• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Table of Contents
 La inversion imperialista en el...
 El proyecto de acumulacion del...
 Las nuevas reglas de juego frente...
 La negociacion del estado con el...
 Observaciones finales
 Back Cover














Group Title: Cuadernos de sociedad y política
Title: El gobierno militar y el capital imperialista
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00086905/00001
 Material Information
Title: El gobierno militar y el capital imperialista Felipe Portocarrero
Series Title: Cuadernos de sociedad y política
Physical Description: Book
Language: Spanish
Creator: Portocarrero, Felipe
Publisher: Perugraph Ed.
Place of Publication: Lima
Publication Date: 1976
 Subjects
Spatial Coverage: South America -- Peru
 Notes
Statement of Responsibility: Lima.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00086905
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 253349150
SPKT70824

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Table of Contents
        Table of Contents
    La inversion imperialista en el Peru antes de 1968
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
    El proyecto de acumulacion del gobierno militar y el capital extranjero
        Page 7
        Page 8
    Las nuevas reglas de juego frente al capital extranjero
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
    La negociacion del estado con el capital extranjero: Alcances y limites
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    Observaciones finales
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
    Back Cover
        Page 35
        Page 36
Full Text


* .




vC~ dD D







































Cuadernos de Sociedad y Politica
Direcci6n: Anibal Quijano
Aio 1 Enero de 1976 N9 1
Apartado 11154 Correo Santa Beatriz
Lima- Pert
Perugraph Editores S. A.
Av. Francisco Lazo 1537 (Lince)
Tel6f. 71-8319 Lima, Pert







INDICE

PAg.

1. La inversion imperialista en el Perfi antes
d,e 1968 ................................................... ............... 1
2. El proyecto de acumulaci6n del Gobierno Mi-
litar y el capital extranjero ................................ 7
3. Las nuevas reglas de juego frente al capital
extranjero ............................................... ............. 9
4. La negociaci6n del Estado con el capital ex-
tranjero: alcances y limited .............................. 13
a. Los acuerdos con el capital financiero in-
ternacional ........................................ .......... 17
b. Los acuerdos con las empresas extranjeras 20
5. Observaciones finales ..................................... 31








EL GOBIERNO MILITARY Y EL CAPITAL
IMPERIALIST







FELIPE PORTOCARRERO










I. LA INVERSION IMPERIALISTA EN EL PERU
ANTES DE 1968

Se ha subrayado con frecuencia que la penetraci6n
del capital extranjero impulse decisivamente el des-
arrollo del capitalism en el Perfi. La inversion impe-
rialista inicia su expansion en el pals a principios dlel
siglo XX como product de la transici6n del capitalis-
mo a nivel mundial del estadio de la libre concurren-
cia al monop61ico. Tres periods claramente diferen-
ciados pueden distinguirse en esta expansion.
En el primero, que se extiende entire 1900 y 1930,
se establecen y desarrollan los grand,es monopo-
lios dedicados a ]a producci6n de materials primas
agricolas y minerales, que van a dominar la vida eco-
n6mica y social del pais en la primera mitad de este
siglo. Las principles empresas son la Grace, la Cerro,
la IPC y la Peruvian Corp. Se configura asi una eco-
nomia de enclaves agro-mineros bajo control del ca-
pital americano. Estos enclaves se expanden para sa-
tisfacer la demand de materials primas de los cen-


-1-







tros metropolitanos, dada la elevada rentabilidad que
se genera en su producci6n en el Peri. De esta mane-
ra la realizaci6n de la plusvalia y la acumulaci6n de
capital se operan en el mercado mundial, escapando
en lo sustancial al Ambito interno.
Surge asi una estructura socio-econ6mica de ca-
rActer semi-colonial y oligArquico, que combine ni-
cleos de relaciones de producci6n capitalistas, princi-
palmente en los enclaves bajo control extranjero, con
vastos sectors precapitalistas. De esta manera, desde
las primeras decadas de este siglo los EE.UU. despla-
zan a Inglaterra como potencia hegem6nica en el pais,
ya que las empresas americanas controlan los mAs
importantes centros productivos y, por ende, los prin-
cipales canales de acumulaci6n. Este hecho se expre-
sa por el aumento de la inversion americana en el Pe-
ri, que pasa de 2 millones de d6lares en 1897 a 124
millones en 1929'.
En el segundo period, que comprende los afios 1930-
1950, se produce una disminuci6n de la inversi6n ex-
tranjera por efectos de la crisis mundial de los afios
30 y de la segunda guerra mundial, que generaron
una declinaci6n de la rentabilidad. En la d6cada de
los 30 se materialize un descenso notable de la pro-
ducci6n por efecto de la disminuci6n de la demand
international de materials primas originada por la cri-
sis, circunstancia que se agrava en raz6n del deterio-
ro de los terminos del intercambio. Se implanta asf
una coyuntura desfavorable a las ganancias, que con-
diciona que no se realicen en este period nuevas in-
versiones de importancia. Las empresas extranjeras
se limitan a utilizar sus instalaciones existentes, sin
realizar muchas veces la necesaria modernizaci6n y
reposici6n de equipos. Es asf que la inversi6n ameri-
cana desciende de 124 millones de d6lares en 1929 a
71 millones en 1943, recuperando su alto nivel de 1929
solamente en 19502.
El tercer period, que se extiende de 1950 a 1968, se
caracteriza por un nuevo auge de la inversi6n extran-
jera al recuperarse la rentabilidad por efecto del nue-
1. Carlos Malpica El Mito de la Ayuda Exterior. Ed. EUNAFEV.
Lima, 1973, p. 23.
2. Carlos Malpica, op cit., p. 33 y 81.


-2-







vo dinamismo de la economic mundial y, en menor
media, de la aparici6n de nuevos campos de inver-
si6n internos. El valor de la inversi6n americana pa-
sa de 145 millones de d6lares en 1950 a 692 millones
en 19683.
En los afios cincuenta el sector mAs dindmico es
la gran mineria, quintuplicdndose la inversi6n con la
puesta en explotaci6n de los grandes yacimientos de
Marcona y Toquepala por parte de la Marcona Mi-
ning Co. y de la Southern Peru Copper Corp., res-
pectivamente. En la decada de 1960 la industrial sur-
ge como el sector mas dinamico, triplicAndose las in-
versiones entire 1960 y 1968, aunque la mayor parte
del capital extranjero sigue todavia concentrado en la
gran mineria.
Desde los afios 50 comienza a desarrollarse una
nueva modalidad de acumulaci6n, expandi6ndose el
mercado interno y la industrializaci6n sustitutiva co-
mo parte d,e la ampliacl6n del polo urbano-industrial
de la economic. Este desarrollo se realize impulsado
por.la inversion extranjera, configurAndose una estruc-
tura monop6lica dominada por el capital imperialist
y centrada sobre las nuevas actividades mineras e in-
dustriales.
La inversi6n forAnea se ha expandido en el pais gra-
cias al estimulo de un elevado nivel de rentabilidad
generado por la acci6n de dos factors principles.
Por un lado, las ganancias se sustentan en el monto
relativamente bajo de los salaries pagados (en rela-
ci6n a los pauses centrales) en las empresas extran-
jeras, en las que muchas veces existe una elevada pro-
ductividad. Por el otro, la elevada rentabilidad refleja
el aprovechamiento de recursos mineros y agricolas
de gran riqueza que crean una renta diferencial en
el mercado mundial. Asimismo, es necesario subrayar
qub estas ganancias no fueron afectadas por una se-
vera presi6n fiscal. Al contrario, las empresas extran-
jeras recibieron del Estado peruano toda suerte de
franquicias arancelarias y tributaries.
La evoluci6n global y la trientaci6n sectorial de la
inversi6n extranjera que se ha sefialado para el tercer
3. Ibid, p. 81.


-3-








period se encuentran claramente verificados por las
informaciones oficiales americanas, como se puede
apreciar en el cuadro N9 1.

CUADRO N9 1

Inversidn direct americana en el Perd por sectors econdmicos


Mineria Petr6leo Industria Comercio

(en millones de d61ares)


55.1
193
251
263
421


38.0
63.3
55.3
51.1
60.8


79
60
39


17.7
11.6
5.5


15.5
23
35
79
96


10.7
7.5
7.8
15.3
13.9


12.9
27
42
53
51


8.9
8.8
8.4
10.3
7.4


Fuente: Elaborado en base a datos
Malpica, op. cit., p. 81.


oficiales americanos por C.


CUADRO N9 2

Promedio de las ganancias de la inversion americana en el Pern
por sectors econdmicos
(en millones de d6lares)


Afios Mineria


1950-54
1955-59
1960-64
1965-69


Industrial

4
2
5
6


Total Rentabilidad
(Ganancias/
Inversi6n)
28 12.6 %
30 8.1%
66 14.6 %
110 17.6 %


Fuente: C. Malpica, op. cit., p. 84.


La masa'de ganancias y la rentabilidad de la inver-
si6n extranjera han experimentado un aumento sus-
tancial desde 1950 (cuadro N9 2). Es asf que las ganan-
cias de las empresas americanas promediaron en
1950-54 13 millones de d6lares anuales, alcanzando una
rentabilidad del 12.6 %, mientras que entire 1965-69 as-

-4-


Aflo


1950
1955
1960
1965
1968


Total


b. En porcentajes.


1950
1955
1960
1965
1968







cendieron a un promedio de 85 millones de d61ares,
con una rentabilidad del 17.6 %. Este incremento en-
cuentra su explicaci6n en el aprovechamiento mAs
intense de los dos factors ya sefialados: la elevada
tasa de plusvalia y la renta cldferencial en la produc-
ci6n agro-minera.
Sin embargo, es important destacar que las fluctua-
ciones en el corto plazo de la rentabilidad de la inver-
si6n extranjera no s61o estAn determinadas por la
evoluci6n de los costs de producci6n de las empre-
sas sino tambi6n por el carActer ciclico dpl desarrollo
capitalist mundial. En efecto, en las etapas avanza-
das de la fase expansionista del ciclo aumentan con-
siderablemente los precious de las materials primas, asi
como el volume de la demand, generando una ele-
vaci6n significativa de las ganancias de los prodiucto-
tores primaries. Por el contrario, en las fases recesi-
vas los precious y la demand descienden violentamen-
te, reduciendo considerablemente la rentabilidad.
Precisamente estos factors determinaron el des-
censo de las ganancias de la inversi6n americana en-
tre 1956 y 1958, que disminuyeron de 34 millones de
d61ares a 17 millones4, ya que la economic de los EE.
UU. pas6 de una fase expansive a una recesi6n en-
tre esos dos afios, produci6ndose una considerable ba-
ja en el precio de las materials primas. Es asi que, por
ejemplo, el precio de la tonelada de cobre exportada
por el pais baj6 de 764.3 d61ares en 1956 a 408.7 d61a-
res en 19585.
El desarrollo de la inversi6n extranjera ha tenidp
profundas consecuencias sobre la estructura econ6-
mico-social del pais.
Ha agravado la heterogeneidad structural, y la
desarticulaci6n del aparato productive, tanto entire di-
ferentes sectors econ6micos como al interior de cad,a
uno de ellos. En efecto, la inversi6n extranjera se
concentra en ciertas ramas de punta grann mineria,
qufmica, metalmecanica, etc.) caracterizadas por una
fuerte concentraci6n del capital y la producci6n. Es-
tas inversiones se realizan en base a la utilizaci6n de
4. Carlos Malpica, op cit., p. 84.
5. BCR, Cuentas, Nacionales del Peril 1950-67, p. 45.


-5-







tecnologias avanzadas, que exigen una alta densidad
de capital y general poco empleo. Aumenta asi la dis-
tancia que separa las bases t6cnico-productivas de
estas ramas en relaci6n a los sectors mas atrasados.
Asimismo, la inversion extranjera ha contribuido
a la concentraci6n y centra!izaci6n de capital, contro-
lando un grupo reducido de grandes empresas inter-
nacioriales lo mas significativo de las actividades pro-
ductivas, del comercio y de las finanzas. En la indus-
tria 41 firmas extranjeras controlaban en. 1968 mas
de la tercera parte de la producci6ne.
De la misma manera, el 88.7% del valor de la pro-
ducci6n mineral en 1969 era controlado, direct o in-
directamente, por tres empresas americanas: la Ce-
rro, la Southern y la Marcona7.
De igual manera, la inversion extranjera ha acen-
tuado la vulnerabilidad external de la economic pe-
ruana, ampliando la extension y la profundidad de su
inserci6n en la division international del trabajo. De
ahi la mayor sensibilidad del aparato productive fren-
te. a las fluctuaciones ciclicas del capitalism inter-
nacional.

En el Perui de fines de los aflos sesenta un grupo re-
ducido de empresas multinacionales, en su mayor
parte americanas, controlen los principles centros
productivos, asi como los mAs significativos canales
de acumulaci6n. La burguesfa peruana en la mayor
parte de los casos se encontraba en una situaci6n de
subordinaci6n, sea por su participaci6n como socio
menor en algunas empresas extranjeras, sea por su
ubicaci6n en las medianas y pequefias firmas depen-
dientes muchas veces de los monopolies.
Estas empresas multinacionales ejercian una impor-
tante influencia sobre el Estado y la sociedad perua-
na, obteniendp incentives de todo tipo e influenciando
la political econ6mica en un sentido favorable a sus
intereses. Esta influencia se canalizaba no s61o a tra-
6. H. Espinoza y J. Osorio, El Poder Econdmico en la Industria,
Lima, 1972, Ed. EUNAFEV, p. 91.
7. C. Brundenius, "The Anatomy of Imperialism: The Case of
Multinational Mining Corporations in Peru", Journal of Peace
Research, N9 3, 1972, p. 192.
-6-







v6s de medios de presi6n director, determinados por
su peso econ6mico, por el respaldo de sus matrices y
el apoyo de los Estados dOei sus paises de origen, sino
tambi6n por la via de mecanismos de presi6n indi-
rectos, especialmente a traves de la negociaci6n de
las condiciones de las nuevas inversiones8.
2. EL PROYECTO DE ACUMULACION DEL
GOBIERNO MILITARY Y EL CAPITAL EXTRANJERO
El fracaso del intent reformista de Belaunde, que
culmin6 en la crisis econ6mica y social de 1967-68, dej6
practicamente sin resolver los problems estructura-
les que trababan la consolidaci6n de la nueva modali-
dad de acumulaci6n centrada en el polo urbano-in-
dustrial de la economic, e impidi6, al mismo tiempo,
la cristalizaci6n de un nuevo esquema de domina-
ci6n frente a la crisis del orden oligArquico.
Esta situaci6n, unida a la derrota de los movimien-
tos populares, hizo possible la autonomizaci6n de los
sectors medios burocratizados, y especialmente de la
oficialidad del ej6rcito, que se apoderan del aparato
de Estado para implementar un program de refor-
mas estructurales, que apunta a un nuevo proyecto
de acumulaci6n, y de dominaci6n political.
Las reforms propuestas, se encaminan a la atenua-
ci6n de las barreras que diificultaban la consolidaci6n
de la nueva modalidad de acumulaci6n y a la crea-
ci6n de nuevas bases de legitimidad al sistema poli-
tico. En t6rmincs mas concretos este proyecto supone
la realizaci6n de una reform agraria, que transfor-
me las estructuras de producci6n en el campo, per-
mita su modernizaci6n y rompa con el estancamiento
de la producci6n agricola, y una mayor integraci6n
del sector exportador a la economic national a trav6s
de la renegociaci6n de las condiciones de implanta-
ci6n del capital extraniero, del control d.el comercio
exterior y del aparato financiero.
De ahi deriva el carActer antioligArquico y nacio-
nalista de las reforms emprendidas por el Gobierno
8. Para una descripci6n de estas presiones Charles T. Good-
sell, American Corporations and Peruvian Politics, Harvard
University Press, Cambridge, 1974.


-7-







Military. La implementaci6n de estas reforms, a tra-
ves de un complejo process de negociaci6n y conflic-
tos, ha generado el fortalecimiento del Estad,o y la
configuraci6n de un area de capitalism de Estado
asociado al capital imperialista.
El concept de capitalism de Estado asociado al
capital imperialist es relevant para analizar las
transformaciones ocurridas en el Peri desde 1968 por
varias razones. En primer lugar, indica que el Estado
asume un sector de las funciones directamente produc-
tivas del capital, extrayendo plusvalfa. La intervenci6n
estatal no se limita a sus areas tradicionales, como la
infraestructura o la administraci6n de los sectors de
d,6bil rentabilidad. Las empresas pflblicas se sitfian
en las ramas decisivas de la economic national, antes
monopolizadas por la iniciativa privada.
En segunda instancia, el sector estatal asume una
vocaci6n hegem6nica, intentando liderar la acumula-
ci6n y canalizar el desarrollo de las fuerzas produc-
tivas, al mismo tiempo que ensaya regular sus rela-
ciones con los ptros sectors del capital y con las
demAs formas de producci6n via la implantaci6n de
una series de mecanismos de control estatal.
En tercer lugar, la asignaci6n de los recursos se ri-
ge por la ley del valor como fundamento del cAlculo
econ6mico y no segOn las necesidades de los produc-
tores. De ahi la importancia de los criterios de renta-
bilidad y de competencia para determinar el cursor
y orientaci6n de la acumulaci6n. Estos criterios rigen
no solo en lo que respect al Ambito interno de la eco-
nomia, tanto en el sector estatal como en el privado,
sino tambi6n en relaci6n al mercado mi4hdialcapi-
talista.
Por filtimo, cabe sefialar que, a -pesar de las modjfi-
caciones introducidas por la creaci6n de un importan-
te sector estatal, el capitalism de Estado continfia
regido por las contradicciones fundamentals del
sistema capitalist, que determinan tanto su desarro-
llo ciclico como crean las premises de su propia su-
peraci6n. Solamente las formas de manifestaci6n de
estas contradicciones se modifican.
En t6rminos mAs concretos el desarrollo del sector


-8--







estatal en el pais ha implicado una renegnciaci6n de
las relaciones con el capital extranjero, estableci6n-
dose una asociaci6n en los mas importantes campos
de la actividad econ6mica, que incorpora de manera
subordinada a los nficleos monop6licos mas avanza-
dos de la burguesia native.
Para impulsar el desarrollo de las fuerzas produc-
tivas y ampliar la acumulaci6n el sector estatal se
integra al circuit mundial de acumulaci61 del capital
imperalista via las modalidades de asociaci6n con las
empresas extranjeras (empresas mixtas, contratos de
explotaci6n minera, etc.) y a trav6s del creciente rol
del financiamiento externo en el sector pfiblico.
Como se verA mas adelante, la necesidad de desa-
rrollar esta asociaci6n sienta limits a la renegocia-
ci6n de las condiciones de la inversi6n extranjera. En
efecto, se debe, asegurar un nivel minimo de rentabi-
lidad, y crear un adecuado "clima de confianza" para
atraer los ingentes capitals necesarios para la reali-
ci6n de los planes del Gobierno.
3. LAS NUEVAS REGLAS DE JUEGO FRENTE AL
CAPITAL EXTRANJERO
Antes de analizar el process de establecimiento de
la asociaci6n entire el sector estatal y el capital ex-
tranjero es necesario examiner brevemente las nuevas
reglas de juego elaboradas por el regimen frente a la
inversion fordnea. Estos dispositivos forman parte
del conjunto de transformaciones institucionales liga-
dos a la implementaci6n de las reforms estructura-
les y al establecimiento de un area de, capitalism de
Estado asociado al capital imperialista.
En el process de negociaci6n con el capital extran-
jero el Gobierno Militar ha ido disefiando y perfec-
cionando un conjunto de normas legales, que codi-
fican las nuevas reglas de juego para las empresas
internacionales. En este process, el regimen ha mos-
trado una actitud pragmdtica, elaborando los diferen-
tes dispositivos de acuerdo con los requisitos especi-
ficos de su asociaci6n con estas empresas en los di-
ferentes campos d,e la actividad econ6mica. Mds afn,
no ha vacilado en cambiar y adaptar progresivamen-
te estas disposiciones al ritmo del desarrollo y las


-9-







condiciones de esta asociaci6n.
Las nuevas reglas de juego pretenden atraer capital
extranjero, si se ajusta a las nuevas disposiciones.
El General Velasco lo manifest en repetidas oportu-
nidades:
"Quienes decidan invertir en nuestro pais tendrAn
una utilidad, garantizada. Pero su inversion tendra
que ajustarse a las necesidades del desarrollo econ6-
mico peruano y responder a una orientaci6n para la
cual la utilidad no puede ser el fnico objetivo. En
otras palabras, reconociendo su derecho a obtener le-
gitimas ganancias, las inversiones que se realicen en
nuestro pais tendrAn que contribuir al desarrollo eco-
n6mico-social del Peril y, en consecuencia, tendrAn
que ser compatibles con la political de transformacio-
nes fundamentals que estamos realizando. Los dias
de las inversiones indiscriminadas, de las ganancias
sin limits y del aprovechamiento die las riquezas pe-
ruanas para beneficio exclusive de las empresas ex-
tranjeras, estan definitivamente terminados en el Pe-
ri. Sin embargo, en estas condiciones claramente es-
tablecidas nada impide, a nuestro juicio, llegar a
acuerdos operatives que salvaguarden los justos inte-
reses de los inversionistas y del Estado"9.
El regimen actual ha ido definiendo las nuevas re-
glas de juego para el capital extranjero djferenciando
tres sectors principles:
a) En la industrial: las principles medidas se ad.opta,
ron a traves de la Ley de Industrias y de sus modi-
ficatorias para adecuarla a la decision 24 d,el Acuerdo
de Cartagena referente al tratamiento al capital fo-
rAneo. De acuerdo a estas disposiciones se han fijado
plazos para la peruanizaci6n de la industrial, deter-
minAndose la transferencia de las acciones a manos
nacionales para reducir la participaci6n extranjera
al 49 % dce la empresa al cabo de 15 afios. Asimismo,
el Estado se ha reservado la industrial bAsica com-
pensando a las firmas internacionales que antes ope-
raban en el sector. Por otro lado, se ha dispuesto que
las empresas extranjeras solo puedan repatriar ga-
9. Gral. J. Velasco, La Voz de la Revolucidn. Ed. Participaci6n,
vol. 2, p. 81, discurso pronunciado el 10 de mayo de 1971.


-10-







nancias por el 14 % del valor de sus inversiones anual-
mente. Igualmente, se han regulado las condiciones
de su acceso al cr6dito externo e interno, asi como sus
contratos de licencias y regalias. Por filtimo, no se
permit la compra de empresas nacionales por inte-
reses extranjeros.
b) En la mineria y el petroleo: debe destacarse que
las reforms se han efectuadp respetando los dere-
chos adquiridos. El regimen ha establecido contratos
de explotaci6n para los yacimientos petroleros, aso-
ciandp a la empresa estatal PETROPERU con las gran-
des empresas internacionales del sector. De la misma
manera el Gobierno Militar ha firmado acuerdos con
compafiias extranjeras para la puesta en producci6n
de grandes yacimientos minerales, especialmente en
el campo de la mineria del cobre. Por iltimo, el Es-
tado se ha reservado el monopolio de la comerciali-
zaci6n de una series de products minerales.
c) Se han establecido reglas para la constituci6n de
empress mixtas entire el capital estatal y el ca-
pital extranjero, segin diversas modalidades y pro-
porciones de participaci6n, para el desarrollo de al-
gunos proyectos mineros e industriales.
Igualmente, debe sefialarse que se ha peruanizado
la banca y el sistema financiero, sentandpse limits
a la participaci6n del capital extranjero en estos sec-
tores.
El regimen actual sostiene que gracias a la aplica-
ci6n de este conjunto de dispositivos control al ca-
pital extranjero establecido en el pais, asegurando
una repartici6n equitativa de los beneficios entire la
empresa international y la comunidad national.
Sin embargo, el control estatal tiene severos limits,
que en gran parte derivan de la dificultacd de fiscali-
zar las operaciones locales de las empresas interna-
cionales. En efecto, estas operaciones estan inscritas
al interior de la division international del trabajo del
mundo capitalist y del circuit mundial de acumu-
laci6n del capital imperialista. De ahi que las empre-
sas extranjeras puedan utilizar diversos mecanismos
para evadir el control estatal, tornAndolo en gran me-
dida inefectivo. Los principles mecanismos son:
--11-







a) En la industrial: las empresas extranjeras pue-
den utilizar los pagos por patentes y regalias, asi como
la sobrefacturaci6n de insumos y la manipulaci6n
de los precious de transferencia entire filiales nara ex-
portar sus ganancias y evacdir impuestos. La impor-
tancia de estos mecanismos fue confirmada por un
studio realizado sobre la industrial famaceutica: "En
el Perf los muestreos de la misma industrial presen-
taron una sobrefacturaci6n que en la mayoria de los
casos alcanz6 entire el 20 % y el 300 %, existiendo al-
gunos products con una sobrefacturaci6n que sobre-
pasaba el 300%"0.
Es decir, a trav6s de la venta de insumos a pre-
cios varias veces superiores a los del mercado mun-
dial las empresas extranjeras exportaban la mayor
parte de sus ganancias, sin pagar impuestos y eva-
diendo los controls oficiales.
b) En la mineria y el petr6leo: las empresas extran-
jeras utilizan la subfacturaci6n de los products y
manipulan los precious de transferencia para exporter
sus ganancias, disminuyendo la eficacia del control
estatal. Estas prActicas han sidco ampliamente docu-
mentadas en el caso de la Marcona Mining Co., que
explotaba yacimientos de hierro en el pals".
c) En las empresas mixtas: el capital extranjero con-
trola la gesti6n de las empresas, la tecnologia, el
suministro de maquinaria, el abastecimiento de in-
sumos y la financiaci6n. De ahi que las empresas in-
ternacionales, asociadas con el capital estatal, puedan
utilizar todos los mecanismos ya sefialados.
Es precisamente el atractivo de una elevada renta-
bilidad el que impulsa las inversiones del capital ex-
tranjero y su asociaci6n con el Estado, dentro del Am-
bito definido por las nuevas reglas de juego. Estos
dispositivos, si bien han aumentado el grado de con-
trol y fiscalizaci6n estatal en relaci6n a periods an-
teriores, presentan series limitaciones, desarrollando
permanentemente las empresas internacionales nue-
vos mecanismos para atenuar la operatividad de la

10. C. V. Vaitsos, Comercializacidn de Tecnologia en el Pacto
Andino, IEP, Lima, 1973, p. 66.
197.
11. Carlos Malpica, Los Duefios del Perd. Ed. Peisa, 1973, p. 182-

-12-







reglamentaci6n estatal. De esta manera el capital ex-
tranjero presiona para lograr estimulos-aln mayores
y mejores condiciones, asi como para obtener una
aplicaci6n mAs flexible de las nuevas reglas de juego.

4. LA NEGOCIACION DEL ESTADO CON EL CAPITAL
EXTRANJERO: ALCANCES Y LIMITS

Esta negociaci6n forma parte dlel conjunto de refor-
mas estructurales que han modificado profunda-
mente el ordenamiento institutional de la economic
y han conducido a la elaboraci6n de un nuevo proyec-
to de acumulaci6n. dlesarrollado por el Gobierno Mili-
tar. Estas transformaciones, que han posibilitado el
surgimiento de una important area de capitalism de
Estado asociado al capital extranjero, revelan el im-
portante grado de autonomia political alcanzado por
el regimen y la ideologia de conciliaci6n de classes que
le es propia. De ahi el fortalecimiento del Estado y
su mayor capacidad de negociaci6n, sobre todo si se
compare con la situaci6n prevaleciente antes de, 1968.
El establecimiento de la asociaci6n entire el sector
estatal y el capital extranjero no ha sido ni instanta-
neo ni regular. Representa el resultado de un proce-
so de negociaci6n, que ha atravesado por tres fases
bien diferenciadas.
En la primer fase, que se extiende desde fines de
1968 hasta mediados de 1971, la nacionalizaci6n de la
IPC y la negociaci6n con el capital extranjero gene-
raron un conjunto de presiones destinadas a proteger
las inversiones existentes -o a asegurarles una ade-
cuada compensaci6n- y a clarificar las nuevas re-
glas d,e juego. Estas presiones se extendieron en va-
rios niveles: la postergaci6n de nuevos proyectos de
inversion, la depreciaci6n acelerada de las empresas
existentes y la negative a conceder cr6ditos blandos y
a refinanciar en condiciones ventajosas la deuda ex-
terna del pafs. De esta manera se produjo una parAli-
sis temporal de la inversi6n forAnea en este period.
En la segunda fase, que se prolong desde media-
dos de 1971 hasta los primeros meses de 1974, se cla-
rifican las reglas del juego y se firman una series de
nuevos contratos importantes, especialmente los re-
lacionados con la exploraci6n petrolera inaugurados


-13-







por el convenio OCCIDENTAL-PETROPERU de julio
de 1971. El eje principal de las negociaciones ya no
esta constituido por los problems de afectaci6n de
las empresas extranjeras, sino se central en las discu-
siones sobre los t6rminos de los nuevos contratos y
pr6stamos, que constituyen la herramienta de pre-
si6n mas eficaz para preserver y desarrollar la inser-
ci6n del capital extranjero en el pais. De ahi que en
en esta segunda fase se produzca un incremento de
las inversiones imperialistas en el pals.
En el tercer period, abierto en febrero de 1974, se
solucionan las divergencias pendientes entire las em-
presas americanas nacionalizadas y el regimen me-
diante la firm de los acuerdos Mercado-Green, que
establecen una modialidad de compensaci6n mutua-
mente satisfactoria. Se abre asf la via a una corriente
de financiamiento externo en condiciones mAs favo-
rables y se aceleran la implementaci6n de los mAs
importantes proyectos mineros y petroleros realizados
por las grandes empresas internacionales.
Las tres fases que se han analizado se manifiestan
con claridad en las cifras de inversi6n direct extran-
jera en el period 1968-75, tal como se puedg observer
en el cuadro N' 3.
CUADRO N9 3
Inversi6n direct extranjera en el Peru en 1968-75
(en millones de d6lares)
EE.UU. Total
1968 --33'310 -20'442
1969 -13'921 6'147
1970 -40'000 --69'553
1971 14'134 20'939
1972 45'572 47'795
1973. 52'000
1974 94'000
1975 (proyectado) 316'000
Fuente: a) Para 1968-72: BCR 'El Desarrollo de la Balanza de
Pagos del Perl 1968-72', Lima, junior de 1973, mimeo, vol. 2, p. 95;
b) para 1973-75: La Crdnica, 14 de febrero de 1975, p. 7-8.
Nota.-Estas cifras de inversi6n se obtienen restando de I~ nueva
inversi6n los months pagados por la depreciaci6n de las inversio-
nes existentes y por la compensaci6n de las compafiias expropia-
das. De ahi los resultados negatives para algunos aRos en que
estos pagos superaron a las nuevas inversiones.


-14-







En las cifras sobre el valor de las inversiones ame-
ricanas directs en el Perii pueden verificarse igual-
mente los trees periodos sefialados.

CUADRO NQ 4

Valor de las inversiones directs americanas en el Perg
(en millones de d6lares)
1968 692
1969 721
1970 688
1971 688
1972 712
1973 793

Fuente: a) 1968-71: Ch. Goodsell, op. cit., p. 79; b) 1972-73:
US'A Departament of Commerce, Survey of Current Business,
agoso de 1974, p. 19-21.

Se percibe una leve tendencia regresiva hasta 1971,
en gran parte por efecto de las nacionalizaciones, que
se altera desde 1972 con el inicio de las grandes in-
versiones mineras y petroleras, que alcanzaran una
mayor aceleraci6n en 1974-76. En efecto, las empre-
sas americanas han planeado invertir en el Peri 342
millones de d61ares en 1974 y 541 millones en 1975".
Para 1975 solamente Brasil y Venezuela superan es-
tos months, en Am6rica Latina.
Las ganancias de la inversi6n extranjera estableci-
da en el pais han variado por diversas causes.

CUADRO N9 5
Renta de inversiones extranjeras en el Peru
(en millones de d6lares)
1968 115.3
1969 147.4
1970 117.2
1971 77.7
1972 70.3
1973 108.9
Fuente: BCR, Cuentas Nacionales del Peri 1960-73, Lima, 1974,
p. 38.

12. USA Dpt. of Commerce, Survey of Current Business, set. de
1974, p. 33-34.

*-15 -







Por un lado, las ganancias exportadas han sidio dis-
minuidas por el paso al area estatal de importantes
empresas extranjeras, cuyas propiedades fueron ad-
quiridas por el Estado. Por el otro, la coyuntura inter-
nacional favorable en los ultimos afios de la d6cada
d,e los sesenta, asi como en 1973, repercuti6 en una
elevaci6n considerable del precio de las materials pri-
mas, incrementando la rentabilidad de las compaiias
mineras. Una coyuntura de sign contrario determine
el deterioro de sus ganancias en 1971-72.

Las operaciones de la SPCC en Toquepala ilustran
bien este mecanismo. Con un volume de pr9ducci6n
semejante la empresa logr6 ganar 26'914,000 d6lares
en 1972 y 61'323,000 millones en 1973, debido funda-
mentalmente al aumento de los precious que recibi6
por la venta de su producci6n d,e cobre: mientras
que en 1972 obtuvo 45.8 ctvs. de d6lar por libra logr6
en 1973 87.3 ctvs.13.
Las nuevas inversiones extranjeras realizadas desde
1971 se han concentrado en el sector minero-petrolero;
las implantaciones d,e la Bayer en la quimica y la
construcci6n del Hotel Sheraton (fruto del acuerdp
entire el Estado y la ITT) son las fnicas excepciones
de importancia. Esta concentraci6n se explica por la
elevada rentabilidad de los proyectos miners y pe-
troleros, dada la riqueza de los yacimientos peruanos
y las nuevas condiciones del mercado de la energia,
que hacen possible obtener una important renta di-
ferencial, que constitute la fuente principal de exce-
dente generada por estas empresas. Por otro lado, la
inserci6n masiva del capital extranjero en la indus-
tria se encuentra trabada por la precariedad del desa-
rrollo de las fuerzas productivas en el pais, que limi-
tan severamente el mercado interno y las posibilida-
des de expansion. Solamente la ampliaci6n del sector
exportador puede general la masa de excedente nece-
saria para impulsar decisivamente la .consolidaci6n de
la nueva modalidad de acumulaci6n, centrada en el
polo urbano-industrial de la economic. Dentro de es-

13. Moody's, Industrial Manual 1974, p. 1284.


-16-







tas nuevas condiciones es possible que se desarrolle
un mayor interns en la inversi6n en la industrial pe-
ruana por parte de, las grandes firmas int.srnacio-
nales. Por el moment, las empresas industriales ex-
tranjeras ya establecidas en el pais se han lifnitado a
expandir sus instalaciones a base de la reinversi6n
de utilidades, sin que hayan abierto nuevas lines de
importancia.

a) Los acuerdos con el capital financiero international

El aflujo de capital financiero international ha de-
sempefiado un rol de gran importancia en los iltimos
afios tanto para financial la ampliaci6n del sector es-
tatal como para equilibrar los crecientes deficits de
la balanza de pagos. Esta asociaci6n responded asimis-
mo a las necesidades de valorizaci6n y dce colocaci6n
de medios de producci6n que enfrenta el capital in-
ternacional.
La ampliacion del sector estatal, en gran media
basada en el endeudamiento externo, se orienta a la
creaci6n de una infraestructura econ6mica y a la am-
pliaci6n del aparato productive, especialmente en las
areas minero-petrolera y la industrial bAsica. De esta
manera se prean economies externas, se expand la
base exportadora y aumenta la generaci6n de exce-
dentes. Se torna asf possible la participaci6n del capi-
tal extranjero en la implementaci6n de estos prcyec-
to,s (via los contratos de ingenieria, de proveedores,
etc.), al mismo tiempo que se sientan las bases que
permitan una expansion a-n mayor del campo de
valorizaci6n del capital forAneo en el pais.
El establecimiento de estos acuerdos de, financia-
miento represent el product de un process de nego-
ciaci6n global con el capital extranjero, cuyas fases
mAs importantes ya se han sefialado. La evoluci6n del
endeucd,miento externo desde 1968 muestra con clari-
dad la sucesi6n de estas etapas.


-17-







CUADRO N9 6
Evolucidn de la deuda public externa 1968-74
(en millones de d61ares)
Aflos Desembolsos Amortizaciones Saldo adeudado
1968 185 87 737
1969 220 88 874
1970 190 120 945
1971 183 156 997
1972 285 164 1121
1973 672 352 1491
1974 1020 346 2165
Fuente: a) 1968-72 MEF, Aspectos del Desarrollo Econ6mico-Fi-
nanciero del Pais, 28 de set de 1973, p. 48; b) 1973-74: "La Cr6nica"
14 de febrero de 1975, p. 7,
En un primer period, que se extiende entire 1968
y 1971, la capacidad de captaci6n de recursos externos
del Estado disminuye por efecto del estancamiento de
los desembolsos, que en su mayor parte correspondian
a operaciones crediticias ya contratadas, y del incre-
mento de las amortizaciones, derivadas de la mala
estructura de la deuda contraida en los afios sesenta.
El capital international utilize un bloqueo relative de
las solicitudes de prestamos del pais para clarificar
las nuevas reglas de juego del regimen sobre, la inver-
si6n fordnea, presionando efectivamente en su nego-
ciaci6n con el Gobierno Militar.
En un segundo period, que se abre en 1972, la cla-
rificaci6n de estas reglas de juego y el establecimiento
de importantes acuerdps de inversion hicieron possible
un significativo incremento de los desembolsos, que
demostr6 el interns del capital extranjero en financial
los proyectos de inveisi6n del Estado. Desde ese mo-
mento se aprueba un paquete muy vasto de nuevas
solicitudes de prestamos, especialmente dentro del
marco de las negociaciones del Grupo Consultivo del
Banco Mundial. Es asi que en febrero de 1972 el Grupo
Consultivo acord6 otorgar al Peril pr6stamos por 780
millones de d6lares para el period 1972-74. Este finan-
ciamiento fue ampliado a 1900 millones de d6lares (por
el Grupo Consultivo) en la reunion de junior de 1973,
cubriendose las necesidades de endeudamiento pfibli-
co para los afios 1973-76. Este nuevo aflujo de pr6s-
tamos manifiesta no solamente el acuerdo del capital
international con las nuevas reglas de juego sino que

-18 -







tambi6n expresa el desarrollo de la capacidad del sec-
tor estatal para concebir e implementar proyectos de
inversi6n de elevada rentabilidad y gran envergadura.
El monto del financiamiento externo se eleva sus-
tancialmente desde inicios de 1974, con la firma de
los convenios Mercado-Green, que abren la via al
otorgamiento de pr6stamos blandos por parte de las
agencies oficiales americanas de cr6dito. Asimismo,
influye la apreciaci6n positive que realizan los orga-
nismos financieros internacionales de la political eco-
n6mica del regimen. De esta manera culminan con
exito las negociaciones de. la tercera reunion del Gru-
po Consultivo en abril de 1975, amplidndose a 3500
millones die d61ares los compromises de financiamien-
to externo para el Perui entire 1975-77.
La captaci6n de esta masiva dosis de prestamos se
ha operado sobre la base de la capacidad de pago que
adquiriria el pals a partir de 1977, con la puesta en
explotaci6n de los yacimientos mineros y petroleros.
Esta ampliacion a breve plazo de la base exportadpra,
cuya magnitude depend en gran media del monto de
las reserves petroleras a confirmarse, ha permitido
elevar considerablemente el endeudamiento del pais
a corto plazo con el fin de compensar la creciente bre-
cha de la balanza commercial, tornando possible la expan-
ci6n de las importaciones, aun cuando el sector ex-
portador no.ha crecido significativamente desde 1968.
Gracias a estos recursos el pals ha podido sortear has-
ta mediados de 1975 las consecuencias mas graves de
la crisis international. De esta manera, la deuda ex-
terna total ascendfa a fines de 1974 a 3090 millones de
d61ares, un incremento del 23.6% frente al nivel al-
canzado en 197314.
Seguin las previsiones oficiales, las dificultades eco-
n6micas del pafs hardn necesario un aumento ain
mayor de la deuda external para mantener el equili-
brio de la balanza de pagos. Se prevee un financia-
miento externo neto de 1288 millones de d61ares en
1975-76, solo en lo referente al endeudamiento pfiblico
a largo plazo1.
La dependencia cada vez mayor del regimen frente
14. MEF, No existe crisis en el pais, Lima, nov. de 1974, p. 21.
15. La Cr6nica, 14 de febrero de 1975, p. 8.


- 19 -







al capital financiero international en este period
acrecienta su vulnerabilidad frente a las variaciones
de la coyuntura mundial capitalist. Al mismo tiempo,
la carga que represent el pago due los cuantiosos inte-
reses y amortizaciones de la deuda ya contraida pe-
sara fuertemente sobre la balanza de pagos del Peru
en la segunda mitad de esta decada, comprometiendo
en gran mediaa las divisas generadas por la amplia-
ci6n de la base exportadora. Solamente el descubri-
miento de vastas reserves petroleras podria aliviar
esta situaci6n. De esta manera se limit severamente
la flexibilidad de la gesti6n econ6mica del regimen,
tornAndolo mAs susceptible a las presiones del capital
international.

b) Los acuerdos con las empresas extranjeras.

Las negociaciones entire el Estado y las empresas
extranjeras se han centrado en tres Areas principles:
la nacionalizaci6n de firmas internacionales, el esta-
blecimiento de acuerdos para la implementaci6n d4
nuevos proyectos de inversi6n y el otorgamiento de
financiamiento externo.
En el caso de las nacionalizaciones el foco de la dis-
cusi6n se ha situado en el monto de la compensaci6n
y sus modalidades de pago. En las nuevas inversiones
destaca el debate sobre la repartici6n del excedente
a generarse, mientras que las condiciones de los pr6s-
tamos y la rentabilidad de los proyectos constituyen
el nficleo de las negociaciones para el financiamiento
externo.
La posici6n de negociaci6n del Estadp se apoya en
la existencia de importantes yacimientos de materials
primas, que aseguran la obtenci6n de una significati-
va renta diferencial, uhida a la abundancia de una
mano de obra barata, factors que permiten una ele-
vada rentabilidad. Asimismo, fortalecen la posici6n del
Estado la competencia international y la reciente or-
ganizaci6n de los paises productores de materials pri-
mas, que amplian los mArgenes de maniobra de las
naciones dependientes. Por filtimo, refuerza la posi-
ci6n del regimen peruano su capacidad, de ejercer un
dominion politico interno capaz de asegurar el marco


-20-







social y econ6mico indispensable para la expansion
del capital.
La posici6n de negociaci6n de las empresas extran-
jeras deriva de su capacidad de contar con el capital
y la tecnologia necesarios para. la realizaci6n de los
planes de desarrollo del regimen. De igual manera,
su posici6n varia segfn el grado de-afectabilidad de
sus operaciones locales, determinado por su control
tecnol6gico, la existencia de contratos de venta y fi-
nanciamiento a largo plazo, la integraci6n en un pro-
ceso productive mundial y el dominio de la comercia-
lizaci6n y transport por parte del capital extranjero.
Por filtimo, las empresas internacionales reciben el
apoyo de sus casas matrices y de sus respectivos go-
biernos, presionando igualmente via el otorgamiento
de financiamiento externo pilblico y privado.
Los acuerdos que se establecen entire el Estado y el
capital extranjero dependent en gran media de la
fuerza de shs respectivas posiciones de negociaci6n,
modificAndose su materializaci6n de acuerdo a los cam-
bios en estas posiciones.
Las tres fases que se ha distinguido en la negocia-
ci6n se manifiestan con claridad en los acuerdos es-
tablecidos con las empresas extranjeras. En un primer
period.o, entire 1968-71, dominaron las discusiones so-
bre las nacionalizaciones operadas por el regimen.
En un segundo moment, de 1971 a 1974, el centro de
atenci6n se desplaz6 hacia los terminos de los nuevos
contratos de inversion, y financiamiento. Por ultimo,
desde inicios de 1974 ha ganado importancia el exa-
men de la implementaci6n de los grandes proyectos
mineros y petroleros, logrAndose igualmente un acuer-
do global de compensaci6n a las compafiias america-
nas expropiadas desde 1968.


La primer media que adopt el Gobierno Militar
frente a la inversion extranjera fue la expropiaci6n
de la IPC -filial peruana de la EXXON- el 9 de octu-
bre de 1968. Como el regimen lo sefial6 se trataba de
un caso especial por varias razones. En efecto, la IPC
explotaba los campos petroliferos del norte sobre la
base de un contrato illegal, que dio origen a una fuer-
te movilizaci6n popular desde 1959 para la expulsion


-21-







de esta empresa: la IPC se habia convertido en el sim-
bolo de la dominaci6n imperialista en el pals. Por otro
lado, dada la inseguridad de su situaci6n la empresa
no habia realizado nuevas inversiones en muchos
afios, limitdndose a explotar al maximo los yacimien-
tos para maximizar sus utilidades en el corto plazo.
De este modo, cuando se produce la nacionalizaci6n
el Estado encuentra los campos en declinaci6n y un
conjunto de instalaciones obsoletas, que requieren im-
portantes inversiones para desarrollar o aun mante-
ner la producci6n.
A partir de la expropiaci6n de la IPC el regimen
esboza las nuevas reglas de juego e intent vencer
la desconfianza de las empresas extranjeras, asegu-
randples que la IPC constituia un caso especial y ofre-
ci6ndoles garantias para sus inversiones.
De esta manera se reactivan las negociaciones con
el capital foraneo desde 1969, sobre la base de proyec-
tos de inversion concebidos en los afios anteriores.
El 28 de mayo de 1969 el Gobierno firma un acuerdo
con la Bayer para la construcci6n de una plant de
fibra acrflica, que supone una inversi6n de 640 millo-
nes de soles, otorgAndosele a la empresa un acceso pre-
ferencial a los mercados de Chile, Peri~ y Bolivia, den-
tro de la programaci6n industrial del Pacto Andino.
El Estado participa, a traves del Banco Industrial, con
el 18.5% del capital, instaurandose asi la primer em-
presa mixta6.
En agosto de 1969 la Belco Petroleum Corp., que
extrae petr6leo del z6calo continental, firm un con-
trato con PETROPERU para la venta de crudo, am-
pliando sus inversiones en el pais y elevando sustan-
cialmente su producci6n.
Asimismo, en octubre de 1969 se estableci6 un acuer-
dp entire el Estado y la ITT, propietaria de la mayoria
de las acciones de la Compafiia Peruana de Tel6fonos
(CPT). El regimen adquiri6 el 70% de las acciones de
la CPT, que eran propiedad de la ITT, pagando 16.4
millones de d6lares". Se acord6 que la ITT con parte de
16. Para un anAlisis de este contrato y sus posteriores modifi-
caciones, C. GermanA, "Si es Bayer...Es bueno?", Sociedad
y Political, N 2, oct. de 1972, p. 31-33.


-22-







estos fondos construiria en Lima un hotel Sheraton. Al
mismo tiempo la empresa proporcionaria, a traves de
una subsidiaria belga, el equipo necesario para la ex-
pansi6n de la CPT. Por otro lado, se constituy6 una
empresa mixta, con participaci6n pfblica en el 40%
y de la ITT en el 60%, para el ensamblaje del equipo
telef6nico. Esta empresa no tiene comunidad indus-
trial ni esta sujeta a las disposiciones de la Ley de In-
dustrias, ya que el contrato fue suscrito en 1969. La
ITT sali6 beneficiada con este arreglo. Por un lado,
se deshizo de una empresa, cuyo equipo era obsolete
y que estaba sujeta a un control de las tarifas, gene-
rando una baja rentabilidad. Por el otro, recibi6 una
generosa compensaci6n y pudo establecer dos empre-
sas muy rentables, al mismo tiempo se aseguraba el
lucrative abastecimiento del equipo necesario para la
expansion de la CPT.
En los filtimos meses de 1969 se reiniciaron los con-
tactos entire la Southern Peru Copper Corp. (SPCC) y
el Gobierno para la firma del contrato Cuajone, que
pondria en explotaci6n un gran yacimiento de cobre.
La negociacidn se efectu6 sobre la base del C6digo de
Mineria de 1950, que otorga grandes facilidades y ven-
tajas al capital extranjero. La SPCC explotaba desde
1959 los yacimientos de Toquepala en la misma zona.
Culminando una laboriosa negociaci6n se lleg6 a
un acuerdo en diciembre de 1969, firmAndose el con-
trato Cuajone"8. La empresa obtuvo numerosas venta-
jas como franquicias a la importaci6n, libre comercia-
lizaci6n del cobre (art. 6.18 del contrato) y libre dis-
posici6n de divisas para efectuar sus pagos de ganan-
cias, intereses, depreciaciones, etc., asi como la esta-
bliidad tributaria por un prolongado period.
La inversion die mAs de 600 millones de d61ares de la
SPCC en Cuajone constitute una de las piezas clave
dentro de los planes del regimen, generando las divi-
sas necesarias para efectuar las mayores importacio-
nes exigidas por la industrializaci6n y el desarrollo de
las empresas pfiblicas, asi como para tender el pago
de la creciente dieuda externa.
17. Peruvian Times, 11 de dic. de 1970, p. 2.
18. Las declaraciones del Presidente de la SPCC sobre la nego-
ciaci6n .en NACLA, Latin Amdrica & Empire Report, vol. 5,
N9 7, nov. 1971, p. 21-22.


-23-







Las empresas extranjeras afectadas por la reform
agraria recibieron una compensaci6n pQr sus propie-
dades expropiadas (en parte en efectivo y el resto en
bonos de la deuda agraria), pudiendo seguir en po-
sesi6n de las empresas industriales montadas en las
grandes haciendas azucareras.
En enero de 1970 el Gobierno adopt un plan de ra-
cionalizaci6n de la industrial de ensamblaje de auto-
m6viles, con el fin de general mayores economies die
escala y aumentar el grado de integraci6n national.
Como resultado de esta disposici6n 9 compafiias ex-
tranjeras cerraron sus plants en Lima, permanecien-
do en el pais 4 empresas, filiales de empresas de EE.
UU., Alemania y Jap6n. A fines due 1973 culmin6 una
nueva licitaci6n automotriz quedando Toyota como
la tnica firma autorizada para fabricar autom6viles.
Las tres empresas restantes tendran un plazo de 3
afios para cancelar sus operaciones en el pais. En la
licitaci6n Toyota se comprometi6 a invertir 50 millo-
nes de d61ares en los pr6ximos afios en la construc-
ci6n de una fAbrica de motors y autopartes en Tru-
jillo.
En setiembre de 1970 el Estado adquiri6 la mayoria
die las acciones del Banco Continental, controlado an-
teriormente por el Chase Manhattan Bank. Este tllti-
mo recibi6 6.3 millones de d6lares por la venta de un
paquete de acciones que habia adquirido por 1.7 mi-
Hones de d6lares seis afios antes (Peruvian Times, 28
de agosto de 1970). De esta manera el regimen se ase-
guraba el auxilio de los buenos oficios del Chase
Manhattan en el mercado financiero international.
La Marcona Mining, que control la explotaci6n del
hierro en el pais, firm un contrato con el regimen
en diciembre de 1970 para ampliar sus inversiones en
25 millones de d61ares, asegurandole el Gobierno la
estabilidad tributaria y la libre disposici6n de sus ga-
nancias9.
En julio de 1971 PETROPERU estableci6 un contra-
to con Occidental Petroleum, inaugurando una nueva
modalidad de asociaci6n entire el Estado y el capital in-
ternacional en el campo petrolero, al mismo tiempo
19. Peruvian Times, 25 de diciembre de 1970, p. 6.


-24--







que se abria un segundo period en la negociaci6n en-
tre el Estado y el capital extranjero, cuyas caracteris-
ticas ya se han sefialado.
Hasta setiembre de 1973 se habia firmado 18 con-
tratos de este tipo para la explotaci6n del petr6leo
con las mas significativas empresas internacionales
del sector. Los contratos tienen una duraci6n de 35
afos, determindndose que entire el 50%" y el 54% de
la producci6n se entregara a PETROPERU, cubriendo-
se asi todos los impuestos20.
En setiembre de 1973 el Gobierno determine que sus-
pendia la firm de nuevos contratos, dado que se ha-
bia asegurado la exploraci6n del petr6leo de la selva
y que se habia dotado de una s6lida base financiera
a PETROPERU. Asimismo, influy6 la crisis energ6tica
y el fortalecimiento de la OPEP, que han reforzado
sustancialmente la posicion de negociaci6n de los pai-
ses productores.
El Estado se hizo cargo de la administraci6n de la
Peruvian Corp. en 1971, dado que la empresa se, en-
contraba virtualmente en quiebra. Esta compafia in-
glesa, que poseia los mas importantes ferrocarriles del
pais, atravesaba desde hacia afios por una daificil si-
tuaci6n econ6mica, que le impedia tender sus obliga-
ciones financieras, que fueron asumidas por el Estado.
El Gobierno la valoriz6 y adquiri6 en 1972 por la su-
ma de 21 millones de d6lares, equivalent del monto
adeudado por la empresa al fisco.
Una situaci6n anloga se desarrollaba en la refine-
ria Conchan Chevron S. A., propied4ad de la Standard
Oil de California y del grupo Prado. La empresa adeu-
daba una fuerte suma por impuestos y fue interveni-
da en junio de 1972, pasando a ser administrada por
PETROPERU.
La agudizaci6n de la crisis econ6mica y financier
de la industrial de harina de pescado, causada por la
desaparici6n temporal de la anchoveta, determine que
el regimen actual estatizase la industrial el 7 de mayo
de 1973. Las empresas extranjeras del sector recibie-
ron una compensaci6n dentro del marco de los acuer-
20. Peruvian Times, 1 de junio de 1973, p. 3.


-25-







dos Green en febrero de 19742.
A fines de mayo de 1973 la SPCC anunci6 que habia
logrado reunir los 390 millones de d6lares necesarios
para completar la financiaci6n del proyecto d,e Cua-
jone. Por un lado, un consorcio de bancos internacio-
nales encabezados por el Chase Manhattan ha propor-
cionado 175 millones de d6lares. Por el otro, los 215
millones de d6lares restantes han sido reunidos gra-
cias al uso de creditos de proveedores y a ventas a fu-
turo de cobre. De esta manera, al multiplicar los in-
tereses participants en esta inversi6n la SPCC se ase-
gura la recuperaci6n de su capital ante cualquier even-
tualidad, tal como lo ha demostrado la experiencia de
la Kennecott durante el gobierno de Allende en Chile.
Asimismo, la empresa anunci6 la ampliaci6n de sus
yacimientos de Toquepala en un 30%, lo que le permi-
tirA aumentar la producci6n en 36000 toneladas al afio".
En setiembre de 1973 culminaron las negociaciones
con la Lobitos Petroleum Co., adquiriendo el Estado
por 6 millones de d6lares las instalaciones de esta em-
presa2.
En julio de 1973 se autoriz6 a la Bayer para que am-
pliase sus instalaciones de producci6n de fibra acrili-
ca, realizando un inversion de cerca de 600 millones
de soles. El Estado particip6 en el aumento del capital,
alcanzando una participaci6n del 30% mientras que
el resto de las acciones son controladas por Bayer
(60%) y por inversionistas nacionales. La empresa
fue declarada "estrat6gica para el desarrollo naciqnal",
con lo que obtuvo una series de ventajas, entire las que
destaca el hecho de que la comunidad laboral no acu-
mula sus excedentes en el patrimonio de la empresa
sino en bonos de COFIDE, no pudiendo alcanzar en
consecuencia la propiedad del 50% de la empresa24.
En el campo industrial la asociaci6n entire el Estado
y el capital extranjero va a cobrar una importancia
creciente, dcesarroll6ndose numerosas empresas mix-
21. Para un anAlisis de esta media Felipe Portocarrero "La Es-
tatizaci6n de la Pesca", Sociedad y Politica, N9 4, set. de
1973, p. 48-52.
22. Peruvian Times, 1 de junio de 1973, p. 3.
23. Oiga, 28 de setiembre de 1973, p. 12.
24. El Peruano, 24 de julio de 1973.
-26-







tas en sectors claves del aparato productive. De ahi
el interns de analizar los proyectos de INDUPERU (el
holding industrial del Estado) para cernir las formas
y magnitude de esta asociaci6n. Actualmente, INDU-
PERU ha preparado 37 proyectos de inversi6n indjus-
trial que tienen un costo total de 33000 millones de
soles, participando el capital extranjero en estas in-
versiones, tal como se puede observer en el siguiente
cuadro.
CUADRO N? 7
Estructura Global de los proyectos de INDUPERU
a) Participaci6n en el capital % Millones de soles
Capital estatal 40 5209
Capital privado national 23 3000
Capital privado extranjero 37 4920
Total 100 13200
b) Estructura financiera.
Capital 36 4750
Deuda internal 23 3000
Deuda externa 40 5450
Total 100 13200
Fuente: Ricardo Trovarelli, "Inversi6n y financiamiento de los
proyectos a cargo de INDUPERU", en INDUPERU y la political
industrial del Estado, por I. Zolezzi et al, Lima 1973, p. 2?.

Estos proyectos comportan una significativa parti-
cipaci6n del capital extranjero, que alcanza al 37%
en promedio. El capital privado national no tiene sino
una participaci6n secundaria.
En la negociaci6n entire el Estadp y el capital ex-
tranjero destaca la situaci6n de dos empresas ameri-
canas de antigua implantaci6n en el pals: la Cerro d.
Pasco y la W.R. Grace. Ambas firms manifestaron
la intenci6n de vender al Gobierno sus instalaciones
en el Peri, para transferir sus capitals a otros secto-
res econ6micos con mejores perspectives de rentabi-
lidad.
En efecto, la Cerro operaba, a traves de su filial la
Cerro de Pasco, un complejo minero-metalfrgico en el
centro dpl pals, basado en la mineria de socav6n y
empleando una tecnologia relativamente obsoleta. Es-


-27-







ta situaci6n minor su posici6n competitive, aumentan-
do sus costs y comprometiendo su rentabilidad a lar-
go plazo, tal como pudo apreciarse desde 1964. Desde
ese afio comenz6 a disminuir el excedente econ6mico
producidp por la empresa de 41.0 millones de d6lares
a 28.1 millones en 197025. La baja rentabilidad de la
Cerro de Pasco puede apreciarse si comparamos sus
resultados financieros con los de las mis importan-
tes empresas cupriferas americanas del Peri y Chile.

CUADRO N9 8
Rendimiento y recuperacion del capital invertido en el cobre en
Pera y Chile
(en millones de d6lares)
Anaconda Anaconda Kennecott Cerro SPCC
(Chuquicamata7 (Salvador) (Toquepala)
Utilidades
1967-69 208.3 61.2 302.0 52.4 223.5
Valor en li-
bros de la
inversi6n 241.9 68.4 318.8 102.2 202.2

Fuente: J. C. Bossio R., Ddveloppment de l'Appareil d'Etat dans
les pays arrierds et nationalisations- le cas de I'industrie du
Cuivre, mimeo. Paris, 1974, cuadro N9 8.

Mientras que las empresas americanas que contro-
lan la mineria en Chile lograron realizar entire 1967 y
1969 un volume de ganancias casi equivalent al
valor total de sus inversiones la Cerro logr6 general
un excedente en este period equivalent a s61o la mi-
tad del valor de sus activos. De igual manera, se ob-
servan las abismales diferencias de rentabilidad entire
la Cerro y la SPCC, dentro de la mineria peruana.
Ante estas perspectives la Cerro prefiri6 transferir
sus capitals a otras implantaciones mas lucrativas,
sin efectuar las cuantiosas inversiones que hubieran
sido necesarias para mejorar su posici6n competitive*.
Mas atn, en los filtimos afios frente a la posibilidad

25. E. Ocampo "La Cerro de Pasco Corporation y sus relaciones
con el Estado Peruano", Comentarios, nov.-dic. de 1973, N9
8, p. 25.
* Debe subrayarse que la Cerro ha conservado sus inversiones
industriales on el Peri, asi como su participaci6n en el capital
de la SPCC.


-28-







de su nacionalizaci6n la Cerro efectu6 una acelerada
desvalorizaci6n de su capital. recurriendo a la explo-
taci6n indiscriminada de los filones mAs ricos, retra-
sando la reposici6n de equipos y realizando una de-
preciaci6n acelerada de sus activos, maximizando asi
su generaci6n de excedente en el corto plazo con el
fin de remitirlo a su matriz americana6.
La Grace afront6 un problema similar en su com-
plejo quimico-papelero. La afectaci6n de sus planta-
ciones de aztcar por la reform agraria min6 la inte-
graci6n vertical de la empresa al mismo tiempo que la
ley de Industrias determine la transferencia de dicho
complejo al sector estatal como parte de la industrial
b&sica, reservada a la iniciativa piblica.
En noviembre de 1971 y enero de 1972 por coming
acuerdo entire las empresas y el Gobierno se formaron
comisiones para valorizar los activos de la Grace y la
Cerro de Pasco, respectivamente, y determinar el mon-
to de la compensaci6n. En ambas negociaciones se de-
sarrollaron conflicts sobre la valorizaci6n, que cul-
minaron con la e'xpropiaci6n de la Cerro de Pasco
el 31 de diciembre de 1973 y con la reversi6n al Estado
del complejo Grace el 14 de febrero de 1974.
Marcando el inicio de la tercera fase de la negocia-
ci6n entire el Estado y el capital extranjero, que se ha
analizado, ambas empresas recibieron una compen-
saci6n en el marco de los Acuerdos Mercado-Green fir-
mados entire el Gobierno Peruano y el Americano el
19 de febrero de 1974. El regimen peruano se compro-
meti6 a pagar una suma global de 76 millones de do-
lares que seria repartida por el Gobierno americano
entire las firmas expropiadas. Se otorgaba asi una
compensaci6n a la Cerro de Pasco, a la Grace, a las
empresas pesqueras expropiadas en 1973 (Cargill Pe-
ruana S. A., Gloucester Peruvian S. A., Pesquera Mei-
lan S. A., Gold Kist, Pesquera Salinas y Pesquera
Coishco S. A.)". Por otro lado, el 16 de febrero de 1974 el
gobierno autoriz6 a estas empresas a, remesar 74 mi-
Hlones de d6lares de ganancias acumuladas, corres-
pondiendo a la Cerro la suma de 67 millones de d6-
lares.
26. E. Ocampo, op. cit., p. 26.
27. Peruvian Times, 22 de febrero de 1974, p. 5.


- 29-






Gracias a este acuerdo global de Estado a Estado se
resolvieron todos los conflicts pendientes entire las
empresas americanas expropiadas y el Gobierno Mi-
litar. Este arreglo hizo possible el desarrollo de un flu-
jo mayor de financiamiento e inversi6n externo.
En mayo de 1975 el Gobierno procedi6 a nacionali-
zar las propiedades de la Gulf Oil Co. en el pais, in-
tegradas por una pequefia red de distribuci6n de hi-
drocarburos. Esta media fue adoptada en raz6n de
la conduct inmoral de la empresa, al ser descubiertos
en los EE.UU. los sobornos que habia realizado en di-
versos paises dependientes con el fin de obtener con-
diciones mAs ventajosas de operaci6n.
En julio de 1975, culminando un period de prolon-
gadas negociaciones, se nacionaliz6 la Marcona Mining
Co., que tenia a su cargo la explotaci6n de importan-
tes yacimientos mineros en la costa sur del pais. El
gobierno acus6 a la compafiia de evasion de impues-
tos, ocultamiento de utilidades y violaci6n del ordiena-
miento legal. Asimismo, estableci6 un conjunto de
normas para determinar el monto de la compensaci6n,
creandose una empresa pfiblica, HIERROPERU, para
hacerse cargo de la extracci6n y comercializaci6n del
mineral.
La Marcona proclam6 su desacuerdp con el monto
de la compensaci6n y organize un bloqueo interna-
cional de la venta del mineral peruano, bloqueo favo-
recido por la crisis de sobreproducci6n de la industrial
siderifrgica japonesa, principal client del hierro pe-
ruano. Al no poder romper de manera significativa el
bloqueo se acumularon entire julio y diciembre de 1975
cuatro millones de toneladas de mineral en las insta-
laciones de HIERROPERU. Dentro de este context se
prosiguieron una series de negociaciones con la empre-
sa y el gobierno americano, que cristalizaron en un
acuerdo firmado en diciembre de 1975 por medio del
cual se establece un procedimiento para otorgar a la
empresa una compensaci6n adecuada y se le garanti-
za la contrataci6n de su flota para el transport del
mineral, reasumiendose inmediatamente los embar-
ques.


-30-







5. OBSERVACIONES FINALES


El establecimiento de la asociaci6n entire el Estado
y el capital extranjero, a la que se incorporan subor-
dinadamente los sectors monop6licos de la burgue-
sia native, forma part del process de transici6n de la
sociedad peruana de una economic de enclaves de ex-
portaci6n, con rasgos semicoloniales y oligjrquicos, a
una nueva modalidad de acumulaci6n, centrada en el
polo urbano-industrial de la economic.
Se han renovado asi las bases de la dominaci6n im-
perialista en el pais. Por su lado, las nacionalizacio-
nes y las nuevas inversiones extranjeras han signifi-
cado una transformaci6n de las bases productivas de
su implantaci6n. Por el otro, la presencia del capital
extranjero ha adoptado nuevas formas institucionales
al asociarse con el Estado, como las empresas mixtas,
los acuerdos de financiamiento, etc.
La importancia de estas transformaciones operadas
desde 1968 se refleja en la transferencia a manos del
Estado de las cuatro empresas extranjeras que domi-
naron la vida econ6mica y social del pais en la pri-
mera mitad de este siglo. La Cerro, la IPC, la Grace y
la Peruvian Corp. son hoy empresas estatales.
La asociaci6n entire el Estado y el capital interna-
cional ha asumido tres formas principles. En prime-
ra instancia, la inversi6n direct via contratos de ex-
plotaci6n con las grades empresas multinacionales
para el sector minero y petrolero. Estos contratos se
establecen en base al elevado nivel de ganancias ge-
nerado por la renta diferencial y por el rediucido costo
de la mano de obra. La intervenci6n, del Estado se
concretiza en la refinaci6n y comercializaci6n en el
mercado international de las materials primas produ-
cidas.
En segundo lugar, la empresa mixta, que refne al
capital estatal con el capital extranjero en proporcio-
nes variables. Esta forma de asociaci6n se ha desarro-
Uado sobre todo en el campo industrial con el estimulo
de la rentabilidad obtenida via el otorgamiento de con-
diciones de monopolio, la creaci6n de economies exter-
nas y el aprovisionamiento de insumos a bajo costo


-31-






por el sector estatal, asi como por el bajo nivel de
salaries.

Por filtimo, los acuerdos de financiamiento externo
al sector estatal, tanto para la capitalizaci6n de las
empresas pliblicas como para equilibrar la balanza
de pagos.
Dentro del marco global de esta asociaci6n, los
acuerdos concretos con el capital international se es-
tablecen de acuerdo a la correlaci6n de fuerzas entire
el Estado y las empresas extranjeras, situaci6n que
puede, modificarse en uno u otro sentido en la coyun-
tura.
De ahi la importancia de examiner las principals
fuentes de conflict en esta asociaci6n. Se trata, en
primer lugar, de la repartici6n del excedente produ-
cido entire la firm extranjera y el Estado, problema
que figure no solamente en la discusi6n de las con-
diciones de inversi6n sino que pued,e adquirir impor-
tancia, igualmente, en lo referente a los terminos de
operaci6n de las empresas ya instaladas; A este nivel
las negocaciones cubren una gran variedad de aspec-
tos como la political fiscal, la determinaci6n de la tasa
de cambio, la repatriaci6n de los djividendos obtenidos
y la orientaci6n general de la political econ6miqa, en-
tre los mas importantes.
En segunda instancia, destaca el problema de la
extension del sector estatal, que puede plantear con-
flictos sobre las nacionalizaciones, en especial en lo
referente al monto de la compensaci6n y a sus formas
de pago, y sobre la repartici6n de los campos de in-
versi6n rentable.
El establecimiento de la asociaci6n entire el Estado
y el capital extranjero sienta las bases para una mas
profunda inserci6n del Perui en la division internacio-
nal del trabajo del mundo capitalist, tanto por la
via de la ampliaci6n d,el sector exportador como a
trav6s del desarrollo de una base industrial integra-
da al circuit international de acumulaci6n capita-
lista.
De esta manera el Estado se erige en un eslab6n fun-
damental del process de valorizaci6n y acumulaci6n


-32-







del capital international en el pais. Hace possible, via
las nacionalizaciones, la transferencia del capital ex-
tranjero a localizaciones mds rentables; crea, al mis-
mo tiempo, condiciones propicias a la centralizaci6n
y concentraci6n del capital. Igualmente, organize di-
rectamente, en .las empresas puiblicas, la extracci6n
de plusvalia, asegurando para el conjunto de la so-
ciedad, gracias al nuevo sistema de dominaci6n poli-
tica, la reproducci6n de las condiciones bdsicas de la
explotaci6n del trabajo asalariado.
El desarrollo de la asociaci6n entire el Estado y el
capital extranjero determine el reforzamiento de la de-
pendencia, sobre nuevas bases, y de la vulnerabili-
dad externa de la economic national, subordin&ndola
al movimiento del capital international. Del mismo mo-
do, estimula la concentraci6n y la heterogeneidad del
aparato productive, afectand.o profundamente a la pe-
quefia y median burguesia, cuyas posibilidades de
desarrollo son recortadas. La consolidaci6n de esta
asociaci6n exige una racionalizaci6n y funcionaliza-
ci6n de ]a political econ6mica, y en general de la in-
tervenci6n estatal en la economic, para reforzar el
eje central de la acumulaci6n: el capitalism de Esta-
do asociado al capital extranjero. Por esta via se crean
grupos de poder tecnocraticos ligados al desarrollo del
capital estatal, especialmente al interior de las empre-
sas pilblicas y de los aparatos de Estado directamen-
te relacionados con la producci6n.
Sin embargo, el desarrollo del capitalism de Esta-
do asociado no suprime sino tan .solo modifica las
formas de manifestaci6n de las contradicciones bAsi-
cas del sistema capitalist, agregAndole algunas con-
tradicciones especificas.
Se plantea asi un conflict entire, las necesidades de
una acumulaci6n acelerada y una rentabilizaci6n ele-
vada del capital, necesarias para sustentar la asocia-
ci6n con el capital extranjero y la ampliaci6n del sec-
tor estatal, y la redistribuci6n indispensable para
crear una base de masas al Estado por la via del con-
censo y la integraci6n de los sectors populares al
nuevo sistema politico corporativo.
Por otro lado, el desarrollo mismo del capitalism


-33-







de Estado genera una series de problems, referentes
al ritmo de su consolidaci6n y a su extension. En este
nivel parecen perfilarse dos alternatives, al interior
del aparato de Estado. Por un lad,o, un proyecto de
consolidaci6n mas lento y progresivo del sector esta-
tal, sobre la base de una asociaci6n mas estrecha con
el capital international, no solo en el sector minero-
petrolero, sino tambien en el industrial, reduci6ndose
el margen de autonomia relative del area de capita-
lismo de Estado. Por otro lado, una consolidaci6n mas
rdpida del sector estatal, acentuando su vocaci6n he-
gem6nica en el process de acumulaci6n y asociAndose
el capital international a trav6s del financiamiento
y la tecnologia. Dentro de este context se generaria
una mayor tension por la repartici6n de los exceden-
tes entire el capital estatal y el capital imperialista,
creAndose condiciones para una mayor autonomia re-
lativa del primero.
Finalmente, la crisis actual del capitalism entrafia
consecuencias significativas para el desarrollo de la
asociaci6n entire el Estado y el capital extranjero. Es
asi que los proyectos de expansion de la base exporta-
dora, tanto en la producci6n de materials primas co-
mo en la exportaci6n de products industriales, serAn
en gran media recortados frente a las dificultad.es
y el estancamiento imperante en el mercado mundial
capitalist. De igual manera, la crisis actual limita la
capacidad de generaci6n de exced,ente de la actual
estructura productive, dada la importancia de las ac-
tividades de exportaci6n, al mismo tiempo que acen-
tWa las presiones del capital international para obte-
ner condiciones ain mAs ventajosas del Estado.
De ahi que la consolidaci6n del capitalism de Es-
tado asociado al capital extranjero enfrenta no solo
las dificultades estructurales ya sefialadas, sino que
tambien tenga que confrontar importantes problems.
coyunturales.

Diciembre de 1975


-34-





CUADERNOS DE SOCIEDAD Y POLITICAL

prbximos titulos
SEMINARIO DE REALIDAD NATIONAL I:
- A. Quijano "La dominaci6n imperialist en el Peri"
- C. GermanA "La polmlca Hgya-Marigtegui"
.SEMINARIO DE REALIDAD NATIONAL II:
- F. Portocarrero "Car&cter del Gobierno Militar"
- A. Quijano "Organizaci6n y luchas de los traoaja-
dores"
Estos textos constttuyen versions grabadas del Se-
minario sobre la Realidad Nacional, realizaco por los
redactores de Sociedad y Politica en Lima del 15 al 19
de diciembre de 1975.





En el mK(Wo hollm El Gonvisma Mlhtar y al Captal Impe-
riabsto FAHPV M in' arneru all !I:Zi ol procv.so d esablo-
,_imiento dk la iqrlcwy ion I&- d FsMdo y el captal m0im
powco "ye-rup Hal d (An 13",
ddnvn, lmw, fmi !a ip- hj aft w,30- -An w0cpm W"
jymapaws hianins dt, :,"Opr, ihzmjl y W lmpwAn Ae w"
W-rMIAS wKwAdw IWO -Ow la pewotcwn w
c ,1p ,ti: I 1! I), '-I', So It I
concw1c, do n qn, mcmm ,&- -! 00"-ivo Wltyr y 1 m
m as Im por I'll lle" f_m plt lltc-ln,H c.;IoleI. 01, )h; (pi(, el
m1wWo abmde "no pitnmnok d c" Mao in wnpwo
Cie I I townlDmon .:rwh" it t !aqn dul W ool Fe-
.1wripf)

Con !a Moon de usW rnmw! oun- ", sOMMAD v Wit 1
T10% udwa Q pubhcanon d, Ido On Olt,
jidns I it al WOW sut"e fa m "And jwrtwn" v s"',
Ohn" only do udmbi("




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs