• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Index
 Introduction
 Resumen de las principales conclusiones...
 Descripcion general del area
 Los suelos y su utilizacion
 Necesidad de investigaciones
 Lista de colaboradores
 English summary
 Bibliography
 Apendice I: Plan de operacione...
 Back Cover














Group Title: Reconocimiento edafológico de los Llanos Orientales, Colombia
Title: Reconocimiento edafológico de los Llanos Orientales, Colombia
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00085343/00001
 Material Information
Title: Reconocimiento edafológico de los Llanos Orientales, Colombia
Physical Description: 5 t. en 8 v. : ill., cartes. ;
Language: Spanish
Creator: United Nations Special Fund
Food and Agriculture Organization of the United Nations
Publisher: Organizacio´n de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacion,
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacion
Place of Publication: Roma
Publication Date: 1964-1966
Copyright Date: 1964
 Subjects
Subject: Sols, Étude des -- Colombie   ( rvm )
Agriculture -- Colombie   ( rvm )
Genre: international intergovernmental publication   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Colombia
 Notes
Statement of Responsibility: Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Fondo Especial de las Naciones Unidas.
General Note: "FAO/SF: 11/COL."
General Note: Quinze cartes en coul. pliées dans une boîte t. 5.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00085343
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 53765051
lccn - 68117963

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Index
        Page i
        Page ii
    Introduction
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
    Resumen de las principales conclusiones y recomendaciones
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    Descripcion general del area
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
    Los suelos y su utilizacion
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
    Necesidad de investigaciones
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
    Lista de colaboradores
        Page 59
        Page 60
    English summary
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
    Bibliography
        Page 70
        Page 71
    Apendice I: Plan de operaciones
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
    Back Cover
        Page 99
        Page 100
Full Text


FAO/SF: 11/COL


RECONOCIMIENTO EDAFOLOGICO
DE LOS LLANOS ORIENTALES


COLOMBIA


INFORMED GENERAL











SPROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO
ORGANIZATION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURE Y LA ALIMENTACION












FAO/SPF 11/COL


RECONOCIMIENTO EDAFOLOGICO


DE LOS LLANOS ORIENTALES


COLOMBIA






TOMO I

INFORME GENERAL














ORGANIZATION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURE Y LA ALIMENTACION
FONDO ESPECIAL DE LAS NACIONES UNIDAS ROMA 1964


MR/27262/S






- i -


INDICE

PMgina

LISTA DE CUADROS ................ ............ ......*...** ii

LISTA DE FIGURAS .......... ........... ..............*.. ii

LISTA DE MAPAS........................................... ii

INTRODUCCION ........................................... ... 1

Antecedentes ....... .............. ................. 1
El Proyecto y su Ejeouoi6n ........................... 3
Personal del Proyecto ................................ 3
Entrenamiento ....................................... 4
Agradeoimientos .... ................. .............. 4


RESUME DE LAS PRINCIPLES CONCLUSIONS Y RECOMENDACIONES 6


DESCRIPTION GENERAL DEL AREA ................. ...... 9

Geografa, Looalieaoi6n del Area de Estudio........ 9
Clima ........................................ 14
Vegetaoi6n ... ....................... .......... 20
La Hidrologia....................................... 21
Geologa, Geomorfologa, Mapa de Paisajes........... 24
Agricultura y Ganadera ............................ 36


LOS SUELOS Y SU UTILIZACION ............................ 42

General.................... .................... 42
Classes de Aptitudes y
el Mapa de Aptitudes de Tierras.................. 45


NECESIDADD D INVESTIGACIONES ....... .................... 53


LISTA DB COLABORADORES........... .... ............. 59


ENGLISH SUMMARY (Resumen en ingl4s)........,,,....,..... 61


BIBLIOGRAFIA *.... .........................*............. 70


APENDICE I PLAN DE OPERACIONES............. ....... 72

Presupuesto y Plan de Gastos Aportaci6n del Fondo Especial.,, 82
Presupuesto y Plan de Gastos Aportaoi6n del Gobierno.......*. 83
Enmienda 1 al Plan de Operaciones. ......................... 84






- ii -


LIbTA DE CUADROS

Pgina
I-1 Clculos de evaporaci6n actual, potential
y deficit o excedentes de agua en Villa-
vioencio, Meta . . . . 15

1-2 Clculos de evaporaci6n actual, potential
y deficit o excedentes de agua en Arauca,
Intendencia de Arauca . . . 17

I-3 Smbolos y formulas para los cuadros I-1
y I-2 . . . . . . . . 18

1-4 Superficie de los paisajes . . . . 36

1-5 Clasificaci6n de las asociaciones de sue-
los en seis classes de aptitudes . . . 47



LISTA DE FIGURES


I-1 Mapa de localizaci6n de la zona estudiada * 5

I-2 Mapa de vas de comunicaoi6n . . .. 12

I-3 Diagrama de precipitaci6n y temperatures . .* I

I-4 Mapa de precipitaoi6n . ........ 19

I-5 Mapa de uso actual . . ... 22

1-6 Mapa de paisajes .... .... .... . 35




LIST DE MAPAS


(Incluidos al final del tomo)



Mapa de Aptitudes de Tierras (2 hojas)

Escala 1I500.000






- 1 -


INTRODUCCION


Sn 1956 la Misi6n del Banco Internacional de Reconstrucoin y Fomento propuso
que el Gobierno de Colombia tomara las medidas necesarias para informarse mas a fondo
acerca de la produccidn potential de la vasta y escasamente region de los Llanos
Orientales. La Misidn recomend6 que se hiciera un reconocimiento y olasificacin de
las tierras de las reas de mas foil colonizacin. Un studio preliminary hecho en
el nordeste de los Llanos haba demostrado las buenas oaractersticas fsicas de las
tierras y los experiments llevados a cabo respect al crecimiento de diferentes
cultivos, como el ssamo, caucho, cacao y arroz, haban sido favorables. Un pequeno
nmero de colonos haba empezado a atravesar los pasos Andinos y a labrar la tierra
y a criar ganado en los Llanos Orientales. El Gobierno de Colombia, esforzndose en
guiar raoionalmente el desarrollo de los Llanos Orientales, solicit al Fondo Especial
de las Naoiones Unidas que emprendiese un Proyecto encaminado a efectuar un reconoci-
miento de los suelos y a preparar informacin sobre las aptitudes de las tierras en
un rea aproximada de 16,8 millones de hectreas.

El rea de studio, que represent aproximadamente el 11 por ciento de la super-
ficie total del pas, est localizada al pid de la Cordillera Oriental de los Andes
y se extiende hacia el oriented en las llanuras de parte de los territories de los de-
partamentos del Meta, Boyac y Cundinamaroa, casi toda la intendencia de Arauca y una
parte de la comisaria del Vichada. La mayor parte de la zona de studios est cubier-
ta de vegetacin sabanera, mientras que el 15 por ciento de la superficie comprende
bosques. (Vanse los mapas I-1 y 1-5).

Los studios comprendieron investigaci6n de suelos, vegetaci6n y manejo pecuario.
En el departamento del Meta se hicieron studios hidrogrficos mas detallados, asa
como tambin un pequeno studio econmico para definir los factors que influencian
la produccin agrcola.


1. Antecedentes

El 13 de marzo de 1959, el Gobierno de Colombia present a la consideracin del
Fondo Especial de las Naciones Unidas, un proyecto de Estudios Edafol6gicos de los
Llanos Orientales.

La preparaci6n de este proyecto se inioi6 desde fines del ao 1958, con la cola-
boracin del Ministerio de Agricultura, el Departamento Administrativo de Planeacin
y Servicios Tcnicos y el Instituto Geogrfico "Agustn Codazzi", asesorados por va-
rios experts de la FAO.

La finalidad del Proyecto era la de realizar un reconocimiento edafolgico y
establecer las diversas aptitudes de los suelos en un rea de, aproximadamente, 16,8
millones de hectreas en la region septentrional de los Llanos Orientales utilizando
para el mapeo fotografas areas. Esta solicitud corresponda a la necesidad urgen-
te que tiene Colombia de disponer de datos bsioos sobre los recursos del pas para
su program de desarrollo agrcola.

Mereoe especial menoin otro de los objetivos del proyecto, la capacitaoin de
tcnioos colombianos en las distintas ramas del reconocimiento de los recursos agro-
pecuarios.






- 2-


El Proyecto fue aprobado por el Consejo Ejecutivo del Fondo Especial el 2 de
diciembre de 1959 y la Organizaoi6n de las Naciones Unidas para la Agricultura y la
Alimentaoi6n (PAO) fue designada Agencia Ejecutante. A continuaoidn se prepare un
detallado Plan de Operaciones que fue firmado el 1 de septiembre de 1960 por el Fondo
Especial, la PAO y el Gobierno de Colombia l/. El Fondo Especial se comprometi a
proporoionar, a travs de la FAO, un equipo de experts internacionales, estableoer
becas y proveer el equipo necesario para el Proyecto, por un period de tre anos, a
un costo estimado en US$ 370.500, y el Gobierno por su parte se comprometid a sumi-
nistrar el personal de contrapartida, equipo y servicios, por un cost estimado en
US$ 317.800. Mas tarde la duraoi6n del Proyecto se prorrog6 a tres anos y nueve
meses, y las contribuciones, tanto del Fondo Especial, como del Gobierno, aumentaron
a un total de US$ 415.440 y USS 361.889, respectivamente.

Despus de la aprobaci6n por el Fondo Especial de la solicited del Gobierno y
la firma del Plan de Operaciones, se acord llevar a cabo el mapeo de los suelos en
un rea de 13 millones de heotreas, para la publicaoidn del mapa a escala 1:250.000.

Al studio edafoldgioo completado por la oaracterizaci6n qumica y fsica de los
suelos, se adjunt un levantamiento general de la vegetaci6n natural, tanto de las
sabanas como de los bosques. Un mapa a escala 1:500.000 de un rea de, aproximada-
mente, 12 millones de hectreas muestra la repartici6n de las distintas classes de
vegetaoi6n que estn descritas en este informed. (Tomo III).

Durante este reconooimiento se realize un anlisis de los recursos de aguas en
una zona comprendida entire los ros Ariari y Upia, con una longitud de unos 150 kmos.
a lo largo del pi de la Cordillera, llegando hasta el rio Metica. Esta zona es la
que ofrece mayores posibilidades de desarrollo agrcola.

Se hizo finalmente un reconocimiento sobre las condioiones en las cuales se en-
cuentra el ganado en los Llanos, tratando de completar as el reconocimiento de los
distintos recursos naturales que forman la base de la produooin agrcola y ganadera.

El studio, principalmente de carocter descriptive, es un inventario de las pro-
piedades permanentes de los recursos naturales que fue conseguido por los mtodos
propios de cada una de las ramas de la investigation oientfioa, de las cuales muchas
no tienen sino conexiones muy remotas con la prctica agroola. Por este motivo, y
para dar una utilidad direota a los trabajos, se ha interpretado tambin el conjunto
de las observaoiones, calificando las tierras en cuenta a sus propiedades agroolas.
Esta parte del trabajo, acerca las relaciones entire los suelos y el aprovechamiento
actual y possible de los recursos, aparece, en forma comprensiva, en la clasificaoi6n
de aptitudes de tierras, cuyas unidades se mapearon, mostrando as la distribuoin
regional de las distintas classes.

La interpretaci6n debe sin embargo tener en cuenta las posibilidades econ6mioas
que present el rea dentro del desarrollo general y la poltica agraria del pas.
Es cierto que un cambio en uno o various de los factors de la economa automtica-
mente afecta la interpretaci6n. A esta regla no escapan las calificaciones de tie-
rras hechas en este informed.


3/ El Plan de Operaciones se encuentra como Apndice 1-1 de este Tomo.


__ __






-3-


2. 31 proyeoto y su ejeouci6n

La ej*eucin del proyecto se inici6.con la llegada del primer expert de la FAO
el 2 de enero de 1961, y las operaciones comprendieron las siguientes etapass

a) Fotografas areas de 4.5 millones de hectreas para completar la cobertura
fotogrfica existente de los Llanos;

b) Interpretaci6n preliminary de las fotografas areas de todo el rea de
studio para reconooer las distintas regions naturales que constituyen
los Llanos;

o) Reconooimiento semi-detallado de 20 zonae-piloto distribudas en las varias
regions naturales y totalizando una superficie de 381. 550 hectreas. Estos
studios incluyeron la descripci6n detallada de perfiles de suelo, averigua-
oi6n de los lmites de fotointerpretaoi6n con los limites de suelos en el
terreno y el anlisis fsico y qumico de muestras;

d) Los datos bsicos obtenidos en las zonas-piloto fueron utilizados para
estableoer:

i) un mapa de Asociaciones de Suelos a escala 1i250.000 de toda el rea
de studio;

ii) una clasificacin taxon6mioa de los suelos en base de propiedades
comunes; y

iii) una clasificacidn de aptitudes de tierras y el mapeo de las olases
a escala 1*500.000.

e) El reconocimiento de la vegetaoi6n, incluyendo inventarios de los bosques
y de las sabanas se inicid al terminar el studio de los suelos. Los pro-
blemas de manejo y los tipos de vegetacin fueron disoutidos y se mapearon
las unidades de vegetaci6n a escala 1:500.000.

f) Durante el ltimo ano del proyecto se llevd a cabo un studio agropecuario
en los Llanos, que describe claramente las condiciones generals de manejo
que existen en la region estudiada.

g) Para completar la informacin necesaria para la elaboraoi6n de un plan de
desarrollo, se hizo un reconocimiento de las condiciones hidrol6gicas y
econ6mioas en el departamento del Meta.

3. Personal del proyecto

El present trabajo de reconocimiento de suelos, de la vegetacidn y de los dems
recursos agropecuarios de los Llanos Orientales fue realizado conjuntamente por
tcnicos internacionales y colombianos. Colaboraron en la ejecuoin de este trabajo
especialistas en interpretacin de fotografas areas, olasifioaoin de suelos,
vegetaoin, ganadera, hidrologa, qumioa de suelos y economa agrcola iL/


l/ En el Apndice 1-2 de este informed aparece una lista complete de los colaboradores.






-4-


4. Entrenamiento

Durante las operaciones de campo, la estreoha colaboraoi6n que existid entire el
personal international y los experts colombianos asegur6 un entrenamiento adecuado
en todos los aspeotos prcticos de los reconocimientos de recursos naturales. Se
introdujeron, y fueron realmente puestos en prctica por el personal colombiano, mto-
dos modernos de fotointerpretaci6n, reconocimiento de suelos, clasificaci6n de suelos
y studios de la vegetacin, de hidrologa y de manejo pecuario.

Ademe de este servicio del program de capacitaoi6n, cinco de los mejores tc-
nicos colombianos fueron enviados a universidades europeas y de los Estados Unidos,
para seguir cursos de entrenamiento, tanto te6ricos como prcticos.

5. Agradecimientos

Todos estos trabajos fueron realizados por un grupo de tonicos, tanto colombia-
nos como internacionales reunidos en una entidad administrative que se denomin6 "Pro-
grama de Estudios Edafol6gicos de los Llanos Orientales" que, aunque funcionando en
estrecha colaboraoi6n con otros organismos, tena presupuesto propio, establecido de
una parte por Ley del Congreso de Colombia, y de otra por el aporte del Fondo Espe-
cial de las Naciones Unidas.

Sin embargo, no s6lo los miembros de este Programa participaron en la ejeouci6n
del proyecto. Various organismos prestaron su valiosa oolaboraci6n. Reciban pues me-
reoido agradecimiento los Directores del Departamento Administrativo de Planeaoin y
Servicios Tcnicos del Gobierno de Colombia, quienes coordinaban la aooi6n emprendida
por las Instituoiones Nacionales.

Mediante la realizaoi6n direct de trabajos especficos, prestaron inestimable
ayuda en la compilaoi6n de esta obra el Laboratorio de Suelos del Instituto Geogrfico
"Agustn Codazzi", para el anlisis de las muestras de suelos; la Facultad.de Ingenie-
ra Forestal de la Universidad Distrital Francisco Jos de Caldas en Bogot, para la
fotointerpretao.6n y los clculos de inventarios de bosques; el Instituto de Ciencias
Naturales de la Universidad Naoional, para la identificaoi6n de las species de plan-
tas oolecoionadas.

El Institute Colombiano de la Reforma Agraria (INCORA), permiti6 al Programa,
por medio de financiaci6n direct, acelerar los trabajos de reconocimiento de suelos
en la zona del pi de monte. El Serviioi Geodsioo Interamericano (I.A.G.S.) facili-
t6 transport areo para various reconocimientos.

Para finalizar, el Programa desea expresar su agradecimiento a todos los pobla-
dores llaneros por la hospitalidad con la cual recibieron a las comisiones de campo
que viajaron a los Llanos. A los Gobernadores, Intendentes y Alcaldes de las entida-
des administrativas y a los Comandantes de las Fuerzas Armadas, se dirigen tambin
nuestros agradecimientos mas sinceros por la ayuda que ofrecieron.







-5-


7f~ 71p M#; 5 7Y 7Y--








0 1 Fig -
m&.I

-. --4-










UMI PtVENEZUELA





pl-

A o U E 7. Aod












oo000
ECLIADOR/ !


















MAPA BAI
DE LA REPUBLICANS DE

COLOMBIA


M4TITUTO GEOGRAFICO D O O

ESCALAP 80OOOOO

1..
71' w~.






-6-


RESUMEN DE LAS PRINCIPLES CONCLUSIONS Y RECOMENDACIONES


1. El studio ha demostrado que se puede elevar la productividad de la mayor parte
de las tierras de los Llanos usando proticas adeouadas de manejo y mejorando los
actuales mtodos de producoi6n, teniendo en cuenta las aptitudes de las tierras.

2. La clasificaoi6n de las asociaciones de suelos de los Llanos Orientales en
cuanto a classes de aptitudes indica que las posibilidades que ofrecen los suelos
en el area de studio para el desarrollo de sistemas de agriculture son las si-
guientes:

Clase Is Tierras aptas para cultivos 106.250 hectreas.

Clase IIS Tierras aptas para cultivos y ganadera en pastos oultivados 1.566.900
hectreas.

Clase III: Tierras aptas para pastoreo en sabanas naturales, en combinaci6n con po-
treros mejorados y agriculture de subsistencia 3.981.875 hectreas.

Clase IVs Tierras aptas para ganadera en sabanas naturales en combinacin con ex-
plotaci6n forestal 6.750.610 hectreas.

Clase Vs Tierras no aptas para cultivos ni ganadera; recomendadas para refores-
taoidn o mantenimiento de la vegetacin natural 215.000 hectreas.

Clase FP Reservas forestales, que include unidades de las classes IV y algunas de
las altillanuras con bosque de la Clase III.

Las recomendaciones generals con respect al uso y manejo de los suelos de oada
clase de aptitud, as como el mapa que muestra la distribuoi6n regional de las dis-
tintas classes se encuentran en este Tomo.

3. Los suelos que muestran mayor potencialidad y en los cuales el desarrollo agr-
cola debera iniciarse se encuentran en los aluviones recientes. No obstante, estos
suelos necesitan proteooi6n contra las inundaciones peri6dicas a que estn sujetos.
En principio estas inundaciones se deben a fuertes erosiones que afectan los valleys
de los rios que nacen en la Cordillera. Se recomienda que el Gobierno tome las me-
didas necesarias para proteger las cuencas de los rios vertientee de la Cordillera
Oriental. La poltica a seguir sera la de un manejo convenient de la cobertura
vegetal, controlando, hasta donde sea possible, la tala y los fuegos indiscriminados.
Para una mejor ejeoucidn de estos objetivos se recomiendan las siguientes operacio-
nes8

a) Llevar a cabo un studio detallado de las posibilidades de desarrollo
agrcola y forestal dentro de las cuencas hidrulicas y delimitar las zonas aptas
para estos usos sin perjuicio del uso primario de regulacidn y produoci6n de agua;

b) Hacer studios sobre el manejo de suelos y vegetaoi6n para mantener la
produooidn 6ptima y evitar la destruooi6n de los recursos naturales;

o) Reglamentar las explotaciones forestales y asegurar un program de re-
poblacidn forestal con base en species aut6otonas e importadas de rpido creci-
miento y de valor econ6micoo y

d) Creaoin de un cuerpo de vigilancia y de asesora tonica para el mejor
logro de las anteriores recomendaoiones.






-7-


4. Grandes extensions de tierras estn constituidas por tierras que tienen buenas
oaractersticas fisicas, pero que sufren de una fuerte carencia de elements nutriti-
vos. Se consider que sin los adecuados trabajos experimentales con referencia al
uso de fertilizantes es difcil hacer recomendaciones para corregir el bajo nivel
nutritivo de las tierras del rea. No se conocen con suficiente exactitud la capa-
cidad de pastoreo de las sabanas naturales ni los mtodos correctos para su manejo.
Por estas razones se recomienda al Gobierno fortalecer sus instituciones de investi-
gacin agrcola en los Llanos y concentrar sus esfuerzos en studios sobre el uso de
fertilizantes, manejo de pastizales y la seleccin de ganado. Un plan preliminary de
las investigaciones que se deben ejecutar sobre asociaciones de suelos que comprenda
las classes principles de aptitudes de tierras se encuentra en este informed.

5. Se puede considerar, an en un future lejmno, que el desarrollo de la region
de los Llanos depend del crecimiento de pequenos ncleos agroolas y ganaderos, los
cuales espontaneamente o planeados, se ubicarn donde haya mayor concentracin de
tierras de buena calidad. En este aspect el primer paso hacia un mejoramiento de
los factors que influyen en el nivel de vida de los Llanos debe ser la construccin
de una red de carreteras, planeada con la ayuda de la documentacin que suministran
los mapas de aptitudes de tierras, y los mapas de suelos y de vegetacin, teniendo en
cuenta la localizacin de los mercados. De acuerdo con lo anterior, se recomienda
que el Gobierno acelere la construccin de las carreteras.

6. Gran parte de las tierras de los Llanos son aptas a ganadera extensive. Por
much tiempo esta forma de explotacin constituir la base de la produccin rural.
Los problems mas importantes relacionados a la produccin pecuaria en la region son$
higiene animal, especialmente la fiebre aftosa y los parsitos, la construccin de
abrevaderos y la organizacin y el mejoramiento de las condiciones del transport de
los animals, de los mataderos y de los mercados de care.

7. Tomando como base los studios del ganado y de la industrial de la carne hechos
en los Llanos se hacen las siguientes recomendaciones para una ejecucin inmediata:
(i) la oonstruocin, donde sean necesarios, de un nmero suficiente de pozos con
molino de viento para proporcionar abrevaderos en los punts estratgioos a fin de
evitar infecciones de parsitos y (ii) organizer una campana general para la erradi-
caci6n de la fiebre aftosa y aumentar la produccin de vacuna anti-aftoza. Otras
recomendaciones para la ejecucin a median y largo plazo incluyen el establecimiento
de centros experimentales y de demostracin en regions seleccionadas dentro de la
zona estudiada en los Llanos Orientales para llevar a cabo studios de problems
prcticos como, capacidad de pastoreo, distancias entire abrevaderos y saladeros, ro-
tacin de pastos, efectos de las quemas, introducoidn de nuevos pastos y otros proble-
mas peouliares de oada region; la iniciacin de studios de los mtodos de irrigaoin
usando los ros y canos de los Llanos Orientales e investigaciones sobre la posibili-
dad de drenaje de tierras inundablesi el incremento de la asistencia al ganadero del
Llano en la construccin y uso de banos para el control de parsitos e insects, y
el aumento del entrenamiento terico en ganadera a nivel universitario y prctico.

8. La mayora de las medidas que tienen que tomarse para mejorar la producci6n
agropecuaria en los Llanos estn relacionadas con la ordenacin de fincas, uso ra-
cional de los pastos naturales o cultivados, manejo de los pastos y del ganado.
Todas estas medidas, que implican inversiones de capital, no se realizan mientras
no se conozca en los Llanos la forma exacta de la tenencia de la tierra. El Gobierno
debera emprender la accin necesaria para establecer el censo cadastral de las tie-
rras de los Llanos Orientales.






-8-


9. Se oree que para la ejecucin de las recomendaciones anteriormente mencionadas
seria necesario la creaoi6n de un organismo coordinator de las operaciones de las
instituoiones del Gobierno que se encuentran actualmente en los Llanos Orientales,
y que extienda sus actividades a los Departamentos, Intendencias y Comisaras que
constituyen esa region. Esta Organizacin deber proporcionar asistencia tonioa
a los agrioultores y ganaderos, desarrollar crditos supervisados, proveer sistemas
adecuados de mercadeo y coordinar esquemas de desarrollo de acuerdo a las necesidades
mas urgentes de la region.

10. El studio de la vegetacin de los Llanos condujo a la preparaoidn de un mapa
de vegetaoin. El mapa, lo mismo que las recomendaciones detalladas para el manejo
apropiado de los various tipos de vegetacin de los Llanos Orientales con fines fores-
tales o para la producci6n ganadera estn incluidos en la Secci6n Primera del Tomo III
de este informed. El manejo adecuado de los bosques para asegurar un aprovechamiento
sostenido se puede lograr mediante un program de cortes seleccionados, con la impo-
sioi6n de dimetros mnimos de corte, y la reforestacin dirigida para conseguir una
repoblacin con species de alto valor econ6mioo. En las condiciones actuales y en
vista del estado de desarrollo de los bosques de los Llanos se recomienda un dimetro
mnimo de corte de 35 cm. Las species nativas e introducidas mas aptas para refores-
taoi6n sons cachioamo, caoba, caracol, cedro, eucalyptus, pardillo y teoa.

El manejo adecuado de las sabanas que en el future continuarn a ser utilizadas
como pastizales naturales debe tener en cuenta la poca de pastoreo e incluir el
control de movimiento de los animals, y el establecimiento de potretos mejorados.

11. Considerando la importancia que tiene el conocimiento de los ros en todos los
aspects para el desarrollo ulterior de la region, sugerimos que se organize un ser-
vicio hidrometrico en los Llanos.

Este servicio se enoargara de medioiones metddicas con el fin de establecer
una estadstica hidrol6gica adecuada. Los trabajos de este servicio se llevaran a
cabo siguiendo un plan escalonado que tendra en cuenta la situaoin y las posibili-
dades efectivas. Los trabajos deberan empezar en los puntos que debido al desarrollo
actual de la zona fueran de mayor inters y ofreoieran mayores facilidades. La ex-
tensin ulterior se hara a media que aumentara la importancia econdmica de la zona
y su ritmo tambin dependera del rendimiento del servicio hidromtrioo que aumenta-
ra a media que se adquiriera mayor experiencia prctica en las condiciones bastante
diferentes que ofrecen los ros de los Llanos. Para llevar a cabo los trabajos hidro-
mtricos en el campo, incluyendo medicines y aforos sistemtioos, establecimiento y
control de estaciones fijas, observacin general de los ros ser necesario establecer
un grupo m6vil de experts en hidrometra. Una relacidn detallada con inventario y
presupuesto del material necesario para este grupo mvil, y un plan escalonado de los
trabajos del servicioo hidromtrico se encuentran en el Tomo IV de este informed.






-9-


DESCRIPCION GENERAL DEL AREA



I. OEOGRAFIA, LOCALIZACION DEL AREA DE STUDIO


Dentro del territorio de Colombia, la region oriental, es decir, toda el
rea situada al oriented de la Cordillera Oriental de los Andes, hasta los l-
mites oon Venezuela, Brasil, Perd y Ecuador, forma parte de las grande hoyas
hidrogrfioas del Orinooo y del Amazonas.

Este territorio se puede dividir, desde el punto de vista ecol6gioo, en
dos zonas a saber:

1a Los Llanos Orientales, situados en la zona norte, cubiertos
con vegetaoi6n de sabana y algunos bosques, y cuyo sistema
hidrogrfioo drena hacia el ro Orinoco (Orinoqufa); y

21 La Zona Amaz6nica, que ocupa la parte sur de la region, cu-
bierta con selvas tropicales y forma parte de la
hoya hidrogrfica del Amazonas (Amazonia Colombiana).

El rea estudiada comprende la parte occidental de los Llanos Orienta-
les, desde el lmite de Venezuela con la intendencia de Arauoa por el norte,
hasta las estribaciones de la Sierra de la Macarena y el rio Guayabero por el
sur. Hacia el occidente el limited est marcado aproximadamente por la cota
de 500 metros en las estribaoiones de la Cordillera Oriental. El limited por
el oriented lo constitute una lnea recta que va desde un punto sobre el ro
Meta donde se encuentran los linderos de la intendencia de Arauca, la comisa-
ria del Vichada y la Repiblica de Venezuela, hasta otro punto sobre el rio
Guaviare, situado aproximadamente a 60 kil6metros abajo de San Jos de Guavia-
viare. Oeogrficamente est localizada entire los 20 y los 70 de latitude
norte entire los 690 y los 740 de longitud al oeste del meridian de Greenwioh
(vase la figure I-1).

Esta zona fue escogida para su reconooimiento, teniendo en ouenta que
dentro del relative aislamiento en que se encuentra la parte oriental del pas
esta es la que ha comenzado a desarrollarse con mayor intensidad, debido a la
mejor comunicaci6n con el centro y a la mayor densidad de poblaoidn. Adems,
dentro de esta rea, el reconocimiento aerofotogrfioo realizado hasta la fecha
de inioiaoidn del trabajo, cubra una buena proporci6n del terreno.

La extension de la zona es de unos 13.000.000 de hectreas, que represen-
tan aproximadamente el 11% de la superficie total de Colombia. En lo poltioo
abarca part de los territories de los departamentos del Meta, Boyao y
Cundinamarea, casi toda la intendencia de Arauca y una part de la comisaria
del Vichada. La parte correspondiente al departamento de Boyac es la region






- 10 -


conooida con el nombre de Casanare, que en otro tiempo form una division pol-
tica apart. Las reas correspondientes a cada division poltioa son aproxi-
madamente las siguientes:

Departamento del Meta 5.314.000 heotreas

Depaxtamento de Boyac 4.295.000 "

Departamento de Cundinamaroa 187.000

Intendencia de Arauca 2.183.000

Comisara del Vichada 1.021.000 "

To ta 1 13.000.000



A diferencia del occidente del pas, surcado por los tres grande ramales
de la Cordillera de los Andes que determinan una topografa y unos climas muy
variados y donde est concentrada la gran mayora de la poblacin, los Llanos
Orientales ocupan considerable extension de terreno comparativamente plano,
con pocos cerros, oteros y serranas. La altura sobre el nivel del mar va
desde los 500 metros en el lmite occidental del rea, hasta 95 metros que
tiene el ro Meta en el extremo oriental de la zona de studios.

Las pendientes en la faja cercana a la cordillera son relativamente fuer-
tes, pero a media que se avanza hacia el este se hacen mas saves, si se con-
sidera el rea en forma general. El paisaje de los Llanos en cuanto hace re-
laoidn a la topografa es much mas uniform que en el occidente del pas, pero
el intrincado sistema hidrogrfico que determine cambios en la vegetaoi6n, corta
en cierto medo la monotona del paisaje.

Las pendientes, en general suaves, de que se habla, no implican ausencia
de peligro de erosion, al contrario sta suele ser muy several en algunos si-
tios. De igual modo las inundaciones peridicas en las zonas bajas, en las
Bpocas de lluvia, son una caracterstica general de la region.

Dentro de la region oriental de Colombia, el rea estudiada es la mas
densamente poblada; sin embargo, esta densidad es todava muy baja si se la
compare con la del occidente. El nmero de habitantes por kilmetro cuadrado
en toda la zona estudiada es aproximadamente de 2,3. En las ltimas d4cadas
ha habido un movimiento de inmigraoin de colonos procedentes del interior
del pas, que se ha localizado a lo largo del pi de monte, especialmente en
el departamento del Meta, que es la zona mejor comunicada con los centros de
consume y donde se encuentra una mayor superficie de suelos frtiles.

No existen datos oficiales recientes sobre la poblacin de la zona, pero
los obtenidos de varias fuentes permiten apreciar el ndmero de habitantes en
unos 300.000 distribuidos en la sigueinte formal






- 11 -


Departamento del Meta . . . . .. 225.000
Intendencia de Arauca . . . . 30.000
Departamento de Boyac (Casanare) . . . 30.000
Parte correspondiente al Departamento de
Cundinamarca y Comisara de Vichada ... 15.000
To t a 1 300.000


No hay grande ciudades, la mayor de ellas es Villavicencio que tiene una pobla-
oi6n de aproximadamente 35.000 habitantes y es el centro commercial al que confluye
la mayora de los products en trnsito para los mercados del interior. Otras po-
blaciones de alguna importancia estn situadas a lo largo del pi de monte, como,
Saravena, Tame, El Yopal, Medina, Cumaral, Restrepo, Guamal, Acacias, San Martin,
Granada y San Juan de Arama. En los sitios donde los ros comienzan a ser navegables
por embarcaciones medianas, se han formado poblaciones que tienen alguna importancia
como puertos; se pueden citar Arauca y Arauquita, sobre el ro Arauca; Cravo Norte,
sobre el ro Casanare; Trinidad y San Luis de Palenque, sobre el ro Pauto; Orocu,
Cabuyaro y Puerto Lpez, sobre el ro Meta; Puerto Gaitn, sobre el ro Manacacias;
y Puerto Lim6n sobre el ro Ariari.

La mayora de la poblacin deriva su sustento de explotaoiones ganaderas, agr-
colas, forestales y pesqueras, o se dedican a actividades complementarias de stas,
como el transport, molinera de arroz, etc.

Los sistemas extremadamente extensivos y primitivos con que se maneja la ganadera
en las zonas fuera del pi de monte, hacen que la necesidad de mano de obra sea muy
limitada y por lo tanto los llaneros, cuyo oficio principal es la "vaquera" vivan di-
seminados en haciendas muy alejadas la una de la otra. La poblacin humana en esta
region es pues muy pequena en relacin con la enorme superficie territorial y con el
ndmero tan grande de animals que tienen que cuidar.

Los sistemas de transport en los Llanos Orientales son muy deficientes, estos
se hacen por vas area, terrestre y fluvial. (Vase Figura I-2).

La aviacidn commercial se ha desarrollado considerablemente, no slo para el trans-
porte de pasajeros, sino tambin de carga. Existen servicios regulars de companas
areas que conectan a ciudades del interior, como Bogot, Sogamoso y Odouta, con las
principles poblaciones del Llano como Arauquita, Arauca, Tame, Saravena, Cravo Norte,
Corozal, Paz de Ariporo, Nunchia, Trinidad, San Luis de Palenque, El Yopal, Agua Azul,
Monterrey, Barranca de Upia, Villavicencio, San Martin, San Jos de Guaviare y muchos
otros lugares de los Llanos Orientales situados fuera del rea de studio. Adems
de estos servicios regulars existen los de taxi areo, pervidos por avionetas que ha-
cen viajes express a las haciendas, transportando pasajeros y carga. Casi todas las
haciendas principles de la region tienen sus campos de aterrizaje privado.

El sistema de carreteras se ha desarrolado muy poco, lo que ha limitado conside-
rablemente el desarrollo de la region. La conexin por carretera con el occidente
del pas se hace solamente por las que unen a Bogot con Villavioencio y a Sogamoso
con .1 Yopal. Ambas sufren interrupciones por derrumbes. Se est construyendo otra
que unir a Arauca con Pamplona, en el departamento de Norte de Santander, y que ac-
tualmente presta serviioo entire Pamplona y Saravena durante la poca seca.

Por el pi de monte en el Meta hay una carretera, relativamente bien consolidada
que atraviesa este departamento de norte a sur y que conecta entire s las principles
poblaoiones. Hacia el interior del llano, es decir hacia el este, existe una carre-
tera transitable durante todo el ano que va de Villavicenoio, pasando por Puerto L6pez








- 12 -


V E NE Z U E L A


Republico de
Colombi'a


Fondo Especil de los
Nociones Unidos


No'rt


F.AO.
PROGRAM DE STUDIOS EDAFOLOGICOS
DE LOS LLANOS ORIENTALES


VIAS DE COMUNICACION

0 50 O0 Kms
------/

y


<,~


CONVENCIONES
L Limited de lo cordiller,
+ + Limite internocional
Corresers
Coreerfqs


Fig I- 2






- 13 -


hasta El Porvenir, frente a Orocu, teniendo los vehculos que atravesar los ros
Meta y Manaoacas en un pont6n de trasbordo. Existen igualmente una series de carre-
teras cortas transitables durante todo el ano que conectan la carretera del pi de
monte con problaciones o haciendas situadas a uno y otro lado de la misma. El total
de las carreteras de todo tiempo, aunque de especificaciones muy pobres, suma una
longitud de 800 kilmetros, aproximadamente.

Durante la estaoidn seca (verano) se puede hacer recorridos relativamente largos
por los Llanos, siguiendo senderos marcados por los mismos vehculos, pero que se
interrumpen por la falta de puentes. En algunos sitios se han puesto balsas para
trasbordar los vehculos sobre los ros o canos, pero su ndmero es muy limitado.

El transport de ganado de las haciendas de cra y levante a las de ceba cerca-
nas a Villavioenoio, durante el verano se hace a pi siguiendo antiguos senderos y
teniendo en muchos casos que atravesar los ros a nado. Por ejemplo, el viaje con
ganado flaco de Arauca a Villavicencio toma en promedio unos 60 das. Durante las
pocas de lluvia, cuando los ros tienen suficiente agua, el ganado se embarca en
planohones y el recorrido entire Cravo Norte y Puerto L6pez, 400 kil6metros en lnea
recta, se hace en unos tres das.

El transport fluvial tiene una gran importancia en los Llanos. Durante la pooa
de lluvias various ros sirven para transport de ganado y products agrcolas de la
region hasta los puertos conectados por carreteras o oarreteables con el interior del
pas. De igual modo la poblaci6n que vive sobre dichos ros o cerca de ellos se surte
de artculos no producidos en la region, transportados por va fluvial.

Las embarcaciones que prestan esos servicios tienen un mximo de desplazamiento
de 200 toneladas, con 2 6 3 pies de calado, pertenecen a empresas privadas o semiofi-
oiales y operan por trmino medio durante unos 7 meses y medio del ano, desde fines
de abril o principios de mayo, hasta mediados de diciembre, cuando el caudal de los
ros disminuye.

Los ros ms importantes a este respect son los siguientes:

Arauca: Navegable desde la poblaci6n de Arauoa (450 Kms.) hasta su desemboca-
dura en el ro Orinooo. En las pocas de mayor oudal, los buques pueden subir
hasta Arauquita (540 Kms.).

Casanare: Los buques pueden subir hasta Rond6n (190 Kma.) durante las crecientes
mayores, pero regularmente s61o se puede utilizar desde Cravo Norte hastala
desembocadura en el ro Meta (50 Kms.).

Pauto: Desde San Luis de Palenque hasta su desembocadura en el ro Meta (100 Kms).

Cusiana: Desde Man hasta su desembocadura en el ro Meta (60 'ms.).

Meta: Es la principal arteria fluvial de la region. aE navegable desde
Puerto L6pez hasta su desembocadura en el ro Orinooo (720 Kms.).

Manaoaoass Se utiliza desde su desembocadura en el ro Meta, agua arriba, en
una distancia de aproximadamente 200 kilmetros.






- 14 -


II. CLIMA

Una caracterstica tpica de los climas tropicales es la uniformidad de las tem-
peraturas a travs del ano. Entre las tres estaciones meteoroldgioas de la region
del llano, que dispone de registros de mas de siete anos (Meja, 1959): Arauca,
Oroou y Villavicenoio, las fluctuaciones de las temperatures medias mensuales varan
de 1,1 a 2,3C entire un mes y otro del ano. Orocu, la localidad mas central, regis-
tra promedios mas altos que Arauca o Villavicenoio, pero la diferencia es de solamen-
te 29C.

Las diferencias entire las temperatures mxima y mnima diarias, soA mayores. Las
temperatures promedio anuales mximas de las tres estaciones mencionadas fluctdan en-
tre 31,2 y 33,40C, mientras que las temperatures promedio anuales mnimas de estas es-
taciones varan entire 20,9 y 22,800. Las temperatures mximas se registran en marzo
o abril, cuando el sol est alto, pero cuando la cobertura de nubes todava no se ha
desarrollado extensivamente. Las temperatures mnimas se registran al final de la
temporada de lluvias, cuando la evaporaci6n actual es alta, debido a la iniciacidn de
los vientos alisios y la alta humedad del suelo despus de las lluvias.

Los vientos alisios, que soplan hacia la convergencia tropical, representan un
fen6meno tpico durante la poca seca en los llanos. Esta poca seca es conocida
localmente como verano, aunque en realidad coincide con el perodo de sol bajo, o in-
vierno en el sentido astron6mico. Los nicos datos disponibles sobre la direcci6n y
velocidad de los vientos en los llanos de Colombia provienen de Villavicenoio, donde
hay registros de cuatro anos, y stos son muy variables. Los datos de los llanos de
Venezuela muestran una direccin predominante de los vientos alisios desde el ENE,
con una velocidad promedia de 4 m/seg. Huellas de fuego visible en aerofotografas
de los llanos de Colombia muestran que esta es la direccin general del movimiento
del fuego, indicando que por lo menos durante la pooa seca los vientos alisios lle-
gan hasta la parte mas meridional de los llanos en Colombia.

Los datos de precipitacin (vase figure I-3) son mas abundantes por lo menos
nueve estaciones de los llanos en Colombia tienen registros de cinco anos o mas
(Meja, 1959 e Instituto Geogrfico), aunque los registros mas largos representan
perodos interrumpidos. Combinando los datos de Colombia con los de Venezuela
(Snchez Carrillo, 1960) se elabord un mapa de precipitaci6n para los llanos (vase
figure 1-4), mostrando las isoyetas con 200 mm. de intervalo. Se puede apreciar en
este mapa que la precipitacin dentro del rea del Programa de Estudios Edafol6gioos
vara desde menos de 1800 mm. anuales hasta 5000 mm. anuales.

La precipitaci6n mnima en toda la region de los llanos fue registrada en Ciudad
Bolvar, al oriented de Venezuela, con un registry de 35 anos y un promedio de 997 mm.
La precipitaci6n aumenta hacia el oeste y el sur, hasta un promedio de 1455 mm. en
Barinas, en el oeste de Venezuela, y con un registro de 10 anos; y un promedio de
1733 mm. en Oroou sobre el ro Meta y con un registro de 7 anos. Ceroa de la Cordi-
llera Oriental, la precipitaci6n aumenta rpidamente, con un promedio de 2000 mm. en
el oeste de Venezuela, 4000 mm. en Villavicenoio, y hasta 5000 mm. en Acacias.

La temporada de las lluvias coincide con el advance de la convergencia tropical
desde el sur, comenzando en febrero en la parte meridional de los llanos de Colombia,
en abril en Arauoa, en el limited entire Colombia y Venezuela, y en mayo en el occidente
de Venezuela. Un 90 a un 95% de la precipitaoin annual cae durante esta temporada
lluviosa bien definida.

l1 final de la temporada de lluvias es mas uniform a travs de los llanos, y
vara desde la ltima mitad de noviembre hasta diciembre. As la poca seca tiene
una duracin de uno hasta cinco meses en la region de los llanos, aumentando desde el
sur hacia el norte. (Vase fig. I-4).






- 15 -


La humedad reltiva es alta en todo el llano, durante los meses de la temporada
de lluvias, la humedad relative promedia es alrededor de 80%, y la humedad relative
durante la poca seca flucta entire 50 y 60%. Cloculos de evaporaoi6n potential y
actual, segn el mtodo de Budyko (1956), se pudieron realizar para las estaoiones
de Villavioencio y Arauoa, las nicas en que se dispona de suficientes datos. Los
resultados se presentan en los cuadros'I-1 y I-2.
Durante los meses de la temporada de lluvias la evaporaoidn actual y potential
es baja, debido a las temperatures mas bajas y la humedad relative alta. Bajo la
influencia de los vientos alisios, la evaporaci6n potential aumenta en la poca seca,
pero la evaporaci6n actual, despus de xn ascenso al prinoipio de la poca seca, dis-
minuye, debido a la falta de agua en este tiempo del ano. Este fen6meno de la dis-
minuoi6n de la evaporaci6n actual no es tan aparente en Villavicenoio, donde existe
una abundancia de agua disponible durante todo el ano. Es notable que en ambas es-
taciones la evaporaci6n potential es menor que la precipitaoin annual; solamente en
la parte septentrional de Venezuela donde la precipitaoidn es mas baja, la evaporaci6n
potential sobrepasa a la precipitacin annual (Blydenstein, 1962).
En resume, el clima de los Llanos es un clima tropical con 4pocas bien defini-
das de lluvias y de sequa. Segn la clasificaci6n Koeppen-Geiger (1954), pertenece
al clima Aw, clima de sabana. Koeppe (1958), lo clasifica como clima tropical hmedo
y seco; y Papadakis (1961), como equatorial semi-oaliente, monznioo hmedo-seoo
(Eq, MO) para Arauoa, y como ecuatorial hmedo semi-caliente (Eq, Hu) para la zona
de Villavioencio.

CUADRO I-1
CA LCLOS (SEGUN METODO BUDYO, 1956) DE EVAPORACION ACTUAL, POTENTIAL
Y DEFICIT O EXCEDENTES DE AGUA EN VILLAVICENCIO. META*

Mese E Eo r w r +w w E ( d H
o + n n l nn-1 n n s
1 88,8 1,296 77,4 300,0 377,4 291,2 86,2 2,6 75
2 109,6 1,365 110,4 291,2 401,6 294,2 107,4 2,2 71
3 102,8 1,343 129,0 294,2 423,2 315,1 102,8 + 20,4 72
4 64,8 1,216 463,9 300,0 763,9 628,2 64,8 +399,1 81
5 59,5 1,198 591,2 300,0 891,2 743,9 59,5 +531,7 82
6 28,0 1,090 549,8 300,0 849,8 779,6 28,0 +521,8 83
7 70,8 1,236 574,7 300,0 874,7 707,7 70,8 +503,9 80
8 78,4 1,261 396,4 300,0 696,4 552,3 78,4 +318,0 79
9 86,8 1,289 366,2 300,0 666,2 516,8 86,8 +279,4 80
10 66,4 1,221 426,9 300,0 726,9 595,3 66,4 +360,5 81
11 68,5 1,228 381,6 300,0 681,6 555,0 68,5 +313,1 80
12 81,6 1,272 129,4 300,0 429,4 337,6 81,6 + 47,8 78
Totales 906,0 4359,8 901,2 4,8
+3295,7


* Para el significado de los smbolos vase el cuadro 1-3.





































Fa.M ^cEs a. dos


FAO.

PROGRAM DE STUDIOS EDAFOLOGICOS
DE LOS LLANOS ORIENTALES

19C4


-~ 0


500 wi


Lz00 50*~ ~
rmr*C29
i,50 ^ 25. i ~I.
IIClu ~P rl 2'





5000
23

0,5*5444504
Mc... 43 rs C.


FMAN AS ON
Meses ei eRo


250 A

200 so
29





~2- 24
25
w c -2.


Moses see ose


F, G. 1-3
PRECIPTACION Y TEP IRATURA
Promedtio m=eualm para9 et iaci


1-------~---


---- Teipfno


OIOCur.
rr Cii~* rri If~r
Prrru a- i r
RT 'lrii.i rru~u u~ P.I1






- 17 -


CUADRO I-2

CALCULOS (SEou N MET DO BUDYKO, 1956) DE EVAPORACION ACTUAL. POTENTIAL


Y DEFICIT O EXCEDENTES DE AGUA EN ARAUCA. INT.


DE ARAUCA*


e E Eo r w r w w E (-
MeeBa 0o W+1 n n-1 n n-1 n n s


1 136r6 1,455 13,9 249,8 263,7 181,2 82,5 54,1 65
2 161,3 1,538 7,4 181,2 188,6 122,6 66,0 95,3 61
3 166,4 1,555 26,9 122,6 149,5 96,1 53,4 113,0 60
4 120,5 1,402 193,0 96,1 289,1 206,2 82,9 37,6 72
5 70,7 1,236 230,7 206,2 436,9 353,4 70,7 + 66,2 81
6 58,7 1,196 .291,7 300,0 591,7 494,7 58,7 + 233,0 82
7 58,2 1,194 261,1 300,0 561,1 469,9 58,2 + 202,9 82
8 71,4 1,238 213,6 300,0 .513,6 414,8 71,4 + 142,2 80
9 73,1 1,244 227,4 300,0 527,4 423,9 73,1 + 154,3 79
10 85,4 1,285 201,4 300,0 501,4 390,1 85,4 + 116,0 78
11 74,5 1,248 87,9 300,0 387,9 310,8 74,5 + 13,4 80
12 100,7 1,336 33,8 300,0 333,8 249,8 84,0 = 16,7 73

Totales 1177,5 1792,6 860,8 316,7
+ 948,0


* Para el signifioado de los smbolos vase el ouadro 1-3


- --- --






- 18 -


CUADRO 1-3


SIMBOLOS Y FORMULAS PARA LOS CUADROS I-1 y 1-2



E i evaporacidn potential en mm,

Wm capacidad de retenci6n de agua del suelo en mm.
(estimada a 300 mm.)

r ; precipitacidn en el mes en mm,

n agua en el suelo en el mes actual en mm.

Wn1 s agua en el suelo en el mes anterior en mm,

En evaporacidn actual en mm,

d deficitt de agua para el mes en mm,

s u excedente de agua para el mes en mm,

HR : humedad relative en .

E 0 at; t = tension de vapor actual menos tension de
vapor de aire saturado.

a = 14 (factor fijo para clima tropical)


(rn + n-1)
Wn
Eo +1


En (rn + n-1) n; si w es menor que W


En = E si w es mayor que W


Deficit = E E
o n


(rn + Wn-) (Wm + En)


Excedente =





























C A R 1 B E


Repubica de
Colombia


Fondo Especiol de las
Nociones Unidos


F.A.O.

f BOGOTA. o o ~ PROGRAM DE STUDIOS EDAFOLOGICOS
DE LOS LLANOS ORIENTALES

MAPA DE PRECIPITACION

Sr CONVENCIONES

2000- Isoyeto, ndicondo la precipitacion enmms.

S--4-- Numero de mees secos (50mm.s)

y/o* / r 200- Curvo de nvel

os \ \ Zona del studio.

Fi I1-4 1964
-74o ,3^ 5o


I
i






i
i






- 20 -


III. VEGETACION

El rea de studio de la vegetacin comprendi6 aproximadamente doce millones de
heoctreas, oubriendo la misma zona que el reconocimiento de suelos con la excepcin
de la parte sur de los ros Ariari y Gejar. Las sabanas cubren un 85% del rea de
studio, o sea 10 millones de heotreas, y los bosques cubren el 15% restantes.

En el mapa de la vegetacidn (Tomo III) se han definido 27 unidades, ocupadas
por diferentes combinaoiones de los diez tipos de sabana y seis tipos de bosque re-
oonocidos.

Fuera de los bosques de las vegas de los ros y de galera a lo largo de los
canos y esteros, los bosques estn restringidos principalmente a tres zonas (vase
fig. I-5)$ la selva de Arauoa en el norte, el bosque de las colinas y terrazas del
pi de monte a lo largo de la Cordillera Oriental, y el bosque de la altillanura en
el sur. Ademas se encuentran restos de bosque sobre algunos de los mdanos de la
llanura edlioa.

Los bosques de las vegas son los mas valiosos de los encontrados en el rea de
studios. Cerca de los cursos de agua se encuentran rboles de buen tamano y espe-
cies de alto valor maderero. Mas alejados de los cauces el tamano de los rboles dis-
minuye y la composici6n cambia. Los bosques de galera de los canos no son maderables,
con la exoepcin de aquellos en el pid de monte que se desarrollan bajo un regimen de
preoipitaci6n mas alta.

En los esteros himedos se encuentran los morichales, denominados as por la palma
moriohe. El valor principal de estos bosques est en la proteccin que brindan a las
vas de drenaje. Al eliminar el bosque, los canos corren el peligro de hacerse pan-
tanosos, impidiendo el drenaje natural de la zona y perdiendo su valor como fuente de
agua limpia para el ganado.

La selva de Arauoa, una selva semi-decodua, ocupa el habitat de los diques y
bajos de la llanura aluvial de desborde, aun en suelos de textura mas gruesas que la
mayora de esta region. Se encuentran dos tipos principles de bosque aqu: el tipo
de un estrato y el tipo de dos estratos. El bosque de dos estratos consist de un
piso bajo, similar al bosque de un estrato pero modificado por la presencia de los
rboles mas altos del piso superior. Aunque bajo las condiciones actuales estos bos-
ques no son explotables comercialmente, tienen suficiente valor maderero, especial-
mente el bosque de dos estratos, para recomendar que se establezcan reserves foresta-
les en esta zona, a fin de protegerloe para un uso future.

El bosque de las colinas del pid de monte, un bosque deciduo, tiene un alto valor
como proteocin de las cuencas hidrulioas para la regulacin de los niveles de los
ros en los propios llanos, a lo largo de los cuales en encuentra la mayor parte de
la actividad agrcola y los principals asentamientos. Se recomienda su mantenimiento
como bosque, y hasta la reforestaoidn de algunas cuencas donde los bosques ya han
sido eliminados. Los bosques de las terrazas del pi de monte, por encontrarse en
terrenos mas plans, han sido casi todos talados y reemplazados por terrenos cultiva-
dos. El bosque de las terrazas bajas del ro Guaviare, un bosque siempre verde, se
ha conservado, principalmente por lo lejano de esta region de los centros de pobla-
oi6n.

El bosque de la altillanura, un bosque semi-deciduo, se encuentra principalmente
en el habitat de las lomas de la altillanura diseotada y ondulada, especialmente al
sur de los ros principles que brindan cierta protecci6n contra los fuegos que en-
tran en esta region desde las sabanas al noreste. Al sur del ro Guaviare el bosque
todava se ha mantenido en buen estado. Es un bosque bajo, de poco valor maderable,
que protege los mselos contra la erosion en las pendientes de esta region de topogra-
fa escarpada.






- 21 -


Las sabanas con restos de bosque se encuentran en las colinas y terrazas del pi
de monte, en la altillanura disectada y sobre los mdanos de la llanura elica; son
la sabana de Melinis minutiflora, Paspalum carinatum y Traohypogon ligularis-Paspalum
carinatum respectivamente. Estas sabanas tienen en comdn el hecho de que han reempla-
zado a un bosque en su habitat, pero por lo dems tienen poca afinidad entire s.

Los restos de bosques, caractersticamente alargados en la direoci6n de los vien-
tos predominantes por la aooidn del fuego, son foilmente reconocidos como tales y son
comunes en estos tipos de sabana. En la sabana de M. minutiflora existed una presin
constant para el retorno del bosque; en cambio en la sabana de P. carinatum la ero-
sin del suelo subsecuente a la eliminaci6n del bosque, previene el restablecimiento
de la vegetaci6n original. La sabana de T. ligularis-P. oarinatum de los mdanos pro-
bablemente fue oreada por la acci6n continue del fuego que entra de las sabanas circun-
dantes, eliminando el bosque original de estos m4danos.

Las sabanas inundables son las sabanas de Andropogon y de Mesosetum, enoontradas
prinoipalmente en la region baja entire el pi de monte y el ro Meta. La sabana de
Andropogon de los suelos pesados de la llanura aluvial de desborde desarrolla en la
poca seca un estrato bajo de buen valor forrajero, mientras que la sabana de
Mesosetum no desarrolla un estrato bajo de pastos tiernos, sino en la temporada de
lluvias. Una fase no tan inundable de la sabana de Andropogon se encuentra en los
esteros de las regions mas altas.

Las sabanas himedas se encuentran en una posici6n intermedia entire las inunda-
bles y las sabanas secas. En el habitat de sabanas inundables ocupan los sitios altos,
mientras que en los habitat de las sabanas secas se encuentran en las depresiones y
otros sitios mas hmedos. Incluidas en este grupo estn las sabanas de Leptocoryphium
lanatum y de Traohypogon ligularis. Estos dos tipos tienen bastante afinidad entire
si y se encuentran muchas intergradaoiones entire los dos y entire cada uno y tipos de
sabana mas himedos o mas secos.

Las sabanas secas son varias e incluyen las sabanas de Traohypogon vestitus-
Azonopus purpusii, de Paspalum pectinatum y de Traohypogon vestitus, el ltimo siendo
el tipo mas seco. La sabana de P. petinatum aparentemente est relacionada ooi ero-
si6n y la presencia de plintita o piedras y se encuentra en las pendientes hacia las
vas de drenaje y en las lomas de la altillanura mal drenada, o en la terraza alta
oon una capa de plintita endurecida. La sabana de T, vestitus-A. pirpusii es la mejor
de los trees tipos de sabanas secas por la presencia de muchas species de buen valor
forrajero.


IV. LA HIDROLOGIA

La region estudiada en los Llanos Orientales pertenece a varias cuencas, de las
cuales la del ro Meta tiene la mayor importancia. El sistema hidrogr&fico de este
ro drena prctioamente toda la zona comprendida entire la Cordillera Oriental y su
propio cauce y una gran extension al suroeste por el ro Manacaoas. El Meta desembo-
ca en el Orinoco que temina su curso en el Ocano Atlntico.

Otras cuencas de menor importancia y de semejantes caractersticas son las del
rio Arauca y del ro Ariari, ubicadas en el Norte y el Sur de la zona de studio, y
que son afluentes del ro Guayabero y del ro Orinoco respectivamente. Esas cuencas
sin incluir la del ro Manaoacias, deben sus propiedades hidrol6gicas al hecho de que
tienen su origen todas en la Cordillera, que impone un regimen climtioo e hidrol6gico
especial.

Las otras cuencas hidrogrficas se inician en el Llano mismo; se trata de los
ros Manaoaolas, Vichada y Tomo, que cruzan las altillanuras y las drenan hacia el
ro Meta el primero y hacia el ro Orinooo los dos iltimos.







- 22 -


Fondo Especiol de la
Nociones Unidos


FA.O.
PROGRAM DE STUDIOS EDAFOLOGICOS
DE LOS LLANOS ORIENTALES

MAPA DE USO ACTUAL
1964
0 5O 100t Km

Elcalo 12625000


o\
1I


oo


+ e*se
+


LEYENDA


Agriculture commercial
Agricultural de subsistencia

Agriculture indigena

Ganadera extensive
Selva

Pantanos y roudales



C ONVENtCCINE
- Lmite de lo CO irdlln '
* * Lm it e ,in rnocionOl
i- R.m


Fig. I-5


Repu.bhli de
Colombli


i No'r


I I
ic~ i



I I
~i~L1

E~i~3






- 23 -


Las caractersticas de las cuencas que tienen su nacimiento en la Cordillera
Oriental dependent de los cambios abruptos en precipitaci6n de una estaci6n a la otra,
la existencia de vertientes escarpadas con erosiones fuertes en la Cordillera, y la
capacidad limitada que tiene el ro Meta para evacuar las aguas.

Los cambios de caudal, segn las pocas tienen variaciones muy fuertes, como se
desprende de las mediciones realizadas en algunos aforos: el caudal del ro Guayuriba
vari6 de un mnimo de 41.6 en marzo hasta crecientes de 1.500 m /seg. en la estaci6n
de lluvias de 1963; el ro Guatiqua de 14.5 a 700 m3/seg. y el ro Meta en Orocu
de 395 a 8.600 m /seg. durante el mismo lapso. Esas variaciones de caudal ocasionan
diferencias de nivel de 2.85 y 2.20 metros en el ro Guayuriba y el ro Guatiquia
respectivamente a sus salidas de la Cordillera; el ro Meta en Orocu demuestra la
insuficiente capacidad hidrulica de su cauce al sufrir diferencias de nivel extremes
que alcanzan 4 y hasta 5 metros entire las dos estaciones.

Los cambios de precipitaci6n en la Cordillera, no solamente son las causes de
los desbordamientos de los ros; hay que notar tambin que a su salida de la Cordi-
llera acarrean especialmente durante la poca de lluvias, cantidades enormes de mate-
ria s6lida que al integrarse los ros en los Llanos y disminur su velocidad, se de-
positan y disminuyen la profundidad de los cauces. Por ejemplo, el ro Guatiqua,
segn informes habra aumentado el nivel de su lecho en unos 5 a 7 metros en los pa-
sados 20 anos. Por este motivo se aumenta la tendencia de los ros a cambiar de
curso por complete e inundar con much frecuencia importantes parties de sus vegas.

Finalmente el ro Meta, como collector principal de las aguas, tiene caracters-
ticas tales, especialmente aguas abajo de la desembocadura del ro Upia, que no pa-
rece factible la evacuaoi6n adecuada de las aguas que entran en toda su cuenca ver-
tiente. Por una parte el gradiente es muy dbil, de otra parte el cauce Inismo se
llena de arena depositada.

Esos tres factors principles determinan las caractersticas hidrol6gicas de
los ros comprendidos entire el rio Meta y la Cordillera, que prcticamente todos
inundan parties de sus vegas, y cambian de lecho frecuentemente. Son esos los ros
Cravo Norte, Casanare, Ariporo, Pauto, Cravo Sur, Cusiana, Upia y tantos otros.

Las mismas causes probablemente ocasionan las inundaciones que regularmente
azotan a las regions bajas de la llanura aluvial de desborde, combinndose talvez
con el hundilniento que sufre la region de Casanare y del Arauca casee el capitulo
sobre geologa); en lallanura edlica es mas probable que se trate principalmente
de enoharcamientos por elevaci6n del nivel del agua fretica debido al aumento de las
precipitaciones en paisajes muy plans y sin vas adecuadas de drenaje.

En el rea discutida no cabe duda alguna que las aguas del subsuelo forman un de-
p6sito de importancia que ocupa gran parte de la extension de los terrenos comprendi-
dos entire la Cordillera y el cauce de los ros Meta-Metioa; excepcidn a esa regla
hacen las mesas del pi de monte y algunas terrazas altas ceroa de los barrancos.
Este hecho recalca como factor positive, que esas aguas forman una reserve que bien
puede llamarse inagotable y que adems por su poca profundidad bajo tierra no pre-
senta problems para su elevaci6n por motors o molinos de viento. Es grande el n-
mero de pozos que de este modo puede suministrar el agua para usos domsticos y abre-
vaderos.

Tampoco se puede decir que haya realmente escasez de aguas para su uso en cul-
tivos regados. Se ha podido determinar que el esourrimiento espeoffico mnimo extreme
probable es de 0.6 x 15.7 m3/Ha/dia, a lo largo de la Cordillera, lo que para el solo
Departamento del Meta, permitira regar aproximadamente 88.000 hectreas de arroz du-
rante el ciclo de verano. Actualmente no se cultiva la dcima parte de esa extension
dejando un margen muy amplio para el desarrollo future de este cultivo. A exepoi6n
de las aguas de la quebrada Salinas, todas las aguas que salen de la Cordillera son
aptas para riego.






- 24 -


Los problems mas graves que traen las propiedades hidrol6gioas de los ros que
nacen en la Cordillera, son ciertamente los de las inundaciones, las cuales afectan
generalmente las parties mas frtiles que ofrecen mayores posibilidades para uso agr-
cola. Por esta razn se necesita urgentemente proteger las cuenoas de la Cordillera
contra la erosion, antes de que se peinse en obras de ingeniera a gran escala. De
otra manera son muy limitadas las posibilidades de proteccidn contra inundaciones,
si no se hace un esfuerzo para reducir las cantidades de material slida que acarrean
los ros.

Las zonas ubicadas al sur del rio Meta y del ro Metica ofrecen caraoterstioas
distintas. El caudal de los ros depend mas que todo del abastecimiento por las
aguas subterrneas que, al almacenarse suavizan eficientemente las crecientes abruptas.
El nivel fretico se encuentra en el verano a unos 12 metros de profundidad en la al-
tillanura plana (Aa) cerca del ro Manacaoas y paulatinamente se acerca a la super-
ficie hacia el norte, donde ocurren los suelos de la asooiaoidn As. (v4ase Tomo II,
Seocoin Primera).

Son escasas las zonas que se inundan en las unidades Aa, Ao y Ao, aunque el au-
mento de las pendientes en las altillanuras onduladas y diseotadas puede causar el
encharcamiento de las tierras que se encuentran a un nivel mas bajo.

Por este motivo se recomienda tambin la proteccidn de las prendientes fuertes
en esas zonas*

Un studio mas detallado de los problems hidrulicos en los Llanos se encuentra
en el Tomo IV.


V. GEOLOGIA, GEOMORFOLOGIA, MAPA DE PAISAJES

La superficie de los Llanos Orientales comprende formaciones geol6gicas del
period Cuaternario, el cual se divide en el Pleistoceno, mas o menos 1.000.000 a mas
o menos 10.000 anos A.P. (Ante Presente) y el Holooeno desde mas o menos 10.000 A.P.

Para entender las caractersticas de los sedimentos que forman la base de los
paisajes en los Llanos y para explicar algunas diferencias regionales es necesario
tratar brevemente la historic geoldgioa de la Cordillera Oriental de los Andes. Todos
los sedimentos superficiales de los Llanos Orientales son provenientes de sta.

1. Geologa de la Cordillera

El macizo de la Cordillera Oriental consiste principalmente de la formaci6n ore-
t&oea ya erodada localmente, donde afloran formaciones mas antiguas del mesozoico o
aun del paleozoico. Entre el ro Duda y el ro Upia afloran rocas intrusivas gran-
ticas. Los flancos de la Cordillera a ambos lados tienen en grandes extensions es-
tratos del Terciario. A continuaoi6n se da la composici6n aproximada de las distintas
formaciones.

Terciario superior medio areniscas y conglomerados
inferior (formacoin Guaduas) areniscas y esquistos arcillosos
Cretceo superior (formaci6n Guadalupe) areniscas
medio (formacin Villeta) pizarra con bancos de caliza
inferior (formaci6n Cqueza) pizarras
Paleozoioo: Carbonfero esquistos arcillosos alternando
con calizas
Rooas intrusivas de Cundinamaroa grano-dioritas






- 25 -


La Cordillera a travs de su historic geol6gica ha estado sujera a various levan-
tamientos. Desde el punto de vista geogentico de los Llanos los dltimos solevamien-
tos del Terciario y del Cuaternario son los mas importantes.

En el principio del Terciario cuando la Cordillera Oriental todava no tena
las alturas actuales, las formaciones cretceas fueron cubiertas por nuevos dep6sitos
La sedimentaci6n continue bajo condiciones terrestres por un sistema de ros bajando
de la Cordillera Central que en aquella poca ya tena alturas much mayores que la
Cordilleta Oriental.

En le mitad del Teroiario empez6 el levantamiento de la Cordillera Oriental
acompanado de fuertes plegamientos y fallas paralelas y transversales a los plega-
mientos y alcanzando alturas no mayores de 2000 metros. Posteriormente se form el
Terciario Superior, todava present en los flancos de la Cordillera.

En el Cuaternario ocurri un solevantamiento grande. Segn Schuchert (1935) ha-
cia el final del Pleistoceno la Cordillera alcanz6 alturas superiores a 3000 metros.
Hubaoh (1954) deduce de los afloramientos actuales las siguientes alturas aloanzadas
para la formaoidn de Guaduas (Terciario inferior): en la region entire Bogot y Villa-
vioenoio mas de 6000 metros, en la region del ro Upa alrededor de 4000 metros, en
el Nevado del Cocuy mas de 7000 metros, y en la depresi6n del Alto Arauca entire 2000
y 3000 metros, lo que indica claramente las ondulaciones en la direccidn de la Cordi-
llera.

El anterior process de levantamiento diferencial es muy important para entender
los sedimentos de los Llanos. Donde la Cordillera tena mayor altura hubo mayor ero-
sidn y los estratos inferiores quedaron descubiertos y sujetos a la erosion. As en
distintas parties de la Cordillera afloran diferentes estratos que influyen sobre la
composici6n de los materials depositados en los Llanos. En general se puede decir
que los estratos terciarios fueron removidos en su totalidad, con excepcin en los
flancos bajos de la Cordillera. El estrato siguiente, el Cretceo Superior (forma-
ci6n Guadalupe) fue removido en el sur casi completamente, pero parece todava domi-
nar en el norte (tal vez con excepcin del Cocuy). Aqu probablemente se tiene el
por qu de los sedimentos muy arenosos de Arauca y parcialmente de Casanare: la for-
maoidn Guadalupe consiste principalmente de areniscas.

Al sur del ro Upa la mayora de los sedimentos llaneros contienen mas arcilla,
fcilmente explicable, porque en la parte correspondiente de la Cordillera hay mayor
cantidad de pizarras del Cretceo Medio e Inferior en la superficie. No faltan sinem-
bargo las arenas, porque tambin en esta region de la Cordillera afloran conglomerados
del pre-mesozoico y la granodiorita intrusive.

Durante el studio de los suelos se ha observado tambin que al noroeste de Villa-
vicenoio y en la depresi6n de Medina hay suelos mas rojos de los que comunmente se
encuentran en los Llanos. Estos suelos parecen tener una fertilidad algo mayor que
otros suelos comparable en edad. No se conoce suficientemente la geologa detallada
de esta region como para explicar satisfactoriamente el fen6mejo mencionado, pero al-
gunos studios geol6gicos indican la direcci6n en que hay que buscar la explicaci6n.
Wokittel (1953) menciona en la Cordillera Oeste de Medina "capas rojas potentes" de
arcillo arenisca, que pueden pertenecer al Permiano o al Carb6n Superior; adems
menciona calizas del piso superior carbonfero. Hubach (1955) menciona el llamado
Grupo de Gaohal del Carbonfero, que aflora al oeste de Medina y qu, consiste en es-
quistos aroillosos alternando con calizas y que en su opinion pueden producer suelos
productivos porque contienen nutrients aprovechables por las plants.






- 26 -


2. Geologa de los Llanos Orientales

En este captulo se trata nicamente el perodo Cuaternario.

Al principio del Pleistooeno se deposit en los Llanos Orientales un vasto manto
de sedimentos aluviales.

Antes de la ltima glaciacin ocurri un period de plegamiento y levantamiento
muy activo en la Cordillera; la formacin del Pleistoceno antiguo fue afectada por
estos process, especialmente al pi de la Cordillera, es decir en el pice de la for-
macin.

Ocurrieron grandes oantidades de fallas paralelas a la Cordillera; el pice del
Pleistooeno antiguo se levant y unos kilmetros al este se hundi. El hundimiento
afect6 la region de Arauca y de Casanare y continue en Meta en menor grado. La 61-
tima zona present gran cantidad de fallas paralelas y transversales a la Cordillera;
cada falla representando un movimiento relative del Pleistooeno antiguo a ambos lados
de la falla, sin haber obtenido el efecto de un hundimiento complete como en Casanare
y Arauca. Por esta razn el conjunto de terrazas al este y al sur de Villavicencio
es bastante complicado; hay parties que pertenecen al antiguo Pleistoceno y hay otras
que representan sedimentos mas jvenes, y una correlacin de edad por medio de los
distintos niveles es sumamente difcil.

El limited oriental del hundimiento es el valle propio del ro Meta. Desde la
confluencia con el ro Manacacas hasta cerca de la frontera Venezolana este ro corre
casi en lnea recta; los barrancos en la margen derecha son mas altos que en la margen
izquierda y se deduce de estas caractersticas la existencia de una falla segn la
lnea que ocupa el ro Meta.

Hay indicios que el hundimiento del Pleistoceno en Arauoa y Casanare continda
hoy da en grado ligero.

Desde hace aproximadamente 15 anos el ro Arauca se divide en dos en el sitio
El Bayonero. El agua desviada hacia el sureste inunda grandes zonas, que localmente
se conocen como "raudales", y ya llega en unos puntos cerca al ro Casanare. Eviden-
temente hay una depresin en el centro de la Intendencia de Arauca a un nivel mas ba-
jo que el ro Arauca. Es possible que se trate simplemente de que el ro Arauoa por
sedimentacin en sus orillas y en su lecho se ha elevado por encima del terreno, y
que el desvio del Bayonero es la consecuencia natural de este desnivel, pero parece
mas lgico suponer la continuacin del hundimiento tect6nico, tambin porque la ac-
tual depresi6n en Arauca coincide con el centro del hundimiento del Pleistoceno.

Por causa del gran solevantamiento en la Cordillera Oriental hacia el fin del
Pleistoceno, empez un nuevo ciclo de erosion en la Cordillera y de sedimentacin en
los Llanos. La sedimentacin en los Llanos ocurri principalmente en la gran depre-
sin de Arauca y Casanare, y parcialmente en Meta donde hoy da se encuentran las te-
rrazas aluviales. Las zonas del antiguo Pleistoceno en posicin elevada cerca a la
Cordillera y al este del ro Meta no fueron cubiertas por nuevos sedimentos y mas
bien fueron sujetadas a una erosin intense, una diseccin del terreno causando un
relieve hasta escarpado.

La sedimentaci6n en la depresin ocurri en forma de una llanura aluvial de des-
borde cuyas caractersticas principles son: la alternacin entire los diques natura-
les y depresiones, los llamados "bajos". Es possible que esta sedimentacin este rela-
cionada con las glaciaciones de la Cordillera que cubrieron todos los cerros encima
de 3200 metros en varias fases. De acuerdo con lo que ocurri en el Valle del Magda-
lena (Goosen 1961), hay una posibilidad de que las tres fases mas importantes de la






- 27 -


ltima glaciaci6n estn representadas cada una por una fase de sedimentaci6n en los
Llanos. En la llanura aluvial de desborde no se encuentra evidencia de esto en la
superficie, pero las terrazas aluviales podran former una evidencia de tal hecho.

La poca en discusin, es decir al terminar el Pleistoceno y hacia la transioi6n
del Holoceno, est entonces caracterizada por una fuerte erosion en la Cordillera, y
simultneamente con various cambios de clima. Durante los perodos secos hubo una
fuerte accidn del viento resultando en depsitos de arena y de loess que cubren la
zona oriental de la llanura aluvial de desborde, formando as una llanura edlioa
caracterizada por mdanos y por dep6sitos plans de loess.

Ya en la transici6n hacia el Holoceno por causa de haber terminado la glaoiaoi6n
en la Cordillera, disminuy6 el caudal de los ros y se transform el sistema hidrol-
gico de los Llanos Orientales. Los ros disminuyeron tanto en nmero como en caudal
y esta transformaoin todava est visible en la superficie. Se observan various cau-
oes abandonados y en various valleys de canos actuales, se observa que los meandros del
cano actual son muy pequenos en relacidn con el tamano del valle y que los meandros
abandonados, que representan el ro anterior, son hasta 10 veces mayores que los mean-
dros actuales.

Por la disminuci6n en el caudal, junto con una sedimentacin menor, los ros al
principio del Holoceno bajaron su nivel por debajo de la superficie quedando entonces
la llanura aluvial de desborde en forma de terraza. El desnivel cerca del ro Meta
puede aloanzar hasta 10 metros pero en lo general es menor. En los valles excavados
por los ros se depositaron huevos sedimentos aoarreados desde la Cordillera. Estos
sedimentos forman los aluviones recientes que acompanan en fajas alargadas todos los
ros Importantes de los Llanos, pero que en su totalidad ocupan un porcentaje muy
pequeno.

Los ros actuales que durante todo el Holoceno ocuparon mas o menos los mismos
sitios, sufrieron durante esta poca varias fluctuaciones en su nivel evidenciado por
ejemplo por los "vegones", en principio una terraza baja, pero ltimamente invadida
de nuevo por sedimentos recientes de los ros. De esas fluctuaciones no se conocen
mayores detalles.

Las formaciones descritas anteriormente se tratarn mas en detalle en el siguien-
te captulo cuando se hable de los distintos paisajes.


3. Geomorfologa y el mapa de paisajes

Las unidades geomorfol6gicas de los Llanos Orientales forman la base para el
reconocimiento de los suelos y de la vegetaci6n, y estn representadas en el mapa de
paisajes, elaborado como conexin entire la geomorfologa'y el mapeo. Las unidades
de este mapa tienen un significado geomorfol6gioo y a la vez sus subdivisions coin-
ciden con lsas aooiaciones de suelos.

a) Leyenda

La leyenda del mapa (vase figure I-6) est organizada segn las regions natu-
rales en la siguiente manera.






- 28 -


Pie de Monte


Abanicos aluviales antiguos


Abanicos aluviales sub-recientes


Terrazas


Terrazas aluviales a various niveles


Llanura, aluvial de deeborde

Llanura aluvial de desborde


Edad de los materials



Pleistooeno antiguo y
Terciario

Pleistoceno medio y j6ven;
algunos Holopeno



Pleistooeno medio y j6ven,
Holoceno



Pleistoceno medio y jven
y Holooeno


Llanura EBlica


Pleistoceno joven


Llanura e6lica con escarceos


Pleistoceno joven y Holo-
ceno antiguo


Aluviones


Aluviones recientes

Altillanuras

Altillanura plana


Holooeno


Pleistoceno antiguo a
j6ven


Altillanura plana con drenaje pobre


Pleistooeno
ven


antiguo a j6-


Altillanura diseotada


Pleistoceno antiguo


Las edades mencionadas arriba deben considerarse como
oer una cronologa absolute es necesario disponer de datos


tentativas.
mas exactos.


Para estable-


b) Desoripoi6n de las unidades

Los abanicos aluviales antiguos (M) pertenecen principalmente al Pleistoceno an-
tiguo, y estos restos se encuentran en posicin elevada. Las fases plans y ondula-
das en los Llanos son frecuentemente conocidas bajo el nombre de "mesas"; este nom-
bre es bien aplicado porque el paisaje forma una extension de terreno plano, fordeado
por barrancos. Localmente esas formaciones presentan pendientes hasta 10% en general
en direoci6n oriental. Los barrancoa en el lmite oriental casi siempre correspondent
a las lneas de las fallas. Los materials de las mesas son arenosos y contienen en
la superficie en Casanare y Arauca muchas veces cantos rodados hasta un di&metro de
2 metros. La elevada posici6n y la textura gruesa causan un drenaje excesivo, por
lo cual estas mesas son muy secas en la poca de sequa.


Smbolo


M6danos






- 29


Otro efecto de la posicin elevada es la erosion. Los barrancos fuerte. se pue-
den considerar como pendientes muy inestables y por eso son afectados fcilmente por
la erosion. Este process ha actuado durante un tiempo relativamente largo y el re-
sultado ha sido que gran parte del Antiguo Pleistoceno ya no se present en forma de
mesa, sino en forma de colinas bajas. Frecuentemente quedaron al descubierto los
estratos terciarios y por lo tanto el limited entire las colinas bajas y la Cordillera
es gradual. En varias parties el Antiguo Pleistoceno estuvo sujeto a plegamientos
saves.

Hacia el sur la textura de las mesa es mas pesado. Al sur del ro Ariari y al
este de San Martn existen tambin las formaciones del Antiguo Pleistoceno que, por
tener semejanza con la altillanura del oriented del Meta y del Vichada, se ha incluido
parcialmente en tal altillanura.

Los abanicos aluviales subrecientes (P) del pid de monte se deben considerar como
el picee de la llanura aluvial de desborde, que por razones de pendiente, posicin y
textures relativamente livianas, tienen condiciones hidrol6gicas mejores que la lla-
nura aluvial de desborde en si. Se dividen en tres unidades: la primer se llama
abanico superior, y es formado por la faja pegada contra la Cordillera o contra los
barrancos de las mesas y represent el pice de los abanicos aluviales subrecientes.
Es un sedimento en principio de materials livianos, pero frecuentemente cubiertos
con materials pesados por raz6n de erosion laminar y lenta desde las pendientes de
la Cordillera inferior. Las pendientes de la unidad son de 1-5%; localmente se pre-
sentan pendientes mas fuertes, donde los canos han cortado por debajo de la superfi-
cie promedia.

El abanico inferior, que se debe considerar como la continuacin hacia el este
del anterior, tiene pendientes menores, y en el modo de deposicin ya se pueden reco-
nocer los principios de sedimentaci6n diferencial tan evidence mas abajo. El process
de la sedimentacin diferencial, obedece principalmente a los cambios de pendiente y
de velocidad del agua de inundacin. Dicho process puede explicarse como sigue.

Donde hay un cambio brusco en pendiente, como ocurre en los sitios donde los ros
salen de la Cordillera, se depositan los materials gruesos que estaban en suspension
o rodando en el fondo de los ros. La acumulacin grande de materials en tales sitios
oausa un cambio muy frecuente en el cauce de los ros; finalmente el pice de un aba-
nico aluvial tiene un patron tan intrincado de cauces viejos, en que es difcil ya le
reconocer los causes individuals. Mas abajo hay terreno mas amplio para los cambios
de los causes y es possible distinguirlos. Los ros que atraviesan tal terreno, se
desbordan en tiempo de crecientes y causan un flujo de agua en forma laminar sobre
ste.. La velocidad del agua disminuye rpidamente al salir del lecho y los materia-
les gruesos en suspension se depositan cerca a ste, mientras las partculas mas fi-
nas son llevadas mas lejos a los terrenos bajos, donde se depositan. Tal sedimenta-
ci6n diferencial se puede ver en varias parties del abanico inferior. Hay fajas de
texture arenosa atravesando esta unidad, fajas que representan los sitios por donde
antiguamente corra un 'rfo que ha dejado all sus materials gruesos en forma de di-
ques naturales. La superficie del abanico inferior sufri pequenas modificaciones
despus de su formacin. Aparentemente actu una erosion superficial, tal vez en for-
ma laminar, "suavizando" los rastros agudos de la sedimentacin aluvial.' Algunos ca-
nos se formaron y hay zonas donde estos canos posteriormente se rellenaron con bateria-
les finos, product de la, erosi6n laminar, y donde el drenaje malo caus mayor acumu-
laci6n de material orgnica. Por diferencia en textura relacionada con la naturaleza
de las formaoiones geol6gicas en la Cordillera, se puede separar el abanico inferior
en trees fasest una de textures livianas, otra de textures medias y la tercera de
textures pesadas.






- 30 -


La tercera subdivision de los abanicos aluviales subreoientes es el abanico
pedregoso, formado posiblemente en una poca de crecientes, representando muchas ve-
oes una fase de sedimentacin mas joven que el abanico inferior. Parece que las
grande oreoientes mencionadas removieron parte del abanico inferior y la reemplaza-
ron con sus propios sedimentos, caracterizados por una mayor cantidad de cascajo y
piedra cerca a la superficie y distribuidas en fajas entrelazadas que todava refle-
jan muy bien cmo se entrelazaron los causes distintos de las avenidas de los
"madres" de la unidad.

El rea de las terrazas aluviales a various niveles (T), comprende la region entire
los ros Upa, Metica, Ariari y la Cordillera, y se extiende a lo largo del ro Ariari
hasta llegar al ro Guaviare. En estas terrazas quiz se tiene la mayor concentra-
oin de falls por se la zona final del gran hundimiento de Casanare y Arauca. La
direccin de las fallas a primera vista parece arbitraria, pero analizando el patron
oon cuidado, se pueden reconocer dos direcciones principles: una SSO-NNE y otra
ONO-ESE. El modelo cruzado de las fallas en esta region es levemente visible en la
forma rectangular de algunas terrazas, por ejemplo, el Alto de Chiohimene al este de
Aoaoas, pero esta mas bien escondido porque las fallas con rumbo aproximado de occi-
dente-oriente estn principalmente ocupadas por los ros afluentes del Metica. Debi-
do a este fenmeno es difcil distinguir entire fallas y barrancos de las terrazas
normales.

El efecto de las falls ha sido un movimiento diferencial de varias parties del
terreno, durante el cual y aun despus continue la sedimentacin aluvial de los ros
procedentes de la Cordillera. La intensidad de la sedimentacin ha variado a lo largo
de la historic geolgica y es de suponer que tal intensidad est relacionada con las
distintas fases de las glaciaciones y adems con los process tect6nicos y de erosin
consecuente de la Cordillera.

Para resumir sencillamente los process geomorfolgioos que actuarion para for-
mar las terrazas aluviales se puede decir lo siguiente: 12- Las fallas cruzadas de
la zona causaron una multitud de distintos niveles en la formacin del Antiguo Pleisto-
ceno de la region. 2- La sedimentaoin aluvial, con intensidad oscilante, cubri
los niveles mas bajos de esta formacion.

De ningn modo se pretend que eso sea la ltima palabra para explicar el paisa-
je de esta complicada region. Existen por ejemplo, fallas que se pueden apreciar
hasta en los sedimentos aluviales jvenes, lo que indica que la formacin de fallas
continue en tiempo reciente.

De lo anterior se puede deducir que en el moment es impossible establecer una
cronologa ni siquiera relative de las distintas terrazas. En trminos generals
las mas altas sern las mas antiguas y las mas bajas las mas jovenes, pero no siempre
es asi. Por el moment es mejor limitarse a una descripcin fsica de las terrazas.

En tal sentido se puede decir en primer lugar, que el carcter de las terrazas
cambia gradualmente del occidente hacia el oriented. Cerca a la Cordillera las pen-
dientes son mayores, completamente de acuerdo con lo que se observe en la sedimenta-
oi6n aluvial en general. La base de las terrazas (el subsuelo) consiste generalmente
de una acumulaci6n de cascajo y piedras, que hacia el este se encuentra a una profun-
didad mayor y que cambia paulatinamente a una capa de arena y gravilla. Aunque la
lluvia cerca a la Cordillera es mayor, el drenaje de las terrazas es mejor por las
razones expuestas: textura y relieve. El porcentaje de suelos mal drenados donde
se estanca el agua aumenta hacia el oriented. En la parte mas cercana a la Cordillera
las textures son mas uniforms, mientras que hacia el este los fenmenos de la sedi-
mentaoi6n diferencial se present con mayor frecuencia.






- 31 -


Adems de las diferencias dentro de una misma terraza, existen distintos nive-
les entire las terrazas que afectan la calidad del terreno y de los suelos. Hablando
en trminos generals y para fines de comparacin, se pueden dividir las terrazas en
tres niveles: alta, media y baja, aunque el nmero de los niveles sea mayor a tres.

Las terrazas altas se caracterizan por un buen drenaje. El porcentaje de suelos
mal drenados no es superior al 25%. Los canos que atraviesan estas terrazas son mas
bien intermitentes; no tienen su origen en la Cordillera, sino que nacen en las te-
rrazas mismas, y el abastecimiento de agua se agota fcilmente en la poca seca.

Las terrazas bajas se caracterizan por un drenaje peor en general, aunque no fal-
tan algunos suelos bien drenados. En este nivel ocurren encharcamientos en los bajos,
especialmente en el oriented; tales encharcamientos pueden causar "zurales".

Existe un nivel intermedio que forma las terrazas medias. Mientras que en la
mayora de las terrazas no se encuentran rastros de viejos cauces, en las terrazas
medias se han encontrado algunos diques naturales, como camellones curvando an la
superficie, que son los testigos de su formaci6n aluvial.

La llanura aluvial de desborde (D) recibi este nombre en analoga a formacio-
nes similares en las Pampas argentinas (Frenguelli, 1925), y all denominada con el
nombre de Llano de desborde.

Mientras que en el abanico se puede reconocer un patron distributivo de los oau-
oes, con su centro en el punto donde salen los ros de la Cordillera y de all repar-
tindose en forma de abanico, se observa que el patron de sedimentaci6n en la llanura
aluvial de desborde ya sigue una alineacin paralela de los distintos causes. No hay
un lmite abrupto porque la llanura aluvial de desborde es la continuaci6n, aguas aba-
jo, de la sedimentacin aluvial que empieza con abanicos.

Ya se ha dicho que en el abanico inferior se puede distinguir el patron de sedi-
mentaoin diferencial. En la unidad que se discute aqu es aun mas evidence tal pa-
trn. Los diques naturales son mas alejados entire s y son separados por zonas bajas,
donde las aguas de inundaci6n se acumularon, sedimentando casi todos los materials
finos en suspension. En los Llanos tales zonas son conocidas con el nombre de "bajos"
ciertamente muy apropiado. En el terreno con alguna proctica no es difcil distinguir
los dos elements principles del paisaje, los diques y los bajos.

Mas abajo los ros depositaron sus materials en un ambiente tranquilo. Hubo
menor nmero de cambios bruscos en los cauces y cualquier ro ocup durante mayor
tiempo su propio lecho. Por esta raz6n los diques individuals tienen mayor tamano
y la distancia entire s es mayor.

Los diques se conocen en los Llanos como "bancos". Por la gran cantidad de mate-
rial acarreado y el caudal grande de los ros en el tiempo de la sedimentacidn, los
diques se elevaron encima del terreno general. Crecientes repentinas causaron brechas
en los diques y las aguas se repartieron en los bajos, depositando sus materials a
lo largo de tales "salidas de madre". Los diques pequenos asi formados se llaman en
los Llanos "banquetas". El patron de sedimentacin es muy similar a patrons deltai-
cos. Los causes viejos que ocupan el centro de los diques son conocidos bajo el nom-
bre de "canadas"; en el verano son secos, pero en el invierno se llenan y drenan el
agua de lluvia. Los bajos se inundan completamente en el invierno; ocupan mas del
50% de la llanura aluvial de desborde y por lo tanto el trnsito se dificulta much;
nicamente los diques sirven de camino para los llaneros.






- 32 -


Un fendmeno tipico sobre todo de la llanura aluvial de desborde es la presenoia
de "zurales". Un zural es un terreno lleno de zuros, pequeos montculos separados
por zanjas. Los montculos representan el nivel original del terreno, y las zanjas
son canales de erosion. La red de Zanjas es muy intrincada e irregular; la profun-
didad de las zanjas vara entire 0.20 a 1.50 metros, y e] ancho entire 0.30 y 2 metros.
La profundidad es determinada ror la base local de erosion, lo que puede ser el fondo
de un bajo o el nivel de un cano cercano. Las zanjas se forman en terreno casi plano,
donde el agua de lluvia sale por numerosos arroyuelos que corren por los sitios donde
la resistencia es menor, es decir por entire los manojos de pastos o rboles individua-
les. Debajo de la selva las zanjas tienden a ser mas separadas y mas profundas si la
base de erosion lo permit.

El suelo, con muchos minerales del tipo caolinita, tiene poca cohesion y resisten-
cia contra la erosion y es fcilmente acarreado por el agua. En cada poca de invier-
no las zanjas se profundizan algo. En perodos de alta saturaci6n con agua puede ocu-
rrir que las paredes verticales de las zanjas se desplomen, cerrando as en parte los
zurales. El terreno asume entonces un aspect como picado de viruelas.

Los zurales se encuentran principalmente en la parte superior de la llanura alu-
vial de desborde, cerca de la Cordillera donde las pendientes son algo mayores que mas
al oriented.

La importancia de la presencia de zurales para la agriculture y la ganadera es
evidence; la mecanizaci8n se dificulta much y el ganado, cuando entra en las zan-
jas profundas frecuentemente no puede salir y fallece, por hambre o por exceso de agua.

La llanura edlica (El y E2) sigue al oriented en el interior de Casanare y Arauoa,
y es limitada por el oriented por el ro Meta. Hay unas pocas terrazas bajas al este
del ro Meta, que tambin tienen una cobertura e6lioa, por lo tanto se incluyen stas
en la misma unidad.

La primera subdivision de la llanura elioa es formada por los mdanos (El). Son
dunas longitudinales formadas por la arena arrastrada por el viento desde los playones
de los ros que antiguamente atravesaron la llanura aluvial de desborde. Se supone que
se originaron en una poca de clima seco en los Llanos, cuando todava haba much
erosion en la Cordillera y los ros acarrearon much material. Tales condiciones se
pueden suponer durante la transicin del Pleistoceno al Holoceno. Esta suposicin es-
t de acuerdo con las evidencias en varias otras parties del mundo, donde en la misma
poca fueron depositados los mdanos y las capas de loess.

La direcci6n de los mdanos es del noroeste al suroeste, y se encuentran al lado
suroocidental de los ros antiguos y actuales. Tal direccin y tal posioi6n est re-
lacionada con la direcci6n principal del viento alisio del verano, que sopla desde el
noreste hacia el suroeste. Los mdanos se encuentran por -esto al lado sotavento de
los ros. La maxima altura de los mdanos es unos 50 metros, y el relieve es ondula-
do. Las depresiones dentro de un complejo de mdanos se llaman "bolsas de dunas" y
cuando son profundas pueden tener laguna en el centro.

Los mdanos estn cubiertos por una vegetacin de bosque o de pastos, lo que in-
dica que la formacidn no es active, sino que se estabilizaron los mdanos. Por la
forma se puede deducir si el suministro de arena fue grande, pero que disminuy6 haoia
el final de su formaoi6n. Varios mdanos muestran una cierta degradaoi6n, una forma
parab6lica. Ademas ocurre el fen6meno.que los mdanos posteriormente fueron cortados
por corrientes de agua, a travs de un complejo de mdanos se puede ver un dique natu-
ral de un antiguo ro.






- 33 -


La segunda parte, y las mas grande de la.llanura elica se llama Llanura elica
con esoarceos (E2). La base de esta llanura es igual a la llanura aluvial de des-
borde, bancos y bajos se encuentran en el subsuelo; pero tal formacin fue sepulta-
da por un dep6sito franco-limoso a franco-arcillo-limoso como un loess. Este dep-
sito elico cubre el terreno hasta profundidades variables. En various sitios la ca-
pa es muy delgada y nicamente los bajos fueron llenados, mientras que los diques to-
dava sobresalen como camellones.

Por el relieve plano el drenaje es poble, y ocurren encharcamientos en el in-
vierno.

La llanura elica muestra un fenmeno que se ha llamado "escarceos". Los escar-
ceos son fajas elevadas de pequena altura (hasta 50 centmetros) y con una anchura
entire 5 y 10 metros, aunque ocurren escarceos de mayor anchura. Los escarceos son
curvados y corren mas o menos paralelos; a veces se conectan entire si, pero no se
cruzan. La direccin es aproximadamente parallel a alas curvas de nivel. Hasta el mo-
mento la mejor explicacin de su formacin es la siguiente: las partculas del suelo
son bastante uniforms en tamano y en tal caso los puntos de contact entire las part-
culas individuals son mnimos, lo que result en una cohesion mnima. En pocas de
lluvia, cuando el suelo est completamente saturado de agua, la cohesion disminuye
asn mas, y la capa superficial se mueve, aun en sitios poco pendientes, en forma la-
minar como una corriente de lodo. El subsuelo es algo mas compact y entonces el
movimiento de la capa superficial es similar a cualquier movimiento relative entire
dos capas de distinta densidad. Tal movimiento causa una ondulacin evidenciada por
los esoarceos; este movimiento se puede comparar con la formacin de terracetas en
laderas, los llamados "caminos de ganado", que tambin son resultado de un movimiento
lento hacia abajo de la capa superficial. Despus de su formacin initial la accin
del viento puede acentuar mas los escarceos, depositando materials en ellos porque
la vegetacin en los escarceos es un past muy desarrollado que puede atrapar fcil-
mente partculas que son arrastradas por el viento cerca de la superficie del terreno.
Los escarceos grande se llaman "banqueticas" en los Llanos.

En principio los escarceos muestran una asimetra en corte transversal, con ma-
yor inclinacin al lado inferior, pero es difcil observarlo en el campo, porque en
primer lugar los escarceos son degradados por una erosion superficial, y en segundo
lugar las hormigas y los comejenes establecen preferencialmente en los escarceos sus
habitaciones, modificando en el acto la forma de ellos.

Los aluviones recientes (V) se llaman "vegas", y se encuentran a lo largo de
los ros principles. Los ros, ouando salen de la Cordillera, asumen un sistema en-
trelazado con muchoe brazos en el lecho amplio, y frecuentes desplazamientos de los
arenales y cascajales. No es raro tampoco que un lecho entero se desplace; durante
las crecientes del invierno ocurren inundaciones irregulares de corta duracin, y la
sedimentacin aluvial es resultado de todos estos elements del regimen de los ros.
A cierta distancia de la Cordillera los ros se transforman en ros mendricos con
cauces mas definidos, aunque siempre sujetos a cambios bruscos. Las vegas continan
siendo encerradas entire los barrancos de los sedimentos no recientes, y por esto no
tienen amplitud ilimitada de extenderse, y tampoco se observan tpicamente los diques
y bajos, sino mas bien una sedimentacin compleja, resultado de frecuentes cambios
e inundaciones, con diferencias apreciales a poca distancia.

Los cambios suaves en el cauce mendrico ocurren por medio de la erosion en las
cuevas exteriores y sedimentacin en'las curvas interiores. Esta sedimentaoi6n forma
"orillares", camellones estrechos y alargados, y cada orilla represent la sedimenta-
cin de una creciente individual del ro (Raasveldt, 1958). El paisaje que se forma
as, con orillares paralelos y con un micro-relieve ondulado en corte transversal, de-
be considerarse como el principio de un dique natural; con el tiempo la sedimentacin
continda encima de los orillares y hace desaparecer la ondulacin en el relieve. Sin-
embargo, en algunos casos los orillares no son sepultados por sedimentos frescos.






- 34 -


Bordeando las vegas, hay fajas de terreno que en los Llanos se conocen como
vegones. Un vegn es un complejo de aluvin reciente y aluvin subreoiente. El ni-
vel pertenece a la terraza mas baja, la oual fue invadida parcialmente por los ros
como resultado de una elevaoin en los niveles del ro.

Las altillanuras (Al, A2 y A3) forman part del depsito aluvial del Pleistooeno
antiguo. Como se explio6 anteriormente, en Casanare y Arauoa se hundi esta formaoi6n
para ser cubierta por sedimentos mas jvenes, pero al sur y al este del ro Meta se
encuentra todava en la superficie. Por parties la formaoin es muy diseotada y forma
un paisaje de colinas, llamado en los Llanos "La Serrana". Posiblemente influy6 en
esta erosion la ocurrencia de pequenos plegamientos y falls, facilitando esto al ata-
que de la erosion. La erosion no fue un process continue, sino fue interrumpido varias
veces, como se demuestra por el nmero de terrazas dentro de la serrana a un ivel
inferior al nivel de la altillanura. En un sitio al este del ro Manacaoas se
encontraron hasta siete niveles.

Los valles de los ros que atraviesan la altillanura diseotada, muestra una asi-
metra bastante pronunciada. Las laderas al norte y al oeste de los valleys siempre
tienen pendientes menores que las laderas al lado sur y oriental. En los casos en que
en un valle se encuentren restos de una terraza baja, se puede observer que estos res-
tos estn en su mayora al norte y al oeste de los ros, es decir en el margen izquier-
do.

Aunque la altillanura es un sedimento aluvial, no se ven muchos testigos de esto
en la superficie. No hay viejos causes, ni diques naturales, ni bajos. La superficie
es muy suave, como si fueran todas las irregularidades cubiertas y aplanadas. Es muy
probable que esto se deba a la aooin del viento durante pocas secas. El material
superficial tiene en su distribucin granulom4trica much semejanza a loess, y en un
sitio se ha encontrado un "dreikanter", una pequena puedra en forma triangular muy
comn en paisajes desrticos donde la arena arrastrada por el viento pule las piedras
para darles forma triangular.

El drenaje natural de la altillanura se efecta por medio de canos de fondo am-
plio y pendientes suaves, donde el suelo contiene un alto porcentaje de material org-
nica por la humedad durante todo el ano. Estos canos tpicos se han llamado "esteros",
una palabra etimol6gicamente derivada de "estuario", en la Costa Pacfica usada para
las entradas del mar en las marismas, donde acta el flujo de la marea. En algunas
parties de los Llanos el trmino se utiliza para indicar ciertos terrenos bajos, que
se inundan frecuentemente pero no para indicar los "bajos" de la llanura aluvial de
desborde donde el agua de lluvia se estanca en forma de lagunas. Es entonces discu-
tible el aplicar este nombre a los canos de la altillanura, pero por falta de otro
trmino y por querer distinguir estos canos tpicos de otros, se ha aplicado este
nombre.

Ceroa de los esteros en las bajadas saves los manantiales son mas arenosos que
en las odspides. En las bajadas se encuentran surquillos de drenaje, donde hay un
poco mas de material orgnica. Es difcil apreciar los surquillos en el terreno por-
que su profundidad es muy poca y los borders son muy saves. Los surquillos corren
mas o menos paralelos; son separados por suaves camellones convexos de 20-50 metros
de ancho. El conjunto se llama "rizamiento", porque da la sensacin de una ondula-
oi6n suave.

En Vichada hay grades zonas de la altillanura con un drenaje malo. Estas zonas
se encuentran a un nivel algo inferior que el nivel promedio de la altillanura. Es
possible que all ocurrieron algunos hundimientos como resultado de unas fallas para-
lelas al ro Meta. El terreno es similar a la llanura elica, pero faltan los mdanos.
Los escaroeos si existen en formas muy tpicas mostrando mejor la asimetra tpica de
estos.











VENEZUELA


CONVENCIONES
LEGEND


PIE DE MONTE
PIEDMONT
rj-j Abanicos aluviales antiguos
O/d al/uvial fans
i Abanicos aluviales sub-reclentes
Sub-recent alluvial fans
TERRAZAS
TERRACES
Terrazas aluvioles
Al/uvial terraces
LLANURA ALUVIAL DE DESBORDE
ALLUVIAL OVERFLOW PLAIN
LLlanura aluvial de desborde
Alluvial overflow p/in
LLANURA EOLICA
AEOLIAN PLAIN
V Mdanos
SDunes
Llanura eolica con escarceos
m- Aeoh'an p/ain with escarceos
ALUVIONES
ALLUV/UM
i- Aluviones recientes
Recent alluvium
ALTILLANURAS
HIGH PLAINS
Altillonura plan
Leve/ high plains
S Altillanura plan con drenaje pobre.
Leve/ high plains with poor drainage
AAltillanura disectada
Dissected high plains


TUNJA



4-


S BOGOTA


Repblica de
Colombia


Fondo Especial de las
Naciones Unidas


F A.O.


Pantanos y roudales
Limite de la cordillera
Limite international
Rios
Lmite de paisajes


PROGRAM DE STUDIOS EDAFOLOGICOS
DE LOS LLANOS ORIENTALES


.Jose del Guaviore


Escala: 1:2.500000


MAPA DE PAISAJES
LANDSCAPE MAP
O 50 100 Kms.

1963
Elaborado por Doeko Goosen.


Fig.I-6







- 36 -


CUADRO I-4


SUPERFICIE DE


LOS PAISAJES


Heotreas


Pi6 de Monte
Abanicos aluviales antiguos
Abanicos aluviales sub-reoientes

Terrazas

Llanura aluvial de desborde

Llanura edlica


Aluviones recientes

Altillanura

Raudales, Pantanos


353.125
300.650

666.861


2.950.625

2.076.875


1.286.875

4.985,625

210.625
T o t a 1 12.831.261


VI. AGRICULTURE Y GANADERIA


En este capitulo se hace una breve descripcidn de los sistemas
estas industries, que son las bsicas para la economa de la zona y
cia de sus pobladores.


de explotaoidn de
para la subsisten-


En el mapa figurea 1-5) se puede observer la distribucidn de los distintos tipos
de agriculture y ganadera en cuestin. Se puede notar que solamente una pequena par-
te del rea est explotada con agriculture de tipo commercial, en la que estn inclui-
dos tambin los cultivos de pastos para pastoreo y corte. El resto del rea de es-
tudio est cubierta de sabanas y bosques.

Es interesante anotar que en casi todas las fincas, inclusive en aquellas dedi-
cadas principalmente a cultivos comerciales, se encuentran aunque sea unas pocas ca-
bezas de ganado, con las ouales se procuran la leche para el consumo domstioo.

Los cultivos que en general se explotan en la region estudiada son$ arroz maz,
algod6n, pltano (Musa paradisiaca)A banano (Musa sapientum), guineo "topooho" Musa
balbisiana), yuca Manihot S.) cana de azcayr,"ohonque" (Xanthosoma violaceum),
caf, cacao, pina (Ananas sativus), frjol (Phaseolus Sp.), palma africana (Elaeis
guineensis L.) actualmente en desarrollo y rboles frutales, siendo los otrioos y
los mangos los mas importantes por la cantidad en que produce.


2.8
2.3

5.2

23.0

16.1

10.0

39.0

1.6


mi


'


-- ---~


-






- 37 -


A. Tipos y Mtodos de Explotaoidn Actual

1. Ganadera

La principal actividad econ6mica de los Llanos Orientales es la cra de ganado
vacuno. Inmensas extensions de sabanas de pastos naturales se han venido usando
desde hace muchos anos para el sostenimiento de grandes hatos de ganado. La mayor
part del rea la utilizan ganaderos que no poseen ttulos de propiedad de las tie-
rras, son solamente duenos del ganado y de unas pocas mejoras. Los mtodos de explo-
taci6n en estas condiciones son extensivos y casi primitivos.

Una hacienda o hato tpico de estas zonas consiste en unas pocas construcciones
rdstioas, rodeadas de un lote de terreno cercado, casi nunca mayor de 2 hectreas de
extension, cultivado de pltano, yuca, algunos frutales y otras plants, cuyos produc-
tos se utilizan para la alimentaci6n de la gente que vive all. El ganado pasta en
los terrenos adyacentes, sin que tengan otra barrera que los ros o canos invadea-
bles, pues no existen cercas. Naturalmente los ganados de hatos vecinos pastan en
comunidad y solamente se diferencian por las marcas que les ponen, y que son regis-
tradas oficialmente por cada hacendado.

El tamao de la hacienda no se mide por la extension del terreno sino por el n-
mero de cabezas de ganado que leva la marca del propietario, quien por tradici6n ha
adquirido un derecho para sostener sus animals en un rea indeterminada. L6gicamen-
te con sistemas de explotaci6n tan rudimentarios las utilidades econmicas obtenidas
por unidad de superficie, o por cabeza de ganado son mnimas, y por lo tanto para que
una empresa ganadera se pueda sostener, debe consistir de una cantidad muy grande de
ganado. Un hato tpico puede tener unas 2.000 cabezas, pero tambin los hay de mas
de 20.000.

Los propietarios de los hatos mas grandes no viven generalmente en el campo, sino
en Villavicenoio, o en ciudades del interior del pas, especialmente en Bogot o en
Sogamoso. Estos ganaderos visitan su hato una o dos veces al ano, durante las pocas
de rodeo. Otros ganaderos, especialmente localizados en zonas menos accesibles, vi-
ven en el hato, pero sus sistemas de explotaci6n no son mejores que los de los "ausen-
tistas".

Debido a las condiciones climticas propias del llano, en que se present una
poca de 7 a 8 meses de intensas lluvias, muchas veces acompanadas por inundaciones
y otra de 4 a 5 meses de intense sequa, cada hato debe tener acceso a terrenos altos
no inundables para el pastoreo en la temporada de lluvias (invierno) y a terrenos ba-
jos que se conservan mas himedos en la poca seca (verano), donde el ganado pueda en-
contrar pastos verdes. Esta circunstancia, unida a la pobreza natural de los suelos
y a los deficientes sistemas de manejo, requieren una extension muy grande (4 a 10
hectreas) para el sostenimiento de una cabeza de ganado..

Las clases de ganado predominantes en la region son las criollas. Estos son
animals rsticos adaptados al medio, pero de muy baja produccidn y de lento desarro-
llo. En la actualidad un alto porcentaje de ganado criollo ha sido cruzado con toros
de raza zeb y se puede encontrar diferentes grados de cruzamiento. Tanto los crta-
dores como los cebadores no vacilan en considerar que esta raza ha dado al ganado
llanero mayor peso y resistencia a las condiciones climticas que afectan la provi-
sin de pastos.

Las entradas pecuniarias de los criadores del llano se derivan de la venta de
los novillos de 2 a 3 anos de edad que se encuentran al efectuar cada rodeo. Estos
se realizan al comienzo de la estaci6n seca (noviembre diciembre) y al comienzo de
las lluvias Mayoo). Consiste en reunir todo el ganado, marcar los terneros nacidos






- 38 -


desde el rodeo anterior, separar los novillos que esten listos para la venta, y en
algunas fincas, castrar unos cuantos terneros. Estas dos pocas (de 2 a 4 semanas
oada una) son las inicas en que realmente trabajan los propietarios, administradores
y vaqueros en el llano.

Los novillos flaoos separados en los rodeos son llevados a fincas aledanas a
Villavicenoio u otras regions del pas como Ccuta, donde las mejores condiciones de
fertilidad de los suelos, el cultivo de pastos mejorados, sistemas mas apropiados de
manejo, as como las mayores facilidades de transport, permiten la ceba de ganado,
el cual una vez gordo se vende para el consumo en los mercados del interior, espe-
oialmente en Bogot.

2. Aricultura de subsistencia

Este tipo de agriculture se caracteriza por su explotacidn en pequena escala y
porque la mayor parte de los products son para el consumo en las fincas, algunas ve-
ces dando a la venta una pequena parte de la producoi6n en los pueblos cercanos y en
los hatos de la zona. Adems, los mtodos de explotaci6n usados en este tipo de
agriculture son en trminos generals un tanto primitivos pues no se lleva a cabo
ninguna prctica de conservaoidn de los suelos y de las aguas, de fertilizaci6n o de
control de plagas y enfermedades; todo se reduce a talar el bosque original, quemar-
lo, sembrar la semilla, que en la mayora de los casos es de la que se produce en la
misma finca o en las de los vecinos, sin seleccionar, y dar al cultivo una o dos
desyerbas con azad6n, machete o a mano, segn el caso. Para volver a cultivar arroz
o maz sobre la misma parcela, por ejemplo, dejan enmontar el terreno y al cabo de
dos, tres o mas anos socolan el restrojo, lo queman y siembran nuevamente; de esta
manera evitan la abundancia de malezas que se produce en los terrenos que se explo-
tan continuamente con cultivos de corto periodo vegetativo. No se utiliza maquinaria
para la preparacin de la tierra, lo cual trae como consecuencia altos costs en las
desyerbas y baja producci6n en las cosechas debido a la competencia de los cultivos
con las malezas.

Tambin se consideran como cultivos de subsistencia las huertas o "topocheras"
localizadas cerca de las casas y corrales en los hatos ganaderos, donde utilizan los
abonos naturales para cultivar pltanos, yuca, maz, frutas ctricas, mangos, mara-
n6n, eto. para el consumo en el mismo hato.

Dentro del tipo de agriculture de subsistencia, se distingue la fase de explota-
oi6n agrcola llevada a cabo por los indgenas de la region, o agriculture indgena,
la oual es esencialmente migratorias Los indios desmontan pequenas extensions de
tierra en forma circular, y de tamanos que varan de acuerdo a los requerimientos de
la poblaci6n y las cultivan por uno o dos anos con el fin exclusive de proveer ali-
mentaoi6n para la tribu. Cultivan preferentemente pl&tano y yuca.

3. Agriculture commercial

Este tipo de agriculture se caracteriza porque se explota en extensions grades
en oomparaoi6n con las del tipo de agriculture de subsistenoia y porque los mtodos
de explotaoidn incluyen, en la mayora de los casos, various grados de mecanizaci6n,
uso de oorreotivos o abonos, control de plagas y enfermedades y regado para el arroz
en algunas fminas. La producci6n se destina a la venta en mercados nacionales, o a
la exportaoi6n.

Los tipos de agriculture de la region estn determinados en parte, por la dispo-
nibilidad de tierras aptas para explotaoi6n agrcola, pero principalmente est condi-
cionada a la existencia de vas de comunicaoi6n adecuadas que faciliten, a costs ra-
zonables el transport de los products agrcolas desde el rea de origen a los centros






- 39 -


de distribuoi6n y consumo, y de maquinaria y products tales como abonos, semillas
mejoradas, insecticidal, etc. en direcci6n contraria. De aqu que un mismo cultivo
se explote en algunas zonas con fines de subsistencia y en otras con criterio comer-
oial, excepci6n hecha para el algod6n, que siempre es cultivado con fin commercial.

El mapa de la figure I-5 sobre uso actual de la tierra, muestra las diferentes
zonas del rea estudiada en donde se llevan a cabo cada uno de los tipos de explota-
oidn agrcola. Se observa que la agriculture de subsistencia, la cual comprende cul-
tivos de pltano, yuca, banano, pina, maz, frjol, guineo "topooho", cana de azoar,
otricos, mangos, est distribuida irregularmente en zonas que ocupan gran parte del
rea estudiada cerca de la Cordillera Oriental y en las vegas de casi todos los ros;
mientras que la agriculture de tipo commercial, que comprende cultivos de algod6n,
palma africana, arroz, maz y en menor importancia pltano, cacao, caf y yuca, est
localizada casi en su totalidad en las terrazas aluviales, vegas y vegones de los
alrededores de Villavicencio, Acacias, Guamal, San Martin, Granada, Puerto L6pez, etc.,
en el Departamento del Meta, donde la calidad de las tierras y la existencia de algu-
nas vas de comunioaci6n han permitido el fomento de este tipo de agriculture.

Se nota, sin embargo, un generalizado interns de los agricultores del departa-
mento del Meta por el uso de abonos, control de plagas y enfermedades y sobre todo
por la mecanizacidn de la agriculture, al menos hasta el grado de la preparaci6n de
la tierra (arada y rastrillada), lo cual significa que la agriculture de tipo comer-
cial tiende a expandirse en el departamento del Meta y ello seguramente oourrir una
vez que se mejoren algunas vas de transport y se construyan otras nuevas. La ter-
minaoi6n del puente sobre el ro Ariari, por ejemplo, facilitar el desarrollo de
este tipo de agriculture en una vasta zona de tierra de buena calidad sobre el mar-
gen derecho del ro Ariari.


4. Los cultivos principles

a) Arroz

Es uno de los cultivos que se explotan con fin commercial, en distintas classes
de suelos, desde las vegas bajas de los ros hasta las terrazas bajas y usando dife-
rentes mtodos de explotaci6n, desde los mas primitivos hasta los que incluyen meoa-
nizaoi6n complete, fertilizaoi6n y riego. Las variedades comunes cultivadas son:
Fortuna, Blue Bonnet, Jap6n y Mono Olaya. /

En los cultivos mecanizados done se usa fertilizantes y riego, la producoi6n
promedia vara de aproximadamente 30 bultos (1.875 kilos) a 45 bultos (2.813 kilos)
de arroz paddy por hectrea.

Sin embargo, la mayora de los cultivadores de arroz en la region estudiada no
usan abono, maquinaria ni riego. El cultivo se lleva a caba utilizando la fertilidad
natural del suelo, el machete, el hacha y el azad6n como instruments de trabajo y la
precipitaci6n pluvial. El sistema acostumbrado en este caso consiste en derribar la
selva o el rastrojo, quemar y sembrar a chuzo. El arroz bajo estas condiciones se
cultiva por lo general en los mejores suelos, con un promedio bajo de rendimiento de
producci6n: 20 a 30 bultos (1.250 a 1.875 kilos) por hectrea.

b) Algod6n

Es cultivado exclusivamente con fin commercial, en las vegas de los ros, en el
departamento del Meta. Tambin se observan cultivos en vegones donde las plants
alcanzan poco desarrollo y la producci6n promedia por hectrea es baja. La variedad
cultivada es Delta Pine.






- 40 -


En las vegas la producoin por hectrea puede llegar a 2 y 2.5 toneladas de
algodn semilla, dependiendo much de las condiciones del tiempo y de la atencin
que se de a la plantaoi6n.

Esta bastante generalizado entire los cultivadores de algodn el uso de maquina-
ria para la preparacin de la tierra, aunque aquellos localizados en zonas como el
Ariari, por ejemplo, donde se dificulta el acceso de mquinas, la preparacin que le
dan al terreno consiste solamente en talar la selva o rastrojo y quemar.

Ocurren con frecuencia ataques de algunas plagas tales como fidos, Alabama,
Proemia, Laphygma, Heliothis, etc., las cuales ocasionan a veces prdidas considera-
bles.

o) Palma africana

Se cultiva con fin commercial, pero an no est en produccin. Las plantaciones
fueron inioiadas hace unos 3 anos y presentan un desarrollo normal. Es de esperarse
que las primeras comiencen a producer fruto para extraccin de aceite en el prximo
ano, 1965. Para esto el Instituto de Fomento Algodonero (IFA) estableoer una extrao-
tora especialmente para los agricultores pequenos y medianos; los oultivadores de
grande extensions tienen el propsito de montar sus propias extractores de aceite.

Existen aproximadamente 2.000 hectreas de palma africana establecidas mayor-
mente en los suelos bien drenados de las asociaciones de terraza alta, los vegones
y las vegas.

Aunque la sequa es intense en los meses de diciembre a marzo, parece que no
afecta much los cultivos de palma africana; sin embargo, convendra poner regado
para esa poca donde ello sea tcnica y econmicamente possible.

En todos los cultivos de palma africana estn aplicando escorias bsicas y fer-
tilizantes. Las indicaciones del IFA al respect son: aplicar a cada plant 1 li-
bra de escoria en el moment de la siembra y 0.5 libra de abono complete en el primer
ano; en el segundo ano,, 1 libra de escoria y 1 libra de abono complete por rbol, y
en el tercer y cuarto anos, 1 kilo de abono complete.

d) Maz

Es cultivado prcticamente en todas las fincas, bien como cultivo de subsisten-
oia o con criterio commercial. Generalmente lo cultivan intercalado con arroz, yuca,
ohonque, o entire las plantaoiones de pltano, palma africana y cacao, en sus primeras
etapas de desarrollo. La produccin promedia es de 1.087 kilogramos por hectrea.

e) Pltano y Banano

Son cultivados para subsistencia en algunas zonas y en otras con fin commercial,
segin la facilidad y costo del transport a los centros de distribucin y consume, y
para darle sombra a las plantaciones de cacao y caf en sus primeras etapas de desa-
rrollo,

El pltano es cultivado mayormente en el departamento del Meta, en suelos de
las vegas y de la terraza alta, de donde abastecen los pueblos de dicho departamento
y adems gran parte del consumo de Bogot.


La produocin promedia llega a 1.875 racimos por hectrea.






- 41 -


f) Caoao

Es cultivado, especialmente en el departamento del Meta y en la zona de Tame
(Arauca), en suelos de vegas altas que es donde est dando mejores resultados, tam-
bin se cultiva en la vega baja y la terraza alta. En estas dos ltimas unidades el
desarrollo de las plants es mas lento debido muchas veoes a la falta de drenaje na-
tural adecuado en las vegas bajas y tambin a la baja fertilidad de los suelos de las
terrazas altas.

Por lo general el cacao se cultiva con fin commercial, pero la mayora de las
plantaolones estn comenzando a producir o an estn en etapas de desarrollo.

Las variedades cultivadas son: Calabaoillo, Angoleta y ltimamente se ha fomen-
tado el cultivo de hbridos resistentes a la enfermedad "escoba de bruja".

g) Caf

El caf se cultiva en las mismas classes y unidades de suelos en que se cultiva
el cacao, y adems en los abanicos aluviales recientes.

Muchas veces el caf se cultiva en forma intercalada con el cacao, y las plants
de uno y otro cultivo son afectadas igualmente por las caractersticas de los suelos,
particularmente de drenaje y fertilidad, como se indica al hablar del cacao.

La produocidn promedia por hectrea en el departamento del Meta es de 4 cargas
de 125 kilos, la cual podr aumentar notablemente con el uso de abonos.

h) Yuca

La yuoa se cultiva prcticamente en casi todos los suelos de los Llanos Orienta-
les, alcanzando una producci6n por hectrea que varia entire 7.5 toneladas en suelos
de las terrazas bajas, y 12.0 toneladas en suelos de las vegas y vegones.

En algunas zonas del departamento del Meta, donde la yuca es cultivada con fin
commercial en suelos de vegas y vegones, con la sola prctica de arar la tierra con
tractor y desyerbar oportunamente, han logrado rendimientos hasta de 17 toneladas por
hectrea. Se la cultiva para consumo director de la finca, para abastecer otros mer-
cados y para la obtenoidn de almid6n.

i) Frutales

Varias species de rboles frutales que se cultivan, como: aguacate, guanabanos
(Anona SE.), chirimoyo (Anona Sp.) y ctricos que se cultivan en suelos bien drenados,
siendo los otricos los mas importantes por la mayor can idad que se produce y por
la buena calidad de los frutos.

Adems el mango y el merey o mara6n (Anacardium occidentales) se desarrollan y
produce muy bien en prcticamente todos los suelos relativamente frtiles o abonados,
bien drenados. No son afectados por la sequa prolongada de los meses de diciembre
a marzo.

En tierras de baja fertilidad siempre se cultivan los frutales cerca de las casas
o de los corrales donde el aporte de abono orgnico o artificial ha corregido las de-
ficienoias en nutrients.






- 42 -


5. Asistencia tcnica

Podra deciree, exagerando muy poco, que no exists asistencia tcnica para los
agricultores en los Llanos Orientales, haciendo la excepcin de la asistencia que
reciben algunos cultivos especficos en el departamento del Meta, como son la palma
africana, algod6n y cacao, pero en forma por dems deficiente. Excepto en el caso
de la palma africana, que por tratarse an de pocas plantaciones concentradas en las
cercanas de Acacias y Villavicencio, es relativamente fcil para el agronomo bajo
cuyo cuidado est el program, prestar asistencia tcnica a los cultivadores.

Para el algod6n, que es un cultivo nuevo en la zona, con plantaciones dispersas
y a grandes distancias una de otra, s6lo hay dos agr6nomos para dar asistencia tcni-
ca a los cultivadores, ubicados uno en el rea de Puerto Lpez y el otro en la de
San Martn, de tal suerte que gran parte de los cultivadores de algod6n no reciben
una sola visit de los tcnicos durante todo el period de desarrollo del cultivo,
dando esto como resultado la baja produccidn por unidad de superficie para muchos
cultivadores, debido a siembras fuera del tiempo oportuno, prcticas culturales ina-
decuadas y extemporneas y a las plagas que afectan muchas veces la produccin. La
ayuda tcnica para los cultivos de palma africana y de algod6n es prestada por el
Institute de Fomento Algodonero (IFA).

En el caso del cacao, la asistencia tcnica es suministrada por intermedio de
cinco prcticos en este cultivo localizados individualmente en las zonas de Puerto
Lpez, Guamal, Granada, San Juan de Arama. Estos prcticos estn bajo la dependencia
de un Agr6nomo de la Zona Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, en Villavicencio,
quien adems tiene a su cargo los programs de fomento de pastos mejorados, lo cual
no le permit tender eficientement ninguna de las campanas.

Debido a la falta de orientaci6n tcnica efectiva, los sistemas de explotacin
varian grandemente segn el nivel educativo de cada agricultor. As, por ejemplo,
mientras que algunos usan avionetas para la siembra del arroz, aplicaci6n de abonos
e insecticides, otros se limitan a rezarle oraciones a los cultivos ya atacados por
insects dizque para mater las plagas, corriendo asi el riesgo de considerable pr-
didas en plantaciones de maz y de arroz en extensions que a veces pasan de 100 hec-
treas.


LOS SUELOS Y SU UTILIZACION

1. General

En un rea tan extensa como los Llanos Orientales, en la cual se encuentra una
variacin tan amplia en los factors de formacidn de los suelos, es difcil sintetizar
y describir en trminos generals la composici6n edafoldgica, sin hacer uso de sub-
divisiones regionales. Por este motivo los captulos y los tomos dedicados al estu-
dio de los suelos dividen la region, primero en paisajes y luego en asociaciones de
las cuales se hace una descripci6n detallada en las series de suelos que las componen.

Sin embargo, los Llanos Orientales de Colombia, considerados desde un punto de
vista general, constituyen una region natural tan tpica y diferente de otras parties
de los continents situadas en zonas ecuatoriales, que presentan suelos con caracters-
ticas muy peculiares como resultado de los factors genticos de estas llanuras. En
primer lugar, los Llanos de Colombia, pertenecen a las zonas que se intercalan entire
los esoudos continentales y los levantamientos de la Cordillera de los Andes, que fue-
ron rellenados con aportes importantes de los products de la erosion.






- 43 -


Los materials parentales de todos los suelos de los Llanos son de origen alu-
vial y e6lico. Las pocas de sedimentacin se situan cronolgicamente desde el prin-
cipio del pleistoceno. Siendo los materials transportados, sus caractersticas de-
penden no sl6o de las propiedades de las rocas madres, sino tambin del modo de trans-
porte y deposici6n. En trminos generals se puede decir que en la zona del pi de
monte, los suelos paulatinamente cambian de textura, desde el sur de la zona haoia el
norte, variando su composioidn granulomtrica de aroillosa a arenosa. Esta gradaci6n
est relacionada con la composicidn de las rocas que afloran en la Cordillera Orien-
tal. Otra sucesin de materials, del oeste hacia el este, hasta el ro Meta, es oau-
sada por la velocidad de la corriente de agua que deposit los materials mas gruesos
oeroa de la Cordillera; los suelos, en general, tiene textures mas pesadas en el
oriented, siempre y cuando el viento no haya operado como nuevo factor de redistribu-
ci6n, como ocurre en la llanura e6lica, donde predominan las textures francas, alter-
nando con las arenosas de los mdanos.

Sea cual fuere el modo de deposici6n, todos estos materials son muy pobres en
nutrients, debido en parte a la naturaleza de las formaciones geolgicas de las cua-
les provenan. El factor "roca madre" impone a los suelos de los Llanos una de sus
caractersticas mas uniforms, que es su deficiencia o bajo potential en minerales
meteorizables y cationes cambiables, que forman la base de la nutricin de las plants.
Por tener gran importancia la disponibilidad de nutrients en los suelos tropicales,
especialmente en regions que deben basar su desarrollo en sus propios recursos natu-
rales, es precise recalcar brevemente como se comportan los suelos de los Llanos en
el aspect nutritional. Entran a operar entonces los factors climticos, topogrfi-
cos e hidroldgicos que determinan el drenaje, y por consiguiente provocan la lixivia-
cidn de los nutrients solubles.

Empezando con los dep6sitos recientes de las vegas, bajas y altas, que son los
que tienen el mayor porcentaje de saturacin oati6nica, y ofrecen por lo tanto condi-
ciones qumicas aceptables para los cultivos, se ha podido observer, cuando se drenan
los suelos, la disminucin rpida de las saturaciones hasta tal punto que el efecto
de la acidez sobre los alumosilicatos hace liberar altas cantidades de aluminio. La
mayora de los suelos de los Llanos, que ocupan posiciones elevadas sobre el nivel de
los ros y que son bien drenados, tienen mas aluminio cambiable que bases totales, lo
que indica sus deficiencies cati6nicas. Este aluminio, al mismo tiempo que los 6xidos
de hierro, funciona como uno de los fijadores del fsforo, ouya escasez constitute
uno de los primeros factors limitantes de la producci6n agrcola y ganadera de los
Llanos.

En este process de progresiva lixiviacin se pueden distinguir varias etapas, que
culminan en la formaci6n de suelos que prcticamente no tienen otros elements nutri-
tivos que los que estn en el ciclo orgnico entire las plants y el humus del suelo;
la parte mineral en este ltimo grado de desarrollo est completamente meteorizada, y
constituida esencialmente de partculas inalterables, caolinita y sesquixido. Corres-
ponde esta etapa al concept de los "latosoles" u "oxisoles" de las altillanuras pla-
nas situadas al sur del ro Meta, donde estn asociadas con capas de "plintita" o "la-
terita" endurecida, que ocurre a varias profundidades en los perfiles de suelos.

Entre esos dos extremos, los suelos de las vegas recientes y de las altillanuras,
se colocan en la secuencia que se establece al mejorarse paulatinamente el drenaje,
grupos de suelos tales como los "acid tropical brown forest soils" o "sols bruns
aides" (Inceptisoles), y los "Red Yellow podzolics" (Ultisoles) que se consideran co-
mo de potential intermedio y que tienen generalmente mejores cualidades al acercarse
al pie de la Cordillera. Los Inoeptisoles predominan en el pi de monte, los Ultiso-
les ocupan mayor extension en las terrazas aluviales bajas.






- 44


La seouencia descrita anteriormente se refiere principalmente a los aspects
qumicos, tiene sin embargo factors positives de los cuales hay que recalcar el me-
joramiento de la estructura, a media que llegan los suelos a la ltima etapa de su
desarrollo. En ciertas condiciones econmicas, especialmente relacionadap con las
distancias que separan mercados de los sitios de produccin, puede ser mas factible
corregir los defects qumicos que los fsicos. De todos modos, las posibilidades de
mejorar el nivel nutritional en suelos de buenas caractersticas fsicas, merecen una
investigation mas intense porque al tener xito abrir inmensas regions a la produc-
oi6n agropecuaria.

Los fenmenos mencionados en los prrafos anteriores tienen lugar bajo condicio-
nes climticas de alta pluviosidad y de temperatures elevadas, cuando el drenaje de
los suelos es libre. En los Llanos abundan sin embargo las planicies que no tienen
drenaje suficiente, sea por falta de pendiente o de vas de drenaje, o por sufrir las
inundaciones causadas por las avenidas de los ros. Tambin hay llanuras que se en-
oharoan al aumentar las lluvias durante los meses pluviosos, y subir el nivel freti-
oo. Necesariamente los horizontes pedolgicos que se forman en esas condiciones de-
ben ser diferentes. Hay que mencionar aqu la constituci6n, de cierta manera inci-
piente, de un horizonte gris, gleizado, fuertemente moteado por xidos de hierro, que
cuando se seca peri6dicamente, se endurece. Esa "plintita" o "groundwater laterite"
forma con el gley un conjunto continue, bajo la superficie, en los perfiles de los
suelos de las terrazas bajas, la llanura aluvial de desborde y la llanura elica con
escarceos. Empieza a aparecer en las depresiones de los abanicos subreoientes. Se
present ese horizonte generalmente entire uno y dos metros de profundidad y los hori-
zontes superiores pueden variar ampliamente en propiedades, siendo la mayora gleiza-
dos. En los bajos son arcillosos y pueden tener saturaciones medias en oationes; en
la llanura elica generalmente tienen textures francas y son muy lavados y cidos; en
la terraza baja el drenaje es mejor y los suelos ofrecen mayores posibilidades que en
las dos asociaciones anteriores. Donde el drenaje es pobre, como en las dos mencio-
nadas llanuras, los suelos suelen encharcarse durante toda la poca de lluvias y no
quedan fuera de las inundaciones sino los diques y los mdanos, que tienen suelos dis-
tintos, por lo general de textura ligera y con muy poco desarrollo pedolgico. Sirven
esos de refugio al ganado durante las inundaciones, de sitios para vivienda y bancos
en los cuales se establecen los oarreteables. El drenaje de los suelos, y la rela-
ci6n entire las superficies inundadas y no inundadas, son las propiedades principles
que hay que tener en cuenta primero cuando se consider la racionalizaci6n del manejo
de las fincas ganaderas que por much tiempo todava quedarn como la base de la in-
dustria agropecuaria.

Otro aspect gentico que tiene much importancia no se refiere a los components
minerales del suelo, sino a los orgnioos en relacin con los tipos de vegetaci6n y
las variaciones del clima y del drenaje. A pesar de que este reconocimiento de suelos
no tena como objeto entrar en el studio biolgico de esos problems, se deben men-
cionar los siguientes puntos: se encontr mayor acumulacin de material orgnica en
las parties que permanecen hmedas durante prcticamente todo el ano, como en el caso
de los esteros y de los cauces viejos. En estas condiciones de drenaje pobre y muy
pobre, la material orgnica es muy pobre y no ofrece mayores ventajas que puedan tener
efeoto duradero cuando se drenan los suelos.

Otros lugares, esta vez en suelos bien drenados, donde los horizontes superficia-
les muestran mayores espesores, se ubioan en algunas terrazas aluviales altas, sin
que se pueda explicar genticamente este fen6meno. Generalmente el aumento en material
orgnica est aoompanado por la disminuci6n simultnea de las saturaciones cati6nicas,
especialmente cuando se refiere a sitios bajo vegetacin de sabana.







- 45 -


Muchos bosques y selvas, en el norte y sur de la zona de studios, cuando no se
trata de las vegas, se encuentran en suelos de textures ligeras de la llanura aluvial
de desborde o en una de las altillanuras. No se ha podido observer de manera sistema-
tica en esos casos que los suelos bajo bosque sean mas ricos que los suelos bajo sa-
bana. Se supone que, especialmente en los Oxisoles, la mayora de los elements nu-
tritivos se encuentra en el ciclo de movilizaci6n entire las plants y la material or-
gnica. Por consiguiente el potential agrcola de esos suelos es muy transitorio ba-
jo las condiciones climticas de los Llanos.

Es tambin conocido el hecho de que en los suelos arenosos es mas difcil de
conservar la fertilidad que en los suelos arcillosos, particularmente por el gran in-
cremento de la temperature. Es este uno de los motivos por los cuales no se ha re-
comendado tumbar las selvas en las condiciones edafol6gicas especificadas, mientras
no se aproveohen de una manera mas eficiente los suelos de las sabanas. Sin embargo,
es cierto que la vegetacidn boscosa puede ser reemplazada por cultivos que conserve
mas o menos las mismas condiciones ecol6gicas, utilizando mtodos adecuados de con-
servacin de suelos. En esos casos siempre se encontrarn las mejores posibilidades
en suelos de saturaciones altas y drenajes buenos.

Otro aspect relacionado con la material orgnica, pero de importacia tal vez
mas acadmica, se refiere al problema de la repartici6n de las sabanas y de los bos-
ques. En el caso de este studio, no se ha podido comprobar ninguna causa exclusiva-
mente edafoldgioa que pueda explicar la presenoia de esos dos tipos de vegetaci6n.
Priotioamente todas las series de suelos se han podido observer bajo bosque y bajo
sabana.

Los studios detallados sobre suelos se encuentran en el Tomo II de este informed.
Las clases de aptitudes de tierras se described a continuacidn.


2. Clases de aptitudes y el mapa de aptitudes de tierras

La clasificaci6n de las asociaciones de suelos en classes de aptitudes de tierras
en los Llanos Orientales (vase el cuadro I-5) se ha hecho con base a las propiedades
permanentes de los suelos que constituyen cada asociacidn como relieve, drenaje, tex-
tura, fertilidad, junto con las observaciones en el campo sobre el desarrollo de la
agriculture y la ganadera actual.

Para una utilizaoidn correct de las classes establecidas, en caso de su inter-
pretacin en la pr&ctica, se explican previamente algunas caractersticas de esa ola-
sificaoi6n.

En primer lugar, la clasificaci6n es relative, en el sentido de que no suminis-
tra valores absolutos de rendimientos econ6micos; mas bien se realizaron las califi-
caciones comparando las caractersticas de los suelos entire si y agrupando en la pri-
mera clase las asociaciones que tengan el menor nmero de propiedades adversas. Las
dems classes se establecieron segn el nmero de factors adversos que, a media que
se baja en la clasificaci6n, se agravan, o que tienen una influencia acumulativa en
combinaoi6n con otros.

En segundo lugar, hay que notar que las unidades que se clasifioaron no corres-
ponden a suelos individuals sino a asociaciones de suelos que puedan presentar varia-
ciones bastante amplias en las caractersticas de las series components. Por lo tan-
to, la incorporapi6n de una cierta asociaci6n en cualquier clase no implica que todos
los suelos de esta asociaci6n pertenecen exclusivamente a esta clase; en muchas de
ellas pueden ocurrir series en las ouales existe una combinacidn de factors mas fa-
vorahles que en el conjunto de la asociaci6n misma, o viceversa.






- 46 -


La clasifioaoin de tierras no fue elaborada con el objeto de definir la aptitude
de las unidades para un solo tipo de cultivo sino para clasificar las posibilidades
que ofrecen para el desarrollo de sistemas de agriculture. Se han agrupado asocia-
oiones distintas que tienen en comdn la aptitud de poder ser integradas en un cierto
tipo de agriculture y ganadera. Las propiedades mencionadas en el primer prrafo,
juegan un papel muy important para fijar esa aptitud, porque determinan la limita-
ci6n, sea fsica o qumica, que imponen los suelos.

Un suelo comprendido en la primera olase puede, por ejemplo, tener una aptitude
para various cultivos que todos dan un rendimiento econ6mico. Los suelos de una clase
mas baja normalmente no tendrn tal aptitud para cultivos, aunque podran dar un buen
rendimiento con cierto cultivo o pasto. Esto trae como consecuencia que un suelo muy
apto para arroz, pero no para otros cultivos queda en una clase baja. Si se hiciera
una clasificacin de aptitud para arroz unioamente, entonces tal suelo naturalmente
cabra en la primer clase.

Por motivo de las caractersticas muy particulares que present el cultivo mismo
del arroz regado, se ha elaborado un mapa especial de aptitudes de tierras para riego
en la zona de Villavicencio, Puerto Ldpez ySan Martn, que se incorpor6 en el tomo que
trata los problems hidrulicos en una parte de los Llanos (v4ase Tomo IV).

La clasificaci6n de aptitudes sirve sobre todo para la planeaoi6n agrcola regio-
nal. Un planeamiento de una finca individual, para saber d6nde sembrar tal o cul cul-
tivo o pasto, debe basarse en las diferencias de las series de suelos dentro de una
clase. Estas diferencias son descritas en el Tomo II, "Las asociaciones de suelos",
donde se encuentran para cada series dentro de una asociacin, una descripcin deta-
llada de sus caractersticas.

Para conocer y localizar la extension exacta de cada series son necesarios estu-
dios detallados de suelos. Tales reconocimientos se recomiendan para los suelos de
las clases I y II. Cuando los factors econmicos y geogrficos son favorables para
el desarrollo agrcola, tambin deben hacerse en los suelos de la clase III.

En tercer lugar se advierte que la clasificaci6n de aptitudes de las tierras
presentada en este informed est basada sobre propiedades de los suelos que pueden ser
modificadas por la tecnologa agrcola. Se clasificaron los suelos teniendo en cuenta
el sistema de agriculture y ganadera traditional, tal como se practice actualmente y
como se practicar probablemente en un future cercano. En este sistema, donde el uso
de fertilizantes es muy limitado, la fertilidad natural es un criterio important para
evaluar un suelo. El factor "fertilidad natural" ha determinado para muchas classes de
tierras en los Llanos, la categora de aptitud en la cual han sido clasificadas. Esta
determinaci6n se tom6 en vista de que la mayora de los suelos de los Llanos presentan
contenidos en elements nutritivos demasiado bajos, y que su correcoin continuada to-
dava es considerada antiecondmica en gran parte del rea de studio, o sujeta a ex-
perimentacin previa.

Sin embargo, si el uso de abono fuera una prctica econmica comdn en la zona, el
factor de la fertilidad natural de los suelos seria de menos importancia y otros fac-
tores surgiran como criterios principles en la clasificacin. A media que advance
el desarrollo de la region se debe modificar la clasificacidn de aptitudes de las tie-
rras, tomando en cuenta los cambios en las condiciones tecnol6gicas, econdmicas y so-
ciales que prevalezcan en la zona de studios.

La clasificaoidn de tierras presentada aqu y tomando en cuenta las limitaciones
en cuanto a las condiciones actuales, agrupa las asociaciones de suelos de los Llanos
Orientales en seis classes de aptitudes, las cuales se described a continuaoi6n. Estas
cases se muestran en el mapa de aptitudes de tierra el cual se incluye al final de
este tomo.






- 47 -


CUADRO I-5


CLASIFICACION DE LAS ASOCIACIONES DE SUELOS EN SEIS

CLASSES DE APTITUD


Clases de Aptitud


P ai sa j es I II III IV V


Abanicos aluvia-
Pi de les antiguos Mf Mg Mo


Monte Abanicos aluvia- Pa Pg
les subrecientes Pf Pm Pl Pp


Ta Te
Tb Tp Tv
Terrazas aluviales Ti Tm
Tw


Da
Llanura aluvial de Dd Db
Desborde Dr


an
Llanura edlica Ea Es
Er Ee


Aluviones recientes Va Vb
Vn


Aa As
Altillanuras 4o Ao
Av Ae


raudales
pantanos
La
Macarena

Clase F: Es esta una clase especial para reserve forestal. Comprende reas
en algunas unidades de las classes IV y de la altillanura con bos-
que de la clase III.






- 48 -


Clase I. Tierras aptas para cultivos

Los suelos de esta clase son buenos para la mayora de los cultivos adaptados al
clima de la region. Especialmente las condiciones fIsicas son muy favorables para un
uso intensive. El relieve es plano a ligeramente inclinado, el drenaje es general-
mente adecuado y los suelos son profundos en la mayor parte. La textura de los suelos
es median con buenas cantidades de limo, lo que asegura la buena retenoidn de hume-
dad en la poca seca. Para los suelos que descansan sobre arenas y gravilla es fcil
establecerles riego. El microrelieve del suelo no es pronunciado y fuera de las zo-
nas donde ocurren zurales la agriculture mecanizada no encuentra dificultades y no
hay peligro de erosid6n

Estas tierras estn localizadas en las parties altas de las vegas de los ros
principles y en los abanicop aluviales subrecientes de textura fina, en la zona de
pi de monte, cerca de Medina. Las asociaciones Va y Pf del mapa de suelos (vase
Tomo II) caben en esta clase.

Por la edad joven de los materials parentales en las vegas y la presencia de ro-
oae bastante ricas en elements nutritivos cerca de Medina, la reserve mineral en los
suelos de est clause es relativamente alta.

La vegetacidn natural de estas tierras es un bosque hmedo, alto, que ha sido
reemplazado en muchos sitios por pastos y various cultigos. Los bosques altos y bajos
de las vegas ofrecen un volume entire 38,3 y 145,8 m /ha. de rboles maderables con
Valor commercial. Los bosques del pi de monte tienen un volume total de rboles de
132 m3/ha. En su mayor parte este bosque ha desaparecido y donde no se establecieron
cultivos, se estableci6 la sabana de Melinis minutiflora.


La hidrologa de las tierras no ofrece dificultades para la agriculture; inunda-
ciones casi no ocurren y no es difcil establecer un drenaje artificial porque la pen-
diente promedia del terreno es de 1%. En ninguna pooa del ano el agua fretica baja
demasiado y para la mayora de cultivos en suelos profundos no hay much necesidad
de riego.

En cuanto se refiere al manejo de estos suelos, se pueden hacer las siguientes
observaciones. La reserve mineral es relativamente alta en los suelos de esta clase,
pero para sostener las cosechas a un alto nivel y conservar la fertilidad del suelo
es necesario aplicar abonos. Deben sembrarse los cultivos en los suelos adecuados,
teniendo en cuenta el drenaje que en algunos casos es imperfecto y la existencia en
algunos sitios de capas pedregosas o muy arenosas que impiden un buen desarrollo radi-
oular, especialmente de cultivos arbustivos.

Se puede recomendar el cultivo del cacao en las vegas y la palma africana en el
pi de monte siempre y cuando el nivel fretioo quede a mas de un metro de profundi-
dad. Algunos sitios sufren de encharcamientos superficiales de poca duraoi6n, que
estn localizados en depresiones suaves. Se pueden facilmente drenar, a la media
que sea necesario cuando se consideran cultivos arbustivos. Sin embargo, es aoonse-
.jable concentrar esos cultivos industriales sobre suelos bajos bien drenados.

En el rest del rea se pueden establecer cultivos anuales, como algod6n, man,
maiz, arroz, etc. reservando para pastos los sitios con peor drenaje. En las depre-
siones que se inundan temporalmente, se recomiendan los pastos par, Janeiro para
pastoreo y sorgo y guatemala para pastos de corte; tambin se recomiendan rotaciones
de los mismos pastizales con cultivos anuales. En el pi de monte se recomiendan el
gordura o el guinea y los pastos de corte mencionados.

Los lugares muy hmedos de esta clase que todava estn cubiertos por el bosque,
se deberan dejar como reserve forestal.






- 49 -


Clase II. Tierras aptas para cultivos y ganadera en pastos cultivados

Dentro de esta clase estn agrupados los suelos de median aptitud para cultivos
y para pastos cultivados. La productividad de las tierras de esta clase puede ser tan
alta como la de las tierras de la primera clase, pero tal productividad no se logra
sino con mayores inversiones en el manejo de los suelos para corregir los factored
adversos.

Los suelos de esta clase tienen cuando menos uno de los siguientes factors ad-
versos o una combinaci6n de ellos: nivel fretico alto peligro de inundacidn (ve-
gas), muy baja fertilidad (terrazas, vegones y abanicos), peligro moderado de erosion
(mesas). Sin embargo estos factors adversos, con excepcidn de la baja fertilidad,
no son tan limitantes, al ser utilizados los suelos en pastos cultivados.

En general, el' relieve es plano sin obstculos mayores para la mecanizaci6n de
la agriculture, aunque en algunos suelos ocurren zurales o capas pedregosas que im-
piden la utilizaci6n de maquinaria agrcola.

Puede ocurrir que en algunos suelos de una asociacidn los factors adversos no
son muy graves y entonces estos suelos pertencerian a la clase I y se pueden utilizar
como tales. Al revs, cuando ocurre.una combinaci6n acumulativa de los factors ad-
versos en algunos suelos, tales suelos pasaran a la clase III.

Los suelos de las unidades de Mf, Pa, Pm, Ta, Tb, Ti, Vb y Vn del mapa de suelos
pertenecen a esta clase.

Segn la naturaleza de los factors adversos se pueden distinguir tres subclases:
la primera est representada por los suelos de las vegas bajas (Vb), que estn suje-'
tos a inundaciones frecuentes y poco controlables durante los meses de lluvias. En las
parties lejanas de la Cordillera las vegas bajas se inundan regularmente desde mayo has-
ta el final de septiembre. Cerca del pi de monte las inundaciones no tienen la misma
regularidad. Por la posici6n topogrfica de las vegas bajas es difcil establecer en
ellas un drenaje artificial adecuado.

La mayora de los suelos son pobres e imperfectamente drenados. Qumicamente tie-
nen propiedades semejantes a las que se encuentran en las vegas altas, (Va, clase I).
En sitios que presentan mejor protecci6n contra inundaciones fuertes se puede esta-
blecer cultivos anuales.

Algunos orillares y diques atraviesan las vegas y ofrecen generalmente mejor dre-
naje. Cuando las textures son limosas, el pltano da en esos suelos buenos rendimien-
tos; cultivos arbustivos comerciales no se recomiendan, por existir ocasionalmente
el peligr de inundacidn y avenidas de los ros. Se recomienda tambin un uso mas
racional de los bosques que caracterizan las vegas bajas.

En la segunda subclase se agruparon los suelos de las terrazas aluviales, vego-
nes y abanicos que por lo general tiene suelos con propiedades fiicas 6ptimas para
todos los cultivos, pero que no ofrecen sino una fertilidad baja a muy baja. En las
.depresiones y los esteros que atraviesan esas unidades ocurren various suelos aptos pa-
ra el cultivo del arroz; sin embargo, algunos de esos lugares tienen zureles que im-
piden la utilizaci6n de maquinaria agrcola.

La aplicaci6n de fertilizantes es indispensable en la mayora de los suelos de
esta subclase para obtener buenos rendimientos. Algunos ensayos sobre fertilidad rea-
lizados por el Laboratorio Qumico Nacional (1963), demostraron la necesidad de apli-
car abonos fosf6ricos para corregir la deficiencia en este element, que constitute el
primer factor limitante de la producci6n. Cualquier sistema de agriculture intensive
debe normalmente apoyarse sobre una fertilizacidn complete.






- 50 -


Por sus posiciones elevadas las unidades de esta subclase ofrecen buenas posibi-
lidades para drenaje. Se trata de las asociaciones de suelos Pa, Pm, Ti y Vn. Nor-
malmente las unidades que tengan la posicidn mas baja en la sucesi6n de las terrazas
o de los abanicos ofrecen suelos oon mejor fertilidad y presentan caractersticas mas
favorables para irrigaci6n y drenaje. Los vegones especialmente se recomiendan para
un uso mas intensive.

En algunos suelos de esta subclase se han observado capas y lentes pedregosos
que pueden impedir el desarrollo de las races en cultivos arbustivos; tambin ocu-
rren capas arenosas en los vegones que aumentan la necesidad de riego en el verano;
la planeaoi6n de fincas debe tener en cuenta esa variabilidad de la profundidad efec-
tiva de los suelos.

En relaci6n con el establecimiento de pastos mejorados se aconseja establecer
puntero, gordura, pangola y guinea en suelos bien drenados de las unidades Pm, Ti,
Vn y Mf y al sur del ro Upia de la unidad Pa. Para los suelos con mal drenaje, de
las mismas unidades, except Pa, se aconseja para y janeiro. Tambin deben aplicarse
fertilizantes para obtener una buena producci6n de forraje.

La unidad Mf posee suelos de fertilidad baja, de textures media y buen drenaje.
Capas pedregosas ocurren con frecuencia y afloran muchas veces a la superficie. Por
su posioidn cerca de la Cordillera disfrutan de una alta pluviosidad que permit el
cultivo de pastos mejorados.

En resume, se puede decir entonces que la selecoidn de los suelos para los cul-
tivos se debe hacer con especial cuidado, teniendo en cuenta los factors adversos y
procurando dedicar a pastos cultivados o a reserves forestales, aquellos donde el dre-
naje artificial no es muy factible. Hay various suelos que por sus condiciones fsicas
son espeoiaLnente aptos para cultivos arb6reos, para lo cual se deben tener en cuenta
principalmente los mejor drenados. En las unidades Pm, Ta, Tb, Vb y Vn hay various
suelos aptos para el cultivo de arroz con irrigaci6n. Por dltimo, debe tenerse en
cuenta que la aplicaoi6n de fertilizantes es indispensable en la mayora de los suelos
para obtener buenos rendimientos. Acerca del empleo de estos deben establecerse en-
sayos con el fin de conocer las formulas y niveles mas econ6micos que hayan de em-
plearse.


Clase III. Tierras aptas para pastoreo en sabanas naturales, en combinacidn con
potreros mejorados y agriculture de subsistencia

A esta clase pertenecen los suelos no aptos para cultivos comerciales, princi-
palmente porque el nivel de inversiones en un sistema de buen manejo es tan alto que
no se justificara econ6micamente. Los suelos pueden ser aptos para pastos cultiva-
dos y para.cultivos de subsistencia en extension limitada, en combinacin con la uti-
lizacidn de la vegetaci6n natural.

El factor adverso mas limitante consiste en la baja y muy baja fertilidad, fre-
cuentemente en combinacidn con un drenaje u otra condici6n fsica adverse, como peli-
.gro de encharoamiento o pedregosidad superficial. Algunos suelos al ararlos quedaran
expuestos a la erosion e6lica.

Los pastos cultivados pueden dar buena producci6n, pero se require mayor inver-
sin en relaci6n con los suelos de la clase II.

Bn la mayora de los suelos la vegetacidn consiste de sabanas, y cerca de la Cor-
dillera predomina el bosque.







- 51 -


En cuanto se refiere a la hidrologa, como ya se dijo en prrafos anteriores,
el drenaje natural en various suelos es imperfecto hasta pobre, pero para los suelos
no tan mal drenados sera relativamente fcil establecer un drenaje artificial. Por
la posicin de varias unidades, especialmente las terrazas altas, es algo difcil es-
tablecer un riego artificial por lo costoso de las inversiones necesarias. Varias de
estas asociaciones unicamente tienen canos intermitentes y por lo tanto no tienen
agua superficial disponible en la poca seca.

Esta clase est formada principalmente por los suelos predonimantes de las si-
guientes unidades: Pl, Te, Tp, Tm, Tw, Da, Dd, Dr, Ea, Er, Aa, Ao y Av.

Ciertas reas de las unidades de la altillanura que se encuentran en esta clase
y las cuales se hallan actualmente en bosque, se han incluido en la clase F con el
fin de mantenerlas como reserve forestal.

Algunos suelos de estas asociaciones tienen caractertsticas ras favorable para
ciertos cultivos, especialmente arroz, mientras que algunos otros, por tener una com-
binacidn de various factors adversos pasaran a la clase IV.

Algunos ganaderos que tienen fincas en esta clase III, han logrado resultados
satisfactorios sembrando ciertas variedades de pasto, pero si esto no se hace en com-
binaci6n con otras buenas prcticas como la fertilizacin y el buen manejo de los po-
treros los resultados no serian muy seguros. Varios suelos de esta clase cuando ara-
dos estaran sujetos a erosion, ya sea por el viento o por el agua. La ocurrencia, de
zurales en varias unidades dificulta much la mecanizaci6n para cualquier tipo de uso
agropecuario.

Las unidades Dd, Dr y Er tienen importancia para el establecimiento de viviendas
y caminos principalmente.


Clase IV. Tierras aptas para ganadera en sabanas naturales en combinacin con
explotacin forestal

Los suelos que estn en esta clase son en general fsica y quimicamente muy po-
bres para la mayora de los cultivos. Estos factors adversos ocurren en lo general
casi siempre junto con otro u otros no menos adversos como son el peligro de enchar-
camiento y estancamiento del agua. En algunas unidades el relieve es hasta escarpa-
do y los suelos son superficiales y muy sujetos a erosion. Otros suelos tienen el
agua fretica muy superficial y el drenaje artificial no es fcil. Todos los suelos
de esta clase tienen una fertilidad muy baja.

Los suelos son solamente aptos para ganadera extensive a base de pastos natura-
les, adaptando el manejo a las condiciones existentes.

La vegetacin consiste de sabana con pastos naturales y se encuentran esparcidos
restos de bosques o matas de monte.

La mayora de los suelos se encuentran en posiciones bajas, con relieve plano y
pendientes menores del 1%; bajo tal condicin es difcil o por lo menos muy costoso,
establecer un drenaje artificial de las tierras. Los suelos predominantes de las
siguientes unidades pertenecen a la clase IV: Mg, Pg, Tv, Db1 Em, Es, Ee, Ac, As
y Ae.

El manejo recomendado se orienta unicamente a la utilizacin rational de la vege-
tacin natural, evitando el sobrepastoreo y mantenindo la vegetaci6n en la mejor con-
dioi6n possible bajo un sistema de pastoreo normal.






- 52 -


Donde la vegetaoi6n natural es de bosque, puede resultar mejor mantenerla para
explotacidn rational de maderas y proteccin de la cuenca hidrulica. Por considerar-
se mas convenient mantener estas zonas bajo reserve forestal, se las ha incluido en
la clase F.

En algunos suelos se pueden sembrar cultivos de subsistencia, pero tales oultivos
deben alternar con barbecho o pastoso

Tonicamente sera possible mejorar los suelos por medio de fertilizaciones, dre-
naje y control de la erosion, pero las inversiones necesarias no se justifican en las
condiciones actuales de desarrollo

La unidad Em present la facilidad de establecer viviendas y pistas de aterriza-
je de gran utilidad durante la poca de las lluvias.


Clase VY Tierras no aptas para cultivos ni ganadera; recomendadas para
reforestaci6n o mantenimiento de la vegetaci6n natural

Los suelos de la clase V son muy pobres tanto para la agriculture como la ganade-
ra por tener una fertilidad baja junto con otros factors muy adversos, como pedre-
gosidad, pendientes escarpadas, inundaciones, etc. Como consecuencia de estos facto-
res hay un alto peligro de erosion en los terrenos escarpados, o un alto peligro de
inundaci6n en los terrenos con relieve depresional, como los pantanos, etc.

Los suelos de la unidad Mo pertenecen a esta clase, lo mismo que los pantanos y
raudales que figuran en el mapa, como tambin la serrana La Macarena, se pueden reunir
en el concept de "Tierras Misoelneas".

Estas tierras tienen cierto valor, cuando estn cubiertas de la vegetaci6n ade-
cuada para la protecci6n de las cuencas hidrulicas; por lo tanto se recomienda man-
tener el bosque existente y reforestar donde haya sido talado.


Clase F. Reservas forestales

La clase identificada con la letra F include unidades de las classes IV y algunas
de la altillanura con bosque de la clase III. El objetivo que se persigue es conser-
varlas como reserve forestal y planear su explotaci6n en forma racional, porque no se
cree justificable aumentar el area bajo sabana mientras no se haga una explotaci6n
adecuada de las ya existentes.






- 53 -


NECESIDAD DE INVESTIGACIONES


De la observacin de las caractersticas de los terrenos y los mtodos de explo-
taci6n agropecuaria, descritos en este informed, se deduce que es necesario cambiar
algunas condiciones bajo las cuales se est utilizando actualmente esa vasta region,
a fin de derivar un mayor beneficio para la economa del pas.

Entre los factors que afectan la producci6n econmioa de los Llanos, los hay de
carcter socio-econ6mico y de carcter tocnico, los cualbe en algunos aspects estn
intimamente interrelacionados. Teniendo como base el reconocimiento y clasificaci6n
de los recursos naturales, se debe planear y ejecutar una serie de investigaciones
que den la clave para resolver los problems de orden tconico y prctico, as como
una base para ejecutar un cambio, si ello es necesario, en la estructura socio-econ6-
mica de la region.

La investigaci6n se debe ejecutar sobre las principles asociaciones de suelos
que comprenden las classes de aptitudes de tierras I, II y III, y necesariamente ten-
drn que tener en cuenta tanto los suelos como las plants y los animals que se tra-
ta de cultivar y criar en ellos.

1. Plan de Investigaciones

Estos servicios de investigaci6n debern estar a cargo de un organismo de carc-
ter permanent para que quede asegurada la continuidad de los programs a largo plazo,
como es requerido para obtener resultados positivos. Una entidad como el Instituto
Colombiano Agropecuario (ICA), que tiene una amplia organizaoi6n, parece ser la mas
indicada para este fin.

Las investigaciones deben ser de carcter eminentemente prctico, con pruebas
regionales y repeticiones convenientemente localizadas en fincas particulares, tra-
tando de hacer la conexi6n tan important entire los servicios de investigaci6n y
extension.

El personal tcnico encargado de estos servicios no podr estar concentrado per-
manentemente en las estaciones experimentales, ya que una buena parte de 8s labor
estar dedicada a comprobar por medio de pruebas regionales en fincas particulares,
los resultados obtenidos en las investigaciones, y demostrar a los agricultores y
ganaderos la bondad de los mtodos y prcticas recomendadas.

Se require una series de estaciones y sub-estaciones experimentales localizadas
en los distintos paisajes y que abarquen las prinoipalesasociaoiones de suelos, en
zonas que tengan facilidades de acceso durante todo el ano. Naturalmente al princi-
pio no se podra cubrir todas las necesidades, pero sera recomendable que estuvieran
representadas las reas de Pie de Monte, la Altillanura, la Llanura Aluvial y la
Llanura E6lica, con granjas localizadas en sitios representatives. La primer se de-
dicara primordialmente a oultivos comerciales y ganadera intensive; las ultimas
representaran el tipo de explotaci6n extensive, pero racionalizada de la ganadera.

A. Granja para elplotaciones intensivas (rea del Pie de Monte y de las Terrazas)

La Estaci6n Experimental de La Libertad, cerca de Villavicenoio, ocupa una posi-
oidn ideal. Podra ser el centro de investigaciones bsicas sobre los diversos as-
pectos a-estudiar y el lugar donde se concentrar la direcoi6n administrative y to-
nioa del program.






- 54 -


Siendo esta la region con mayor proporci6n de suelos relativamente ricos, podra
estar dedicada a investigaciones sobre cultivos oomsrciales, pastos y forrajes, y
ganadera intensive para leche y carne, tal como est operando actualmente, pero con
mayor intensidad. Se require dedicar mayores extensions de terreno a investigacio-
nes de cultivos y aumentar el personal t4cnico, obreros y equipos agrcolas.

La estaci6n dispone de terrenos situados en las terrazas altas (Te), terrazas
bajas (Tb), y en las vegas (Vb), en los cuales se pueden haoer los experiments y ob-
tener resultados aplicables a los terrenos situados en estas asociaciones. Sin embar-
go, para algunos cultivos perennes, como la palma africana, se podra buscar la cola-
boracin del IFA y de cultivadores privados, para efectuar investigaciones en plan-
taciones comerciales, especialmente en lo relacionado con fertilizaci6n, control de
malezas y plagas, irrigaci6n, etc.

Teniendo en cuenta que en esta zona existen cultivos comerciales de arroz, algo-
d6n, maz, yuca, cacao, palma africana, se sugiere hacer investigaciones sobre estos
cultivos relacionados con los siguientes puntos:

1) Fertilizaci6n

Esta se puede hacer en tres etapas, a saber:

la Etapa Buscar las respuestas a los distintos elements fertilizantes y a los
correctivos. Para ello se puede disenar un experiment con un testigo (sin ningn
fertilizante), un tratamiento complete que contenga N, P, K, Mg, S y una mezcla de
elements menores y tratamientos en los cuales se deje de aplicar cada uno de estos
elements fertilizantes. Los niveles o cantidades en que entren los distintos fer-
tilizantes deben ser suficientes para llenar los requisitos de los respectivos cul-
tivos. Si se encuentra respuesta a las mezclas de elements menores, en los sub-
siguientes experiments se dividirn en grupos, hasta aislar aquel o aquellos elemen-
tos que sean crticos en la producci6n de cosechas. De igual modo se disenar un
experiments para determinar las respuestas a la aplicacidn de cal, no s6lo para
corregir la acidez sino como fuente del nutriente calcio.

2A Etapa Una vez conocidas las deficiencies de los suelos en cada uno de los
elements fertilizantes, se planear otro tipo de experiment por el cual se trate de
determinar los niveles mas apropiados y la forma o combinaci6n qumica en que son me-
jor aprovechados, teniendo como meta los mayores rendimientos econ6mioos.

3a Etapa El ltimo paso consistir en buscar la forma de aplioaci6n mas conve-
niente para obtener una utilizacin eficiente de cada element, teniendo en cuenta
las condiciones propias de cada suelo, tales como reacci6n, composicidn granulomtrica,
contenido en material orgnica, hierro y aluminio, etc., as como las oaractersticas
de cada oultivo. Se deber comparar diferentes profundidades de aplicaci6n, distancia
a la zona de races y 4pooas de abonamiento.

Esas investigaciones sobre la fertilizaci6n y la productividad de los suelos
debern ir acompanadas por el anlisis de muestras de suelos, con el fin de estable-
oer normas de correlaci6n que sirvan para el diagn6stico de fertilidad.

2) Variedades

Se harn studios comparativos de las diversas variedades e hbridos, adaptables
a las condiciones olimtioas de la zona. Estos experiments convendra iniciarlos
simultneamente oon la primera etapa de investigation sobre fertilizantes, para que
las ltimas etapas se puedan hacer sobre las variedades que hayan mostrado las mejores
condioiones de productividad, precooidad, calidad, resistencia a plagas y enfermeda-
des, etc.







- 55 -


3) M4todos de cultivo

Una vez establecido cules son las mejores variedades y fertilizantes para oada
cultivo habr que investigar sobre various aspects relacionados con la protica agr-
cola, de los cuales los mas importantes son los siguientes:

a) Epoca de siembra

Determinar de acuerdo con el perodo vegetativo y con la fecha de iniciaoi6n
y terminaoi6n de los perodos de lluvia, oules pocas son las mas convenientes
para siembra y recoleoci6n de distintos cultivos a fin de obtener los mejores
resultados eoon6micos. Considerando tambin la necesidad de usar riego suple-
mentario en algunas pocas del ano, as como riego permanent para el cultivo
del arroz.

b) Densidad de siembra

Distancias entire surcos y plants, etc., teniendo en cuenta no s6lo los
rendimientos unitarios, sino tambin la incidencia de malezas, plagas y enfer-
medades.

o) Rotaci6n de cultivos y mtodos de conservaci6n de suelos

Uso de abonos verdes y otros abonos orgnicos para mejorar las condiciones
fsicas, especialmente la granulaci6n de los suelos. Se debe considerar un ex-
perimento de rotaci6n a largo plazo entire cultivos anuales y potreros o pasti-
zales perennes para corte.

d) Defensa contra malezas, plagas y enfermedades

Ensayando los distintos products comerciales destinados a estos fines.

e) Introducci6n de nuevos cultivos comerciales

Que den un rendimiento econmico y al mismo tiempo sirvan como complement
para una rotaci6n racional. La introduccin de leguminosas como frijol, soya,
man, etc. seria altamente recomendable.

4) Pastos y forrajes

Esta rama importantsima de la investigation comprende tres puntos principles:
a} Introduccin y seleccin de species y variedades; b) Mtodos de cultivo; y
o Valor alimenticio y rendimiento econmico de los various forrajes y pastos.

a) La granja debe contar con una oolecoidn lo mas complete possible de gramneas
y leguminosas nativas e importadas para observer su comportamiento y resistencia al
exceso de humedad y a la sequa, efectuar anlisis bromatolgicos y ensayos de rendi-
miento. Con estos datos preliminares se podr descartar despus de poco tiempo aque-
llas que obviamente no prometan un resultado satisfactorio como alimento para el
ganado.

Por los conocimientos generals que se tienen sobre las principles deficiencies
de los suelos, se recomienda el uso de un fertilizante que contenga por lo menos fs-
foro y calcio (que pueden ser las escorias Thomas), para el sostenimiento adecuado de
esta colecci6n. Esta recomendaci6n no introducir factors de error en la observacin
preliminary ya que es seguro que por lo menos el mencionado tratamiento es indispensa-
ble si se desea mejorar la cantidad de forrajes producidos por unidad de superficie
y adems posiblemente la calidad.






- 56 -


Con base en la colecci6n se pueden iniciar, como una segunda etapa, trabajos
genticos para tratar de obtener por medio de cruzamientos, nuevas variedades e
hbridos que se adapten mejor a las condiciones del llano, tanto de pastos para po-
treros, como para corte.

b) Las species que preliminarmente hayan mostrado buenas condiciones como
forrajeras, debern ser sometidas a ensayos que den idea sobre los mejores mtodos
a seguir para el establecimiento de pastizales o cultivos destinados a corte para
uso verde, ensilaje o henificaci6n. Tales ensayos deben incluir: i) mtodos de
propagacidn: si por semilla o vegetativamente; ii) sistemas y pocas de siembra;
iii) abonamiento, siguiendo un sistema semejante al descrito para cultivos comercia-
les; iv) control de malezas, plagas y enfermedades; v) rendimiento en material
verde por hectrea; vi) frecuencia de corte y pastoreo; vii) resistencia al pi-
soteo; viii) duraci6n econ6mica de potreros y cultivos de pastos para corte; y
ix) mezclas de gramneas y leguminosas para formacidn de potreros.

o) Siendo la sequa intense uno de los mayores problems que afectan la gana-
dera de los llanos durante 4 meses, con la consiguiente disminucin de pastos verdes,
es muy recomendable hacer ensayos sobre ensilajes, buscando los pastos mas adecuados
para este fin, as como los mtodos que se deben usar teniendo en cuenta las condi-
ciones propias del medio y en especial el mal drenaje prevalente en los sitios pla-
nos y bajos. De igual modo seria muy dtil una investigation sobre la obtenoin de
heno, utilizando las primeras semanas de tiempo seco para la siega y secado del
forraje, el cual se podra utilizar al final de esa poca, cuando la escasez de ali-
mentos es mas aguda.

Las investigaciones sobre forrajes se deber n completar con studios de la di-
gestibilidad de los mismos. Para ello se sugiere utilizar el mtodo in-vitro descri-
to por el "Journal of the British Grassland Society", Vol. 12 NO 2. 1963, con el cual
se tiene la ventaja de poder hacer gran nmero de determinaciones en corto tiempo,
as como de obtener datos sobre digestibilidad de las diferentes parties de la plant
y a diferentes edades.

La comprobaci6n final de la bondad de los forrajes y de los mtodos encontrados
como los mejores desde un punto de vista econmico, s61o se podr llevar a cabo uti-
lizando a los animals como indicadores. Se debern planear ensayos comparativos que
indiquen la diferencia de producci6n en care y leche, entire los mtodos corrientes
en los Llanos y las nuevas prcticas que se hayan encontrado como los mas aconseja-
bles desde el punto de vista tcnico.


B. Granjas para ganadera extensive

En las regions donde se ha venido practicando la ganadera extensive de ora,
correspondientes a las Altillanuras, la Llanura Aluvial de Desborde y la Llanura
Elioa, no es possible en las actuales condiciones pretender intensificar dicha explo-
taci6n como se propone para el rea del Pie de Monte, por las siguientes razones:
i) pobreza de los suelos; ii) mal drenaje e inundaciones peri6dicas, as como se-
quas prolongadas; iii) falta de vas de comunicaci6n.

Sin embargo es possible mejorar las actuales condiciones de explotaci6n y segu-
ramente, con la introducci6n procticas relativamente simple, se puede aumentar en
alto grado la producci6n total de la region y el rendimiento por unidad de super-
ficie.







- 57 -


Se propone crear tres estaciones experimentales looalizadas en sitios a donde
se pueda llegar oon relative facilidad y que sean representatives de los respectivos
paisajes. Esas granjas podran estar localizadas en las siguientes regions:

Area de la Altillanura, al oriented del ro Meta. Los terrenos deben abaroar
en lo possible parties de altillanura plana, ondulada y diseotada. Sera as mismo
muy convenient que tuvieran una parte en las vegas de la orilla derecha del ro
Meta. La situaci6n mas convenient seria entire los ros Meta y Manacacas. Para
mayor comodidad en las operaciones debe tener acceso a la carretera de Puerto L6pez
a El Porvenir.

La Granja representative del rea de la Llanura Edlica puede estar situada cerca
a la poblacin de Orocu, sobre la margen izquierda del ro Meta. De ser possible los
terrenos deberan cubrir las asociaciones que comprendan mdanos, rebordes de canos
y esoaroeos para poder estudiar las diversas condiciones especialmente relaoionadas
con el drenaje. Esta granja debera estar comunicada con Orocu por carretera y por
medio de lanchas si se localiza a la orilla del ro Meta.

La Llanura Aluvial de Desborde puede estar representada por una granja locali-
zada cerca a Arauca, teniendo en cuenta que haya comunicaci6n permanent por tierra
con esa poblacidn. El terreno debe estar repartido entire "bajos" y diques que cons-
tituyen los dos elements principles del paisaje y que tienen una utilicad primor-
dial durante las pocas secas y hmeda respectivamente.

Por tratarse de regions muy aisladas donde las condiciones normales de vida
son muy difciles, es indispensable asegurar al personal que va a trabajar all un
mnimo de comodidades, tales como suministro de viviendas, servicios de agua pota-
ble, energa elctrica, casino, escuela, servicio mdico, etc., pues de otra manera
seria casi impossible conseguir personal capacitado.

El fin principal de estas granjas experimentales es el de desarrollar m4todos
de mejoramiento y manejo adecuado de las praderas naturales y establecer prcticas
de ganadera extensive mas avanzada, que permitan una utilizacin racional de esos
recursos naturales.

Considerando la clase de investigaciones que se va a realizar en esas granjas,
en las que necesariamente debe tenerse en cuenta la economa de la explotaci6n como
un aspect bsico, ser necesario disponer de una extension suficientemente grande de
terreno, tal vez del 6rden de las dos a tres mil hectreas, y un ndmero correspon-
diente de cabezas de ganado. De igual modo la dotaci6n de equipos y de elements de
trabajo debe ser suficiente para la correct operaci6n de una explotacin en gran
escala.

Mejoramiento de praderas naturales. Teniendo como base el reconocimiento de la
vegetaoidn natural presentado en este informed (Tomo III), en el cual estn descritas
las diversas species de gramneas que constituyen las sabanas, con indicacidn sobre
las condiciones de medio bajo las cuales se desarrollan, lo primero que se debe hacer
es una coleccidn debidamente diferenciada de las principles species a fin de estu-
diar sus hbitos de crecimiento, mtodos de reproduccin, rendimiento de forraje
verde, respuestas a elements fertilizantes, valor nutritivo, apetitosidad o "pala-
tabilidad", cambio en el valor nutritivo con la fertilizaci6n, la edad y la frecuen-
cia de corte y pastoreo, reacci6n a las mezclas con otras species naturales o in-
troducidas, etc.







- 58 -


Cada granja debe disponer de terrenos donde se conserve la vegetaci6n natural
para hacer investigaciones sobre los siguientes puntos:

1) Efectos del fuego

a Temperaturas provocadas por las quemas en el suelo y en el aire.
b Cambios en la microflora y microfauna del suelo.
o Cambios en el contenido de humedad del suelo.
d Efectos de las quemas en diferentes 6pocas del ano.
e Curvas de crecimiento de los principles pastos despus de las
quemas.
f) Desarrollo de la vegetaci6n bajo proteccin contra las quemas.
g) Comparacin de las quemas con el corte mecnico de los pastos
lignificados.

2) Resistencia al pastoreo

a Utilizaoin de pastos en diferentes perodos de desarrollo.
b Utilizacin a diferentes alturas e intervalos.
o Resistencia con diferentes "cargas" de pastoreo.
d Observaciones sobre aumento o disminucin de cada especie forrajera
por efectos del pastoreo.
e) Observaciones sobre el aumento y la invasion de malezas, bajo dife-
rentes mtodos de pastoreo.
f) Rotaci6n de potreros y rea mas convenient de cada potrero.

3) Fertilizaci6n de praderas

a) Efectos de los diversos elements nutritivos, incluyendo oligoelementos,
sobre el rendimiento de los pastos.
b) Utilizaoi6n de abonos orgnicos.
c) Efectos de la fertilizaci6n sobre el valor nutritivo y la digestibili-
dad de los pastos.
d) Ensayo a gran escala del efecto econmico de la fertilizaci6n, com-
parando la ganancia en peso de los animals mantenidos en pastos
fertilizados y no fertilizados.

4) Introducci6n de nuevos pastos

Cada granja deber plantar una colecci6n de gramneas y leguminosas
para hacer observaciones sobre su adaptabilidad e investigar con las mas
promisorias, las posibilidades para establecer potreros o cultivos para
corte, ensilaje y henificacin.

5) Suministro de agua

a) Mtodos para construir pozos y represas para bebederos.
b) Distancias ptimas entire los bebederos para lograr la mejor utiliza-
cin de los pastos.






- 59 -


LIST DE COLABORADORES


El present trabajo de reconooimiento de suelos, de la vegetaci6n y de los demgs
reoursos agropecuarios de los Llanos Orientales de Colombia, fue realizado conjunta-
mente por el Gobierno de Colombia, la Organizaoi6n de las Naoionee Unidas para la
Agricultura y la Alimentaoi6n (PAO), dentro de un proyeoto patrocinado por el Fondo
Especial de las Naoiones Unidas.

Colaboraron en la ejecucidn del trabajo los siguientes grupos de tonioos:

I. SUELOS

A. Reoonooimiento de suelos, Fotointerpretacin

Doeko Goosen Experto en interpretaci6n de
fotografas areas (FAO)

Elvere Marn A. Ingeniero Agrdnomo

Jaime Villegas A. Ingeniero Agrdnomo

Maroo F. Cano L. Ingeniero Agr6nomo

Ricardo Bernal P. Ingeniero Agr6nomo


B. Clasificaoi6n de suelos

Richard S. Merritt


Jaime Villegas A.

Humberto Toquioa

C. Anlisis qumico

Josu S. Quintero Q.

Eduardo Palacio 0.


Expert en reconocimiento de
suelos (FAO)

Ingeniero Agr6nomo

Ingeniero Agr6nomo


Ingeniero

Ingeniero


Qumico

Qumico


II. VEGETACION


John Blydenstein


Germn Clavijo N.

Jaime Rivera C.


Experto en pastizales
tropicales (FAO)

Ingeniero Forestal

Botnico


III. GANADERIA


J. K. Makhijani

Luis Vlez KI.


Experto en ganadera (FAO)

Zooteonista






- 60 -


IV. ECONOMIC AGRICOLA

Aurelio G6mez P.


Franco Tradardi

J. P. De Groot


Ingeniero Agrdnomo y
Economista Agrcola

Expert en Meroadeo Agrcola (FAO)

Economist Agrcola (FAO)


V. EIDROLOGIA


Arnold Escher


VI. CARTOG AFIA Y DIBUJO

Hernando Daza R.



A. VAN WAMBEKE
Director (1961-1964)


Consultor de la FAO



Dibujante


MIGUEL VARONA M.
Codireotor (1964)



ALFONSO GARCIA E.
Codireotor (1961-1963)






- 61 -


ENGLISH SUMMARY

I. Introduction

Thirteen million hectares of land in the Llanos Orientales of Colombia, an
area comprising approximately 11% of that country, were surveyed under a United
Nations Special Fund project, executed by the Food and Agriculture Organization in
collaboration with several Colombian Government Institutions.

The study area is located at the foot of the eastern Cordillera of the Andes
and covers part of the department of Meta, Boyaca and Cundinamarca, the intendencia
of Arauoa and the oomisaria of Vichada. The land is mainly flat and covered by an
open savanna vegetation; only 1.8 million hectares of forests, 15% of the study area,
were found.

The survey included investigations on soils, vegetation, and livestock manage-
ment.

More detailed studies on the hydrology as well as a quiok economic survey to
investigate the various factors whioh influence agricultural production, were carried
out in the department of Meta.

1. Background

The request of the Government of Colombia to the Special Fund for the soil
survey of the Llanos Orientales, was made on the 13th March 1959. The Plan of
Operation was signed in September 1960, and the first international expert assigned
to the project took up his duties on 2nd January 1961. The purpose of the project
was formulated as follows: "to carry out a soil survey and establish land use capa-
bility classes of an area of approximately 16.8 million hectares of the Northern
part of the Llanos Orientales with the help of aerial photography".

2. The project and its execution

The execution of the project began with the arrival of the first FAO expert on
2nd January 1961, and went through the following stages:

a) Aerial photography and mosaicing of 4.5 million hectares in the Llanos,
in order to complete the aerial coverage of the study area;

b) preliminary photo-interpretation of the whole region in order to delineate
the major physiographic regions;

o) semi-detailed soil survey of 20 key-areas, the location of which was
determined on the basis of phisiography, up to a total area of 381.550
hectares. These surveys included soil profile descriptions, correlation
between soil boundaries and photo interpretation data, and the physical
and chemical analyses of soil samples;

d) use of the basic data collected in the key-areas in order to achieve the
following:

i) Soil Assooiation map of the complete study area at 1:250.000 scale;

ii) Establishment of a soil taxonomio olassification based on the
properties of the soils;

iii) Land suitability olassifioation and map at 1:500.000 scale covering
the whole area.






- 62 -


e) Vegetation surveys began when soil studies reached their completion.
Grassland and forest types were described and mapped, and management
problems were discussed. A vegetation map at 1:500.000 scale was prepared.

f) A survey of livestock in the Llanos was oonduoted at the end of the
project, which describes the general management conditions prevailing in
the study area.

g) Finally, hydrological and economic surveys in the Meta department completed
the investigations.

3. Training of personnel

Close cooperation between international staff and their Colombian counterparts
during field operations secured adequate training in all the practical aspeote of
natural resources surveys. Modern methods of photo-interpretation, soil survey, soil
classification, vegetation survey, hydrological and livestock management investiga-
tions were introduced, and actually used by the Colombian personnel.

Besides this in-service training program, five of the most qualified technicians
were sent abroad for theoretical and basio soienoe training, in Suropean and North
American Universities.

4. Composition of the report

The complete report on the project comprises four volumes. The first volume,
the General Report contains a summary of the main oonolusions and recommendations, a
general description of the area, the grouping of the soils ooourring in the Llanos into
land capability classes and includes a land capability map at a scale of 1:500.000.

Volume II,and its appendioes,disousses the soils of the Llanos from the geogra-
phioal and taxonomio viewpoints and provides detailed descriptions and analysis of
the oartographio units whioh are shown in a soil map at the scale of 1:250.000.

Volume III reports the results of the vegetation and livestock surveys and
comprises two sections. Section 1 describes the types of vegetation ooourring in the
project and includes a vegetation map at a soale of 1:500.000. Section 2 deal with
the problems of livestock management and meat industry in the Llanos.

Volume IV contains the information on surveys carried out in the Meta department
in the field of agricultural eoonomios and hydrology.







- 63 -


II. Summary of Main Conclusions and Reoommendations

1. The survey has shown that the productivity of the land in the Llanos Orientales
oan be considerably increased by adequate management practices or by improving the
existing production method taking into aooount the suitability of the soils.

2. The olassifioation of the soil association occurring in the Llanos Orientales
into land capability classes indicates that the possibilities offered by the soil
ooourring in the study area for the development of systems of agriculture are as
follows

Clase I Land suitable for cultivation 106,250 heotares.

Class II Land suitable for cultivation and livestock on improved pastures -
1,566,900 hectares.

Clase III Land suitable for grazing on natural savannas in combination with
improved pastures and subsistence agriculture 3,981,875 heotares.

Class IV Land suitable for grazing on natural savanna in combination with
forestry 6,750,610 heotares.

Clase V Landa neither suitable for agriculture nor for livestock,
recommended for forestation or conservation of forest -
215,000 heotares.

Class F Forest reserve lands, whioh include soil units of Class IV and
some of Class III.

The recommendations regarding the use and management of the soils of eaoh land
class and the map showing the geographical distribution of these land classes are
included in this Volume.

3. The soils whioh show the highest potential, and on which the first agricultural
development should take place are located in the recent alluvium. These soils,
however, need protection against periodic flooding. Fundamentally, these inundation
are caused by severe erosion which affeotethe upper valleys of the rivera in the
eastern Cordillera. It is recommended that the Government take the action needed to
protect these upper valleys. For this purpose the proper management of the vegetat-
ion and control of the cutting and fire are recommended. In order to achieve these
objectives, the following steps are suggested:

a) Detailed studies of the possibilities of agricultural and forestry
development in the watershed areas and delineation of the areas more
appropriate for this purpose;

b) Soil and vegetation management studies in order to maintain an optimum
productivity and to prevent the destruction of the natural resources;

o) Proper organization of forest exploitation and the establishment of a
program of reforestation with native and imported tree species of fast
growth and economic value;

d) Creation of a well established forestry service to be responsible for
surveillance and technical assistance to secure the implementation
of the above.







- 64 -


4. Many soils of the Llanos area have excellent physical conditions for plant
growth but suffer from extreme nutrient deficienoies. It ie considered that
without adequate experimental work on the use of fertilizers, no recommendations oan
be made on the ways and means to correot the low nutrient status of the soils of the
area. No experimental data are available on the real grazing potential or best use
of the natural land and how this may be best implemented. For these reasons it is
urgently recommended that the Government strengthen their Agricultural Experimental
Stations in the Llanos and conoentrate on the study of the use of fertilizer,
grassland management and oattle production. A preliminary plan of the investigations
to be carried out to achieve the above objectives is given at the end of this Volume.

5. It oan be considered, even on a long term basis, that the development of the
Llanos Region will depend on the growth of a limited number of fooi whioh vill,
spontaneously or by previous planning, develop in places where good soils are
dominant. In this respect, it may be pointed out that the improvement of the present
living oonditione in the Llanos will be greatly accelerated by the construction of
an adequate road system. Considerable detail has been given to the soil map so as
to enable oorreot planning of roads, aooording to soil oharaoteristics and the
location of markets. Aotion of the Government is therefore recommended to aooelerate
road building.

6. A large part of the area of the Llanos is only suited for extensive grazing.
Livestook will, for a long time, constitute a major element in rural production.
The most important problems connected with livestook production in the area are
animal health and particularly foot-and-mouth disease and parasites, safe drinking
water for animals and the organization of improved means for transporting,
slaughtering and marketing livestock.

7. On the basis of the studies of the battle and beef industry in the Llanos the
following is recommended for immediate implementations (i) the oonstruotion of a
number of wells with windmills whenever necessary, to provide safe and sufficient
drinking water for animals, in order to prevent parasitio infeotions and (ii) to
organize an effective campaign to increase the production of foot-and-mouth vaooine.
Other reoommondations for early and long-term implementation include the establishment
of experiment and demonstration centres in selected region of the Llanos Orientales
to oarry out investigations and demonstration concerning the carrying oapaoity of
pastures, rotational grazing, effect of burning on pastures, introduction of new
grasses, spaoing between points of water and supplementary feeding, cattle management
and the construction and use of cattle dips. Studies should further be oarried out
on the techniques and feasibility of fodder production under irrigation, and on
possibilities of land drainage, and training programs at the various levels, in all
fields related to animal production, should be effectively augmented.

8. Most important improvements in production methods involve changes in farm
management, oorreot use of natural and cultivated pastures, including grazing,
management and livestock husbandry. These measures, which imply a certain amount
of capital investments, are usually not implemented before the type of land tenure is
precisely defined. It is therefore recommended that the Government undertake a
census of landownership in the Llanos.







- 65 -


9. It is believed that the aotions recommended will be best achieved by an
organization which would coordinate the activities of all the Government institutional
operating in the Llanos and extend them to all the Department, Intendenoias and
Comisarias whioh constitute the administrative divisions of the Llanos. This
Organization should improve technical assistance to farmers, oattle raisers and
breaders, develop supervised credit, provide for adequate marketing systems and
coordinate development schemes according to the most urgent need of the region..

10. The vegetation study of the Llanos led to the preparation of a vegetation map.
The map, as well as the recommendations for the proper management of the various
types of vegetation for forestry and livestock raising are included in Volume III,
Section 1 of this Report. To assure a sustained exploitation of forests, proper
management may be achieved by means of a program of selected outting, upon whioh
minimum lengths should be imposed together with a planned reforestation to secure
population of epeoies of high eoonomio value. Under present conditions, and in
view of the state of development of the forests of the Llanos, a minimum cut of
35 om. in diameter is recommended. The native and introduced species best suited
for reforestation areas oachicamo, mahogany, caraooli, oedar, euoaliptus, pardillo
and teak.

The proper management of savanna, which will continue in the future to be
used as natural pastures, must take into aooount the pasturing time and include the
control of the movement of animals and the establishment of improved pastures.

11. In view of the importance, in all aspect, that knowledge of water resources
signifies in the future development of the region, we suggest that a hydrometrio
service be organized in the Llanos. This service will take charge of methodio
measurements, with the aim of establishing adequate hydrological statistics. The
work of this service will be carried out in aooordanoe with a graded plan, whioh
will take into aooount the situation and the real possibilities. These works
should commenoe in those places which, due to the present development of the zone,
are of greater interest and offer greater facilities. Future extension will be
made as the eoonomio importance of the area increases, and its rythm will also
depend on the output of the hydrometrio service whioh will increase proportionately
as greater praotioal experience is acquired in the varied conditions to be found
in the water resources of the area. To oarry out the hydrometrio works in the
field, including systematic measurements and.appraisals, establishment and control
of fixed stations and general observation of the rivers, it will be necessary to
establish a mobile group of hydrometrio experts. A detailed aooount, including
material necessary and estimated budget required for this mobile group, as well
as a graded plan of work of the hydrometrio service, is to be found in Chapter IV
of this report.







- 66 -


III. General Desoription of the Project Area

1. Geography and Location

The project area covers about 13 million hectares and comprises the Departments
of Keta, Boyaca and Cundinamarca, most of the Intendencia of Arauca and part of the
Comisaria del Vichada. Geographically the area is located between 20 and 70 latitude
North, and 690 and 740 longitude West of Greenwich. The population is about 300,000
inhabitants, mostly concentrated in the Department of Meta. The largest city is
Villavicencio, with about 35,000 inhabitants, which constitutes the major trading
centre of the region, and to which come the majority of products on their way to the
markets of the interior.

2. Climate

The climate of thie Llanos is a tropical climate with well-defined rainy and dry
seasons. According to the classification of Koeppen-Geiger (1954) it belongs to the
Aw climate, savanna climate. Annual rainfall ranges from 1800 mm. to 5000 mm. in the
Llanos. Temperatures are rather uniform throughout the year. Relative humidity is
high; during the rainy season it averages 80 percent and varies between 50 and 60
percent in the dry season.

3. Vegetation

The vegetation survey of an area of about 12 million hectares has shown that
the savannas over about 85 percent of the Llanos, the remaining 15 percent being
forest. Ten types of savannas and six types of forest were identified during the
survey.

4. Hydrology

The main rivers of the Llanos regions are the Meta, Arauoa, Casanare, Pauto,
Cusiana and Manacacias. The Meta is the most important river of the Llanos and it is
navigable from Puerto Lopez to the Orinoco River (720 km).

5. Geology, Geomorphology, Landscape map

A. Geology The Cordillera Oriental in dominantly a Cretaceous formation
locally eroded, on which occur the remainder of older formations, mainly from the
Mesozoic and Paleozoic eras. The Cordillera suffered several uplifting during the
geological times, and those which took place during the Tertiary and Quaternary period
are especially important in determining the nature of the sediments occurring in the
Llanos. These latter sediments are Quaternary formations both from the Pleistocene
and Holocene.

B. Geomorphology and Landscape Map The geomorphological units occurring in
the Llanos constituted the basis for the reconnaissance of the soils and vegetation,
and are represented in a landscape map. The map units have a geomorphological meaning
and their subdivisions coincide with the soil associations.






- 67 -


The following are the geomorphological units identified in the Project areas

Piedmont This unit is subdivided into old alluvial fans and subrecent
alluvial fans. The old alluvial fans consist of Pleistooene deposits, which have been
subject to some uplifting, and are partly heavily dissected. The soils are mostly
sandy but towards the south heavier textures occur. The subrecent alluvial fans lie
at a lower level than the old fans, and form an almost continuous piedmont alluvial
plain. The texture of the soils ranges from sandy with stones into the north, to
olayey in the south, but otherwise follows the usual pattern of sedimentation in the
Piedmont area. The old alluvial fans are occupied mostly by Regosols and Acid Tropical
Brown Forest Soils, mostly depending on the texture. The sub-recent fans present an
association of Red-Yellow Podzolic and Acid Tropical Brown Forest Soils.

Alluvial terraces This landscape is found near the Cordillera in the most
western part of the area. The terraces are fQrmed of alluvial deposits, left as
terraces because of recurrent changes in the level of the rivers. Several levels can
be distinguished, but correlation is difficult due to the occurrence of many faulted.
The soils range in texture from sandy loam to clay, and many have gravel in the subsoil.

Soils are dominated by Acid Tropical Brown Forests on the higher terraces, with
Red-Yellow Podzolics increasing in importance on the lower heavier textured levels.

Alluvial overflow plain The piedmont alluvial fans change gradually into the
alluvial overflow plain. The principal characteristics of the latter is the alternation
of natural levees and slackwater areas, together forming a deltaio pattern spreading
out from the piedmont. The slackwater areas occupy more than half of the surface, and
are flooded by rain water during the wet season. The texture of the soils is heavy
olay, although nearer the Cordillera and in the north lighter textures occur.

Alluvial soils and Regosols constitute the high parts of the natural levees
which are dominated by acid Tropical Brown Forest soils, often with lateritio
conoretions at the bottom of the profiles. The slackwater areas contain low Humio
Clays, with minor extensions of Organio Soils and Grumusols.

Aeolian plain The aeolian plain comprises an area where loess and longitudinal
dunes have been deposited on top of the eastern part of the alluvial overflow plain.
Except for the sand dunes, topography is level, and drainage is poor. The soil
material itself, moderately fine textured, was probably at the time of deposition
already heavily leaohed, and is therefore poor in nutrients.

The dunes are covered by Regosols, and the most typical profile on the flat
plain corresponds to incipient Ground-Water-Laterites, mostly poorly drained.

Recent alluvium Along the main rivers strips of recently deposited alluvium
ocour, which are gravelly near the Cordillera, and become gradually finer towards the
east. The soils are not yet old enough to be highly leached and contain more nutrients
than most of the other soils of the Llanos.

AlluvialSoils is the best correlative soil group which fits the high variability
of profiles in this landscape.






- 68 -


High plain The landscape identified as high plains is actually an old
Pleistocene alluvial deposit, locally, especially in the northeast, covered by loess,
and for the most part heavily dissected into hills. It is found at the south of the
river Meta at a level up to 150 meters higher than the river. The level, very smoothly
rounded tops have fairly heavy textured soils which are well drained. On the slopes
towards the drainage ways lighter textures are found.

The dissected part of the landscape is very strongly rolling country with
hardenes plinthite at the surface in many places.

Latosols occupy the non-dissected parts of the high plains. As soon as the
relief becomes more rolling indurated lateritic crusts occur whioh alternate with
Aoid Tropical Brown Forests on the slopes. Drainage ways either present Humic Gleys
of Poorly Drained Latosolio associates.

Overflow marshes and swamps This miscellaneous land type occurs in the north
within the alluvial overflow plain and the aeolian plain. Overflow marshes are
created by riverwater which flows through a crevasse in the natural levees and spreads
out over a large area, while swamps are defined as zones of stagnant water.

6. Agriculture and Livestock (animal husbandry)

The land use map enclosed in this Report (Fig. 1-5) shows the distribution of
the different types of agriculture and animal husbandry in the Llanos. The map shows
that only a small area is being used for the commercial type of agriculture, the
largest part being covered by savannas and forests. Most of the farmers in the Llanos,
including those exclusively engaged in the commercial type of agriculture always have
some herds of battle. The main crops in the area are rice, maize, cotton, platano
musa paradisica), banana (musa sapientum), guineo "topocho" (musa balbisiana), yuca
manihot j?. sugar-cane, "chonque" Xa7thosonia violaceum), african palm (Elaeis
guineensis L) and fruit trees, especially citrus and mangoes.

The main economic activity in the Llanos, however, is cattle raising.


THE SOILS AND THEIR UTILIZATION

Detailed studies about the soils occurring in the Llanos are given in Volume II
of this Report. In this volume, however, a description is made of the system of land
capability which has been established to assist in guiding agricultural development
into areas of better soils. The grouping of the soil association into land capability
classes (see Table 1-5) was made on the basis of certain properties of the soils of
each association, such as relief, drainage, texture and fertility, complemented by
the results of field observations about local conditions of present agriculture and
cattle raising. The following six land capability classes have been established.

Class I. Land suitable for cultivation

The soils of this class are good for the majority of the locally adapted crops.
Their physical conditions are favourable for an intensive land use. They are located
on the recent alluvium along the main rivers and on the fine textured sub-reoent
alluvian fans in the Piedmont, near Medina (See Land Capability map at the end of
this volume). The soil associations Va and Pf (see Soil Map, Volume II) belong to
this class.






- 69 -


Clase II. Land suitable for cultivation and livestock on improved pastures

The soils of this class have medium suitability for cultivation and cultivated
pastures. They have at least one of a combination of the following unfavourable
characteristics high groundwater level, danger of flooding, moderate erodibility
and low fertility. Except for the low fertility the other characteristics are of
less importance, when the land is used as cultivated pasture. The soils of the
associations Mf, Pa, Pm, Ta, Tb, Ti, Vb, and Vn belong to this clase.

Clase III. Land suitable for grazing on natural savannas in combination with
improved pastures and subsistence agriculture

The soils of this class oan be used to a limited extent for cultivated pastures
and subsistence agriculture, in combination with the use of the natural vegetation.

The most important limiting factor for agricultural production is the low to
very low natural fertility whlch is frequently combined with poor drainage or other
unfavourable physical conditions suoh as excess of water on stoniness. The soils of
the associations Pl, Te, Tp, Tn, Tw, Da, Dd, Dr, Ea, Sr, Aa, Ao, and Av, belong to
this class.

Class IV. Land suitable for grazing on natural savanna in combination with forestry

The soils of this class are physically and chemically poor. The majority of
the soils of this class are found in low areas, with flat topography and slopes of
less than 1%, which makes it difficult and expensive to establish a system of
artificial drainage. The soil associations Mg, Pg, Tv, Db, Em, Es, Ee, Ao, As, and
Ae, belong to this class. These soils can only be used for extensive battle raising
making use of the natural pastures.

Clase V. Lands neither suitable for agriculture nor for livestock, recommended
for forestation or conservation of forest

The soils of this class are extremely poor, both for agriculture and livestook
because of the low fertility and other unfavourable conditions whioh may include
stoniness, steep slopes, erodibility and flooding. The soils of the association Mo,
belong to this olass.

Clase F. Forest reserve lands

This olass includes soil units of Classes IV and some of Class III.






- 70 -


BIBLIOGRAFIA


Blydenstein, J. 1962 La sabana de Trachypogon del Alto Llano.
Bol. Soc. Venez. Cienc. Natur. 102:139 206.

Budyko, M.I. 1956 The heat balance of the earth's surface.
Trnsl. by N.A. Stepanova, Dept. of Commerce, U.S. Weather
Bureau, Washingtpon D.C. 1958. 259 PP.

De Mier Restrepo, J. 1937 Reconocimiento Geol6gico de una parte
de la Cordillera Oriental. Informe 77, Inst. Geol. Nal. Col.
23 pp.

De Mier Restrepo, J. 1937 Ensayos de clasificaci6n Cronoldgica de
las Cordilleras Oriental y Central de Colombia. Informe 80,
Inst. Geol. Nal. Col. 7 pp.

Escobar, R. 1938 Informe sobre la Concesi6n Shell en los Llanos
Orientales (Intendencia del Meta). Inf. 107 Ser. Geol. Nal. Col.

Frenguelli, J. 1925 Loess y Limos Pampeanos. An. Soc. Arg. de
Est. Geogr. No. 1, p. 7-91.

Goosen, D. 1961 A study of Geomorphology and Soils in the Middle
Magdalena Valley, Colombia. Publ. Int. Training Centre, Aer.
Surv. Serv. B- 9, Vol. 1, 24 Pp.

Goosen, D. 1963 Divisin Fisiogrfica de los Llanos Orientales.
Rev. Nal de Agricultura. LV-697, p. 39-41.

Hammen, Th. van der. 1958 Estratigrafa del Terciario y del Maes-
trichtiano y Tectognesis de los Andes Colombianos. Inf. 1279
Serv. Geol. Nal. Col.

Hubach, E. 1954 Significado Geoldgico de la Llanura Oriental de
Colombia. Inf. 1004 Inst. Geol. Nal. Col. 19 pp.

Hubach, E. 1955 Interpretaci6n Geol6gica de los Suelos de la Regi6n
de Chingasa-Farallones de Miedina (Depto. de Oundinamarea). Inf.
1105. Inst. Geol. Nal. Col.

Institute Geogrfico "Agustn Codazzi". Depto. de Investigaciones.
Datos meteorol6gicos inditos.

Koeppen-Geiger. 1954 Klima der Erde. Justus Perthes, Darmstadt,
Alemania.

Koeppe, C.E. y G.C. de Long. 1958 Weather and Climate. McGraw-Hill,
N.Y.

Laboratorio Qumico Nacional. 1963 Estudios de Fertilidad en
invernadero sobre algunos suelos del Llano. Boletn del Labo-
ratorio Qumico Nacional, Nos 6-7, Bogot, Colombia.






- 71 -


Meja, M. 1959 Informacin Climtioa. Institute de Fomento Algo-
donero. Depto. Tcnico, Bogot.

Oppenheim, V. 1940 Glaciaciones Cuaternarias en la Cordillera
Oriental de Colombia. Inf. 276. Inst. Geol. Nal. Col. 44 PP.

Oppenheim, V. 1942 Rasgos Geol6gicos de los Llanos de Colombia
Oriental. Notas del Museo de la Plata, Tomo VII Geol. 21,
p. 231-245.

Papadakis, J. 1961 Climatio tables for the world. Buenos Aires.

Raasveldt, H.C. y A. Tomio. 1958 Lagunas Colombianas. Cienoias Ex.
Rev. de la Acad. Col. de Fis. y Nat. Vol. X, No. 40, p. 175-198.

Restrepo, H. 1958 Fuentes de Cal Agrcola para la Intendenoia del
Meta. Inf. 1280 Serv. Geol. Nal. Col. 8 pp.

Snchez Carrillo, J.M. 1960 Aspectos Meteorol6gioos del Llano.
Bol. Soo. Venez. Cieno. Natur. 21(97): 333-350.

Sohuohert, C. 1935 Historioal Geology of the Antillean-Caribbean
Region. 811 pp.. New York.

Ujueta, L. G. 1962 Geologa y Posibilidades Econmioas de Depsitos
Caloreos al Oeste de San Mertin (Meta), entire los ros Cumaral y
La Cal. Inf. 1423 Serv. Geol. Nal. Col.

Ujueta, L.G. 1962 Investigaciones de Caliza en el Departamento del
Meta. Inf. 1375 Serv. Geol. Nal. Col.

Wokittel, R. y J. L6pez C. 1953 Estudios Mineros y Geolgicos de la
Region del Guavio y de los Farallones de Medina (Departamento de
Cundinamarca). Inf. 919 Inst. Geol. Nal. 43 PP.

Wokittel, R. 1957 El Problema de Cal en los Llanos Orientales. Inf.
1235 Inst. Geol. Nal. Col. 5 Pp. 2 mapas.






- 72 -


APENDICE I













PLAN DE OPERACIONES


PROYECTO DE RECONOCIMIENTO EDAFOLOGICO


COLOMBIA (LLANOS ORIENTALES)






- 73 -


PLAN DE OPERACIONES


Fondo Especial Proyecto de Reconocimiento Edafol6gico

Colombia (Llanos Orientales)


Aporte del Fondo Especial:

Aporte del Gobierno:

Duraci6n del Proyectos


Organismo Ejecutante:


Organismo Oficial Cooperador:


US$ 370,500


US$ 317,800

Tres anos

Organizaci6n de las Naciones
Unidas para la Agricultura
y la Alimentaci6n.

Departamento Administrativo
de Planeaoidn y Servicios
Tcnioos, Repdblica de Colombia.


Este Plan de Operaciones para el reconocimiento edafol6gioo de la parte septen-
trional de los Llanos Orientales, Colombia, del cual se encargar la Organizaoidn de
las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentaci6n, actuando como Organismo
ejecutante para el Fondo Especial de las Naciones Unidas, ser el Plan de Operaciones
al cual se hace referencia en el Articulo I, prrafo 2, del Acuerdo firmado por el
Gobierno de Colombia y el Fondo Especial de las Naciones Unidas, el da 4 de febrero
de 1960.


I. Finalidad y Descripoi6n del Proyecto

A. Finalidad del Proyecto

1. Realizar un reconocimiento edafolgico y establecer las diversas aptitudes
de los suelos de un rea de 16,8 millones de hectreas aproximadamente de la parte
septentrional de los Llanos Orientales, por medio de la fotografa area.


B. El Proyecto

2. El Gobierno de Colombia require urgentemente para su program de desarrollo
agrcola, datos bsicos de los recursos de suelos del pas, e informaci6n y asesora-
miento en lo que se refiere a la utilizacidn iddnea de estos suelos para la produo-
ci6n agrcola.

3. Se llevar a cabo el Proyecto utilizando las fotografas areas actualmente
disponibles en forma de copias de contact, a escala 1:40.000. Estas fotografas que
cubren 10,3 millones de hectreas estn disponibles en dos series: una del extremo
norte tomada en 1946 y la otra, en 1957. El Gobierno de Colombia est actualmente
tomando fotografas areas de 2 millones de hectreas, labor que se espera terminar
en el primer semestre de 1960. Los 4,5 millones de hectreas restantes sern foto-
grafiadas durante las primeras fases del proyecto, por cuenta del Fondo Especial.






- 74 -


4. El proyecto comprende un program combinado de investigaciones y capacita-
ci6n, en el que los especialistas del Organismo Ejecutante trabajarn conjuntamente
con el Instituto Geogrfilo y dems departamentos gubernamentales, capacitando a
tdcnicos colombianos.

5. El rea que se ha de reconocer est indicada en el mapa adjunto, pero la
decision definitive sobre la superficie que debe investigarse, la adoptarn el Comit
Interdepartamental de Coordinaci6n del Gobierno y el Director del Proyecto, despus
de efectuado un reconocimiento preliminary del rea proyeotada.

6. Los resultados de este reconocimiento, en forma de informes impresos, mapas
de clasificacin de suelos y tierras, indicando el grado de aptitud de las tierras
para riego y dems finalidades de desarrollo, sern remitidos al Departamento Admi-
nistrativo dg Planeacin y Servicios Tcnicos. Este material se preparar e impri-
mir en espanol e ingls. En espera de esta publicacidn definitive pondrn a dispo-
sioin del Comit Interdepartamental de Coordinaci6n mapas preliminares e informes
duplicados.

7. Todo el trabajo anteriormente descrito y que forma parte de este proyecto,
se espera ejecutarlo en un plazo de tres anos.


II. Plan de Trabajo

A. Participaci6n del Organismo Ejecutante

1. Experts:

i) Un especialista principal en suelos y Director
del Proyecto . .............. 3 anos
ii) Un Edaf6logo especializado en Interpretacidn de
fotografas areas . . . . . . 2* anos
iii1 Un Edaf6logo . . . . . . 2 anos
iv Un expert en Ordenaci6n Ganadera . . . 1 ano
v Un Agrdnomo . . . . . . . . . 1 ano
vi Consultores o experts con asignaciones de corta
duracidn requeridos en las ramas de Fomento de
Aguas, Colonizacin y Montes Campesinos . .. l anos

El Director del Proyecto estar asignado al Proyecto durante la duraci6n complete
del Plan; el Edaflogo, especializado en Interpretaci6n de Fotografas Areas por
21 anos y el Edaf6logo por los dos primeros anos unicamente. El Experto en Ordena-
cidn Ganadera y el Agrdnomo estn programados para empezar sus misiones durante el
segundo ano y los Consultores y Expertos asignados por corta duraci6n, estn progra-
mados en el ltimo ano del Proyecto.

2. Becas

El Organismo Ejecutante otorgar seis becas en Suelos y Aprovechamiento de la
Tierra para capacitacin en el exterior. La duracidn de cada beca ser de un ano.
Probablemente, esta capacitacin se efectuar en el segundo ano del Proyecto, pasado
ya un tiempo prudential para reconocer a los candidates mas aptos. De cualquier modo,
la decision definitive sobre la poca en que se efectde esta capacitacin en el exte-
rior, la adoptar el Director del Proyecto, el cual, bajo la direcci6n general del
Organismo Ejeoutante, tambin formulary recomendaciones en lo que se refiere a las
Instituciones donde los becarios hayan de recibir su capacitaci6n especializada.







- 75 -


Las ramas de especializaoi6n de los seis becarios dentro de la ciencia de suelos,
ser determiandas por el Director del Proyecto y el Gobierno en consult con el Orga-
nismo Ejecutante.

3. Equipo y Materiales

i) Equipo y suministros para laboratorio de suelos, tales como indicador
de pH, espeotrofotmetro de llama, aparato Kjeldahl, reactivos y
cristalera.

ii) Equipo para interpretacidn fotogrfica y cartografa, como estereos-
copios de espejo y de bolsillo, aparatos para trazado fotogrfico,
instruments trazadores, etc.

iii) Instrumental de 2ampo, como taladros, estuches para indicaci6n del pH,
tiendas de campana, etc.

4. Impresi6n del Mapa y del Informe

El Fondo Especial, por conduct del Organismo Ejecutante, se enoargar de la
impresi6n del mapa y del informed.

5. Sub-contrato

Se otorgar un contrato a una compaa privada de reconocimiento areo para
fotografiar aproximadamente 4,5 millones de hectreas del rea proyectada. El con-
trato se redactar en estrecha cooperaci6n con el Instituto Geogrfico, siguiendo
las especificaciones, normas, escalas, eto. de los contratos habitualmente otorgados
por el Instituto para trabajos relacionados con la fotografa area.


B. Participaci6n y Aporte del Gobierno

6. Aporte del Gobierno adems de los Servicios Locales:

i) Designer empleados colaboradores a solicitud del Director del
Proyecto con las limitaciones siguientes:

Co-Director ............. 3 anos-hombre
Tcnico en suelos . . . . 12 anos-hombre
Qumico en suelos . . . .. 3 anos-hombre
Agr6nomo .............. 2 anos-hombre
Forestal . . . . ... ... 1 ano -hombre
Economista agrcola . . . . 1 ano -hombre
Dibujantes .. . . . . .... 5 anos-hombre
Auxiliar Administrativo .... .. 3 anos-hombre
Taquimecan6grafa bilinge . . . 3 anos-hombre
Mecandgrafa bilinge .. . . 3 anos-hombre
Choferes .............. 24 anos-hombre
Obreros ............... 24 anos-hombre

ii) Los vehculos de transport necesarios, inclusive su funcionamiento
y mantenimiento, en ndmero no menor de 8, y choferes para estos
vehculos.

iii) Servicios de laboratorio de suelos necesarios para anlisis de suelos
y aguas en conexi6n con el proyecto.






- 76 -


iv) Seguros de vida y acidente para todo el personal que utilioe aviones
y helio6pteros para vuelos de reconocimiento.

v) Oficinas para el personal colombiano y de las Naciones Unidas, y al-
macenes para el equipo. Facilidades de alojamiento y de trabajo en
el campo, para el personal colombiano, inclusive el equipo de campo
necesario para los dibujantes, choferes, trabajadores, etc.

vi) Papelera, efectos de escritorio y gastos de franqueo, servicios de
telecomunicaciones.

vii) El Gobierno otorgar licencias de importaci6n, con exencin de dere-
ohos de aduana, para el material quo proporcione al Proyecto el Fondo
Especial o, en su defect, abonar dichos derechos a la llegada del
equipo y material.

viii) Acarreo, manejo y almacenamiento del equipo del Proyecto en territorio
colombiano.

ix) Equipo, materials y suministros facilitados por el Organismo Ejecu-
tante se consignaran en prstamos al Instituto Geogrfico del Gobierno
de Colombia, el cual responder de la custodia, funcionamiento y man-
tenimiento de los mismos en interns del Proyecto, desde la fecha de
llegada a Colombia, hasta la terminacin del Proyecto, o hasta la
nueva asignaci6n o traspaso de conformidad con lo previsto en el Art-
culo II, prrafo 4, del acuerdo entire el Fondo Especial de las Naciones
Unidas y el Gobierno de Colombia, en lo que se refiere a asistencia
del Fondo Especial.

x) El Gobierno proporcionar copias de las fotografas areas as como
mosaicos fotogrficos a escala de 1:40.000 (o mapas bsicos a escala
de 1:100.000) que abarquen el rea del Proyecto, de la que existen ta-
les fotografas areas en el nmero requerido por los grupos de campo
y necesarios para trabajos cartogrficos. Facilitar adems cuantos
mapas topogrficos, notas, informed y publicaciones tenga disponibles
relacionados con suelos, riego, prospeociones de aguas subterrneas y
cuestiones pastorales, forestales y de otro orden relatives a studios
de suelos y aprovechamiento de la tierra.

xi) Los aportes del Gobierno correspondientes al concept personal nacio-
nal colaborador podrn ser hechos generalmente en especie. Pero, en
los casos que un pago en efectivo represent una ventaja desde el pun-
to de vista funcional, podr variarse el. pago en especie por pago en
efectivo, mediante acuerdo entire los interesados.

7. Aporte del Gobierno para Servicios Locales

i) De conformidad con el Artculo V, prrafo 1, del Acuerdo entire el
Fondo Especial y el Gobierno de Colombia, el Gobierno contribuir con
el equivalent de US$ 30,840 para servicios locales.

ii) Esta suma corresponde al 15% del costo total que pagar el Organismo
Ejecutante por el personal extranjero.






- 77 -


iii) Elimporte antes citado, ser depositado por el Gobierno en una cuenta,
senalada por el Secretario General de las Iaciones Unidas, y.los pa-
gos sern como sigue:

Equivalente de US$ 2,814 al firmar el Plan de Operaciones.
Equivalente de US$ 10,638 el primero de enero de 1961 o antes.
Equivalente de US$ 12,295 el primero de enero de 1962 o antes.
Equivalente de US$ 5,093 el primero de enero de 1963 o antes.

8. Organizacin

Bajo la inspeccin general del Organismo Ejecutante, el Director del Proyecto
asistido por el Co-Director, tendr a su cargo la planeaci6n detallada, la adminis-
traci6n y ejecucin del Proyecto, incluso la distribuci6n y presupuesto de los various
elements, la preparacidn de material tcnico y la organizacin y supervision de pro-
gramas conexos de capacitaci6n.

9. El Gobierno designar un Comit Interdepartamontal de Coordinacin, aqu
denominado Comit de Coordinaci6n, compuesto de un representante de la Junta de Pla-
neacin Econmica que actuar como Presidente, un representante del Ministro de Agri-
cultura, el Director del Instituto Geogrfico, el Representante Residente de la Junta
de Asistencia Tcnica de las Naciones Unidas y el Director del Proyecto. El Comit
de Coordinacin actuary en nombre del Gobierno en la realizaci6n del reconocimiento.

10. El Grupo quedar adserito al Comit de Coordinacin y trabajar en estrecha
cooperaci6n con el Instituto Geogrfico "Agustn Codazzi" y con el Ministerio de Agri-
cultura. El Comit de Coordinacin designar al co-Director que haya de representar
al Gobierno en el Proyecto.

11. La seleccin del personal national colaborador se har conjuntamente por el
Director del Proyecto y el co-Director, as como la selecci6n de candidates para be-
cas.

12. En asuntos administrativos, el Director del Proyecto estar asistido por
un auxiliar administrative y dems personal de oficina facilitado por el Gobierno.

13. Las Oficinas Centrales del Proyecto estarn el el edificio del Instituto
Geogrfico "Agustn Codazzi" en Bogot. Los laboratories y servicios del Instituto
Geogrfico sern utilizados para el anlisis de fotografas areas, anlisis de sue-
los y labores de cartografa.

14. El expert en Reconocimiento Edafolgicos, especializado en interpretacin
estereoscopica de las fotografas areas para estos reconocimientos, bajo la inspec-
ci6n general del Director del Proyecto, se encargar de los trabajos cartogrficos
del Grupo. Adems tendr a su cargo todos los trabajos de interpretacin de fotogra-
fas areas relacionadas con el reconocimiento edafolgico, y la capacitacin de tc-
nicos colombianos en el uso de fotografas areas para reconocimiento de suelos.

15. El Edaflogo, especializado en operaciones de campo, bajo la inspeccin
general del Director del Proyecto, trabajar en estrecho contact con el edaflogo
especializado en interpretaci6n de fotografas areas y en general tendr a su cargo
las operaciones de reconocimiento terrestre. Tambin se encargar de la capacitacin
de tcnicos colombianos en los mtodos de campo para reconocimiento edafolgico y
materials conexas.






- 78 -


16. El expert en Ordenaci6n Ganadera asesorar y asistir, bajo la inspecci6n
general del Director del Proyeoto, en la ordenacidn del ganado vacuno en los pasti-
zales, inoluida la alimentaoi6n, cra, ordenacin del ganado y de los pastos, esta-
bleoimiento de abrigos, cercas, etc.

17. El Agr6nomo, que poseer conooimientos generals sobre la producci6n y eco-
noma de los cultivos, asistir al Director del Proyecto en la investigaci6n de la
adaptabilidad de los distintos suelos a los cultivos, la selecci6n de variedades apro-
piadas, sus mtodos culturales, iclusive su reaccin a los fertilizantes, teniendo
present los aspects econ6micos de la producci6n.

18. Durante el dltimo ano del Proyecto, se require asesoramiento de experts
en las siguientes materials:

i) Fomento de aguas, con referencia particular a la investigaci6n de la
disponibilidad de stas para colonizaoi6n rurales, ganadera y riego
complementario;

ii) colonizacin, asesoramiento en la selecocin de reas apropiadas en
donde podra lograrse una colonizaoi6n eficaz a un costo razonable;

iii) silvicultura, con referencia particular a los problems de los montes
campesinos.

C. Ordenaci6n de las Operaciones

20. El Organismo Ejecutante inicierA la ejecuoi6n del Proyecto en cuanto reciba
autorizacidn escrita para ello del Director General del Fondo Especial.

21. Antes de la llegada al pas del Director del Proyeoto, el Gobierno propor-
cionart
i) Una series de fotografas areas, copias satinadas de contact, de
unos 10,5 millones de hectreas (tomadas a escala 1:40.000) en papel
de peso ligero, que abarquen la mayor parte del Norte de los Llanos
Orientales.

ii) Una series de mosaicos fotogrfioos en papel de double peso, tambin a
escala 1:40.000, para la misma rea antes mencionada, o mapas bsicos
a escala 1:100.000 preparados segdn el mtodo de triangulaci6n radial.

22. Las ulteriores peticiones de copias de contact y mosaioos o mapas bsicos
del rea restante de 6,5 millones de hectreas se harn mas adelante segn las nece-
sidades del trabajo.

23. El Gobierno proporcionar un mapa de las 4,5 millones de hectreas, aptas
para la planificacin de la fotografa area, que habr de realizar el Organismo Eje-
cutante mediante contrata con una compana de fotografa area. La compana entre-
gar dos series de copias de contact. Los negativos sern entregados al Gobierno
por intermedio del Instituto Geogrfico. El Gobierno se enoargar de obtener mas
copies cuando se necesiten.

24. Tan pronto como el Plan de Operaciones haya sido firmado por el Gobierno,
el Organismo Ejecutante y el Fondo Especial; una vez pagada la contribucin del
Gobierno para servicios locales y recibida la autorizaoi6n del Director General para
empezar el proyeoto, el Organismo Ejecutante proceder as






- 79 -


i) Contratar al Director del Proyecto.

ii) Comprar el equipo, cuyos detalles habrn sido discutidos y convenidos
entire el Organismo Ejecutante y el organismo cooperador del Gobierno.

iii) Disponer lo necesario para la realizaci6n de la fotografa area de
unos 4,5 millones de hectreas.

25. El personal national colaborador, tanto tcnico como administrative, ser
contratado por el Comit de Coordinacin, a propuesta del Director del Proyecto.

26. El trabajo comenzar con la interpretacin de las fotografas, combinado
con las operaciones terrestres para el reconocimiento general. Los datos as obte-
nidos sobre los principles recursos de suelo sern trasldaddos a los mapas bsiooe.
Los mas detallados reconocimientos edafolgicos y de posibilidades agrcolas se harn
fundamentalmente siguiendo los mismos procedimientos. La capacitaoin en mtodos de
reconocimientos edafolgicos e interpretacin de fotografas areas comenzar tan
pronto como se hayan formado grupos de campo.

27. La superficie que se pretend reconocer durante los 12 primeros meses del
program, es de unos 8 millones de hectreas. Los objetivos para el segundo y tercer
ano se fijan provisionalmente en 7 millones y 2 millones de hectreas respectivamente.

28. El primer aos del Proyecto estar dedicado principalmente a reconocimien-
tos generals de la zona. En el segundo ano se dedicar mas tiempo a la preparaoidn
de mapas y obtenci6n de datos respect al suelo y dems caractersticas relatives a
aptitudes y posibilidades de producci6n. En consecuenoia, durante este ano se reco-
nooer una zona menos extensa. Durante el tercer ano, las tareas de compilaci6n de
datos, correlacin de suelos y preparaci6n de mapas e informed, ocupar la mayor par-
te de las actividades del grupo.

29. Durante este period de tres anos, pero especialmente durante el tercer ano,
el Director del Proyecto auxiliary al Gobierno en la selecocin de zonas conoretas en
las que podra inioiarse con xito la colonizaci6n y donde el Gobierno podra proyec-
tar planes experimentales de colonizaci6n.


III. Presupuesto
Segn el Articulo I, prrafo 3 del Acuerdo entire el Fondo Especial y el Gobierno
de Colombia, la suma total que el Fondo Especial ha de facilitar por conduct del
Organismo Ejecutante para auxiliar en la ejeoucidn del Proyecto, ser de US$ 334,000,
como se detalla en el Apndioe 1 adjunto.

Adems, el Fondo Especial de las Naciones Unidas, facilitar la cantidad de
US$ 36,500 al Organismo Ejecutante para sufragar los gastos del Organismo.

Salvo que las tres Partes Contratantes convengan lo contrario en cualquier mo-
mento la suma antes mencionada ser desembolsada con arreglo a los principles concep-
tos en las cantidades y momentous que se prevn en el presupuesto del Proyeoto, que
se une como Apndice 1.

El costo total del Proyeoto que ha de sufragar el Gobierno, se estima en el equi-
valente de US$ 317,800, segn se indica en el presupuesto del Proyecto (Apndice 2).






- 80 -


IV. Informes al Fondo Especial

1. Informes de realizaoioness El Organismo Ejecutante presenter& al Director
General del Fondo los siguientes informed sobre el Proyeoto:

i) Un informed initial que se facilitar dos meses despus del oomienso
de las operaciones.

ii) Un informed annual, que d2ber recibir el Director General antes del
.2 de febrero de cada ano y que abaroar el ano civil precedent.

iii) Un informed semestral, que deber recibir el Director General antes
del 12 de agosto de cada ano, y que abarcarr la labor hasta el 30 de
junio de ese ano.

2. Informes Financieros

l1 Organismo Ejecutante presentar Informes Financieros al Director General del
Fondo Especial en la forma y moments convenidos por el Director General y el Orga-
nismo Ejecutante.

3. Informes de Comprobacidn de Cuentas

1l Organismo Ejeoutante presentar al Director General estados comprobados de
cuentas anuales. Las cuentas del Proyeotor terminado se presentarn a los ... meses
de la terminaoi6n del Proyeoto, juntamente con el Informe de los Auditores Externos.

4. Informe Definitivo

El Organismo Ejecutante entregar al Director General un informed definitive
despus de la conclusion del Proyeoto.

V. Conclusiones

1. Los resultados del studio se coordinaran con los datos olimatoldgicos e
hidrol6gicos, los datos sobre cultivos, fertilizantes y ganadera que se estn reco-
giendo actualmente. La ooordinaoi6n de fstos, proporoionar la base necesaria para
que el Gobierno realize una eficaz colonizaoi6n y proceda a'un mejor aprovechamiento
de la tierra, producoi6n de cosechas, ganadera y silvioultura sobre una base sos-
tenida.

2. A la terminaci6n del Proyecto, el Gobierno, el Organismo Ejecutante y el
Fondo Especial se oonsultarn con el fin de traspasar los ttulos de propiedad del
equipo del Fondo Especial, en ouyo nombre lo ha disfrutado el Organismo Ejecutan-
te al Gobierno o a otro organism designado por dste.






- 81 -


Convenido, en nombre de las Partes Contratantes, por los infrasoritos:


Fecha. 1 de Set:. 1960


Firma Gobierno de
Colombia:




Julio Cear Turbay A.

(Ministro de Relaoiones
Exteriores)


Fecha: 1 de Sept. 1960


Firma Fondo Especial de
las Naciones Unidas:




Luis Prez Artera

(Representante Residente
de la Junta de Asisten-
oia Tcnica de las Na-
oiones Unidas y Director
de los Programas del
Pondo Especial de las
Naoiones Unidas)


Fecoha. 1 de Sept. 1260


Firma Organizaoi6n de las
Naciones Unidas para la
Agrioultura y la Alimenta-
oi6n:


C. Clyde Mitohell

(Representante de la FAO
en Colombia)







- 82-


Ap4ndioe 1


O DNOF ESPECIAL E


f'flflM T Ar tt.. flfIfUqnT relrtrr fc\ lflflvn, nai nsiirt-'OiOOtATUMInv lpna~rnarr


PLLA DE OPEBACIONES


Presurueste y Plan de Gaseti


Perfode Costos
Meaea totals
Hombre del
Proyect4
$


1 9 6 o
SObliga- Desembolso
dinaes en
efectivo
1 S


.__, 9. 6 1
Obliga- Deoembolso
siones en
efec .vA
$ S


19 62
Obliga- Desembelen
oiones en
efeotiv4
8 8


1 9 6 3
Obliga- Dosembolae
ciones en
efective
i $


Aportsoi6ndol Fondo Eesecial
de la Naciones Unidas:

1. Serviolos de Personal
1 Director del Proyeote
1 Edaflogo especializado
en Anliais do Fntogra-
fias Aroas
1 Edaflogo
1 Expert en ordenacin
ganadora
1 Agrnomo
Consultores y Exporton
asignados por corte
duraci6n a Fomento do
Aguas, Colenizaoion y
Montes Campesinos



2. Benas
2 grupos de 3 bocas
de 12 moses cada una


132 205,600 74,458 18,758 75,694 70,924 34,750 81,965 20,698 33,953


205,600 74,458 18,758. 75,694 70,924 34,750 81,965 20,698 33,953




27,000 2 7,000 27,000


3. Equipe y Suministros
(Inoluida la preparaoidn
de informed y mapas)
Equipo de campo
Fetogrfia area
Impresin de informes y mapas


16,000 14,000 14,000 2,000 2,000
92,840 92,840 80,000 12,840
15,000 1,000 1,000 2,000 2,000


2,000 2,000 10,000 10,000


123,840 107,840 95,000 4,000 16,840 2,000 2,000 10,000 10,000


4. Various
Poraonal de secretaira
Viajes dentro del pafe
Gastos de tables y franques


4,400
2,000
2,000


1,400 1,400 1,400 1,400
700 700 600 600
650 650 650 650


1,000 1,000
400 400
350 350


8,400 1,250 1,250 2,750 2,750 2,650 2,650 1,750 1,750


Costos totals del, Proyeote

Menose Contribucin para
servicios locales

Total


rorMae ajas)os del Organismo

Total de la Contribaoi6n del Fondo
Especial de las Nacionee Unidas


364,840 183.548 115,008


30.840




36,500


370.500


109.444 117,514


2.814

112.194


15,000


1063

106.876


10,000


39.400 86,615


748320


8,000


121.194 116,876


32.448 45,703


35006

3,500


LAS N IONI'S UNID







- 83 -


Apindioe 2

FONDO ESPECIAL DE L.S NAUIONES UNIDAS COLO:BIA (LLAnOS ORICEITALSS) PROYECTO DE RECOHOCRH0i ETO ELAFOLOGICO

PLAN DD OPEIRCIONES


Prusupuosto y Plan do Gastos


PortAdo Costos
Moscs totals
Hombro dol
Proyocto
8


1960
Obliga- Dosmbo1so
cionoo an
ofoctivo
8 8


Obliga- Dosombolso
cionos on
ofoctivo
8 8


19 6 2 1963
Obliga- Dosombolso Obliga- Dosombdao
oionos on cionos on
ofootivo ofootivo
$ 8 $ t


.ortaoin dol Gobiorno

1. Sorvioios do Porsonal (Teon~oo)l
Codirootor ................... 36
%6onioos on Suolos............. 144
Quilhiio.aun Suolos.............. 36
Agrnomo....................... 36
Forostal...................... 12
Economista Agrcola............ 12
(Domas personal):
Dibujantos................... 60
Auxiliar Administrativo........ 34
Taquimooan6grafa............... 36
Mooan6grafa (Bilingo) ......... 36
8 Choforos..................... 288
Obroroo.....................



2. Equinp y Suministros
8 Vohiouloo y ropuostos
Equipo do campo
Matorial do Oficina, Dibujo o
Intorprotaoldn do fotogrfias
Oombuntiblos y Lubrioantos
Equipo do Laboratorio
Equipo para trabajos do oampo



i. Sorvicios
Anlisis do Suoloa y Aguas
Mantonimionto y vohoulos
Transporto torrostro y aroo
Vuolos do rooonoolmionto
Alquilor do looalos
Corroo y tolooomunioacionos


109,000 18,000


18,000


36,000 36,000 36,000 36,000 19,000 19,000


109,000 18,000 18,000 36,000 36,000 36,000 36, 00 19, 000 19,000



40,000 35,000 35,000 1,000 1,000 3,000 3,000 1,000 1,000
8,000 8,000 8,000o -

15,000 2,500 2,50' 5, 000 5,000 500 ,0 5,000 9,500 2,500
15,000 2,000 2,000 5,000 5,000 5,000 5,000 3,000 3,000
25,000 25,000 25,000 -
5,000 1,000 1,000 1,500 1,500 1,500 1,500 1,000 1,000

108,000 73,500 73,500 12,500 12,500 14,500 14,500 7,500 7,500


15,000 2,000 2,000 5,000 5,000 5,000 5,000 3,000 3,000
8,000 1,000 1,000 2,000 2,000 3,000 3,000 2,000 2,001
5,000 800 800 ,1,600 1,600 ,60 1,600 1,000 1, 000
30,000 10,000 10,000 10,000 10,000 0 000 8,000 2,000 2000
10,000 2,000 2,000 3,000 3,000 3,000 3,000 2,000 2,000
1,960 300 300 700 700 600 600 360 360

69,960 16,100 16,100 22,300 2,300 21,200 21,200 10,360 10,360


286,960 107,600


MAs: ContribuoiSn para
sorvioios localos


30,840


107, 00


2,814


70, 00o


70,800 71,700 71,700


10,638


36,860 36, 60


12,295


5,093


317,800 110,414 81,438


TOTAL APOBTIACION DEL GOBIERNO


83P995 44,953






-84-


Apndice 3

(Copia conforme)


ENAMIEND 1 AL PLAN DE OPERACIONES


PROTECTO DEL FONDO ESPECIAL DE LAS NACIONES UNIDAS COLOMBIA:

RECONOCIIENNTO EDAFOLOGICO (LLANOS ORIENTALES


El Plan de Operaciones firmado el 12 de septiembre de 1960 por el
Gobierno de Colombia, el Fondo Especial de las Naciones Unidas y la
Organizacin de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimen-
tacin, se ha enmendado de conformidad con el document adjunto.









Convenido, en nombre de las Partes Contratantes, por los infrascritos:


Por el Gobierno de
Colombia




Luis Eduardo Samper
Director del Comit
de Coordinaci6n del
proyecto


Fecha: 18 noviembre 1963


Por el Fondo Especial
de las Naciones Unidas




Anthony E. Balinski
Representante Residente
y Director de los pro-
gramas del Fondo Especial
en Colombia

Fecha: 18 noviembre 1963


Por la Organizacin de
las Naciones Unidas para
la Agriculture y la Ali-
mentaci6n



P. Terver
Director General Auxiliar


Fecha: 18 noviembre 1963






- 85 -


NOTA EXPLICATIVA DE LA ENIENDA N2 1

PLAN DE OPERACIONES


FONDO ESPECIAL DE LAS NACIONES UNIDAS PROYECTO DE RECONOCIMIENTO





La finalidad del proyeoto es realizar un reconocimiento edafol6gioo
y establecer las diversas aptitudes de los suelos de una superficie de 16,8
millones de hectreas aproximadamente de la parte septentrional de los Lla-
nos Orientales, por medio de la fotografa area. Los progress realizados
en el proyecto han sido satisfactorios; sin embargo, debido a la dilacidn
de ciertas medidas, el proyeoto se ha retrasado en relaci6n con su calenda-
rio de ejecuoi6n. Con objeto de que quede terminado el trabajo previsto en
el Plan de Operaciones, la FAO ha recomendado que el proyecto se prorrogue
del 31 de diciembre de 1963 al 30 de septiembre de 1964, lo que supone 15
meses-hombre mas.

Para sufragar los gastos que supone la indicada ampliaci6n del pro-
yecto por un perodo de 9 meses, se ha resuelto, de comn acuerdo, destinar
a tal fin las economfas que existen en la partida de Servisios de Personal
y las asignaciones no utilizadas correspondientes a las partidas de servi-
cios de consultores y becas y, adems, asignar una cantidad adicional de
12.000 ddlares para enjugar el deficit. El Fondo Especial aoept6 las pro-
puestas de la FAO, a condici6n de que en el presupuesto del Gobierno para
1964 se incluyese la suma de un milldn de pesos para tender al aumento de
la aportacidn de contrapartida del Gobierno de Colombia para tender a la
propuesta ampliaci6n del proyecto.

La mayor duracidn del proyecto require la modificaci6n del Plan
de Operaciones y de los planes de gastos, tanto en lo que concierne a la
aportacidn del Fondo Especial de las Naciones Unidas como a la del Gobier-
no. Los planes de gastos que figuran como apndices del plan de operacio-
nes se han modificado de conformidad con esos cambios.


o0o






- 86 -


ENMIENDA N? 1

PLAN DE OPERACIONES


TONDO ESPECIAL DE LAS NACIONES UNIDAS PROYECTO DE RECONOCIMIENTO EDAFOLOGICO

EN COLOMBIA (LLANOS ORIENTALES)



En cumplimiento del Plan de Operaciones firmado el 1 de septiembre de 1960 por
Gobierno de Colombia, el Fondo Especial de las Naciones Unidas y la Organizaci6n
las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentaoi6n;


T por cuanto se ha juzgado necesario ampliar la duraci6n del
pletar el program de trabajo que figure en el mencionado Plan de
introduced las modificaciones que se indican a continuaci6dn


PMgina 2:

Enmindense los ttulos respectivos en la forma siguiente:


Asignaci6n del Fondo Especial:

Contribuci6n del Fondo Especial:

Contribuoi6n del Gobierno a los
gastos locales de ejeocucidn

Contribuoidn de contrapartida del Gobierno
en especies

Duraoi6nt

Organismo Ejecutante'



Organismo gubernamental participant:


proyecto para oom-
Operaciones, se


$EE2,U. 415.940


$EE.UU. 382.760


$EE.UU. 33.180


8EE.UU. 361.889

Tres anos y nueve meses

Organizaci6n de las Naciones
Unidas para la Agrioultura y
la Alimentaci6n

Departamento Administrativo de
Planificaci6n y Servicios Tonicos,
Repdblica de Colombia


* w *


Pgina 3

7. Todo el trabajo anteriormente desorito y que forma parte de este proyecto, se
espera ejecutarlo en un plazo de tres anos y nueve meses.


w *






- 87 -


PMgina 3:

II. PLAN DE TRABAJO

A. Participaci6n del Organismo Ejecutante:

1. Experts?

i) Un especialista principal en suelos y
Director del Proyecto 36 meses-hombre
ii) Un edaf6logo especializado en inter-
pretaci6n de fotografas areas 42 "
iii Un edafdlogo 31 "
iv Un expert en ordenacin ganadera 12 "
v Un agr6nomo 4 "
vi Un consultor (fomento de aguas) "

El Director del Proyecto estar asignado al proyecto durante la duraoi6n comple-
ta del Plan; el edaf6logo especializado en interpretacidn de fotografas areas, por
42 meses, y el edaflogo, por los 31 meses iniciales. El agr6nomo y el expert en
ordenaci6n ganadera estn programados para empezar sus misiones durante el segundo y
el tercer ano de las operaciones del proyecto.

2. Becas:

Modifiquese la primera lnea del primer prrafo para que diga lo siguiente:

El Organismo de Ejecuci6n otorgar cinco becas . . .





Pgina 4:

Modifiquese la primera lnea del primer prrafo para que diga lo siguiente:

Las ramas de especializacin de los cinco becarios . . .




P&ginas 4:

B. Participaci6n y aportacidn del Gobierno

6. Aportaoi6n del Gobierno adems de los servicios locales:

i) Designar empleados colaboradores a solicitud del Director del Proyecto con
las limitaciones siguientes:






- 88 -


Codireotor
Tonicos en suelos
Cbtmico en suelos
Agrdnomo
Forestal
Economista Agrcola
Dibujantes
Auxiliar administrative
Taquimecangrafa bilinge
Mecangrafa bilingUe
Choferes y obreros


40 meses-hombre
172 "
47 "
38 "
15 "
12 "
94 "
39 "
36 "
39 "
los que se requieran


ii) Los vehculos de transport necesarios, inclusive su funcionemiento y
mantenimiento, en nmero no menor de site, y choferes para estos vehculos.




Pagina 5t

7. Aportacidn del Gobierno para servicios locales

i) Do conformidad con el Articulo V, prrafo 1, del Acuerdo entire el Fondo
Especial y el Gobierno de Colombia, el Gobierno contribuir con el equi-
valente de $EE.UU. 33.180 para servicios locales.

ii) Esta suma corresponde al 15% del costo total que pagar el Organismo de
Ejecuci6n por el personal extranjero.

iii) El imported antes citado, ser depositado por el Gobierno en una cuenta,
senalada por el Secretario General de las Naciones Unidas, y los pagos
sern como sigue:


Equivalente
Equivalente
Equivalente
Equivalent
Equivalent


$EB .UtJ
UEE.UU.
$EE.UU.
$EE.UU.
$EE.UU.


2.814 al firmar el Plan
10.638 el 1 de enero de
12.295 el 1 de enero de
5.093 el 1 de enero de
2.340 el 1 de enero de


de Operaciones
1961 o antes
1962 o antes
1963 o antes
1964 o antes


Pgina 7:

18. Durante el dltimo ano del proyecto, se requerir el asesoramiento de experts
en material de fomento de aguas, atendiendo especialmente a la investigaci6n de la
disponibilidad de stas para la colonizaci6n rural, la ganadera y el riego com-
plementario.


* *






- 89 -


Pgina 8:

28. El primer ano del proyecto estag~ dedicado principalmente a reconocimientos ge-
nerales de la zona. En el segundo ano, se dedioar mas tiempo a la preparaci6n de
mapas y obtencidn de datos respect al suelo y dems caractersticas relatives a ap-
titudes y posibilidades de producci6n. En consecuencia, durante este ano qe recono-
oer una zona menos extensa. Durante el tercer y el cuarto ano, las areas de com-
pilacidn de datos, correlacin de suelos y preparacidn de mapas e informed, ocupar&n
la mayor parte de las actividades del grupo.

29. Durarante el perodo que abarque el proyecto y especialmente durante el tercero
y el cuarto ano, el Director del Proyecto ayudar al Gobierno en la selecoidn de
zonas oonoretas en las que podra inioiarse con xito la colonizacin y donde el
Gobierno podra proyectar planes experimentales de colonizaci6n.


III. PRESUPUESTO

Segn el Artculo I, prrafo 3, del Acuerdo entire el Fondo Especial y el Gobierno
de Colombia, la suma total que el Fondo Especial ha de facilitar por conduct del
Organismo de Ejecucidn para contribuir a la ejecucin del proyecto, ser de
$EE.UU. 376.840, como se detalla en el Apndice II adjunto.

Adems, el Fondo Especial de las Naciones Unidas facilitar la cantidad de
$EE.UU. 39.100 al Organismo de Ejecucidn para sufragar los gastos de ste.

Salvo que las tres Partes Contratantes convengan en cualquier moment lo contra-
rio, la suma antes mencionada ser desembolsada con arreglo a los principles concep-
tos en las cantidades y moments que se prevn en el presupuesto del proyecto, que
se une como Apndice II.

El costo total que, en relacin con el proyecto, ha de sufragar el Gobierno, ae
estima en el equivalent de $EE.UU. 361.889, segn se indica en el presupuesto del
proyecto, que se agrega como Apndioe III.









PROYECTO DEL FONDO ESPECIAL DE LAS NACIONES UNIDAS COLOXBIA: BECONOCIMIENTO EDAFOLOGICO


(LLANOS ORIENTALES)
Plan Revisado de Gastos


Asignaci6n del Fondo Especial de las Naciones Unidas


Total de
costs del
Proyecto
3


1961
8


Estimacidn de los


desembolsos en


1962
$


1. Experts
a Edaflogo y Director del Proyecto
b Edaflogo/Fotointerprete
c Edaflogo
d Experto en Ordenaci6n Ganadera
e Agr6nomo
f Consultor (Fomento de Aguas)




2. Becas
(a) Uso de fotografas areas en la
edafologa
Sb) Clasificacidn de tierras y mapeo
(c) Geomorfologa, morfologa y minera-
loga de los suelos
(d) Qumica de los suelos
e) Especializaci6n adn no determinada



3. Equipo y Suministros
Equipo y suministros para el acampado/
laboratorio de suelos
Impresidn de informes y mapas


70,750
70,000
33,850
18,000
20,300


9,635
17,238
8,851


16,700
15,742
12,086
-


22,500
20,000
12,913
5,100
15,500
O *s-Sn-\-


21,915
17,020

12,900
4,800


S,300 ,u -
141 221,200 35,724 44,528 84,313 56,635



12 3,400 2,000 1,400
12 5,300 1,522 3,778 -

12 5,400 1,523 3,877 -
12 5,400 2,000 3,400
12 5,400 1,500 3,900
60 24,900 3,045 13,155 8,700



16,340 3,053 4,785 5,000 3,502
15,000 1,000 14,000

31,340 3,053 4,785 6,000 17,502


Perodo
meses
hombre


efectivo
1963
8s


1964














PROYECTO DEL FONDO ESPECIAL DE LAS NACIONES UNIDAS COLOMBIA: RECONOCIDIEMTO EDAFOLOGICO
(LLANOS ORIENTALES) (continuacin)


>erodo Total de
meses costs del
hombre Proyecto 1961
S$8


Estimaci6n de los


desembolsos en
1962
$


4. Subcontratos
Reconocimientos fotogrficos a4reos

5. Varios
Gastos postales y telegrficos
Personal de secretara y de oficina
Imprevistos


Total de costs del Proyecto

6. Costos del Organismo de Ejecuti6n


ASIGNACION DEL FONDO ESPECIAL 1/


92,500 63,031 29,469


600
3,000
3,300


200
600
300


370
2,380
2,693


6,900 104 253 .1,100. 5,443

376,840 101,912 82,080 104,568 88,280

39,100 25, 00 8,000 6,100 -

415,940 126,912 90,080 110,668 88,280


I/ En la Asignaci6n del Fondo Especial se incluye una suma equivalent a 33,180 dlares E.U.A. que
pagar el Gobierno para gastos locales de ejecucin del Proyecto. Dicha suma represent el 15%
de los costs de los experts. Esta suma la pagar el Gobierno en los plazos que se indican en
el prrafo 7 (iii) de la Secci6n II del Plan de Operaciones firmado y revisado en esta enmienda
No. 1.


1


efectivo
1963
$


1964
$









PROYECTO DEL FONDO ESPECIAL DE LAS NACIONES UNIDAS COLOBIA: RECONOCIMIENTO EDAFOLOGICO
(LLANOs ORIENTALEI )
Plan de Gastos
Contribucin de contrapartida aportada por el Gobierno en especie y costo estimado
(El ejercicio financiero del Gobierno comienza el ............ y terminal el .......)


Total de
costs del
Proyecto
$


Estimaci6n de los costs en efectivo
calculado en dlares E.U.A.
1961 1962 1963 1964
$ $ $ $


1. Servicios de Personal
(a) Categora Profesional
Co-director del Proyecto
Especialistas en Suelos
Qulmico de Suelos
Agr6nomo
Forestal
Economista


(b) Otro personal
Dibujante
Auxiliar Administrativo
Taquimecangrafa bilinge
Mecangrafa
Choferes, obreros



2. Equipo y suministros
7 vehculos
Equipo para acampado/oficina
Equipo de laboratorio
Mantenimiento vehculos (lubr., repuestos etc.)

3. Varios
Transporte
Vuelos de reconocimiento
Alquiler oficinas y locales
Gastos postales y telegrficos


TOTAL DE LA CCNTRIBUCION DE CONTRAPARTIDA
S:1SP?3CIE, DO3LARES E.U.A.


22,822
64,590
15,375
16,590
6,200
4,500
130.077


2,943
5;250

2;050


10,243


7,637
17,300
4,650
4;990


34.577


6,992
25,738
3,575
5,450
4,650
3,000
49.405


5,250
1.6,302
7,150
4,100
1,550
1,500
35,852


941
39 39,680 3,390 11,440 13,850 11,000
36
39
29,203 850 9.417 10,936 8,000
208 68,883 4,240 20,857 24,786 19,000
532 198,960 14,483 55,434 74,191 54,852


23,260
14,450
31,600
47,791
117,101


*8,960
7,550

1,230
17.740


14,300
3,500
11,600
7,561
36,961


1,400
10,000
23,700
35,100


-
2,000
10,000
15,300
27.300


7,350 310 2,040 2,000 3,000
21,068 1,180 1,040 11,500 7,348
15,410 2,170 2,740 5,500 5,000
2,000 100 200 1,000 700
45,828 3,760 6,020 2C;000 16,048


361,889 35 983


98,415 129,291


98,200


Perodo
meses
hombre


I


._


.


17,740- -- --


_ __










PROYECTO DEL FONDO ESPECIAL DE LAS NACIONES UNIDAS COLOLBIA: RECONOCIMIENTO EDAFOLOGICO

(LLANOS ORIENTALES)



Contribucidn total del Gobierno


Equivalente en ddlares E.U.A.


Contribucidn de contrapartida
en especie 1/

Pago en efectivo de los costs
locales de ejecucidn 2/

TOTAL DE LA CONTRIBUTION DEL
GOBIERNO




_/ Estas cantidades se han calculado
1 dlar E.U.A. = 10 Pesos.


Total


361.889


33.180


1961


35.983


13.452


1962


98.415

12.295


1963


129.291


5.093


1964

98.200


2.340


395.069 49.435 110.710 134.384 100.540


al tipo de cambio vigente en las Naciones Unidas de


2/ Estas cantidades sern pagaderas en moneda local a las Naciones Unidas al tipc d.e cambio
vigente (basado en el tipo de cambio mas favorable para el Fondo Especial), que al present
es de 1 dlar E.U.A. 10 Pesos.






- 94 -


FOTOGRAFIAS TOMO I

PIE DE MONTE














Mesa y barranco


Albanico superior








TERRAZAS


Corte en barranco




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs