Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00066
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: April 8, 1897
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00066
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text
























Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMIVlSTRACION SUSCRIPCIN EN FRANCIA
20, Rue Saint-Vincent-de-Paul Ao 2zo PARS Abril 8 de 1897 Nm. 64stre, d. ..... 1 fadntado 50
Un trimestre, id. id. .......6 fr. 6.50
Telgrafo : REPCUBAINE EN EL EXTERIOR
SE ,IUn CA LOS J".'E-ES Un ao, pago adelantado ............... 25 .
S e e Un semestre, id. id ................13 fr.
No se devuelven los manuscritos NMERO SUELTO ..... o fr. 25 etu.


..,tL'


MIEDO Y MENTIRA


o se necesita tener por hbito
la lecture de aquella p'arte
ms important de ta'pren-
sa de Madrid, para haber
notado que en estos ltimos
das, toda ella como si
tuviera un snto y sea -
.f no obedece ms impulso
que al de hablar en todos l.- ti.n.:.. no a' de ru-
mores, tampoco de' n'.,:ir;. que inspiran slo la
opinion ms menos. equ.i-C'ada interesada de
tal cual entidad political d.e esas'que tanto abundan
en Espaa, sino nada menoQs''que negociaciones
y arreglos en lo que atae la guerra de Cuba.
Si se toma el Heraldo de Madrid, se ver que,
mientras quepor un lado declara que Dupuy de
L6me haca gestiones cerca de Mr.: Shermann para
que ste interpusiera su influencia, con objeto de im-
pedir que Sanguily faltara al compromise de apoyar
direct ni indirectamente los insurrectos que estn
en armas en Cuba, por otro aconseja Cniovas que
decide pronto sobre la suerte del general Rius Rivera,
para no dar tiempo que se mezclen en el asunto
influencias extraas, que ya comienzan levantar la
cabeza por el Senado de Washington, . y por otro,
en fin, recuerda que no podemos olvidar que te-
nemos delante y muy cercana, por desgracia, una
poca que es para nosotros desventajosa, y no olvi-
demos tampoco las bases del program military de
Mximo Gmez .
El Liberal declara otra vez, despus de mil, que
la paz la desea Espaa con ansias vivsimas ; y
.por ltimo, El Imparcial llama indiscreto Mr.
Mahany, por su proposicin en el Senado ameri-
cano, nada agradable para Espaa, y cuenta ya, como
si lo tuviera en el bolsillo, con el pronto y definitive
triunfo de los espaoles.
Y si es as como hablan aquellos peridicos que
forman la cabeza de la prensa de oposicin, ya
puede considerarse cunto mayor no ha de ser el
optimism de los diaros ministeriales, y de cuan-
tos ms sin serlo, tienen, naturalmente, igual
inters en mantener Cuba subyugada.
Mas lo que no confiesa ninguno, lo que tratan de
ocultarle al hambriento y desangrado pueblo espa-
ol, es:
Que el gobierno no tiene una peseta, ni hallaquin
se la preste; que cada dia es ms corto el plazo pa-
ra que los Estados Unidos adopted una actitud fir-
me, resuelta, determinada y favorable la indepen-
dencia de Cuba; que dentro de veinte das estare-
mos en Mayo, y con l har su entrada la poca de
las lluvias, esa estacin tan desastrosa para el ejr-
cito espaol; que vista la inutilidad de hacer por
llevar el desaliento v la division los elements
cubanos de la guerra y los de las emigraciones,
con la circulacin de noticias falsas relatives la
muerte del president de la Repblica y de su ge-


neral en jefe, con la de la sumisin de ste lti-
mo, han credo que de la prisin de Rius Rivera ob-
tendrian ventaja alguna ms positive sus planes, y
bien presto han visto malograda esta nueva espe-
ranza; que las rivalidades, las envidias v el desbara-
juste son tales en el ejrcito y la administracin de
Cuba, que no hay correo en que no regrese Espa-
a un general, como Melguizo, un civil, como Po-
rra, in hroe, como Cirujeda.
Todo esto es lo que no se dice, pero todo esto es
lo que se sabe,, y lo que es harto suficiente dejar
demostrado que la actual campaa'de la inmensa
mayora d la prensa espaola, se hace de acuerdo
con el gobierno y no es ms que la ltima que
puede hacer la tambaleante monarqua: la del mie-
do y la mentira.

----------*---------ii


EL GENERAL RIUS RIVERA
,
La no iei: que. dimos en, nuestr.imero .'liimr...
ha venido confirmarse desgraciadamente. El gene-
ral Jun Rfus Rivera,.jefe de lasfuerzas cubanas de
Pinar del Ro, ha
caido prisionero
de los spaoles
despus de re.cibir .
en reid.o y desi-
gual combat treis
heridas de bala
que le impidieron
todo movimiento.
Rus Rivera na-
ci en la ciudad
de Mayagz
(Puerto Rico), en -
1847. Su padre era
coronel del ejr-
cito espaol y na-
tural de Vendrell l
(Catalua), y su
madre, puertorri-
quea. Pas
Barcelona, donde.
estudi segn.
unos, derecho, y
segn otros, inge-
niera. Al .estallar El general ]
la Revolucin de
Yara, pas
Nueva York, de-
sembarcando en
Cuba en la expedicin del vapor Alnna, en 1870.
Ayudante, primerame4nte del. general- Incln, y
despus secretario del general Calixto Garcia, ms
tarde comenz distinguirse en las operaciones de
la jurisdiccin de Holgun y las de las Villas, sobre
todo, en la accin del Cafetal Gon.iley, en la cual
fueron los espaoles derrotados la vista del gene-
ral Jovellar. De regreso 'Oriente, muchos muy
brillantes fueron los combates en los cuales se hizo
notar, hasta que llegada la poca del Zanjn, y no
queriendo aceptar el pacto propuesto por el general
Martnez Campos, en unin del general Maceo,
Leyte Vidal y otros, abandon la isla abordo del
vapor de guerra espaol Fernando el Catlico, de-
sembarcando en Jamaica.
Habiendo vuelto Cuba y tomado parte en el
movimiento de 1879,. al fraeasar ste residi algn,
tiempo en la Habana, volviendo luego habitar en
diversos puntos de Amrica y de Europa.
Consecuente sus ideales, y al mando de una
valiosa expedicin destinada refozar al general
Maceo, desembarc en la provincia de Pinar del Ro


R


el 8 de Septiembre del ao pasado, viniendo
substituir dicho malogrado general en el mando en
jefe de las fuerzas de dicha provincia.
Respecto al combat en que fue herido y pri-
sionero, hasta ahora lo que se tiene por ms cierto,
es que el general Rius Rivera se hallaba slo con
unos pocos hombres de su Estado-Mayor, y que los
espaoles, adems de atacar con much fuerza, no
nicamente hicieron fuego de fusileria, sino de
artillera.
Bien demostrado queda que slo de este modo
pudiera haber cado prisionero el jefe cubano,
quien en tantos y reidos combates nunca pudieron
vencer. Pero por cuanto hace Espaa, por cuanto
revela el placer que siente al ver la prisin del
general Rius Rivera, bueno es recordarle que.con
su ausencia de nuestro campo, no puede morir la
Revolucin.: Recuerden los espaoles el desengao
que experimentaron cuando supusieron que con la
muerte del general Maceo todo acabara, y vieron
despus -que la guerra 'se present much ms
pujante.. Certo es que en Rius RIivera pierde la
P .:ui ..'.In un jefe de .mp.:ranc;.i: p., much
ms lo ful .a'.i,-:. y 1.ii nitala. que coi su muerte
obtuvo Espaa, fue nu:a. Pero aun suponiendo
que tanto valga el uno como el otro, y que los
dos valieran mil
veces ms, qu!
esos dos jefes y
'muchos ms que
sucumban, rro re-
S, presentan nada
cund se trata
de una, guerra
sostenida por la
voluntad de un
puebl.
Recuerde Espa-
a que los dos
aos de estallar la
insurreccin de
868, ya haba he-
cho prisioneros y
llevado al patbu-
lo jefes de iim-
portancia, como
los generals Pe-
dro Figueredo,
Federico Cavada,
Francisco Muz
Ius Rivera Rubalcava v. Goi-
courfa, y la insu-
rreccin dur ocho
alos mn.
Ahora, si calcu-
lamos que ha necesitado dos aos para hacer prisio-
nero sn jefe de importancia,,de qu puede tener
esperanza la quijotesca nacir a?
Respect la suerte que espera al bravo patriot
puertorriqueo, y puesto que circulan noticias bien
contradictorias sobre este particular, nadie ignore
que la brbara ley de la feroz Espaa lo tiene de
antemano condenado muerte, puesto que su
criteria es el de que los hombres que aman la libertad
y por ella luchan, deben sufrir el suplicio. Esto es lo
que aguarda todo el mundo que conoce Espaa y
que sabe que as murieron Lpez, Pint, Estrampes,
Pedro Cspedes, O'Ryan, Bembeta y Jess del Sol,
centre muchos ms. Pero si no result as, si el
gobierno espaol respeta la vida del general pri-
sionero, en buen hora. Entonces podremos decir
que empieza comprender que no es con la fuerza
ni derramando sangre, con lo que se contrarresta la
voluntad de una raza que combat por ser libre.



*


1


ITALIA PR .CUBA LIBRE

TERRIBLE MACHETEOS
RESPUESTA DEL I)DR. BETANCES

Para que vean nuestros lectores cmo cada dia la
justicia y la razn de nuestra causa van ganando ms
terreno, no nicamente'en los centros populares y
en aquellos de algn color politico, sino tambin en
los que tienen alguna representacin popular, tene-
mos el gusto de insertar continuacin, el impor-
tante telegrama que el alcalde de Penne (Italia) ha
dirigido nuestro respectable amigo y delegado en
Paris el Dr: Betances :
P. Penne, 4 de Abril de 1897.
El pueblo de Penne,, reunido en el teatro de
esta gloriosa ciudad de rrrtires de la tirania de los
borbones, admirando en uni conmovedora confe-
rencia del Di. FalcI'to- doo.rir.:l.,. dolores y los he-
ricos esfuerzos de vuestro noble pas, enva la ex-
presin de su' ardiente si-mpatia 'y todos sus deseos
por el pronto triunfo de los insurrectos.
El alcalde, Leopardi.
Con qu menos podemos corresponder mani-
festacin tan noble como patritica, que expre-
sando en nombre de los defensores de la indeperi-
dencia cubana el ms profundo reconocimiento al
valiente pueblo de Perenne, cuyo frente se halla
un alcalde tan digno?

Mientras Valeriano y Cnovas no cesan de cantar
la pacificacin de Cuba, nuestro ejrcito no deja de
atacar los espaoles cada vez que los encuentra.
Ultimamente acaba de producer en las filas de es-
tos dos descalabros que, por much que los telegra-
mas. ofieiales se esfuerzan en ocultar, aquello poco
que dicen, y lo ms que han hecho pblico los tele-
gramas extranjeros, basta para dar una idea de lo
ocurrido.
El primero d estos gloriosos hechos de armas, ocu-
rri'en Baracoa (i), donde la tercera compaa del
batalln de San Quintn, al mando del capitn Ruiz
Carmona, fu completamente, macheteada por las
fuerzas cubanas mandadas por el renombrado jefe
Baldomero Acosta.. El. mismo da, otrro reido en-
cuentro en el Aguacate' (2) tuvo para los espaoles
el mismo desastroso resultado, declarando los tele-
gramas, que tanto los heridos como los muertos de
estos.combates lo.fueron al arma blanca. Aqui se
ve lo pacificada que est la provincia de la Habana.

El gobierno espaol, tratando de sacar todo el par-
tido possible de la prisin del general Rius Rivera,
ha hecho circular la burda especie de que nuestro
general en jefe Mximo Gmez est dispuesto en-
trar en negociaciones para hacer la paz, condicin
de que Rus Rivera sea amnistiado.
A esta mentira tan infame como asquerosa, nues-
tro delegado el Dr. Betances ha respondido con la
comunicacin que con much gusto insertamos
en seguida:
En virtud de un telegrama de Nueva York, puedo
afirmar que la noticia de proposiciones de sumisin
de Mximo Gmez si ponen en libertad los jefes in-
surrectos, es absolutamente falsa.
Calixto Garcia tiene 250 oficiales y soldados espa-
oles prisioneros, que responded de la vida de Rius
Rivera, el jefe revolucionario capturado.
Es de esta manera cmo el general Mximo G-
mez puede tratar con los espaoles.

(i) Baracoa.-No debe confundirse ccn la pro-
vincia que forma el extremo oriental de la is'a: ha-
blamos del barrio rural y casero de Baracoa, perte-
neciente al trmino municipal de Bauta, provincia
de la Habana, con un pequeo puerto 17 kilme-
tros al Este del Mariel.-N. de la R.
(2)A.giuacate.-Termino municipal de la provincial
de la Habana. v 62 kilmetros de dicha capital.--
.. de la R.

: *








`\p~t~a C~.~p~,~ip


PARA L0S HERIDOS CUBANOS

SUSCRIPCIN ABIERTA POR

'\, ,. ,


,jitm ista.

Un .adrmiradortlde'noVas ........... .
-' MF.C:~:hfrles.iHgg ............ ..... **
tAir. Viaor. Al-bert....... .. .........
M "' Manolita......... :............ .
.Mr. Paul Lot...........................
:Mr. A. H .......... .................
Mr. J. Mna, abogado, Nancy ........ .
Mr. Pablito........... ............***
M r. P. F.' ............... .... ....


FPraitos.
-2 .00
o:50
o;5o
o.50
0.50
1 .00
5.oo
i.50
6.3o


Total.... ...... .. ... 17.80
Total anterior........... 984.55

Total general.....;..... o2.35

"Nota. Los donativos deben enviarse al direc-
tor al administrator de La Repblica Cubana,
2o, rue. Saint Vincent de Paul, escribiendo con toda
claridad los nombres, -apellidos; profesiones y can-
tidades, fin de evitar errors `en las listas que pu-
blicamos. Todos ls donativos 4iQi figuran en la
lista que antecede han sido entregados al Sr. Doctor
Betances, Delegado del Gobierno. Cubano en Paris,
y cuyo recibo tenemos la disposicin de los
donantes. N. de la R.

". ""

.EJEMPLO QUE SEGUIR

Por el ltimo correo de Mjico.hemos recibido
dos documents cual, ms interesante para nuestra
causa, y obra del Sr. diputado Jun A. Mateos, el
eminente orador, autorizado hombre politico y uno
de los primeros y ms poderosos adalides con que
,cuenta en aquella Repblica la causa de la inde-
pendencia cubana.
Es el primero de ellos, la Cprta abierta con que
responded las extemporneas y ridculas reclama-
ciones formuladas ante el gobierno mejicano por el
ministryo espaol' Duque de Arcos, y el segundo el
"brillante discurso proriunciado en conmemoracin
del segundo aniversario del 24 de Febrero de 1895,
y con cuya reproduccin en el prximo' nmero
manifestaremos nuestro agradecimiento al ilustre
Temitente, de igual manera que procedemos hoy con
la Carta.
Este document, sobre el cual llamamos especial-
-mente la atencin de los lectures, es de aquellos que,
aparte de la belleza de la forma, cualidad bien carac-
terstica. por cierto en un literato- de la.competencia
y de la reputacin del Sr. Mateos, contiene tal fondo
de lgica y es tan indiscutible la series de razona-
mientos que expone, que no puede sino llevar el
convencimiento ms profundo al nimo de toda per-
sona desapasionada.
IPuede que no haya impresionado de igual modo
al representante de Espaa en Mjico; pero eso no
nos impide dirigirnos ahora muchos gobiernos y
. muchos polticos y escritores de Hispano-Amrica,
para presentarles la Carta del.Sr. Mateos con todo
-su valor y con toda su trascendencia. En ella han de
ver por much que se esfuercen en cubrirse los
.ojos -.lo que es responder con la dignidad que
kexige el sentimiento genuinamente americano, los
Sq.uijotescps desafueros que diario estn cometien-
do los obsecados representantes 'de la desacredita-
da monarqua espaola en las libres y republica-
:nas potencias que constituyeron Bolvar, San Martn
y Sucre. En ella estudiarn el modo de hacer saber
de una vez para siempre todos esos eternos inva-
:sores y eternos opresores de nuestra Amrica, cmo,
aun respetando esa risible hipcrita neutralidad
-que consiste en ayudar Espaa volvindole la
espalda toda la razn que Cuba pose para recla-
-mar el reconocimiento de su derecho de beligerante,
mo se debe ni se puede impedir que los cubanos emi-
grados coadyuven en el meeting, con la suscripcin,-
en el peridico.y con la manifestacin por las calls
y plazas, al alivio de sus hermanos que estn derra-
mando su sangre porla causa ms noble y ms dig-
.na que ha existido, existe y existir bajo la bveda
del cielo. Aprendan, aprendan puesto que por
desventura, an de tales lecciones necesitan- como
ayer un Uribe en Colombia y hoy un Mateos en M-
jico, despreciando el egosmo que engendra el inte-
rs de pesetas ms menos; el miedo las cmicas
bravatas del rancio Quijote, ms chilln y baratero
cuanto ms apaleado; los escrpulos bochornosos
que se disfrazan con el titulo de relaciones cordia-
les; las debilidades de'los que se llaman libres, y re-
publicanos, y americanos, y no son otra cosa que
criados v esclavos de los ministros y cnsules de Al-
fonso XIII; la ignorancia, en fin, de aquellos biena-
Sventurados que, con slo ver un funcionario espaol,
va cren que viven todava en los tiempos en que
floreci aquella gavilla de Pizarro, Alvarado, Valdi-
nia, Corts, Magallanes y dems foragidos; despre-
ciando repetimos cuanta bruma densa y horri-
ble pugna por obscurecer el brillante sol de la Am-
S *ica Libre, han'alzado su voz en favor de la herma-


na esclava, porque no se han acordado sino del ms
imperioso de sus 'deberes: el de americanos libres.
Esto es cuanto dice, cuanto ensea la notable
Carta deLeminente mejicano;.honrmonos agrade-
cindola e insertndola:

.iHa enviado'V. E. por conduct de la Cancillera
ide la Legacin,.una nota al Departamento de Rela-
ciones, haciendao present que las asociacidnes
..cubanas recolectaban fondos pa-ra la insurreccin de
la Antilla, y que este acto, verificado en el seno de
una nacin amiga, tturbaba la -neutralidad que
.acenta la poltiea de nuestro gobierno. 0
Antes de entrar en la ndole que han tenido esas
recolecciones presentadas por los cubanos la bene-
volencia mejicana, voy tocar dos cuestiones, en
que la reconocida ilustracin de V. E. estar de
acuerdo, no dudarlo.
Los tratados diplomticos estn bajo el imperio
de la ley de la tierra, y unsonos con las institu-
ciones, sin que un gobierno pueda pactar penas, ni
restriccin alguna, que no se conforme con la juris-
prudencia vigente y adoptada por la nacin. En
nuestro Cdigo Penal no se registra disposicin
alguna que prohiba los habitantes de la Repblica,
nacionales -extranjeros, reunirse bajo cualquier
bandera, no siendo en contra de la patria, y en una
accin pacfica, hacer cuanto le plazca en pro de
cualquiera causa y tomar resoluciones por buenas
absurdas que sean, como estn dentro de la ley de
orden pblico.
La semejanza identidad "de instituciones que
tenemos con los Estados Unidos, presentar V. E.,
con toda claridad, la sntesis de esta cuestin y pre-
cisamente en el mismo caso. Desde que comenz la
insurreccin cubana, se ha instalado una junta
revolucionaria en Nueva York y ha enviado recur-
sos continues la :Antilla, ha promovido y sigue
promoviendo subcripciones y no cesa un moment
en apoyar su causa, haciendo gestiones de reconoci-
miento ante el mismo gobierno de Washington. Ni
una amonestacin'ha recibido la junta cubana, por-
que ha usado de un derecho legitimo.
En lo nico'en -que se ha mezclado el gobierno,.es
en una prevencin enteramente platnica sobre las
expediciones llamadas filibusteras. El seor Dupuy
de Lme, cuya misin diplomtica ha quedado pri-
sionera en las redes de la poltica americana, no se
ha extremado hasta el punto de solicitar del gobierno
de Washington. la supresin de las juntas y prohi-
bicin de las colectas para la guerra, porque el
pueblo de los Estados Unidos no hubiera permitido
este atentado contra su voluntad inviolable y su-
prema, y esto mismo pasa entire nosotros, que no
enagenamos nuestras libertades delante de conside-
racin alguna.
Pero no quiero presentar ejemplos como el de la
Repblica Francesa, donde libremente hace las ma-
nifestaciones la' opinion en favor de Creta, para
salvarlas del yugo musulmn. Recurro las monar-
quas.
V. E. ha.nacido en Espaa, cuya monarqua ha
evolucionado y donde se .goza de una libertad s.in
lmites.
Ah se consienten hasta manifestaciones pblicas
y en las Cmaras, de los partidos adversos al trono,
como son los republicans, y los carlistas, y los
socialists, lo mismo que en la' prensa, y en las
tribunas, y en los clubs, sin que las autoridades se
mezclen ni impidan esos sucesos de la poltica.
En estos moments, veintisiete peridicos hacen
una oposicin terrible Cnovas del Castillo con
motivo de la guerra de Cuba. Hasta en las monar-
quas de hierro, como en'Rusia, el pueblo se ,mani-
fiesta y es libre en sus opinions en los negocios de
Europa.
No es possible que S. E. quiera que Mjico abra
un parntesis en su Constitucin ni en su Jurispru-
dencia, para darle gusto las pasiones que se encres-
pan y se desbordan.
Nuestro gobierno ha pasado la nota de S. E. al
Procurador de Justicia, donde quedar archivada
simplemente, porque no hay delito que perseguir,
conforme al Cdigo Penal.
La segunda cuestin V. E. la conoce perfecta-
mente, y es el derecho constitutional.
Los cubanos y mejicanos que se adhieren la
causa de Cuba, estn resguardados por una garanta
inviolable: la de la libertad del pensamiento y emi-
sin de las ideas.
Se reunen para un objeto lcito y disponen de su
capital como mejor les parece, no teniendo ms
liites que la comisin de un delito.
Si en Espaa es un crime alentar la rebelin,
sus leyes no pueden hacerse extensivas la Rep-
blica; por esa razn en Cuba se levantan patibulos
para los insurrectos, y en Mjico se les permiten,
por nuestro Pacto, todas sus manifestaciones, sin
que este modo de ser de una soberana, pueda
comprometerse en tratados diplomticos, inven-
tando delitos que estn fuera de una legislacin.
V. E. habla de neutralidad, y esa la sostiene con
toda entereza el Presidente de la Repblica, sin in-
clinar la balanza. Los espaoles se reunen, celebran
sesiones, se cuotizan con fuertes sumas, envan
recursos la Isla, celebran sus victorias, atacan los
mejicanos partidarios de la insurreccin, y no sera
just ni prudent restringir esa libertad misma,
los partidarios de la Revolucin.


Las reclamaciones diplomticas, como lo sabe
bien S. E., se refieren los gobiernos, no la
accin privada de los individuos. La neutralidad
estara turbada, si el gobierno enviara recursos al
campo insurrecto permitiera armarse expediciones
en los.puertos de la Repblica; pero la voluntad
privada no-alcanza el poder de las leyes, y .menos
en una nacin democrtica como la nuestra.
La cuestin de expediciones filibusteras, es algo
dificil. A ningn- individuo se le puede prohibir la
compra de armas, ni de municiones, ni.de dinamita,
ni de buques, etc., etc., puesto que esos efectos estn
en el merczado.
No puede impedirse el embarco de hombres; todo
esto sera absurdo y contra las libertades existentes
y no pactadas de todo el universe.
Lo nico que puede hacer una nacin, es declarar
que si esos embarques y esas armas significant una
agresin una nacin amiga, quedan en su oportu-
nidad negadas las garantas de bandera y no tiene
derecho de encausar ni de juzgar los filibusteros,
cuando stos no hayan hecho algo contra la nacin.
donde se armaron.
En este punto desconozco la autoridad de los
Estados Unidos para juzgar los llamados filibuste-
ros, por crmenes que no han cometido en aguas
jurisdiccionales de la Unin.
No quiero divagar S. E. del punto de la
cuestin.
Los cubanos han solicitado auxilio para sus
hospitals de sangre. Delante de la caridad humana
se nivelan todos los series de la tierra, desaparecen
los dogmas, se aniquilan los principios politicos,
se anonadan los odios y callan las recrudecencias.
Por qu extremo optara el sentimiento cristiano
de V. E: ? Por la caridad arrodillada los pis del
moribundo, por la brutal soldadesca que asesina
los heridos en la cama de la agona ?
V. E. es creyente;.yo no estoy con los dogmas, y
sin embargo, convergemos un mismo punto :la
piedad para nuestros semejantes.
Si la Espaa con todo su poder, si los espaoles
en los puntos todos del globo, envan recursos 'sus
hermanos que padecen los furores de la guerra,
por qu al cubano insurrecto, que no cuenta ms
que con el pequeo bolo de sus hermanos, pobres
en las penalidades del destierro, se le ha de privar
de esa ofrenda enviada por la ternura y el sentimiento
de la patria?.
En cualquiera tierra poda pedirse esto, menos en
la tierra mejicana !
Aqu no vemos combatientes, vemos hombres
fuera de combates !...
Qu vergenza seria para este pas, si llevara los
tribunales los proscriptos por el delito de enviar
unas hilas para segar esas heridas por donde mana
la sangre que se derrama sobre el suelo querido de
la patria! .
Sera necesario desgarrar el sentimiento human
y acuchillar la civilizacin del siglo.
S Las mismas leyes de la guerra'prescriben que se
cure los heridos enemigos, an con la seguridad
de que al da siguiente vuelvan sus lneas de
combat.
En cuanto m, me jacto de estar en la perma-
nencia honrada de mi personalidad, y no cubro con
la mscara de la hipocresa, la cantidad con que he
contribuido, que no alcanzara a un soldado para el
desayuno de una maana, lo he dado para la
guerra.
Jun A. .Mateos.

-----I rA -----

SALVADO


Nuestro colega neoyorquino Patria, al dar cuenta
del terrible naufragio del vapor francs Ville de
Saint-Nataire, dice lo que sigue :
En uno de los botes de que no se tiene noticia,
embarc el coronel Sauvanel, distinguido patriota
que vino en comisin hace algunas semanas en bote
abierto desde Cuba, y por cuya desaparicin funda-
damente se teme.
Nosotros podemos agregar que, segn los infor-
mes que se.nos han comunicado, nuestro compa-
triota el conocido coronel Sr. Nicols Armando
Sauvanel, fue recojido p.or un buque y llevado al
Havre, donde se encuentra en los moments en
que escribimos, algo afectado delcerebro por la
emocin producida la vista de la espantosa ca-
tstrofe de que milagrosamente no fu pasto, y
quien deseamos el ms pronto y complete restable-
cimiento.



QUiN ES MXIMO GMEZ



Como no todos los das se present la vista de
todos en el campo de batalla, no es rostro tan fami-
liar las muchedumbres excitadas, como lo era el
de Maceo ; pero es seguro que no se escribir la his-
toria de las campaas de Mximo Gmez, sin que
los tcticos, los prcticos, los patriots de todos los
pases, los polticos de todas las escuelas, mnos la
del mal, sientan, confiesen, declared honda y
reflexiva admiracin al soldado, al ciudadano y al
politico.


Ya en la pasada .ucha del Decenio. hizo el papel
de primero que obligatoriamente desempea un
hombre de primer rden, en el moment en que las
circunstancias lo descubren.
Ese moment lleg para Mximo Gmez en una
hora de desolacin. Habia muerto Agramonte, y se
necesitaba otro tal hombre como haba sido el aus-
tero patriota que incorpor la juventud cubana en
las legiones libertadoras. Mximo Gmez era jefe de
las fuerzas de Oriente, y fu llamado comandar el
cuerpo de ejrcito que Agramonte haba dejado
hurfano.en Puerto Prncipe.
Fu un aluvin, un incendio, en vendabal. La ra-
pidez de sus movimientos sorprenda y paralizaba al
enemigo, como el vendabal sorprende y paraliza
los barcos que luchan con la tormenta; inaugur la
campana de la Tea, y de todas parties se le vea al
resplandor del incendio que l mismo, concienzu-
damente, fomentaba; realize el plan de la invasion
Occidente; y despus de pasar la Trocha de
Jcaro Morn, penetr inopinadamente en la zona
del azcar, en los risueos caaverales, en las tierras
enriquecedoras del' distrito de Coln, y espant
Cuba Espaola, como espanta el aluvin.
Fu entnces tambin el primero que di batallas
campales, y el ruido de las derrotas que impuso
las tropas espaolas en cien puntos distintos, pero
sobre todo, en Las Gusimas, le dieron la jefatura
efectiva de Ejrcito Libertador.
Entnces era jven; tendra tal vez unos 45 aos
de edad, y aunque batallaba con sujecin plar,
ms le gustaba campear 'batallar, que seguir paso
tras paso el plan que habia trazado.
No por eso faltaron en su obra military de aquellos
das, las dos grandes virtudes de guerrero que l po-
sea en grado eminente, y que ha enseado los
cubanos: la prudencia en el advance y la oportuni-
dad en el ataque.
Esta admirable manera. de resistir y combatir que
tiene el Ejrcito Libertador de Cuba, mezcla de tc-
tica fabiana y de estrategia autarina, combinacin
intuitiva ha sido de la mente de Mximo Gmez, que
ha dado al ejrcito cubano la superioridad intelec-
tual sobre el ejrcito espaol, y que ha hecho posi-
ble la desigual contienda entire sesenta mil ciudada-
nos que han aprendido combatiendo combatir, y
doscientos mil soldados disciplinados profesional-
mente para la guerra ofensiva y defensive..
Cuando lleg la triste hora del Zanjn, sinti que
era estranjero; y si no fu de los primeros, no fu
de los ltimos que dej la responsabilidad de
aquella innecesaria tregua los mal aconsejados
hijos del pas que la pactaron. Pudo quedarse, la
autoridad omnipotente del capitn general de Cuba
quiso que se quedara, pero se estrell contra la in-
flexible resolucin del caudillo. Prefiri la vida
errante la vida adulada de un explotador de cir-
cunstancia, y sali pobre, desamparado, casi indi-
gente, sin rumbo fijo, sin meta conocida, sin ms
piopsito que salvar el nombre y las virtudes de pa-
triota que haban ennoblecido y exaltado su con-
ciencia.
Fu Jamaica, donde poco ntes haban salido
de Cuba esperarlo los cubanos de. su hogar: su es-
posa y sus hijos.
De Jamaica fue Honduras, en donde el Presi-
dente Soto, que haba sido amigo nuestro en la emi-
gracin de Nueva York, y que siempre ha sido un
partidario ejemplar de la Independencia de las
Antillas, le encomend la organizacin del ejrcito
hondureo.
De Honduras sali, dejando puesto, pan y paz,
por motivos de los que mueven los patriots vir-
tuosos : parece, si no me induce error la memo-
ria, que no quiso tomar parte en una guerra civil
en una lucha contra hermanos.
All lo pierde de vista mi memorial : nada saba de
l, cuando, en 1885, junto con los rumors de una
nueva tentative de revolucin en Cuba, lleg Mximo
Gmez Santo Domingo, la capital de la Repblica
Dominicana.
Lleg dos puertas de mi casa, la de un pa-
triota-soldado de la guerra magna; a un casero de
patriots expatriados, entire los que domaban su
nostalgia las families del doctor Ayala, del general
Silverio del Prado, del general Serafn Snchez y
Carrillo, Maya Rodrguez y otros, ms, que daban
ejemplo de laboriosidad, honradez y dignidad, min-
tras esperaban la hora de dar otra vez su sangre
al suelo patrio.
Eugenio M. Hlostos.




A UNO, OTRO

Para que una vez ms se convenzan los espaoles
de que, para un patriota que cae, siempre hay, por
lo menos, otro dispuesto reemplazarle, les adver-
timos que, segn telegramas llegados de Nueva
York, la Delegacin Cubana de aquella ciudad ha
nombrado al general Julio Sanguily para el mando
de las fuerzas cubanas de Pinar del Ro, en subs-
titucin del valiente general Rus Rivera.
Cantaron ayer victoria por el asesinato de Maceo,
y Rius Rivera ocup el puesto que dejara aqul, y
convirti en desengao amargo !a alegra salvaje.
Repiten hoy el canto por la prisin del benemrito
patriota portorri:ufia, y bien Fronto se ven forza-
dos enmudecer y arrugar el adusto y repugnante



I


ABRIL 8, 1897.








ABRIL 8, 1897.


ceo, porque ya est otro guerrero de'cietn com-
bates, que les har morder el polvo como hubo de
hacerlo tantas veces durante la epopeya de los diez
aos.
Y podr, para nuestra desgracia, caer tambin
Sanguily. No somos quijotes, para soar nuestros
jefes invulnerables, y nos ensea nuestra historic
military, que es condicin muy comn en ellos. la. de
morir la cabeza de'sus tropas, como Angl. Cas-
tillo, Amador Guerra, los Maceo y tantos ms.
Pero an as, bien lo ven los espaoles: para. uno
que sucumbe, siempre hay otro que-surge, porque
al corazn y al brazo cubano lo alienta y lo impulsa
la idea sacrosanta de la independencia patria, y esa
idea es inmortal y ms poderosa que toda Espaa.

-------QI r---------




GMEZ VILLASANA


Profunda pena sentimos al .anunciar la muerte
del joven comandante de' nuestro ejrcito, Armando
Gmez Villasana.
El Sr. Gmez Vilasana, era hijo de la indomable
Santiago de Cuba. Cuando el grito de Baire, se lanz
la guerra, con el contingent expedicionario con-
curri la gloriosa invasion' de Occidente, y com-
batiendo por libertar su patria ha estado, hasta que
de results de dos heridas ha sucumbido en la pro-
vincia de Pinar del Ro.
Descanse en paz el cubano sin tacha, y reciba su
desconsolada familiar la expresin de nuestro duelo.






EL SR, HERRERA


El infatigable delegado del Gobierno Cubano en
Blgica, nuestro apreciable amigo y colaborador el
Sr. Pedro Herrera, no pasa una semana sin que deje
de dar pruebas patentes de su actividad en bien' de
la causa que defendemos.
Hoy mismo llegan nuestro poder, y en diferentes
peridicos, pormenores de la ltima conferencia que
ha dado (en la Socit Generale des Etudiants Lib-
raux), y en cuyo desempeo hubo de conquistar se-
alad triunfo.
Van nuestros lectores cmo describe el acto el
important peridico Journal de Gand':
El Sr. P. Herrera ha demostrado ayer que co-'
noce fondo la cuestin cubana. Despus de haber
expuesto sucintaniente las causes de la Revolucin,
habl de los sufrimientos soportados por los insu-
rrectos, de la tctica espaola y de los principles
acontecimientos de la guerra. Luego de haber re-
probado los procedimientos bochornosos de que'
se sirve Espaa en esa lucha de la libertad con-
tra la opresin, el Sr. Herrera, que habla correct y
agradablemente, invit todos sus compaeros
estudiantes,'para que contribuyan en la media de
sus fuerzas al triunfo de-la causa noble y just de
los insurrectos cubanos.
Un estudiante espaol que asistia la confe-


rencia, tom en seguida la palabra para defender
Espaa, lo cual prudujo una discusin muy ani-
mada.
Rstanos slo enviar al entusiasta y buen cubano
nuestras felicitaciones ms cordiales.


Cuenta el corresponsal, del Heraldo, que el
general Hernndez de Velasco dijo al general
Rus Rivera:
Siento, como hombre, lo que le pasa Vd.
S? Pero como general, qu buen entor-
chado, tan inesperadamente ganado, eh?
Valiente condolencia la de los bizarros!


Dice EllImparcial, que Valeriano orden:
la prisin de 39 jugadores, incluso la del jefe de
polica de Santa Clara.
Pero lo que no dice el diario madrileo, es
que los jugadores son otros tantos oficiales del
ejrcito espaol, que all jugaban lopropio y lo
ageno, incluso el haber de los soldados.
i Oh, patriotism espaol, cmo te evidencias!

*
El mono Pichardo, en el [Heraldo :
Circula con bastante insistencia la noticia de
haber muerto el cabecilla Mir, de enfermedad
comn.
De enfermedad comn? i Ah, traidor enano,
qu enfermedad extraordinaria te aguarda !
Con que cabecilla, eh?
Y comn enfermedad?
Ya vers que no te salva
Ni tu mismo suegro Amblard.


Los corresponsales espaoles estn deliciosos.
Dicen que el general Rus Rivera est agrade-
cidsimo del trato que recibe.
Cunto va que el general: terminal por agra-
decer t los espaoles que le hayan herido y
hech: prisionero?
i Farsantes gachupines! i Como si no conoci-
ramos Rus Rivera!
Y los espaoles, sobre todo...

*


Dice el Heraldo que los espaoles muertos y
heridos en los dos ltimos combates en la pro-
vincia de la Habana, lo fueron al arma
blanca .
,Con que se confiesa que hubo macheteo, y
fuerte, y hablan todava de pacificacin, de
sumisin y de paz?
Tiempo no ha de pasar much
Sin que con igual razn,
El godo nuestro Ayacucho
SLe habr de llamar Zanjn.


Refieren los cipayos, que una de las heridas
del general Rius Rivera, tin'e una abertura de
entrada y dos de salida.
Asesinos! No eran ustedes los que calumnia-
ban nuestro ejrcito, diciendo que emplea
balas explosives?
Traslado las naciones civilizadas.


Telegrama que inserta El Globo de Madrid:
Valencia 23 (3 t.)
Procedentes de Cdiz han llegado en el mixto de
Madrid 52 deportados cubanos, quejndose de los
malos tratos que han recibido en el vapor
( Santiago >.
Cuando ya hasta en los peridicos de Espaa
se declare eso, podemos fcilmente considerar
cunta ms no ha.de ser la iniquidad y la in-
famia.
He ah en accin la hidalga y generosa Es-
paa.


Observa nuestro colega El Continente Ameri-
cano, de Mjico:
Al pisar el libre suelo mejicano, el espaol llega
ignorante y pobre.
No son ms recomendables aquellos que por
cargamentos arroja' Espaa sobre la tierra de,
Cuba cada diezidas.
Slo, que en muy poco tiempo,
De mendigos y gaanes,
Se convierten en Riveros,
San Miguel, Santos CGuzmanes,
Triay, Tesifonte Gallegos,
Y otros tantos carcamancs


El Correo Espaol, de Mjico:
Estamos hechos de una substancia que primero
se rompe que doblarse.
Y como dicho Correo es alfonsino, quisieramos
saber en cuntos pedazos tiene ya dividido el
espinazo.
Si no es que cuando saluda su amo y seor,
para no doblarse, lo hace en cuatro pis.


Para contribuir la pacificacin weylereana, el dia
5 sali de Barcelona el Alfonso XII, conduciendo
various oficiales y voluntarios rezagados.


Pero esto no es todo. Ya no se llaman refuerzos
ni reemplazos: ahora son regagados.
Asi, pues, en lugar de El bizarro comandante,
hay que escribir: El rezagado comandante.
Y Valeriano telegrafiar:
En un reido encuentro, el invencible batalln_
de rezagados, etc.
Vaya con los rezagos espaoles!

------- .-------

HABLA UN- ESPANOL.


Un diario de Veracrz reproduce ta declaracin
siguiente del Sr. M. Riguero de Aguilar, sbdito es-
paol y redactor de El Nacional de Len, ciudad de
Nicaragua:
Soy partidario de .la independencia de Cuba, por
conviccin.
Por serlo, yo espaol por nacimiento y por el.
amor.que tengo mi querida patria-en lo cual no
cedo el puesto nadie-yo republican, desde que,.
siendo an nio, empec empaparme en la histo-
ria de los sufrimientos del pueblo, tengo dos razones
mi entender, poderosas.
La primera, invirtiendo el orden, y que ha expre-
sado mi ilustre jefe D. Francisco Pf y Margall, es la
de que el pueblo que desea ser libre y lucha por su
libertad, como ha luchado Cuba, merece serlo.
En segunda, es porque, como espaol, que tam-
bin tiene enterrada en Cuba carne de su carne-un-
hermano que era la esperanza de mi casa-no puedo
ver, sin que me duela el corazn, que cada diez 6
quince aos mueran, en la Perla de, las Antillas,
ms de. cien mil.espaoles, hijos, hermanos, espo-
sos padres,. dejando otras tantas families en la
orfandad, y se agote el tesoro y elh crdito espaol,
para sostener sujeta nuestro dominio una isla que
no quiere ser nuestra y que slo produce unos
cuantos millones para la Corona y los favorecidos
de los ministros, y para Espaa, luto, lgrimas, san-
gre, desolacin, ruinas y odios.
Bien que no podamos sino convenir en el fondo
y en los razonamientos con el Sr. Riguero de Agui-
lar, juzgamos necesario hacerle observer que no son.
-desgraciadamente para la riqueza y la prosperidad.
de Cuba-unos cuantos millones, como el es-
tima los que absorben la Corona y sus ministros.
Hace algn tiempo declar Sagasta, que el 40 por
1oo de los espaoles que resident en Espaa, vivan
de Cuba, y esto ya dice cmo la voracidad espaola
no pudiera sentirse harta nicamente con unos
cuantos milloncejos. Eso constitute la racin annual
de la banda de Comillas, por ejemplo. Pero el con-
junto de lo que el gobierno espaol le roba Cuba
cada ao, ah, esa cifra hace temblar de horror ca-
da mano honrada que la escribe!...

----- --- ...

LA OPINION EN ESPANA

El Nuevo Regimen, Madrid : -- Grand'e entu-
siasmo ha producido, aun entire los que no saben.
dnde estn las islas Filipinas, las victorias alcanza-
das por nuestras tropas allende los mares. Otro
tanto ocurre con respect las de la isla de Cuba-
La hidalguia espaola no aparece con todo por nin-


FOLLETIN
DE


PGINAS DE LA GUERRA





LA LOMA DEL GATO


EL CAMPO DE UN HEROE




Montaa spera, perteneciente la cordillera
de la Sierra Maestra, teniendo la forma de un
cono truncado, y de una altura bastante consi-
derable, algunas leguas de distancia de San-
tiago de Cuba : tal es la Loma del Gato (1).
De los cafetales del Aserradero (2) y principal-


(i) Lonma del Gato. Es, adems, un barrio rural
y casero del trmino municipal de Alto Songo, pro-
vincia de Santiago de Cuba, y contaba con una
escuela al iniciarse el actual movimiento revolucio-
nario. N. de la R.
(2) Aserradero. Poblado del trmino muni-
cipal del Cbre, provincia de Santiago de Cuba. -
N. de la R.


mente de Cauto de Jess, (3) se distingue t vuelo
de pjaro. Entre el puerto del Aserradero y la,
Loma del Gato, durante la guerra pasada, tu-
vieron lugar'.,li, innumerables combates.
An estn presents en mi memorial de hom-
bre los combates de San Lus, (4) del Aserra-
dero, de San Lorenzo (5) y la Loma del Gato.
Recuerd'o que era una tarde fresca y serena
del mes de Noviembre de 1869. Toda la familiar
se encontraba sobre los secaderos que dan frente
al mar y al abismo (he de advertir que nosotros
sabemos ya cmo estn contrudos esos secade-
ros, y lo abrupto del terreno para el caf); asis-
tamos un combat que se daba lo lejos so-
'bre la Loma del Gato entire fuerzas espaolas
mandadas por el coronel Macanz y el capitn
O'Calagahm, de las guerrillas volantes y las cu-
banas mandadas por Basilio Hernndez, Federi-
co Lay, Flor Crombet y Francisco Maceo.
Mi to se vala de un telescopio marino, y con l
se distingua fcilmente el movimiento de ambas
fuerzas. La noche se haca, yo no se vea nada,


(3) Cauto de Jess. Una de las tantas deno-
minaciones que se derivan de Cauto, como Cauto
del Enmbarcadero, Cauto Abajo, Cauto Baire y
Cauto del Paso, todas en la provincia de Santiago
de Cuba. N. de la R.

(4) San Luis del Caney. Es un poblado de
i,5oo habitantes, 5 kilmetros al N. E. de San-
tiago de Cuba. N. de la R.
(5) San Loren;o. Clebre por haber sido su
loma la ltima residencia v el lugar en que muri el
caudillo de Yara, Carlos Manuel de Cspedes. Es ba-
rrio rural y casero y pertenece al trmino muni-
cipal de Holgun. N. de la R.


cuando de repente vinieron los cubanos noso-
tros y nos relataron todo lo sucedido. Ellos se'
encontraban en. su campamento atrincherado de:
la Loma del Gato, cuando fueron sorprendidos,
por fuerzas quntuplas enemigas: cuando llega-
ron verlas las tenan, encima y les fu preciso
batirse en retirada.
Los espaoles no los persiguieron, pues sin:
embargo del corto nmero de los nuestros, reci-
bieron tan terrible cargas al machete, unido
las piedras que hacan rodar de lo alto de lai
Loma esos diablos de negros, que juzgaron pru-
dente quedarse la expectativa.
Pues bien: en esos mismos lugares se encon-,
traba 27 aos despus el general Jos Maceo, en
los alrededores de la clebre Loma del Galo, con
mil y pico de cubanos, la mayor parte de infan-
tera y el resto de caballera. El enemigo se ha-
llaba. atrincherado en las asperidades de lo ms
abrupto de la montaa, teniendo su vanguardia
en:el casero La Constitucin. Contaba el ejr-
cito espaol cuatro mil hombres.
Detrs de la Loma del Galo, sea la salida
de la Constitucin, est el camino de Songo, que
va directamente Santiago de Cuba. Ech su
golpe de vista el valiente Maceo sobre el plan
de ataque que deba resolver: hace que la ca-
ballera cubra la retirada de los espaoles por
el camino de Songo, y dando el ejemplo l mis-
mo, emprende la march y todos le siguen. El ata-
que fu tremendo, el pueblo tomado y los espa-
oles puestos en vergonzosa fuga. Mas oh, des-
gracia! Poco despus caa herido de muerte en la
Loma del Gato, teatro de sus hericas hazaas,


el bravo entire los bravos, el general Jos Maceo.
Con la sonrisa en los labios haba enseado sus
soldados la victoria. Ya en tierra, apoyado sobre
su codo, con las heridas manando sangre, lanz'
su postrera exclamacin, que debi resonar ea
los espacios como rugido aterrador del len: -
Al Machete! al Machele! dijo, y su espritu
vol al infinite, porque la tierra era estrecha pa-
ra su grandeza (6).
Dr. F. G. Sahliqu,

La Seiba. Honduras.


(6) Por lo que hace la accin en que pereci el
arrojado general Jos Maceo, he aqu cmo la des-
cribe Mr. Grover Flint, corresponsal del New York
Journal y testigo presencial de ella:
La ltima accin que presenci en Cuba, fu la
de la Loma del Gato, donde fu muerto el' mayor
general Jos Maceo. Ocurri en lo ms reido de-la
batalla. La infanteria espaola diriga un fuego
terrible sobre las lneas cubanas y precisaba desa-
lojar aquella de sus posiciones. La caballeria cubana-
form para cargar al machete. El general Maceo no.
era hombre de permitir un subordinado dirigir tan
arriesgado movimiento. Corri la cabeza de la co-
lumna y lanz el grito estentreo:
Al machete! al machete!
Blanda su arma, cuando el fuego graneado de
las filas espaolas fu herirlo. Cay con cuatro ba-
las en el cuerpo. Levantse nuevamente y mann-
dole la sangre en abundacia de las heridas, grit di
nuevo:
Al machete! al machete!
Sus hombres cargaron entonces sin l, v su.
muerte fu muchas veces vengada antes de rom-
perse las lneas espaolas, que al.fin se.deshicieron.
Nada era capaz de resistir la carga de aquella caba-
llera enardecida por la muerte desui jefe. . N. de
la R.


____i


i i L L _~~ -irillil~YiIiii~ i~sae~~---i ~~ -------~ ----------Pmr;ilFrru,.~-2~iwinrsni iI~i~arua~luiP-in~iiniRnsi~larri~sina


~,p LC~,~,~;a~a







4 4 -\ \111%


guna parte : prensa y pueblo se lamentan de que se'
espere que mejore de sus heridas el cabecilla Rus
Rivera para juzgarle;
Reflejando igual pequeez de espritu andan muy
malhumorados y cariacontecidos los parciales del
general Polavieja : prensa y comunidades religiosas
han sufrido horrible decepcin al ver rota la cuerda
de que tanto tiraron.
No ha debido producer mejor impresin en Pola-
vieja el nombramiento de su substitute. Ha montado
en clera y dado impulso las operaciones que, so
pretexto de falta de medios, se mostr dispuesto-
prolongar indefinidamente-si no se satisfacan sus
exigencias. Se apresura corregir sus yerros, y pone
en libertad inocentes quienes mantuvo press
durante meses sin que nada justificara su cautiverio.
A quien bastaron horas para juzgar y privar de la
vida unos pocos, ha bastado su destitucin para
convencerse de la inocencia de muchos.
No deben ser tan cordiales, como se supone, las
relaciones entire el marqus de Estella y las rdenes
religiosas. Se atribuy al nuevo capitn general de
Filipinas las siguientes palabras : He de procurar.
la restauracin de la influencia moral y el prestigio
de las rdenes religiosas , y sin embargo no fu
ningn representante de esas rdenes despedirle.
Su nombramiento, adems, ha sido muy mal reci-
bido en Manila por el element frailuno y ha hecho
Sque venga hacia aqui precipitadamente el arzobispo
de aquella dicesis, con el fin de defender los inte-
reses de las rdenes religiosas, segn l amenazados.
Las comunidades religiosas quieren, para si, no para
Espaa, el dominio de-aqul Archipilago.

La Lucha de Clases, Bilbao:- Las guerras de
Cuba y Filipinas tocan su ocaso, segn los Noher-
lesoones de la prensa embustera.
Los ltimos telegramas que-publica, aseguran que
las recientes batallas habidas en Cavitey. ls: encuen-
tros reidos en Cuba con los insurrectos han dejado
heridas de muerte las dos guerras.
Ay! Los que vieden, heridos de muerte son los
pobres soldados, que fueron llenos de vida y de
salud.
Las guerras va vern ustedes'cmo no se acaban
tln pront.

De toda Andaluca recibense noticias tristsimas.
Los braceros, acosados por el hambre, salen los
caminos y asaltan los carros que conducen pan
los pueblos; jas panaderas son saqueadas por tur-
bas de hambrientos, y celbranse manifestaciones
-imponentes de obreros sin trabajo.
Para remate .de fiesta, la sequa'persiste, amena-
zando destruir las cosechas.
Pero, afortunadamente, las autoridades eclesisti-
cas, que corrieron solicitas al Banco depositar sus
pesetas al 6 por o0o para la guerra, han acordado
preparar procesiones y rogativas 'para... que llueva.
Las otras autoridades, mientras' esperan el resul-
tado de las rogativas, y angustiadas por tanta mise-
ria, piden auxilios...
A la guardia civil.
.---------^.--------

BIBLIOGRAFIA

El fracaso colonial de Espaa. Por Enrique
Jos Varona. Nueva York. Imp. Amrica. -
1897.
La political cubana de los Estados Unidos.-
Por Enrique Jos Varona.-Nueva York. Imp. Am-
rica. 1897.
El servicio que el ilustre pensador y eminente cri-
tico cubano Sr. Varona, viene prestando con su au-
torizada palabra y su brillante pluma la causa de
nuestra independencia, es de tal importancia, que
nadie incurrir en exageracin por much que lo
elogie. Adems de su dura y muy prevechosa ta-
rea en las columns de Patria, no sl ha comen-
zado una srie de conferencias en que relata magis-
tralmente el horrendo fracaso que como metrpoli
colonizadora ha experimentado Espaa, sino que,
alternando con labor tan importantsima, ha abor-
dado la explicacin oral de otro captulo de la histo-
ria americana, bien notable y de bastante actualidad
por cierto: La poltica.cubana de los Estados Uni-
dos, que es como lo titula, y en cuyo desempeo no
ha podido menos de conquistar un merecido triunfo,
junto con el agradecimiento de sus. compatriotas.

Cuba y Puerto Rico. Director y redactor -
propietario: J. Forrest. Nueva York. 1 1897.
Tenemos el mayor gusto en acusar recibo del n-
mero 2 de este nuevo peridico, el .nico que ha
llegado nuestra Redaccin.
Viene el colega cooperar al triunfo de la inde-
pendencia de Cuba y Puerto Rico, las dos herma-
nas esclavas an, para vergenza del Continente
americano. Saludamos al nuevo campen y le
deseamos todo gnero de prosperidades.


COLECCO 1NES
DE







Participamos al 'pblico que tenemos de venta colecciones de
,i Pc^la ,-^ -^ 4 ,comprendiendo el primer ao, al precio de 33
francos para la Francia y 36 para el extranjero.
En este peridico ilustrado, que es el nico rgano cubano en
Europa, hallar el lector la informacin ms exacta y complete
respect la historic de la guerra de Cuba.

El precio del franqueo correr cargo de la Administracin.
Los pedidos deben venir acompaados de un mandato postal y
dirigido al Administrador-Gerente, 20, rue Saint-Vincent-de-
Paul, PARIS.
NOTA.-La Administracin advierte que no servir pedido ninguno de coleccin grtis.


CHOCOLATE


MENIER


La plus Grande Fabrique du Monde


VENTE : 5O 000 KO PAR JOUR


roux, Rhumes, rippe, Brnchites, Catarrhes, Maux de Brge, ec.
'Calmes immdiadtme o nt et Gura en MOINS de 48 HEU. tES par les


a' a "' VE de PIN, j at LACTUZCARIUT~ et a CO
100.000 LETTRES DE FLICITATIONS DE MDECINS ET DE MALADES
Sfr. 50. la Bolte dans toutes les Pharmaeles.
xigerl le Cachet en trols couleuraet les Signatures BRACHAT et Dr IPILLB..

Prmtb de 1,6,00 fr. Medalhas de Ouro.


VI_. =XIRI "V'I.-
Aj'cpose do Estomago Anemia Febre ineteradas, Yc.
a r 2 ET 1. RUA D OUOT, PmIl


DIAMANTS DE BLUZE
Invehteur des Diamants qui portent son nom
Ii 9, Boulevard des Italierns.
SMAISUll A PARIS ; 93, -Bourlevar de sebastopol.
S, NlCOE 19, Avenue de la -Gare.
BOR2fl SUCCESSEUR DE V2E. F'A 3.1VEI ETIENE"I
VIY0 ,. 1, r. Lucas. 13, r. St-Ferr ol. MA1RSEILLE
DEMANDER CATALONGUES ILUSTRES OR 25F


adies flu 00CC5XJX
HYDROPISIE J*~ o'-l
STraitement et Gnrison ans ponaction par dl 8D IEat OBE9 '
E Ique lques oura IB* battement du olra, le& p.lpitatisa, mlre e Juam *t te
Sorpa dilpralasent eritlremet, lae ommall redevieat palsibl* at la arespimtl e j erual.
Demander l'intressante Brochure accompagne des attestatlons, envoye franco
a toute demand adresse au D'aNOBLET I9. aue SalnteAiueJ.PautIa.
Co.uitiUsou s le Uar u de da5 b. et par Correspondance. sucat ONrTANTe sT r oMTAINe.



|PSIMILIuDIAMANT FRWANAlS
Leplus beau et lezneilleur mzarch de tout Paris
Seules imitations ayant ohtenu les plus hates recompenses anx
=d .Expisitions Internationales de 1867, '1878 et 1889.
: N 'achetez pas de B lOux en IMITA TION DE DIAMANTS,
O r auant d'auoar oisit'notre Magasin:
: MICHELS, 35, j oulevard de strasbourg, Paris.


Anoa Maison PA'vFL BO- SSL & Ce
M AZISO DE CONFIANCE FONIDEE EN 1840
EDwI. Fi.LA.aNDRI IN, xjUTcc-ss Mdaillesa totes les .Epositions
AMEUBLEMENTS COMPLETE
fabrique et 1fagasins : 69 & 71, FAUBOUR3 St-ANTOINE, PARIS
Snvoi sur demand du Catalogue
50 ~% Meilleur March que les Magasins de Nouveauts


QOPIQUE BERTRAND AIN

60 annates asucees. Spcialement recommand pourla gurison rapide des
I DOULEURS, RRITATIONS, POINTS de COTE, MAUX de REINS, BRONCHITIS
a Prix: Ofr. 50,1 fr., etc. (Envoi franco). PARIS, 141, rue de Rennes. LYON, 21, place Bellecouret toutespharmacies.


ABRIL 8, 1897.

La Unin. Semanario ministerial. Director
y redactor: Rmulo E. Durn. Tegucigalpa
(Honduras). Imp. Nacional 187,..
Es un semanario que ha comenzado, ver la luz,
y al que deseamos larga vida.

NOTA. En esta seccin daremos cuenta, ms 6
menos detallada, de toda publicacin de la que se
nos enven, franco de porte, dos ejemplaEes.


SELLOS CUBANOS

Ponemos en conocimiento de nuestros lectores,
que contina de venta la coleccin de sellos de la
Repblica Cubana, en la Administracin de este
peridico, 20, rue Saint-Vincent-de-Paul.
La componen cuatro de diferentes colores, pero
de dibujo igual. y 25 centavos.
la reproduc- Sabemos, ade-
cin que pre- ms, que circu-
sentamos. lan por el co-
Dichos sellos rreo de Fran-
son de 2, 5, 10 cia.Por ltimo,
advertimos que las rdenes deben venir acom-
paadas de su imported, y que el precio de la
coleccin, incluyendo el franqueo, es de dos
francos cincuenta cntimos.
Norm. No se admiten en pago otros sellos
que los franceses.


Mme Rodier-Gires


CORSETS sur MEASURE
7, Rue Saint-Lazare, PARIS

ENGLISH SPOKEN

Mdlaille 1'Exposition d '-ygile
POUR LULGANCE DE SA COUPE
3. .a. 8.


Paris Maison du Paris
PONT-NEUF
Rue du Pont-Neuf, No 4, No 6 No 8
COMPLETE COMPLETE
draperie fantaisie diagonale Roubaix
disposilios vaies bleu ou noir
19' .50 ..|..42f
PARDESSUS PANTALONS
draperies fie d raperia hit ftanltii
belle doulure 50 dispositions
1 I' O 10'25
OVERTURE D'UN RAYON DE
VETEMEN TS PoUR DAMES
Lablis dans nos Ateliers par des Ouvriers TAILLEURS
Bonneterie, Chemiserie, Chapellerie, Gants, Cravates
Toile, Blanc; Lingerie, Trousseaux
CHAUSSURES POUR HOMMES ET POUR DAMES
PAS DE SUCCURSALES


Oul, je suis guri, je ne tousser'l
plus jamais, et je tens par recon-
naissance a fare connartre non
secret. C'est grce aux Pastilaes
,ua D' CABAHES que ma toux a
disparu. C'est grce aux Pastilles
du D' CABANE*S que': vous n'aurez
plus ni Rhaumes, ni Grippes, ni
Catarrhes, ni Bronchites.
IEPTr Ph" DERBECQ, 24, Rue de Charonne, Paria
ETl TOUTES PtIIAnrAES. Envoi francco ntra limbres.


PATE RECNAULD SIROP RECNAULO
75 ANS DE SUCCSI SOUVERAINS centre les RHUMES, TOUX, BRONCHITES, CATARRHES. Toutes Pharmacies.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs