Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00062
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: March 18, 1897
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00062
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text
























Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRATION .USCRIPCIN EN FRANCIA
EDCCIS MYA897IRAOPARISA DRSde .m
20, Rue Sai t-Vincent-de-Paul Ao 2 PARIS Marzo 18 de 1897 NUm. 61 U emesre ad. tad...... fr. 2
Un semestre, id. id ....... II fr. 11.50,
,- Un trimestre, id. id. ....... 6 fr. 6.50-
Telgrafo s REPCUBAINE OEN EL EXTERIOR-
STelgrafo REPCUBAINE s B LI A. LOS JTT ~TES Un ao, pago adelantado.................... 25tr.
Un seinestre, id. Id. ................ 13 fr.
No se devuelven los manuscritos NMERO SUELTO...._. O fr. 215 ett.


UN DEFENSOR DE CUBA

: EN COLOMBIA



.n ls r;c&repte.'.seiones del parla-
.nerti r-cionlbi dti',. j:.u rid 's en
.a 'i,euncia, dii[aidtl afi.:. pr'.i-mo
,paado, ie!e'-'na ,.,.;. ?:,i ai slada
or ,r dtsgraca. ,ri-nop'r e. il menos;
-'' enlri ., r ft l(:c' u' ri i'., en
;i-. :..r de .la i.usa..cbanai Eu. E. voz
d bdbem >,:s'" t:.nm 'iai i,'i.:.,-r.,:-. 1:.- cui-
),C I bario's, y deben tomarla todos los
amantes de la libeitad en el mundo, como la expre-
sin genuine del sentimiento de rodos aquellos hijos
del pueblo uol.:'mba rn .que consideran solidaria la
causa de la li--rita., ri.'soiamente en abstract y en
el orbe entero, sino con mayor razn' entire los pue-
blos latinos del Nuevo Mundo. -Esa voz tiene que ser
reconocida como-el- eco legitimo, y njco posible-
hoy en da, de los. gritos de Vict.-rni qiie proclama-
ron al mundo los triuriul.: de i.irat.,:t:., Boyac y
Ayacucho;_esa,.y.oz express el p.n:amr..ri:, de. los
prceres y fundadores de la hF Amrica, tal como l seria si ellos vivieran -h9y, ya
que no es possible admitir que,iand.ido el: tempo,
ellos hubieran de renegar de sus principios y se con-
virtieran de paladines abnegados-del derecho y de la
justicia, en siervos voluntarios de la tirana y en
esbirr:.s \ c.ii'plci e de la iniquidad"i Cn'el'tr -
curso del tier ip:o ~.: niir c .0u t.,d I. .:- e.lmren ,tr.i
del ir, i-.I ,a. El.pa .a i.rariz, i i.u eilece'y mata
hoy en Cuba,_ como al principio del siglo y por todo
el tiempo que hacerlo.pu,do, lo hizo-.en Colombia y
en todas sus colonies de:Costa-Firme.
Si lo expuesto no basta para eliminar toda duda
respect de cu.l sera el sentimiento.de pos prceres,
mrtires y libertadoes de la.Amirica Hispana con-
tinental si hoy vivieran, relativamente la magna
cuestin que en los campos de Cuba se debate, en-
conmendada las armas, recurdese tan slo que
no haberlo impedido fuerzas extraas y superiores,
el mpetu victorioso de esos mismos prceres y li-
bertadores, desde hace ya ms de sesenta aos hu-
biera arrancado de las garras sanguinarias y san-
grientas del poder espaol, esos girones de tierra
americana donde an perdura el oprobioso yugo
quebrantado ya por Mximo Gmez y las heroicas
legiones que le acompaan.
As como cada da, segn la-escritura, trae su
faena, cada hodmbre y 'cada 'generacin; tiene su
labor. No entra en la nuestra de hoy nada que pueda
ser censura para los poderes de las repblicas his-
panas. Pero lo que s podemos hacer, lo que s debe-
mos hacer; es tribtar, nuestra gratitud--todios aque-
llos que de cerca de lejos rios prestan su-yuda' nos-
dan una voz de aliento, y en la hora de la prueba
cruenta, no.vacilan en pedir para nuestra causa el
aplauso de los hombres buenos y la cooperacin de
los pueblos libres.
Aislada, dijimos, fui la voz qu-e en.fa\ or de Cuba
reson en el parlamento colom bianp ;:la eticin que-.
ella hiz fu desechada' y la gran: maora de ese'
parlanriento hizo, al ne :-ar today e'.pr.:i.ir d: simpata
hacia los luchadores por la libertad en Cuba, no s--
lamente acto de homenaje Espaa, sino que ma-
manifest asi que no son hoy los sentimientos que
animan al poder, official de Colonlbia, .los mismos
que abrigaron aquellos varones nclitos, luchadores
por la independencia colombiana; que con un hu-
racn de victorias purifidaron la atmsfera del patrio
suelo, entenebresida por- la misma ominosa tirania
que hoy prime Cuba. Conviene que estos hechos
consten en la.memoria de los:hombres, ya que ellos
han de pesar con tanta gravedad en la balanza del
destino.
Conviene tamnbin deijr 'constancia de que no
siempre fueron asi de desvo -y hasta de hostilidad
para Cuba los sentimientos de las entidades oficiales
colombianas. Durante la guerra que termin con el
tratado del Zanjn, fu muy otro el proceder del'
Congress y del .Ejecutivo colombianos. En sus se-
siones de 1870 el Congreso colombiano reconoci-la
'beligerancia de Cuba y el derecho de sta erigirse
en nacin libre -independiente; ms .an, ese
Congress vot una suma en dinero para auxiliar
los guerreros cubanos, y los representantes de esbs
patriots fueron-recibidos en -873 y. 74. coao em-
bajadores de potencia amiga por el gobierno co-
lombiano, y al pueblo colombiano, tan entusiasta
entonces por la libertad de Cuba como lo es hoy,
se le permitieron todas las mani'festaciones que qui-
siera hacer en favor de'una causa -que entnces co-
mo hoy, ese pueblo siente que es la suya propia.


Ms an: en tierra colombiana fueron organizadas
varias expediciones de hijos del pas que abando-
naron el propio hogar y el propio suelo libre, para
ir Cuba luchar contra las huestes espaolas, y
los campos de batalla cubanos, donde muchos de
ellos perecieron, y los cadalsos, donde muchos de
ellos sufrieron martirio,. atestiguan que ro ha
muerto en Colombia el espiritu formador de heroes
que venci en las gloriosas campaas de 1810 hasta
1824 y que convirti el suplicio en pedestal inacce-
sible de grandeza moral, en tribune supreme que
habla con la elocuencia soberana de martirios tan
exelsos como el de Caldas el de Camilo Torres.
Otros hombres, otros hechos. El gobierno actual de
Colombia es solcito y deferente en extremo con el
embajador espaol, el Diario Oficial de Colombia
es el rgano de la prensa que sirve ese.funcionario
para publicar todo eso que ya es bien conocido, de
que el gobierno espaol se sirve para ocultar sus
derrotas y para disfrazar cohonestar sus iniqui-
dades, y la nica ayuda que les es permitida los
coloibippos-:: u- I'iermii'ii," que lucharnen Cuba,
es. p'r disp,:si .r.n ep:.':i l J.;i ,,obierno h la que ~i.i
des.tnada el aJ.io di- e.nt.riri,:.:, .y. heridns, y esto.
Sbajo'la suprivisiva oficil. Como se :-, .,0s1ic j873 y
74 para a-ac, ,.han camliado. iuch':, la, cosas. E'l
resume que 'u" '
prec e. s.-.,es. .
. impuesto p`or .la '"
esencia misma
de los hechos,
por sernecesario, :
hacerlo para- qe
sea apreciado en
su just valoi el
noble esfuerzo
del Representan-
te del pueblo co-
lombiano, cuya
voz se alz en
favor :de: Cuba
en el. C.:r..-r-,,: '
de su .patria, y '*
respect de
Squien, para que
los cubanos le
conozcan y
amn, daremos.
algunos someros
datos biogrfi-
cos.
Ese Represen-
tante, cuyo retra-
to engalana hoy
La Repblica
Cubana, es~- el
Dr.'Rafael Uribe
Uribe. En el her-
moso valle del '
Cauca, al caer
de la tarde de un
da de Junio de
1876, sobre un
campo teido
por la batalla
con la prpura
eruenta de la
sangre vertida
torrentes, fue al-
zado de entire
los muertos y
moribundos, un
soldado, que ier: "" '
casi un ni..: .
cado con., :La. la '. .
pierna atravesa-
da por una bala..: .
en la primra fila
que el mpetu
del ataque haba
,arrastradq hacia. -:
:adelante Ior en- -
tre una tempestad de mretralla; Ese nio era Rafael
Uribe Uribe; esa batalla fu la de los Chancos, donde
las fuerzas'conservadoras fi.ier. -n -cncidas por los
verdaderos guardianes y .1-i..t"'.-:' del pendn.
vencedor en las cohtiendas de la guerra magna.
Pasada 'la guerra,Uribe Uribei Virldjd.: 'la ca- -
pital de la: Repblica, sigui en fa Universitad-na-.-
cional los'cursos de la Escuela. de- jurisprudencia
hasta obteer el ttulo de Dobt6r.. Volvi entnces -
la comarcai de su. nacimiento y se entreg las
faenas campestres. Hombre de licha y de combate'
no busc los prados virgilianos' de laborers. perezosas
y contemplativas, donde diz que pacen mansos ga-
nados y -.ucrnjt rtiult .y, c ilniill'.". de p..stores
clsicos y de zagalas convencionales. La emprendi~
con la virgen r n iuiul.-_ bravia y agresiva del tr-
pico, :.'IJ.:. c'';r'i. el guila enlas alias rocas, una
grieta par, r if.:.i-mi r'l:,'. un punto en el-.corazn
de la iin.-itiaii -,nraiirid i.y trocandolos libros del
estudiante por'i h. ti. : 1i.a -1l zapado)r, dJ,.ii.J.:r de la
naturaleza, se di5 descuajar el bosque y a someter
su imperio la selva agreste y primitima.. Np hay en
esto metfora 'ni-eacomastica figure de retrrica. Pie
con pie orisstisi, cne-., Uribe'atac la selva, y el
golpe del'ikacha que.esgriman sus robustos brazos:
hiri las ..:.rpuk .,i"a._ .seibas. y"t ., 'I i d.:cni maleza,
con tanta eficacia y tesn com':. -l d rcr m: esforzado
Sde lo'S~gaiaes' eO qutirines- compartia- el- rstico pan
y la parca cena. As, arrancndoselo la naturaleza
misma, este, hambre hecltQ, de la estofa de que se
hacen los fundadores de naciones, form su mo-
desto patrimonio v cre para si los nicos legtimos
pergaminos de nobleza que han de ser ganados con


el propio esfuerzo y regados con el propio sudor
la'propia sangre, si preciso fuere.
Cuando en 1885 la reaccin conservadora, lanz
sobre el pas sus hondas de violencia, Uribe lo aban-
don todo y march la defense de la libertad ex-
pirante. Adversa fu la suerte de las armas, y la
reaccin vencedora qued duea del pas, que desde
entonces gobierna acentuando cada dia ms sus ten-
dencias y su espritu.
En 1895 tuvo lugar una explosion de sentimiento
en la nacin que congreg por miles los hombres
leales la Repblica, tal como Uribe y su partido la
entienden, multitudes inermes que. no pudieron rei-
vindicar sus derechos. Uribe Uribe acudi el pri-
mero al llamamiento y luch hasta ser abrumado
por las fuerzas superiores del .gobierno colom-
biano.
Mas no se crea que slo en la hora de la violen-
cia ha brillado Uribe entire los primeros. No des-
cansa un moment. Cuanto cesa la labor de guerra,
acomete la faena del periodista, que le ha alcanzado
renombre y-aplauso entire los.suyos y odio y tem.or
entire los contrarios. Finalment, logro penetrar, ele-
gido. .por mayora tan abrumadora que negarla
n'adie se- hubiera atrevido, eti' el CongtesO C.:4:.m-.
biano, en el cui.- fue l1 nico.:representante del Par-
...tid : L beral de
Colom.bia. Con
.. i er .i con-
firmeza incon-
.- '*~ i i. ' .. a'l-le'. .:,nl -I ..L .
boriosidad que
maravillan; de-
fendi Uribe Uri-
be Ieicausa de -us
principios y la
S tradicin de su
partido;- abord
S,: ytratconmaes-
tra graves cues-
tiones de admi-
nistracin pbli-
S ca, de- poltica
;- einterna, de dere- .
ch o .internacio-
nal.- rAn para
quienes lo cono-
c an, i :n sor-
prendentes siu
actividad, su en-
tereza y su habi-
lidad para el ata-
que y para la de-
fensa. A sus lau-
Sos de guerrero
y de escritor,
aadi .los de
orador y parla-:
mentario consu-
mado.'
Considerndo-
se campen de
la libertad y juz-
gando .como
propias cuantas
batallas por ella
se libren, pidi
para los lucha-
dores por Cuba
Libre el recono-
Scimiento que
S .. crea l natural
"encontrar entire
n ls- hijos -de un
puebl que, si
s hoy soberano
e.... r ',,rd ,-',
are s Ii1 3, 'd e a2 que
S.u$-:: myores
venlciiern Bo-
vtS.: y Morillo,
c6mo) Maceo y
Mximo Gmez han vencido y vencerian Weyler y
-sus huestes.
Termineios. El defensor de Cuba en el parla-
.mento de Colombia express la genuine voluntad de
ese pueblo por sus hermanos que hoy luchan contra
la tirana espaola. Uribe Uribe, si una bala en los
:aip':' .. l batalla no corta su destino, dejar huella
.- la hie...c, conro gua de pueblos y creador de na-
cibnes. .
Tiene el pulso firme; que sabe grabar pala-
bras gratas y bendecidas para las generaciones
humanas; tiene. el carcter viril v ,honrado, sin el
cual los, talentos.,son vanos y las virtudes nulas;
.tiene la mente sier..nae e Seafer-.at ideal y no
se pierde ni se extrava en las tinieblas que lo obscu-
recen. Esgrime la espada en defense de la libertad,
el hacha que domra -la naturileza vy'la somete al
imperio del.hombre, la pluma que da alas al pensa-
miento y lo esparce en las cociencias, como la luz
en los ojos de lol hombres 6 el aigua en: las.resecas
arenas, tres manifesaciones gloriosas :del acero- que
cormpensan esas o9tras tres, tan gratas al corazn de
los tiranos : el .hacha del verdugo, la espada del
sayn mercenario ," la:-ms vil, la ms abjecta, la
mas perniciosa, la mi ifffam de.todas, -- li pluma
mendaz y aduladgra, que ,..- it... la caLumnnia y
fabric la lisonja.


. .


1 EL ENIPRSTITO IMPOSIILE

SALIDA DE DOS EXPEDICIONES

DECLARACION DEL SR,.GOVIN


I)Despuis de algunos das, y por ms que los
peridicos, interesados en el emprstito espaol
han puesto marcado empeo en acultarlo, corre
como muy vlida en ciertos centros la noticia de
que el Credit Lyonnais se niega intervenir en
el emprstito, de qte tan necesitado se ve el go-
bierno espaol, hasta comienzos de Mayo y bajo
la expresa condicin de 'que para esa poca Es-
paa' ha de haber verdaderamente vencido la
Revolucin de Cuba.
Sbese tamlibin, que dos judos qie eran gran-
des jli-ad]-'r sdel exterioren la Bolsa de Pars, y
tambin de los ms interesados en que se llevara
cabo el emprstito,,han sido ejecutados, yendo
el uno refugiarse al Cairo, y el otro no se sabe
dnde. Es intil advertir que no han pagado lo>
que deban, y que por lo visto el eniprstito -
sueo dorado de Cnovas hoy es menos rea-
lizable que ayer.

SUltimos informed de los'Estados Unidos, comu-
nican, que de dos puertos de aquella Repblica
ha.n 'ild- ,. ira1 Cuba dos expediciones de armas
y .- niciones. Se agrega' que en una de ellas es
probable 'li.- ,v-'1. Manlio Garibaldi, hijo-menor
del patriot inolvidable y teniente de navo de.
la armada italiana, quien, segn 11 Progressao
Italo-Anmericano de Nueva York, baha llegado'
aquel puerto con el objeto de ir- combatir
'por la independencia cubana.


El Sr. Antonio Govn, secretario de la Junta
Central del Partido Autonomista y primer redac-
tor de El Pas, rgano official de dicha agrupa-
cin poltica, ha abandonado la Habana con
direccin los Estados Unidos, habiendo de-
clarado durante el viaje, que la soberana
espaola se derrumba en Cuba, y que l no
quiere morir entire sus ruinas.
La march al extranjero' y la declaracin del
Sr. Govn, es indudable que se hallan relacio-
nadas con el ingreso en el Partido Reformista de
Zayas, Cueto, Saladrigas, Montoro y otros, con
la desaparicin de El Pas y con el nombra-
miento de Montoro para la direccin del Diario
de la Marina, noticias estas. que en otro tele-
grama de nuestro servicio particular publi-
camos, y sobre todo lo cual aguardamos la
prxima semana, fin de ocuparnos con et
detenimiento que reclaman sucesos en que hasta
los menos avisados reconocern cmo la fuerza'
de la Revolucin va venciendo los obstculos
que se oponen su march.


*'
.,'*{


." "I '--


)1







MARzo 18, 1897.


PARA LOS BERIDOS CUBANOS

SUSCRIPCIN ABIERTA POR


Sgie Lista :


Francos.


.Mr. in a bc.fri ort, redactor en jefe. de
L !n [trrf'j ge'ad t .. ........ .. . .......
-". 1 Gol ifel .- t ...*.....-. -. ,.., -.. . *. .. ...
Un amigo de los.cubanos............ ..
Mr. A. H................** .....**.....
Mr. Carlitos Grard y su madre...........
El Caballero de la Paz.................. ..
Un amigo de Cub Libre.................
Ermitao, redactor de La Repblica Cu-
baia. ......... ...... ... ........
Germania, niita francesa-cubana de ca-
torce meses........................ .
Mr. Adrien Labarraque...................
M r. A O ......... .. ........... ........
Los desterrados de Glycines'...............
JUn revolucibnario ........... ..........


5o.oo

20.00
2.00
3.oo
10.00


5.00
5.oo


5.oo
5o.oo
10.00
2.00


Total.....: ........... 166.oo
Total anterior.-....... .. 678.55

Total general............. 844.55

Nota. Los donativos deben enviarse al direc-
tor al administrator de La Repblica Cubana,
2o, rue Saint Vincent de Paul, escribiendo con today
claridad los nombres, apellidos, profesiones.y can-
tidades, fin de evitar errors en. las lists que pu-
blicamos. Todos los donativos que figuran en la
lista que antecede han sido entregados al Sr. Doctor
Betances, Delegado del Gobierno Cubano en Paris,
y cuyo recibo tenemos la disposicin de los
donantes. N. de la R.




CARTA DE MADRID

Madrid, 4 de Marzo'de 1897.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Pars.

El marqus de Apezteguia
Sin duda habr llegado hasta la Redaccion de ese
simptico semanario, el eco de los bombos que est
dando esta prensa cortesana al individuo cuyo nombre
encabeza estas lines, un grande de Espaa, aunque
no puedo decir si de primera clase, si bien es pro-
bable que, habiendo nacido el agraciado en Cuba, se
lo hayan concedido de segunda clase, cuya-con-
dicin, como V. sabe, se hallan reducidos los hijos
de aquellai isla inforttiadlt' Pero -v'ainbs al caso.
D. Julio Apezteguia as se llama el enno-
blecido personaje era antes del Pacto del Zanjn,
un simple ingeniero sin reputacin ni trabajo en
qu ocuparse; quiz porque sus aficiones le empu-
jaban por otros derroteros, 6 porque la opinion en
Cuba no le reconociera aptitudes y mritos bas-
tantes para desempear con acierto los trabajos pro-
fesionales que se le encomendaran.-
Adems de ingeniero, era Apezteguia dueo de
ingenio en compaa de sus hermanos; del inge-
nio que con el andar del tiempo fu luego Cen-
tral Constancia, y esto ya es algo, pues es, sabido
que, antes del alzamiento de Yara, los hacendados
c.ubanos hacan grandes fortunes, amasadas con el
sudor y la sangre de los infelines negros esclavos,
declarados ciudadanos libres por la inmortal Consti-
tucin de Guimaro.
Cuando despus de la paz se formaron en Cuba
los partidos, nuestro ingeniero-hacendado, que es
muy cuco, comprendi al vuelo que la poltica
ofreca ancho campo para la explotacin por la
intriga; y se dedic ella con afn, sentando plaza,
como uno de tantos austriacantes en el Partido
Espaol, que es donde se medra en Cuba y se saca
provecho personal, aunque costa, para los criollos,
S de sacrificios que Apeztegua le tenan sin cui-
dado.
No se equivoc ste; pues poco tiempo despus
fu electo, por sus correligionarios, diputado
Cortes, y cuando se sent en los bancos rojos del
Congress, se consagr la explotacin de su acta
como padre de la patria pescando, entire otras
gabelas, el ttulo nobiliario con que hoy se pavonea.
A la muerte del viejo Conde de Mor, que era jefe
indiscutible del Partido Espaol, sucedi ste el
inepto Conde de Galarza, otro flamante miembro de
la improvisada aristocracia ultramarina, bautizada
por los cubanos con el chistoso apodo de aristo-
cracia haitiana por lo que tiene de ridicule. Pero
como Galarza fracas por imbcil, el marqus de
Apezteguia puso los puntos la poltrona codiciada,
que se calz al fin, con la 'proteccin del mdico
Pertierra, jfe de los incondicionales de la Villas, y
el apoyo del general Polavieja, que era gobernador
de la colonia entonces.
Nuestro marqus es demasiado astuto para no
haber comprendido, desde el primer moment, todo
lo que, en provecho propio, podia sacar de su nueva
posicin, como jefe de un partido important, com-
puesto, en su inmensa mayora, de parrenus, gente
ignorante, vanidosa y soberbia, quien habra de


halagar much tener un jefe adornado con todo el
lustre yesplendor possible; y explotando con habili-
dad y maa estos sentimientos, aprovech la ocasin
propicia qy4gse le presentaba con motivo de las fiestas
del centenario del descubrimiento de Amrica y la ida
la Habana de la princess espaola D' Eullia, logran-
do lque sus amigos. solicitaran del supremo gobierno
lar;. aider.a de Espaa para el ilustre jefe del gran
Partido Espaol, la cual fu fcilmente concedida,
no slo para dar gusto , los, incondicionales, que
en Cuba son los amos, sino porque la tal grandeza,
tan considerada y codiciada ntes, ha venido, como
todo en Espaa, may menos, pudindose consi-
derar hoy como prehistricos, los tiempos, para
siempre archivados, de Carlos V. y de Felipe II.
Queda, pues, demostrado que el austriacante
Apeztegua, ingeniero sin fama ni trabajo, dueo,
con sus hermanos, de un ingenio, diputado Crtes,
senador, marqus y grande de Espaa, jefe hoy del
Partido Espaol, ha obtenido los ttulos y condeco-
raciones que disfruta y la posicin que ocupa, por sns
conexiones y aliazas con los enemigos explotadores
de su pas, como el cubano renegado Rafael Mon-
toro, marqus de.ltima.hora, debe su recientsimo
ttulo nobiliario. sus condescendencias y. sonrisas al
malvado Weyler, asesino y verdugo de los cubanos
indefensos.
Ahora se d pisto el marqus, haciendo career
aqu que es un potentadd, un Creso, permitiendo-
es probable que estimulando los peridicos,
para que le ensalcen llamndole todas horas
opulent dueo del magnifico central Constan-
cia , y suponiendo, como recientemente ha escrito
El Liberal su vividor corresponsal en Cuba Lus
Morote, que el nobilsimo dueo del Central Cons-
tancia .es un patriota insigne, porque, no slo
costea con su propio peculio la respectable fuerla
armada que guarnece y defiende la finca y sus
cercanas, sino que tambin da pan y trabajo
las seis imil personas que se albergan en ella.
Y como nada de esto -es verdad, y sostenerlo, para
.que las gentes lo crean, es una impostura infame,
un verdadero timo que, si en Espaa es moneda
corriente, no por eso deja de merecer censura y
desprecio por parte de las personas series y honra-
das, voy descorrer, el velo, para que se vea lo que
hay d cierto en el infndio del Central Constancia;
pues aunque en Cuba no es un secret para nadie,
parece que s lo es aqu, donde, por lo menos, se
aparenta ignorar la verdad, quiz porque convenga
as ciertos intereses bastardos.


Ya he dicho qe el ingenio Constancia perteneca
los hermanos Apezteguia. Pero apremiados stos
por sus acreedores, y no pudiendo con los crecidos
intereses que pagaban, algunos de ellos verdade-
ramente abrumadores y ruinosos, como los que
devengaba el enorme alcance del refaccionista
Castaos, de Cienfuegos, para librarse de una
quiebra inminente, hizo, como supremo esfuerzo,
el Marqus, un viaje Nueva York, donde tena in-
gleses tambin.
En aquellos das reinaba en la Imperial Ciudad
la fiebre por los sindicatos para emprender negocios
de esta especie en la Grande Antilla ; lo que,
advertido por el astuto criollo, que no tiene pelo
de tonto, acostumbrado explotar con xito todas.
las situaciones de su vida, logr embaucar unos
cuantos yankees embarcndoles en el negocio
del Constancia por mayor predio del que valia,
porque fu el que result de la liquidacin de
las deudas que afectaban la finca y era necesario
pagar, amn. de la pequea participacin que los
vendedores se reconoca en la nueva empresa. Todo
bajo la expresa condicin de que el aprovechado
marqus habia de continuar en Cuba como director
administrator de la finca, con un sueldo annual de
25,000 pesos, que era lo que buscaba aqul, quien
no le importaba gran cosa el inters del sindicato,
con tal de asegurar el suyo propio poniendo salvo
los garbanzos, que es lo que, ante todo, busca
siempre todo espaol espaolizado, grande
chico.
De todo esto result:
Primero: Que el opulent dueo del Central Cons-
tancia no es opulento, ni siquiera rico, aunque
percibe un sueldo considerable que no merece.
Segundo: Que tampoco result patriot por los
concepts que le atribuye el adulador Morote en su
ltima carta El Liberal, porque todos esos
gastos y los dems, incluso el sueldo que se
embolsa, salen y se pagan de la repleta caja del sin-
dicato, que debe de estar estas horas arrepentido
del gran negocio.
Y por ltimo, que el linajudo (sic) aristcrata, con
todos sus ttulos, condecoraciones, grandeza de
Espaa, jefatura del partido integrista y dems
humos de parven u, es un -asalariado de los
yankees, que si le suprimieran el sueldo, le redu-
cirian la triste condicin del mendigo ; no ser
que aquel, siguiendo la costumbre espaola, se
haya apuchiuchado, como de seguro lo ha hecho,
presentando a sus poderdantes todos los aos,
las cuentas del Gran Capitdn...
SAs es todo en Espaa! i Apariencia, mentira,
engao, farsa!...
fayos X....

*


iQU. ESPAOL TAN SALVAJE!


Ese miserable, ladrn, cobarde, y canalla, que
para horror de la civilizaein y vergenza de Espaa
gobierna, en Cuba; ese asesino, ese bandolero de
Sierra Morena, que superando Jos Mara y Coro-
cotta, con su nombre de Valeriano se ha conquis-
tado un captulo de los ms horripilantes en la his-
toria general del bandolerismo; en fin, esa bestia
envidiosa de Atila, de Nern y de Caracalla, con-
vencido de que no pued'e obtener victoria con las:
armas ni con el asesinato y la traicn, ha ideado
otro medio, no para vencer, seguramente, sino para
matar, lo mismo nuestros combatientes, que
nuestros ancianos, nuestras mujeres y nuestros
hijos.
Ha mandado que las ropas de los que fallecen
vctimas de la viruela, sean repartidas por los cam-
pos, fin de propagar la epidemia en. los campa-
mentos y hospitals cubanos.
Pero el muy salvaje no-previ lo que sucedera:
que los cubanos, inmediatamente advertidos, han
dado rdenes para que desde .buena distancia la
redonda, sean quemados aquellos lugares once se
vean piezas de ropa de cualquier clase, reduciendo
as la inutilidad esta nueva weylerada.
En cambio, el carnicero con entorchados no puede
quemar la fiebre amarilla, la anemia y la viruela
que diezman sus tropas, ni el descrdito de Espaa,
ni el Ayacucho cubano que se aproxima.




LAS REFORMS

(Finaliza)
Ahora bien: de los presupuestos de Cuba que han
sido de 25 millones de pesos en estos ltimos aos,
duras penas, y aniquilando la riqueza del pas, se
han podido cobrar 20 millones: suponiendo que se
pueda cobrar otra vez esa suma despus de la pas',
lo cual es un absurdo, porque los peridicos de !a
Habana han publicado que las destrucciones de pro-
piedades y de cosechas representaban el ao pasado
200 millones de pesos, resultara que el primer pre-
supuesto'de la Isla tendra que anotar como pri-
mera partida 20 millones para intereses de la deuda;
y suponiendo que los otros servicios que hasta aqu
han costado 15 millones (despus de much rega-
tear) se logrran bajar la mitad, tendramos 27 mi-
llones que los habitantes de Cuba se veran forzados
pagar para gastos generals de la colonia. Qu
quedara para la provincia y el municipio'? Nada.
Y no siendo possible que los tales 27 millones se
puedan pagar, quin puede presumir que el pueblo
de Cuba pueda dar algo ms para cubrir las aten-
ciones provinciales y municipales ? Nadie. Por tanto,
Cuba quedara en la misma peor situacin que
hoy, sin caminos, sin puentes, sin instruccin
pblica suficiente, sin beneficencia, sin higiene, etc.,
y las ciudades sin calls, sin aseo, ,sin ornato de

ninguna clase, etc., etc., y cuando vinieran los
laments y las quejas, el Sr. Cnovas, el que haga
de gobierno, dir muy tranquilamente : All uste-
des: compnganselas como puedan, que ya noso-
tros no tenemos que ver nada con eso: si hay
quejas, qujense si mismos y de si mismos; para
.eso son ahora provincias y municipios indepen-
dientes. Valiente independencia! La indepen-
dercia del preso quien se le da la libertad, pero se
le quitan los medios de que coma y, por tanto, de
que viva.
He aqu explicada la gran concesin del Sr. Cno-
vas : he aqu el por qu de tanta generosidad : para
evitarse el gobierno las responsabilidades, y que
caigan en lo adelante sobre las diputaciones y los
municipios. Nos parece verle encojerse de hombros
y esclamar : Para lo que han de servir ya esas
diputaciones y municipios, que sean ms indepen-
dientes que la luna.
Sigamos en nuestra tarea. La base 4' est dedi-
cada la parte econmica del proyecto, y claro est
que ha tenido que salir relucir la proteccin
national; pero qu proteccin el 40 por 1oo0
casi la mitad menos de lo que pagarn las mercan-
cas similares estranjeras Pero hay una palabra
puesta por el gran malagueo, que vale un Per.
Dice: Se mantiene para los products nacionales,
siendo de procedencia national directa... No
puede darse reconocimiento ms solemne ni ms
autntico del fraude inicuo que durante tantos
aos, y pesar de todas las protests imaginable, se
ha venido cometiendo con la pobre Cuba, envin-
dole products estranjeros disfrazados de nacio-
nales.
Las personas imparciales dirn ahora qu
viene esa concesin Cuba de former sus aranceles,
si le trazan un patrn del cual no puede separarse,
y que dar por resultado que seguirn los hari-
neros'de Santander y los comerciantes de Catalua
esplotando Cuba, y sta comiendo pan malo y
caro v bebiendo vino infernal, y no pudiendo poner
al alcance de las classes pobres los artculos de
primera necesidad en el comer y ei vestir -tan baratos
como tienen ellas derecho esperar despus de tanto
tiempo de esplotacin.
Y llegamos lo gordo: lo que, segn el gran po-
ltico, desarmar para siempre los implacables ene-


migos de Espaa. Los empleados sern nombrados


migos de Espaia. Los empleados sern nombrados
en Cuba. He' aqu el grito que se lanza todos los
vientos, para qu'e no se diga ms que Cuba es el co-
medero de todos los hambrientos de Espaa..
iQu farsa tan indigna! Qu trauma tan burda! No se
necesita ser muy avisado para comprender lo que va
leerse, y es, que como esos empleados sern cleji-
dos entire los hijos del pas y los espaoles que lleven
dos aos de residencia, y cualquier espaol tiene
esos dos aos de residencia, hay que tener por se-
guro que casi siempre sern los espaoles los que
obtengan los destinos; por que, en primer lugar,
sern nomrbradps por el gobernador general, que
ser siemplre espaoi y buscar como instrumentium
regni que los espaoles ocupen la mayora de, los
destinos: en segundo lugar, cuando no los nombre
l libremente, lo sern por l tambin, propuesta
del intendente de hacienda, del interventor de- ha-
cienda y del director de administracin local, que
sern siempre espaoles y que le darn naturalmente
la preferencia los suyos, por la misma razn que el
gobernador general; en tercer lugar, esos empleados
sern nombralos conform las leyes, y como en
las leyes se exigen categoras derterminadas para
desempear los empleos importantes, y esas catego-
ras no las tienen los cubanos, porque siempre se les
ha-tenido alejados de esos empleos importantes, re-
sultar que los espaoles sern los que' vendrn
ocupar esos empleos, y todo quedar casi, casi, como
estaba, no habiendo en realidad ms diferencia esen-
cial sino que la fbrica de hacer empleados se tras-
ladar del ministerio de Ultramar la Habana; y se
ver una cosa portentosa y nunca vista en colonia
alguna del mundo: se ver en Cuba, en la Habana,
sobre todo, una clase de individuos que tomarn el
nombre de aspirantes residents, que sern los
mismos pretendientes que han venido asediando al
ministry de Ultramar, los cuales vendrn estarse
"dos aos en Cuba para que les comprenda el pre-
cepto de poder ser empleados. Quin de esos pese-
teros tan acostumbrades esperar en Madrid la cada
y la subida de los ministerios no encontrar modo
de trasladarse Cuba y all vivir peseteando, para
despus ser todo un seor empleado de alto compete
en virtud de su categora? He aqu al desnudo la
parte de ms ruido del famoso proyecto del soberbio
malagueo. iY venir hablar de sinceridad y de bue-
na fe para con los cubanos! Jams har esto el go-
bierno espaol, porque seria preciso fundir de nuevo
los espaoles y hacer una nueva casta, y ya estn
duros para eso.
Continuemos: El gobernador general podr
nombrar delegados de los gobernadores civiles en
los trminos municipales, y podr, cuando lo es-
time convenient, conferir esta delegacin los
alcaldes. Cualquiera dira que esto no tiene nada
de particular; y, sin embargo, tiene una intencin
diablica. Esos delegados de los gobernadores ci-
viles en los pueblos y ciudades, no sern ms que
espas instruments del gobierno para meters
dentro de la vida municipal; y es .seguro que all
donde hubiese un municipio muy cubano, le man-
dara el gobernador general un delegado, y all
donde hubiese un municipio compuesto de buenos
espaoles, no ira delegado ninguno, sino que el go-
bernador general confiara la delegacin su al-
calde. Los choques que daran origen estos fla-
mantes delegados seran continues; el municipio,
por mantener su independencia, y el delegado por
contrarrestrsela.
Y llegamos lo ltimo. Es tanta la eficacia que
han de tener las reforms, que -cosa que todo el
mundo chocar! el Mnstruo de Espaa las termi-
na diciendo que un decreto especial vendr despus
con disposiciones para mantener el orden piblico
y reprimir cualquiera intentona separatist que en
lo sucesivo pudiera repetirse, sea cualquiera el nme,
dio que se emple. Con lo que ha querido decir:
Todo esto de las reforms es la carabina de Am-
brosio, porque yo s que los cubanos odiarn siem-
pre Espaa, y el separatismo es plant que jams
estirparemos; pero ganemos tiempo, que es todo lo
que podremos ganar en esta contienda que ms
temprano ms tarde tendr que acabar con que.
abandonemos Cuba, porque la Historia es inexo-
rable.
L. D.

m TT a n I T------

SALUDO A ROCHEFORT


El inteligente escritor colomlbiano don Juin
de Dios Uribe, uno de los ms entusiastas defen-
sores de la independencia.de Cuba, ha dirigido
nuestro amigo y colaborador Sr. Vicente Meslrc
y Am;bile, la siguiente carta saludando al va-
liente revolucionatlio M. Iienri Rochefort, y la
cual con gusto reproducimos. Dice asi:
Quito, 7 de Noviembre de i896.
Mi querido amigo:
Peleamos la batalla contra el clericalismo en su
propio nido. Luchamos por Cuba, que va saliendo
del mar embellecida por cl sacrificio.
Agradecemos al ilustre Rochefort que ponga su
nombre la cabeza; de los oprimidos. Si su historic
fu magnifica en Europa, ya pertenece los anales
de la Amrica, donde los hombres libres lo aman,


~La~F~C~u~O~c~,a Ch'b~P








MARZO 18, 1897.


donde no se olvidan, como en esos paises vetustos,
los lidiadores de la democracia.
Dile que tiene de este lado del Ocano, millares
de hombres que dan su.sangre por lo que el sos-
tiene en pr de la especie humana, y dale, de mi
parte, el saludo de agradecimiento ms respetuoso.
Tu siempre afectsimo amigo,
.Jun ). Uribe.

----- ,- ^.----






En una carta que inserta El Yara de Cayo Hueso,
hallamos estos prrafos que se refieren la muerte de
nuestro querido amigo Jos Mara Aguirre, el indo-
mable general de nuestras fuerzas en la provincia
de la Habana:
Campamento de La Escalera.
Diciembre 31 de 1896.
Habana.
Mi querido hermano Antonio: El martes 29, las
dos y media de la maana, hemos~'tenido la desgra-
cia de perder a nuestro querido hermano Pepe.
A esa hora exhal su ltimo suspiro, despus de
dos semanas de cama, consecuencia de una pul-
mona que coji por la costa una noche muy fra.
Hasta el ltimo instant conserve su conocimiento
y. muri muy tranquilo, sin lanzar una queja, extin-
guindose paulatinamente como una lmpara que le
falta aceite.
Yo lo pulsaba, y senta baj9 mis dedos cmo iba
poco poco desapareciendo la vida.
. ........... .... "...........................
A t te encargo des esta infausta nueva su que-
rida esposa y su pobre hijo. Diles que siempre pre-
guntaba por ellos y que hasta el ltimo moment
me pregunt si habia sabido.de ellos.
Estuvo muy bien asistido por los doctors Ancia-
no, Janer y Jos Maria Bolao.. Adems del practi-
cante J, Pantalen' y por Alberto Cruz Muoz, por
dos ciudadanos ms, por nuestros asistentes y por
m; nada absolutamente le falt, y cuanto peda
quera lo mandaba yo- buscar con un propio la
Habana.
.................................. .............
Adis, Antonio: con el corazn desgarrado te
abraza
Carlos.

*--------^~ao-------

CHOTEO


El Imparcial simpatiza con los cretenses por
que luchan por la independencia y la libertad .
Y nosotros, por qu luchamos?
Lgica, seor Imparcial.
Por qu aplaude en los cretenses lo que censura
en nosotros? Por la misma razn que da Yriarte en
sq fbula El ratn y el gato:
La alabanza que muchos cren just,
Injusta les parece
Si ven que su contrario la merece.


Leo en el Heraldo:
El general Lachambre se cay, del caballo que
montaba.
No hay que decir que Lachambre iba borracho.
Y llaman ese mascavdrio el hroe de Silang!


No hay modo de que el ministry de Ultramar pu-
blique las cuentas de la campaa.
Esos trapos estn muy sucios y huelen mal.
Hay que lavarlos antes con agua caliente.


El titulado general Weyler ha presentado su di-
misin, segn el New York Herald, porque, sin
consultarle, se ha puesto en libertad Julio San-
guily.
Lo cual me recuerda una bronca que presenci
entire dos chulas: Anda, perda. No tis ni ma-
dre. Geno. Y qu? Ni dinidaz, ni ctis. -
Geno. Y qu? Anda, mujer honr! Y la chula
se arroj sobre su rival como una pantera. Han
llamado Valeriano ladrn. Geno. Y qu? -
Le han llamado cobarde. Geno. Y qu? Y
porque ponen en libertad Sanguily, se da por ofen-'
dido.
No lo crean. Es que ya se ha llenado la panza.
i-Ah, granuja, cmo nos has robado!


El Imparcial al dar cuenta de una espantosa de-
rrota que sufrieron los godos, dice:
Al tener Weyler noticia de la catstrofe, telegra-
fi al coronel Recas dicindole que saliera vengar
la muerte de aquellos infelices.
Imparcial, Imparcial, qu es lo que dices ?
Llamas tus bizarros infelices!
Y eso en tus labios se traduce en queja,
Lo cual que mi me deja
Lo menos con diez palmos de narices.

*
De El Imparcial:
Mr. Allen habl de los actos de atroz barbarie
cometidos por las autoridades espaolas contra j-
venes que haban sido atropelladas.
Dice que los soldados espaoles han cogido ni-
os por los talones y los han despedazado la vista
de sus padres, que despus. de este suplicio eran
tambin asesinados.
Verdad. No ha dicho el Heraldo de Madrid que
Weyler ha cometido en Cuba iniquidades sin nom-
bre ?
No lo dice todo el mundo?
El orador ha aadido que Espaa es una mo-
narqua decadente, que significa un borrn en el
mapa del mundo y una vergenza para la civiliza-
cin.
Verdad.


Qu papel desempea en Europa una nacin cu-
yos habitantes no saben leer; una nacin sin indus-
tria; una nacin que se pasa la vida en las plazas de
toros, donde, slo aprende despreciar la personali-
dad humana, donde se connaturaliza con el espect-
culo de la sangre vertida por mero pasatiempo; una
nacin donde todo el mundovive en la holganza;
una nacin, en suma, que se alimenta de garbanzos?


Convnzase Espaa. Su papel ha concluido defi-
nitivamente. Recuerde los versos de su poeta:
Las torres que desprecio al aire fueron,
A su gran pesadumbre se rindieron.
Roma, con toda su.grandeza, se hundi. Y antes se
Shundieron Babilonia y Egipto, y ahora se est hun-
diendo Turqua.
Ly que rige lo mismo en los individuos que en
los pueblos: nacimiento, desarrollo, decrepitud y
muerte.
Espaa est en la agona.
Lo mejor que poda hacer Europa es darle la
puntilla.
O no, se la daremos nosotros.
Si no, al tiempo.


Ya sabrn V. V. que Aniceto Valdivia, l Conde
Kostia, describe contra la Revolucin desde Mjico.
Es natural. Aquel miserable que venda por dos
pesetas su pluma de ganso, tena que parar en eso:
en traidor.


Recorto de El Correo de Madrid:
La fuerza que existe en Fernando Poo de guar-
nicin, tiene la complete seguridad de que se basta
y se sobra para mantener en el orden ms absolute
los prisioneros (no son tales prisioneros, sino de-
portados por orden gubernativa), y para EXTERMINAR-
LOS, sin grave dificultad, al menor conato de altera-
cin.
Si entire esos deportados hubiera algn Sanguily
algn protegido de los'gobiernos extranjeros, cier-
tamente que entonces no se hablara con tanto de-
senfado de exterminio, sino que habra que aguzar
el ingenio para pedir piedad y perdn.
Cunta cobarda y cunta infamia!
Esos infelices deportados por meras sospechas
estn expuestos desaparecer de la noche la ma-
ana por que si, sin ms razones.
Y an se atrevern hablar de los horrores de los
turcos!
Turqua, por lo menos, no tiene pretensiones de
nacin civilizadora.


Lo que se hace con los pobres deportados no es
comparable con las torturas inquisitoriales de qie
han sido vctimas los anarquistas de Barcelona. Se les
ha arrancado las uas y les dientes; se les-ha que-
mado los pies....
Asmbrense V. V. ahora de las conclusions que
llegan los modernos antroplogos criminalists.
El hombre es naturalmente malo; no puede negar
su origen smio; pero hay razas que son ms
feroces que otras y quienes la civilizacin no ha
logrado limar las uas siquiera.
El espaol es quiz de los pueblos de Europa el
ms cruel y sanguinario.
Estudiando su historic, en que se manifiesta el
alma colectiva, su medio social y fsico, los estmu-
los externos que obran sobre su sensibilidad, se ex-
plica uno sin esfuerzo tales actos que recuerdan los
abusos del poder de las viejas monarquas orientales.
El pueblo espaol no sabe leer ni escribir, solo
unos cuantos; el pueblo espaol se nutre intelectual-
mente de bazofia clerical; el espectculo en que se
educa son las corridas de toros, donde aprende


despreciar la vida propia y la ajena; la larga esas
escenas de sangre y de martirio van dejando en su
espritu grmenes criminosos. Ese pueblo no tiene
ideas ; su vida interior no traspasa los limits de la
sensacin; las alucinaciones terrorficas le sacuden
de cuando en cuando, y entnces pinta esos Cristos
hticos y -hoscos que se ven en las iglesias espao-
las, esos santos de cara famlica y tez vinosa, hue-
sudos, con los tendons rgidos floor de piel, la mi-
rada dura, llena de imprecaciones, la boca contraida
por la blasfemia, las manos crispadas...
Como no tiene ideas, su cerebro fcilmente delira
forjndose ilusiones imposibles. De aqu que no
sepa prever, que la experiencia, que es la suma de
observaciones recojidas en el transcurso de la exis-
tencia, no le sirva de nada; la vida espaola es una
series de improvisaciones. Por eso las revoluciones
siempre los coje de sorpresa; por eso atribuyen al
destino lo que es el product natural de sus impre-
visiones y desaciertos.
Dados estos components morales, se comprende
que ese pueblo cometa todo linaje de crmenes, ma-
yormente si cre que algo superior le ordena eje-
cutarlos en nombre de la patria. A esa carencia ab-
soluta de respeto por la personalidad obedece la faci-
lidad con que abusa del vencido.
El vencido, para el espaol, es una cosa, jams
un hombre.
Cun ljos estn de las ideas modernas!
En algn articulo -tratar de probar un dia que el
espaol est ms cerca del orangutn que ste del
hombre civilizado. Y lo probar con datos y cienti-
ficamtente.


Polavieja, segn el New York Herald, ha presen-
tado su dimisin, alegando que padece del hgado.
No me sorprende que padezca de un mal hep-
tico. No ser poca la bilis que los tagalos le hagan
tragar.
Pero verdad que si deja
el mando, como se indica,
es porque v Polavieja
que si aquello se complica
puede soltar la pelleja?


El borracho Lachambre se ha convertido tambin
en hroe.
A ver si me le dan un marquesado.
El-marqus de la Ginebra.


Dicen que ha tomado Salitrn.
C! Lo que habr tomado ser la..... maana,
como dicen los bodegueros de Cuba.
Grito de Yara.



CARTAS DE TAMPA


Tampa, 15 de Febrero de 1897.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Pars.
Segn anunci en la carta anterior, ha llegado
esto ciudad, la seorita Clemencia Arango, de quien
tanto se ha ocupado la prensa en estos das, refirin-
dose no solamente su talent natural, sus virtu-


FOLLETN
DE


PAGINAS DE LA GUERRA



ROSA LA BAYAMESA




elante del pabelln del general Mximo Gmez,
que as lo haba prevenido, esperbamos mon-
tados Rafael Rodrguez, el Dr. Antonio L.
Luces, su hermano Emilio, Julio Diaz, En-
rique y Emilio Mola y el que estampa este recuerdo
de la Revolucin Cubana.
Ignorbamos punto fijo de qu se tratara, pero
desde luego presumamos que no habra de ser nada
belicoso, tanto por la ausencia de preparativos mar-
ciales, cuanto porque ya era hora, dada la cos-
tumbre del General, de que nos obsequiara con
algn paseo, despus de las faenas de una ope-
racin military fructuosa y brillante como fu la de
La Sacra.

Nos acabbamos de desembarazar de la presencia
y custodia de los trece prisioneros hechos en aquella
accin, entire ellos el mdico military Sr. Narranjo,
despachndolos en complete libertad para el cam-
pamento ms prximo de los suyos, Vista Her-
mosa; y ya alegres y satisfechos de la humani-
taria y poltica resolucin adoptada por nuestro
Consejo de Jefes, nos vena como de molde un da
de esparcimiento.
Por un flanco de su pabelln se- nos apareci el


general Gmez castigando con la espuela su brioso
moro, el que, sumiso al freno, caracole primero y
qued despus como clavado, sacudiendo la crin y
resoplando, la vez que salpicaba de espuma la
hierba alrededor.
Un nmero de la escolta orden el general,
y de seguida se present completamente equipado
con el arma en guardian el vivz y simptico
Oswaldo de Varona.
En march! Por ah! agreg el Jefe, sea-
ando con el dedo hcia la avanzada que cubria el
frente del potrero, y ya fuera del campamento di
instrucciones al gua, y todos proseguimos la march
al trote de los caballos.
Unas dos leguas, ms, andado habramos, atra-
vesando sabanas, carries y un ancho callejn de
mayas y .cercas de Alemania, cuando nos detuvi-
mos la entrada de una vereda. Se coloc delantero
el General y en hilera le seguimos.
Vamos conocer esa matrona prieta !- nos
dijo volviendo la cabeza. A la negra Rosa! -
prosigui Rosa la Bayamesa !...
Pocos minutes despus llegbamos la puerta del
rancho, albergue de aquella buena mujer.
Entre los moradores de la casa se adelant un
herido en accin ya convaleciente.
Es el general Gmez, Rosa, se apresur de-
cirla el hombre.
i Alabao! exclam ella- y qu bien monta-
dos vienen! Apense ustedes. Qu me alegro de
que vengan! Hoy he castrado una colmena. Les dar
ahora Cuba Libre, y despus el almuerzo. Qu
bueno se est poniendo esto! Ahora s que se van,
General eh?...
i Mire que eso de la Sacra... caramba!
Mientras tanto, nuestra interlocutora verta riqu-
sima miel de una botella en un giro de agua agre-
gndole sumo de limn con tanta celeridad, que tal
pareca que lo hiciera todo un tiempo. Apercibi-
mos las jicaritas de que andbamos habitualmente
provistos, y tomando el refrigerate, encendi cada
cual su cigarrillo, que ya no nos faltaba ni buen
papel ni excelente picadura.
Mientras Rosa se entregaba, con notable empeo


culinario, la tarea de majar la carne, aderezarla
con tomatoes y aj dulce, y chillaba la sartn col-
inada do .boniatos y manteca, llevando al olfato el
confortante olor de la fritura, el General se entre-
tena en conversar con la media docena de convale-
cientes que en aquel hogar, sustentado por la caridad
y el patriotism, se restablecan de sus heridas de
sus enfermedades.
Un pobre viejo que qued inutilizado de un balazo
en el ataque la torre ptica de Pinto, y que desde
entonces no se haba separado de La negra Rosa,
como la llamaba l, refiri al General la historic de
aquel hospital con una. sencillez conmovedora
que subyug nuestra atencin desde el principio.
La narracin del invlido qued bien grabada en
nuestra mente. Reproducirla, darle forma, consig-
narla, es de sobra un deber, por ms que la defi-
ciencia literaria del que describe moleste los que
aman el arte de bien decir sobre el de escudriar la
verdad y el mrito siquiera sea entire la obscura
historic que enmaraan las malezas del tiempo y del
olvido.
Rosa la Bayamesa, active, nerviosa, inteligente,
amante de su tierra cubana, cuando en el ao 1871
pareca que el cielo se desmoronaba para caer sobre
la Revolucin en el Camagey, tuvo que escapar
la persecucin variando incesantemente de lugar.
Entonces lo primero que aconsejaba la prudencia,
.si no el egoismo, era disenimarse; porque no haba
municiones de guerra ni aun armas blancas; y no
obstante, ella jams se separ de aquellos heridos
y enfermos quienes curaba y protega sin distin-
cin de razas. Armada de una carabina de antiguo
molde y unos cuantos cartuchos que su buena
suerte le proporcionara, exploraba al enemigo, y al
amenazar ste el local de sus pupilos, disparaba al
aire; la detonacin daba la alarma y cada cual se
internaba y escondia. Ella trepaba al rbol, castraba
la colmena cimarrona; recogia la miel; guardaba la
cera; y de ah que casi nunca le faltaba la pocin,
el cocimiento, el cerato y el alumbrado para sus
enfermos. Ella mataba tiros el ganado, descuar-
tizaba la res, y sus enfermos coman carne. Ella
concentraba potaza de la lea verde y aplicaba este


cauterio l del fuego actual enrojeciendo la ba-
queta de su fusil. Ella, con el mayor cario, lavaba
las heridas y las lceras con las lociones vegetables.
que son sin cuento experimentndolas al antojo del
enfermo desesperado por el dolor; y ella cosa,
cocinaba, remendaba y zurca las escasas y radas.
ropas; manteniendo vivo el espritu de todos, sin
descuidar jams lo tocante vigilancia... Era una
verdadera hermana de la caridad, sin rezos ni esca-
pularios, sin el temor al Bratro ni la aspiracin al
cielo, que mueven los caractres msticos.
Sobre una mesa de cujes, con una yagua verde
por mantel, se nos sirvi el almuerzo. Opparo fu
nuestio desayuno, despus del cual se nos obsequi
con dulces y compotas frescas, tales cuales era dable
confeccionar all sobre la base de la miel de abejas.
Rosa, yo he venido con mis ayudantes expre-
samente para conocerte dijo el General. De
nombre ya no hay quin no te conozca por tus
nobles acciones y los grandes servicios que prestas
la ptria...
No, General dijo ella un tanto emocionada
- yo hago bien poco por la patria: cmo no voy
cuidar de mis hermanos que pelean ? i Pobrecitos I
aqu vienen luego, que da grima verlos, con cada
herida y cada llaga, y con ms hambre, General!...
Yo cumplo con mi deber y de ah no me saca nadie;
porque lo que se defiende se defiende, y yo aqu no
tengo ningn maj; el que se cura se v su
batalln, y andandito...
Bien, Rosa; si necesitas algo mndane aviso al
campamento repuso el General- nos tenemos
que marchar; que nos traigan los caballos y nos
dir adis...
Adis, General, adis todos, y dispens.en i
comida; otro da avisen con tiempo, y ya verni...
Que la Virgen los acompae.
Adis! adis!...
Y partimos satisfechos, pensando propsito de
aquella mujer, que si segn reza el adagio, No es
oro todo lo que reluce , tampoco es la humanidad
toda podredumbre y gas cido carbnico.
Tahuasco.


- -I i i i i il LC II I I Ilr------_ ---i-- i- --


~ia~x~fiaC~P~-aP








MARZO 18, 1897.


des y su acendrado amor la libertad de Cuba,
sino adems, respect la rden que la oblig
abandonar la Isla, por separatist, y los minu-
ciosos registros de que fu objeto abordo del
Olivette.
Sigue la emigracin, y siguen los atropellos del
gobierno espaol en las poblaciones, nico territorio
cubano donde an domina, exepcin hecha de las
tomadas por las fuerzas libertadoras. Hoy han lle-
gado la seorita Sigarroa, expulsada de Cuba, y el
D' Torralbas y familiar, secietario de la Academia de
Ciencias Mdicas, Fsicas y Naturales. El D' Scull,
el D' Florencio Cancio, director de uno de los cole-
gios de cirujanos-dentistas, y otras muchas perso-
nas, han sido reducidas prisin. Estas son las
noticias de ltima hora. Hasta la prxima se des-
pide su amigo y compatriota.
E. C.

Tampa, 25 de Febrero de 197'.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
La Delegacin del Partido Revolucionario Cubano
celebr anoche en el teatro Cspedes Hall, la fecha
del 24 de Febrero de 1895, con una agradable velada.
Ante una numerosa concurrencia, di esta comienzo
las ocho y media, declarndola abierta el Sr. Hen-
riquez, president del Cuerpo .de Consejo de Mart.
Siguieron en el uso de la palabra, pronunciando dis-
cursos llenos de-f patritica, los Sres. Figueredo,
Herrera, Duar, Carbonell, Arango, Zayas, Miyares y
Reyna. Tambin la Srta. Clemencia Arango dirigi
su palabra al pblico, manifestando su creencia
fundada, de que para terminar esa sangrienta gue-
rra que sostiene Cuba contra el poder tirnico de
Espaa, debemos continuar como hasta aqu, uni-
dos y determinados.
Concluy la fiesta conmemorativa con un bonito
cuadro, donde se destacaban los retratos de Cspe-
des, Mart:y'Maceo y en caprichosa combinacin de
luces de colors la fecha gloriosa que se celebraba.
Un bazar que para esta semana organize el Club
Discipulas de..Mart, obtuvo gran xito, pues ha
producido un buen contingent de dollars que irn
aumentar el Tesoro de la Patria.
Ha empezado publicarse en Port Tampa City
un peridico, cuyo nombre, El Eco de Mart, indica
ya su filiacin.en.el periqdisino. y. las.opiniones que
sustenta. Lo.dirige el Dr. Francisco F. Mendoza y
la circunstancia de ser bilinge .prolo.rc 'nar- mayor
propaganda nuestra causa.
Hasta el otro, correo, su amigo y comptriotp.
E. C.



UNA FALSEDAD

Por el correo se nos ha remitido' un ejemplar de
La Epoca de Madrid, fecha 14 de Septiembre del
ao pasado, sealndosenos en el mismo con lpiz
azul los prrafos siguientes:
Maceo figure, en la Habana, en un duelo entire
el general Lachambre y Agustn Cervantes, que hoy
pelea entire los revolucionarios. Por supuesto, apa-
.drinando al segundo.
El general Lachambre demiostr'en ese duelo
singular-bravura, pues se bati espada, sin cono-
cer much la esgrima, con Cervantes, que era uno
de los mejores tiradores de la Habana y lo puso, du-
rante el lance, en ms de un aprieto.
.A quines pretender engaar La Epoca con sus
Sembustes?
No ha de ser los que, bien enterados del asunto,
pueden ponerla en evidencia dicindole :
i Que el general Maceo fue al duelo como amigo
del seor Agustn Cervantes, y no apadrinndole.
2" Que Lachambre, lejos de poner al Sr. Cervantes
en aprieto alguno, much tuvo que ocuparse en de-
fenderse, por ms que tan indispensable ocupacin
no pudo librarle de recitir 'una estocada puesta
.con todas las reglas del arte.
Quiere ms el diario negrero, que lleva su odio
:todo lo cubano hasta falsear los hechos en un asunto
personal que no fue nada privado?
Quiere ms? Vamos, avise, que an dejamos algo
.en reserve.


Reliere nuestro co!ega Cuba Libri de lBuenos
Aires :
Cuando cl malhadado pacto del Zanjn, mientras
los generals Martnez Campos y Vicente Garcia
discut in los trminos del tratado. el coronel Fon-


seca, Jefe del Estado Mayor de Vicente Garca, diri-
gi.la siguiente pregunta Martinez Campos : -
Y quin, general, nos garantiza el fiel cumpli-
miento de lo que se nos promete ?
Y Martnez Campos contest :
Todo queda garantizado por el honor de Es-
paha.
Cosa rara!! En ese moment se nubl el sol y
principi soplr un temporal de lluvia!!... Hasta
la naturaleza se estremeci al oir semejanle blas-
femia.
Y como el honor de E-spaa
Result tan averiado,
Tenemos que los mambises
No lo quieren ni pintado.


Nos cuentan los peridicos mejicanos, que el
Sr. Jos M. Garca Montes, miembro nada comn
que fu de la -Central autonomista de la Habana,
es el president del Club Morelos y Maceo, y un
entusiasta incansable laborante.
Qu decepcin para Montoro!
Y qu honor para Pepe Garca Montes!


Como noticia interesante, public El Notici-ero
Universal de Barcelona, que:
bordo del crucero Alfonso XIII se ha dicho esta
maana una misa rezada en sufragio de las'almas
de los tripulantes del Reina Regente.
Eso es: much de misas,
Y cnticos, y honors,
Y... mientras las viudas
No huelen las pensions.


Con muchas muestras de aprobacin,. cuenta
un peridico de Espaa, que un alcalde de un
pueblo, no.escaso deimportancia. amenaz-i a un
honrado vecino porque no se quit' el sombrero
al pasar el seor cura.
Y vaya luego el poeta ; e.cribir para ese po-
llino de monterilla:
Que en nuestro siglo el pensamiento human
H-ace altar de la prensa y la tribune!
Bien es verdad que el animal no sabr leer ni
escribir. Pero s rebuznar: Viva Espaaa!


La Iequella Antilla de Ponce (Puerto Rico)
dice que:
nos perdemos si no ayudamos al gobierno descu-
brir los Maceas, Roloff, Gmez, y Bandera, puer-
torriqueos.
Despus agrega que quiere las libertades que
promete Cnovas.
Calle el traidor espa, que se vende
Y adulando al verdtugo as se humilla:
Atrs,. atris, que Pderto Rico ofendel
Vaya la... Meca La Pequea Antilla!
-*


Leemos, que por su
cuentr: con Maceo, el
ascendido capitn.
Injusticia tremenda!
gusima.


valor heroico en cl en-
portorriqueo Acha fue

Se merece ascender a ..


Segunda edicin... de La Confiant a U'nier-
sal de Bacelona:
protestamos sobre los cordones de los lentes de C-
novas; sobre la Empresa arrendataria, privilegiada
asociacin que explota todo lo explotable, con tal
de obtener buenos dividends para los asociados,
que al cabo y al fin son perros de la misma casta
que el gobierno.
Lo de todos los das: conocen la madriguera y
los bandidos, y... lo soportan...
Pero hay ms todava:
Un gobierno que de tal manera se mofa del pas,
debe desaparecer de la escena..... Si tal no hiciera,
est juzgado con el calificativo de pirata, inepto
illegal.
Pero no piensen ustedes que despus de ha-
blar as, habr el acabse; no:
I)e ese gobie;no que llama
Pirata, inepto 6 ilegal,
Seguir siendo la amiga
La Confianza Universal.

*
A Valeriano le llama El Globo de Madrid:
El plumlitif general en jefe del ejrcito de Cuba.
No ser por lo de las plumas, puesto que el
bisonte lo que tiene son cerdas.


La Unin Vascongada, sea La Epoca de
San Sebastitn, se ocupa del general Sanguily:
el gobierno se ha fundado al concederle el indulto
en poderosas razones.
No hay duda que poderosas
Razones tales lo fueron:
Qu ms poder de razones
Que aquel que produjo el miedo*?

--------.^.------

LA OPINION EN ESPAA

El Nuevo Rgimen, Madrid : Espaa se encuen-
tra en una situacin verdaderamente dificil. Sostiene
dos guerras, y en ninguna de la dos -es afortunada.
No les ve trmino, con imponerse incesantes sacrifi-
cios de sangre y dinero.
En Cuba no ha producido efecto alguno el pro-
yecto de reforms. Los insurrectos, como al acabar
de leerlo auguramos, lo han recibido desdeosa-
mente, y se han afirmado en sus propsitos de inde-
pendencia. Contina la guerra, y no con menor en-
carnizamiento.
En Filipinas presentaban mejor cariz las cosas
despus de abierta la campaa de Cavite. De im-
proviso ha entrado el desaliento, Resultan cada
vez ms costosos los triunfos, no abandonan los ie-
beldes una trinchera sino para replegarse en otra
y ofrecer mayor resistencia, y cunde la insurreccin
por otras provincias. Apercibido el general en jefe


COLECCIONES
D E









Participamos ,al pblico que tenemos de venta colecciones de

S"1, t &,, %% comprendiendo el primer ao, al precio de 33
francos par a la Francia y 36 para el extranjero.

En este peridico ilustrado, que es el nico rgano cubano en

Europa, hallari el lector la.informacin ms exacta y complete
respect la historic de la guerira de Cuba.


PRIMA EXTRAORDINARIA

La Administracini frece una r'-bjia de 20 por 100, lo ue reduce el costo de la
coleccin los precios de 26 fraicos: 40 cntimos para la Francia y 28 francos
80 cntimos para el extranjero, saber.:
lo A los actuales suscriptores que desen obtener la coleccin.
2 A los nuevos suscriptores por ao.
El tiempo fijado para obtener dicha rebaja, es:
o1 Un mes para Francia (Enero de 1897).
.o Dos meses para Europa (Enero y Febrero de1.897).
3 Tres meses para Amrica (Enero, Febrero y Marzo de 1897).


El precio del franqueo correr cargo de la Administracin.

Los pedidos deben venir acompaados de un mandato postal y
dirigido al Administrador-Gerente, 20, rue Saint-Vincent-de-

Paul, PARIS.

NOTA.-La Administracin advierte que no -servir pedido ninguno de coleccin grtis.


de que es intil vencer si no se dejan tropas en cada
lugar vencido, y de que, media que avanza,
cuenta con menores medios de combat, pide re-
fuerzos y est impaciente por recibirlos. Escaso, al
fin, de tuerzas, enfermo, fallido en sus esperanzas,
quejoso tal vez de no haber encontrado en el go-
bierno el apoyo y el calor que deseaba, dimite el
cargo y se apresta dejar las islas.
Qu hacer en tan apurado trance ? Quiso Pola-
vieja imponerse por el terror, llevar la barbarie al
extremo de hacer fusilar los tagalos por los taga-
los, meter saco los bienes de las ms poderosas
families; y no ha conseguido sino encender ms y
ms en ira los corazones y avivar el fuego de la
guerra. Se. ha decidido, para mayor desventura de
Espaa, por-los intereses de las aborrecidas comu-
nidades religiosas. Airados los insurrectos, se han
repartido las tierras que esas comunidades surpa-
ron, y luchan hoy desesparadamente por su patria
y su terruo.

El Globo, Madrid:- Los hechos son cada dia
ms graves, la impotencia del gobierno para domi-
narlos es cada dia ms manifiesta, y es al mismo
tempo mayor cada yez la incomprensible tranqui-
lidad con que los actuales gobernantes mirari la
situacin.

La guerra empeora; el relevo de Weyler se difi-
culta; la aplicacin de las reforms se imposibilitan
la gestin diplomtica se tuerce; los temores de ca-
tstrofes que parecan lejanas se hacen inminentes;
se desvanecen las ltimas esperanzas, y el ms ne-
gro pesimismo y la inquietud ms viva se enseo-
rean de todos los nimos.
Hemos llegado al caso de.dudar de que la volun-
tad del gobierno sea eficaz all donde ms conviene
que lo sea.

Pero la situacin de Cuba es cien veces ms grave,
por culpa siempre del Sr. Cnovas, que hubiera
prescindido del general Weyler, si en los moments
en que lo envi Cuba se le hubiera ocurrido otra
designacin an menos acertada para la opinin
pblica.

Y siga el Sr; Cnovas diciendo que no pasa nada,
mientras que el rest de los espaoles, con expre-
sin grfica, dice que cuanto ocurre es un delirio, y
no de grandezas.
-------*-------

BIBLIOGRAFIA

La anarquia espaola y el sacrificio de' los
cubanos.- Discurso pronunciado en l .velada
que celebr en Chichering Hall el 27 de Noviembre
de 1896 el Club Profesional Oscar -'. i, ic', para
conmemorar el vigsimo quinto' aniversario' del
fusilamiento de los estudiantes de Medicina de la
Universidad de la Habana. Por Manuel Sanguily.
- Nueva York. Imp. Amrica. 1896, Un
folleto en 4 con 20 pgs. no
Si este discurso del Sr. Sanguily no reuniera
todas las bellas condiciones que caracterizan cuanto
produce su inteligencia, bastara para su elogio la
manera admirable como present un hecho histrico
que l mismo ha tratado ya otras veces, y sin em-
bargo, lo expone de modo tan nuevo y tan apropiado
la poca revolucionaria por la cual atravesamos,
que aun por much que se haya ledo sobre el
asesinato de los estudiantes, y por muy familiariza-
dos que nos encontremos con todo lo anteriorque ha
dedicado al mismo asunto el Sr. Sanguily, no puede
menos de encomiarse la ejecucin de su ltimo
discurso y estimarse como una pieza de much
mrito en nuestra literature poltica contempo-
rnea.

L'Invasion. Organe des inters cubains en
Haiti. Redacteur en chef : S. 'Giraudi Betan-
court. Port-au-Prince. Imp. H. Chauvet
SC'. 1897.
Vemos con satisfaccin que no estuvimos equivo-
cados al publicar nuestro peridico en dos lenguas,
la propia y la que se habla en el pas donde se re-
side, puesto que ya cuenta la causa de Cuba Libre
con tres peridicos ms bilinges,-siendo el ms
reciente de. ellos L'Invasion, queredacta en Port-au-
Prince el compatriota Sr. Girautr, quien devolve-
mos el saludo que nos dirige, la vez que desea-
mos larga vida su bien inspirado semanario.

La Cr6nica. Director: Jos Camacho Carri-
zosa. Bogot Imp. de Medardo Rivas 1897.
Ha comenzado ver la luz este peridico, esen-
cialmente americano, y asi, pues, partidario de la
independencia de Cuba.
Salud al nuevo compaero, y todos nuestros votos
por su prosperidad ms complete.

NOTA. En esta seccin daremos cuenta, ms
menos detallada,- de toda. publicacin de la que s'e
nos envien, franco de porte, dos ejemplares.


SELLOS CUBANOS

Ponemos en conocimiento de nuestros lectores,
que contina de venta la coleccin de sellos de la
Repblica Cubana, en la Administracin de este
peridico, 20, rue Saint-Vincent-de-Paul.
La componen cuatro de diferentes colors, pero


de dibujo igual
la reproduc-
cin que pre-
sentamos.
Dichos sells
son de 2, 5, 10
advertimos que


y 25 centavos.
S,bemos, ade-
ms, que circu-
lan por el co-
rreo de Fran-
cia. Por ltimo,
las rdenes deben venir acom-


paadas de su imported, y que el precio le la
coleccin, incluyendo el franqueo, es de dos
francos cincuenta cntimos.
NoTr. No se admiten en pago otros sellos
que los franceses.


HOTELS RECOMENDADOS

Gr;iau Sli te, bo:iuvnrl des Capucines.
Ildtel Coitinitir tal, rue I ,'.i1....
Ilitel Terniminu, roe Saint-Lazare.
Iotel l duii L.ouvre, rue de Rivoli.
llotel

____ ~_I___


'LpRF~V'B~E\p C\P~pnp




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs