• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Half Title
 Title Page
 Dedication
 Blasón
 Introduction
 Ex-líbris
 Nocturnos
 Sonetos de la meditacion
 Rimas ingénuas
 Apostrofes
 Sonetos exóticos
 Dedicatorias
 Cantos de la patria y de la...
 Salmos
 Salmo al amor
 Ultimos cantos
 Index
 Back Matter
 Back Cover














Group Title: remanso de las lágrimas
Title: El remanso de las lágrimas
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00081339/00001
 Material Information
Title: El remanso de las lágrimas poesías
Physical Description: 124 p. : ; 20 cm.
Language: Spanish
Creator: Sánchez Galarraga, Gustavo
Publisher: s.n.
Place of Publication: La Habana
Publication Date: 1922
Copyright Date: 1922
 Subjects
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
General Note: Printed in Paris.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00081339
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: ltuf - AHB7833
oclc - 21475782
alephbibnum - 001505012

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Half Title
        Page 3
        Page 4
    Title Page
        Page 5
        Page 6
    Dedication
        Page 7
        Page 8
    Blasón
        Page 9
        Page 10
    Introduction
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    Ex-líbris
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    Nocturnos
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
    Sonetos de la meditacion
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
    Rimas ingénuas
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
    Apostrofes
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
    Sonetos exóticos
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
    Dedicatorias
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
    Cantos de la patria y de la raza
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
    Salmos
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
    Salmo al amor
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
    Ultimos cantos
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
    Index
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
    Back Matter
        Page 125
    Back Cover
        Page 126
        Page 127
Full Text



GUSTAVO SNCHEZ GALARRAGA


SEL REMANSO DE LAS LGRIMAS
Cu.8 1.4 POESIAS














El remanso dc las lgrimas






OBRAS DEL POETA


VERSO
La fuente matinal. Poesas. (Agotada.)
Lmpara votiva. Poema. (Agotada.)
La barca sonora. Poesas. (Agotada.)
El Jardn de Margarita. Poesas.
Copos de sueo. Poesas.
Motivos sentimentales. Poesas.
Excelsior. Poema. (Agotada.)
Glosas del cemino. Poesas.
Momentos lricos. Poesas.
La copa amarga. Poesas.
Cromos callejeros. Sonetos.
Cancionero de la Vida. Poesas.
Msica triste. Poesas.
Recogimiento. Poesas.
Flores de agua. Poesas.
Trptico heroico. Poemas americanos.
Oblacin. Canto a la Patria.
El remanso de las lgrimas. Poesas.
PROSA
El arte teatral en Cuba. Conferencia.
Un poeta crepuscular. Conferencia.
TEATRO
Tomo I. La verdad de la Vida (Comedia en dos actos.). -
La mscara de anoche. (Juguete cmico en un acto.). -
La vida falsa. (Comedia en dos actos.)
Tomo II. El mundo de los muecos. (Comedia en dos
actos.) La princess buena. (Poema dramtico en un
acto.) El hroe. (Comedia dramtica en tres actos. )
Tomo III. El buen camino. (Comedia en dos actos.)-
Compuesta y sin novio. (Entrems.) Conferencia
contra el Hombre. (Monlogo.)








SSnchez Galarraga







El remanso de las lgrimas


POESAS





Ilustracin de Angel Masit






LA HABANA

MCMXXII













LATI!N AVnERICP'




















AL RECUERDO INMORTAL
DE
CARLOS AGUIRRE Y SNCHEZ
cado en el alba de oro de su vida.












BLASN


Gustavo Snchez Galarraga.


Este Gustavo que est aqu, a su Antilla
la llena del azul de su cancin;
como el otro Gustavo, de Sevilla,
en sus rimas vaci su corazn.

Por la pura excelencia que en ti brilla
y arde como la mirra de una uncin,
I eres, como el palmar que maravilla,
de tu tierra, su orgullo y su blasn i

Aleje Dios de t todos los males
que entumezcan el ala de tu queja,
y acibaren la fuente de tu amor !

Y en tu jardn : tu casa, por tu reja,
embalsame tu trino a los rosales,
I que bien vale esta jaula un ruiseor .


1922.


OsvAL&o BAIL.





















INTRODUCCIN









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


EGO SUM





Soy rico por mi casa, y pudiendo imitar
a los que tienen mquina, o yatch sobre la mar,
prefer ser poeta, y sofiar, y cantar...
I Ya veis que, por lo menos, nosoy un ser vulgar 1



Claro que si me hubiera dedicado al fox trot,
mejor me hubiera ido, mas ya el tiempo pas
de elegir... Y a esta hora ya bien comprendo yo
que nadie tuerce el sesgo que mi vida tom.









swcMuz 0I(LAUIAG&


A corcel que envejece, quin libra de resabios ?
i Pero de ser poeta, slo he sacado agravios i
Pecados que disculpan mis treinta aos, sabios
en perdonar injuries, con la risa en los labios !



Hermano : de mi extraa templanza no te asombres.
A poco que en el fondo de mi espritu escombres,
vers que abrigo un vasto amor para los hombres,
y que no s de razas ni distingo de nombres.



Soy un iluos loco que suea en la igualdad,
por el amor... Un , dbil que predica piedad...-
Un apstol que dice que itabra felicidad
si tenemos un peco de buena voluntad...



Qu quereis ? Siento el pecho de un noble impulso lleno.
No soy sordo a la-queja ni-al sufrimiento aeno.
Yo soy de los que -siguen alblanco nazareno.
Y aunque viva cien -es, vivir siendo :eR no.









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


Fu tristn, porque, en lo hondo, me fu adversa la Suerte.
- I An hay hiel en los versos que mi espritu vierte -
Mas, con el tiempo, el alma se me ha tomado fuerte,
y ya, ms optimista, voy despacio a la muerte...



Al Hombre le sealo azul la lontananza.
Procuro en el que me oye matar la desconfianza.
Y aunque digo que todo en la Vida se alcanza,
a veces, yo me siento muy pobre de esperanza...



As voy por la senda... Romero soador,
absorto en la esperanza de otro mundo mejor,
cantando, y perdonando, porque en todo dolor,
pongo un poco de ensueo y otro poco de amor...























EX-LfBRIS















2









EL. aUANSO DE LAS LGRIMAS


TRICALOGO


(A Jos F. Perera.)




Si el amor que en el aire has vertido,
por un duro y amargo avatar,
ves en odio y rencor convertido :
ama siempre... I La Vida es amar 1...


Si despus que cavaste en la arena
y erigiste en el viento, tu ser
al hastio feroz se encadena :
cree siempre... La Vida es career 1...










20 SANCHEZ GALARRAGA



Aunque el fruto que d tu sembrado
no lo pueda tu mano cortar
y otro coja lo que has cultivado :
siembra siempre... La Vida es sembrar !...


...I Es sembrar,
es career
y es amar !...





















NOCTURNOS










EL REMANSO DE IMS LGRIMAS


LASCIATE OGNI SPERANZA





Y vuelven las noches azules de luna...
Pero ya no tengo qu soar en ellas,
bajo de su gasa tnuemente bruna,
toda constelada de un temblor de estrellas.


Los das, cayendo con ritmo insonoro,
se fueron cebando en mi juventud,
y ya va v muy lejos la cancin de oro
que la Primavera cant en su lad.










24 sANCHE GALARRAGA



i El lejano hechizo ya no resucita !
I La ilusin de antao no vuelve a la cita!
I Se acab la vida en t, corazn !


Fausto : i ya no esperes otra Margarita,
ni oir las campanas de resurrecin !...










EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


A MI CORAZN, QUE ENVEJECE...




Asi, fua una noche como esta de luna...
Junto a los rosales, me miro con una
mirada infinita...
Lejos, se oa un piano...
i Para cubrir esa memorial importuna,
echa, echa un poco de ceniza, hermano !


i Qu azul fu el silencio que hubo en nuestra cita I
Qu suave el contact de su manecita,
humeda de luna, trmula de fro !...
I Oh, a esa aoranza que an arde y crepita,
chale ceniza, corazn vaco 1










26 sakiCi GAIRAGA



Y el xtasis hondo que uni nuestras bocas ?
Y aquellas caricias errantes y locas ?


i Sobre esos recuerdos del abril pasado
que, ilusoriamente, quieres revivir,
arroja ceniza, corazn menguado,
much,
much,
y luego, chate a dormir !...






















SONETOS DE LA MEDITACION









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


EN LA MANO LA BLANCA SIEN...


(A Ricardo de Castroverde.)




En la mano la blanca sien, repaso
las horas borrascosas que he vivido.
Amor > I Pero si nadie me ha querido 1
Dicha? Si slo hay hieles en mi vaso I


Fortuna ? I Si mi cuer:o ha sido escaso I
Gloria ? Si el ideal que he perseguido
es un sueo lejano y escondido
que huye como la sombra de mi paso 1...









30 Skl*NC CmmAGm



El Dolor es el bien que la Fortuna
- hada madrina cruel puso en mi cuna.


i Oh, Dios Entre mis manos al dejarlo,
es la nica ofrenda que me hiciste,
y el pattico don de un verso triste,
triste, triste, Seaior, >paru caioarlo ...









EL 'MhJ110 .1E M iDS LCRIMAS


TREINTA AOS


2 de Febrero de 1922.




El Odio, con atvicos resabios,
me acecha, agazapado en los rincones,
y surgeon a morderme los talones,
como perros hambrientos, los Agravios.


Mis treinta aos, lricos y sabios,
van cubriendo la senda de perdones,
mientras el hilo azul de mis canciones
ondula, eternamente, entire mis labios.









32 SNCHEZ GALARRAGA



Sordo al Mal, tengo abierta todava,
a todo noble impulso, el alma ma;
y aunque el Rencor, alzndose del cieno,


me manche con sus babas venenosas,
lo mismo que la tierra de dar rosas,
no he de cansarme nunca de ser bueno !...









EL REMANOS DELAS LGRIMAS


A UN VIL





Plido el rostro, contrado el ceo,
velas junto a mi torre de poesa,
mientras, desde el balcn, contemplo el da
irse apagando, en el confn sedeo.


T ests fosco y sombro. Yo, risueo,
dejo que borde, en paz, el alma ma,
sobre la tela de fa fantasia,
todos los arabescos del ensueo.









34 sNcWEZ GmALRRAGA



Y es intil que, airado y agresivo,
te alces, ante mi rostro pensativo,
tu clera rompiendo su contn.


Vano es que el dardo de tu enojo afiles...
I Yo recibo la injuria de los viles
en la actitud gallarda del desdn 1...





















RIMAS INGENUAS










EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


REMEMBRANZA




Yo s que t me queras,
Sy nunca me lo dijiste I...


Y cada vez que me oiste
preguntrtelo, not
que las pupilas bajabas,
y callabas, y callabas,
I nunca he sabido por qu ...


Despus, la ausencia remota;
la Esperanza que se agota
soando con lo perdido,










sACRaez 4MACRAG~A


mientras cubre, gota a gota,
a nuestra quimera rota,
el silencio del Olvido...


Por qu no me respondas >
Por qu nunca me decies
aquello con que soabas,
mientras el rostro ocultabas
en tus manecitas fras ?
Es verdad que me adorabas
Fueron ilusiones mas ?


1 No, mi virgencita triste 1
Yo s que t me queras,
' y nunca me lo dijiste I...










EL WEMANSO DE LAS LGRIMAS


YNTERROGACIONES





Me amaste t La que dobl sa frente
en la fresca blancura de mi almohada,
y desgran en mi odo,
temblando de pasin, locas palabras


O me quisiste it T, la que nunca
fij sobre mi rostro su mirada ?
La que vel lo arcane de su peci
con una noble majestad huraa ?









40 NCHEZ GALARRAGA



Qu boca dijo la verdad > Aquella
que lo habl todo, o la doliente y plida
- triste huerto cerrado -
que todo lo callaba ?


Como camina el nio por la sombra,
as van por la vida nuestras almas.
De nuestras mismas cosas, qu sabemos p
I Ay, no sabemos nada I...






















APOSTROIES










EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


A UN ARTIST





Pues que naciste artist, abrzate a tu suerte,
y s artist, ante todo, que es la gloria ms alta.
Toda la tierra es tuya : qu valla el sueo advierte
Tuyo es todo el espacio : I ni una estrella te falta !


El laurel de las cumbres slo lo alcanza el fuerte :
aquel que por encima de todo abismo salta,
clava el ojo en la nube y tu espritu exalta
para domar la vida y burlar a la muerte.









44 SNCHEZ GALARRAGA



Da a la Quimera todo : ella es novia celosa :
tu virgen pensamiento y tu sangre impetuosa.
Sacrifice tu vida por coronary tu empeo.


Haz que tu send sea cada vez mds sombra;
i hirete con los site puales de Mara,
y muere, como Cristo, en la cruz de tu ensueo 1...









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


A UN REBELDE




Tu altura es de Titn. Quin la rebaja ?
El vulgo, el vulgo ruin, podr insultarte;
mas, quin, en esa turba que tu ultraja,
puede llegar a ti, para igualarte P



Serenamente dueo de t mismo,
te pierdes por la boca de la hondura.
Qu te import sumirte en el abismo
si sabes luego remontar la altura









SNCHUZ GALRRAG&


El odio de la masa que te increpa,
es el odio mezquino del gusano
contra.el dgila audaz, que, airosa, trepa,
de un solo impulso, hasta el pen lejano.



Hostiga ese rencor a aquel que sube.
Es privilegio del que emprende el vuelo.
Envidia de la ola por la nu6e !
Rebelin de la tierra contra el cielo 1



Alza, gallardamente, la cabeza,
con la serenidad del que perdona,
que el mundo es escabel de tu grandeza
y la lumbre del sol es tu corona.



Hazte impasible ante el rencor violence.
Su saa miserable no te sierraa :
qu le importa a las gui as del viento
la furia de las sierpes de la tierra >









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS 47



La Pasin enardezca sus lebreles.
El fango exhale vaporosas iras.
Quin empaa el verdor de los laureles ?
Quin apaga las voces de las liras ?



Cumple la pena de coger la lumbre.
Purga el delito de tener escalas.
Y aprende a sonrer : I tuya es la cumbre I
Y empieza a perdonar : i t tienes alas !...





















SONETOS EXTICOS









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


GESTO DE PRNCIPE


(A Diego Crdoba.)




- Fu mi loco rival un florentino
que nunca os ponrseme delante;
disparaba sus dardos vergonzante
de mi empaque a la par viril y fino.


Resuelto, a veces, a buscarme vino,
pero siempre tornse, vacilante,
mientras yo doblegada el cuerpo ante
algunos ojos, de mirar divino.










52 SNCHEZ GALARRAGA



Cifr en odiarme todo su destino.
Le reg como a un potro espumeante.
Y una vez que, obcecado por el vino,


me escupi una insolencia en el semblante,
como no merecia echarle el guante,
i mand que le matara un asesino 1...









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


LA BACANTE


(A Jos Navarro Montes de Oca.)




La bacante, crispada sobre el mamreo plinto,
con la boca entreabierta, suea sueos paganos :
muchas bocas la muerden, y unas convulsas manos
ondulan por sus tnica y le arrancan el cinto.


Olores enervantes invaden el recinto,
voces en celo llegan de los bosques lejanos,
y la ninfa, en los pechos desnudos y lozanos,
muestra el pezn erecto, de un rojo fresco y into.









54 SNCHRUEZ GALARGA



Un estremecimiento sacude sus pestaas :
la posesin del fauno presienten sus entraas,
que se conmueven press de un xtasis brutal;


y a la cintura el brazo, la pata en la cadera,
mientras la cie el monstruo, suea su borrachera
con el temblor agnico de un espasmo inmortal...






















DEDICATORIAS










EL REMANSO DE LAS LAGRIMAS


EL CUENTE DE LA FUNDADORA


(A Mara Jan de Zayas.)




Seora : a vuestras manos piadosas y gentiles,
traigo la dulce ofrenda de estos clidos versos :
i son el tribute lrico que os brinda la Poesa
por la inmensa ternura que albergais en el pecho !



Piedra a piedra, a los nios amarillos de tisis,
soais en levantarles la protection de un techo;
y cuando hayais triunfado, y la mole soberbia
se alce, bajo la clara serenidad del cielo,










SNCREz CALARRAGA


mientras tosen los nios, en las noches heladas,
las mujeres que velan en torno de sus lechos,
para calmar su angustia, pensando en vuestro nombre,
les diran este cuento.



Pues seor, hace much, una mujer hermosa
lo mismo que una reina, tuvo una vez un sueo;
I no fJ .guardar sads gemas en su cofre de joyas I
no fu ceir ms sedas a su marmreo cuerpo !



Lo que quiso la dama bella cma una reina,
fu erigir estos muros y daros estos iecos,
los cerrados vitrales que os resguardan del fro,
la blanca sabamta que cubre vuestros miembros...



Por eso dicen todas los que vivir la vieran,
que fu un hada esa noble mujer de encantamient,
que tuvo una varita de virtud, en la mano,
y una estrella muy blaca, prendida ~bre el pedo.










-EL REMANSO DE LAS LGRIMAS 59



Otros dicen que era la Virgen, y que ahora
cuando dorms, oh, nios, se acerca a vuestros lechos,
os separa los rizos y os da un beso en la frenne...



Ya sabeis, oh, seora, como ser aquel cuento,
que, desde sus camitas, con los ojos insomnes,
oirn los nios tsicos, en las noches de invierno...









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


EL SALUDO DE LA YSLA


(A Camila Quiroga).




Criolla embajadora de un arte invicto y fuerte,
que nos traes a Amrica presa en el corazn:
i es la voz de la Ysla lo que resuena, al verte,
en el sonoro envo de mi salutacin !



El laurel, en tu frente, di su ms verde gajo.
La Gloria, como un iris, te cubri de arreboles.
Oh, rstica enfermita que ves barranca abajo
Pasionaria sembrada entire los mirasoles 1









SNCHEZ (GLA~RRAG&


Como posesa de una exaltacin divina,
desde el clsico carro de la farsa quimrica,
omos que decas : existe una Argentina!
Corazones del mundo : sabed que hay una Amrica!



Junto a la fosa pica se abre la flor del Arte!
Ya la rstica Pampa se ha trocado en jardn!
La Guerra,. como antano, no es ya nuestro estandarte!
Hoy Leopoldo Lugones es nuestro San Martn!



Te acuerdas? Y en un trueno de oeces inmortales,.
las Naciones clamaron, por tu magia divina. :
creemos en tu Amrica, y ea sus fastos riunfales !
Por ti, mujer, creemos que alienta una Ar;gentina!



Hoy cruzas, entire un earo e viiones artsticas,
siempre en el viejo carro de la farsa q~imrica,
mostrando entire tus manos fragantes y euearsticas
los laureles del mundo, que le tragiste a mc









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS 63-



Hoy cruzas, mensajera de un arte invicto y fuerte,
bandonos las almas en lumbre de ideal,
y la Perla del golfo sale del mar, por verte !,
oh, prodigiosa gaucha de la Pampa inmortal!



IPostrdos, tierras vrgenes, ante la gran portea
En un amor inmenso su corazn se abrasa!
Postrdos, tierras vrgenes! LEs el Arte que sueal
Es la Gloria que vibra! 1 Amrica que pasa !...









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


LAURO VOTIVO


(A Margarita Xirgu.)




Margarita Xirgu 1 Repiques de gloria
La Fama que mueve la plata de sus
regios incensarios, y describe en la Historia
tu nombre, entire el nombre de Sarah y la Duse 1



Margarita Xirgu 1 Ronco murmuro
de voces triunfales, que truenan a coro,
y el sacudimiento de un escalofrio
que surca, la entraa de mi isla de oro I









~ANC~P GAUEMGA


Te he visto, incubando lbricos anhelos,
Salom posesa del rojo Satdn,
irte desnudando de los siete velos,
por besar la trunca cabeza de Juan.



Te he visto, en el patio azul y florido,
toser, largamente; ahogarte, en la crisis
del pulmn sinaire, hasta que has cado,
ipobre rosa blanca! muerta por la Tisis.



Y despus te he visto, cual pagana Furia,
araar la tierra, por Agamenn,
relmpago, el ojo, los labias, injuria,
y silbar de vboras, todo elcorazn.



Hasta que, agitando los vivs, caireles
de la hueca falda que Sevilla enflora,
entire las guitarras y entire los davlIes,
eras Carmen, Carmen lafascinadora,..










EL REMANO DE LAS LGRIMAS


Y siempre la Gloria segua tu paso,
y siempre el aplauso ruga a tus pies,
mientras que la Fama, con luz sin ocaso,
baaba tu nombre, diciendo : esta es I >



Esta es la Elegida, la Eterna, la Unica.
Ella es todo el Arte, y es today la Gloria.
La risa y el llanto, el velo y la tnica,
todo el universe y toda la Historia...



Odio, frente al signo del dragon de fuego.
Dolor, bajo el pelo champdn de Zaz .
Amor, cuando gua los pasos del ciego
que por la Trascava caminando va.



Oriente, colmado de depravaciones,
Grecia, con sus Furias de mitologa
Italia, embrujada de supersticiones,
y Espaa, borracha de sol y armona...









SNCHEZ GALARRAGA


Eres todo el Arte, todo el universe,
el bronco alarido, la voz de metal,
la clusula spera, la cancin del verso,
el beso y la Vida, la Muerte-y el Mal...



La Envidia no puede ya hincarte la ua.
La Muerte, a tus plants, rompi su guadaa.
Ya eres gloria eterna para Catalua,
y para el inmenso corazn de Espaa I



Oh, llvata a ella, como en otros das
los Conquistadores en su galen -
el oro que arrojan las estrofas mas,
donde pone Amrica todo el corazn 1



Romera del Arte : camina, camina...
El lampo es la huella de tu pie fecundo...
En tanto se yergue tu frente divina
sobre el imponente pedestal del mundo 1...






















CANTOS DE LA PATRIA
Y DE LA RAZA










EL SEMANSO DE LAS LGRIMAS


RAMO FONEBRE


(A Gonzalo de Quesada.)




Seor : tienes tan cerca la sombra de Mart,
que hay que pensar en ella, cuando se piensa en t.


Ardisteis en la mismm glorioisa amarada.
Erais como dos filos de una idntica espada.
Brillaron vuestras almas con arz de un slo estro.
Fuiste Juan, el disdplo ; i fJa Cristo, el maestro;
y al Calvario sombri maminase tras l,
sangrando de su herida, bebendo de su hiel.









SNCHEZ GALARRAGA


A su sombra soaste con la vision quimrica
de aadir otra rosa a la frente de Amrica;
de salvar a la Patria de la srdida afrenta
de ser, entire princess, obscure cenicienta.
Y cuando el dulce apstol de su corcel caa,
tu mano sus dispersos recuerdos recoga,
ordenando, en silencio, sus bellos manuscritos,
con la uncin del que cumple sacerdotales ritos...









Porque siempre tu alma fu solcita y buena
para el tierno profeta, de vida nazarena.
Porque la flor gloriosa de tu existencia diste
por redimir a un pueblo, de su miseria triste.
Y porque, cual litrgica lmpara de Carrara,
tu espritu radioso se consumi ante el ara
de aquel sueo, por eso te consagro, seor,
una gota de llanto, un laurel y una flor.










EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


A cambio de esa ofrenda, no apartes tu mirada
de nuestras pobres almas, en esta hora agitada
como la Duda, Padre...
Que mientras todo rueda,
no se apague la nica esperanza que queda
refugiada en el fondo del cofre de Pandora...
Pues cuando el Bien vacila, cuando la Patria llora,
cuando tan slo sombras el alma a ver alcanza,
qu haremos sin el rayo de sol de la Esperanza?








Devoto rememoro, en esta hora serena,
tu pupila de dguila, tu leonina melena;
tu palabra, ardorosa como un clido riego;
el ideal que arda en tu pecho de fuego
y que dej gneo rastro de oro en nuestra Historia.
Y te digo, empinando mi cabeza a tu gloria :
a / seor, el canto este que te consagro a t,
pdrtelo en dos, y dale un pedazo a Mart!... a









EiMUM SO E LAS tGRIMAS


CANTGO DE RAZA


(A Teresa de kJses4




Hasta ti, dulce Virgen, nuesr u~ncii e .leontm,
sondote en Castilha, aio i ora del aol,
porque eres nuestra Madre, >pane *ems nwest r Santa :
I tenias nuestro origen y oraste en espaol


Andariega 'dewasaa, pamstreagno tas rlyes,
cruzaste las llanuras, pglitgca de &ai;
tu sayal se antapas l am~ ansto de las lseys,
y sobre todo cetm*is~ anal"asmtlasrmz .









SNCHEZ GALARRAGA


Con alas de paloma, en un vuelo eucarstico,
el humen descenda de tu espritu en pos,
y en xtasis tus ojos por el deliquio mstico,
escriba tu mano, y te dictaba Dios...



Oh, los dulces abrazos de tu Esposo divino,
cristiana Sulamita del amor celestial!
Fu tu cena, su care, fu su sangre, tu vino,
y sus llagas, las rosas de tu noche nupcial



Encendida en el ansia de trasponer la altura,
con un maravilloso y excelso frenes,
te empinabas, a veces, sobre la tierra obscure,
como si alas ocultas se agitasen en ti.



Y fu tan gneo el mstico amor que en tu alma arda,
tan clida la brasa de tu honda caridad,
que a esos soplos de fuego, tu corazn, un da,
se hizo una llama roja, y se incendi en verdad.









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


Hoy, que entire nuestras almas el temor abre plaza,
Joh, milagrosa hermana de San Juan de la Cruz!
pon, sobre de la noche por donde va la Raza,
tu corazn llameante, lo mismo que una luz.



Oh, Virgen del Carmelo Sublime pasionaria I
iEres de nuestra Raza, la figure carnal!
Como ella, fuiste un da, active y visionaria,
romera y soadora, exttica y really



El mpetu del Cid, te conturb una hora :
contra el hereje hubieras reido sin pavor,
o en una carabela, puesta al azar la prora,
buscado un nuevo mundo que ofrendar al Seor.



Y aquel fuego en que ardiste, oh, alma errante y quimrica 1
era el fuego latino, cuyo rojo caudal
inflam las entraas volcdnicas de Amrica,
corriendo de Castilla, radiante y ancestral.










7 siNCmEZ GALRUCAGL



No s cuantos millions de labios te snudan
como a la antorcha mstica de nuestro ca%.ar ,
y en un clamor se funden, y en ar. v~w se amadan,
para former el himno de ana iumenasca acidr



Banos en el rayo de luz con que chispeas.
Prndenos en la lama que calin ta ser.
fiAve, Madre Teresa, y bendita t seas
sobre todas las Santas y entire today nmjer ..























SALMOS









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


SALMON A LA TOLERANCIA (1)




Acata, cordero,
que en el lobo brille diente carnicero :
el tambin del Padre celeste es hechura I
Ciervo : acepta que haya el mpetu fiero
del len que ruje bajo la espesura.


Aguila, que escalas
el Sol, si en tu ojo lo ves refle jndose :
disculpa a la sierpe, que no tiene alas,
si a tu enhiesta cima se encumbra arrastrndose.

(1) Premiado con medalla de oro por la Logia Asilo de la Virtud ,
de Cienfuegos.










SNCHEZ GALARRAGA


Rosas matinales,
que abrs a las albas, en fragantes corros,
vuestras bocas rojas, sobre los rosales :
consentid que en toro de vuestros corales
zumben los violines de los abejorros.


Manantiales hondos :
no mires si bajo vuestras aguas fras
lgamo verdoso cubre vuestros fondos
y enturbia los ores de vuestras estras.


Hormiga, que escombras :
no tildes la inercia de los caracoles,
si de su pereza de sultdn te asombras.
Padeced, oh, estrellas, que brillen los soles!
Perdonad, oh, soles, que existan las sombras!


Como un leo human,
que la Tolerancia unja de su lumbre,
lo dulce y lo adverso, lo til y lo vano.
Quin hinc sus plants en la eterna cumbre?
Quin sabe el secret que oculta lo arcano ?









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


Mortal : si t ignoras
el por qu del mundo, y en tus breves horas
no tienes espacio para hender sus vallas,
cmo, ante la Vida, que, impotent, explores,
arbitro sapiente, condenas y fallas?


Comprendes, cordero,
por qu tiene el lobo diente carnicero?
Hombre, que levantas la vista avizora :
por qu es bueno el astro? por qu es malo el lodo?
Si a Dios no penetras, inclnate y ora
Si no sabes nada, perdnalo todo!...






Tolerancia, hermana
de la milagrosa Libertad humana :
donde el Despotismo las almas sujeta,
sofoca conciencias y amordaza labios,
callan los videntes, se mueren los sabios,
y, sobre su lira, se inclina el Poeta.










SNCHEZ GALARRAGA


Tu luz fu creada
para que, a su rayo, canten los Orfeos,
como las alondras por la madrugada;
para que en su antorcha fijen su mirada
los futuros ojos de los Galileos.

Limas las mordazas
que los hombres ponen a los propios hombres;
encubres los yerros, acercas las razas,
ignoras los rangos y olvidas los nombres.

Y ante tus reflejos,
se unirn en un da las almas,
que hoy se miran de lejos, de lejos,
como en la rabe arena, las palmas...





Al sonar tu hora,
brillar la lumbre de una nueva aurora,
como una sonrisa de recin nacida,
y sobre el cadver de Eva pecadora
se alzar la imagen de Eva redimida.









EL REMANSO DE LAS LAGRIMAS


Gensica fiesta
ser el orbe todo, para los mortales;
t'lamos fecundos habr en los eriales,
e idilios salvajes, en cada floresta.

Junto a los casales,
pasar la blanca sombra de Mara,
'sin que el dulce pecho sangre de puales.
Y como en la gloria de un lejano da,
la imagen del Cristo vern las naciones,
con la maravilla de su profeca,
y sus blancas manos, llenas de perdones !...

Acata, cordero,
que en lobo brille diente carnicero.
Hombre, que levantas la vista avizora,
incensando el astro, condenando el lodo :
si a Dios no penetras, inclnate y ora!
si no sabes nada, perdnalo todo ...


























SALMON AL AMOR (1)















(1) Premiado con medalla de oro por la Logia Fernandina de Jaga
de Cienfuegos .



















Que se marque al que no ame, para que la pena lo convierta.

Jos Mart.





El rencor es una emanacin de la consciencia de inferio-
ridad.
Jos Ortega Gasset.


















La Barbarie odia. Odia, porque est indefensa, porque
se juzga inferior : su hacha es de slex; su pensamiento,
de bronce. Es la Civilizacin la que ama, mientras no camina
a Bizancio. Nuestra alma, floor primitive, brillante virgen
clavado en la frente de la Libertad, no ama, porque an
tiene much reflejo dormido, porque an ha de pulirle
facetas el lapidario. Pero nuestra alma es brillante, y ha de
fulgir un da con todos los resplandores del alba, con todes
las luces de las constelaciones inmortales, como estrella
bblica que gue a las caravanas humans, por los desiertos
del mundo, a los eternos Belenes.
G. S. G.









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


Trgica silba en el aire, la spera lengua del Odio.
Lgubre alla la Ira, de boca de hiena.
Desptico el Mal nos sojuzga, sin que haya el pual de un
Harmodio
que rompa, y deshaga de un tajo, la herculea cadena.


Sangrientos guijarros erizan la senda que pisa la Suerte;
tristes, en las manos, tenemos la frente cada,
y el mundo cubrimos de hielo, de noche y de sombra de muerte,
ahogando en los labios exanges la buena cancin de la Vida.









SNCI~EZ GALARRAGA


Poeta : y t inclinas al polvo tus ojos baados
en luz de bienaventuranza,
y no abres al mundo tus puos cerrados
cual cofres que ocultan tesoros divinos de amor y esperanza>
Por qu tienes la frente nimbada por astros, entonces?
Por qu arde en tu lengua una llama de luz celestial?
Aclara las sombras eternas, conmueve los bronces,
asciende a la puerta de oro del alba; sacude sus gonces;
y bae las almas, cubiertas de noche, la eclosin de una aurora
inmortal!...



Repose la testa del manso cordero,
sobre el lobo. El rdudo milano, respete a la blanca paloma.
El tigre deponga su odio carnicero,
y, libres de espinas, los verdes rosales esparzan su aroma.




Apaguen su trueno incesante los broncos torrentes,
y las cataratas extingan sus vastos clamores de orquestas;
cadencias de liras de ros, canciones de plata de fuentes,
de lricas voces, aromen las dulces florestas.









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


Prolficas soplos agrarios, todo la vuelvan fecundo.
Germinales matrices haya an en las rocas, de curvas de hembra.
Ydlicas risas de enamorados llenen de msica el mundo,
y alumbren los soles, en todas las manos, un gesto de siembra.




Abril cante su clara cancin de verdores,
erizando de tallos flexibles a todas las piedras,
el iris debate su puente de siete colors,
y todas las ruinas se cubran de galas de hiedras,
y todas las hiedras, se ran de flores...
Vuelen, sin rumbo, todos los pdjaros press.
Los corazones echen a andar, peregrinos.
Haya en la tierra rumors de espigas y choques de besos,
y en las alturas, revuelos de alas y acordes de trinos!




No mds siervos que sufran las iras del dueo bravio.
No ms poderosos que acaparen el oro en sus manos.
No ms series que lloren de hambre, de angustia y de fro...
Dios muri por hacemos a todos hermanos !









SNCHEZ GALARRAGA


Que se extirpe al que arranca el amor de la tierra.
Fuego sea en la yerba que es toda cizaa.
Dios fulmine al que trae a los hombres la guerra
y el arado transform en terrible y en roja guadaa!



La Abudancia derrame en el orbe sus anchos graneros.
Tramen los telares sus linos para la Yndigencia.
Los palacios alzados al Vicio, teoras de obreros
derrumben, haciendo de sus negras ruinas templos a la Ciencia.



La piedad sea el alma de todas las leyes.
El dolor sea slo la sombra de un nombre;
e indultos clementes rubriquen los reyes,
porque el Hombre no tiene el derecho de juzgar al Hombre I



La Fuerza sea apoyo del ms inseguro,
y el ms dbil sea el ms fuerte;
La Muerte vencida se vea en el tiempo future,
si vuelve el Amor a la vida, porque triunfa su luz de la Muerte 1..









EL REMANSO DE LAS LGRIMAS


Jntense todas las manos, formando una larga cadena.
Fndanse todas las almas, formando una sola alma humana.
Al fin nos acerque en un da la advocacin nazarena
que a todos los hombres iguala, y estrecha, y hermana!
Aureas campanas repiquen, de gozo imprevisto.
Bae los ojos un ro de Idgrimas, tierno.
Resucite, de nuevo, la sombra gloriosa del Cristo,
ostentando en sus manos la antorcha del Amor eterno!


Oh, ya es nuestra la dicha que implora la progenie humana!
Oh, la dicha, Hombre triste, por siempre ya es tuya!
El Amor inmortal te la trae! Prorrumpe en hosanna!
ICoge al pjaro azul en tu mano! Aleluya! Aleluya!
Aleluya !...






















ULTIMOS CANTOS




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs