• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Cover
 Title Page
 Reflexiones sobre el desarrollo...
 Desarrollo industrial
 Investigacion y desarrollo cientifico...
 Trabajo social y desarrollo de...
 Una estrategia para el Peru
 Barreras para el progreso














Group Title: Mesas redondas y conferencias
Title: Imitación o innovación
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00087145/00001
 Material Information
Title: Imitación o innovación reflexiones sobre del i.e. el desarrollo institucional del Perú
Series Title: Mesas redondas y conferencias
Physical Description: 48 p. : ; 29cm.
Language: Spanish
Creator: Whyte, William Foote, 1914-2000
Publisher: Instituto de Estudios Peruanos
Place of Publication: Lima
Publication Date: 1966
 Subjects
Subject: Sociology   ( lcsh )
Economic development   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Peru
 Notes
General Note: "Conferencia: 12 de noviembre de 1965."
 Record Information
Bibliographic ID: UF00087145
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 01458230

Table of Contents
    Cover
        Cover
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Reflexiones sobre el desarrollo institucional del Peru
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
    Desarrollo industrial
        Page 5
        Page 6
        Page 7
    Investigacion y desarrollo cientifico y medico
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
    Trabajo social y desarrollo de la comunidad
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
    Una estrategia para el Peru
        Page 44
        Page 45
    Barreras para el progreso
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
Full Text



INSTITUTE DE STUDIOS PERUANOS








Imitaci6n o Innovaci6n
Reflexiones sobre el desarrollo institutional del Peri



por: William Foote Whyte


Serie:


Mesas Redondas
y Conferencias


No. 3


Lima, octubre de 1966



















IMITACION 0 INNOVACION
Reflexiones sobre del desarrollo institutional del Perd


por: William Poote Whyte


Conferencia:


12 de noviembre de 1965


Serie: Mesas Redondas

y Conferencias

No 3


INSTITUTE


DE E S T UD I S

Lima, ootubre de 1966


PERUANOS








,IMIITACION 0 INNOVACIOE?


Reflexiones sobre el desarrollo institutional del Perd


Por: William Foote Whyte




El objeto de este informed es explorer algunas influen-

cias actvales que incident en el desarrollo institutional del

Perd. Escribo estas notas teniendo al Peru en mente, ya

que entire todos los paises en crecimiento, el que mejor co-

nozco, pero, si mis ideas le son vAlidas, tambi6n se pueden

aplicar a otros paises tambien en desarrollo. No me estoy

refiriendo directamente al desarrollo econ6mico, sino m.s

bien al desarrollo institutional. Ambos estan intimamente

relacionados, pero un socidlogo esta mas calificado para

disoutir el de las instituciones.


Siempre que los peruanos hablan sobre el desarrollo de

su pages ponen much 6nfasis en las terrible desventajas que

este tiene que hacer frente en comparaci6n con los pauses in

dustrializados. Estas desventajas sonreales, pero aun asi

presentan s6lo un lado del problema. Sostendre que hay as-

pectos de las estructuras institucionales de las sociedades

industrializadas que ya estan en el camino del progress, mien

tras que algunas de las deficiencies de su propia sociedad de








las que los peruanos se quejan pueden resultar de valor para

promover el progress. Discutir6 sobre la estretegia levan-

tada sobre las condiciones de cultural y sociedad que existen

en el Perd, frente a una estretegia de la imitaci6n. l!e o-

cupare tambi6n de una estretegia que pretend la integraci6n

de las actividades vinculadas entire si contra una estretegia

de la especializaci6n, que es la que tiende a dominar la vi-

da institutional en las naciones industrializadas. El sig-

nr;iicado de estas estrategias quedara claro con la siguiente

: cementt a c i 6n.


,Por que 'iitar?


He notado en el Perd una gran tendencia. a imitar las es

tructuras y practices institucionales de las naciones indus-

trializadas y a aceptar que las instituciones de otros ofre-

oen el nivel con el que debe medirse la calidad de las ins-

tituciones peruanas. Con toda seguridad los peruanos no se

sienten c6modos cuando tratan de imitar y medirse con los

standards establecidos desde fuera. Precuentemente escu-

chamos una condenaci6n nacionalista de las influencias ex-

traias y defienden vigorosamente lo que es peruano, pero has

ta los que se expresan en forma mas nacionalista en conversa

ciones privadas o casuales son proclives a referirse a las

insuficiencias del Peru y de los peruanos y a. la nocesidad

de cambiar las instituciones peruanas tomando como ejemplo

las de otro pals.


- 2 -








&Por que esta gran urgencia en imitar? En parte, este
estimulo viene de fuera. En un esfuerzo de buena voluntad

para ayudar al desarrollo del Peru, hombres de las naciones

industrializadas le tratan de vender no s6lo la tecnologia

de la industrial, sino tambien las estructuras instituciona-

les y los patrons de actividad y los valores humans que e

llos mismos han aprendido a admirar en sus propios pauses.


Pero esta es s61o una part de la historic. Tambien

debemos reconocer que muchos peruanos buscan activamente mo

delos que puedan iiiitar. Esta tentaci6n puede ser irresis

tible. Los paises mas industrializados gozan de un stan-

dard de vida mucao mas elevado que el del Peru, y el nivel

promedio de educaci6n es tambi6n much mes elevado del que

encontramos en el Perul. Por lo tanto, es f6cil suponer que

si uno se educa como los nortearmericanos (o los franceses o

ingleses) y hace las cosas en la industria y en las univer-

sidades al igual que ellos, entonces se llevara al Peru,por

el mismo sendero de progress que la mayoria de las naciones

industrializadas han seguido con tanto exito.


Lamentablemente, en este mundo el que imita muy pocas

veces logra lo que trat6 de imitar. De hecho estoy incli-

nado a pensar que la prosecuci6n de una estrategia de imita

ci6n es una garantia segura para que una naci6n quede rezag.

da.


Por supuesto que hay excepciones a esta regla. En el

siglo XIX, los lideres japoneses deliberadamente comenzaron
2z








a imitar las instituciones econ6micas y sociales de' Europa

y Norteamirica. El 4xito lograd'o por el Jap6n es bastante

oonocido y no require aqui mayor comentario, pero fuera

de 4ste no creo que haya otro ejemplo en donde la estrate-

gia de imitaci6n haya dado resultado.


,Por qud la imitaci6n no da resultado? Tiende a fra-

casar porque el valor de una instituci6n tiene que ser con

siderado en el context de la cultural y de la estructura so

cial de la sociedad en que se dd. La estructura institucio

nal y patron de actividades que funciona bien en la cultural

y en la estructura social de los Estados Unidos puede no resul-

tar en el Peru debido a su diferente estructura cultural y so

cial.


Ademis, las instituciones de una naci6n industrializada

son el product de su propia y peculiar evolucidn hist6rica.

Para muchas instituciones es mas fdcil explicar su estructu-

ra y conduct en terminos histdricos que explicar su verdade

ra contribuci6n a la sociedad. En otras palabras, si fuera

possible que los hombres de una naci6n industrialmente avanz'a

da pudieran empezar con una pizarra limpia y planearan nueva

mente una estructura institutional y un patron de activida-

des para una institucidn dada, de ninguna manera recomenda-

rian los patrons de que los ha provisto la historic.


Por consiguiente, el peruano que trata de imitar el mo

delo de cualquier institucidn norteamericana no s61o estd

tratando de transplantar un modelo que no va a prosperar en sue


-4-








lo. rcrua.no, sine que esta transplantando un modelo que mu-

chc. *."e -osotroe en Psa mismne instituci6n norteariericana no

rec, ..rxamos en su forma actual, si estuvieramos en condi-

ciones de anpezar -nuevamente su construcci6n. Los perua-

nos -ealmente pueden aprender much estud'iando las institu

clones de otros pauses, pero este studio no debe ser hecho

con el espiritu de iumitacion, sino con el de examinar critic

camente la iiistoria de ]a instituoi6n en cuesti6n, su actual

articulacidn dentro de su cultural y sociedad, y sus reales

valores y deficiencies.


Ahora paseiaos a ver estas ideas en forma mai concrete,

buscando ejea'plos en various campos de la actividad instittu-

cional, en el aerd y en otros passes.


Desarrollo industrial


Los passes mas ricos del mundo actualmente son tambi6n

los mas industrializados, por consiguiente result explica-

ble que la gente de un pals en desarrollo vea. el progress

en termiuos de ir:dustrialioaciL.. Verdaderamente, hay u-

na relac-cn entree el vasnce de 1 i.ridustrializacidn y la e-

levaci6n dl nivel de vidla, pero es muy ficil confundir los

simbolos de la industrializacion con las prioridades para el

advance econ6r.iico en este campo. En tooc el mundo el ejemplo

mas cou~.n de este 6nifsis en el siiboliano industrial esta

dado per la siderdrgics. Para much gente, el acero repre-

senta la industrial modern, por consiguiente el pals debe te-








ner una siderurgica sin tener en cuenta cualquier analisis

que muestre si esta empresa contribuira o no al desarrollo

econ6mico.

La siderdrgica es muy conocida en la literature del de

sarrollo econ6mico de modo que no la discutiremos. Trate-

mos mas bien de otro simbolo del desarrollo industrial y

cientifico modern.


La Comisi6n de Energia At6mica es otro modelo de insti-

tuci6n que ahora parece muy popular y con tendencia a serlo

afn mas. Tiene una gran ventaja sobre la industrial del a-

cero porque puede ser creada, por lo menos en papel, con po

ca inversion. Iuy dificilmente se puede hablar a los visit

tantes de una industrial del acero sino si les puede mostrpr

una plant, mientras que es muy f6cil decir que se tiene u-

na comisi6n de energia at6mica con s61o mencionar unos nom-

bres, una oficina y un cuadro de organizaci6n.

Es probable quo pocos de los passes en actual desarro-

llo que han imitado este modelo est4n verdaderamente en po-

sicion de hacer uso efectivo de su program de energia at6mi

ca. Esto no quiere decir que esta. necesariamente mal el que

un pals establezca una Comisi6n de Energia At6mica. El fisi

co Philip liorrison nos ha contado de un pais latinoamericano

que esta obteniendo muy buenos resultados de su Comision de

Energia At6mica. Pisicos de much prestigio fueron asigna-

dos a esta comisi6n. No tienen presupuesto ni facilidades


- 6 -








para trabajos experimentales, pero han puesto toda su aten-

ci6n en reorganizar los programs escolares de ciencias en

_-s olegios. Dado el prestigio personal y la posici6n

pI~.1.; iosa de la Comisi6n esta en condiciones de lograr a

d l .-ios en su tarea..


Tambien tengo conocimiento que en el Perd se ha. hecho

una adaptacidn muy util bajo la. direccion del Ingeniero En-

rique Monge. La energy. at6mica esta siendo usada en algu

nos hospitals modernos para tratamiento medico. Tengo en

tendido que la Comision se fij6 la responsabilidad de inspect

cionar la form como la. energia at6mica iba a ser usada en

medicine y estableci6 normas para su uso seguro. Esto ha

traido consigo algunos carmbios que han mejorado la efectivi

dad de la practice medical y ha elirninado 6iertos riesgos de

a.ccidentes.


Una lecci6n muy util puede ser extraida de estos dos

casos. Habra moments en que el deseo o presion pars imi-

tar sea. irresistible, cuando el gobierno proceda a estable-

cer una institucidn cuyo titulo indique que ser. realizada

de acuerdo a un modelo europeo o norteamericano. En tales

casos, los jefes de esta nueva institucidn no deben sentirse

atados al simbolismo del nombre de la instituci6n. Pueden

buscar a su alrededor los trabajos mi.s necesarios que pueden

ser ejecutados con los recursos y talentos de que disponen

y comenzar a trabajar en dichas tareas.


-7-








Investigaci6n y desarrollo cientifico y medico


En el campo de la medicine peruana y de la salud pdbli

ca, el modelo que mas influencia tiene es el de los grandes

hospitals, con personal muy bien preparado y especializado,

con enseranza e investigaci6n modernas -y con facilidades ci

nicas. C6mo es el modelo importado?


Digamos que un joven estudiante de medicine sale d- -u

casa y obtiene su grado de medico en una de las grandes uni-

versidades norteamericanas o europeas. Quiza nadie le diga

que en el Peru, para gozar de los adelantos de la medicine

modern, se deben organizer escuelas m6dicas y hospitals to

mando como models los norteamericanos o europeos. Eso no

tiene que decirselo. Si llega a culminar con exito sus es

tudios, tiende a internalizar los standards de esa excelen-

te ensefanza con el sistema medico donde adquiere su educa-

ci6n. Cuando regresa desea trabajar en un hospital .ue se

asemeje al modelo de hospital donde recibi6 su educaci6n pro

fesional y tratara que el hospital donde trabaja se parezca

al modelo que tanto admira.


Esta motivaci6n contribute al progress pero de una mane

ra limitada y limitada en si misma. Hay en Lima various hos

pitales modernos con una atenci6n m6dica de primera clase por

donde quiera se les juzgue. Pero fuera de Lima, hay un mun

do distinto y hasta ahora muy poco de ese mundo ha sido al-

canzado por el modelo imitative que he descrito.


- 8 -







El models importado tiene un gran atractivo politico en

todo-pais en desarrollo. Un hospital modern es una amplia

y-.dramatica representaci6n del interns del gobierno por el

bienester del pueblo. La construcci6n de tal tipo de hospi

tal ofrece trabajos a much gente. lor ultimo, y tal vez

no menos important, el program de construcci6n de un hospi

tal ofrece a los politicos una magnifica oportunidad para 'a

car provecho personal de los contratos de construcci6n.


Asi vemos que en algunos paises el process de moderni-

zaci6n de la medicine tiende a ser simbolizado por la cons-

trucci6n de grades hospitals, aun cuando haya hospitals

utilizados por debajo de su capacidad.


Por que los hospitals existentes no son completamente

utilizados? La respuesta a esta pregunta.no es unica, pe-

ro. permitaseme sefalar una causa o influencia que parece da2

se en las comunidades campesinas de todo el mundo. Los cam

pesinos creen que si uno va al Hospital es para morir. Por

lo tanto, evitan ir a un hospital hasta haber usado todos

sus recursos. Entpnces, cuando en la desesperaci6n final-

mente acuden a 61, evidentemente que ya estan al borde de la

muerte. Esto refu<:rza la idea de que los hositales son

.~implemente lugares donde morir.


En los sitios done existe esta diferencia cultural en-

tre la comunidad de campesinos y el modern hospital de pro-

vinEia, ese hospital, aunque tenga los metodos de tratamien-

to Tms modernos y cientifcos constitute una isla apartada,


- 9 -





incapaz de prepercionar los iltimos adelantos de la medicine

a la masa de gente que los require.

La integraci6n del campesino peruano en el sistema de la

practice m4dica modern depend de la proyeccidn de una arma-

zon institutional que encaje el sistema medico con las condA-

ciones sociales, culturales y fisicas del Perd. No tratare de

mostrar como es que 6sto puede hacerse, pero puede ser instruct

tivo considerar ciertos sistemas de la practica medica que se

apartan radicalmente dpl modelo popular del gran hospital. Aun

que difieren uno del otro, estos esquemas tienen algo en comiln;

mientras que en cada sistema el medico permanece como la figure

central, hay un mayor emplen da personal no medico.

La Escuela de Medicina de la Universidad de Cornell hizo

un experiment de antropologia mddica en la Reservaci6n India

de los Navajos, en el Sudoeste de los Estados Unidos. El pro

grama fue un esfuerzo cooperative de medicos (particularmcnte

de Walsh McDermott y Kurt Deuschle) y antropologos (en especial

de John Adair). Lo primordial de este sistema experimental fuc

...la creaci6n del cargo de visitador medico Navaje. A cierto nd-

mere de j6venes de ambos sexes de la Tribu Navajo se les dio

preparaci6n especial para esta tarea. Parte de la ensenanza

consisti6 en cierta instruccion elemental relacionada con la

salud y la enfermedad, con especial enfasis en las enfermeda-

des dominantes en el area. Les antrop6logos ayudaron a los me

dices interpretando la cultural Navajo, particularmente en lo

concerniente a las creencias y prdcticas vinculadas con la sa-

lud y las enfermedades, y tambien ayudaron a los visitadores

medicos proyectando una estrategia para tratar con este aspec-

to de la cultural.


- 10 -








Al trabajar bajo la supervision de medicos y enfermeras, los

visitadores medicos procedieron a inspeccionar sus comunida-

des, confrontando los problems de salud de various agrupa-

mientos familiares, on los que hicieron pruebas simples con

fi>s -; diagnostico, pasando la informaci6n a los m6dicos

y e_. rntrmeras de la clinic, tambien llevaron medicinas de la

comunidad e instruyeron a la gente en la medicaci6n y en o-

tron aspects del cuidado de la salud que deben ser de res-

ponsabilidad del mismo paciente o de su familiar. Ln casos

u's alla de la competencia del visitador medico y (bajo el

control remote del medico) el visitador medico hizo .los a-

rreglos necesarios para que el paciente fuera a la clinic

o para que visitara al paciente. La tarea del visitador

medico no termin6 cuando el medico y el paciente se llega-

ban a conocer. El visitador m6dico servia como interpreted

entire el medico y el paciente y en esto n6 solo se limitaba

a traducir las palabras dichas. Hacia lo possible para que

el medico entendiera el fondo cultural de las reacciones del

paciente y:ayudaba al paciente para que entendiera la cultu-

ra de la medicine modern.


El resultado de este program ha sido un marcado mejora

miento en la salud del area y la integraci6n de esta pobla-

ci6n indigena en el sistema de la practice medica modern.


Tambi6n ha habido informes sobre various esfuerzos desti-

nados a integrar al hombre que cura o curandero, como se lla

ma en el Peru, en el sistema medico. Hasta ahora en nues-


- 11 -








tros studios de comunidades en el Per6, hemos enrcontrado

una gran diferencia entire el curandero y el medico, con sin

tomas de abierta competencia, cu.ando no de conflict entire

ellos. ALnque s61o sea por la falta de medicos, en muchas

areas del Peru el curandero es much mas consultado en pro-

blemas de salud que un medico. Es muy natural que un indi

viduo con una educaci6n medica modern consider al curande

ro como a un charlatan, que explota la ignorancia y supers-

tici6n de sus pacientes. Por otro lado, queda el hecho de

que hay muchos curanderos en el Peru de hoy, que realizan u

na Irictica regular. En realidad lo que sabemos de la inti

ma conexi6n entire la salud mental y el mal organico, sugiere

que en muchos casos la actividad del curandero ofrece seguri

dad psicol6gica a sus pacientes y los ayuda a ponerse bien.

Naturalmenr, que hay enfermedades para las que no basta esta

cura psicologica, pero esto no quiere decir necesariamente

que el medico deba eliminar al curandero del panorama. Mas

bien nos atrevemos a preguntar si es possible que el medico

adopted un acercamiento positive hacia el curandero, para o-

frecerle cierta instrucci6n elemental en medicine y que de-

sarrolle sus relaciones en form tal que el curandero, remi-

ta sus pacientes a un medico cuando estos sufran de alguna

dolencia que el no puede curar con su conocimiento popular.

En otras palabras, con este sistema, en vez de eliminar a un

competitor, el m6dico reconoce el patron de inter-acciones

y actividades entire curanderos y pacientes, e incremental la

amplitud y efectividad de sus propias actividades mediante


- 12 -








S; relaci6n con tal sistema. Esto ha sido hecho en muchos

cass, con resultados suficicntemente interesantes como pa-

r. seguir adelante con los experiments.


La inventive institutional se ha expandido en el campo

de la psiquiatria y salua mental. Un ejemplo notable nos

viene desde Nigeria, donde el Dr. T.Adeoye Lamo ha trabaja-

do como director del hospital mental del distrito de Aro.


Afortunadamente, el Dr. Lambo fue nombrado para dirigir

este hospital antes de que 6ste se construyera, por eso tu-

vo oportunidad de planear tanto su organizaci6n como su em-

plazamiento. Cuando el Dr. Lambo tom6 ol cargo, revise

los pianos del arquitecto destinados al edificio de un enor

me hospital mental, que reunia los mas altos standards en la

construcci6n de hospitales-de los .adelantados centros medicos

de paises industrializados. Pero el Dr. Lambo se dio cuan-

ta que ese tipo de estructura no s6lo congelaria la organi~a

ci6n dentro de un patron indeseable sino que ademas impediria

que el hospital se acercara a sus pacientes. El hospital

te.ria que estar ubicado en un Area rural, cuyos habitantes

c.si nunca habian tenido contact provio con construcciones

tan grandes e imponentes. Se trataba de un area dcnde los

lazos familiares eran fuertes y el Dr. Lambo se vio compro

metido por los problems del paciente al separarse de su fa-

milia y la dificult-d.s de su reintegraci6n a la familiar

a su comunidad despues de completar el tratamiento.


- 13 -








Teniendo esto en mente, el Dr. Lambo persuadi6 a las

autoridades a que abandonaran la idea de construir un hos-

pital grande.En au lugar, hizo arreglos para la construc-

ci6n de un edificio pequefo, sin camas ni cuartos para pa-

cientes. Despu6s arregl6 con los jefes de cuatro aldeas

vecinas para usarlas como albergues para los enfermos mental

les. Esto significaba que cada paciente era colocado en u

na.casa familiar, acompafado por lo menos de un miembro de

su familiar para que cuidara de 61. Los doctors y enferme

ras visitaban regularmente estas casas, tratando a los pa-

cienues en un ambiente muy similar al de su procedencia y

al cual regresarian una vez sanos, lo que resultaba much

mas factible que si hubiera estado en un gran hospital.

Los pacientes a su vez tambien iban al hospital para las cu

raciones.


En los paises industrializados, los grandes hospitals

para enfermos mentales han dejado de ser models apropiados

para el cuidado de la salud mental y los experiments se di

rigen a unidades fisicas mas pequefas y con esfuerzos para

ir mas ala de los psiquiatras y enfermeras, y vigilantes y

para ir aun de los mismos grupos de pacientes, en la organi-

zaci6n de sus actividades diarias y, mediante este canal, en

el mismo process terapeutico. Mientras antes se creia que

la terapia s6lo consistia en las relaciones del paciente con

el psiquiatra, ahora 6stas s6lo se consideran como una peque

Ha part .del process terapeutico; se piensa que la salud men








tal del paciente es afectada por su experiencia social total

en el mismo hospital, pues tiene una interaccidn L-ucho mrs

freeuente con el rest que con el propio psiquiatra.


Podemos, ver cerca a Lima, los frutos de este movimien

to en ol Hospital. E Asesor, bajo la direccidn del Dr.Humber

to Rotondo. Aqui, lejos de estructuras que recuerden las

prisiones, los pacientes viven en casitas de un piso, y a-

prenden a ayudarse a si nismos reuniendose en grupos para

organizer sus actividades y resolver sus problems hasta don

de les permit su capacidad, con. la gula y estimulo de si-

quiatras, asistentes y enfermeras.


Un paso aun mris radical es el dado por el Dr. Juan Ro-

sell6, en Puerto Cico, que esta desarrollando un program

segbn el cual el tratamiento es hecho en casa. de los propios

pacientes. -1 paciente es llevado primeramente al Hospital,

pero su estada alli est6 limitada al period necesario para

que el psiquiatra se familiarice con el caso y desarrolle

una estrategia para su tra.taniernto en esa comunidad. Luego

-0. paciente es devuelto a su c.sa, y los medicos y enferme-

ras trabajan con los pacientes y sus familiares en la propia

casa para ayudar a las fanilias a comprender los problems

del paciEate y cumplir con el tratamiento recomendado por

todo el equipo mrdico,


Tenemos que reconocp' ri e una d e las grande fuerzas que

respalda el creciente espiritu eipcrimental en el campo de


- 15 -








la salud mental es la perYistente inhabilidad del : .,iquia-

tra para demostrar la efectividad de la psicoterapia que de

pende principalmente de la entrevista psiquiatrice. Aunque

los psiquiatras no se les ha dado much credi-1; ;- la inves-

tigaci6n a traves de estas lineas, los pocos studios cuida-

dosos que se ban hechc no demuestran diferencias importantes

en la tasa de mejoramiento de pacientes que han tenido un

program de entrevistas psiquiatricas y la tasa de mejora-

miento en un grupo de individuos con similares problems de

salud mental que no han recibido tratamiento psiquiatrico.

En otras palabras, algunos de los pacientes tratados por

psiquiatras mejoran, y otros no; mientras que, por su pa-

te, algunos de los individuos no tratados mejoran y otros

no experimentan mejoria.


La conclusion de esta investigaci6n es que un pais pu--

de gastar millones de d6lares en un gran hospital para en-

fermos mentales y dotado con un personal de psiquiatras muy

calificados sin tener la seguridad que esta inversion con-

tribuira a mejorar la salud mental. De hecho, la eviden-

cia acumulada indica que este model no s6lo es enormemen-

te costoso, sino que aun causa. ms daho que provecho a la

salud de los pacientes a quienes se supone sirve.


Frente a este frasfondo de nuestro actual conocimiento

podemos ver que el campo esta abierto para la experimenta-

ci6n en salud mental. Ademas, la actual delimitaci6n que

el Peru tiene en el numero de psiquiatras puedo mas bien ser


S16 -








una vent-.ja que un riesgo. 'anto la investigacidn como

la e perierc ia demuestran que, aurcue el psiquiatra sifuc

siendo el personije clave en el process terap6utico, dc

result mas eficiente cuando es el organizador de un ci

tema social que ofrece a los pacientes experiencias que

psicoldlicame.nte los refuerzan.


Cuando nos volve,.oa al campc de la investigacidn

mrdica, nuevamente nos camos cuenta del valor de una es-

trategi.3 basada en la. apreciaci6n de las condiciones par-

ticulares del Peru, en opusici6n a la simple imitaci6n

de los standards establecidos por otros pauses. El ejem

plo notable de este principio lo encuentro en el caso del

Dr. Carlos- i Monge, quien hsce muchos aios recibi6 un grado

honorario de la Universidad de Chicago, una de nuestras

mejores universidades. Les aseguro que esta distincidn

no tuvo como base ningdn espiritu de amtistad internacio-

nal. El grado se le dio en reconocimiento a las exce-

lentes construcciones del Dr. Lionge a la investigaci6n

,medica. JEn que campo hizo el Dr. Monge su investiga-

cion? En el de la medicine de altura. En otras pala-

bras, convirti6 el ambiente prohibitive de los elevados

Andes en un recurso para sus prop6sitos y enseio al resto

much mas de lo que se sabia acerca de los particulares

problemias de salud que enfrentan los que viven en alturas

de puna. Debo aiadir que el Dr. ionge y su hijo en la

actualidad estan terminando un libro sobre la medicine


- 17 -








de altura, que seir publicado en los meses venideros por

una editorial medical norteamericana. Aunque no me toca

juzgar sobre el valor de ests trabajo, creo que sera uni-

versalmente reconocido como el mejor informed que la cien-

cia medica haya producido hasta ahora en este campo par-

ticular de la s alud humana.


El investigator medico peruano que esta buscando

una cura para. el cancer podra tal vez ofrecer una contri

buci6n important pero compite con los laboratories mejor

equipados de las mejores escuelas de medicine y de los

institutes de investigaci6n de todo el mundo Tiene que

luchar con el equipamiento insuficiente de que el pais

dispone y sufrir por falta de estimulo que significa no

tener un grupo de colegas que trabajen con 41 para resol

ver problems similares. Por otra parte, si se dedica

al studio de los problems medicos que son caracterlsti

cos de las peculiares condiciones ciimaticas y geogr6fi-

cas del Peru, como lo hizo el Dr. hlonge, se acrecientan

sus oportunidades para hacer una contribuci6n cientifica.


hsto no quiere dedir que la medicine de altura sea

el aunico campo favorecido particularmente por el medio

peruano. Aproximadamente el 60% del Peru esta localiza

do al este de los Andes, siendo la mayor parte selva tro

pical. Si las posibilidades econ6micas *de esta area fue

ran explotadas alguna vez habria que resolver los proble-

mas de salud. Aunque el Peru no es el uinico pais con


- 18 -








selva tropical, ofrece un terreno que invita a la invest

gacidn medical y las oportunidades para avanzar en este

gampo pueden contribuir enormemente al future desarrollo

del Peru. La selva invite, tambien, a investigar la vida

de las plants ; las posibilidades agricolas y a hacer

una investigacidn social de la adaptacidn de los colonos

provenientes de la sierra.


Trabaio social y desarrollo de la comunidad


Las civilizaciones modernas han desarrollado un gran

cuerpo de personas que trabajan en asistencia social, de-

sarrollo de la comunidad, y en servicios de extension.

Juntamente con este adelanto se ha producido la especia-

lizaci6n en salud pdblica, educacidn, entrenamiento voca-

cional, nutricidn, economic del hogar, agriculture, sani-

dad, consejo de individuos, trabajos en grupos, etc.


El problema en las sociedades industriales es que

las profesiones de ayuda se han especializado en terminos

de problems t6cnicos. Cada especialista quiere aplicar

su especialidad a aquellos que necesitan su ayuda. En

realidad, encontramos que quienes necesitan ayuda pocas

veces la necesitan sdlo para un problema. En los Estados

Unidos frecuentemente ofmos hablar de los multiples pro-

blemas que enfrentan las families que habitan las seocio-

nes mds pobres de nuestras ciudades. Una familiar cual-


-19-







quiera de bajo estrato social puede tener simultaneamente

todos los problems que a continuaci6n nombramos~ un jefe

de familiar con habitos de trabajo inestables sin califica

cidn professional y con tendencia a embriag-&rse continua-

mente; una madre que es nueva en la ciudad y que carece

de habilidad para dirigr su casa y manejar a sus hijos en

el ambient urbano,un hijo que es-delincuente juvenil-

otro hijo que odia el colegio y no va cada vez que puede;

una hija con una seria enfermedad, etc. Si se tiene que

tratar con todos estos problems, la familiar tiene que a-

prender a tratar con especialistas de media docena de or-

ganizaciones por lo menos. Para una familiar de clsse ba-

ja, es bastante dificil tener que establecer relaciones

con una persona professional de clase media; por consiguien

te, tener que aprender a hacerlo con media docena simple-

mente se planted problems insolubles.


Mas all del prejuicio de la clase media que el espe-

cialista puede tener en su trato con gentle de clase baja,

este ha recibido un tipo de preparacidn que lo llev a ver

los problems en terminos de una definici6n muy estricta

de su especialidad. Como tiene que tratar con personas

que ofrezcan un problema apropiado a su especialidad en

un area geografica determinada, sus contacts con sue client

tes son necesariamente mis superficiales de los que tendrsn

que ser los de un asistente social que tenga responsabili-

dad general sobre gente de un grea reducida.







LEs possible baser la organizaci6n de los servicios

de ayuda en personas y en la estructura social en vez c

confiarlos a problermas espocializados? Varios ejemplos

demuestran esta posibilidad,


En areas rurales de Ia India la uni6n principal en

tre la gente y lcs servicios de ayuda la ofrece el traba

jador a. nivel del pueblo. Lste es responsible de la ayu

da que para su progress deben recibir various pueblos en

una pequefia Area geoNgrfica. No ha recibido una prepa-

raci6n intensive e.n ni.gun~~ specivlidad an particular,

s61o una preparaci6n suficicat-e &n varias especialidades

pare powder reconocer aliunos de los Droblemas elementales

y tener alguna idea de como usar los servicios de un espe

cialista en proble.aas que e.st;n mas ;al.a d"e su competencia.

Es responsible del desarrollo de buenas y estrechas rela-

ciones con la gente del pueblo, de liP:ar c conocerla, de

conocer su cultural y si es,-.ructura social. Se espera

que le sea possible ayudar a los pobl-,dores a reconocer

sus p-roblemas y ayudarlos a organizarse para solucionar-

los. Fara muchos de estos problems, necesitara el con

sejo o ayuda de algun especialista que est6 regionalmen-

te a -su alcance, dentro de la organizaci6n de desarrollo

~de la comunidad. Sin embargo, no s6lo solicit a un es

pecialista dado que vaya al pueblo, estudie el problema

y diga a sus pobladores lo que deben hacer al respect.

Sirve como hombre de enlace entire estos y los especialis

tas, ayudando a los primeros a discutir sus problems con







el especialista y ayudando al especialista para que com-

prenda el prrblema tal como lo ven los pobladores.


Una lecci6n similar se puede sacar del Proyecto

Perd-Cornell, que estuvo bajo la direccidn del antropd-

logo Allan R. Holmberg, de la Universidad de Cornell y

del Dr. Carlos Monge, por el Plan Nacional de Integra-

ci6n de la Poblacidn Aborfgen, del Perd. Permitaseme

considerar un aspect de este program: el extraordina-

rio Orecimiento de la productividad agrfcola que ha trans

formiido una comunidad de oprimida y muy pobre en un pue-

blo pr6spero.


Sus principles antrop6logos Allan Holmberg, Mario

Vazquez y otros, no tenfan conocimientos especializados

de semillas, insecticides, fertilizantes, m6todos de cul

tivo, etc. No necesitaron tenerlos, porque en el Peru

habia gente apta para tal trabajo y con tales conocimien-

tos. La funci6n important que los antropdlogos realiza-

ron fue la de enlace, la de relacionar efectivamente la

comunidad con el especialista, hacienda que las dos par-

tes se conocieran y ayudindolas a desarrollar relaciones

cordiales y de efectiva colaboraci6n.


Otros pass importantes hacia la integracidn de los

especialistas en la Comunidad se dieron en un nivel mas

alto, con la formaci6n de una comisidn inter-ministerial,

con representantes t6cnicos de los Ministerios de Educa-

ci6n, Salud, Fomento, Trabajo y Asuntos Indigenas. Los


-22-







especialists d. estos Aiinisterios son de uacha important

cia par contribuir' l progreso de comunidades tales co-

mo Vicos, pero 6olo puesden hacerlo efectivamente si sus

esfuerzos son integrados.


La mismn leecio6 puede sacarse del Programa de An-

tropologia ,Apllcad a& de la comunidad indigena de Cuyo Chi

co, en el department del Cuzco. El progreso de esta

comunidad se debe ospecialmente a la utilizaci6n do espe

cialistas y de conocimi.ntos aspecializados, pero los es

pecialistas fueron llevados a la comunidad por el Direc-

tor del Ircyc:ot, .i !.troplogo Oscar Ndiez del Prado.

Come en el caso .e Vicos ~l sirvi6 de enlace entire pobla

lores y especialistas, dando a conocer el pueblo a estos

y ayudando a Ics pobindor~s a .a entander al especialista y

su conocimiento.


En el Programa de Cooperaci6n Popular esta idea ha

sido puesta en practice en escala national. Reconozco

que esta organizaci6n ha sido objeto de una intense con-

troversia political. No es mi prop6sito evaluar la mane

ra en que Cooperaci6n Popular estA llevando a cabo su im

portante misi6n. Esto require much mas conocimiento

del que actualmente tengo.


Aqui s61o sefalo que las ideas bAsicas en la forma-

ci6n de esta organizaci6n son profundas:

1. En un pais pobre, muy poco se puede hacer para


-23 -








desarrollar el bienestar de la poblaci6n rural, a menos

que ella misma pueda ser alentada a contribuir con su

trabajo e inteligencia a tal esfuerzo.


2. La responsabilidad princip I del Gobierno en el

desarrollo de la comunidad no es otorgar beneficios al

pueblo, sino mas bien ayudarlo a ayudarse a sl mismo. El

Gobierno puede proporcionar materials, herramientas y

el equipo que 6ste no puede proveerse. Tambien puede

ayudar ofreciendo el conocimiento especializado que ea

te f~-:ra de su alcance.


3. Es responsabilidad del professional en desarro

llo de la comunidad conseguir la integraci6n de los es

pecialista y sus conocimientos especializados a la comu

nidad y sus actividades, y ayudarles a former una organic

zaci6n en la que efectivamente puedan integrarse los de

pobladores y especialistas.


Se dice continuamente que el Peru sufre de la falta

de gente preparada para los trabajos que ofrece Coopera-

ci6n Popular. Para un esfuerzo national de tal magni-

tud, el numero limitado de personas calificadas es verda

deramente sorprendente. Sin embargo, quisiera poner en

claro que la necesidad primordial no es l. mejor prepa-

raci6n en especialiAades tecnicas, tales como agronomia,

salud pdblica, ingenieria, arquitectura, ingenieria sani

taria, nutrici6n, economic del hogar, etc. Lo que mas


- 24 -








bien se necesita es preparar a mis ente en los metodos

para conseguir la integraci6n de los conocimientos espe

cializados, que tanto necesitan las comunidades, con la

estructura cultural y social de dichas comunidades. A

mi parecer este entrenamiento no necesita ser largo ni

complicado. Aunque la literature sobre desarrollo de

la comunidad present principios fundamentals que son

esenciales para tener Pxito en esto caipo, encuentro que

tal conocimienzco sta eun lun1 estado de desarrollo muy ele

mental que dificilmente justificaria un largo program

de entrenamientc. De hecho, hasta donde se, el Peru

ha emprendido el i;ai.s a-plio prograaia d.~ desarrollo de

la comunidad, :e relaci6n ccn su poblaci6n del que has-

ta ahora haya intentado ningun otro gobierno national

en ninguna part. PUre i;. que: el Per oest. tratando

de hicer en esre imor-tal`cnts .:Lmpc hay m ju pocos prece-

dentes tiles. Creo firmemente que en este campo, el

Peru poco puede aprender de la imitaci6n de practices y

procedimientos de otros paises, pero si puede aprender

much si examine el exito y los fracasos de su propio es

fuerzo. Ademas, en este campo particular, el Perd tie-

ne la oportunidad de hacer una verdadera contribuci6n,

relative sl conocimiento de la dinimica del desarrollo

de la comunidad.


No puedo dejar la discusi6n sobre Cooperaci6n Popu-

lar, sin decir algunas palabras sobre el Programa Univer


25 -








sitario de Cooperaci6n Popular en el que cada aoo, ha-

ciendo uso de sus vacaciones universitarios, cientos de

estudiantes van a las comunidades rurales y a las barrio

das para trabajar con la gente del lugar en la soluci6n

de sus problems. Aunque este program parece ser muy

bien recibido por los comuneros y habitantes de las ba-

rriadas, creo que el impact o efecto que recae en los

estudiantes universitarios es su contribuci6n mas impor

tante para el future del Peru.


El program pretend romper la separaci6n que exis

te entire Lima y las capitals de provincias con el medio

rural. Esta produciendo una nueva generaci6n de lideres

peruanos que conocera mas de cerca los problems socia-

les y econ6micos del pais que ninguna generaci6n ante-

rior. Ademas los estudiantes estan adquiriendo expe-

riencias en Areas del desarrollo institutional que son

cruciales para el progress: la integraci6n de especia-

listas y de cuerpos especializados del conocimiento nI1

los programs de acci6n que estan basados en la cultural

y estructura social existente. Me aventuro a predecir

que los estudiantes que hayan participado en este progra-

ma seran menos propensos que las anteriores generaciones

de estudiantes a imitar las instituciones de otros pai-

ses y es probable que proyecten estructuras institucio-

nales y programs adaptables a las necesidades del Perd.


26 -








Las Ciencias Sociales


Los mismos principios do integraci6n versus espe-

cializaci6n me parace que pueden aplicarse al desarro-

1lo de las ciencias sociales en el Perd.


Consideremos primero el campo de la economic. En

la manera como esta discipline so ha desarrollado en los

Estados Unidos, encontramos ahora dos tendencies que se

oponen: la economic matemntica, abstract y te6rica por

un lado, y la economi:- dcl desarrollo de otro lado.


Como dijo J.K. Galbraith, en estos ultimos afos el

mayor prestigio de la economic ha correspondido a la teo

ria abstract y matematica. En efecto, 61 dice que en

los Estados Unidos hay una correlaci6n entire el presti-

gio de la economic y su distancia o alejamiento de los

problems practices de la sociedad, cuanto mas lejos

de ellos, mayor su prestigio.


Aunque pueda argumentarse que la elevada teorizaci6n

matematica y abstract que actualmente se desarrolla en

los Estados Unidos puede conducir a importantes aplica-

ciones prActicas en realidad esto constitute un acto de

fe que dificilmonte parece convencer a quienes no estin

sumidos en la mistica de la economic.


El peruano que desea contribuir en este campo de la

economic, encontrara todos sus modolos en otros paises


- 27 -








y, cuando regrese al Perd al concluir sus studios en el

exbranjero, puede sentirse completeamente solo y alejado

"del estimulo intellectual que result de la asociaci6n

'con colegas que comparten sus intereses y que se comuni

can con los mismos simbolos que el usa. Tampoco podra

estar muy seguro de que lo que haga signifique una dife

rencia prActica en su pais.


Es en el campo del desarrollo econ6mico en que el

future economist del Peru no s6lo puede contribuir al

desarrollo de su pais sino dcnde tambi6n puede lograr u

na contribuci6n al conocimiento que sera reconocida en

el mundo entero. De hecho, el -eru ofrece posibilida-

des que no se encuentran en los paises industrializados.


Permitanme explicarles mi punto de vista citando el

caso de Everett C. Hagen, un distinguido economist nor-

teamericano que recientemente ha publicado en "La teoria

del Cambio Social". Aunque este libro es objeto de con

troversia y tanto se le ha atacado como alabado, hay que

reconocerle su important contribuci6n a la litera-.,

del desarrollo econ6mico.


Como preparaci6n para escribir este libro, Hagen le-

y6 much obras de psicologia, antropologia y sociologia.

Present el manuscrito a los editors Richard C. Irvin y

Cia. para que lo consideraran en la series de economic.

El editor de la series, Lloyd A. Reynolds, un economist


- 28 -








de excelente reputaci6n, aprob6 el libro y recomendd su pu

blicacidn.


Teniendo en cuenta la gama de id.as y el material

que cubria el libro, el editor sometid el manuscrito al an

trop6logo Allan R. Holmberg. Este no sl6o lo respaldo con

entusiasmo, sino que inform- que pensaba usarlo como libro

de texto en su curso de Cambio Cultural en el Departamento

de Antropologia. Esto suscit6 un problema en la mente de

Hagen. Reynolds habia recomendado la publicaci6n del li-

bro en la series de economic, sin mencionar eu possible uso

como libro de texto en ningun curso de economia.Si Hclmberg

habia visto esta posibilidad en un curso de antropologia,

entonces era. tal vez mejor que se publicara en la series de

sociologia y antropologia del nismo editor, con la autori-

zaci6n del professor Reynolds, el libro fue entregado a los

socidlogos Robin Williams y William P. Whyte, quieneB enton

ces eran co-editores de la series de sociologia y antropolo-

gia. Al responder estos con un entusiasta respaldo, el e-

ditor procedi6 a publicarlo en la series de sociologia y an

tropologia.


De este caso saque la siguiente lecci6n. El econo

mista que trata de introducir nuevas ideas en el campo del

desarrollo econ6mico, especialmente si trata con pauses en

desarrollo, tiene que aprender a integrar su economic con

las ciencias de la conduct, sociologia, psicologla y antro


- 29 -









pologia. Si lo hace con exito, entonces no sl6o habra ccr

tribuido en el campo de la economic, sino tambien en el de

las .cias de la conduct que tambien tienen que ver con

el cambio social y cultural. En otras pal-bras, el camino

para progresar en el studio del desarrollo econ6mico, no

se encuentra en el incremento de la especializaci6n sino,

mas bien, en una integraci6n mas efectiva del conocimiento

teoria en lo; diferentes campos de las ciencias sociales.


Puede ser dificil poner esta lecci6n en practice :en

un pals como los Estados Unidos, donde ya existe una tradi-

ci6n respect a lo que debe aprender el estudiante graduado

-. economic y con crecientes presiones en favor de la espe-

cializacion en teoria econ6mica y en economic matertitica.


Si el Peru tratara de aplicar esta leccion y orga-

nizar el estulo del desarrollo econ6mico en t6rminos de in-

tegracion con las ciencias sociales, avanzarla en este cono

cimiento mas rApido que nosotros en los Estados Unidos. E-

videntemente, el Peru puede estudiar los problems propios

de un pais en desarrollo dentro de sus propios limits y a-

demas tiene la posibilidad de aplicar este conocimiento den

tro de sus propios limites. hstas condiciones favorec(

un rapido advance en este canpo.


Vemos el mismo problema de especializaci6n vs. inte

graci6n en el desarrollo de la cntropologia, socioicgia y

psicologia. La composici6n..de estas disciplines en los Es


- 30 -








tadosUnidos puede ser explicada histdricamente, pero no

puede justificarse con ninguna base 6Igica.


La antropologia actualmente comprende cuatro campos

separados: arqueologia, antropologia fisica, lingUfstica

y antropologia social. Los veo separados y distintos

porque las teorias y mdtodos usados en-cada uno de estos

campos, con muy contadas excepciones, no son usados en los otros.


Hay una division similar en los campos de la psicolo-

gia. Cuando escuchamos a los psic6logos sociales referirse

a los psic6logos fisioldgicos como a "los muchachos con ins

trumentos de bronce" podemos ver el alcance de la separa-

cidn entire los dos campos. Tampoco parece haber much en

comun en las teorias y m6todos usados en los campos de la

psicologia clinic de las pruebas psicol6gicas y de la psi-

cologla social. Adem's la especializacidn ha llegado muy

lejos en algunos de estos campos. Recientemente la Univer

sidad de Cornell consider la posibilidad de emplear a un

psicdlogo sensorial, lo que di6 lugar a un largo debate en

el Departamento de Psicologia, relative al sentido a que

tal psic6logo corresponderla. Aparentemente, no puede dar

se un especialista que sea razonablemente competent en

todos.


Una autoridad de la vista no est6 completamente fami-

liarizado con la literature del oldo y el especialista en

el tacto no se le puede pedir que est4 familiarizado con oi


-31-








do y vista. Parece que s61l hay un area sensorial er

que los psic6logos no han alcanzado todavia la especiali-

zaci6n finals el gusto y el olfato. Como estos sentidos

por naturaleza estan unidos, a los psicologos les I.. -ido

impossible separarlos.


La sociologia se ha desarrollado en dos direccio-

nes diferentes: en el de la filosofia social que compren

de la naturaleza misma de la sociedad y la preocupacidn de

los problems sociales actuales. Hasta cierto punto esta

division todavia existe en sociologia, asi vemos a Talcott

Parsons, el gran te6rico que evidentemente continue en la

tradici6n de sus predecesores, que trata de crear teorfas

sobre las sociedades en general y, por otro lado, vemos a

otros socidlogos interesados en problems sociales tales

como la delincuencia, el crime, la inestabilidad familiar

y la desorganizacidn social.

En estos Altimos afos, en sociologia hemos sido tes

tigos de un r6pido crecimiento de actividades que nada tie-

nen que hacer con la filosoffa social ni con la concentra-

ci6n reformista de los problems .sociales. Por su propio

trabajo hay cada vez mas socidlogos que est6n decidiendo

que la sociologia consiste esencialmente en el studio de

la organizaci6n de la comunidad, de las instituciones de la

vida political y econ6mica, y de los grupos que dan lugar a

grandes organizaciones. A estos campos se les ha dado dis

tintas denominaciones; organizaci6n social, sociologia in-


- 32 -








dustrial, organizaciones burocrIticas, la comunidad, el gru

po pequcn o, etc. L stcs p.ueden reuniirse porque concentran

lt' interacciones y actividades del hombr-c por cuanto este

vive y trabj:- en :.rupos. "crbre.os este campo con el ter

minor ars inclusivo dse 'joraiizaciir.: social. La constitu-

ci6n de este cm-iipo he .ide claramente influenciada por dos

fuentes externa s. Dc. la treopologia social proviene el

interns on la culture y la preccupaci'n por las comunidades

come todos funcionales. De la psicologic social procede

el enfasis en el Erupo pequeno, como bloque esencial para

la construcci6n de estructuras .ayores.


For lo dicho res'lta cvideonte que la ontropologia,

sociologia y psicologia tienen intereses que se sobreponen.

Por eso, es frecuente que a los canpos de la antropologia

social, organizaci6n social y psicologia social ahora se

les consider come ciencias de la conducts.


,Por que tendrian que estar separados? La histo-

ria ofrece una explicaci6n pero no una justificacion. Si

seguimos el rastro de la historic vemos que incluso fall

en la axplic~.idn. L santropologia social tien su origen

en-el studio de las co.u:ni:cde rurales, sin alfabeto;

mientras quo 'la organizacion social surge de los studios

urbanos e industrials hechos en naciones industrializadas.

Hoy no puede haber una line divisoria. Los socidlogos,

desde hace muchos anos, vienen haciendo studios en las co-


- 33 -








munidades rurales de sus propios pauses industrializados.

Hace poco, han extendido sus studios a pueblos de otros

pauses y cada vez estan mas interesados en los problems

antropol6gicos de las comparaciones entire cultures. Por o

tro lado, hace mas de 30 aaos, el antrop6logo social W.Lloyd

Warner introdujo sus metodos y teorias antropol6gicas en el

studio de una pequefia ciudad industrial de Nueva Inglate-

rra. Desde entonces muchos antrop6logos han realizado es

tudios de sociedades literatas y de comunidades urbanas e

instituciones.

Queda s6lo una generalizaci6n que puede hacerse res-

pecto a la diferencia entire estos tres campos: con pocas

excepciones, los estudiantes de cada campo siguen su m4to

do de investigaci6n favorite. Asi los estudiantes de an

tropologia social persiguen el conocimiento mediante sus en

trevistas personales y observaciones. Los estudiantes de

sociologia tienden a confiarse en el cuestionario. Los

psic6logos sociales practican experiments en grupos peque

fos (aunque tambi6n usan el clasico m6todo sociol6gico del

cuestionario).


Si los estudiantes de antropologia social, organiza-

ci6n social y psicologia social comparten su interest en mu

chos problems y dependent cada vez mas de un cuerpo comdn

de teoria, &deben pernanecer separados .por el simple hecho

de que la investigaci6n que realizan la hacen con metodos


- 34 -








distintos? Yo sostengo que esta separaci6n de mtodos en

tre los campos esta retrasando el advance del conocimiento

en los Estados Unidos.


Estos metodos no deben ser considerados en compete

cia sino co coicomplementarios. Los metodos antropol6gi-

cos de la entrevieta y la observacidn se ajustan muy bien

al studio de la estructura social y a la corriente de los

sucesos interpersonales o process sociales. Nos permit

escrudifar a fondo en los pensamientos y sentimientos de

los individuos, pero no son adecuados para el studio cuan

titativo de las actitudes, creencias y valores do los gru-

pos en las organizaciones. El cuestionario es el m6todo

adecuado para studios cuantitativos de actitudes, creen-

cias y valores, pero no esta calificado para el studio de

la estructura social ni del process social.


Idealmnente, el que experiment con pequenos grupos u

sa los im4todos antropol6gicos y los cuestionarios juhto con

su propio experiment. Iuede usar el cuestionario para me

dir los cambios en el estado subjetivo de sus sujetos de ex

perimentaci6n. -Necesita observer el experiment a fin de

analizar el desarrollo del process y relatar los cambios ob

servados en 61, antes y despues de las medidas. Puede ne-

cesitar entrevistar a los sujetos de.spu6s.del experiment

para obtener un mejor conocimiento del process y probar las

influencias de personalidad en las diferentes respuestas al


- 35 -








process. En verdad algunos experiments muy conocidos de

psicologia social pueden ser criticados porque no ofrecen

observaciones del mismo process, ni datos de encuesta sobre

las reacciones de los sujetos en experimentaci6n.


Si estos metodos son verdaderamente conplementarios

en lugar de ser competitivos, se deduce que un estudiante

de antropologia social, organizaci6n social y psicologia

social debe tener cierta competencia en cada uno de ellos.

En verdad esto casi nunca sucede en los Estados Unidos.


El estudiante graduado en antropologia no solo debe

dominar la antropologia social. Tanibien esta obligado a

desarrollar 2us conocimientos en arqueologia, antropologia

fisica y linguistic. Como estos campos no usan las mis

mas teorias y metodos de investigaci6n que la antropologia

social, lo quo sprende en un campo no contribute a su apren

dizaje en otro. Por consiguiente, el requisite de dominar

estos campos tan distintos y separados le quita el tiemnpo

que podria dedicar a concentrarse en la antropologia social.


Hace una generacion o quizas mas, se suponia que un

antrop6logo social bien preparado deberia estar enterado de

la literature sobre las cultures de todo el mundo, siempre

que hubiera algo e .i, o sobre ellas. La proliferacidn de

los informes dF inveistigaci6n deterrina que esto se.a imposi-

ble. Lo que hoy se espera es nup el antrop6logo social ten

ga un conocimiento a fondo de un area del mundo y ciertos


- 36 -









conocimientos comparativos de las demas areas. Pero hasta

para un area comor) A:.6ric. Lati...*, Afric- o ol Sudeste de A-

sia, la literature. aum-e-ta .tan -piuo que el especialista

se ve presioindo estax &1 dia con el-l. Entonces se le

hace dificil al estudiante de aanropologia social encontrar

el tiempo disponible pars llevar aunque fuera un curso sobre

m4todos de encuestas y cuestionarios, y deja los dem.s cur-

sos de estadfstica que le permitirian analizar los datos

que recogera en sus encuestas.


En aociclogfs, l .lti.n: sa:.t han visto un extraor

dinario desarrollo de los metodos do encuestas y cuestiona

rios, asi como el progreso on el procesaniento mecAnico de

los datos y en los computadores. Del socidlogo bien pre-

parade hoy se espera que tenga un s6lido dominion de la es-

tadistica, ademie de una buena base en matemiticas y tiene

que saber como manejar desde coeficientes de simple corre-

laci6n y pruebas de significado hasta oscalas, analisis de

factor y otros equemis? etaisticos y matei&. ticos mas com

plicados.


El joven estudiante de sociologia para adquirir el do

minio requerido en estadistica, matemiticas y en sistemas

de procesaiiiento de datos necesitara una considerable con-

centracidn de tienpo en su periodo de studio. El esfuer

zo requerido para dominar esta metodologia es de tal natural

leza que impedira su acercamiento a otras medologias. Esta


- 37 -







especializaci6n tiende a recibir mas enfasis por la arrai-

gada creencia de muchos sociologos que las encuestas de cues

tionario representan el dnico metodo verdaderamente cienti-

fico. Consideran que los metodos antropologicos de la en-

trevista y obserfacion tienen un simple valor impresionista,

sin ningun valor cientifico, except cuando pueden propor-

cionar ideas al soci6logo de c6mo mejorar con una encuesta

sus medidas cientificas.


Vemos pues que en ia sociologia hay una extraordina-

ria especializaci6n en encuestas de cuestionario con un re

finamiento creciente en los metodos para analizar los datos

de la encuesta hasta tal punto que los soci6logos tienden a

olvidar la estrecha gama de fenomenos que pueden ser medi-

dos con el cuestionario.


Los psic6logos sociales tienden a recibir nmtodos mas

amplios en su period de preparaci6n, aprenden a experiment

tar tanto como a hacer encuestas. Pero comparten con el

sociologo la desconfianza en los metodos antropologicos.


Mientras que todos los cientificos sociales diran has

ta el cansancio que la naturaleza del problema determine el

m4todo o.m6todos de investigation usados en la realidad nos

encontramos que en las ciencias de la conduct cada especia

list se incline a tener su metodo favorite y lo usa en to-

dos los problems que le interesan.


- 38 -









Supongamos que en los Estados Unidos, como algunos

quisieramos, se intentara reunir la antropologia social,or-

ganizaci6n social y peiclog16i social en un solo department

to y so preparasra to~s loe cstuidiant-'es en las tecnicas

de la. entrcvista, o'bsrv-ci6u cuortionarios y experiment

cion. Aunque esto ya se ha hecho s-.n uncos cuantos casos

aislados, scria muy dificil generalizarlo. En primer lu-

gar los departaementoos de arntropolog, sociologia y psico-

logie ticnen una larga historic de desarrollo y.la mayoria

de sus miiembros se identifican con la antropologia, socio-

logia o psicologla de acuerdo al campo en el que obtuvieron

su PH.D. Como la composici6n de cada discipline ha sido

consagrada por la tradici6n hay pocos que se dediquen a pen

sar en la 16gicaso falta de i6gica que tienen los campos e-

xistentes dentro de su discipline. No es s6lo que la gente

se resista al carubio. Hay muchos dispuestos a incorporar

uncv,-, ideas y nuevos intereses a los problems en su pro-

pio trabajo y en la ensefianza de sus alumnos. 'Es que una

reorganizaci6n tan fundamental como la que propongo no s61o

require incorporar novedades a un departamento, sino tam-

biXn ex::luir algunos t6picos que acostunmbradamente sc ense-

nan.


La antropologia, sociologia y psicologia hoy compren-

den un nuniero de campos que, cada uno, ha logrado enerme es

pecilizaci6n. Adens, vaeos un ndmero de casos en los que

claramente ciertas especializaciones dentro de un departamen


- 39 -








to estan menos relaciorl~~a en.,re ell?-s mismias (nr t-oria

y en m6todos de investigaci6n' de lo que est': otras

especializaciones de otros e-oartamentos. Sin embargo,

las estructuras departamentales que estan muy desarrolladas

hacen muy dificil creair -a discipline cientifica que esta

ria basada en la 16gica del metodo,de la teoria y en el i'

ter6s del problemaen lugar de apoyarse en los accidents

del desarrollo hist6rico. Asi vemos que en los Estados

Unidos las ciencias sociales progresan en t6rminos de espe

cializaci6n,lo que hace adn mas dificil la integraci6n de

m6todos y teorias de la investigaci6n.


Si el Perd trata de progresar en las ciencias sociales

imitando a los paises desarrollados industrialmente, el nd

mero de especialistas que tendra que former y el grado de

refinamiento que se debera lograr en cada especialidad se-

ri sumamente costoso, much mas de lo que permitela act.-l

capacidad del Perd en terminos monetarios y de servicios e-

ducativos. Ademas, el Perd estaria imitando un patr-n q1u

no volveria a ser creado desde el principio, si algun sano

cientifico social de entire nosotrea tuviera la oportunidad

de empezar de nuevo y planeaialas lines disciplinarias en

terminos de cuerpos de m6todos de investigation, teor':s 7

de interests en problems.


Mientras que los cientificos sociales peruanos '-lan

libremente del estado de atraso de las ciencias soc':lles en


- 40 -









su pais, esta misir. fLta do desarrollo puede ser usada fa

vorablemente si los qua aqui L irigen i:. educaci6n se etre-

ven a evitar la imitaci6n y elabor-n nuevas combinaciones

de estudics.


Las posibilidades que citamos han sido puestas en prAc

tica por la experience. ..ie Taf UTi:.vrsidad de Cornell y el

Institute de Estudics Peruanos en el program cooperativo

de investigaci6n en 36 pueblos peruanos, que es realizado

por profesores y estudiantes de San Marcos y de las univer

sidades nacionales de Trujillo, Huancayo, Ayacucho, Cuzco

y Arequipa. Este program es dirigido conjuntamente por

el Dr. Jose Matos y por mi; en el Perd tiene sus oficinas

principals en el Instituto de Estudios Peruanos y n :los

Estados Unidos on la Universidad de Cornell.


El objetivo de este program es contribuir al conoci-

miento relative a los process de cambio social, econ6mico

y cultural en los pueblos peruanos. De este modo espera-

mos ecrtribuir cientific&amnte 6 .l teoria del.desarrollo

de la comunidad. Esperamos tanbien proporcionar informa-

ci6n y conclusions de importancia practice para quienes en

el Ieru estan interesados en promoter el bienestar de la po

blaci6n rural. El trabajo de campo 1i empezamos en enero

de 1964 y continuara hasta 1969, a fin de aprender mas sobre

el cambio, a media que observamos como se produce.


Estamos,interesados en las actitudes, creencias y valo


- 41 -







res de la poblaci6n rural.Tambi6n estamos interesados en la

estructura social en el patron de actividades econ6micas y

en la estructura de poder en esas comunidades. Tratamos

de examiner el flujo de los events interpersonales que con

forman los process sociales en esos pueblos. Al tener e-

tos objetivos, se deduce que necesitamos usar mAs de -L me-

todo de investigaci6n.


A fin de tener lo mas pronto possible una line de base

referente a la forma como la poblaci6n rural ve a sus comu-

nidades y a si misma, empezamos con encuestas en nuestras

seis Areas de investigaci6n. Entre febrero de 1964 y a-

bril de 1965, 1CO estudiantes peruanos,que trabajaron bajo

la direcci6n de ccho profesores tambien peruanos, realiza-

ron una encuesta en 36 pueblos.


Despues de aplicar los cuestionarios y trabajando con

muchos de los mismos estudiantes,nos ha sido possible efec-

tuar studios de antropologia social en todos los pueblos

en cuesti6n. A fines de junio de 1965 pudimos tener en

nuestro poder los borradores de los studios de antropolo-

gia social correspondienLes a cinco de nuestras seis areas

de studio, y saber que los informes de la sexta area esta

ban por concluirse. Ahora estamos en la tarea de integrar

los datos de la encuesta con los obtenidos en los studios

sccio-antropol6gicos. Al hacerlo, hemos emprendido una ta

rea que casi nunca se ha hecho, en ninguna partedy ni siquie

ra por una sola vez se ha realizado en una escala tan amplia


- 42 -








como la nuestra.


.Ta mayoria de los estudiantes peruanos lo son de an-

tropologia, pero tambien han participado en estos studios

alumnos de sociologia, psicologia, educaci6n y economic a-

gricola. Vemos esta variedad de procedencias como una ven

taja y no como desventaja. Pensamos que es muy itil para

los estudiantes de estas disciplines aprender a usar los

metodos que les permitirdn conocer como piensa, siente y

actda la gente en sus comunidades.


Aunque nuestro program de investigation todavia ests

en sus comienzos, ya hay ahora mis estudiantes peruanos

que americanos que han hecho trabaios de campo y con una

experiencia directs en las encuestas de cuestionario. En

otras palabras, en este aspect de integrar metodos, el

Peru puede haber superado a los Estados Unidos.


Ahora esperamos que a tra 7s del Instituto y de las u-

niversidades participants, hagamos de cada pueblo estudia-

do una estaci6n de campo permanent para la preparacidn de

los estudiantes y para ofrecerles materials de enseianza,

de modo que los estudiantes aprendan de su propio ambiente

social y que no dependan completamente de la literature de

la discipline, que casi siempre proviene de sitios lejanos.

Estamos ahora en el moment de transferir nuestros datos

procesados y nuestros andlisis de Cornell al Instituto. Os

car Alers, que represents a Cornell, llegard a Lima en Octubre

-43-








para ser co-director de nuestro Centro de Analisis y de Prc

cesamiento de Informaciones. Julio Cotler, ahcra professor

visitante del Instituto de Tecnologia de Massachusetts re-

gresara al Perd on noviembre para representar al Instituto

como co-director de nuestro ya mencionado Centro. Hernan

Castillo, que ha actuado como coordinator del program de

c::- vidades de campo desde setiembre de 1964, continuara de

sempefando un cargo important en nuestras actividades. Jo

s6 Portugal hace poco se nos uni6 para ayudarnos en los anA

lisis de los studios de campo llevados hasta la fecha.


Tengo la impresi6n que estamos reuniendo un poderoso

equipo para llevar a cabo la investigaci6n en el Peru. Tam

bi6n esperamos organizer estas actividades de investigaci6n

en forma tal que promueva en el Perd el desarrollo de una

forma integrada de la enseaanza e investigaci6n en las cien

:ias de la conduct. Estamos actualmente averiguando con

la ayuda de nuestros colegas peruanos y con gente clave de

diversas universidades la mejor manera como nuestro program

ma puede contribuir a este fin.



Una estrategia para el Perd


He cubierto un gran campo de actividades en este docu-

mento y habr6 fracasado si doy la impresi6n de simplemente

presentar comentarios diversos sobre las posibilidades y pr:

blemas del teru. Aunque el tema principal de cada &rea dis


- 44 -








cutida es diferente, he tratado de indicar que hay ciertos

principios en la estrategia del desarrollo que parecen uni

versalmente aplicables. Permitanme apoyarme en estosprin

cipios.


El desarrollo institutional del Per. no o61o debe ser

visto como la suma total de las capacidades y esfuerzos de

los peruanos. Una instituci6n ea un conjunto organizado

de actividades e interacciones humans. La efectividad

de una instituci6n depend de (1) los fines u objetivos que

se hayan fijado los lideres de la misma y (2) de la eficien

cia en el funcionamiento de la organizaci6n.


Para hablar primero de los fines de la organizaci6n,

he estado en contra de una estrategia de la.imitaci6n. Con

toda seguridad, hay much que aprender del examen de la ex-

periencia de los paises industrialmente desarrollados, pero

un examen critic no lleva a la imitaci6n. En el desarro-

llo institutional, el Feru debe fijar su curso en terminos

de una evaluaci6n de su situaci6n social, econ6mica, politi

ca y geogr'fica. El Perd debe,pues, desarrollar una estra

tegi- que no tenga gran base en sus puntos debiles sino que

mas bien capitalize sus ventajas naturales.


Refir.mosnos ahora a los principios de la estretegia

de la organizaci6n con los que he estado tratando a todo lo

largo de este documento. Cono eL progress


- 45 -








en todo campo depend en cierto grado de la especializaci6n,

en una sociedad compleja las organizaciones efectivas require

ren la integraci6n de cuerpos e.pecializados del conocimien

to y la integraci6n de las actividades de los especialistas.

En otras palabras, la especializaci6n como fin en si puede

ser contraproducente. Si el -eru se vuelve hacia el pro-

blema de integrar especialidades partinentes en various cam

pos de acci6n, el Peru estara en condiciones de avanzar en

estos campos quj.zs much mas rapido de lo que lo han hecho

algunos de los paises industrializados.



Barreras para el progress


No ha sido mi intenci6n mostrar el process de desarro

llo como algo facil. Es evidence que el Peru ve obstacu-

lizado su desarrollo por barreras muy graves y dificiles

de veneer y todavia, no veo las mismas barreras que ven mu

chos peruanos.


Dinero? Es obvio que los cambios y el progress tie-
la severidad
nen que ser financiados y todavie/de las barreras finance

ras varia de acuerdo a la estrategia de desarrollo que se

quiera seguir. Para quienes persiguen una estrategia de

imitaci6n la pobreza del Peru constitute una berrera infran

queable. for otra parte, la estrategia de innovaci6n que

propongo costaria s6lo una pequeia fraccion de la requerida

para la estretegia de imitacion y promete resultados seguros


- 46 -








y rapidos.


Enfrentemos tambien el complejo de inferioridad perua

no. Aunque este tema no se menciona en pdblicc con fre-

cuencia, el extranjero pronto lo nota en conversaciones ca

sales o privadas. Observa que hay muchos peruanos que

tienen grades dudas sobre la hahilidad de cualquier perua

no, incluy6ndose ellos mismos, pars realizar algo sobresa-

liente.


Esta falta de seguridad en si mismos es en realidad u-

na barrera para el progress y des.rrollo, aunque aqui vuel-

vo a insistir en que la fuerza de la barrera depend: de la

estrategia de desarrollo perseguido. El peruano que traba

ja con una estrategia de imitaci6n puede hacer 61 mismo un

buen trabajo. En verdad, puede llegar a un punto tal que

el extranjero, observando lo que ha hecho, piensa para si

mismo "ese peruano ha hecho una gran obra, si se consider

que es peruano". Espero que haya muchos extranjeros que

sean suficientemente educados para no hablar en form tan

presumida, pero los peruanos que se fijanasi mismos los ni

veles norteamericanos, franceses o de cualquier otro pais,

no dejan de atormentarse con dudas sobre su habilidad para

alcanzar ciertos niveles universales de excelencia. Si le

parece que esta haciendo un buen trabajo en el Peru, se ve

obligado a preguntarse Estoy en realidad-haciendo un buen

trabajo o es s61o tan bueno como se espera de un peruano?.


- 47 -








El peruano que rechaza la estrategia de imitaci6n y en

cara sus problems en una forma nueva, encontrarA extranje-

ros que le digan: "Ud. ha hecho un trabajo extraordinario.

Yo puedo aprender much de sus resultados". En efecto, el

peruano que persigue la estrategia de innovaci6n se encontra

ra on posici6n de ofrecer informaci6n y consejos valio-

sos a sus colegas de los paises industrializados.


Dejerme terminar mencionando una barrera que a mi -e

parece la mas seria de todas y que pocos admiten cct-- i:1:

la falta de fe de los peruanos en los deLms. Cuando la gen

.e no tiene much fe en los demas le es muy dificil juntarse

y crear las organizaciones que el progress y el desarrollo

requieren.


En los Estados Unidos encontramos un nivel mas alto de

fe en la gente y esto no es todo lo que se necesita para el

desarrollo institutional. Encontraomos que la cultural de

los Estados Unidos favorece este nivel de fe en la gente y

facility su trabajo en comun. Por eso encontramos a mu-

chos norteamericanos de diferentes disciplines o departa-

mentos dentro de una organizaci6n, capaces de estar y de

trabajar juntos, a pesar de que las estructuras do a rj-

nizaci6n parezcan proyectadas para mantenerlos separados.

For .otra part, el progress de la especializaci6n y el alto

nivel de departaientalizaci6n que va con 61, da lugar a es-

tructuras que impiden la facil colaboraci6n entire especia-

listas.


- 48 -








Si el Perd puede evitar esta excesiva especializaci6n

y departamentalizaci6n la desventaja del bajo nivel de fe

en la gente puede ser superada. Me atreveria a predecir,

;.e conforme la gente vaya descubriendo, a trav6s de la es

trategia de innovaci6n, que trabajar junta en nuevos patrol

nes permit lograr un progress much mayor del que antes

se alcanzaba, estimulara la fe en los de;As y este incre-

mento de la fe en la gene propiciara una mayor colabora-

cion.


xmv.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs