• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Frontispiece
 El origen de esta publicacion
 Deberes y facultades de los Alcaldes...
 Instrucciones a los sres. Alcaldes...
 Los municipios y la politica
 La conservacion de los Montes
 Cuestionario del problema ganadero...
 Prestacion de los servicios punblicas...
 Resumen






Title: Deberes y facultades de los alcaldes de barrio
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00081271/00001
 Material Information
Title: Deberes y facultades de los alcaldes de barrio
Physical Description: 46 p. : ports. ; 23 cm.
Language: Spanish
Creator: Alonso, Longinos
Publisher: Gobierno de la Provincia de Oriente
Place of Publication: Santiago de Cuba
Publication Date: 1939
 Subjects
Subject: Politics and government -- Oriente (Cuba : Province)   ( lcsh )
Genre: government publication (state, provincial, terriorial, dependent)   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: por Longinos Alonso.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00081271
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000543293
notis - ACW7001
oclc - 13136559
oclc - 24238062

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Frontispiece
        Frontispiece
    El origen de esta publicacion
        Page i
        Page ii
        Page iii
        Page iv
    Deberes y facultades de los Alcaldes de Barrios
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
    Instrucciones a los sres. Alcaldes de Barrio sobre la forma en que han de llevar los nuevos libros de altas y bajas de Granados y demas disposiciones vigentes
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    Los municipios y la politica
        Page 23
        Page 24
        Page 25
    La conservacion de los Montes
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
    Cuestionario del problema ganadero nacional
        Page 34
        Page 35
    Prestacion de los servicios punblicas por los municipios
        Page 36
        Page 37
        Page 38
    Resumen
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
Full Text




r.
,
i.'i
rs~Y
'
I
''

:i~
; Q'
'''


I'
1..s


U OF F LIBRA

Gobierno de la Provincia de Oriente






Deberes y Facultades de los

Alcaldes de Barrio
por

LONGINGS ALONSO





OBSEQUIO DEL


Dr. Angel Perez (lndre
Gobernador de Oriente








1939
IMP. "ARROYO"
PIO ROSADO No. 455,
Santiago de Cubs.











Gobierno de la Provincia de Oriente





Deberes y Facultades de los

Alcaldes de Barrio
por

LONGINGS iALONSO


OBSEQUJO DEL

Dr. Angel Perez (Indre
Gobernador de Oriente


1939
IMP. "ARROYO"
PIO ROSADO No. 455,
Santiago de Cuba.























S;'


LI

V'


.I


DR. ANGEL PEREZ ANDRE,
Goberiiauor Provincial de Oriente.


,:
:,..


:~I;


'"~t~.r
: j:













El Origen de esta Publicaci6n

Reuni6n de. Alcaldes de Barrios en el Ayuntamiento de
Holguin, Asistiendo el Gobernador Provincial

El origen de la publicaci6n de este folleto es a virtud le
haberse efectuado una reuni6n de los Alcaldes de Barrios del
T6rmino Municipal de Holguin, el dia 10 de Diciembre ppdo.,
con ei objeto de celebrar un intercambio con los funcionarios
t6cnicos en la material Municipal y Jefes de los Departamenros
de la Administraci6n con los Alcaldes de Barrios de di-
cho Termino, siendo una de sus primeras finalidades
el instruir a los Alcaldes de Barrios que llevaren libros
de Registros Pecuarios, los nuevos enviados por la Se-
cretaria de Agricultura, de igual manera tratar sobre las
guias forestales, el nuevo C6digo Social y otras tantas disposi-
ciur:es que se relacionan con la Administraci6n Municipal y
estos funcionarios, y fueron citados todos los Alcaldes de Ba-
rrios por el Alcalde Municipal senior Rafael Aguilera quien tu-
vo el alto honor de invitar a esta reuni6n al Gobernador de la
Prwvincia doctor PBrez Andre, el que asisti6, asi como la casi
totalidad de los 43 Alcaldes de Barrios, que tiene dicho Termi.
no que son los siguientes:
Seiiores Eugenio P6rez Santiesteban, de Aguaras; Vidal Mar-
tinez, de Aguas Claras; Eduardo P6rez G6mez, del Barrio de
Alcal1; Nicanor Ochoa, de Arroyo Blanco; Miguel Surez Hii-
dalgo, de Bdguanos; Baudilio del Rio, de Cacocum; Jos6e Un-
zilez Cruz, de Calder6n; Juan Hidalgo T., de Camazin; joa.
quin Fuentes, de Cauto Cristo; Manuel Ayin Lozada, de CaLe-
zuelas; Luis Dominguez, de Corralito; Arturo Sanchez Ak1.o-
guez, de Cruces; Andres Pupo Avila, de Damian; Juan Seiia-
no Borrego, de Floro P6rez; Jos6 Morales Proenza; de Gaa'a-
siabo; Manuel Suarez, de Guayabal; Alfredo Gonzklez Morr;in-
do, de Guirabo; Jesfis Rodriguez P6rez, de Haticos del Par al;
Rafael Zaldivar Diaz, de La Aguada; Miguel Gonzalez Sera, de
ia Cuaba; Emilio Fernindez, de la Palma; Rafael de los Rqyes,
de la Rioja; Jos6 Aguilera Arias, de las Calabazas; Leopoldo
Guerrero Perez, de Managuaco; Jose Rosalia Reynaldo, de Me-
lones; Ladislao Cordovi, de Norte, ciudad; Arturo Obreg6n
Pupo, de Omaja; Arturo Sinchez Perez, de Purnio; Bienvani-
do Guerrero, de San Agustin; Jos6 Rubio, de San Andr6s; vMar-


41X124







cial Hidalgo, San Francisco; Liduvino Rojas Mastrapa, de
San Juan; Joaquin Guevara, de San Lorenzo; Alfredo Aima.
guer Pupo, de Santa Rita; Manuel P6rez Chac6n, Sao Arriba;
Manuel Zayas Serrano, de Sur-Ciudad; Jos6 Agustin Cabrera,
de Tacimara; Julian P6rez Leyva, de Tasajeras; Primitivo San
Juan, de Ufias; Israel Ojeda, de Ufiitas; Saturnino Solaraaa,
de Velasco; Eusebia Rodriguez Rojas, de Yareyal y Gera-ldo
Gonzilez del Barrio de Yayal.
El Abogado Consultor del Municipio doctor Edmundo Gon.
zdice Almaguer; el doctor Veterinario Dr. Miguel J. Rimblas, el
funcionario del Gobierno Provincial sefor Longinos Alonso, los
cualks fueron designados por el senior Alcalde Municipal, -ara
que en su caracter de t6cnicos en la material, asesoraran a tos
Alcaldes de Barrios respect a los deberes que le son inhelin.
tes ak cargo que ostentan y que les impone el Art. 101 de la
Ley Organica de los Municipios, y los preceptos del C6digo de
D3,tnsa Social, que fu6 recientemente puesto en vigor, dado
que cegun lo estatuido en el Art. 98 de la citada Ley Municipal,
el Alcalde de Barrio ejerae y represent por Delegaci6n, al
Ejecutivo Municipal y en su lugar donde desempefa sus fan.
ciones, ser muy several y terminantes las disposiciones del re-
feri-io C6digo, en relaci6n al Art. 278 de la Ley Orginica Viu-
nicipal, de las responsabilidades de caricter administrative co-
mro funcionarios, que establece sanciones en todo lo que con
cierne al funcionario Municipal, en evitaci6n de las responsa-
bilidades como tales Delegados.
Dada la magnitude de la reunion, el Alcalde senior Aguile-
ra a rovech6 la oportunidad, tratindose en dicha Asamblea pro-
blenmas de vital importancia para la organizaci6n, conservati6n
de ia Administraci6n Municipal y prosperidad de la comunidad,
solicltando de los Alcaldes depusieran cualquier consult a su-
gerencia en lo tratado.
Haciendo el resume en dicha reunion el Gobernador Pro-
vincial, doctor Angel P6rez Andr6 en un brillante discurso; 61
tra.6 de una nmanera diafana y extensa la intenci6n que inspi-
raron a los miembros de la Comisi6n Consultiva al redactar la
Ley Organica de los Municipios Cubano's, designando en uno
de sus preceptos Delegados de las Camaras Deliberativas y sus
Ejecutivos Municipales a los Alcaldes de Barrios, demostr6 la
alta importancia de estas funciones y los beneficios que, bien
interpretada podrian aportar a la comunidad, recomendando las
necesarias y estrechas relaciones que deberian existir dado los
preceptos de las Leyes Orgfinicas, Impuestos y Contabilidad
Municipal entire funcioarios, lo cual recomend6 una razonada
coinpenetraci6n en bien de los intereses que represenLan,
se retirio tambi6n a las conveniencias de los Barrios Ruraels en
que los Alcaldes de Barrios son los verdaderos conocedores de
las jecesidades de sus respectivas jurisdicciones y que ian
los llamados a hacer las sugerencias con respect a los arregils,








reparaciones o construcciones de los caminos vecinales, aconsej6
la nesesidad de las Corporativas Agricolas y ofreciendo en su
character de Ejecutivo de la Provincia, toda cooperaci6n en e
logro de las finalidades de la singular y magna reuni6n y que
atenderia la petici6n de los asistentes, el que de los asuntos tra-
tados en forma de insrucci6n se hiciera una recopilaci6n de es.
tos, y fuesen impress en forma de folletos, por lo cual a vir-
tud de esa promesa se cumple lo solicitado, obsequiandose por
el Sr. Gobernador a los Sres. Alcaldes de Barrios, con la presen-
te publicaci6n.












'Deberes y Facultades de

los Alcaldes de Barrios

AMOS a sefialar la verdadera finalidad en que se inspira.
rcn nuestros legigladores cuando crearon la Ley Organica
de los Municiplos de nuestra Reptblica, en la que lo ha-
ce figurar en el Art. 98 de la antes mencionada Ley, ejerclendo
y representanao, por delegaci6n, la autoridad Municipal, los Alcal
des de Barrios, y en tal concept le deben obediencia en su demar-
caci6m los Agentes de Policia respectivos. De cualquier deficiencia
o irfra cci6n que observare en los servicios u obras piblicas del Mu
nicipio, dark cuenta inmediatamente al Alcalde Municipal.
Si analizamos el Art. 171 de la Ley de que se trata s~ ob.
serva que quince dias antes de las sesiones trimestrales que el
Ayuntainiento celebra, previstas en el Art. 139 de esta Ley, el
Alcalde Municipal reuniri en su Despacho a todos los Alcaldes
del Barrfo, al efecto de que 6stos expongan cuanto considered
de interns respect al Barrio y puedan ser tornado en consider~
raci6n por 6ste a los efectos del Mensaje que deba dirigir al
Ayuntamieito segfn el Art. a que se hace referencia.
Debeiios confesar que este precepto es muchas de las ve
ces incumplido por los Ejecutivos Municipales, pues toda vez
que cumpli6ndose se demostraria el interns que deben darse a
los asuntos encomendados por el Pro-comin, n6tase con verda.
dero disgusto que muchos de los que se afanan por adquirr el
nombramiento de Alcalde de Barrio no interpretan a alta misi6n
y la impoitancia que 6ste tiene, pues solo de-dican sus energies
a desarroilar una political de caricter personal o partidarsta,
perdiendose como es consiguiente las fihalidades que estabilcen
los catorce incisos que sefiala el Art. 101 de la antes menciona-
da Ley.
Como una demostraci6n de lo que represent para la cow
munjidad las Alcaldias de Barrios, basta conocer como lo in-
terpreta el legislator en el proyecto de reform integral de la
Ley Con tii.ucional aprobada por nuestro Congreso en fecha 16
de Diciemble de 1936, el cual establece nuevas innovaciones en
el R6gimen de las Municipalidades Cubanas, constituyendo un
Consejo de Vecinos en cada Barrib, lo cual ser, el Organo de
la Administraci6n Municipal. El Alcalde de Barrib sera. nom,
brado por el Ejecutivo Munibipal y el Consejo de Vecinos so.








ra design do por el Ayuntamiento y tendran caracter obligato-
rios. e invertir una part proporcional de los ingresos recau-
dados en cada uno de ellos y el funcionamiento de 6stos sera
regulado per una Ley.
Demosti ado el espiritu del Articulo 97 de la Ley Organica,
que dice "HABRA ALCALDES DE BARRIO DONDE LO CON.
SIDERE NECESARIO EL AYUNTAVIENTO AL EFECTO DE
QUE FACILITEN LOS SERVICIOS DEL GOBIERNO 1MU.
NICIPAL A TODOS LOS HABITANTES DE TERMVINO", y cu-
yos serviciEo los enumera el Art. 101 de la antes mencionada
Ley que aetermina que ademas de las funciones que otras 'eyes,
o los acuerdos de los Ayuntamientos, expresamente le encomien-
den, el .lcalde de Barrio desempefiar& permanentemente la
siguiente:
INCISO 1.-"Ser 6rgano de comunicaci6n entire los habi-
tantes del barrio que a 61 acudan, y las Autoridades Superio-
res Municipales, llevando en su consecuencia un Registro de
Entrada y otro de Salida de documents y correspondencia.
Ebe inciso, su primer intenci6n es, la protecc.6n al v-cin-
daric y a sus intereses, pues cuantas veces, por algunas con-
secuencias se le hace dificil el acceso a la cabecera, imposibili.
tindosele trsladarse en el tiempo en que una notificaci6n ofi-
cial requiere, y presentandose en tiempo el escrito al Alcalde
,de Barrio y registrando 6ste en el libro que determina este in-
ciso, ya garantiza el derecho de ser oido, este escrito cuando
llega al Ejecutilvo o al Ayuntamiento.
Debemos aclarar que el Art. 273 de la Ley de los Munici-
pios, expresa que todo el que acuda al Ayuntamiento o al Al-
calde u'1 escrito o solicdtud tiene derecho a exigir, y se le iarr
en el acto un resguardo en que se hace constar el asunto, fe-
cha y hora de la presentaci6n, preceptos tambien que son apli-
cables a libros de entraida y salida que establece el inciso en que
nos referunos".
INCISO 2.-"Tener a su cargo el Registro pecuario salvo
acuerdo en contrario del Ayuntamiento y con arreglo a la Le.
gisaci6n de la material.
Sobre este particular la Secretaria de Agricultura ha hecho
una recopilaci6n de las Disposiciones vigentes para el servicio
del 'egistro Pecuario, marca de ganado circulares dictadas re-
cientemente, los cuales se suponen estarfn en manos de los se.
iiores Alcaldes, los que habrdn podido interpreter sus inali.
dades.
INCISO 3.-"Llevar un Registro de Licencia de los Esta-
biecanientos de todas classes.
El Secretario de la Administraci6n esta en la obligation
de participarle al Alcalde de Barrio, de las altas y bajas que








se .fcctien por Industria y Comercio pertenecientes a dicho
Barrio, para poderse apreciar de esta manera que las per;oGas
que no aparezcan notificadas por 6ste, se entenderin -ue
ejercen la Industria o el Comerc-'o clandestinamente, con la
infracci6n que se entiende como CONTRAVENCIOiNES ADMI,
'NISTRATIVAS en el C6digo Social, en Capitulo 8 Art. 578
Inciso 24 la que sera penada con privaci6n de libertad de I a
60 dias, o multa de 1 a 70 cuotas o ambas, asi comno tambi6n
se facilitara para auxiliar lo que determine el Art. 111 de la
Ley de Impuestos Municipales, que hace referencia cuando los
con iribuyentes cesen en el ejercicio de la Industria o Comercio,
y "o se hayan declarado las bajas ni participado al Alcaide, y
por lo tanto se continuan tirando recibos de uni establecim eni-
to que no existe; deben estos noti icar al Alcalde la no existen-
cia del Establecimiento, para declararse entonces los recibos
falldos que hayan side expedidos segfin lo determinan los Arts.
234 y 235 de la Ley de Impuestos Municipales, asi como lo es,
tablecido en el Art. 68 de la Ley de Contabilidad.
INCISO 4.-"Cumplir los requerinientos, notificaciones,
6rdeHes y circularss que reciba de las Autoridades Superiores".
En este inciso, vamos a referirnos a los delitos que el fun.
cionamio pudiere cometer en el ejercicio d6 su cargo, y por lo
cual Cebemos tener en consideraci6n lo que establece el Art.
398 del Cap. 1 del C6digo Social, refiri6ndonos a algunas 6r-
denes que pudieran ser de caricter secret y el funcionario, tu.
vieia la debilidad de descubrirlo y hasta pudiera entregar in.
debidamente para su publicaci6n documents o copias de las
que tiene en su poder, y no debieran ser publicadas, incurrien,
do en sanci6n de interdicci6n especial de 6 meses y un dia y
de tres afios, y multa de 150 de cuotas, y con respect a la Ley
de Impuestos Municipales que se refiere a notificaciones, 61
Art. 77 establece la obligaci6n, esta en prestar al Tesorero y a
su agents los auxilios necesarios para el cumpliniento de
sus deberes en lo referente a la cobranza, de igual mnanera es-
tan obligados segin previene el Art. 63 de la Ley de Contabili-
dad Municipal, a practicar las notificaciones y diligencias que
le encomiende el Tesorero, en los expedientes de Aprcnmios,
contra los contribuyentes vecinos de dicho barrio, o cuyas fin.
cas est6n enclavadas en el mismo; de igual manera estabiece
el Articulo 202 de la Ley de Impuestos, en que preceptfia que
el Alcalde de Barrio que haya de realizar las notificaciones,
las firmara con la persona que se la hiciere, si 6sta no supiere
firmar lo hard a ruego de un tercero. Y si no quiere fir-
mar o presentar quien le haga por ella en su caso, firmarAn
dos testigos, requeridos al efecto por el Agente o el Alcalde
de Barrio. Si 6stos testigos se negaren a hacerlo, incurriran Pn
multu de 3 a 15 pesos, la que harin efectiva por el procedi-
miento establecido por la Ley Orginica de los Municipios.







Cuando la persona que deba ser notificada no tuviera domi-
cilio reconocido dentro del Termino Municipal, se hari constar
asi por la diligencia que se practice. El 204 de la propia Ley,
expone que el Agente o el Alcalde de Barrio encargado de
hacer las notificaciones debera efectuarlas dentro de los 5 dias
siguientes a aquel que le fu6 entregado el expedient
del adeudo, haciendo constar por la diligencia, la entrega del
expediente y su devoluci6n al Tesorero, y el 231 de la misma
Ley hace referencia que todo expedi6nte entregado a un
Agente o Ajcalde de Barrio, seri devuelto como en los dias
que dice el anterior Articulo pero incurriendo si no lo veri.
ficase en la responsabilidad que establece el Art. 238, en su
inc:) cuarto (4) asi como el Art. 240 que se refiere al Aical-
de de Barrio, que cuando por cualquier causa intervenga en
el procedimiento de Apremio, sera responsible por las fal'as y
delitos que cometan en el procedimiento, o con ocasi6n del
mismo.
Recomendamos mns el que deba ser conocido por los Al-
caldes de Barrios el Art. 405 del Cap. 2 del C6digo Social que
-trata de desobediencia y negaci6n de auxilios y se refiere a
lo funcionarios judiciales o administralivos que se negaren
sin excusa legal a dar el debido cumplimiento a sentencia, re*
soluciones u 6rdenes de las autoridades jerirquicas superio-
res, dictada dentro de los limits de sus respectivas competen-
cias y revestidas de las formalidades legales, incurrirdn er san-
ci6n de interdicci6n especial de 2 a 10 afios y multa de 100 a
400 de cuotas, el Art. 406 de este propio Capitulo establece
que el funcionario pifblico, que requerido por la autoridad com-
petente, no prestare la debida cooperaci6n para la administra-
ci6n de justicia o la prestaci6n de un servicio piublico, o se ne-
gare a ejecutar cualquier acto que viniere obligado por relaci6n
de sus funciones, incurriran en sanci6n de iiterdicci6n especial
de 6 meses un dia a 3 afios, y multa de 100 a 250 de cuotas.
INCISO 5.-Ejercer la vigilance necesaria para el cumpli-
miento de las Ordenanzas Muncipales y disposiciones de caric-
ter general que emanen del Ayuntamiento, o del Alcalde Mu-
nicipal, dando cuenta a 6ste iltimo previa notificaci6n al in-
teresado de las infracciones que observare para que imponga
las multas correspondientes si procedieren.
Recomendamos sobre este inciso sea conocido por los Sres.
Alcaldes de Barrios el Art. 578 del Cap. 8 del C6digo de Df-en-
sa Social que trata de la sanci6n de privaci6n de libertad asi
como las cuotas de multas a los que infringieren las disposicio-
nes sancionadas en las ondenanzas e instrucciones Municipa-
les, hasta su inciso 24 en las cuales se refiere casi en
su mayoria a la vigilancia del Alcalde, y en inciso 11 se re.
fiere a los que infringiere lo dispuesto en la Ley del 2 de Ju-







lio de 1909, y el Decreto nimero 3 de 13 de Enero de 1910, y
la Ley de 7 de Julio de 1924 sabre lidias de gallons y su im.
portancia en el Territorio de la Repiiblica, se refiere el inci-
so 7 al que infringiere las disposiciones sancionadas sobre apro.
vechamientos de reserves forestal, explotaci6n. tala y quemnas
de montes, a que se refiere la Ley de 3 de mayo de 1906,
el Decrelo ndmero 495 de 13 de abril de 1926, el Decreto nime-
ro 351 de 20 de marzo de 1924, y las ordenanzas de Montes
de 24 de Agosto de 1877, tambi6n se refiere a los que infrin-
gieren las disposiciones sancionadas en el Decreto 772 de 24 de
Mayo de 1923, sobre conservaci6n de palmas y arboles frutar
les, el inciso 9 en que infringiere las disposiciones sancioxia-
das en las 6rdenes militares nimero 108 de 14 de mayo de 1900
y nimero 217 de mayo de 1900, que trata del uso de aguij6n
y maltratado de animals y el 10 que trata del trinsito de ga-
nado establecido en la Orden Militar numero 353 de 1900, y el
22 que se refiere a las disposiciones sancionadas en el Decre.
to-Ley nImero 635 de Julio de 1935 sobre el control de la pro.
ducci6n del cafe, asi como tambi6n el Reglamento para la con-
cesi6n de aprovechamiento forestal la conducci6n de sus pro-
ductos y la tramitaci6n de los expeidientes respectivos, por te.
ner muchas disposiciones en que le compete su intervenci6n.
INCISO 6.-"Cuidar que se mantengan en buen estado los
casinos vecinales y las serventias".
Recomendam~os se yea las disposiciones penables en el De-
creto Presidencial nimero 395 de 19 de marzo de 1928, y sus
nmodificaciones en vigor y el Decreto Presidencial 2622 de 3 de
Octubre de 1934, que se refiere sobre trinsito y conservaci6n
de caminos piblicos, y servicios pifblicos de omnibus, y en
Guanto a las sugerencias que no hacemos referencia en el Art. 171
de la Ley Organica de los Municipios, en cuanto al plan de
Obras P.blicas Municipales a efectuar por la Administraci6n,
esti en la obligaci6n de recomendar los casinos que crean de-
ben arreglarse.
INCISO 7.-"Expedir la boleta para la asistencia midica a
domicilio para los pobres.
Este inciso, trata de un asunto de alta importancia, el Gual
debe estudiarse para recomendar al Alcalde o la Corporaci6n
Municipal, el que se consigne la cantidad suficiente u'zra
prestar el servicio a los pobrs de cada Barrio asi como la asis-
tencia de un prl'esional medico, como la adquisic on de un
botiquin de emergencia .como un practicante para acudir e- los
cases con la prontitud que requiera, y debi6ndose evitar quc se
hagan abuso de la. beneficencia pdblica, hacienda llegar con
eficaz todo lo possible en favor del menesteroso, y no que mu-
chas veces se atienden en realidad a los que no la nececitan.








INUISO 8.-Prestar el auxilio, que, en raz6n de sus fun.
cones, requieren los Agentes de Tesoreria, Inspectores de Has
cienda, o cualquier Delegado del Poder Central:
Este inciso ya hemos tratads algo que tiene relaci6n con
estas fanciones en el inciso 4 y en el inciso 5, ho obstahte, va-
mos a tratar aparte algunos de los Arts. de la Ley de Conta-
bilidad en que le hace a los Alcaldes intervenir en ciertas fun,
ciones.
INCISO 9.-Expedir las boletas para enterraaniento de po-
ores, y cuantas diligencias se requieran, en los casos de muerte
sin a.sistencia m6dica incluso las inscripciones en el Registro
Civil.
INCISO 10.-Hacerse cargo de los cadiveres abandonados,
practicando las diligencias iniciales,. hasta la llegada del Juz.
gado.
INCISO 11.-Informar en los expedientes para las expe-
diciones de F6 de Vida.
Vamos a tratar estos tres filtimos incisos en conjunto, por
ser casi conocidas sus funciones por los sefiores Aldaldes, no
obstante se recomienda el que se observe el Art. 375 A, de la
Secci6n Segunda del C6digo de Defensa Social que trata del
funcionario pfiblico quie librase certifiaccionies falsaJi de me.
rito o servicios de buena conduct de pobreza o de otras cir-
cunstancias anaoigas. ia castiga con privaci6n de libertad de
un mes a un afio y suspension por un period igual per la san-
ci6.a de privaci6n de libertad, el apartado C, del propio AIt.
pone igual sanci6n al funcionario que hiciere use de certifica'
ciones falsas y por cuyo motivo, es -ue recomendamos que
cuando se vayan a extender las certificaciones, se den per-
fecta cuenta que estas, sean exactas.
Ccn respect a los cadiveres recomendamos sea conocido
por los Sres. Alcaldes el Art. 458 A, y 459 de la Secci6n Segun-
da que se refiere a la sanci6n de privaci6n de libertad de uno
a seis meses a los que cometieren profanaciones de sepulturas
y de cadaveres, exuhumanaciones e in-humanaciones ilegales.
La Orden No. 73 de la series de 1902 dispuso en el Art. 2
de la misma permitir a los Alcaldes de Barrios que en aque-
11os lugares que diste mis de 5 Kms. de las Oficinas del Regis-
tro Civil a cargo de los Jueces Municipales llevar libros en
donde puedan inscribir provisionalmente los nacimientos y de-
funciones ocurridas, es por lo tanto en que se encuentra apoc
yada en que los Alcaldes de Barrios por el Art. 101 le enco-
mienda estas funciones.
EL CONCEPT DE LA POBREZA
Con respect a la certificaci6n de pobreza, tanto de asis-
tencia m6dica como de las boletas de enterramiento de pobres,







es realmente dificil apreciarse por cuanto la linea de pobreza
varia gradualmente en cada naci6n y ain dentro de ella, en las
distintas localidades como lo demuestra en una magnifica Po.
nencia que presentarA al Congreso Panamericano de Municipios
ei Dr. Fernando Llanos, del cual nos vamos a permitir exponer
algunas de sus consideraciones sobre este importantisimo parti-
cular.
"La Asistencia Pilblica presta el auxilio que necesita el in.
aividuo, sin investigar la causa que lo ha colocado en ese estate
do de inferioridad econn6mica. La Asistencia Social es ayudar a
Lesolver las necesidades' del moment, procurando restituir al
necesitado del auxilio, a u-na condici6n social normal, en lo que
pueda afrontar sus necesidades sociales.
ia Pobreza expresa ura idea relative, pues design el es-
tado de una persona menos rica; pero no privada de lo neWe-
F;ario para la vida, de mode que si no puede satisfacer ciertos
deseos, puede si cumplimentar las necesidades esenciales de la
vida.
Este estado social, no debe confundirse con otro grado in.
ferior, el de la indigencia, "estado econ6mico de insuficiencia pa.
ra satisfacer las primeras necesidades de la existencia". Cuando
el salario corresponde exactamente a sufragar las prime.
ras nelcesidades de Ia vida se tiene a nivel de la linea de po-
bieza; cuando es inferior se cae en la indigencia.
Para determinar si un individuo es pobre, o "necesasrio de
auxilio", como modernamente tambin se les llama. los suci6lo.
gos utilizan la llamada line de pobreza fundamentada en la
relaci6n entire el salario u el costo de la subsistencia y el Stan-
dard de la vida; desde el punto de vista que tratamos, es
de tenerse en cuenta tambien el nimero de familiares iue,
dependent directamente del salario que perciba el individuo a
clasificar.
Para poder fijar con mas claridad estos punts, es necesa.
rio aclarar el significado con que se aceptan determinados con-
ceptos; subsistencia, es el conjunto de medios necesarios para
el sustento de la vida humana por tales se comprenden: alil
mentos, vestidos, habitaci6n y salud; Standard de vida, es el
conjunto de comodidades que una persona necesita tener para
vivir a la altura de los de su clase.
En relaci6n con el salario, "hay que distinguir el saiario
virtual y el salario real, siendo el primero el salario en nmme-
ro de pesos y el segundo su equivalent en subsistancias y ar-
ticulos de necesidad".
En la 6poca colonial de nuestro pais se consider con el
derecho a participar de los servicios piblicos a las personas que
a mds de ser insolventes, justificaban su estado de pobreza an-
te los Ttes. Alcaldes extendi6ndose un document acreditativo
de las condiciones de pobreza y donde se llevaba un libro de








registro que ostentaban los nombres y apellidos de los vecinos,
cuya disposici6n se efectu6 a consecuencia de un Decreto del
Gobierno Superior Politico, de feeha 24 de Agosto de 1871.
Despu6s del cese de la dominaci6n espanola en Cuba, prac.
ticamente se ha abolido la boleta de pobreza que constituia un
elemento de identificaci6n justificativa de las condiciones esta-
blecidas para hacer uso de la Beneficencia Pfiblica, pues muchos
Alcaldes han dictado que para evitar dilaciones y tramitaciones
enojosas se proceda a tender inmediatamente a quien lo soli.
cite.
Vamos a insertar el reglamento del Decreto antes mercio.
nado del aflo 1871 como conceptu6 la pobreza individual, con.
sideraba, primero pobres a los que vivian de sus salaries, o de
un sueldo, cualquiera que sea su procedencia, que no exceda
dzl double de lo que se paga a un jornalero en la localidad res
pectiva; segundo, los que vivian de rentas, cultivo o cria de
ganados, cuyo product no excediera de la suma que ganaban
los jornaleros en la localidad; tercero, los que dedicados a la
Industria y al Comercio, paguen por contribuci6n ura cuota in-
ferior al 3% de la cantidad a que ascendiera al afio el double
salario 'de un jornalero, al precio corriente en el Distrito.
Los que tengan dos o mks medios de vivir, que juntos ex--
cedan al salario de dos jornaleros y los que por cualquuier sign
exterior de lujo en su g6nero de vida diesen motives a presumir
que sus entradas son superiors al referido tipo no tendrian
derecho a los beneficios que establecia dicho Decreto.
Como se ha ido suprimiendo la boleta de pobreza; porque
realrnente es enojosa en nuestro Pais, de igual manera lo han
sufrido algunas importantes ciudades de la America.
INCISO 12.-Informar urgentemente al Alcalde MIunicipal
de todala interrupci6n de los servicios pfiblicos y cuantos acIi-
dentes y idesperfectos en ellos observaren tales como rotura de
cafierias, hundimientos de punntes y cualquier otro que deba co.
municarse.
Recomendamos el que debe conocerse el reglamento de
carreteras y caminos y que se observe a la vez el Art. 475 A
del Cap. 2do. del C6digo de Defensa Social, que tiene privaci6n
de libertad de 6 a 12 afios al que destruyese o inutilizase un
puente, viaiductos, estaci6n o tineles, paso o nivel o cualquier
otra obra andloga de un ferrocarril que sea necesario o cave-
niente para la explotaci6n del mismo, asi como el que impidir e
la libre circulaci6n de trees, o el que cambiare seiiales csta-
blecidas para la seguridad y direcci6n de las marcas de los fe-
irocarriles y otras circunstancias establecidas cuando se hacen
dafjos a la comunidad.
El inciso 13, es, pudi6ramos decir, el mas important con
rclaci6n a la nueva formula administrative que intent el pro-
yecto Constitucional aprobado por el Congreso en felcha 16 de









Diciembre de 1936 que ya anteriormente hemos hecho menclon,
y por lo tanto haremos todo el esfuerzo por tratarlo de una
manera condensalda las vigentes obligaciones que este inci.o le
impone a los Alcaldes de Barrio's.
INCISO 13.-Desempefar el cargo de Recaudador de Im-
puestos Municipales, cuando se le otorgue la Delegaci6n al elec-
to, segif lo establecido en el Art. 207 de la Ley Organica.
El Art. 73 de la Ley de Contabilidad dispone cuando en
virtud de lo dispuesto en el Art. 207 'de la Ley Orginica de
los Municipios se encomienda a algin Alcalde de Barrio la re.
caudaci6n de contribuciones en el misamo, el Tesorero Ulevar&
un libro auxiliar de recauidaci6n, en que har& constar con sepa-
raci6n de concepts, periods a que dorrespondan, los recibos
que le entreguen y en cuyo libro firmar, el Alcalde de Barrio
bajo la palabra "recibi" y al pie del cargo del recibo que se
hiciere. El Tesorero anotark en el mismo libro la ascendencia de
lo cobrado por el Alcalde de Barrio, a fin de conocer el impor-
te de los recibos pendientes de dobro, dindole, por cada entre-
ga de dinero o devoluci6n de recibos, el oportuno resguardo lle.
vando a cada uno su cuenta especial.
El Alcalde de Barrio recibira del Tesorero una oopia de
cada cargo que le result en el libro de que se trata.
Debemos aconsejar tanto a los seijores Tesoreros Municipa-
les como a los Alcaldes de Barrios Recaudadores el recibo de
cargo dado que las responsabilidades que pueden originarse so-
lamente quedarAn excusados y justificad'os el haber U1enado to.
dos esos requisitos, de igual manera recomendamnos a los Alcal-
des de Barrios el que se exija que se les facility copias autori,
zas del cargo, y cotejadas 6stas con los asientos del libro que
haya firmado, lo cual pondran de manifiestlo cualquier error
del que pudiera adolecer.
Debe tener tambien present la anotaci6n de todos los car-
gos y en particular los de caricter adic3onales y ocasionales a
fin de que en ningin tiempo ofrezca duda la operaci6n de li-
quidaci6n; recomenddndose tambien de que se haga extensive a
los .demis libros.
Continuamos tratando el inciso 13 del Art. 101 de la Ley
Orgnica y t6canos referirnos a las obligaciones que le imTone
a los Alcaldes de Barrio el Art. 63 de la Ley de Contabilidad
Municipal.
El Art. 63 de la Ley de Contabilidad dice: Los Alcades
de Barrios solo podrin cobrar los recibos de contribuciones no
apremiados, y durante el period que sefiale el Avuntainento pa
ra efectuar el cobro sin recargo. Terninado este period, los
Alcaldes de Barrios devolverin los recibos pendientes a la Te-
soreria, para la iniciaci6n y tramitaci6n de los expedientes de
ADremios. pudiendo el Tesorero encomendgr a los Alcaldes de
Barrios, las diligencias de notificaci6n en dicho expediente.







Cuando el Tesorero remita al Alcalde de Barrio los cargo
acompafiara una relaci6n de los contribuyentes que estuvieren
pendientes de cuotas anteriores, y a 6stos el Alcalde de Barrio
no le admitiri pago alguno, sin la previa demostraci6n de ha-
ber satisfecho las cuotas anteriores que adeudare.
Recomendamos se observe por los Alcaldes de Barrios el
termino perentorio de cinco dias que fijan los Arts. 104 y 131
de la Ley de Impuestos para verificar las notificaciones, termino
que se hace impossible fuera de la Cabecera pues no es possible
realizarse se tiene en consideraci6n la distancia y los medios de
comunicacion de cada T6rmino Municipal, motivo que atut
cuando la Ley es determinante, debe por lo cual aclararse este
punto a la devoluci6n de dicho expediente y por cuanto los Ar-
ticulos 202, 204 y 131 de la antes mencionada Ley sefialan tam.
bi6n las propias responsabilidades a los Alcaldes de Barrios,
y en cuanto a los pagos dentro- del plazo voluntary en
que pueden los Alcaldes de Barrios Recaudadores Es-
peciales verificar todos por cuotas que no sean de ca-
racter occasional; motivo por el que no deben demorar la
devolucidn de los recibos no cobrados, a fin de que est6n en po
der del Tesorero a tiempo de incluirlos en las relaciones de mo.
rosos a que alude el Art. 99 de la Ley de Impuestos.
Pueden continuar cobrando los juegos permitidos asi como
los ocasionales segin lo preceptfia el Art. 174 de la referida Ley
de Impuestos, cuando esten previamente autorizados.

El Art. 48 de la Ley de Contabilidad Muuicipal dice: "Suin-
do se encomiende a los Alcaldes de Barrios el cobro de las con-
tribuciones en el mismo, dicho recibo se expediri separadamente,
en talonarios, por concept y por Barrio. No podrin los Alcaldes
de Barrios separar los recibos de sus respectivos talonarios,
sino para entregarlo al interesado, despues que lo hubieren ba-
tisfecho".
El Art. 49 de la propia Ley en su apartado segundo estable-
ce disposiciones con relaci6n a los Jefes de Departamentos de
Administraci6n de Impuestos que se refiere el parrafo segun-
do del. Articulo 92 de la Ley Orgknica de los Municipios, done
por el Contador al formularse los cargos y por Tesorero el
Recaudador Delegado en el acto de hacer efectivo firmara y
estimark el sello de la Tesoreria de Ta Recaudacion o de la Al-
caldia de Barrio aue se cobre.
Este inciso fue modificado por una Orden No. 49 de Erero
18 de de 1909.
Hem:os de aclarar o recomendar que el firmar los recibos
con las estampillas o sellos gomigrafos, debeb tenerse muy pie-
sente que las firmas no tienen valor alguno y plor lo tanto han
de ser manuscritas y hechas con tinta o lapiz tinta. Este requi-








sito no deben descuidarse pues se presta a que los contribuyeB.
tes, en su perfect derecho, se nieguen a aceptar los recibos. La
economic de gastos de tiempo no debe ser tomada en considera-
ci6n como motive de dejar incumplidos los preceptos de la Ley.
El Art. 64 de la antes mencionada Ley dice: :"Los Alcal-
des de Barrios a quienes el Ayuntamiento hubiere acordado en-
comndar la cobranza en su Barrio, ingresarin en la Tesoreria
los dias primeros y 15 de cada mes o antes o cuando se le orde-
nare el Tesorero, las sumas por ellos recaudadas detallindose
en relaciones los recibos cobrados y su imported.
El Tesorero formalizark en el mismo dia el ingreso dicha
suma, sin que en ningfin case le sea permitido demorar la ope.
raci6n.
En todo tiempo podri el Tesorero examiner las cuentas de
dichos Alcaldes Recaudadores para cerciorarse del estado de la
recaudaci6n; pero es obligatorio que al volver los recibos termi-
nado el period del cobro sin recargo, practique una liquidai6n
general para comprobar el balance de las cuentas de dichos re-
caudadores, y conocer si estin exactas, y de no estarlo, dar
cuenta al Alcalde para lo que proceda.
Cuando la recaudaci6n la realicen los empleados depenamen.
tes del Tesorero el ingreso lo harAn diariamente y los recioos
serin cubtodiados siempre en Tesoreria.
Es de tenerse present por los Sres. Alcaldes el que si
el period cobratorio sin recargo vence, por ejemplo, el dia 3
los Tesoreros deben de exigirles a los Recaudadores el ingreso
de lo recaudado hasta ese dia sin aguardar por lo tanto el ven-
cimiento de la quincena.
Dada la responsibilidad que tiene el Tesorero el entregar a
un contribuyente un recibo de cuota posterior, sino hubier- es.
tablecido la formula nor muchos Ayuntamientos de contratos o
convenios para pagos de atrasos de acuerdo con el Art. 81 del
Decreto Ley 773, de 4 de Abril de 1936, teniendo pendiente uno
anterior, recome-,dando se vea el Art. 89, inciso 10. Ley de Coa-
Labilidad, por cuanto los Alcaldes de Barrios y Recaudadores so.
lo cuotas corrientes pueden cobrar; aquellos funcionarios deben
-ener muy present el requisite de remitir con los cargos, las
lelaciones de contribuyertes mororosos en el Barrio al objeto de
que no les entregguen los recibos de cuotas anteriores.
Con respect al inciso 15 del Articulo 89 que hace referen-
cia en la 6poca que el TesoTero tiene la obligaci6n de entregar
los recibos a los Alcaldes de Barrios Recaudadores Especiales
para su cobro, y le exigiere el ingreso en los plazos fijados sin
haber sido estos entregados en la oportunidad debida, no incu-
rrirk en responsabilidad el Alcalde de Barrio, sino el Tesorero.
El espiritu de este inciso se observe la alta importancia que
este tiene de hacerle de una manera ficil al contribuyente
el medio de pagar los impuestos, sin que se molesten en ir a
Pig. 2









las Cabeceras u Oficinas Centrales que radican en las Adminis-
traciones Municipales, prestdndole un gran servicio y evitando
la molestia de los pagos en las taquillas.
El C6digo Social, en su Art. 420 A, Cap. 5 hace referencia
al funcionario pfiblico que teniendo a su carga caudales o efec-
tos pfiblicos lo sustrajere o consintiere que otro lo sustraiga, se.
r6 sancionado con privaci6n de libertad, de fgual manera el que
por imprevisi6n, imprudencia, negligencia, o inexperencia "nex-
cusable a que otra persona sustrajera los caudales o efectos
pfiblicos de cuya custodia estuviere encargado, y en la piopia
forma, los que ditaren a los caudales pfiblicos que administran 0
custodian o que su inversion estuviere encargado, diera una
aplicaci6n pfiblica distinta a aquella que estuviere destinado,
condena al funcionario que debiendo hacer un pago como tene-
dor de fondos del Estado no lo hiciere a los que admini-strando
valores encargados y a los deposistarios de establecimientos de
cr6dtos sociales o empresas que por estatutos o contratos con
el Estado, Provincia o el Municipio, tenga a su cargo la recau-
daci'n5 de impuesto o arbitrio; cometiendo delito de prevarica-
ci6n el Alcalde de Barrio que no d6 curso a una denuncia pro-
ducida por un vecino, de _gual ranera se compete delito de mal-
versaci6n de caudales piblicos el que cobrare los derechos de
licencias de bailes u otras cuotas ocasionales y no lo imgresare
en la Tesoreria Municipal, seg-n la sentencia No. 173 de 3 de
Junio de 1936 265 de 23 de Mayo de 1912.
Los Alcaldes de Barrio que sean recaudadores del impuesto
de matanza, podrk adoptarse el medio de entregar el Tesorero
un talonario impreso especialmente para cada concept, o sea
para cada case de res que pueda sacrificarse u los recibos de-
beranr contener todos los requisitos que para los otros exige la
Ley de Contabilidad, exceptuando, como es natural, el nombre
del contribuyente que no es possible conocer.
Los vendedores ambulantes cuya contribuci6n esta clasif"-'
cada entire las de "Patente", deben satisfacer el impuesto an-
tes de erpuezar a ejercer la industrial, es decir al causar "Alta",
consi:sderandose como "ocultador" al que no lo hiciere asi.
Cuardo el Alcalde de Barrio tenga que tramitar alguna solicited
de esta clase. puede servir esto de base para que el Teso-
rro _e haga el carfo correspondiente.
Folleto No. 1 de Consultas de la Secretaria de Gobernaci6n.
Co:,Io es competencia del Ayuntamiento el nombrar los Al-
caldes de Barrios 7 conferirle el cargo de Recaudador, asi como
la cantidad que deban devengar, corresponde a 6sta solucionar
la formula de normalizar los cobros de derechos de matanza, y
otros; no pudiendo nombrar Delegados ni Comisionados que
no resulten ser los Alcaldes de Barrios, de los Auxiliares que
determine la Ley de Contabilidad en el"29.
Las Cancelaciones de Fianza de los Alcaldes de Barrios Re-








caudadores debe sujetrse a lo prevenido en el parrafo segundo
del Art. 212 de la Ley Orginica de los Munkcipios.
INCISO 14.-"Cooperar al cumplimiento de las disposiclnues
que prohibe la estancia de los nifios de edad escolar en la via
pfibl~ca, salvo a causa justificada durante las horas de asistencia
a classes.
Interpretando este inciso para Ilegar a las finalidades por
61 xpuestos, creemos a nuestro juicio el que se hace ne-
cesario que los miembros del Cuerpo de Politcia y los Funeiona-
rios Escolares, establezcan un plan con los Alcaldes de Barrios
para el 6xito o finalidades que se inspifr6 el legislator al redac-
tarlo, que, de llevarse a efecto, seria muy provechoso y de una
labor patri6tica en favor de la cultural, toda vez que se presta-
ria un servicio para diffundir la instrucci6n, sacando de la ig.
norancia a la nifiez y preparar una nueva generaci6fi apta, y
que surjan indivi'duos que puedan satisfacer sus propias necesi,
dades dentro de una vida practice.
Es interesante anotar el concept de cooperac'o:n que se so-
licita de los Sres. Alcaldes de Barrios, pueda que se interpr-te
por muchos, que el legislator ha tenido la intenci6n de conian-
dirlo con las obligaciones del Vigilante o Funci:onario Escolar,
que ha de tomar por las manos al nifio para llevarlo a la Escue-
]a; es a nuestro juicio todo lo contrarieo, pues entendemos una
superior misi6n, la que es para el logro de este poderoso factor
de 6xito de la educacidn popular, debe ser comenzando por esti-
n-ular y recomendar a los vecinos de su Barrio las necesilades
en que estan los familiares deque sus hijos asistan, en las hoias
de classes, a las Escuelas y no vaguen por la via pfblica, inician-
dose una estrecha relacM6n con 6stos, a los fines de crear la Aso-
ciaci6n Vecinales para el fomento de la Cultura en sus Barrios,
organizandolo de una manera tal, que respondan al bien gene-
ral, estableciendo la mayor relaci6n con el nicleo social de su
demarcaci6n, y ejerciendo toda su influencia para recuperar el
concurso de los vecinos mas pudientes, y de las personas que
presten su cooperacf6n a toda obra beneficiosa, una vez consti-
tuida la Corporaci6n prestara la atenci6n a todos los alumnos y
en particular a los pobres que en determinadas epocas del afic
resultan insufifcientes los recursos de sus padres, y dicha Corpo-
raci6n podria distribuir ropa, calzado y fitiles escolares entire los
alumnos necesitados, contribuyendo a la higiene, cedi6ndole ce-
pillos y pasta dentifrica, fomentar bibliotecas, contribuir al ma-
yor 6xito de las fiestas escolares y actos patrii6ticos, iniciar jiras
y concursos atl6ticos, y todo cuanto reciba el alumno no tendik
la forma que reviste de la manera actual, en que se efectfian to-
das estas donaciones que parecen tener carkcter de una limos-
na, pues en este estilo, quebranta desde' la nitiez el scuatido
de la dignidad personal y cuya formaci6n debe propender toda
escuela que realice la funci6n educativa que la corresponde.
Del modo que indicamos es adaptable a una modest Escuela








Rural como a una Urbana, toda vez que el espiritu es el de le-
vantar en la vecindad voluntades puestas a favor de la escusla,
sIviendo de un element auxiliar en la labor de cultural, y con-
tribuyendo con su esfuerzo a robustecer los prop6sitos que de-
ban animal a los funcionarios que se den exacta cuenta de la
responsabilidad que tiene el de dirigir la educacion prima-
ria ,de un pais para crear ciudadanos de un pueblo libre, que
llevaran sobre sus hombros, a cambio de los derechos y de la
dignidad, que se leva toda la responsabilidad del porvenir
de la Patria y quienes han de ser los sostenedores de la pureza
y de los ideales democriticos.
Basta conocer el impulse con que se est& combatilendo el
analfabetismo, con verdadera eficiencia en los campos y en las
ciudades de nuestro pais. La colaboraci6n en tal sentido llevan
a efecto las Escuelas Rurales Civico.Militares, a iniciativas del
Coronel Fulgencib Batista, han dado-un gran aporte y los resul-
tados logrados por esos nuevos Centros de Ensefianza, que han
conseguido ilustrar al campesino, acondicionandolo para las la-
bores agricolas y dindole el concept cabal de sus responsabili-
dades, por lo cual tendremos mejores agricultores y ciudadanos
conscientes del cumplimiento de su deber.
Es, pues, sIn duda de gran apreciaci6n del concurso genero-
so que solicit este inciso de los Alcaldes de Barrios, quienes
skempre aportan toda su mejor intenci6n en favor del Barrio a
que pertenecen y estudiada esta suger6ncia y ilevada a la prac-
tica habrian de despertar gran simpatia y aplauso con la pa-
tri6tica mfsi6n que cumpliria, fomentando una Instituci6n que
.ha de laborar en la difusi6n de la Cultura dentro de su Bairio,
y que compenetrados 6stos de otras disposkiones existentes co-
mo la es, estimular al Maestro por una Ley del Congreso en la
que hace figurar en los Presupuestos Municipales, la cantidad de
CIEN PESOS para donirselo al professor de la Escuela Pfiblica
que mks se haya distinguido en su T6rmino durante el curso
escolar, de igual manera consigna ciertas cantidades pars. el
desayuno escolar.
La obra educativa que realize la Escuela ofrecen armonia
con su medio social y econ6milco, pero hay cierta complejidad de
dificultades para su realizaci6n. El Maestro no puede realizarlas
todas, y al Estado le faltan condiciones para penetrar en la esen-
cia de ciertos problems, por eso es necesario verlos con cierto
valor y f6, dindole un sentido altruista de caricter personal,
por lo cual mueve a los hombres a constituirse en Asociaciones
de caricter benefico, pues se nota que en todos los paises que
han progrsado las Escuelas Prit arias, se debe much de ellos
su eficiencia, a la colaboraci6n privada y popular.
Para termitnar esta idea basta conocer que en la 6poca co-
lonial se limitaba la matricula escolar y era indispensable que
los nifios para concurrir a ella tenian que proveerse de una bo.
leta, que en algunas ocasiones, solo se conseguia por la ilnfluen-







cia, expedida por el Ayuntamiento se preocup6 tan poco el Go-
bierno en difundir la iUnstrucci6n entire las masas populares que
el resultado de 6sto ha sido el crecido nfmero de analfabetos que
produjo que apesar de los grandes esfuerzos realizados por n'ues.
aro Gobierno respect a la ensefianza pihnaria hay cierta dismi-
nuci6n relative, pues hoy se puede asistir a las Escuelas los ri-
fos solos acompafiados de un mayor y nuestras Leyes obliga a
concurrir. a ella en la edad escolar.
Tambi6n podrian prestar su aporte los Alcaldes de Barrio, al
Dia del Arbol, fiesta que se celebra el primer skbado, tercer
period del afio escolar, segfin lo dispone el Art. 460 del DeciAto
No. 1147 de 12 de Agosto de 1922, que contiene el Reglamento
General de Instrucci6n Primaria, en la propia forma que Io ex-
puesto anteriormente, y en particular, en los Barrios Rurales, en
que se hace necesario mostrar el testimonio de gratitude que
la humanidad debe a los series m6s tiles v necesarios del reino
vegetal; el arbol, es una lecci6n viviente para el hombre, y -o
tan solo una lecci6n material y fisica sirio una hermosa lecci6n
moral, para condenar a los m6viles egoistas de los series animairs,
y enaltecer los beneficios que constituyen a la vida y el bienes-
tar de los hombres.
La Fiesta del Arbol, es necesario que los nifios y los adio-
lescentes tomen parte en la celebraci6n de ese hermoso dia para
que se compenetren con el significado social y moral y mediton
sobre los bienes que a los arboles debe la humanidad y so-
bre la sublime ensefianza que nos dan desde que nacen hasta que
mueren.
Es un sagrado deber del Maestro hacer entender a los ni.oos
que al pasar junto a un arbol lo consider como un amigo y que
cuando lo vea surgir de la tierra y contemple su desarrollo lo
estime como un protector.













Instrucciones a los Sres. Alcaldes de Barrio
Sobre la Forma en que han de Llevar los Nuevos
Libros de Altas y Bajas de Ganados y Demis
Disposiciones Vigentes.
Dr. Veterinario Miguel J. Rimblas

Los Alcaldes de Barrio, iievarin un libro en el que nardn
ccrstar las altas y las bajas del ganado vacuno, caballar, mu-
a1j y asnal que ocurrieren dentro del Barrio.
Dichos libros se lievaran en la forma siguiente:
CAUSAS DE LAS ALTAS:
Primero:-Nfimero de orden.-Dia, mes y afio.-Nombre del
propietario del ganado.-Causas del alta:-Por pase de un Ba.
irio, por compra a otra persona, por aumento de cria, por su-
basta o por pase especial de traslado de un Barrio a otro, o de
un T6rmino Municipal a otro, estos pases no llevaran sellos de
Timbre Naci!onal ni de Protecci6n a la Ganaderia Nacional.
CAUSES DE LA BAJA:
Las causes. de la baja son las siguientes:-Por venta
a otra persona, por venta para otro Barrio, por pase para el
Matadero o por muerte natural.
Las sefias, color, hilerro del ganado, en los pases y certifica-
dos de propiedad se consignaran con claridad por medio
de una nota al dorso.
En ninguna oficina del Registro Pecuarilo se expedirin ni
admitirkn pases "con various hierros" o "hierros extranjeros".
Por ningiin motive se dejaran lines en blanco en Libro-Re-
gistros, pud.!6ndose llevar por el sistema de cuentas corrientes,
ocupando cada asiento tantas lines com6 fueren necesarias, in-
dic~ndose en la casilla correspondiente la causa del alta y el
nfimero de orden.
En casos de extravio del Certificado de Propiledad o Pase,
el interesado solicitark un duplicado por medio de un escrito
haciendo referencia al nfimero extraviado, anotkndose en la ma-
triz la expedici6n del duplicado y publicandose en la Gaceta Ofi-
cial el extravio.
Los documents del Registro Pecuari que contengan ra;pa-
duras o enmiendas de alguna clase sin estar justificadas, no se-
ran admitidos.
Al finalizar cada mes, los Alcaldes de Barrio remitiria a







ia Alcaldia Municipal de que dependan un resume de las aitas
y bajas de ganado ocurridas durante el mes.
DE LAS INSCRIPCIONES:
En las inscripciones de ganado que se hagan se harkn cons.
tar la procedencia y a quien ha sido comprado el ganado.
Por cada inscripci'6n se dara un certificado.
No se hara inscripci6n ninguna significando hierro, que
no est6 debidamente autorizado con su Titulo de Propi!edad.
Los Certificados de Propiedad que no Ileven los sellos de
la Ganaderia Naccional, se hard constar con una nota al doiso
si es por aumento de cria o por ta.slado; y si es por compra s:
otros barrios se hara co-star que no lleva los sellos de ia Ga-
naderia Nacional por aparecer ya fijados en los pases, detallan-
do a continuaci6n de dichos pases los nfimeros que le corres-
pondan.
Para efectuar la inscripci6n de un ganado que por mot-vo
imprevisto carezca de propiedad y haya sido adquiriOdo despues
del primero de Febrero de 1902, se entregark al Encargado del
Registro respective por los duefios o sus representantes, una
relaci'on de los que deban ser registrados, ya sean del pais o
cxtranjeros; pudi6ndose consignrar en ellos las marcas y sefias
que cada uno tenga. Esta relaci6n esti autorizada s6lo con la
firma del due~io o su representante, si 6stos fueren conocidoe o
de responsabilidad, a juicio del Encargado del Registro, y en
caso contrario, 6ste exigirk la garantia de persona abonada, que,
suscribiendo tambi6n la relaci6n refer'da, respond como fia'lor
y quede obligado a las results para. el case de que algunos fue-
sen mal habidos.
TRAMITACION DE DOMINION

Cuando el ganado qve se desea inscribir sea adquirido por
compra en esta Isla acudirkn comprador o vendedor, o sus legi-
times representantes a la Alcaldia de Barrio en que los ani'males
se encuentren, para que se levante acta de la negociaci6n, que
firmar6n las parties contratantes ante la autoridad que extierda
dilcho document. En los cases que el comprador o vendedor no
puedan concurrir a la oficina a efectuar el traspaso, podrk au-
torizar un mandatario por medio de una carta para que acepte
la compra o realice la venta, autenticando la firma del que au-
toriza, un Alcalde de Barrio.
Podra efectuarse traspaso de propiedad con certificado de
rebates de ganado de las fuerzas armadas de 1a, Reufiblica.
La tramitaci6n de ganado no devenmrara derechos de ningu.
na clase. auedando sujetos a las responsabilidades de la Ley los
empleados que cobrasen por despacho de Pases o Certificados de
ganados.
Con los Certificados de Propiedad se podra transitar por to-
da la Reptiblica sin necesidad de limitaci6n de tiempo ni refren.




I.


do alguno, siempre que lo Heve el duefio o su representante aun
torizado, y que el ganado sea el mismo resefiado en el Certificado.
Todo el que traslade ganado de un barrio a otro, y deje de
presentar el pase en el t6rmino de tres dias, contados desde la
llegada del ganado a su destiny, incurrir& en una multa de 25
centavos por cada cabeza de ganado que el pase contenga.
Por ningfin motive dejark de consignarse en los pases el
punto donde se conduzca el ganado, considerindose sospechosos
los qua asi no lo expresen.
Cuando se expida un PASE COLOR ORO para trasladar ga-
nado de una finca a otra fuera del Barrio o Municipio en que
estuviese inscripto, producirk BAJA en los libros del Registro y
ALTA en el del Ingar para que se destine.
A estos pases no se le fiijan sellos del Timbre Nacional, como
tampoco los de Protecci6n a la Ganaderia Nacional, today vez
que el ganado continue siendo de la propiedad de la persona a
quieil se Ie expida esta clase de PASES, el cual est& obligado a
suscribir un juramento en los Modelos correspondientes.
Cuando el poseedor del PASE COLOR ORO se present en
el Registro Pecuario de destino para dar de alta el ganado que
en 61 figure, solicitara se le expida un Certificado de Propiedad,
archivAndose el PASE COLOR ORO.
Los Pases de Transito color verde que en lo sucesivo se ex-
pidan asi como los de color oro, estin exentos del pago de los
20 centavos en sellos del Timbre Nacional.

DISPOSICIONES ESPECIALES PARA EL GANADO VACUNO.
REQUISITOS QUE DEBEN CUMVIPLIR LOS ENCOMENDEROS.

Circular nuimero 00904, de fecha 11 de Enero de 1937 de la
Secretaria de Agricultura:
Para tener derecho a sacrificar ganado vacuno, lanar o de
cerda en cualesquiera matadero, se exigen los requisitos siguien-
tes:
PRIMERO:-Estar debidamente inscripto en el Ayuntamien
to y en la Zona Fiscal respectivamente como encomendero.
SEGUNDO:-Llevar los libros exigidos a los comerciantes
y en especial los que determine la Secretaria d6 Hacienda ara
obtener la COMPROBACION DE LAS COMPRAS DE GANADO,
precious, peso, nombre del vendiedor y nombre y domicilio del .-om.
prador, asi como cuanto sea necesario para la debida percepci6n
de los impuestos establecidos.
TERCERO:-La infracci6n de cualesquiera de estas obliga-
ciones hard incurrir al contraventor en una pena de ci'en pesos
de multa a cien dias de encarcelamiento imponibles por el Juez
Correccional del Distrito donde se hubiere realizado la transgre.
si6n legal.
Circular niimro 04379 de 10 de Febrero de 1937 de la Seore-
taria de Agricultura.








Circular referente a la aplicaci6n de los sells de Protecci6o
ala Ganaderia Nacional, el cual ha sido redactado asi:-
,Un lote de ganado comprado en otro Trminino con pase al
Matadero y al que se le fijan los sellos Protecci6n a la Ganade.
ria Nacional, puede ser presentado al Delegado del senior Alaal-.
de en otro lugar, dentro de los tres dias de llegar el ganado a
su destiny y aunque no lo sacrifique todo en un solo dia no pa.
ga mis impuesto Protecci6n a la Ganaderia Nacional, que los
sellos fijados al Pase expedido en el lugar de procedencia. Aho-
ra bien, si le sobran reses por no haberlas sacrificado, procede se
present en el Registro Pecuario, por el du6 io del ganado, el
certificado que el Administrador o Delegado del Municipio, eita
en la obligaci6n de proveerle, con el objeto de inscribir et so.
brante, y los Pases necesarios que se soliciten para el Matadero,
con referenci'a a esas reses no devengan 61 impuesto aludido, to-
da vez que se ha pagado anteriormente; siendo inicamente re.
cesario insertar una nota en los Pases sucesivos que se expidan
en que se hagan constar las causes por las cuales no se fijan
esos sellos.
Por otra parte, toda venta de ganado paga el iripuesto una
sola vez, por lo que si trae un ganado de cualquier lugar ampa-
rado con un Pase de Transito al que se le fijaron los sellos PLo.
tecci6n a la Ganaderia Nacional, para inscribirlo en esa locali-
dad, el Certificado de Propiedad que se expWda no lleva sellos
especiales y si solamente los veinte centavos 6n s6llos del Tim.
bre Nacional, haci6ndose constar cn el respaldo, con puflo y l-
t- a del Encargado del Registro Pecuario y firmado por 61 ia si-
guiente nota: "No se fijan los sellos Protecci6n a la Ganaderia
Nacional, por aparecer ya fijados en el Pase de Trinsito nfmero
tal, que ha quedado arch'irvado en esta Oficina. Sin embargo, los
Pases al Matadero que se expidan de esa inscripci6n, pagan el -m-
puesto especial, porque result otra operaci6n.
DECRETO 1412 de 22 de Agosto. de 1918:-
Los Alcaldes de Barrio, Encargados de los Registros Pecua.
iios al efectuar la inscripci6n de un ganado de la especie bovina
que por cualquier motivo carezca de propiedad, asi como el que
se inscriba por compra y el que provenga de aumento en la (ia,
deberk exigir sin perjuicio de los requisitos ya establecidos una
declaraci6n jurada del interesado en la inscripci6n o un certifi-
cado expedido por un Veterinario, en que conste que dicho gana.
do ha sido vacunado contra la enfermedad Carbuncosa que oea
susceptible padecer, except en el caso de que el Pase
se expida con destino al consume y que el propietario jure es pa-
ra su inmediato sacritficio.
Las Oficinas del Registro Pecuario exigiran, tanto en las de.
claraciones juradas, como en los certificados veterinarios los si-
guientes requisitos:








A.-Fecha en que se efectu6 la vacunaci6n.
B.-Finca donde se vacun6.
C.-Ninmero, clasificaci6n y mrarca o hierro usado por el pro-
pietario del ganado vacuno.
D.-Instituto o Laboratorio de donde procede el product
biol6gico (vacuna) aplicado.
E.-Nombre del Veterinario que practice la vacunaci6n.
DECRETO 1665 de 18 de Octubre de 1918:
Declarar obligatoria la vacunacion de los aninales suscept--
bles de padecer los Carbuncos Bacteridiano y Sintomdatifo, en los
lugares donde se compruebe por ei Servicio de Veterinaria, la
existencia de algfn caso de las enfermedades citadas.
Los duefios y encargados de fincas, potreros de crianza o
establecimientos donde se estabulen, crien, mejoreni, ceben, o
se utilicen ani-nales, asi corno los veterinarios que los asistan,
quedan obligados a denunciar ante la autoridad municipal mis
pr6xima, la existencia de animals sospechosos de padecer en-
fermedades contagiosas.
Los Gobernadores Provinciales, presidents de las Juntas
Provinciales de Agricultura, actuaran sobre las autor-dades mu-
nicipales a fin de que sus Delegados haga cumplir lo dispuesto
en este Decreto, adoptando ademns las medidas profilacticas mns
urgentes que estme oportunas el Veterinario Municipal, haata
tanto resuelva en definitive el Servicio de Veterinarios de la
Secretaria de Agrfcultura.
Los animals muertos a causa de los Carbuncos Bacteridiano
y Sintomktico, o cuya muerte se sospeche haya sido producida
por estas enfermedades, deberrn ser :incinerados en el mismo lu-
gar done se encuentre, sin despojarlos de sus cueros.
DECRETO 2766 de 8 de Octubre de 1936:
Esta prohibido en todos los Mataderos de la Reptiblica, la
matanza de machos de la especie bovina, de cualquier edad, que
no esten castrados. o que, estindoio, no tengan cicatrizad a Ia he-
rida producida por la castraci6n.
La infracci6n de este decreto seri penada por primera vez,
con multa de $25.00; por segunda vez, con multa de $50.00, y
por tercera o sucesivas veces, con multa de $100.00.
Cada cabeza de ganado determine una infracci6n a los efec-
Los de la imposici6n de la multa.
Se entendera que se ha cometido la infracci6n y se incurri-
rA por lo tanto en la penalidad establecida para castigarla, por
el solo hecho de mantener el ganado de matanza prohibida, en
cualquier lugar de los mataderos, incluyendo los corrales anexos
a los mismos.
DECRETO LEY 457 de 18 de Diciembre de 1935:
Se crea una cuota obligatoria de diez centavos por cada ies
vacuna, ;cualquiera que sea su edad o sexo, que ss venda, Lras-
pase o se sacrifique, aunque sea por su propio duefio, o que se








oonduzca para ser sacrificado por el duefio que la sacrifique se-
'in los casos.
El pago se efectuark mediate sellos que se fijarkn ea los
erticados de propiedad o pases de trknsito que expidan los en-
argaaos ae los Regi'stros Pecuarios, los cuales no tendran va-
idez ni efectos legal alguno y se consideraran como no existen-
es si no estfn provisto de los sells correspondientes.
Los sellos se i'mprimirkn por la Secretaria de Hacienda en
la cantidad y denominaci6n que estime oportuna, en los cuales
se hark constar de manera muy visible la sigufente leyenda:-
"PROTECCION A LA GANADERIA NACIONAL"-DECRETO
LEY 457 DE 1935.
Dichos sellos seran consignados, en la forma que disponga
el Secretario de Hacienda, en todas las Zonas Fiscales de la Re.
piblica para su venta a los interesados, llevIndose al efecto de
la contabilidad correspondiente. Las Zonas Fiscales remi'tirkn los
dias 15 de cada mes la totalidad de lo reecaudado de
dicho concept a la Secretaria de Hacienda, la cual los Ingresarx
en el fondo especial de la Ganaderia Nacional, que por este
Decreto-Ley queda creada, y entregarx integramente el prodauto
de lo recaudado, deduciendo, exclusivamente el 20% para los
gastos de cobranza y fiscal'zaci6n, sin que pueda ceder dicha
cantidad de 20% dentro de cada afio Fiscal.-Los sellos serAnf
rumerados correlativamente sin saltos ni repeticones.
Art. 8.-El sello sera fijado en las matrices de los talonarios,
y los Registros Pecuarios y el sello original en el document que
se entregue a los interesados.
Art. 9.-La Secretaria de Hacienda entregara todos los ie-
ses a !a "Federaci6r Nacional de Ganaderos de Cuba" el i-m-
porte total cue hubierein recibido el mes anterior para el Fondo
Especial de Protecci6n a la Ganaderia Nacional.
Art. 10.-La Federaci6n Nacional de Ganaderos de Cuba,
invertirk la totalidad de las cantidades que reci'ba del Fondo Es-
pecial referido en la defense de los interests de la Gana.
deria Nacional en general, asi como en promover su mejoramien-
lo en beneficio de todos los ganaderos de la Repilblica.
Art. 11.-A partir del afio Fiscal la Federaci6n Nacionai de
Ganaderos de Cuba, presenters al Sr. PresMiente de la Repibli-
ca dentro de la primera quincena del mnes de Mayo el uroyevsto
de Presupuestos de dicha Federaci6n, en el cual se especificari
la inversi'6n que se diera a los fondos por concept de esta cao-
ta cuyo ingreso se haya calculado para dicho afio, consignindose
las cantidades para el sostenimiento de la expresada Federacin,
y para cada una de las Asociaciones Provinciales que la integran.
Ahora bien, por Circular nfimero 24359 de 24 de Noviembre
de 1936 di'ctada por la Consultoria con motive a una consult
hecha a la misma dice asi:- "Aunque no ha sido ain publica-
da la Gaceta Oficial la sentencia di'ctada por el Tribunal Supre-








mo en Pleno en el recurso de inconstitucionalidad establecLdo
contra el Decreto-Ley 457 de 1936, puedo informer a Ud. que
han sido declarados inconstitucionales los Articulos Noveno,
D6cimo, Und6cimro y parte del Sexto, en cuanto dichos artiuulos
disponen la entrega de las cantidades que se recaud6n a la Fe-
deracion Nacional de Ganaderos de Cuba, para su inversion de
conformidad con el referido Decreto-Ley, pero no han sido de-
clarados i'nconstitucionales los Articulos del mencionado dezreto
por los cuales se crea la cuota, cuyo cobro por tanto no ha sido
declarado inconstitucional".
CIRCULAR No. 7 de 1937, es aclarada con la No. 6 de 5/1937
por el Negociado Pecuario de Marcas y Ganados de la Secrataria
de Agriculture, en la siguiente forma:-
"Como aclaraci6n a la Circular dictada por este Negoc-ado
"fecha 22 del pasado mes, sobre reinscripciones de ganado,
"comunico a Ud. que se trata solamente del ganado que en
"ningin tiempo se hubiere inscripto en los Registros Pocua-
"rios de ese TVrmino Municipal.
"Sin embargo, si cualquier ganadero deseare hacer volurLa-
"r:amente una iectificaci6 del ganado de su propiedad ,a
"inscripto, puede y debe hacersele, y caso de que existie-
"re disparidad entire el inscripto y el expresado en los Cer-
"tificados de Propiedad que exhiba, se harkn las correccio-
"nes del caso, expidi6ndose nuevo Certificado de Propiedad".

PRECIOUS DE LOS ARTICULOS QUE SE COSECHAN

Recomendamos a los Sres. Alcaldes de Barrios que se dirijan
a la Secretaria de Agricultura, solicitando el Boletin de ese Or-
ganismo, toda vez que en ella se publican las cotizaciones de
products y frutos del pais, y conocido 6sto, podrin auxiliar
a sus vecinos haci6ndolo conocer el precio en que se estmn co-
tizando los products o frutos que 6stos elaboren o cosechen en
su zona correspondiente.


_ _












Los Municipios y la Politica

por LONGINOS ALONSO
Permitimonos publicar en este folleto dos articculos que le-
ben ser leidos por los Sres. Alcaldes de Barrios, toda vez que
por algunos de estos funcionarios olvidan la alta finalidad con
que el Legislador cre6 esos puestos, por desarrollar en cierras y
deterrminadas ocasiones una political personal partidarista, uer-
judicando a los principios Administrativos.
Deseamos de igual modo sea conocido por los Sres. 1i3al-
des de Barrios los preceptos recientes di'ctados sobre el Apremio
al adeudo por concept de industrial y comercio que establecen ties
procedimientos: subasta, intervenci6n y clausura, y asi podran
a su convecinos comerciantes, instruirlos sobre esta material.

En reiteradas ocasiones hemos manifestado en esta secciSn,
que el engrandecimiento de la naci6n depend de la organize.
ci6n de los Municipics.
Estudiando lo fundamental para el 6xito requerido del buen
gobierno de las localidades, se aprecia sus principles funciones,
siendo la primera: la Administraci6n.
Como lo aprecia Chamberlain: el Munilcipio es el centro ac-
tivo de toda la vida puiblica y de la ciudad. El Gobierno Muni.
cipal es el Director de una empresa cooperativa, de la que cao
da vecino es accionista y cuyo dividend consiste en el mejora-
miento de la salud, el crecimiunto y bienestar, el recreo y ia fe*
licidad do todos, y es por 6sto que algunos Municipalistas estt.
man el que debe de separarse de cierto modo la political, por
veniTr a resuitar las Corporaciones como cualquier empresa mer-
cantil, y establecer las mismas reglas estatuidas, cuando eligen
los miembros directors o administradores, y estilmindose por
tal que es necesario substraerse sus administradores o director.
res de la intense actividad electoral para que los intereses con-
fiados a 6stos, sufran lo menos possible en su administraci6n.
Sobre la Politica y la Administraci6n Municipal, fu6 trata-
do en una de las Sesiones del Congreso Panamerlcano de Mu-
nicipios, por el Alcalde Municipal Daniel W. Hoan, de Milwaukee
y ex-Gerente del Gobierno Munitcipal. Hizo conocer la importancia
de la Corporaci6n Municipal League, de los Estados Unidos, que
es una gran Institucl6n de Cultura Piblica, y tiene como rro-
grama o lema la afirmaci6n de la Gobernaci6n de los intereses
de la Municipalidad y recomienda no debe ser political, por en,








tenderse que las conveeniecias generals del pueblo re-
cesita ser atendida y satisfecha Incesantemenfe y con la mayor
eficiencia y con voluintad, itadependiente de los directors poli
ticos.
Las Municipalidades de Europa casi siempre separan 1l per-
sonal Administrativo de su Gobierno -del Politiico Electoral. El
Gobierno de la ciudad de Paris y del resto ide las Muni ipahida
"des de Fraicia que tiene diferentes sistemas de Gob.ernos Loca-
les, y distintos partildos sus dirigentes, han continuado sienipre
inalterable dentro de una rmarcha progresista y perfect norma
lidad, sin que los vailvenes de los partidos politicos nacionales,
rompan su razonado equilibrado mane3o de las prnicticas admi-
nMstrativas, esencialmente econ6mica, por entender que las
principles funciones de sus directors es realizar una labor fe
iunda para el desenvolvimrento del progress de la localida"i, y
en tal sent-Ido lo aprecia el intellectual Sinchez Toca, que expo-
ne: Si quer6is averiguar cuales son las naciones m6s adelanta-
das, no se hallarkn su excelencia en sus C6digos fundamentals,
ni en su sistema politca, ni en sus organizaciones Centrale3; el
legitimo origen del Poder Nacional se encontrark en la intensa
cooperacidn de las comunidades. locales. El resusrglImiento de
ia vida Municipal es hoy el terreno mks propicio y fecundo para
las mas trascendentales cohesiones esp:rituales y econ6mica de
Ia political unitaria en Patria mayor.
Realmente conocemos que tenemos pocos afios de existewicia
en ]a vida de los pueblos que dirigen sus propios destinos; peio
debemos tener en cuenta que las formas establecidas por los gran
des paises civiizados que nos muestran su prosperidad con he-
chos, podrian ser apreciados co-.o una lecci6n objetiva dignade
unitarla, pues 6sta levanta el piano de la vida municipal a ba-
se de corpetencia -7 honradez ]a que garantizan el 6xito en los
intereses cornunales.


EL APREMIO AL ADEUDO POR CONCEPT DE INDUSTRIA
Y COMERCIO

Cumpliendo la visionn impuesta por nosotros en esta Sec-
ccirn, el hacer Ilegar a todos los contribuyentes por concepts
Municipales, todo lo que se relacione con sus obligaciones, es
por lo que nos proponemos hoy tratar la via de Apremio, por
los Impuestos correspondientes a Industria y Comercio, que a .ta-
blecen tres formulas para el cobro de adeudos a los contribuyen-
tes morosos. Primero:- la subasta de los tiles del deudor; Se-
gundo, la intervenci6n y, Tercera, clausura del establecimiento
y por filtimo el convenio para pages atrasados al efecto de que
el contribuyente pague sus obligaciones corri'entes, de acueido
con el Art. 81 del Decreto-Ley 773, a que nos vamos a referir.








El Decreto-Ley 773, de cuatro de abril de 1936, en su Art.
2, expresa: que si el deudor fuera industrial o comerciante, y no
satisfaciere sus adeudos al requerimiento del pago, el Alcalde po
dra decretar, en vez del embargo de sus bienes, el nombranien-
to de un Interventor, que fiscalizari diirectamente la Adminis.
traci6n del Negocio de aqu6l, satisfaciendo el adeudo con el pro-
ducto del diarfo que se efectfe, y no excediendo del 33% la can,
tidad que deba tomarse de dicho ingreso, entregindosele al
deudor un recibo de las cantidades que vaya abonando, que pie-
sentari en la Oficina de la Administraci6n Municipal, en donde
le sera entregado el correspondiente recibo definitive, cuando
haya alcanzado el c6mputo del adeudo que ha tenido pendiente.
Este nuevo procedimiento de -ovisima t6cnica fiscal, estble
ce Ia ventaja del contribuyente moroso, y responded al proposito
de hacerle permanecer como contribuyente y de igual forma es-
tablece los convenios a que hemos hecho menrci6n sobre el Ar i. 81.
Vamos a referirnos al Decreto-Ley 116, de 26 de Abril de
1935, publicado en la Gaceta Oficial del mismo mes. que estable-
ce un procedimiento riguroso y dr6stico y evita que subsista el
comerciante, que dice asi en el Articulo 3ro.:
"El contribuyente que el 30 de junio de cada afio fiscal re-
"sultare estar adeudando dos trimestres o semestzes,
"se le considerar, como "DEUDOR MOROSO HABITUAL",
"y se le cancelar la licencia de apertura del establecimien-
"to sin poder ejercer la industrial o comercio si no satisface
"dichos atrasos, con el recargo de morosidad y el impotte
"de la nueva licencia de apertura".
A consecuencia de estar en vigor dicho Decreto. en la paste
que se refiere este apartado, es que se est, usando por algunos
Ayuntamientos, y en particular el de la Habana, por virtue de
que el Decreto-Ley 773 antes mencionado no derog6 dichas dis.
posiciones y corm este ta:npoco se opone a las disposici6nes por
61 establecidas.
Es nuestro juicio que la;3 Administraciones Mun-cipales de-
ben hacer uso de 6ste filtimo precepto cuando se justifique que
el contribuyente burla o desobedece la disposici6n dictada en Los
anteriores procedirnientos y agotado todo el margen que toldo
buen juicio aconseja atsmperar,. es que se deb adoptar, por ser
6stos contribuyentes los m:s sufridos, y recargados de im-
puestos y teni6ndose en cuenta la actual crisis econ6mica nacio-
nal, que de aplicarse con todo su rigor el procedimiento que
tratamos, evita la permanepci'a de la industrial o el comercio, e
imposibilita el medio de cumplir el adeudo.













La Conservaci6n de los Montes


Con el prop6sito de que se conozcan los motives que nspi-
raron al Estado dictar las disposiciones en evitaci6n de la ass-
trucci6n de los Montes Cubanos, nos permitimos insertar algunas
de las consideraciones del prekmbulo del Decreto No. 1576 de
30 de Octubre de 1922 para que sea interpretado el sentir de
la Secretaria de Agricultura por los sefiores Alcaldes de Ba-
rrios.
"Es hoy verdad cientifica, admitida por todos, que los mon-
tes ejercen preponderante influencia en los fen6menos me-
teorol6gicos, y que tales descuajos produce gravisimo peligio e
irreparables desastres, por cuanto influyen sobre la estabilidiad y
permanencia de los cultivos de los valles. De aqui nace la Intli-
dad pfblica de los montes y la necesidad espontinea y general
de las montafias, y de impedir que sea torpemente perturbada en
sus condiciones de existencia.
"El Estado debe disciplinary y ordenar un dominio de tan
notoria importancia, aun en manos de particulares a fin de que
cumpla su destino providencjal e imprescriptible, que es la utili-
dad general, sin que le sea licito permanecer impasible ante he-
chos que atenten a la vida y prosperidad de la Naci6n, y que
extienden su dafiosa influencia mks alli del circulo done se
produce.
"El desorden de las tierras taladas y devastadas se mani-
fiesta en los llanos por importantes fen6menos hidrol6gicos, que
llevan la pobreza y la desolaci6n a los cultivos y z los
pueblos, observbndose que los abusos del derecho de propiedad,
ejercidos sin limitaci6n alguna por los duefios de terrenos mon-
tafiosos, han destruido totalmente la vegetaci6n de los suelos de
considerable pendiente, aumentando el deslizamiento rpido de
las aguas de lluvia, y determirnando, no solo el arrastre de las
tierras altas, sino tambin la socavaci6n del fondo del lecho de
los rios, los que a su vez causa que resbale la tierra de las la-
deras hasta quedar descarnadas e impropias para producer, mien-
tras que los materials arrastrados causan anklogo efecto en la
parte baja de los valles, produciendo como consecuencia la im-
ponente torrencialidad de muchos de nuestros rios, dado que la
misma naturaleza trata de castigar de este modo la imprevisi6n
y ciega avaricia con que el hombre procede a la devastaci6n de
los montes.












Informaci6n Hecha a los Sres. Alcaldes de
Barrios por el Dr. Edmuodo Gonzalez Almaguer
El doctor Edmundo Gonzalez Almaguer inform a los Sres.
Alcaldes de Barrios en la reuni6n que se celebrara en el Ayun-
tamiento de Holguin tratando sobre las responsabilidades que
en relaci6n a las facultades que tienen estos funcionarios en los
Articulos 97, 98 y 101 de la Ley Orginica de los Municipios,
respect a los delitos que pudieran cometerse en el desem-
pefio de sus cargos y ser aplicado el C6digo de Defensa Social,
trat6 los Capitulos del antes imencionado C6digo, y fueron los
siguientes:
CAPITULO I I
DESOBEDIENCIA Y DENEGACION DE AUXILIOS
Articulo 405-A).-Los funcionarios judiciales o adminis'.cati
vos que se negaren abiertamente y sin excusa legal a dar el de-
bido cumplimiento a sentencia, resoluciones u 6rdenes de la au-
toridad jerirquica superior, dictada dentro de los limits de su
respective competencia, y revestiidas de las formalidades legales,
incurririn en sanci6n de interdiccit6n especial de dos a diez a os
y multa de 100 a 400 cuotas.
B).-No obstante lo dispuesto en elpirrafo anterior, queda-
ran exentos de responsabilidad los funcionarios piiblicos que se
negaren a dar cumplimiento a un mandato admanistrativo que
constituya una infracci6n maniflesta, clara y termi'ante de un
un precepto inconstitucional.
C).-Tampoco incurririn en responsabilidad criminal los iun
cionarios pfblicos constituidbs en autoridad que no den cam-
plimiento a un mandato de igual clase, en el que se infrinja -ua-
nifiesta, clara > terminantemente cualquier otra Ley.
Articulo 406-A).-El funcionario pfiblico que requerido por
autoridad competent, no prestare la debida cooperaci6n para la
Administraci6n de justicia o la prestaci6n de un servicio pi-
blico o se negare a ejecutar cualquier acto, a que viniera obuga-
do por raz6n de sus funciones, incuriUrra en sanci6n de inteWric-
ci6n especial de seis meses y un dia a tres afios y multa de 100
a 250 cuotas.
B).-Si de su omisl6n resultare grave perjuicid para Ia cau-
sa pfiblica o dafio grave a un tercero, la sanci6n sera de uno a
cinco afos de interdicci'6n y muita de 100 a 350 cuotas.
C).--En iguales sanciones incurrirk el funci-nario p~ib co
que se abstuviera sin causa atendible y justifacada, de prestar
algfin auxilio a que est6 obligado por raz6n de su cargo, cuando
PTg. 3







fuere requerido por un particular, con objeto de evitar la
perpetraci6n de un delito.

CAPITULO III

ANTICIPACION, PROLONGACION Y ABANDO-
NO DE FUNCIONES PUBLICAS

ARTICULO 410-A)..-E1 que entrare a desempefiar un rm.
pleo o cargo piblico sin haber prestado en debida forma el ju-
ramento o prormesa .o la fianza que las leyes requieran, incurri-
r& en una multa de treinta y una a ciento cincuenta cuotas.
B).-Si antes de iniciarse la causa criminal correspondiente
se cumplieren las formalidades respectivas, la multa sera de 5 a 60
cuotas.
C.)-El funcionario puiblico que omitiere recibir el juramen-
to o la promesa, la constituci6n de la fianza y demas requisitos
legales que deben exigirse al empleado designado, para que
pueda desempefiar legitimamente los deberes y obligaciones
de su cargo, incurrira en multa de 31 a 150 cuotas.
D).-Si los requisitos exigidos por las Leyes se cumplieren
antes de iniciarse la causa criminal incurrirkn en multa de 5 a
60 cuotas.
ARTICULO 411.-E1 funcionario piblico que continuare ejer
ciendo su empleo, cargo o comisi6n despu6s que debiera haoer
cesado en su desempefio, conforme a las Leyes, Reglamentos o
disposiciones especiales del ramo respective o resoluci6n dic'ada
por la autoriidad competent, y el que hallandose aquellos en
suspenso los desempeiare, sera sancionado con multa de 10j a
350 cuotas.
ARTICULO 412.-E1 funcionario pfiblico culpable de cuales-
quiera de los delitos previstos en los articulos anteriores que
hubiere percibido derechos, sueldos o emolumentos por raz6S de
su cargo, empleo o comisi6n, antes de poder legalmente desempe-
fiarlo o despu6s que hubiere debido cesar en el mismo, estar&
obligado a restituirlos, y si no lo hiciere, sufrir& ademis una
sanci6n de privaci6n de libertad equivalent a un dia por cada
tres pesos, sin que el apremio personal pueda exceder de
seis meses.
ARTICULO 413-A).-E1 funcionario pfiblico que abandonare
su destino haya o no presentado la renuncia de su cargo, pero
antes de que le haya sido admitida o notificada su admisi6n, in-
currira en multa de 31 a 150 cuotas, si del abandon del destino
no hubiere resultado perjucio para la causa pfiblica.
B.-Si el abandon del cargo hubiere ocasionado perjuicio a
la causa piblica la sanci6n sera de un mes y un dia a dos aios
de suspension y multa de 31 a 200 cuotas.
C).-Si el abandon del destino se hiciere en actitud colec-
tiva, tumultuaria o para no impedir, no perseguir o no castigar








cualquiera de los delitos comprendidos en le. titulos del prilmero
a sexto del Libro Segundo de este 06digo, se impondri al cul-
pable una sanci6n de privaci6n de libertad de seis meses y an
dia a tres afios e interdicci6n especial por igual period.
D).-Si el abandon fuere con cualquier otro prop6sito, la
sanci6n serk de un mes y un dia a seis meses de privaci6n de
libertad y suspension por igual period o multa de 31 a 180 cuo-
tas a ambas.
ARTICULO 414-A).-Los funcionarios publicos que previo
concerto presentaren la renuncia colectiva de los cargos lue
desempefien, con el objeto de suspender, impedir, estorbar o di-
ficultar la prestaci6n de cualquier servicio piblico, incurriran en
sanci6n de privaci6n de libertad de un mes y un dia a seis me-
ses o multa de 31 a 180 cuotas, o ambas y suspension en todo
caso por igual period si la finalidad perseguida llegare a -ea-
lizarse,
B).-Cuando por efecto de las renuncias presentadas de co-
mfn acuerdo, no quedaren abandonados los servicios, ni llegare
a causarse grave perjuicio a la causa pfiblica, las sanciiones im-
ponibles seran de suspension de un mes y un dia a seis me-
ses, o multa de 31 a 180 cuotas.
ARTICULO 415-A).-A los directors, promovedores o ins-
tigadores de los delitos previstos en los dos articulos anterio-
res se les aplicark una sanci6n aumentada de una cuarta uarte
a la mitad de la que se le impusiese a los simple ejecutores. Si
no se hubiere impuesto sanci6n alguna que pudiera servir de tar-
mino incomparativo, se le impondri una sanci6n aumeitada de
una cuarta parte a una tercera de la prescripta para cada
caso.

CAPITULO CUARTO

USURPACION DE ATRIBUCIONES Y NOMBRAMIENTOS
ILEGALES

ARTICULO 416.-El funcionario administrative aue se arro,
gare atribuciones judiciales o impidiere o estorbare la ejecuai6n
de las resoluciones o providencias dictadas en el ejercicio legi-
timo de sus funciones por la autoridad judicial, sera sancionado
con interdicci6n especial de dos a seis afios.
ARTICULO 417.--E1 funcionario judicial o administrative
que legalmente requerido de inhibiciln continuare conociendo
del asunto o proveyendo en el mismo antes de que se decide la
cuesti6n de competencia, fuera de los casos previstos en las Le.
yes, Ordenes o Reglamentos vigentes, incurrira en una sanci6n
de interdicci6n especial de seis meses y un dia a dos afios.
ARTICULO 418.-E1 funcionario pfiblico de cualquier 6rden







que sin facultad legal para formularla dirigiere orden o iniimi-
daci6n a una autoridad judicial relative a causa, asunto o ne-
gocio cuyo conocimiento o resoluci6n sea de la exclusive
competencia de los Tribunales de Justicia, i'ncurrira en una san-
ci6n de interdicci6n especial de uno a cuatro afios, y multa de
100 a 250 cuotas.

CAPITULO QUINTO.

MALVERSACION DE CAUDALES PUBLICOS
ARTICULO 420-A)-E1 funcionario puiblico que teniendo a su
cargo caudales o efectos pfiblicos los sustrajere o consintiere que
otro le sustraiga, seri sancionado:
1.- Con privaci6n de libertad de seis meses y un dia a dos
afios si el valor de lo sustraido no excede de cien pesos.
2.- Con privaci6n de libertad de dos afios y un dia a cinco
afios, si excede de cien pesos y no pasa de cinco mil.
3.- Con privaci6n de libertad de cinco afios y un dia a -iez
afios, si excede de cinco mil.
B).-Cuando comprobada la existencia de la sustracci6n no
fuere possible fijar su cuantia, el Tribunal impondr6 la sanci6n
que estime procedente dentro de los limits establecidos
en el inciso segundo del Apartado A, teniendo en cuenta las cir-
cunstancias concurrentes.
C.-En todos los casos se impondra ademas al culpable ura
sanci6n de interdicci6n absolute por un period igual al de la
privaci6n de libertad que se le impusiere.
ARTICULO 421-A).--E funcionario piblico que por impre.
vision, imprudencia, negligencia e impericia inexcusable diere
ocas6n a que otra persona sustrajere los caudales o efectos pu-
blicos de cuya custodia estuviere encargado, incurrir, en ana
sanci6n de interdicci6n especial de seis meses y un dia a ties
afios, y multa de cien a trescientas cuotas.
B.-Si el funcionario culpable reintegrare, antes de abrirse
el juicio oral, los caudales, valores, o efectos sustraidos, o median-
te su gesti6n se logre dicho reintegro, la sanci6n de multa no
excederi de cien cuotas.
ARTICULO 422-A).-El funcionario piblico que con perjui.
cio o entorpecimiento del servicit distragere de algin modo los
caudales, valores o efefctos puestos a su cargo, negociando con
ellos o aplicandolo a usos propios o ajenos, sera sancionado
con privaci6n de libertad de seis meses y un dia a dos afios, in-
terdicci6n especial por igual period y multa de cien a dosclen-
tas cuotas.
B.-Si reintegrare los caudales, valores o efectc sustraidos,
la sanci6n sera de suspension de tres meses a dos afim y multa
de noventa a doscientas cincuenta cuotas.
C.-Si el hecho se ejecutare sin perjuicio ai entorpccimiento,








del servicio pfiblico, y hubiera habido reintegro la sanci6n sera
de multa de sesenta a ciento cincuenta cuotas.
ARTICULO 424-A).-E1 funcionario pfblico que diere a los
caudales pfiblicos que administrare o custodiare o de cuya inmer-
venci6n estuviere encargado,' una aplicaci6n piblica distinta de
aquella a que estuvieren destinados, sera sancionado con inter-
dicci6n especial de uno a cinco afios y multa de cien a tres-
cientas cuotas, si resultare dafio o entorpecimiento del servicio.
En caso contrario, seri sancionado con una ihterdioci6n espe-
cial de seis meses y un dia a trees afios y multa de cien a dos-
cientas cincuenta cuotas.
ARTICULO 425.-E1 funcionario piblico que requerido en
forma legal no diere informaci6n y comprobaci6n suficiente de
la invers6n de los caudales piblicos o efectos pfiblicos bajo su
custodia, o en cuya administaci6n o inversion intervieniere, por
cualquier titulo, cualquiera que sea la naturaleza de dichos fon-
dos, incurrira en sanci6n de privacion de libertad de uno a cn-
io afios, e interdicci6n especial por igual period y multa de
cien a trescientas cincuenta cuotas

CAPITULO BEXTO

FRAUDES Y EXACOIONES ILEGALES:

ARTICULO 427-A).-El funcionario piblico que intervinien-
do por raz6n de su cargo en alguna comisi6n de subastas, su-
ministros, contratos, ajustes o liquidaciones de efectos, obra o
haberes pfblicos, se concertare con los interesados, proveedores
o contratistas o empleare o usare de cualquier artificio para de-
fraudar al Erario incurrira en sanci6n de privaci6n de Ii-
bertad de uno a cinco afios e interdicci6n especial por un perio-
do igual al de la sanci6n de privaci6n de libertad.
B).-E1 funcionario pfiblico que, en perjuicio del Erario ad-
judicare indebida o injustam.nte una subasta o efectuare com-
pras u obras sin cumplir el requisite de subasta, en los casos en
que la Ley lo exija, incurrira en una sanci6n de privaci6n de
libertad de seis meses y un dia a tres afios e interdiccion
especial por igual period.
ARTICULO 428-A).-El funcionario que direct o indireata-
mente se interesare en cualquier clase de contrato, subaeta,
operaci6n o negocio en que deba intervenir por raz6n de su car-
go sera sancionado con interdicci6n especial de seis meses y un
dia a tres aiios y multa de cien a trescientas cuotas.
ARTICULO 429-A).-El funcionario piblico que exigiere
direct o indirectamente derechos indebidos o mayores de los
que estuvieren sefialados por la Ley, seri sancionado con intur-
dicci6n especial de seis meses y un dia a dos afios y multa de
cien a doscientas cincuenta cuotas.









B).-En igual sanci6n incurriran los recaudadores, agents,
auxiliares o dependientes de contribuciones o impuestos del Es-
tado, la Provincia o el Municipio, que _xigieren cantidaides in-
debidas o superiores a las cuotas legalcs, o sus recargos autori-
zados.
C.--Si se hubiere hecho efectiva la cantidad exigida incu-
rriran en las sanciones seialadas para los delitos de estafa. en
la cuantia que correspondiere a la exacci6n.


TITULO SEXTO

DELITOS CONTRA LA ADMINISTRATION DE
JUSTICIA. PREVARICACiON

CAPITULO QUINTO:
ARTICULO 299-A).-E1 funcionario piblico que con infrac*
ci6n de los deberes dc su cargo dejare maliciosamente de promo.
ver la investigaci6n de los delitos de que tuviere conocimiento,
o la persecuci6n, apresamiento y presentaci6n a las autoridades
de los delincuentes, incurrir, en una sanci6n de interdicci6n es-
pecial de dos a seis afios y multa de cien a trescientas cuotas.

CAPITULO SEXTO

COHECHO

ARTICULO 304-A.-E1 funcionario piiblico que recibiere bor
si o persona intermedia, didiva o present, o aceptare ofresi-
miento o promesa para ejeoutar un acto relative al ejercicio de
su cargo que constituya delito y lo ejecutare, sera sancionado
con privaci6n de libertad de dos a ocho afios, multa de cien a
cuatrocientas cuotas, e interdiccidn especial por un period igual
al de la privaci6n de libertad, sin perjuicio de la sanci6n co-
rrespondiente al delito cometido en virtud de la dbdiva o pre-
sente. I
B).-Si el delito no llegare a ejecutarse seri de seis
meses y un dia a tres afios de privaci6n de libertad, interdicci6n
especial por igual period y multa de cien a doscientas cincuen-
ta cuotas.
ARTICULO 305-A).-El funcionario piblico que reciblere
por si o por persona intermedia didiva o present, o acep:are
ofrecimiento o promesa para ejecutar un acto injusto relativ-i al
ejercicio de su cargo, que no constituya delito y lo ejecutare,
incurriri en sanci6n de privacion de libertad de uno a cuatro
afios, interdicci6n especial por igual period y multa de cien a
trescientas cuotas.








B.-Cuando la dadiva reciblda o promietida tuviere por ob-
jeto abstenerse el funcionario de un acto que debiera practicar
en el ejercicio de los deberes de su cargo la sanci6n sera
de seis meses y un dia a dos afios de privaci6n de libertad, interdic
ci6n especial por igual period y multa de cien a doscientas
cuotas.
ARTICULO 307-A).-E1 funcionario pitblico que en conalie.
raci6n a su empleo admitiere por si o para las personas civil-
mente a su cargo didiva o regalo cuyo valor econ6mico desvir-
tfe el caricter de ofrenda honorifica o de mera amistad sera
sancionado con suspensi6u de tres meses a dos afios.
ARTICULO 309-A).-E1 funcionario a quien se hiciere cual-
quier proposici6n que implique didiva, present, ofrecimiento o
promesa ilicita, deber& denunciar el hecho a su Jefe inmediato
o al Juez de Instrucci6n, y a falta de 6ste al Municipal o al
funcionario Fiscal mis pr6ximo.
B.-Si no lo hubiere aunque no haya Ilegado a acepta r el
soborro, sera juzgado como autor de un delito de encubrimiento.
RESPONSABILIDADES QUE ESTABLECE LA LEY
ORGANIC DE LOS MUNICIPIOS

De manera extractada, por career de suficiente espacio,
vamos a exponer los Arts. que la Ley Orginica de los Municipios
comprende, a nuestro juicio, a los Sres. Alcaldes de Barrios, en
relaci6n con las responsabilidades expuestas en el brillante in-
forme del Abogado Consultor del Ayuntamiento de Holguin,
doctor Edmundo Gonzilez.
Investido como estin los sefiores Alcaldes de Barrios, den-
tro de lo preceptuado en los Arts. del 97 al 101, ha establecido
el Art. 274 que expresa que contra cualquier acto del Alcalde de
Barrio, cabe presentar a 6ste recurso en el t6rmino de 5 dias
e informado del asunto y con sus antecedentes lo elevari al Al-
calde Municipal, quien lo resolver, debiendo el Alcalde inter-
pretar rectamente dicho recurso para no crear dificultades.
El Art. 278 comprende a los Alcaldes de Barrios responsa-
bles en sus actos u omisiones en el desempefio de sus respective
cargos ejercieran, ademis los Arts. 276 y 272 sefialan responsa-
bilidades de incumplimiento, estableciendo por tal sentido con-
tra cualquier acto u omisi6n el Art. 274 que anteriormente nos
hemos referido.
Recomendamos tambien a los Sres. Alcaldes de Barrios el
que sea por 6stos conocidos los Arts. 275 al 279 que tratan de
de los actos u omisiones punibles adihinistrativos, la penas y
amonestaciones apercibimientos y multas, asi como el Articulo
280 que se refiere a los errors, omisiones o negligencia y extra-
limitacones de poderes; y los Arts. 281 y 282 de las multas .y
suspension de empleo y sueldo.












Cuestionario del Problema

Ganadero Nacionai

por el Dr, Hector Poveda

Interpretando el espiritu cubanisimo de este articulo toda
vze que se trata de la ganaderia come riqueza national y como
sustitutiva de la cafia, hemos creido convenient que sea conoci-
do por los sefiores Alcaldes de Barrios dicho articulo.
D ESDE hace micho tiempo, ha venido precisindose, entre
nosotros, la noci6n de que nuestra mis grave fuenbe de
trastornos y malestar social tiene como causa clerta el
sistema de monoculti0o o monoidustria azucarera, organizado co.
mo base de sostenimiento de nuestra economic tanto el orden
fiscal come en el de la orgarizaci6n del trabajo y distribuci6n
de la riqueza.
Tan sensible ha llegado a ser esta verdad, que la propia
Asocaci6n Nacional de Colonos, al celebrar su reciente asambiea
general del afio 1939, ha consignado en el manifiesto que acord6
dirigir al pueblo de Cuba, palabras tan signidficativas como las
siguientes:-"O nuestras relaciones econn6micas con los Esta-
dos U-idos se asientan sobre bases de efectiva reciproci'dad no
sujetas a cambios inesperados que la naci6n veciPa puede sopor-
tar por su mejor organizaci6n, su superior riqueza y sus mis
efectivos recursos defensive; pero que, para Cuba, result. ca-
tastr6ficos; o enemos quc disponernos, obligados por fuw3za
de las circu-nstancias, a reestructurar nuestra economic so.
bre otros cimientos, sin contar esencialmente con los factors que
hasta ahora han sido predominantes, aunque ello signifique un
regimen de vida mas modesto y una formaci6n econ6mica mis
primitive".
La realidad cubana es que, de un modo o de otro, vamos a
tener que enfrentarnos, en definitive, con el imnperativo de aco-
meter en firme el desarrollo de otros capitulos de nuestra ri-
queza, sean cuales fueren las concesiones que, por ahora, obten.
gamos a favor de nuestra producci6n azucarera por part del
pais norteamericano; y asi lo demuestra el hecho de que, a peaar
de hallarse invertidos en Cuba mis de mil millones de d6lares
del capital norteamericano, en esta industrial, y a pesar de las
perspectives de guerra international, y a pesar de que a los E.








Unidos les conviene mantener la capacidad importadora de du.
ba; nos hallamos frente a una crisis progresiva que amenaza
llegar hasta la ruina.
Segin observa la Asociaci6n Nacional de Colonos en su
Manifiesto, "en 6stos fltimos tiempos la industrial azucarera nor-
teamericana ha alcanzado un gran desarrollo, especialmente en
los Estados de Florida y Luisiana, en virtud de las posibilidales
que ofrecen las nuevas variedades de cafia adaptadas express.
mente a las condiciones generals de esos tcrritorios". Asi, pues,
resultaria excesivamente ingenuo esperar del gobierno del Pre.
sidente Roosevelt-ni de niingfin otro-alguna forma de proeec.
ci6n a favor de Cuba que trajera aparejado el sacrificio de intere-
ses o la desatenci6n a las demands de las classes producto-
ras norteamericanas que, por otra parte, son la base de apoyo
politico en que se asienta la popularidad del actual regimen eco
n6mico del New Deal. Para mayor claridad en su actitud, el
President Roosevelt, acaso precisado, por exigencias de algana
cancilleria de Am6rica, a fijar los alcances de su formula de
"buena vacindad", ha dicho recientemente que ningin pais del
mundo se dedica a la beneficencia international. He ahi dilucida.
da nuestra suerte de mendicantes, si' es que pretendemos seguir
confiados en la protecci6n norteamericana..


LA GANADERIA COMO RIQUEZA NATIONAL Y COMO
SUSTITUTIVO DE LA CARA

He recogido las precedentes observaciones con el proposito
de insistir en la proposci6n de que necesitamos crear nuevas
fuentes econ6mcias. En tal sentido, creo que podriamos sontar
con la rifqueza ganadera entire los m&s favorables capitulos.
Pero claro estk que, para orientar y determinar la intensi.
dad del esfuerzo que ha de realizarse, debemos empezar por
tener una comprensi.6n cabal de los requisitos y circunstaLcias
que deben concurrir en la ganaderia para que pueda llegars3 a
considerarla como una verdadera riqueza national, y como io-
sible sustitutivo de la crisis azucarera.
A mi juicio, esos requisi'tos y circunstancias son, en t6rmirios
generals, los siguienites:- A) que sus derivados alimenicios
de Drimera necesidad Ileguen a satisfacer las NECESIDADES
DEL CONSUMO SOCIAL, a tono con el poder adqui'sitivo de la
po-laci6n; B) que las fincas destinadas a ganado, absorbar las
demands de TRABAJO de la pobLsi5r en las proporciones que
orresponden a una explotaci6n r cionalmente realizada; C) CA-
PACIDAD TRIBUTARIA capaz de subve .- a las necesidades
el Estado, en proporci6n al montante de su riqueza terri4xial
m6vil; D) fuerza expansive para la EXPORTACION y VO.
ER DE COMPETENCIA en los mercados extranjeros.














Prestaci6n de los Servicios Piblicas
por los Municipios
-: Por LONGINGS ALONSO :
Dedicado este trabajo a los Alcaldes de la Provin,
cia, insertado en este folleto, para que sean co-
nocidos por los Alcaldes de Barrios, los funda-
mentos que tienen relaci6n con los servicios Mu-
nicipalizados, y en particular con los Mataderos.

PRESTACION DE LOS SERVICIOs PUBLICOS
POR LOS MUNICIPIOS
Es de todos conocido la finalidad que persiguen todas las
empresas privadas al constituirse para prestar servicios pfibicos,
la ganancia.
Y nos preguntamos, cual debe ser la finalidad a perseguir
por el Municipio cuando presta un servicio pfiblico? Y diremos,
la de dar un buen servicio, barato y nunca con tendencies a ga-
nancias, por cuanto no se concibe que el pueblo se explote en si
mismo, y se endiente en la municipalizaci6n, que son los consu.
midores los mismos duefios del servicio, por lo que el Municipio
lo que gana es para el pueblo, he aqui el espiritu de la municipal
lizaci6n de los servicios, por cierto muy mal interpretado por
nuestros dirigentes de las cosas pAblicas.
No es una fantasia de doctrinas, sino de cosa practice, la
finalidad que puede apreciarse en un servicio municipalizado
bien practicado, porque desde hace muchos afios, con 6xito cada
vez mayor, en paises cuyo Gobierno Municipal es extraordinaria-
mente superior al nuestro, hacen que la comunidad disfrute de
buen servicio a bajo costo, ejemplos que debemos de imitar, por-
que no somos en modo alguno, inferior a esos pueblos, ni en lo
moral ni en lo intellectual.
Nuestra sabia Ley Orginica de los Municipios, en el articulo
170 impone al Alcalde el deber de recomendar, en todo tempo
al Ayuntamiento, cualquier media o resoluci6n cuya adopci6n
entienda pueda convenir en cualquier sentido, a los intereses o
progress del Municipio, valibndose al efecto, de Mensajes razo-
nables.
El mencionado precepto, impone a su vez al Ayuntamiento el
dar preferencia al Mensaje de los Ejecutivos Municipales. El
Alcalde, ademis de ser el Jefe de la Administraci6n y de los









servicios de. la recaudaci6n, por miaisterio de la Ley, esti obliga-
do a cuanto determine el inciso primero de la Ley de Contabili.
dad Municipal.
Por su parte, el Ayuntamiento dentro del marco amplio del
Articulo 4 de la citada Ley Orginica Municipal, tiene facultades
para todos los efectos qile contiene el Art. 114 de la precitada
Ley, preferenuemeuntt a cuanto de-erminan los treinta y un inci-
sos del Art. 126 de la antes mencionada Ley, sin perjuicio de lo
que a su vez faculta el Art. 125 de la misma.
Del enlace ordenado por los preceptos indicados, se deduce
en primer t6rmino: la armonia de correspondencia que deben
existir entire las dos ramas del Gobierno Local; y en segundo lu-
gar, que debe imperar la actuaci6n de uno y de otro poder en
la de no ser otra cosa que el interns del procomin, tratando de
satisfacer sus necesidades por los medios materials, que permi-
tan la capacidad econ6mica del Municipio.
Muchas de las veces ocurre que los buenos deseos del Eje.
cutivo como de la Cimara no cristalizan en los plausibles fines
por indolencia o por apatia, en unos casos; y en otros, por de-
jar pasar las oportunidades fijadas por la Ley, para hacer posi-
ble, por medio de los acuerdos, las concesiones de creditos para
que cristalicen los altos fines que la Ley Orginica de los Mu-
nicipios confiere a los Cuerpos Deliberantes; pero todo esto, asi
como cuanto estatuye el Articulo 188 de la invocada Ley Orgi-
nica, tiene que tener su efecto mis tarde, en la oportunidad
rrescripta de una manera imperative por el Art. 187 de esa
Ley, o s6ase, adoptando los acuerdos pertinentes en los t6rminos
oportunos a lo mis tarde el quince de Odtubre y que hayan si-
do sancionados y comunicados al Contador dichos acuerdos, por-
que si no tendrin el vise de nulidad y no surtirin sus efectos
en el proyecto del presupuesto.
Todas las consideraciones antes expuestas es para referirnos
al product o impuesto de uso de Mataderos, Inspecci6n de Car-
nes y transportaci6n de las mismas a las casillas para la venta
piblica.
En la prictica se ha venido considerando que los mataderos
por su caricter de Instituci6n Municipal y a virtud de los ar.
bitrios impuestos y derechos por el ejercicio de la industrial de
Encomenderos, por el sacrificio de reses, conducci6n e inspec-
ci6n de carnes, pagan a los Municipios, no obstante esta costume.
bre, corresponde a los Poderes Centrales la alta Inspeccion y su
powder tutelar sin que por ello merme las obligaciones ni las atri-
buciones que por la Ley Orginica de los Municipios tienen estos
de vigilar y examiner la matanza.
Y a virtud de las facultades que el Estado tiene en este
asunto, viene indicando la Secretaria de Sanidad las reglas y
disposiciones que son necesarias en los Mataderos Piblicos y Pri-








vados, cuya consecuencia, exigiendole a las Municipalidades que
poseen los establecimientos de Mataderos que tengan las condi.
nes preceptuadas por las ordenanzas sanitarias, imposibilitindose
muchas de las veces efectuar las obras de mejoramiento indica-
das por la Secretaria de Sanidad por carencia de consignaciones
presupuestales, y todo debido a no haberse cumplido lo que indi-
ca el primer parrafo del Art. 135 de la Ley Orginica de los
Municipios, el que de una manera clara hace observer que en los
ingresos netos de cuaiquier obra o serviocios municipalizados, se
deberi aplicar siempre, una cantidad adecuada, como fondo de
reserve, a fin de tender las necesidades, reparaciones, mejoras
y ampliaci6n y de los demas que exigiere los intereses pfiblicos,
relacionado con el desarrollo del servicio.
Preceptos que en los moments actuales para cumplir las
disposiciones sanitarias con respect a este servicio, debe ser es.
tudiado por Ejecutivos, CAmaras Deliberativas y Comisiones de
Hacienda de los Municipios para conocer la disponibilidad de
los ingresos que produce este impuesto, segin lo establece el Ar-
ticulo 138 de la Ley de Impuestos Municipales, que indica que
las cuotas que cada Ayuntamiento acuerda fijar por el impuesto
sobre matanza de ganado a que se refiere el Articulo 216 en su
inciso noveno de la Ley Orginica, comprende el alcance de esos
derechos el uso de mataderos y corrales y la inspecci6n de car.
nes, asi como el Art. 159 de la antes mencionada Ley que facul-
ta a los Ayuntamientos a regular las cuotas de impuesto sobre la
conduci6n de came desde los mataderos hasta la casilla de su
expendio, y el Art. 160 de la propia Ley se refiere a que esta.
ran sujetas al pago del impuesto de conducci6n de carnes a otro
t6rmino que se transport cuando se llevan al consume pitblico.
Una vez conocido el product de estos impuestos debe pro-
cederse a lo que sefiala el Articulo 135 despues de deducidas to.
das las operaciones que en ella se especifiquen incluso los gastos,
problems de ampliaci6n y mejoras del fondo de reserve, tomin-
dose un tanto por ciento de una cantidad que no result irriso-
ria ni tampoco perjudiique al fondo general de ingreso, cosa de
que nada pueda perjudicar a las otras obligaciones propias de
!a administraci6n y de cuyo fondo o reserve podri disponer li-
bremente el Ayuntamiento, por acuerdo, cuando crea oportuno
ampliar o mejorar el servicio, deducciones que pueden hacerse
por operaciones trimestrales, semestrales o anualidades vencidas
para poder llegar al 6xito y tener el matadero, mercado y otros
servicios pfiblicos a la altura de los paises civilizados.








R ESU MEN


por LONGINGS ALONSO
30BRE LAS OBLIGACIONES Y RESPONSABILIDADES DE
LOS ALCALDES DE BARRIOS Y LO INJUSTO DE CARECER
DE RETRIBUCION POR SUS FUNCIONES.
Esta publicaci6n, tan modest, dedicada a los sefiores Al.
:aldes de Barrios de nuestros TWrminos Municipales, asi como
ambien a los demas Municipios de la Rep-iblica.
No encontrarkn en este, derroche de ret6rico lenguaje, ni
Ina perfecci6n en los concepts expuestos, pero si la sana y bue-
ia inspiraci6n, plena de un sentido human, ausente de artifi.
:los, nutrido de sinceridad.
El folleto se edita como um exponente de admiraci6n a los
3res. Alcaldes de Barrios, servidores del pueblo, para re-
:odarles los principios basics de las obligaciones que le imponen







sus cargos, no come una ensefianza, sino a manera de homenaje
por el entusiasmo con que desempefian sus funeiones tan desints.
resadamente, provistos de una grand voluntrad, muy a pesar de
las series de dificultades y sacrificios que son menesteres para
llenar su cometido, y en particular, los que radican en los Ba-
rrios Rurales.
Estas lines que dedico, van en ellas tambien unido. el senr-
tir de nuestro entusiasta Gobernador, Dr. Angel P6rez Andre,
que interpretando el espiritu que el legislator consagr6 al desig.
nar en nuestra Ley Org~nica Municipal el cargo de Alcalde de
Barrio, teniendo por estos funcionarios gran admiraci6n, porque
no siendo el cargo retribuido, ponen un gran cuidado en atefider
el cumplimiento de lo a ellos encomendado.
Conocidas, una a una, de las obligaciones y responsabilidades
que nuestra Ley Org~nica Municipal y otras, Decretos, y dispo.
siciones le imponen a estos funcionarios, que eswtan apuntadas en
esta publicaci6n y otras muchas que tienen el caricter de asis.
tencia social, como son la de estar 6stos pendientes de las cala-
midades y necesidades piblicas, por obtener la delegaci6n de la
Ckmara y el Ejecutivo Municipal, teniendo en muchos casos, que
sufragar atenciones de su peculio, porque vive en intimo contact.
to con sus convecinos, y sabe de sus dolores y de sus ale.
grias, escucha sus quejas y tiende siempre a atenderlas, asi come
sus necesidades y asistencia piblica. Como en lo politico, se les
imponen tambien atenciones, sirviendo en todo cuaiito a su al-
canoe est6, en cuanto a lo administrative, son factors Atiles y
eficaces, cclaborando de una maanera sensata e inteligente y
honest con los Ejecutivos Municipales, cooperando en todas las
obras de utilidades piblicas, de una manera resuelta, sirviendo,
en muchos casos, a auxiliares en mataderos y cementerios y
viendose predisado a ser agents de las autoridades civiles y
militares, procede tambien a cumplimntar todas las citaciones de
los Juzgados de Instrucci6n y Municipales que muchas de las
/eces asciende de 300 a 400, segin la poblaci6n,'y si se tiene en
consideraci6n la demarcaci6n del Barrio, y sus caflnos in.
transitables y montafosos.
Como demostraci6n de lo expuesto, vamos a permitirnos in.
sertar un brillante parrafo del mensaje que leyera personalmen-
te a la Camara Municipal del hist6rico T6rmino Municipal de
Jiguani, el inteligente Alcalde Sr. Alvaro Hernandez Galardi que
en el se refiere a la cooperaci6n del cobro de los Impuestos Mu.
nicipales que dice asi:
"Pudiera haberse obtenido mejor 6xito en esa gesti6n
"pero el inconvenient de que la Policia Nacional, que
"en otras oportunidades nos ha prestado un eficiente
"servicio en esa labor, no haya podido destinar por el
"tiempo necesario a miembros del Cuerpo para auxiliar-
"nos, nos ha ocasionado un relative perjuicio.-Pese al
"hecho de tener el Municipio que pagar con creces los







"servicios que ese Cuerpo presta en el T-mhino, para
"nada puede contar con sus servicios, y h'6 irecisamen.
"te por la falta de deseo de sus Jefes locales .sino mas
"bien por la estructuraci6n que en el orden general tie-
"ne dicho Cuerpo. Los Aldaldes de Barrios que son los
elementss mis eficacecs con que cuenta la Tesoreria
"Municipal para la cobrar-za, son abrumados constant.
"mente por la labor improba que les exigen los Tribu-
"nales de Justicia, porque tampoco cuenta el Cuerpo. de
"la Policia destacado en el T6rmino, con miembros su.
"ficientes, para prestar el servicio en los Barrios, de
"notificaci6- y citaci6n de los afectados en asultos ju-
"diciales; hasta con semejante obstrucci6n producida
"por el Estado, tenemos que tropezar en nuestras ges-
"tiones. Reiteradas veces los Alcaldes de Barrios se han
"personado en esta Administraci6n a renunciar sus car-
"gos, abrumados como he dicho, no solo por el. traba-
"jo que les exigen los Tribunales, sino tambien por las
"amenazas que constantemente les hacen los Jueces, las
"que muchas veces se traducen en hedhos, impoipiindo-
"les multas por incumplimiento de sus obligaciones".
No podemos silenciar lo que a nuestro juicio es sumamente
injusto, lo qi.e concurre e- el rombramiento que express la Ley
con bastante icaridad, el cargo de Alcalde de Barrio lleno de res-
ponsabilidades, ha de ser con character honorifico, lo cual no tie-
ne raz6n de ser, toda vez que las modernas teorias declaran que
los servidores de las cosas pibblicas deben percibir sueldos, a
fin de que esas funciones de Gobierno puedan ser desempefiadas
por personas acomodadas y pobres, y por entenderse que es el
principio democritico, como lo entendi6 la Revoluci6n Francesa
cuando estuvo en pleno esplendor de su pureza y que brill6 por
vez primera la libertad y la democracia, se lleg6 a sefialar die-
tas a los ciudadanos que en cumplimiento de sus deberes civicos
daban su esfuerzo al cabal coming, sacrificando horas de trabajo
en los asuntos de las cosas piblicas, en la gran Repfblica Nor.
teamericana se le interpreta de igual forma, en la misma Rusia
Sovietica tan radical, gozan de retribudi6n los funcionarios de
las Municipalidades.
,Es que se ha entendido y se pretend aqui, que solo los po-
derosos, los felices rentistas, los acomodados, los solven.
tes, los de una posici6n holgada, deben ser los Alcaldes de Ba-
rrios? L,Y que los hombres pobres, de buena voluntad y con apti.
tud para el desempefio del cargo no fueren servidores de la mu-
nicipalidad, que ha de ser un inconvenient su estado de pobre.
za o un fardo para no poder tener laoporunidad magnificla que
dan los Ayuntmientos a las personas que se interesan por el
bien de la comunidad en general a que pertenezca? Que 6ste lu-
gar en donde se pone a prueba los hombres que aspiran a ser di
rectores de las cosas pliblicas.








Oportunidad bastante es el present, toda vez que se pre.
tende iniciarse una general modificaci6n en nuestro Regimen
Municipal, en donde no deberkn nuestros Constituyentes y Legis.
adores dejar pasar la oportunidad que pudo ser un olvido
de los miembros de la Comisi6n Consultiva, autores de nuestra
Ley Orginica tan bien inspirada y tan mal interpretada por mu-
chos funcionarios municipals y legisladores, o ,seria acaso que
los autores de la Ley Organica Municipal se confrontaron que
nmuhas de nuestras municipalidades, por su exigua entrada tri-
butaria que apenas pueden tender las mis perentorias de las
necesidades piblicas, carecieran con los recursos para pagar es
tos funcionarios? Si bien es verdad que esto ocurre, ha sido por
llevar, en algunos casos, en el abandon que han tenido las Ca-
beceras a los demis Barrios, y 6stos se han constituido en Ayun-
tamientos, con dafio evidence al interns general, pues tan solo 'ia
sido una nueva roida burocracia, por cuanto lo pertinent hubie-
ra sido no organizer Municipios, sin contar con positives recur-
sos para desarrollar el Fomento y la protection de los intereses
piiblicos.
Estamos, pues, a tiempo; los miembros de la Constituyent'
tienen en sus manos los medios de restaurar los Organismos Mu-
nicipales el proyecto de Reforma Integral de la Ley Constitu.
cional, aprobado por el Senado y la Cimara de Representante y
promulgado el 16 de Diciembre de 1936, tiene, en su Art. 145, es-
ia disposici6n:
"Art. 145.- Ninguna Ley podri: 1) Recabar para el
"Estado o las Provincias u otros organismos o institucio-
"nes, toda o part de !a cantidad que recauden las mu-
"nicipalidades, por concept de contribuciones, impues
"tos y demas medios de arbitrar los ingresos municipa-
"les. 2)Recabar para el Estado o las Provincias u otros
"organismos o instituciones, ingresos por concept de
"contribuciones o impuestos que se establezcan recar-
"gando de algIin modo las contribuciones, impuestos y
"demis medios de arbitrar los ingresos por parte de las
"municipalidades. 3) Declarar de caricter national un
"impuesto o tribute municipal que constituya una de
"las fuentes de ingreso de la administraci6n local".
Y en el propio proyecto existe la Ley Transitoria anexa a
la Constituci6n en el Art. VI se restablede en todo su vigor los
impuestos a favor de la hacienda Municipal estableci6 la Ley Or
ginica de los Municipios, de 19 de Mayo de 1908; Asi podria lle.
garse a reorganizar la Hacienda de estos Organismos, y no ha-
bri necesidad de supresi6n o incorporaci6n a otro Ayuntamien.
to, y podrin tener retribuci6n los Alcaldes de Barrios, toda vez
que se pretend former el Consejo de Vecinos, que seri presidi
do por el Alcalde de Barrio, y los Ayuntamientos invertirkn en
cada uno de dichos Barrios una parte proporcional de los ingre
sos recaudados.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs