• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Cover
 Sin analfabetos en el tercer...
 Concursos y muñecas
 Exposicion Cabrera Moreno
 Madre coraje y sus hijos
 Grabadores alemanes de la...
 La intervencion en las caricat...
 La casa de Hemingway
 Exposicion de pintura y escultura...
 Cortos de arte














Title: Pueblo y cultura
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00082036/00002
 Material Information
Title: Pueblo y cultura
Alternate Title: PC
Physical Description: v. : ill. ; 28-38 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Consejo Nacional de Cultura
Publisher: Consejo Nacional de Cultura,
Consejo Nacional de Cultura
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1961-
Frequency: monthly[no. 6-]
semimonthly[ former no. 1-5]
monthly
regular
 Subjects
Subject: Arts, Cuban -- Periodicals   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1-
Dates or Sequential Designation: Ceased in 1965.
Numbering Peculiarities: Issues no. 1-18 lack chronological designation.
Numbering Peculiarities: Some numbers combined.
General Note: Title from cover.
General Note: Latest issue consulted: No. 31 (enero de 1965).
 Record Information
Bibliographic ID: UF00082036
Volume ID: VID00002
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 02266638
lccn - sn 95023069
 Related Items
Succeeded by: Cuba, révolution et culture

Table of Contents
    Cover
        Page 1
    Sin analfabetos en el tercer aniversario
        Page 2
        Page 3
        Page 4
    Concursos y muñecas
        Page 5
        Page 6
        Page 7
    Exposicion Cabrera Moreno
        Page 8
        Page 9
        Page 10
    Madre coraje y sus hijos
        Page 11
        Page 12
    Grabadores alemanes de la R.D.A.
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    La intervencion en las caricaturas
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
    La casa de Hemingway
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
    Exposicion de pintura y escultura abstracta
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    Cortos de arte
        Page 31
        Page 32
Full Text











Pueblo y Cultura .
jc$m.- -,, PANAMERICA:r
1 .,.i.oi?,pA E HIS.ORIA
s Q. iOTECA


~~. I~~"EH~1Rf


publicacin del consejo


national


de


cultural


ao de la planificacin


-


* "-.


5***. "-;. *-. :.-. -x rc e


;. Ip


i.. r
r"'- . .'


p
" '"v'j " "
P1
77? Mfi'
s
[,^A~"
-4

^&iigt.-


~~J;I;\~PP~" I;fsls
;p4


F
5


,,1. ' .-


1 ,"


iiiS~i
~~e"~;,~U;' ;e














Con respect a muchas cosas el tercer aniversario de la re-
.- volucin puede proclamar el viejo refri" de "borrn y cuenta
nueva". De aquellos primeros instante-; que sucedieron a la
toma del poder en Enero de 1959 hasta el impresionante des-
file del 2 de Enero del nuevo aflo, -que debe servir de ad-
vertencia y de sensatez obligada a cualquier agresor- se
han sucedido 'siglos de trabajo y experiencia comprimidos en
1095 das con sus noches.
Nadie negar los profundos cambios que han transfor-
mado desde la raz la vida de la .nacin en estos cortos
aos. Nadie puede negar el sentido positive y progresista
de las transformaciones nacionales y much menos an lo
que estas significant en trmino de esfuerzo human, de
tension, de colaboracin active de las grades masas en
una obra comn. Si el ritmo y la velocidad del empuje son
ya de por si excepcionales, si todos los que visitan el pas
desde los ms lejanos -confines del globo, expresan su ad-
miracin por esta proeza d. fuerzf, an cuando sus expe-
riencias en Cuba sean a veces limitadas y parciales, dado
el tiempo que permanecen entire nosotros., etc. Ms
notable an es el hecho colectivo, mayoritario, diverso y
multiple de este esfuerzo que recorre tres aos de vida
y que hoy es ms potente y entusiasta que nunca.
Cuando se piensa en poltica y se habla de "obra de go-
bierno" se piensa usualmente en trminos de administra-
cin pblica y de los efectos obtenidos por una racionali-
zacin burocrtica asentada en un determinado program;
en el caso de nuestra revolucin se trata de una obra del
pueblo.,. (para diferenciarla del vocablo usual de obra
de gobiernoy, no en el sentido figurado de que un gobierno
posee el consentimiento pasivo de los ciudadanos o en donde
el trmino pudiera ser meramente un slogan engaoso que
disfraza un tipo de explotacin determinada.
Estos tres aos que equivalent a siglos de vida national, el
esfuerzo sostenido de millones de cubanos, todo esto tiene
una misma sustancia: la actividad creadora de las masas
ms all de la simple esfera de la capacidad formal del es-
tado. Si aceptamos pruebas hechas de nmeros habra que
tender a la simple estadstica de los alfabetizadores, las
milicias, los Comits de Defensa, los LPV, ete, cada uno
de lo! cuales engloba a cientos de miles de ciudadanos. Pero
vayamos a un hecho decisive y a la vez a un nuevo tema:
la alfabetizacin.






1,en el tercer aniversario













*N
u>


u)

















Lo ms importance del nuevo aniversario es que este ao W
el pas inicia su march sin este lastre del analfabetismo
Pero qu significa ello? En trminos sencillos significa
que somos hoy una nacin modern, o al menos que las
premises de la misma existen materialmente y nada ms
decisive para trazar una lnea divisoria entire el ayer y el
maana.
Que la falta de industrializacin y el analfabetismo son dos ;
caras de la misma moneda es un hecho harto conocido pues
desde 1871 (El Capital) se sabe que el manejo de las m-
quinas exige ciertos conocimientos elementales entire los
cuales est el saber leer y escribir. Luego vieneri los planes "
bien intencionados de la UNESCC y las promesas dema-
ggicas de gobernantes lacayos, luego las discusiones...
Cuntos aos?, diez? quince? Ah estaban los proble-
mas: la falta de personal cualificado, los recursos insufi-
cientes, el educador que debe se'f previamente educado, etc,
pero en realidad se pensaba de mala fe que no era necesario
eliminar el analfabetismo sencillamente porque los gober-
nantes latinoamericanos de turno no crean en la indus-
trializacin como tarea a realizar.
Washington es sabio en administrar el mal y en dejar que
las cosas sigan como estn, limitndose a un vaco verba-
lismo mientras las cifras del analfabetismo crecen en la
Amrica Latina, en Africa y Asia.
Pero a su vez cmo industrializar Cmo obtener
mano de obra capaz y cuadros tcnicos suficientes? Qu
viene primero el huevo o la gallina? Ah, la quimrica in-
dustrializacin frenada por el analfabetismo! Bueno el im-
perialismo tiene para esto, como para cualquier otro pro-
blema la siempre original respuesta de las calendas grie-
gas, hoy traducida en trminos kennedianos al lema de
"Alianza para el Progreso".
Pero es bien sabido que "las calendas" no fueron solucin
ni para los griegos. Sin industrial national no hay nada
except circulos viciosos y para el desarrollo de la indus-
tria national en los pauses latinoamericanos el imperialismo
tenia lgicamente su crculo, sin poros ni oberturas y ador-
nado de discursos sobre el "peligro comunista". Y en ver-
dad puede_ decirse que este engaa-pueblos funcionaba bas-
tante bien siempre y cuando la discusin se mantuviera
en un nivel emprico-burocrtico.
Los pauprrimos aparatos estatales de nuestros pauses la-
tinoamericanos, descontando el robo de los fondos pbli-
cos y el slido presupuesto dedicade a los espadones en-
torchados, no podan resolver, aunque quisieran, con sus ac-
tuales recursos dedicados a la educacin, el problema del m
analfabetismo.- Haba que resignarse, reconocer el pecado ,.
original de haber nacido latinoamericano y hablar de otras
cosas ms fciles y menos engorrosas.
La hipocresa del Imperialismo se muestra precisamente
en este hecho sencillo y trgico del elevado porcentaje de .*
analfabetismo que plaga a latinoamrica y que es la se-
cuencia obligada del subdesarrollo o mejor: la explotacin.
Claro que no es necesario esforzarse mucho para probar la
mala fe del impe~alismo y las contradicciones entire las
paiabras y los hechos an cuando todo parece indicar que
Kennedy fue a Harvard para aprender el arte de no decir
mentiras an ms grandes y burdas.que la de sus predece-
sores, sino a pronunciar sutilezas, referentes a las flexibles
"fronteras" de los nuevos colonizadores.
La solucin a este problema del analfabetismo slo poda
surgir cuando existiera en primer trmino la intencin y
el plan serio y consciente de industrializar la economa na-
cional, a la vez que slo poda realizarse la industrializa-
cin al moment en que fuera suprinmido el analfabetismo
masivo, que plagaba todo esfuerzo educativo serio. Por lo
dems el problema era necesario encararlo desde un punto
de vista prctico y a la vez masivo. Pero qu gobierno que
no contara con un apoyo slido y entusiasta de las masas w
poda intentarlo? Una empresa de esta naturaleza como es
la alfabetizacin masiva, nunca habid sido intentada a
esta escala porque tampoco existi nunca tal apremio ni
tanta conciencia revolucionaria cuantitativamente media.
El talcnto creador de Fidel derrib todas las barreras y con-
vencionalismos para llevar a la prctica la mxima del
Apstol. El curso escolar se acort y la movilizacin fue
grandiosa. El estado no escatim recursos ni las masas el
esfuerzo y el sacrificio. Hasta todos los lugares de la isla
Slieron decenas y decenas de miles de jvenes de todas las
`kades y grupos sociales. En los rincones ms dificiles y
apartados, entire ros y montaas, viviendo y compartiendo
la vida de nuestros campesinos, la labor educativa de los al-
fabetizadores se hizo sentir. Manuales, cartillas, lpices, vo-
luntad y paciencia, sin brillo ni platillo, calladamente los
jvenes hicieron su trabajo.
No era una jornada fcil ni tranquila ni tampoco exenta n
de peligros como lo demostr el asesinato de Manuel As-
cunce Domenech, pues frente a los inconvenientes naturales



























estuvo la contrarrevolucin y su odio homicide, pero esta
prueba era el pundonor de nuestra revolucin, la prueba
profunda de sus intenciones y de su carcter democrtico
y de ella slo podamos salir vencedores.
El triunfal desfile del 22 de Diciembre nos ofreci un es-
pectculo inolvidable; el de una juventud sana y dispuesta
al sacrificio. Los miles de tipos humans caracteristicos de
todas l* regions y grupos sociales del pas, que marcha-
ron unidos y entusiastas, son una prueba de la fuerza de
nuestra revolucin y de que esta juventud es la digna
continuadora de los hombres que asaltaron el Moncada el
26 de Julio de 1953.
El desfile del 2 de Enero, conmemorativo del tercer ani-
versario y efectuado slo diez das despus de la concen-
tracin de los brigadistas, es a su vez una demostracin
definitive de que estamos dispuestos a defender esa conquis-
ta, representada por la victoriosa campaa de alfabetiza-
cin y todas las dems conquistas logradas por nuestra re-
volucin a cualquier costo.


.-? .
-~.5 .1~. '.
''i
.~~n~
'' - :1.i- ::
7. I- I
::
I-:r`:::r .;- `- : ~ -- -
F-F;:
I:tl
~illl































concursos


Y


munecas


Fantascs
-E'


de Diablos Abacu


i i
' ^I


- -L --- ----- -


i- -










Todos los pueblos desde la ms remote antigedad > ,
han creado sus propias muecas, expresin propia
del arte ms vivo y popular. Cuba no era la excep-
cin y desde el siglo pasado tuvo su mueca carac-
terstica. Era sencilla como sencillo era el atuendo
cubano. Vestida de percal o zaraza de vivos colo-
res, con la paoleta y la saya de vuelo, con la cara
de dulce sonrisa trazada con puntadas y con el
cuerpo menudo y suave, relleno de retacitos.
La belleza de este gnero de arte, sntesis de los re-
cursos caseros y la imaginacin popular, constitu-
ye una expresin autnoma de las capacidades
creativas de nuestro pueblo, expresin que duran-
te muchos aos permaneci en el anonimato, dedi-
cada slo a dar un poco de felicidad a la vida de
las nias humildes.
Ni siquiera la compefencia industrial de las muie-
cas en masa, con falsos coloretes, ojos de vidrio y
bucles de oro, logr desplazar totalmente a la mu-
eca casera hecha con calor de madre, de los gus-
tos y corazones de nuestras pequefluelas, que las
ms de las veces preferan estas ltimas.
Esta hermosa tradicin de la muieca casera, de la
-ompaerita inseparable, se habia debilitado y casi
perdido hasta que la Direccin de Cultura del Mi-
nisterio de Educacin lanz en 1959, el Concurso
de Muiecas Cubanas de Trapo. La acogida que tu-
vo este primer concurso y la calidad de las muecas
nos llen de esperanza. En efecto, el estimulo que
Alfabetizando Venceremos












Amistad





Mulato de Rumbo 1881







y .A







haba creado este concurso estimul las creaciones.
Desde el primero llevado a cabo en 1959, hasta el
ltimo efectuado el pasado ao de 1961, el inters
y la emulacin han tenido un crecimiento constant.
Cada ao ha aumentado considerablemente el n-
mero de las concursantes y la calidad de sus con-
fecciones del mismo modo que a las figures tpicas
y tradicionales, inspiradas en nuestra literature y
nuestro folklore, se aadan nuevos caracteres y ti-
po humans acuados por la Revolucin.
Las bases del concurso que se mantienen inaltera-
bles desde 1959 son sencillas y amplias. En estos
site puntos se resume las exigencias puestas a los
concursantes: Primero: Las muecas, -tanto el
cuerpo como el vestuario- sern totalmente-con-
feccionadas por el concursante y resultado de labor
manual, en modo alguno de fabricacin mecnico-
industrial. Segundo: El tamao total de cada mue-
ca no ser menor de 8 pulgadas, ni mayor de 18.
Tercero: Se reproducirn con preferencia tipos cu-
banos populares, actuales o tradicionales, persona-
jes histricos o legendarios extrados de novelas,
cuentos, relatos o poesas de nuestra literature.
Cuarto: Considerando las pasajeras dificultades
para conseguir determinados materials no se exi-
gir, por esta vez, que sean genuinamente cubanos,
y en consecuencia podrn utilizarse hilos, sedas, la-
nas o algodones importados. Quinto: Cada concur-
sante puede presenter una o ms muecas. Sexto:
Cade mueca debe venir acompaada de un sobre
cerrado con lema en el exterior y el nombre y la di-
reccin de! concursante en el interior. El lema esco-
gido por el concursante, ir en una tarjeta cosida en
la parte de atrs de cada mueca. Sptimo: Las mu-
ecas deben presentarse en el Departamento de
Cine, Televisin y Radio, de la Direccin de Cultu-


Lo Cancin de los NInos


De pie: Asistente de Crculos Infantiles. Sentada: "Hoy son da de Reyes"


ra desde la fecha de esta convocatoria hasta el s-
bado 9 de diciembre. Calle 2 N' 258, entire II y 13,
Vedado.
Una vez clausurado el plazo de inscripcin surgie-
ron los problems de elegir las mejores y la area no
era nada fcil. Haba trabajos muy complejos y di-
fciles de lograr, como el de Emilia Acosta, "Fan-
tasa de Diablos Abacu" con ms de veinte figures
montadas en un retablo con su escenografa, etc. O
bien la simple mueca de Maria Can Puerta "La Pio-
nera", o la rueda con el lema "La Cancin de los
Nios", o el que result premio especial de $50.00
(cincuenta pesos) de Carmen Garriga "Alfabeti-
zando Venceremos" y muchos otros ms.
No es possible resear los once premios. Pero quisi-
ramos sealar al menos uno de ellos; la "Mulata de
Rumbo 1881" de Rosa Rabatet, por ser quizs una
de las muecas ms tradicionales, famosas y anti-
guas presentadas a estos concursos. Estampa crio-
lla del escritor y costumbrista, Francisco Paula Ge-
labert y tema de algunos cuadros del pintor Landa-
luce, esta mueca represent una creacin surgida
de lo ms autctono de nuestra nacionalidad, vincu-
lada a la literature y el folklore y de todos conocida.
Para Gelabert se llamaba: Leocadia Bergamata y
Zampalln. Y all por Enero de 1881 "ella en su cla-
se; en su esfera entire lo suyo, valer puede tanto co-
mo cualquier otra... "Leocadia, por ejemplo, mula-
ta de rumbo y de rumbas particularmente, debe la
fama de que goza, slo a esta circunstancia.
Esta mueca de larga historic, que vive cada ao
en nuestras comparsas como vivi en verdad la tr-
gica vida de los negros humildes, no est hoy sola.
Junto a ella nuevas figures y estampas han surgido.
Los alfabetizadores, el miliciano, el rebelde, cuya
masiva presencia en el concurso del 1961, sealan
la favorable acogida que en la imaginacin popu-
lar ha tenido la Revolucin y al hecho de que ya
un nuevo tipo human se forja en la Cuba de hoy.
Un nuevo tipo human, nuevas estampas que tienen
su corazn en Leocadia Bergamata.
Es as cmo la obra del Gobierno Revolucionario
estimula y desarrolla las capacidades artsticas de
nuestro pueblo.






















Triptico Guajiro


exposicon C


BRER1


ORE


o
u,
I0
u.
e
0
E
a


o







Desde el 12 al 26 de diciembre pasado, el Gobier-
no Revolucionario present, en el Palacio de Bellas
Artes, una amplia exposicin de pinturas y dibujos
de Servando Cabrera Moreno.
El pintor Cabrera Moreno naci en La Habana en
1923.
Curs sus studios en la Academia de "San Ale-
jandro" de La Habana y en The Students League
de New York, y a travs de viajes por los Estados
Unidos de Norteamrica, Mxico, Guatemala y
Europa. Ha expuesto en Pars en la Galera "La
Rue", en Espaa, Washington, Estados Unidos,
Francia, Colombia, Venezuela y Cuba. Sus cuadrs
han figurado en la seleccin cubana de los envos
en la 26a. Bienal de Venecia y 4a., 5a. y 6a. de la
Biena'l de Sao Paulo, Brasil, as como en la prime-
ra Bienal de Mxico, en su envo libre no official y
la II Bienal de Mxico.
Ha obtenido medallas de ro, plata y bronce en
distintas exposiciones nacionales y extranjeras.
Sus cuadros figuran en colecciones privadas y mu-
seos de Estados Unidos, Espaa, Venezuela, Fran-
cia, Italia, Per, Repblica Popular China, Repbli-
ca Popular de Corea, Checoslovaquia y U.R.S.S.
Despus de atravesar una fecunda etapa de ex-
perimentos forma'les, Servando Cabrera Moreno
ha desembocado en una expresin figurativa muy
madura, que rebasa ampliamente lo anecdtico
para reflejar el moment decisive que vive nuestro
pas.
En esta exposicin, nos ofrece una series de tipos
populares y sucesos del process revolucionario que
est transformando al pas, a los hombres de nues-
tro pueblo en su diaria construccin de una vida
nueva, en el esfuerzo por crear y desarrollar la
Revolucin.


Milicianas


Las Lomas













*;
-




- I1Cgi;~t -~idRs~~r


Milicias camoesinas


( ,


:.i


F
















^ ;; *;'.-: -,:-'..
d ~.. -



..


. _. .-.
TI?














-,- ,-- .
V .sag.e '"; ..d ne: o -a ;.-

Vista general de la sala con el pintor al centre.



















































El dio 21 del mes posado de diciembre, se present
por primer vez en Cuba la obra "Madre Coraje y
sus Hijos" de Bertolt Brecht, pieza pica dividida en
doce cuadros con msica de Paul Desson compuesta
especialmente para la obra, sobre el scenario del
Teatro Mella, por el grupo Teatro Estudio.
Ya anteriormente, a travs del Ciclo del Teatro pi-
co, creado por el Teatro Nacional de Cuba para dar
a conocer las piezas de Brecht, se haban presen-
tado "La Excepcin y la Regla" que fue dirigida
por Juan Guerra y "El que dijo si y el que dijo no"
dirigida esta vez por Dum. Estas dos representacio-
nes tuvieron Jugar en los primeros meses del ao
pasado. Despus, Ulive, un gran director uruguayo
que se especializa en las piezas de Brecht dirigi
"El Crculo de Tiza Caucasiano" dndole a la re-
presentacin una belleza plstica y una riqueza de
movimiento que la hicieron una de las grandes rea-
lizaciones teatrales efectuadas en Cuba. En el papel
del juez bienhechor del pueblo, Asdak, se encontra-
ba Vicente Revuelta, cuya maravillosa actuacin to-
dos recordamos an.
La direccin de "Madre Coraje y sus Hijos" fue
encomendada a Vicente Revuelta que ya haba di-
riqido "La Buena Alma de Sezuan" a mediados de
1960 en la pequea salita teatral del Palacio de Be-
llos Artes, ofreciendo una limpia y brillante inter-
pretacin de lo pico, en Brecht. Durante los ensayos
de "Madre Coraje" tuvimos la oportunidad de en-
trevistarlo paro Pueblo y Cultura. Le preguntamos:
Preg: Qu plan escnico has llevado a cabo paro la
direccin de "Madre Coraje"?
Resp: He seguido las indicaciones que el propio
Brecht dio para esta obra en su libro Modelo.
Preg: De qu trata el libro Modelo?
Resp: El libro Modelo fue creado por Brecht paro
que sus obras fueran correctamente interpretadas en
su estilo pico. En 1949 marc las pautas a seguir
.en "Madre Coraje y sus Hijos".
Preg: Qu experiencias ests obteniendo en la di-
reccin de "Madre Coraje"?
Resp: A partir de esta direccin he comprendido la
importancia que tiene el Teatro Epico, creo que es el
Teatro de hoy; lo que ms me interest ver es la
prueba definitive y fundamental con el pblico.
Preg: Qu opinas de la situacin actual del Teatro
en Cuba?


Resp: Creo que el aparato teatral est madurando
para que ya aparezcan los autores teatrales. Con la
ayuda que le est prestando la Revolucin Cubana
al Teatro nos sentimos satisfechos y creo que el ao
1962 ser un ao decision para nuestro teatro, gra-
cias a los esfuerzos del Gobierno Revolucionario.
"Anna Fierling, conocida por "Madre Coraje", -que
interpret brillantemente Raquel Revuelta- es una
mujer del pueblo. Acompaada de sus tres hijos, la
vemos seguir con su carreta, durante doce aos, a
las tropas en campaa, en la guerra que se conoce
en la historic con el nombre de la "Guerra de los
Treinta Aos". Madre Coraje es comerciante y vive
de vender a las tropas las ms diversas mercancas
(camisas, cinturones, botas usadas, aguardiente, sal-
chichas, etc) que ella adquiere aqu y all, en los
pueblos y ciudades por donde pasan las tropas, cuan-
do no las compra a los propios soldados para reven-
drselas luego a mayor precio. Madre Coraje va a
la guerra porque ve en ella una fuente de negocios.
Pero al mismo tiempo debe defender a sus hijos de
la guerra. Quiere sacarle el mximo provecho, pero
sin -erse envuelta en ella. Defiede sus intereses con
la misma tenacidad con que defiende a sus hijos,
slo que por defender sus intereses pone en peligro
a sus hijos, y por defender a stos pone en peligro
sus intereses. A lo largo de esos doce aos, la ve-
mos debatirse en esa lucha dramtica y contradicto-
ria. Uno a uno, acaba por perder a todos sus hijos,
Al final la vemos, solar, despus de la muerte de su
nica hija, envejecida, en harapos, siguiendo a tro-
pas igualmenta harapientas, en una guerra en que
Alemania ha perdido ya la mitad de su poblacin,
y qye no tiene cuando acabar".
"Cul es el drama de Madre Coraje? Los grandes
fabricantes y comerciantes de la poca se enrique-
can fabulosamente aprovisionando a los ejrcitos de
armas, municiones, etc. Al igual que ellos, Madre Co-
raje se interest por el aspect commercial de la gue-
rra, pero mientras que aqullos realizan grande ne-
gocios, Madre Coraje slo hace pequeos negocios.
Aqullos ganan much con la guerra, sin arriesgar
nada; Madre Coraje, en cambio, gana poco arries-
gando much. Madre Coraje comprende bien el ca-
rcter commercial de la guerra, pero de lo que no tiene
conciencia en absolute es del carcter de clase de
la guerra. Madre Coraje es comerciante, pero un
pequeo comerciante. Por la fuerza de los cosas,
debe compartir la suerte de las tropos y de la gente
comn. Cuando se vislumbra una posibilidad de paz,
Madre Coraje se inquieta, porque sta puede hacer
caer los precious de sus mercancas. Despus de mu-
chos aos de guerra, hay un breve lapso de paz.
Aunque puede acarrearle la ruina, Madre Coraje se
alegra, como se alegra el pueblo. Pero moments
despus, cuando traen la nueva de que la guerra
ha vuelto a empezar, Madre Coraje se alegra lo mis-
mo. Lo guerra va a permitirle continuar su comer-
cio. Otra vez se cotizan sus mercancas. Los precious
suben".
"Pero este juego tiene un limited. La guerra arruina
sobre todo a los campesinos, la produccin cae por
los suelos. Para seguir alimentando la guerra, los re-
yes y emperadores crean nuevos impuestos. Los im-
puestos salen de los bolsillos del pueblo y con ese
dinero se paga a los grandes negociantes para que
sigan produciendo armas y municiones. El dinero
escasea, los campos apenas produce, el hambre au-
menta. Los jefes se embalsan el dinero de las tropas
y las tropas no tienen con qu comprar nada a Madre
Coraje. Esta se ve reducida a mendigar. La guerra
le ha llevado a sus hijos y o ella la ha llevado a la
ruina. Pero ella sigue empecinadamente a las tropas.
La guerra la destruye, pero ella se aferra tenazmen-
te a la guerra".
"Con "Madre Coraje y sus Hijos", Brecht no ha es-
crito nicamente una crnica de la "Guerra de los
Treinto Aos". El ejemplo vale para todas las gue-
rras de rapio, para todas las guerras imperialists,
de todas los pocas, y vale tambin para la paz, en
una sociedad dividida en classes, explotadoras y ex-
plotadas. Muchos, como Madre Coraje, se sienten
atraidos por el carcter mercantil de la sociedad ca-
pitalista. Donde meten su gran cuchara los grandes,
much gente tambin quiere meter su cucharita, y
se aferran desesperadamente a un orden de cosas
creado precisamente para explotar su sudor. All
donde Madre Coraje cierra sus ojos, el espectador
debe abrir los suyos. Nada tienen que ganar los po-
bres en las guerras que organizan sus explotadores.
La nica guerra en que los pobres tienen todo que
ganar, es la guerra que libran contra aqullos, la
guerra que libran los pueblos que defienden su li-
bertad, su derecho a una vida feliz, sin explotadores
ni explotados". (Juan Larco).


: .: .-. -


t.-
o4


q .















*











e


~ao~

i.~.
, ri


. :r
i-. T
'"










































M




























































































































ZA..










grabadores


alemanes


dela


Entre el 17 de noviembre y el 3 de
diciembre del ao pasado se celebr
en La Habana una important expo-
sicin de grabados de la Repblica
Democrtica Alemana, a travs de la
cual nuestro pblico pudo formar-
se un concept preciso de la situa-
cin del arte del grabado en ese pas
amigo y de las tendencies esencia-
les que preocupan a sus artists.
Con esta exposicin, los grabadores
alemanes responded a la exposicin
de grabadores cubanos que tuvo lu-
gar en Berln en el mes de abril del
pasado afo, dos das despus del
triunfo de la Revolucin sobre los in-
vasores mercenarios al servicio del
imperialismo norteamericano.
En el espritu de verdaderos anlisis
del pasado fascista de Alemania, ha
surgido la mejor obra artstica ale-
mana desde la derrota del fascismo
hitleriano. El escultor professor Fritz
Cremer cre el monument en memo-
ria de las vctimas del fascism en el
lntiguo campo de concentracin de
Buchenwald. Los studios grficos
ms fuertes para este tema los multi-
plicaba litogrficamente para as lle-
var siempre su insistencia a los ojos
de muchas.personas. He aqui las dos
obras de los "Luchadores de la Resis-
tencia", en las cuales se recuerda con


agradecimiento a los hroes de la re-
sistencia antifascista.
Hace pocos meses se inaugur en el
terreno del antiguo campo de con-
centracin de Saschenhausen, cerca
de Berln, una ciudad monumental pa-
ra recorder a las vctimas del fascismo.
Aqu se encontraron, hasta la libera-
cin del campo en el ao de 1945,
personas de 27 naciones como prisio-
neros, y miles de ellos fueron asesi-
nados. La sala de entrada al museo
del campo de las naciones tiene una
gran ventana de tres parties resplan-
decientes de muchos colors. Su crea-
dor es el artist berlins, Walter Wo-
macka, cuyos grabados en madera
"Lucha Ileqal", "Liberacin", y "Lu-
cha Guerrillera" representan una re--
peticin ms pequea de la composi-
cin monumental.
Cuando en la noche de la dictadura
hitleriana bombarderos alemanes acu-
dieron a ayudar a los fascists de
Franco, lucharon en el frente de la Re-
pblica Espaola aquellos alemanes
justos, de los cuales nos sentimos or-
gullosos. Unidos en la brigada de
Thaelmann, estuvieron hombro con
hombro con los mejores hijos del pro-
letariado international y de la intelec-
tualidad. En agradecimiento a ellos y
como recuerdo para nosotros, Sieg-


fried Schuemann ha creado este c-
clo de grabados sobre la "Brigada de
Thaelmann en la Lucha de Liberacin
del Pueblo Espaol".
*El peligro de una guerra atmica es
como una pesadilla para millones de
personas. La fantasa no necesita pin-
tar su resultado. El mundo ha cono-
cido una prueba que causa todavia
I hoy, despus de 16 aos, sus vcti-
mas. El miedo de millones ha origina-
do la resistencia de miles. A los que
temen, luchan y advierten, pertenece
Frank Glaser, un joven pintor y gr-
fico de Berln. El dedic su ciclo de
grabados en madera "Pescadores Ja-
poneses" con las obras de "La Bom-
ba", "La Vuelta a la Patria" y "La
Informacin", a aquellos hombres va-
lientes, quienes arriesgando su propia
vida, queran impedir nuevas explota-
siones termonucleares.
Las obras creadas por Horst Bertsch
apelan a la defense active de la paz.
Llevan los ttulos de "La Marcha a
S Aldermaston", "Protegen sus Nios"
y "Contra la Guerra imperialista".
SWerner Petrich realize sus obras en
\ pro de la "Paz", la "Democracia" y la
Liberacin Nacional".
Frank Glaser desenmascara la discri-
minacin racial y la opresin imperia-
lista en la Unin Sudafricana: Mues-
tra en las obras de "Africa a los Afri-
/' canos", "Camino al Trabajo" y "En
-' Casa", que el terror brutal ya no pue-
de detener la rueda del desarrollo
histrico. Tambin Herbert Sandberg,
un artist que durante muchos aos ha
estado en campos de concentracin
fascistas, expresa esta idea optimis-
ta en su qrabado "Africa se Levan-
ta", Karl Erich Mueller refleja en sus
obras de Africa moments caracters-
cos de las etapas de desarrollo en el
continent negro. "La Ultima Inclina-
cin" de Bejer-Red, la obra "Lumum-
ba Vive" por el professor Ernst Jazd-
zewski y la "Libertad para Africa" por
Fritz Duda, son animados por el saber
de que la victoria de los pueblos opri-
midos es inevitable.
Qtfo Paetz se ocupa hace ya various
aos de aquellos terrenos de la cons-
truccin, en los cuales el aliento ca-
liente del trabajo creador hace nacer
nuevos cuadros de vida. Como un
cronista entusiasta y que entusiasma
de nuestros das, refleja en sus ras-
pados, con buena vista para lo ca-
racterstico de los paisajes industria-
les, la construccin de la empresa de
energa.y de qumica "Schwarze Pum-
pe" (Bomba Negra). En su "Manifes-
tacin del Iro. de Mayo", relata la
march optimist de los trabajadores
libres bajo las banderas rojas del pro-
letariado international. La raspadura
en colors "Antes de la Manifes+a-
cin" del professor Rudolf Bergander






y la litografa "Obreros con el clavel"
por el professor Arno Mohr, reflejan
la seriedad poltica y la alegra en
ese da festivo. La ltima de las dos
obras expresa todo el orgullo de los
obreros alemanes por haber alcanza- *
do, durante decenios de lucha, estas
conquistas.
En el centro de todas las actividades
artsticas est siempre de nuevo la
configuracin del hombre creador que
cambia transformando su ambient,
sus condiciones de trabajo, su vida.
Los artists quieren expresar en sus
obras la realidad y ayudar de esta ma-
nera a formarla tal como correspon-
de a su conviccin humanista. En este
sentido Ursula Wendorff-Weidt cre
su "Trabajadora Estudiante", Han-
fried Schulz su "Cobradora del Tran-
va", Karl-Heinz Jacob los "Mineros
de Zwickau", Ewald Deu los raspados`
de los peones camineros y Armin
Muench su litografia la "Soldadora".
El grupo de los "Fundidores de Ace-
ro" que descansan as como los "Mi-
neros" y el "Joven Cientfico" por el
professor Fritz Daehn y la obra de
"Proteged vuestro Trabajo" de Kurt
Zimmermann, reflejan la grandeza y
la responsabilidad del trabajo libre.
Bergander caracteriza con su "Obrera
en la Construccin" y con su "Volun-
taria en la Construccin" aquellos j-
venes laboriosos, que hicieron volver
a florecer la vida en la Alemania des-
truda. Este artist ha venido mostran-
do desde hace aos una facultad muy
final de sentir las parties alegres y li-
bres de toda preocupacin de la vida
alemana. Sus litografas y raspaduras
bien compuestas y medidas tales como
el "Kindergarten", Las "Dos mucha-
chas", las escenas "Los Domingos" y
"Antes de salir", vienen a ser prue-
bas naturales y graciosas.
El process revolucionario, desde lue-
go, ha animado a los artists a diri-
girse en sus obras al trabajo y a la nue-
va vida en el campo. Jvenes gr-
ficos, escultores y pintores de los dis-
tritos industriales y de las grandes ciu-
dades de la Repblica, cambiaron su
residencia, establecindose en los
pueblos y en pequeas ciudades. S,
ellos como artists, llegaron a ser
miembros de las cooperatives agrco-
las para as vivir ellos mismos como
iniciadores de la revolucin cultural,
el desenvolvimiento de lo nuevo.
Helmut Dieh fue a una estacin de
mquinas y tractores donde cre el
raspado de "El Joven Tractorista".
Cmo se ha cambiado el rostro de
las personas en el campo, eso lo mues-
tran tambin la "Campesina Joven"
de Gertrud Triebs, el "Joven Mecni-
co de Motores" por Walter Mamut,
la "Pausa para el Desayuno" por Hel-
mut Symangk y la "Pausa de Traba-
jo" ror Wolfran Schubert. Hasta las













obras sobre el pueblo cooperafiviza-
do de Otto Paefz muestran nuevos
rasgos. El joven grfico W e r n e r
Schinko ha reunido en un folleto ilus-
trado para la paz, reports sobre la
vida de una pequea ciudad, en el
centro agrcola de la RDA. En un
modo de expresin unido con el arte
popular, la obra muestra el grado en
que depend el trabajo victorioso de
los campesinos del silencio de las ar-
mas de destruccin, ardientemente
deseado despus de dos grandes gue-
rras mundiales. Los grabados en ma-
dera en coiores de la "Ambulancia",
el "Servicio de Incendios" y la "Api-
sonadora", los cre como adorno pa-
ra las paredes de una escuela. Suena
la cancin del trabajo libre de una vi-
da libre, en sus grabados el "Trac-
torista", "Obreros del Bosque" y
"Pescadores". Este tono optimist re-
suena tambin en los grabados en
madera de los dos ivenes grficos
Juergen Wittdorf y Sieghart Diffner.
Descubren una cantidad de temas en
la vida diaria'del campo y los repro-
ducen con gran compenetracin en un
lenguaje simple y popular.
Siempre de nuevo son las conquistas
de la construccin socialist, las que
animan a nuestros artists a crear nue-
vas obras. Gerhard David cuenta de
la reconstruccin de nuestra antigua
ciudad de arte. Dresde, la cual fue
destruida en gran parte por tas bom-
S bas anglo-americanas en los ltimos
das de la guerra. El professor Oskar
Nerlinqer nos muestra en su litografa
fina el Berln nuevo. El grfico Kurt
Roemhild muestra el 'Puerto de Ros-
tock". Aqu -en la antigua ciudad
hansetica y universitaria- se erige la
puerta de nuestra Repblica hacia el
mundo, pues la division siniestra de
Alemania nos ha robado to.dos los
puertos ultramarinos en el Mar del
Norte. Tambin Herbert Tucholski nos
lleva a las costas del Mar Bltico. En
sus grabados en madera y raspados
trata de obtener una gran forma en
la arquitectura agrcola, renunciando
en gran parte a los detalles. Por eso
se nota en sus cuadros un ambient
K encantador y spero, de la tranquili-
dad que reina en los domingos.
De esta manera, la exposicin de la
R.D.A. muestra a los cubanos la ex-
presin artstica de la vida nueva que
las masas populares crean, a diario,
en un pas de democracia popular al-
tamente desarrollada.


~C -- - ~


d














Bromas de la Intervencion


EL PUEBLO.-Oiga, don Magoon, cundo piensan ustedes dirse?
MAGOON.-Pronto, amigo; cuando esa rana cre pelo!


Puede decirse que la lucha del pueblo cubano con-
tra la opresin imperialista de los Estados Unidos
comenz desde el mismo moment en que se inici
la primera intervencin norteamericana, y an an-
tes. Pues los cubanos ms esclarecidos de nuestro
siglo XIX haban advertido con lucidez el peligro
que io creciente potencia de los Estados Unidos im-
plicaba para el surgimiento y consolidacin de nues-
tra nacionalidad.
Derrotada Espaa y establecidos aqu los Estados
Unidos como nacin dominant, las classes y grupos
ms progresistas de nuestro pueblo comenzaroo a
luchaho contra la nueva potencia que haba sustitu-
do a Espaa en la explotacin de Cuba.
La lucha era ms difcil, pues el nuevo poder impe-
rialista dispona de medios ms sutiles e indirectos
de dominacin y reclutaba incesantemente adeptos
entire la clase media ligado por sus intereses a la
dominacin imperialist. Estados Unidos se esforz
por crear una estructura de dependencia econmica
y poltica en nuestro pas, para consolidar y eternizar
su predominio sobre Cuba.
Centre 1900 y 1925 la lucha contra el imperialism
no pudo desarrollarse con verdadera fuerza y efica-
cia. Las masas populares no disponan de una orga-
nizacin suficiente y la politiquera comenzaba a im-
poner su influencia y a sellar su alianza con la ex-
plotacin imperialist. La poca conoci, sin embar-
go, interesantes esfuerzos por afirmar la indepen-
dencia y la dignidad national. Los primeros grupos
socialists, que encabezaron Diego Vicente Tejera y
Carlos Balio y algunos dirigentes sindicales de ese


tiempo promovieron huelgas y manifestaciones de
protest contra los primeros efectos iniciales de la
opresin imperialist.
"La clase obrera cubana -escribe Joaqun Ordo-
qui- bajo la ocupacin norteamericana como bajo
e! coloniaje espaol continue siendo vctima de todo
tipo de atropellos y vejaciones. El Partido Popular
fundado por Diego Vicente Tejera bajo la ocupacin
military norteamericana en 1900 y que sin ser un par-
- tido socialist tuvo la virtud de agrupar a los ele-
mentos de vanguardia del movimiento obrero de en-
tonces entire ellos a los que sustentaban ideas mar-
xistas, fue obstaculizado en su desarrollo por las
autoridades norteamericanas dejndolo sin represen-
tacin en las mesas electorales cuando se produje-
ron las elecciones despus de cuatro aos de ocupa-
cin. Las difciles circunstancias que imperaban en
la Isla, la debilidad indudable del movimiento obre-
ro de entonces y finalmente la muerte de Diego Vi-
cente Tejera ocasionaron la desaparicin de este par-
tido pero sus integrantes ms conscientes, los susten-
tadores de la ideologia marxista, continuaron acti-
vos en la divulgacin de la obra de Marx y Engels
y de las experiencias del movimiento obrero inter-
nacional a travs del "Club de Propaganda Socialis-
ta" con Carlos Balio como figure ms destacada y
del peridico "La Voz Obrera".
"El Estado cubano surgido el 20 de mayo de 1902
bajo el tutelaje imperialista integrado por latifundis-
tas, magnates azucareros, importadores y abogados
representatives de esos intereses, tuvo como funcin
principal el mantenimiento del rgimen semicolo-









la inter-.



vencion en














las carica-



Turas



LA CARBONERA DEL 1


S.nguiuy. I)c ses muaiena, hacidei se coje usted la Isla x>cu poco, ,t agnagndar lau carbonena.


ESTADOS UNIDOS
Mr. Taft. -(Al pueblo cubano.) Oye: si te portas bien, te casars
con Cubita libre; pero si te portas mal te casars con
la americana Tomasa.


LA NOTA DEL DIA


El mismo perro con diferente collar :


nial, el impedir la actuacin y desarrollo de las fuer-
zas revolucionarias patriticas y progresistas que re-
chazaban la imposicin .extranjera, dificultar por to-
dos ios medios el fortalecimiento de la nacin cu-
bana y el desarrollo de la lucha de classes. Desde sus
inicios, como ha sealado Blas Roca, se encarg de
mantener a raya a los obreros y a los campesinos
paro garantizar la explotacin por los latifundistas,
las compaas imperialistas y dems dueos del ca-
pital".
"A pesar de que la Constitucin de 1901 garanti-
zara el libre ejercicio de las libertades democrti-
cas, entire ellas la libertad de reunin y asociacin,
los obreros y los campesinos se vieron siempre per-
seguidos cuando trataron de ejercer esos derechos.
Por ello no nos puede extraar el que con los ante-
cedentes de lucha conque ya contaba el movimiento
obrero cubano al surgir la Repblica, en el mes de
noviembre del propio ao se produjera la famosa
"huelga de los aprendices" provocada por los atro-
pellos y vejaciones de que eran victims los obreros
cubanos por parte de los dueos de fbricas que re-
servaban los trabajos mejores para los espaoles y ao
mismo tiempo ponan dificultades a los jvenes
aprendices que trataban de trabajar y aprender el
oficio.
"Esta huelga que ha sido considerada por algunos
estudiosos del movimiento obrero en Cuba como la
primera huelga general dado la extension que alcan-
z, se inici por los obreros del Trust Havana Co-
mercial en la fbrica "La Carolina" y de all se ex-
tendi al resto de los talleres y centros de trabajo.
La lucha lleg a alcanzar formas muy altas de ex-
presin y los obreros ante la actitud de los gober-
nantes de entonces de apoyo o la patronal llegaron
a construir barricades en las calls y ofrecer resis-
tencia a las fuerzas represivas del gobierno que fue-
ron flamadas para disolverlos. La huelga termin con
un saldo de cien heridos y seis muertos pero es in-
dudable que de esta experiencia sali fortalecida la
case obrera cubana. Los huelguistas lograron algu-
naos de las demands entire ellas el reconocimiento
de los delegados de taller.
El movimiento gremial de los primerol aos de la
Repblica estaba marcadamente influenciado por las
ideis anarco-sindicalistas. A comienzos de siglo llega-'
ron a Cuba procedentes de Catalua en su mayor
parte, gran cantidad de revistas, libros y literature
en general de ese carcter que era distribuida y leda
por los obreros ms inquietos. La formacin anarco-
sindicalista de muchos de los lderes obreros de en-
tonces y la penetracin de estas ideas en la masa
trabajadora habra de ser en el future de fatales con-
secuencias en la lucha de la clase obrera cubana por
su liberacin definitive, dificultando su organiza-
cin, su discipline y su incorporacin a la lucha por







o'3jetivos polticos y no slo por reivindicaciones de
tipo econmico".
"Las ideas socialists, los principios de Marx y En-
gels seguian abrindose paso en franca lucha ideo-
lgica con el anarcosindicalismo; y las acciones em-
prendidas por el movimiento obrero de Europa en-
contraban repercusin en nuestras playas. La nece-
sidad de que la clase obrera contara con su propio
partido que la orientara y dirigiera en la lucha no
slo por las reivindicaciones econmicas encamina-
dos a mejorar sus condiciones inmediatas de vida,:
sino en la accin poltica por transformer la estruc-
tura poltica y econmica del pas, fue imponin-
dose cada vez ms. Cada da era mayor el nmero
de os que comprendan en las filas obreras, que el
destino de los trabajadores estaba estrechamente
vinculIdo a los destinos de la propia nocin: que im-
-perialistas, latifundistas e importadores eran al mis-
mo tiempo los enemigos de la nacin cubano y ios
peores exploiyodreas y presores de la clase obrera
y de les crkper9nc s,. si surgio en 1904 el Partido
Obrer o dieite y prpi -e dsse ;-brere y odopt un progra-
mo aque irc;Xu demcndas fundamentals inme-
-diatos de ki, trb ,jaores y de todas las copas ex-
plotadas en la socedad: Un ao ms tarde, 1905,


Los los de Mxico


La division de Oriente
Carlcatura de Pepe Castro- Hroe de Jsbaco.



.-.:-_..:.J





:...--: __;.-_ -_.- _ ._._ ; -_
.4--







LIBORIO.-Quieren dividir Oriente. EL AMERICANO.--One mitad lor Liborio
CUBA. -Para fastidiarte ti. y la otra mitad for mi


El leal y el rebelde en Agua Prieta
pelean con ms furia cada da.
Como Uncle Sam en la cuestin se meta,
se pondr el agua ms prieta todava.


Los restos del Maine


UNCLESAM.- Vaya una draga! Se ha equivocado
y me extrae el dinero en vez del acorazado








LA


POLITICAL


CMICA


SEMANARIO SATIRICO ILUSTRADO
DIRECTOR PROIIETAR IO: TORRIENTE
REGISTRADO EN CORREOS COMO CORRESP o DENCIA DE SEGUNDA CLAUSE Y ACOIMDO A LA FRANQUICIA POSTAL
Oficnas SAN IGNACIO 9 CINCO CENTAVOS
Tellfouo 893 hlABANA, domino 3 dc Diciembrf de 190. CINCO CENTAVOS
.~. ~. ~ .... -- .. ....- -


EL GUANAJO DE SIEMPRE
"EL QUE TODOS DESPLUMAN"








De Cayo Hueso la Habana


<4-,~Cr~- ..-~-~-6' L
,.S



Ll,,o.*$44
~, s

LIBORIO.-No me gusta ni un poquito esa nigromancia de la aviacin, no sea que el Ti, se >,,imlh y quier
venir a Cuba en el aeroplano de la tercei -itervencin.


a instancias de Carlos Balio y del Club de Propa-
gando Socialista este Partido hizo suya pblicamen-
te la doctrine marxista y declar su solidaridad con
el program de la Internacional llamndose desde en-
tonces Partido Obrero Socialista. Este partido habra
de ejercer una influence considerable en los desti-
nos del movimiento obrero cubano. Durante el pe-
riodo que abarca desde su constitucin hasta los pri-
meros aos de la guerra del 14 pas por perodos
de crecimiento y desarrollo y por fases de desorgani-
xaciCn para su trabajo entire las mesas trabajado-
ras. Contribuy a sembrar una simiente cuyos fru-
tos ya nadie podra impedir.
"En el transcurso de estos aos el imperialismo y sus
aliados reprimen violentamente cualquier rebelda de
la clase obrera y alientan el divisionismo en sus filas
utilizando entire otros recursos el de la discrimina-
cin racial".
Ante tal situacin, los cubanos apelaron al sentido
del humor para expresar y desahogar su repulse ha-
cia la dominacin imperialist y su desprecio a los
politicoss" que colaboraban con el imperialismo pa-
ro osegurarse una posicin ms o menos ficticia y
saquear el tesoro national.
"La Poltica Cmica", dirigida en esos aos por el
notable caricaturista Torriente, nos ofrece muchas
ilustraciones del "choteo" dirigido contra los "ame-
ricanos" y. sus servidores del patio. La seleccin que


La cuestin de las estatuas


4/


.. .... ,I .






_l.._ "' I I: .-


EL PUEBLO.-La estatua de "Rusevel," la haran en Pars: pero esta, la de mi Maceo.
esta la hago yo!
prtesentcmos reci
C m UIt~~ AUtro, conservan si
que Cuba ha ve
Cuba en la AtaguatrdoEeformasm
trado forms m
burla.
Con todo, tales
pueblo y su nega
histricas que p
fluencio norteam
do, conservan to,
continuidad de u
slo ahora ha ei


oge las caricatures que, a juicio nues-
u "actualidad" en este moment en
encido ya l imperialismo y encon-
is eficaces de lucha que ao mera

caricaturas expresan la repulsa del
ativ o a ceptar las ficciones pieudo-
resentaban como "benfico" la in-
nericana en nuestro pas. De ese mo-
davia su sentido y son indicios de la
in estado de nimo y una lucha que
ncontrado plena satisfaccin.


LIBORIO. Cuba en el fango: as est la patria mai
Si nos hacemos los bobos, el yanqui sela lleva el mejor ia.


;~---
~=~_~-=`- u
--: -i=


--


j





CONFLICT SATO-AMERICANO


UNCLE SAM: Com9 esos dos satos sigan faijndose, vy tener que ponerles el bozal



CASCANUECES PROVISIONAL


Lo que es en estas Pascuas si'que le parten la "nuez" al cubano!










LA


POLITICAL


COMIC


SEMANARIO SATIRICO ILUSTRADO.=ORGANO OFFICIAL DE LIBORIO
FUNDADOR PROPIETARIO: TORRIENTE.
REGISTRADO EN CORREOS CORO CORRESPONDENCIA DE SEGUNDA CLASE Y ACOGIDO A LA FRANQUICIA POSTAL
Oficinas: San aInacio 9* ', ;. TELEFONO A-2228 ____ ,.. Habana dcmingo 25 de Junio de 1911


La huelga
del
Alcantarillado


--A esta Empresa abusadora,
tan soberbia y dominant,
ya se le ha roto el tirale
con la huelga redentora.
Porque es hombre de dinero,
orgulloso inhumano,
quiere explotar al obrero
este to americano.
Fuera el mister chanchullero!
Viva el obrero cubano!






Las pretensiones de un chino


ZAYAS:-Yo "mi" sienta, 6 "pa" Cantn.
UNCLE SAM:
-Si! Majadero, no grite.


T sentarte en "the" silln.....
cuando gato resucite
y se "come" ese ratn.


EL JUEGO EN LA HABANA


Mr. JONY:
KETY: Nol


lOhl Esto es ser la Habana 6 Monte-Carlo?.....
Esto ser monte, ruleta, bolita y charada.....


(y i~-- w~- *m -- 9-xi.-i


1


(1














~DC


B













, ~~'

i ;

i-!8~~ ET~Lb-' ()


i~i~l~
daii1~4 iJgs
.r %~'~PC i'$

i ;itST ;I)i rs ~ b



";

s
1 : .iji
I(







El afecto que Hemingway siempre profes por Cu-"
ba tiene viejas races. Roberto Herrera Sotolongo,
quien fuera por muchos aos su secretario particu-
lar y que actualmente es el Conservador Jefe del
Museo Hemingway nos reiat el gran cario que el
gran escritor tena por todo lo cubano.
Habiendo Hemingway visitado a Cuba en distintas
oportunidades decidi establecerse definitivamen-
te en 1939, despus de aber participado en la gue-
rra civil espaola. Qu razones movieron al escri-
tor a radicarse en Cuba, la cual conoca desde
1921? El gusto de Hemingway por el espritu y el
carcter latino es bien conocido y se traduca in-
cluso en su lenguaje y en un conjunto de actitudes
ante la vida que expresaban una relacin muy vital
/ poco libresca.
-iemingway gustaba de Cuba el clima, la abundan-
re pesca, la acogedora hospitalidad y el ligero hu-
mor y gracia de nuestro pueblo. Despus-de su ex-
periencia republican en Espaa, Hemingway em-
pez a escribir en Cuba su famosa novela "Por-
quin doblan las Campanas" que complete poste-
riormente en distintos viajes a Key West y a Fran-
cia. Herrera nos cuenta por su parte una razn po-
derosa de la estancia de Hemingway en Cuba fue,
que el gran escritor nunca pudo olvidar a Espaa.
La casa en la cual vivi desde 1940 situada en San
Francisco de Paula, fue comprada a un francs re-
sidente en Cuba. En 1947 fue construdo lo que el
llam "La Torre". La primera planta era llamada
"La Casa de los Gatos" -a causa de que en ella-






































4f







dorman una infinidad de estos animals que por las
maanas invadan el resto de la casa- el segundo
piso estaba destinado a guardar equipajes y el ter-
cero supona ser el studio de Hemingway an
cuando nunca fue utilizado por este ltimo. He-
mingway prefera trabajar en su cuarto, en una m-
quina de escribir porttil Royal bastante vieja, co-
locada sobre un estate al lado de la cama y en la
que escriba de pie, al igual que Wagner.
Durante muchos aos Hemingway vivi entire nos-
otros a excepcin de cortos viajes y de su trabajo
de corresponsal en Francia durante la II Guerra
Mundial. De sus viajes de pesquerampor el norte del
litoral, se inspir para su obra "El viejo y el mar",
por la cual recibi el Premio Nobel.
La actitud positive y amistosa de Hemingway hacia
la Revolucin Cubana nunca tuvo ni un asomo de
vacilacin. En 1959 Hemingway acompa a Anto-
nio Ordez a un viaje por Espaa, pero ya all ca-
y enfermo. En 1960 se traslad a los Estados Uni-
dos, pero su enfermedad se agudiz y nunca ms
pudo regresar a Cuba hasta su trgico desenlace
ocurrido el pasado ao.
La casa de Hemingway es de esas que tienen per-
sonalidad propia, en donde la fuerza del carcter
de su propietario le imprimi un sello inconfundi-
ble, creando un ambiente ntimo y peculiar. Los li-
bros dispersos por toda la casa y dispuestos de ma-
nera arbitraria. La mezcla de obras: tratados
de caza y pesca, obras clsicas de literature bella-


mente encuadernadas, libros sobre la vida de los
pjaros, tres tomos sobre la lidia de toros y las
obras completes de Mart constituyen un aspect
revelador de la personalidad del gran escritor.
Despus, los mltiples trofeos de caza, animals
disecados, dagas y puntas de flechas que invaden
todas las habitaciones, nos dan una imagen termi-
nada, hecha de pequeosi fragments de su vida y
de los intereses que para l tuvieron un sentido, in-
tereses en donde el peligro y la aventura, estn pre-
sentes en todos los objetos y rincones de la casa.
A la muerte del gran escritor, Fidel visit de nuevo
la casa y le propuso a la viuda de Hemingway com-
prarla. A principios del pasado ao ella viaj a Cu-
ba y don la casa al pueblo en un gesto que reafir-
ma los profundos lazos sentimentales que siempre
mantuvo su marido con nuestro pueblo. Nada pudo
haber sido ms elocuente para indicar dnde esta-
ba su corazn, a qu bando perteneca el viejo
combatiente de la Espaa Republicana.
La casa de Hemingway, lugar encantador, tran-
quilo, interesante por todo lo que hay en ella, est
siendo acondicionada a fin de ser un museo ms al
servicio de nuestro pueblo. El Consejo Nacional
de Cultura, orientando esta obra con gran cuida-
do y esmero, ha dado otro paso de advance en el
camino de nuestra superacin cultural a la vez que
rinde just homenaje a quien fuera uno de los escri-
tores ms insignes de nuestro tiempo y un firme
amigo del pueblo cubano.


'-u
4L


Jr|
..rn-~:1


as


Il
i

iJ'-^


0


-----
d~Y-L-
;y
'~ -it, .
.C '`I
.f'
-p


~bq~i ~g~ I


~i ixl, iJ
Z

'~vn~


Li.~-;
i
. ;

c' i~~
;,;;








exposition


de pintura


y escultura


abstract


-Visa general de la exposicin con
de Jos Antonio en primer plano.

^ -


Desde el 19 de Diciembre hasta el 3 de Enero se estuvo celebrando en el
Palacio de Bellas Artes la exposicin de "Los Ocho", auspiciada por el
Consejo Nacional de Cultura.
Esta exposicin de seis pintores y dos escultores cuyas obras estn reali-
zadas conform a la tendencia del llamado arte abstract, estilo fincado
en bsqueda de valores formales, muestra el auge de la creacin artstica
que para todas las escuelas y tendencies, ha surgido con el advance de nues-
tra revolucin.
En uno de los amplios salones del Palacio de Bellas Artes destinado a di-
cha exposicin, estaban expuestos al pblico, llenando todas las paredes
en abigarrado contrast, treinta y un leos, diecisis tintas y dos dibujos,
mientras que por el centro del saln se esparcan por doquier las esculturas
de hierro que, en nmero no mayor de doce, lograban una agradable im-
presin en el visitante.
Los artists que expusieron fueron seis pintores y dos escultores, todos los
cuales eran ya conocidos en el ambient artstico. Hugo Consuegra expu-
so site obras de final calidad, Guido Llins expuso seis obras y dos dibujos
todos realizados en su estilo caracterstico. Toms Oliva expuso seis escul-
turas trabajadas en hierro al igual que Jos Antonio. Juan Tapia Ruano ex-
puso seis leos y cuatro tintas. Antonia Eiriz expuso seis tintas de finos
tonos y combinaciones de grises y negros.
Por su parte Antonio Vidal expuso seis pinturas y cuatro tintas con las cuales
terminan los trabajos expuestos por estos jvenes pintores cubanos.
La exposicin, que ha llamado much la atencin de los visitantes al saln,
es alentadora para' los que ven con agrado la creacin artstica que reali-
zan nuestros jvenes dentro del ambiente estimulante que ha forjado para
nuestros artists el impetuoso desarrollo de la revolucin.
Esta exposicin, junt a todas las que ha estimulado nuestro Consejo Na-
cional de Cultura es una prueba irrefutable del profundo y amplio inters
cultural que anima las orientaciones de nuestro Gobierno Revolucionario.


los esculturas


E

























Toms Olivo
. 1 .. ... 1



. _z .
._ ": .,: -
._1 I, '- .. .
'- .., (3j


fi' J. ;- -< 1




i r


~23~t.: -i


Antonio Vida


:r ---
iri-
-
I :

r

























Guido Llins


Hugo Consuegra


4- '- 2
ej
st


E


/C~T~'-












cortos


..de arte














En la rica tradicin documentalista
del Canad este corto es realmen-
te algo notable..- Realizado por el
Insfituto Cinematogrfico Cana-
diense, -radicado en Otawa- se
utiliz la valiosa colecin'lel s-
ES- del Museo NaFionalbdeJ
nad para nflrarnos una an+ig
leyenda india, de los tiempos en
que los hombres civilizados an no
haban llegado a la costa baada
por el inmenso Pacfico.
"El Collar del Somorgujo" tiene la
fascinante fragancia de lo misterio-
so, tanto en el rostro del viejo in-
dio, como en el vuelo del propio
somorgujo o en el collar de con-
chas que es uno de los ejes del re-
lato y en los cantos sagrados de las
tribus, cuyo eco se pierde en las 'e-
janas del ms vasto pas de Am-
rica.
Las mscaras, los fondos musica-
les y el excelente montaje constitu-
yen un corto que se caracteriza por
su originalidad y calidad excepcio-
nales. Estamos en presencia de una
pequea gran joya del cine docu-
mental, que precisamente en el Ca-
nada ha registrado esfuerzos de su-
perior creacin artstica. En este
caso, la coleccin de. mscaras co-
bra vida sobre la pantalla y nos
transport a un lejano mundo de
sueos, de poesa, de raro encan-
to de ancestral sensibilidad, de vi-
gorosa reactualizacin de un pasa-
do, ya sepultado por los siglos y los
hombres.





















Aquel folklore del alba misma de la
historic ha sido captado fielmente
en este corto, que es fiesta, de sin-
gular colorido, en la que la msica
complement todo lo que los ojos
pueden ver en esos fugaces doce
minutes que cruzan por el lienzo de
plata. Pocas veces podemos tener
el privilegio de conocer un corto de
genuino y entraable mensaje ar-
tstico. "El Collar del Somorgujo"
pertenece a a esa a'tsima jerarqua
del cine de brevedad, donde hay
que resumirlo todo, desde el tema
hasta el montaje, desde la msica
hasta el ms elemental movimiento
de cmara.


1E31 1 0`r C IE.,
~i~LL


-D o~<-:
--zz o


0 4-
O C O 0
Z, .u> o


c4 =
o

x
.-r .-0 o



th
o



OD O
u


UL
C a U 3


.1,

I .. ; .,


I% ."^-


2*II
L' .. .
r 1


u



kb
0
mb~






tu






~0
PC~

Po


iI




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - Version 2.9.7 - mvs