Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00072
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: July 8, 1897
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00072
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text















CYY


Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRATION USCRIPOIN EN FRANCIA
PARIS D8p9i ,.
20, Rue Saint-Vincent-de-Paul Aio 20 A PARIS. ulio 8 de 1897 X Nm. 70 ,n eo,,eoadl anto ........ 20 r. .
NUn semestre, id. id........ 11 fr. 11.50.
Un trimestre, d. id ....... 6 fr. 6.50
Telgrafo: REP.CUIBAINE EN EL EXTERIOR
S" E PU T ~T.. L O-S JTTEYV Un ano, pago adelantado................... 25 tr.
Un semestre, id. id. .................. 13 fr.
No se devuelven los manuscritos NMERO SUELTO..... O fr. 25 etu.


LAS REPRESALIAS


unque no somos de aquellos
quienes ha podido sorprender la
noticia de la solicitud hecha por
el general Gmez nuestro
Gobierno, puesto que ms tarde
,6 mas temprano, estaba, previsto
S que la cuestin tendra que pre-
S sentarse como un problema de
imprescindible.y urgente resolu-
lucin; y aunque es premature fijar una opinion
definitive sin conocer todava la resolucin de nues-
tro Gobierno- por ms'que. poseamos algunos
informes particulares que por el moment debemos
reservar, pero que hasta cierto grado nos permite-
ran poder anticipar cul sea el resultado que alcance
la solicitud.-vamos hacer un poco de historic,
por cuanto -ella puede ilustrar la opinion pblica,
fijndonos la. vez en la profunda alarma que el
simple anuncio de la. nueva ha-' causado en today
Espaa, y adems, en la sensacin que, aunque
menos interesada, ha producido en el extranjero.
Desde el comienzo de la Revolucin, y conforme
al plan de Mart y los dictados de nuestro Presi-
dente y de nuestro General en Jefe, laa guerra por
nuestra parte se ha:venido hacienda de manera tan
civilizado y humanitarian, que el Ejrcito Cubano
puede hoy proclamar con todo orgullo, que no
existe nacin ninguna que pueda ensearle nada,
absolutamente nada en este asunto. Que los cubanos
curaban los heridos del enemigo y ponan en liber-
tad todos los prisioneros, lo confes honrada-
mente el general Martnez Campos, primero en su
palacio de la Habana y ms tarde en las Cmaras
espaolas; y sin embargo, ni aun el mismo general
lleg observer toda la reciprocidad debida, puesto
que durante su mando fueron fusilados Mujica,
Rovira, Gil Gonzlez, Amzaga, Rodrgusz y Acebo,
y condenados presidio otros muchos prisioneros
de guerra.
Pero an as, como lo que estpidamente preten-
dia Cnovas era ahogar en sangre la Revolucin,
nombrse al famoso asesino Valeriano, .para que
fuera desarrollar en la prctica su plan de extermi-
nio, respondiendo de esta manera salvaje al filan-
trpico manifiesto Al mundo civilizado que lanz
el general Gmez en Octubre de 1895, denun-
ciando el brbaro sistema de guerra que ya comen-
zaban hacer los espaoles, y garantizando de
nuevo el diametralmente opuesto que continua-
ran obedeciendo los cubanos.
Ms tarde, en Febrero del siguiente ao, es el
inolvidable general Maceo, quien se dirige Vale-
riano pidindole que evite que sea derramada una
sla gota de sangre fuera del campo de batalla , y
tambin que fuer clemente con tantos infelices
pacificos.
La prensa americana ha clamado sin cesar contra
el vandalism de Valeriano, quien en el Senado,
Mr. Sherman, hoy secretario de Estado de la Rep-
blica Modelo, lleg bautizarle oportunamento con
el nombre infeliz de El General Carnicero.
Por ltimo, en naciones como Francia, Inglaterra
Italia, no han faltado peridicos de importancia y
politicos de talla. que hayan elevado su voz en nom-
bre de la humanidad y de la civilizacin, tan vil-
mente pisoteadas en Cuba por el bandolero que all
represent Espaa, y en la misma peninsula contra
los republicans, masonesy autonomistas sometidos
al tormento yatropellados por jueces inquisitoriales
en Madrid, Barcelona y Valencia.


Y qu han obtenido todos? Vergenza produce
declararlo, nada, nada digno ni favorable; que
mientras.los gobiernos extranjeros, se han hecho
todo lenguas para admirar la heroicidad del gobierno
espaol por su constancia en aniquilar un pueblo
que lucha por su independencia, han permane-
cido egoistas indiferentes, Cnovas del Castillo,
el amo de Espaa, la vez que ha sostenido la
poltica infame de la guerra de esterminio que hace
en Cuba su sicario, se ha esforzado en engaar al
mundo anuncindole una pacificacin que no ha
existido nunca ms que en sus tenebrosos planes.
Ahora bien: por qu se. alarma el gobierno espa-
ol y por qu los extranjeros prestan hoy atencin
marcada la solicitud del general Gmez? por
qu. estima el. Heraldo de Madrid (25 del pasado)
como tristisima noticia el slo anuncio de.que,
en represalia, el coronel Monteagudo ahorc treinti-
seis espaoles; por qu teme que ya se haya
publicado el decreto; por qu le dominant doloro-
sas dudas ; por qu, en fin, consider guerra
terrible .la de represalias ? Al gobierno espaol,


nacion espaola; tampoco pediremos el fallo auto-
res extranjeros, puesto que la imparcialidad que les
da su ciencia, bastara para ser considerados como
enemigos de la tan hidalga cuanto ms calumniada
patria de Pelayo: va decirlo un espaol quien
todo el mundo respeta por su honradez, por su
ilustracin y por su sinceridad poltica, que une
su autoridad y competencia en asuntos militares
el haber sido, si no el primero, uno de los mejores
ministros de la guerra que ha tenido Espaa, y
quien hace an muy pocos meses ha publicado un
Diccionario Militar muy notable. Este es el
Sr. Nicols Estvanez, quien dice.en su libro al
hablar de Represalias :
Sin embargo, hay ocasiones en que las repre-
salias son ineludib'es: cuando el enemigo
desoye 6 menosprecia las denuncias 6 adver-
tencias que se le dirigen acerca de sus in-
fracciones de los usos de la guerra. En este
caso puede acudirse la injuSticia de las
represalias; dejando la responsabilidad al ene-
migo.


a.A -?r



-~ITJJ rjji -U 1 II -(il


El puerto del Mariel.


los extranjeros, ese peridico y cuantos ms
puedan alarmarse, no les parece suficiente el largo
espacio de veintiocho meses que llevan los cubanos
luchando contra un enemigo quien cura sus heri-
dos, y quien le paga incendindole las hospitals y
pasando cuchillo los enfermos y heridos; contra
un enemigo que fusila prisioneros cubanos y asesina
nios, mujeres, viejos y pacificos labradores,
cambio de todos los prisioneros espaoles que
siempre son respetados y puestos en libertad com-
pleta? No fue el mismo Heraldo el que abog por
Fusiles, y no reforms ? no ha visto today
Espaa con los brazos cruzados la ltima infamia
del mulo de Caracalla, talando los campos y sem-
brados, matando las aves y las reses y concentrando
en las poblaciones todos los que habitan fuera de
ellas, para obligarlos morir de hambre de resul-
tas de las enfermedades que inevitablemente se
desarrollan en tales aglomeraciones ?
Guerra terrible llama el Heraldo la de repre-
salias, y cierto que lo es; pero por qu no ha cali-
ficado todava la guerra de exterminio que nom-
bre de Espaa se hace en la isla de Cuba? Probable-
mente la llamar Guerra santa espaola -
que tanto monta- puesto que se hace para extermi-
nar la raza cubana, de igual modo que Guerra
civilizadora fue aquella que hicieron los bene-
mritos conquistadores para acabar con la raza
siboneya, y as'como le parece terrible la de re-
presalias, por que es para matar los espaoles que
matan los cubanos...
Bien sabemos que al infame gobierno espaol ha
tenido que parecerle muy provechoso sus intereses
el sistema seguido por los cubanos durante dos
aos, y de aqu la alarma que le ha producido la
media solicitada por el general Gmez; pero si ella
es decretada al fin por nuestro Gobierno, quin
ser responsible, quin tendr derecho la Civiliza-
cin de exigir estrecha cuenta ?
No lo diremos nosotros, filibusters incorregibles,
enemigos mortales de la brbara, de la odiosa domi-


Ya saben, pues, todos quien tendrn que exigir
la responsabilidad: al enemigo que la guerra civili-
zada -'y pesar de las denuncias y advertencias
que se le han hecho ha respondido siempre con
la guerra del exterminio: Espaa.

-------^^.(-----

MONEDAS CUBANAS

Por informed particulares sabemos que ya se ha
procedido en Nueva York la acuacin de las pri-
meras monedas de la Repblica de Cuba. Estas
son de plata y representan el valor de un peso
cada una, siendo ya de importancia el pedido que se
ha hecho de ellas, para efectuar una operacin mer-
cantil en gran escala.
Muy en breve nos ocuparemos otra vez de este
particular, limitndonos por el moment consig-
nar cunto dice en favor de nuestra Hacienda la
creacin de este nuevo recurso cuya demand se
present ya bajo tan buenos auspicios.

~ii------ q------

EL PUERTO DEL MARIEL

Ofrecemos hoy .nuestros abonados la vista del
hermoso puerto del Mariel, que tanta importancia
ha adquirido en la present guerra du Cuba.
Es la cabecera del ayuntamiento de su nombre,
uno de los vienticinco que forman la provincia de
Pinar del Ro. Se halla situado en su costa Norte y
dista 40 kilmetros de la Habana.
En el terminal la famosa trocha que empieza en la
costa Sur, en la ensenada de Majana, cuya linea mi-
litar construy Wevler sobre aquellos extremes, la
part ms es:rezha de la Isla, para acorralar intil-


mente al ejrcito que diriga el general Maceo, cre-
yendo fcil cosa esterminarle despus de encerrarle
entire el mar y dichos fortines, lo cual no pudo
llevar cabo, como es sabido. -
Maceo pas dicha trocha, como por las aguas del
Mariel han desembarcado diferentes expediciones y
como continan potentes nuestras armas en dicho
trmino municipal y en los dems de aquella pro-
vincia hasta el Cabo de San Antonio, que forma su
estremo Occidental.
No atrevindose Weyler ir por tierra para acabar
con los rebeldes de aquella provincia, desembarc
por el Mariel en sus ridculas espediciones, de cuya
campaa slo produjo la nacin espaola aquel
carnicero los millones que se rob con sus favorites
en la trocha construida como prlogo de la misma,
y el desprestigio de sus honrados invencibles ge-
nerales:_ pues Arolas sali de all choteado, como
Surez Incln y Luque, y los generals Surez Val-
ds, Cornel, y Echage, derrotados y heridos, del
susto hasta abandonaron la Isla.
Los habitantes del Mariel nunca haban secunda-
do las insurrecciones de Cuba. En la misma costa
en que se halla,y no muy lejos de este puerto, en el
trmino de Baha Honda, las Pozas, desembarc
Narciso Lpez la desgraciada expedicin con 'la cual
cay en poder del gobierno, y en la Revolucin de-
de Yara Vuelta Abajo se mantuvo al lado del poder
de Espaa. Pero los abusos de sta y del caciquis-
mo sublevaron en maza esta vez aquellos habitantes,
y de ahi el herosmo conque han resistido.

-------- ^,-------

OTRO INFUNDIO ESPAOL.

Los diaries de Espaa-- seguramente para que se
les crea bien informados tienen ya muy gastado el
recurso de inventar agents filibusteros que misterio-
samente se pasean por toda. la peninsula, sin que
la verdad pueda verlos ms persona que el periodis-
ta que describe la noticia.
Ahora es El Imparcial, el que, hacindose cruces,
reproduce esto del Heraldo:
No se ha enterado la polica de Barcelona de
que en este mes ha estado dos veces en aquella ca-
pital el agent ms activo que tienen en Colombia y
Costa Rica los filibusteros cubanos?
< De seguro que no se ha enterado, y result, por
lo tanto, intil que preguntemos por el objeto del
viaje de ese individuo la ciudad condal.
Si sabemos que tuvo el propsito de venir Mla-
drid, y que no lo hizo; que desde Barcelona fu
Francia yv regres de nuev.o la ciudad espaola,
embarcndose all en viaje de regreso su pas.
Nada ms lejos de la verdad. Por qu no revela
el Heraldo el nombre del agent imaginario? Hga-
lo, pues, de lo contrario seguiremos manteniendo
que la noticia no es otra cosa que un infundio de
dicho diario.

*


)e*




54C\ll







JULIO 8, 1897.


SPAR LSR BIERIDOS UBAjPOS

SUSCRIPCIN ABIERTA POR



\ C^<^ ^te^


17me Lista.

Un conservador francs ...............
Usa lavandera ..................
J!r. A. Delpit, obrero.............. ...
Mr. Robert Lamothe ...............
Un lector de La Repblica Cubana....
Miguelito ..................... ....
Un espaol emigrado ................


Francos.
1 .00
o.50o
0.50
o.5o


o.5o
o.6o


Total.............. .... 5.o
Total anterior......... . 102.65


Total general...........


I.107 75


Nota. Los donativos deben enviarse al direc-
tor 6 al administrator de La Repblica Cubana,
20, rue Saint Vincent de Paul, escribiendo con toda
claridad los nombres, apellidos, profesiones y can-
tidades, fin de evitar errors en las listas que pu-
blicamos. Todos los donativos que figuran en la
lista que antecede han sido entregados al Sr. Doctor
Betances, Delegado del Gobierno Cubano en Paris,
y cuyo recibo tenemos la disposicin de los
donantes. N. de la.R.
-------*r ------

DOCTORES DESAUCIADOS


Un mes har que vienen los diarios de Espaa
llenrando columns para ocuparse de los manifiestos
'de Silvela y de Sagasta. Por su parte, el cable ha
.de star bien fatigado, causa de tanto y tanto
como ha tenido que decir al pblico antes, durante
y despus de ambos laboriosos alumbramientos
politicos espaoles.
Despus, ya hasta en la peninsula misma todos
han dado al olvido dichos manifiestos. Y se explica.
Las pocas declaraciones verdad que contienen res-
pacto la situacin de Cuba, son de aquellas que
hace much tiempo que los mismos acontecimien-
tos se los vienen revelando' los espaoles. Que diga
Sagasta que el ejrcito de Weyler no ocupa en Cuba
o'ro terreno que el que pisa, y que agregue Silvela
que es necesario liquidar para no perder ms san-
gre ni ms dinero; y por ltimo, que ambos confie-
sen que es contraproducente al gobierno el plan
salvaje de exterminio Cnovas-Valeriano, qu espa-
ol no lo sabe y no lo declara desde hace ya much
tiempo ?
De los cubanos, esos actos polticos de Sagasta
y Silvela no han movido ni aun la curiosidad de
conocerlos que despert en la metrpoli. Hace
muchos aos que sabemos quines son ellos, para
star bien persuadidos de que nunca habrn de dar-
nos cosa mejor de lo que nos da el bueno de Cno-
vas. Adems, hace dos aos que nos hemos pro-
puesto llegar un fin muy extremo, muy claro y
muy absolute, para que puedan hacernos desviar
ni medio metro de nuestra ruta todos los estadistas
del mundo con la ms fina y hbil de las combina-
ciones diplomticas.
Hambrientos de poder y afanosos por arrancar de
las manos de Cnovas las riendas del gobierno de
una desventurada nacin la cual ni el uno ni el
otro. ha de hacer ms feliz, han aprovechado uno
delos grandes problems de la poca, para proponer
como nica salvadora sus respectivas soluciones. He
ah el motivo del profundo inters con que pro-
meten convertir Cuba en nuevo paraso.
Pero si la regente los ha creido galenos tan cham-
bones que no merecen que se les confe la cabecera
de la enferma,'qu ha de pensar de esos planes
curativos la misma paciente, convencida como est
de que, en vez de las sanguijuelas que le han apli-
cado siempre, su nico remedio es la indepen-
dencia?



DE LA CRCEL

A LA MANIGUA(')

Paris y Junio 16 de 97.
:Sr. Director de La, Repblica Cubana.
Paris.
lQuerido compaero y amigo :
Al huir de Espaa, y de sus autoridades y prisio-
nes, que tan bien acaban de ser exhibidas la execra-
.cin pblica por nuestro compatriota Tarrida del
Marmol en su reciente libro publicado aqu, con el
ttulo de Los Inquisidores de Espaa, denunciando
los horrores del Montjuich, donde como en todas las
crceles y presidios emplean aquellos verdugos el
tormento para matar todo grmen democrtico den-
iro de su monarqua; y al pasar por Pars en mi

(1.) Habindonos entregado el Sr. Gonzlez Al-
corta la present carta hora muy avanzada de la
confeccin de nuestro peridico, dejamos para la
semana entrante exponer las reflexiones que del ex-
presado escrito se desprenden. N. de la R.


huida de aquella Turqua Occidental; debo V. V.
adems, del:saldo,; las noticias, la exposicin de
agravios,y las protests que aunque ligeramente
- paso:'reddactar para su ilustrado peridico. Y al
mismo tiempo.aclarar mi profesin de f separatist,
no hecha pblica antes, porque me lo han estado
impidiendo los cerrojos de una prisin injusta en la
exmetrpoli,y el hallarme bajo la jurisdiccin de unas
autoridades y de una pueblo que hubiesen castigado
severamente la manera de que ellos, con sus actos
salvajes, nos han hecho pensar y sentir, si en su seno
las hubiese manifestado; aunque de V. V., ya eran
conocidas hace tiempo.
El dia 7 por'la tarde, sal al fin de la Carcel Mode-
.lo, de Madrid, done sabe V. que desde Agosto
me tuvo .aherrojado (pidiendo mi cabeza su prensa,
y que me juzgaran por ferrocarril, sus diputados),
la canalla que impera en aquella nacin ; matando
mi peridico La Paz, que fund en su podrida
Corte, para abogar por la Autonomia Colonial, tan
intilmente, que por ello me encarcelaron con la
misma saa que si hubiesen capturado un cabe-
cilla de los que ven con peores ojos, colmndome de
atropellos, pues.las garantas constitucionales, como
todos los dems derechos, son all una mentira.
Desde Agosto al. mes de la fecha, me tuvieron
preso con.exclusin de toda fianza; en tanto aque-
llos cobardes activaban la libertad, indultaban
granel los procesados que eran ciudadanos extran-
geros, para adular as sus naciones, buscando un
apoyo contra los de casa, manera de los tiempos
de la Santa Alianza.'
Mi prisi6n, desde el mes de Agosto hasta el pre-
sente, constituy una series de brbaros atropellos,
en que funcionaron contra m, lo mismo los negre-
ros de Cubaly su prensa, que la prensa peninsular,
los jueces, las Cortes y los ministros; injurindome
-mansalva, una vez encarcelado, y pidiendo con-
tra m, en.la-misma Espaa, que an titulan hidal-
ga, valiente, justa y generosa, las propias cruelda-
des que han pedido 'y que han llevado efecto en las
colonies, contra cuantos les hemos salido al paso,
protestando de su vandalism, y'reclamndoles li-
bertades para aquellos pueblos de allende el mar.
Que por eso nos miraron siempre como traidores
la Patria.
Si el mismo da 7, que sal de aquella crcel, tes-
tigo de tantas injusticias y amarguras, hubiera podi-
do trasmontar las fronteras, entire las cuales la reac-
cin perdura en el ms atroz de los fanatismos,
conque asfixia hace siglos todas nuestras aspira-
ciones por la democracia, lo hubiese realizado.
Aquel mismo da, hubiera salido de Espaa: que
eso nos empujan la dignidad y el instinto de conser-
vacin, al veros acosados, all, por una series de
verdugos, que slo suean con nuestra esclavitud;
exterminando nuestra raza, y arrasando nuestros ho-
gares, done quiera que surgeon alientos para la liber-
tad. Y es fuerza huir, como de lugares malditos, de
una tierra donde nuestros Atilas, llmense Cnovas,
Calomarde Gonzlez Bravo, pasean sin interrup-
cin con sus tribunales de sangre y con sus ejrci-
tos, sembrando el luto, y llamando la desolacin,
como si hubiese de gobernarnos toda la vida el genio
de la muerte.
Ya el ao 95, al empezar la guerra, haba huido
de Cuba con mi familiar, para salvarnos de las atro-
cidades que. practicaban en aqulla isla los inte-
gristas y el gobierno. Me habian quitado la ctedra,
pretextando que explicaba la juventud ideas anties-
paolas y anticatlicas; y me haban perseguido,
como los dems liberals: que as nos decidieron
buscar en la Revolucin el medio de poner coto
para siempre la dominacin indigna y vergon-
zosa, que se haba llegado career que sus desmanes
jams encontraran trmino, contando con el ms
ridiculo de los quijotismos.
No cre que en la peninsula, se hallasen tan vivos
los organismos .reaccionarios, que servan de esti-
mulo y de alarde los brbaros que nos opriman
en las colonies, oponindose toda reform, apoya-
dos por sus socios de saqueo residents en Madrid,
influyendo con su oro en la prensa, en los jueces,
y en cuanto all se mueve contra las aspiraciones de
nuestros pueblos de Ultramar, que anhelan no se-
guir explotados por ms tiempo.
Pero tuve que palpar, por experiencia propia,
todo lo contrario; viendo hasta perseguidos tam-
bien, medrosos y arrinconados, leaders liberals
y republicans, como Maura, Labra, Dolz, y otros,
que ni siquiera se atrevan hablar contra los crme-
nes que la reaccin perpetraba en las personas, en
las families y en los interests de los reformistas
cubanos; de los pobres filipinos, sobre cuyas vc-
timas lloraba, poco ha, Romero Robledo, defen-
diendo los bienes de P. Rojas.
Convencime hasta la evidencia en tal viaje, de que
slo por la Revolucin conseguiran las colonies
que an sujetan a su yugo los gobiernos de dicha ex-
metrpoli, las reivindicaciones que justamente perse-
guimos. Como solamente la Revolucin pudo library
de los mismos tiranos y de iguales ignominias y
atropellos nuestros hermanos, desde Mjico hasta
el Estrecho de Magallanes, proclamndose indepen-
dientes del poder central.
Desde que me prendieron, cerrndome las puertas
de la legalidad la propaganda autonomista, en que
abogaba por una transaccin que nos equiparase al
Canad, siendo mi peridico el nico que existia en


la peninsula, consagrado exclusivamente y sin am-
bajes ' la defense de las colonies; desde aquel atro-
pello brutal, sino, antes, mi idea no fu otra que la
de tomar el campo de la Revolucin : ya que all no
poda rebelar contra tales gobiernos aquel pueblo
desdichado quien tanto le queda que sufrir toda-
va, por ignorante y por imbcil, siempre enemigo
fhasta de su regeneracin.
En ese sentido,'remita V. V., desde la Crcel, y
fechados en Paris, ya que no poda hacer fuego de
otra manera nuestros comunes verdugos, esos
artculos informaciones de propaganda separatist
que en Francia, en Portugal y en las Amricas,
andan firmados con el pseudnimo de Jos G. Vle
uno de'mis hijos, y con sus iniciales, las de U. V.
Los espaoles de la peninsula, en su inmensa
mayora, secundando sus dictadores y los nues-
tros, slo queran la guerra; aplaudiendo con frui-
cin que nos atropellasen, los que hablbamos de
autonoma y de transacciones. Fiados en que las
armas les daran el triunfo de sus injusticias, origen
de nuestras protests, slo nos exhiban crceles,
fusiles y cadalsos, injuries y fanfarronadas.
An hacan ms aquellos locos quijotes, que as
han sido echados puntapis de todas parties, desde
Flandes Italia, desde Jamaica Gibraltar y desde
Portugal hasta Chile, provocando la desunin de
nuestra raza, y la prdida de bastantes de nuestros
territories : llegaban en su cruel soberbia invitar-
nos ir la Revolucin, cuando escribamos de
libertades coloniales, porque en ella crean dego-
llarnos ms- fcilmente. Y as han conseguido que,
unos tras de otros, ,engrossemos las filas cubanas,
para que no nos llamasen ms separatists disfra-
;ados ; ni sus autoridades y carceleros, se refocila-
ran con nuestras prisiones, ni con nuestras desgra-
cias en miles de honrados hogares, sin queobtuvi-
semos reparaciones tan grandes como los crmenes
que con nuestros pueblos vienen cometiendo.

Zd Z f Xz




(Continuar)





JOS AYALA,- RAFAEL DIAZ.


Con much pena tenemos que comunicar nues-
tros lectores el fallecimiento de dos apreciables
compatriotas :el del president del Club Laredo y
Texas, Sr. Jos Ayala, ocurrido en el Estado de
Texas, y el del secretario del Club Jun Bruno
Zayas, Sr. Rafael Daz, en la ciudad de San Anto-
nio de Texas.
Honor, pues, los que sucumbieron sirviendo
la Patria como buenos cubanos, y llegue sus fami-
lias nuestro psame sentido.



------iilb'r .------

CARTA DE NUEVA YORK


Nueva York, Junio 1o de 1897.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
Los espaoles se denucian, puede decirse
fijndonos en las acusaciones de Sagasta, Silvela,
Maura, Cirujeda y otros de los ms fieles incondi-
cionales espaoles, de reconocida fama, y esa lista
de descontentos tenemos que agregarla personalidad
de un Santiago Barroeta, espaol por nacimiento y
tendencias,y como tal, enemigo de los cubanos, con-
tra quienes tom las armas hacindose capitn de
guerrillas, y quien ha protestado, sin embargo, con-
tra la poltica del salvaje Weyler, lanzando al pblico
la acusacin ms grave important que hasta el
present se haya formulado por ningn espaol.Hui-
do de Cuba en goleta desde Cienfuegos, por la per-
secucin de Weyler, se refugia en Boston y desde
all New York ocultamente se traslada, hasta que
conocida su desaparicin de Cuba, habla, y describe
pero con language enrgico, diciendo que Weyler es
el mnstruo que pinta la prensa americana y el pri-
mer espaol ladrn de Cuba. Los hilos telegrficos
de Jcaro Morn cuestan ms dinero Espaa,
que si fueran de oro, y mientas la tropa se muere de
hambre y miseria, por la desmoralizacin de los hos-
pitales y contratas en los subidios, Valeriano se enri-
quece, y con l todos sus defensores.
Su disgusto con Weyler, debido no haberlo que-
rido ayudar en su campaa contra el marqus de
Apezteguia, encontr un eco de venganza en el
corazn, del criminal, quien form contra l cau-
sa por fraude y complicidad de traicin con el go-
bernador de Santa Clara. Pero l est ya en tierra
libre y de aqu contestar los cargos; porque en Cu-
ba la guardia civil lo torturara hasta arrancarle la
confesin que los inquisidores deseasen. La pacifica-
cin declarada por Weyler, dice, es una farsa conveni-
da, para resistir la fuerza de la opinion y no ser llamado
el general Espaa. El fu testigo y cmplice en esas
declaraciones, porque conoci de las corresponden-
cias que se cruzaron y acept tambin el medio


inventado como el ms aceptable.Tiene documents
que -comprueban la desmoralizacin de la adminis-
tracin en Cuba, y asegura que la Revolucin nunca
ha estado ms potente. Los cubanos ejercen las fun-
ciones de su gobierno civil, cobrando las contribu-
ciones en medio de las tropas espaolas. El dicho
Barroeta se dirije al ministry espaol y le pide que
se nombre una comisin para que investigue los
hechos denunciados.
La sensacin producida por esta inesperada acusa-
cin, ha trastornado Weyler. Su propsito es ahora
obtener del gobierno de Washington la extradicin
de Barrroeta como delincuente y reo de malver-
sacin de fondos pblicos. Pero Barroeta ya ha desa-
parecido.
Hasta la otra, su afecmo.




--------^I-;$---i----

PARTIDA


En el vapor La Gascogne se embarcan esta
semana para Nueva York, nuestros distinguidos
amigos el letrado Sr. Antonio Bravo y Correoso y
el publicista Sr. Leandro Gonzlez Alcorta.
Van como buenos prestar sus servicios
nuestra causa, y ello bastaria si el compaerismo
y el afecto no fueran.otros motivos para que le
deseemos viaje feliz y la realizacin complete de
todos sus ideales.



DE FILIBUSTER A SANTO


Curioso es -lo que pasa con el banquero filipino
Sr. Pedro Rojas.
Dice el Heraldo que fu innecesaria la calurosa
defense que de l hizo Romero Robledo, ese ene-
migo encarnizado de todo lo que sea parezca ser
filibuster.
El Sr. Retana dijo:
Yo fui quien puse D. Pedro Rojas como presi-
dente del Katipunan y emperador de Filipinas, por-
que o que lo decan. Ahora dicen que es un santo;
me alegro.
Por ltimo, el ministry Castellanos rebati al de
Antequera, declarando que el gobierno posea las
pruebas de la culpabilidad del Sr. Rojas; y aunque
el general Azcrraga intervino, como quien trata de
evitar lo que viene, tenemos que el Sr. Rojas no
puede saber l mismo si es santo, segn Retana,
filibuster, segn Castellanos.
Pero extraa, y much, la defense de Romero
Robledo, que por calificarla el Heraldo de calurosa
y por otros antecedentes, puede suponerse que tuvo
una fuerza de cien mil caballos, por lo menos. Ex-
traa que mientras tanto infeliz filipino, por defen-
der su hogar y la libertad de su patria, simple-
mente por no ser ms que un inocente! ha sido

fusilado y sus bienes embargados, el Sr. Rojas,
quien para el gobierno espaol no es otra cosa que
un jefe de la Revolucin Filipina, que pudo esca-
parse de ser fusilado como su hermano Quico,
haya impresionado los sentimientos humanitarios de
Romero Robledo al punto de haber obtenido la
canonizacin por Retana, con much menos ex-
pedienteo que si se tratara de la de Cristobal Coln.
Para nosotros, que no hacemos distincin entire
los oprimidos por el canalla gobierno espaol, lo
mismo si son cubanos, puertorriqueos
filipinos, estamos dispuestos la defense de
todos ellos, y por lo mismo, evidenciar cada vez
que podamos, las infamias de ese gobierno.
Romero Robledo defendiendo un filibuster
filipino!
Qu habr en el fondo de todo esto?

-------- -.---------

CUBA LIBRE
EN LA

AMRICA LATINA


Bogot. Tenemos much gusto dando cabida
la comunicacin que sigue:
Bogot, Abril 13 de 1897.
Seor Director de La Repblica Cubana.
Pars.
Tengo el alto honor de poner en conocimiento
de Vd.,que el da 4 del present tuvo lugar la defini-
tiva instalacin del Club Maceo, el cual tiene por
objeto allegar fondos para auxiliar los patriots
cubanos heridos y enfermos.
La Junta Directiva qued constituida as: Presi-
dente, Dr. Adolfo Len Gmez; Primer vicepresi-
dente, D. Jos Joaqun Prez; Segundo vicepresi-
dente, Dr. Federico Rivas Frade; Tesorero, Dr.
Pedro Miguel Morales; Sub-secretario, Dr. Pedro
Ignacio Barreto; Vocales : General Carlos Cuervo
Mrquez, Dr. Julio Aez, Dr. Maximiliano Grillo, y
Secretario, el que suscribe.
La Junta general adopt por unanimidad como
presidents honorarios, los seores Dr. Rafael
M. Merchn y general Pedro Recio Agramonte.
Prximamente empezar publicarse un peridico


__


aPP~F~`~,a Ci'oPcr;la







JULIO 8, 1897.


bajo el titulo de Cuba, que servir de rgano al
Club.
Al comunicar Vd. lo anterior, me es altamente
satisfactorio presentarle las seguridades de m con-
sideracin ms distinguida.
Rafael Tovar Caldern, Secretario.
Mrida de Yucatn. Se ha constituido el Club.
,Cuba Libre, formado de seoras y seoritas yucate-
-cas y cubanas, y del cual es secretariat la seora Ca-
ridad de Len de S. German.
Caracas..- El 17 de Mayo, los seores, generals
Venancio A. Morn y Jos Mara Rivas, y Jun I.
Aranguren y Jorge L. Ibarren, presentaron la C-
mara de Diputados de Venezuela varias solicitudes
firmadas por un nmero crecidisimo de ciudadanos
residents en Puerto Cabello, Mrida, Valencia, Ro
Chico y San Francisco de Macaira, pidiendo el reco-
nocimiento de la Beligerancia favor de los cu-
banos.
La Cmara resolvi pasar dichas peticiones la
Comisin de Relaciones Exteriores, la cual present
su informed al da siguiente i8,'declarando que dicha
Cmara se encontraba constitucionalmente incapa-
citada para resolver de modo favorable; pero que
acordaba un voto de simpata los que luchan eu
Cuba por la Independencia, interpretando de la, sla
manera possible el sentimiento del pueblo venezolano.
El informed fue aprobado en la Cmara por unani-
midad, hacindose constar en. el acta de la sesin.
Adems, los diputados seores Manuel S. Briceo y
Fombona Palacio pronunciaron elocuentes y muy
aplaudidos discursos.
Puerto Plata (Santo Domingo). El 21 de-
Mayo dej de existir el general Gregorio Lupern,
una de las personalidades ms ilustres de la Rep-
blica, quien de ob'scuro empleado de comercio tuvo
mritos tan entaordinarios, que los veintids aos
de edad ya era general y ministry de su gobierno. En.
la guerra de la Restauracin se seal como un hroe,
combatiendo hasta conseguir arrojar los espaoles
y asegurar la independencia de su patria. Segn el
Listin Diario de la capital, era hombre de grandes
alcances politicos, que adelantndose su poca,vi'
siempre con entusiasta cario la unin de todos los
antillanos, cubanos, dominicanos 6 puertorriqueos,
en una fraternidad suprema; lo cual corrobora
El Porvenir de Puerto Plata,en este suelto que -agra-
decemos vivamente:
- Por voluntad expresa de la seora doa Luisa
Tabares, Viuda de Lupern, la corona ofrendada
por la Co!onia Cubana fu colocada sobre el pecho
del ilustre difunto, teniendo en cuenta que el Gene-
ral siempre sinti predileccin marcadisima por la
infeliz Polonia americana y tradujo en hechos reales
esa simpata.
San Salvador. El important peridico Diario
del Salvador, que dirige en dicha capital el cono-
cido periodista Sr. Romn Mayorga Rivas, conse-
cuente defensor de nuestra independencia, hapuesto
la cabeza de la seccin destinada Cuba, el escudo
de armas de nuestra Repblica.

.------ -*< --------- .

GRABADOS DE LA EDICION FRANCESA

Un hroe desconocido
Jun Febles Feblis, cuyo retrato publicamos, es
un valiente soldado del Ejrcito Cubano. Peteneci
las legiones que invadieron el Occidente y concu-
rri al ataque y toma de Candelaria, las rdenes del
inolvidable general Maceo.-
Atacada la fuerza en que iba por unas guerrillas
espaolas, el soldado Febles, dejndose llevar por lo
impetuoso de su carcter, lleg separarse gran
distancia de sus compaeros y quedar completa-
mente rodeado de enemigos. Entonces empez para
l un combat la desesperada, incredible. Primero
con su terceiola y despus con su machete; ya ata-
cando, ya defendindose; ahora avanzando y luego
retrocediendo, luch, y luch con un valor y una pu-
janza insuperbles, hasta iomper el cerco, que cada
vez se iha estrechando ms y ms, y unirse su fuerza,
llevando sobre todo el cuerpo cuarentids heridas,
varias de las cuales se ven perfectamente en el gra-
bado.
Por ltimo, diremos que este legtimo hroe des-
conocido lleg curarse completamente y continue.
combatiendo por la libertad de Cuba.

Asesinato del Dr. Ruiz
Esperemos, fue la ltima palabra que escribimos
en La Repblica Cubana del 18 de Marzo, al dar
cuenta de la nuerte violent del ciudadano ameri-
cano Dr. Ricardo Ruz, porque seguros estbamos
de que no pasaran muchas semanas sin que este
horrible crime cometido por orden del teniente co-
lonel espaol Narciso Fonsdeviela,. quedara lo sufi-
cientemente comprobado para justificar la reclama-
cin de los Estados Unidos.
Antes, va haba llegado dicha Repblica la se-
ora Rita Lesca, viuda de Ruiz, acompaada de sus
hijos, habiendo celebrado una audiencia con Mr.
McKinley y Mr. Sherman, en la cual pidi amparo
inmediato proceder en favor de ella y de sus pe-
queos hurfanos. El gobierno se ha interesado
especialmente en este caso, por los horrors que lo
rodean, y porque las desgracias de las victims han
merecido compasin profunda en toda la Unin. La


viuda de Ruiz es una dama de correct educacin y
en el hogar ha instruido sts hijos en una sana
moral.
En el informed del Cnsul americano en laHabana,
se copia la declaracin signiente de la viuda : Du-
rante los trece das que estuvo incomunicado, no me
permitieron enviarle una manta, ni siquiera una ha-
maca; slo el 9 de Febrero, despus de repetidas s-
plicas al carcelero, pude enviarle la silla que le re-
mito adjunta, en la cual podr ver usted las ltimas
impresiones de un hombre en el pleno uso de sus
facultades mentales .
A lo cual agrega el Cnsul : Estas impresiones,
que he visto, estn escritas en el respaldo de la silla
y evidentemente grabadas con' las uas de los dedos
y dicen as: Mercedes, Nehe, Evangelina, Ricar-
dito, adis, hijos de mi vida, os doy mi bendi-
cin! Sed obedientes vuestra madre. MAe matarn.
Si me llevan .la Habana, decirselo todo el mun-
do. Adis, Rita de mi alma!. Esta silla, dice la
seora de Ruiz que la mand buscar despus de la
muerte de su marido, y he visto despus personas en
cuyo testimonio confio, que me dicen que lo escrito
en el respaldo no se descubri hasta various das
despus de star la silla en casa, porque era
de color claro y el grabado de las letras tena poco
relieve.
El acta firmada por los mdicos espaoles dc-
clara que Ruiz muri de congestion cerebral; que en
el extremo superior de la cabeza tena una contu-
sin herida, que los mdicos espaoles described
como una pequea raspadura que afecta slo la
piel y tiene como un centmetro de largo; pero que
el doctor Burguess califica de contusion fuerte de
tres centmetros de largo y uno de ancho.
Deduzco de los hechos las signientes conclusio-
nes :
i". El doctor Ruiz fu preso por una falsa acu-
sacin.
2'. Se le someti una jurisdiccin que no era la
regular, y muri antes de que el tribunal correspon-
diente se hiciera cargo de la causa, no habindosele
dado, por tanto, oportunidad para probar su inocen-
cia.
3". Se le tuvo incomunicado en una' celda
aislada durante 315 horas, con violacin de los dere-
chos del tratado, que limitan-este aislamiento 72
horas.
4'. Muri de congestion cerebral producida por
un golpe en la cabeza.
5". Haydos versions relacionadas con la herida
en la cabeza. Una, la de que en moment de excita-
cin mental, empez correr- en la celda, como
cuenta un carcelero, y di con la cabeza contra la
puerta en un esfuerzo furioso para escaparse. Otra,
que se le golpe en la cabeza con un garrote que
llevaba el carcelero, quien probablemente le mand
que cesaran sus gritos pidiendo auxilio y llamando
sus hijos, y al ver que no cesaban, le peg6 con
mayor fuerza que la que quera. Y tambin es posi-
ble que se le golpeara para que,confesara declarara
contra otros.
Por su parte, Mr. Mac Kinley design Mr.
William J.. Calhoun, para que fuera Cuba estu-
diar la situacin de la isla, y especialmente investi-
gar la causa de la-muerte del Dr. Ruiz,.
Mr. Calhoun es un abogado de los de ms fama
en Illinois, intimo amigo de Mac Kinley..
Naci en Pittsburg, tiene 48 aos y en sus primeros
aos qued hurfano, teniendo los 17 que
trabajar de labrador en Poland, (Ohio) y en sus
tatos de ocio asista la academia.
En 1869 se traslad Arcola, (Illinois), y luego
Dauville, donde estudi derecho, recibindose de abo-
gado en 1875. Pronto se cre una numerosa clien-
tela y fu nombrado consultor del camino de hierro
de Chicago, del Oriental de Illinois y de otras muchas
instituciones y sociedades importantes.
Su carrera poltica empez en 1882, eligindosele
legislator del Estado y tomando una parte muy
active en la eleccin del gobernador del Estado,
Cullom, para senador de los Estados Unidos.
Durante la ltima campaa presidential prest
eminentes servicios en su distristo, en favor de Mr.
Mac Kinley, y sus esfuerzos se debe el que los dele-
gados de Illinois fueran la Convencin Republicana
de San Luis, con la orden de votar por el actual pre-
sidente de los Estados Unidos.
De regreso Mr. Calhoun, se ha visto que su in-
forme robustece much la opinion general, tanto
en lo que atae al asesinato del Dr. Ruiz, como al
favorable estado de la Revolucin Cubana.

---------*-Li--------

EN QUE QUEDAMOS?


Nos escriben de Manila:
All por los. primeros das de Abril, todos los bom-
bos al siempre vencedor ejrcito espaol, decan
que la guerra filipina haba terminado, por cuya
razn sus caudillos Lachambre y el asesino pagado
por los frailes, Polavieja, fueron recompensados con
el ascenso teniente general el primero y con la
cruz laureada de San Fernando el ltimo.
Luego result que Primo de Rivera tuvo que em-
prender lo ms dificil.
Copiemos lo que dice el Diario de Manila del 3o
de Abril :


Pacificacin diaria, y ya se anuncia el en-
vo de nuevos refuerzos?
Nada, lo dicho: ,:
Pap, mndame dinero, que estoy ganan-
do.
Y an hay ms. Ya los peridicos de Espaa
empiezan preguntar que de dnde saldrn y
con qu dinero se han de mandar esos refuerzos.
-- Eso pregunto yo, dir el desorientado C-
novas.


Bien dice Patria:
Gobernar Cuba era, para la generalidad de los
representantes de Espaa, disfrutar de una licencia
ilimitada para enriquecerse y dejar enriquecer su
sombra los afortunados subalternos que haban
pescado mando gobierno menor.
Y como ven que se les escape la vaca que da-
ba la leche, cmo no han de estar furiosos los
advenedizos terneros?
Pero no hay remedio: intil
Ha de ser tanto furor;
Si quieren mamar, que mamen
En Ceuta Fernando Po.



An suea con la autonoma el Sr. Labra, co-
mo lo demuestra en la carta que ha dirigido
La Correspondencia de Espaa.
Pero dejemos los sueos, que al fin sueos
son , y veamos lo que hay de grano:
...la insurreccin cubana, si sta fuera el levanta-
miento de todo un pueblo contra la metrpoli.
A qu espera el Sr. Labra? A que se levanten
Montoro y Saladrigas, Leyva y Glvez?
Imposible. Los muertos, bten muertos estn.

**
Contina el leader autonomista de Espaa :
Pero creo que la peninsula est muy mal in-
formada respect de lo que ahora pasa en la grande
Antilla.
Noticia vieja, y tarde llega enterarse el Sr.
Labra.
Ya no hay espaol salvo los pollinos y el
farsante Castelar que no est escamado.


Siga el tren, es decir, el Sr. Labra:
SPorque la lgica de las afirmaciones de mi anti-
guo compaero y amigo (Silvela) lleva la conzlu-
sin de que Cuba est perdida. Yo no lo creo.
Esa falta de-creencia no es nueva. i Iay tantos
que no cren en otras muchas cosas que son tan
claras como el da !
E pur si muroe, Sr. Labra.


A las cinco de la tarde, con ptrntuaidadebrono-
-mtrica, embarcaba cn la lancha de 'Mala.a'iianp..:.:,r-
direccin Cavite,el illustre marquI de- Eilrila. pra
poner trmino la ignominia que ha hechi: *u cubil
de los montes de aquella provincia ''
Digmoslo con entereza. Queea- pr'r -ic4,r, lo
ms difcil. Si gloria cupo su anteces9tor;mis, mu-
cha ms gloria le ser debida al actual general en
jefe; porque .la obra que maana emprende es
obra de ms penalidades, de. ms obstculcs, de
ms sacrificios.
Ahora, nueva guerra, nuevas pri.::zais. nuevas
mentiras, nuevas propuestas para ar:;cl. 4 ruces;
nuevas engaifas para el cndido pu.iblol ,'spaol,
que ya estar preparando nuevas fiestas ,"nuevos in-
ciensos para vitorear sus engaadoresi;.
" Sepan los i8,ooo,ooo de espaoles, .qle toda esa
lucha, nadie la paga ms que el pueblo on su san-
gre y su dinero, en favor de aventureros infames.
Empearse en hacer espaolas las islas Filipinas,
es lo mismo que empearse en'quei Len XIII se
hiciese'una cocotte. Filipinas tiene que ser de los
filipinos, como Espaa de los pa7i.:.l..J.
Emilio Aguinaldo, ese juez municipal dl un pue-
blo caviteo, en Filipinas vale ms que todas las
gerarquas de Espaa, que todos esos generiles car-
gados de cruces y entorchados, pqrqe. di.ic.-i.: el
derecho sagrado de su patria, ,k-cnras que esos
invencibles slo merecen el califioativo de ban-
doleros capitaneados por Cnovas y Compaa.

`. .1
--e -


-i


Conclusion :
Si no se consigue que la insurreccin separatist
tenga enfrente la accin entusiasta y resuelta de la
mayora del pueblo cubano.
i Cmo! No dijo Vd. al principio que si la
insurreccin fuera el levantamiento de todo un
pueblo ? Y ahora: , si no se consigue que
tenga al frente esa insurreccin la mayora del
pueblo cubano? .
Resulta que habl Sagasta
Y luego Labra y Silvela,
Pero los tres dijo al punto,
La opinion : Esas no cuelan..

------.^ -----


LA OPINION EN ESPAA


El Nuevo Rgimen, Madrid: Las naciones,
corro los individuos, se vuelven lozas; hay pueblos
dementes como hay emperadores epilpticos. Es-
paa, sin ser una excepcin, ha tenido reyes mania-
cos y monarcas idiotas. La galera de los reyes es
una clnica, una series patolgica digna de ser estu-
diada por el doctor Esquerdo. Unos han padecido la
mana de grandezas, otros el delirio de la persecu-
cin. No hablemos de los cancerosos, de los apopl-
ticos ni de los tsicos, porque esas seran dolencias
hereditarias como el cetro y la corona; pero entire
los muchos que padecieron .por sus propios vicious,
todos recordarn, aunque aqu no los nombremos,
que los hubo dignos del manicomio, de la camisa de
fuerza, de la ducha continue y de la horca.
Ejemplos tan visible por lo augustos , lo
que es lo mismo, por lo caros, fatalmente haban
de tener imitadores. Cmo impedir el contagio?
Cmo evitar que influya el soberano en las costnm-
bres ideas de sus vasallos, sbditos, sier-
vos, como quiera llamrseles? En Espaa era im-
posible, por tratarse de un pueblo monrquico y
servil que di su sangre mil veces por los caprichos
del amo.
-En quince siglos de estar mirando al rey, dejn-
dose maltratar por l y obedecindole con humildad,
el pueblo se asimil todas las malas maas y las
chifladuras todas del soberano augusto .
Y as llegamos ser un pueblo sin ideales, aunque
con pretensiones; pretensiones sin fundamento,
aspiraciones sin base, bastardas ambiciones, concu-
piscencias sin fin: todas las malas pasiones de los
reyes, de los prncipes y de los nuncios que en tanr
larga sucesin de siglos han denigrado, expoliado,
excomulgado y chamuscado vivo todo el que dis-
curra con lgica, proceda con rectitud y mantena
la verdad.
Los males de Espaa, que todo el mundo ve y
nadie remedial, tienen un slo origen: el servilismo
de un pueblo; pueblo que sera capaz de grande
cosas, no haberlo prostituido los inquisidores, los
frailes y los cortesanos e ambos sexos.
.... ...... ...... ..... ..... ............... ...
La nacin est agobiada por los tributos cre-
cientes; pero no elegira representantes ni entrega-
ra la gobernacin, aunque pudiera, los que
reduciran los tributos y los administraran con reg-
laridad.
Hacemos un papel muy desairado en el mundo.
por estar en instruccin ms bajo nivel que Italia.
y que .Turqua; pero no se les pida los ayunta-
mientos que abran escuelas paguen los maes-
tros, que todo el dinero es poco para toros bravos y
para arzhimandritas casi nunca mansos.
Hubo quien dijo cuando empez la guerra, y
much antes, que el problema de Cuba se resolve-
ra muy fcilmente con la autonoma de las colo-
nias. A los que tal dijeron se les llam traidores,
malos patriots, filibusteros estpidos. Y los mis-
mos que as los calificaron, otorgan la autonomia,
siendo ellos, por consiguiente, los verdaderos est-
pidos, ya que lo han hecho demasiado tarde. Acu-
den al remedio cuando el enfermo ha entrado en la
agona. Son ms filibusteros que Narciso Lpez, y
menos patriots que el conde D. Julin.
La opinion pblica, reflejando la mana de gran-
dezas que el pueblo heredara de sus mayores:.
(sobreentindase verdugos), aplauda los denuestos
con que se mortificaba los contados polticos
sensatos y previsores. Y esa misma opinion apliru-
de ahora los que se rectifican, no los que acer-
taron !
Nuestros gobernantes no se han cuidado un mo-
mento de conservar nuestras colonies, sino de sal-
var... lo que vale much menos. Para salvar lo que
ellos le; importa-no al pas-han estado capeando
al pueblo, entretenindolo con noticias falsas, pro-
metiendo lo impossible, temerosos de que el mismo
pueblo, sintindose ofendido al proponrsele ciertas


1


Sigamos adelante :
Porque con esas reclamaciones americanas se
combinarn las de Francia, Inglaterra y quiz Ale-
mania, donde no seria difcil que ahora mismo se
estuviese gestionando en ese sentido.
Secreto . voces, se llama esta figura. Ya sabe
todo el mundo que cada potencia se prepare t.
reclamar lo que le correspond.
Que se lo pregunten Cnovas.


la~;~ CV~PE;e,







JULIO 8, 1897.


-soluciones que estaban en la mente de los gober-
nantes, acabara en su ira -con todo lo existente.
Vano temor, que da testimonio de la cobarda de
nuestros gobernantes. El pueblo hubiera hecho, en
efecto, una de ppulo brbaro si el pas estuviera
gobernado por hombres justos, previsores, sinceros,
republicans; de ningn modo contra un gobierno
-que, si-se humilla ante poderosas naciones extran-
S jeras, en cambio le da corridas de toros, esplendores
region y cortesanas.
........... ... ............... ......
-N. Etvanez.

| "*----- -* a------

BIBLIOGRAFA

Cuba. Poltica, comercio, literature y varie-
dades. Director: Timoteo Morales R. Bogot.
S- Tip. de Eugenio Pardo. 1897.
Con verdadero placer anunciamos la aparicin de
este compaero,, que viene representar nuestra
causa en la hermosa ciudad bogotana, y en cuyo
program hallamos esta manifestacin que no puede
ser ms noble y levantada, y la cual bien dice como
el sentimiento genuinamente colombiano est con
nosotros:
En todos los pases de la Amrica Libre hay
peridicos establecidos, con el nico objeto de alen-
tar y propender al triunfo de los' patriots que en
los campos de Cuba luchan por destrozar las cade-
nas con que ha tiempo los prime la desptica Es-
paa, y viendo que Bogot brillaba por la falta de
un rgano de esta naturaleza, y deseosos de llenar
.este vaco desdoroso para los hijos de Camilo To-
rres, Santander y Nario, resolvimos lanzar al Cuba,
con el primordial objeto de enviar los heroes de la
Antilla los fervientes votos de los hijos de Clom-
bia. '
Reciba nuestro cordial saludo el nuevo com-
batiente.

Boletn Agricola, Comercial Industrial. -
Organo de la Oficina de Estadstica. Redactor:
Eduardo Pepper. San Salvador. 1897.
Es una publicacin que goza de much crdito
en toda -la Repblica Salvadorea, por la much
utilidad que presta con la difusin de su enseanza
y por lo bien informada que est siempre.

En la fragua.- Poltica, religion, etc., etc. Por
Jun de D. Uribe. Quito. (Ecuador). Imp.
de El Pichihcha. 1896.
Formando un folleto en 4', con 65 pginas y muy
bien impreso, ha publicado el Sr. Uribe, el original
escritor ecuatoriano, la introduccin que escribi
para la obraSoimatn, libro de que ya nos ocupamos
hace algunos meses.
Hombre de gran talento, de mucha'imaginacin
y defensor indomable de, los verdaderos principios
y de las legtimas tradiciones que nos legaron
Bolivar y San Martn, leyendo al Sr. Uribe, al par
que se admira el mrito notable del publicista, se
siente como el alma se fortifica y como en ella
.arraiga ms la certidumbre de que no pueden morir
en Amrica los grmenes de nuestra verdadera
constitucin, en todo democrtica y en todo libre.

Boletin Legislativo. Organo del Congreso
Nacional. Tegucigalpa (Honduras). Tip. Na-
cional. 1897.
Nos ha llegado el nmero del 3o de Abril, todo l
causa grado la publicacin de decretas, dictme-
nes, actos y otros documents de los ms recientes
emanados,del Congreso hondureno.

Revista Miscelnica. Medicina, agronoma,
literature, costumbres y anuncios. Director:
Francisco Javier Balmaseda. Cartagena. (Co-
lombia). Tip. de Garca Hijos. 1897.
Nuestro compatriota el ilustrado propagandista Sr.
Balmaseda, ha comenzado publicaresta Revista, en
la cual, como en todas sus anteriores empresas del
mismo gnero,se evidencia el infatigable hombre de
studio llevando todos el caudal precioso de su
ciencia.
Saludamos cordialmente al cubano que con sus
mritos tanto honor hace la Patria dentro y dis-
tante de ella.

El Porvenir Militar. Semanario del ejrcito
y armada. Buenos Aires. 1897.

La Unin. Semanario ministerial. Director
y redactor: R6mulo E. Durn. Tegucigalpa
(Honduras). Tip. Nacional. 1897.

Boletin de Noticias.' Tegucigalpa (Hondu-
ras). Tip. Nacional. 1897.

Revista Judicial. Director: Liborio D. Can-


tillo. Bogot. Casa editorial de Carlos Tanco.
- 1897.
Nos ha visitado el nmero correspondiente al 18
de Mayo de esta important publicacin de Juris-
prudencia prctica, fundada en 1880. Contiene los
ms interesantes fallos de la Corte Suprema de Jus-
ticia y de los tribunales superiores de distrito.

La Paz. Peridico politico y de intereses gene-
rales. Redactores : Timoteo Miralda y Francisco
Clix H. Juticalpa (Honduras). Tip. El Ade-
lante. 1897.
El 24 de Mayo vi la luz el nmero IC de este se-
manario, representante del Estado de Honduras en
la Repblica Mayor de Centro Amrica y al cual sa-
ludamas ofeetuosamente.

NoTA. En esta seccin daremos cuenta, ms
menos detallada, de toda publicacin de la que se
nos enven, franco de porte, dos ejemplares.



PROPAGANDA CUBANA

Libros de venla en la Administracin de La
Repblica Cubana. Precios al contado.

La Invasion Occidente. Partes oficiales publi-


cados por el C. Toms Estrada Palma. -
.Con un plano de la invasi y varias notas:
Cuba contre Espagne. Par Enrique Jos
Varona, ex-dput Cortes; grtis, menos
el franqueo........ ..................
Jos Mart y la Revolucin Cubana. -
Discurso por Manuel Sanguily ...........


2 50



O 00


I 25


Cuban Belligerency. Petition of Thoms
Estrada Palma: grtis, menos el franqueo.
La Question Cubaine et le Conflit His-
pano-Amricain. Par V. Mestre Am-
bile ..................... ...........
Apuntes Histricos. Propaganda y mo-
vimientos revolucionarios cubanos. Por
E. Trujillo. Un volmen de 223 pginas.

Cuba y sus jueces. (Rectificaciones opor-
tunas). Por Raimundo Cabrera. Oc-
tava edicin, ilustrada con 107 grabados,
aumentada con notas y un apndice y for-
mando un volmen de 335 pginas lujo-
samente impreso ......................
La Voz de Cain. Cartas abiertas Rafael
Montoro. Por Eduardo Yero Budun..
La Rvoluci6n de Cuba y las Repblicas
Americanas. Discurso pronunciado la
noche del 1o de Octubre de 1896 en la
solamnidad celebrada en Chickering Hall,
en conmemorcin del vigsimo octavo
aniversario de la Revolucin de Cuba. -
Por Manuel Sanguily...................
Primera jornada de Jos Marti en Cayo
Hueso. Con dos lminas ............
La Lotta di Cuba e la Lolidariet Italia-
na. Pagine di Francesco Federico Falco,
con prefazione di Giovanni Bovio. Ro-
ma. Stab. Tip. Italiano. 1896. Uu
folleto de 87.pginas, con un plano y 17
grabados... ............................
Ensayos Polticos. Segunda serie.-
Por Rafael Serra. Un volmen con 221
pginas y el retrato del autor ...........


O 00



2 00


3 50


I 25







I 25


I 25






1 25



2 50


LIBRERlA DE LA VDA DE CH. BOiRET

28, Rue Visconti. PARIS.

NIueTva7s obr.as Elua3Rlicaa.s.


Antologa Colombiana, colegida por Emiliano Isaza. 2 tomos, en tela con plans de
oro, 5 fr.
El Cura de Favieres, novela original de Jorge Ohnet. 1 tomo, la rstica, 2,50;
empastado, 3 francos.
El Buen Mozo (Bel Ami) novela original de Guy de Maupassant, magnifica'edicin
ilustrada. 1 tomo la rstica, 2,50; empastado, 3 fr.
La venganza de una mMadre, novela original de P. Eduardo de Bray. 1 tomo, la
rstica, 2,50.; empastado, 3 fr.
Estela, novela original de Camilo Flammarion. 1 tomo, la rstica, 2.50; empas-
tado, 3,50.


Premlt de 16,800 fr. Medalhas de Ouro.




Affecyaae do Estomago Anemia- Feebre intvtrads, &c.
PAUI. KT IL. ~i.U Do.OUOT.- PARi.





CHOCOLATE FLIX POTuIN
LE PLUS AVANTAGEUX
No1 1/2 KLO.30 N2 12 K101.50 N 3 112 KILO .60
A Paris, 103, Boulevard Sebastopol et Boulevard Malesherbes, 47. En Province chez toas les Epiciers.


romx,Rhumns, ripped, Broachtes, Catarrhes, Iaux de 6orge, et
Calmds aimmdiatemena st Guiria enI MOINS de 48 HEV IRES par les



& la 8 VEB de PINi au LACTUCABRIEU et a la COID=ENE
100.000 LETTRES DE FLICITATIONS DE MDECINS ET DE MALADES
x ir. 50 la Boite dans toutes les Pliarmacies.
SExger le Cachet en troia conleurs et les Signaturas BRACHAT et Dr PILLB


DIAMANTS DE BLUE
Inveneuar des .Diamanta qui portent son nom
IAIQOr A DADIO .9, Boulevard des Italiens.
SIflIoUO t r 9, Bonuevar de Sbastopol.
" N1CE. 19, Avenue de la Gare.
OR 20F SUCCESSEUR DE LVZ. FRA.1VI~T3E
VICl~Y, 1, r. Lucas. 13, r. St-F'errol, ISARSEILLE
DEANDER CATALOGUES I.LUSTRS OR 25F


Dr. Roberto Trufley

ABOGADO.
Se encarga de toda clase de negocios judiciales y
extrajudiciales y tiene especial competencia en estos
asuntos de la Amrica del Sur, donde ha residido
largo tiempo.

42, rue La Bruyre, Paris.


Clnia ofltaimol ca

DEL DR. FRANCISCO R. ARGILAGOS
Mdico Cirujano-Oculista
Operaciones en los ojos. Extraccin de cataratas.
Fridectomas. Fstulas lacrimales. Prtesis ocular y
colocacin perfect de ojos artificiales: determinacin
matemtica del vidrio que mejor convenga la vista
de cada paciente, &. Consultas grtis, en general, de
2 5 de la tarde.
Calle de Jess, entire Cuartel y California, Barran-
quilla, COLOMBIA.



Nuevo Boarding Cubano
DE -
Alfredo Du-Bouchet.

Se acaba de abrir en magnifica casa, con mplias
habitaciones, lujosos muebles y todo el comfort
modern, un nuevo boarding cubano. Asistencia
complete.
Cocina cubana, francesa y americana.
PRECIOUS MODERADOS.
249 W. 25 th STREET,
entire Sptima y Octava Avenidas.
NUEVA-YORK.
SE SIRVEN COMIDAS A DOMICILIO


Vous me demanded pourquol jo
oous recommande les Pastilles du
D' CABANES? C'est parcel que je
les al experimentes, et quand
voUS aurez un Rhume, mme une
Bronchite, quand vous tousserez
noe prenez que des pastilles dtu
D" CABANES et vous serez gurL
DpT PhE- DERBECQ, 24, Rue de Charonne, Parla
aT roUTES PHaARIACIE. Envoi franoo contre timbres.



LIIMEN T ENEAU
getaS ipt Adopt par
t QUo lesa .-
templaanlt rinair a
lar uB U les plu
nad renomme;
bOuieu r ntra-t
I chulto u a
pol hara, etc.
Gurtson raplde et store de B iterie,
turea, Ecarta, Molettes, Vesslgons, Eogorgements
de lambes Suros, Eparvius, etc. Uivulsif et
Bdsolutf. Pansement lamain,en 3 et i nuts,
sans couper le poil. lrix zi francs.
hnuruia GNEAU, 175, l Sulnt-Bonor, Parte.
Envl PFRANCO contra mandat de 6fr. S0


Sucre pour Veiidainge et fabrication as
Cidire(depais54fr. 50lesl00kil.
elon quantit, Lous droiLs pays),
sales aucune forrtalit de
regie. Le. sure (medall
horse concourse) est fabriqu
spclalement pour le sucrage des vendanges et
seconds vns, 11 est d'une puret absolute ct
donned do mel!eurs rsulats que le suero
cristallls dtt de rgle. Echantillon sure et
brochure GU1DE DU V G N ERON sont envoyes
franco centre O fr. s1 cent. S'adresser
BRIATTE & CO A PRMONT (Aisne)


PATE
75 ANS DE SUC


RECNAULD SIROP R
:CSE -- SOUVERAINS centre les RHUMES, TOUX, BRONCHITES, CATARRHES.


EGNAULD
i- Toutes Pharmacies.


4


______


l'pIP~,F~F~~,~,p C~CrP~b




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs