• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Cover
 Jose Luis Agruirre Alvis
 Main
 Epilogo






Title: De la historia del debate de los flujos de informacion a la recuperacion del derecho a la comunicacion frente al reto de la diversidad cultural
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00083240/00001
 Material Information
Title: De la historia del debate de los flujos de informacion a la recuperacion del derecho a la comunicacion frente al reto de la diversidad cultural
Physical Description: Book
Creator: Aguirre Alvis, Jose Luis
Publisher: Association of Caribbean University, Research and Institutional Libraries
Publication Date: 2006
 Subjects
Subject: Caribbean   ( lcsh )
Spatial Coverage: Caribbean
 Record Information
Bibliographic ID: UF00083240
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Cover
        Cover
    Jose Luis Agruirre Alvis
        Page i
    Main
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
    Epilogo
        Page 19
Full Text






JOSE LUIS AGUIRRE ALVIS


Licenciatura en Ciencias de la Comunicador Social de la Universidad
Cat6lica Boliviana "San Pablo" (La Paz), Maestria en Ciencias Sociales
con especialidad en Comunicaci6n para el Desarrollo de la Iowa State
University, Ames, Iowa, USA. Candidate al Doctorado en Derecho a la
Informaci6n de la Universidad Complutense de Madrid y la
Universidad Diego Portales de Chile. Candidate a la Maestria en
Psicologia Social Comunitaria de la Universidad Catl6ica Boliviana
"San Pablo" (La Paz).

Docente universitario en la Universidad Catblica Boliviana "San Pablo"
en las materials de Investigaci6n de la Comunicaci6n I y II, y
Comunicaci6n y Desarrollo; Docente en los programs de postgrado
en comunicaci6n de la Universidad Andina Sim6n Bolivar en la
material de Comunicaci6n Intercultural; Ex Docente de Investigaci6n
de la Comunicaci6n de la Universidad Mayor de San Andres (UMSA).

Director del departamento del SECRAD (Servicio de Capacitaci6n en
Radio y TV para el Desarrollo) de la Universidad Cat6lica Boliviana
"San Pablo" (La Paz).

Fiscal General de la Asociaci6n de Periodistas de La Paz (APLP).

Representante en Bolivia de AMARC (Asociaci6n Mundial de Radios
Comunitarias).


Direcci6n electr6nica: jla2863@yahoo.com, buho2(@ucb.edu.bo
Casilla de Correo: No. 10052, La Paz, Bolivia









36th ACURIL Conference 2006


DE LA HISTORIC DEL DEBATE DE LOS FLUJOS DE INFORMATION A LA
RECUPERACION DEL DERECHO A LA COMUNICACION FRENTE AL RETO
DE LA DIVERSIDAD CULTURAL


Por: Lic. Jose Luis Aguirre Alvis Msc.
Universidad Cat6lica Boliviana "San
Pablo" La Paz, Bolivia.
jla2863@yahoo.com


PRIMERA PARTE: CLIBRE O EQUILIBRADO FLUJO DE LA
INFORMATION?


La noci6n de "libre flujo de la informaci6n" en su nacimiento se atribuye
a los debates iniciados en el seno de la UNESCO en los aios sesenta.
Los mismos, segun Luis Ramiro Beltran (2006)1, como nunca antes en la
historic de las relaciones internacionales habian colocado a la
comunicaci6n como la causa de una confrontaci6n entire los paises
desarrollados y los paises subdesarrollados. Este trayecto fue iniciado en
1969 con la convocatoria a una reuni6n de experts en el tema de
political nacionales de comunicaci6n promovida por la UNESCO
(Montreal) y deriv6 en el establecimiento de un scenario de polaridades
a escala mundial extremando sus moments en la decada de los
setenta.





BELTRAN S, Luis Ramiro. UN MEMENTO LATINOAMERICANO DEL INFORMED MACBRIDE:
SIGUE EN PIE EL CATECISMO DE UTOPIAS. La Paz, Bolivia. Febrero. 2005.







Fue asi, segtn refiere Grooscors (2006:105)2 que en 1970 la XVI (Paris)
Conferencia General de la UNESCO por primera vez sefiala la
importancia de la planificaci6n de la comunicaci6n para la comunicaci6n
en la sociedad y se sugiere la necesidad de adoptar political nacionales
de comunicaci6n. Y, segtn Beltr6n, tambi6n seria en esa misma
asamblea multigubernamental que el Ministro de Informaci6n de la India
cuestionara, tambi6n por primera vez, la validez del principio del 'libre
flujo de la informacin '" (Beltrhn, 2006).


Dos afos despu6s (1972) en la XVII Conferencia General de la UNESCO
se autoriz6 a su Director General, Ren6 Maheu, a ayudar a los Estados
Miembros a formular sus political relatives a los grandes medios de
comunicaci6n. Grooscors refiere que Maheu "... introdujo formalmente
el tema en el proyecto de presupuesto para el bienio siguiente (1973-
1974), sefialando que la principal idea que caracterizaba el program de
la informaci6n era la de una political national de comunicaci6n, cuyos
progress serian lentos y dificiles..." (Grooscors, 2006:105).


Beltran observador director del debate refiere que este conflict se
encendi6 con mayor vigor en 1973 cuando el Movimiento de los Paises
No Alineados instituy6 en su Cumbre de Argel un program para forjar
un Nuevo Orden Internacional de la Economia y adelant6 la convicci6n
de que corresponderia hacer algo semejante en material de la
informaci6n hasta entonces regida sin cuestionamiento alguno por aquel
cl6sico principio del "libre flujo".


Am6rica Latina no ajena de debate de las political nacionales de la
comunicaci6n, y asi del libre flujo de la informaci6n, encontr6 su

2 GROOSCORS, Guido. Politicas, integraci6n y Nuevo Orden Informativo. Universidad Cat61ica Andrds
Bello. Caracas, Venezuela. 2006.







arranque en 1974 cuando la UNESCO llev6 a cabo en Bogota la Reuni6n
de Experts sobre la Planificaci6n y las Politicas de la Comunicaci6n en
America Latina. Basada en la definici6n sobre Politicas Nacionales de
Comunicaci6n encargada al mismo Luis Ramiro Beltran y que seiala:
"Una political national de comunicaci6n es un conjunto integrado,
explicit y duradero, de political parciales de comunicaci6n armonizadas
en un cuerpo coherente de principios y normas dirigidas a guiar la
conduct de las instituciones especializadas en el manejo del process
general de comunicaci6n de un pais" (Grooscors, 2006:107). Dicha
reuni6n "... traz6 en detalle la agenda y los preparativos para la Primera
Conferencia Intergubernamental sobre Politicas de Comunicaci6n en
Latinoamdrica y el Caribe que la UNESCO prevista en principio para
1975.


Seg6n refiere Grooscors (2006:107) 6sa primera definici6n fue
completada en el debate con otros concepts que enriquecieron sus
alcances asi se concensu6 que: "Las political de comunicaci6n son
conjuntos de prescripciones de comportamientos aislados, que se
interesan 6nicamente por determinadas parties o aspects del sistema y
process de comunicaci6n social. Estas political son formuladas,
fragmentaria e independientemente, por propietarios de medios de
comunicaci6n, por profesionales de comunicaci6n y por funcionarios del
gobierno, y cada una responded, naturalmente, a sus intereses
respectivos, que como tales, entran a menudo en conflict entire si".


El Informe sobre la reuni6n de Bogota fue repudiado de manera ispera
por la Asociaci6n Interamericana de Radiodifusi6n (AIR), la agrupaci6n
continental de dueios de radioemisoras y canales de television
comerciales, por considerarlo gravemente atentatorio contra la 'libertad
de informaci6n ', avalaron entonces este pronunciamiento los







propietarios de medios impresos agrupados en la tambidn continental
Sociedad Interamericana de Prensa (SIP)" (Beltran, 2006).


La d6cada de los setenta en el seno de la comunicaci6n en America
Latina y El Caribe, como tambi6n estudia Beltran, el aporte reflexivo de
una comunicaci6n e informaci6n con sentido de cambio acompai6 los
debates mundiales, asi se dio el surgimiento de una pleyade de te6ricos
y acad6micos, los que de manera no organica conformaron lo que hoy
se denomina la Escuela Critica de la Comunicaci6n Latinoamericana.
Esta teniendo impulsores en distintos escenarios y moments
encontraba como comin denominador, la denuncia de las relaciones de
dominaci6n tanto en el scenario de la circulaci6n informative asi como
en la introducci6n de premises, enfoques y metodos foraneos en la
comprensi6n acad6mica y de indagaci6n de la comunicaci6n e
informaci6n3


Beltran retrata este moment de la siguiente manera: "La region
disponia ya entonces de alrededor de 80 escuelas universitarias de
comunicaci6n y de centros regionales de ensefianza e investigaci6n en
comunicaci6n como el CIESPAL en Ecuador, el ILET en Mexico y, algo
despu6s, el IPAL en Peru. Y contaba ademas, desde alrededor de
mediados de la decada, con agrupaciones profesionales de
investigadores, como la ALAIC, y de periodistas, como la FELAP, con las
organizaciones cat6licas de radio-televisi6n, cine y prensa (UNDA-AL y
OCIC-AL) y, un poco mas tarde, con la FELAFACS en el campo docente.
Fue por todo ello que Latinoambrica ejerci6 seg6n lo sefialaria en
1986 el analista espafiol Josep Gifreu un 'protagonismo ejemplar' en
la contienda, particularmente en el planteamiento de las Politicas

3 VWase el trabajo de Luis Ramiro BeltrAn S. Communication research in Latin America: The blindfolded
Inquiri, Universidad Kart Marx, Leipzig, Democratic Republic of Germany (1974).








Nacionales de Comunicaci6n" (Beltran, 2006).


Guido Grooscors posteriormente respect a las Politicas Nacionales de
Comunicaci6n sehala que si estas son series de principios y de normas
establecidas para orientar el comportamiento de los sistemas de
comunicaci6n, "... si se quiere que esos principios y normas tengan
aplicaci6n y eficacia. Es precise que se encuentren estructurados en un
cuerpo juridico, en leyes, en c6digos, debidamente organizados, capaces
asi de satisfacer las necesidades de seguridad, orientaci6n, estimulo o
desestimulo que a la ley le corresponde" (Grooscors, 1984). La virtud
de un marco de esta naturaleza para este parisino afincado en distintos
paises del continent estaria en materializar el derecho subjetivo de la
comunicaci6n en un derecho objetivo del que efectivamente todos sean
reconocidos como sus titulares sin ning6n tipo de discriminaci6n.


La postura critical, y no por ello menos propositiva o active del
pensamiento de la comunicaci6n de Am6rica Latina, encontr6 desde los
setenta en distintos puntos y desde diversos escenarios a actors que
contribuyeron a las nociones de democratizaci6n de la comunicaci6n e
informaci6n. Asi surgeon los studios de Antonio Pasquali en Venezuela;
el belga entonces radicado en Chile, Armand Mattelart, Eliseo Ver6n en
la Argentina, el paraguayo Juan Diaz Bordenave, Jose Marques de Melo
en el Brasil, Franck Gerace en Bolivia, Eleazar Diaz Rangel, H6ctor
Schmucler, Juan Gargurevich y Luis Anibal G6mez entire otros, todos
coinciden en ideas y propuestas que luego los articula bajo una tradici6n
por reconocer a la comunicaci6n e informaci6n como recursos
contribuyentes al esfuerzo mas amplio de promover el cambio social en
sociedades marcadamente dependientes y de marcada pobreza. A este
conjunto aporta de forma important el pedagogo brasilero Paulo Freire
quien habia criticado la pr6ctica de los sistemas educativos invitando al








ejercicio y bisqueda de una pedagogia liberadora. Freire sostuvo: "El
papel del educador no es 'llenar' al educando de 'conocimiento' de
orden tecnico o no, sino proporcionar, a traves de la relaci6n dial6gica
educador-educando, educando-educador, la organizaci6n de un
pensamiento (...) el dialogo y la problematizaci6n no adormecen a nadie.
Concientizan (y asi liberan)" (Freire; 1973:59-61)4.


Con la observaci6n critical del process educativo, que actuaba
frontalmente sobre el uso la palabra para promover la dialoguicidad o
preservar sistemas de control, surgieron concepts muy propios de una
comunicaci6n a los ojos de la realidad latinoamericana. Aparecieron asi
nociones de una comunicaci6n liberadora, comunicaci6n horizontal y
comunicaci6n popular participatoria, miradas que diferenciaban la
comunicaci6n de la informaci6n y que se tradujeron en miradas
humanistas donde tomaba lugar central el relacionamiento equilibrado,
inclusive y equitativo entire los sujetos.


La definici6n de Beltr6n abrazadoramente sintetizaba este tipo de
esfuerzos e ideales, asi propuso en su clasico document Un Adi6s a
Arist6teles:


"La comunicaci6n es el process de interacci6n social democratica que se
basa sobre el intercambio de simbolos por los cuales los series humans
comparten voluntariamente sus experiencias bajo condiciones de acceso
libre e igualitario, dialogo y participaci6n. Todo el mundo tiene el
derecho a comunicarse con el fin de satisfacer sus necesidades de
comunicaci6n por medio del goce de los recursos de la comunicaci6n.
Los series humans se comunican con multiples prop6sitos. El principal

4 FREIRE, Paulo. iExtensi6n o comunicaci6n?. La concientizaci6n en el medio rural. Ed. Siglo XXI. Mexico
D.F., M6xico. 1981.








no es el ejercicio de influencia sobre el comportamiento de los demos."
(Beltran, 1980)s5


Los elements que dan un nuevo alcance a la comunicaci6n vista como
hecho social basico se acompaian al ejercicio de tres condiciones
objetivas articuladas y graduales: el acceso, dialogo, y la participaci6n.
Todo este conjunto apuntando a la vigencia de una calidad esencial
superior para el sujeto cual seria la del ejercicio de su derecho a la
comunicaci6n.


Beltr6n entonces entiende: "Acceso es el ejercicio efectivo del derecho a
recibir mensajes; Dialogo es el ejercicio efectivo del derecho a recibir y
al mismo tiempo emitir mensajes; Participaci6n es el ejercicio efectivo
del derecho a emitir mensajes. Derecho a la comunicaci6n es el derecho
natural de todo ser human a emitir y recibir mensajes, al mismo
tiempo e intermitentemente" (Beltran, 1980)6.


El hecho de la comunicaci6n asi se present como un process que
partiendo de una exigencia natural deriva en dimensions mis
completes e integrales como las de poder reconocer que lo comunicativo
posee implicaciones tanto existenciales asi como political en cuanto
tienen que ver con la presencia y acci6n del sujeto en un context quien
dotado de la palabra esta Ilamado a actuar sobre su scenario socio
hist6rico concrete.


La reflexi6n conceptual del campo de la comunicaci6n social desde una
lectura pr6xima a los escenarios de America Latina marcados por la
comprensi6n de las inequidades, pobreza y exclusion social, tal como lo

5 A farewell to Aristotle: horizontal communication (1980).
6 Ibid.








habria develado la Ilamada Teoria de la Dependencia7, Ilevaron al
cuestionamiento de definiciones muchas veces vistas como equivalentes
como es el caso que se da entire los concepts de comunicaci6n e
informaci6n. El venezolano Antonio Pasquali fue el pionero en seialar
que: "El t6rmino COMUNICACION debe reservarse a la interrelaci6n
humana, al intercambio de mensajes entire hombres, sean cuales fueren
los aparatos intermediaries utilizados para facilitar la interrelaci6n a
distancia" (1970:41)8. "Por INFORMACION debe entenderse todo
process de envio unidireccional o bidireccional de informaci6n a
receptores predispuestos para una descodificaci6n-interpretaci6n (...)
para desencadenar respuestas preprogramadas. Un double flujo de
informaciones no es aun comunicaci6n, pues la respuesta del receptor
es siempre mecanica y preestablecida y no product de un process de
comprensi6n mental que elige infinitas alternatives y matices
comprensivos. No hay dialogo entire mbquinas" (1970:50). Asi, "no
puede aceptarse un predominio del concept de 'medio'en la definici6n
de 'comunicaci6m'. 1) porque todo medio es un simple aparato, esto
es, la extension de una preexistente y mas generica capacidad humana
de comunicarse; 2) porque por medio se entiende cominmente el
'canal artificial' o artefacto transportador de mensajes especialmente
codificados; pero no hay comunicaci6n humana que pueda prescindir del
uso de canales naturales al comienzo y al t6rmino del process"
(Pasquali, 1070:40).


Comunicaci6n, como su raiz griega sefala -Koinoonia-- es inherente a
estar en comunidad, pues se esta en comunidad porque se pone algo en
comin y esto es a trav6s de la comunicaci6n. Y qu6 mejor que si lo que
se pone en comin son derechos y deberes, bienes y servicios, creencias

SVase Fernando Enrique Cardoso y Enzo Faletto. Dependencia y desarrollo en America Latina. 1969.
8 PASQUALI, Antonio. Comprender la comunicaci6n. Monte Avila Editores. Caracas, Venezuela. 1970.








y formas de vida, todo lo que constitute la esencia de la convivencia, de
la comunidad y la sociabilidad (...) y la relaci6n de comunicaci6n
soberana y por excelencia es el DIALOGO remarca Pasquali.


Sobre la misma linea en 6se entonces el peruano Rafael Roncagliolo
sostuvo: "... estamos presenciando una reducci6n de la comunicaci6n
humana --concepto que implica reciprocidad-- en favor de la
informaci6n y la diseminaci6n; es decir, de todas las formas modernas
de imposici6n de los transmisores sobre los receptors, la cual
err6neamente continuamos Ilamando comunicaci6n de masas".


Por lo expuesto hasta ahora se muestra la contribuci6n que tuvo
Am6rica Latina al recorrido del debate del inicialmente concebido libre
flujo de informaci6n. Volviendo desde el cronista de estos events, Luis
Ramiro Beltran, al recuento de hechos desde la esfera mundial se
encuentra que en 1976 se dan cuatro hechos determinantes en el
debate de la comunicaci6n e informaci6n mundial: "Primero, el Simposio
sobre la Informaci6n entire los Paises No Alineados que, realizado en
marzo en Thnez, constituy6 la formalizaci6n de la propuesta para
establecer un Nuevo Orden Internacional de la Informaci6n; que
Ilegaria a ser validada, con el apoyo del Grupo de los 77, por la
Asamblea General de las Naciones Unidas. Segundo, la Conferencia
Intergubernamental sobre Politicas Nacionales de Comunicaci6n para
Am6rica Latina y el Caribe, auspiciada por la UNESCO en Costa Rica en
julio, que Ileg6 a cumplir su cometido pese a la tenaz y agresiva
campafa desatada por multiples medios en su contra por la SIP y la
AIR. Por medio de una Declaraci6n y 30 Resoluciones, la conferencia
adopt oficialmente la idea de promover aquellas political y brind6
bases concretas para su formulaci6n y aplicaci6n por consenso social en
pro de la democratizaci6n de la comunicaci6n en el piano national y en








la esfera international. La tercera actividad fue la Quinta Cumbre de los
Paises No Alineados, realizada en Colombo en agosto, la que dio rotunda
aprobaci6n al program para la instauraci6n del Nuevo Orden
International de la Informaci6n. Y la cuarta gravitante actividad fue la
Conferencia General de la UNESCO, realizada en Nairobi en noviembre,
que vino a resultar el campo de batalla en que se produjo el choque
frontal, puesto que los paises desarrollados, encabezados por Estados
Unidos de America, lanzaron en ella su contraofensiva para aplacar con
firmeza la insurgencia tercermundista. Tan encendida fue al principio la
controversial que se temi6 que la UNESCO sufriera un quebranto. Pero
se Ileg6 a lograr cierto apaciguamiento y a comenzar negociaciones para
forjar conciliaci6n. Indicio inicial de ello fue la aprobaci6n de dos
resoluciones que postularon la circulaci6n de la informaci6n no
solamente libre sino tambien equilibrada tal como lo habian propuesto
los tercermundistas. Y una evidencia no menos significativa de esa
voluntad de entendimiento fue el mandate de la Conferencia de Nairobi
al Director General para crear una comisi6n que estudie la situaci6n de
la comunicaci6n en el mundo" (Beltran, 2006)9.


Seg6n refiere Beltran, aquel mandate Ilev6 a que el Director General de
la UNESCO, el senegales Amadou-Mahtar M'Bow, estableciera a fines de
1977 la Comisi6n Internacional para el Estudio de los Problemas de la
Comunicaci6n que tuvo a la cabeza al irland6s Sean MacBride, Premio
Nobel y Premio Lenin de la paz. La comisi6n fue integrada por 15
personalidades sobresalientes en diversos campos profesionales,
representatives de diversas tendencies y provenientes de todas las
regions mayores del mundo, incluyendo Latinoam6rica que aport6 el
concurso del periodista colombiano Gabriel Garcia Marquez y el del


9 Ibid.







economist chileno Juan Somavia. Su trabajo en ocho periods de
sesiones a lo largo de algo mas de dos aios fue enriquecido por
numerosos studios y documents, y apuntalado por mesas redondas
sobre determinados temas especificos.


El Informe aprobado en octubre de 1980 en Belgrado por la Conferencia
General de la UNESCO se constituy6 en un singular manifiesto politico
de temple humanista y con proyecci6n universal. El mismo recupera de
manera central nociones y principios para un ejercicio equilibrado en el
acceso y uso de la comunicaci6n e informaci6n destacando: la noci6n del
libre y equilibrado flujo de la informaci6n en condiciones de igualdad;
justicia y beneficio mutuo, demandando respeto a la identidad cultural
de cada pueblo. La propuesta de que los paises formulen y apliquen
Politicas Nacionales de Comunicaci6n para normar el comportamiento de
los sistemas y process de la misma es insistente ademas del
entendimiento de que la democratizaci6n de la comunicaci6n supone
brindar la oportunidad igualitaria de acceso, dialogo y participaci6n para
todos.


En cuanto a la cuesti6n de la democratizaci6n, Gabriel Garcia Marquez,
comenta al interior del Informe que: "Las estructuras de comunicaci6n
m6s democraticas constituyen una necesidad national e international de
los pueblos que en todas parties promueven el acceso, la participaci6n,
la descentralizaci6n y la administraci6n abierta, mientras que la difusi6n
del poder, concentrado en las manos de los intereses comerciales o
burocraticos, es una necesidad mundial (...). La comunicaci6n no es s6lo
cuesti6n de noticias. Es un factor determinante de todos los process
sociales y un component fundamental de la organizaci6n de las
sociedades. Este enfoque adoptado por el informed permit el
entendimiento m6s amplio y equilibrado de los problems implicados y








da a las cuestiones individuals una perspective mas global y que tendr6
que ubicarse a lo largo del tiempo en dar respuestas en funci6n del
context politico, econ6mico y cultural apropiado" (Informe MacBride,
1980:263)10.


Otro element por demos important por su alcance gradual y a largo
plazo y que asi recupera vitalidad al present es la noci6n de derecho a
la comunicaci6n del Informe MacBride que establece: "... el derecho a
comunicarse significa much mas que el derecho a recibir informaci6n...
Jean d'Arcy describe sucintamente estas etapas y encuentra que en la
epoca del agora y del foro, cuando la comunicaci6n era direct e
interpersonal surgi6 el concept de libertad de opinion; con el
advenimiento de la imprenta, el primero de los medios masivos, surge el
concept de libertad de expresi6n; en el siglo XIX donde la prensa
adquiere circulaci6n masiva surge la noci6n de libertad de prensa, y con
la Ilegada de un conjunto de medios masivos -cine radio y TV-
operando en escenarios de conflict mundial e ingerencia del poder se
trata de un derecho a buscar, recibir y transmitir informaci6n e ideas a
travis de todos los medios y por encima de todas las fronteras (este es
el espiritu de la Declaraci6n Universal de los Derechos Humanos). Ahora
parece possible un nuevo advance: el reconocimiento del derecho del
hombre a comunicarse derivado de nuestras victorias (sociales y
tecnol6gicas)... este derecho abarca a todas estas libertades pero les
aiade, para los individuos y las sociedades los concepts del acceso, la
participaci6n, la corriente de informaci6n en ambos sentidos, todos los
cuales son vitales para el desarrollo armonioso del hombre y de la
humanidad" (Informe MacBride: 1980:149).



'0 MACBRIDE, Sean, et.al. Un solo mundo, voces miltiples. Comunicaci6n e informaci6n en nuestro tiempo.
Fondo Cultura Econ6mica. M6xico DF, M6xico. 1980.







El vigor de la propuesta del Informe MacBride que ya supera sus
veinticinco aios que lo llev6 a enfrentar oposiciones cerradas y
orquestadas a pesar del tiempo y modificaci6n de escenarios politicos
sociales en America Latina persisti6 asi se dieron esfuerzos continentales
(Emb6, Brasil, 1982; Quito, 1985; Lima en 1990 con la consult a
experts organizada el IPAL y la WACC que produjo la Declaraci6n de
Lima, siguieron otras reuniones que agregaron enfoques renovados a la
luz de la vigencia de sistemas democraticos lo concrete parece ser que
como evalua Luis Ramiro Beltr6n:


"Hoy, a un cuarto de siglo del inicio de aquel ins6lito process, icual es el
estado de la comunicaci6n international?. La respuesta mas concisa que
puede darse, infortunada pero no sorprendentemente, es negative.
Para comenzar, es muy evidence que ni una sola de las proposiciones de
cambio alentadas bajo el ideal del NOII han Ilegado a materializarse en
ninguna parte. Y, lo que es peor, no s6lo que no ha habido alivio o
mejoramiento alguno en la situaci6n denunciada sino que ella ha
empeorado grandemente. Lejos de disminuir, la concentraci6n del
poder comunicativo a favor de las naciones de mayor desarrollo ha
aumentado enormemente. Grandes consorcios transnacionales dominant
el flujo de noticias y el negocio publicitario, especialmente en material de
television, y las diferencias en el acceso a los modernos recursos de la
telematica son abismales. Estados Unidos de America, los paises de la
Uni6n Europea y Jap6n controlan 90% de la producci6n de bienes y
servicios informativos. De los 550 millones de computadores que hay
en el mundo hoy un poco mas de la mitad estan en Estados Unidos,
Jap6n, Alemania, Inglaterra y Francia. Algo mas de dos tercios del total
mundial de usuarios de Internet 320 millones correspondent a esos
mismos cinco paises. Y del total mundial de "internautas" 57% esta en
Estados Unidos de America en tanto que en Latinoamdrica est6 s6lo el








1%. En suma, la brecha que en los afos del 70 era de suyo grande
hoy, en la era neoliberal, en el apogeo de la "sociedad de la
informaci6n" y en el pinaculo del process globalizador, se ha vuelto
gigantesca. Y no existe en el horizonte movimiento international alguno
que pretend desafiar la vigencia de semejante poderio sin precedentes"
(Beltran, 2006:4). 11


Mis all de reponer testarudamente la esencia de estos debates
dirigidos al ejercicio y vigencia de flujos equilibrados de informaci6n en
y entire sociedades donde los desequilibrios perduran y hasta se
agudizan, o incluso enfrentar la evaluaci6n de que estas propuestas
hubieran resultado mis t66ricas que realistas, e incluso career que estas
preocupaciones cayeron en el olvido con la disoluci6n de los ejes
hegem6nicos propios de la Guerra Fria, o finalmente adoptar una
postura de desden acerca de un trayecto heroico por la vigencia de la
palabra como factor de la edificaci6n social parecer6 6til desde la lectura
del scenario sociohist6rico de hoy hacer el intent de avivar constantes
que deseablemente podrian contribuir a la construcci6n de una cultural
de paz cada vez amenazada por distintos factors.


SEGUNDA PARTE: LA UTOPIA PRESENT, PENSAR UNA
CULTURAL DE PAZ DESDE SOCIEDADES PLURICULTURALES


Seg6n la UNESCO: "Una cultural de paz podria definirse como el
conjunto de valores, actitudes y comportamientos, modos de vida y
acci6n que, inspirandose en ella, reflejan el respeto de la vida, de la
persona humana, de su dignidad y sus derechos, el rechazo de la
violencia, comprendidas todas las formas de terrorism, y la adhesi6n a


" BELTRAN S. Luis Ramiro. El suefio en la never. La Paz, Bolivia. Enero. 2006.








los principios de la libertad, justicia, solidaridad, tolerancia y
entendimiento tanto entire los pueblos como entire los grupos y las
personas" (Exeni, 2002:26).12


La esencia de los proyectos, ideas y retos generados tanto en el seno de
los debates de la comunicaci6n e informaci6n propiciados por la
UNESCO, asi como los innumerables esfuerzos, aportes te6ricos y
practices que de manera local y hasta invisible se operan en tantos
puntos de nuestra Am6rica Latina y El Caribe y que lo hacen desde la fe
puesta en la palabra hallan una constant: la creencia de que la
comunicaci6n es contribuyente decisive para la convivencia pacifica y el
desarrollo arm6nico entire semejantes. Asi, el di6logo como una forma
de confianza en la presencia del semejante (el Otro); el acceso como un
condici6n que genera el balance entire polos que no se perciben como
antag6nicos sino se descubren valorativamente en su esencia diverse
uno al otro a trav6s del puente de la palabra, el ejercicio de la paciente
y carifosa escucha donde ocupa sitio tambien el habla del silencio; y
finalmente, la participaci6n como el convencimiento de que ningin
mensaje result de la imposici6n de un contenido sino que se construye
mutuamente gracias a la relaci6n de apertura que se da entire sujetos
los que aportan a la riqueza del intercambio justamente su historic, su
lectura de la vida, su manera de expresarse y asi exteriorizan su
conocimiento y presencia en el mundo desde su intrinseca calidad
diverse (condici6n de genero, origen 6tnico o cultural, edad, presencia
sexual u otras cualidades). Uno experiment el arte de la palabra
porque justamente se expone libremente al encuentro, no impone
contenidos ni manipula el saber de los sujetos, sino que sabiendo que
satisface un conjunto de motivaciones no implica que elimina otras

12 EXENI, Jose Luis. Comunicaci6n para una cultural de Paz. Experiencias y realizaciones de la UNESCO en
Am6rica Latina. UNESCO. Colecci6n Vox Civis. San Jos6, Costa Rica. 2002.








tantas emociones derivadas de aspects no satisfechos y que mBs bien
se abren como oportunidades para nuevos futures encuentros.


Al respect ha dicho Fernando Gonzalez Rey: "La comunicaci6n es un
process en el que se crece dentro de ella (...) El establecimiento de la
comunicaci6n desarrolladora exige la superaci6n por parte de los
participants de todo prejuicio o rol que ponga a una persona por
encima de otras, porque aunque las diferencias individuals son un
hecho que se asume en toda relaci6n humana, lo que no puede es
estatuirse como condici6n del process comunicativo. Uno de los grandes
prejuicios de nuestra cultural es absolutizar determinadas caracteristicas
personales como condici6n de dominancia en el process comunicativo"
(Gonzalez Rey, 1999:6)13


En el context sociohist6rico actual donde las movilizaciones sociales
operadas en distintos paises resurge la presencia y caracter plurietnico y
pluricultural (caso de Bolivia desde 1990), donde las migraciones son
espacio de constant lucha por la sobrevivencia, y donde los mismos
medios de difusi6n actuan como constructores de realidades globales
diversas pero no siempre se comprometen con la representaci6n just y
equilibrada de sus rostros plurales derivando en la construcci6n de
discursos que alientan el racism, la discriminaci6n y hasta la xenofia
cuando se trata de referirse a las minorias, los inmigrantes, los sujetos
con discapacidad, y otros, la recuperaci6n del debate por el derecho a
la comunicaci6n y las implicaciones hacia una libre, equitativa e inclusive
construcci6n personal y social desde la palabra supone asumir como
nunca antes la fuerza y contribuyente presencia que aporta la diversidad
cultural.

13 GONZALEZ REY, Fernando. Comunicaci6n, personalidad y desarrollo. Editorial Pueblo y educaci6n. La
Habana, Cuba, 1999.









Asi, la misma Declaraci6n Universal de la UNESCO sobre la Diversidad
Cultural no s6lo incluye que hay que procurar que todas las cultures
puedan expresarse y darse a conocer, la libertad de expresi6n, el
pluralismo de los medios de comunicaci6n, el multilinguismo, la igualdad
de acceso a las expresiones artisticas, al saber cientifico y tecnol6gico -
comprendida su forma electr6nica-y la posibilidad, para todas las
cultures, de estar presents en los medios de expresi6n y de difusi6n,
son los garantes de la diversidad cultural (Art.6).14 sino que en similar
sintonia sefiala el manifiesto de Alexandria, elaborado por la (IFLA)
International Federation of Library Associations and Institutions, para la
segunda version de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Informaci6n
(CMSI) reunida en Tinez (diciembre de 2005) que siendo las bibliotecas
y servicios de informaci6n las que deben responder a las necesidades
particulares de los individuos deben complementary la transmisi6n del
conocimiento a trav6s de un uso multimedia o de apoyo con otros
medios de tal forma que sean recursos democraticos y dirigidos a una
sociedad de la informaci6n abierta donde se aspire contribuir a la
formaci6n de un ciudadano bien informado, posibilitar tambien la
transparencia en la gesti6n gubernamental y apoyar a las formas de un
gobierno electr6nico. Son asi las bibliotecas contribuyentes directs en
la reducci6n de la brecha informative buscando metas de equidad y de
acceso a la informaci6n para todos. La vision que adoptan es la de una
sociedad inclusive promoviendo los contenidos multilingOes, la atenci6n
a las condiciones de la diversidad cultural, y las necesidades especiales
de los pueblos indigenas, las minorias y los sujetos con discapacidad.15



14 UNESCO. Declaraci6n Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural.
15 WSIS. Alexandria Manifesto on Libraries, the Information Society in Action. Biblioteca Alexandrina.
November, 2005.








Hacia un camino de balance podemos decir, si la cultural fuera una
barrera y, por tanto, raz6n de conflict o anulaci6n entire semejantes
tendriamos igualmente que pensar que la convivencia humana es un sin
sentido, pues por encima de aquella vocaci6n de acci6n, transformaci6n
y cambio del entorno, cualidades esenciales de la condici6n humana,
estariamos colocando la desconfianza, la desesperanza, y el odio como
los m6viles de nuestra presencia en la tierra. Estamos Ilamados a
comunicarnos, por razones existenciales, al ser products mismos cada
uno de nosotros de la comunicaci6n, y sobre todo estamos convocados a
ejercer el arte de la palabra hecha acto con la acci6n informative con
sentido equitativo y dialogal, porque podemos alcanzar la utopia de
crear y trabajar por un mundo distinto donde el conocimiento sea capaz
de incidir en la mejora y transformaci6n del mundo.


Para esto ejerzamos una etica de la disponibilidad por el Otro, entendida
como diria Ricouer como la aptitud de donarse a aquello que se present
ante uno y para ligarse con 61 se active la posibilidad de ser, pues "para
quien se dona, el otro se vuelve un ti; para quien se reserve, el otro
sigue siendo simplemente un otro"16, desactiv6ndose asi la capacidad de
que se manifieste la riqueza del si-mismo. El otro es quien active mi
dimension tanto existencial-ontol6gica, asi como 6tica en cuanto me
hace responsible hospitalariamente de los demas, y desde la dimension
estetica que me compromete a trabajar la belleza la expresi6n y la
busca de multiples canales y formas para establecer el relacionamiento
con los demas actuar finalmente en aquella dimension compartida que
es la political donde gracias a la palabra sabemos que podemos
transformar el mundo que en responsabilidad transitoria se nos ha
entregado para hacerlo mas habitable y just para las generaciones


16 BEGUE, Marie-France. Paul Ricouer: La podtica del si-mismo. Editorial Biblos. Bs.As., Argentina. 2002.








futuras.


EPILOGO:


Pensemos entonces que la comunicaci6n, asi como la informaci6n no
son simple entrega o transmisi6n de contenidos sino espacios de
necesaria convivencia existencial con nuestros semejantes. Exploremos
estas nuevas aristas a la luz de propuestas donde lo human y
comunicativo nos transforman oigamos la definici6n de George Gusdorf,
un poeta de la relacionalidad:


"La comunicaci6n tiene, entonces, una virtud creadora. Da a cada uno
la revelacidn de si en la reciprocidad con el otro. En el mundo de la
palabra se realize la edificaci6n de la vida personal, prestandose siempre
la comunicaci6n de las personas bajo la forma de una explicitacidn de
valor. La gracia de la comunicaci6n, en la que uno da recibiendo, en la
que uno recibe dando, es el descubrimiento del semejante, del pr6jimo,
del otro yo mismo, en la amistad o en el amor, mas valioso del yo
mismo porque se identifica con el valor cuyo descubrimiento logr6
merced a un encuentro. Cada uno da al otro la hospitalidad esencial, en
lo mejor de si; cada uno reconoce al otro y recibe de el este mismo
reconocimiento sin el cual es impossible la existencia humana. Pues el
hombre, si esta reducido a si mismo, es much menos que 61 mismo; en
cambio en la luz del acogimiento se le ofrece la posibilidad de una
expresi6n sin limits. (George Gusdorf, 1996)


El ser si-mismo, unicamente puede realizarse en comunicaci6n con otro
ser si-mismo. La propia libertad solo puede existir cuando tambi6n el
otro es libre y puedo ser libre gracias a tu presencia que me informa que
tambi6n existo.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs