• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Front Matter
 Destruccion de la soberania y de...
 Medios coercitivos
 Desembarque de tropas american...
 Nombramiento de nuevo Presiden...
 El tratado
 Lo que siguio a la presentacion...
 Oposicion en la camara al proyecto...
 Proclamacion de la ley marcial...
 Haiti bajo el regimen del...
 El nuevo presidente
 La doctrina monroe






Title: Anexion de la Republica de Haiti por los Estados Unidos del Norte
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00081287/00001
 Material Information
Title: Anexion de la Republica de Haiti por los Estados Unidos del Norte memorandum dedicado a la quinta Conferencia Panamericana de Santiago de Chile en nombre de la Union Patriotica de Haiti
Physical Description: 21 p. : ; 18 cm.
Language: Spanish
Creator: Hudicourt, Pierre L
Union Patriotique d'zHaiti
Conference: International American Conference, 1923
Publisher: Casa Amarilla
Place of Publication: Santiago Chile
Publication Date: [1923?]
 Subjects
Subject: Foreign relations -- Haiti -- United States   ( lcsh )
Foreign relations -- Haiti -- United States   ( lcsh )
History -- Haiti -- American occupation, 1915-1934   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
conference publication   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Bibliography: Includes bibliographic footnotes.
Statement of Responsibility: por Pierre Hudicourt
 Record Information
Bibliographic ID: UF00081287
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001063265
oclc - 23818499
notis - AFE7209

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    Front Matter
        Page 3
        Page 4
    Destruccion de la soberania y de la independencia de Haiti por los Estados Unidos
        Page 5
        Page 6
        Page 7
    Medios coercitivos
        Page 8
    Desembarque de tropas americanas
        Page 9
    Nombramiento de nuevo Presidente
        Page 10
        Page 11
        Page 12
    El tratado
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    Lo que siguio a la presentacion del proyecto de tratado
        Page 17
    Oposicion en la camara al proyecto de tratado
        Page 18
    Proclamacion de la ley marcial por el almirante caperton
        Page 19
        Page 20
    Haiti bajo el regimen del tratado
        Page 21
        Page 22
    El nuevo presidente
        Page 23
    La doctrina monroe
        Page 24
Full Text

9N-EXxON
DE LA

REPUBLICAN DE HAITI
POR LOS

Estados Unidos del Norte



MEMORANDUM DEDICADO
A LA
Quinta Conferencia Panamericana
DE
SANTIAGO DE CHILE
EN NOMBRE DE LA
UNION1; PAT RIDOACA WE HAITI
POR
PIERRE HUDICOURT
Ex-Delegado Plenipotenciario de Haiti
a la 2." Conferencia de la Paz,
Sx-Miembro de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya,
\ Ex-Presidente de la Orden de Abogados de Port au Prince
Siembro del Instituto Americano de Derecho Internacional
q72.9405
H884o.





*JLEXION
DE LA


REPUBLICADE HAITI
POR LOS

Estados Unidos del Norte.



MEMORANDUM DEDICADO
A LA
-uinta Conferencia Panamericana
DE
SANTIAGO DE CHILE
EN NOMBRE DE LA
UNTuIO PATiOaTIlCA DE HA'rTI
POR
PIERRE HUDICOURT
Ex-Belegado Pibnipotenciario de Haiti
atit 2.* Conferencia de la Paz,
ix-Miembro do la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya,
E* -Presidente de la Orden de Abogados de Port au Prince
y Miembro del Tnstituto Americano de Derecho International


Unwiesst) ,f FIMI LkaMd












UNIVERSITY
OF FLORIDA
LIBRARIES







THIS VOLUME HAS BEEN
MICROFILMED
BY THE UNIVERSITY OF
FLORIDA LIBRARIES.






All the Governments of the Americas are, as far as we are
,Yoncerned, uporr a footing of perfect equality and unquestioned
independence.
Todos los Gobiernos de la Amnrica estin, por lo que toca a
nosotros, sobre un pi6 de ignaldad perfect y do independencia
indiseutible.

WOODROW WILSON.
No nation should seek to extend its policy over any other
nation or people, but every people should be left free too deter-
mine its own policy, its own way of development, unhindered,
unthreatened. unafraid, the little along with the great and
powerful.

Ninguna naci6n debe tratar de extender su politiua sobre
otros pueblos o naciones, porque debe dejarse en libertad a cada
pueblo escoger su propia political, su forma propia de desarrollo,
-sin trabas, sin amenazas, sin temores,-los pequelios al lado de
los grandes y poderosos.

\WOODROW WILSON.
(Following message is secret and confidential). "United States
< has now actually accomplished a military intervention in affairs
of another nation.

El siguiente mensaje es secrete y confidential. Los Estados
Unidos han llevado a cabo, en realidad, una intervenci6n military
4,n los asuntos de otra nacion.

AIA1HRANTE CAPERTON.
(Telegrama al Secretario de Marina de los Estados Unidos, el
19-deAgosto de 1915).
Investigation sobre ianOcupacion de Haiti y Santo Domingo,
pagina 385.


















Destrucci6n de la soberania y de la
Independencia de Haiti por los Es-
tados Unidos.

Desde el 1. de Enero de 1804 hasta el 28 de Julio de
1915, Haiti fu6 uu estado soberano e independiente.
Como tal estA ligado, por diversas convenciones y.trata-
dos, con las grades potencias do Europa y con los Es-
tados Unidos; se adhiri6 a las convenciones' de Ginebra
y ha sido parte en catorce convenciones firmadas en La
Haya y en otras firmadas en Mexico, Buenos Aires y
Rio de Janeiro. Con Estados Unidos ligaban a Haiti, es-
pecialmente, convenciones comerciales y un tratado de
arbitraje, firmado y ratificado en 1909.
Pues bien, en 1915, las tropas norteamericanas de-
sembarcaron inesperadamente en suelo de Haiti y asu-
men.el, control del pais, desde eutonces hasta la fecha.
Su soberania fue destruida y abolida su independencia,
bajo el pretexto de un pseudo tratado, que Ileva la fecha
de 16 de Septiembre de 1915.
Haiti fu6 una antigua colonia francesa. Despu6s de
los Estados Unidos, fu6 la primer en proclamar su in-
dependencia en este hemisferio. Su poblaci6n es de'mas








de 2.500.000 de habitantes. Produce caf6, algod6n, cacao,
maderas preciosas, etc. Su subsuelo no ha sido ain ex-
plorado.
Despuds do haber realizado en 1804 su organizaci6n
political, Haiti fij6 en su Constitucion, como una precau-
ci6n a la vez polftica y econ6mica, que los extranjeros
no tenian derecho para poseer bienes raices. Tenfa 'mis
raz6n para ello quo algunos estados de la Uni6n Ameri-
cana, en donde existe igual prohibici6n, por ejeriplo
Vermont, Alabama, Nort Carolina, etc.
No so puede negar quo, desde un principio, Haiti su-
fri6 disenciones intestines, como todos los pueblos de la
Ambrica. Pero taipoco se puede sostener quo, dur4nte
tales luchas, hayan estado en peligro la vida o los inte-
reses de ningdn extranjero.
Los intereses de la deuda exterior se pagaron siempre
escrupulosamente, hasta la ocupaci6n norteamericana.
Sin embargo, desde hacia much tiempo los haitianos
habian comenzado a sospechar las intenciones de su po-
deroso vecino del norte. Desde 1847 los Estados Uni-
dos hicieron tentativas para obtener la bahia de Saman*,
en la costa Este de la Repliblica Dominicana, o la Mole
de San N'icolas, en la costa Occidental de Haiti, para el
proyecto declarado de una base naval. En 1891, el Go-
bierno de los Estados Unidos envi6 a Port.au Prince al
Almirante Gherardi, con una flota nunerosa, para tratar
la cesi6n de !a Mole de San NicolAs. El Gobierno de
Haiti decline discutir la cuesti6n. y la flota norteameri-
cana so retire. La buena armonia no ces6 de reinar en-
tre los dps paises,
En 1910 el Gobierno Haitiano quiso hacer en Francia
un emprdstito de 65,,00.000 de francos. El Ministro de
Estados Unidos en Port au Prince se opuso a dicho em-
pr6stjto, en una nota conminatoria, con el pretext de
que el proyecto desconocla los intereses americanos y
era perjudicial a los intereses del pueblo de Haiti. A pe-







-7-

ar dotowo, dicho emprdstito so telebr6: una part con-
iiderabJi de 61 se habia colocado entire los. banqueros-de
Niw Yol k.
.r -estse tiempo el Gobierno de los Estados Unidos
omprendia activamente los trabojos del Canal de PanamA.
A partir del moment en que el Canal fu6 abierto al
trdfico commercial (1914), el Gobierno de los Estados Uni-
dos manifest una febril ansiedad per intevenir, en cual-
quiera forma,-en Haiti. (1)
De 1914 a Julio de 1915 los Estados Unidos hicieron
abiertauente varias proposiciotes a Haiti. Todas fueron
rechazadas,
HaGia fines de 1914. Mr. Bryan escribia al Piesidente
Wilson:
< reo de capital importancia aumentar iinnediata-
mente la fuerza naval en aguas haitianas, no s6lo con el
fin de proteger los intereses extranjeros, sino tamnbi6i
lpara manifestar la intenci6n evidence que este Gobierno
tiene de arreglar [a condici6n no satisfactoria de los
asuntos de Haiti,. (2)
-Se ainent6 el nuinero de barcos de guerra norteame-
ricanos, y el 10 de Diciembre de 1914 el Ministro de

(1) Viansc los process verbhalh. on la l/u,'stig'aciid sobre la
ociufacidn de Haiti v de Santo Domini,,o. ordoinada por el Senado
de los Estados Unidos. La deelaracion, del General Eli K. Cole.
Jefc de las tropas de ocupaciAn le Haiti, dice: ",Haiti so halla en
nuestra salida principal. El Mar Caribe es la cntrada, cs decir, las
islas del Mar Caribe guardian de hecho la entrada de una part
considerable de los Estados Unidos y del Canal de PanamA. No
podemos permitir que ninguna potencia extranjera adqtiera ma-
yor poder en esta part del mundo. Nuestra political es, y erco que
ha sido, el no intervenir en el statiu quo. pero tanmpuo el perintir
que las potencias europeas adquieran una mayor influencia en
esta part del mundo., Pag. 692.
Alemania invadi6 Bl6gi.a para impedir que Francia lo hiiiera!
(2) Viase la antes mencionada.






-8-


Estados Unidos present formalmente al .Gobierno de
Haiti un proyecto referente al control y administraci6n
de las aduanas haitianas. Tales eran las condiciones que
se fijaban para ieconocer a un gobierno recientemente
organizado en Haiti. Este proyecto -tambi6n fu6 re-
chazado.

Medios Coercitivos

Ei 17 de Diciemlre de 1914, sin otro aviso, una fuerza
de la marina norteamericana fud desembarcada por el
cafionero < en Port au Prince. Se dirigi6 al Ban-
co Nacional de Haiti, hizo que le entregaran la suma de
*500.000 d6lares en oro americano, la que transport al
M<.
'Este dinero no era del Gobierno de los Estados Uni-
dos ni de ningiu ciudadano americano. Pertenecia al
(;obierno de Haiti, y habia sido depositado para redimir
el papel moneda. Provenia del eipr6stito de 65,000.000
de francos a que se hizo referencia. El banco era una
sociedad francesa; las cuatro quintas partes-de su capital
pertenecia a franceses, y solamente el resto, una quinta-
parte, estaba en inanos de algunos banqueros de New
York,
El Gobierno de Haiti protest ininediatamente contra
este actor arbitrario, que c'mstituia un atentado a sus de-
rechos soberatos y que la prensa local llam6 un acto de
'idfr/i iu
Lejs de dar explicaciu6n de conduct, el Gobierno do
los Estados Unidos envi6, en Marzo de 1915, una mi-
sin, e-?secial para negociar el control del pais-por los
Estados Unidos. El de Haiti rechaz6 una vez mis.
A esta misi6n especial sucedi6, poco despu6s, otra, en
Mayo de 1915, que present al Gobierno de Haiti un
proyecto sobre los siguientes puntos:






-9-


1.0 Protecci6n e intervenci6n -militar de los Estados
Unidos.
2. Ajuste de las reclamaciones pendientes en las Le-
gaciones extranjeras;
3." Prohibici6u de ceder la Mole de San NicolAs a
ninglin otro gobierno.
A esta iroposici6n el Gobierno de Haiti opuso otra
que tenfa muy diversos fines.
Se encontraban en arreglos cuando, subitamente, el
Enviado norteamericano se embarc6 para los Estados
Unidos.

Desembarque de tropas americanas

Pocos dias despuds de la partida del Enviado de los
Estados Unidos, el 27 de Julio de 1915, tuvo lugar en
Port an Prince un levantamiento. Poco despues, v a cau-
sa de este levantamiento, no existia ningun gobierno le-
al en Haiti. Pero nadie puede afirmar que, durante este
iterregno, se cometieran atentados de ninguna clase
contra la vida y los bienes de los extranjeros.
El 28 de Julio, la Marina Norteamericana, a las 6rde-
es del Almirante Caperton, desembarcaba -en Port au
rince y se apoderaba de todos los cuarteles de la ciudad
poco mis tarde, de las ciudades y puertos principles
e la Repiblica. Durante este period, los mensajes ofi-
iales del Almirante al Departamento de Marina anuncia-
,on especialmente.
cQue tenia en sus manos y que ejercia efectivamente
el control dela situaci6n internal, y quelas funciones del
Gobierno estaban desempefiadas por un cumit6 de ciu-
Sdadanos que obraban bajo sit direei6n>. (1)

(1) Testimonio del Almirante Caperton ante el comity de in-
*estigaci6n del Senado de los Estados Unidos. Pag. 809,






- 10 -


Pocos dias despu6s, disolvia este comit6 de ciudada-
nos y ordenaba que volviera al Banco de Haiti el servi-
cio de la Tesoreria del Gobierno. que le habia suprimido
an teriormente.

Nombramiento del nuevo Presidente

Los informs que diariamente rendia el Almirante a
Washignton reflejan, con una sinceridad digna de cau-
sa mis noble, la situaci6n de la Capital de Haiti, el de-
sarrollo.de los aconteeimientos hacia la realizaci6n de los
viejos lproyectos de los Estados ITnidos y la influencia
indiscutible que los Estados Unidos ejercieron en la elec-
ci6n del nuevo Presidente y en la negociacion y acep-
taci6n de un tratado.
Estaban en ejercicio la Cimnara de Diputados y el Se-
nado de Haiti y a punto de pioceder a la elecci6n de
un nuevo president: pero el Almirante Caperton, cum-
pliendo 6rdenes del Departamento de Estado Norte-
americano, o)lig6 por (dos veces a las CAnmaras a sus-
pender la elecci6n.
Los oficiales de la marina norteamericana en Port an
Prince se habian dado cnenta de ]a situaci6n political:
habian intentado a inducir a muchos haitianos de gran
cnltura a presentarse como candidates a la Presidencia.
Todos reliusaron. Uno de ellos. Monsieur Jacques Ni-
colAs Leger, ex-Secretario de Estado y ex-Ministro
en Washington, calificado por Lord Pauncefote como
,el diplomitico inAs liAbil y mis colnpleto que habia
conocido,, rehus6, alegando que era ciudadano de Haiti
y no de los Estados Unidos, y que debia esperar para
conocer las intenciones de los norteamericanos y poder
defender los intereses de su pais. (1)

A (Co lnfsi'jn del Almirante Caperton. Pubil. cit. Pag. 820.(





- 11 -


Enionces el Presidente del Senado, Mr. Dartiguerna-
vo,.anunci6 al Almirante su candidatura y le ofreci6
acceder. si era nombrado, a todos los deseos de los Es-
tados Unidos, inclusive el control de las aduanas y a la
cesi6n de la Mole de San Nicohis. El Almirante se apre-
sur6 a coiuniicarlo al Gobierno de los Estados Unidos,
manifestando, ademAis, la necesidad de dispersar las
bandas rovolucionarias con las fuerzas norteamericanas,
si los Estados Unidos deseaban desde luego ( un tratado para cl control financiero de Haiti,(I)
El Departamento de Estado Presidenteu, pidi6 al Departamento de Marina que en-
viara una fuerza suficiente para dominar por complete
la situaci6n. El Almirante Caperton recibi6 aviso de
que.los Estados Unidos aprobaban la elecci6n de Darti-
guenavc. (2)
La political dictada on Washington se express en un
mensaje, en el que el Departamento de Marina ordena-
ba al Almirante que, por proclamas o en cualquier otra
forma,
((AsegI'ara al Pueblo Haitib.no qIu los Estados Uiido,
io hant tnido mnas prop6sito que asc: arar, establecer y
oyudar a mantener la independeucia haiid a y el esta-
blecimiento do un gobierno fire y stable para Haiti.
Ios Eslados IUnidos tienen la intenci6n de mantener
sus fuorzas en Haiti sl6o lo necesario para realizar este
lin.) (3)
Entretanto, el Departamento de Estado nortcameri-
cano habia indicado al Ministro de Estados Unidos en
Port au Prince el procedimiento que deberia seguirse
para ayudar al Congreso haitiano en la elecci6n presi-

(1) Publ. i. 'ag. 325.
(2) Publ. cit. Pag. 313.
(3) Telegrama del Departamento 'e Marina al Almirante
Caperton. Publ. cit. Pa.,. 315.





- 12 -


denial. comhnicAndole, ademAs, quo los-Estados Uni-
dos se proponian obtener el control de las aduanas y
todo el control financier que se juzgara necesario. (1).
La noche anterior a ]a elecci6n, los oficiales de ]a ma-
rina norteamericana comunicaron a los Senadores, a'los
Diputados y a los candidates a la presidencia, las inten-
ciones y la political de los Estados Unidos.
El 12 de Agosto de 1915: Monsieur Dartiguenave fug
olecto, mientras el Jefe del Estado Mayor del Almirante
Caperton se encontraba en el recinto de la -Asambka
Nacional y los marines norteamericanos guardaban las
avenidas del Palacio Legislativo. (2) La elecci6n:, libre
de today influencia haitiana, habia sido efectuada bajo la
presi6n de las fuerzas del Almirante Caperton, que las
habian influenciado a favor de Monsieur Dartiguenave.
La intervenci6n norteamericana era un hecho (un fait
wccompli), y el control military, por otra parte iba a cre-
cer dia a dia. Los Departamentos de Estado y de Mari-
na de los Estados Unidos estaban informados, prolija y
diariamente, de todos los acontecimientos, y las tropas
clue se encontraban en Haiti recibian sus instrucciones
de Washington.
El 17 de Agosto de 19)16, dos dias despu4s de ]a elec-
ci6n de Monsieur Dartiguenave, el Departamento de
Estado orden6 a la Legaci6n Norteaimericana que sonie-
tiera inmediatamente al nuevo Presidente un proyecto
de tratado sobre el control de las aduanas y de las finan-
zas, asi coino sore la interlvenci6ii military de los Esta-
dos Unidos. (8).


1i Telegrama dcl Secretario dc Estado Lanbing al Almirante
Caperton. Pull. cit. Pag. 315.
,2) Confesi-in del Almirante Caperton. Publ. cit. Pag. 321.
i31 Telegrama del Departamento d Almirant. APuhl. cit. Pag. 327.





- 13 *


El Tratado

Si oste document que, por llamarse fratado deberia
suponer para.ser vAlido el concurso de dos voluntades
manifestadas libremente, se examine a la luz de los he-
chos que lo han precedido,. acompafiado o seguido, re-
sulta el colmo de la ironfa.
He aqui el tratado a grades rasgos:
( do confirmnar y robustecer la amistad que existed entire
ellos por la mis cordial cooperaci6n en el sentido de su
mutua conveniencia; deseando la Reptiblica de Haiti re-
mediar la situaci6n actual.de sus finanzas, manltener el
orden y la tranquilidad en su territorio, poner en prAc-
tica medidasparasu desarrollo econ6mico y para a pros-
peridad de la Repdblica y de su pueblo: y los Estados
Unidos, simpatizando con estos prop6sitos y miras, y
deseando contribuir a su realizaci6ir, han resuelto con-
cluir esta convenci6n para dichos fines y nombran Pleni-
potenciarios...,
De acuerdo con las condiciones del tratado>, el Pre-
sidente de Haiti nombrari a p'9puesta del Presidente
de los Estados, un Recaudador General y tantos ayu-
dantes y einpleados como sean necesarios para recaudar,
recibir y aplicar todos los impuestos adnanales de im-
portaci6o y exportaci6n, que provengan dte las distintas
aduanas y puertos de entrada de la Repuiblica de Haiti*.
A propnesta del Presidente de los Estados Unidos,
el President d(e Haiti nombrara, ademA.s, un Consejero
Fiscal, que seri un funcionario agregado (1) al Minis-

(1) Es actualmente el amo de las linanzas haitianas. Las
6rdenes de pago del Ministro de Hacienda no son- atendidas por
el Tesorero Piblico si no levan el visto bueno del Consejero
Fiscal. Este Consejero ha sido puesto, desde mayo de 1922, bajo
las 6rdenes del Brigadier-General norteamoricano, que tiene el
titulo de Alto Comisario,





- 14 -


terio de Hacienda, a quien el Secretario de Estado de-
berai prestar una ayuda eficaz para la realizaci6n de sus
trabajos. El Consejero Fiscal adoptard un sistema adecua-
do de contabilidad pliblica, avndarA para el mejor ren-
dimiento de las entradas y para su ajuste con los gas-
tos. investigaral la validez de las deudas de la Reptbli-
ca (1), informarn a los dos G(obiernos sobre todas las
deudas que puedan presentarse, aconsejar~i los mitodos
imodernos para custodial y aplicar los impuestos y harA
al Socretario de Finanzas todas las recomendaciones
lque juzgue necesarias para el bienestar y la prosperi-
dad de Haiti. (2) El Gobierno .de la Repiiblica de Hai-
ti anunciard por una ley o ppr un decreto especial que
el pago de todos los impuestos aduanales se haga al Re-
caudador General y prestarA a la oficina de ]a Recauda-
ci6n y al Consejero Financiero la ayuda y protecci6n
necesarias para el cumplimiento de las obligaciones que
sc les ha confiado y de los deberes que se les han im-
puesto en el present convenio, y los Estados Unidos,
por su part. imipartirAn ignal ayuda y protecci6n. To-
das las cantidades cobradas y atesoradas por el Recau-
dor generall so aplicarAn: 1.0 Al pago de los sueldos y
asignacionesdel ecaudador General, de sus ayudautes y
empleados:al pagod(e los gastos de la oficina de Recau-
daci6n, conmprenidiendolossneldos del Consejero Fis6al.
debiendo estos determinarse por acuerdo previo; 2.0 Al

(1) Esta olligaci6n no, ha sido nuncea cumiplida por el Con-
sejero Fiscal. E'l Golbierno NorteamericaHo ha impuesto a Haiti
una convention suplementari a para la formaci6n de una Comisi6n
le Reclamaciones formada de un cindadano americano, de uno
cubano y de 1uno haitiano. cni sueldos de 30.000.00 d6lares.
2) IIno de estos Consejeros Fiscales, John A. Me. Ilhenny.
ha servido el puesti, por ol menos durante veinticuatro meses: de
6stos no ha pasado en Haiti m:is que cuatro. Vivia en su pais, y
ldurantke su ausincia toinaba del tesorero haitiano. por su propia
aituridad. 15 dilares diaries. a tittlo de indemnnizaci6n. por per
m, rin. tica en c/ ext/ iiero,









interns y amoritizaci6n de la Deuda Pliblica de Haiti,
3. Al sostenimiento de Ja Policia a que se refiere el
Articulo 10 del tratado: y despues, el saldo al C(obier-
no haitiano para sus gastos corrientes,.
ptiblica sin el acuerdo previo de los Estados U[nidos, ni
adquirir ninguna obligaci6n financier salvo que, des-
pues de cubiertos los gastos de la administraci6n, las
entradas de que la Repilblica disponga para este objeto
sean suficientes para el pa;o de los interests y la amor
tizaci6irhasta la cancelaci6n, total de dicha deuda,. (1).
< dificar los impuestos adnanales en forma que reduzca
sos entradas. sin acuei'do previo con los Estados Uni-
dos; y con el fin de'que los ingresos de la Republica
puedan ser siempre suficientes para hacer frente a la
deuda ptiblica y a los gastos de la adminisitravi6n, de
consprvar la tranquilidad y aumentar laprosperidad ma-
terial, el (Tobierio de Haiti colaborar A con el Consejero
SFinanciero en las recomendaciones que 6ste haga rela-
tivas al mejoramiento de los mdtodos de recafidar y de
invertir las entradas, y alas fuentos nuevas de ingre-
sos que sean necesarias>,.

1l) En el mes do octubre Ultimo el General americano que
tenia el mando en Haiti ha obligado a aceptar, sin discusin al-
guna, un contrato de emn]prstito de 4-.K00,0(o (1 delares. del cual
se suscribi6 una primer parte de 1(;.000,000. Esta parte ha sei-
vido para pagar: 1.0 Cerca de 2.000.1W00 al Banco Nacional de la
Repdblica de Haiti. instituci6n americana: 2." Cerca do 2.000,000
a la National Railroad Company, compaiia americana que. esst
en pleito desdo hace tiempo con el Gobierno de ITaiti poe hliber
faltado la compaiiia americana a la ejecuci6n de ciertas cliusulas
fundamentals del contrato de concesi6n; 3." Los interests de In
deuda interior, de la cual las tres.,cuartas parties estan en manos
de norteamericanos; 4.0 El pago de la deuda exterior. actualmente
en pleito porque el Gobierno Franc6s reclama frances oro: 5. Las
obras pAblicas, de las que Dios g61o saho la cuenta.









(El (fobierno (ld HFliti se comprometo a ciear sin tar-
danza una policia eficiente, rural y urbana, compnesta
de haitianos. Esta policia serA organizada por los ofi-
ciales norteamericanos (1) nombrados por el Presiden-
to de Haiti a propuesta del Presidente de los Estados
Unidos. El G(obierno de Haiti los investiri de la auto-
ridad necesaria y los sostendrA en el ejercicio de sus
fnnciones. La policia estarA bajo la direcci6n del Go-
bierno haitiano y tendrA a su cargo la vigilancia y el
control de las arenas y municiones, de las provisions
militares y del comercio que de dstos se haga en todo
el pais>.
*El Gobierno se obliga a no ceder ninguna parte del
territorio de la Reptiblica de Haiti por venta, arrenda-
miento o de ninguna otra manera; a no conceder, a nin-
guna potencia o gobierno extranjero, jurisdicci6n sobre
su territorio, ni a firmar con ninguna potencia tratados
ni contratos que puedan reducir la independencia de
Haiti.))
EEl present tratado tendra fuerza y vigor durante un
plazo de diez arios a partir del dia en que se cambien las
ratificaciones, y ademis por otro period de diez anos si,
segin razones precisas formuladas por alguna de las Al-
tas Partes Contratantes, las miras y prop6sitos de la
Convenci6n no hubieren sido cumplidos.,



Todo lo anterior constitute las obligaciones de la Re-
publica de Haiti. La 6nica que se imponian los Estados
Unidos esta contenida en el Articulo 1.0 en la forma si-
guiente:

(1) Los oliciales de esta pulicia son los cabos y los sargen-
toA de la inarineria norteamericana.







- 17 -


-oficios, ayudara al Gobierdo de Haiti a desarrollar eficaz-
mente sus recursos agricolas, mineros y comerciales, y a
-establecersobr'e utna base s6lida las finanzas haitianas.>

Lo que sigui6 a la presentaci6n del

Proyecto de Tratado

El 19 de Agosto de 1915, el Alnirante Caperton reci-
bi6 aviso del Departamento de Estado de que deberia
apoderarse de las diez aduanas-principales de Haiti, co-
brar los impuestos que se debieran, emplear los fondos
-en organizer una policia y en trabajos priblicos urgentes,
y ayudar al nuevo Gobierno haitiano. Los fondos debe-
rian ser depositados, Ilevando una contabilidad separate
y especial, al nombre personal del Alnirante Caperton;
el (iobierno de los Estados Unidos cusiodiaba estos fon-
dos . (1) El Almirante
-Caperton cmnpli6 dichas instruccioves y, del 21 de Agos-
to al 2 de Septiembre de 1915, se aduefi6 de las aduanas
de los diez puertos principles. Dnrante muchos meses
los oficiales de la marina norteamericana recaudaron to--
dos los impuestos aduanales aplicandolos a sus gastos.
El Gobierno de Haiti se vi6 por 1o tanto privado de sus
-entradas, ya que las aduanas son easi la lnica fuente de
ingresos del pais.
RefiriBndose a la-orden dlel 19 de Agosto de 1915, el
Alnirante Caperton envi6 tin larg. telegraina aL Depar-
.tainento de Marina, en el que decin:
<(EI siguiente mensaje ps secret y confidential): Estads iUnidos han llevatlo a acbo. en realida-ll. iuna iin-
<< tervenci6n military, en los as.ntos de otra inci6n. Se ve
conl hostilidad en Haiti y en todo tiempo so ha visto aqui

(1) Publ. cit. Pag. 333.







- 1is -


hostilmente una acci6n de esta clase. Solo se han evitado-
graves choques armados por una acci6n military pronta y
rapida, que ha dado el control a los Estados Unidos anl
tes de que hubiera habido tiempo de organizer una resis-
tencia. Ocupamos actualmente la capital del pais y dos
importantes puertos de mar. (1).
La ocupaci6n de las aduanas despert6 en el pueblo de
Haiti tan profunda iudignaci6n qUe el nuevo Gobierno-
creado por el Almirante-se vi6 obligado, para calmarla,
a dirigir al Encargado de Negocios norteamericano una
series de notas protestando vigorozamente contra la vio-
laci6n de la soberania del pais. Ninguna. respuesta reci-
bieron estas repetidas protests.

Oposicion en la Camara al Proyecto

de Tratado

Mientras que el Presidente so mostraba partidario del
proyecto de tratado, la mis franca oposici6n se reveliba
entire sus Ministros y en el seno de las Cimaras. Asi el
Congress como los miembros del Gobierno eran contra-
rios al Tratado, cono lo dijo el Almirante, (intimidados
y atenorizados por un sentimiento piblico contra el con-
trol de las aduanas por los americanos. general en todo
el pais y propagado constantenente en los dltimos afnos
por los lideres de todos los partidos.o (2).
Por esta causa el Presidente y el Gabinete de Haiti
amenazaron con separarse del Gobierno. (3) El Alni-
rante Caperton recomend6 entonces al Departamento de
Marina que, en caso de que dimitiera el Gobierno Hai-
tiano, se fornnara un Gobierno Militar, con un official
1 i Publ. cit. Pag. 33"5.
2) I'ull. eit. I 3a6. 3:86.
{ Pubfli





- 19 --


norteamericapo como gobernador. Agregaba el Alumira-
to una rpanera significativa:
E) mormento actual es muy critic on lo que respect
a Haiti, y nuestra decision de ahora fijart en inucho el
curse de los acontecimientos posteriores. Si se instituye-
iu Gpbi'rno Militar estaremos obligados a no abandoner
l situaci6n de Haiti hasta que todos los asuntos del pals
est6n resueltos y garautizado el predominio de los inte-
rqses de los Estados Unidos.* (1).

-Proclamacion de la ley marcial por el

Almirante Caperton

ppsde los primeros dias de Septiembre de 1915 se ha-
bian aumentado las fuerzas a las 6rdenes del Almirante
Caperton y se habia logrado el control de las principles.
ciudades y vias de comunicaci6n de Haiti. El Almirante
se apoder6 de todas las fuentes de ingresos del pais; te-
nia en su poder los fondos nacionales, los gastaba sin ta-
sa ni medida, sin poner a disposici6n del Gobierno de
Haiti cantidad alguna. El orden piblico y el tesoro na-
cional estaban ambos en las manos del Departamento de
Marina norteamericano!
El 3 de Septiembre de 1915, el Almirante Caperton
decret6 la ley narcial en la cindad de Port au Prince, por
medio de una proclaima en la que anunciaba:
cCon el fin de ofrecer a los habitantes de Port an
Prince y de otras localidades aqui mencionadas, los pri-
vilegios del Gobierno y el ejercicio de todas las funciones
necesarias para el establecimiento y mantenimiento de
los derechos fundamenitales del hombre, el que subscribe.
por mi autoridad de Compndante de las fuerzas dp los


(1) Publ. cit. Pag. 338.







- 2) --


Estados Unidos en Haiti y en aguas haitian'as, prbold'imo
la lev marcial en la ciudad de;Port au Prince y edl lis lo-
calidades vecinas ocupadas por las fuerzas bajoini'man-
do.
dProclaino asimismo, de acuerdo con 6l Derecho de
"Gentes y los usos, costumbres y fanciones de mi propio
Gobierno y de los demAs, que estoy investido del powder
y de la responsabilidad del Gobierno, con todos sus ra-
mos y f:iciones, en todo el territorio aqui mencionado;
y que la convenient administraci6n de tal gobierno bajo
la ley inarcial se har, por medio de 6rdenes que se pu-
blicaiinri de tiernlo en tienpo y segtn lo-exija el caso,
por el comandante de las fuerzas de los Estados Unidos
en Ilaiti y en aguas haitianas,.
L(a ley marcial aqui proclamada y lo por ella ordena-
do no se propose opener dificultades a los actos del Go-
bierno Constitucional y del Congreso de Haiti, o la ad-
iniistraci6n o a la justicia de los tribunales existentes,
que no afecten las operaciones militares o las autorida-
des del Gobierno de los Estndos Unidos>. (1).
El 8 de Setiembre de 1915 el Aimirante Caperton en-
vi6 el siguiente mensaje al Comnandante del barco Con-
necticut>> que se encontraba al norte de Haiti:
ILa feliz negociaci6ri del tratado es la part predomi-
nante de la present misi6n. DespuBs do haber encontra-
do miclias dificultades la situaci6n del tratado parece
aliorna ms favorable que antes. Esto se ha logrado ejer-
rnldot n 'i los noIImets poi picios mna presion military, du-
raito las negociaciones. Ayer dos miembros del gabine-
te que se habian opuesto hasta aqli a las negociaciones,
han renunciado. Se cree que el mismo president estA
aisioso por concluir el tratado. Ahora he suspendido
-cualquiera operaci6n ofensiva para dar tiempo al Presi-
dente de former el Gabinete y de intentar una vez mAs la


(1. I'ubl. cit. Pag. 348.




--21 -


aprobaci6ui delitratado. Por .lotanto, no'estoy listo para
principlar las operaciones ofensivas.en: CaB~o aitilaPo;
pero las tengo ou reserva como, formnia de pre i ~dn amfib-
ifi,.,(I). :.. .
A pontinuacion de :la presi6n miiitnr, de,Ja reteioioibb
de los fondos haitianos, de la negociaci6n .de subsidies
al nuev .,Gobierno, de la proclamracin de laley anarcial.
y del eocarcelamiento de periodistaa, el tratado fu. al
fin'aprobado por el Senado el 1L de 1ovieinbre do 1i91..
No fu6 ratificado por el Senado de los Estados Unidos
hasta el mes de Mayo de 1916. :
S6S3.puede decir que un tiatado en estas condiciones.
sea la expresi6n libre del pueblo Ihaitiano?
Up.tratado international, lo mismo que un co.trato-
entre particulares, es nulo y no puede producer efectos
legales sino en el caso en que el consentimiento est6 li-
bre de violencia, de fraude o de.errors
Desde la llegada del Almirante a Port au Prince hasta
el dia de la llamada sanci6n del tratado por el Cuerpo
Iegislativo de Haiti, la situacl6n de este pais no:pudq.
describirse mejor'que con las inismas palabras que el Al--
mirante Caperton us6 en su declaraci6n ante la Comi-
si6n de; Investigaci6n: iniistraci6n en Haiti ha sido puramente military (2).


Haiti bajo el regimen del tratado.

El tratado fu6 impuesto a Haiti en las circunatancias,
arriba indicadas. Falta de consentimiento libremente ex-
presado, violencia ejercida por la fuerza, medics dolosos;.
para inducir a error: he aqui lo que caracteriza al instru--
mento del 16 de Septiembre de 1915. . : '
1) Publ. cit. Pag. 353. ,.
2) Publ: cit. Pag. -104.. .







Es instil agiegar si los haitianos estarian o no incon-
forihes con esta situation.
Se podia esperar sin embargo, que el Gobierno de los
Estados Unidos tuviera la habilidad de desarrollar Uis
condiciones econ6micas del pais con el fin de aplacar los
legititnos rencores del pueblo. Pero no fu6 asi. La -ley
iiarcial fu6 mantenida por los marines norteamericatios.
Se aplicaron por las cortes prebostales y comisiones
inilitares penas desproporcionadas con las supuestas fal-
tas cometidas. Haiti esti hasta hoy bajo el miSmo r6gi-
men de violencia y de terror, puesto que la proclama del
3 de Septiembre de 1915 del Almirante Caperton no ha
sido derogada.
Alguuos meses despu6s de la pseudo sauci6n, el Otier-
po Legislative fu6 disuelto y autorizadas iuevas eleccio-
nes para 1917.
El nuevo cuerpo Legislative fu6 disuelto a su vez 6dr
los marines norteamericanos tres meses despues de hia-
berse reunido, por el hecho de negarsd a conceder a 16s'
exfranjeros el derecho de adquirir bienes races.
Una nueva Constituci6n, preparada pot Franklin D.
Roosevelt, Subsecretario del Departamento de Marina de
Esfados Unidos, se illiipsod al pueblo por inedio do tin
Ilamado plebiscite, sisfema absolutamett de scoaiocido
en la legislaci6n anterior de Haiti.
En lugar del CTerpo Legislativq elcctose.instituy6&un
consejo'dcfe Istado difnpuesto de-'2 ithiermbios, n'oid~ta-
dos por el Presidente, y revocables seg'iu su capricho.
El Tribnmal.deo Guenta, inatituci6n eseucialmente" derii6-
crtfica pe, segi :lXas:l'eyest-haitianas' se~nombra por el,;
Senado e' laiRreptibli~s paraunsplazoa determinado,. fa6.
abolitrli~er- anrai ey debl Goonejo de-Estado: .. .
Ahora, se mantien.e ai ptebio :en la i gnorascw min:.
complete respect a los negocios de la administration:
ignora los ingresos y egresos del Estado y niadie es res-
ponsable de la administraci6n de sus fondos. El miismo




- 23 -


Piesidente ino es mis que un jugi'ete en f'as manos del
General americano, llamado Alto Comisario, quien tieve
una bomipotencia obsolota. Noh hay prbsu si~stos. Es el
desorden, la anarquia, el caos....


El nuevo Presidente

El period presidential de Monsieur Dartiguenave ter-
min6 el 15 de Mayo de 1922.
Ninguna elecci6n para former el unerpo Legislativo
habia sido permitido.desde la ultima disoluci6n de 6ste,
en 1917.
El President Dardiguenave y el Departamentdo de
Estado Norteamericano se pusieron de acuerdo, pot iro-
tas cambiadas, que se publicaron en losw peri6dieos de
Haiti,. para posponer indefinidamente las eleoioneeslegia-
lativas debido a que diches elecoiones habniac ifevado: a
las Camaras a ciudadanr s eunenigos de' 1': op:'t aeid6
americana. '
El. Codsejo de; Estado, procodi6 a; celiebrdr :las elebb6-
neesa pesea- d&e la p-obtes tiaiuBinw d' "igttI a ptmeask-
del Iais' y:de todats ilt ligas'o sociedadest:'patiti6eal"
ganizadas. El nuevo Presidente .'lo'ibrido'fui el Miisi-
tro de Relaciones Exteriores, que habia firmado la con-
venci6n del 16 de Setiembre de 1915 y todos los acuer-
dos suplementarios por los que se concedieron las fran-
quicias y privilegios nacionales a los norteamericanos.
Fu6 tambia6 el mismo que habia firmado, el mes de Ma-
yo de 1918, con el Ministro de los Estados Unidos, un
protocolo que fijaba una pr6rroga del tratado por un
nuevo period de diez afos.
El acto con que el nuevo Presidente inaugur6 sus fun-
ciones fua un empr6stito de 40.000,000 de d6lares, que
entrega al pais, atado de pies y manos, por un tiempo


tUaversit) of Fhwnda Librarifa




24- -

indefiuido. a algunos magnates delas finanzas neoyor-
quinas.
Pero el pueblo haitigno, representadio principalmente
por la ,Uni6u Patri6tica>; sociedad de mas de veinie r~if
mienbros, protest contra la ocupaci6n desu' territorio,
contra el tratado de septiembre de 1915, contra la Cons-
tituci6n forjada por Franklin D. Roosevelt en 1918, y
reclaina endrgicamente y sin condiciones de ninguna es-
pecie, su independencia y su soberania.

La Doctrina Monroe

La political imperialista que ahora practican lo. Esta-
dos Unidos, da a la famosa declaraci6n de 1823 un aen-
tido que los valientes pueblos latino-americanos no1
pueden admitir.
Y nms ahora que. el tel6grafo ha traido la noticia de-
que en las altas esferas political norteamericanas se
pienlsa en sustituir la Doctrina Monroe.
El pueblo haitiano se pregunta y pregunta a todos los
pueblos de ]a Am6rica: ges possible substituic la Doctrina
Monroe por un sistema que legalice los actos de violencia
perpetrados contra el Derecho de Gentes en la America
Central y en las Antillas?




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs