• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Dedication
 Frontispiece
 Foreword
 Preface
 Voces de aliento
 El Dr. Cohen confirma nuestra...
 Umbral
 El problema economico de Puerto...
 Aspecto agricola
 Aspecto industrial
 Administracion publica y servicio...
 El aspecto de la instruccion...
 Aspecto mercantil
 El aspecto de la transportacio...
 Aspecto deportivo
 Aspecto espiritual y de cultur...
 Epilogo
 Table of Contents
 Back Matter
 Back Cover














Title: batalla por la producción;
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00081309/00001
 Material Information
Title: batalla por la producción;
Physical Description: Book
Creator: Berríos Rodríguez, Brígido.
Publisher: Editorial Germinal Radiolandia,
Publication Date: 1947
Copyright Date: 1947
 Record Information
Bibliographic ID: UF00081309
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aap6105 - LTUF
01652041 - OCLC
000130087 - AlephBibNum

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Page 1
    Dedication
        Page 2
    Frontispiece
        Page 3
        Page 4
    Foreword
        Page 5
        Page 6
    Preface
        Page 7
        Page 8
    Voces de aliento
        Page 9
        Page 10
    El Dr. Cohen confirma nuestra tesis
        Page 11
        Page 12
    Umbral
        Page 13
        Page 14
    El problema economico de Puerto Rico
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 18a
    Aspecto agricola
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
    Aspecto industrial
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 42a
        Page 42b
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
    Administracion publica y servicio civil
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
    El aspecto de la instruccion publica
        Page 91
    Aspecto mercantil
        Page 92
    El aspecto de la transportacion
        Page 93
    Aspecto deportivo
        Page 94
    Aspecto espiritual y de cultura
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
    Epilogo
        Page 112
    Table of Contents
        Page 113
    Back Matter
        Page 114
    Back Cover
        Page 115
Full Text
















~7- )



N4~;h

i ~

I At#





















UNIVERSITY

OF FLORIDA

LIBRARIES


THIS VOLUME HAS BEEN
MICROFILMED
BY THE UNIVERSITY OF
FLORIDA LIBRARIES.


- I


I -


** *




/


BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ



LA BATALLA

por

LA PRODUCTION


Un studio honrado sobre el terreno, con conocimiento
personal de los hechos, en torno a los diversos complejos
que afectan al pueblo puertorriquefio.



PRIMERA EDICION
1947- ..



ISABEL 59 GERMINAL RADIOLANDIA ,,.o.Box
0.c .oV*pe






53


LA'n*
A ht "* R -C


DEDICATORIA


A la Memoria
De: Mi padre, Antonio Berrios Ramos, va-
ron habituado a compartir su pan con
los hombres y las bestias.
De: Mi hernano Ernesto, escritor, poeta y
orador bilingue, cuya muerte acciden-
tal a los 25 afios de eadd, dos meses
antes de recibirse de abogado, llor6 to.
da Barranquitas.
De: Mi hermona Gloria Maria.









**Nobb~drS~r~db~edreisAA AI I I- + .-


IBIRwGIDo IBEIflRIOS RODRIGUEZ

AUTOR


S' 1" PY"P~ir~ P'.- %-2 -r%'%' Ir Vi-














Pr6logo


Su autor mi buen amigo Don Brigido Berrios Rodriguez me ha
encomendado escribir el pr6logo de esta obra "La Batalla por la
Producci6n"; lo que ahora cumplimento con sumo placer.
Las pfginas aqui concentradas, contienen el sumo de un serio
esfuerzo cerebral alrededor de los problems palpitantes de Puerto
Rico. Un serio esfuerzo cerebral, ejecutado por un hombre acostum-
brado a hacer uso de su cerebro a favor de la comunidad, que en
este libro se convierte en una labor trascendente.
Segfin yo veo las cosas, en este libro el autor no pierde de vista
ni ui moment la empresa civic en march en la cual sigue cre-
yendo. Contempla la march de la empress reconstructora de Puer-
to Rico y expone su. reacci6n, sana reacci6n, ante la misma segin se
lo dicta su conciencia.
Para el que a pesar de lo much y bueno que ha -escrito, toda-
via no. conozca en Puerto Rico a Berrios, diremos que 61 es
una persona singularisima. Por su modestia e incapacidad de abrir-
se paso a empellones y codazos, 61 es uno de los pocos puertorriquefios
ilustrados que pueden representar el sentir intimo de nuestras gran-
des masas pobres. Nacido en las montafias de Barranquitas, criado
junto a la tierra a la cual tanto ha servido, desarrollada su mente
cn la palestra civic en ]a cual siempre se ha conformado con el
segundo turno, auto-diddctico cultisimo, de vastisima y variadisima
experiencia, ahora se ha^decidido a exponer en un libro sus reacciones
ante nuestros complicados problems.
En las piginas de este libro se abordan los temas con maestri
en concept y estilo. No habiamos conocido el caso de una persona
inteligente pero auto-diddctica que hablara de asuntos t6cnicos con
el dominio y la naturalidad que se observan en Berrios Rodrigues.
Claro: es que el autor no habla por boca de ganso sino que conoce los








problems porque desde hace largos afios se viene dedicando, poe su
cnenta, sin ayuda algnna, a costa de sacrificios increibles, al studio
de los various complejos que aborda.
El lector opinarA a su modo al terminar la lectura de "La Ba-
talla por la Producci6n", pero este prologuista confia en que todos
los criterios coincidiran en admitir que, detalles aparte, la obra re-
presenta un rotundo servicio en beneficio del concept de la Patria.

iSursum Corda!
MARTIN LOPEZ SANABRIA,
President del Instituto Geol6gico y Mineral6-
gico de Puerto Rico.














Prefacio

Esta obra habra de sonar un poco extrafia en nuestro ambiente.
Trata de la producci6n, de la batalla que hay que ganar, de
la producci6n en Puerto Rico. Sin embargo, le concede lo que al-
gunos de mis lectores habrAn de considerar excesiva atenci6n a
un factor que sobreabunda y que por lo mismo constitute la causa
y el resultado de nuestros trastornos. Ese factor es el Hombre.
Esta en la mente de no pocos la conclusion de que el desarro-
1lo intensive y extensive -integral- de una comunidad require
dinero, ambici6n, Animo, sobre todo, dinero y que en habiendo los
anteriores elements ya aparecera, aunque haya que importarla,
la mano para la obra. Ignoran los que asi piensan que su premisa
falla en tierras densamente pobladas.
La teoria del autor es diferente. Cree-y con 61 el medio mundo de
los que no toman el rAbano por las hojas- que lo principal es el
hombre, y que en existiendo ese element, la miseria colectiva o sea
lv propia miseria del hombre agrupado, no tiene justificaci6n except
si origmada en la emergencia, lo subito, lo iinprevisto. El hecho de
que el hombre sobre, que exceda, de que sea problema, no represen-
ts una negaci6n de su divina importancia sino que comnprueba y de-
nuncia que su instrument juridico la Sociedad no esti operando
correctamente; que prevalece un desequilibrio que *hay que nivelar,
on desbalance a cubrir.
La causa o causes de la anormalidad puede o pueden radicar
en diversas esferas. Sefialar, con exactitud y buscar las soluciones
apropiadas constitute el dar con la inc6gnita, la equis de la tarea.
Brindar una cooperaci6n expontfnea en la localizaci6n de tales
causes ha sido el prop6sito que ha inspirado esta obra.

Esta obra salta, sin tocarlo, sobre el tema del status politico
final de Puerto Rico. El autor se ha limitado a hechos a mano o
palpables, de durac.i6n generalmente ilimitada, atemporales y eter-
nos.
Fuera irresponsabilidad intellectual, no obstante, dejar de ha-
cer constar aqui, diafanamente que la soluci6n juridica del destiny
final de Puert? Rico, represent ana necesidad palpitante, indisicn
tiblac








Ello serA en todo caso, lo que facilitarl el molde, el patron,
para nuestra extructuraci6n econ6mica y la destensi6n o adaptaci6n
de la conciencia puertorriquefia.

BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ
Ejecutivo I Junta de Personal;
Ex-Bibliotecario y Auxiliar de Oficinas del Ateneo Puerto-
rriquefio, Fundador de las Sociedades: Liga Pro Moral So-
cial, Literatura y Artes, Liga Civica, (de Barranquitas).
Traductor Principal
Ex Inspector de Colecturias, Negociado Contaduria General,
Depto.. de Hacienda.
Ex Encargado de la Contabilidad Municipal, Depto. de Ha-
cienda.
Secretario Instituto Geol6gico y Mineral6gico de Puerto Rico
Ex Miembro Sociedad Puertorriquefia de Periodistas
Ex President honorario, C. G. T., Santa Isabel
Ex miembro o miembro actual de varias instituciones civicas.
Ex President honorario Asociaci6n de Padres y Maestros,
Santa Isabel













VOCES DE ALIENTO


Le Don Ram6n Gandia C6rdova, gloria puertorriquefia en los
campos de la economfa political y la geografia.-- Afio 1929- Pensa-
miento de una expresiva carta enviAdanos por mediaci6n del hon.
don Emilio del Toro Cuebas, con motive de la publicaci6n de un es-
tudio nuestro que habia sido objeto de un primer premio:
"Le felicito por su trabajo premiado aparecido en EL MUN-
DO de fecha reciente y le estimulo a perservar en la line. Tengo
gusto de obsequiarle con un ejemplar de una obra mia".

De Don Emeterio Martinez, viejo y sacrificado lider obiero
de Barranquitas.- afio 1928- Resumen de una carta:
"He leido su articulo "Consejos" publicado en el Suplemento
Infantil de la Revista Escolar de Puerto Rico y le felicito por lo
acertado de los concepts del mismo".

De prensa y radio:- (Resimen Convencional de una Coovo-
catoria).
"Un articulo publicado en "EL IMPARCIAL" por el Sr.
Brigido Berrios Rodriguez nos estimula a convocar a la constituci6n
del Instituto Geol6gico y Mineral6gico de Puerto Rico". -Autoriza-
ba la convocatoria el Jefe Interino del Extinto Negociado de Minas.

Del Presidente del Senado Sr. Luis Mufioz Marin:-
"Estimado Compatriota:
Recibi su carta de enero 24, acompafiada de su trabajo sobre
recursos minerales de Puerto Rico ..........................
Agradezco muy de veras su interns en que se encuentren medidas
adecuadas sobre un asunto tan important.
Cordialmente,

Reproducido de "EL MUNDO":
"En mi condici6n de qufmico agrfcola-industrial con mis 27
aflos de experience en la Estaci6n Experimental y en empresas
partlculares, deseo felicitar al escritor Brigido Berrios Rodrigues
por ou formidable articulo "La Batalls por la Producci6n".... All








se dice la verdad y nada mas que la verdad, especialmente en cuan-
to al desenvolvimiento de nuestra agriculture.
Jose H. Ramirez, Rio Piedras, P. R.
Reproducido de "EL MUNDO":-
Como precursor de las investigaciones auriferas en esta region
y otras de Puerto Rico, felicito al Sr. Brigido Berrios Rodriguez
por su aplomado studio sobre nuestra riqueza mineral potential.
Licenciado V. Pagin Col6n -Barranquitas, P. R.
De la Fraternidad ALBA (A. J. E. C. ) Nucleo Num. 2, Ba-
rranquitas, Puerto Rico.
"Estimado Brigido":
Hemos leido con suma delectaci6n tu muy pensado y altruista
artfculo en el semanario "Florete" y por el tema tratado que es de
actualidad palpitante y por los concepts e ideas expresadas en el
mismo, con los cuales estamos muy de acuerdo, te extendemos por
este medio nuestra mis sincere felicitaci6n y te exhortamos a que
sigas laborando en la prensa sobre el mismo tema ya que te recono-
cemos cualidades suficiente para ello.
(Fdos.) Juan Rodriguez Hernandez, Presidente;
Benigno Col6n Ortiz, Secretario.
(Reproducido de "EL IMPARCIAL"):
Miembros del Instituto Geol6gico y Mineral6gico de Puerto
Rico ban venido realizando investigaciones sobre los indicios positi-
vos de la riqueza aurifera en la' regions contentivas de ore en
filones.
Esta labor investigative es dirigida por el Sr. Brigido Berrios
Rodriguez, Secretario de dicho Instituto, cuyos conocimientos y pa-
tri6tica persistencia en este campo de actividades estan hacienda
vislumbrar halagadoras perspectives para la explotaci6n de la riqueza
aurifera de nuestro suelo.
La Asamblea Legislativa esta siendo requerida en esta Legisla-
tura Ordinaria, para que auspicie por ley los prometedores studios
ya iniciados por miembros del Instituto Geol6gico y Minera-
16gico de Puerto Rico.
Del Sr. Vicente Le6n, Jr., Secretario de la Asociaci6n de In-
dustriales de Puerto Rico.
(Resumen de una carta:-)
"Ciertamente el objetivo que usted me indica de publicar un
libro sobre el problema de la Producci6n en Puerto Rico es una
tares de titans .........................................
e dese &Mito s eap re".




















EL DR. COHEN CONFIRM NUESTRA TESIS


Ya impreso este libro, los diaries de San Juan dan acogida pro-
minente al ensayo general que sobre economic puertorriquefia y bajo
el tituto de "Ciencia y Politica en los Planes sobre Puerto Rico" aca-
ba de autorizar el Sr. Felix S. Cohen, escritor, jurisconsulto, hom-
bre pfiblico y actual Jefe Auxiliar de la Divisi6n Juridica del De-
partamento de lo Interior de los EE. UU.

El pensamiento central de la profunda exposici6n del Dr. Cohrn
se sintetiza en la afirmaci6n de que lo que Puerto Rico necesita es
preparar fisica y mentalmente su riqueza humana para la adecuada
explotaci6n de su riqueza material en potencia.

Los que hayan leido originalmente los studios econ6micos que
ahora reproducimos y que a su vez nos presten su valiosa atenci6n
para la lecture de los hasta aqui in6ditos comprendidos en estas hojas,
de seguro habran de coincidir en que nuestra tesis ha quedado plena-
mente confirmada por la del eminente economist.























NOTA PREVIA

Esta obra no ha sido escrita para realizar propaganda en
favor o en contra de ningin partido politico de los que debate en
nuestra palestra. Como se ha expresado, su inica misi6n es arr-jar
laguna luz sobre nuestros problems, como se arroja agua sobre .ier-
tos s6lidos para ablandarlos.

Se original en la situaci6n puertorriquefia del moment y a ello
se debe la menci6n forzosa y repetida que en la misma se hace de
condiciones mis o menos remotamente partidistas. Esto ultimo es
mris notable en algunos articulos reproducidos que, sin embargo, no
pueden faltar por corresponder al orden de los hechos bajo comen-
tario.













-U M B RA L-


Un discurso pronunciado dos afios atras por don Luis Mufioz
Marin, en la cual pieza el orador hubo de proclamar el inicio de LA
BATALLA DE LA PRODUCCION, nos presta ahora el tema para
formular per nuestra an6nima cuenta de simple ciudadano una do-
cumentada exhortaci6n al paisanaje a que, independientemente de
today reserve sobre puntos politicos y econ6micos y visto que la es-
trechez de medios de vida no admite subterfugios ni sofismas sino
que clama por remedies inmediatos, se apreste a former fila en el
movimiento, que debe ser credo, de nuestra construcci6n civico-eco-
n6mica a trav6s de un sabio plan de producci6n integral; el cual
plan bien debe ser -mejorado en el aspect del mayor rendimiento pa-
ra beneficio del mayor n6mero de personas a cambio de la menor in-
vcrsi6n factible, tanto como ampliado hasta cubrir todos los comple-
jos convergentes-.el mismo en rurso auspiciado por el'gobierno.
Parece evidence que la dificultad para resolver la mayor par-
te de nuestros problems tiene su asiento en el hecho de que estamos
confundiendo muchos condeptos. Opinamos unos que puesto que sa-
bemos mas que los otros no tenemos que recibir consejos de 6stos por
cuyo motive debemos encerrarnos a cal y canto y seguir nuestras
propias conclusions. Opinan los otros que puesto que les cerramos
las puertas les estamos negando la sal y el agua y conspirando. MAs
la verdad -esa gran resultanoia de la experiencia aunada a la inte-
ligencia ingenita o desarrollada- indica que, especialmente cuando
todos somos novicios en mayor o menor grado en cuanto al conjun-
to, se le busque a medio camino de los criterios encontrados. Todo es
necesario y no debe echarse a desperdicio, ya que de muchas classes
son los panes.
Sin otro Animo que el muy sencillo de aportar nuestro grano
de arena el 4xito de la magna empresa constructive, nos arrogamos
la libertad de proceder a una ordenada exposici6n de observaciones,
segdn las ha concebido nuestra escasa mentalidad al calor de mis de
veinte afios de recatada, pero ininterrumpida preocupaci6n civic
basada en la presunci6n de que no basta predicar, que a la vez hay
que dar trigo.
Ciertamente queda much de hacer en Puerto Rico, no empe-
ce el esfuerzo concentrado a partir del 1941. La inevitabilidad de
desorillar el camno aselarando un tanto la tupida enredadera de los
Interests creados que venia extendindose a sus anchas sin conide-
rae6n de otros derehbos que los suyos; Is casi endmICle concomi








tancia del auge econ6mico fiscal y la inflaci6n en los precious y ser-
vicios durante las emergencies de guerra, a falta de previa produc-
ci6n internal recompensadora; y iltimamente la sorprendente flo-
raci6n expontAnea de la actitud burocritica, en ciertos circulos, pre-
conizando el vivir c6modo y al pr6jimo que se las arregle allA 1 -to-
das esas remoras juntas- no han logrado detener, sin.embargo, la
march de la justiciaa social en sus etapas de auxilio e instrumen-
taci6n prospective. Asi se ha ingresado en nuestros c6digos una am-
plia legislaci6n que a menudo motiva, en plan de aprendizaje, la vi-
sita de extranjeros. De esa manera, tenemos Autoridad de Tierras,
Compafiia, y Banco de Fomento Industral, Compafiia Agricola, en-
tre otras entidades, que no obstante el no haber funcionado a plena
satisfacci6n, involuntariamente en muchas circunstancias, y de mere-
cer sendos reajustes funcionales y procesales en igual grado, cons-
tituyen sin lugar a dudas tremendous logros para el afrontamiento
a fondo de nuestras caras deficiencies.
Transcurrida la efervescencia de guerra, arrimada la Era
de las Vacas Flacas, que eg cuando se reconocen los valores especia-
les, la fruta-estA madura para las grandes concepciones extensas
e intensas en lo spiritual y en lo fisico.
La cual condici6n para el fondeo, no exclude si que hace im-
jerativa la correcci6n de los errors, y la revision de los planes
cuando ello sea procedente, antes de proseguir con la obra, que in-
discutiblemente es infinita y sobrepasa todas las guardarrayas co-
mo infinite es el espiritu del hombre.


















El Problema Econ6mico

de Puerto Rico

Te6ricamente -conforme a cada caso individual
especifico- las estadisticas propalan que el puertorri-
quefio tiene un ingreso annual de $167.00. A 5 personas
por familiar, el promedio significaria un ingreso annual
-te6rico en cuanto a cada unidad precisa- de mas de
$800.00.
Sin embargo, lograndose un minimum de $1000.00
annual por familiar especifica, Puerto Rico seria un
paraiso econ6mico. Entendi6ndose, desde luego, que
de antemano se contara con la fuente del ingreso, para
obviar la agonia que motiva la inseguridad.








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


Tamafio de la Isla ............ 8435 millas o 2,198,400 acres
Poblaci6n -(julio 1-45: 2,045,793,) datos
Sr. Ti6, EL MUNDO 8-24-47 .......... 2,2000,000
Habitantes por milla ........................ 640
Acre ........................
(En EE. UU. se estima en 3 acres de terreno cultivable
la necesidad por persona).
Aproximadamente 440,000 families (de 5) a $1,000
anuales de ingreso requisite minimo 440,000,000
Evaluaci6n tasada del Gobierno Insular.. (1945-46)..376,853,039
Capacidad Prestataria ........ 37,685,304
Deuda Pendiente ........ 8,865,032
Margen Prestatario Disponible (7-1-46).... 28,820,272

Evaluaci6n tasada de las Municipalidades. 1945-46 .. 383,069,643
Capacidad Prestataria de las ...... 26,608,784
Deudas pendientes y autorizadas de las ..... .11,391,150
Margen Prestario de las Municipalidades ...... 15,353,412
Municipios con deudas en excess, total deuda .... 135,779
Estado de Caja, Balance a julio 1, 1946............ 129,500,046
Fondo General .................... 81,327,765
Fondos Especiales .................. 48,172,281 (1)

La inc6gnita a sefialar es c6mo la industrial (pfiblica y privada),
el comercio, la banca, la agriculture, la intelectualidad, la religion
y el GOBIERNO, pueden cubrir el desbalance que surge de los
datos arriba anotados en laci6n con cada puertorriquefio.

Ya hecha esta pigina a base de los nimeros del afio fiscal
1945-46, nos lega el dato de que el Balance de Caja del Fondo
General del tesoro insular que a junio 30, 1946 era el arriba indicado
de $81,327,764.58 -al que restAndole el pasivo comprometido de
$56,523,937.00 del period subsiguiente de 1946-47 todavia arrojaba
un superavit de $24,803,827.12- habia descendido en junio 30,
1947 a unos $72,000,000.00 con un superavit de $9,000,000.00.









LA BATALLA POR LA PRODUCTION


Toda vez que en junio 30, 1945 el superavit '(net surplus) se
elevaba a $92,174,822.48, en junior 80, 1947 -dos afios mis tarde-
nos confrontamos con una diferencia arrastrada, de menos en los
ingresos en relaci6n con los gastos, que asciende a $83,174,822.48.
Ante esa situaci6n, la Junta de Planes ya esta proyectando ha-
cer uso del margen prestatario insular -que en 1946 representaba
un credito disponible de $28,820,272.00 para responder a parte de
las erogaciones del afio fiscal 1948-49.
No somos economists, pero consideramos que el margen pres-
tatario debe ser conservado hasta el iltimo moment. No somos eco-
nomistas, pero la informaci6n nos impresiona.
Visto el distinto y violent giro que ha tornado la situaci6n
financier del gobierno creemos oportuna la formulaci6n de unas
cuantas preguntas importantes.
SHasta qu6 extreme habrA de contribuir al aumento que no
a la mera conservaci6n del ritmo industrializador el monto a junio
30, 1946 de $48,172,281.00 perteneciente a los Fondos Especiales,
los cuales hasta ahora venian siendo generalmente intocados fuera
de las jurisdicciones originalmente impuestales por ley, Hasta que
extreme sera resarcida con servicios mejorados y fuentes de traba-
jo la inversion hecha durante los iltimos seis afios de- $127,000,000
para las Corporaciones P6blicas? I Hasta qu6 extreme se lograra
remover a travys del incentive official los millones (no menores de
60) contabilizados en las cuentas de ahorro de los bancos personales
y privativas ? Hasta que extreme se ira a fondo en el studio y la
explotaci6n -tantas veces sugeridos por nosotros- de la riqueza
mineral potential que parece considerable, a pesar de los esc6pticos
que lo mismo la reconocen que la repudian? -Hasta qu6 extreme
separaremos los altos emolumentos exclusivamente para la contra-
ta de verdaderos peritos en las dificiles tecnicas oue precisen en la
invenci6n de medios de trabajo, queriendo dar a entender por ver-
daderos peritos a todos aquellos series especializados -mejor por
la experiencia que por los diplomas enrollados- que no se limitan
a vivir ellos solos, pero que simultineamente dan medios de vida a
otros?
Mientras tanto, adelantamos la sugesti6n de que de no es-
tarlo en su totalidad, las Corporaciones Pdblicas sean autorizadas
a contratar emprestitos para su operaci6n y mantenimiento. Espe-
cialmente la Compafiia de Fomento Industrial, cuva misi6n es de
una importancia incalculable. La practice impedirA de paso, el que
las Corporaciones Piblicas sigan gravitando sobre el Fondo Gene-
ral que merece ser aligerado para dar atenci6n a las obligaciones pe-
rentorias con el pueblo.

























AL LECTOR:

El author confia en que "La Batalla
por la Producci6n", contentiva de ma-
terial que de no haber sido agrupado
suficientemente hubiese requerido el uso
de muchas paginas adicionales, habri
de ejercer una adecuada influencia en
la comprensi6n y reducci6n a su tama-
iio natural de nuestros problems eco-
n6mico-sociales. Descansando en esa
confianza da por justificada la series
de fuertes sacrificios que le ha moti-
vado su publicaci6n.














MAPA DEL DESEMPLEO OBRERIL EN PUERTO RICO


A V 6% . 7 9% 1.% LIL M .-


En NEGRO: Lugarcs donde el desempleo es de 16% o mas.
En GRIS: fluctia de un 9'7 a un
(14 c/%.
En BLANCO: mAximo es de un 8%.

N6tese, (en relaci6n con nuestra teoria de que a mayor nf-
mero de pcquefios y mcdianos terratenientes mayor prosperidad),
que el desempleo es menor en los pueblos del interior. Una nota-
ble excepci6n la ofrece Barranquitas, donde el descmpleo llega a
la cifra mAxima. Han ido desapareciendo las fineas pequefias y
los terrenos ban ido centralizindose en pocas manos. El latifun-
dio se justifica donde produce para toda la comunidad. Hay de
estos casos.

(Mapa preparado de acuerdo con uno autorizado recientemen-
te por el Comit6 Legislativo contra cl Desempleo).


























Aspecto Agricola


La Compania Agricola -que tan prominentes ser
servicios puede prestar a la industrializaci6n de la
producci6n del agro- no debe tender al latifundismo.
Cineo mil pequefios agricultores mas (ocupando
150,000 acres de los incultos) multiplicarlan la pro-
ducci6n local de alimentos.








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


Nuestra agriculture es un t6pico abierto a discusi6n. Mientras
muchos aducen arguments supuestamente cientificos sobre la impo-
tencia de nuestro agro para dar 6ptimos frutos, hay quienes opinan
diferentemente. Con perd6n de muchos de nuestros especialistas en
el ramo nos confesamos partidarios de la teoria de estos filtimos.
Exceptuando la que se estila en la llanuras de las costas, en
donde el aluvi6n o el humus se ha impuesto siempre con un gran
rendimiento para el cultivo de la cafia, asi como la de algunas otras
localidades dispersas del interior, nuestra 4gricultura es de lo mas
primitive que en la line existe. (En un pequefio predio de su conuco
nuestros indios sembraban toda la vuca para el casabe). Seriamos
agricolas, si agriculture fuera la destrucci6n de todos los arboles,
bien sean estos madereros, frutales o de sombra. Si agriculture fuera
la negaci6n de la crianza de aves dom6sticas, intentando levantarlas
sin procurarles maiz, yerbas, caracol, limpieza. Si fuera la indife-
rencia por la ganaderia porcina y vacuna. Y asimismo, la siembra de
un alarmante bajo porcentaje de la capacidad territorial de las fincas.
Recordamos de nifio c6mo las hachas movidas por las manos
tr6mulas de los obreros echaban abajo bellas haciendas de cafe
para dar paso al tabaco durante aquella fiebre tabacalera que se
inici6 en 1920. El guineo, el flame, el chayote, la china, el lim6n,
que crecian a la misma sombra de la guava del cafeto, desaparecian
tambien y la dieta del jibaro se iba haciendo mas escasa y mas re-
fiida. El cafe y los frutos menores no improvisaban millonarios, pe-
ro permitian una subsistencia holgada y apacible en aquella epoca
en que el numerario contaba menos. Ello a pesar de las peri6dicas
visitas de los ciclones.
La producci6n desordenada del tabaco precipit6 el enrique-
cimiento stibito de unos pocos, y Ia ruina, mis o menos silbita, de
auchos en el centro. Tantos anos despues, ahora, es que los taba-
caleros acuerdan una producci6n con arreglo al vaiv6n de la dc-
manda mercaderil por la aromitica hoja.
En la actualidad numerosos terratenientes estin abandonando
el campo y.mudindose a las zonas urbanas. El bajo promedio de'sus
tierras en cultivo les ha facilitado ese cambio que result en un
mentis al alegato de la bancarrota del terreno. De hecho, este 6xodo
del terrateniente hacia el pueblo es una etapa de su retire gradual
de la practice agricola. Por regla general, el hijo, orientado hacia
otras metas, no se interest en el terr6n. Hasta se sabe de herederos









LA BATALLA POR LA PRODUCTION


one prefieren tiabajar de peones en una hacienda ajena mientras
dan sa heredad en barato arrendamiento.
A manera del patrono en gradual process de retire, el traba-
jador tambi6n ha emigrado el pueblo, pero por otras rasones. Ha-
biendo cesado el sistema de arrimo o agrego que le permitia la
A posesi6n del hogar y la atenci6n de varias cuerdas a la tercera o
la cuarta, asi como disminuido grandemente la faena agricola, el
jibaro se ha visto sin trabajo permanent, y el pueblo, con sus sis-
temas de auxilio, le quedaba a la vista como refugio 16gico! Y
alli ha ido.
Esta violent mudanza de gente generosa y pura, acostumbrada
a no ahorrar para si nada que otro neecesitase, le ha alterado visi-
blemente, le ha agriado el caricter al novel habitante de la ciudad.
A todo ver el pueblo de Puerto Rico no puede permanecer in-
diferente al abandon de nuestros campos que nos presentan cen-
tenares de miles de cuerdas sin frutos menores, sin arboles, sin ga-
nado. En todas la forms, procede el rejuvenecimiento de nuestra
agriculture.
Todavia no se comprende por qu6 la industrial azucarera no
les puede ceder un predio para la huerta a sus labradores domicilia-
Jos en la hacienda. Esa industrial posee tierras excedentes y la
cesi6n del predio para la huerta allegaria much para el logro fi-
nal de la armonfa en las relaciones obrero-patronales.
En lugar de proseguir desarrollando un latifundio estatal -en
que nadie posee nada y todos son acreedores con cuya iniciativa
pretend sustituir al monopolio privado, la Autoridad de Tierras
tiene ante si la hermosa oportunidad que no debe despreciar de crear
una riqueza permanent adquiriendo grandes extensions de la pro-
piedad de absentistas para ser revendidas fraccionadas en fincas
de 20 a 100 cuerdas en un sistema de plazos c6modos a agrieulto-
res potenciales -como hay tantos anhelosos de progress, aun dentro
de la misma peonada. La afirmaci6n de que no habiendo para todos
no debe haber para ninguno, es anti-econ6mica; siendo la verdad
que 500 jornaleros menos son 500 plazas vacantes a cubrir.
El uso indiscriminado del abono quimico en las siembras pa-
rece guardar relaci6n con el 'debilitamente de los terrenos, tal cual
hace muchos afios se lo ha venido maliciando el campesino. En efec-
to, no recordamos si en Sniza o illinois o en ambas parties, se ha
hecho el anuncio de que el abono quimico destruve ciertos valores
de la tierra oinrque genera ciertos t6xicos que deben ser neutrali-
sados. La utilizaci6n del abono vegetal o animal que se almacena
en silos o se extra de lar cuevas, prActica corriente en Europa, debe
Ase estimulada entire nosotros. Clertas variedades del gineo, el ma- ,








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


lango por ejemplo, ban desaparecido casi, por la presencia de la
enfermedad denominada "de PanamA". Que aparezca el samari-
tano del "mafafo"! Esti en orden la extension de las actividades
cooperativistas de enlatado, especialmente para los products mas
perecedores, tenidndose en cuenta la diversificaci6n de los frutos
por zonas para eliminar insensatas competencias. Contamos con pro-
ductos vegetables frente a cuyas posibilidades hay un mercado a la
vista. Nos parece que entire 6stos cabe la menci6n del mania y el
jengilre, plant mraavillosamente prolific 6sta iltima.
La teoria de que podemos cosechar nuestra propia raci6n de
arroz espera porque algfin dia se le conceda su oportunidad en la
prueba del fuego. En la costa sur funciona un eficiente sistema de
riego. Ubican alli, numerosos poyales donde el cultivo del arroz
no precisa regadio. Por qu6 no experimentar, sin perjuicio de la
cafia, con la siembra de variedades adaptables? Si una cuer-
da de esta yerba puede producer 10 quintales en las arcillas irre-
gulares de Barranquitas y hasta 37 en los valles de Lares jc6mo
no producer ventajosamente en el rico aluvi6n suriano? Casualmente
en diary pasados departiamos con un mayordomo cafiero, .pensiona-
do tras de 42 afios de leales servicios a su empresa y "ste nos ha-
blaba de las formidable recogidas de arroz cue un laborioso fran-
c6s hacia en los cenagales de la hoy Colonia Ursula. i Si hasta trigo
-lo dice Fray Ifiigo Abbad y Lasierra en 1789- se ha sembrado
por alli!
Hay que reforestai nuestros montes. Porque necesitamos ma-
deras, sombras, carb6n, frutas, agua. Todavia auedan arboles de ma-
deras en Jayuya, Villalba, Utuado, Maricao, Las Marias, Luquillo,
Caguas, Cayey, Barranuitas y otros sitios contados. En la mayoria,
porque existen bosques federales e insulares; en los menos porque
sobreviven viejos agricultores que no transigen con las laderas des-
nudas, que aprendieron, sin que nadie se lo ensefiara, que es esen-
cial la conservaci6n de la capa fertil.
El carbon vegetal esta escaso y caro; casi no hay arboles que
lanzar a la carbonera. Y en cuanto al ageua d6nde radica nuestra
confianza en que en un future muy cercano no tengamos nqe cons-
triiir, como en Vieques y en Santo T-mri un aljibe oa na cisterna en .
cada casa? Ahora mismo la Autoridad de Fuentes Fluviales se ha
visto forzada a recortar la corriente el6ctrica en muchos pueblos.
Ahora mismo el problema de agua potable se extiende a nuevas
areas en las cuales los rios y las quebradas contintian disminuvendo
su caudal a causa de las cuencas peladas. Como primera media en
esta emergencia del agna, urge reploblar de arboles las mArgenes
fl viales d, -todas ~uellas regines desprovistas de riqwd e mineral.









LA BATALLA POR LA PRODUCTION


-LA COMPAtTIA AGRICOLA-

Para entender en el problema de la agriculture puertorrique-
fia, la present situaci6n de gobierno di6 paso a la Compafiia Agri-
cola, que tanto comentario ha motivado desde su fundaci6n,.
La informaci6n publicada en el "El Imparcial" bajo la firma
del Sr. Antonio Arana Soto, ex-funcionario de la Compafiia A.ri-
cola tiende a demostrar que los actuales procedimiento de la suso-
dicha entidad no parecen ser los mis apropiados al problema y sus
remedies.
El siti6 16gico de la Compafiia Agricola estA en la Compa-
ilia de Fomento; dcsde luego, la Compaiiia es necesaria.


CREE BOSQUES FAVORECEN LA CAIDA DE LLUVIA
(Reproducido de "EL MUNDO")

Berrios cita datos para demostrar Ilueve mas en zonas donde hay
arboles.

ABOGA POR QUE SIGA LA OBRA REFORESTAL.

Ilustra su tesis mediante la aportaci6n de varias experiencias
personales.
El senior Brigido Berrios Rodriguez hace un interesante ani-
lisis de la form en que la abundancia de bosques afecta el voluimen
de agua en los rios y la cantidad de distribuci6n de la Iluvia en las
Areas de captaci6n.
Discrepa el senior Berrios de la tesis sustentada por el inge-
niero don Gustavo E. Padilla, quien opin6 en la edici6n del 6 de
julio de este peri6dico que la profusion de arboleda no aumenta
el abasto de agua.
A continuaci6n insertamos las manifestaciones autorizadas por
el senior Berrios:
"EL MUNDO",.en su edici6n del domingo 6 de julio, publi-
ca una interesante exposiciOn que con motive de gestiones pro plan
reforestal de la Asociaci6n de Agricultores autoriza el ingeniero
don Gustavo E. Padilla, en el sentido de que los bosques no aumen-
tan el abasto de agua sino que el factor principal que afecta el vo-
lumen de agua en los rios deriva de la cantidad y distribuci6n de
la lluvia en las Areas de captaci6n. La exposici6n de dicha teoria
--que ya habiamos oido- coincide en ocasi6n con un breve pero
jugoso editorial del peri6dico, en que este aboga por la repoblaci6n








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


de bosques para conjurar el problema de la escasez de agua potable
en ciertas zonas.
Como antes de que la Asociaci6n de Agricultores lo hiciera, ya
nosotros habiamos invocado la siembra de arboles en las mirgenes
de nuestras fuentes fluviales como finico medio de evitarnos el es-
pectfculo de las cisternas y los aljibes en cada casa (Vdase "La
Batalla por la Producci6n" -EL MUNDO, Oct. 1, 1946). nos
sentimos obligados aliora a intervenir en la discusi6n pifblica del
tema, cuyas implicaciones son ciertamente vitales para el future
de este conglomerado.
Convencidos de que el andlisis es la que produce la clave de
los secrets naturales organicos e inorgAnicos, y de que por el con-
trario, la ret6rica solo encuadra -si encuadrare- en la metafisica,
procedemos a verter nuestra prueba que, como ya es sabido, tiende
a demostrar que de la misma manera que sin agua no habria Arbo-
les, sin Arboles no habria, sino escasamente, agua corriente. Hela
aqui:
Hace como 28 afios, muchacho de 9, que participamos en uns re-
gativa rural, hecha a causa e la tremenda sequfa reinante. Implo-
rAbamos Iluvia; sin embargo, antes de dejarnos salir con la rogativa,
nuestras madres advertian a sus hijos que tuvieran cuidado con las
corrientes de las quebradas, que eran yoluminosas. Esto acontecia en
Barranquitas donde el rio Pifionas -a la vera alfombrado de uno de
cuyos hermosos charcos desaparecidos don L. Mufioz Rivera recibi6
inspiraci6n para su gran poema "Parentesis"- era el gigante que ate-
morizaba con su imponencia la mente siempre magnificadora de la
muchachada. Hoy un nifio de 5 afios puede vadear su generalmente
esquel6tico lecho. Desaparecieron de su riberas "los laureles afiejos
y los cactus de flores amarillas que ocultaban las orillas a modo de
silvestre colgadura." En la misma poblaci6n no hard un afio que el
Servicio Insular de Acueductos tuvo que construir uno nuevo utilizan-
do el caudal de la Quebrada Padilla (mencionada por el oro en nues-
tro articulo "La Riqueza Minera Potencial de Puerto Rico". -EL
MUNDO, diciembre 15, 1946), debido a que el ubicado en la falda
,sureste? del monte de "La Torrecilla" no aportaba ya el liquid
necesario. gLa causa? Que la montafia de "La Torrecilla" estA casi
totalmente desnuda de Arboles' y lo que fug fuerte y grueso chorrb
que manaba de su costado se ha ido adelgazando hasta convertirse
en debil hilo de plata. Por el contrario, las mfrgenes de la Que-
brada Padilla permanecen bajo la influencia bienhechora de las gua-
vas y los cafetos, en medio de la cual el arbol de la china se arranca
except por unas cuantas races que ellas .solas siguen lactando y
sosteniendo el andamiaje, que asi yacente signe fructificando por-







LA BATALLA POR LA PRODUCTION


que el terreno esti empapado de agua, como una esponja, tal coal
de amor el coraz6n de aquel rabino. iLAstima de la "mazamorra!"
(i cido firico?).
Pero abandonando las experiencias personales que serian tan-
tas, popngmonos a tono con los tiempos recurriendo a la estadistica.
Tomemos como ejemplo el afio 1944. En Luquillo, en que radical un
bosque federal de 25,193 acres, Ilovi6 un promedio, el mis alto de
Puerto Rico, de 135 pulgadas en tanto que en Fajardo y Rio Gran-
de los promedios fueron de 64.24 y 97.76 respectivamente. En Ma-
ricao, que tiene un bosque, llovi6 107.89 pulgadas, en Las Marias,
que estA bastante arbolada, 99.'8. En GuAnica, que es una de las
zonas mAs secas de la Isla, pero donde hay bosques, Ilovi6 29.74
en tanto que en Lajas s6lo 28.82. En Matrulas, donde hay bosque
83.83, mientras en Orocovis entero, que include a Matrullas, 79.10.
En Carite, donde hay bosque, 80.56, mientras en Guayama, que
include a Carite 53.46. En Cayey, 57.67 mientras en JAjome Alto,
que pertenece a Cayey, 78.25. En Toro Negro. 110 y en Villalba, 97.
99. En Coamo, 37.71 y en la represa de Coamo, mas al sur, 88.24.
En Gusyanilla, al norte, 30 pulgadas y en Guayanilla, al sur, donde
tanto mangle hay, 31.92. (VWase mapa de lluvia del afio 1944 auto-
rizado por el senior Richard W. Gray, del U. S. Weather Bureau,
publicado en el Almanaque Agricola de P. R., afio 1944, del Depar-
tamento de Agricultura de P. R.) Parece evidence, a luz de la mera
transcrita informaci6n que, los bosques provocan la lluvia no tan
s6lo en su lugar de ubicaci6n sino aunque en menor grado en sus
alrededores, a pesar de lo cual siempre hay que tomar en considera-
ci6n que en P. R. como en las demAs islas montafiosas del Caribe la
topografia gobierna la dispersion de las Iluvias, segfin afirma el
senior Gray, del cual copiamos: "los vientos alisios, al topar con las
montafias, ascienden y al enfriar el aire, las capas superiores causan
la condensaci6n y precipitaci6n de dicha humedad sobre las estriba-
ciones de la Sierra que quedan a barlovento o sea, el lado expuesto
al viento. Eso trae como consecuencia el que se noten grandes va-
riaciones en la cantidad de iluvia que cae en lugares que realmente
estan a pocas millas de distancia uno de otros.
"Una cadena de montafias que atraviesa a Puerto Rico, mis
o menos de este a oeste se encarga de defitr con precision Ia zona
de lluvia de la Isla. La diferencia notalile en cuanto a la cantidad
que cae al norte de ella, a barlovento y al lado sur -regi6n prote-
gida del viento- queda demostrada graficamente en los mapas
mensuales y el annual que acompafia este trabajo (2). Entre el Mon-
te del Yunque, ubicado en la regi6n noreste de la Isla y Guayanilla,
en la parte suroeste, a una distancia entre si de a61o 69 millas, exis-







BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


't una diferencia annual normal de 173 pulgadas. Debido a la relati-
vamente escasa cantidad que cae al sur de la Cordillera Central es
que la agriculture en la region costefia del sur y en los llanos cos-
taneros y estribaciones surcllas, necesita del riego". Seglfn Mr. Gray,
en:la Isla hay tres areas de lluvia mx.ima perfectamente definidas.
La: principal esti centralizada en El Yunque, en la Sierra de Luqui-
*llo.:Esta es la region donde mis ilueve. En el Pantano del Guineo,
en la Cordillera Central y en Maricao en la Sierra Atalaya, estan
centralizadas otras aereas de importancia secundaria. Estas 6ltimas
no estin perfectamente definidas durante los meses de diciembre
y enero. (Las citas directs e indirectas provienen de un articulo del
SU. S. Weather Bureau incluido en el Almanaque Agricola de Puer-
to Rico que ya hemos mencionado. De los mapas de lluvia a que se
refiere el articulo s6lo presentamos el c6mputo del annual de 1944.
En cuanto a la lluvia en la costa sur, querembs intercalar aqui la
version recogida en esa zona en el sentido de que ]a apertura del
Canal de Panama ha tenido alguna relacion con la disminuci6n ds.
las Iluvias alli.
Y para terminar con la prueba, ahora traducimos. del t6pico
"Forests and Forests Services" de la New Stardard Encyclopedia
-Chicago 1935: "Los bosques constituyen una de las fuentes de
riqueza principles de una naci6n. Como fuente suplidora de ma-
dera y lefia para sus muclos usos el valor de los bosques es obvio,
pero los bosques son valiosos por otras razones no tan obvias. Los
bosques impiden la evaporaci6n rdpida del agua del suelo y tienden
a igualar la afluencia de arroyos y quebradas. MAs adn: el agua que
cae en las regions forestales penetra en el terreno en lugar de co-
rrer vertiente abajo hacia las quebradas, a menudo arrastrando
consigo una buena parte del terreno. Los arroyos cuyos nacimien-
tos ocurren en regions aespohladas de Arboles se caracterizan por
la ab'rmdancia del caudal durante el period Iluvioso y nor la aridez
de sun; causes cuando escasea la lluvia. AdemAs, los firboles ofre-
cen aombra asi como protecci6n contra el viento".
Que venga, pues, la obra forestal en Puerto Rico, donde s6lo
poseemos 67,000 acres dedicados a bosques insulares y federales.
(4). Federales, 31,440; insulares, 35,709 acres. Pero que previa-
mente se verifique un studio de la riqueza mineral localizada en
las cuencas de nuestros rios y quebradas. Existe una prometedora
riqueza mineral en Puerto Rico que no debe ser comprometidrl nor
planes verificados sin conocimiento integral de las potencialidades
coincidentes. En tal sentido nos expr-samos en nuestro arti:,Ilo
"La Riqueza Minera Potencial de Puerto Rico", en comunicucio-
nes dirigidas entire otros al Gobernador Pifiero". (5)








LA BATALLA POR LA PRODUCTION


(1).- Tal vez pudiera alegrarse que la concentraci6n de ma-
yor Iluvia en las zonas forestales y adyacentes se debe a que a
mayor acumulaci6n de agua en lagos y represas, mayor evapora-
ci6n y condensaci6n. A esto se responderia con la pregunta de
cuil fu6 primero si el huevo o la gallina.
(2)- Datos de 1944.
(3)- Es claro que la reaparici6n de corrientes de agua ago-
tadas en un bosque de reciente plantaci6n debe ser process lento,
como cs la recuperaci6n de todas sus fuerzas por un organismo hu-
mano que apenas ha sobrevivido a una agotadora enfermedad.
(4).- Datos del 1944.
(5).- El autor quiere hacer claro aqui que 61 no es perito en
nada, much menos en esta line. Simplemente se informa y luego
expone lo que consider la verdad al servicio gratuito, pero forzoso
del buen pueblo puertorriquefio. Asi, pide mis lluvia aunque 6sta
no le convenga a su alergia.


-LA DIETA DEL PUEBLO.-
La interesante publicaci6n del Departamento de Agricultura
y Comercio "Almanaque Agricola de Puerto Rico" para el afio 1944
nos facility una important informaci6n que procedemos a repro-
ducir literalmente para luego comentar con la amplitud debida.

COMO COMPARE LA ALIMENTACION DEL PUERTO-
RRIQUEIO DE LA ZONA RURAL Y LA ZONA URBANA
CON LOS REQUISITOS MINIMOS PARA UNA ALIMENTA-
CION A BAJO COSTO.
ALIMENTACION A BAJO COSTO
-LECHE--

Cantidad que consume el de la zona rural ...... 80 Libras
urbana ...... 95
Lo que debemos consumer ............. 103
Lo que debemos consumer ..--. ................. 503

-CARNE Y PESCADO-
Cantidad que consume el de la zona rural........ 38 libras
........ urbana 79
Lo que debemos consumer ..... ............... 104







28 BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ

-VERDURAS FARINACEAS-
Cantidad que consume el de la zona rural ........ 651 libras
urbana ........289 "
Lo que debemos consumer ..................... 320 "

-HORTALIZAS-
Cantidad que consume el de la zona rural........ 36 libras
urbana........71 "
Lo que debemos consumer ...................... 140 "

NOTAs Dieta a bajo costo basada en cdlculos del Dr. Axtmayer.
Studio de consumo- Estaci6n Experimental.

A lo que se infiere de una primer lectura de la material pre-
inserta la misma no consist en un studio del valor nutrimental
de lo que casi a tientas y a locas comemos en Puerto Rico, sino que
en un modelo, un plan cientificamente facturado y comprobado pa-
ra una dieta barata y complete que sirva de sustituto a la que al
present nos. preocupa.
-Se prescinde de las grasas separadas y de los aceites, de las
legumbres, de los cereals y de las frutas y de los condimentos. Se
trata, al parecer de una diet a base de alimentos accesibiles local-
mente, pero cuya combinaci6n result extraiia, hoy por hoy, a nuestro
paladar. Mejor se ajusta a! tipo nortefio cuyo peso tipico es de 53
kilos en las mujeres y 79 en los hombres, en contraposici6n del crio-
l]o cuyo promedio normal es de 53 kilos. (Un kilo represent 2.20
lbs.). Eso no obstante, lo inevitable es inevitable si no existe alter-
nativa, lo cual se determinari en el transcurso del present analisis.
Como es de orden, empecemos el comentario de la sugesti6n
dietetica del Dr. Aitmayer por el rengl6n de la leche de vaca
fresca. De acuerdo con lo que surge de la dieta propuesta y los
studios de consume de la Estaci6n Experimental, el puertorrique-
fio, poblano o rural debe consumer 503 Ibs. (un cuartillo pesa 21bs.)
de leche por afio. Consumiendo, como es el caso no mAs de
87 Ibs., hay que compensar una deficiencia de 4151/2. Habida cuenta
de que en el afio 1940-41 las vacas de 16 vaquerias de la zona me-
tropolitana rindieron una producci6n individual de 5913 libras de
leche (1) y de que cada compatriota debe ingerir 4151/, lbs. de leche
adicionales, se necesita la aportaci6n de una vaca mis por cada 14
personas. Asumiendo que nuestra poblaci6n, except el n6mero de
alergicos al articulo, es de 2,100,000 (los datos oficiales para julio
Iro. 1945 son de 2,045,798, y los de 1947 la montan a 2,200,000),









LA BATALLA FOR LA PRODUCTION


el problema estribaria en conseguir 150,000 vacas en exceso de las
existentes, o en su defecto, el equivalent en leches enlatadas, li-
quidas o en polvo- si no hubiese objeci6n de parte de la ciencia.
Segin el Dr. J. B. Nolla, Director de la Estaci6n Experi-
mental all para mayo 1943, "la isla produce y consume al afio
aproximadamente 247,000 000 libras (247,000 quintales) de leche
fresca. Aproximadamente 136,000 quintales de leche condensada y
evaporada, queso y mantequilla nos llegan de Estados Unidos (2)
Es de justicia reconocer el aumento del consume posterior de leche
por parte de quienes mas urgen de ella, los nifios pobres, a virtud
de la simpatica e important iniciativa, desplegada por la esposa
del Ex-gobernador Tugwell, de las Estaciones de Leche.
Veamos en sa fondo el asunto del consume de came en Puerto
Rico. El consume actual por persona es de 581/ libs.; la norma seria
104 libs. Luego existe una diferencia annual de menos, de 451/ libras
por persona. En 1942 se sacrificaban en Puerto Rico 66,526 cabe-
zas de ganado vacuno que tenian un peso total de 667,584 arrobas o
166,896 quintales. En 1939-40 se p.rodujeron 18,246,000 libras
(132460 quintales) de care de cerdo, 10,000,000 (100,000 quin-
tales) de came de aves, 4,000,000 (40000 quintales) de libras de
pescado, asi como 1,000,000 (10000 quintales) de libras de care de
otros origenes. Asumiendo una poblaci6n de 2,100,000, al promedio
per cApita de 451/2 libs. de deficiencia en consume, la producci6n adi-
cional de carnes debe elevarse a 95S,500 quintales. A una base de
10 arrobas (la arroba pesa 25 libras) por res, que tal es lo normal,
habria que que aumentar la matanza en mas de 30,000..cabezas, de-
jando convencionalmente a las demas fuentes de came el suplir la
diferencia que implican 8,200 reses a 250 libras.
Sobre el t6pico de las carnes, el Dr. J. B. Nolla, de quien ya
bemos citado,'decia en 1943 "que de los 610,000 quintales que con-
sume la poblaci6n, por lo meno, 22f,000 se reciben del continente.
Entre estos deben mencionarse la care de res fresca y en conserve,
la de cerdo, jamones, salchichas, carnes de aves, etc.
El hecho es que nuestro jibaro no come came ni pescado; no
porque le disgusten, que le enchntan, sino porque carece de medios
de adquisici6n. A menos que una res se ahorque o que la ocasi6n de
una boda o un bautizo le imponga la obligaci6n que es sacrificio de
torcerle el pescuezo a la gallinita ponedora. en la serrania, y lo
que s2 dice de la serrania, extiendase al arrabal ciudadero, las car-
nes brillan por su ausencia. Y sin embargo, la carnes deben comer-
se en la serrania y en el arrabal. Y deben comerse suficientemente
bajo cualquier clase de sistema dietktico no restringido.








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


La pregunta que surge inevitable ante el cuadro de las necesi-
dades de leche y came es d6nde estAn el past o los alimentos ma-
nufacturados para sostener un aumento de tan alto ndmero de re-
ses, 188,200, por ejemplo? Segln los datos del gobiernp de Puerto
Rico, contamos mAs de 600,000 acres, casi una tercera parte de la
extension territorial, dedicados a pastos; eso parece falso y se jus-
tifica en la intenci6n del contribuyente de lograr una mAs baja ta-
saci6n. Si, parece haber mis de 600,000 acres, pero en barbecho.
A tres animals por acre, 600,000 bien pulieran mantener, par-
cialmente a 1,800,00 cabezas de ganado vacuno.
Para la producci6n de los 2,470,000 quintales de leche que ya
hemos mencionado, Puerto Rico import de los Estados Unidos 40,
000 toneladas o sea 800,000 quintales de alimento para ganado.
"Casi toda la manteca v el tocino que se cons.umen en Puerto Rico y
que montan a cerca de 560,000 quintales vienen de Estados Unidos.
Tambien se important cantidades considerable de aceites vegetables
y olemargarina, que ascienden aproximadamente a 52,000 quinta-
les al afio.
"Un cAlculo conservador de las importaciones de estos articu-
los (el thcnico se refiere a alimentos para ganado) basado en un
afio representative, indica que para suplantarlos se necesitaria el
equivalent de 439,200 quintales de maiz y 120,000 quintales de
protein cruda. Ya hemos apuntado el obsticulo en la producci6n de
la totalidad del maiz que se usa en la isla. Hay que esperar susti-
tutos del maiz para la alimentaci6n del ganado. La mitad de los
160,000 quintales de protein podria derivarse de la torta de coco,
de habichuelas soja, de semilla de algod6n y de mani si se le logran
los objetivos que apuntamos mits adelante... Con los trabajos
cfectuados en la Sub-estaci6n de Isabela ha quedado demostrado que
parte de los alimentos de ganado pueden conseguirse sembrando
alfalfa en ciertos terrenos apropiados para ello y cuya localizaci6n
podria determinarse por nuestros tecnicos.
"Es de gran interns el hecho de que con el cultivo mas inten-
so de las cosechas arriba indicadas se han de lograr aunque parcial-
mente, dos objetivos de nuestro program de producci6n de ali-
mentos para el peri6do de la guerra; (a) la producci6n de aceites
vegetables comestibles (por lo menos 12 millones de libras), y, (b)
la producci6n de torta para la alimentaci6n del ganado equivalen-
te a 8,000 toneladas de proteinas". (J. B. Nolla, Director para en-
tonces de la Estaci6n Experimental Agricola, mayo de 1948 en
"La Experimentaci6n Agricola ante el Momento Actual- Almana-
que Agricola de Puerto Rico, afio 1944).









LA BATALLA POR LA PRODUCTION


Uno de los obsticulos mis fuertes con que se confronts la
industrial de la ganaderia en Puerto Rico, radica a nuestro entender,
en la frecuencia de las sequoias que asolan los pastos. Nos parece que
el riego es un remedio para la situaci6n en las zonas de las costas,
que es precisamente donde mas beneficios se derivan de la indus-
tria, y que la reforestaci6n haria lo propio en las alturas. Ahora mis-
mo estamos recordando las veces que en los numerosos cercados de Ba-
rranquitas nos vimos obligados a abandonar apresuradamente la
b6squeda de las guayabas silvestres porque alguna res de las
centenares que en cada lugar habia -se nos "esgabeteaba encima",
que tal era la frase descriptive que aplicAbamos; entonces nadie
se preocupaba por los alimentos para ganado importados. Un poco
mAs atras, en la misma localidad podiamos habernos topado un
dfa con Luis Mufioz Rivera ofreciendo la care fresca y tierna de
su carniceria a centavo y medio la libra, obligando asi a sus com-
petidores a desinflar los precious.
LExiste la posibilidad de proveer la leche y las carnes que
nuestro pueblo precisa, de acuerdo con la dieta del Dr. Axtmayer?
Afirmamos que si, aunque no vemos la necesidad ni siquiera la con-
veniencia depretenderlo en total, sino parcialmente en form tal que
se ajuste a nuestros hibitos y que no perjudique violentamente la
cxtructura actual del libre comercio, tornAndose todo en un con-
trasentido.
VEn lo referente a Verduras Fariniceas el consume promedio de
libras al afio por persona es mayor en 125 libras que el sugerido por
la diets del Dr. Axmayer de 620 libras.
En 1939-40 produjimos 3,282,970 quintales de guineos verdes,
1,079,090 quintales de platanos, 1,031,600 quintales de batata,
427,070 quintales de yautia, 13,810 quintales de papa y 1,102660
quintales de otras verduras farinaceas.
Francamente no nos atrevemos a aconsejar a nuestro pueblo
que utilice menos verdura. La raz6n sencilla es que para los cam-
pesinos especialmente no hay nada mis barato y pr6ximo.
El arroz y la marina de trigo que nuestro pueblo consume en
grandes cantidades, especialmente el primero gue es el plato tipico
son yerbas farinaceas, el uso de las cuales seria innecesario de adop-
tarse ]a diet que venimos considerando. "Cada persona come anual-
mente alrededor de 210 libras de cereals de las cuales 144 son de
arroz y 501/2 de trigo. De los 2,690, 600 quintales de arroz que con-
sumi6 Puerto Rico en el afio fiscal 1939-40, solamente produjo 64,
360 quintales. De los 214,000 quintales de maiz que se consumen
en el afio unos 48,000 quintales se produce en el pais. Tambi~n
se import na u cntjidd de mais en forms d: ,lim0oett do gpsdo,








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


quue se aproxima a 400,000 quintales. Sobre la producci6n de arroz
ya nosotros hemos alegado en otro sitio que 6sta puede ser aumen-
tada considerablemente si se le prestara la debida atenci6n. Del
mazi el finico problema con que se confront es el t6cnico-de poderlo
conservar sin deterioro por much tiempo.
Seggin la dieta del Dr. Axtmayer el consume de Hortalizas debe
ser de 140 libras anuales por individuo; es de 531/2 libras o sea
que esta 661/2 por debajo. Debe producirse en adici6n y a la base es-
tablecida de una poblaci6n de 2,100,000 una diferencia de 1.816.000
quintales. En 1939-40 la producci6n de vegetables verdes frescos
fu6 de 576,190 quintales; en cebollas y ajos 10,000 quintales. La
verdad sobre las hortalizas es que nuestro pueblo no gusta de ellas
generalmente. El campesino siembra lechuga, repollos, tomatoes,
etc. pero no los prueba. La acci6n educativa. debe dejarse ver a
este respect.
Nuestra producci6n de legumbres: habichuelas, gandules, y
otras, en 1939-40 fu6 de 400,190 quintales. Habichuelas 192,490
quintales, gandules 157.220 quintales y otras, 50,480 quintales. El
consume de habichuelas es aproximadainente de 608,740 quintales.
En frutas produjimos un total de 2,080,670 quintales, fraccio-
nados asi: chinas 46,504,000 libras, guineos maduros 72,065,000
libras, toronjas 34,151,000 libras, otras frutas frescas 55,346,000
libras.
El consume de azicar en Puerto Rico en 1939-40 fu6 de 1,440,
000 quintales. De cafe, 155,000 quintales.
Nuestra producci6n de manteca para el afio 1939-40 fa6 de
10,740 quintales.
En huevos la producci6n en 1939-40 fu4 de 74,520 quintales.

La situuaci6n que revela este studio express series dudas en
cuanto a la factibilidad de vulgarizar la dieta formulada por el Dr.
Axtmayer. Sin embargo, lo evidence es que alguna media que pue-
da sobrepasar de la etapa de teoria debe tomarse en definitive pa-
ra garantizar a nuestro pueblo un sistema alimenticio mis o mcnos
uiniforme. En ese sentido el esfuerzo del ilustre qufmico debe ser
reconecido en today sr trascendencia.
La miseria del que recurre al ventorrillo o la plaza del merca-
do en busca de un g6nero y regresa al hogar con otra cosa distinta,
demand que se le dedique la atenci6n que su importancia proclama
a todos los vientos.
Notas: (1) Estudio del Dr. Frank Pic6, sobre La Norma en lo
Producci6n de leche en sons Metropolitana -Almanaque
AmdaJ 19",








LA BATALLA POR LA PRODUCTION


(2) Los datos de Producci6n local derivan del censo de 1940;
son los mas completes que existen.



LA LEY DE LAS 500 ACRES

Recordamos el period hist6rico 1924-40. Periodo de agonia y
de inercia cfvica.
La mayoria de nuestros politicos, parecia que estaba absorta den-
tro del errado concept de la glorificaci6n. -j La gloria del poder!
SEl poder! 4 Hay algo mfs daflino que el poder en manos de un
hombre confundido? La frase de "Ia patria es una sarandaja" es
una Lerencia de entonces. Capitulo hist6rico durante el cual las
paginas centrales de los peri6dicos venian atestadas de anuncios
de subastas del gobierno sobre las propiedades (fincas y hogares)
de los pobres contribuyentes que no podian pagar sus deudas al
fisco. CuAntos las perdieron finalmentel Epoca en que los obre-
ros desfilaban en largas marchas de hambre con banderas negras
por las calls de los pueblos.
Conocimos aquella crisis: de escolar, de empleado, de comer-
ciante detallista. Resaltaba la negligencia de parte de los lide-
res que se alternaron en el usufrito del gobierno durante aquellos
16 afios, en que a no haber sido por la aparici6n de la ayuda direc-
ta de la PRERA y de la indireeta de la PRAA, la miseria hubiese
estallado en desorden, sin duda alguna.
SPero hubo hombres que no sucumbieron al derrotismo, en las
ideas, que persistieron en la defense de sus criterios sociales. Don
Benigno Fernandez Garcia, fue uno de ellos.
Asi que, cuando fu6 elevado a la curul de Procurador General,
don Benigno pens6 lo primero en ayudar a conjurar una de las cau-
sas mfs remotas de la crisis haciendo cumplir la ley de las 500
acres, cuyo abandon habia permitido latifundios. a granel.
Nosotros tambien crefamos en la reform agraria. Y veiamos
con tristeza c6mo la organizaci6n obrera de entonces- LA FET)E-
RACION LIBRE DE LOS TRABAJADORES DE PUERTO
RICO- se obstinaba en combatir la promulgaci6n de la ley de los
500 acres, atada como.venia dicha entidad obrera a intereses poli-
tico-partidistas.
Presidia, a la saz6n, la Uni6n Agricola de Santa Isabel, el
lider obrero Rogello Guzmin; y se iba a celebrar una convenci6n
de todas aquellas. Nosotros vimos aproximarse la oportunidad de
oro y no la desaproveeciamos.








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


Redactamos una vibrant resoluci6n en abono del cumplimiento
de la Ley de las 500 acres y en respaldo categ6rico de la political
agraria de Fernandez Garcia, como Jefe 'de Justicia, que entrega-
mos a Guzmfn en su condici6n de president de la delegaci6n obre-
ra de Santa Isabel con encargo de prohijaria y defenderla a bra-
so partido en la convenci6n.
Guzman, que estaba identificado con el issue, di6 cumplimien-
to a su promesa y la Convenci6n General de Uniones Agrarias, etc.
etc. de la Federaci6n Libre aprob6 el respaldo pfiblico.
Unos dias despu6s apareci6 la informaci6n en la prensa, dada
a regafiadientes, a juzgar por el texto de las declaraci6n al efecto
autorizado por los lideres federa'cionistas. Fernandez Garcia, tenia
ya respaldo obrero.
Hasta hace poco conservamos una carta en que Fernandez Gar-
cia nos expresaba sn agradecimiento por nuestra cooperaci6n. (El
que interest verla puede localizarla en los archives del Departa-
mento de Justicia correspondiente al afio 1938, si estamos correctos.)
Despu6s, afios despues se cre6 La Autoridad de Tierras para
instrumentar la Ley de las 500 acres.
Y nosotros vislumbramos la reaparici6n de miles de nuevos
pequefios terratenientes.

LOS BOSQUES Y LA LLUVIA
(Reproducido de "EL MUNDO")

Persistimos en la defense de la tesis de que los bosquues no
solamente conservan la humedad que mantiene uniforms las corrien-
tes de agua, sino que contribuyen a la caida de lluvia. Consideramos
que el pueblo de Puerto Rico tiene derecho a que se le faciliten
todos los elements de juicio -necesarios para poder former una
opinion definitive sobre el asunto.
En adici6n a los datos incontrastables originados en el Mapa
de Lluvia de 1944 ya aportados por nosotros para sefialar la ocurren-
cia de mas lluvia en las regions forestales de P. R., podriamos pre-
sentar numerosos juicios basados en la experiencia pe'rqnal de agri-
cultores encanecidos en la brega del agro. AdemAs, ali esta el hecho
mismo de que dos de los distinguidos compatriotas que han interveni-
do en la parte negative del examen del tema, han admitido que los
bosques influyen en la precipitaci6n pluvial, al expresar: uno dC ellos
que "no influyen sustancialmente", (lo que significa que no inflayen
principalmente, pero que lo hacen en algtin sentido) y el otro que
studios practicados (en el continente' en cuencas despobladas do
irboles indican una leve disbmiUucn C do l URvia,








LA BATALLA POR LA PRODUCTION 35

Y para concluir, abora preguntamos: j Se ha llevado a cabo en
alguna fecha, investigaci6n alguna para determiner -i Iase de nues-
tro clima, formaci6n topogrifica y demAs condiciones de geografia
Fl relaci6n de los bosques con la lluvia? Pueden aplicarse asi, por
arte de magia, a Puerto Rico los resultados de experimentaciones
realizadas en un clima donde los largos meses de invierno acumulan
dia tras dia grandes masas de hielo que al derretirse con la llegada
de la primavera se convierten en agua y causan las inevitable inun-
daciones ya conocidas? I Es la evaporaci6n en el mAs nortefio pueble-
cito de Maine la misma de Coamo, por ejemplo, para la misma fecha?
El pueblo de Puerto Rico necesita conocer la verdad a base de
studios sobre su propio terreno. El que habla siente la satisfaci6n
de poder decir, que sin estimulo ni cooperaci6n, ha hecho lo que
humildemente le ha sido factible en esa direcci6n .


-LA COMPRA DE LA GUAYANA HOLANDESA-

En enero 12 del pasado afio el periodista Antonio Pacheco Pa-
dr6 public en El Mundo un extenso articulo sugiriendo la compra
de la Guayana Holandesa (15 veces mayor que Puerto Rico, con
una poblaci6n de 100,000) para ser poblada por puertorriquefios.
Antes de publicarse la sugesti6n del senior Pacheco Padr6, co-
mo dos afios antes, ya nosotros habiamos comentado la misma idea
entire otros, con el escritor Paniagua Picazo y el Jefe de Inspectores
de Colecturias del Departamento de Hacienda senior Jose Morales
Col6n. Nos sorprendi6 pues. agradablemente, la acci6n publicitaria
del representante por el A. B. C.
Es una verdadera pena para Puerto Rico que la sugesti6n no
haya sido recibida con el entusiasmo popular que demandaba su
trascendencia. Mucho mas sorprendente fu6 la actitud fria e in-
comprensible de los centros giibernamentales.

FRENTE A LA MECANIZACION DE LA INDUSTRIAL
AZUCARERA: i FABRICS!
Protesta obrera en las Colonias Cortada y Chard6n de Santa Isabel.

(Reproducido de "EL DIA"

La adaptaci6n de un ap6ndice para desyerbo a las maquinas
de arar ha sotivado. tin fperte moyvimiento de protest obreril en
.Wrjf s Sjep 4ai .Wazcaeras de LIce 8; Co., 4e ests jurijdici6n. El








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


movimiento se ha mantenido durante mas de quince dias y no da
trazas de terminar.
En la Colonia Chard6n, de unas 600 acres, viven alrededor
de 300 trabajadores agricolas, de cuyo nimero unos 100 obtenian
su sustento de la faena del desyerbo en un promedio de 40 horas
semanales con un journal diaro de $2.66, equivalent a $13.30 por
los cinco dias. DespuBs de introducido el desyerbo mectnico a los
obreros se les redujo el nimero de dias de trabajo a uno o dos por
semana.
Segin nos inform el Secretario del Sindicato Azucare-
ro, filial de Santa Isabel, el Sr. Pedro J. Bricefio, una miquina des-
yerbadora, realize una faena de 15 acres diaries, en tanto que un
obrero no puede hacerla de mas de media cuerda, Siendo asi, la des-
yerbadora represent 30 obreros, y su labor puede calcularse por
un valor de $19.80 al dia. El gasto que ocasiona la desyerbadora, nos
informa el Sr. Bricefio, puede trtazarse en $3.51, salario del ma-
quinista y $1.65, cost del aceite Diesel que la maquina consume;
en total $5.16. Si a la prActica del desyerbo mecinico se afiade el
tacito del uso del yerbicida, que sin embargo de extirpar la mala
yerba, reduce en un 25 por ciento la producci6n de caria, la meca-
nizaci6n de la industrial azucarera dejari un ampl'id margen de com-
pleto desempleo, al cual habri que prestar atenci6n inmediata y
adecuada, de acuerdo con lo que tambien nos inform el Sr. Brice-
no.
En today la jurisdicci6n de Santa Isabel, el Secretario del
Sindicato Azucarero local, estima la existencia de unos 2,000 tra-
bajadores desempleados como resultado de la desyerbadora y el
yerbicida, si bien en varies colonies azucareras los administradores
se las han arreglado para afectar de la menor manera possible la si-
tuaci6n de los labradores. En la Colonia Centro-Cortada se nos in-
forma que hay mis de 500 trabajadores sumados al movimiento de
protest contra las miquinas de desyerbo.
De la Colonia Chard6n estuvieron hablando con nosotros
los siguientes obreros en protest: Francisco Col6n Morales, con
residencia y laboreo constant en dicha liacienda durante mas de
16 afios, casado y padre de familiar; F6lix Alicea. con 17 afios de
laboreo constant en el mismo luar; y Adolfo Santiago, con 15
alios de residencia v laboreo. casa'". nadre de 5 hijos.
El Conciliador Insular de Relaeiones del Trabajo, Sr. Verdiales,
se person en la zona hace unos dias y estuvo observando la situa-
ci6n, pero los trabajadores alegan que l1 s'61o consigui6 del natro-
no una proposici6n en el sentido de darles a los hombres del des-
yerbo dos dias de trbaJo pcmanales, oaundo hPbiert trbajo. A









LA BATALLA POR LA PRODUCTION


esto los parados replican que la proposici6n seria de dudosa facti-
bilidad y cumplimiento puesto que el uso continuado de tanto la md-
quina de desyerbo como del yerbicida siempre llevaria su obliga-
ci6n tan adelantada a ellos que en la prActica no sobraria oportu-
nidad para los brazos de care y hueso.
'* *

EXPROPIACIONES Y LATIFUNDIOS

Expropiar empresas agricolas particulares, de residents,
que esten produciendo a toda capacidad, empleando brazos, apor-
tando millones al Tesoro, limitadas en sus ganancias por el tribute
sobre in resos y'en su liquidaci6n por la ley de herencias, bien pu-
diera resultar en una operaci6n econ6mico-social del peor estilo y
desanimadora.
Pero expropiar grades extensiones'de terreno, que perma-
necen sin cultivar en un, alto promedio porque sus duefios son perso-
nas adineradas que no necesitan lucrarse de las mismas, serfa una
prActica altamente convenient en muchos pueblos de ]a Isla don-
de radican vecindades rurales casi asfixiadas dentro del circulo de
latifundio inh6spito e indiferente.
Somos muy pequefios territorialmente para permitirles ese
lujo a ciertos ricachos distraidos.






















Aspecto Industrial

Si el gobierno confront problems insuperables en
la operaci6n de sus industries, transfi6ranse a la ini-
ciativa privada. Pero continiese creando mas de 611as.








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


El estado de pobreza de nuestro pueblo hace imperative la
fundaci6n de muiltiples industries de medians capacidad y ubicaci6n
distribuida que absorvan el mayor ni~mero de brazos Las plantas
gigantes semigubernamentales estAn justificadas por ahora en em-
presas tales como el cemento, la cristaleria y la eventual de sideriir-
gica o. hierro, porque aunque requieren gran inversion en equipo
e inteligencia tmcnica que no puede ser resarcida con beneficios ex-
cepto por la producing en masa, en 6stas media el hecho halagador
de contarse localmente con la material prima indispensable, cuya
incidencia compensa en la etapa de la extracci6n mineral la deficien-
cia del personal human motivada por la maquinaria.
Ya poseemos mas de 1800 industries de variada naturaleza. Hay
ambiente para muchas nuevas de orden agricola, mineral y misccla-
neo. Entre 6stas miscelineas, resalta la del turismo interior. La
belleza panorAmica, la brisa fresca, son articulos de much con-
sumo para el espfritu.

-El Banco de Fomento-

Para estimular con ayuda financiera a los inversionistas in-
dustriales privados, la present situaci6n de gobierno di6-vida a la
idea del Banco de Fomento Industrial, concebida originalmente por
el ilustre compatriot Don Vicente Le6n Jr..Secretario General de
la Asociaci6n de Industriales de Puerto Rico.

Hemos oldo del caso de un conocido industrial que no tuvo
exito con el Banco de Fomento por la demasia de las garantias co-
laterales exigidales para un pr6stamo que sin embargo logr6 de un
banco particular.


LA INDUSTRIALIZACION DE PUERTO RICO.
(Reproducido del "FLORETE "Dic. 1944)

Con el suceso comicial de noviembre 7 se ha perfilado defini-
tivamente, sobre la disipante penumbra de atavico derrotismo, un
diLfano horisonte que propicia el ejercicio de la inventive puerto-
rriquefia. Si gota vital, nuestra inventive ya no tendra que traspa-
mar el filtro evaporante de los intereses creados. Si embri6n, no








LA BATALLA POR. LA PRODUCTION


tendri que natimorir a estilo del polluelo cuyo d6bil pico no pudo
romper el cascar6n endurecido a causa de la mano impertinente que
en el d6cimoctavo dia os6 levantar a la gallina haciendo escapar
del nido el calor himedo que posibilita el trance de la natividad.
Filtro evaporante y calor hfmedo que en el ambiente de las ideas
significant algo mAs hondo que la mera trasformaci6n de la gota de
agua, o que la mera omisi6n de la vida de un ave. Antes, agonia de
querer avanzar sin lograrlo, porque los sefiores feudales 'escribie-
Ton sobre el escudo a la puerta del castillo que inaugura sus do-
minios una sentencia dura que es pavor a la esperanza: "Prohibido
Pasar'.
Consideramos, pues que ahora -rotos los cerrojos de la puerta
del castillo secular- la potencialidad creadora puertorriquefia dis-
pone de un amplio campo para moverse y producer.
En lo spiritual poseemos de antiguo los elements esenciales
que sugieren la cultural, pero en forms tan abirragada, incoherente
y confusa, en cie;tos casos alarmantes, que a veces nos interroga-
mos si procede aplicarle otro nombre en que quepa sin reserves men-
tales nuestra intense sed de lo infinite. Pero enseguida recordamos
con nna notable escritora peruana que cultural no es, "per se", ni
aprendizaje, ni magisterio, ni doctorado, sino actitud, actitud, ten-
dencia, acci6n. Conduct? La hip6tesis razonable nos devuelve al
bohio (ioh 1940!), a donde el jibaro de pura cepa, para llamarle
compafiero. Sean para 61, h6roe de todas las jornadas victoriosas,
Svaso de todo los sufrires, la lecture, el arte, el recreo. Para 61, a
crear!
En lo econ6mico, ya vamos caminando a pass ripidos que se
presume correran parejos con la magnitude y la eficacia. La Auto-
ridad de Tierras cumple su misi6n de destruir el latifundio y de
crear fincas de beneficio proporcional, asi como de liberar al agrega-
do. La agriculture de frutos menores solo espera la irrupci6n
en nuestro medio de un 6mulo de Luther Burbank que desarrolle
nuevas variedades de plants y que exonere el guineo, la batata la
yautia, de tanta amenaza como les asedia. IA ver!, donde estA
de nuestros agr6nomos, el samaritano de la especie easi extinta de
los mafafos?
Pero sobre toda otra empresa, interest la de la industrializaci6n,
tan desacreditada antafio por los mediocres, que como los id6latras,
s61o pueden career en lo que ven. "En mi vida, nos decia honestamen-
te un lider oposicionista, "yo nunca habia tenido la oportunidad de
conocer los datos que sobre nuestra potencialidad industrial, usted
aboia me aport".








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


i Datos que no eran nuevos sino extraidos de informes oficiales
localizables en bibliotecas!

LA COMPATIA DE FOMENTO INDUSTRIAL
La Compafiia de Fomento Industrial -en nuestro concept
una dc las creaciones mis hermosas de la present situaci6n de
gobierno- ha venido siendo removida por las convulsiones de la
opinion pdblica que estd pidiendo acci6n, much acci6n y difundida.
Nosotros no vamos a intervenir en controversial. Sencillamente
ratificamos nuestra ya mohosa creencia de que Puerto Rico puede
y tiene que ser industrializado de la manera mis intense y barata
que sea possible.
A un elevado costo, la Compafiia de Fomento Industrial ha
podido levantar tres industries y ampliar una duarta. Nos referi-
mos a las de Botellas, Cart6n, Cerdmica, Cemento. Ultimamente
ha estado facilitando diriero para las plants fisicas de industries
nuevas.
Mientras tanto, los siguientes pueblos-cuyo ndmero de industries,
mayormente chinchales, puestos de reparaci6n de zapatos, panaderias,
tambi6n estamos dando esperan la hora de su turno industriali-
zador conforme a sus necesidades de desempleo y riqueza potential
tlpica: Adjuntas (12); Aguada (5); Aguadilla (45); Aguas Bue-
nas (23); Aibonito (9); Afiasco (5); Arroyo (12); Barceloneta (9);
Barranquitas (5); Cabo Rojo (32); Camuy (11); Carolina (6);
Ceiba (2); Ciales (10); Cidra (7); Comerio (11) Corozal (6) Do-
rado (5); Guinica (8); Guayama (32); Guayanilla (18); Gurabo
(10); Hatillo (4); Hormigueros (5); Humacao (21); Isabela (11);
Jayuya (14); Juana Diaz (18); Lajas (7); Lares (9); Las Ma-
rias (2); Las Piedras (5); Loiza (10); Luquillo (2); Manati (28)
Maricao (1); Maunabo (7); Morovis (11); Naguabo (10); Naran-
jito (6); Orocovis (4); Patillas (12); Pefiuelas (7); Quebradillas
(15); Rinc6n (8); Rio Grande (10); Salinas (11); San German
(22); Santa Isabel (10); Toa Alta (5); Toa Baja (5); Trujillo
Alto (2); Vega Alta (14); Vega Baja (13); Vieques (2); Villalba
(9); Yabucoa (12).

NOTA:
Escrito lo anterior, la Compafiia de Fomento Industrial ha
motivado varias noticias interesantes: la inauguraci6n de la fibrica
de zapatos en Ponce, la inminente de la de ceramica en Carolina, el
financiamiento de una f6brica de products farmaceuticos y de otras
de articulos de loza. Hay una noticia que parece controversial, no






MAPA DE LA RIQUEZA MINERAL DE PUERTO RICO


ORO.-Comercial. Los intentos de explotaci6n han fracasado a
falta de una previa investigaci6n de la consecuencia de la
concentraci6n de la riqueza. El autor crec qte vale la pe-
na practical tal studio.
MANGANESO.-Vale la pena un studio complete de la conse-
cuencia de este mineral en las zonas dondc aflora; especial-
mcnte en Juana Diaz y Adjuntas.
HIERRO.-Comercial. Nuestra mayor riqueza mineral radical
en el hierro.
MARMOI.-Comercial. Expp'otado en pequefiisima escala. El
marmol de Maricao es de ]o mIjor en consistencia.
COBRE.-Vale la pena estudiar el cobre. E! autor sabe de una
regi6n donde varias muestras dieron un promudio de $70.00
por tonelada en cobre y oro.
PIRITA.-Vale la pena estudiarla a fondo.
PLOMO y ZINC.-Vale la pena estudiarlos.

YESO.-Hasta la feclia solo se ha dado con pcquefios hallazgos.

ARENA SILICEA.-Comercial. Esta siendo explotada en la fa-
bricaci6n de vidrio.

KAOI.IN.-Ha sido usado en la fabricaci6n de vidrio. Pocos va-
cimientos.
BARITA.-Pequefios yacimientos ymuchos cantos rodados. Ha
sido utilizada en ]a fabbricaci6n de vidrio. Debe estudiarse
a profundidad.


-h ,, -~- ~C ~








ROCA CALIZA PARA CEMENTO.-Bajo expplotaci6n en San
Juan y Ponce. Gran reserve.
ARCILLA PARA TEJAS Y LADRILLOS.-Comercial. EstA
siendo explotada. Gran reserve.
TIZA.-Grandes yacimientos. Sin explotar.
Se localizan otros minerales como plata, .inabrio, platino, es-
tafio, grafito, pero en cantidades muy pequefias hasta la fecha.
Los puntos marcados en las costas norte y sur-Manati, etc.,
y Santa Isabel, etc.-sefialan las zonas done se presentan las
migs fuertes posibilidades de la existencia de petr6leo, segin in-
formaci6n de la Compafiia de Fomento hecha pfiblica en los dia-
rios y seg6n comentarios recogidos en la costa sur.








LA BATALLA FOR LA PRODUCTION


obstante: la del Hotel Hilton-Caribe. & Qu6 beneficio obtendri el
jibaro de esa negociaci6n?
En la Compafiia de Fomento Industrial estan cifradas las
mas caras esperanzas del Pueblo de Puerto Rico, sin embargo. Y
hay que cooperar de buena fe con ella.



LOS RECURSOS MINERALES POTENCIALES DE LA ISLA
(Reproducido de EL MUNDO, oct. 1, 1946)

B. Berrios Rodriguez hace un andlisis de su existencia como possible
aportc a la lucha insular por la producci6n.
El Secretario del Instituto Geol6gico y Mineral6gico de Puer-
to Rico, senior Brigido Berrios Rodrigues, nos envia el present
comunicado:
"En vista de su estrecha familiaridad con el tema de "La Ba-
talla por la Producci6n", que ya liemos desarrollado globalmente
para este peri6dico, y a fin de que, adicionalmente, nuestro pdblico
se entered de los resultados de los studios preliminares de varias
de las multiples potencialidades de la Isla, juzgamos oportuna la
reproducci6n de un trabajo que el afio pasado remitimos al Pre-
sidente del Senado y al cual dicho compatriota hubo de prestar la
adecuada atenci6n:

"La Industrializacidn de Puerto Rico y nuestros recursos Minerales".
Fomentar la industrializaci6n en grande sobre un medio geo-
grafico tan limitado como el de Puerto Rico -cual es la decision
reconocida del gobierno- constitute, ciertamente, una empresa te-
meraria, pero inapazable en gracia a las necesidades que crea el
exceso poblacional; prometedora considerados los elements brazos
y demand, y embellecedora, frente a la ansiedad por lo sublime
que invariablemente preside todo afan creador.
Para la industrializaci6n dispone nuestra Isla, especialmente,
de dos fuentes de material prima; la agricola y la mineral. La pri-
mera formada de products y residues, ya ha sido objeto del enfo-
que de los t6cnicos, (1) Nos concretaremos en esta ocasi6n -infor-
mes, studios, analisis, hip6tesis, conclusions cientificas a mano-
al asunto de la material prima mineral.
De nuestra riqueza minera actual -salinas, canteras, estable-
cimientos de cal y arcilla, fMaricas de cemento- s6lo la sal, la pie-
dra y la arcilla fueron trabajadas, con relative intensidad, en el pa-








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


sado. El cemento, cuya producci6n objetara el gran ge6logo doctor
Howard A. Meyerhoff, ha sorprendido por su gran auge commercial
SEn qu6 forma esa riqueza estr en trance de ser reforsada y
podrA seguir siendo reforzada con la aportaci6n de la riqueza po-
tencial que aguarda por la intervenci6n del artifice para trasfor-
marst en instrument de subsistencia y de arte? VeAmoslo a traves
de una rApida recopilaci6n de datos como sigue:
La riqueza mineral potential de Puerto Rico consiste de oro de
placezes, aluvi6n y filones en Luquillo, San German, Barranquitas.
Corozal, Utuado, Guayama; dep6sitos de maganeso en Juana Diaz,
Adjuntas, Lares, Las Marias, Aguada, Corozal; hierro en Maya-
guez, Juncos, Humacao, Ponce, Arroyo; cobre en Naguabo, Moro-
vis, San German, Aguada, Corozal, Comerio y Ciales; pirita en
Arecibo, Utuado, Lares, Adjuntas, Guayanilla; plomo y zinc en
Guayama y Ciales; pequefias cantidades de yeso en Lajas y Pon-
ce; enormes dep6sitos de arena silicica propia para la fabricaci6n
de vidrio en la costa norte, en Barceloneta, Dorado, Manati, Vega
Baja, Arecibo y Carolina, y en el este, en Yabucoa; mArmol en Jua-
na Diaz, Trujillo Alto y Toa Alta; pizarra en Las Marias; barita
en Ciales, Lajas, Cabo Rojo y Coamo; roca caliza adecuada para
cemento en Catafio, Aguadilla y Ponce; enormes dep6sitos de arci-
Ila para tejas y ladrillos en San Juan, San German y Ponce
miles de toneladas de caolin para articulos de porcelana en
Aguas Buena, Barranquitas, Orocovis; numerosos chorros de agua
mineral; y por tltimo petr6leo, cuando menos bajo las aguas cercanas.
Pormenoricemos un poco para hacer mas comprensible el sta-
tus de nuestra potencialidad mineral en los casos de razonable ren-
dimiento commercial.
"Hasta donde podemos calcular con los datos de que dispo-
nemos, los espafioles extrajeron aproximadamente el equivalent
de 50,000,000 en oro de nuestro rios y placeres", se afirmaba en
la asamblea constituyente del Instituto Geol6gico y Mineral6gico de
P. R. "Los archives demuestran -traducimos del informed del Ne-
gociado de Minas sore los Recursos Minerales de Puerto Rico, afio
1941- que en los primeros dias de la coloniazaci6n, considerable
cantidad de oro fue recobrada de los rios de Puerto Rico. Datos
de los afios del 1509 al 1536, inclusive, fijan la parte del Rey (1-1'5)
en 235,053 onzas. Esto arroja una producci6n de 1,175,000 onzas, y
si se consider la proporci6n que eludia el pago de la participaci6n
real, la producci6n total durante el perido montaria filcilmente, a
1,200,000 onzas, que al precio actual del mercado tendria un valor
aproximadamente de $42,,00,000,








LA BATALLA PORI LA PRODUCTION


"Despuns de 1536 -continuamos con el mismo informe- la
producci6n decline y asi ha continuado hasta el presente... La ma-
yor parte de ese oro parece haber procedido de los distritos de Co-
rozal, Luquillo y San German".
"La presunci6n natural seria que un pals que ha producido tan-
to oro debiera seguir ofreciendo posibilidades de explotaci6n. Sin
embargo, tal presunci6n puede prestarse a error. La experiencia en
otros sitios demuestra que los adelantados espafioles eran excelen-
tes investigadores y mineros, quue apenas dejaban escapar nada que
las facilidades mineras y metalilrgicas en boga pudieran aprove-
char. Que ese es tambi6n el caso en Puerto Rico lo indican various
intentos infructuosos para lavar oro en la vecinidad de Corozal.. "
"Sin embargo, decir que no hay posibilidades de dep6sitos de
oro de placeres en Puerto Rico, seria saltar a conclusions. Por
ejemplo, en las parties bajas de los rios que bafian los distritos de
Corozal-Naranjiito-Barranquitas, Luquillo y San German, existen
grandes cantidades de cascajo. Las condiciones alli son tales en
relaci6n con la cantidad de agua que es prActicamente seguro que
los mineros espafioles nunca las trabajaron".
"Otras posibilidades de oro de placeres radican en los terre-
nos arcillosos de la region Barranquitas Naranjito-Corozal, una
secci6n de los cuales, ha 'sido trabajada por una compafiia... La
falta de un medio para desintegrar el barro, que no rompe
con los m6todos usuales de la mineria, constitute el problema del
rescate del oro en esta secci6n... El resultado de dos pruebas ve-
rificadas en el proyecto fu6 tan satisfactorio que se disefi6 una
plant para la producci6n requerida, estimandose que la misma
desintegraria el barro y recogeria el oro... Este provecto eventual-
mente hallara un patrocinador, ya que la explotaci6n depend del
problema t6enico de desintegrar el barro... (2)
Oro de filones ha sido localizado en Guayama, Luquillo, Utua-
do, Corozal, San GermAn, Barranquitas. Sobre este uiltimo dep6sito,
el informed de que venimos extractando dice: "Sin embargo, el tama-
fio de la vena y su continuaci6n por alguna profundidad, harian del
prospect una mina commercial .
A pesar del anterior criterio general, sabiamente conservador
del Negociado de Minas, hay opinions en el sentido de que los colo-
nizadores s6lo.pudieron extraer como una cuarta parte de la totali-
dad de nuestra riqueza aurifera y de que la futura explotaci6n del
preciado metal podria former un negocio lucrative. Sea como fuere,
nos consta su presencia en regions de Barranquitas. Hemos gabe-
teado en las quebradas de ciertos barrios alli. La falta de equipo
apropiado -que no es tan costoso como parece- mantiene estancada
ra situaci6n del oro en aquel punto y en los demfs.









BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


Sobre el manganeso cabe informer que del 1916 al 1989 la Atlan-
tic Ore Company oper6 una industrial en Juana Diaz, con una pro-
ducci6n aproximada de 2,500 toneladas anuales. Las Marias, Adjun-
tas y Aguada son fuertes prospects que merecen la atenci6n del
industrial.
En la monografia "La Geologia de Puerto Rico", del doctor
Meyerhoff, se lee que la region de "Las Mesas". de Mayaguez, ha
sido separada como una de las reserves subsidiaries mundiales de
cromio. El tonelaje potential de este dep6sito de hierro no es cono-
cido, pero los estimados que del mismo se han echo fluctfan de
430,000,000 a 200,000,000 de toneladas. Se extiende el dep6sito
sobre un Area de cerca de seis millas de largo por various miles de
pies de ancho. En el distrito Juncos-Humacao existe otro dep6sito
al que --de mejor calidad que el de Mayaguez- se le estiman 250,
000 toneladas por cada 100 pies de profundidad. En Ponce, en el
barrio Tibes, y en Arroyo tambien han sido localizados yacimientos
de herro.
En cuanto al mirmol, del que existen variedades muy hermo-
sas, se ha expresado la opinion de que nuestras canteras lo con-
tienen en cantidad suficiente para mas de 500 afios'de explotaci6n
commercial. El mas important de los dep6sitos radica en Juana Diaz.
LAstiina que enormes cantidades de este mirmol hayan sido utili-
zadas en el empedrado y afirmado de carreteras y calls. jEra que
no habia otra piedra a mano? Las tumbas de nuestros pr6ceres, h&-
roes y poetas, las plazas de nuestros municipios, la arquitectura en
general, estan urgiendo monumentos y retoques artisticos. Nosotros
sabemos -y asi lo hemos predicado- que el sabado se hizo para el
hombre; que el diamante es un valor negative ante la sed del beduino
en el desierto. Pero, ,no hubiera sido nias bello tallar el bloque
que tratarlo a martillo? Por fortune esa misma es la tendencia que
!a ideologia en boga demand que prevalezca y el mArmol serA con-
sagrado a lo itil-bello de su destino.
La fabrica de cristaf, pr6xima a ser inaugurada, sefiala la uti-
lidad de las arenas siliceas que, esparcidas por casi toda la costa
norte, nos facilitan una material prima inagotable. En una sola Aerea
de cerca de 650 acres, en la vencindad del Lago Tortuguero, se cal-
cularon 2,600,000 toneladas de este material.
Los dep6sitos de caolin en Comerio y Barranquitas (3) po-
drian proveer para una fAbrica de porcelana, calculandoseles a los
mismos una capacidad de various cientos de miles de toneladas. Nos
consta que varias firmas del continent trataron de importer de ese
material, pero parece que el problema de embarque frustr6 el inten-
to. L Por qu6 no vislumbrar una industrial de ese genero en los do-
minios del ABC?









LA BATALLA POR LA PRODUCTION 47
El cobre es el mis diseminado de todos los minerales de Puer-
to Rico. Los lugares donde mas promete son Naguabo, Morovis, San
German. Aguada, Corozal y Comerio, ain cuando hasta la fecha
no se les reconoce importancia lucrative a los yacimientos.
Ahora, terminada esta revista de nuestra riqueza mineral, per-
mitasenos impartir un poco de justicia a los que con celo, preocupa-
ci6n cientifica y patriotism han hecho possible la posesi6n de estas
realidades. Un poco de justicia, porque ya estamos empezando a
palpar que sus chifladuras no eran otra cosa que talent. Menci6n al
fenecido senior William David Noble "martir y personificaci6n de
la mineria puertorriquefia, que di6 su vida y su fortune por el apos-
tolado", a los sefiores Ram6n Gandia C6rdova, Howard Meyerhoff,
doctor L. H. Britton, C. A. Ray, Santiago Claudio, Victoriano Pa-
gan, Martin L6pez Sanabria, Maria Campos, Nicolas Pagan, entire
otros cuyos nombres lamentamos no recorder, pero que deben ser
historiados igualmente.
La Compafiia de Fomento Industrial que dirigen los sefiores
Teodoro Moscoso, hijo y Rafael Fernandez Garcia, habrA de hacer
care de realidad el ensuefio de los cruzados; -Enero 23, 1945".
Desde que se prepare lo transcrito, various movimientos han te-
nido lugar en relaci6n con nuestra mineria en potencia. El dinamoco
minero Mr. Sields, president de la Puerto Rico Placer Corpora-
tion, hizo manifestaciones pfiblicas confirmatorias de nuestra apre-
ciaci6n sobre el oro. Un professor de la Universidad, el doctor Bird,
autoriz6 su monografia sobre nuestra riqueza minera potential. El
senior L6pez Sanabria, jefe que era del Negociado de Minas, redac-
t6 un brillante informed sobre el mismo problema. La Compafiia de
Fomento inaugur6 su fabrica de botellas y puso a caminar el pro-
yecto de su plant de cerAmica, ya a punto de producci6n. El Ne-
gociado de Minas fu6 suprimido por el Gobernador. La idea del
studio geol6gico de Puerto Rico ha ido aumentando su ambiente.
En relaci6n con la potencialidad oro, el prospector voluntario,
don Jesfis Luna y nosotros, hemos ampliado la zona aurifera, de cu-
yos hallazgos estan enteradas las fuentes cientificas correspondien-
tes. Pero de estos hallazgos no ha habido studios definitivos, pines
los analisis hasta ahora son contradictorios sobre rendimiento. Por
otro lado, leemos que la Puerto Rico Placer Corporation se presta a
la explotaci6n de las regions para las cuales se le ha concedido
la correspondiente franquicia.
La urgente necesidad del studio geol6gico a que nos hemos
referido resalta en el siguiente caso hist6rico: Hay una region au-
rifera debidamente estudiada y lista para ser laborada cuando al-
guien se decide a hacerlo. (El studio de la misma cost alrededor
de $25,000). El'Servicio Insular de Acueductos consider necesaria








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


la construcci6n de uno utilizando la misma quebrada cuyas aguas
serian imprescindibles para el lavado de unos centenares de miles
de d6lares en oro contenidos en la region. Los terratenientes afec-
tados desconocen substancialmente el asunto. Los amigos de la mi-
neria, incluso la entidad semi-piblica correspondiente, hacemos una
simb6lica resistencia al proyecto. Es obvio que el agua es mas im-
portante que el oro. Otro caso: No hay la menor duda de que tarde
o temprano el hierro de Las Mesas sera industrializado. Sin em-
bargo, sobre el cerro se ha levantado una urbanizaci6n in crescendo.
Y iltimamente: continfa siendo verdad lo que sobre el mal uso del
mrrmol expresamos anteriormente. De haber existido el studio geo-
16gico, tales ocurrencias hubiesen sido prevenidas, sobre calrulado
sabiamente el alcance total de nuestra ain parcialmente inc6gnita
riqueza mineral. (Claro que la causa motriz de estos males -la im
previsi6n- deriva de bien lejos en nuestra historic).
Item mis: De existir el studio geol6gico se podria anticipar
la localizaci6n de los acueductos, de los pozos profundos, qu6 terre-
nos dedicar a cada fruto, a bosques, ganaderia. Si hasta nodrian
facilitarse los trabajos de sanidad, ubicaci6n de nuevas urbaniza-
ciones y la tasaci6n de fincas risticas! Eso, segin nosotros lo en-
tendemos.
i La serrania estA ahi, incitante, ante nuestro ojos! Penetremos.

Notas:
(1) Entre otros, el quimico, senior Josi H. Ramirez. ha iubli-
cado en revistas tecnicas, numerosos studios sobre la material.
(2) Este caso del oro es el mismo que por via de argumenta-
ci6n -no de critica- mencionamos en el alegato por el estudio
geol6gico. El problema del oro en Puerto Rico es interesante. Los
espafioles s61o ptidieran extraer oro de placeres (de rios y que-
bradas). Por falta de equipo no pudieron hacer lo propio con el
oro de aluvi6n ni de filones. Investigaciones preliminares Ilevadas a
cabo personalmente por nosotros y el prospector nato don Jesds Lu-
na, corroboradas posteriormente por un eminente ingeniero de minas,
el senior Ray, nos Ilevan a la t6sis de que pueden enqers-se halague-
fios resultados si los studios se prActican adecuadamente. El pro-
blema consiste en determinar la riqueza lo mAs fijamentp possible v
luego cxplotarla con la mayor economic. Condo quiera, los indicios
justifican el intent.
(3) En relaci6n con estos dep6sitos de "caolin" de Barranqui-
tas existen contradicciones en los analisis. En todo caso el material
tiene utilidad para la fabricaci6n de pintura, tiza etc.








LA BATALLA POR LA PRODUCTION


(4) Como en algunos personas prevalece el caso error de que
hay que ser tecnico para discutir estos temas, vase una relaci6n de
los trabajos publicados por el autor durante los 6ltimos 16 afios
relacionados con el problema de la industrializaci6n o de nuestra
geologia:
"Rios y Charcos de Barranquitas". Primer Premio. "EL MUN-
DO", julio, 1929. Comentado por don Emilio del Toro Cuevas y
don Ram6n Gandia C6rdova.
"La Agricultura Portorriquefia". "El Imparcial", 1934.
"Riqueza Mineral", "El Imparcial", 1941. Comentado por don
Martin L6pez Sanabria.
"La Industrializaci6n de Puerto Rico", "Florete", 1944.
"Noticia de Inter6s General". "Florete", 1945.
(5) En cuanto al petroleo, los Iltimas noticias son de que po-
sitivamente en ciertos, regions de la costa norte, la geologia denun-
cia la prohabilidad de su presencia.



LAS RELACIONES DEL TRABAJO

En el negocio de la industrializaci6n tanto como en el de la
agriculture azucarera '-porque en la de frutos menores la accesi-
bilidad de los alimentos disminuye notablemente la importancia del
salario- surge de vez en cuando la alenaza que provoca el mal
funcionamiento de las relaciones obrero-patronales. Es axiomitico,
o sea indiscutible, que el trabajador debe devengar un buen salario
e igual trato. El constitute la mayoria poblacional e inequivoca-
mente debe poseer los medios adquisitivos que la civilizaci6n le se-
fiala. Pero pnr esa misma raz6n de su derecho que esta trabada al
movimiento del engranaje industrial, el obrero debe procurar que
lideres demag6gicos no lo eonduzcan a excederse en alegaciones
adjetivas o secundarias que provocan la represalia o la quiebra pa-
tronal en forma del cierre del taller, o mudanza hacia otro sitio.
i Recuerdese la intempestiva desaparici6n de la industrial del ci-
garro! TWngase en cuenta la quiebra en sendos talleres de costura.
No se puede ignorar, ni se debe intervenir bajo condiciones
mormalcs, con el poder discrecional y de iniciativa del patroro en
puntos que no perjudiquen el derecho moral -si, creemos en ese
derecho- del hombre de trahajo responsible. Por otro lado, el pa-
trono de coraz6n empedernido que no pensando mAs que en ihaer
dinero se o'lvida de que sus obreros son tan criaturas de Dios co-
mo e1, e intent explotarlos como a bestias es tan antisocial como








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


el trabajador que no fijindose en la bondad y la buena fe del pa-
trono que le cupo la fortune de encontrar, en vez de cooperar inten-
samente al progress del negocio se dedica a sabotajearlo y a mur-
murar. Capital y trabajo son dos factors inseparables; peru el
egoismo del uno o del otro, o de ambos, atenta en favor de la sepa-
raci6n. j Que sublime fu6 aquel dicho de un industrial: "Si mi in-
dustri:a no deja margen para que mis trabajadores vivan, economicen
y se sientan felices en el mismo grado que yo lo deseo para mi, que
desaparezca mi industrial! Y aquel otro de un obrero cuando se le
queria hacer coparticipe de una querella infundada contra su pa-
trono: "Si la Uni6n no me quiere, yo abandon el trabajo, me quedo
desempleado, pero yo no voy a suscribir una querella contra un
hombre que nos sac6 de la ociosidad obligada en que nos hallibamos,
para arriesgando su dinero, brindarnos la oportunidad de ganar-
nos sin mayor apuro, el pan de cada dia. i No, yo no firmo ese pa-
pel!"


-EL SALARIO-

Y hablemos ahora del salario. El salario en el obrero es lo
que el sueldo en el de la clase media, lo que la ganancia en el hom-
bre de negocios. El salario no es bueno porque sea alto o bajo; ni
es malo porque sea bajo o alto. El salario puede ser muy alto, y
sin embargo, malo; ser bajo, y sin embargo, bueno. Cuando el que
esto describe era nifio, el que trabajaba en la agriculture tabacalera
ganaba muy poco: veinticinco centavos y comida; eso si traba-
jando, de seis a seis. Con los veinticinco centavos, sin embargo, com-
praba los alimentos de su hogar para dos dias. Comparado con el
altisimo salario de hoy que a pesar de ello no rinde para nada,
aquellos veinticinco centavos eran mas dinero. Lo mismo podria
referirse en cuanto al sueldo del empleado y la ganancia del capi-
talista. No le presteis demasiada atenci6n a las pr6dicas sobre el
salario. Pelead si por las mejoras permanentes que significant lo-
grar una buena dieta, un hogar c6modo, la educaci6n de los hIjos
y tranquilidad de espiritu. El salario, o el sueldo, o la ganancia
que os permit ese lujo que no tiene nada que ver -oidlo bien-
con el much dinero cuando las cosas esian mis caras que el dine-
ro, es el buen salario. Claro que en el interin, hay que irse defen-
diendo, pero sin tanta fiereza.
Que el problema econ6mico de Puerto Rico tiene su agravante
en el hecho de que un pais eminentemente agricola y de condicioa
nes pastorales vive unnpatr6n de vida eminentemente industrial.








LA BATALLA POR LA PRODUCTION


ASOCIACIONES OPINAN SOBRE PROGRAM JP'
Reproducido de "EL MUNDO"

De Vicente Le6n, hijo, secretario general de la Asociaci6n
de Industriales de Puerto Rico:
"El Quinto Programa Econ6mico Preliminar de la Junta
de Planificaci6n, contiene a juicio nuestro, algunas recomendacio-
nes de especial importancia para la Industria. Recomienda la Jun-
ta que se le brinde la mayor ayuda posibl a la industrial del ron. Tal
ayuda es ahora muy urgente, si es que el Gobierno interest que este
sector industrial continue siendo principal fuente de ingresos del
Tesoro Insular. MAs apremiante alln es esta ayuda, si considera-
mos que se anuncian ya concesiones tarifarias en las importaciones
de rones cubanos en Estados Unidos, mercado que casi lo hemos per-
dido.
"La recomedada asignaci6n de $1,500,000 para el Plan de
Ayuda Industrial de la Compafiia de Fomento Industrial, es asimis-
mo una media plausible. No podemos abstenernos de comentar, sin
embargo, que tal asgnaci6n y las ya hechas, deben ser usadas con
tacto por la Compaffia de Fomento Industrial de modo que con los
dineros del pueblo, no se ayude a establecer industries continenta-
les que compitan luego, ventajosamente con industries parecidas que
ya estin funcionando aqui. Precisamente este aspect del Plan de
Avuda Industrial ha sido va sometido por nuestra Asociaci6n a di-
cha agencia gubernamental.
"Nos parece que seria oportuno que dentro del Programa E-
con6mico de la Junta de Planificaci6n se recomiende alguna asig-
naci6n especial para el Banco de Fomento, para ser usada exclusi-
vamente para pristamos pequefios a las industries del pais. Tal co-
mo funciona ahora el Banco de Fomento, dicha instituci6n nada fun-
damental ha hecho en los planes de fomento industrial, except al-
ginos pocos pristamos a grandes empresas industriales, las cuales
de todos modos hubieran recibido los mismos crdditos de bancos pri-
vados. Puede considerarse que hasta ahora el Banco de Fomento se
ha limitado a actuar casi exclusivamente como una agencia finan-
ciera del Gobierno para ayudar a financial a otras agencies e ins-
trumentalidades del Gobierno. Su prop6sto fundamental no se ha
cumplido, quizas porque la actual Administracifin del Banco no
esti identificada con los prop6sitos del legislator al crear dicha ins-
tituoi6n. Asignaciones especiales para prstamos industriales mo-
derados ban tenido notable 6xito en diversos Bancos Industriales
en la America Latina, especialmente en Venezuela. NQ yemos poPr
qu6 also poreasdo no puede baceae en PuOrto ait c'.








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


LAS INVESTIGACIONES PETROLIFERAS

Las investigaciones petroliferas, que bajo los auspicios de
]a Compafiia de Fomento Industrial, se estan efectuando en diver-
sas parties de la Isla preludian la posibilidad, no tan remota, del
hallazgo de yacimientos.
En Santa Isabel various obreros nos han hablado de manchas
de aceite que han visto en el curso de las investigaciones quf se
practican.
Nosotros damos este rumor como rumor al fin que puede ser.
Pero alentamos la esperanza de que el mismo pueda convertirse en
noticia.



LISTA INCOMPLETE DE INDUSTRIES DE PUERTO RICO

Abarca Inc., Sues. De; Maquinaria, Santurce
Amador Hnos. Inc. Fundici6n, San Juan
American Tropical Remedy Co.; Santurce, Medicinas
Banco de Ponce, Servicio Bancario, Ponce, San Juan
Banco Popular de Puerto Rico, San Juan, Caguas, Servicio Bancario
Barnes Sue. En Co. M. G. Vda. de, Alcoholado, Perfumeria, Santurce
Bechara Francisco; San Juan, Perfumeria, Alcoholado
Bernardini G.; Santurce; Bafles, Maletas
Bigas Sucrs, Juan, Ponce; Galletas Sodas, Reporteria, Panaderia
Bird Jr., Jorge; Fajardo, Cal Hidratada, Pinturas, Pinturas de Agua
Cabrer Juan, Inc., Ponce; FAbrica de Sombreros
Cabrera Ram6n; Bayam6n; Trajes para Nifios
Cabrero y Pietri; San German, Santurce, Muebles
Cafeteros de Puerto Rico, Inc., Ponce; Cafe Torrefaccionado
Castillo J. F., SAbana Grande; Pafluelos para la Exportaci6n
Central Roig Refining Co., Humacao; Azficar Refinada
Compaiifa Cervecera de Puerto Rico. Inc., Mayagiiez; Cerrvezas
Credito y Ahorro Poncefio; Ponce, San Juan; Servicio Bancario
Crown Beverages, Inc.; San Juan; Gaseosas
Destileria Serralles, Inc.; Mercedita; Licores
Eastern Sugar Associates; Caguas; Azfcar Refinada
FAbrica de Manteca Payco; Santurce; Helados
Helados "King", de Roberto Santiago; Ponce
Fancy Pants Mfg., Co., Inc.; Santurce; Pantalones
Feliciano Ice Service; Santurce; Hielo
Frigorifico Poncefio, Ponce; Hielo; Refrigeraci6n
palifianes Hnqs,; Santuirpe; Helados









LA BATALLA POR LA PRODUCTION


" 53


Gas Industries Inc.; Santurce; Oxigeno, Acetileno
Gautier Multigraphing Bureau; San Juan; Servicio de Mime6grafo
GonzAlez Pedro G.; Santurce; Alfareria
Hato Rey Sash And Door Factory; Hato Rey; Puertas y Ventanas
Imprenta Bazar Atocha; Ponce; Impresos; Papeleria
The Juvenilina Co., Ponce; Alcoholado, Medicinas
La Industrial Algodonera, Inc.; Santurce; Mattresses, Camisillas
Laboratories Terrier, Inc.; Hato Rey, Medicinas
L6pez Hnos., Sucrs. S. en C.; Hato Rey, Pastas Alimenticias
Luque y Fuertes; Naguabo; Gaseosas
Malgor & Co.; San Juan; Vinos
Martinez Arias & Co., Santurce; Ropa de Nifio
Miranda Hnos.; Santurce; Trajes y Pantalones
Mosaicos Balasquide; Ponce; Mosaicos
Muebleria Italiana; Ponce; Muebles
National Hat Company; Bayam6n; Sombreros de Fieltro
Nin Jos6 R.; Santurce; Cortinas (Toldos) Persianas Venecianas
Novas Mattress Co., Inc.; San Juan; Mattresses, Colchonetas, etc.
Ponce Candy Industries; Ponce; Dulces, Bombones, etc.
Ponce Cement Corporation; Ponce; Cemento Ponce
Ponce Soda Water; Ponce; Gaseosas
Porto Rico Container Corporation; Haato Rey; Envases de Cart6n
Puerto Rico Cement Corporation; San Juan; Cemento Portland
Puerto Rioc Distilling Co.; Arecibo; Alcoholados
Puerto Rico Glass Corporation; San Juan; Envases de Vidrio
Puerto Rico Iron Works; Ponce; Materiales para Industrias
Puerto Rico Tobacco Corp.; Bayam6n; Cigarros y Cigarrillos
Quifiones Alfonso; Ponce; Perfumeria
Red Star Mfg., Co., Inc.; Santurce; Botones para la Exportaci6n
Rodriguez E Hijos; Mayaiiez; Aguas Minerales
Rodriguez Inc., J. A. E.; Santurce; Ropa de Sefiores y Nifias
Rodriguez Torres Francisco; Bayam6n; Camisas; Pantalones;
Ronderos & Co., Emilio; Santurce; Pantalones; Camisas
Rovira Jos6 M.; Ponce; Galletas Soda; Panaderia; Reposteria
Santa Maria Inc., J. R.; Bayam6n; Gas Carb6nico; Oxigeno; etc.
Santurce Soda Water; Santurce; Gaseosas
Seven Up Bottling Co., Inc.; Hato Rey; Gaseosas
Sobrinos de Portilla, Inc.; Santurce; Fundici6n
SuArez Hnos., Inc., Angel; San Juan; Sombrero de Paja y Fieltro
Sue. Primo Delgado; Adjuntas; Muebles, hielo, panaderia
Supreme Needlecraft Co.; Cesar Irizarry; Trabajos de Aguja; Ponce
Tropical City Industrias, Inc.; Ponce; Cervezas
Isern & Co., L.; Caguas; Licores
Guerra y Gaudier, Torrefacci6n Cafe; Mayagiies








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


Taller de Carpinteria MecAnica; Ponce
Bayam6n Concrete Industries; Productos de Concreto; Bayam6n
Gloria E. Domenech; Trabajos de Aguja; Mayagiiez
La S6lida, de Cortes y L6pez; Arecibo; Camas y Colchones
The Liaju Company; Santurce; Perfumeria y Alcoholados
Pto. Rico Cotton Growers Marketing Cooperative; Arecibo; Algod6n
Grau-y Delpin; Mayagiiez; Pafiuelos, Guantes, Trabajo de Aguja
Flar Medicine Company; Coamo; Patentizados

NOTA: Esta relaci6n incomplete de industries puertorriquefias ha
sido preparada a base de datos salteados tenidos a mano.
El Autor escribi6 acerca de mil industries informindole,
su determinaci6n a publicar una list de las mismas cl.-
sificadas por products elaborados j apenas recibi6 res-
puestas.
Segfin Don Vicente Le6n, hijo, en su Directorio Indus-
trial de Puerto Rico, mis de 4',000,000 de d6lares que
pudieran ser invertidos en iguales o semejantes products
de nuestras industries son importados anualmente del con-
tinente. Ello, segtfn Le6n, hijo, porque nuestro pueblo a
veces no sabe donde encontrar lo que sin embargo existe
aqul.



ALGUNOS NOMBRES DE IN-DUSTRIAS QUE PUEDEN SER
ESTABLECIDAS EN PUERTO RICO.
REQUISITO PREVIO: UNA MARINA MERCANTE


1-Accesorios de Cuero
2- y Equipo pa-
ra Cocinas
8-Accesorios para Fundicio-
nes
4-Accesorios y Partes (In-
duustria marina)
5-Accesorios para el peinado
6-Accesorios Plasticos
7-Accesorios para Plomeria
8-Accesorios para Ropa
9-Aceites Comestibles
10-Auditivos para Alimentos
11 -Aeroplanos


12-Agentes para Curtir
13-Alimentos
14-Artefactos Dombsticos
(Varios).
45-Artefactos caseros, electri-
cos
16-Articulos para Deportes y
Atletismo
17-Articulos para Barberia
18-Articulos de Optometria
19-Articulos de Papel
20-Articulos Personales
21-Autom6viles
22-Articulos de Tocador









LA BATALLA POR LA PRODUCTION


23-Bicicletas
24-Baratijas
25-Colorantes para Tejidos,
26-Pinturas
27-Condirnentos
28-Decoraciones
29-Cuchilleria Comercial y
Domestica
30-Efectos de acero para Ofi-
cina, Escritorios, etc., etc.
31-Refrigeradores
32-Equipo de acondicionamien-
to de Aire para todos los
usos
33-Equipo para la Industria
Lechera
34-Equipo para Lavanderias
35-Equipo para el Sistema de
Abastecimiento de Agua
36-Estufas
37-Joyeria (Fabricaci6n de)


38--Juguetes
39-Libros, (Impresi6n de)
40-Conservas Alimenticias
41-Perfumes
42-Piedras y Productos de,
43-Pigmentos para CerAmica,
cueros, papel, imprenta
44-Productos de Hierro
45-Productos Quimicos
46-Productos de Tabaco
47-Productos de Caf6
48-Productos para Farmacia
49-Equipo Agricola
50-Radios Y Accesorios
51-Relojes
52-Uniformes
53-Suministros y Equipo para
Granjas Avicolas y Api-
colas
54-Tejidos Pl~sticos
Etc., Etc.


* *


CLASIFICACION DE LOS PRODUCTS DE LAS INDUS-
TRIAS PUERTORRIQUEITAS EN OPERATION
A ESTA FECHA.


1. Aceite de Coco
1. Aceite de semilla de algodin
3. Aceites Esenciales
4. Aceites para lustrar muebles
5. Aceites Medicinales
6. Aaetileno y Oxigeno
7. Acetona
8. Acido Ac4tico
9. Acido Muriatico
10. Acfdo Sulfirico
11. Achiote Preparado
12. Acumuladores
13. Agua Desinfectante para lavar
14. Agua Destilada
15. Aguas Minerales, Potables


Agujas; Exportaci6n
Aislaci6n, Material de
Alcohol Butilico; Butanol
Alcohol Desnaturalizado
Alcohol Industrial
Alcohol; Para Rectificadores
Alcoholados
Alfarerias; TiMstos de
Alfombras; De Tiras
Alfombras; Tejidas en Lana.
etc.
Algod6n Desmotado
Alimento para Animales
Almohadas y Cojines
Analies; de Hierro









BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


30. Anis
31. Anuncios Luminosos Ne6n
32. As-rraderos; Caoba, etc.
33. Azdcar Cruda, Miel de Cafia
34. Azucar Refinada
33. Aves, Granja de
36. darquillas
37. Baules; de Camarotes y
Maletas
38. Balaustres
39. Barriles
40. Bastones
41. Bebidas Suaves
42. Blanco Espafia
43. Bloques; de Concreto
44. Botes
45. Botones de Nacar
46. Cafe Tostado; por Mayor
7. Cal Hidratada
48. Cal Viva
49. Calderas
50. Calderos; de Aluminio
51. Calderos; de Hierro
22. Calentadores; Eidctricos;
Duchas
53. Calzado; Reparaciones
54. Camas; De Acero
55. Camas; Plegadizas de Madera
56. Camisas; De Trabajo
57. Camisas; de Vestir
58. Camisitas; Para Beb6s
59. Carbonato de Cal
60. Carburo de Calcio
61. Carrocerias; Para Vehiculos
Motor
62. Carros de Remolque
63. Carrozas Aleg6ricas
64. Carteras; Cuero Exportaci6n
65. Carteras; Paja, Exportaci6n
66. Cart6n Corrugado
67. Carton; Envases de
68. Cartulinas; Para fabricar
Cart6n
69. Oemento Hidrfiilico Portland


70. Cerimica; Articulo de
71. Cervezas
72. Cidra
73. Cigarillos
74. Cigarros
75.. Coclnas, Carb6n Vegetal;
Hierro
76. Cocinas, Carb6n Vegetal;
Hojalata
77. Coco Rayado; Exportacion
78. Cocoa; En Polvo
79. Cojines
80. Cojinetes; Exportaci6n
81. Colchones; De Alambre
82. Colchones; De Muelles
83. Colchonetas
84. Cosmeticos
85. Condimentos; Para Comidas
86. Conexiones de Hierro, para
tubos
87. Contratistas
88. Corbatas
89. Cortinas; Toldos
90. Cuero; Articulo Miscelaneos
91. Chinelas; Por Mayor
92. Chocolate
93. IDesmanchar; Prteparaciones
Para
94. Diamantes; Corte y Pulido de
95. Dibujo; Estudio de
96. Donas
97. Dulces, Bombones y Caramelos
98. Enlatados; Frutas y Jugos
99. Ensembles; Hombres y Nifos
100. Envases
101. Escobas y Cepillos
102. Espejos
103. Estantes Hierro para Licores
104. Esteras; de Goma Usada
105. Estructuras de Acero
106. E1lctricos. Talleres
107. Fertihzantes
08. F6sforos
109. Fotograbados










LA BATALLA POR LA PRODUCTION


110. Fotostiticas; Copias
111. Frutas en Salmueras
112. Floristas
113. Frutas; Jugo de
114. Frutas; Empacadores
115. Frutas; Vegetales Enlatados
116. Fundici6n y Luz Electrica
118. Galletas; Dulces
119. Galletas; Soda
120 Gas Carb6nico
121. Gaseosas
122. Gaseosas; Cajas de
123. Gengibre; En Polvo y Tron-
citos
124. Glicerna; Cruda
125. Goma; Recostrucci6n de
126. Gorras
127. Guantes; Exportaci6n
128. Harina de Arroz
129. Harina de Maiz
130. Helados; Por Mayor
131. Herrerias
132. Hielo
138. Hielo Seco
134. Hilazas de Coco
135. Hojalata; Articulo de
136. Hojalata; Envases de
137. Hornillas; De Hierro
138. Impresos
139. Inodoros; Tanques Altos para
140. Insecticidas
141. Insignias Militares; Bordadas
142. Jabones; De Lavar
143. Jabones; De tocador
144. Jabones; Liquidos
145. Jabones Medicinales
146. Juguetes; De Madera
147. Juguetes; De Tela, Rellenos
148. Laboratories Analiticos
149. Ladrillos; De Barro
150. Lavado de Alfombras
151. Lavado; Trenes de
152. Leche Pasteurizada


153. Leche; Productores de
154. Licores
155. Litografias
156. Lociones; Exportaci6n
157. Losas de Geramica
158. Losas; Para Hornos
159. Madaras; Calcio en
160. Malagueta; Aceite de
161. Maletas
162. Mantequilla
163. Maqunas de Escribir
164. Maquinaria; Para Centraies
165. Marmolerias
166. Mattresses
167. Medias; De Mujer
168. Medicinas; Inyectables
169. Miel de Cafia
170. Molduras
171. Mosaicos Hidriulicos
172. Medicinas Patentadas U S P
173. Mosquiteros sssss
174. Muebles; De Bambfi
175. Muebles; Caoba
176. Multigrafo; Copias en
177. Neumdticos; Becauchamlento
178. Niquelado; Tallenes de
179. Novedades; De Concha
180. Novedades; De Cuero, Expor-
tacl6n.
181. Novedades; Bordadas
182. Novecades; De Madera. Caoba
183. Novedades; De Fibras y Paja
184. Ornamentaciones; C mento,
etc.
185. Ornamentaciones; Hierro
186. Oxigeno
187. Panaderias
188. Paja; Articulos de
189. Pantalones; Hombres y Nifos
190. Pafiuelos
191. Pasta de Fruta
192. Pasta de Pegar
193. Pasta Para Sopas










BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


194. Pellizas
195. FPlotas; Para Base Ball
196. Permumeria
197. Periodicos Diarios y Revistas
198. Persianas Venecianas
199. Pieles
200.Pinturas; De Agua y Aceite
201. Platanutre
202. Pirotecnia
203. Pizarras; Para Escuelas
204. Polvos de Tocador
205. Postoes de Concreto
206. Puerta, Ventanas, y Persia.
nas
207. Queso de Leche
208. Radio; Estaciones de y Repa-
raciones.
209. Redecillas; Exportaci6n
210. Reposterias
211. Ropa Hecha
212. Ropa Interior; De Hombre
213. Ropa interior; De Mujer
214. R6tulos Lianinosos
215. R6tulos; Metal y Vidrio
216. R6tulos: Sistema Estalcidos
217. Sacos; Te HIjaza de Coco
218. Sal en Grano
219. Sal; Molida
220. Sebo Blanco
221. Sellos de Goma
222. Sirops para refilescos


223. Sombreros; Fieltro
224. Sombreros; Pajilla
225. Sombrillas; De Mujer
226. Sulfato de Potasa
227. Super Fosfato de Calcio
228. Tabaco Despalillado
229. Tanques de Acero
230. Tapas de Aluminio para Leche
231. Tapicerias
232. Tejas de Barro; Para Techar
233. Tenerias
234. Terrazo
235. Tinta de Escribir
236. Tintorerias
237. Trajes de Bafio
238. Trajes de Hombnes y Joven-
citos
239. Trajes de Mujer
240. Trajes de Nifios
241. Tuberias de Concreto
242. Turrones
243. Uniformes
244. Velos
245. Velos; Exportaci6n
246. Ventanas; Tipos Patentados
247. Vidrieras y Trerites de Tiendas
248. Vidrid; Ampolletas de
249. Vidrio; Envases de
250. Vinagre
251. Vinos de Frutas Tropicales
252. Vainilla


(Esta relaci6n de products de nuestra industrial nuertorrinue-
fia ha sido redactada a base de la informaci6n contenida en el "Di-
rectorio Industrial" de Puerto Rico, edici6n 1945 per Vicente Le6n
Jr. y en el "Directorio Comercial e Industrial de Pnerto Rico del
Departamento de Agricultura y Comercio, Negociado de Comercio,
del aflo 1946).


Duplicar por lo menos con products nuevos el nimero de la
list anterior es el problema de la Batalla por la Producci6n.













Habla la Industria Privada










CAFETEROS DE PUERTO RICO


"Cooperativa Cafeteros de Puerto Rico es una-lasociaei6n -dA
agricultores de cafe fundada en el 1925, con su oficina central en
la ciudad de Ponce, Puerto Rico y con oficinas y almacenes en los
diversos distritos en los cuales se produce cafe, tales como Maya-
giiez, Yauco, Utuado, Lares, Ciales, Adjuntas, Jayuya y San Se-
bastiAn.
Tiene ademas una modern oficina de distribuci6n en San
Juan, la capital de la isla.
Desde su fundaci6n, esta cooperative ha estado concediend
a los agricultores pr6stamos de refacci6n y pignoraci6n sobre ca-
cafe, a un bajo tipo de interns. Para ello ha contado siempre cop
la cooperaci6n de las diversas instituciones de credito creadas bajo
la Administraci6n Federal de Cr6ditos Agricolas.
Despues de la venta ordenada del caf6 la Cooperativa li-
quida a sus socios a precious muy por encima de los que obtienen qos
agricultores no asociados en el mercado local.
En el 1935 Cafeteros de Puerto Rico se inici6 en cl negoein
de tostar su cafe para cl consume local. Adquiri6 para ese fin uri
modern maquinaria que fu6 instalada en un edificio construido ex-
presamente. Desde los propios comienzos la cooperative trunf6 en
su empefio de ofrecer al consumidor un product de alta calid:r,
que se situ6 en seguida en el favor del piblico. El rapido aumento
advertido en las ventas del caf6 asi industrializado, constitute la
mejor comprobaci6n del 6xito de la empresa.
Con la mira principal de envasa.r dicho grano dcl modo
mis adecuado para exportarlo al mcrcado americano v a otros mer-
cados extranjeros, obtuvo con ese fin una elegant lata, artistica-
mente litografiada. A este cafe se le di6 la marca de fabrica: CAFE
RICO y se introdujo en el mercado americano como un articulo de
lujo, como "el cafe de la sobremesa de los revcs" (THE AFTER
DINNER COFFEE OF ROYALTY).
Este caf6 se impuso en el mercado metropolitan y goza. 4e
la misma centenaria reputaci6n bien cimentada que en cl Viejo Con-
tinente, de ser el mejor caf6 del mundo.
Actualmente Cafeteros de Puerto Rico i:nporea los famoios
y linicos alimentos con formula abierta Jc la Cooperativa Southern
States.
Tambi6n tiene a la venta una extnsa variedad de produc-
tos enlatados por cooperatives de Estados Unidos.
Tiene ademas un surtido de implementos agricolas, impbc-
mentos de labrana, etc., y casi todos aquellos objetos que el agricol-
tor necesita. ........ -




















VISTA PARCIAL DE LA PLANT FISICA DE
LAS EMPRESAS SERRALLES, EN MERCEDITA,

PONCE, PUERTO RICO.

Las Empresas Serralles -campo, factoria de azTcar crudo,
refineria, destileria- forman una important unidad industrial de
la cual Puerto Rico puede sentirse orgulloso.

VWanse al respect los siguientes datos que correspondent al
afio natural de 1946:-

Total de lo pagado por concept de con-
tribuciones - $13,489,623.00
Total de lo pagado por concept de sueldos y
jornales - 4,325,000.00
Personal utilizado en labores agricoles 10,000
Personal utilizado en fAbrica de azdcar
crudo - - - - 1,000
Personal utilizado en refineria de azUcar 1,000
Personal utilizado en destileria de ron 500




















PORTO RICO IRON WORKS, INC.

La Porto Rico Iron Works, Inc., fud fundada en el afio 1919
por el senior Don Antonio Ferr6.
En la actualidad le da empleo, direct o indirectamente, a
mAs de 500 personas.
Cuenta con los talleres mas modernos y mis grandes del area
del Caribe. Tambien tiene un departamento de ventas de ferrete-
ria al por mayor y otro departamento de agencies que se dedica a
la venta de maquinaria, tractores y trucks. El volume de negocios
en el 1947 ascenders de site millones de d6lares.
Los directors de la Porto Rico Iron Works, Inc., son los
siguientes seflores:

ANTONIO FERRE, President
LUIS A. FERRE, Vice Presidente Ejecutivo
JOSE A. FERRE, Vice Presidente
CARLOS FERRE, Vice Presidente. Tesorero
HERMAN FERRE, Vice Presidente
M. A. MAYORAL, Secretario















PONCE CEMENT CORPORATION


La Ponce Cement Corporation inici6 sus operaciones en el
1942, con una producci6n de mis o menos 390,000 sacos. Ha ido
aumentando la producci6n de cemento constantemente y para el aiio
1948 piensa producer 6,500,000 sacos de cemento.
En la actualidad le da empleo, direct o indirectamente, a
unas 600 personas.
La Corporaci6n estA administrada por su Junta de Direc-
tores, que consiste de las siguientes personas:

ANTONIO FERRE, President
JOSE A. FERRE, Vice Presidente Ejecutivo
LUIS A. FERRE, Vice Presidente
CARLOS FERRE, Vice Presidente. Tesorero
HERMAN FERRE, Vice Presidente ,
M. A. MAYORAL, Secretario

Para la venta de nuestro cemento, la Ponce Cement Corpo-
ration, cuenta con una empresa anexa que se llama la Ponce Truck-
iing Corporation, que trabaja una flota de unos 30 truck-trailers
que pueden mover un promedio de 400 sacos cada cami6n-trailer,
cuyos tuck-trailers dstribuyen el cemento en Puerto Rico.
Tambi6n cuenta la Ponce Cement Corporation con otra em-
presa anexa que se llama la Naviera de Puerto Rico, que se ocupa
de operar barcos principalmente para la exportaci6n del cemento
PONCE. Uno de los barcos de esta empresa, el barco PONCE, pue-
de cargar en cada viaje la cantidad de 110,000 sacos, y por media-
ci6n de esta empresa y las empresas navieras que ella represent,
se export en el 1946 mis de 1,200,000 sacos de cemento a today el
Area del Caribe y hasta el sur del Brasil.





















Vista exterior del Taller Supreme Needlecraft del activo
industrial Cgsar Irizarry en Ponce.
N6tese el numero accidental de operarias que junto a
las de otros talleres del mismo industrial y a domicilio,
se aproxima al miller.


Debiera existir un Negociado de la Industria de la
Aguja.


. . . . . . ~ ~ (1~~m-


PM~. . . . . . . . .


































L -V
--''-_ i -. SiW &^ "





BANCO DE PON C.E
PONCE. PUERTO RICO
SUCURSALES: San Juan, Santurce, Arecibo, Arroyo,
Guayama, Cabo Rojo, Utuado, Aibonito.
Agencia en New York
















Administraci6n Pfiblica
y Servicio Civil


Cien centavos: un d61ar. Un d61ar: la dieta de un
dia de una familiar campesina.








BRIGIDO BERRIES RODRIGUEZ


"Una administraci6n pAblica debe estar dirigida por personal
id6neo que crea en su papel de instrument de un pueblo que tiene
que laborar intense y generosamente. Por ello, es inprescindible que
los jefes administrativos no sean hombres inmprovisados en la preocu-
paci6n civica o que duden piblica o privadamente de la factibilidad
de los anhelos sociales encomendfidoles. El 6xito de las magnas em-
presas no depend decisivamente de la mente que las instuye sino
de las manos que las ejecutan. Compete aclarar, sin embargo,
que un personal capacitado no es necesariamente un personal -con ti-
tulos profesionales. Es un personal con fe. La condici6n de padre de
familiar, un historical civico, la inteligencia creadora, deben pesar
much en la selecci6n de los nuevos hombres cuando este movimiento
se imponga en los comicios el pr6ximo noviembre. El funcionamien-
to de un buen sistema de Servicio Civil que practique estas reali-
dades es de todo punto necesario para un gobierno como el que este
pueblo necesita. Porque algtin dia el esfuerzo privado debera rea-
bsorver el excedente de los servicios piiblicos". Tal clamAbamos
desde la anonimia para julio de 1940, en un mitin popular celebra-
do en la colonia Jauca de Santa Isabel, ante como quinientos tra-
bajadores sudorosos que aplaudian.
Los nuevos servicios al pueblo que ha instituido el present
gobierno han complicado haciendo impracticables algunas cosas pero
ia tendencia que dicta la 16gica es la de disefiar una modest admi-
nistraci6n de pobres para pobres que no tenga que envidiar en nada
a las mejores.
Para la consecuci6n de ese ideal administrative hay que man-
tenerse en guardia permanent contra las aspiraciones egoistas de
algunos entes burocriticos que apegados como la tortuga a la con-
cha de sds particulares intereses,.revelan absolute indiferencia ha-
cia los intereses del pueblo.
*
EL PROBLEMA DEL SERVICIO CIVIL Y DE LA ADMINIS-
TRACION PUBLIC
Algo sobre Servicio Civil.

La honorable Comisi6n de Servjcio Civil de Puerto Rico -ins-
pirada en grandes prop6sitos de mejoramiento del sistema selecti-
vo del persoal perawente del gobierno insular- ha sido objeto








LA BATALLA POR LA PRODUCTION t3

de diversos comentarios en estos liltimos dias. MAs important de
todos, el comentario de don Luis Mufioz Marin, sefiala un aspect
fundamental. Al resolverse un problema doctrinario debe proveerse
que la soluci6n no origine un problema social.
Una cosa nos parece razonable apuntar -ahora que se esti
en plan reformista- sobre esto del Servicio Civil: que el gobierno
no de refugio en sus n6minas a quienes hayan vivido aislados, encas-
tillados. indiferentes al dolor de los demis, que les rodeaba. Hom-
bres avestruces que esconden la cabeza en la arena para solo sacarla
cuando huelen grano fresco. Hombres perdidos para la creaci6n,
para la participaci6n, para el sofiar, para la' f de lo que no esta
al alcance de la nariz. A cada examinando debiera exigirsele, para
calificarlo, un historical complete de su servicio pdblico gratuito,
de su caridad, de su aportaci6n moral o intellectual, de su preocu-
paci6n por la salud general del pr6jimo. Esto, tras de evitar futures
decepciones, provocaria una ingente competencia por el civismo.
i Lo nunca visto en Puerto Rico!
Otra idea que nos parece razonable anotar aqui, porque inte-
resara a la mayoria de los posibles casos, es la manera de juzgar
las capacidades. No a mera base de diplomas o de titulos para cargos
de naturaleza no intrinsecamente cientifica porque, ,y los que no
poseen y tampoco desean esos aditamentos y que asi, sin ellos, pue-
den pasar un examen en que fracasan profesionales, y ademis de-
mostrar una eficiencia indiscutible? jY no es la historic de Puerto
Rico un exponente del triunfo de los autodidactas, de los que se
ban formado ellos mismos? ~ Qu fu6 esa atalaya del patriotism,
don Luis Mufioz Rivera, sino un autodidacta?
Vaya lo precedent como sugerencia cordial en abono de la
buena disposici6n y rectos planes de la Hon. Comisi6n de Servicio
Civil.


La Federaci6n de Empleados.

Dos ideas constructivas vienen formando cuerpo dentro de la
zona administrative del gobierno insular que prometen una coope-
raci6n en la mejoria del "status" de los millares de personas res-
ponsables que obtienen su sustento de las n6minas oficiales. Una es
la de la Federaci6n de Empleados del Gobierno Insular; la otra,
Ja de la reclasificaci6n de los empleos por patrons con sueldos
uiniformes.
Si, como es el prop6sito, la Federaci6n de Empleados del Go-
bierno Insular se desarrolla finalmente en una entidad de la cate-
goria procedente, puede hasta crear una 6tica ayudando a eliminar









74 BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ

desequilibrios, para solidez de los intereses pdblicos y del interns
personal del empleado probo, que en un ambient de sosiego espiri-
tual cumple mejor sus encomiendas, asumiendose siempre como pun-
to de partida el juicio cristiano de que las formulas fueron heclias
para servir al hombre en sus legitimos derechbs.
La reclasificaci6n general de los empleos del gobierno, efectua-
da sabiamente, no podra remediar el mal de alglin empleado vete-
rano y competent que no haya logrado ascensos, pero establece la
necesidad de que el nuevo empleado equipare o aventaje con los
meritos de voluntad y potencialidad creative los m6ritos de anti-
guedad y eficiencia de los viejos.
Es claro que la funci6n de la Federaci6n de Empleados ahora
en tramite, conlleva una pesada responsabilidad que debe cumplir
a la luz de nuestras realidades ambientes. No sera la Federaci6n un
nuevo refugio de un burocratismo derrotado en su vanidad y su idio-
tez. DeberA ser -y el prop6sito que conocemos de sus iniciadores
justifica la conclusi6n- un nuevo mfisculo fuerte en la grin tarea
general.


Asi bubimos de expresarnos en torno al Servicio Civil y a la
Federaci6n de Empleados del gobierno en sendos articulos publi-
cados en 1944 en el semanario Florete. Con mas tiempo disponible,
nos detenemos ahora en la consideraci6n del mismo complejo para
plantaar la double necesidad de que a la vez que al sistema se le
haga objeto de mejoras esencialesi se vaya fbrmulando una polfti-
ca definida ante el tremendo riesgo que pars el future de la co-
munidad ya estf representando la p-ctica alarmante de aumeniar
con cada dia el nlmero constituyente del personal pdblico, lo que
por sus gravosas implicaciones econ6micas ha llegado a constituir
el mis recio valladar contra las ansias populares de ver resuelto
permanentemente el problema politico de de la isla.
El hecho de que personalmente hemos sido victim de los pro-
cedimientos del Servicio Civil, no puede lanzarnos a la irresponsa-
bilidad de negar las insustituibles ventajas del servicio. No admit
discusi6n la necesidad de que los servidores del pueblo sean perso-
nas examinadas y clasificadas de acuerdo coi su record individual
de preparaci6n academic, experiencia, vocaci6n y conduct.
Nuestra reserve respect del Servicio Civil se fund en el
punto de vista de que los intereses piblicos no obtienen beneficio de
la tesis -sin embargo te6rica en algunos cases sorprendentes-
de que los diplomas, o mejor dicho, los titulos profesionales, son la
vara de medir U idoneidad. Es obvio que lo tal es cierto en relaci6n









LA BATALLA POR LA PRODUCTION


con profesiones eminentemente tecnicas, como las hay en gran nlimero
-la medicine, la quimica, la farmacia, la enfermeria, las altas ma-
temi~icas, la ingenieria etc. Tambien ocurre asi, pero de ma-
nera mas elastica y relative en otras profesiones menos dificiles.
Pero muy distinto en tratAndose de la inmensa mayoria de los car-
gos del gobierno, en los cuales no hay t6cnicas y el progress puede
lograrse con el studio solitario o independiente y la experiencia
o prictica.
Mas, ahogAndose en poca agua la Comisi6n de Servicio Civil
hace ley de su creencia y ordena studios y mAs studios, costosisi-
mos studios de clasificaci6n y reclasificaci6n de plazas al Inst;tuto
de Administraci6n Pifblica de Chicago, los resultados de los cuales
(por ejemplo, clasificar como escribiente de contabilidad a un Inspec-
tor de Colecturias) por inaplicables a nuestra situaci6n peculiar, son
despu6s enmendados o desatendidos. i No concibe la Comisi6n de Ser-
vicio Civil que localmente puede haber alguien con la capacidad mini-
ma indispensable para trazar un modesto plan de clasificaciones y re-
muneraciones de empleados a base --y eso si que importa- de las li-
mitaciones financieras de nuestro tesoro, en proporci6n -si en pro-
porci6n- al alto porcentaje de fondos que debe separarse para a-
signaciones de servicios inmediatos que precisan las grandes masas
depauperadas ?
Porque el escritor viene obligado a demostraw que su interven-
ci6n en la discusi6n de los temas que aborda esta .respaldada por
conocimiento previo del terreno, vamos a cooperar con la Comisi6n
del Servicio Civil en la interpretaci6n de las capacidades puerto-
rriquefias, segin surge la potencialidad creadora de nuestros dis-
tintos periods hist6ricos inmediatos. Dicho conncimiento, que
aparecera como academico, puede servir de punto de partida para
una investigaci6n verdad acerca de los hombres y sus tareas.
En los filtimos afos de la soberania espafiola sobre Puerto Ri-
co, la instrucci6n generalmente accessible se contraria a unos cuantos
afios. De aquellos cuantos afios salieron Mufioz Rivera y una pl6-
yades de otros hombres extraordinarios, cuyas tallas intelectuales
no han Qido superadas. Durante los primeros afios del present rB-
gimen, los maestros de escuelas se improvisaban hasta del cuarto
grado. Aquel cuarto grado aport6 un nutrido grupo de mentores,
cuyo legado spiritual todavia estamos percibiendo. Mas tarde el
punto grAvido de la asimilaci6n educativa se desliz6 hacia el octa-
vo grado. ~Cuantos de sus graduados de aquella 6poca no. vienen
enalteciendo en sus disimiles iniciativas el buen nombre insular?
Despu6s, el agraciado fu6 el noveno grado; de ahi el cuarto afio,









13RIGIDO JIERRIOS RODRIGUEZ


y asi sucesivamente la saturaci6n ha ido alejAndose con cada afio
que pasa.
Las causes del fendmeno -porque la incidencia es razonable-
tambien pueden y deben ser analizadas. El aumento poblacional en
desproporci6n continue con el de las oportunidades de trabajo en un
ambiente estrecho, ha aflojado la resistencia del caricter e impuesto
un convencionalismo.
No se haga la campafia insidiosa de que lo que decimos sobre
Servicio Civil se inspire en recelo contra el profesionalismo. No
somos tan esttpidos. El profesionalismo es el porvenir. Y hay que
respetarlo. Lo que si ocurre es que estamos empefiadoq en que la
verdad brille sobre la neblina, y a trav6s de ella.
Decfamos en otra parte de este articulo que hay que ponerle
coto al aumento del personal piblico. Los egoistas pretenderAn en-
tender que estamos reclamando sus cabezas. i Librenos Dios del pen-
samiento! Lo que reclamamos es que vista la alarmante rebaja en la
exportaci6n de licores, rengl6n que produjo casi 200,000,000.00 de
ingresos al gobierno en termino de 6 afios, los servicios elementales
al pueblo no pueden ser arriesgados. Lo que reclamamos es que vista
la rebaja de ingresos por concept de gastos de emergencia de gue-
rra, el gobierno insular pueda moverse para compensar el desbalan-
ce del poder adquisitivo del pueblo.'Lo que reclamamos es que el
program de industrializaci6n empiece a funcionar a toda capacidad,
descongestionando al gobierno de la gravosa responsabilidad de n6-
minas y mis n6minas infladas de nombres.
VWase que en 1941-42 ese particular absolvi6 el 87% de las
entradas del gobierno: $25,000.000. Vease que en 1935-86 el nd-
merode empleados pdblicos era de 10,830, y que en 1945-46 ya habia
bubido a 21,100, a lo que sumado el total de empleados de otras agen-
cias no cubiertas por Servicio Civil su gran total se elevaria a mis de
0,000.

Por de pronto, se debe empezar con una razonable deduci6n
en los altisimos emolumentos de un gran n6mero de empleados...

En cuanto al empleado median o pequefio, al padre o cabeza
de familiar, el proletario, ese debe permanecer inamovible e intoca-
ble hasta que se halle algo mejor que darle,

Nota: La creaci6n de la Junta de Personal ha sido un gran acierto.
Hemos visto convocatorias a exAmenes para los cuales anteriormente
se hubiese requerido grades y grades, y para los cuales ahora no se
requieren tanta calificaciones acaddmicas.









LA BATALLA POR LA PRODUCTION


-LA REFORM JUDICIAL-

A un comit6 compuesto de abogados y legisladores ha sido so-
metido para studio el movido asunto de la reform judicial.
Siendo como es ese un problema tecnico, no desearAmos dis-
cutirlo y asi actuaramos si no fuera porque nuestra experiencia de
miembro y president de un jurado de corte de distrito nos capa-
cita para hacer unas cuantas anotaciones vitalisimas en una verda-
dera reform judicial.
Nos limitaremos sin embargo a volcar unas cuantas sugestio-
nes, que son las que siguen: (1) Que se mantenga la prActica de
veredictos por unanimidad; (2) que el comisionado de jurados en
cada pueblo no sea seleccionado a base de su filiaci6n political; (8)
que la dieta del jurado corresponda a la importancia de su labor;
(4) que la prueba que va a manos del jurado sea clara; (5) que por
algin medio efectivo se reduzca a lo minimo la intervenci6n de la
politics.
En cuanto a los sueldos, duraci6n de nombramientos y ndmero
del personal de la Justicia ya hemos expresado en otra part que
nuestro problema no es de salario sino de poder adquisitivo del di-
nero; y.de apostolado.


-LA CARIDAD-

La Division de Bienestar Pfiblico del Departamento de Sani-
dad es la oficina que en Puerto Rico tiene a su cargo estudiar los
casos de insolvencia por enfermedad, ancianidad, orfandad, viudez
y ver de remediarlos con ayuda direct.
La misi6n de esta agencia del Gobierno es de lo mds important y
urgente. Sin embargo, no sabemos si por escasez de recursos o porque
una gran parte de estos se gasta en el pago de sueldos a personal
especializado en studios sociales, son muchos los casos de miseria
en que el alivio no aparece.
Nosotros no creemos en eso de que para averiguar cuAndo una
persona necesita ayuda haya que poseerse titulo alguno; aunque si
creemos que una persona bondadosa si se especializa habri de hacer
un trabajador social complete.
Hace muchos afios dofia Elconida Fernandez, Don Victoriano
Pagan, dofia Pepita Rojas de Berrios, el Maestro cigarrero Den
Pablo Martinez, dofia Emilia Santiago Vda. de Berrios, dofia Glo-
ria Fernandez, don Luis Gomez hijo, y el que describe levantaron
por ardoros colecta ptblics insular y s-grandes sacrificios perso-








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


nales, lo que se llam6 el Hospital de Tuberculosis de Barranquitas,
que funcion6 hasta que por acuerdo mutuo de las parties, el Depar-
tamento de Sanidad absorvi6 en el Sanatorio Insular la obligaci6n
del primero.
Ninguna de las damas ni de los caballeros mencionados arriba
era duefio de un titulo de trabajador social, etc.; ni necesitaba tal
tituloo Lo mismo sucedia casi generalmente en todos los municipios.
En Santa Isabel, por ejemplo la caridad la ban representado Dofia
Maria Aponte de Diaz, dofia Juana Luna de Col6n, entire otros.
La caridad es asunto de vocaci6n y ella misma se desarrolla.
Dofia Beatris Lasalle y dofia Celina Serbia, las exponeutes
nmximas del trabajo social efectivo en Puerto Rico no ban glo-
rificado su labor por el hecho de ser trabajadoras sociales gradua-
das, s;no porque son trabajadoras sociales, de "naci6n" como dice
el jibaro.


EL SISTEMA DE PRIMARIES

Ya parece tiempo de que vayamos pensando en la introducci6n
en nuestra isla de un apropiado sistema de primaries political.
Para aquellos que lo ignoren habremns de decir que una pri-
maria es una elecci6n especial o pre-elecci6n por medio de la cual
los electores registrados pertenecientes a cada partido' politico re-
conocido disfrutan de la libre oportunidad de seleccionar por ma-
yorfa de votos secrets, los candidates que su colectividad deberi en-
casillar en la papeleta de la elecci6n regular pr6xima. En otras
palabras: la primaria es un instrument de la Democracia para su
defense contra los excess de los politiqueros y sus maquinarias;
una espada de Damoceles suspendida sobre la cabeza de los patrio-
tas de enchape.
Contemplando nuestro propio patio analicemos ahora hasta qu4
extremes peligrosos puede arribar una situaci6n a causa de la t6c-
nica o m6todos en boga para la nominaci6n de los candidates elec-
tivos. Recostruyamos en el papel, utilizando elements. generalmen-
te dispersos de jucio, la descripci6n de un caso possible. Por ejem-
plo: se convoca a una convenci6n o asamblea para acordar la can-
didatnra municipal de la poblaci6n X. Las parties mayormente in-
teresndas en el acto son los incumbents y los aspirantes a la incum-
bencia -tratindose de lucha internal en el partido qne va ejerce eLpo-
der en la localidad -o los adversaries esperanzados, -si se trata
del partido o eje de los partidos de oposici6n. Para el dia anuncia-
do de la :convpnci6n los aspirantes reunen cada cual por su part








LA BATALLA POR LA PRODUCTION


y a su estilo a.los iAtegrantes de sus grupos respectivos y los tras-
ladan al lgar o lugares designados, sebin que sea un solo acto o
diversos simultfneos. Por regla general, a ninguno de los grupos
mutuamente conflictivos les interest un Apice la actitud del elector que
no ha comprometido su voto. Ante esa frialdad, el elector libre casi
siempre opta por la ausencia. Sumado el niimero de electores asi
abstenidos, al de los propiamente indiferentes, al de los inconsisten-
tes que por haberse ofrecido a todos no pueden cumplir su palabra
con nadie, tanto como al gran nucleo de los atemorizados ante la pers-
pective de fallar en su calculo, y ser objeto mis tarde de venganzas
en la forma de desaires, traslados, querellas, o cesantias, result que
mis de un 80 % del electorado del partido afectado, ha brillado por
su ausencia en la convenci6n. Resultado bruto: que en una demarca-
ci6a donde el partido puede contar con 4,000 votos, 800 o muchisi-
mo menos de 6stos han dirimido la suerte de la colectividad. Resul-
tado neto: que los 200 o 300 o pocos mas o menos que logr6 movi-
lizar el bando triufante, de salir avante en los comicios la candida-
tura adoptada, se han convertido en el factotum de la comunidad.
Mientras tanto en la convenci6n, los delegad9s o representantes del
comitM central del partido han sudado la gota gorda en las altas y
bajas de las deliveraciones que amenazaban de motion.
Pero adn puede haber mis en esto de las convenciones. Sin que
nadie se entered, en ellas puede intervenir un nimero de intereses
creados alenos al interns pfiblico. Empleos, negocios, contratos, ser-
vicios. Sobre estos intereses creados recae toda la responsabilidad
por la falsa informaci6n con que un electorado lleno de patriotism
y buena fe pueda ser inducido a error. A espaldas, indirectamente,
los intereses creados tratan de eliminar a los hombres pliblicos que
no convienen a sus egoismos. asi como de anpar a sus favorites. No
quiere decirse que siempre logren sus maquiav4iicos prop6sitos, ni
sinuiera tenemos la prueba de que lo hayan logrado en alguna oca-
si6n, pero lo cierto es que pueden conspirar, y que no son santos que
se diga. Y no es en modo alguno que el deseo de un empleo o u.
negocio sea condenable. Ello es legitimo pero se, ademis de por
aquello de que quien al altar sirve, del altar se sirva... (si ello es
necesario y se afecttia en forma honest, afiadiriamos). No, lo malo
es que el pueblo no debe ser envenenado con informaci6n falsa so-
bre hechos e individuos. No. lo malo es que el pueblo no debe Dagar
sobreirecios a eambio de asistencias prestadas a ambiciones de re-
presentaci6n.
Hemos hablado, a vuela pluma, de uno de los extremes pernicio-
sos a que puede llevar el actpal sistema de seleccionar candidatos
elvc vs en Puierto ico. Hemos pr. enI.do ua hip6tps$, ana su-








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


posici6n, pero hip6tesis o suposici6h basada &mo ya hemos dicho,
-n elements de juicio ciertamente impresiona'ntes.
La implantaci6n del sistema de primaries en Puerto Rico fa-
cilitaria el tiempo necesario par a la nfomaci6n corrects que nece-
sits el hombre promedio para fallar con relaci6n a los asuntos pd-
blicos. Y, brindaria el medio mis seguro para el ejercicio serene de
la informaci6n corrects acumulada. Y devolveria en casos, y preci-
pitaria en otros a Ia palestra a muchos hombres puros retraidos.

-DE LOS HURTOS Y LOS DESFALCOS-

Durante el tiempo en que el autor estuvo empleado en el De-
partamento de Hacienda, le cupo sufrir variadas experiencias, de
las cuales se va a hablar en adelante, sin que ello signifique una
lesi6n a la dtica.
Estando encargado de las cuentas de los sellos de rentas inter-
nas, el suscribiente introdiujo por primer vez en el Departamento
lo que denominara el sistema de la "carta clave". Hasta aquel mo-
mento la necesidad de comunicarse con las oficinas locales para
asuntos de rutina requeria la redacci6n de numerosas comunicacio-
nes diarias, lo que hacia imprescindible el servicio de una taquigra-
fa-mecan6grafa y la dedicaci6n casi complete a la faena del pro-
pie encargado de las cuentas de los sellos. Con la carts clave mimeo-
grafiada bastaba con poner una equis dentro del parentesis previsto
para cada apartado, o asunto, ponerle sobre con direcci6n y darle
curso.
En una ocasi6n al autor le fue encargado el studio para sim-
plificar el Estado de Banco o "Bank Statement" del Pueblo de
Puerto Rico. Esta cuenta, donde se hacen figurar todos los dep6sitos
hechos a favor del Tesoro, Ilegaba del banco depositario en forma
tan englobada y carente de identificaci6n que para cuadrar la mis-
ma a veces habia que dedicar mAs de dos meses de afanosa brega
amen del personal cospetente que se distraia de otras labo-
res urgentes. Cuando el que habla empez6 a estudiar el asunto, hu-
bo funcionario de marca que le insinu5 que perdia el tiempo; que
con cada mes que pasara y debido al aumento en los concepts de
ingresos, aquello se iria colplicando. Al cabo de. unas semanas de
observaci6n, el studio habia sido terminado y el memorandum.co-
rrespondiente sometido al jefe del negociado. Se llam6.al Manager
.del Banco, se discuti6 el asunto, llev6se copia de las sugestiones
hechas. Consecuencia: que a partir de la fecha en que se pusieron en
vigor las recomendaciones; la miedosa'cuenta del Bank Statement ha
dejado de ser miedosa y se(lo.uay e pna semaia.









LA BATALLA POR' LA PRODUCTION


En varias ocasiones el autor redact6 o ayud6 a redactar cartas
circulares de su negociado con fuerza reglamentaria.
Como Inspector de Colecturias, despleg6 una ardua labor de
la cual hay record en los archives del Departamento. Aqui, en esta
faena no muy afin a su temperament sedentario, el autor desarro-
116 su alergia que le puso a las puertas de la Parca.
Ahora: a base de las anteriores experiencias, vamos a decir lo
que sigue sobre las incidencias de los hurtos y los desfalcos en el
gobierno. Primeramente diremos que el hecho de que las compafiias
fiadoras de los empleados hayan rebajado la cuantia del tipo de las
fianzas, es ciertamente una indicaci6n categ6rica de la que ha dis-
minufdo la frecuencia de las sustracciones al erario. Las compafiias
aseguradoras saben lo que hacen.

SAl ser nombrado alguien para un puesto en que habri de bre-
gar con dinero del pueblo, se presume su buena fe y honestidad, excep-
to que existiera un record previo desdicente. Solo los malos prejuz-
gan hostilmente a los hombres.

Por eso y porque no hay retratos para reflejar la concien-
cia de nadie y porque afin habidndolos pudieran mediar ciertos com-
plejos que afectaran los conceptos- cs que ocurren hurtos y
desfalcos.

Como la tal posibilidad es inevitable, conviene a los intereses
ptiblicos tomar una important media pira sino evitar por lo me-
nos acortar los periods de las sustracciones en la hip6tesis de que
surgieran. Conviene que se obligue a los contribuyentes a no pagar
un solo centavo por concept de contribuciones sin recibir en el mismo
acto un recibo siquiera sea provisional pero indefectiblemente igual-
mente controlado en San Juan que acredite su pago. Conviene'que tal
clase de recibos provisionales sea emitido.
Previsto lo anterior, no podra darse el caso de que en una ofi-
cine esten presents los recibos de contribuciones -q. son los valores
oficiales- cuando el equivalent de algunos de ellos ya haya sido
satisfecho. A lo mas podria darse el caso de que la presencia de al-
gUn contribuyente corroborara la afirmaci6n de un funcionario in-
vestigado de que la recaudaci6n de un determinado recibo fu6 efec-
tuada con fecha posterior al arqueo de lla caja. A lo mas podria dar-
se el caso de que un investigator, a quien se le hubiese negado una
vacaci6n por enfermedad, seriamente enfermo, se tuviese que aco-
ger ingenuamente a la bospitalidad del empleado sujeto a 14 invest'
tigacOaU de rutino,









BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


-IRREGULARIDADES ADMINISTRATIVAS-

AIgunos funcionarios municipales -entre 6stos un diligente
Alcalde con cuya amistad nos honramos- estfn siendo objeto de pro-
cesos por alegada responsabilidad en la comisi6n de supuestas irre-
gularidades halladas en sus respectivos gobiernos.

En ofrenda al interns p6blico vamos a sefialar, uno de los col-
mos que pueden suceder y que a nuestro mejor entender no estAn
contemplados en los reglamentos vigentes que gobiernan la opera-
ci6n de los municipios. Helo:
En un municipio cualquiera fallecen varias personas en un
mismo dfa. Los deudos son insolventes y recurren al Alcalde por
los atafdes. La partida para dicho concept ha sido agotada. Si el
Alcalde es una persona magnanima y tieke medios, facility la suma
necesaria de su propio peculio. ZY si no es magnanimo o aun sien-
dolo no esth en condiciones de sacrificar su bolsillo? ~Viene o no
viene obligado por las circunstancias el Alcalde de marras a tomar
a cr&dito en su nombre o del gobierno los muebles referidot, cuyo
uso no puede posponerse 24 horas mis? Debe esperar el Sr. Alcal-
de -de acuerdo con los reglamentos- a. qe sea reunida la pr6xf-
ma semana la Hon. Asamblea para solicitar de la misma la aproba-
ci6n de una transferencia de fondos?

Hace muchos afios que nuestro padre fiaba al Municipio 6rde-
nes por vituallas servidas a personas insolventes. No .recordamos
bien c6mo se desarrollaba el negocio: si que mi padre no pudo reco-
brar casi un centenar de d6lares por concept de alimentos dados
en esa forma.
El Alcalde, procer que consagr6 toda su vida al servicio general-
mente gratuito de su pueblo, despleg6 toda actitud para que la
deuda fuese reconocida. Pero sin lograrlo. Estaba atado a los regla-
mentos.

Y ya que estamos hablando de los municipios. El pueblo gast6
el afio fiscal 1945-46 la cantidad de $12,756,741.00 en las adminis-
traciones municipales.'Los ingresos habidos para el mismo concept
montaron a $12,834,821.00. El superAvit no lleg6 a los cien mil pe-
sos en toda la isla.
Para ver de darse el "sport" que represent ostentar la mAs
' lta investidura municipal, en casi todos los municipios arde cons-
tantemente la mecha de las intriguillas de JP apirantes a& "1 mano








LA BATALLA PORE LA PRODUCTION


de dofia Leonor" y de sus ac6litos los aspirantes a empleos muni-
cipales.
Para darle un tumbo a esa efervescencia Lpor que no se estatuye
que auditor, tesorero, director escolar y director de obras pilblicas
municipals sean noinbrados en forma vitalicia, previo requisite de
residencia legal de una lista de elegibles del de la Junta del Per-
sonal?


LA TREMENDA IMPORTANCIA DE UN RANCHON
DE TABACO.
(Reproducido de "EL MUNDO"

La revista "Puerto Rico Ilustrado" public recientemente un
interesantisimo reportaje sobre el gran hospital que los Menonitas
estAn desarrollando en el barrio La Plata de Aibonito.
Mientras un Comite de Disefios se cree obligado a invertir
$280,000 en la preparaci6n de los pianos para el hospital todavia
inexistente del Distrito de Ponce, los Menonitas desechan tales
costosisimas menudencias y a falta de hormig6n armando le echan
mano a un ranch6n abandonado de tabaco.
Como el dolor no reconoce vanidades, millares y millares de
jibaros y de no jibaros, de los barrios y de las ciudades comparecen
presurosos donde los medicos y las enfermeras que distribuyen su
taumaturgia dentro del ranch6n reacondicionado ligeramente para
el servicio de la ciencia hermanada la caridad.
Yo no participo, de la teoria que sobre la defense y la agre-
si6n sustentan los Menonitas, pero admiro y bato palmas ante la sa-
biduria y la complacencia con que ellos, alli en la Plata, Ilevan
a cabo su labor egregia.


POR EL SAN JUAN DEL FUTURE
(Reproducido de "FLORETE")
Es venerable el principio de la autonomia municipal. Prolon-
gaci6n difusa de la instituci6n de la familiar, el municipio sustitu-
ye a la jefatura de tribu de las razas aborigenes. Han existido ciuda-
des libres.
Pero cuando se contempla a San Juan con su arquitectura ar-
bitraria, las calls desacondicionadas, seco el acueducto, respondien-
do a un patronaugo politico aldeano la administraci6v e hfbrida su








84 BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


naturaleza de urbe-arrabal, uno concluye favoreciendo la present
form de gobierno especial, no porque esta haya producido algo
favorable a la fecha, sino porque cuanto menos su cariz de insula-
rismo permit saludables ingerencias futuras que deben concretarse.
Unico refugio para el desempleo de gruesa -proporci6n de nues-
tra clase media y de cierta parte de nuestra jibarada, la generali-
dad de los habitantes de San Juan no parece concentrar particular
interns en la cosa pdlblica municipal, conservando, en cambio, sus
afecto. por los lugares de origen. Ademis de que la estada de mu-
chas personas en San Juan, puede compararse- agravada- con la
estada del boxeador en el cuadrilatero: tensi6n, defense propia,
ataque. "i Struggle!"
En clima tal, falta el oxigeno necesario a una actitud de ciuda-
dania localista militant; a lo mAs hay el suficiente para mantcner
movimientos minoristas beneficos y gremios de classes en perpetual
guardia de sus intereses.
Corresponde a nuestro liderato autentico considerar el problema
de San Juan. De un San Juan que le debe muchos afios al progress.



EL SERVICIO DEL AGUA POTABLE

En 1940 era candidate a Alcalde de Santa Isabel por el parti-
de ahora en el poder, el lider obrero Don Jesis Luna Torres y pre-
sidente del comity local de campafia del mismo sector, el que describe.
Como es de rigor en esos casos, habia que dirigir un manifiesto
al pueblo anunciAndole lo que se harfa aFministrativamente de sa-
lirse airoso en los comicios. El suscribiente quiso intervenir e inter-
vino en la confecci6n doctrinaria del manifiesto, sugiriendo ideas
para la pieza programatica. Y empez6 con la sugesti6n de que el
servicio de aguas para usos dombsticos deberia ser absolutamente
gratis para todo el mundo. Ello motiv6 ia Inmediata repulsa de va-
rios lideres presents que indicaron que a media propuesta era
perju&icial y no viable. "El Municipio no puede hacer eso". A lo
que respond enseguida: "Pero es que este es un pueblo inmensa-
mente pobre poblacionalmente; por cada rico hay cinco mil pobres,
y como la ley no permit distingos o privilegios, o sea que se les co-
bre a unos y n6 a otros, r6mpase pues la rutina y d6se el agua gra-
tis para todos los efectos, except los de fines pecuniarios de nego-
cios. El agua, como el aire, no debe venderse".








LA BATALLA POR LA PRODIUCCION


BUSCANDOLE EL CASCABEL AL GATO
EL SEGURO SOCIAL CONTRA EL DESEMPLEO

En un nimero de las comunidades mas progresistas del mun-
do donde las complejidades de vida lo han hecho aconsejable, exis-
te lo que operando bajo uno u otro nombre -que el habito no hace
al monje- se traduce finalmente en un seguro social contra el des-
empleo.
Pese a nuestro total desconocimiento del funcionamiento in-
terno, que forzosamene debe variar conforme a las condiciones ti-
pica del medio ambiente, nuestra concepci6n del seguro social con-
tra el desempleo es la de una compensaci6n inequivoca girada a fa-
vor del asegurado cuando 6ste, por razones ajenas a su voluntad se
sorprende privado de todo poder adquisitivc, y a fin de habilitarle
paara hacer frente a las necesidades de alimentaci6n, ropa y hogar,
en tanto reanuda la faena.
En Puerto Rico la situaci6n parece clisica en cuanto a la ur-
gencia de establecer el seguro social contra el desempleo. Tan cla-
sica, que a la clara luz de los mejores candelabros de la justicia, la
media no permit mas aplazamientos burocraticos.
Sobre 2,198,000 acres se apifia una poblaci6n de 2,200,000
con un promedio de 640 habitantes por milla cuadrada. Mas contra
esa misma apariencia superpoblacional 6sta no constitute en el zumo
de la verdad el punto realmente dificil del caso que si lo constitute
la paradoja de que dentro de un rectngulo de tan escasa mensura
la riqueza estA demasiado concentrada en pocas manos como lo de-
muestra categ6ricamente el pequefio n6mero de contribuyentes so-
bre ingresos para el afio 1945 que fu6 de 12,623 con una tributaci6n
total de $12,931,334.00. De los 12,623 contribuyentes, 11,739 eran
individuos que cotizaron $5,568,020.00; 328 sociedades que aporta-
ron $1,320,000.00; 482 corporaciones que remitieron $4,744,563.00,
y 77 retenidos en en su origen con un total de $1,298,632. Cont6mplese
que 328 sociedades y 482 corporaciones pagaron mas que los 11,739
individuos. Y meditese c6mo de tantos mlllares de adults que hay
en Puerto Rico -mis de 1,000,000- apenas una docena de milla-
res disfruta de los medios adquisitivos que le permiten engrosar el
fondo sobre la renta.
Segin ha sido dicho, la poblaci6n actual de Puerto Rico es
de 2,200,000 (Dato del Sr. Ti6 -EL MUNDO, agosto 13 de 1947).
Asumiendo que cada familiar -tipo general- consta de 5 miem-
bros, formamos 440,000 families. El n6mero de desempleados cr6-
nicos y eventuales sobrepasa los 500,000. Pero el exceso de los 500,-
000 lo componen bohemios, borrachos consuetudinarios y enfermos,








BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


los cuales t6enicamente except los iltimos a quienes podria hacr-
seles concesi6n especial, no serian entrados por lo menos en cuanto
a sus meras personas, en los registros del seguro. Los -desempleados
cr6nica o eventualmente representan unas 100,000 families. Aquf los
cAlculos como que se invierten, pero responded a la magia de nues-
tra peculiar situaci6n. Sdpase que a junior 30, 1946 el nlmero de
trabajadores de todas las industries era de 288,000, cuyo nimero
a Ia misma base anterior de 5 miembros por familiar revelaria una
poblaci6n obrera de 1,190,000, cuando 6sta parece ser mayor. Aho-
ra, suponiendo la existencia de unas 100,000 families en las cuales. el
jefe de cada una permanece desempleado durante todo el aflo, a un
tipo de compensaci6n diaria de $1.00, el fondo annual a levantar se-
ria de $36,500,000.00. T6mese en cuenta que tal vex hemos sido muy
liberales al calcular unos 500,000 desempleados representatives de
cuyo niimero result un desempleo de 5 miembros en 100,000 hoga-
res, lo cual parece contradictorio. Conclyase que el fondo inicial
no necesitaria elevarse exactamente a $36,500,000.00. Advibrtase,
por otro lado, que adn debiendo ser mayor, la importancia del asun-
to es de las que dificilmente admiten regateo.
Fijada la necesidad, indaguemos ahora de que fuentes finan-
cieras podria obtenerse el financiamiento del seguro social contra el
desempleo o cuando menos cuAl es la factibilidad de la ejecuci6n
del mismo.
El Balance de Caja o sea el dinero disponible del Pueblo de
Puerto Rico a junio 80, 1946 era de $129,500,046.00, de cuya suma
$48,172,281.00 correspondian a Fondos Especiales y $81,827,765.00
al Fondo General, que arrastraba consigo el pasivo comprometido del
afio fiscal subsiguiente de 1946-47 que montaba a $56,000,000., cu-
yo pasivo se suponia seria cubierto con las recaudaciones normales
del ejercicio econ6mico que empezaba en julio Iro. Obedeciendo,
pues, a las normas de la contabilidad, que no de la realidad visible
que lo mantenfa en los 81,827,765.00 menos el equivalent de cual-
quiera operaci6n asignada y pospuesta, a junio 80, 1946 existia un
superfvit de $24,803,827.12.(1).
El valor total tasado de toda la propiedad en Puerto Rico
-mueble e inmueble- se cifraba en $376,856,399.00 a junior 80,
1946; cuya cantidad doblariamos a $758,712,798.00 por nuestra
creencia de que la evaluaci6n tasada de la propiedad en nuestra ju-
risdicci6n s6lo represent, en el concenso general, un convenio en-
tre el tasador y tasado, cuyo convenio, tActo e involuntario, es sin
embargo bastante sabio. (Lo expresado no es una invitaci6n a que
se retase, cuya media seria indiferente y no riesgosa si simultanea
al aumento de los valores ocurre la rebaja niveladora en los tipes









LA BATALLA POR LA PRODUCCION


contributivos, permaneciendo la situaci6n inalterada. Aclaramos,
porque el cuerpo contributivo parece estar sufcieneemente gravade y
porque la riqueza puede ser estatica y no productive).
La capacidad prestataria del gobierno insular a junio 30,
1946 era de $37,685,304.00, a lo que deducido el montante de la deu-
da pendiente por $8,865,032, dejaba un merger disponible de $28,-
820,272.00.
Lo ingresado en 1945-46 por concept de contribuci6n sobre
licores fu6 $7,748,600.00. Por cigarros-cigarrillos, $7,471,702 mas
$1,827,840.00 destinados a un fondo especial. Por Espectaculos Pii-
blicos, $753,031.00. Por Contribuci6n sobre Ingresos, $18,744,874.
Para diciembre 31 pr6ximo, lo jugado durante el afio on curso a la
Loteria de Puerto Rico no sera menor de $13,000,000.00. Siempre
se desconocera cuantos millones manipulan la Bolita y los garitos del
juego de azar.
En las cuentas de ahorro y en las cajas de caudales hogare-
fias debe haber unos $100,000,000.00 ociosos; se sabe con bastante
precision que en los bancos nada mas, la suma pasa de $60,000,000.
Afirma "El Batey" que durante el pasado afio nuestras ma-
sas trabajadoras recibieron por concept de salaries, 'un gran total
de $178,000,000.00, procedentes de nuestros millares de negocios
grandes.y pequefios.
Pero lo anterior, con ser bastante, no es el todo. Para estable-
cer una idea aproximada de nuestra riqueza en movimiento y muer-
ta, habria que contabilizar muchos otros concepts, que omitimos a
prop6sito, pot derivar demasiado directamente de mercaderias pe-
rentorias, o por su marcada fluctuaci6n e inseguridad. Habria que
contar, tal vez, con el numerario de la cuenta corriente. Y con la ri-
queza potential. Por ejemplo de 6sta: la industrial del coco para pro-
teinas, grasas, aceites; el jengible, el hierro. Por ahi poseemos unas
200,000,000 toneladas de hierro.
El minimum de la riqueza fija actual de Puerto Rico podria
trasarse 1,133,712,798 compartida de la siguiente manera: Fondo
General, $60,000,000.00; Propiedad, $753,712,798.00; Riqueza Po-
tencial, $200,000,000.00; Ahorros, $100,000,000.
Presentamos los anteriores datos y especulaciones 16gicas
consiguientes para dejar reflejada sin pizca de duda la gran facti-
bilidad del segnro social contra el desempleo. Bien sabemos que la
gran mayoria de los particulares considerados estA completamen-
te comprometida y que de la misma apenas podra hacerse extrac-
ci6n de monta para otras atenciones. Pero el hccho es que casi todos
los renglones expuestos (nos referimos a los concepts contributivos
de Licores, Ingresos, Cigarros-Cigarrillos, EspectAculos PIblicos,









BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ


Loteria, etc.), representan dinero que no ha provenido directamente
de necesidades perentorias. MAs bien son excedentes de las fuentes
primaries.
El funcionamiento del seguro social contra el desempleo pue-
de y debe estar financiado per parties adecuadas del gobierno, la in-
dustria, el trabajo. En todo caso en que la carga resultare demasia-
do agobiadora para la industrial -porque no hay que pensar en ma-
tar la gallina que pone los huevos de oro-, esta deberia ser resal-
cida con una deducci6n equivalent en sus contribuciones sobre in-,
gresos. En cuanto al trabajo, una deducci6n del 10 por ciento arro-
jaria una aportaci6n suya de mas de $17,800,000.00; un gravamen
del 10 por ciento seria demasiado alto, desde luego; lo razonable
siendo como un 5 por ciento. (E9sto no significa que ignoremds que
hay obreros que no llevan a su hogar ni el 60 por ciento de sus ha-
beres semanales, cuya anormalidad esta pidiendo a gritos el inicio
de otra cruzada). Por lo que compete al gobierno, su obligaci6n de
dotar a toda la poblaci6n de medios de subsistencia es algo tan ob-
vio que releva de comentario.
Pecariamos de ingenuos si no previeramos que el seguro con-
tra el desempleo entire nosotros, estaria condenado al mis rotundo
fracaso de 6ste no controlar las agencies pi blicas de empleo y ayu-
da direct. La Junta del Personal y el Negociado de Bienestar Pi-
blico son las fuentes organizadas de empleo y ayuda de emergencia
de nuestro gobierno, y estas deberian permanecer como meros apen-
dices de la organizaci6n del seguro contra el desempleo, en plena
y absolute inteligencia con la banca, la industrial y el comercio pri-
vados a los cuales suplirian nombres de candidates a colocaciones.
Descontamos que por lo dicho surgirA inmediatamente la observa-
ci6n de que los cargos pfblicos consttuyen un monopolio de la in-
teligencia. Bueno, si hay encomiendas tecnicas. Bueno si, un car-
pintero no haria un buen contable, pero si un buen carpintero. Bueno
si, pero un buen contable desempleado remiso al padrinaje, haria
un buen contable.
No hay reserve e'n la realidad diafana de que cada una de
nuestras industries tipicas tiene su tipo especial de afio laborable,
conforme a cuyas caracteristicas vendria obligado a moverse el se-
guto contra el desempleo; y la cual realidad demand un previo es-
tudio actuarial, a cargo de personas afines a ]a causa.
El seguro contra el desempleo beneficiaria a todos. Al indus-
trial le suministraria obreros mejor alimentados y mis tranqulos. A
la sociedad le presentaria ciudadanos mAs saludables y optimists.
Al comercio, clients mas puntuales. Y al hogar proletario, firme-
as y losanif. I _









LA 1BATAUA P01L tA PRODUCCION


Y en cuanto a la economic general de Puerto Rico, lanzaria
al rodaje eterno de la mirquina del progress unos treinta o cuaren-
ta millones anuales que no se agotarian como las asignaciones para
caminos vecinales, deslindes, carreteras.

(1) Este articulo fue escrito hace muchos meses, cuando
habia fondos disponibles en el Tesoro Insular. La stuaci6n ha
cambiado y ya no puede contarse con la cifra de $80,000,000.
Elfo sin embargo, en vez de desmerecer hace mis urgent el
afrontamiento del problema del seguro contra el desempleo,
mixime ahora que se ha intensificado fa mecanizaci6n de la
industrial azucarera con su secuela de desempleo, hambre, ha-
rapos, agonia.





LAS CORPORACIONES PUBLICAS


Ofrecemos a continuaci6n la distribuci6n de la suma de
$127,000,000.00 que desde el afio 1941 y hasta el present el go-
bierno insular ha dedicado al sostenimiento de sus corporaciones
ptiblicas y que represent un 25 por ciento de los ingresos de $441,-
453,551.00 recibidos por el Fondo General.

Autoridad de Tierras, $24,516,000; Compaiiia de Fomen-
to Industrial, $20,710,000; Banco de Fomento. $20.500,000.00; Au-
toridad de Hogares de Puerto Rico, $12,845,000.00; Servicio Insu-
lar de Acueductos y Alcantarillados, $10,737,202.00; Compafiia A-
gricola de Puerto Rico, $10,000,000.00 del fondo general y alre-
dedor de 2,000,000 adicionales que recibi6 procedentes de otros pro-
yectos de agencies que le fueron transferidos por legislaci6n al efec-
to; Autoridad de Transporte, con $7,380,000; Administraci6n Ge-
neral de Suministros, $5,925,000; la Corpporaci6n Cafetalera,
$5,000,000; Autoridad Municipal de Hogares de San Juan, $3,575,-
000.00; Autoridad de Fuentes Fluviales, $1,825,000; Autoridad de
Comunicaciones, $1,825,729.00; Servicio de Riego de Isabela, $1,-
091,500; Autoridad Municipal de Hogares de Ponce, $750,000; Au-
toridad Municipal de Hogares de Mayagiiez, $500,000; Autoridad
Municipal de Hogares de Arecibo, $150,000; Junta de Hogares
Modelo, $180,000.









90 BRIGIDO BERRIOS RODRIGUEZ

LAS MUNICIPALIDADES Y LA BENEFICENCIA
Recordamos de hace como 28 aiios que alli en Barranquitas
habia dos boticas suplidoras de las medicines ordenadas por el mu-
nicipio.

Las proveian por turnos de a mes, a precious previamente
convenidos y que fluctuaban de 25 a 35 centavos por formula, ex-
cepto cuando lo recetado era algin product fuera de la norma.



El despacho de recetas para la beneficencia pliblica debe rea-
lizarse previa subasta pifblica por tipos o grupos de efectos medi-
cales.



















El Aspecto de la

Instrucci6n Pfblica

Papel, lhpices, tinta, libros, libretas, tiza, ade
mfs de alimentaci6n gratutia para los nifios pobres.


El fin de la instrucci6n es desarrollar literaris civics y pro-
fesionalmente. En 1942 funcionaban 1848 escuelas superiores y ele-
mentales con una matricula de 293,268 escolares. Pese a eso se cal-
cula una deficiencia de salones de classes para cerca de 300,000 ni-
fios m-s. Pese a eso, tambi6n, ya entire nosotros se viene haciendo
notoria la ausencia de literates, poetas, orientadores embrionarios
de la present generaci6n. Hasta hace poco los intelectuales puerto-
rriquefios se iban perfilando desde la escuela primaria.

-MAS INSTITUCIONES DE CARIDAD-
Como problema eminentemente educative no debe permanccer
sin menci6n la gran necesidad de mas instituciones de caridad como
asilos de ancianos y orfanatorios. i Conocenros tantas desgracias que
se hubiesen evitado de haber existido suficientes instituciones de
la especie!
Los asilos y orfanatorios ptiblicos y particulares existentes no
tienen capacidad ni para una decima psrte de los casos meritorious
de las pobres victims del desamparo y la indiferencia.
Mis estimadisimos legisladores: Yo deseara contemplar un ire-
vu asilo u orfanatorio en cada pueblo cabecera de distrito. Si no hay
a mano los fondos: se gestionan. "Pedid y se os darA; buscad y
haUllaris".
















Aspecto Mercantil

Para abaratar los precious: el libre cabotaje y la
producci6n local. Una Caja de Ahorros y Pr6stamos
Pequefios, financiada con $30,000.00 por el Banco de
Fomento en cada pueblo de la isla. jUrgente!


Dada su gran importancia financier nuestras instituciones co-
merciales representan uno de los papeles mis activos en la extructu-
ra econ6mica de la Tsla.
Las Plazas PRACO, actividad de la Compafiia de Fomento
Agricola, ban irritado la epidermis de la mayor parte del comercio
que cree ver en aquellas una intervenci6n o cufia del gobierno en su
territorio. En cuanto al comentador toca, las Plazas PRACO no
disfrutan de su simpatia incondicional. Para todo aquel que no pien-
se morirse de viejo atado a un empleo pfiblico o particular y que
simultaneamente no posea una profesi6n independiente, fincas, o
herencias, o case con una cuarentona de much plata, la posibilidad
de pasarse alg1n dia al otro lado de un mostrador, aunque 6ste sea
de ventorrillo, constitute la 6nica forms de relative independencia
de acci6n.
No hablamos por bablar de este asunto. En tres distintas oca-
siones nos hemos visto obligados a posar de comerciante detallista
y dejar muchos ntmeros perdidos en las libretas de apuntes. Hasta
fuimos Secretario de la junta local de la Federaci6n de Comercian-
tes en Barranquitas. Sabemos el conflict moral que represents un
mostrador, especialmente para un intellectual.
No obstante, las Plazas PIRACO parecen destinadas -se infie-
re de lo dicho por el Sr. Mufioz Marin- a una misi6n mas bien po-
licial, a impedir el abuso de los agiotistas que se crean autorizados
a subir caprichosamente los precious de los articulos. Y mientras la
misi6n de las mismas se contraiga a lo antedicho y al fomento no
competitive de otras facetas del comercio, el comerciante razonable
debe saludarlas como algo inevitable en el process de Is justlcia.



















El Aspecto de la


Transportaci6n

La clase-choferil debe former un bloque para que
el gobierno pueda interpreter su legitimas aspiracio-
nes de colegiaci6n.


El negocio de la transportaci6n terrestre debe permanecer en
manos privadas. Seria peligroso para los miles de personas que di-
recta o.indirectamente hallan su modus vivendi en este ramo, el que
el gobierno lo acapare. Por otro lado, debe exigirse a la clase chofe-
ril de Puerto Rico mayor eficiencia en el servicio con la implantaci6n
de horarios fijos, diurnos y nocturnos, y la fijaci6n de tarifas c6-
modas. La Asociaci6n de Ch6feres de Puerto Rico debe establecer un
c6digo de 6tica a observarse por todos sus miembros, contribuyendo
de esa manera con las autoridades a poner coto a un exiguo grupo
de malos colegas que manejando borrachos o a velocidades exagera-
das y o quedando mal con su clientele pretend lanzar sombra sobre
]a inmensa mayoria de ciudadadanos ejemplares que es la gran masa
choferil.
Nota: El autor era uno de los mas fervorosos partidarios de la so-
cializaci6n de todos los servicios de transport. Ha visto sin embar-
go, que la socializaci6n deja hombres desempleados. Eso puede evi-
tarse, pero no se evita.






















Aspecto Deportivo





La Comisi6n de Recreo y Parques esta habilitando parques de-
portivos en todos los pueblos. iMuy bien! pero seria tambi6n de-
seable la introducci6n en nuestras masas ael hibito del pjercicio
fisico personal por grupos. La mera afici6n a presenciar por lo
nuchos la destreza atl6tica de los menos no descubre otro mirito
que el del entrenamiento en si. Particularmente los nifios deben
disfrutar de la oportunidad de dar cumplimiento al antigno manda-
to de un cuerpo sano pars un alma sana.
No es muy agradable sin embargo, anotar que el fanatismo per
los deportes tiende, localmente a causar confusion en el cAlculo de
los valores humans; tal cual resalta en el ejemplo de que a un buen
boxeador semi-analfabeta se le coloque en un piano mis alto que
el dedicado a un hombre de ciencias, patriot o intellectual.

















Aspecto Espiritual

y de Cultura

Somos grandes porque somos buenos, De vez en
cuando, conviene fijarnos en alguna que otra pajita,
que molesta la visi6n de algunas bellas pupilas.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs