• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Nota
 Title Page
 Introduction
 Libro primero. Derecho de...
 Libro segundo. Derecho de...
 Libro tercero. De los derechos...
 Libro cuarto. Derechos de...
 Libro quinto. Derecho de las...
 Libro sexto. Derecho de las...
 Libro septimo. De los regimenes...
 Libro octavo. De los contratos...
 Exposicion de motivos
 Index
 Front Cover














Group Title: Proyecto de código civil de la República Dominicana
Title: Proyecto de código civil de la República Dominicana
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00081362/00001
 Material Information
Title: Proyecto de código civil de la República Dominicana
Physical Description: 299 p. : ; 25 cm.
Language: Spanish
Creator: Dominican Republic
Ducoudray, J. H
Publisher: Montalvo,
Montalvo
Place of Publication: Ciudad Trujillo
Publication Date: 1947
Copyright Date: 1947
 Subjects
Subject: Civil law -- Dominican Republic   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Dominican Republic
 Notes
Statement of Responsibility: preparado por disposición del Excelentísimo Señor Presidente de la República, Dr. Rafael L. Trujillo Molina, 1943 por J.H. Ducoudray.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00081362
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: ltuf - ADM5782
oclc - 06065096
alephbibnum - 000684747
lccn - 48017342

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Nota
        Page 1
        Page 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Introduction
        Page 5
        Page 6
    Libro primero. Derecho de las personas
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
    Libro segundo. Derecho de la familia
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
    Libro tercero. De los derechos reales
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
    Libro cuarto. Derechos de las sucesiones
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
    Libro quinto. Derecho de las obligaciones
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
    Libro sexto. Derecho de las pruebas
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
    Libro septimo. De los regimenes matrimoniales
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
    Libro octavo. De los contratos nominados
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
    Exposicion de motivos
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
    Index
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
    Front Cover
        Page 301
        Page 302
Full Text






J. H. DUCOUDRAY
Profesor de Derecho de la Universidad de Santo Domingo


PROYECTO


CODIGO CIVIL

DE LA


REPUBLICAN DOMINICANA


Preparado por disposicin del
Excelentsimo Seor Presidente de la Repblica,
DR. RAFAEL L. TRUJILLO MOLINA







EDITOR MONTALVO
Ciudad Trujillo, R.D.
1 9 4 7


* .,-

















' '. '" l
? -' --


SUNIVERSITY
OF FLORIDA

. LIB RARIES







THTS VOLUME HAS BEEN
T.... MICROFILMED
BY THE UNIVERSITY Of
FLORIDA LIBRARIES,



-r





























NOTA


Las personas que deseen hacer reparos, crticas u observa-
ciones a este Proyecto, pueden darlas a conocer a la comisin en-
cargada de la revision del cdigo civil, que preside el doctor
M. de J. Troncoso de la Concha, o publicarlas por medio de
la prensa.

J. H. D.









J. H. DUCOUDRAY


PROYECTO

DE


CODIGO CIVIL

DE LA

REPUBLICAN DOMINICANA


PREPARADO POR
disposicin del Excelentsimo
Seor Presidente de la Repblica,
DR. RAFAEL L. TRUJILLO MOLINA


1943















3 k/C -7r '




iA1t
1~VI




















SPROYECTO
DE
CODIGO CIVIL
* DE LA ,
REPUBLICAN DOMINICANA



INTRODUCTION


Art. 19-El present cdigo constitute el derecho comn en
la Repblica Dominicana.
Rige todas las materials que se relacionan direct o indi-
- rectamente con la letra o el espritu de cualquiera de sus dis-
.J posiciones.

G. Art. 29-A falta de texto legal aplicable, el juez estatuye
conforme a los principios generals del derecho.
SLa regla moral, el uso y la equidad suplen en todo caso la
deficiencia de la ley.
c'3
Art. 3-Incurre en responsabilidad el juez que rehusa juz-
gar pretextando silencio, obscuridad o insuficiencia de la ley.

Art. 49-Los derechos deben ser ejercidos y las obligacio-
: ~nes ejecutadas segn las reglas de la buena fe.
Es ilcito el abuso de los derechos.





it













Art. 5-El estado y la capacidad de cada persona dependent
de su ley national, salvo las derogaciones impuestas por las le-
yes de orden pblico international.

Art. 69-La ley del lugar rige la forma de los actos jurdi-
cos; con reserve de la facultad reconocida a los dominicanos de
formalizarlos fuera de la Repblica con arreglo a la ley domi.
nicana.

-rt. 79-Los bienes que se encuentran en cl territorio do.
minicano, anque pertenezcan a extranjeros, estn sometidos
a la ley dominicana en cuanto a su adquisicin, uso y disposicin.

Art. 89-Las leyes que interesan a la moral o al orden pbli-
co no pueden ser derogadas por actos de particulares.

Art. 99-La ignorancia de la ley no excusa de su cumplimien.
to. Sin embargo, el error de derecho equivale siempre a la bue-
na fe.

Art. 10.-La buena fe es presumida cuando se hacen depen-
der de ella el nacimiento o los efectos de un derecho.
























LIBRO PRIMERO

DERECHO DE LAS PERSONAS


TITULO I

DE LAS PERSONAS FISICAS


Art. 11.-Son personas todos los individuos de la especie hu-
mana.


Art. 12.-La personalidad se adquiere por el
se pierde por la muerte.


nacimiento y


Art. 13.-La criatura simplemente concebida se tiene por na-
cida para el goce de los derechos compatibles con su condicin.

Art. 14.-No adquieren la personalidad los series humans
que nacen muertos o sin manifiesta aptitud para la vida.


TITULO II

DE LAS PERSONAS MORALES


Art. 15.-Son personas morales:
19 El Estado, el distrito de Santo Domingo y las comunes.
29 La iglesia catlica.













39 Los establecimientos pblicos investidos de autonoma
administrative.
49 Los establecimientos de utilidad pblica reconocidos por
la ley.
59 Las sociedades civiles y las comerciales.
60 Las asociaciones incorporadas.
79 En general, toda colectividad, institucin, cuerpo o ser-
vicio que puedan ser sujetos activos o pasivos de derechos en vir-
tud de la ley.

Art. 16.-No adquieren la personalidad las sociedades y es-
tablecimientos creados con fines ilcitos o contrarios a la moral.

Art. 17.-Las personas morales pueden adquirir todos los de-
rechos y asumir todas las obligaciones que no sean por su natu-
raleza privativos de la persona humana.

Art. 18.-La voluntad de las personas morales se expresa por
sus rganos.


TITULO III

DE LOS DERECHOS CIVILES


CAPITULO I

Del goce de los derechos civiles


Art. 19.-Toda persona tiene el goce de los derechos civiles.
Sin embargo, los extranjeros slo gozan en la Repblica Domi-
nicana de los derechos civiles que su ley national les concede a
los dominicanos y en la media en que les son concedidos.

Art. 20.-Excepto en material commercial, el extranjero que no
tiene domicilio ni residencia en la Repblica Dominicana, debe,
para litigar como demandante, prestar fianza en las condiciones
establecidas por las leyes de procedimiento.













CAPITULO II

Del ejercicio de los derechos civiles


Art. 21.-Toda persona mayor de edad y capaz de discerni-
miento tiene el ejercicio de los derechos civiles.

Art. 22.-El ejercicio de los derechos civiles se suspended:
19 Por la interdiccin legal.

29 Por la interdiccin judicial.

Art. 23.-La interdiccin legal result de la condenacin a
penas criminals por infracciones comunes.

Art. 24.-La interdiccin judicial es declarada por sentencia
a causa del estado mental de la persona, que la incapacita para
el ejercicio de los derechos.


TITULO IV

DEL NOMBRE


Art. 25.-El nombre es atributo y signo de la personalidad.
Toda persona debe tener un nombre que la identifique.

Art. 26.-El nombre se compone del patronmico o nombre
de familiar precedido de uno o ms apelativos adoptados libre-
mente.

Art. 27.-El hijo, natural o legtimo, tiene de derecho el
nombre de familiar del padre.

Art. 28.-El hijo natural cuya filiacin paterna no est es-
tablecida tiene de derecho el nombre de familiar de la madre.













Art. 29.-El hijo de padres desconocidos tiene el nombre que
le es atribuido en el acta de nacimiento.

Art. 30.-La mujer casada une a su nombre de familiar el
de su marido y el hijo adoptivo el del adoptante.

Art. 31.-El nombre no se adquiere por la usucapin ni se
pierde por la prescripcin.

Art. 32.-La persona cuyo nombre es objeto de contestacin,
puede demandar en justicia el reconocimiento de su derecho.

Art. 33.-El cambio de nombre no modifica la condicin de
la persona.
Slo puede ser hecho en virtud de sentencia motivada.

Art. 34.-La usurpacin y el uso ilegitimo de un nombre
constituyen actos ilcitos.

Art. 35.-La autoridad de las sentencias que estatuyen sobre
el nombre es absolute.

Se reserve, sin embargo, el derecho de atacarlas por la va
de la tercera en caso de fraude.


TITULO V

DEL ESTADO CIVIL


CAPITULO I


Disposiciones generals



Art. 36.-Las calidades de la persona fsica dependientes del
derecho de familiar constituyen su estado civil.














Art. 37.-La posesin pblica, inequvoca y de buena fe de
un estado suple la prueba de la existencia de ste, salvo dispo-
sicin contraria de la ley.

Art. 38.-Las acciones en reclamacin de estado son impres-
criptibles.
En caso de supresin de estado, la accin penal est subor-
dinada al resultado de la accin civil.

Art. 39.-Las cuestiones de estado no son material de tran-
saccin.

Art. 40.-La autoridad de las sentencias que estatuyen sobre
el estado civil de las personas es absolute en los casos siguientes:
19 Cuando la accin es reservada por la ley a personas de-
terminadas.
29 Cuando las sentencias son constitutivas de estado.


CAPITULO II

De los registros del estado civil


Art. 41.-El estado civil de las personas, as como su naci-
miento y su muerte, se hacen pblicos y se prueban por los re-
gistros del estado civil.
Estos registros estn a cargo de los oficiales del estado civil.

Art. 42.-Habr en cada comn y en el distrito de Santo Do-
mingo un official del estado civil, por lo inenos.
Los representantes diplomticos o consulares de la Repbli-
ca en el extranjero pueden actuar, para los dominicanos, como
oficiales del estado civil.

Art. 43.-Los oficiales del estado civil estn bajo la depen-
dencia del Poder Judicial.
En caso de falta o impedimento temporales, son sustituidos
por los alcaldes.













Art. 44.-Sin perjuicio de la responsabilidad en que pueden
incurrir por sus crmenes y delitos, las irregularidades cometidas
por los oficiales del estado civil son sancionadas con multas de
diez a quinientos pesos.

Art. 45.-Los oficiales del estado civil inscribirn en sus re-
gistros en forma de actas las declaraciones de nacimientos, reco-
nocimientos y defunciones que reciban, los matrimonios que so-
lemnicen y los divorcios que admitan o pronuncien los tribunales.
Al margen de cada acta de nacimiento se har mencin de
todo acto judicial o extrajudicial que modifique el estado civil
de la persona.
El divorcio es -mencionado al margen del acta de matrimo-
nio correspondiente.

Art. 46.-Las personas que figure como parties, declarantes
o testigos en las actas del estado civil deben ser identificadas por
sus calidades.
Para poder ser testigo basta estar en el ejercicio de los dere-
chos civiles.

Art. 47.-Los oficiales del estado civil no inscribirn en sus
registros otras enunciaciones que las indicadas en la ley o en los
reglamentos.

Art. 48.-Las copias y extractos expedidos por los oficiales
del estado civil hacen fe hasta inscripcin en falsedad.

Art. 49.-A falta de registros o cuando stos sean inexactos
o deficientes, el nacimiento y la muerte pueden probarse por to-
dos los medios.

Art. 50.-A falta de constancia en los registros de cualquier
acto relative al estado civil de una persona, la prueba se hace
por ttulos.
A falta de stos, se admite la prueba testimonial si existed
un principio de prueba por escrito.














No es indispensable que el principio de prueba por escrito
proceda de personas determinadas.

Art. 51.-No se har en los registros del estado civil ningu-
na rectificacin o enmienda sino en virtud de sentencia.

Art. 52.-Todo lo relative a las funciones del official del es-
tado civil y a la redaccin, contenido, conservacin y comunica-
cin de sus registros ser objeto de una reglamentacin adminis-
trativa especial.


TITULO VI


DEL DOMICILIO


Art. 53.-El domicilio de toda persona fsica es el lugar en
que reside con la intencin de establecerse en l de modo per-
manente.

Art. 54.-Las personas morales se reputan domiciliadas en
los lugares en que tienen establecida su administracin.
El principio de la unidad del domicilio no se aplica a las
personas morales.

Art. 55.-El domicilio se conserve en tanto que no se ad-
quiere uno nuevo.

Art. 56.-La mera residencia equivale al domicilio si ste es
desconocido o incierto.

Art. 57.-Tienen como domicilio de derecho:
19 La mujer casada, el de su marido.
29 El menor de edad sometido al rgimen de la adminis-
tracin legal, el de su padre.
39 La persona sometida al rgimen de la tutela, el de su
tutor.











14

49 El mayor de edad que sirve habitualmente y vive en casa
de otro, el de la persona a quien sirve.

Art. 58.-El domicilio elegido slo es eficaz para los efectos
del acto en que se hace la eleccin.

Art. 59.-El domicilio real es suplido por el aparente en pro-
vecho de las personas que puedan alegar al respect un error in-
evitable.























LIBRO SEGUNDO

DERECHO DE LA FAMILIAR


TITULO I

DEL MATRIMONIO


CAPITULO I

De los esponsales


Art. 60.-La convencin esponsalicia o promesa mutua de
matrimonio no original obligaciones civiles, salvo las relatives a
la restitucin de presents y al resarcimiento de gastos prenup-
ciales que son inherentes a la ruptura unilateral de la promesa.
Es nula toda clusula penal estipulada en esta material.


CAPITULO II

De la capacidad para contraer matrimonio y de los impedimentos


Art. 61.-El hombre antes de los dieciocho aos y la mujer
antes de los quince no pueden contraer matrimonio.
Sin embargo, el juez de primera instancia puede, por moti-
vos graves, conceder dispensas de edad.













Art. 62.-Slo pueden contraer matrimonio las personas ca-
paces de discernimiento.

Art. 63.-El menor de edad no puede contraer matrimonio
sin la autorizacin de sus padres o de su tutor.
Basta la autorizacin de uno de los padres si no se obtiene
o es impossible obtener la del otro.
En caso de rehuso del tutor, el menor puede recurrir al con-
sejo de familiar.
La autorizacin de ste suple la del tutor.

Art. 64.-Se prohibe el matrimonio:
19 Entre parientes en lnea direct.
29 Entre hermanos.
39 Entre afines en lnea direct, an cuando haya sido disuel-
to el matrimonio que produjo la afinidad.
49 Entre el adoptante y el adoptado y entire cualquiera de
ellos y el cnyuge viudo o divorciado del otro.
59 Entre una persona cualquiera y la que ha sido condena-
da como autora o cmplice del homicidio del cnyuge de aqulla.

Art. 65.-No se puede contraer segundo matrimonio antes de
la disolucin del primero.

Art. 66.-La mujer no puede contraer segundo matrimonio
antes de los diez meses de la disolucin del primero.
El alumbramiento dentro del plazo pone fin a la prohibicin.


CAPITULO III

De la publicacin del matrimonio.


Art. 67.-La promesa de matrimonio es declarada al official
del estado civil, quien la har pblica por medio de un edicto.













La declaracin se har personalmente o por escrito, y se
acompaar de los documents que prueben que los futuros con-
trayentes estn en aptitud legal de contraer matrimonio.
La falta de estos documents es cubierta por el juramento.

Art. 68.-No se har la publicacin si la declaracin es irre-
gular o si hay algn impedimento para el matrimonio.

Art. 69.-Si existen causes atendibles, el official del estado ci-
vil puede dispenser la publicacin; lo cual se har constar en el
acta de anatrimonio.

Art. 70.-No podr celebrarse el matrimonio antes del cuar-
to da de la publicacin, salvo el caso de dispensa de sta.


CAPITULO IV

De las oposiciones al matrimonio


Art. 71.-Toda persona interesada puede oponerse a la cele-
bracin del matrimonio, siempre que alegue la existencia de un
impedimento legal o una causa de incapacidad.
Basta un inters puramente moral si la oposicin procede
de un ascendiente de cualquiera de los contrayentes.

Art. 72.-Los representantes del ministerio pblico estn obli-
gados a oponerse de oficio a la celebracin del matrimonio si exis-
ten causes de nulidad absolute.

Art. 73.-La oposicin es notificada a los contrayentes y al
official del estado civil, quien la desechar pura y simplemente
si no es fundada en los motivos indicados en el artculo 71.

Art. 74.-Si la oposicin es mantenida por su autor, deber
deferirla contradictoriamente al juez de primera instancia.

Art. 75.-Si no hay oposicin, o si sta no ha sido sometida













en tiempo hbil al juez, o si ha sido desestimada, el official del
estado civil est obligado a proceder a la celebracin del matri-
monio o a expedir un certificado en que d constancia de la pu-
blicacin.
El certificado de publicacin habilita para contraer matri-
monio dentro de los seis meses subsiguientes.


CAPITULO V

De la celebracin del matrimonio.


Art. 76.-El matrimonio es celebrado pblicamente, en pre-
sencia de dos testigos, por ante el official del estado civil del lu-
gar en que uno de los contrayentes tiene su domicilio o una re-
sidencia de seis meses.

Art. 77.-El official del estado civil preguntar a los contra-
yentes si desean unirse por el vinculo del matrimonio.
Obtenida su respuesta afirmativa, los declarar unidos por
el matrimonio en virtud de su mutuo consentimiento.

Art. 78.-Levantada el acta correspondiente, el official del
estado civil entregar a los contrayentes un certificado de ma-
trimonio.


CAPITULO VI

De la inexistencia del matrimonio


Art. 79.-El matrimonio es inexistente:
19 Cuando hay falta absolute de consentimiento.
29 Cuando el acto no es solemnizado por un official del es-
tado civil.

Art. 80.-El matrimonio inexistente carece de efectos ju-
rdicos.














CAPITULO VII

De la nulidad absolute del matrimonio


Art. 81.-Es nulo el matrimonio cuando ha sido contrado
en violacin de las prohibiciones establecidas en los artculos 61 y
65 y en los ordinales 19, 29, 39 y 59 del artculo 64.
Tambin es nulo el matrimonio cuando ha sido contrado
clandestinamente o ante un official del estado civil incompeten-
te para solemnizarlo.

Art. 82.-La accin en nulidad pertenece a toda persona in-
teresada y al ministerio pblico.
La accin de ste se extingue por la disolucin del matri-
monio.

Art. 83.-En tanto que la nulidad no es pronunciada, el ma-
trimonio produce sus efectos provisionalmente.

Art. 84.-La nulidad por causa de bigamia es correlativa de
la validez del primer matrimonio.

Art. 85.-La accin en nulidad por impubertad se extingue
por el hecho de la concepcin.
En todo caso, la accin prime seis meses despus de haber
cumplido los cnyuges la edad matrimonial.

Art. 86.-El matrimonio contrado en violacin de la prohi-
bicin establecida en el ordinal 49 del artculo 64 no es nulo;
pero deja sin efecto la adopcin.

Art. 87.-La nulidad que result de los vicios de clandesti-
nidad e incompetencia est sujeta al poder de apreciacin del
juez.

En lo que respect a la accin de los cnyuges entire si, la
nulidad es cubierta por la posesin de estado.














CAPITULO VIII

De la nulidad relative del matrimonio


Art. 88.-El matrimonio es anulable:
19 Cuando el consentimiento ha sido dado por error u ob-
tenido por violencia.
29 Cuando ha sido contrado por menores de edad sin la
autorizacin de sus padres o tutores.
El error debe recaer sobre la identidad civil o jurdica de la
persona.

Art. 89.-La accin pertenece exclusivamente:
19 Al cnyuge menor o al que ha sido vctima del error o
la violencia, segn los casos.
29 A los padres o tutores cuya autorizacin era necesaria
para el matrimonio.

Art. 90.-El matrimonio es confirmado tcitamente si la ac-
cin no es intentada: 19 en caso de error, seis meses despus de ser
ste descubierto; 29 en caso de violencia, seis meses despus de
haber cesado sta; y 39 en caso de minora de edad, un ao des-
pus de haber terminado sta, si se trata de la accin del menor
mismo, y un ao despus de haber tenido conocimiento del ma-
trimonio los padres o tutores, si se trata de la accin de stos.

Art. 91.-En caso de error o de violencia la confirmacin no
es presumida sino a condicin de que los cnyuges hayan hecho
vida conn durante el plazo de seis meses.


CAPITULO IX

De los efectos del matrimonio anulado


Art. 92.-Los hijos nacidos de un matrimonio declarado nu-
lo son legtimos anque los padres se hayan casado de mala fe.













Art. 93.-Slo el cnyuge de buena fe puede invocar en su
provecho los efectos del matrimonio declarado nulo.

Art. 94.-El derecho de hacer pronunciar la nulidad de un
matrimonio no se trasmite a los herederos.
Estos pueden, sin embargo, continuar la accin intentada
por su autor.


CAPITULO X

De los efectos generals del matrimonio


Art. 95.-La celebracin del matrimonio crea la unin con-
yugal.
Los esposos se deben mutua fidelidad y asistencia, y estn
obligados a asegurar la prosperidad del hogar y el mantenimien-
to y la educacin de los hijos.

Art. 96.-El marido es el jefe de la unin conyugal.
Tiene derecho a escojer la residencia comn, salvo el recur-
so judicial de la mujer contra el ejercicio abusivo de este derecho.
En caso de divorcio, los cnyuges pueden no hacer vida co-
mn durante el process.
Pueden tambin tener residencias distintas provisionalmen-
te cuando lo exijan asi su salud, su reputacin o la prosperidad
de sus negocios.

Art. 97.-El marido pierde su calidad de jefe de la unin
conyugal por la interdiccin legal o judicial y por cualquiera
otra causa que le impida manifestar su voluntad.

Art. 98.-El marido tiene a su cargo la subsistencia de la mu-
jer y de los hijos.
La mujer debe contribuir con los bienes que administra a
la satisfaccin de las necesidades del hogar en la media en que
lo impone la situacin econmica del marido.













Art. 99.-La unin conyugal es representada por el marido.
Sin embargo, en lo relative a las necesidades corrientes del
hogar, la unin conyugal es representada tanto por el marido
como por la mujer.
Esta tiene la direccin de la economa internal o domstica
del hogar.

Art. 100.-El marido es responsible de los actos de la
mujer en tanto que el exceso en el ejercicio de los poderes de
sta no haya podido ser advertido por los terceros.

Art. 101.-En caso de abuso, el marido puede revocar los
poderes de que est investida la mujer para representar la unin
conyugal.
La revocacin no es oponible a terceros sino despus de ser
hecha pblica en un peridico de circulacin national.

Art. 102.-La mujer puede ejercer libremente cualquier ofi-
cio, profesin o industrial, sin perjuicio del derecho de oposicin
del marido en inters de la unin conyugal o de la familiar.
Toda controversial al respect debe ser dirimida en justicia.
La sentencia que limited los derechos de la mujer no es opo-
nible a los terceros de buena fe sino a condicin de ser hecha
pblica en la fomna indicada por el juez.

Art. 103.-La mujer, sea cual fuese su rgimen matrimonial,
puede litigar libremente como demandante o como demandada.

Art. 104.-Si uno de los cnyuges falta a sus deberes conyu-
gales o de familiar, la parte perjudicada puede demandar la in-
tervencin del juez.
Este puede, a su vez, ordenar las medidas que consider pro-
pias para protejer los intereses de la unin conyugal o de la fa-
milia.
Si la falta es del marido, el juez puede autorizar que sus
crditos activos, o parte de ellos, sean pagados a la mujer.

Art. 105.-Ninguno de los cnyuges puede, durante el ma-














trimonio, recurrir a vas de ejecucin forzosa contra el otro sino
en los casos previstos en la ley.

Art. 106.-Cualquiera de los cnyuges puede intervenir en
el embargo o la quiebra o insolvencia promovidos contra el otro.


TITULO XI

DE LA DISOLUCION DEL MATRIMONIO


Art. 107.-El matrimonio se disuelve por la muerte de uno
de los cnyuges o por el divorcio.



TITULO II

DEL DIVORCIO


CAPITULO X

De las causes del divorcio


Art. 108.-Son causes de divorcio:
19 La incompatibilidad de caracteres.
29 La no procreacin de hijos comunes.
39 El adulterio.
49 El nacimiento de un hijo antes de los ciento ochenta das
del matrimonio.
59 La interdiccin legal.
69 La sevicia, las amenazas o las injuries graves.
79 El hbito del juego o de la embriaguez o del uso inmo-
derado de drogas enervantes.
89 El abandon malicioso o sin causa justificada del domi-
cilio conyugal.














Se admite adems el divorcio por el consentimiento mutuo
de los esposos.

Art. 109.-El divorcio es inadmisible:
19 En el caso de incompatibilidad de caracteres, si sta no
es justilicada por hechos que iillliqiien la infelicidad de los cn-
yuges y una perturbacin social.
29 En el caso de no procreacin de hijos comunes, si la ac-
cin es intentada antes de los cinco aos del matrimonio.
39 En el caso de nacimiento de un hijo antes de los ciento
ochenta das del matrimonio, si el hijo no ha sido desconocido
por el marido.
49 En el caso de hbitos de juego o de embriaguez o de uso
inmoderado de drogas enervantes, si no constituyen un motivo
constant de desavenencia conyugal o una amenaza de ruina pa-
ra la familiar.
59 En el caso de abandon, si el cnyuge culpable no ha
sido puesto en mora de regresar al hogar comn un ao por lo
menos antes de la accin.

Art. 110.-El divorcio por consentimiento mutuo no es ad-
misibk' antes de cumplirse los primeros dos aos de matrimonio
ni despus de cumplirse los treinta.
Tampoco es admisible si el marido tiene ms de sesenta
aos y la mujer ms de cincuenta.


CAPITULO II

De los efectos del divorcio


Art. 111.-Los esposos divorciados que contraen entire s
segundas nupcias quedan sometidos de derecho al rgimen adop-
tado en el matrimonio disuelto.

Art. 112.-El cnyuge inocente cuyos intereses morales o
pecuniarios son comprometidos por el divorcio, tiene derecho a
indemnizacin de parte del cnyuge culpable.














Art. 113.-El cnyuge que obtiene una pension o renta
vitalicia por causa de divorcio no la conserve si contrae nuevo
matrimonio.

Art. 114.-Las ventajas matrimoniales, anque hay an sido
estipuladas con condicin de reciprocidad, slo son conserva-
das por el cnyuge inocente.

Art. 115.-Cada esposo recobra su patrimonio personal, sea
cual fuese el rgimnen adoptado en el matrimonio.

Art. 116.-Los cnyuges divorciados pierden su calidad de
sucesores legales.
Las liberalidades testamentarias recprocas o unilaterales
consentidas antes del divorcio quedan sin efecto.

Art. 117.-La situacin de los hijos comunes es fijada por
la sentencia de divorcio.
La guard de los menores no puede ser confiada al cnyu-
ge culpable cuando el divorcio se funda en cualquiera de las
causes previstas en los ordinales tercero, quinto, sptimo y oc-
tavo del artculo 108.



TITULO III

DE LA FILIACION


CAPITULO I

De la filiacin legtima


Art. 118.-Es legtimo el hijo cuyos padres estn unidos por
el matrimonio en el moment de la concepcin.
El hijo de una mujer casada se reputa hijo del marido.

Art. 119.-Se presume que el hijo es concebido durante el














matrimonio de sus padres si nace despus de los ciento ochenta
das de la celebracin de ste o antes de los trescientos de su
disolucin.
Contra esta presuncin no se admite otra prueba que la de
la imposibilidad (material del marido para cohabitar con su mu-
jer durante los primeros ciento veinte das de los trescientos an-
teriores al nacimiento.
La autorizacin judicial dada a los cnyuges para residir
separadamente constitute un principio de prueba de la imposi-
bilidad material de cohabitar, que puede ser completado con el
juramento.

Art. 120.-La accin en desconocimiento de legitimidad de-
be ser intentada por el marido o sus herederos dentro del pla-
zo de tres meses contados desde el da en que han conocido el
nacimiento.
Este plazo admite prrroga en caso de fuerza mayor.
La accin es intentada contra la madre y contra el hijo.
Este ltimo es representado por un tutor especial designa-
do por el juez de primera instancia.

Art. 121.-El desconocimiento de legitimidad puede ser he-
cho por simple denegacin del marido, si el hijo ha sido cornr
cebido antes del matrimonio.
Sin embargo, la denegacin del marido no es admisible si
se prueba que ha reconocido tcita o expresamente su paterni-
dad o que durante el perodo de la concepcin tuvo relaciones
sexuales con la madre o que tuvo conocimiento del embarazo
de sta antes del matrimonio.


CAPITULO II

De la legitimacin


Art. 122.-El hijo de padres solteros es legitimado de pleno
derecho por el matrimonio de stos.













Art. 123.-La legitimacin produce los mismos efectos que
la legitimidad.

Art. 124.-Anque la filiacin sea establecida posteriormen-
te, la legitimacin se fija al moment del matrimonio.

Art. 125.-El fallecimiento de un hijo no impide su legi
timacin.

Art. 126.-La legitimacin puede ser hecha judicialmente
a instancia del hijo o de sus descendientes cuando los padres
no han podido casarse por causa de -muerte o incapacidad sobre-
venidas despus de la publicacin del matrimonio.


CAPITULO III

De la filiacin natural


Art. 127.-La filiacin natural se establece respect de la
madre por el solo hecho del nacimiento.
Respecto del padre, se establece por el reconocimiento o
por decision judicial.

Art. 128.-La filiacin natural regularmente establecida
produce los mismos efectos que la filiacin legtima, salvo las
distinciones hechas en material sucesoral.

Art. 129.-En caso de fallecimiento o incapacidad del padre,
el reconocimiento puede ser hecho por el abuelo paterno.

Art. 130.-Se prohibe el reconocimiento de los hijos inces-
tuosos.
El hijo nacido de una unin adulterina de sus padres pue-
de ser reconocido:
19 Cuando no es el fruto de una unin adulterina de la
madre.













29 Cuando, siendo el fruto de una unin adulterina de la
madre, ha sido desconocido por el cnyuge de sta.
39 Cuando, en todo caso, no est favorecido por la presun-
cin de legitimidad del artculo 118.

Art. 131.-Durante su menor edad, el hijo natural est so-
metido al rgimen de la administracin legal o al de la tutela,
segn que su filiacin paterna haya sido o n establecida re-
gularmente.
En el primer caso, corresponde al padre la administracin
legal.
En el segundo caso, la tutela es ejercida por la madre.

Art. 132.-El reconocimiento debe constar en acta autn-
tica o en disposicin de ltima voluntad.
Se comunicar al official del estado civil que deba hacerlo
pblico en sus registros.

Art. 133.-El reconocimiento puede ser impugnado por los
interesados si es perjudicial al hijo o si procede de persona sin
calidad para hacerlo.
El ministerio pblico tiene accin en los casos en que el
reconocimiento es prohibido.
La demand debe intentarse dentro de los seis meses de la
publicacin del reconocimiento.

Art. 134.-La filiacin paterna puede ser establecida en
justicia a instancia de la madre o del hijo.
La accin debe ser dirijida contra el padre o sus herede-
ros dentro del ao del nacimiento.

Art. 135.-La paternidad es presumida hasta prueba en con-
trario si se establece que el presunto padre ha tenido relaciones
sexuales con la anadre del hijo natural durante el period de
la concepcin, o sea el comprendido entire los trescientos y los
ciento ochenta das anteriores al nacimiento.

Art. 136.-La declaracin judicial de paternidad slo es
permitida:














19 En caso de sustraccin, violacin o estupro, si lai poca
de la infraccin coincide con la de la concepcin.
29 En caso de seduccin, si ha habido abuso de autori-
dad o promesa de matrimonio.
39 Si ha habido concubinato constant y notorio entire la
madre y el presunto padre.
49 Si hay confesin escrita de paternidad.
59 Si el hijo tiene la posesin de estado.

Art. 137.-La accin en declaracin de paternidad es inad-
misible si durante el perodo de la concepcin la madre ha te-
nido relaciones sexuales con ms de un individuo o el presun-
to padre ha estado en la imposibilidad material de procrear.


CAPITULO IV

De la filiacin adoptive


Art. 138.-La adopcin slo puede ser hecha por personas
de ms de cuarenta aos que no tengan descendientes.
El adoptante debe tener por lo menos dieciocho aos ms
que el adoptado.

Art. 139.-La adopcin se hace con el consentimiento del
adoptado, si ste es capaz de discernimiento.

Si es menor o interdicto, anque sea capaz de discerni-
miento, se require el consentimiento de sus padres o de su
tutor.

Art. 140.-Nadie puede ser adoptado por ms de una per-
sona, a no ser que la adopcin la hagan marido y mujer.

Art. 141.-Un cnyuge no puede adoptar sin el consenti-
miento del otro.

Art. 142.-La adopcin es consentida en forma autntica.













Es inscrita en los registros del estado civil despus de ser
aprobada por el juez de primera instancia.

Art. 143.-La adopcin debe fundarse en justos motivos.

No se admite si es perjudicial al adoptado o si ste no ha
sido favorecido con los cuidados y recursos del adoptante.

Art. 144.-En las relaciones de adoptante y adoptado, la fi-
liacin adoptive produce los mismos efectos que la filiacin le-
gitima.
Los deberes y derechos inherentes a la patria potestad pa-
san al adoptante.

Art. 145.-La adopcin no extingue los derechos y obliga-
ciones que resultan del parentesco legtimo o natural.

Art. 146.-La adopcin puede ser revocada a condicin de
que existan justos motivos para ello.
La revocacin es pronunciada por el juez.
El adoptante no puede obtenerla sino por causa de ingra-
titud o indignidad sucesoral.

Art. 147.-La revocacin hace cesar para el porvenir los
efectos de la adopcin.


CAPITULO V

De la patria potestad


SECCION PRIMERA

Disposiciones generals


Art. 148.-El hijo, cualesquiera que sean su edad, su esta-
do y su condicin, debe respeto y obediencia a sus padres.













Art. 149.-El hijo permanece sometido a la patria potestad
hasta su mayor edad o su emancipacin.

Art. 150.-Durante el matrimonio la patria potestad es ejer-
cida exclusivamente por el padre.

Art. 151.-Disuelto el matrimonio por causa de muerte, la
patria potestad es ejercida por el cnyuge superviviente.
Disuelto el matrimonio por causa de divorcio, la patria
potestad es ejercida por el cnyuge al cual es confiada la guar-
da de los hijos.

Art. 152.-En caso de ausencia declarada de uno de los pa-
dres, la patria potestad es ejercida por el padre present.
En caso de incapacidad, por el padre que conserve su ca-
pacidad.

Art. 153.-Son atributos de la patria potestad el deber de
guard, el deber de educacin, el deber de alimentacin y el
deber de correccin, impuestos a los padres respect de los hijos.
Los padres dirijen la instruccin professional de los hijos.
Estos, si son mayores de diecisis aos, pueden elegir libre-
mente su profesin.
La correccin no puede ser ejercida por la va del apremio
corporal.

Art. 154.-Si existen causes graves y a ello no se opone el
inters del menor, el padre o la madre pueden ser desinvesti-
dos del ejercicio de la patria potestad por autoridad de la jus-
ticia.
La accin corresponde al menor, a sus ascendientes y al mi-
nisterio pblico.
Los efectos de la desinvestidura judicial alcanzan a los hi-
jos nacidos despus de la sentencia.

Art. 155.-Si ambos padres estn en la imposibilidad de
ejercer la patria potestad o son desinvestidos de ella, se proce-
de a la apertura de la tutela.













Art. 156.-Los padres desinvestidos de la patria potestad
pueden recobrarla por autoridad de la justicia un ao despus
de haber cesado las causes de la desinvestidura.
La desinvestidura no liberal de la obligacin de educar y
alimentar los hijos.


SECCION SEGUNDA

Del usufructo legal


Art. 157.-El padre o la madre que ejerce la patria potes-
tad tiene el usufructo de los bienes del hijo.

Art. 158.-Son excluidos del usufructo legal:
o1 Los bienes adquiridos por el trabajo personal del hijo.
20 Los que le son donados o legados con clusula de ex-
clusin.
39 Los recibidos en una sucesin de la cual han sido ex-
cluidos el padre o la madre por causa de indignidad.

Art. 159.-Del usufructo legal resultan para el beneficiario
las siguientes cargas:
19 La de proveer al mantenimiento y a la educacin del
hijo en proporcin del valor de los bienes comprendidos en
el goce.
29 La de pagar los rditos e intereses de los capitals.
39 La de cumplir en general las obligaciones que nacen
del usufructo ordinario.


SECCION TERCERA

De la administracin legal


Art. 160.-El padre tiene durante el matrimonio la admi-
nistracin del patrimonio de sus hijos menores no emancipados.













En caso de divorcio, la administracin corresponde de de-
recho al cnyuge al cual le es confiada la guard de los hijos.

Art. 161.-Los bienes excluidos del usufructo del padre o
de la madre no son excluidos de la administracin legaL

Art. 162.-El administrator legal represent al menor en
los actos jurdicos y obra sin la intervencin de ninguna auto-
ridad tutelar, a no ser la del juez de primera instancia.

Art. 163.-Las reglas de la tutela son aplicables por analo-
ga a la administracin legal en cuanto no sean incompatible
con la naturaleza de sta.
Para la validez de los actos del administrator legal basta
la aprobacin judicial en los casos en que el tutor debe obtener
tal aprobacin precedida de la autorizacin del consejo de fa-
milia.


TITULO IV

DE LA FAMILIAR


CAPITULO I

Del parentesco y la afinidad


Art. 164.-Son parientes en lnea direct las personas entire
las cuales existe relacin de ascendencia y descendencia.
Son parientes colaterales las personas que sin ser ascendien-
tes y descendientes entire s, proceden de un progenitor o tron-
co comn.
Son afines los parientes de un cnyuge con relacin al otro.

Art. 165.-El parentesco es legtimo o natural segn que se
origine o no dentro del matrimonio.












Art. 166.-Para la determinacin del parentesco, cada gene-
racin forma un grado.
La series de grados constitute la lnea del parentesco.
La lnea recta es ascendente o descendente, segn que par-
ta de una persona a sus progenitores o de stos a aqulla.
En la lnea direct los grados se cuentan por generaciones.
En la lnea colateral los grados se cuentan por la suma de
generaciones que median entire el tronco comn y cada uno de
los descendientes cuyo parentesco entire s se trata de determinar.

Art. 167.-El parentesco es uterino o consanguneo, segn que
se consider respect de la madre o respect del padre.
Son parientes carnales o de double vnculo los colaterales
en que coinciden el parentesco uterino y el consanguneo.

Art. 168.-Las reglas de las lneas y los grados del paren-
tesco se aplican por analoga a la afinidad.


CAPITULO II

De la deuda alimenticia


Art. 169.-La obligacin de dar alimentos es recproca:
1 Entre cnyuges.
29 Entre parientes en lnea direct.
30 Entre afines en primer grado.
49 Entre adoptante y adoptado.

Art. 170.-La obligacin de alimentos entire afines cesa:
19 Si el matrimonio del cual result la afinidad es disuel-
to por el divorcio.
20 Si el matrimonio del cual result la afinidad es disuelto
por la muerte de uno de los cnyuges sin que stos hayan pro-
creado hijos comunes.
39 Si el padre o la madre polticos contraen segundas
nupcias.












Art. 171.-Los hermanos slo 'estn obligados a darse ali-
mentos cuando stos no pueden ser obtenidos de las personas
enumeradas en el artculo 169.

Art. 172.-La obligacin de alimentos se impone a los deu-
dores en el orden en que la ley establece sus derechos suceso-
rales.

Art. 173.-Los alimentos han de ser proporcionados a la
fortune del que est obligado a darlos y a la necesidad del que
tiene derecho a recibirlos.

Art. 174.-La deuda alimenticia comprende los alimentos
propiamente dichos, la habitacin, el vestido y la asistencia
en caso de enfermedad.

Art. 175.-Las sentencias q,,e estatuyen sobre deudas ali-
menticias son de carcter provisional.
Pueden ser revisadas en razn de los cambios sobrevenidos
en la situacin de las parties.


TITULO VI

DE LA TUTELA


CAPITULO I

De las personas sujetas a tutela


Art. 176.-Estn sujetos a tutela:
19 El menor no emancipado de filiacin legtima, a par-
tir de la muerte de uno de sus padres o de la prdida por stos
del ejercicio de la patria potestad.
29 El menor no emancipado de filiacin natural cuando
no ha sido reconocido, o cuando, habindolo sido, ha perdido
a uno de sus padres.












30 El menor no emancipado de padres desconocidos.
40 El interdicto judicial.
59 El interdicto legal.


CAPITULO II

De las diversas species de tutelas


Art. 177.-La tutela es legal, testamentaria, dativa o judi-
cial, segn que sea conferida por la ley, por testamento, por el
consejo de familiar o por el juzgado de primera instancia.


SECCION PRIMERA

De la tutela legal


Art. 178.-La tutela legal de los menores corresponde:
19 Al cnyuge superviviente, si se trata de hijos legtimos.
29 A la madre, si se trata de hijos naturales no reconocidos.
39 Al padre superviviente, si se trata de hijos naturales re-
conocidos.

Art. 179.-En caso de interdiccin judicial la tutela legal
corresponde:
19 Si la persona interdicta es casada, a su cnyuge.
29 Si la persona interdicta es soltera con descendencia, a su
descendiente mayor.
39 Si la persona interdicta es soltera sin descendencia, a su
ascendiente menor.

Art. 180.-Muertos o desinvestidos de la patria potestad am-
bos padres, la tutela de los menores corresponde de derecho al
ascendiente ms prximo de la lnea paterna, y, a falta de ste,
al de la lnea materna.















Art. 181.-La esposa superviviente que ejerce la tutela de
sus hijos no puede contraer segundas nupcias sin infonmar de
ello previamente al consejo de familiar, que debe ser convocado
al efecto.
De no hacerlo, la esposa cesa en su calidad de tutora, sien-
do ella y su marido solidariamiente responsables de la admi-
nistracin tutelar anterior y posterior al matrimonio.

Art. 182.-Si el consejo de familiar mantiene a la esposa en
el ejercicio de la tutela, el marido es cotutor de pleno derecho
y responsible solidariamente con su cnyuge de la administra-
cin tutelar posterior al matrimonio.


SECCION SEGUNDA

De la tutela testamentaria


Art. 183.-El padre o la madre que ejerce la tutela de sus
hijos puede designarles tutor por acto de ltima voluntad.
Este acto es hecho en la forma ordinaria de los testamentos
o por declaracin especial ante el alcalde.

Art. 184.-La designacin de tutor testamentario por la ma-
dre tutora que contrae segundas nupcias debe ser ratificada por
el consejo de familiar.

Art. 185.-La tutela testamentaria slo es obligatoria para
las personas que no pueden declinar sin causa legtima la tu-
tela dativa.


SECCION TERCERA

De la tutela dativa


Art. 186.-A falta de tutor legal o testamentario, la tutela
es conferida por el consejo de familiar.














SECCION CUARTA

De la tutela judicial


Art. 187.-Tienen tutores judiciales:
19 Los interdictos legales.
29 Los hijos de padres desconocidos.
Adems, en todos los casos en que un incapaz tenga que
obrar en justicia contra su representante legal o en que no pue-
da ser representado por las personas llamadas por la ley a ha-
cerlo, se le proveer de un tutor especial nombrado por el juez
de primera instancia.

Art. 188.-En la tutela judicial no hay consejo de familiar.
El poder tutelar de ste es ejercido por el juez.
El procurador fiscal ejerce las funciones del protutor.

Art. 189.-Los tutores judiciales son nombrados a peticin
de personas interesadas o a requerimiento del ministerio pblico
o de oficio por el juez.


CAPITULO III

De los rganos de la tutela


SECCION PRIMERA

Del tutor


Art. 190.-El tutor es el rgano de representacin de la
tutela.
Asume el ejercicio de sus funciones desde el da de su in-
vestidura, si es legal o testamentario, y desde el da en que le
es notificada su designacin, si es dativo o judicial.

Art. 191.-Slo pueden ser tutores las personas que tienen
el ejercicio de los derechos civiles.














Sin embargo, los menores emancipados son tutores legales
de sus hijos.

Art. 192.-Los derechos y deberes del tutor no se trasmiten
a sus herederos.
Estos slo responded de la administracin de su causante
conforme al derecho comn, y, si tienen el ejercicio de los de-
rechos civiles, estn obligados a continuar la gestin tutelar has-
ta la designacin de nuevo tutor.

Art. 193.-Las funciones del tutor son en principio gratuitas.
Las del tutor dativo y del tutor judicial pueden ser remu-
neradas si as lo dispone el consejo de familiar o el juez de pri-
mera instancia, segn los casos.

Art. 194.-Estn dispensados de toda tutela, a no ser la de
sus hijos:
19 Los altos funcionarios de la nacin.
29 Los funcionarios del orden judicial.
39 Los que ejercen cargos pblicos fuera del lugar en que
tiene su asiento la tutela.
49 Los miembros de las fuerzas armadas.
59 Los mayores de sesenta aos.
69 Los que tienen ms de cuatro hijos bajo su patria po-
testad.

Art. 195.-El consejo de familiar y el juez de primera ins-
tancia, segn los casos, pueden siempre dispensar del ejercicio
de la tutela si existen causes justificadas.

Art. 196.-Las personas extraas a la familiar del pupilo no
estn obligadas a aceptar la tutela sino a falta de parientes o
afines hbiles para ello.

Art. 197.-Son excluidos de toda tutela:
19 Las personas de notoria mnala conduct.
29 Aqullos cuya gestin demuestra inaptitud, negligencia
o infidelidad.















Art. 198.-La destitucin o exclusion del tutor es pronun-
ciada por el consejo de familiar, si la tutela es legal, testamenta-
ria o dativa, y por el juez de primera instancia, si la tutela es
judiciaL
La decision debe ser motivada.
El tutor destituido o excluido puede hacer valer sus dere-
chos en juicio pblico contra el protutor.



SECCION SEGUNDA

Del protutor


Art. 199.-El protutor es el rgano de vigilancia de la ad-
ministracin de la tutela.
El tutor no puede comenzar la gestin tutelar antes de la
designacin del protutor.
La protutela es siempre dativa, excepto en la tutela judicial.

Art. 200.-La designacin de protutor no puede recaer en
un pariente de la misma lnea del tutor, salvo el caso en que
se trate de hermanos carnales.
El tutor no tiene voto en la designacin del protutor.

Art. 201--Las causes de incapacidad, dispensa, exclusion y
destitucin relatives al tutor son aplicables al protutor en cuan-
to sean compatibles con la naturaleza del cargo de ste.

Art. 202.-Son atribuciones del protutor:
19 Intervenir en el inventario de los bienes del pupilo.
20 Denunciar al consejo de familiar las faltas cometidas por
el tutor.
39 Vigilar la administracin de la tutela.
49 Provocar la designacin de nuevo tutor cuando la tu-
tela quede vacant o abandonada.
59 Asumir provisionalmente la funcin tutelar cuando los
intereses del pupilo estn en conflict con los del tutor.















Art. 203.-El protutor puede asistir a las deliberaciones del
consejo de familiar y tomar parte en ellas; pero no tiene el de-
recho de votar.


SECCION TERCERA

Del consejo de familiar


Art. 204.-El consejo de familiar es el rgano deliberate de
la tutela.
Se compone de parientes o afines del pupilo en los grados
ms prximos y en nmero de cuatro por lo menos.
A falta de parientes o afines, el consejo se constitute con
personas allegadas al pupilo.

Art. 205.-Slo pueden ser miembros del consejo de familiar
las personas que tienen aptitud legal para ser tutores.

Art. 206.-E1 consejo de familiar es presidido por el alcalde.
Se rene en el local de la alcalda, previa convocatoria he-
'cha de oficio por el alcalde o a requerimiento del ministerio p-
blico o de cualquier persona interesada.
Sus decisions son adoptadas por nayora de votos.
En caso de empate, el alcalde decide.
Se admite la comparecencia por medio de apoderados.


SECCION CUARTA

Del juzgado de primera instancia


Art. 207.-Corresponde al juzgado de primera instancia co-
mo supreme autoridad tutelar:
19 Estatuir sobre los litigios promovidos en razn de las
decisions del consejo de familiar.














29 Homologar o no los acuerdos del consejo de familiar en
los casos previstos por la ley.


CAPITULO IV

De la administracin de la tutela


Art. 208.-Si el pupilo no est sometido a la patria potes-
tad, el tutor cuida de su persona y dirige su educacin de con-
formidad con lo que al respect disponga el consejo de familiar.
Este, si no se trata de la tutela de los padres, fija la suma
a que deben ascender los gastos anuales del pupilo.

Art. 209.-El tutor debe velar por que el pupilo siga la ca-
rrera u oficio en que lo haban iniciado sus padres.

Art. 210.-Si las rentas permanentes del pupilo no son su-
ficientes para sus gastos de subsistencia y educacin, el tutor de-
be obrar contra los deudores legales de alimentos.

Art. 211.-Cuando el tutor tenga motivos graves de descon-
tento por la conduct del pupilo, lo participar al consejo de
familiar para que ste adopted las medidas de correccin que sean
pertinentes.

Art. 212.-El tutor debe administrar el patrimonio del pu-
pilo como un buen padre de familiar.
No puede adquirir la propiedad de los bienes que admi-
nistra, y slo puede adquirir su goce con la autorizacin del
consejo de familiar y la aprobacin del juez de primera instancia.

Art. 213.-Al comenzar el ejercicio de sus funciones, el tu-
tor har proceder al inventario de los bienes del pupilo enr pre-
sencia de ste, si es mayor de diecisis aos, y del protutor.
En el inventario deben mencionarse los crditos que el tu-
tor tiene contra el pupilo, a pena de caducidad.















Art. 214.-El tutor, si no tiene el usufructo legal de los bie-
nes del pupilo, har vender en presencia del protutor los mue-
bles cuya conservacin es dispendiosa, a juicio del consejo de
familiar.

Art. 215.-Toda venta de bienes pertenecientes a personas
sometidas al rgimen de la tutela se har en subasta.
Sin embargo, el juez puede autorizar la venta de grado a
grado si as lo reclama el inters del pupilo.

Art. 216.-Corresponde al consejo de familiar hacer el pre-
supuesto annual de la tutela.

Art. 217.-E1 tutor, como rgano de la administracin tute-
lar, puede hacer a nombre del pupilo todos los actos para los
cuales la ley no exige requisitos de autorizacin o aprobacin.
Se reserve, sin embargo, al pupilo la administracin de los
bienes dejados a su disposicin y los que adquiere por su tra-
bajo personal.

Art. 218.-El pupilo que es autorizado por el consejo de fa-
milia a ejercer una profesin o industrial, puede practicar por
s mismo todos los actos propios del ejercicio regular de esta
profesin o industrial.
En este caso, el pupilo responded personalmente de sus actos.

Art. 219.-El tutor debe los intereses-de todo capital que
se ha vuelto improductivo por su negligencia.
Se reputa capital el excedente disponible de las rentas.

Art. 220.-El tutor necesita la autorizacin del consejo de
familiar para representar al pupilo en los actos siguientes:
19 Aceptacin de una donacin entire vivos, con cargas o
sin ellas.
29 Aceptacin de un legado particular con cargas.
39 Enajenacin de efectos negociables hasta el valor de qui-
nientos pesos.















49 Conversion de ttulos nominativos en ttulos al porta-
dor hasta el valor de quinientos pesos.
59 Colocacin de capitals que no proceden de enajenacio
nes o prstamos autorizados por el consejo de familiar.
69 Aceptacin o repudiacin de una sucesin.
79 Demanda en particin.
89 Introduccin en justicia de una accin mobiliaria o in-
mobiliaria cuya cuanta sea indeterminada o superior a quinien-
tos pesos.
90 Asentimiento a una accin o desistimiento de ella.
109 Arrendamiento de inmuebles por ms de nueve aos.

Art. 221.-El tutor necesita la autorizacin del consejo de
familiar y la aprobacin del juzgado de primera instancia para
representar al pupilo en los actos siguientes:
19 Enajenacin de efectos negociables cuyo valor sea supe-
rior a quinientos pesos.
29 Conversion de ttulos nominativos en ttulos al portador
cuyo valor sea superior a quinientos pesos.
39 Venta o permuta de inmuebles.
49 Constitucin de derechos reales inmobiliarios.
59 Prstamo de dinero.
69 Transaccin.

Art. 222.-No pueden hacerse a nombre del pupilo los actos
siguientes:
19 Aceptacin pura y simple de una sucesin.
29 Compromise.
39 Liberalidades.
49 Actos de comercio.
59 Dacin de fianza.












CAPITULO V

De las cuentas de la tutela


Art. 223.-El tutor debe rendir cuenta de su administra-
cin al terminar sta.
Est obligado adems, en el curso de la tutela, si sta no
est a cargo de los padres, a presentar al protutor estados anua-
les de la situacin patrimonial del pupilo.
Estos estados son deferidos al examen y aprobacin del
consejo de familiar.

Art. 224.-La cuenta definitive de la tutela es rendida al
pupilo, al cesar la incapacidad de ste, o a sus herederos.
Si hay cambio de tutor, la cuenta es rendida al tutor en-
trante.
En este ltimo caso, la cuenta final debe ser examinada y
aprobada por el consejo de familiar de igual modo que las cuen-
tas peridicas.

Art. 225.-Las cuentas de la tutela, as como la entrega de
bienes, se efectan a expenses del pupilo.

Art. 226.-El saldo de las cuentas de la tutela, sea en pro-
vecho o en contra del tutor, produce intereses de pleno derecho.

Art. 227.-Es ineficaz toda obligacin consentida por el pu-
pilo en provecho del tutor antes de la rendicin y saldo de
cuentas.

Art. 228.-La accin fundada sobre la responsabilidad del
tutor prescribe a los cinco aos contados desde la rendicin fi-
ral de cuentas.
Si la responsabilidad tiene su fuente en una infraccin pe-
nal, la accin civil prescribe con la accin pblica cuando el
plazo de la prescripcin de sta es mayor que el de aqulla.












TITULO VII

DE LA EMANCIPACION Y DE LA CURATELA LEGAL


CAPITULO I

De la emancipacin


Art. 229.-El menor que ha cumplido dieciocho aos puede
ser emancipado por su administrator legal o por su tutor.
Este ltimo, si no es uno de los padres, est obligado a ha-
cer la emancipacin cuando la necesidad de sta es declarada
por el consejo de familiar.

Art. 230.-La emancipacin se hace en forma autntica y
es inscrita en los registros del estado civil.
El emancipado debe dar su consentimiento.

Art. 231.-El matrimonio produce de pleno derecho la
emancipacin de los cnyuges.

Art. 232.-La emancipacin es irrevocable.


CAPITULO II

De la curatela legal


Art. 233.-La emancipacin hace entrar al emancipado en
el rgimen de la curatela.
Esta corresponde de derecho a la persona que en el mo-
mento de la emancipacin ejerce la administracin legal o la
tutela del menor.

Art. 234.-El menor en curatela administra su patrimonio
en las condiciones en que el tutor administra el del pupilo.












No puede hacer sin la asistencia de su curador ninguno de
los actos enumerados en el artculo 220.
Necesita adems la autorizacin del juzgado de primera
instancia para cualquiera de los actos enumerados en el ar-
tculo 221.

Art. 235.-E1 menor emancipado recibe sin necesidad de
ninguna asistencia las cuentas de la administracin legal o de
la tutela.
Obra como mayor de edad cuando ejerce la administracin
legal o la tutela de sus hijos.


TITULO VIII

DE LA MAYOR EDAD


Art. 236.-La mayor edad comienza a los veintin aos
cumplidos.
El mayor de edad dispone libremente de su persona y de
sus bienes.

TITULO IX

DE LA INTERDICCION Y DE LA CURATELA JUDICIALES


CAPITULO I

De la interdiccin judicial


Art. 237.-La incapacidad de hecho que result de un es-
tado habitual de imbecilidad, enajenacin mental o locura, se
convierte en incapacidad de derecho por la interdiccin judicial.

Art. 238.-La interdiccin judicial es declarada por el juz-
gado de primera instancia, previo informed pericial, a diligencia
del cnyuge o de cualquier pariente del incapaz.












Si el cnyuge o los parientes se abstienen de demandar la
interdiccin, sta debe ser perseguida por el ministerio pblico.
El incapaz es odo en el process.

Art. 239.-La interdiccin debe hacerse pblica en los lu-
gares indicados en la sentencia.
No es oponible a los terceros de buena fe sino a partir de
la publicacin.

Art. 240.-La interdiccin judicial hace entrar al incapaz en
el rgimen de la tutela.

Art. 241.-Los actos anteriores a la interdiccin son inexis-
tentes si al concluirlos el incapaz obr sin discernimiento.
Pueden ser anulados los actos hechos por el incapaz en cir-
cunstancias en que el estado de imbecilidad, enajenacin men-
tal o locura era notorio.


CAPITULO II

De la curatela judicial


Art. 242.-Puede ser sometida al rgimen de la curatela
judicial la persona que por causa de debilidad de espritu, pro-
digalidad, senectud o embriaguez permanent no est en apti-
tud de administrar su patrimonio sin peligro de caer en la ne-
necesidad o la indigencia.

Art. 243.-El curador judicial es designado por el juez de
primera instancia.

Art. 244.-Para establecer la curatela o poner fin a ella se
aplican las reglas de la interdiccin.

Art. 245.-La persona sometida al rgimen de la curatela
judicial no puede consentir sin la asistencia de su curador nin-
guno de los actos enumerados en los artculos 220 y 221.











49

Son anulables los actos consentidos sin observer esta dispo-
sicin.
Mientras existe la curatela, la accin en nulidad correspon-
de al curador.
Despus de cesar la curatela, la accin corresponde al ex-
incapaz o a sus herederos.
























LIBRO TERCERO

DE LOS DERECHOS REALES

TITULO I

DE LA PROPIEDAD


CAPITULO I

Disposiciones generals


Art. 246.-Pueden ser objeto de apropiacin todas las cosas
que no estn excluidas del comercio por su naturaleza o por
disposicin de la ley.

Art. 247.-El propietario de una cosa tiene el derecho de
usar, gozar y disponer de ella en los lmites fijados por la ley.
Puede oponerse a toda usurpacin de ella, as como reivin-
dicarla de cualquiera que la retenga de modo ilegtimo.

Art. 248.-La propiedad de una cosa se extiende a todo lo
que forma parte de ella.
Se reputan parties de la cosa sus elements esenciales, o sean
los que no pueden separrsele sin deteriorarla, destruirla o mo-
dificarla.

Art. 249.-La propiedad de una cosa comprende la de los
frutos que produce.














Los frutos forman part de la cosa hasta su separacin ma-
terial.

Art. 250.-Todo acto de disposicin relative a la cosa prin-
cipal se extiende a sus accesorios, salvo reserve en contrario.
Se consideran accesorios los efectos mobiliarios afectados de
modo permanent por el propietario a la explotacin, al goce
o la guard de la cosa y que le son incorporados o adaptados pa-
ra el servicio y utilidad de ella.
Los efectos mobiliarios no pierden su condicin de acce-
sorios por el hecho de ser separados temporalmente de la cosa
principal.

Art. 251.-No tienen la condicin de accesorios los efectos
mobiliarios que slo son afectados temporalmente al uso del
poseedor de la cosa principal, ni los que son extraos a la na-
turaleza particular de sta, ni los que estn especialmente des-
tinados al consumo por el mismo poseedor.


CAPITULO II

De la copropiedad


Art. 252.-Hay copropiedad cuando una cosa pertenece
pro indiviso a varias personas.

Art. 253.-Los copropietarios administran la cosa en comn,
salvo convenio en contrario.
Los acuerdos de la mayora son obligatorios para todos.

Art. 254.-Ninguno de los copropietarios puede, sin el con-
sentimiento de los otros, hacer alteraciones en la cosa comn,
anque sean ventajosas para todos.

Art. 255.-Cada copropietario tiene el dominio de su par-
te alcuota; pero la eficacia de sus actos de disposicin estn
subordinados a los resultados de la particin.













Art. 256.-La participacin de los copropietarios, tanto en
los beneficios como en las cargas, es proporcional a sus respec-
tivas porciones.

Art. 257.-Cada copropietario puede exigir la particin, si
no hay acto jurdico que lo impida o si la cosa no est afecta-
da a un fin de carcter permanent.
Si a la particin se opone un acto jurdico, los efectos de
ste son limitados a un perodo de cinco aos.

Art. 258.-La copropiedad cesa por la particin en natura-
leza, por la enajenacin o por la consolidacin en cabeza de uno
de los copropietarios de los derechos de los dems.
Si los copropietarios no estn de acuerdo sobre el modo de
hacer cesar el estado de copropiedad, la particin en naturale-
za es ordenada judicialmente.
Si la particin en naturaleza no puede ser hecha sin que
disminuya notablemente el valor de la cosa, sta es vendida en
subasta.
En caso de particin en naturaleza, la desigualdad de las
parties divisas es compensada con saldos.

Art. 259.-Se presume que existe la copropiedad, si no hay
titulo o signo exterior que revele lo contrario:
19 En las paredes divisorias de edificios contiguos, hasta el
punto comn de elevacin.
29 En las paredes y cercas divisorias de patios y jardines.
39 En las cercas, zanjas, vallados y setos vivos que separan
heredades o predios rsticos.

Art. 260.-Hay signo contrario a la copropiedad:
19 Cuando existen ventanas o aberturas en la pared divi-
soria de los edificios.
29 Cuando lo ms alto de la pared est derecho y a plomo
sobre la superficie exterior de uno de los lados y present por
el otro un plano inclinado.
39 Cuando la pared soporta las cargas y armaduras de uno
solo de los edificios contiguos.













4 Cuando en uno solo de los lados de la pared aparecen
albardillas, cornisas o repisas de piedra.
59 Cuando la pared es divisoria entire un edificio del cual
forma parte y una heredad contigua sin edificio.
69 Cuando la tierra extrada de una zanja divisoria se ha-
lla slo de un lado.
79 Cuando una sola de las fincas que estn separadas por
setos o vallados se encuentra en disposicin de estar cercada.

Art. 261.-En los casos sealados en el artculo 260, se pre-
sume que las paredes, setos, vallados y zanjas pertenecen al pro-
pietario de la finca o heredad que muestra los signos exteriores
de no copropiedad.

Art. 262.-El copropietario de una pared, zanja, cerca o va-
llado que quiera liberarse de las obligaciones que la ley pone a
cargo de los dueos de una cosa comn, puede hacerlo renun-
ciando a su derecho de copropiedad, salvo el caso en que se tra-
te de una pared comn que sostenga un edificio de aqul.

Art. 265.-Todo copropietario puede apoyar sus construc-
ciones en la pared comn, siempre que el ejercicio de su dere-
cho al respect no impida el ejercicio del mismo derecho por
parte de los dems copropietarios.

Art. 264.-Todo propietario puede elevar a sus expenses la
pared de propiedad comn, con la obligacin de reparar los
perjuicios que ocasione su obra a los dems propietarios.
Si la pared comn no se encuentra en estado de soportar
la elevacin, debe ser construida de nuevo a expenses del co-
propietario que desea emprender la obra, y el aumento de espe-
sor de la pared debe hacerse del lado de su finca.

Art. 265.-La reedificacin de la pared comn no modifica
el estado de las servidumbres.

Art. 266.-Los rboles y arbustos del vallado comn son co
munes.














CAPITULO III

De la propiedad colectiva


Art. 267.-Hay propiedad colectiva cuando varias personas
que forman una comunidad legal o conventional son propieta-
rias de una cosa, de tal modo que el derecho de cada una recae
sobre la totalidad de la cosa.

Art. 268.-Los derechos y obligaciones inherentes a la pro-
piedad colectiva son determinados por el estatuto jurdico que
la crea.
Salvo disposicin legal o conventional en contrario, los de-
rechos de los comunistas, especialmente el de disponer de la co-
sa, no pueden ser ejercidos sino en virtud de decision unnime.
Mientras exista la comunidad no puede haber particin
ni cesin de parties alcuotas.

Art. 269.-La propiedad colectiva cesa por la enajenacin
de la cosa o por la extincin de la comunidad.
Salvo disposicin contraria, la particin se opera como en
material de copropiedad.


CAPITULO IV

De la propiedad inmobiliaria


Art. 270.-Son bienes inmuebles:
o1 Los terrenos o porciones limitadas del suelo.
29 Las cosas incorporadas natural o artificialmente al sue-
lo de modo permanent.
39 Las minas.

Art. 271.-Por extension, se consideran inmuebles los dere-
chos que estn sometidos al rgimen legal de los inmuebles.













Art. 272.-La propiedad inmobiliaria se adquiere por la
inscripcin en el registro catastral.

Art. 273.-La adquisicin de un inmueble por ocupacin,
sucesin, ejecucin forzosa o de otro modo cualquiera, no es de-
finitiva mientras no se haya hecho la inscripcin en el registro
catastral.

Art. 274.-Los contratos que tienen por objeto el transferi-
miento de la propiedad inmobiliaria deben ser consentidos en
forma autntica.

Art. 275.-Los inmuebles inscritos en el registro catastral no
pueden ser adquiridos por usucapin.

Art. 276.-La propiedad inmobiliaria slo se extingue por
la prdida total del inmueble.


CAPITULO V

De los efectos de la propiedad inmobiliaria


Art. 277.-La propiedad del suelo comprende la de la su-
perficie y la del subsuelo.
Se extiende, hasta prueba en contrario, a todas las obras,
construcciones, plantaciones y excavaciones que se encuentran
en el suelo.

Art. 278.-El propietario del suelo que hace construcciones
o plantaciones con materials ajenos adquiere la propiedad de
stos con la obligacin de restituir su valor.
Debe adems daos y perjuicios cuando procede de mala fe.

Art. 279.-El propietario del suelo en que se hacen planta-
ciones o construcciones por un tercero de buena fe, las adquiere
de pleno derecho; pero est obligado a pagar su just precio o










57

el mayor valor adquirido por el terreno, segn el inters del
tercero.
Si este ltimo es de mala fe, la opcin entire el pago del
just precio y el pago del mayor valor corresponde al propie-
tario; sin perjuicio del derecho de ste a exigir, sin satisfacer
ningn pago, la destruccin de lo plantado o construido y a ob-
tener la reparacin de los daos sufridos.

Art. 280.-Pertenecen a los propietarios de heredades que
confinan con las orillas de los ros los acrecentamientos que re-
ciben paulatinamente por efecto de la corriente de las aguas.

Art. 281.-Los propietarios de heredades que confinan con
estanques o lagunas no adquieren el terreno descubierto por
la disminucin natural de las aguas, ni pierden el que stas
inundan en las crecidas extraordinarias.

Art. 282.-Cuando la corriente de un ro o arroyo segrega
de una heredad de su ribera una porcin conocida de terreno
y la transport a otra heredad, el propietario de la finca a que
perteneca la parte segregada conserve la propiedad de sta.

Art. 283.-Los cauces de los ros que quedan abandonados
por variar naturalmente el curso de las aguas, pertenecen a los
propietarios de los terrenos ribereos en la media de la longi-
tud de cada uno de stos.
Si el cauce abandonado separaba heredades de distintos
propietarios, la nueva lnea divisoria correr equidistante de
unas y otras.

Art. 284.-Las islas que se forman en el lecho de los ros
navegables o flotables pertenecen al Estado.

Art. 285.-Las islas que se forman en el lecho de los ros
no navegables ni flotables, pertenecen a los dueos de las mr-
genes ms cercanas a cada una, o a los de ambas mrgenes si
las islas se forman en medio del lecho, dividindose entonces
longitudinalmente por mitad.














Si una sola isla as formada dista de una margen ms que
de la otra, pertenece exclusivamente al propietario de la margen
ms cercana.

Art. 286.-Si un ro se abre nuevo cauce abandonando el
antiguo, los propietarios de las fincas invadidas adquieren el
cauce antiguo, cada uno en proporcin del terreno de que es
privado.

Art. 287.-Si la corriente de un ro se divide en brazos de-
jando aislada una heredad, el propietario de sta conserve su
dominio.

Art. 288.-Los lmites de los inmuebles se determinan por
el plano y por la demarcacin en el terreno.
La exactitud de los lmites del plano es presumida en el
caso en que haya contrariedad entire ellos y los del terreno.

Art. 289.-Cuando los lmites son inciertos, los propietarios
vecinos estn obligados a prestarse ayuda mutua para fijarlos,
sea por -medio de la rectificacin del plano o por la demarca-
cin en el terreno.

Art. 290.-Las obras construidas en la superficie o en el sub-
suelo de una finca, o unidas a sta de modo permanent, pue-
den no pertenecer al propietario de la finca, a condicin de que
sean inscritas como servidumbres en el registro catastral.

Art. 291.-Las restricciones y limitaciones impuestas por la
ley a la propiedad inmobiliaria existen independientemente de
todo registro.

Art. 292.-La promesa de venta inscrita en el registro catas-
tral subsiste durante el trmino fijado en la inscripcin contra
todo propietario del inmueble.
Este derecho se extingue, en todo caso, cinco aos despus
de su inscripcin.













Art. 293.-El propietario de un inmueble est obligado, de
modo general, a abstenerse en el ejercicio de su derecho de to-
do exceso que implique molestia o perjuicio para la propiedad
de su vecino.

Art. 294.-E1 propietario de una pared contigua a la here-
dad de otro puede abrir en ella claraboyas o ventanas provistas
de enrejado cuyas barras estn a lo ms a un decmnetro de dis-
tancia y de bastidores de cristal fijos.
Estas ventanas o claraboyas no pueden abrirse sino a dos y
medio metros por encima del piso, si ste es bajo o inferior, y
a dos metros, si es alto o superior.

Art. 295.-No pueden abrirse ventanas con vistas rectas ni
balcones u otros voladizos semejantes sobre la finca del vecino,
si no hay dos metros por lo menos entire la finca y la pared en
que se abren o construyen.
Tampoco pueden tenerse vistas de costado u oblicuas sobre
la misma finca, a menos de seis decmetros de distancia.
Tratndose de vistas rectas, estas distancias se miden desde
la lnea exterior de la pared, si no hay voladizos, y desde la l-
nea de stos, si los hay.
Tratndose de vistas oblicuas, las distancias se miden des-
de la lnea de separacin de las dos heredades.

Art. 296.-Nadie puede construir cerca de una pared ajena
pozos, cloacas, acueductos, hornos, fraguas, chimeneas, establos,
depsitos de materials corrosivas, artefactos movidos por fuer-
za mecnica, o fbricas que por s mismas o por sus products
sean peligrosas o nocivas, sin guardar las distancias prescritas
por los reglamentos y las cuales en ningn caso podrn ser me-
nores de dos metros contados entire la obra y la pared.

Art. 297.-No se pueden plantar rboles a menos de dos
metros de la lnea que divide la heredad propia de la ajena,
ni a menos de cinco decmetros si se trata de arbustos.
El propietario colindante puede exigir que se arranquen













los rboles o arbustos plantados a menor distancia de la pres-
cita.

Art. 298.-La persona en cuya heredad caen las ramas de
los rboles de un predio contiguo hace suyos los frutos que pen-
den de ellas; pero puede obligar a su dueo a cortarlas.

Art. 299.-El dueo de la heredad en que penetran races
de rboles plantados en un predio contiguo puede cortarlas
por s mismo.

Art. 300.-En las ciudades, villas y poblados, todo propie-
tario puede obligar a su vecino a contribuir a los gastos de cons-
truccin o reparacin de las cercas que separan sus heredades.

Art. 301.-Cuando los pisos de una casa pertenecen a diver-
sos propietarios, las construcciones y reparaciones son costeadas
del modo siguiente, salvo convencin en contrario:
19 Las del techo y paredes maestras, por todos los propie-
tarios, cada uno en proporcin de su parte.
29 Las del suelo de cada piso, por el propietario de ste.
39 Las de la escalera que conduce de la plant baja al pri-
aner piso, por el dueo de ste; las del trozo que media entire
el primero y el segundo piso, por el dueo del ltimo, y as su-
cesivamente.

Art. 302.-Todo propietario puede cercar su heredad.
Sin embargo, el propietario cuya finca est enclavada den-
tro de otras ajenas, sin salida a la va pblica, puede exigir paso
por las heredades vecinas, mediante el pago de just indemni-
zacin.
El paso debe tomarse por el lado que diste menos de la va
pblica y que sea menos perjudicial al propietario que debe
darlo.

Art. 303.-Todo propietario est obligado a recibir en su
predio las aguas que descienden naturalmente, sin la interven-
cin de la mano del hombre, de los predios superiores.














Ninguno de los propietarios vecinos puede emprender obras
que modifiquen el descenso natural de las aguas.

Art. 304.-El agua que es necesaria al predio inferior y que
desciende hacia l de modo natural no puede ser retenida por
el propietario del predio superior, anque le sea indispensable.

Art. 305.-El propietario de un predio no puede desviar el
curso natural de las aguas que provienen del avenamiento de
un predio superior; salvo su derecho de exigir, si con ello evita
dao, que el propietario del predio superior construya a sus
expenses conductos de desage.

Art. 306.-Todo lo relative al uso industrial, agrcola o do-
mstico de las aguas que proceden de fuentes o cursos natura-
les, es regulado por leyes y reglamentos especiales.

Art. 307.-Todo propietario est obligado, mediante just
indemnizacin, a permitir el establecimiento a travs de su he-
redad de conductos areos o subterrneos destinados al apro-
visionamiento o distribucin de agua, gas, fuerza motriz y otras
obras de igual naturaleza, siempre que sea impossible ejecutar
stas de otro modo sin que se incurra en gastos excesivos.
Cuando se trate del establecimiento de conductos areos,
el propietario puede exigir que el terreno necesario para las
instalaciones le sea comprado a un precio que lo indemnice de
todo dao o perjuicio.

Art. 308.-Las obras necesarias para el ejercicio de los de-
rechos de vecindad estn a cargo de los propietarios en la me-
dida del inters de cada uno.













CAPITULO VI

De la propiedad mobiliaria


Art. 309.-Son bienes muebles:
1o Las cosas que pueden transportarse de un lugar a otro
por s snismas o por efecto de una fuerza extraa.
29 Las fuerzas naturales susceptibles de apropiacin.

Art. 310.-Por extension, se consideran muebles los dere-
chos que estn sujetos al rgimen legal de los muebles.

Art. 311.-La propiedad mobiliaria se adquiere por la po-
sesin.
Todo aqul que de buena fe es puesto en posesin de un
mueble a ttulo de propietario, adquiere su propiedad, anque
el autor del acto no tenga calidad o derecho para consertirlo.

Art. 312.-La estipulacin de reserve de propiedad en bene-
ficio del que enajena un mueble slo es oponible a terceros por
su inscripcin en los registros pblicos destinados a ese fin.

Art. 313.-Los que hacen ventas a plazos, no pueden reivin-
dicar los muebles vendidos con reserve de propiedad sino a
condicin de restituir los valores recibidos, con deduccin de
una parte equivalent al duplo del inters legal.

Art. 314.-La ocupacin de una cosa que no tiene dueo,
unida a la intencin de adquirir su propiedad, hace propietario
de ella al ocupante.

Art. 315.-Se reputa que los animals cautivos son cosas
sin dueo desde que recobran su libertad, siempre que el pro-
pietario no haga inmediatamente diligencias ininterrumpidas
para readquirirlos.

Se reputan igualmente cosas sin dueo los animals do-
msticos que retornan definitivamente al estado salvaje.













Art. 316.-Los enjanbres o colonies de abejas no se con-
vierten en cosas sin dueo por el slo hecho de penetrar en he-
redad ajena.

Art. 317.-Constituye un tesoro el depsito oculto de dine-
ro, alhajas u otros objetos preciosos cuyo propietario es desco-
nocido.
El tesoro es adquirido por el propietario de la heredad en
que es descubierto.
Sin embargo, cuando el descubrimiento es hecho de modo
casual por un tercero, el tesoro se divide por mitad entire el des-
cubridor y el propietario de la heredad.
Si los objetos descubiertos son de inters para las ciencias
o las artes, el Estado puede adquirirlos por su just precio.

Art. 318.-La persona que de modo casual encuentra un
mueble perdido debe restituirlo a su propietario.
Si ste es desconocido, el mueble debe ser depositado en
la jefatura local de polica, la cual har pblico el hallazgo en
la forma acostumbrada.
Si la conservacin del mueble lo expone a sufrir desvalo-
ramiento o es dispendiosa, se hace su venta en subasta.
Si al cabo de dos aos contados desde la publicacin del
hallazgo no aparece el propietario del mueble encontrado, ste
o el precio de su venta es adjudicado al que hubo hecho el de-
psito.
Si el mueble o su valor es restituido al propietario, ste de-
be al que hubo hecho el hallazgo una gratificacin equitativa y
el reembolso de los gastos.

Art. 319.-Los derechos sobre los muebles arrojados al mar
o sobre los que las olas arrojan a las playas, son regulados por
las leyes de polica mnartima.

Art. 320.-La persona de buena fe que por su trabajo o in-
dustria transform una material que no le pertenece, adquiere
la cosa nueva, siempre que el valor del trabajo o industrial sea
superior al de la material.













Art. 321.-Cuando varias cosas pertenecientes a diversos pro-
pietarios son unidas o mezcladas de modo que no es possible
separarlas sin deterioro o desvaloramiento considerable, los in-
teresados se hacen copropietarios de la cosa nueva en la medi-
da del valor que tenan sus parties respectivas en el moment
de la unin o de la mezcla.
Si en la unin o mezcla de dos cosas la una result ser ac-
cesoria de la otra, la cosa nueva es adquirida por el propieta-
rio de la principal.

Art. 322.-En los casos previstos en los artculos 320 y 321
la ley reserve a los interesados las acciones derivadas de la res-
ponsabilidad civil y del enriquecimiento sin causa.

Art. 323.-La propiedad mobiliaria no se extingue por la
prdida de.la posesin sino cuando el propietario hace aban-
dono de su derecho o cuando la cosa es adquirida por un ter-
cero.


CAPITULO VIII

De algunas propiedades especiales


Art. 325.-La propiedad minera es regulada por leyes espe-
ciales.

Art. 326.-Las disposiciones del present cdigo se aplican
subsidiariamente a la propiedad industrial, a la propiedad in-
telectual y a la propiedad del patrimonio de familiar en los ca-
sos y situaciones no previstos en las leyes especiales que las rijen.













CAPITULO IX

De los regmenes de la propiedad segn la calidad
del propietario


Art. 327.-Los bienes que no pertenecen a particulares son
o del dominio pblico o del dominio privado del Estado, del
dominio privado del distrito de Santo Domingo o del dominio
privado de las comunes.

Art. 328.-Son bienes del dominio pblico aquellos cuyo
uso es comn a todas las personas, tales como los caminos, ca-
lles y carreteras, los ros navegables o flotables, el mar territo-
rial, la zona martima, las ensenadas, puertos y radas, los par-
ques y jardines pblicos, y, en general, todas las porciones del
territorio dominicano que no pueden ser objeto de apropiacin
privada.
Los bienes del dominio pblico son inajenables y no pue-
den adquirirse por usucapcin.

Art. 329.-Los bienes del dominio privado del Estado o del
distrito de Santo Domingo o de las comunes pueden ser o bie-
nes meramente patrimoniales o bienes afectados a un servicio
pblico.
Los bienes afectados a un servicio pblico, tales como los
edificios destinados a oficinas pblicas, los buques de guerra
o las fortalezas, son inajenables y no pueden adquirirse por usu-
capin mientras no se separen del servicio en que son utilizados.

Art. 330.-Los bienes del dominio pblico y los que estn
afectados a un servicio pblico se rijen por las leyes y regla-
mentos que les son peculiares.

Art. 331.-Los bienes meramente patrimoniales del Estado,
del distrito de Santo Domingo o de las comunes se rijen por
las disposiciones del present cdigo en cuanto no est deter-
minado por leyes especiales.














Art. 332.-Los inmuebles vacantes o sin dueo y los bienes
de personas que mueren sin dejar herederos o cuyas sucesiones
son abandonadas, pertenecen al dominio privado del Estado.


TITULO II

DE LA POSESION


Art. 333.-Poseedor de una cosa es el que ejerce sobre ella
en hecho el poder que el propietario ejerce en derecho.
En material de servidumbres o cargas inmobiliarias, la po-
sesin consiste en el ejercicio efectivo del derecho.

Art. 334.-Slo pueden ser objeto de posesin las cosas sus-
ceptibles de apropiacin.
Posee un derecho el que goza de l.

Art. 335.-No se pierde la posesin cuando su ejercicio es
impedido o interrumpido por hechos de carcter temporal.

Art. 336.-Se reputa poseedor de buena fe el que ignora los
vicios de su ttulo.

Art. 337.-La posesin hace presumir la propiedad.

Art. 338.-El propietario de una cosa mobiliaria perdida a
robada puede reivindicarla durante tres aos.
Si la cosa ha sido adquirida por un tercero de buena fe en
venta pblica o en una feria o mercado o de un comerciante que
se dedica a vender objetos de la misma especie, el propietario
no puede reivindicarla sino pagando al que la ha adquirido el
precio de la adquisicin.

Art. 339.-La moneda y los ttulos al portador no pueden
ser reivindicados contra el adquiriente de buena fe, aUnque el
propietario haya sido desposedo de ellos contra su voluntad.













Art. 340.-El poseedor actual que prueba haber posedo en
tiempo anterior tiene a su favor la presuncin de haber pose-
do en el intermedio.

Art. 341.-El poseedor de buena fe hace suyos los frutos
percibidos hasta el moment en que la posesin es interrum-
pida.

Art. 342.-El poseedor de buena fe vencido en juicio tiene
derecho al reembolso de los gastos tiles y necesarios.
Puede retener la cosa reivindicada hasta que le sea hecho
el pago de los gastos.

Art. 343.-Para la usucapin se require que la posesin
sea continue y no interrumpida, pacfica, pblica, inequvoca
y adquirida con nimo de propietario.

Art. 344.-La posesin puede ser interrumpida natural o
civilmente.
La interrupcin natural result de la privacin del goce de
la cosa durante un ao.
La interrupcin civil result de una demand en justicia.

Art. 345.-El poseedor que invoca la usucapin puede unir
a su posesin la de su causante.

Art. 345.-El poseedor turbado en su posesin puede ac-
cionar al autor de la turbacin para haberla cesar.

La accin posesoria prescribe al ao.

Art. 347.-El que adquiere de mala fe la posesin de una
cosa mobiliaria puede ser constreido durante veinte aos a
restituirla a su poseedor anterior.

Art. 348.-Las acciones posesorias relatives a inmuebles ins-
critos en el registro catastral slo pertenecen a las personas que
figuran en ste como propietarias.













TITULO III

DE LAS SERVIDUMBRES PERSONALES


CAPITULO I

Del usufructo


Art. 349.-Puede establecerse el usufructo sobre todo un pa-
trimonio o sobre muebles o inmuebles considerados individual
o colectivamente.

Art. 350.-El usufructo confiere al usufructuario, salvo dis-
posicin contraria, un derecho de goce complete sobre la cosa.

Art. 351.-El usufructo de muebles corporales, se constitu-
ye por la entrega; el de crditos, por la cesin en goce; y el de
inmuebles, por la inscripcin en el registro catastral.

Art. 352.-Las reglas relatives al derecho de propiedad se
aplican en principio tanto al usufructo de muebles como al de
inmuebles.

Art. 353.-El usufructo legal de inmuebles es oponible a
los terceros que tienen conocimiento de l, anque no haya sido
inscrito en el registro catastral.
La inscripcin lo hace oponible a todos los terceros.

Art. 354.-El usufructo mobiliario se extingue:
19 Por la prdida de la cosa.
29 Por el vencimiento del trmino.
39 Por la renuncia o la muerte del usufructuario.

Art. 355.-El usufructo inmobiliario se extingue por la can-
celacin de su inscripcin en el registro catastral, si esta inscrip-
cin es necesaria para establecerlo.
El vencimiento del trmino y la renuncia o la muerte del













usufructuario no confieren otro derecho al propietario que el
de exigir la cancelacin.

Art. 356.-El usufructo legal se extingue con la causa que
le ha dado nacimiento.

Art. 357.-El usufructo de las personas morales no puede
durar ms de treinta aos.

Art. 358.-E1 propietario no est obligado a restablecer la
cosa destruida durante el usufructo.
Si la cosa es restablecida, entra en el goce del usufructuario.

Art. 359.-El usufructo se extiende a los valores que reem-
plazan la cosa, especialmente en caso de seguro o de expropia-
cin por causa de utilidad pblica.

Art. 360.-El usufructuario debe la restitucin de la cosa
al propietario a la terminacin del usufructo.
Responde de la prdida, deterioro o depreciacin de la co-
sa si no prueba que son fortuitos.

Art. 361.-El usufructuario debe reemplazar las cosas que
ha consumido sin derecho.
No debe ninguna reparacin por el menor valor que re-
sulta del uso normal de la cosa.

Art. 362.-El usufructuario que hace gastos o construccio-
nes o reparaciones sin estar obligado a ello, debe ser indemni-
zado segn las reglas de la gestin de negocios.
Si el propietario rehusa conceder indemnizacin a cambio
de las construcciones e instalaciones hechas por el usufructua-
rio, ste puede separarlas de la finca restituyendo las cosas a
su estado anterior.

Art. 363.-Los derechos del propietario en razn de los
cambios sufridos por la cosa usufructuada y los del usufructua-
rio en razn de los gastos y construcciones o instalaciones, pres-
criben al ao contado desde la restitucin de la cosa.













Art. 364.-El usufructuario debe observer en el ejercicio de
su derecho las reglas de la buena administracin.

Art. 365.-El usufructuario hace suyos los frutos y produc-
tos de la cosa.
El dominio de las parties integrantes de la cosa que no son
frutos ni products es retenido por el propietario.

Art. 366.-Los intereses de los capitals y las dems rentas
peridicas son adquiridos por el usufructuario da por da, sin
que haya que tenerse en cuenta la poca de su exigibilidad.

Art. 367.-El usufructo que no es privativo de la calidad
personal del usufructuario puede ser objeto de cesin.
El propietario tiene accin direct contra el tercero cesio-
nario.

Art. 368.-El propietario puede oponerse a todo acto que
implique uso ilcito de la cosa o contrario a su naturaleza.

Art. 369.-El propietario que prueba durante el usufructo
que sus derechos estn en peligro de ser lesionados, puede exi-
gir seguridades al usufructuario.
Las seguridades pueden ser exigidas sin necesidad de nin-
guna prueba y an al comenzar el usufructo, en cuanto ste
comprenda cosas consumibles o efectos de comercio.
Para la seguridad de los efectos de comercio basta su de-
psito en mnanos de un tercero.

Art. 370.-No pueden reclamarse seguridades al donante
que se ha reservado el usufructo de las cosas donadas.

Art. 371.-En material de usufructos legales el derecho de
exigir seguridades no existe si la ley no lo establece formal-
mente.

Art. 372.-Si el usufructuario no ofrece las seguridades en
el plazo que le es fijado al efecto, o si a despecho de la oposi-
cin del propietario contina usando ilcitamente de la cosa,













los bienes comprendidos en el usufructo son puestos provisio-
nalmente en manos de un administrator judicial.

Art. 373.-Tanto el propietario como el usufructuario pue-
den exigir en todo tiempo que se haga inventario de los bie-
nes sujetos al usufructo.
El inventario es costeado por ambos.

Art. 374.-El usufructuario est obligado a conservar la sus-
tancia de la cosa, a hacer en ella las reparaciones ordinarias y
a sufrir las extraordinarias, las cuales estn a cargo del propie-
tario.
El usufructuario puede hacer las reparaciones extraordi-
narias por cuenta del propietario, si ste descuida hacerlas por
s mismo.

Art. 375.-El usufructuario soporta los gastos de explota-
cin de la cosa y los intereses de las deudas de que est gravada.
Est obligado adems a pagar los impuestos y contribucio-
nes en proporcin de la duracin de su derecho.
Si los impuestos y contribuciones son pagados por el pro-
pietario, el usufructuario debe indemnizarlo en la proporcin
indicada.
Las dems cargas, tales como deudas capitals, gastos de
reparaciones extraordinarias o costas de process relatives a la
propiedad, correspondent al propietario, quien para extinguir-
las puede enajenar los bienes sujetos al usufructo, siempre que,
no obstante su solicitud al respect, el usufructuario no le avan-
ce el dinero necesario para ello.

Art. 376.-El usufructuario de un patrimonio puede ser
dispensado de la obligacin de pagar los intereses de las deudas.
En este caso, su goce es reducido en la media en que lo
es su obligacin.

Art. 377.-El usufructuario debe asegurar la cosa contra in-
cendio y otros riesgos, si conforme a los usos el seguro es ad-
mitido como media indispensable de buena administracin.













El pago de las primas est a cargo del usufructuario, an-
que el seguro haya sido hecho por el propietario antes de co-
menzar el usufructo.

Art. 378.-El usufructuario de un inmueble debe velar por
que el goce no sea excesivo.
Los frutos indebidamente percibidos son restituidos al pro-
pietario.

Art. 379.-El usufructuario no puede hacer en la destina-
cin de los inmuebles ningn cambio que sea perjudicial al
propietario.
No puede, en particular, transformar o 'modificar esencial-
mente la cosa objeto del usufructo.

Art. 380.-Si el usufructo comprende bosques o florestas,
el usufructuario est obligado a conservar el orden y la cuota
de las cortas conforme al uso constant del propietario.
No puede pedir indemnizacin alguna por las cortas ordi-
narias que descuid hacer durante el usufructo.
Los rboles que pueden sacarse de un planto sin desmejo-
rarlo, no constituyen parte del usufructo sino con la obligacin
a cargo del usufructuario de obrar conform al uso de cada lu-
gar en cuanto a su reemplazo.

Art. 381.-El usufructuario debe conformarse con el uso es-
tablecido por los propietarios para las cortas de rboles destina-
dos a lea, bien sea que estas cortas se hagan peridicamente en
determinada extension de terreno, o ya se limiten a cierto n-
mero de rboles tomados indistintamente en toda la extension
de la floresta.
En los dems casos, el usufructuario no tiene derecho a
disponer de los rboles, y slo puede emplear en las reparacio-
nes que estn a su cargo los arrancados o quebrados por acci-
dente.

Art. 382.-Los rboles frutales que perecen y los que por
accident son arrancados o tronchados pertenecen al usufruc-
tuario, con la obligacin de reemplazarlos con otros.













Art. 383.-Las cosas que se consume por el uso y las que
son valuadas al comenzar el usufructo, pertenecen al usufruc-
tuario, quien debe restituir su valor al propietario.
Tratndose de materials de explotacin agrcola, rebaos
y otras cosas semejantes, la restitucin puede ser hecha con co-
sas de la misma especie y calidad.

Art. 384.-El usufructo de un crdito da derecho a perci-
bir los rditos.

Art. 385.-Todo acto concerniente al reembolso o a la ena-
jenacin de efectos de comercio sujetos a usufructo, debe ser
hecho conjuntamente por el propietario y el sufructuario.
El reembolso debe ser denunciado a ambos por los deudores.

Art. 386.-El propietario puede exigir del usufructuario, y,
recprocamente, ste de aqul, el consentimiento para todo acto
judicial o extrajudicial necesario a la conservacin o al pago de
los crditos comprendidos en el usufructo.
Si los deudores no estn autorizados a liberarse indistinta-
mente en manos del propietario o del usufructuario, deben ha-
cerles los pagos a ambos o consignar los valores.
Los valores pagados son sometidos al goce del usufructuario.


CAPITULO II

Del derecho de habitacidn


Art. 387.-E1 derecho de habitacin da al beneficiario la
facultad de residir en una casa o de ocuparla parcialmente.
Es incesible y no se trasmite a los herederos.
Las reglas del usufructo le son aplicables, salvo disposicin
legal contraria.

Art. 388.-La extension del derecho de habitacin se regular
segn las necesidades del beneficiario.













Este tiene la facultad de alojar en el inmueble a su fami-
lia y a las personas que estn a su servicio.

Art. 389.-El beneficiario de un derecho de habitacin li-
mitado a una parte de una casa, goza de las instalaciones desti-
nadas al uso comn.

Art. 390.-El que goza de modo exclusive de un derecho de
habitacin, tiene a su cargo las reparaciones ordinarias del in-
mueble.

Art. 391.-Si el derecho de habitacin se ejerce en comn
con el propietario, todos los gastos de reparacin estn a cargo
de ste.


CAPITULO III

Del derecho de superficie


Art. 392.-El propietario de un predio puede gravar ste
con un derecho de superficie, o sea con el derecho de hacer cons-
trucciones y plantaciones en el suelo y en el espacio areo.
Salvo convencin contraria, el derecho de superficie es ce-
sible y se trasmite a los herederos.

Art. 393.-El derecho de superficie es inscrito como in-
mueble en el registro catastral.


CAPITULO IV

De otras servidumbres personales


Art. 394.-El propietario puede establecer cualesquiera ser-
vidumbres personales sobre su heredad, a condicin de que sta
las soporte, como el ejercicio de un derecho de paso o de unr
derecho de caza.













Estos derechos son incesibles, salvo convencin contraria,
y su extension es determinada segn las necesidades del bene-
ficiario.
Las disposiciones relatives a las servidumbres reales les son
aplicables.

Art. 395.-El derecho a una fuente o manantial en heredad
ajena impone al propietario la obligacin de permitir la apro-
piacin y conduccin del agua.
Salvo convencin contraria, este derecho es cesible y se tras-
mite a los herederos.
Debe ser inscrito en el registro catastral.


TITULO IV

De las servidumbres reales


Art. 396.-La servidumbre real es una carga impuesta a un
inmueble en favor de otro y que obliga al propietario del fundo
sirviente a sufrir ciertos actos de uso de parte del propietario
del fundo dominant o a abstenerse del ejercicio de determi-
nados derechos inherentes a la propiedad.
Las obligaciones positivas de hacer slo pueden tener ca-
rcter accesorio en material de servidumbres reales.

Art. 397.-Salvo disposicin contraria, las reglas de la pro-
piedad inmobiliaria son aplicables a las servidumbres reales.
Su inscripcin catastral es inseparable de la del fundo sir-
viente.

Art. 398.-Slo pueden adquirirse por usucapin las ser-
vidumbres reales relatives a inmuebles cuya propiedad puede
igualmente adquirirse por usucapin.

Art. 399.-Los contratos constitutivos de servidumbres rea-
les no son vlidos si no son formalizados por escrito.













Art. 400.-El propietario de dos inmuebles puede gravar
el uno con servidumbre en provecho del otro.

Art. 401.-La servidumbre real se extingue por la cancela-
cin de su inscripcin catastral o por la prdida del fundo do-
minante o del sirviente.

Art. 402.-La adquisicin del fundo domininante y del sir-
viente por una misma persona da a sta el derecho de hacer
cancelar la inscripcin de las servidumbres.
La servidumbre subsiste como derecho real en tanto que
no es hecha la cancelacin.

Art. 403.-El propietario del fundo sirviente puede exigir
la cancelacin de la inscripcin de las servidumbres que han
perdido su utilidad para el fundo dominant.
Puede obtener tambin la liberacin total o parcial de una
servidumbre cuya utilidad se ha reducido considerablemente,
hasta el punto de estar fuera de toda proporcin con las cargas
impuestas al fundo sirviente.

Art. 404.-El propietario del fundo dominant tiene dere-
cho a adoptar todas las medidas necesarias para el uso y la con-
servacin de la servidumbre.
Debe ejercer su derecho del modo menos gravoso para el
fundo sirviente.

Art. 405.-El propietario del fundo sirviente no puede im-
pedir, limitar, entorpecer o hacer incmodo el ejercicio de la
servidumbre.

Art. 406.-La inscripcin catastral determine la extension
de la servidumbre.

Art. 407.-E1 aumento de las necesidades del fundo domi-
nante no implica agravacin de la servidumbre.

Art. 408.-Los derechos de paso, irrigacin, abrevadero y













otros de la misma especie, tienen la extension que les da el uso
de los lugares, salvo disposicin contraria.

Art. 409.-El propietario del fundo dominant tiene a su
cargo la reparacin de las obras necesarias para el ejercicio de
la servidumbre.
Si las obras son de igual utilidad para el propietario del
fundo sirviente, la reparacin est a cargo de ambos, en pro-
porcin del inters de cada uno.

Art. 410.-Si la servidumbre se ejerce en una parte sola-
mente del fundo sirviente, el propietario de ste puede exigir
que, a sus expenses y siempre que en ello tenga inters, el asien-
to de la servidumbre sea trasladado de un sitio a otro en que'
sea possible ejercerla con igual o mayor comodidad.
No se opone a esta facultad el hecho de que el asiento de
la servidumbre figure en la inscripcin catastral.

Art. 411.-La particin del fundo dominant no impide que
la servidumbre subsista en provecho de cada parte divisa.
Sin embargo, si la servidumbre slo aprovecha a algunas
de las parties divisas, el propietario gravado puede demandar la
cancelacin respect de las dems.
La demand debe notificarse a todos los interesados; y, a
falta de oposicin en el trmino de tres meses, se har la can2
celacin en el registro catastral.

Art. 412.-La particin del fundo sirviente no afecta la in-
divisibilidad de la servidumbre.
Sin embargo, si sta slo se ejerce sobre algunas de las par-
tes divisas, los propietarios de las otras tienen derecho a deman-
dar la cancelacin a su respect.
Se proceder en este caso, del modo indicado en el artcu-
lo 411.













TITULO VIII

DE LA PRENDA INMOBILIARIA


CAPITULO I

Disposiiones generals


Art. 413.-La prenda inmobiliaria slo puede constituirse
en forma de hipoteca o de cdula hipotecaria.

Art. 414.-El crdito garantizado debe ser determinado y
su cuanta expresada en moneda dominicana.
En caso de indeterminacin del crdito, se debe indicar una
suma que represent el maximum de la garanta inmobiliaria.

Art. 415.-La estipulacin de intereses es regulada libre-
maente por las parties, con reserve de las disposiciones legales que
incriminan la usura.

Art. 416.-La prenda inmobiliaria slo puede constituirse
sobre inmuebles inscritos en el registro catastral.

Art. 417.-El inmueble gravado debe ser individualmente
designado en el acto constitutivo de prenda.

Art. 418.-Si un inmueble se compone de varias parcelas,
stas no pueden ser constituidas en prenda separadamente mien-
tras la particin no conste en el registro catastral.

Art. 419.-La unidad del crdito supone la de la prenda.
Sin embargo, un crdito puede ser garantizado por various
inmuebles cuando stos pertenecen a un mismo propietario o
cuando hay concurrencia de codeudores solidarios.
En los dems casos, cada uno de los inmuebles debe ser gra-
vado por una parte determinada del crdito.
La distribucin de la garanta se hace en proporcin del
valor de los inmuebles, salvo convencin contraria.













Art. 420.-La prenda inmobiliaria se constitute por la ins-
cripcin en el registro catastral, salvo disposicin contraria de
la ley.

Art. 421.-El contrato de prenda inmobiliaria no es vlido
si no es formalizado en forma autntica.

Art. 422.-Los cop;Spietarios de un inmueble pueden cons-
titr en prenda sus respectivas parties indivisas, a condicin de
que las inscripciones figure en el ttulo comn.
En caso de propiedad colectiva, la prenda slo puede ser
constituida a cargo de la comunidad y sobre la totalidad del
inmueble.

Art. 423.-La prenda inmobiliaria se extingue por la can-
celacin de la inscripcin o por la prdida del inmueble.
En material de expropiacin por causa de utilidad pblica,
la extincin de la prenda es regida por leyes especiales.

Art. 424.-La prenda inmobiliaria grava las parties integran-
tes del inmueble y sus accesorios.
Se reputan accesorios las cosas designadas como tales en el
acta constitutiva de prenda y en el registro catastral, a menos
que la ley no permit atribuirles dicha calidad.
Esta disposicin no afecta, sin embargo, los derechos de
terceros sobre los accesorios.

Art. 425.-La prenda que grava un inmueble dado en arren-
damiento se extiende a las rentas o alquileres producidos du-
rante el perodo comprendido entire el da en que la ejecucin
de la garanta es comenzada o en que es declarada la quiebra o
insolvenbia del deudor y el da en que la ejecucin es consu-
mada.
Este derecho no es oponible a los arrendatarios sino a par-
tir de la publicacin de la quiebra o insolvencia o de la de-
nuncia de la ejecucin que debe hacerles el acreedor persi-
guiente.













Art. 426.-Los actos del propietario concernientes a alqui-
leres no vencidos y el embargo de stos hecho por terceros, no
son oponibles al acreedor que ha perseguido la realizacin de
su prenda antes de la poca en que los alquileres han venido
a ser exigibles.

Art. 427.-La inscripcin de la prenda inmobiliaria hace
imprescriptible el crdito.

Art. 428.-Si el inmueble constituido en prenda disminu-
ye de valor por obra del propietario, el acreedor tiene accin
para hacer cesar los actos que le son perjudiciales.
Puede ser autorizado a adoptar las medidas necesarias para
la conservacin de sus derechos, y, si hay peligro en la demora,
puede adoptarlas por s mismo.
En estos casos, el propietario soporta los gastos, los cuales
quedan garantizados por la prenda sin necesidad de ninguna
inscripcin y con preferencia respect de cualesquiera otras
cargas que graven al inmueble.

Art. 429.-La depreciacin del inmueble da derecho al
acreedor para exigir el restablecimiento de su estado anterior.
El acreedor puede limitarse a demandar seguridades al deu-
dor.
Para esto, basta que la depreciacin sea inminente.
Si el deudor no ofrece las seguridades en el plazo que le
es fijado por el juez, el acreedor puede reclamar el pago par-
cial del crdito en proporcin de la disminucin de la prenda.

Art. 430.-Las depreciaciones fortuitas no dan derecho a
exigir seguridades o pagos parciales sino en la media en que
el propietario es indemnizado por el dao sufrido.
Sin embargo, el acreedor puede tomar providencias para
limitar estas depreciaciones o para impedirlas; y los gastos en
que incurra al respect quedan garantizados por la prenda in-
mobiliaria del modo previsto en el articulo 425.
El propietario no est obligado personalmente al pago de
estos gastos.













Art. 431.-Si el propietario del inmueble gravado enajena
una porcin de ste de un valor inferior a la vigsima parte del
crdito, el acreedor est obligado a consentir la liberacin de
la porcin enajenada, siempre que el crdito le sea pagado en
proporcin del valor de sta o que el resto del inmueble le ofrez-
ca garanta suficiente.

Art. 432.-El propietario del inmueble constituido en pren-
da no puede renunciar a la facultad de gravarlo con otros de-
rechos reales.

Art. 433.-La prenda inmobiliaria tiene prelacin sobre to-
das las servidumbres o cargas con las cuales pueda ser gravado
el inmueble posteriormente sin el consentimiento del acreedor.
Este puede exigir la cancelacin de estas cargas o servidum-
bres, si su existencia le es perjudicial en el moment de la rea-
lizacin de la prenda.

Art. 434.-El rango de las prendas inmobiliarias se deter-
mina por el orden de su inscripcin en el registro catastral.

Art. 435.-El rango de las prendas inmobiliarias es inmu-
table.
En caso de concurrencia de prendas de rangos distintos, la
cancelacin de la de rango anterior no modifica el orden de
las de rangos posteriores.
El propietario tiene la facultad de constituir nueva prenda
en el rango de la que ha sido cancelada.
Son vlidos, sin embargo, los pactos que den a los acree-
dores el derecho de aprovechar los rangos libres, y su anotacin
en el registro catastral los hace oponibles a terceros.

Art. 436.-Si existe prenda inmobiliaria inscrita, sin que
haya ninguna de rango anterior, la realizacin se consuma sin
que se tengan en cuenta los rangos libres.

Art. 437.-Si el deudor no cumple sus obligaciones, el acree-
dor puede hacerse pagar del precio del inmueble.












Es nulo todo pacto en virtud del cual el acreedor es auto-
rizado a apropiarse el inmueble a falta de pago del crdito.

Art. 439.-Cuando un crdito es garantizado por various in-
muebles, la ejecucin de la prenda debe recaer sobre la totali-
dad de stos; salvo el caso en que parte de ellos baste, a juicio
del juez, para desinteresar al acreedor.

Art. 439 bis.-El precio del inmueble es distribuido entire los
acreedores segn sus respectivos rangos.

Entre acreedores del mismo rango, la distribucin del pre-
cio se hace a prorrata.

Art. 440.-La prenda inmobiliaria asegura al acreedor:
19 El pago del capital.
29 El pago de los intereses moratorios.
39 El pago de los intereses correspondientes a los tres aos
anteriores a la quiebra o insolvencia del deudor o a la persecu-
cin de la venta del inmueble.
49 El pago de los intereses producidos a partir del ltimo
vencimiento.
59 El pago de los gastos de ejecucin.

Art. 441.-Los gastos accesorios que el acreedor hace para
la conservacin del inmueble, especialmente los que resultan del
pago de primas de seguro debidas por el propietario, son garan-
tizados al mismo ttulo que el crdito principal, sin necesidad
de ninguna inscripcin.

Art. 442.-La prenda constituida sobre un inmueble rural
que ha aumentado de valor en razn de obras de mejoramiento
realizadas en el suelo con el concurso de la autoridad pblica,
tiene prelacin respect de las dems cargas y garantas cuanri
do es inscrita en provecho del acreedor que ha prestado al pro-
pietario los valores necesarios para contribuir a las obras de me-
joramiento y slo para seguridad del pago de estos valores.













Art. 443.-Las indemnizaciones de seguro slo pueden pa-
garse al propietario mediante el consentimiento de los acreedo-
res que tienen prendas inscritas sobre el inmueble asegurado.
Sin embargo, si el propietario da seguridades suficientes,
puede recibir las indemnizaciones a condicin de destinarlas a
la reconstruccin o reparacin del inmueble gravado.


CAPITULO II

De la hipoteca


Art. 444.-La hipoteca puede ser constituida para seguridad
de un crdito cualquiera, actual o future, cierto o meramente
eventual.
El inmueble gravado puede no pertenecer al deudor.

Art. 445.-La hipoteca que garantiza crditos de cuanta
variable o indeterminada es inscrita con rango fijo y conserve
ste no obstante las fluctuaciones del valor garantizado.

Art. 446.-La hipoteca es inscrita en el titulo de propiedad
del inmueble.
La copia del ttulo que es expedida al acreedor no consti-
tuye efecto negociable, sino instrument probatorio de la ins-
cripcin.
Esta copia puede ser suplida por un certificado de inscrip-
cin incorporado al acta de constitucin de la hipoteca.

Art. 447.-Extinguido el crdito, el propietario puede exi-
gir que el acreedor consienta en la cancelacin de la hipoteca.

Art. 448.-El propietario que no est obligado personalmen-
te al pago de la deuda hipotecaria, puede liberar el inmueble
si satisface las condiciones impuestas al deudor para la extin-
cin del crdito.
En este caso, el propietario queda subrogado en los dere-
chos del acreedor.













Art. 449.-Cuando las deudas que gravan el inmueble exce-
den de su valor, el tercero adquiriente que no est obligado per-
sonalmente tiene derecho a liberar el inmueble antes de today
persecucin ofreciendo a los acreedores inscritos el precio de su
adquisicin.
Si el inmueble ha sido adquirido a ttulo gratuito, el terce-
ro adquiriente debe ofrecer el valor de su tasacin, hecha por
l mismo.
La suma ofrecida para la liberacin del inmueble por el
tercero adquiriente es distribuida entire los acreedores segn su
rango.

Art. 450.-Cualquiera de los acreedores tiene la facultad de
requerir, dentro de los treinta das de la oferta hecha por el
tercero adquiriente y a cargo de avanzar los gastos, que el in-
mueble sea vendido en subasta.
Esta debe verificarse, previa publicacin, en el plazo com-
prendido entire los treinta y los sesenta das del requerimiento.

Art. 451.-Si en la licitacin se obtienen posturas superio-
res al 'monto de la oferta hecha por el tercero adquiriente, se
procede a la adjudicacin del inmueble, y el precio de ste es
distribuido entire los acreedores.
Los gastos quedan a cargo del acreedor que ha requerido
la venta o del tercero adquiriente, segn que la ltima postura
haya sido menor o mayor que el monto de la oferta.

Art. 452.-Si el inmueble ha sido objeto de tasacin ofi-
cial, al tercero adquiriente le basta ofrecer el monto de sta pa-
ra impedir la subasta.

Art. 453.-Los actos de persecucin del acreedor deben ser
dirigidos simultneamente contra el deudor y contra el propie-
tario gravado.

Art. 454.-La enajenacin del inmueble hipotecado no im-
plica ninguna modificacin en la garanta ni en la obligacin
del deudor, salvo pacto en contrario.














Art. 455.-La cesin de crditos hipotecarios no est sujeta
a ninguna inscripcin.

Art. 456.-Pueden requerir la inscripcin de una hipoteca
legal:
19 El vendedor, sobre el inmueble vendido, para garanta
del precio.
29 Los coherederos y dems copropietarios, sobre los in-
muebles comunes, para garanta de los crditos que resulten
de la particin.
39 Los arquitectos, contratistas y artesanos empleados en la
edificacin de obras, sobre el inmueble a que han aportado su
trabajo o sus materials, para garanta de sus crditos contra el
dueo o contra el empresario.
No se puede renunciar anticipadamente a estas hipotecas.

Art. 457.-La hipoteca legal del vendedor debe ser inscri-
ta antes de cumplirse los tres meses de la venta, y la de los co-
herederos y copropietarios antes de cumplirse los tres meses de
la particin.

Art. 458.-La hipoteca legal de los arquitectos, contratistas
y artesanos puede ser inscrita desde el da en que hay obliga-
cin de realizar el trabajo u obras prometidos, y no puede serlo
despus de los tres meses de la conclusion de stos.
No se hace la inscripcin sino mediante reconocimiento de
la existencia del crdito por el dueo o por el juez.
En todo caso, la inscripcin no puede ser requerida si el
dueo ofrece seguridades suficientes para el pago.

Art. 459.-Las hipotecas legales inscritas sobre un mismo
inmueble por arquitectos, contratistas o artesanos, tienen igual-
dad de rango, anque las inscripciones se hagan separadamente.

Art. 460.-Si el precio del inmueble no es suficiente para
desinteresar a los arquitectos, contratistas y artesanos por la cir-
cunstancia de haber acreedores de rango preferido, stos deben
indemnizar a aqullos en la media en que puedan reconocer













que su preferencia los perjudica despus de hecha la deduccin
del valor del suelo.
Los acreedores de rango preferido que hacen cesin de sus
ttulos de garanta quedan obligados respect de los arquitectos,
contratistas y artesanos a reparar el perjuicio que para stos re-
sulta de la cesin.

Art. 461.-Las hipotecas legales que tienen su fuente en el
derecho pblico existen independientemente de toda inscrip-
cin catastral.


CAPITULO III

De la cdula hipotecaria


Art. 462.-La cdula hipotecaria es una prenda inmobilia-
ria constituida para garanta de un crdito personal incorpora-
do a un ttulo.

Art. 463.-Los reglamentos administrativos pueden fijar la
tasacin official de los inmuebles para fines de constitucin de
cdulas hipotecarias.
Pueden igualmente establecer que la tasacin official es fa-
cultativa u obligatoria para los interesados, y que las cdulas hi-
potecarias no sern constituidas sino por un valor inferior o
igual al de la tasacin.

Art. 464.-El propietario que no est obligado personalmen-
te es sometido a las reglas aplicables en material de hipotecas.
Tiene derecho a oponer al acreedor las excepciones de que
puede hacer uso el deudor.

Art. 465.-Los efectos de la enajenacin del inmueble son
regidos en material de cdulas hipotecarias por las disposiciones
aplicables a las hipotecas.

Art. 466.-La cdula hipotecaria no admite condicin ni
contraprestacin.













Art. 467.-La constitucin de una cdula hipotecaria extin-
gue por novacin la obligacin que la original.
Los pactos contrarios a esta disposicin slo produce efec-
tos entire las parties.
Sin embargo, son oponibles a los terceros de mala fe.

Art. 468.-Cada cdula hipotecaria inscrita es representada
por un ttulo redactado y suscrito por el official del registro ca-
tastral y visado por un magistrado del tribunal de tierras.
El titulo no es entregado al acreedor sino con el consenti-
miento del deudor y del propietario del inmueble.

Art. 469.-Los formularios para la expedicin de cdulas
hipotecarias son provistos por la Administracin.

Art. 470.-La cdula hipotecaria es o nominativa o a la or-
den o al portador.
Puede ser creada a nombre del propietario mismo.

Art. 471.-Al crearse una cdula hipotecaria se puede cons-
tituir un mandatario encargado de hacer cobros y pagos, de re-
cibir notificaciones, de consentir en la reduccin de garantas,
y, en general, de velar con imparcialidad y diligencia por la
conservacin de los derechos del acreedor, del deudor y del pro-
pietario.
El nombre del mandatario debe figurar en el registro ca-
tastral y en el ttulo.

Art. 472.-Si lo contrario no result del ttulo, el deudor
est obligado a hacer sus pagos en el domicilio del acreedor,
an en el caso en que la cdula hipotecaria es el portador.
Si el domicilio del acreedor es desconocido, incierto o du-
doso, el deudor puede liberarse por medio de la consignacin.

Art. 473.-En tanto que el deudor no ha recibido aviso del
transferimiento de la cdula hipotecaria, los intereses pueden
ser pagados al acreedor anterior, anque el tulo sea al por-
tador.













Art. 474.-El pago total o parcial del capital no es vlido
si no es hecho en manos del que justifique ser el verdadero
acreedor en el moment del pago.

Art. 475.-Si no existe acreedor o si ste renuncia a la pren-
da, el deudor tiene opcin entire hacer cancelar la inscripcin
o dejarla subsistente.
En este ltimo caso, el deudor puede negociar de nuevo el
ttulo.

Art. 476.-La inscripcin de la cdula hipotecaria no puede
ser cancelada sino cuando a su vez lo es el ttulo o cuando
ste es anulado judicialmente.

Art. 477.-Los efectos de la cdula hipotecaria son regidos
por el tenor de la inscripcin en cuanto a las personas que sd
han atenido de buena fe al contenido del registro, y por el te-
nor de la cdula misma en cuanto a las personas que se han ate-
nido de buena fe a las enunciaciones del ttulo.

Art. 478.-El registro catastral hace fe cuando el tenor de'
la cdula hipotecaria no es conforme a la inscripcin o cuando
sta no existe.
El adquiriente de buena fe del ttulo tiene derecho a in-
demnizacin, segn las reglas establecidas para el registro de
la propiedad.

Art. 479.-El crdito representado por la cdula hipoteca-
ria no puede ser objeto de ningn acto de disposicin o de gar
ranta si no es por medio del ttulo.
Se reserve, sin embargo, al acreedor su derecho sobre el cr-
dito para el caso en que el ttulo no es expedido o es anulado
judicialmente.

Art. 480.-La entrega del ttulo es indispensable para el
transferimiento del crdito representado por la cdula hipote-
caria.
Si el ttulo es nominativo, debe hacerse mencin en l del
transferimiento.














Art. 481.-La prdida o destruccin involuntaria del ttulo
da derecho al acreedor para hacer pronunciar su anulacin ju-
dicial o para perseguir el pago del crdito, si ste es exigible, o
para hacerse expedir un nuevo ttulo.
El deudor tiene a su vez el derecho de hacer anular el t-
tulo cuando ste no puede ser presentado despus del pago.

Art. 482.-Si el acreedor de una cdula hipotecaria no pue-
de ser conocido durante diez aos, perodo en el cual los inte-
reses no han sido reclamados, el propietario del inmueble gra-
vado puede obtener que sea intimado a hacerse conocer por me-
dio de un llamamiento judicial hecho pblico como en material
de ausencia.
Si el acreedor no se hace conocer, y result de las circuns-
tancias de la causa que la deuda puede darse por extinguida, el
juez pronuncia la anulacin del ttulo y el rango de la cdula
queda libre.

Art. 483.-E1 deudor no puede oponer al acreedor persi-
guiente sino las excepciones que le son personales y las que de-
rivan de la inscripcin y del ttulo.

Art. 484.-El deudor que paga la totalidad del crdito pue-
de exigir la entrega del ttulo no anulado.

Art. 485.-Las modificaciones que se produce en las rela-
ciones jurdicas de deudor y acreedor y que implican reduccin
del crdito o disminucin de la garanta, no son oponibles a los
terceros de buena fe sino cuando han sido inscritas en el regis-
tro catastral y mencionadas en el ttulo.














TITULO IX

DE LA PRENDA MOBILIARIA


CAPITULO I

De la prenda de muebles corporales


Art. 486.-La prenda de muebles corporales slo puede
constituirse en forma de empeo, salvo las excepciones previs-
tas por la ley.
El que de buena fe recibe una cosa a ttulo de empeo, la
adquiere en prenda, anque el autor no tenga calidad para dis-
poner de ella.
Esta disposicin no afecta los derechos que derivan en be-
neficio de terceros de una posesin anterior.

Art. 487.-El empeo no existe en tanto que el constituyen-
te conserve la posesin de la cosa.
Se excluye de esta disposicin el empeo de frutos, anima-
les, utensilios y herramientas constituido para garanta de los
prstamos que reciban las personas que ejercen un oficio, una
profesin o una industrial, y el cual es regido por leyes espe-
ciales.

Art. 488.-El propietario puede constituir un empeo de
segundo rango, a condicin de notificar al acreedor que est
en posesin de la cosa que, una vez satisfecho su crdito, haga
entrega de ella al otro acreedor.

Art. 489.-El acreedor no puede dar en garanta la cosa em-
peada sin el consentimiento de la persona de quien la ha re-
cibido.

Art. 490.-El empeo se extingue en cuanto el acreedor ce-
sa de poseer la cosa sin derecho a reclamarla de terceros po-
seedores.














Art. 491.-Los efectos del empeo se suspended en tanto
que el constituyente retiene la cosa con el consentimiento del
acreedor.

Art. 492.-El acreedor debe restituir la cosa al constituyen-
te desde que el derecho de prenda se extingue por el pago o
por cualquiera otra causa.

Art. 493.-El empeo es indivisible.
El acreedor no puede ser obligado a restituir la prenda, o
parte de ella, si el crdito no es pagado ntegramente.

Azt. 494.-El acreedor es responsible de la prdida o dete-
rioro de la cosa empeada, salvo su derecho a probar que no
est en falta.
Debe la reparacin ntegra del dao si enajena o da en ga-
ranta la cosa empeada.

Art. 495.-Si el deudor no cumple sus obligaciones, el acree-
dor tiene derecho a hacerse pagar del precio producido por la
realizacin de la prenda.
Esta se hace en subasta, previa autorizacin del juez.

Art. 496.-E1 empeo garantiza al acreedor el capital, los
intereses convencionales, los intereses moratorios y los gastos de
ejecucin.

Art. 497.-El empeo grava la cosa y sus accesorios.
Salvo pacto en contrario, el acreedor debe al deudor los
frutos naturales de la cosa en cuanto cesan de former parte in-
tegrante de ella.
La garanta se extiende a los frutos que forman parte in-
tegrante de la cosa en el moment de la ejecucin.

Art. 498.-Si hay concurrencia de prendas, los acreedores
son desinteresados segn su rango.
El rango se determine por la fecha de la constitucin de
las prendas.













Art. 499.-Es nula toda clusula en virtud de la cual el
acreedor es autorizado a apropiarse la prenda a falta de pago
del crdito.


CAPITULO II

Del derecho de retencin


Art. 500.-El acreedor que ha adquirido con el consenti-
miento del deudor la posesin de muebles corporales, ttulos o
efectos de comercio pertenecientes a este ltimo, tiene derecho
de retenerlos hasta el pago, a condicin de que la deuda sea
exigible y de que exista entire ella y la cosa retenida una rela-
cin natural de conexidad.

Art. 501.-El derecho de retencin se extiende an a las
cosas que no pertenecen al deudor, siempre que el acreedor las
haya recibido de buena fe.
Se reservan, sin embargo, a los terceros los derechos deriva-
dos de su posesin anterior.

Art. 502.-El derecho de retencin no puede ejercerse so-
bre cosas que por su naturaleza carecen de valor venal.
No nace si est en oposicin con el orden pblico o si es
incompatible con obligaciones asumidas por el acreedor o con
instrucciones dadas a ste por el deudor en el moment de la
entrega, o antes, para hacer de la cosa un uso determinado.

Art. 503.-Cuando el deudor es insolvente, el acreedor pue-
de ejercer el derecho de retencin an para garanta de cr-
ditos no exigibles.
Si la entrega es anterior al estado de insolvencia o al cono-
cimiento de ste por el acreedor, el derecho de retencin pue-
de ser ejercido no obstante las obligaciones e instrucciones a
que se refiere el artculo 502.

Art. 504.-A falta de pago o de seguridades suficientes, el














acreedor puede, previa notificacin al deudor, perseguir como
en maateria de empeo la realizacin de la cosa retenida.
Si se trata de ttulos nominativos, la realizacin se hace por
medio de transferimiento suscrito por el secretario del juzgado
o tribunal a nombre del deudor.


CAPITULO III

De la prenda de muebles incorporales


Art. 505.-Los crditos y dems derechos enajenables pue-
den ser constituidos en prenda.
Se aplican en esta material las reglas del empeo, salvo dis-
posicin contraria.

Art. 506.-Si el acreedor constituyente no tiene ttulo, bas-
ta un escrito para la formalizacin de la prenda.
Si el crdito dado en prenda result de un reconocimiento
de deuda, a la formalidad del escrito se une la de la entrega del
acta de reconocimiento.
Para la constitucin en prenda de los dems derechos se
observan las formas establecidas para su transferimiento.
El acto de constitucin debe ser denunciado al tercero deu-
dor.

Art. 507.-La prenda de los ttulos al portador es perfect
por la mera entrega de stos.
La de los dems efectos negociables require, aparte de la
entrega del ttulo, un acto de endoso o de cesin.

Art. 508.-La prenda de documents de comercio que re-
presentan mercaderas se extiende invariablemente a stas.

Art. 509.-La constitucin de un crdito en prenda de se-
gundo rango carece de eficacia si no es denunciada al acreedor
prendatario de primer rango.













Art. 510.-La prenda de un capital grava los intereses, ren-
tas o dividends producidos con posterioridad al acto de cons-
titucin, excepcin hecha del caso en que estos accesorios son
representados por ttulos particulares.
Estas disposiciones no limitan a los interesados el derecho
de pactar en contrario.

Art. 511.-La constitucin en prenda de las acciones de una
compaa no da facultad al acreedor prendatario para tomar
parte en las asambleas generals.
Esta facultad se conserve como inherente a la calidad de
accionista.

Art. 512.-El pago del crdito dado en prenda debe ser he-
cho al acreedor prendatario, si no se ha convenido lo contrario.
El tercero deudor paga vlidamente en manos de su acree-
dor personal si la constitucin de prenda no le ha sido denun-
ciada, except el caso en que se trata de ttulos a la orden o al
portador.
El tercero deudor puede en todo caso liberarse por medio
de la consignacin.





















LIBRO CUARTO

DERECHO DE LAS SUCESIONES


TITULO I

DE LOS HEREDEROS LEGALES


Art. 513.-Son herederos legales:
19 Los parientes.
29 El cnyuge superviviente.
39 El Estado.

Art. 514.-Para fines sucesorales, el parentesco en lnea co-
lateral terminal con el sexto grado.

Art. 515.-Los descendientes constituyen el orden preferido
entire los herederos legales.
Los hijos heredan por cabeza.
Los hijos fallecidos son representados por sus descendien-
tes, los cuales heredan por estirpe en todos los grados.

Art. 516.-Si el difunto no deja descendencia, la sucesin es
recibida por los padres en concurrencia con los hermanos.
Unos y otros heredan por cabeza.
Los fallecidos son representados por sus descendientes, los
cuales heredan por estirpe.
A falta de herederos en una lnea, la sucesin es recibida
por los herederos de la otra.













Art. 517.-Si la persona fallecida sin descendencia no deja
padres ni hermanos, ni descendientes de ellos, la sucesin es re-
cibida por los ascendientes ms prximos, los cuales heredan
por cabeza en cada lnea.
El ascendiente fallecido es representado por sus descen-
dientes, los cuales heredan por estirpe en todos los grados.
Si un ascendiente fallece sin dejar descendencia, su parte
hereditaria es recibida por los colaterales ms prximos de la
lnea correspondiente.
Si no hay parientes hbiles para suceder en una lnea la
sucesin es recibida por los herederos de la otra.

Art. 518.-Los parientes naturales tienen, del lado materno,
los mismos derechos sucesorales que los parientes legtimos.

Art. 519.-Si no hay descendencia legtima, del lado pater-
no, los parientes naturales concurren a la sucesin como si fue-
sen legtimos.
Si hay descendencia legtima, el hijo natural o sus descen-
dientes tienen derecho a la mitad de la parte hereditaria atri-
buida a un hijo legtimno o a los descendientes de ste.

Art. 520.-Si el difunto no deja parientes con aptitud legal
para sucederle, la herencia es recibida por el cnyuge supervi-
viente.

Art. 521.-El cnyuge superviviente tiene en todo caso un
derecho de usufructo sobre la sucesin del cnyuge fallecido.
Este usufructo es de la mitad o de los dos tercios de la su*
cesin, segn que sta sea recibida por descendientes del difun-
to o por sus padres o hermanos.
Es de la totalidad de la sucesin, si sta es recibida por otros
parientes.

Art. 522.-El cnyuge superviviente puede en cualquier po-
ca exigir de los herederos que el usufructo sea convertido en
una renta annual equivalent.













Hecha la conversion, el cnyuge puede reclamar de los he-
rederos seguridades para el pago de la renta.

Art. 523.-Si el cnyuge superviviente contrae segundas nup-
cias o expone a dao inminente los derechos de los herederos,
puede ser obligado por stos a darles seguridades para la con-
servacin de los bienes comprendidos en el usufructo.

Art. 524.-El adoptado y sus descendientes tienen en la su-
cesin del adoptante los mismos derechos que los descendientes
legtimos.
La adopcin no confiere al adoptante, ni a sus parientes,
ningn derecho en la sucesin del adoptado.

Art. 525.-Cuando no hay cnyuge superviviente ni parien-
tes en grado hbil para suceder al difunto, la sucesin es reci-
bida por el Estado.


TITULO II

DE LA APERTURA DE LA SUCESION


CAPITULO I

De la apertura definitive


Art. 526.-La sucesin de toda persona se abre definitiva-
mente por su muerte.
Tanto las liberalidades como las particiones entire vivos son
apreciadas, en lo que interesan a la sucesin, segn el estado
de sta en el moment de la apertura.

Art. 527.-La sucesin se abre en el ltimo domicilio del
difunto.
Este domicilio es atributivo de competencia para las de-
mandas de peticin de herencia, de particin y de nulidad o
reduccin de las liberalidades.












Art. 528.-Slo pueden ser herederos o legatarios los que no
son incapaces de recibir.
Los legados hechos con un fin determinado a un grupo de
personas que carece de la personalidad jurdica, son adquiridos
individualmente por los legatarios, a condicin de que sean des-
tinados por ellos al fin indicado.

Art. 529.-Son indignos de heredar por disposicin legal o
de ltima voluntad:
19 El que voluntaria e ilcitamente ha dado muerte a la
persona de cuya sucesin se trata, o ha intentado drsela;
29 El que ha hecho contra el difunto una imputacin cri-
minal juzgada calumniosa;
39 El que, por dolo o violencia, ha inducido al difunto a
hacer o a no hacer o a revocar una disposicin de ltima vo-
luntad;
49 El que voluntaria e ilcitamente ha puesto a la persona
de cuya sucesin se trata en estado permanent de incapacidad
para testar.
El perdn hace cesar la indignidad.

Art. 530.-La indiginidad es puramente personal.
Los descendientes del indigno representan a ste como si
hubiese fallecido.

Art. 531.-Slo pueden ser herederos los que sobreviven al
difunto con capacidad para suceder.
Los derechos del heredero fallecido despus de la apertura
de la sucesin pasan a sus sucesores legales o instituidos.

Art. 532.-El legatario slo tiene derecho a la cosa legada
cuando sobrevive al testador.
Si fallece antes, el legado aprovecha a los que hubiesen
estado obligados a ejecutar la disposicin de ltima voluntad,
siempre que lo contrario no result de la intencin del testador.

Art. 533.-La criatura concebida tiene capacidad para su-
ceder si nace viva y con manifiesta aptitud para la vida.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs