• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Foreword
 Introduction
 A
 B
 C
 D
 E
 F
 G
 H
 I
 J
 K
 L
 M
 N
 O
 P
 Q
 R
 S
 T
 U
 V
 W
 X
 Y
 Z














Group Title: Diccionario de los niños
Title: Diccionario de los niños
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00086097/00001
 Material Information
Title: Diccionario de los niños contiene pensamientos, máximas, consejos e instrucciones relativas a al edcación de la juventud : con indicación de las reglas de urbanidad y buenas maneras para la vida social, y noticias sobre los más importantes descubrimientos en las ciecias, las artes y las letras
Physical Description: vi, 102 p. : ; 22 cm.
Language: Spanish
Creator: Estrada y Zenea, Ildefonso
Publisher: Aurora del Yumurí
Place of Publication: Matanzas Cuba
Publication Date: 1879
Edition: 2a ed.
 Subjects
Subject: Children's encyclopedias and dictionaries, Spanish   ( lcsh )
Genre: dictionary   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Statement of Responsibility: por Ildefonso Estrada y Zenea.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00086097
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 08507247

Table of Contents
    Title Page
        Page i
        Page ii
    Foreword
        Page iii
        Page iv
    Introduction
        Page v
        Page vi
    A
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
    B
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    C
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
    D
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    E
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    F
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
    G
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    H
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
    I
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
    J
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
    K
        Page 47
        Page 48
    L
        Page 51
        Page 52
    M
        Page 55
        Page 56
    N
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
    O
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
    P
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
    Q
        Page 69
        Page 70
    R
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
    S
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
    T
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
    U
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
    V
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
    W
        Page 95
        Page 96
    X
        Page 97
        Page 98
    Y
        Page 99
        Page 100
    Z
        Page 101
        Page 102
Full Text




S DICCIONARIO




DE LOS NINOS

CONTIENE PENSAMIIENTOS, MAXIMAS,CONSEJOS
E INSTRUCCIONES RELATIVES A LA EDUCATION DE LA JUVENTUD,
CON INDICATION DE LAS REGLAS DE URBANIDAD Y BUENAS
MAN ERAS PARA LA VIDA SOCIAL, Y NOTICIAS SOBRE
LOS MAS LMPCRTANTES DESCUBRIMIENTOS EN
LAS CIENCIAS, LAS ARTES Y LAS LETRAS.





SEGUNDA EDICION.
is


-*
,-r^

'/t -


MATANZAS.
Imp.-oficial "Aurora del Yumuri" Jovellanos 3.
1879.


A.t


Illl






L si- - ..' .
I -_. .z 1'.s. ..
-,.














Si a palbr es la region del pensamieto por

consiguiente, int.rprete de las afecciones del alma, pro-
curemos que la nuestra sea dulce, afable, morigerada, 114
na de mansedumbre, de ilustracion v de bondad; para
ello no nos valgamos de otras voces que las que pertene-
cen al doniinio de la gene culia y con que podernos dar
I conocer o1 esmerado de nuestra education: de esta ma-
nera lograremos conquistar en sociedad la estimacion y
ma ,' n-,

S el aprecio de que se hace digna today persona ien ,ablada.
S A este fin encaminamos la obra que tenemos el gusto de 1
dedicar d los niRos v en la que no encoutraran aquellos
una sola palabra que no sea digna de su objeto.



"S. ufor. ..,


S.. -.




II


, :. .,:




ST..










































L


..I l''' i ''~'


INTRODUCTION.


, '.O ;


ios nifiros desde que comienun a hablar, principian A
recojer el caudal de voices que coustituye su diccionario y, .
van forinaudo con ellas el tesoro de su couversacion, que
.es mas 6 menos discreta, mas o menos interesante y mas 6
menos morigerada, segun que las palabras qne hau sido su
cosecha, han contribuido 6 no, A despertar en ellos los sen---
timientos elevados y generosos que desde la priwera edad :-
inclinan el auinio A las pasiones que ban de constituir mas
tarde el fondo de -.u carActer.
Asi pies, nada conviene tanto como prepararlos antes-de a
entrar on el gran mundo y de que comienzen A agitarse en "-
el revuelto torbellino de la sociedad, poniindolos en pose-
sion de aquellos colocieiientos y de la fraseolojia particu-
dar que debe hacerlos apreciables por sus conversaciones.
La palabra, ebe d(n precioso con que la Divina Provi-
dencia qiiso favorecer A los mortales, diferenci6ndolos por :
ella de las bestias, que solo tienen voices y alaridos con queo
parecen lamentarse A cada paso de su abyecc'on y abati-
miento; la palabra es la que, bien 6 mal dirijida, puede ha-- -
cer la telicidad o la desgracia del hombre; por eso importa;
tanto euseuarlo A hacer bueu uso de esa arma poderosa de
dos files que, nmas tremenda que la espada, mas potent que .
el cafon, mas enbrgica que los ejercitos mas aguerridos, es
la q4ue gobinern las sociedades y como la verdadera patan- a
ca de Arqiwmedes, la que rea:lnente coumueve al undo
en s8s cimiento.q.
Proporcionar A los ilaios aquel caudal de voices que con.. '
relacion A los nobles y generosos sentimientos de la edad
feliz en que ]a naturaleza tiende A desarrollar el grrmen de 'i
las pasiones ha de ser interprete de las afeccienes de su al-
ma; facilitarles el perfect conocimiento de sus obligncio-:
nes para con Dios, sus padres, sus maestros 6 institntores,



S. . .-.. -


* -~4 -


.1 -


-C'- i- -
:"
L;(i~






r~L


ii
tli'



'i~!.




i.


Y ~,
;;


asi como el de los deberes que en su cualidad de nifios, lesa
impoue la sociedad, de que forman part; tal es el objeto
que- nos proponemos al dar A luz este Diccionario qne com-
pronde realmente ln tratado complete de edutcafion social,
moral y religiosa, que bajo la form ameua, interesante y
variada a que se presta el drden aljabitico on que van co-
locadas las materials, sin fatigar la iuaginacion, ni la inte-
ligencia de los nifos, insen.siblemente ira depositando en
sus tiernos corazoues la buena semilla que ha de producer
mas tarde los sazonados frutos de la perfeceian A que natu-
ralmente aspiran los buenos padres.
1D i .i i A t # i,* 1;i 11h\f\ r s


U' i LU I II LiJUt A l Un, 1S JU1CVLl JVo, I 11.31 LIIS I UC II IIUUO
S y hechos notables, cueutos, ankcdotas, todo aquello en fin,
Sque pnede propender al logro tie nuestro intent, ha de en-
contrar on las paiginas do este Diccionario, verdadera enci-
clopedia de la iintancia, a qu? en todas ocasiones podriu acu-
dir los nifios para consular n sololo la manera de decir, que
S es el objeto primordial do los diccionarios, sino la de hacer,
que es el particular del nuestro, por lo que, con la debida
propiedad, pndiera titilarse la obra Diccionario general rao-
nado de conocimientos i4tiles d la inficia.
i'.- Los padres de familiar al tolocar en maInos de -sus hijos
el libro que tenemos la satistfaccion de ofrecerle.,, baran sin
duda A aquellos un Ieneficio de verdidera trascendencia,
cuyos frutos serin ellos nismos los primeros en recojer
Spues tauto como una mala comnp..flia pnede pervertir el co-
razon mas inocente, la constant sociedad ion un libro de
S a indole y tendencies de nuestro Diccionario no podrd m6-
S nos que iufluir de una manera notable en la inteligencia y
; n el corazon de esos s6res de nat.uraleza imprepionable que
taundispuestos se hallan A recibir la diroccion quo se les
, -. comunica. Conmo la material y el 6rden de su colotacion no
S pide una lecture continuada, no hay t-wior de que con ella
se fastidien nuestros amiguitos, y on disrtintos ratos, cual-
quiera que sea la pigina por donde alran el libro, nos per-
suadimos do que siempre serA para ellos dtil y agradable.


- VI -












t *.



AMAR d Dies y al prdjimo
Toda la ciencia es
Del hombre que la vida
Feli: pretende hacer.
ALFABETO. Cadmo pasa por haber introducido en Grecia
el Alfabero que habia traido de Tiro. Los alfabetos de Eu- -
ropa y Asia prorieuen (de las escrituras indias, china y se-
mitied. El alfabeto del Mediodia do Europa es el de los
romanos: el de los alemanes de origen g6tico: y el de los
rusos tiene aunlogin con los griegos.
La palabra Altabeto, Aphabetum, toma su 6rigen en el
nombre de las dos primteras letras griegas Alpha y Beta; asi.
como el Abecedario en el de las cuatro primerasdel nues.tro.
La utilidad de introducir un idioma 6 escritnra universal
por cuyo medio la part ilustrada de las uaciones pnediese --
comunnicarse, ha hecho liseuirrir A, los sibios el former iun 4
alfabeto universal. En el memorial literario de 1801, so ha- .
cia meucion de qiie en varies eindades de Francia y Ale-
mania se eusefiaba bajo el noinbre de pasigrafia, uua escri-
tura que, conio la misica, podia leerse por todas las nacio-
lies. El diario dle los literates dle 1720 auntnciaba un alfabeto
que se decia muiy ingenioso. En la Enciclopedia met6dica, .
S dicciouario de gramattica y ilterarura, se habla de otro al-
fabero semeni:intte inventado por el obispo ingles Wilkins
4 ilustrado por el Doctor Hook. Leibniz trabajaba otro so- .-
bre tin sistema algebraico, que habia titulado alfabeto de los .
pensamientos humans; la uinerte cort6 sus areas. Eu el ar-
chivo de la Academia de bueintIs letra de Barceloni; hay
un proyecto de semejante naturaleza traliajado sobre las .
ci fras ari big s.



- -. -. i' 1
-,- -.. i, ,e -, .'' "' ./. ".- a F A '^ '- *.^ +i a








t --


2 .


S En la Bibloteca fisico econ6mica -le Paris, primer semes-
A 'tre de 1811, se hall otro anuncio de un mapa general pa-
sigrifico extremadamente fAcil, que se supone ya puesto en
1uso y sabido por personas respetables de Francia, Hloanda.
y Noruega.
ANGELES. Asi se llamacomunmente A los niiios porque su.
hermosara y su inocencia nos recnerda la de aquellos espi-
ritus puros que circundan al Eterno en su morada.
ADAN. Asi se Ilam6 el primer hombre qne Dios cri6 d sw
imdgen y semejanza, para que le conociese y le amase.
i ABEL. Hijo de Adam y hermano de Cain, fu la primer
victim de la envidia. La muerte de Abel demnestra de to-
do lo que es capaz el corazon del hombre cuando se deja-
.,.* dominnr por la muis vil .espreciable de las pasiones.
S AMOR FILIAL. Es la priaera virtud que recomnienda A los
nii.os: quien no ama. sus padres, no solamente es un ser
Singrato y despreciable, sino que no es possible experiment
S amor por cosa ni persona alguna,
AMIGOS. Titulan de este modo los nifios A los com)afie-:
ros de sus juegos y diversions: el tiempo es quien les hace
conocer mAs tarde la diferencia que existeentre los amigos y
los conocidos.
*. AMENAZA. Mnalacostumbre que tiende A revelar que el
pecho abriga una passion perverse: la venganza. Se ha dicho-
que la amenaza es uI castigo anticipado.
Ouando se nos falta debemos corregit a quieui.lo hacee
S pero no hay razon para ofreceranticipadamente un castigo
que, no pudiendo-aplicarse en ei acto, tiene que ser alirien-.
tado por el. rencor, que es un baktardo sentimiento.
ASPEREZA. Vicio 6 defecto contrario A la afabilidad. El
nifo de c:arActer aspero no solo tendri pocos amigos sino
que pronto contari con enemigos que le harfn experimea-
S tar disgustos y susfrimientos.
E pues, de absoluta-'ecesidad ser afables, indulgences y
tolerantes para que todos los sean con nosotros.
AMPARO. Los nifios tienen el derecho de solicitarlo de
todos y de alcanzarlo; porque todos los hombres estamos
obligados A proteger la debildad y la inocencia.
ANCIANIDAD. Es el contrast con la niiez: los nifios de-
ben respetar siempre A los ancianos; porqne en a daa uno do
S ellos deben suponer que ven a su propio padre 6 A su ahuelo.
AMOR FRATERNAL. 8i la doctrine nos recomienda amar


,.
-L *.


i.


T

:C
r-
.'Y


3-_.


r- r

*:


" ^ -, I ( "










~ icin.prdadr'ta.usleoaS -.-d -
todoi qoe ieso ss see ya ,idat en
Sidentificada ha Io -.L aonestra y poxr .y.&t
V venp orte o r de sa g i-n ,
B)"8ao que uo ge-akmal. Loi
u Mb. or sien.pe nuestro mejor and a r.w.
s tra part justifiear, todt.la pu.a-
-t 4g-si4snque sirve e d Lodelo, puestogiqi
4qu* AqMAw
Au,. dbidaftlnrse poco, de todp y de minai
S''Jt.bb8strt isa le que del&sernqs interesante.El uiwo atba^-'
'q- h ,t t qlua comienza, por serlo de las cosas, o.ancl.
r mi.rar cou descnido -u .persona y esto le conudm a .t
'.tal menosprecio dte su propia dignidad. .a.
IoLIcAsIOoN. Cualidad que recornienda en altQ :grat
.' nii aus; paque por ella alcanzani el carifio-de sus
y a:. yAestiaU;ocmao de sus maestrqs, y entrau ei .pQesjPo
. oseiao oiuieutos necedarios para dedicarse.. coA. apFir
Schlamieuto A Ia carrera a que se sienteu ineliendos. :
S AEN.AIONES. Deben teuerlas los nifio con todos: y ..4
otalwente cou los miayoresen edad., e -
ArABLrUAD. Qnai1 t qsw recomieuda todo.el, m
y especialmente 6 lo" niiuos. Un nino adusto es molesto
z''' esagradalle. .
;t-. AcOIRAS. Deben cederse siemtpre A las Idaras, A las p
ons de respeto, cuidnilo de hoacerlas comprender, a-nq
r Iigaernmetnre, esta atencion que coiw ellas se tieno.
v.ADULACION. Vicio feu, desprecialkle, propio solawente
t.",m ezqainas y de pershg degradadas.
*sftinez de la Rosa, haGaB k los aduladores, diqe.
"Qu ien tie jonjea
I Su ben y sea."
AmBircroN. Ouando se. as conseguir objetos diig
'-y estimables, es noble y se -recomienda; cuando de
Ena solo el deseo de atesorar-y de.adquirirlo todo para
,.igr^eciaBle ppuque revelSege i. .pQ.
-, 'AiTisao. Acostumb.iaoS w ,.stra- oda esti-- f

^lWoiae;dad que-solo -ellue8 be el. powder disfrutar d'e'-
7i sy4ntf&d(e l-eii'ilizacior'7 -
S2.





-4-
ARTISTA. Es todo el que se dedica a cultivo de las artes,
bellas 6 liberates, como generalmente e lasdedomina, estas
son: las poesia, la mfisica, la pintura, escultura y )a lite-
ratura en general. Para ser artist se ecesita tener un co-
ruzon desinteresado, poseer el instinto de lo bello, y estar
dotado de un alma A la vez en6rgica yj sensible.
AsEo. El aseo se ha colocado por mtchos en el numero
de las virtudes, por lo que influye en 1i said del cuerpo y
por una consecuencia inmediata, en la0ei alma.
La mayor parte de los antiguos legigdores, segun Vol-
ney habian hecho del aseo, bajo el nonfail pureza, uno
de los dogmas esenciales de sus religions; por que ex-
pulsaban de la sociedad y hasta castigaban corpori lente
A los que se dejaban atacar por las enfermedades que cda-
siona el desaseo; por lo cual instituyeron y consagraron las
ceremonies de ablnciones, bafios, bautismos y purificacio-
nes ann por el fuego y el humo aromAtico del incienso, la
mirra y el benjoui.
AMERICA. Esta es la region mas bella del mundo. En ella
por fortune hemos nacido. La Am6rica, descubierta en 1492
por el genov6s Crist6bal Colon, es el testimonio mAs grande
de la iugratitud 6 inconsecuencia de los hombre, porque de-
bido su descubrimiento A la inteligencia, la constancia y
energia de Colon, ni siquiera lleva el nombr.e del descubri-
dor, habi6ndose cmncedido este honor al aventurero Amdri-
co Vespucci, que la visit despues del'descubrimiento.



















BONDAD resp~ren siempre
Tus obras y verds
Que todos, si eres bueno,
Contigo lo sertin.

BENEVOLENCIA. Esa buena disposition del Animo que
nos inclina al bien y que nos hace mirar con indulgencia
las obras que en nuestro daio intentan nuestros enemigos,
eso es lo que se llama benevolencia. Las personas benevolas
siempre disfrutarAn la satisfaccion interior que proporciona,
hacer bien y aun cuando otra recompensa no alcancen, esta
sola bastarA para que se hallen satisfechas de si mismas,
que es una de las mas dulces satisfacciones.
BESOs. Se dan A los nifios como testimonio de las simpa-
tias que nos inspiran y estos por su parte deben aceptarlos
con agradecimiento, correspondiendo con la misma demos-
tracion cnando sus padres les ordenen que lo hagan.
Los nitios deben besar siempre la mano A sus padres, la-
frente A sus hermanitas y la meilla A sus hermanos.
Esos tres besos son de respeto, de carino y de fraterniddd.
BEBIDA. Los nifios jams deben tomar ninguna clase de
licores, aunquepara ello se les invite con iustancia;primero
-porque las bebidas espirituosas generalmente son dafiinas
al hombre y particularmente 'A los nifios; y segundo porque
el niflo bien educado sabe que solo le es licito tomar dulces
y agua fresca en los lugares pfblicos A que; concurra, atra,
y6ndose'siempre la critical y la censura' de todos cuando se
les v6 aficionarso A las bebidas, que deben mirar con horror
como causante del feo vicio de la embriaguez.
BENEFICIOs. Aunque el hacer beneficios, sea segun el






-6 -
adagio, la manera de rear ingratos, esta verdad desconso-
ladora no debe impedir quo nos hallemos dispuestos siem-
pre a contribuir al bien de nuestros semejantes.
Hemos no obstante de 'proceder con la debida circuns-
peccion en nuestras dAdivas, primero, porque si nos mos-
trAsemos escesivamente pr6digos y dadivosos, concluire-
mos por realizar el refran de que El que da lo que tiene, d pe-
dir viene; segundo, porque cuando de la misma manera da-
mos al que necepita que al que pide pot vicio, ni unos, ni
otros agradeceran el servicio, y iltimamente porque si da-
mos, cumpliendo con los principios de la caridad evang l6i-
ca, esta recomienda que cuidemos primero de nosotros mis-
mos.
Es por otra part otra amarga verdad que los que nos
rodean en las horas de la fortuna, son los primeros en abau-
douarnos en los tiempos de la adversidad. Mostr6monos,
pues, siempre mesuradameute generosos.
.BENDICION PATERNAL. Cuando el hijo, humilde y respe
t.poso; inclina la frente ante la magestad del padre y to-
mando la mano que aquel le extiende con carifio, estampa
en ella un 6sculo que revela su amor y su obediencia hAcia
el autor de sus dias, todos se complacen A la vista de una
escena que tan satisfactorimente justifica los vinculos y re-
laciones que existen entire el uno y el. otro.
El padre, al imponer sus manos sobre la cabeza del hijo
atrae las bendiciones del cielo sobre aquel cuya felicidad es
la aspiracion constant de su vida.
El hijo, al imprimir sus lbios sobre la mano que le ben-
dice, se hace dibno de esta gracia y ella le presta seguridad
y confianza para acometer todo g6nero de empresas porque
sabe que ]a-bendicion del cielo le acompafia, pues esta se
trasmite A trav6s de los dedos del padre, como las corrien-
tes magneticas que los magnetizadlores pretetnen hacer pa-
sar A los que se colocan bajo la influencia de st powder en6r-
gicQ y misterioso.
Ningun hijo debe pues renunciar A esta santa A invetera-
de costumbre, debiendo por el contiario hacer que se per-
pette hasta sus iltimos afios para que A la vez sirva de
ejemplo saludable A su prole.
Nada mas interesante.que ver doblarse una frente que
comienza A encanecer, ante otra ya encaiiecida y qne tam-
bien la primer reciba este tierno y respetuoso homenaje






7 -
de otras mas j6venes en que los cabellos rubiosjustificau la
cortedad de los afos.
iBienaventurados los padres que gozan de esta satisfac-
cion y que ven reproducirse y retofiar en nuevos corazones
el g6rmen de las virtues que supieron encerrar en el pri-
mero!
Entres las ceremonies que tienen lugar cuando un sacer-
dote dice la primer misa, ninguna ciertamente mas intere-
sante, hallindose present la madre, que la de aquel momen-
to en que esta se airodilla A los pi6s del nuevo ministry del
artal para recibir de 61 la bendicion, postrindose luego el
sacerdote ante los pi6s de la madre para qu6 aquella A su
vez le bendiga como hijo!
Jizguese de la satisfaccion y del gozo que en aquellos
moments habrA de esperimentar un corazon sensible de
mujer y de madre, y si hay quien contemple sin derramar
abundosas y dulces l6grimas, esas conmovedoras escenas
que son el encanto de la virtud y el testimonio fehaciente
de que aquella aun no ha perdido su imperio en el mundo.
Nifios! No dejeis jamAs de pedir la bendicion a vuestros
padres; para que elles alcancen de Dios que os haga buenos!
BUEN PORTE. Es indudable qne el buen porte hace la
apologia de la persona y que generalmente por 61 se juzga
de las cualidades del individuo.
La pulcritud, el aseo, Ia elegancia entran por much en la
estimacion de las personas y en la consideraciones y defe-
rencia con que se les trata. Por eso no noscansaremos de re-
comendar los nifios el mayor aseo en la persona y quo
procuren couservar siempre lo que se denomina buen porte,
teniendo especial cuidado de no entregarse por otra part
al cuidado exclusive de'lo exterior, abandonando lo interior
.6 intellectual, que es lo que de preferencia deb'e cultivarse.
Ati6ndase, pues, con esmero A entrambas cosas no olvidando
esta mAxima de uno do los hombres mAs pulcros que hemos
conocido y que por si mismo podia responder de la exacti-
tud del dicho.
"Buen porte y qnos modales
Abren puertas principale.'
BRUJULA. Descubrimiento atribuido A Flavio Gioja de
Amalfi, en el reino de KApoles hAcia el aio 1,300. So dice
que ya le usaban los chinos y que de ellos la tom6 Marco
Polo en 1,200. En el primer viaje de Colon ya notaron los
espalioles las varinciones de !a aguja maguntica.






-8-
BAYONETA. Asi se llama esta arma por haber sido in-
ventada en Bayona; pero no se sabe el nombre del inven-
tor. Los franceses se sirvieron de ella por la primer vez
en 1,692 en el combat de Turin en tiempo de' Luis XIV;
Al principio se colocaba en el cafion del fusil, y la mejora
ha consistido en el punto que, fijandola en ]a extremidad
del cafion, no impide que salga el tiro.


















CANDOR el alma tuya
Procure conservar,
Porque el perfume es ese
Que su valor ledd.

CARIDAD.-Virtud evang6liea que significa amor al prd-
jimo.
De cunntos titulos pueden honrarnos ninguno mas her-
moso que el de ser caritativos. A la formacion de este pia-
doso sentimiento concurrent todas las pasiones generosas;
pero nada es mas necesario que saber dirijir nuestra cari-
dad; porque mal entendida puede ser perjudicial A los mis-
mos 'A quien tratamos de favorecer.
Como una de las consecuencias inmediatas de la caridad
es la limosna con que procnramos remediar la miseria del
pobre, debemos cuidar much de averiguar A quien se 1hace,
no sea que con ella alimentemos el vicio y la vagancia,
contribnyendo al sostenimiento de la mendioidad pfbica
que es vergonzosa y degradante para los pueblos.
Cantando esta virtid cristiana en la Oda que la dedica-
mos y per la que, habiendo side propuesto el asunto come
tema en los Juegos florales celebrados en el Liceo de Ma-
tanzas en 1867, tuvimos la honra de obtener la flor
de plata y el titulo de s6bie de mdrito prometidos, consigna-
mos estos pensamientos que acaso atrajeron sobre la com-
posicion las simpatias del Jurrado, A quieu no podia intere-
sar bajo otro punto de vista.
S"iExcelsa Caridadi--Don bendeeido
Que derranmando:bienes celestiales
Fu6 por Dios A los hombres concedido






10 -
Para aliviar sus penas y sus males!
El alma pura que los goces siente
De esa noble virtud que te engalana,
Humilde inclina al Hacedor la frente
Y eleva A ti su inspiration cristiana!
Mas no presumas, Caridad bendita,
Que al ensalzar tu refulgente gloria
Es la ambicion quien a cantar me incita
Para alcanzar un lauro de victoria.
Al 6co dulce, misterioso y santo
Que de tu nombre la beldad sustenta,
Brota del alma primoroso canto
Que muy mas noble aspiracion alienta!
La humanidad en la tremenda lucha
Con qne el destino su existencia abate,
Cuando tu nombre seductor escucha
Trueca en paz los horrores del combate,
Y en vez de san,roede esterminio y duelo,
En vez del odio y la infernal venganza,
Amnor le infunde bondadoso el cielo
Que d' vida en su pechp A la esperanza;
Amor job Caridad! que es ]a divisa
De tu alma pura carifiosa y tierna
Que torna al labio la fugaz sonrisa
Y hace del hombre la ventura eterna!

CAjUMNIA. He aqui, en contraposicion A la caridad, la
mas inicua, la mas negra, la mas vil, ]a mas criminal de
cuantas villanas acciones pueden degradar el corazon hu-
mano: la calumnia. No hay colors para pintarla, ui frases
para,maldecirla, ni hay odio bastante para abominarla.
La calumnia! Oreada por la maldad, sustentada por ja
envidia, puesta en prdctica por el despecho, alentada por
el rencor; popularizada por el interns y sostenida acaso
aunque sea triste y dolorosa la confession de tan amarga
verdad, por la depravada inclinacion y la.tendencia del co-
razon human A aceptar de preferencia lo que dafia y per-
judica A lo que honra y enaltece al pr6jimo. Mil veces mas
terrible que la muerte, porque si esta ataca la vida, aquella
mata la honra, que es de mas duracion que la existencia;
la calumnia no perjudica solo alindividuo, sino que se tras-
mite A su generation.
Calumniado un homhre. no tiene mas consuelo que re-






11 -
funiarsie en el sagrario de si corazou, doude si bien la tran-
qlilitlad( de su conciencia le resarce de la injusticia que se
le hace, no es possiblee que en 61 deje de levant;arse'una olea~.
d de i tidignacion que suspendi6ndole A grain al tua sobro;:
la iniquidadj de sns detractors le haga aparecer aqnullbs
taln pequefios como grande es el desprecio, la abominaoionh.
cn queo ls slnimas justas tieieni qiie iirar t esos series aLb-
yjectos y degradados, escarnio de la sociedad, y verguenzas.
de ,Illos inismos, A quienes se design con el titulo do. owM
lumniadores. '
La altivez, la indignacion del alma noble injnstamente
oferdida se revela en la fiereza de 1,a mirada que, como la
del basilisco, quisiera la victiwa de la calumnia, que:;pun:
diera pulverizer A sus detractors.
Arma de cohardes, consojo de viles, solo A un Maquiavelo
infaine, baldon de la uaturaleza y gefe natural de sus sec-
tarios pudo ocurrirsele--a inAxiima iiiina:

"Calnumnia, calnmnia
Que algo queda!..."

Y queda, con efecto, pero es la triste impression que pro-
duce en el alma del hoimbre honrado, dignoy virtuoso, la
cousideracion de todo lo que es capazel interns mezquino
de. las pasiones humans que no titubea para couseguir sus
fines, en sacrificar.iianto existed on la tierr doe noble, gran-
de, valioso. y respectable como la honra.
o lvcintards falsos, testimonioi, dijo el Sefior, yeste pre-
cepto sabio, bonudadoso y .ivino, como todos los de Aquel
que procur6 prevenip las maldades de los-hombres para es-
trecharlos por los vinculos del amor, y del reciproco.ineAsI,
debeis grabarlo on vuestros cora2gbi'6', bie tietloi nmorir
primero que levantar un falso' ..ti'fliOlkA e iieddniar
una calumnia que trasmiti6udosbA 6 (1 14i~idinitresj~ fA f
herir sin duda inocentes corazol~eq i' W 'i, tubEtieronuyf
de lo que Dios os habrA de tomar estrecha cuenta. .hnh1
iHorror mil veces A la calumnia! iDesprecio y maldicion A
los calumniadores!
CONSEJOS. Los nifios deben mostrarse d6ciles A los_ que
sus padres so complacen en darles por su bien.
CARImo. Lo inspiran todos los nifios cuando son com-
placientes y bien educados; solo se bacon odiosos aquellos
que por efecto de su mala crianza, son irrespetuosos, con-








12 -
flanzudos, intrepidos, decidores y amigos de mezclarse en
aquellas cuestiones que no son propias de su edad.
CARmERA. Aunque el fuego y la viveza de los primeros
afios es quien impulsa A los nifios, no deben Betos ol-
vidar el inconvenient y los peligros que tiene el andar
siempre corriendo como locos, pucs no son pocos los nifios,
que A esas continues carreras deben sendos porrazos y ci-
catrices que los han estropeado y afeado para todo el resto
de sus dias; con que, nifios: no correr, no corner!
OASTIDAD. La pureza que deben respirar todas nuestras
acciones y pensamientos, se traduce con el nombre de esa
virtud que nos aparta de lo que es indigno y deshonesto,
haci6ndonos proceder conform A la ley de Dios.
Hay en los hombres, asi como en las mujeres, esa esti-
macion de nuestra propia dignidad, que se denomina pudor,
el cual, cuando se pierde, hace del ser humans la criatu-
ra mas despreciable. En la mujer el pudor, es como el aro-
ma de la virtud; una vez perdido su perfume, solo alcanza
el desprecio de los que antes la colocaron en el bucaro pre-
cioso de su eariio y de sn estimation.
OABALLE OSIDAD. Enti6ndase por esta frase aquella ma-
nera franca, generosa, esplicita de hacer las cosas de modo
tal que nos conquiste la estimacion y el cariiio de las per-
sonas que con nosotros tratan, sobre todo cuando se versan
asuntos de interns, en que debemos haEer alarde de nuestro
desprendimiento, remitiendonos siempre A la honradez y
buena fM, con que suponemos se nos debe tratar por los que
se hallan en aptitude de apreciar y poseer estas buenas cua-
lidades.
Aunque no debemos ser demasiadamente confiados, es
sin duda mejor tener occasion de conocer la ridiculez de los
demAs que incurrir en las feas notas que coiquista todo el
que no precede en sus actos con lo que se titula caballero-
sidad.


















DULZURA en el cardcter
Es tan supremo bien,
Que ella i los hombres hace
Gustosos cual la miel.

DocILIDAD. Virtud que serecomienda A los nifios; por-
que el que es d6cil y atiende los consejos de sus padres,
disfrutard los beneficios que la experiencia y la sabiduria
proporcionan i los que sigueu sus indicaciones. El hijo
obediente y carifioso es tan querido y apreciado de todos,
como el iud6cil y temerario es digno de toda censura y me-
nosprecio.
DESAPLICACION. Cualidad altamente perjudicial A los ni-
fios, porque perdiendo sin fruto el tiempo que debieran dedi-
car al studio, se encuentran inopinadamente en una edad en
que les dA vergienza sentarse en los baucos de los escola-
res, A la vez que tienen que sonrojarse tambien por career
de aquellos conocimientos necesarios que son dei dominion
de los mas pequefios.
DESTREZA. Esta cualidad gimnAstica, se adquiere por
medio del ejercicio: hay criaturas que tienen natural dispo-
sicion para todo, en tanto que otras se encuentran entor-
pecidas para desempefar las mas lijeras acciones. El ejer-
icico es quien hace maestro y todo se consigue con buena
voluntad. y Dnimo decidido.
DIVERsIONEs. No todas son A prop6sito para que A ellas
concurran los niios, A m6nos de ir bajo el cuidado y viji-
lancia de sus padres.-Cabalgatas, poninas, paseos por los
rios, visits A las cuevas, todo esto ofrece peligros 6 incon-
venientes para los nifios particularmente cuando van solos.







14 -
DESOONFIANZA.-Auuque la tengamos de aquellas per-
sonas con qnienes A veces estamos obligados A tratar, de-
bemos procurar que no lo sospeehen torque siempre el
amor propio, aun en las personas de m6nos eonciencia, se
resiente al comprendcr que dudamos de ellas.
DUDA. Tanto como la escesiva credulidad nos hace pa-
sar a veces hasta por simples, porque no deben aceptarse
sin pr6vio exAmen las noticias con que muchos pretenden
sorprendernos, una duda sistematica y pertinaz impide que
aceptemos la verdad que nos import career y por conse-
cuencia solemos 4 ocasioues ser victims de nuestra poca
fd.
Ciertameute se dice que la duda es el principio de la sa-
biduria; pero hay que saber cuando debemos dudar y cuan-
do crecr.
En las cuestiones que atacan los interests y la houra de
los individnos, debe ponerse en duda lo que so dice, hasta
averiguar el molivo que obliga A este proceder al que se
permit atentar contra aquellos sagrados intereses.
Refiri6udose a este particular, es por lo que aconseja sus-
pender nuestro juicio, la maxima que dice:
"En caso do duda, abstente;
Esto hace el hombr t prudentc."
DICTERnOs. Aquellos frases que tienden A injuriar al-
gunas persons, pos meedio de palabras de mal soifido y
y peor significacion, debe procurer el nifio que jani's: se
oigau en sus la)ios; porque A nadie ofeiiden tanto comno al
que ias profiere.
Otra mAfxima llena de verdad, por lo que no nos absten-
dremos de ,topiarla y que justifica nuestro concetpro, es la
signiente:
"No uses palabras soeces
Que A ti propio te envileces."

DULZURA.-La afabilidad y cualidades que recomiemltin A uin niio, la quie en mas alto
grado le conquistanl las sinmptias dle la genieralidld, haiieu-
do agradable su trato y su presehcia doiide quiera que se
encuentre.
"Bienaventurados los nausos de corazoit porque ellos
poseerd la, tierr.a", dijo el Sefir y efectivamwete. El hom-
bre de g6nio manso y bondadoso pronto cofiquista el cora-
zon de los derms y se hace duefio de su voluntard, mnidn-







15 -
trasque. el de carActer bruscoy ,spero, el soberbio 4 ira-
acundo rechaza A todos y sehace A.la vez.odioso. y: despre-
ciable.quedando reducido ,4 la .omrpafiia de los. que solofie-
nen que tratarle en fuerza de la necesidad. Si desgraciada-
mentc conoceis qne vuestro g6nio es. iolento, si. os sentis
einclinado a. la ira, procurad ,mo:lificar, v estros, froces ins-
tiritois y haceos amable, dulce y complaiente.
DIGNIDAD. No debe confundirse esta cualidad con 'la al-
tivez y;el orgillo de que auichos se, revistcn cuindo quie-
eren atraer sobre sn, prsona la estin acion que. cousiguen
mnenos d baoiendo s.larde de esas .oualidades poco, a.inules.
Ia estimation de si rismo y el pcoceder de modo que no
Sdesdiga, delnuestrslm ducaion y .buenos principios, .s lo
que se entiende.por digpitidaiid y bajo esto concept:. me..per-
suado que no ten.go. necesidad de recomendaros .qte os
:mostreis siempre dignos. ... :
DEBERES. No hay e.stado, coi alcio,i .ni situaci: ) a.l,guna
de la vida que nonon s j:ilpounga deberes quo cstamos ol~liga-
dos A Ilenar con la possible exactitud;:porque en elo preci-
samente estriba nuestro. buen ,comportamiiento y lies.tiina-
cion A queasipirumos, cualquiera que sea el titulo queo 'os
lo impoiga. .
Los padres tieeu d(eberes para eon sus.hijos, qnu consis-
ten pre.isamento eu su. :cdlucacion,; .~sica,; .mo.r.al. liiiteec-
tual; en proporcionarles una, carrera y en criarlos .n el san-
to temor de Dios, sumisos, d6ciles y, obedients.. Los. Iijos
los tienpu para can sus padres eun lanifestarse agradeidios
A sus cuidados; en cunmplir debidamentesus 6rdenes,,e.n se-
guir sus consejos, en tratarlos, en fin, con el debido respe-
to, carifio y consideration.
Los amos tieuen tambien deberes para con sus criados;
los criados para con los amos; nnos hermanos con otrot; los
gefes Ipra con sus subalternos, los subalterns para cou sns
gefes; todos estamos obligados i aceptar las condiciones de
nuestra situacion y ai cumplir con ellas, qne es lo que cons-
tithiy el deber y oe1 lo (ne consist priucipalmente la hon-
-:adcz y la \virtud.
No be queridohacerit encion de nuestros deberes para
con Dios; por pareceriiexque 6sta es una cosa que se hall
de tal modo on la conciencia de todos que no necesita la
mas leve recomendacioul
Si con nuestros padres naturales, debemos ser agradeci-
dos, respetutosos, y snmisos tde qun6 ninera no umbremos






16 -
de serlo con nuestro padre celestial, que nos cri6 de la nada
y A cuyo seno habremos de tornar el dia que disuelto el
barro deleznable que constitute nuestra vestidura mortal,
tenga que volver el alma en busca de la vida inmortal y
eterna que Aquel le tiene reservada?
El temor de Dios se ha dicho que es el principio de la
sabiduria y como sabiadamente asegura un distinguido au-
tor, ningun otro temor puede tener aquel que se halle bajo
el dominion de 6ste.
"El hombre instruido, dice un distinguido publicista, co-
nocerA A Dios, se conocerA A si mismo y conocerA A los de-
mAs hombres: el que cuide de su salud y de su existencia,
vivirA para Dios, para si mismo y para sus semejantes; el
que refrene sus pasiones-complacerA A Dios, labrarA su pro-
pia tranquilidad y su propia dicha y contribuirA A la dicha
de los demfs.-He aqui, pues, compendiados en estos trees
deberes todos los deberes y todas las virtudes: la gloria de
Dios y la felicidad de los hombres."
DIoRAMA. (Vista de dia.) Esta modification del Panorama.
imaginada en 1822 por M. M. Bouton y Daguerre, tiene
por objeto el proyectar sobre un cuadro la luz del dia 6 una
luz artificial modificada por ciertos procedimientos, A favor
de los cuales se aumenta el prestigio de la pintura en t6r-
minos de producir-una illusion complete.
DINAxM6ETRo. Instrumenlo para medir la fuerza por me-
dio de un rosorte, ciaya tension se marc por medio de una
agua que dA vueltas sobre un cuadrante.
'Fu imaginado en el diltimo siglo por Graham y perfec-
cionado despues.

















EAcrTO en tus prornesas
Procura sie'pre ser,
Qwe aaesq:en ello estriba '
Tan solo la hwanrdez.

EDUCACION. Tiene esta por objeto el perfeccioriamietto
fisico, moral 6 intellectual del hombre. La education se ha
dicho que principia en la cuna y conclude en el sepuloro.
La naturaleza tiende conbtantemente A la regeneraeion del
individuo, en cuanto al 6rden fisico; Ia education es como
una segunda naturaleza en el 6rden moral.
El hombre no serA jamAs. entetamiente bueno mientras
que su education no sea.tal que le permit realizar el mas
bello de los ideales; el de la perfectibiliad hnmana, hasta
donde es possible ,alcazarla.
Educacion. Educacion Educacion. H6 aqui todo un pro-
grama de gobierno: h6 aqui la ciencia unica para propot-
cionar A los hombres la felicidad A que en vano aspiran fie-
ra de ella.
ESCUELA. La escuela, que es la casa done se aprende,
debe mirarla el nifio con tanto amor como si fuera ]a suya
propia. Asi como en su casa todos cuidan de proporcionarle
las comodidades necesarias A la vida, en la escuela se cui-
da de proporcionarle el past intellectual; porque, comb di-
ce la Santa Biblia, no de solo pan vive el hombre.
El nifio debe pues mirar la escuela con amor, y al maes-
tro como a su mejor amigo, despues de su padre.
Habiendo pasado los tiempos barbaros en que se decia
la letra con sangre entra, no hay razon para que los nifos
no: acudan gozosos A donde se cultiva su razon y sl inteii-
gencia por todos los medios fAciles y agradables de que dis-
pone en el dia la ciencia pedag6jica.





--18 -
ESMERO Debe tenerlo el nihio en todo, isi en sn persona,
como en cuanto le pertenece 6 hace. Lo que se ha de
hacer, debemos procurar hacerlo bien.
ESCRITURA. Recomiendo much 0 los niios que procuren
adquirir una buena letra, poqie con este solo medio de re-
comendacion se obtiene A veoe sia position holgada y c6-
moda. Un antiguo y conocidcp :Yaistro de ebcritura anun-
ciaba siempre su academniacon. estas palabras, que no por
repetidas han dejado de sermenos-ciertas: "Una buena letra.
hace la suerte del hombre, le recomienda a primer vista y
habla en sn favor." Nada es mas exacto, y pudieran citarse
multitud de ejemplos eoi comprobacion de esca verdad.
ENEMIGOS. Siempre los tiene el verdadero m6rito, porque
desgraciadamente la humanAkad, es taWi -flaca y miserable.
como todo esto; pero y'a que precisatneatb vuestras buenas
cualidades os han de proporcioriar esois 'nvidiosos detrac-
tores prociurad dcsarmar sir-dto a fuerza de atenciones,
de carifio y de benevoleinia, ha cirindoo 'superior A la mez-
quinDdad de, aqtlel po0eedlim'enito tau poco6' dignoi :' Los. ne-
jOs so, los que elli ciadro de las virtues y dol as- be-
las cialidades hagen 14 sotlibra para qub mas resalte la luz.
que balaa acqueilla.' Bajo) estb pun to' de: vista: ya verels ique
hasta loa mismos 6onorarios coutr'ibiyen hl1 rmayotr.e splea-
dor.y ilria del verdaddro mirito.
gurgen i' veces riv.lidaides por question de pr fesiones,
otras por razon de celos y resentiinlietos debidos. A loa
aplausos que conquista el talent y qie no puedett ver im-
ppbles s lo que Se creen'adornatodss de his inisiuas cualida-
des. histf que el moiuetito de un desengaiio les hace sentir
today la eiiormidad d( la diferencia qnu6 existed entire los
unus y los otros. Hay que conformarse, pues, con tener esos
enemigos y lo qne debeis procurar es que vuestro proceder
no les permita la occasion de que puedan encontrar en que
clavar el diente.
EarLAc!oN. Distinta de la envidia, procura esta imitar,
competir, sobrepujar, si le es possible, lasvirtudes, los talen-
tos y luenas cnalidades quoe advierte on los demas, sin en-
tristecerse, .i aligirse pprque otros se hallen en posesion
de las.ventajas. que ella pretend conseguir. La emulacion
tienede noble lo que la envidia 'de rastrera. Esta no produ-
ce ningun resultado ventajoso mietitras que aquella ha si-
do siempre fecunda en buenas obras. Las de inteligencia y
el arte han tenido siempre por causantes un noblb 6stim:ul-







19 -
y.por eso debemos, lejos de reprocharlo, aplaudlrlo y reco-
mendarlo coro no elemernto poderoso para desperate, en el
Auimo la energia y voluntad,.qne sin l1, acaso permanece-
rian en laindiferencia y la inacci.
ESPERANZA. Virtud que fortifica el iuimo y vigoriza el
espiritu, haciendo que sufra con resignation los males que
le aquejan.
La esperanza, dice el Vizconde de Chateaubriaid, acopi-
paiia al hombre en la vida, y se sienta sobre su sepulcro,
cuando muere; en este bello pensamiento, quiso significar
aquel ilustre escritor que esta virtue es tan inseparable del
homubre, que aun despues de muerto, todavia sobre su se-
pulcro aguarda la llegada de aquel dia en que, debiendo
abandonar la sopultura al sonidQ de la trompeta del Angel
del juicio, habremos de comparoeer todos A la presencia de
Dios, para ser juzgados conforme nuestras obras.
ENVIDtA. Pasion cruel y abominable, torment del mis-
no que la siente y martirio de los inocentes que la provo-
car porque contra ellos descarga todos sus furores vali6n-
dose do las iaras.mas terrible A la vez que viles y des-
preciables.
La envidia, asl como la calailnia, las present la fAbula
como hijas de la Noche y del Averno. "Ambas son dos
m6nstruos, dice en su tratado de Mitologia el ilustrado Es-
cosura, de los cuales el uno inventa y el otro propala las
infamias contra la virtud y la inocencia. Ambas tieneir
el rostro human, aquella horrible como las sierpes que in-
cesantemennte le devoran el pecho, 6sta perfidamente suave.
Oye la envidia con las orejas de Midas y la Calumnia en-
venena cuanto su aliento profana. La primera concibe, la
segunda ejecuta; aquella es ol juez inicuo que condena A los
justos, 6sta el verdugo bArbaro ministry del suplicio; pero
la Envidia se devora A si propia y la calumnia A todos.
Triuufa de la enyidia el verdadero m6rito, si bien muchas
veces, las mas, es cuando el tiempo acab6 con el envidiado.
Si desgraciadamente comprendieseis, nifios, que en vues-
tro corazon se abriga esa sierpe ponzonosa, prodcrad dese-
charla de 61 A todo trance,, porque la inicua A nadie hace
,mas dafio que 4 aquel que la alimenta.
ENERGIA. El hombre debe mostrar en todas sus acciones
la entereza que corresponde A su dignidad, y ai deber que
le impone sunombre.
Si la debilidad es propia de las mujeres, la energia debe
4






20 -
precurar al hombre las ventajas que emanan de esta condi-,
d;ion. La propension que hay siempre d abusar de todo, ha-
ce que el d6bil sea el juguete de los que se propongan do-
minarlo y por eso debemos cuidar much de hacer que los
demAs comprendan que hay en nosotros la fuerza de volun-
tad suficiente para no guiarnos sino por nuestras propias
inclinaciones, sin ceder a ningun genero de presion. Sin ser
tercos, ni temerarios, debemos estudiar bien las cuestiones
para tomar las medidas que creamos mas prudentes y acer-
tadas; pero una vez tomada nuestra resolution, es necesario
que todos sepan que en nosotros el si, es si, y cl n6, n6.
ENGARO. Jamais, ni en chanza, debemos promoter lo que no
,estamos dispuestos A cumplir. El hombre de honor no falta
nunca al cumplimiento de sus promesas, pues nada es mas
duro que oir de boca de quien se cree autorizado para ello,
<;sta frase tan terrible como injuriosa: "! Ud. me ha enga-
fiado!"
Los hombres de bien jams eingafan; los que.o sabiendas
faltan A sus ofrecimientos, tienen nn calificativo tremendo:
se llaman picaros.
EJERcICIO. Debemos escojer aquel ejercicio 6 profession A
que sintamos mayor inclinacion; pues esto hard que siem-
pre trabajemos con gusto y entusiasmo en aquello que ha
sido de nuestra aficion.
Los pa(kes ilustrados sabeu quo nada es nlis perjudicial
que torcer A un nifio sus inclinaciones y darle in ejercicio 6
profession contraria a sus deseos. Estudiad bien vosotros las
ventajas y los inconvenieutes de todas; pero una vez deci-
didos, dedicaos a la vuestra con f6 y con la debida constan-
cia.
ESTIMAoroN. El aprecio que nuestras buenas cualidades
nos conquistan, es lo que constitute esa estimacion A quo
todos debemos aspirar por ser ella la mias satisfactoria de las
recompensas'que puede alcanzar el buen comportamiento
social.
El honmbre se hace di ino de la estimacion piiblica cando
por todos sus actos propende al bien de sus semejantes y a
la conservation del buen nombre que haya podido alcanzar
por sus buenas obras. Procurad siempre, nifios, haceros dig-
nos de esa estimacion que debeis sostener A todo trance.
ESTUDIO. La naturaleza es el grand libro quo tenemos
constantemeDte abierto ante los ojos y cuyo studio, al par
(que recrea el Animo, contribute A darnos la miAs perfect






21 -
idea del SobQrano Autor de esa.obra maravillosa que jamAs
sera bastante conocida y que cada dia present nuevos fe-
n6menos 4 la vista asombrada del curioso observador.
En el constant studio de la naturaleza puede encontrar
el hombre todo gdnero de ensefianza siendo la no menos
provechosa la que hace admirar, y bendecir al Omnipotente
y sabio antor de todo lo creado.
ENSERANZA DE LOS CIEGOS. El primcro que se dedic6 a la
ensefianza de los ciegos, reuniendo para este objeto los tra-
bajos aislados de sus predecesores, fu6 Mr. Valentin Hany,
que en el aiio de 1784 abrid en Paris un institute bajo la
protection de la sociedad filantr6pica. Este institute fu6
puesto bajo la protection del Estado en 1790 y ha llegado
despues A uu estado florecieute. Generalizada ya la ense-
iianza por todas las naciones, menos en Espaiia, se present
al fin D. J. M. Ballesteros A la sociedad econ6mica matri-
tense en 13 de Julio de 1834, ofreciendo dedicarse A la ense-
ianza de los ciegos bajo la protection de la sociedad, pre-
sentando despues en 7 de Marzo de 1835, un ciego yakins-
truido como prueba de lo que prometii. La sociedad elev6
una exposicion A S. M., que resolvi6 se formase al instant
una escuela prActica para ciegos esternos. Esta escuela es la
finica que lleg6 A fundarse, y aun subsiste en el colegio de
sordo-mudos, verifieAndose su instalacion p6blica y solem-
ne en 20 de Febrero de 1842, y presentandose alumnos de,
ambos sexos, en los que pudieron verse los ventajosos efec-
tos de esta especial education.
ETER. Basilio Valentin A principios del siglo XV, des-
cribi6 la separation de uua esencia muy agradable que re-
sultaba de la destilacion del espiritu de vino con el aceite
de vitriolo. Esta esencia es el 4ter' sulhirico que debe su
nombre A su estrema fluidez. Federico Hoffman, A principios
del siglo XVIII, administr6 como medicamento el eter mez-
clado con uu poco do alcohol, y la preparation ha sido me-
jorada por Grosse y otros. Hoy dia la palabra 6ter es gen6-
rica, y se aplica A todos los products de la destilacion del
alcohol con los diversos Acidos. En 1846, el doctor america-
no Jackson descubri6 su propiedad anesth4tica, que luega
se ha encontrado mas superior todavia en el cloroformo.

















FIEL d ti mismo seas
Pies siempre la lealt6d
Tirtud es qye, siexith
Procalama las deds.
FRANQUEZA. Unas de las huenas dotes del carActer de un
nifio debe ser la franqueza. El que se acostumbma',i ser fral-
cody veridico cOnsignee que liista en 'sn roMtio so refieje es'
viftud que le cominiieu dseae hIego una expresioi 'agradd-
ble'y sinmpattfa. El vostro (tl 'liipobrit'aa por elconitraifoi6,r- -
citie 'aqfhelh 'sbibra que reveal la mnildad interior cue aiiri-
ga a u corao,6i nte' no es iing*&do, alejando de'de'liedgo de o
su :hatfo'A lo :que, perstadiidos de que "Ia c ira s el 'eief d
del alma, conocen en la del hip6-rita today la 1 erv6isidad
que etreierra:eri li siiya. Sed, pies fraitic y creed que todo
el"mnrido os 'estimara por (illb.
FrN'URA. Porfinrf a i se eiitiende aquella buena minDera de
hacer las qosas de modo qle giiardenio's siempre a las per-
soas coi; quiienes tratamoni todas Ta~f: 'tffrrenc~las y counsi-
deracioi es qnt- a buenia eduelicaion 1os acohisejd;' pero dieb'e
edlirse'nmuin~r o dfe'hiU quierre pasai pot' tali esceirvamenti
fin e'tiep:ldanios iryar eii 'entpbligodo' Teried en 'clurttai
qii esiesf irtWiierb6 tle .ni lhii iBn lts til dbligi' A' da .
deis A i u ilcedsa'inte ej'ericl dett repoearos' ateeines,o es,'
unoigroseria domo Oti'a cualqiiiieri.La verdadeirafinura con-
sisteen demiostrar nuestra buena education sin caesar fiis-
tiaiI.
txiRA: COomo vtilgarmept Se -eiitietne poi firm la ni-
briica'yo os a ionsejo' que deslpes d -vu' sro rioibre,, si
ai(timr b4stito, lidabeioa d ierro,' figrI eti, O o.
Hacer cestitoh, 6abezas de perro, figurar letras, cruztiL' la






24 -
ribrica con rayas paralelas y sembrarlas de puntos y cru-
cetas, revela un caricter pueril, una escesiva desconfianza
de que nos falsifiquen la escritura y mil y mil otras neceda-
des hijas de la mala education y de la ignorancia. No olvi-
deis, pues, el consejo, y procurad no adoptar ruibricas que
demandan media hora para hacerlas; porque ellas no son
buenas para Ministros, y nadie sabe lo que puede llegar 4
ser en el mundo. Tampoco conviene andar variandode rd-
brica A cada paso.
FUERZA. El niio debe procurar ejercitar las suyas, porque
las fuerzas son necesarias y recomendables en el hombre.
Las fuerzas fisicas ademas de que imprimen cierta energia
al Animo, en mas de una ocasion han salvado al hombre la
vida libertindole de eminentes peligros quo ha podido, ar-
rostrar empleando aquellas. La historic refiere multitud de
hechos de esta clase y el gimnacio estA ahi para demostrar
la diferencia entre los fuertes y los d6biles.
TAMILIARIDAD. La demasiada confiauza y familiaridad
nos atrae de parte de nuestros amigos la misma falta de
consideration que nosotros tenemos con ellos y asi es qup
por much confianza que se nos brinde, por nuestra part
debemos contenernos en los limits de una prudent mode-
racion. COiando se dice quo la much comunicacion es causa
de menosprecio, depend de esa familiaridad que le es con-
siguiente.
En mas de una ocasicn he oido decir a alguno: Yo no soy
buen empefio para Fulano, porque tiene tanta confianza
conmigo que no hace caso de mis recomendaciones. Conque
ya veis si tiene inconvenientes la familiaridad.
FIRMEZA. Cualidad que garantiza la perseverancia y ase-
gura el 6xito de las empresas. La firmeza en nuestras con-
vipciones, en las resoluciones y principios que hallamos
adoptado, nos han de conducir forzosamente al t6rmino de
nuestras aspiraciones. Nada es mas perjudicial que andar
titubeando en nuestros pareceres. La indecision es r6mora
del progress. Una vez tomada una resolution, firme y ade-
lante.
FIDELIDAD. iCu n hermosa cualidad! Ser field, es decir,.
consecuente, firme, perseverante en nuestras afecciones.-
No falfar nuestras promesas y juramentos, tener la segu-
ridad de que se cuenta Oobre nuestro honor y lealtad y que .
se nos consider dignos 6 incapaces de traicionar, A los queo
conflan en nuestra buena f6.






25 -
Antiguamente, cuando las leyes de la caballeria eran el
cbdigo que encerraba todas las prescripoiones del honor y
del deber, la palabra empefada era bastante para garanti-
zar la fidelidad del caballero; despues se hizo intervenir la
Religion, y el Juramento garantiz6 nuevamente el cumpll-
miento do la oferta, la fidelidad prometida. Luego que las
leyes de la andante caballeria cayeron en desu-o y que A
la Religion se perdi6 el debido respeto, el Juramento se
se desvirtu6; bastando ya la Promesa, que descansa solo en
la conciencia del individuo, para que qnede' asegurada la
fidelidad que todos tienon derecho A esperar del hombre 6
quien los demos hacen el honor de prestarle su conflanza.
SFAMILIA. Por el amor A la familiar es por donde comien-
zzd el amor 6 la pAtria. Quien no ama el hogar pc6mo que-
reis quo ame el pais? 1Qui6n no siente afecciones por los
seres queridos con quien ha compartido todos los recuerdos
de la infancia,; c6sno podeis prometeros que ame A sus
compatriots? Nuestros padres, nuestros hermanos, nues-
tros parientes, que han vivido con nosotros bajo el mismo
techo paterno, los criados mismos que nos prestaron sus
:servicios desde nuestros mas tiernos afios gc6mo. no han
de merecer nuestro afecto, si hasta los animals que han
tenido un puesto en el hogar merecen nuestras simpatias?
El amor A la familiar, en que radica el principio de todos
los afectos que mas tarde ocupannuestro corazon, debe ser
y es en efecto, el primero de nuestros amores. El qne veais
que con facilidad y sin sentimiento, abandon el hogar do-
m6stico, cred que ese habrA de abandonarlo todo con la
misma indiferencia y que jamnis en su corazounecharA rai-
ces ninguno de los nobles afectos de que se envanece el
corazon human.
Guardad siempre A vuestra familiar, amdr, respeto y es-
timacion: procurad conservaras en el hogar paterno mien-
tras os sea possible y creed que nada es mas 6til y agrada-
ble que permaner siempre rodeado de los seres queridos con
quienes desde nuestra infancia, hemos compartido nuestros
pesares, nuestras aflicciones, nuestras desgracias, asi como
nuestras diversiones y alegrias
FIGURA. Aunque la figure corporal la di la natu-
raleza, snelen los j6venes adquirir costumbres que la des-
gracian, adoptando maneras afectadas y hasta ridiculas,
que imprimen al cuerpo un aire inconvenient. Cada uno
se da A si propio sn manera de andar y en ello estriba las






26 -
mas veces el garbo de unos y la ridiculez de los otros. Hay
q!ien camina encorvado, otros, demasiado derecbos, upos
sacando ]as rQdillas, otros alzando los .talones; aquel bra-
ceando, el otro llevaudo el brazo muerto; quien Ilevala
cabeza demasiado erguida. Toda exageracion es perjudicial
y estamos persuadidos que bastarA que uno sepregunte a sf
mismoicomo camino yo-,f--para que luego camine como
debe: esto es, modificandosus resabios.
FAMILIARIDAD,-La demasiada franqueza y comunica-
cion con que, .a semejanza.del trato que tenemos con los
nuestros, suelen inuchos emplear para con aquellas perso-
nas con quienes no les ligan otros vinculos que los del tra-
to social, es lo que se llama familiaridad, la cual tiene mul-
titud de inconvenientes,:siendo el primero el de btraernos
la poca estimacion y hasta el menosprecio de los que no so
cren, por ]a frecuencia de nuestro trato, obligados 6 guar-
daruos ningun g6nero de atencion. Sed francos y comuni-
cativos, repetid vuestras visits alli donde os agrade ir y
done sepais que sois siempre bien recibidqs; pero guar-
daos much de tomaros esas libertades. y franquezas que
son siempre poco aceptables y que constituyen la familia-
ridad.
FRANQUEZA. Cualidad que hace agraddIle el character y
el trato de los que la poseen y'que recomienda tantocomo
el retraimiento y la hipocresian molestan y se hacen repug-
nantes.
FAeOS.. El primer monument de esta clase de. que la.
historic hace mencion, es del promoutorio Sigeo, en Troa-
de. El de Pharos (de donde viene el nombre de Faros) en.
Alejandria, pas6 por much tiempo por una de las maravi-
llas del muudo y fu6 erigido por Tolomeo Filadelfo tres
siglos antes de nuestra era. En 1644 se veia aun en Bou-
logne el que los romanos construyeron para iluminar el pa-
so de, as Galias 6 la Gran Bretaila.- Los faros han sido re-
cientemente perfeccionados por Mr. Fresnel.


















GRANDEZA 'de alma sea
La bella conicion
Que emanede tus actors
En medio del dolor.

GRATITrU. Esta cualidad que distingue las almas nobles,
en nadie es mas recomendable que on los nifios. ,
Recientes en su memorial los beneficisn que recibieron de
suspadres y maestros, deben mostrarse, agradeeidos A imps
y; otros contribuyendo por fuantos mediQs les sea possible, ,
justificar que son poseedores de esa virtud, cuya ausen1ia
hacesdel hombre el ser mas inicuo y despreciable de la crea-
cion: el ingrato.
GEuBbOSIDAD. iCuin bella es el alma generosa! iPero en
qu6 consiste la generoSidadT En la facilidad con que nos
disponemos siempre al beneficio de o.s demAs, aun Con per-
juicio nuestro.
El hombre generoso:oerdona proutto los agravios, porque
estA siempre su generosidad poj, enoimaade.l ofensas; ppo-
que no sabe guardar resentimientos nirencores; en .suap,
porque su alma es de snyo-nole y espansiva$ y ,unca go-4
tanto, como cuando puede demostrar A los demAs ssu com-
placeucia al conceder los favors que de ol se solicitan.
SGRBAMxTICA. Siendo esta el arte de bablar bien, fAoil es
comprender ia necesidad, 6 importaniaAde su studio. Quiei
no habla su idiomar con la! debida, propiedad y ,correcipin,
Idemuestra lo desenidado do au; education y lo poco que de-
be alcanzar en otros ramos del,saber, que son menos preci-
sos y mas dificultosos ..
GRANDEZA. Lo que demuestral del alma tno es otra:o-
sa que ]a resignation y dignidad con que debemos sopor-
5







tar nnestras penas y los rigores con que la suerte quiera
atormentaruos pouiendo A prueba nuestra sereuidad y for-
taleza.
El hombre nunca prueba tanto que lo 6s como cuando
se hace superior A las contrhried:ldes del destino.
GALANTERIA. Las deliaedas atfenciones, las deferencias,
las manifestaciolnes de a recio y de cariio que los hombres
deben tener cu Ins Ilamase*t llama galanteria.
Nada es m'is digio dle estimacion y de respeto que la mu-
jer: su debilidad, sn delioadeza., su hermosura misma exijen
de nosotros los misimos cuidados qne se tioneu con una for
final y delicada A quien told daiia y perjudica.
El hombre lunca revela mas su educacion que en su tra-
to con las damns. -
Asi pues, el tuno mesurado, lapalabra digna y repetuosa,
]a pronta comncesion A sis mas leves deseos, todo debe ad-
vertir quo sabemos gnlardar al bello sexo las delbidas aten-
ciones y esto nos 1traerau sns simpiatias asi coino la just
apreciacion que halr'imn de ha'.er de nosotros los que obser-
ven nuestro coimpo tamibrto para con aquellas.
1No descuideis, pnes, de guardar A las seforas las: aten-
clones que les sona detidas en todas parties, ui escuseis cual-
quier sacrificio quo pueda redundar en beneficio de ellas,
porqne asi lo exiteci el deber y-la buena educaciop.
GErmo. Aunque muchas veces depended este del Vtempe-
ramento, la education moditica extraordinariamente. las
condiciones del nuestro, y nos hace reprimir :aqnellos im-
pulses que snelen sernos perjunliciales porque cuando .se
procede con violencia, ni so acierta con lo que se hace, ni s~
se sabe lo que se dice.
Os aconsejo, pues, que estudijndo- las condiciones de
vuestro caricter, procureis modificar lo que creais de per-
judicial en el vuestro, el cual, para que os conquiste ge-
nerales simpatias, debe ser dalice, apacible, .complaciente y
amenable.
GUSTO. Es una v-nlgaridad deeir: "Sobre gusto nada hay
escrito." Y con efecto, escribir sobre el gusto particular de
Scaia individuo seria'lenteria tan impossible come querer re-
ducir A reglas tijas las manias y las estravagancias de los
locos. Pero sobre.el buen gusto hay eserito tanto y tan bueno
que no alcanzaria la vida hiiumna para leer todas las obras
que tratain de los preceptos y de las reglas on que se ha fi
jado el buen gusto del arte.







29 -
El gusto, asi como se'extraga, tambien.se educa y es po-
sitivo qnu A fuerza do verbuenos models y de saborear be-
Hllas composiciones, ilega retinarse de tal manera que .hace-
de los que le cultivan-perfectos conocedores de las bellez.as
y de los defdctos de las obras qne se someten a su juicio.
Las bellas artes, que tan deliciosamente recrean el espi-
ritu ilustrado, estan basadas sobre reglas y principios fijos
que.tienden a comiquistar para ellas la belleza absolute que
es el ideal A que todas aspiran.
GEROGLfFIOos. La pintura grosera de los objetos fn6 el
primer medio de comunicacion, que piecedi6 en todos lcs
pueblos al use de los caractdres alfablticos. Mas adelante
los sacerdotes conservaron los geroglificos como un medio
de encubrir ciertos conocimientos al vulgo y estos emble-
mas fueroi una especie de escritura mistica.
GLOBOS AREOSTATICOS. Los Srs. Montgolfier de Annonay
subiero en en11 globo Ileno de aire enrarecido en 5 de junio
de 1783. El mismo alo en Paris el fisico Cbarles sustituy6
el gas hidr6geno al aire enrarecido. En 1785 Charles y Ro-
bert se elevaron en las Tullerias 6 mas de 6 000 toesas,- y
Blanchard y Jeffrieres pasaron de Douvres & Calais, en cu-
yo viaje pereci6 despues Pilatre de Rozier. Los franceses
por medio de un globo pudieron observer en la batalla de
Fleurns las posiciones del neneigo. El 24 de Agostodel804
los Sres. Biot y Gay Lussac subieron A una grande altura
para hacer buenas observaciones de fisica y meteorologia.
GACETA. Los peri6dicos existian en China desde tiempo
inmeinorial. Los griegos tenian stsefemdridesy segun Aulo
Gelio los Rouanoso, ademas de sus anales consignabanen un
diarum los hechos del dia y antes del consulado de J. C6sar
tenian sus acta diurna. Despues de la invention de la im-
prenta los venecianos publicaron los primeros en 1563 sus
Noticie-escritte que se podian leer por una gacetta, moneda
que di6 nombre al peri6dico. La Gaceta de Francia empez6
en 1631; el Diario de los sabios en 1665 y el Mercurio en 1672.
SGALVANSMO. Electricidad que so desarrolla por la sola
superposicion de ciertos cuerpos, y sin que haya necesidad
de calor, frote 6 percusion. Debe su nombre A GalvAni, c4-
lebre fisico de Bolonia, que fu6 el primero que di6 A cono-
cer esta especie de electricidad. En 1798 se hizo el descu-
brimiento por casualidad en una rana muerta que se esta-
ba disecando y cuyos mfisculos dieron sefiales visible de
movimiento todas las veces que los n4rvios se ponian eo






30-
contacto con el escalpelo: 6ste hacia entonces el oficio de
dcnductor inetAlico porque en la misma hrabitacion so saca-
baneritonces chispas, de una maquina el6ctrioa. Galvanti
not6 en seguida que si colocaba el animal sobre una chapa
de hierro bastaba para producir los movimientos el aplicar
sobre el hierro una. de las puntas de un compAs de una ti-
jeras y la otra punta sobre la superficie del muslo de la rana.
Gorxs ELASTICA. Jugo lActeo y condensado al aired, de
muchas plantasdel Ecuador, sobre todo de la Hevea gianen-
sis y de la siphonia brasiiensi. El ser elAstico, ligero 6 im-
permeable, hace su uso mas precioso de dia en dia. La go-
ma elastica fnu traida de Am6rica a Europa a priihcipios
del siglo XVIII, y con ella se hacen tejidos y produdtosde
formas variadas.



















HEROICIDAD titulan
Los rasgos de valor
Que la presenria de onimo
Al hombre permitid.

HONRA. La just estimacion y aprecio que merecemos
por nuestro comportamiento coustituye la honra.
. La honra es, un; tesoro de inapreciable valor al que todos
estamos obligados A sacrificar cuanto de mas precioso en-
cierre la vida, tielusos niuestros propios hijos, puesto que
ellos han de sre los herederos de ese caudal que para -su
gloria nos afanamos en conservar inc61ume, apesar de los
vendavales. : recias' tempestades que parecen combatir
siempre mas A los mismos que se afanan por sostenerla
mejor.
Acostumbraos, tifios, desde-temprano A respetar la houra
agenda y tened entendido que esto es uno de los mejores
medios de acrecentar el brillo de ]a vuestra.
aY a items de 'ahora'se 'dijo quo en poco estima su honra
quien no respeta la agenda.
La mururacion, ese feo y detestable vicio, que apart
de l~s maleS quo ocasiona A los 'otros, suele con frecuencia
proporei6nar miuy ialos ratos Alos que se dejan arrastrar
P-ir esa 'necesidad qua domina Alos que se someten A su im-
perio; desgraeiadamente es ut hibito que se principia 6ad-
quirir.desde el colegio, y que nos acoinpafia luego durante
el resto de la vida, 'fthindonos a detractar :y deprimir: no
-otlo ia huestros amigos y conocidos, sino :muchatB rveces A
nuestros propios parientes y de1los mas cercanos!
- .Itmagtlaos, pues; que cuadro mas horrorosb que el de un







32 -
hijo consurando las acciones de sus padres y la opinion quo
habrAn de formarse todos de tal hijo!
No murnureis vosotros jamfs. Sed tolerantes 4 indulgen-
tes con todos, no olvidando que de la hutiana naturaleza es
tener defects y do que por lo menos no ireis A aumentar
los vuestros adquiriendo la fama de mnurmuradores 6 criti-
ticos, que os hara seguramente inferiores al mas humilde,
de vuestros criticados.
La honra es una propiedad legitima que pertenece a todo
el qne se afana por adquirirla y uadie esti autorizado para
inutilizar uu trabajo quo es laborioso y de tiempo.
Todo el que atenta 6 la honra es un verdadero ladron y
cobarde asesino; porque ataca traidoramente. Los murmu-
radores jamAs se atreven A decir faz A faz lo que vociferan
A espaldas y A muchos vemos que colman de elogios en su
presencia al mismo A quien deprimen en ausencia.
SAunqne esta humillacion, A quien pudiera aplicarse el
c61ebre dicho de que es el homenaje que el vicio rinded la vir-
tud, pudiera resarcir 4 los que son atacados en el sagrado
de la honra, de las constants y gratuitas acriminacioues
de sus contrarios; las almas generosas no gozan nunca con
la derrota de sus adversarios, pues les basta la satisfaction
interior de su conciencia para quedar vengados de los agra-
vios do todos.
Guardad, pues, A la honra el mayor respeto y tened por
cierto que esto habra de constituiros honrados.
HONOR. El honor es el reflejo de la honra: esto prueba
que no puede existir el uno sin la otra. La sociedad sin em-
bargo tiene sancionadas sobre este punto leyes que son al-
tamenteinjustas y hasta irracionales.
Por vengar el honor se baton los hombres en duelo y por
61 queda sancionado el homicidio que A veces es un verda-
dero asesinato.
IHIPOqRESIA. Es el vicio contrario A la franqueza. Los hi-
p6critas, cobardes y simulados, son capaces de toda perver-
sidad y villania. Yo prefiero el male que se anuncia con fran-
queza, al hip6crita que procura, para engafiarnos mejor, ha-
cerse poseedor de virtudes de que su pecho estA muy lejos.
Sed siempre francos y destestad la hipocresia.
HOMBRE,. El hombre es el t6rmuino del niio, por consi-
guiente aquel se modela en 6ste.
El sexto dia de la creation form6 Dios al hombre A ind-
gen y semejanza suya. para que le conociese y le amase.






33 -
Por sa origen divino,porser la epresentacion viva, la ima-
gen de. Dio% sobre la tierrf, el-liombre debe siempre procu-
rar qu 3 sa conduct se ajuste' la de sn progenitor qne al
crea.1l no tuvo otro fin que el de hacer que le conociese y
]e amase.
No olvideis,-pues, ni vuestr-- origen, ni vuestra -mision,
ni el fin para que faisteis oi'iado,.y prooirad ajusta vuestra
condu-ta lo ma- conforme psbible-on los matidamiento6swde
aquella ley dulce y save que os estimula a: la passion ninas
grata detodas, al amndr, reasumiendo todos sus preceptos
en esta prescription -y f6rmlnla- tan sencillit: Ama d Dios
sobre todas as s cosas al pr6jim come d ti mismo.
Today la ensefianza de nuestro padre celestial, todas las pros-
cripcionesdel Oriador sobre la criatura, se encierran en aquel
corto .nimero doe sbios y lac6nicos preceptos que constitu-
yen el. Jeodlogo y que, enando.al.pi6 de la let-ra los segui-
mos, no solo sirven de satisfaction A Dios,,nuestro Criador,
sino que propenden a nuestao bien proporcionandonos lafe-
licidad en la ti!rra:y la esptranza de alcanzar: la bienaven-
tnranza eterna. :
HI-GITNE. Asi se llama 'el arte de conservarla satud,. por
ctyav azon se ocnpa del hombre-sano.
-Desde.la mas remote .antigiiedad.los-hombres dieron ..Ala
higiene today la importancia q-ue se merecia un arte tan'in-
toresante; Los mejoress egisladore- la tomaron siempre A sn
cargo y muy A'&mnen~udo hicieron de ella:un dogma -religioso
paramque prodnjesb mayors ventajas.A los hombres.
El use moderado-.de los alineutos, el aseo y ventilaciofi
de las habitacignes, los vestidos holgados, para que en mane-
ra alguna impidan la dirculacion de la sangre, el calzado
c6modo, ni muy suave, ni mny:duro; 'porque en.el prinier
caso resiente la 1h4medad y en el segundo dafia los pis; la-
temperancia en todo, es cuan to constituyelasreglas princi-
pales-de 4a higiene, A que debe atenderse, porque es tail ve-
ces mejor procurar no estar enfermo, quo tender que busear
los medios de.sanar. ..
HOMENAG- Debemos tributar el de nnestro respeto y. ad-
miracion A la belleza, al talent y A todo el que posee virtun
des -dignas de imitarse. -
HOSPITALIDAD. Hablando: de esta virtad, 'dice un iPustra-
do escritor contemperAneo, quo era ellar laque practieaban
por excelencia: los antiguos.; En aqueilos remotos tieompos
no habia mesons, ni hospederia p6bliea; pero el viajero








podia estaa seguro deque en today parties dondehublerathom-
bres ballaria un corazon hospitalario quo prevendria 6 so-
correriansus necesidades. .
Aunque la hospitalidad haya sidQ practicada por todaslas
naciones civilizadas del mundo iantiguo, no es merios cierto
queella es mas particularmentedla virtud de los pueblbse~
su infancia por razones f~cileaode oonoer. ;::.
Los griegos la honmaron de, talmanera que en, varias ciu-
dades establecieron edificios p6bhicos para alojar indiStin-ta~
mente A todos los extrangeros. Alejandro declar6 por un
edicto que los hombres de biende todos los paises eran pa-
rientes los tnos de los otros, y que solo los malvados no
eran de la familiar.
-En Atenas, los ciudadanos mas ricos tenian aposbntos 6
casas particulares 'en los cuales. obsequiaban A sus hu6spo-
des por espacio de nueve dias seguidos y en las cuales ha-
laban estos todo g6nero de comodidades. .
Dos cosas eran -indispensables en la iprctica de .la hospi-
talidad, lavar los pies A los hu6spedes y acompafiarlos al
bafio, atendiendo al calzado y ropa de lana que usaban los
antiguos; la segunda no preguntar por el nombre de los
hu4spedes desconocidos, .hasta despues de la primer co-
mida. ... : .
La muert e !de un huesped, aunque. fiere involuntaia,.
era considerada como un crime imperdonable. Las le e~1 .
de los celtas eastigaban inas la muerter de., nm extrangeroi
que la de un ciudadano. En Atenas castigaban con destierro
perp6tuo al que se habia heeho culpable de un delito.seoie-
jante. .
HiJs. Los Mgis son el primer y masi interesante deolOs
cuidados, de los.desvelos;y de los afeotos de un padre. Su;
mantenimiento, su education, su porvenir y felicidad- es lo
que constantemente ocupa su imaginacion y por lo que tra-
bajan sin cesar.
Siendo de todos los cariios el mas genecoso aquel que los
padres profesan a: sus fijbsn, no saen estos todo lo que tie-
newn que agradeoer a 'los auntores de su existencia.
Los hijos son las verdaderas joyas de que el earifo pater--
nal se envanece; ipero por-otra pate, como sabemos todo lo
que lapalabra joyd significa, los padres deben cuidar mut-
eho :y loa h jes poner, de su parte cuanto sea precise, para.
llemat as condiciones de tales. ,
Nada apreciaban tanto los hebreos como tender un gran2






35 -
ndrnero do hijos; pues se consideraba dicloso aquel que se
veia padre de una numerosa pr61e siempre dispnesta A obe-
decer sus 6rdenes, y qne halia de llevar sn nombre has-
ta la mas remota posteridad. "La corona de los viejos, dice
]a Escritura, son los hijos de sus hijos."
Los ancianos y los magistrados de Lacedemonia exami-
naban los hijos pocos dias despues de su naciniento y 6can-i
do encontraban en ellos algun defecto corporal los manda-
ban echar en la apotheca 6 pira.
En aquellos tiempos guerreros se atendia de preferencia
a las condiciones fisicas y no A las intelectuales. i uAntas
inteligencias superiors, debieron perecer ent6nces que aca-
so hubieran sido gloria dela humanidad y honra de lapatria!
A haber nacido ent6nces Esopo, Quevedo, Alarcon, Byron y
otros, las bellas letras no contarian con estos nombres en
el catalog de los varones ilustres que a la vez figuran entire
los invilidos del Parnaso. En nuestros dias se observa que
cuando desgraciadamente un padre tiene un hijo desfigu-
rado y contrahecho en 61 precisamente y por un inipulso de
legitima compassion, fija su mayor cariio y le consa-
gra las mas prolijas atenciones. Tales la abnegacion y el
carifio singun;.r de los padres para con sus hijos.
HIELO ABRTIFICIAL.-Hace mucho tiempo que se sabe re-
frescar el agua por medir de la evaporation Las mezelas
refrigerantes, compuestas de sales desliqilescenses y de nieve
hacen bajar muchos grades la temperature, y Reaumur fu6
el primero que lo demostr6. So ban inventado aparatos, por
medio do los cnales se obtiene hielo en el acto y en todas
estaciones.
HOJA DE LATA. Es el hierro batido en hojas delgadas y
cubierto de estafio. Esta invention pas6 de Bohemia A Sa-
joniha principios del-siglo XVIII y de alii u64 llevada A
Inglaterra no siendo conocida en Francia hasta el tiempo
de Golbert. El hierro cubierto de una lAmina de zinc por
simple aplicacion y mantenido en este estado pOr su fuerza
electro-magn6tica, se llama hierro galvanizado.


















'INOFENSIVO seas;
Jamas guards rencor
Y hards que siempre ocupe
La dicha' el corazon.

INOCENCIA. Estado perfect de piireza, de candor y de
verdad, sin mezela alguna de artificio, do prevention 6 de
malicia, como es el de los nifios.
SLa inocencia es lo mas bello y nas amable que existed en
la tierra; porque parece que participa del perfume del cielo,
que es su morada.
Ella es como una floor delicada que se *marohita ,al mag
lijero contact y como todo lo que es frfgil y perecedero
debe tratarse con el mayor cuidado.
En. ese estado goza el alma ilas. delicias que le sonpropias
y de que jams vuelve ai disfrUtar:uns vez: perdidaiaquella.
iResultaepues, que attnta- contra la paz del alma:el:que le
roba ,:sn inocencia y con ello se, compete. un. verdadero
crfmen. : .. ; ..
-INTREPIDEZ. Viveza,, aturdimiento, :irreflexion ,cpn que,
generalmente se lanzan lelo nifies& aeometer empress su-.
periores A sus fuerzas y de que con diflcultad salen.airosos.
Os aconsejamos, pues, qneseais cautos y .moderados, port
que una intrepidez escesiva desde los primeros alos, dege-
nera mas -tarde en condition precise del carActer que ,acar-.
re all hombre tantos sinsabores, como~ sobresaltos cpst6 .al
niioj fLa intrepidez en los. lifieos es mala crianza en los
hombres falta de educacion. : .
SIMORTArLIDAD. La idea.de ]a inmortalidad :es inherepte
A la] mayor part. de los:: peblos de la. tierra: el. hombre
mientras mas rdstico y quo menos .eomprensible. se le.hacie






38 -
el misterio augusto de la naturaleza, cuyas causes les son
del todo desconocidas, busca en otra vida la esplicacion de
los fen6menos de la senate y de ahi las infinitas supersticio-
nes sobre los muertos en qun abandan la mayor parte de los
ritos.
El hombre de la ciencia, menos puede conformarse con
que nuestro destiny se limited a la duracion del barro delez-
nable que envuelve 6 cubre nnestro Animo y que descom-
puesta la material, nuestro espiritu se evapore y perezca
con ella.
Si la idea de la inmortalidad, si la persumcion de que des-
pues de esta vida hay otra en que el alma del just ha. de
encontrar su galardon, asi como la del malo su castigo, no
foese nuestia conviction -lias intima, la humanidad no
alentarfa las nobles aspiraciones qte la han Ilevado A reali-
zar las portentosas maravillas del muni lo er que ha desea-
do perpetuar su gloria.,
El deseo de legar a los siglos venideros. mn nombre y de
S dejar algliha huella de su paso por la tierra;, que ha becho-
los hombres consagrarse con ardoral studio de las ciencias,
de, las'letras y de las arts, todo demuiestra las aspiraciodes
del hombre i pelpetuarse emaiadas de la:persuasioaw:que
se halla de que todo lno muere y de quehay unimass aliquo
encierra el misterio de la vida y la seguritad~idae la: imimr-
taiidad del alma.
NGRATITUD. La mas fea de las accioues del honmbre: ai,A
qtii dA mas tvirte idiea de su- alma, la que.le l iansform~a'pobr
i' imno en el ser mias aborreeible y desp~leeiable.
SOsai 'Bipa la represents con una:mujer que tiene dos vi-
voi-s;,'d laseouales la una muerde la cabeza.de la otra. ,e:
le dA igualmente una cintura 6 cefiidor de hiedra, porqie
: sta plant aarAaita cottlusyeidestruyendo el mare 6 solo-
cando el &ibol que: lehas eryvfdo para levantarseo.
INvBwoNoi6. Atiuiqi'amuchoasielosag andes inventos ,son
debido:g 4 a easualidad, la mayor partesen .'el fruto .legfti-.
nid.ei lai obServaci.in, del etnudio, dela4ipricaja atencion :ooto
qi:elIos eO'nbres intelfgcntes deo b, las uiiaMcioenus seo:: has
dedi aAdo a' studio de 4la naturatezahai abiendo. seprendid4o
la1nayorpVAtetde osuseeretes eon qneo hail podido haeeo
grande beneficios A la humauidad. a
"'ia leetriieidad,,et evaporl 1~ p61voma,. Bel :magnetismoi da
f6totAdfa y tsaitoe y :tantos obitos: que eni ua tempo .hubie
rai bpdiMo ~arporpredijios, maavillas y hasta milagros,






39 -
nnosonu imaaen eli dia queoel resultade del studio y ,lame-.
d5tacion de losjhomBbisespnsdadirs,:.
La maquinaria en que tittas ;ytanudfiilescQA4qmoi:
portantes combiAtciones se hadn heeho, no. revelan otra eppa
que e lestudio, ila pauciencia, la perseveranuia* en fin,. d
aquellos qe hbai querido dariunawaso mas, cloC1atdoe 4,I,
altura de:los verdadiros benefactors de la humanidad, qe
nos1on otros q los inventoresl.t : :.
Los para-rayos, .el )dlice, el teoldgiafo elictrico, el calde sub-
mntrino, son verdaderos esfuerzos, giganteseas .copgepciooes;.
del espiritu hnmano, llevadas t trmino por la iuteligeuqia,
lancapacidad, y .il taleuto de esos ,homtbres:como .Fran/in,
_ekld, y Otros; ante: cayos noibres deboemos incinar la.frcq-
te con respeto.. : .
IMPOSIBLE. Decia Napoleon el Grande que esta palabra
no es:taba:eun su:Diccionario., ,. ,
Elf;gra~ capital del siglo queria Sigoiflcar con estoq qua.
no habia mada qneresistiese Aila aeergia de sn carPcter .y
A l-, faerza poderosaidesu v.olunt ad. ,
Muchas eomesque al parecer son:.jimposibl)% na vez qqe
nos dedicamos ,onemirpeoio A. .veaere susn difietltad.e ilqs
dan; el .resul(adoi apCed4eio:quiz4 mas, propto de lo, q, EpP-
dimas$pnoWnlternos
.MF iitrabajqttodoi lo, veneer. y. l.a vol uutad p~iee ;m ~o
Para consagtiir; prer.EisEtoi' eo:el -disagnigido- eaiSom
dramAtico Tomds Rodriguez Rubi, en una de sus comedies
delicadas y nadie mas que 61 mismo puede ser ejemplo de
esta verdad. pues pocos son los escritores que han podido
legar A la altura A que 61 qiso llegar y A que se coloc5 real-
mente. Rubi, de simple poeta, aunque con gran talent, lle-
g6 A Miuistro. en cuyo puesto le encontr6la revolution queo
destron6 A Isabel II.
Acostumbraos A educar vuestro deseo para no aspirai sino
a aquello que sea digno, p .Po .- vez que os propongais
conseguirlo, creed quo nad rti a la voluntad decidida
del hombre para quien role 'mrit^pued decirse que nada
hay impossible.
IMAN. Este mineral, que etehiro oxidulado y que se ha-
lla en diversas parties del mundo ya fu6 conocido de los an-
tiguos. Su nombre, segun Nisandro, es el de un pastor que
al cruzar por el monte Ida qued6 adherido al suelo por el
hierro de su callado y. los clavos de sus zapatos. El studio






40 -
de las propiedades del iman constitute la parte de ]a fisica,
que se llama magnetismo, El descubrimiento de la polaridad
del iman solo data del siglo XII.
IMPRENTA. Entre los grandes inventos de que se glorian
los grades hombres, ninguno acaso como la imprenta ha,
contribuido al desarrollo de lainteligencia, al progress dela.
civilization al esplendor de las letras y al triunfo mismo de la
ciencia que, inerced la facilidad prodijiosa de multiplicar
las copias, que es en lo que principalmente estriba el m6rito
de la inveacion, ha permitido estender el conocimiento de-
los hechos hasta lo infinito.
Este important desculrimiento fu6 debido A Juan de
Guttemberg, natural de Maguncia, en Alemania, quien hizo
su primer ensayo en la dicha ciudad de Maguncia por el
aio 1440.
Despues se asoci6 Guttemberg a Faust, rico platero de
Maguncia, que aunque usurariamente, le facility algun di-
nero para perfeccionar su invento, y Inego, Pedro Sccheffer,
hombre de letras que so uni6 A Guttemberg, fu6 quien ide6-
fundir los caract6res para no tener que grabarlos de unos
en btros, como se habia heeho hastA ent6nces; pero es evi--
dente quetoda an gloria del descubrimiento pertenece A
Guttemberg, habiendo sido la Biblia el primer libro que seo
impriml6 por aquel sistema, aunque con las imperfecciones
propias y naturales 6 la infancia de tin arte que ha llegado-
en'iniedtros dias 4 ser unav erdadera ,maavailla.





*6;:

K' -'



















Juioioso sienpre seas,
Que el juicio es en verdad
Quien todas tus acciones
Te debe aconsejar.

JUEGO. Esta passion, la mas funesta de cuantas puede
abrigar el corazon del hombre, porque BA fuente de infinitos
males, do crimenes y de penas sin cuento, ha merecido
dsempre la execracion de todas las gentes honradas y como
las ideas que contiene el interesante articulo, que public
La Civilization y que reprodujimos en El Periquito, son tan
oportunas para daros A conocer todos los inconvenientes de
esa passion terrible y abominable, creemos hacer un verda-
dero beneficio A nuestros lectores, trasladAndolas A las co-
lumnas del Dicionario, que tiene per objeto contribuir por
todos los medios posibles A la ducacion moral de los nioas.
"El juego, dice el ilustr~dd autor del expresado articulo,
es eompainero inseparable de la codicia, del des6rden y. la
vagancia, es el cAncer mas destructor de las-costumbres, de
las families y de los pueblos.
El juego contiene la avaricia, la envidia, la vengauza, el
embrutecimiento, el libertinaje, la p6rdida de la vergiienza
y el pudor, la prodigalidad, el indiferentismo, la ruina de
las riquezas, la salud y la reputation y no pocas veces el
estrafiamiento, el presidio 6 el cadalso.
Algunos murmuran de los pasatiempos antisociales, del
pujilato 6 trompeadores, toros, circo de fieras, gallos y
otros, sin echar una ojeada sobre su passion, mil veces peor
que aquellas.
El pAbulo del juego es la destruction.






42 -
El juego, segun Oristina, "ni es diversion- ni negocio.r
Segun la condesa de Merlin, "no es possible ser jugador y
hombre hourado;" y segun otro, "los jugadores empiezan
- siempre por ser engafiad(sy acaban por ser engafladores."
El jugador es un fanatito propagandista de sus princi-
pios; y es el hombre masjdigno de companion.
:. Los jugadoies de las vestduras del Salvador, son el si-
: mil de los jugadores, que.'g- el delirio del vicio, juegan
hasta la Altima prenda de su consorte y de su prole.
El jugador, al pisar el dintel del garito, arroja a la caller
; ssus mas sagrados deberes de padre, de esposo, de hermano,
S de amigo y de depositario, y estA pronto A sacrificarlo todo,
en el ultimo caso, en las areas del demonio del juego que le-
domina.
El juego no es un conprato razonabheves una apuesta ne-
cia, y en este concept eoe6 aplioable aq1iella maxima "nun-
ca hagas apuestas; si sabes que has de ganar, eres un pica-
rp; si no lo sabes, eres un loco."'
'O-6o needsitamos leer eaos libros titulados Mistaeios'.deT
juego, Leon Leoni y otros que encarecen los funestosiefectos
del Juego; pues en todos los pudblos ontemplanmesi cn
s'aatgurai descendencias con denadas: A'la' ignorancia, a la
'6eifidad, A la miserin, A la infamia, 'ietimas de un pioge-
Jflitorcoki'6tapidb en ese vioio, el peordo tod i s porq@ueto-
'dBslos enhtirra. ::
SETjugadoral an, solo.alcanza, an arrepentimiento tardio
6 4'hriiil, y aiprepeitiminientoamargo y cruel enando va acom--
j~-afii'8delos rem eodimientos co me el do .anoqnub lega.al
fin do d na jormad^a 9leti at 4. crimenes, sii frntol alguno.
'ir peada ~ugadrifiywv&f dodldel'demonio del jnego, :para
-le.strvdeo reclamo alOs incautos, lotAntos centenares de
padres deifamilia, hijos, epleados, propietarios .y .cmer--
ciantes, industrials y demAs, .hetos! visto:en el destieorb
volhnntraio, en las: b6r'eles,presidioss swicidas, demented, 6
*ciBehtir su' existenda&s ektro 1:a misei.ia y etl oprobiol :
i Eljuegaoes'el maes adetiiooneinigo'de la caridad, por-
qutie eponieWdb 16o recursos proptos yide sui familiar, y: tra-
tando de arrebatar al pr6jimoo16 'suyo; oomipromete el :pan
r la iexistencia natural. sociall de diversas: personas; y.'por-
que eeunca esta mas', entento el jagader,. que uando ; oq-
t~Smipa el' oro'de: su empetider -en -:s'i sboillo, aunque :l&
falta de ese oro come de bambre, lAgrimas y baldon -ina
family. : -,..






-43-
.El que haya presenciado ,iina vez esas. desgarradiras es-'
cenas (de-1 grimes, at.rni llauiimnto.s, discordias y oti'os
distintos confjictos .can freoieptes on ia casa del jdig)tioir
estaraconveucido. de e. e esos alhergues huye la paz, el
reposo, y se alojan tpdas la as 'h6rridas angliitias.
El juego, pues, como pahio'u, es ila mas terrible 6 insiei-
sata; como vicio,.es el mas o diso y per.jidicial;, como iii-
fraccion moral, es el crlninli mas abominable; el g6rien
mas fecundo de imals acciones y consecuencias.
SEl juego es uinugraii pecado.;tre los principios de eco-
nomia political; los jugadores iio bl1o se robanu A si mismos,
sustray6ndose a la cooperacili del gra n movimiento social,
y paralizando la riqIneza que d(lel icnii-n el remansodelJnei-
go separdndola del cambio general, con peIrjuicio de lo agri-
cultura, el coinercio y la i'ndustia; siho que embrutecidn-
dose y degradandose en aqnelli passion, que einbota riecesa-
riamente todo juipulso noble del alma y del corazon hAcia
el bien social, anulan y eliminan sus conocimieutos del pro-
comunal, haci6ndose indifere'entes & la cosa piblien; y arras-
train otros miembros de la sociedad A aquel sepulcro del
progress con ailmento de la vagancia y del crime.
Los juegos de pasatiempo son cono los pecados veiniale&y
que de su repetition se pasa A los mortales: asi hemos visto0
4 tantos desgraciados empezar por los juegos permitidos de
pasatiempo y concluir en el abismo ile su destrnccion.
El padre que no dA oficio A su hijo, lo' ensefia A ladron,
segun el. prbveriio turco; y no proceden de otra tnanera los
-ladres de familin que, con lamefitable indoleficia 6 impre-
vision, conducen A sus hijos al funesto ejemplo 6 les permi-
ten I is juegos en que se atraviesa un peqnefio inter&s, que
califican do inocen tes, sinconocer que los colocan en la pri-
mera escala del vicio y de su future degradacion.
Jesucristo es el principio de la regeneration social: desde
61 cdrre el espiritu human A sn liosible perfecion; y ei el
interns con que decia:. "Dejad venir hAcia mil los niofio,," nos
ensefi6 la gran ilmportancia y escargo de velar por esas pre-
ciosas y tiernas plaitas que hIau de sucedernos, y que su
edueacion progresiva de geueracion en generation, ha do
elevar al hombre A la cumbre A que lo destina el Sal lvadoi.
De aqui el empefio con que las leyes, los municipios y las
sociedades ilustradas proporcionan A la nifieztodas las ar-
mas de la civilization para comb itir en la vida con esos ter-
ribles enemigos de la humanidad, que se llamlan ignorafcia
7






44 -
y pasiones; y por eso el padre que sigue el divino eneargo,
dbe velar sin cesar por la fornmacion moral de sus hijos,
inclinandolos por el camino de la perfeccion.
JOVIALIDAD. Una de las cualidades que mas recomien--
dan el carAdcter de un nifio es lajovialidad, porque ella in-
dica un corazon sano, un natural alegre y bondadoso, y un
deseo de complacer y ser agradable.
Debe procurarse, sin embargo, que la jovialidad no dege-
nere en chocarrerta, ni que por ser escesivamente joviales
se pase A ser burlones; porque esto acarrea muchos disgus-
tos y tiene no pocos inconvenientes.
JusTIcIA. La justicia es un sentimiento innato quo nos
hace mirar con horror 6 indignacion todo io que contraria
los principios generals en que descansan las lyes qtu1
emanan de la razon, y de ]a equidad y principalnente el
.abuso del fuerte contra el d6bil.
Solo una alma depravada contempla impasible los abu-
sos del powder, que atacan a la justicia, pues lo que es just
se hace sentir por si mismo y nos estimula A todos A po-
nernos siempre de part del d6bil iiijustainente oprimuido.
Los antiguos hicieron de la justicia una divinidad aleg6-
rica que suponian hija de Jdpiter y de Ti6mis. Hesiodo afia-
de que estA sentada en el Tribunal de su padre en el Cielo
y que le pide venganza cada vez que se falta I la equidad
en lal ierra.
Los egipcios representaban a la justicia sin cabeza y lo
misnio los primeros artists griegos para significar que los
jueces habian do despojarse de sus propios sentimientos
para seguir la decision de Ins leyes.
Astrea y '1lmis son consideradas en general comno las
diosas do lajusticia.
Los ntributos ordinarios de lajusticia son las balanzas y
la espada 6 las faces, con la segur consular, sihbolo de la
autoridad entire los romanos. Es t-!mnien un emblema de la
justicia, una m- -no al renmate de un cetro.
JUVENTUD.-Esta es la mis bella. 6poca en In vida del
honibDr. En su iinitfaci; cl honibre, fisica. y imoraluimeile, no
es mas que nn embniion de, todo io hIeno y lo malo que el
tiempo viene A desarrollar en 61 mas tarde y por consiguien-
te ni 61 nismno tiene la conciencia do sus acciones.
La aucianidad represent las ruinas del hombre; la ce-
niza que indica el fuego de la juventud y el ardor de la
vida.







-45 -
La jiventud es la edad de las ilusiones y de las pasiones
generosas; la 6poca de los proyectos y de las empress
grandes y al inismo tiempo la de la fuerza y vigor para po-
der Ilevarlas A t6rminio.
J oa romanos iuvocaban A.la diosha Juventa cuando quita-
ban A sus hijos la ropa pretesta,.Presidia esta divinidad,
cuyo temple estaba e e l Capitolio, al int6rvalo que media
entire la infancia y la edad viril.
JUEGOS. En los juegos es done mas se revela el car c-
ter y hasta las incliunciones de los nifis. El que es domi-
nante querrA siempre imponer sus deseos A los demais y que
no se juegue sino A aquello qne A 61 le grade mientras que
el niio de natural modesto y bondadoso, se conformard en
tomar parte en los juegos de sus compafieros, aceptando la
part que en ellos quiera conced6rsele. El nifio debe cuidar
de que en sus juegos no se advierta nunca el deseo de do-
minar A los demis, ui contrariar la voluntad de los que le
invitan A ser participes de sus diversions.
Recomendar A los nifios cuales senu los juegos que deban
preferir lo creemos innecesario, today la vez ql1e los padres
tienen el cuidadlo de no permitirles sino aquellos que jams
pnedan perjudicarles.
JURAMENTO. Los primeros hombres, sencillos 6 inocentesy
no conocian el uso del juramento. Pero desde el moment
en que se dejaron arrastrar del interns y de las otras pasio-
nes, falt6 la buena fM, se engafiaron los unos 6 los otros, y
no siendo suficientes las simples promesas se invent el ju-
ramncito, al cual para darle mayor fuerza, so le sauciou6
con la religion, esperando que aquel que no temiese faltar a
so palabra le conteudria el no ser impio. Por esta razonlos
mit6logos dicen que el juramento es hijo de la discordia.
Estableci6ronse al mismo tiempo ciertas f6rmulas para
hacerle mas solemn 6 inviolable; y cada pueblo invent,
segun le snjiri6 su imagination, aquellas practices que con-
sider6 mas importantes y A prop6sito para obligar a los
hombres de mala f64 cumplir y respetar lo sagrado de las
promesas y juramentos. La prActica mas antigua y mas na-
tural de prestar el juramento parece ser la de lovantar la
mlano.
Los reyes al jurar levantaban su cetro, los generals su
espada, los soldados la lanza y el comun de la gente sim-
plemente la mano.






46 -
JABON. Ya fu6 conocido de los ejipcios y de los hebreos,
por mas que Plilio atribnya la invention A los antiguos ga-
los. En las ruinas de Pomneya se encontraron fibricas'de
jabod y ann este product en miuy bbn estado. En la En-
ropa, en la edad media, no sensaba z tas que jaton de p.ta-
za, y en Inglaterra so se rven e6, el dia de jabon prep"rado
con aceite 6 grasa de animals.



















:KALEIDOSCOPIO siendo -
Ia vid na.da n .as
Quen iinpev reoseetido -
Te encuentre cada fa, :

K. fndebidameo'te figiira esta letra en nuestro alfaibeto
pues sirve solamente para interrumpir la regla geierai l del
idioloa que es 'esciibir:las pai~~ias'd~el Thismo 'niodo que se
pronmncian y comib la C0, hice si vteces' soiiaridn' del'iidshio
mIddo que 1 lae:oiW todsas la voeales, la' ha tiidaOd6 fiblo
,ara escribir con 'illa los no1iii S 'ew istraigger d qt e'la'tieipe.
La k viene oijgiialhrinitte del icp, a d16e Is gi s cr-
responde'A la c idlo latitos. -
Antiguamente se empleaba la k en lugar de la c en los
uombres propios. Eu las inscripciones de la edad media sig-
nifica Karolus, CArlos. En la aitigua quimica, k designaba
un compuesto de oro; en la quimica modern, esta letra es
signo representative del potasium como initial de la palaura
kalcium, antigua denomination de esta sustancia.
La letra k es el signo representt~tivo de la moneda que
se funde en Burdeos.
KANI-JA. El respeto y la estimation que debemos tener
por los agricultores, esto es lpor todos aquellos que se dedi-
can al cultivo dte la tierra, i'nd-ure universal y proveedora
del alimento y demAs necesi(lades de los hombres, nos lo
demuestra la fiesta que ccn el nombre de Kan-j6, y con la
mayor ceremonial" hace todos los afios el rey d'i Tunguin
para honrar la agricuitura.
En'uu dia determinado so traslada el principle acompaiia-
do de today su corte A un coampo poco apartado de la ciudad.







48 -
En 61 toma con sus manos el arado y traza algunos surcos;
A cuyo trabajo le ayudan los grande de la Cortc, continuan-
dolo los labradores y terminal la function con un gran ban-
quete en el cual son admitidos 6stos.
Se cree que los turquimeses tomaron esta ceremonia der
los chinos centre los cuales se-celebra unasemejante de tiem-
po inmemorial.
KIuIE ELEISON. Esta frase que tan frecuentemente se re-
pite en la misa, corresponde A las latinas Domino miserere,
Sefior, apiAdate 6 ten misericordia de nosotros "y Criste elei-
son, Cristo ten de mi misericordia." Se hace esta s6tplica tres
veces al Padre, tres al Hijo y tres al Espiritu Santo.
En el Oriente todoslos asistentes decian A una Kirie-elei-
son; pero en ]a Iglesia latina el clero decia Kirie eleison y
el pueblo respondia Criste eleison haciendo esta siplica tau-
tas veces como la otra.
KAiMEIDOSCOPIo. Este instrument, 6 mas bien juguete'
de 6ptica, fu6 inventadp en 1818 por. el doctor ingl6s-
Brewter.
Consiste en un tubo de carton 6 inadera que tiene en su
interior tres cristales colocados ,bajo ja forma del pris-
ma y en. cuya estrermidad y entire dos vidrios se eucierran
nultitud de cuentecitas, avalorios y pedacitos de papel de
color, qeo mirados por el otro lado dei tibo presentan mul-
titud de caprichosas variaciones del mai bonito efecto..



















LABOR 4 bien trabajo,
.Pues que lo mismo dd,
Es lo que al haombre ofrece
Dicha, riqueza y paz.

LEY. La ley, dice Bastds. es una regla establecida por
autoridad divina 6 humana que obliga A los hombres a hb-
cer ciertas cosas 6 les priva 6 impide de hacer otras.
Toda sociedad lha de tener indispensablemente leyes dice
nij escritor c6lebre; pero aunque parece que estas ha-
bian de ser invariables, no tiene duda que se resienten de
la iucoustancia de los hombres y que es precise hacer en
ellas ciertas modificaeiiones A media que van cambiando
los usos y las costumbres de 6stos.
El respeto d la ley es la primera obligation del cinddadno
sin este respeto, la sociedad seria un laberiato, nu caos,
doude no seria possible establecer 6rden alguno y en donde
haciendo cada cnal lo que fuese confornoe A su capricho y
no a los intereses de la comunidad, pronto so perderia el e-
quilibrio social y todos sufririan tiastornos y perjuilcios d.-
mas 6 imenos consideration.
Todos los hombres estamos obligados A estudiar as eyes
dlel pais en que hemios nacido, y las de aquel en que residi-
mos debiendo prestarnos gustosos A so cumplimiento.
La ley de Dios, que es la inas sabia y humanitarian de to-
dlas las leyes, en este solo precepts comprende todos los c6-
digos y eucierra las hins sabias prescripciones del dciecho
y del deber: "Ama A Dies sobre todas las cosas y A tu pr6-
jimo como A ti mismo."







52 -
de la mezquindad de los sentimientos y de la ayeccion del
espiritu, mas poderosa es la tie que generalmente nadie de-
testa mas al adulador 6 lisonjero que aquel que recibe sus
elogios; porque es quien mejor conoce de todo lo que es
capaz el que hasta esa mezquindad desciende.
LABORIOSIDAD. Importantisima virtud que recomienda al
hombre en alto grado y que produce i la vez honra y pro-
vecho
Sed laloriosos, es decir, procurad consagraros siempre a
todo genero de ejercicio u ocupacion, porque ello proporcio-
na la calma del espiritu, la salud del cuerpo y el bienestar
del alma.
LAMPARAS. Se atribuye su invencion A los egipcios; se
habla de ellas en el G6nesis; pero Homero no las cita. En
1786, Argand invenl6 la lmpara de double corriente de aire
de que Quinquet tuvo la primera idea en 1785.
C arreau y Carcel, imaginaron en 1800 el elevar el aceite
por medio de un mecanismo de relojerfa. La lampara de
David b de seguridad para los miners, se llama asi porque
la luz est4 rodeada de una tela metalica que impide pueda
la llama incendiar los gases dei interior de la mina.
LITOGRAFIA. Alois Seinefelder, minsico de Munich, es A
quien se debe esta bella invencion a fines del siglo XVIII.
Consiste en dibujar sobre unapiedra porosanatural 6 artifi-
cial, con 1apiz grasiento. Hecho al dibujo y preparada la
piedra se moja antes de dar tinta, pasando el rodillo que so-
lo se adhere en las parties sefialadas con lIpiz craso y lue-
go se ostampa. El privilegio concedido A Seinefelder por el
rey de Baviera data de 1799, y desde entonces la litografia
ha cundido rdpidamente por today la Europa.




















MABTIR de tus deberes
No faltes & ellos, n6,
Que en ese sacrifiio
Basado estd el honor.

MADRE.
Si en mengua de sn alma gloria,
Ann no sabeis lo que vale
De ese ser que amor respira
El dulce nombre de madre.

Preguntad A la natural,
Alzad vuestra voz al aire
Y hallareis joh tiernos nifiost
La repuesta en todas parties.

Madre! os dira el arroyuelo
Removiendo sus cristales,
Y Madre los dulces trinos
Con que le cantan las aves.

Madre! repiten las flores
Ouando de la tierra salen,
Y por ella sus perfumes
En son de carifio esparcen.

Madre! con sus rayos de oro,
Que sobre las ondas bate,
El sol alumbrando dice
Entre espamas al bafiarse.







56 -
MUJER. Este es el ser mas digno del amor. del respeto y
de las consideraciones del hombre.
Su belleza, su debilidad, su finura, todo lehace Anuestros
ojos amable y ]a education ademas nos prescribe tenerle
todas las atenciones en cuyo cumplimiento estriba el titulo
de galantes a que todos debemos aspirar.
Nuestra madre, nuestras hermanas, nuestras hijas son las
primeras que deben recibir de nosotros esas delicadas aten-
ciones, hcia el bello beyo, con que demuestran su esmera-
da education los que saben cumplir con las eyes que la so-
ciedad nos iupone en nuestro trato con las dawas.
El hombre que no sabe buardar A as danas los miramien-
tos que les son debidos, merece los calificativos de incivil y
de grosero.
Huid, pues, vosotros de haceros merecedores de esos epi-
tetos tan desagradables como injuriosos, y procurad, por el
contrario, que todos y ellas principalmente, confiesen vues-
tra galanteria A fin de que por esta circunstancia se os esti-
me tanto como babria de tenerseos A mal cualquiera desa-
tencion que pudiera dar A conocer que no guardabais al
bello sexo el respeto de que es tan digno.
MAGNETISMO ANIMAL. Asi se design la propiedad atri-
buida A un fluido particular que penetra todos los cuerpos
y obra principalmente en el sistema nervioso. Mesmer, mb-
dico aleman, habl6 el primero del magnetismo animal en
1760. Deslon en Francia, y Barbarin en Bl6gica., difundie-
ron su teoria que violentamente aticadas por las corpora-
ciones medicas cay6 en una especie de descr6dito, del que
no se hA librado hasta hace pocos afios. Magnetizando a al-
guna persona, es decir, exitando en ella el movimiento y la
action del fluido magn6tico animal se laprocuran crisis que,
se caracterizan, segun dicen, por una exaltacion de las fa-
cultades del alma, por una vista particular, y por un cono-
cimiento muy exacto de su propio cuerpo y de los demas.
Se cuentau muchas maravillas del magnetismo animal, y
muchas cnraeioues verificadas por medio suyo; pero se ne-
cesitan todavia algunos afios de esperiencia para apreciarle
en su just valor.



















NOMBEE, sus obras solo
Al hombre se lo dan;
Cuida de tu buien nombre
Que el es un capital.

NOMBRE. He aqui una question de la mas alta importan-
cia, sin embargo de que algunos la (consideran tan insigni-
ficante que ni siquiera so han detenido a calcular las venta-
jas, los incorivenientes y sobre todo la influencia que el nom-
bre ejerce en el individuo.

"Porque eil iombre es el hombre,
Y es su primer fatalidad su nombre."

Esto dice Espronceda en su graudioso poema El Diablo
mundo y nada en nuestro concept encierra una verdad mas
culminate.
Tienen muchos padres la costumbre, guiandose finica-
mente do sus instintos religiosos y tal vez de sus preocupa-
clones, de poner A sus hijos el nombre del Santo que venera
6 celebra la iglesia el dia del nacimiento de aquellos, y aui-
que miuchos de los dichos Santos tengan nombre, de dificil
pronunciation, mnal sonantes y hasta ridiculous 6 que pro-
muevan risa, por nada prescindirian tales padres de poner
al nifio el nombre que saco temerosos de que las influencias
del Santo, enojado por el desprecio hecho 6 su nombre, fue-
sen contrarias durante su vida al inocente a quien sus pa-
dres no tnvieron por convenient Ilamar Canuto, Caralam-
yio, CGuctfato &c.
Otros, por el extreme opuesto, echaindolas de libres pensa-
dares, exprits forts, despreocupados 6 comno mejor quiera lla-






58 -
mArseles, no dan intervention alguiia i la religion en el
nombre de sus hijos, y aunque algunos de estos naz-
can el dia de San Jos6, San Juan, San Pedro, San Luis 6&
en cualquer dia en que casualmente celebro la Iglesia uno
de esos nombres comunes A todos los hombres, bajo ningun
concept lo aceptarian para sus hijos, y preferirian poner-
les Napoleon, COsar, Aristides y aun los llamarian Bucefalos,
y Babiecas antes que Jes'is, Juan 6 Pedro.
En cuanto al bello sexo, aun es peor todavia; porque sien-
do el hombre exigente en todo para cob las desgraciadas
mujeres, el nombre es sin dispute la primer y acaso mas
poderosa circunstancia que influir puede en el porvenir y la
felicidad de una dama.
Supongamos, por ejemplo, ver una seoiorita preciosa, de
rostro angelical, simpAtica y que desde luego interest nues-
tro corazon; pero cuyo nombre ignoramos. jpodeis esplica-
:.': ros nuestra sorpresa, nuestrodisgusto, puestra indiguacion.
quizAs, cuando al preguntar su nombre se nos intorne di-
ciendonos que se llama Tiburcia, Anacleta, 6 Sinforosa?
Prescindiendo de los contrastes que mas tarde resultan,,
como de lanmar Canita 6. una muier obesa, Cesar 6 Napo-
leon A un cobarde, Homobono a un picaro y las mil otras ri-
diculeces a que se prestan luego los nombres al.juntarse con
los apellidos, 6 alverificarse los enlaces, pues si es Delgado
el apellido de Canuto result que este sera Canuto Delgado;
los padres deben cuidar al tratar de poner nombre A sushi-
jos, ya que no son estos los que pueden elegirel do suagra-
do de no darles aquellos qne algun dia puedan series enojo-
sos, causAndoles una eterna pesadilla.
Un nombre corto, agradable al oido, de focil pronuncia-
cion y melodioso y suave, con respect al bello sexo, de-
S be ser la pretension de los padres y.el limited de sus fcculta-
ies wn punto de tanta trascendencia.
SPoner un nombre po6tico A un hombre, cuyo carActer 6
iliniiciones le apartan de la poesia, 6 encontrarse u npoe-
ta que alienta nobles aspiraciones de gloria y que trata de
hacer su nombre inmortal 6 conocido al m6nos, con'que sus
padres quisieron Ilamarle Garalampio, tenemos que conve-
nir en que es una verdadera calamidad para aquellos A quie-
nes sus padres hacen victims de sus preocupaciones 6 ca-
prichos.
El nombre es lo primero de que todo hombre debe cui-
dar, es decir, de que jams la nota de un feo vicio le acom-






59 -
paie y de que siempre venga asociada A 61 la idea de la hon-
radez, de la virtud y de la dignidad, aunque no le acompafien
otras condiciones que tambien pueden hacerle y le hacen
realmente recomendable.
El nombre es, pues, la primera propiedad del hombre, su
tesoro mas valioso, su herenncia y su haber, siendo al propio
tiemnpo, un dep6sito sagrado que recibimos de nuestros pa-
dres, quienes antes lo recibieron de los snyos, para pasarto
luego inc6lme nuestros hijos, A fin de que ellos A su vez
lo trasmitan nuuestros nietos y asi vA de una geueracion
en otra perpetuAndose esta herencia que cada cual debe pro-
curar aumentar con el brillo de sus virtues.
NIfo. Hombre pequefio; proyecto de hombre; rudimento
de la vida, material prima, g6rmen de bondad 6 de malicia,
de virtudes 6 de vicios, encanto 6 torment de los padres,
causa de su felicidad 6 de su desgracia, bAculo para su ve-
jez 6 estorbo en que ha de tropezar para caer. Nifios, ilu-
sion de los padres, encanto de las padres, fatig- de los
maestros; ellos reclaman el cuidado, el carifio y la atenclon
de todos, porque son la esperanza de la patria, la continua-
cion de nosotros mismos, los sucesores de todas nuestras
empresas, los mantenedores de nuestras obras y recuerdos
en la tierra. Nuestro Sefior Jesucristo nos ensefi6 el amcr
que debemos profesar A estas d6biles criaturas al pronun-
ciar aquellas tiernas y afectuosas palabras: "Djead venir 6
mi los ni~os."
NTjMEROS. El conocimiento de la ciencia que trata de los
nimeros 6 sea la Aritmitica, es de todos los studios el pri-
mero y inas important al hombre, supuesto que todo estA
sujeto en la vida al 6rden y A la numeracion, ora sea que
contemos los instantes de nuestra:existencia, ora el tiempo
que dedicamos al trabajo, ora el product del mismo, ora en
fin nuestras penas y nuestras alegrfas, nuestras desgracias
y felicidades.
Sobre este particular dice el erudito Bastus: Los escrito-
res antiguos difieren much acerca del origen de los ndme-
ros. Vossio supone que los egipcios son los inventories de los
n6meros y que de ellos pasaron A otr'js pueblos.
Las figures de que se servian para sefalar los nimeros
eran diferentes entire los griegos y los romanos.
Los griegos inventarou en un principio una aritm6tica
muy sencilla. Consistia en seis letras, que, combinAndolas
de distinta manera formaban el valor de todos los numeros.
9






60 -
Despues se sirvieron de las letras segun el 6rden alfabe-
tico y de este modo es como se cuentau los libros de Homero.
Los primeros romanos no conocieron ninguna especie de
aritm6tica, lo que se justifica con el clavo qae fijaban todos
los ahos en el muro del temple de Jupiter para sefalar los
afios. Mas adelante arreglaron un mode particular de con-
tar que venia A ser una aritm6tica digital, porque no se ser-
vian sino de cinco letras, que correspondian A los cinco de-
dos de la mano y con su combination formaban todos los
nimeros. Estas letras eran la I, la V, la X, la Ly la C, ha-
biendo afiadido despues la D y la M.
Lo que no tiene duda es quo por conduct de estos pas6
A los europeos esta itil y c6moda manera de contar y calcu-
lar.
El nombre cifra, quieren los estimologistas que veuga de
suplir 6 sifra, contar, numerar.
De mas estA decir que con las cifras expresadas que se
cuentan del 1 al 9 y con las combinaciones que produce el
0, pueden coutarse todo g6nero de cantidades hasta lo infi-
nito.
NAIPES. Los naipes ya conocidos en Espafia 6 Italia des-
de el siglo XIV, fneron introducidos en Francia durante la
demencia de Oirlos VI, y paradistraerle en 1390. Las figu-
ras actuales de la baraja francesas datan del tiempo del rey
Crlos VII. y fueron inventadas por el pintor Jacquemin
Gringonneur. Argina (Regina) es Maria de Anjon, Raquel
es In6s Sorel, Palas es Juana de Arco y Judit es Isabel de
Babiera. David represent a OCrlos VII, Orgier, Lancelot,
Hector (de Gallard) y Lahire, eran valientes capitanes: los
dos primeros del tiempo de CArlo-Magno, y los otros dos de
CArlos VII. Los colors eran tambien alegorias guerreras.



















OBRAS y no razones
Del hombrepruebas son;
Antes qwe las palabras,
Los hechos quiero yo.

OBEDImOIA. El reconocimiento de la autoridad anterna
y la sunmision A sus mandates garantiza el amor de los
hijos A los padres, la consideration de los padres para con
los hijos y la felicidad de los unos y de los otros.
El padre, contando con la obediencia del hijo, estA segu-
ro de desviarlo del mal camino y de obtener en sus costam-
bres las reforms que aquellas demandan; el hijo, obedecien-
dociegamente al padre, sabe que hade alcanzar todaslas ven-
tajas que el fruto de la esperiencia y el carifio de aquel le
prometen sobre sus pocos afios y que ha de poder salvar, si-
guiendo sns prudentes indicaciones, todas las dificultades y
contratiempos que el mulido ofrece A los quo pisan por pri-
mera vez sus umbrales.
Los padres iiustrados, que saben hasta donde llega el po-
der de su autoridad legitima sobre sus hijos y que por la
misma razon se abstienen do abusar de aquella, son los que
con mas fundados motives tienen el derecho de ser obede-
cidos y respetados.
"Honra A tu padre y A tu madre, y viviras largo tiempo
sobre la tierra." Esto dice el Sefior y como nunca se hon-
ra mas 6 los padres que cuando se les obedece, de aqui
la seguridad de eka larga vida que se nos promote.
El hijo desobediente no solo atrae sobre si la c61era del
cielo sino que pronto halla el castigo de su falta en los tras-
tornos y perjuicios que su desobediencia le ocasiona.
Si amais A vuestros padres, respetadlos; silos respetais se-






62 -
reis felices y alcanzareis que tambien mafana vuestros hi-
jos os amen y os respeten.
ODIo. Es la passion del inferno: solo los r6probos 6 con-
denados no aman, ellos solon aborrecen.
Procurad que en vosotros se modifiquen los impetus del
odio y de la mala voluntad que podais teuer A vuestros ene-
migos, por grande que sea el mal que os hayan hecho.
El Sefior nos ensefia solo amar al pr6jimo y A perdonar
para que se nos perdone.
ORBACON. El hombre esperimenta a menudo la necesidad
de levantar su espiritu al Oriador 6 implorar los auxilios de
]a misericordia divina. En estos moments el espiritu so re-
concentra en si mismo, la imagination se separa de las co-
sas terrenas, nuestra esperanza se fija en Dios finicamente
y le pedimos lo que creemos que conviene A nuestra felici-
dad: esto es lo que se llama Oracion. Esta es mental y oral,
mental cuandosolo con la imagination nos dirijimos al Oim-
nipotenta; oral, cuando el labio pronuncia las palabras que
revelan los afectos del alma, y los sentimientos del corazon.
ORO. He aqui lo que en el lenguaje de la inmoralidad y
de la corruption se ha dado en denominar el Dios del siglo.
Efectivamente, el carActer de la 6poca se distingue por
esa tendencia al materialism y A lo que se ha querido' titu-
lar lo positive, sin que hasta ahora sepamos que es lo que
positivamente entienden por positive los sefores positivistas.
Que se deba amar el dinero, como fruto 16gitimo del tra-
bajo honroso, y que deseemos adquirirlo para tender con
61 A las primeras necesidades de la vida para satisfacer las
iustas aspiraciones del alma afectiva, nada mas natural, na-
da mas just; pero que el corazon aliente en primer t6rmi-
no esa passion voraz que acaba por embargarlo todo enter
que se titula avaricia y A la que algunos hombres sacrifican
todos los demAs sentimientos y los afectos generosos dcl al-
ma, menospreciando y mirando con desdeu y con indiferen-
cia todo lo que no sea ore, dinero, he aqui sin duda lo mas
triste, lo mas aborrecible que trae consigo la idea del oro,
sueio, pesadilla, uinico y dominant pensamiento do las al-
mas vulgares, que saben que sin el oro, es decir, por ellas
solas no valdrian sino lo que vale lo que ellas saben que
son, fango, miseria, inmundicia y corruption.
Las almas nobles y generosas, las que tienen la concien-
cia de su propio valimiento, las que saben que la virtud, la
moralidad y la houradez consistent en el comportamiento y






63 -
no en la posesion del metal, que a veces por medios tan in-
dignos como reprobados llega a manos de los que con 61 se
envanecen; estas almas, digo, no pueden menos que descon-
solarse al ver que se tribute consideracienes, y hasta res-
peto, 4 esos series abyectos y degradados cuyo unico m4rito,
cuya fnica recomendacion consiste en tener dinero.
Yo os aconsejo, nifios, que procureis ser activos, laborio-
sos, econ6micos y ahorrativos, que os dediqueis a labraros
con el fruto legitimo de vuestro trahajo una- modest fortu-
na, en que poder library vuestra subsistencia y asegurar la
vejez de vuestros padres a quienes en su triste ancianidad
debeis tratar de retribuir los favors y beneficios que os
prodigaron en la infaneia; pero guardaos de ser avaros y
ambiciosos; guardaos de colocar en primer t6rmino el oro y
de hacerlo vuestra passion, supuesto que no debeis ambicio-
narlo, sino para satisfacer con 61 las necesidades de la vida
y tener los medios de ejercer la caridad y de bacer todo el
bien possible a vuestros semejantes.
No olvideis por otra part que el Sefor ha dicho que es
mas ffcil que un Camello pase por el ojo de una aguja, que
un rico entire en el reino de los cielos.
Esto explica que la riquezas por lo general, no se adquie-
ren sino faltando a los preceptos de su doetrina y que sola-
mente los pobres son dignos de su amor.
OBLIGACIONES. Debemos aceptar gustosos todas las que'
nos imponen nuestra edad, estado, sexo y condition social,
por mas que ellas muchas veces nos sean enfadosas y mo-
lestas, pues en el cumplimiento de nuestras obligaciones,
cualesquiera que ellas sean, una vez que las hayamos acep-
tado, estriban los principios de honradez y de moralidad que
constitnyen la opinion y fama del individuo.
El que abandona el cumplimiento de sus obligaciones fal-
ta al pacto que tiene establecido con la sociedad y no tiene-
derecho a reclamar de los otros consideration alguna en
virtud de que por su part se ha desentendido de aquellas
que le correspondia cumplir.
No hay estado, no hay edad, no hay condition social al-
guna, que no nos imponga obligaciones. La palabra misma
nos dice lo que esto significa; a saber: deberes impreseindi-
bles, de los cuales aquel que se separa tiene que quebrantar
forzosamente los vinculos y convenciones en que estriba el
6rden y armonia social.
Oumplid vosotros con las vuestras y estad seguros de que







64 -
nada proporciona al alma una satisfaction mas legitima y
duradera.
OMxNBUs. (Para todos.) La primera idea de los carruajes
en comun pertenece A Pascal en el siglo XVII; pero en el
afio de 1728 so acreditaron de tal modo en Paris, que so
propagaron por todas parties favoreciendo las comunicacio-
nes entire cuarteles distantes de una poblacion.
OD6METRO. Mecanismo que se aplica A las ruedas parti-
cularmente de los coaches para contar las vueltas que dan.
La idea data del tiempo de los romanos; pero fu6 reprodu-
cida por Buterfield en 1678, y perfeccionada h~cia media-.
dos del iltimo siglo por el ingeniero Pardounel.
















iPATRIA! cual eco dulce
Repite el corazon,
Pues today dicha encierra
La mhgia de esa voz.

PADRE. Todo cuanto hay de grande, carifioso y respeta-
ble en el mundo, se encierra en esta sola frase que los bue-
nos hijos se precian de pronunciar con tanta satisfacciorn
comn legitimo orgullo; porque el padre es el antecedente del
hijo y este A su vez no es sino la continuacion de una exis-
sencia que no ha tenido mas objeto ni otra aspiracion que
la de consagrarse al bien y la felicidad de aquel que viene
at mundo para remplazarle.
Los padres deben ser y son generalmente elmodelo de los
hijos, y asi como aquellos deben proceder en sus acciones
de modo que los hijos no tengan que ruborizarse por ellas,
los hijos que tienen la fortune de que sus padres hayan sa-
bido proceder en toda su vida conform A los preceptos de
la. moral y de la religion, ademns de la semejanza que la
naturaleza les imprime con el autor de sus dias, deben ellos
procurar imitarlos, siguieido por el mismo camino de hon-
radez, de honor y de virtud que ellos les trazaron.
iBienaventurados los hijos que saben amar y obedecer A
sus padres!
iBienaventurados los que se complacen en el aprecio y la
estimacion que sus padres alcanzaron, porque ellos A su vez
procuraran legar A sus hijos la misma herencia de honor y
de virtud que reciuieron!
PATRIA.
iQub es la patria?-Con labio balbuciente
Demandaba A su padre un tierno ninio;
-iLa patria....! Oyelo bien!-le dice el padre,-
Porque mas no le vuelvas al olvido:






66 -
Nombre es tan puro que tan solo alcanza
El de "Dios" apartarle del ofdo,
En donde suena cual celeste mfisica
Que acelera del pecho los latidoq;
Nombre es tan santo, que de Dios recibe
Bendicion y celeste patrocinio,
Y al alma infunde con su acento solo
Fuerza, entusiasmo, abnegacion y brios.
El suelo hermoso en que la luz primer
Llenos de gozo y de content vimos,
Donde corri6 nuestra primera infancia,
Donde encontramos el primer amigo.
En donde en aras del amor mas puro
Sacrificamos el primer suspiro,
Pirias rindiendo A la beldad primera
Que eiagen6 de gozo los sentidos,
Alli d6 el b6lico ardoroso impulso
Sinti6 nuestra alma de alabanzas digno,
Bello campo mpstrando al pensamiento
Para llegar al temple de heroism.
Esa es la Patria que adorar debemos,
Ella ha de ser nuestra esperanza, hijo,
Porque un "PlAceme" suyo vale tanto
Que es de consuelo y de alabanzas himno;
Y aunque tal vez la ingratitud horrenda,
Y el desengaio y el dolor impio,
Y la calumnia con sus f4rreas garras
Hayan el noble corazon herido;
iNo importa!.... Amarla es el deber primero
De quien sus lauros ambiciona altivo,
Y llegando al altar de sus amores,
Deponer el reucor en sacrificio.
Amala, pues, y si al cerrar tus ojos,
Por ella exhalas el postrer suspiro,
Mi bendicion al cielo to acompale
Y el amor de los buenos hijo mio!
PEREZA. Este es un vicio, que aunque dependiendo A ve-
ces de la organization del individuo, es necesario combatir-
lo para poder dominarlo en lo possible, porqne son tantas y
tan grandes las funestas consecuencias que le siguen, que
6 veces por falta de diligencia 6 sea de actividad, pierde el
humbre las ocasiones mas propicias y eserimenta dafios y
perjuicios de inmensa consideration y trascendencia.






67 -
Onando vosotros mismos Ilegueis A conocer que la pereza
os domipa, haced un esfuerzo en6rgico y momentAneo que
es la manera nas facil de vencerla, y vereis cou cuanta sa-
tisfaccion habreis de gozaros eu el triunfo alcanzado sobre
la mortal enemiga del trabajo y por consiguiente de todas
las ventajas que aquel nos proporcioua.
El perezoso que al abrir los ojos por la mafiana principia
A hacer consideraciones sobre la necesidad que tiene dd le-
vantarse y del disgusto que le proporciona abandonar el
lecho, habrA de purder inutilineute sit tiempo, levantlndo-
se al fin con marcadas muestras de su pereza, de su disgus-
to y malestar.
Despues que el cuerpo haya satisfecho la natural necesi-
dad de su repose y su descanso, luego que los primers rui-
dos de la maiiaua nos advierten de que un nuevo dia co-
mienza para nosotros, al percibir los primeros rayos de la
luz que el Hacedor nos envia, poieos inmediatamente en
pie, abandonaudo con horror el leclio que alimenta la pere-
za y la molicie y dad gracias & Dios que os concede la vida
y, la salud para dedicaros al trabajo y las faenas en que fun-
dais vuestra esperanza y con que honradatnente proveis el
sustento de vuestras necesidades.
El malogrado poeta cub~ao Jos6 Jacinto Milan6s, en la
bella poesia titulada: El amanecer, castiga A los perezosos&
diciendo:

Necio y diguo de mil quejas
El que ronca sin decoro
Cuando el Sol con rayos de oro
Da en las dom6sticas tejas.
iPuede haber cosa mas bella
Que de la arrugada cama
Saltar, y en la fresca grama
Del campo estampar la huella?
Campo, digo, porque pierde
La mariana su sonrisa,
En no habiendo agreste brisa,
Mucho azul y much verde."
Acostumbraos, nifios, A madrugar, y si no vivis en el cam-
po, done podeis disfrutar los placeres que tan grificamen-
te describe el poeta, al menos said a dar una vuelta por la
ciudad, sobre todo, vosotros los que teneis la dicha de vivir
en la pintoresca y deliciosa Matanzas, cuyos lindisimos va-
10






68 -
lles son los mas po6tico y delicioso quo he contemplado en
mi vida, y en una de cuyas rdsticas casitas me placeria con-
cluir tranquilo mi existencia.
PATALO. Fabio Colona, sabio botAnico que nacio en Na-
poles, en el afo de 1567 y muri6 en la misma ciudad en
1650, fu6 el que propuso y principi6 usar la palabra pdtalo
paraindicar la part brillantede la flor, que se llamaba hoja
para distinguirla de las hojas verdes de la plant.
PALANCA. Los griegos decian que Ciniras, rey de Ohipre,
fu6 el que lainvent6, lo mismo que las tenazas,elmartillo y
el yunqne, unos 1240 ailos antes de Jesucristro. Arquimides
fu6 el primero que conoci6 today la faerza que puede hacerse
con una palanca, por medio de las cuales, aiadeu, bot6 por
si solo una nave al agua. Este c6lebre mecnico fu6 el que
dijo da mihi punctura et pectum, ca3um terranque movebo, que
se le diese un punto de apoyo y una palanca proporcionada,
y levantaria el cielo y la tierra.
P6LVORA. Se han conocido en lo antigno sustancias es-
plosivas 6 inflamables; pero la actua? p61vora data de Ber-
thold Schwartz, en el siglo XIV. Los arabes de Espafia em-
plearon en el sitiode las plazas cierta mezcla detonate.
PANT6GRAFO. Instrumento para copiar, aumentando 6
desminuyendo los contornos de un dibujo. Esti formado de
cuatro reglas movibles, ajustadas en pararel6gramo por me-
dio de cuatro puntas 6 ejes. Fu6 ya descrito en una obra im-
presa en Roma en 1631, y se han hecho de 61 ingeniosas
aplicaciones.



















QUEJARSE suele el hombre
De su destino cruel
Y 4l mismo de su daEo
La causa suele ser.

QUEJAs. El motive de las que suele formula el hombre
y eu las que generalmente atribuye la causa de sus desdi-
chas al destiny 6 A la ciega fatalidad que supone le persi-
gue y que trasnorna sus planes y destruye sus proyectos,
las mas de las veces tienen su.origen en si mismo y depend.
de circunstancias que 61 solamente pudo modificar y que,
no hizo cediendo a impulses de sentimientos que se oponian
al proceder que debi6 seguir y no al que sigui6 realmente.
En consecuencia debemos acostumbrarnos A sufrir con
verdadera resignation, y sin permit, jams al labio que. se
emplee en exhalar quejas inutiles, todas ls desgracias, to-
des los sinsabores, todas las desventuras que descargue
su brazo sobre nosotros; porque. si dependent de la voluntad
de Dios, A fuer de cristiauos debemos conformarnos con sus
decretos y si solo en nosotros han tenido origen, Iqu6 cosa
mas absurda que quejarse uno de si mismo?
Mfnchas personas hay que encuentran alivio A sus penas
y consuelo 6 sus dolores exhalando profuudos suspiros y
doloridas quejas con que parece como que el pecho se des-
ahoga y el alma adquiere esa languidez y postracion que se
acomoda al sufiimieuto; pero precisamente por esa circuns-
tancia y porque el hombre debe e, los mayores y mas amar-
gos trances de la vida conservar toda la entereza, aplomo y
energia de su sexo y de su carActer, no debe permitirse esos
ayes y lamentos que solo esplican la debilidad del alma y
la flaqueza del corazon.






70 -
A conseguir esa energia varonil que recomienda las al-
mas fuertes, aspiran los estdicos, quienes aseguraban que el
dolor no es un mal y que muchas veces sufre ias el hom-
bre porque quiere, que porque sufre.
Sin llevar las cosas A ese extreme de exageracion 6 que
se opone muchas veces lo flaca de nuestra naturaleza, os
aconsejo solo que procureis mostraros siempre fuertes, dig-
nos y resignados en medio del dolor.
QUIMERA. Ya os espliqun en uno de los anteriores capi-
tulos de esta obra, cuan desagradable y enfadoso so hace el
hombre que promueve camorras 6 quimeras, porque todos
temen el trato de aquel con quien ficilmente puede ocasio-
narse un disgust.
En sociedad tenemos que sufrir las impertinencias de los
otros para que nos sufran tambien las nuestras.
Los hombres de carActer dulce, pacifico, se hacen amables
tanto como los quimeristas se hacen aborrecibles. Procurad,
mis queridos amigos, que todo haga agradable siempre
Vuestra presencia y que la dulzura de vuestro carActer haga
aquella apetecible.
QUINA. Esta corteza es originaria del Perd, por cuya ra-
zon se le llam6 tambien corteza peruviana. Una tradition
cuenta do esta manera el descubrimiento de la virtue de
esta corteza. Inmediato A una laguna habia muchos Arbo-
les de la quina cuyas ramas sumerjidas en ella hacian el
agua amarga. Un calenturiento en el esceso de la fiebre fu6
a beber de ella y la calentura desapateci6. Este secret le
ocultaron por much tiempo los indianos y solo se descu-
bri6 cuando uno de aquellos naturales se propuso curar &
la condesa de Ohinchon, esposa del Virey, eu 1633.



















IRAoN., si no la tienes
No quieras argiiir
Porque ella es la que triunfa
En la contienda al fin.

REJIGION. El hombre tiene la dicha de haber adquirido
en los primeros afios de su vida el conocimienLo de la Reli-
gion que profesa, y que cumple field y constantemente coni
los preceptos de su doctrine, llega a hacer de sus' ideas uni
sentimiento que, grabandose eu su corazon no le abandon
ya hasta que cumplido el t6rmino de los dias que debe per-
manecer en este vallede penas y de amargura, pasa 6 otra
vida a disfrntar el premid a que se haya hecho acreedor.
Luego que el sentimiento religioso ha hechado profundas
raices en nuestro corazon, nada hay que pueda haceruos va-.
cilar en nuestra f6, pues aunque la deslumbrante pompa de
que saben revestir sus ideas los pretendidos fil6sofos, pueda
ofuscarnos un moment, basta que apartemos los ojos de la
pagina del mas bello de sus libros, 6 bien que los cerremos
para que no nos volvamos a acordar de sns doctrinas; ni
veamos mas que aquella imagen que estA grabada dentro
de nosotros, ni oigamos otia voz que la nuestra propia con-
ciencia que nos dice: hay un Dios Todopoderoso, que es el
artifice admirable de esta complicada maquina; este Dios
del Universo qu, proteje al bueno y que castiga severamen-
te al malo, es infinitamente sabio, just y misericordioso;
para 61 nada hay oculto, ni nada existe de lo cual no tenga
conocimiento; porque todo es obra suya; por eso todo esta
sujeto a su voluntad, pues no hay ni el mas pequefio mo-
vimiento que se advierta en la menuda yerba del prado, que
no siga los impulses de su 6rden y que no envuelva una idea






72 -
del infinite amor A la criatura, que no siempre se halla 6sta
en en el caso de comprender; ni El tampoco en la necesidad
de hacer que lo comprenda. Pero basta, para persuadirse
de esta verdad, estar aunque no sea mas que ligeramente
versado en la doctrine de un Dios de amor y de paz, como
lo es Nuestro Sefior Jesucristo, para conncer que solo de El
precede todo el bien que disfrutamos, asi como de nosotros
mismos el mal cuyos funestos resultados son la consecuen-
cia precisa del poco exacto cumpiimiento de sus doctrinas;.
porque ellas, como creemos ya haber dicho en otro lugar,
se reduce A estos dos sabios preceptos: Amadme y amaos
los unos d otros.
Aquellos que no pretenden sino hacer alarde de la liber-
tad de que goza su pensamiento, que screen agenos a today.
,lase de preocupaciones, por mas que desde luego se com-
prenda que vive esclavo de 6sta; son los que desdefian 6
finjen desdefiar los misterios de nna religion que no han es-
tudiado lo bastante para powder juzgar per sf mismos, y que
tanmpoco poseen el conceimien.to necesario de otra que pue-
dan considerar mejor que aquella en que han nacido y sa
han criado sus mayors.
Siempre que me he encontrado con algunos de estos hom-
bres anti-religiosos que hacen alarde de no career en los mis-
terios de la religion que.han profesado, he tenido partica-
lar placer en interrogarles de este modo: .Conoceis tan a.
fondo vucstra Religion que sepais todo In que se puede creer-
y todo lo que se debe dudar? Os habeis iniciado tanto eln
los d6gmas de otras que hayais podido considerarla mejor
que la vuestra? jSi es asf, porque no dejais esta y tomais.
aquella.? Por qu6, si teneis una segurldad de quo vuestra
religion no es verladera y no que la otra lo es, seguis sien-
do un mal cat61ico, cuando acaso pudi6rais ser un buen
protestante? iPor indolencia solamente y por la total caren-
cia de conocimientos en que estais respect de una y otra,.
es que permaneceis en ese estado deindiferencia 6 irreligio-
sidad que os hace el mas despreciable de.los hombres! Oier-
to que desde la cuna nuestros padres nos ensefan su reli-
gion y nos la ofrecen como verdadera. El cristiano pretende-
ra que sn hijo lo sea, alprotestante le asiste igual deseo res-
pecto al suyo y asi A todos los demas sectaries; si creeis que
habeis nacido con un talent superior al de vuestros padres;
si vuestra razon rechaza por adsnrdas las creencias y la f6
de vuestros mayores, enhorabuena; daos prisa :estudiar






-73-
todas las religions y elegid por la vuestra aquella cuyos
dogmas considereis mas conformes con la naturalexa mis-
ma y que en vuestra iuteligencia apruela conmo veridicos;
pero A esta religion permaneced fieles hasta la conclusion
de vuestros dias.
RELAOIONES. Proonrad siempre que las de vnestra amis-
tad sea con personas tan dignas que en vuestra propia con-
sideracion merezean ellas today la estimation y aprecio que
que pudi6rais ambicionar para vosotros.
Como por el concept que disfrutan las personas cuya
sociedad frecuentamos, se form siempre el que logramos
merecer, ptes tan antiuo como conocido es el rofran que
dice: "Dime con quien andas y te dir6 quien eres," procu-
rad no asociaros jamAs sino con aquellas personas Ilenas
de-honradez, de moralidad y de virtud, cuya reputation os
garantice para con todos los que os vean juntos con ellas.
Debonis, pues. tener mucho cuidado en elejir la socie-
dad que hayais de frecuentar, procurando siempre tomar de
cada uno de vuestros amigos y compafieros todo aquello
que considereis digno de imitacion, desechando las costum-
bres, vicious 6 defects que hayais oido censurar en ellos.
Asi es como se consigue reformar nuestras costumbres,
asi es como puede aspirarse el aprecio y estimacion de to-
dos los que, teniendo en cuenta la natural flaqueza de nues-
tra humanidad, conocen quo si no sois un model de per-
fecciou, procurais al menos seguir el ejemplo de aquellos
A quienes tienen en sociedad por gentes de bien y personas
dignas.
REPtBLICA. Por Repjblica se entiende aquel Estado li-
bre en que el pueblo se dA A si propio su Gobierno, proce-
diendo por median del Sufragio Universal A la election del
Magistrado que ha de regirle y que Ileva el titulo de PRE-
SIDENTE.
Las Repdblicas se dividen en delnocrdticas y aristocrdticas.
Pero esto iltimo es un verdadero contra-sentido; porque
proclamando la Repdblica el principio de igualdad se ha-
cen incompatible con 61 los privilegios que en los demAs go-
biernos, constituyen la desigualdad de classes.
Igual contra-sentido se advierte en esta frase que muchas
veces hemos oido en boca de personas quo se tienen por
ilustradas, cuando para significar un verdadero estado
de des6rden dicen: "Esto parece una Bepiblica."
A nosotros lo que nos parece es que mientras predomine






74 -
la ignorancia no existe la Libertad; que no hay mas dife-
rencia entire los hombres que ]a que de suyo establecen el
saber y la ignorancia, y que, por consiguiente, ilustrar al
pueblo es propender A que conquiste su libertad y A quo
consiga la igualdad, de que nace la fraternidad.
RELOJES. Los primeros relojes de ruedas empezaron A
verse en 1760. El de balanza es atribuido al papa Silvestre
II en 999, y los de mfisica, aparecieron poco tiempo de Luis
XI. El famoso reloj de PAdua data de 1344, y fu6 debido al
meclnico Dondis ilamado Horologins. El p6ndolo, descu-
bierto por Galileo, fu6 aplicado 4 los relojes por Huyghens
en 1647, y ent6nces la hora fi6 dividida en 60 minutes y
el minute en 60 sagundos.
RELOJES DE BOLSILLO. Los relojes portatiles de resort
fueron inventados poco despues de los relojes de contrape-
so.,El primer paso la perfection fu6 el usillo de forma c6-
nica. Gruel relojero de Ginebra f16 el que invent6 la cade-
na de acero-para cuerda y Huyghens el que imagine el re-
sorte espiral. Los primeros relojes de bolsillo fueron fabri-
cados en Nuremberg por Pedro Hele en 1500. El escape de
cilindro es debido a Graham y los pnduilos y repeticiones
al ingl6s Barloso en 1676.



















SILENCIO guardar dvbes,
Y mientras mas meior;
Porque callando, el sabio
Quee lo era demostrd.

SERENIDAD. En los mas peligrosos laces de la vidii,.en
las situaciones mas dificiles y a/arosas, en medio de los ma-
yores peligros, debe el hombre tratar de conservar aquella
serenidad de que no pocas veces pende el desenlace mas fa-
vorable de la situation y acaso la salvation de su vida y la
de multitud de series que sin aquella serenidad, acaso hubie-
ran sido victims de una catistrofe.
Hay personas de suyo pusilAnimmns y-qnie 4 la prestficia'
delipeligro cierran los ojos y anticipk'dhiie~fe'se shdeli
al sacrificio, cuando con unpoco dei~Aeteihiad y s.ap'i fr'
pudioran snlvqr an'a situation, cupnWVies6fo les haMe con-
templar el miedo con vidrios de atuntienbto.
Hay que habituarse, pnes A domtlintret' edol~ i Tair,
superior a los peligros qnees muchas veces Ja mejor mai ie-
nera de vencerlos. ''
SALUDO. Puesto que la sociedhiftiiee 'esthitiltdfi"n1'
las para todo y que el conocimientd'y curu pllmierito dei6'l ,
es lo que constitute lo que se Ilamna U#ii' ddid tenem os
que srjetarnos a sus prescripcisn sVy'prbcbniar leoa.rlas d i
la manera mas natural y graelos, h'tiiyedo de cedanto pne- -
da atraernos el ridicule y mny pajticulaTtnenteid~)l'afWaa'
cion que es casi siempre el defects, e:; quneinri eln todls los
que se hallan poco habituados al trato soeia. i -.( !:;!!.r: i
El saludo, por ser la prinerai manifestaeion-i 'que 'e 'hIeei
de nuestra urbanidad, esen lo que pripoipaniieei debeftldgl
fijar la atencion pues basta ver la mantra de saludar de
11





76 -
una persona para que inmediatamente sepamos i que altu-
ra de civilization se encuentra.
Unas profundas reverencias, como la falta, siquiera sea
de una ligera inclinacion de cabeza, revelan eu los unos no
esceso de pedanteria b la complete falta de trato y en los
otros una ignorancia y groseria imperdonables.
Pretender saludar individualmente A cada nuo de los
components de una tertulia 6 reunion al eutrar 6 salir de
ella, es no solamente incivil sino ridicule, lo mismo qne en-
trar salndando en voz demasiado alta y dando la mano A
los presents, sean 6 no conocidos nuestros.
La manera de tomar el sombrero y de tenerlo en la mano,
contribuye much al buen aire de la persona y A la graeia
y elegancia del saludo, pero cnidaos miacho de no monove los
pi6s al tiempo de saludar, porque esto es el colmo o d lain-
civilidad y lo que caracteriza i las gentes del campo cuan-
do por primera vez conenrren a las cindades.
Las frases demasiado ampnllosas, los periods escesiva-
mente largos, una manera sistenmatica y uniform para ha-
cer el ofrecimionto de nnestra persona y casa a nuestros
nuevos amigos, todo esto debe evitarse cou special esme-
ro, porque de ello se deduce siempre la opinion mis 6 me-
nos favorable que se forma del irdividuo.
La costumbre de estender la mano a todo el mnndo y Aso
bre todo A personas de quien so ignore hasta el nombre, es
uu abuso verdaderamente insoportable, pues esta es una,
demostracion do aprecio y dlistiuguido fa'ecto que solo de-
be tener lugar entire verdaderos amigos.
Con respect A. los ancianos y A las seiioras, debemos es-
perar que ellos sean los primeros que nos briutien la mano,
que debemos acoptar con demostraciones de respeto y gra-
titud.
Un adios escesivamente breve 6 dlumasiado extremoso,
solo tebe dirigirse A personas con (jiqielns nos ligiuen flti-
3aas relaC2'ones de amistad y contianz.a.
Al despedrl'los de tolda reunion, dlesipes de o liabernos
pesto en pid pay'-, indiciar IinestrI resolcioun (de retirIarios
y de haber hecho una Jigera inclinacion IQ cabeza en gene-
ral, debemos presentar nnustros respetos al duefio de la ca-
sa, a quien debemos suplicar Jio so moleste, si trata de
acompafiarnos hasta la Iperta, permitibeudoselo solo hasta
laprinimrasi.insistiese y volviendonos para saludarle de
nuevo enf el puesto en que hayamos de perderle de vista.







77 -
Las demAs formulas soisales, en las que tambien inflnyen
las costtlmbres de los pueblos y los usos de la maoda, deben
ser objeto de nuestra atencion, procurando imitar siempre
A las personas que so tengan por nas civilizadas.
SILENcIO. MiJichas son las ventajas que el silencio' pro-
porciona. La no menor enitre ellas es la de que nadic pue-
de formula a primer vista un jricio, como ( que desde
luego se forman todos del hombre charlatan y lenguaraz.
Sobre las venitajas del silencio y los inconvenientes de la
chaarli giran multitnd de refranes quo esplican las 'ventajas
del uifo y los inconvenientes de la otra.-"Al buen callar
1aman Saclho."-"Eu boca cerrada no entran inoscas"-
"Quien muclio habla much yerra"-y otros mil que no ci-
tamos por no incurrir en la misnia hota de habladores.
SALAMANDRA. Esta especie de lagarto faB un animal ce-
lebre entire los antigios con motivo de sn origen, de su ve-
neno y de 1l facultad que le atribnian de apagar el fuego.
Esta filtima propiedad es otra de las supersticiones, que so
conservan todavia entire algunus pueblos modernos. Plinio
supone que la salamandra no debe sn origen como los otros
animals A la generation ordinaria, siuo a la llvia. Dios-
c6rides afiade que su veneno es tan active que infesta y
mata todo'cuanto toca. sin que por esto el veneno se dis-
minuya 6 debilite. Sn saliva, afiadian, liacia caer el cabello
de los homiures, y el olo)(die los animals. Arist6teles ob-
serva que A pesar de la decaiitada actividad de siu venend
los cerdos coimen su carno sin esperillentar el :menor afano.
Plinio y Eliano supofneui que apaga el flegro por :.i frio
glacial. Todas estas propiedades fabuilsas 6 escesivamente
exajeradas, dieron origen A mirar A la salamandra como' in
animal pleg6rico, y como tal so le vb representado en algu-
nos monumentos antignos y de la edad media. Francisco
I de Francia la tom6 por su emblem, y su casco Ilevaba
por cimera la figure de Uina salamandraa.
STENOGRAFfA. Escritura concisa 6 abreviada. Fu6 arte
conocido de los grieg-.s y de 61 se servia Jenofonte para
conservar las palabras de S6crates. Los discursos de Cice-
ron tambien eran conservados por Tifon, su liberto. Este
arte fu6 de nuevo pucaito en prActica fines del siglo XVI
por el ingl6s Bright. Loche preconiz6 el m6todo inventado
por Rich en 1859 y despues Taylor, Thenot, Provost, Marti
y otros han simplificado y difundido este gdnero de escritura.
SAL MARINA. El uso de la sal es antiquisimo, pues los
griegos !a contaban entire las cosas consagradas 6 los dioses






78 -
y Homero le dA el titulo de divina. La sal mineral tampoco
les era desconocida, asi como el modo de salar las viandas y
el pescado para evitar la corrqpoiou. Los griegos, tenian
muchas superticiones acerca de la, sal y los romanos vene-
raban no solo A la sal sino 4 los saleros, que hasta fines de la
edad media eran el principal ornato de la mesa de los gran-
des.
SABIos. Los siete c61ebres sabios de la Grecia eran: So-
lon de Atenas, Bias de Priene, Chilon de Esparta, Cle6bulo
de Lindo, Pitaco de Mitilena, Periando de Corinto y Tales
de Mileto. Algunos ponen en lugar de Periandro, cuya ti-
rania le hizo odioso A los griegos, A Mi!on de Ohen, 6al es-
cita Anacarsis. Estos sabios vivian en el sexto siglo antes
que Jesucristo.
STERIOTIPIA. Arte de convertir en formas s61idas los
molded compuestos de caract6res movibles do imprenta y de
grabados, Se practice desde el aio.de I735 en obras de gran
sprtido para evitar los gastos, de ueva composition. Las
planobas asi reproducidas so llaman cliches. Desde que Wi
11iam Greed,: e Edimburgo, qu i irnprimj6 si edicion de
Salusfip ep 1739, los Sres, Didot y Hierhan hau perfeciona-
do much los procedimientos del arte.
SEwUROS. Los seguros.ya fueron conpcidos de 0os anti-
guos porque en. los escritpors romaios .se hallan vestigios de
un counrato para dividir las prilidas de, ias. mpiresas y ga-
rantir jos interests privados coutra ciertos peligros. Losju-
djos ya i [agiinarnU los seguros en 1182,, reinado de Felipe
agisto, y el anio de 1560 ya estab n en uso eo Inglaterra,
Etn spjsia so esthablecieron priiniero contra de'los incendios
y ungpo sg han ido estendiendo ii todt clasps de propie-
dades . .. ... .


















TEMIENDO d Dios de veras,
No.tengas ias temor,
Porque es de los castigos
S c6lera el mayor.

TEMOR. El sabtti temor de Dios se ha dicho que es el
prindipio de la sabiduria. Si.la e6lera de los mortales, cuyo
po~er es tan' iimithdo, suele infundir tal miedo A los hom-
bres, qu ante la magestad de un tirano, tiemblah y se so-
brecogen de espanto y de terror, iqu6 pavor, que miedo no
debe causarnos la c6tera de aquel A cuya voz el tniverso to-
d;', puede ser en'nelto en ui cataclismo, y la humanidad
eniitda teduoida al polvo yA la liada de que sali6T
No hay por tonsiguiente inas que Ia c6lera del Eterno
que. deba infundir6 nuestro AnimO el just miedold de pro-
vocarla, porque asi como su piqdad es grande y' sti uisedi-
cdtrdiainflnita, tremenda debe ser 'sti idignacion y terrible
.sitastigo, contra aquellos que, faltando A los mandainien-
tos de sn ley,'ificurren eni su enojo.y semhaeen dignos de su
c61era. .
TIISTlEZA. Ainque el alla no puede A veces resistir .A
ese'estado de languidez y postracion A que nos condncen
las'desgracias y las penas de la ida, debemos procurar no
dejarnos abatir por esa passion que si ana vez llega hacernos
esolavos snyos, con diflcultad logramos luego sustraernos A
rn imperio.
La tristeza es un esta dde verdadera enfermedad en que
nousolo el alma sino el cuerpo mismo salen de sus condicio-
nes anormales y quo puede conducirnos A la muerte si no
proeuramos poner de nuestra part alguna entereza para
dominarla.







S80 -
Cuando nos habituamos A la tristeza, todo contribute enr
nosotros A aumentarla y aquello que en los demas produ ce
alegrin, fonienta eu nosotros la passion y el abatimieuto.
Las risas, la inlisica, el baile, toda clase do4 ruido y alga-
zara, redobla nuestro sufriniiento y amargura.
Nada es mejor por consiguiente cuando nos sentinos in-
cliuados A la tristeza que oprdcnrar caibiar de lugar y si es
possible hasta de clima.
El dolor se acalla cuando hacemos intention de dar al ol-
vido nuestras penas y de conformarnos con las calamidades
que el cielo haya querido depararnos y se robustece y re-
nueva, si nos proponemos excitar nuestrqo entiiiento y ali-
mentarle con los recuerdos que contribuyen A sostenerle.
Haced, pues, unimo de olvidar las penas y una vez
que, segun la espresion del fil6sofo, le byaais pagado A la
naturaleza el tributo de l6grimas que nos impone, acordaoa
de que sois hombres y de que debeis aprender A sufrir.
TEMPILO. El temilo es Ja casa de Dios, y en 61 debemos
entrar'con el respeto y el recogimiento debidos al nombrey
la magestad de Aquel cuya casa casa de oracion 's, confor-
me 61 mismo dijo.
Cuando en los palacios de los grades de la tierra enitra-
mos con la luesura y el comedimiento que asi la oducacion.
como el respeto nos inspira., coin cuinta mayor modera-
cion no debemos eutrar en el temple augusto do Dios, don-
de solo se couicurre A tribitarle el Iormenaje del amor, y.de
la adoraclon quo les son, debidos?
El alma religiosa que ,enla oracion encuentra uU alivio a
sus penas, y nu consuelo A sus aflicilnes,. cuando al tem-
plo se dirije. va impipegnada digamos aas, de. aquella union
y vererdadro espiitn de fd que hace fructifera la oracion.y es
perturbtarlas en inedio de. s! recojimieunto,y do sus ruegos
el eutrar haIiendo ruido coi los tacones, 6 el vestido,. 6
biei hab.l:ido eu yoz mits lt a que lo que pide la santidad,
del sitioy la. images ad de la religion.
Todo el que con.nirre al temnplo dobemios suponer que vA
orar y A cunmplir con los preceptos de la Religion y el
quce o lo hlaga iovido de estas piadosas intenciones,, me-
jor. es qlu no profane on su presencia aquel .ugar y. qne
permanezca fuera.de su recinto, bien asi cowuo fuera, del
gromio de..l.. Iglesia estAi los que no cumplen con ningi,
(no de sus mandaIdnientos.
TIEMPO. Esta Os una de las cosas de mas valor 6 acaso






81 -
la unica que realmente vale y de la que, sin embargo, nos
Dianiifestamos t iipr6iligos queno hay ciertamente quien
ibo haya:despre~iado infitilmehte Ia mayor part e. e s t e-
soro q0tie una Vez perdl'io no vuelre.a recuperarise.
Sore la mejor manera de emplear el tiempo es enlo qne
princilialmente debe el homble finar'su atencion; porque el
tiempo bien aprov achado ri nde.resultados tan benefici.osos,
que no es possible calcular todo lo que un minute, uj) se-
guinto, in instant puede producer de bienes y de.males se-
gun que hallamnos salbido 6 no aprovecharle.
La vida de uu hombre, la adquisicion de una fortiua,
iiestra felicidad 6 nuestra desgracia, penden A veces de
ubf intantte de tiem po.- Ved, por consiguieute, si es indispen-
sable dar digna ocupacion al nuestro.
El hombre, decia un fl6sofo, debe emplear su tiempo y
tender dispuesto siempre todo, como si la hora presented fue-
se la iltima en que hubiese de gozar de la existencia.
Horroriza, pues, ver a un hombre pasar su vida. crnzan-
do de un lado para otro, bnscando donde matar el tiempo,
como he oido decir A muchos, sin pensar que A cada breve
instante el tiempo nos viene matando A nosotros y que
-uando queramos volver los ojos ya no tendremos tiemnpo
para disponer de imis tiempo.
El reloj de la vida tiene constantemento levantada la
manecilla y nuestra hora postrera estA pr6xima a sonar A
cada minute. Aprovechad, pues, dignamente vuestro tiem-
po; jamAs dejeis iira maiiana lo que podeis hacer boy, ni
para luego lo que podais hacer ahora.
jAcaso tennis la seguridad de contar con ese Juego, ni
con aquel mafiana?
SiSubeis que el tiempo se pinta con alas y esta acaso. es
jiea de las ins exacts alegorias, porque apenas vemos que
un instant se aproxima cuando ya liace otro que pas6 y
tras ese corren liego miles para sepultar el porvenir en lis
protnndidades del pasado, sin que el presented sea mias que
un relampago, que al hacernos pestafiar no nos permit
percilir que dejamos detras lo que nos parecia tener delan-
te y que es y.v pasado lo que crciamoos que ann estaba por
. venir.
TEMERIDAD. Debemos procurer que con ]a constancia y
fuerza de voluntad no se coufunda la tenmeridad que es una
condition de carter sobradamente perjudicial, pues a veces
se empelia el hombre en conseguir 6 hacker Io que ni le esta






--82 -

bien, ni le es provechoso. Pero cuando senos dA un pruden-
te consejo; cuando oportunaments se nos avisa de aquello
que puede perjudicarnds, si leva.mos adelante el plan que
nos hemos propuesto, ann cuando sepamos que su resulta-
do ha de seniors funesto, esto es lo que puede considerarse
temeridad y debeis A toda costa huir de esa tacha ineonve-
niente.
TINTA. La tinta fu6 inventada much tiempo despues
que la escritura. Primero se grab6 con un punzon en la pie-
dra y madera, despues so emple6 an pincel empapado en
un licor compuesto de carbon, de goma y de vino. Los so-
beranos so servian de pirpura sacada del murex. Los lati-.
niis'llamaban 4 este licol encaustunt. Tambien es usado y
se usa para el dibujo la sepia licor escretorio que dan los
pulpos y los calamares; un origen de esta especie se ha da-
do a la tinta de china; pero tione ademAs negro de humo y
gelatina. La receta deola tinta comun es bien conocida, y
se atribuye su invencion al holandbs Lorenzo 06ster. '



















UNION! divisa santa
Que inspire la razon:
Lo que no puede un hombre
Tal vez to alcanzan dos.

URBANIDAD. Todas las reglas on que descansa la buena
education y que constituyen el trato social, quedan com-
prendidas bajo esta voz gen6rica, que no es otra cosa que
la manera propia, digua y conveniente de portarnos en
nuestro trato con las gentes.
Todas aquellas atenciones que por consiguiente dan
muestras inequivocas de unestra civilidad y que nos re-
coiniendan al aprecio y cohsideracion de las personas, son
otras tantas pruebas de urbanidad y cortesania estimables
siempre lue hacen nuestro trato agradable y afectuoso.
Para todo tiene la urbanidad sus recomendaciones y sus
i'eglas, a las que hay quesuijetarse, porque precisameute en
su curuplimiento estriba solo la mas 6 menos finura y ga-
lanteria de nuestras acciones y iraneras.
Bien quisi6ramos indicar en este capitulo, con la debida
minnciosidad todas y cada una de las atenciones que la ur-
banidad nos recomienda para las diversas situaciones en que
podemos encontrarnos en la sociedad; pero a part de la
extension que tomaria la obra y de que hemos venido ya en
cada uno de los capitulos y letras respectivas ocupAndonos
del particular, tenemos en cuenta no solo la diversidad de
usos y costumbres de cada localidadi.sino hasta la influen-
cia que la mooda tiene en estos actos, y que haee que lo qne
en un punto se tiene como de escesiva delicadeza y aten-
cion, sea considerado en otra part como una groseria ito-
perdonable. No creo que sea de necesidad cilar ejemplos.
12






84 -
Habremos de limitarnos, pues, A las generalidades de los
deberes que la urbanidad nos impone, quedando al sano
juicio de mis lectores imitar las maneras distinguidas de
aquellas personas que son generalmente tenidas por de edu-
cacion, y que realmente revelan-en su trato el conocimiento
perfect que tienen de las reglas de urbanidad y buena
crianza.
La section de education de la Sociedad patri6tica de la
Habana, A que tenemos el honor de pertenecer en calidad
de indeviduos de nitmero, dispuso la redaccion de un peque-
io tratado de instrucciones sociales, y de esa obrita tomamos
lo que sigue, con que no solo nos ahorramos escribir sobre
una material en la que nada nuevo pudierAmos agregar, si-
no que es el resdmen de las reglas que prescribe la verda-
dera urbanidad.
"Nuestro trato debe acomodarse A las distintas classes de
personas, y estas son superiores, iguales 6 inferiores, sabios
6 ignorantes, amigos, indiferentes y enemigos.
A los superiores debe tratArseles con respeta; pero sin
adulacion porque ellos mismos formarAn mala idea de nos-
otros y perderemos en vez de ganar. Siempre convienelimi-
tarnos, y por decirlo asi, quedarnos cortos en el uso de las
consideraciones con qne un superior nos honra, porque vale
mas que nos reconvenga por falta de confianza, que no su-
frir que nos contenga por habernos excedido. Nunca debe
aspirars6 A una verdadera familiaridad con un superior, y
el que se gloria de tenerla, dA prueba de n espiritu ligero,
y que se ha llevado de apariencias.
Nuestro trato con los iguales debe ser franco; pero no in-
cauto, pues antes de abrir nuestro corazon A un. hombre,
es precise haber sondeado el snyo. Sin embargo, en esto
debe haber much prudencia para no dejar traslucir que te-
nemos reserves que pueden creerse ofensivas.
El trato con los inferiores debe ser amable 6 interesante
para que no tengan la superioridad co:no un yugo opresivo
sino como un fundamento de protection. El superior que no
puede ser amado de los buenos, es el que recurre A ser te-
mido. La severidad que solo sirve para correjir los males
que atrajo la indolencia, el desprecio y el carActer insocia-
ble de un superior, es un baldon del mismo que lo usa. Es
precise que los superiores conserven siempre en el trato la
dignidad de su carActer, no concediendo licencias ni confian-
zas A los inferiores que pueden ser nocivas A unos y otros.







85 -
A los sabios debe tratArseles con suma consideration,
auque con bastante libertad debemos esperar siempre oir su
dictAmen antes de manifestar el nuestro, y cuando nos
opongainos A sus ideas debe hacerse con firmeza 6 ingenui-
dad; pero siempre con respeto, que si es verdaderamente
sabio no se ofendera de esto. Es una impolitica comprome-
ter A un sabio con cuestiones inconducentes, delante de per-
sonas que no ban de entender sus explicaciones, y en para-
jes A donde tal vez ha ido A distraerse y a descansar de su
trabajo cientifico. Esto lo incomodarA sobremanerl, y aun-
que lo disimule no podrA menos en su interior que repren-
dor nuestra imprudencia. LQui6n sufre que en una sociedad
de seiloi'as, en un paseo donde todos tratan de divertirso y
nada nas, haya un imprudente que coja por su cuenta 6
un literate y lo tenga siempre dando dietAmenes, y entran-
do en cuestiones necias?
A los ignorantes debe tratArseles de tal niodo que siempre
nos entiendan, y no se sonrojen de hablar con personas de
mayors Inces. El preciar do sabios entire ignorantes, es co-
mo, preciar de fuerte entire enfermos desmayados 6 nifios.
Si pidieren nuestra instruccion debe franqueArseles abier-
tamente; pero siempre con uu aire de atabilidad y sencillez
que los atraiga y anime. Si provi6remos quo ha de ser mnal
recibida la instruction, debe omitirse, pues nu maestro ex-
temporafneo siempre es odiado.
A los amigos debe tratarse con un Animo firme; pero sin
altivez, con generosidad para que conozcau que la justicia
eqUrien nos guia, y no la passion desarreglada. Conviene
toaitr mInchas precauciones respect le ellos; pero sin que
as icomprendan porqne se gloriarAn de teneruos mortifica-
ddsy esto mismo da pAbulo a la enemistad.' Ouando un
hotibrke se empefia en agraviarnos, su principal objeto y su
mayor comnplactMcia es percibir on nosotros los efectos de
sus insults, y por tanto para castigarle y no concederle el
gusto inicuo A que aspira, debemos tranquilizarnos, y si es
preciso afectar quo estamos tranquilos, aunque interiormen-
te nos estemos deborando. Con esto conseguimos que 61 de-
sista de sus injustas tentativas, y que sufra en pena de su
iiiquidad un sonrojo, un remordimiento; y por decirlo fde
nna vez, uia rabia que le consuma al ver que no ha coose-
guido su interto. quo se aplauda nuestra moderation y se
repruebe su imprudeneia.
La regla de toda sociedad privada es hacer lo que todos







-86-
hacen y hablar como todos hablan, cuando veimos que van
arreglados. Solo debemos distinguirnos en aquello que co-
nocemos que debe agradar A todos, 6 que nos suplican que
hagamos.
Por lo que hace a nuestras visits, deben ser moderadas
y hacernos cargo que vamos a robar el tiempo A nuestros
deberes y la persona a quien visitamos. Es prueba de ocio-
sidad y de imprudencia hacer visits largas, y en horas que
suelen destinarse a negocios iuteresantes. Esto que debe
obseLvarse respect de todos es precise tenerlo present,
con especialidad con las personas pdblicas, los hombres de
muchos negocios y los literates. A semejantes individuos
se les hace un dafio notable con robarles una hora de tiem-
po, y la prudencia pide que no seamos sus atormentadores.
En las conversaciones conviene tener mucha precancion
para no hacer desagradable una sociedad, ofendiendo di-
rectamente 6 por incideucia a alguna persona. No susoitar
especies que pueden dar origen 6 disputes, 6 A desenvolver
pasiones poco ordenadas. Es una imprudencia no entrar en
conversation general; pero es much mayor querer, come
suele decirse, dar el tono.
Nunca debemos hablar de asuntos que en nada iuteresan
ni pueden ser agradables a los circunstantes, y que son
nuestros peculiarmente: pues cuando un hombre habla de
sus cosas, los que le oyen solo esperan que acabe. Aan
cuando se nos preguute acerca de nuestra salud, de casa 6
intereses privados, debe ereerse que se hace por political, y
la repuesta debe ser muy breve, y tan clara que no deje na-
da que desear de lo que podemos decir sin comprometerpos.
De este modo se llega 6 evitar que so estienda unia cog-ver-
sacion que seguramente es desagradable para nosotros,
porque Tecae sobre nuestras cosas pri vadas, que ya nos fas-
tidian, y para los circunstantes porque nada les interest.
Muchos sostienen en las visits el caricter de graciosos,
y no conocen que las risas de los cirounstantes, las mas
veces son efecto del desprecio. El que tiene el nombre de
gracioso, muy pronto adquiere el le. truhatn, y viene a ser
un hombre insignificaute para todos los sensatos. De aqui
no ha do inferirse que deba desterrarse de nl sociedad todo
chiste y toda gracia, porque esto seria hacerla desapacible.
Lo que decimos es, que en estas cosas debe haber modera-
cion para agradar sin que esto ceda.en desprecio de nues-
tra persona. En nada se conoce mas e' talent y la pru-






87 -
dencia que en el manejo de las gracias: cuand,' este es deli-
cado y juicioso, atrae la admiracion y agrada sobre maueras
pero cuando es torpe y violent, fastidia y atormenta.
No debemos interrumpir la conversation general con es-
pecies nuevas 6 inconexas, 6 menos que no nos couste que
hemos de causar un gran placer a los circunstantes que es-
tan interesados en que se presented dichas ideas, sea cuan-
do fuere. Es una imprudencia obligar a una sociedad a que
deje una conversation agradable para todos, por otra que
'solo lo es para el que la suscita.
Ultimamente, es precise huir del vicio social en que sue-
len caer los que se precian de bien criados; y consist en una
moderation afectada, nn compass en todas las acciones, un
.adorno en las. palabras, una pronunciacion y gestos miste-
riosos que quitan today la confianza 4 los circunstantes, y
hacen austera la sociedad.
Estas son las instrucciones morales y sociales que hemos
-creido mas necesarias y diguas de ser grabadas en el espi-
ritu de la nifiez. La formacion de un hombre just social es
el asunto mas dificil 6 interesante que puede ofrecerse al
entendimieuto humano"
UNION. Tantas son las conveniencias y ventajas que re-
portamos de esta cualidad por la cual se distinguen algu-
nos pueblos tanto como otros por la constant desumon en
que viven, que no encontramos ciertamente frases con que
powder recomendaros lo bastante que seais siempre unidos,
ora sea que se trate de los individuos que coniponen la fa-
milia, ora de nuestros concindadanos, ora en fin de ntes-
tros semejantes; porque el hombro necesita del hombrer y
en la union estriba la futrza segun lo esplica el desconoci-
do lema de esa nation que a esavirtud ha debido su pre-
ponderaucia, su grandeza y esplendor, sobre tantas otras
queacaso contabau con los mismoselementos, menos con el
de la excelsa cualidad que os recomeiiidalims.
Union, union para todo, amiguitos mios. Ya sabeis que
una delgada varilla estando sola se quiebra con sumafaci-
lidad y que unida a otras y otra formal tn un mazo impossible
de romper aun cuandj empleariamos para ello todas nues-
tras fuerzab.
Sea, pues, la union la mejor divisa vuestra; procurad que
esta virtud os haga recoinendables, persuadi6ndoos ademas
que vosotros nismos soreis los primeros en aprovecharos de
las ventajas que ella proporcicna.







88 -
El principio de union 6 sociabilidad es uun de las sefiales
caracteristicasde nnestra 6pocay 641 puede decirse quo de-
bemos las grandes empresas y adelantos de nuestro siglo.
Lo hemos dicho on el lema que sirve de encabezamiento
al present capitulo: la union es una divisa santa, silpiesto
que realize uno de los preceptos de la doctrine del Salva-
dor, cual es la del amor al pr6jimo y repetiremos, como sin-
tesis de las ventajas que con ella se o tieuen que
"Lo que no pnede un hombre
Tal vez lo alcanzan dos."
USuRA. El Evangelio prohibe prestar A usura y los cou-
cilios y los papas lo ban condenado iguulmente,
El que se acostumbra A vivir solo de los products que le
proporciona prestar su dinero exigiendo mayor interns que
el que tiene sefialado por la ley, que es lo que se llama usu-
ra, insensiblente va ahogando en su pecho todo sentimien-
to de piedad y conmiseracion, y casi puede decirse que vb
con cierta satisfaccion y alegria los compromises de honor
y las desgracias del pobre; porque de unos y de otros saca
el mayor partido y las mejores ventajas para su negocio.
Los usureros han sido considerados siempre infames y.en
algunos paises hasta se ha prohibido darles sepultura en
sagrado.
El hombre dedicado al triffco vii de la nsura deja de ser
hombre para trasftrmarse en un verdadero vampire, que
no se sacia hista no chupar la iltima gota de la sangre de
su victim.
El.usurero sube siempre el valor do su dinlro, conforme
son las desventuras del necesitado que A 61 aende. A un
hombre que pide para enterrar A s'l hermano no le exije
tanto como el hijo que pide para enterrar a su padre, ni A
este como al padre aflijidisimo qu no tiene con quo dar se-
pultura al hijo de shs entranias.
El usurero sabe que mientras maytir es la desgracia y
mas intenso el dolor, m6nos se escusan con(licioLes. Y que
aquiel que no tiene mas recurso que inorir on sus garras,
tiene que resignarse anticipadameitte 4 pelecer en ellas.
Siendo tantos los medios honrosisimos que puede encon-
trar el hombre en su trabajo, gnardaos vosotros de dedica-
ros al ejercicio reprobado de la usura; que no solo tralnsfor-
ma el iAlma, sino hasta el cuerpo de los qne A 61 se consa-
gran.
El usurero llega A adquirir una fisonomia especial; su mi-





89 -
rada tiene no s6 qu6 de siniestro, su conversation no es
franca: todo en 61 revela un ser abyecto, degradado, envile-
cido; todo anuncia la existencia en 61 de un corazon empe-
dernido, de un alma en que ya no quedan ni los vestigios
de los sentimientos nobles y generosos que honran la hn-
manidad.
Procurad vosotros huir no solamente de ser usureros, si-
no de caer en las manos de uno de estos series que como el
gato, de quien poseen todas las cualidades, no se content
con dar muerte al raton infeliz que pilla en sus garras, si-
no que antes se complacen en atormentarle, anunciAndole
primero, bajo mil forms diversas, la muerte que al fin se
complace en darle.
Usos Y COSTUMBRES. Cada pals tiene los suyos, basados
la mayor part de ellos en las condiciones especiales del
clima, otras veces en la education, otras en el carActer, al-
gnnas en las preocupaciones y tal vez en la iguorancia y
en la barbarie.
El viajero dede prestar su atencion A todos: estudiarlos
detenidamente, hacer sus observaciones particulares sobre
cada uno puesA veceslo que A primera vista choca, repugna
6 escita nnestra hilaridad, tiene su razon de ser fundada en
la sabia esperiencia que asi lo aconseja. A ellos sin duda
tendria que snjetarse el forastero A quien sorprenden, si
taviera que fijar su residencia en el pais que visit.
En la diversidad de trajes, idiomas, usos y costum'bres d-
los pueblos estriba el placer de los que viajan sin mas ob-
jeto que el de estudiar la humanidad bajo los diferentes as-
pectos que se nos present, segun la mayor menor ilustra-
cion de los pueblos.
Testimonio es pues de ignorancia y aun de falta de edu-
cacion, murinurar de las costumbres de los pueblos, eual-
quiera que sean, pues debe tenerse present que lo que nos
choca 6 llama la atencion en aquellos pueblos cuyas cos-
tumbres difieren de las nuestras, da por lo mismo lugar A
que ellos se burlen de nosotros que de tan diverse modo
procedemos A lo que ellos tienen por costumbre y que con-
sideran mas convenient.
Una de las cosas que mas dignas de respeto he encontra-
do siempre, son las costumbros de un pueblo; porque en
ellas vinculau por lo regular las tradicciones que constitu-
yen su historic y a que van siempre unidos sus mas gratos
recuerdos.






90 -
Respetemos, pues, las costumbres y esperemos a que or
tiempo, ese gran innovador, sea quien de acuerdo con la
civilization y el progress de las luces -modifique las de
aquellos pueblos, que desgraciadamente viven aun en la
mas lamentable ignorancia y para quienes acaso sea virtud
lo que en sentir de las naciones civilizadas es considerado
como vicioso 6 criminal.
UNAs. Los letrados en la China, dice Bastus, so dejau
erecer estraordinariamente las uiias para no ser tenidos por
trabajadores, moda que observamos se propaga entire nos-
otros sin embargo de que Cervantes la calific6 de puerco y
estraordinario abuso.
No solo ha sido moda dejar largas las ufias sino que ade-
mas se ban teiido ya de amarillo, ya de, color de rosa, cre-
yendo que de esta manera resaltaba mas la hermosura de
las manos. Los antiguos hacian una de sus adivinaciones
supersticiosas por medio de las ufias examindndolas con
atencion, y practicando ceremonies ridiculas y absurdas pa-
ra deducir presajios, cuya adivinacion se lamaba onyco-
mancia.
USQUE AD ARAS. Plutarco atribuye este proverbio A Pe-
ricles, c6lebre orador y general ateniense.
Invitado por un amigo para que jurara en also 4 sa fa-
vor, contest6le que,-como amigu, le serviria en todo, pero
que la amistad no debia esceder tampoco los limits de la
obligacion sagrada que nos imponen el deber y la religion.



















VIvIR no debes solo
La vida material:
Hay para el alma un mundo
Mejor: la Eternidad.

VIRTUD. Una coustante inclinacion A lo bueno llamamos
Virtud, que no es otra cosa sino una passion arreglada. Es
el efecto de la gracia divina; pero el hombre debe poner de
su part todo lo necesario para que Dios se la communique.
Se infiere de lo dicho que no es virtuoso el que hac i una
i otra action buena, sino el quo tiene costumbre de ha-
cerlas.
Las virtudes que Ilamamos cardinals, que quiere decir
fundamentals, porque son el principio de las demas, sir-
ven para dirijir al alma en todos los casos de la vida.
La Prudencia le. induca lo que debe elejir, practicar y
omitir en cada circunstancia. Esta virtud no se adquiere
sino por la reflexion coutiuna que Ilega A habituarnos A
juzgar bien.
Procuremos ,:onocer las cosas como son en si, y no como
las pintan los hombres, y entonces podremos hacer buen
uso de ellas. Sin embargo, es precise estar, al tanto de las
intenciones de Jos otros para dirijir nuestras operaciones
respect A ellos.
La Justicia no prescribe dar A cada uuo lo que le corres-
ponde, y es la virtud que sostiene la sociedad. Debemos,
pues, no privar A otro de los bienes, honor y cr6dito que
posee; y tampoco se le han de negar los premios y alaban-
zas que cada uno merece. Asimismo es precise coriejir los
defectos y castigar los delitos, pero de un modo arreglado
13







92 -
A la prudencia, eu t6rminos que siempre se produzca un bien
y que el castigo no esceda al delito, ni el premio al m6rito.
La Fortaleza sostiene al hombre en los peligros, leensefia
A sufrir los males, A uo vacilar en la abundaucia de los bie-
nes, y a empreuder grades obras. Pero es precise que no
degenere en temeridad, 6 mejor dicho en barbarie; pues hay
muchos que screen que son fuertes, porque se esponen A to-
dos los peligrcs sin necesidad, y buscan por decirlo asi los
males para ostentar que pueden sufrirlos. Otros destierran
de su alma la compassion; otros aspiran al barbaro ejercicio
*de sus fuerzas contra sus semejantes, como lo harian entire
si los animals mas toroces; y esto creen que es la virtud
de la fortaleza. iQun engafiados viven! Toda virtud es ra-
eional y no puede inspirarnos operaciones tan brutales.
Es precise desde-la ninfez separar de nuestra alma algn-
nas ideas sobre la fortaleza que son may perjndiciales. Vul-
garmente se cree que tiene much valor el que desafia y
el que admite el desafio, siendo reputados por d6biles los
que no cometen somejante barbarie. Asi mismo se piensa
que el que se quita la vida 6 se hace otro dafio enorme en
su persona, tiene un espiritu fuerte. Nada hay mas absurd;
todas estas cosas son opuestas a la razou y la ley divina
y humana; por consiguiente no pueden pertenecer nuna
virtud como la fortaleza.
Con desaflar.4 uno no se prueba la justicia que se tiene,
ni se repara la injuria recibidla; Antes por el contrario se sos-
S pecha del m6rito de un.individuo cuando ocurre a unos me-
dios tan irracionales, despreciando los que laley le propor-
ciona. Muchas veces en un desaflo queda muerto el que te-
nia mas justicia: vase qun bueno era el m0odo de compro-
barla. El que se quita In vida lo hace porque no puede su-
frir los males y esto basta para que le tengamos por un
hombre d6bil.
La templanza poue unos justos limited A todos nuestros
apetitos, para qne no se oponga a lo que dicta la razon y
manda la ley, sirviendo asimismo para conservar la salud.
No solo en los maniares, como se cree por Io comun, sino
tambien en los deleites de los demAs sentidos tiene cabida
la templanza. Ella nos ensefia usar de los placeres eomo
de unos medios de ali iar nuestro espiritu, y no como unos
objetos en que deba fijarse nuestra alma. El alivio y el des-
canso tieuen lugar despues del trabajo, sin destruir sus fru-
tos, sine al contrario, disponiendo al hombre para conti-






93 -
nuarlos, asi son los placeres; ellos deben ocupar con mode-
raciou los cortos ratios que deja el trabajo continuado de
nuestras obligaciones; y de ningnn modo deben hacer que
perdamos los frutos de la virtud."
VAPOR. La aplicacion del vapor al movitniento de las
miquinas, felizmcnte comenzado A principios del siglo
XVIII, inspir6 la idea de aplicarle a4 as embarcaciones; pe-
ro et esta como en otras muchas invenciones tiles, ha que-
dado olvidado el nombre de su autor. El muudo goza de los
frutos de su ingeuio, y io cree se le debe utilidad y honor.
La aplicacion del vapor A la mecanica, 6 hablando mas cla-
ramente, el vapor empleado para poner en movimiento las
embarcaciones y carruajes, y per consiguiente toda clase de
miquinras, es el descubrimiento mas important despues db
el del nuevo inundo por Orist6bal Colon. Al inventor del
vapor le sucedi6 como A Orist6bal Colon, que muri6 de pe-
sadumbre viundose robar el fruto de su ingenio, mientras:
qnu millares de hombres se ban enriquecido aprovechafn-
dose del fruto de sus investigaciones y sus tareas. En 1811
fu6 cuando los ingleses vieron maniobrar el primer barco
de vapor con Iuen 6xito; pero en America es donde la na-
vegacion por vapor ha hecho los was rApidos progress,
puesto que ya en 1821 se contaban trescientos barcos deo
vapor en plena actividad, y otros ranchos constrdyfndose
en los arsenales. Mucho Antes de esta 6poca un ingl6s lla-
mado M. Bell, despues de haberse ocupado en las construc-
ciones dle barcos de vapor en Am6rica, volvi6 A Inglaterra,.
y en 1811 como ya hemos dicho, constrny6 para niavegar
sobre el Clyde uu barco de vapor cuya mAquina tenia la
fuerza de cuatro cabollos. Otro ingl6s Ilamado Jonatan
Hull obtuvo en 1736 priivlegio de invencion para un barco
que debia ser movido por el vapor. Sin bienes y contando
con socorros que le faltaron, se vi6 obligado A reliunciar A
su privilejio, y la aplicacion del vapor A la navegacion que-
d6 abandonada, porque si algunas personas se ocupaban de
ella'era solo en teoria y sin hacer tentative para realizarla.
Roberto Fulton, c6lebre mecAnico, naci6 en el afio de
1487 en el condado de Lancaster, estado de Pensilvania.
Fulton a quien su padre haeia aprender el oficio de joyero,
se hubiera visto tal vez condenado A lanoscuridad de an ar-
tesano A no haber encontradoA uno de sus compatriotas Sa-
muel Turbit, que generosamente le proporcion6 medios de
ir A L6ndres para perfeccionar la pintura. En esta capital






94 -
Fulton hizo conocimiento con Mr. Rumsey, americano dis-
tinguido por sus talents en mecinica. Esta relacion deci-
di6 A Fulton a abandonar sus pinceles para seguir la send
de Mr. Rumsey. Un panorama .cuya ejecucion le encarg6
uno de sus compatriots, con una part de las utilidades
fu6 el origen de su fortune en Paris. De vuelta A los Esta-
dos Unidos public muchos descubrimientos; pero fu6 en
Francia donde hizo la primer esperiencia del barco de va-
por (steamboat) sin que diesen much importancia 4 este
primer ensayo. Despues de haber vanamente ypor su turn
ofrecido sus servicios A Inglaterra y 4 la Francia, concluy6
por enriquecer 4 los Estados Unidos. Han echado en cara
4 Fulton el haber ofrecido su proyecto primero k la Fran-
cia, despues a la Inglaterra, y al fin A su pais: 61 ha confir-
mado el hocho y esta es una semejanza mas de Fulton con
Cristobal Colon, que se vi6 obligado tambien 4 mendigar
del estrangero los socorros que su patria debia haberle pro-
porcionado inmediatamente. Fulto n n los iltimos dias'de
an vida tuvo el dolor de ver barcos de vapor semEjantes A
los suyos, establecerse en los mismos rios en que 61 debia
tener privilejio esclusivo de esta empresa.
Se sigui6 un pleito en que el abogado de la parte contra-
ria lleg6 4 poner en duda los derechos de Fulton a este in-
mortal descubrimiento. Esta asercion a lo.que fu6 dema-
siado sensible, fue la primera causa de la enformedad infla-
matoria quo se llev6 toda la fuerza de su salud y de su
ingenio.
Pero el verdadero inventor del vapor y do sus aplicacio-
nes a la navegacion fu6 Blasco de Garay, que por medio de
la caldera de agua hirviendo y ruedes A uno y otro lade de
la embarcacion hizo mover 6 internarse en el mar por mas
de una legua A la nave Trinidad, quo mandaba D. Pedro
carza.


















WHISKI, Champaile, ajenjo,
No bebas nunca, no;
Para la sed el agua
Sin duda es lo mejor.

WASHINTON Este nombre venerable trae A la memorial la
personification de aquel dechado perfect del verdadero pa-
triota, del republican de corazon, del sabio y modesto Oin-
cinato de las Am6ricas, que despues de haber conquistado
la felicidad de sa pais, supo no ambicionar mas gloria
que la de conservarse digno de sa gloriosa conquista y de
satisfacerse solo con el amor y el aprecio de sus concidda-
dancs..
Donde quiera que contempleis la ima gen de. un hombre
ea cuya frente noble y elevada se refleja la important mi-
sion que le estaba reservado desempeiar; en cuya mirada
de Aguila se trasluce-la fuerza de voluntad de un alma su-
perior, lapureza de un corazon honrado y generoso, la ener-
gia de un vlaor A toda prueba; cuyos cabellos peinados hi-
eia atrAs dejan que la vista se recree A satisfaction por aquel
semblante, en que hay toda la majestad que naturalmente
debia acompafar al que tau alto destino tenia que desem-
pefiar:en la historic del mundo americano; por iltimo, cuan-
do veais la rcpresentacion y el tipo del guerrero inmutable,
al par que del pacifico ciudadano, pues de ambas cosas nos
hablan, asi la espada en que de ordinario descansa su mano
izquierda, como el traje sencillo que viste su arrogante y
varonil figure; no lo dudeis, ese es WAshington; el padre de
la libertad americana, el modelo del patriot desinteresado
y generoso que hizo consistir su felicidad en conquistar la
suya A su pals y cuya nmemoria serA grata 6 imperecedera







-96 -
en el corazon de todos los hombres quo se complacen en tri-
butar A la virtud el respetuoso homenaje de la admiration
y del aprecio que les son debidos.
Pronunciad siemore con respeto el nombre de Washing-
ton, hijos de Am6rica, como pronuncia todo hijo respetuoso
el de aquel que, ademAs de darle el ser, supo legarle un te-
soro de honra y otro de bienestar y de felicidad positive, en
las sabias disposiciones que dict6 para el mejor gobierno.
de un pais que ha llegado en breve espacio A conquistar
uno de los primeros puestos entire los naciones mas adelan-
tadas.
WERNER. El c6lebre mineralojista prusiano de aquel nom-
bre, cuya muerte acaecida en 1817 fu6 una p6rdida lamen-
table para la ciencia, prest6 A la mineralogia servicios ani-
logos A los quo debi6 A Linneo la botdnica. Tambien so debe
A aquel sabio niaturalista la reform complete de la geog-
nosia.
jCuun bello es, amigos mios, despues de habernos consa-
grado con amor al studio de la ciencias, desde los prime-
ros afios de la vida, haber podido dar un paso mas en ella
y dejar mas Amplio camino que el que encontramos duando.
por 61 comenzamos A dirigirnos al temple augusto de Mi-
nerva!
La aureola que ciicnnda al sabio despr.es de su muerte.
mil veces mas brillante que la de los guerreros y conquis-
tadores que fueron azote de la humanidad, hace que su
nombre venerado resplandezca A traves de los siglos y
de las edades y que sea siempre pronunciado con respeto.
Estos hombres, cualquiera quee sea su ncionalidad, pIrque
para el fil6sofo no hay mas que un mundo, que es el de la
cieneia, en el cual los hombres son verdaderamente herma-
nos, como benefactors de la humanidad, como lumbreras
de la sabidurfa, merecen siempre un recuerdo de estimaciou
y de carifio, que unque no de otra cosa, sirva A demostrar
la veneracion que no merecen y jouin digna de imitacion
es una vida que consagrada al studio y al trabajo prepare
un porvenir de gloria y una pA5ina inmortal A los quo como.
Werner vieron un dia coronados sus esfuerzos!


















XIFIAS por su espada
8e llama cierto pez;
Los lombrrepor la lengua
XIFIAs son tambien.

XANTIPA. Tal es el nombre que se dA 4 las mugeres de
-carActer Aspero 6 imperioso por ser asi como se llamaba la
mujer del sabio- y desdichado S6crates cuyat paciencia puso
aquella. A prueba en mas de una occasion.
La mujer que estA llamada A dominar los corazones por
la dulzura de su carActer, que nunca disfruta de mayor im-
perio que cuando d6cil cede A la voluntad de aquel de quien
es realmente sefora, y cuya voluntad cautiva cuando pa-
rece que hace esclava la suya, tuerce indudablemente su
-mision, bastardea su destino, profana en fin su sexo, cuan-
do hace alarde de dominar desp6ticamente, de imponer su
voluntad y sus caprichos al hombre de quien depend, os-
tentando al par una aspereza de carActer y unas maneras
nimpropias del sexo que impera por las gracias y que se dis-
tingue y recomienda pbr su debilidad y su dulzura.
Ved cuan triste es que una mala cualidad se haga de tal
manera ostensible en nosotros, que hasta viene A hacer ser-
vir despues nuestro nombre para designer con 61 A los que
adolecen del mismo defecto, 6 se dejan dominar por la pro-
pia pasion que nos domina.
HIablando Vileul Marville de la mujer de Saumise, dice:
esta orgullosa Xantipa no parecia quedar jamAs satisfeoha,
imientras que su marido no maltrataba A las personas y las
llenaba de injuries.
Detestable papel hace today mujer y aun :se enajena las:
simpatias que puede producer por otra part, luego que to-
,dos llegan A comprender que impera 6 pretendeimperar so-







98 -
bre su marido, haciendo quo aquel acepte las condicioneS
pacificas del sexo d4bil, abrogAndose ella todas las faculta-
des y disposiciones que al marido conciernen.
Esta clase de machi-hembras son la especie mas enfado-
sa del g6nero y haciendo que sobre el marido caiga el ri-
diculo que es consiguiente en quien permit que se le despo-
je ae sus cualidades y atribuciones, ellas mismas entran en
la participation de la condition que acompafia A un matri-
monio donde se advierten trocados los frenos.
Procurad, pues, lectoras amables, que jamAs se os pueda
calificar con el odioso epiteto de Xantipas que tan bien sien-
ta A mas de cuatro de.esas que .en vez de mujeres son unos
species de bichos, por fortune raros, si no imposibles de
encontrar entire las amables mujeres de Cuba.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs