• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Half Title
 Title Page
 Comite organizador del seminar...
 Table of Contents
 Foreword
 Preface
 Autores, editores, organizador...
 Seccion I. Caracterizacion y clasificacion...
 Seccion II. Relaciones suelo-p...
 Seccion III. Fuentes y uso...
 Seccion IV. Manejo de suelos...
 Seccion V. Sistemas de manejo de...
 Seccion VI. Evaluacion de la fertilidad...
 Seccion VII. Enfoque y coordinacion...
 Back Cover














Group Title: Manejo de suelos en la América tropical
Title: Manejo de suelos en la América tropical
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00082702/00001
 Material Information
Title: Manejo de suelos en la América tropical trabajos presentados durante el Seminario sobre Manejo de Suelos y el Proceso de Desarrollo en América Tropical, celebrado en el CIAT, Cali, Colombia, 10 al 14 de febrero de 1974
Physical Description: 582 p. : ill. ; 23 cm.
Language: Spanish
Creator: Seminar on Soil Management and the Development Process in Tropical America, (1974
Bornemisza, Elemer
Alvarado, Alfredo
University Consortium on Soils of the Tropics
Centro Internacional de Agricultura Tropical
United States -- Agency for International Development
Seminar on Soil Management and the Development Process in Tropical America, (1974
Publisher: University Consortium on Soils of the Tropics, Soil Science Dept., North Carolina State University,
University Consortium on Soils of the Tropics, Soil Science Dept., North Carolina State University
Place of Publication: Raleigh N.C
Publication Date: 1975
Copyright Date: 1975
 Subjects
Subject: Soils -- Congresses -- Latin America   ( lcsh )
Sols -- Aménagement -- Congrès -- Amérique latine   ( rvm )
Sols -- Aménagement -- Congrès -- Régions tropicales   ( rvm )
Sols -- Congrès -- Amérique latine   ( rvm )
Genre: bibliography   ( marcgt )
conference publication   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Colombia
Peru
Brazil
Bolivia
Puerto Rico
 Notes
Bibliography: Includes bibliographical references.
Statement of Responsibility: editado por Elemer Bornemisza y Alfredo Alvarado.
General Note: Published also in English, with title: Soil management in Tropical America.
General Note: "Co-Patrocinado por: Consorcio de Universidades sobre Suelos Tropicales, Centro Internaciona de Agricultura Tropical, Agencia Internacional para el Desarrollo ... et al.."
 Record Information
Bibliographic ID: UF00082702
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 02157580

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Half Title
        Page 1
        Page 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Comite organizador del seminario
        Page 5
        Page 6
    Table of Contents
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
    Foreword
        Page 15
        Page 16
    Preface
        Page 17
        Page 18
    Autores, editores, organizadores
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    Seccion I. Caracterizacion y clasificacion de suelos
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
    Seccion II. Relaciones suelo-planta-agua
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
    Seccion III. Fuentes y uso de nitrogeno
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
    Seccion IV. Manejo de suelos acidos
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
    Seccion V. Sistemas de manejo de suelos
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
        Page 439
        Page 440
        Page 441
        Page 442
        Page 443
        Page 444
        Page 445
        Page 446
        Page 447
        Page 448
        Page 449
        Page 450
        Page 451
        Page 452
        Page 453
        Page 454
        Page 455
        Page 456
        Page 457
        Page 458
        Page 459
        Page 460
        Page 461
        Page 462
        Page 463
        Page 464
    Seccion VI. Evaluacion de la fertilidad del suelo
        Page 465
        Page 466
        Page 467
        Page 468
        Page 469
        Page 470
        Page 471
        Page 472
        Page 473
        Page 474
        Page 475
        Page 476
        Page 477
        Page 478
        Page 479
        Page 480
        Page 481
        Page 482
        Page 483
        Page 484
        Page 485
        Page 486
        Page 487
        Page 488
        Page 489
        Page 490
        Page 491
        Page 492
        Page 493
        Page 494
        Page 495
        Page 496
        Page 497
        Page 498
        Page 499
        Page 500
        Page 501
        Page 502
        Page 503
        Page 504
        Page 505
        Page 506
        Page 507
        Page 508
        Page 509
        Page 510
        Page 511
        Page 512
        Page 513
        Page 514
        Page 515
        Page 516
        Page 517
        Page 518
        Page 519
        Page 520
        Page 521
        Page 522
        Page 523
        Page 524
        Page 525
        Page 526
        Page 527
        Page 528
        Page 529
        Page 530
        Page 531
        Page 532
        Page 533
        Page 534
        Page 535
        Page 536
        Page 537
        Page 538
        Page 539
        Page 540
        Page 541
        Page 542
        Page 543
        Page 544
        Page 545
        Page 546
        Page 547
        Page 548
    Seccion VII. Enfoque y coordinacion de la investigacion de suelos para el desarrollo
        Page 549
        Page 550
        Page 551
        Page 552
        Page 553
        Page 554
        Page 555
        Page 556
        Page 557
        Page 558
        Page 559
        Page 560
        Page 561
        Page 562
        Page 563
        Page 564
        Page 565
        Page 566
        Page 567
        Page 568
        Page 569
        Page 570
        Page 571
        Page 572
        Page 573
        Page 574
        Page 575
        Page 576
        Page 577
        Page 578
        Page 579
        Page 580
        Page 581
        Page 582
    Back Cover
        Page 583
        Page 584
Full Text





MANEJO DE SUELOS
EN LA
AMERICA TROPICAL

^v---------













MANEJO DE SUELOS EN LA AMIRICA TROPICAL














MANEJO DE SUELOS


EN LA AMERICA TROPICAL





Editado por:

Elemer Bornemisza
y
Alfredo Alvarado


Trabajos presentados durante el Seminario sobre Manejo
de Suelos y el Proceso de Desarrollo en Amrica Tropical
celebrado en el CIAT, Cali, Colombia
10 al 14 de febrero de 1974

Co-Patrocinado por:

Consorcio de Universidades sobre Suelos Tropicales
Centro Internacional de Agricultura Tropical
Agencia Internacional para el Desarrollo
Sociedad Colombiana de la Ciencia del Suelo
Sociedad Latinoamericana de la Ciencia del Suelo

Publicado por:

University Consortium on Soils of the Tropics
Soil Science Department
North Carolina State University
Raleigh, N. C., 27607, USA














COMITE ORGANIZADOR DEL SEMINARIO





Fernando Fernndez

Tejpal S. Gill

Luis Alfredo Len

Rafael Pietri

James M. Spain

Pedro A. Snchez, Presidente






Editores:


Elemer Bornemisza

Alfredo Alvarado






Financiado con la donacin AID/TA-G 1058 de la
Agencia Internacional para el Desarrollo a la
Universidad del Estado de Carolina del Norte


Este libro tambin ha sido publicado en Ingls
















CONTENIDO

Pgina
P r lo g o .............................................................................................................. ...................... ..... ............. 1 5
P refacio ..... .......................................................... .................... ......... ......................................... 17
Autores, Editores, Organizadores ................................................ .............. .......... 19

SECCION I.-CARACTERIZACION Y CLASIFICACION DE LOS
SUELOS

Captulo 1.-Suelos del Planalto Central y la Carretera Transama-
znica del Brasil
M. N. Camargo e I. C. Falesi

I. Suelos del Planalto Central .........................2................................................ 25
II. Suelos de la Carretera Transamaznica .......................................... 34
III. Resumen ........................ ....... ...................... .... ........... ... .......... 43
IV A g radecim ien to ........................................................................................... ........ 43
V B ibliog rafa .......................... .......................................................................... 43

Captulo 2.-Suelos de las Tierras Bajas del Per
C. Zamora J.

I. In trodu ccin ......................................................................... ................. ................ 4 5
II. Desierto Costero ............................................ ................................................ 48
III. Llanura Amaznica ..................................................... .......... ................... 54
IV. Conclusions y Resumen ................................ .................. ......................... 60
V B ibliog rafa ....................................... ............................... ....................... 60

Captulo 3.-Suelos del Oriente de Colombia
R. Guerrero M.

I. In trodu ccin ................................. ................. ......................... ................... .......... 61
II. Descripcin General de las Areas Estudiadas ............................. 63
III. Materiales y Mtodos ........................... .............. ................... .............. 67
IV. Resultados y Discusin ............................................................................. 68
V R esu m en ................................ ............................... ....................................... .......... 8 0
V I. B ibliog rafa ............................ ....... .......................... ............................... 8 1
V II. A p n dices ...... .......................... ........................................................ ............................. 84

Capitulo 4.-Relaciones entire la Toxonoma de Suelos de los Estados
Unidos, el Sistema de Clasifricacin de Suelos del Brasil
y las Unidades de Suelos de FAO/UNESCO
F. H. Beinroth

I. In troduccin ................................................................ .9...................... 93
II. Enfoques a la Clasificacin de Suelos ................................................ 94


-7










Pgina
III. Estructura, Diferencias y Nomenclatura de los Sistemas 95
IV. Comparacin y Correlacin ................................................................... 99
V. Consideraciones Crticas .............. ....................................................... ....... 102
VI. Aplicacin al Proceso del Desarrollo Agrcola ............................. 106
V II. C on clu sion es ................................ ............ .............. .............. ........................... .... 107
VIII. Agradecimientos .................................... .............. ............. ............... 108
IX B ibliog rafa .................................................................................................. ..... .. 108

Capitulo 5.-Clasificacin de Uso de la Tierra de las Regiones Bajas
de Bolivia
T. T. Cochrane
I. In trodu ccin .......................................................................................... . ........................... 111
II. Breve Descripcin de las Tierras Bajas Bolivianas ............ 112
III. El Mapa de Sistemas de Tierras del Trpico Central
B oliv ia n o ...................... .. .............. ........ ................................................................... 1 12
IV. Estudios del Pie de Monte Boliviano .............................................. 114
V. Reconocimiento Detallado de Suelos y Trabajo
A g ron m ico ........................................ ....... .......................................... . ............ 122
VI. El Mapa de Sistemas de Tierra de Bolivia ....................................... 123
VII. Resumen y Observaciones ...................................................................... 127
VIII. Bibliografa ............................................................... ....... ............. 127

Captulo 6.-Clasificacin de Suelos en Base a su Fertilidad
S. W. Buol, P. A. Snchez
R. B. Cate Jr. and M. A. Granger

I. In trodu ccin ........................................... .............................. .. ............................. 129
II. C on cep to ......................... .................................................... .............. 130
III. F o rm a to ................................ .............................................................................................. 13 1
IV. Resultado en Ensayos de Agrupamiento .................. ........ .. 136
V. Interaccin con Respuestas a Fertilizantes ................................. 140
V I. C on clu sion es .......................... .1...................... ............................ ...................... 141
V II. R esum en .................... ........ .............. ............................... .......................... 143
VIII. Agradecimientos ..................................................................................... 143
IX B ibliog rafa .......... .................................. .. ....................... ........................ 143

SECCION II.-RELACIONES SUELO-PLANTA-AGUA

Captulo 7.-Relaciones Suelo-Agua en Oxisoles de Puerto Rico y
Brasil
J. M. Wolf

I. In tro d u cci n ............................................................................... ............................... 14 7
II. M etodolog a ........................... ...... ................... ..................... ...................... 147
III. Resultados y Discusin ......................................... ................................. 149
IV. Implicaciones para el Desarrollo .................................................. 153
V R esu m en ........................ ..................... ..... ......................... ... .................... .. 157
V I. B ibliog rafa ........................................................................... ............ 157










Capitulo 8.-Relaciones Suelo-Agua en Suelos Derivados de Ceniza
Volcnica de Centroamrica
W. M. Forsythe

Pgina
I. In tro d u cci n ........................................................................................................................ 15 8
II. D iscu sin ................................... ................. .................................................. 158
III. C on clu sin .................................................................. .................................... ........... 168
IV. Resumen ................................ .................. ...... ......... ............... 168
V B ibliog rafa ...................................... ............................. ........................ ....... 169

Captulo 9.-Relaciones Suelo-Agua en Arroz de Secano
S. K. DeDatta, F. G. Faye and R. N. Mallick

I. In trod u ccin ....................................................... ................... .............................. 172
II. Efecto de Dficits de Humedad Cuando no Existen
Problems Nutricionales ................................... .................... .............. 174
III. Efectos del Dficit de Agua en Presencia de Problemas
N u tricion a les ........................................................................ ............ .............. 18 1
IV. Resumen .......................................................................................................... 188
V B ib liog rafa ........................................................... ........... .......... ................................. 18 9

Captulo 10.-Manejo del Agua en la Finca
A. A. Bishop

I. Introduccin ...................................................................... .. ...................... 191
II. Definicin del Manejo del Agua ....................................................... 192
III. Manejo de la Precipitacin ........................................... ........................ 193
IV. Manejo del Riego ................................. ........... ................... .... ...................... 195
V. Componentes Fsicos ....................... ................................................. 197
V I. D ren aje ............................... ................. ................. ............................................... 199
V II. R esu m en ................................................................................................... ...................... 200

SECCION III.-FUENTES Y USO DE NITROGENO

Captulo 11.-Importancia Potencial de la Fijacin Simbitica de Ni-
trgeno en la Rizosfera de Gramneas Tropicales

J. Dbbereiner y J. M. Day

I. In troduccin ............................ ...................................................................... 203
II. Materials y Mtodos ............................................................................. ....... 203
III. Resultados ............ ................................................. ......... ........................ 206
IV D iscu sin .............. ............................ ............. ................................... ............ 212
V. Resumen ......................... ............................. ........................... ..................... 215
VI. Bibliografa ....................................................................... .... ............................ 215

Captulo 12.-Interaccin Suelo-Planta-Rhizobium en la Agricultura
Tropical
P. H. Graham y D. Hubbel

I. In trodu ccin ............................................... ........................ ............... .. ............ 2 17
II. Interaccin del Hospedero y el Rhizobium .................................... 218


-9










Pgina
III. Acidez del Suelo y su Efecto .............................................. .................. 222
IV. Efectos de la Temperatura ....................................................................... 226
V. Factores Nutricionales que Afectan la Simbiosis ............... 228
V I. R esum en .......................... ........ ............ ........................................................... 229
V II. B ibliog rafa .................................................. .............................................. .......... 230

Captulo 13.-Fertilizacin con Nitrgeno y Manejo de Leguminosas
de Grano en Amrica Central
R. Bazn

I. In trodu ccin ............. ........................................................ ........................................ 234
II. Investigacin en Leguminosas de Grano en Amrica
C central ............................................................................. ...................... ..................... 234
III. Importancia del Frijol en Amrica Central .............................. 235
IV. El Nitrgeno y su Efecto en la Produccin del Frijol 238
V. Nitrgeno y el Manejo de Leguminosas ............................ ..... 245
V I. S istem as de C ultivo ............................................................. .............................. 245
V II. R esu m en ......................................... ............................ ............................... . ........ 251
V III. B ibliog rafa ................... ....................................................... ..... ............................. 251

Captulo 14.-Influencia de la Radiacin Solar Sobre la Respuesta
Varietal del Arroz al Nitrgeno en la Costa del Per
P. A. Snchez, G. E. Ramrez y C. Prez Y.

I. In troduccin ................................ ...... ................... ........................... 253
II. Materiales y Mtodos ..................................................................................... 254
III. Resultados y Discusin ..................................................................... 254
IV C onclu sion es .............................................. ................. ........... .......... .. ........... 263
V R esu m en ........................... ........................... ............................................... ... ..... 263
V I. B ibliog rafa .............................................................. ......... ....................... ... 264
SECCION IV.-MANEJO DE SUELOS ACIDOS

Capitulo 15.-Respuestas del Maz y del Frijol al Encalamiento en
Oxisoles y Ultisoles de Puerto Rico
F. Abrua, R. W. Pearson y R. Prez Escolar
I. In troduccin ....................................................................... ............................. 267
II. Materials y Mtodos .............................................. ..................... ........ 268
III. R esultados ................................... .................... ................................................ 270
IV R esum en .......................... ...................................... ........................... .. ............. 285
V A gradecim into ........................................................ ............. .......... .......... 285
VI. Bibliografa ................................................................ 286

Capitulo 16.-Encalado de los Suelos del Cerrado Brasileo
W. B. Soares, E. Lobato, E. Gonzlez,
y G. C. Naderman, Jr.
I. In trodu ccin ...................................................... ...................................................... 287
II. Caractersticas Qumicas de los Suelos ................... ........ .. 288
III. Respuestas de los Cultivos al Encalado ...................................... 290
IV. Importancia de la Profundidad de Incorporacin de la
C a liza ..... ........................ ............. .... ......... ................................................. 297
V. Disponibilidad de la Caliza ........................................................... .. 300
VI. Implicaciones para el Desarrollo .................................................... 300


- 10 -










Pgina
V II. R esum en .............................. ................................................... .............................. 3 00
VIII. Agradecimiento ............................... ............. ............... ................ 302
IX. Bibliografa ............................................. ............................. ..... .... .................. 302

Captulo 17.-Efectos Residuales del Encalado de un Latosol en So
Paulo, Brasil
L. M. M. de Freitas y B. Van Raij
I. Introduccin .................................................. ........................ ...... 304
II. Materiales y Mtodos ............................................................... .............. 304
III. Resultados y Discusin .......................... ........................................... 305
IV R esum en .............. .... .... ... ........... ............................................................ .............. 311
V B ib liog rafa .................. ................. ........ ................................ ......................... 311

Captulo 18.-Diferencias Entre Especies y Variedades de Cultivos
y Pastos Tropicales en su Tolerancia a la Acidez del
Suelo
J. M. Spain, C. A. Francia, R. H. Howeler y F. Calvo
I. In trodu ccin .............................................. ................................................ ....... 313
II. Mtodos y Resultados ........................... ............................... 314
III. Resultados con Maz ..................................... ...................................... 314
IV. Resultados con Arroz ................. ........................ ............... .......... 319
V. Resultados con Leguminosas de Grano ........................................ 320
VI. Resultados con Yuca ............................... .................................................... 323
VII. Resultados con Leguminosas y Gramneas Forrajeras 328
V III. C onclusin .................................. ............. ....... ......................................... ........ 330
IX R esum en ............................ .......................... ............................. .......................... 335

Captulo 19.-Limitaciones de Microelementos en Suelos Acidos Arro-
ceros Tropicales
F. N. Ponnamperuma
I. In trodu ccin ......................................................................... .................... .............. 336
II. H ierro ........... ............... ............ .............. ......... ............................................... 3 3 6
III. M an g an eso ...................... .......... ........................................................ ................. 345
IV Z in c ................................. ................. ................. ......................... 3 5 1
V. Cobre, Molibdeno y Boro ............... ................................................ 352
VI. Agradecimiento ........................ .......................... ............................. 352
V II. R esum en .................................... ........................... ................................... ......... 352
V III. B ibliog rafa ....................................................... ..................................... .. ...... 353

SECCION V.-SISTEMAS DE MANEJO DE SUELOS

Capitulo 20.-Relaciones Entre la Mineraloga y el Manejo de Suelos
en la Amrica Latina
G. Uehara y J. Keng
I. Introduccin .................................................................................................... 357
II. CIC de Minerales con Carga Dependiente del pH .................. 361
III. Encalamiento y pH del Suelo ................................................................. 361
IV. Acidez del Subsuelo ................................... ...................................... ............ 366
V. Efecto de los Aniones en el ZPC ......................................................... 361
VI. Reduccin de las Prdidas por Lavado ................................. 366
VII. Material Orgnica .............................................. ............................................ 367
VIII. Arado Profundo ........................... ................... .. ............. ......... 367


- 11 -










Pgina
IX. Relaciones Suelo-Agua ......................................................... 367
X E structure del Suelo ........................ ................................................................ 368
X I. R esu m en ........................................ ...... .............. .. ..................................... 369
X II. B ibliog rafa ................................................... ..... .............. ........................ 369

Capitulo 21.-Propiedades que Influyen el Manejo de los Oxisoles en
Ecosistemas de Sabana
A. Van Wambeke
I. In troduccin ......................................................................... ......................................... 371
II. Propiedades Relacionadas con la Materia Orgnica ............ 371
III. Propiedades Relacionadas con el Material Parental ............ 373
IV. Propiedades de Intercambio Inico ............................... ..................... 374
V. Propiedades Qumicas ................................................ .. ...... 375
VI. Prcticas de Manejo ........ .................... ....................................................... 376
V II. R esum en .................. ........... ........................................................................ 378
VIII. Bibliografa ................................................................................. 378

Captulo 22.-Problemas del Manejo de Suelos y Posibles Soluciones
en Nigeria Occidental
R. Lal, B. T. Kang, F. R. Moormann,
A. S. R. Juo y J. C. Moomaw
I. In trod u ccin ................................................................................................................ 3 8 0
II. Los Suelos Bajo Sistemas Tradicionales de Manejo ............ 381
III. Problems Encontrados con la Inrtoduccin de los Sis-
temas Agropecuarios Intensivos y Permanentes ..................... 391
IV. Prcticas Recomendadas para el Manejo del Suelo ............ :99
V C on clu sion es ................................................. ............................................. . ... 416
V I. R e su m en .............................................................................................. .......................... 4 17
VII. Bibliografa .......................................... ........................ ........... ............ 417

Captulo 23.-Manejo Intensivo de Pastos y Forrajes en Puerto Rico
J. Vicente-Chandler
I. Introduccin ........................................................................................ 418
II. Fertilizacin de Pastos de Corte ..................................................... 419
III. Fertilizacin de los Forrajes para Pastoreo ............................... 429
IV. Produccin de Leche y de Carne en Praderas de Manejo
In ten sivo ...................................... ............................... ... ......... ....................... 432
V. Manejo de Potreros para su Mejor Utilizacin ........................ 435
V I. R esu m en ....................... .............................................. ....................... ....................... 4 4 1
V II. B ibliog rafa ........................................................................... ............................... 4 42

Captulo 24.-Manejo de Praderas de Leguminosas y Gramneas en
un Ecosistema de Selva Lluviosa Tropical en Per
K. Santhirasegaram
I. In trodu ccin .......................................... ..................................................... .......... 445
II. Medio Ambiente de Pucallpa .................................................................... 445
III. Seleccin de Leguminosas .............................................. ................ 446
IV. Requerimiento de Fosfato de Plantas y de los Animales 447
V. Establecimiento de Leguminosas en Praderas
de G ram neas ...................... .................. .......... ......... ................ ... ................. 452
VI. Compatibilidad y Composicin Botnica .................................... 457










Pgina
VII. Productividad Animal en las Praderas de Leguminosas
y G ram n eas .................................... ............. ............................ ........................... 459
V III. D iscu sin ................................................................... ............. ....................... .... 462
IX A gradecim ientos ............................................................ ......................... 462
X R esu m en ............................ ................................... ......... .... 463
X I. B ibliografa .................................. ............ ....... ........ .................................... 463

SECCION VI.-EVALUACION DE LA FERTILIDAD DEL SUELO

Captulo 25.-El Programa de Evaluacin de la Fertilidad del Suelo
en Guatemala
J. A. Palencia O., J. L. Walker y L. Estrada L.

I. Introduccin ................ ........................................................... ........ ................. 467
II. Descripcin del Programa ................ ............................................. 467
III. Ejecucin del Programa ........................ ........................................... 468
IV R esu m en ............................ ......................................................... ................ . . .. 478
V B ibliografa ..................................... ........ .................. ...................... 478

Capitulo 26.-Nuevas Tcnicas y Equipo para los Procedimientos
Analticos de Rutina de Suelo y Plantas
A. H. Hunter

I. In troduccin .................................................... .................................................... .. 480
II. Equipo y Procedimiento para la Preparacin de las
M u estra s ....................... .......................................... ..................... ................................ . .. 4 8 1
III. Equipos y Procedimientos para la Extraccin y la
D ilu cin ............................................................................... ............... ....... ..... ..... 4 85
IV. Aparatos para las Determinaciones ....................................... 491
V R esu m en .................................................................... .............................................. 4 9 7

Captulo 27.-Nuevos Conceptos en la Interpretacin Biolgica y Eco-
nmica de la Respuesta a Fertilizantes
D. L. Waugh, R. B. Cate, Jr., L. A. Nelson y A. Manzano

I. Introdu ccin ....................... ............ ............................ ..... ......................... 498
II. Dificultades con el Modelo Tradicional .......................................... 498
III. Modelos Alternativos en la Interpretacin de Respuesta
a los Fertilizantes ......................................................................................... 500
IV. Procedimiento Experimental ..................................................... 501
V. Resultados y Discusin ......................................... .......................................... 50
VI. Interpretacin de los Datos de la Respuesta .......................... 509
VII. Preparacin de Recomendaciones de Fertilizantes Eco-
nmicamente Slidas ........ ...................................................... ............. 514
V III. R esum en ................. ....... .................. ............................................................ 516
IX B ibliografa .......................... ........ ... ... ................................................ 516

Capitulo 28.-El Empleo Correcto de Fertilizantes en Cultivos Peren-
nes y Anuales
W. Bejarano, J. Lanez y S. S. Portch

I. In trodu ccin .......................................................... .................. ................................. 5 17
II. M ateriales y M todos .................................................................................... 518


- 13 -










Pgina
III. Resultados y Discusin ................................................. ........................ 519
IV R esu m en ............... ...... .............................. ............................................. .. 529
V B ibliog rafa ............... ........ .................................... .................. .............. 531

Captulo 29.-Programa de calibracin de anlisis de suelos para la
fertilizacin de arroz y maz en Costa Rica.
A. Cordero V. y G. S. Miner

I. In trod u ccin .............................................................................. ...................... ......... 533
II. Recursos Disponibles para Estudios de Campo ................ 535
III. Diseo Experimental del Campo ............................................................ 535
IV. Anlisis de los Datos .................................. .................................. 536
V. Procedimiento de Campo .................................................... ................ 538
VI. Afinamiento de los Niveles Crticos de los Anlisis de
Suelos y la Respuesta en el Campo ................................................... 540
V II. R esum en ............................................ ..................... ......................................... 543
VIII. Agradecimiento ........................................................... 548
IX B ibliog rafa ................................... .......................... ...................................... 548

SECCION VII.-ENFOQUE Y COORDINACION DE LA INVESTI-
GACION EN SUELOS PARA EL DESARROLLO

Captulo 30.-El Papel de la Edafologa en el Desarrollo de los Tr-
picos Americanos
A. C. McClung

I. Edafologa-Bsica para el Desarrollo ............................................ 551
II. Estado Actual del Desarrollo Agrcola ....................................... 553
III. Enfoque de Conjunto ................................................................................ 556
IV. Edafologa-Recursos y Necesidades .......................................... 558
V R esum en .............................................. .................... ............... .. ............. 560

Captulo 31.-La Necesidad de una Red Internacional en los Suelos
Tropicales
O. J. Kelly

I. In trodu ccin .................. .................. ....... ............................................. .. 561
II. Red de Investigacin de Maz .............................................. ............. 562
III. La Red Internacional de Investigacin de la Soya ............... 562
IV. La Necesidad de Investigacin de Suelos Tropicales ......... 569

Captulo 32.-Qu Esperan los Gobiernos Nacionales de los Cien-
tficos en Suelos de Amrica Latina?
N. de Barros B.

I. In trodu ccin. ........... .................................... ................ ... ................... .............. 576
II. D esarrollo ..................................... .......................................................... .............. 576
III. C on clu sin ....... ......... .............. ...... ........................................... 580

Captulo 33.-Qu Esperan las Agencias de Desarrollo Internacional
de los Edaflogos en Amrica Latina

J. E. Hawes 581


- 14














PROLOGO


El Seminario sobre Manejo de Suelos y el Proceso de Desarrollo en
la Amrica Tropical, tuvo como objetivo el reunir a un grupo clave cien-
tficos de suelos y administradores, para discutir avances ms recientes y
relevantes de la investigacin en suelos. Este es el segundo seminario regional
organizado por el Consorcio de Universidades sobre Suelos Tropicales, y el
primero en Amrica Latina.
La fase de planeamiento fue realizada en colaboracin con las cuatro
instituciones patrocinadoras. Se form un Comit Organizador con repre-
sentantes de las diversas instituciones, el cual se encarg de la seleccin de
los temas y de los ponentes, invitndose preferentemente a los cientficos en
suelos ms sobresalientes de la Amrica Tropical. Con la idea de no perder
la perspective mundial, investigadores de otras regions presentaron tra-
bajos relevantes a las condiciones de Amrica Tropical
El Centro Internacional de Agricultura Tropical fue la sede del Se-
minario, brindando muy generosamente sus excelentes facildades y apoyo
logstico. La Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos
de Amrica, otorg a la Universidad del Estado de Carolina del Norte, en
nombre del Consorcio, una donacin especial (AID/TA-G 1058) para
cubrir los gastos de viaje de algunos participants, as como la publicacin
de estos trabajos, tanto en ingls como en espaol. Al event concurrieron
209 representantes de 23 pases.
En el Seminario fueron presentados 33 trabajos, los cuales se pu-
blican en este volume. Los trabajos se agruparon en siete secciones de
acuerdo con su importancia en el manejo de los suelos. La primera seccin
contiene valiosa informacin relacionada con las propiedades de los suelos
del interior de la Amrica del Sur, as como mtodos para correlacionar los
diferentes sistemas de clasificacin para el uso de la tierra y limitaciones de
fertilidad. Se discute la comnmente ignorada interrelacin suelo-planta-
agua en grupos de suelos especficos y arroz de secano en la segunda seccin.
Las fuentes de nitrgeno, simbiticas e inorgnicas, ocuparon la tercera
seccin. El manejo de la acidez de suelos ocupa un lugar prominent debido
a la inmensa extension de suelos cidos en la Amrica Tropical. Se dis-
cuten aspects crticos tales como requerimientos de encalado, efecto resi-
dual y tolerancia a la acidez de ciertas variedades y species de plants en
la cuarta seccin.
La seccin de sistemas de manejo de suelos, contiene consideraciones
fundamentals en relacin con la forma de manejar bosques pluviales y sa-
banas. La sexta seccin rene los avances ms significativos en la evaluacin
de la fertilidad del suelo en la region. La ltima seccin describe el me-
canismo sugerido para mejorar la colaboracin y desarrollar una red de
investigacin de suelos tropicales.


- 15 -









El Comit Organizador agradece la colaboracin de los siguientes
especialistas, quienes actuaron como coordinadores en las diferentes sesiones:
Waldemar Moura Filho (Brasil), Juan A. Comerma (Venezuela), Idel-
fonso Pl (Venezuela), Elemer Bornemisza (Costa Rica), Carlos Valverde
(Per), Miguel Menndez (El Salvador), James M. Spain (Colombia) y
Jaime Lotero (Colombia).
Obviamente, es impossible reunir en una sola publicacin toda la
important informacin sobre investigacin que actualmente se lleva a cabo
en la Amrica Tropical. Muchos campos tales como el manejo del fsforo
no fueron discutidos a fondo en el present Seminario, debido a que este
tema fue objeto de un reciente coloquio en Colombia. No obstante, esta
coleccin de artculos da una amplia indicacin de la calidad y madurez
alcanzadas por la ciencia del suelo en la region.
Despus del Seminario se efectu una gira de 10 das por varias re-
giones de la Amrica Tropical para observer el advance de la investigacin
en process. Fueron visitadas la Estacin de Carimagua en los Llanos Orien-
tales de Colombia, el Valle de Lambayeque y la Estacin Experimental de
Vista Florida y el desierto de la costa norte del Per, la Estacin de Yuri-
maguas en la selva amaznica del Per, y un viaje de 1.000 kilmetros de
Campinas a Brasilia, cubriendo el Estado de Sao Paulo y Campo Cerrado
en Brasil. Se agradece de sobremanera la ayuda material proporcionada para
la realizacin de esta gira por el Instituto Agropecuario Colombiano y el
CIAT en Colombia; el Ministerio de Agricultura y la Sociedad Peruana de
la Ciencia del Suelo en Per; la Empresa Brasileira de Pesquisas Agrope-
cuarias y el Instituto Agronmico de Campinas en Brasil.
El Comit Organizador agradece profundamente a los editors Ele-
mer Bornemisza y Alfredo Alvarado por su enorme esfuerzo y meses de
dedicacin y arduo trabajo.



PEDRO A. SANCHEZ, JEFE
COMITE EJECUTIVO
CONSORCIO DE UNIVERSIDADES
SOBRE SUELOS TROPICALES
MAYO, 1975.


- 16 -














PREFACIO


En este volume se han reunido los trabajos presentados al Seminario
sobre "El Manejo de Suelos y el Proceso de Desarrollo en la Amrica Tro-
pical".
Los artculos representan el trabajo y los puntos de vista de 63 au-
tores respetndose ambas en un grado muy elevado, aun corriendo el riesgo
de que este volume tenga contradicciones. Sin embargo contradicciones
reales y aparentes son el resultado de un enfrentamiento a un grupo grande
de problems en situaciones muy variables como ocurre con la ciencia del
suelo en el mbito de la Amrica Tropical.
Evidentemente se ve que a pesar que se estn ganando conocimientos
rpidamente, los campos que quedan a explorer son inmensos y requieren
ardua labor durante decenas de aos, hasta poder obtener un modelo cohe-
rente de la problemtica de suelos del Subcontinente.
Esta reunion ha querido examiner los resultados obtenidos, tanto
desde un punto de vista cientfico como desde el ngulo de su contribucin
potential al desarrollo de los pases en la region.
Se cree que el enfoque que se debe dar a las investigaciones debe
ser tal, que las oriented hacia la solucin de problems significativos, que
restringen el progress de la agriculture.
Para resolver estos problems, parece ser de fundamental importan-
cia la colaboracin eficiente entire las diferentes especialidades dentro de la
Ciencia del Suelo y entire los edaflogos y los practicantes de las dems
ramas de las ciencias.
En este sentido se presentaron los trabajos de los 63 distinguidos
cientficos, quienes unieron sus esfuerzos para el present volume.
Los editors agradecen la colaboracin de los autores, quienes por
medio de sus prontas contestaciones contribuyeron a dejar este volume en
la forma present. Evidentemente ellos no son responsables por las imper-
fecciones de la edicin que nicamente corre a cuenta de los suscritos,
quienes les agradeceran los comentarios con nimos de mejorar el trabajo.
Los editors agradecen al Dr. P. A. Snchez, Presidente del Comit
Organizador, su colaboracin durante la publicacin de este trabajo. Asi-
mismo, se agradece 'tambin la colaboracin prestada por los miembros del
Departamento de Suelos de la Universidad del Estado de Carolina del
Norte, en la solucin de los muchos problems que surgieron al final de la
preparacin del present manuscrito.


- 17










Se quiere agradecer tambin los esfuerzos realizados por aquellas
personas quienes colaboraron con la traduccin de los artculos en esta obra.

ELEMER BORNEMISZA, EDITOR
PROFESSOR DE SUELOS
CONTRATO UNIVERSIDAD DE COSTA RICA
-INSTITUTO INTERAMERICANO DE
CIENCIAS AGRICOLAS



ALFREDO ALVARADO, EDITOR
PROFESSOR ASISTENTE DE SUELOS
UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

Mayo, 1975.


- 18 -

















AUTORES, EDITORS Y ORGANIZADORES


FERNANDO ABRUA, Soil Scientist, Agricultural Research Service, USDA, Rio
Piedras, Puerto Rico.
ALFREDO ALVARADO, Profesor Asistente de Suelos, Universidad de Costa Rica,
San Jos, Costa Rica.
NELSON DE BARROS, Subsecretario, Ministerio de Agricultura y Ganadera, Asun-
cin, Paraguay.
RUFO BAZAN, Edaflogo, Centro Agronmico Tropical de Investigacin y Ense-
anza, Turrialba, Costa Rica.
FRIEDRICH H. BEINROTH, Profesor Asociado de Suelos, Universidad de Puerto
Rico, Mayagez, Puerto Rico.
WASHINGTON BEJARANO, Jefe, Departamento de Suelos, Estacin Experimental
de Santa Catalina, Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias, Quito,
Ecuador.
A. ALVIN BISHOP, Senior Water Management Specialist, Agency for Internacional
Development, Washington, D. C., USA.
ELEMER BORNEMISZA, Profesor de Suelos, Universidad de Costa Rica IICA,
S-an Jos, Costa Rica.
STANLEY W. BUOL, Profesor of Soil Science, North Carolina State University,
Raleigh, North Carolina, USA.
FABIO CALVO, Research Assistant, Centro Internacional de Agricultura Tropical,
Cali, Colombia.
MARCELO N. CAMARGO, Centro de Pesquisas Pedolgicas, EMBRAPA, Ru
Jardim Botnico, Rio de Janeiro, Brasil.
ROBERT B. CATE, Jr. Regional Director ISFEI, Soil Science Department, North
Carolina State University, c/o USAID, Bogot, Colombia.
THOMAS T. COCHRANE, Asesores Britnicos en Agricultura Tropical, Santa Cruz,
Bolivia.
ALVARO CORDERO V., Jefe Seccin Fertilidad de Suelos, Ministerio de Agricul-
tura y Ganadera, San Jos, Costa Rica.
JOHN M. DAY, Rothamstead Experimental Station, Harpenden, England.
S. K. DE DATTA, Head, Department of Agronomy, International Rice Research
Institute, Los Baos, Philippines.
JOHANNA DOBEREINER, Instituto de Pesquisas Agropecuarias do Centro Sul,
EMBRAPA, Km 47, Campo Grande, G. B., Brasil.
LUIS ESTRADA L., Investigador Asistente, Instituto de Ciencias y Tecnologa Agr-
cola, Guatemala.
ITALO C. FALESI, Director, Instituto de Pesquisas Agropecuarias do Norte,
EMBRAPA, Beln, Par, Brasil.


19 -










F. G. FAYE, Research Scholar, International Rice Research Institute. Los Baos,
Philippines.

FERNANDO FERNANDEZ de C., Training Director, Centro Internacional de
Agriculture Tropical, Cali, Colombia.
WARREN M. FORSYTHE, Soil Physicist, Centro Agronmico Tropical de Inves-
tigacin y Enseanza, Turrialba, Costa Rica.

CHARLES A. FRANCIS, Plant Breeder, Centro Internacional de Agricultura Tro-
pical, Cali, Colombia.

LUIZ M. M. DE FREITAS. SERINCO, Planejamiento Agropecuario, Mato, S. P.,
Brasil.

TEJPAL S. GILL, Senior Soil Scientist, U. S. Agency for International Development,
Washington, D. C., USA.

ENRIQUE GONZALEZ E., Graduate Assistant, Soil Science Department, North
Carolina State University, Raleigh, N. C., USA.

PETER H. GRAHAM, Soil Microbiologist, Centro Internacional de Agricultura
Tropical, Cali, Colombia.

MICHAEL A. GRANGER, Research Associate, Soil Science Department, North
Carolina State University, Raleigh, N. C., USA.

RAMIRO GUERRERO M., Director Regional, Instituto Colombiano Agropecuario,
Bogot, Colombia.
JAMES E. HAWES, U. S. Agency for International Development, Washington, D. C.

REINHARDT, H. HOWELER, Soil Scientist, Centro Internacional de Agricultura
Tropical, Cali, Colombia.
DAVID H. HUBBEL, University of Florida. Gainesville, Fla., USA.

ARVEL H. HUNTER, North Carolina State University, Raleigh, N. C., USA.

ANTHONY S. R. JUO, Soil Chemist. International Institute for Tropical Agricul-
ture, Ibadan, Nigeria.
B. T. KANG, Soil Fertility Specialist, International Institute for Tropical Agriculture.
Ibadan, Nigeria.
OMER J. KELLEY, Director, Office of Agriculture, Agency for International Deve-
lopment, Washington, D. C., USA.
JOHNNY KENG, Graduate Assistant. Agronomy Department, Cornell University,
Ithaca, New York, USA.
JOSE LAINEZ, Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias, Quito, Ecuador.
RATTAN LAL, Soil Physicist, International Institute for Tropical Agriculture,
Ibadan, Nigeria.
LUIS ALFREDO LEON, Director del Programa Nacional de Suelos, Instituto Co-
lombiano Agropecuario, Palmira. Valle, Colombia.
EDSON LOBATO, Soil Scientist, EMBRAPA, Brasilia, Brasil.

R. N. MALIK, Research Scholar, International Rice Research Institute, Los Baos,
Philippines.
AMADO MANZANO, Jefe, Programa Nacional de Evaluacin de Fertilidad de
Suelo. Ministerio de Agricultura, La Paz, Bolivia.

20 -










A. COLIN McCLUNG, Associate Director, Rockefeller Foundation, New York,
N. Y., USA.

GORDON S. MINER, Assistant Professor of Soil Science, North Carolina State
University, Raleigh, N. C., USA.

JAMES C. MOOMAW', Assistant Director, International Institute for Tropical
Agriculture, Ibadan, Nigeria.

FRANK R. MOORMANN, Pedologist, International Institute for Tropical Agriculture,
Ibadan, Nigeria.

GEORGE C. NADERMANN, Jr., Research Associate, Cornell University, Ithaca,
New York, USA.

LARRY A. NELSON. Research Associate. ISFEI Soil Science Department, Raleighi
N. C., USA.

J. ANIBAL PALENCIA, Investigador Principal, Instituto de Ciencias y Tecnologa
Agrcolas, Guatemala.

ROBERT W. PEARSON, Soil Scientist, USDA, Agricultural Research Service,
Auburn, Alabama, USA.

RAUL PEREZ-ESCOLAR, Soil Scientist, Agricultural Experimcnt Station, Univer-
sity of Puerto Rico, Ro Piedras, Puerto Rico.

CARLOS PEREZ Y., Tcnico Agropecuario, Centro Regional de Investigacin Agra-
ria del Norte, Chiclayo, Per.

RAFAEL PIETRI O., Profesor de Suelos, Universidad de Puerto Rico, Mayagez,
Puerto Rico.

FELIX N. PONNAMPERUMA, Soil Chemist, International Rice Research Ins-
titute, Los Baos, Philippines.

SAM S. PORTCH, Regional Director ISFEI, Soil Science Department, North Ca-
rolina State University, c/o USAID, Balboa, Panam.

GUILLERMO E. RAMIREZ, Especialista de Suelos, Centro Regional de Investiga-
cin Agraria del Norte, Chiclayo, Per.
PEDRO A. SANCHEZ, Associate Professor of Soil Science, North Carolina State
University, Raleigh, N. C., USA.
K. SANTHIRASEGARAM, FAO, Instituto Veterinario de Investigaciones Tropicales
y de Altura, Pucallpa, Per.
WILSON V. SOARES, Chefe, Estaco Experimental de Brasilia, EMBRAPA, Bra-
silia, Brasil.
JAMES M. SPAIN, Soil Scientist, Centro Internacional de Agricultura Tropical, Cali,
Colombia.
GORO UEHARA, Professor of Soil Science, University of Hawaii, Honolulu, Hawaii.
BERNARDO VAN RAIJ, Soil Scientist, Instituto Agronmiico de Campinas, S. P.,
Brasil.

ARMAND VAN WANBEKE, Geology Institute, University of Ghent, Belgium.
JOSE VICENTE-CHANDLER, Soil Scientist, Agricultural Research Service, USDA,
Agricultural Experiment Station, Ro Piedras, Puerto Rico.
JAMES L. WALKER, Regional Director ISFEI, Soil Science Department, North
Carolina State University, c/o ROCAP-USAID, Guatemala.

21 -










DONOVAN L. WAUGH, Soil Sciei, e Department, North Carolina State Univer-
sity, Raleigh, N. C., USA.
JAMES M. WOLF, Graduate Assistant, Agricultural Engineering Department, Cor-
nell University, Ithaca, N. Y., USA.
CARLOS ZAMORA J., Director de Estudios Integrados, Oficina Nacional de Eva-
luacin de Recursos Naturales. Lima, Per.


























SECTION I

CARACTERIZACION Y CLASIFICACION DE SUELOS














1 Suelos del Planalto Central y la Carretera
Transamaznica del Brazil

MARCELO N. CAMARGO e ITALO C. FALESI

I SUELOS DEL PLANALTO CENTRAL

Formando parte de las tierras altas brasileas, el Planalto Central es
frecuentemente interpretado como una vasta region entire divisorias de
drenaje de las Cuencas de los ros Amazonas, Sao Francisco y Paran. El
rea bajo studio est localizada aproximadamente entire las latitudes 14. y
20 S y las longitudes 460 y 54 W.

Medio Ambiente

La region consiste de una coraza de rocas cristalinas del Pre-
Cmbrico, expuestas o cubiertas por sedimentos del Paleozoico al Mesozoico.
La mayor parte del rea estuvo sujeta a levantamientos y fenmenos poli-
cclicos de evolucin geomrfica, con excelentes evidencias tierra adentro
(Distrito Federal) debido a sucesivas etapas de aplanamiento y diseccin.
El rea de coraza est tipificada por la dominancia de restos de su-
perficies viejas de erosin, de tamao considerable, no disectadas, formando
llanuras altas casi plans o ligeramente onduladas (chapadas), a menudo
limitadas por escarpes. La planicie ms vieja se encuentra cerca de los
1.200 m y se cree proviene del Terciario-inferior.
Hacia afuera, los cauces de los ros principles son muy profundos.
Las chapadas de la mayora de las divisorias principles, que gradualmente
pierden elevacin, se hacen cada vez ms angostas y terminal en relictos
colinosos, cediendo el espacio a intrusiones recientes de las secciones ex-
ternas, escabrosas o plans de los amplios valles que dominant el palsaje.
Dos formaciones vegetables principles se encuentran en el Planalto:
cerrado (con varias faces) y bosque mesoftico (principalmente semidec-
duo). La parte ms internal de la region es corrientemente considerada como
el rea de coraza de cerrado. Cerrados dominant las chapadas y regions
extensas que comprenden superficies bajas de erosin, no muy pendientes
y reas muy pendientes y disectadas. Adems de bosques alargados de vegas
de ros y pantanos, se encuentran parches ocasionales de bosque semideciduo,
algunos de tamao considerable. Estas reas se encuentran en algunos valles,
pendientes pronunciadas de regions colinosas y montaosas en levanta-
miento, as como en grandes y espordicas extensions de superficies re-
cientes de erosion y de topografa ligera. Ms hacia el norte, en el valle, se
convierten en bosques de galera amaznica.


25 -









El clima se caracteriza por ser subhmedo y de temperatures mode-
radas con un rgimen de humedad y temperature stico isohipertrmico, a
veces isotrmico. El ltimo, confinado a las zonas y latitudes ms altas en
pequeas reas del S. E. La precipitacin se concentra en el invierno, con un
verano largo y seco (4-6 meses). En la mayora de la region prevalece un
clima Aw en el sistema de clasificacin de Keppen. Las tierras altas al
norte son Cwa y al sur Cwb. La temperature media annual vara desde 23.6
hasta 19.8 C y la precipitacin desde 1.920 hasta 1.340 mm.

Suelos
El conocimiento actual de los suelos del Planalto ha sido adquirido
a travs de studios de campo, algunos mapas de suelos, experiments de
fertilidad del suelo, observaciones del uso de la tierra y comportamiento de
cultivos, as como de experiencia en granjas. La informacin as obtenida
acerca de la clase de suelos, su comportamiento y ocurrencia indican que:
La naturaleza de los suelos est much ms relacionada con variacio-
nes en las formas del paisaje que con la clase de material parental, a no
ser que ste se encuentre cubierto por un manto de residuos pseudoautc-
tonos o alotctonos.
Por regla general, materials de suelos viejos fuertemente meteoriza-
dos, carentes de minerals meteor;zables cubren las chapadas y las pendientes
ligeras. Materiales de suelos ms jvenes y menos meteor'zados, a veces
frtiles, se encuentran en superficies recientes o en reas de erosin reciente
en donde el paisaje ha sido disectado activamente.
Formaciones concrecionarias (laterita) y aun plintita son solamente
importantes en algunas localidades. Se presentan frecuentemente en los bor-
des de las chapadas o en residuos coluviales.
Esta es la region en donde se encuentran ms fcilmente los suelos
tropicales brasileos ms fuertemente meteorizados (ver variedades de
suelos con pH HO0 perficies mas viejas y estables del terreno.
La ocurrencia de suelos Eutrficos est limitada a incisiones de ria-
chuelos y disecciones que original formas del terreno recientes, exponiendo
rocas (ultrabsicas, cristalinas, bsicas, depsitos granodiorticos interme-
dios, calizas y sedimentos calcreos) que favorecen la produccin de mate-
riales parentales frtiles bajo el medio ambiente seco actual, con la formacin
de bosques semideciduos o deciduos.
Excepto por fajas marginales que limitan el bosque y claros causa-
dos por el fuego, cerrados se encuentran en suelos de extremadamente o
muy baja fertilidad. Sin fertilizacin y encalado los rendimientos, aun de
plants poco exigentes, son insignificantes en fincas muy malas en las cuales
el siguiente cultivo muere invariablemente. De esta forma el pastoreo
extensive ha sido el nico uso de la tierra hasta hace poco.
Los bosques estn virtualmente ausentes en las planicies altas. Fuera
de estas chapadas, coexisten con cerrados en suelos distrficos y dominant en
suelos eutrficos; stos ms a menudo asociados con bosques semideciduos
o secos de las parties menos hmedas de la region.
Las principles classes y variedades de suelos identificados en la
region se especifican brevemente a continuacin, presentndose sus datos
analticos en los Cuadros 1 y 2.


26 -








Cuadro 1.-Resumen de datos analticos seleccionados de las classes de suelos ms comunes
Planalto Central. Valores medios y desviaciones standard.


sus variedades en cl


Nor.N d.e pH
Siti.,, (o IN KCI
(mbito)


Arna Limo
/


Total Di'sp.
A Aci :u a
?3 i\C';


Carbono Bases
orgnico camibi:ibles
S incme/100 g


SiO 0
I Sat. Sat. ____
CICe Bascs Al Al:On
ne/100 g
(K)


LATOSOL ROJO PARDO distrfico, arcilloso, bosque
A 12 4.2-5.8 3.6-4.6 40-5 13 2 47 -4 23 -3
1 12 4.7-6.0 3.9-5.5 35-3 122 5343 11
IDEM distrfico, arcilloso, cerrado
A 11 4.3-5.2 3.5-4.3 285 132 595 213
1 11 i.6-6.1 3.9-5.7 241 112 65 11l
IDEM distrfico, arcilloso, cerrado, pH H.O A 8 4.5-5.5 4.3-4.9 225 213 57-6 164
13 8 4.9-6.2 5.6-6.7 205 152 65 6 11 2
IDEM distrfico, franco, bosque
A 8 4.1-5.2 3.7-4.7 783 7 1 15 3 10-3
B 8 4.4-4.9 3.6-4.1 733 71 202 102
IDEM distrfico, franco, cerrado
A 11 4.5-5.3 3.7-4.3 79 12 6 1 151 91
1 11 4.4-5.5 3.8-4.6 732 71 202 52
IDEM eutrfico, arcilloso, bosque
A 3 5.9-7.2 4.9-6.7 3016 20+3 50-10 2611
B 3 5.8-6.3 5.0-6.1 30 10 113 598 11
LATOSOL ROJO AHUMADO distrfico, arcilloso, bosque
A 6 5.3-6.2 4.5-5.6 213 19+1 603 3227
B 6 4.9-6.1 4.1-5.9 173 131 703 010
IDEM distrfico, arcilloso, cerrado
A 3 4.9-5.2 3.9-4.6 267 154 59-4 33-8
B 3 5.3-5.9 4.0-5.5 23 6 144 633 00


2.1.0. 2.31 .0 11.0o 0.9 185 i39 1.41 0.1l
0.50.1 0.40.1 3.610.5 132 2711 1.310.11

2.20.2 0.70.1 10.11.1 71 722 1.230.10
0.60.1 0. i 0.1 4.010.5 10 1 3s 10 1.190.09

2.30.2 1.2 0.3 8.80.7 143 37i7 0.640.09
0.60.1 0.5 0.1 1.90.3 325 00 0.550.09

0.9-0.1 1.80.3 6.20.5 29 5 357 2.03-0.07
0.30.0 0.30.1 3.00.2 102 803 1.950.05

0.90.1 0.710.1 4.60.7 162 595 1.87-0.10
0.20.0 0.30.1 2.1 0.2 163 704 1.820.03


2.80.4 14.03.0
0.60.1 4.S0.3

3.0-0.2 9.61.4
0.00.0 1.1 0.2

1.50.1 1.50.5
0.50.1 0.40.1


17.13.8 7912 00 1.770.07
7.11.1 708 22 1.6510.25

16.21.6 585 11 1.570.22
5.20.6 24i5 35416 1.470.19

8.11.3 175 464 1.430.32
3.80.7 101 5023 1.370.35


__


~------








CUADRO 1.-(Continuacin).


Arcilla
Hor N de p H Arena Limo Disp.
HorSii H20 1N KC1 % Total Agu
Sitios (mbito) %


IDEM distrfico, arcilloso, cerrado, pH H20 A 3 4.6-5.2 4.3-4.5 314 182 512 177
B 3 5.4-5.9 5.7-6.1 241 161 601 109
IDEM eutrfico, arcilloso, bosque
A 5 5.2-6.7 5.0-6.1 193 212 60+3 289
B 5 5.2-6.8 -.5-6.3 151 2 152 70--4 0-0
LATOSOL ROJO-AMARILLO distrfico, arcilloso, bosque
A 1 4.4 3.7 51 9 40 17
B 1 5.3 4.8 3 17 49 0
IDEM distrfico, arrilloso, cerrado


A 5 i.3-5.5 3.5-4.4 467 93 4515 174
B 5 5.2-6.2 3.9-5.5 386 9-2 534 0O-0
IDEM distrfico, arcilloso, cerrado, pH H:O A 1 1.7 4.1 19 9 72 13
B 1 5.1 5.1 14 13 73 0
IDEM distrfico, franco, cer-,tdo
A -1.9-5.2 -.1-4.2 71-1 73 22 2 7-3
B 3 5.0-5.9 4.5-5.3 642 7*2 261 2 2
IDEM distrfico, franco, -crrado, pH HO<1N KCI
A 1 4.6 4.6 67 6 27 6
B 1 4.9 5.7 60 5 35 10
LITOSOL distrfico, cerrado
A 10 -1.i-5.7 3.7-4.8 507 274 23+3 92
LITOSOL eutrfico, bosque
A 8 5.6-7.0 4.6-6.0 376 31*3 333 22 2
ARENAS CUARZOSAS distrficas, cerrado
A 7 4.0-5. 3.9-4.3 871 50 81 3-1
B 7 5.1-5.9 4.2-4.7 85 1 4 1 11 1 5 1


Carbono Bases
Orgnico cambiables3
/% me/100 g


1.90.2 0.70.1
0.60.2 0.60.1


SiO.o
S Sat. Sat. SiO:
CICm Bases Al A203a
me/100 g (Ki)



8.40.8 81 491 0.350.04
2.80. 228 0*0 0.350.05


3.0 0.3 15.31.8 18.7l. 81+5 00 1.790.2
0.5-0.0 4.80.7 7.1 0.6 66-9 61 1.6010.22


2.0 0.7
0.5 0.3


4.6 8 58 1.23
2.1 14 40 1.20


1.8-0.2 0.70.2 7.S 1.7 10 3 623 1.240.18
0.50.1 0.40.1 2.7 0.4 13i0 429 1.180.18


2.6 0.8
1.1 0.4


9.5 8 86 0.38
4.6 10 0 0.33


1.00.2 0.50.1 4.5-0.3 103 58 12 0.65 0.07
0.40.1 0.330.1 2.0-0.3 16-2 428 0.640.06


0.8 0.4
0.5 0.4


3.3 12 47 0.49
1.6 28 0 0.42


1.30.4 1.40.3 6.7 0.5 19-3 .471 1.7410.23

3.20.5 16.83.7 20.92.1 747 11 2.780.36

0.80.2 0.60.2 i.7 0.9 133 595 1.320.25
.2 0.0 0.2*0.0 1.7 0.2 142 603 1.380.28


----







CUADRO i.-(Conlinuacin).


pH
Hor. No de pHKC
Sitios (mbito)N KC1
(mbito)


Arcilla
a L, D Carbono Bases
Aena Lmo p orgnico cambiables CICm
S % Agua C m,1 me/100 g
mlO


Sat. Sat., siO
Bases Al A12Oa
% (Ki)


PODZOL ROJO AMARILLO arcilloso, bosque
A 5 5.0--5.8 3.8-4.9 4210 296 305 184 2.10.3 3.50.8
B 5 5.1-5.4 4.0-4.3 23+6 233 2- i1 00 0.5-0.1 1.00.1
IDEM franco, cerrado
A 3 4.7-5.4 4.2-4.4 817 103 9 1 61 0.7+0.1 2.30.2
B 3 5.0-5.3 3.9-4.0 672 132 203 14- 1 0.2-0.0 0.90.3
PODZOL ROJO AMARILLO EQUIVALENT eutrfico, arcilloso, bosque
A 8 5.5-6.3 4.4-5.7 388 344 2814 16 3 2.0-0.3 9.21.8
B 8 5.3-6.8 4.0-5.8 23-5 26+ 51-'3 12-6 0.40.1 6.4+1.2
IDEM eutrfico, franco, bosque
A 5.9-6.3 4.8-5.5 726 163 12-4 7-12 1.20.4 5.011.1
B 4 4.8-5.8 3.6-4.6 57 4 152 28--1 24 -: 1 0.30.1 3.4 0.1
BRUNIZEM ROJIZO arcilloso, bosque
A 3 5.9-7.9 5.3-6.9 24-4 443 32-1 17-3 3.11.1 24.33.7
B 3 6.1-8.1 5.0-7.0 14+2 322 54-6 34 6 0.60.1 19.83.2
TERRA ROXA ESTRUTURADA (LATOSOL PARDO ROJIZO) eutrfico, arcilloso, b
A 8 5.0-6.8 4.4-6.3 25-5 303 453 2-i4 2.60.3 8.71.1
B 8 5.7-6.3 4.8-6.1 215 231 56-3 10-5 0.60.1 4.80.5


SUELOS CONCRECIONADOS INDEFERENCIADOS distrfico, cerrado
A 4 4.5-5.7 4.0-5.0 51 7 235 266 14 16 2.9-0.7
B 4 5.2-5.6 4.1-5.1 304 304 -148 7 2 1 0.4+ 0.1

1/ La profundidad de B o C vara entire 80 v 110 cm.
2/ No necesariamente proporcional a la extension ieorific:i del suelo o sus variedades.
3/ Suma de bases comparable a NH4OAC PH 7.0.
4/ Suma de bases ms acidez cambiable en Ca(OAC)2, pH 7.0.
5/ Ataque con H2SO4 (d=1.47) comparable con la fraccin de la arcilla.


9.7 0.9 364+7 21 12 2.00 0.06
i.9 0.6 21-3 48+10 1.840.20

4.80.5 45 22+7 2.46 0.27
5.00.3 184 747 2.37+0.19


12.9 2.0 716
S.5 3.6 726


1 1 2.190.18
3 3 2.060.14


7.01.4 72!3 1 1 2.470.23
5.9 0.7 57 5 20 8 2.180.09


26.1+2.8
21.322.5
osque
13.81.4
7.110.5


3.21.2 12.73.0
0.60.2 3.60.3


92-5 00 2.940.58
924 00 2.430.31

625 00 2.150.16
683 00 1.97-0.13

2719 33119 1.82+0.36
163 61 -4 1.680.35











Cuadro 2.-Resumen de algunos datos qumicos indicadores del estado
de la fertilidad de las classes de suelos y sus variedades ms
comunes en el Planalto Central. Valores medios y desviaciones
standard.


No de pH H--O
itios *'- (mbito)


Cationes Cambiables (me/100 g)
Ala Ca + Mg3 Kt


LATOSOL ROJO OSCURO distrfico, arcilloso, bosque
Superf. 20 4.2-5.8 0.70.1 1.20.2 0.160.02
Subsuperf. 11 -i.7-6.0 0.0 0.0 0.60.1 0.070.01

IDEM distrfico, arcilloso, cerrados
Superf. 141 4.0-5.7 0.0 0.0 0.5 0.0 0.11 0.01
Subsuperf. 32 1.1-6.1 0.20.0 0.30.1 0.03 50.00


)isp. (ppm)





1.90.4
0.60.1


1.10.7
0.8 0.1


IDEM distrfico, franco, bosque
Super. 36 -1.0-6.0 0.70.1 1.00.1 0.080.01 3.70.3
Subsuperf. 21 4.1-4.9 1.010.1 0.40.1 0.03-0.01 0.8 0.1


IDEM distrfico, franco, cerrado'
Superf. 157 i.0-5.6 0.7: 0.0 0.60.0 0.07 +0.00
Subsuperf. 71 4.2-5.7 0.5:0.0 0.3*0.0 0.02 -0.00

IDEM eutrfico, arcilloso, bosque
Super. 28 5.4-7.2 0.0 -0.0 6.2 0.5 0.27-0.03
Subsuperf. 7 5.J--6.6 0.0:0.0 3.30.4 0.23 -0.05


1.30.1
0.5 0.0


1.82.7
0.7 0.1


IDEM eutrfico, franco, bosque
Superf. 15 5.3-6.5 0.0*0.0 4.2-0.4 0.190.08 10.8 3.8
Subsuperf. 3 6.0-6.8 0.0*0.0 3.20.5 0.140.04 3.5 2.8


LATOSOL ROJO
Superf. 36 4.2-6.2
Subsuperf. 20 i.4-6.1


AHUMADO distrfico, arcilloso, bosque
0.9.0.1 2.510.3 0.200.03
0.2 0.2 1.10.2 0.09*0.03


IDEMN distrlico, arcilloso, cerrado'
Superf. 88 1.1-6.0 1.0 0.1 1.4*0.3 0.11 -0.01
Subsuperf. 25 1.0-5.9 0.20.1 0.3-0.0 0.03 0.01

IDEM, eutrfico, arcilloso, bosque
Superf. 33 -.5-7.2 0.30.1 7.00.6 0.330.02
Subsuperf. 19 5.2-6.8 0.1 0.0 41.40.6 0.170.02

LATOSOL ROJO-AMARILLO distrfico, arcilloso, bosque
Superf. 23 4.4-6.1 1.1 -0.2 1.7+0.4 0.1810.02
Subsuperf. 8 .3-6.0 0.20.1 0.40.2 0.040.01

IDEM distrfico, arcilloso, cerrado'
Superf. 96 4.0-5.7 0.8-0.1 0.40.0 0.120.01
Subsuperf. 20 4.1-6.2 0.2=0.1 0.3 0.0 0.0410.01

IDEM distrfico, franco, cerradoo
Superf. 25 4.1-5.7 0.6-0.0 0.50.1 0.070.01
Subsuperf. 9 4.3-5.9 0.1 0.0 0.3*0.0 0.030.00


2.70.8
0.6*0.0


1.40.3
0.60.0


6.11.6
2.31.5


1.90.3
0.50.1


0.80.1
0.7- 0.1


1.30.2
0.9 0.3


Horiz.'










CUADRO 2.-(Continuacin).


Horiz.' No de pH H0O Cationes Cambiables (me/100 g)
Sitios (mbito) Al3 Ca + Mg3 K'


IDEM eutrfico, arcilloso, bosque (o endodistrfico)


9 5.3-6.5 0.00.0


4.81.0 0.250.04


LITOSOL distrfico, cerrado
Superf. 30 4.4-5.7 1.20.1 0.70.1 0.170.02


1.50.3


1.10.2


IDEM eutrfico, bosque
Superf. 11 5.4-7.6 0.00.0 12.512.4
ARENAS CUARZOSAS distrficas, ce
Superf. 59 4.0-5.7 0.70.0 0.3 0.0
Subsuperf. 8 4.5-5.9 0.50.1 0.20.0
PODZOL ROJO-AMARILLO arcilloso,
Superf. 17 5.0-5.9 0.60.2 2.70.3
Subsuperf. 12 4.9-5.8 0.60.2 1.00.2
IDEM arcilloso, cerrado
Superf. 7 -1.5-5.4 0.60.1 1.30.1
Subsuperf. 3 4.7-5.0 1.80.5 0.80.5
IDEM franco, cerrado


Superf.
Subsuperf.
PODZOL
Superf.
Subsuperf.


9
4

ROJC
39
15


0.43 0.04 13.55.6


rrado
0.0610.01
0.010.00
bosque
0.240.03
0.14 -0.02


1.40.1
0.90.1


1.30.2
0.60.0


0.140.01 1.10.2
0.070.01 0.70.2


4.1-5.6 0.80.2 1.30.3 0.130.02
5.0-5.4 2.1 0.4 0.60.2 0.070.02
SAMARILLO EQUIVALENTE eutrfico, arcilloso,
4.9-7.4 0.00.0 7.40.6 0.280.02
5.2-6.8 0.30.2 4.50.7 0.130.02


1.80.2
0.90.1
bosque
7.81.8
1.80.5


IDEM eutrfico, franco, bosque
Superf. 25 5.4-6.7 0.10.0 3.10.2 0.180.01 3.41.6
Subsuperf. 8 5.0-6.6 0.50.3 2.90.3 0.100.07 0.80.1
BRUNIZEM ROJIZO arcilloso, bosque
Superf. 10 5.7-7.9 0.00.0 9.6 0.5 0.400.03 5.5 3.7

TERRA ROXA ESTRUCTURA (Lateritico pardo rojizo) eutrfico, arcilloso, bosque
Superf. 16 5.0-7.1 0.00.0 10.00.9 0.280.05 15.25.5
S-ubsuperf. 12 5.7-6.6 0.00.0 6.31.0 0.300.07 7.34.2
SUELOS CONCRECIONADOS INDIFERENCIADOS distrfico, cerrado
Superf. 28 4.5-5.7 0.90.1 0.50.1 0.160.04 0.80.0
Subsuperf. 4 5.2-5.6 0.8 0.4 0.5 0.2 0.07 0.02 0.8 0.1

LATERITA HIDROMORFICA DE ALTURA arcillosa, cerrado
Superf. 19 4.8-5.5 1.00.2 0.60.2 0.120.02 1.60.3


1/ Suelo superficial 0-20 cm, suelo subsuperficial vara desde 80 hasta 120 cm.
2/ No necesariamente proporcional a la extension geogrfica de la clase de suelo o su0 v.aredades.
3/ Extraccin con KCI IN.
4/ Extraccin con una mezcla de cidos (HC1 0.05 N y HSO4 0.025 N).
5/ No import que el pH fuera > 5 < KCI.


Superf.


Disp. (ppm)
pi









LATOSOLES: Estos son los suelos predominantes en la region,
comprendiendo principalmente: Haplustox, algunos Haplorthox y pocos
Umbriorthox, todos bajo vegetacin de cerrados o bosque, Acrustox y al-
gunos Acrorthox en su mayora bajo cerrados y raramente bajo bosques; no
muchos Eutrustox, siempre bajo bosque.
Se pueden distinguir: LATOSOLES ROJOS OSCUROS, incluyendo
las variedades distrfico (con epipedn endodistrfico-eutrfico), eutrfico,
arcilloso, franco, intergradando hacia PODZOLES ROJO-AMARILLOS y a
arenas cuarzosas; LATOSOL ROJO AHUMADO arcilloso derivado de
rocas bsicas, incluyendo las variedades distrfico (as como endodistrfico),
eutrfico, intergradando hacia TERRA ROXA ESTRUCTURADA, no pro-
fundo, a menudo con epipedn mlico; LATOSOL ROJO AMARILLO
incluyendo las variedades d:strfico (as como endodistrfico), eutrfico,
arcilloso, franco, intergradando hacia PODZOL ROJO AMARILLO y a
arenas cuarzosas, poco profundas.
Los latosoles con un pH en H,0 < KCI (Cuadro 1) pertenecen a los
Acrusthox o Acrorthox. Los Latosoles eutrficos son en su mayora del tipo
Rojo Ahumado. Los Latosoles Rojo-Amarrillos eutrficos francos no han
sido identificados en el Planalto Central.
LITOSOLES: Distrficos y eutrficos. Este grupo incluye varias
classes de suelos, principalmente: Dystropepts, Ustropepts, Ustorthents
adems de los subgrupos lticos y variedades delgadas esquelticas de al-
gunos Ultisoles, Oxisoles, Alfisoles y Mollisoles. Este conjunto de suelos se
asocia con los paisajes ms corrugados y los escarpes, a menudo cubriendo
grandes extensions de terreno. Los suelos son poco gruesos, no muy desa-
rrollados ,como para separarlos de la categora de Litosoles. Sus caracters-
ticas estn muy ligadas a la roca madre.
ARENAS CUARZOSAS: Distrficas. Correspondent con Quartzip-
saments y a menudo incluyen intergrados hacia Latosoles y hacia Podzoles
Rojo Amarillos. Se asocian con areniscas cuarzosas o sus detritus, cubriendo
superficies altas o bajas.
Estos suelos ocupan extensions considerable y se asocian con pai-
sajes no empinados. Estn predominantemente cubiertos por cerrados y rara-
mente por bosques.
PODSOLES ROJO AMARILLOS (Podzol R. A.): Corresponden
principalmente con Paleustults, algunos Haplustults y pocos Plinthustuls.
Algunos Udults podran encontrarse ocas onalmente en el SE. Las varieda-
des son: arcilloso, franco/arcilloso, franco, arenoso/franco, integrado hacia
Latosol, abrptico, algunas veces endodistrfico y plntico. Invariablemente
el epipedn es crico con baja C [ C (< 24 me./lOO g. de arcilla).
Estos suelos predominan en superficies recientes disectadas, ondula-
das o montaosas, y de rocas tipo gneis cido y similares. Las variedades
franco y arenoso/franco se forman a partir de areniscas arcillosas en topo-
grafas ligeras. Ocurren espordicamente y tienden a encontrarse en las re-
giones menos secas. La vegetacin es principalmente bosque, con escasos
cerrados.
PODZOLES ROJO AMARILLOS EQUIVALENTES: Eutrficos.
Agrupan Paleustalfs y algunos Hapludalfs. Algunos Udalfs podran encon-
trarse ocasionalmente en el S E. Las variedades son: arcilloso, franco/
arcilloso, franco, arenoso/franco, intergrado hacia Latosol, abrptico, rara-


- 32 -









mente con epipedn mlico (, Mollisol). Por lo general el epipedn es
crico con baja CIC.
Su relacin con el paisaje es similar a la de los Podzoles Rojo
Amarillos. Sin embargo, ocurren en reas en las cuales las rocas permiten su
formacin, menos cidas a gneiss intermedio, rocas cristalinas relacionadas
y areniscas calcreas- en las regions ms secas y por tanto de bosque seco.
BRUNIZEMS ROJIZOS (Brunizems R.) arcillosos: Corresponden
con Argiustolls rdicos de alta CIC (> 24 me./100 g arcilla. Las varieda-
des son: intergrado hacia Terra Roxa Estructurada, ltica y vrtica.
Estos suelos son poco abundantes y estn confinados a las pendientes
pronunciadas sobre rocas bsicas y calizas. La vegetacin natural es bosque
deciduo.
TERRA ROXA ESTRUCTURADA (T. R. Estruturada) (Latertico
Pardo Rojizo) eutrfica, arcillosa: Corresponden con las variedades rdicas
de baja CIC de Paleustalfs, Rhodustalfs y Argiustolls. Las variedades son:
intergrado a La'osol y Podzol A. A. Equivalente, eutrfico, delgados (r
intergrado a Brunizem R.), con epipedn mlico.
Ocurren sobre rocas bsicas en paisajes ligeramente ondulados a on-
dulados de bosque semideciduo, principalmente de zonas secas.
SUELOS CONCRECIONADOS INDIFERENCIADOS distrficos:
Este grupo genrico rene diversos suelos en los cuales las concreciones
laterticas son el constituyente dominant. Se incluyen principalmente las
variedades arcillosas y franca/arc:llosa, todas esquelticas, de Acrustox,
Haplustox y Ustults. Los Udalfs no han sido encontrados en el Planalto.
El rea que ocupan no es muy extensa pero son muy importantes y llama-
tivos localmente en el Planalto Central.
Los suelos tienen baja CIC, epipedn crico o mbrico, con vegeta-
cin predominante de cerrado. Ocasionalmente pueden incluir suelos de
bosque y endodistrficos.
Este grupo de suelos es obviamente de poco uso agrcola y ganadero,
pero su material es de alto valor en ingeniera.
LATERITAS HIDROMORFICAS DE ALTURA arcillosas: Co-
rresponden principalmente con Plinthaquult, Plinthaquox y ocasionalmente
con Plinthaqualf. Las variedades son: con o sin horizonte arglico, arcilloso,
franco/arcilloso y abrptico. Usualmente el epipedn es crico, con bajas
CIC y saturacin de bases as como de drenaje imperfecto a moderado.
Se encuentran con ms frecuencia en el N, sobre relieve ligero,
predominantemente cubiertos por cerrados.
En la mayora del Planalto, la baja a extremadamente baja fertilidad,
propia de los suelos predominantemente distrficos, ha sido el factor limi.
tante en la efectiva utilizacin de los recursos.
Esta condicin desfavorable del estado nutricional de suelos en re-
lacin con las plants es reflejada por los datos condensados en el Cuadro
2, particularmente cuando stos son combinados con algunos de los datos
presentados en el Cuadro 1.
Si se consideran las posibilidades agrcolas actuales ofrecidas para
la region bajo sistemas de labranza traditional, es decir, dependiendo nica-
mente de la fertilidad natural de los suelos, las reas adecuadas para cultivo
continue se reduce a pequeos parches de Latosoles Rojos Ahumados eu-
trficos, T. R. Estructurada y Podzoles R. A. Equivalentes. Asimismo, la









topografa de la zona podra considerarse como algo pronunciada, aunque
su importancia relative es reducida bajo este sistema de manejo.
Si se consideran las posibilidades de sistemas agrcolas tecnificados,
tales como operaciones de cultivo intensive, adiciones considerable de ferti-
lizantes y cal, y control de humedad, la reg'n ofrece un marcadsimo po-
tencial para el desarrollo agrcola. Podra recalcarse que las reas de topo-
grafa adecuada son muy extensas, los atributos fsicos de muchos suelos
no son adversos y que el clima actual no es muy desfavorable, a pesar de
la estacin seca tan marcada.
Este grupo potential de condiciones favorable para el desarrollo
agrcola, es propio de los Latosoles en terrenos casi plans a plans, encon-
trados principalmente sobre las chapadas de caractersticas distrficas.

II SUELOS DE LA CARRETERA TRANSAMAZONICA
Los siguientes prrafos se refieren a los suelos encontrados en el
primer segment del camino, cuya extension es de aproximadamente 1.300
kilmetros. La seccin se inicia en el ro Tocatn y se dirige al NW, atra-
vesando los valles de los ros Araguaia y Xing, tomando luego direccin
SW buscando hacia el ro Tapajos.

Medio Ambiente
La variacin de las condiciones ambientales del rea es reducida,
siendo an menores las variaciones en vegetacin y clima en comparacin
con aquellas de relieve y litologa.
Las diferencias generals encontradas a lo largo de la va, en di-
reccin E-W son:
Vegetacin A lo largo del camino se distinguen tres tipos de
vegetacin. La primera seccin, de 130 kilmetros de longitud, es dominan-
temente de cerrados con bosques de galera y parches ocasionales de bosques
mesofticos (semideciduos).
Del Km 130 al 220 ocurre una faja de bosque transicional que limit
el bosque Amaznico y tiende hacia cerrados en direcciones sur y este.
La seccin ms important ocupa los 1.100 Km restantes, cubierta
por bosques amaznicos hidrfilos, siempre verdes o semiverdes, incluyendo
variaciones "cipolicas", y bosques hidrfilos y de pantano de menor
extension.
El bosque Amaznico present un aspect uniform a pesar de las
diferencias en estructura y composicin. Los hechos ms sobresalientes de
estos bosques son su enorme biomasa, ciclacin intensive, un manto delgado
de residuos, poco crecimiento vegetativo en el piso inferior y composicin
heterognea.
Clima Las temperatures de la region son altas con muy poca va-
riacin estacional -isohipertrmica- siendo la distribucin annual de la
precipitacin la causa principal de las pequesimas variaciones climticas,
coexistiendo los regmenes dicos y sticos.
En los primeros 330 Km prevalece un clima Aw (Koppen). La
temperature media annual oscila entire 25.5 y 26.40 C, la precipitacin annual
entire 1.590 y 1.430 mm, con una estacin seca de aproximadamente tires
meses.


- 34 -










No hay informacin especfica para los siguientes 450 Km, los
cuales probablemente tienen un clima Amw' que cambia a Aw en los si-
guientes 150 Km. La temperature media annual es de 26 C y la precipitacin
de 1.690 mm con uno a dos meses secos.
La cuarta seccin, de 400 Km de largo, es de clima Amw' con una
estacin seca muy reducida. La temperature media annual es de 26.9 C y la
precipitacin es de 1.790 mm.
Fisiografa Posiblemente relacionada con la peniplanacin del
Pleistoceno, la mayor parte del rea ha estado sujeta a denudacin y disec-
cin en grado variable. Formas del terreno definidas, elevaciones modera-
das e important variedad de rocas son los hechos ms sobresalientes. Las
siguientes son las caractersticas de algunas secciones:
1. Plateau Sedimentario de la Cuenca del Maran. Ocupa los pri-
meros 130 Km de tierra baja y plana de la div'soria de aguas entire los ros
Tocantn y Araguaa. Comprende secuencias sedimentarias (del Devoniano
y Cretcico) en las cuales predominan areniscas con coladas intercaladas de
basaltos y melfidos. La topografa es casi plana ligeramente ondulada, con
una elevacin promedio de 150-250 metros.
2. Planicies Aluviales del Cuaternario. Las terrazas aluviales son
escasas y angostas, except por las ms conspicuas a lo largo del ro Ara-
guaa. Consisten principalmente de depsitos de areniscas arcillosas, 10
metros ms elevados que el cauce y a 70-40 metros de elevacin.
3. Superficies de Denudacin Ligeramente Disectadas. Ocupan la
mayor parte del rea desde el Km 140 al 310, del 735 al 860, del 960 al
1.150 y ms all del Km 1.165. Se extiende sobre las rocas sedimentarias
cristalinas ms recientes. La topografa es en su mayora ligeramente on-
dulada, raramente colinosa, con elevaciones que varan entire 100-150 m y
en pocas ocasiones de 200 m.
El primer trecho comprende secuencias sedimentarias de la cuenca
del Maran (Devoniano a Cretc:co) y consiste de areniscas con algunas
rocas lmicas intercaladas y pizarras raramente calcreas. Expuestas en la
parte central del trayecto pueden encontrarse esquistos y filitas (muscovita,
clorita y sericita) con venas cuarcticas del Pre-Cmbrico.
El resto del trayecto comprende formaciones sedimentarias de la
Cuenca del Amazonas, de los perodos Silrico y Devoniano. Estas forma-
ciones consistent principalmente de areniscas arcillosas y micceas con al-
gunas pizarras intercaladas. Las intrusiones de diabasas son raras except
del Km 790 al 820.
4. Superficies Denudadas Disectadas. Constituyen la seccin desde
el Km 310 al 735 y representan el rea baja del noreste del Escudo Brazileo.
Consiste de rocas cristalinas que han sido gastadas por la erosin, con una
incisin posterior de los ros dando como resultado un relieve brusco. La
topografa es predominantemente quebrada con elevaciones entire 80-150 m.
Hacia el W la topografa es ms ligera con elevaciones entire 40-80 m.
Las rocas dominantes son gneiss y migmatitas de composicin gra-
ntica o granodiortica, con algunos granitos y escasas intruciones de diabasa.
5. Intruciones y Coladas de Rocas Bsicas. Desde el Km 860 hasta
el 910 se encuentra una seccin muy distinta que consiste de diabasa y
basalto del Trisico. La topografa es ligeramente ondulada y raramente que-
brada, con elevaciones entire 100-150 metros.


- 35 -










La seccin es muy important si se toma en cuenta los suelos frtiles
formados a partir de las mencionadas rocas. Estos suelos son los principles
en trminos de tierra fcilmente utilizable para un asentamiento agrcola
permanent con suceso.
6. Cadena Colinosa Disectada. Desde el Km 1.150 al 1.165 se
encuentra un rea de topografa fuertemente disectada que comprende
rocas cristalinas, especialmente granitos, con una elevacin variable entire
200 y 300 m, yendo desde las planicies bajas adyarcentes hasta elevaciones
de 100 a 120 metros.
No obstante la variedad de rocas a lo largo de la ruta, los residuos
spricos son much menos diversif:cados, como podra esperarse, debido al
intenso papel que juega la velocidad de meteorizacin, sumada a la restrin-
gida variacin del relieve. Al mismo tiempo, las formas del terreno evi-
dencian claramente las denudaciones del pasado, con el consecuente trans-
porte y mezcla de residuos meteorizados.

Suelos

La informacin acerca de los suelos, proviene de reconocimientos
de algunas reas y studios a lo largo del camino. Las principles classes de
suelos y sus variedades se especifican brevemente a continuacin, junto con
su relacin general con el medio ambiente. Los datos analticos condensados
de estos suelos se encuentran en el Cuadro 3.
CAMBISOL distrfico, franco a arcilloso. Corresponden principal-
menite con Oxic Dystropepts. Las variedades menos importantes son: Pod-
zoles R. A., plntico, imperfectamente drenado, con alta CIC (> 24
me/100 g arcilla).
Predominan en reas de esquistos y filitas denudadas de la 3Y region
fisiogrfica y se encuentran bajo bosques en regmenes dicos de relieve
ligero. Se encuentran pocas veces hacia el W sobre pizarras expuestas en
reas muy pendientes de tramos disectados.
LATOSOL ROJO AHUMADO eutrfico. Corresponden con Eutror-
thox. Las variedades subordinadas son: intergrado hacia T. R. Estruturada,
raramente con epipedn mlico.
Estn confinados a reas de topografa muy ligera en la 5, region
fisiogrfica, sobre materials parentales bsicos y bajo bosque dico.
LATOSOL ROJO-AMARILLO distrfico, arcilloso. Corresponden
principalmente con Haplorthox. Las variedades poco tpicas son: intergrado
a Podzol R. A., no muy profundo, raramente concrecionado.
Estn relacionados con bosques dicos y reas ligeramente disectadas
de granito y gneiss. Predominan en la parte montaosa de la 6& seccin
fisiogrfica, siendo muy frecuentes al E de la 4' seccin en donde se aso-
cian con Podzoles R. A.
LATOSOL AMARILLO distrfico, arcilloso o franco. Correspondent
principalmente con Haplorthox. Las variedades subordinadas son: inter-
grado a Podzol R. A., concrecionado, rarameinte plntico y con epipedn
mbrico.
Se encuentran muy relacionadas con topografas ligeras y a residuos
muy meteorizados provenientes de las secuencias sedimentarias sobrepuestas
de la cuenca del Amazonas.


36 -










Estos suelos son los segundos en extension a lo largo del transecto.
Se presentan bajo vegetacin de bosque dico y ocupan fajas largas al W
de la 3. seccin fis'ogrfica y de la terraza inferior del ro Araguaa.
ARENAS CUARZOSAS distrficas. Corresponden con Quartzip-
samments y a menudo intergradan hacia Latosoles y Podzoles R. A.
Estn estrictamente asociados a areniscas cuarzosas y residuos ad-
yacentes en topografas muy ligeras. Predominan en la la seccin bajo
cerrados sticos, ocurriendo en reas menores de bosque transicional en la
3' seccin y ocasionalmente en el resto del bosque dico del W.
PODZOLES ROJO AMARILLOS. Correspondent con los grandes
grupos pale, trop y plntic de los subrdenes Udults y Ustults. Las varie-
dades son: arcilloso, franco, franco/arcilloso, arenoso/franco, arenoso/arci-
lloso, concrecionado, plntico, abrptico, imperfectamente drenado y el in-
tergrado a Latosol. Constantemente presentan un epipedn crico de baja
CIC (< 24 me/100 g arcilla).
Su presencia est ntimamente ligada con reas algo disectadas -on-
duladas a ligeramente onduladas- en su mayora de rocas tipo gneiss. Pre-
valecen cubiertos por bosque dico except en pequeas fajas de bosque
stico al E.
Son los suelos ms abundantes a lo largo de la va, slendo de im-
portancia en algunas reas de la 3' seccin fisiogrfica, y muy frecuentes
en la 4' seccin en la cual, a veces, se asocian con Latosoles R. A. o La-
teritas Hidromrficas.
PODZOL ROJO AMARILLO EQUIVALENT eutrfico. Corres-
ponde con Tropudalfs y Paleustalfs. Presentan constantemente un epipedn
crico de baja CIC. Las variedades son: arcilloso, franco/arcilloso, abrp-
tico e intergrado a T. R. Estruturada.
Extensiones menores se encuentran en la 4- seccin fis:ogrfica bajo
bosque dico y en reas montaosas u onduladas de granodioritas.
BRUNIZEM ROJIZO arcilloso. Corresponden con los subgrupos
ridicos de alta CIC de las variedades de Argiustolls, Argiudolls y Paleudolls.
Las variedades son vrtico y ltico.
Estos suelos son de extension limitada, estando estrictamente rela-
cionados con reas muy pendientes y rocas parentales bsicas. Pequeas
fajas se encuentran bajo bosque stico semideciduo en la 1I seccin y bos-
que lluvioso dico en la 5a seccin, encontrndose raramente en las restan-
tes secciones fisiogrficas.
TERRA ROXA ESTRUTURADA (LATERITICO PARDO' RO-
JIZO) distrfico 1/ y eutrfico, arcilloso. Corresponden con los subgrupos
rdicos de baja CIC de las variedades de los grandes grupos pale y trop de
los Udults 1/, Udalfs, Ustalfs, Udolls 1/ y Argiustolls 1/. Las variedades
son: intergrado a Latosol, a Podzol R. A., a Brunizem R., plntico 1/ y con
epipedn mlico /.
Estn ntimamente relacionados con rocas bsicas y topografas lige-
ramente onduladas a onduladas. Se encuentran en la 5a seccin fisiogrfica,
ocurriendo sobre afloramientos ocasionales de estas rocas en todas parties.
La gran mayora ocurren bajo bosque dico, raramente stico hacia el E.


1/ Ocurrencia rara : p ca.









LATERITAS HIDROMORFICAS DE TIERRAS ALTAS Y DE-
PRESIONES distrficas. Corresponden principalmente con Plinthaquults y
Plinthaquox. Las variedades son: con o sin horizonte argilico, arcilloso,
franco, franco/arcilloso, arenoso/arcilloso, arenoso/franco, abrptico, con-
crecionado, imperfectamente, pobremente y muy pobremente drenado. El
epipedn es crico con baja CIC.
Estos suelos se encuentran asociados con Podzoles R. A. al W de la
4" seccin, siendo importantes. En el resto del rea, ocurren irregularmente
sea bajo bosque dico en terrenos ligeros o empinados de gneiss o en reas
sedimentarias variadas en relacin con su afloramiento, o en depresiones2
bajo bosques hidrfilos o pantanosos.
VERTISOLES. Corresponden con las variedades con epipedn m-
lico y lticos de los Pellusterts. Estn restringidos a reas de pendiente muy
ligera de rocas bsicas, ms algunos coluvio-aluviones de rgimen stico en
el extremo E del transecto.
Al igual que para todos los suelos mencionados, en stos se presen-
tan pequeas reas de Suelos Gley Bajos en Humus, Suelos Gley Hmicos
y Suelos Aluviales, todos ellos distrficos; Podzoles y Litosoles ms Cambi-
soles eutrficos siempre relacionados con rocas bsicas.

Estado nutritional estimado y potential agrcola de los suelos

La informacin obtenida de las investigaciones realizadas a lo largo
del camino, hacen possible una evaluacin del potential agrcola de los
suelos.
Los datos disponibles de reaccin, Al, bases y P, que representan la
cantidad de nutrimentos disponib es para las plants, se condensan en el
Cuadro 4, el cual fue confeccionado teniendo en cuenta la fertilidad natu-
ral de las principles classes de suelos identificados. Estos datos, relacionados
con los del Cuadro 3 indican claramente que la mayor parte de los suelos
tienen una baja fertilidad qumica, except aquellos formados a partir de
roca bs'ca, llmese T. R. Estruturada, Latosol Rojo Ahumado, Brunizem
R. o Vertisol Eutrfico, los cuales presentan un altsimo potential agrcola,
except por el ltimo.
El bajo estado nutricional de los suelos, expresado por los datos
analticos aqu presentados, concuerda con los experiments de fertilidad
as como observaciones sobre uso de la tierra y comportamiento de los cul-
tivos, y con la experiencia adquirida al tratar de correlacionar suelos en las
Regiones Bajas y Medias del Amazonas bajo sistemas de agriculture tradi-
cional.
De acuerdo con los conocimientos actuales del medio ambiente tro-
pical dico aqu considerado -similar a otros en el mundo-, es evidence
que la baja fertilidad qumica de los suelos distrficos predominantes es por
s misma, uno de los factors limitantes, si no el ms decisive, en el desa-
rrollo agrcola sin importar el clima cuando las condiciones fsicas del suelo
y la topografa son favorables.


2/ En general, las depresiones son escasas a lo largo del camino.


- 38 -








Cuadro 3.-Resumen de los datos analticos para las classes
znica. Medias y Desviaciones Estandard.


de suelos y sus variedades, identificados en la Transama-


Hor. No de pH
Hr.t H:O 1N KC1
Sitios 2 rS(mbito)
(mbito)


Arcilla
Arcni Limo
r %l Total



Carbono Bascs
orgnicn cambiables3
% me/100 g


CIC4 Sat. Sat. i0.
mr/SS Bascs Al A1201
(K)


CAMBISOL distrfico, franco o arcilloso, bosque
A 8 4.2-1.7 3.1-3.7 253 471 274 17-4
B 8 4.3-4.9 3.2-3.9 243 482 282 13 3
LATOSOL ROJO AHUMADO eutrfico, arcilloso, bosque
A 1 6.2 5.6 30 22 48 33
B 1 5.7 6.0 18 18 64 0
LATOSOL ROJO-AMARILLO distrfico, arcilloso, bosque
A 1 4.2 3.8 21 12 67 3
B 1 4.7 4.0 19 8 73 0
LATOSOL AMARILLO distrfico, arcilloso, bosque
A 12 3.8-4.5 3.1-3.8 454 111 144. 4 263
B 12 4.4-5.1 3.7-4.3 314 91 604 00
IDEM distrfico, franco, bosque
A 8 3.8-4.5 3.2-3.8 755 82 17-2 7=2
B 8 4.0-5.1 3.7-4.3 674 8+2 252 00
ARENA CUARZOSA distrfico, bosque
A 4 3.8-5.3 3.2-4.1 93 2 31 4.12 21
C 4 4.6-5.6 4.1-4.7 811 6 1 1 1 52
IDEM distrfico, cerrado
A 5 4.8-5.7 3.7-4.4 931 31 41 21
C 5 5.2-5.5 4.1-4.4 881 31 9L1 21
PODZOL ROJO-AMARILLO arcilloso, bosque
A 23 3.8-5.1 3.3-5.0 514 233 262 16+2
B 23 4.2-5.5 3.5-4.8 27 3 19 2 5 42 3 2


1.5--0.3 1.70.3 10.8 0.7 16 3 706 2.4210.11
0.i1 O0.1 0.50.1 7.00.6 7- 1 901 2.39 0.13


1.6 6.3
0.3 1.9

1.3 0.4
0.3 0.3


9.4 67 0 2.09
2.9 65 0 1.83

7.5 5 82 1.78
3.7 8 66 1.77


1.6 0.4 0.60.1 9.2=1.7 611 82=2 1.9510.05
0.3 0.0 0.30.1 3.90.0 7 1 878 1.800.05

1.00.1 0.50.1 6.5 0.8 82 75 6 2.240.24
0.30.0 0.20.1 3.0o0.4 7 1 853 2.090.12

0.7 0.1 0.30.1 .90. 6 1 772 2.06=0.04
0.2=0.1 0.10.0 2.70.4 6 2 80=6 1.940.03

0.30.0 0.30.1 2.10.3 18=16 4716 2.11=0.00
0.10.0 0.20.0 1.20.1 13+2 625 2.05=0.00

1.20.4 0.8=0.1 6.60.8 19=3 516 2.22 0.08
0.4 0.0 0.60.1 5.7 0.6 13 2 70 5 1.860.08








CUADRO 3.-(Continuacin).


H N de pH
Sitios iO N KC
(mbito)


Arena Limo
% %


Arcila Carbono Bases Sat. Sat. SiO- a
Total Ip. Orgnico cambiables- Cm C Bases Al A1 O0
cT Agua % e/lO m/ g me/ %
% %% (Ki)


IDEM franco, bosque
A 1 4.1 3.6 88 6 6 4 0
B 1 4.4 3.9 66 10 2-i o O
PODZOL ROJO-AMARILLO EQUIVALENT eutrfico, arcilloso, bosque
A 1 5.5 4.8 48 26 26 16 0
B 1 5.7 5.2 14 31 55 1 0
BRUNIZEM ROJIZO arcilloso, bosque
A 1 5.8-7.2 5.2-6.3 231 33 -3 44 3 28 -5 4.0:
B .i 5.5-6.3 3.9-5.3 157 305 556 3413 0.5:
TERRA ROXA ESTRUCTURADA (LATOSOL PARDO ROJIZO) distr
A 1 4.4 4.0 26 18 56 4 1
B 1 5.2 4.4 6 13 81 0 0
IDEM eutrfico, arcilloso, bosque
A 11 5.2-6.5 4.4-5.8 302 221 48 2 3i l 1.7:
B 11 5.3-6.5 4.9-6.0 172 151 68 3 00o O0.4
LATERITAS HIDROMORFICAS DE TIERRAS ALTAS Y DEPRESIONES
A 5 4.1-5.7 3.5-4.1 57+13 152 28+13 8+2 1.4l
13 5 4.8-5.7 3.5-4.2 33+7 203 478 1711 0.3
VERTISOL
A 1 5.1 3.7 35 20 -5 5 1
C 1 5.0 3.4 20 22 58 3 0


.9 0.9
.4 0.2

.9 4.3
.3 3.3


0.3
0.1
fico,
.6
.6


1.6 20 36 2.27
3.3 6 78 1.92

7.) 61 5 2.45
5.1 66 0 1.44


31.2 3.7 35.7 -4.0 88 --
35.211.3 39.0 11.8 90 2-2


arcilloso bosque
0.7
0.3


o0.1 8.40.9
0.0 4.440.8
distrfico, arcilloso
+0.6 0.70.1
o0.0 1.811.0

.2 15.3
1.3 32.4


00 2.98 0.17
0o0 3.32 0.33


8.0 9 67 1.92
1.7 6 50 1.75


13.1 0.9
6.5k 0.9
bosque
8.83.i
7.0-- 1.4


64 3 1 1 2.01 0.04
60 > 0-0 1.97- 0.05

102 658 2.540.30
21-8 68-9 2.220.16


21.7 62 11 3.18
0.1 S1 S 3.30


1/ Profundidad de B o C variando desde 80 hasta 140 cm.
2/ No necesariamente proporcional a la extension geogrfica de la clase Id snl o sus \ierie.'l.
3/ Suma de bases comparable a NHIOAC, pH 7.0.
i/ Suma de bases ms acidez cambiable en Ca(OAC).. oH 7.0.
5/ Ataouc con HaSOs (d=-l.) comparable con la friccin arcill.











Cuadro 4.-Resumen de algunos datos qumicos indicadores del estado de
fertilidad de los suelos y sus variedades, identificados en la
Transamaznica. Medias y Desviaciones Estandard


NQ dc pH H20
sitios 1 (mbito)


Cambiables
AlP Ca + Mg
ine/100 g me/100 ,


I)sponible
K;' PI
me/!10o g pIniT


SUELO ALUVIAL distrfico, franco, bosque de vega de ro
Superf. 8 3.9-5.2 1.60.1 0.50.1 0.050.01 3.8=0.6
Subsuperf. 8 4.2-5.0 1.9 0.3 0.2 0.0 0.03 4 0.00 1.4 0.

CAMBISOL distrfico, franco o arcilloso, bosque
Superf. 12 4.1-4.7 5.50.8 0.9-0.1 0.200.03 3.01.3


Subperf. 11 4.0-,.9 5.20.7 0.40.0 0.100.02

LATOSOL ROJO AHUMADO eutrfico, arcilloso, bosque
Superf. 5 5.1-6.6 0.00.0 6.01.0 0.240.05
Subsuperf. 5 5.6-6.5 0.00.0 2.9"0.7 0.060.02

LATOSOL ROJO AMARILLO distrfico, arcilloso, bosque
Superf. 5 4.0-4.2 1.70.1 0.30.0 0.070.01
Subsuperf. 5 4.1-5.3 1.1 0.2 0.2 0.0 0.04 0.02

LATOSOL AMARILLO distrfico, arcilloso, bosque
Superf. 95 3.8-4.9 2.20.1 0.6+0.1 0.070.00
Subsuperf. 77 4.1-5.1 2.10.2 0.3 0.0 0.040.00

IDEM distrfico, franco, bosque
Superf. 31 3.8-5.3 1.60.2 0.40.1 0.060.01
Subsuperf. 28 4.0-5.1 1.50.1 0.20.0 0.0.0.01

ARENAS CUARZOSAS distrfico, bosque
Superf. 13 3.8-5.3 1.10.2 O.i 0.1 0.050.01
Subsuperf. 11 4.2-5.6 1.00.1 0.20.0 0.030.01


IDEM distrfico, cerrado
Superf. 7 -i.2-5.7 0.30.1 0.30.1
Subsuperf. 7 4.3-5.5 0.30.0 0.1 0.0

PODZOL ROJO AMARILLO arcilloso,
Superf. i9 3.8-5.7 1.90.2 0.7 0.1
Subsuperf. 48 4.2-5.5 2.40.3 0.4+0.0

IDEM franco, bosque
Superf. 1 4.1 0.5 0.8
Subsuperf. 1 4.4 0.7 0.2

PODZOL ROJO AMARILLO EQUIVALENT eutrfi
Superf. 1 5.5 0.2 3.8
Subsuperf. 1 5.7 0.1 2.9


0.03 0.00
0.02 0.00

bosque
0.13 0.03
0.07 0.01


0.04
0.02

co, arcilloso,
0.23
0.18


1.7 0.8



2.0 0.5
1.3 0.


0.90.1
0.80.1


2.60.1
1.70.1


2.10.2
1.7 0.3


.72.1
2.0+1.1


0.9 0.1
0.60.1


1.6 0.2
0.80.0


1


bosque
2
1


Horiz.
o
Prof.'










CUADRO 4.-(Continuacin).


Horiz. No de pH HO -Cambiables Disponible
Pro Sitios (mbito) Al, Ca + Mg, K4 P4
inPr me/100 g me/100 g me/100 g ppm


BRUNIZEM ROJIZO arcilloso, bosque
Superf. 5 5.8-7.2 0.00.0 28.54.4 0.700.08 1.30.4
Subsuperf. -4 5.5-6.3 0.00.0 43.110.6 0.780.25 1.010.0

TERRA ROXA ESTRUCTURA (LATERITICO PARDO ROJIZO)
distrfico, arcilloso, bosque
Superf. 1 4.4 1.1 0.5 0.09 1
Subsuperf. 1 5.2 0.4 0.4 0.03 1

IDEM eutrfico, arcilloso, bosque
Superf. 40 5.1-6.9 0.1:'0.0 7.5 0.5 0.27 0.04 1.90.2
Subsuperf. 38 5.1-6.9 0.10.0 4.80.5 0.15-0.03 1.30.1

LATERITA HIDROMORFICA DE TIERRAS ALTAS Y DEPRESIONES
distrfico, arcilloso, bosque
Superf. 12 3.8-5.7 3.60.7 0.60.1 0.160.03 2.8 0.4
Subsuperf. 10 4.2-5.8 1.51.0 0.70.2 0.070.02 2.5-0.9

VERTISOL bosque
Superf. 1 5.1 1.9 15.1 0.11
Subsuperf. 1 5.0 3.0 32.2 0.04 1


1/ Suelo superficial 0-20 cm; suelo subsuperficial desde 80 hasta 120 cm de profundidad.
2/ No necesariamente proporcional a la excensin geogrfica del suel o sus v.riedades.
3/ Extraccin con KCI IN.
4/ Mezcla de cidos (HCI 0.05 N y HaSO 0.025 N).


En vista del bajo potential del recurso suelo, la ocurrencia de tierras
frtiles es muy important, ya que stas soportan el rpido asentamiento de
agriculture permanent La presencia de estos suelos est subordinada a la
combinac:n de rocas parentales (composicin y distribucin) y el asenta-
miento geomrfico, en lugares en donde la dinmica de formacin del suelo
asegure la preservacin de los elements de los materials parentales ricos
en bases, tales como diabasas, basaltos y melfidos.
En general, el potential agrcola de los suelos a lo largo de la va,
puede ser estimado groseramente como sigue:
Buena adaptacin para agriculture permanent bajo sistemas de la-
boreo tradicionales, v.g., dependiendo de la fertil:dad natural del suelo
-cerca de 100 Km- 8%o del total, estando 50 Km continues en un solo
segment. Comprenden prcticamente solo T. R .Estruturada Eutrfica, en
topografas ligeras y rgimen de humedad dico.


- 42 -










Buena adaptacin para sistemas de agriculture permanent avanzada
intensivea), v.g., grandes adiciones de tecnologa y capital para mejorar y
mantener las condiciones del suelo -cerca de 570 Km- 44% del 'total.
Comprenden principalmente al anterior ms extensas regions de Latosoles
Amarillos Distrficos en topografa ligera y rgimen de humedad dico.

III RESUME

Se present informacin sobre suelos, roca, clima, vegetacin y re-
lieve del Planalto Central y de los alrededores de la Carretera Transamaz-
nica del Brasil.
Basados en esta informacin se clasifican los suelos a nivel de Gran
Grupo (Soil Survey Staff, 1970) y en el Sistema Brasileo. Se estima la
fertilidad potential de algunas subregiones y el potential de las regions
para colonizacin agrcola.

IV AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen a la Seccin de Estadstica Experimental y
Anlisis Econmico de IPBACS-EMBRAPA la ayuda de computacin de
datos.

V BIBLIOGRAFIA

ALMEIDA, F. F. M.. y LIMLA, M. A. 1959. Planalto Centro-Occidental e Pantanal
Mato-Grossense. Guia de Excursio N' 1. Cons. Nac. de Geogr. Ro de Janeiro.
BARBOSA, C., et al. 1966. Geologia estratigrfica, structural e economic da rea
do "Projeto Araguaia". Monografa N' XIV. Div. de Geol. e Miner.
DNPM. Min. das Minas e Energia. Rio de Janeiro.
COMISSAO DE SOLOS. 1960. Levantamento de reconhecimento dos solos do Estado
de Sao Paulo. Bol. NI 12. SNPA. CNEPA. Min. da Agricultura. Rio de
Janeiro.
COMISSAO DE SOLOS. 1962. Levantamento de reconhecimento dos solos da regiao
sob influencia do Reservatrio de Furnas. Bol. N' 13. SNPA. CNEPA. Min.
da Agriculture. Ro de Janeiro.
COMPANHIA DE PESQUISA DE RECURSOS MINERALS. 1972. Esbogo geol-
gico preliminary. Trecho Itaituba-Estreito In. Bol. Tc. N" 55. IPEAN. Min.
da Agriculture. Belm.
DIVISAO DE PESQUISA PEDOLOGICA. 1971. Mapa esquemtico dos solos das
Regioes Norte, Meio-Norte e Centro-Oeste do Brasil Texto Explicativo. Bol.
Tc. N' 17. DNPEA. Min. da Agricultura. Rio de Janeiro.
DIVISAO DE PESQUISA PEDOLOGICA. 1971. Levantamento de reconhecimento
dos solos do sul do Estado de Mato Grosso. Bol. Tc. No 18. DNPEA. Min. da
Agricultural. Rio de Janeiro.
DIVISAO DE PESQUISA PEDOLOGICA. 1973. Estudo expedito de solos no trecho
Itaituba-Estreito da rodovia Transamaznica para fins de classificaco. Bol.
Tc. NI 31. DNPEA. Min. da Agricultura. Rio de Janeiro.
DIVISAO DE PESQUISA PEDOLOGICA. 1973. Investigajao exploratria dos solos
que ocorren na rodovia Transamaznica (Trecho Itaituba-Estreito). Bol. Tc.
N9 41. DNPEA. Min. da Agricultura. Rio de Janeiro.


- 43 -










DIVISAO DE PESQUISA PEDOLuGICA. 1973. Levantamento de reconhecimento
dos solos de urna rea prioritria situada na rodovia Transamaznica entire
Altamira e Itaituba. Bol. Tc. N" i2. DNPEA. Min. da Agricultura. Rio
de Janeiro.

DIVISAO DE PESQUISA PEDOLOGICA. Dados de anlises de solos. Arquivos.
DNPEA. Min. da Agricultura. Rio de Janeiro.
EQUIPE DE PEDOLOGIA E FERTILIDADE DE SOLO. 1970. Levantamento
semidetalhado dos solos de reas do Ministrio da Agricultura no Distrito
Federal. Bol. Tc. N" 8. EPE. Min. da Agricultura. Rio de Janeiro.

FALESI, I. C. 1972. Solos da rodovia Transamaz6nica. Bol. Tc. N" 55. JPEAN,
DNPEA. Min. da Agricultura. Beln.
FREITAS, F. G. ct al. 1972. Relatorio de viagem efectuada ao Estado de Gois
para clasificaao dos solos onde foram instalados experiments pelo Projeto
FAO/ANDA/ABCAR. DPP. DNPEA. Min. da Agricultura. Rio de Janeiro.
(sin publicar).

GRUPO EXECUTIVE DE RACIONALIZACAO DA CAFEICULTURA. 1972.
Reconhecimento detalhado e aptido agrcola dos solos em rea piloto no sul
do Estado de Minas Gerais. IBC. Min. da Indistria e Com&rcio. Rio de
Janeiro.
JACOMINE, P. K. T. 1969. Descrico das caractersticas morfolgicas, fsicas,
qunlcas e mineralgicas de alguns perfi de solos sob vegetacqo de cerrado.
Bol. Tc. N' 11. EPFS. Min. da Agricultura. Rio de Janeiro.
MOTHCI, E. P. et al. 1973. Lcvantamento de reconhecimento dos solos do
Triangulo Mineiro NC. Relatrio ao CNPq. DPP. DNPEA. Min. da Agri-
cultura. Rio de Janeiro. reporte mecanografiado).

SOIL SURVEY STAFF. 1970. Selected chapters from the unedited text of Soil
Taxononmy of the National Cooperative Soil Survey. SCS. USDA. VWashington,
D. C.

THE AMERICAN INTERNATIONAL ASSOCIATION FOR ECONOMIC AND
SOCIAL DEVELOPMENT. 7963. Survey of the Agriculture Potential of
the Central Platcau of Brazil. Rio de Janeiro.
WRIGHT, A. C. S. v BENNEMA, .. 1965. The soil resources of Latin America.
World Soil Resources Reports N" 18. Soil Map of the \'orld FAO/UNESCO
Project. FAO. Rome.


41 -
















2 Los Suelos de las Tierras Bajas del Per


CARLOS ZAMORA J.

I INTRODUCTION

El Per, con una superficie territorial de 1.285.215.60 Km2 y con
una poblacin un poco mayor de 13,5 millones de habitantes, se ubica entire
los paralelos 001'48" y 1821'03" de lat:tud Sur, en una posicin neta-
mente intertropical. Si a este hecho le agregamos el notable rasgo geogrfico
que represent el sistema de los Andes, que atraviesa al pas con una di-
reccin Sur-Este y Nor-Oeste y el gran modificador trmico de la zona
occidental generado por la Corriente de Humboldt o Corriente Ocanica
Peruana de aguas fras, como se le denomina en su tramo por el Per, con-
forman los grades factors responsables en haber diseado una geografa
de marcados contrastes y heterognea. En consecuencia las caractersticas
medio-ambientales varan enormemente en tramos cortos, desde un paisaje
rido templado-clido y ausente prcticamente de vegetacin, pasando por
tierras abruptas, templadas fros de vegetacin esteparia y de nieves perpe-
tuas, hasta un mbito de clima tropical hmedo y de densa vegetacin, repre-
sentados por las tradicionales regions naturales de la Costa, Sierra y Selva
respectivamente.
El suelo, como product de los factors medio-ambientales de clima,
vegetacin, materials parentales o litolgicos y rasgos geomorfolgicos,
conlleva un sello de complejidad y de amplia variabilidad dentro del mbito
del pas.
La present resea compete con las caractersticas morfolgicas, dis-
tribucin geogrfica y clasificacin natural de los suelos ms significativos
de las tierras bajas del pas, alrededor del 60% de la superficie territorial,
tipificado por un lado, por el Desierto Costero que se ubica como una
franja angosta en el lado occidental, baado por el Ocano Pacfico, de r-
gimen ardico, faz griscea y prct:camente desprovisto de vegetacin. Por
otro lado, la zona de tierras bajas representada por la extensa llanura
amaznica, de clima hmedo tropical con una densa y exuberante vegetacin.
La Fig. 1 ilustra la distribucin de las tierras bajas en un transecto de Este
a Oeste.
Entre ambas zonas de tierras bajas, de caracteres diametralmente di-
smiles en clima, vegetacin y suelo, se yergue el gigantesco bastin andino
de ms de 5.000 metros de altura, separndolas aproximadamente entire
300 y 500 Km.


- 45























5,000




2000


2.000
TIERRAS BAJAS DEL
iooo- DESIERTO COSTERO

OCEANO
PACIFICO '
o----


Zone Mwo-AndIni


TIERRAS BAJAS DE LA LLANURA AMAZONICA_.
r~i~ri~ ~-- I


APROXIMADAMENTE 800 Km


Figura 1.-Distribucin de las tierras bajas del Per.

Seccin Transversal --


*Nn ---

























Flonwc Occid~ntl Adino

UitoloIei
Formaclona Inticas
PIcnlcim y carros

Corro,.n;ci.%

(io1. ipiigm rs


Oc(no R r.
1 AndosoI* lOn casi
Y. mclcico Litosoles Y ~m 1.5IGS clccos
Xerooles Ivicos 1 Fluvisolesutricos, R.gosls R.gosol.s Mutrics
V.,tisoles plico, Solonchoks gleics 1 ur1c05
RNpsols Autricos
SolonchokLs rticoi
(d. hordpon)
Fluvisles utcicos
U Losoles


Figura 2.-Patrn distributivo de los suelos de las tierras bajas del desierto peruano.









Para la nomenclatura de los suelos significativos presents en las
tierras bajas del Per, se ha recurrido al sistema o leyenda de suelos ex-
puesto en el informed No 32 del Mapa de Suelos del Mundo del Proyecto
FAO/UNESCO.

JI DESIERTO COSTERO

Geomrficamente, el Desierto Costero del Per, es una angosta faja
aproximadamente de 2.000 Km de longitud, con un ancho mximo de 150
Km. Comprende amplias planicies y llanuras secas ped&mentarias, colinas y
ceros bajos, terrazas marinas elevadas que pueden sobrepasar los 1.000
metros de altura e interrumpida por numerosos valles aluviales que la cru-
zan de Este a Oeste, generalmente con rgimenes de lluvia de carcter to-
rrencial. El paisaje climtico es de un rgimen extremadamente rido en su
mayor parte, con precipitaciones inferiores de 50 mm hasta 300 mm anua-
les, la ltima, propia del extremo norte e interior de la costa desrtica. El
cuadro trmico present temperatures medias que varan entire 12 C y
24 C, esta ltima propia del extremo norte del Desierto Costero. La ve-
getacin, en su mayor parte, est ausente, pasando a cactceas dispersas
hasta un bosque representado por algunas species arbreas que tipifican
el dosel vegetal en la porcin norte del Desierto Costero.
Tres unidades geomrficas o fisiogrficas son claramente visible y
perfectamente definidas dentro del mbito del Desierto Costero: los valles
aluviales irrigados; las planicies o terrazas costeras; y el conjunto de cerros,
colinas y lomas bajas as como los ramales de la porcin inferior del flanco
occidental andino que irrumpen hacia el mar. Cada una de estas unidades
geomrficas agrupa suelos dismiles en morfologa, estado de desarrollo y
valor agrcola.
En los prrafos siguientes, se described las caractersticas ms so-
bresalientes que presentan los suelos de las tierras bajas del Desierto Cos-
tero peruano. La distribucin de dichos suelos est ilustrado en la Fig. 2.

Fin visoles

A este grupo, pertenecen los suelos formados sobre depsitos de
origen esencialmente aluvial, de drenaje libre y bajo un relieve predomi-
nantemente plano, con pendiente generalmente por debajo del 20%. Los Flu-
visoles se distribuyen en forma diseminada, principalmente en las reas o
valles agrcolas irrigados de los 52 ros, de curso perenne o intermitente que
sesgan de Este a Oeste el Desierto Costero. Asimismo, los Fluvisoles estn
presents en los numerosos rellenos fluviales recientes de quebradas y
cauces secos de curso intermitente, que convergen a los sistemas hidrogr-
ficos de los valles agrcolas.
La morfologa de los Fluv;soles es tpicamente estratificada, sin
mayor desarrollo edafogentico, con gran variabilidad en cuanto a profun-
didad y textura, apareciendo suelos profundos y finos asociados ntima-
mente con suelos superficiales y ligeros. La distribucin de estos suelos a
lo largo de los valles es, por lo general, compleja y heterognea presentando
un patrn intrincado en base al discurrimiento variable que t:pifica a la
mayor parte de los ros del Desierto Costero del pas. Por lo general, los









suelos superficiales y gruesos se ubican en la cabecera del valle, donde el
relieve topogrfico es variado y much ms mezclado y el acumulamiento
gravo-pedregoso superficial constitute un rasgo fsico dominant. Los se-
gundos, es decir, aquellos de naturaleza fina y profundos, ocupan la part
central y baja de la llanura aluv:onal.
Una seccin transversal modal de los valle a partir del ro principal
nos permit establecer la siguiente morfologa edfica: una terraza baja pa-
ralela al ro formada por las ltimas deposiciones fluviales, con suelos poco
profundos que descansan sobre materials gruesos a base de arena, grava y
piedra (suelos esquelticos). Durante la poca de avenidas, estos suelos se
ven sometidos a una erosion lateral intense y depositados en otras mrgenes
del ro. Luego, aparecen las terrazas intermedias (conformadas por 1 a 3
escalones altitudinales), donde se asientan los suelos profundos de texture
media variando a fina. Constituyen los suelos de mayor importancia agrcola.
Qumicamente, los Fluvisoles son etricos, de reaccin ligeramente
alcalina a alcalina (pH 7.1 a 8.0). Muchos son decididamente de natura-
leza calcrea (Fluvisoles Calcreos). La material orgnica es definitiva-
mente baja, fluctuando entire 0.5% a 2% y, por consiguiente, los niveles
de nitrgeno son bajos. Este es el rasgo ms notable de los Fluvisoles en los
valles aluviales del Desierto Costero, siendo imprescindible la adicin annual
de nitrgeno para la obtencin de cosechas econmicas. El contenido de
fsforo se encuentra en dotaciones medias a bajas.
El potasio es el macro-nutriente dom:nante dentro del cuadro qumico
de los Fluvisoles costeros. El boro es un element abundant en los Fluviso-
les que tipifican la costa Sur elevada, extendida principalmente entire el
valle del ro Yauca (Departamento de Arequipa) y la vecindad del valle
del ro Caplina (Departamento de Tacna).
Desde su aspect agronmico o de uso potential, los Fluvisoles de
las reas agrcolas bajo riego son los de ms alto valor para propsitos
agrcolas intensivos del pas, en base a su dotacin de agua, alta capacidad
productive y a sus buenas caracterst'cas fsico-qumicas. La capacidad pro-
ductiva de los Fluvisoles irrigados se manifiesta por el hecho de que de ellos
emana casi el 50% del product bruto agrcola national y sobre ellos se
orienta prcticamente el 50% de la poblacin del pas.
Estableciendo la correlacin con el Sistema de Taxonoma de Suelos
(1973), estos suelos se clasifican dentro del orden Entisol, suborden Flu-
vent y del gran grupo Ustifluvent, en los valles aluv:ales irrigados y
Torrifluvent, en las planicies ridas costeras (rellenos fluviales secos).

Regosoles

Estos suelos conforman las arenas desrticas de las planicies costeras
del Per. Estas arenas secas o Regosoles Etricos, estn formados por suelos
esencialmente arenosos y sueltos, de origen elico y de drenaje excesivo. El
relieve se bastante variable, desde plano a ondulado y monticulado. Su dis-
tribucin geogrfica es muy amplia, siendo dominantes en la costa central
entiree Pisco e Ica) y el extremo Norte, en las planicies amplias constituidas
por el desierto de Sechura y Mncora (Departamento de Piura).
Morfolgicamente, se caracterizan por presentar perfiles homog-
neos, de naturaleza areno miccea, sin estructuracin hasta profundidades


- 49 -









que sobrepasan los 150 cm y de reaccin ligeramente alcalina, variando a
calcricos. La vegetacin que sostienen vara entire ausente a dispersa, hasta
graminales de tipo xeroftico (Chaetochloa spp) y algunas species arbreas
como el "sapote" (Capparis sp), cubierta vegetativa propia de los Regosoles
utricos que dominant la Costa Norte.
Parte de las denominadas lomas o bosques xerofticos que se nutren
con la humedad proveniente por la condensacin de la niebla martima,
situados entire los 500 a 700 metros de elevacin estn cubiertas por rego-
soles utricos de textura areno fina y con un horizonte Al incipiente pero
profundo (lomas de Lachay, Pasamayo e Ilo), generado por el acumula-
miento estacional de material orgnica.
Agronmicamente, presentan una potencialidad bastante variable,
vinculados estrechamente a su relieve topogrfico y al tamao de la par-
tcula de la fraccin arenosa. Evidentemente, los Regosoles de arena fina
o media y de topografa bastante homognea hasta plana son los que acusan
mayor potencialidad para la fijacin de cultivos propios al medio ecolgico
dominant del desierto, siempre y cuando se disponga de dotaciones de agua
adecuadas.
De acuerdo a la Taxonmica de Suelos (1973), pertenecen al orden
Entisol, Suborden Psamment, Gran Grupo Ustipsamment (Regosoles pro-
pios de las reas irrigadas o de riego eventual de los valles aluviales) y
Torripsamments, tpicos de las planicies costeras.

Solonchaks

Los Solonchaks son los suelos salinos por excelencia que tipifican las
tierras bajas del Desierto Costero del pas, formadas a partir de depsitos re-
cientes generalmente de origen aluv onal, pero con concentraciones salinas
distribuidas a lo largo del perfil hasta un poco ms de 1.20 m de profun-
didad. Las conductividades elctricas sobrepasan el lmite crtico de los 15
mmhos/cm y, por lo general, suelen presentar horizontes slicos, general-
mente a 100 cm de profundidad. Muchos de estos horizontes slicos se en-
cuentran endurecidos o cementados por cloruros, yeso y calcio, dando origen
a los denominados "Solonchaks de hardpan". El relieve topogrfico es do-
minantemente plano a ligeramente depresionado, asociado, muchas veces,
a un drenaje defectuoso, que contribute al acumulamiento de sales.
Los Solonchaks cubren grandes extensions dentro de las planicies
desrticas en asociacin con los Regosoles Eutricos y Fluviosoles Eutricos
secos. Los studios efectuados por ONERN en las planicies de la costa
central y sur acusan una superficie superior al 1.000.000 de Has.
La morfologa de los perfiles tpicos de los Solonchaks depend de
si se trata de Solonchaks Orticos o Solonchaks Glyicos. Los primeros, pre-
sentan una marcada estratificacin y textura dominantemente arenosa, con
un horizonte A dbilmente desarrollado u crico. Estos Solonchaks Orticos
se encuentran bajo drenaje libre hasta drenaje un tanto imperfecto .En
cambio, los Solonchaks Glyicos, presentan un horizonte a much ms pro-
fundo y oscuro por el acumulamiento de material orgnica sobre un hori-
zonte glyico, rasgo que los caracteriza. Estos suelos normalmente se distri-
buyen paralelos a las lneas de playa o, constituyen antiguos Fluvisoles de


-- 50 -









los valles irrigados altamente transformados por los process halomrficos.
Su topografa normalmente es depresionada a plana.
De acuerdo a la Taxonoma de Suelos (1973), los Solonchaks Or-
ticos se clasifican dentro del Orden Aridisol, Suborden Orthid y Gran
Grupo Salorthid y los Colonchaks Glyicos, se agrupan dentro del Suborden
Aquept y el Gran Grupo Halaquept.
Los Solonchaks, por el hecho de presentar problems de sales y
muchos de los casos recurrentes, presentan series limitaciones para su uso
agrcola productive y continuado. Su utilizacin racional y econmica est
supeditada a que se eliminen sus sales o se reduzcan a niveles poco txicos
para el crecimiento normal de los cultivos.

Yermosoles

Los Yermosoles constituyen los grupos edficos tpicos de las pla-
nicies costeras desrticas y de baja concentracin salina. Se localizan en
forma conspicua en las amplias planicies de la costa Norte dilatada y el
desierto que se emplaza entire los ros Pisco y Ro Grande. Dentro de este
grupo se distinguen los Yemosoles Clcicos, caracterizados por la presencia
abundante de carbonato de calcio en la masa as como en la forma pulve-
rulenta o de horizontes clcicos y/o gps'cos a diferentes niveles de pro-
fundidad. La porcin superior de los Yemosoles Clcicos est representada
por un horizonte A crico muy dbilmente desarrollado, de estructura vesi-
cular y de textura normalmente areno-franca.
En las zonas donde predominan y existe una influencia de materials
relativamente finos de origen aluvinico aparecen los Yemosoles Lvicos,
caracterizados por un horizonte A un tanto ms profundo, que descansa
sobre un horizonte B arglico, arcilloso y estructurado en bloques poli-
dricos. Mientras los Yermosoles Clcicos se encuentran prcticamente des-
provistos de vegetacin, los Yermosoles Lvicos sostienen una cubierta ve-
getal entire herbcea a arbrea (costa norte).
El potential agronmico o de uso de los Yermosoles depend ma-
yormente de sus rasgos topogrficos dominantes, siempre y cuando dis-
pongan de suministro permanent de agua. Presentan mayor capacidad pro-
ductiva los Yermosoles Lvicos.
De acuerdo a la Clasificacin Natural de los Estados Unidos (1973),
pertenecen al Orden Aridisol; Suborden Orthid y al Gran Grupo Caciorthid
(Yermosol Clcico) y Haplargids (Yermosol Lvico).

Xerosoles

Los Xerosoles conforman el grupo edfico de mayor desarrollo pe-
dolgico, dentro del rg;men rido prevalente, as como el de mayor
inters para propsitos agrcolas. Se han desarrollado a partir de materials
finos, de drenaje moderado y bajo un relieve topogrfico variable, desde
plano a ondulado variando a monticulado. Su distribucin geogrfica se
centra en las planicies, principalmente en la costa norte (Departamentos de
Piura y Tumbes) en ntima interasociacin con los Vertisoles Plicos, y en
la costa Centro-Sur y hacia el interior, Departamento de Ica.


- 51 -









La morfologa modal que tipifica a estos suelos se caracteriza por
la presencia de un horizonte A relativamente esbozado que puede llegar a
mlico y que descansa sobre un horizonte B arglico, relativamente estruc-
turado que lo caracteriza (Xerosoles Lvicos). La presencia de horizontes
clcicos y concentraciones suaves pulverulentas en la porcin inferior o por
debajo del B arglico es dominant en estos suelos. Sostienen una vegetacin
herbcea y de species arbreas de inters maderero, hoy en da, fuerte-
mente degradada por la explotacin indiscriminada y el sobrepastoreo.
Desde el aspect agronmico, los Xerosoles Lvicos presentan una
elevada capacidad agrolgica, cons:derndose como tierras de gran produc-
tividad tan pronto hayan sido subsanadas las condiciones climticas ridas
mediante el riego permanent.
De acuerdo a la Taxonoma de Suelos (1973), estos suelos pertene-
cen al Orden Aridisol; Suborden Argid, Gran Grupo Haplargids y Sub-
grupo Mollic Haplargid.

Vertisoles

Este grupo comprende los suelos constituidos a partir de materials
arcillosos de naturaleza expandible y sumamente plsticos. Su distribucin
geogrfica se localiza, especficamente, en la costa norte y hacia el interior
de las planicies de topografa ondulada hasta monticulada e ntimamente
interasociados con los Xerosoles Lvicos, extendindose, como una vasta
banda hasta los lmites con el Ecuador. Sostienen una conspicua cubierta
vegetativa que vara desde herbcea hasta arbrea, as como species indica-
dores de este grupo edafognico (Luffa operculata).
Morfolgicamente, los Vertisoles de las tierras bajas del Desierto
Costero peruano pertenecen al grupo "plico", es decir, que presentan
cromas por debajo de 1.5 en los 30 a 50 cm de profundidad. Son suelos
profundos hasta ms de 1.20 m. de espesor, altos en arcilla, con mine-
raloga montmorrillontica. Estos suelos se caracterizan por presentar du-
rante la prolongada estacin seca, profundas fisuras a lo largo del perfil
as como cuarteaduras y resquebrajamientos superficiales. Asociados a estos
caracteres, presentan el tpico micro-relieve Gilgai, constituido a base de
una asociacin de micro-ondulaciones. Los caracteres estructurales compren-
den extensos paraleleppedos y, en muchos casos las clsicas superficies
pulimentadas y brillosas (slikensides) a causa de los movimientos natura-
les de las masas de suelos que caracter:zan a este tipo de suelos. Por lo
general, descansan sobre materials de naturaleza granitoide y con presen-
cia en las porciones inferiores del perfiel de micelios o pequeas masas
pulverulentas suaves calcreas.
Agronmicamente, son considerados de moderada a buena aptitud
agrcola, siempre y cuando sean manejados racional y apropiadamente. Pre-
sen'tan gran valor para una amplia variedad de cultivos en la porcin norte
de la Costa, presentando mejor capacidad agrolgica aquellos situados en
relieves suaves a ondulados. Una vez acondicionados para propsitos agr-
colas, se caracterizan por su gran productividad y retentividad hdrica, fac-
tores importantes para los suelos que han sido incorporados bajo una pol-
tica de riego permanent. Cabe destacar que, gran parte de los suelos de la










Irrigacin San Lorenzo (Departamento de Piura), pertenecen a los deno-
minados Vertisoles Pl cos y son los que han acumulado altos rendimientos
en base a su buena productividad natural.
De acuerdo al Sistema de Taxonoma de Suelos (1973), estos suelos
se incluyen en el Orden Vertisol, Suborden Ustert y al Gran Grupo Pe-
llustert.

Andosoles

Los Andosoles Vtricos tienen buena representitividad dentro de las
planicies del Desierto Costero meridional del Per, es decir, aquellas pam-
pas elevadas sobre ms de 1.000 metros de altura que tipifican a los depar-
tamentos de Arequipa, Moquegua y Tacna. Estos suelos se interasocian con
los Yermosoles, Fluvisoles, Solonchaks (de hardpan la mayor parte de
ellos), Regosoles y Litosoles, que completan el scenario edifico de la
Costa Sur del pas.
Los Andosoles Vtricos, debido al ambiente rido, son suelos de muy
escaso desarrollo considerndoseles como verdaderos Regosoles derivados
de ceniza volcnica o Andosoles como ciertos autores los denominan. La
vegetacin se encuentra prcticamente ausente, l:mitndose a formaciones
xerofticas dispersas como cactceas del gnero Opunla y otras del tipo
tubular. El relieve topogrfico es dominantemente suave y montono.
Morfolgicamente, se caracterizan por presentar un horizonte A
crico, delgado, pardo gris, suelto, friable, poroso (vesicular), dbilmente
granulado y de contenido de material orgnica muy bajo (menos del 1%).
Por debajo del hor:zonte A crico puede existir un horizonte transicional
AC de tonalidades pardo plido a pardo gris claro, muy friable, mayor-
mente sin estructuracin. Aparece, luego, el horizonte C homogneo, gris
claro, suelto y sin estructuracin, constituido esencialmente de materials
vtricos piroclsticos que dominant a la fraccin arena, limo y gravilla. In-
vcst gaciones mineralgicas efectuadas sobre la fraccin arcillosa de estos
suelos, revelan la presencia de arcillas del tipo amorfo sin ningn patrn
structural a la accin de los rayos X y dotada de alta capacidad de cambio
catinico. La reaccin de estos suelos es prevalentemente neutra.
Ac.ualmente, la mayor proporcin de estos suelos est sin uso por
la falta de agua que subsane las condiciones climticas ridas. En las zonas
con disponibildades de agua o cercanas a fuentes hdricas se llevan cultivos
crioflicos como alfalfa, papa, hortalizas y olivos, entire otros. Estos suelos,
en unin con los Yermosoles y Fluvisoles de textura media, conforman las
nuevas reas de expansion para la agriculture de la Costa Sur del pas.
De acuerdo al Sistema de Taxonoma de Suelos (1973), pertenecen
al Orden Inceptisol, Suborden Andept y al Gran Grupo Vitrandept.

Litosoles y Formaciones Lticas

Los Litosoles y las formaciones lticas (no edficas) son suelos su-
perfic:ales o de exposiciones de roca denudada respectivamente, formados
sobre materials parentales de litologa variada en posiciones topogrficas
dominantemente empinada, con gradientes que sobrepasan el 100%. Ocu-
pan principalmente las lomas, colinas y cerros que conforman gran parte de


- 53 -









la denominada Cordillera Antigua de la Costa as como el conjunto de
ramales o estribaciones empinadas bajas de la Cordillera Occidental Andina.
Los rasgos morfolgicos de los Litosoles se reduce a presentar per-
files enanos, exhibiendo un horizonte A (de desarrollo incipiente), del-
gado, plido u crico y generalmente de naturaleza gravo-pedregosa, que
grada o descansa directamente sobre roca consolidada o detritus rocosos.
El uso agronmico de estos suelos es escazo o prcticamente nulo
en base a la someridad del suelo, naturaleza rocosa o peascosa y topografa
abrupta, caracterstica esta ltima que elimina las posibilidades de riego,
quedando relegados exclusivamente como tierras para bosque de proteccin.
De acuerdo al Sistema de Taxonoma de Suelos (1973), pertenecen
a los subgrupos Lticos de los Entisoles e Inceptisoles principalmente.

III LLANURA AMAZONICA

Las tierras bajas del lado oriental del pas comprenden esencialmente,
la vasta llanura amaznica o Selva Baja, constituida principalmente de
sedimentos no consolidados del Terciario y Pleistoceno, en los cuales pre-
dominan las arcillas caolinticas y arenas de naturaleza cuarzosa. Esta zona
que conforma prcticamente el curso superior del ro Amazonas, constitute
el mbito ms extenso, escasamente explotado y menos habitado del pas,
representando cerca de 55 millones de hectreas, es decir, alrededor del
43% de la superficie territorial. Los depsitos recientes del Cuaternario
(Holoceno) constituyen una pequea proporcin dentro de la configuracin
geolgica de la zona.
Fisiogrficamente, present alturas medias inferiores a los 300 me-
tros. Las temperatures medias anuales exceden de 240C, hasta los 120 de
latitud Sur. La precipitacin que recibe vara entire 2.000 y 4.000 mm.
anuales en las reas hmedas, hasta alrededor de 1.500 mm a menos
en aquellas zonas sub-hmedas y caracterizadas por la presencia de una
estacin seca marcada. La vegetacin natural predominante es la de un bos-
que siempre verde. Los rboles son generalmente altos y forman grupos
densos a excepcin de las reas de drenaje pobre donde proliferan varieda-
des de palmceas (Mauritia flexuosa, principalmente) y numerosas species
de tipo herbceo. Las zonas sub-hmedas incluidas, agrupan species de
rboles esencialmente altos y dimetros gruesos, muchos de ellos de gran
inters y valor commercial.
La configuracin geogrfica de las tierras bajas selvticas del pas
permiten diferenciar dos unidades fisiogrficas bastante definidas: una,
iormada por terrazas bajas inundables que constituyen los depsitos fluviales
ms recientes y, la segunda unidad conformada por una extensa superficie
ondulada a monticulada, de grados diversos de diseccin por el process
erosional continue, que conforman los sedimentos profundos del Terciario
y Pleistoceno. Esta unidad geomrfica represent posiblemente ms del
80% de la llanura amaznica del pas y agrupa suelos fuertemente meteori-
zados.
En los prrafos siguientes, se described los caracteres morfolgicos
ms relevantes que presentan los suelos de las tierras bajas de la llanura
amaznica peruana. La Fig. 3 ilustra la distribucin de dichos suelos en los
diversos paisajes.











Sedimentos de) Teciarioo y r le ioce, o Sedimentos del Terciorio y Plis'ocem o





Colinm y ceros baios d;seicodoi Sedimentos rectenfei del Holoceno Colinoi o cerros boos

Terrozos aot ------ Te rrozos olt





Ac, eyi I Fluvisoles tr/ cG icos \ Gleysole \ c l
ysles d trcodstrcos
Podiole hmiol \ ;
,/' ,\ ', F"...l>l t?)




II \\
i I l\
Si\





1
/ / \
S 1\





Figura 3. Patron distributivo de los suelos de las tierras bajas de la Llanura Amaznica Peruana.
(Selva Baja)









Fluvisoles
Comprende los suelos derivados de sedimentos fluviales recientes,
depositados por accin de las aguas de los grandes ros como el Amazonas,
Huallaga, Maran, Ucayali, Napo, Tigre, Urubamba y Madre de Dios,
entire otros. Se d:stribuyen en las orillas, islas y terrazas bajas, sometidas
a inundaciones peridicas durante la creciente estacional. El relieve topo-
grfico es dominantemente plano, con pendientes entire 0 a 4%. La vege-
tacin natural es predominantemente de bosque tpico ribereo, con inclu-
siones aisladas de palmeras de habitat hidroftico (Mauritia flexuosa princi-
palmente). Los Fluviosoles dominantes son de naturaleza utrica, sin ma-
yores horizontes de diagnstico, con textures franco arenoso fino a franco
arcilloso limoso, exhibiendo una morfologa estratificada. Gran part de
estos suelos, por la influence a definitive del hidromorfismo, han sido trans-
formados a Gleysoles, grupos edficos stos, que completan el scenario
de los suelos del rea sometida a la actividad fluvial. Qumicamente, los
Fluvisoles son de reaccin Jigeramente cida a neutra (pH 6,5 a 7,0) y
con una dotacin moderada de material orgnica en el horizonte A. La pro-
ductividad de los suelos es buena y reciben una fertilizacin annual por la
deposicin de sediments relativamente finos.
Los Fluvisoles constituyen los suelos de mayor inters agrcola
donde se asientan los principles centros poblados con una agriculture de
subsistencia a base de yuca, maz, pltano y papaya.
De acuerdo al Sistema de Taxonoma de Suelos (1973), pertenecen
al Orden Entisol, Suborden Fluvent y al Gran Grupo Tropofluvent.

Gleysoles
Los Gleysoles agrupan suelos formados a partir de materials mo-
deradamente finos de depsitos fluviales relativamente recientes e interaso-
ciados en forma apretada con los Fluvisoles Eutricos. Fisiogrficamente, se
encuentran ocupando terrazas bajas e inundables, de topografa plana a
depresionada o cncava y con pendientes entire O a 2%. La vegetacin na-
tiva est compuesta predominantemente por un bosque bajo con inclus'ones
extensas de palmeras hidrfilas (Matritia flexuosa y Jessenia sp.). Local-
mente se denominan "Aguajales" por el nombre comn de una de las
palmas, el aguaje.
Morfolgicamente, presentan un horizonte delgado u crico relativa-
mente bien dotado de material orgnica parcialmente descompuesta o, en su
defecto, un horizonte mbrico, cido, bastante prominent hasta cerca de
30 cm de profound dad. Le sigue un horizonte cmbico que present capas
o bandas con moteamiento prominent e intense gleizacin de tonos pardo
grises oscuros como reflejo de los process hidromrficos dominantes. La
napa fretica oscila entire 80 a 120 cm de profundidad.
Qumicamente, son suelos de reaccin fuertemente cida (pH 4,0 a
5,0), rasgo que los clasifica dentro de los Gleysoles Dstricos, es decir, de
saturacin de base por debajo del 50%.
En base a los peligros peridicos de inundacin y adicionado a los
serious problems de drenaje, se ven limitados para una utilizacin amplia-
y productive. La presencia en este grupo de suelos de palmeras hidrofticas
(el aguaje: Mauritia flexnosa) constitute un important recurso natural.









De acuerdo al Sistema de Taxonoma de Suelos (1973), estos suelos
se clasifican dentro del Orden Inceptisol, Suborden Acuept, Gran Grupo
Tropoacuept y Subgrupo Tropaquept Dstrico.

Paleo Acrisoles (Nitosoles)

Esta unidad edfica constitute, conjuntamente con los Acrisoles
r'lnticos, el grupo de suelos ms representatives y extenso dentro del esce-
nario edfico de la llanura amaznica del pas. Se desarrollan sobre mate-
riales aluvionales, lacustres o marines antiguos, constituidos a base de ar-
cillas friables caolint cas y bajo un relieve ondulado a monticulado, con-
formado por terrazas viejas, colinas y cerros bajos en diversos grados de
disectacin y con pendientes variables entire 3 hasta cerca de 50%. Por lo
general, presentan un excelente drenaje natural en contrast con los Acri-
soles Plnticos, que tienen un drenaje restringido en su mayor parte. La cu-
bierta vegetal est representada por un bosque climax arbreo, en la que
se incluyen numerosas species de inters commercial.
Morfolgicamente, los Acrisoles paleos presentan perfiles profundos,
fuertemente meteorizados y de gran desarrollo pedolgico. Su caracterstica
notable y rasgo diferencial es la presencia de un extenso o engrosado ho-
rizonte B arglico que sobrepasa el 1.50 m de profundidad y cuya distri-
bucin de arcilla no decrece de su mximo hasta una cant:dad de 20% en
todo el perfil. Por lo general, el horizonte A2 es difuso o no se encuentra
present, estando el horizonte superficial Al (crico) descansando directa-
mente sobre el horizonte B arglico estructurado en bloques subangulares
y donde se pueden apreciar los revestimientos de pelculas de arcilla tanto
dentro y fuera de los agregados naturales. La cromacidad de estos suelos
est entire pardo fuerte a pardo amarillento variando a rojo amarillento
oscuro.
De acuerdo a sus caractersticas qumicas son extremadamente ci-
dos a muy fuertemente cidos (pH por debajo de 5,0), con contenidos
medios a bajos de material orgnica, presentan una saturacin de bases por
debajo de 30% en la mayor parte del horizonte B arglico.
Si bien son suelos que acusan un alto grado de meteorizacin y
marcada deficiencia nutr:cional, constituyendo los suelos problema del pai-
saje amaznico y del pas, ellos pueden ser adaptados mediante tcnicas y
tratamientos diseados al medio ecolgico amaznico, que permit la ex-
plotacin de ciertos cultivos propios de estas regions hmedas de marcos
racionalmente econmicos. Por lo general, permiten una agriculture mixta
princ:palmente a base de cultivos permanentes en asociacin con la activi-
dad pecuaria. Sin embargo, cabe sealar que su mximo potential radica
en la explotacin racional del recurso forestal.
De acuerdo al Sistema de Taxonoma de Suelos (1973), estos suelos
se clasifican dentro del Orden Ultisol, Suborden Udult y al Gran Grupo
Paleudult.

Acrisol Plntico

Como se ha indicado en los prrafos anteriores, los Acrisoles Pln-
ticos en unin con el grupo de los Acrisoles Pleos, constituyen los grupos









edafognicos ms extensos y representatives de la llanura amaznica pe-
ruana. Similarmente a los Acrisoles Pleos, se han desarrollado a partir de
sedimentos aluvinicos antiguos de arcillas friables, de naturaleza caoli-
ntica y situados en terrazas altas onduladas, colinas y cerros bajos
(configuracin colinada en forma marcada) y con pendientes variables
entire 2% hasta cerca de 50%. El drenaje natural de estos suelos es por lo
general imperfecto y sostienen una vegetacin conformada por rboles
altos y con algunas species de inters maderero.
Morfolgicamente, presentan un perfil fuertemente meteorizado,
con un extenso moteamiento a base de motas enriquecidas con xido de
fierro (pseudo plintita) sobre una matriz arcillo-griscea. En nuestro medio,
estos suelos constituyen los estados precursores a los "Acrisoles plnticos ver-
daderos" que presentan capas de plintita en el perfil y que normalmente endu-
recen irreversiblemente cuando secan. La mayor parte de los casos examinados
en la llanura amaznica del pas acusan, ms bien, masas rojizas suaves que
no endurecen cuando secan. Por otro lado, cabe sealar que, ha sido encon-
tradas muestras plintiformes tpicas pero sin ninguna adecuada descripcin
morfolgica del suelo del cual provienen. La agregacin natural de estos
suelos es la de bloques subangulares adquiriendo sus mayores caracteres en
el horizonte B aglico, adems, de presentar revestimientos de arcilla.
Desde el punto de vista qumico, son suelos extremadamente cidos
(pH por debajo de 4.0), con dotaciones medias a bajas de material orgnica
y con una saturacin de base por debajo de 30% en el horizonte B arglico.
Agronmicamente, su utilizacin debe ser en forma racional y
media. La transformacin brusca de bosque a un medio para propsitos
agrcolas o de pastoreo puede acarrear daos irreparables al medio ecol-
gico. Por su naturaleza de drenae imperfecto y sus condiciones deficientes
en nutrients se prestan, por lo general, para ciertos cultivos de habitat
hidroftico tal como el arroz. El pastoreo en estos suelos debe ser en forma
restringida.
De acuerdo al Sistema de Taxonoma de Suelos (1973), estos suelos
se clasifican dentro del Orden Ultisol, Suborden Udult y al Gran Grupo
Plinthudult.

Acrisoles Orticos

Originalmente, los suelos Acrisoles Orticos fueron considerados
como extensos y caractersticos de las tierras amaznicas del pas. Actual-
mente, en base a los studios sistemticos de la ONERN as como de in-
vestigaciones complementarias tendiente a la caracterizacin de los suelos
del medio tropical hmedo peruano, sealan que la distribucin geogrfica
como la proporcin de estos suelos es much ms limitada de lo que inicial-
mente se consider. Sin embargo, conjuntamente con los Acrisoles Plnticos
y Acrisoles Pleos, constituyen la triloga representative en el scenario
edfico de las tierras bajas de la llanura amaznica del pas. Especfica-
mente, podemos sealar que su distribucin geogrfica ms conspicua se ra-
dica en la parte Sur de la llanura amaznica (Departamento de Madre de
Dios), donde se han encontrado exponentes que pueden ser asimilados al
concept central de los Acrisoles Orticos. Fisiogrficamente, se extienden
dominando los cerros y colinas bajas con pendientes empinadas (ms de


-- 58 -









20%) y donde predominan materials areno-arcillosos. El drenaje es bas-
tante libre, sosteniendo una vegetacin natural climax con ciertas species
madereras de inters commercial.
Morfolgicamente, en base a sus caractersticas topofisiogrficas y
predominancia de materials areno-arcillosos, estos suelos presentan un B
arglico poco profundo, rasgo que los tipifica y los separa definidamente
de los Acr:soles Pleos (con B arglico sumamente extendido o profundo).
Presentan un delgado epipedn crico sobre un difuso horizonte eluvial
(A2 o E). Los cromas varan entire pardo amarillento a rojo amarillento y
de textura franco arcillo arenoso hasta arcillo arenoso y con presencia de
pelculas de arcilla, no siempre fcilmente visible en los agregados natu-
rales que revisten formas de poliedros subangulares.
Qumicamente, son extremadamente cidos (pH menos de 4.0) y con
una saturacin de bases generalmente por debajo de 25% en la mayor parte
del horizonte B arglico. Agronmicamente, son suelos que prestan algn
valor para la fijacin de cultivos perennes propios al medio ecolgico y,
mayormente, para explotacin racional del recurso forestal.
De acuerdo al Sistema de Taxonoma de Suelos (1973), pertenecen
al Orden Ultisol, Suborden Udult y al Gran Grupo Tropudult.

Podzoles

Los Podzoles han sido identificados en forma muy local y disemina-
dos dentro de un extenso tringulo conformado por ambas mrgenes de los
ros Maran y Ucayali e inicios del gran ro Amazonas. Por lo general,
ocupan las terrazas altas y viejas de superficies onduladas a plans y desa-
rrollados a partir de materials altamente silcicos y fuertemente lixiviados.
El drenaje es libre hasta algo excesivo y sostienen una vegetacin de escaso
a pobre valor maderero.
Morfolgicamente, presentan un delgado horizonte crico, oscure-
cido por altas dotaciones de material orgnica que yace sobre un extenso y
profundo A2, fuertemente eluviado a base de materials silcicos o cuar-
zosos, no estructurado, suelto y de tonos blanco amarillentos o blanquesinos.
Muchos de los casos encontrados, principalmente cerca de la ciudad de
Iquitos, debido al extenso y profundo A2, constituyen verdaderos Podzoles
gigantes o arenosoles (Quartzipsamment). En aquellos casos en que el
horizonte A2 eluvial es much menos profundo se puede identificar un B
de naturaleza hmica (Bh) que exh:be revestimientos secundarios de ma-
teria orgnica. Qumicamente, son suelos muy pobres en elements nutri-
cionales y fuertemente cidos (pH por debajo de 4.0).
Agronmicamente, de acuerdo a las caractersticas edficas poco
apropiadas para cultivos tropicales y aun para el establecimiento de pas-
tizales, deben ser relegados exclusivamente para bosque de proteccin o una
explotacin muy restringida de algunas species madereras que sean de
inters commercial.
De acuerdo al Sistema de Taxonoma de Suelos (1973), pertenecen
al Orden Spodosol, Suborden Humod y al Gran Grupo Tropohumod.
Aquellos que exhiben sntomas de moteamiento intenso o gleizacin, se cla-
sifican dentro del Gran Grupo Tropaquod.


- 59 -










Ferralsoles
Tradicionalmente, estos suelos han sido considerados como los gru-
pos edficos tpicos de las regions tropicales hmedas y boscosas del Per.
Hoy en da que el pas d:spone de mayor y ms precisa informacin edafo-
lgica en esas regions a travs de los studios sistemticos de recursos na-
turales realizados por ONERN y en base a una mayor claridad en cuanto a
definiciones y concepts internacionalmente aceptados sobre las caracters-
ticas morfolgicas de estos suelos, podemos establecer que hasta el mo-
mento no se ha encontrado un perfil de suelos que pueda as.imilarse al grupo
de los Ferralsoles u Oxisoles (segn la terminologa del Sistema de Taxo-
noma de Suelos) dentro de las tierras bajas de la llanura amaznica pe-
ruana.
IV CONCLUSIONS Y RESUME
Un rasgo caracterstico de los suelos de la extensa llanura amaznica
del Per es su baja fertilidad natural. Este aspect se localiza principalmente
en los suelos asimilados a las formas de Acrisoles Pleos, Plnticos y Orticos
as como Podzoles y Gleysoles Dstricos. Todos ellos caracterizados por su
baja capacidad de cambio y una saturacin de base por debajo de 35co.
Otra limitac:n seria que incide severamente en el uso agrcola de
los suelos de las tierras bajas es su deficiencia de agua. Este aspect se
ubica en las tierras bajas del Desierto Costero, caracterizado por sus con-
diciones climticas extremadamente ridas en la cual la agriculture diversi-
ficada que actualmenle se lleva slo es possible mediante el r:ego perma-
nente. Los suelos principles que presentan esta limitacin son los Yer-
mosoles, Xerosoles, Regosoles, Fluvisoles, Solonchaks, Vertisoles y Ando-
soles Vtricos.
El drenaje pobre es otra limitacin de importancia que comprende
superficies muy extensas dentro de las tierras bajas del Per, principalmente
en el lado oriental boscoso. Asimismo, la mayor parte de los valles irrigados
del Desierto Costero estn afectados seriamente con este process hidromr-
fico que limita grandemente la produccin econmica de los suelos.

V BIBLIOGRAFIA
FAO, Informe N' 32 para el Mapa de Suelos del Mundo; FAO, Roma, 1968.
ONERN, Archivo Tcnico de Suelos: Divisin de Suelos y Fisiografa de ONERN;
Lima, Per.
SOIL SURVEY STAFF 1973, Soil Taxonomy. U. S. Dpt. Agric. Soil. Cons. Service.
ZAMORA, C. Mapa de Suelos del Per a escala 1; l'000,000 (Material indito);
ONERN, Lima, Per, 1968.
ZAMORA, C. Esquema de los Suelos de la Regin Selvtica del Per; ONERN,
Lima, Per, 1968.
ZAMORA, C. Los Suelos de Podzol de las Regiones Tropicales del Per; ONERN,
Lima, Per, 1968.
ZAMORA, C. Los Suelos de los Departamentos de Tumbes y Piura (Informe in-
dito); ONERN, Lima, Per, 1973.
ZAMORA, C. Regiones Edficas del Per, ONERN, Lima, Per, 1972.
ZAMORA, C. y ECHENIQUE, J. Estudio de los Suelos de la Zona Yurimaguas:
ONERN, Lima, Per, 1967.
ZAMORA, C. y ECHENIQUE, J. Studio de Suelos de la Zona de los Rios Inam-
bari, Madre de Dios; ONERN, Lima, Per. 1972.
















3 Suelos del Oriente de Colombia

RAMIRO GUERRERO M.
I INTRODUCTION

La region Oriental de Colombia represent un porcentaje significa-
tivo del territorio national. En trminos generals, se trata de toda la region
al oriented de la Cord:llera Oriental. El sector Norte se conoce comnmente
como Llanos Orientales y corresponde a la Orinoqua, o sea aquella rea
cuyos ros pertenecen a la Hoya Hidrogrfica del Ro Orinoco; y, la por-
cin sur, se conoce como Amazonia, o sea aquella rea cuyos ros forman
parte de la Cuenca del Ro Amazonas. (Figura 1).
En la actualidad, las industries de ganado de carne y de arroz de
los Llanos Orientales tienen una importancia notoria en la economa na-
cional, mientras que en la Amazonia slo la explotacin forestal y de fauna
native tienen alguna significacin. Es probable que el desarrollo de la in-
dustria de ganado de carne bajo tcnicas modernas de manejo, procesa-
miento y mercadeo represent en el future una fuente permanent de sumi-
nistro de carne, tanto para el consumo interno como para exportacin.
Tambin existe la posibilidad de establecer algunos cultivos tropicales y
transformar sus cosechas mediante modern tecnologa.
Parte del rea present algunos factors positivos, como son las ca-
ractersticas fsicas del suelo, la topografa, ausencia de inundaciones, el
bajo precio de la tierra, la comunicacin con algunos centros consumidores
y la presencia de algunos ros navegables conectados al Ocano Atlntico,
que tamb:n permiten el comercio con Venezuela, Per y Brasil. Aunque
toda el rea es una de las ms subdesarrolladas del pas, ltimamente se ha
despertado un notable inters por su desarrollo, tanto de parte de entida-
des oficiales como de empresarios privados, probablemente debido a su
carcter limtrofe y, quizs, por el deseo de utilizar en alguna forma reas
tan extensas.
FAO (1965) realize una amplia recopilacin de la informacin co-
nocida de los Llanos Orientales y adelant un reconocimiento general de
suelos de aproximadamente 13 millones de hectreas. Len (1964; 1968)
al analizar algunas muestras de suelos de la Altillanura, encontr que los
minerales de arcilla predominantes fueron inter-grados vermiculita-clorita,
caolinita, goetita, cuarzo y sesquixidos amorfos, y concluy que el conte-
nido de nutrients era extremadamente bajo. Recientemente, Guerrero
(1971a), Goosen (1971), Malagn (1973), Corts y otros (1973) y
Benavides (1973) hicieron studios de caracterizac:n y clasificacin de
perfiles de suelos seleccionados en la Orinoqua y la Amazonia, tal como
se discute posteriormente.































VENEZUELA


40 N


aprox.


4 S


Figura 1. Localizacin de la Orinoqua y Amazonia Colombiana
v de los Sitios Estudiados.


-- 62









Basado en las anteriores consideraciones, ste artculo persigue los
siguientes objetivos:
1) Presentar la informacin obtenida por distintos investigadores
sobre algunas caractersticas fsicas, qumica y/o mineralgicas de suelos
del Oriente de Colombia.
2) Resumir las conclusions obtenidas, principalmente en cuanto
se refiere a correlacin y clasificacin de suelos.
3) Suministrar informacin bsica utilizable en programs de in-
vestigacin y uso agrcola.
En realidad en este trabajo no se present revision de literature per-
tinente al tema, tal como lo han hecho distintos investigadores colombianos
para suelos de la Orinoqua y la Amazonia (Guerrero, 1971a; Goosen,
1971; Corts y otros, 1973; Benavides, 1973; y Malagn-Castro, 1973),
salvo en lo referente a la implicacin de las propiedades del suelo en su
utilizacin inmediata. Los perfiles de suelos estudiados son representatives
de una rea extensa en la cual la informacin detallada de suelos es escasa
y donde ICA, CIAT y MINISTERIO DE DEFENSE, adelantan actual-
mente o planean ejecutar programs de investigacin agropecuaria y/o
colonizacin.

II DESCRIPTION GENERAL DE LAS AREAS ESTUDIADAS

a) Los Llanos Orientales:

El rea estudiada en los Llanos Orientales corresponde a las alti-
llanuras no inundables y llanuras inundables de los Llanos Orientales de
Colombia. Est ubicada aproximadamente a 40 51' de latitud Norte, entire
Pto. Lpez y Orocu, al norte y sur del ro Meta, aproximadamente a
250-300 metros sobre el nivel del mar. En trminos generals, limita al
sur por la Amazonia, al oeste por la zona del Piedemonte de la Cordillera
Oriental de Colombia y hacia el este se prolonga a la Repblica de Vene-
zuela.
Aunque existe poca informacin detallada sobre el rea, la mayor
parte de la informacin general presentada en esta porcin del artculo se
basa sobre los volmenes publicados por FAO (1965).
El clima, segn la clasificacin de Koeppen Geiger es Av o clima
de sabana. Un promedio annual de precipitacin de 1.734 mm de lluvia en
Orocu, aumenta hasta aproximadamente 4.000 mm de Oriente a Occi-
dente, distribuidos dentro de una larga estacin lluviosa que se extiende de
abril a noviembre, seguida por un perodo corto casi totalmente seco de
diciembre a marzo. El promedio annual de temperature es alrededor de
280 C y prcticamente uniform a travs del ao. Hay ms variaciones entire
los mximos y mnimos diarios de temperature que entire los promedios
mensuales de temperature. La humedad relative promedia es del 80% du-
rante la estacin lluviosa y 50-60% en el perodo seco. La evapotranspira-
cin potential es alta al final del perodo seco, cuando el agua almacenada
disminuye a valores mnimos, particularmente en febrero y marzo.
El material parental cons'ste de sedimentos aluviales mezclados, qui-
zs depositados durante el Pleistoceno. Segn FAO (1965), todos los se-
dimentos superficiales de los Llanos Orientales vienen de la Cordillera


- 63 -









Oriental y la intensidad de los process de sedimentacin est relacionada
posiblemente con las varias fases de la glaciacin, con movimientos tectni-
cos y erosin consiguientes en la cordillera. Las distintas formaciones de
la cordillera consistent principalmente de areniscas, conglomerados, esquistos
arcillosos, pizarras y, eventualmente, grand'oritas y calizas.
La deposicin de sedimentos tuvo lugar en orden inverso a la po-
sicin de los estratos originales, es decir, que los sedimentos superiores se
depositaron primero y a mayor profundidad. La presencia de barrancos
ms altos sobre el lado sur del ro, siguiendo una lnea casi recta, sirve
como evidencia a una lnea de falla a lo largo del ro Meta. (Figura 2).
Tambin ocurrieron various cambios climticos durante los cuales se
depositaron arenas y loess transportados por el viento. Actualmente, durante
la estacin seca, algunos materials son an transportados desde las playas
e islas del ro Meta. Goosen (1971) atribuye gran importancia a la in-
fluencia elica en estos suelos y afirma que "... el material parental de
los suelos de los Llanos es loess". (p. 83).
El relieve de la altillanura es plano, ligeramente convexo, y la ma-
yora del rea es bien drenada, aunque una "catena" est present, pues
los suelos cerca a las depresiones tienen un nivel fretico alto y fluctuante,
especialmente durante la estacin lluviosa. La lnea de falla limita la parte
norte de la Altillanura, bien sea como una escarpa casi completamente ver-
tical o como un barranco de pendientes, 12-25-50%, aproximadamente de
25-35 m de altura (Figura 2). Este banco, esencialmente se comporta como
una represa; as se explica la presencia de llanuras inundadas al norte y
altillanuras no inundables al sur del ro Meta. Aunque estas llanuras son
consideradas sedimentos aluviales .. "no hay much evidencia de esto en
la superficie. No existen canales antiguos, diques naturales y depresiones.
El relieve superficial es muy suave, como si todas las irregularidades hu-
bieran s'do cubiertas y emparejadas. Esto es probablemente debido a la
accin del viento durante la estacin seca. El material superficial guard
una alta semejanza granulomtrica al loess". (FAO, 1965).
El tipo de vegetacin es caracterstico de "sabana tropical". Alre-
dedor del 90% del rea consiste de inmensos plans, sin rboles, cubiertos
casi exclusivamente por gramneas nativas bajas, principalmente Trachypo-
gon sp. y Axonopus sp. ("paja de sabana"). El rea restante est ocupada
con "esteros" (montes de palma moriche) y bosques de galera a lo largo
de los drenajes.
La densidad de poblacin en el rea estudiada es menor de 2 per-
sonas por kilmetro cuadrado. Durante la mayor parte del ao es possible el
transport por tierra y por ro, para movilizacin de ganado y de suministros.
La tierra es usada casi totalmente para levante de ganado, pero la
poblacin ganadera es menor de 0.1 cabezas por ha. y, usualmente, bajo
prcticas muy primitivas de manejo. Ordinariamente las haciendas son muy
extensas; asi, una hacienda de 10.000 hectreas no es considerada grande
y comnmente abarcan 10.000-20.000 hectreas.
Parte del rea est siendo usada para arroz con riego y de secano y
cerca a las casas del hato se encuentran algunas reas pequeas de cultivo
de subsistencia, tales como pltano, yuca, maz y rboles frutales de ctricos,
mango y maran. Algunos indios cultivan yuca y maz en un sistema de











*LLANU
INUND/


IRA 4RIO META-- BARRANCO---- SUELOS DE LA ALTILLANURl
\BLE I
BLE SPINAL CARIMAGUA
I I 2 5
`j^-----^ ---- ^ <
-duna
25-35 mts
lalture





dique
aluvial
L_ playas

OROCUE duna

Figura 2. Corte esquemtico que muestra la posicin relative de la Altillanura, La Llanura inun-
dable y los frtiles de suelos seleccionados (Escala horizontal y vertical no controladas)
(Guerrero, 1971a).


A:4<


VIENTO
# 6









agriculture migratoria. Ultimamente, el ICA y el CIAT comenzaron a en-
sayar nuevas tcnicas de agriculture, con base a la Estacin Experimental
Agrcola de Carimagua. (Figura 1).

b) La Amazonia:

El rea seleccionada est localizada aproximadamente entire los 4'
norte y 40 sur de latitud y 67 a 77 de longitud. Limita aproximadamente
as: al norte con la Orinoqua; al oeste con el pie de la Cordillera Oriental;
hacia el sur con los ros Putumayo y Amazonas, que separan a Colombia
del Per y Brasil; y hacia el oriented con los territories amaznicos brasi-
leros.
Gran parte de la informacin que se present enseguida ha sido to-
mada de Carrera y Arvalo (1972), Corts y otros (1973) y Benavidcs
(1973).
El clima de la Amazonia es caliente y hmedo; la lluvia es abun-
dante durante todo el ao y a diferencia de los Llanos no present perodo
seco. La mxima diferencia de las medidas de temperatures mensuales no
es mayor de 5 C. La precipitacin media annual para toda la Cuenca del
Amazonas se ha estimado de 2.300 mm, pero algunos registros locales indi-
can aproximadamente 3.000 mm en Leticia y 3.900 en Florencia y Pto. Ass.
Geomorfolgicamente, la Amazonia se divide en dos reas: Los
Llanos Amaznicos y la Saliente del Vaups. Los Llanos Amaznicos, ms
al sur, estn formados por terrenos bajos y plans de depsitos sedimenta-
rios, principalmente del Terciario, que se depositaron bajo condiciones con-
tinentales de aguas estancadas o marinas; estos sedimentos descansan en
algunas localidades sobre las formaciones Pebas y Barreira, que tambin
sirven de material parental a muchos suelos brasileros. La Saliente del Vau-
ps est formada por rocas precmbicas, del Macizo de la Guayana, en forma
de arco, cuya pendiente general se dirige ms hacia los Llanos Orientales
que hacia los Llanos Amaznicos; se caracteriza por la presencia de sedi-
mentos del Terciario, algunos de los cuales se cree que tienen de 445 a 1.200
millones de aos de antigedad. La altitude oscila de 500 m cerca a la cordi-
llera a 100 m en la frontera brasilera.
La fisiografa y el relieve presentan ms ondulacin y colinas en el
Piedemonte (en un paisaje que ha sido llamado de "lomero" y "mesones' ),
pero se vuelve ms plano hacia el este. Los grandes ros corren en medio
de bancos de 10-15 m de altura que, a veces (como en Pto. Leguzamo y
Leticia) slo ocurren en una sola margen. En general sobresalen tres sub-
reas fisiogrficas principles, a saber: a) la "tierra firme", de apariencia
suavemente ondulada, en pendientes que varian del 3 al 12%. Ocupa la
gran mayora del paisaje y est frecuentemente disectada por corrientes de
agua de patrn dendrtico, de "onda corta", que dejan reas intermedias
ligeramente convexas que descienden hacia los bajos o vas de drenaje, de
relieve cncavo y produce as un tipo de catena o toposecuencia; b) las
terrazas, ms comunes hacia el occidente, con relieve plano o levemente
ondulado si han sido disectados; c) los plans aluviales, algunos activos,
presents a lo largo de los ros, cuyos process fluviales han producido
los accidents propios de estos process (diques, vegas, pantanos, etc.).









La vegetacin en su gran mayora consiste de selva tropical siempre
verde. Las tierras altas se caracterizan por una gran variedad de species fo-
restales y reducido nmero de palmas. En los plans aluviales aumenta el
nmero de palmas y se reduce el nmero de otras species. En general, a
pesar del alto nmero de rboles, la cantidad de madera beneficiable por
hectrea es relativamente baja. En algunas localidades, por ejemplo a lo
largo de los ros Negro e Inrida, sobresale un tipo de vegetacin xero-
mrfica, formada principalmente por arbustos y rboles pequeos, que se
cree originado por el efecto de suelos degradados o como relicto de condi-
ciones climticas diferentes.
El rea es extremadamente despoblada, con slo algunas pocas tribus
indgenas en process de extincin. El medio de comunicacin comn y co-
rriente es la canoa, utilizando los numerosos y grandes ros de la region.
La poblacin se ocupa ordinariamente en labores de caza, pesca y agricul-
tura.
La colonizacin se realize espontneamente y, ocasionalmente, diri-
gida por el INCORA. En trminos generals, ms del 90% del rea est
cubierta por selva virgen y el resto ha sido talado y dedicado a cultivos de
subsistencia y/o potreros y ganadera extensive. La yuca es el cultivo ms
comn, pues es la fuente principal de alimentacin indgena; otros cultivos
principles son el maz, el arroz, el pltano, la caa de azcar y la pia y,
en menor escala, cacao, palma africana, caucho y algunos frutales. Tambin
parte de la poblacin indgena y flotante se dedica a la cacera de animals
para pieles de exportacin.

III MATERIALS Y METODOS

Localidades estudiadas:

En el present artculo solamente se present informacin parcial
sobre algunos de los perfiles estudiados por los investigadores consultados.
El autor describi y muestre 7 perfiles de suelos y otros sitios adicionales,
representatives de un sector de la altillanura, cerca a Orocu, cuya carac-
terizacin ha sido discutida en otro trabajo anterior (Guerrero, 1971a).
Para seleccionar los sitios, se tuvo en cuenta su posicin relative en el pai-
saje general (aparentemente miembros "bien drenados" y "moderadamente
bien drenados" de una catena) y, tambin la distancia al ro (Figura 2).
Igualmente, se resume las principles propiedades fsicas, qumicas y mi-
neralgicas de tres perfiles de suelos de la Amazonia Colombiana, de los
9 seleccionados como representatives, caracterizados y clasificados recien-
temente por Benavides (1973). Adicionalmente, se incluye informacin
sobre perfiles de suelos y muestras de la capa arable de la Orinoqua y la
Amazonia que figuran en el apndice.

Muestreo:

Las descripciones de los paisajes y el muestreo se hicieron en cali-
catas, segn los procedimientos y terminologa descritos en el Soil Survey
Manuel (Soil Survey Staff, 1951).


- 67 -









Mtodo de Caracterizaci.n


Algunos de los mtodos ms frecuentes utilizados por los distintos
investigadores fueron:
La distribucin granulomtrica fue hecha por: a) Por el mtodo
Calgri-Pipeta (Kilmer and Alexander, 1949); b) Por centrifugacin
(Kittrick and Hope, 1963), con extraccin de hierro libre con ditionito de
sodio y separacin de cinco fracciones. La arcilla dispersable en agua fue
determinada en 20 gramos de suelo seco al aire y agitados en agua desmine-
realizada, transferidos a un cilindro y llevados a volume. Los xidos de
hierro libre se extrajeron por el mtodo del ditionito (Kittrick and Hope,
1963).
La reaccin del suelo se determine usando un electrodo de vidrio
para medir el pH en relaciones de agua-suelo 1:1 y N-KC1-suelo 1:1. El
carbon orgnico se determine por los mtodos descritos por Peech and
Walkley (Soil Conservation Service, 1967). El hidrgeno intercambiable y
el alum:nio intercambiable fueron determinados por extraccin con N KCI
y titulacin del lavado con 0.1 N NaOH y 0.1 N HC1, usando fenolftalena
como indicador, tal como ha sido descrito por McLean (1965). La capa-
cidad de intercambio catinico fue determinada por el mtodo de saturacin
y desplazamiento del amonio, descrito por Chapman (1965). El Ca, Mg,
K y Na fueron extrados con acetato de amonio a pH 7.0; Ca y Mg se de-
terminaron por absorcin atmica; K y Na por fotometra de llama. La
retencin de bases fue obtenida por la suma de bases intercambiables ms
el aluminio de cambio. El porcentaje de saturacin de bases fue calculado
como porcentaje de bases retenidas (Ca, Mg, K, Na) de la capacidad de
intercambio de cationes obtenido por la suma de cationes.
Para la mineraloga de las fracciones de arcilla y limo, se prepara-
ron partculas libres de hierro en cuatro tamaos (menores que 0.2 micras,
0.2-2 micras, 2-5 micras y 5-20 micras) y se obtuvieron difractogramas de
estas partculas, segn el procediimento descrito por Jackson (1956), en
una unidad de rayos X General Electric XRD-5 con filtro cobre-nquel
para las radiaciones K-Alfa, a un ritmo de 20-20 por minutes. La minera-
loga de la fraccin arena se hizo en montajes tanto en aceites de diferente
ndice de refraccin como en blsamo de Canad, en las partculas finas y
muy finas de arena. Las secciones delgadas se prepararon tal como indican
Buol y Fadness (1961) y se describieron siguiendo la terminologa su-
gerida por Brewer (1964).
Otros mtodos especiales o modificaciones a los mtodos originales
aparecen indicados en los trabajos de FAO (1965), Goosen (1971), Cor-
ts (1973), Malagn-Castro (1973) y Benavides (1973).

IV RESULTADOS Y DISCUSSION

A continuacin se presentan brevemente los resultados sobresalientes
obtenidos en perfiles de suelos seleccionados por Guerrero (1971a) en los
Llanos Orientales y por Benavides (1973) en la Amazonia Colombiana.










Adicionalmente, tambin se discuten los resultados de determinacio-
nes fsicas, qumicas y mineralgcas obtenidas por otros investigadores en
perfiles de suelos seleccionados de los Llanos Orientales y de la Amazonia
Colombiana, tal como se referencian en los Apndices correspondientes,
a saber:

Distribuciin granulomtrica del tamao de partculas con y sin re-
mocin de material orgnica y de hierro en suelos de los Llanos Orientales.
(Guerrero, 1971a). La remocin de lierro libre y material orgnica aument
el contenido de arcilla ms del 50%, lo cual se interpret como dispersin
de agregados del tamao del limo. Antes de remover el hierro y la material
orgn:ca, la mayor parte de la arcilla estaba present como agregados esta-
bles cementados por material orgnica y hierro en la fraccin limo, puesto
que el aumento de la arcilla fue especialmente a expenses del contenido de
limo.


Cuadro 1.-Algunas propiedades fsicas de los suelos de la Altillanura.
(Adaptado de Guerrero, 1971a).


Distribucin Granulomtrica
Calgon-PiDeta con Con remocin le mai. Arcilla
'ueo Profundidad remocrin m.a ori. ora. v de hierro libre disper. FcO

Arna i, Ac ArcillAa Arcilla Arcill en agua
Aren. .imr, Arcill.i rues. final total


cm. 1/0 % % % % % % %
2 0 20 -i 39 17 10 21 31 11 3.7
20 34 l1 40 19 10 21 31 15 4.1
125 178 33 37 30 13 39 52 4 6.1
5 0 -12 12 50 38 26 -
12 32 11 48 41 16 57 73 35 9.5
88 18 12 43 45 16 47 63 3 9.3
6 0- 10 9 45 46 36 -
10 19 8 i4 44 17 50 67 38 10.7
105 1,0 7 3 1 59 20 62 82 3 11.9



El Cuadro I muestra tambin que ms del 70% de las partculas
de arcilla, en muestras seleccionadas, corresponde a la fraccin menor que
0.2 micras de dimetro, es decir, arcilla fina. Esto puede ser atribuido a
material heredado o a formacin de arcilla in situ, relacionada a process
de sedimentacin del material inicial, a distancias variables de los bancos
de los ros, ms bien que debido a iluvacin.


69 -









Para todas las muestras tratadas con Calgn sin remocin de hierro,
el contenido de arcilla aument tanto en el perfil del suelo como hacia el
sur del ro mientras que el contenido de arena fue ms alto en los horizontes
superiores y en los perfiles ms cercanos al ro. Estos datos sugieren que
el material parental de los suelos 1 a 3 pudo haberse originado como mate-
riales arenosos elicos trados desde las playas al norte del ro Meta du-
rante la estacin seca, cuando los materials arenosos quedan expuestos y
parecen prevalecer vientos alisios del noreste.
Arcilla dispersable en agua. El contenido de arcilla dispersable en
agua en los tres primeros horizontes de 4 perfiles de suelos de los Llanos
Orientales (Cuadro 1) fue bastante similar al obtenido por el mtodo
Calgn-Pipeta. Sin embargo, debajo del tercer horizonte el contenido de
arcilla dispersable en agua disminuy abruptamente a menos de 4%. Esto
indica un grado ms alto de estabilidad de la arcilla en los horizontes in-
feriores y tiende a confirmar su naturaleza xica (Soil Survey Staff, 1970).
Oxidos de hierro libre. El contenido de xidos de hierro libre, au-
ment desde la superficie hacia el fondo en los horizontes estudiados y pa-
reci estar relacionado directamente al porcentaje de arcilla obtenido des-
pus de la remocin del hierro con ditionito (Cuadro 1). Asimismo, el
contenido de xido de hierro lIbre aument con la distancia al sur del ro
Meta. Los horizontes con colors 5 YR 4/8 y 2.5 YR 4/8 del sector ms
hacia el sur mostraron ms hierro que los horizontes con colors 10 R 4/8
ms al norte y ms cercanos al banco del rio. El mayor conrtenido de Fe.Oa
no guard relacin con la presencia de concreciones seudoplintticas no en-
durecidas, puesto que stas estuvieron presents ms bien errticamente
tanto en subsuelos rojos como anaranjados. (Guerrero, 1971a). En los
suelos de la Amazonia (Benavides, 1973), el contenido de xido de hierro
libre vari notablemente entire perfiles, con oscilaciones de 13% a 0.2%,
pero con mayores valores en suelos arcillosos muy finos.
Bennema (1966) compare el contenido total de hierro y alumi-
nio de 3 suelos brasileros diferentes, con extraccin con IH,SO,. En general
l concluy que el contenido de Fe, 03 fue bajo en el latosol amarillo-
rojizo (menor del 10%), medio en el latosol rojo-oscuro (10-18%) y alto
en el latosol roxo (20-34%). Moura-Filho (1968) tambin report un
valor promedio de 23% de xidos de Fe libre, extrados con ditionito de
sodio, en un latosol Roxo brasilero clasificado como Typic Eutrustox, mien-
tras que la Comisin de Suelos (1960) encontr valores que oscilaban entire
3 y 9% de xidos de Fe total para el latosol Vermelho Oscuro, fase are-
nosa, un suelo "cerrado". Bornemisza e Igue (1967), obtuvieron valores
promedios de 10.1%, 2.0% y 3.4% de Fe2O, respectivamente, para un
latosol rojo, un latosol amarillo y una "Terra Roxa" de la Amazonia Bra-
silera. Igualmente, Pratt et al (1969) investigando el contenido de xidos
de hierro de algunos horizontes-A de suelo de Sao Paulo, Brasil, por el
mtodo de ditionito de sodio de Jackson, encontraron los siguientes valores
promedios de FeO3; para el suelo amarillo rojizo (Haplorthox), 3-6%;
y para Terra Roxa legtima (Acrorthox), 17.1%. Datos de esta magnitude
tienden a confirmar las grandes variaciones en el contenido de xido de
hierro entire latosoles diferentes o suelos oxislicos.


70 -










La reaccin del suelo. Los resultados de determinacin del pH en
los suelos de los Llanos y Amaznicos son presentados en los cuadros 2 y 3
y en los apndices. Los valores obtenidos muestran que estos son suelos ci-
dos y fuertemente cidos, tal como se espera para suelos tropicales de esta
naturaleza y en concordancia con el estado de bases y acidez de intercambio,
que se presentan posteriormente. En general los valores tanto en agua como
en KCI tienden a aumentar con la profundidad, lo cual indica lavado de
bases de los horizontes superiores. Los valores de pH no variaron mayor-
mente entire sitios ni mostraron ninguna tendencia geogrfica o fisiogrfica
especial.

Carbono Orgnico. El contenido de carbon orgnico en horizontes
seleccionados de suelos de los Llanos Orientales a una profundidad de un
metro (Cuadro 2), oscil de 3.1% a 0.16%, pero la mayora de los va-
lores son mayores de 0.6% (aproximadamente ms de 1% de material
orgnica). En ambas reas, los valores de carbon orgnico fueron mayo-
res en los horizontes superiores y disminuyeron progresivamente con la
profundidad en el perfil. Algunos valores relativamente altos en horizontes
intermedios, podran ser atribuidos a la influencia del sistema radicular de
los pastos, o la actividad de las hormigas y otros macro-organismos, o
ambos, tal como se observa en la descripcin del suelo (Apndice 11).



Cuadro 2.-Propiedades qumicas de suelos de la Altillanura. (Adaptado
de Guerrero, 1971a).


Suelo SPdid H uma Al H Suma de C.I.C. S.B. Carbono
N P funsies Int. Int. cationes (1) (2) orgnico


cm. 1:1: H.O meq/100 g sucio
S 0 20 4.6 0.7 1.7 0.7 3.1 5.4 23 1.2
20 34 4.9 0.4 1.5 0.6 2.4 4.8 14 0.7
125 178 4.8 0.2 1.0 0.4 1.7 4.4 18 -
5 0 12 4.5 0.9 2.9 0.9 4.7 10.7 19 2.2
12 32 4.6 0.3 2.3 0.5 3.1 8.7 11 1.2
88 14S 5.1 0.1 0.3 0.3 0.8 5.9 25 0.3
6 0 10 .7 1.0 3.4 0.7 5.1 13.6 20 3.1
10 19 L.6 0.6 2.7 0.6 3.9 11.4 15 2.1
105 140 5.1 0.2 0.1 0.3 0.7 7.0 36 -


(1) Por el mtodo de acetato de amonio.

(2) Basado en la siima de cationes de (1).


- 71










Cuadro 3.-Propiedades fsicas y qumicas de tres perfiles de suelos repre-
sentativos de la Amazonia Colombiana. (Adaptado de Bena-
vides, 1973).

Sat. C.
Horizonte Profundidad Arcilla pH Al sum CaI.C. Bas oric
Ha0) Int. Bases 11) ( organicr

cm % meq/100 g Suel %
PERFIL 5, LETICIA = UDOXIC DYSTROPEPT
Al 0 10 40 4.6 5.2 0.7 6.1 11 1.9
B21 10 30 o4 4.8 5.1 0.4 5.8 7 0.9
B22 83 140 47 4.9 6.4 0.4 5.3 6 0.2

PERFIL 6, LEGUIZAMO = TYPIC DYSTROPEPT
Al 0 20 24 4.9 4.3 3.1 7.5 41 1.4
B21 20 80 49 4.8 7.3 2.0 9.9 20 0.4
IIB23 133 173 38 4.9 11.6 1.0 13.7 7 0.1

PERFIL 8, FLORENCIA = UDOXIC DYSTROPEPT
Al 0 16 37 4.8 3.2 2.1 5.1 36 2.0
B21 16 85 52 4.7 6.7 0.7 5.7 10 0.5
B22 85 173 49 4.9 6.3 0.7 7.2 8 0.2


(1) Capacidad de cambio efectiva: Bases intercambiables ms acidez intercambiable.
(2) Basado en capacidad de cambio efectiva.


Hidrgeno intercambiable y aluminio intercambiable. En los Cua-
dros 2 y 3 y en los Apndices se reportan los resultados de acidez de inter-
cambio, como hidrgeno intercambiable y/o aluminio intercambiable. Se
encontr que el aluminio es el principal responsible de acidez de inter-
cambio, tal como fue concluido por Coleman et al (1959), Jackson (1963)
y otros investigadores de suelos cidos. En estos suelos el valor de saturacin
de aluminio es superior al 60%. Bajo estas condiciones, el crecimiento
vegetal es afectado por la toxicidad de aluminio y el fsforo aplicado como
fertilizante es fijado fcilmente y se vuelve inasimilable para las plants,
a menos que se adelante un program de encalamiento. (Kamprath, 1967;
1972b; 1972c).
Kamprath (1972a; 1972b; 1972c) discutiendo la caracterizacin
qumica y la media de acidez en suelo de los Llanos de Colombia y de
la Amazonia present datos que indican que son suelos fuertemente intem-
perizados, saturados predominantemente con aluminio intercambiable y
con bajo contenido de bases intercambiable, (Cuadro 4).


72 -










Cuadro 4.-Reaccin del Suelo, Cationes Intercambiables y Porcentaje de
Saturacin de Aluminio de 26 Suelos de los Llanos Orientales
de Colombia. (Kamprath, 1972a).


mp cCn ca + M, Al Siturac,n
CIncercirmblibles Intercambi.ibl de Alurinio

meq/100 g ,
Promedio 1.5- 3.05 68
Rango -.15 5.12 0.05 9.09 0.60 5.80 29 86



Capacidad de Intercambio Catinico, Bases Intercambiables y Sa-
turacin de Bases. Los Cuadros 2 y 3 muestran los valores obtenidos para
capacidad de intercambio catinico, bases totales intercambiables y satura-
cin de bases. En general los valores obtenidos para capacidad de inter-
cambio catinico de suelos de los Llanos fueron bastante bajos, particular-
mente para los horizontes del subsuelo. Generalmente, los valores son ma-
yores en los horizontes superiores, donde el contenido de material orgnica es
mayor; disminuye en los horizontes intermedios y aumenta de nuevo ligera-
mente en los horizontes inferiores. En la Amazonia, la capacidad de inter-
cambio efectiva vari de 5 meq/100 g a 20 meq/100 g, pero se encontraron
valores hasta de 50 meq/100 g para otros suelos con mayor contenido de
arcillas tipo 2:1.
Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la CIC con acetato de
amonio a pH 7.0 incluye gran nmero de cargas dependientes del pH. Por
lo tanto la diferencia de la CIC determinada con acetato de amonio y por
el mtodo de la suma de cationes debe ser atribuida a cargas de la arcilla
y de la material orgnica dependiente del pH (Coleman et al, 1959).
En general, el contenido de bases intercambiables fue extremada-
mente bajo, especialmente el calcio y el potasio en suelos de la Altillanura.
Los valores ms altos en los horizontes superiores se atribuyen al reciclo
biolgico, tal como ha sido reportado para otros suelos.
Los porcentajes de saturacin de bases oscilaron de 1% a 71%, pero
la mayora de los valores giraron alrededor de 5 a 20%. No hubo corre-
lacin aparente entire la saturacin de bases y los sitios, pero los horizontes
superficiales y los inferiores tendieron a presentar los valores ms altos.
Igualmente, la interpretacin de los datos obtenidos en los apndices
1 a 8 indica que la acidez es fuerte, el contenido de Al intercambiable alto
y la saturacin de Al ordinariamente mayor del 60%, mientras que el con-
tenido de bases es bajo y, con frecuencia, extremadamente bajo. El conte-
nido de material orgnica es sorprendentemente alto y probablemente ms
alto del esperado para suelos de esta naturaleza, quizs por causa del mtodo
inadecuado de determinacin, tal como lo anotan Buol (1972) y Malagn-
Castro (1973). La capacidad de intercambio catinico por el mtodo del
acetato de amonio normal y neutro es relativamente alta, principalmente
para algunos horizontes superficiales, debido a la presencia de material










orgnica, pero baja por suma de cationes intercambiables, en relacin al
alto contenido de arcilla, como consecuencia de la baja actividad y predo-
minancia de arcillas caolinticas y xidos de Fe y Al.
El Apndice 9, muestra valores promedios de caractersticas selec-
cionadas en Latosoles Rojos y Rojos Amarillos, bajo vegetacin de "cerrado",
en algunos suelos de Brasil, segn datos presentados por Cline y Buol
(1973). El examen comparative de los datos obtenidos muestra valores y
tendencias muy similares en los suelos colombianos y los brasileros.
Determinacl n de la Fertilidad del Suelo. En los apndices se pre-
sentan los datos de pH, material orgnica, bases intercambiables (Ca, Mg
y K) y fsforo extractable en cido para suelos de ambas reas. La acidez
y los contenidos de material orgnica y de bases son similares a los dis-
cutidos con anterioridad.
Igualmente, el conten!do de fsforo aprovechable en la capa arable
de todos los suelos fue bajo a extremadamente bajo. En realidad, resultados
obtenidos por ICA y por CIAT en suelos de la Altillanura han indicado
que el fsforo es el element ms limitante de la produccin agropecuaria
(Spain y Ruiz, 1968; Owen, 1971; Alvarado y Rodrguez, 1972). Recien-
temente, Fox (1973) ha presentado algunos datos que muestran la adsorcin
de fosfatos de algunos oxisoles de los Llanos Orientales de Colombia
(Cuadro 5).


Cuadro 5.-Fosfato adsorbido y solubilidad del slice en various suelos de
Colombia.

P adsorbido Sin el
Iocalidad -extracto
En solucin a En solucin a saturado
0.02 ppm 0.2 ppm

Microgramos por Gramo ppm
PALMIRA, VALLE:
Series 00-01 0 20 19.3
Series 20-24 0 25 19.4
El Pial: 50 200 12.6
Pachaquiaro
Terraza Inferior 40 240 11.1

LA LIBERTAD:
Terraza Baja 50 300 10.2
Terraza Alta 100 400 7.0
La Concordia 150 400 6.8
Carimagua 100 400 13.7
Las Gaviotas 130 430 5.0


- 74 -










Cuadro 6.-Mineraloga de arcilla por Rayos X, en muestras seleccionadas
de suelos de la Altillanura. (Adaptado de Guerrero, 1971a).


Tamao de partculas (micras)
Suelo Profundidad
No cm
Menor de .2 2-5


220 3-i K3 12 P1 K1 II Pl Q3
178 208 K3 II PT KI IT P1 Ml Q3 F1
5 12 32 K3 12 PT K2 I1 P1 M1 Q3 VT
88 148 K3 12 Kl I1 Pl M1 Q3 F2 Si
6 10 19 K3 12 PT Kl 11 Pl Q3 Si
105 140 K3 II K1 IT P1 Ml Q2 S1


CLAVE: K Caolinita Abundancia Relativa
I Integrados ?:1-':
P Pirofilita 3 Abundante (ms de 50%)
M Mica 2 Medio (25-50%)
Q Cuarzo 1 Poco (10-25%)
F Feldespatos T Trazas
V Vermiculita
S Estratificacin Vermiculita-Mica


Este autor consider que la absorcin de fsforo en los suelos colom-
bianos es menor que en Hawaii, quiz por causa de dos factors principles:
a) menor contenido de arcilla; b) solubilidad del silice en el extract sa-
turado mayor que la usual para oxisoles. As, la sorcin del fsforo dismi-
nuy en los suelos colombianos cuando aument la solubilidad del Si.
Mineraloga de la arcilla y del limo. El Cuadro 6 muestra parcial-
mente los resultados obten!dos en interpretacin de difractogramas de
Rayos X de la arcilla en horizontes A y B de los perfiles 2, 5 y 6 de los
Llanos. La figure 3 es un difractograma de la fraccin 0.2-2.0 micras del
horizonte 88-148 cm de profundidad (muestra N" 30), la cual es repre-
sentativa de las otras muestras. (Guerrero, 1971).
El Cuadro 7 resume la presencia de minerales de arcillas predomi-
nantes en horizontes selecdonados de tres perfiles de suelos de la Amazonia
(Benavides, 1973).
En los suelos de la Altillanura (Guerrero, 1971a), con algunas
pocas excepciones, la caolinita, arcillas intergrados 2:1-2:2 y pirofilita fue-
ron comunes a todas las muestras. El cuarzo, la mica, los feldespatos, la
vermiculita y una especie de "estratificacin vermiculita-mica" se observaron
solamente dentro de las partculas de tamao especfico y en diferentes
horizontes. "Clorita verdadera" pareci estar ausente o solamente present
en cantidades trazas. La mica y los feldespatos estuvieron ausentes en las


75 -










Cuadro 7.-Mineraloga de la arcilla en tres perfiles representatives de la
Amazonia Colombiana. (Adaptado de Benavides, 1973).


HORIZONTE PROFUNDIDAD


MINERALS EN LA FRACTION ARCILLA


PERFIL 5, TACANA = UDOXIC DYSTROPEPT


Al 0 10
B21 30 50
B21 70 83


K4 V2 V/C2 Mil Q1 GI
K4 V2 V/C2 Mil Q1 Gl P

K3 V2 V/C2 Mil Q2 Gl Pl


PERFIL 6, LEGUIZAMO = TYPIC DYSTROPEPT


Al 0 20
B21 20 80
B22 80 133
IIC2 215 243


K4 Mi2 Ml VI V/Cl Ql Pi
K4 M2 VL V/C1 Q1 Pl
K4 M2 Mi2 VI V/C1 Ql
K3 M3 Vi V/Cl Mil


PERFIL 8, FLORENCIA = UDOXIC DYSTROPEPT

Al 0 16 K4 Mi2 Vi V/CI Gi
B21 16 85 K4 Mi2 VI V/C1 Gl
B22 85 173 K4 Mi2 Vi V/C1 Gl


CLAVE: ABUNDANCIA RELATIVE


K = Caolinita
Mi = Mica
V = Vermiculit :
C = Clorita
V/C = Integrados 2- -
M = Montmorilonita
Q = Cuarzo
G = Gibsita
P = Pirofilita.


1 < 10%
2 10 25%
3 25 50%
1 > 50%


partculas de limo de los horizontes superiores del perfil 2 (muestra No 9),
pero an persistan en los horizontes del subsuelo respective (muestra
N 13) y tambin en otras muestras. Esto parece indicar que la intempe-
rizacin mineral ha alcanzado estados ms avanzados en las capas franco-
arenosas superiores de los suelos ms drenados cercanos al ro Meta. La
ausencia de mica o feldespatos en la arcilla fina (menor de 0.2 micras)
de todos los horizontes y tambin en la arcilla gruesa (0.2-2 micras) de
los horizontes superiores sugiere que la ardilla ha sido ms meteorizada
que las partculas de limo, lo cual concuerda con la secuencia de intempe-
rizacin de la arcilla propuesta por Jackson (1964b). La presencia de




























































9.4A10.1X 14.2


Figura 3. Difractograma por Rayos-X de la arcilla. 2-2.0 micras
de la muestra 30 (Perfil 5, 88-148 cm.): a = Mg-
saturada 25C; b = Mg-saturada 250C solvatada en
etileno-glicol; c = K-saturada a 250C; d = K-saturada
3500C; e = K-saturada calentada a 550"C. (Guerrero
1971 a).









cantidades ms bien significativas de pirofilita en los perfiles de suelos
indica possible desarrollo de este material durante la pedognesis o una
fuente diferente de sedimentos.
La ausencia de gibsita se podra quizs explicar por el llamado
"efecto anti-gibstico", que es un mecanismo por medio del cual el Al li-
berado se usa para la construccin del "lattice" (Jackson, 1964a). Esta
colocacin del aluminio tiende a inhibir la formacin de Al(OH)3 libre en
los suelos, siempre y cuando la meteorizacin de arcillas silicatadas 2:1 sea
active.
En los suelos estudiados por Benavides (1973) el mineral de ar-
cilla predominantemente en la particular de arcilla de todos los perfiles tambin
fue la caolinita (ms del 40%). En todos los suelos tambin se determine
mica, con rangos entire 8 y el 45%. Igualmente, en todos los suelos se en-
contraron vermiculita y cantidades menores de arcilla tipo 2:1-2:2. En
los horizontes B y C del perfil 6 Leguzamo (Cuadro 7) se determine
motmorillonita, pobremente cristalizada. El autor supone que la mayor
parte de la caolinita y de las micas han sido heredadas de los sedimentos
que constituyen el material parental y que la montmorillonita se ha origi-
nado a travs de un process m!ca-vermiculita-montmorillonita.
Mineraloga de la Arena. En general, el cuarzo fue el mineral pre-
dominante tanto en las partculas de arena fina (105-250 micras) como
en la arena muy fina (50-105 micras) de ambas reas. Los granos de cuarzo
fueron ordinariamente subangulares y no mostraron formas diferentes sig-
nificativas en los dist'ntos perfiles.
El contenido de mica y feldespatos fue prcticamente insignificant
en los suelos de los Llanos Orientales, mientras que en la fraccin arena
de algunas muestras de la Amazonia se observ vidrio volcnico y, en
algunos casos, mica y minerales tipo 2:1.
Observaciones en secciones delgadas. Las observaciones en secciones
delgadas en suelos de los Llanos no mostraron ninguna evidencia de pe-
lculas de arcilla (argilans) sobre los terrones, sobre las paredes de los
espacios porosos no capilares o sobre los canales del suelo, lo cual con-
cuerda con las descripciones de los perfiles. En algunos casos, hubo una
ligera tendencia de acumulacin de arcilla, pero estos rasgos fueron ms bien
interpretados como cutanes de presin o superficies de compresin (Cady,
1960; Brewer, 1964, p. 224).
Clasificacin de Suelos. Los datos obtenidos por Guerrero (1971a)
para los suelos de los Llanos indican la presencia de horizonte xicos y,
por tanto, el orden taxonmico de los oxisoles para los suelos estudiados
(Soil Survey Staff, 1970).
Los datos climticos del rea (FAO, 1965) indican que el subsuelo
permanece seco aproximadamente durante 60 das consecutivos o ms en la
mayora de los aos. As, algunos perfiles de suelo clasificaran como Typic
Haplustox; el perfil 2 sera clasifcado como Ultic integrado (Ultic Haplus-
tox), en vista de que las capacidades de intercambio catinico son ma-
yores de 13.5 meq/100 gramos de arcilla, la retencin de cationes mayor
de 6 meq/100 gramos de arcilla y considerando que el contenido de arcilla
aumenta y se aproxima a aquel que es diagnstico para horizontes arglicos.
Se debe tener en cuenta que el contenido relativamente alto de mi-
nerales de arcilla integrados tipo 2:1-2:2 present en la mayora de las


-- 78 -










muestras indica la naturaleza "Ultic" de los suelos. Aparentemente, podran
ocurrir cantidades mayores de materials meteorizables y/o horizontes arg-
licos a mayor profundidad por el solum. La ausencia de argilanes en los
horizontes superiores podra ser explicada por mecanismos de autodes-
truccin bajo los perodos alternados secos-hmedos predominantes en el
rea.
Sin embargo, no parece comn la presencia de argilanes a mayores
profundidades, puesto que no se observaron evidencias de ello en cateos
con barreno hechos en el fondo de las calicatas.
La clasificacin sugerida aqu (Cuadro 8), concuerda esencialmente
con grupos taxonmicos previous, sugeridos por Guerrero (1963) y FAO
(1965) para suelos de la misma rea. Malagn-Castro (1973) tambin
clasific recientemente como TropeptLc Haplorthox dos perfiles de suelos
de la Altillanura, del rea Pto. Gaitn ro Mancacas; este autor consider



Cuadro 8.-Clasifricacin de suelos representatives del Orientc de Colom-


bia. (Nomenclatura del "Soil


Taxonomy").


AREA Y PAISAJE


FUENTE


GRUPO TAXONOMICO "


1. ORINOQUIA
a. Altillanura


b. Llanura
Inundable


FAO (1965)
Guerrero (1971)

Goosen (1971)
Malagn (1973)

FAO (1965)
Goosen (1971)
Malagn (1973)


Oxisoles
Typic (3) y Ultic Haplustox (2)
Typic Umbraquox (2)
Oxic Palehumultic Dystropept (2)
Tropeptic Haplorthox (3)

Oxisoles y Aquepts various )
Ultic Plinthaquept (1)
Typic Tropaquept (1)


2. AMAZONIA
a. Terrazas
b. Colinas
d. Terrazas
c. Ondulaciones
e. Ondulaciones


Corts (1973)




Benavides (1973)


Tropeptic y Typic Haplorthox (3)
Typic Gibbsiorthox (1)
Oxic y Aquic Dystropept (2)
Typic Eutropept (1)
Udoxic y Typic Dystropepts (7)
Aquic Paleudults (2)


* Los nmeros en oarntesis reDresentan el nmero de nerfiles estudiados.


- 79 -









,como Udico el rgimen de humedad del suelo, debido a que al occidente
la precipitacin aumenta. Sin embargo, Goosen (1971) consider Dystro-
pepts suelos que FAO (1965), Guerrero (1971a) y Malagn-Castro (1973)
clasificaron como Oxisoles. Tal autor consider que se ha formado un ho-
rizonte cmbico en lo que antiguamente fue un A muy profundo de un
Ultisol y que, adems, el bajo % de arcilla dispersable en agua, el alto %
de limos y el bajo contenido de hierro libre no son propios de Oxisoles.
Basado en estas razones Goosen cree que son ms bien subgrupos Oxic de
los Inceptisoles. De los datos disponibles para clasificar estos suelos a
nivel de familiar seran colocados en la familiar arcilloso, caolintico, iso-
hipertrmico o limoso fino o franco fino, caolintico, isohipertrmico. En
el sistema FAO (1970) ellos seran clasificados como Xanthic or Rhodic
Ferrasols.
Amaznica del Per), lo cual indicara que en muchas localidades de la
Cuenca Amaznica los Ox`soles no seran los suelos predominantes, tal
como se ha credo hasta ahora, sino probablemente los Ultisoles.
Los suelos Amaznicos Colombianos fueron clasificados por Corts
(1973) principalmente como Typic Eutropept, Aquic Dystropept, Typic
Haplortox y Typic Gibbsiorthox. Este autor anota que aunque la capacidad
de intercambio catinico parece relativamente alta para horizontes xicos
tpicos, prevalecieron otros criterios para establecer el xico, tales como:
a) pocas evidencias y clima inadecuado para horizontes arglicos; b) au-
sencia casi total de materials intemperizables; c) predominancia de caoli-
nita en la fraccin arcilla; d) ausencia de arcilla dispersable en agua; e)
capacidad de intercambio catinico cercanas a las del xico; y, f) profun-
didad del solum.
Benavides (1973) clasific como Dystropepts 7 de sus 9 perfiles
estudiados, porque consider que aunque la mineraloga de la fraccin
arcilla est fundamentalmente dominada por caolinita, sin embargo existen
porcentajes demasiado altos de mica (a veces hasta 45%), de montmori-
llanita, de feldespatos y de otros materials intemperizables, y capacidad
de intercambio catinico demasiado altas (hasta 50 meq./100 g suelo),
como para considerar estos suelos oxisoles. Sin embargo, este autor reco-
noce el carcter xico de tales suelos, puesto que cinco de ellos son con-
siderados como subgrupo Udoxic. Los otros Dystropepts son tpicos y los
dos perfiles restantes son clasificados como Aquic Paleudults. Estos re-
sultados concuerdan parcialmente con las conclusions obtenidas por North
Carolina State University (1972), que report la presencia de Ultisoles,
Alfisoles y aun Mollisols en los alrededores de Yurimaguas e Iquitos (Selva

V RESUME

La informacin disponible para suelos de la Orinoqua y la Ama-
zonia Colombiana indica que en general se trata de suelos desarrollados
sobre materials pobres en nutrimentos y que, por causa de process pedo-
genticos comunes a las regions tropicales, han alcanzado grados avanza-
dos de intemperizacin. En estas circunstanc:as, la mayora de las bases
han sido removidas de los horizontes superiores; minerales de cuarzo,
xidos amorfos de Fe y Al y arcilla caolinticas predominan en la fraccin
arcilla y el desarrollo de la mayora de cultivos sufre limitacin por bajas










condiciones de fertilidad. Sin embargo, conviene anotar que las caracters-
ticas qumicas y/o mineralgicas de estos suelos, difieren notablemente de
aquellas observadas por Guerrero (1972) y el Departamento de Suelos de
North Carolina State University (1972), por ejemplo, en algunos suelos
amaznicos de Brasil (Rondonia) y Per (Yurimaguas e Iquitos), respec-
tivamente.
En consecuencia, cualquier program de desarrollo agropecuario
que se adelante en la Orinoqua y Amazonia Colombianas deb era estar
basado en las propiedades pedolgicas ms frecuentes y, por tanto, consi-
derar como lneas prioritorias de investigacin aspects relacionados con
prcticas adecuadas de manejo de suelos, principalmente en cuanto se re-
fiere a neutralizacin de la acidez, aumento de la fertilidad, conservacin
de la material orgnica, efectos de la maquinaria agrcola y control de la
erosin ,tal como tambin ha sido sugerido por Snchez (1971a; 1971b)
para suelos de las regions selvticas y hmedas en Latinoamrica.


VI BIBLIOGRAFIA

ALVARADO y RODRIGUEZ. 1971. Informe Anual de Labores Estacin Ex-
perimental Carimagua. CIAT-Programa Nacional Suelos ICA. Carimagua (Me-
canografiado).
BENAVIDES, S. T. 1973. Mineralogical and Chemical Characteristics of Some
Soil of the Amazonia of Colombia. Umpublished Ph.D. Thesis, Dept. of Soil
Science, N. C. S. U., Raleigh, U.S.A.
BENNEMA, J. 1966. Classification of Brazilian soils. Report to the Government
of Brazil, Report N' 2197, FAO, Rome.
BORNEMISZA, E. e I. Igue. 1967. Free iron and aluminum oxides in tropical
soils (in Spanish). Turrialba 17:23-30.
BREWER, R. 1961. Fabric and Mineral Analysis of Soils. Wiley and Sons, New
York.
BUOL, S. W. 1972. Soil Genesis, Morphology and Classification. In: A Review
of Soils Research in Tropical Latin America. Soil Sc. Dept., N. C. S. U., Ra-
leigh, N. C. pp. 2-51.
BUOL, S. W. y D. M. FADNESS. 1961. New method of impregnating fragile
material for thin sectioning. Soil Sci, Soc. Amer. Proc. 25:253.
CADY, J. C. 1960. Mineral occurrence in relation to soil profile differentiation.
Trans. 7th Int. Congr. Soil Sci. 4:418-424. Madison, Wisconsin.
CARRERA, E. y D. AREVALO. 1972. Reconocimiento Semi-detallado de Suelos
del Sector Puerto Leguzamo-La Tagua. Institute Geogrfico "Agustn Co-
dazzi", Archivos Bogot, D. E. (Mecanografiado).
CLINE, M. G. y S. W. BUOL. 1973. Soils of the Central Plateau of Brazil.
Agronomy-mimeo 73-13. Cornell University, Ithaca, N. Y.
COLEMAN, N. T., S. B. WEED y R. J. McCRACKEN. 1959. Cation exchange
capacity and exchangeable cations in Piedmont soils of North Carolina, Soil
Sci. Soc. Amer. Proc. 23:146-149.
COMISSAO DE SOLOS. 1960. Levantamento do reconhecimento dos solos do
Estado de Sao Paulo. Boletn N9 12, Ministerio de Agricultura, Ro de
Janeiro, Brazil.
CORTES, A. y J. VARELA. 1972. Informe del Estudio Preliminar de Suelos de
la Regin La Tagua-Puerto Leguizamo. Centro Inter-Americano de Foto-
interpretacin, CIAF. Bogot (Mimeografiado).


- 81 -










CORTES, A., J. JIMENEZ y J. REY. 1973. Gnesis, Clasificaci6n y Aptitud de
Explotacin de Algunos Suelos de la Orinoqua y la Amazonia Colombianas.
Universidad Jorge Tadeo Lozano-Colciencias. Bogot.
CHAPMAN, H. D. 1965. Cation exchange capacity. In: Methods of Soils Ana-
lysis. Agronomy series N' 9, pp. 891-901. Soil Sci. Soc. Amer., Madison,
Wisconsin.
FOOD & AGRICULTURAL ORGANIZATION. 1965. Soil survey of the Llanos
Orientales-Colombia. A series of six volumes with maps and appendixes
(English and Spanish editions). FAO/S.F.: 11/Col. Rome.
FOOD AND AGRICULTURAL ORGANIZATION. 1970. Key to soils units for
the soil map of the world. Land and Water Development Division. W.S./
A7 460. Rome.
FOX, R. L. 1973. Phosphorus of Oxisols. In: III Coloquio Sociedad Colom-
biana de la Ciencia del Suelo (en prensa). Bogot.
GOOSEN, D. 1971. Physiography and soils of the Llanos Orientales. Colombia.
International Institute for aerial survey and Earth Sciences, I. T. C. Asterdam,
The Netherlands.
GUERRERO, R. 1963. Soils of Colombia and their relationship to the new cla-
ssification system of the United States. Unpublished M. S. Thesis, Depart-
ment of soil science, Cronell University, Ithaca, New York.
GUERRERO, R. 197 a. Soils of the Colombia Llanos Orientales-composition
and classification of selected soil profiles. Unpublished Ph. D. Thesis, De-
partment of soil science, North Carolina State University. Raleigh, N. C.
GUERRERO, R. 1971b. Informe de Comisin Interventora del ICA en el re-
conocimiento de suelos de la Granja Macagual, Florencia. Program Na-
cional de Suelos, ICA, Archivos. Bogot (Mecanografiado).
GUERRERO, R. 1972a. Informe de Comisin Colonizacin Militar en el Sector
Puerto Leguizamo-La Tagua. Program Nacional de Suelos, ICA, Archivos.
Bogot (Mecanografiado).
GUERRERO, R. 1972b. Informe de Comisin Evaluacin y Manejo de suelos
de los Territorios Amaznicos de Venezuela y Brasil. Grupo de Trabajo
FAO/PNUD en Manaos. Bogot (Mimeografiado).
JACKSON, M. L. 1956. Soil Chemical Analysis Advanced Course. Published
by the author. Madison, Wisconsin.
JACKSON, M. L. 1963. Aluminum bonding in soils: A unifying principle in
soil science. Soil Sci. Soc. Amer. Proc. 27:1-10.
JACKSON, M. L. 1964a. Soil clay mineralogical analysis. In: Soil Clay Minera-
logy A Symposipm, C.I. Rich and G. W. Kunze (Ed.), Univ. of N. C.
Press, Chapel Hill, N. C. pp. 245-294.
JACKSON, M. L. 1964b. Chemical composition of soils. In: Chemistry of the
soil, F. E. Bear (Ed.), 2nd Edition, Reinhold Publishing Co., pp. 71-141.
KAMPRATH, E. J. 1967. Soil acidity and response to liming. Tech Bull.
Nt 4. International soiltesting series, North Carolina Agr. Exp. Sta., Ra-
leigh, N. C.
KAMPRATH, E. J. 1972a. Soil acidity and liming. In: Soils of the humid
tropics. Committee on tropical soils. Natural Academy of Sciences. Was-
hington, D. C. pp. 136-149.
KAMPRATH, E. J. 1972b. Soil acidity and liming. In: A review of soils re-
search in tropical Latin America. Soil Sc. Dept.. N. C. S. U. Raleigh. pp.
167-182.


- 82 -










KAMPRATH, E. J. 1972c. Phosphorus. In.: A review of soils Research intro-
pical Latin America. Soil Sc. Dept., N. C. S. U. Raleigh, pp. 205-237.
KILMER, V. y L. T. ALEXANDER. 1949. Methods of making mechanical ana-
lyses of soils. Soil Sci. 68:15-24.
KITTRICK, J. A. y E. W. HOPE. 1963. A procedure for the particle size se-
paration of soils for x-ray diffraction analysis. Soil Sci. 96:319-325.

LEON, A. 1964. Estudios qumicos y mineralgicos de diez suelos colombianos.
Agr. Trop. 20:442-451. Bogot.

LEON, A. 1968. Chemistry of some tropical acid soils of Colombia, S. A. Unpu-
blished Ph.D. Thesis, Univ. of California, Riverside, California. Univ.
Microfilms, Ann Arbor, Michigan, Orden N" 68-9760.
MALAGON-CASTRO, D. 1973. Characterization and Genesis of Selected Soils
in the Eastern Plains of Colombia. Unpublished Ph.D. Thesis. Department
of Agronomy, University of Nebraska. U.S.A.

McCLEAN, F. O. 1965. Aluminum. In: Methods of soil analysis. Agr. Series
N' 9, ASA. Wisconsin. pp. 978-998.
MOURA-FILHO, W. 1968. Characterization of the physical, chemical, and mi-
cromorphological changes engendered by the cultivation of a soil in the
Triangulo of Minas Gerais, Brazil. Unpublished M. S. Thesis, Department
of Soil Science, North Carolina State University, Raleigh, N. C.

NORTH CAROLINA STATE UNVERSRITY. 1973. Research in the Amazonan
Jungle soil characterization studies. Research on Tropical soils, Annual
Report. N.C.S.U., Raleigh.

OWEN, E. 1971. Informe Anual de Labores realizadas en los Llanos Orien-
tales de Colombia. Program Nacional de Suelos, ICA. Bogot (Mimeo-
grafiado).

PRATT, P. F., F. F. PATERSON y C. S. HOLZHEY. 1969. Qualitative minera-
logy and chemical properties of a few soils from Sao Paulo. Brasil. Turrialba
19:491-496.

SANCHEZ, P. A. 1971a. Summary of Research Needs. Research on soils of
the Latin American Tropics. Annual Report. Soil Sci. Dept., N.C.S.U.
Raleigh. pp. 42-43.
SANCHEZ, P. A. 1971b. Management in the humid forested region. Research
on soils of the Latin American tropics. Annual Report. Soil Sci. Dept.
N.C.S.U. Raleigh. pp. 10-17.
SOIL CONSERVATION SERVICE. 1967. Soil survey laboratory methods and
procedures for collecting soil samples. Soil Surv. Inv. Rep., N" 1, U.S.D.A.,
Washington, D. C.
SOIL SURVEY STAFF. 1951. Soil Survey Manual and Supplement. Handbook
NI 18, U.S.D.A., Washington, D. C.
SOIL SURVEY STAFF. 1970. Selected chapters from the unedited text of the
soil taxonomy of the National Cooperative Soil Survey. Soil Conservation
Service, U.S.D.A., Washington, D. C.
SPAIN, J. M. y A. RUIZ. 1968. Soils and the Development Process in the tro-
pics. The Rockefeller Foundation and ICA. Paper presented at the Annual
Meeting, ASA, New Orleans.
VIVAS, N. 1970. Informe de comisin a la Comisaria Especial del Guainia.
Program de Pastos y Forrajes, ICA. Villavicencio (Mimeografiado).

83 -











Apndice 1.-Propiedades fsicas y qumicas seleccionadas de dos series de
suelos representatives de la Altillanura de los Llanos Orien-
tales de Colombia. (Adaptado por FAO, 1965).


Horiz. Profundidad Arcilla H Suma Al
11-0 Bases Int.


C.I.C. S.B. C.O. Lb.
Libre


cm '
Serie HORIZONTES -- Typic Oxisol
Al 0 8 47 4.- 0.8
A3 8 19 51 4.- 0.6
B3 66 100 56 5.4 0.4

Serie SHANGRI-LA -- Typic Oxisol
Al 0 15 14 4.6 0.7
A3 15 32 20 4.8 0.5
B22 65 100 27 5.3 0.4


mcg/100 g suelo


3.3 16.8 5 2.7
2.9 13.1 5 1.8
1.1 7.5 6 0.5


0.9
0.9
0.4


Apndice 2.-Propiedades fsicas y qumicas seleccionadas de dos perfiles
de suelo representative de la Altillanura y un perfil de la


Llanura Inundable de
(Goosen, 1971).


los Llanos Orientales de Colombia.


Suclo


pH Suma Al C.I.C.
Profundidad Alciila pH SumO Al Ac.Am.
HO Bases Int. Ac.m.
pH 7.0

n e mcq/100 g sucl,


a) ALTILLANURA
Serie Horizontes -= Oxic Palehumultic Dystropept.
All 0 8 46 4.3 0.6 5.0
A12 8 19 45 4.5 0.4 4.4
B23 66 100 57 5.7 0.- 1.9

Serie Laigunao Oxic Palehumultic Dystropept.
Al 0 15 29 4.6 0.- 3.6
Al2 15 10 32 5.0 0.4 2.9
B22 65 95 3i 5.3 0.4 2.6

b) LLANURA ALUVIAL DE INUNDACION
Serie Corocora = Cumulic Humic Ultic Plinthaquept.
Al g 0 10 53 4.7 9.1 3.7
B2 10o 42 53 5.1 5.1 5.1
IIB22 g cn 6S 100 34 5.4 7.5 3.2


S.B.


C.O.


10 4.5
8 4.8
6 7.4











Apndice 3.-Propiedades qumicas de dos perfiles de suelos de los Llanos
Orientales de Colombia. (Adaptado de Malagn-Castro, 1973).


Horiz. Profundidad Arcilla pH Al Suma C.I.C. S.B.
(Pipeta HaO Int. Bases (1) (2)


Suelo
Al
A3
IIB1


c.n % meq/100 g suelo
GAITAN (Altillanura) = Tropetic Haplorthox (3)
0 9 35 4.6 1.3 0.2 10
9 23 34 4.4 0.1 9


23 47


36 4.5


o FezOa
C.O. Lre2
Librc


2 1.6
1 -
2 0.5


Suelo OROCUE (Llanura Inundable) = Typic Tropaquept (3)
Al 0 21 36 4.7 5.1 0.2 14
A3 21 36 38 4.5 3.5 0.2 9
IIB2 36 62 37 4.7 1.4 0.1 5


(1) Por acetato de amonio.
(2) Con base en (1)
(3) Estimacin de los minerals de arcilla: cuarzo > -i09,: c,6olinita >
20% (o Al-clorita).


2 1.6 1.4


2 0.5 0.7


Al-Vermiculita ->


Apndice 4.-Propiedades fsicas y qumicas de muestras de suelos de la
capa (0-30 cms) arable de lotes correspondientes a Pruebas
Regionales en la Altillanura de los Llanos Orientales. (Adap-
tado de Programas Nacional de Suelos, Archivos).

Sum:s
Localidad Textura pH Bassm Al Int. C.I.C. S.B. C.O.


meq/100 g Suelo (1) %


Potos
Las Leonas
Atlan
El Pial
Caviona

CARIMAGUA:

Maran
Maran
Yopare
Patio


F Arc.
F Arc.
F Arc.
FA
FA


F Arc.
F Arc.
FA
F Arc.


Yopare Fi
Agronoma Ar. L

(1) Por suma de cationes intercambiables.
(2) Por acetato de amonio.


i4.9 0.2 1.7 15.6 1
4.6 0.8 3.3 13.4 6


















Apndice 5.-Algunas propiedades fsicas y qumicas de perfiles de suelos
y de muestras de la capa arable de suelos tpicos de la Granja
Macaglal (Florencia) ICA. (Guerrero, 1971b).



Horizonte Profundidad Textura pH Acd. Sum C..C. S.B. C.O.
Iet. Bases (1) (3)


cm

MORELTA, 12-25% (Mesones)

lA 5- 30 Ar.

IB 30 50 Ar.

1C 75 90 Ar.

MORELIA, 25-50% (Mesones)

5A 0 30 ArA

5B 30 80 ArA

5C 80 150 FA

MUESTRA CAPA ARABLE

# 122 0- 20 Ar

123 0 20 Ar

124 0 20 F.Ar.

125 0 20 Ar

126 0 20 Ar

127 0 20 Ar

128 0 20 Ar

129 0 20 Ar

130 0 20 F.Ar

131 0 20 FA


meq/100 g suelo


5.0 9.1 1.3

5.1 9.1 1.3

5.1 7.2 1.3



4.6 9.0 1.3

4.8 8.8 0.9

4.9 10.1 1.3



5.2 5. 1. 1.7

4.7 1.6 3.8

5.5 0.5 6.8

4.7 4.1 1.7

4.8 3.4 1.3

4.1 3.7 1.3

4.9 3.6 2.1

4.6 2.7 6.7

4.7 4.1 1.3

4.8 3.4 3.1


10.1 13 0.5

10.4 13 0.6

8.5 16 1.0



10.3 13 0.9

9.7 9 0.6

11.7 11 0.3



6.8 25 1.1

5.4 70 2.5

7.3 93 3.0

5.8 29 2.2

4.7 28 3-0

5.0 26 2.1

5.7 37 1.5

9.4 71 2.0

5.4 24 2.2

6.5 47 2.1


- 86 -
















Apndice 6.-Propieddes fsicas y qumicas de perfiles de suelos seleccio-
nados de la region La Tagua Pto. Leguizamo. (Adaptado
de Corts y Varela, 1972).



Profundidad Arcilla pH Al Int. Suma Bases C..C. S.B. C.O.
(1) (2)


% meq/100 g Suelo %

CAPITAN TONO, PERFIL 2
00 04 38 5.7 5.7 2.1 41 51 4.5
04 18 46 4.8 0.2 3.7 22 16 1.2
55 100X 68 4.0 1.8 40 5 01.

CAPITAN TONO, PERFIL 3
00 04 46 4.8 1.1 16.9 45 38 4.6
04 19 59 4.6 15.3 2.0 27 8 1.2
75 X 62 4.6 1.6 28 6 0.2

LA TAGUA, PERFIL 5
00 11 24 4.6 2.5 1.2 13 9 1.8
11 15 28 4.8 3.6 0.6 10 6 0.8
15 32 34 4.9 4.9 0.5 10 5 0.7
75 140 36 4.9 0.5 9 5 0.3

LA CORNAMUZA, PERFIL 7
00 08 26 4.8 4.2 1.8 15 12 2.0
08 14 28 4.8 5.5 1.3 15 9 1.0
25 56 40 5.0 1.4 21 7 0.4



(1) Por acetato de amonio.

(2) Con base en (1).


- 87 -





















Apndice 7.-Algunas propiedades fsicas y qumicas de perfiles seleccio-
nados de suelos representatives de la Amazonia Colombiana.
(Adaptado de Corts y otros, 1973).



Horizonte Profundidd Arilla pH A Suma C S.B.
Total HKO Int. Bases (1) (2)


cm % meq/100 g Sucel

ARARACUARA = OXIC DYSTROPEPT

All 0 27 34 4.8 3.3 0.14

A12 27 46 33 4.9 3.5 0.16

B22 88 150 35 5.2 2.4 0.10

PUERTO ARARA = AQUIC DYSTROPEPT

Al 0 17 12 4.3 2.5 0.20

B21 17 63 21 4.5 3.9 0.17

B22g 63 150X 50 4.4 12.6 0.21

PUERTO LEGUIZAMO = TROPEPTIC HAPLORTOX

Al 0 13 58 4.5 4.9 4.53

B21 13 70 62 4.7 12.9 1.90

B22 g 70 150X 69 4.8 19.9 0.43



(1) Por acetato de amonio.

(2) Con base en (1).


10.7 1.31 1.3

10.7 1.45 0.9

2.5 4.03 0.2



5 5 3.62 0.5

6.4 2.69 0.2

7.5 2.70 0.1



30.5 14.85 3.9

22.5 8.44 0.7

27.6 1.56 0.3


- 88 -


i
















Apndice 8.-Algunas propiedades fsicas y qumicas de perfiles de suelos
en los mrgenes de los ros Guaviare, Inrida y Orinoco,
Vomisaras de Guaina y Vichada. (Vivas 1970).


pH Al Int. Suma Bases C.I.C. (1) S.B. (21 C.O.


meq/100 g Suelo

5.2 1.5 3.3


0 20


- 20

- 40


0 20 19

20 40 21


- 89 -


%
4.8 68 0.7

3.5 72 0.5

3.3 63 2.2

4.5 65 0.5


Profundidad Arcilla


(1) Efectiva: Sumando las bases y Al intercambiable.

(2) Con base en (1).











Apndice 9.-Valores promedios de caractersticas seleccionadas en algunos
Latosoles Rojos Oscuros y Rojos Amarillos del Planalto Cen-
tral del Brasil. (Adaptado de Cline y Buol, 1973).


Horizonte o Arcilla Rango pH Cb C.I.C. s. n
Profundidad total (HsO) b (n Suma) at B


(%) (%) meq/100 g (%)
LATOSOL ROJO OSCURO
Arcilloso Superficial 60 4.3 5.2 2.4 10.2 11
Arcilloso 75 cms. 63 4.6 5.8 0.9 5.2 14
Franco Superficial 19 4.3 0.9 4.8 11
Franco 75 cms. 2 4.9 0.3 2.5 15

LATOSOL ROJO-AMARILLO
Arcilloso Superficial i7 4.2 5.1 1.7 8.6 7
Arcilloso 75 cms. 53 4.5 6.0 0.7 4.4 9
Franco Superficial 21 4.4 5.2 0.8 4.0 13
Franco 75 cms. 26 4.5 5.6 0.4 2.4 17




Apndice 10.-Anlisis de suelos de la Altillanura por los mtodos de
North Carolina. (Guerrero, 1971a).


Suelo Profundidad pH en Materia
N\ agua Orgnica Ca g K P


cm % Lbs/Acre
2 0 20 4.5 2.0 48 12 29 2.4
20 34 4.7 1.3 64 10 17 2.4
125 178 4.9 0.3 6i 12 14 0.0

5 0 12 4.6 4.0 80 17 37 2.4
12 32 4.6 2.0 64 14 29 2.4
88 148 5.2 0.6 64 10 20 0.0
6 0 10 4.8 6.5 304 60 78 2.4
10 19 4.6 4.0 64 17 37 2.4
105 140 5.3 0.7 64 7 17 0.0


- 90 -









APENDICE 11 PERFIL N" 5, CARIMAGUA (Guerrero, 1971a)

Descripcin: Calicata por R. Guerrero y S. W. Buol.
Fecha: Agosto 4 de 1969.
Localzacin: Aproximadamente 2-2.5 Km al norte de "La Arepa" y del
cruce del carreteable Santa Rita-Puerto Carreo. Sabana abierta.
Vegetacin: Sabana sin rboles, pasto denso.
Fisiografa: Sabana abierta y ligeramente convexa en una posicin ligera-
mente ms alta que el sitio No 4.
Material Parental: Sedimentos aluviales cidos mezclados.
Pendiente: 0-1%.
Drenaje: Bien drenado.
Erosin: Nula.
Profundidad del nivel fretico: Profundo.
Notas: No hay ndulo de plintita en 155 cm de profundidad. Horizon-
tacin pobre. El sitio es tpico de sabana "abierta".
O 12 cm Marrn oscuro a marrn (7.5YR 4/4); franco arcillo li-
moso; estructura sub-angular: media, dbil: ligeramente pegajoso
y ligeramente plstico; muchas races pero menos que en perfiles
anteriores; lmite gradual, suave.
12 32 cm Marrn rojizo oscuro (5YR 3/4); ardilo limoso; estructura
masiva que se rompe en bloques sub-angulares, fuertes, finos; pe-
gajoso y ligeramente plstico; menos raicillas que el horizonte an-
terior y alta actividad de las termitas; lmite gradual, ondulado.
32 58 cm Rojo amarillento (5YR 4/6) con moteados marrn ama-
rillento claro, pocos, finos y distintos; arcillo limoso; estructura
blocosa sub-angular, moderada, media y fina; friable en hmedo,
pegajoso en mojado; pocas bolsas de material orgnico oscuro trans-
portado del horizonte superior y pocas raicillas; no reacciona al
H,O2; lmite gradual, ondulado.
58 88 cm Rojo amarillento (5YR 5/8); arcilloso, estructura blocosa
sub-angular, fuerte a moderada, fina; ligeramente plstico en mo-
jado; raicillas pocas y finas; pocas bolsas de material orgnica; lmite
gradual, ondulado.
88 148 cm (Con barreno debajo de 130 cm) Rojo amarillento (5YR
4/8) arcilloso; ms pegajoso que el anterior.
148 155 cm Ms rojizo; arcilloso.

APENDICE 12 PERFIL No 6. LEGUIZAMO (Benavides, 1971)

Localizacin: Municipio Leguzamo, Km 2 de la carretera Leguizamo-La
Tagua.
Altura: Aproximadamente 150 m sobre el nivel del mar.
Relieve: Ligeramente ondulado.
Pendiente: 3-7c<.









Posicin del perfil: Parte superior de la pendiente de una colina con 3%.
Erosin: Aparentemente inexistente.
Vegetacin: Originalmente selva lluviosa tropical; actualmente, pastos.
Material parental: Sedimentos del Post-Pleistoceno.
Nivel fretico: Muy profundo.
Drenaje: Bien drenado.
Condiciones de humedad del perfil: Hmedo, todo el perfil.
Fecha de la muestra: Julio 4, 1971.

HORIZONTE Al; 0-20 cm DE PROFUNDIDAD: Marrn (7.5 YR
4/4); franco-arcilloso; estructura blocosa angular, fina, moderada,
que se rompe en una estructura granular, fina y moderada; duro,
fr:able, ligeramente pegajoso, plstico; con muchos poros tubulares
finos comunes medios; raicillas finas comunes; muchos gusanos;
lmite claro suave.
HORIZONTE B21; 20-80 cm DE PROFUNDIDAD: Marrn rojizo
con gruesas manchas marrones claras 10 YR 5/3; estructura pris-
mtica media moderada que se rompe en una estructura blocosa
moderada final y angular media y en grnulos finos moderados-
friable, muy pegajoso, muy plstico; muchos poros tubulares finos
y muy finos; pocas raicillas finas; pocos gusanos, lmite difuso.
HORIZONTE B21cn; 80-81/82 cm DE PROFUNDIDAD: Capa dura
discontinue de concreciones sesquioxdicas con forma reniforme;
rojo amarillento y rojo oscuro; lmite abrupto.
HORIZONTE B22; 81/82-133 cm DE PROFUNDIDAD: Rojo amari-
llento (5 YR 4/6); arcilloso; estructura prismtica media, mode-
rada, que se rompe en una estructura blocosa angular media y sub-
angular y fina moderada; friable, muy pegajoso, muy plst!co; con
muchos poros tubulares finos; con algunos fragments laminares
duros de arcilla (pedodes?); pocas raicillas, lmite gradual y on-
dulado.
HORIZONTE IIB23; 133-173 cm DE PROFUNDIDAD: Rojo amari-
llento (5YR 4/8) con color marrn amarillento definido, comn,
fino y grueso (10YR 5/6) y marrn muy plido (10YR 8/3);
estructura prismtica media y fina moderada que se rompe en blo-
ques medios, moderados y finos, angulares y en grnulos; friable,
pegajoso, plstico, con poros medios comunes y finos tubulares;
algunos de los cuales tienen pelculas continues de color marrn;
fragments duros comunes de arcilla, grises en el interior y violetas
en la superficie; lmite suave y claro.
HORIZONTE IIC1; 173-215 cm DE PROFUNDIDAD: Marrn rojizo
(2.5YR 4/4) con un color marrn amarillento claro definido, co-
mn, medio (2.5Y 6/4) alrededor de las paredes porosas; franco
arcillo-arenoso; masivo con tendencia a bloques angulares; friable,
ligeramente pegajoso; ligeramente plstico; con poros tubulares finos
comunes y muy finos; fragments pequeos comunes de mica; l-
mite suave y claro.














Relaciones entire la Taxonomia de Suelos de los

4 Estados Unidos, el Sistema de Clasificacin de
Suelos del Brasil y las Unidades de Suelos
FAO-UNESCO

FRIEDRICH H. BEINROTH

I INTRODUCTION

Como resultado del creciente inters de los gobiernos en la conser-
vacin de los recursos naturales, la mayora de los pases de la Amrica
tropical llevan a cabo programs activos de reconocimiento de suelos. La
clasificacin de suelos es un element intrnseco y un aspect important de
estos programs.
El reconocimiento de suelos es costoso y ningn gobierno ni insti-
tucin apoyara actividades de esta naturaleza que carezcan de valor prc-
tico. Sin embargo, muchos reconocimientos de suelos han tenido un gran
xito en tanto que otros han fracasado. El fracaso de algunos programs se
atribuye al hecho de que no se han identificado los propsitos por los cua-
les se hace el reconocimiento o no se ha mantenido un estricto control cien.
tfico en la identificacin, la descripcin y la clasificacin de suelos. Para
que los reconocimientos de suelos sean tiles, deben tener un propsito
prctico y una base cientfica. Por consiguiente, los sistemas de clasificacin
aplicados en un reconocimiento deben llenar estos requisitos y facilitar las
comparaciones entire las similitudes y las diferencias de los diversos suelos
(Smith, 1965). Vista dentro de esta perspective, la clasificacin de suelos
no es slo un ejercicio acadmico, como creen algunos, sino un mtodo
cientfico que conduce a un fin prctico.
Aunque existed, en general, un acuerdo international sobre las cla-
sificaciones botnicas, zoolgicas, mineralgicas y otras similares, existen
varias clasificaciones de suelos y es possible crear muchas ms. Esto se debe
en parte a que los sistemas de clasificacin de suelos han sido desarrollados
especialmente por instituciones gubernamentales, con propsitos especficos
y bajo condiciones pedolgicas particulares. Por consiguiente, en la Am-
rica tropical se emplean actualmente various sistemas de clasificacin de
suelos.
En una revision hecha recientemente sobre los mtodos de recono-
cimiento de suelos en Amrica Latina, Van Wambeke (1973) inform que
en el Brasil y en Panam se emplean sistemas nacionales de clasificacin
de suelos. En los territories franceses, los suelos son correlacionados de
acuerdo con clasificacin de ORSTOM (Aubert, 1966). Los pases centroa-
mericanos, en general, comparan sus suelos con los grandes grupos de
suelos establecidos durante el reconocimiento original de suelos hecho en









Hawaii (Cline, 1955). En las Antillas Britnicas se reconocen las series
de suelos pero no estn correlacionadas ni se han incluido en un sistema
taxonmico. El mismo caso aplica a Guatemala, en donde el ordenamiento
de la series de suelos es solamente alfabtico.
Costa de Lemos (1971) informa que en various pases de Amrica
Latina, especialmente en Chile, Colombia, Mxico, Per y Venezuela, se
llevan a cabo esfuerzos para clasificar los suelos segn la Taxonoma de
Suelos de los Estados Unidos (Soil Suvey Staff, 1970). Con la reciente
publcacin de un mapo de suelos de Suramrica (FAO/UNESCO, 1971),
los suelos de este subcontinente se han correlacionado con unidades de la
leyenda del Mapa Mundial de Suelos de la FAO/UNESCO (FAO, 1970).
En trminos de rea de aplicacin, la Taxonoma de Suelos de los
Estados Unidos, el sistema brasilero y el esquema FAO/UNESCO son las
clasificaciones de suelos ms importantes empleadas en la Amrica tro-
pical. El objetivo de este trabajo es discutir y comparar estos sistemas y
evaluar su papel en el process de desarrollo agrcola

II ENFOQUES A LA CLASIFICACION DE SUELOS

En la mayora de los sistemas existentes de clasificacin de suelos
se asume, bsicamente, que hay suelos individuals que pueden ser agru-
pados en una poblacin. Aunque los concepts antiguos miraran la pe-
dosfera, no como un universe de unidades ind:viduales, sino como un
continueo" que vara de un lugar a otro reflejando las condiciones cam-
biantes de formacin del suelo, el concept actual consider al suelo como
"una coleccin de cuerpos" (Soil Survey Staff, 1960). Cline (1961) se-
al que "la perspective con la cual vemos nuestro modelo ha cambiado de
una donde se hace nfasis en el todo y donde sus parties se definen vaga e
indistintamente a otra donde se enfocan las parties y el todo es una co-
leccin organizada de parties Este cambio marca un gran advance en el
pensamiento pedolgico y proporciona la base cientfica para los sistemas
de clasificacin taxonmica.
Aunque existen tantas clasificaciones concebibles como objetivos
de agrupacin, hay bsicamente slo dos enfoques de clasificacin de
suelos que son fundamentalmente diferentes. Los suelos pueden agruparse
con una gran variedad de propsitos tcnicos, estableciendo as clasifica-
ciones tcnicas, cada una con un objetivo limitado y con una preferencia es-
pecial dictada por el objetivo (Cline, 1949).
En las clasificaciones naturales o taxonmicas, por otra parte, el
objetivo es mostrar las relaciones en el mayor nmero y las propiedades
ms importantes sin referirse a un propsito prctico especfico. Para citar
a Cline (1949), "la clasificacin natural, por consiguiente, desempea la
muy important funcin de organizer, nombrar y definir las classes que son
unidades bsicas empleadas para: a) identificar las unidades de muestra
que servirn de objetos de investigacin; b) organizer los datos de inves-
tigacin para descubrir las relaciones dentro de la poblacin; c) formular
generalizaciones sobre la poblacin basadas en estas relaciones; y d) apli-
car estas generalizaciones a casos especficos que no hayan sido estudiados
directamente".









Hay dos mtodos principles de elaborar sistemas naturales: puede
razonarse de ideas a hechos o viceversa. En el primer caso, el mtodo es
analt:co y descendente, y tales sistemas son esencialmente genticos (Ma-
nil, 1959). El segundo mtodo es sinttico o ascendente y require una
gran cantidad de datos sobre masas reconocibles de suelo, especialmente
aquellas identificadas como una series de suelos. La Taxonoma de Suelos
de los Estados Unidos es esencialmente un ejemplo de este tipo, en tanto
que la clasificacin brasilera puede considerarse como un s:stema "cons-
truido desde arriba" (Van Wambeke, 1973). Debido a que la clasificacin
de suelos en la Amrica tropical se emplea principalmente en los recono-
cimientos de suelos y se espera que stos sean de uso prctico, podra esta-
blecerse un argument a favor de los sistemas tcnicos de clasificacin. Sin
embargo, Smith (1965) ha dicho que el reconocimiento de suelos, aunque
tiene un propsito prctico, debe tener tambin patrons cientficos razo-
nables. En particular, un reconocimiento de suelos no debe volverse obso-
leto a media que cambia la tecnologa agrcola y debe, adems, facilitar
la interpretacin de una variedad de usos, algunos de los cuales no pueden
reverse cuando se establece el sistema. Es evidence que estos requeri-
mintos solamente pueden satisfacerse si se emplea un sistema taxonmico.
Sin embargo, se necesita ir ms all de la clasificacin taxonmica para
ordenar los grupos "naturales" en grupos "prcticos" (Smith, 1966). Hay
razones precisas para establecer criterios flexibles que estn bajo algn
nivel de generalizacin y que no estn sujetos a las restricciones de defi-
nicin inherentes en las classes taxonmicas (Cline, 1963). Esto puede lle-
varse a cabo haciendo agrupaciones de fases de classes basndose en las ca-
ractersticas que son importantes para el propsito del moment (Smith
1965).
III ESTRUCTURA, DIFERENCIAS Y NOMENCLATURA
DE LOS SISTEMAS

Al establecer un sistema taxonmico de clasificacin que conduzca
a "un abstract ordenado de conocimientos y de concepts derivados del
conocimiento" (Cline, 1963), existen tres problems principles, a saber: la
seleccin de los criterios de diferenciacin, la definicin de classes y su
agrupac:n en categoras y la nomenclatura de taxa. Los sistemas discutidos
a continuacin representan tres esfuerzos diferentes.

Taxonoma de Suelos de los Estados Unidos

Este sistema ha intentado hacer una amplia clasificacin taxonmica
de suelos. Segn lo explicado por Kellogg (1963), ha sido desarrollado por
el Servicio de Conservacin de Suelos del Departamento de Agricultura de
los Estados Unidos en los ltimos 20 aos, bajo la direccin de G. D.
Smith en cooperacin con edaflogos de universidades americanas y con pe-
dlogos de otros pases. El sistema pas por una series de aproximaciones
de las cuales "La Sptima Aproximacin" fue publicada en 1960 (Soil
Survey Staff, 1960). Despus de extensas revisiones se encuentra ahora en
la imprenta y pronto estar disponible en un libro titulado "Taxonoma
de Suelos: Un Sistema Bsico de Clasificacin de Suelos para la Conduc-
cin e Interpretacin de Reconocimientos de Suelos".


- 95 -









Al desarrollar la base del sistema, los autores fueron influidos por
la publicacin "Lgica de la Fsica Moderna" (Bridgeman, 1927). Tam-
bin se basaron en la experiencia obtenida en Europa Occidental, particu-
larmente en las definiciones de concepts bsicos en la clasificacin fran-
cesa (Smith, 1965). Ms de 70 aos de reconocimientos de suelos
proporcionaron la informacin detallada necesaria sin la cual hubiera sido
impossible desarrollar el sistema.
Como la mayora de los sistemas taxonmicos, la Taxonoma de
Suelos es un sistema multicategrico. Cada categora represent un agre-
gado de taxa, definidas ms o menos al mismo nivel de abstraccin, con el
menor nmero de classes en la categora ms alta y el mayor nmero en la
categora ms baja. En orden jerrquico descendente, estas categoras son:
orden, suborden, grandes grupos, subgrupo, familiar y series. Aplicando los
concepts de process pedognicos, los rdenes, subrdenes y grandes
grupos se diferencian segn la presencia o ausencia de una variedad de
combinaciones de horizontes diagnsticos y de propiedades del suelo. Tres
niveles de estos grupos se emplean en las tres categoras ms altas, cada
grupo de propiedades marca process pedognicos que funcionan dentro
de los grupos que caracterizan la categora o categoras ms altas. Ejem-
plos de las diferencias usadas a nivel del orden son los horizontes de diag-
nstico tales como los horizontes xicos y espdicos o el epipedn mlico.
El rgimen de humedad del suelo y las propiedades externas qumicas y
mineralgicas tales como la presencia de grandes cantidades de alofano, son
ejemplos de los criterios empleados para diferenciar los subrdenes. Las
propiedades que parecen estar superpuestas en las caractersticas de diag-
nstico de los rdenes y de los subrdenes, tales como las diferentes classes
de capas o la presencia de plintita se emplean para diferenciar los grandes
grupos.
Los subgrupos son subdivididos de grandes grupos que representan
el concept central de la categora, intergrados que existen para llegar a
los grandes grupos o extragrados que tienen propiedades adicionales an-
malas.
La distincin entire families y series se hace basndose en las pro-
piedades seleccionadas para crear taxa que sean sucesivamente ms homo-
gneas para el uso prctico de los suelos. As, las families intentan pro-
porcionar classes que tengan una homogeneidad relative en las propiedades
importantes para el crecimiento de las plants y las series son subdivisions
de las families cuyo propsito es dar la mayor homogeneidad possible de
propiedades dentro del suelo gentico, o dentro de la zona de enraiza-
miento, segn las reas cartografiables existentes a escalas de reconoci-
mientos detallados de suelos.
Puesto que el mismo process tiene lugar en la mayora de los sue-
los aunque con diferentes nd:ces e intensidades, la clasificacin de los sue-
los tropicales en la Taxonoma de Suelos est de acuerdo con la de los
rdenes. Los suelos de las reas tropicales se diferencian por su rgimen de
temperature y se da importancia al grado de continuidad de la actividad
biolgica: los suelos de los trpicos hmedos se distinguen a altos niveles
categricos, rdenes, subrdenes o grandes grupos. Con pocas excepciones,
por ejemplo Torrox y Torrerts, los suelos de las regiones tropicales ridas y


- 96









semiridas se diferencian, a nivel de la familiar, porque la falta estacional
de humedad del suelo no es un caso nico de los trpicos (Smith, 1965).
Evidentemente, las classes de la Taxonoma de Suelos se han for-
mado teniendo en cuenta los concepeos de los process pedognicos. Sin
embargo, como estas causes no valen como criterios de diagnstico, algu-
nos de sus efectos ms prominentes se han seleccionado como diferencias.
Hasta donde fue possible, las propiedades resultantes de la gnesis del
suelo fueron seleccionadas como diferencias porque ellas llevan el mximo
nmero de propiedades accesorias y tienen implicaciones geogrficas de
susceptibilidad a la cartografa. Como principio bsico, estas diferencias son
propiedades del suelo y existen operaciones definidas para identificarse
(Smith, 1965). Las publicaciones "Manual de Reconocimiento de Suelos"
y "Mtodos de Laboratorio para Reconocimiento de Suelos" (Soil Survey
Staff, 1951 y 1967), contienen las definiciones y los process esenciales
para estas operaciones.
La nomenclatura de la Taxonoma de Suelos marca un alejamiento
complete de la prctica del pasado. No fue concebida para mistificar a aque-
llos que son extraos al tema como podra pensarse, sino, porque los
nombres antiguos eran ambiguos, de diverse proveniencia lingistica, di-
fciles de re-definir y generalmente inadecuados para emplearlos en la
taxonoma sistemtica. Por consiguiente, se acuaron nuevos nombres, es-
pecialmente de races griegas y latinas, adecuados para cualquier lengua
europea modern sin necesidad de traduccin. El nombre de cada taxn
indica claramente el lugar del taxn en el sistema y connota algunas de sus
propiedades ms importantes.
Para anlisis ms detallados de various aspects del nuevo sistema se
hace referencia a los trabajos preparados por Cline (1963), Flach (1963),
Heller (1963), Johnson (1963), Orvedal y Austin (1963), Riecken
(1963) y Simonson (1963).
Sistema Brasilero de Clasificacin de Suelos
Cuando comenzaron las actividades de reconocimiento de suelos en
Brasil hace unos veinte aos, se emple la forma revisada (Thorp & Smith,
1949) del sistema de clasificacin de suelos de Baldwin, Kellogg y Thorp
(1938). Sin embargo, cuando prosiguieron los reconocimientos, pronto se
hizo evidence que el sistema de los Estados Unidos, existente entonces, no
proporcionaba agrupaciones satisfactorias para los suelos del Brasil. La
taxa de la "Sptima Aproximacin" (Soi Survey Staff, 1970) tampoco
pareca proporcionar classes adecuadas para los suelos Brasileros, especial-
mente porque la clasificacin de Oxisoles no estaba completamente ela-
borada en ese entonces (Bennema, 1966).
Se decidi, por lo tanto, desarrollar un sistema de clasificacin es-
pecficamente para los suelos Brasileros. Jacocb Bennema de la FAO y
Marcelo Camargo de la Diviso de Pedologa e Fertilidade do Solo, (DPFS)
asumieron la direccin y el nuevo sistema se public por primera vez en
1964 (Bennema y Camargo, 1964). El desarrollo adicional del esquema
est en pleno progress con particular nfasis en la clasificacin de los suelos
llamados anteriormente Polzlicos Rojo-Amarillentos y Latosoles.
El sistema Brasilero en su forma actual reconoce doce classess de
suelos de alto nivel", cada uno de los cuales est subdividido en cuatro









niveles sucesivamente ms bajos. Esas categoras no han recibido un nom-
bre formal y an no se han desarrollado en forma igualmente detallada
para todas las classes de alto nivel. Pueden aadirse nuevas taxa a media
que se materialize el nuevo conocimiento y el sistema Brasilero constitute,
por lo tanto, un ejemplo de clasificacin descendente.
Se ha hecho progress considerable en la clasificacin de las dos
classes de alto nivel que comprenden los principles suelos tropicales del
Brasil (Costa de Lemos, 1968). Estas dos classes estn separadas, al ms
alto nivel, por la presencia de horizontes B latoslicos o texturales que, en
general, son anlogos a los horizontes xicos y arglicos de la Taxonoma
de Suelos. Al siguiente nivel ms bajo, las caractersticas qum:cas, tales
como la capacidad de intercambio de cationes y la saturacin de bases, se
emplean para establecer las diferentes classes. Los criterios empleados para
subdividir el tercer nivel son el contenido de hierro relacionado con el color
del suelo y con el tipo de roca materna, las proporciones A1203/Fe,O, y
el grado de desarrollo del horizonte A. Las classes del cuarto nivel se dife-
rencian principalmente por el color, la diferenciacin del perfil y la pre-
sencia o ausencia de plintita. Al nivel ms bajo, la textura se emplea para
hacer la distincin entire las classes de suelos con horizontes B latoslicos,
en tanto que el tipo de roca madre se aplica en el caso de suelos con hori-
zontes B texturales. Se ha propuesto el uso de las "fases de vegetacin"
para caarcterizar las condiciones ecolgicas que represent una unidad car-
tografiable dada, pero stas han sido desarrolladas solamente para condicio-
nes tropicales. (Bennema, 1966).
La nomenclatura de la clasificacin Brasilera es heterognea. En
ocho de las doce classes de suelos de alto nivel se emplean trminos des-
criptivos tales como "Suelos con horizontes B Solontzicos", "Arena Roja,
Amarilla y Blanca" o "Suelos Hidromrficos". Los nombres de los gran-
des grupos de suelos de la clasificacin de Baldwin, Kellog y Thorp (1938)
se han retenido para las classes de Litosoles, Podzoles y Regosoles. El tr-
mino Grumosol que es ms reciente se emplea para nombrar la clase restante
de alto nivel. Con excepcin del trmino Latosol, no se da ningn nombre
a las taxa de los niveles bajos. Estas classes se described brevemente en
forma de clave y llevan designaciones numricas.

Leyenda FAO/UNESCO

En 1961, la FAO y la UNESCO iniciaron un proyecto conjunto
para la preparacin del Mapa Mundial de Suelos a una escala de
1:5 000 000. Uno de los aspects ms importantes de este proyecto fue la
correlacin de unidades de suelo empleadas en varias parties del mundo con
el fin de preparar una leyenda universal. Las actividades de correlacin y la
investigacin en este campo, llevadas a cabo con este fin, llevaron poste-
riormente a la publicacin de "Definiciones de Unidades de Suelos para
el Mapa Mundial de Suelos" (Dudal, 1968). Despus de algunas revisio-
nes menores, se distribuy la clave final de las unidades de suelos en 1970
(FAO, 1970). La leyenda se emple primero en las primeras dos hojas del
Mapa Mundial de Suelos que correspondan a Suramrica (FAO/UNESCO,
1971).


- 98 -









La leyenda FAO/UNESCO es un esquema bicategrico que reco-
noce 26 classes altas subdivididas en 104 unidades de suelo. Para las uni-
dades del mapa se suministran tres classes texturales, tres classes de pendien-
tes y nueve fases. Las unidades de suelo han sido seleccionadas con base
en su importancia como recursos para produccin, como conocimiento
actual de pedognesis y por la factibilidad de representarlas en mapas a
pequea escala. Por consiguiente, las unidades de suelo establecidas pueden
no adherirse estrictamente a las reglas taxonmicas y pueden pertenecer a
diferentes niveles de generalizacin (Dudal, 1968). Es adems obvio que
la leyenda FAO/UNESCO no fue concebida como una clasificacin taxo-
nmica. Ms bien, constitute bsicamente una recopilacin organizada de
definiciones de unidades de mapa y puede considerarse como un compro-
miso entire la claseficacin tcnica y la taxonmica.
Las unidades de suelo de la leyenda FAO/UNESCO se diferencian
por los criterios cuantitativos similares a los de la Taxonoma de Suelos de
los Estados Unidos. En particular, las definiciones de la mayora de los
horizontes de diagnstico se han sacado de la Taxonoma de Suelos y son,
por lo tanto, idnticas en los dos esquemas en cuanto se refiere a la no-
menclatura y a la esencia aunque no al detalle de la definicin. Adems
de los horizontes de diagnstico de la Taxonoma de Suelos, el esquema
FAO/UNESCO reconoce horizontes glyicos, plnticos y tinicos. A nivel
de fase, las classes de textura y de pendiente y las fases que indican la
presencia de roca dura, piedras, granito, capas y salinidad y alcalinidad
pueden emplearse como modificadores de las unidades de suelo.
La nomenclatura de las unidades de la categora ms alta de la le-
yenda FAO/UNESCO refleja una tendencia a retener los nombres tradi-
cionalmente establecidos como Chernozems, Podzoles, Solonchaks y Rend-
zinas. Tambin se adoptaron nombres que se han vuelto populares en aos
recientes tales como Vertisoles, Rankers, Andosoles y Ferralsoles. La ne-
cesidad de acuar nuevos trminos es aparente en casos en donde los nom-
bres existentes podran causar confusion debido al diferente uso en los
diversos pases. Algunos de estos nuevos nombres incluyen Luvisoles, Acri-
soles, Yermosoles y Nitosoles. Veintiocho trminos connotativos tales como
mlico, taqurico, dstrico y lvico se emplean como adjetivos de los nom-
bres de unidades de la categora ms alta para former los nombres de
unidades de suelo de la categora ms baja. Dudal (1968) discute en
detalle la etimologa de esta nomenclatura y la justificacin para su se-
leccin.

IV COMPARACION Y CORRELACION

La discusin anterior indica que la Taxonoma de Suelos de los
Estados Unidos, la clasificacin de suelos Brasileros y la leyenda FAO/
UNESCO son sistemas que fueron concebidos con razonamientos y pro-
psitos diferentes. Por lo tanto, los esquemas difieren en su estructura, en
su nomenclatura y en sus definiciones. Estas diferencias inherentes de los
tres esquemas dan origen al problema de correlacin de sus taxa.
El nmero de taxa distinguido a niveles comparable de abstraccin
varia de manera significant en los tres sistemas. Considerando, por ejem-
plo, una clase que se define casi idnticamente en los tres esquemas, el


- 99 -




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs