• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Front Matter
 Preface
 Ordenamiento constitucional de...
 Preceptos de la constitucion de...
 Disposiciones legales que regularon...
 Ley organica de los municipios
 Legislacion complementaria de la...
 Sumario alfabetico de la ley organica...
 Ley de impuestos municipales
 Ley de impuestos municipales
 Anexo No. 1: Clasificacion...
 Anexo No. 2: Tarifas a cuotas...
 Indice alfabetico de las tarifas...
 Anexo No. 3: Tarifas de libre regulacion...
 Anexo No. 4: Procedimiento de apremio...
 Legislacion complementaria de la...
 Sumario alfabetico de la ley de...
 Ley de contabilidad municipal
 Sumario alfabetico de la ley de...
 Indice general de legislacion...
 Indice de las obras juridicas de...
 Back Matter














Group Title: Legislación municipal de la República de Cuba
Title: Legislación municipal de la República de Cuba
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00081375/00001
 Material Information
Title: Legislación municipal de la República de Cuba Ley orgánica de los municipios concordada con el proyecto de reforma, Ley de impuestos municipales y procedimiento para su cobranza, Ley de contabilidad municipal, conforme a los textos oficiales
Physical Description: 684 p. : ; 24 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Sánchez-Roca, Mariano, 1896-
Publisher: Editorial Lex,
Editorial Lex
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1947
Copyright Date: 1947
Edition: 2. ed.
 Subjects
Subject: Municipal corporations -- Cuba   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Statement of Responsibility: comentarios, notas aclaratorias y complementos legislativos por Mariano Sánchez Roca.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00081375
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: ltuf - AAR0009
oclc - 36665835
alephbibnum - 000143816

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Front Matter
        Page 1
        Page 2
    Preface
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
    Ordenamiento constitucional de los municipios constitucion de 1940
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
    Preceptos de la constitucion de 1940 que, de modo directo o indirecto, afectan a los municipios
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
    Disposiciones legales que regularon el transito a la constitucion de 1940
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
    Ley organica de los municipios
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
    Legislacion complementaria de la organica municipal
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
    Sumario alfabetico de la ley organica de los municipios
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
    Ley de impuestos municipales
        Page 349
        Page 350
    Ley de impuestos municipales
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
    Anexo No. 1: Clasificacion de municipios
        Page 439
        Page 440
        Page 441
        Page 442
        Page 443
        Page 444
        Page 445
        Page 446
    Anexo No. 2: Tarifas a cuotas fijas
        Page 447
        Page 448
        Page 449
        Page 450
        Page 451
        Page 452
        Page 453
        Page 454
        Page 455
        Page 456
        Page 457
        Page 458
        Page 459
        Page 460
        Page 461
        Page 462
        Page 463
        Page 464
        Page 465
        Page 466
        Page 467
        Page 468
        Page 469
        Page 470
    Indice alfabetico de las tarifas maximas para el cobro del impuesto establecido sobre el ejercicio de las industrias, comercios, artes y oficios
        Page 471
        Page 472
        Page 473
        Page 474
        Page 475
        Page 476
        Page 477
        Page 478
    Anexo No. 3: Tarifas de libre regulacion para el municipio de la Habana
        Page 479
        Page 480
        Page 481
        Page 482
        Page 483
        Page 484
        Page 485
        Page 486
        Page 487
        Page 488
        Page 489
        Page 490
        Page 491
        Page 492
        Page 493
        Page 494
        Page 495
        Page 496
        Page 497
        Page 498
        Page 499
        Page 500
        Page 501
        Page 502
        Page 503
        Page 504
        Page 505
        Page 506
        Page 507
        Page 508
        Page 509
        Page 510
        Page 511
        Page 512
        Page 513
        Page 514
        Page 515
        Page 516
    Anexo No. 4: Procedimiento de apremio para el cobro de adeudos a los municipios
        Page 517
        Page 518
        Page 519
        Page 520
        Page 521
        Page 522
        Page 523
        Page 524
        Page 525
        Page 526
        Page 527
        Page 528
        Page 529
        Page 530
        Page 531
        Page 532
        Page 533
        Page 534
        Page 535
        Page 536
        Page 537
        Page 538
        Page 539
        Page 540
        Page 541
        Page 542
    Legislacion complementaria de la ley de impuestos municipales
        Page 543
        Page 544
        Page 545
        Page 546
        Page 547
        Page 548
        Page 549
        Page 550
        Page 551
        Page 552
        Page 553
        Page 554
        Page 555
        Page 556
        Page 557
        Page 558
        Page 559
        Page 560
        Page 561
        Page 562
        Page 563
        Page 564
        Page 565
        Page 566
        Page 567
        Page 568
        Page 569
        Page 570
        Page 571
        Page 572
        Page 573
        Page 574
        Page 575
        Page 576
        Page 577
        Page 578
        Page 579
        Page 580
        Page 581
        Page 582
        Page 583
        Page 584
        Page 585
        Page 586
        Page 587
        Page 588
        Page 589
        Page 590
        Page 591
        Page 592
        Page 593
        Page 594
        Page 595
        Page 596
        Page 597
        Page 598
        Page 599
        Page 600
    Sumario alfabetico de la ley de impuesto municipales
        Page 601
        Page 602
        Page 603
        Page 604
        Page 605
        Page 606
        Page 607
        Page 608
        Page 609
        Page 610
        Page 611
        Page 612
        Page 613
        Page 614
        Page 615
        Page 616
        Page 617
        Page 618
        Page 619
        Page 620
        Page 621
        Page 622
        Page 623
        Page 624
        Page 625
        Page 626
    Ley de contabilidad municipal
        Page 627
        Page 628
        Page 629
        Page 630
        Page 631
        Page 632
        Page 633
        Page 634
        Page 635
        Page 636
        Page 637
        Page 638
        Page 639
        Page 640
        Page 641
        Page 642
        Page 643
        Page 644
        Page 645
        Page 646
        Page 647
        Page 648
        Page 649
        Page 650
        Page 651
        Page 652
        Page 653
        Page 654
        Page 655
        Page 656
        Page 657
        Page 658
        Page 659
        Page 660
        Page 661
        Page 662
        Page 663
        Page 664
        Page 665
        Page 666
    Sumario alfabetico de la ley de contabilidad municipal
        Page 667
        Page 668
        Page 669
        Page 670
        Page 671
        Page 672
        Page 673
        Page 674
    Indice general de legislacion municipal
        Page 675
        Page 676
        Page 677
        Page 678
        Page 679
        Page 680
        Page 681
        Page 682
        Page 683
        Page 684
    Indice de las obras juridicas de editorial lex
        Page 685
        Page 686
        Page 687
        Page 688
        Page 689
        Page 690
        Page 691
        Page 692
    Back Matter
        Page 693
        Page 694
Full Text








.4h ------
















UNIVERSITY
OF FLORIDA
LIBRARIES


THIS VOLUME HAS BEEN
MICROFILMED
By THE UNIVERSITY OF
FLORIDA LIBRARIES.


I I









LEGISLATION MUNICIPAL

DE LA

REPUBLICAN DE CUBA


LEY ORGANIC DE LOS MUNICIPIOS
CONCORDADA CON EL PROYECTO DE REFORM
LEY DE IMPUESTOS MUNICIPALES
Y PROCEDIM ENTO PARA SU COBRANZA
LEY DE CONTABILIDAD MUNICIPAL

Conforme a los textos oficiales.
Comentarios, notas aclaratorias y complementos legislativos.

por el doctor
MARIANO SANCHEZ ROCA


(SEGUNDA EDICION)








HABANA
1947


































Es propiedad. Queda hecho el
depsito que marea la Ley.-
Copyright by Editorial Lex. 1947.





















La publicacin de esta obra fi autorizada por
Resolucin del Ministerio de Gobernacin de
15 de Noviembre de 1940, Gac. Of. del 26.


TALLERES TIPOGRFPICOS DE EDITORIAL LEX,
AMARGURA 259 Y 261.-LA HABANA, CUBA.
















Prlogo de la Primera Edicin (1940)


RAZON DE ESTA OBRA

Todo perodo de trnsito constitutional es prdigo, al iniciarse,
en confusion y desorientaciones.
La Constitucin estatuye los principios, sienta las normas. con-
signa los preceptos bsicos y sustantivos; pero su eficacia jurdica,
su adaptacin prctica, su plasmacin en realidades corresponde
a la Legislacin posterior que, inspirada en aquellos, ha de desen-
volver, mediante el adecuado ordenamiento jurdico, las bases or-
gnicas fundamentals.
Media, entire un instant y otro, un perodo transitorio, acciden-
tal, de interinidad patente, pero que en caso alguno, puede deter-
minar un colapso, una interrupcin o un desmayo en las funcio-
nes y deberes de la Administracin active.
La Constitucin de 1940, en su Ttulo XV, ha previsto la orga-
zacin del Municipio con aquel magnfico criterio que preconizaron
los grades Maestros del Derecho Pblico. Ha querido que el Mu-
nicipio, como base angular del Estado, tenga rango propio, per-
sonalidad inconfundible, libertad de accin, estmulo constant,
medios de desarrollar sus iniciativas, respeto de las autoridades
del Estado, garanta e independencia en el cumplimiento de sus
fines propios; autonoma, en fin, que a tal equivalent las prerroga-
tivas enunciadas. Y ha querido tambin la Carta Fundamental del
Estado, excluir de la vida Municipal un factor de perturbacin
tan preponderante como el que significa la intromisin o ingeren-
cia poltica constant en la vida administrative de las Municipa-
lidades.
A ambos respects, las normas constitucionales, han de inspirar
a todo hombre que ame la libertad y la democracia una honda sim-
pata, y al propio tiempo, abren en el espritu un motivo expectant
en cuanto a si los Ayuntamientos de Cuba sabrn responder con
su celo, su capacidad y su inteligencia, a los fundamentos tradi-









LEGISLACIN MUNICIPAL


cionales que se concretan en el postulado segn el cual, a Municipio
capacitado, econmicamente firme, responsible y laborioso, corres-
ponde siempre un Estado potente, fuerte, dinmico y prspero; y
por contra: a Municipio dbil, enclenque, incapaz y depauperado
en su economa, corresponde fatalmente un Estado imposibilitado
en lo absolute para cumplir sus fines ms primordiales tanto en
lo poltico como en lo administrative y social.
Nuestro deseo -deseo fervoroso-, obvio es consignarlo, es que
la nueva savia que la Constitucin inyecta en la vida municipal,
transform fundamentalmente el medio ambiente de los Muni-
cipios; que stos, con conciencia plena de su alta responsabili-
dad, con inquebrantable afn de trabajo y con prudencia, -que
es siempre la norma ms imprescindible del buen gobierno-, se
apresten a una labor intense, serena, bsica y meditada que refle-
je de inmediato esa satisfaccin interior colectiva que es siempre
el mejor exponente del aplauso pblico en los pueblos; y que, en
aquellos aspects en que, seguramente, todava ha de manifestarse
la tutela official, que en infinitas ocasiones constitute necesidad, no
sientan restringida la concesin autonmica, sino simplemente ad-
viertan el deber de conciliar los intereses que, en definitive, en el
conjunto de la Administracin, -que es el Estado-, a todos sus
organismos representatives, es obligado e imperative defender.

**
Mi arraigada aficin hacia los temas y asuntos administrativos,
me ha llevado a preparar este Libro, en el cual he puesto un muy
sincero estmulo de servicio a Cuba. Para ello he estudiado con
detenimiento la Legislacin en Materia Municipal, y tras adaptar
con todo cuidado las disposiciones constitucionales a los preceptos
de la Ley Orgnica de 1908, modelo en su gnero y que nada tiene
que envidiar al Estatuto Municipal que en el ao 1924 promulg
el Gobierno de Dictadura de Primo de Rivera en Espaa-, he
compilado todas aquellas disposiciones de orden legal que, como
ms importantes, han de ser tenidas en cuenta por los nuevos Ayun-
tamientos recientemente posesionados, para el mejor cumplimiento
de sus deberes y ejercicio de sus derechos.
Debo confesar, sin tomo alguno de vanidad, que tal labor no
ha sido muy fcil, primero por lo heterogneo de la material y
despus, por el sinnmero de disposiciones legales que me ha sido
necesario consultar al objeto de poder establecer con la possible ga-
ranta la diferenciacin obligada entire lo derogado y lo vigente.









PELOGO A LA 1I EDICIN


La adaptacin de la Constitucin a la Ley Orgnica de los Mu-
nicipios de 1908, as como la profusin de notas que a los respec-
tivos artculos de sta van incorporadas, confo en que, en su con-
junto, han de cooperar de modo eficiente y prctico al desarrollo
de las actividades de Alcaldes y Ayuntamientos, hasta tanto que
el Congress acometa la obligada area de coordinacin de toda
la Legislacin Municipal en vigor, para la redaccin definitive de
una nueva Ley Orgnica de los Municipios, labor que habr de
iniciar cuando le llegue el turno entire la gran cantidad de Leyes
que la Constitucin exige, algunas dentro de trminos perentorios.
Est exento este libro, -sto s que me interest much consig-
narlo-, de todo afn dogmtico; y responded solamente al prop-
sito, como anteriormente ya hemos dicho, de efectuar una aporta-
cin efectiva a los organismos Municipales, as como a los profe-
sionales del Derecho, al objeto de facilitar, modestamente, el es-
tudio y orientacin de aquellas cuestiones de carcter jurdico y
administrative que la propia realidad de la transicin constitu-
cional plantea a diario, ya que son muchos los problems que en
la prctica surjen al moment de aplicar los distintos preceptos
constitucionales y orgnicos.

*
Hasta ahora, la Legislacin complementaria o de adaptacin
constitutional, no ha resuelto, sino en parte, dichos problems, y
en algunas ocasiones, dicho sea sin nimo de crtica, estableciendo
mayor confusion que la propia derivada del problema. As ha
ocurrido con algunos preceptos de la Ley nmero 13 de 27 de Sep-
tiembre de 1940 en relacin a la Disposicin Transitoria segunda
a la Seccin tercera del Ttulo XV de la Constitucin, en cuanto
al plazo o trmino en que habrn de incorporarse al Presupuesta
del Estado, los gastos del mismo que hoy se cubren con fondos
Municipales, pues en tanto la Disposicin Transitoria fija este
hecho para el Presupuesto de 1942, la Ley nmero 13 de 1940, lo
establece para el Presupuesto de 1941; supliendo en cambio dicha
Ley con acierto, la omisin en la Transitoria Constitucional de
aquellos preceptos de la Ley de Obras Pblicas de 15 de Julio de
1925, que han de continuar en vigor hasta la extincin total de
a Deuda Exterior a que los Impuestos a que dichos artculos omi-
tidos afectan.
Otro de los problems que ms debates suscitan es el relative
a las impugnaciones de acuerdos de los Ayuntamientos. Hasta









LEGISLACIN MUNICIPAL


ahora ya est regulado, por el Decreto 2793 de 15 de Septiembre
de 1940, complementario del artculo 217 inciso B) de la Consti-
tucin y de las Transitorias nicas a la Seccin Segunda del T-
tulo XV y primera a la Seccin nica del Ttulo XVI, de la pro-
pia Constitucin, quienes pueden impugnar as como que habrn
de hacerlo ante las Audiencias respectivas y por el trmite de los
Incidentes que establece la Ley Procesal Civil en sus artculos 748
y siguientes. Pero nada se ha previsto en cuanto al recurso de
Casacin que habr de poder ser interpuesto contra la Sentencia
que en el Incidente recaiga, y cuya tramitacin en inters general
de la Administracin, deber ser acortada para evitar dilaciones
que puedan determinar perjuicios y quebrantos; existiendo tam-
bien otro aspect, ya regulado por el Decreto 2793 de 1940, en
cuanto al plazo de que disponen las autoridades gubernativas para
la impugnacin de acuerdos, que fija en noventa das, plazo esce-
sivamente dilatado, teniendo en cuenta que en tanto el acuerdo
del Ayuntamiento no tenga fuerza obligatoria, puede darse el
caso de una interrupcin seria en el desenvolvimiento de la vida
Municipal, ya que a dichos noventa das, caso de ser impugnado
el acuerdo, habr que sumar los treinta o treinta y cinco de la
tramitacin del Incidente ante el Tribunal de Instancia, ms ocho
o diez o doce meses, cuando no ms, que require la substancia-
cin del possible recurso de Casacin (1).
Finalmente, otro matiz interesante que nos permitimos sugerir,
er el relative a la necesidad de una ordenacin legislative que con-
cilie los principios de autonoma que la Constitucin establece en
su artculo 212 con los incisos C), E) y F) del artculo 217, las
Transitorias segunda y tercera a la Seccin segunda del Ttulo XV,
el artculo 11I del Decreto 2793 de 1940 y el Decreto 3079 de 29
de Octubre del propio ao, ya que observadas todas las disposicio-
ne indicadas en su conjunto, son fcilmente advertibles contradic-
ciones y omisiones que requieren, o mejor dicho exijen, un orde-
namiento legislative adecuado que viabilice de modo inequvoco el
perodo de trnsito, y que regule la relacin que forzosamente ha
de existir entire el Estado, la Provincia y el Municipio.
$*



(1) Posteriormente a este Prlogo fu dictado el Decreto 3251 de 3 de
Diciembre de 1941, que regular la impugnacin de acuerdos municipales por
.el Presidente de la Repblica









PRLOGO A LA 1I EDICIN


Expuesto queda el motivo o razn de esta obra, y consignadas
tambin aquellas sugerencias que estimo, dentro de la modestia de
mi criterio y preparacin, como ms destacadas e indispensables
para la buena march de la Administracin local, debiendo agre-
gar nicamente, la gran satisfaccin que habr de producirme el
que los Ayuntamientos se hagan dignos de la autonoma amplia
que la Constitucin les confiere, as como tambin que la Ley Or-
gnica de los Municipios, que en su da se dicte, inspirndose en
los preceptos constitucionales, perfeccione, ya que ello es possible
dada la capacidad del Congreso, las disposiciones inteligentes, pre-
visoras, liberals y democrticas que se concretan en la Ley Org-
nica de los Municipios de 1908, que al cabo de los treinta y dos aos
de vigencia, conserve todas las calidades exigibles a una Ley de
positive acierto.
Implicara manifiesta omisin, en la que en modo alguno he de
incurrir, si antes de poner fin a estas notas preliminares no con.
signase mi sincera gratitud al Sr. Enrique Albalate, competent-
simo funcionario del Ministerio de Gobernacin, cuyas orientacio-
nes constituyeron un concurso inestimable en la realizacin de mi
labor. (1).
EL AUTHOR.

Habana 16 Diciembre, 1940.


















(1) El Sr. Enrique Albalate falleci el afio prximo pasado vctima de
un desgraciado accident, y es nuestro deseo que conste en estas pginas el
testimonio sincero del dolor que su deceso hubo de producirnos.
















Prlogo a esta Segunda Edicin


Agotada la primera edicin de "Legislacin Municipal" y
apunto de extinguirse tambin los ejemplares de nuestra "Ley de
Impuestos Municipales", hemos decidido alterar la estructura de
aquella, refundiendo en un solo volume las tres leyes de carcter
bsico para el funcionamiento de los Municipios: Orgnica, Fiscal
y de Contabilidad, lo que estimamos como de sentido ms prctico
para la consult, sin perjuicio de incluir tambin como apndices
a cada texto, aquellas disposiciones de carcter complementario
ms indispensables.
Ciertamente, nunca pudimos sospechar que al cabo de cinco aos
entire la primera y la segunda edicin de "Legislacin Municipal",
y en vigor durante ese perodo de tiempo la Constitucin, no estu-
viese ya rigiendo una nueva Ley Orgnica que, inspirada en los
preceptos constitucionales, y desenvolviendo y otorgando efecti-
vidad a los mismos, diese estructura a las administraciones locales
acorde con las orientaciones ampliamente autonmicas que la Carta
fundamental del Estado imprime a los Municipios.
Hllase desde hace largo tiempo pendiente de discusin en la
Cmara de Representantes un proyecto de Ley Orgnica redac-
tado por el que fuera miembro distinguidsimo de aquella y pro-
fesor ilustre de Derecho Municipal de la Universidad de la Haba-
na Dr. Ramiro Capablanca, fallecido cuando su preparacin y su
talent presagiaban aportes de valor inestimable para la vida pol-
tica de Cuba. La demora en la aprobacin de ese Proyecto de Ley
del Dr. Capablanca (q. e. p. d.) determine el prolongado aplaza-
miento en la reimpresin de nuestra obra modest, que ahora apa-
rece a requerimientos insistentes de los funcionarios municipales
que asumieron la Administracin Municipial en Septiembre de 1946,
y de gran nmero de letrados.
Sin embargo, acometimos la tarea de esta segunda edicin con
el convencimiento cada vez ms arraigado, de que es incuestiona-
blemente necesario un nuevo ordenamiento legal de los Municipios.
Estos, en su inmensa mayora, continan teniendo en Cuba unac








LEGISLACIN MUNICIPAL


vida precaria, inacorde con lo que han de ser sus genuinas fun-
ciones, y ms dados a la poltica que a la Administracin, concept
este que utilizamos en la acepcin amplsima de la atencin, cui-
dado, mejora y fomento de los servicios locales tal y como exige
y determine el artculo 213 de la Constitucin vigente.
Impone este precepto constitutional como funcin propia e
indeclinable "suministrar todos los servicios pblicos locales". Es
por ello que la nueva Ley Orgnica de los Municipios ha de rein-
tegrar al Municipio -como deber y como derecho- una series de
servicios que el Estado, en su afn absorbente, ha ido restndoles
hasta dejar reducida la funcin municipal, en infinitos aspects,
a sus lmites mnimos. Es que no es un servicio municipal local
regular el trnsito urbano, por ejemplo? Pues este servicio lo pres-
ta la Polica Nacional, creada y estructurada para otros menesteres.
Y lo mismo pudiramos decir del saneamiento e higiene de las
poblaciones y de la Asistencia Social, servicios que casi ntegra-
mente presta el Ministerio de Salubridad con la secuela de la ine-
ficacia derivada o del desconocimiento exacto de la necesidad o
de la complejidad de trmites y jerarquas, y de otros muchos as-
pectos de la vida que nicamente pueden conocer y resolver con
acierto y urgencia alcaldes y concejales que viven en la localidad
respective y estn en contact director y constant con las necesi-
dades y anhelos y conveniencias del vecindario encuadrado en el
respective trmino municipal.
Estimamos, pues, que la Ley Orgnica de los Municipios que se
apruebe, adems de adaptar la estructura y funcionamiento de
ellos a los postulados constitucionales, ha de tener cierto carcter
reivindicativo de facultades y de servicios -derechos y deberes-
a favor de las Administraciones Municipales y Ayuntamientos,
nico modo de fortalecer la entidad local, de procurarle medios
para desenvolverse y de conseguir que la actividad alcaldicia y
edilicia no sea un mero pasatiempo o un medio burocrtico de vida
o un sistema de politiqueo al por menor.
En la nueva Ley es preciso tambin tener en cuenta un aspect
esencial estrechamente legado al sentido autonmico que la Consti-
tucin de 1940 imprimi a la accin municipal. Nos referimos al
procedimiento para impugnar ante los Tribunales de Justicia los
acuerdos y resoluciones de Alcaldes y Ayuntamientos. El artculo
217-b) prrafo 29 de la Constitucin establece que la potestad de
impugnacin se ejercitar "mediante el procedimiento sumario que
establezca la Ley". Primeramente, por el Decreto 2793 de 15 de









PRLOGO A LA 2* EDICIrN


Septiembre de 1940, se estableci para la impugnacin el procedi-
miento que la Ley de Enjuiciamiento Civil seala para los inci-
dentes. Provisionalmente, la cuestin quedaba resuelta acaso con
un cierto criterio ajustado al concept sumario que la Constitucin
exiga. Pero al cabo de poco ms de un ao, se dict el Decreto
3251 de 3 de Diciembre de 1941, y por el mismo se instituy que
el procedimiento aplicable fuese el contencioso-administrativo cuan-
do la impugnacin sea formulada por el Presidente de la Repblica
que es, en definitive, el que previo studio de las cuestiones por
el Ministerio de Gobernacin, suele impugnar, aunque no con fre-
cuencia, los acuerdos de los Ayuntamientos.
Sinceramente estimamos que la modificacin en material tan fun-
damental como la autonoma de los Municipios, implic un ataque
virtual a la misma y, adems, que tal Decreto 3251 de 1941 es per-
fectamente inconstitucional. En el lugar oportuno de esta obra,
estudiamos detenidamente la cuestin. Aqu solo hemos de consig-
nar la sugerencia para que, acaso, pueda ser, tenida en cuenta al re-
formarse la Ley Orgnica, limitndonos a exponer tambin, como
fundamento de nuestro criterio, que el procedimiento contencioso
no es, ni puede serlo nunca, un procedimiento sumario.
Igualmente las realidades de carcter municipal hacen precisa
una nueva Ley de Impuestos. En efecto, la vigente, pese a la re-
forma que en ella introdujo la Ley de 15 de Agosto de 1936, result
anticuada, en algunos aspects confusa y en otros poco acorde con
los derechos y obligaciones del contribuyente, siendo tambin pre-
cisa una variacin radical en la forma de constituir los gremios de
contribuyentes afines, y de efectuarse los repartimientos de cuotas,
casi siempre a merced de personas ajenas a la propia esfera fiscal
y en no escasas ocasiones, carentes de escrpulos.
Por ltimo, la Ley de Contabilidad Municipal reclama tambin
radicales reforms, casi todas ellas derivadas de las regulaciones de
carcter constitutional.
En breves notas al articulado respective de las leyes bsicas
municipales vamos sealando algunas indicaciones que quiz pue-
dan reporter alguna utilidad llegado el moment de producirse el
nuevo ordenamiento.
M. S. R.
La Habana, Abril de 1947.

















Ordenamiento Constitucional de

los Municipios

TITULO XV DE LA CONSTITUTION DE 1940

Del Rgimen Municipal

SECTION PRIMER
Disposiciones Generales
Art. 209.-El Municipio es la sociedad local organizada polti-
camente por autorizacin del Poder Legislativo en una extension
territorial determinada por necesarias relaciones de vecindad, so-
bre una base de capacidad econmica para satisfacer los gastos
del gobierno propio, y con personalidad jurdica a todos los
efectos legales.
La Ley determinar el territorio, el nombre de cada Muni-
cipio y el lugar de residencia de su gobierno.
Art. 210.-Los Municipios podrn asociarse para fines inter-
inunicipales por acuerdo de sus respectivos Ayuntamientos o Co-
misiones. Tambin podrn incorporarse unos Municipios a otros,
o dividirse para constituir otros nuevos, o alterar sus lmites, por
iniciativa popular y con aprobacin del Congreso, odo el pa-
recer de los Ayuntamientos o Comisiones respectivos.
Para acordar la segregacin de parte de un Trmino Muni-
cipal y agregarla a otro u otros colindantes, ser preciso que lo
solicite, por lo menos, un diez por ciento de los vecinos de la
porcin de territorio que se trate de segregar, y que, en una elec-
cin de referendo, el 60% de los electores de dicha parte se
muestre conforme con la segregacin.
Si el resultado del referendo fuese favorable a la solicitud
presentada, se elevar el asunto al Congreso para su resolucin
definitive.









LEGISLACIN MUNICIPAL


Al sealarse las nuevas demarcaciones de territories, y prac-
ticarse la division de bienes, se respetar el derecho de propie-
dad privada del Municipio cedente sobre los bienes que haya ad-
quirido o construido en la porcin que se le segrega, sin perjuicio
de reconocerle al Municipio que la recibe, la parte proporcional
que le corresponda por lo que hubiere aportado para la adqui-
sicin o construccin de dichos bienes.
Siempre que se trate de la constitucin de un nuevo Munici-
pio, corresponder al Tribunal de Cuentas informar sobre la ca-
pacidad econmica del mismo para el mantenimiento del Gobierno
propio.
El Tribunal de Cuentas de la Repblica no ha sido creado todava.

Art. 211.-El Gobierno Municipal es una entidad con poderes
para satisfacer las necesidades colectivas peculiares de la socie-
dad local, y es, adems, un organismo auxiliar del Poder Central
ejercido por el Estado a travs de todo el territorio national.

Art. 212.-El Municipio es autnomo. El Gobierno Municipal
queda investido de todos los poderes necesarios para resolver
libremente los asuntos de la sociedad local.
Las facultades de las cuales no result investido el Gobierno
Municipal por esta Constitucin quedan reservadas al Gobierno
national.
El Estado podr suplir la gestin municipal, cuando sta sea
insuficiente, en caso de epidemia, grave alteracin del orden p-
blico u otros motivos de inters general, en la forma que deter-
mine la Ley.
Art. 213.-Corresponde especialmente al Gobierno Municipal:
a) Suministrar todos los servicios pblicos locales; comprar,
construir y operar empresas de servicios pblicos, o prestar di-
chos servicios mediante concesin o contrato, con todas las ga-
rantas que establezca la Ley; y adquirir, por expropiacin o por
compra, para los propsitos indicados, las propiedades necesarias.
Tambin podrn operar empresas de carcter econmico.
b) Llevar a cabo mejoras pblicas locales y adquirir por
compra, de acuerdo con sus dueos o mediante expropiacin, las
propiedades directamente necesarias para la obra proyectada y
las que conviniere para resarcirse del costo de la misma.








PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


e) Crear y administrar escuelas, museos y bibliotecas pbli-
cas, campos para educacin fsica y campos recreativos, sin per-
juicio de lo que la Ley establezca sobre educacin; y adoptar y
ejecutar, dentro de los lmites del Municipio, reglas sanitarias y
de vigilancia local, y otras disposiciones similares que no se opon-
gan a la Ley, as como propender al establecimiento de coope-
rativas de produccin y de consumo y exposiciones y jardines
botnicos y zoolgicos todo con carcter de servicio pblico.
d) Nombrar los empleados municipales con arreglo a lo que
establezcan esta Constitucin y la Ley.
e) Formar sus presupuestos de gestos e ingresos y establecer
los impuestos necesarios para cubrirlos siempre que stos sean
compatibles con el sistema tributario del Estado.
Los Municipios no podrn reducir ni suprimir ingresos de ca-
rcter permanent sin establecer al mismo tiempo otros que los
sustituyan, salvo el caso en que la reduccin o supresin corres-
ponda a la reduccin o supresin de gastos permanent equiva-
lentes.
Los crditos que figure en los presupuestos para gastos, se-
rn divididos en dozavas parties, y no se pagar ninguna atencin
del mes corriente si no han sido liquidadas todas las del anterior.
f) Acordar emprstitos, votando al mismo tiempo los ingre-
sos permanentes necesarios para el pago de sus intereses y amor-
tizacin.
Ningn Municipio podr contraer obligaciones de esta clase,
sin previo informed favorable del Tribunal de Cuentas. En el caso
de que se acordaren nuevos impuestos para el pago de las obli-
gaciones a que se refiere el prrafo anterior se requerir, adems,
la votacin conforme en una eleccin de referendo, de la mitad
ms uno de los votos emitidos por los electores del Trmino Mu-
nicipal, sin que la votacin pueda ser inferior al treinta por cien-
to de los mismos.
g) Contraer obligaciones econmicas de pago aplazado para
costear obras pblicas, con el deber de consignar en los sucesivos
presupuestos anuales los crditos necesarios para satisfacerlas, y
siempre que su pago no absorba la capacidad econmica del Mu-
nicipio para prestar los otros servicios que tiene a su cargo. No
podr ningn Municipio contraer obligaciones de esta clase sin
el informed previo favorable del Tribunal de Cuentas y la vota-
cin conforme tambin de las dos terceras parties de los miembros
que compongan el Ayuntamiento o la Comisin.








LEGISLACIN MUNICIPAL


h) La enumeracin de estas facultades, as como cualquiera
otra que se haga en la Ley, no implica una limitacin o restric-
cin de las facultades generals concedidas por la Constitucin
al Municipio, sino la expresin de una parte de las mismas, y
sin perjuicio de lo dispuesto en el artculo 212 de esta Consti-
tucin.
El comercio, las comunicaciones y el trnsito intermunicipales
no podrn ser gravados por el Municipio. Queda prohibido el
agio o la competencia desleal que pudiera resultar de medidas
adopiadas por los Municipios. Los impuestos municipales sobre
artculos de primera necesidad se ajustarn a las bases que es-
tablezca la Ley.
Art. 214.-El gobierno de cada Municipio est obligado a sa-
tisfacer las siguientes necesidades mnimas locales.
a) El pago puntual de sueldos y jornales a los funcionarios
y empleados municipales, de acuerdo con el nivel de vida de la
localidad.
b) El sostenimiento de un albergue y casa de asistencia so-
cial, un taller de trabajo y una granja agrcola.
c) El mantenimiento de la vigilancia pblica, y de un ser-
vicio de extincin de incendios.
d) El funcionamiento, por lo menos en la cabecera, de una
escuela, una biblioteca, un centro de cultural popular y una casa
de socorros mdicos.
Art. 215.-En cada Municipio existir una Comisin de Urba-
nismo que tendr la obligacin de trazar el plan de ensanche y
embellecimiento de la ciudad y vigilar su ejecucin, teniendo en
cuenta las necesidades presents y futuras del trnsito pblico,
de la higiene, del ornato y del bienestar comn.
Dicha Comisin atender a todo lo concerniente a la vivienda
del trabajador, y propondr planes de fabricacin de casas para
obreros campesinos, las cuales podrn ser adquiridas a largo plazo
con el imported de un mdico alquiler que restituya al Municipio
el capital invertido. Los Municipios procedern a ejecutar el
plan que aprobaren, consignando, obligatoriamente, en sus pre-
supuestos, las cantidades necesarias a tal fin, de sus ingresos
ordinarios, sin que puedan ser stas inferiores al costo de una
casa en cada ejercicio econmico, o acudiendo a los medios que
les brinda la Constitucin para llevar a cabo obras de esta na-








PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


turaleza, en el caso de que sus ingresos ordinarios no fuesen su-
ficientes para ello.
Existir asimismo una Comisin de Caminos Vecinales que
tendr la obligacin de trazar, construir y conservar aquellos que,
segn un plan y rgimen previamente acordados, favorezcan la
explotacin, el transport y la distribucin de los products.
Art. 216.-La Ley determinar la urbanizacin de los caseros
o poblados contiguos a los bateyes de los Ingenios azucareros o
cualquiera otra explotacin agrcola o industrial de anloga na-
turaleza.

SECCION SEGUNDA
Garantas de la Autonoma' Municipal
Art. 217.-Como garanta de la autonoma municipal, queda
establecido lo siguiente:
a) Ningn gobernante local podr ser suspendido ni desti-
tuido por el Presidente de la Repblica, por el Gobernador de la
Provincia, ni por ninguna otra autoridad gubernativa.
Slo los Tribunales de Justicia podrn acordar la suspension
o separacin de sus cargos de los gobernantes locales, mediante
procedimiento sumario instruido conforme a la Ley, sin perjui-
cio de lo que sta disponga sobre la revocacin del mandato po-
ltico.
Tampoco podrn ser intervenidos en ninguna de las funciones
propias de su cargo, por otros funcionarios o autoridades, salvo
las facultades concedidas por la Constitucin al Tribunal de
Cuentas.
b) Los acuerdos del Ayuntamiento o de la Comisin, o las
resoluciones del Alcalde o cualquiera otra autoridad municipal
no podrn ser suspendidos por el Presidente de la Repblica, el
Gobernador de la Provincia ni por otra autoridad gubernativa.
Los referidos acuerdos o resoluciones slo podrn ser impug-
nados por las autoridades gubernativas, cuando stas los estimen
ilegales, ante los Tribunales de Justicia, que sern los nicos
competentes para declarar, mediante el procedimiento sumario
que establezca la Ley, si el organismo o las autoridades munici-
pales los han tomado o no, dentro de la esfera de su competen-








LEGISLACIN MUNICIPAL


cia, de acuerdo con las facultades concedidas a los mismos por
la Constitucin.
V. Decreto 3251 de 3 de Diciembre de 1941.

c) Ninguna Ley podr recabar para el Estado, las Provin-
cias u otros organismos o instituciones, toda o parte de las can-
tidades que recauden los Municipios por concept de contribu-
ciones, impuestos y dems medios de obtencin de los ingresos
municipales.
d) Ninguna Ley podr declarar de carcter national un im-
puesto o tributo municipal que constituya una de las fuentes
de ingreso del Municipio, sin garantizarle al mismo tiempo in-
gresos equivalents a los nacionalizados.
e) Ninguna Ley podr obligar a los Municipios a ejercer fun-
ciones recaudadoras de impuestos de carcter national o provin-
cial, a menos que los organismos interesados en el cobro nombren
los auxiliares necesarios para esa gestin.
f) El Municipio no estar obligado a pagar ningn servicio
que no est administrado por el mismo, salvo que otra cosa hu-
biere convenido expresamente con el Estado, los particulares u
otros Municipios.
Art. 218.-El Alcalde o cualquiera otra autoridad representa-
tiva del gobierno local, podr por s, o cumpliendo acuerdo del
Ayuntamiento o de la Comisin, interponer ante el pleno del Tri-
bunal Supremo, recurso de abuso de poder contra toda resolucin
del gobierno national o provincial que, a su juicio, atente contra
el rgimen de autonoma municipal establecido por la Constitu-
cin, aunque la resolucin haya sido dictada en uso de facultades
discrecionales.
Art. 219.-Como garantas de los habitantes del Trmino Mu-
nicipal respect a sus gobernantes locales, se dispone lo siguiente:
a) En caso de que las resoluciones o acuerdos de las autori-
dades u organismos municipales lesionen algn inters privado o
social, el perjudicado, o cualquier habitante del Municipio que
consider que el acuerdo o resolucin lesiona un inters pblico,
podr solicitar su nulidad y la reparacin del dao ante los Tri-
bunales de Justicia, mediante un procedimiento sumario estable-
cido por la Ley. El Municipio responder subsidiariamente, y
tendr el derecho de repetir, cuando fuere condenado al pago,









PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


contra el funcionario culpable de haber ocasionado el dao, en
los trminos que disponga la Ley.
b) Se exigir el referendo en la contratacin de emprstitos,
emisiones de bonos y otras operaciones de movilizacin del cr-
dito municipal que, por su cuanta, obliguen al Municipio que la
realize a la creacin de nuevos impuestos para responder al pago
de las amortizaciones o pagos de dichas contrataciones.
c) Se conceder el derecho de iniciativa a un tanto por cien-
to, que aljar la Ley, del cuerpo electoral del Municipio para pro-
poner acuerdos al Ayuntamiento o a la Comisin. Si stos recha-
zaren la iniciativa o no resolvieren sobre ella, debern someterla
a la consult popular mediante referendo, en la forma que la
Ley let (rine.
d) La revocacin del mandato poltico podr solicitarse con-
"ira los gobernantes locales por un tanto por ciento de los elec-
tores del Municipio, en la forma que la Ley determine.
e) Se considerar resuelto negativamente lo que se solicite
de las autoridades y organismos municipales cuando la peticin
o reclamacin no fuere resuelta favorablemente dentro del trmi-
no fijado por la Ley. Esta regular todo lo relative a la impug-
nacion de tales denegaciones tcitas y la responsabilidad de los
culpables de la demora.
La Ley fijar sanciones por la demnora injustificada en la tra-
mitacin de las peticiones formuladas por los habitantes del Tr-
mino Municipal a las autoridades y organismos municipales.
Art. 220.-La responsabilidad penal en que incurran los Al-
caldes, los miembros del Ayuntamiento o de la Comisin y dems
autoridades municipales, ser exigible ante los Tribunales de
Justicia, bien de oficio, a instancia del Fiscal, o por accin pri-
vada. Esta ser popular y podr ejercitarse sin constituir fianza,
por no menos de veinticinco vecinos del trmino municipal, sin
perjuicio de la responsabilidad que proceda por acusacin falsa
o calumniosa.
Art. 221.-De los acuerdos municipales sern responsables los
que votaren a favor de ellos y los que no habiendo asistido a la
sesin en que se tomaron, sin estar en uso de licencia official en-
tonces, dejaren transcurrir las dos sesiones siguientes sin salvar
su voto. Estas salvedades no afectarn, en ningn caso, a la efica-
cia de los acuerdos definitivamente adoptados.









LEGISLACIN MUNICIPAL


SECCION TERCERA
Gobierno Municipal

Art. 222.-Los Trminos Municipales estarn regidos en la
forma que establezca la Ley, la cual reconocer el derecho de los
Municipios a darse su propia Carta Municipal de acuerdo con
esta Constitucin.
La organizacin municipal ser democrtica y responder en
forma sencilla y eficaz al carcter esencialmente administrative
del gobierno local.

Art. 223.-Los Municipios podrn adoptar su propia Carta Mu-
nicipal, de acuerdo con el siguiente procedimiento que regular
la Ley. El Ayuntamiento o la Comisin a peticin de un diez por
ciento de los electores del Municipio y con el voto conforme de las
dos terceras parties de sus miembros, consultar al cuerpo elec-
toral del Municipio por medio de los organismos electorales co-
rrespondientes, si desea elegir una Comisin de quince miembros
para redactar una Carta Municipal.
Los nombres de los candidates para former parte de la Co-
misin figurarn en las correspondientes boletas, y si la mayora
de los electores votase favorablemente la pregunta formulada,
los quince candidates que hayan recibido la mayor votacin, de
acuerdo con el sistema de representacin proporcional, sern los
electos para integrar la Comisin. Esta redactar la Carta Mu-
nicipal y la someter a la aprobacin de los electores del Muni-
cipio, no antes de los treinta das de haberla terminado y repar-
tido, ni despus del ao de elegida la Comisin.
El Municipio adoptar uno de estos sistemas de gobierno: el
de Comisin; el de Ayuntamiento y Gerente, o el de Alcalde y
Ayuntamiento.
Art. 224.-En el sistema de Gobierno por Comisin, el nmero
de comisionados, incluyendo entire ellos al Alcalde como Presi-
dente, ser de cinco en los municipios que tengan hasta 20,000
habitantes; de siete en los que tengan de 20,000 a 100,000; y de
nueve en los mayores de 100,000 habitantes.
Todos los comisionados sern elegidos directamente por el pue-
blo, por un perodo de cuatro aos. Cada comisionado ser Jefe
de un departamento de la organizacin municipal, del cual ser
responsible, y estar encargado de cumplir y hacer cumplir, en
cuanto a su departamento, los acuerdos adoptados por la Comisin.









PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


La Ley fijar los requisitos que deban exigirse al Comisionado
segn el departamento de que se trate.
Conjuntamente, los Comisionados integrarn el Cuerpo deli-
berativo del Municipio.
Art. 225.-En el sistema de Ayuntamiento y Gerente, habr
adems un Alcalde que presidir el Ayuntamiento y ser el repre-
sentante del pueblo en todos los actos oficiales o de carcter social.
El Gerente social ser un tcnico o persona de reconocida capa-
cidad en asuntos municipales, y actuar como Jefe de Adminis-
tracin municipal, con facultades para nombrar y remover los fun-
cionarios y empleados del Municipio con observancia de lo esta-
blecido en esta Constitucin.
El cargo se proveer por el Ayuntamiento, por trmino de seis
aos, mediante concurso oposicin, ante un tribunal compuesto
de los siguientes miembros: un Profesor de Gobierno Municipal;
un Profesor de Derecho Administrativo; un Contador Pblico y
dos Representantes del Municipio. El Profesor de Derecho Admi-
nistrativo y el de Gobierno Municipal sern nombrados por la Fa-
cultad universitaria de Ciencias Sociales; el Contador Pblico, por
la Escuela de Comercio de la Provincia a que pertenezca el Muni-
cipio; y los representantes del Municipio por el Ayuntamiento del
Trmino de que se trate.
Una vez nombrado el Gerente por el Ayuntamiento, a propues-
ta del Tribunal calificador, no podr ser destituido sino por sen-
tencia de la autoridad judicial competent, o por la voluntad po-
pular, siempre de acuerdo con las causes y las formalidades que
la Ley establezca.
El Ayuntamiento estar integrado, en esta forma de gobierno,
por seis concejales, cuando la poblacin del Municipio no exce-
da de 20,000 habitantes; por catorce, cuando sea superior a 20,000
y no exceda de 100,000; y por veintiocho cuando sea superior a
100,000 habitantes; todos elegidos directamente por el pueblo por
un perodo de cuatro aos.
Art. 226.-En el sistema de Alcalde y Ayuntamiento presidido
por el Alcalde, tanto ste como los concejales sern elegidos direc-
tamente por el pueblo por un perodo de cuatro aos. La Ley de-
terminar la composicin que haya de tener el Ayuntamiento, y
fijar las reglas segn las cuales los Partidos politicos debern
siempre postular para dicho organismo representantes de los diver-
sos interests y actividades de la localidad.









LiosLAc6i MUNNIcIPAL


Art. 227.-El Alcalde, el Gerente y los Comisionados recibirn
del Tesoro Municipal una dotacin que podr ser alterada en
todo tiempo, pero que no surtir efecto, sino despus que se veri-
fique una nueva eleccin de Alcalde, del Ayuntamiento o de la
Comisin. El aumento en la dotacin del Alcalde estar subor-
dinado al aumento efectivo en las recaudaciones municipales, du-
rante los dos ltimos aos precedentes a la fecha en que debe
hacerse efectivo. El cargo de Concejal podr ser retribuido cuan-
do las condiciones econmicas del Municipio lo permitan y los
servicios pblicos estn debidamente dotados y atendidos.
Art. 228.-Si faltare temporal o definitivamente el Alcalde en
cualquiera de los tres sistemas anteriormente sealados, le susti-
tuir el Concejal o Comisionado que a ese efecto habr sido ele-
gido en la primera sesin celebrada por el Ayuntamiento o la
Comisin.
Si la falta fuese del Gerente, el Ayuntamiento proceder a
cubrir la vacant en la misma forma dispuesta para la provision
del cargo.
Art. 229.-Para ser Alcalde Municipal, Gerente, Comisionado
o Concejal, se require ser ciudadano cubano, tener 21 aos de
edad, y reunir los dems requisitos que seale la Ley. En cuanto
al Alcalde se requerir, adems, no haber pertenecido al servicio
activo de las fuerzas armadas de la Repblica durante los dos aos
inmediatos anteriores a la fecha de su designacin como candidate.
La vecindad o residencia en el Municipio no ser exigible en
cuanto al Gerente.
Art. 230.-La Ley podr crear el Distrito Metropolitano de la
Habana, federando con la ciudad capital los Municipios que la
circundan, en el nmero que la propia Ley determine.
Los Municipios federados tendrn representacin direct en
el Municipio del Distrito Metropolitano, conservando su organi-
zacin democrtica y popular.
Art. 231.-En los presupuestos Municipales se consignarn
para atencin de los barrios rurales las cantidades correspondien-
tes de acuerdo con la siguiente escala gradual:
En los barrios rurales que contribuyan
de $100 a $1,000 ......................... el 35%
En los barrios rurales que contribuyan
de $1,001 a $5,000 ........................ el 30,,









PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


En los barrios rurales que contribuyan
de $5,001 a $10,000 ...................... el 25,,
En los barrios rurales que contribuyan
de $10,001 en adelante ..................... el 20,,
Art. 232.-Las elecciones Municipales, se celebrarn en fecha
distinta a las elecciones generals.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS AL TITULO XV
SECTION SEGUNDA
Unica.-Los actuales alcaldes municipales y los que resulten
elegidos en los primeros comicios que se celebren despus de pro-
mulgada esta Constitucin, podrn impugnar los acuerdos de los
Ayuntamientos conforme a lo dispuesto en el inciso b) del art. 217
de esta Constitucin ante la Audiencia competent por el trmite
de los Incidentes en el procedimiento civil, hasta tanto el Con-
greso no acuerde la legislacin correspondiente (1).

SECTION TERCERA
1* Al efecto de lo dispuesto en el artculo 232 de esta Cons-
titucin, los Alcaldes, Concejales o Comisionados que se elijan
en 1944, cesarn en 1946.
29 En el Presupuesto Nacional que entra en vigor el pri-
mero de Enero de 1942, se sealar la forma en que hayan de
trasladarse al Estado los gastos hoy cubiertos, en todo o en parte,
con fondos municipales.
3 No obstante lo dispuesto en el artculo 19 de la Ley de
15 de Julio de 1925 y su Reglamento, sus disposiciones continua-
rn en vigor mientras no sean derogadas o modificadas por el
Congress; pero quedarn sin valor ni efecto alguno tan pronto
como sean satisfechos ntegramente el principal y los intereses de
la Deuda Exterior, a cuyo pago se destinan los impuestos a que
se refiere la mencionada Ley de 15 de Julio de 1925 y sus modi-
ficaciones (2).
(1) V. nota al Art. 158 Ley Org., pg. 148.
(2) Vase Art. 49 Ley 13 de 27 de Septiembre de 1940, inserta a conti-
nuaci6n de los preceptos Constitucionales.









LEGISLACIN MUNICIPAL


DISPOSICION TRANSITORIA AL TITULO XVI
SECCION UNICA
1* Para el perodo de Gobierno que comenzar el quince de
Septiembre de 1940, regirn las disposiciones de la actual Ley
Orgnica de las Provincias, con excepcin de los preceptos de la
referida Ley o de cualesquiera otras que concedan al Gobernador
o al Presidente de la Repblica, la facultad de suspender o des-
tituir a los Gobernantes locales, o la de suspender acuerdos del
Ayuntamiento o resoluciones del Alcalde o cualquiera otra auto-
ridad municipal, los cuales no tendrn aplicacin, de acuerdo con
lo dispuesto en los apartados a) y b) del art. 217 de esta Cons-
titucin, que regirn en toda su integridad durante el referido
perodo de Gobierno.
El Gobernador tendr la facultad de impugnar los acuerdos
o resoluciones de los Ayuntamientos o la Comisin a que se re-
fiere la letra b) del artculo 217. Mientras la Ley no establezca
el procedimiento, la impugnacin se har ante la Sala correspon-
diente de la Audiencia respective por los trmites de los Inci-
dentes en el procedimiento civil.
Tambin tendr el Gobernador la facultad de inspeccionar la
Hacienda Municipal y producer quejas al Tribunal de Cuentas.
24 La cuota proporcional a que se refiere el inciso a) del
art. 242 de este Ttulo dcimo sexto, no ser de aplicacin en el
perodo de Gobierno a que se refiere la disposicin transitoria
anterior, durante el cual regir, a ese efecto, el artculo 63 de
la actual Ley Orgnica de las Provincias, sin perjuicio de lo dis-
puesto en los incisos e) y e) del artculo 217 de esta Constitucin.
El articulo 63 de la Ley Orgnica de las Provincias, tal como fu mo-
dificado por la Ley de 15 de Febrero de 1911, establece que los Municipios
para el sostenimiento de los gastos de las Provincias contribuirn en una
proporcin, que, en ningn caso exceder del cuatro por ciento sobre el im-
puesto a la Propiedad Territorial en la Provincia de la Habana y, en las
dems Provincias, el veinte por ciento sobre las fincas urbanas y el quince
por ciento sobre las fincas rsticas. Sobre los dems impuestos el recargo
podr ascender hasta el veinticinco por ciento en todas las Provincias.


















Preceptos de la Constitucin de 1940 que, de
modo director o indirect, afectan
a los Municipios

TITULO I
De la nacin, su territorio y forma de gobierno

Art. 4.-El territorio de la Repblica se divide en provincias
y stas en trminos municipales. Las actuales provincias se de-
nominan: Pinar del Ro, La Habana, Matanzas, Las Villas, Ca-
magey y Oriente.

TITULO II
De la nacionalidad

Art. 99.-Todo cubano est obligado:
a) A servir con las armas a la patria, en los casos y en la
forma que establezca la Ley.
b) A contribuir a los gastos pblicos en la forma y cuanta
que la Ley disponga.
c) A cumplir la Constitucin y las leyes de la Repblica y
observer conduct cvica, inculcndola a los propios hijos y a
cuantos estn bajo su abrigo, promoviendo en ellos la ms pura
conciencia national.
Art. 10.-El ciudadano tiene derecho:
a) A residir en su patria sin que sea objeto de discrimina-
cin ni extorsin alguna, no importa cules sean su raza, clase,
opinions polticas o creencias religiosas.









LEGISLACIN MUNICIPAL


b) A votar segn disponga la Ley en las elecciones y refe-
rendos que se convoquen en la Repblica.
c) A recibir los beneficios de la asistencia social y de la
cooperacin pblica, acreditando previamente en el primer caso
su condicin de pobre.
d) A desempear funciones y cargos pblicos.
e) A la preferencia que en el trabajo dispongan la Consti-
tucin y la Ley.
TITULO III
De la extranjera

Art. 19.-Los extranjeros residents en el territorio de la Re-
pblica se equiparan a los cubanos:
a) En cuanto a la proteccin de su persona y bienes.
b) En cuanto al goce de los derechos reconocidos en esta
Constitucin, con excepcin de los que se otorgan exclusivamente
a los nacionales.
c) En la obligacin de acatar el rgimen econmico-social de
la Repblica.
d) En la obligacin de observer la Constitucin y la Ley.
e) En la obligacin de contribuir a los gastos pblicos en la
forma y cuanta que la Ley dispqnga.
f) En la sumisin a la jurisdiccin y resoluciones de los Tri-
bunales de Justicia y autoridades de la Repblica.
g) En cuanto al disfrute de los derechos civiles, bajo las
condiciones y con las limitaciones que la Ley prescribe.

TITULO IV

Derechos fundamentals
SECTION PRIMER
De los derechos individuals

Art. 20.-Todos los cubanos son iguales ante la Ley. La Re-
pblica no reconoce fueros ni privilegios.
Se declara illegal y punible toda discriminacin por motivo
de sexo, raza, color o clase y cualquiera otra lesiva a la dignidad
humana.









PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


La Ley establecer las sanciones en que incurran los infrac-
tores de este precepto.

Art. 36.-Toda persona tiene derecho a dirigir peticiones a las
autoridades y a que les sean atendidas y resueltas en trmino no
mayor de cuarenta y cinco das, comunicndosele lo resuelto.
Transcurrido el plazo de la Ley, o en su defecto el indicado
anteriormente, el interesado podr recurrir, en la forma que auto-
rice la Ley, como si su peticin hubiese sido denegada.
V. Art. 219 e) Constitucin.

Art. 37.-Los habitantes de la Repblica tienen el derecho de
reunirse pacficamente y sin armas, y el de desfilar y asociarse
para todos los fines lcitos de la vida, conforme a las normas le-
gales correspondientes, sin ms limitacin que la indispensable para
asegurar el orden pblico.
Es ilcita la formacin y existencia de organizaciones polticas
contrarias al rgimen de Gobierno representative democrtico de
la Repblica, o que atenten contra la plenitud de la soberana
national.
Art. 38.-Se declara punible todo acto por el cual se prohiba
o limited al ciudadano participar en la vida poltica de la nacin.
Art. 39.-Solamente los ciudadanos cubanos podrn desempe-
ar funciones pblicas que tengan aparejada jurisdiccin.
Art. 40.-Las disposiciones legales, gubernativas o de cualquier
otro orden que regulen el ejercicio de los derechos que esta Cons-
titucin garantiza, sern nulas si los disminuyen, restrigen o adul-
teran.
Es legtima la resistencia adecuada para la proteccin de los
derechos individuals garantizados anteriormente.
La accin para perseguir las infracciones de este Ttulo es
pblica, sin caucin ni formalidad de ninguna especie y por sim-
ple denuncia.
La enumeracin de los derechos garantizados en este Ttulo
no excluye los dems que esta Constitucin establezca, ni otros de
naturaleza anloga o que se driven del principio de la soberana
del pueblo y de la forma republican de Gobierno.








LEGIsLAcIN MuyIcwAL


TITULO V
SECTION PRIMER
Fammlia

Art. 45.-El rgimen fiscal, los seguros y la asistencia social
se aplicarn de acuerdo con las normas de proteccin a la fami-
lia, establecidas en esta Constitucin.
La niez y la juventud estarn protegidas contra la explota-
cin y el abandon moral y material. El Estado, la Provincia y
el Municipio organizarn instituciones adecuadas al efecto.

SECTION SEGUNDA
Cultural

Art. 48.-La Instruccin primaria es obligatoria para el me-
nor en edad escolar, y su dispensacin lo ser para el Estado, sin
perjuicio de la cooperacin encomendada a la iniciativa municipal.
Tanto esta enseanza como la pre-primaria y las vocacionales
sern gratuitas cuando las impartan el Estado, la Provincia o el
Municipio. Asimismo lo ser el material docente necesario.
Ser gratuita la segunda enseanza elemental y toda ense-
anza superior que impartan el Estado o los Municipios con ex-
clusin de los studios pre-universitarios especializados y los uni-
versitarios.
En los Institutos creados o que se crearen en lo sucesivo, con
categora de pre-universitarios, la Ley podr mantener o estable-
cer el pago de una matrcula mdica de cooperacin, que se des-
tinar a las atenciones de cada establecimiento.
En cuanto le sea possible, la Repblica ofrecer becas para el
disfrute de las enseanzas oficiales no gratuitas a los jvenes que,
habiendo acreditado vocacin y aptitud sobresalientes, se vieren
impedidos, por insuficiencia de recursos, de hacer tales studios
por su cuenta.
Art. 49.-El Estado mantendr un sistema de escuelas para
adults, dedicadas particularmente a la eliminacin y prevencin
del analfabetismo; escuelas rurales predominantemente prcticas,
organizadas con vista de los intereses de las pequeas comunida-
des agrcolas, martimas o de cualquier clase, y escuelas de artes
y oficios y de tcnica agrcola, industrial y commercial, orientadas








PRECzPTOs CONSTrrucIoNmALs


de modo que respondan a las necesidades de la economa national.
Todas estas enseanzas sern gratuitas, y a su sostenimiento co-
laborarn las Provincias y los Municipios en la media de sus
posibilidades.
Art. 52.-Toda enseanza pblica ser dotada en los Presu-
puestos del Estado, la Provincia o el Municipio, y se hallar bajo
la direccin tcnica y administrative del Ministerio de Educacin,
salvo aquellas enseanzas que por su ndole especial dependan de
otros Ministerios.
El Presupuesto del Ministerio de Educacin no ser inferior
al ordinario de ningn otro Ministerio, salvo caso de emergencia
declarada por la Ley.
El sueldo mensual del maestro de Instruccin primaria no
deber ser, en ningn caso, inferior a la millonsima parte del
Presupuesto total de la nacin.
La designacin, ascensos, traslados y separacin de los maes-
tros y profesores pblicos, inspectors, tcnicos y dems funcio-
narios escolares se regular de modo que en ello no influyan con-
sideraciones ajenas a las estrictamente tcnicas, sin perjuicio de
la vigilancia sobre las condiciones morales que. deban concurrir en
tales funcionarios.
Todos los cargos de direccin y supervision de la Enseanza
primaria official sern desempeados por tcnicos graduados de
la Facultad Universitaria correspondiente.


Art. 55.-La enseanza official ser laica. Los centros de en-
seanza privada estarn sujetos a la reglamentacin e inspeccin
del Estado; pero en todo caso conservarn el derecho de impartir,
separadamente de la instruccin tcnica, la educacin religiosa que
deseen.
Art. 56.-En todos los centros docentes, pblicos o privados,
la enseanza de la Literatura, la Historia y la Geografa cubanas,
y de la Cvica y de la Constitucin, deber ser impartida por
maestros cubanos por nacimiento y mediante textos de autores
que tengan esa misma condicin.









LEGISLACIN MUNICIPAL


TITULO VI
SECCION PRIMERA
Trabajo


Art. 61.-Todo trabajador manual o intellectual de empresas
pblicas o privadas, del Estado, la Provincia o el Municipio, ten-
dr garantizado un salario o sueldo mnimo, que se determinar
atendiendo a las condiciones de cada region y a las necesidades
normales del trabajador en el orden material, moral y cultural y
considerndole como jefe de familiar.
La Ley establecer la manera de regular peridicamente, los
salaries o sueldos mnimos, por medio de comisiones paritarias,
para cada rama del trabajo, de acuerdo con el nivel de vida y con
las peculiaridades de cada region y de cada actividad industrial,
commercial o agrcola.
En los trabajos a destajo, por ajuste o precio alzado, ser obli-
gatorio que quede racionalmente asegurado el salario mnimo por
jornada de trabajo.
El mnimo de todo salario o sueldo es inembargable, salvo las
responsabilidades por pensions alimenticias en la forma que esta-
blezca la Ley. Son tambin inembargables los instruments de
labor de los trabajadores.

Art. 73.-El cubano por nacimiento tendr en el trabajo una
participacin preponderante, tanto en el imported total de los suel-
dos y salaries, como en las distintas categoras de trabajo, en la
forma que determine la Ley.
Tambin se extender la proteccin al cubano naturalizado
con familiar nacida en el territorio national, con preferencia sobre
el naturalizado que no se halle en esas condiciones y sobre los
extranjeros.
En el desempeo de los puestos tcnicos indispensables, se ex-
ceptuar de lo preceptuado en los prrafos anteriores al extran-
jero, previas las formalidades de la Ley y siempre con la condi-
cin de facilitar a los nativos el aprendizaje del trabajo tcnico
de que se trate.

Art. 75.-La formacin de empresas cooperatives, ya sean co-
merciales, agrcolas, industriales, de consumo o de cualquier otra








PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


ndole, ser auspiciada por la Ley; pero sta regular la defini-
cin, constitucin y funcionamiento de tales empresas de modo
que no sirvan para eludir o adulterar las disposiciones que para
el rgimen del trabajo establece esta Constitucin.

Art. 80.-.. . . .

Las instituciones de beneficencia del Estado, la Provincia y el
Municipio, prestarn sus servicios con carcter gratuito, slo a
los pobres.
SECTION SEGUNDA


Art. 93.-No se podrn imponer gravmenes perptuos sobre
la propiedad del carcter de los censos y otros de naturaleza an-
loga y en tal virtud queda prohibido su establecimiento.
El Congress, en trmino de tres legislatures, aprobar una Ley
regulando la liquidacin de los existentes.
Quedan exceptuados de lo prescrito en el prrafo anterior, los
censos o gravmenes establecidos o que se establezcan a beneficio
del Estado, la Provincia o el Municipio, o a favor de instituciones
pblicas de toda clase o de instituciones privadas de beneficencia.
Art. 94.-Es obligacin del Estado hacer cada diez aos por
lo menos, un Censo de Poblacin, que refleje todas las activida-
des econmicas y sociales del pas, as como publicar regularmente
un Anuario Estadstico.
El ltimo Censo de poblacin se efectu en 1943.

Art. 96.-Se declaran de utilidad pblica y por lo tanto en
condiciones de ser expropiadas por el Estado, la Provincia o el
Municipio, aquellas porciones de terreno que, donadas por per-
sonas de la antigua nobleza espaola para la fundacin de una
villa o poblacin, y empleadas efectivamente para este fin adqui-
riendo el carcter de Ayuntamiento, fueron posteriormente ocu-
padas o inscritas por los herederos o causahabientes del donante.
Los vecinos de dicha villa o ciudad que posean edificios u
ocupen solares en la parte urbanizada podrn obtener de la enti-
dad expropiadora que se les transmita el dominio y posesin de
los solares o parcelas que ocupen, mediante el pago del precio
proporcional que corresponda.








LvGISLACIN MUNICIPAL


TITULO VI
SECTION PRIMER
Sufragio

Art. 97.-Se establece para todos los ciudadanos cubanos,
como derecho, deber y funcin, el sufragio universal, igualitario
y secret.
Esta funcin ser obligatoria, y todo el que, salvo impedimen-
to admitido por la Ley, dejare de votar en una eleccin o refe-
rendo, ser objeto de las sanciones que la Ley le imponga, care-
cer de capacidad para ocupar magistratura o cargo pblico alguno
durante dos aos a partir de la fecha de la infraccin.
Art. 98.-Por medio del referendo el pueblo express su opi-
nin sobre las cuestiones que se le sometan.
En toda eleccin o referendo decidir la mayora absolute de
los votos vlidamente emitidos, salvo las excepciones establecidas
en esta Constitucin. El resultado se har pblico de modo official
tan pronto como lo conozca el organismo competent.
El voto se contar nica y exclusivamente a la persona a cuyo
favor se haya depositado, sin que pueda acumulrsele a otro can-
didato. Adems, en los casos de representacin proporcional se
contar el sufragio emitido a favor del candidate para determinar
el factor de partido.
Art. 99.-Son electores todos los cubanos, de uno u otro sexo,
mayores de veinte aos, con excepcin de los siguientes:
a) Los asilados.
b) Los incapacitados mentalmente, previa declaracin judi-
cial de su incapacidad.
c) Los inhabilitados judicialmente por causa de delito.
d) Los individuos pertenecientes a las Fuerzas Armadas o de
Polica, que estn en servicio activo.

SECTION SEGUNDA
Oficios Pblicos
.... . .......
Art. 105.-Son funcionarios, empleados y obreros pblicos los
que, previa demostracin de capacidad y cumplimiento de los de.
mas requisitos y formalidades establecidos por la Ley sean desig.









PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


nados por autoridad competent para el desempeo de funciones
o servicios pblicos y perciban o no sueldo o journal con cargo a
los presupuestos del Estado, la Provincia o el Municipio, o de enti-
dades autnomas.
Art. 106.-Los funcionarios, zmpleados y obreros pblicos ci-
viles de todos los Poderes del Estado, los de la Provincia, del Mu-
nicipio y de las entidades y corporaciones autnomas, son servi-
dores exclusivamente de los intereses generals de la Repblica y
su inamovilidad se garantiza por esta Constitucin, con excepcin
de los que desempeen cargos polticos y de confianza.
Art. 107.-Son cargos polticos y de confianza:

c) Los secretaries particulares de los funcionarios.
d) Los Secretarios de las Administraciones Provinciales y
Municipales, los Jefes de Departamentos de estos organismos y el
personal adscrito a la Oficina particular inmediata de los Gober-
nadores y Alcaldes.
e) Los funcionarios, empleados y obreros pblicos civiles, nom-
brados con carcter temporal con cargo a consignaciones ocasio-
nales, cuya duracin no alcance al ao fiscal.
Art. 108.-El ingreso y el ascenso en los cargos pblicos no ex-
ceptuados en el artculo anterior, slo podrn obtenerse despus
que los aspirantes hayan cumplido los requisitos, y sufrido, en con-
curso de mritos, las pruebas de idoneidad y de capacidad, que la
Ley establecer, salvo en aquellos casos que, por la naturaleza de
las funciones de que se trate, sean declarados exentos por la Ley.
Art. 109.-No se podrn imponer sanciones administrativas a
los funcionarios, empleados y obreros pblicos sin previa forma-
cin de expediente, instruido con audiencia del interesado y con
los recursos que establezca la Ley. El procedimiento deber ser
siempre sumario.
Art. 110.-El funcionario empleado u obrero pblico que sus-
tituya al que haya sido removido de su cargo se considerar sus-
tituto provisional mientras no sea resuelta definitivamente la si-
tuacin del sustituido, y slo podr invocar, en su caso, los dere-
chos que le correspondan en el cargo de que proceda.
Art. 111.-Las excedencias forzosas slo podrn decretarse por
refundicin o supresin de plazas, respetando la antigedad de









LEGISLACIN MUNICIPAL


quienes las desempeen. Los excedentes tendrn derecho prefe-
rente a ocupar por orden de antigedad, cargos de iguales o an-
logas funciones que se establecieren o vacaren en la misma cate-
gora, o en la inmediata inferior.
Art. 112.-Nadie podr desempear simultneamente ms de
un cargo retribuido direct o indirectamente, del Estado, la Pro-
vincia, el Municipio o las entidades o corporaciones autnomas,
con excepcin de los casos que seala esta Constitucin.
Las pensions o jubilaciones del Estado, la Provincia y el Mu-
nicio son supletorias de las necesidades de sus beneficiaries. Los
que tengan bienes de fortune propios slo podrn percibir la parte
de la pension o jubilacin que sea necesaria para que, sumada a
los ingresos propios, no exceda del mximo de pension que la Ley
fijar. Igual criterio se aplicar para la percepcin de ms de
una pension.
Nadie podr percibir efectivamente, por concept alguno, pen-
sin, jubilacin o retiro de ms de dos mil cuatrocientos pesos al
ao, y la escala por que se abonen ser unificada y extensive a
todos los pensionados o jubilados.
Las personas que hoy disfrutan pensions, retiro o jubilaciones
mayores de dos mil cuatrocientos pesos anuales, no recibirn efec-
tivamente mayor cantidad annual.
Como homenaje de la Repblica a sus libertadores, quedan
exceptuados de lo dispuesto en los prrafos anteriores los miem-
bros del Ejrcito Libertador de Cuba, sus viudas e hijos con de-
.recho a pension.
Art. 113.-Ser obligacin del Estado el pago mensual de las
.jubilaciones y pensions por servicios prestados al Estado, la Pro-
vincia y el Municipio, en la proporcin que permit la situacin
del Tesoro Pblico y que en ningn caso ser menor del cincuenta
por ciento de la cuanta bsica legal.
Las cantidades para jubilaciones y pensions se consignarn
cada ao en el Presupuesto general de la nacin.
Ninguna pension o jubilacin ser menor de la cantidad que
como journal mnimo se halle vigente a virtud de lo establecido en
el artculo 61 de esta Constitucin.
Las jubilaciones y pensions de los funcionarios y empleados
del Estado, la Provincia y el Municipio comprendidos en la Ley
general de Pensiones que rija, se pagarn en la misma oportu-
nidad que sus haberes a los funcionarios y empleados en activo









PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


servicio quedando el Estado, la Provincia y el Municipio obliga-
dos, en su caso, a arbitrar los recursos necesarios para tender a
esta obligacin.
El pago de las pensions a veterans de la Guerra de Indepen-
dencia y a sus familiares, se considerar preferente a toda otra
obligacin del Estado.

Art. 116.-Para resolver las cuestiones relatives a los servicios
pblicos, se crea un organismo de carcter autnomo que se deno-
minar Tribunal de Oficios pblicos y que estar integrado por
siete miembros, designados en la siguiente forma:
Uno, por el pleno del Tribunal Supremo de Justicia y que de-
ber reunir las mismas condiciones requeridas para ser Magistrado
de dicho Tribunal.
Uno, designado por el Presidente de la Repblica, previo acuer-
do del Consejo de Ministros, y que deber tener reconocida expe-
riencia en cuestiones administrativas.
Uno, designado por el Congreso que deber poseer ttulo aca-
dmico expedido por entidad official.
Uno, designado por el Consejo Universitario, previa la terna
elevada al efecto por la Facultad de Ciencias Sociales, de la cual
deber ser graduado.
Uno, por los empleados del Estado.
Uno, por los empleados de la Provincia; y,
Uno por los del Municipio.
Los tres ltimos miembros debern tener conocida experiencia
en las ramas respectivas.
La resolucin que dicte el Tribunal de Oficios Pblicos cau-
sar estado y ser de inmediato cumplimiento sin perjuicio de los
recursos que la Ley establezca.

TITULO VIII

De los Organos del Estado
Art. 118.-El Estado ejerce sus funciones por medio de los Po-
deres Legislativo, Ejeoutivo y Judicial, y los organismos recono-
cidos en la Constitucin o que conforme a la misma se establezcan
por la Ley.
Las Provincias y los Municipios, adems de ejercer sus funcio-
nes propias, coadyuvan a la realizacin de los fines del Estado.









LEGISLACIN MUNICIPAL


TITULO IX
Del Poder Legislativo
SECCION QUINTA
Del Congreso y sus atribuciones

Art. 134.-Son facultades no delegables del Congreso:
a) Formar los cdigos y las leyes de carcter general; deter-
minar el rgimen de las elecciones; dictar las disposiciones rela-
tivas a la administracin general, la provincial y la municipal, y
acordar las dems leyes y resoluciones que estimare convenientes
sobre cualesquiera otros asuntos de inters pblico o que sean nece-
sarios para la efectividad de esta Constitucin.

TITULO XVI
Del Rgimen Provincial
SECTION UNICA
Del Rgimen Provincial

Art. 233.-La Provincia comprender los Municipios situados
dentro de su territorio. Cada Provincia estar regida por un Go-
bernador y un Consejo Provincial.
El Gobernador ostentar la representacin de la Provincia. El
Consejo Provincial es el rgano de orientacin y coordinacin de
los intereses de la Provincia.

Art. 237.-Si faltare temporal o definitivamente el Gobernador
lo sustituir en el cargo el Alcalde de ms edad.

Art. 239.-Formarn el Consejo Provincial, los Alcaldes Muni-
cipales de la Provincia. Los Alcaldes podrn concurrir a las se-
siones del Consejo asistidos de peritos en cada uno de los servi-
cios fundamentals de la comunidad, tales como Administracin,
Salubridad y Asistencia Social, Educacin y Obras Pblicas, los
cuales tendrn el carcter de consultores tcnicos del Consejo y
podrn ser odos por ste, pero no tendrn voto. El cargo de ase-
sor tcnico ser honorfico y gratuito.

Art. 244.-Cuando las obras acordadas por el Consejo no sean
de carcter provincial, sino en inters de los Municipios, stos









PRECEPTS CONSTITUCIONALES


debern recibir en beneficios una consignacin mnima proporcio-
nal a sus cuotas contributivas.
Art. 245.-Ningn miembro del Consejo Provincial podr ser
suspendido ni destituido por autoridad gubernativa. Tampoco po-
drn ser suspendidos ni anulados por dicha autoridad los acuerdos
y decisions del Consejo, los que podrn ser impugnados ante los
Tribunales de Justicia, mediante procedimiento sumario especial
que la Ley regular, por las autoridades gubernativas municipales
o nacionales, por cualquier vecino que result perjudicado por el
acuerdo o resolucin o estime que estos lesionan un inters pblico.
Los acuerdos de los Consejos Provinciales sern tomados en
sesiones pblicas.
Solo las Audiencias estn facultadas para suspender o separar
a los Consejeros Provinciales a causa de delito en sumario ins-
truido conforme a la Ley o por sentencia firme que lleve apare-
jada inhabilitacin.
En caso de suspension o separacin, la sancin se extender a
sus funciones como Alcalde Municipal.

Art. 249.-Los Consejeros Provinciales y el Gobernador sern
responsables ante los Tribunales de Justicia en la forma que la ley
prescribe, de los actos que realicen en el ejercicio de sus funciones.
El cargo de Consejero Provincial es honorfico, gratuito y obli-
gatorio.

TITULO XVII
Hacienda Nacional
SECCION SEGUNDA
Del Presupuesto

Art. 264.-El Estado, sin perjuicio de los dems medios a su
alcance, regular el fomento de la riqueza national mediante la
ejecucin de obras pblicas pagaderas en todo o en parte, por los
directamente beneficiados. La Ley determinar la forma y el pro-
cedimiento adecuados para que el Estado, la Provincia o el Mu-
nicipio, por iniciativa propia o acogiendo la privada, promuevan
la ejecucin de tales obras, otorguen las concesiones pertinentes,
autoricen la fijacin, el repartimiento y la cobranza de impuestos
para esos fines.









LEGISLACIN MUNICIPAL


SECTION TERCERA
Del Tribunal de Cuentas
Art. 266.-El Tribunal de Cuentas es el organismo fiscalizador
de los ingresos y gastos del Estado, la Provincia y el Municipio,
y de las organizaciones autnomas nacidas al amparo de la Ley
que reciban sus ingresos, direct o indirectamente, a travs del
Estado. El Tribunal de Cuentas slo depend de la Ley y sus
conflicts con otros organismos se sometern a la resolucin del
Tribunal Supremo de Justicia.


Art. 270.-Son atribuciones del Tribunal de Cuentas:
a) Velar por la aplicacin de los Presupuestos del Estado, la
Provincia y el Municipio y de los organismos autnomos que re-
ciban sus ingresos direct o indirectamente a travs del Estado,
examinando y fiscalizando la contabilidad de todos ellos.

c) Inspeccionar en general los gastos y desembolsos del Es-
tado, la Provincia y el Municipio tanto para la realizacin de
obras como para suministros y pagos de personal y las subastas
hechas con ese fin. A este efecto podr incoar expediente para
comprobar si los pagos realizados correspondent efectivamente al
servicio realizado por las instituciones oficiales bajo su supervi-
sin, debiendo comprobar por medio de los expedientes corres-
pondientes para fijar el costo promedio por unidad de obra y el
valor promedio de los suministros que el Estado deba percibir de
acuerdo con el mercado. Asimismo podr tramitar todas las de-
nuncias que se formulen con este motivo y rendir informed annual
al President de la Repblica en relacin con la forma en que
se han realizado los gastos de las instituciones bajo su fiscaliza-
cin, para que ste lo enve con sus respectivas observaciones al
Congress.


g) Dar cuenta a los Tribunales del tanto de culpa que resul-
te de la inspeccin y fiscalizacin que realice en relacin con las
facultades que le han sido concedidas por los incisos anteriores,
y dictar las instrucciones oportunas en los casos de infracciones
en que no hubiere responsabilidad penal, para el mejor cumpli-
miento de las leyes de contabilidad por todos los organismos suje-
tos a su fiscalizacin.









PRECEPTOS CONSTITUCIONALES


h) Publicar sus informes para general conocimiento.
i) Cumplir los dems deberes que le sealan la Ley y los
Reglamentos.

SECCION CUARTA
De la Economa Nacional

Art. 277.-Los servicios pblicos, nacionales o locales, se con-
siderarn de inters social. Por consiguiente, tanto el Estado como
la Provincia y el Municipio en sus casos respectivos, tendrn el
derecho de supervisarlos, dictando al efecto las medidas necesarias.
Art. 278.-No se gravar con impuestos de consumo la material
prima national que, sea o no product del agro, se destine a la
manufacture o exportacin. Tampoco se establecer impuesto de
consumo sobre los products de la Industria Nacional, si no pue-
den gravarse en igual forma los mismos products, sus similares,
o sustitutos importados del Extranjero.

DISPOSITION TRANSITORIA 134 AL TITULO IV
13* Quedan excluidos de los beneficios de estas Moratorias:

c) Las obligaciones del Estado, la Provincia y el Municipio.

DISPOSICION TRANSITORIA 5s A LA SECTION V1
DEL TITULO VI
5* A los efectos del art. 75 de esta Constitucin, en cada tr-
mino de la Repblica se fundar por el Gobierno Municipal una
Cooperativa de reparto de tierras y casas denominada "Jos Mar-
ti", con el fin de adquirir tierras laborables y construir casas
baratas para campesinos, obreros y empleados pobres, que carez-
can .de ellas en propiedad.
Estas Cooperativas estarn bajo la fiscalizacin del Gobierno
de la Repblica, y sern regidas y administradas por sus coope-
radores con representacin del Municipio, la Provincia y el Esta-
do y bajo la Presidencia del representante de este ltimo; pero
sin que estas representaciones puedan por s solas decidir ninguna
votacin.
Los fondos de estas Cooperativas estarn constituidos princi-
palmente por la cantidad con que contribuyan el Estado, la Pro-









LEGISLACIN MUNICIPAL


vincia, el Municipio y las pequeas cuotas de los cooperadores fi-
jadas por la Ley; por el reembolso del capital invertido en aperos
de labranza, semillas, casas y lotes adjudicados; por los dems
aportes que la cooperative acuerde y por las donaciones que se le
hagan.
Podrn ser cooperadores los campesinos, obreros y empleados
cubanos que llenen los requisitos de la Ley.
Las tirras laborables adquiridas sern cedidas por medio de
sorteos a los cooperadores campesinos, en lotes no mayores de tres
caballeras en las provincias de Las Villas, Camagey y Oriente;
de dos en las de Pinar del Ro y Matanzas; y de una en la de la
Habana. La cesin se har mediante el pago del imported de las
semillas, aperos de labranza y lotes a su precio de costo, sin inte-
rs, en un plazo no mayor de veinticinco aos, cesando de abonar
su cuota cooperative tan pronto canceled su deuda y adquiera su
ttulo de propiedad. Las casas sern cedidas a los obreros y em-
pleados de las ciudades en igual forma y condiciones que los lotes
a los camnesinos.
El trmino de funcionamiento de estas Cooperativas ser de
veinticinco aos, pero si la prctica demostrare que conviene a
los intereses de la Nacin, el Congreso podr modificar su estruc-
tura, suprimirlas parcial o totalmente o prorrogar el trmino; y
en el caso de cese definitive de la Cooperativa, sus pertenencias
sern reintegradas proporcionalmente a los organismos que las
proporcionaron.
El Congress, a la mayor brevedad, votar la Ley complemen-
taria que regule la fundacin y funcionamiento de estas coope-
rativas.

DISPOSICION TRANSITORIA 1 A LA SECCION 2*
DEL TITULO VI
1* El Congreso en el trmino de tres Legislaturas a partir
de la promulgacin de esta Constitucin, proceder a acordar las
Leyes y disposiciones necesarias para la formacin del Catastro
Nacional, a la medicin exacta del territorio national y a la reali-
zacin de los studios topogrficos complementarios.

DISPOSICIONES TRANSITORIA8 I* Y 2* A LA SECTION 2*
DEL TITULO VII
1* Dentro de las tres Legislaturas que sigan inmediatamente
a la promulgacin de esta Constitucin, se aprobarn y pondrn









PRECEPTOS CONSTITUCIONALES 4:

en vigor las Leyes necesarias para la implantacin de la carrera
administrative, ajustndolas a las normas contenidas en los ar-
tculos correspondientes de la Seccin de Oficios Pblicos y en
estas disposiciones transitorias, y a las dems que se estimen con-
venientes, siempre que no modifiquen, restrinjan o adulteren las
establecidas en la Constitucin.
2* La inamovilidad reconocida por la Legislacin vigente se
respetar hasta tanto el Congreso apruebe, y el Gobierno sancio-
ne y promulgue, la Legislacin complementaria reguladora de la
carrera administrative. La inamovilidad que garantiza esta Cons-
titucin entrar en vigor previo el cumplimiento de los requisitos
y condiciones que se establezcan en la Ley que dicte el Congreso.
k i cuales comprendern a todos los funcionarios, empleados y obre-
ros civiles del Estado, la Provincia y el Municipio, con la sola
excepcin de aquellos funcionarios empleados y obreros que acre-
diten llevar ms de veinte aos de servicios en la Administracin
pblica.


















Disposiciones legales que regularon el trnsito
a la Constitucin de 1940

Ley No. 13 de 27 de Septiembre de 1940
(Gae. 19 Oct.)

DE TRANSIT INTERCONSTITUCIONAL

Aunque buen nmero de los preceptos de esta ley resul-
tan ya inactuales, estimamos de inters reproducir ntegro
su texto, ya que la misma regul administrative y jurdica-
mente el perodo de transicin a las disposiciones bsicas de
la Constitucin vigente.

Art. 19.-El trnsito del rgimen de la Constitucin de 11 de
Junio de 1935 al establecido por la Constitucin de 5 de Julio
de 1940 se regir por medio de esta Ley.
Art. 2.-Los Alcaldes y Concejales electos en las elecciones cele-
bradas el da 14 de Julio del corriente ao, o como consecuencia
de ellas, tomarn posesin de sus cargos a las doce meridiano del
da 15 de Septiembre del ao en curso si tuvieran en su poder
sus certificados de eleccin, o tan pronto les sea expedido por la
correspondiente Junta Municipal Electoral. La toma de posesin
se efectuar en la forma dispuesta en el artculo 211 del Cdigo
Electoral tal como ha sido modificado por el apartado 12 de la
Ley de 9 de marzo del ao en curso.
Art. 3.-El rgimen municipal que se desenvuelve en el Ttu-
lo XV de la Constitucin de 1940 entrar en vigor a partir del
15 de Septiembre del corriente ao, para los Municipios en que el
Alcalde sea de eleccin popular y se haya constituido el Ayunta-
miento tambin de eleccin popular. Para los dems Municipios
continuar en vigor la Ley Orgnica de los Municipios tal como
se encuentra en vigor a la promulgacin de esta Ley.









LEGISLACIN MUNICIPAL


Como excepcin a dicho rgimen, en el Presupuesto Nacional
que entra en vigor el primero de enero de 1941, se sealar la
forma en que hayan de trasladarse al Estado los gastos hoy cu-
biertos, en todo o en parte, con fondos municipales.
Art. 4.-Los impuestos a que se contraen los artculos 12, 18
y 19 de la Ley de 15 de Julio de 1925, y su posteriores modifica-
ciones continuarn en vigor mientras no sean derogados o modifi-
cados por el Congreso; pero quedarn sin valor ni efecto alguno
tan pronto como sean satisfechos ntegramente el capital y los
intereses de la Deuda Exterior a cuyo pago se destinan los im-
puestos a que se refieren la mencionada Ley de 15 de Julio de 1925
y sus modificaciones.
Art. 59-El Gobernador y los Consejeros Provinciales electos
en las elecciones celebradas el 14 de Julio del corriente ao, o como
consecuencia de ellas, tomarn posesin de sus cargos a las doce
meridiano del da 15 de Septiembre del ao en curso si tuvieren
en su poder sus certificados de eleccin o tan pronto les sean ex-
pedidos por la correspondiente Junta Provincial Electoral. La
toma de posesin se efectuar en la forma dispuesta en el articulo
211 del Cdigo Electoral tal como ha sido modificado por el apar-
tado 12 de la Ley de 9 de Marzo del ao en curso.
Art. 69-El rgimen provincial establecido en el Ttulo XVI
de la Constitucin de 1940 entrar en vigor a partir del 15 de
Septiembre del corriente ao, except los artculos 239, 241 y 249,
los cuales entrarn en vigor al tomar posesin los Gobernadores
y Consejeros Provinciales que resulten electos en las elecciones
de 1944.
Para el perodo de gobierno provincial que comenzar el 15 de
Septiembre de 1940 regirn adems las disposiciones de la actual
Ley Orgnica de las Provincias.
Art. 79-La cuota proporcional a que se refiere el inciso "a"
del artculo 242 de la Constitucin de 1940, no ser de aplicacin
en el perodo de gobierno a que se refiere el artculo anterior,
durante el cual regir, a ese efecto, el artculo 63 de la actual Ley
Orgnica de las Provincias, sin perjuicio de lo dispuesto en los
incisos "c" y "e" del artculo 217 de la citada Constitucin.
Art. 89-Los Senadores y Representantes electos en las elec-
ciones celebradas el da 14 de Julio del corriente ao, o como
consecuencia de ellas, tomarn posesin de sus cargos a las tres








TRNSITO CONSTITUTIONAL


de la tarde del da 15 de Septiembre del ao en curso, si tuvieren
en su poder certificados de eleccin o tan pronto como les sean
expedidos por la correspondiente Junta Provincial Electoral.

Art. 99-El rgimen del Poder Legislativo desenvuelto en el
Ttulo IX de la Constitucin de 1940 entrar en vigor el da 15
de Septiembre del corriente ao para el Senado y la Cmara de
Representantes integrados conforme al acuerdo de la Convencin
Constituyente de 15, 21, 22, 23 y 24 de Febrero, 9 de Marzo y 6 de
Junio de 1940 y la Constitucin antes mencionada.

Art. 10.-El Presidente y el Vicepresidente de la Repblica
electos en las elecciones celebradas el 14 de Julio del corriente ao,
o como consecuencia de ellas, tomarn posesin de sus cargos a
las 12 del da 10 de Octubre del ao en curso en la forma dispues-
ta en el artculo 211 del Cdigo Eelectoral tal como ha sido modi-
ficado por el apartado 12 de la Ley de 9 de marzo del corriente
ao, si hubieren llegado al Tribunal Supremo de Justicia, los cer-
tificados de eleccin de las Juntas Provinciales Electorales a que
se refiere el artculo 202 del referido Cdigo Electoral modificado
por el apartado 11 de la Ley antes mencionada quedando en vigor
la totalidad de la Constitucin a partir del referido da 10 de
Octubre del corriente ao.

Art. 11.-No obstante lo dispuesto en el inciso "c" del ar-
tculo 185 y en el artculo 186 de la nueva Constitucin, la ju-
risdiccin ordinaria continuar conociendo de las reclamaciones
contencioso-electorales en la forma dispuesta en el Cdigo Elec-
toral a fin de dar debido cumplimiento al artculo 104 de la
propia Constitucin.

Art. 12.-Como el Congreso no discuti el Presupuesto del
ao 1939, sino que se prorrog la vigencia del Presupuesto apro
bado para el ao 1938-39, las cantidades asignadas al Poder Le-
gislativo en el Presupuesto originario para el ejercicio econ-
mico de 1938-39 no podrn ser aumentadas.

Art. 13.-Se derogan todas las leyes, decretos-leyes y cuantas
disposiciones legislativas o gubernativas en cuanto se opongan al
cumplimiento de la present ley.

Art. 14.-Esta ley comenzar a regir desde el instant de su
publicacin en la "Gaceta Oficial" de la Repblica.









LEGISLACIN MUNICIPAL


Decreto 2793 de 15 de Septiembre de 1940
(Gac. n9 673 de 9 de Octubre)
Modificado por el Decreto 3251 de 3 de Diciembre de 1941

REGULANDO LA RELACION ENTIRE LOS MUNICIPIOS
Y GOBIERNOS PROVINCIALES Y EL ESTADO

Art. 1--Los alcaldes municipales seguirn remitiendo a esta
Presidencia por conduct de la Secretara o Ministerio de Gober-
nacin, en la forma y plazos establecidos por el artculo 161 de la
Ley Orgnica de los Municipios, copia certificada de todos los
acuerdos adoptados por los Ayuntamientos respectivos, as como
de las resoluciones dictadas por ellos en uso de sus facultades.
Art. 29-Los Alcaldes Municipales remitirn asimismo a esta
Presidencia, por conduct del Ministro de Gobernacin en la mis-
ma forma que lo han venido haciendo hasta ahora, a tenor de lo
dispuesto en el artculo 199 de la Ley Orgnica de los Municipios,
copia certificada de todos los presupuestos ordinarios o extra-
ordinarios que fueren aprobados por los Ayuntamientos.
Art. 39-De la misma manera, y a tenor de los preceptos lega-
les citados, los Alcaldes Municipales remitirn a los gobernadores
provinciples, copias certificadas de las resoluciones que dictaren,
as como de los acuerdos de los Ayuntamientos y de los presu-
puestos aprobados por dichos organismos.
Art. 49 (Modificado).-Las impugnaciones de los acuerdos de
los Ayuntamientos, as como de las resoluciones de los Alcaldes
Municipales, debern hacerse por esta Presidencia y por los Go-
bernadores y Alcaldes dentro de un trmino de noventa das hbi-
les a contar de la fecha en que dichas autoridades hubieren tenido
conocimiento de los expresados acuerdos y resoluciones.

Aunque el Decreto 3251 de 1941 que regular la impugnacin de los acuerdos
de los Ayuntamientos y de las resoluciones de los Alcaldes Municipales, ante
los Tribunales de Justicia, no deroga expresamente el precepto que anotamos,
realmente el mismo debe considerarse modificado, ya que el art. 39 del citado
Decreto 3251 establece el plazo de un alo para efectuar la declaracin de lesi-
vidad mediante Decreto Presidencial, a tenor del ltimo prrafo del art. 79 de
la .Ley de lo Contencioso-Administrativo; si bien el Tribunal Supremo tiene
declarado, entire otras, en la Sentencia No. 141 de 28 de Febrero de 1945, que
no es de aplicacin el citado art. 79, pues el plazo para la impugnacin es el
de tres meses a contar de la notificacin al Ejecutivo del acuerdo o resolucin.
Ahora bien, como el art. 69 de este Decreto 2793 de 1941, concordante del
inciso b) del art. 217 de la Constitucin, faculta tambin a los Gobernadores
Provinciales para impugnar los acuerdos y resoluciones municipales, parece
deducirse que la impugnacin debern formularla los Gobernadores ante la









TRNSITO CONSTITUTIONAL


Presidencia, por conduct del Ministerio de Gobernacin, dentro del plazo de
noventa das.
Esta es, a nuestro juicio, la interpretacin lgica que sugieren las dispo-
siciones vigentes estudiadas en conjunto, mxime cuando el Decreto 3251
sefiala con reiteracin que la finalidad es regular la impugnacin de acuer-
dos municipales, exclusivamente por el Presidente de la Repblica, y no la
impugnacin que puedan formular en su caso, los Gobernadores y Alcaldes.

Art. 59 (Derogado).-Hasta tanto el Congreso no acuerde la
legislacin correspondiente, la impugnacin que segn el inciso
B) del artculo 217 de la Constitucin corresponde ejercitar a
esta Presidencia, se verificar ante la Audiencia competent por
los trmites que para los incidents establece la Ley de Enjui-
ciamiento Civil.
Este art. fu expresamente derogado por la Disposicin final del Decre-
to 3251 de 3 de Diciembre de 1941, inserto en esta seccin.

Art. 69-Siempre que un Gobernador hiciere uso del derecho
de impugnacin respect a un acuerdo de Ayuntamiento o de una
resolucin de un Alcalde Municipal, deber dar cuenta inmedia-
ta a esta Presidencia, por conduct de la Secretara o Ministerio
de Gobernacin, remitiendo copia certificada de la resolucin por
la que se dispone la impugnacin. Asimismo, notificar al Alcalde
Municipal correspondiente haber dispuesto dicha impugnacin.
El Ministro de Gobernacin, en su caso, informar inmediata-
mente al Alcalde Municipal correspondiente y al Gobernador Pro-
vincial, de toda impugnacin contra acuerdos de los Ayuntamien-
tos o resoluciones de Alcaldes que sea dispuesta por esta Presi-
dencia.
Art. 79-Recibidas por el Ministerio de Gobernacin las co-
pias certificadas de lo sacuerdos de los Ayuntamientos, las de las
resoluciones de los Alcaldes Municipales y de los presupuestos
municipales, se pasarn a la Direccin General de Asuntos Pro-
vinciales y Municipales, la que por mediacin de los Negociados
adscriptos a la misma, examinar los expresados acuerdos, reso-
luciones y presupuestos, informando y proponiendo lo pertinente
en cada caso.
Corresponde al Negociado de Hacienda Provincial y Munici-
pal y Examen de Presupuestos, el studio de todos los acuerdos
de los Ayuntamientos y Consejos Provinciales y resoluciones de
Alcaldes Municipales que en alguna forma tengan relacin con la
Hacienda Provincial o Municipal y adems la revision y examen









LEGISLACIN MUNICIPAL


de todos los presupuestos ordinarios y extraordinarios que aprue-
ben los Ayuntamientos o Consejos Provinciales, informando en
cada caso y proponiendo lo pertinente.
Corresponde al Negociado de Asuntos Provinciales y Munici-
pales el studio y conocimientos de todos los acuerdos de los
Ayuntamientos y de los Consejos Provinciales y resoluciones de
los Alcaldes, que no tengan relacin con la Hacienda Provincial
y Municipal.
A los efectos expresados la Direccin General de Asuntos Pro-
vinciales y Municipales, trasladar a cada uno de los dos Nego-
ciados expresados los asuntos que a ellos correspondan, quedando
facultada para alterar el orden establecido anteriormente cuando
el exceso de trabajo en cualquiera de ambos Negociados lo re-
quiera.
Art. 89-Hecho el studio o examen de los acuerdos de los
Ayuntamientos, de los Presupuestos Municipales y de las reso-
luciones de los Alcaldes por el Negociado correspondiente, se
emitir por ste el informed pertinente, proponiendo a la Supe-
rioridad en cada caso por conduct de la Direccin General la
resolucin que proceda, y si por el Secretario o Ministro de Go-
bernacin se estimare que es procedente la impugnacin del acuer-
do, resolucin o presupuesto, dar cuenta a esta Presidencia.
Art. 99-Mientras el Congreso no disponga otra cosa, y de
acuerdo con lo establecido en el artculo 125 de la Ley Orgnica
del Poder Ejecutivo, que debe considerarse en vigor en tanto no
se derogue o modifique y que atribuye al Ministerio de Gober-
nacin el conocimiento de todos los asuntos concernientes a los
Gobiernos Provinciales y Municipales en que el Presidente de la
Repblica tuviere intervencin, ser un Letrado del Cuerpo de
Abogados del Estado, (1) preferentemente de los adscritos a dicha
Secretara, el que establezca en representacin del Gobierno las
impugnaciones judiciales que deban interponerse contra acuer-
dos o resoluciones provinciales o municipales, el que podr de-
legar su representacin en un Procurador Pblico cuando el in-
cidente deba seguirse fuera de la Capital de la Repblica, co-
rriendo el pago de los derechos procuratorios, a cargo del Es-
tado, sin que puedan exceder en ningn caso de los que fije el
arancel correspondiente, y tan slo cuando no hubiere empleado
o funcionario del Departamento con ttulo de Procurador.
(1) El Cuerpo de Abogados del Estado no ha sido creado, y con arreglo
al art. 49 del Decreto 3251 de 1941, la impugnaein la planted el Ministerio
Fiscal en representacin del Gobierno.








TRNSITO CONSTITUTIONAL


Art. 10.-El examen de los acuerdos tomados por los Consejos
Provinciales y de los presupuestos aprobados por stos, se har
por el Negociado correspondiente, atenindose para ello a los pre-
ceptos establecidos en la Ley Orgnica de las Provincias, decla-
rada vigente por la Primera Disposicin Transitoria a la Sec-
cin Unica del Ttulo Deimo-Sexto de la Constitucin de 1940,
con las nicas excepciones que se refieren a la suspension de
gobernantes locales y acuerdos de los Ayuntamientos.
Examinados dichos acuerdos y presupuestos provinciales por
el Negociado correspondiente se emitir informed sobre los mis-
mos, proponiendo su archivo o suspension, (1) a tenor de lo dispues-
to en los artculos 41 y 79 de la Ley Orgnica de las Provincias.
(1) En ning4n caso podr acordarse la suspension por prohibirlo expresa-
mente el art. 245 de la Constitucin, cuya vigencia no excepta el art. 39
de la Ley 13 de 27 de Septiembre de 1940 y, en consecuencia lo que pro-
ceder ser la impugnacin.
Art. 11.-Hasta que se seale la forma en que hayan de tras-
ladarse al Estado los gastos hoy cubiertos en todo o en parte
con fondos municipales, los Municipios continuarn sufragando
en la misma forma y por las mismas disposiciones legales que hoy
lo hacen, los gastos con que contribuyen al sostenimiento de la
Polica Nacional, Comisin de Servicio Civil, Pensiones de Vete-
ranos de la Independencia y todos los otros que sin ser de ca-
rcter municipal deban satisfacer actualmente.
Art. 12.-Mientras el Congreso no legisle lo pertinente, se
seguirn aplicando las leyes orgnicas de los Municipios, de Im-
puestos Municipales y Procedimientos de Cobranza, de Contabi-
lidad Municipal y Orgnica de las Provincias, en todo lo que no
se opongan a los preceptos de la Constitucin de 1940
Art. 13.-El Ministro de Gobernacin, queda encargado del
cumplimiento de lo que por el present Decreto se dispone.

Decreto 3079 de 29 de Octubre de 1940
(Gac. 19 de Nov.)
PAGO DE SERVICIOS DE CHARACTER NATIONAL

Por cuanto: El apartado segundo, Seccin Tercera de las
Disposiciones Transitorias, al Ttulo Dcimo Quinto de la Consti-
tucin en vigor dispone "que en el Presupuesto Nacional que
entra en vigor el primero de enero de 1942, se sealar la forma









LEGISLACIN MUNICIPAL


en que hayan de trasladarse al Estado los gastos hoy cubiertos,
en todo o en parte, con fondos municipales".
Por cuanto: El apartado undcimo del Decreto Presidencial
nmero 2793, de fecha 15 de septiembre del actual ao, publica-
do en la "Gaceta Oficial" de 9 de octubre siguiente, se dispone
"que hasta que se seale la forma en que hayan de trasladarse
al Estado los gastos hoy cubiertos en todo o en parte con fondos
municipales, los Municipios continuarn sufragando en la misma
forma y por las mismas disposiciones legales que hoy lo hacen,
los gastos con que contribuyen al sostenimiento de la Polica Na-
cional, Comisin del Servicio Civil, Pensiones de Veteranos de la
Independencia y todos los otros que sin ser de carcter muni-
cipal deban satisfacer actualmente".
Por cuanto: Tratndose de una Disposicin Transitoria de
la Constitucin, dicho precepto no tiene el carcter de los dems
preceptos permanentes de la Carta Fundamental, y en su con-
secuencia, hasta tanto no se trasladen al Presupuesto de la Na-
cin los gastos a que esa Disposicin Transitoria se refiere, se
hace necesario que por esta Presidencia se regule el procedi-
miento que deba seguirse para su cumplimiento, ya que no son
de aplicacin los preceptos permanentes de la referida Consti-
tucin dada su condicin de Transitoria.
Por cuanto: Esos gastos vienen figurando en los Presupues-
tos Municipales, en cumplimiento de leyes vigentes y debern
seguir figurando en ellos hasta la terminacin del ao 1941, en
cumplimiento de dicha Transitoria Constitucional, por lo cual,
su cobro por el Estado, ha de ajustarse, en cada caso, a la Ley o
Disposicin que lo estableci, mientras otra cosa no se disponga.
Por tanto: En uso de las facultades de que estoy investido
y a propuesta del Ministro de Gobernacin,
RESUELVO:
Primero: En los Presupuestos Municipales seguirn figu-
rando los crditos para los gastos a que se refiere el segundo Por
cuanto de este Decreto, mientras est en vigor la Disposicin Tran-
sitoria mencionada en el primer Por cuanto.
Segundo: El procedimiento para el cobro por el Estado de
estos gastos, ser el que ha regido hasta el present, de confor-
midad con las Leyes y Disposiciones dictadas en cada caso en re-
lacin con la material.









TRNSITO CONSTITUTIONAL


Tercero: Los Ministros de Gobernacin y Defensa quedan
encargados del cumplimiento del present Decreto, en la parte
que a cada uno de ellos le concierne.


Decreto No. 3251 de 3 de Diciembre de 1941
(Gac. Of. del 6)

PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO PARA
LA IMPUGNACION DE ACUERDOS MUNICIPALES
POR EL PRESIDENT DE LA REPUBLICAN

Dada la importancia de este Decreto y al objeto de que
su verdadero alcance sea adecuadamente interpretado, re-
producidos su texto integro. Dice as:

Por cuanto: Algunos Ayuntamientos de la Repblica han
adoptado acuerdos estableciendo impuestos incompatible con el
sistema tributario del Estado o contrarios a los tratados inter-
nacionales, con desconocimiento de las obligaciones contradas
por el Gobierno de la Repblica o contrarios a terminantes pre-
.eptos legales o lesivos del inters pblico y de la Administra-
cin General del Estado, con grave alarma, perturbacin y per-
juicio de intereses cuya vigilancia y tutela corresponde al Es-
tado, segn la Constitucin.
Por cuanto: Segn el Artculo 211 de dicha Constitucin, el
Gobierno Muicipal es una entidad con poderes para satisfacer
las necesidades colectivas peculiares de la sociedad local, pero,
asimismo, un organismo auxiliar del Poder Central, ejercitado
por el Estado a travs de todo el territorio national.
Por cuanto: Las funciones de vigilancia y tutela que co-
rresponden al Estado tienen que ejercitarse dentro de los lmites
de la Constitucin respetando el rgimen de amplia autonoma
municipal establecido por la misma en cuanto se refiere a los
acuerdos y resoluciones adoptados por los organismos y autori-
dades municipales.
Por cuanto: El inciso B) del artculo 217 de la vigente Cons-
titucin prohibe que los acuerdos y resoluciones de los organis-
mos y autoridades municipales puedan ser suspendidos por el
President de la Repblica, el Gobernador de la Provincia ni por
otra autoridad gubernativa, facultando slo a impugnarlos cuan-
do se estimen ilegales, ante los Tribunales de Justicia, mediante









LEGISLACIN MUNICIPAL


el procedimiento sumario que establezca la Ley, cuando dichos
organismos o autoridades hayan adoptado sus acuerdos o resolu-
ciones fuera de la esfera de la competencia que le atribuyen las
facultades que le vienen concedidas por la Constitucin.
Por cuanto: 'Es deber del Presidente de la Repblica dictar,
cuando no lo hubiere hecho el Congreso, los reglamentos para
la mejor ejecucin de las leyes y expedir los Decretos y las Or-
denes que para ese fin y para cuanto incumba al gobierno y ad-
ministracin del Estado fuere convenient, sin contravenir en
ningn caso lo establecido en las leyes.
Por cuanto: El Congreso no ha adoptado todava la ley com-
plementaria que establezca el procedimiento sumario que debe
seguirse para impugnar por el Presidente de la Repblica los
acuerdos y resoluciones de los organismos y autoridades muni-
cipales cuando se estimen ilegales, de acuerdo con lo previsto en
el inciso B) del artculo 217 de la Constitucin, por lo que es
deber del Poder Ejecutivo, mientras esa legislacin se adopta,
dictar los decretos, reglamentos y rdenes que fueren convenien-
tes en cuanto incumbe al gobierno y administracin del Estado,
regular la forma en que tales impugnaciones deben hacerse.
Por tanto: En uso de las facultades que me estn conferidas
por la Constitucin y las Leyes, a propuesta del Ministro de Jus-
ticia y asistido del Consejo de Ministros,
RESUELVO:
Art. 1.-Cuando la impugnacin de los acuerdos y resoluciones
a que se refiere el inciso "b" del artculo 217 de la vigente Cons-
titucin, deba establecerse por el Presidente de la Repblica, a
virtud de estimar ste ilegales dichas resoluciones o acuerdos por
no haber sido stos o aqullas adoptados dentro de la esfera
de su competencia por los organismos o autoridades municipales,
de conformidad con las facultades concedidas a los mismos por
la Constitucin, bien porque sean contrarias a dicha Constitucin,
a los Tratados que la Repblica hubiera celebrado, o a la Ley,
o bien porque en cualquier otra forma dichas resoluciones o
acuerdos lesionen un inters pblico, se seguir el procedimiento
de la Ley de lo Contencioso-administrativo de 13 de septiembre
de 1888 y del Reglamento dictado para su ejecucin, con las mo-
dificaciones que, en cuanto a este ltimo, se establecen en el pre-
sente Decreto.









IMPUGNACIN DE ACUERDOS


Art. 2.-La impugnacin se formalizar mediante Decreto
Presidencial en que se exprese el fundamento de aqulla y se
declare que es lesivo para los intereses pblicos y de la Adminis-
tracin General del Estado el acuerdo o resolucin que se im-
pugne, una vez que sean ejecutivos y sin necesadad del previo
recurso de reform que exige la Ley Orgnica de los Municipios
a la parte perjudicada, por no impugnarse la resolucin o acuerdo
con este concept, sino por estimarse illegal, como autoriza el
inciso "b" del artculo 217 de la Constitucin
Art. 3.-Esta impugnacin deber hacerse dentro del plazo
de un ao que concede el ltimo prrafo del artculo 7 de la
Ley de lo Contencioso-administrativo, tal como qued modifi-
cado por el Decreto-Ley 649 de 13 de marzo de 1936, contado a
partir de la fecha en que la Administracin General del Estado
haya sido notificada, oficialmente, del acuerdo o resolucin de
que se trate y, en su defecto, desde la fecha en que aqulla se
d por enterada.
El Tribunal Supremo en varias Sentencias, entire ellas en la No. 141 de
8 de Febrero de 1945 ha declarado que no es de aplicacin el prrafo final
del art. 79 de la Ley de lo Contencioso, sino que la demand de impugnacin
ha de plantearse en el trmino de tres meses a contar de la notificacin official
al Ejecutivo de la resoluci6n o acuerdo que la motive, sin necesidad de previa
declaracin de lesividad.-V. notas al art. 158, L. Org.

Art. 4.-El Ministerio de Gobernacin deber, sin demora,
informar y proponer en cada caso lo pertinente, para formalizar
la impugnacin, y el Ministerio de Justicia delegar, sin prdida
de tiempo, en el Ministerio Fiscal, a fin de que ste, en el ms
breve plazo possible, utilice el recurso contencioso-administrativo.
formalizando, al efecto, la correspondiente demand, de acuerdo
con lo dispuesto en el artculo 41 de la citada Ley, pero acom-
paando con ella copia certificada por el Ministro de Goberna-
cin, del Decreto Presidencial por el cual se hubiere impugnado
el acuerdo o resolucin de que se trate.
Dicha copia certificada deber ser remitida por el Ministro
de Gobernacin al Ministro de Justicia, dentro de tercero da de
haberse dictado el Decreto de impugnacin por lesividad, y el
Ministro de Justicia deber, dentro de igual trmino de haber
recibido dicha copia certificada, enviarla, con la correspondiente
delegacin, al Ministerio Fiscal. a fin de que ste present la
demand dentro del plazo ms breve que fuere possible.
Para completar los documents a que se refiere dicho artculo
41 de la Ley, el Tribunal solicitar de oficio del organismo o









LEGISLACIN MUNICIPAL


autoridad municipal de que se trate, el expediente gubernativo
en que haya recado la resolucin o acuerdo impugnados.
En el escrito de delegacin dirigido al Ministerio Fiscal, el
Ministro de Justicia autorizar a ste para pedir la suspension
del acuerdo o resolucin impugnado.
Art. 5.-Por otros del escrito de demand deber el Minis-
terio Fiscal solicitar la suspension del acuerdo o resolucin im-
pugnado, de acuerdo con lo dispuesto en el artculo 100 de la
Ley sobre Procedimiento Contencioso-administrativo
En dicho otros el Ministerio Fiscal, adems de razonar su
solicitud, har constar que est debidamente autorizado por el
Ministro de Justicia para pedir la suspension.
Art. 6.-El Tribunal resolver la solicitud de suspension den-
tro de tercero da, y si la denegare, o el Fiscal estimare excesiva
la fianza fijada, ste establecer inmediatamente el correspon-
diente recurso de splica. Este recurso deber sustanciarse y deci-
dirse dentro de igual pazo, con vista tan slo del recurso y de
los documents acompaados, sin ms trmites.
Art. 7.-Si fuere denegada la splica, el Ministerio Fiscal in-
terpondr inmediatamente, contra el auto resolutorio del recurso,
el correspondiente recurso de apelacin para ante la Sala de lo
Contencioso-administrativo y de Leyes Especiales del Tribunal
Supremo.
Art. 8.-El emplazamiento a que se refiere el artculo 45 de
la Ley de lo Contencioso-administrativo no se har por el tribunal
hasta que haya sido 'resuelto definitivamente el incident de sus-
pensin del acuerdo o resolucin impugnada, y haya quedado,
en su caso constituida y acreditada en autos la fianza que se haya
sealado.
Se entender constituida y acreditada suficientemente en au-
tos dicha fianza, cuando el*Ministro de Hacienda comunique al
Tribunal que la Administracin General del Estado responded de
la cuanta de esa fianza a las results de la suspension.
Art. 9.-Los Tribunales que intervengan en la tramitacin de
los recursos contencioso-administrativos incoados a virtud de
impugnacin por lesividad, de acuerdos o resoluciones adopta-
dos por los organismos o autoridades municipales, cuidarn, bajo
su ms estrecha responsabilidad, de omitir todo trmite dilatorio








IMPUGNACIN DE ACUERDOS


y procurarn utilizar los trminos concedidos por la Ley, hacin-
dolos lo mis breve possible.

Disposicin Transitoria
Los procedimientos que al promulgarse este Decreto ya estu-
vieren iniciados, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado
quinto del Decreto Presidencial No. 2793, de 15 de septiembre
de 1940, publicado en la "Gaceta Oficial" del da 9 de octubre
del mismo ao, continuarn tramitndose de conformidad con el
procedimiento adoptado, except que fuere possible desistir y se-
pararse de ellos para establecerlos de nuevo, adecundolos al pro-
cedimiento que en este Decreto se establece. En estos ltimos ca-
sos, el Ministerio Fiscal, previa consult al Ministro de Justicia,
desistir y se separar de dichos procedimientos ya iniciados y
establecer, cuando se le ordene, el que en el present Decreto se
dispone.
Disposicin Final
Tan slo a los efectos de las impugnaciones de los acuerdos y
resoluciones a que se refiere el inciso "b" del artculo 217 de
la Constitucin, por el Presidente de la Repblica, quedan dero-
gadas todas las disposiciones reglamentarias que se opongan al
cumplimiento de lo que en el present Decreto se establece y,
especialmente, las atinentes del Reglamento dictado para la eje-
cucin de la Ley de lo Contencioso-administrativo, y queda dero-
gada totalmente la disposicin contenida en el apartado quinto
del Decreto Presidencial No. 2793 de 1940, ya citado, as como
las dems del mismo Decreto que tambin se opongan a lo que
en el present se establece.
Los Ministros de Gobernacin, de Justicia y de Hacienda
quedan encargados del cumplimiento de lo que en este Decreto
se dispone, en la parte que a cada uno concierne.
Las disposiciones de este Decreto comenzarn a regir desde el
da siguiente al de su publicacin en la "Gaceta Oficial".









LEGISLACIN MUNICIPAL


Decreto 2080 de 5 de Septiembre de 1946
(Gac. Of. del 7, copia corregida)
NORMAS PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS
GOBIERNOS MUNICIPALES ELECTOS EN JUNIO
DEL MISMO AO

Por cuanto: Hasta el present no ha sido votada por el Con-
greso la Ley Complementaria para el rgimen municipal a que
se refiere el ttulo dcimo quinto de la Constitucin de la Rep-
blica.
Por cuanto: Ni en el Cdigo Electoral, ni en la Ley Orgnica
de los Municipios, se regular el procedimiento a seguir para el desen-
volvimiento de los gobiernos locales, despus del cese de los actua-
les Alcaldes y Concejales, en aquellos municipios en que ha resul-
tado ineficaz la eleccin para alcalde o en los que haya que efec-
tuar elecciones complementarias, para conocer las personas que
han resultado electas para los cargos de concejales.
Por cuanto: El Tribunal Superior Electoral, en sesin cele-
brada el da veinticuatro de julio de 1944, resolvi que no era
de su incumbencia, dictar las reglas para llevar a cabo la toma
de posesin de las autoridades locales a que se refiere el Artculo
17 del Cdigo Electoral.
Por cuanto: Es deber del Poder Central, sin interferir la auto-
noma de los municipios, dictar las disposiciones pertinentes, a la
finalidad de que funcionen a la mayor brevedad possible, los go-
biernos locales.
Por tanto: En uso de las facultades que me estn conferidas
por los Artculos 142 y 212 de la Constitucin de la Repblica, a
propuesta del Ministro de Gobernacin, y asistido del Consejo de
Ministros,
RESUELVO:
*
Dictar las reglas siguientes:
Primera: A las tres p. m., del da diez de septiembre del co-
rriente ao, los Alcaldes Municipales y Concejales electos y pro-
clamados en los comicios del primero de junio del ao actual, darn
cumplimiento al prrafo 1ro. del Art. 17 del Cdigo Electoral,
procedindose despus de dicha fecha, a cumplimentar lo estatuido
en el prrafo segundo del citado artculo.









CONSTITUCIN DE AYUNTAMIENTOS


Si no fuera possible constituir la mesa de edad, por no existir
los concejales electos y proclamados suficientes para ello, se espe-
rar a que existan dos o ms concejales en posesin de sus respec-
tivos certificados de eleccin, a los efectos de cumplimentar lo dis-
puesto en el prrafo anterior.
Segunda: En el caso de que un Alcalde Municipal no est
proclamado ni se encuentre en posesin de su certificado de elec-
cin a las tres de la tarde del da diez de septiembre del corriente
ao, asumir la alcalda el concejal de mayor edad que haya to-
mado posesin de su cargo, hasta que el alcalde electo est procla-
mado y haya jurado su cargo, o hasta que sea eligido el Presidente
del Ayuntamiento, o que exista otro concejal en posesin de su
cargo, de mayor edad que el alcalde interino.
Presidir la mesa de edad, mientras el ms viejo ocupe la Al-
calda, el concejal que le siga en edad.
Tercera: El concejal de mayor edad o la persona que en vir-
tud de la regla que antecede se encuentre desempeando la Alcal-
da por el motivo citado anteriormente, har entrega inmediata-
mente de la misma al Alcalde electo, tan pronto como ste haya
prestado el juramento a que se refiere el Artculo 17 del Cdigo
Electoral y sus concordantes los Artculos 60 y 66 de la Ley Org-
nica de los Municipios; o al Presidente del Ayuntamiento, tan
pronto como ste sea electo por el citado organismo, o quien haga
sus veces, en armona con lo dispuesto en el Artculo 90 de la cita-
da Ley Orgnica Municipal.
Cuarta: Cuando la persona que ejerza las funciones de Presi-
dente del Ayuntamiento, o el Concejal de mayor edad, en caso de
que no se hubiere elegido la mesa, desempee la Alcalda por sus-
titucin reglamentaria durante el tiempo en que el Alcalde no
est en condiciones legales de tomar posesin, tendrn la dotacin
a que se refiere el Artculo 91 de la referida Ley Orgnica y se le
pagar con la consignacin que figure en presupuesto para habe-
res del Presidente del Ayuntamiento cuando sustituya al Alcalde.
Quinta: La convocatoria para la sesin extraordinaria espe-
cial a que se refiere el segundo prrafo del Artculo 17 del Cdigo
Electoral, se har por el concejal que le haya correspondido pre-
sidor la mesa de edad, dentro de las veinticuatro horas siguientes,
por lo menos, de haber tomado posesin de sus cargos todos los
concejales.








LEGISLACIN MUNICIPAL


La sesin especial extraordinaria a que antes se hace referen-
cia, para elegir la mesa definitive, se efectuar dentro de un tr-
mino no menor de 24 horas ni mayor de 72 horas, a partir de la
fecha de la convocatoria; y si no pudiese celebrarse dicha sesin
especial el da y hora sealados, por no haberse integrado el quo-
rum a que se refiere el Artculo 153 de la Ley Orgnica de los
Municipios, el Presidente de la mesa de edad convocar inmedia-
tamente a los concejales a sesin extraordinaria para celebrarla,
en un trmino no menor de veinticuatro horas, ni mayor de seten-
ta y dos horas; y si esta sesin se suspendiese por no haberse inte-
grado el quorum, el Presidente de la mesa de edad, inmediata-
mente, volver a convocar tantas veces como fuera necesario, en
la forma sealada anteriormente, hasta que pueda efectuarse la
referida sesin especial.
El Concejal que, sin excusa justificada, dejase de asistir a tres
sesiones consecutivas, incurrir en la responsabilidad a que se
refiere el Artculo 140 de la Ley Orgnica de los Municipios, y
por el Presidente de la mesa de edad se pondr el hecho en cono-
cimiento del Juzgado correspondiente.
Sexta: Si en la expresada fecha de 10 de septiembre del co-
rriente ao no hubiera ningn concejal proclamado y en condi-
ciones de encargarse de la alcalda, en la forma dispuesta en las
reglas Primera, Segunda y Tercera de este Decreto, el Goberna-
dor de la Provincia lo comunicar al Presidente de la Repblica,
con indicacin de la persona a quien pudiera designarse para de-
sempear interinamente la alcalda.
Sptima: Quedan derogados los Decretos y dems disposi-
ciones administrativas que se opongan al cumplimiento del pre-
sente Decreto.
Octava: El Ministro de Gobernacin queda encargado del
cumplimiento de lo dispuesto en el present Decreto.

Decreto 2466 de 3 de Octubre de 1946
(Gac. Of. del 12)

PRESUPUESTOS PARA 1947
Por cuanto: Para facilitar la preparacin y confeccin de los
proyectos de presupuestos de ingresos y gastos municipales que
habrn de regir durante el auo fiscal de 1947, en aquellos Muni-
cipios en que, con motivo de haberse dilatado el process electoral,








PRESUPUESTOS PARA 1947


los Ayuntamientos no han podido adoptar acuerdos al respect, es
procedente que por el Poder Ejecutivo, velando por el mejor desen-
volvimiento de las administraciones locales, se amplen los trmi-
nos sealados para esa formalidad en el Decreto Presidencial n-
mero 1764, de 18 de junio de 1939, modificado por el nmero 2117,
de 24 de julio de 1941.
Por tanto: En uso de las facultades de que estoy investido
por la Constitucin y las Leyes, a propuesta del Ministro de Go-
bernacin y asistido del Consejo de Ministros,
RESUELVO:
Primero: Que el trmino que fija el artculo quinto del De-
creto nmero 1764, de 18 de junio de 1939, tal como qued redac-
tado por el artculo primero del Decreto nmero 2117, de 24 de
julio de 1941, para que el Alcalde someta al Ayuntamiento el pro-
yecto de presupuesto de ingresos y gastos del Municipio, se enten-
der prorrogado hasta el da cinco de diciembre del corriente ao,
en cuya fecha vencer.
Segundo: El plazo sealado por el artculo sexto del propio
Decreto para que el Contador-Interventor municipal formule el
proyecto de presupuesto se prorroga hasta el da 25 de noviembre
del present ao en cuya fecha vencer.
Tercero: El trmino contenido en el artculo sptimo del cita-
do Decreto 1764, tal como qued modificado por el Decreto 2117
de 1941, en relacin con los acuerdos del Ayuntamiento a que hace
referencia el artculo 188 de la Ley Orgnica de los Municipios,
se entender ampliado hasta el da 15 de noviembre de 1946, en
cuya fecha vencer.
Cuarto: El proyecto de presupuesto municipal formado por el
Contador-Interventor para el ejercicio econmico de 1947, ser pre-
sentado al Alcalde respective tan pronto decurse el trmino sea-
lado en el apartado segundo de este Decreto.
Quinto: Los trminos que regulan los trmites posteriores a
las actuaciones relacionadas en los precedentes apartados quedan
reducidos a la tercera parte de su extension actual.
Sexto: Las prrrogas y ampliaciones de trminos que se sea-
lan y conceden en el present Decreto tienen carcter transitorio
y se refieren exclusivamente a la preparacin, formacin y apro-
bacin de los proyectos de presupuestos ordinarios municipales que
habrn de regir para el ao fiscal de 1947, quedando en vigor









62 LEGISLACIN MUNICIPAL

para los presupuestos posteriores los trminos y plazos fijados en
las disposiciones legales y reglamentarias por las que hoy se rige
esa material.
Sptimo: El Ministro de Gobernacin queda encargado del
cumplimiento de lo que por el present Decreto se dispone.



















Ley Orgnica de los Municipios

Promulgada por el Decreto No. 568
de 19 de Mayo de 1908
(Gac. Of. del 29)

TITULO I

Concepto general del Municipio

Art. 19-Para los efectos de esta Ley, el Municipio es la socie-
dad local, organizada polticamente, con autorizacin del Poder
Legislative Nacional, y comprendida dentro de una extension su-
perficial, naturalmente determinada por necesarias relaciones de
vecindad.
La definicin que la Ley d del concept jurdico "Municipio" siendo
adecuada y exacta, es incomplete, por cuanto excluye un aspect tan impor-
tante como el relative a la capacidad econmica para el cumplimiento de
los fines municipales, as como tambin el concerniente a la capacidad que,
como persona jurdica, es atribuible al Municipio. Ambos interesantes extre-
mos fueron suplidos certeramente por los Constituyentes de 1940, y as, el
artculo 209 de la Constitucin vigente, recogiendo tambin el texto del 12 de
la L. Org., contiene la siguiente definicin:
"El Municipio es la Sociedad local organizada polticamente por
autorizacin del Poder Legislativo en una extension territorial deter-
minada por necesarias relaciones de vecindad, sobre una base de capa-
cidad econmica para satisfacer los gastos del Gobierno propio, y con
personalidad jurdica a todos los efectos legales.
La Ley determinar el territorio, el nombre de cada Municipio y
el lugar de residencia de su Gobierno."
Como se advierte, el texto constitutional institute el Municipio sobre estos
cinco fundamentos esenciales: a) creacin por ley; b) territorio determi-
nado; e) capacidad econmica suficiente; d) gobierno propio y e) perso-
nalidad jurdica como tal Municipio, al cual se consider ente jurdico aut-
nomo, sin perjuicio de considerarlo tambin como organismo auxiliar del
Estado, segn expresamente consignan los artculos 211 y 212 de la Cons-
titucin y 39 de la Ley Orgnica.
-La precedent definicin la transcribe literalmente la Proposicin de
Ley de nueva Orgnica de los Municipios, que redact el ilustre professor Ra-
miro Capablanca, fallecido en 1945, proposicin que en la Legislatura de 1946
han reproducido los Representantes a la Cmara Srs. Segundo Curti, Cossio
del Pino, Alicia Hernndez y otros.










LEGISLACIN MUNICIPAL


Art. 29-El Gobierno de cada Municipio queda encomendado
a un Ayuntamiento, y a un Alcalde.

El Ttulo XV de la Constitucin de 1940 renov y ampli la concepcin
traditional del Municipio. No solamente le otorg mayor autonoma funcional
en lo administrative sino que le brind tres modalidades diferentes para su
forma de regirse. As en el artculo 223, prrafo ltimo, establece:
El Municipio adoptar uno de estos tres sistemas de gobierno: El
de Comisin; o el de Ayuntamiento y Gerente, o el de Alcalde y Ayun-
tamiento.
Con anterioridad, en el artculo 222 del texto constitutional, adems de
expresar que la organizacin municipal ser democrtica y responder en
forma sencilla y eficaz al carcter esencialmente administrative del gobierno
local, faculta a los Municipios a darse su propia Carta Municipal, sin otra
exigencia que la misma se halle acorde con la Constitucin.
Tericamente, la innovacin que implica la posibilidad de alterar el siste-
ma de gobierno municipal no deja de tener inters, pero en la prctica el
rgimen de Alcalde y Ayuntamiento habr de ser el que prevalezca, y as
ha acaecido en los tres perodos de gobierno posteriores a la vigencia de la
Constitucin: 1940-1944; 1944-1946 y en el que acaba de iniciarse 1946-1950,
perseverando en esa orientacin orgnica el proyecto de reform actualmente
en studio por la Cmara de Representantes.
Qu es, en qu consiste el rgimen de Carta Municipal?
El concept jurdico de la Carta Municipal equivale, en lo fundamental,
a la facultad propia que a todo Municipio atribuye la Constitucin para re-
girse por cualesquiera de los tres sistemas de Gobierno que la misma esta-
blece y autoriza, al objeto primordial de realizar, con base en el principio
autonmico que establece el artculo 212 del Cdigo del Estado, el cumpli-
miento de todos y cada uno de los fines previstos en los artculos 210, 213,
214, 215 y 219 del mismo Cdigo y en los pertinentes de la Ley.
As pues, al amparo del citado precepto constitutional que autoriza a los
Municipios para darse su propia Carta, es que aquellos pudieran alterar su
forma de Gobierno, transformando el sistema de Alcalde y Ayuntamiento, que
es el establecido por la Ley, en el sistema de Comisin o en el de Ayunta-
miento y Gerente, mediante el procedimiento de iniciativa y consult que
regular el artculo 223 de la Constitucin.
En cuanto a estas innovaciones de carcter constitutional puede afirmarse
que la mecnica general del ordenamiento poltico de la Repblica, las hace,
al menos por ahora, impracticables.
-En lo que a la Habana se refiere, el artculo 230, concordante del 210 de
la Constitucin establece:
"La Ley podr crear el Distrito Metropolitano de La Habana
federando con la ciudad capital los Municipios que la circundan, en
el nmero que la propia Ley determine.
Los Municipios federados tendrn representacin direct en el Mu-
nicipio del Distrito Metropolitano, conservando su organizacin demo-
crtica y popular."
-El art. 29 del proyecto en studio, establece que donde quiera que exista
una agrupacin de habitantes, cuya comunidad de vida determine relaciones
de vecindad y sobre una extension territorial separada de otros centros de
poblacin, ser procedente la organizacin de una municipalidad.

Art. 39-El Gobierno Municipal, en cuanto a sus fines y fun-
ciones, contiene un double concept. Es una entidad con poderes
para satisfacer las necesidades colectivas peculiares de la Sociedad









LEY ORG.-Tt. I: Concepto del Municipio


local, comprendida dentro del Trmino Municipal. Y es, adems,
un organismo auxiliar del Poder Central que el Estado ejerce a
travs de todo el territorio national.
Concordante de este artculo que se reproduce literalmente en el 39 del
proyecto de reform, es el 211 de la Constitucin, que dice as:
El Gobierno Municipal es una entidad con poderes para satisfacer
las necesidades colectivas peculiares de la Sociedad local, y es, ade-
ms, un organismo auxiliar del Poder Central ejercido por e! Estado
a travs de todo el territorio national.
Tanto del texto de la Ley como del de la Constitucin se infiere que et
Gobierno del Municipio tiene una double funcin dentro de la rbita poltica
y administrative que le es propia. De una parte, y como deber fundamental,
le corresponde satisfacer las necesidades colectivas de la sociedad local en
toda la amplitud que expresamente le atribuyen los artculos 213 y 214 de
la Constitucin y 126 de la Ley Orgnica, independientemente de las fun-
ciones privativas de los Alcaldes tambin establecidas por el artculo 165 de
la Ley y que, lgicamente, han de revertir en su ejercicio a favor de la colec-
tividad; de otra parte, y sin que ello implique restriccin en cuanto a la
autonoma que ya otorgaba el artculo 49 de la Ley Orgnica y que ampla y
reitera el artculo 212 de la Constitucin, es tambin el Gobierno Municipal
-Alcalde y Ayuntamiento-, rgano auxiliar del Poder Central en mltiples
funciones, como la de orden pblico, la de salubridad, el sostenimiento de
cargas nacionales, etc. que, a virtud de la mecnica administrative, no pueden
alcanzar eficacia sin una adecuada y recproca colaboracin de todas las esfe-
ras de la Administracin Pblica.
A modo de compensacin de la cooperacin municipal al Estado, este viene
obhgado, tambin constitucionalmente (Art. 212, prrafo 39), a suplir la
gestin municipal cuando sta sea insuficiente, por motivos de inters pblico,
tales como epidemia, grave alteracin de orden pblico u otros de ;nlogo
carcter.
Art. 4-En tanto que el Gobierno Municipal funciona para
satisfacer las .necesidades puramente locales, tiene autonoma, en-
tendindose por sta, facultades propias de iniciativa y de accin
para regir libremente los asuntos exclusivos de la municipalidad,
y limitndose, por consiguiente, su alcance, a lo que comprende a
la extension superficial del Municipio; siempre con sujecin a lo
que en esta Ley, segn los casos, se determine.
El artculo 212 de la Constitucin, que es literalmente reproducido en el
69 del proyecto de reform, como ya dejamos consignado en nota precedent,
reitera y otorga carcter ms absolute al principio de la autonoma muni-
cipal, expresndolo en estos trminos:
"El Municipio es autnomo. El Gobierno Municipal queda inves-
tido de todos los poderes necesarios para resolver libremente los asun-
tos de la Sociedad local.
Las facultades de las cuales no result investido el Gobierno Muni-
cipal por esta Constitucin quedan reservadas al Gobierno national."
Sobre la teora de la autonoma municipal se ha debatido much. Algunos
autores, estimndola una conquista liberal, la han defendido con entusiasmo,
en tanto que otros, inspirados en la tcnica de la "administracin coordi-
nada" poco menos que la consideran como una base de perturbacin, esti-
mando que los fines del Municipio y los del Estado son idnticos y que, en
consecuencia, no pueden marchar por rutas independientes en su realizacin.









LEGISLACI6N MUNICIPAL


Sin entrar a analizar ambas teoras, es evidence que la identidad de fines
no exige sometimiento en la funcin, ya que, por otra parte, sta hllase deli-
mitada por la ley. Lo que ocurre es, que al ser invadida la accin adminis-
trativa por el inters poltico, la autonoma es puesta en trance de peligro,
y lo que tericamente se present como un advance interesante, en la prctica
queda reducido a muy limitada efectividad.
Los constituyentes de 1940, reflejaron en el Ttulo XV de la Carta funda-
mental del Estado, su propsito de dotar a los Municipios de amplia y eficaz
autonoma, de modo inequvoco. "El Municipio es autnomo", declararon,
sin restringir el concept con las condicionales y limitaciones que lo hace la
Orgnica en el artculo que anotamos. Claro es que los delegados a la Asam-
blea Constituyente no quisieron rebasar la autonoma del limited esencialmente
municipal, y tuvieron la precaucin de especificar concretamente en el artculo
213 las funciones propias del Gobierno local.
En lo politico, dieron a la autonoma una base esencial de que antes
careca, prohibindo la suspension gubernativa de acuerdos y resoluciones de
carcter municipal; suspension que fu sustituida por la impugnacin ante
los Tribunales -(Art. 217, b) de la Constitucin y Deec. 3251 de 3 de Diciembre
de 1941- lo cual, si supone una restriccin mnima del principio autonmico,
somete la decision y fallo de la possible controversial a la garanta del Poder
Judicial.
Sin embargo, en lo administrative, la interdependencia Municipal al Es-
tado, subsiste de modo casi pleno, con fundamentos unas veces lgicos y otras
impuestos por las exigencias de orden funcional, lo que, prcticamente atena
o restringe la concepcin autonmica establecida por el art. 212 de la Cons-
titucin.-V. nota final al artculo siguiente.

Art. 59-En tanto que el Gobierno Municipal realize funciones
como agent del Poder Ejecutivo de la Nacin, -est subordinado
a ste.
Concordante de este artculo es el 211 de la Constitucin, segn el cual,
el Gobierno Municipal es un organismo auxiliar del Poder Central ejercido
por el Estado; concept que ratifica el contenido en el art. 118 de la propia
Constitucin, que establece que los Municipios, "adems de ejercer sus funcio-
nes propias, coadyuvan a la realizacin de los fines del Estado".
-V. Decreto 2793, 15 Sep. 1940, que regular la relacin entire los Muni-
cipios y el Estado, modificado en cuanto al procedimiento para la impug-
nacin de acuerdos por el Decreto 3251 de 3 Die. 1941; la Disposicin final 3*
del Decreto-Ley 800 de 1936 (Manual Lex No. 14); los artculos 104 y 107
del Decreto 1517 de 15 Jul. 1925 que promulg el Reglamento de la Ley de
Obras Pblicas; el art. 107 citado, modificado por el Decreto 2589, 26 Sep.
1940, modificacin important por referirse a recursos en material de im-
puestos del Fondo Especial de Obras Pblicas contra acuerdos de las Juntas
de Amillaramiento o resoluciones definitivas de los Alcaldes en expedientes
de comprobacin de rentas.

Art. 69-Son asuntos que compete al Gobierno Municipal, to-
dos los que no incumbent al Gobierno del Estado, o a los Consejos
o Gobernadores Provinciales, segn la Constitucin y las Leyes.
En consecuencia, el Gobierno Municipal posee cuantos poderes
son precisos para satisfacer las necesidades colectivas de la socie-
dad local comprendida dentro del Trmino Municipal, cuya con-










LEY ORG.-Tt. I: Concepto del Municipio 67

servacin, desenvolvimiento y cultural son los fines principles del
Municipio.
V. arts. 212, 213 y 214, entire otros, de la Const. 1940.
-El texto del artculo que anotamos se reproduce literalmente en el 79 del
proyecto de reform, al que se ha adicionado un prrafo que dice as:
"Las funciones propias del Gobierno Municipal no podrn ser interferidas
por el Estado, la Provincia ni ningn otro organismo autnomo o privado,
salvo las facultades que le estn conferidas por la Constitucin y por la ley
al Tribunal de Cuentas".

Art. 79-En el Gobierno Municipal se desenvolvern separada-
mente, por una parte las funciones de deliberacin y acuerdo, atri-
buidas al Ayuntamiento en la esfera propia de la autonoma muni-
cipal; y por otra parte las funciones ejecutivas y de administra-
cin municipal, que desempear el Alcalde.

El desdoblamiento de funciones que establece este artculo, tiene su com-
plemento director en los artculos 126 y 165 de la Ley. El 126 que determine
en treinta incisos cules son especficamente las facultades y deberes del
Ayuntamiento; y el 165 que seala, igualmente, qu facultades y principa-
les deberes correspondent al Alcalde como Jefe del Poder Ejecutivo Muni-
cipal, bien entendido que tanto uno como otro precepto no tienen carcter
limitativo o excluyente, pues existen en el ordenamiento legal de los Muni-
cipios otras disposiciones en que tambin se atribuyen facultades y deberes
lo mismo a la Cmara Municipal que a los Alcaldes.
El artculo 213 de la Constitucin institute una series de deberes y obli-
gaciones cuyo cumplimiento atribuye al Gobierno Municipal, no al Ayunta-
miento ni al Alcalde, e integrando ambos aqul, forzoso ha de ser para la
recta interpretacin del precepto constitutional atenerse, por analoga, a las
especificaciones de sentido genrico que seala la Ley Orgnica en sus citados
artculos 126 y 165, independientemente de lo que previenen los artculos 114,
116, 118, 122, 123, 125 y 127 a 138, 188 a 199, 209, 216, 217, y 221, 225,
234, y 243 entire otros, respect a funciones propias del Ayuntamiento, y los
artculos 120, 166, 169, 170, 172, 173, 195, 197 y 230, entire otros, de las
que correspondent al Alcalde.
-En el proyecto de reform de la ley, sometido a studio de la Cmara
de Representantes se altera esta separacin de funciones, y as, en su art. 66
se establece que el Alcalde ser president del Ayuntamiento y Jefe de la
Administracin Municipal, disponiendo el art. 79 que la funcin adminis-
trativa de cada Municipio se organizar por departamentos, que constituirn
las Oficinas de la Administracin Municipal; desarrollando el Ttulo IV del
proyecto, arts. 99 a 123, todo lo concerniente a las funciones del Gobierno
Municipal, y los arts. 147 a 157 los deberes y atribuciones del Alcalde, lo que
significa que el proyecto de ley se inclina a la forma de Gobierno de Alcalde
y Ayuntamiento, sin que por ello a ste se le restrinja su funcin deliberativa.

Art. 89-No obstante la autonoma del Municipio, cuando el
Estado supla fondos para cubrir, en todo o en parte, los gastos de
algn servicio u obra municipal, se ha de entender facultado para
reservarse la fiscalizacin de dicha obra o servicio, durante su
realizacin.

V. art. 212 prrafo ltimo Const.










LEGISLACIN MUNICIPAL


-La fiscalizacin de la inversin de fondos corresponde al Tribunal do
Cuentas, a tenor del art. 266 de la Const., cuando dicho organismo sea creado,
pero durante la realizacin de la obra o servicio puede fiscalizar el Ejecutivo.
-El art. que anotamos se reitera en el 89 del proyecto de reform con esta
adicin: "pero no podr repetir el gasto contra el Municipio, ni aduelarse o
administrar, por ningn concept, las propiedades para las cuales haya suplido
fondos. Igual procedimiento se seguir cuando supla fondos para el estable-
(-imiento de algn servicio".

Art. 9v-Para los efectos de esta Ley, los Municipios quedan
clasificados en tres classes:
14 Los que tienen una poblacin superior a cien mil habi-
tantes.
2, Los que tienen una poblacin superior a veinte mil habi-
tantes; pero no a cien mil.
31 Los que tienen una poblacin no superior a veinte mil
habitantes.
La clasificacin de Municipios en relacin al nmero de habitantes que
establece este artculo la ratifica implcitamente el art. 224 de la Const., y
dicha clasificacin est sometida a las variantes que determine el Censo de
poblacin que el Estado habr de efectuar cada diez aos segn el art. 94
del texto constitutional. En el Censo efectuado en 1943, se mantiene la cla-
sificacin del artculo que anotamos, y tambin en el proyecto de reform
de la Ley Orgnica.
-V. arts. 147, 164, 165 y 166 del Cdigo Electoral vigente: Ley n9 17
de 31 de Mayo de 1943.


TITULO II

De los Trmios Municipales
y de sus habitantes

CAPITULO I

De la constitucin, fusin, segregacin y supresin
de Trminos Municipales

Art. 10.-El territorio comprendido bajo la accin de un Mu-
nicipio, se denomina "Trmino Municipal".
El art. 4 de la Constitucin establece que el territorio de la Repblica se
divide en Provincias y stas en Trminos Municipales; y el prrafo 1 del
art. 222 del mismo cuerpo legal expresa que los Trminos Municipales estarn
regidos en la forma que establezca la Ley, la cual reconocer el derecho de
los Municipios a darse su propia Carta Municipal de acuerdo con la Cons-
titucin.
-El artculo que anotamos es el 11 en el proyecto de reform.
-V. art. 163 del Cdigo Electoral.









LEY ORG.-Tt. II: De los Trminos Municipales


Art. 11.-Dondequiera que exista una agrupacin de habitan-
tes, cuya comunidad de vida determine relaciones de vencindad. y
sobre una extension superficial separada de otros centros de po-
blacin, ser procedente la organizacin municipal.
Este artculo lo reproduce literalmente el 29 del proyecto de reform.

Art. 12..-Adems Ue las condiciones fijadas en el artculo pre-
cedente, como requisito para la organizacin municipal, se tendr
en cuenta si existen los elements de riqueza necesarios para sa-
tisfacer los gastos del Gobierno propio, an en la ms sencilla de
las formas que esta Ley determine, sin que se requiera para el
caso nmero determinado de habitantes, sino tan solo el hecho de
que la organizacin gubernamental propia, est reclamada por las
necesidades fundamentals de la vida comn, y que aquella sea
possible en el orden econmico.
Concordante de este artculo es el prrafo ltimo del 210 de la Consti-
tucin, el cual establece:
Siempre que se trate de la constitucin de un nuevo Municipio
corresponder al Tribunal de Cuentas informar sobre la capacidad
econmica del mismo para el mantenimiendo del Gobierno propio."
-El artculo que anotamos lo reproduce literalmente el 3' del proyecto
de reform.

Art. 13.-Se reserve al Congreso Nacional la facultad de crear
o suprimir Trminos Municipales, o segregar, agregar o. de otra
manera, variar el territorio de los mismos, o el nombre de alguna
poblacin, oyendo a los Ayuntamientos y Consejos Provinciales
respectivos.
La facultad que este artculo atribuye al Congreso Nacional, la ratifica de
modo implcito el art. 210 de la Constitucin.
Por Sent. del T. S. de 30 de Marzo de 1940 se declara que el Decreto 2561
de 31 de Octubre de 1933, tiene carcter reglamentario y no deroga ni modi-
fica los arts. 13 y 18 de la Ley Orgnica Municipal.
-El cambio de nombre de un Barrio de un Trmino, tambin corresponde
al Congress, al que igualmente se atribuye la potestad de decidir sobre la
determinacin de lmites, fusiones y segregaciones de Trminos Municipales,
en el proyecto de reform de la ley.

Art. 14.-El procedimiento para la supresin de un Trmino
Municipal, por falta de recursos para sostenerse, o por otras razo-
nes fundadas, podr ser iniciado ante el Congreso por el Presi-
dente de la Repblica o por una resolucin del Ayuntamiento, o
por instancia del diez por ciento, a lo menos, del nmero total de
los vecinos del Trmino.


V. art. 210 Const.









LEGISLACIN MUNICIPAL


Art. 15.-Cuando el ensanche de la urbanizacin de dos o ms
Trminos Municipales colindantes produzca la confusion de ellos,
sin resultar claramente la lnea divisoria entire los mismos, los
Ayuntamientos interesados debern ponerse de acuerdo para la
determinacin de los lmites; y si no lo consiguieran, cada Ayun-
tamiento remitir el asunto al Consejo o Consejos Provinciales
respectivos, con cuyo informed o informes, el Congreso podr re-
solver, si lo estima procedente, la fusin de dichos Municipios, de-
terminando la forma y oportunidad de hacerlo, y fijando tambin
el lugar en que radicar la Cabecera.
V. art. 210 Const.
-Salvo el ltimo concept, el texto de este artculo se reproduce literal-
mente en el art. 12 del proyecto de reform.

Art. 16.-Cuando dos o ms Ayuntamientos considered que
conviene a los intereses comunes de cada municipalidad, su fusin,
cada Ayuntamiento lo acordar as por el voto de las dos terceras
parties del nmero total de concejales que deba tener, con arreglo
a esta Ley.
Cada Ayuntamiento remitir los antecedentes del asunto a su
respective Consejo Provincial, el cual los elevar con su informed
a la resolucin del Congreso.
V. art. 210 prrf. 19 Const.

Art. 17. (Modificado). Para acordar 1a segregacin de parte
de un Trmino Municipal y agregarlo a otro u otros colindantes,
ser preciso que lo solicite, por lo menos, un diez por ciento de
los vecinos de la porcin de territorio que se trate de segregar, y
que, en una eleccin de referendo, el sesenta por ciento de los
electores de dicha parte se muestre conforme con la segregacin.
Si el resultado del referendo fuese favorable a la solicitud
presentada, se elevar el asunto al Congreso para su resolucin
definitive.
La redaccin de este artculo est adaptada al prrf. 29 del art. 210 de,
la Constitucin.
-En el art. 13 del proyecto de reform se reproduce el texto anterior y
se agrega: "Al sealarse las nuevas demarcaciones de territories y practicarse
la division de bienes, se respetar el derecho de propiedad privada del Muni-
cipio cedente sobre los bienes que haya adquirido o construido en la porcin
que se segrega, sin perjuicio de reconocerle al Municipio que la recibe la part
proporcional que le corresponda por lo que hubiere aportado para la adqui-
sicin o construccin de dichos bienes".










LEY ORG.-Tt. II: De los Trminos Municipales


Art. 18.-La segregacin de parte de un Trmino, para cons-
tituir Municipio separado, por s, o en unin de otra u otras por-
ciones de otros Trminos colindantes, podr hacerse mediante ini-
ciativa del diez por ciento, por lo menos, de los vecinos de las
respectivas porciones, siempre que el nuevo Trmino que haya de
formarse, reuna las condiciones exigidas por esta Ley, y que lo
acuerde el Congreso, previo los trmites establecidos para la agre-
gacin o fusin de Trminos Municipales.
V. art. 210 prrfs. 1Q y lt. Const.
-En el art. 14 del proyecto de reform se reproduce esencialmente el que
anotamos, agregando la intervencin preceptiva del Tribunal de Cuentas para
el informed sobre el aspect econmico.

Art. 19.-(Modificado). En los casos de agregacin o segre-
gacin, al sealarse las nuevas demarcaciones de territories, y prac-
ticarse la division de bienes, aprovechamientos, usos pblicos, cr-
ditos, fondos e impuestos pendientes de cobro, se respetar el dere-
cho de propiedad privada del Municipio cedente sobre los bienes
que haya adquirido o construido en la porcin que se le segrega,
sin perjuicio de reconocerle al Municipio que la recibe, la parte
proporcional que le corresponda por lo que hubiere aportado para
la adquisicin o construccin de dichos bienes.
Estas materials sern resueltas por acuerdo de los Ayuntamien-
tos interesados, y, en su defecto, por el Consejo Provincial corres-
pondiente. Si se tratare de Ayuntamientos de distintas provincias,
la resolucin corresponder a sus respectivos Consejos Provincia-
les, y si stos no se pusieren de acuerdo, se elevar el asunto a
resolucin del Congreso.
La redaccin de este art. est adaptada a los preceptos del prrafo 4
del art. 210 de la Const.
-En el proyecto de reform se reproduce casi literalmente el texto del
artculo que anotamos, pero se excluye la intervencin en los casos a que se
contrae, de los Consejos Provinciales, quedando la solucin a lo que decidan
los Municipios interesados, o en su lugar el Congreso.

Art. 20.-Siempre que se sometan al Ayuntamiento, para su
consideracin e informed, las materials relacionadas con la variacin
del territorio de una municipalidad, con arreglo a los artculos pre-
cedentes, dicho informed ser emitido dentro de los quince das
siguientes al recibo de la solicitud o requerimiento.










LEGISLACIN MUNICIPAL


Los Consejos provinciales evacuarn sus informes, en todos los
casos, dentro de los quince das siguientes al recibo del informed
del Ayuntamiento o Ayuntamientos interesados.
Del texto del art. 210 de la Const. parece deducirse que se ha querido
prescindir de la intervencin de los Consejos Provinciales en la tramitacin
de segregaciones de territorio, demarcaciones, division, etc., establecindose,
en cambio, la obligatoriedad del informed del Tribunal de Cuentas en cuanto
a la capacidad econmica del nuevo Municipio que trate de constituirse.
Sin embargo, en el art. 16 del proyecto de reform de la ley se reproduce
literalmente el artculo que anotamos adaptado al texto constitutional.

Art. 21.-Todo Trmino Municipal ha de estar comprendido
en una sola Provincia y en una sola demarcacin judicial; y s,
por fusion, un Municipio resultare en ms de una provincia o
demarcacin judicial, se determinar a cual de ellas queda ads-
cripto, al resolverse, por el Congreso, sobre la material, armoni-
zando siempre la division judicial con la Administrativa.
En el art. 17 se reproduce el anterior precepto, suprimindose nicamente
lo relative a la possible resolucin del Congreso, lo que, en nuestro criterio, no
debiera suprimirse, porque entire otras razones, es constitucionalmente precep-
tivo.

Art. 22.-Cada Trmino Municipal se dividir en Barrios.
proximamente iguales en poblacin. En los Trminos donde haya
Barrios cuyo espritu local o historic propia resulten tan carac-
terizados que merezcan ser atendidos como un factor social del
Municipio, se tendr en cuenta ese precedent para la division de
Barrios.
Todo arrabal, separado del casco de la poblacin, as como
cualquiera otra parte del Trmino Municipal apartado del mismo
casco, ha de constituir Barrio, sea la que fuere su poblacin.
El art. 231 Const. obliga a consignaciones especficas en los Presupuestos
Municipales con destino a los Barrios en proporcin al aporte contributive
de stos.
-Con ligera variante de redaccin el art. 18 del proyecto de reform, re-
.produce el texto del que anotamos.
-V. art. 164 del Cdigo Electoral.

Arts. 23, 24 y 25. (Inaplicables).
Regulaban estos tres artculos la division de cada Trmino Municipal en
Barrios, as como el procedimiento para efectuarla al entrar en vigor la
Ley Orgnica, prohibiendo el artculo 24 su variacin, una vez hecha, durante
dos aos y estableciendo el art. 25 que el expediente de alteracin habra de
iniciarse bin por el Ayuntamiento, o por el 10 por 100 de los vecinos de
los Barrios ya establecidos; pero todas las disposiciones expresadas quedaron
tcitamente derogadas por el art. 37 de la Ley del Censo de 11 de Julio
de 1919, que fu adicionado por el art. 12 de la Ley de 4 de Diciembre










LEY ORG.-Tt. II: De los Trminos Municipales


de 1930. Lo preceptuado por ambos artculos de estas dos Leyes citadas lo
reitera el artculo 164 del Cdigo Electoral vigente, promulgado por la Ley
no 17 de 31 de Mayo de 1943 que dice as:
Art. 164.-La division de un Trmino Municipal en Barrios, sola-
mente podr alterarse cada diez afos. El Director, una vez en pose-
sin de los datos necesarios y antes de la prxima formacin legal de
los Registros Electorales, determinar los Barrios y comunicar a cada
President de Ayuntamiento las results del Censo a los efectos de
que el Ayuntamiento pueda solicitar la rectificacin de la division
del territorio Municipal en Barrios.
Ningn Barrio urbano contendr ms de diez mil (10,000) habi-
tantes ni menos de tres mil (3,000). Los Barrios rurales, no conten-
drn ms de 5,000 habitantes ni menos de 1,000, except en los casos
de grandes extensions de superficie de escasa densidad de poblacin
o dificil comunicacin.
Se excepta el Trmino Municipal de La Habana, cuyos Barrios,
no contendrn ms de veinte mil habitantes, ni menos de diez mil
habitantes, salvo tambin sus barrios rurales de escasa densidad de<
poblacin.
Los Ayuntamientos, dentro de los cinco das siguientes al recibo de
la comunicacin del Director del Censo, procedern, en sesin extra-
ordinaria, a ratificar la division territorial practicada por la Direccin
o a proponer una nueva division en Barrios urbanos y rurales, de modo
que la poblacin de los mismos segn los datos del Censo Decenal,
venga a ser aproximadamente igual en todos ellos, dentro de cada clse,
no pudiendo en ninguna poca haber entire la poblacin de un Barrio
y la de otros de la misma clase, unn diferencia mayor del veinte por
ciento, exceptundose los barrios rurales de escasa densi'1d:i de pobla-
cin en relacin a su considerable territorio."
-De acuerdo con el art. 94 de la Constitucin se promulg la Ley n" 5
de 1 de Abril de 1943, para efectuar el Censo de Poblacin correspondiente
a ese ao, que sirvi de base a las elecciones generals realizadas en 1946;
pero es de inters advertir, que dicha Ley na 5 de 1943 hllase expresamente
derogada a virtud de lo preceptuado por la Disposicin Transitoria al Ti-
tulo IV del Cdigo Electoral del mismo afo, que atribuy a aquella carcter
meramente accidental.
-En el proyecto de reform de la Ley Orgnica se aborda la cuestin
mediante dos artculos que dicen as:
"Art. 19.-La division de un Trmino Municipal en Barrios sola-
mente podr alterarse cada cuatro aos, dentro de los sesenta das des-
pus de constitudo el Ayuntamiento y designadas sus Comisiones, a
cuyo efecto se tendr en cuenta el resultado del Censo de poblacin en
el moment de hacerse la division.
Art. 20.-La alteracin a que se contrae el artculo anterior, podr
llevarse a cabo por iniciativa del Ayuntamiento o del diez por ciento,
a lo menos, de los vecinos del barrio".
Como se advierte, el texto del art. 19 del proyecto de reform modificar,
si se aprueba como figure, el 164 del Cdigo Electoral.










LEGISLACIN MUNICIPAL


CAPITULO II

De los habitantes de los Trminos Municipales
y de sus derechos y deberes

Art. 26.-Los habitantes de un Trmino Municipal son veci-
nos o transeuntes.

Regulan este art. y los que le siguen hasta el 34, una material de tanta
importancia, a efectos del ejercicio de derechos individuals, como la rela-
tiva a la vecindad. Ante todo es preciso aclarar que los derechos individuals
a que antes aludimos son los de carcter administrative y politico, pero no
los civiles, pues si bien el artculo 27 de la Ley Orgnica declara que la ve-
cindad lleva implcito el domicilio, ste se determine civilmente por razn de
residencia y no de vecindad que son dos concepts jurdicos distintos an
cuando en muchas ocasiones se confunden.
En la organizacin administrative cubana existen estas situaciones de
carcter individual:
a) Vecino: definida por el artculo 27 de la Ley Orgnica, que afecta
al ciudadano nativo o nacionalizado.
b) Transeunte: definida por el mismo precepto.
e) Vecino: solamente a efectos de la ley municipal, en relacin a extran-
jeros residents ms de cinco aos en el pas: definida en el art. 28.
d) Resident: situacin definida por el artculo 13 del Decreto-Ley 788
de 28 de Diciembre de 1934 que estableci el Registro de Extranjeros, y por el
que se previene que la residencia se obtiene por el extranjero a los dos aos
de su entrada en Cuba.
e) Turista -que equivale en cierto modo a transeunte: definida por la
legislacin reguladora de la inmigracin.
Estudiemos con algn detenimiento, porque la material bien lo merece, el
alcance jurdico de cada una de las situaciones expresadas.
Para el ciudadano cubano, la condicin de vecino est supeditada exclu-
sivamente a estas dos condiciones: habitualidad de residencia en determinado
Trmino Municipal, e inscripcin como tal vecino en el Censo general de
poblacin que el artculo 94 de la Constitucin obliga a hacer cada diez aos.
En ciertc modo la vecindad es situacin implcita a la ciudadana, sobre todo
cuando no se trata sino de ser; ahora bien, cuando tambin se trata de
acreditar la vecindad, entonces la inscripcin en el Censo es preceptiva, y si
de los antecedentes del mismo no result, prcticamente se ser ciudadano
pero no vecino a los efectos administrativos o polticos que interesen, como
puede ocurrir, por ejemplo, con el que aspire a Concejal o a Alcalde de un
Municipio, para cuyos cargos la residencia -en este caso sinnima de vecin-
dad- en el Trmino, durante plazo determinado, es requisito legal ineludible.
La Ley Orgnica declara que la vecindad lleva implcito el domicilio.
Cul es el alcance jurdico de tal declaracin?
Los artculos 40 y 41 del Cdigo Civil al definir cul es el domicilio de
las personas naturales a los efectos del ejercicio de los derechos y el cum-
plimiento de las obligaciones civiles, seala de modo preciso el lugar de la
residencia habitual del que haya de ejercitarlos o cumplirlas; y en cuanto a
las personas jurdicas, el lugar en que se halle establecida su representacin
legal.
Siendo esto as, cuando haya necesidad de acreditar la residencia, bien en
pleito o fuera de l, result evidence que, aunque se trate de asuntos de
carcter civil y no administrative o poltico, habr de estarse a la declara-
cin de vecindad administrativamente hecha, o sea, mediante certificacin de
la Alcalda correspondiente o de la Oficina del Censo, acreditativa de que









LEY ORG.-Tt. II: De los Trminos Municipales


el interesado ha adquirido por residencia habitual la vecindad. Y como esta
situacin de vecindad lleva implcito el domicilio, forzoso es llegar a la con-
clusin de que en todo caso para acreditar ste habr de tomarse como base
de la declaracin de vecindad, la efectuada por el Alcalde con arreglo a lo
que determinan los artculos 30 y 31 de la Ley Orgnica, que luego tiene su
reflejo en el Censo General de Poblacin, mediante la inscripcin correspon-
diente.
Antecedente de lo que dejamos expuesto lo hallamos en el Reglamento
de la Ley de Registro Civil, cuyo artculo 109, inciso 49 remite a los datos
que suministre la Administracin Municipal para que los Encargados de los
Registros expidan, en su caso, certificaciones de residencia.
Tiene, adems, el concept residencia otra interpretacin administrative
que exclusivamente afecta a los extranjeros. Al regular el Decreto Ley 788
de 28 de Diciembre de 1934 la organizacin del Registro de Extranjeros, esta-
bleci en su artculo 13 la posibilidad de adquirir la condicin de resident el
extranjero que llevando dos aos inscripto, desee ausentarse del pas, conser-
vando durante tres aos la condicin de resident a efectos inmigratorios.
Esta situacin se acredita mediante certificacin de la Direccin de Inmi-
gracin que no tiene otro alcance que el expresado, si bien, como la Ley Org-
nica exige en su artculo 28, al extranjero para ser considerado vecino, cinco
aos de residencia fija en el pas, -debiera lgicamente, ser en el trmino
municipal- esta situacin, evidentemente podr acreditarse con la certifi-
cacin a que se refiere el citado articulo 13 del Decreto Ley 788 de 1934.
Finalmente, en lo que a transeuntes o turistas se refiere, a efectos admi-
nistrativos de carcter municipal no existe disposicin alguna.
-En el proyecto de reform de la ley, arts. 21 a 27, se reproduce casi
literalmente la clasificacin de vecinos y transeuntes, mas como en los arts. 28
y siguientes se restablecen, con gran acierto a nuestro juicio, los Registros de
Poblacin, los cuales sern rectificados cada cinco aos, es con vista a los
mismos que el Alcalde efectuar las correspondientes declaraciones.

Art. 27.-(Modificado) Es vecino de un Trmino Municipal todo
cubano, por virtud de nacimiento o de naturalizacin, que resida
habitualmente en dicho Trmino y que est inscripto con tal ca-
rcter en el Censo Decenal de poblacin correspondiente a ese
Municipio. La vecindad lleva implcito el domicilio.
Es transeunte, todo el que, no encontrndose comprendido en
el prrafo anterior, resida en el Trmino accidentalmente.

Este artculo qued as redactado por la Ley del Censo de 11 de Julio
de 1919, y reitera textualmente sus preceptos al art. 165 del Cdigo Electoral
de 1943.
-Es de advertir que la declaracin de vecindad -que equivale tambin
a acreditar domicilio- es una facultad netamente municipal a todos los efec-
tos administrativos y polticos. La Ley establece dos modalidades para tal
declaracin y ambas son facultad propia del Alcalde aplicarlas. As, con
arreglo al artculo 31 el Alcalde declara de oficio vecino de su trmino muni-
cipal cuando va a formarse o rectificarse el Censo, a todo cubano emanci-
pado o al extranjero comprendido en el artculo 28 que al efectuarse el Censo
Decenal de poblacin lleven un ao de residencia fija -es decir, no interrum-
pida sino consecutiva- en el propio Trmino. Y a tenor del artculo 32 la
declaracin de vecindad puede hacerla el Alcalde a instancia de parte, con
solo que el interesado -ciudadano cubano o extranjero en aptitud legal,- lo
solicite y acredite residencia continuada en el Trmino Municipal por solo
tres meses, pudiendo establecerse el recurso que regular el artculo 266 de la
Ley en caso de que el Alcalde resuelva negativamente la solicitud.









LEGISLACIN MUNICIPAL


En consecuencia, a todos los efectos, incluso los civiles, --en material de
divorcio se est dando el caso constantemente- no existe otro modo para
acreditar el domicilio que la certificacin expedida por la Alcalda que acre-
dita la vecindad, sin perjuicio de otras comprobaciones complementarias, bien
de carcter policial, bien mediante certificacin de la Oficina Nacional del
Censo y de Estadsticas Electorales a que se refieren los artculos 154 y si-
guientes del Cdigo Electoral de 1943.
El deseo de centralizar las operaciones censuales, llev a los legisladores
en 1919 a suprimir los Registros de poblacin que la Ley Orgnica estableca
atinadamento en sus artculos 35 a 41, los cuales quedaron derogados por el
artculo 38 de la Ley de 11 de Julio de 1919. Sin embargo, administrativa-
mente, ello implic un error, pues no es preciso encarecer lo til que a todo
Municipio ha de ser el llevar un Registro de todos los vecinos que lo integran,
con esiecifi'acin de estado, profesin, domicilio y cuantos otros datos pudie-
ran significar una fcil estadstica que, a mltiples efectos sociales, polticos
y administrativos pudiera ser a la vida local de singular utilidad.
Acertadamente el proyecto de Ley Orgnica de los Municipios que se en-
cuentra en studio en la Cmara de Representantes restablece en sus arts. 26 a
34 los Registros de Poblacin, cuya formacin ser obligatoria para la Admi-
nistracin Municipal cada cinco aos con rectificaciones anuales para las ins-
eripciones de oficio o a instancia de parte as como para las eliminaciones,
por incapacidad legal, defuncin o traslaciones de vecindad acaecidas durante
el afio, debindose hacer pblico el correspondiente resume. Contra las reso-
luciones de los Alcaldes en material propia del Registro se establece el recurso
de reform, y en su caso, el contencioso.
Sobre esta iniciativa de la restauracin de los Registros de poblacin que,
como dejamos expresado, nos parece sumamente acertada, nos permitimos su-
gerir la conveniencia de que al redactarse definitivamente los preceptos se
tenga en cuenta el nexo que forzosamente habrn de tener los Registros de
poblacin con la Oficina Nacional del Censo de Poblacin a que se refiere la
Disposicin Transitoria 1* del Captulo XIII del Ttulo IV del vigente Cdigo
Electoral.

Art. 28.-El extranjero que lleve cinco aos de residencia fija
en el Pas y ejerza profesin, o sea propietario de inmueble, o ten-
ga establecimiento mercantil, fabril o industrial, se consider ve-
cino para todos los efectos de esta Ley, salvo su manifestacin feha-
ciente en contrario, dirigida al Alcalde.
V. arts. 219 Const. y 681 n9 3 del Cdigo Civil.
-A nuestro juicio, como la vecindad a efectos municipales se fundamental
en razn de residencia en Trmino Municipal determinado, el artculo que
anotamos debiera modificarse en el sentido de decir estanciaa fija en el pas,
con residencia en el Trmino Municipal en que tuviere su domicilio", ya que,
de modo implcito, lo modifica el art. 166 del Cdigo Electoral de 1943 que da
nueva redaccin al 31 de la Ley Orgnica.

Art. 29.-(Derogado).
Este art. que se refera a la inscripcin de residents en el Registro de
poblacin, fu derogado por el art. 38 de la Ley del Censo de 11 de Julio
de 1919.
V. nota al art. 27 de la Ley Org.

Art. 30.-La cualidad de vecino la declarar, de oficio, o a ins-
tancia de parte, el Alcalde respective.
V. nota a los arts. 26 y 27 de esta Ley Org.










LEY ORG.-Tt. II: De los Trminos Municipales


Art. 31.-(Modificado). El Alcalde declarar de oficio, vecino,
a todo cubano que en la poca de formarse o rectificarse el Censo
Decenal de Poblacin lleve un ao de residencia fija en el Tr-
mino. Tambin har igual declaracin respect a los que en las
mismas pocas ejerzan cargo pblico que exija residencia fija
en el Trmino, aun cuando no hayan completado el ao de resi-
dencia; y asimismo, respect a los extranjeros que tengan pro-
piedades, profesin u oficio conocido y lleven un ao de residen-
cia fija en la localidad.
La redaccin de este artculo que fu modificado primero por el 38 de
la Ley del Censo de 1919, la hemos adaptado al texto del art. 166 del Cdigo
Electoral de 1943. A virtud de su definitive redaccin, queda suprimida la
condicin de hallarse el cubano emancipado para poder ser declarado vecino,
y se fija para que los extranjeros puedan ser tambin declarados vecinos,
que lleven solamente un afio de residencia fija en el Trmino, y no cinco
aos en el pas como establece el artculo 28 de la Ley Orgnica.
Pero es de observer, que la fijacin de un ao de residencia en el Tr-
mino para que el extranjero sea declarado de oficio vecino, solamente la cir-
cunscribe el Cdigo Electoral a la poca de formarse o rectificarse el Censo,
lo cual es igualmente de aplicacin en cuanto a los cubanos, y como el Censo
se reform cada diez aos, prcticamente el precepto del Cdigo Electoral
que d nueva redaccin al artculo 31 de la Ley Orgnica estimamos que no
tiene en lo esencial otra virtualidad que la inherente a fines electorales.
-Respecto a los que ejerzan cargos pblicos, vase artculo 174 del Cdi-
go Electoral, declarado inconstitucional por Sentencia n' 70 de 18 de No-
viembre de 1943 del Pleno del Tribunal Supremo.

Art. 32.-(Modificado). El Alcalde, en cualquier poca decla-
rar vecino a todo ciudadano cubano emancipado, o extranjero
en aptitud legal, que lo solicite, sin que por ello quede exento de
satisfacer las cargas municipales que le correspondan hasta aque-
lla fecha, en el Trmino de su anterior residencia; pero el soli-
citante ha de probar que lleva en el Trmino una residencia con-
tinuada por espacio de tres meses a lo menos. Contra el acuerdo
denegatorio, podr interponerse el recurso que seala el artculo
40 de esta Ley.
Si bien la derogacin que determine el art. 38 de la Ley del Censo de
11 de Julio de 1919 en material de vecindad alcanz al art. 40 que cita el
que anotamos, como el recurso a que alude es el mismo que regular el art. 266.
reproducimos su texto original.
-A diferencia de lo que dispone el artculo 31, en el 32 faculta la Ley
al Alcalde para declarar vecino a todo ciudadano cubano y a todo extranjero
"en aptitud legal" que lo soliciten, en cualquier tiempo, con solo acreditar
que el solicitante lleva residiendo continuadaimente en el Trmino Municipal
tres meses a lo menos de modo continuado.
Al anotar el art. 27 ya expusimos algunas aclaraciones sobre el ;it!enlce
jurdico de la vecindad y sobre la forma legal de acreditar el do.onicilio, que
aquella lleva implcito, por lo que ahora hemos de limitarnos a indicar que
al igual que hace el artculo 166 del Cdigo Electoral suprimiendo la circuns-










LEGISLACIN MUNICIPAL


taniea de la emancipacin para declarar de oficio vecino a un ciudadano cu-
bano, debe considerarse excluida tal circunstancia para obtener la declaracin
de vecindad a instancia de parte, pues la interpretacin contraria resultara
contradictoria con el espritu de la ley ms modern que es, en este caso, el
Cdigo Electoral de 1943.
Respecto a los extranjeros, slo exige la ley para que puedan ser decla-
rados vecinos, de oficio, "la aptitud legal" independientemente de la resi-
dencia por tres meses consecutivos en el Trmino Municipal respective.
iQu ha de entenderse por "aptitud legal" del extranjero para obtener
la vecindad a su instancia?
Al extranjero, con arreglo al artculo 28 de la Ley, a efectos de esta, se
le consider vecino, con slo llevar cinco aos de residencia en el pas, que
son los exigidos para obtener ciudadana por naturalizacin. Pero como una
cosa es la ciudadana y otra la vecindad, legalmente es inconcuso que se puede
ser vecino sin ser ciudadano. As, estimamos, que a efectos de la declaracin
de vecino a favor de un extranjero, la aptitud legal de ste para solicitar y
obtener aqulla no puede estribar en que lleve cinco aos de estancia en el
pas, sino tan slo en que haya entrado en ste cumpliendo todos los requi-
sitos exigidos por la legislacin atinente, y pruebe adecuadamente que lleva
residiendo tres meses consecutivos en el Trmino del que aspira a ser decla-
rado vecino.
Cuando el Alcalde niegue la vecindad solicitada, el interesado, cubano o
extranjero, podr utilizar el recurso de reform que regular el artculo 266 de
la Ley, contra la resolucin, dentro del trmino de quince das, procediendo
contra lo que decide el Alcalde en tal recurso, el contencioso-administrativo.

Art. 33.-Todos los habitantes de un Trmino Municipal tie-
nen accin para reclamar contra los acuerdos de los Ayunta-
mientos que les afecten directamente o que fueren de carcter
procomunal.

La Constitucin de 1940 en su Art. 219 inciso a) ampla acertadamente
el mbito para el ejercicio de la accin contra toda clase de acuerdos o reso-
luciones de carcter municipal, en estos trminos:
"En caso de que las resoluciones o acuerdos de las autoridades u
organismos municipales lesionen algn inters privado o social, el
perjudicado o cualquier habitante del Municipio que consider que el
acuerdo o resolucin lesiona un inters pblico, podr solicitar su
nulidad y la reparacin del dao ante los tribunales de Justicia, me-
diante un procedimiento sumario establecido por la Ley. El Municipio
responder subsidiariamente, y tendr el derecho de repetir, cuando
fuere condenado al pago, contra el funcionamiento culpable de haber
ocasionado el dao, en los trminos que disponga la Ley".
La anterior disposicin constitutional establecida como garanta de los
habitantes de los Trminos Municipales respect a sus gobernantes locales, es
de singular importancia, porque por vez primera incorpora a la legislacin
cubana el principio de la responsabilidad civil del funcionario pblico, que
fu objeto en Espaa de una Ley especial promulgada en 1904.
Resulta evidence que la accin que la Constitucin otorga es de carcter
eminentemente civil y popular y lo hace con tal amplitud que basta ser habi-
tante, ni siquiera vecino, para poder ejercitarla, y as como el Art. 33 de la
Ley se refiere tan slo a los acuerdos de los Ayuntamientos, el precepto
constitutional admite la demand contra toda clase de acuerdos y resolucio-
nes de autoridades y organismos municipales.
La Constitucin remite a la Ley en cuanto al procedimiento sumario para
el ejercicio de la accin que autoriza, por lo que habr de esperarse a la
nueva Orgnica de los Municipios para su regulacin. Ahora bien, preciso
es no olvidar que en caso de lesin de inters privado los recursos que auto-









LEY ORe.-Tt. III: Gobierno Municipal


riza el art. 266 de la Ley son los procedentes: reform y, en su caso, conten-
cioso-administrativo.
Por otra parte, la Ley Orgnica vigente en sus arts. 278 y 284 alude a
las posibles responsabilidades civiles de los funcionarios municipales inde-
pendientemente de las administrativas y penales por los perjuicios o daos
que ocasionen en el ejercicio del cargo.

Art. 34.-Todos los vecinos tienen igual derecho a participar
de los aprovechamientos comunales y de los derechos y benefi-
cios que acuerde el Gobierno Municipal.
Declara el art. 20 de la Const. que todos los cubanos son iguales ante
la Ley y que la Repblica no reconoce fueros ni privilegios. Declara igual-
mente illegal y punible toda discriminacin por motivo de sexo, raza, color
o clase y cualquiera otra lesiva a la dignidad humana.
Es de advertir, que el precepto que anotamos, afecta igualmente a los que
sin ser ciudadanos cubanos son vecinos del Trmino Municipal.

CAPITULO III

Del Registro de Poblacin.

Arts. 35 a 41. (Derogados).
Derogados por el art. 38 de la Ley del Censo de 11 Julio 1919.
-V. art. 147 C. Electoral vigente y nota al art. 27 de la Ley Orgnica en
cuya nota comentamos ampliamente el restablecimiento de los Registros de
poblacin en el proyecto de nueva Ley.


TITULO III

De la organizacin del Gobierno Municipal

CAPITULO I

Organizacin del Ayuntamiento

Art. 42.-Los miembros del Ayuntamiento se denominan Con-
cejales y sern elegidos por sufragio de primer grado, en la
proporcin que se determine en el artculo siguiente.
Este artculo y los siguientes responded en su redaccin a la Ley Orgnica.
Hemos respetado su texto porque hasta que no se dicte el nuevo Cuerpo legal
que desenvuelva los preceptos contenidos en los arts. 222 a 225, inclusive,
de la Constitucin, que afectan a las nuevas modalidades de Gobierno muni-
cipal por Comisin o por Ayuntamiento y Gerente, han de considerarse vigen-
tes en su primitive redaccin.
-El Tribunal Supremo tiene declarado que los Concejales, a efectos pe-
nales, deben considerarse autoridad cuando los hechos se fundamenten en
actos derivados del ejercicio de sus funciones propias.









LFniSiLACIci,z MUNICIPAL


Art. 43.-(Modificado). El nmero de Concejales de cada Mu-
nicipio se ajustar a la siguiente escala gradual, basada en el
censo decenal de poblacin (1).
Hasta mil quinientos habitantes, cinco Concejales; desde mil
quinientos uno, a tres mil, siete Concejales; de tres mil uno a
diez mil, nueve Concejales; de diez mil uno a treinta mil, quince;
de treinta mil uno a cien mil, veintiuno; de cien mil uno en ade-
lante, veintisiete Concejales.
(1) En el prrafo 19 del artculo que anotamos se aluda al Registro de
Poblacin, suprimido, como tantas veces dejamos consignado, por la Ley del
Censo de 11 de Julio de 1919, si bien se restablece en el proyecto de nueva
Ley Orgnica.
-V. arts. 224, 225 y 226 Const. y 251 de la Ley Org.
-Establecida por el art. 93 de la Constitucin la confeccin del Censo
National de poblacin cada diez aos, y suprimidos los Registros de pobla-
cin por la Ley del Censo de 1919, -aunque la tendencia es restablecerlos-
pareca lgico que el Cdigo Electoral de 1943 fijase el nmero de Concejales
a elegir por cada Municipio en proporcin a su nmero de habitantes, supliendo
as el caso anmalo reflejado en la Constitucin en cuanto a que sta fija el
nmero de Concejales elegibles en el sistema de Gobierno de Ayuntamiento y
Gerente -art. 225-- y no los fija para el sistema de Gobierno de Alcalde y
Ayuntamiento que es el que prevalece y, por los sntomas todos, prevalecer.
El Cdigo Electoral de 1943 tampoco establece esa norma tan necesaria
y, sobre todo, tan propia de un cuerpo legal de su carcter. En su art. 11
seala el nmero de senadores y representantes que se elegirn: Senadores
9 por Provincia; Representantes, uno por cada 35,000 habitantes o fraccin
de 17,500; pero en su art. 12, el Cdigo se limita a consignar que los elec-
tores de los Municipios elegirn los Alcaldes y Concejales o Comisionados,
ms sin decir cuantos Concejales habrn de corresponder a cada Trmino
Municipal.
Al parecer, en la Comisin que redact el Cdigo Electoral predomin
el criterio de dejar extremo tan fundamental para cuando se redactase la
nueva Ley Orgnica de los Municipios. Entretanto, las elecciones municipales
verificadas despus de promulgada la nueva Constitucin, en 1944 y 1946
se han verificado sobre la base numrica establecida por el artculo que ano-
tamos.
Lo que s establecen el art. 226 de la Constitucin y el 14 del Cdigo
Electoral es que el mandato de los Concejales es por cuatro aos.

Art. 44.-(Modificado). Cuando el Ayuntamiento entienda que
por su mayor nmero de habitantes en el Trmino Municipal, le
corresponda aumentar el nmero de sus Concejales, deber de-
clararlo as, en vista de datos comprobatorios de aqul hecho.
Del acta de la sesin, y de los antecedentes del asunto, se en-
viarn copias certificadas al Presidente de la Repblica y al Go-
bernador de la Provincia, tan pronto sea ejecutivo el acuerdo.
La eleccin de los Concejales que se aumenten, se har en la pri-
mera renovacin del Ayuntamiento. Este determinar por sor-
teo, cules entire aqullos habrn de cesar a los dos aos y cules









LEY ORG.-Tt. III: Gobierno Municipal


a los cuatro aos, para poder dar cumplimiento al articulo 51.
Esta determinacin la har el Ayuntamiento en una de las tres
primeras sesiones que celebre despus de las elecciones.
Tambin deber el Ayuntamiento declarar que le corresponde
menor nmero de Concejales del que tiene, llenando los mismos
requisitos que para la anterior declaracin. En este caso, la
prxima renovacin de los Concejales se har en la forma si-
guiente: cesarn los Concejales de la series que deba ser reno-
vada; adems, cesar tambin el nmero de aqullos a quienes
no corresponda cesar, sino hasta la siguiente renovacin, para
dejarlos reducidos a los que corresponda segn el nmero de Con-
cejales que en lo adelante deba tener el Ayuntamiento; se de-
terminar por la suerte, la cesacin de estos Concejales a quienes
no les tocar cesar; y se proceder a elegir la otra porcin de
este total de Concejales, que en lo adelante haya de tener el
Ayuntamiento.
Si el Ayuntamiento pasase a pertenecer a los comprendidos en
el Ttulo VII, proceder a reorganizar su personal y servicios tan
pronto tomen posesin los Concejales nuevamente elegidos.
En este ltimo caso, no hacindolo el Ayuntamiento, podr el
Consejo Provincial, por su iniciativa, o por indicacin del Go-
bernador, o a instancia de vecinos del Trmino Municipal, acor-
dar la modificacin de la clase del Ayuntamiento oyendo siem-
pre a ste, respect al particular y comprobando los hechos que
sean motivo del acuerdo.
Los dos casos que prevee este artculo, -aumento o disminucin de con-
cejales por aumento o disminucin del nmero de habitantes del Trmino,-
son distintos a los que implican las renovaciones por cese de mandate.
Examinados detenidamente los antecedentes legales sobre las prescripciones
a que este artculo se contrae, hemos optado por respetar la redaccin que
tena antes de que la Ley Electoral estableciese el mandato por seis aos,
-hoy reducidos a cuatro-, si bien entendiendo que el precento es inapli-
cable en la prctica ya que, por una parte la Constitucin en su art. 266
fija en cuatro aos la duracin del cargo con la excepcin de mandato por
dos aos que estableci la disposicin transitoria 1* a la Seccin 3* del Ti-
tulo XV de la Const. en relacin con el art. 232 de la misma; y por otra
part.', el trmite que el artculo que anotamos regular lo estimamos inade-
ecado al esiritu de autonoma que en material municipal inspir el texto
constitutional.
Y no es preciso indicar que lo subrayado del artculo que anotamos es
totalmente inaplicable.

Art. 45.-(Modificado). Para ser Concejal se require:
1) Ser ciudadano cubano y llevar, por lo menos, en el memento
de la eleccin, un ao de residencia en el Trmino Municipal de
que se trate, y adems tener familiar o establecimiento mercantil









LEGISLACIN MUNICIPAL


o industrial, o poseer propiedades, o ejercer una profesin o indus-
tria y pagar el impuesto correspondiente. Este requisito de la resi-
dencia no ser exigible a quienes demostraren que por haber desem-
peado cargo pblico, o Comisin del servicio, no hayan podido
residir en el Trmino Municipal.
2) Haber cumplido veintiun aos de edad.
3) Hallarse en el pleno goce de sus derechos civiles y polticos.
4) Saber leer y escribir.
Hemos adaptado el texto de este artculo a las prescripciones del 229 de
la Constitucin y 5-e) del Cdigo Electoral de 1943.
-El art. 229 de la Constitucin solo exige para ser concejal, la ciuda-
dana, tener 21 aos y reunir los dems requisitos que seale la Ley. El C-
digo Electoral vigente en su artculo 5-e), dice lo mismo con la sola adicin
de precisar que la ley es la Orgnica de los Municipios. Y sta, en el artculo
que anotamos, nmeros 39 y 49, require para poder ser electo concejal, ade-
ms, que el candidate se halle en el pleno goce de sus derechos civiles y
polticos y saber leer y escribir; debiendo entenderse por "derechos civiles
y politicos" no hallarse incurso en ninguna de las incompatibilidades que
para ser elector establece el art. 29 del Cdigo Electoral, ni en cualquiera
de los casos de incapacidad o de incompatibilidad que seala el propio
Cdigo en sus arts. 6 nms. 19, 29, 6> y 79 y 7 y 8, as como tampoco en las
incapacidades que enuncia el artculo de la Ley que sigue.-V., adems, arts.
12, 14, 15, 16 prraf. 29, 17, 24 prrf. 29 y 334 n9 49, del Cdigo Electoral
de 1943.

Art. 46.-No pueden ser Concejales:
1) Los que estn inhabilitados por sentencia judicial.
2) Los que direct o indirectamente tengan parte en servicios,
contratos, concesiones o suministros con o por cuenta del Muni-
cipio y los empleados de aqul.
3) Los deudores por alcance de cuentas o fianzas, a los fon-
dos Municipales, contra quienes se haya expedido apremio (1).
4) Los que tengan contienda administrative, contencioso-ad-
ministrativa o judicial, con el Municipio o con establecimiento que
de ste depend, o que l administre.
El Concejal podr entrar en el desempeo de su cargo, si hace
cesar la causa de incapacidad a que se refieren los incisos segundo,
tercero y cuarto de este artculo, antes de la fecha en que deba
tomar posesin segn el Artculo 60.
(1) El Ministerio de Gobernacin tiene declarado que la incompatibi-
lidad no existe para los que adeuden alguna cuota contributiva en concept
de impuestos, siempre que previamente a la toma de posesin del cargo, la
satisfagan.
-El art. 29 del Cdigo Electoral establece adems que no podrn desem-
pear cargo electivo: 1) Los asilados; 2) los incapacitados mentalmente pre-
via declaracin judicial de su incapacidad; 3) Los inhabilitados judicial-
mente por causa de delito; 4) Los miembros de las fuerzas armadas y asimi-
lados, como la Polica Nacional, en servicio activo.-V. nota al art. anterior.









LEY ORG.-Tt. III: Gobierno Municipal


Art. 47.-El cargo de Concejal es incompatible:
19 Con los de Consejero, Gobernador, Senador, Representante
o cualquier otro cargo electivo.
29 Con los de orden Judicial y Fiscal y los dems declarados
incompatible por disposiciones especiales de carcter legislative.
39 Con los retribuidos con fondos Municipales, Provinciales o
generals, aunque se haya renunciado al sueldo, except los Cate-
drticos por oposicin de los establecimientos oficiales.
En los casos de incompatibilidad el electo optar antes del da
en que legalmente debe tomar posesin. Si no lo hiciere, se entien-
de vacant el cargo de Concejal.
Por el art. 39 de la Ley de 17 Diciembre 1937 (Ley Notarial), se esta-
bleci que el cargo de Notario Pblico o Comercial, es compatible con
cualquier otro retribuido con fondos del Estado, la Provincia o el Muni-
cipio; estableciendo tambin dicho precepto la misma compatibilidad en
cuanto a los Registradores de la Propiedad.
-El art. 142 del Reglamento del Registro Mercantil, promulgado por De-
creto 1444 de 6 Octubre 1932, (Gac. del 18), declar la compatibilidad con
el cargo de Concejal de los Registrad ores mercantiles, precepto que tam-
bin rige para los Registradores de Compaas, de acuerdo con el art. 77
del Decreto 2262 de 19 Julio 1937, (Gac. del 3 Agosto), por el que fu
promulgado el Reglamento de dicho Registro.
-El Ministerio de Gobernacin tiene declarado que al igual que respect
a los Catedrticos, no es incompatible el cargo de Concejal con el de Secre-
tario de Centros docentes.
-La declaracin de incompatibilidad, excusas y renuncias la decide el
Ayuntamiento a tenor del art. 57 de la Leg.
-En el proyecto de Ley Orgnica se hace compatible el cargo de Conse-
jero y el de Concejal cuando ste por ministerio de su cargo sustituya al Alcal-
de como Consejero Provincial o Gobernador.
-V. art. 89 del Cdigo Electoral de 1943.

Art. 48.-Pueden excusarse de ser Concejales: los que ya lo
hubiesen sido, sirviendo el cargo a lo menos dos aos; los mayores
de sesenta aos y los fsicamente impedidos. El electo que tomare
posesin del cargo de Concejal, sin haber presentado excusa legal,
deber continuar en el desempeo del mismo, a no ser que con
posterioridad a la eleccin hubiera sobrevenido algn motivo de
excusa legtima. Los fsicamente impedidos, podrn excusarse en
todo tiempo.
En relacin con este artculo es preciso aclarar que una cosa es la excusa
para el ejercicio del cargo de concejal, una vez electo, y otra la renuncia de
candidatura a que se refiere el art. 244 del Cdigo Electoral. La excusa la
admite la Ley partiendo de la base de la obligatoriedad del cargo despus
de la eleccin a que se refiere el art. 55 de la Ley Orgnica, pero de los
tres supuestos que enuncia, el primero, o sea la excusa fundamentada en
haber ya servido el cargo dos aos con anterioridad a resultar nuevamente
electo, carece de toda virtualidad; y lo mismo puede decirse respect al su-









LEGISLACIN MUNICIPAL


puesto segundo: mayora de sesenta aos, pues la aspiracin es voluntaria y
no tiene lmite de edad, salvo que han de haberse cumplido los 21 aos para
poder ser electo.
-La renuncia por enfermedad nicamente es admisible cuando sta pro-
duce impedimento fsico de carcter permanent a quien la formula, segn
est declarado por Resolucin Presidencial de 9 de Mayo de 1914. Si bien
puede alegarse, surtiendo efecto, con anterioridad a la toma de posesin del
cargo, segn Resolucin Presidencial de 24 de Octubre del mismo ao.

Art. 49.-Los Concejales cesarn en sus cargos, cuando incu-
rran en alguno de los casos de incapacidad o pierdan alguna de
las condiciones de elegibilidad.
V. art. 46 L. Org. y art. 411 del Cdigo de Defensa Social, segn el cual
el funcionario pblico, y lo son los Concejales, que debiendo legalmente cesar
en su cargo, no lo hiciere, incurrir en la sancin de 100 a 300 cuotas.

Art. 50.-Todo Concejal que deje de ser vecino del Trmino
en que ha sido electo, cesar en el ejercicio de sus funciones.
Estos cambios de vecindad sern justificados con certificacin
expedida por el Secretario de la Administracin Municipal del
Trmino a que se hubiese trasladado el Concejal de que se trate.
V. art. 41 del C. Def. S. y 31 y 32 de la Ley Orgnica.
-En el proyecto de nueva ley, se adiciona al ltimo prrafo "con vista
a lo que result del Registro de Poblacin".

Art. 51--(Modificado). Los Concejales sern elegidos por el
trmino de cuatro afos.
Los arts. 224, 225 y 226 de la Const. establecen el perodo de cuatro aos
en vez de seis que fijaba la Ley en su anterior redaccin. Y por la dispos.
trans. 1* de la Seccin 3; del Tit. XV del texto constitutional, los Concejales
que se eligieron en 1944 cesaron en 1946, al objeto de dar cumplimiento a lo
que prescribe el art. 232 de la Const. disponiendo que las elecciones munici-
pales se celebren en fecha distinta a las generals. En cuanto a las renova-
ciones parciales a que aluda el art. que anotamos, hemos suprimido lo a
ellas relative de acuerdo con la mecnica que establece la Constitucin para
el future, as como el art. 14 del C. Electoral.

Art. 52.-(Inaplicable).
Aluda a la renovacin bienal de concejales suprimida por lo que dejamos
consignado en la nota al art. anterior

Art. 53--Los Concejales podrn obtener licencia del Ayunta-
miento por plazos que no excedan de tres meses; pero no podrn
disfrutarla al mismo tiempo, ms de una quinta parte del nmero
total de Concejales que deba tener el Ayuntamiento, segn esta
Ley.










LEY ORG.-Tt. III: Gobierno Municipal


Los Concejales necesitan autorizacin del Presidente del Ayun-
tamiento, para ausentarse del Trmino Municipal, los das de
sesin.
Este artculo se reproduce literalmente en el 46 del proyecto de reform.
-Tiene declarado el Ministerio de Gobernacin que en ningn caso podr
hallarse disfrutando de licencia ms de la quinta parte de los Concejales que
integren el Ayuntamiento como establece este artculo.
-Tambin ha declarado el Ministerio de Gobernacin que los Concejales
pueden disfrutar su licencia con sueldo entero por no ser funcionarios del
Servicio clasificado.

Art. 54--(Modificado). Toda vacant definitive de Concejal
ocurrida durante el perodo de eleccin de los Gobiernos munici-
pales ser cubierta, segn las disposiciones de Cdigo Electoral.
Las vacantes se entendern cubiertas slo por el tiempo que
faltare para cumplirse el trmino de la eleccin del Concejal que
la haya producido.
Se consider vacant el cargo de Concejal cuando vacado por
el propietario no hubiere suplente con derecho a sustituirle.
Con arreglo al prrafo 39 del art. 16 del C. Electoral de 1943, "Cuando
la Junta Municipal Electoral correspondiente reciba con ms de sesenta das
de antelacin a una eleccin general, notificacin de haber vacado algun cargo
electivo municipal, se cubrir la vacant en dicha eleccin general si quedaren
por cumplir dos aos o ms del trmino legal del mismo. La Junta Muni-
cipal incluir dicho cargo en la correspondiente convocatoria, o, si fuere nece-
sario, har prontamente una convocatoria suplementaria al fin expresado".
Sin que se nos alcance la razn, el Cdigo Electoral de 1943, ha omitido el
precepto relative a que habr de considerarse vacant el cargo de Concejal
cuando vacado por el propietario no hubiere suplente con derecho a sustituirle;
pero pese a esa omisin que en el Cdigo de 1939 no exista (arts. 77 y 78)
estimamos que el precepto aludido debe estimarse vigente, ya que en otro caso
la proclamacin de los suplentes no tendra razn de ser, sin perjuicio de que
sea de aplicacin, en su caso, el artculo 339 del Cdigo vigente. Este en su
articulo 17, prrafo 89, dispone que cuando vaque la quinta parte o ms de
los cargos de Concejales, la correspondiente Junta Municipal Electoral convo-
car a una eleccin extraordinaria para cubrir dichos cargos, a no ser que
hubiere de verificarse la prxima eleccin general dentro de los seis meses
siguientes.

Art. 55. (Modificado).-El cargo de Concejal es obligatorio para
los cubanos.
Los Concejales podrn recibir del Tesoro Municipal una dota-
cin que en conjunto no podr ser mayor del diez por ciento del
presupuesto total de ingresos, en aquellos Municipios donde ste no
exceda de doscientos mil pesos, siempre que la situacin econmica
del mismo lo permit.
En los Municipios cuyo Presupuesto total de Ingresos exceda
de la cantidad de doscientos mil pesos y no sobrepase de seiscientos










LEGISLACI6N MUNICIPAL


mil pesos anuales, los Concejales tendrn una dotacin que en con-
junto no podr exceder del diez por ciento de los primeros dos-
cientos mil pesos, ms el cinco por ciento del resto de su Presu-
puesto.
En los Municipios cuyo Presupuesto total de ingresos exceda
de la cantidad de seiscientos mil pesos y no sobrepase de dos millo-
nes de pesos anuales, los Concejales tendrn una dotacin que en
conjunto no podr exceder del siete por ciento de los primeros seis-
cientos mil pesos, ms el tres por ciento del resto de su presupuesto.
En los Municipios cuyo Presupuesto total de ingresos exceda
de la cantidad de dos millones de pesos anuales los Concejales ten-
drn una dotacin de cuatrocientos pesos mensuales cada uno como
sueldo. Los que ocupen los cargos de Presidente y Vice-presidente
percibirn adems, respectivamente, doscientos pesos mensuales y
los que desempeen los de Secretarios cien pesos tambin mensua-
les, todos como gastos de representacin.
Dichas dotaciones podrn ser alteradas en todo tiempo, dentro
de los lmites sealados en este artculo por el propio Ayunta-
miento, pero no podrn surtir efectos las alteraciones sino despus
que se verifique nueva eleccin de Concejales, a no ser en los casos
en que las alteraciones se efecten por descenso en los ingresos
del presupuesto general del Municipio, en cuyo caso surtir efecto
desde el prximo ao econmico.
Los Concejales se entendern incluidos a todos los efectos en
la Ley de Retiro y Pensiones, descontndoseles mensualmente de
su haber la parte proporcional que les corresponda para contribuir
al fondo de la misma.
La dotacin de los Concejales no se considerar gasto de per-
sonal a los efectos de los artculos 192 y 193 de esta Ley.
En numerosos pases el cargo de concejal es honorfico y gratuito. Ser
concejal es un honor que la ley defiere al vecino prestigioso amante de la
prosperidad y embellecimiento del pueblo en que vive. En este principio se
inspira la funcin edilicia en mltiples legislaciones, y en el mismo se inspi-
raron tambin los ilustres legisladores que integraron la Comisin Consultiva,
autores de una series de Leyes de certero y jurdico sentido. Desde 1909 en que
se promulg la Orgnica de los Municipios a 1928 en que por la Ley de *8
de Abril de ese ao se alter el sistema, el cargo de concejal no tena sueldo
y constitua un efectivo honor ciudadano. Despus, el afn de hacer del cargo
vecinal un medio poltico econmico de vida, cual acaece en los Estados Unidos,
el artculo 55 de la Ley Orgnica hubo de experimentar constantes modi-
ficaciones. La Ley expresada del ao 1928, fu reglamentada por el Decreto
806 de 38 de Mayo del mismo alo, estableciendo dos categoras de concejales
con base en la cuanta de los presupuestos municipales, superior o inferior
a $200,000. Si el presupuesto era inferior a esa cifra el Alcalde debera com-
probar, para aceptar la inclusion de sueldo a los concejales: si el presupuesto
anterior se liquid con deficit o no; si en la aplicacin de los impuestos auto-











LEY ORG.-Tt. III: Gobierno Municipal


rizados por el art. 216 de la Ley Orgnica, se utilizaba la cuota mxima
sealada a cada uno de ellos; si el pago de obligaciones se encontraba al
corriente por el Municipio; si las consignaciones para servicios indispensables
de preferente atencin, que no admitiesen espera, estaban ajustadas a la rea-
lidad de las inversiones, cubrindose las necesidades contraidas; y, por ltimo,
si los haberes del personal respondan a los servicios que a ellos estaban enco-
mendados.
Estableci igualmente el indicado Reglamento que la inversin del crdito
para dotacin de concejales se distribuyese por doceavas parties, y que sta
no se considerase comprendida en la limitacin que para gastos de personal
establece el artculo 192 de la Ley Orgnica.
Prevea por ltimo el Decreto 806 de 1928, la forma de obtener los clculos
de ingresos, la obligatoriedad de no restringir las consignaciones para obras
pblicas de carcter local, ni para servicios nacionales y provinciales y, el
caso de prrroga de presupuesto, por no aprobarse en tiempo el del ejercicio
inmediato.
Dejada sin efecto la Ley de 83 de Abril de 1928, fu de nuevo puesta en
vigor por la de 4 de Abril de 1936 y sta luego se modific por la de 9 de
Diciembre del mismo ao, que es la vigente, vigencia que equivale a que el
art. 55 de la Orgnica rija en la forma que aquella le di y que es la que
se inserta.
Ahora bien, el artculo 277 de la Constitucin, en su ltimo prrafo, supe-
dita, con carcter general, la retribucin del cargo de Concejal a que el Muni-
cipio a que pertenezca se halle en situacin econmica que permit dotar y
tender debidamente todos los servicios pblicos.
Este precepto constitutional de acertado sentido municipalista, no distin-
gue si el cargo de Concejal ha de ser retribuido o no con arreglo a la cuanta
del Presupuesto, sino que mira primordialmente a si estn debidamente aten-
didas las necesidades locales y a si los servicios pblicos que al Municipio
incumbe prestar estn dotados primero, y luego, si la dotacin es suficiente
para que aquellos puedan ser prestados eficientemente
En el proyecto de nueva Ley Orgnica, art. 48, se establece que el cargo
de Concejal es obligatorio, honorfico y gratuito. Pero el precepto, que as
sera perfect, agrega, que podr ser retribuido en aquellos Municipios en
que se encuentren satisfechas las obligaciones fijadas por el artculo 214 de
la Constitucin y que cuenten en sus presupuestos con crditos suficientes
para pagar mensual y puntualmente todas las atenciones de carcter benfico
y social, y se encuentren debidamente dotadas y atendidas las dems obliga-
ciones, as como totalmente satisfechas las contradas durante el ejercicio
anterior al acuerdo.
De interpretarse literalmente el texto precedent es obvio que tendra efec-
tividad la gratuidad del cargo, que es lo que debiera ser, ya que no solamente
en ciudades y pueblos pequeos sino tambin en capitals de provincia, queda
much por hacer en material municipal, lo mismo en lo benfico que en lo
social y educativo. De ah que sea absurdo que un cargo al que la ley le
atribuye un sentido de honor y que debe ser de satisfaccin ciudadana, se
retribuya hasta con cierta prodigalidad en muchas ocasiones, en tanto el
vecindario espera escuelas o caminos, o creches y hospitals, u otros servicios
sanitarios modernos y eficientes.
En el mismo proyecto, se adiciona un prrafo al art. correspondiente, que
es el 48, a nuestro juicio innecesario, pues se establece que "queda prohibido
todo pago con destino a los Concejales, o a las Comisiones, para gastos de
automvil, sostenimiento del mismo, gasoline y chauffer, con excepcin del
automvil del Alcalde".
Esa prohibicin debe suprimirse porque el caso a que se refiere es por
dems lgico, ya que no figurando la consignacin en presupuestos, en modo
alguno podra ser satisfecha la atencin.
Lo que a nuestro entender procede, es que los Concejales disfruten de
"gastos de representacin" y as, cuando desempeen comisiones oficiales por
razn del cargo, lgico ser que los gastos a ellas inherentes se les compensen
por el Ayuntamiento. Pero est tan inadecuado que reciban sueldo como que










LEGISLACIN MUNICIPAL


en la Ley se prohiba que se les pague su automvil, o la gasoline para el
mismo o el chauffer. Por la misma razn podrz ponerse otro precepto di-
ciendo que se prohibe satisfacer a los Concejales los gastos en que incurran
para su recreo personal...

Art. 56.-La renuncia de los Concejales, para ser considerada,
deber presentarse individualmente, y nunca en la misma opor-
tunidad las de la mayora de los miembros del Ayuntamiento.
Este resolver sobre ellas, en el orden de su presentacin.
Este precepto lo ratifica el art. 414 a), del Cdigo de Defensa Social que
sauciona con privacin de libertad las renuncias colectivas, previo concerto,
que puedan interrumpir los servicios.
-En el artculo 49 del proyecto de reform se reproduce el que anotamos
con esta adicin:
"Presentada la renuncia por un Concejal, ste deber ratificarla dentro
de las veinticuatro horas siguientes ante el Secretario del Ayuntamiento, y
si la Corporacin la aceptara, no podr ser retirada despus, an cuando no
se hubiere aprobado todava el acta de la sesin en que se acept la renuncia".

Art. 57.-La resolucin sobre renuncia, excusas, incompatibi-
lidades e incapacidades de Concejales, compete al Ayuntamiento,
pudiendo en los dos ltimos casos, partir de cualquier vecino la
iniciativa.

V. art. 219 d) Const.
-Las resoluciones a que se refiere este art. de la Ley no compete a la
Mesa de edad, sino al Ayuntamiento constituido.
-Este art. se reproduce en el 50 del Proyecto de reform.

Art. 58.-Los Concejales sern responsables personalmente, ante
los Tribunales de Justicia, por los actos que ejecuten en el ejerci-
cio de sus funciones, siempre que con ellos infringieren la Ley.
V. arts. 220 y 221 Const. y en nuestras "Leyes Penales" el Tit. VIII,
Libro II del Cdigo de Defensa Social.
-El T. S. ha declarado que compete el delito de cohecho el concejal que
solicita dinero por emitir su voto en determinado sentido; Sent. No. 36 de
13 Febrero 1915.
-El art. que anotamos se reproduce en el 51 del proyecto de reform.

Art. 59.-(Modificado). Ningn Concejal podr ser suspendido
ni destituido, sino por sentencia firme de Tribunal competent,
que lo declare responsible de delito que las leyes castiguen con
las penas de inhabilitacin o suspension para cargos pblicos.
V. arts. 174 ine. e) y 217 ine. a) Const a virtud del cual, al preeepto de
la Ley Orgnica le hemos agregado el concept relative a la suspensionn",









LEY ORG.-Tt. III: Gobierno Municipal


Art. 60.-(Modificado). Las elecciones Municipales se celebra-
rn cada cuatro aos.
Los elegidos tomarn posesin el da 15 de Septiembre siguien-
te al de su eleccin, si estuvieren proclamados; y en caso contrario
dentro de los diez das siguientes al de su proclamacin.
El Concejal suplente tomar posesin de su cargo dentro de
los diez das siguientes al que ocurra la vacant que ha de ocupar.
A la una p. m. del da 15 de Septiembre sealado para que
los miembros electos para la renovacin de un Ayuntamiento to-
men posesin de sus cargos, estos organismos se reunirn en sesin
con dicho objeto, sin necesidad de especial convocatoria, en el saln
de sesiones; una vez en sesin los nuevos miembros presentarn a
la mesa sus certificados de eleccin.
Esta sesin se verificar con cualquier nmero de Concejales
que asistiere.
En el acto de la posesin, cada Concejal y cada suplente pres-
tar juramento o har promesa solemne, segn la formula si-
guiente:
"Yo .......................... juro (o prometo) solemne-
mente que sostendr y defender la Constitucin de Cuba contra
todo enemigo, national o extranjero, y que la guardar y har
guardar lealmente; que contraigo esta obligacin con entera li-
bertad, y sin reserves mentales ni intencin de evadirla, y que
desempear bien y fielmente el cargo en que voy a entrar. As,
Dios me ayude".
Este juramento o promesa se prestar ante el Presidente del
Ayuntamiento que actuare en el moment de la posesin.
En las mismas condiciones jurarn o prometern los adjuntos.
La redaccin de este artculo est adaptada a las prescripciones constitu-
cionales y a las del art. 17 del C. Electoral para las elecciones verificadas en
Julio de 1946.--V. Decreto 2080 de 5 de Septiembre de 1946, pg. 58.
-En el proyecto de nueva Ley Orgnica, como el Gobierno Municipal se
regir, salvo que se aplique el rgimen de Comisin, por el sistema de Ayun-
tamiento y Alcalde y ste preside aqul, la posesin se efecta en consonancia
con esta modalidad. As, en el art. 53 se establecen una series de disposiciones
a virtud de las cuales se suprime la constitucin de la mesa de edad a que
se refiere el art. 61 de la ley vigente, ordenndose que la sesin de consti-
tucin la presida el Alcalde y que ste y los Concejales presented en el mismo
acto de la sesin, para la que se requerir la asistencia de la mayora del
total de Concejales que deba tener el Ayuntamiento, con inclusion del Alcalde,
sus certificados de eleccin. Igualmente se dispone que en la expresada sesin
se design por eleccin el Concejal que ha de sustituir al Alcalde en los casos
de ausencia temporal o definitive; que se haga entrega del cargo por el
Alcalde saliente al entrante electo, verificndose dentro de las 48 horas siguien-
tes el balance y arqueo, pudindose efectuar el primero en el plazo de quince
das, o de un mes si el presupuesto es superior a un milln de pesos; y, por










LEGISLACIN MUNICIPAL


ltimo, que si en la primera sesin no hubiere quorum, debern concurrir los
alcaldes y concejales electos a una segunda sesin el da 18 de Septiembre,
debiendo ser destituidos judicialmente los que dejaren de asistir.
Tambin en el mismo precepto se fijan sanciones para quienes, debiendo
hacerlo, se negaren a hacer entrega de la Casa Consistorial, de los libros de
actas y documents oficiales, sellos, etc. En resume, las ms importantes
modificaciones en lo que actualmente rige consistent en que se excluye la
mesa de edad, en que el Alcalde preside el Ayuntamiento a partir de su cons-
titucin y en que la transmisin de poderes y funciones deber efectuarse en
la primer sesin despus de ser electos los nuevos funcionarios.
-El no tomar posesin del cargo de Concejal constitute delito de desobe-
diencia segn el art. 408 a) del Cdigo de Defensa Social y el no prestar
juramento o promesa lo sanciona el art. 410 a) del mismo Cdigo con multa
de 31 a 150 cuotas.

Art. 61.-(Modificado). Despus de las elecciones se verificar
la constitucin del Ayuntamiento, bajo la presidencia interina del
Concejal de mayor edad entire los que concurran, procedindose,
en votacin secret, a la eleccin del Presidente, Vicepresidente y
dos Secretarios, todos de su seno.
En esta sesin de constitucin actuar de Secretario interino el
de menor edad entire los Concejales concurrentes.
En ausencia del Presidente y Vicepresidente en cualquiera se-
sin del Ayuntamiento, presidir el Concejal de ms edad entire
los presents.
Hemos suprimido del texto original cuanto afectaba a las renovaciones par-
ciales, estimando, por otra parte, que la sesin a que alude el articulo tiene
que celebrarse con un nmero, no menor al de la mayora absolute del total
de Concejales que corresponda tener al Ayuntamiento de acuerdo con el art. 153"
de esta Ley.
En lo dems hemos respetado el espritu del precepto, si bien precisando
que la mayora o minora de edad a los efectos de los puestos provisionales
en la mesa, ha de circunscribirse a los Concejales que se hallen presents en
la sesin.-V. nota al artculo precedent sobre las disposiciones del proyecto
de reform.

Art. 62.-Los Secretarios sern primero y segundo; ste para
sustituir a aqul y por la ausencia de ambos actuar de Secretario
el ms joven de los Concejales presents.
V. notas al art. 60.

Art. 63.-La votacin se har por medio de papeletas, que los
Concejales, llamados por orden alfabtico de apellidos, irn depo-
sitando en la urna destinada al efecto.
V. notas al art. 60.

Art. 64.-Terminada la votacin, el Presidente interino, saca-
r de la urna las papeletas, una a una, leyendo en voz alta su










LEY ORG.-Tt. III: Gobierno Municipal


contenido, y tambin las leer el Secretario. Todos los Concejales
tienen derecho a examiner y reconocer las papeletas, y quedarn
elegidos, desde luego, los que obtuvieren mayor nmero de votos,
decidiendo la suerte, en caso de empate. El Presidente y Secreta-
rio accidentales, votarn los ltimos.
V. notas al art. 60.

Art. 65.-Proclamado por el Presidente interino el resultado de
la votacin, los elegidos ocuparn sus puestos, y seguidamente se
declarar constituido el Ayuntamiento.
V. notas al art. 60.

Art. 66.-Una vez en posesin el Presidente y los Concejales
electos que hubieran comparecido, el Ayuntamiento dar posesin,
en su caso, al nuevo Alcalde hacindose constar en acta.
En ese moment, el Alcalde prestar ante el Ayuntamiento el
juramento o promesa que determine el artculo 60.
Igualmente jurarn o prometern ante el Alcalde, los Jefes de
departamentos (1) y los Alcaldes de Barrio, en el moment de
tomar posesin.
El juramento o promesa del cargo es obligatorio de acuerdo con este pre-
cepto, sancionando su omisin el art. 410, a), del Cdigo de Defensa Social,
y el Ayuntamiento ha de estar reunido con el quorum de la mitad ms uno de
los Concejales.
-V. arts. 153 de esta Ley y notas al art. 60.
(1) Los Jefes de Departamento son cargos polticos y de confianza segn
el art. 107, d), de la Const.

Art. 67.-El Presidente del Ayuntamiento, tendr la represen-
tacin del mismo. Dirigir las discusiones, votar en ellas, y en
caso de empate resolver con double voto. Votar siempre el ltimo.
El President del Ayuntamiento no podr ser relevado de dicho
cargo, sino por acuerdo de las dos terceras parties de nmero total
de Concejales que segn esta Ley, debe tener el Ayuntamiento.
Tambin cesar si perdiese el carcter de Concejal. Anlogamente
se proceder respect a los Secretarios del Ayuntamiento.
V. arts. 145, 151 y 152 de esta Ley y notas al art. 60.
-Aunque el art. que anotamos, dice en su prrafo primero que el Presi-
dente del Ayuntamiento tiene la representacin de ste, es preciso tener en
cuenta que el art. 165, inciso 89, de la Ley atribuye al Alcalde la represen-
tacin de la persona jurdica del Municipio, judicial o extrajudicialmente,
procediendo en su nombre y representacin, en los actos y contratos en que
sea necesario comparecer. Vase nota a dicho inciso 89 del art. 165, en la
que ampliamos la interpretacin de los preceptos relacionados con la repre-










LEGISLACIN MUNICIPAL


sentacin que respectivamente corresponde al Alcalde y al Presidente de la
Cmara deliberativa Municipal. Unicamente hemos de dejar aqu consignado
que la representacin en el procedimiento contencioso aplicable en material de
impugnacin de acuerdos y presupuestos municipales por el Presidente de la
Repblica, con arreglo al Decreto 3251 de 1941 (vase pg. 53) corresponde
al Alcalde cuando sea del mismo la resolucin impugnada, pero corresponder
en todo caso al Presidente del Ayuntamiento cuando la impugnacin se con-
traiga a acuerdos adoptados por la Cmara Municipal, incluso cuando se trate
de material presupuestaria. En tales casos, la comparecencia puede efectuarse
otorgando poder a Procurador o Letrado en forma legal.
-En el proyecto de nueva Ley Orgnica, como queda suprimido el cargo
de President del Ayuntamiento, que corresponder al Alcalde, no habr posi-
bilidad de confusiones en material relative a la representacin legal del Muni-
cipio, a todos los efectos.

Art. 68.-Corresponde al Ayuntamiento organizer las oficinas
del gobierno municipal, determinando el nmero, sueldo y funcio-
nes de sus empleados, siempre dentro del plan general establecido
en los Artculos 2, 7, 92 y dems concordantes de esta Ley, y con
la limitacin del Artculo 192 sobre gastos de personal; pero todo
lo que sea funcin administrative municipal, queda bajo la auto-
ridad del Alcalde, de quien depender, por tanto, directamente, el
personal, y la oficna, cargo o servicio de que se trate.
Ningn miembro del Ayuntamiento ser nombrado para cargo
que se hubiere creado durante el perodo para el que aqul fu
electo. Tampoco podr disfrutar, en ese tiempo, ni en un ao des-
pus, sueldo o gratificacin acordadas, mientras fu Concejal.
V. arts. 213, d) y 214, a) Const. en relacin con los 105, 106, 108, 109,
110, 112, 113 y dispos. trans. 2* a la Sece. 2* del Tt. VII, de la misma;
y 92, 187 y 188 de la Ley Orgnica.
-En el proyecto de reform, se suprime lo relative al disfrute de sueldo o
gratificaciones despus de un afio del cese en el cargo de Concejal.

Art. 69.-(Modificado). El Ayuntamiento organizar comisio-
nes permanentes de su seno, que se correspondan con los distin-
tos departamentos del Ejecutivo Municipal, no slo para la division
del trabajo, segn los distintos ramos del gobierno local, sino a los
efectos de la fiscalizacin, que, sobre aquellos departamentos,
le compete ejercitar, para satisfacer los intereses de la municipa-
lidad; sin que se entienda por esto impedido ningn miembro
del Ayuntamiento de cualquier accin dentro del mismo, que pue-
da tender a los propios fines encomendados a dichas comisio-
nes. A una sola comisin pueden ser atribuidos dos o ms ramos.
Dichas comisiones realizarn trabajos de orden interior para
el Ayuntamiento, que, con la ilustracin e informed que la comi-
sin ofreciere, resolver lo que proceda, y tendrn, adems, ini-








LEY ORG.-Tt. III: Gobierno Municipal


ciativa para proponer al Ayuntamiento cuanto estimen conve-
niente a los intereses del Municipio por lo que se contrae al ramo
a que la comisin pertenezca.
En cada Municipio existir, adems, una Comisin de Urba-
nismo que tendr la obligacin de trazar el plan de ensanche y
embellecimiento de la ciudad y vigilar su ejecucin, teniendo en
cuenta las necesidades presents y futuras del trnsito pblico, de
la higiene, del ornato y del bienestar comn.
Dicha Comisin atender a todo lo concerniente a la vivienda
del trabajador, y propondr planes de fabricacin de casas para
obreros campesinos, las cuales podrn ser adquiridas a largo pla-
zo con el imported de un mdico alquiler que restituya al Muni-
cipio el capital invertido. Los Municipios procedern a ejecutar
el plan que aprobaren, consignando, obligatoriamente, en sus pre-
supuestos, las cantidades necesarias a tal fin, de sus ingresos ordi-
narios, sin que puedan ser stas inferiores al costo de una casa
en cada ejercicio econmico, o acudiendo a los medios que les brin-
da la Constitucin para llevar a cabo obras de esta naturaleza,
en el caso de que sus ingresos ordinarios no fuesen suficientes
para ello.
Existir asimismo una Comisin de Caminos Vecinales que
tendr la obligacin de trazar, construir y conservar aquellos que,
segn un plan y rgimen previamente acordados, favorezcan la
explotacin, el transport y la distribucin de los products.
Tambin podr el Ayuntamiento nombrar cualquier comisin
especial de su seno, para la investigacin de asunto o situacin
determinados.
La designacin de los Concejales que compongan esas comi-
siones, compete al Ayuntamiento.
En todas estas comisiones tendrn igual derecho a proponer,
cada uno de sus miembros, y todas las resoluciones se adopta-
rn por mayora de votos de los concurrentes. El quorum se
constituir segn lo determine el prrafo segundo del ar-
ticulo 153. Dichas comisiones elegirn, de su seno, su Presidente
y su .Secretario; salvo lo que establece la Ley de impuestos, en
relacin al Art. 74 de esta Ley.
Los prrfs. 39, 49 y 59 de este artculo los hemos adicionado de acuerdo
con las prescripciones del art. 215 de la Const.
-Vase dispos. trans. 5* a la Sece. 14 del Tit. VI Const.
-Si bien no existe prohibicin legal, el Presidente y los Secretarios de
la Cmara Municipal, no deben integrar las Comisiones Permanentes.









LEGISLACIN MUNICIPAL


-En el art. 55 del proyecto de reform se establece que el Ayuntamiento
no podr tomar acuerdos sin previo informed de la Comisin respective.

Art. 70.-De cada una de las comisiones a que se contrae el
artculo precedent, except la de Hacienda y Presupuestos y
la del Impuesto Territorial, formarn parte, en calidad de adjun-
tos, un nmero de vecinos, nacionales o extranjeros, no mayor del
de Concejales de la Comisin.
Los adjuntos de todas las comisiones tienen en stas igual de-
recho a votar que el que tienen los Concejales.
La designacin de dichos adjuntos, la har el Ayuntamiento,
cubriendo esos cargos, que sern honorficos, obligatorios y gra-
tuitos, precisamente con personas de reconocida significacin
en el Municipio.
Siempre que en la municipalidad existieren Gremios organi-
zados, Cmaras de Comercio, Corporaciones o Asociaciones cien-
tficas, industriales, obreras u otras anlogas, se les pedir por el
President del Ayuntamiento, que designed una o ms personas
de su seno, sea cual fuere su nacionalidad, que puedan ser nom-
bradas para el cargo de adjuntos.
El nmero de adjuntos extranjeros, no pasar de la witad de
los adjuntos que correspondan a cada comisin.
V. art. 19, c) y g) Const.
-Respecto a los adjuntos, que han de reunir las mismas condiciones que
para ser Concejal se exigen, es preciso aclarar que el cargo es obligatorio
una vez aceptado, por solo un ao, pero no con anterioridad a la aceptacin,
ya que es prctica que las designaciones las haga el Ayuntamiento, pero previa
propuesta de entidades o corporaciones, o consult direct con la persona indi-
cada para el cargo.
Ahora bien, los adjuntos, que son designados por solo dos afos, pueden
renunciar, pueden resultar incompatible, pueden excusarse y pueden resultar
incapacitados para el cargo, por idnticas causes que los concejales, y en tales
supuestos les son aplicables los arts. 46 a 49 de la Ley. El cargo es absoluta-
mente gratuito y en lo que a su nacionalidad afecta evidentemente habrn de
ser ciudadanos cubanos, ya que si esta condicin se exige para ser Concejal
por el art. 229 de la Constitucin, y los adjuntos han de reunir los mismos
requisitos que los Concejales, segn el art. 75 de la Ley, result evidence que
no pueden ser adjuntos de las Comisiones Municipales los ciudadanos extran-
jeros; por lo que el prrafo ltimo del art. que anotamos y el concept per-
tinente del prrafo 19, son inaplicables. Este criterio se manifiesta en el
art. 56 del proyecto de reform.

Art. 71.-En la segunda sesin, despus de renovado el Ayun-
tamiento, ste fijar el nmero de comisiones permanentes en
que ha de dividirse, y tomado el acuerdo, se proceder inmedia-
tamente, en votacin secret y por papeletas, a la eleccin de las
personas que han de formarlas; quedando elegidas las que ob-








LEY ORG.-Tt. III: Gobierno Municipal


tengan mayor nmero de votos y decidiendo la suerte en caso de
empate.
Las comisiones especiales, se elegirn en la misma forma.
V. art. 215 Const. cuyo texto lo hemos adicionado al 69 de esta Ley.
-En tanto no estn constituidas las Comisiones, el Ayuntamiento no se
entender organizado a los efectos del Capitulo II del Ttulo IV que regular
la funcin deliberativa.
-La votacin para la eleccin de las Comisiones permanentes o especiales
que deber celebrarse en la segunda sesin despus de renovado el Ayunta-
miento ha de ser necesariamente secret, segn mltiples Resoluciones Guber-
nativas.

Art. 72.-La Comisin de Hacienda y Presupuestos, se cons-
tituir en la forma siguiente: En los Municipios de cinco a siete
Concejales, con dos de stos, y dos adjuntos, que sern un con-
tribuyente por territorial y otro por industrial o comercio; en
los de nueve Concejales, con tres de stos y tres adjuntos, que
contribuyan respectivamente por fincas rsticas, por fincas ur-
banas, y por industrial o comercio; en los de quince Concejales,
con cuatro de stos y otros tantos adjuntos, que contribuyan,
respectivamente, por fincas urbanas, por fincas rsticas, y por
industrial o comercio; en los de veintin Concejales, con cinco
de stos y cinco adjuntos, cuatro de los cuales tendrn el ca-
rcter ya indicado y uno el de contribuyente por artes o por
oficios; en los de veintisiete Concejales, con seis de stos e igual
nmero de adjuntos, o sean, cinco semejantes a los del caso an-
terior y uno que contribuya segn el Ttulo III de la Ley de Im-
puestos Municipales.
Los adjuntos a que se contrae este artculo podrn ser na-
cionales o extranjeros, y sern designados entire los veinte con-
tribuyentes del Trmino Municipal, que paguen individualmen-
te las ms altas cuotas en cada clase respective; extendindose
este nmero, a todos los que abonen igual cuota que aqul a quien
corresponda el vigsimo lugar en la lista.
Si no llegase a veinte el nmero de los contribuyentes en al-
guna clase, se elegirn los que hubiere.
-En el proyecto de reform (art. 58) se alteran las bases de integracin
de la Comisin, adoptndose la del nmero de habitantes de cada Municipio.
Ello es ms racional a efectos de la representacin de contribuyentes en la
Comisin.-V. nota al Art. 70.

Art. 73.-(Modificado). Se constituir una Junta de Amillara-
miento y una Comisin del Impaesto Territorial. La Junta de
Amillaramiento formar los Registros de Fincas Urbanas y Rs-








LnoIsLAciN MUNICIPAL


ticas y la Comisin del Impuesto Territorial inspeccionar di-
chos Registros informando de su estado trimestralmente al Ayun-
tamiento.
La Junta de Amillaramiento se formar:
a) En los Municipios donde exista departamento de Admi-
nistracin de Impuestos, de la siguiente manera:
Por el Jefe del Departamento de Administracin de Impues-
tos que la presidir;
Por el Jefe de la Seccin o Negociado del Impuesto Territo-
rial, que actuar de Secretario;
Por siete Adjuntos o Asesores designados:
Cuatro por las Asociaciones de Propietarios de la localidad.
Cuando hubiere Asociaciones de Propietarios de fincas rsticas
y urbanas, correspondern dos por cada una;
Uno por el Colegio de Arquitectos;
Uno por la Asociacin de Industriales; y
Uno por la Asociacin de Comerciantes.
b) En los Municipios donde no exista departamento de Ad-
ministracin de Impuestos y no puedan reunirse las representa-
ciones expresadas en la letra anterior, u otras similares, la de-
signacin de los Adjuntos las har libremente el Ayuntamiento,
debiendo recaer siempre en contribuyentes por concepts de fin-
cas Urbanas o Rsticas y representaciones del Comercio y la In-
dustria locales, bajo la presidencia del Secretario de la Admi-
nistracin o del Tesorero, actuando de Secretario el Jefe del
Negociado o Seccin que design el Alcalde.
c) En los Municipios con poblacin inferior a diez mil habi-
tantes, la Junta de Amillaramiento se constituir nicamente
con tres Adjuntos o Asesores.
La Comisin del Impuesto Territorial estar formada por tres
Concejales y cuatro Adjuntos. Dos de los Adjuntos sern con-
tribuyentes por concept de fincas urbanas y dos por concept
de fincas rsticas.
Para la designacin de estos Adjuntos no se tendr en cuenta
su nacionalidad.
La redaccin de este art. est adaptada a la Ley de 15 Agosto 1936, (Gac.
297 del 17), que derog el Decreto-Ley 750 de 4 de Abril de 1936, modificativo
primeramente del artculo que anotamos.
-V. arts. 5 y sigts. de la Ley de Impuestos Municipales.
-En el proyecto de reform, art. 59, la Comisin se denomina solamente
"del Impuesto Territorial" y su integracin se dispone sobre la proporcin
del nmero de Concejales, con adjuntos, cubanos, que tribute por urbana o
rstica, en proporcin equivalent.








LEY ORG.-Tt. III: Gobierno Municipal


Art. 74.-En Septiembre de cada ao el Ayuntamiento nom-
brar una comisin, para los impuestos sobre industrial, comer-
cio, artes u oficios. La compondrn tres Concejales y tres ad-
juntos contribuyentes por alguno de esos concepts. Al desig-
nar stos, no se tendr en cuenta su nacionalidad.
Esta Comisin cuidar de que se forme el registro general de
dicho impuesto, y cada tres meses inspeccionar si el movimien-
to por altas y bajas corresponde a la realidad de los hechos,
dando cuenta al Ayuntamiento del resultado de su inspeccin.
De acuerdo con el D. L. 205 de 3 de Septiembre de 1935, las profesiones,
estn exentas de tributacin.
-V. art. 98 de la Ley de Impuestos Municipales.
-En el art. 60 del proyecto de reform se fija el mes de Septiembre para
constituir la Comisin para los impuestos de industrial y comercio, pues acer-
tadamente se suprime la tributacin por artes u oficios.

Art. 75.-Las incapacidades, incompatibilidades y excusas pa-
ra ejercer las funciones de adjunto, sern las mismas que para
ser Concejal, salvo disposiciones en contrario de la present Ley;
y sobre ellas resolver el Ayuntamiento, proveyendo inmediata-
mente las vacantes que ocurrieran.
En todo caso el Ayuntamiento podr acordar la cesacin de
un adjunto, mediante just causa, con audiencia del interesado,
y resolvindolo as las dos terceras parties de los Concejales que
deba tener el Ayuntamiento segn esta Ley.
V. art. 46 49 L. Org.
-El prrafo 29 de este art. se suprime en su concordante 61 del proyecto
de reform.

Art. 76.-El cargo de adjunto durar dos aos. No obstante,
despus del primer ao, podrn cesar en dicho cargo los que
as lo solicitaren.
De este art. que se reproduce en el 62 del proyecto de reform, se deduce
que la renovacin de adjuntos es independiente de la de concejales.

Art. 77.-Toda excusa de un adjunto para asistir a las sesio-
nes de su comisin, habr de fundarse en causa justificada, que
se acreditar ante el Presidente del Ayuntamiento.
El Ministerio de Gobernacin tiene declarado que las excusas de los adjun-
tos en cuanto a asistencia a las sesiones debern ser fundadas.
-En el art. 63 del proyecto de reform se establece que la causa de inasis-
tencia se justificar ante el Presidente de la Comisin, el que dar cuenta al
Alcalde.








LEGISLACIN MUNICIPAL


Art. 78.-(Modificado). La falta sin justificar, de un adjunto
a la sesin para que fu debidamente citado, ser corregida con
multa de cinco pesos en Municipios de veinte mil habitantes o
menos; de diez pesos en Municipios de veinte mil uno a cien mil
habitantes; y de quince pesos en los Municipios que pasen de
cien mil habitantes. Si reincidiere, la multa se duplicar.
No satisfecha la multa en el plazo de diez das, despus de
notificada, se iniciar el procedimiento para su cobro por la va
de apremio, sin perjuicio de declarar vacant el cargo, como
comprendido en el artculo 46 caso tercero y segn el artculo 75.
La multa ser impuesta por el Presidente del Ayuntamiento y
contra su imposicin cabe, en quinto da, recurso de reform,
ante el mismo Presidente, que resolver en igual trmino. Con-
tra la negative de reform puede acudirse a la va contencioso-
administrativa.
Estimamos que los adjuntos no tienen la condicin de funcionarios p-
blicos y, en consecuencia, no incurren en responsabilidad penal por inasisten-
cia a las sesiones a que sean convocados. La nica responsabilidad en que
incurren es de carcter administrative, de acuerdo con este precepto. Y en
cuanto a la va de apremio para hacer efectiva la multa que les fuere im-
puesta, son de aplicacin las disposiciones del art. 19 del Decreto-Ley 773 de
4 de Abril 1936 que reglamenta el Procedimiento de Apremio Municipal, dis-
posicin que insertamos en el Apndice a la Ley de Impuestos.
El recurso Contencioso a que alude el ltimo prrafo del artculo que ano-
tamos ha de ser interpuesto en el trmino de noventa das naturales a partir
del da siguiente de la notificacin de que ha sido denegada la reform de
la resolucin imponiendo la multa, de acuerdo con el art. 79 de la Ley de lo
Contencioso-Administrativo.
-El Dr. Augusto Venegas, muy distinguido comentarista de las Leyes
Municipales, estima que la inasistencia deber ser sancionada como contra-
vencin prevista en el art. 578-1 del Cdigo de Defensa, en razn, adems,
de que ste derog, a efectos penales, la Orgnica de los Municipios. Pero
lamentando discrepar de tan autorizada opinion, estimamos que no se trata
de una contravencin sino de una falta que se corrige administrativamente,
pudindose utilizar recursos de este carcter y, adems, el Contencioso, de
acuerdo con el precepto que anotamos.
-En el proyecto de reform se reduce la cuanta de las multas y se esta-
blece que contra la resolucin del Alcalde imponiendo la multa cabe, dentro
de cinco das, recurso ante el Juez de 1* Instancia correspondiente, que deber
decidir la apelacin en el mismo trmino.

Art. 79.-El Secretario dar cuenta al Presidente del Ayun-
lamiento, de los cargos de adjuntos que estuvieren vacantes en
las comisiones respectivas, por fallecimiento o causa legal y se
proceder a sustituirlos.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs