Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00077
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: August 12, 1897
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00077
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text









>P
P .41


^ Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRACIN Afio 0o PARIS. Agosto 12 de 1897 Nixm. 75 susCRIP N EN FRANCIA .
20, Rue Saint-Vincent-de-Paul Un ano, pago adelantado.... 201 f, 22 fr.
20----- Uu semestre, id. id... i I I 50
Telgrafo : REPCUBAINE SE PUBLICA LOS JUEVES Un trimestre, id. id... c. 50
Telra REN EL EXTERIOR
Un ano, pago adelantado .............25 fr.
No se devuelven los manuscritos Director-fundador : DOMINGO FIGAROLA CANEDA Un semestre, id id..............3
1 NUMERO SUELTO.. O fr. 25 cts


ADVERTENCIA


Participamos nuestros suscriptores, que
por habernos trasladado una imprenta
de Paris, este semanario ha tenido que
sufrir retardo en el reparto de los numeros
del mes actual.
Por igual motivo, y mientras se llevan
cabo ciertos arreglos indispensables su
march regular, nuestro peridico ver la
luz con las presents condiciones materials
S rvannos estas lneas de explicacin y
de excusa ante nuestros favorecedores.



LA MUERTE DE CNOVAS



1 dia 7 de Diciembre ltimo
fuia sesinado el famoso general
cubano Antonio Maceo, victim
de una emboscada dispuesta
por los espaoles de acuerdo
con el Dr. Zertucha, mdico del
general. El telgrafo esparci
lanoticia por todo el mundo, en todas parties se
lament la prdida del admirable caudillo de
la Revolucin Cubana; slo en Espaa y en
aquellos pauses en que por desgracia mantiene
todavia su plant conquistador, hubo fiestas y
alegrias, regocijo inmenso, premios y regalos
y hasta aclamados como hroes los asesinos
ms inmediatos la victim, no nicamente por
el bajo pueblo y la canalla,no : el asesinato del
general Maceo llev la satisfaccin ms plena
la regente y su primer ministry, y desde ellos
fue, con excepciones muy horkrosas, hasta al
ltimo torero y al chulo ms degradado.
El 8 del mes present fue asesinado ese primer
ministry d; la monarqua espaola, el hombre
que desde 1865 no ha venido siendo ms que el
opresor de Cuba, el enemigo ms feroz de sus
libertades y la primera y persistent causa del
derramamiento de tanta sangre inocente y gene-
rosa como desde aquel ao se vierte en los cam-
pos y en las ciudades de la isla. Y mientras Es-
paa permanece an sobrecogida por el estupor
que le ha causado el acontecimiento, los cubanos
no se regocijan, ni estn de fiesta, ni cren
haber ganado una victoria como la de Ahunada
y Cirujeda, sino rechazan y reprueban el crime
cometido.
Empeados los cubanos en la tarea de conso-
lidar t.na repblica democrtica, no pueden ol-
vidar que asi como son enemigos de la pena de
muerte por delitos polticos, borrada hace
tiempo de los cdigos de las naciones verdadera-
mente civilizadas, no lo son menos de ese otro
crime que se compete asesinando un hombre
por un ideal poltico y por la voluntad de un
individuo, de un grupo de un partido, ya sea
la vctima Abraham Lincoln, Juan Prim, Garca


Moreno, Sadi Carnot, Stambouloff Cnovas
del Castillo.
Hace diecisis meses que semana tras semana
venimos combatiendo la poltica abominable de
Cnovas, y no porque ste haya muerto, pueden
olvidarse ni pueden disminuir de tamao las
monstruosas consecuencias de aquella. La his-
toria no puede recargar ni atenuar el colorido de
poca ninguna ni por motivoalguno, y as, pues,
la de Cnovas, no porque 61 no exista, podemos
considerarla mnos exterminadora de lo que ha
sido en realidad en Cuba, ni menos opresora en
Puerto Rico, ni menos asesina en Filipinas, ni
menos inquisitorial en Espaa, ni menos ho-
rrible, por lo reaccionariay sangrienta, los ojos
de la civilizacin modern. No puede Cnovas.
con toda su sangre derramada, echar un velo
sobre las tumbas en que yacen miles de cubanos
asesinados muertos de hambre de enfermedad
consecuencias de los rdenes dictadas por su
guijotesca soberbia y porsu caracterstico despo-
tismo.
Contribuy al regocijo de los espaoles la creen-
cia de que la muerte del
general Maceo entra-
traaba la de la Revolu-,
cin; en cambio, los cu-
banos no cuentan para
nada con la muerte de
Cnovas del Castillo.
Cierto es que el golpe ha
sido muy rudo para la
bamboleante monarquia
y para el caduco partido
conservadar de Espaa;
cierto es tambin que
podrn operarse cam-
biosy transformaciones
no sloen el rgimen de
la metrpoli, sino en la
poltica seguida hasta
hoy en la isla. Pero
quin que reflexione un Andrs
poco podr suponer
que causa tan noble
y grande como ladeCuba Libre, cuenta parasu
triunfo con la muerte de nadie, ni aun con la de
un Cnovas del Castillo ?



ANDRS BONIFACIO

Ocupa un lugar sealado entire los que
figuran al frente del movimiento revolucionario
de Filipinas.
Como los generals Aguinaldo y Llanera,
Bonifacio combat desde que estall la guerra.
Es un hombre de energa, de valor y de convic-
ciones muy arraigadas, muy prctico en el
terreno donde lucha y de abnegacin hasta el
sacrificio.
En la direccin civil se le deben ciertas dispo-
siciones que han sido de buenos resultados para
el mantenimiento de la guerra.


CNOVAS DEL CASTILLO


Psame cubano

Ningn cubano puede regocijarse por la
muerte de Cnovas. Regocijos tales son pro-
pios del pueblo que embandera 6 ilumina
sus casas y bebe y canta al son de la guitarra
por la muerte de Maceo.
Ahora, simplemente porque le mataron, todo
el mundo, casi todo, habla bien de l, Raro es


el escritor europeo que se atreve recorder su
diablica determinacin de mandar Weyler
Cuba. Su intransigencia aseguraba la guerra
un trmino rpido y favorable, pues servia para
acrisolar la abnegacin y redoblar la energa
de los patriots cubanos. ros convenia que
continuara en el poder, entero en su odio, go-
bernando su guisa castellana y con Weyler
por instrument.
Es verdad que la lucha que mantenemos es
por la vida de un pueblo que sofocaban en la
deshonra, y que esa causa no puede estar
pendiente de la vida de un ministry espaul,
como no lo est tampoco de la vida de
ninguno de sus propios caudillos. As como
cuando muere un jefe cubano, le sucede al punto
otro jefe cubano no menos resuelto recobrar la
libertad de su tierra, cuando muere un ministry
espaol le ha de suceder otro ministry espaol
no menos resuelto mantener Cuba cautiva
y deshonrada. Pero el nuevo ministry necesi-
tara tiempo, unos pocos meses siquiera, para
demostrar su odio los cubanos, paradesplegar
ese element histrico
de" la ferocidad espa-
fola que Motley den-
unci. Mientras lo des-
pliega y se enagena las
simpatas del mundo
enderezndolas los
9Y cubanos,- estos tendrn
que seguir luchando sin
tregua, como hasta
aque que nadar contra
olas nuevas, y ello pro-
longar lalucha en dao
V de la humanidad.
." Cnovas habia desple-
gado mpliamente la
i .\ j polticatradicional, cons-
.' rtitucional, espaola :
probndolo estn los
Bonifacio campos de Cuba ensan-
grentados, taladosy desi-
ertos y las ciudades en-
lutadas. Cnovas ya se haba enagenado la sim-
pata del mundo y dirigidola hacia el pequeo
y valeroso pueblo que no son capaces rendir
el mayo r ejrcito desembarcado en Amrica ni
las mayores iniquidades del general espaol ms
estpido y rabioso. Y Cnovas, de sbito cae, y
cae como Lincoln..... i Q lstima !








SECCION OFFICIAL

PARTIDO REVOLUCIONARIO CUBANO
Delegacin.


Tengo noticias oficiales de que los seores
Gustavo Ortega, Antonio Carreras y Jess Cas-
tro Palomino, recorren las ciudades y pueblos
de las repblicas de'Centro Amrica y dela Am
rica del Sur, presentndose como comisionados
para recolectar fondos con destino la guerra
de independencia de Cuba. En su consecuencia,
cumple mi deber declarar pblicamente que
los mencionados seores no han recibido de mi
comisin ni autorizacin alguna, ni tienen con
esta Delegacin relaciones de ninguna clase.
New York, 17 dejunio de 1897.
El Delegado,

.


ALARIDOS ESPAOLES

Al estallar la actual guerra de Cuba, se levant
Espaa unnime en quijotesca postura, lanz
al mundo sus tradicionales baladronadas y en
el curso de poco ms de un ao, envi 200.000
soldados con la vergonzante misin de mantener
el rgimen de la inicua explotacin de la colo-
nia.
Fracasado primero Martnez Campos, ^y lti-
mamente el asesino Weyler, la metrpoli en
estado de pauperismo y en el extranjero torpe-
mente comprometida, le viene en mente su
inclito mdico de cabecera, el Sr. Cnovas, la
peregrina ocurrencia de promulgar ciertas mise-
rables reforms administrativas de viejo con-
feccionadas y ya inoportunas.
Evidenciada la ineficacia de la media, por
el merecido desprecio con que se recibi la no-
ticia, no escarmienta el galeno, y apremiado
por el sesgo que toman las cosas en Washing-
ton, concibe el absurdo plan de pacificar Cuba
en las columns de la Gaceta y peridicos oficio-
sos; al mismo tiempo que decretaba la devas-
tacin de los campos, y obligaba los pacifi-
cos concentrarse en las poblaciones.
Fundado semejante proceder sobre bases com-
pletamente ilusorias, la Revolucin, ms fuerte
y poderosa que nunca, se encarg de desmentir
tan burda trama, y Espaa, espantada y conven-
cida del misero engao desu gobierno, piensa que
es indispensable obtener la paz toda costa, y
se revuelve aturdida en las estrecheces de su
precaria situacin.
Entonces 'sale la palestra gran parte de
esas ideasconfusasy errneas que slo se haban
expuesto tmidamente, revelndose el descon-
cierto entire los personajes caracterizados, y del
que surje la creacin de nuevas parcialidades y
la disgregacin de las existentes hastallegar los
problemistas encontrar la solucin en la guerra
con los Estados Unidos.
Pobres cerebros! Pequeo esfuerzo era sufi-
ciente, y el nudo de sus dificultades se hallara
desatado. Fjese el Sr. Silvila, padre de la idea
de las adhesiones, en el sentimiento de preven-
cin y malquerencia que ha tenido siempre el
peninsular hacia el cubano, quien est desde
antao apercibido de esos prejuicios en-
gendradores de inextinguibles odios, y que han
dado celebridad la famosa irritante distincin
de las partidas bautismales, segn se posean,
de Espaa de Cuba, y en que de los
naturales de sta no es possible esperar, por
escasa dignidad que se les suponga --sio el
deseo vivsimo de romper definitivamente el
ltimo lazo que los liga la infame madrastra.
Agrguese la nota culminante del sentimiento,
la series de actos abominables cometidos por los
gobiernos espaoles con perjuicio notorio de
Cuba y provecho privativo de dos docenas de
politicastros madrileos, y en aproximada pro-


1






"LP~RF~s'~S~,~l~,~,c;a C~,hPnP


porcin de industriales y comerciantes anda-
luces, santanderinos y catalanes.
Cre acaso el Sr. Silvela que por haber unos
cuantos cubanos que se llaman autonomistas,
lo son de buena fe, y que con ellos y por ellos
obtendr la adhesion del pas? El partido con-
servador de Cuba, considerado como el genui-
namente espaol, ha proclamado voces, y con
especialidad en su rgano official La Unin
Constitucional de la Habana, que los autono-
mistas han quedado reducidos unos pocos
miembros de su junta central, pues sus afiliados
se han ido la manigua. Eso es verdad, Y sa-
beis lo que son esos afiliados? El pueblo cubano
en masa; que por lo que respect los infelices
que han permanecido en sus hogares, Weyler
se ha encargado de arrojarlos Ceuta y Cha-
farinas, para que all se convenzan que es abso-
lutamente intil y pernicioso confiar en la. gra-
titud y soar con la consecuencia del gobierno
de Espaa.
Cuanto al respectable contingent de cubanos
esparcidos en el extranjero, todos contribuyen
con su bolo y su propaganda al sostenimiento
de nuestra santa causa, y constituimos el auxi-
liar y la reserve con que constantemente nutri-
mos las filas del Ejrcito Libertador, apor-
tndole hombres, armas, municiones y medi-
cinas.
Que resta en Cuba? El ncleo peninsular?
Es relativamente exiguo, pues represent un
pais que no es el suyo. Descartados esos elemen-
tos, Espaa no cuenta sino con el raqutico coro
de alborotadores que figuran en la cuadrilla de
mercachifles de la poltica de campanario; y
con tarr degradado, quebradizo 6 insignificant
apoyo, no es serio abrigar la menor esperanza
acerca de la conservacin de Cuba.
En las Cortes del 96, el Sr. Silvela pronunci
estas parecidas palabras: Que debia pen-
sarse si los sacrificios de la nacin correspon-
dan las probabilidades del xito. Ha pasado
un ao, y la posicin de Espaa ha empeorado
notablemente. Por qu no reconocer con fran-
queza y lealtad la impotencia del empeo en
dominar un pueblo que la rechaza ? En cual-
quiera nacin sensata se recomendara la inme-
diata evacuacin del territorio cubano; pero en
Espaa es irconcebible lo razonable, y es pre-
ciso que le suceda igual que en la Amrica del
Sur, con la adicin de que en esta jornada la
cada ser tan desastrosa, que jams podr
reponerse; tngalo por seguro.
Espaa ha merecido que Cnovas, dspota
envanecido, sea el que la fustigue y trate pun-
tapis. Luego la alarm con el anuncio de enviar
quince veinte mil hombres ms Cuba, so
pretexto de que van cubrir bajas. Pues qu
se destinaban las numerosas tropas conducidas
en cada vapor que ha salido de la peninsula?
Si segn la propia informacin de Espaa, su
ejrcito activo en Cuba no alcanza en la actua-
lidad 100oo,ooo hombres, es evidence que el
quebranto es superior de lo que oficialmente se
ha dicho, y se demuestra que el clculo esta-
dstico menos luctuoso que cabe former sobre
la mortandad de las tropas, no ha sido nunca
inferior del 40 por ioo.
Es gravsimo error atribuir Campos y
Weyler el origen del fracaso, porque otro
general cualquiera le acontecera lo mismo. Al
actual le adorna la particularidad de que lo
echaron Cuba como al Coco, y se ha lucido.
Cobarde ladronzuelo de nfima ralea en el san-
griento festn, servira de tipo a la calificacin
con que Wellington estigmatiza los espaoles.
Las recientes manifestaciones del Sr. Romero
Robledo,afirmando con singular desparpajo que
Cuba es espaola de corazn, son curiosas y
por lo extravagantes. Emplea el gastado argu-
mento de que los que se hallan en los poblados
y constituyen las guerrillas y voluntarios, son
Cubanos, asi como que los defensores de la
independencia son extranjeros. Esto es calum-
nioso 6 ilgico : que se entered de las deserciones
que diario se verifican, menudeando lis
de compails y escuadroues, y diga si son,
cubanos extranjeros los sdeportados polticos,
y cul de esas dos classes pertenece la sangre
derramada por la ferocidad espaola.
Es incomprensible que al autor del discurso
parlamentario en obsequio del banquero filipino
Rojas, se le hayan ocultado los saludables efec-
tos de la political colonial espaola. Ese acto
suicide, y los legtimos comentarios que de l
se derivan, hacen la apologa de Espaa. No
queremos nada con ella, porque es pecadora
impenitente incorregible.
Julio 25-97. Y.


I Con su petate !
(Histrico.)

Hay en el presidio de Ceuta- y tal vez en todos
los dems de Espaa la costumbre de llamar
de este modo los deportados, confinados
presidiarios cada vez que tienen que trasladarlos
de un lugar otro : i Fulano de Tal, con su
petate 1


Y el pobre condenado recoje sus miserables
harapos, es decir, cuanto pos y se pone en
march seguido del esbirro.
ICon su petate! pronto se hizo de moda entire
los deportados cubanos, quienes con tanta opor-
tunidad como gracejo hallaban siempre ocasin
de aplicarlo todo ; pero nunca fue pronunciado
con mayor motivo para pasar la historic de
las ancdotas de nuestra guerra, que en esta vez
que vamos referir textualmente :
Hallbase cierta tarde un pobre anciano, de-
portado de Cuba, echado en un rincn y con la
frente apoyada sobre las manos, cuando acert
pa-ar un joven, tambin deportado cubano, y
preguntle cariosamente :
En qu piensa Vd., Don X?
Y aquel anciano, levantando la cabeza y con
la mayor de las desesperaciones grabada en el
semblante, le respondi :
En qu pienso, hijito? i En cundo llegar
el di en que Weyler, con la maleta en la mano
y en mitad del muelle de Caballera, le grite
los suyos :
Espaa, con su petate !




LAS EXPULSIONS

I
Para que nuestros lectores puedan darse cuenta
de todo lo ocurrido, muy convenient ser que
hagamos un poco de historic retrospective antes
de llegar los acontecimientos del dia.
En LaRepiblica Cubana del 29 del Octubre
del ao pasado, dimos cuenta de haber llegado
a la Corua el vapor espaol Santiago, salido de
la Hahana el 30 d Septiembre, conduciendo
a trece deportados cubanos en la barra, y tres en
libertad durante el viaje : el Sr Octavio Zubiza-
rreta, que vena en tercera clase y quien in-'
dult de la pena de muerte el ministry de la
guerra general Azcrraga, el Sr. Manuel Pla-
nas, que haba pagado su pasaje de primera
clase, y otro cuyo nombre ignoramos todava.
Una vez en la Corua, estos tres cubanos,
como aquellos que iban en la, barra, fueron
entregados la polica y conducidos los di-
ferentes presidios que estaban destinados.
II
Dos semanas despus,el 12 de Noviembre, anun-
cibamos en nuestro peridico la infamia de que
acabaha de ser objeto el Sr. Justo Garcia Vlez,
hijo del mayor general Calixto Garcia.
Empleado del gobierno espaol en Filipinas,y
temiendo, como luego pudo comprobar, que slo
por ser nijo de quien era, tena bastante para ser
pes;eguido y atropellado, no como un prfugo,
sino llenando todas las formalidades de tal em-
pleado, tom pasaje en el vapor Isla de Min-
danao y se dirigi Espaa.
Una vez en la peninsula y hallndose en Bil-
bao, donde haba ido ver una hermana, fue
preso y enviado por Cnovas Chafarinas, sin
ms investigacin, ni procedimiento, ni mo-
tivo alguno que explicara iniquidad tan negra.
Despus nada ms supimos de los seores
Planas y Garca, y aun hasta se ignoraba que el
primero fuere compaero de prisin del se-
gundo.
III
Hace pocos das que nos ha sorprendido agra-
dablemente un telegrama, participando que en la
noche del 3 al 4, y abordo del falucho francs
San Fernando, se haban evadido los deporta-
dos cubanos seores Justo Garcia, Vlez y
Manuel Planas. En alta mar se trasbordaron
una embarcacin llamada Rosario, que les con-
dujo Nemours, luego pasaron Orn, donde
el cnsul espaol se puso en ridculo, preten-
diendo'de las autoridades francesas la deten-
cin de los cubanos, la cual se negaron aque-
llas en vista de que estos llevaban todos sus
documents en regla. De Orn tomaron pasaje
para Marsella en el vapor Ville de Naples, en-
cuya ciudad deban hallar al Sr. Arturo Pri-
melles Agramonte, que sali de Pars en la
tarde del dia 9, para unirse al hijo del general
Garcia, dirigirse Gibraltar, incorporados
un grupo de cubanos que all hay procedentes
de los indultados de Ceuta, tomar rumbo
Nueva York. Cuanto al Sr. Planas, de Marsella
vino i esta ciudad, donde liego el martes al
medio da.
IV.
Al da siguiente eran arrestados los seores
Planas y Fernando Tarrida del Mrmol, y
expulsados del territorio francs bajo la incul-
pacin de anarquistas.
Del Sr. Tarrida del Mrmol dicen que naci
en Santiago de Cuba, que se educ en Espaa,
que es republican espaol,y como tal, las decla-
raciones hechas en sus escritos y discursos siem-
pre han sido las de un espaol avanzado, pero
no las de un cubano que desea la independen-
cia de la Patria.
Al Sr. Planas se le acusa de haber asistido
las ejecuciones que tuvieron lugar en Barcelona
hace lo ms dos meses, y haber calificado_
aquel acto de asesinato hecho que nadie acer-
tar explicarse, con slo recorder que el acu-


sado estuvo preso en Chafarinas desde Octubre
del ao pasado hasta los primeros das de este
mes.
Ambos expulsados salieron el mircoles con-
ducidos por la polica hasta la frontera belga,
desde donde sabemos que por el puerto de Am-
beres marchar el Sr. Planas los Estados
Unidos.
En todo esto bien se descubre la mano del
gobierno espaol. Burlado con habilidd suma
por los deportados seores Garca y Planas, im-
potente en su ne-ia pretensin de hacer que las
autoridades francesas los detuvieran, al como si
fueran dos criminals, ha logrado del gobierno
francs el favor sealado de evitarle el sonro-
jo que el Sr. Planas se pase tranquilamente
algunos das por los boulevards y cuente, no
slo que debe la deportacin haber recla-
mado del general Weyler justicia contra un
official espaol que le redujo prisin en Baya-
mo para poder violar su prometida, como
hubo de hacerlo al fin; sino otros muchos cri-
menes no menos inicuos de que son vctimas
los deportados en las prisiones espaolas.



LA OPINION
Y





Desde io del corriente ha vuelto aparecer en
Pars el estimado colega, valiente defensor de
nuestra causa, La Repblica Cubana.
Lo celebramos.
(El Porvenir, Nueva York, 17 de Julio)
"La Rpublica Cubana".
CONFORME anunciamos con anterioridad, ha
reanudado sus tareas periodsticas, tras una
breve suspension, para reorganizar su adminis-
tracin, este brillante semanario ilustrado de la
capital francesa que tan buena acogida mere-
ciera de nuestros compatriotas, y es el presti-
gioso adalid de la causa cubana en Europa.


EL


Como siempre, interesante y de actualidad,
con hermosos gr..bados y batallador como siem-
pre, vuelve nuestro estimado colega con nuevos
brios la palestra de la prensa romper lanzas
en pro de la independencia de Cuba.
Con verdadero placer recomendamos la adqui-
sicin de este simptico peridico que tan valio-
sos servicios viene prestando nuestra patr ia.
(Patria, Nueva York, 31 de Julio)



LAS ISLAS CHAFARINAS


La reciente evasion de nuestros compatriotas
seores Garca y Planas, ha hecho de actualidad
este presidio que tiene Espaa en la costa
Norte de Africa y nueve leguas del otro pre-
sidio, tambin espaol, llamado Melilla.
De las tres islas que forman el grupo de !as
Chafarinas, la de la izquierda se llama Congreso,
la del centro Isabel II y la de la derecha Rey.
Es intil que digamos que las condiciones de
salubridad de este presidio no son menos mor-
tferas que las de los dems establecimientos
penales que pose Espaa.



ALFILER CUBA LIBRE

Las simpatas que despierta la causa de la re-
dencin de Cuba, encuentran cada da una ma-
nifestacin distinta. Ahora es un adorno muy
sencillo y elegant, que lo usan lo mismo las se-
oras que los caballeros.
Consisteenun alfiler de metal
esmaltado de blanco, yencuyo
centroondeacon sus propios colo-
res el hermoso pabelln de la es-
trella solitaria. c En los Estados
Udidos se usa much como ob-
jeto de moda y de utilidad, y aqu se -vende en
nuestra Administracin por el mdico precio de
cincuenta cnfimos, ms elfranqueo ycertificado
correspondientes.


INDISPENSABLE


Rizador de bolsillo sistema Chaudet. Paris.
Puede considerarse la ltima novedad en su gnero, la vez que el indispensable, tanto
para las damas como para los caballeros. Por sus reducidas dimensions ofrece la ventaja de
poderse llevar siempre consigo para usarse cada vez que se necesite,
Modo de emplearlo


B e' la e y


la.rp 1nainntes C. y D., se di


Se abre tirando sin es -
esfuerzo alguno de la extre-
rmidad A. del tubo B.,
sea el estuche, tal cual
,, N. se hace con un portaplu-
..'. \ mas. Despus se introduce
dicha extremidad por el
S) lado opuesto en el tubo, el
cual viene servir de man-
1 )go cabo del rizador.
Una vez as dispuesto el
Saparato, se colocan los ea-
bellos, losbigotesoslabarba
eja caer laquelid, se voitea todo lo conveniente,y por ilitno, para


separarlo se aprime el resort e. y se retire.
Se puede calentar la llama de una bugia, de un mechero de gas de una lmpara de
alcohol, teniendo cuidado de no calentarlo much para que no queme los cabellos la barba.
Se halla de venta en la Administracin de este peridico, al precio de dos francos, mis el
fran queo y certificado correspondientes.










Nous avons l'honneur d'informer nos lecteurs que nous mettons en vente la
collection complete du journal illustr La Ripuligqbue Cgbalne, comprenant
l'anne 1896 chue, pour le prix net de 33 francs pour la France et 36 francs
pour l'tranger. Les frais d'afranchissement restent notre charge.
Dans ce journal illustr, le seul organ Cubain en Europe, et aussi lo seul
qui se public en francais et en espagnol, on trouvera les renseignements les plus
complete et les plus exacts sur la guerre de Cuba. La parties illustre content un
grand nombre de portraits de personnages cubains et trangers d'actualit, de vues
de villes et de villages, des plans des aulographes, des caricatures et autres
dessins d'actualits.
PRIME OFFERTE PAR LE JOUIIRNAL
Nous offrons, titre de prime exceptionnelle, une remise de 20 pour 100 sur l,
prix ss-indiqus, ce qui rduit le prix de la collection 26 francs 40 pour la France
et 28 francs 80 pour l'tranger.
lo A ceux de nos abonns actuels qui dsireraient acqurir cette magnifique collection;
2 A tous les nouveaux abonns au journal pour une anne.

L'affranchissement sera fait nos frais et les demands doivent tre accom-
pagnes d'un ordre de paiement en monnaie fran9aise, adresses 20, rite Stint-
Vincent-de-Paul, a PARIS.

ATOTA. Nous avertissons nos lecteurs que nous ne servirons aucune collection
-gratis.


_11_11_ _


II -- ~n~-6~QI~Cll~


Agosto 12, 1897




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs