• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Lam Wifredo
 España canta a Cuba
 Las Brigadas Francisco Covarru...
 Las plenarias de coordinadores...
 Los dias de nuestra angustia
 Con los muchachos de artes...
 Las viñas de la ira
 Elena Klein: Tres años en Cuba
 Teatro sovietico contemporaneo
 Visita a Wajay
 El festival de la toronja
 Noticias de cultura
 Back Cover














Title: Pueblo y cultura
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00082036/00003
 Material Information
Title: Pueblo y cultura
Alternate Title: PC
Physical Description: v. : ill. ; 28-38 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Consejo Nacional de Cultura
Publisher: Consejo Nacional de Cultura,
Consejo Nacional de Cultura
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1961-
Frequency: monthly[no. 6-]
semimonthly[ former no. 1-5]
monthly
regular
 Subjects
Subject: Arts, Cuban -- Periodicals   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1-
Dates or Sequential Designation: Ceased in 1965.
Numbering Peculiarities: Issues no. 1-18 lack chronological designation.
Numbering Peculiarities: Some numbers combined.
General Note: Title from cover.
General Note: Latest issue consulted: No. 31 (enero de 1965).
 Record Information
Bibliographic ID: UF00082036
Volume ID: VID00003
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 02266638
lccn - sn 95023069
 Related Items
Succeeded by: Cuba, révolution et culture

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
    Lam Wifredo
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
    España canta a Cuba
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
    Las Brigadas Francisco Covarrubias
        Page 11
        Page 12
        Page 13
    Las plenarias de coordinadores municipales de cultura
        Page 14
    Los dias de nuestra angustia
        Page 15
        Page 16
        Page 17
    Con los muchachos de artes plasticas
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
    Las viñas de la ira
        Page 24
        Page 25
    Elena Klein: Tres años en Cuba
        Page 26
        Page 27
    Teatro sovietico contemporaneo
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
    Visita a Wajay
        Page 32
        Page 33
        Page 34
    El festival de la toronja
        Page 35
        Page 36
    Noticias de cultura
        Page 37
    Back Cover
        Page 38
Full Text





PUEBL. Yi


CULT .


i..
L^


I>


e->



cla


3
=,,,


10 CENTAVOS
.. ,


4?.


- L c


No. 12
-~i






coa
.,m
a- .



o2


-- 1-


r ,


,I.
.a.a
a....

L.

,,L,,


Ila
-a
LbSl


11
c SS



af~-


-I

m
LS
I.


LS


0-
->
S-a


- o. rJ;S< ,c~- tttr-
''i'' ~t


-
4...d~ 4 '.


caI
o:
aE


a
iL-~


1 r Cr __ r- i9 1 -~


-~-~ -


** '* '


9~r
Q


'Ccr ~irr



















WF REDO


I _



































Durante quince das, Wifredo Larm, el grari :'--
pintor cubano de renombre international, con- :
vivi con su pueblo, vio de cerca la obra enor-
me cumplida ya y abarc con mirada alegre
todo lo que el sacrificio, el trabajo tesonero y
la fe sin media de nuestro pueblo en Revolu-
cin, nos ofrece para el future inmediato. "To-
do lo que sofiamos ayer, se est cumpliendo -
hoy", manifest apenas descendido del avin.
Y con esas palabras nos dijo su preocupacin
fervorosa, su atencin de cada da por el hecho
revolucionario en nuestra Patria: desde su ca-
sa en Gnova, Italia; pendiente del radio y los
cables, -alegre al conocer los triunfos, angus-
tiado cuando la invasion mercenaria y duraoo-
te el bloqueo imperialista, pero siempre segu-
ro de la victoria final del pueblo, haba segui-
do con vigilante atencin los pass firmes de
nuestra lucha por la construccin del So-
cialismo.
"Todo lo que sorianos ayer. ."-Y no poda ser
de otro modo para quien se ha 'interesado por
el drorpo del hombre por sobre todas las co-
sas". Y tal ha s-ido- siempre la postura del
gran pintor: el hombre -y su Uchao incesante
por la real libertad de todos los- hombres.
El pueblo sabe reconocer a los suyos, se ha
dicho. Y esta elemental verdad se puso de ma- .
nifiesto una vez ms con la visitatde Wifredo
Lam a su Patria. Junto a intelectuales y ar-
tistas que agoasajarn repetidamente al pintor
ilustre, estuvo siempre el pueblo, que acudi6
numeroso o la Exposicin de aguafuertes do-
nados por Lam a la Biblioteca 1acional, y le
rode con el deseo de testimoniarle su admira-
cin y su carifio.
Con ojos vidos y la sonrisa de-complacencia P'
siempre en los labios, el pintor comprob dia
por da el advance incontenible de la Revolu-
cih, sus progress colosales, las ambiciosoas
metas que van cumplindose inexorablemente
por voluntad y esfuerzo revolucionario. Puls
en los medios artsticos e intelectuales el fer-
vor de los creadores cubanos en su contribu-
cin a la gran tarea, observ con- ijbilo a las
legiones juveniles que en la Escuele Nacional
de Artes Plsticas se preparan para ser los bri-
llantes creadores de maana y comprob6 -en
la admiracin del pueblo por su obra, el afn
colectivo por la superacin cultural.
Para un pintor cuyo obra est. hecha de esen-
cias cubansimas, que ha ahondodo en los pu-
ros materials que integran las races de lo
cubano con mano maestra, este reconocimien-
to popular tena que ser el agasajo ms apre-
ciado. Y as lo manifesto con alegra.
Compromisos y obligaciones obligaron a Wi-
fredo Lam a regresar a Europa en la fecha se- "Siempre mi penomamiento y mi corarn estuvieron al lado de Cuba. Dsd.e
alada. de aritemano. Pero esta vez la ausen- el tiiunfo de la Revolucimn se uI da por do los acontecimmentas que ilqu
cia no ser larga y pronto el pintor estar de se produca. Mi inqueieud fue grade al conocer el ataque Imnperilisu
nuevo con nosotros, compartiendo y partici- a la Baha de Cochinos y durante aquellos das dram6tics viv pendiente
pando con su. esfuerzo y con su obra, en la del radio. Lo mismo me ocurri al producirse el bloqueo imperialisto, que
gran tarea revolucionario, sueo de ayer que dio oportunidod al pueblo cubano poro demostrar su firmie y su confion-
.para felicidad- de todos los cubanos, se est lo en la victories Acaba de pisar tierra cubano y Wlfrbdo Lam manifiesta
cumpliendo hoy. a los que hn Mdo a recibide, su fe. firmisima en la Yi~toria del pueblo.









































Artists y escritores estuvieron presents
en todos los actos realizados durante los
quince das que dur la estancia del
gran pintor en Cubo. Pero tambin, y
en primer lugar, estuvo el pueblo, fuen-
te de today creacin, y que reconoce en
Lam a une de los suyos. El pintor se
multiplica para complacer o todos los
que quieren su autgrafo.






























Wifredo Lam do a un periodista uno
deflnici6n de su pl6stica: "Me consider
un pintor cubano, puesto que, lo cua-.
dros que he hecho est~n inspirado, en
la vida de Cuba, en lo negro. Los pro-
blems cubanos estn significados en
mis cuadroe on una form potica". Y
en otra entrevista, define an con mayor
preclsi6n: "No he tomado nunca la pin-
tura como un oficio de sabldura. Siem-
pre me ha interesado el drama del
hombre por sobre todas las coseo".










* .


1 4- ~*4*~
'u~~ ~



A


5%

t


* 5
a,


5






5 5 -
* 4 u


4.


E


1 ~i~


i.4

t*4>L


'u


*1
*1


* 4



1


't-'


* L


..


I -i Q,


.*


o













IE
g






e




% .o *" .




% ji


























1
s-s













I


<' M '
5.. ; fi





































.`- X. '

1, 1J



































41


















CANTA A


.~ I









ESTA CANCION Y SU PORQUE

Por Jess Ixcaray


Esperbamos un libro de este aire. Su ttulo
-Espaa Canta a Cuba- es exacto. Y
bello, pues su tersa exactitud expresa una
verdad hermosa.
Lo esperbamos porque, desde hace tres aos,
-el canto est ah, retozando, gozoso, por las
calls de nuestras ciudades y las plazos de
nuestros pueblos; hinchando la-garganta. de
los obreros, de los campesinos, de los estu-
diantes espaoles. Unos poetas lo recogen,
lo trasmutan en poemas y, as, la palabra
del pueblo se hace poesa. Esa es la fuente
deeste canto, de este libro: la popular, la
ms clara y segura fuente de poesa.
Estos poemas nos dicen de nuevo, que cada
da son ms los poetas espaoles que van
con el pueblo. De esta form van con su
tiempo. Efectivamente, Espaa Canta a
Cuba es una antologa potica de nuestro
tiempo. Una antologa de urgencia y tal vez,
de permanencia, pues, si hasta que no afron-
ta la calle, un libro es siempre un cofre ce-
rrado e inciertos sus augurios prenatales,
tengo por probable que ste quede como un
testimonio de la solidaridad revolucionaria de
dos pueblos.
Cuando en academias y cenculos se habla
de poesa pica, la atencin y el anlisis se
vuelven, por lo general, hacia el pasado:
sombra del Cid, ecos de Ercilla, timbales .de
Quintana. Frecuentemente se supone que
esa veta potica se agot hace much tiempo.
Es un prejuicio que nos legaron las escuelas
intimistas dq los dos ltimos tercios del'siglo
XIX y principios del XX. La burguesa no
tiene poesa pica. La que intent, son casi
siempre a artificio y no logr crear escuela.
Tal vez ocurriera as. porque si bien la bur-
guesa realize grande empress, los mviles
profundos, autnticos de stas.. se prestanr
poco. a la pica. Mas, sus sucesores s nece-
sitamos una poesa pica. En ciertas latitu-
des ya han brotado sus primeras plants. Sin
Smovernos de Espaa, conviene recorder que
durante nuestra guerra apuntaron los brotes
de una nueva poesa pico. Hoy la nueva
poesa pica slo puede ser popular. Ha de
ser el canto --canto magno v canto llano a
la vez, y quizs por esto sus forms sean tan
dificiles- del combat del pueblo por acce-
der a una nueva vida y de su esfuerzo en la
edificacin de la nuevo vida.
Estos poemas podemos enmarcarlos en esa
"nueva poesa pica -en construcci6n- de
nuestro tiempo,
Espoa Canta a Cubo. Hemos identificado
la fuente de este canto, Veamos ahora su
porqu.
Porque mi abuelo muri en Cuba*
con un puado de hijos pobres
de mi tierra, yo canto ahora
a Cuba sin opresores.
dice Leopoldo de Luis. Y Antonio Prez:
...que de lejos nos viene esto canci6n.
SI: de muy lejos...
Para la Monarqua ispaolo, Cuba era el
ltimo lienzo do muralla de un imperio en
escombros. Para los colonos espaoles -no
todos mantuvieron tal postura; observmoslo-
Cuba era una hacienda de la que podan dis-
poner'o su antojo. Para la burguesa de la
metrpoli, un mercado, y "una mina" -como
dice Galds- para aquellos funcionarios "que
volvan con media isla entire las uas".
Para el pueblo espaol. Cuba era otra cosa:
fuente de sufrimiento y objeto do amor di-
lecto. Hoy Cuba es para l una vena de su
sangre y un trozo de tierra y de humanidad
tan cercano -pese al mar o gracias al mar,
no s-y tan suyo, en el sentido amoroso del
posesivo, como cualquier region espaoloa
Espaa canta a Cuba porque en la victoria
de su revolucin ve una victoria propia.
Cuando Espaa -entiendo por Espaa su
pueblo- canta a Cuba, en cierto sentido se
canto a s misma.
Antes de esa victoria, Cuba era un pas de
latifundio. Habal en Cuba 600,000 jornale
ros sin tierra y ms de 100,000 camoesir i
pobres. Terminada la zafrq, 450,000 'f


naleros se pasaban ocho meses del ao en
paro total o parcial.
La Espaa campesina, laoEpoai abrmr~cda
por el latifundio, con sus dos millo0s de
obreros agrcolas sin tierra, que traba a es-
casamente tres meses al ao, y 1.5,O1,1O
campesinos. sumamente pobres, esa sE~qna
canta a Cuba porque ha puesto puntq finaol
a esta tragedia. Por su Reforma Agraria de
Sverdad, porque ha dado tierra a m4as de
100,000 families campesinas, por sus ceope-
rativos y granjas del pueblo, sectors cppe-
rativo y estatal,que abarcan ya el 41%/ 4 jee
today la superficie de fincas.
SLa, Espaa obrera canta a Cuba por sus em-
presas nacionalizadas por su industripli.zgpi6n
a paso largo, porque est acabando rpida-
mente-con el anterior paro crnico del treipta
y tantos por ciento de su poblacin q.tivp;
Sporque, ahora, en los hogaoes obreros s ibnos
hay cda da ms pan y ms alegra y ms,
efectiva dignidad humana.

"Cuando la Sexta Flota mancilla nuestros
(puertos
pienso en Cuba
Scant o llora Gabriel Celaya, seguramente las
dos cosas.
Antes, en ese antes atroz, trece grandes
compaas norteamericanas, posean en Cuba
1.213,752 hectreas de tierra. Las empress
norteamericanas dominaban la zafra. Pro-
piedad yanqui eran las refineras de petrleo,
la compaa de electricidad, la red telefnica,
las minas de manganeso, los grandes almace-
nes, iqu se yo cuntas cosas ms! Ahora...
ahora yo se acab la diversion, la. bromo,
como dice Alberti en uno de los poemas que
aqu se recogen.
Espaa, cruzada de Guantnamos, canta a
Cuba porque se ha sacudido el yugo extran-
jero y porque ha vencido en las plays del
desembarco.
Espaa canta a Cuba porque ha sabido co-
ronar la parcial independencia del 98, como
mereca su sangre y la de aquellos soldados
nuestros que se fueron con los mambises a
fuer de leales con el pueblo que les dio la
vida.
Antes, la mitad de los campesinos cubanos
sin tierra eran analfabetos.
Espaa canta a Cuba.porque en veinte meses
ha creado 10,000 escuelas. Porque convierte
en aulas los cuarteles; el del Moncada, en
Santiago, el de Columbia, en La Habana...
Porque, con la mano que le deja libre el
fusil, levanta institutes y centros culturales
de nueva planta' torque si en 1959 pasaron
por sus bibliotecas pblicas .-la proliferacin
Sdel hongo- 24,000 lectures, en 1961, han
pasado ms de 200,000, Porque cuando este
libro llegue a ello, su ltimo analfabeto, por
no serlo ya, podr leer su mensajefraterno.
Espaa canta a Cuba por sus 100,000 ejem-
plares del Quijote, editados -y vendidos!-
en la Isla desde 1959. Cuntas veces ms
que los editados en nuestro pas durante los
ultimos aos?
Espaa -su pueblo- canta a Cuba porque
eh los hombres de Sierra Maestra y Playa
Girn reconoce la estirpe de sus heroes po-
pulares.
Espaa.canta a Cuba porque la Revolucin
cubana ha llenado nuestro pas de resonan-
cias alentadoras y Je ha repetido, con su
ejemplo, la vieja leccin perenne: que slo
luchando en cada situacin concrete, alcan-
zan los pueblos la libertad.
Espaa canta a Cuba para desagraviarlo de
las calumnias y necedades que sobre su nom-
bre se vierten en nuestro idioma. Espaa
canta a Cuba porque es el primer pas dnde
se emprende la construccin de la nueva vida
en espaol.
Espaa cant a Cuba.para decirle Estoy
contigo
T ya lo sablas, Cuba hij, Cuba hermana,
Cuba nuestra.
















IMUCHAS GRACIAS CUBANOS!

Cuando la Sexto Flota mancilla nuestros puertos,
pienso en Cuba.

Cuando los reactors yanquis nos petardean,
pienso en Cuba.

Cuando los invasores nos denuncian por rojos,
pienso en Cuba.
Porque el pueblo cubano da aliento a la esperanza,
creo en Espaa.

Porque Fidel recorre siglos en un minuto,
creo en Espaa.

Porque todo es possible si el corazn se alza,
creo en Espaa. A fl..

Camaradas de Cuba, muchas gracias!
Gabriel Celaya.









CONTIGO CUBA

Cuba hermana.
Corazn alargado del Caribe.
Asoleada y pacifica paloma
con plumaje de caia.
A ese festn de espumas
que es tu orilla,
a esa ribera libre
que rezuma raz6n entire las olas,
quiere llegar mi voz.
Mi voz entusiasmada que Se estiro
por un puente de palabras.
Mi voz que al mismo tiempo que te busca
alnea los pjaros dle llamo,
enciende losadjetivos puros,
para llegar contigo a Beasain
(en mi increble Espaa)
con sus tres mil obreros
en huelga esta maana.
Mi voz de fiesta
aue hasta tu carn escapa.
Hasta tu carne que conoci el cuchillo
v vencedora hoy canta,
hasta tu dulce carne
que hermosa se levanta,
armada de ese mismo alfabeto
que teje mi palabra.

Isla larga como dedo de fuego,
como ndice acusador.
Palmera azucarada
tendida en arco tnso;
recostada paloma oa.l -irada
en permanent guardia,
en tenaz duermevela que espa al gaviln
(espeso,
al gaviln del-dlar
que" ha llevado o'tus ojos
el color de la sangre.
Cuba hermana.
S. Sol ejemplar por tu Pueblo encendido
JUAN HARO a dos pasos de las costas del odio,
razonado milagro de la barba florida.
En mi voz que caliente te busca
hay un acento de prisin y de sombra,
unr parntesis amargo de torturas.
En- mis palabras Cuba,
va el brazo del amor
de mi Pueblo que lucha..
Antonio Govina.






<0


xk


4-K


X I


1 r


e. *


u-





ew -r4.4% w c l


1 \


i o
a
B
r
s


rTp 1


E- -2 *


7-


P i











Y DE CUBA VINO MI PADRE
Ou
u (Romance del corazn
U mezclado)
Z
A Cuba mnarch mi abuelo
Sr -sangre y huesos castellanos--;
de Cuba vino mi padre
moreno de sol cubano.
Y en Espaa nac yo
con el corazn mezclado;
mestiza de trigo y caa,
cafetales y naranjos.
Mis dos ojos, un cucuyo
y un cirio descomulgado.
Lloro y-canto, vbrso a verso
con un ascua entire los labios
por esta tierra que piso
v aquella que no he pisado.
Que el pueblo de Cuba est,
ya libre de pies y manos,
abrindose u pecho limpio
caminos esperanzados.
Mientras el pueblo espaol,
vendido y amordazado,
Straga quina y tasca el freno
por mil heridas sangrando.

Pjaros y espinas siento
en mi corazn mezclado:
que yo he nacido en Espaa
y mi padre era cubano.
Angela Figuera Aymerich.




YA O SERA UNA ISLA

Dejad, amigos, que un fatigado escptico
pongo esperanza y fe en alguno cosa.
La Libertad acaba de descubrir Amrica,
y en ella ha plantado, finalmente, la spera
(bandera.
En nombre, tal vez, de una Catlica ( .
Majestad (jo! ja!), o de un trust omnipotente
y ftido de protectors (mal rayo los parto?
No, nada de esto. La libertad de Cuba
anida dulcemente entire la caa
y los bananas como un pjaro autctono;
incub en secret --as incuban las plagas-
despus creca y se multiplicaba
y al final se desat devastadora
del mal con nombres de bien,
brbara (tal vez de barba hirsuta),
estremecedoramente injusta con la injusticia.

La gente acomodada, las families
de pan, torta y el resto
las seoras sensible y limosneras
los cristianos desde el siglo cuarto ac
ciertos subproductos universitarios,
today. la fauha bpeda, del dlar,
ponen el grito en su cielo, reniegan.
-entre cojines y eructos
o en los descansos de una partidita
de golf de muchos agujeros- y dicen
"iAplastad la chusma!
Chupad la mancho de aceite
con bombas (que mis dineros me cuestan)
Intolerable! !Inconcebible!
Peligra el ncleo de la civiliz..."

Pero la libertad de Cuba
ya era una estrella con llama'propia,
al rojo vivo, que rodar y. que rueda
y lanza chispas -sus hijds--.
que incendiarn Amrica .-.. -
en un castillo de fuegos sin artificios,
nmero fuerte del gran- program
de horrendas fiestas ppulares .
con tanta sangre fecurda
-la sangre de los enemigos tambin es fecunda-
y ellos tambin por la sangre,
se vuelven gloriosos!

Un da Cuba ya no ser una isla. .
HERMANOS, ASI SEA!


Pere Quart.


MANOLO MILLARES










LAS BRIGADES


FRANCISCO COVARRUBIAS


Por FRANCISCO PITA RODRIGUEZ


Con la actitud definida de "partir hacia el
pueblo con el teatro", surgieron hace un ao.
las Brigadas Provinciales de Teatro "Francisco
Covarrubias", de la Coordinacin Provincial de
La Habana deL C.N.C.
"Las Brigadas de la Revolucin -se dijo en-
tonces- slo.tienen un scenario: las calls y
los campos de nuestra Patria".
Para poner en march estos propsitos se cre
el mecanismo idneo, en el cual las normas
respondan al postulado de que habran de en-
marcar la labor de un grupo de hombres de
acendrado espritu revolucionario y conscientes
de la importancia de la tarea que tenan
ante s. Los resdftados no podan ser otros que
los previstos.
En los doce meses comprendidos desde el 14
de abril de 1962 y la misma fecha de 1963, las
Brigadas Provinciales de Teatro "Francisco Co-
varrubias" han ofrecido 353 funciones con la
concurrencia de 167,276 espedtadores. De ellas,
144 correspondent a "Arroz -para el Octavo
Ejrcito", con 58,629 espectadores; 27, a "El Ca-
samiento", de Gogol, con 12,377 asistentes, y
108 a "El Velorio de Pachencho", con 58,310
espectadores.
La frialdad de las qfas, sin embargo, no re-
coge debidamente lE importancia de la labor
rendida por las Brigadas, en el afn de llevar
el teatro, y con l la cultural, a los ms aleja-
dos rincones de nuestra, provincial, para mu-
chos de cuyos residents aquella visit signifi-
caba su primer encuentro con una manifesta-
cin de arte.


Centenares de interesantes y emocionantes
ancdotas han idof quedando en el recuerdo de
los integrantes de las Brigadas, galvanizando
al mismo tiempo el afn-de darse por entero
al trabajo.
As, durante la ltima movilizacin, artists,
tcnicos y dems compaeros de las Brigadas
se esforzaron hasta el extremo de brindar tres
funciones por da, lo que. significaba tener que
armar y desarmar el montaje de las obras otras
tantas veces.
A "Arroz para el Octavo Ejrcito" y "El Cascc
miento", que iniciaron la labor, siguieron "El
Velorio de Pachencho", de Eduardo y Gustavo
Robreo; "El Pie para el Escndalo", de Iris D-
vila, y "Ellos no Usan Smoking", de Gianfran-
cesco Guarnieri, que en estos momentss an
estn en la cartelera. Y para su estreno en ma-
yo se ensayan "Permiso para Casarme", de M.
Balmaseda; "Escambray 61", de Toms Corra-
les, y un program integrado por tres farsas de
Lope de Rueda.
Posteriormente, en septiembre, subirn a esce-
na "Leyenda Turca", de Nazim Hikmet; "La
Posadera", de Carlos Goldoni y otra an no
determinada. Y comenzar el ensayo de "Los
Gobernadores del Roco", de J. Roumain, y
"San Antonio y la Alcanca", de A. Suassuna.
Se consideran, adems,como ttulos a nutrir el
repertorio de las Brigadas, "El Jarro Quebrado",
de Von Kleist; "Liol", de Pirandello; "Bertoldo
en la Corte" y "La Semilla", de Gianfrancesco
Guarnmieri.


Una escena de.lo obra "Arroz para el Octavo Ejrcito", escrita por soldados del Ejrcito de Liberacin
Chino.









4=




oE
030







>00
SWC.
SCme


Una escen de "El Velorio de Pachencno ue los Hermanoa Robreo, en la presntecin en d Compo Depotvo de Regla.


.- O
E'
AI


C;I

ji,
1'.
.ocu


































Al terminal eoada atuacl6n, los actores, dan con el vetuarlo
bajan 'a cambiar Impreolene con el pblico.


que usaron en la obrm,


1
1



11
J~i








S PLENARAS E CORD ORES UNPALES E CULTURE



LAS PLENARIAS DE COORDINADORES MUNICIPALES DE CULTURAL


Con el propsito de realizar un anlisis objetivo del trabajo de
Cultura desarrollado en el primer trimestre de 1963, se efectuaron
las Plenarias de Coordinadores Municipales en todo el pas.

La primera en celebrar su plenaria lo fue la provincia de La Ha-
bana, en el edificio de la Coordinacin Provincial, durante los
das 6 y 7 de abril. El Coordinador Provincial, compaero Jos
Miguel Garfalo dio lectura al informed de apertura, donde se ex-
ponan las deficiencies sufridas as como los logros alcanzados en
los meses iniciales de este ao. Las conclusions estuvieron a
cargo de la Dra. Edith Garca Buchaca, Secretaria del Consejo
Nacional de Cultura quien hizo un detallado recuento de cmo se
ha -ido cumpliendo la poltica cultural del Gobierno Revoluciona-
rio en los ltimos aos y, particularrnente, luego del Primer Con-
greso Nacional de Cultura, celebrado en diciembre del ao pasado.
Con el informed de Miguel Angel Botaln, Coordinador Provincial,
se inici la plenaria de Oriente, en el edificio del Consejo en San-
tiago, el sbado 21 de abril. Del mismo modo que en el resto de
las provincias se formiaron las tres comisiones de trabajo. a) Ac-
tividades Culturales; b) Servicios Culturales y c) Econmico Ad-
miAistrativa, integrada por los Coordinadores Municipales, as
como los compaeros de las distintas Direcciones Nacionales que
asistieron para recoger de primera mano las experiencias de las
bases.- Las conclusions le fueron encomendadas al compaero
Joaqun Torres Collazo, Secretario de Actividades Culturales del
C.N.C., quien destac --entre otras cosas- la combative actitud
de los compaeros de Oriente, que supieron en octubre del pcr-
sado ao llevar adelante las discusiones del ante-proyecto de Cul-
tura que hoy estamos cumpliendo, a pesar de la gran atencin y
movilizacin originadas por el bloqueo imperialist, esa misma
actitud -dfjo-el compaero Torres- se mantiene en las labores


LA DRA. VICENTINA ATUA JOAQUIN TORRES COLLAZO


"Los planes de Cultura se han situado dentro
de una concepcin lo ms amplia y orgnica posi-
ble... la preocupacin se ha ido centrando cada
vez ms en los esfuerzos por planificar el trabajo
y por hacerlo cada vez ms didctico, que Ueguel
a las masas, que llegue a todo el pueblo, que sea
comprendido y apreciado .el Arte. De-manera que,:
en lo que respect a la Cultura, al mismo tiempo
que tenemos que tender y servir a la poblacin
en sus necesidades culturales, tenemos que preocu--
parnos tambin por ir formando los intelectuales
del future, los artists del future. Por eso nacen
las Escuelas de Arte y se mejoran las que ya exis-,
ten y, del mismo modo, tenemos que cuidar las ii-
vestigaciones literarias y la investigacin artstica
y dedicar parte de nuestros medios a esos campos".
(Dra. Vicentina Antufa, Presidenta del C.N.C.,
en la clausura de la plenaria de Coordinadores
de Las Villas).


de Cultura en las provincias en estos moments de organizacin
y planificacin del trabajo.
La plenaria de Camagey tuvo como scenario el Crculo Social
*Obrero Alfredo Alvarez Mola y se. efectu durante los das 23 y 24
de abril. Un concrete informed rindi el Coordinador Ramn Garca
Rivero, estando las conclusions a cargo de la compaera Edith
Garca Buchaca.
Las Villas llev su plenaria hasta- Cienfuegos, en cuyo Crculo de
Cultura se desarroll la misma -comenzando en la maania del
jueves 25 de abril. En esta oportunidad el compaero Rolando
Casanovas, Coordinador Provincial, ley el informed minucioso y
crtico y la Dra. Vicentina Antua, tuvo a su cargo las conclusions.
Los pinareos tambin se fueron de la capital celebrando su ple-
naria en Candelaria los das 4 y 5 de mayo. Efran Martnez
Andreu, Coordinador Provincial realize un amplio informed, apun-
tando multitud de datos que dieron buena media de la march
del trabajo en esa region y que recogi el compaero Joaqun
Torres en sus conclusions.
Por ltimo, en el Hotel Internacional de Varadero, se llev a cabo
la plenaria de Matanzas, lo; das 21 y 22 d mayo. Angel Mar-
celino Roda Rial, inaugur las' sesiones de trabajo al pronunciar
su informed. En la tarde del 22 se cerraron los trabajos con la
intervencin de la compaera Garca Buchaca, quien destac la
importancia del plan de suscripciones de "PUEBLO Y CULTURA",
para que nuestra revista llegue a los ms apartados rincones,
seclando que esta deba ser la meta de las Coordinaciones Mu-
nicipales para la Plenaria Nacional que se celebrar el 10 de julio.
En todas las provincias las comisiones trabajaron con fervor.
Siempre estuvieron integradas por compaeros Coordinadores Mu-
nicipales, responsables provinciales y nacionales "reinando un
amplio espritu de colaboracin.'


LA DRA. EDITH GARCIA BUCHACA


"El transformar esas casas de cultural, echar a
andar las bibliotecas, crear galeras de arte en los
municipios, desarrollar actividades en las zonas
campesinas, todo ese campo inmenso, una gran
cantidad de posibilidades y perspectives; todo eso
est virgen en este moment, en lo fundamental,
y todo eso depend fnidamentalmente de los re-
cursos que movilicen los Consejos Municipales de
Cultura.
"Cuando hablamos de recursos, hablamos sobre
todo de los recursos humans para que al municipio
no vaya slo, la labor de la Brigada Provincial, la
exposicin, la actividad importada, sino que vaya
la actividad hecha con las mismas fuerzas de la
localidad, -co los grupos de aficionados, con los
conjuntos de cada una de estas localidades, con los
esfuerzos humans de cada uno de esos municipios.
Y ahi yo creo que hay muchas cosas que hacer,
muchas iniciativas que tomar, en relacin con bi-
bliotecas, libreros populares, galerlas de arte, ex-
posiciones en general Y, sobre todo con el forta-
lecimiento del movimiento de aficionados en cada
uno de los municipios.
"De manera que yo sealara como otro de los
- objetivos fundamentals para ustedes este ao, el
fortalecimiento de la vida cultural en los mu-
nicipios".
(Dra. Edith Garca Buchaca, Secretaria del
CNC, en la plenaria de Coordinadores de La
Habana).


"Estas plenarias, consecuencia del Primer Con-
greso Nacional de Cultura, han tenido el objetivo
de chequear en la prvinesi y a nivel de base, el
cumplimiento de las tarea. y dlscutir los errors
cometidos. En este trimestre ha habido que rea-
lizar esfuerzos enormes para mantener la progra-
macin e ir creando la estructura de un aparato
nuevo, de nuevas concepciones. Ha habido difi-
cultades y hay dificultades, pero iremos supern-
dolas en el trabajo. Es necesario que en cada
granja, en cada cooperative, en cada centro de
acopio del ANAP, en cada ncleo de poblacin se
_cree una Seccional de Cultura y el que ms apti-
tudes tenga ser situado al frente de cada sec-
cional".
(Joaquin Torres Collazo, Secretario de Activi-
dades Culturales del CNC en el resume de
la Plenaria de Coordinadores de Pinar del Rio).


CON VERDADERO ENTUSIASMO SE CELEBRARON LAS
PLENARIAS DE COORDINADORES MUNICIPALS. DE CULTURAL




































I A D DE NUESTRA


Los UIOASANGUSTIA


Una novel es ante todo, el testimonio lite-
rario de una poca determinada. Puede
tratar diversos temas, abordar una cuestin
que sea o no directamente social, pero en
ella, sin duda, consciente o inconscientemente,
se reflejarn dls causes econmico-sociales que
la realidad i-spiradora conlleva. En '"Los
das de Nuera Angustia", novela de Noel
Navarro que-^hoy nos ofrece-Ediciones R (ga-
nadora del concurso afectuado por esa edi-
torial en el pasado, ao) el autor ha tomado
un grupo de personajes dispersos,. no relacio-
nados entire s; para, valindose de ellos,.tejer .
una realidad desesperada en que se. vio u-
mida nuestra ciudadana. Aqu, consciente-
mnente, se trata. de poner en relieve las cir-
cunstancias motivadoras de la trama.
El lector recorre ansiosamente las 16 pocas
"de que est formada la novela, encontrndose
sus intercalados panoramas. En ellos, el au-
tor, valindose de notas de prensa, reproduc-
ciones de cables, de breves informes econ-
micos sobre los progresss de Norteamrica",
de cartas, de aisladas y aparentemente insig-
nificantes noticias que fueron radiadas o pu-
blicadas en los peridicos; va logrando un am-
biente que se entreteje con acciones y sucesos.
Y se encuentra con una novela que logra re-
.producir aquella realidad de todos nosotros
-los cubanos- conocida y recordada, y que
es necesario recorder ms cada da, y hacer-
la conocida del lector extranjero.
La novela ha sido trabajada de una forma
que, sin duda, ocasionar al principio, difi-
cultades al lector. Porque Navarro no sita
a determinados personajes destacados como
centro, alrededor de los cuales harc girar la'
trama. Sita nombres, s, a ,aquellos que
ms inters tiene en destacar, y a los dems
los denomina comnmente: el amigo, el zur-
do, el muchacho, la madre. 'Esto toma valo-
res simblicos, por cuanto. etos personages,
as comunizados al nombrarlos, son capaces
de realizar 'hroicas y destacadas acciones en-
la lucha popular, y cuando no, se centran en
la angustia que posee a cada pgina, como
posey cada uno de aquellos, nuestros das.
Es ella, la angustia, el centro mismo.
Los acontecimientos son narrados mediante
breves relates, terminados, sin aparente in-
terrelacin,_de innegable calidad. En esos
relatos van siendo presentados personajes di-
versos, muchos de los cuales no volvern a
aparecer y que han adquirido, empero, una


importancia inolvidable para el lector. Con-
sideramos que estas circunstancias dramti-
cas, angustiadas, en las que son presentados
y movidos personajes que arrastran sus esta-
dos de nimo, debilidades y grandezas, y cf-
yas acciones siempre estn precedidas deala
ms exigente lgica, constituyen un verda-
dero logro de la novela. (De recorder, por
ejemplo: various hombres que,.:motivado por
la lucha clandestine, tienen que permanecer
en uria casa aparentemente abandonada,
mientras alrededor de ellos contina la vida
con su 'habitual problemtica, con los rpidos
y furtivos moments de alegra que la reali-
dad existence permit, con su- potencia verti-
ginosa: una peluquera en que sin cesar ha-
blan mujeres ~ y cuya. conversacin se escu-
cha constantemente, el velorio de un cadver
cercano y los lamentos de los familiares). -
En esas narraciones van apareciendo pala-
bras y calificativos que, aplicados a uno de
los personajes, hacen pensar en cuntos co-
nocimos a las que podemos aplicarlas: "Su
vida se pleq de extraas suertes, de fen-
menos y de resurgimientos. Su vida: un
truco'" Esto compenetra al lector con esos
series que actuando' tan como todos nosotros,
en ocasiones nos parecen conocidos o nos re-
conocemos en ellos.
A cada paso nos encontramos con las cau-
sas, las razones de la angustia, sealadas di-
rectamente: 'La situacin de la familiar siem-
pre es catica: el padre de familiar con un
sueldo pobre no puede cubrir las necesida-
des de la casa, y sufre y se martiriza, sofan-
do con un cambio en su suerte, que nunca lle-
ga al fin, decide arriesgarse un poco y colo-
ca parte de su economa a azar, uega. Todo
se pierde con sorprendente regularidad y en
tonces se evade a la cantina y en alcohol
despilfarra los ltimos centavos. Por otra
parte, los hijos que van creciendo, comienzan
a aborrecer sus propias necesidades insatis-
fechas de adolescents, por lo que tienen que
abandoner sus studios, un cuorto o quinto
grado mal aprendido, y buscarse utrabajo.
A su vez, con el tiempo, sus hijos crarn una
familiar en anlogas cjrcunstancias".
Y, aunque el tipo de novela que nqs ofrece
Noel Navarro, no permit detenerse .ej casos
aislados, profundizar en el estudio,de los per-
sonajes, intent entregarnos esos contornos
psicolgicos aclaradores, primero en el caso
del magistrado, a quien la brutalidad existen-













te le golpea en pleno rostro con toda su du-
reza, en la muerte de uno de sus hijos y per-
secucin de otro, provocndole el asco, el -b-
chorno de haber estado sosteniendo lo que
haba considerado el orden. Mas, los mejo-
res moments al respect, los alcanza cuando
retrocediendo en la accin, nos present "la
infancia de Felipe Alvarez" o "la infancia de
Fernando Orellana", de las -cuales el lector
habr de tomar para explicarse mejor la ac-
tuacin de estos personajes en el present de
la novel.
Los moments menos afortunados de la no-
vela son, sin duda, cuando trata de desarro-
llar las imgenes de los heroes de la contien-
da libertadora y los hechos histricos ms
destacados: Fidel, los preparativos de invasion,
el desembarco, Camilo, Guevara. Y es que
en ellas se adopta una forma de narracin
ms que sencilla, simple, de crnica perio-
dstica, como temerosa. Rstasele en estas
parties unidad a la novela, como sacrificn-
dola por la exactitud histrica. Y si bien los
panoramas, intercalados entire esas narracio-
nes breves de que est formada la novela,
permiten una ambientacin adecuada, no lo
logran estas imgenes.
Los dilogos, director, son utilizados para
reafirmar el cerrado y asfixiante ambiente:
-No, no, no. No entiendo. Pienso en lo
malo, Felipe, tengo sueos, veo a- Ignacio
muerto, colgado, balaceado. Si supieras c-
mo. sufro. Los pensamientos acabarn con-
migo, lo se. Lo s. Acabarn conmigo, ahora
o despus. [C6mo siento todo estol Qu
est pasando, Felipe?
-Es la ouerra, es la lucha...


Y as, cirnese en cada pgina el palpitar
de la angustia, "la verdad de las madres, de
los hogares enloquecidos, abatidos por la
prdida de un miembro, hermano o hijo; las
mayors evicciones posibles; todos perdamos
a alguien que habamos conocido, en quien
habamos depositado nuestra amistad...
Van apareciendo aquellos incidents que
fueron cotidianos, que acorralando a hombres
y mujeres, obligbanlos a una determinacin
necesaria por la brutalidad de los hechoS:
"No entenda por qu estaba all, sin embargo,
crea saber que una "declaracin" adverse
haba motivado su detencin, era pariente de
alguien desafecto al rgimen. Tal era su
delito. Por eso su vida dependa de una or-
den o de un error".
Los 'personajes de Navarro hallan una sa-
lida: la lucha armada. .Comienzan a apare-
cer, junto a descripciones de la asfixiada at-
msfera de la ciudad, breves incursiones a
la lucha armada en los montes.
"Los Das de Nuestra Angustia" forma parte
de una triloga. En los dos prximos vol-
menes, la accin comenzada en ste, se ex-
/tender hasta la liberacin de la patria y los
comienzos de la construccin socialist.
Finalmente queremos decir que "Los das..."
es una novela difcil para el lector medio,
hasta tanto se familiarice con ese intrincado
y magnfico estilo de Noel Navarro. La no-
vela cumple su cometido de evocacin y tes-
timonio literario, funcin necesaria en nuestra
actual novelstica: recorder cunta angustia
hemos dejado atrs, para reafirmar la posi-
cin de no permitirla nuevamente, bajo nin-
gn concept.


Reynaldo Gonzlez.
















El film .es una muestra de humor negro.
Se-ha dicho por los crticos burgueses que
Berlanga es cruel, es despiadado, es irreve-
rente. Pero esos apelativos dan la media
misma del talent crtico del realizador de
"Plcido". Por el contrario, Berlanga mues-
tra esa sociedad que describe y critical como
un bolsillo al revs. 1 Denuncia la crueldad
de muchos de sus integrantes, su inhumano
desinters por auxiliar al desposedo. Se di-
ra que esta pelcula es un golpe macizo a
la falsa caridad de los ricos.

La campafa "Cne con un Pobre"- que
muestra la pelcula sirve a Berlanga para un
studio de la llamada "caridad cristiana",
que pone en prctica la burguesa espaola.
El sarcasmo de muchas escenas le ha creado
problems con la censura, porque Berlanga
ataca duramente el Espaa "way of life" de
Franco, sin que las consideraciones polticas
sean visible. En "Plcido" se muestra la
vida como es; sin alusiones metafricas, sin
fantasa y sin retrica. La expresin irnica
de la copla que cierra la pelcula da la es-
tocada al toro y lo derriba en plena plaza.
La letra dice algo as como que en Espaa
no hay caridad ahora ni tampoco la habr
despus.
Lo ms positive de "Plcido" es, sin duda,
que la accin no se desarrolla en trminos
de melodrama, sino que muestra la vida con
sencillez de forma y contenido, con un dejo
irnico que recuerda la causticidad de Po
de Baroja, la literature esperpntica de Valle-
Incln y el anticonformismo de Unamuno.
No quiere ollo docir que Borlanqa aee hijo
teiltmeo do@ @ll, pero de ete modo au "1Pl=
@ido" as vineule a la tramdicin artitice de
a "El~ef eternal" y refbldo.
:'eriunae ho diheo que l @ore que en ver-
dad @, ob~re todo, un utonitta, Un eritico
que puode deoir que, a eff@ Berl eFn e
tom bin un director de eoi muy ihmenioo,
mfy ere@d r y muy caon.: "Pl@ido" AmuEa
tm eatea do@ @rista& de ~@riaat: Porqu@
au p5elula e8 de o a que n@o Op@eli a un
iFan aBpavl@nto formeal que t~adueen la vidu
omefo ea, tel y comao lpu@ed ver un tiwr
e@nlte, pero que va al tendo de l@ realided,
quJe enom arte qenulno.
Un botn do muestr pue@do ar~ii la eao
@eno del Meoni@ee moribundo que e@trop@@ la
@on a lo rie ho@ a e ota reaiaoe en d@ he-
bitet@ione muy pequeaf, c~n muy po@@
:eoftea, y cn v'te ilO etonea a l vo@ (el vie
jito que e miu@re, Pl@id@e on O lio de l
letra, o1 du@A de la oe@ qu~.e U test per
el incident, e1 dentiatt on au mendiq@ o ef=
rponte, el ordnian@dr de t compfl na on
o novie y loe dm@oe "de le c rid@d", la
oncheta y el curM que leo ea0ei, la cried y
au pret@etate 8 el @orro do dom6tiea) y todae
ellte mflefinen u mierd en un audz Uolpge
de direccin dramtiea, erleatis, con aU on8
talent, attended todo a la vea tein @prfeur
el ritmo de la acin ni abl errar la tifml,
"PlcIdo" ropresentE le comae tel n n la
eoTfer de Lui~lo arte Berlanqa, Ea un film
profundo que rea@eiona contrga o que el gDfo
pio @ineasta liama el "eaotilo Cis"., Ni la
melcocha hiltoritlsta ni la litereaa em al:
~ose de la@ pellfulo do "conto lendo" e@
"Plaldo". Por el eontrato, eo un rea i6n
repffrentativa de un artist ~ h onesto


















CON,


S MUCHACH


I~-~Ci---
: I DL1
'-
--~
1-. .j
.~r~C


* A


i :

o'.^ *..-*?


qt
r


i~i~Jl~er~~C.( "
~71 `r r Ifi li
tEl~ic~L ,a` -~;











n


,'7',


,;t
























































































La Revolucin que no tiene tiempo que perder, va realizando dos tareas paralelas,
construir la obra de las Escuelas y preparar los futuros profesionales de sus vocaciones.


Por la Quinta Avenida se va a Cubanacn.
Despus que se emerge del tnel bajo el Al-
mendares es-uno recta de flores que parece
interminable. Pero al cabo la Ciudad queda
atrs. Se penetra en el monte organizado, casi
elegido y determinado sobre el suelo, donde-
los ricos de ayer lo mandaron a crecer y a flo-
recer para fabricarse un paraso bien lejos de
los pobres y al nico servicio de sus vidas.
All quedan los palacios de bueno o psimo
gusto hoy deshabitados de parsitos como in-
mensos panales, ocultos a medics, entire rbo-
les corpulentos y flores nuestras y extraas de
poderoso color. Por la maana casi la luz es
de un verde vegetal en el aire y ahora, con un
poco de lluvia que ha cado temprano, huele
vitalmente a tierra mjada.
Mosotros vamos a visitar a los muchachos de
la Escuela de Artes Plsticas que con la de
Msica y Ballet, la de Artes Dramticas y la
proyectada de Danza forman la gran Escuelo
Nacional de. Arte.
Como no hemos llegado lo suficientemente
temprano tenemos que buscar por el campo
a los alumnos de la Escuel& Al fin los encon-
tramos y hay que extender la visto pora verlos.
Los cuarenta y tantos estn rgados por el
inacabable campo de Golf. Han sido trados
aqu por la profesora Lesbia Vent Dumois co-
mo parte de una clase diaria. Cada quien
pues, provisto de cuaderno y carboncillo, est
tumbado en el suelo haciendo un breve apun-
te de su motivo elegido en el vasto paisaje de
hierba fina y ondulada. Aqu hay una largo
fila de pinos subiendo la colina ms all por
los lmites del campo estalla de rojo un flam-
boyan junto a una cerca y no muy lelos, como
preguntndose qu hace tanta qente regada
por el campo, una vaca levanta la cabeza
mansa. Uno de los muchachos se le ha senta-
do estratgicamente delante y ella es su tema
elegido con today libertad. Poco a poco las ma-
nos y el carboncillo van aislando la vaco de
este mundo.
Nosotros pensamos conversar con los mucha-
chos, conocer sus pensamientos, sus deseos y
nos acercamos al primero. El se llama Orestes
Daz, tiene el pelo rebelde y el acento cate-
grico:
-Lo mo con la pintura es un poco trgico-
nos dice con absolute seriedad como cabe a un
adolescent quien adems de amar su voca-
cin olvida momentneamente el ancho campo
de vida que k. queda por delante.
-Porque yo como todo el mundo cuando
empezamos a pintar pensamos en los colors,
y entonces yo estaba en San Alejandro. All
no se trabaja el color hasta que no pasan
dos aos de escuela. Entonces vino la cam-
paa de alfabetizacin y natural, como eso
estaba primero que nada como tarea de la
Revolucin, me fui a la Escuela de Maestros
Pilotos en la Sierra Maestra. All me en-
contr el fenmeno... tenamos leos, pin-
celes, de todo. Cumplimos con nuestro deber
alfabetizando y pintamos tambin. Tanto,
que hasta una exposicin hicimos aqu en
La Habana despus cuando bajamos de Ip
Sierra.
Orestes levanta la cabeza para mirar sus



































Cada alumno express libremente lo que pensaba del trabajo de 'sus compaeros.


Cuando hay que elogiar el trabajo de un compaero se elogia, cuando hay que sealar
sus defects se sealan con el mismo espritu de averiguacin para todos.


Ante los trabajos realizados por todos le toca el turno a un alumno para.dar su opinion.


pinos y cuando vamos a hacerle otra pregunto
l se adelanta con un aluvin de ellas:
-Ha ledo Platero y Yo?
-S.
-Qu le parece el libro?
-Muy bueno.
-Eso mismo digo yo," venga ac y qu pien-
sa del .realismo revolucionario? Y qu me
dice de los abstractos y de los fiqurativos?
Y usted qu hace, describe, pinta? Usted
no cree que un artist necesita de toda su
libertad para crear? Prcticamente nosotros
somos ahora los entrevistados. Hay que opi-
nar aunque sea brevemente buscando la
manera -de collar nuestras preguntas, pero
Orestes'es uno de esos estupendos mucha-
chos quienes siempre andan haciendo averi-
guaciones que hasta cierto punto ya tienen
averiguadas, pero que quieren confirmar.
Poco a poco vamos al fin ordenando la con-
versacin y lo -llevamos a las preguntas ne-
cesarias.
-Cmo te sientes en cuanto a tu Escuela,
sus. mtodos, tu trabajo?
-Encantado compaero, porque a m lo que
ms me gusta es el mtodo libre que tenemos
para trabajar.
-Cuntamelo.
-Bueno, es difcil as explicarlo., Mire
mejor dentro de un rato vamos a tener una
discusin sobre los trabajos que Ticmos ayer.
-Discusin entire quines?
-Entre todos; .Crtica sobre todos. Cada
uno opinar sobre lo del compaero y ste
sobre lo del 'otro y as...
-Bien, pues iremos a la discusin, pero como
todava nos queda un poco de tiempo nos
acercamos a una alumna esta vez. Es pe-
queita, simptica y humilde. Se llama Vic-
toria Fernndez, tiene quince aos y viene
de Jovellanos.
-Qu si me gusta pintar! Figrese que yo
cuando voy a Jovellanos a ver a mi familiar
los tengo locos ponindolos a posar- dice y
re alegremente.
-Extraas a tu gente?
-Bueno, uno siempre extraa, pero tambin
uno ha aprendido a vivir en familiar aqu-...
Aqu y en cualquier parte siendo Cuba, por-
que yo no s pero a m me parece que todos
los cubanos son familiar ma.
Nos mira como si creyera que no se ha ex-
presado suficientemente. Pero no es difcil
de comprender sobre todo para los que hemos
vivido estos cuatro aos de combat y crea-
cin en nuestra Isla. Porque hubo dos tiem-
pos. Uno de aislamiento, competencia, casi
enemistad entire nosotros. Tiempo de Socie-
dad Capitalista, Burguesa, donde lo fraternal
casi se mantena ncamente en el grupo
familiar y eso en tanto no lo desequilibrara
la economa maltrecha. Tiempo de fiereza
y agona, donde no se conoci ni se concibi
jams las grandes cosas de este segundo
tiempo nuestro: las campaas colertivas; los
numerosos hijos de las muchas families hu-
mildes acudiendo en batallones de alfabeti-
zadores, de recogedores de caf, de trbbaja-
dores voluntarios, de milicianos a las trinche-
ras. Todo eso ha dejado una huella profun-
































da y sutil en nuestra juventud que ha sido la
vanguardia de los das de hoy. Esto es lo
que ahora suena natural, como coso propia
del corazn ms enriquecido en los labios de
Victoria cuando dice: . "porque yo no s,
a m me parece que todos los cubanos son
familiar ma".
Terminamos con ella y queremos acercamos
o Paula Betaucourt de Sancti Spritus, pero
no hay tiempo para ms. Vamos a regresar
a la caso-Escuela, provisional, de Artes Pls- _
ticas. All va a ser la discusin prometida
por Orestes. La casa Escuela, provisional, le
llaman el Boho y pretend serlo. Bohio
porque tiene moderas *de palma y maderas
finos de Cuba. Fue construido en 1928 por
el benjamin de las inteligencias del Tirano
Machado, Clemente Vzquez Bello. Uno ve
esta casa d anchos salones y grandes como-
didades y comprende hasta dnde fue de
sutil y cruel la burla de un pretendido crio-
llismo en manos de la gente poderosa. Mas,
ahora no es la casa, sino los que la habitan,
los cuarenta y tantos alumnos quienes alre-
dedor de su profe como lo llaman a Servando
Cabrera se disponen a la discusin.
Servando da-la regla nica, imprescindible;
se pedir opinion por orden de list. Se su-
plico la brevedad. No se sabe hasta dnde
cada quien puede aduearse del tiempo en
detrimento de los dems. Sentados en ban-.
quetas -los unos, lds otros de pie y algunos en
el suelo mismo contemplan los numerosos.
leos al frente.
Es primer vez que se pinto sobre un modelo
vivo. Se hizo el da anterior, ahora se juzgo.
Y salta el primer nombre de la Lista:
-Pilar.
La aludida se pone de pie, echa una larga
miradaa todos los leos y al fin seala uno
casi a su frente:
-El de Hilario Carmeate.
-El de Carmenate q? pregunta Ser-
vando.
-El que ms me gusta.
-T crees que pudo hacerse un esfuerzo
mayor en cuanto al trabajo de todos?
-No s, tal vez, pero hay que tener en
cuenta lo que usted dijo, es la primer vez
que trabajamos sobre un modelo vivo.
-Bien, gracias, Laborde.
Hacia el centro del grupo avanza otro com-
paero. Mira, observe y responded:
-Marisol. El que ms me gusta es el de
ella. Los.dems me parecen buenos tambin
pero el que ms me gusta es el de Marisol.
Otro nombre y otra pequea demoro en salir.
Una voz burlona sale del grupo: miedo es-
cnico. Todos ren y otro muchacho opina...
Poco a poco va repitindose el mismo nombre
como el ms logrado de los trabajos: Hilario
Carmenate, pero de cerca le siguen otros:
Marisol, Laborde, Lencho, Waldo, Bozo.
Nombres que van a quedar en los primeros
lugares. Se nota 'en el aire que Carmenate
es bien estimado por todos. Pero Carmenate
no ha llegado todava. Uno pregunta por l
y otro responded que "a lo mejor ando pin-
tando entretenido todava..."
Todos ren y Servando, sin voz desmedido
L


Seriamente atentos y a su vez llenos de preguntas, los muchachos escucharon al pintor
que ha dado gloria a su Patria.


Nifredo Lom de visit a su Patria asiste a uno reunion con los muchachos de Artes
Plsticas.


Uno de los solos del "Bohio", codo Escuelo Provisional casi resultaba pequeo poro el
nutrido grupo que trabajobo.
















controla -la ola de comentarios risueos.
Siguen los nombres, siguen los opinions.
Cuando hay que elogiar el trabajo de un
compaero se elogia, cuando hay que sea-
lar sus defects se seala con el mismo es-
pritu de averiguacin pora todos. El profe-
sor es uno orientando, sin imponer opinions,
discutindolas, buscando con ellos sus gustos,
sus inclinaciones. Diramos que su opinion
es a veces como la opinion de un alumno
ms adelantado. Sin duda este es el mto-
do libre que encanta a nuestro compaero
Orestes.
Al fin entire voces y opinions alguien anun-
cia que Hilario anda por all, en la habitacin
cercana. Alguna voz lo llama, pero Hilario
se demoro y entonces viene el chiste como un-
disparo: "Parece mentira, ese muchacho al
borde de la fama y no acaba de llegar!"
Todos ren abiertamente y Servando tambin.
Luego como balance general de la discusin,
quedan frases en el aire: "Considero que hanr
dibujado ms del dibujo aprendido que del
modelo vivo". "Un poco menos que medio-
cre". "El que ms me gusta es el mo". "El
que no sirve es el mo". "Se ve as, tan
tranquil, tan lindo!"
Opiniones, comentarios, todo sin que nadie
siento una mano que lo obligue a medir pa-
labra ni pensamiento. Absolute espontanei-
dad que permit la conflanza en fs mismo
y el respeto a la vez que la critical a los
dems. Mtodo libre, dira Orestes y nos=
otros tambin.,

Terminal la discusin y llega una noticia que
los muchachos acogen con entusiasmo: el
pintor Lom Invitado por el arquitecto Porro,
est aqu. Lo vern ms tarde en el edificio
Club del viejo campo de Golf, Lam va a
hablar con ellos, va a contester sus pregun=
tas, lo van a tener de cerca, Lam que es de
los primeros de la pintura cubana en el
mundo,
Nosotros pasamos o la oficina del Boho
done est el Director de la Escuela Jorge
Rigol, viejo amigo nuestro, y como tenemos
algunas preguntas fundamentals que hacer
empezamos:
-QQ condiciones tienen que reunir para
Ingresar como alumnos?
.-En cuanto a la edad es requisite indispen-
sable tener por lo menos 16 aos,
-Adolescentes,
-SI, porque la obra de un nio no debe con-
siderorse como un fin en si mismo, sino como
un modo de expresl6n de la personalidad del
nio y por lo tanto un medio de conocer esa
personalidad, Normalmente todos los nior
dibujan y al llegar a la adolescencia real-
mente slo los que tienen condiciones y ver-
dadera vocacin continan en esa actividad,
Por eso no se puede tomar la obra de un nlio
como un indice seguro de su vocacin. Las
otras condiciones son pues, poseer el certlfi=
codo de Secundario bsica, vencida, y tener
aprobados dos aois de studio preliminary
realizados en las Escuelas talleres provincia-
les, Naturalmente estos primeros mucha-
ches pertenecen a las Brigadas Conrado Be-
nlte: de Alfabetizaci6n y al que le falt,


digamos, terminar algunos de los niveles ex-
puestos, lo 'a ido cursando aqu a la par que
con los studios de la Escuela.
-Podemos.decir que la Escuela trata de
crear profesionales?
-S, de formacin profesional,-de capacita-
cin lo ms acabada possible que permit. al
graduado integrarse cabalmente a la vida de
la nacin pora que rinda una labor de utili-
dad social dentro de la especialidad que ha
elegido:
-Por supuesto que la Escuela est ligada
estrechamente al process revolucionario.
-Fundamentalmente y adems colabora con
ste en la media de sus posibilidades.
-Algn ejemplo?
-Bastara con citar el ltimo que han hecho
los. muchachos: la recogida del caf. Esta
necesidad coincidi en un moment en que
por razones de orden material los muchachos
disponan de- un tiempo libre. Y se fueron
a recoger caf.
-Quieres decirnos algo sobre el plan de
studio?
-El plan de studios abarca tres especiali-
dades: Pintura, Escultura y Grabado. En pin-
turq. y escultura hay que cursar cuatro aos
y tres en grabado. Desde luego se contem-
pla l- implantacin de. un quinto alo optativo
para IQS.alumnos que quieran especializarse
en determinada direcci6n professional como
son' las enseanzas de los artes plsticos,
restauracin de obras de arte, etc.
-Puede decirse que todas las actividades
delos,alumnos se circunscriben al 6mbito de
la Escuela y el -tiempo de curso?
-No, hay actividades extraescolores como
son las visits a los museos, asistir a las con=
ferenclas y.charlas relacionadas con las arts
plsttios, as como funciones de teatro, ballet,
cine, etc.
-Y en cunto o la Capacitacin political?
-Bueno, en eso tenemos especial cuidadoe
Tratamos de llevarlos a la mejor comprensin
de los4afenmenos sociales porque de lo con-
tralio ;no se lograra una verdadera integra=
cin con la sociedad en ,que van a desarrollar
sus laborers profesionales.
Entre una y otra pregunta al fin van pasando
las horas del medioda, Luego cerca de los
cinco de la tarde los muchachos ven a los
albergues, pero no todos, Un grupo viene al
Boho, Bajo la tarde sin ruido se oyen sus
voices dvanzando por el camino, Haban y
discuten. Lam es el centro de las conver-
soalones,
CaFmnete dice que se eriz cuando le dio
la Hto'a Lam,. Otro, con la coincidencia
en el. tempo y la Isla de un nombre mrtir:
Ang'e" Laborde, dice que ya en el Boho de
modo que se le oye bien:
La prximo vez que venga una figure as
como Lam hay que organizarse, compaeros,
El que verdaderamente tenna una pregunta
interesante que hacer que la haga, pero no
hablar por gusto, ni hablar por hablar, i
Y son jvenes, adolescents, gentle que sabe
el valor de la organizacin y la responsabilli=
dad' de ser tiles y capacitados. Esta es la o
impresin general que recogemos e esto
vista, una que se da bierk la mono con ,
la frase de Orestes: "Mtodo Libre, com-=
panerito",


-" -~ -
~ I~ i


Cada uno ha ido a escoger libre nente
el tema que ms le interest del paisaje,
i.


_ ___










LAS VIAS DE LA IRA


Desde el primer captulo de esta novela ex-
traordinaria, John $teinbeck comienza a mos-
tramos,. bajo los velos transparentes de una
poesa trgica, los rostros endurecidos de los
granjeros de la dcada del treinta, acosados
por la esterilidad de la tierra saqueada, y, de
modo brutal, por los monopolios rugientes de
U. S. A.
La novela aparece en el comienzo de la Se-
gunda Guerra Mundial y le vale el premio
"Pulitzer" de ese mismo ao, as como las
controversial mris encendidas. Pero el teatro
donde se 'representan las conmovedoras 'es-
cenas de "Las Vias de La Ira", tiene lugar
una dcada antes, en los rojizos caminos que
conducen a. California. De primera mano
tom Steinbeck los, elements de'su novel.
Desde su infancia hasta los das de la gran
depresin econmica (1929-33) vivi en Sali-
nas, Monterrey, Stanford, California, desempe-
ando las ocupaciones ms diversas, parti-
cipando de las innmeras angustias cotidia-
nas de los granjeros y, en suma, de todos los
humildes, cogidos entire las doubles puertas de
acero de la miseria y la explotacin capi-
talista.
la autenticidad de esta novela lo desga-
rrador de sus situaciones, no impide que el
autor elabore una poesa que va y viene so-
bre los hombres y la naturaleza, para estre-
mecernos luego con la invalidez de sus vidas,
dependientes de los grandes capitals en
quiebra. Ambos --la tierra y el hombre- se
rompen al unsono bajo las cuchillas de los
tractores monopolistas y los no menos cor-
tantes documents bancarios.
El primero de los veintinueve captulos que
componen la novela, nos situar sobre las
.resecas tierras grises y rojas de Oklahoma,
donde la primavera amenaza con des'pare-
cer para siempie, mientras el. polvo furipso-
va tejiendo profticas espirales de miseria,
bajo un sol cada vez ms implacable. Al
mismo tempo que la tierra, se van secando
las pupils de los agricultores, un barro malo
les va ocupando el corazn, sus mujeres ca-
llan temerosas, sus hijos rondan atnitos, he-
ridos tambin por el polvo. Es como si de
prpnto todo, las semillas, los frutos y los nios
dejaran de crecer. Ms tarde, en el tercer
captulo, encontraremos una vieja, vencida
tortuga que se mueve sorteando el peligro de
los caminos. Es apenas un smbolo del su-
frimiento y la resignacin; un automvil se
encuentra con la tortuga en una carretera y
la evade, pero ns tarde un camin la atro-i
pellar deliberadamente y la tortuga apenas.
escapar, luego de grades esfuerzos, con el
caparazn roto, hacia los caminos, demasia-
do torvos para su lento paso y para su en-
Svejecido instinto. En los siguientes captulos,
la familiar Joad (elementales, flagelados h-
roes de "Las Vias..."), andar tambin los
caminos del xodo econmico, dejando a cada
vuelta' un cadver o las ltimas aristas fe-
lices de su corazn.
Porque un da la tierra ya no puede, los hom-
bres apenas pueden y, de pronto, llegan los
bienvestidos representantes de los bancos que
"Respiran dividendos... come el Inter6s so-
bre el capital" y viven' de la sangre del hom-
bre. Y ellos son echados de la tierra done
crece el algodn y los tractores son arrojados
sobre las casas, los pozos, los recuerdos, de-
vorndolo todo con sus enormes dientes. Las
caravanas comienzan a invadir los caminos,
los viejos, los jvenes americanos vencidos
por el dollar y sus tentculos, lloran lgrimae
de sorda Impotencia, aunque de vez on v(z
se resisten y desafan la furia criminal de los
Sherift.


Esa lucha incesante del hombre universal con-
tra la explotacin hace decir al novelist:
"Esto podis saberlo cuando sobre la pla-
za del mercado caen a plomo las bom-
bas que dejan caer los aeroplanos negros,
cuando los prisioneros son descuartizados
como cerdos, cuando los cuerpos destro-
zados se desangran en el polvo. Podis
saberlo de este modo. Si no se diese ese
paso hacia adelante, si el dolor de avan-
zar no estuviese vivo, las bombas no cae-
ran, los hombres no estaran degollados.
Temed el moment en que las bombas
dejan de caer mientras los que las arro-
jan estn vivos..., porque cada bomba -
que cae es una prueba de que el espritu
no ha muerto. Y temed el moment en
que cesen las huelgas mientras los gran-
des propietarios viven..., porque cada
huelga fracasada es prueba de que se va
avanzando. Y tambin podis saber es-
to..., temed el moment en que el Hom-
bre no. sufra y muera por un concept,
porque esta cualidad es la base del Hom-
bre, y esta cualidad es el Hombre, nico
en el universe.
"Los Estados del Oeste, nerviosos bajo el
cambio que se inicia. Texas y Oklahoma,
y Kansas, Arkansas, Nuevo Mxico, Ari-
zona, California. Una sola familiar expul-
sada de la tierra. El padre pidi 'dinero
al banco, y ahora el banco quiere la tie-
rra. La compaa, explotadora de la tierra
sa es el banco cuando gosee tierras quie-'
Sre tractores en la tierra y no familiar de
trabajadores. Es malo un tractor? Es !
daina la fuerza que hace girar los ara-
dos mecnicos? Si este tractor fuese nues-
tro, sera bueno..., no mo: nuestro. Si
nuestro tractor abriese los, largos surcos de
nuestra tierra, sera bueno. No mi tierra:
la nuestra. 'Entonces amaramos ese trac-
tor como hemos amado esta 'tierra cuando
fue nuestra. Pero ese tractor hace dos
cosas..., surca la tierra y nos echa de ella.
Hay poca diferencia entire este tractor y
un tanque, Ambos expulsan, intimidan y
hacen daos a los hombres. Debemos
pensar en esto.
"Un hombre, una familiar expulsada de la
tierra;; este carro herrumbroso rechinando
por el camino al Oeste. Perd mi tierra; un
solo tractor me quit mi tierra. Estoy solo
y estoy desconcertado. Y en la noche una
familiar acampa en una hojarasca, y llega
otra familiar y aparecen las tiendas de cam-
paia. Los dos hombres se penen en cucli-
llas y las mujeres y los nios escuchan.
Este es el tumor, ustedes que odian.el 'cam
bio y temen a la revoluc6n. Mantengan
separados a estos dos hombresr hganlos
odiarse, temerse, y sospecharse. Este s el
remedio para el mal que ustede temen.
Esta es la medicine. Porque aqu se cam-
bia el "Yo perd ml tierra"t cae una barre-
ra y comienza a crecer lo que ustedes
odian.. '"Perdimos nuestra tierra". El peli-
gro est aqu, porque dos hombres no estn
tan solos ni tan perplejos como uno solo, Y
de este primer "Nosotros" crece algo an
ms pelliroso: "Yo tengo algo de comida"
mas "Yo no tengo nada". Si la suma de
este problema es "Tenemos algo de comi-
da", la cosa est en camino, el movimien-
to tiene una direccin. Ahora basta hacer
una pequefia multiplicacin y esta tierra y
este tractor son nuestros. Los dos hombres
encuclillados en la depresin del terreno,
la pequea hoguera, la care que se esto-
fa en una sola olla, las mujeres silencio-
sas, do miradas- inescrutables; detrs, los










Una novel de JOHN STEINBECK










nios escuchan con sus almas, palabras
que sus cerebros no comprenden. La no-
che desoiende. "Tenga, tome mi frazada.
Es de lana. Era la frazada de mi madre...,
tmela para el nio". Esto es lo que hay
que bombardear, este es el comienzo..., de
"Yo" a "Nosotros".
"Si ustedes, los que poseen las cosas que
los dems deben tener, comprendieran esto,
podran ponerse a salvo. Si ustedes pu-
diesen separar las causes de los resultados,
si pudiesen saber. que Paine,' Marx, Jeler-
son, Lenin, fueron resultados, no causes,
podran sobrevivir. Pero ustedes no pueden
saber. Porque la cualidad de poseer les
~ ha metido para siempre en el "Yo", y gepa-
Srdo totalmente del "Nosotros". '
SC- "Los Estados del Oeste estn nerviosos ante
el cambio que se inicia. Lo que falta es un
S- estmulo para concebir, una concepcin
para proceder. Medio milln de personas
que se mueven a lo largo del pas; y un
milln ms, inquieto, prontos a moverse;
Sdiez millones ms; sintiendo la primera ner-
viosidad .
I "Y los tractores:abriendo mltiples surcos
en la tierra vacia".;
Las- 715 pinas de 'Las Vifas de La Ira", in-
sistirn una y otra vez en los mltiples modos
de explotacin a que se ven sometidos los exi-
lados.. Families enteras que deambulan por
caminos, a menudo angostos y llenos de toda
suerte de peligros, en busca de las grande-
Szas de una California que la realidad desdi-
bja a cada ixaso. Y los Joad nos servirn
de termmetro para medir todas las quefan-
tes temperatures del dolor: los abuelos que
S mueren-en el intent de escapar a California
-mientras sus corazones no cesano de suspi-
rat por el solar nativo-; Tom, el:ex:residia-
rio que regresa para encontrarse con una cr-
cel ms vast, pero no menos cruel; Rose of
Sharon, elemental, miedosa, con un, nio
muerto en sus entraas; el to John, viudo, so-
litario, lleno de ignorancia y de remordimien-
tos, pero apto todava para la ternura; Noah,
silencioso y paciente; los. pequeos Ruthis y
Winfied, sbitamente desarraigados y ejem-
plarmente expuestos en sus traviesas sicolo-
g as infatiles; el padre, doloroso, vencido,
como si el primer tractor monopolista que viol
la tierra hubiera roturado tanbin su cuerpo;
y la madre, conmovedora y sencilla, univer-
Slograr la mnima felicidad en medio de la ca-
tstrofe infiita. Y Casy? Es un ex presi-
cador, cansado de implorar, de musitar oracio-
nes sin respuestas que se une a la familiar y
compare con ella vicisitudes sin cuento, para
i morir vctima de los policas de los monopo-
i lios, que le acusan de "rojo" y destrozan, slo
porque pide salaries justos para los recoge-
dores de duraznos en la dorada y fra Cali-
fornia, de falsa promisin. Toda la novela
transcurre al modo de una cinta cinemato-
grfica, llena de paisajes, gente, situaciones...
Es por todo esto que "Las Vifas de La Ira",
no pierde su vigencia 24 aos despus de pu-
m ei 0 blicada. Por otra parte, el modo capitalist
vi^ de produccin no ha cesado de devorar' hm-
.-- bres en su agnico final. Con estos u otros
Sropajes se viste an en buena parte de la
tierra y no est dems releer este testimonio
conmovedor y convenir con el Steinbeck de
1939 en que "en los ojos de los -hmniwantoi
hay un1 ra que va creendo. En sus almas
Slash uvas de kla ia van desarrollhdose y cre-
cendo y algn da llegar la veniima".
LUIS SUARDIAZ.













Elena es una mujer menuda y fuerte, cargada
de una energa que no se advierte a primera-
vista y que quizs no se sospeche nunca si
nos guiamos por el tono amable, bajo, lleno
de saves matices que hay en su voz. Ada-
se a esto un par de ojos azules, no muy gasta-
dos, una frente espaciosa y una sonrisa aco-
gedora y tendremos ms o menos una idea so-
bre esta compaera de la Repblica Democr-
tica Alemana quien ha compartido con nosotros
tres aos de nuestra Revolucin Socialista.
Traductora y notable crtico-literaria, Elena
Klein ha llevado a su idioma numerosos repor-
tajes sobre nuestro pueblo y ha traducido un
buen nmero de escritores cubanos, principal-
mente cuentistas, para la Revista Sonntag la
ms important de su pas.
As pues, ahora que se march de regreso a
su Patria, "no sin sentirlo de verdad", como
nos asegura n su correct espaol vamos a
conversar con ella y Elena empieza por recor-
dar sus primeros das en Cuba.
-Nos hospedbamos en el Hotel Nacional.
Desde luego todos los turistas yankees se ha-
ban marchado ya. El Hotel estaba, pudiera de-
crse, vaco y nosotros resultBamos casi los
nicos extranjeros all.
-No los confundan con turistas Yankees?-
-S, algunos nos confundan. Se notaba en las
miradas y recuerdo una compaiera alemana.
quien no sabiendo espaol me pidi por.favor
las palabras necesarias porque le molestaba-
que la confundieran. Yo se las di y ella no se
cansaba de aplicarlas: -"Yo, Repblica Demo-
crtica Alemana, no Yankee", deca. Y Elena
re ahora. Luego parece pasar a su mejor re-
cuerdo de aquellos das.
-De repente, una maiana el Hotel se Den de
jvenes. Parecan hormigas llegando por todas
parties, y armaban ta bulla y la alegria de toi-
dos los cubanos. Yo balj enseguida a er qu
pasaba y pe junt can ellos. Eran los prime-
ros maestros pilots de Alfabetizacia que par-
tiran para la Sierra Maestra. Naturalmente
que ese fue mi primer reportaje para el Sonn-
tag. Y luego vino lo mejor, los muchachos mis-
mos me Invitaron a ir al Teatro Amadeo Rol-
dn donde iba a hablarles Fidel
All lo vi y o por primer vez.
-Y qu le pareci entonces?
Ella nos mira soniente y dice:
-Bueno, qu le voy a decir? fMe pareci un
gran conductor de su Pueblo! Desde entonces
empec a -trbaar aplsionadamente, le dia.
Creo que con la cantidad de reportajes que he
hecho tengo ya un libro voluminoso sobre la
Cuba revolucionaria.
-Todos publicados en su pas?
-Todos.
-Quiere contarnos algunos temas?
-S, cmo no mire.. escrib la vida de una
revolucionaia desde la clandestinidad hasta
la Revolucin. Otro fue sobre los limpiabotas
Sque por aquellos das organizaba Humberto
Bravo. Le titul "Loios os de la Revolucin".
Escrib tambin sobre las Escuelas de Instruc-
tores de Arte. Otra cosa para mi Inolvidable
fue la gira que hice por la Repblica con nues-
tro cuarteto de msica sinfnica: "'endelsson".
Yo Iba de traductora y a la vez escriba mi re-
portale. Fue admirable la silenciosa atencin.
con que los campesinos y obreros escucharan
nuestros msicos. Para m fue una verdadera
.revelaci6n.
-Puede decir entonces que ha ido desde-los
intelectuales hasta los obreros y campesinos.
-Y qu otra cosa es el verdadero pueblo?...
Mire. tambin acompa al grupo de Teatro
'Trancisco Covarrubias". Fuimos a Gira de
Melena en una camioneta. Todo el tempo es-
tuve con ellos y all se dio en el teatro "El Ve-
lorio de Pachencho". Por supuesto, que todas
iestas emocionantes noticias de una Cuba re-


- .,:*- i


.KLEIN
ELENA KLEIN:


-


TREES ANOS EN CUBA


" "'













voluconaria funcionanao, las mandaba a mi.
pas, a mi Revista.
-Y ha visitado tambin nuestro campo?
--Cuantas veces he podido. Mire, nosotros te-
nemos aqu un compaero alemn el Ingeniero
Maic, con su carro eternamente lleno de pol-
vo del campo cubano con quien me fui a visi-
tar dos granjas un da. Maic trabaja con los
cubanos como tcnico agrcola. Bueno, pues
en la segunda Granja conoc a Figueroa, para
m un ejemplo del hroe nuevo y necesario.
-Por qu?
-Hombrel. firese... un compaero que pa-
rece tener por divisa no parar el trabajo suce-
da lo que suceda. Aquel da se haba roto una
pieza del tractor y cuando Maic lleg, ya Fi-
gueroa haba "inventado" la pieza y el tractor
segua funcionando. Pero eso no es todo. Ese
hombre Figuerca, ha reparado infinidad de co-
sas hasta jeringuillas para inyectar las aves,
-Extraordinario...
-IY lo que me dijo cuando habl con L. .1
Porque me enthusiasm tanto su voluntad que
le dije: "Usted deba estudiar ingeniera". Me
mir y d!~o: Y mis hijos?, ellos necesitan de
mi trabajo. Yo verdaderamente me turb de su
contestacin y l entonces me dio la respuesta
que yo no tena a mano: "Aunque no import,
ya ser, yo estudiar, porque fiese que Fidel
dijo en un discurso aquello de que estamos en
el amanecer nada ms, ya habr tiempo y po-
sibilidad para todo"
Elena sonre satisfecha de \su relato como si_
todava estuviera en pleno surco hablando con
el compiaero Figueroa. Despus contina:
-La ltima parade que hicimos aquel da fue
en la Ciudad Agrcola de Giiines. Me gust
much. mucho... porque se vela la lucha y el
cecimiento de lo nuevo al lado de lo viejo.
-Eso ae en today Cuba. verdad?
-8Sl pero donde s me hiso ms objetivo fue
alley, porque tomamos por una carretera recta
que va al mar y enonces, a un lado de la ca-
Sretera se manttene todava la cinaga con sus
plants acuticas, su agua Inundando el sue-
lo, us gareas y pdaros pescadores, todo lo
que me lua el pasado esttico mtentras que
del oot lado se levantaban las plantaciones
alaradas hasta el horilonte. Grandees sembras
ordenadas, sobre todo de papas. porque para
nosotros los alemanes la papa es el plato co-
tideane del pueblo. Daba gusto mirar aquellos
campos y uno omprenda por eso y por todo
que la Revolucln estaba ahora much ms
coneslidada quaue qul primer ao en que lle-
games a Cuba,
La hlta de Elena glein. Irene, entra ahora en
aalen. Trae en lae manos un lbum que nos
oenaa, Es una coleccin de fotoogrffa de los
prinepale hombres de nugeitr Revolucln,
AU etB Fidel, El Che, Ral Cmanllo, Almelda,
Ramirlto y muchos ms que ella mue'tra con
orulloe Se l lleva a u Patria, dice, como un
gran recuerdo de Cuba,
Nosotros volvemos con Elena porque sabomos
que su trabajo sobre autores cubanos y latino.
amerieanos ha sido uno de los ms Importan.
tes y labortosoa.
-Viv dieciocho afos en Chile. Yo ful des-
arraigada de am Pattla no el naslamo. Chile
me aeogl y me slento sempre en el deber de
pagr con lo que pueda la hosaltalidad que
me dio lsempre el pueblo chleno. Este sienu.
miento per una part y por otra el deber que
tenemos de dar a conocer los escritores pro-
greaeltas de Amrica, me he hecho traducir va-
ioes libros de lee autornes hportantes. Del gran
poeta Baldoetro Lillo he traducido su prosa. El
es un cldco de la tteratur chilena. Otro d
Manuel Guerrero, "Tierra Fugitiva", que tra.
ta el problema de los pequelo campesinos en
lucha contra los lattfundatas Luego el libro


eL


/ 4


L


"Fiebre", de Miguel Otero Silva. A todas las
S traducciones desde luego les escribo una intro-
duccin para mejor conocimiento por nuestro
pueblo alemn. Tambin he traducido a Mi-
guel Angel Asturias, su libro "Week End en
Guatemala". Este libro casi me cost lavida
como quien dice por lo difcil de traducir que
es. Trabaj un ao para pasarlo al alemn y
creo que sin la ayuda de buenos amigos cu-
banos no hubiera podido traducirlo. En Alema-
S nia ahora continuar trabajando en la traduc-
cin de la Triloga de Miguel Angel Asturlas.
-Y qu hay sobre autores cubanos?
-Bueno, hay una cosa que me preocupa mu-
cho, algo que siempre va ms all de hacer
sencilla o difcilmente una traduccin, y ese al-
go es hacer comprensible con su mejor litera-
tura, la faz de un pueblo a otro tan alejado y de
distinta lengua y costumbres. As, pues, me pa-
recd que eso no lo conseguira solo con mis
reportajes, que se haca fundamentalmente ne-
cesario la expresin viva de los autores de un
pueblo Ilevada a otros. Escog, pues como can-
S- teras de esos testimonios, el gnero de la na-
rracin. Comenc desde el primer ao a co-
leccionar cuentos y autores, pero principalmen-
St de los autores que.reflejaban el process his-
trico revolucionario de la Isla. As fui agru-
pando trabajos para mi Antologa: Hernndez
Cat, Luis Felipe Rodrguez; Enrique Serpa,
Marcelo Salinas, Flix Pita Rodrguez, Dora
Alonso, Jos Soler Puig, Edmundo Desnoes,
Marino Rodrguez Herrera, Lisandro Otero y
otros, todos muy interesantes para m. As, he
i hecho mi Antologa de autores cubanos, que
ya est al salir de la Editorial "Volk Und Welt".
Este libro desde luego, lo dedicamos en nues-
tra Patria a nuestro Presidente Walter Ulbricht,
al cumplir aora sus setenta aos de vida.
-Tuvo buena ayuda de los compa eros cu-
S banos para este trabajo?
-Mucha, y me alegro que me haga esa pre-
gunta, porque quiero agradecer pblicamente
la cooperacin que me prestaron los compa-
feros Jos Antonio Portuondo, Indicndome li-
bros, la compara Marcla Lelseca, de la Casa
de las Amricas, a quien tantas veces molest6
recorriendo libreas de viejo, en La Habana.
Las largas "lata", como ustedes dicen que les
dl a Pita Rodrguez por telfono y as de mu-
chos que siempre estuvieron dispuestoa a ayu-
dame. iAhi otra coma, hablando de Pita Ro-
drues, quiero decir que tantos sus versos de
poedsa comprometida como 1 llama, as como
los poemas de Fayad Jamis y Fernmndez Re-
tamir, los he recomendado para s~,traduccln
al alemn a nuestro famoso lrico Arendt, tra-
ductor de Neruda y Guill6n. '
-Bien, se sente entones satsfscha del tra-
balo rmallsdo?
-Tanto, que voy a d'edrle una coems toda mi
vida he trabalado dura, pero no siempre tuve
un trabajo tan tntereante como ate de la An-
tologia Cubana.
S-Bueno Elena, vamos a hacerle una ltima
p!re gu~ q quequis sea la ms comn y w-
corrida a todoe los compa eros que ms mar-
chan de nuertro palat 6slnt Irbe de Cuba?
"De moment Eena len va a contestar ense-
gulda. luego parece como'al no quisiera decir
todo lo que alente peo al fin, on today d ncul-
dad, se le escapan las palabrast
-Aqu, al lado tlquledo. me duele Irme.
-Gradtas por todos nosotro, compara.
-Mir. mi dmeeo ms grande es que alguna
vea pueda volver a Cuba. en algn Congreso
Cultural en alguna misin, porque yo he sido
tratada por los amigos cubanos como una
huermana.
SyMa, n ms que ddr nos despedimos de
Elena ela, una mujr menuda y fuete cuya
carga de enrga no se adviete nunca a prl-
merwa vidta.













































Los relatos de Chejov, escenifcados en el Teatro medde ome e Leningrado. Una escens de la obra
"EL HOMBRE DELI ETSTUCHE


TEATRO


CONTEMPORANE







Por NATELLA LORDKIPANIE
S(Corresponsal de NOVOSTI


Quisiera comenzar mi exposicin acerca
del teatro sovitico contemporneo por Sta-
nislraski Porque referirse al arte escnico
y no hablar de Stanis]avski es impossible,
como lo es tambin sealar los progress de
la escena sovitica y no buscar sus fuentes
en la prctica y los trabajos de L o explicar
la ndole de la innovacin de. nuestro _eatro
present sin invocar a Stanislavskl: maestro
cuya vida en el arte pre-determin en much
la pluralidad del teatro contemporneo y
su avance...
En el scenario, dos personages, un actor
y una actiz. Leen simplemente cartas, que
sus protagonists se cruzaron a lo largo de
cuarenta aos. Y cree usted que es tedioso,
que la sala no sigue con atencin esta pieza
sin accin ni argument? Nada de eso.
Reina un silencio tan profundo que cada sus-,
piro puede escucharse. Cmo explicar el
singular atractivo de este espedtculo? Sen-
cillamente, porque somos testigos del mayor
milagro en el arte: a nuestra vista transcurre
la vida del espritu human, captando y sub-
yugando con su hondura y su fuerza.
"La Vida del Espritu Humano"... Esta ex-
presin era usual en Stanislavslk y nos la
leg como ley de perenne renovacin del arte
escnico. La vida del hombre, sus pesares,
su dicha, sus alegras, sus lgrimas y sufri-
mientos, es lo que en primer trmino debe
central la atencin del arte, si es que persi-
gue un propsito serio. Mas no se crea que
el trmino sugerido por Stanislavski encierra
slo el lado tico de la actividad teatral.
Comprende tambin la forma de la produc-
cin artstica.
En- qu consiste el sentido de la innova-
cin? A simple vista puede parecer que en
la permanente mutacin del estilo, de la ma-
nera de expresin. El teatro antiguo no guar-
da-similitud con el teatro del siglo XVIIL y
ste difiere much del de nuestros das. As
es. Mas, esto con ser verdad, es accesorio.
Lo bsico reside en otra cosa, en el conte-
nido, al que el maestro, partiendo ante todo
del sentido del hecho en s y de su propia
individualidad creadora, le confiere una u otra
forma.
EL TEATRO DE ARTE DE MOSCU repre-
senta EL AMADO EMBUSTERO. Distingue a
este elenco el 'afn de matizar y afiligranar
los caracteres psicolgicos, su fidelidad a lo
verdico del ambient y los detalles de la
conduct. Es natural que los intrpretes de
esta pieza -Anatoll Ktrov y Anguellna Ste-
pnova- del dramaturge ingls Jerome Kllty,
propendan ante todo a descubrir ese gran
tesoro spiritual que tan sensoriamente se
palpa en la obra. La extravagance de Ber-
nard Shaw (1l y la clebre actriz inglesa Pa-
tril Campbell son loa personages del drama)
y la elegancia de la afamada estrella "miss
Pat" es lo que menos Inspiran a los ejecu-
S tantes. Saben que la manera de comportarse

































NiWkoel OJl6pkov, Artsta del Pueblo de la U~8S, durante los ensayos.
llega por si misma, una vez comprendidos y
encamados exactamente los caracteres huma-
nos, caracteres de personas complejas, inteli-
gentes, talentosas, a quienes agita no sola-
mente lo que les atae a ellos mismos, sino
tambin lo que afecta y conmueve al mundo
enter.
Bien planteado lcidamente cumplido el
propsito, los frutos no se hacen esperar. le-
rome Kilty presenci la funcin en Mosc y
conceptu el trabajo de los soviticos como
quiz el ms brillante y notable de cuantos
hubo" viNto en las escenas europeas y ame-
ricanas. El elogio era ma sculo. Pero,
quiere decir eso que todos los actors deban
seguir al Teatro de Arte, yendo por la send
que l abriera?
En los das que .otro teatro capitalino, di-
rigido por Nikoli .Ojl6pkov, presentaba la
MEDEA de Eurpides, la gran sala de concier-
-tos Chaikovski estaba abarrotada. Por qu
necesit Oilpkov la sala de conciertos y no
dio las funciones en- su teatro? Porque no
necesitaba el scenario habitual las cortinas
ni la-atmsfera de cmara. Tenda al gran-
dido 'teatro de los antiguos, a la arena en
que con, soltura y libertad soe acomoda el coro
y Zo orquesta sinfnica.
a MEDEA es un espectculo de rglurosa con-
venclonalldad teatral Convenclonalldad on
todo: en el decorado, la msica y los recursos
INQ A (JOLUM pieus de U. R tmin a aet ep toearo ~ 4ovo menlk. 14 hi@toriA de la puesta en escena. El espectador no se
la6, oE d gI~o @ o @@O t g po @ 1~~~ equl ente ~ extrafAa, cuando en el decursar de la accin,
corre por la escena gente veitida de negro
y ala ante el rostro de Medea una mascara
antigua con una mueca de angustla. Todo
el mundo coemprede que la mascara trgqca
express palmariamente el estado spiritual,
de la herofna. Nadie se sorprende cuando
el coro de muares vestidas de blanco cambia,
de pronto, su atavio. Es que ~oedea ha pen-
sado alqo horrendo, y el luctuoso atuendo es
ahora el correto. Tampoco la msica sinf-
nlca que acompafia la representaci6n parece
superflua. El caldeamiento de las pasiones
es tal. que uno est dispuesto a percibir cual-
quler mar de sonortdades. Pero, cosa extra-
a.c por convendonal que sea el espectculo,
la ~ocl6n no pierde al por un Instante natu-
Sraldad. Por qu6? Pues porque el director
escnico ha centrado su atencin, ante todo,.
en la persona, porque trash de todo lo que
acontece, descuella con rellevs la vida.
La actriz, Avqgula K6arleva Interpreta a
una mujer reaL mi ana concrete. Su Medea
9 es de sanqr hirlnte, pasonal, frentica.
Una rona de verdad, acoctumbda amd~ a mn-
dar y a qulen pone fuer de la resistencia.
i Ama nte de la libertad e Inteligente,~ no puede
avenire con la tra venm Todo es
rv en roea tmagen y, a la vea, todo sin-


U d@eaa lb la plesa de A. hue, 1~ M A. LA MOINRA" 5pi5@a po~ r eA-tro U. VaJtvgi. W1
@itU@ "vaJa Iaee, OS 51 de la ec



















c -:




























f :. ?"
i;





i.I .

i.'
1.,
.I~3i II E' ;



i\.
/a

*~a~P31i~' ~ t
r ilil 1
1~



ilc

~~sc- i. -. .

~ .s *- I t
+ C
\
I:
.1 :
r,
r
f
c 'Ii i ~ijiij iii i
.; r




ir1~Ii ri


QL (mdlUPO, Qumri d6 & Bhmoaar, rspeie~kdo sii si ts~ao BlonsmsPnll. Qn L siewr, losl iFDtone I~or gvilBr, g f* 'I~'dierabkvyc I~es )B~ascrn
oomDoigta, d s~~s ti#tro re oonrlderr~ dlralprilo~ J oantlnrudorsir ds CltaU~rrPB
















OLEG EF~BEOV, dfrecter del tOao Sovremw nilkr L s L vene cmpomeutes de ..t. te~fro pMaii.
t~ n 15e ~ 'ia 9actul no peMe plauname ma el tUsMrM s estI dM esMda^ o cc. lenguae del paasdo.


tetaiado y enandecido al m imoe, llevado "
todo hasta el punt do de hor. Esta bonasca
de pasdone se aepoder de la a@t~i pare
alndole al espeitader eata parenlcando un
lttWnlo duelo ente la persona y su desttino
ealrloe aa magfftloaento, y pblico
l orenda con su arconodmleoto.
Mas hay on Meosc otra aciB de no menos
talent y otro teote no menos tntesante qu.,
el de OIl6phov. h anu eama oe dffesBlfol
present una obra como MEDEA Los aoc
tores del Valtangov son de otro plano. de oto
temperament, y otra es su oeuia, valtan-
qovlmita
Tomomos LA COCINERA, del dramaturgo
sovi6ttco contempoineo Anatoll 8ofronov. Su
argumento ee simple y poco ambticosot Una
oven y quap viuda trabala de cocinera en
un koUl6s Muches tratas do c ortoelrla pero
e several con todos sus admlredorea. Acaba
la cosa coa boda. melor dicho, con doa bodas'
AMl pues, nada de partIcular. Pero el pblico
rie ya por espado do varlos aloe en es ta hun
etin y aplaude con feror a Yulia Borlmova.
la Int6rprete deb la heroin. A qu es debdo
el 6tto? No hay alqo parad6ico aquil No
creo. La comedian quita pripgalmente por.
que est6 Interpretada al tipco estilo "valtan-
qgov; o". de c6miea exangeracin de ligera
y roteca tron~a, en que ol actor mtl a su
personal. como Ie dl6ramoa un tanto apar
tado de l.
Ln LA OCINEPRA Pavulna, reconoceo a
la brillante Yulla Borfova. y qu~tosamenteo no
sometemoA al nacanto de su Intligencia, be.
Ilosa y sr impat Y en eolYpe eveante corte*
lador vemos no tanto al tractortta Katantaev
como al artita Nieoll Qrit enkO su protago
nl~ador. En una palabra, el port del teatro
no s le oculta al eectador, sno al cont*ra


rio, a por todos los medlos definido y rml'-
ado lb lcitE 6 sto? No menscaba la U-
nea del realismo socaltta? Es mi veces tf-
Itoy no menoscab nada. porque la i no
velr wva aparefada c=n la variedad y las
btquedas. *

Pr no son bsquedas en la brumae, al
ploracln ea brl la. U p ropi6to de los
teatro4 slovl6tao e uno, a bien deiroas los
cBnaos por doade van los artbta a ea
meta. La dUfernda aqu est contdionada
por los Inaclnadones creative de la Peras
nas. por el carte do sus tandlvdualldade
En ocaaeones es la tndividualldad de un antor.
en otras la de today una coiloetividad
Hay en Mosca un teatro que e llama
SOVR~EMENN La hstoria de su hndacl6n
y lo principal do su labor es eac recer In
equfvocamete la naturalea del deesrrollo
do nuestro cate ee Q~nico
Los jvenes atore y directores escaco
del Sovramaenn, e cons deran discipulos y
contnuadores do Stantalaved Y no porque
cait todos Be han formado es el studio crea-
do on el teatro del maltro. ino porque Se
han pertrechado con la demand do Stana-
lavbL, de encamar en la eacena trPe vefdo#d
tinepableu: la verdad de la vida, la v~to'
dad etdal y la verdad arttit o Lo que Im-
plica permanent y honda atoiln a la ~re
Sldad, ancltms de esta realidad y au planma-
c6an a la former del cate ooatoepo~meno.
Porque. qu6 vda actual puede ser sa, el
eatd deacrita con o lenguaJe del pa oe~
En e asaebr perlbIr y concern la realda.:
hallar el ane entro ls leyes del crte y Im
loyae del desrrolo del mundo ctrcundante.
relde el manatial de la Innova6cn del tea-
tro sovti6tco.


NMED&A #e MUe>lps va e.mP*Bonle de, l~uvi^
ReTaveedoMslla t~.nl e ue u a qbago, a wd
teMYe ~ "a me~ *- ate~elSn ente
lele ela preas. =orque t~e de ~d. lo que
weslc desaedJa cee rdu~ eeu s la ~ia

































































La prensa Infornma e6oo la poloas yanqui arroja ms -motoiletUtas contra los manitestantes que
protest de la dbsrtmsa ~ra al en los E. UUI. Esas notieda se leen en Cuba, en lugares como
dste, una ~ntigo bliar que pa di sfrte del pueblo ha sido convertdo en un lbrero Popular.


Una visit a Wajay, es un enfrentamiento con
la realidad revolucionara. Wajay pertenece a
Marianao. Y a cada tramo de carretera que
cruamos, nos encontram con un camblo re-
volucionario, el comienzo d una obra, l~ o:
gros Inmedialos que el pueblo ha Ido obte-
niendo. En el camino hasta Wajay est "El Cq-
no". con su letrero impreso en un bloque de ce.
mento, a la estatura de un hombre: 'Primer
Pueblo Socialista de Cuba". (Todos recordamos
los sucesos contrarrevolucionarlos continuados,
que la Intervencin revolucionaria del pueblo
dio fin. Pretendan Ignorar el real y efectivo
powder proletario y recibieron el golpe necesa-
rio de la justikca revolucionaria. Recordamos
aquellos ias en que, alborozado por las me-
didas adoptadas, el pueblo de "El Cano" laI
celebraba alegremente y redoblaba su Inter&
por el aumento de la produccin y la vigila-
cia revolucionara). Pues bien, al pasar "El Ca-
no". nos encontramos con Wajay y en 1 las
transformaciones culturales que motivan nues-
tra vista.
Anteriormente, la masa obrera de Wajay (una
fbrica de vasos y una textilera, adems de


cinco cooperatives agricolas), tena que ir has-
ta Marianao o La Habana para encontrar la
recreacin y cultural necesarias. Antes de di-
ciembre pasado, las actividades culturales se
hacan de forma espordica, y quedaban lm'-
tadas a fiestas pequeas. Improvisadas por al-
gn vecino y con la participac6n de pocas per-
sonas. En el pueblo no'hay cine, y el disfrute
y conocimiento del mismo, depend de funcio-
nes que el ICAIC les dfrece en distintos locales
y calls, con los equipos mviles de que puede
disponer, que no satisfacen la necesidad del
pueblo.
Nos acompaan algunos de los compaeros del
Consejo Provncial de Cultura de La Habana.
que nos presentan a AIDA VALDES, que tiene
bajo su responsabiltdad la coordinacin del
Consejo de Cultura en la localidad. Es alegre,
preocupada por el trabajo y, por medio de ella,
vamos a enteraros de la realidad cultural de
Wajay:
-Nosotros bamos poco a poco, -nos dice-.
Hoy ofrecamos una actividad aqui maana
otra all, embull6iamos a un grupo para que
hiciera teatro, a otro para un coro... Una no-


-VISITA

che, estbamos reunidos los compaeros de
distintas organizaciones. Discutamos las cosas
que podamos hacer para que el pueblo au-
mentara su nivel cultural. Pero a cada nueva
iniciativa, la misma dificultad, el mismo-pro-
blema: no tenamos locales disponibles para
albergar esas actividades... Entonces nos po-
namos a pensar en los locales existentes que
no tenan un buen uso.
-As fue cmo surgi la idea. La planteamos
y se acord. Y ya ve usted: Los billares han
sido puestos tambin al servicio del pueblo
Haba dos; uno lo convertimos en un librero
popular, el otro Jo estamos convirtiendo en una
escuela de msica.
-Pero no fueron esos los nicos motivos. Hay
-otro... Mire used, es cierto que al billar pue-
de Ir gente a pasar el rato, que "no se mete
con nadie". Pero en WaJay pasaba una cosa,
y era que a los billares nuestros iba cierta gen-
- te que, a decir verdad "no.disparan un chicha-
ro", ni se preocupan por nada. Se hacen ex-
pertos en eso del billar y "pelan a Maria San-
tsima". Y de eso viven... Adems, ese tipo
de personas, lgicamente, no est con esto,
comprende?
-As, que poco a poco se Iban conviriendo los
bi|lares en centro de reunion del element ne-
gativo. Mire ahora qu distintol
Realmente distinto. En una visit breve, se
constata lo que Alda. en su juenil y dichara
chero hablar nos ha contado.
Un pequeo y bien iluminado local. Las pare-
des limpias. Dos mesa de ajedres. Una mema
grande de lecture. Estantes con-libros. Un i-
bro en el que los visitantes dejan su firm, (y
delante de nosotros firm el lector nmero
3,425). Un bcaro pequeo con flores frescas.
Un diminuto busto de Lenin. Ventanas biendis-
tribuidas por las que penetra el aire de la no-
che. La mesa de lecture llena de jvenes. J6-
venes y viejos que juegan al ajedrez y, alrede-
dor, la gente que va a ver para aprender o
porque no han llegado a tempo. Esto es el
"LIBRERO POPULAR RAMON HERRERA". En-
tran y salen gente del poblado. Preguntan al
companero que atiende, buscan un libro y se
sientan a leer. Algunos aprovechan la noche
para leer la prensa que durante el da no tu-
vieron tiempo de leer.
Habituahnente es una compaera voluntaria la
que atiende el Librero. La noche de nuestra vi-
sita. tena una reunin en la Federacin de Mu-
jeres, por lo que su esposo atendi el local. "Lo
Important es que esto no se cierre", nos dice.
-Qu bro debo leer para ncontrar unos da-
tos sobre Geografa de Cuba?
Mientras se aleja con la oven que ha solicit.
do el libro, conversamos con Alda. Nos infor-
ma que se ha comprobado que lo que ms
gusta a los lectures de la localidad, por orden
de preferencias es, materials polticas, novels,
cuentos infantiles. El librero se Inaugur el 17
de diciembre pasado. Despus se le han Ido
introduciendo mejoras. Los lectures traen cosas
que le adornan, realizan trabajo.voluntario en
la atencin del pequeo jardn que tiene al
frente.
-El antiguo dueo del local viene casi todas
las noches por aqu. Yo quisiera que lo cono-
cleras. Es-un viejito que "me leva" de lo me-
Jor. A lo primero vena y nos deca= "10ye, c
mo hay gente ahoral ~Cmo ustedes tienen
genteel" Ya ahora, cuando viene, l mismo se
pone leer o a miar un rato a los que juegan
al ajedrez.
Las adaptaciones par el librero y la escuela
de msica, las est haciendo la JUCEI Munci-
pal de Marianao. Ya en el librero terminaron.


&M r%(T% mml-. WA















A WAJA Y


Stas j6vee tes o ia mu n s e al Ibremo Popular de WaPJ, en busea de sus lectrs preWerida~ o de la Informa~ que leb te la ps s. Ante^, en
ste mlinno la, 'e rea~dan lduoa Jugadores de bllar que, Improductivamente, paaban gran part de s via.


"Barmento y MEart", es el lbro que aentamente
lee erta mMlta. AI oado, un grupo de Jvenes
Juega al asedre y un namo se aeerca con el libro
que acaba de escoger, en sus manos.


pero no asi en la escuela, en la que todava
estn las traviesas de albailerlos, so levan-
tan paredes, se prepare el dclo raso... Pero
no se abandonan las clauses nocturnas
Entre esas tablas y esos bloques, en improvi.
sados bancos, una nutrida asistencia de alum-
nos escucha, noche a noche, las classes que
Impart su professor de msica, Armando
Laguardia.
Laquardia fue director de la Banda Municipal
de-Marlanao. Su conversaci6n es apasionada
cuando habla de los alumnos, de la escuela.
de los proyectos a realizar. Sus ojos cansados
adquieren un brillo peculiar cuando comenta
la transformadn de los billares en centros de
actividad cultural:
-Esto lo hemos deseado tanto tiempol
Le pedimos que continue normalmente la clase,
. cual si nosotros no estuviramos all. Y va-
mos observando esos gestos de Inters en los
rostros de los nlfios y 6venes, que enfrentan
la transitoria Incomodidad del lugar -uno que
so recuesta en el espaldar de la silla de otro,
uno que apoya en su rodilla la libreta de papel
pautado-, para' escuchar y anotar, para res-


ponder a la vos del professor en us preguntas
-Qu vale una redonda?
-Y la corchea?
--...Cuntas redondas entran en n comp6s?
Despus, ~arlos companeros pasan sucesiva
mente a solfear, balo la atenta mirada de loa
dems.
-En China no solfeamoe asL Me dice Aure-
lio Ley, un companero chino que lleva 24 anos
en Cuba y que asiste tambin a las dames de
mica. Me cuenta que estudl6 algunos alos
en China, hasta que vino para Cuba. Despus
dempre dese continuar e*tdlandQ. pero no
pudo. Ahora se le ofrece la op'Midad de ha-
cerlo, pro... |Aqui enseian distinto y tengo
que empezar de nuevol
Interrumpimos nuestra conversacn porque le
corresponded su turo en el solfeo. Ms tarde.
en un apart emocionado, me solfear el Him-
no National Chino y La Gran Marcha, "a lo
chino". Es un compaiero que afirma: "Ahora
todo so puede hacker con esa convincente y
decidlda sonrIsa china, que so gaa rpida-
mente el aprecio de todos.
La clause contina. Una equivocacin del co
































Los alumno pasan por la mes del professor, y olfean eq alta vo, para que sus compaSeros escn-
ohen. Un error, oaioe ar que los dem se to elalen, o que tenga que volver a come nar. La
Esauela de mUble se ebmsatry eq lj.que mteriormment er 'un bllar, centroo de reunia n d el ele
mento negaltve. .


Alds Valds, que tieae b~jo so re.ponablmdad, a
Coordinacl6n del Consejo de Cultaur en Waay, ob-
erva detenldameat, a Arello Ley, un almnmo de
la escuea. de masa, miendit sots f el Himno
Nac'doal Chtna. In toe fue tomada a el Librero
Popular "lBsan Herrera".


Una roto und dursano el em&*y, p-oda e tU~rq &Ud~nAde de Wwj5w. 35t57N1 "Lo m"que ue
deu pr

JVeesH viejs que ue Jga al aJedrs y alrededor, la gente que vas ver a ugar pr idr, e qTe
ha O e.de


Spafiro que solfea, ocoaloaa que los que escu-
chan lo sfaBen l1 error. Laguardia va llaman-
do a los alumnos hasta su mssa. Encima, como
nico adorno de sa escuela en contruccl6n,
un Itrro "El Maestro Ensefando Aprend".
Luego contanuamos la conversacl6n con La-
guardia. Y do las cosas de Walay pasamos a
hablar de distintos tenas: el viael de Fidel a la
URSS, la reacc6 favorable en el mundo; el
triunfo de los cubanos en los juegos de BErowl,
el reclente fuslamento de Juln Grimau... Y
e entonces que el mulato profeor de mstca
da a su vor una fuesa nueva. Conocl6 a Es-
paria cuando la Repabllca, done fue a luchar
por hacker poible-todo lo que ahora ve en Cu-
ba. Su rostro y su vos so toman llmnoi' de do.
lida aloansa al*hablar de Empala. Ahora *e
miltaiano n Cuba, "que s ser un pdco millt
cano de EspaoF tambtln". Habla de aquello.
dias del heroimo coompatdo y terminn did6n-
donos que est coq*ddo del triunfo de pue-
blo espaoL
Por ~ltlmo aslstimos a uM ensayo del grupo de
tatro. Est compesto de 15 compaiero que
trabaan d da y qiu enayan y actan por
las noches. Montan una plera que s llama
"Lo que Pude Pasar", de Ingrid Gon6les.
Al depedimos, Alda le recurda a DIgues,
del Conselo Provincdi de Cultura de La Haba-
na, que ha Ido con nosotros, alunos encargos
que lo ha hecho dwanmt la vidtas
-Oye, acurdateih r. lo coantsat de "puni
to. guairo". Mira c r- me presto yo at la cooperansiv esa, la
aI1*ana que vite...



































' M S8ue-suo,, el rtno mradtional d Ile de Pinos, parisima expreai n popular de la isla, estuvo siempre pre-
sente en eal estival de la Toronma. En la foto, el Conjunto Tiplco Pinero prueb la s habMldad de los baladorea.
enon as machete sonoro en la mano, Domingo Pantoj, simbolo vivo del Sumc-suc, observa con mirada critical.





El Festival de la Toronja.


Cuando el trabajo dea d ser carga pesadta y
obligacn penosa para trocarse en motivo de
jbilo, en collective alegra, es que ha termina-
do la .plotacI6n dl. homb r por el hombre W
ha. nacido el socialismo. Ayer, el fin de una
coaecha significaba regodeo egosta para el
explotador que. atesoaba nuevas gananclm,
y anunciaba penurias y miserias para lose tra
baladores que velan klegar la desocupadn*.
Hoy, el t6rmino victoroso de una cosecha quspe
re dedr mayor riquesa para todos y estimulo
para reinocar la labor y ograr que la cosecha
future ea mayor y Im rica.


El T"estival de la Toronja". que tuvo lugar en
Isla de Pinos recientemente, demuestra que
nuestro pueblo lo ha comprendido as y lo ce-
lebra jubilosamente. Durante diez das, los pi-
neros celebraron con brillante nmnfestacn
uartslca el fin de la cosecha de la toronia, el
triunfo del pueblo trabajador. Teatro, danza;
msica, coros vocals, todas las manifestaco-
sns artfaticoa y en elevado porcentaje realiza-
das por aficionados con brillantez admirable,
se aunaron para exaltar l triunfo del trabajo
socialista, organisados pir la Coordinaci6n
Provincial del Consejo Nacional de Cultura.


la Juvmatud rovob~tuel.u y~oP lo e~ de la tradla U uxtisU &u halc. G~rupo de Da~za de la UmE5,
:terwt do medo admrne* ua m~~ os.cotadm







































las Milcias de Defensa Popular, el pueblo armado, traen tambln su concurso al Festival de
la Torona. Grada, ritmo y plasticidad aunados en este "Tamborito", nterpretado por obreros
y campesinos con perfeccin professional.


El pueblo, el gran creador de arte, la inagotable canter y el manantial poderoso, fescubre sus
infttfs posibilidades creadoras y las pone al servido de su Bevolucin. ]!l Coro vocal de la
OTO regional, aporta se concurso al Festival de la Toronja.


MIles de pineros se congregaro noche tras noche.en el Fetival de la Toronja y aplaudlere.
com entualasmo a. labor de afiionsado y profesionales. En la foto, la Banda de Conciertos de
la BIabams bajo la direel del Iutre maestro Gonzalo Bolg, Interpret ebn as melodias.









OTICIAS




DE


ULTURA


INAUGURADA ESCUELA DE MUSIC EN CAMAGUEY
Como uno de los actos conmemorativos del Primero de Mayo,
fue inaugurada por el Consejo Nacional de Cultur en la ciudad
de Camagiey, la ESCUELA PROVINCIAL DE MUSIC.
Este centro educacidoal se abre con una matrcula Inicial de
472 alumnos y comprender la esesanza de piano, guitarra,
violin, contrabajo, violoncello, lo mismo que Instrumentos de
percusin y de-viento.


0




:
-o-.







in









OBRAS COMPLETES DE MARTI
"Todo el mundo conoce la historic de Mart, de aquel Mart
con las ropas radas: de aquel Mart que no recibi sus fon-
dos de la tesorera yanqul de. aquel Mart que recorria
s aquella emigracin humilde de proletarlos, de tabaqueros,
reuniendo centavo a centavo los fondos para comprar las
armas, que cuando las tena a adquiridas les fueron arre-
Sbatadas por las autoridades yanquis: do aquel Mart que
no vino escoltado pr la escuadra yanqui, ni precedido en su
desembarco por bombarderos yanquis; de aquel Mart que
en una noche tempestuosa, en un botecito de remos, desem-
barc, casi solo, en las playas orientales".
FIDEL CASTRO.
La Editorial Nacional de Cuba ha puesto- a disposicin del pueblo
el primer tomo de las OBRAS COMPLETAS DE JOSE MARTI,
titulado "Cuba. Poltica y Revolucdn", con prlogo de Juan Mari-
nello. Esta ser la primera vez que se publicar complete la impor-
tante. obra del Apstol, ya que la edicin incluye numenosos ma-
nuscritos inditos. Para garantizar la calidad de esta publicacin,
su cuidado y presentacin ha sido confiada a distinguidos especia-
listas, por lo que, tanto desde el punto de vista editorial como
del grfico, su presentacin tcnica ser del ms alto nivel
La coleccin que constar de 36 volmenes, se publicar al ritrmo
de un tomo mensual, a partir de mayo y su adquisicin se har
solamente a travs de suscripciones, pues siendo limitada la
edicin, no ser puesta a la venta pblica.
Para sueeribirse bastar llenar el cupn que est siendo publi-
cado en la prensa, con instrucciones completes acerca del precio
y direccin del envo:
La suscripcin ser por semestre, ya que los libros saldr n en
bloque,..n un valor de $12.00 y constar de 6 libros, uno por
mes, que se irn entregando al suscriptor en la librera ms
cercana a su hogar o centro de trabajo. Para suscribirse al
bloque A, que ha comenzado a publicarse con el primer tomo
"Cuba, Poltica y Revolucin", pues, habr que hacer un giro
por $12.00, dirigido a la Empresa Consoliada Distribuidora de
Artculos de Librera. Consulado No. 252, La Habana.
Este esfuerzo editorial' llenar un enorme vaco en el conocimiento
de la obra martiana y dar una nueva arma al estudioso re-
volucionario.


ENCUENTROS DE AFICIONADOS


Durante el present ao los Organismos de Masas que forman
parte de la Comisin de Aficionados presentarn sus Encuentros
Regionales y Nacionales de Aficionados. -
La CTC-R y sus 25 Sindicatos Nacionales han comenzado esta
labor, habiendo celebrado ya todos los encuentros Regionales
por Provincias. En dichos e cuentros, donde participan todos
los grupos de Aficionados de las distintas especialidades tcnicas,
se han seleccionado los mejores grupos por su calidad, que
emularn fraternalmente en los -Encuentros Provinciales.
Los Encuentros Provinciales comenzaron a celebrarse a partir del
18 de Mayo. En ellos se harn Exposiciones de Artes Plsticas
y Artesana, con los trabajos premiados 'en las Exposiciones Re-
gionales. La CTC-R premiar a los ganadores de los Festivales
Provinciales con sells metlicos, banderines y gallardetes, te-
niendo en cuenta la emulacin en relacin con los aspectos de:
a) Moviliza in de Masas.
b) Actividades Econmicas.
c) Calidad .Aitstica.
-e-
PRIMERA GRADUACION DE LA ESCUELA DE
INSTRUCTORS DE ARTE

Ya se estn hacieAdo los preparativos para la primer graduacin
de la Escuela de Instructores de Arte.
Estos primeros graduados (cerca de doscientos) son de la Seccin
de Teatro y se encuntran ensayando "El Retablo de las Mara-
villas", de Cervantes, para presentarla en uno de los dos actos
que se preparan para- este fin.
La graduacin se-espera sea en la primer quincena de agosto.
-e-
La Comisin Nacional para Fomento de Grupos de Aficioiados
del Consejo Nacional de Cultura integrada por CTC-R, FMC,
ANAP, CDR, MINFAR, DOP, UES, FEU, JUC, ha convocado a
Exposiciones Nacionales de Artes Plsticas por Organismo.
Cada Organismo de Masas expondr en una-provincia diferente
del 1 al 29 de Junio:


A.N.A.P.
C.T.C.-R.
U.E.S.
F.M.C.
C.D.R.
. M.I.N.F..R.
F.E.U. .,


Pinar del Rio
Habana -
Matanzas
Santa Clara
Santa Clara
Camagey
Oriente


Para estas Exposiciones Nacionales dondee'-W-expondrn trabajos
de: pintura, escultura, grabado, artesana y decorclrn, se in-
tegrarn jurados idneos para la seleccin de los mismos.
Los trabajos que resulten premiados en estas Exposiciones sern.
llevados a una Exposicin Nacional que con todos los trabajos
premiados de las exposiciones de los Organismos de Masas
convocar para el mes de Julio, el Consejo Nacional de-Cultura
y que recorrer toda la Isla.
Esta series de Exposiciones se harn semestralmente, correspon-
diendo stas al primer semestre.
-e--
DIEZ JOVENES POETAS ORIENTALES
Coincidiendo con la Plenaria de Coordinadores Municipales de
Cultural de la provincial de Oriente, para efctuar el chequeo del
primer trimestre de 1963, se celebr en Santiago de Cuba "LA
FERIA DE LA CULTURA" (del 20 al 28 de abril).
Diez 6venes poetas presentaron una exposicin de poemas mu-
rales en la plaza frente al Museo Bacard: BELKIS CUZA MALE,
SJUAN FERNANDO ESGUERRA, ORLANDO ALOMA. SANTIAGO
RODRIGUEZ, IVETTE VIAN, MELCHOR CASALS.LINA DE FERIA.
XIOMARA ALMAGUER, MAGALI SANCHEZ, RAUL IBABRA.
SEn el.pr6ximo nmero de PUEBLOY CULTURA, daremos a conocer
a estos 6jvenes poetas orientales, con una presentacin del Rec-
tor de la Universidad de Oriente, compaero Jos6 Antonio
-Portuondo.








7~~i"VA ~i _~~


C~'-c .B~- ,


Con motivo de la ihnportnteo-exposicin del pintor Ren Portocarrero
se ocupar de este hecho en su prximo nmero, de:monero extensa.


en la Galera Habana Mayoo 20 a junio 23) PUEBLO Y CULTURA


12PUE O Y CULTURA e 2, 25 m 11 y13 Vedado Habana
SPUBLICOIO MENSUAL DEL "CONSEO NACIONL DE CULTU Diso de LMnu. C VhesM .
46 UBL.CACION MENSUAL.DEL'VONPO0 NACIONAL DE CULTUK" Dieo,. deMa.,,l Vida


- O


i 'si

1


a
-1


.~.1
~-z
c,
- ;;ri

r-
r~-C"1 C
'.S'-L",.,?
~1
--C~~
-+
i~rr~
I
~sr:

.. '.E


=las


.(.*I


rsrc-
zt


tc~


f/r;
L~Y rUiIl


a$-


'"'-'
"'
r




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - Version 2.9.7 - mvs