• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Main














Group Title: Instituto de estudios peruanos, Lima. Documentos teóricos
Title: Urbanización y tendencias de cambio en la sociedad rural en Latinoamérica
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00087152/00001
 Material Information
Title: Urbanización y tendencias de cambio en la sociedad rural en Latinoamérica
Series Title: Instituto de estudios peruanos, Lima. Documentos teóricos
Physical Description: 21 p. : ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Quijano, Aníbal
Publisher: Unknown
s.n.
Place of Publication: Lima
Publication Date: 1967
 Subjects
Subject: Urbanization -- Latin America   ( lcsh )
Rural conditions -- Latin America   ( lcsh )
Condiciones rurales -- Hispanoamérica
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Peru
 Record Information
Bibliographic ID: UF00087152
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 01512924

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Title Page 1
    Main
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
Full Text


INSTITUTE DE STUDIOS PERUANOS







Urbanizaci6n y tendencies de cambio en
la Sociedad Rural en Latinoamerica


por: Anibal Quijano









Serie: Documentos
Te6ricos

No. 5


Lima, abril de 1967



















URBANIZACION Y TETDENCIAS DE CAMBIO EN
LA SOCIEDAD RUR L EN LATINOAIVERICA



por: Anibal Quijano












Serie: Docunentos Te6ricos
NO 5


INSTI TUT 0


DE STUDIOS
Lina, abril de 1967


PERUANOS








URBANIZACION Y TENDENCIES DE CAMBIO EN LA SOCIEDAD RURAL,
EN LATINOAMERICA


Una de las Areas probleniticas relativanente descuida-
das en la in'-estigaci6n actual sobre el process de urbani-
zaci6n en Latinoan6rica, concierne a las nodificaciones en
las relaciones entire lo urban y lo rural y a las tendencies
de canbio en la sociedad rural nisna, que pueden ser vincu-
ladas al process de urbanizaci6n.

Por lo general, las investigaciones en este canpo se
han concentrado en el narco especifico de la sociedad urba-
na, y aun aqui no es frecuente encontrar una perspective que
incluya la urbanizaci6n dentro del context de canbio social
global de nuestras sociedades. Aunque una tal perspective
no es sienpre un requisite cuando se trata de estudiar fen6-
nenos nuy cenidanente delinitados dentro del process de urba
nizaci6n, no es possible prescindir de ella si se trata de
buscar explicaciones basicas de las tendencies nayores del
process y de captar, en alguna nedida, su funci6n y su sign
ficaci6n respect del process global de canbio de la socie-
dad.

La anpliaci6n del narco problenrtico, inplicada en esa
anpliaci6n de la perspective del studio de la urbanizaci6n,
no puede dejar de incluir la possible correspondencia entire
los process de canbio que se produce en el nivel urban y
en el nivel rural, asi cono tanbien las nodificaciones que
se van estableciendo en las relaciones entire aubos sectors
de la sociedad, quo generalnente se siguen estudiando de no
do separado hasta la actualidad.

El studio aislado de los fen6nenos urbanos o rurales,
parece ser en gran parte el resultado de la vigencia de una
tesis nuy difundida, segin la cual la nayor parte de las so
ciedades nacionales de la region se caracterizarian por un
dualisno structural, que divide fundanentalnente lo urban
y lo rural en dos estructuras societales de naturaleza his-
t6rica diferente, cada una con sus propios nodos estructu-
rales de existencia y de canbio. En la nedida en que esta
tesis fuera adnitida explicit o implicitanente, podria pa-
recer que ella justifica el trataniento por separado de ca-
da uno de estos presuntos polos estructurales.

Sin embargo, aun si se adnitiera la validez hipotetica
de esta conception dualista, la necesidad de la inclusi6n
del area problenmtica que aqui se propone en la investiga-
ci6n del process de urbanizaci6n, no podria ser reousada.
Las hip6tesis especificas derivadas de la tesis del dualis-
no structural, no pueden ser convenientenente verificadas
sino denostrando la real inexistencia de relaciones de co-










rrespondencia efectiva eontre los process de canbio en -nibos
niveles.

En realidad, en el jnononto actual de la investigaci6n
sobro cl canbio social en estos paises, dificilnionte puede
todavia sostenerse que los fenoneno.s que toran part on el
process de urbani-aci6n puoden ser explicados suficientetien
ta, sin recurrir a factors cuyo asiento so encuentra en lo
que sucede en la sociedad rural y, a la inversa, que los fe
n6oonos de canbio rural pudieran ser explicados sin tener
on cuenta los factors que provienen del process de caubio
on el nivel urban de la sociodad.

Para nuchos de los seguidores de la tesis del dualis-
no structural, un.o do los presupuostos implicitos en esa
concopci6n paroce ser el innovilisno relative de la socie-
dad rural, nientras el sector urban y ":.oderno" cauibia ra-
pidanente. No obstante, nunorosos indicios per ejeioplo,
el desarrollo de novinientos canpesinos on todos los praises
cuyas areas rurales so consideran las nis tradicionales e
ini6viles conducen a sospochar que, por el contrario, pro
funds tendencies le cm-abio ostan alterando bastante rapid
nento la traditional structural y las caractoristicas con-
cretas do la vida rural. Pore lo que es significativo, des
de el punto do vista, quo aqui interosa, us que nuchas de
las tndencias fundanontales do canbio rural, parecon-estar
en. nuy estrecha conoxi6n con fpctores propios del process
de urbanizaci6n.

Do todos nodos, el process do urbanizaci6n significa
entire otras cosas quc las relaciones entro lo rural y lo
urbano se han altcrado o se estan activanionte alterando,
tanto coio co. socuencia de los canbios on el nivol urban
y cono cosecuencia do los cajbios on el nivel rural. Ta-
les alteraciones, sin lugar a duda, conducen a decisivas
nodificaciones do la estructurn global de la sociedad y de
la structural national de powder en prior te6rino con todo
lo que en ello esta i.iplicado para el destiny hist6rico de
estas sociedades.

Todas estas consideraciones, justifican suficicntenen
te la iecesidad de dilatar el narco probleno.tico de los es-
tudios sobre la urbanizacio6 on los passes latinoanericanos,
especialnente on elcas, de aquollos do 6stos que ingrosan
recientenente on el process, para- incorporar estos proble-
nas con o area v6lida de la investigation.

.A partir do aqui, en o1 quo sigue so intent ostable-
cor algunls do los aspectos ais resaltantes de esto cau-po
de probloeas para la invustigaci6n, sin pretender en nin-
gun caso una elaboraci6n integral 7r sistg iatica de la pro-
blenatica possible, lo quo no podra ser sino el resultado










del desarrollo posterior de la investigaci6n. Por lo nisno
que hasta ahora no son nuchos los studios encaninados en
esta direcci6n, ni.es possible visualizar todos los aspects
basicos de esta problecitica, ni se dispone de la inforna-
ci6n enpirica adecuada para ilustrar los que pueden ser per
cibidos en este nonento.


LAS RELACIONES URB'ANO-RURALES Y SUS TENDENCIES DE CAMBIO


Aunque en este terreno hay todavia nucho por investi-
gar y esclarecer, parece ser que las relaciones tradiciona-
les entire lo urban y lo rural on la generalidad de los pai
ses de la region, eran inversas a cono se presentan en la
situaci6n actual cono tendencia, en nuchos de sus aspects
basicos.

1. Las relaciones ecol6gico-denogr6ficas

El n s obvio de los canbios, y quizes por eso el nas
trabajado y conentado en la literature sobre la urban
zaci6n, es la tendencia de predoninio denogrAfico de
la poblaci6n urbana sobre la poblaci6n rural. Aunque
en nuchos paises, en este nonento la poblaci6n rural
es todavia la n6s nunerosa, el curso de la tendencia
conduce irrovolcablenente a una situaci6n inversa.

Mientras que antes los nlcleos urbanos y particular-
nente las ciudades, constituian cono islas dispersas,
la tendencia actual inplica no solanente el aunento
del tanaio de las ciudades ya existontes y de los o-
tros nucleos urbanos, sino tanbi6n el aunento del nA-
nero de estos centros poblados, sobre todo de los nd-
cleos urbanos que no alcanzan la categoria de ciuda-
des y, al nisno tienpo, la onergencia de una red de
relaciones entire las ciudades entire si y entire 6stas
y los dons nicleos urbanos. Esto es, la energencia
de algo que va constituyendo un sistena urban.

Cono consecuencia de este hecho, lo prinero que se ob-
serva y sobre lo que no parece ocioso insistir, es la
progresiva y rApida cancelaci6n de dos elenentos fun-
dasentales de las relaciones tradicionales urbano-ru-
rales: a) el relative aislaniento entire lo urban y
lo rural, especialnente entire las ciudades y el can-
po; b) el relative aislaniento entire las cludades y
los pueblos urbanos y centre las propias ciudades.

Sobre la base do la modificaci6n de la relaci6n deno-
grAfica entire lo urban y lo rural, en conexi6n con o-
tros factors propios de los otros plans de la estruc
tura de la sociedad, se va ostableciendo una nueva re-






-4L-


laci6n ecol6gica entire los centros urbanos, entire las
ciudades entire si, entire 6stas y los pueblos urbanos y
seni-urbanos, y el undo rural ingrosa de otro "odo en
la ialla do osta nueva estructura ecol6gica-denografi-
ca.

Sobre lap inplicaciones do oste fen6neno de euergencia
de una nueva structural ocol6gico-dOiuografica urbana
sobre ol iiundo rural, la for.-a en quo esto es afoctado
en el process, la investigaci6n casi no ha conenzado to
davia,

2. Las relacionos econoC6icas

Las investigacionos ocon6oicas, especialnente sobre el
process do industrializacion on Latinoa-i6rica, estan po
niendo do Janifiesta el desarrollo do una tcndoncia fu.
da.iontal, que on niveles distintos y con caractoristi-
cas spas pc as propias on cada pais oupo de paisos,
es gonor l en la region: el desplazaLiento do la base
agrario-extractiva de la ostrucVura traditional do la
producci6n, a una nueva base industrial-urbana.

Este fenoneno quo puede ser denoninado el process de
"urb-anizaci6n de la econo. ia", probablenente cuenta co-
no uno de los factors doteorinantes, si no co.o el fac
tor deterinante, do los process fundanentalos incor-
porados a la urbanizaci6on d la sociedad en la region.
Para lo quo aqui nos iLporta eoste hecho significa antes
quo nada la radical alteracion de las relaciones econ6-
nicas entire lo urban y lo rural, y de node especial en-
tre la ciudad y el canpo.

Ilientras la estructura traditional de la production es-
taba asentada en las actividades agrario-extractivas,
obvianente la econonia rural era prcdoninanto, en tan-
to quo las nuevas teindencias conducen a la radicaci6n
urbana del predoninio econ.6iico on la sociedad, y en va-
rios de nuestros passes, el canbio definitive ya se pro-
dujo. Las estadisticas Tns recientes, dan cuenta del
continue desplazaniento de las actividades prilnarias, y
de la agriculture en pri-er lugar, a un lugar secundario
on la for aci6n del product national, nientras las ac-
tividades secundarias urbanas y las actividades tercia-
rias urbanas han pasado a ocupar o ostan pasando a ocu-
par los prineros lugaros. Del misio nodo, los datos re-
volan que on el sector priiario de la econoi"a, son las
actividades de caracter .as 'industrial (ninas, pctroleo)
quc contindan creciendo, y quo de la agriculture es su
sector de exportaci6n, esto es su sector Ais industria-
lizado y ecanizado, el que todavia crece, en tanto
que en la nayoria de los paises de la region la agricul-







-5-


tura de subsistencia y la que so destina al nercado in-
terno de products alinenticios tiende a decrecer rela-
tivanente.

Con nuchas desigualdades entire los passes, on la situa-
ci6n traditional estaba inplicada en algun nodo, la de-
pendencia econo6rica de la vida urbana respect de la
estructura productive rural. Por el contrario on la ac
tualidad, la econonia rural tionde cada vez ias a ocu-
par una posici6n dependiente frente a la econonia urba-
na. De ese nodo, a las tradicionales diferencias region
nales de desarrollocono6nico ruralnento basado, se aia-
den ahora con tendencias de predouinio, las diferencia-
ciones urbano-rurales de dosarrollo econ6oico.

La acentuaci6n y coiplejizaci6n del colonialisuo inter-
no iLiplic7ada on este process, y sus cons cuencias sobre
ol -undo rural on particular, no son tar:poco hasta este
no:iernto, un objoto serio y formalizado de investigaci6n,
a pesar do quo no escapa a la ubservaci6n do los estu-
diosos.

3. Las relaciones culturales

Cono part y c:'.oo consecuencia do las tendencias anterior
res, las relaciones culturales entire lo urban y lo ru-
ral, y de nuevo particularrente, entire las ciudades y el
canapo, se transfornan con n :table rapidez. Este fenone-
no ya ha sido repetidas veces c.)ielntado e'n la literature
actual sobre la urbanizaci6n, sobre todo cono un process
de "urbanizaci6n" del canpo, coao "difusi6n" de elenen-
tos culturales urbanos sobre el caupo. Sin embargo, no
se podria decir, realnente, que sea un t6pico quo se ha-
ya investigado do nanera sisteo:itica.

Dentro do este nucleo de proble:nas, lo que en la litera-
tura actual so dostaca nas es la influencia cultural ru-
ral sobre la fora'-aci6n de las nuevas sociedades, urbanas,
coni consocuencia del aporte nigratorio. La "ruraliza-
ci6n" de nuchos aspects de la cultural urbana de las
ciudades, la"ruralizaci6n" de la cultural de los pueblos
urbanos co:o resultado de la nigraci6n de sus grupos nias
urbanizados y su roenplazo por rigrantes director desde
las poblaciones ruralos, la dialectica de la urbaniza-
ci6n-ruralizaci6n de la cultural y do la, dialectica de la
"bccidontalizaci 6n-indigenizaci6n" de la nisLna en las
sociedades con subculturas indigenas vigorosas, son te-
nas quo han side relievados en. nuerosos trabajos. Eso
no es lo miso, sin eoibargo, que decir que han sido in-
vestigados sistenoticanente.

Hoy dia se asiste al ensanchaniento de la influencia de







-6-


la cultural urbana traditional sobre el canpo, y al de-
sarrollo de la influencia de las nuevas nodalidades de
la cultural urbana, asi cono al creciniento del fen6ne-
no reciente de la influencia de la cultural rural sobre
las ciudades. La nigraci6n cultural, o nigraci6n de
elenentos culturales, entire anbos polos de orientaci6n
de la culture national, constitute su necanisno basico.
La generalidad de los studios sobre el t6pico parece
haber identificado rigraci6n denografica con nigracion
cultural, nientras durante nucho tienpo la nigraci6n a
las ciudades ha side considerada gruesaniente cono mi-
graci6n rural-urbana. En la actualidad, sobre la base
de los .pocos studios concretos sobro la nigraci6n a
las grandos ciudades, saboeos quo la nigraci6n en este
nivel es principalnente inter-urbana y en segundo lugar
rur-l-urbana.

El process do Iigracion cultural se percibe nucho ras
clar-aente en el caso do la influencia cultural uibana
sobre el canpo, cono difusi6n de nulerosos elo.ientos de
la cultural urban a las poblaciones rurales, porque no
aparccc confundido con la nigraci6n demogr.fica desde
las ciudades hacia el crapo.

No obstanto, os claro tanbien que costa nigraci6n cultu-
ral urbana hacia el canpo, costa igualnente acolpafada
en cierta nedida por el creciente fluijo nigratorio dos-
de las ciudades hacia las localidades canpesinas, aun-
que esta nigraci6n tiene .un character y una orientaci6n
nuy distinta que on el caso inverse desde el canpo a
la ciudad. En varias de las nuevas sociedades urbanas
en consolidaci6n en estos paises, la presencia de ele-
rientos culturales de procedoncia rural ha llegado o es-
ta llogando a tenor un peso suficiontenment important,
cono para levantar una altcrnativa cultural en la for-
nacion de la sociedad urbtana, frento a la quo so doriva
de la presencia podorosa de nodelos externos. Podria
decirse, para-esas sociedades urbanas, que una culturala
urbana dependiente" forn-ada con nodelos y eloeientos pro
cedentes do las :etr6polis externas doninantes, conpite
con una culturala urbana popular" for-nada en grand parte
con niodelos y olo-entos llegados con la nigraci6n rural
o urbana tradicional, nenos estructurada y nenos influ-
yen:te on la sociedad, y que forna la subculture urbana
doninada.

4. Lo rural en la nuova estructura national de poder

Tod o o anterior, pornite pensar quo on todos los pai-
ses do la region donde estos prccesos estan en narcha,
una nuova structural national de podor se afirna o nues-
tra tcndencias do encainarse en una nueva direcci6n,








-7-


seg6n el estado de desarrollo de esos process en cada
pais o grupo de pauses.

Si la estructura de la producci6n desplaza sus bases
principles hacia las ciudades, y se urbaniza la econo-
nia, ello inplica que los grupos tradicionales de po-
der vinculades al predominio de una econonia bAsicanen-
te agrario-extractiva, esto es rural, conienzan a ser
desplazados correspondientenente hacia niveles de powder
secundarios y pierden su anterior hegenonia en la socie
dad en beneficio de los sectors que se vinculan a las
nuevas actividades econ6nicas que tionden al predoninio.
En otros t6rminos, los grupos que tienden a ocupar los
lugares doninantes en la sociedad, son cada vez mis los
que so vinculan a la econonia urbana en expansion.

Dentro de este process de desplazaniento de los grupos
de poder, la estructura de poder en la sociedad rural
no puede dejar de ser afectada. Toda disninuci6n del
poder de las capas doninantes en la sociedad rural no
puede dejar de aparejar la crisis de la estructura con-
junta de la sociedad rural, y sus consecuencias y sus
nanifestaciones deben ser atentanente observadas.

La crisis de la estructura traditional de producci6n,
la crisis correspondiente en la estructura de poder,
pernite probablenente necanisuos y nArgenes nLs a:plios
y nuevos, para la energencia de otras capas sociales,
para la Lodificaci6nCl car6cter concrete de las que
existian y para la consolidaci6n de las que ya estaban
en process de desarrollo.

5. Dependencia y autononia del nundo rural

Mientras el process de urbanizaci6n era lento y las ciu
dades existian sin former parte de un "sistena de ciu-
dades", y los ndcleos urbanos que no tenian categoria
de ciudad existian igualrente de nanera dispersa y no
cono parte de una estructura ecol6gico-derografica real
nento efectiva, la caracteristica relaci6n urbano-rural
en estos paises pareco haber sido el relative aislanien
to centre anbos t6rninos, y este hecho ha sido sefalado
constantenente. Cono la observaci6n y'la investigaci6n
llevaba la irpronta urbana, el aislaniento percibido ha
sido, desde luego, el del undo rural. Era Asto el que
era percibido cono aislado, aunque en verdad el aisla-
niento fuo obvianente una reciproca situaci6n entire lo
urban y lo rural.

Este relative aislaniento entire lo urban y lo rural,
quizAs ans especificanente ontre las ciudades y el can-
po, tonia cono contrapartida solanente el 'echo del cen







-8-


tralisno adninistrativo en la goneralidad de los paisos,
herencia colonial sobre la cuAl ha rocaido la constant
queja de todos los bandos, sin duda porque este centra-
lisno politico-adninistrativo tenia que ser tanto nAs
opresivo y nocivo, cuanto nayor era el aislaniento entire
los centros adninistrativos y el resto del pais.

De todos riodos, el aislanientorelative entre.la ciudad
y el canpo, pernitia a a:bos un nargen relativanente an
plio de autononia de existencia y de canbio. Y supues-
to que por conocidas razoncs, el nivel urban tondia
nornalnonte a desarrollarse y a uodificarse con nayor ra
pidez, los process correspondientes on el canpo eran
nuy lentos, irregulares, casi iunerceptibles a la 6ptica
urbana y parece probable que aqui reside en buena part
el fundanento de la concepci6n dualista de estas socie-
dades.

Dentro de este contoxto, probablenonte tanbi6n existia
un nargen relativanente anplio de autononia para los pro
cesos noloculares de canbio quo se producian en la es-
tructura de la sociedad rural, aunque no pueda decirse
lo nisno para los process basicos de canbio que la con-
ducian si no se adnite el supuosto de la distinta natural
leza hist6rica de lo rural y de lo urban en nuestros
passes.

En la actualidad toda esta situaci6n paroce star can- .
biando conplotanente. Destruido en gran parte el aisla
niento urbano-rural y quedando este ultimo colocado on
una cada vez nayor situaci6n de dependencia en todos los
6rdenes, el nargon de autononia anterior se reduce o de-
saparece enteranente segin los paises, de tal manera que
cada uno de los procesos..qu tienen lugar en el nivel ur
bane no pueden dejar de afectar, directanente o indirec-
tanente, Lis lenta o nas rapidanente, la vida rural.

Pero, per las nisnas razones, y per los misnos necanis-
nos y canales, lo quo ocurre en el nundo rural no puede
tan-poco dejar de afectar al nundo urban, aunque por el
character doninante do 6sto sobrc lo rural, las ropercu-
siones pueden no ser tan intensas y estridentes cone on
el case inverse.

Todo este conjunto de problenas no pueden ser tonados,
cono habitualnente, on el sentido de "consecuencias" de
la urbanizaci6n. En realidad, se trata de fen6nonos
que son part del process global do urbanizaci6n de la
sociedad en los paises do la region. Y dentro de esta
perspective, los process do canbio o las tendencies en
esta dirocci6n que tienon lugar en la subsociedad rural,
que pueden ser directanenta conectados al process de ur-







-9-


banizaci6n, tienen que sor ostudiados tanbi6n dentro del
process de urbanizaci6n, por lo rnenos en parte.

En efecto, cada una de las tendencies de caubio en las
relaciones entire el undo rural y el nundo urban en es-
tos paises, al uisno tienpo que afectan a los process
especificos que ocurren en la transfornaci6n de la socie
dad urbana, afectan igualmente a los process especifi-
cos que tienen lugar en la sociedad rural. De eso se
desprende que arnbos niveles de la sociedad, no fornan en
realidad estructuras duales, hist6ricanente distintas,
con sus propias leyes estructurales de continuidad y de
canbio, sino que, por el contrario, los process y las
tendencies de canbio que se dan en cada nivel, son co-
rrespondientes y anbos en su conjunto constituyen el pro
ceso global de canbio de estas sociedades. La urbaniza-
cion en uno de sus sentidos, es una nanifestacion secto-
rial de la alteraci6n de la estructura de las relaciones
entire ambos iundos.

Para esto enfoque, tales nutuas implicaciones entire los
process de cambio o de continuidad que tienen lugar en
anbos nundos, requieren por otra part un nodo hist6rico
de conociniento. _n efecto, si se adnite que en el pro-
ceso actual de urbanizaci6n de estas sociedades, cono
part del cual la subsociedad urbana se transforna cons-
tantenente, esta en niltiples aspects condicionados o
influidos por factors asentados on el sector rural, es
necesario adnitir igualnente que ostos factors no pue-
den ser de ningun iodo los nisnos en cada nonento del
process, en la nodida en que el nundo rural esta sujeto
tambien a un. process constant de canbio, tanto por fac
stores de origin interno cono por los que provienen de
los que se derivan de los canbios en el nivel urban.

Esto es, la invwstigaci6n sobre los fen6nenos y proble-
nas que se presentan en la urbanizaci6n en relacion a
factors que radican en la correspondencia de los can-
bios en lo rural y en lo urban, req-uiere considerar
esos factors no cono dados, sino cono nodificandose en
su caracter concrete en cada nonento hist6ricanente sig
nificativo, y abrirse al presupuesto de que no seran
siempre los nisnos factors, puesto que el process de
canbio en cada uno de los niveles producira sin duda
constantenente nuevos elenentos que, a su vez, repercu-
tiran en el process que les di6 origin.

Por ejeuplo, sospechanos hoy dia que part de la cultural
urbana en fornaci6n en las actuales sociedades urbanas
en transfornaci6n, contiene nun:erosos elenentos que pro-
vionen de la subculture rural acarreada por la nigraci6n.
Pero sospechanos al nisno tienpo, que la cultural rural







-10-


estA siendo activa:inte nodificada per la influoncia ur-
bana. Si este es el case, y si coeo so adnite general
nonte la rigraci6n hacia las ciudades continuara cre-
ciendo durante un tie__po relativanente largo en n-uchos
de estos paises, eso significa que lo rur-l continuara
influyendo en la fornaci6n do la nueva cultural urbana,
pero que los elecentos que la nigraci6n llevo a las ciu-
dades seran en part resultantes de la influencia cultu-
ral urbana sobre el canpo, cada vez nms, nientras que
quizas hasta ahora tales eleientos tienen un character
ias "puranente" rural, pruvenientes del period de rela-
tive aislmaiento centre las ciudades y cl canpo, o de la
influencia de la cultural urbana traditional.

En otro sector de problenas, podriaios sscspechar que los
nigrantes a las grades ciudades so reclutaban en los
pri:;rors period-,s de la 7igraci6n. de ciertas capas sov
ciales nas que de otras, y que ahora o en adolante pro-
vendran sobre todo do capas s,ciales diferentes. En
consecuenciaa sus problenas do incorporaci6n al undo
urban doberan sor diferentes en cada caso, sus iotiva-
cio:es y sus proycctos ca)cretos distintos, y los rosul
tados de su incorporaci6n en el undo urbano, iguallen-
te distintos.

La anpliaci6n de la problen.tica de la investigaci6n del
process de urbanizaci6n, require asi no solanonte la
pareja anpliaci6n del onfique te6rico de referencia, sino
tanbi6n l1 canbio de algunos do los aspects basicos de
este, para quc la invostigaci6n no quede reducida sola-
nonte a la exploraci6n do ciertos aspects os-ecifij9s
del process do urbanizaci6n, y puede pretender la bus-
queda nocesaria de oxolicaciones basicas sobre las teo
dencias fundaeiintales del fon6ncno y sobre su func6n. y
su significado para cl .dstine ulterior de estas socie-
dades.


URBANIZACIONT Y CAMIBIOS EN LA SOCIEDAD RUPAL


La perspoctiva sugorida para la invostigaci6n sobre
la urbanizaci6n, continue i-jilicitanente la exigencia do in-
vestigar tanbi6n los process do canbio o las tendencias en
esto sentido que ocurren posible-ente en la propia sociedad
rural, cone uno de los -edios validos para conocer los fac-
tores de esta procedencia que influyen en cl fenoneno especi
ficanente urban y de coipreodor su caracter y los linitos y
nodalidados posibles do su actuaci6n en el process,








-11-


Aqui intontarenos establecer algunas lines de proble-
.ias que doben ser objeto de esa investigaci6n, y algunos
casinos rietodologicos quo puedon ser considerados cono los
nas innediatanente requeridos, on un primer nivel de dis-
crininacion analitica.

El carbio de las relaciones ecol6gico-denogrificas y sus
posibles efectos en la sociedad rural

Tonanos este sector de problenas cono punto do partida,
por ser el nas obvio y i-s abultado en la literature actual
sobre la urbanizaci6n.

El fenneno denografico n>s perceptible, dentro de la
tendencia al predoninio denografico urban, es el drenaje
denografico para la sociedad rural, que significa el enor-
ne process nigratorio hacia las ciudades y hacia los otros
centros urbanos no-citadinos. last ahora, la investiga-
ci6n aparece concentrada sobre todo en el exmaen de los
efectos de la nigraci6n sobre las ciudades, y en nenor nedi
da sobre los efectos en los otros sectores urbanos. Muy po
co o nada, en can:bio, sc ha trabajado sobre los efectos de
1t- nigracion rural sobre la propia sociedad rural y sobre
los ofectos de las corrientes nigratorias desde las ciuda-
dos al canpo, cuyas finalidades y cuyo caracter son por su-
puesto nuy distintos.

Se sabe o so croe saber,. que la poblaci6n rural que
nigra hacia las ciudades h hacia centros urbanos de nonor
categoria, se roclutI procisanonto en los sectors nas di-
naiicos, do nayor calificaci6n, do nayor nivel do educaci6n,
los -as expuestos a la influencia urbana, y de los grupos
de edad de mayor potenci-lidad para la poblaci6n, sobre la
sociedad rural.

Gin duda osas consocuencias opera en la totalidad de
los aspects de esa sociedad; poro deteni6ndon.os por ahora
en el plano de ogrffico, los canbios en la structural de
edades, do sexos, do oscolaridad, de calificaci6n, de esta-
do civil, etc., qu6 significan para la sociedad rural? Y,
antes que nada, cuAles son esos canbios?, y qu6 inplican
para la nigracion posterior y sus efectos en la sociodad
urbana?

La busqueda de respuestas a ostas interrogantes, le-
vanta un proble!a interesanto de la investigaci6n actual:
la necesidad de coienzar a usar en la in vestigaci6n socio-
16gica do la urbanizaci6n, lo deonografico nc solamente cono
dato sino cono variable.







-12-


Curiosanente, no se podri.a afirLar que son nuchos los
studios sociologicos on Latinoanerica, y no solanente en
el narco especifico de la urbanizaci6n, que se hayan pro-
puesto usar los fen6nenos donogrdficos cono variables ge-
nuinas. Caracteristicanente, la genoralidad de los estu-
dios sobre la urbanizacion recogen, en nuierosas fuentes,
innunerables datos estadisticos de tipo denografico, y se
puede observer un incesante trasiego de id6nticos datos en
nultiples trabajos, sin que a partir de estos nateriales
se haya disefado investigaciones de caipo que tonen los fe
nonenos denogrdficos coio genuinas variables en el disefo
de investigation

La inportancia de hacerlo, puede ser ilustrada con un
ejenplo sencillo, oi se codnsidera una deterninada estruc
tura de edades en una poblacion, ie. la concentracion en
los grupos nuy j6venes de edad, cono ocurre en la Aayoria
de los praises de la region, los econonistas tienden inmo-
diatanente a derivar de este hecho laabultada proporcion
de un sector totalnento depondiente (econonicanente) en la
poblaci6n.,, que no formal part-e do la poblaci6n econ6nicanen
to active, y quo se constitute solanente cono una farrago-
sa carga para el desarrollo, dados ?os escasos recursos de
la sociedad subdesarrollada. Esta es una experiencia veri
ficada amplianente en los paises subdesarrollados y se la
aplica sin nucha vacilaci6n a nuestros paises.

Es bien possible, aunquo nadie se ha cuidado de verifi
carlo sisteLidticainonto, quo asi suceda en los sectors re-
lativanente desarrollados de nuestras sociedades, particu-
larnente en las ciudade s ns iuportantes, y a nivel sobre
todo de ciertas capas sociales. Pero nose puede evitar
preguntarse, si este fen6neno tiene el nisLio resultado y
la nisna funcion en. los sectors relativanentoe ns subde-
sarrollados de nuostras sociodades, particularmente en las
areas estrictar~ente rurales, y sobre todo en ol nivel de
las nis bajas capas sociales de la poblaci6n. Es pura coin
cidencia quo uno de los factors de deserci6n escolar rural
que sc alude sienpre para las ireas rurales, es el retire
de. los niios do las escuelas ,n los periods de trabajo
agricola? Lon, pues, solarente dependientes los grupos nuy
jovenes de la poblaci6n rural, econonicanente considerados?

En otro orden de problenas, el predoninio de los gru-
pos jovenes en nuestras sociedades, particularnente en las
areas urbanas, no podria ser uno de los factors inportan-
tes de la presi6n por los canbios, junto con todos los o-
tros factors econonico-sociales conocidos? Es una nera
coincidencia quo sean j6venes los lidores n-s activos y mas
radicals de los novinientos campesinos actuales, a de los
novinientos revolucionarios en i_ region?








-13-


Todas ostas interrogantes que podrian nultiplicarse
sin dificultad, tier-on el prop6sito de scalar la irnprio-
sa necesidad do co-n.nzar a usar sistenIticaniente los fen6-
uinos denograficos, cono variables tan iiportantes cono los
do orden econ6.ico-social, y la investigaci6n debiera perni
tir una jerarquizaci6n de la inportancia de las variables
de cada uno 6c etos 6rdenes, y deterninar su nodo particu-
lar de operaci6n on cad- contoxto.

Co.io las fuentes do ostadisticas denograficas no pue-
den decir uucho al r.especto, se roquieren investigaciones
de caiipo espocifica:1ente disenadas con tales finalidades, y
de ::iodo co.-parativo entre ciudad y canpo, centre caupo y
canpo. Porque es obvio, teor6ticaLente, quc si se altera
profunda:iente la structural de edades, por ejeplo, en una
poblaci6n rural, la estructura de autoridad en la fauilia,
en la coilunidad, los ..ecanisnos do transnisi6n cultural en
tre las generaciones, y las estructuras psicol6gico-socia-
les no pueden pornanecor indcunes. Y lo que aqui ocurra
debera toner, de todos iodos, repercusiones importantes en
las futures relacionos caipo ciudad, y en los efoctos do las
nigracionos futures sobre la sociedad urbana.

Brevoiiontc, sc necosita cxplorar las implicaciones de
una determiinada structural d;cografica sobre cada uno de
los otros sectres do la estructura de la sociedad, co npa-
rando periods y cjntoxtos socials especificos.

Do i1 iisnra rianora, la invostigaci6n require incluir
en su canipo du. proble:as los que resultan de la incorpora-
ci6n do las areas rurales ~o la nueva red ecol6gica quoe c
nienza a vincular la publacion urbana, entree ciudades y,
ontre 6stas y los pueblos urb-_nos y entire ostos nisi-os, on
el process de olrgeoncia do un sisteua ecol6gico urban que
va desplazando el relative alslaniento tradicinal entire
estas poblaciones.

No cabo duda do qce uno de los canales ia's ofectivos do
la influencia urbana sobre el caupo, os la incorporacion
de las poblaciones rurales, eo diversos nivolcs, en la red
'e conunicaci nes y de vinculos de interpope idencia entire
las poblaciones urbanas. Pero poco o praicticaente nada
aun teno:.i s entree ranie.os co_~o infornaci6n ospecifica sobre
los 1(canisnos y los efcctos concretos a traves de los cua
les se produce est: incorporaci6n.

Ca.ibios on las rolaciones econ6nicas y sus posibles
efectos en la sociedad rural

Gi las estadisticas econinicas son correctas, la ten-
dencia do "urbanizacion de la ec.noiia"ropresenta en la na
yoria do los paisos ld la region uno do los process fund







-14-


nentales de canbio, sobre cuya base podrian ser oxplicados
en sus aspects bAsicos nuchos de los otros process, par-
ticularnente la "urbanizaci6n do la sociedad", aunque esto
no significant sostener la correspondencia totalnente "siste-
nitica" entre anbos process, o entire anbos niveles anali-
tico-metodol6gicos del studio de la sociedad global.

Cono parte de esa urbanizaci6n de la economic, las ac
tividades que .cnfori:an la estructura productive rural
tienden a ocupar un lugar secundario en la estructura pro-
ductiva national, y la producci6n rural destinada a los
nercados locales y regionales, y sobre todo la producci6n
de subsistencia, no s6lo no han aunentado en los 6ltinos
afos, sino que nuestran tendencia de deterioro en la iayor
parte de estos paises.

Lo que nos interest de este process, apart de las
repercusiones y los problenas econL6mico-sociales que ori-
gina, es su significado cou-o una tendencia de desintegra-
cion de las bases econ6iicas de la sociedad rural en su
conjunto, y do manera especial de las areas n'as tradicio-
nales y nas estrictanente rurales de estas sociedados na-
ci.nales, al paso que v6 consolidaindose en el nivel urba-
no una estructura econo6nica do tendencia industrial.

Ya so ha hecho ;ienci6n aqui, a la alteraci6n que de
estos iechos so original on las relaciones canpo-ciudad o
rural-urbanas on general, y la reducci6n de lo rural a
una situaci6n de dependencia econ6nica respect de lo ur-
bano. Esta alteraci6n, probabloeuente, no es siuiplenente
el resultado de la c:;nsolidaci6n de una nueva econonia ur-
bana, sino tanbi6n on igual riedida de la desintegraci6n
ias o menos lenta segun los piises y las regions dentro
de cada pais, do las bases econi6iicas tradicionales de la
sociedad rural luisna. Esto es, parece existir una couple
ta correspondencia entree los process de canbio o tenden-
cias de este tipo en lo urban y lo rural, y las relacio-
nes entire anbos polos son afectadas y condicionadas per
una double vertiento de factors al nis-io tioppo.

Infortunadai.ente, la infornaci6n factual adecuada a-
cerca de los nodos y necanisnos concretes do esa probable
desintegraci6n de las bases con6(icas de la sociedad ru-
ral, no os iuy gr-ande y la quo existed no es nuy adecuada
en tanto que no proviene de lines de invcstigaci6n corres
pondientes. ..-or lo general, la investigaci6n econ6nica
nisma se detione inucho I ias c registrar la deterioraci6n
de la productividad y del volunen de producci6n, y apelar
a las deficiencies de los sistonas de tenencia de.la tie-
rra y al bajo nivel tecnologico, cono los factors deter-
minantes.








-15-


Aun cuand:~ sc adnita, sin dudarlo, do que tales facto-
res son on efecto poderosa .ento importantes, cuando se recuer
da que estos sisteimas de tonencia y de tecnologia no son de
hoy, a posar do lo cual la econo.ia rural era el oje dominant
te de la ostructura productive national on todos estos pai-
ses, no se puede de jar do cuestionar por los otros factors
quo deben oetai involucrados en la nueva situaci6n, y por
las fornas, uecanisnos y ofoctos nuevos que los fact)res tra
dicionales conforman en el nulvo context.

Sobre la base do algunas investigaciones on curse, y on
esto caso de las que so llovan a cabo on la actualidad en la
Division de Asuntos Sociales de CEPAL, sobr,- ciertas hip6te-
sis en torn a la urbanizacion en Latinoan6rica, podria afir
iarse que la desintegraci6n de la ocononia rural parece star
estrechae-into ligada al process de "urbanizaci6n de la econo-
ija", y quo os en costa conexi6n quo los def-ctos de la tenen-
cia do la tiorra y do la tecn.ol,-.gia se uecstran on today su
ragnitud y contribuyen a la dranaticidad del problema. La
tendencia a la dopendencia econ'inica rural respccto de la eco
nomia urbana, puede ser exa -inada a travis do d'.s suct;res
r-lacionadsj3 de problenas: 1) la ni;csidad de ao-iodaniento
do la ocono'ia rural al nuevo contx.xto surgido o en cursor do
surginiento con la radicaci6n ur'b na do los ejes de la estruc
tura productive national, y los canbios que ollo inplica en
la propia estructura productive rural, ospocialnmnto on sus
areas no vinculadas a la production de exportaci6n; 2) las
lines do influoncia econonica, do control, los -iocanisnos
concretes a trav6s de los cuilos so desarrolla la hogeoonia
oconomica urbana sobre el ca-po.

)obre el priner sector de probler-as, la fragnIentaria in
forLaci6n que se puede espigar on los studios sobre la si-
tuaci6n de las Areas rurales, espocialIIente los infor.ius na-
cionalos dol CIDA, porniten sospechar quo las instituciones
productivas quo caracterizaban la econoiia tradici,.nal rural,
han iniciado irregularmonto un procoso de nodificaci6n en la
nayor part do los paises con economias ruralos tradiciona-
les, aunque este process so d' do Ianora desigual por passes
y por regions dentro de cada pals, no solanente on t6rn-inos
de las caracteristicas y circunstancias concretas, sino taii-
bior6 on t6ruinos del nivel du desarrollo do la tendencia.

Los principals o los ias visible do estos procosos do
caubio parecen ser:

1) La iodificaci6n del character concrete de las eopresas
agropecuarias tradicionalos, dosde la "hacienda" tra-
dicional, con sus tipicas caracteristicas on las rola
ciones de trabajo y de sistceas de producci6n, hacia
eciprcsas nas "nodernas", oesto es con. 6nfasis en las
relacionos salariales do trabajo y la "racionaliza-








-16-


cion" do los sisto-ias do producci6n.

2) La ace-atuacion do sus vincalos financiers y crediti-
cios con la ocononia urbana.

3) .La modificacion Tdo las relacions de trabajo implica-
das )n ol "istona do "haciondas".

4) La "irodernizaci6n"do los sistonas productive a efec
tos del fortalociniento do sus vinculos con ol nerca-
do urbano.e

En rclaci6n al seoundo sector do probloeas, la inforna
ci6n do que so disponc es todavia nucho nas linitada y es
el resultado de obsorvacionos diroctas e inpresionisticas
de t6cnicos, antropblogos, etc. Bus nis destacadcs proce-
scs parecen ser:

1) El ensanchiaiento dc las relaciones ontre la produc-
cion urbana y ol lenrcado rural. Est- as un asunto
quo roquiere ser caiificado, Los econo nistas nos han
habituado a un.a iagoen segtui la cual las areas rura-
les tradicionalos estan fuera del nercado, refiri6n-
dose anto odo al inorcado para la producci6n urbana.
El problei-a os quo ouando esos econonistas hablan de
"nlrrcado", usan l c .lcepto coio un fenoileno dado, a-
parentenoin'oe idoentificado con el iorcado para la pro-
ducci6n industrial urbana inis iLportanteo Frernto a
esto, pareco convenionto insistir en que el mercado,
debe sor exaninado cn n niniinuid de discrininacion
entire sus varies nivolos, dosde el quo correspond a
la producci6n do la industrial posada, a la produc-
cion de la industrial bjsica-inteoriedia, y a la pro-
ducci6n do objetos de consu.no in-iediato, do bajo pre
cio y do calidad infina,

Si bion es ciortG' quo las iaras ruralos en general y
sobre todo las i_-as subdosarrolladas no tienon access
a la producci6n industrial do los mayors niveles,
n;i parece on canbio quo su vinculacion al mercado de
la produccin. urbana do los niveles u1s bajos sea
igualioente inexistonto, aunque se puede sostener que
esta vinculacibn os procaria y linitada.

Si se recorro el canpe de ciortos praises i.e. Per -
so rocogo nitidauonto la il-presi6n de que la afluen-
cia do products urbanos do la industrial ligera de
nenos nivel, alin ntos, vostidos, utonsilios don6sti
cos, objetos do uso personal, etc., so csta incroioen
tando constantononto, aunque sin duda anplios secto-
res do la poblacion rural i- sus capas nias pobres y
ias explotadas sl6o pueodo participar nuy d6bilnente







-17-


del nercado do esos products.

2) Los pueblos urbanos y seni-urbanos so constituyen en
el eje econ6nico de anplias zonas rurales en las cua-
los estan ubicados, de modo que parece expandirse una
red de pequeoos unrcados seni-urbanos y rurales, que
individialrtnto son pequonos, pero que en su conjunto
constituyen un vasto eircado para estu nivel de la
production urbana.

3) En relaci6n a esos factors, so difundo tanbien en el
caipo una aiplia gana do actividades econ6jicas no-
agricolas, cficios y habilidades quo antes no oncon-
traban uso y canpo de dosarrollo, y entire cuyas acti-
vidades probablenente el poquoEo conercio constitute
ol. ns inportante.

4) En la nedida en que ostos process se desarrollan, la
estructura traditional de ri:les econ6:(ic6.s parece en-
trar en crisis, tanto por la aparici6n de fornias no
consistentes de roles ocon6iicos i.e. ninifundiario-
asalariado, conercianto-agricultor, etc. cono por
el process de .specificaci6n de algunos de los roles
basicos do la estructura econo6ica traditional. Asi,
por eje!pl,-, ionitras que el rol de "agricultor" era
ounicorprunsivo, abarcando desde el trabajo propia-
nente agricola, hasta la confocci6n dc- instrunentos
de trabajo, de vostinenta, etc., on la actualidad pue
de observarse en ciortas areas que la substituci6n de
la producci6n doaiustica do instrunentos, vestidos,
etc., tiende a ser ree~i.plazada p r la adquisici6n de
esos objetos en el narcado, y el rol do agricultor
va quedando cis colido a la actividad agricola couo
tal.

Todos estos procesJs probables de canibio, ocurren on
las areas nas subdesarrolladas do nanera molecular y lenta,
nientras quo en otras areas el process se inici6 hace bas-
tante tionpo y tionde a consolid irse y a instituciql.alizar-
se. ;.ignificativaioente, estas ultinas areas son, precisa-
nente, las quo podrian ser calificadas do nis "urbanizadas",
on contact nls innediato con las ciudades y con la econo-
nia urbana, do nodo quc no seria excesivo postular que cuan
to nayor es la vinculaci6n econoiica de un area rural a la
econonia urbana, la transfornacion de la estructura produc-
tiva del area es tanto n2s avanzada, y, tabiin, nms dopen-
diente. Ello pone do relieve, con claridad, de que carac-
ter es y con qu6 factors opera ol process general de canbio
de la ocononia rural.

No seria taipoco -iuy alejado de la realidad, pensar
que todos ostos process suponen una tendencia de "hoaoge-







-18-


nizaci6n hist6rica" de la estructura productive de la socie-
dad national, es decir la cancelaci6n de elements y fornas
correspondientos a las fornas ias prinitivas del capitalis-
no colonial y post-colonial y su substituci6n por fornas
nas "nodernas'.'

Lo quo, sin embargo, no debo perderse de vista, es que
junto a es#o process de nodernizaci6n de la econonia rural
y su consiguiente honogenizaci6n con la ocononia nacional-
nente doninante, pareco tanbi'n fortalecerse una tendencia
do distanciamionto entire el nivol de dosarrollo do las
areas urbanas y el do las relas rurales tradicionalos.

Al nisno tieupo que se ensanchan los canals de la in-
fluencia ocononica urbana y de la dependenci- econ6nica ru-
ral, la paulatina desintegraci6n de las bases tradicionales
de la estructura econ6Dnica rural no conduce a un desarrollo
econ6nico org6nico y generalizado, puesto que la possible de-
terioraci6n de'la producci6n agricola de subsistencia y el
estancaniunto de la producci6cn destinada al nercado local o
regional, no son. substituidos por nuevas fornas y fuentes
de producci6n y de ingreso para la gran nasa de la poblaci6n
rural, nientras que solo linit.ados sectors ingresan on ac-
tividades do tipo terciario, dependientes por eso nisno de
la econonia urbana, y las fuontes de ingreso y de actividad
productive para los denis no so desarrollan paralelanente
a la desintegraci6n de la econonia traditional.

En tales condiciones, se puede sospechar que la gran nha
sa de la poblaci6n rurl de las areas nas subdesarrolladas,
so va convirtiendo paulatinarnnto en una poblaci6nsubenplea
da o desoepleada, de pure consulno y por tanto potencialnente
lista para participar on el nrcado industrial interno, nienr
tras al nismo tienpo so reduce sus posibilidades realos de
participaci6n, si no cuontan rfpLdanente con fuentes de in-
greso stables y significativas.

De ese nodo, la hogenonia econ(cnica urbana y la depen-
doncia rural, son un. contradictorio process global, a tra-
v6s del cual s. urbaniza tanbi6nI part do la econonia rural,
pero tanbi6n dilatan las posibilidades de la "narginaliza
ci6n" de ah:plios scctores de la poblaci6n rural rospecto de
la nueva estructura de producci'n y de aorcado quo so esta-
blece.

La invostigaci6n tendria que considerar estos proble-
nas corn part del procosu conjunto de "urb:anizaci6n. de la
sociedad", y no sol aente con, las "consecuencias", on tan-
to que esta noci6n no evita la inpresi6n do que se thla la
"urbanizaci6n"' co no dada y dcrivando consecuencias. En roa
lidad, estos fen nenos son tento consecuencias couo parties
del process, y debon sor ostudiados on su double caracteris-






-19-


tica. Hasta la fecha no contains con infornaci6n sisteL'-
tica sobre ustas nuevas relaciones econ6nicas urbano-rura-
les, sobre sus necanisnos especificos y sobre sus linites
y sus inplicaciones. Cono punto de partida, acaso conven-
dria considerar en la investigaci6n un problena primordial:
las relaciones coucrciales urbano-rurales, estudiandolas
conparativaoilte para varies oeriodos, 7 para diversas re-
giones segun su nayor o nenor vinculacion con las ciudades.

Eso poruitiria, por lo nenos, precisar las posibles
tendencies de canbio, la direcci6n do las corrientes corner
cialos, el tipo de products quo foreman ostas corrientes,
los niveles socials a los que sirve cada nivel, y los efec
tos en los patrons de consuno, en la coiposicion de los
objetos de cansuno, apart de la importancia econ6nica na-
cional de estas relaciones.

Tendencias probables de canbio on la ostructura social
rural

Si so tionen on cuenta las hip6tosis anteriores, y las
observacionos improsionisticas quo se pueden oncontrar en
los trabajos sobro los proble-oas agrarios en la region, pa-
race tanbi6n probable quo la estructura social rural esta
atravesando process nuy iilportantes de canbio.

De un lado, la aodificaci6n dl character concrete de
las institucioncs de producci6n, la "orpresarializaci6n"
de las haciendas tradicionalos, en lo cual estaria impli-
cala tanbi6n la uodificaci6n del carActor concrete de los
grupos doninantes de la sociedad rural, i.e. la capa terra
teniente traditional. Paroce possible que esta nodificacion
se produce al nismo tienpo quo una reducci6n nun6rica de la
capa, c,)no consocuencia esto 6ltino de la subdivision de la
propiedad, el abandon do la actividad rural y la nigraci6n
de sus nienbros a las ciudades, y en pequefa eodida tan bin
coao resultado de los intentos do reforLa agraria y on al-
gunos paises coio rosultado de los efectos de las noviliza-
ciones caupesinas.

La expansion de la actividad con;ercial y la expansion
de la propiedad agricola nediana, perniten ponsar tanbien
que los dispersos y reducidos grupos anteriores do pequeia
burguesia rural van dando lugar hoy dia a la fornaci6n de
un inportante estrato de oste caracter, posiblenente con-
fornado nuy heteregeneanente y en anplios sectors conbi-
nando roles econ6nicos, agricolas y coiierciales.

Por debajo de estas nuevas capas sociales, la continue
fragnentaci6n de la pequefa propiedad agraria y las dificul
tades de la producci6n agricola de subsistencia derivadas







-20-


de n-ltiples y conocidos factors, debe estar tanbien proba
blenente e:epujando a la poblgci6n ninifundiaria a encontrar
sus ingresos en actividades asalariadas, ya sea agricolas o
no agricolas y 6stas ultinas posiblentante en contact con
los pueblos seri-urbanos y urbanos no citadinos.

El can bi del carActer concrete de las instituciones
productivas rurales y por consecuencia de las relaciones
do trabajo, supone tanbien quo los sectors no-asalariados
del canpesinado incorporado a las haciendas tradicionales
que se nodifican y se "enpresarializan", ingresan en el asa
lariado, De ese ;iodo, estos grupos y los minifundiarios
que se desplazan a ocupaciones asalariadas, estan generando
una Tpa de proletariado rural on tarto que estrato y no so-
lanente coiao grupos reducidos y disperses.

Todos ostos process, pernitiran decir que hay en nar-
cha un process de anpliaci6n y coiplejizaci6n de la diferen-
ciaci6n social ostratificada en el cqpo, y que, adeoas se
constitute con estratos sociales nuevos en tanto que toles..

Si se adnitc la probabilidad de ostos process, un con-
junto nuevo de patrons y nornas de relacion social deben
star tanbiin en desarrollo, y nuevas aspiraciones, con ni-
veles y orientaci6n distintos de los anteriores. En la ne-
dida en que la :.igraci6n hacia las ciudades debe todavia
proseguir por larg, tieipo, los efectos de todos estos pro-
cesos sobre la sociedad y la cultural urbana, no serian pro-
bableoente id6nticos a los efectos de las anteriores olea-
das nigratorias, o en todo caso ciertos aspectos bnderian
a ser nas enfatizados que otros.

Para la investigaci6n de toda esta conpleja probleia-
tica, las estadisticas actuales no pueden prestar nucha u-
tilidad. Es pues necesario construir discios de inforna-
ci6n estadistica adecuados a las nuevas intorrogantes, y,
sobre todo, hacer investigaciones do canpo que no aparez-
can coneo hasta ahora casi enteranente concernidas con
los problenas de la tenencia do la tierra y las facilida-
des y obstaculos a la reforna agraria y a la innovaci6n
tecnol6gica.

Pode.ios sospechar, sin incurrir en derasiado error,
que las inrgenes quo continuan.os nanejando sobre lo rural
en los paisos latinoa:ericanos, no corrosponden ya total-
nonto a la realidad actual y quo lo que llaaanos sociedad
rural esta canbiando profundanente, aunque en ruchos cases
las tendencias son sin duda incipiontes y procarias, de di
ficil percepc'iin.

Algunas de aquollas inagenes eran ya inadecuadas aun
para la situaci6n traditional, do la que nodaban cuenta si
no con nuchas distorsionos y linitaciones, La intencion







-21-


do intervenir cn el canbio social, de "racionalizarlo" y ha
cerlo ontrar en 1 s planes do dosarrollo, necesita on pri-
--or lugar verificar la oficacia cientifica de esas inagenes.
Es bien probable que so obtonga resultados bien distintos
do las iniagenes tradicionales.

Pero I~ qwa- aqui intorosa destacar, para los fines de
estas paginas, os que el punto do partida para esta invest
gaci6n os la dcfinici6n de una problenaitica, de un sisteina
de interrogaciones nuavas y significativas. En ese sentido,
la exploraci6n de las vinculacioncs entire el process de can
bio rural y ol process de urb-nizaci6n, parcc ser una de
las vias mas sugestivas.
































ac
27.4.1967




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs