• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Frontispiece
 Table of Contents
 El conjunto Schevchenko
 Entrevista a Jose M. Valdes...
 Un festival en el teatro Chapl...
 Del teatro de las naciones
 La graduacion de los instructores...
 El segundo festival de musica popular...
 Noticias de cultura
 Enrique Gonzalez Mantici y sus...
 Libros
 Back Cover














Title: Pueblo y cultura
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00082036/00004
 Material Information
Title: Pueblo y cultura
Alternate Title: PC
Physical Description: v. : ill. ; 28-38 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Consejo Nacional de Cultura
Publisher: Consejo Nacional de Cultura,
Consejo Nacional de Cultura
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1961-
Frequency: monthly[no. 6-]
semimonthly[ former no. 1-5]
monthly
regular
 Subjects
Subject: Arts, Cuban -- Periodicals   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1-
Dates or Sequential Designation: Ceased in 1965.
Numbering Peculiarities: Issues no. 1-18 lack chronological designation.
Numbering Peculiarities: Some numbers combined.
General Note: Title from cover.
General Note: Latest issue consulted: No. 31 (enero de 1965).
 Record Information
Bibliographic ID: UF00082036
Volume ID: VID00004
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 02266638
lccn - sn 95023069
 Related Items
Succeeded by: Cuba, révolution et culture

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Frontispiece
        Frontispiece
    Table of Contents
        Page 1
    El conjunto Schevchenko
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
    Entrevista a Jose M. Valdes Rodriguez
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
    Un festival en el teatro Chaplin
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
    Del teatro de las naciones
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    La graduacion de los instructores de arte
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    El segundo festival de musica popular Cubana
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
    Noticias de cultura
        Page 40
        Page 41
    Enrique Gonzalez Mantici y sus 36 años dedicados a la musica
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
    Libros
        Page 47
        Page 48
        Page 49
    Back Cover
        Page 50
Full Text




PUEBLO Y CULTURAL

No. 15 10 CENTAVOS


"'4


-,d
Mm m
w0


MoZIWud~


"EL PINTOR" DE MANUEL VIDAL






DIBUJO DE HENRI MATISSE


(63 6iE

o ce
C)c


,) O






SUMARIO: 2-EL CONJUNTO SCHEV-
CHENKO 6-ENTREVISTA A JOSE M.
VALDEZ RODRIGUEZ 10- UN FESTIVAL
EN EL TEATRO CHAPLIN 15-DEL TEA-
TRO DE LAS NACIONES 22-LA GRA-
DUACION DE LOS INSTRUCTORS DE
ARTE 31 EL SEGUNDO FESTIVAL DE
MUSIC POPULAR CUBANA 40- NOTI-
CIAS DE CULTURAL 42- ENRIQUE GON-
ZALEZ MANTICI Y SUS 36 AOS DEDI-
CADOS A LA MUSIC 47 LIBROS POR-
TADA: "EL PINTOR" DE MANUEL VIDAL
-REVERSO DE PORTADA: DIBUJO DE
HENRI MATISSE CONTRA PORTADA Y
REVERSE DE CONTRAPORTADA: DIBU-
JOS DE SAMUEL FEIJ0.




PUEBLO Y
CULTURAL

"CONSEJO NATIONAL DE CULTURAL"
49 ENTIRE 120 Y 122 MARIANA HABANA
TELEFONOS: 20-7976 20-9694 20-9100
DIRECTOR: FELIX PITA RODRIGUEZ
JEFE DE REDACCION: REINALDO GONZALEZ
DISEO DE: MANUEL VIDAL
FOTOGRAFO: L U C C H E S E X

REVISTA MENSUAL ILUSTRADA








Tarass Grigarievich Schevchenko, gran poeta y pensador revolucionario, naci en 1814
y muri en 1861. Fue fundador de la tendencia democrtico-revolucionaria en el pensa-
miento ucrani-no y particip en las luchas armadas de los demcratas rusos. Perteneci
a la vangua jia de la literature rusa, expresando la necesidad y los medios inhspitos de
la vida del campesinado en el siglo XIX, poca de la crisis de la servidumbre en Rusia.
Exsiervo, su expresin es totalmente popular y pas a former parte de la organizaci6n
secret de Verania, donde particip en todos sus choques clandestinos y diriga su ncleo
principal. Detenido en 1847, fue alistado a la fuerza en el ejrcito y deportado posterior-
mente a la estepa Kasaias. Su reqreso del exilio marc toda una etapa de creacin, cola-
bor en revistas y escribi llamando a todo el pueblo a la lucha.
Schevchenko fue artifice y foriador de la cultural ucraniana, a la que dedic toda su
vida. Su lucha se concentra entonces en la abolicin de la servidumbre y en la recons-
truccin de la vida social y su aporte a todo el movimiento artstico y cultural de Ucrania
tiene un formidable valor.


Valentina Tetriakova, Nina Pavlenko y Ninel But. Representan el tro de bandurristas,
un conjunto original que consta de tres instruments nacionales ucranianos llamados
"banduras". Es un conjunto vocal instrumentado. Laureadas en los concursos de
Varsovia, el tro existe desde hace diez aos.






CRE EN CUBA


EN CUBA























De Benny Mor, artist sin paralelo en la m-
sica popular, habr que escribir much; pero
puede afirmarse que jams el pueblo, msicos y
artists en general olvidarn la figure especta-
cular ni el arte depurado como hondamente cu-
bano que caracterizaba al recin fallecido "Br-
baro del Ritmo". Para l y Eduardo Saborit se
program este primer concerto del II Festival
Nacional de Msica Popular Cubana como un
merecido homenaje a su memorial.
En 1867, en Ucracia, una de las Repblicas So-
cialistas de la Unin Sovitica, fue creado un
Conjunto de Opera y Ballet. Dentro de cuatro
aos se cumplir el Centenario de su fundacin,
despus de haber agrupado durante sus actua-
ciones en la Unin Sovitica y en los pases
europeos a grandes artists de la region ucrania-
na, muchos de ellos emritos y del pueblo.
Su sede en la ciudad de Kiev, donde se fo-
ment el grupo, que lleg a contar y cuenta an
con 800 artists, le granje el pblico de toda
Ucrania, pero en constantes giras por toda la
URSS, su fama se hizo ms grande.
Este conjunto lleva el nombre del gran poeta.
y revolucionario "SCHEVCHENKO".
En su repertorio, donde se mezclan las can-
ciones folklricas de Ucrania, piezas de Rusia
y peras italianas, tambin se encuentran can-
ciones de Amrica, cubanas y mexicanas. Al
recibir el Premio Lenin, el consagrado equipo
ha quedado grabado en los anales de la mejor
tradicin musical y danzaria de la URSS, pa-
sando a ser uro de los grupos ms aplaudidos y
queridos.
El Conjunto "SCHEVCHENKO" realize una gi-
ra-en nuestro pas que comenz el da 14 de sep-
tiembre en Santiago de Cuba y que se extiende
por las dems provincias. El grupo llegado a
Cuba est integrado por 25 personas, entire las
que se encuentran el director de Teatro de Kiev,
Viktor Yenkar, as como Larisa Rudenko, artist
emrita del pueblo de la URSS y diputada del
Soviet Supremo de Ucrania; Evguenni Arskova,
Serguei Kosak, Nicolai Fokin y otros.
En los programs de los conciertos que el Con-
junto ofrece en nuestro pas se destacan obras
de Komanovski, Rossini, Sarasate, canciones po-
pulares ucranianas, la "Habanera" de la pera
Carmen de Bizet, la cancin mexicana Banquillo,
el airoso de Canio de la pera Payaso de Leon-
cavallo, "Aquella tarde", de Manuel Corona; "El
arroyo que murmura" de Jorge Ankerman, "Son-
goro-Cosongo" de Guilln y Grenet y otras.


Valentina Kalinovskaia y Valeri Kruglov. Artistas emritos de la
Repblica Socialista Sovitica de Ucrania. Solistas del ballet del
Teatro de Opera y Ballet "Schevchenko" de Kiev. Estudiaron en
la escuela de baile de Kiev y en la Escuela de Baile de Mosc.
Son los mejores representantes de las tradiciones clsicas del
ballet ucraniano y ruso.














Claudia Radchenko. Artist emrita de la Rep-
- blica Socialista Sovitica de Ucracia, solista del
Teatro de Opera y Ballet de "Schevchenko" de
Kiev. Cantante joven y muy talentosa, soprano If-
rico. Estudi6 en el Conservatorio de Kiev. Canta
desde hace ocho anos, siendo la mas destacada in-
trprete del repertorio clsico ucraniano.


Yuri Guliaev. Artista emrito de la Rep-
blica Socialista Sovitica de Ucrania. So-
lista del Teatro de Opera y Ballet de Kiev.
Bartono que posee una voz de amplio re-
gistro. Conocido en la URSS como el ms
destacado intrprete de las canciones so-
viticas populares.


Rina Martirosova y Galina Derevianko. Solistas del Teatro de Opera y Ballet
"Schevchenko" de Kiev. Estas cantantes jvenes actan en espectculos de
6pera y adems, dan muchos conciertos por la Radio y Televisin de Kiev como
do vocal.









Abram Stern.
Primer violin de
la Orquesta
Sinfnica del
Teatro de Opera
y Ballet
"Schevchenko" de
Kiev. Msico de
grandes
capacidades,
dotado de
profundo gusto
artstico.


Vasili Tetriak. Artista emrito de la Repblica So-
cialista Sovitica de Moldavia. Tenor flrico. So-
lista del Teatro de Opera y Ballet "Schevchenko"
de Kiev. Estudi en el Conservatorio de la Ciudad
de Jarkov.


Larisa Rudenko. Mezzo-soprano. Artista del Pue-
blo de la URSS, Diputada al Soviet Supremo de la
Repblica Socialista Sovitica de Ucrania. Una de
las ms destacadas artists de pera.


Sergio Kosak y Nikolai Fokin. Artistas del Pueblo de la Repblica So-
cialista Sovitica de Ucrania. Bartono y tenor lrico, respectivamente.
Eiecutan principles papeles del repertorio opertico.



































ENTREVISTA A


JOSE M. VALDES


RODRIGUEZ
POR ROBERTO BRANLY FOTOS: JOSE TABIO


tanto en las pelculas presentadas, como en el es-
pritu de que estuvo animado".
Con estas palabras el professor Jos Manuel
Valds Rodrguez inicia el dilogo. Se refiere, por
supuesto, el reciente Festival Cinematogrfico de
Mosc, al cual asistiera, junto a crticos y cineas-
tas, en representacin de Cuba.
La tarde, estival, crece desde un sol duro, im-
placable. En las calls, el calor reverbera. Sin
embargo, una brisa lenta y necesaria mitiga la
cancula, en la sala del apartamiento de Valds
Rodrguez.
Tabo, cmara en ristre, se mueve por la ha-
bitacin, a la caza del ngulo ms definidor.. El
"clic" metlico resuena por encima del coloquio.
Valds Rodrguez, retoma el hilo, lo desenmadeja,
y precisa:
"Primero, el lema Por el Humanismo en el
Arte del Cine; Por la Paz y la Unidad de los Pue-
blos! Segundo, el Festival es como el de Karlovy
Vary -un gran event de su carcter en el campo
socialista- pero con la particularidad de- haber
atrado a los cinematografistas del campo capita-
lista, incluida la norteamericana".
Y, tercero:
"Es muy important sealar el resultado del
Festival, al premier en primer lugar la pelcula
de Fellini "Och y Media", de procedencia capita-
lista y a su realizador, que por muy progresista
que sea, no es ni socialist, ni comunista, ni de
izquierda".
Luego, expresa que dicho premio, otorgado
por unanimidad, y con la participacin decidida
del jurado sovitico y de otros pases socialists,
"evidencia una amplia comprensin y flexibili-
dad", en el criterio.
Asimismo:
"En trmnos generals, los premios del Fes-
tival evidencian la amplitud de criterios en el
campo socialista.
Y agrega:
"La primera pelcula sovitica galardonada
vino a ser un cuarto premio".
LO CUBANO EN EL FESTIVAL
Ahora, el dilogo centra otro tema:
"La Delegacin Cubana fue acogida desde su
llegada con la mayor simpata y calor, eviden-
cindose por la dirigencia del Festival y por el
pblico".
Adems:
"La proyeccin de "Las Doce Sillas", en el
Gran Palacio de los Congresos del Kremlin, tuvo
plena significacin: Primero, por la presentacin
de la Delegacin, hecha por los funcionarios ofi-
ciales y de la industrial del Cine, con el mximo de
reconocimiento, con expresin fervorosa de la sig-
nificacin de la Revolucin Cubana".
Aparte:
"Durante la proyeccin la reaccin del pblico
fue de gran simpata, inteligencia y sensibilidad.
Incluso para entender chistes de carcter local,
aplaudindola durante muchos momentss.
Mientras:
"Fue constant la simpata demostrada a la
Delegacin, y, en particular, con los artistss.
Del cine con argument, al documental:




























































"En trminos generals, los premios del Festival evi-
dencian la amplitud de criterios en el campo socialista..."


-"Historia de una Batalla" se llev el segun-
do premio de cortometrajes.
Y aade:
"En cuanto a su valoracin tcnica, podemos
afirmar que Romn Karmn -que presenci la
proyeccin a nuestro lado- hizo una estimativa
altsima sobre la pelcula".

EL CINE Y LA VIDA

Jos Manuel Valds Rodrguez, fundador de
la crtica cinematogrfica en Cuba, se adentra en
la espiral de las evocaciones. La ancdota -crio-
lla y soleada- le brota en cuantos de luz: la me-
moria trabaja con sosiego, y surgeon imgenes y
palabras:
"Primero -toca las races- fue un muchacho
asiduo al cine, desde siempre. Vi las primeras
pelculas que se pusieron en La Habana".
Por ejemplo...
"Vi, con mi padre, "El Asesinato del Duque
de Guisa". El cine estaba en Lamparilla y Com-
postela, enfrente de mi casa, en el barrio de El
Cristo. Sera por los aos 6, 7 u 8. Por aquel en-
tonces oa a mi padre discutir sus valores como
manifestaciones artsticas e histricas".
Ms tarde:
"En los aos que estuve de colono en Cama-
gey, para pasar las veladas de la soledad cam-
pesina, me suscrib a las revistas norteamericanas
de Cine y Teatro. Fue entire el 17 y el 24 25".
Despus, el crtico:
"En "El Pas", recuerdo haber publicado un
intent en el 27 o 28, por condescendencia de Be-
calli "el viejo". Una crtica que era una valora-
cin dentro de normas especficas, del Cine".
En ella:
"Planteaba la cuestin de la apreciacin de la
fotografa, del montaje y del papel que en eso jue-
ga el director".
Y, tambin:
"En esos aos haban empezado las luchas
contra Machado: las crnnicas tenan, adems, una
valoracin del contenido desde el punto de vista
social".
As, por ese tiempo, ya Valds Rodrguez iba
trazando los lineamientos esenciales de su que-
hacer certero, en tanto trabajaba como traductor
para "Carteles" y "Social" y escriba en "Atuei" y
"Amrica Libre". Despus, en "Revista de La Ha-
bana" y "1927", o sea, "Revista de Avance".
Luego:
"Vino una etapa de much inters, cuando fui
administrator del "Fausto", la empresa que trajo
el "Vitaphone" a Cuba, y que contaba con cines
en Camagey, Santiago de Cuba y La Habana".
Hacia esos aos -1928- Valds Rodrguez
public nuevas crnicas en "El Pas", en la colum-
na cedida por Becalli.
Al propio tiempo:
"El compaero Rafael Surez Sols, crtico de
cine del "Diario de la Marina", y jefe de propa-
ganda de "El Encanto", me pidi que hiciera va-
rias crnicas, las cuales firm con el seudnico de
"Don Q", que, por cierto, era la rbrica de Douglas
Fairbanks, en la pelcula "El Zorro".
Y prosigue:
All, reafirm mi concepcin de la crtica ci-
nematogrfica, que deba tender al contenido o
7




























































"Cuando entr Salas Caiizares en la Universidad, se llevaron el teln del
un reloj..."


saln de cine, y rompieron a culatazos







asunto de la pelcula, y a su expresin en forma
cinematogrfica".
Al ao siguiente:
"En 1929, al entrar en "El Mundo" como cro-
nista social, hice crtica literaria en la plana edi-
torial del peridico, y dominicalmente en la plana
de cine, que tena una column de crtica titula-
da "Vista Fije", en la cual fui un poco ms all
en la expresin de mi concept de lo que deba ser
la crtica cinematogrfica.

EL PRIMER CINE CLUB DE CUBA

La conversacin retrocede un tanto en el tiem-
po, para extraer de ste el perfil de un hecho poco
difundido: la creacin del primer Cine-Club en
Cuba.
Fue as:
"En 1928, en mi casa de la calle 11, entire 12
y 14, en el Vedado, proyectbamos las pelculas
sobre la pared del garaje de la casa colindante,
que estaba pintada de blanco".
Cmo?
"Con aparatos prestados por camargrafos cu-
banos". A estas veladas asistan escritores, perio-
distas, intelectuales. Entre ellos Fernando Ortiz,
Ral Roa..."
"Ah se vio un grupo de pelculas de las que
llegaban a La Habana, y los exhibidores no que-
ran ponerlas".
Entre ellas:
"Enrique V", de Pirandello; "La Ultima Risa",
de Emil Jannings; "El Acorazado Potemkin", y
"Diez Das que Conmovieron al Mundo", de Ei-
senstein; "Tempestad sobre el Asia", "La Nueva
Babilonia", y otras.


EL CINE: ARTE E INDUSTRIAL DE
NUESTRO TIEMPO

Tanscurre 1942. En la segunda sesin de la
Escuela de Verano de la Universidad de La Ha-
bana, se inicia un curso de apreciacin y esttica
cinematogrficas.
El professor Jos Manuel Valds Rodrguez,
que instaura y explica las lecciones, aporta datos
elocuentes:
"El primer curso de Cine -rememora- lo
realic en la "Escuela Libre de La Habana", alre-
dedor de 1939-40. Quizs antes: en el ao 38".
De ah que fuera la primera exposicin cr-
tica que se hizo del cine en Hispanoamrica.
en la Universidad?
"En 1941 -relata- fui al Museo de Arte Mo-
derno, de Nueva York, para conseguir varias pe-
lculas para el curso".
Y aade:
'A partir del 42 no dej de darse en ninguna
ocasin, hasta 1957 58, en que la situacin batis-
tiana hizo impossible que se trabajase en la Uni-
versidad".

EL DEPARTAMENTO DE CINEMATOGRAFIA

Fluye la primavera de 1949. Como resultado
del xito del Curso de Cine, de la Escuela de Ve-
rano, -- constituido el Denartarnpntn arf Cinernu-


tografa de la Universidad. Dos o tres meses des-
pus, se iniciaba la filmoteca, con la adquisicin de
una copia de "Alejandro Nevsky", de Eisenstein.
Ms tarde, en octubre, comienza a funcionar
el Cine de Arte.
Sobre estos puntos retoma la palabra Valds
Rodrguez.
"La adquisicin de "Alejandro Nevsky"
-apunta- fue lograda mediante prorrateo, entire
los alumnos de la Escuela de Verano, y nosotros".
Luego:
"Con la contribucin de un peso mensual, del
Cine de Arte, y con el product de esa cuota,
fueron compradas todas las pelculas para la Fil-
moteca de la Universidad, hasta la caida de Ba-
tista".
Despus:
"La actual organizacin universitaria permit
la compra de pelculas sin reserves de ninguna
clase".

HECHOS, DATOS, ANECDOTES

Un hecho de inters, sin dudas, fue centrado
por la cinta sovitica "Diez Das que Conmovieron
al Mundo".
Valds Rodrguez lo evoca:
"Justamente el 10 de marzo de 1952 lleg a
La Habana dicha pelcula, junto con "Volpone",
por avin. Tras mltiples gestiones, al fin ambas
llegaron a la Universidad, no sin antes ser reteni-
das por la polica batistiana".
Otro ms:
"Cuando entr Salas Caizares en la Univer-
sidad, se llevaron el teln del saln de Cine, y
rompieron a culatazos un rejol. Pero al confundir
la puerta del Departamento de Cine con el resto
de las puertas del Aula Magna, no dieron con la
bveda de la Filmoteca".

EISENSTEIN

Ahora los recuerdos viajan hacia otro tiempo
inolvidable: el tiempo del Comit Internacional
para la Defensa de "Viva Mxico".
"Entonces -seala- formaba parte de la re-
daccin de la revista "Experimental Cinema", de
Hollywood, la cual fue la gran defensora de dicha
pelicula".
Entretanto:
"Form parte del Comit Internacional para la
defense de "Viva Mxico". Esto estableci un ne-
xo entire Eisenstein y yo, que tuvo expresin per-
sonal en 1934, cuando fui a la URSS, donde le co-
noc personalmente".
Finalmente:
"Desde un cierto punto de vista, se pudiera
decir que una de las personas que ha expuesto los
criterios de Eisenstein en espaol, soy yo, en unin
de los mexicanos que figuraron entire los defenso-
res de la referida pelcula".
La tarde se diluye, y la entrevista terminal.
Ha hablado, para "PUEBLO Y CULTURA", el
professor Jos Manuel Valds Rodrguez, fundador
de ARTYC, crtico, ensayista y autor, asimismo,
del minucioso cuaderno "Ojeada al Cine Cubano",
que recientemente editase la Universidad de La
Habana.
lan tnrcin




























UN FESTIVAL EN


EL TEATRO CHAPLIN

ONELIO JORGE CARDOSO

El da 26 de agosto pasado el Teatro Chaplin
abri sus puertas para ofrecer, por cinco das con-
secutivos, el Festival de las Fuerzas Armadas de
las provincias occidentales. Por tercera vez, ya
que antes hubo uno por el Ejrcito de Oriente y
otro por el Ejrcito del Centro, las Fuerzas Ar-
madas de la Revolucin mostraron al pueblo algo
que no se pudo sospechar en lo que hasta ahora el
pueblo haba entendido y sufrido respect a lo
que era un Ejrcito. Esto es: todo menos consti-
tuir un grupo de artists aficionados, sacados de
sus propias filas. Y se explica. A cuatro aos de
un largo pasado de militares de casta, casta de es-
clavos, de hombres especializados para perro del
hombre, de piezas cruelmente disciplinadas para
guardar ante todo y sobre todo la via del bur-
gus, no poda sospecharse que quienes llevaran
el uniform de los ejrcitos hasta ahora concebi-
dos, fueran a representar en escena "Abdala" de
Jos Mart. Drama donde el hombre hasta por en-
cima del amor a la madre pone el odio legtimo y
la lucha contra el tirano. Mas no estamos a cuatro
aos del pasado tenebroso sino a cien aos de su
condenacin y muerte definitive en lo que es la
conciencia poltica de un pueblo que lucha contra
"la explotacin del hombre por el hombre".
Por eso el Ejrcito de ahora, obreros y cam-
pesinos, e hijos de obreros y campesinos, puede
sorprender con un gran Festival artstico ya que
la cultural, que hubiera minado las bases del Ejr-
cito de castas contra los propios intereses de los
burgueses, en este Ejrcito puro del pueblo levan-
ta su conciencia poltica y le explica ms profun-
damente porque puede haber en su mano lo mis-
mo un fusil que una guitarra con su cancin








































cuando el fusil apunta a la injusticia y la cancin
exalta la necesidad del ojo en la mirilla.
Y as fueron pasando los das consecutivos de
Fiesta en el Chaplin. Con la gracia ingenua de los
aficionados sin pretensiones de artists pagados
de s mismos, cada quien hizo su labor donde el
entusiasmo fervoroso se iba por encima de la ac-
tuacin entire los aplausos del pueblo que saludaba
as un paso ms de la inquietud cultural en el
Ejrcito.
Y as, omos "Abdala" exponiendo en su lrico
lenguaje lo verdadero de raz, sus razones a la
madre para querer ms a la Patria que a ella o
por quererla a ella querer ms a la Patria. Y
omos las canciones conmovedoras -algunas crea-
das por los propios compaero! del Ejrcito-
donde se evoca el recuerdo de los mrtires y la
viva presencia de sus muertes en la Revolucin.
Eso desde la luneta era todo. Pero haba ms,
y era lo que quedaba detrs de los das y los me-
ses en que.hubo una larga preparacin desde for-
marse la conciencia poltica de la necesidad de
manifestaciones artsticas dentro del Ejrcito, has-
ta el moment del ltimo ensayo frente a cada
compaero. Por eso fuimos a entrevistar a dos
compaeros del MINFAR: Angel Daz Cosme y el
teniente Vernico Prez, responsible de cultural
del Departamento de Instruccin Revolucionaria
del MINFAR. Ambos compaeros contestaron
nuestras preguntas:
-Las necesidades artsticas siempre han te-
nido su manifestacin en nuestras filas. Aun en
los das de peligro se cantaba en las trincheras.
Faltaba slo canalizarlas y darles el valor que
tienen. En eso nos ayud much el ejemplo de los
11






























El zapateo, bailado por jvenes militares.


*. $v:MV r?




























La cancin exalta la necesidad del ojo en la mirilla.











conjuntos artsticos que nos visitaron. Los grupos
de la Unin Sovitica, China y otros pases her-
manos, levantaron en nosotros la comprensin de
esa necesidad como un cuerpo formado y por otra
parte la labor poltica que se hizo.
-Qu tiempo llevaron preparando los gru-
pos?
-Ms de un ao.
-Y estos grupos fueron formados por uste-
des mismos?
-No. El Consejo Nacional de Cultura nos fa-
cilit desde los tcnicos hasta toda la propaganda
ahora en el Festival. Los primeros pasos los dimos
con los instructors de Arte del Consejo Nacional
de Cultura. Compaeros como Servn Hall y Ara-
mis Alvarez que trabajaron cerca de un ao con
nosotros, as tambin como la compaera Sara
Lamern, el compaero Lavoy, Emelina y otros
ms. As tambin como no dej de haber en nues-
tras filas algn compaero que sirvi a su vez de
instructor por pura vocacin.
-Fue esa la labor realizada por los Instruc-
tores del Consejo Nacional?
-No slo esa. Ellos tambin prepararon como
instructors de Arte a un grupo nuestro de cua-
renta compaeros.
-Consideran ustedes que ya tienen los sufi-
cientes instructors de Arte?
-No; necesitamos cincuenta o sesenta ms.
-Es possible entonces la future asistencia de
los becados que hoy se hacen instructors de Arte
en las Escuelas?
-Seguramente. De ah saldrn muchos com-
paeros que pueden ayudarnos en l Ejrcito.
-Volviendo al trabajo reciente, ustedes mis-
mos seleccionaron a los compaeros que actuaron
como aficionados?








-No, el Consejo Nacional de Cultura cedi
los tcnicos necesarios. Se hizo una convocatoria
del da primero al quince de agosto para seleccio-
nar el grupo de aficionados que iba a actuar. El
da 16 se reuni el jurado y se discuti la progra-
macin para cinco das as como los compaeros
que iban a actuar.
-Hubo una seleccin entire todos?
-S.
-Y qu hubo de los que habiendo ensayado
no actuaron esta vez o no fueron seleccionados?
-Una cosa muy interesante. Esos compaeros
que no clasificaron han tomado el asunto como
una cuestin de honor, se siguen preparando y di-
cen que nos van a dar sorpresas.
-Eso explica el entusiasmo.
-Ms que nada. Porque esta cuestin del en-
tusiasmo ha sido tomado con una gran seriedad
entire los compaeros. Hay hasta el caso gracioso
de un compaero que fuera de las horas de ensa-
yo, fue reportado por el official de guardia al en-
contrrsele bailando su polka, su nmero en el
program, despus del toque de silencio.
-Hubo oficiales tambin entire los artists
aficionados?
-Los hubo, y especialmente un grupo que
son oficiales de la Sierra Maestra, compaeros que
hicieron la guerra en la montaa. Tambin los
compaeros vienen de distintos cuerpos del Ejr-
cito, de la Marina, de la Defensa Antiarea, de la
Artillera de Campaa, de las Fuerzas Blinda-
das...
-Entonces estn ustedes satisfechos?


-Bueno, en una media s. En ver como los
compaeros han tomado esto con ms entusiasmo
del que pensamos. En reconocer modestamente
que el Festival ha sido un xito, pero esperamos
ms, hay que trabajar ms. Esto solamente es el
comienzo que ya iniciaron los compaeros de
Oriente y Las Villas con sus anteriores festivales.
Pero vamos viendo los frutos. Por ejemplo yo di-
ra que es emocionante el caso de la Banda de
Msica de los compaeros de Isla de Pinos. Hace
un tiempo casi todos eran analfabetos y acaso sa-
ban poco de msica. Estudiaron msica y se alfa-
betizaron a la vez y hoy estn orgullosos de su
Banda con el sargento Alarcn que los dirige. Otro
caso tambin es el de diez y ocho compaeros de
una Unidad de Artillera quienes han formado el
nico grupo de acordeonistas que hay hasta ahora
en el MINFAR.
-Estos compaeros estuvieron especialmen-
te dedicados a los ensayos y studios?
-No, junto con la preparacin artstica no se
ha dejado nunca de la mano la preparacin com-
bativa, compaero. Nadie se olvida aqu que so-
mos un pueblo constantemente amenazado. Ade-
ms tambin se ha hecho trabajo voluntario.
Muchos de los grupos artsticos se pasaron meses
cortando caa, y sin que tampoco por eso se aban-
donara la elevacin del nivel escolar.
Tales fueron, las palabras contadas por los
compaeros del MINFAR, los das anteriores a es-
te 26 de agosto cuando se abrieron las puertas del
Chaplin y los artists aficionados del Ejrcito re-
presentaron, cantaron y bailaron para su pueblo.


La danza es una actividad nueva para el ejrcito.






El mundo se concentra en el Sarah Bernhardt
y en la pequea sala Recamier durante la tempo-
rada del Teatro de las Naciones. All, tanto en la
platea como en el scenario, la concurrencia pro-
viene de todos los rincones del planet. Este ao,
ms que otras veces, el. acontecimiento tiene un
significado especial. El Teatro de las Naciones
celebra sus 10 aos de existencia. Una existencia
brillante y eficaz.
El 27 de marzo, da de la Jornada Mundial del
Teatro, se inaugur el Festival, con la Opera de
Mannheim, para iniciar la presentacin de 28 com-
paas con 35 espectculos diferentes, 20 de ellos
dramticos, 6 lricos y 9 coreogrficos y tradicio-
nales. En total 106 representaciones de 16 nacio-
nes participants, 1 de la Europa" Oriental
(U.R.S.S.), 2 de Africa (Tnez y Camern), 3
americanas (Mximo, Uruguay y E.U.) y el resto
de la Europa Occidnetal. Y al final un balance fi-
nanciero favorable: el Sarah Bernhardt report un
haber diario de 6,610 francos, cifra superior a la
entrada de cualquier otro teatro de Pars en los
cinco meses que dura el Festival. Y esto coinci-
dente con una buena noticia proclamada en el
Congress de la IIT (Instituto Internacional del
Teatro), celebrado a principios de junio en Var-
sovia: el Gobierno Francs mantiene la subven-
cin official al Teatro de las Naciones.






DEL TEATRO DE


LAS NACIONES


POR: NATI GONZLEZ FREIRE

Esto tiene una gran significacin. El Teatro de
las Naciones podr continuar su obra de asimila-
cin e intercambio para bien de todos los que
ejercen la profesin. La Organizacin Internacio-
nal de Crticos as como la Asociacin Internacio-
nal de Tcnicos aseguran su vida. Los trabaja-
dores del arte teatral tienen, pues, un lugar donde
los problems se pueden plantear y discutir a ni-
vel mundial, Y tambin el Crculo de la Joven
Crtica permanecer para recoger la opinion in-
ternacional de los ms nuevos en el quehacer
teatral. Organismos que junto con el Club y la
Universidad son parte muy important del trabajo
del Teatro de las Naciones. Club, Crculo como
diramos nosotros, que facility a estudiantes y
profesores el acceso econmico a los teatros y
Universidad, donde actors, directors y tcnicos
perfeccionan sus conocimientos en seminarios,
cortos pero intensivos, preparados por grupos y
personas de las ms prestigiosas en el mundo
teatral.
















Al cabo de 10 anos de trabajo, el Teatro de las
Naciones, pues, tiene historic. Una historic de
xitos artsticus y humans. Las palabras de Ar-
thur Miller, en ocasin de la Jornada Mundial del
Teatro, alcanzan su sentido verdadero ante la la-
bor del Teatro de las Naciones. La fraternidad que
un acto artstico puede establecer entire los hom-
bres es comprobada all. Impresiona el anhelo con
que los representantes de cada pals buscan com-
prender a las otras delegaciones, al pblico y a
los crticos. Muestra del afn de entendimiento
que existe entire todos los hombres, an en aque-
llos que aparentemente pasan como ajenos a la
poltica y la sociedad. Asistir a estas funciones es
como participar a un Congreso de nacionalidades
que aspira a la convivencia civilizada de la huma-
nidad y a su coexistencia pacfica. Y es que por
encima de los diferentes idiomas y las costumbres
distintas, el hombre tiene una series de problems
que le son comunes y que afectan su vida para
hacerlo feliz o infeliz. Y nada como el arte, con
su influencia maravillosa en el espritu human,
ilustra sobre estas cuestiones.


















Un moment
del ballet
alemn de Kurt
Jooss, creador
de La mesa
verde, la danza
del terror
nazi que una
vez ms ha .
estremecido .,
al pblico
europeo en la *
escena del .
Teatro de las Y .,.
Naciones. ; .
(Foto Pic) -








V. A. Lepko
al centro, cuya
protagonizacin
de La chinche
de Maiakoivski
le vali el
premio a la
mejor actuacin
del Festival.
(Foto Pic)





















































17





























































r i
.1;!


.
''
i .. ~.f ir-
r

*...`.f..~-I '*
":!-~''' ~slic r
erS:~W
"~;?~~4
B
;a;

~L~bno~~w~~.. C


t


11
hI
r 'IB

1:


**^ ^ vr


wQ.


i 1-























Esa es la razn por la que no es raro encontrar
en las funciones del Teatro de las Naciones a un
rabe, un coreano o un japons que simpatiza con
Don Zoilo, el gaucho desplazado de sus tierras por
la invasion del capital extranjero, en Barranca
Abajo, la pieza que la Comedia Nacional del Uru-
guay trajo al Festival. O a un alemn coincidir
con el antibelicismo de la comedia inglesa Oh,
what a lovely war de Charles Chilton, el mayor
xito del Theatre Workshop de Londres ltima-
mente. O el asombro con que un latinoamericano
descubre la fuerza popular del teatro de Enrique
Ibsen cuando es interpretado por su pueblo, tal
como pasa con el Peer Gynt, representado por el
Norske Teatre D'Oslo. O el gusto que un mosco-
vita expresa por las improvisaciones de la com-
paa italiana de Peppino Filippo, afines a las for-
mas cmicas de los soviticos. O el arrobo de un
africano frente a la perfeccin artstica en los
bailes del Folkwang Ballet de Kurt Jooss o la sor-
presa del francs por el insospechado Calgula ne-
gro del Teatro de Tnez.
Esta comprobacin de intereses comunes y de-
seos iguales hace que los hombres se traten con
confianza en el Teatro de las Naciones y se esti-
men como viejos amigos. As es como las naciones
se conocen en su exacta media. Las asperezas
se borran, los enconos quedan a un lado, las in-
comprensiones son mnimas y no por mandato de
ley alguna sino porque la especie humana se re-
conoce en cualquier raza o nacin. Negros, sovi-
ticos, asiticos y americanos discuten sus opinio-
nes en un plano de respeto y admiracin. Por este
slo hecho human, el valor del Festival es .in-
apreciable.
Sin embargo, esa intimidad no impide que to-
dos, artists y espectadores, sean imparciales en
la apreciacin de los espectculos. Los calificati-
vos, pues, provienen del hecho artstico solamente.
Pero ste no est separado de los otros rdenes
de la vida, al caracterizar el arte de un grupo
human habla tambin del estado social, cultural
y poltico de la nacin a que pertenecen sus intr-
pretes. Y esto es revelador en los espectculos del
Teatro de las Naciones, precisamente porque las
funciones se suceden ininterrumpidamente y es
ms fcil la comparacin entire unas y otras. Y
adems porque la reaccin del pblico es libre,
soberana y nadie podra acusar jams ese pblico
de poltico ni politizado. Dos casos bastan como
ejemplos.
Cuando comenz The Gift (El Don), la pieza que


El Norske Teatre D'Oslo dio a conocer la fuerza na-
cional y popular de Enrique Ibsen en su hermosa in-
terpretacin de Peer Gynt. (Foto Pic)



el A.C.T. de San Francisco present como muestra
del teatro de vanguardia de los Estados Unidos,
los espectadores se revolvieron disgustados en la
luneta del Recamier. Aquel acto que a algunos
intelectuales trasnochados les hubiese encantado
por su carga de absurdos, provoc la risa y la
burla del pblico francs y extranjero que estaba
all la noche del estreno. Una manera contunden-
te y rotunda de protestar contra el disparate dis-
frazado como exquisiteces del teatro modern, que
adems era una falta de respeto al espectador. Un
scenario a oscuras, unos tontos que tocan un jazz
ruidosa y negligentemente, el autor que cuenta



















u.



ar'


'ie















"Ce








algo que nadie oye, una mujer que surge de las
sombras, se sienta y lanza vituperios contra los
asistentes, una muchacha que corre y un hombre
con una linterna encendida que la persigue esca-
leras arriba, escaleras abajo. Salen, entran con
unos hierros largos que cuelgan del telar, unos
los suben, otros gritan, todos pelean y baja el
teln. Fueron pocos los que esperaron por el fi-
nal. Ese espectculo disparatado e incongruente,
y adems aburridsimo, era el retrato de una so-
ciedad automatizada, exange y dislocada. Algunos
esnobistas dirn que lo que se buscaba era que el
pblico gritara con los artists y se consigui la
locura. Si ese es el propsito es bastante pobre,
humana y artsticamente y slo da razn al pblico
cuya actitud no fue por contagio sino por reaccin.
Otra muy distinta fue la impresin que el Con-
junto Nacional del Camern fij en los especta-
dores. La riqueza folklrica de sus cantos y danzas
enerv al auditorio. Lo cierto es que desde las
fabulosas danzas de los Pigmeos de Moloundou
hasta las ms elaboradas de la sociedad Banso o
la Sociedad Mali o el curioso ritual de la Apari-
cin, Muerte y Resurreccin del Genio Maindo as
como las excelenttes imitaciones de los animals
de la selva de las danzarinas del Ritual Ozila, el
pblico aprob con su aplauso frentico el espec-
tculo de un pueblo nuevo, pujante y rebelde cuyo
arte es genuino representante de su potencia hu-
mana y social. Un francs organize el Conjunto,
Alain Gheerbran, pero sus intrpretes son hijos
legtimos de su pueblo, autnticos representantes
del Africa, hombres y mujeres que en sus bailes
y cantos tradicionales llevan la energa de un con-
tinente cuya fuerza en el mundo del future es
imprevisible.
La presentacin del Conjunto Nacional del Ca-
mern, de la semana del 9 al 13 de julio, marc
el fin de la dcima temporada del Teatro de las
Naciones. Una vez ms sus principios fueron cum-
plidos: presentar el teatro representative de la
actualidad a travs de teatros de vanguardia, gru-
pos consagrados y conjuntos tradicionales. Grupos
y conjuntos cuyas presentaciones en el Festival
equivalent a una confrontacin de sus valores in-
ternacionales como fueron el Teatro de la Stira
de Mosc, The Royal Shakespeare Company y la
Opera de Stuggart. Y voces y bailarines de crdito
mundial como la cantante negra norteamericana
Odetta y la bailarina flamenca Manuela Vargas.
En fin, formas artsticas de todas parte que dejan
su huella en los teatristas franceses y hasta deter-
minan en buena dosis el gusto del pasisino por las
manifestaciones exticas y primitivas en el arte.
As Pars se desintoxica y el teatro sicologista pasa
para dar entrada a un teatro que corresponde a las
nuevas inquietudes representadas por los conjun-
tos como la Opera de Pekn, el Ballet Siglo XX, el
Berliner Ensemble, la Tropa Nacional Kabuki Ha-
nayagi de Tokio y los grupos de la Costa de Ivoire,
Dahomey, Marruecos, Mali o de la India y Corea
que el Teatro de las Naciones ha trado a Paris
durante sus diez largas temporadas.
Los premiados eran "vox populi" por los corri-
llos del Sarah Bernhardt antes de que tuviera lu-
gar la proclamacin official. La seleccin de los
jueces, miembros del Sindicato Internacional de
la Crtica y el Crculo Internacional de la Joven


Crtica, coiicidi con la del pblico. El Rey Lear,
presentado por el Royal Shakespeare Company,
como el mejor espectculo dramtico, Edipo Rey
de Carl Orff por la Opera de Stuttgart entire los
lricos y La mesa verde de Kurt Joos en' lo coreo-
grfico. Y en verdad los tres espectculos, cada
uno en su seccin, tuvieron la aceptacin unnime
del pblico. Tambin el premio que recibi la Gran
Bretaa por la labor conjunta de su delegacin (la
comedia Oh, qu hermosa guerra y El Rey Lear)
tuvo la aprobacin general. Otros premios espe-
ciales fueron otorgados al Conjunto Nacional del
Camern como el mejor teatro traditional, al Die
Kluge de Carl Orff como teatro lrico, a la Meta-
morfosis de un msico ambulante por la puesta en
escena de Peppino Filippo, a la pera Edipo Rey
por la direccin musical de Ferdinad Lettner, La
Chinche de Maiakoivski por la actuacin de V. A.
Lepko y por ltimo a Odetta y Gerard Stolze como
las mejores voces y a Hans Van Manen y a Manue-
la Vargas como los mejores bailarines.
El Teatro de las Naciones cierra sus puertas y
como todos los franceses se va de vacaciones hasta
la prxima temporada, que ser segn M. Planson
un ciclo de teatro mgico en los primeros meses
del ao que viene y en el que hay much inters
de que Cuba diga, una vez ms present al Teatro
de las Naciones.






































r"


I\ i
"i a
CI
i







bKAUUAkiUN
05 IN.STRUCTORI
FELIX PITA. R-0DIlIGUEZ
CATAC >nc m. n; ARTI






















"Por un arte revolucionario, socialist, para las
masas obreras y campesinas!". Con esta frase, que
era esencia y resume del document que acababa
de leer en el scenario del Teatro Mella, una joven
Instructora de Arte, en nombre de los doscientos
veinte compaeros que se graduaban esa noche,
estaba dando su respuesta a viejas y zarandeadas
preguntas sobre la funcin y el destino del arte.
Momentos antes, la lectura de un prrafo enjun-
dioso y sin vacilaciones, haba fijado con precision
mayor la posicin colectiva de los Instructores
graduados, al declararse "libres de la enajenacin
que mercantilizaba al arte hacindolo patrimonio
de las minoras; libres de la esencia deshumani-
zante que borraba las huellas de la vida y forzaba
al aislamiento desgarrador y la fuga de la rea-
lidad".
Al definirse a s mismos como productss de
una Revolucin profunda como la nuestra, que es
capaz de extender la cultural a las masas traba-
jadoras", la posicin de los recin graduados no
poda ser otra, como no podan dejar de declarar-
se "alertas vigilantes contra los teorizantes vagos,
las tertulias agnicas, incapaces de aprender del
pueblo".
Hijos de la Revolucin, forjados por ella, tenan
que entrar al combat acorazados con sus esencias
ms puras. Y en su hermoso "Compromiso de los
Instructores de Arte dentro de la Revolucin", lo
manifestaron firmemente: Arte revolucionario, so-
cialista, para las masas obreras y campesinas. Arte
en funcin de servicio a la Revolucin. Reflejo
fiel y exaltador de la obra inmensa que nuestro
pueblo realize. Lucha sin cuartel contra los rezagos
del pasado funesto que quieren sobrevivir para
empozoar la obra del present. Incansable y tenaz
labor para contribuir al nacimiento de un arte y
una literature que respondan al moment hist-
rico que les da nacimiento. Y afirmacin madura
y consciente de que "la gua segura e invariable
de nuestra militancia artstica y de nuestro tra-
bajo cultural, ser la ideologa marxista-leninista,
la que nos ofrece un conocimiento profundo de la
realidad con que enfrentar nuestras bsquedas
hasta hallar una expresin propia y universal".
Hijos de la Revolucin, forjados por ella, los
doscientos veinte Instructores de la Seccin de
Teatro, no podan caer en las hbiles trampas de
los "teorizantes vagos", que con artilugios innu-
merables, postulando la necesidad de huir del es-
quematismo, el populismo, el dogmatismo, dan a
estas palabras una amplitud y una significacin

24





































Son los Instructores de Arte (Secci6n de Teatro), hijos de la Revolucin, forjados por
ella, que juraron servirla desde su trinchera ideolgica.


Formas nuevas, incorporaciones a la interpretacin de una obra, que hacen llegar ms
hondamente el mensaje.








r



Q






r r







,




~si;".
P.

'" ''
'`I















*;`
\
'






~Ali~~ ~
FI





,.


;~

d 1
:r

7;.


r

















9-
?
,ruF



''



'r JI
r




Br31






















~b~Z ]IC-C~ i









ii;,


sz ~"-lr' ._
4~ 1. ,~r"E
'_ `.Y,.Ti~~.
~ri.


--T ~P (1


' .~i[r;-.~ 4
































La ferzade na gnerainque alzaunadeoog

























capaz yexacta










































j0i..

























21-












tales, que sinuosa y astutamente pretenden pre-
sentarlas como equivalentes de la temtica revo-
lucionaria, la forma direct y clara de grandes
alcances populares, y la ideologa marxista-leni-
nista. Del "Compromiso" de los nuevos Instruc-
tores ledo en el scenario del Teatro Mella, se
desprende la reiterada evidencia de una clara
vision de la realidad revolucionaria y de sus exi-
gencias inmediatas, en una situacin de tiempo y
lugar insoslayable: qu hacer y cmo hacerlo en
el terreno del arte y la literature, para que la obra
as lograda sirva de modo efectivo y vastedad ma-
siva a la Revolucin. Y por ende, la primaca de
lo poltico sobre toda otra consideracin, sin que
esto implique, como suelen alegar algunos de estos
"teorizantes vagos" en sus "tertulias agnicas", un
rebajamiento de las calidades artsticas y lite-
rarias.
Lo mejor, s, y con la excelencia formal ms de-
purada, pero con la almendra de la ideologa
marxista-leninista en su entraa, para lograr en
el menor tiempo possible la elevacin del nivel


cultural y poltico de las grandes masas, necesidad
incontestable para el advance y robustecimiento de
la Revolucin.
Los graduados de la Escuela para Instructores
de Arte en su Seccin de Teatro lo han compren-
dido as y firme y claramente dejaron constancia
de ello en su "Compromiso". Para ellos, el camino
del arte y la literature es recto y seguro y no hay
en l meandros ni laberintos.
La demostracin de sus capacidades y condicio-
nes artsticas en el acto de graduacin del Mella,
dijo mejor que todas las palabras lo profundo y
serio de su preparacin para la hermosa e impor-
tantsima labor que van a realizar. Dos largos aos
de intenso trabajo, estaban dando sus frutos y esos
frutos eran premiados con el aplauso masivo y
prolongado. Ahora, en granjas, en fbricas, en
cooperatives, los jvenes soldados del arte y la
cultural librarn su hermosa batalla "por un arte
revolucionario, socialist, para las masas obreras
y campesinas".


El vestibulo del Mella se llen de muchachos y muchachas que iban y venan cargados, hablaban entire s...







r-

























a El exito extraordinary alcanzado por el Con-
a-
E










am




sejo Nacional de Cultura en la organizacin y
presentacin del I Festival de Msica Popular
-I Cubana, presentado en el Teatro Amadeo Rol-
e dn en agosto y septiembre prximo pasado, de-
termin la organizacin y celebracin del II Fes-
tival Nacional de Msica Popular Cubana en el
citado coliseo habanero tambin en los meses de
agosto y septiembre de este ao 1963.
En el pasado Festival se realize un balance del
U.U process histrico de todas las formas, estilos y
expresiones instrumentales, vocales y danzarias
(con sus complementos de vestuario) registra-
dos en Cuba en los ltimos 300 aos, o sea desde
el legendario son de "La Ma-Teodora" hasta la
I1 ltima composicin musical popular del mo-
mento.
> Puede afirmarse que las personas que asistie-
Sron a todos y cada uno de los seis programs
que integraban el Festival pasado conocieron en
todos sus detalles y con fidelidad absolute las
% caractersticas ms definidoras de todas las for-
Lm mas y estilos del patrimonio musical y danzario
b populares.
Este II Festival Nacional de Msica Popular
O Cubana proyect una organizacin y finalidades
muy distintas al anterior. Los planes elaborados
por la Direccin General de Msica y aprobados
por el Ejecutivo del Consejo Nacional de Cultu-
ra y la Comisin Consultiva, presidida por el
novelist y musicgrafo cubano Alejo Carpen- -
Stier, sealan la celebracin de tres programs %
distintos, cada uno con un contenido especfico. >.
El primer program fue dedicado a presentar
___ 24 composiciones musicales de otros tantos ge-
neros o estilos diferentes por lo tanto, este pro- S
Sgrama pudiera intitularse El Programa Genrico,
y en el mismo tomaron parte artists y conjun-
tos musicales especializados en cada uno de los
*** gneros seleccionados.














El segundo program estuvo integrado por es-
trenos de 24 composiciones, 6 dedicadas al es-
treno o reestreno de creaciones de various com-
positores fallecidos, 6 obras de distintos gneros
y autores y 12 canciones de otros tantos autores
y compositores del moment.
Entre los autores y compositores seleccionados
para estrenar sus composiciones en el Segundo
Program, se encontraron Ignacio Pieiro, Rico
Rojas, Ramn Cabrera, ico Saquito, Orestes L-
pez, Frank Domnguez, Ela O'Farrill, Tania Cas-
tellanos, Isolina Carrillo, Martha Valds, Fer-
nndez Mulens, Osvaldo Farrs, Csar Portillo
de la Luz, Jos A. Mndez, Piloto y Vara, Meme
Sols, Rosendo Ruiz (hijo) y Enrique Jorrn,
creador musical del ChaChaCha. En este pro-
grama intervinieron adems de muchos de los
mismos compositores, algunos de los ms des-
tacados intrpretes vocales e instrumentistas de
nuestra Msica Popular.
El Tercer Programa consisti en la puesta en
escena de la obra verncula de mayor xito del
repertorio del desaparecido Teatro Alhambra,
"La Casita Criolla" del maestro Jorge Ankerman
y del teatralista Federico Villoch. Esta obra que
estuvo dirigida por Gaspar Arias y asesorada por
Eduardo Robreo, Sergio Acebal y Flix Soloni,
cont en su elenco, con un reparto de estrellas
entire las que se destacaron Celeste Mendoza
(quien debut como actriz), Enrique Santiste-
ban, Reinaldo Miravalles, Mara Pardo, Idalber-
to Delgado, Gladys Puig, Armando Pico, Sindo
Triana, Isaura Mendoza, Celina Reihoso, Carlos
Alas del Casino, Carlos Badas, Elena Huerta,
Yolanda Farr, Eduardo Moguilla, Pedro Rege-
feros y otros no menos notables. En esta obra
hizo su debut la joven soprano Ramona Durn.
El maestro Rodrigo Prats tuvo a su cargo la
direccin musical de la Orquesta de treinta pro-
fesores especializados en ese estilo musical, te-
niendo como maestro concertador a Jos E. Urf.
Los bailables bajo la direccin de la profesora
Josefina Elsegui y' el Coro bajo la del professor
David Rendn. La presentacin de la obra la pri-
mersima actriz y cantante cubana Mara de los
Angeles Santana y el actor Armando Martnez.
Este segundo Festival, cuyo primer program
sirvi para rendir homenaje pstumo a los gran-
des artists cubanos desaparecidos en este ao:
Eduardo Sabor y Benny Mor, tuvo un trata-
miento escnico bajo la responsabilidad de Ro-
gelio Pars, conocido productor de television y
que ltimamente diera prueba de su talent en
la coordinacin artstica de los espectculos mu-
sicales presentados por la Direccin General de
Msica en el mes de julio en el Teatro Mella.
Pars ha formado un equipo en el cual se des-
taca el arquitecto cubano Rafael Mirabal, quien
viene trabajando muy estrechamente con la Co-
ordinacin General del Festival en todos los de-
talles, lo que constitute un factor de gran im-
portancia en la realizacin del Festival.
32















































33


4:
h>

;i
1:

j


..

f~4t;l "


u $I~~BLilr~al :
t'Tic
~cpt


r

,:,,

























Pars, Urf, Carpentier y un espectculo con la msica
popular.


ANOTACIONES SOBRE MUSIC POPULAR
ODILIO URFEM


La msica decantadamente popular cubana, es
el resultado de la asimilacin de various factors
artsticos forneos que desde el mismo inicio de
la Conquista y Colonizacin de este Archipi-
lago por los espaoles, comienza a.gestarse len-
tamente pero con hondura y caractersticas muy
dismiles y propias. Entre various de los factors
que matizan subidamente el cuadro folklrico
musical cubano, el espaol y el africano sobre-
salen sobre el resto (francs, italiano, chino, nor-
teamericano, haitiano, etc.) por razones determi-
nadas por el process econmico, social, poltico,
religioso, y etnolgico que informa la Historia
de nuestra patria.
En el primer program se significaron veinti-
cuatro expresiones musicales, algunas fichas mu-
sicogrficas y la de sus compositores respectivos
researemos a continuacin, con la finalidad de
orientarlas histrica y estticamente:
Danza bailable (Overtura o Sinfona por la
Orquesta). La danza es una manifestacin ins-
trumental y bailable cuyos antecedentes se en-
cuentran en la Contradanza a la francesa. Ya,
en 1830 la Danza alcanzaba gran popularidad en
toda la isla extendindose hasta las primeras d-
cadas del present siglo.
La Danza es una de las formas ms difciles
de ejecutar, musical y danzariamente debido a
la gran velocidad de su tiempo o aire.
LA BAYAMESA. Esta Cancin-Serenata tiene
la double significacin histrica de haber sido
creada por tres patriots distinguidos: Carlos Ma-
nuel de Cspedes, Jos Fornaris y Francisco Mo-
reno Castillo y de constituir la Cancin que inicia
34


el process de cubanizacin de esta forma, here-
dada del lirismo italiano.
Esta cancin, escrita en 1851, de expresin ori-
ginalmente amorosa, se convirti posteriormente
en todo Un canto patritico, al modificrsele va-
rios versos con acentos revolucionarios.
La Bayamesa mantiene an, dentro de la en-
traa popular cubana, toda la emocin que por
ella sintieron los patriots cubanos de las gestas
del 68 y del 95,
EL NEGRO BUENO. La guaracha, cuyos or-
genes various musicgrafos los sitan en Espaa,
se manifiesta en todo su esplendor, con sus ca-
ractersticas sociales y polticas, en el Teatro
Bufo y Vernculo Cubano. Enrique Guerrero,
compositor de Contradanzas, Danzas y Canciones
de gran sabor criollo, se consider el ms no-
table de los creadores de la guaracha costum-
brista como la seleccionada para ilustrar esta
forma de gran vigencia todava en nuestro fol-
klore. La guaracha "El Negro Bueno" se cant
en el Teatro "Villanueva" en la funcin de enero
de 1869 en la que se produjeron los trgicos su-
cesos que registra la historic de Cuba.
CLAVE A CARIDAD. Esta obra musical tiene
la trascendencia histrica de haber originado ja
famosa clave patritica intitulada "A Mart" y
fue inspirada por Caridad Valds, Clarina o So-
lista de una Clave u Orfen popular del barrio
del Pilar que diriga el guarachero Jos Tereso
Valds, quien la compuso para ser entonada en
los funerals de la bellsima Caridad.
Los acontecinientos polticos de 1906 dieron
oportunidad al editor musical Emilio Villillo para
















































35




















reactualizar dicho document nerrolgico pero
cambiando various versos de denuncia poltica y
exaltacin de la figure de nuestro Apstol Jos
Mart. La version que se ofrece en este Festival
es, por lo tanto, la original, y que insertara Jorge
Ankerman en su ltima partitura escrita en 1934,
titulada "La Emperatriz del Pilar", basada en la
desventurada Caridad Valds.
CONTRADANZA. Forma originaria de Ingla-
terra pero con marcada influencia francesa lleg
a Cuba procedente de Santo Domingo en los al-
bores del siglo XIX con la emigracin de los co-
lonos, artesanos y comerciantes franceses, que
huan de la revolucin de los esclavos encabe-
zados por Toussaint L'Overture.
Musicalmente la Contradanza "a la francesa"
fue penetrada por los acentos criollos de mane-
ra absolute, y coreogrficamente mantuvo sin em-
bargo, las caractersticas originalmente cortesa-
nas que tambin se expresan en los bailes de
las Tumbas Francesas.
La Contradanza "San Pascual Bailn" se con-
sidera el document popular ms antiguo de la
msica cubana y se ejecuta en el Festival con
una orquesta idntica a las usuales del siglo XIX.
ROMANZA. Jos Marn Varona, msico cama-
geyano, fallecido en La Habana en 1912, es el
autor de inspiradas composiciones musicales de
distintos gneros. Sin embargo su zarzuela cos-
tumbrista titulada "El Brujo", estrenada en 1896,
se consider su obra de mayor importancia y po-
pularidad, dado que en la misma se registra la
Romanza titulada "Es el amor la mitad de la
vida", que por sus caractersticas y estilo es un
fiel ejemplo de este gnero lrico musical de an-
tecedentes operticos.
TOQUE ABAKUA. De las distintas supervi-
vencias artsticas de origen africano que regis-
tra nuestro rico folklore se destacan las conser-
vadas por los "abakua", complejo cultural donde
se manifiestan los legendarios personajes cono-
cidos popularmente por "Diablitos". Musical y
danzariamente el process artstico de los Abakua
acusa una riqueza y belleza admirables, y que
much ha contribuido en la integracin de la
msica decantadamente cubana.
PREGON. El folklore cubano registra varias
expresiones artsticas, producidas, en forma libre
por hombres de las capas de honda entraa po-
pular. Son los pregoneros callejeros. Los tipos
folklricos que ms han. contribuido, con sus can-
tos del ms puro sabor criollo y con acentos evi-
dentemente andaluces la mar de veces, a inspirar
a creadores musicales en la composicin de obras
de ms elevada jerarqua.


















Un cuadro escenogrfico para enmarcar el sentimiento en Ela O'Farrll.
Un cuadro escenogrfico para .enmarcar el sentimiento en Ela 0'Farrill.


Elena llega a todos como a cada uno. Se le unen Oscar Martin y Doris de la Torre.


Un piano para Frank Emilio.


37







El Pregn "A los Frijoles, Caballeros" repre-
senta uno de esos casos en que un cantante
popular del Teatro bufo conocido popularmente
por Ramitos, recogiera el pregn de un vende-
dor oriental para inmortalizarlo mediante una
estilizacin de aquella temtica un tanto pri-
maria.
EL DANZON. Derivado musical y coreogr-
ficamente de la contradanza y la danza, el dan-
zn fue creado por el msico cubano Miguel Fail-
de, natural de Limonar (provincia de Matan-
zas) quien por la dcada de 1870 diriga una de
las orquestas populares de mayor renombre en
la ciudad de Matanzas.
Miguel Failde, cornetista notable, adapt m-
sica a un baile de figures muy popular en esa
ciudad alrededor de 1877 denominado Danzn,
mediante una composicin la cual calific, gen-
ricamente danzn y titul Las Alturas de Simp-
son. Este danzn, al parecer, no lleg a estre-
narse por causes especiales, por lo que Failde
compuso un segundo danzn titulado "Las altu-
ras de Simpson", de contornos y contenido muy
distintos a su homnimo y que estren oficial-
mente en agosto 12 de 1879, siendo ste el que
determine la forma actual de nuestro Baile Na-
cional. Por lo tanto el danzn Las Alturas de
Simpson de Failde que se present en el Festival,
corresponde a la primera version de 1877; y tanto
coreogrfica como instrumentalmente se repro-
dujo con absolute fidelidad.
CECILIA VALDES. Tango Congo: La zarzue-
la cubana alcanza su plenitud con Cecilia Val-
ds, debida musicalmente a la inspiracin del
maestro Gonzalo Roig; compositor vernculo
cubano y director concertador de renombre na-
cional e international.
Toda la partitura musical de Cecilia Valds,
est enriquecida por una variedad de formas y
estilos folklricos de logros absolutos. El tango-
congo de esta obra constitute una de sus pginas
ms acabadas en el gnero, dado el tratamiento
de los elements meldicos, estilsticos y rtmi-
cos que present. Aunque el vocablo TANGO
se utiliz popularmente en el siglo XIX para
denominar las fiestas "rumbosas", genricamen-
te define una expresin musical, de acentos rt-
micos vigorosos, creada o estilizada por el maes-
tro Jorge Ankerman dentro del teatro vernculo.
LA HABANERA. Eduardo Snchez de Fuen-
tes, musicgrafo y compositor cubano de gran
significacin histrica, se destaca como el creador
lrico ms inspirado de la mediterrnea Habanera.
Esta forma musical, actualmente en desuso en
Cuba pero de cierta vigencia en determinados
lugares de Espaa, se caracteriza por una lnea
meldica de gran lirismo, sostenida por un di-
seo rtmico persistent, derivado de la contra-
danza a la cubana.
GUAJIRA-SON. Son various los autores y com-
positores cubanos que han contribuido decisiva-
mente en la estilizacin de la msica campesina
cubana, heredada del folklore espaol enraizado
en Cuba, como Marn Varona, Ankerman, Villa-
ln, Rosendo Ruiz, Ignacio Pieiro y otros; pero
en los ltimos aos la obra del recin fallecido
Eduardo Saborit, ha logrado xitos nacionales e
internacionales dentro de la lnea musical mon-


tuna. Qu linda es Cuba, es una composicin
producida por Saborit durante un viaje por la
URSS en 1959, y la misma expresa literalmente
su profundo amor y admiracin por su patria
y la Revolucin Cubana.
CONGA SANTIAGUERA. Las comparsas
orientales se diferencian rtmicamente en much
de las habaneras y ostensiblemente por el uso
traditional de las cornetas chinas de sonido muy
penetrante.
LA CRIOLLA. Este estilo del cancionero cu-
bano fue creado por los maestros Luis Casas y
Jorge Ankerman all por el ao 1909, cuando
ambos amenizaban las veladas cinematogrficas
del teatro Payret.
Estructurada en el comps 6/8, la criolla debe
much al gnero de la clave, muy cultivado por
el propio Ankerman.
La criolla Carmela, a dos voces, es una de las
primeras compuestas por el maestro Casas Ro-
mero, creador de la titulada "El Mamb", de
acentos patriticos.
EL BOLERO. Este gnero musical de origen
espaol fue cubanizado en la ciudad de Santiago
de Cuba, gracias a la produccin de los renom-
brados trovadores Nen Manfugs, Eulalio Li-



Del Teatro Alhambra al Amadeo Roldn, la Casita


38







monta, Jacobo Rebalcava, el decano Pepe Sn-
chez, Alberto Villaln, Emiliano Blez y otros no
menos notables.
Histricamente fue Alberto Villaln quien tra-
jo a La Habana el bolero en 1895; ms, esta ma-
nifestacin del cancionero cubano logra su climax
en obras como las tituladas "Ella y Yo", de Oscar
Hernndez, "Y t qu has hecho" de Eusebio
Delfn; "Las perlas de tu boca" de Eliseo Grenet;
"Idilio" de Emiliano Blez; "Lgrimas Negras" de
Miguel Matamoros y "La Tarde" del inmenso
Sindo Garay.
EL SON: de origen oriental. El Son fue trado
a La Habana en 1909 por las tropas del Ejr-
cito Permanente. En La Habana se cultiv (1910)
por las llamadas Agrupaciones de Son, entire las
que se destacaron las tituladas "Los 21" y "Los
Apaches" reconstruida con absolute fidelidad
(en el vestuario, lo musical y danzariamente) y
presentada en el I Festival Nacional de Msica
Popular de 1962.
Posteriormente el Sexteto Habanero, Ignacio
Pieiro con su Septeto Nacional y el Tro y Sep-
teto Matamoros, desarrollaron con amplitud los
elements musicales aportados por las Agrupa-
ciones de Son. Arsenio Rodrguez, Marcelino
Guerra, Bienvenido Julin Gutirrez y otros


Criolla de Ankerman, en un salto de aos.


grandes soneros, cultivaron la estilstica del son
enominado Afro-Son y Son Montuno.
"El Son de la Loma" de Matamoros y "Bruca
Manigu" de Arsenio Rodrguez, son dos ejem-
plos plenos de esos estilos musicales.
LA CANCION Y SUS VARIANTES. Con las
canciones de Ernesto Lecuona (Tus Ojos Azu-
les), Adolfo Guzmn (No es possible querer tan-
to) y U. Gmez Montiel (Canta lo Sentimental),
se cierra el ciclo de la cancin cubana, ya que las
mismas responded cabalmente a la lnea esttica
de la poca en que fueron creadas.
FEFITA. Este danzn completeo en su forma)
fue escrito originalmente para el tipo de orques-
ta calificada tradicionalmente como Orquesta T-
pica. El "solo" que ejecuta la flauta en la Cha-
ranga, corresponde al clarinete en do, segn el
original. Fefita data de 1925 y hoy en da man-
tiene una popularidad extraordinaria, a pesar
de la boga de various gneros que le precedieron.
EL GUAGUANCO. Es una variante de la Rum-
ba y que ltimamente ha cobrado un auge sin-
gular, gracias al Coro Folklrico Cubano, a va-
rios grupos o conjuntos (Conjunto de Clave y
Guaguanc, Los Muequitos de Matanzas) y a la
exitosa Celeste Mendoza. Si el guaguanc es el
estilo ms integrado y evolucionado de la Rum-
ba, la Columbia es ms primitive en su contenido
y de extraccin rural matancera.
EL MAMBO Y EL CHACHACHA. El Mambo
es un tema sincopado con variaciones que fue
creado por Orestes Lpez cuando compuso su
danzn titulado MAMBO, en 1939, el cual presen-
ta en la parte final ese estilo rtmico de origen
oriental. Arcao con su formidable orquesta.
Arsenio Rodrguez con su conjunto orquestal,
Joseto Valds con su orquesta Ideal y Julio
Cuevas y su pianist y arreglista Ren Hernn-
dez, son histricamente los precursores de esta
expresin popular que tanto influy en la m-
sica popular universal.
Cbele la gloria a Dmaso Prez Prado, msico
cubano, de haber impuesto y popularizado el
Mambo en el mundo.
Tomando distintos elements procedentes del
danzn y el mambo Enrique Jorrn cre en 1951,
el Cha-Cha-Ch, cuando se impuso con su in-
mortal Engaadora. El gracejo rtmico y estils-
tico del Cha-Cha-Ch (que tiene algo de Schotis
madrileo) ha conquistado el favor popular en
todos los pases del mundo. Es sin duda alguna
el gnero musical y danzario cubano que ms ha
conmovido los medios artsticos universales en
cuanto a lo popular.
BENNY MORE. Con la muerte de Benny
Mor la msica cubana perdi uno de las ms
grandes figures. Poseedor de un ingenio pode-
roso, Benny Mor marc pautas en la interpre-
tacin de la cancin, el son, el guaguanc, la
guajira-son, el son-montuno y cuantos gneros
interpretaba; como compositor nato de distintos
estilos, sobresaliendo en sus ideas y. concepts
de orquestador atrevido y original; y como di-
rector de orquesta o banda gigante, con la que
asombraba a msicos o tcnicos calificados ante
su pasmosa precision para marcar los tiempos,
entradas o alterar caprichosamente el aire o
tiempo de un montuno.

39










NOTICIAS


DE


CULTURAL


Paris, Francia: Galera "Epona": Exposicin de Litograflas de Espinosa, "Todos los Caminos Conducen
a Cuba". En la foto, el Embajador y el Agregado Cultural cubanos, Harold Gramatges y Csar
Leante, junto al pintor.


* EXHIBEN EN PARIS PINTURAS INSPIRA-
DAS EN LA REVOLUTION CUBANA
Del 19 de junio, al 5 de julio, tuVo lugar en
la Galera "Epona", de Pars, la exposicin de li-
tografas del pintor peruano Francisco Espinosa
Dueas, intitulada "Todos los caminos conducen
a Cuba".
Cientos de personas desfilaron, durante las dos
semanas que estuvo abierta al pblico, por dicha
exposicin, en cuyo acto inaugural, al que asis-
tieron diplomticos, artists, crticos y escritores,
hablaron a los all congregados el Embajador de


Cuba, Harold Gramatges, y el Agregado Cultural,
Csar Leante.
Entre las obras expuestas, descollaron, "Blo-
queo" -inspirada en la Crisis del Caribe-, "Los
Hroes Annimos" y "Profetas".
Sobre esta ltima litografa, su autor express
su significado, al sealar que los profetas "ya no
son hombres. que, como en la antigedad, hacan
profesas que nunca se cumplan. En Cuba cada
obrero, cada campesino es un profeta que con su
trabajo est realizando las antiguas promesas de
la Humanidad".


* INTERCAMBIO CULTURAL
ENTIRE CUBA Y MEXICO
"El Conjunto de Danzas de Mxico, que dirige
Elena Noriega, visitar nuestro pas a finales del
present ao", inform recientemente Mercedes
Morales, Secretaria Ejecutiva de la Sociedad Cu-
banomexicana de Relaciones Culturales, a su
arribo a La Habana, tras permanecer en el her-
mano pas, durante various das, en misin de
amistad y cultural.
Dicha visit, realizada en coordinacin con el
Institute Mexicanocubano, que preside el notable
escritor azteca Enmanuel Carballo, incluy en su


recorrido, una entrevista con el rector de la
versidad de Mxico, Ignacio Chvez, acord
en la misma realizar, en el perodo de vacac
un intercambio de profesores y alumnos ui
sitarios.
Asimismo, el intercambio ser realizado en
ramas de la actividad cultural. Entre fellas,
fesores de la Escuela de Antropologia de M
habrn de ofrecer en Cuba diversos cursos
arte precolombino y cultural Maya.
Por otra parte, Elena Martnez Tamayo,
dinadora de los organismos teatrales del S
Social de Mxico ha accedido, tambin, a efe
intercambio cultural.


Uni-
idose
ones,
Liver-
otras
pro-
xico
sobre
coor-
*guro
:tuar


- ri i .


IIL~', ~iL,, i







* EXPOSICION DEL LIBRO SOVIETICO

Recientemente se efectu en el Palacio de
Bellas Artes la esperada Exposicin del Libro,
Grfica y Cartel Soviticos, la cual permaneci
abierta al pueblo durante 15 das.
Alrededor de 300 libros, 20 dibujos, 25 estam-
pas y 27 carteles integraron la exhibicin, en cuyo
acto inaugural hicieron uso de la palabra el nove-
lista cubano Alejo Carpentier y Valerio Stolbov,
en su calidad de Jefe del Departamento Espaol y
Latinoamericano de la Editorial sovitica "Goli-
tizdat".
Carpentier, a nombre del Consejo Nacional de
Cultura, destac la trascendencia del libro sovi-
tico, en tanto que Stolbov precis que "actual-
mente, en la URSS se publican ms de 70 mil
libros y folletos, con una tirada de ms de un mi-
lln de ejemplares".
Obras de las editoriales "Pravda", "Gospolitiz-
dat", "Joven Guardia" yEdiciones en Lengua Ex-
tranjera fueron expuestas, mostrando un amplio
panorama de textos literarios, cientficos, polti-
cos, tcnicos y de autores cubanos traducidos, as
como de escritores, periodistas y cientficos sovi-
ticos sobre Cuba, y publicadas en los ltimos dos
o tres aos.
Entre los libros ms admirados por el pblico,
figuraron "Viva Cuba", con fotos y discursos del
Comandante Fidel Castro en su recorrido por la
Unin Sovitica, as como varias obras de Jos
Mart, vertidas a idioma ruso, por Valerio Stolbov.


En otros estantes fueron exhibidos algunos
libros de los clsicos marxistas: Marx, Engels y
Lenin, y textos e informes de Nikita S. Jruschov,
junto a "El Camino del Cosmos", del primer cos-
monauta Yuri Gagarin.
Gran inters despertaron, asimismo, versions
al ruso de piezas de autores cubanos contempo-
rneos. Entre ellos, del Comandante Ernesto Gue-
vara, capitn Antonio Nez Jimnez, Blas Roca,
Juan Marinello, Nicols Guilln, Alejo Carpen-
tier, Onelio Jorge Cardoso, Jos Soler Puig y Ral
Gonzlez de Cascorro.
Por otra parte la Exposicin comprendi
ejemplares de "El Quijote", de Cervantes; "La
Ilada", de Homero; y obras de Rabelais, Garca
Lorca, Gorki, Maiakovsky, Dante, Longwellow,
Pushkin y otros.

* EDITAN EN YUGOSLAVIA ANTOLOGIA
DE POEMAS HISPANOAMERICANOS

Bajo el ttulo de "La Nueva Poesa Hispano-
americana" ha sido publicada en Sarajevo, en las
"Ediciones Veselin Maslesa", una extensa antolo-
ga, compilada y traducida al idioma servocroata,
por el escritor Nikola Milicevic.
Figuran en dicha antologa, poemas de Jos
Mart, Nicols Guilln, Juana de Ibarbourou, Ga-
briela Mistral, Rubn Daro, Csar Vallejo, Pablo
Neruda, Enrique Gonzlez Martnez, Jos Santos
Chocano, Ramn Lpez Velarde, Alfonsina Storni,
Octavio Paz, y otros.


* DE NUEVO, "LA VIUDA ALEGRE",
EN EL "GARCIA LORCA"

La renombrada opereta del compositor hngaro
Ferenc Lehar, nuevamente se est presentando
en el teatro "Garca Lorca", desde el 16 de agosto.
Dicho program permanecer en cartelera hasta
el 13 de octubre.
Inspirada en la comedia "El AttaCh de la Em-
bajada", de Henri Meilhac, y con textos de Vctor
Len y Leo Stein, "La Viuda Alegre" es una de
las obras ms gustadas, en el gnero, por el p-
blico habanero.
Representada por el Teatro Lrico del Consejo
Nacional de Cultura, la puesta en escena est
realizada bajo la direccin de Miguel de Grandy,
con la orquesta bajo la batuta del maestro Flix
Guerrero.
Las parties danzarias, con la asesora de Anna
Leontieve, se hallan bajo la responsabilidad de
Joaqun Banegas, en tanto que la direccin coral
est a cargo de Cuca Rivero.
El elenco, por su parte, cuenta con figures como
Rosita Forns, Gladys Puig, Angel Menndez, Ar-
mando Bianchi, Jorge Pas, Antonio Lzaro, Livia
Trimio, Orestes Lois, Georgia Glvez, Armando
Pico, Mara Marqus, Eric Romay, Ana Julia y
otros y otras.
Presentada de jueves a domingo, todas las fun-
ciones han sido dadas a teatro lleno.


I L I i ,












































POR NO AVARRO ENRIQUE GONZALEZ


MANTICI Y SUS 36 ANOS


DEDICADOS A LA MUSIC



*-Cuando se habla de msica cubana, donde quiera que se
est, entire los nombres del pasado y del present, no puede omi-
tirse el de Gonzlez Mntici.
*-Muy pronto cumplir 51 aos el maestro Gonzlez Mn-
tici, de los cuales 36 han sido dedicados a la Msica.
*-Una vida plena de luchas y sacrificios, de grandes xi-
tos y de labor sin claudicacin, hacen de este msico cubano un
artist querido de todo el pueblo.
42


La msica cubana, si rica en ha-
llazgos sorprendentes, si profunda
en la gama de ritmos y de colori-
do que en todos los tiem os han
realizado nuestros msicos e intr-
pretes, es tambin con fre uencia
sorpresiva en cuanto a la vida de
nuestros autores, que han sabido
vivir, siempre creando, en la escue-
la de la vida cmoda o dif cil, pa-
sando por las peores dific Itades,
pero teniendo, en ltimo ,aso, el
apoyo y el favor de su pue lo.
Nuestro pueblo ha sabido respon-
der siempre a sus valores rs leg-
timos, sin considerarlos como en-
tes que escapan de la realid d, por-
que sabe que en su creaci el ar-
tista verdadero arranca as ms
hondas resonancias del sentir po-
pular, para drselo como substan-
cia elaborada de su propio mundo.
Una vida regida por esto ejem-
plo la es la de un msico cubano
modesto, que muy pronto cumpli-
r 51 aos de edad y de lo. cuales
36 han sido dedicados por entero a
la msica. Cuando se habla de m-
sica cubana, donde quiera que se
est, antre los nombres del pasado
y del present, no puede mitirse
el de Enrique Gonzlez M ntici.
Puede haber en Cuba u a per-
sona que no haya oido ha lar de
l? A travs de sus 36 ao de in-
tensa vida musical, de pe urias y
triunfos, de sinsabores y legras,
como director de orquesta, como
compositor y como animador de la
cultural musical en nuest o pas,
Gonzlez Mntici, se ha ga ado el
cario de todo nuestro pueblo.
SU VIDA
Sagua la Grande le ve r acer el
4 de noviembre de 1912. Al inicia
su educacin musical, por la que
sinti una inclinacin te prana,
orientada por su madre. En La
Habana realize studios de violn,
solfeo y teora con el maestro Jos
Vals; y composicin con los maes-
tros Rafael Pastor y Emilio (Neno)
Grenet, laureado el primero con
las Palmas de la Academia Fran-
cesa, y primer premio del ,onser-
vatorio de Madrid, el segundo.
El maestro Erich Kleiber le im-
parte conocimientos de dreccin















orquestal, y ms tarde toma cursos
de interpretacin y direccin de
orquestas en el Conservatorio Chai-
kovsky, de Mosc, con los profeso-
res Anosov, Gauk y Ginsburg.
Mntici ha formado parte del
Cuarteto de La Habana como pri-
mer violn; ha tocado en la Orques-
ta de Cmara de La Habana, que
fundara y dirigiera el maestro Ar-
dvol, y de la Orquesta Sinfnica
de La Habana, dirigida por Gonza-
lo Roig. Adems, ha tocado como
concertinoo" de orquesta .sinfni-
ca de radio, opera etc.
Esta slida base musical no re-
present para Mntici el pronto
trampoln hacia la "msica culta".
Es sabido que en nuestro pas, los
gobernantes no ofrecan ni oportu-
nidades ni ventajas a cualesquiera
de las expresiones cultas, en las
manifestaciones artsticas. Las ma-
sas eran sumidas en la ms absolu-
ta ignorancia, cunda la chabaca-
nera tanto en uno como en otro
aspect del arte. Sin embargo, la
msica popular cubana, como re-
flejo de ese mismo pueblo esquil-
mado, se haca expresin de sus
moments alegres y era desfogue
de sus nostalgias y tristezas.
En esta poca de dura y ardua
lucha por crear organismos idneos
que trasmitieran al pueblo las ex-
presiones ms elevdas, nuestros


mejores msicos no despreciaron
la participacin y direccin en or-
questas populares. Alrededor de
los 40, Mntici es director y ejecu-
tante de todos los gneros: desde
conjuntos argentinos muy en boga,
orquestas tpicas, acompaante co-
mo violinist en piezas bailables en
la Orquesta Hnos. Castro; crea por
esta poca adems la orquesta Ri-
verside, que dirigi, y que conquis-
t en muy poco tiempo el favor
de todo el pueblo. Ms tarde, or-
ganza la orquesta de la CMQ, cuan
do los studios estaban instalados
en Monte y Prado.
Por esta poca, Mntici, acom-
paa a todos los intrpretes y can-
tantes populares de toda Amrica,
de paso entonces por nuestra Isla.
El maestro Adolfo Guzmn es a la
sazn Director Musical de la radio
"Mil Diez", y es all donde Mnti-
ci crea la orquesta de esta plant
radial, en los tiempos del gobierno
de Grau San Martn, en que Joa-
qun Ordoqu diriga la Planta,
Flx Guerrero, Valds Arnau y
otros destacados msicos cubanos
(el primero haba sido hasta enton-
ces instrumentista de la orquesta
de "Mil Diez") pasan a ser Directo-
res Musicales de la emisora. TEpo-
ca donde las ms legtimas aspira-
ciones de los artists cubanos se
discutan a "sangre y fuego" en


medio de la politiquera y el aban-
dono.
Eran das de desprecio hacia los
msicos nacionales, en que se lu-
chaba por las reivindicaciones de
los intrpretes y creadores de nues-
tra msica. Ms tarde, frente a los
corifeos de los gobiernos corrom-
pidos nace la Unin Nacional de
Msica, de la cual Mntici pasa a
ser Secretario General, frente esta
vez a los manejos mujalistas, y
con los compaeros Valds Arnau
y otros, se funda el Comit del PSP
en CMQ.
Sin embargo, en toda su trayec-
toria por el campo de la msica
popular, fue dejando el maestro
rasgos efectivos de su lucha por
la creacin de orquestas de "msi-
ca culta". Es su labor en la radio-
emisora "Mil Diez" la que le da la
base para su conversion en un ver-
dadero director. Pasa a dirigir la
orquesta Sinfnica de "El Encan-
to" y la orquesta del "Instituto Na-
cional de Msica"; luego, es direc-
tor de la Sociedad Pro-Arte Musi-
cal y del "Ballet Alicia Alonso".
As, Mntici no descansa un mo-
mento en su verdadera preocupa-
cin: la de la creacin definitive de
una gran orquesta sinfnica nacio-
nal, realidad que culmina en la eta-
pa de la construccin socialist,
cuando es nombrado Director Ti-


M&ntici con los components de la Orquesta Sinf6nica Central, el equipo de Coro y la Orquesta Sinfnica de Pioneros del Obser-
vatorio Central de Msica, de la Repblica Popular China. El director cubano entreg6 instruments musicals oobanos al "Instituto
de la Msica Tradicional de China", y adems dio varias charlas sobre nuestra msica.


43














tular de la Orquesta Sinfnica Na-
cional, cargo que an ocupa hon-
rosamente.
En 1951, dirige las orquestas sin-
fnicas de Leipzig y Berln, en la
Repblca Democrtica Alemana, y
la Sinfnica de la Radio de la
URSS, quien tena como titular a
Gauk. Tres aos ms tarde recorre
la Amrica del Sur, con el Ballet
de Cuba y dirige, entire otras, la
Sinfnica de Chile y la del Estado,
en el Teatro Coln, de Buenos Ai-
res. Lucgr Kogan y Rostropovich
y David Ostarif tocan con l como
solistas.
Es el ao 1957; la msica, como
toda expresin popular que refle-
je las ansias y emociones de nues-
tro pueblo, es condenada por la ti-
rana. Das convulsionados por he-
chos que revolucionan toda nues-
tra historic. Ante Ias exigencias


de los artists cubanos, siempre
el respondn represivo que limita
today expresin libre. Gonzlez
Mntici no puede permanecer en
la legalidad, es convocado a partir
al extranjero, su actividad en pro
de las conquistas artsticas en el
campo musical ha sido demasiado
manifiesta en los ltimos aos.
Recientemente, Mntici empren-
di un viaje a la URSS y a la Re-
pblica Popular China, acompaa-
do de su esposa, Edmme Lasa Par-
l. Entre las composiciones pre-
sentadas en Mosc, Leningrado,
otras ciudades de la URSS y Chi-
na, se destacan obras de Amadeo
Roldn y de Harold Gramatges,
as como composiciones del norte-
americano A. Copland y del brasile-
o Hitor Villalobos, piezas del
propio Mntici y de autores sovi-
ticos.


Ms de 30 millones de s
vieron y escucharon a M
rigir, tanto en la "Sala de
mumnas" como en la "
Conservatorio", en program
fueron radiados y televisa
Chna, Mntici dirigi var:
ciertos en "El Palacio de
cionalidades" y todos los
tos fueron radiados, televi
grabados. Nuestro direct
entrega de instruments m
cubanos al "Instituto de In
ciones de la msica tradic:
China", y adems dio charl
nuestra msica.
En el curso de esta gira,
ci enferm repentiname
Shanghai, por lo que tuvo
gresar en el hospital de esa
el 19 de marzo.


oviticos
ntici di-
las Co-
Sala del
nas que
ios. En
os con-
las Na-
concier-
sados y
or hizo
usicales
vestiga-
onal de
as sobre

Mnti-
te en
que in-
ciudad,


Con la Orquesta Sinf6nica de la Radio y Televisin de Mosc, y Coro, en la "Sala Grande del Conservatorio Tshaikovski'.


44















LA ENTREVISTA


"Pueblo y Cultura" se interest
por hacer una entrevista a Mn-
tici, y en la Direccin General de
Msica y luego en los ensayos de
la Sinfnica, el maestro acord
amablemente concerarla en su
propia casa. Calas, el fotgrafo que
nos acompaaba, comenz a mover-
se a su alrededor mientras noso-
tros le dirigamos las preguntas.
Era un da un poco lluvioso de ju-
lio, y en el balcn de su residencia
nos sentamos, frente a una hermo-
sa vista de La Habana, el malecn,
el mar. La esposa de Mntici, a
instancia nuestra, nos trae algunas
fotos y crticas de los diarios sovi-
ticos sobre la gira.
Le habamos dado vueltas a la
idea de comenzar la entrevista y,
aunque an indecisos, al fin nos
percatamos de que estbamos ha-
blando, de que la entrevista se es-
taba efectuando.
-Maestro, con seguridad tuvo
usted grandes experiencias y emo-
ciones en este viaje. Puede ha-
blarnos de algunas de ellas?
-Fue una gira cargada de emo-
ciones muy gratas, muy grandes
para nosotros. Yo haba estado an-
tes en Mosc, donde dirig la Sin-
fnica de la Radio. Pero esta vez
he experimentado tal vez los ins-
tantes ms emocionantes. El con-
tacto con la Sociedad de Composi-
tores y la acogida del pblico en
la "Sala de las Comumnas" don-
de se produjo un fenmeno de ca-
rcter popular: esta es una sala am-
plia de la Casa de los Sindicatos
donde se ofrecen actos a los que
asiste todo el pueblo. Una vez ter-
minado el acto, se nos llev a la
"Sala del Conservatorio",
Otra experiencia muy importan-
te, fue comprobar que nuestra m-
sica no se recibe nicamente te-
niendo en cuenta su procedencia,
que es de Cuba y que ha sido he-
cha y realizada por cubanos, sino
que se ven en ella sus valores per-
manentes.
En Bak, los alumnos de la Es-
cuela 47 nos aceptaron como miem-
bros honorarios del "Club de la
Visita Interesante", que se realize
all, entire los jvenes estudiantes,


Mntici en la "Sala de las Columnas", Mosc. Ms de 30 millones de soviticos vieron
y escucharon al msico cubano en sus actuaciones por los pauses socialists.


bajo un seleccionado muy riguroso.
-Cmo escoge la msica que
lleva a sus programs?
-No hago msica que no "sien-
ta", que no est dentro de m.
Es un modo que creo impor-
tante dentro del sentido del
mensaje. Puedo llevar a Bach, o
Beethoven, a Stravinsky, Bela Bar-
tok o Gramatges. En nuestro re-
pertorio en esta gira, llevamos "El
Retrato de Lincoln", del composi-
tor norteamericano Aaron Copland,
y pginas de Hitor Villalobos.
La msica cubana es enormemen-
te bien recibida, y ello acredit
nuestro esfuerzo de llevarla a los
pueblos amigos. En la URSS y en
la Repblica Popular China nos
pidieron msica cubana para ser


ejecutada, tanto popular como m-
sca culta.
He tenido la suerte, por otra
parte, de tener como profesores y
como amigos a compositores que
fueron adems grandes ejecutan-
tes; en sus vidas he visto una en-
seanza ejemplar. Siempre me si-
to en el plano de aprender de
ellos.
-Se ha llevado msica sovi-
tica a los Conciertos, en su gira por
la URSS y China?
-Si hemos ejecutado msica de
Jachaturian y de otros composito-
res soviticos. Y tambin nos die-
ron msica sovitica para hacer en
Cuba, para llevar a nuestros pro-
gramas. All se est haciendo una
opereta que se llama "Cuba de mi
Amor".
45








ALGUNAS CRITICS 5

LA ACTUACION DE MANTICI EN SU


-Qu obras de compositores
cubanos present en esta gira?
-Obras de Amadeo Roldn, de
Gramtges. Pero si le hablara de los
compositores cubanos actuales que
estimo como los mejores, podra
citar a Gramatges, Ardvol, Juan
Blanco, Argeliers Len, Edgardo
Martn, Serafn Pro, Graciela Her-
nndez, Hilario Gonzlez, el maes-
tro Flix Guerrero, Fabio Landa,
Carlos Farias, Leo Brouwer, Na-
talio Galn. No dejar de mencio-
nar a Ruiz Castellanos y a Gilber-
to Valds, cuya pieza "Ogguere"
perdurar en nuestro mundo musi-
cal. Entre los lricos, Roig-Rodri-
go Prats y Lecuona.
-Qu puede decirnos de su la-
bor como compositor?
-Un "Cuarteto", "Tres Piezas
para piano", dos Conciertos para
violn y orquesta, "Pregn y Dan-
za", para orquesta, y "Suite Cuba-
na", un Concierto para Violoncello
y orquesta, el ballet "Cimarrn" y
otros. De stas, el Segundo Con-
cierto de violin y "pregn y Dan-
za" han sido editados por la Unin
de Compositores de la URSS.
Ahora bien, en toda mi vida, en
toda mi labor, he llegado a reco-
nocer lo important que es la ex-
perencia para un director. El se-
creto de todo dominio, a mi enten-
der, est en hacerlo muchas veces,
hasta adquirir la soltura necesaria.
Mntici, tras la larga charla, nos
pregunta con la mirada si tenemos
alguna otra pregunta. La charla ha
sido larga, afuera las luces comien-
zan a relucir y comprendemos que
se ha hecho de noche. Sonriendo,
el msico nos alarga la mano en
despedida amable.
Unas crtica de su actuacin en
la URSS, que nos acerca su espo-
sa, completan nuestra visit. "Al-
gn da, le decimos, las futuras ge-
neraciones hablarn de usted con
el respeto que todo creador mere-
cer, por haber vivido en una po-
ca de lucha y participado, adems,
en la construccin de un mundo
mejor, donde las aspiraciones cul-
turales van a ser ejercicio de todo
el pueblo".


Noel NAVARRO


"Pero el talento- del director G. Mntici se descubre adems
en la interpretacin de la msica de su querida Cuba.
"Con emocin hemos escuchado la obra del compositor cu-
bano Harold Gramatges "IN MEMORIAN", dedicada a Frank
Pas, que muri en 1957, asesinado por los esbirros de Batista.
"Patria o Muerte", ese orgulloso lema de los cubanos, es lo que
recuerda esta msica llena de dolor y de ira.
"La voz rica del pueblo cubano regocija a los oyentes en
los "Tres Pequeos Poemas", de Roldn, y en "Pregn y Danza",
obra esta del mismo Mntici, en donde se revela como intere-
sante y original compositor".
"Los autores introdujeron en las partituras instruments
naturales cubanos: claves, giros, maracas. En nuestr msica
no existen estos instruments, pero en carcter de su resonan-
cia se reproduce por el xilofn y los instruments de percusin,
lo que presta a las miniaturas un colorido especial".
S. Nevedov, "El Obrero de Bak", Feb. 7- 963.

-oOo-

"El laureado del Premio Lenin y Presidente de la Asocia-
cin de la Amistad y Colaboracin con los pases de Amrica
Latina, el compositor A. Jachaturian, express lo siguiente:
"Para nosotros es una gran alegra encontrarnos nuevamen-
te con nuestro amigo Enrique Gonzlez Mntici. Es un talento-
so msico y director".
"Novedades de la Vida Cultural",
Mosc-Feb. 1963.

-oOo-

"Como Director, el camarada Mntici trabajaba cn entu-
siasmo y sencillez. Cuando interpretaba el "Concierto de Tris-
teza", de Chaikovsky y "El Primer Concierto", de Lis t, repre-
sentaba muy fielmente las obras originales. Como conpositor,
tiene de veras much talent y muchas experiencias, ad ms tie-
ne tanto los sentimientos de la nacionalidad como hab.lidad de
creacin. Como artist, se portaba abierta y francamente, fcil de
tratar, con el entusiasmo poltico y el espritu de apr under de
otros. Cuando ensaybamos las obras de Ma S chung, se mostr
como un verdadero artist. Peda modestamente las opiniones
de los miembros de la orquesta para expresar ms. ,ompleta-
mente los deseos del compositor. Y en un tiempo m y breve
pudo dominar correctamente el estilo bsico. Esto no s lamente
demuestra que el camarada Mntici tiene un alto nive de arte,
sino que demuestra su amor sincero hacia el pueblo chino; por-
que si no tiene un sentimiento procedente del corazn, y traba-
ja solamente con la tcnica musical, no puede alcanzal el nivel
logrado".

-oOo-

"Hemos escuchado el concerto dirigido por el fa oso di-
rector Enrique Gonzlez Mntici. Las obras musicales contem-.
porneas de Cuba, dirigidas por l, y la suya propia, estn lle-
nas de un fuerte olor de la msica national de Cuba, que no slo
nos ha trado un sentimiento fresco, sino tambin nos ha satis-
fecho, en grado sumo, por su belleza.
Chiao Fun, Subdirector del Conservatorio C ntral de
Msica de Pekn.


46


OBRE

GIRA










LIBROS


En la coleccin "Concurso", de
la Casa de las Amricas, se han
publicado recientemente dos im-
portantes libros de cuentos. Nos
referimos a "Las otras puertas"
del joven escritor argentino Abe-
lardo Castillo y a "En una ciu-
dad llamada San Juan", de Ren
Marqus, puertorriqueo. El li-
bro de Castillo fue recomendado
para su publicacin por el Jura-
do del II Concurso Literario His-
panoamericano de Casa de las
Amricas y el de Marqus, por
el del III Concurso. Editados n-
tidamente con diseos de Flix
Beltrn, ambos volmenes darn
al lector cubano un ejemplo muy
representative del nivel de cali-
dad que ha alcanzado la cuents-
tica latinoamericana de hoy.


Abelardo Castillo naci en un
pueblo de la Provincia de Bue-
nos Aires, Repblica Argentina,
hace 28 aos. Antes de su xito
actual como cuentista, se destac
como autor teatral. Su tragedia
en un acto "El otro Judas" fue
premiada en el Concurso Teatral
de la Gazeta Literaria en 1959
y estrenada y publicada en 1960.
"El otro Judas" ha sido traduci-
da al ingls. En 1959 escribi
asimismo un drama en cuatro ac-
tos, "Israfel", sobre la vida de
Edgar Allan Poe que obtuvo pos-
teriormente el Primer Premio.en


el Concurso Sesquicentenario de
la Revolucin de Mayo, organi-
zado por la Federacin Argenti-
na de Teatro Independiente. La
municipalidad bonaerense prohi-
bi que la pieza se pusiera en
escena por contener "alusio-
nes antidemocrticas". Abelardo
Castillo, ha terminado otra obra
de teatro, "Rajab" que perma-
nece indita. Findador de la re-
vista literaria "Grillo de papel",
que fuera suspendida por prohi-
bicin policial a causa de su ad-
hesin a la Revolucin Cubana,
en la actualidad dirige la nota-
ble publicacin "El Escarabajo
de Oro", nica publicacin de
izquierda de gran tiraje que que-
da en la Argentina de hoy. "Las
otras Puertas", el' libro de cuen-
tos que nos ocupa, ha recibido,
adems de la recomendacin del
Jurado en el Concurso de Ca-
sa de las Amricas apuntado, la
Faja de Honor de la Sociedad
Argentina de Escritores.
La Editorial Goyanarte publi-
c una primera edicin de estos
cuentos, que se ha agotado. Para
la edicin de Casa de las Am-
ricas, Castillo mejor los cuen-
tos originales y agreg un cuento
de gran calidad "Also Sprach
el seor Nez".
"Abelardo Castillo -dice An-
tn Arrufat, en la presentacin
de la edicin cubana- como
hombre de una generacin ms
agresiva y violent, dice todo
cuanto ha visto con las palabras
precisas, imprescindibles. En sus
cuentos estn -el descontento, la
inconformidad de una genera-
cin que desconfa de las tradi-
ciones burguesas... Hay cruel-
dad, irona, sentido del humor,
una desesperada ternura, una
exigencia de rectificacin. Hay
una admirable voluntad de pre-
sentar la vida como algo pleno,
lleno de contradicciones, proble-
mas morales y econmicos. Estos
cuentos nos revelan que Abelar-
do Castillo aspira a una vida
mejor, ms rica e intense para
el hombre". Y tiene razn Arru-
fat, en "Las otras puertas", libro
de un hombre nacido en 1935,
est claramente marcada la hue-
lla de un sentido de generacin.
De una nueva generacin que
por los valores intrnsecos de su
obra, por su actitud ante una vi-


da de evidencias arrolladoras y
por su afn de seriedad frente al
oficio y frente a la funcin hu-
mana del escritor, est perfiln-
dose rpidamente en todas las
direcciones de Amrica Latina.
"Las Otras Puertas" est for-
mado por doce cuentos distribui-
dos en cuatro secciones: Los Ini-
ciados, Also Sprach, Infernculo
y Macabeo. En la primera sec-
cin se incluyen cinco cuentos,
que giran en torno a la proble-
mtica sutil de la infancia y la
adolescencia, los aos en que se
descubre con desconcierto y con
horror la vida injusta e irracio-
nal, carente de sentido por no
ofrecer un future claro y lumi-
noso. El tema del prostbulo est
present en la mayora de estos
cuentos, pero no es sino un pre-
texto, un punto de referencia o
de contradiccin para mejor de-
jar sentada la invalidez de "los
iniciados", que aun en el caso
de ser personas mayores en edad
biolgica seguirn siendo nios
crueles en medio de una vida
que no alcanzan a comprender.
Cuentos como "La Madre de Er-
nesto", "Hernn", "El Marica",
de una carga emotional y un cli-
ma de nostalgia verdaderamente
excepcional, colocan a Castillo
como uno de los jvenes escrito-
res latinoamericanos de mayor
sensibilidad dramtica.
La seccin titulada Also
Sprach est formada por un s-
lo cuento: Also Sprach seor N-
ez. Si en cuanto a sentido de
trascendencia es un alegato de-
licioso en favor de la libertad
humana, inmediatamente se nos
present como una burla maca-
bra al burocratismo y las cade-
nas de la rutina. "Yo s lo que
te digo -se le aconseja en este
cuento a un burcrata -todava
a-tiempo-de-salvarse- mandate
con los jbaros, disec crneos,
hacete anarquista, enamorate co-
mo un cretino. Qu se yo. Pero
no sigs ac..."
En Infernculo, Castillo nos
present seis cuentos que llama-
remos,.por llamarlos de alguna
manera "fantsticos". En ellos se
parte de una cita de Maupassant:
"Si existen sobre la tierra otros
series diferentes de nosotros, cp-
mo no los conocemos ni los he-
mos visto nunca?" Son estos se-


47







res diferentes, alucinados, mons-
truosos, bellamente locos o fan-
tasmales los que pululan en los
cuentos de Infernculo. La muer-
te est present en todos ellos
como una salida inexorable para
situaciones peculiarsimas, para
pesadillas que se aferran sobre
los hombros de esos series dife-
rentes. Como en ninguna otra
parte del libro estn aqu pre-
sentes dos influencias que cree-
mos determinantes en Abelardo
Castillo: Jorge Luis Borges y,
muy especialmente, J.ulio Cor-
tzar.


La ltima seccin, Macabeo,
est formada solamente por el
cuento del mismo nombre: una
pequea obra maestra, un cuen-
to ejemplar. En derredor del pro-
blema judo, present en estos
moments de resurgimiento del
fascismo en el "mundo libre",
Castillo elabora un crculo ce-
rrado perfect en que el miedo
es el hroe principal y el descu-
brimiento del secret el elemen-
to que introduce el caos final,
arrasador de la edificacin cui-
dadosamente elaborada por la
narracin. Como bien dice Arru-


fat, este cuento est eni
mejores escritos en la Ari
por la joven generacin.
En fin de cuentas, que e
pocas ocasiones el balance
libro de cuentos de un jo'
28 aos es tan positive co
el caso de "Las Otras Pu
Auguramos para Abelard
tillo un brillante future
de las letras argentinas,
de las letras l4tinoamerica
consignamos como un libi
toso en la Cuba Revoluci
de hoy, este volume que
da la Casa de las Amric,


EN UNA CIUDAD LLAMADA

SAN JUANIRENE MARQUES






i .







'. .
:



Ren Marqus naci en-Areci-
bo, Puerto Rico, en 1919. Estudi
en el colegio de Agricultura y
Artes Mecnicas de Mayagez,
gradundose de agrnomo. En
1942 estudi literature en la Uni-
versidad Central de Madrid y
posteriormente en la Universi-
dad de Columbia, Estados Uni-
dos y en el Piscator's Dramatic
Workshop de Nueva York. Esta
es otra afinidad de Marqus con
el joven escritor argentino cuyo
libro hemos comentado: ambos
son autores teatrales de xito y
calidad. Ren Marqus ha escri-
to: Teatro: El hombre y sus sue-
os, 1948; Domingo de Ramos,
1949 (estrenada en 1956); El sol
y los MacDonald, 1950; La Ca-
rreta, 1952; Juan Bobo y la dama
de Occidente, 1956; La muerte no
entrar en palacio, 1957; Los so-
les truncos, 1958; Un nio azul
48


para esa sombra, 1958; La casa
sin reloj, 1960. Cuento: El mie-
do, 1948; Otro da nuestro, 1955.
Novela: La vspera del hombre
de 1958.
"En una ciudad llamada San
Juan" hay una lnea comn que
enhebra los cuentos de diverse
temtica: bajo diversos climas
iemocionales, desde distintos pun-
tos de vista -infantiles, adoles-
centes, dulcemente seniles, de
anglicas prostitutes, de delato-
res, de destrozados pequeobur-
gueses- surge siempre como una
corriente subterrnea el senti-
miento de la patria y de la
nacionalidad vulnerada por el
conquistador extrao, cuyas de-
pradaciones y cuyos mtodos de
vida han invadido hasta los lti-
nmos rincones, en desigual pugna
con la tradicin aorada.

El primer cuento "Tres hom-
bres junto al ro" muestra ya la
pugna entire el hombre sojuzgado
por la invasion extranjera, y los
conquistadores que tratan de pa-
sar por dioses invencibles. La
vida -y sobre todo la muerte-
comprueba que la divinidad del
invasor no existe y que por ello
no es blasfemia pensar que al
final de cuentas el pueblo ser
libre.

Despus de ese cuento, que es
como un resume de la simbolo-
ga del libro, Marqus nos pre-
senta nueve cuentos ms, am-
bientados en su totalidad en la
ciudad capital del "estado libre-
asociado". Con una maestra es-
pecial para ambientar a sus per-
sonajes, para crear una atms-
fera adecuada a la ida central de
lo que se cuenta, Marques nos
lleva de la mano a lo largo de
una galera a ratos llena de sol


;re los
entina

n muy
de un
ren de
mo en
artas".
SCas-
ientro
ientro
nas, y
o exi-
onaria
,espal-
is.


y a ratos tenebrosa, en la que
observamos a los persona es t-
picos que resultan de la ram-
tica despersonalizacin Le un
pas: las ancianas que ven ecan-
tarse el mundo del pasat o, en
que an viven con extraordina-
ria delicadeza, y que, a te el
caos incomprensible, se lanzan a
.la muerte; el marido de la clase
media llevado al crime por el
vrtigo de las compras al lazos,
de los hijos no deseados, de la in-
seguridad en la conservaci n del
mediocre empleo; el terri le ni-
o suicide, la esposa ha tiada
que cree encontrar el amor en
una noche demasiada fug z pa-
sada en brazos de un extra o, el
invlido borracho, el dela or, el
homicide plausible ante la nsul-
tante presencia del "marine"
prepotente y salvaje.
En Cuba, que durante lantos
aos vivi condiciones de opre-
sin que hacen comprensible en
alto grado la problemtica puer-
torriquea de la actualidad, este
libro de Ren Marqus, ti ne la
virtud de actualizar un pisado
que jams volver, pero qu hoy
ms que nunca, en el tiem )o en
que se lucha por la construccin
socialist, debe estar preser te en
la memorial de los revoluciona-
rios y de los que no lo son en
la media que sera de desear-
como una gran advertencia. Por
ello "En esta ciudad llamada San
Juan" es un libro important,
digno de ser ledo por todos los
que sienten necesidad -sea cual
fuere el motivo- de comparar
la vida nueva de Cuba con el,
pasado que es an present duro
y aterrador en el resto de Am-
rica Latina.

ROQUE DALTON


_ _ I





























































































DIBUJO DE SAMUEL FEIJOO




































U E BO Y RE VISTA MENSUAL ILUSTRADA
U EL Y "CONSEJO NATIONAL DE CULTURAL"
C U L U RA I 49 ENTIRE 120 Y 122 MARIANA HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs