare
defender intereses de grupo o para saciar ocultas ten,
dencias agresivas. Por eso la aplicaci6n objetiva de los
resultados cientificos ha sido limitada y se ha echado
mano con frecuencia de abstrusas y complicadas doctri-
nas que no pueden ser verificadas, pero que permiten jus-
tificar motivaciones en algunos casos oscuras y en otros
inconfesables. Es s6lo en estos iltimos tiempos que la cla-
ra concepci6n del metodo cientifico estd comenzando a
aplicarse al andlisis y solucin 'de los grandes problems


-8-








humans, politicos e ideol6gicos. Para hacer esto de-
ben distinguirse las metas perseguidas y los instrumen-
tos te6ricos utilizados. Hay que fijar, como diria Gunnar
Myrdal, los postulados explicitos da valor en el andlisis
de los problems. Y como dirian Bertrand Russell y
Karl Popper, es necesario aplicar mitodos analiticos pa-
ra enfocar los problems propuestos y aclarar los valo-
res que se desea realizar, evitando los concepts deri-
vados de lucubraciones inverificables. En una palabra,
la fundamentaci6n de las soluciones que se dan a los
grandes problems humans y sociales, estd virando de
la metafisica especulativa al andlisis lIgico y a la pos-
tulaci6n de valor. Este es el gran panorama ideol6gi-
co de la segunda mitad de nuestro siglo, abierto por
la propia evoluci6n cientifica y filosofica de la cultural
occidental. Es una perspective nueva, que abre un
camino apenas transitado y que constitute una in-
citaci6n irresistible a la future sistematizaci6n filo-
sdfica. -El contenido de este ensayo es muy modes-
to. Pero en su intenci6n y en su metodo pertenece a
los esfuerzos que se estdn hacienda en la nueva direcci6n.
Metodoldgicamente, el present trabajo constitute una
aplicaci6n de los principios expuestos en nuestro ensayo
anterior "El hombre sin teoria". En dicho ensayo se mues-
tra el fracaso de la fundamentaci6n ideol6gica especula-
tiva y se plantea la necesidad de encontrar una funda-
mentaci6n de mayor rigor analitico. Pero se trata apenas
de un comienzo. El desarrollo sistemdtico es la meta apa-
sionante que carga el future de sentido...


-9-







Aunque el origen de este ensayo ha sido la poWmica
periodistica sobre la importancia de los concepts de
"estructura" y de "transformaci6n structurall, los re-
sultados que se exponen no representan ninguna posici6n
political o periodistica. Las tesis sostenidas son de mi
exclusive responsabilidad y no tienen ninguna relaci6n
con las ideas o principios de los grupos periodisticos,
ideol6gicos o culturales con los cuales estoy vinculado.


- 10 -















INTRODUCCIbN


La transformaci6n de estructuras como consigna
national

Desde hace alg6n tiempo se habla en el Per6 de la
necesidad de transformer las estructuras sociales y eco-
n6micas. En estos ultimos afios, las referencias a la ne-
cesidad de esta transformaci6n se han tornado cada vez
mis numerosas e insistentes. Los diaries, las revistas, los
politicos, los intelectuales, importantes personalidades
pertenecientes a los mis diversos circulos han planteado
con creciente vigor la necesidad de una transformaci6n
estructural El concept de transformaci6n de estructu-
ras ha ido tomando cuerpo hasta que, en los actuales
moments, en que el process politico ingresa a una onda
de especial tension, ha adquirido el impulse avasalla-
dor de una consigna national.

Puede afirmarse que la idea de transformaci6n de
las estructuras en lo social y en lo econ6mico es hoy
dia el rasgo mis caracteristico de las fuerzas de reno-
vaci6n que impulsan el process politico. Los partidos


- 11 -







politicos que proclaman la tarea de un nuevo Perd, in-
cluyen en sus ideologias y programs la transformaci6n
structural. Acci6n Popular ha manifestado enbrgica-
mente esta necesidad, y con el mismo 6nfasis lo han hecho
el partido Dem6crata Cristiano y otros grupos politicos.
Pero no s6lo los partidos han adoptado la tesis de
la transformaci6n de estructuras; personalidades po-
liticas y cientificas han expresado y expresan el mis-
mo pensamiento. El doctor Jos6 Luis Bustamante y
Rivero, ex Presidente de la Rep6blica, se refiri6 de
manera precisa a la necesidad de transformar nues-
tras arcaicas estructuras, en el discurso de agrade-
cimiento al homenaje de la ciudadania por su nombra-
miento como Vocal de la Corte Internacional de Justicia
de la Haya. El Dr. Ricardo Bustamante Cisneros, Vocal
de la Corte Suprema de la Repfiblica, en una important
memorial presentada cuando era Presidente de tan alta ins-
tituci6n sostuvo la misma opinion. Economistas como el
Dr. Gregorio Garayar, introductory de la econometria en el
Peri y actual Decano de la Facultad de Ciencias Eco-
n6micas de la Universidad Cat6lica del Peru, el doctor
Emilio Romero Decano de la Facultad de Ciencias eco-
n6micas de la Universidad de San Marcos sostienen la
misma tesis, a la que adhiere la gran mayoria de los
economists j6venes del Per6.
El movimiento de opinion que se nota en el Peru
para transformer las estructuras revela una especial si-
tuaci6n hist6rica. Nuestra condici6n de pueblo sub-
desarrollado, con una organizaci6n social y econ6mica


- 12 -








particularmente 'atrasada que, por su mismo atraso, pre-
senta caracteristicas resistencias a la transformaci6n, ha
agudizado nuestra conciencia de la necesidad del cam-
bio. Pero la tension que prevalece en el Peri no es sino
el reflejo de un movimiento de dimensions mundiales.
No s61o en el Peru se habla hoy dia de la necesidad de
transformer las estructuras. En los demis paises de Am&-
rica Latina se habla el mismo lenguaje que es, a su vez,
repercusi6n de las nuevas tendencies de la ciencia, de la
t6cnica y de la political mundiales. Asi, el gran econo-
mista Rail Prebich, Director de la CEPAL (Comisi6n
Econ6mica para Am6rica Latina) se ha declarado en
.repetidas oportunidades decidido partidario de un cambio
structural. Y recientemente, en la Tercera Conferencia
Mundial de Partidos Dem6crata-Cristianos, que acaba de
realizarse en Santiago de Chile, una de las conclusions
aprobadas fue la necesidad de este cambio.
En estos iltimos tiempos los Estados Unidos han co-
menzado a poner un nuevo infasis en la necesidad de
iniciar un process de desarrollo econ6mico que haga
possible, en nuestros paises, la realizaci6n de una so-
ciedad econ6micamente just dentro de la libertad.
En relaci6n a la manera como debe plantearse y
realizarse este process, sus personajes mas represen-
tativos han hecho referencia explicit a la transfor-
maci6n de estructuras. Adlai Stevenson, el ide6logo
mis conspicuo del nuevo regimen, al regreso de su
reciente gira por America Latina, ha hecho nume-
rosas referencias al tema que ha concretado en un


- 13 -







interesante articulo aparecido en una revista norte-
americana y reproducido en el Perui, y el Presidente
Kennedy, en significativa coincidencia, ha empleado el
mismo giro que nuestro ex-Presidente Bustamante y Ri-
vero: es necesario transformar las arcaicas estructuras.
Esta tendencia hacia la transformaci6n ha culminado de
manera sensacional en la Conferencia de Punta del Este,
organizada por el Consejo Interamericano Econ6mico y
Social, en la que el concept de transformaci6n de las
estructuras ha sido el fundamento te6rico que ha orien-
tado los lineamientos de acci6n y las recomendaciones
tecnicas para una planifcaci6n del desarollo econ6mico
de America Latina. La conferencia de Punta del Este
ha revelado que la idea de una transformaci6n de es-
tructuras rebasa las dimensions nacionales y adquiere,
en las actuales circunstancias hist6ricas, categoria de ta-
rea continental


El process politico y el esclarecimiento ideol6gico

Como sucede siempre que se trata de un process po-
litico en el que juegan fuerzas contrapuestas, determi-
nados sectors de opinion han tratado de desacreditar
el concept de estructura y de transformaci6n estructu-
raL Estos concepts, como hemos visto, son emplea-
dos de manera caracteristica por las fuerzas de re-
novaci6n. En estos moments el Peri, mas que en
ningfin otro moment de su historic republican, pre-
senta un panorama ideol6gico nitido y cortante. La


- 14 -









tension entire los elements conservadores que de-
sean mantener el actual estado de cosas y los elements
de avanzada que anhelan iniciar un process de renova-
ci6n, es sumamente definida e intense. Esta tension
produce una especie de dial6ctica agonal en la que los
concepts presentados por uno de los bandos, son ne-
gados por el otro. Y por ser los concepts de estruc-
tura social y de tranformaci6n de estructura verdaderas
claves del movimiento ideol6gico que sirve de fund.
mento a los grupos renovadores es l6gico y natural que
las fuerzas de contenci6n se opongan a ellos con especial
energia Esta oposici6n ha originado una pol6mica que
dura ya alg6n tiempo, de cuyas alternatives y resulta-
dos el p6blico esti suficientemente enterado. Debido a
mi posici6n ideol6gica me vi obligado a participar en
la pol6mica de manera particularmente afirmativa y siste-
mitica. Como la polemica se desarroll6 sobre todo en
el piano periodistico escribi articulos sobre el tema, mos-
trando que el concept de estructura es uno de los con-
ceptos fundamentals de la ciencia modern y haciendo
ver que el concept de estructura social tiene cada dia
mayor importancia en la reciente literature sociol6gica
y econ6mica.
Impulsado por el desarrollo de la pol6mica decidi
escribir una series de articulos sobre el concept de es-
tructura social, de estructura socio-econ6mica y de trans-
formaci6n structural, pero pronto comprendi que el te-
ma rebasa el planteamiento puramente periodistico. La
teoria de las estructuras sociales y de la transformaci6n


- 15 -








structural, tal como se ha desarrollado en los iltimos
afios en la investigaci6n sociol6gica y econ6mica, es una
teoria abstract y t6cnica que exige la posesi6n de concep-
tos especificos para ser comprendida. Podria tal vez ser
vulgarizada pero ello requeria una series tan grandes de
articulos que el pfiblico perderia seguramente la ilaci6n.
Ademis requeriria de una habilidad especial en el arte
de divulgar los concepts cientificos. Creo que en el
Peri hay una persona capaz de hacer esto, pero yo no
me siento con la capacidad suficiente para intentar la
aventura. He optado por eso, por la via mis c6moda:
presentar al pfiblico lector un intent de divulgaci6n en
forma de ensayo. Las limitaciones del estilo periodisti-
co son a veces, cuando se trata de temas cientificos,
muy dificiles de franquear. Pero el libro o el folleto
dejan un amplio margen a la expresi6n t6cnica, permi-
tiendo sin embargo hacer los esclarecimientos necesarios
para que el lector que se interest por el tema y est6 de-
cidido a hacer un pequefio esfuerzo, pueda posesionarse
de los concepts expuestos.

Es indudable que la presentaci6n del tema de las
estructuras en forma de folleto o pequefio libro no pue-
de tener el mismo impact que si se expusiera en una
series de articulos periodisticos. Pero la persona que se
dedica a menesteres intelectuales no puede imponer condi-
ciones arbitrarias a su propio pensamiento. El pensa.
miento una vez puesto en march sigue su propio curso.
El que lo quiera desarrollar con autenticidad no puede


- 16 -







detenerlo ni forzarlo. El tema de las estructuras que
me llev6 a la polemica periodistica, me ha llevado ahora
a este ensayo de semidivulgaci6n. No me queda mis
remedio que presentarlo tal como me ha salido. Y aun-
que el hecho de no someterse a las normas del estilo
periodistico limitard el ambito de los lectores, el am-
plio interns que existe por el tema serviri de compen-
saci6n.

Una vez realizado el trabajo era impossible no lanzar.
lo a la circulaci6n. Porque, sean cuales sean sus m6ri-
tos intrinsecos, se trata de un tema, ain no tocado
sistemrticamente entire nosotros, que tiene sin embargo
una significaci6n precise en el process ideol6gico del
Peri. El hecho de que la idea de la transformaci6n
de estructuras aparezca una y otra vez como tema pole-
mico y como bandera de los nuevos grupos politicos, la
vigencia mundial del concept y el entusiasmo que des-
pierta en los mis diversos circulos, significant que se
trata de algo caracteristico en el movimiento ideol6gico
peruano, de algo que, una vez puesto en march puede
tener importancia en los futures desarrollos de la poli.
tica. Por eso consider imprescindible contribuir al
esclarecimiento de este concept, sentando las bases para
futures y mejores ensayos. Estoy convencido que el es-
clarecimiento ideol6gico es uno de los primeros de-
beres de quienes, desde una perspective puramente
intellectual, se interesan por el process politico del pais
y por la soluci6n de nuestros grandes problems. Debi-


- 17 -






do a la falta de esclarecimiento se han producido con
frecuencia desastrosas incomprensiohes y se han creado
problems que no han tenido porque existir. El escla-
recimiento puede ademis disolver absurdos e injustos
prejuicios. Muchas personas creen que ciertas ideas re-
presentay un peligro para la colectividad y que otras
son, en cambio, fitiles. Pero cuando conocen el verda-
dero significado de estas ideas, si son sinceras, cambian
de parecer y comienzan a ver con naturalidad lo que
antes les producia inquietud y hasta pavor. Algo de esto
sucede con el concept de estructura y tranformaci6n
structural. Muchas personas creen que se trata de con-
ceptos disolventes y peligrosos que pueden Ilevar al caos
o la pugna sangriente. Pero una vez que se informan
comienzan a verlos como lo que realmente son: como
la culminaci6n de un important movimiento cienti-
fico, como la soluci6n te6rica y la salida prictica de
los problems y dificultades que caracterizan a los pue-
blos subdesarrollados. Contribuyendo a esclarecer el
concept de estructura social y de tranformaci6n estruc-
tural -aunque sea en el piano elemental en que se sitia
el present ensayo- se contribute a facilitar el camino
para el cambio que debemos realizar, se contribute al
inicio de una evoluci6n que no puede ya detenerse y
que por eso mismo debe efectuarse dentro de las condi-
ciones mis favorables.. Si con el present ensayo se lo-
gra algo en este sentido, aunque sea en una parte infima,
me considerar6 profundamente satisfecho.


- 18 -







Algunas indicaciones al lector


La principal dificultad para comprender la teoria de
las estructuras sociales es la abstracci6n de dicha teo-
ria. Es una teoria abstract porque es muy general, es
decir, se aplica a las mis diversas manifestaciones de
la vida colectiva. Las teorias abstractas son dificiles de
comprender porque, en apariencia, son alejadas de los
hechos, de la realidad. Naturalmente son teorias que han
sido elaborada para comprender y manejar esta misma
realidad, pero como se aplican a tantos fen6menos, s6lo
se refieren a sus caracteres mis communes, dejando de
lado los mis particulares y caracteristicos. Por eso las
teorias parecen muchas veces estar alejadas de la
realidad.

Esta sensaci6n la tiene todo aquel que no esti acos-
tumbrado el studio de las teorias abstractas y que se
enfrenta por primer vez a una de ellas. Sucede por
ejemplo con el que se inicia en el studio de las mate-
miticas. Al principio siente que no tienen nada que
ver con el mundo en el cual 1 vive. Pero pronto se
convince de que debido a su misma generalidad y abs-
tracci6n, las matemiticas hacen possible el conocimiento
riguroso del mundo y su transformaci6n por medio de
la t6cnica. La abstracci6n no significa alejamiento de
la realidad. Al rev6s, es la condici6n para poder co-
nocerla con exactitud. Este es el secret de la potencia
del conocimiento cientifico.


- 19 -







Por tratarse de un tema abstract se hace necesario
dar ejemplos para que el lector pueda comprender el
significado de los concepts. He tratado de dar ejem-
plos que ilustren todos los concepts explicados en el
texto. Tal vez el nimero y el detalle de los ejemplos
no satisfaga las exigencias de la divulgaci6n cientifica
ni las normas de la mejor pedagogia. Pero un niimero
demasiado grande de ejemplos habria abultado el texto
hasta limits imprevisibles. Sin embargo, tengo la im-
presi6n de que con los ejemplos expuestos, el lector tiene
la base suficiente para relacionar los concepts explica-
dos con la realidad social en la que vive y que le es
familiar. Quiza tenga que realizar algunos esfuerzos
en ciertos casos particularmente abstractos, como en los
Sconceptos de "plasticidad structurall, de "incompatibi-
lidad" de "estado structurall, etc. Pero, lo vuelvo a re-
petir, cuando no se trata de pura exposici6n periodistica,
sino de ensayo o libro, aunque la intenci6n principal
sea la divulgaci6n, se supone que el lector tiene la deci-
si6n y el tiempo de meditar algunos moments sobre
el tema que lee.
A pesar de todos mis esfuerzos, no he logrado im-
poner el estilo descriptive y gradual que exige el ensayo
de divulgaci6n en todos los temas tratados. Creo haberlo
logrado en relaci6n a los temas principles, que son los
que realmente interesan al lector que quiere saber que
cosa con las estructuras sociales y que se entiende por
transformaci6n de estructuras. Pero la importancia del
concept de estructura social es tan grande, que he


- 20 -







debido tomar determinadas precauciones te6ricas pa-
ra evitar malas interpretaciones o juicios critics
precipitados. He debido por eso realizar ciertos and-
lisis sobre el concept general de estructura, sobre
la importancia de este concept para la ciencia en
general y, especialmente, para las ciencias sociales,
sobre la aplicaci6n del m6todo matemitico a las
ciencias sociales, sobre la evoluci6n del concept de es-
tructura en la sociologia modern (que parte del anAli-
sis del "grupo psicol6gico" y Ilega, pasando por el grupo
de "middle range", a las estructuras integradas por gran-
des grupos de dimension national) y otros temas afines.
He debido ademis apoyar todos estos desarrollos con
una adecuada bibliografia, con la intenci6n de ofrecer
h quienes se interesen en adquirir mayores conocimien-
tos sobre el tema un adecuado punto de partida y tam-
bi6n para mostrar las fuentes principals que han con-
tribuido a orientar el present texto. Debido a la gran
amplitud de las ideas desarrolladas en los puntos men-
cionados, no he podido evitar el empleo de un lenguaje
sint6tico y mis o menos t6cnico que recuerda la arida
exposici6n acad6mica. Esto represent un peligro para
la unidad del estilo y para la paciencia del lector que,
sin mayores pretensiones te6ricas, s6lo desee informarse
sobre los concepts bAsicos que permitan comprender
las estructuras sociales y su transformaci6n. Para evitar
este double peligro, he reunido los desarrollos que recuer-
den la exposici6n acadimica en un apendice que coloco
al final del libro, despu6s de Ta exposici6n principal. De


- 21 -







esta manera, quien s6lo tenga interns en formarse una
idea clara sobre las estructuras sociales, sobre sus di-
versos tipos y sobre su transformaci6n, no tendri mas
que limitarse a leer el texto principal. Y la persona que
desee profundizar un poco en el tema, con el prop6sito de
informarse o de acercarse al texto con espiritu critic,
podri encontrar en el ap6ndice un material que podri
servirle por lo menos de punto de partida para ulteriores
meditaciones y studios.
Estas advertencias son hechas porque la intenci6n del
present ensayo es fundamentalmente de divulgaci6n. Por
eso, al hablar de exposici6n tecnica y abstract, nos he-
mos situado en un piano totalmente relative. Se trata
de tecnicismos y de abstracciones relatives al piano de
la vulgarizaci6n. No debe olvidarse en ningfin moment
que el present ensayo fue originalmente concebido como
series de articulos periodisticos. Y el sentido de esta
intenci6n fue contribuir a la lucha ideol6gica que se
!desarrolla hoy dia en el piano periodistico con mayor
intensidad que en ning6n otro. Se trata pues de un
tema y de un texto desarrollados dentro de una pers-
pectiva periodistica y con intenci6n ideol6gica. Por eso el
contenido de la exposici6n no es sino el resultado de la in-
formaci6n que ha debido obtener un periodista responsa-
ble para fundamental sus puntos de vista. Todas las
precauciones tomadas en contra de la t6cnica o del
academicismo son, en consecuencia, relatives al desarro-
1o de divulgaci6n. Las dificultades encontradas en la
exposici6n han sido tales que han hecho impossible la


- 22 -







version puramente periodistica. Pero el contenido es
siempre el mismo. No se trata de un ensayo escrito por
un especialista en sociologia o economic sino por un
periodista responsible. Quien describe las presents li-
,neas, aunque ademis de ser periodista es professor de
filosofia, no es soci6logo ni economist. Y en la redac-
ci6n del present trabajo ha procedido estrictamente
como un periodista que se inform sobre las ideas que
expone. La teoria de las estructuras es de gran impor-
tancia para comprender vertebrales aspects de la actual
pugna ideol6gica y por eso, porque es necesario tener
ciertos conocimientos bAsicos sobre los temas tratados
es que he dedicado algunos esfuerzos. a informarme
sobre dicha teoria. La informaci6n adquirida es en gran
parte de primera mano, pero no tiene mayor finalidad
que la de cumplir una funci6n periodistica, una finalidad
de informaci6n para difundir, entire el gran pfblico,
nociones de importancia ideol6gica.
Consider necesario hacer esta advertencia para que
si el present texto cae en manos de alg6n especialista
en la material perdone la carencia de un rigor depurado
en la explicaci6n de los concepts y no espere encontrar
en 61 ideas nuevas o el product de alguna investigaci6n
personal. Los temas expuestos no son el resultado de la
investigaci6n sino de la mera informaci6n. Si hay alg6n
aporte, consiste s6lo en el estilo de la exposici6n, en el
intent de hacer llegar al gran piblico ideas de caricter
cientifico y acad6mico y en el esfuerzo de reunir en un
context unitario temas que generalmente se encuentran


-23 -








dispersos. Tal vez pueda ser tambi6n considerado como
aporte personal la filtima parte en la que, una vez desa-
rrdllado el tema de las estructuras y su transformaci6n,
confront el sistema capitalist con el socialist y lego
a ciertas conclusions basadas en resultados fundamenta-
les de la filosofia actuaL Tal vez las relaciones que anoto
entire el capitalism, el socialismo y la actitud humanista
puedan ser consideradas como un desarrollo propio.
Pero sobre esto el lector juzgari mejor que yo...


- 24 -















1.-El concept de estructura social


a) Los grupos mfiltiples

Para que exista una estructura social deben existir
diversos grupos humans que se relacionen entire si. Es-
tos grupos diversos son los elementso" de la estructura.
En las estructuras sociales que existen realmente, se en-
cuentran numerosos grupos. Pero te6ricamente, para que
exist una estructura social, basta que existan dos grupos
que se relacionen de la manera especial que describire-
mos a continuaci6n. Los grupos que integran las estruc.
turas sociales se denominan los "grupos sociales". Un
grupo social esti formado por un conjunto nume-
roso de personas que realizan una misma actividad.
Para que se pueda hablar de grupo social se require que
la actividad que caracteriza a los miembros del grupo
constituya un aspect important de su vida, es decir.
que sea una actividad que exija una dedicaci6n per-
manente y que por eso mismo tenga influencia sobre su
manera de ser, de sentir y de pensar. Debe ademis tener
una determinada significaci6n para la colectividad. El
concept de grupo social tiene, como se ve, tres notas


- 25 -







esenciales: debe comprender un gran nimero de indivi-
duos, todos los individuos deben realizar una misma acti-
vidad, y esta actividad debe ser important para ellos y
para la sociedad. Si el grupo es demasiado pequefio o si
la actividad que realizan sus miembros no tiene impor-
tancia ni para ellos ni para la sociedad, no puede ha-
blarse de grupo social. Asi el conjunto de los obreros, el
conjunto de los empresarios, el conjunto de los intelec-
tuales, el conjunto de los campesinos, el conjunto de los
ticnicos, el conjunto de los empleados, constituyen gru-
pos sociales (1), porque en todos ellos se encuentran las
tres notas caracteristicas.

b) Los roles

Las actividades que caracterizan a los grupos no son
actividades arbitrarias, son actividades altamente diferen-
ciadas, Ilenas de sentido, verdaderamente constitutivas de
las vidas individuals. Algunos soci6logos modernos las
denomina funciones, otros las denominan "roles" (1) .
Creemos que el termino "rol" es el mis adecuado, pues
las actividades de importancia social que forman los gru-
(1) El sentido en que empleamos la expresl6n "grupo social" es
el sentido en que lo emplea la modern economic estructurallsta
francesa, entire cuyos principles representantes podemos citar a
Lohmme, Marchal, Peroux. La sociologia estructuralista norte-
americana desarrolla concepts afines. Sobre la diferencia entire
grupo psicol6gico, grupo median o "middle range group" y grupo
social, y sobre la manera como la teoria soclol6gica ha evoluciona-
do desde el anllsiss de la estructura de los grupos psicol6glcos
hasta el an llsis de la estructura social cuyos elements son los
grupos sociales, ver el Ap6ndlce.
(1) Lhomme las denomina de la primer manera y Nicolal, su
discipulo, de la segunda. La mayoria de los socl61ogoa norte-
amerlcanos emplea la palabra "rol"


- 26 -









pos son verdaderos papeles, son actividades que intervie-
nen en alto grado en la formaci6n del caricter y de la
personalidad. En cierto sentido, cada actividad de grupo
es como un rol de teatro que se desempefia ante el gran
scenario de la sociedad. Para pertenecer a un grupo hay
que desempefiar o jugar un determinado papel. Para ser
military por ejemplo, hay que vestirse de cierta manera,
adoptar determinadas actitudes, poseer determinadas cua-
lidades, etc. Las cosas que puede hacer un military no las
puede hacer un sacerdote o un obrero y viceversa. No
debe career que se trata de verdaderos papeles o roles tea-
trales. No se trata de representaciones conscientes de pa-
peles elegidos voluntariamente. Sin embargo sea cual sea
el grupo, quien pertenece a 61 tiene que asumir una con-
ducta determinada, tiene que cumplir con ciertas obliga-
ciones, y posee siempre una conciencia de su propia po-
sici6n. Se trata de un "rol" en sentido amplio. Esto se
observe con especial claridad cuando una persona trata
de imitar a otra de diferente grupo. Cuando por ejem-
plo un estafador se hace pasar por professional, o por
artist, o por funcionario, para lograr sus fines ilicitos,
debe asumir un papel, debe asumir una conduct que es
verdaderamente teatral (2).

c) La diferenciaci6n y la complementaridad de los
grupos

(2) Moreno parece ser el primero en haber comprendldo sla m-
portancla fundamental del concept de "rol" para Is sociologla.
Merton toma el concept de rol para el anAllsis de los grupos
intermedlos. Su influencta ha contribuldo a generalizar el
concept.


- 27 -








Hemos visto que para que exist una estructura so-
cial es necesario que existan por lo menos dos grupos
(aunque en realidad, en las estructuras hist6ricas exis-
ten siempre mas de dos grupos). Como las sociedades
estin caracterizadas por sus estructuras, puede conside-
rarse que la existencia de grupos diferentes es una nota
esencial de toda sociedad. Una sociedad en la que no
existiera ningln grupo seria nIa sociedad sin estructura,
amorfa, indiferenciada. Algunos tipos muy primitivos
de sociedad como la de ciertas tribus australianas (tas-
manoides) o americanas (los aucas, los amarakaires)
parecen carecer de grupos diferenciados. Pero en ge-
nreral puede afirmarse que todas las sociedades hist6ri-
cas se caracterizan por la existencia de grupos que cum-
plen funciones muy diferentes. Por ejemplo, en las so-
ciedades medioevales encontramos el grupo de los sefio-
res feudales, el grupo del clero, el grupo de los siervos
de la gleba, el grupo de los artesanos, el, primero inci-
piente y luego poderoso, grupo de los burgueses, etc.

Lo que diferencia a cada grupo, de acuerdo con lo
expuesto, es el rol social semejante que "desermpefian sus
miembros. La semejanza de los roles constitute la unidad
del grupo. Y la diferencia de los roles constitute la dife-
rencia de los grupos. Debido a que los series humans tie-
nen que agruparse para desempefiar roles semejantes es
que se forman los grupos. Y debido a que existen roles di;
versos, es que nacen los grupos diferentes.

Pero la existencia de grupos diferentes no basta para


- 28 -








constituir las estructuras. Si no existiera relaci6n entire
los roles, no existirian las estructuras. Y esta relaci6n
es la complementaridad {1). Lo esencial en los grupos que
integran una estructura es que son complementarios, o
sea que los roles que encarnan los miembros de cada gru-
po de la estructura se necesitan y se exigen mutuamente.
Un grupo se caracteriza por un rol determinado, porque
existed otro grupo que se caracteriza por un rol que hace
possible el anterior y viceversa. Demos un ejemplo. En
las fuerzas armadas, puede considerarse que existen dos
grandes grupos: el de los soldados y el de los oficiales.
Los soldados tienen un rol: participar ,directamente
en la acci6n, obedeciendo las 6rdenes recibidas. Pue-
den tener iniciativa en el moment del combat,
cuando se ha perdido el enlace director con el ofi-
cial. Pero en /esencia, el rol del soldado es la reali.
zaci6n de un plan que 61 no ha concebido. El official,
en cambio desempefia el rol de mando y de organizaci6n.
El official tiene como funci6n elaborar los planes del
combat y ordenar el soldado la mejor manera de
realizarlo.

Es evidence que los dos grupos, el de los soldados
y el de los oficiales son diferentes, puesto que sus miem-
bros desempenian roles distintos. Pero son a la vez com-
plementarios, es decir que el uno no puede existir sin el
otro porque para que sea possible realizar el rol que
caracteriza a uno de ellos, es necesario que se realice
(1) Sobre la conexl6n entire el concept general de estructura
y el concept de relaci6n ver el Ap6ndice.


- 29 -









tambi6n el rol que caracteriza al otro. No puede con-
cebirse el grupo de los soldados sin el grupo de los ofi-
ciales, y no puede concebirse el grupo de los oficiales
ni tiene el mismo valor o significaci6n social.
Veamos ahora un ejemplo torado de la vida eco-
n6mica. El grupo de los obreros es complementario del
grupo de los empresarios. Los obreros constituyen la
fuerza productive del trabajo, y los empresarios consti-
tuyen la fuerza productive del capital. Los roles que
desempefian los obreros son diferentes del que desempe-
fian los empresarios. Pero son complementarios: no pue-
den existir los obreros sin los empresarios, y no pueden
exitir los empresarios sin los obreros (1).

d) Las jerarquias

La complementaridad de los roles estin estrechamente
ligada a otra nota esencial: la jerarquia. Los roles no
s6lo son diferenciados y complementarios sino que, ade.
mis, se relacionan de manera jerirquica. Cuando una
estructura se constitute por medio de diversos grupos,
cada uno de ellos ocupa una posici6n diferente dentro de
la estructura. Ninguno de ellos eg equivalent al otro,
ni tiene el mismo valor o significaci6n social.
El concept de jerarquia es muy amplio y present
1) Esta complementaridad entire el grupo de los empresarios y
el grupo de los obreros caracteriza, como veremos mda adelante,
la estructura tipica del sistema capitalist. El capitalismo pre-
supone obreros y empresarios. 81 la estructura es de una socledad
'n Ia que existen obreros pero no empresarlos, no puede hablarse
ya de socledad capitallsta, sino de socledad sociallsta o de otro
tipo. Pero entonces el grupo de los obreros es complementarlo
con otro u otros grupos, como por ejemplo el grupo de los tecni-
cos o el grupo de los bur6cratas, etc.


- 30 -









muchos aspects. Pero de manera intuitiva puede anali-
zarse con bastante claridad. Sus notas principles son
dos. De un lado, la jerarquia significa prestigio social,
y del otro poder de decision. Los grupos que desempefian
los roles que tienen mayor jerarquia gozan de mayor
prestigio que los grupos restantes. En ciertos casos, estas
diferencias pueden ser enormes. En toda sociedad hay
grupos que despiertan el respeto y la admiraci6n, que
constituyen algo asi como el ideal de vida de la mayo-
ria. Los individuos que pertenecen a los grupos de me-
nor jerarquia anhelan pertenecer a esos grupos y los
ven como algo verdaderamente valloso que infunde res-
peto y admiraci6n (1). Sienten de manera espontinea
una especie de subordinaci6n hacia sus miembros, con-
sideran que pertenecen a un nivel social superior. Y al
revs, los grupos que estin en el extreme inferior de la
jerarquia son grupos que no gozan de ningfn prestigio
social. Pertenecer a ellos no constitute ningiin ideal de
vida y se consider que sus miembros tienen una condi-
ci6n inferior. Algunos de los que pertenecen a los gru-
pos de menor jerarquia logran ascender a los grupos de
mayor jerarquia y muchas veces se avergiienzan de su
origen por considerarlo de baja extracci6n (2).
(1) Por ejemplo, el grupo de la gran nobleza en las viejas socle-
dades arlstocratlcas. En las socledades capitalistas los grupos de
los grandes potentados son los que gozan del mayor prestigio.
(2) Hay, en camblo, otros individuos que se enorgullecen de lo
que se llama en nuestra socledad su "orlgen humilde". Pero este
orgullo no se deriva de la jerarqufa del grupo de origen, Eino
del esfuerzo que significa haber ascendldo de un grupo al otro.
Se consider al grupo superior de tanta jerarqula .y tan dietante
en valor social de los otros grupos, que se estlma como un mb-
rito extraordlnario haber sido capaz de llegar hasta 61 y haber
sido aceptado por sus miembros.


-31 -








Pero ademis de su prestigio social, los grupos cuyos
roles ocupan las mayores jerarquias tienen un poder de-
terminado de decision. Este poder de decision present
a su vez un double aspect. Un aspect es la influencia
que el grupo tiene dentro de la propia estructura. Dentro
de la estructura existe siempre un grupo que, de una ma-
nera u otra, tiene poder sobre los grupos restantes y
puede tomar decisions sobre ellos. Por ejemplo, en la
estructura political del Estado, los gobernantes tienen po-
der para realizar una series de decisions colectivas que
obligan a los grupos restantes a ajustar sus conductas a
dichas decisions. En la estructura capitalist, formada
por el grupo de los empresarios y-el de los trabajadores,
los empresarios tienen el poder de decidir- una series de
cosas en relaci6n al grupo de los trabajadores, como ho-
horarios, desempefio de puestos, bonificaciones, des-
pidos, etc.
Pero ademis del poder de decision dentro de la mis-
ma estructura existe un poder de decision que trasciende
la estructura y que repercute sobre otros aspects de la
colectividad y en algunos casos sobre toda la colectivi-
dad. Este poder general de determinar las decisions co-
lectivas es muy variable y depend del tipo de sistema
social dentro del cual existe la estructura. El poder ge-
neral de decision de un grupo de elevada jerarquia so-
bre toda la sociedad se debe a.muchos factors. Uno de
ellos es el prestigio. social de que goza, pues debido a
que la gran mayoria social consider a dicho grupo co-
mo un grupo de especial valor, las personas que lo inte-


- 32 -







gran pueden inducir a los grupos mis diversos a adoptar
sus decisions. Otro factor que contribute al alto poder
de decision de un grupo es la relaci6n que tiene la es-
tructura a que pertenece con las restantes estructuras del
sistema social. Hay ciertas estructuras que poseen una
funci6n predominante, que estin conectadas con un ni.
mero muy grande de estructuras diferentes y por eso,
cuando los miembros de su grupo superior toman deci-
siones, estas decisions repercuten sobre grupos que per-
tenecen a otras estructuras. Pronto veremos c6mo este
mecanismo es caracteristico de las estructuras socio-eco-
n6micas en el sistema capitalist.
Como por lo general en toda estructura intervienen
diversos grupos, se observa una gradaci6n en la jerar-
quia de los roles. Existe lo que podria lamarse una pi-
rAmide de las jerarquias, desde la jerarquia mAxima has-
ta la jerarquia minima. El grupo cuyo rol goza de la
mAxima jerarquia es el grupo supraordinado y los de-
mis grupos son, en relaci6n al primero, grupos subordi-
nados. Un grupo subordinado a otro superior, puede ser
supraordinado respect de grupos inferiores. Debido a
la complicaci6n de las estructuras sociales, las relaciones
de jerarquia entire los diversos grupos de una estructura
son en general bastante complicadas y pueden presentar
a veces matices muy sutiles. Con frecuencia es dificil dis-
tinguir, en los grupos de estratos cercanos, cuAles tienen
una mayor o una menor jerarquia (1). Pero en general es
(1) Por ejemplo, en la modern soctedad capltalista hay un grupo
de la estructura socio-econ6mica que tiene mayor jerarqufa que


- 33 -







possible hacerlo, y no es mayor problema determinar cuil
es el grupo de maxima jerarquia y cuil o cuiles son los
grupos de menor jerarquia. En muchos casos, cuando se
trata del problema de las jerarquias, basta determinar
cuil es el grupo de mAxima y cuil es el grupo de minima
jerarquia. Entonces puede hablarse simple y Ilanamente
del grupo supraordinado y del grupo subordinado.

e) Definici6n de estructura social

Una vez que hemos analizado las tiotas constitutivas
de las estructuras sociales, podemos ya ofrecer una de-
finici6n. Las estructuras sociales son las relaciones je-
rarquicas que se establecen entire los grupos que desem-
pefian roles diferentes y complementarios.

Esta definici6n no podria comprenderse bien si no
se supiera ya lo que son los grupos, los grupos diferen-
ciados y complementarios, los roles de los individuos que
pertenecen a dichos grupos y la jerarquia que de una
manera u otra se establece entire dichos roles.
Pero hay un punto que debe ser esclarecido con mu-
cho cuidado so pena de oscurecer el concept de estru-
tura social. Una estructura social es una relaci6n entire

el grupo de los trabajadores y de los empleados, pero mencr que
el grupo de los empresarios: el grupo de los t6cnicos. En estos
moments de rApidos cambios estructurales, es dlficll determl-
nar con preclsi6n la jerarquia del rol de tecnico. Es evidence
que estA ascendlendo velozmente y que en algunas socledades
capitalistas avanzadas tiene una jerarquia cast igual y tal vez
Igual a la de los empresarios. Hay algunos socl61ogos y econo-
mistas que consideran que dentro de poco el grupo de los t-c-
nicos va a alcanzar la maxima jerarquia structural.


- 34 -








diferentes grupos. El grupo es el element de la relaci6n,
es la unidad, el t6rmino de la relaci6n. Asi como el ele-
mento de la relaci6n aritm6tica es el nfmero, y el t6rmino
de la relaci6n geom6trica es el punto, asi el t6rmind de la
relaci6n structural de la sociedad es el grupo. Pero no
debe crearse de ninguna manera que el grupo es algo
aparte, que no tiene relaci6n con las actividades de los
individuos. Hemos visto que.los grupos se caracterizan
por la identidad o mejor, semejanza, de los roles que
desempefian los individuos. El grupo de los trabajado-
res es el conjunto de los hombres que desempefian el
rol'de trabajador, el grupo de los capitalistas esta formado
por los hombres que desempefian el rol de empresario,
etc. Los roles son actividades, conductas significativas.
Lo que caracteriza a los grupos son pues las actividades,
los comportamientos de sus individuos.
Por eso no puede comprenderse lo que es una es-
tructura social si no se tiene en cuenta que se trata de
una relaci6n entire individuos que actfian de manera de-
terminada. Un conjunto de individuos actfia de manera
semejante y forma un grupo. Otro conjunto de indivi-
duos actia de otra manera (semejante) y forma otro
grupo. Estas dos classes de actividades son complemen-
tarias, se necesitan una a otra para poder realizar una
meta determinada. Y por eso se relaciona de manera
jerarquica. Nace asi la estructura. La estructura es pues
algo asi como una pauta o modelo de las conductas
humans, un tipo fijo de relaci6n de los comportamientos.
Si no se tiene siempre present que toda estructura so-


- 35 -








cial se forma sobre la base de actividades humans, no
puede comprenderse lo que se quiere decir cuando se ha-
bla de estructuras. Esta relaci6n entire las estructuras y
los comportamientos se captari de manera especialmente
nitida cuando analicemos los concepts de situaci6n es-
tructural y de transformaci6n structural.

f) Grupos, estructuras, sistemas

Una vez determinados los concepts de grupo social y
de estructura, es necesario analizar el concept de sistema.
Asi como los grupos son los elements inmediatos de las
estructurAs, asi las estructuras son los elements de los
sistemas. El sistema es, por decirlo asi, una estructura
de estructuras. Las estructuras constituidas por los gru-
pos existen en relaci6n a la sociedad global, son mani-
festaciones, aspects de esta sociedad. El sistema es una
red de estructuras que envuelve la sociedad global. Asi,
una sociedad capitalist debe presentar necesariamente
ciertos tipos de estructuras econ6micas. Debe tener por
ejemplo, una estructura caracterizada por la existencia
de un grupo de trabajadores y un grupo de capitalistas,
debe tener una estructura integrada por grupos dedica-
dos a diversas actividades productivas, extractiva o pri-
maria ,transformadora, industrial o secundaria, de ser-
vicio o terciaria. El sistema capitalist es la relaci6n to-
tal, unitaria, entire estas estructuras.

Asi como la estructura se caracteriza por los grupos
que la integran, asi el sistema se caracteriza por sus es-


- 36 -








tructuras. Por ejemplo, un sistema en que falta la estruc-
tura determinada por los dos grupos complementarios
de los trabajadores y los empresarios no puede Ilamarse
capitalist. Puede ser de otro tipo, por ejemplo, socia-
lista, pero no capitalist. El problema mis interesante
que plantea el concept de sistema es el de las compati-
bilidades y las incompatibilidades. Asi, el sistema capita-
lista debe tener necesariamente determinadas estructuras.
Pero en cambio present una enorme variedad en relaci6n
a otras estructuras: puede contener estructuras coopera-
tivas, estructuras de partnership, etc. 4Hasta qu6 punto
puede el sistema contener estructuras de este tipo sin
dejar de ser capitalism? Como es ficil ver, ista es la
pregunta fundamental que plantea el concept de trans-
formaci6n structural. Pronto regresaremos sobre este
punto, pero antes es necesario esclarecer otros con-
ceptos (1).












(1) Sobre la relacl6n entire alstema y estructura, han hecho In-
teresantes investigaclones P. Perroux, Marchal y Lhomme en
Francla, Sombart (uno de los ploneros) y Eucken en Alemania,
Suranyi-Unger y Halm en los Estados Unidos. Ver el Ap6ndlce.


- 37 -















2.-Las estructuras econ6micas


a) El origen de la estructuraci6n


La raz6n filtima de la actividad econ6mica es que los
bienes que el hombre necesita para satisfacer sus nece-
sidades son escasos. Si no fuera por esta escasez no exis-
tiria actividad econ6mica. Si con s61o alargar la mano
todo el mundo pudiera alimentarse o tener cualquier bien
que deseara no habria actividad organizada para satis-
facer las necesidades. No habria vida econ6mica, ni cien-
cia econ6mica, ni nada que pudiera recorder, aunque
fuera de lejos, algo parecido a este tipo de vida. Pero el
rasgo -fundamental de la vida humana es que existe
en un medio de escasez. Desde las 6pocas mis primiti-
vas el hombre se enfrenta al mundo como un lugar in-
h6spito. El hombre esti en peligro permanent de mo-
rirse de hambre. Y en realidad, si se recorre la historic
con el pensamiento, se descubre, con horror, que aunque
superficialmente se nos present como una brillante se-
cuencia de hazafias humans es, en lo profundo, un inter-
minable padecer hambre. Para luchar contra la escasez,
para humanizar su mundo y adaptarlo a sus necesidades,


- 38 -









el hombre ha creado, de manera espontinea, la activi-
dad econ6mica. O sea, se ha asociado con sus semejan-
tes para luchar contra la escasez y transformer su mun-
do de un mundo de carencia en un mundo de abundan-
cia. Pero para luchar contra la escasez hay que producer
por medio del trabajo y para producer por medio del
trabajo hay que veneer una series de dificultades. Es im-
posible veneer estas dificultades por medio de un mis-
mo tipo de trabajo. Desde que el hombre comienza a su-
perar sus limitaciones naturales y a crear instruments
de trabajo, comienza tambiin a especializarse en dife-
rentes actividades para poder luchar contra la escasez. La
division del trabajo productive se impone como una ne-
cesidad apenas se quiere lograr products elaborados.
Mientras no exist en una sociedad primitive una sufi-
ciente division del trabajo, dicha sociedad no puede su-
perar cierto estado.

Pero la division del trabajo constitute de inmediato
grupos diferenciados y complementarios. Constituye di-
ferentes roles, relacionados entire si per un cierto orden
jerfrquico. Es decir, exige la aparici6n de ciertas estruc-
turas sociales muy determinadas.

Como se ve, la necesidad de dividir el trabajo para
luchar contra la escasez es el origen profundo de las es-
tructuras econ6micas. Cuando la sociedad evoluciona,
los grupos, las estructuras, los sistemas, forman un com-
plejo cada vez mis rico y variado. En este complejo exis-
te una interinfluencia universal entire todos los tipos es-


- 39 -








tructurales y muchas veces determinadas estructuras eco-
n6micas nacen exigidas por cierto tipo de estructura re-
ligiosa o political. Pero en el fondo iltimo, se encuentra
la division del trabajo productive como el origen y sus-
tento de toda la estructuraci6n econ6mica.




b) Las estructuras tecno-econ6micas (1)


La actividad productive, la creaci6n de bienes para
satisfacer nuestras necesidades esti determinada por la
tecnica existente en un moment hist6rico de la so-
ciedad. Cuando la t6cnica es primitive y la division
del trabajo simple, la calidad y sobre todo, la can-
tidad de bienes que pueden ser producidos, son liniitadas.
Una t&cnica determinada s6lo puede oponerse a la es-
casez hasta un limited insobrepasable. Por ejemplo, mien-
tras no existia la tecnica para hacer represas gigantes
era impossible contener las crecidas de los grandes
rios y por eso, cada cierto tiempo, se producian inunda-
ciones que causaban, a su vez, hambrunas universales.
Era impossible luchar contra la hambruna, la forma mis
patente y dramatica de la escasez, inica y exclusivamente
porque la t6cnica era primitive. Pero en la actualidad es
(1) La expresl6n "tecno-econ6mica" es empleada por Andrb
Marchal CatedrAtico del curso de Sistemas Estructuras Econ6mi-
cas en la Sorbona, en su monumental obra "Syst6mes et struc-
tures &conomiques". El professor Sampedro catedratlco del curso
de Estructura Econdmica de la unlversidad de Madrid. traduce
la expresl6n como "tecnlco-econ6mica", pero nosotros hemos
preferido "tecno-econdmlca" por ser mas sintttica y enf6nica.


- 40 -






possible construir represas gigantes y evitar los desbordes
fluviales. Y por eso el nfimero de inundaciones ha dismi-
nuido de manera notable y tambien ha disminuido el fe-
n6meno de las hambrunas universales. Si las hambrunas
dependieran finicamente de las inundaciones, es seguro
que en el estado actual de la t&cnica, estarian en vias de
desaparecer para siempre. Otro ejemplo: las t6cnicas de
cultivo. Basta encontrar una t6cnica superior de cultivo
para aumentar la producci6n y reducir la escasez. Y lo
mismo puede decirse de las miquinas. La invenci6n de
la miquina de vapor aument6 la productividad de ma-
nera inconcebible, y luego las sucesivas invenciones de
miquinas cada vez mas perfectas ban ido incrementando
el ritmo productive de tal manera que todo hace esperar
que llegari el dia en qua la escasez sea definitivamente
superada.
Cuando una sociedad adquiere caracter propio y evo-
luciona lo suficiente para desarrollar una verdadera di-
visi6n del trabajo, invent ciertas t6cnicas productivas.
Estas t6cnicas imponen a los hombres tipos caracteristi-
cos de actividades. Por ejemplo, en nuestra sociedad mo-
derna, ya sea capitalist o socialist, existen t6cnicas di-
ferentes para la producci6n agraria y para la producci6n
industrial. En consecuencia, los hombres que aplican
tecnicas de producci6n agraria, Yealizan actividades dife-
rentes de los que aplican tecnicas de producci6n indus-
trial. El resultado es que los roles que desempenan en la
sociedad son tambi6n diferentes. Por eso, cada tipo de
tecnica impone la constituci6n de un grupo determinado.


- 41 -







Y, en el funcionamiento de la economic total de la socie-
dad, los grupos productivos, debido a la tecnica emplea-
da, adquieren relaciones de complementaridad. Los di-
versos grupos, agrupados de acuerdo a las diferentes t6c-
nicas constituyen los grupos tecno-econ6micos. Las estruc-
turas tecno-econ6micas son las relaciones de complemen-
taridad entire los roles de dichos grupos.

En la actual economic capitalist es ficil determinar
los principles grupos: existe el grupo campesino o agra-
rio, constituido por todos los individuos que realizan
actividades de acuerdo a las tecnicas necesarias para la
producci6n agricola, el grupo industrial, constituido por
los individuos que realizan actividades determinadas por
las t6cnicas de producci6n industrial, el grupo profesio-
nal, formado por los individuos que aplican sus cono-
cimientos cientificos para lograr determinados fines en
el process general de la producci6n processo estricta-
mente t6cnico, como los ingenieros; process legal, como
los abogados; process biol6gico, como los m6dicos, vete-
rinarios, etc.), el grupo de los empleados, que une a los
que realizan actividades administrativas y de servicios
en las diversas t6cnicas productivts, y otros grupos de
menor' importancia.

Naturalmente cada grupo present diversos subgru-
pos, que forman diversas subestructuras dentro de la es-
tructura tecno-econ6mica general. Asi el grupo agrario,
present diversos subgrupos de acuerdo con el perfeccio-
namiento de las t6cnicas empleadas (desde el arado de


- 42 -








tracci6n hasta el tractor) o de acuerdo a las t&cnicas de
un mismo nivel, pero diferentes seg6n lo exijan las con-
diciones de la producci6n (sembrio, actividades ganade-
ras, etc.).
El studio de las jerarquias tecno-econ6micas es del
mis alto interns, pero s61o tiene una importancia secun-
daria para los fines que perseguimos: la comprensi6n
del concept general de estructura social y sobre todo de
transformaci6n de la estructura socio-econ6mica. Bas-
tenos decir que las jerarquias se establecen en re-
laci6n al predominio de las t6cnicas. Si las tecnicas
industriales predominan sobre las tecnicas agrarias,
los grupos o sectors industriales tendran mayor je-
rarquia, mayor influencia en la colectividad. Un ca-
so tipico es, por ejemplo, lo que sucede en los
Estados Unidos y en la Uni6n Sovi6tica. En el pri-
mer pais, el inmenso progress de la industrializaci6n ha
reducido al sector agricola casi a un subgrupo industrial.
El resultado es que los grupos tecno-econ6micos agrico-
las han perdido importancia y estfn supeditados a las
grandes decisions de la industrial. La situaci6n se ha
hecho tan grave que el Estado ha debido- intervenir di-
rectamente para impedir la muerte econ6mica del sector
agricola. En la Uni6n Sovi6tica, el acento puesto en el
desarrollo industrial ha reducido la actividad agricola
a un lugar secundario de puro auxiliar de la producci6n
industrial. Esta situaci6n es mis bien artificial en rela-
ci6n a la enorme magnitude humana del sector agricola y
al estado actual de la t6cnica. En general puede decirse


- 43 -








que, desde el punto de vista de las jerarquias, los secto-
res industriales tienden a. ocupar en las sobiedades mo-
dernas la posici6n directriz.


c) Las estructuras socio-econ6micas

La aplicaci6n de diversas t&cnicas en el process pro-
ductivo genera una relaci6n determinada entire los dife-
rentes grupos humans que las aplican. Pero, ademas
de esta estructuraci6n, existe otro tipo de agrupaci6n
humana en relaci6n a la actividad productive: los di-
ferentes grades de disponibilidad de los medios de pro-
ducci6n. Todo ser human, por el.mero hecho de perte-
necer a una sociedad humana se relaciona de alg6n modo
con los medios de producci6n (1). Esta relaci6n bdsica
es la posesi6n. Cada persona dentro de la sociedad tiene
o no tiene la posesi6n, es decir la disponibilidad, de cier-
tos medios de producci6n. Si se prescinde de los medios
insignificantes y puramente individuals de producci6n,
como pequefios instruments de uso personal, y se consi-
deran s6lo los medios importantes, los medios que son
capaces de producer en grande para el consume de
la colectividad, se observa de i nmediato que la pose-

(1) Los medios de producci6n son los objetds materials, pequefios
o grandes que sirven para producer nuevos objetos. Asi, los pe-
quefios instruments del electricista o del albafil, los arados de
mnno de los indios, los tractores de los granjeros del Medio Oeste,
las grades fAbricas, los funds, las granjas. etc., etc.,. son me-
dlos de produccidn. En sentido amplio, hasta los transported, y
en general los servlcios, pueden ser conslderados medios de
produccl6n, pues para fabricar un product hay que realizar ser-
viclos transporterr pleas, etc.).


- 44 -








si6n de estos medics permit distinguir grupos diversos.
Hay grupos integrados por hombres que- prActicamente
no poseen ning6n medio de producci6n, hay grupos inte-
grados por hombres que poseen algunos medios de pro-
ducci6n, hay grupos cuyos individuos poseen mayor can-
tidad de medios de producci6n, hay grupos, por filtimo,
cuyos miembros poseen inmensas cantidades de medios
productivos.

En los paises capitalistas la posesi6n (1) de los me-
dios de producci6n coincide, de manera muy amplia,
con la posesi6n. de capital. Es cierto que a veces
hay personas que poseen dinero en efectivo que no
esta invertido en medios productfvos. Pero dichas
personas tienen la posibilidad esencial de transfor-
mar dicho dinero liquid en medios productivos y
viceversa. El dinero esta estrechamente asociado con la
posesi6n de los medios de producci6n. De manera que, en
sentido amplio, hablar de posesi6n de medios de pro-
ducci6n, de posesi6n de capital o de posesi6n de dinero
es equivalent.

La posesi6n del dinero o de los medios productivos
tiene una consecuencia inmediata: crea una posibilidad

(1) Al hablar de posesi6n de los medios de producci6n, nos re-
ferimos a la posibilidad de disponer de estos medios, es decir,
de organizarlos conform a la propla voluntad, de camblarlos, de
enajenarlos, de donarlos, etc. La propiedad es el estado legal de
esta posesi6n. Desde el punto de vista de la estructura social, lo
que tiene significado es que esta facultad de disponer, estA san-
clonada por normas legales, por normas consuetudinarias o por
cualquler otro procedlmiento. Por eso al hablar de posesl6n lo
hacemos en sentido sociol6gico y prescindimos del sutil matiz
juridico que dilerencla la posesl6n de la propiedad.


- 45 -







de ififluencia social. Mientras mayor es la posesi6n de
los medios productivos, mientras mayor la acumulaci6n
de dinero, mayor es la influencia social que tiene el po-
seedor. Esta influencia se caracteriza por muchas notas,
como el respeto social de que goza la persona, su capa-
cidad de poner en march operaciones de los mis di-
versos tipos (comerciales, industriales, incluso political y
culturales, etc.). Pero lo que mds revela esta posibilidad
de influencia es la posibilidad de efectuar decisions.
Quien posee una amplia cantidad de bienes de produc-
ci6n, tiene, por este mismo hecho, una amplia posibilidad
de decidir. Naturalmente que este poder de decision no
es ilimitado, ni universal. Hay esferas en las que se deja
sentir con much mayor vigor que en otras. Estas esfe-
ras son las econ6micas. Pero, a travis de ellas, el poder
de decision se deja sentir en las demis. Por ejemplo,
para poner en march una campafia political, quien dis-
pone de los medios de producci6n, es decir, del capital,
es capaz de ofrecer el dinero para hacer frente a los gas-
tos, y mientras mayor sea el dinero entregado, mayor
sera la influencia que tendrA en las decisions del par-
tido que realize la campafia.

El mtmdo modern, especialmente el capitalist, estA
profundamente influido por la vida econ6mica. Las acti-
vidades econ6micas estin relacionadas, de manera mu-
chas veces vital, con. todas las demis, especialmente las
political y las sociales, y en gran media, tambi6n con
las culturales. De manera que quien posee la facultad de


- 46 -









decidir en lo econ6mico, posee la facultad de decidir en
una enorme region de las actividades humans (1).

Es revelador analizar los diferentes grades y niveles
de poder de las decisions sociales, que dependent de los
diversos grades y niveles en la acumulaci6n de los me-
dios de producci6n. La condici6n de proletario, es de-
cir, de persona que no posee ningin bien de producci6n,
ni siquiera de los instruments con los cuales trabaja,
es la condici6n de menor jerarquia e influencia social.
Claro que a trav6s de las asociaciones obreras y de la
lucha sindical, el proletariado, como conjunto, ha adqui-
rido cada vez mayor poder para efectuar decisions so-
ciales. Pero se trata de una lucha organizada contra la
tendencia natural de la sociedad en que viven, es decir,
de una lucha contra el inmenso poder decisorio de los
poseedores de los medios de producci6n. El proletario
como individuo no tiene ningin poder, y debe por eso
organizarse para evitar que los empresarios realicen por

(1) Esta es una aflrmaci6n que se basa en meras observaclones
empiricas. No tiene nada que ver con la tesis marxista (casl
slempre tan mal comprendida, debldo al desconocimlento de la
teorla de la allenacl6n) de que las estructuras econ6micas deter-
minan las demas estructuras. Hay actividades humans sobre las
que no tiene influencia la organlzacl6n econ6mica de la socie-
dad, como por ejemplo, clerto tipo de actividad rellglosa (activi-
dad mistica o vocacidn misional) o clerto tipo de gran creaci6n
intelectual. Pero en general la actividad econ6mlca tiene gran
influencia, porque nuestra sociedad modern es una socledad
tecnica y la tocnica no puede disoclarse de los factores econ6-
micos de producci6n. Por otra part, esta relacl6n esencial entire
lo econ6mico y lo tAcnico hace que la creacl6n intellectual y la
condicl6n de "t6enico" adquieran cada vez mas influencia y m&s
poder de decisl6n. Las consecuenclas de este desplazamlento de
las influenclas puede tener y est& tenlendo enorme impact en
la actual evoluci6n social: Pero no nos interest en este ensayo
mostrar hasta d6nde lo intellectual va a poder influir sobre lo
econ6mico.


- 47 -








su cuenta todas las decisions. El fen6meno de la lucha
obrera, no s6lo no contradice el fen6meno enunciado,
sino que, al rev6s, lo demuestra de manera palmaria. La
lucha obrera existe porque la concentraci6n en pocas ma-
nos de los medios de producci6n confiere a los empresa-
rios todo el poder de decision (1).

Este poder de decision varia de acuerdo con la acu-
mulaci6n de los medios de producci6n. Desde el pequefio
propietario y el pequefio rentista hasta el magnate, se
presentan todas las posibilidades, todos los matices. Aun-
que, en cierto modo, el poder econ6mico se ha formado
de manera espontinea, sin planeamiento previo, existe
una verdadera piramide de jerarquias en el poder de de-
cidir. En la cfspide estA el grupo que detenta la mayo-
ria de los grandes medios de producci6n y que goza del
miximo poder y del mAximo prestigio. A trav6s de esta
jerarquizaci6n de los roles, los grupos superiores tienen
una influencia direct sobre los poseedores menos po-
derosos.

Todos los grupos considerados se concentran en dos
grandes conjuntos: el de los poseedores y el de los no
poseedores. Estos dos grandes conjuntos, son, a su vez,
grupos diferenciados y realizan actividades complemen-

(1) Esta descripcl6n del mecanismo de las decisions no consti-
tuye ni un ataque ni una acusacl6n contra los empresarlos. Es
una pura descripcl6n sociol6gica. En toda estructura socio-econ6-
mica los grupos superiores son los que detentan el mayor poder
de declsi6n. Asi en la estructura correspondiente al sistema mo-
ntrquico el poder de decisl6n reside en el mintsculo grupo In-
tegrado por el monarca y los nobles. En relaci6n a este estado de
cosas, la estructura soclo-econ6mica del capitalism significa un
efectivo progress.


- 48 -







tarias. 0 sea que el grupo de los poseedores de los me-
dios de producci6n realize actividades para las cuales ne-
cesita de las actividades&del grupo de los que no poseen
los medios de producci6n y viceversa. Los del pri-
mer grupo proporcionan el capital y los del segundo gru-
po ofrecen su fuerza de trabajo, venden esta fuerza como
una mercaderia y por medio de esta venta contribuyen a
producer los bienes que consume la sociedad como un
todo.

Naturalmente la situaci6n no es tan cristalina como
la hemos descrito. Hay ciertos grupos que no son posee-
dores de medios de producci6n pero que ocupan una si-
tuaci6n superior a la de los proletarios, como ciertos em-
pleados (no todos, pues en el sentido en que lo hemos de-
finido, una gran mayoria de empleados puede asimilarse
al proletariado), ciertos t6cnicos que trabajan de mane-
ra independiente, etc. Estos grupos, por disponer de ma-
yor cantidad de dinero, tienden a convertirse en peque-
fios propietarios, a adquirir la mayor cantidad possible
de bienes. Constituyen lo que podria llamarse la pequefia
clase media en sus niveles mis cercanos del proletariado.
La clase media esti compuesta por una series de estratos
que fluctfian desde niveles cercanos a los grandes posee-
dores hasta niveles cercanos al proletariado. Y estas fluc-
tuaciones coinciden con una fluctuaci6n paralela del po-
der de efectuar decisions que repercutan sobre la co-
lectividad.

Hemos visto que las estructuras sociales se caracte-


- 49 -







rizan por las relaciones de diferenciaci6n, de complemen-
taridad y de jerarquia entire los roles de los diversos gru.
pos. La diferente posesi6n de los medios de producci6n
establece, por su sola existencia, una interesante relaci6n
de jerarquia entire los roles econ6micos diferenciados y
complementarios de los diversos grupos. La posesi6n de
los medios productivos crea el rol de capitalist o empre-
sario y la no posesi6n de los medios productivos crea el
rol de proletario. Dentro de cada grupo, existen diversos
subgrupos de acuerdo con el grado de posesi6n o de no
posesion. El rol de capitalist tiene una jerarquia ma-
yor que el rol de proletario o no capitalist, y esta je-
rarquia se determine por el prestigio y por el poder de
decision, que en 6ltimo termino, influye en la march
total de la colectividad. Las consideraciones que ante-
ceden nos permiten ofrecer una definici6n rigurosa de
estructura socio-econ6mica; la etructura socio-econ6-
mica es la relaci6n de jerarquia entire los roles diferen-
ciados y complementarios que desempefian los diversos
grupos de acuerdo a sus diversos grades de posesidn de
los medios de producci6n (1).








(1) Hemos elaborado esta definici6n tomando como base moder-
nos trabajos de la escuela irancesa, especialmente los realizados
por Marchal, Perroux, Lhomme y Nicolal.


- 50 -














3.-Las estructuras y el comportamiento social


a) La situaci6n structural

Toda estructura social presupone la existencia de gru-
pos humans que desempefian determinados roles comr
plementarios y que se relacionen jerirquicamente a tra-
v6s de estos roles. Los grupos se distinguen por los roles
que desempefian sus individuos components. Los roles,
al ser desempefiados, determinan de manera inevitable
una situaci6n. En este sentido, todo individuo, por el
hecho de pertenecer a algfin grupo, esta situado en una
determinada situaci6n. Como nuestro interns se centra
en las estructuras socio-econ6micas, dejaremos de lado
las demrs estructuras y consideraremos s6lo las mencio-
nadas.

Sea por ejemplo un empresario. Pertenece al grupo
socio-econ6mico de los capitalistas. Es decir, desempefia
un rol determinado en la sociedad. Su rol consiste en ser
productor. El .rol de productor es complicado, much
mas complicado de lo que parece a primer vista. Pero,
present ciertos rasgos generals que permiten caracte-
rizarlo en primer aproximaci6n. El mis important de


- 51 -







ellos es que es poseedor de algun medio de producci6n
que, con frecuencia, es una fAbrica, una organizaci6n
que elabora sus products por medio de t&cnicas mecA-
nicas y que, en consecuencia, emplea miquinas. Pe-
ro estas maquinas necesitan ser manejadas por ope-
rarios. En consecuencia, debe" contratarlos. El fun-
cionamiento de su empresa le represent ciertos gastos.
y la venta de su product significa ciertas ganancias. Si
logra que las ganancias sean mayores que los gastos, ob-
tendra una utilidad determinada. Su situaci6n consiste,
por eso, fundamentalmente, en un esfuerzo permanent pa-
ra disminuir los costs y aumentar las ganancias. Este
afan lo lleva a hacer innovaciones t6cnicas en la/produc-
ci6n, obteniendo las mejores maquinas disponibles y a
organizer su empresa de tal manera que funcione con el
minimo de operarios y empleados. En la 6poca primitive
del capitalism, los empresarios trataban de que el cost
de la fuerza humana de trabajo fuera minima y proce-
dian de acuerdo a la oferta y la demand. En la actua-
lidad, la ley impone un "salario minimo". Para finan-
ciar la compra de nuevas maquinas necesitan mayor ca-
pital y deben recurrir a pr6stamos bancarios. Por eso con-
siderarAn convenient tener algfn medio de influencia en
los mecanismos crediticios. Mientras mas poderoso
sea un capitalist, mayor serA su influencia en los
circulos financieros. Tambien se preocupara de las
fluctuaciones de los precious del mercado national e
international y de las fluctuaciones en el precio de
las divisas. Las demands sindicales constituiran pa-


- 52 -









ra 61 otro problema y tratara de minimizarlas para
evitar el alza del costo de producci6n. Las ganancias
que obtenga, si logra organizer su empresa debidamen-
te, le permitirin vivir de acuerdo a un deterininado stan-
dard social, lo que le abrira determinados circulos, cier-
tas posibilidades de contact, etc. En una palabra, le con-
feriri una determinada jerarquia social.
Se ve pues, que su condici6n de empresario o sea, el
desempefio de su rol productive, lo coloca en determi-
nada situaci6n, en determinada perspective de acci6n
frente al mundo social en que vive. Por el hecho de ser
productor, puede hacer ciertas cosas y tiene que luchar
contra otras, etc., etc. Todos los empresarios de un mis-
mo nivel estan mis o menos en la misma situaci6n. Las
variaciones individuals pueden ser muchas, pero en to-
das las variaciones se encontrarin las constantes descritas
El proletario estari en una situaci6n completamente
diferente. Sabe que haga lo que haga s61o puede tener
un salario fijo, es decir, que s6lo se le consider como
un element de trabajo y no en relaci6n a sus m6ritos
personales (1). En consecuencia, su principal interns seri

(1) En el capitalismo modern, existe la "callflcaci6n" de los
obreros. Hay clertos tipos de trabajo que requieren de una espe-
cial habilidad y que deben ser desempefiados por obreros espe-
clalizados. Estos puestos estAn, por supuesto, mejor rentados. Pero
en relacl6n a ellos, todos los obreros que los desempefan son
equivalentes. Pueden existir casos partlculares en que un obrero
por tener capacidad excepclonal, o por decision del empresario, o
por cualquier otra causa, gane un journal mayor. Pero, en general,
un obrero es un factor de produccidn que recibe un determinado
salario por la venta de su trabajo. En relaci6n al sentido capi-
tallsta de la produccl6n, e incluso, en el mismo process socla-
lista, el obrero es siempre intercamblable. Esto present profun-
dos problems dignos de ser analizados, pero que trascienden la
intencl6n del present trabajo.


- 53 -







obtener el maximo salario. Para ello no le queda mis re-
medio que recurrir a la presi6n sindical. Tiene por eso,
por el mero hecho de ser obrero, que asociarse con los
que desempefian el mismo rol que 61. Esta limitaci6n es
lo que caracteriza su situaci6n de manera mis clara. En
este sentido el proletario tiene una situaci6n inversa a
la del empresario. El empresario, a pesar de las nume-
rosas dificultades que encuentra en el camino, tiene siem-
pre la posibilidad de ampliar su radio de aoci6n, o sea, de
aumentar su posesi6n de medios productivos. Por eso su
actitud es una line dinx ica, de advance permanent, de
horizonte abierto. El proletario carece de la posibilidad
de ampliar su radio de acci6n, esta situado en un pano-
rama sin horizonte, cerrado, estitico.
Como en todos los casos descritos, hay infinitas va-
riantes entire las dos situaciones limits. Pero ellas carac-
terizan esencialmente la pertenencia a uno de los dos gru-
pos socio-econ6micos fundamentals.

b) La estructura como incentive y como limitaci6n -
La tension structural

Como hemos visto, lo fundamental de la situaci6n es-
tructural es que abre y cierra posibilidades. Por el he-
cho de que una persona pertenezca a determinado grupo
socio-econ6mico, es decir, desempefie un rol con determi-
nada jerarquia social, se ubica en una situaci6n determi-
nada. Y por el hecho de estar en una situaci6n determina-
da hay ciertas cosas que puede hacer y otras que no puede


- 54 -







hacer. Pero no s6lo esto. La situaci6n crea en la perso-
na que esti en ella, determinadas tendencias,-ciertos an-
helos e ideales, preferencias y rechazos. Asi, el proleta-
rio que vive en la pobreza, tendri el ideal de hacerse
rico, o por lo menos de ser menos pobre. Y el empre-
sario que vive en la abundancia tendrA el ideal de aumen-
tar esta abundancia, o, en los.casos minimos, de conser-
varla. En general el empresario que alcanza determine.
do nivel de vida, no quiere aumentar su potencia econ6-
mica por el puro afin del dinero, sino por el aumento
de jerarquia que ello significa para el rol que desempefia.
El capitalist goza de la posibilidad de hacer grandes de-
cisiones, de realizar actos que influyan de manera osten-
sible en la march de la colectividad. Mientras mayor
sea su dominion de los medios productivos, mayores se-
rAn sus posibilidades de decidir, de influir, mayores se-
rAn su jerarquia y prestigio. En consecuencia, nada mis
natural que tratar de aumentar estas posibilidades si-
tuacionales^
La situaci6n, no s6lo se caracteriza por un complejo
de posibilidades positives y negatives, sino que crea una
determinada actitud. A toda situaci6n socio-econ6mica,
corresponde una actitud socio-econ6mica. Y, como en el
caso anterior, las pautas estin marcadas por los dos gran-
des grupos que imprimen su sello a la estructura socio-
econ6mica: los empresarios y los proletarios. La actitud
de ambos grupos es opuesta. El grupo de los empresa-
rios asume una actitud positive en relaci6n a su situa-
ci6n, mientras que el grupo de los proletarios asume una


- 55 -









actitud negative. Los empresarios estin contents de su
situaci6n, desean mantenerla y acentuarla, hacerla cada
vez mis s6lida y eficiente. Los proletarios rechazan su
condici6n de proletarios, desean dejar de serlo. En re-
laci6n a esta actitud negative, existen various matices in-
teresantes que mencionaremos rapidamente. Algunos de-
sean ser capitalistas. Qtros desean destruir el capitalism,
considerando que es el origen de su condici6n de pro-
letarios. La mayoria asume las dos actitudes, muchas
veces sin plena conciencia de lo que hacen. Es frecuente
el caso del lider sindical que cuando asciende a una si-
tuaci6n capitalist olvida sus antiguas tendencies poli-
ticas. Pero puede darse tambien el caso contrario (aun-
que es bastante mis raro): el del lider que se esfueza
en ascender hasta las esferas capitalistas para poder lu-
char con mayor eficacia por la causa obrera.
En toda situaci6n structural existe, como se ve, un
factor dinimico, una conduct determinada por dicha si-
tuaci6n (1). La conduct estA orientada hacia la con-
secusi6n de ciertos fines. Estos fines son los incentives
creados por la situaci6n structural. Pero, lo hemos vis-
to, la situaci6n impone tambi6n ciertos limits. Hay cier-
tas cosas que un hombre que pertenece a un grupo socio-
(1) La influencia de la situaci6n structural sobre la actitud del
indlviduo, y en general, sobre su personalidad ha sido estudlada
hace ya algAn tempo por Kardiner. En la actualidad constltuye
uno de los temas mas importantes de la escuela estructuralista
francesa, como muestran los trabajos de Lhomme y Nicolal. Tam-
bien es- un tema Importante en la escuela estructuralista norte-
americana. Ver los trabajos de Parsons, General Theory in Socio-
logy (especialmente el capitulo sobre: The Socialization Process
and its Reference group Structure) de Alex Inkeless: Personality
and Social Structure y de John Riley: Mass Communication and
the social System (sobre todo el capitulo: The Recipient and
the larger social structure).


- 56 -








econ6mico no puede hacer por mis que se proponga. En
cambio, estas cosas pueden ser conseguidas muy ficil-
mente por una persona que pertenezca a otro grupo, y
viceversa. Los limited hacen dificil alcanzar los fines
perseguidos. Hay asi en toda estructura, un process par
rad6jico derivado de su propia naturaleza. La estructura
determine una situaci6n para cada uno de los grupos in-
tegrantes. La situaci6n determine a su vez fines y limi-
tes a la acci6n de los grupos. Pero en numerosos cases
los limits se oponen a los fines, son vallas muchas ve-
ces insalvables pars la realizaci6n de las metas individua-
les derivadas de la situaci6n structural de los diferentes
grupos. O sea que la estructura, a trav6s de la situaci6n
structural, impulsa a la acci6n y a la vez represents una
valla para la acci6n. Esta contraposici6n entire los fines
perseguidos y las dificultades para alcanzarlos, esta pug-
na entire los incentives y los limits, crea lo que en t6r-
minos modernos se denomina tension structural. Las es-
tructuras socio-econ6micas se caracterizan por ser estruc-
turas particularmente tensas.
Es de especial interns analizar el mecanismo de esta
tension en los diversos grupos socio-econ6micos. En el
grupo de los trabajadores el mecanismo de la ten-
si6n es relativamente simple, aunque desde luego,
como todos los fen6menos sociales, puede presen-
tar inltiples variaciones. En general la situaci6n
structural del trabajador lo induce a asumir una
actitud negative frente a su propia posici6n. El
principal incentive del trabajador derivado de su si-


- 57 -







tuaci6n es el de aumentar sus salaries y el de elevarse
en la jerarquia social. Este incentive choca contra el li-
mite impuesto por su situaci6n, limited que consiste pre-
cisamente en la imposibilidad de imponer decisions co-
lectivas. Debido a la situaci6n que ocupa, a la indole de
la estructura dentro de la que no posee medios de pro-
ducci6n, el trabajador individual no tiene la oportunidad
de poner en movimiento process sociales, como la me-
jora de los salaries, la mayor intervenci6n en el meca-
nismo de la producci6n, la mejora del sistema educativo,
todo lo cual elevaria su prestigio social y la jerarquia
del rol que desempefia. Por eso la finica soluci6n que
puede entrever es la asociaci6n obrera para producer la
presi6n sindical.
La situaci6n structural del empresario provoca en 61
una actitud contraria a la del proletario. Debido a que
ocupa la maxima jerarquia social y que ejerce el mixi-
mo poder de decision colectiva, es psicol6gicamente in-
evitable que el incentive creado por su situaci6n sea el
de perpetuarse en los roles que desempefia e incluso au-
mentar su jerarquia dentro de la estructura. Su situa-
ci6n structural le ofrece posibilidades much mis gran-
des que al trabajador para la realizaci6n de sus metas.
Pero no por eso deja de encontrar fuertes limits. Los
limits son mas complicados y dificiles de analizar que en
el caso de los trabajadores, porque se derivan de facto-
res multiples. Encuentra limits dentro de su propio gru-
po, derivados de la competencia que existe entire los ca-
pitalistas que lo integran. La competencia entire empre-


- 58 -








sarios contribute a desplazar a muchos de .ellos y a ha-
cerlos bajar de categoria disminuyendo o reduciendo a
la nada su poder decisorio. Uno de los resultados de la
competencia es la formaci6n de alianzas y de grupos de
presi6n, hecho que complica ain mis la situaci6n y el
studio de los limits. El empresario encuentra ademis
limits en la acci6n del Estado, el que, presionado
por el movimiento obrero, impone vallas insobrepa-
sables a cierto tipo de acci6n de los empresarios,
como la formaci6n de monopolies, la obtenci6n de
utilidades demasiado elevadas, la implantaci6n de sa-
larios demasiado bajos, etcetera. Pero seguramente
el limited mAs definido es la propia actitud del tra-
bajador. El trabajador, como consecuencia de su pro-
pia situaci6n structural, se esfuerza en conseguir el alza
de salaries y un alza demasiado elevada de salaries dis-
minuye la potencia econ6mica de la empresa y puede in-
cluso llegar a paralizarla. Este iltimo limited es el factor
mis important en la existencia de la tension estructu-
ral, porque original una contraposici6n en la presi6n de
ambos grupos para conseguir sus fines. Pero no debe
creerse que la tension structural se debe fnicamente a
la contraposici6n entire patrons y obreros. La contra-
posici6n entire los mismos patrons, o entire los empresa-
rios y el Estado (o entire los mismos obreros y el Es-
tado, en los casos en que el Estado apoya a los patrons)
contribute a crear diferentes zonas de tension dentro de
la estructura. En general, en todo caso en que los miem-
bros de un grupo, como consecuencia de su situaci6n es-


- 59 -








tructural, persiguen una meta que encuentra la resistencia
de algun limited determinado, se produce un fen6meno de
tension.
El process descrito en relaci6n a los dos grupos li-
mites existe tambi6n con caracteres propios en relaci6n
a los otros grupos de la estructura socio-econ6mica, co-
mo los t6cnicos, los intelectuales, los empleados, etc. En
algunos casos, como en el grupo de los intelectuales, pue-
de asumir caracteres muy originales e interesantes. En
la modern sociedad capitalist el intellectual no dispone
de medios de producci6n, pero debido a una series de fac-
tores caracteristicos de la colectividad en que vive, goza
de cierto nivel econ6mico y de un prestigio bastante ele-
vado. El prestigio y la jerarquia que posee no puede
compararse con la del empresario, pero no guard rela-
ci6n con su nivel econ6mico. Es muy superior a lo que
deberia ser teniendo en cuenta este nivel. Esta situaci6n
le impone determinados incentives de los que se deriva
una actitud muy particular frente a su propia situaci6n.
De un lado se siente siempre mal remunerado, consider
que la sociedad no aprecia debidamente sus servicios.
Pero del otro, al comparar su prestigio con el de otros
grupos que econ6micamente estan a su mismo nivel e in-
cluso a un nivel mas alto, adquiere una aguda conciencia
de su propio valor. Ademis, el hecho innegable de que
su labor intellectual le confiere un inmenso poder de de-
cisi6n "a largo plazo" le produce un profundo descon-
tento ante el hecho, tambi6n innegable, de que en la di-
nimica inmediata de las decisions colectivas no tiene


- 60 -








casi ninguna intervenci6n. Por otra parte, debido a su
situaci6n structural, no puede former asociaciones de
presi6n, como hacen los grupos obreros, y eso le crea
una especie de "complejo de debilidad". Esto explica el
descontento permanent que reina en el grupo de los in-
telectuales y el afan muchas veces exagerado impossiblee
de comprender sin un adecuado analisis structural) que
tienen por adquirir poder politico, para compensar de
esta manera su escaso poder de decision colectiva inme-
diata. Es important observer en relaci6n al intellectual,
que debido al impact fabuloso del pensamiento cienti-
fico, a trav6s de la t6cnica, sobre los process de trans-
formaci6n social, su rol esti adquiriendo un ripido
aumento jerirquico dentro del sistema social. Esto su-
cede tanto en los paises capitalistas como en los socia-
listas, lo que habri de redundar en una series de evolu-
ciones sumamente importantes y seguramente dificiles de
prever en un future pr6ximo.


- 61 -













4.-La transformaci6n de estructuras


a) Los cambios estructurales

La raz6n por la cual se produce las tensions y las
transformaciones consecuentes es que las estructuras no
son, en principio, sino relaciones entire los hombres a
trav6s de su conduct. Porque las estructuras son rela-
ciones de complementaridad entire los roles que desem-
pefian los grupos. Y los roles no son sino tipos de con-
ducta. Las estructuras vienen a ser algo asi como
models de conduct, como canalizaciones a trav6s
de las cuales se relacionan las conductas de los hom-
bres. Los canales o models se basan en el hecho
de que ciertap conductas son diferentes pero comple-
mentarias de otras, o sea que cada tipo de conduct se
necesita mutuamente para que se pueda lograr un fin.
Por eso para que exist una estructura se require
una cierta aceptaci6n colectiva de las conductas. Est6n
contents o descontentos, los grupos que se relacionan
mediante la complementaridad de sus roles tienen qub
aceptar comportarse de una cierta manera. Si no exis-
te esta aceptaci6n de sus respectivos tipos de conduct,
entonces no puede existir la estructura. Por eso, cuando
la insatisfacci6n de uno o various de los grupos, o el


- 62 -









exceso de exigencias de los grupos cuyo rol tiene la
mayor jerarquia, causa el descontento, se produce con-
ductas que tienden a apartarse de las pautas establec.-
das. Y esta tendencia a apartarse de las pautas estruc-
turales, es lo que produce el fen6meno de la tension es.
tructural. La tension structural significa un peligro
para la estabilidad de la estructura, puesto que si es de-
masiado fuerte puede destruirla. En efecto, si Ilega un
moment en que todos los miembros de un grupo recha
zan el rol complementario que estin desempefiando, la
relaci6n entire los grupos se rompe y la estructura se
derrumba.

Por eso los grupos interesados en mantener la estruc-
tura, cuando la tension structural se hace suficiente-
mente fuerte para volverse amenazadora, tienden de ma-
nera espontinea a disminuirla. Existen dos maneras d-
anular la tension structural: mediante la fuerza y me-
diante las concesiones. Mientras los grupos de mayor je-
rarquia puedan aplicar la fuerza (para impedir la for-
maci6n de organizaciones obreras, para evitar las huel-
gas, etc.), la estabilidad de la estructura puede mante.
nerse indefinidamente. Pero lega un moment en que ya
no es possible aplicar la fuerza, porque la tension es de-
masiado fuerte, o porque ciertos miembros del grupo su.
perior consideran que las demands de los grupos subor-
dinados son justas, o por muchas otras razones. Enton-
ces los grupos de mayor jerarquia decide hacer conce-
siones, y al hacer estas concesiones. de manera inevita-
ble, sin tener clara conciencia de lo que esta sucediendo,


- 63 -









original un cambio en la estructura. Este cambio puede
ser infinitesimal, pero es no obstante in cambio. Y en
consecuencia una transformaci6n. Y si la tension sigue,
o vuelve a presentarse, y los grupos de mayor jerarquia
vuelven a sentir la necesidad de hacer concesiones, el
cambio structural sera mayor que la vez anterior. La
continuaci6n de este process terminal, a trav6s de una
secuencia ritmica de tensions y de concesiones, por pro-
ducir una verdadera mutaci6n en la estructura.
El movimiento obrero desde sus inicios hasta nuestros
dias, permit captar con particular nitidez el process des-
crito. En los comienzos del sistema de la producci6n indus-
trial, los empresarios tienen una jerarquia maxima, y los
obreros una jerarquia minima. Los roles que desempefian
ambos grupos son, por supuesto, complementarios y estin
rigurosamente jerarquizados. Durante los primeros afios
del gran capitalism que caracteriza la primer revolu-
ci6n industrial, esta estructura socio-econ6mica, clara y
definida, se mantiene. No pasa much tiempo sin que
el rigor de las jerarquias produzca series tensions que
cada vez van en aumento. En un principio los intentos
obreros de cambiar las cosas son aplastados por la fuer-
za, pero poco a poco el empleo de la fuerza se va ha-
ciendo menos eficaz, hasta que los empresarios, por
razones econ6micas y tambi6n morales, comienzan a
hacer concesiones. Los salaries suben, y al subir, el
rigor de las jerarquips comienza a cambiar, porque
los mejores salaries aumentan el poder de decision de
los obreros. Mientras el journal del obrero es simplemente
vital, es decir, s6lo le alcanza para que l1 y su familiar no


- 64 -







mueran de hambre, este no tiene ningin poder de deci-
si6n. Si se queda sin trabajo, se muere de hambre, y
causa un desastre en su familiar. Tiene por eso que acep-
tar cualquier imposici6n, cualquier horario, cualquier de-
cisi6n de la empresa. Pero cuando su mayor salario le
permit vivir aunque sea unos dias sin trabajar, puede
declararse en huelga y puede contribuir econ6micamente
a los fondos comunes de las organizaciones obreras. En
esta forma comienza a imponer sus decisions a los em-
presarios. La diferencia de jerarquia entire los roles tien-
de asi a disminuir, y la estructura, siendo siempre la
misma en principio, comienza a cambiar. Este process
avanza cada vez mis, hasta que, en algunos paises ca-
pitalistas de gran desarrollo, como Alemania y Estados
Unidos, los sindicatos obreros adquieren un gran poder
de impact sobre la march del process econ6mico. O
sea, que el grupo socio-econ6mico inferior, conquista la
'posibilidad de decidir. Naturalmeite que esta posibilidad
de decidir es diferente de la del grupo superior. Es una
posibilidad basada en la organizaci6n colectiva, mien-
Itras que la del empresario es siempre una posibilidad in-
dividual, que depend del arbitrio y de la acci6n de una
sola persona o un pequefio grupo. Pero de todas maneras
es una posibilidad de decidir y esto significa una marcada
alteraci6n structural (1).
(1) La relacidn entire la estructura, la tensi6n structural y el
process de trasformacl6n structural esta slendo estudiado en la
actualidad desde diversos Angulos. For ejemplo Barre ha es-
tudlado el tiempo que se demora la reacct6n de los grupos en
influir sobre la estructura (la period dans 1'analysa 6conomique).
Marchal ha estudlado el mecanismo de transfornaci6n de todo el
sistema producido por las tensions entire diferentes estructuras.
(Syst6mes et structures economiques).


- 65 -






b) El tipo de la estructura y el concept de plasti-
cidad structural

Llegados a este punto es necesario esclarecer la re-
laci6n que existe entire el tipo de una estructura y los
cambios que experiment. En el ejemplo anterior, to-
mado de la historic reciente, vemos c6mo la tension que
se original en la estructura socio-econ6mica del capitalis-
mo, produce un cambio permanent, una series de pe-
quefias transformaciones, que culminan en la disminu-
ci6n de la diferencia jerarquica entire el grupo de los
empresarios y el grupo de los proletarios.

No cabe duda que la estructura socio-econ6mica se
ha transformado, puesto que lo que caracteriza una es-
tructura socio-econ6mica es la jerarquia de los roles com-
plementarios en el process productive. Si la relaci6n
jerarquica ha cambiado, la estructura ha cambiado. Pero
jpuede decirse que la estructura se ha transformado en
otra diferente? O mis bien que dentro de un mismo
tipo de estructura se han realizado cambios produciendo
reajustes, pero sin legar a otra estructura diferente?

El problema se resuelve mediante el concept de
plasticidad structural (1). Una estructura tiene un "mar-
gen de plasticidad", o sea que es capaz de soportar cier-
tas transformaciones sin que ellas signifiquen una me-
tamorfosis, es decir, el paso a otra estructura diferente.
El margen de plasticidad estA determinado por la re-
(1) Este concept ha sido acufiado por Perroux y ha sido desarro-
llado por Marchal.


- 66 -







laci6n esencial entire la complementaridad de los roles.
Mientras en una estructura se mantenga la complemen-
taridad de los roles, se rhantiene su naturaleza o tipo.
La complementaridad impone necesariamente una jerar-
quia, hace que uno de los roles tenga mayor jerarquia
que el otro (o que los otros). El rigor de las jerarquias,
la distancia entire las mismas, el poder de decision de
los diversos grupos, pueden variar, pero mientras las je-
rarquias sigan existiendo, mientras no se nivelen por
complete o, incluso, se inviertan, la naturaleza de la es-
tructura se mantiene y puede hablarse de una misma es-
tructura. Cuando la jerarquia de los roles disminuye
tanto que desaparece, cuando el rol que desempefia un
grupo deja de ser superior al que desempefia el otro,
cuando uno de los grupos constitutivos se disuelve, cuan-
do un grupo adquiere una jerarquia mayor que la del
otro, entonces no cabe duda que la estructura ha sido
transformada en otra estructura diferente o, sencilla-
mente, ha sido destruida.
Naturalmente, el "margen de plasticidad" de una es-
tructura depend de los tipos de roles que desempefian
los grupos. Hay ciertos roles que pueden relacionarse a
trav6s de una complementaridad sumamente s6lida y que
resisten enormes cambios. Hay otros, en cambio, cuyas
relaciones de complementaci6n son rigidas, y por eso las
estructuras formadas por ellos son completamente trans-
formadas o destruidas por cualquier mutaci6n.
Como ejemplo consideremos la estructura socio-eco-
n6mica que caracteriza la esclavitud. En esta estructura


- 67 .







existen dos grupos complementarios: el de los amos y
el de los esclavos (1). Los amos poseen la totalidad (o
la casi totalidad), de los medios productivos y los es-
clavos no poseen ning6n medio productive. La diferen-
cia de jerarquia de los roles es absolute, es la mAxima
diferencia que puede lograrse entire los series humans.
El amo tiene todas las posibilidades de decision, el es-
clavo ninguna. El amo tiene incluso derecho de vida o
muerte sobre el esclavo. El esclavo no es sino un objeto,
que no recibe ningin beneficio por su trabajo. S61o re-
cibe alimento y techo, como una miquina puede recibir
combustible y guardiania.

Esta estructura se caracteriza por su gran estabili-
dad, pero parad6jicamente tiene una plasticidad prActica.
mente nula. Es muy stable porque.la aplicaci6n de la
fuerza permit contener todas las tensions. Pero apenas
las tensions rebasan el dique, apenas se hace una con-
cesi6n, por minima que sea, se rompe la estructura, por-
que los esclavos adquieren la posibilidad de efectuar de-
cisiores, y, por este mismo hecho, dejan de ser esclavos.
Apenas comienzan a decidir, orientan toda su energia a

(1) Naturalmente, estamos simpliflcando. En los viejos regimenes
esclavistas, la estructura socio-econ6mlca es tan complicada como
en los modernos regimenes capitalistas. Esto se debe a que exis-
te una series de grupos intermedios entire los amos y los esclavos.
Existen los grupos de comerclantes y artesanos, los grupos de 11-
bertos, de los extranjeros (como los metecos y los katecuntes grie-
gos), etc., etc. Entre estos diversos grupos existen jerarquias de-
finldas de roles complementarlos.' Pero, no obstante, los dos gru-
pos fundamentals son el de los amos y el de los esclavos. Basta
considerar s61o a estos dos grupos en el ejemplo para que el lector
pueda formarse una Idea clara de lo que significa la plasticidad
structural. Las relaclones descritas no cambian as se consider al
lado de ellas las relaclones de los otros grupos, o set que la sim-
plificaci6n no acarrea ninguna p6rdida de generalidad.


- 68 -







seguit decidiendo y a seguir afirmando su libertad. Y, en
consecuencia, se rompe la relaci6n de complementaridad.
El esclavo s6lo es complementario del amo, en cuanto
es una fuerza capaz de producer sin obtener nada -en cam-
bio. Es una complementaridad de miquina-hombre. Esto
s6lo es possible cuando un enorme grupo de hombres,
trabaja, sin ninguna posibilidad de cambio, para un mi-
niisculo grupo de hombres que no trabaja. El trabajo
total, frente al ocio total, es lo que form los dos gru-
pos complementarios. Apenas deja de ser total uno de los
comportamientos, deja de ser complementario.
La estructura socio-econ6mica del capitalism, en
cambio, se caracteriza por su movilidad, puesto que co-
mienza a cambiar espontfneamente y por esto mismo
present una plasticidad sorprendente. Desde que co.
menz6 a constituir la base de la sociedad modern, ha
soportado los cambios mas variados e inesperados, y ha
sido, sin embargo, capaz de mantener su idiosincracia.
Presents asi la curiosa propiedad de estar siempre en
movimiento sin dejar de ser ella misma. Y es que la re-
laci6n de jerarquia que caracteriza la complementaridad
de los roles se basa en la posibilidad de decidir sobre
bienes, sobre objetos materials, o sore actividades de
trabajo, pero no sobre vidas humans. Mientras el grupo
de los empresarios pueda seguir decidiendo sobre la dis-
posici6n de los bienes de la empresa (enajenar sus bie-
nes, ampliarla, asociarla con otra empresa, etc.), mien-
tras puedan seguir decidiendo sobre qui6nes deben ser
los operarios que trabajen en la empresa (aunque ten-


- 69 -







ga que pagar indemnizaciones y no pueda ya decidir
con entera arbitrariedad), se mantiene la estructura. En
la sociedad capitalist, la distancia de los grupos es relati-
va, puede disminuirse de manera sorprendente, aunque
desde luego, existe un limited mis alli del cual no pue-
de pasarse: el de la jerarquia de las decisions. El dia en
que los obreros, tengan igual o mayor poder de decision
que los empresarios, terminal la estructura socio-econ6mica
del capitalism.
Una de las grandes limitaciones te6ricas del marxis-
mo es el desconocimiento del concept de plasticidad es-
tructural. Seg6n el marxismo, la estructura socio-econ6-
mica del capitalism, es una estructura rigida, que pro-
duce tensions cada vez mis fuertes. Como las tensions
crecen sin poderse detener, y como la estructura es ri-
gida, debe Ilegar un moment en que la estructura ex-
plote y el sistema se. derrumbe. La mayoria de los gran-
des errors econ6micos y sociol6gicos del marxismo, que
lo indujeron a hacer predicciones falsas, se deben a que
la estructura socio-econ6mica del capitalism es esen-
cialmente plistica. Los marxistas primitivos no previe-
ron que el capitalism seria capaz de ir cambiando, de-
bido a la tension structural, sin dejar de ser capitalism.
El marxismo estuvo acertado al sefialar la tension
structural caracteristica del capitalism. La situaci6n
structural capitalist, produce de manera inevitable una
tension. Conforme se desarrolla el process de acumula.
ci6n del capital, la tension va creciendo hasta que no
puede ya equilibrarse por la fuerza. Pero entonces, just


- 70 -








en el moment en que, seghn el marxismo, el capitalism
'deberia derrumbarse y producirse la revoluci6n socia-
lista, el capitalism comienza a'adaptarse, a transformar
su estructura socio-econ6mica sin cambiarla completa-
mente. Y desde entonces ha seguido por'esta send has-
ta alcanzar las formas mis complicadas e imprevis-
tas (1), (2).

De lo dicho sobre el process de transformaci6n de
las estructuras, sobre el margen de plasticidad y sobre
el paso de una estructura a otra diferente, se desprende

(1) En la actualidad, especlalmente en la nueva escuela Iran-
cesa, no se consider al marxismo como una doctrine que debe
combatirse por pertenecer al enemigo. Se le consider, sencilla-
mente, una doctrine sociol6gica y econ6mica al lado de otras.
Y, de acuerdo a la norma de toda aut6ntica actitud clentifica,
se trata de aprovechar al maximo sus aportes vallosos, tratando
de discriminarlos de sus aspects falsos. En este sentido puede
decirse que, analizado a la luz de los modernos concepts es-
tructuralistas, el marxismQ tiene el m6rlto de haber Indicado
con precision una series de notas esenclales del capitalism. Pero
tiene el defecto de haber elaborado una teoria sumamente ce-
rrada y dogmatica de la evolucl6n social. Al lado de las teorlas
de los clfsicos, de los marglnalista, de los neomarginalistas, de
los planteamlentos keyneslanos y de las concepclones econom6-
tricas, se le consider actualmente como un factor important,
aunque su importancia no parece ser mayor que la de los demis
factors enumerados.
(2) En este sentido es muy important la comprensl6n del fen6-
meno de la evoluci6n de la coyuntura (crisis) o sea del paso del
clclo a la lnflacl6n. El ciclo parece corresponder al estado pri-
mitivo del capitalism, mientras que la inflacl6n parece corres-
ponder al tipo de actividad concertada del capitalism evoluclo-
nado, dLbido a que el planeamlento (aunque sea imperfecto) crea
clerto tipo de tensl6n que se express a trav6s de la inflaci6n.
La nueva tension se debe a que los trabajadores tienen ya la jerar-
quia suficlente para poderse opener con 6xito a las despedidas en
masa por exceso de producci6n, o a la baja de los salaries. Y tie-
nen incluso el poder de hacer subir, en cierta medida, 6stos il-
timos. Esto lleva necesarlamente a la inflacl6n, que viene a ser
la expresi6n permanent de un process de adaptacl6n structural
del capitalism. Por eso desde que el capitalism super las crisis
peri6dicas, comenz6 a presentarse la Inflaclin como un fen6meno
universal. Sobre esto, ver los trabajos de Perroux, de Guiton y
especialmente la monumental obra de Ackerman (Structures et
cycle economique).


- 71 -







que el concept de "transformaci6n structural" tiene
una extension muy amplia. En su verdadero sentido, la
transformaci6n de una estructura puede presentar to-
das las gradaciones, desde la modificaci6n infinitesimal
hasta la metamorfosis total (1).

Cuando una estructura social comienza a transfor-
marse, empiezan a variar las relaciones entire los roles
de los grupos complementarios que la constituyen. Mien-
tras la variaci6n de las relaciones entire los roles con-
serve ciertos caracteres, puede decirse que la estructura
ain es la misma, pero que sin embargo ha experimenta-
do un cambio "o mutaci6n" (1). En este sentido puede
hablarse de los "diferentes estados de la estructura". Ya
hemos visto c6mo la estructura socio-econ6mica que ca-
racteriza al capitalism, originada por la diferente repar-
tici6n de los medios de producci6n, present diversos
estados en su evoluci6n hist6rica. Su primer estado es
aquel en que la distancia jerirquica entire los roles de

(1) La palabra "metamorfosis" etlmol6gicamente, significa lo
mismo que la palabra "transformacl6n" ("transformacl6n" es la
versl6n latina del griego "metamorfosis"), pero su actual uso se-
mantico, cuyo origen se encuentra en Ia tradici6n podtica (recor-
dar las "Metamorfosls" de Ovidio), permit emplear la palabra
en el sentido de transformacidn complete. For otro lado, el em-
pleo cientifico de la palabra "transformacl6n" obliga a emplearla,
cuando se quiere hacerlo en sentido mis riguroso, como cambio
de un estado a otro, aunque entire ambos estados existan diferen-
clas apenas perceptibles. En sentido matematico, incluso puede
hablarse de la transformaci6n de un conjunto (o de una estruc-
tura) en st mismo. O sea que el concept cientifico de "trans-
formaci6n" abarca today la gama, desde la variacl6n cero, hasta
la varlacl6n total, en que el objeto primitive no es ya recono-
clble, y s61o puede relaclonarse con el nuevo objeto a traves de
la ley que ha seguldo la transformaci6n.
(1) El concept de "mutaci6n structurall, ha sido desarrollado
por Lhomme y adoptado por Marchal.


- 72 -







Iosdios grandes grupos constitutivos es mayor, es decir
aquit en el cual el empresario tiene siempre el poder de
decidir, mientras que el trabajador lo 1inico que puede
hacer es cambiar de empresa y apenas si se atreve a ha-
cerlo porque corre el riesgo del desempleo. El estado mis
avanzado al cual se ha llegado en los paises capitalistas
mis desarrollados es el de la participaci6n del obrero en
la march de la empresa. Este estado disminuye conside-
rablemente la distancia entire la jerarquia de ambos roles,
pero conserve siempre la jerarquia. Hasta d6nde puede
seguir la evoluci6n mencionada, cuyo studio constitute
uno de los capitulos mas apasionantes de la modern
socio-economia, es dificil decirlo. Pero lo que si puede
asegurarse a ciencia cierta es que si pasa de cierto limited,
entonces la estructura socio-econ6mica del capitalism se
habra transformado en una estructura nueva, de tipo so-
cialista, o tal vez mixta, o en algo ain dificil de deter-
minar tipol6gicamente. Pero, en todo caso, habri dejado
de ser capitalist en el sentido en que se consider actual-
mente al capitalism.
El concept de "estado structural" permit seguir
con precision la evoluci6n de las estructuras y determi.
nar con rigor el Ambito del concept de "transformaci6n".
Una transformaci6n puede consistir solamente en el paso
de un estado a otro de la misma estructura, pero puede
consistir tambi6n en el paso de una estructura a otra
estructura diferente. O sea que la transformaci6n estruc-
tural puede, en principio, ser de dos tipos: transform.
ci6n parcial o "reajuste" structural, y transformaci6n


- 73 -







total o reemplazo de una estructura por otra (metamor-
fosis). Es muy important tener present esta diferencia
cuando se habla de la necesidad de transformer las es-
tructuras, pues no determinar con precision si se trata
de uh mero reajuste structural o de una transformaci6n
total, puede producir confusiones y errors irreparables
(sobre todo en la praxis political .

El concept de "estado structural" no debe ser con-
fundido con el de "situaci6n structurall. La situaci6n
structural, como hemos visto, es la manera como existen
los individuos o los grupos que integran la estructura.
La situaci6n se refiere siempre a actitudes asumidas por
personas. Cada hombre, por el hecho de desempefiar un
rol dentro de un grupo que integra una estructura, se
encuentra. ante un horizonte de posibilidades y de impo-
sibilidades, de incentives y de descontentos. Este hori-
zonte determinado por la pertenencia de grupo, consti-
tuye su situaci6n structural. La situaci6n structural es
el fundamento de la transformaci6n structural, puesto
que crea la tension que produce el cambio. El "estado"
es, al contrario, un aspect objetivo. Corresponde a la re-
laci6n jerirquica de los roles, a la mayor o menor jerar-
quia entire los diversos grupos que integran la estructura.
Naturalmente a cada "estado" de la estructura correspon-
de una nueva situaci6n structural. Es evidence que la si-
tuaci6n structural de los actuales obreros y patrons en
los paises capitalistas avanzados es muy diferente de la
de los obreros y patrons del viejo capitalism o de los
paises subdesarrollados.


- 74 -








En relaci6n a los diversos "estados" de una estruc-
tura se observan diferencias de duraci6n y de estabilidad.
Hay ciertos estados que son esencialmente inestables y
que conducen necesariamente a otros, mientras que hay
estados que tienden a ser permanentes. Por ejemplo, en
la estructura socio-econ6mica del capitalism, el primer
estado, aqu6l en que la distancia de la jerarquia de los
roles es mayor, es un estado inestable, que produce una
situaci6n structural que conduce a su cambio. Por el
contrario, el estado que existe actualmente en los paises
capitalistas desarrollados, parece mas bien tender a la
estabilidad. En paises como los Estados Unidos, las na-
ciones n6rdicas, Inglaterra, Alemania, Suiza, no parece
existir una tension structural capaz de producer un cam-
bio apreciable. En cambio en el estado structural de
los paises sudbdesarrollados, que se acerca al estado pri-
mitivo con ciertas variantes, se descubren tensions fuer.
tisimas que estin produciendo cambios de rapidez ines-
perada y de consecuencias aun dificil de prever.


c) La interrelaci6n de las transformaciones

Cuando las transformaciones producidas en una es-
tructura sobrepasan el margen de plasticidad, se produce
la destrucci6n de la estructura o el paso a otra dife-
rente. Cuando se habla de estructuras econ6micas, debe
tenerse en cuenta que se trata de dos estructuras funda-
mentales: la tecno-econ6mica y la socio-econ6mica y es
lacil comprender que existe una interinfluencia entire


- 75 -








las mismas de la que se deriva una series de situaciones
complicadas. Por otra- part, cada una de estas estruc-
turas present una series de subestructuras y de interre-
laciones entire ellas. Asi, es evidence que el sector tecno-
econ6mico agrario puede presentar una estructura socio-
econ6mica diferente a la del sector industrial Pero
incluso dentro del mi'smo sector agrario, de acuerdo con
las diferentes actividades agrarias, o las diferentes re-
giones del pais, la situaci6n socio-econ6mica puede ser
diferente. Para no hablar sino de lo nuestro, en el Perf
existen regions en que la estructura socio-econ6mica
agraria se acerca al nivel industrial, mientras que en
otras regions, se acerca a la estructura feudal (servi-
dumbre). Incluso en una misma region, en Puno, hay
haciendas en las que existe ya el salario familiar y una
organizaci6n social elevada, y haciendas vecinas en las
que existe el pongaje.-
Por eso cuando se estudia la transformaci6n de estruc-
turas debe analizarse el process en relaci6n al sistema eco-
n6mico y social de la colectividad. Porque todas las es-
tructuras estan trabadas e influyen unas en otras. Y la
transformaci6n de unas estructuras puede acarrear la
transformaci6n de otras o incluso su destrucci6n. No pue-
de pues hablarse de una transformaci6n de estructuras "in
abstracto. Toda transformaci6n de estructuras se refiere
a estructuras determinadas y a un sistema real compuesto
por dichas estructuras. Mientras se trate de la transfor-
maci6n structural de una pequefia region, de grupos ais-
lados, no puede saberse cuil es el verdadero estado de la


- 76 -








colectividad. Por ejemplo, si en una region cualquiera
existen empresarios con ideas avanzadas que decide ha,
cer cambios importantes en la organizaci6n de la
empresa, es indudable que en esa empresa existiri
una especial situaci6n socio-econ6mica. Pero ello no
significara de ninguna manera que la estructura socio-
econ6mica de la naci6n haya cambiado o se haya trans-
formado en una estructura diferente.
Para lograr una vision del sistema que impera en una
colectividad y de la evoluci6n a que puede ser sometido
por medio de transformaciones estructurales, es necesa-
rio, por eso esclarecer la relaci6n dinfmica que existe en-
tre dicho sistema y sus estructuras components.

d) El sistema y la transformaci6n de estructuras

Como hemos visto (1) un sistema es una estructura
de estructuras. Asi como,una estructura esta integrada
por grupos que desempefian roles complementarios, un
sistema esti integrado por estructuras que desempefian
funciones complementarios.
Como una realidad concrete, el sistema present una
enorme complicaci6n, pues las estructuras, tanto de un
mismo tipo como de tipos diferentes, pueden relacio-
narse entire si en infinitas variantes. Pero a pesar de
esta complicaci6n real, es possible distinguir ciertos prin-
cipios de relaci6n, ciertos models generals dentro de
los cuales se pueden situar las variantes. Y esto es lo
(1) Pag. 30, parAgrafo 2, division d).
(1) PAg. 29. parAgrafo 2, division d).


- 77 -








que permit hacer un studio de los sistemas y compren-
der las pautas de su evoluci6n.

En sentido general ,el sistema es una estructura (es
decir, una estructura compuesta de estructuras). Por esta
raz6n habri de comportarse como una estructura. Y ten-
drA una de sus propiedades fundamentals: la plasticidad.
Tendri cierta capacidad de soportar cambios estructura-
les dentro de si, sin dejar de ser el mismo sistema. Los
cambios estructurales pueden ser, como hemos visto, de
dos classes, pueden ser cambios dentro del mismo tipo, o
pueden ser verdaderas transformaciones. Cada uno de
estos cambios habri de repercutir de manera diferente
en el sistema. En caso de que las estructuras integrantes
cambien conservando su naturaleza, el sistema presentarA
ciertos cambios menores, pero en esencia permaneceri el
mismo. En caso de que las estructuras se transformen
totalmente, pueden presentarse mfiltiples posibilidades.

No debemos olvidar que las estructuras integrantes
no son totalmente homog6neas, sino que pueden presen-
tar variaciones de grado de acuerdo a la region o sim-
plemente al sector o al empresario individual. Esto obli-
ga a pensar que dentro de un sistema tan gigantesco
como es una naci6n, pueden presentarse cambios muy
amplios, incluso transformaciones radicales, sin que el
sistema experiment grandes cambios. Por ejemplo, pue-
de transformarse la estructura socio-econ6mica agraria
de una pequefia region, de feudal en cooperative (en que
ya no puede Ilamarse capitalist pura) y sin embargo,


- 78 -









si en las demas regions la gran mayoria de las estruc-
turas son de tipo capitalist primitive salariess minimos,
minima posibilidad de decidir, etc.), el sistema seguirA
siendo un sistema capitalist primitive.
Por eso, para estudiar el, sistema econ6mico de un
pais es necesario partir de bases empiricas. En primer
lugar, debe establecerse cuiles son los tipos de estructu-
'ras prevalecientes. Luego debe establecerse las estructuras
de menor vigencia y las relaciones entire las unas y las
otras. Un m6todo convenient es el studio de las estructu-
ras socio-econ6micas que correspondent a las estructuras
tecno-econ6micas y la mutua influencia entire ambas. Una
conclusion interesante de los studios que se han hecho
en relaci6n a esta influencia es que, por lo general, los
sectors industriales tienen una estructura socio-econ6-
mica mis avanzada que los sectors agricolas. Existe, en
general, una relaci6n direct entire la eficiencia de las
t6cnicas industriales y el nivel socio-econ6mico. Pero la
relaci6n no es simple, pues no basta que existe una t6c-
nica industrial avanzada para que'exista un estado avan-
zada de la estructura socio-econ6mica, sino que la
aplicaci6n de la t6cnica debe ser amplia y masiva. O sea
que el sistema total debe ser altamente industrializado.

e) Las compatibilidades y las incompatibilidades

Para determinar el margen de plasticidad del sistema,
es important determinar las compatibilidades y las in-
compatibilidades estructurales. Hay estructuras que son


- 79 -








compatibles dentro de un sistema y hay estructuras que
son incompatible. O sea, hay estructuras que pueden
(o incluso deben) existir juntas en un sistema y hay es-
tructuras que no pueden coexistir. En relaci6n a los di-
versos estados de una estructura, es decir, a los cambios
que puede presentar sin dejar de ser ella misma, pueden
presentarse tambi6n compatibilidades e incompatbilida-
des. Hay ciertas estructuras que, en un estado de su evo-
luci6n, no pueden coexistir con otros estados. Por ejem-
plo, la estructura socio-econ6mica del sector industrial,
cuando las t6cnicas son eficientes y universalmente apli-
cadas, es incompatible con la estructura socio-econ6mica
agraria de bajo nivel. Esto significa algo de enorme im-
portancia para todo program de desarrollo econ6mico:
una estructura socio-econ6mica agraria de bajo nivel,
es incompatible con una estructura industrial de alto ni-
vel socio-econ6mico.
Pasando de las estructuras de mismo tipo en diferente
estado de evoluci6n, a la transformaci6n de estructuras,
el problema de las incompatibilidades se present de ma-
riera ain mis punzante. Por ejemplo, si la actividad pro-
ductiva del pais se organize totalmente de manera coope-
rativa, Zes possible hablar de sistema capitalista. Eviden-
temente que no, pues la producci6n cooperative, cuando
es aut6ntica y no un engaiio, es incompatible con la es-
tructura socio-econ6mica del capitalism. En efecto, la
cooperative consiste en que todos los miembros de una
determinada organizaci6n productive intervengan con
los mismos derechos en las decisions. En la cooperative

80 -







no existe, en consecuencia, jerarquia de roles de tipo ca-
pitalista, porque no existe complementaridad de estos ro-
les en el process de la producci6n. No hay patrons ni
obreros, empresarios ni trabajadores. Todos son traba-
jadores que se han organizado t6cnicamente para lograr
el fin comiin de la producci6n y de la utilidad conse-
cuente (1).

Pero esta incompatibilidad s6lo se manifiesta cuando,
como hemos indicado, se procede a transformer todas
las organizaciones productivas del sistema en cooperati-
vas. Cuando esto no sucede, cuando las cooperatives son
limitadas, el sistema resisted. Y cuando las cooperatives
aumentan pero sin que dejen de existir los tipos patro-
nales de producci6n, se puede Ilegar a una especie de
equilibrio, a un verdadero sistema mixto, como sucede
por ejemplo en Israel. Es sorprendente c6mo un sistema
puede mezclarse con otro y producer un sistema diferen-
te pero relacionado con el primitive. La existencia de
sistemas mixtos y de las extraordinarias posibilidades de
elevaci6n del nivel de vida dentro de la libertad que ellos
presentan, es uno de los puntos que se estin estudiando
con mis detenimiento en estos iltimos tiempos. Los re-
sultados muestran que la evoluci6n sociol6gica y econ6-
mica esti siguiendo caminos muy alejados tanto de la teo-
ria clasica como del marxismo.
Siguiendo con la teoria de las incompatibilidades es
convenient indicar uno de sus aportes principles: el es-
(1) Naturalmente que existe Jerarqua- de roles, pero la jerarqula
no es Impuesta por la posesldn del capital sino por exigenclas
t6cnicas.


- 81 -







tudio de lo que actualmente se llama "grupos" o "nucleos"
de prepotencia. Los n6cleos de prepotencia se forman de-
bido a los diversos tipos de situaci6n y de tension estruc-
tural. Cuando logran constituirse de manera stable, signi-
fican un poderoso factor dinimico, que influye decisiva-
mente en el process del sistema. Mientras mis poderoso es
el grupo, mayor es su influencia sobre la march del sis-
tema. Esta influencia es a la vez de expansion y de esta-
bilizaci6n. Es de expansion porque el n6cleo de prepo-
tencia se constitute para afianzar su poderio, es decir,
para aumentar su poder de efectuar decisions de impor-
tancia colectiva. Pero este afianzamiento de poderio tiene
la finalidad de evitar que la tension structural produzca
la disminuci6n o la destrucci6n de la jerarquia del rol
que desempefia el grupo. Asi, por medio de la expansion,
logra dominar el movimiento producido por la tension y
mantener la estabilidad de las jerarquias, es decir, de
la estructura socio-econ6mica. La consecuencia es eviden-
te: la existencia de un grupo de prepotencia es incompa-
tible con la modificaci6n de las estructuras, ya sea con
su evoluci6n dentro de un mismo tipo (reajuste), o con
su complete transformaci6n. Es evidence que si, por ejem-
plo, en un sistema existe un poderoso nicleo de prepo-
tencia, y la tension structural produce la tendencia hacia
el movimientb cooperative, de manera inevitable el grupo
de prepotencia tratara de evitar que se generalice el mo-
vimiento. Porque cuando la organizaci6n cooperative de la
producci6n sea suficientemente amplia, el niicleo de prepo-
tencia habri desaparecido puesto que su poder de deci-


- 82 -








si6n depend del dominio de los grandes medios de pro-
ducci6n. Si estos medios caen en manos de los miembros
de las cooperatives, el nfcleo de prepotencia hpbri per-
dido su finico medio de acci6n: el manejo de los resorts
econ6micos.

f) La inercia structural

El fen6meno de la tension structural revela que exis-
te una resistencia al cambio. En efecto, si no existiese algo
asi como una inercia de la estructura, como una tendencia
a permanecer en su estado, no podria producirse el fe-
n6meno de la tension. Una tension s6lo puede existir alli
donde hay una fuerza que resisted a otra fuerza. La ten-
si6n structural se produce, principalmente, porque los
grupos socio-econ6micos subordinados estAn descontentos
con su situaci6n y se empefian en cambiarla. Pero esta de-
cisi6n de cambiar la situaci6n choca contra la tendencia
innata de los grupos supraordinarios a perpetuar sus
roles.
La tendencia de los grupos supraordinarios a mantener
el estado de la estructura es, pues, un factor de resistencia.
Pero no debe creerse que es el fnico. La estructura en si
misma, present una especie de "peso", de "inercia", de
un tipo muy semejante a la inercia que present la material
inanimada. Las estructuras socio-econ6micas se basan en
la diferente distribuci6n de los medios de producci6n. Los
medios de producci6n involucran el empleo de diferentes
tecnicas, y una diferencia material en la organizaci6n del


- 83 -








process productive. A la estructura socio-econ6mica co-
rresponde una determmada estructura tecno-econ6mica,
con la correspondiente division en sectorses. Los secto.
res se relacionan materialmente, con las diversas regio-
nes del pais. En ciertas regions, por ejemplo, predomi-
nan los implementos agricolas, mientras que en otras,
predominan las grandes fibricas. Ademis de estas estruc-
turas tenemos las estructuras political y juridicas, las re-
ligiosas, etc. Y por filtimo, nos encontramos con una se-
rie de costumbres psicol6gicas y sociales que caracterizan
la manera de reaccionar de los diversos grupos (1).
Por eso, cuando se decide comenzar a cambiar la es-
tructura socio-econ6mica de una naci6n, aunque todos
los grupos de la estructura esten de acuerdo, se enfren-
tan a una resistencia pasiva, a una resistencia fun-
dada, no en las tendencies conscientes y contrapuestas de
los individuos que constituyen los grupos, sino en la mo-
dalidad total del sistema. Por ejemplo, si para elevar la
jerarquia del grupo trabajador, se quiere elevar su nivel
de vida, no basta que todos est6n de acuerdo en hacerlo.
Es necesario que la productividad aumente/ Pero para
lograr este aumento es menester que se implanten nuevas
industries y para que se implanten nuevas industries se
require una mayor disponibilidad de capital. Pero a ve-
ces es muy dificil lograr estos aumentos, porque las con-
diciones econ6micas del pais no lo permiten. No existe
el capital suficiente para conseguir las miquinas que se
(1) El factor pslcol6gico tambl1n puede anallzarse estructural-
mente y la estructura mental puede relaclonarse con las demAs
estructuras como lo ha demostrado Andr6 Marchal en su obra
Syst6mes et structures 6conomiques.


- 84 -








necesitah, y en consecuencia no pueden aumentarse las
oportunidades de trabajo. Y a veces, aunque puedan
aumentarse estas oportunidades, es dificil conseguir la
mano de obra, porque, debido a la costumbre, al estado
de casi indiferencia en que viven gran parte de los gru-
pos inferiores, 6stos no se interesan en conseguir nuevas
oportunidades. En ciertos casos el motivo del rechazo se
debe a prejuicios religiosos. Asi, en la India no puede
elevarse el consume de came (y mejorar la salud del
trabajador) porque las vacas son animals sagrados (1).

Cuando se estudia la transformaci6n de las estructu-
ras se descubre, pues, un double origen de la inercia. De
un lado, la inercia se produce por la tendencia (inevita-
blemente generada por la situaci6n) de los grupos do-
minantes de perpetuar la jerarquia de sus roles (2); del
otro sc produce debido a factors que no dependent de
los grupos constitutivos, sino de elements mfiltiples, que,
en conjunto, pueden considerarse como una verdadera
resistencia pasiva (3). Puede por eso clasificarse la iner-

(1) La inercia derivada de la lentitud de adaptaci6n psicol6gica
a los camblos estructurales ha sido estudiada por Barre.
(2)-La Inercia structural derivada de la .sltuacl6n de los grupos
supraordinarios, present un interesante mecanismo que sera
descrlto en la seccl6n setlma.
(3) Jean Paul Sartre, en su ~ltlmo libro Critique de la Ralson
Dialectique, hace consideraclones genlales sobre este segundo tipo
de resistencla, produclda, de acuerdo con su terminologia, por
las estructuras practico-inertes de la sociedad. Aunque la inten-
cl6n del trabajo es puramente filos6fica, y se nota, a veces, cler-
ta falta de informacldn soclol6gica, los anAlisis son de una extra-
ordtnaria profundidad y slrven para esclarecer los iltimos funda-
mentos de los concepts socloldgico y econ6mico de estructura,
de transformacl6n y de Inercia structural. Sartre muestra c6mo
el pensamlento actual ha llegado a una etapa en que no puede
alcanzar la comprensl6n de los fen6menos sociales sin un re-
planteamlento total de los viejos concepts acad6micos.


- 85 -








cia structural en dos tipos fundamentals: inercia situa-
cional e inercia material (4), (5).
Si no existe una clara comprensi6n de este double
tipo de resistencia,.se corre el peligro de no comprender
el verdadero process de la transformaci6n structural y
de tratar de levar a la practice planes de desarrollo des-
tinados al fracaso. Si se cree que venciendo la resistencia
de los grupos dominantes puede lograrse la transforma-
ci6n sin encontrar resistencia, se cae en un- craso error.
La estructura present fuertes inercias derivadas de re-
sistencias naturales, de moldes de todo tipo que impiden
la march sin trabas del process. Pero el mismo error
compete quien crea que basta trazar un plan de transfor-
maci6n de acuerdo con determinadas pautas econ6micas
para que el movimiento se ponga en march. De inme-
diato se producing una series de resistencias de los gru-
pos dominantes, que no dependeran de la bondad o mal-
dad de sus miembros, sino de la pura situaci6n es-
tructural.




(4) El nombre de tnercia material no es completamente apro-
plado porque en la inercia que no se deriva de la sltuacl6n, in-
tervienen, ademas de los factors estrictamente materials, como
la conformacl6n de los sectors, factors psicol6gicos. Pero el t6r-
mino "material" significa que los elements de resistencia no
se derivan de una "actltud" de resistencia de los grupos, aino de
una reslstencia puramente pasiva, semejante a la que present
la material Inerte al movimiento.
(5) La mayoria de los tratadistas denominan "resistencia" es-
tructural a lo que nosotros hemos l1amado "Inercia" structural,
influidos por la terminologia sartriana. Creemos que el tdrmino
"Inercia" es superior porque da idea de la oposicldn "objetiva"
de la estructura al camblo.


- 86 -















5.-El sentido de la transformaci6n


a) 4Porqu la transformaci6n de estructuras?

Una vez planteada y desarrollada la teoria de las es-
tructuras sociales tal como se concibe por las modernas
escuelas econ6micas y sociol6gicas, y analizado el con-
cepto bisico de "transformaci6n structurall, es impres-
cindible hacerse la pregunta: Zpara qu6 se quieren trans-
formar las estructuras? Porque, despu6s de todo, tanto
el concept de estructura como de transformaci6n estruc-
tural y todos los concepts afines que hemos analizado en
las lines que anteceden, son puros desarrollos te6ricos,
comparable a los concepts de otras ciencias. En si, tie-
nen un profundo interns, en tanto nos abren una nueva
puerta de entrada a la comprensi6n de los fen6menos so-
ciales, pero tpor qu6 queremos aplicar los conocimientos
adquiridos para transformer las estructuras de nuestro
pais? Por qu6 la transformaci6n de estructuras es un
grito de lucha, un lema de acci6n, una consigna na-
cidnal?
La respuesta no es simple, porque entire los que ha-
blan de la transformaci6n de estructuras existen las in-


- 7 -








tenciones mis diversas. Para muchos es'la finica manera
de salvar ciertos valores y ciertos intereses. Quienes asi
piensan creen que el cambio no es de desear en si mis-
mo, sino porque de otra manera podria ser much peor.
O sea, para ellos hay que cambiar las estructuras para
evitar que cambien demasiado. Para otros se trata de
un fen6meno objetivo, inevitable, de una ley hist6rica
inflexible. Las estructuras siguen un movimiento deter-
minado de acuerdo con las circunstancias hist6ricas, y
quierase o no se quiera tendran que cambiar de manera
previsible y calculable. Para otros la transformaci6n de
estructuras debe realizarse porque se trata de la finica
manera como se puede Ilegar a una verdadera justicia
humana. En realidad el concept de estructura es un
concept cientifico, derivado del studio de la constitu-
ci6n objetiva de la sociedad humana, y por eso es com-
pletamente independiente de la intenci6n de quienes lo
exponen y lo utilizan. Sean cuales sean las intenciones
de quienes hablan de transformar las estructuras, si par-
timos del studio objetivo de las actuales estructuras de
la colectividad peruana, es decir, del sistema actualmente
imperante, podemos proponernos la meta de pasar a otro
sistema, y para alcanzar este nuevo sistema, sera nece-
sario realizar tales y cuales transformaciones estructu-
rales. Si se parte de un analisis adecuado del sistema
actual, si las transformaciones estructurales planteadas
no presentan incompatibilidades, y si los medios para
realizarlas son los medios efectivos, la transformaci6n po-
dri Ilevarse a cabo de manera objetiva, con total inde-


- 88 -








pendencia de las motivaciones individuals o de los as-
pectos subjetivos.
Pero una transformaci6n structural sin una finali-
dad claramente planteada no tiene sentido. De manera
abstract puede pensarse y en la practice puede incluso
intentarse, mas se trata de un esfuerzo que no tiene por-
qu6 ser hecho. Una transformaci6n structural, sobre
todo cuando se va a aplicar a todo un sistema de dimen-
siones nacionales, require de un esfuerzo gigantesco y
sistematico. Y si no puede' justificarse, no vale la pena
hacerla. Para llevarla a cabo hay que veneer una series
de dificultades, hay que superar resistencias inerciales,
resistencias directs de los grupos dominantes, hay que
elaborar cuidadosos y complicados studios, en una pa-
labra, hay que poner en march a la colectividad. Una
transformaci6n structural s61o puede hacerse'si, como
en el caso del Perf, se trata de una consigna national.
Esto quiere decir que el finico fundamento aut6ntico
de cualquier transformaci6n structural es el fundamento
human. O sea, que debemos transformer las estructuras
porque la actual sociedad en que vivimos es una socie-
dad injusta y porque la.finica manera de alcanzar una so-
ciedad just es realizando este cambio. Todo lo -demis
es inaut6ntico. Quienes piensan que se deben transformar
las estructuras para salvar ciertos intereses, en el fondo
no quieren ninguna transformaci6n. Si se pone en sus
manos el process de transformaci6n, seri incomplete, es-
tarA plagado de errors voluntarios y de omisiones. Y
las consecuencias podrAn ser peores que las que produzca


- 89 -







el grupo que persigue autinticamente: el cambio. Quie-
nes pieusan que hay que transformer las estructuras por-
que se transformaran de todas maneras, cometen un
error: no consideran el hecho de que la transformaci6n
puede asumir formas muy peligrosas que pueden evitarse
mediante una adecuada acci6n humana.
No queda pues sino una sola posibilidad: lo 6nico
aut6ntico, lo inico que tiene sentido al hablar de estruc-
turas es proponerse su transformaci6n como el medio
para legar a una sociedad just. S61o una concepci6n
del hombre, de la sociedad y de la justicia, permit fun-
damentar un verdadero process de transformaci6n es-
tructural La consigna por la transformaci6n de las es-
tructuras es equivalent a la consigna por la realizacidn
de una sociedad just. A trav6s de la abstracci6n, casi
geomitrica de las estructuras, refulge, pleno de drami-
tico realismo, el ser del hombre. El hombre tiene el ex-
trafio destiny de tener que organizarse para poder vivir.
Y por el hecho de organizarse genera models de acci6n,
pautas de comportamiento que lo obligan luego a asu-
mir formas de vida que no ha creado libremente. La
organizaci6n obligatoria que tiene que imprimir a su
vida social, crea las estructuras y las estructuras crean
la rigidez social. El hombre, ser eminentemente libre,
debe vivir dentro de organizaciones inertes, dentro de
estructuras que lo obligan a comportarse de una manera
y le impiden desenvolverse de otro modo. Por eso, cuan-
do se encuentra viviendo en un mundo injusto, no le
queda mis remedio que transformar las estructuras para


- 90 -








poder vivir en un medio mis just. Los hombres, aun-
que se pongan todos de acuerdo, no pueden cambiar de
forma de vida por el s61o hecho de haberlo decidido.
Tienen que contar en todo moment con la tremenda car-
ga de la inercia social, es decir, con la resistencia de
las estructuras establecidas. Por eso, para que su cambio
sea efectivo, tienen que prever cuiles deben ser los nue-
vos causes, tienen, en una palabra, que enfrentarse a una
transformaci6n structural.

b) Cuales son las estructuras que deben transfor-
marse

Hasta el moment, al hablar de estructuras, nos he-
mos limitado s6lo a los dos components principles del
sistema econ6mico: las estructuras tecno-econ6micas y
las estructuras socio-econ6micas. Sin embargo, en el sis-
tema social considerado en su totalidad, la cantidad de
estructuras diversas es practicamente inagotable. En el
solo campo de la economic, podemos encontrar otros ti-
pos de estructuras. Ademis de los dos tipos descritos,
que son los fundamentals porque se derivan directa-
mente del process productive, existen estructuras en los
aspects distributivos y de consume (1). Pero no s6lo
existen las estructuras econ6micas. Basta que existan
grupos que desempefien roles complementarios y que de
alguna manera se relacionen jerirquicamente para que
se pueda hablar de estructuras. Existen estructuras re-
(1) Ver en el ap6ndice, el concept econ6mlco de indice es-
tructural.


- 91 -







ligiosas, estructuras culturales, estructuras militares, es-
tructuras political, etc. Por eso, cuando se habla de la
transformaci6n de estructuras, es natural que la primer
pregunta que se hace sea: ZCuiles son las estructuras
que deben transformarse?
La respuesta es a la vez simple y compleja. Simple,
porque de acuerdo con la descripci6n que hemos hecho
de las estructuras econ6micas, es evidence que las que
impiden la existencia de una sociedad just entire noso-
tros son las actuales estructuras socio-econ6micas. De
manera que la respuesta es s61o una: las estructuras que
deben transformarse para realizar la sociedad just son
las estructuras socio-econ6micas. Mientras existan en el
Peru estructuras socio-econ6micas como las que existen
actualmente, no podremos hablar de sociedad just. En el
Peri existe un sistema integrado por un complejo estruc-
tural socio-econ6mico del tipo menos evolucionado, co-
rrespondiente al capitalism primitive y, en muchos ca-
sos, al sistema semifeudal imperante en la etapa preca-
pitalista. En consecuencia, la distancia entire la jerarquia
de los roles es casi maxima, y esta distancia ha produ-
cido la escisi6n de la colectividad en dos grupos: uno
minimo con todas las jerarquias, y otro mAximo con to-
das las subordinaciones. El finico alivio que existe son
las leyes sociales de protecci6n al proletario, pero el bajo
nivel de los salaries, el incumplimiento de las leyes en
los lugares apartados de la capital, la situaci6n general
del campesino, y la concentraci6n de los medios produc-
tivos en unas pocas manos, han creado una situaci6n es-


- 92 -







tructural en la que las decisions son tomadas por un
grupo minuisculo, mientras que las grandes masas no tie-
nen la menor influencia en la march de la colectividad.
Es pues claro y evidence que, en el Perd, lo primero que
debe hacerse para alcanzar la sociedad just es la trans-
formaci6n de las estructuras socio-econ6micas.
Pero la respuesta es tambien compleja porque las es-
tructuras. actian unas sobre otras. En el sistema eco-
n6mico todas las estructuras estin estrechamente traba-
das. Y en el sistema general de la naci6n, los sistemas
parciales estan tambien trabados entire ellos. Ya hemos
visto c6mo la situaci6n structural socio-econ6mico esta
vinculada a la tecno-econ6mica y c6mo repercute direc-
tamente sobre las demis actividades, especialmente so-
bre las political. Por eso, la afirmaci6n de que se debe
transformer determinada estructura, nos remite inevita-
blemente al problema de la transformaci6n de otras es-
tructuras.
La transformaci6n de estructuras que nos interest
tiene asi dos aspects: el primero es la puesta en movi-
miento de la estructura socio-econ6mica para lograr la
disminuci6n de la distancia jerirquica entire los grupos
integrantes; el segundo consist en el conjunto de todas
las transformaciones de estructuras diferentes que es ne-
cesario realizar para hacer possible la transformaci6n
socio-econ6mica.
Pero cuando se habla de una transformaci6n de la
estructura socio-econ6mica, de inmediato se plantea el
problema: c6mo debe ser la transformaci6n? Debe


- 93 -








consistir en un reajuste dentro del tipo general de la
estructura, o debe ser una verdadera disoluci6n de la
estructura, es decir el paso a otra estructura de tipo di-
ferente?

A primer vista parece que se tratara de dos pro-
blemas diversos. Y, en cierto sentido, lo son, porque
de acuerdo con la alternative planteada, los resultados
en cada caso son distintos. Pero debido a que se trata
de un solo movimiento, de una estructura que comienza
a cambiar de estados hasta que por el mismo process de
su transformaci6n puede llegar a disolverse, las dos al-
ternativas estAn profundamente conectadas. No puede
tratarse la una sin la otra. El process de transformaci6n
progresiva nos remite al problema de una transformaci6n
total Y el problema de la transformaci6n total nos obli-
ga a meditar sobre los estados del process que levan a
la nueva estructura.

Desde el punto de vista 16gico, la primer alternative
de la transformaci6n parcial debe ser tratada antes que
la de la transformaci6n radical, porque esta iltima se
produce come el t6rmino de una sucesi6n de estados
anteriores (1). Nuestro punto de partida debe ser por
.eso la transformaci6n parcial -a trav6s de estados su-
(1) Incluso en los casos de transformacidn violent es impossible
saltar todas las etapas. Hasta los regimenes mAs radicales, como
el bolchevique, han debido aceptar clertos estados Intermedlos
dentro de la estructura socio-econ6mica capitalist antes de al-
canzar la estructura socialist. El reclente caso de China Comu-
nista es un ejemplo altamente revelador de que, por mAs brus-
cas que sean las mutaciones es impossible disolver la estructura
socio-econ6mica capitalist sin pasar por algun estado previo
dentro de dicha estructura.


- 94 -








cesivos-- de la estructura socio-econ6mica del capitalis-
mo. Planteada esta transformaci6n como meta, debemos
analizar las demis transformaciones que ella exige para
tornarse en! realidad. Y una vez transitada esta via, nos
enfrentaremos al problema de la transformaci6n radical,
es decir, del paso a una estructura diferente, con la con-
secuente disoluci6n del sistema capitalist.


c) La transformaci6n de la estructura socio-econ6-
mica del capitalism


De acuerdo con lo dicho, nuestro punto de partida
es la transformaci6n parcial de las estructuras socio-eco-
n6micas del capitalism. Esto significa que se trata de
una transformaci6n de estado, del paso de un estado poco
evolucionado de la estructura socio-econ6mica a otro es-
tado superior. La transformaci6n se realize pues, den-
tro de un cauce: el sistema capitalist. No se persigue,
en el punto de partida propuesto, destruir la estructura
socio-econ6mica del capitalism mediante la eliminaci6n
de los grupos diferenciados y complementarios.
Como hemos visto, la estructura socio-ccon6mica del
capitalism, y, en general, el sistema considerado como
un todo, presentan una extraordinaria plasticidad. La
estructura puede experimentar grandes mutaciones dentro
del marco general de la existencia de dos (o mis) gru-
pos diferenciados y complementarios cuyos roles estAh
jerarquizados. Aunque no sabemos afin hasta d6nde pue-


- 95 -








de soportar la estructura una disminuci6n de la distan-
cia jerirquica sin romperse o sin perder sus notas carac-
teristicas, la experiencia y la teoria muestran que se
puede avanzar muy lejos (1). En consecuencia se puede
plantear, en el caso del Peru, la misma meta que se plan-
tea in abstract: un pambio structural que persiga la
disminuci6n de la distancia jerarquica hasta donde sea
possible. El punto de partida es el estado actual de nues-
tra estructura socio-econ6niica, un estado en el cual la
jerarquia del grupo dominant es maxima (el grupo tie-
ne poder de decipi6n colectiva practicamente incontro-
lado), mientras el grupo subordinado, ademis de ser in-
mensamente mayoritario, no tiene ninguna participaci6n
en las decisions colectivas y esti relegado a una situa-
ci6n de verdadera inferioridad social. El punto de lle-
gada es un estado en-el cual la diferencia jerirquica en-
tre ambos grupos haya sido reducida hasta donde sea
possible, en el -eual, aunque exist siempre un grupo su-
praordinado, con un mayor poder de decision colectiva,
el grupo subordinado tenga tambi6n poder de decision, y
este poder sea capaz de contrabalancear el del primer
(1) En algunos palses como Alemania, Estados Unidos, las na-
clones n6rdlcas, Israel, etc., la distancia jerarquica se ha dismi-
nufdo de manera totalmente Imprevista para las mentalidades
capitalistas de los primeros tiempos. En Alemania, por ejemplo,
los sindicatos obreros participan obligatoriamente y en elevada
proporci6n en los directories de las empresas. En los Estados Uni-
dos y tambi6n en Alemania, existen empresas en que los traba-
Jadores son accionistas (The partnership o die Partnershaft). En
algunos casos, como en la Lincoln Electric Company, no hay dl-
ferencia jerArquica entire el rol de los dos grupos. En los pauses
n6rdicos y en Israel existen formas mixtas constituidas por la
sintesis, a veces asombrosa, de estructuras socialists y capita-
llstas. Esta plasticidad no s61o desconcierta a los capitallstas de
corte clisico, sino tambi6n (e incluso de manera mAs intense)
a los te6ricos marxistas.


- 96 -







grupo de tal manera que los roles de ambos grupos socio-
econ6micos tiendan a,equilibrarse.

Para lograr este prop6sito no es necesario determinar
desde el principio hasta d6nde puede avanzarse. Porque,
sea grande o pequefia la transformaci6n, se trata de un
cambio de .estado. Y todo cambio de estado definido,
exige la realizaci6n de ciertos process, el cumplimiento
de ciertos requisitos, sin los cuales es impossible reali-
zarlo de manera cabal. Por eso, debemos comenzar por
analizar cuiles son estas condiciones y por cotejarlas con
nuestra realidad national. La necesidad de cumplir es-
tas condiciones, obliga a poner en march un complejo
mecanismo de transformaci6n. Una vez puesto en mar-
cha este mecanismo, que en si significa un gigantesco
process econ6mico, social y politico, surge la filtima faz
del problema: ghasta d6nde es possible continuar el
process?


- 97 -














6.-El proceso concrete de la transformaci6n de
estructuras

a) El punto de partida: superaci6n de la inercia
structural


De las consideraciones te6ricas sobre las estructuras
se desprende que para que sea possible transformer las
estructuras socio-econ6micas peruanas es imprescindible
superar la resistencia del grupo supraordinado. Natural-
mente la superaci6n de esta resistencia no basta para la
transformaci6n de la estructura. Hablando con preci-
si6n, se trata de una condici6n necesaria pero no sufi-
ciente. Una vez superada, es decir, una vez puesto en
march el process que consiste en el cambio sucesivo
de estados estructurales, seri necesario realizar una se-
rie de procedimientos, de aplicar una series de t6cnicas,
para hacer possible alcanzar el estado mis evolucionado,
el estado en que la distancia jerarquica sea minima, o
haya practicamente desaparecido. Peromientras no se
venza la resistencia del grupo supraordinado el process
no puede ponerse en movimiento.


- 98 -








La resistencia del grupo de jerarquia superior no se
debe siempre a una actiud consciente, a una resistencia
de grupo organizado. Esto puede suceder con ciertos ele-
mentos representatives, y en realidad sucede. Pero, de
manera general, dicha resistencia se debe al tipo de la
estructura. La estructura socio-econ6mica, determine
siempre una situaci6n structural, y esta situaci6n leva
al grupo socio-econ6mico que ocupa la maxima jerar-
quia, a resistir el cambio. Se produce, asi, como hemos
visto, una resistencia al cambio structural que puede
ser muy peligrosa. En el Peril, la inercia structural es
muy fuerte, porque la distancia jerirquica entire el grupo
de mayor jerarquia y el grupo de menor jerarquia es
muy grande. A mayor distancia mayor inercia, mayor
resistencia al cambio. La distancia se debe a una series
de factors hist6ricos y sociol6gicos. El hecho de que la
estructura socio-econ6mica se origine en la conquista de
un enorme grupo por una pequefia minoria, que esta mi-
noria fuera de raza diferente y de cultural mis eficaz y
complicada, las circunstancias geogrificas que impidie-
ron una inmigraci6n occidental en grande, un mestizaje
integral y que hacen dificil el desarrollo econ6mico es-
'pontAneo, las vigencias sociales imperantes en la socie-
dad espaiiola, la mis retr6grada de Europa durante la
6poca en que se constituyen nuestros estratos humans,
etc., etc., confieren a la estructura socio-econ6mica perua-
na una solidez y una inercia much mis grandes que en la
mayoria de los restantes paises latinoamericanos.
La solidez, la rigurosa estratatificaci6n basada en la


- 99 -









historic y en las circunstancias naturales, contribuyen a
former un grupo cuyo rol tiene una jerarquia extraordi-
-naria. Esta inmensa jerarquia, contribute a su vez a
reforzar el caricter de la estructura, y el caricter de la
estructura, crea una situaci6n structural que intensifica
la jerarquia del grupo dominant. Se crea asi un intere-
sante fen6meno de "circularidad acumulativa" o de "feed
back" amplificador entire la estructura y la situaci6n es-
tructural (1). Este feed back, constitute un fen6meno
de amplificaci6n inercial, que tiende a paralizar la evo-
luci6n de la estructura. Esto explica el estancamiento es-
tructural en que ha vivido el Per6 y el actual fen6meno

(1) El concept de "circularidad acumulativa" es uno de los
fundamentos de la actual teoria del desarrollo econ6mico. De-
bido a que la teoria econ6mica clAsica del capitalism liberal,
basada en la noci6n de "equillbrio" no lo utiliz6, es que no pudo
comprender el principal que ha producido la actual situacl6n de
los pueblos subdesarrollados. Ver a este respect el libro de Gun-
nar Myrdal: Teoria econ6mica y regions subdesarrolladas.
Los modernos adelantos de la economic matemAtica permiten
rigorizar el fen6meno de la circularidad acumulativa por medlo
del concept fisico de "feed back". Desgraciadamente, aunque
el concept es, en principle," simple, trasciende los limits del
present ensayo. 861o diremos que los iltimos desarrollos de la
economfa matemAtica estAn dando cada ves mayor aplicaci6n a
dicho concept. Existen ya trabajos muy importantes que 10 apli-
can para comprender la influencia reciproca de los elements, en
las estructuras que llamamos en el Ap6ndice, "indices estructura-
les" (ya sean de producci6n de inercia, de equillbrip o de desarro-
11o. Ver el Ap6ndice). Existen trabajos de Hicks, de Kalecki, de
Godwin y de otros, sobre las influencias circulares y reciprocas en-
tre las inversiones, el capital de equipo, la rent, etc. Tustin ha
generallzado recientemente los resultados obtenidos y ha mostrado
que expresan de manera eficaz la famosa teoria del multipllcador
de Keynes.
El concept de "feed back" constitute asi una puerta de en-
trada a la expresi6n matematica de los process estructurales,
cuya complicaci6n rebasa las poslbilidades de la programaci6n
lineal y la teoria de las estrategias. Parece ser el camino Indi-
cado para una expresi6n matemAtica de ciertos mecanismos bA-
sicos de los process de transformaci6n structural. Los recientes
trabajos de Apostel sobre el Isomorfismo entire la teoria del "feed
back" y la teoria de las "relaciones conversas" permnte esperar
su pronta aplicaci6n al an&lisis general de las transformaciones
estructurales. (Ver la nota en la pag. 165) del Apendice).


- 100 -




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs