Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00067
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: April 15, 1897
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00067
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text











>~ 4


r


Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRATION USCRIPCIN EN FRANCIA
PARIS DP9.
20, Rue Saint-Vincent-de-Paul Ao 2o PARS Abril 15 de 1897 Nm. 65 U oemestre,o ad.nto....... 1 fr. 1.
Un trimestre, id. id. ....... 6 fr. 6.50
Telgrafo : REPCUBAINE EN EL EXTERIOR
SE P ,T BLIO A. OS J"U"E 7 ES un ano, pago adelantado.............. 25 r.
n dUn semestre, id. id. ......... 13 fr.
No se devuelven los manuscritos. NMERO SUELTO ..... O fr. 25 etr.


LOS DE CADA DIA


costumbrados estamos ver al
gobierno espaol siempre soan-
do molinos de viento y pellejos
de vino. Ya el general Maceo, ya
el general Gmez, ya el general
Calixto Garca, ya la intervencin
americana, ya el reconocimiento
de la beligerancia, de dos aos
la fecha, no ha trascurrido un
s5lo mes, sin que no hayamos tenido ocasin de ver
surgir un nuevo nombre que, trado y llevado por
los diarios madrileos, ha hecho el gasto de la
actualidad en la poltica espaola, para luego ir
perderse por algn tiempo en el silencio, hasta que
un nuevo acontecimiento viene otra vez .ponerlo
de moda, como decia el cubano espaol Nicols
Azcrate, en una conocida rplica al judas marqus
de Montoro.
Tal sucede hoy con el general Sanguily. Es el
problema de da, el coco de Espaa, y ya pudieran
formarse algunos volmenes con cuantos disparates,
necedades, injuries y calumnias le dedican diario
la mayora de los peridicos espaoles.
Claro est que esa actitud no puede merecer de la
parte nuestra contestacin ms propia, que el des-
precio; mas fin de que puedan nuestros compa-
triotas darse exacta cuenta del grado que llega ya
la ceguedad de los espaoles,vean de qu manera se
expresa El Mercantil Valenciano del 9 de Abril, en
un artculo en que es, por supuesto, el general San-
guily el protagonista:
Es un cero la izquierda en la guerra actual,
ms bien una cantidad negative, porque eso y no
otra cosa es el hombre sin honor.
Tngase present que no es La Epoca, ni El Na-
cional, ni El Correo Espaol, ni el Diario de Bar-
celona el que dice esto : precisamente es uno de
los que ms vomitan su republicanism y su odio
toda forma de gobierno que no sea el republican
y de los que ms han vociferado que los gobiernos
de Espaa han sido la causa de las guerras de Cuba.
Mas como la consecuencia political en Espaa es
rara avis tanto en el campo de Cnovas como en el
de Sagasta y en el de Castelar, nadie puede
sorprender el lenguaje del diario de Valencia cuando
se trata de un cubano que, por lo mismo que no es
indigno ni servil, ha luchado y luchar siempre por
la independencia de su patria.
Pero bueno es que nos oiga, y con much aten-
cin, para que lo tenga muy present.
El general Sanguily es un cero que, puesto la
izquierda de todos los generals espaoles que hay
en Cuba, unidos todos los que por enfermos ya
se encuentran en Espaa, les dara el valor de
muchos millares. Pero dejando un lado esta teora
aritmtica, tan nueva como verdadera en el caso
present, y recojiendo la frase quijotesca y cuarte-
lera de hombre sin honor , haga El Mercantil
Valenciano. porque no sea una realidad que Lpez
Roberts vendi el tratado Foster-Albacete; que
Romero Robledo, como ministry, dispuso de unos
millones, que nunca debi haber tocado, para en-
juague chocolate; que Bosch, Glvez Holgumn
y dems, son los ladrones denunciados por el
marqus de Cabriana y por todo el hombre hon-
rado de Madrid; que Valeriano es un ban-
dolero, un ladrn y un asesino denunciado ante-


el gobierno por el general Pieltain ; que Martos
escribi aquellas cartas publicadas en La Lucha
de la Habana, en las que se quejaba de que cier-
tos empleados que nombr para Cuba, no le man-
daban la cantidad estipulada mensualmente para
ir pagando los destinos; que Oteiza rob en
la Habana; que Baraona, Domenech y Trotcha
robaron de acuerdo con la administracin military
durante la guerra pasada... Pruebe,.pruebe que todo
esto, y much ms que existe, no es sino ima-
ginario, y cuando haya podido limpiar su patria
de tanto hombre sin honor , entnces le pedire-
mos las pruebas en que funda la injuria que necia-
mente ha lanzado contra el general Sanguily.
Mas ya sabemos que ahora, como cuando han
injuriado Gmez, Maceo, Calixto Garca, etc., el
peridico aludido y los dems continuarn en su
sistema: calumniar, achacar otros los vicios que
en los espaoles abundan tanto, y nada ms. Son
los mismos de cada da.


80.000


Segn las estadsticas publicadas por los peri-
dicos de Madrid, en los dos aos de guerra en Cuba,
los espaoles, de los I9o,ooo hombres enviados
contra los cubanos, han perdido 80,ooo. Quedan
110,000, y se necesitaban 3oo,ooo, segn Martnez
Campos, para volver a hacer la conquista de
Cuba.
Daremos los detalles en el prximo nmero.


*


iSIEMPRE EL CURA!

Como para evidenciar que en los dominios de Es-
paa la inquisicin se mantiene poderosa, como
en los tiempos aquellos en que el sol no se pona,
el corresponsal de un diario americano ha tenido la
feliz idea de copiar del natural una de las escenas
que diario pasan entire los infelices press y prisio-
neros cubanos, y la caterva inmunda y repugnante de
los esbirros y verdugos sueldo de la sanguinaria
Espaa.
El dibujo retrata el moment en que un cubano.
condenado muerte por..... por amar su patria!
ve aumentado el dolor que le martiriza el pensar en
la soledad y la miseria en que deja su familiar, con
la inoportuna y cruel imposicin del cura espaol,
que viene hablarle de la justicia divina, precisa-
mente quien tan desengaado se halla de la sla
que conoce, y quien, al igual del indio Hatuey, de


seguro no ha de aceptar mundo, ni cielo, ni sociedad
ninguna, si de ellos componen parte los espaoles.
Por lo mismo que respetamos la libertad de con-
ciencia y dejamos cada cual con sus creencias,
cambio, por supuesto, de que nos dejen con las
nuestras, es por lo que tenemos que ver como un
lujo de crueldad ejercida con clculo salvaje, ese
afn de ir ganar alas atormentando un senten-
ciado que, si es catlico y desea cumplir con el
ltimo precepto de su religion, bien sabe que no
tiene ms sino llamar un cura.
Pero va lo hemos dicho: en todo lo que sea
espaol, y por poco que se busque, es indudable
que hemos de hallar siempre el cura.


*


Nuestro colega El Porvenir de Nueva York, nos
proporciona muchos detalles de inters referentes al
movimiento expedicionario de la ltima decena de
Marzo, los cuales nos apresuramos comunicar
nuestros compatriotas.
La expedicin del general Roloff, en el Laurada,
desembarc el dia 21, como ya dijimos, en Banes,
puerto que estuvo antes destinado la exportacin,
y su cargamento se estima en ms de 200,000
pesos, lo que permit considerar esa expedicin
como la ms important desembarcada en la pre-
sente guerra. Los detalles de la parte principal del
cargamento, ms ampliados, naturalmente, de lo
que era possible en el telegrama de la Delegacin de
Nueva York que publicamos en La Repblica Cu-
bana del r de Abril,son estos:
3 caones: i de 12 libras, i Hockins de dinamita
y i Colt automtico;
3 toneladas de dinamita;
140 cajas de medicines, imprenta, ingredients
qumicos, etc.;
2.450 rifles;
3.ooo tiros de can;
3.ooo tiros de dinamita;
3.ooo machetes;
15.ooo tiros Colt;
2.500.000 cpsulas.
Adems: torpedos de mar y tierra, mquinas elc-
tricas, alambre aislador y material complete para la
fabricacin de armas de fuego.
En el desembarco no se usaron botes: el vapor
atrac al muelle hizo tranquilamente la descarga
durante los dos das que para ella hubo de necesitar,
y la vista de un fuerte guarnecido por 1oo espa-
oles. Los expedicionarios'se comunicaron prime-
ramente con las fuerzas cubanas al mando de los
jefes Betancourt y Manduley y Merio, despus con
las del general Mariano Torres, y por-ltimo, con las
del general Calixto Garca, quien prevenido oportu-
namente, debe haberse encargado el da 23 de salvar
recursos tan preciosos.

De la otra expedicin, que tambien hace referen-
cia el telegrama de nuestra Delegacin que hemos
citado ms arriba, se sabe que desembarc 60o rifles
y 5oo.ooo cpsulas en las inmediaciones del Mariel,.
con el mismo buen resultado qu.e la expedicin de
Banes.
En el desambarco de esta expedicin, la cual fue
al mando de nuestro subdelegado en el extranjero,
Dr. Castillo Duany, ocurri un episodio de lo ms
inesperado y significativo que se pueda imaginar, y
el que podemos garantizar nuestros lectores co-
mo completamente histrico.
La expedicin desambarc cerca del lugar donde
se halla un fuerte espaol con una buena guarni-
cin, y cuando aguardaban los expedicionarios que
por lo menos se les opondria resistencia, vieron
aproximarse en son de paz various soldados, los cua-
les, nombre del comandante de la fortaleza, roga-
ron al jefe cubano que les diera alguna cantidad de
agua, por que carecian en absolute de ella. Una
vez auxiliados con esa extrema generosidad que
caracteriza los cubanos, regresaron los espaoles
su fuerte, sin estorbar en nada el paso de los
nuestros.
Basta comparar este acontecimiento con los qui-
jotescos alardes de los telegramas espaoles, para
convencerse de que la impotencia de Espaa en
Cuba es cada da ms patente.

Entre los patriots desembarcados, aunque no sa
bemos en cul de las dos expediciones, figuran:
Aguirre, Carlos, coronel que estaba en comisin;
Agero, Manuel, hermano de la patriota seora Ca-
ridad Agero; Agramonte, Jos A.; Arstegui, An-
tonio de, Doctor en medicina.-Carbonne, expert,
qumico francs.- Machado, Pedro Manuel; Mestre
y Sedano, Jos; Molina, Temstocles, del ejrcito
chileno.- Nnez Villavicencio, Enrique, Doctor en
medicina.- Portuondo, Juan Miguel, ingeniero y
hermano del Secretario de Relaciones Exteriores de
nuestro Gobierno.
Slo nos resta enviar nuevamente las ms cor-
diales felicitaciorns todos nuestros compatriots
que han intervenido en estos resultados tan lison;--
ros para la causa cubana.


*


; Siempre el cura !


'154n







ABRIL 15, 1897.


PARA LbOS HERIDOS CUBANOS

SUSCRIPCIN ABIERTA POR


.. ~a


12'm' Lista.

Uit desertor espa.io. ............- *...
maUmigoi deel.ilibertadi ......... .....
Umamigo ,dvcPaleianor ................
SSsri-piporabieTta.,en Gandi(Blgica) por.
*,el Delegado Cubano Sr. Pedro Herrera:
Mr. Jorge Fernndez Gmez........
Mr. Alvarinho Carneiro Vaz.........
Un grupo de liejanos...............
Mr. Gustave Dufrenoy ..............
Mr. Robert Philippot. .. .......-..
M r. Dardenne............ .... ......
Mr. W. d'Heure........ .........
M r. J. d'Heure............ ........
Mr. P. van Zuylen......... .....
Mr. Fraikin..................... -
M r. Voos ............. ............
M r. Alfred Jenot, fils............ ....

T otal...............
Total anterior..........

Total general..........


Francos.
S.00
S.00

5.00




16.70
1.00
I .00
2.00
o.5o
0.50
1.00
1.00
1.00
1.00

39.70
i.002.35

i.o420o5


Nota. Los donativos deben enviarse al direc-
tor al administrator de La Repblica Cubana,
20, rue Saint Vincent de Paul, escribiendo con toda
-claridad los nombres, apellidos, profesiones y can-
tidades, fin de evitar errors en las listas que pu-
blicamos. Todos los donativos que figuran en la
lista que antecede han sido entregados al Sr. Doctor
,Betances, Delegado del Gobierno Cubano en Paris,
y cuyo recibo tenemos la disposicin de los
donantes. N. de la R.



PATRIOTISMO? NEGOCIO


No habr olvidado nadie la campaa iniciada y
mantenida hace muy poco tiempo todava, por El
Imparcial, el Heraldo de Madri'd y La Correspon-
dencia de Espaa, respect la inmoralidad admi-
nistrativa en Cuba, y especialmente respect la ex-
plotacin inicua de que es victima el soldado.
No fue poco el escndalo que produjeron, y hasta
'un periodista fue perseguido y llevado la crcel
por haber hablado con un poco ms de detalles. que
los otros. El gobierno- aunque slo por formula,
bien entendido orden Weyler una investiga-
cin, la cual di por resultado el inevitable: que
:todo era una calumnia inventada por... ilos filibus-
Jeros! Y no dijeron ms los peridicos y todo volvi
su estado ordinario.
Pero surge inesperadamente un acontecimiento
bien extraordinario : el mismo Weyler, que neg
todo fundamento la denuncia de los diarios ma-
drileos, reduce la prisin por jugadores 39 indi-
viduos de Santa Clara, adems, al jefe de polica de
:aquella ciudad, y segn otro telegrama, en el asunto
-encontrbanse complicadas muy importantes perso-
nalidades, y- cosa aun much ms extraordinaria
ninguno de aquellos diarios de la campaa ha he-
cho otra que insertar los telegramas que de esto
tratan.
Por inadvertencia? Fuera necio pensarlo. Por
patriotismm? No, porque ellos mismos han dicho
que ese ordenaba hacer lo que hicieron, en vez de
acultarlo. Por qu entonces?
Porque Weyler se veng prohibiendo la circula-
scin de esos diaries, y sus corresponsales, con el
traidor-Pichardo la cabeza, telegrafiaron M.adrid
-que el. negocio se perdia si la campaa conti-
nuaba, y entonces se vi que lo ms convenient
era dejar correr.
De aqu, pues, que hoy, que est evidenciado el
utindamento de la denuncia de entonces, no digan
uina palabra esos celosos defensores de la honra
national v de otras tantas cosas.
Ya se ve por esto, con cunta razn dijimos en
nuestros articulos La inmoralidad espaola, que la
enfermedad era crnica : hoy agregaremos que
siempre hizo callar por un medio por otro -
a los espaoJes que aparentaron combatirla.
i Cuenta con un poder tan atrayente !

---------. ^--------

EL VAPOR .BERMUDA

A ltima hoira e confirm que el vapor Bermuda,
al mando del capitn O'Brien, sali en la noche del
6 del puerto de Jack;onville, llevando una expedi-
cin d2 arms y mnuniciones con destino a Cuba.



EL CDRONEL SAUVANELL


'El Sr. Mestre Ambile, nuestro compatriota y
'colaborador, nos comunica las noticias siguientes
del jefe patriota cubano nufrago de la Ville dei
.Saint-Nazaire :


Tan pronto como supe que entire los nufragos
de la Ville de Saint-Nazaire que haban llegado
al Havre, se encontraba uno de las bravos solda-
dos de nuestra Revolucin, fui la C..Inpa,.i .
GeAeral Trasatlntica, donde el Sr. Baucaudy
elj comandante Jousselieu, se apresuraron
darme noticias, sobre el estado de salud de mi
compatriota, ofrecindone todas las facilidades
posibles para ponerme en comunicacin con l.
. Despus de haber tenido una conference con
la Sra. de Crdenas, una, de las nobles damas
patriots. cubanas de la colonia de Pai;s, que
jams cesa de ocuparse de la suerte' de nuestros
enfermos y heridos, y ayudado por su simptico
yerno el Sr. Pedro Arango, dirig al coronel Sau-
vanell una carta recomendada por el Sr. Bau-
caud, en la cual le rogaba que nos diese co-
nocer el estado de su salud y de todo lo que tu-
viese necesidad para venir Pars, donde pon-
dramos su disposicin, cumpliendo con nues-
tro deber, todo lo que pudiese hacerle falta para
su pronto restablecimiento y vuelta New York.
H aqu la respuesta que nuestro amigo Mestre
Ambile recibi:

Hotel de Dieppe. Havre, 2 de Abril 1897.
Sr. Mestre Ambile,
Pars.
Querido seor y amigo :
He recibido su afectuosa y amable carta de ayer,
que me ha procurado la viva satisfaccin, de hacer
constar que los cubanos son siempre generosos
donde quiera que se encuentren. Le doy las gracias,
as como tambin mis dems compatriptas, de su
aferta; pero debo decirle que el agent de la Com-
paa acaba de darme un billete de vuelta para New
York, y que por el moment no carezco de nada.
Vd. debe estar al corriente por los peridicos, de
todo lo que hemos sufrido en el mar. El 12 de Marzo
fuimos recojidos por el vapor ingls Yanariva. Su
capitn, un americano llamado Mr. Neston, me
trat con much consideracin. Yo estaba muy
nervioso y muerto de sed, y orden que se me diese
gradualmente limonada, as como un poco de rom,
lo que me restableci poco poco. Adems, puso
mi disposicin uno de sus pantalones, una camiseta
de flanela, una camisa, medas y zapatos, que aun
que algo grandes, me prestaron much servicio,
pues yo no poseia ms que los calzoncillos. En fin,
todos los dias despus de las comidas hasta nuestro
llegada Glasgow, me daba un vaso de vino de
Jerz y tabacos. Cuando desembarqu me ofreci
an graciosamente una botella de Jerez y un pa-
quete de tabacos.-
El viaje de Glasgow Londres y de esta ltima
ciudad al Havre, no ha sido para mi muy brillante,
pues mi calidad de estranjero, no interesaba nucho
sin duda las autoridades, porque no me gratificaron
ms que con un traje de niarinero y un scheling.
En el Havre la cosa se pas muy de otro manera:
me llevaron al hotel, y hoy mismo la Agencia me
ha llamado para darme una suma de 1oo francos y
un billete de vuelta. En vista de esta delicadeza, le
regal al amable agent de la Compaa un pedazo
de la bandera de la Ville de Saint-Na:aire, que yo
guardaba como un precioso recuerdo.
Si Vd. desea publicar este carta en nuestro va-
liente peridico de Paris La Repblica Cubana, lo
autorizo de buen grado, as como tambin le reitero
Vd. y dems compatriotas la espresin de mi ms
vivo reconocimiento.
N. A. Sauwanell.

Inmediatamente despus de haber recibido
esta carta, el Sr. Mestre Ambile telegrali al
propietario de hotel del llavre, cuya respuesta
fue la siguiente :
El seor Sauvanell ha.partido para New-
York ayer. Arsac.
Aprovechamos esta casin para dar las gra-
cias al director de la Compaa Trasatlntica,
y con especialidad su agent en el Ilavre, el
testimonio de nuestra gratitud por su conduct;
y si por acaso estas lneas llegan ser ledas por
el bravo y generoso capitn Neston, del vapor
Yanaria, que sepa que Cuba Libre sabr un da
recompensarle por sus humanitarios sentimien-
tos en favor de nuestro compatriota.




EL HIJO DE MARTI


Por noticias de Nueva York, sabemos que ha
desembarcado en Cuba Libre el vstago que dej el
inolvidable Mart.
Es un joven de dieziocho aos, que ha ido com-
batir por la libertad de la tierra por que se sacrifice
su padre, y determinado cubrirse de gloria con
el escudo sobre el escudo .
Salud, pues, al cubano que edad tan temprana,
va cumplir con la patria y con la ilustre herencia
de su nombre.


*


POR CUBA LIBRE

Conforme anunciamos la semana pasada, ofre-
cemos hoy los lectores el brillante discurso.
pronunciado en la capital de Mjico por el emi-
nente orador Sr. Jun A. Mateos, en la sesin so-
lemne celebrada por los clubs Il,:;. i y Cuba y
Morelos y Maceo, en el segundo aniversario del
glorioso 2- de Febrero de 1895. Pocas veces, en
cuanto llevamros de guerra, se ba escuchado en
la Amrica latina y en favor de la causa de la
independencia cubana, una voz tan respectable y
autorizada como la del Sr. Mateos, quien acor-
dndose nicamente, como dijimos ya, de su de-
ber de americano, ha sabido defender los fueros
de la razn, la justicia y el derecho, al consagrar
su inspirada y elocuente palabra los revolu-
cionarios de Cuba. IIabla, pues, el ilustre paladn
de sus hermanos oprimidos:
Seoras. Seores:
Rindo mis homenajes de gratitud y de respeto
este concurso ilustrado y las asociaciones cubanas,
por el alto honor que me han dispensado llamn-
dome la tribune en esta noche solemne. Espec-
tculo verdaderamente tierno y conmovedor. Los ex-
patriados, saludando desde las arenas extranjeras el
segundo aniversario de su independencia bajo una
constelacin de heroes cuyo renombre ya no os per-
tenece, se lo disputan la humanidad y la historic.
Yo he aceptado pesar de mi insuficiencia, porque
viejo soldado, concurro las lides de la libertad con
mis armas melladas y voy donde me lleva la con-
ciencia humana, en pos de la reivindicacin de un
pueblo! (Aplausos.)
Nos reunimos en torno de una fecha gloriosa y la
celebramos en esta tierra, que es palpitacin de li-
bertad, asilo de proscriptos, y protest constant con-
tra las tiranas de una poca y las violaciones de un
siglo.
Tengo para mi que asistimos una de esas gran-
des evoluciones de los tiempos modernos, en que
los pueblos van quebrantando sus cadenas para en-
trar en los goces puros de una libertad incondi-
cional.
Los pueblos conquistados comienzan por el ani-
quilamiento y concluyen por su independencia. Esa
es la historic del Continente Americano.
En da grande para una civilizacin y nefasto para
una raza, apareci el sol del 12 de Octubre alum-
brando el archipilago de las Antillas. El gemetra
descubribor, descendiendo de su puesto en la histo-
ria, iz el estandarte negrero, convirtindose en el
traficante de la sangre humana, poniendo el primer
eslabn de esa cadena que arrastr por tres siglos el
Continente Americano.
El idealismo romanesco con que se ha revestido
ese acontecimiento, es una mentira arrojada la faz
del siglo dcimo quinto. Cuando Cristobal Coln se
present en la corte de Madrid, sin oro y sin pedre-
ria, llevando unos indios desnudos, el descubrimien-
to hizo fiasco, aun en el nimo de la histrica ancia-
na Isabel la Catlica. Treinta aos despus, si Gri-
jalva no hace una intentona sobre la playa de Ta-
basco, y Hernn Corts no arma por su cuenta una
expedicin y se lanza sobre nuestras costas, la In-
glaterra, que ya desembarcaba los puritanos sobre
la roca de Ploumuth con Guillermo Pen, se lleva la
gloria de poblar el Continente, y este discurso lo es-
tarais escuchando en la lengua de Shakespeare y de
Byron. (Aplausos ruidosos.)
Tres siglos de opresin sangrienta, anatematiza-
dos por la historic, forman la primera etapa de nues-
tra vida social. Desatse una corriente elctrica desde
el golfo de California hasta el estrecho de Magalla-
nes, los pueblos esclavos proclamaron la indepen-
dencia y se alzaron en repblicas girondinas, al so-
plo terrible de la Revolucin Francesa imitacin
de la Union Americana.
No resucitaron los dolos antiguos, pero quedaron
sin prestigio las divinidades de la conquista, y el
conquistador y el fragile, ese diptongo monstruoso,
ha sido acuchillado por la civilizacin en el trayecto
del siglo. (Aplausos ruidosos.)
La quietud de cien aos fu interrumpida por el
grito de Yara, la idea estaba en agraz :como la de Hi-
dalgo, tena que realizarse una ley histrica: la Isla
de Cuba sera espaola filibuster. Decid si es
comparable el silencio que se hizo en derredor de
aquel acontecimiento, al estruendo que lliina hoy
los mbitos del mundo civilizado. La explosion de
la autonoma en el corazn de ia Isla, las alas C-
maras de la Unin Americana, los hombres de Es-
tado de Amrica y de Europa, los pueblos todos
concurriendo en una accin generosa de simpatia al
pensamiento de la independencia cubana. Pero como
una protest ante la historic, mientras los frailes es-
paoles cantaban el Te Deum en los templos de
Santiago de Cuba,. Maceo daba tres esplndidos
combates en los campos de la Isla. La paz del Zan-
jn realize ese terrible pronstico. La Antilla qued
bajo el dominio de Espaa.
La hora habia de sonar en el reloj de los tiempos.
Renovse la lucha; un grupo de desterrados llegan
al campo de Baire y lanzan el antiguo grito de re-
belin, que retumb en la tumba de Cspedes. La
Revolucin estaba en su alta marea. La Espaa hace
un movimiento retrgrad'oby enva Martinez Cam-


pos, como si los acontecimientos, fcilmente se re-
pitieran en un mismo perodo de la historic.
Ofertas de oro, autonoma, franquicias comercia-
les, puestos pblicos, todo ese tren desprestigiado,
que hace aparecer al infeliz Martnez Campos como
al inocente entire los inocentes de la diplomacia.
(Aplausos prolongados.)
La Revolucin llegaba su alta area. Entonces
la Espaa, con el ardor de su atavismo sarraceno,
grita Sangre! y Sangre! responded Maceo desde las
selvas intrincadas, de la Manigua, y Sangre! res-
ponden desde su sepulcros los heroes de Guimaro,
Bayamo y Monte Osbcuro! Venganza! clama Goi-
couriadesde el patbulo, y i Venganza y sangre! res-
ponden lo lejos los labios palpitantes de las abier-
tas heridas deMart. (Aplausos ruidosos.).
Pero la Espaa no busca un general en los regis-
tros de la 'Escuela Politcnica, va encontrar un
primer espada en los redondeles de Madrid. (Aplau-
sos.)
Desembarca Weyler en la Antilla con todo el aire
de un conquistador, vuela al campo de batalla, y al
primer encuentro, la primer derrota! Entonces corre
violent como en los caballos del Apocalipsis, se
refugia en la capital y se constitute durante un
ao, prisionero de guerra -en la Capitana General.
(Aplausos.)
Y mientras sus soldados, desnudos, hambrientos,
estafados, van al despilfarro' de la sangre y de la
existencia, la bestia humana se tira sonriente, al son
dulcisimo de las guarachas, que son gemidos de es-
clavitud, bajo las palmeras de la Habana, y se d
brisa con abanicos de billetes de bancos capturados
en el emprstito espaol! (Ruidosas aclamaciones.)
En tanto, Maceo reta con valor su destino, se
encara con los doscientos mil hombres, da cargas
hulanas y asaltos japoneses, repasa la Trocha, vuela
con dinamita las posiciones enemigas, recibe expe-
diciones filibusteras, vence en cien encuentros, llue-
ven cenizas como las del Vesubio en las ciudades de
Pompeya, lleva el espanto al corazn' de sus adver-
sarios y se levanta coloso delante del siglo que ago-
niza! (Aplausos nutridos; dos seoritas cubanas su-
ben la plataforma y obsequian al orador con un
retrato de Maceo.)
Weyler, que-no ha sabido combatir hombres, de-
gella nios, encarcela mujeres, llena las naves de
proscriptos, levanta patbulos para los desarmados,
mientras que el mulato de Santiago de Cuba, entie-
rra los muertos, 'cura los heridos .y pone en li-
bertad los prisioneros! Quien no ha podido vencer
lealmente en los campos de batalla, acude las ve-
dadas armas de la traicin, para deshacerse de tan
terrible adversario!... Dnde estaba entonces la de-
cantada hidalgua espaola?... en los dramas de
D. Pedro Caldern, de Tirso de Molina y Lope de
Vega, en las bravatas lricas de Zorrilla y en los arran-
ques granaderos de la anciana Era Cael! (Aplau-
sos prolongados.)
No encuentro la hidalgua castellana, ni en las
guerras de Flandes, ni en las de Portugal, ni en las
de Italia, ni menos en las de Amrica. No estaba se-
guramente con D. Fernando el Catlico, que violaba
sus convenciones, ni en Carlos V., que .,'. ,......7
sus decretos, ni en Felipe II. delante del cadver de-
gollado de su hijo, no con Carlos IV., que felicitaba
Napolen I. cuando derrotaba los espaoles, no en
Fernando VII. delante del patbulo de Riego y de
Arco Agiiero, no en Isabel II. en la Convencin de
Londres, no en los que firmaron la Paz del Zanjn,
para traicionar al da siguiente los insurrectos de
Yara! (Aplausos prolongados.)
Para cubrir la traidora muerte de Maceo, se inven-
ta la quimera de una batalla que nunca ha existido,
se fragua un uniform professional del renegado Zer-
tucha, mdico de Maceo, ese beso de Judas que tro-
n en la mejilla del hroe, y sobre el que escupieron
enojadas las olas tumultuosas del Mar Caribe. Se
busca un imbcil para encajarle los laureles de un
soado triunfo, y se tropieza con el infeliz Cirujeda,
y mientras los ejrcitos del mundo pasean las ban-
deras capturadas al enemigo en los campos de la
lucha, este desgraciado comandante, seguido de la
esculida guarnicin de Punta Brava, pasea como
trofeos de guerra, por las espantadas ciudades de la
Isla, los calcetines de Maceo (Aplausos ruidosos y
prolongados.)
Esta traicin horrible, ser anatematizada por los
corazones honrados, y caer sobre ella el fuego can-
dente que se desbord de los labios de Gregorio XVI
sobre la cabeza de Picagula en la sangrienta muerte
del general Gerrero. Habais dudado hasta de la
muerte del hroe, porque el dolor es incrdulo v va-
cilante, querais que nuestro aliento, se tornase en
soplo de resurreccin, que sacudiera sobre aquella
frente laureada por el relampagueo de los comnbates.
Pero la insurreccin, har lo que el gran Morelos:
mandaba coronas de rosas sus soldados muertos
sobre las trincheras de Cuautia y echar vuelo las
campanas, para decir las generaciones del porve-
nir cmo recibe la gloria en su regazo los que
mueren por la patria! (Aplausos.)
No: la transaccin es imposible!... ...Esa autono-
ma ofrecida por Espaa, es una batalla perdida en
el Capitolio, la bancarrota de la monarqua, las l-
grimas de Boabdil al dejar su reino, el grito de Los
dioses se van lanzado por Cnovas del Castillo
desde el abismo obscuro del desacierto y de la impo-
tencia (Aplausos ruidosos.)
Si la Unin Americana amparara con su bandera


N%"%&Z41 1, -,lkuzi~








ABRIL 15, 1897.


esas reforms, seria un nuevo dogal para vosotros.
bos naciones dividindose el' poder civil y el econ-
mico, formando una cadena ms aferrada que la. de
Polonia. No, cubanos, es preferible morir como
los Faraones en el Mar Rojo de la Revolucin, su-
bir al cadalso como Plcido, entire los himnos de la
libertad, que suicidarse delante del siglo y de la his-
toria! (Gritos, aclamaciones y aplausos.)
Estais librando un duelo muerte, la tierra meji-
cana est con vosotros, como est en el sentimiento
histrico de los espaoles por librarse del dominion
de los rabes. Compartimos sus irs al sentirse acu-
chillados por los hsares de Napolen I. y destroza-
dos en son de amistad por los ejrcitos de Welling-
ton. Nos sublevan los asesinatos del Dos de Mayo, por
la salvaje espada de Murat, saludamos la repblica
,espaola y maldecimos las victorias de Estella y So-
morrostro alcanzadas por D'. Carlos, como condena-
mos Emilio Castelar, que los gritos de viva la
Repblica! se arroj en los brazos de la monarqua!
Hoy mismo lamentamos el extravio de un also pa-
triotismo, vemos un pueblo. exhaust, empobreci-
do, con la fiebre en la cabeza y la locura en el cora-
zn.
Nosotros le gritamos desde aqu:- Levntate y an-
da! eres honrado, tienes la conciencia de tu fuerza,
mira sobre tu pecho las cicatrices del rebenque feu-
'dal y sobre tu espalda laflor de lis de' la monarqua;
no suees en viejas histories, ni el cielo te es cle-
mente; no han servido las bendiciones del'Pontfice
sobre las armas de tus soldados, revoluciona: y as
como has saludado independientes las Repblicas
latinas, saludars ' la Estrella Solitaria ondeando
vencedora sobre los palacios de sus legaciones que
se levanten en las grandes ciudades del mundo civi-
lizado.
Expatriados de Cuba, que como granos de arena
arrebatados por los huracanes de la adversidad os
derramais por todo el Continente, llevando en vues-
tros corazones el sentimiento de la patria y en vues-
tras arteries el fuego de la independencia, no desma-
veis en vuestras luchas: vereis caer uno uno
vuestros batalladores, pero se alzarn otros y
otros combatientes, porque la sangre es el precio de
la libertad y con ella la han comprado los pueblos
todos de la tierra. Llegar un da en que con la luz
resplandeciente de la victoria llevareis los altares
de Cuba Libre, como la mejor de las ofrendas, las
cenizas de vuestros mrtires y los huesos de vuestros
hermanos, muertos en las ingratas arenas del des-
tierro! (Aplausos prolongados.)
Queris saber cmo se lucha por una idea, cmo
se muere y cmo se triunfa? All est la Constitucin
de 57. No fu pensada tranquilamente como la de
la Unin Americana sobre el bufete de Jorge Was-
hington, baj en las alas del rayo, y en la antorcha
luminosa elevada sobre las altas cpulas del Conti-
nente. Arrastra una historic legendaria de adversi-
dades y de glorias; ellas responded los huesos que
se blanquean desde las ardientes playas del Pacfico
las abruptas montaas de la Mesa Central. Pre-
guntad las barrancas de Beltrn y de Atenquique,
los muros ensangrentados de Puebla, las desmo-
ronadas trincheras de Jalisco, los campos gloriosos
de Oaxaca y Michoacn, las arenas de Manzanillo,
las arenas de Panam ya las murallas de Veracruz,
los viejos veteranos- de nuestro ejrcito, y los
monumentos y los hombres, y los muertos y los vi-
vos, arrojarn el nombre de los defensores de la
Constitucin sobre las ltimas convulsiones del si-
glo! (Aplausos prolongados.)
Quereis saber cmo se muere por una idea? Pre-
guntadle e-e viejo tigre de garras tenrblorosas y
sin colmillos, que husmea entire los lodos de la ciu-
dad, y que no :i;i-;c ms que el chasquido del
ltigo sobre la faz de la justicia humana, y os res-
ponder desde los patibulos de Tacubaya, y desde
el sauce maldito de Tepeji que sostuvo el cuerpo de
Ocampp, y desde las rocas de las Cruces salpicadas
con la sangre de Don Santos Degollado y Leandro
Valle. (Aplausos nutridos.)
Interrogad la Herica Veracruz, caballero armado
sobre las costas, llevando en la.punta de su estoque
u-n cartel de duelo para recibir los hombres de
buena voluntad que arriban nuestro suelo. La He-
rica Ciudad de Veracruz, la que arroj con los cas-
cos de sus corceles las arenas de sus mdanos so-
bre las huellas de los conquistadores; la amazona de
la independencia mejicana, la que lleva en sus mu-
ros despostillados las cicatrices de las bombs ame-
ricanas, de los projectiles franceses y de;tos!impul-
sos desesperados de la guerra civil; la invencible en
la guerra de trees, aos; la que arranc el secret
Sde la victoria al seno de la noche, en las aguas tene-
brosas de Antn Lizardo; la que vi en los salones
de su palacio firmar las Leyes de Reformaa la que
arroj fiored sobre las tumbas de Gutirrez Zamora y
Hernndez y Hernndez; la que salv al general Daz,
entire las sombras de la noche, de caer en manos de
sus enemigos, y la que al son de los mugidos sal-
vajes del Atlntico, y la luz incandescent de los
relmpagos, ve flotar sobre el Caballero Alto de la
fortaleza avanzada, la augusta sombra del Benem-
rito de Amrica!....... (Aplausos prolongados y acla-
maciones.)
Nosotros, en tanto, sobre el pen desgastado por
los oleajes de la vida en las tempestades de la politi-
ca, desde lo alto de la tribune, desde lo excelso de
la prensa, desde la magestad de los templos masni-


cos y los estruendos populares, recojeremos vues-
tras invocaciones la libertad, para enviarlas al mun-
do del porvenir por los telfonos de la historic.
(Aplausos ruidosos.)
Y vosotras, lindas adelfas de la Antilla, brotadas
al fuego de la'zona trrida, que acompaais la
causa cubana con los salmos de vuestro espritu y
los ritmos de vuestras almas, hijas de la proscrip-
cin y del destierro, que sents caer una lluvia de
sangre sobre vuestros ptalos, en da no lejano tor-
nareis al cielo abrillantado de vuestra patria, y en
romances y en leyendas contareis en vuestros ho-
gares la historic de esta tristsima peregrinacin, y
con vuestras lgrimas llevareis el sentimiento ing-
nito de la patria al corazn de vuestros hijos! (Aplau-
sos prolongados y bravos.)
.Mrtires sin nombre que dorms el sueo-de la
gloria en el osario inmenso de la Antilla, el rbol
de la libertad que enraiza bajo vuestras tumbas.y se
alimenta con vuestra sangre, os cubrir con sus ra-
majes y sus sombras, donde llegarn las generacio-
nes libres de Cuba, con la frente descubierta y los
ojos llenos de lgrimas rendiros sus homenajes de
grandeza y patriotism. (Aplausos nutridos.)
Y t, Maceo, mrtir sublime de la libertad de un
pueblo, cuyo nombre palpita en los labios de la ge-
neracin actual, desde los palacios hasta las caba-
.as. T, cuyas banderas enlutadas pasea en son de
duelo el ejrcito de Cuba; t que llevas en la nave
de la'muerte la victoria 'bordo; t, que has desa-
parecido como Moiss delante de la tierra prometi-
da, vuelve, como el Jess.:de Zurbarn, al seno de
tus apstoles. Proyecta tu: gigante sombra sobre los
campos de batalla, y recibe en esta noche augusta,
el juramento de fidelidad que te envan tus herma-
nos, desde los vastos confines'de la tierra americana.
(Aplausos ruidosos y prolongados; vivas Mjico
y Cuba Libre.)
---.-- --------


AQRADECI'DOS


Mucho le estamos Patria, nuestro colega official
de Nueva York, por la buena traduccin que ha
publicado del hermoso articulo con el cual honrr
el nmero extraordinario del 24 de Febrero de
La Rpublique Cubaine, nuestro eminente colabo-
rador Mr. Elise Reclus, tan amante y devoto de la
ciencia como de la'libertad de los oprimidos.




QUIN ES MXIMO GMEZ


II
Estando en Santo Domingo, estaba en su patria.
Mximo Gmez es dominicano.
A una jornada de la capital hay una villa muy
pintoresca,,habitada por gente hospitalaria, que se
llama Ban. De all es, y de alli sali en sus moce-
dades el que haba de ser uno de los ms esforzados.
libertadores de La ms hermosa tierra que ojos
vieron ...
iQu singular destino suelen dar las circunstancias
los homnbres que son capaces de aprender en las
horas adversas las lecciones que han de aprove.char
en las favorables!
S El actual jefe del Ejrcito Libertador de Cuba co-
menz su vida pblica, peleando contra la indepen-
dencia de su patria.
Como Narciso Lpez,-que ntes de sacrificar su
vida por libertar Cuba esclava, haba combatido
al lado de los espaoles contra su patria, Venezuela,
Mximo Gmez batall contra los suyos en la se-
gunda guerra de Independencia que han tenido que
sostener los dominicanos.
Bueno es decir que, en el fondo de aquella lucha
contra la anexin, hubo una lucha de partidos, una
comro guerra civil dentro d.euna guerra national.
Muchos que pelearon al lado de los espaoles, no
peleaban por Espaa, ni contra la Repblica Domi-
nicana. sino por Santana, el president que haba
efectuado la anexin, y contra los enemigos de San-
tana.
De esos tal vez fu Mximo Gmez. El hecho es
que sirvi como official del ejrcito de ocupacin
que el Gobierno espaol tena en la anexionada Re-
.pblica.
Como premio-de los sacrificios: que hicieron y.de
las dotes que mostraron, los republicans salieron
triunfantes, recobraron la soberana de su-tierra, las
instituciones de su repblica, el goce -de su antigua -
libertad civil, y el -ejrcito de ocupacin sali de:
Quisqueya, como llaman, con mejor-nombre que el
official la buena patria de Duarte, Lupern y
Mximo Gmez. -
Este sali con el ejrcito espaol y se fu Cuba.
All empez para l, como aos ntes haba em-
pezado para Narciso Lpez,'lo que llamaremos la
espiacin de la buena fe.
Lo mismo que.el gran lancero venezolano, puesto
en Cuba, aprendi con dolor de su conciencia que
se habia engaado.obsolutamente en todo, y que la
democracia de Espaa en Amrica, lejos de merecer
el esfuerzo de un hombre de buena f, slo es digna"
de condenacin y oposicin; asi Mximo Gmez,
puesto ver v palpar las deformidades del coloniaje,
lo conden en el fondo de su enrgica conciencia.


Desde el ao 65 en que lleg a Cuba con los ven-
cidos de Puerto Plata y de Santiago de los Caballe-
ros, hasta el o1 de octubre de 1868, en que estall la
primera gran revolucioi, Mximo Gmez habia te-
nido tiempo de aprender odiar en Cuba el rgimen
de opresin y .l..p1.:. -;',r que mal aconsejadamente
habia sostenido en su patria.
Cuando los cubanos decidieron romper la coyun-
da, Gmez fu uno de los americanos que tomaron
las armas, y de entire todos ellos, y de entire todos
los auxiliares que tuvieron los cubanos de r868, el
que ms brillantemente se distingui.
Conocedor de los hombres, al volver en i885 su
patria; se condujo con el tacto necesario para no
comprometer al gobierno ni escitar sospechas entire
los hombres pblicos del pas. Nos obstante, fu
molestado, vejado, encarcelado, y hubo necesidad
de ponerlo sano, salvo y justificado, distancia de los
que lo habian perseguido.
Eso no obstante, cuatro y cinco aos despus rea-
parece en su pais, y se establece en los campos ve-
cinos de la ciudad y puerto de.Montecristi, en la
costa Norte de la Isla.
All fu buscarlo Mart, y all lo encontr dis-
puesto secundarlo.
Fueron juntos Cuba, estuvo punto de perecer
junto con el noble organizador de la Revolucin,. y
se puso inmediatamente la obra. Deba organizer
el ejrcito del centro, si quera realizar su plan de
llevar la guerra al Occidente de .la isla, y fu lo que
hizo en ocho meses de trabajos, empeos, esfuer-
zos, diligencias, inteligencia, entusiasmo sentido y
entusiasmo trasmitido.
Estaba como ahora est: silencioso, retrado, os-
curecido. De pronto, rompe el silencio, sale del re-
traimiento, se pone la luz, y todo el mundo lo v
al frente del Ejrcito Libertador, comandahdo la so-
berana march que la historic military del ltimo tr-
mino del siglo XIX conservar como el hecho ms
digno de admiracin:que las armas han realizado en
estos das.
Es muy probable que Mximo .Gmez vuelva
pronto: sorprender al mundo y dar en qu pen-
sar los peritos en el arte y cienciade la.guerra.
Eugenio AM. Hosts.

'-~-------- --------

EQUILJBRIOS

PRESIDENCIALES

En la pgina 40 del Mensaje presentado al
Congress Nacional por el seor president de la
Repblica de Venezuela, general Joaqun Crespo, se
len estas lineas:
Cuba es un caso excepcional sobre el cual no
quisiera pronunciar una sla palabra. La Cuestin
de Cuba es para'mi un cruelsimo tormento. De un
lado Espaa, .con su valor legendario, su gloria,
pica y sus derechos de madre acreedora todo
nuestro cario, y del otro, unos hijos de ella, y, por
tanto, hermanos nuestros, que juzgan necesaria su
separacin de la Metrpoli .
Qu reconopida le estar Espaa al Sr. Crespo,
en vista de declaracin tan concluyente! Pero
-cunto ms, le estara Cuba, si le hubiera hecho
el sealado servicio de no acordarse de ella del mo-
do que lo hace en el Mensaje! Lstima, profunda
lstima es nicamente lo que pu'eden inspirar 'esas
palabras, si se comparan con aquellas del Libertador
al entrar en su patria natal, Caracas, en i813, en
que vena arrancar los caraqueos de las
horrible mazmorras en que yacan sobrecogidos
,de espanto cargados de las cadenas- tanto ms
pesadas cuanto ms ignominiosas .
i Cu.nto sublime patriotism y entereza ameri-
cana en Bolivar! Cunto temor y decadencia en los
equilibrios presidenciales de Crespo! En buen hora
que para l. sea madre acreedora la nacin que
para Bolvar carg de cadenas ignominiosas sus
compatriotas; pero, deje, deje la vergonzosamente
desamparada Cuba, seguir la lucha por su libertad
sin contar con la justicia que pueda rendirle la
acomodaticia, poltica del seor president de la
Heroica Venezuela.

-------** ------

EL, YARA


Nuestro veteran colega de Cayo Hueso, el
decano de'. la prensa cubana libre, despus de
instalar un: servicio especial de telegramas, ha me-
jorado:m:dcho su papel, se imprimecon' caractres
nuevos y ha aumentado de tamao.
Lleguen al laborioso compatriota Sr: Poyo, direc-
tor fundador del valiente Yr-a,-inestros plcemos
ms sinceros.

---- --- ,.----

CARTA DE TAMPA

Tampa, 30 de Marzo de 1897.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
.'En das pasados falleci en esta ciudad la Sra.
Rosala Barrios, viuda de Garca, antigua emigrada
que en la guerra del 68-78 perdi su esposo, resi-


diendo ella en dicha poca en Puerto Principe, y don-
de fu vctima de grandes atropellos por parte de los
espaoles, que en todos tiempos y lugares son los
mismos.
Citar un hecho de los muchos que la seora
tuvo que stfrir. Militaba su esposo en las filas
cubanas de Puerto Principe, cuando tuvo la desgra-
cia de caer en un combat. Tan pronto se supo la
noticia de la muerte en la poblacin, llevronle los
espaoles la viuda una bandade msica y la situa-
ron frente su casa, con el infame propsito de
martirizarla en aquellos moments en que se le reuna
la muerte de su compaero la gravedad de urn
hijo enfermo. La Sra. Barrios, adquiri con esto
una dolencia que la ha llevado la tumba, sin
lograr ver Cuba Libre, que era su ideal.
En la actualidad presida la Sociedad de Benefi-
cencia Cubana y el club Gonialo de Quesada y era
socia de honor de los clubs Discipulas de Mlarti,.
24 de Febrero, Calixto Garca, Chamiarreta y Es-
trella Solitaria. Su actividad incansable en pro de
nuestro libertad, hacia que fuese un miembro ne-
cesario de esta agrupacin cubana
La actitud enrgica y resuelta de un hombre co-
el cnsul americano en la Habana, est dando ex-
celentes resultados, pues en pocos dias se han pues-
to en libertad muchos ciudadanos americanos cu-
yas causes no se activaban. Lbs Sres. Scovel, Cspe-
des, Scott, Lay, Venero, Vives, Nelson, y Casaes
han salido ya de las prisiones espaolas, y se espera
que muy pronto sern libertados Jos Cepero, preso
abordo de un vapor en un-viaje de Cienfuegos Ba-
taban, as como los de la goleta Competitor, cuya
causa dicen que se ver nuevamente.
Su compatriota y amigo.
E. C.

-.- -* ,-------


Confesin del Heraldo de Madrid, fecha 4 :
En tesis general, puede decirse que no hay nada
tan fcil como ganar para la paz el nimo de los
prisioneros de guerra quienes se -trata humana-
mente.
En tesis general, puede. Pero nunca en tesis.
j, n,7ii, : sta manda fusilar prisioneros,
degollar heridos y enfermos, violar mujeres,
destripar nios, incendiar hospitals y robarlo.
todo.
Que lo diga Valeriano.


Se nos pregunta en carta de Un suscriptor, si,
se dice Fondeviela, lbonsdeviela, Fondes-
viela.
En verdad que no lo sabemos: pero quien no.
quiera errar, puede llamarle El Asesino de Gua-
nabacoa.
As es como con letras de oro se le llamar ena
la historic de las gloriosas guerras de Espaa.
en Cuba.
Despus del jefe de la banda Valeriano, se en-
tiende.


Smil magnifico , concepta El Yara de-
Cayo Hueso este prrafo de una carta del gene-
ral Lacret Morlot:
Es la situacin de Espaa como la lmpara que se-
apaga, como el agonizante que ya va morir; la
primer lanza con fuerza sus ltimos destellos; el
segundo recupera el habla para pronunciar sus lti-
mas palabras: despus, obscuridad y muerte.
Tiene el colega much razn;
Pero no piensa que es, adems,.
De dinamita como explosion,
un machetazo piramidal ?



Refiere La Epoca, que en su conferencia del
Ateneo, el Sr. Labra cit:
La isla de Santo Tom de Portugal, muy inferior
Fernando Po, y que, sin embargo, est en me-
jores condiciones que sta.

Naturalmente. Porque no es una colonia espa-
ola.
Portugal coloniza: Espaa tiraniza.
Quiere ms explicacin La Lpioca



Lo que dice Weyler, titula El Liberal su
secci6n de telegramas oficiales.


___


~;aPI~ %U~pl~,p






ABRIL 15, 1897.


A dnde alcanza ya el desprestigio de Vale-
riano!
Y como va la cosa, El Liberal tendr que po-
ner muy pronto:
Lo que miente Weyler.
As no se engaarn sus lectores.p


De El Correo de Madrid :
Aquella emisin de 80 millones de pesetas, como
la operacin de los 50 millones de francos con el
Banco de Pars y de los Pases-Bajos, fueron dos
torpezas que han costado muy caras.
Y lo extraa El Correo ? Cundo no ha he-
cho el gobierno espaol, por lo menos, un] par
de borricadas al mes?
Cuanto costar caras, vaya, Correo, vaya!
-Ah est el pueblo carnero, que es quien paga
los vidrios rotos.

De una reciente estadstica, tenemos que de
los cuarenta mil peridicos que hay en el mun-
do, la mayor parte de ellos correspond:
Estados Unidos ............. 5.ooo
Alemania ................ 5.5oo
Gran Bretaa .............. 5.ooo
Francia.......... ..... ... 4.092
Japn ........ .............. 2.000
4talia ........................ 1700
Austria ..................... 1 i.200
.Asia (sin el Japn)........... .000ooo
Espaa ................ . 85o
Si la estadstica fuera de toros, de frailes de
mendigos, ya la Madrastra se vera la cabeza.
Pero:
En cuanto dice Progreso,
No se hallar una vez sla
En que Espaa no figure
Al comienzo.... de la cola.


De El Nuevo Rgimen de Madrid :
Polavieja se dispone solemnizar sus triunfos con
un Te.Deum. De aqui en adelante debe la Iglesia
solemnizar los suyos con revistas militares.
Aparte de que esa Eorrespondencia entire bi-
:zarros y frailes no sera nada nueva, recorda-
mos que Valmaseda, El Tigre del Cauto, cada
tres meses ordenaba que se cantara un Te Dum,
por haberse terminado la insurreccin de Yara.
Lo cual no impidi que sta continuara hasta
el Zanjn.

Por lo visto, en Filipinas se van i presentar
indulto hasta los ratones.
Bueno sera que se presentara el leopardo Po-
lavieja.
Ante el tribunal de la civilizacin, por su-
puesto.
Qu acusacin fiscal tan horrorosa!
S*-

GRABADOS DE LA EDICIN FRANCESA

Espaa en Ceuta
Ningn nombre ms apropiado la lmina de
nuestra primera'pgina. En esos tormentos que
se ven sujetos los infelicos cubanos, que sin causa
ninguna van al presidio de Centa, como con no
mayor culpa son enviados al de Chafarinas Fer-
.nando Poo, se manifiesta cunta es la ferocidad de
que diario hace uso el inicuo gobierno de Espaa.
Ahi se ven obligados al desempeo de los traba-
jos ms rudos, con el garrote del capataz siempre
sobre la espalda y la bayoneta del soldado siempre
frente al pecho, los hombres ms honrados, ms
ilustres y respetables de Cuba, mezclados con los
criminals ms repugnantes y despreciables.
He ahi la Espaa de siempre y en todas parties:
aborrecida, por cruel y por salvaje, lo mismo con un
Felipe II v con un Fernando VII, que con un Cnovas
del Castillo.
La villa de Guanabacoa
El grabado que publicamos represent una gran
part de la villa de Guanabacoa, que ltimamente ha
adquirido celebridad tan triste, como es la de haber
sido el teatro de los crimenes horrendos cometidos
por el asesino jefe espaol Fonsdeviela.
La villa de Guanabacoa cuenta con una pobla-
cin de 23,000 almas, dista 8 kilmetros de la Ha-
bana y se halla unas 8o varas sobre el nivel del
mar. Tiene buenos edificios v unos haos minerales
muy recomendables.
Dicha ciudad ha sido varias veces atacada por las
fuerzas cubanas al mando del coronel Aranguren,
las que en uno de los ataques llegaron hasta el
centro de la misma villa.


COLECCO1 NES
DE







Participamos al pblico que tenemos de venta colecciones de
" '-1,, '', comprendiendo el primer ano, al precio de 33
francos para la Francia y 36 para el extranjero.
En este peridico ilustrado, que es el nico rgano cubano en
Europa, hallar el lector la informacin ms exacta y complete
respect la historic de la guerra de Cuba.

El precio del franqueo correr cargo de la Administracin.
Los pedidos deben venir acompaados de un mandato postal y
dirigido al Administrador-Gerente, 20, rue Saint-Vincent-de-
Paul, PARIS.
NOTA.-La Administracin advierte que no servir pedido ninguno de coleccin grtis.


CHOCOLATE


MENIER


La plus Grande Fabrique du Monde


VENTE: 50,OOO KOS PAR JOUR


s1- SIMILI-DIAMANT FRANIAlI
Le plus beau et ie meilleu march de tout Pais
Seules imitations ayant ohtenu les plus hates ricompenses au
Expositions Internationales de 1867, 1878 et 1889.
E NH'achetez pas de Bijoux en IMITATION DE DIAMANTS,
plant d'auoir Uisit notrae Magasin:
JQ, _Pe e MICHELS, 35, boulevardd de Strasbourg, Paris.

MEDICAMENTS DOSIMTRIQUES SEDLGRNIT FFRANUL

Phi Universelle Desimtrique Burggraiiinne BIROllI AE-Nllla ECHNTBEI
N. uA TCAUn i Le meilleur purgatlf salin, rafral-
NumaCHANTEAU C&SS sant, pour-combattre la constipation
Set toutes Maladles inllammatoires.
x, Place des Vosges, pe, Demander le flacon carrd, envelope orange.
Seuls prparateurs autoriss des Granules et PGiri da flacon, 2 francs. 1/2 flacon, I ranch.
Substances dittiques du Docteur Burogra Ite v Dan tou les Pharmacies.
Exiger sur to t flacon oh bofte le ortralt du Dr Burggr gate, rl-desss et un timbre de garantie.


AnaoH Maison PATL ROSSEL & C:"
SAIson0 M COnr.FIAnC-zE FWON DE EN 1840
ELn.. FLDe A.eNlt~sIr SraocEsasSEtrs
Mu&ualle u torrtes les EUpositlons
AMEUBLEMENTS COMPLETE
TAP ESSOk ERI, BE3i@-3ES, LSTERIE & T^2NT'i arm S
Fabrique et Magasins : 69 & 71, FAUBOURe St-ANTOINE, PAdRS
P.Eoi sur demanded du Catalogue
50 %0 Meilleur March que les Magasins de Nouveauts

roux, Rhums, Grippe, Bronchites,Catarrhes, Maux de Borge, el.
Calms immddiaLtment et Guaris on MOINS de 48 ~ETRHES par las


a la skE de PIN, am LACTUCARIV3 et a a CODIEN
100.000 LETTRES DE FLICITATIONS DE MDECINS ETDE MALADES
Sir. so la Bolte dans toutes les Pharmacies.
~iyer lo Cachet en trois couleurs t /es Signatures BRACHAT et Dr PILLCETo


adies du
HYDROPISIE ".oi.. s
Traitmons ot nerion saz poacton palr o Dr N0XTXPO
En quelues joura @a battementi u cour, lge palpltatiege, rlemnrd* a eaM t k
| orpa disporaitaent entlrement, la sommnil redevient palslbla *t la respire s nsr~al.
Demander 'linleressante Brochure accompagnee des attestations, envoyec traneo
a toute demand adresse au Dr NOBLET, so. Uno saunte-Ann~. JPrio
Consumuciua so s lurs da a a 6 *et yar Coresipondance. succas oNBTANT ir *T T


CHO`ACOLAT FELIX POTIN
LE PLUS AVANTAGEUX
1 1/2 KIL.30 N2 12 KIL01.50 N 31/2 KIL01.60
A Paris, 103, Boulevard Sbastopol et Boulevard Malesherbes, 47. En Province chez toas les Epiciers.

Premti de 16,600 fr. Medalhas de Ouro.



Aseogoea do Estomago Anemia Pebre~ inveteradas, tc.
rias. = KT 1. RaO DROUOT. PARI


SELLOS CUBANOS

Ponemos en conocimiento de nuestros lectores,
que contina de venta la coleccin de sellos de la
Repblica Cubana, en la Administracin de este
peridico, 20, rue Saint-Vincent-de-Paul.
La componen cuatro de diferentes colors, pero
de dibujo igual y 25 centavos.
la reproduc- Sabemos, ade-
cin que pre- ms, que circu-
sentamos. lan por el co-
Dichos sellos rreo de Fran-
son de 2, 5, 10 cia. Por ltimo,
advertimos que las rdenes deben venir acom-
paadas de su imported, y que el precio de la
coleccin, incluyendo el franqueo, es de dos
francos cincuenta cntimos.
NOTA. No se admiten en pago otros sellos
que los franceses.
-- --------- ----

Mme Rodier-Gires


CORSETS sur MEASURE

7, Rue Saint-Lazare, PARIS

ENGLISH SPOKEN

Mdaille l 1'Exposition d'Hygine
POUR ULGANCE DE SA COUPE
4. a. 15.


Vous me demandez pourquoi je
oous recommande les Pastilles du
D' CABANES? C'est parce que je
les ai experimentes, et quand
vous aurez un Rhume, mme une
Bronchite, quand Dous tousserez
ne prenez que des pastilles du
C~ CABANES et Dous serez guri.
DP6T Ph" DERBECQ. 24, Rue de Charonne, Paril
AT TOUTES PHARMACIES. Envoi franco contre.timbrea.



LA PALEUR
est un signe d'appauvrissement du sang et rvele
l'anmie. Enrichissez votre sang en faisant usage de

l'gmulsion Scott
crime l'hnile de foie de more, et vous aurez
bientot recouvr de belles couleurs. Plus efficace
que l'huile ordinaire, elle a'en a pas le gott dsa-
grable.
Les mdecins du monde enter la recommandent.
J.DELOUCHE. Phicn. 2.Place VendOme.Paris. et tabeus Pharmgi


11 11


La PATE PILATOIRE DUSSER


dtruit les Polls Follets disgracieux sur le visage des dames, sans aucun inconvenient pour
la peau, mme la plus delicate. 50 ANS DE SUCCS, de hautes Rcompenses aux Expositions et des
milliers d'attestations garantissent l'efficacit de ce produit. (20 fr. pour le mention et les joues:
1/2 bolte, spciale pour la moustache, 10 fr. f" m"). Pour les bras, employer le PILIVORE.
(F" m" 20 fr. 85). DUSSER, rue J.-J.-Rousseau, n' 1, Paris.


W-IZ -Z
reconzue pariout comme le vral
INSECTICIDE SANS RIVAL
tue avec une eficacit otbudroyante
toute espce d'insectes.
Se vend
en flacons avec le nom ,.Zacheri"
LE FLACON 1 fr.; LE SOUFFLET BREVETE O fr. 75
PARIS et dans toute la France
dans les bones masons d'picerie, Droguerie,
quincaillerie, etc., etc.
partout of les affiches de la Zacherline
sont exposes. A defaut de dp6ts locaux
s'adresser directement au Dpot-Gneral,
PA.IS, 159, Rue de rlandre.
-i


l~,~~~p~,y'~Jp~51




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs