• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Para reflexionar
 Ignacia de la cruz
 Las mujeres que trabajan
 No queremos flores queremos...
 La madre
 Cuando los hijos crechen y...
 Hacia la liberacion de las...
 Nota sobre las autoras
 Back Cover






Title: Madre solo hay una ... Mayo 1976, Fasciculos de: Accion para la liberacion de la mujer Peruana ; parra reflexionar
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00086927/00001
 Material Information
Title: Madre solo hay una ... Mayo 1976, Fasciculos de: Accion para la liberacion de la mujer Peruana ; parra reflexionar
Physical Description: Book
Publication Date: 1976
 Subjects
Subject: South America   ( lcsh )
Spatial Coverage: South America -- Peru
South America
 Record Information
Bibliographic ID: UF00086927
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Para reflexionar
        Page 1
        Page 2
    Ignacia de la cruz
        Page 3
        Page 4
    Las mujeres que trabajan
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
    No queremos flores queremos decheros
        Page 30
        Page 31
    La madre
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
    Cuando los hijos crechen y se van
        Page 37
        Page 38
        Page 39
    Hacia la liberacion de las madres
        Page 40
        Page 41
        Page 42
    Nota sobre las autoras
        Page 43
        Page 44
    Back Cover
        Page 45
Full Text









SLOf










eee






J6.*. J.











PARA

RE F L E X I O NA R





,'.CC10: PAA L LA .1':: !.:I0:1 DE LA Iw:-n PERUANA
Se dice que la maternidad es el estado normal y natu-
ral de la mujer. Que una mujer unicamente puede realizar
se como mujer siendo madre. Por algo desde hace miles de
afos la maternidad ha sido presentada como el unico desti
no de'las mujeres.
6Pero vamos a cuestionar la maternidad y todo 10 que
ella represent para la mayoria de las mujeres peruanas?
No pretendemos tal cosa. Lo que deseamos es llegar a unes
clarecimiento serio, profundo y cabal sobre el.tema. Pre-
guntarnos por ejemplo, 6Por que si en la procreaci6n inter
vienen tanto el hombre como la mujer, ella es la unica res
ponsable ante la familiar y la sociedad?
La intenci6n de este fasciculo tiene el daro prop6si-
to de exponer nuestra particular situaci6n dentro del Ambi
to del rol maternal. No preconizamos la defense de una su
perioridad biol6gica frente al hombre. Tampoco postulamos
una actitud revanchista, o una "lucha de sexos".
Hemos seleccionado un conjunto de textos, que por su
contenido y enfoque destacan la trascendencia de un asunto,
tan a menudo envuelto en los ropajes de la hipocrecia y
de la mistificaci6n.
Cuando se habla de la. "liberaci6n de la mujer" este
termino despierta recelos y hasta rechazo. La escrito--
ra espahola Maria Esperanza Guisan analiza la maternidad,
desde una perspectiva'de cambio, desmitificando de paso el
t6rmino "liberaci6n fenenina", que no tiene nada que ver
con libertinaje o cosa parecida.
Esther Andradi, periodista y militant de nuestro Mo-
vimiento, hace un enfoque muy realist sobre la ssituaci6n
de la mujer en el area del trabajo. 6Qu6 -,pasa con lias ma
dres que tienen una ocupaci6n afuera? &C6mo se las arre-
glan para conpatibilizar la double jornada: el trabajo de
la fAbrica, o de la oficina, con el de la casa y la crian-
za de los hijos? 6Es verdad que existen pocas guarderlas,
y que 6stas no disponen de los medics y la infraestructura
adecuada?
De la escritora francesa y feminist, ...Simone de Beau-
voir, hemos tomado un texto relative a La Madre, quees pa


-I-






tc de un extenso capitulo contenido en el segundo tomo de
*su fai'oso libro "El Segundo Sexo". Se trata de un enfoque
sicol6gico que ahonda en el comportamiento tanto de la pare
ja como de la mujer frente a sus hijos. Hemos incluido tarn
bien un texto sobre el tema de las padres que se quedan so
las cuando los hijos crecen y se van. Igualmente damos al
gunos datos estadisticos sobre casos de abortb, parto y to
das esas cosas relacionadas con la salud materna.
Finalmente esta el texto titulado "Hacia la Liberaci6n
de las Madres" que expresa la posici6n de nuestro Movimiento.
Es decir lo que pensamos sobre la maternidad. Sus implican
cias ideol6gicas en relaci6n con el sistema y su relaci6n
con lo social, lo politico y lo econ6mico. Hemos querido
asi ofrecer un aporte te6rico que sirva para el analisis y
la evaluaci6n.
Esta publicaci6n coincide con la celebraci6n del llama
do "Dia de la Madre". Esperamos que su lectura permit for
marse elements de juicio para entender mejor uno de los as
pectos mas controvertidos de-la problemAtica femenina.
De alguna manera el criteria en la recopilaci6n de es
tos textos, fue el de presenter un panorama muy cuestionan
te y comprometido, ajeno a toda concesi6n, a todo enmascara
miento de la realidad.. Obviamente nuestro Movimiento cree
que el problema de la mujer no es un problema individual o
sicol6gico, y que por lo tanto las soluciones individuals
no son ,vlidas.
De ahi que nuestro compromise seA con todas las muje-
res en una organizaci6n, que nos permit tener voz y auto-
nomia para plantear nuestras demands. Hoy mas que nunca,
sostenemos la necesidad de orgaii.zarnos como mujeres, por-
que unidas seremos mAs ifuertes. .Porque unidas superaremos
rivalidades. Superaremos complejos, miedos, temores y du-
das. Nos encontramos aisladas las unas de las otras, pese
a que nos une una identidad muy definida que es la opre-
si6n. No dejemos que los prejuicios nos separen mis.





UNAMONOS PARA QUE NUESTRA VOZ SEA OIDA.




-2 -
Lima, Mayo de 1976


-2-_













I G N A,C I A


DE LA
CRUZ

Adela Montesinos




"El ano 1955, el Tribunal juzg6 y conden6 a veinticin-
co alos de carcel a la indigena peruana Ignacia de la Cruz,
acusada de victimar a su hijo de un mes de nacido. El cer-
tificado medico acredit6 para Ignacia una edad mental de
ocho anos, sobre sus veinte de edad real en el moment de
los sucesos. El process hubo de tramitarse en espahol, con
la intervenci6n de un traductor, porque la acusada hablaba
s6lo el quechua, idioma native que pese a ser en ese momen-
to la lengua de cuatro millones de habitantes, no estaba
aun reconocido oficialmente.

Obrera agricola, abandonada por el marido, Ignacia fuE
despedida del trabajo debido a que empleaba tiempo Atil en
amamantar al nifo. La acusada, entire sollozos alcanz6 a de
clarar: "Se me sec6 la leche. Lo mate porqde no pude se-
guir soportando su llanto de hambre".
Ignacia, sobre tu edad mental de ocho aHos
estin tus veinte cronologicos.
Tu pubertad cortada, tus verdes hijos,
tu hogar sin hogar, sin lumbre humana,
Un niio caido en tu infantil regazo
sin el menguado pan que exige el hambre.
Un dia y otro dia vas gimiendo
en busca de trabajo, y
siempre es hambre lo que encuentras.

Un "no hay" que se repite,
que crispa, cruje, duele y entristece.
Tus muertes repetidas, el double llanto,
el abandon y las races de tus ocho afos
hablaronte de muerte, muerte... imuerte!
Y no pudiste mis, Ignacia de la Cruz.
Desde entonces, iPobre Ignacia!
tu cruz no es ya un madero,
torn6se sombra, carcel y sudario.
EstAs sola frente a tu hijo destrozado,
frente a jueces de verbos sin palabras,
con veinticinco afos de carcel
sobre tus veinte actuales.


__________ ~1 _____













Edad de edades
extranjera total en tus distancias
lapida funeraria, simbolo trunco..
Ignacia de la Cruz, in'digena peruana,
clavada enmi coraz6n
esta tu edad, tu vida, tu hijo asesinado
y lo que es mas:
la entrajiable orfandad en tu morada.


-4-







LAS MU J RES
Q U E TR A B A JA N

LA NUJER ECONOMICLENITE
S.CTIVA :



"Ni mujer no trabaja", no es
el dicho casual do algun marido.
Es f6cil encontrarse con hombres
quo ast se refieren a su compa-
nera cuando.esta no realize nin
funa tarea fuera del hogar. 0
tambidn aquel otro, ilusi6n de
los reci&n casados:"No quiero
que mi mujer trabaje, para eso
estoy yo, ella qu 'se dedique a
la casa"...Y tampoco es menos
f erto que hasta suele conside-
rarse una question de hombrfa y
entereza no permitir que la mu-
jer salga del hogar, su predes-
tinado recinto para cumplir al-
guna area productive, fuera de
el.

QUIERE DECIR ESTO QUE LA MU-
JER QUE SE QUEDA EN LA CASA NO
TRABAJA....? Cbmo cualquiera sa
be el hogar o las tareas referen
tes al mismo, implican realizar
diariamente, sin feriados, ni
descansos, ni beneficios oocia-
tes de ninguna naturaleza (sat-
b8 los que pueda disponer el ua
r6n con sus ingresos y.natural-
mente por matus propio) el traba
Jo de lavar, planchar, coctnar,
aeear, etc., para el comparero
var6n y las posibles crias que
del encuentro se hayan produci-
do. 0 lo que es lo mismo, dicho
en tirminos econdmicos, RECUPe-
R12R LA ENERGIA del esposo para
que a.1 dfa siguiente -o .a a ho
ra, segdn la periodicidad- pue-
da regresar a su :trabajo -on la
fabrica' on la-oficina o donde
fuera- a entregar su fuerza pro
duct ivao


Esther Andradi







ESTO SIGNJFICA QUE LA KUJER TRA-
BAJA, aun dentro del'hogar,iy que
su tareo es fundamentzL4 para su e.
eventual companero y mds adn para
la sociedad,
Sin embargo, las caracterfst-i
cas del trabajo hogare io:han sido
reuestidas de matices distintos
de los trabajos que tieneo elb. "s
tatus"de tales. Generalmente se
cree, que las mujeres "gustan"
hacer ese tipo de tareas y no o-
tras, porque, tambi&n se creeo.
"han nacido para ellas", es su
destinyo natural" y biologicamon
to est6n determinadas para elloo
La fuerza de la' costumbte, sue
le arrastrar 'a las personas mds
que la ley o la lilgica, pero no
significa- nada que algo se haga
desde hace siglos para que el mis
mo tonga fuerza de verdad, o lo
que es loomismo, adjudicatle un
cardcter natural, inmutable. La
mujer"gusta" al fin y al cabo rea
lizar ese tipo de areas, porque
ha sido preparada para realizar-
las -siempre, aunque trabaje fue
ra del hogar- desde su infancia,
y la educaci~n, desde el primer
moment, la predispone a la difjrc;
renciia0 Se suma a ello, la fuer.
za de Los siglos, que han forja-
do un CONDICIONANIENTO CULTURAL
en el cual hasta las propias mu
jeres se han'conuencido de ello.








No obstante este disfraz de
OCIO que se.enditga a las areas
hogareias, lo cierto es que den-
tro de ese dmbito,, la mujer cuum
pie un papel decisive para la so
ciedad capitalist. RENORAR LAS
ENERGIES DE SU COMPARERO.
Porqu6 se dice entonces que
la maujer que no trabaja fuera
del hogar NO TRABAJA? Mas alld
Sde los estereotipos culturales ,
se entiende econhmicamente, que
"Para ser economicamente act io
un trabajador o un'miembrb de
'fuerza de trabajo, debe'producir
importadtes cantidades de bienes
ecoromicos (esto es, comere(ita
bles) o 'de- ingresos VISIBLES."
N,... .. ;

o L.
*t. *' '


I '


.No obstante este criterto co-
madn en nuestras sociedades,
acerca de La "dignidad" de que
Las mujeres se queden en La case
el ,paso de. tiempo, ias dificul-
tades econ6micas creientes, des
de el punto de vista de'la pare-
ja, unidas a la necesidad del
sistema de incorporar'mano de o-
-bra barata en ciertos servictos
...e'industrias, ha ido deterioran-
do la original idea de.'la tdignI
dad" de la casera. Y paulatina-
.mente, la mujer se ha ido incor-
porando a det.erminadas tdreas fuc.
ra del hogar. Sin embargo, la
Side de la tarea de la casas siep


est6 unida a una mujer. De aqur
el tema de LA TAREA DOUBLE DE LA
HUJER QUE TR4BAiA FUERA DEL HO-
GAR. Que, como se verd, no tien
caracterfsticas de ensue o o
"gusto", sino, como es normal e
estos casos, acarrea',un gtan de
gaste para las mujere-so



EL PORQUE DE LA DOUBLE
STAREA

SE CONDICIONAMIENTO CULTURAL
del que h habtabla anteriormen-
'ie, ha hacho possible, algo inu-
suial y hasta absurdo.para la me
talidad"de cualquier estudiosQ
de Zeyes de trabaj'o, e inadmisi
ble -por lo menos en la letra-
para los c6digos laborales:
. SE HA. LOGRADOL QU, U.NA PERSONA
.SE SIENTA OBLIGADA, MORAL Y
SOCIALMENTE, A ASUNIR UN, TRAM
SBAJO COMO PROPIO,: SIN DARLE
LAS CARACTERISTICAS DE TAL,
ES DECIR, SENTIRSE CULPABLE
CUANDO SE DEJA DE. HACERLO,
AMEN DE NO RECIBIR NINGUN TI
PO DE GRATIFICATION MATERIAL
Por el contrario, se trata c
sustituir la carga y la injusti
cia social encubriendo con el.n
te. de "sfacrificiio" "entrega",
"sqtiisfacci6n por el debqr-cum-
plido" o'cualquiera de las fra.
ses.de pergamino tan remanidas,
a. la t.area de la mujer, y espe.
cficdamente a la de a1 MADRE,
'La raz6n de estas apreciacti
nes, -reside, justamente, en quw
a sociedad -y Qel sist-ema socic
economico como parte.de ella-:






no ha resuelto adn -aunque se
precise de haberlo hecho- la cues
ti6n de la trascendencia: LOS
HIJOS.
Ogicialmente, no hay gobier-
no que se oponga a los nacimien
tos, y menos, que desprecie a
los ninos. En la mayorfa de los
pafses, -como A2r desde
que los hijos se conetben, todas
las instituciories sociales y ju
rfdicas. se combi'nan para impedir
sacrilegious y herejfas: no al
aborto, cuidado-de la mddre pa-'
ra preservar'a la criatura, el
part pontendo como eje al futuy
ro nino que ha de ''ncer, Lqgrar
que' la familiar est6 "b'ien c.ons
titutfda", que los ijos sean to
gdtimos, el apetlldo que tendrd
y demas prevenciones. frevencio
nes, que como bien se sabe, por
experiences de la vida cotidia
na,.-no pasan de-una enuncla-
ci6n: las contradicciones econo
micas del capitalism, impiden
que se advance m6s alld. Pero
cuando el nino nace, y comienza
a ser una realidad aun mas pal-*
pable, porque es ya una persona
individual, aparece a cara des-.
cubierta la injusticia: la so-
ciedad,.a trauvs de sus condi-
cionamientos, entrega at nino
a la tutorta y responsabilidad
absolute de la mujer, ala ma-
dre. Y. se encargard adem6s de
enjuiciar, de acuerdo at "corn-
portamiento" mas, o menos'domes
tico de gsta, si'es "buena" o
"mala" madre,,de tal forma que
La mujer, entender' como obliff
ci6n -no le queda otro camino
ademas- la crfa de sus gir os, y


cuando, por motives economics de
ba trabajar fuera de su hogar, asu
mird, sin cuestionar para nada ni
lo uno ni lo otro, ambas areas co
mo,propias.
hora bien, el double trabajo de
una mujer que trabaja fuera de su
casa, conlleva varias desajustes,
para el caso especlfico de la per
sona que "se sienta obligada" a
salir d:l hogar:
fVera el trabajo fuera de la ca
sa como una carga y no como una po
sibilidad de realizacidn .
t Se sentird culpable,'-como en
los sectores medios- deo no dispo-
ner detiempo para la atenci6n de
sus hijos.
t Ansiard que el esposo consiga
un buen trabajo para mantener a
la familiar y ella pueda-desligar
se -caso de families de menos i .
gresoso
*. E trabajo fuera del hogar t
sera siempre una OPCION y no una
necesidad para el desarrollo per
sonal
Las ocupaciones mds diversas,,
donde lo'priorttario residird jus
tamente en el hogar, done estdn
los hijos Ie impedird un desarro
Ilo igualitario con el hombre en
la misma profesion u oficio,
Se debatird constantemente
-entre ser una-buena madre o una
mejor trabajadora: diffcilmente c
.podr' lograr ambas funcione.s con
el maximo de idoneidad.

Y asr se podrfa seguir enume-
rando. Lo que. si es una realidad
es que para la mujer. el trabajo
fuera del hogar todavfa sigue
siend.o una OPCION, mds :o menos







obligada, segun los casos, y de
todas forias, implicard uh des.-
garramiento entire lo que Le estd
determinado por SER HUJER, y lo
que la situaci6n econ6mica lao-
bliga. En otro orden de priorida
des, no siempre concientes, esta
rd la frustracton de no podeP de
sarrollarse id6neamente en algu-
na profeston fuera del hogar. Pe
ro, este iltimo caso, solo en es
feras reducidas es sensible, ya
que el condictonamiento cultural
es tal, como para que ella entien
da -casi unanimente- que su fun-
ci6n, al menos mientras los ni -
fos "la requieran" debe estar al
lado de ellos. Y la frustracion,.
o el quedarse a mitad de camino, -
aflorard, tal vez, cuando ya no.
haya tiempo para repararo

EL TRABAJO DE LA 'UJER
CONO "OPCION"

"No se para que trabaja, si
no lo necesita0.o" o "a ipobreci
ta, con cinco hijos tuvo que ad-
lir a trabajar,,2 son frases mas
o menos comunes dedicadas a la
mujer trabajadora, y las mas de
.as ocasiones, prouienen de otra
mujer, que observe, atribulada,
la d6sgracia o .a insensatez de
su stmitl Cualquiera de. las dos
observaciones, encierran en sf
mismas un absurdo para cualquie-
ra que se precie de ser human:
LO QUE ES NATURAL ES QUE LAS PER
SONAS TRABAJEN, SIENDO ANTINATU-
RAL QUE NO, LO HAtGAN Esto, que
tan bien sirue para el hombre, no
lo as menos para la mujer, claro,
esta, entendiendose como trabajo


la transformaciSn que de la natu
raleza se haga a los fines de di
ferenciqrnos del reino animal,
donde solo se subsiste para cre6
cer, procrear y morir. De aqu{
devienen una series de apreciacio
nes que es precise cuestionar pa
ra resotuer, aunque mas no sea a
largo plaza la situaft'n de la
mujer trabajadora, Y la que se
desprende de ellay que no es mas
que la situacidn de la familiar
a sociedadi los hijos, la orga-
nizacion social y econ6mica, en
fin, algo ast como la vida misma
por lo menos, -erd important,
trabaja' para el future,

Si, como se enuncta, el tra
bajo en la casa, es un TRPiBAJO y
no una decision de la mujer, se-
ra precise DIGNIFICARLO como tal,
a los fines de que se entienda co
mo productive, y no como un ocio
mds o menos grqtific.ante.


Sty comoalas circunstancias
del desarollo personal lo require
ren como imponderable, la mujer
debe trabajar fuera del hogar,
sera preciso que la sociedad se
encargue deo las areas que hasta
entonces Le han correspondido a
ella, para que la mismapueda a-
cogerse en t'rminos de igualdad,
dentro del terreno labOral y pro
fesionalo

Si como lo determine el
advance de la .humanidad, las muje
res comienzan a entender la nece.
sidad de realizar diversas tareas
fuera del hogar, como profesiona.
les y en oficios diuersos, la so







ciedad tendra quo tender. el
problema que le correspond, y
del que hoy, hasta ahora, se ha
desligado: LOS NIv'OS.


Como se uerd, son cuestiones
sumamente complejas para resol-
uer en lapsos cottos de tiem-
po, dado que ellas implican no
solo un cambio en la organiza'-
ci6n socioecon6mica del sistema
-condici6n por lo demas impres-
cindible- sino tambien un cambio
en la conciencia de -a humanid4
dad, para asumir el paper de
madurez y transcendericia.
Pero. o que st es posibleso y
desde es Za comprendi6n de
que ya un porcentaje impor-
tante de mujeres trabajan,,
y que, por tanto ellas, tienen
el DERECHO de acogerse a los be
neficios de un trabajo mans o me
nos igualitario, con respect
al hombre, en las distintas pro
fesiones y oficios.
La instalaci6n de Centros de
Educaci6n y Entreteiimdento pa-
ra niros menores de sets anos
se convierte ast en un Imporati
uo ineludible, en cualquier so-
ciedad donde Za mujer se ha-
ya incorporado aZ trabajo pro-
ductivo fuera del hogar#


Hientaas tanto, mujeres y
hombres, irdn aprendiendo, como
la historia'de la humanidad,lo
onseoa, que mas alld de los hi-
jos, del marido o la companera,
de la casa o los prejuicios, de
limitactones o edades o sexos,
hay algo que une por igual a


los series humans: es La necesidad
de edificar un mundo mejor, distin
to, nuevo, done queden atr6s las
desigualdades y la injusticia,
Y la construction de ese mundo me-
jor, no podrd ser edificado nunca
a expenses del sacrificio de uno o
la frustracion del Abtro: sdlo podra
hablarse trminos de igualdad
cuando se hayan transformado no sQ
lamented .as condiciones de opresi6n
externas, sino tambien las que su-
men en la represion la conciencia
de los series humans,
Pero el desafto de un mundo me.
jor, comienza desde ahora., y on to
dos los 6mbitos4




*** *


EN EL UNDO: MUJERES QUI
TRABAJAN:


Segun cifras proporcionadas por
La Organizaci6n Internacional del
Trabajo (OIT), en la actualidad,
cuatro personas de cada d{ez
son economicamente activas; la
fuerza de trabajototal superior
a 1.600 millones de personas, com
prendeb mas de
550 MILLONES DE
MUJERES
Segun EDAD: La participacion en
la fuerza de trabajo de las jove
nes y de las mujeres de edad, tien
de a ser mayor en pauses menos de
sarrollados que en los ms, desa-
rrollados, A saber:
Jouenes menores de 15 aros: en re
giones menos desarrolladas, trabi








ja una cada ocho muchachaso En regions mas desarrolladas, la
relaci'n es una cada sesenta muchachas menores de/15 arioso
Entre los 25 y los 54 ansos, :a proporci6n disminuye en los
parses menos desarrollados,-mientras que aumenta en los mds de
sarrollados, para uoluerse a aumentar a partir de los 60 afnos.

En parses como Perd, esta pr6pprci6n varfa en cuanto a las
regions y-a las zonas, pero en general, la proporcion de
trabajadoras estab-les disminuye notablemente en el peri6-
do comprendido entire los 25 y 40 afos.

Distribuci6n por sectors economics:
Ids de la mitad (52 por ciento) de la fuerza de trabajo f.e
menina mundial, .-serca de 300 millones de mujeres- pertenece
al sector AGRICOLA. .
Alredddor del 27 por ciento -150 millones de mujeres- tra-.
baja en el sector de los servicios (comercio, transport, almc
cenamiento, comunicacionesi servicios publicos y privados)
La quinta parts de las nujeres que,.trabajan fuera del hogar
-110 millones- en et sector industrial.

LAS HUJERES REPRESENTAN EL 34 POR CIENTO DE LOS TRABAJADORES
DEL UNDO, PERO SOLO EL 28 POR CIENTO DE LA, FUERZA DE TRABA-
JO INDUSTRIAL NUNDIALO '

DISTRIBUTION POR OCUPACION
En las naciones menos desarrolladas solo el 4 por ciento de
las trsbajadoras figuran :en ocupaciones pvvfesionales y adminia
trativas; s6lo el 17 por ciento trabajan en oficiaas, ventas y
servicios, y mas del 70 por ciento en el sector agrfcola.

CONDICION:. HMs de la midad de Las trabajadoras en las regions
menos desarrolladas son trabajadoras familiares no remuneradas
un tercio se ocupa de su propio negocio o. granj (por cuenta
propia o en algunos casos como empleadora) y.so'lo alrddedor.de
la quinta part son empleadas y'obreras.

Segin Estado marital: Segin el informed de la OIT en America del
Norte, la mayorfa de Europa y America Latina hay una clara ten
dencia de las mujeres a retirarse del..empleoo dspu6s de:nacer
su primer hijo, y a permaneces inactiuas hasta que el ultimo
hijo alcanza La edad'escolar.
*@*%*









ALGUNAS CIFRAS SORE LA SITUATION DE LA MUJER TRABAJADORA
EN EL PERU:

.aREAS URBANAS:
TASAS DE iiCTIVIDAD DE Ld FOBLaCION DE 15 A'OS Y MJS FOR
SEXO:

SEXG / ANOS
1971 1972 1973 1974
TOTAL 5 6 5'6 50 5

HOMBRES 76.0 71.5 74a.2 80.7

MUJERES 4. 37.5 31.4 31.4 34o1

(tasas por cien) Fuente: Ministerio de Trabqjo. Direcci6n
General de Empleo.
NOTA: Las tasas de participaci6n en'la actividad por re
giones segu'n sexo, se encuentran estrechamente uinculadas
al dinamismo socio-econ6mico de las draas. ist en Lima
Metropolitan y la region note, la participaci6n de la
mujer present tasus menores, frente a tasas de 37.7 %;
41.3 %;'38.1 % para Zi.'demas regions. E las regions
donde predomina la poblaci6n rural se.obseruan elevadas
tasas de actividad. Esto indicarta, la importancia del
trabajo femenino en la agriculture a niuel deosubsisten
cia y su comportamiento al margen del mercado de traba-
jo.

2*-
PERFIL EDUCATIVO DE LA POBLACION ECONONICAMENTE ACTIVE POR
SEXO:
1.961 1973 (cifras relatives)

NIVEL EDUCATIVO O S


1961 (a). 1973
TOTAL Hombres Hu.ieres TOTAL Hombres Mu.jeres
TOTAL 100 0 100. 0 1000 100.0 1000 1000.0
Sin Instrucci6n(b) 32.8 28.7 47o6 20.9 14.3 36,1
Primaria 52.2 56,8 35.8 52.3 57.6 40.2
Secundaria 11.1 11.0 11.2 20,4 21,7 17,2
Superior .2,3 222 2.7 6,4 6,4 6,5








CUMDRO 2o-
(a) El censo consider a. iqPE.iA 'dsde los 6 anosIe edad y la
encuesta de hogares para 1973 consider a partird4 los.
14 a os. :\ -'" ,
(b) Incluye pre-escolar.
FUENTE: Informe Ucupacional 1974 del Ministerio & Trqbajo


3.-.
REWi URB~iNAi
DESENPLEO OCULTO POR SEXO Y EDAD SEGUN AREIS
9.. .74 (dist. relative)


GRUPOS DE Lima 4"etropol iiana Resto Urbano
ED,,D Total Hom. Mujeres Tot, Home, luj
,, i -,,n , ..


TOTAL 100!,O .100.0 10000 1 00; 10000 100-(
14 19 46*8 73.1 27.6 44+.8 85.4 26.8
20 24 22.3 15.1 27.6 15o9' o1.2 17o9
25 34 16.0 5.9 23.4 201 1.7 27.8
35 44 14.9 5.9 21.4 19.2 1.7 26.5
---- - -- -- -- --
NQTA: So entiende por Desempleo o tulto a-la parte de .lac po-
blacton menor de 45 ahos que.no tiene trabajo ni la
busca por career que las posibilidades oarecidas en el
mercado son reducidas, forman part de la poblaci2n
inactive.


FUENTE: Informe ocupacional 1974. Ministerio de Trabajo.

La poblaci6n potencialmente actiua -esta inactiva.pero
quieiera trabajar, aunque no busca.trabajo por limitacio-
nes, que de eliminarse o al expandirse la demand, ingre-
sarfan a la actividad economica- como partedoe la disponj
bilidad de la mano de obra, puede presionar el mercado de
trabajo y por lo tanto incorporarse como fuerza laboralt
Este potential tiene un gran contenido de mano de obra fe
menina.distinto para las diferentes regions y que en el
caso concrete de Lima metropolitan, esta constitufda por
65.5 % de mujeres. La limitacion mas frecuento para buscar
trabajo en ellas estd detectada en el hecho de dedicarse a
las areas del hogare (Fuente: Informe Kin, de Trabajo, ci
tado anterior oente),


3






4,-
LIMA METROPOLITANi
POBLACION ECONOMICIMENTE ACTIVE DE 15 A 44 AIROS POR LAS
RAZONES QUE NO BUSCO TRABAJO, 1973 y 1974
(Distribuci6n relative)



Porque no buscd Total 1973 Total 19 7
Trabajo Hiombres Hoer mu7


TOTAL
Ha buscado, ha en
cargado a amigos.

Est6 estudiando

Tiene que dedicar
se a quehaceres
del hogar

Por motives de
salud

No dan trabajo a
mayores-menores
de edad
No hay traoajo

Se necesita vara,
recomendac.i6n


100O 100.0 o100o


3o4 3.3


3.4


1002o0 o100 Q0 oQ


3l


20o 7


29.2


44o9


3o9 3.2


103- 1.6

9.3 12.2


406


26,5


4.2


1.1
8.0


,14o.1
*1+l l


Fuente: Informe ocupacional 1974-'Hinisterio de Trabajo .

NOTIL: La structure por edad de Zq. poblact6n peruana ha per
manecido casi stable on .e perfodo 1960-1973 (en 1960-' ga'" pr
porci6n de personas dn edadd s menores ce '15 aios era do e44,6
% y en 1973'fue de 4500) z'lo significa que durante los pra6
ximos 15 aios la poblactiqh en ddad de trabajar'(15 a 64 aios)
tendrd un cr4cimiento no menor al 209 % esperandos'e tasa mas
alta de crecimiento de la PEn debido a la crecientc partici-"
paci6n fimenina en la actividad economic.
(De Informe Economico 1974- Min. de Trabajo)''<


3.3 350 -


7*7


4o2 38'3


- 4.3


7o4 o3.9 ,"
17.3 12o4


Q86


1~5 '0~28


1202,


22.1. 49c2 904







* ALGUNiiS CONSIDERaiCICNES


Dados los cuadros estadfsticos anteriores, ademds do los propios
studios espec(ficos del Informe Ocupacional 1974 del Hinisterio de
trabajo.que ha seruido de base para este trabajo, se puede observer
1) La.actiuidad femenina fuera del hogar ua.en aumento;
2) Es, en la mayor part de los casos, La actividad"femenina"del
hogar la que impide la realizaci6n de otro trabajoi
3) La participact6n de la mujer es decisiva en las dreas donde la
agriculture y ganaderfa so encuentran en un nivel mfnimo de de-
sarrollo ;
4) 1 niel education de la mujer es menor que el de los varones,
siendo alarmante el namero de mujeres que carecen de toda ins-
trucc i6no

Naturalmente, un studio mas profundo debtera: aportar datos so..
bre distribuci6n del trabajo fuera del hogar, .segqn" ireqs, tomando
aspects tales como trabajadoras del hogar, personal de oficinags
personal en comercios, en centros fabriles,.en centrod"educacionae
les, etc, para toner una idea mds cercana acerca de las areas que
so ubican como "femeninas" fuera del trabajo casero. Se derfa, ob-
viamente, La predisposici6n a ubicar mujeres en las areas del magi8
terto,en el trabajo domestic.o, como secretaries, ubicando la area
femenina dentro del sector "servicto" ya que todagta existed y tal
vez por much tiempo- la predisposici6n a hacer descansar en las mu
jeres ciertas responsabilidades, que no permiten, en muchos casos,
acceder a funciones de mayor decision.
Por otra parte, la diferencia de salaries y sueldos entire muje-
res y hombres tambitn es notable en todas las 6reas, incluyendo
las profesionales, detalle sin .duda-dectisivoparq enriquecer la
concepci6n de.-..secuhidaria como hasta ahora esta catificada en ira ma
yor cantidad de mentalidades el trabajo femenino fueraadel hogar.
Ahora bien, tomando en cuenta las estadfsticas antertores,.mds
el andltsis que la primer parte de este trabajo contine acerca de
la double. area de la mujer, se vera en qu6 modida se ha avanzado
en lo asistencial; para permit'ir que la mujer trabaje fuera del ho
gar -por--necesidad o vocacinn- disminuyendo en algura media para
ella el peso que significa el cuidado de sus hijos cuando debe per
manecer made seis horas fuera de su hogar.
** **







DISTRIBUTION DE CENTROS ASISTENCIALES GRATUITOS EN AREAS
DE LA GRAN LIMA/
La Junta de -sistencia Nacional (JAN) organismo pzblico descentra
lizado del sector 'Salud, es, en el dmbito de'la actividad estatal
el que resume bajo el rubro de Promocion Social la asistencia nece
saria para la mujor que trabaja,
Los distintos hogares de infancia-o Centros de Educacion Inicial
quefuncionan en Lima y alrededores, ast como en provincias, provig
nen de oste organismo.

CENTROS DE EDUCATION INICIAL:
Tienen cuidado diurno y han sZido creados para tender a los nf
nos -ffsica y mentalmente sanos- de sets moses a seis anos, los
que -segon cuaderno informditiuv de.JAN- por razones de trabajo
de sus madres "quedan abandonados gffsica y moralmente"o De esta
manera, se informa sobre la actividad de estos centros:

LINA NETROPOLITANA:
- Centro de Educacion Inicial de cuidado ddurno Villa El Salvador N-1
- Centro Familiar Villa El Salvador NI 2
- Centro de educacitn inicial de cuidado dinano de RAnas
- Cedtro de Educacion de cuidado diurno d.e ancno ,n
- Centro familiar de Colliqueo
- ogar transitorto de Vird.

EN PROVINCES:
- Centro de educaci6n Inicial de Cuidado Dinuno de Pinna (PJJo Casti
Sla)
- Centro de educaci` n iniciat-de duidado diurno de Lambayeque,
- Centro de educaci6n inicial de cuidado dinano del Cuzco,
- Centro familiar de Huaraze "

PERSONAL DE UNIDAD N9 1 DE VILLA EL SALVAIDOR
A modo de information se desglosa el personal administration
que funciona en los dos centros de Villa El Salvador para ejer
plificar proporcionalmente la importancia de estos centros, asf
como las digficultades que significan,-hasta ahora, poner on fun
cionamiento a los mismos:
CANTIDAD DE NITOS : 274
POR EDADES: 78 ninos. de 1 a7no a 2 anos y 21 meses
196 ninos de 3 afos a 5 anose
PERSONAL DE DIRECTION: Un rectosos
Un Admihistrador
Ura 'Secretaria,







PERSONAL DOCENTE: ,
Pro fesores:
1 professor para 78 ninos
3 profesores para 196 ntfos .-
Personal auxiliary:
Una p rsona cada cinco ninos: de"l a 3 Iaos
Una persona cada 35 ainos : de 3 a 5 anos
Personal Especializado
1 Pediatra, una Vez por semanao
1 enfermera, una uez por semana.
Dentista, una vez por semana.
Aststencia social de la comunidad.
Personal para seruvcios:
6 cocineras
3 conserjes
2 lauanderas
1 guardian
1 responsible de cuna e

* Cuenta, ademds con el apoyo de la post medicat-de la zona,
Local Z: .
Un espacio construCdo con :
7 aulas
1 ambient para cunas ... ... ...
1 ambient para lactantes:'
1 sala de profesores
2 ambientes multimotivacionales'

UNIDAD FAMILIAR N- 2 de VILLA EL SALVADOR
CANTIDAD DE NINOS: 280
POR EDADES: 70 ainos de un ano a dos ahos y 11 mess
210 niros de tres a cinco anos
PERSONAL DE DIRECTION:
Un Director
Un Administrator
Un Secretario
PERSONAL DOCENTE:
Profesores
uno para 70 nitos
dos para 210
Personal -huxiliar: Uno cada diez'.para niRos de 1 aho a 2 ahos y
I 11 mess.
SUno cada 35 nifios de tresa cinco aKos,
Personal especializado: Igual' al anterior.






El local, 'cuenta con 10.000 metros cuadrados de construcci6n,
con siete aulas, una habitaci6n cuna, una para ldctantes, una
sala de profesores, y tres aulas mottvacionales.'

Ademas do los centers dependletes de la JAN, existen centros
de EducacL n Inicial dependientes. de la mayor(a de loos liniste-
rios, ya funcionando o en ejecuci6n, para los hijos de los emr-
pleados en los ministerlos.
Por otra part, se cuentan adenas los centros de educaci6n
pre-escolar que existen anexados a Las escuelas primarias,, y
que se imparte ensefanzam a ninos mayors de cinco arios, solu-
cionando en part, La situaci6n de los padres deo ni os de esta
edad, cuand6 ambos trabajan,

UNA EXPERIENCiA INTERESANTE. HOGdRES iiUTOGESTIONkiRIOS
-- ,i ~~- ; ,, L _
Es la iniciativa de. un grupo de padres de medianos ingresos,
que no aceptando de buen grado que sus:hijos sean educados por
"la abuela", "la muchacha" 'y ante la fal.tq de centros asisten-
ciales de estas carafterfsticas, decidieron reunirse para solu
cionar, on part, su probl.emao Los miembros de un grupo de pa-
'rejas so reunieron, alquilaron un local, ,as( como emplearon per
sonl. especializado a los efectos de responsabilidar del cuj
'dado de los'ninos mientras ellos no se encuentran en la casa*
Sa un grupo'de professionals. Los gasto.s fon compartidos igual
mente, por todos, en proporcin6 al ttiempo.que cohabitan los ni
los, as( como si les administra o no almuerzo y demds comidas.
Hasta ahora, segdn los padres, los resultados son excelentes,
sobre todo por el personal id6neo.contratado. Naturalm ente, sus
ingresos le permiten una erogaci6n de este tipo, qu: puede lle
gar, de los dos mil a los dos'mil quiniontos soles mensuales.
Esta soluci6n, puede estdr al alcance naturalmente, de sec-
tores medios, y sin duda super as .tradioionales "soluctones"
d dojar a los niRos al cuidado de diversas personas, que no.
siempre pueden aportar o. necesario para un crecimiento sano,
moral y psiqufcanmenteo

CONCLUSIONS
La basqueda de metodos originales'por parte de los sectors
medios, mas la carga casi general que suele tener lamujer tra
bajadora de los sectors de menos ingresos ouando sale a realism
zar areas fuera del hogar, indlcaun claramente, la ,arencia
de services suficientes para abastecer la demand de estos cen
tros por las numerosas mujeres que se han lanzado a trabajos.







Esta situaci6n, mas el incumplimiento casi absolute de los
centres fabriles y comerciqles del cupo de centros infantiles
que d(Oben disponer en el ambient, de trabajo cuando asisten mu
jeres, hace, 16gica, por lo menos hasta ahora, la antinatural.
decision de la mujer de adoptar el trabajo fuera del hogar, co
mo una OPCIONo En la mayor part de los casos, sipuede, lo de
ju,
Hasta tanto no se entienda a la fuerza femenina como funda-
mental y decisive en todos -Zos 6rdenes para el desarrollo pro
ductivo, y por consiguiente, la sociedad, a traces de sus ins
tituciones asuma.la responsabilidad parcial de los hijos de
las trabajadoras, la incorporac.i6n de la mujer a la producci6n
soer una tremenda.carga para ella como sor human. Y los destos
no pasaran a ser mas que merqs declaraciones.
No so pretend a travus de este trabajo, desestimar las ta-
reas hogarenas, pero- s es necesqrio qu e4uede claro que hasta
hoy la mujer las cumple por obligaci5n..y no por decisiohnsen
la mayor part de los casos, Lo que sf so pretend es la DIGNI
FICACION de cualquier tarea que cumpla la mujer, ast como en
el caso del hombre Y que cada hombre, en ultima instancia pien
se, lo que hubiera sido de grandes cientCficos, profesionales,
obreros especializados, o responsables trabajadores, si.ademas
de su area especffica hubieran debido -o debieran- por as"
decirlo, lauar los panales de sus hijos todQs los dfas, o-_reg
lizar las cast invisibles, pero decisivas areas del hogcro
Que cada uno to piense, y so dcir cuenta, que detras de *c
da mujer, puede star escondida una habilidad; una genialidad,
una vocacton, que es precise desarrollar, si realmente nos pre
ciamos igual como series humanbs,o Dejar de verlo, es despcrdt-
ciar La potencialidad creadora de la mitad de la pobalcio"n
mundial, de la mitad de Pa poblaci6n de Peruor Es oqminar a me-
dia march, cuando el tiempo y Ia historic, nos demuestra lo
deeisivo que result auanzar ractonalmenteo

** ** ** ** ** ** ** g* ** ** y* y *. ** **




+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
CUALQUIER PROLETIRIO PPOR AiS POBRE QUE SEA
CUANDO LLEGA A SU CASA ENCUENTRA ALGUIEN
M- S POBRE CUE EL : SU NUJER







LIBERACION
DE LA
iMUJER Y
EL ROL
MATERNO

Maria E. Guis&n.




La relaci6n tan estrecha entire "liberaci6n femenina" y
"rol materno", hace que todos los planteamientos "pro-libe-
raci6n" de la mujer que desestimen esta important conexi6n
nazcan abocados a la inoperancia.
Por lo demos, y como espero demostrar, la especial con
figuraci6n del "rol" materno, es un lastre important que
nos ha tocado soportar a todas las mujeres indistintamente,
padres o no madres, por cuanto la socializaci6n de la hem-
bra humana estA determinada de acuerdo con las pautas que
mejor concuerdan con las expectativas que con relaci6n a la
edad adulta femenina, mantiene una determinada sociedad.

LA FALSA "PSICOLOGIA" FEiiE;III.A

Efectivamente, y como es del dominion comri, desde el
inicio de los juegos infantiles, del modo mas cncubierto e
"inocente", la mujer es forzada dentro..del molde de "peque-
na mama~'. Los enseres de cocina, a pequera.escala, o los.
electrodomesticos en version infantil, asi como los preco-
ce.s juegos de tocador, alhajas, etc., moldean la material
virgen de la psique femenina infantil de acuerdo con el mo-
delo a seguir en la vida adulta.
Se cultiva en las ninfas el desarrollo de. un espiritu
particularizado, pormenorizado y concretizado; se les ins-
truye en la paciencia del bordado, la vainica, el zurcido,
etcetera. Desde una edad muy' temprana se les estimula, e
incluso se les obliga a colaborar en las tareas dormesticas,
y a cuidar.de los "detalles", que luego darn luger a esa
image estereotipada que los falsos psic6logos construyen
de la psicologia femenina: detallista,'concreta, con-.esca-
sa capacidad de abstracci6n, muy dada a la fantasia, muy in
tuitiva, muy sentimental, etc. Sin olvidar, el todavia mas
absurdo estereotipo de la mujer como ser "naturalmente abne
gado", tan frecuente entire educadores religiosos, y que es,
manifiestamente, una consciente o inconsciente racionaliza-
ci6n de.los deseos del macho'humano, de que la mujer S3A,
abnegada, sacrificada, etcetera.
El cliche mitico de la mujer como ser "naturalmente
abnegado" es, desde lucgo, una de las armas m&s habilmente


- 9-










construidas para lograr la conformidad voluntaria de la mu-
jer con el "rol materno" y los deberes a I6 inherentes. P6or
otra part la sociedad se cuida much de incapacitar a la
mujer para toda possible acci6n social, political, cultural,
etc., de relieve. A falta de mejor cosa que aportar, la mu
jer se convierte, voluntariamente,1 en la mujer colaboraci6n
en la mitificaci6n de su propio. rl y la propagaci6n de su
"abnegaci6n natural", su sensibilidad, su ternura, su intuit
ci6n, etc. Dicho de otro modo, la mujer asimila su propia
imagen ficticia, imagen que le es creada por la sociedad e
impuesta como una mAscara que oculta su verdadero rostro,
como remedio contra su "desvalidez" e "invalidez" social.
Convertida por la propia sociedad en un ser invalido, des-
valido y "disvalioso", se afana la mujer en la perpetuaci6n
del cliche mitico con que, a los ojos de la misma sociedad
que ;a invalida, adquiere algin valor.

DEPENDENCIA ECONOMIC Y MOVILIDAD SOCIAL


La total dependencia econ6mica, hasta hace muy pocos
lustros, le hacia pasar de la patria potestad a la "mari-
tal potestad". La dependencia econ6mica parcial en el mo-
mento present, hace que, correlativas y paralelas frente
a las nuevas formas de "agresividad" social femenina, por
abrirse caminos y adquirir "status", perduren las viejas
formas de docilidad y aquiesciencia entire el padre var6n,
o el var6n marido.
En todos y cada uno de los casos, antes y ahora, el
"rol materno", guardaba y sigue guardando una relaci6n bi-
univoca con la dependencia econ6mica y la consecuente depen
dencia.psicol6gico-moral.
Ocurre que en las sociedades de classes mAs o monos ..a
biertas el ciydadano (var6n) tibneila oportunidad de ja "a-
gresividad" y la lucha, como medios para la superaci6n de
"status", mientras que a la mujer se le ofrece un camino ro
lativamente mas simple: el emparejaniento con alguien que
est en, o camino de, la cumbre de la pirAmide social.
Es decir, el hombre adquiere 'status" mediante su pro-
pia promoci6n social, su carrera professional, o sus ingre-
sos econ6micos, mientras que la mujer lo adquiere por "via










consorte" (1)(incluso la presidencia de la naci6n puede ser
heredada por esta via, como ha ocurrido recientemente, el
caso llamativo de la viuda del General Per6n.
En otras palabras, la sociedad deseosa de rolegarycn
finar a la mujer a SU hogar y al cuidado de sus-hijos, ha
dispuesto habilmente de un sistema de premios y castigos so
ciales, que hacen que la "buena mama" y la "buena esposa",
puedan vivir felices, brillando en las mAs altas esferas so
ciales, s6lo con ia dulzura de su mirada, la ternura de su
voz y el cuidado de su casa. Para la hembra luchadora y' de
seosa de emancipaci6n la sociedad ha contado,comorncontrapa'
tida, con los castigos y reprimendas mas refinados: la ri-
dicularizaci6n, la solteroneria, la soledad, Pocos quieren
casarse con 'damas independientes que saben por d6nde pisan
y los que lo hacen suelen sentirse molestos y contrariados,
en una sociedad en la que el 99 por 100 de los ciudadanos
disfrutan de una esposa-gheisa, que se conform con la paga
mensual y algunos inocentes caprichos.
A lo cual habria que afadir que aquellas mujeres que
han sido lo suficientemente afortunadas como para acceder a
studios superiores o poseer una profesi6n auto-gratificaide
ra, suelen ser las victims de los traumas mas agudos, cuan
do el ejercicio de lo que la socie'ad ha designado como rol
materno, les impone la "abnegaci6n y sacrificios naturales"
que destrozan su vida professional o las apartan de toda po-
sible vinculaci6n active al quehacer pdblico y social.
Como afirma Castilla del Pino. (2), de nada sirve que
la sociedad permita a las mujeres acceder a studios supe-
riores si despues se encarga de llenarlas de debores inhe-
rentes al "rol materno" que les imposibilita para el ejer-
cicio de los conocimientos y capacidades que han adquirido
y desarrollado.

(1) Un studio llevado a cabo por Hollingshead entire 100OO
matrimonios en New Haven (USA) demostr6 que aunque lo
mas frecuente era que ambos conyuges proviniesen d.
una clase social semejante, sin embargo, cuando se
traspasaban las lines que demarcaban la clase social,
lo'mas corriente era que la mujor "ascendiese" y el va
r6n "descendiose" (H.M. Hodges, Jr., La Estratificaci6i
Social. Las Clases dn Am6rica, Ed. Tecnos, Madrid,1974
p6gg. 143, trad. de M. Esperanza Guisan).
(2) La Alienaci6n de la mujer, Cuadernos Ciencia Nueva,pig.
34.









UNA QUESTION DE PRINCIPIOS
El replanteamiento del "rol materno", por tanto,es una
cuesti6n urgent. No'se trata tan s6lo de soslayar la situa
ci6n, como se viene soslayando,a base de remedies individual
les mAs o menos id6neos. Es necesario, por el contrario,
que,a nivel de educaci6n y socializaci6n, especialmente, se
consider el replanteamiento de los roles paternoymaterno.
No basta con reducir el indice de natalidad, o de poseer mu
chas y bien instaladas guarderias o jardines de infancia, o
de contar con abuelas (gencralmente maternas) dispuestas a
realizar la sustituci6n n el ejercicio del "rol", a fin de
que la joven mama pueda proseguir sus studios o su carrera
pro2esinal. Se trata, por decirlo un poco ampulosamente,
de una QUESTION DE PRINCIPIOS.
Y es cuesti6n de principios determinar que cuando un ni
Ho nace la responsabilidad de su ci.idado es cosa de DOSaomo
cosa de DOS ha sido el que haya sido engendrado. Es cues-
ti6n de principios sehalar como INTMORAL e injusta la postu-
ra actual de los varones casados con mujeres queo dsmanDTamn
actividades profesionales de inhibici6n respect a los cui-
dados del beb6, produciendo asi como resultado que la cues-
ti6n del cuidado director del nino hayade ser solucionadapor
"via materna", -.ahn cuando la madr6 tenga que compaginarsu
vida professional y su "rol materno", con toda la series de
incomodidades, traumas y.sentimiontop de frustraci6n que le
producira, sin duda, ol llevar a cabo de mddo incomplete e
imperfecto dos actividades que reclamaran, a la vez, todo
su tiempo.
No es suficiente, pues, como se empieza a insistir por
part de algunas fminas en process de liberaci6n, que el
esposo "ayude", que ponga la mesa, o friegue, cspor5dicamen
te, los plates, lo cual ya es much decir dada la especial
y nociva socializaci6n del "macho- iberico". El verdaadero
meollo de la cuesti6n radica en un replanteamiento nuevo y
total de los roles paterno y materno.
Por lo dem6s, lo ir6nico y parad6jico del caso es que
mientras que el hijo reci6n nacido correspondd" a la madro
en lo que a cuidados y atenciones personales se refiere, la
sociedad marcadamente machista impone alrecien nacido, sin
embargo, cl "sello" de la casa paterna. Es decir, llevamos
el apellido paterno en primer lugar y el apollido materno
no es apcllido de "rmadre" sino de PADPRE materno. Con rela-
ci6n a Espaia nos apellidamos de acuerdo con el "pater fani
lias" del clan paterno y l' clan materno, de modo qie las
abuelas que parieron a nuestro padre y a nuestra madre que


--2.' ,








dan, injustamente, desvinculadas de nosotros. Fuera de Es-
papa el espectaculo es tddavia mais desolador, ya que Mary
Smith casada con John Jones, se convierte en Mary Jones, de
modo que no s61o sus hijos, sino ella misma tambi6n pasan a
ser pertenencia del clan del marido.

LAS CAPACIDADES NATURALES DE LA MUJER

For otra part, la relegaci6n de la mujer al rol mater
no ha dado lugar a un irracional despilfarro de las habili-
dades y capacidades NATURALES dd la mujer. Plat6n, con cla
rividencia y estilo progresista, pese a la imagen de "reac-
cionario" que generalmente se nos office de 61, nos brihda
en LA REPUBLICA una interesante argumentaci6n a favor de la
integraci6n de la mujer en el desempeao de los roles socia-
les de incumbencia,incluidos el de guerrero y fil6sofo. Al
igual que una perra acompafa al perro macho en las tareas de
la caza o de la custodia de animals, y no queda exonta de
estos"roles sociales", por el hecho de ser la encargada do
parir, del mismo modo es il6gico y ridlculo que el hecho de
parir en la mujer tenga unas-repercusiones socials quo en
modo alguno vienen determinadas por las funciones fisiol6gi
cas o biolbgi cas inherentes a la maternidad (3). Para Pla-
t6n, aunque un poco poor (!) que el hombre, la mujer puede
llevar a cabo today exactamente las misnas actividades que
el var6n yno existe ninguna actividad para la que est6 pre
dcterminada en raz6n de su sexo (4).
La cultural occidental,sin embargo, que ha "idealizado"
y "platonificado" a Plat6n, descuidando aquellos aspects
mAs positives y realistas de su aportaci6n, ha silenciado
esta denuncia que Plat6n hace de la cultural anti-feminista.
Como nos urge Plat6n, es preciso que la mujer reciba una e-
ducaci6n exactamente igual a la del var6n, pues s6lo el que
es educado igualmente puede llegar a ser igual (5).
Por otra parte, s6lo liberando a la mujer del cuidado
material y director de los hijos,en las cuestiones de aseo ,
alimentaci6n y vestido, como obligaci6n EXCLUSIVAMENTE suya,
puede la hembra humana disponer del ocio necesario para plan
tears su propia vida, de acuerdo con sus especiales aptitu
des REALES y en cada caso individuals.
Pues en pocos aspects, probablemente habra sido tan
nefasta la socializaci6n de la mujer y su conformaci6n al


(3) La Republica, libro V, 451c-453a.
(4) "A la mujer, 'lo mismo que al hombre, compete por natu-
raleza todos los oficios", Ibid., 454d-456a.
(5) Ibid., 451c-453a.







rol materno, que en lo que suponia una predeterminaci6n de
funciones muy rigidas y estereotipadas'que permitian escasas
dosis de improvisaci6n e innovaci6n, y, sobre todo, que da-:
ban muy poco o ningun margen al desarrollo delas caracteris-
ticas particulares de cada una de las diversas hembras huma-
nas.
Si la soluci6n plat6nica de prescindir de 16s hijos y
de la familiar (6) nos parece demasiado drastica.,existen m6l-
titud de models adn no estrenados que de forma much mas
acorde con los gustos y, deseos de los amantes y no-amantes
de la vida familiar por igual, pueden procurar una soluci6n
adecuada. Nada impide, en principio, una re-estructuraci6n
de la organizaci6n laboral, de modo que una mayor -lexibili
dad en los horarios, o unas jornadas de trabajo mAs cortas,
permitan que LOS DOS c6nyuges simultaneen las.tareas propias
del "rol" de cuidador de la casa ("domuscultor") y cuidador
de los nihos ("puericultor"), con las tareas propias de una
actividad laboral, social o political.
Los condicionamientos biol6gicos de la mujer incluyen
inicamente: la menstruaci6n o period, y, en el caso de la
maternidad,. la gestaci6n y el. alumbramiento del hij.o. Cuian
-do el hijo nace, sin embargo, y al margen de la'posibilidad
de que la mujer pueda elegir o rechazar, por algo es una
hembra HUMANA, alimentar con su propia leche a la criatura
no existed ningun "deber" especial que la naturaleza le im-
ponga respect al cuidado de los hijos. E-s mas bien una so
ciedad hAbilmente organizada, la que se ha afanado en reves
tir de "naturalidad" o presentar como "consecuencias natural
les" una series de deberes y "abnegaciones" que tienen como
Anica finalidad eximir al PADRE de la responsabilidad direc
ta respect al cuidado personal de los hijos.

NECESIDAD DE UN REPLANTEAMIENTO ElS LA DISTRIBUTION DE
LOS ROLES

Los cambios en el "rol materno", por tanto, son de in-
eludible necesidad, ya que este configura el future y el pre
senate de toda mujer. La poco equitativa distribuci6n de
los deberes inherentes a roles de padrer" y "madre", tal
como en el present se lleva a cabo, convierte a la mujer
en una mera ficha que insertar en un gran casillero, a la
par que restringe las posibilidades de desarrollo.en su ado
lescencia y madurez, ccndenandola al ostracismo y la repul-
sa en el caso de permanecer en.la solteria, ya que, con ha-
bilidad maquiavl6ica, la cultural occidental ha creadoese
horrible apelativo de "pequefa senora" (",seorita", "made-
moiselle", "fraulein", etc6tera) para relcgar a la infancia

(6) Ibid., 459a-460d.







y al descredito a toda pobre mujer que no venga avalada y
respaldada por el apellido de un marido.
En suma, la peculiar concepci6n del "rol materno", ha
supuesto una educaci6n peculiarmente "emenina", a la que
han sido, y todavia son, sometidas las j6venes eminas. Al
igual que los pies de las muchachitas chinas eran tradicio-
nalmente vendados para evitar su crecimiento, asi de la mis
ma manera, el cerebroyla sensibilidad de la mujer han sido
convenientemente "vendados" hist6ricamente, en el atentado
socializador mas brutal, a Pin de eliminar su capacidad abs
tractiva y discursiva, y con objeto, a la vez, de limitar
su sensibilidad a la sensibleria mas ramplona y rudimenta -
ria. Se ha hecho de la mujer, en cuanto que capacitada para
la ejecuci6n adecuada del rol materno, una hembra tierna pa
ra sus propios hijos e ignorantes de los hijos de los extra
los, ajena a los problems y conflicts que se plantean en
la sociedad. El capitalism, muy especialmente, ha configu
rado el rol materno,como defense delapropiedad individual,
el derecho a la herencia, etqctera. La supuesta abnegaci6n
y sacrificio maternos no son sino la cara atractiva de un
egoismo feroz derrochado en la defense de 'los "suyos" y lo
suyo en general. Como dice J.S. Mill, a otro respect seme
jante, empleando la expresi6n francesa, estamos frente a in
EGOISME A DEUX, o A TROIS (7), pero un egoismo,cicrtamente,
que la mujer ha ejercitado irresponsablemente en la defense
de su mundo pequeio y familiar que incluia el triunfo. y cre
cimiento en "status" de sus hijos y su marido.
Sobre toda mujer, casada o soltera, madre o no madre,
se ha dejado sentir esta especial configuraci6n del rol ma-
terno y sus consecuencias en tantos sentidos lamentables.
Todas hemos "lloracd ", metaf6ricamente hablando, cuando -en
la pubertad hemos visto sofocadas nuestras. ansias legitimas
de auto-afirmaci6n e independencia, y hemos sido sojmetiidas
a las torturas psicol6gicas mas dolo prohibia ser PERSONAS para convertirnos en "mujeres". To-
das, en algin grado, hemos tenido nuestros brotes de inde-
pendencia, y en alg-n sentido,nos hemos cortado como Maggie
Tulliver (8) los ridiculos bucles, para presentar un rostro
fiero y masculineo" que asustaba a nuestras abuelitas y res
tantes honorables fminas, aunque despues "arrepentidas" en


(7) J.S. Mill, Nature, en John Stuart Mill,'Cdllected Warks,
Vol. X, pig. 394 (Routledge and Kegan Paul, Toronto ,
1969).
(8) La protagonista de El Molino del Floss (The Mill in the
Floss), de la escritora inglesa del S. XIX Mary Ann
Evans, mas conocida bajo su seud6nimo masculine de
George 'Eliot.




trAsemos en "razones" y aceptasemos nuestra gloriosa-doloro
sa "feminidad". Todas en alguna media, como Maggie tambriwn,
hemos visto como el hermano var6n, o los parientes y amigos
varones, aparte de correr a su antojo y vivir la vida con
much mas libertad en todos los tcrrenos, reciblan una pre-,
paraci6n especial, o incluso se les costeaba, adn con muchos
esfuerzos,.una "carrera". Ellos tenian que correr; nosotras
que asaltarles con nuestra sonrisa en su camino hacia el
triunfo y compartir las ganancias.
Las'vejaciones que por esta peculiar distribuci6n de
obligaciones y derechos inherentes al rol "paterno" y al
"rol materno", ha venido sufriendo y TODAVIA sure la mujer
son innumerables. La incapacitaci6n para desempeiarroles
sociales y profesionales de relevancia la subordina economic
camente al var6n, dAndose asi lugar a la prostituci6n of2
cial como "modus vivendi" y a esa otra prostituci6n no menos
dolorosa, aunque "legalizada", como lo es la constituida por
los llamados "matrimonios de conveniencia", en los que la
mujer ofrece en el altar de Plut6n, el dios del dinero, su
"doncellez", si es que la tiene,.y en todo caso su juventud
y sus encantos, al hombre, joven o viejo, atractivo o repul
sivo, amable o.sAdico, que posea 'dinero, "status", distin-
ci6n y "porvenir".
Puede lograr muchas cosas la mujer por VIA IRRACIONAL.
De hecho, la supuesta "irraciorabilidad" de la mujer:no es
como se ha venido pretendiendo, un condicionamiento biol6gi
co, sino una imposici6n social. Discutiendo y argumentan-
do la mujer no puede conseguir lo que consigue por estos mis
mos medios el ser human var6n. S61o por la via infantil:
lloros, enfados, rabietas, mimos, zalamerias, etc., consigue
desarmar al ar6n y "vencorle".
Todo le es dado a la mujer, con tal que acceda gustosa-
mente a ser nina sempiternamente, dejAndose defender y dej6n.
dose llevar. Es por este motivo-por lo que la discrimina-
ci6n del sexo femenino es la mas sutil, hip6crita: y encu-
bierta de las discriminaciones. .Calquier mujer puede op-
tar a ser adornada con flores y .con alhajas. Lo unico que
no le es dado a la mujer es der ELLA MISMA. Lo -nico ,que .
le es negado es.Ser un FIN en si misma, y no un simple ME-
DIO, con vistas a la procreaci6n, al cuidado de la casa o
la satisfacci6n de las n.c-sidades asnxuales del marido.

Por eso todas las mujeres que, perdido el "miedo de la






libertad" (9), han comenzado el penoso,,aunque maximamente
gratificador process de autodesarrollarse, estan tropezandq
y habran de tropezar, con obstAculos provinentes no s61o de
la sociedad machista "rcaccionaria", sino del todavia eleva'
do porcentaje de f6minas, que con inconsciente alegria von-
den diariamente 'el "alma al diablo" (el var6n dominant) y
a cambio de flores, y joyas, o palabras de elogio simplemen
te, 'por parte de la sociedad, ejecutan con conformidad los
deberes impuestos, siendo siervas en el hogar y taquimecan6
grafas ai el mundo de los negocios.
De ahi lo dificil y arduo de la tarea liberadora de la
mujer. Y es que los pueblos ignorantes ignoran su propia
ignorancia, y los mas vejados y alienados no son conscien-
tes de la vejaci6n y alienaci6n de que son objeto. S61o
cuando las mujeres que ejecutan el rol materno con confor-
midad, comprenden todo aquello de que han sido priyadas, co
menzara, lentamente, el process de liberaci6n.


(9) El miedo a la libertad (The Fear of Freedom), la cono
cida obra de E. Fromm, expone las causes :.psicol6gicas
del sadismo y el masoquismo, asi como de los movimien-
tos fascists, que servirfan igualmente para ser apli-
cadas para explicar la actitud de dominio por part
del var6n y de sumisi6n por parte de la mujer ( Trad.
espaiola en Paidos, Buenos Aires, 1971).


f7-












EL ABORTO EN EL MUNDO


En todo el mundo se hacen por lo menos 30 millones de
abortos, ya sean legales o ilegales, cada afio

DATOS SOBRE ABORTOS ILICITOS

Canada: El ndmero de abortos ilicitos alcanza annual -
mente a los cien,mil.

Estados Unidos: Se realizan por lo menos un mill6n ca-
da ano.

Colombia: El aborto provocado que se realize bajo con-
diciones antihigienicas es la casa del n6mero mas al-
to de muertes en mujeres en edad reproductive.

Chile: En los hospitals chilenos el 8 por ciento del
total de pacientes son mujeres que se internal por ha-
berse realizado un aborto en'condiciones antihigi6ni-
cas.

PAISES DONDE EL ABORTO PROVOCADO ES LEGAL
--------------------- t
Bulgaria: Entre 1,962 y 1,964 se realizaron 67 mil a-
bortos legales sin que muriera ninguna mujer.

Checoslovaquia: Entre 1,962 y 1,964 se realizaron 140
mil abortos legales sin que muriera ninguna mujer.

Hungrfa: Entre 1,962 y 1,964 se realizaron 358 mil a-
bortos legales con dos decesos.

Jap6n: Mis de 20 mil t6onicos especialistas ejecutan
un mill6n 500 mil abortos cada afo.

Cuba: Hay access al aborto terapeutico y a m4todos an-
ticonceptivos para toda mujer, como parte del servicio
gratuito de los programs de salud p blica.

PERU
EL UNICO METODO ANTICONCEPTIVO
Una investigaci6n de la Dra. Victoria del Castillo, pa-
ra sus tesis de Bachiller en Derecho, sepala que el ini-
co m6todo anticonceptivo de las mayorfas populares en
el Peru, es el aborto. Los riesgos que implica un abor-
'to clandestine significa un elevadisimo porcentaje de
abortos practicados empfricamente y sin asepsia.
Por encima de las sanciones impuestas por el C6digo Ci-
vil, el C6digo Sanitario y el C6digo de Etica, en tre-
ce afos y en cinco hospitals de Lima los casos de abor-
to superan a los 88 mil. A partir de 1,960 la cifra ha
ido en aumento.
Aquf algunas cifras:


- Z3 -











H. Marcona (1962/66)
H. Bel6n (1964/66)
H.del Emplea-
do (1960/65):
Maternidad (1960/69
Rfmac (1969/72)


Partos:- 2,212 Abortos: 152
Partos: 6,974 Abortos: 968

Partos: 48,369 Abortos: 3,037
Partos:291,024 Abortos:49,934
Partos: 6,647 Abortos: 1,053


BEFUNCIONES MATERNAS'POR COMPLICACIONES
DEL EMBARAZO, PARTO Y PUERPERIO.-1,970


Nidmero Por ciento de
total de Defun
ciones Maternc
1, 050-- 100.70- -


Tasa por 10
mil nacidos
vivos
22,"o5-


Hemorragias del emba-
razo y del parto

Infecciones despu4s
del parto

Otros
Abortos y los espe-
cificados.

Crisis t6xicas duran-
te y despu4s del em-
barazo

Otras complicaciones
del embarazo


257

96


78


57

542


24.95

9.32


7.57


5.53

52.62


5.50

2.05


1.67


1.22

11.60


Si se excluyen las otras complicaoiones del embarazo, del
parto y del puerperio, las hemorragias del embarazo'y del
parto son las primeras causes de muerte materna y repre-
sentan por si solas el 25 % del total de defunciones ma-
ternas. El aborto registrado como causa de muerte contri-
buye a mas del 7 % del total de muertes maternas. Es pre-
sumible que la cifra real de muertes registradas por abor
to sea de mayor magnitude, y que el aborto como causa de -
muerte este disfrazado entire hemorragias y otras compli-
caciones del bmbarazo.

(Datos tomados del "Diagn6stico de la Situaci6n Social y
Econ6mica de la Mujer Peruana". Estudios de Poblaci6n y
Desarrollo, Lima 1,975.)


:: :::::::.... ....... ..................::


I


I` c-- -- ------


TOTAL









NO QUEREMOS FLORES

S QUEREMOS DERECHOS!



::MADRE SACRIFICADA" "MADRE SUFRIDA" "MADRE ABNEGADA"

Tres maneras de enmascarar una opresi6n.
Rechazamos la idea de que "es normal sufrir".
QUe la abnegaci6n y el sacrificio son"virtudes".
La Maternidad debe ser un derecho libremente queri-
do,-libremente .elegido. La Maternidad debe ser un
asunto de TODA la sociedad.No sdlo de la madre.
PUEDE una mujer con muchos hijos que no tiene don-
*de dejarlos, incorporarse al trabajo?

PEDIMOS

SDerecho legal de la mujer casada al trabajo y a
ejercer libremente su profesidn sin intervenci6n,
del marido.

SRed de Guarderfas y cunas maternales en los cen
tros de trabajo, fabricas, cooperatives, empre-
sas de Propiedad Social, distritos, Pueblos J6-
venes.

Comedores populares, Lavanderfas y Guarderias ba-
jo el sistema de'Propiedad Social.
it Seguro Social para el ama de casa: casada, convi-
viente o madre soltera.

....., Igualdad de derechos para las convivientes.

I-..Erradicaci6n de los terminos "madre soltera" e "hi-
jo ilegftimo" en la legislaci6n vigente.
S+-Planificaci6n Familiar en los hospitales (informa-
cicn y servicios) para las mujeres que Io deseen.
-.. Es.un derecho de salud y al control aut6nomo de
nuestro cuerpo.

IDemocratizaciOn de los servicios de salud. Atenci6n
media a todos los nifios por igual. Medicinas gra-
tuitas.

SCreaci6n del sistema de Enfermedades Profesionales
de la Maternidad (desgaste nervioso,agotamiento,
etc. )

+ Ampli'aci6n del perfodo de descanso Post Parto para
las madres trabajadoras.









SMayor ndm'ero de Maternidades con atenci6n m6dica
adecuada.

SCreaci6n en los Complejos Agro Industriales, SAIS,
Hoteles de Turistas, etc..de secciones dedicadas a
"Sanatorios de Recuperaci6n" gratuitos para madres
agotadas.

SServicio de asistencia y cuidado de los niios en
casos de ausencia temporal o definitive de la ma-
dre.

SDispositivos legales que sancionen de manera efec-
tiva los atentados fisicos y morales del hombre -
hacia la mujer.

SRevisi6n y cambio de la forma y contenido del C6-
digo Civil: respect a los articulados de la situa-
ci6n de la mujer en el matrimonio, patria potestad.

SCreaci6n de nuevos artlculos que prevean y establez-
can con obligatoreidad los dereohos y deberes del
hombre y la mujer, para una relaci6n de responsabi-
lidad compartida con igualdad, frente a los queha-
ceres del hogar.

SReforma del sistema de tutelaje y/o adopci6n de -
menores para' facilitar el access a ellos, supervi-
sando el bienestar integral de aquellos niflos pe-
ri6dicamente.

.'CuO: i'AiRA LA D.E;i:.i!L,',j:: "i L -' Lr. : P RIUAITA









L A


En la maternidad la mujer realize integralmente su des
tino fisiol6gico. Esa es su vocaci6n "natural', puesto que
todo su organism se halla orientado hacia la perpetuaci6n
de la espccie. Pero ya se ha dicho que la sociedad humana
no se-encuentra abandonada nunca a la naturaleza. Y desde
hace un siglo, en particular, la funci6n reproductora no es
dirigida por el s6lo azar biol6gico, sino que es regida por
las voluntadas. Algunos passes han adoptado oficialmente
m6todos precisos de control de la natalidad, el cual se rea
liza de modo clandest.no en los passes sometidos a la in-
fluencia del catolicismo. 0 bien el hombre practice ol doi
to interrupto, o bien la mujer expulsa los espermatozoides
,de su cuerpo despu6s del acto amoroso. Esto. es a menudo
una fuente de conflicts y rencores entire amantesyesposos.
El hombre se irrita por tener que vigilar su placer, y la
mujer detesta el yugo del lavaje. El odia a la esposa a
causa de su vientre demasiado fecundo, y ella teme los g6r-
menes de vida que li6arriesga depositar en ella. Y la cons
tornaci6n es mutua cuando, a pesar de todas las precaucio-
nes, la mujer queda encinta. El caso es frequent; en los
pauses donde los m&todos anticoncepcionales son rudimenta-
rios. Entonces el antithesis adopta una forma particular-
mente grave: el aborto. Igualmente prohibido en los p a-
ses que autorizan el control de la natalidad, tiene alli mu
chas menos oportunidades de proponerse.
Los hombres tienden a considerar el aborto muy a la
ligera; lo miran como si fuese uno de los muchos accidents
a los cuales la malignidad de la naturaleza ha destinado a
la mujer, yno miden los valores que compromete. La mujer
renicga de los valores de la femineidad, que son los valo-
res; en el moment en que la 6tica macho se discute de la
manera mis radical. Todo su universe moral queda sacudido.
En efecto, desde la infancia se repite a la mujer que estA
hecha para engendrar y le cantan el splendor de la mater-
nidad; los inconvenientes de su condici6n -reglas, enferme-
dades, etc.- y el fastidio do las tareas caseras se justi-
fican por el privilegio maravilloso de dar a luz. Y he aqui
que el hombre, para conservar su libertad, para no afrontar
el porvenir con desventajas, y en interns de su oficio, le
pide a la mujer que renuncie a su triunfo de hembra. Es


MADRE


Simone de Beauvoir







indudable que cl control natal permitirA a la mujer asumir
libremente sus maternidades. La fecundidad fcmlninra es de-
cidida en parte por una voluntad deliberada, y en parte por
el azar. En tanto la inseminaci6n artificial no se convior
ta en una prActica corriente, puede suceder que la mujer as
pira a la maternidad sin obtenerla, sea porque no tiene co-
mercio con:hombres, o que su marido es est6ril, o porque es
tA mal constituida. Muchas veces, en cambio, se ve obliga-
da a engendrar contra su voluntad. El embarazo y la mater-
nidad serin vividos de manera muy distinta segun se desen-
vuelvan en la relaci6n, la resignaci6n, la satisfacci6n o
el entusiasmo.
La aceptaci6n o el rechazo de la concepei6n es influi-
da por los mismos factors que cl embarazo en general. En
el transcurso de 6ste, se reviven los sucHos infantiles del
sujeto y sus angustias de adolescent, y el embarazo cs vi-
vido muy diferentemente, segin sean las relaciones de la mu
jer con su madre, con su marido y consigo misma. Cuando la
mujer se convierte en madre,ocupa de alguna manera el lugar
de su propia madre, lo que significa para ella una emancipa
ci6n total. Si lo desea sinceramente, se alcgrara de su em
barazo y querrA llevarlo sola hasta el final. Pero, por el
contrario, si amn es dominada, y consiente en serlo, se en-
tregara en manos de su madre. El reci&n nacido le parecera
entonces un hermano o hermana antes que su propio hijo. Si
quiere liberarse y al mismo.tiempo no se atreve, theme que
el hijo la haga caar bajo ese yugo en vez de salvarla, y en
esa angustia puede provocar un aborto natural.
La mujer que quiere a su marido modelarA a menudo sus
sentimientos de acuerdo con lo que 61 siente, y recibe on-
tonces el embarazo y la maternidad con alegria o mal humor,
segun 61 se sienta orgulleso o fastidiado. A veces, el hi-
jo as deseado con el fin de consolidar una uni6n o un matri
monio, y el afecto que le dA su madre depende del 6xito o
fracaso de sus planes. Si siente hostilidad por su marido,
la situaci6n Os difcrento. Puede ella dedicarse asperamen-
te al niAo, cuya posesi6n niega al padre, o considerar con
odio, por el contrario, al vastago del hombre a quien detes
ta.
La relaci6n de la madre con sus hijos se define en el
seno de la forma global que es su vida, y despu6s de las re
laciones con su marido, su pasado, sus ocupaciones y ella
misma. Es un error tan nefasto cdmo absurdo querer ver en
el hijo una panacea universal.. A esta misma conclusion ll_
ga tambi6n I. Deutsch en su obra "Psychology of Women", y
Cn la cual estudia los fcn6menos de la maternidad a trav6s
de su experiencia do psiquiatra. H. Deutsch otorga un lu-
gar muy alto a dicha funci6n, por medio de la cual estima
que la mujer se realize totalmente, pero a dondici6n de que
haya sido libremente asumida y sinceramente querida. Es








precise que la joven mujer estf.en una situaci6n psicol6gi-
ca,moral y material que le permita.soportar eoa carga, pues
de lo contrario las consecuencias serian desastrosas. Sobre
todo, es criminal aconsejar que se tenga un hijo como reme-
dio de mujeres melanc6licas g neur6ticas, pues eso signifi-
ca la desdicha de la mujer y del hijo. La mujer equilibra-
da, sana y conscientc de sus responsabilidades, es la. Anica
capaz de llegar a ser una "buena madre".
Ya he dicho que la maldici6n que pesa sobre el matrimo
nio es que los individuos se unen muy a menudo en su debili
dad, no en su fuerza,y que cada uno le pide al otro, en vez
de complacerse en darle. Es ese an engaio adn mAs decepcio
nante que pensar ene el hijo traeri una plenitud, una cali-
dad y un valor que no han sabido crearse personalmente. El
hijo s61o aporta felicidad a la mujer capaz de querer design
teresadamente la dicha de otro,a aquella que s6lo busca una
superaci6n de su propia existencia. Claro que el hijo.es
una empresa a la cual es possible destinarse valederamente,
pero no representa en si misma ninguna justificaci6n, y es
precise que sea una empresa querida por si misma, y no por-
que suponga algin hipot6tico beneficio. Stekel dice con to
da justeza: "Los hijos no son los flirt del amor, y no reem
plazan a ningIn objetivo destruido por la vida. No son un
material destinado. a reemplazar el vacio de( nuestra vida,
sino una-responsabilidad y un deber muy pesados. Los hijos
son los fiorones mAs generosos del amor libre. No son ni
el juguete de los padres, ni la realizaci6n de su necesidad
de vivir, ni los sucedAneos de sus ambiciones insatisfechas.
Tener hijos consist en obligarse a'formar series dichosos",
Una obligaci6n semejante no tiene nada de "natural",
pues la.naturaleza no podria citar nunca una elecci6nmoral,
la que implica un compromise. Tener hijos es comprometerse.
Si la madre se liberal enseguida de sa iresponsabilidad, co-
mete una falta contra una existencia htmana, contra una li-
bertad, pero nadie se la puede imponer. Las relaciones de
los padres con los hijos, como las de los esposos, deberian
ser queridas libremente. Y ni siquiera es cierto que el hi
jo sea para la mujer una realizaci6n privilegiada. De una
mujer que."no tiene un hijo" se dice que es coqueta, enamo-
rada, lesbian o ambiciosa, y su vida sexual y las finalida
des y los valores que persigue serian sucedineos dcl hijo.
El que el hijo sea la finalidad supreme de la mujer es una
afirmaci6n que tiene s61o el valor de un slogan publicita-
rio. El segundo prejuicio, implicado inmediatamente por el
primero, es que el hijo encuentra una dicha segura en bra-
zos de la madre. No hay padress desnaturalizadas" porque
el amor maternal no tiene nada de natural, pero, precisa-
mente, por cso, hay malas madres. Y una de las grande ver
dades proclamadas por el psicoanalisis es el peligro que
constituynmnlos padres "normales" para el hijo. Los complex








jos, obsecioncs y neurosis que padecen los adults tienen
sus raices en su pasado familiar; los padres que tienen sus
propios conflicts, querellas y dramas, son la compaHia me-
nos deseable para el ni~o. Profundamente marcados por la
vida del hogar paterno, se encaran con sus propios hijos a
travys de distintos complejos y frustraciones, y esa cadena,
de miseria so perpetuarA indefinidamente. El sadomasoquismo
materno, en particular, crea en la hija un sentimiento de
culpa que se traducira en conductas sadomasoquistas con res
pecto a sus propios hijos, y esto no tiene fin. Hay .una
mala fe extravagant en la conciliaci6n del desprecio que
se dedica a las mujeres y el respeto del, cu,al se rodea alas
madres.
Es una paradoja criminal negar a la mujer toda activi-
dad p~blica, cerrarle las carreras masculinas y proclamar
su incapacidad en toda clase de actividades, al mismo tiem-
po que se le confia la emprcsa m6s grave y delicada que
existed: la formaci6n de un ser human. Hay una gran canti
dad de mujeres a quienes las costumbres y la tradici6n nic-
gan adin la educaci6n, la cultural, responsabilidad y activi-
dadcs que son privilegios de los hombres, y a quienes, sin
embargo, se les confian hijos sin ninguna case de escrdpu-
los, asi como antes se las consolaba con munecas de su info
rioridad respecto a los varoncitos, No les permiten vivir,
pero, en compensaci6n, les permiten jugar con juguetes de
care y hueso. Seria precise que la mujer fu1ise perfecta-
mente dichosa, o una santa, para resistir la tentaci6n de'
abusar de sus derechos.
Tal vez tuviese raz6n Montesquieu cuando decia que era
mejor confiarle a una mujer el gobierno de un Estado que el
de una familiar, porque apenas se le da ocasi6n, la mujer es
tan razonable y eficaz como el hombre. En el pensamiento
abstract y la acci6n concertada la mujer supera facilmente
su sexo,, pero actualmente le es much mAs dificil liberarse
de su pasado de mujer y encontrar un equilibrio efectivo,
nada de lo cual se ve favorecido por su situaci6n. Tambi6n
el hombre es mUcho mAs equilibrado y racional en su trabajo
que en el hogr; alli conduce sus calculos con precision
matematica, pero se vuelve ii6gico, mentiroso y embustero
al lado de la mujer por quien se "deja llevar", asi como
ella se "deja llevar" "por el hijo. Y esa complasencia es
mAs peligrosa a6un, porque la mujer puede defendorse mejor
contra su marido de lo que puede defenderse el nino contra
ella.
Para el bien del niio serial deseable, evidentemente,
que su madre fuese una persona complete y no mutilada, una
mujer que encontrase en su trabajo y en su relaci6n con la
colectividad una realizaci6n de si que no intentaria alcan-
zar tirAnicamento a trav6s de 61, y tambien seria deseable
quo el nifo fuese abandonado a sus padres infinitamente me-









nos que ahora, y que suts studios y distracciones se de-
sarrollasen en la companla doc otros niFos y bajo e: co'..tol
de adultss s6lo' unidos a 61 per lazos impersonailes y p"ri'os.



i



EN EL PERU SE PRODUCE A.-lUALMENTE CERCA DE 530 MIL
AR.TOS. SOLO EL S30;i. C.IEIJTO 'SON ATENDIDOS POR
MEDICOS. EL 70 POR CIENHTO POR EMPIRICAS O "COMA-
DREONAS"


LA TASA DE MORTALIDAD IMATERNA ,ES DE 40 POR DIEZ MIL
NACIDOL VIVOS. ES QUINCE VECES iAS ALTA QUE LA
CORRESPONDIENTE A PAISES DESARROLLADOS.



EN EL PERU EXISTEN ACTUAT.I .TTE 700 MIL PADRES SOL-
TERAS. UN BUEN PORCENTAJE SON EMPLEADAS DOME,3TI-1
CAS Y MUJERES DE PUEDLOS JOVENES.


}---------- *- '- *









'


- -:->-->"*

















Me dices que tu hija se casa y que dejaria de trabajar
como secretaria para ocuparse s6lo de su casa, su fmarido,.
y los futures hijos. Sabia que no estarias de acuerdo con
su decision. iQue dificil es que las hijas 'aprendan conla
experiencia de una cuando no cuieren ver las cosasl. .Te
acuerdas cuando las dos convbrsabamos en nuestro trabajo de
lo bueno que seria dTejar esa area mon6tona del secretaria-..
do y poder tener per fin nuesr:tro hogar?.
Pareciera que casi siemprc -cuando aun no se' ha tenido'
la experiencia- el hacer de ara de casa, madre y esposa 'a
tiempo complete"., es el sueno dorado de today chica. kSio
despues se da uno cuenta de que I o que hay que hacer en la
casa es un minmo tipo de labor rutinaria, tediosa (la ropa
sucia, las ol.as, barrier, etc., d.a tras dia) y sin la re-
compensa de un sueldo que puccla ser c -o.:siderado como propia
Y el mayor problema es esa soledad de star metida en'la ca
sa o hablando tan s6lo con los vendedores, porque con tant-.
trabajo a veces no se puede ni salir. .Y en las noches!...
el marido llega cansado y una no sabe de que hablarle sino
de lo que han hecho los chicos, porque a veces ya el tiempo
no nos alcanza ni para leer el peri6dico.
CuAntas veces de joven, despu6s del primer tihmpo de
matrimonio, me he sentido en la casa como en una prisi6n.
Cierto que es muy hermoso ver crecer a los hijos, pero una
se va dando cuenta de que eso no es todo.en la vida. 6Aca
so lo es todo para un hombre?.
Ojal- tu hija pudiera entender 'sto. Tal veg si le
hablas no s6lo de lo que te acabo de decir, sino de lo que
nos pasa a nosotras cuando los hijos crecen y se-van, como
ella va a hacer ahora.
Fijate, yo tengo 46 aHos, me siento joven, mis tres
hijos se han casado,. mi marido se va a trabajar... y yo...
6qu6 hago en una casa donde ya ni siquiera queda much tra-
bajo dom6stico?.
Pense en volver a trabajar de secretaria, aunque fuese
para no aburrirme, pero por un lado ya ni me acuerdo de la
taqui-mecanografia y por otro lado 6has visto los anuncios
en los peri6dicos?. Para esos annncios nosotras somosya "de


CUANDO
L O S H I J, 0 S
CRE CE N Y
S E V AN


'1










masiado viejas", "demasiado feas"; "demasiado gordas", "de-
masiado canosas", "demasiado ignorantes", "demasiado len-
tas", "demasiado enfermas'.
Si hubiera seguido trabajando los diez a~os mientras
mis hijos eran pequenos, usando de una guarderia apropiada
para que ellos estuviesen bien cuidados unas horas durante
mi ausencia, ahora yo no me encontraria solamente con puer-
tas cerradas.
A veces me siento tan triste que cuando estoy sola en
la casa me pongo a llorar. No s6 si a ti te pasa igual.
Pero, mira, veo lo que ha progresado mi marido en los 25
anos que estamos juntos: no s61o en el sueldo, sino como
persona. Yo me he quedado atras. Incluso si trato de
leer, de entender las noticias QHe pasado anos sin intere-
sarme por nada que no fuesen mis hijos o hacerle a 61 la
casa agradable!...si hasta me parece que no entiendo lo que
leo. Y me siento resentida con 61 por no hab.r compartido
conmigo las cargas del hogar para que asi yo tambi6n pudie-
ra realizarme en otros aspects. Y m6s rabia tengo conmigo
misma, por no haber luchado para que colaborara en las ta-
reas que decia que eran "s61o de imujeres".
Claro que siempre puedo ir a cuidar a mis nietos y que
los chiquitos me gustan y ademas me quieren much. Pero td
sabes, cada uno tiene su manera de criar a los hijos. Ni
con mis hijas ni con mi nuera yo voy a tratar de imponer
mis ideas.' Si me parece que los castigan o que los engrien
much, me trato de quedar icallada. A veces incluso no .al-
tan sus problems con los maridos y cuando estoy present
me siento demas, pienso que deberian star solos, y bueno,
eso es ccierto. Ya vez, puedo ser itil, pero como un ser
independiente de lo que los hijos necesiton. Y lo quo quie
ro es que yo; como yo misma, hacer algo. No en funci6n de
mis hijos o los hijos-de mis hijos solamente.
No s6 si a ti tambien te parece que me quejo demasia-
do, pero es que incluso con mis hijos no s6 de qu6 hablar.
Ellos muchas veces no me dicen que piensan, o lo que pien
san es diferente de c6mo veo yo la vida. Lo que yo hago
les parece mal hecho porque me ven como anticuada. Yono
digo que no puedan tener la raz6n, pero me gustaria conver-
sar con ellos; no s61o estar cuando necesitan que los ayu-
de.
Sin embargo, siquiera yo puedo renegar por no saber
que hacer con mi tiempo, porque 6te imaginas si no tuviese
dinero?, 10 mas probable es que tuviera que criar totalmen-
te a los nietos, mientras su.madre fuese a trabajar. Ocu-
parme various aIos mAs de un trabajo tan fuerte es algo que
a mi edad me parece demasiado.
El tiempo no nos lo podemos sacar de encima, pero has-








ta para los malestares de la vejez, creo que un trabajo in-
teresante podria servir de alivio.
Cuando estoy animosa, trato de vencer mi timidez y pro
ponerme hacer cstas cosas: ponorme a estudiar un curso li-
bre en un Contro Artesanal...despuss, para que no se queda
ra s6,lo on algo para mi misma, ver d6nde pudiera ense ar 1o
aprendido...tal vez en un colegio, en las horas de los "clu
bes", alli donde los chicos aprenden diferentes cosas que
no son los cursos de colegio.
A veces incluso me provoca ir al Hospital del NiAo don
de pienso que podria faltar gente para dar de comer a los
chiquitos, o carlbiarlos, o entretenerlos. Eso me gustaria.
Yo lo podria hacer voluntariamente; me sentiria bien hacien
do algo que fuese realmente necesario.
Veria a mis nietos por ratos, mientras ellos -tambi6n
podrian ir a un Centro de Educaci6n Inicial y recibir ense-
ianza de una maestra prcparada, con lo que se desarrolla-
rian mejor. Pienso que asi podria sentirme con mas gusto
en mi familiar y conocer al mismo tiempo otras personas, o-
tras experiencias. Ser util.
...Si me decidiera a hacerlo...*6No o1 harias tu tam-
bien?...










"EL MAS ALTO PORCENTAJE DE -SUICIDIOS ENTi~
MUJERES OCURRE ENTIRE LAS.EDADES DE 45 Y 55- o


o GLADSTONE,Rose. "Obsolesencia
Planeada: La.Mediana edad" .
EN:
Liberaci6n ahora. Escritos del
Movimiento de Liberaci6n Feme
nina. Editores: D. Babcoz yM.
Belkin. Dell Publishing Co,Inc
Nev York. 1971. Pp.145-149.
Nota: Es sobre el, articulo
arriba citado que nos
hemos pasado para es-
ciibir el present.


7, ;. -


















,CCIO:; PA.E LA LTT3ER-:;I7fDBn fOBn;,:

Debido a que la sociedad desde antiguo ha fijado para
la mujer el rol de sacrificada "ponedora", se siente obli-
gada a retribuirle, uha vez al aio con homenajes, ,loas, ob
sequios, zalemas y monuments, su sujeci6n resignada a la
especie.
Desde que somos pequefas ensayamos~ a ser mamas. Mece
mos entire nuestros brazos una muneca, el juguete simbl6ico
que habra de marcar nuestra condici6n en el future. Nues-
tras madres se encargan de concientizarnos a fondo. A su
vez nosotras habremos de hacerlo con nuestras hijas. "La
mujer se realize como madre",' es la consigna esparcida a
los cuatro vientos desde los pIlpitos, el.hogar, la ofici-
na, los peri6dicos, el libro, el cine, la TV, la escuela,
etc.
Ser madre mediante un contrato legal, implica el prid
legio de gozar de esos "sagrados derechos" instituidos por
la sociedad burguesa: respet6, protecci6n, honorabilidad,
a cambio de tener los hijos que "Dios nos madee, ser bue-
na ama de casa, deberle obediencia al marido y, fundamen-
talmente, pasar por alto sus infidelidades. Pero todo sa-
crificio tiene su premio. Despues del martirio viene la
gloria: flores, besos, frases melosas, discursos prosopo-
peyicos, regalos por sorteos:' una cocina, una lavadora,
una licuadora, un televisor. O quiza, un oportuno cheque
para la heroica multipara de Comas, El Agustino o Villa El
Salvador. A mas esclavitud, mayor glorificaci6n. Hay que
ver con que sadismo nos empe~amos todos en descubrir a la
valiente, a quien su marido le hizo sin tregua diez, quin-
ce, veinte hijos. Para ella seran todos los homenajes,
las fotografias, en primera piana de los diaries, los edi-
toriales y los regalos de las damas caritativas de San Isi
dro.
Ella represent el ejemplo vivo de la "Femenidad",
porque ha pasado a integrar las filas del martirologia al
inmolarse en aras de la especie. Por una sola vez en la
vida cenirA la corona de "Madre del Afio", conquistada con
creces por la incontrolable y ciega fuerza de su vientre
fecundo que ha dado frutos tambien inevitable: series des
nutridos, minados por el hambre, las enfermedades y la


HAC I A LA
L IB E RA C I N
D.E LAS
PADRES


- 4r ~









mi:.eria.. Ella ya no se rebel, espera entire confusa y do-
lorida, el anuncio de un nuevo embarazo que habrA de dejar
la mas debil, mas anemica en su engejecimiento premature
Desde'hace tres a~os nuestro Movimiento viene postu-
lando una posici6n muy clara en torno a la situaci6n de la
mujer como madre. A traves de diversas campaias cultura-
les (mitines, pancartas, volantes, afiches, comunicados,
etc.), hemos denunciado primeramente el sentido comercia-
lizado del llamado "Dia de la Madre", que s61o es una uti-
lizaci6n descarada para una promoci6n de ventas, y al mis-
mo tiempo para encubrir -una opresion. Ie-aros rec.a2z.7a?.do tamn
bien, toda esa mitologia que pretend presenta- como virtu
des, concepts tales como "Madre Sacrificada", "Madre Su--
frida", "Madre Abnegada", y que s61o sirven para seguir
manteniendo a las mujeres en la opresi6n.
Nuestro Movimiento cree que la maternidad debe _ser un_:
erecho _ibremente._ queridol i bremente e legido. Que la ma
termidad debe ser un asunto de toda la sociedad, y no s6lo
de la madre. Porque somos mujeres nos sentimos plenamente
identificadas con la maternidad. Pero con una maternidad
humanizada, donde la mujer se vea como persona y no como
un objeto.
Al._preconizar._una maternidad_ humanizda rec1amam
derecho a decidir cuAndo deseamos tener o no tener hiLjs.
Por eso venimos demandando como un derecho d-: salr.d; __e,
se nos de informaci6ni sobre los dif.r.'Kct:ces mr.. :.-, ;
ceptivos. Hasta hoy el uso de anticonc.:ativos espm.rivi.e-
gio solo de una minoria.
Nuestro Movimiento tambien cree que la maternidad es
una de las formas de realizaci6n humana, al igual que la
paternidad, pero no es unica ni excluyente. La mujer' ante
todo debe reconocerse como ser human, y comrn tal aE;umir
con libertad y con consecuencia la elecci6n de ser madre.
Como deciamos arriba, la maternidad no debe ser un
asunto exclusive de la madre. Esto implica que se vea a
la maternidad como una funci6n social. 6QuA significa es-
to? Que la sociedad debe ayudar a a mujer madre a desem-
penar mejor su tarea. Hay. la neesidad de cr r -una in--
traestructura de apoyo a trav6s de una red de guarderias,
comedores populares, lavanderias, a fin de aliviar la'do-
ble carga que deben asumir las padres que trabajan fuera
de la casa. Pero tambien las mujeres que son amas do casa
deben ser liberadas de la responsabilidad de ser ell...asso-
las quienes asuman todo el peso de los crabajos domesticos.
S el trabajo domEstico fuera compartido por todos los miem
bros de la familia,la madre que s6lo es ama de casa podria
ampliar su horizonte e interesarse por otras cosas que no
s61o fueran: pelar papas, lavar o tender niios.


- *i ~








Pero para ello se neccsiaT unra r dctC~i6n masiva de
todos. Una verdcedera caiwpra.a a todos los niveles para que
los simbolos tradicionales' de virilidad y feminidad se
transformed radicalmente. Hay que desterrar los tradicio-
nales prejuicios, como por ejemplo,la idea de que no es de
hombres barrer o cargar niTos. La colaboraci6n hombre-mu
jer, en la calle y en la casa, es la inica respuesta a la
epoca de transici6n en que vivimos, hasta que pueda ser la
realidad una vieja reinvidicaci6n socialist que es la "so
cializaci6n del trabajo domestico" en su totalidad, que
elimine el caracter individual y esclavizante de la tarea
domestic.
Cuando esto ocurra, cuando se destierre para siempre
de nuestra legislaci6n el humillante concept de "Hijo lie
gitimo" y de "Madre soltera" y se encare revolucionariamen
te el problema de la salud y la seguridad social, no habr'
ya necesidad de celebrar el "Dia de la Madre", porque la
madre sera un ser integrado a. la sociedad, y no una catego
ria especial, ni un ente sobrenatural, puesto que habrAr e
cuperado su.condici6n de mujer. Es decir, su condici6n'de
ser human.
















'i'










NOTA S-OBRE


LAS
AUT 0 RAS



ESTHER ANDRADI Es periodista y militant de "AC-
ci6n para la Liberaci6n de la Mu-
jer Peruana". Licenciada en Cien
cias de la Comunicaci6n, ha realizado un trabajo de in-
vestigaci6n sobre las revistas fcmeninas en Argentina.


SIMONE DE BEAUVOIR Famosa cscritora francesa y femi=
nista active. El texto que repro
ducimos forma part del segundo
tomo de "El Segundo Scxo",la obra capital del feminism
del Siglo XX.


MARIA ESPERANZA GUISAN Escritora espakola. El texto que
le pertenece fue publicado en la
revista "Cuadernos para el Dialo-
go, en una edici6n especialmente sobre la mujer, reali-
zada en 1975/Espa a.


ADELA MONTESINOS Escritora peruana, y una-de las
precursoras del feminism revolu-
cionario. De su libro de poemas
"Arcos Hondos", publicado en 1973 (Editorial Stylolima,
Peru), hemos reproducido el poema "Ignacia de la Cruz",
dramatic testimonio de la condici6nde la mujer de las
classes .imayoritarias,
Fallecida recientemente, su desa
parici6n significa una p6rdida irreparable para la cau-
sa feminist en el pais, y para nuestro Movimiento encs
special, donde ella figuraba como miembro.honorario.
















EN LA EDICION DE ESTE
FASCICULO COLABORARON
LAS COMPAI'ERAS:



- Esther Andradi

- Amor Arguedas

- Noemia Cardoso


- Blanca


Figueroa Galup


Lucile Goldet

Ritva Jol konen

Maria Paliza

Cristina Portocarrero

Ana Maria Portugal





SERVICIOS DE:

"ACCION PARA LA LIBERATION DE LA MUJER PERUANA"

1. Venta de folletos.

2. Orientaci6n ideol6gica a grupos femcninos
y mixtos:


-a.
b.
C.
d.


Dirigirs


Organizaci6n de Seminarios.
Charlas.
Funciones de Cine-Forum.
Festivales Artisticos,.

e a:


Prolongaci6n Iquitos if 2551-F Lince
Telefonos: 22-8374 32-8808

























































































































.- ,
,. ,:'. '. '. :, . ,,* .



!,i:.. .- ^"iY:'^: ," : **: ; .":- ffr'' ** ;' .. .* ,, : ..-- :* '


": i
(:i '
;
":
:I
:?; ;:V':Ti!:;3
t: ''"
~i~~E~j~,i~ c.:. ~Y~k~~J L:~;hss*i~dia ~i:r; I.; .?i;~~




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs