• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Frontispiece
 Introduction
 Periodos Indigena y Español
 Periodo Frances
 Periodo Haitiano: 1804-1961
 Appendix
 Index
 Back Cover






Group Title: Espao~la, Saint Domingue, Haiti
Title: Espaõla, Saint Domingue, Haiti
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00081478/00001
 Material Information
Title: Espaõla, Saint Domingue, Haiti panorama histórico
Physical Description: 120 p., 8 leaves of plates : maps, ports. ; 19 cm.
Language: Spanish
Creator: Pierre Audain, Julio J ( Julio Jean ), 1903-
Publisher: Talleres de Union Gráfica
Place of Publication: México
Publication Date: 1961
Copyright Date: 1961
Edition: 1. ed.
 Subjects
Subject: History -- Haiti   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Haiti
 Notes
Statement of Responsibility: Julio Jean Pierre-Audain.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00081478
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: ltuf - AFE6775
oclc - 03216623
alephbibnum - 001062840

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    Frontispiece
        Page 3
        Page 4
    Introduction
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
    Periodos Indigena y Español
        Page 9
        Page 10
        Page 10a
        Page 10b
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    Periodo Frances
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 32a
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 38a
        Page 39
        Page 40
    Periodo Haitiano: 1804-1961
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 44a
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 48a
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
    Appendix
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
    Index
        Page 121
        Page 122
    Back Cover
        Page 123
        Page 124
Full Text











ESPAOLA
SAINT DOMINGUE
HAITI







Ingeniero JULIO JEAN PIERRE AUDAIN
EMBAJADOR DE HAITI




ESPAOLA

SAINT DOMINGUE

HAITI


Panorama histrico









MEXICO
1961










Primera edicin, 1961
Lt~M
Me~




Derechos reservados

Copyright 1961, by
JULIo JEAN PIERRE AUDAIN

Queda hecho el depsito
que marca la ley


IMPRESO EN MXICO
PRINTED IN MEXICO

















Sd'











1. cje


La Rept'ic;i cle



































































La Repl'ica de Haiti


7r










INTRODUCTION


No soy historiador; soy, ante todo, un perio-
dista politico que las circunstancias de la vida han
convertido en diplomtico. Sin embargo, por gusto
y por necesidad, he sido siempre aficionado a la
Historia en general y a la Historia de mi pas en
particular.
Muy temprano me ha interesado el desarrollo de
la vida del hombre en todos los Continentes, con
preferencia respect al Continente del hombre afri-
cano, mi ancestro.
La Repblica de Hait, el primer pas negro en
independizarse en el mundo, es un ejemplo de la
vitalidad del hombre africano y de lo que pueden
la fe y la voluntad, a pesar de los pesares...
Por ser el idioma de los haitianos el francs, la
historic de Hait es poco conocida en los pases de
habla espaola. Es lo que ha inspirado la idea
de escribir este folleto, para ayudar a las nuevas
generaciones de los pases de la Amrica Latina a que
conozcan mejor a sus vecinos haitianos.
En vista de la importancia del movimiento pan-
americano, me parece necesario que los jvenes de
hoy, que sern los hombres de maana, conozcan
el primero y nico pas de Amrica que ayud a
Simn Bolvar en la realizacin de su sueo de li-
libertar a los pases de la Amrica del Sur.
A pesar de las diferencias que existen entire Hait








6 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

y las dems repblicas del continent americano, no
creo que los historiadores desconozcan la magnitude
de la ayuda que el president Alejandro Petin brin-
d a su amigo Simn Bolvar; y sin embargo, ja-
ms he visto mencionado el nombre de Petin por
los historiadores ni los oradores latinoamericanos
en ocasin del da panamericano...
La verdad no tiene color, raza ni religion: es sim-
plemente la verdad.
A mi juicio, hoy ms que nunca, el que quiera
ocuparse de escribir sobre historic debe, ante todo,
despojarse del "viejo hombre" y mirar los hechos,
no con los ojos del partidario, sino con el ojo cl-
nico del human, basndose en ellos sin prejuicios.
Como lo dijo tan justamente el Sr. Nelson D.
Rockefeller, en todos los pauses anhelan los pue-
blos mejores niveles de vida; buscan mejores opor-
tunidades en lo que respect a salubridad, educa-
cacin y adelantos culturales e intelectuales, dentro
de un sistema de gobierno libre. El mejor modo de
alcanzar estos objetivos es la cooperacin internacio-
nal y el desarrollo de la cultural.
Lo important para el trabajo de acercamiento de
los pueblos americanos es educarlos de manera que
conozcan la verdad los unos de los otros, sin pre-
juicio ni rencor alguno.
No pretend escribir una historic de mi pas, sino
dar una idea de lo que fue y es Hait. Cabe insis-
tir en que el panamericanismo no debe ser una pa-
labra, sino un hecho, un hecho que debemos pro-







ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


yectar en las conciencias de las generaciones, prepa-
rndolas para que se conozcan mejor.
Esta publicacin consta de tres captulos:
En el primero, se trata de iniciar al lector en el
descubrimiento de la isla de Hait por Cristbal Co-
ln y los espaoles; en el segundo, la llegada a la
Espaola de los pirates franceses y la organizacin
de la colonia de Saint-Domingue, y en el tercer ca-
ptulo se descubre el process de desarrollo de la re-
pblica de Hait, desde 1804 a esta fecha.
Situada en el Caribe, entire Cuba y la Repblica
Dominicana, Hait, prolongacin del Africa en el
Continente Americano, pas de habla francesa, debe
ser medido segn su origen, su formacin, su des-
arrollo revolucionario; no con el metro de los dems
passes del continent.
Ojal que este pequeo libro sirva para que se
comprenda mejor al pueblo haitiano, trabajador, or-
gulloso, paciente y rebelde a la vez.
Desde 1804 hasta hoy, la Repblica de Hait ha
conocido muchas revoluciones debido a sus malos go-
biernos; pero a veces ms vale un mal gobierno que
la anarqua. En Hait hemos conocido las dos cosas,
y si hoy estamos decididos a apoyar al gobierno del
president Francois Duvalier, es porque estamos con-
vencidos de que es un gobierno del pueblo haitiano;
de que el Dr. Franfois Duvalier, mdico rural, hijo de
campesinos, tiene el valor y la voluntad, con o sin
ayuda de los elements conscientes de su clase, de
llevar a cabo su poltica de justicia social sacrificando







JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


a veces a lo que los opositores a su gobierno llaman
los derechos de la clase capitalist. No importa! El
lema del gobierno actual de Hait puede resumirse
as: Comunismo, no; capitalism, tampoco.
Por desgracia, los prejuicios de raza han impedido
siempre que la Repblica de Hait fuera tomada en
cuenta seriamente en los programs de ayuda al extran-
jero y a los pauses subdesarrollados. Esperamos que
hoy da, con la situacin en el Caribe y el movimiento
de liberacin de los pueblos africanos, el hombre
haitiano pueda mirar al porvenir con esperanza y fe.
Pues, como lo dijo tan justamente el Lic. Miguel
Alemn en su discurso en la Escuela de Derecho Mc
Georges "Vivimos en un mundo cada da diferente,
donde la ciencia y la tcnica deben subordinarse al
bien para hacer un mundo mejor. Mundo cambiante
en que la humanidad -dentro de una dinmica po-
ltica y social- se esfuerza insaciablemente por en-
contrar la verdad.
"Cada quien debe sacrificar parte de aquello de
que abunda. Porque sin generosidad no podra haber
paz; pero para que esto sea vlido es necesario dar
ejemplo en el Continente Americano de cmo las na-
ciones que lo integran pueden y deben concatenarse
en lo cultural y en lo politico, con desprendimiento,
con elevado espritu humanstico, con la decisn de
que los principios democrticos bien entendidos y
su vigencia en el mundo, bien valen la pena de todos
los sacrificios."
J.P. A.
















CAPITULO I


PERIODS INDIGENA Y ESPAOL









O L F'


-5

c


-1










AIAA bf AJ AA


Hait en las Ant













c 1
-b

o-












3r'3


CoLOt ~~lrJA '4,E ( U C


laiti en las Antillas















LOS PRIMEROS HAITIANOS


Hait es una isla del mar de las Antillas, situada
entire Cuba y Puerto Rico, y dividida en dos rep-
blicas: la Repblica del mismo nombre, y la Rep-
blica Dominicana. Esta ltima ocupa las dos terce-
ras parties de la isla. El idioma official de los haitia-
nos es el francs, el de los dominicanos, el espaol.
Antes de la llegada del descubridor y de los es-
paoles, habitaban la isla hombres de pequea esta-
tura, de carcter tmido, que vivan muy sobria-
mente. El nombre que estos habitantes daban a la
isla era "Boho", "Quisqueya" y Hait.
El territorio de la isla estaba dividido en cinco
pequeos reinos o cacicazgos, y sus habitantes ren-
dan culto a los astros y a los animals: en una pa-
labra, a las fuerzas de la Naturaleza. Ellos crean
que, despus de la muerte, las almas se transportaban
a una especie de paraso que se encontraba al sur de
la isla, donde podan vivir y saborear deliciosos frutos.


EL DESCUBRIMIENTO Y LA CONQUISTA

El 6 de diciembre de 1492, despus de descubrir
un islote llamado "Guanahani" por los indgenas, y








12 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

que Coln llam San Salvador, arrib ste a las pla-
yas haitianas, echando anclas en un puerto que bau-
tiz con el nombre del santo del da: San Nicols.
Los espaoles, imaginando que la comarca por ellos
descubierta era una porcin de la India, dieron a los
habitantes el nombre de "indios". Y por haber en-
contrado que la isla de Hait presentaba cierta seme-
janza con Espaa, el descubridor la bautiz con el
nombre de Espaola.
Una de las tres carabelas de Coln, la "Santa Ma-
ra", a cuyo bordo se encontraba el descubridor, se
perdi entire los arrecifes, y, apenas advertido de ello,
el cacique del territorio (Le Marien), llamado Gua-
canagaric, acudi en auxilio de los nufragos. Coln
aprovech la buena disposicin del cacique y se es-
tableci en las inmediaciones del lugar, construyendo
con los restos de la carabela una especie de fuerte
que denomin "Navidad", por haber sido tal da el
del naufragio. Poco despus, parti Coln a Espaa
llevando la buena nueva del descubrimiento.
Al abandonar la isla Espaola, Coln dej en el
fuerte "Navidad" una guarnicin de 39 espaoles
al mando de Diego de Arana, Pedro Gutirrez y Ro-
drigo de Escobedo. El viernes 4 de enero de 1493
sali el almirante de Navidad hacia lo que es hoy
Saman, en el extremo Este de la Repblica Domi-
nicana. El 16 de enero parti del golfo de Saman
hacia la actual isla de Puerto Rico, y de ah hacia
Espaa.








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


SEGUNDO VIAJE DE CRISTBAL COLN

En su primer viaje, Coln haba tocado las islas
Lucayas, el norte de la isla de Cuba, que bautiz
isla de Juana, en honor al prncipe Juan, el norte
de Espaola y Puerto Rco.
El regreso de Coln a Espaa fue un xito com-
pleto. En recompensa, los Reyes Catlicos, Fernando
e Isabel, lo nombraron Almirante y Virrey de los
pauses recin descubiertos.
En su segundo viaje, el Almirante sali de Cdiz
el 25 de septiembre de 1493, y en camino descubri
las islas Dominica, Santa Mara la Redonda, Guada-
lupe, Santa Cruz, las Once Mil Vrgenes y lleg,
por segunda vez, a la Espaola el 22 de noviembre
de 1493. Desembarc en el cabo Engao, pero no se
qued ah, deseoso de ir en busca del cacique Gua-
canagaric y del fuerte Navidad; mas ste haba sido
destruido por los indgenas durante la ausencia de
Coln. Los indios culparon a los caciques Caonabo
y Merenic, enemigos de Guacanagaric, de la destruc-
cin del fuerte.
La verdad es que, indignados los indios por los
desmanes de los espaoles, haban atacado el fuerte
y exterminado a todos -sus defensores.
En su segundo viaje, Coln vino acompaado de
gran nmero de personas de todas classes, pero la
mayora eran aventureros en busca de fortune.
La primera ciudad fundada por Coln en la Espa-








14 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

ola fue Isabela, en recuerdo de la reina Isabel la
Catlica. Tambin, durante su segundo viaje, descu-
bri la isla de Jamaica.


TERCER VIAJE DE CRISTOBAL COLN

Al llegar a Espaa, Coln inform a los reyes
del resultado de su segundo viaje, principalmente de
los acontecimientos de Cuba y de Jamaica. Sin te-
ner en cuenta los reports de Aguado, el investiga-
dor enviado por Espaa, los reyes acordaron que
Coln deba regresar al Nuevo Mundo con colonos
y religiosos, para la conversion de los nativos a la
fe catlica; pero el prestigio de Coln haba dismi-
nuido de una manera tal que nadie quiso acompa-
fiarlo en su tercer viaje a la Espaola.


LA VIDA EN ESPAOLA DURANTE LA AUSENCIA
DEL ALMIRANTE CRISTBAL COLN

Don Bartolom Coln se haba quedado encarga-
do del gobierno de Isabela en ausencia de su her-
mano. Su administracin fue un fracaso.
Obedeciendo las rdenes de Cristbal, don Bar-
tolom abandon Isabela para dirigirse a las minas
de San Cristbal, y despus al ro Ozama. All fund
un nuevo pueblo al que dio el nombre de Santo
Domingo, aunque el Almirante quera bautizarlo
Isabela Nueva.








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


Despus de haber fundado Santo Domingo, don
Bartolom parti en busca del cacique de Xaragua
y de su hermana Anacaona, viuda del cacique Cao-
nabo. En Xaragua se encontraban los hombres me-
jor formados y las mujeres ms bellas.
Debemos mencionar que el cacique Caonabo fue
hecho prisionero y que, cargado de cadenas, fue
enviado a Espaa; pero durante el viaje el barco zo-
zobr y el prisionero desapareci en el mar.
El 30 de mayo de 1498, casi dos aos despus de
haber llegado a Espaa, zarp nuevamente Coln
hacia Espaola. En su ruta pas por las islas Cana-
rias, las de Cabo Verde, y descubri la isla de Tri-
nidad. Sigui costeando esta isla hasta llegar a un
punto que llam Isla de Gracia, creyendo que era
una isla, cuando en realidad estaba pisando la pri-
mera tierra firme del continent. Costeando el mar
Caribe, en direccin noroeste, lleg Coln a la isla
de Beata, al sur de la Espaola.
Con alegra recibile su hermano Bartolom, quien
le cont la rebelda de los espaoles con Francisco
Roldn; pues Cristbal Coln haba pasado ms de
dos aos y medio fuera de la Espaola.
El primer gesto de Cristbal Coln fue atraerse a
Roldn por las buenas, pero Roldn quiso pelear y
se acerc a Santo Domingo con sus hombres; a pe-
sar de lo cual Coln, que obraba de buena fe, nego-
ci con Roldn.
Los aventureros que venian de Espaa con Coln
se sublevaron para exigir que les fuera entregada








10 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

cierta cantidad de aborgenes que habran de traba-
jar como esclavos.
Fueron tales las acusaciones de los espaoles con-
tra Coln, que los Reyes Catlicos le retiraron el
gobierno de la Espaola el 21 de mayo de 1499.
Pero tomando en cuenta la peticin de Coln, de
que le fuera enviado un juez, los reyes nombraron a
Francisco de Bobadilla gobernador civil y penal.
Lleg Bobadilla a Santo Domingo el 23 de agos-
to del ao de 1500. Coln no se encontraba en
Santo Domingo, y Bobadilla, sin escribirle ni comu-
nicarle sus poderes, mand un alguacil para que le
notificara sus provisions.
A principios de octubre de 1500 salieron las ca-
rabelas con Coln y sus partidarios a bordo, en cali-
dad de prisioneros; y llegaron a Cdiz el 25 de
noviembre del mismo ao.


CUARTO Y LTIMO VIAJE DE COLN

La llegada de Coln a la corte, y su defense, de-
terminaron a los reyes a mandar otro gobernador a
la Espaola en lugar de Bobadilla. Nombraron a don
Nicols Ovando, religioso de la orden de Alcnta-
ra. En la misma flota que Ovando viajaba a Amrica
el fraile Bartolom de las Casas, que deba desempe-
ar un papel tan important en la vida de los indios.
Absuelto, quiso Coln volver a Espaola; pero le
fue prohibido. Sin embargo, el 11 de mayo de 1502,








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


al fin, sali Coln de Cdiz; pas por Gran Cana-
ria (20 de mayo), lleg a la Martinica el 15 de
junio y, despus de pasar por la Dominica, arrib a
Santo Domingo el 29 de junio. El gobernador Ovan-
do se neg a permitir su desembarco, y el descubri-
dor hubo de fondear en Puerto Hermoso, en la ba-
ha de Azua.
Bobadilla, Roldn y los dems enemigos de Co-
ln perecieron en una tempestad cuando salan de
Espaola rumbo a Espaa (julio de 1502).
Al salir de Puerto Hermoso, Coln quiso diri-
garse a la tierra firme, pero las corrientes se lo
impidieron y fue a parar a Cuba; lleg frente a
Yucatn, dio vuelta y descubri las costas de Hon-
duras, sin darse cuenta de que se hallaba frente a
la tierra fire del Continente americano.
El da 12 de septiembre lleg Coln a un punto
que llam Cabo de Gracias a Dios, en Nicaragua.
Continue el Almirante su viaje hacia el Oriente, y
desembarc el 2 de noviembre en un puerto al que
dio el nombre de Puerto Bello, en el istmo de Pa-
nam, cerca de Nombre de Dios, hoy famoso por
la ltima invasion de los "barbudos" de Fidel Cas-
tro.
El primero de mayo de 1503, las carabelas de
Coln dejaron la tierra firme para dirigirse a la
Espaola y, despus de diez das, llegaron a las
Tortugas. Continuando su ruta fueron a dar al Jar-
dn de la Reina, cerca de Cuba, y despus a Ja-
maica. All se qued y mand a su comisionado,








JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


Diego Mndez, a la Espaola, con una carta para
el Gobernador Ovando y otra para los Reyes de
Espaa. Diego Mndez entreg la carta a Ovando,
pero ste nada hizo para socorrer a Coln.
Entretanto, los compaeros de Coln se subleva-
ron, con los hermanos Porras a la cabeza. La situa-
cin de Coln era crtica; solamente ocho meses
despus de haber recibido la carta de Coln mand
Ovando a Diego de Escobar a Jamaica, pero ms
bien para ver en qu estado se encontraba que para
ayudarle.
Al ao de hallarse en Jamaica llegaron dos bar-
cos a salvarlo. El se hizo a la mar el 28 de junio
de 1504. Despus de muchas dificultades lleg Co-
ln a Santo Domingo el 13 de agosto de 1504.
Recogi lo poco que pudo de sus bienes y regres
a Espaa.
A pesar de la importancia del cuarto viaje de
Coln, su regreso a Espaa no caus ninguna sen-
sacin. Era un hombre vencido y, como todos los
vencidos, no encontr ningn amigo. Muri en Va-
lladolid el 20 el 21 de mayo de 1506. Su ltima
voluntad fue que enterraran su cuerpo en la isla Es-
paola, en Santo Domingo.


LA DOMINACIN ESPAOLA

Despus de la capture del cacique Caonabo, los
aborgenes trataron de proseguir la lucha contra los








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


espaoles; pero, careciendo de las armas adecuadas,
fueron pronto sometidos, y los dems caciques con-
denados a pagar fuertes tributos.
El Gobernador Bobadilla exprimi a los Indios
de la Espaola. Por causa de su mal gobierno, la
Corte de Espaa decidi nombrar un nuevo Go-
bernador, nombramiento que recay en don Nico-
ls de Ovando.
Ovando continue la guerra contra los Indios; fue,
a decir verdad, un Gobernador progresista, aunque
cruel con los Indios. El cambi el lugar de Santo
Domingo al que hoy ocupa Ciudad Trujillo, capital
de la Repblica Dominicana. El Gobernador Ovan-
do construy hospitals, conventos, favoreci el des-
arrollo de la colonia, pero acab con el podero de
la reina Anacaona y de los dems caciques. Con
el pretexto de poner fin a las sediciones, mat a
miles y miles de Indios. Su gobierno dur ms o
menos nueve aos. El exceso de trabajo y los ma-
los tratos acabaron con los nativos; a los once aos
del descubrimiento de la Espaola, no exista ya
poblacin indgena; lo cual explica la llegada a la
isla (1503) de los primeros negros de Africa.
Despus de la muerte de su esposo Caonabo,
Anacaona haba ido a vivir con su hermano el caci-
que de Xaragua, y al morir ste asumi el cacicaz-
go. Para deshacerse de ella, el Gobernador Ovando,
tras hacerla vctima de una negra traicin, la envi
a Santo Domingo donde, despus de similar un jui-
cio, fue ahorcada.








20 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

Las matanzas de nativos dieron origen a multitud
de leyendas, en las que se les hace aparecer como
series sobrenaturales, especialmente a la bella Ana-
caona, la que fue llamada: "la dama de la cabe-
llera endrina".
Como hemos dicho, durante el gobierno de Ovando
empez la llegada de negros a la Espaola. Aque-
llos negros trados como esclavos procedan de las
costas de Guinea y de Dahomey, en Africa.
El Gobernador Ovando sali de Santo Domingo
en septiembre de 1509; lleg a Castilla a fines del
mismo ao para morir poco despus. Se puede con-
siderar que Ovando fue el exterminador de la raza
indgena de la Espaola.

















CAPITULO II


PERIOD FRANCES
















FILIBUSTERS Y BUCANEROS


Los Espaoles no siguieron disfrutando por mu-
cho tiempo de la Isla de Espaola, pues hace como
tres siglos, los pirates franceses y britnicos comen-
zaron a establecer puertos y refugios desde donde
se lanzaban contra los barcos que hacan el comer-
cio de Europa y las Antillas.
Al principio, estos aventureros haban escogido
por cuartel general la isla de la Tortuga, situada
frente a la ciudad de Valparaso, actualmente Puer-
to de la Paz; pero se fueron extendiendo poco a
poco a lo largo de las costas septentrionales de la
Espaola. No tardaron much en estallar rencillas
entire ingleses y franceses, quedando estos ltimos
dueos de los territories arrebatados a los espa-
oles.
La parte de la Espaola que los franceses haban
quitado a los espaoles recibi el nombre de "Saint
Domingue". Ms tarde, por el tratado de Ryswick,
Espaa concedi a Francia la parte occidental de
la isla y, en 1777, Espaa reconoci mediante el
tratado de Aranjuez la existencia de la colonia fran-
cesa de Saint Domingue.








24 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

Aquellos audaces pirates franceses pasaban la ma-
yor parte de su tiempo a bordo de sus veloces na-
vios, listos para abalanzarse contra los lentos y pe-
sados galeones espaoles, pero tuvieron que renun-
ciar a la vida errante para establecerse agricultores;
en su nueva posicin se llamaban bucaneros.


EL GOBERNADOR D'OGERON Y LOS FILIBUSTEROS

El primer gobernador de Saint Domingue, nom-
brado por el Rey de Francia, fue Bertrand D'Oge-
ron en 1665. El acto de toma de posesin de la Isla
de la Tortuga se llev a cabo el 6 de junio de 1665.
Bajo la administracin del primer Gobernador de
Saint Domingue, un crecido nmero de Filibusteros
renunci a la vida errante para dedicarse a las la-
bores del campo.
La ciudad de Cabo Francs se fund tambin en
aquella poca, aunque hoy lleva por nombre: Cabo
Haitiano. Tambin de entonces data la introduccin
en la isla del cultivo del cacao.
En los primeros tiempos de la Colonia, el dere-
cho a transportar negros a Saint Domingue era ex-
dusivo de algunos altos Dignatarios de la Corte de
Francia; pero como el nmero de esclavos necesarios
para el cultivo de los campos iba en constant
aumento, el Rey de Francia dio orden de que todo
el que quisiera podra dedicarse al comercio de es-
clavos. Como resultado de esta media, este trfico








ESPANOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


innoble aument hasta el punto de que anualmente
eran desembarcados de veinte a treinta mil negros
en la parte francesa de la Espaola.


LA VIDA COLONIAL

En Saint Domingue, o parte francesa de la Isla,
la sociedad se divida en tres classes: la dase de
los Blancos, la de los Libertos y la de los Es-
clavos.
Entre los Blancos haba dos categoras: la pri-
mera, formada por Hacendados y Funcionarios, era
denominada la clase de los Grandes Blancos. La se-
gunda estaba integrada por Artesanos y pequeos
Comerciantes, a quienes se denominaba Pequeos
Blancos.
Se designaba bajo el apelativo de Libertos, a los
Negros y Mulatos nacidos de padres libres, o que
haban comprado su libertad, pues el esclavo po-
da recobrar la libertad por favor especial de su
dueo o del que lo hubiese comprado. Los Libertos,
a pesar de que podan ser propietarios, no podan
ocupar puestos pblicos ni ejercer ciertos oficios.
Por ltimo, entire los Esclavos se distingua a los
domsticos, que trabajaban en las pensions, y los
cultivadores, que laboraban en los campos.
Bajo el rgimen colonial francs, se denominaba
Taller al conjunto de esclavos de una misma casa.
Una casa modest contaba con 50 60 esclavos,








26 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

mientras que el nmero de stos en una opulenta
mansin poda sobrepasar los 400.
En general, los colonos eran de una crueldad tre-
menda para con los esclavos. Uno de estos colonos,
el marqus de Caradeux, se destac particularmente
por sus atrocidades. Muchos esdavos, para huir de
la crueldad bestial de sus amos, recurrieron a la fuga
y se asilaron en los bosques o en las montaas; aque-
llos esdavos fugitivos eran denominados negros ci-
marrones, y exista un cuerpo especial de gendarme-
ra encargado de capturarlos.
Los esclavos de Saint Domingue, en particular
los criollos (nacidos en el pas), eran orgullosos y
bandidos, muy aficionados al adorno, al juego, al
baile y, a veces, a los licores fuertes. Intencional-
mente, los colonos les dejaban vivir en la ignorancia
y la supersticin para poder dominarlos ms fcil-
mente.
Para aliviar un poco el destino de los esclavos, el
rey Luis XIV dict una series de reglamentos sobre
la esclavitud en Saint Domingue y las dems colo-
nias francesas; el conjunto de estos reglamentos re-
cibi el nombre de Cdigo Negro.


GOBIERNO Y PROSPERIDAD DE SAINT DOMINGUE

La parte francesa de la Espaola comprenda ape-
nas la tercera parte de la isla, ms o menos la mis-
ma extension que tiene actualmente la Repblica de








ESPANOLA. SAINT DOMINGUE. HAITi


Hait, pero era la parte ms frtil y ms cultivada.
La extraordinaria prosperidad agrcola y commercial
de Saint Domingue hizo que esta colonia fuera ca-
lificada Reina de las Antillas.
Un funcionario civil y otro military, nombrados
por el Rey de Francia, ejercan la autoridad supre-
ma: eran el Gobernador y el Intendente. El terri-
torio de la Colonia estaba dividido en tres provin-
cias: la del Norte, con su capital en Cabo Francs,
la del Sur con su capital en los Cayos, y la del Oeste
con su capital Puerto Principe.
Aunque ulteriormente lleg Puerto-Prncipe a ser
la capital de la Repblica de Hait, durante la poca
colonial la ciudad ms grande y ms prspera era
Cabo Francs, conocida como el Pars de Saint Do-
mingue.

ENEMISTAD ENTIRE BLANCOS Y LIBERTOS

A pesar del desprecio y de los prejuicios que abri-
gaban los Blancos con respect a los Libertos, stos,
dedicndose al comercio y a la agriculture, haban
llegado a transformarse en una clase bastante aco-
modada con un grado muy avanzado de educacin.
Poco a poco fue desarrollndose un hondo senti-
miento de odio entire unos y otros. Por otra parte,
tampoco los Blancos estaban muy unidos entire s;
los grandes blancos difcilmente admitan la auto-
ridad de los funcionarios, y los pequeos blancos
envidiaban la opulencia de los grandes.








JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


LA REVOLUCIN FRANCESA DE 1789

El ao de 1789 es una fecha muy important
para la Colonia de Saint Domingue, pues la revo-
lucin francesa declar que todos los hombres eran
iguales ante Dios y ante la Ley, y que todos los fran-
ceses podan ocupar empleos y disfrutar honors si
posean la capacidad, las virtudes y el talent ne-
cesarios.
Declar adems que todo hombre es libre y, como
aplicacin de estos nobles principios, la Revolucin
conden la esclavitud en Saint Domingue.
En cuanto a los libertos, se mostraron resueltos
a salir del bajo nivel social a que los tena conde-
nados el orgullo de los blancos.
Nadie pensaba en el destino de los esclavos, que
constituan la clase ms numerosa de la colonia, pues
segn el censo de 1788 habitaban Saint Domingue
30,000 blancos, 21,808 libertos y 405,564 esclavos.
En realidad, el nmero de esclavos era much ma-
yor, pues para no pagar al Estado, los dueos de
esclavos nunca declaraban cunto tenan realmente.
PRINCIPIO DE LA GUERRA ENTIRE BLANCOS Y LIBERTOS

La Asamblea Nacional Constituyente de Francia se
ocup de manera especial de los libertos, resolvien-
do que, al igual que los blancos, podran ocupar cual-
quier puesto pblico siempre que reunieran las mis-








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITi


mas aptitudes que stos (Decreto del 8 de marzo de
1790). Esta decision no hizo sino aumentar la furia de
los colonos, quienes se negaron categricamente a cum-
plirla. Los espritus se encontraban bastante exalta-
dos cuando retorn de Francia un joven liberto, fo-
goso y entusiasta, llamado Vicente Og el cual, des-
pus de haber solicitado infructuosamente de las
autoridades que cumplieran el decreto del 8 de marzo
emitido por la Constituyente, se uni a uno de sus
amigos llamado Bautista Chavanne, mulato tambin;
reunieron a algunos centenares de libertos, ya que
Og no quiso incluir a los esclavos negros, y antes
de lograr nada fueron dispersados.
Los jefes del movimiento, condenados a ser des-
cuartizados vivos, sufrieron la terrible sentencia el 21
de febrero de 1791. Este primer fracaso no desco-
razon a los libertos quienes, en la provincia del
Sur, se armaron bajo las rdenes de un mulato lla-
mado Andrs Rigaud; tambin se sublevaron en el
Oeste, al mando de un jefe mulato: Beauvais y de su
segundo Lambert, un negro muy influyente. En dos
combates librados cerca de Puerto Prncipe contra
los blancos, stos fueron totalmente derrotados y
tuvieron que entrar en arreglos con los libertos.


SUBLEVACIN DE LOS ESCLAVOS

A mediados del ao de 1791, Saint Domingue
era un infierno. Otro acontecimiento inesperado vino








30 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


a empeorar el estado de cosas: la sublevacin general
de los esclavos.
Los esclavos de la provincia del Oeste principia-
ron a agitarse a fines de junio de 1791, y aquella
agitacin se propag al Norte y al Sur. Con el fin
de infundirles terror, los colonos ejecutaron a gran
nmero de negros. La rebelin se propag por todo
el pas.
En aquel moment lleg la primera comisin ci-
vil enviada por el Gobierno francs. Los miembros
que la componan eran Roume, Mirbeck y Saint L-
ger; este ltimo se puso de inmediato en contact
con los jefes de la rebelin en el Norte: Juan Fran-
jois y Biassou. La comisin quiso buscar una solu-
cin al problema de la sublevacin, pero no consigui
nada. Saint Lger y Mirbeck regresaron a Francia,
Roume permaneci en la colonia.
Basndose en los reports de Saint Lger y Mir-
beck, la Asamblea Legislativa de Francia nombr una
segunda comisin compuesta de Santhonax, Polverel
y Milbaud, y envi un ejrcito de 6,000 hombres.
Esta segunda comisin lleg al Cabo el 18 de sep-
tiembre de 1792.


EL VUD EN SAINT DOMINGUE

El vud, que es un culto africano, se transform
en una asociacin cuya finalidad era la independen-
cia de los negros.








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITi


La noche del 14 de agosto de 1791, en el bosque
Caimn, los esclavos celebraron una magna Asam-
blea con el objeto de formular el plan definitive
de la Rebelin. Esta Asamblea fue presidida por un
negro de apellido Boukman, y en ella se pronunci
el juramento de que todos se dedicaran a la insu-
rreccin y a ejecutar la voluntad de Boukman.
Al toque del tambor y al grito de "libertad-ven-
ganza", todos los negros que se encontraban en la
servidumbre y en los talleres, se lanzaron contra
los blancos a los que degollaron sin distincin de
edad ni de sexo. Los blancos del Cabo, en represa-
lias, organizaron grandes matanzas de esclavos. El
jefe de la rebelin, Boukman, fue uno de los pri-
meros en caer por la causa de la libertad.


SANTHONAX Y LA PROCLAMACIN DE LA LIBERTAD
GENERAL DE LOS ESCLAVOS

Para restablecer el orden, el Gobierno francs se
apresur a enviar otros tres comisarios civiles, pero
poco despus que stos abandonaron Francia, la Con-
vencin Nacional tom el gobierno en sus manos y
orden la ejecucin de Luis XVI, aboliendo as el
gobierno monrquico y sustituyndolo por la rep-
blica.
Al llegar a Saint Domingue, los comisarios se en-
contraron con la division que reinaba entire los blan-
cos, y entire stos y los hombres de color. Una lucha








JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


encarnizada haca correr torrentes de sangre; a esto
se sumaba la rebelin de los esclavos.
Los colonos, a quienes repugnaban las medidas
tomadas en la metrpoli a favor de los libertos y
de los esclavos, concibieron el proyecto de entregar
la colonia a los ingleses, que a la sazn se hallaban
en guerra con Francia.
Los comisarios civiles, hombres enrgicos, se mos-
traron resueltos a hacer imperar el orden y a abatir
el orgullo de los colonos, motivo por el cual se des-
arrollaron numerosas conspiraciones y motines en su
contra, hasta por las calls de la ciudad del Cabo;
los hombres de color, reunidos alrededor de los co-
misarios, lucharon contra el general Galbaud.
Ante la gravedad de la situacin, el comisario
Santhonax hizo un llamamiento a los esclavos para
castigar a los insurrectos, prometindoles la liber-
tad; y as fue como, el 29 de agosto de 1793, se
proclam la libertad general de los esclavos en la Pro-
vincia del Norte.


TOUSSAINT LOUVERTURE

Este hecho enfureci a los grandes hacendados,
los cuales extremaron sus peticiones ante el gobier-
no britnico para que se apoderara de la colonia de
Saint Domingue. La actitud de esos colonos es seme-
jante a la posicin actual de los de Argelia.
En 1793 desembarcaron simultneamente en di-





































,' -,w.


TouLssain t ou\ ertu re
( 174 3-1803 )


! .C`'.."








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITi


versos puntos de la isla tropas inglesas, y ocuparon
localidades en las provincias del Norte y del Sur.
Entretanto, Boukman haba sido reemplazado por
su lugarteniente Jean Francois, quien, cediendo a
los halagos de los espaoles, haba sentado plaza
en el ejrcito hispano.
Entre los insurrectos que militaban en el grupo
de Biassou figuraba un negro pequeo, delgado y
feo, llamado Toussaint, que haba sido esclavo y era
tenido en gran respeto y estima por todos cuantos lo
rodeaban.
Toussaint era un hombre de talent y ambicin,
que soaba ya con los medios de redimir a la raza
negra por medio de la libertad, la discipline, la edu-
cacin y el trabajo.
Al ingresar en las filas espaolas, Toussaint de-
seaba adquirir por el contact con los oficiales espa-
oles los conocimientos de que careca.
La Convencin Nacional de Francia aprob sin
reserves la libertad general de los esclavos el 4 de
febrero de 1794, y entonces Toussaint, considerando
que haba llegado el moment de actuar, abandon
a los espaoles y, al frente de 4,000 negros bien
armados entire los que figuraban como oficiales
Christophe, Moise, Dessalines y Clervaux, se dirigi
al gobernador francs Laveaux, quien tuvo el buen
tino de confiarle el mando de las ciudades y poblados
que el jefe negro reintegr a la bandera de la Rep-
blica Francesa.








34 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


En recompensa de su celo y actividad, la Conven-
cin Nacional ascendi a Toussaint al grado de ge-
neral de brigada y el general Laveaux, por su part,
lo nombr lugarteniente del gobierno de Saint Do-
mingue.
Dos aos despus de su ingreso al servicio de Fran-
cia, Toussaint ostentaba el grado de general de divi-
sin, y al obtener una descollante victoria contra los
ingleses que ocupaban la isla, fue nombrado general
en jefe del ejrcito de Saint Domingue. La brillante
situacin conquistada por Toussaint y su inagotable
ambicin de poder inquietaron al gobierno de la
metrpoli, el cual nombr en 1798 al general fran-
cs Hdouville gobernador de Saint Domingue, con
rdenes de disminuir la influencia creciente del h-
roe de color. Por otra parte, en vista de los xitos
militares de Toussaint, las tropas inglesas al mando
del general Thomas Maitland trataron directamente
con aqul de la evacuacin de la isla por los ingleses
a cambio de ciertas ventajas comerciales para Ingla-
terra, lo que se hizo el 2 de octubre de 1798.
Gracas a la valenta del general mulato Andrs
Rigaud, la autoridad de Francia se mantuvo en la
Provincia del Sur. Igual que Toussaint, este general
luch contra los ingleses.

ToUssAINT Y RIGAUD

Tan pronto como el general Hdouville comprob
las rivalidades existentes entire los dos caudillos hai-








ESPANOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT~


tianos, Toussaint y Riguad, puso todo lo que estaba
de su parte para aumentarlas y poner al uno contra
el otro. Sin embargo, ante los motines que estallaron
como protest contra ciertas medidas administrativas,
el gobernador Hdouville tuvo que embarcar preci-
pitadamente rumbo a Francia.
Como consecuencia de las medidas polticas de
Hdouville, y especulando sobre el hecho de que
Toussaint era negro y Rigaud mulato, se encendi
entire ambos una cruenta guerra fratricida, que con-
cluy con la derrota de Rigaud. Este ltimo hubo
de refugiarse en Francia, y Toussaint se convrti en
dueo absolute de toda la isla de Espaola. Rigaud
no quiso reconocer la autoridad de Toussaint, no
porque ste fuera negro, sino porque l era un ofi-
cial ms antiguo.


GOBIERNO DE TOUSSAINT

Toussaint result hbil administrator, que no hizo
distinciones entire blancos, mulatos y negros; el ejr-
cito fue organizado de acuerdo con los models de
Europa, y sus consejeros fueron casi todos blancos.
Adems, Toussaint dio gran impulso a la educa-
cin pblica y envi pensionados a Europa a nume-
rosos jvenes de la colonia; bajo su gobierno, la
parte espaola de la isla pas tambin a former parte
de la colonia de Saint Domingue, en enero de 1801,
en ejecucin del tratado de Basilea por el cual Es-








36 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

paa traspasaba a Francia la porcin espaola de la
isla.
El 26 de enero de 1801, Toussaint tom posesin
de la ciudad de Santo Domingo, no en conquistador
como lo afirman algunos historiadores, sino como un
ejecutor del tratado firmado entire las metropolis:
Francia y Espaa. El nombr a su hermano, Pablo
Louverture, gobernador de Santo Domingo, asegu-
rando as por vez primera la unidad poltica de la
isla. Todos los actos de Toussaint Louverture de-
muestran que abrigaba la intencin de independizar
a la colonia de Saint Domingue, y esto es corrobora-
do por el hecho de su propio acuerdo celebrado con
Inglaterra y Estados Unidos, convenio que daba cier-
tas ventajas a las marinas mercantes de esos pases.
Pero el acto audaz con el que Toussaint Louverture
afirm sus intenciones fue la constitucin, que hizo
votar en marzo de 1801 y que le daba el ttulo
de gobernador vitalicio de la isla, con la facultad de
poder designer a su sucesor.


EXPEDICIN FRANCESA A SAINT DOMINGUE
EN 1802

Mientras se iba acrecentando la influencia de Tous-
saint, la Convencin Nacional de Francia haba sido
reemplazada por el Directorio. En noviembre de 1799,
Bonaparte derroc el Directorio y procedi a insti-
tuir el Consulado, del cual era l Primer Cnsul.








ESPANOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


Con un desprecio total por los principios de la Re-
volucin francesa, Bonaparte, con miras a restable-
cer la dominacin francesa en Saint Domingue, en-
vi contra Toussaint una formidable expedicin que
se hizo a la mar el 14 de diciembre de 1802 al mando
del capitn general Leclerc, cuado del Primer Cn-
sul y esposo de la hermana de ste, Paulina.
Cuando esta expedicin ech andas en la rada de
Cabo Francs, el 19 de febrero de 1802, Toussaint
se encontraba en la parte oriental de la isla (la
actual Repblica Dominicana).
El general Enrique Christophe, comandante del
Cabo, se neg a aceptar la notificacin que le hizo
el general francs y prefiri reducir la plaza a es-
combros. A pesar de la resistencia que ofrecieron los
patriots isleos, los franceses lograron desembarcar
en muchos puntos de la isla.
Toussaint reuni a la mayor parte de sus tropas
en Artibonite, y esper a los franceses en el estrecho
de "Ravine--couleuvres" donde, a pesar de su valen-
ta, los patriots negros fueron derrotados por los
franceses al mando del general Rochambeau. Casi al
mismo tiempo, el valiente general Maurepas se sos-
tena durante una semana en "Tres Ros" peleando
contra una division francesa. Pero los franceses no
tuvieron la misma suerte cuando intentaron apode-
rarse del fuerte de la "Crte--Pierrot", defendido
por el general Dessalines, y se vieron obligados a re-
tirarse.








38 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

El general Leclerc asumi personalmente el mando
de sus tropas para tratar de apoderarse del fuerte;
Dessalines le sali al encuentro y le infligi una
aplastante derrota. Leclerc no cej en su empeo y
puso sitio a la fortaleza; los patriots isleos, ante
la falta de municiones y de combustibles, resolvieron
evacuar, abrindose paso a travs de los atacantes.
Al no poder vencer a los negros por las armas,
Leclerc decidi entablar las negociaciones de paz, y
consigui que los principles ayudantes, Christophe
y Dessalines, se sometieran; el mismo Toussaint hubo
de someterse tambin. Este se retir a una de sus
fincas, pero poco despus, temeroso Leclerc de que
se alzara nuevamente en armas, lo apres y lo llev a
Francia en compaa de toda su familiar.
Despus de diez meses de cruel cautiverio, Tous-
saint Louverture falleci el 7 de abril de 1803, a
los 57 aos de edad. Segn la opinion de todos los
historiadores, Toussaint ha sido el genio ms grande
de la raza negra.

GUERRA DE INDEPENDENCIA.
J. JACOBO DESSALINES

En el moment de embarcarse, Toussaint Louver-
ture hizo la siguiente prediccin: "Al arrebatarme a
la tierra de Saint Domingue los franceses no han
hecho sino abatir el tronco del rbol de la indepen-
dencia. Pero las races son profundas y el rbol re-
vivir."








i~-CI
:~c?
r
ilt
tr


LI


El general J. J. Dessalines
(1758-1806)


JJ


iJ








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


Una vez deportado Toussaint, no se hablaba ya en
la isla ms que del restablecimiento de la esdavitud.
Leclerc procedi al desarme general y fusil a
miles de negros. Expuestos a recibir la muerte por
simple capricho de las autoridades francesas, los ne-
gros comenzaron a sublevarse y a refugiarse en las
montaas.
As fue cmo, a fines de junio de 1802, toda la
Provincia Norte del pas, salvo las plazas fortifica-
das, se hallaba en manos de los insurrectos; en el
Oeste, stos tenan en su poder las montaas de
Arcahale y las que dominant a Puerto-Prncipe.
Alejandro Petin, ex-oficial de Rigaud, era ene-
migo del general Dessalines. Leclerc haba llamado
a ste para que le ayudara a aniquilar a los insu-
rrectos; entonces Dessalines y Petin celebraron una
entrevista en la que discutieron un plan para acabar
con los franceses.
Leclerc, engaado, provey a Dessalines con gran
cantidad de armas y pertrechos y le autoriz a que
levantara un gran ejrcito. Tres das despus de la
entrevista Dessalines-Petin, este ltimo se alzaba en
armas contra los franceses en Haut-du-Cap: era el
14 de octubre de 1802; otros tres das despus, el
propio Dessalines segua el ejemplo de Petin.
La intervencin de Petin aceler el movimiento
y, reconociendo a Dessalines como general en jefe
del Ejrcito Libertador, atrajo a todos los oficiales
mulatos que militaban en el ejrcito francs.








40 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

En el trmino de dos aos, las bajas habidas en
los combates y por efectos de la epidemia de fiebre
amarilla disminuyeron al ejrcito francs, que perdi
de ese modo ms de 18,000 hombres incluyendo a
Leclerc, fallecido el 2 de noviembre de 1802.
Antes de morir, Leclerc design para reemplazarlo
al general Rochambeau, hombre valiente, pero muy
cruel. En mayo de 1803, Petin convoc en Arcahale
una asamblea de jefes y oficiales revolucionarios, la
cual tena por objeto la preparacin del plan de cam-
paa para agotar a los franceses y asentar definitiva-
mente la autoridad de Dessalines. Durante el des-
arrollo del referido congress, Dessalines cre el pa-
belln haitiano (rojo y azul) el 18 de mayo de 1803.
Las guarniciones francesas del sur depusieron las
armas. Puerto-Prncipe capitul; el 10 de octubre
de 1803 Dessalines hizo su entrada triunfal en la
capital. Despus de lo cual march hacia la ciudad
del Cabo, defendida por una series de fortificaciones
que la hacan inexpugnable.
Al enterarse de que Dessalines avanzaba con un
gran ejrcito, el general Rochambeau le sali al
encuentro entablndose una batalla en Vertieres,
el 18 de noviembre de 1803, en la que ambos ejr-
citos sufrieron enormes prdidas. Rochambeau tuvo
que retirarse al Cabo donde capitul ocho das des-
pus, llegando as a su trmino la guerra de Inde-
pendencia.

















CAPITULO III


PERIOD HAITIANO: 1804-1961


















PROCLAMACION DE LA INDEPENDENCIA:
19 DE ENERO DE 1804


EL PRIMER IMPERIO HAITIANO

El 19 de enero de 1804, en la ciudad de Gonalves,
Juan Jacobo Dessalines proclam la independencia
de la antigua colonia francesa de Saint Domingue,
que en adelante asumi el nombre indgena de Hait,
y los oficiales del ejrcito proclamaron a Juan Jacobo
Dessalines gobernador vitalicio del nuevo Estado de
Hait.
El gobernador orden la muerte de todos los fran-
ceses que haban osado permanecer en el pas des-
pus de la partida de Rochambeau, con excepcin
de los sacerdotes, mdicos, farmacuticos y artesanos.
Afortunadamente, las rdenes de Dessalines no fueron
cumplidas por la mayor parte de las autoridades.
El ttulo de gobernador no le pareci suficiente al
fundador de la independencia haitiana, pues en sep-
tiembre de 1804 hizo que lo proclamasen empera-
dor con el nombre de Jacobo I.








JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


Al revs de Toussaint Louverture, Dessalines, aun
siendo un gran jefe military, no se distingui por sus
dotes polticas ni diplomticas; su rgimen fue ms
bien un rgimen military, lo cual no tard en gran-
jearle numerosos enemigos dentro de su propio ejr-
cito.
La rebelin que exista en el sur estall en Puerto-
Salud, donde el juez de paz Mercern hizo ondear el
pabelln del levantamiento el 6 de octubre de 1806.
Gracias a la complicidad de Petin, Christophe y
los dems jefes militares, las tropas del sur pudie-
ron entrar sin contratiempo en Puerto-Prncipe. Entre-
tanto, Dessalines caa vctima de una emboscada a
las puertas de Puerto-Prncipe (Pont Rouge) y su
cadver era profanado y mutilado. El asesinato del
emperador Jacobo I fue seguido del de muchos de
sus allegados.


CHRISTOPHE Y PETIN. PROCLAMACIN
DE LA REPBLICA

A la muerte de Dessalines, el imperio fue abolido
y se proclam la repblica. El general negro Chris-
tophe triunf en las elecciones frente a su contrin-
cante mulato Petin; pero en la nueva constitucin
los poderes del president de la repblica haban
quedado reducidos a su mnima expresin. El presi-
dente electo, inconforme con semejante estado de
cosas, se puso a la cabeza de sus tropas y avanz so-










CFI: J;r`
``"' ~"
4r.
II


Ir,~s


i ,
[4r


LEl gencril nrique C(hristoilph
(1767-1H82l)


"~"~~;"-~~:~~t








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


bre Puerto-Prncipe, desconociendo su propia elec-
cin. El Senado de la Repblica lo declar fuera de
la ley y encarg al general Petin que lo combatiera.
El ejrcito de Petin fue totalmente aniquilado y
ste regres a Puerto-Prncipe, ciudad a la que Chris-
tophe puso sitio; pero transcurrido algn tiempo sin
que hubiera sido possible apoderarse de la plaza, re-
gres al Cabo donde form un gobierno separado. El
9 de marzo de 1807, Alejandro Petin fue electo
president de la Repblica en sustitucin de Chris-
tophe, que se proclam rey.


EL GOBIERNO DE CHRISTOPHE

El gobierno establecido por Christophe se transfor-
m en reino del Norte y, en marzo de 1811, Chris-
tophe hizo que lo coronasen rey con el ttulo de En-
rique I.
Christophe era hombre de brillantes cualidades; e!
reino recibi una organizacin inteligente. Pronto la
agriculture y la industrial florxcieron al mismo tiem-
po que se impulsaba la instruccin pblica; tambin
se construyeron numerosos caminos y muchas edifi-
caciones imponentes, tales como el palacio Sans Souci
y la Ciudadela; esta ltima ha sido llamada la octava
maravilla del mundo.
Por su parte, Petin, Jefe del Gobierno Republi-
cano del Oeste, se distingui por su sagacidad y lleg
a ser popularmente conocido como "pap buen co-









46 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

razn"; hizo tambin meritorios esfuerzos en favor
de la educacin pblica. Para que el campesino se
fuera encariando con la tierra, reparti entire los ve-
teranos de la guerra de independencia grandes can-
tidades de tierra cultivada.
En 1810, Andrs Rigaud, despus de largo des-
tierro, regres al pas y el president Petin le con-
fi inmediatamente la tarea de pacificar la region del
Sur. Bruno Blanchet le aconsej que estableciera un
gobierno personal y as lo hizo, pero se convino que
permanecera unido a Petin contra Christophe. De
tal modo que, en aquellos tiempos, el pas tena
tres gobiernos distintos. A la muerte de Rigaud, su
sucesor, el general Borgella, reconoci la autoridad del
president Petin (marzo de 1812).


SIMN BOLIVAR Y PETIN

En diciembre de 1815, Simn Bolvar vino a bus-
car refugio en Hait, donde el president Alejandro
Petin lo recibi con clida simpata suministrndole
dinero, municiones, armas y abastecimientos, para
que prosiguiera su lucha contra los conquistadores es-
paoles.
La pequea flota de Bolvar se hizo a la mar el
10 de abril de 1816 llevando, entire los expediciona-
rios, a un puado de haitianos. Despus de ser derro-
tado, el prcer venezolano tuvo que regresar a Hait
donde Petin le brind nueva ayuda para otra expe-








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


dicin que haba de abandonar las playas haitianas
el 28 de diciembre de 1816. En esta Segunda opor-
tunidad, gan Bolvar las bellas victorias de Junin,
Ayacucho, y proclam la independencia de Venezue-
la, Colombia, Ecuador, Per y Bolivia.
Por toda recompensa de su ayuda, Petin le pidi
solamente a Bolvar que proclamara en la Amrica
espaola la libertad de los esclavos. Reproducimos
aqu una de las cartas de Bolvar a Petin y otra al
general Marion.


"Puerto Prncipe, octubre 9 de 1816.

"A S. E. el general Alejandro Petin
"Presidente de Hait.

"Seor Presidente:

"La pluma es un fiel instrument para transmitir
con libertad los sentimientos sinceros que me inspira
la admiracin. Si la libertad es un veneno mortal
para las almas bajas, los elogios debidos al mrito
alimentan las almas sublimes. Yo me tomo la liber-
tad de escribir a V. E. porque no me atrevo a decirle
todo lo que siento por V. E. La ausencia me anima
a manifestar el fondo de mi corazn. Es muy dulce,
sin duda alguna, llenar los deberes del reconocimien-
to; pero no es un deber lo que me dicta los homena-
jes respetuosos que quiero cumplir.








48 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

Veinte y cinco aos de sacrificios, de gloria y de
virtudes han proporcionado a V. E. el sufragio un-
nime de sus conciudadanos, de todos los extranjeros
ilustres y los de la posteridad que le espera. No es
por cierto el poder lo que constitute el ms glorioso
atributo de la autoridad que un pueblo libre ha con-
fiado a V. E., ni la que constitute el mrito real de
V. E. Es un poder superior a todos los imperios: es
el de la caridad. V. E. es el nico depositario de
ese tesoro sagrado. El president de Hait es l solo
que gobierna para el pueblo, slo l manda a sus
semejantes. El resto de los potentados satisfechos de
ser obedecidos menosprecian el amor, que hace la
gloria de V. E.
"V. E. acaba de ser elevado a la dignidad perpe-
tua de jefe de la repblica por la aclamacin libre
de sus conciudadanos, nica fuente legtima de todo
poder human. Est, pues, destinado V. E. a hacer
olvidar la memorial del gran Wshington, franquen-
dose una carrera la ms ilustre, cuyos obstculos son
superiores a todos los medios. El hroe del norte
slo encontr soldados enemigos que vencer y su
mayor triunfo fue el de su ambicin; V. E. tiene que
vencerlo todo, enemigos y amigos, extranjeros y na-
cionales, los padres de la patria y hasta las virtues
de sus hermanos. El cumplimiento de este deber no
ser muy difcil para V. E., porque V. E. es superior
a su pas y a su poca.
"Ruego a V. E. acepte, con la indulgencia con que



























































1:1 encraiI Atj.indro Ptin
(177()-H18)


~rrrc-
e








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


siempre me ha tratado, la expresin sincera de una
ilimitada admiracin por las virtudes de V. E., de
respeto por sus talents y de agradecimiento por sus
favors.
Soy de V. E. muy humilde y obediente servidor.

"Bolvar."


[Simn Bolivar, Obras completes, segunda edicin, Vol. I,
Editorial Lex, La Habana. Cuba, 1950, pginas 214-215.]


La situacin de Bolvar era muy precaria, econ-
micamente. En Hait recibi todo del president
Petin. Asi lo dice en su carta al general Marion,
gobernador del Departamento de los Cayos:



"Puerto Prncipe, 4 de diciembre de 1816.

"Al seor general Marion, gobernador del
"Departamento de los Cayos.

"Seor general:

"Prximo a emprender la march para mi patria
a fin de consolidar su independencia, faltara a la
gratitud si no me apresurara a tener la honra de dar
a Ud. las gracas por todas las bondades que ha pro-









50 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

digado Ud. a mis compatriotas. Siento en extremo no
poder despedirme de Ud. personalmente, para ofre-
cer a Ud. mis servicios en mi patria en todo aquello
en que Ud. tenga a bien ocuparme. Si los favors
atan a los hombres, no dude Ud., general, que yo y
mis compatriotas amaremos siempre al pueblo haitia-
no como a los dignos jefes que lo hacen feliz.
"Permtame Ud., seor general, suplicar a Ud. se
digne colmar sus bondades favoreciendo al seor
Villaret, a quien dejo el cuidado de conducir el resto
de nuestra expedicin a Venezuela, y srvase Ud. ad-
mitir el homenaje de mi alta consideracin.

"Bolvar."


[Bolivar, hroe y amante, por Emmeline C. Lemaire, Libro
Mex, Editores, 1958, Mxico, pgs. 82 y 83.]

Alejandro Petin falleci el 29 de marzo de 1818,
a los 45 aos de edad.


JUAN PEDRO BOYER

El general Juan Pedro Boyer, protegido de Pe-
tin, le sucedi en la presidencia de la repblica.
Boyer era un hombre probo e inteligente, pero
harto obstinado; estaba convencido de que el pro-
greso moral y econmico del pueblo haitiano eran








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


cosas del tiempo, por lo que no concedi la aten-
cin necesaria al problema de la educacin y de la
instruccin pblica.
Entre tanto, la rebelin contra el general Chris-
tophe haba estallado en el norte; ste, desilusionado
y enfermo, se suicide. La muerte del soberano puso
fin a la monarqua, que haba durado nueve aos.
En febrero de 1822, los habitantes de la parte
este de la isla quedaron bajo la bandera de Hait.
Antes, el 19 de diciembre de 1821, Nez de
Cceres haba proclamado la primera independencia
dominicana, constituyendo el Estado independiente de
Hait espaol, bajo el amparo de Colombia; pero el
president Boyer consigui impedir el gesto de C-
ceres.

BOYER EN EL ESTE

Los polticos dominicanos se dividieron en cuatro
grupos. Unos, que deseaban algunas reforms, pre-
tendan permanecer fieles a Espaa; otros deseaban
la independencia total; un tercer grupo anhelaba la
independencia con una alianza con Colombia; y un
ltimo grupo luchaba por la unificacin con la Re-
pblica de Hait. La inteligencia y el modo de actuar
de Boyer ayudaron al triunfo de este cuarto grupo.
Durante 21 aos, toda la isla de Hait se encontr
bajo el dominio del president J. Pedro Boyer; pero,
por desgracia, los haitianos no supieron mantener la









52 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

unidad de la isla, debido a diferencias de mentali-
dad y de idioma.
Boyer cometi numerosos atentados contra las li-
bertades pblicas y, por veinticinco aos, dirigi los
destinos de la isla conforme sus ideas retrgradas,
a despecho de la misin proftica de Nez de C-
ceres.
Aunque la independencia de la Repblica de Hait
haba sido proclamada en 1804, Francia no la reco-
noci hasta en el ao de 1825, mediante el pago
de una indemnizacin de ciento cincuenta millones de
francos, reducida ms tarde a sesenta millones.

LA CONSPIRACIN CONTRA BOYER
Un movimiento insurreccional estall el 27 de
enero de 1843, logrando poner fin a la larga actua-
cin del president J. Pedro Boyer; el ejrcito revo-
lucionario, al mando de un official de artillera lla-
mado Rivire Hrard, avanz sin apenas encontrar
resistencia hasta las puertas de la ciudad capital. Una
vez que hubo perdido, Boyer se embarc el 13 de
marzo de 1843 rumbo a Jamaica; muri en Pars a
la edad de setenta y siete aos, el 9 de julio de 1850,
casi en la miseria. En aquellos tiempos, los politicos
no pensaban todava en enriquecerse.

NACIMIENTO DE LA REPBLICA DOMINICANA
Mltiples son las causes que presidieron a la sepa-
racin del este y el oeste:








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


1. Diferencia racial; 2. Diferencia de idioma; 3. In-
tento de cargar sobre los habitantes del este la deuda
de la independencia; 4. El hecho de privar a las igle-
sias y conventos de sus bienes, que pasaban a poder
del Estado; 5. Un decreto gubernativo del 27 de sep-
tiembre de 1843, prohibiendo el comercio exterior
con los puertos de la parte este.
Por iniciativa de Juan Pablo Duarte se constituy,
desde el ao de 1838, una sociedad secret denomi-
nada la Trinitaria, cuyo fin era el de conspirar a fa-
vor de la independencia de la parte espaola de la
isla, con Ramn Mella y Francisco del Rosario Sn-
chez.
El 3 de enero de 1844, ascendi al poder Charles
Hrard padre; pero el verdadero mandatario era su
primo, el ministry Hrard Dumesle.
Un mes despus de la eleccin de Hrard, los ha-
bitantes del este se separaron y fundaron un gobierno
aparte, bajo el nombre de Repblica Dominicana
(27 de febrero de 1844).
El entusiasmo revolucionario de los primeros das
se convirti en una creciente impopularidad de la
administracin y, mientras el president marchaba so-
bre Santo Domingo y la capital de sta, hoy Ciudad
Trujillo, fue creado en Puerto Prncipe un comit
revolucionario para evitar la separacin, que desti-
tuy a Charles Hrard el 3 de mayo de 1844.








54 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


PRESIDENCIA DE FELIPE GUERRIER

Un anciano de 88 aos, el general Felipe Guerrer,
sucedi en la presidencia a Carlos Hrard, pero por
corto tiempo, pues falleci un ao despus.
A pesar de su corto paso por el poder, Guerrier
fund dos instituciones y estableci los Concejos mu-
nicipales y el Servicio de Correos.
A la muerte de Guerrier se proclam president al
general Juan Luis Pierrot, que era de espritu sen-
cillo, que la poltica incomodaba y que, un buen
da, traslad los poderes a la ciudad del Cabo.
En enero de 1846, Pierrot revel su intencin de
iniciar una nueva campaa contra los dominicanos,
pero la idea fuy muy mal acogida por el pueblo
haitiano.
As, a fines de febrero de 1846, las guarniciones
de la capital y de otros lugares prodamaron presi-
dente al general Juan Bautista Rich, veteran de
la guerra de independencia, el cual falleci repenti-
namente el 27 de febrero de 1847.

SOULOUQUE Y LA SEGUNDA CAMPAA CONTRA
LOS DOMINICANOS

El 19 de marzo de 1847 ascendi al poder el ge-
neral Soulouque, soldado sin cultural que reprimi
enrgicamente los primeros brotes de descontento en-
tre sus antiguos partidarios.








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


A pesar de su ignorancia, Soulouque no perdi de
vista la idea realizada temporalmente en 1822 por
Boyer, de unificar el gobierno de toda la isla. Con
ese objeto, emprendi una campaa contra los domi-
nicanos en marzo de 1849; el xito lo favoreci al
principio, pero despus las fuerzas haitianas fueron
derrotadas en la batalla de Ocoa.
Poco despus, Soulouque cambi la forma de su go-
bierno y, en el transcurso del ao de 1849, se hizo
proclamar emperador bajo el nombre de Faustino I;
en diciembre del mismo ao, el emperador empren-
di una nueva campaa contra los dominicanos, la
cual fue tambin condenada al fracaso.
Los gastos ocasionados por las expediciones contra
la Repblica Dominicana y para la coronacin, ha-
ban puesto al Tesoro al borde de la quiebra. Para
los gastos corrientes del Estado, el gobierno puso en
prctica el sistema inflacionista. Baj la moneda na-
cional; la unidad national haitiana, que vala 4 X 1
dlar, pas a 11 x 1 dlar.
Louis Etienne Flicit Salomn, Ministro de Ha-
cienda, logr revalorizar la moneda national median-
te una series de medidas drsticas.
En diciembre de 1858, estall un movimiento re-
belde en Gonaives, acaudillado por el general Aim
Legros en favor de Fabr Geffrard, jefe del Estado
Mayor Imperial, y Soulouque tuvo que abandonar el
pas dirigindose a Jamaica el 15 de enero de 1859;
regres al pas en 1867 y muri en Petit-Goav.








JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


PRESIDENCIA DE GEFFRARD
Proclamacin de la 29 repblica y la restauracin
dominicana

El Comit Revolucionario de Gonaives, tras haber
abolido el rgimen imperial y restablecido la rep-
blica, proclam president a Fabr Nicols Geffrard.
Unos meses despus, el 28 de marzo de 1860, fue
firmado un Concordato con la Santa Sede.


GEFFRARD Y LOS DOMINICANOS

Despus de haber proclamado su independencia el
27 de febrero de 1844, los dominicanos empezaron
a pelear entire s por el poder. Entre 1849 y 1860,
Inglaterra, Francia y Estados Unidos tuvieron que
intervenir en los asuntos internos de la Repblica
Dominicana.
El 18 de marzo de 1861, con el pretexto de sal-
var su pas de una possible invasion haitiana, el ge-
neral Pedro Santana, president de la Repblica
Dominicana, anexion su pas a Espaa, quedando
l de capitn general.
Este gesto de Pedro Santana conmovi al pueblo
y al gobierno haitianos.
En efecto, la presencia de Espaa en la parte del
este constitua un verdadero peligro para la existen-
cia misma de la Repblica Haitiana. El president







ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


Geffrard protest y ayud a los dominicanos en su
lucha contra la anexin a Espaa.
Para resarcirse de la ayuda prestada por Geffrard
a los dominicanos, Espaa mand al almirante Ru-
valcaba para que exigiera una indemnizacin de dos-
cientos mil dlares, un saludo military a la bandera
espaola y la prohibicin de que la prensa haitiana
se ocupase de la cuestin dominicana. Una vez redu-
cida, la indemnizacin fue religiosamente pagada. En
1865, los patriots dominicanos obligaron a los es-
paoles a abandonar Santo Domingo, y la Repblica
Dominicana fue restablecida.
En 1865, despus de haber conseguido sofocar mu-
chos complots, el gobierno se enfrent con un movi-
miento silencioso que, bajo la direccin del general
Silvano Salnave, estall en Cabo-Haitiano. Para apo-
derarse de la plaza, Geffrard tuvo que pedir ayuda
a los ingleses, que bombardearon la ciudad. El pue-
blo haitiano no perdon nunca a Geffrard que ape-
lara a extranjeros para solucionar los asuntos inte-
riores del pais.
Sin embargo, ningn otro jefe de Estado ha supe-
rado a Geffrard en su impulso a la instruccin p-
blica, pues fund las escuelas de Medicina, de De-
recho, de Pintura y de Msica. Al mismo tiempo,
favoreci la inmigracin de muchas families negras
de los Estados Unidos, repartindoles tierras.








JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


SILVANO SALNAVE

Desde el bombardeo de Cabo-Haitiano por los in-
gleses, la irritacin de los espritus haba ido en au-
mento. Por ltimo, la rebelin del cuerpo de los Ti-
radores, cuerpo de lite del Palacio Nacional, conven-
ci al president de que deba dejar el poder, cosa
que llev a cabo el 13 de marzo de 1867, antes de
embarcarse para Jamaica.
Sucesor de Geffrard en la presidencia de la Re-
pblica fue el revolucionario Silvano Salnave, electo
el 14 de junio de 1867.
Apenas encumbrado Salnave a la presidencia, se
declar una sublevacin entire los campesinos de la
Provincia del Norte, los cuales fueron apodados cacos;
por su parte, los defensores del gobierno recibieron
el nombre de piquets.
En diciembre de 1869, al mando de Boisrond Ca-
nal y Brice, los cacos asaltaron por mar y tierra la
capital Puerto-Prncipe, de donde tuvo que huir el
president para ser capturado en los moments en
que pretenda cruzar la frontera dominicana; poco
despus era pasado por las armas.


NISAGE-SAGET. MICHEL DOMINGUE

Restablecida la paz, el general Nisage Saget, de
temperament conciliador, fue electo president (10








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


de marzo de 1870). En aquella poca, el capitn
Batsch haba sido enviado por Alemania para reda-
mar a Hait una indemnizacin en favor de nego-
ciantes de su pas, y su conduct con respect a Hait
fue de una brutalidad incalificable, pues se apoder
de dos barcos haitianos y maltrat a sus tripulaciones
(junio de 1872).
La presidencia de Saget puede contarse como una
de las pocas ms florecientes del pas. El antiguo
papel moneda fue substituido por la moneda met-
lica de Estados Unidos. La libertad y la justicia
reinaron soberanas. Cuando lleg el trmino de su
mandato, el president reuni a los ministros y les
entreg el poder. Fue un verdadero sabio.


DOMINGUE Y LOS DOMINICANOS

El general Miguel Domingue fue escogido para
reemplazar a Saget el 11 de junio de 1874. El nuevo
mandatario era de temperament violent, de esp-
ritu dbil y poco cultivado. El jefe de Estado, en
realidad, era su sobrino Septime Rameau, hombre de
alto valor intellectual aunque de ambicin desmedida.
Con el fin de que desaparecieran las antiguas riva-
lidades entire haitianos y dominicanos, el gobierno de
Domingue llev a cabo negociaciones que permitie-
ron la conclusion de un tratado de paz y amistad
entire la Repblica de Hait y la Repblica Domi-
nicana (20 de enero de 1875). El gobierno contrat








60 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


dos emprstitos que no beneficiaron en modo alguno
al pas; el ms escandaloso fue el de 1875, designado
como Emprstito Domingue.
Para prevenir una rebelin, el gobierno orden la
detencin de los generals Brice, Montplaisir-Pierre
y Boisrond-Canal. Al tratar de resistirse, el primero
fue muerto mientras Monplaisir-Pierre sigui luchan-
do hasta la muerte. La prdida de estos dos hom-
bres, muy apreciados en Puerto-Prncipe, excit an
ms los nimos. Informado el pueblo de la capital
de que Rameau se preparaba a abandonarla llevn-
dose los fondos del banco, se le adelant, llevndose
a cabo un verdadero saqueo de los valores de ste, y
recibiendo la muerte en la va pblica Sptimo Ra-
meau; Domingue pudo escapar a la furia popular y
dirigirse a Jamaica en 1877. Al da siguiente de la
huida del president, el general Polemon Lorquet,
que se haba ganado violent antipata en sus funcio-
nes de comandante del oeste, fue asesinado por una
turba armada.

REVUELTA DE LUIs TANIS

A la cada de Domingue, la mayora de los votos
de la Asamblea Nacional favoreci a Boisrond-Canal
que tuvo por contrincante a Boyer Bazelais, del mis-
mo partido, pues en la eleccin de Boisrond-Canal
se dividi el partido Liberal (17 de julio de 1876).
Bajo el gobierno de Canal existieron en la Cmara
dos partidos: el Liberal, capitaneado por Boyer Ba-








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


zelais, y el Nacional, que diriga Demesvar Delorme.
El general Tanis, que fue de los primeros en levan-
tarse contra Domingue, haba sido nombrado co-
mandante del Departamento del Oeste, pero, ambi-
cioso y desleal, organize un complot military con auxi-
lio del general Chevalier. Bazelais, no obstante ser
enemigo del president Canal, se puso en esta co-
yuntura abiertamente de su parte. Despus de unos
das, los facciosos eran completamente derrotados.
El gobierno de Canal fue un rgimen de libertad
y de justicia.


PRESIDENCIA DE LUIS-ESTEBAN FLICIT
SALOMN

Al salir Boisrond-Canal del gobierno, se instituy
un gobierno provisional. El general Luis Flicit Sa-
lomn, en exilio desde haca 20 aos, fue escogido
por el Partido Nacional para candidate a la presi-
dencia; ste era, en su mayora, el partido de los
negros.
Pero sin aguardar a las elecciones, el general Sa-
lomn, secundado por las autoridades militares, di-
solvi el gobierno provisional y se apoder de la
presidencia (23 de octubre de 1879). Salomn, uno
de los haitianos ms instruidos de su generacin, po-
sea altas y brillantes dotes intelectuales, as como
una larga experiencia de la poltica national e inter-
nacional.






62 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


En marzo de 1881, la ciudad de San Marcos se sub-
lev pero la rebelin fue reprimida, fusilndose a
muchos miembros del Partido Liberal (mulatos). Un
ao despus de estos acontecimientos, los liberals re-
fugiados en Jamaica, encabezados por Boyer Bazelais,
realizaron un desembarco en Miragoane el 27 de
marzo de 1883, generalizndose en pocos das la re-
belin. Salomn logr pacificar al pas con mano de
hierro y los rebeldes de Miragoane hubieron de ca-
pitular despus de la muerte de Bazelais (27 de octu-
bre de 1883). Salomn fund el Banco Nacional de
Hait y su gobierno se caracteriz por la probidad
con que se manejaron las finanzas.
El 5 de agosto de 1888, Seide Thelemaque, repre-
sentante del gobierno en el norte, inici una rebelin
que trajo por consecuencia la cada del gobierno. Esta
rebelin fue apoyada por el ex-presidente Boisrond-
Canal, y Salomn tuvo que huir rumbo a Francia el
10 de agosto del mismo ao. (La segunda esposa de
Salomn era francesa.) Su gobierno fue nacional-
progresista.
FLORVIL HYPPOLITE LEGITIME y SEIDE
THELEMAQUE

Das despus de la partida de Salomn, Seide The-
lemaque entraba en Puerto-Prncipe a la cabeza de
numeroso ejrcito, y un gobierno provisional de
Boisrond-Canal era instituido. Dos candidates se dis-
putaban la presidencia: F. H. Legitime y S. Thele-








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


maque, entire cuyos partidarios se manifestaba una
excitacin tal que, en la noche del 28 de septiembre
de 1888, se desarroll un choque sangriento que cost
la vida a Seide Thelemaque. Entonces, el Departa-
mento del Norte se levant en armas y, coligado con
el Noroeste y Artibonite, form un gobierno separado
con el nombre de Repblica Septentrional, confiando
la direccin de la guerra contra el gobierno de Puerto-
Prncipe al general Florvil Hyppolite. Despus de
una lucha de nueve meses, el gobierno de Puerto
Prncipe tuvo que dimitir (22 de agosto de 1889).
Restablecida la paz, se reuni una asamblea cons-
tituyente en Gonaves, la cual vot una nueva cons-
titucin y eligi president a Florvil Hyppolite por
un period de siete aos (9 de octubre de 1889).
En abril de 1891, el almirante norteamericano
Bancroft Gherardi lleg al frente de dos poderosas
escuadras para pedir al gobierno haitiano la cesin
de la Baha de Mole San Nicols, que habra de
servir de base naval a la marina estadounidense. Slo
la hbil diplomacia del Ministro de Negocios Extran-
jeros, M. A. Firmin, pudo declinar esta peligrosa de-
manda. El 28 de mayo se inici una rebelin en
Puerto-Prncipe y el president fusil a sus enemigos
durante cuatro das.
La administracin de Hyppolite se caracteriz, al
principio, por una gran prosperidad, pero poco a
poco la situacin poltica y los abusos de los comer-
ciantes engendraron una situacin de malestar que








64 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

acentuaron los actos de violencia y de represin del
gobierno. El 24 de marzo de 1896, el president
Hyppolite muri de un ataque cardiac.


PRESIDENCIA DE SAM. "AFFAIRE LUDERS".
GUERRA CIVIL DE 1902

La Asamblea Nacional design al general Sam
como sucesor de Hyppolite, el 31 de marzo de 1896.
"L'affaire Luders" es un ejemplo odioso del abuso
de la fuerza que las naciones poderosas despliegan
contra las dbiles. Un tal Luders, ciudadano alemn,
maltrat a la Polica la cual, segn l, pretenda vio-
lar su domicilio. Juzgado y condenado, Luders apel
al Ministro de Alemania quien, descorts y altanero,
hiri la susceptibilidad del gobierno. El 6 de diciem-
bre de 1897, dos barcos de guerra germanos entra-
ron en Puerto-Prncipe e impusieron sus condiciones
al gobierno.
El president Sam renunci en 1902 para poner
trmino a discusiones sobre el period presidential
y ese mismo da, mientras la Asamblea Nacional se
preparaba a elegir nuevo mandatario, el populacho
la dispers, inicindose as una era de anarqua. Por
fin, los comits revolucionarios reunidos en la ca-
pital nombraron president provisional a Boisrond-
Canal. La lucha entire los tres candidates a la presi-
dencia se convirti en guerra civil cuando uno de
ellos, Firmin, se levant en armas en Cabo-Haitiano.








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


GUERRA CIVIL. REVOLUCIN DEL SUR

Con el hundimiento del barco "Crete a Pierrot" al
servicio de la revolucin, Firmin tom el camino del
exilio y concluy la guerra civil de 1902. Poco des-
pus, el general Nord Alexis era electo president
por la Asamblea Nacional. Apenas en el poder, Ale-
xis nombr una comisin para investigar los manejos
financieros de la administracin anterior, procedi-
miento que fue llamado "Proceso de la Consolida-
cin". Aos despus, los procesados fueron presiden-
tes de la Repblica.
El 19 de enero de 1904, se celebr el primer cente-
nario de la independencia national.
En enero de 1908, los firmistas, exilados en Santo
Toms, partidarios del seor A. Firmin, intentaron
un nuevo golpe contra el gobierno, y el general Jean
Jumeau, al frente de un puado de hombres, desem-
barc en el Departamento de Artibonite; pero esca-
sos de armas, fueron dispersados rpidamente y el
general Jean Jumeau ejecutado.
El 10 de noviembre de 1908 se levant en armas
el general Antonio Simn en Los Cayos; pronto se
extendi el movimiento a todo el Departamento del
Sur y, en menos de doce das, el ejrcito rebelde se
hallaba a las puertas de la capital. El 2 de diciembre,
el president Nord Alexis abandon el poder y parti
rumbo a Jamaica.







JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


PRESIDENCIA DE ANTONIO SIMN

Despus de haber sido aclamado por las tropas del
sur, Antonio Simn, gobernador del sur durante
25 aos, fue electo president por la Asamblea Na-
cional el 17 de diciembre de 1908.
La popularidad del nuevo mandatario pronto se
vio disminuida con la adopcin del contrato Mac-
Donald para la construccin del ferrocarril de Puerto-
Prncipe a Cabo Haitiano. Habiendo estallado una
insurreccin en Ouanaminthe, el president la sofoc.
Pero tres meses despus, a instigacin de Cincinato
Leconte, candidate presidential, el movimiento se
propagaba a muchos otros lugares a lo largo de la
frontera dominicana, y los insurrectos adoptaron el
antiguo nombre de cacos. El movimiento rebelde fue
adquiriendo tal fuerza que logr el derrocamiento
de Simn, vindose ste obligado a tomar el camino
del exilio (2 de agosto de 1911).


GOBIERNOS EFIMEROS DE LECONTE, TANCREDO
AUGUSTE, MICHEL ORESTE, ORESTE ZAMOR,
D. THEODORE Y GUILLERMO SAM

El 14 de agosto de 1911, la Asamblea Nacional
eligi president a Cincinato Leconte, biznieto de
Dessalines, el cual principi bajo los ms brillantes
auspicios; pero stos cayeron por tierra cuando el








ESPANOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


8 de agosto de 1912 hizo explosion el arsenal de la
Repblica provocando un gigantesco estallido en el
que perecieron el president y muchos cientos de per-
sonas y soldados. El mismo da, la Asamblea Nacional
eligi a Tancredo Auguste para suceder a Leconte.
El nuevo president no permaneci ms de nueve me-
ses en el poder, pues falleci el 2 de mayo de 1913.
De no haber muerto Tancredo Auguste, habra po-
dido traer la paz al pas gracias a su larga experiencia
de la poltica local.
Para substituirlo, la Asamblea Nacional design al
Senador Michel Oreste que, como su antecesor, ape-
nas dur nueve meses en el poder, ya que una in-
surreccin de los cacos logr derrocarlo. Michel Ores-
te, abogado de fama, fue la mayor decepcin, pues
el pas esperaba much de l; pero se revel ms in-
capaz an que los militares ignorantes que haban
ido gobernando al pas.
El movimiento que derrib a Michel Oreste se
haba realizado en favor del senador Davilmar Theo-
dore, pero ste, camino de Puerto-Prncipe, se detuvo
en Gonaives donde se hallaba a la sazn el general
Oreste Zamor, pre-candidato a la presidencia; un cho-
que sangriento se produjo entire los partidarios de
ambos, y Davilmar Theodore tuvo que regresar al
norte mientras Oreste Zamor, con gran premura, se
diriga a Puerto-Prncipe con su ejrcito; all consi-
gui ser electo president el 8 de febrero de 1914.
Theodore, entretanto, segua sobre las armas en.el








JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


norte. Despus de una lucha de nueve meses, Oreste
Zamor dimiti y se dirigi al exilio el 27 de octubre
de 1914. Inmediatamente los cacos de Davilmar
Theodore lo condujeron en triunfo hasta la capital,
donde la Asamblea Nacional lo design president.
Sin embargo, casi automticamente, otro movimiento
sedicioso apareci en el norte bajo la direccin de
Vilbrun Guillermo Sam y, ante los progress de la
nueva sublevacin, Theodore dej el gobierno y fue
substituido por Sam el 7 de marzo de 1915.
El nuevo president no goz de su triunfo por
much tiempo, pues el 27 de julio de 1915 fue ata-
cado el palacio presidential por un grupo de amoti-
nados. Durante el tiroteo result herido el president
que fue a refugiarse a la Legacin de Francia; entre-
tanto, el general Etienne (Charles Oscar), comandan-
te de Puerto-Prncipe, ordenaba la ejecucin de todos
los press polticos. Al da siguiente se present el
crucero norteamericano "Washington" y procedi a
desembarcar artillera de marina. La vspera, los re-
volucionarios haban invadido la Legacin de Fran-
cia y dado muerte al president Guillermo Sam. Tal
fue el pretexto de la intervencin de Estados Unidos
en Hait.
LA OCUPACIN NORTEAMERICANA
(28 de julio de 1915 a agosto de 1933)

Anticipando desde el afo de 1913 los aconteci-
mientos que habran de desequilibrar a la Repbli-








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


ca, el gobierno norteamericano haba estado tratando
de intervenir en la poltica interior de Hait. El sub-
secretario de Estado norteamericano, Osborne, haba
hecho proposiciones al president Michel-Oreste du-
rante una visit a Puerto-Prncipe. El president
Oreste las rechaz; tambin un proyecto para el con-
trol de aduanas fue rechazado por Orestes Zamor.
El mismo intent fue renovado con igual resultado
ante Davilmar. Por ltimo, bajo el gobierno de Vil-
brun Guillermo Sam, el enviado extraordinario, Fu-
ller, entr en negociaciones a las que bruscamente
puso trmino con su partida, poco antes de los acon-
tecimientos del 28 de julio de 1915.


SUDRE DARTIGUENAVE
(12 de agosto 1915 15 de mayo de 1922)

Sudre Dartiguenave, president del Senado, fue
llamado a la presidencia de la Repblica por la Asam-
blea Nacional el 12 de agosto de 1915. Los norteame-
ricanos, que se haban apoderado de las aduanas y
de los puntos estratgicos del pas, impusieron un
tratado que fue aprobado por la Cmara y el Senado
el 12 de noviembre del mismo ao. En virtud de
ese tratado, el gobierno norteamericano controlaba las
aduanas y asuma la direccin de la gendarmera,
nica fuerza armada de la Repblica; aquel tratado
fue prorrogado en 1917.
Los norteamericanos decidieron desarmar a los








70 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

grupos de cacos que operaban en el norte, lo que
dio lugar a represalias sangrientas. Por otra parte,
con el fin de construir vas estratgicas, se aplic el
Cdigo Rural con excesivo rigor, obligndose a los
campesinos a que trabajaran seis das al ao en la
construccin de caminos. Estos abusos condujeron a
numerosas revueltas, siendo la principal la que diri-
gi el general Carlomagno Peralte.
Respaldado por la ocupacin estadounidense, el
president Dartiguenave pudo llegar hasta el trmi-
no de su period el 15 de mayo de 1922.


Luis BORNO (1922-1930)

Luis Borno, gran jurisconsulto y ex-ministro de
Negocios Extranjeros, le sucedi en la presidencia
por un golpe de Estado de la mayora de los miem-
bros del Consejo de Estado.
Este organismo era una asamblea integrada por
21 miembros nombrados por el president de la Re-
pblica, y ejerca temporalmente el poder legislative
en lugar de la Cmara de Diputados y el Senado, los
cuales haban sido disueltos en 1918. En abril de
1926, el president Borno fue reelecto por un nuevo
period de cuatro aos. El pueblo confundi a Bor-
no con la ocupacin norteamericana, y a pesar de ser
anti-yanqui el president hubo de enfrentarse a una
terrible oposicin.








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


LA LUCHA CONTRA LA OCUPACIN
NORTEAMERICANA

La ocupacin norteamericana haba suscitado nu-
merosas protests, tanto en el interior como en el
extranjero, principalmente en Mxico y Argentina,
y en Estados Unidos tambin. Los jefes de la opo-
sicin eran Joseph Jolibois Fils, Elie Guerin y Geor-
ges Sylvain, quienes fundaron la Unin Patritica
con vistas a combatir legalmente la intervencin de
Estados Unidos.
A results de acontecimientos sangrientos que se
produjeron en 1929, el president Hoover de Esta-
dos Unidos envi una comisin presidida por For-
bes para que' investigara la situacin haitiana. En
su informed, esta comisin recomend la reconstitu-
cin de las Cmaras legislativas y la eleccin de un
president, conforme a la Constitucin, por la Asam-
blea Nacional, as como la devolucin paulatina a
las autoridades haitianas de las aduanas, administra-
das por los norteamericanos. Para llegar al restableci-
miento del poder Legislativo, Forbes propuso la crea-
cin de un Gobierno provisional al terminar el perio-
do del president Borno en mayo de 1930. Eugene
Roy result designado president provisional por el
Comit Consultativo y el Consejo de Estado.








JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


STENIO VINCENT (1930-1941)

Las elecciones se desarrollaron el 14 de octubre de
1930 en el orden ms complete. Entonces, la Asam-
blea Nacional, constituida por la Cmara de Dipu-
tados y el Senado, eligi para president al Senador
Stenio Vincent, el 18 de noviembre de 1930, en lu-
gar de su contrincante, el senador Seymour Pradel.
El president Vincent dedic inmediatamente todos
sus esfuerzos a conseguir la liberacin del pas. De
acuerdo con las recomendaciones hechas por la Co-
misin Forbes, la Direccin General de Obras P-
blicas, el Servicio de Higiene y el de Agricultura pa-
saron a manos de los haitianos. Por otro acuerdo
del 7 de agosto de 1933, la guardian de Hait fue
puesta al mando de un official haitiano. Por fin, el
21 de agosto de 1934, ondeaba nuevamente en los
cuarteles Dessalines el pabelln national, y no ya
el de las barras y estrellas.
En 1935, Stenio Vincent fue electo por un nuevo
period presidential de cinco aos. Al principio,
Vincent era muy popular; pero despus de los su-
cesos de 1937 incidente de la frontera haitiano-
dominicana), empez a perder su prestigio y la con-
fianza del pueblo. Vincent fue un gobernante capaz,
pero su escepticismo le impidi desarrollar al pas.
El puso fin a la espinosa cuestin de la frontera
haitiano-dominicana, firmando con el general R. L.








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITi


Trujillo Molina el tratado fronterizo de 1935, des-
pus del tratado de 1929 entire Luis Borno y el
president Vsquez de la Repblica Dominicana.


ELIE LESCOT (1941-1946)

Con ayuda del president Vincent, el Ministro de
Hait en Washington, seor Elie Lescot, fue nom-
brado president de la Repblica en 1941. La elec-
cin de Lescot era el resultado de compromises po-
lticos entire Vincent, Lescot y el president R. L. Tru-
jillo. Pero para ocultar su juego, Lescot se hizo pasar
por candidate del Departamento de Estado. Sin cul-
tura y lleno de prejuicios, Lescot crea poder gober-
nar al pas como a un grupo de esclavos. A su hijo
Grard, de 28 aos, lo nombr Ministro de Negocios
Extranjeros, y a su otro hijo, Roger, Jefe del ejr-
cito. Dos aos despus de su "nombramiento" por
un period de cinco aos, hizo que lo reeligieran por
otro period de cinco aos ms. Con la complicidad
de Sumner Welles, secretario adjunto del Departa-
mento de Estado, quiso derrocar a su amigo y bene-
factor R. L. Trujillo. El pueblo se sublev y, el 11
de enero de 1946, renunci Lescot a la presidencia.
El gobierno de Lescot fue la pgina negra de la
historic de Hait.
Es difcil explicar el procedimiento de la cada de
Lescot en este folleto; lo haremos en otro libro sobre
la poltica internal de Hait de 1930 a esta fecha.









74 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

Ni del lado haitiano ni del lado dominicano han
llegado a aclararse nunca los incidents fronterizos
de 1937. El autor de este libro, por entonces jefe de
Gabinete del president Vincent, conoce una parte
de la verdad y los nombres de los responsables; pero
en poltica no se puede decir la verdad. Solamente
con el tiempo llegar a saber el pueblo haitiano lo
que sucedi realmente.


LA REVOLUCIN DE 1946. ELECCIN
DE D. ESTIM

La revolucin de 1946 no fue revolucin de pala-
cio ni "cuartelazo". La prepare la juventud intelec-
tual progresista al mando de un grupo de profesores
negros" y "mulatos" izquierdistas. Daniel Fignol
y Ren Depestre eran los cabecillas visible de la
juventud rebelde... de entonces.
A la cada de Lescot, el 11 de enero de 1946, una
Junta Militar de tres miembros -coronel Lavaud,
mayor Levelt y Magloire- se hizo cargo del Poder
Ejecutivo. Magloire, aunque el menos capaz, era el
hombre fuerte de la Junta Militar. Su idea era que
el prximo president habra de ser hombre suyo.
La cuestin del color era tan fuerte que ningn
"mulato" pudo presentarse candidate a la presiden-
cia, y Magloire "se integr" al grupo de Estim,
candidate de la juventud negra y poltico de vision.
Sin su consentimiento, el autor de este folleto lan-








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


z la candidatura del ex-jefe de la guardia de Hait,
el coronel D. P. Calixte, por haber sido su compa-
ero de exilio en Estados Unidos y en Ciudad Tru-
jillo, y tambin porque crea que slo Calixte poda
impedir un golpe military de Magloire, protegido de
Lescot.
En poco ms de dos meses, Calixte era el hombre
ms popular de la Repblica; pero Magloire se opuso
a su eleccin a la presidencia por ser Calixte -dijo
l- amigo del general Trujillo. Por muchas razones
polticas de orden interno triunf Estim. Este no
era candidate verdaderamente popular. El 16 de
agosto de 1946 fue da de duelo para el pueblo
de Puerto-Prncipe. Pero el president tom ante s
mismo la obligacin de llevar a cabo el program
de la masa haitiana. Este program puede resumirse
en esta frase: "Todo pueblo que quiera mantenerse en
vida, debe mantenerse en su medio de fe y de tradi-
ciones..."
Dos meses despus de la llegada de Dumarsais Es-
tim al poder, el lema del pueblo haitiano era "Con
Estim hacia un mundo mejor". Pero el pueblo con-
taba sin las fuerzas de la reaccin y sin la ambicin
de algunos lderes "negros y mulatos" del Senado
y del ejrcito.
Estim realize una poltica social muy avanzada,
permitiendo la organizacin de los sindicatos y de
los partidos politicos; hizo que reapareciera el ele-
mento "negro" en el servicio diplomtico y en los
"clubes sociales" de Puerto-Prncipe.








JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


En 1948, en vista del bicentenario de la fundacin
de la ciudad de Puerto-Prncipe, pens en una Expo-
sicin Internacional permanent y la realize, a pesar
de la oposicin de la "lite" de la capital.


EL GOLPE MILITARY DEL 10 DE MAYO DE 1950

Estim quiso reelegirse. El pueblo no se opuso a
la idea de la reeleccin, pero los politicos se dieron
cuenta del peligro que representaba para ellos una
reeleccin de Estim. El senador Emile Saint Lot,
amigo de Estim y uno de los beneficiaries de su
gobierno, empez en el Senado un movimiento en
contra de la reeleccin. El president emiti un de-
creto de disolucin del Senado y, el 8 de mayo de
1950, el pueblo apoy al president Estim; los cons-
piradores pasaron grandes apuros... Para echar de
Palacio al president Estim, un grupo de jvenes ofi-
ciales, encabezados por el propio coronel Magloire,
hubo de convertirse en pandilla de "gangsters".
Nuevamente se hizo cargo del poder la misma jun-
ta del 46. El general Lavaud, como en 1946, sirvi
de pantalla en calidad de jefe de la Junta Militar,
siendo el coronel Paul Magloire el verdadero Jefe
del Ejecutivo.
Al salir Estim al exilio, se inici una campaa de
prensa, tanto en Hait como en el extranjero, afir-
mando que l se haba robado cinco millones de dla-
res con la obra de la exposicin international. El








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


autor de estas lneas tuvo la oportunidad de encon-
trar en Mxico al arquitecto Schmiedigen, concesio-
nario de la exposicin, y sabe perfectamente quines
fueron los que verdaderamente se beneficiaron con
la exposicin del bicentenario, en primera fila el pro-
pio coronel Magloire.
A los tres meses de estar en el poder, la junta de-
cret las elecciones. El coronel Paul Magloire, miem-
bro de la junta, se eligi president de la Repblica.
Sabiendo que aquellas elecciones eran una farsa, nin-
gn poltico de prestigio se present como opositor
al coronel Magloire, y los paisanos que le haban
ayudado pensando en sus propios intereses, hubieron
de aceptarlo por president.


PRESIDENCIA DE PAUL E. MAGLOIRE
(1950-1956)

El golpe del 10 de mayo fue, en realidad, una pa-
rodia de revolucin; el pueblo no particip de nin-
guna manera en la cada del president Estim; el
Estado Mayor de la Guardia, tampoco; solamente
unos jvenes oficiales del Cuartel Dessalines y al-
gunos oficiales de la guardia presidential ayudaron a
derrocar a Estim, por ambicin, y no para el bien-
estar national.
El primer acto del president Magloire fue jubi-
lar a todos los coroneles del ejrcito ms antiguos
que l, nombrar al general Lavaud embajador en








78 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


Pars, y comisionar a 75 nuevos sargentos amigos
suyos...
En una eleccin limpia, el coronel Magloire no
habra obtenido ni siquiera el voto de sus soldados.
Magloire logr el poder por lo que el seor Julin
Benda califica de "traicin de los intelectuales ne-
gros" (les clercs). Entre los politicos de fama, nin-
guno tuvo valor para enfrentarse al joven military
negro. Pero su advenimiento mat el misticismo que
haba llevado a los "negros" al poder. El partido de
los "negros" se dividi en dos (Estimistas y Maglo-
ristas), como se haba dividido el partido Liberal
en el ao de 1876, despus de la eleccin de Boisrond-
Canal.
La oposicin contra el gobierno del seor Paul
Magloire (negro) fue constituida por los negros fie-
les a la poltica progresista del difunto president
Estim (liquidado por la "reaccin" el 20 de julio
de 1953 en Nueva York) y por los mulatos progre-
sistas, que ven en el rgimen de Magloire el fantas-
ma de los tiempos de Charles Oscar...
Aunque el uniform del ejrcito haitiano sea idn-
tico al del ejrcito norteamericano, cuando el gene-
ral Paul E. Magloire apareca en pblico, se ador-
naba con un bicornio y un uniform cargado de
charreteras y entorchados, en tanto que dos ayudan-
tes le seguan, uno portador del bastn de mando, y
el otro con una arqueta incrustada repleta de haba-
nos ... "Charles Oscar" murmuraban los haitianos al
verlo pasar por las calls de Puerto-Prncipe.







ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


Cuatro meses despus de su autoeleccin, el pre-
sidente Magloire tuvo que llenar las crceles y sus-
pender los peridicos de la oposicin.
Despus del "cuartelazo" del 10 de mayo de 1950,
a travs del cual fue derrocado el president Consti-
tucional de la Repblica de Hait, ciudadano Dumar-
sais Estim, la situacin en Hait no fue ms tran-
quila, ni much menos.
En 1951 mataron a un leal servidor del president
Estim, el seor Lelio Memon, a los choferes Alciba-
des Mathurin y Bourjolli Celisca. Tambin encarce-
laron a los seores Paul Ls. Cassagnol, president del
Partido Social-Cristiano, Tardieu y Dejean, de la
Accin Social, y a muchos otros ms.
Una familiar entera de apellido Desinor fue asesi-
nada. El rumor pblico acusa al hermano del presi-
dente de ser el autor intellectual de este crime, un
tal Gornail fue el autor fsico.
El 7 de enero de 1954, el gobierno invent un
complot para deshacerse de sus opositores en el
Senado y en la Cmara de Diputados.
Dos diputados fueron encarcelados: Fignol, que
haba ayudado a Magloire en 1950 a derrocar a Esti-
m, y Pierre Louis... El gobierno de Paul E. Ma-
gloire ha sido un ejemplo de lo que son los gobiernos
democrticos de Amrica y del mundo libre...
Muri el president Dumarsais Estim en Nueva
York el 20 de julio de 1953, pero como el espectro
de Banco no ha dejado de perseguir a sus victimarios.
A pesar de su ttulo de president de la Repblica,








80 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


y de su fortune, el seor Paul E. Magloire no estaba
tranquilo ni lo habra de estar nunca. Su juez era
su propia conciencia. Traicion a Lescot, su protec-
tor, y a Estim, su amigo y su jefe.
Todos los medios de accin del gobierno de Ma-
gloire tendan a un solo fin: descabezar a la oposicin
y mantenerse en el poder. Emiti un decreto nom-
brndose a s mismo "Jefe del ejrcito", para des-
pus de su salida de la presidencia en 1956. Pero
no contaba con la fuerza moral de la oposicin, en-
cabezada por F. Duvalier.
Tuvo que abandonar el poder en diciembre de
1956, huyendo como un cobarde.
Sin la complicidad de algunos senadores y fun-
cionarios del gobierno de 1946, nunca habra podido
deshacerse el coronel Magloire del president Esti-
m, a pesar de ser jefe de la guardia presidential.
Pero supo jugar con los candidates a la presidencia,
prometiendo su apoyo a cada uno de ellos, en el caso
de que se llegara a crear una atmsfera propicia para
un golpe de Estado... Al caer Estim, se burl de
los paisanos y se apoder del gobierno.
Los verdaderos amigos del president organizaron
la oposicin en contra de Magloire. El Dr. Francois
Duvalier, ex-Ministro del Trabajo de Estim, empe-
z sin ruido la resistencia dentro del pas. El inge-
niero Pierre-Audain -autor de este libro- despus
de entrevistarse con el president Estim en Kingtown,
Jamaica, se puso en contact con sus amigos de Nue-
va York para organizer la oposicin en el exterior,








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


principalmente en Mxico, de donde no poda salir,
por haber ordenado Magloire a su embajador que no
le diera pasaporte ni visa.
De Jamaica, el president Estim sali para Fran-
cia con intenciones de ingresar a Mxico, pero cam-
bi de rumbo y se fue a Nueva York sin escuchar los
consejos del ingeniero Pierre-Audain.
En Nueva York no quiso l adoptar los medios de
la fuerza para recuperar el powder en 1952. All mu-
ri misteriosamente, el 23 de julio de 1953. El pue-
blo haitiano lo llor, aunque Magloire bail en el
casino de Puerto-Prncipe el da de su entierro.
Los que haban ayudado a Magloire a derrocar el
gobierno del president Estim, engaados, se pusie-
ron en su contra. As fue como Dejoie y Fignol,
que ayudaron a Magloire en 1950, se encontraron
en la oposicin al lado del Dr. F. Duvalier, que
nunca acept el golpe de Estado del 10 de marzo
de 1950, que haba derrocado a Estim, y que hubo
de vivir escondido durante dos aos.
El ejrcito soportaba a Magloire, pero nunca es-
tuvo con l. El 6 de diciembre de 1956, aprovechan-
do la huelga del comercio y de las escuelas, el coronel
Cantave tuvo el valor de oponerse a la idea de Ma-
gloire de permanecer como Jefe del Ejrcito despus
de su renuncia a la presidencia. Apoyado por los j-
venes oficiales del cartel Dessalines v del Estado
Mayor, Cantave, prisionero en el Fuerte Domingo,
estando Magloire en su casa, pudo hacerse procla-
mar Jefe del Estado Mayor y obligar al hombre fuerte








82 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

de Hait a que saliera del pas, quedando president
provisional de la Repblica el licenciado Joseph
Pierre-Louis, president de la Corte Suprema.


LOS ACONTECIMIENTOS DE DICIEMBRE DE 1956
HASTA EL 22 DE SEPTIEMBRE DE 1957

Desde el 13 de diciembre de 1956 hasta el 22 de
septiembre de 1957, el pas haitiano fue teatro de
sucesos increbles e inimaginables; el general pre-
fabricado en modelo de latn, Paul Magloire, huye
del pas; el president de la Corte Suprema, seor
Pierre Louis, que le sustituye, se hunde bajo el em-
puje fantico de los grupos politicos; el artculo 81
de la Constitucin es descartado por los candidates
a la presidencia: seores Francisco Duvalier, Clemen-
te Jumelle, Daniel Fignol, Franck Sylvain, Viaux y
J. J. Pierre-Audain, reunidos en el cuartel general
del ejrcito de Hait, exceptuando, por supuesto, al
seor Luis Dejoie el cual, tomndose por Pic de la
Mirandole, y fuertemente apoyado por el comercio
de Puerto-Prncipe y ciertos capitalistas america-
nos, se niega a asociarse a los candidates proletarios
que buscan una solucin pacfica a la situacin.
El azar politico hace del seor Franck Sylvain un
president provisional; el general Cantave se deshace
de Sylvain. Los carabineros de la poltica, tipo Offen-
bach, le hacen career a Fignol y a Dejoie que ellos
dos representan el 90%c del electorado, y forman su








ESPANOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


"colegio" gubernamental, el que haba de concluir
en la jornada sangrienta del 25 de mayo de 1957.
Fignol es president interino; apenas permanece
19 das en el Palacio Nacional, a pesar de su popu-
laridad en las masas de Puerto-Prncipe.
Toma el poder una junta military con el general
Antonio Kebreau, y las elecciones habrn de verifi-
carse el 22 de septiembre de 1957.
Desde el fondo de su abandon, de su miseria y de
su ignorancia, el pueblo haitiano siempre ha soado
con una justicia social mejor, un poco ms de higie-
ne, algunas escuelas ms para sus hijos y agua ms
abundante para sus tierras. Dumarsais Estim fue el
primero que tuvo el valor de cristalizar todos esos
sueos del pueblo en la Exposicin del Segundo Cen-
tenario de Puerto-Prncipe; en efecto, como el seor
Gustave d'Alaux lo seala en su libro El emperador
Soulouque y su imperio, Hait "oculta en su seno dos
elements de lucha: una minora medio blanca, que
por sus inclinaciones y su educacin est al nivel del
liberalism, y una mayora negra, para quien el des-
potismo es a la vez una aspiracin y una transicin
necesaria". Ah est el drama del pueblo haitiano.
Cada grupo, por turno, se aclimata a duras penas a
la atmsfera poltica del otro; de ah ese malestar
perpetuo y algunas veces ese delirio por destruir a
todos los que trabajan por el bienestar de la colec-
tividad haitiana.
Personalmente, en el gobierno o en la oposicin,
siempre he seguido las lecciones de la historic local.









JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


Claro que es encomiable desear imitar a Francia,
Suiza, Inglaterra o Estados Unidos de Norteamrica,
y reclamar para Hait todas las libertades: libertad
de prensa, electoral, sindical, etc. Pero para m, na-
cido antes de 1915 (poca de la ocupacin americana)
y conocedor como ninguno de las reacciones de mis
compatriotas, el mayor anhelo es seguir el camino de
los antiguos haitianos como Nord Alexis, Antonio
Simon y Tancredo Augusto y apartarme de los ejem-
plos de Antenor Firmin, Boyer Bazelais y tantos otros
intelectuales, descentrados e incomprendidos.
He tratado siempre de abrirle los ojos a la gran
mayora. Aun hoy da, acabo de decir a mis compa-
triotas que el odio y la propaganda no son armas
suficientes para luchar contra un ideal. La campaa
electoral termin el 22 de septiembre de 1957 y el
doctor Francisco Duvalier es president de la Rep-
blica. Lo que necesita ahora el pas es la unidad y
un fortalecimiento de las virtudes cvicas. Las agita-
ciones y los complots no hacen ms que minar el
prestigio del pas, desacreditando a sus hombres po-
lticos y sumergiendo an ms a los haitianos en la
miseria y la ignorancia.
Todos los lderes conscientes de su clase deben
esforzarse por no hacer nada que pueda llevar el
pas a la anarqua; que dejen estas tareas a otros.
En sus filas no debe haber confusion ni malenten-
didos.
Como tan justamente deca el president Luis Bor-
no, es impossible, en medio de la civilizacin que nos


__








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAITI


rodea, que continuemos, bajo las miradas escandali-
zadas del extranjero, en una coexistencia que rena
a un pequeo grupo de vividores imbciles con una
inmensa masa popular andrajosa, que no sabe leer
ni escribir y que se encuentra sumida en la supers-
ticin.
El 22 de septiembre de 1957, el doctor Francisco
Duvalier fue electo president de la Repblica por
un period de seis aos. Nadie tiene derecho a ir
contra el voto popular.
Los ex-candidatos a la presidencia, los mayorita-
rios Dejoie y Fignol, creen poder cambiar el curso
de los sucesos que no fueron capaces de alterar du-
rante la campaa electoral. iEs absolutamente in-
fantil!!!
En cuanto el seor Pablo Magloire, le dedico las
palabras del prncipe de Talleyrand: "Nunca he cons-
pirado en mi vida, ms que en la poca en que tuve
por cmplice a la mayora del pas..." Despus de
su traicin del 10 de mayo de 1950, de su gobierno
absurdo y desleal, de su huida vergonzosa en diciem-
bre de 1956, de su fracaso en el golpe de mano del
28 de julio de 1958, afirmo que sus posibilidades de
regresar a Hait son actualmente inexistentes, y que
est condenado, por lo menos, a disfrutar de su for-
tuna en el exilio.
La historic de Hait y de la Repblica Dominicana
da una idea de lo que Garca Caldern llama "la
anarqua de los Trpicos".
El establecimiento de una democracia representa-








86 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

tiva en una sociedad que carece de tradiciones politi-
cas, con un electorado analfabeto, se present como
area difcil.

LAS RELACIONES HAITIANO-DOMINICANAS

"Desde los bucaneros y filibusteros establecidos en
la isla de la Tortuga, y que los espaoles trataron de
desalojar, hasta la tirantez entire el gobierno del ge-
neralsimo Trujillo y el de Stenio Vincent."
Si interrogamos a la historic respect a las rela-
ciones entire las dos parties de la isla Espaola, hogar
primero de la civilizacin occidental en el Continente
Americano, nos responder que Saint Domingue y la
parte espaola primero, Hait y la Repblica Domini-
cana despus, se han estado buscando siempre una
a la otra, y que si en esa bsqueda han llegado a las-
timarse a veces, siempre han terminado por encon-
trarse y comprenderse.
Herederas del pasado colonial, las dos repblicas
que comparten la soberana poltica de la isla, es
decir, la Repblica de Hait y la Dominicana, han
conocido horas difciles a travs de su historic; pero,
debido a su pasado comn y ante la necesidad de so-
brevivir, han encontrado el medio de vivir juntas,
como hermanas siamesas. La existencia de cada una
depend de la existencia de la otra. A pesar de los
pesares, Hait y la Repblica Dominicana se han es-
forzado siempre por lavar su ropa sucia en familiar,
como se hace en las families bien educadas, por la








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


justicia y el respeto de los derechos naturales de cada
miembro de la familiar.
Hoy en da, ya sea en Hait o en la Repblica
Dominicana, nadie puede soar con una poltica de
hegemona, pero s con una poltica de buen vecino.
Haitianos y dominicanos debemos olvidar las p-
ginas negras de la historic de nuestra patria, para
recorder nicamente el gesto fraternal y simblico del
president Fabr Nicols Geffrard contra la tirana
imperialista, unindonos sinceramente para la res-
tauracin de la libertad, en la isla donde reposan los
restos del descubridor Cristbal Coln y de donde
parti, en 1804, el primer golpe contra el colonia-
lismo en la Amrica Latina.


LA NUEVA ESTRUCTURA DE LA SOCIEDAD
HAITIANA

La sociedad haitiana actual reposa sobre los prin-
cipios de la revolucin social de 1946, interrumpida
por el golpe de Estado del 10 de mayo de 1950.
La meta de 1946 era el bienestar de la mayora,
dando a nuestra independencia poltica, que data de
1804, una base econmica ms just, liberando al pas
de los vestigios del colonialismo y de sus prejui-
cios... creando nuevos valores y destruyendo el esp-
ritu corrompido del rgimen de Magloire.
El gobierno del president Duvalier ha tenido que
reanudar el hilo de 1946, a la vez que enfrentarse








88 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

al siguiente dilema: establecer una democracia repre-
sentativa, con las cajas pblicas vacas y una oposi-
cin sin grandeza, o establecer un gobierno personal
capaz de luchar contra la anarqua deseada por la
burguesia, vencida en la persona del candidate de-
rrotado, seor Luis Dejoie.
Los acontecimientos del Caribe demuestran que la
poltica del president Duvalier ha encontrado eco
en la conciencia de la masa haitiana para justificar su
reeleccin del 22 de mayo de 1961.
Ojal que sus adversaries comprendan la nueva
realidad haitiana y contesten al llamamiento del pre-
sidente en favor de la unin national.

HAIT Y AFRICA

Hait es un pas africano de expresin francesa en
el Continente Americano.
"Tratar la evolucin de Hait sin alguna exposicin
de su composicin tnica carecera de sentido."
Antes de exponer el problema haitiano, es menes-
ter hablar del negro africano. Para los que han estu-
diado la historic de las civilizaciones, no result exa-
gerado, hoy en da, afirmar que existe una civiliza-
cin negra. Desgraciadamente, la opinion pblica oc-
cidental piensa que Africa es un continent sin his-
toria, y que los africanos son unos nios, miembros
de una raza que no ha contribuido en nada a la evo-
lucin de la Humanidad, ignorando las contribucio-
nes de Cartago, Egipto y Etiopa al desarrollo human.








ESPAOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


Sin querer entrar en detalles didcticos, creo nece-
sario mencionar brevemente las realizaciones del Afri-
ca negra. No es un secret que la tcnica egipcia ha
suministrado las leyes de la arquitectura y, a pesar
del progress modern, las pirmides no han sido
igualadas. Por otra parte, los templos de Luxor, Fi-
lae, Abeu-Simber, son todava smbolos y temas eter-
nos del arte. Esos monumentos son testigo de una
gran poca de nuestra Humanidad, y los africanos
cultos de hoy se sienten orgullosos cuando contem-
plan los castillos de Gandor y las fortalezas de Zim-
babu y Acksum. Los pueblos que han escrito su gran-
deza en la piedra, a pesar de su decadencia, permane-
cen como focos de una civilizacin, desaparecida, es
cierto, pero que inspira orgullo de sus origenes a to-
dos aquellos que han estudiado el pasado del Africa
negra.
En un artculo publicado en la revista belga "Scien-
ce et Avenir", nmero 92 de octubre de 1954, el
seor A. Langeais afirma que hace 20 30 mil aos
el mundo entero era negro y, segn los antroplo-
gos, la raza negra ha superado en much a todas las
dems en su expansion geogrfica.
Segn el mismo autor, la historic de la raza negra
no empieza en el corazn del Africa, sino en el Medi-
terrneo, cerca de Mnaco. En efecto, en unas grutas
cercanas al mar, en Grimaldi, se han descubierto a
principios de siglo esqueltos de negroides. El hombre
de Grimaldi, negroide autntico, se remonta a la
poca prehistrica, y hoy en da ya se sabe a ciencia








90 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN


cierta que una raza negroide vivi en Europa occi-
dental.
En los Balkanes se encuentran caracteres negroides
en ciertas esculturas, lo mismo que en Italia, Suiza
y Bretafia.
Un hecho muy poco conocido, segn el viajero doc-
tor Legendre, es que todava existen negros en la
China meridional, en el Yunam. Los japoneses tie-
nen un refrn que dice: "Para que un Samurai sea
valiente, tiene que tener en las venas un poco de san-
gre negra."
La verdad es que la prehistoria y los periods an-
tiguos de la historic negra son hasta la fecha muy
poco conocidos; apenas si comenzamos a estudiar las
civilizaciones del Continente africano. Un hecho cier-
to es que esta civilizacin ha tenido reinos africanos
muy grandes y cortes suntuosas, de las cuales quedan
vestigios arqueolgicos muy importantes.
Las civilizaciones milano-africanas no han conoci-
do la escritura, por eso lo que conocemos de esos
pueblos nos viene por el intermediario de sus vecinos,
pueblos de la antigedad clsica, y de los reinos ra-
bes del Africa del Norte.
Est comprobado que el imperio de Ghana fue
fundado en el siglo Iv y que, en el siglo x, domin
todo el Sudn occidental. Existe la historic de los
Mandrinos de Mali, de los siglos xmI y xv, quienes
crearon la ciudad de Tombukt, ciudad de letrados
semi-negros y semi-rabes. Dicha ciudad fue destruida
por los Tuareg en 1495. Si esos imperios han cono-








ESPANOLA. SAINT DOMINGUE. HAIT


cido la influencia del islamismo, influencia religiosa,
cultural y tcnica a la vez, permanecen, empero, como
creaciones epecficamente negras.
El Dr. Vemeaux, cientfico probo, afirma que hace
unos 30 40 mil aos, el sur de Francia y de Italia
estaba habitado por una raza africana. Los antrop-
logos han demostrado ampliamente que existen un
arte africano y una filosofa africana, distintos del
arte y de la filosofa occidental, pero no por eso in-
feriores. El Dr. Maurice Delafosse dice, en su libro
Las civilizaciones negro-africanas, que: "No existe
ninguna institucin en el Africa negra que no tenga
por base, en el dominio social, poltico y aun econ-
mico, un concept religioso." Estos pueblos a los
que a veces se niega que tengan religion, suelen ser
los ms religiosos de la tierra. La religion es la base
de todas las instituciones africanas.
Segn los Bant, la felicidad y la desgracia son
funciones de lo que all llaman la fuerza vital. El
ser es fuerza y, para ellos, el hombre desgraciado es
ya hombre muerto. El nombre no es, para el africano,
una simple etiqueta, sino una realidad. En Africa,
cambiar de nombre equivale a cambiar de persona-
lidad.
Acostumbramos decir que medir es comparar una
dimension dada con una unidad. Aceptando ese prin-
cipio no es possible comparar las creaciones africanas
con las occidentales, pues la unidad es distinta; y eso,
no solamente en el orden artstico, sino tambin en el
social, el politico, el religioso y el sentimental.








92 JULIO JEAN PIERRE-AUDAIN

En un mundo dominado por las fuerzas de la Na-
turaleza, es necesario asegurarse contra ellas; de ah
el important papel que desempea la magia en la
vida africana; magia blanca, para los efectos benfi-
cos; magia negra, para las cosas malficas.
La tradicin tiene una fuerza tan grande en el es-
pritu africano, que las dos religiones que ms han
influido sobre Africa, el Islamismo y el Cristianismo,
no han logrado modificar su estructura spiritual, has-
ta el punto de que uno de los lideres del Africa de
hoy express lo siguiente: "Soy catlico, pero tambin
creo en la religion de mis antepasados." Por eso es
que, para entender al Africa negra, hay que situarla
en su context histrico; y ms tarde veremos que no
son las riquezas materials ni el nombre lo que hace
la fuerza del Africa nueva, sino el hecho de que el
gigante haya despertado y que los africanos de la
nueva generacin hayan cobrado conciencia de su
propio valor. No tenemos bastante tiempo para ex-
tendernos sobre las religiones, pero podemos afir-
mar, en pocas palabras, que el animismo es la base
del concept religioso de Africa, y que la tradicin
de las tribus es la base de su comportamiento poltico.
Ya sea desde el punto de vista social, politico, re-
ligioso o econmico, Africa represent para el occi-
dental la forma de su estructura geogrfica. Cul
es esa forma? Si se observa el mapa de Africa se
comprueba que tiene forma de punto de interroga-
cin. Interrogacin frente a su pasado?, o a su por-
venir que es a la vez el future del mundo Occidental?




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs