• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Introduccion
 El provecto ‘La mujer vendedora...
 El comercio ambulante en Lima
 Las mujeres ambulantes
 Interrelaciones e interdependencias...
 Conclusiones
 Appendix






Title: Informe final, agosto de 1974 : la mujer vendedora ambulatne, beca de la Fundacion Ford, PA 73-907
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00086894/00001
 Material Information
Title: Informe final, agosto de 1974 : la mujer vendedora ambulatne, beca de la Fundacion Ford, PA 73-907
Physical Description: Archival
Creator: Perrett, Heli
Publication Date: 1974
 Subjects
Subject: South America   ( lcsh )
Spatial Coverage: South America -- Peru -- Lima
South America
 Record Information
Bibliographic ID: UF00086894
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Title Page
        Title Page
    Introduccion
        Page 1
    El provecto ‘La mujer vendedora ambulante’
        Page 2
        Page 3
    El comercio ambulante en Lima
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
    Las mujeres ambulantes
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
    Interrelaciones e interdependencias entre el rol ocupacional y el rol familiar
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
    Conclusiones
        Page 42
        Page 43
    Appendix
        Page 44
        Page 45
Full Text
I


ZId MAJJTaR. VxialAjDu A AMBUIr x'LE

"Bcu de la Iundaci6n Ford

PA 73-9-07










INFORM FINAL
Agosto de 1974








Invettigadora Principals ira. Heli :-Ennis-l3e--lgasti
Ayudante de Investigaci6n: Srta. Gloria SchGiperli Soria







I. zopocczon

En laas 4timas decadas, y sabre todo, en los dltimos
diez o quince aflos, es ha visto una multiplieaci&n ininterrum-
pida de vendedores amhbulantes en Lima y las otraa ciudates
principles del Perd. Se estima que actualmente hay entire
100,000 a 300,000 de estos comarciantes hoibres, rmjeres y ad&
ninros, ofreciendo sus productoe en las called de la capital.
Su ndmero se duplica o triplica en temporadas tales como Fiea-
tas ratrias y Navidad. A pesar do todos loe csfiterzoa por pq
te del cca-ercio establecido, por part de Las autoridades de
la ciudad y campailas de los peri6dicos, no parece haber manera
dc iLrpedir el crecivilento de este sub-sector.

A qud so debe ste fendmeno. Ya sea considerado como
un hocho concomitant al proceao de desarrollo a como un probl&
ma structural, habra quo admitir que hay mIltiples factores
tasto sioiiales coimo econ6micos que lo promueven. El constants
flujo de migrantec cnmesincs a lasn grandas ciudades del paLf
an LSq'cueda de trabajo que no existe en su tierra debe ser con-
siderado como un factor. Esto, por supuesto, se relaciona con
la centralisaci6n industrial que caracteriza al pafe. Pero la
existencia de un excedente de mano do obra que quiore ase7urax
se de un mininio bioldgico a social para vivir as solam ante u
aspect. L6gicamente debe existir una demanda con istente o
aun creciente por los servicios de los ambulances y adn existir
otros grupos que alimentan eate Sector.

Znfocando el fen6mno del lado del trnbajo de la maja
pervana, se puede imaginar quo esta ocupaci6n debe ofrecer a
ella ventajas u oportunidades quo no emmnentra en otras, sabre
tote si ee obaerva el gran ndmero de mujores vestidas de Seot-
na que est&n ingresando a trahajar cmao aabulantes. En total








babrd unas 5 aremlantea maSjr3U per ada 4 ab0lansta bambaser
n las callas d4 Mam.

Par lo tanto la oaupacida 4 vmdeda as abulant se
acuentra entire los trabajos mas tiaoatantea d6 la anjer liUm-
ia y dabe ear camsiderado en cualquier tatBaaent o La Jjor
pearana trabajadora.

El studio actual, busc6 entender el significado y 'la dindmi
ca social, cultural y hasta cierto punto, socio-econ&nico do
eata ocqpaci6n para la majer. Sobre todo se busoc conocer los
tipos do mujerea que trabajan coo abulant.s. el par qud d4 mu
ingreso y seaguimento en el Sector, y las interrelaciones i
terdependencias existentes entire su rol ocupacioaal y ms rol pg
miliar.


2. I9 PrOant -"a "Q19- V" .eda a Anbnlant*"


2.1. En ol proyecto "La Majer Vendedara Anbulante"la
definici6n del tdrmino "arbulante" as limita a la compra y vej
ta de bienes con fines de lucro, por lo tanto se exaluye las
"anbulantes" qua so dedican al coawrcio 4d servicios.

Opera eoaalctu~a e e defini6 un"vandedor anlb1aate"* coam
un acaercilate qusa

Produce o coae produoteo o .at.riales gara
vendor en pequenaa cantldades.

Tis la naesitdad d, transpoctar cada vas sa
raugacmtrla e t elmntosa da an depdsito Ia 3I
9a a ven .*
........ t-





.3.


No as du4sO nat Anqulijna o a n lugar f9jo d
de puoed vendr eas proutoae.


2.2. so llard a abo ana enaesta on base do una nwG
tra pr ,abilf ticas pac conglameradosa, ulti-etapa. e n el Ce
cado de Lin. entire la poblaci n anmianta eatable. ae dmcir.
que venden todo el anlO Esta ma*tra s hbasd n un cease a&
terior par zomas de venta y prodctoz do todoa los ambulantes
en las called de Lima.


2.3. so condlujo entrwistan peroonales con un total de
/ 208 tujerese vendedoras abulantes qua e ajustaban a la defiq4
cida arriba descrita. 81 cuestnatio content preguintas de t
po carrado y reguntas abiertas sabre un rango de dimes.iones.
LrA priacpales dreas eran: caracterfaticas socio-econ&nicas y
doogridficas, histarla ocupacional, capacitacid& para el traba
jot cd4dicidhas do trabajot iLplicacianes dl1 rol ocupacional
on la oiganlacaia y la interaccide familiar iAplicaciones
del rol ocupacional on la amicaaca dln social prayeCcin on el
future.

Adands so c~oaujo 20 eatadios de casao de mujeres vex>
dedoras ambulantes. estoa busaaran proofundiar las preocupa-
oiLoes principales del &studio. Para tal fin utea itiliada uan
grabadorae taanacribiendoma postWrioraatea palabru par palabra




J SO9 eaazst a loN e tGacsre tes E3m0Lannese gzuii9gresan a,
3eaotor dnicatat e ea tagqeoradag ZeO alag casa e anI3(ta4e
eMoayeaae Savi dad4 etc -




4.


2.4. E presented Informn se bass an el anaElxs de
los dates artib a maciemadoa. PFr la riquesa d lla infoarmda
dbtunida, habrd quo ommidarar eate aIforme d~caemant ea ua
aMc11iat superf tial quo no agota laM posibldl ds de la dea-
toe (er Apf&dics par in~Fr =ida adiconal sd1e la astodolo-
giCa do la investigmaniL).


3. El Cnoforgio Jmlanto MIn Lim


3.1. 1E camercLo abuilante es part d4 todo un coapl
jo do activJdades en las called de Lim. ExiEten, par ejeaplo,
Ios proveedares de la mercaderfa de los caarciantes ambulanteas
ous intermaadarion, los duenos de loa dep6sitos de la m arcaderta
y nl clientele. Tambi n existen los ladrones, el peligro cone-
tanta de los ambulantes, tanto par espocialisarse an arbarles
part a today su mrcadsra. camo en venderles mercaderfa robasd
quo puede materlos en prdblnsas con la policia y ann haurles
border su inversidn.

4n las aonas iAs pobladas par los aomerciantes a~cala
teos, cmo par ejeqplod alrzedor del Marcado Central de LIam,
existen adean los "protoaetore" de los amulantes, o de algu-
nos de ellos, y las personas qu se espeoaliaan en provar un
servicio de alamoro a los integrantes del amrcio atHolana.

Ficnalfmnt.sl lea taicipals eaaatttuyna w gr aupo Lqg
tanfte C la morgsaeiasoi d eats seeter. Zn su esfuerseo, a
go .poarlatcos y -rna ata nt ttiles, de controlar a esta
credanit piblati. eas lee dosalojen de an sitUi o asna,
consiguaado dniceian.. qo as vayana a otr, y aun regroama o
dae ftorsa anandoe a viglarnaia se dMatanuye.








Todos estoa gra~po y actividates an ciarta ma ida aon
atUmnant par, o alisrntan al comarec o ambulante, y son sigsj
eioativ os on la araciin y estnz cturacin del aiaso.


3.2. Eatre los mim am blantca tambi& existen group
pos a pOr o anos redeas 4& CMpooq cia. La rnis evidentas so
basan on relaliomes faziliares. A veces ocurte quo aUchos awi
brae do una fanilia, d4sad padres, hijoa, tios, primoa, ab~lroa
u otros, trabajon n el caaercio ajabulante y a=u on el camorcio
del minmo product. Par ejaeplo, existent familiar "picaronoras"
y "annticachras" y que conatituyen today una pequoe; a indutria
familiar. Tambi&d ocurre quo algunos mieLbros do la fahilia
trabajan on la produccidn de bienes aientras que otroa en la
vent de los misLos, as soe da el caao de la nadre preparando
alfaj)oras o eampanadn quo los hijos vendena o el eeposo haoiqB
do carteras que la esposa vende en las calls de I.ma.

Hasta cierteo punto los diferentes grupos anterioraente
mencionados y sobre todo los grupos "antagonista" camo la ro-
nos y Mbuncipales, junto con la competencia que existed par los
miajres lugarea de ventas han hecho crecor un tipo do organize
ai6n informal eotre los vendedocre ambulantes. Esta cganiza-
aids surge entro aquellon qur ya ban vendAdo dese tir~zo an la
aima cuadra, mIdia caadra, u otra sons relativamsent bien def.
aide. Pxrpara ona un tipn o da soidarida y cooperaci4n a& q
tre aaolantea no rolaoinadae por i:gadwras fa saro.

tre *oIb est ateao amnra y reg a do posrlda d4I lu -
gar, vetsa y coopera~ld wtoaa. Par ejOMplo, a peIr de ser
llnamadio "mugakates' a -timnad -M-nes-mt-ml eXla. on..Mm




6.


- .iaanstA estableoidos en as sitio, can dterfho prersnales a
su pedacito d4 caUll "pdblieca* am idi do par asi ead sentf-
mstro eamdrado ds ma temrno .

Com *c*m*anM de trabajo auAnqu coapiten o contra
atro, t nMi copran entree ellAU Par ejeCpl ens el case de
tener quo anAsntarae uno d elloas per un rato, a wevino ap3yI
xr a cudar y axm vendsr u nsrcadsrta. Cuaund current robos
u otras deagraciaa caeo =nertes an Ia failia*, ea cadn vwe que
loos o atro zambulantes juntan au plata voluntariamente en cuota
do 10 soles o 5 soles cada uno para ayudar a mu capafleo dOes.
aortunado.

Tambidn nacen relaciones do amistad entire alguno de
los ambulante, baciendo qua para eato el1 trabajo 11egue a t_
nor un elaemnto social que ofrecen poase ocupacionos urbanas.
an eartos casos ellos charlan eacuchan mdsica o intercambian pa
ri6dicos y revistas y comea rten sue alegrfas y problemas per.g
nales.

Pero a pesar do existir casos marcados da soUdaridad
y cooperaci6n grupal entire los ambulante de Lima, bay que recq
nocer quo tazbida existen aquellos qu trabajan cooletamente
lndep ndientesa de los otros ambulante, san a veoes desprocin-
dolos y asinti&anao pr aenota do llosa. P r lo tanto eidsten
taubidn casos de coIpteOnaLiat feox, s bre todo pr eI lugar.
A wOes Uagan ana a pleas gfimawn enterO 110o bhast quao o
Utleg a un aseardt o el as faerts (an tdrminos f micas a do A
ser
payo d eotros) sale venceda pudse/' veesa deOyMp da sa oanmf
to quam dra -sm s ae a aflsa.





'7.


En am *I corcaio a iata y ma ngantiascidLst aioia
-s mauco a" camplSjo y variado do lo qu sb ha 4ade a cmoam
pa lo general. Sin apeaoeir astas coplojidades no aso ilga
a entander la situamid6 y funclanamiento de loa trabaja dare d
eatA sub-sector del comeuro, eaan haubres 0 aujores.


3.3. Seg n mnestros hallasgos olasificaremos a lo& qua
se suele 11amar ,ambulantos" que venden products en la called
de Li-ua, como ee seflala a continuacidn:

1. Comerciatoes aebulantea dependientee.

1.1. aspleados aaalariados do tiendas
1.2. Vendedores a comisi6n

2. Camerciante ambulantee independientas

2.1. Copradores de su mercaderta

2.1.1. Caopradares al contado
2.1.2. coaradore al ca rdito

2.2. Productores do au mrcaderfa

2.2.1. PradocS=ia fI
2.2.2. Prduno Ar


2.2.2.1. a a*l lugar do vents
2.3.2.2. uerma do l lugar da
Sventa

Los ecsmlado anlariado da las tiendas son por today
an paarieia Ind'tiainathbles del aesto da loe mate oa srl dl iq






8.



Msetor del coaercio au~balnte. l oa conxtityHan a ra cpuast
del camcao saablecido al r eto de la competenia Aque Ies te-
can loU nbUalantes sipaapdi-mtes. Bstrlctaimnte detinideso e-
11Us no forman part del sub-sector del caomrio adulanta, Ps-
ro un reconoaimiento de s existoecia ea ipaortane par a la ca
pxrenside de a dLna nca del Sector y sus miSaLbros.

En cuanto a la .sub-cla~fficaci&n de los productores
de su mercaderfa, por "producci6n familiar" se entiende el caso
de un miembro de la fam.ilia qua ea el encargado principal de
producer la mercaderfa, (como en el caso anteriormenta mnciar
do del espoao que manufacturaba carteraa) mientras qua el otro
venda. ,ato no significa -quoe l o laquua vende no pueda part
cipar on la produccidn, ni que la produccidn y venta no puedan
alternarse entire diferentes individuos par dfas.

Mientras quoe, la producci6n individual ser el caso an
el cual el vendedor ambulante as el &nico responsable de ambas
operaciones -la de produccidn y la de venta. A veces, an eel
caso de comidas cameras listaas toda la producci6n ocurre en
casa, mientras que en el caso deo coidas camo picarones, o mw-
n dulce, por ejemplo, tl produccidn principal ocurre en la ca
lie misma.


3.4. Dentro dG eatas clasifiaaciones principale ar
ba manaiamadas, gieta ann mhas Ota Wariacianat par tiLpo y
tipo de (aedcacidn al trabaje, par mcsaeraera veadida. par -
amaniacidn per pgnanaaie pr teuioas # vsta y crasa en
uasnto aI funcioanmeiato emamice del heater.





9.


A pesar del hecho de qua estamos tratando al sub-seotr
relativuamnte stable del ammacio auolante, as docir* sia cg
siderar a aquallo, qt Lagresan daieamusr an telpod~ rada
Itavidad o vacacaiona ese a.rea, anim datat diftreseis- par su
dedicacidn al sector.

Asf definirfamoa loa siguientea tipoa .de ambulantes:

1. Coaerciantea ambulantes que se dedican entara1entf
a este trabajo.
2. Comerciantes ambulantes qug combinan esta trabajo
con otro trabajo remunerado.
3. Comerciantes ambulantes que combinan este trabajo
con studios


Por oupuesto, las horas de dedicacidn al coerorio amtb
late so relac~enan con las formas o grados do dedicacion arri
be mencionados. Fero par la flexibilidad relatvamente grande
de horas y dias de trabajo que ofrace esta ocupacidn, de un I&
do, y las necesidades econ&micas grades de la mayorfa de los
participants, de otro. no s puede asumir quo aquellos que cqg
binan sus actividadea da coarciante con otras como la de ser
emploada dozriatica u obraro a astudiar par ello trabajen a
tempo parcial.



3.5. La mrcaaefa de lo an e Ual s "cogpra dare pI
viLr do vario l"gare segda sa naturaleas y lag poalbll4lida
de Iao Alidad, fi anciamianto y conta7tea, da los anulaPutr Ul
mos. Entro los proveaedo s eastn Mae tinnam y alcssac era
noa. Ann los ambulant. "Andepadenttee*'" eprana vem ditqa
tmeint de tla tiendfs, atcula aoem per .emgo, le as d eq
to y an feoaci.n Otros consiguna aI n sIrcadtra 4de ls latter





10.


diaries ayoi istasa en la Parada, los ta.mniale d peacUdo y
los d carnes,y terainales do otre products. Algunae pocoa
anarpman direetzment de las chacras y granjam si timan BwtIU,
dad.

Zxstltn adeama las fdbricaa y talleora qua venden di -
rectmaimta o per intexadiari a a ls ama lantea ms produccidn
ecedente, a veca par sMe la producci&i iamprfecta o simple -
mente par evadir impuestos. Se indica que aun hay fabricas y
talleres que alinentan exlusivamente el sub-sector del camer-
cio ambulanto.

Finalmente exastan los ladrones coam prveedoes, alga
ne veces robando de un ambulance para vender a otro un par de
cuadraa as l al.

Hn el caso de los vendedore a mbulantoa "prodtctores"
eUlos dependen para la producci6n de miombroa doe u familiar o
ellos mimoaa.


3.6. En cuanto a la naturalesa de la nercaderfa existen
grande diferencias a muchos niveles. Nosotros clasificaremos
los products vendidoe por los ambulances en dos grapos prinat-
palaes "produoto@ tra dicioales" y "produItoa no- tradiciaoalos.
Los productss tradifaioales" saern aqunllos que so balan an-
nos s~ontidos al procesanlento industrial y/o ban sido tradicia
naln.e ve#i de de ta Uanor on *el *aabioaa Utnolieta.)
PIr ejeaploe, iutaas vrdmras* paseado, cIarms ayes. hbirbes
y eomillaa, oa mdas lista caunor o *emhir-apro- eaamu a, cmi
preparadas y servidw en *I siamo astio,. aniamla y ptjatC o, X
ridmtoes y loterftas.


f % r





u.


Los "prodnoaws no-tradicionales" d otro lade, eran A
quoella artfculo e quo son procesados indrastialnte y quy a sa
recientesnte han saUdo a 3a venta ampliada en as caIllU de
Lima. Aqni se alaUificardn telsa y coafecciones de tbel o la-
na, apatos, carteras, monsderos y traas caneccioaes de cuexo,
utensilios do hogar, juguetes,, miscelonea de esaritoric y d
toilete. libros, revistas, tarj etas, etc.

Las proporciones segdn el censo hecho entree todoe los
axabulantes del Cercado de Lima estaban en relacin& aproxliada-
ente de do de d'"productos tradicionales" a tres de productss
no- tradicionale s".


3.7. ixieten diferencias considerable en tAnminoa de
cantidad y valor de la mercaderfa en casi cualesquiera de lam
sub-clasificaciones por produ~toa arriba mnnmionados. Par ejen
plo, mientras que un ambulanto puede tenor un total do seis
carteras o una canasta de paltas a la venta, otto puede tener
ochenta carteras o una carretilla enter de paltas.

Entre los ambulantes que son dueflos de su mercaderle
los hay que se han iniciado en el comercio ambulante con una in
verai6n inicial de algunos cientos de soles, o aun ranos, minq
trash que otros see nician con ana inveraidn de various miles de
soles. Muchas veces esta inveraidn proviene de sue propios aeg
rros aunque tambidn a veces prwene de un .pzE tamo bancario o
de parientea. Se nota por lo tanto que *1 acceso al Sector e
relativamente Lacils no s aeeeuita gran capital y adea"s pae
de opera en base a cardito o consignacldn.


3.8. Tanbid ean ouanto a gamnaLas exiate un tango q
plUo eatr los nar&lante qus va dade m an de quintu tos so.






12.


lea nmaanzuF ta hbasta an Angreao de varies miles do eoes, que
ya capite efectivamia te con el sualdo da una enplead a o ia-
greoo ed un camvrcanmt eatableeido.

En el ingraeo eaisten fluetuacionae per teporadas o
escasez de mercadaria que afectan a algunos aibulante vas quo
a otros. Par ejeOamto un vendedor do pescado puedo encantrarse
sin products a weces, un vendor de bebidas fr~as ganar vacho
mea en verano quo en invierno y los das de m a calar del vera-
no msa que en dfas de mis trio. Tambidn un vendedar de pifta a
sandfa o cocona cortada que vende a precious de uno a dos soles
la porci&n c un vendeIor do comidas lists o preparafas en el
sitio, can clientola do las capas de Lngresos stables poro
ruy limitadoa, se ancuentra con una boja de clients haoia el
fin do cada mres par el hecho de qua a la gente ae ls terminal
Ia laata do sau salarios. De otro lado, hay dfas de mayores ven
tas que favoreoen a muchos aimbulantos, pero sobre todo a aque-
loes con prodtucto especialmante aplicables para par ejeaQo,
la epoca de Navidad o Fiestas Patrias.

n msuca, caai cualquier ambulance, par su especializa-
ci6n de products y poco aurtido do los mismos, aufre fluctua-
clones en sa8 ingreaos, tenlendo adn das, semanaas o imses ea
que no gana nada. Ann puede perder par el deteriaoo de la am%
caderfa, costoo de transported y guardarfa de mercaitrfa, y
de alimentaciIn an el lugar. hay otros das, eaaum o sesea
en qua gana bastante.

Dado esta g1xuc naioMs exiuten Cierto etuerrso pr
part de o alguma pero no de todoG para& eitarcla baja de inqwj







13.


se o a0 niain r as pOath1alnde de rlgaOraes tempradas par el
cambio de produatos. Otros cadbian par razoaes do eaxperi aint
cidn, y que han percibido cierta jerarqutzaci6n entire los pro.
ductos, a par cambios en sus posibilidades econmi&cas. Pero
en general existed un alto grado de continuidad en La venta del
misuio tipo de mercaderfa y en el lugar de venta.


3.9. Hay muchas diferencias en cuanto a t&nicas de
venta cntre los ambulantes. Alunos que tienen un esplritu qg
mrrcianto tioner una eatrategia bi.n peneada y deaarrollada,
mientras qua otros con monos identificaci6n Iacia su trebajo no
la tinenc. Ann cn traiiinoLs del grado do agrocividad hay v ria-
cidn. Mientras que algcInos dInicaraento muestraii su mercaderfa,
casi sin decir palabra, otros ademIs ocean yI aun otros voceau
y siryien agresivawucnte al client.


3.10. Aunquc eoistcn ciortas tendcncias de vonta de
cierton products por mujeres, y otros por hambres, no parece
exietir una discraiminaci6n por sexo en ninq rfa=: Hay hombros que venden batas u otros vestidos de mujg
res y articulos para corte y confecci6n, y muaeres que venden
vestidos de hombres, librom o animals. Tasnpoco oxiste disLa
minaci6n par lugar a t6enicas da venta.

Por lo tanto en esta ocupacidn la xmijer y el hombre
trabajan lado a lado, caqmpitim do el uno con el otro, a coo-
perando entire sf can, te&icamsente, las mnisas opcrtunidades.




Ma bien exaata clrta discridAnlz iA e o eIAminamiL do la
venta de ciertos products a muajore o aun hambea par ra g
Sns de alud o *dad quo les IkArden cargar mercaderIa peia

da. i :




14.


4. La alawes Aaubnuantes

4.1. Hay alxedadar de 80,000 Icmjerae qua Bs desen
Han do manera aetable on el coamrcio azibulante an Lima. Mllas
se encuentran en sxanO de mercadoa, ubtLcndose preferentamenta
alrede*or del Mercado Central, en mznas de comercio generally
do, zonas de coaiorco restringido, zonas de parques, plazas y
plazuelas y ficadaa a as puertas de centros o instituaiones de
asidua concurrencia cor miinisterios, colegicm y teatros.

Las diferencias y variaciones anteriormento menclona-
das se aplican tarbiLn a lae muleres vendedoras ambulantee.
ay entire ellas empleadas de tiendas a sueldo fijo, pagadas pa
ra hacer conpetencia a los otros wabulantes, hay las que ven-
den por cx!isi6n, y las que son independientes, sean producto-
res o compradores de su mercaderfa.


4.2. La mayorta de las mujoreo vendodoras ambulantes
no combinan este trabajo con otro que 1e proporaionarfa ingrosoa.
Bay 92.6- quo no combinan, 0.57 que lo combinan con otroa traba
jo, y 7.T quoe o coibinan con estudios.

Hay unos pocos que trabajan unicamente dos daa a la
seanna, pero 54 trabajan los alete dias &X la seaana, y un a4
cional 32/ trabajan seis cias en la asmana. El proadio do oI
was trabajadas en una semana normal (We decir, no -n la telpo-
rada de Navidad, Fiestas Patrias, etc.) as de 61.6 horas, con
un rango quo va desda 15 hora hasta .119 boras aemanale3 La
yorfa trabajan ma quo tiLipo acopleto (dafinid cca 40 horas
maeanal) .


/ are midi.6 el afaro de horas .4 eguntando a la enouestada I
hora de enpezar y terminar an Labor diaria, y 1 nmdeo 4de
dimt% trab*aadas on la saena, ast asgariando un airgmZ dft
rWer stalu*. En el caso de la mujer que trabaja 119 horas,
ella empieza a las cinco en la manana y sigue hasta las 10
en la noche, siete dias de la semana.


- ':`' ~, '






i3.


El dBa domingo es el dia mas rrer ente "dosaanao"
aunqua par razones poeronales o falta de productos o cliettes
hay as que no trabajan otro dia do la semana.


4.3. Las mujeres ambulantes vendon una gran variedad
de mercaderta tanto traditionall" como "no-ttradicioal" en
los t&asinos antericrente definidos (ver pdgina 10). HLabC
38.2-' de mujeres vendiendo products "trad~cionales" y 61.8",
vendiendo los "'no tradicionales".


1.(





16.


PRODuCTO VmIZaDO


Product Pokcentaje Producto Prcentaje
TraVicional de Mujereas o-TradiJional dae Majeae


Fratas/Verduras


Comidas qu e se pre
paran y eirvon cai
el sitio

Duilccs caseroa;t
listos


Comidas lists
cameras *

v escado/carnes/
aves

Peri6dicom

rierbas y Semillas

Lotertas


15. 5:.


6.4


4.51



4.1


Confecaiones de
lana o tela

Artculos de cue-
ro: zapatos/carte
ras/correas

Tabaco y dulcea
proceiadoa indus-
trialcm nte

Mitc. Toilette


Telas


2.7-i


0 5 ;


Revistas

Misc. variada

Juguetes

MiLsc. sacritorio

Utensilios Hogar

Libros

Camidas Listas
procesadao in*jSb
trialmatta

Dtroat


Total 38.3% Total 61.8,
-- -'. ~ l Ilr IlIl I I I I -


-


22. 3


10.0%


7.8 "i



4.1X


4.1,


3.2,

2.7

31.81-

1.4

1.3v

1.3%.

0.9A


0.S9







4.4. Taubian eisten grande diferemnias an cantidad
y vlar de la mercaderfa entire las uas es anmulantes. so en
contr6 un rango de valor total de la ercaderfa a la vista qua
iba desde manos de 500 soles hasta alrdedeor de 50.000 sales,
con un promoedo de 1.500 soles de mrcaderfa para cada mjer ag
bulante.


4.5. La inversion initial da ellas, proviniendo de sun
propios ahorros, o a voces de un pr4stamo o del apoyo de un pa
riente como su esposo, variaba desda alganos pocos soles haata
20,000 soles.


4.6. Las ganancias de estas mujeros trabajadoras muos
tran grandes diferencias. Hay mujeres aabulanter que ganan i-
nicarente 200 soles mensualmente, mientras que otras cuentan
con un ingreso promedio mensual de 8,000 soles. El promedio
de ingresos men uales entire las mujeres ambulantos as de 2,500
soles, lo cual en comparaci6n result favorable en el Ferd con
respect a lo que gana una obrera, empleada de tienda, o emplej
da de casa. Ior 10 general varias personas viven de lo que ra
nan elles.


4.7. Quienes son entonces estas mrjeres que se ve ca-
da dia an las calls de Lima, anunciando su mercadarfa?

La gran myaorfa do las xorea asbulantes son am ranta
a Lima, y mas de la mstad de ellas province de l Sa Sirra del
Paerd, tendo part de la cast ininterrumpida wigracida que pr
Sviene de esa zona.



o' ....

*
t; ^ : .;\ .:. -;'.** / -*; -:.:. '- ;. .






18.


PROCEVZ~LCA


Lugar de Origen Parcentaje do Majeres


Liia 18.4:,
Costa Norte 12.6%
Costa Central 6.74
Costa Sur 1.9
Sierra Norte 5.3/
Sierra Central 40.6%
sierra Sur .3. 5
Selva 1.0o


Total 100.0
T I- ,Pt .. ...... | | ,i i i


Segdn la ocupacidn del padre, 42.7.4 de estas mujeres
provienen de un ambient campesino, proviniendo de una familiar
agricultora, habiondo venido a la capital con suefos dorados
de una vida mas fMcil, y do mayor comodidad quo la de la mujer
campesina.


21 50, de ellas son de habla Quechua o Aymara y alguina
*iguen aun con problems para hablar el Castellano.



4.8. Actualaent esta poblacidn pradoinanteante migrgn
te, vive en varies zonae do la ciudad y ies alrededawres. E11as
tiendn a vivir en su gran amayrta bajo c-andieione do gran pe.
'brea, aon muchas personas an uno o dos coartos.

' ''*


I (



J b
.;





19.


Viajan n su gran mayofa diariamonte hasta el catro de la cAM
dad para ofrecor en mercaderfa a una poblacida aa numerosa y
con mnas capacidad de coampr do la que existe alrededar de ga d0
mlcilio.



SOA Da Ra sIACIA ACTUAL


Zona de Residencia Parcentaje de Mujeres

Cercado de Lima 23. &8
Coas 8. 3,
21 Agustino 7.3"
Villa el Salvador 5.8
Otros Pueblos Jdvenes 15.5'
Ririmac 28. 1
Distritos de Lima 10.24
Fuera de Lima Metropolitana 1.0"


Total 100


Centre el 23.80 quo viven en el Centro de Lima misao a
veces au residencia aca ha sido un efecto resultant del lugar
do trabajo o de factares familiares relaoionados con el lugar
de trabajo. A veces viviendo en Lima sismo salen a zonas egw
canas a vender tambitn.

S20* .2r, de v6ndedras ambulazaxe qoe viven an dUitri*
too de Lima cara La Victoria, Lince y Surquillo vive n un
setaor ama propio de clase media.






20.


4.9. Las edades de las aujeres vendedoras eabulantes
tionen un rango qun va dead 15 anas, aegio la definicidn ope-
racional de "Amujer" adoptada on el ettudio actual, hasta 75 afis
de edad, con un promedio de 31.27 afos.


3dad Porcentaje de Mujeres

10 19 18. 8
20 29 32.4'
30 39 24.2
40 49 15.9-
U0 59 6.3
60 69 1.9'
70 + 0.5 .


Total ioo00


Es significativo notar que la mayorLa (56,64) se
encuentran entire los 20 y 39 aflos de edad, siendo esta la
edad m&s frecuente de toner hijos j6v&nes.


4.10. Al contrario de wmuhas nojeres qu trabajan an
otras ocupaciones, la gran mnayort de las ma ereas atblsattes
son amuaeres casadas o convivineaes hbay un 68.3, de magere
casadas o convivlent*a en camparaci&d con 31.7% de mjewxes sql
teras.







21.


ESTADO CIVIL


Estado Civil Porcentaje de Mujeres


Soltera 31.7'
Casada por Civil y Religiosamente 20.71T
Casada par Civil 21.6%
Casada Religiorsaente 3.4'
Convvivinte 21.2e
Casada o Conviviente vin datos 1.4%



Total 100:


No hay un nPnero mia grande de convivientes entire las
mujeres procedentes de la Sierra que entire las provenientes de
otras regions del pafs. Al contrario, mientras que dentro del
grupo caaadas-conviviontes procedentes de la Sierra hay 18.7"T
de mujeres convivienteo y 81.3:3 casadas, dentro del grupo cazi
dae-convivientes no procedentes de la Sierra hay 26.24; convi-
vientes en comparaci6n con 73.8;; casadas.



4.11. En total hay una proporci6n de 90.8, de mujeres
"con marido" -sen casadas civil y/o religiosamente o conviviq~
tes-- que actualmente residen con sus maridos. il otro 9.2*4
son viadas o m~jeres viviondo apart do sun mari.dos.


Dentro el grupo da nmjeres solteras (31.7 del total)
I3 awyarta viven con parents. Unicamente un 37.9 del1 grupo


-I ;c~T"I


?
-- ;J
.r. .-.~. ~,:irrorr





22.


de solteras viven cnn sus padres, lo cual se dobe at hecho de
que muchas vecos aBs padres no han nmigrado junto con ellas a
Iima. 1 3.8I de las vendedoras ambulantes solteras viven
con sus hijos, siendo padres soltera-.



4.12 an total hay 77.3 de enjeres con hijos entire
las m jeres An esta ocupaci6n. iE promeldio de hijos ea alto
sicndo de 4.4 hijos por cada mujer. Alqunas de ellas adn tie-
nen 10, 11, 12 6 13 hijos vivos. Aunque ellas quieren a sus
hijos, principalmente un crecimiento de ue nnmero es visto co-
mo un cargo quc dificulta su vida aun mns porque aumenta los
problenas ocon6micon.,


An casi todos estos casos los hijos estin actualmente
iviviendo con la madre 84.9:, de nujeres con hijos tinene todos
sus hijos vivlendo con ellas y un adicional 13.8.; tienen algu
nos dc sus hijon viviendo con ellaa. Un gran n~maro de loa hj
jos son tn elad escolar teniendo en consecuencia mayor depended
cia de sus padres.


IAJD 0S HIJOS


Edad de Rijoa Porcentaje de Hijos


0- 4 23.O r
5 9 23. 3
10- 14 18.9,:
15 19 16.a;
20- 25 12.c
25 29 .1
30+


Total 10o0]QM
,p .


fF i~
: .
"
"~~ :'fe
i I
:: h~cI? 'il





23.


Par lo tanto un 65.2:. de la hjoo a de la ka miea vp
dedaras falmUlantms tienana ans do qairae afoa d4e ada, *Lgtl-
ficauno para sus madres trabajadoras responsabilidades famllA
res considerables al lado de su trabajo. Hay eun majeres qua
tienen hasta cuatr o cinco hijos en edad pre-escolar.


4.13 Ei t&rminos da ecuccaci6n hay bastante vwariacida
entire las mujerea an este anb-sector, hay desde majores que no
cuentan con nincmna educaci6r hasta Ias que tienen su educacidn
secundaria concluda. iE proamedio as de 3.5 aAos de Primaria.
-Ms de la mitad (d58.' ) no han cmpletado su Primaria. e; ea-
tas 1,.5 jamgoi han estudiado.

141--)ZL OL Z:IA;,IAJ-ALUiji


Nivel de Idueaci6n Alcamzado


Porcentaje de Mujeres


Kanca L, eLatucuia 14.5:
Primaria Inconclusa 44.0-
Primairia Concluida 23.7i
sectndaria Inconcltusa 16.9.
-ecundaria Conclufda 0.5/
Superior O*


Total 100i

* Hay menos de 0.5: de majrers ambalantes con nivel superior
coapleto o incoapleto en *I Sector eatable. an teapradas de
vacaelones eacolarea eat porcentaje crece considrablamante,





24.


Hay un total de 15,9% eante las nimajere vendedare am-
bulantes qua son completammnte analfabetaa y aun ; ia que son
semir-alfabetas.

E1 acceso a su ocupacidn actual es ficil en tnrminos 4d
especialisaci6n o do educacidn. La lecture o escritura son po-
co importantes en su desempefor, pero a vecea laa limitacionea
educacionales do estas muieres les dificultan hacer mus cuantaa.
Eate problema adn a algunas lea limit su selecLdn de produc-
tos cue puedan vender.


4.14. JIabfa un rango que fluctuaba deade algunos dfas
haitta 45 aios doe desempefto en este trabajo ontre las mujeres
e scuestadaa, con un promedio de 9.5 aftos.

La eJad para comenzar a vender cQoa ambulanto por priqf
ra vez varia entire los 5 afoa y 44 aios con un promedio de ada>
do 22.5 ahos. La mayorfa ingresa a ete trabajo bastante oven
habindo un 41% que entraron entra 10 y 19 aoes.


EIAD DE EMPEZAR CO1D AMBULINTE


-dad Porcentaje de Majorea

5-9 2.4;
10 19 41. 2
20 29 36.9
30 39 14.6%
40- 49 4.47
50+ 0.57

Total 100%





25.


4.15. En algunos caMos la LncinaclE en el trabajo do
aibulate cwaa aS al lado do los padres u otros parientem-ven-
dedores, Un 11.2% de ellas tinean su padre con ocupawi6n pr.i
cipal do vendedor ambulante, y 19.23 de ellas tienenn u madre
vendiendo. Pero no siempre las hijas siguen a los padres, a Vj
cee son los padres los :.qaue ingresan asiultAneamente a posts -
riorzente a este sub-sector. La misma se aplica en l caso de
los maridos. Un 41.7% de los maridos son vendedores ambulanteas
pero a vecas ellos comenzaron a vender al lado de su mujer al
perdcr Zu trabajo o al ver las mejores posibilidades econdmica
de e.sta ocupaci6n.

Un total do 49.3'- da las mujcres ambulantes dijeron tg
nar otros parXcntes en la misma ocupaci6n. A vecsa espoao y
esposa venden lado a lado o a una cuadra o en el mirmo puesto.


4.16. ;-ara muchas mujeres actualmente comerciantas ag
bulantes, esto ha sido au dnica ocupacidn. Pero hay un 48.3,
que si han tenido ocupaciones anteriores. La edad promedio de
camenzar a trabajar en cualquior trahajo ea 14.7 aflos.

in suira, la mnujr que se ve vendiendo productoo en las
calls de Lina tiende a sor una mujor que ha venido a la capi-
tal desde las provincias, y sobre todo de la sierra del Perd.
Empujada par las condiciones dificiles y marginadas de so vida
al1, ella ha venido a Lima en bisqjieda de una vida major. A.
tualmente clla vivir eon bastante pabreza on una sona de vivi4B
das de precio admodo coam los pueblos j6wnes, *e REiac o los
cuartas y quintae del Cercado da Lma. meneralante ala viaJa
a cada tdLa al centro para trabajar.

j/ so s speeha que en realidad e1 porcentaje puede ser rds a
to. habien4o un viable teaar en gomprxaetar otra en la
contestacidn do esta preg ta. .
"'4...- ''






26.
Es probable que ella se dedique a este trabajo alrededor
de unas 60 horas semanales, con una mercaderfa por valor de
unos 1,500 soles y ganancias mensuales del rango de 2.500 soles.

La edad de la vendedora ambulance sera de alrededor de
30 ainos. Ser casada o conviviente, actualmence viviendo con
el marido, y teniendo mas de cuatro hijos.

La educacidn formal de esta mujer ambulance sera de aprox.
imadamente mercer o cuarto aho de primarLa. Habri comenzado
a trabajar desde los 15 anos. En el comerclo ambulance tendra
cast diez aios de trabajo.


5. Interrelaciones e Interdedendencias entire el Rol Ocupacional
y el Rol Familiar
SAl Una estructura familiar tipo patriarcal con fuerte
segregacion de roles define el rol fundamental de la mujer el
de ser madre y ama de casa. Per lo tanto, en nuescra cultural
la gran mayoria de las mujeres casadas, y sobre todo, teniendo
hijos pequenos, no cumplen el double papel de trabajador domestic

y trabajador productive. Por quoe enconces, hay on el sector
ambulance tantos mujerea con maridos a hijoba Que part juega
el rol familiar en la selection y segulaiento en el trabajo
para a aujerl Cioo combine su rol ocupacional con su rol fam*
liar? Que importancia on eatS tlone el. marido o esposo y la
definition popular del papel del hoebre com fundamentalmente
economicot





27.


5.2. a prime plwuo 1s3i ar paqud estas mtj
res se e yLueLta trabajant do a toGe Que grado de election han
tenido?
Caut todma La nerej a ultaantes trabajan dabit a at
aoeasida de asegurarre para ellas n am. y paa ua paePn a
U nia l tn a a bioi gico y social d iangrePo ais ialrwes. Bn
el came do eate gapo de maujres, rsar vox as trata do trabajo
para toer shorroe y pro eerse doe injo par erla o al hogar.
Is neassidades bdaias eCao alttMnitac4l& vestimenta, tech y
la educacidn de ias hijos son priraipales.

Pero g~egn los hallagos a1nt-riormnte omacnnats. la
mayart de ellas son casadas. No son imores vLvieao separa-
das do su marido a viudas e aio muj rea vivienddo con sau opoao
o convivlents. En total hay 63. 5. aunjaesa ambulantes que viven
ca an u marido (esposo cmnviviete)., a quien en nuestra sociedad
corresponderfa ser el responsible del mantenimiento economic.
NUCLEO



ijos Mujor Mujer Caaada/Cqa Mujer Casada qua
Soltera viviente que Vive No Viva camn M4 Total
can Marido do

Si TienL 10.1% 58.7% 4.&a 73.6%
no Tenw 21.6% 4.e o 6.4


total 31.74 63.5% 4.&t 100o



sda to lo aerer e. deo tpatne-m a s r qua rlt sevas
ol trabao ftalta do trabao del Wanrt ean at trabjo die Ito
t1.o






28.


El trabajo de La lajoer vdaDdtOa Iabulante s de&be dqA
cement. en ua minara do caos a 1l falta d4 volu ntd o a La
4 se i~dd par4a I obajo p sr parte del mar14o. Ta grIan Ia
afs 4e los esposos y cWatvlantus trabajan.

La diattri3bud del trabajo al marido es la sigdMuint

Trabaja on farm cont a 78.
Trabaja en foma eventual 16.3X
tio trabaja 4.9

En el caso del trabajevtal ontual irrOgular del nariado
estA as debe par Ia costiaair a la naturalesa de as o tiLco mu.
me, cmeo s oel caso do obrrooo e constracoi&i acil* pintarse
independiaetUsr. hoIbres que bacon cacesublos. etc.


RAmZmES PARA TRABAJO EVEfUhAL DEL MRIDDO


Ra4oane Parcentaje di Marides

El trabajo as 4d naturalesa entsual 69.6,
Znmpacitacian ffsaI 13.0M%
so consigu trbaje 4.4PA
So banoa ttbasj 4.3%



Total
i li I I l l li l l I Illll l t t . . .. ... ... ... ... -- -


i I IIII t IIIII IIiB I illli I I I ] "" -I Ill III llb . . .. ..




29.


en 1 c smo del 4.9% dEo irAdos qut no trabeaan del to-
do, las doe taeeeras partea no tw abajan per ramnse do enferq
dad y el otro 17 dl total per wasano de jbt laAcld.

Aunqo la gnrars mysr de oe narmide sat trabajan, y
aun la sayerf do ellas en fian contfnmna so nota que pa lo
general trabajan en eOapaeiona e de bajos Ingraoes.



TIPO DE TRABAJO aDL MRZDO



Tipo de Trabajo Parccntaje de Maridoa

Aabuiant 41. T7
Obareo 38.33
Chafer S.84
fspleado-Tienda 4.2%
Lac&,io 2.4
Eapleado*0ficna 1.74
sastre 1.7
Pintar .A
Guardia civil 1.7
Jardinaro
Otros 9.0,


Total l0t



antmees e poco r~ament el oaO de 2a rtr vende~4
ar mblat. q trabaja per ua e1 e oso o quaerCe ao psed8






30.


a numtr tel evi ,*A n00a UI trab a taiwemante p"r el heeeI
d que lo que gana uan hbeam en asm osnowBE im artiba maiLaqa
dam aun trasajando a tiespo opletie daftErnlegate Abastom
las -ssidae bilicau d4 ia, fratUea 4s aLededer. 4o cmatre
hijoe j16vano, saor todo cumado eato s eauLentren en a a edd
saeolar.

Par lo tanto a IA edad de que la major par prg~aeencaa
dejarLa do trabajar a i .teis mauh hijoa jdvneas, ella caBiqg
za a trabajar om1 vuwmtdora asantUaato.. Con el aumento del Id
moro de hijos, en vez de dajar do trabajar, la neoaeidad de I
nanciaan s iscAramnt a. c haI no que ella siga trabajando.


5.3. Pero, porqu4 trabajea estate mujeres com vende4
ras adbalaates en ves de trabajar an ofroe ofaiio?

Ya aateiorarentae vio el bajo nive o aun falta do .,
duCato4in que ti nan. Bste so ebe a la op rtunidaesa eduea -
cionales lmitadaf en las Provinc~la y aobre tofd an la Sierra.
TcabiLn as deber;chas veoa a Las a cttudj s do lao padres en
cuanto a la educaci de laU majeres. Frecuentesnto lea dij
ron qua una auejr no tien as ieasilad do estudiar. y a educa-
oAna tue sacrificada atentra qa S e hbomunms varnas sgutaan
agtediando.

~Peo en lat andi utbo una odacacian manr a In Prie
riA complota uiAta Lae ps bumih iL d. aud a amjer qmu tian in
easid 49 tpr arbsj. Adan~ algum d.o as aroem d bat NA
uades 4LJta ess aoasms, d4 an eI IsItrCaton ana + sttia
to pB p tresar e .9 9 sa nd tait yM l t* perso"l -**
oesmas Beam ami nptL tea"SS. mo a pemar ft ets, of






31.


*exzten otma omaualw w a l eauas t1 a cseo sa s& fdol.
La ia pra no Ute a capataic&a Psra sCr eooteras, pewo *i
puad=n ar *psenwmd d4 e=ask o machas veceiss brews. La cen-
patncia para ea dbwrra bane el ingreso baontat dLtftl,. fg
oe at existed emaan pas mpleada. dpaftica an Ma.

Cua e vn Usndao obeervan la ocupacanes eanterioes tntas
par las nmajores aa lntes, qua t ban tr abajado ea otra com ,
(aproainanent la amtad) so nota que IA ayor a do ellas en
efo to trabajabaan ateKriaente oma plesda da lsticasv y
alguna camo obrecas y adS enplrad% do tsnim s.


TIPOS DE OCUPACIOU2S ARTEMRIRWS



Ocupac&dn PoaPccntagj

Empleada de Cama 64.1
Obrera 8.
comeroaanto Estableoida* 7.7%
Erpleada 6.8
Trabajador AgrfCol 4.
CoatuMrea 2.6%
POnaospaera 2.6%
Otroe 3a.4


Total ?


* irfaed pgepsa empleada an a tflana





32.


sB aota por IQ tantoiff 4apcto e M a gLat p,
ven. aasa maxa pasar de
Una voluim a do e ntre Ma34jern axtpoit -'.
UflqpLGaVa d3a anudft far vend)dras Lgorint-a

Rewmdando la edMd 3e Lngrao de la i ttmyfa a ost tra
bajo la Adad de aearas y//o da tea bijoe s db va qu
n e eecto eto fatores ban a do lo priLoeiala en daigar a
deaja e trabajo anteriLar, el aum no ofrea"i la ameasaria
fledxbilidad.


RZUCOES !PARA DEJAR LA OCUPACEON AN'IERIOR



Rae6n Parcentaj e e Majeres


Matrionio 23%
Hijos 21A
Bajos Ingresos 19
Enferoedad
Influencia de Otros 8
Migrzacin
P Idida del E&plo 2
otros ."


Total 1OOK


nbe S, lo qua h a pa ado Oa g m as dIa martad
las aIsjweu on e1 comaraco enblante (y ete poaie n03 tae as b-
*n en amireS sin hijos o mridet adsaam de wladutr Bul-ew
con hiLoa y/oe eoa serio) ban dejado a* oouilpad antartir par






33.


rasxone do no poder combiner sta con el matrlaonio y/o el1 te-
ner hijos.

Sabre todo n el eas do dhaber side umpleada dolsti -
can la ocupacidn anterior de la mayoria m ve la ramo -
nea obviae de esta ditUcultad. La aayarfa do laUs aermaa 4g
masticas on uan viven n n la cama dOand trabajan. io ual as pya
ferido par la anyorfa de apleadorea. Eaate bhcho may rara ve
les permit vivir con su marido. Mientras que la eacases de
buonas eamleadas domRaticas sa deja qua en algunos puoatoe ae
acepte una nujer con hijo, este no Ccurre can frecuancia, so-
bre todo cuando el ndmrzo de hijos aumenta.

Por o1 tanto, el echo de casarae y/o tener hijos aob
ga a un cambio de ocupaci6n, ya que no permit qua estas maje-
res migrants trabajen camo emqplearda daseticaa.

En cuanto a ser abrera o empleada (do tienda u oficina)
estau ocupaciones par coatumbre no facilitan cusna o guarderfas,
sobro todo no facilitan que la majer tenga ua hijo actuale~nt
con ella, o a Ia vista do ella mientras esat trabajando, lo
cual ea preferido par la muJer campesina n el Perd. Tampoco
facilitan hoarios flexibles para ausentarse en *e caso de un
prdblma en la camas o facllitan trabajo a tiaepo paracal.

Zn Burm, la majer 4d Ism VCprovint. y sobre todeo la
maJ r capesina be eno~antra frtcuentaomnt eaon edhoeaian nOy
baja o inaiLatente. Tazida por rsansO da. ortgea- as
anenttaan in 2sa ballidmtimr Atdidticaa, rinqtai itos caIta
lea o do docuamntea,paa oeeaaNau tzrabjo.

Pet" amna estes iaotwra Is pesritm, a woesa eQaGtir
per .m**er-n oo cas o mEplada dcaaetioa o oastutra
Para ao de Is 4ltfam s g s m r la oare n da pr pare.






34.


caLdn iLendo *eta a voces O muaflo del fturbo. Pero las oata
no I.e convioea par el hbaho de que no paramtan la fo amban A n
a intemrelaeci&i de au rol faallar oa mu rel ocupa ioal.

fa comparaciAn la partlopacidn n a el c rcio mufdult
to da a aitas mijeree oportunidades tales que lea permiten maB-
yaces posibilidades de coibinar ep rol familiar can su rol oqM
pacLonal, aun sioedo ambos bastante d~e ndante ta minom do
horas.


5.4. El ser vendedtra amllante es ventajoso para la
aujor casada o con hijos o marido par variae rasones. So proj
ta a superar muchas do las inconveniLncias de toner que combi-
nar ol cuidado de los hijose el esposo y la casa con la meta
de conseguir ingresos.

La ventaja mas obvia es la flexdbilidad de horarto quo
le permit trabajar las horas y dfas que le cmnvengan. Ant la
majer vendedora antes de venir a mu pesto, viste a sus hijoea
da de deaayunar o do almorzar a su familiar, y arregla su hogar.

Adam&s, par la independfncia del trabajo, y su horario
flexible, laas majer e ncuentran de que en caso de enrmafdead
en la familUa, u tro evewo de urgemias, ella predmn dejer
do trabajar.

Otra ventaja s qc lo~ e hijos an edd dQ o etudiart .e
ro do do qued ar saolo an a eaae, ouando vie=sa do au college
paadan quodaras om ella ean 'Igae: 4S vwent, fset todo at
ateo a eam entra Ira J LAs fr i nt nt. so v on las cam
1tw deo Zta y am a d en rm a tropa itamn alfoe an n una






35.


famoe do colegio junto .can a madre-ambulante, hastendo sus
areas escolares alld an la calle o ayud&idola en au trabajo.
Tanibii en la Apoca de vaaciones los ifios pueden quedarse con
la madre y aun i1egar a ser do gran utilidad.

Con niaos j6venes, ella puede aun ilevarles diariaman-
te con ella y seguir trabajando. Entire las mujores ambulantes,
hay 29.5% que acosthubran a traer sus hijos, un porcentaje ba
tante alto record o sea ~et ~a ?eegat a ni os en
edad pre-eacolar. la nX.s ,aa a3papx23t .U. .
al cAa1Jl.a aa 11 r l

En total, entire las mujerea con hijoa la distribuci6n
de traer a dejar a sus hijos es La siguientet

Acostumbran a dejar sus hijos 63.6%
Ac otumbran a traer sus hijos 29.5%,
Combinan 6.9W

Si oo binan, significa que traen un hijo algdn da y no
otro, a que traen uno a various do los hijos y dean a otro u
otroa. Por ejeaplo, alguaas do ellas traen uno de sum htioa j I
venes un da, dejando al otro an casa, y cambiando aL aiguiente
da, an que traen al hijo que estaba an casa el dia anterior y
dejan al otro. La rasn pawra eso as el beho d4 qua eanuentran
di~ael.l p ustr cuidad adacuado a adt 4d un hijo a la ves en
la calli.

Mtentrus que los hija son pro-a lIUlatoeroA la =aJer &Z
bulanta tiene Maao prdbtla3em cuiddadolon qua dOlpuds. KAll
pedet tenar os an oam nfta at u vate a s erana a on na alja
* emart a su lado. o aileen*t eairm da periPdicos, telai






36.


o sa tabla de venta. Pero con niflos ya en edad de caminar exj
te el problema de quo corran en el camino de los carrots y pe-
derse. Ambas cosas ocurren con frecuencia entire los hijoa de
las madres ambulantes sobre todo en zonas camo los alrededore
del Marcado Central. Par lo tanto ella a veces prefiere deja,
los, ya a la edad entire el bebd y el eacolar ads responsible.

Entire las mujeres quo dean a sus hijos o los dean a
veces solos o a veces con un pariente. Aun consideran un hijo
de 5 6 6 afi~ a voces, suficientemente mayor camo para quedar-
se virtualmente solo. Pero cuando estA solo la mujer ambulan-
te a veces es las arreqla para regreaar a cada rato a casa para
ver que eaten bien, dejando au puesto bajo el cuidado de una vg
cina mientras tanto, o hace que lo hijos la visiten a ella en
su pueato por ratos.

Cuando de deja a los hijoa con otras personas ealos
son imuchas vecs parientes.







37.


CMB QUXER DEJAN A SUB H1JOS MENORES


Personaa Responaable Parcentaje do Madres

Eaposo y/o Hijos mayores 40.2 Z
a~dre/Suegra 25.8
Hermanos 11. 3 '
Parientes mnd lejanos 13.4
Vecinos 5.2,
Epleadas doe asa* 3.1A
Guarderfa 1.0

Total 100%

* Las "empleadas de casa" son por la costumbre hijas rayores de
vecias o parientes o co-provincianas conocidas que cuidan a
los hijoa bajo n arreglo especial que include poco o ninagn
sueldo.


Pero a pesar de los problems mncionados, la ocupaci6n
de ambulance ofrace muchas m6s facilidades para cuidar a loa
hijos y la caa qua cualquier otra. Por lo tanto el tener un
hijo, o un hijo extra,es uno de los factors do menos iLiortg
cia para dejar de trabajar po archo tiezmpo para la anjar aulg
lante. Ella sigue trabajando, trayendo al reci&i naeido.


tambiMn
cual so
amujre.


5.5. Con la a aor c o caa o cxvirtate qut trabaja.
es planted *I problo dl grad .y natura~la an el
murido cqa lt taroa d4l bogar. En el caseo 4d 1U
adeslnt ag trata d hbra e que poe la oostifa tia





38.


bi&i est & trabajando y quo en casi la mitad da casos a&a tra-
bajan an la miama ocapaci6n amo ambulante.


Por lo general loe maridola f ayudan an la oasa. La
distribtui6n es la siguiente:


Ayndan en casa

No ayudan en casa


62.3;

37.T7


Eatos hombres ayudan en todo tipo de tareas cuidado de
nifos, limpieaa, cocina y adn lavado y planchado. IE hecho do
que el hambre trabaje seqgido o no, no parece ner el factor
principal en cuanto a su compartimiento en las areas hogarenaa


TAREAS LDL HOGAR LE LAS CUALES AYUD&A MARIDo

i~~~ ~ ila i a l i I I I li I [ I I I ] ] _


Tarea


Parcentaje de Hambres


Cuidado de Nifios 17.93

Limpiesa de casa 34.2:;

cocina 21.4 '

Lavado/Planchado 17. IM

No especificado 9.4:-


Total 1006
-- __ _II I I I -- ii i i i i i li i






39.


cuanao m arido no ayuda en ningna taroe an la casa
la raa6n ma frreumate dada era el beoho d quo trabajaba ma-
cho, rgrosaund canmado a sin tieupo do ayudar. Por l tanto
el hecho do que el hombre culIol can sa rol ecnnmaeo as visat
cme justificacid para liberarlo doe aalquier papal en las t3
reas faniliarfe-hogaretaa. Esto ocurre a pesar del heaho de qum
la aujer tambign trabaja, y aun a vecea en la misna ocupaci6n.

1 no querer ayudar as la segunda caada an iApotancia
entire los que no ayudan. Pero may pocos maridos en esta pob.l
ci6n habfan dado aom* raI6 la croencia de que el hoabre no ft-
Be ayudar en estas areas. Pero as muy possible que esta acti-
tud eat& inplicita entire suchos do los qua no tienen deseos ed
ayudar.


RAZOiiES POR LAS QUe EL MARIDO SO AYUDA EN LA CASA


Raz6n


Porcentaje de Maridoa


Esta ocupado con su trabajo 49.0,
No quiere ayudar 22.4/
Piensa que el hbatre no debe ayudar 10.2

Otros 14.3%

So so sabe 4.1%


Total 100Y
T c.. ,, ,,, .. .. -






40.


Pos la costumbre la mujer que no cuenta con la ayuda
de ou marido a enouentra resignada al hacho. La distribucidn
fus la siguiantes


Resignadas

Quejdndose


307
30..


Las qua so quejan dicen qua at marido
casa si la anjger trabaja.


debe ayudar en


Las majeren que racionalizan
areas, lo hacon par la costumbre en
sancio del hombre.


ou falta
t&rminos


de apoyo en estas
dal trabajo y cqa


RACIONALIZACION DE LA MUJER POR LIA NO AYUDA DEL MARIDO


Raz6n dada por Reslgnacijn al iecho


El trabaja much

Llega a casa caneado

No quiere hacerlo

Contxrlbuy can dinero para la easa

iHambres no deben ayudar

Otrea


Porcentaje de Mujores


25.8

16.1 A

12.9'

9.7:-

9.7.


Total 1OO%
-- --I I I I LII __ I I I lI I I I





4'"


5.6. Asi se ve quo la aujor von4edara azbulante ostl
trabajando par aatar prosionada ecodn&nieanto a hacerlo aun-
que au marido par costumbre trabaja, lo que el gana no alcansa
para las nacesidades bsaioas do au familia. grande. Zntre las
limitadas ocupaciones a las euales elua podrt tonor access, el
comarcio ambulanta es la aws flexible en t.&raidao de powder cqg
binar su rol familiar y su rol ocupacional. Muchas de ellas
han dejado de ser enpleadas de casa, y trabajar en otras ocuag
cianes justamente par el hecho de quo las ocupaciones anterio-
res no facilitaban tales posibilidades. Cuando la mujor trab1
ja come ambulante, par lo general el marido de ella taibi&n a-
ynda en cierta media en las tareas del begar.

Por lo tanto, estas majeres ambulances generalmente son
mnueres do parejas donde el marido y la amjer comparten el rol
econumico aun a veceS on la misma ocupaci&n y taimbin c=aparten
al rol dOcmxutir.o en sea esfuerzos de facilitar una vida para
ellos y sus miltiples hijos.







42.


La mujor vendedora abulante de Lima es part d un
problema structural general. Pertenece a la migraai& inints
rrampida hacia la capital de provincianos campeesnos aumentan-
do en la ciudad Qi excedente de mano de obra y la situaci6n do
ingrorso bajos. Pero la raz6n do estar vendiendo en las calls
dG Lima es ya =as ccmpleja. En comparaci6n con muchos hombres-
ambulantes olla rara vez tiene otro oficio qu e le erfa possible
practicar.

A pesar doe su bajo nivel de educacidn y sua otras li1
tacionet, ae tas mujores podrfan potencialmente in resar a ser
empleadas domst.icas, o, an algunos casos, obreras o eopleadas
de tianda. Pero par las responsabilidades de familiar que ellas
poar o general tienen, y sobre todo, su gran nbmero de hijos
j&veneo. no podrfan desempeflarse en eatoa trabajos a peaar do
la ayuda del marido en casa.

Por lo tanto ellas eatin casi totalmento liirrtadas a
ser ambulances. Bata actividad econdmica les ofrece la flexib
lidad que necesitan para combinar roles familiares y ocupaoioqg
lea, por lo menos mas de lo qum les darfa cualquier otro trai9
jo urban. Nuebas veoes ellUas un trabajan aeo su oepoao o a s
viviente quirn tma.M in es ambulante. De eta amnera ellas eo-
tdn de acuardo con el patron cultural propio del campeaino, quP
traen conLgo al mrdio ubano.

X1 acosoe al Sector e* relativamaante fail, y lam gaaot
ogtue a&aue vatfan iObIe y Cequizaen de large hers do trabaso@
ema ejoresa do to quo *Ila podra oneaeguir do otra manrxa.









Ademas a s a s le da oportunidades de disfrutar de su trabajo,
especialmente cuando es una de aquellas mnajere que tienen ea-
pritan oamerciante.

Pero sabre todio,la mber vandedora ambulance es una mn
jer que lucha count oa noarma dificultades y limitaciones. Al-
gunas da estas limitaciones on adscritas, en sentido cultural,
dado su marginacidn sociecondmica en el pasado. Otras son aq
tuales, propias del ambiente urban privilegiado e inhumane dq4
do reside ella ahara.

Su vida consist en enfrentar diariamente infinidad de
tarear y problemlas familiares, largas horas de trabajo en las
calls de Lima, y la insegutidad de sus ganancias y de au futa
ro ecandmico. U1a trabaja sobre todo para asegurar las nece-
sidaden btsica de dsun multiples hijos, y cada hijo adicional
le da mrs necesidad de seguir trabajando.

Mientrae que la situacidn social actual no ofrece maej
rea posibilida4de econdmicas a los mraridos de estas mujeres
(y an caso de solteras, a padres y herranos), ni ofrece a ellas
otras ocupaciones que podrfan ayudarles a relacionar aue areas
familiares y ocupacionales. ni ofrece una manera de elegir su
admero do hijos, ellas estin atrapadas en una red de lo cual no
pueden salUr y qua cada dfa la aujeta mia.

ser ambul-ant para la mayarta de mijeres quo trabajan
en est* Sector as pear o general el factor quo constitLay la
posibilidad de scbrevivenasa para ella y aus hjoes, en una at-
tuacidr social quea ba h arguinagdo per sIglom y sigue bacid&fq
lo.


43.







44.


A -ntes Aeetodo1&dicos

I. La fMuestra

Haccr una muestra en el Sub-Sector camercio ambulance
era muy diffcil, no &nicamente por la falta de datos basicos
pero tanitidn por la mobilidad ffaica de los vendedares ambul~a
tes. Por lo tanto era imperative hacer un censo previo en muy
corto tiampo de todos los ambulances en Lima, y seguir con la
encuosta poco despuds.

Aun hacicndo todo esto se encontr6 que la diatribucidn
de la poblaci6n habfa cambiado en algunos sitios.


2. Precaraci6n del Cueationario

Por el nivel bajo de educaci&n de las encuestadas, y
problems idiorgfticos de algunas de ellas, se prepared el cues-
tionario con much cuidado, baciindolo 1o m a sencillo possible,
tanto en tgrminos de conceptos tratedos y presentacidn idiomB *
tica.

Be hilo varies prumbas del cuestionario con amzulantes
fuera de la muestra, afnt de Opeparar la versii6 final.

A pesar de todae As mdidas to adas ee eneactd quo la
preparacidn hubiera podido ser asn m~t adecuiade un parAb prega
tan to qo set canbiadae debpoA dsl comi eno de la enameatM
" t baiaeno inutilible aesuwllas que ya se haba realilado
anteae.






45.


3.4g 3. M i4gej

er de esperar que dabido a las perecucioanes de los
adIalantas por la oUCla S mamiipa~ exilixSa actitudes de nst
piacaAa y Zechaao quo dificultarfan eacuestas con esta pobla-
ciqn.

Para poder r supear ottoa probleaas se toa6 las siguiqg
teas mdidas principaless

1) So prepare con mucho cuidado a los estudiante.-eA
cuettadores, cxplicdndolos la aituaci&n potencijl
mente hostil y dcndole pautas para arregl3are ba-
jo o3tas condicionea.

2) Sa aigui6 muy de cerca a los encueetatoras, teniaq
do reuniones de evaluact6n y coordinaci6n con cada
uiia do ellas cada pocos dias al principio y ?po
lo monos cada semana despu6s hasta terminal la eA
cuesta.

3) c descart6 aquellas encuestadora; que realmenta
no podfan ranajarse an las situaciones ya descri-
tas.

So ncontr6 nuchas diferenacias n el deaempeao de las
encuestadtacra, ~iendo much mas efectivas aqufllas can conoc-
miento y contact prvwio de las actitude calturalas de las qa
cuestadas.


A : '




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs