Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00060
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: March 4, 1897
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00060
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text















44


Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRATION sUSCRIPCIN EN FRANCIA
A PARS de7 PARISH
20, ue Saint-Vincent-de-Paul A ozo PARIS Marzo 4 de 1897 Nm.59 Uno, emeostre,.ntd ........ fr. r.
Un trimestre, id. id. ........ fr. 6.50
Telgrafo t .REPCUBAINE EN EL EXTERIOR
-- S IE PTTJBI O.A LC O S J'TTETlV S Un ao, pago adelantado.................. 25 t
SNo se devuelvenOUn semestre, id. id. ................... 3 fr.
Yo se devuelven los manuscritos NMIERO SUELTO..... r.5 etO.
...i i i..... r 5 c s


IOH, DIPLOMACIA!


or poco observador que se sea,
y por poco que interest la
cuestin de Cuba, no creemos
que con facilidad se halle per-
sona alguna al corriente de la
S march de la. poltica del
da, que no haya fijado su a-
/' tencin en el espectculo que
vienen ofreciendo las naciones
de Europa que han interveni-
do por la va diplomtica enel conflict entire Gre-
cia y Turqua, y con ms especialidad, aquellas que
caonazos han venido demostrar que no es ms
que un mito cuanto encierra toda esa fraseologa
de vas legales, y amistosas, y respeto al derecho de
gentes, y la libertad humana, etc,, etc., cuando
se interponen cualesquiera deJos mezquinos intere-
ses que en la generalidad de las naciones imperan.
No hace todava muchos meses y aun hoy mis-
mo los poderes conservadores y no pocos llama-
das liberals, atacaron con encarnizamiento la posi-
bilidad de que .los Estados Unidos llegaran inter-
venir en los asuntos de Cuba. Segn ellos, eso seria
una violacin del derecho que dicen tiene Espaa
sobre la isla, una usurpacin que las dems nacio-
nes no deban consentir, con tanta mayor razn,
cuanto que la Gran Repblica no trataba ms que
de anexa-rse dicha isla, poniendo en vigor esa doc-
trina de Monroe, atentatoria los intereses europeos
en el Nuevo Mundo.
Pero estalla el movimiento revolucionario de Cre-
ta. Aquel desventurado pueblo, cansado de sufrir la
esclavitud de esa otra Espaa que se llama Turqua,
lnzase romper sus cadenas, pugna por ser dueo
de sus destinos, y ioh, justicia, oh, conciencia y sin-
ceridad de naciones! Conmuvense los gobiernos,
rmanse buques y soldados, invaden el territorio
ageno y bombardean, no al opresor, sino al oprimi-
do; no al ms fuerte, sino al ms dbil; no por la
fuerza del derecho, ni de la justicia, ni de la razn,
sino por el derecho de la fuerza, del inters y del
egosmo.
Por qu no se han atreido hacer ni la tercera
parte de esto en las aguas en tierra de Cuba?
El ms profano bien lo alcanza: por temor-y bien
fundado- la nacin que no hace much hizo que
Inglaterra desistiera de su gestin nada pacfica con
respect Venezuela; que de no ser as, ya en dos
aos que llevamos de Revolucin Cubana, hubira-
mos tenido ocasin de ver ms de una reclamacin
y hasta una intervencin, no por cierto como esa que
se ha criticado aun sin verificarse los Esta-
dos Unidos, sino del gnero de esas que impne-
mente se llevan cabo en Creta en las postrimeras
del siglo no con much justicia llamado de las
luces ....
Este acontecimiento tiene para los cubanos una
especial enseanza y una comprobacin indiscutible.
Nos ensea cmo no tenemos absolutamente nada
que aguardar en bien de nuestra causa, de los go-
biernos de Europa, los que si no ayudan Espaa
ponernos ms cortas y ms pesadas cadenas, es
porque estn muy convencidosquela intil aventura
les habra de costar sumamente cara; y nos comprue-
ba cun sabios fueron nuestros prceres Lpez, Cs-
pedes y Mart, y nuestros ilustres Agramonte, Maceo
y Gmez, al convencernos con sus palabras y con
sus hechos, de que la diplomacia que nos ha de tras-
formar de esclavos de una factora en ciudadanos de
una repblica independiente, se halla en el can
del rifle y en el filo del machete.



*


A


ESPANA


A mi amigo Jun Vallant y Girn


Estos, Fabio iay dolor! que ves ahora,
Campos de soledad, mustio collado,
Fueron un tiempo Itlica famosa.
RioJA.-Ruinas de Italia.

i Espaa!-La flaqueza
De tus cobardes hijos pudo sola
Asi enlutar tu sin igual belleza
....vanamente
Busco honor y virtud; fu tu destino
Dar nacimiento un da
A un odioso tropel de hombres feroces,
Colosos para el mal.
QUINTANA.-A Padilla.

Cun solitaria la nacin que un da
Poblara inmensa gente !
ESPRONCEDA.-Elegia.

Ignominia perenne tu nombre
Degradada y estpida Espaa.
HEREDIA.-A Riego.

Torpe, mezquina, y miserable Espaa.
ZORRILLA.-Espaia Artistica.


An era yo muy nio y me contaban
Que fuiste grande y poderosa un tiempo,
Que tus naves llenaban el ocano,
Que llenaba tu nombre el universe;
Que tus legiones por do quier triunfantes
Asombraban el mundo con sus hechos
Y que eran los hidalgos de tu tierra
Dechados de cumplidos caballeros ;
Que temblaban de espanto las naciones
Al escuchar tu formidable acento,
Y que el sol sin cesar, en tu bandera
Alumbraba el escudo de tu pueblo.
Eso y an ms que guard la memorial
De tu poder, Espaa, me dijeron,
Y yo de Cuba en las remotas playas
Acariciaba cual dorado sueo,
La esperanza feliz de ver un da
Rico en recuerdos tu fecundo suelo.
Lleno de fe, con frvido entusiasmo,
Empapado en patritico ardimiento,
Mil veces ay! desde la verde gorilla
De mi tierra infeliz, busqu lo lejos
Con ansiosa mirada hacia el Oriente
La sombra de tus montes corpulentos,
Y mil veces y mil imaginaba
Mirar distance entire la mar y el cielo,
A travs de las brumas y el espacio
La sombra aquella de tus montes bellos.
As embriagado en dulces ilusiones,
Ignorante, feliz, nio inexperto,
Soaba con tus bravos capitanes,
Soaba con.tus grandes monumentos,
Con tus bellas mujeres, con tus bardos,


Con tus fiestas, combates y torneos,
Y sin cesar, Espaa, en la memorial
Un culto consagraba tus recuerdos...
Pero el tiempo vol; con l volaron
De aquella edad los mgicos ensueos,
Y no ms por el prisma del engao,
Pude mirar, Espaa, tus portentos.
El dolo toqu que tantas veces
Admiraba inocente desde lejos,
Apart los girones de su manto
Y el barro inmundo contempl del cuerpo.
Entnces iay! las ilusiones bellas
Que agitaban mi ardiente pensamiento,
Cual hojas por el cierzo arrebatadas,
Para ms no volver desparecieron.
i Palp la realidad! El desencanto
Al entusiasmo sucedi en mi pecho,
Y en vez de admiracin, sent en.el alma
Un sentimiento, Espaa, de desprecio.
Porque vi tus ciudades despobladas,
Transformados tus campos en desiertos,
Convertidas tus fbricas en ruinas,
Y sin bajeles tus antiguos puertos;
Y vi tambin la patria de Viriato
Emancipada del pendn ibero,
Y la roja bandera de Inglaterra
Dominando las aguas del Estrecho;
Y los hermanos contempl-si hermanos
Alguna vez los espaoles fueron-
Que en discordias civiles divididos
Se devoraban como tigres fieros,
Manchando as la tierra que fecunda
Tantos laureles produjera un tiempo.
En vano interrogu- Dnde, decia,
Est de los fenicios el portento?
En qu lugar se ocultan de Cartago
Las riqusimas minas y el comercio ?
Por qu no miro de la altiva Roma
El pasado esplendor? Por qu no encuentro
Los crmenes floridos y canales
Que dejara al partir el agareno ?
Todo despareci !-Ruinas tan slo
Descubre la mirada del viajero
Al recorrer los solitarios campos
Frtiles por do quiera, pero yermos:
Y cual suele mirarse all en el foso
De algn castillo que respeta el tiempo,
Los reptiles inmundos que se agitan,
Y bullpen, y se agrupan en el cieno
As tambin en derredor se miran
De tus ricos, grandiosos monuments,
Bullir como reptiles en el fango,
Atrasados y brbaros tus pueblos....
i Desdichada nacin! Ayer tu nombre
Llenaba con su gloria el universe,
Hoy... olvidada vives de la historic,
Que menosprecia referir tus hechos.
iOh, si la frente alzaran del sepulcro
Los que en Lepanto y San Quintn cayeron !
i Cmo ruborizados la ocultaran
Al contemplar las glorias de sus nietos !
i Balanguingu! i Jol! i Las Chafarinas !
Esas las glorias son del pueblo ibero !
i Despus de los gigantes que pasaron
Slo quedan.... parodias de pigmeos....!
Para vencer tus invencibles naos
Fu preciso la clera del cielo,
Mas vino Trafalgar, y tus escuadras
Una sombra no son de lo que fueron.
En Africa, y en Asia, y en Europea,
Se paseaban triunfantes tus guerreros,
Y no bastando tu poder un mundo,
Otro mundo ms grande te di el cielo;
Pero tus hijos, crueles y feroces,
De sangre, y oro, y de maldad sedientos,
Las inocentes tribus de aquel mundo
Devoraron cual buitres carniceros,
Y mil pueblos y mil que all vivan
En tropel la tumba descendieron....
Cay del Anahuac la monarqua
Y de los Incas sucumbi el imperio;


Atahualpa, Caonabo, Moctezuma,
Hatuey, Guatimozn... todos cayeron!
-Y apenas de sus nombrs la memorial
Entre lgrimas guardian los recuerdos....
iSanguinaria nacin! Como Saturno
Devoraste los hijos de tu seno,
Y despus, cual Can, tus hermanos
Sacrificaste con encono fiero.
Como el rbol del mundo americano
A cuya'sombra que emponzoa el suelo,
Callan las aves y la plant muere,
Se marchita la flor y huye'el insecto;
As tambin la funesta sombra.
De tu pendn fatdico y sangriento,
Huye la libertad, cesa la industrial,
Calla la ilustracin, muere el progress.
Hija de los desiertos africanos,
Parece que la mano del'Eterno
Para library de tu contact Europa
Hasta el ter alz los Pirineos.

Qu se hicieron, Espaa, tus laureles ?
Qu se hicieron, tus nclitos guerreros ?
Tus conquistas, tus glorias de otros dias,
Tus matronas, tus sbios, qu se hicieron ?
Apenas de ese inmenso podero
Conservan ya tus hijos el recuerdo,
Que hasta el recuerdo de tu antigua gloria
Lo ignore, Espaa, tu atrasado pueblo.
Generacin raqutica y bastarda
De mendigos, y frailes, y toreros,
Cmo ha de comprender iay! las proezas
Que acabaron sus nclitos abuelos ?
Cmo ha de comprender que hubo un Padilla: j'
De noble audacia y corazn de fuego,
El pueblo que en abyecta servidumbre
Dobla tranquil la opresin el cuello?
Cmo ha de comprender cuanto fu grande
El alma de Guzmn llamado el lHueio,
La gente que enervada en los placeres
Ni tiene fe, ni fibra, ni denuedo ?
Cmo admirar pudieran esos hombres
De espritu servil y flaco aliento
La abnegacin sublime de Numancia,
Ni de Sagunto los preclaros hechos ?
SHijos espreos! i Raza degradada!
Degenerada estirpe de'pigmeos!
Acaso con la fbula confunda
Las gloriosas hazaas de otros tiempos!
Acaso con escptica sonrisa,
La relacin escuche como un cuento
De los hechos titnicos que un da
Renombre dieran al pendn ibero !
De tu inmenso poder, msera Espaa,
Slo quedan memories y recuerdos:
Las naciones que aver te obedecan,
Hoy pronuncian tu nombre sin respeto:
Y maana la historic en sus anales
Escribir con lgrimas tus hechos,
Y tus hijos.... tal vez avergonzados!
Maldecirn sus brbaros abuelos....
Por eso con amargo desencanto
Vi tus ciudades, y estudi tus pueblos,
Y en vez de admiracin, sent en el alma
Un sentimiento, Espaa, de desprecio.


*,,


pni-\7








MARZO 4, 1897.


1R RIBOS CUBANO8
PARA LOS rHEIlDO MOS

SUSCRIPCIN ABIERTA POR






e6mne Lista: :
_Ls .. Francos.
SLa hija de un cubano...... .......... .... .... 200
M. Frantz Jourdain,.literato............... 2.oo
os ameyes .. ................. 1.. o.oo
M. Marius Cladel........................ 2 00
Dos hermanas parisienses. ............. 2.00
M. Louis Solvet, conductor litgrafo...... .00
Un bracutey.......... ..;............. 2.0oo
M. Ajas, Tioultu'se-.. .... ...; ...... 18.oo
M. Toitoirie,'nifiito frncs-...'........... 2.00
M. R.:. B...Yonne................ f. .. .. 5.oo
Recojidb por: M; Jai SVre, .e ejl. Cafd
. I 3cp 3.8o
Procop .,. :... ............. ..*.....** 3.8p
SM.Toinon, cilcubano-franc, de4aos;
Neuli r-Sr ince..... ...... .. ,. 5.oo

Total................ 82.80
Total anterior.. ........ 534.75

-Total generah.. ......... 617.55

Nota. L.s do.gtivs deben enviarse al direc-
tor 6 al administraWdqde .L. -~i'r1ca Cubana.
20, rue Saint Vincent Pai. 1i.e1.4o can today
claridad los nombres, apellidus.. prlfesiii0es y can-
tidades, tin de evitar errors en' las lists que pu-
blicamos. Todos los donate os que hfgran en la
lista'que antecede han sido entregados al Sr. Doctor
Betances, Delegado del Gobierno Cubano en Paris,
y cuyo recibo tenemos l.a"disposcS6n de los
donantes. N. de la R.




EL NUEVO HROE DE ESPAA,!


As como no gnan los espaoles para sustos y
para fracasos, no ganan tampoco para recompensar
los hroes que les nacen, por lo menos, razn de
dos cada mes. A Valeriano, Polavieja, Cirujeda,, La-
chambre y Albert, ha venido otro hacerles compe-
tencia cruel; es decir, otro hroe, pero ms nuevo,
ms al dia, ms llamativo, ms de ltima hora, en
fin. Este es un Lus Morote, que como corresponsal
envi Cuba El Liberal de Madrid, y quien acaba
de inventar una novela que en la parte que no aburre
por lo tonta, fastidia por lo imbcil.
Prximo abandonar la isla, ide hacer un ne-
gocio de provecho para l y para su diario, y pues
nada: una vista al general Mximo Gmez, y...
escribir la novela.
Y ha sucedido como pensaba el plagiario y
malo de los activos, inteligentes y sin rivals pe-
riodistas americanos, quienes tanto y tanto in-
forme verdico interesante debe hoy el universe.
Pero, atencin, que empieza el hroe:
Alegua y media del pueblo, dijome el prc-
tico :
Cuidado, que esto es ya Cuba Libre .
A la legua y media del pueblo ya es Cuba Libre,
eh ? Luego hay Cuba Libre establecida, y espaoles
que no se atreven salir legua y media? Mo-
rote no dice la verdad, 6 la pacificacin de Valeriano
no llega ms de legua y media, pesar de los
200,000 hombres y de sus diarias victorias.
a< Mand un recado al alcalde...
Con quin? Con un insurrecto; luego, estos
entran y salen en y de las poblaciones cuando y
como quieren, hasta el grado que pueden servir de
correo todo un espaol Morote ?
Apuntenos, y adelante:
En el campamento de Maniquita me hicieron
leer el extraordinario de El Liberal, referente la
accin diplomtica.
Aqu comienza la rclame, el bombo, el anuncio;
ya vern, ya vern ustedes ms adelante.
Los insurrectos me asaltaron preguntas.
Justamente: lo estaban aguardando hacia un mes,
con el extraordinario de El Liberal y las reforms.
Si este Morote es de.lo ms popular y bien infor-
mado en Cuba Libre, y hasta las jutas y las niguas
preguntan diario :
Cundo viene Morote?
Repart entire ellos nmeros extraordinarios de
El Liberal...
jQuin lo hubiera visto haciendo de repartidor en
plena manigua :
El Liberall... El Imparcial!... La Corris-
\pondencia!... Los aguacatazos y naranjazos no le
hubieran permitido hacer ahora el cuento chino que
hace.
Comienza hablar del general Gmez :
Cuando entr en su tienda me dirig l y le
salud familiar y democrticamente .
Vamos, y no le pidi V. un tabaco y la candela ?
Amigos viejos, indnticas personalidades, compin-
ches y compaeros; en fin, ha debido usted ser ms
franco y menos etiquetero con un camarada quien
no ve despus de tanto tiempo.
-Quin es usted?--preguntme.
-Un enemiga. Soy reriodista espaol.
Ya apareci aquello; pero en El Liberal, bien
entendido; que ya el tiempo ros dir como no fue


al general Gmez quien Morote larg la quijotada
de ordenanza. Mucho ser concederle el aliento que
necesit en aquel trance nada agradable, para bal-
bucear:como el cataln de Bayamo:
--4No conoce Vd. pur el acentu que soy sibuney?
,i Secuestrndome la hamaca, el impermeable, la
0cleccin de El Liberal.
Dale con El Liberal! Pues tantas arrobas de
,papel viejo cargaba el hombre, que despus de.aquel
reparto an :le quedaba nada menos que una
coleccin ?
< Muchos me miraban con curiosidad y algunos
con lstima.
De acuerdo : curiosidad, por lo feo que es; lsti-
ma, por que seguramente algo conoceran ya los
cubanos al tipo que tenan delante.
Tena la tropa buenos caballos. Los jinetes iban
vestidos, equipados regularmente. Llevaban bolsas,
cartuchos, polainas, cinturones, zapatos, todo pro-
cedente de los talleres de la Revolucin establecidos
en el Camagey,
Esto si.es verdad; pero no porquelo diga Morote.
No hay peridicoamericano que no lo haya dicho.
As son las noticias verdad de toda la novela.
El president del Consejo de Guerra, brigadier
Domingo Mndez Capote, excatedrtico de Derecho
de la Universidad de la Habana.
S......... ... ..... .... ..... ......
Componian el Consejo de Guerra notabilidades
de la partida, todos doctors en Derecho y Medi-
cina.
Eran: president, el brigadier Mndez Capote;
vocales, los brigadieres Pujals, Snchez Agramonte
y teniente coronel Caneda; secretario auditor, Vi-
lluendas, y asesor, Fernando Freyre, exmagistrado
de la Habana.
Cmol No ha dicho Vd. mismo, al igual de
todos los corresponsales espaoles, que slo hay
negros y bandidos en la Revolucin ? IAh, Morote,
Mogote Monigote!...
Como haba recibido una carta de Mximo con
orden de abrirla en el camino, me enter de ella y vi
que, llenndome de insultos, manifestaba su senti-
miento porqne el consejo de guerra, no me hubiese
condenado muerte.
Se necesita ser todo un Morote, para caer en esta
pifia. Con que el general Gmez es un dspota, un
dictador que impone su voluntad, y l dice Vd. que
manifiesta en la tal carta (y Vd. mismo confiesa) que
acat el fallo de consejo, contrario su deseo de
verlo Vd. fusilado? Y si este hombre procede as
con la ley, cmo podremos calificar Weyler,
cuyos consejos de guerra no obedecen otra orden
que la de condenar muerte todo 'aquel que no
sea ciudadano de los Estados Unidos?
Vaya, vaya con el nuevo hroe que le ha nacido
Espaal

----- -*- ---------


PARA LA REPUBLICAN CUBANA


Quin puede afirmar que la admirable insurrec-
cin cubana, teniendo raya desde hace dos aos
los ciento cincuenta mil soldados que ha enviado
Espaa para aplastarla, no ha animado los bravos
cretenses levantarse slos en la isla contra toda la
Europa, que sin vergenza se ha puesto al servicio
del Sultan ?
El herosmo es una semilla que se extiende pronto
sobre todo el globo, y que bien presto se ve germi-
nar un poco por todas parties. Los cubanos no han
fundado slo su libertad: han trabajado victorio-
samente por la libertad de los otros pueblos.



f

Director de L'Intransigeant.

---------.^---------ii


SENOR, DIRECTOR :


Usted me embarazaria grandemente pidindome
algunas lneas para su peridico, si alguna cosa pu-
diera nunca embarazar mi franqueza y mi lealtad.
Usted es republican, y'yo odio la repblica.
Usted siente horror por los espaoles, y yo siento
por ellos amistad y estima.
Pero todo eso no impide que ame y admire los
vencidos siendo yo mismo uno de ellos por
donde quiera que combaten y mueren por su Fe y
luchan por lo que hay de ms sagrado aqu abajo,
despus de Dios : la Libertad y la Independencia.
He aqu por qu he saludado el cadver de Maceo,
como deben saludarse los restos gloriosos de un
hroe, y por qu mi corazn sangra cada vez que
los parties del teatro de la guerra cuentan que uno
de los vuestros ha cado.






Director de L'Autorit.


*


EL GENERAL MACEO

El Porvenir de Nueva York public en un suple-
mento una parte del diario.de campaa del venera-
ble Presidente de la Repblica de Cuba, Sr. Salva-
dor Cisneros Betancourt, y de la cual tomamos esta
conmovedora relacin, que seguros estamos han de
leer todos con el inters ms creciente.

Tan pronto como acampamos, lleg una comisin
procedente de Matanzas, que traa la noticia official
confirmando la muerte de uno de los generals ms
gloriosos que ha tenido nuestra pobre Cuba; fig-
rate cmo no se pondria el campamento: en todas
las fisonomas no se vea ms que dolor profundo.
En el acto el Consejo de Gobierno conmigo la
cabeza fu al Cuartel General darle el psame
al general Gmez por los compaeros desapare-
cidos y por su hijo en particular. Llegamos, y el
secretario de la Guerra, Garca. Caizares, que
interinamente desempea esta carter, tom la
palabra, retirndonos en el acto, porque el General
estaba muy afectado, hasta tal grado que no pudo
contestar; quiso hacer un esfuerzo, pero el dolor
se lo impidi, y lo dejamos slo con sus penas.
Despus fueron los subsecretarios de Estado, mis
ayudantes, jefes y oficiales fuera de servicio, toman-
do la palabra el jefe del despacho de Hacienda C.
Nodarse. El General en Jefe se levant recibirlos,
sombrero en mano, y todos la vez le imitamos des-
cubrindonos, y el ciudadano Nodarse emocionado
dijo lo siguiente: General: vengo en.representacin
de los jefes de despachos, ayudantes, jefes y oficiales
del Gobierno, hacerle present el profundo senti-
miento conque compartimos su pena y la que siem-
pre llorar nuestra Cuba en unin de sus amados
hijos. El General, haciendo un duro esfuerzo, con-
test: Perdnenme, seores (le saltaron material-
mente dos rios de lgrimas,) les agradezco esta
manifestacin tan espontnea. Aqu no pudo pro-
seguir porque las lgrimas no lo dejaron. Seores:
el guerrero nunca debe llorar sus compaeros, si-
no imitarlos; ellos no han hecho ms que cumplir
con su deber, que es haber venido Cuba morir,
lo mismo que han hecho ustedes: no pido que ven-
guis la muerte del hroe y compaero, porque en
corazones nobles y en una causa santa como la que
defendemos, la venganza no tiene cabida, el corazn
la rechaza; pero s tratemos de imitarlos. Perd-
nenme, seores, estas lgrimas; pero soy padre. Uno
de la recienllegada comisin dijo:-General: yo soy
padre y lloro.-A lo que respondi aqul: Gra-
cias. Hizo un saludo con la mano, inclin lenta-
mente la cabeza, y todos nos retiramos llenos de
profundo pesar al ver un anciano que desde el pri-
mer moment que se enter de la noticia, por los
parties enemigos, dijo: Mi corazn nunca me ha
engaado, y la muerte de Maceo, mi inolvidable y
querido compaero, lo mismo que la de mi amado
y querido Pancho, son verdad.
El Consejo de Gobierno, en sesin extraordinaria,
acord lo siguiente:
1.0 Decretar diez das de luto en todo el territo-
rio de la Repblica, que se observar rigurosamente
empezndose contar dicho trmino desde el da
que llegue conocimiento del jefe autoridad del
distrito correspondiente;
2. o Enviar comunicacin de sentido psame la
viuda del valiente General;
3. o Dirigirse el Consejo de Gobierno en pleno, y
despus los empleados, jefes y oficiales de la residen-
cia del Gobierno, la del General en Jefe, como re-
presentante del Ejrcito, para expresarle su condo-
lencia por tan irreparable prdida;
4.- Que por la orden general del da se d co-
nocer todos los jefes y oficiales francos de servicio,
que las seis de esta misma tarde pasen la resi-
dencia del General en Jefe cumplir con el mismo
triste deber.
As mismo, enterado el Consejo de Gobierno de la
muerte del Ayudante del Lugarteniente General,
Francisco Gmez Toro, hijo del General en Jefe,
acord:
1.0 Dar el psame sentido al General en Jefe;
2. 0 Enviar conmemoracin expresiva de la con-
dolencia de este Gobierno la seora madre del
pundonoroso y valiente Ayudante;
3.0 Publicar todos estos acuerdos en los peri-
dicos de la Repblica.
P. y L.-Residencia de Consejo veintiocho de
Diciembre de mil ochocientos noventiseis.
El Seeretario de Consejo,
Jos Clemente Vivanco.


Orden General del Ejrcito
El Lugarteniente General Antonio Maceo, ha
muerto el dia 7 del actual en rudo combat contra
los enemigos de la Patria.
Cay el hroe en San Pedro, trmino de Hoyo Co-
lorado, en la provincia de la Habana.
La Patria llora uno de sus ms esforzados de-
fensores; Cuba al ms glorioso de sus hijos y el Ejr-
cito al primero de sus generals.
SOLDADOS: El general Antonio Maceo ha muerto,
y es preciso seguir su ejemplo de bravura y herico
patriotism en defense de la Patria.
El Ejrcito est de duelo: ordeno, por lo tanto,


diez das de luto, sin ms toques que los de orde-
nanzas y el mayor silencio y recogimiento en los
campamentos.



Santa Teresa, Sancti Spritus, Diciembre 28
de 1896.

.'De una carta que public nuestro colega ElYara
de Cayo Hueso:
Las Villas, Diciembre 3o, iay.r
Sr. Jos D. Fo'Y. )
SCayo H ei.i<..

Enterado el Consejo de Gobierno, por comuni-
cacin del general Mir, de la muerte del lugarte-
niente general mayor general Antonio Maceo, ocu-
rrida el dia 7 del corriente en las cercanias de Maria-
nao, provincia de la Habana, cele.br. sesin extraor-
dinaria en la que se tomaron los acuerdos de que
envio copia certificada para su archivo y publicacin
en los peridicos oficiales de esa colonia.
Al lado del .general y cumpliendo su deber de
ayudante pundonoroso, cay tambien el hijo del
general en Jefe, digno de ste en su muerte y del
puesto que desempeaba. Acompaaba al general
Maceo, quien tena especial empeo en traerlo al
lado de su padre para consuelo de.ese anciano en
esta ruda campaa.
En rden gradual ha venido la desgracia para
Cuba privndola de. sus ms valiosos hijos y llenan-
do hoy de dolor, ms que nunca, el-corazn de los
cubanos con la prdida del mi .:i.i:..:. v brillante
de sus generals, y tal.vez, el m.is ..t.der.n e y res-
petuoso de sus hijos. Al decretar el Gobierno el m-
ximum fijado para el luto en la Repblica, no ha
hecho ms que ajustarse la realidad, interpretando
el intenso sentimiento de todos los cubanos, del que
son igualmente participes todos los que dependent
de esa Delegacion en el Exterior. A ellos, pues, har
usted llegar los acuerdos del Consejo para satisfac-
cin de su dolor.

La muerte nos priva, querido amigo, no solamente
del ms temido de nuestros generals, sino tambin
del ms firme sostn en la paz- de los principios de-
mocrticos por que tantos anhelan los buenos cu-
banos.
Ignoramos an, oficialmentente, los detalles de
ese lamentable suceso; pero la versin.semi-oficial
que nosotros ha llegado, y que creo la ms veros-
mil, es la-de que el general, en unin de su Jefe de
E. M. general Mir y tres ayudantes, entire ellos el
hijo del general Gmez, con objeto de colocar un
flanco, se haba separado alguna distancia del grueso
de la fuerza, cayendo en el lugar en que ya estaba
emboscada una fuerza enemiga, que intent apode-
rarse del cadver, no habindolo logrado merced al
mpetu con que acudieron defenderlo unos pocos
ginetes al mando del brigadier Pedro Daz, al tener
noticia por el general Mir y los ayudantes, todos
heridos, de la desgracia ocurrida. Se cre que el ene-
migo tena noticias de que el general Maceo se en-
contraba con slo cien hombres en aquel lugar y
pensaba atacar esa noche al poblado de Marianao
para realizar un brillante acto de presentacin en la
provincia de la Habana.
...... ............. ......... .. ... * ... .... ** *..*
El Secretario del Exterior,





ACTA
Los que suscriben, brigadier Jos Mir, jefe de
Estado Mayor del Ejrcito Libertador del Departa-
mento de Occidente; general de division Pedro A.
Daz, y brigadier Silverio Snchez, declaran solem-
nemente: que en el da de ayer ha muerto el lugar-
teniente general Antonio Maceo, por consecuencia de
las heridas recibidas en un combat librado el dia 7
del actual en terrenos de San Pedro, trmino mu-
nicipal de Hoyo Colorado, provincia de la Habana,
cuyo cadver, despus de habrsele tributado los
honorees correspondientes de la alta gerarqua mili-
tar del ilustre desaparecido, ha sido sepultado en
lugar que conocen los infrascritos, junto con el de
su ayudante Francisco Gmez Toro, hijo del gene-
ral en jefe del Ejrcito Libertador.
Y para que en todo tiempo conste tan deplorable
acontecimiento extienden la present acta por dupli-
cado, en Patria y Libertad, ocho de Diciembre de
mil ochocientos noventiseis. El jefe de Estado
Mayor, J. Mir.- El general de division, Pedro A.
Dia,.- El brigadier, Silverio Sdnches .


La splica que os hago con la ms intima buena
fe y sinceridad, es que entire todos reine el espritu
de concordia, que alejis de vosotros todo senti-
miento de que puedan brotar excisiones y banderias,
y que no alojis en vuestro pecho ms que un
comn deseo y un inters solidario para servir y
auxiliar la Patria, que ahora os llama ms que
nunca y con justicia os interest en su socorro.


> I- r i


_


" 11^ u i- 5 UU k% 1 1) U=







.'MARzo 4, 1897,


EL HIJO DEL GENERAL

S NARCISO LOPEZ


Hace poco tiempo tuvimos el gusto de ocuparnos
de nuestro querido amigo particular el reputado
artist Sr. Narciso Lpez, hijo del ilustre mrtir de la
libertad de Cuba en 185I. Hicimos as la justicia
que se mereca, toda vez que por un artculo insert
en el appreciable colega El Propagandista de Caracas,
y en que se daba cuenta de la familiar del caudillo
Lpez, se evidenciaba que, por lo menos la gene-
ralidad, ignoraba que ste tuviera sucesin.
Nuestra advertencia se ve que no ha sido infruc-
tuosa, pesto que el Centro Propagandista Mart,
del cual es rgano official dicho peridico, la ha
aprovechado con tanta oportunidad como patrio-
tismo, rindiendo en el hijo un homenaje la vene-
rada memorial del padre, como puede verse por la
comunicacin que precede:

Centro Propagandista Cubano Marli
Caracas, 30 de Octubre de 1896.
Sr. D. Narciso Lpez y Fras.
Pars.
Compatriota :
En sesin especial, celebrada hoy, por unanimi-
dad qued sancionado el acuerdo signiente:
Centro Propagandista Cubano
Mart.
Considerando:
Que sobrevive en Pars el ilustrado patriota cuba-
no Narciso Lpez y Fras, hijo legitimo del nunca
bien sentido General Narciso Lpez de Oriola, Prcer
de la Independencia Cubana, y de la distinguida
seora Dolores de Fras ; y
Que much honra tendr el Ejrcito Libertador
saber que entire sus colaboradores figure tan conno-
tado ciudadano,
Acuerda:
Artculo im. Nmbrase al exnio repblico, se-
or don Narciso Lpez y Fras, Presidente Honora-
rio del Centro Propagandista Cubano Marti.
Artculo 2a. Comisinase al eminente cindadano
Ramn E. Betances, para consignar en manos del
agraciado el pliego contentivo del present acuerdo.
Artculo 3". Comuniquese todos los Centros y
Clubs de la correspondencia y publquese en nues-
tro rgano official.
Dado en el saln de sesiones, etc.
Desea esta Corporacin que os sirvais.honrarla
obsequindola con un ejemplar del Himno Na-
cional que compusisteis para la Repblica de Cuba.
Recibid, estimado compatriota, las protests de
consideracin fraternal y respeto con que os distin-
gue este Cuerpo, que se honra en saludaros, por
Snuestro conduct, en nombre de la Patria y de la
Libertad.
El President,
Francisco de Arredondo y Miranda.
El Secretario de la correspondencia,
Prspero Mara Barrios.
El director de este peridico, honrado por nuestro
respectable amigo el Dr. Betances con la comisin
de poner en manos del Sr. Lpez el document que
acaba de leerse, ha aprovechado la oportunidad para
expresarle sus plcemes ms cordiales y la satisfac-
cin con que ve que la advertencia de nuestro pe-
ridico ha sido tan bien acojida.



Las etapas de los pueblos no se cuentan por sus
pocas de sometimiento infructuoso, sino por sus
instantes de rebelin. Los hombres que ceden no
son los que hacen los pueblos, sino los que se
rebelan. Los pueblos, como las bestias, no son
bellos cuando, bien trajeados y rollizos, sirven de
cabalgadura al amo burln, sino cuando de un
vuelco altivo desensillan al amo.






Puede haber cubanos cobardes que lamen la ma-
no que los maltrata; pero yo hablo por los que lu-
chan con las armas en la mano,' cuando digo que
no queremos aceptar ningn proyecto de autonoma.
Todas las versions contrarias no son ms que
mentiras.
En 1868 jur derrocar por todos los medios posibles
la soberana de Espaa, y desde entonces mis inten-
ciones no han variado. No acept la transaccin pro-
puesta por el mariscal Martnez Campos, y no acep-
tar ninguna otra que sea contraria al articulo XI
de la Constitucin (i), la que he jurado fidelidad.




President de la Repblica de Cuba.

(1) Art. i.' o El tratado de paz con Espaa,
que ha de tener precisamente por base la indepen-
dencia absolute de la Isla de Cuba, deber ser rati-
ficado por el consejo de gobierno y la asamblea de
representantes, convocada expresamente para ese
ain. N. de la R.


LOS DE SIEMPRE


En las Efemrides Americanas del Sr. Pedro Ri-
vas, en el dia 16 de Noviembre de 1532, se len estas
lneas:
El noble Inca del Per, Atahualpa, haba hos-
pedado el da anterior en una de sus ciudades
Francisco Pizarro y su gente, que bajo la fe de sus
protests de paz y de amistad fueron generosamente
recibidos y obsequiados. En la misma ciudad de
Caxamalca, que se le haba dado'por residencia,
tienen una entrevista para cambiar sus protests de
amistad; pero Pizarro, poniendo en juego los me-
dios ms viles, y usando de la fuerza, se apodera
por sorpresa del Inca Atahualpa, que se haba pre-
sentado ante los extranjeros que hospedaba con tan-
ta'hidalgua, sin sospechai una traicin,
Vemos aqu cmo Pizarro en el Per no fu me-
nos bandolero que Hernn Corts en M1jico y que
Diego Velzquez y Pnfilo Narvaez en Cuba.
Comprense sus hidalguas con las deValmaseda,
Polavieja y Valeriano, y se hallar que distintos son
los tiempos, pero no el espritu de ferocidad y la
traicin entire aquellos y estos gobernantes.
Adems, bien se deduce que si los que llevaron
la civilizacin Amrica -como se esfuerzan toda-
via en gritar los Cnovas y Castelares, se retratan
con villanas tales, no hubieran civilizado de mejor
manera Corocotta y Jos Mara.



Ya es tiempo de que el mundo sepa de una vez
por todas, que no somos una tropa de. nios que
juegan la guerra, y que nuestros designios no
pueden desviarse porun compromise que no nos
ofrece sino muy dudosas ventajas. Esta guerra no
puede tener ms solucin que la independencia el
exterminio.




General en Jefe del Ejrcito Cubano.



Tiempo es ya de que el pueblo cubano realice su
justa aspiracin d tomar asiento en el concerto de
los pueblos independientes : y no se le culpe, si por
cumplir su noble propsito convierte en montones
de cenizas cuanto existe sobre la faz del suelo de
Cuba.




8__,--_-" -

S----^ -----^

.BRUTALIDAD ESPAn OLA


Cedemos la palabra Mr. Frederic Remington,
corresponsal en Cuba del New York Journal, author
del grabado que lleva el ttulo de estas lines en la
edicin francesa, y quien describe desde Gines con
fecha 15 de Enero :
Los actos de terrible salvajismno"de las tropas
espaolas llamadas guerrillas, sobrepasan cuanto
pueda career el hombre civilizado. Los indios ame-
ricanos jams han sido acusados de crimenes como
los cormetidos -por aquellos. -
~Su -modo de tfrtar las mujeres es incatificable,
y, en cuanto- Ic:': l :.m r-, capturados, la sangre se
me hiela en las venas media que pienso en la
atrocidad y crueldades perpetradas en estas vctimas
indefensas.
Mi diseo ilustra un caso en que una guerrilla
crey convenient traer, segn su costumbre, pri-
sioneros y atados por los codos, various inocentes
pacificos.
Esos, y no otros, son los prisioneros y los acoji-
dos d indulto de que dan cuenta cada da los parties
del bandolero Valeriano..'..

-------e j~. o---------

CHOTEO


La verdad se abre paso, la corta la larga.
Desde. que Weyler lleg Cuba, no ba cesado la
prensa americana de denunciar las atrocidades co-
metidas por el sanguinario soldado.
Los espaoles, como de costumbre, han venido
negando hasta ahora que tales iniquidades fuesen
verdaderas. Segn ellos, eran pura invencin filibus-
tera, nacida del odio y del propsito de desacreditar
Espaa (sic).
Pero hte aqu que el Heraldo de-Madrid tirade
la manta y descubre lo que sigue:
Por rumors que con insistencia circulan, y por
cartas particulares que llegah menudo nosotros,.
tenemos noticias de crueldades y tormentos de ques.e
dice han sido objeto, no solamente los anarquistas de
Barcelona, sino tambin los pacficos de la isla de '-
Cuba.
Tarde viene enterarse el peridico madrileo.
Crueldades y tormentos. Cmo ser la cosa cuando
un diario espaol, catlico y monrquico, emplea
tales trminos!


(Y quieren que los cubanos'depongan las armas
despui de tanto crime de que han sido objeto I


Pero el Heraldo no puede negar que es espaol.
Luego de fingirse sorprendidode que tales infamias
se hayan cometido con los pobres campesinos cu-
banos, recomienda Weyler que siga el jemplo...
de Polavieja cuya serena y desapasionada ente-
reza no puede menos de aplaudir...
Que es como recomendar al chacal que imite la
hiena.
Weyler es un asesino
y Polavieja un verdugo,
contra cuyo infame yugo
lucha herico el filipino.
Desde el punto military
son dos borricos inmensos,
que slo saben matar
infelices indefensos.


Morote, corresponsal de El Liberal, se ha conver-
tido en hroe . Dice que ha estado preso entire los
cubanos y que Mximo Gmez le conden muerte.
(Ji, j !)
Pero vamos por parties, por mentiras,' porque
el tal Morote es un embustero.
Dice que entire Mximo Gmez y l se entabl el
dilogo siguiente :
Quin es usted ? preguntme.
Un enemigo. Soy periodista espaol.
Viene usted salvar al pas ?
Puede que le salven de la ruina las libertades
concedidas por mi patria;...
El generalsimo me interrumpi bruscamente :
Queda. usted prisionero de guerra y sufrir las
consecuencias por haberse introducido fraudulen-
tamente en el campo cubano.
Estoy sus rdenes le respond.
Mximo Gmez se volvi de espaldas como dando
por concluido el interrogatorio.
Iba yo salir de la tienda, cuando volvindose
m, me dijo :
Firme usted'una declaracin reconociendo la
independencia de la isla de Cuba, ser fusilado. -
Puede fusilarme le contest. No firm.
La clera de Mximo Gmez no tuvo limits.
Prorrumpi en gritos y denuestos contra m.
Enseguida llam al jefe.de su escolta, el titulado
teniente coronel Bernab Roza, y orden que se me
pusiese preso, incomunicado y con guardia de cen-
tinelas.
V. V. cren que Morote, que es un gallina, le
contest Gmez de ese modo tan arrogante ?
Con qu objeto el ilustre general pretendia que
Morote, que no es nadie, firmara una declaracin
reconociendo la independencia de Cuba ?
Caben ms infundios en menos palabras? Si
Morote habiera sido Weyler, me lo explico.


Aade Morote que, salvo Mximo Gmez, los
insurrectos se mostraron inclinados aceptar las
reforms.
SJa, ja Pobres batuecos, viven de ilusiones!


Una vez libre Morote, va y qu hace ? Pues tele-
grafiar El Liberal la mar de insultos y calumnias
contra Gmez.
Asi, as pagan estos godos los favors que se les
hacen.
Gmez le pone en libertad, y Morote le insulta. En
cambio, Weyler asesina vilmente miles de pacficos
y encarcela por simples sospechas los cubanos ms
distinguidos.
Ay, si yo llego ser Gmez, Morote suelta la
piel! Como suena.


Tengo para mi que todo eso es una comedia.
Ni Morote ha sido prisionero de los cubanos, ni
much menos se trat de fusilarle. Morote ha que-
rido meter ruido y hacerse el interesante. Con esos
dientes !
De fijo que al salir del campamento de Gmez,
en el supuesto de que Morote haya estado en l, no
falt quin le gritase: Morote, lnpiate los dien-
tes! No eres capaz de matar una cucaracha al
vuelo 1


Segn datos que public La Epoca, desde que
comenz la guerra hasta fin de. 1896. han ocurrido
las siguientes bajas:
Oficialidad
Muertos: Cuatro generals, 66 jefes y. 483 ofi-
ciales.
Tropa
En el campo de batalla, i.i3o; de results de
heridas, 577; total I.707; de fiebre amarilla, 10,475.
SFalta el dato de otras enfermedades.
Los heridos han alcanzado la cifra de 40 jefes,
401 oficiales y 7.63' de tropa; total 8.072.
;De los que-s61o fallecieron, como queda dicho,
tinos 600, '6 sea el 7,50 por oo00, cifra que dice mu-
cho en favor de la ciencia del cuerpo de sanidad mi-
,:litar y-de la asistencia que reciben los heridos en los
hIpsipitales.
Los rebeldes
Las bajas de los insurrectos han sido :


Muertos: Cabecillas, 212; insurrectos, 13.091;
total, i3.3o3.
Heridos: Cabecillas, 41; insurrectos, 3.522; total,
3.563.
Prisioneros: Cabecillas, 34; insurrectos, 941; total
975.
Presentados: Cabecillas, 22; insurrectos, 2.594;
total, 2.616.
Bajas, por todos concepts, causadas la insur-
reccin, 20.457.
Estas cifras estn equivocadas. Desde que comenz
la guerra han muerto 200.000 cubanos, y 32r 1/2 es-
paoles.
Por eso dice el Sr Estrada Palma, que no se nece-
sitan homhbres, sino cartuchos, y por eso Martnez
Campos y Weyler no han cesado de pedir refuerzos
Los muertos que vos matais....


A P y Margall le sorprende que Espaa se muestre
horrorizada de los iniquidades de los turcos, en
Creta.
SAcaso pregunta el insigne escritor no esta-
rpos haciendo nosotros otro-tanto en. Cuba? No,
seor Pi; los cubanos no somos personas.
Somos nada,ycomo Espaa nos descubro, eLt en
su perfect derecho de matarnos como chinches.
Pero cuidado con las chinches: una. sla basta
para no dejar dormir en toda una noche.

**
El Liberal califica Mximo Gmez de a.en-
turero mercenario. ;
..-Quien dirije El Liberal? Un seor Moya, hi o
de un conocido carnicero de Madrid. Y quin ha
hecho gente Moya?
Cuba, elijindole diputado. Y como el imbcil de,
Moya presiente que Cuba se va, por eso se desata en
inj:urias contra los cubanos en general y Gmez en
particular.
Grue, Moi grue, que se te acab la -breva.
Pero ah tienes la carnicera.
-- :

Lo de Creta parece que no se arregla. Seria de
ver Europa bombardeando Grecia, madre de la
civilizacin occidental.



-- --




LA MARINA ESPAOLA


Aunque no conocemos la obra Crnica de la
Guerra de Cuba, publicada el ao pasado en Barce-
lona por el Sr. Rafael Guerrero, agradecemos un.
apreciable amigo los datos siguientes que ha tomado
de ella, y que para su publicacin nos remite.
En la pgina 294 del tomo 3', el autor se expresa
de este modo:
Escuadra de .primera linea
Acorazado Pelayo . Su defecto capital es su
escaso radio de accin, pues no es ms que de.
3.ooo millas, lo que le obligara en un viaje Am-
rica proveerse de carbn en cualquier puerto de es-
cala, , en su defecto, de un trasporte en alta mar.
Cruceros Oquendo Mara Teresa y Vi/-
caya . Su defecto capital es el no estar comple-
tamente protejidos.
Crucero Alfonto XIII.-Carece en absolute de
proteccin y su casco puede ser perforado por ca-
ones de pequeo calibre, por lo que no puede
hacer frente un acorazado.
Torpederos Ariete , Rayo y Habana . --
El estado de sus mquinas, sin ser intil, no es
muy satisfactorio.
Cruceros Alfonso XII y Reina Cristina .-
No tienen proteccin ninguna.
Cinco cruceros de 3' clase que estn en el mar
de las Antillas. Ninguno de ellos puede tomar
parte active en una guerra naval, y su misin ha de
ser puramente secundaria, siempre que estn aleja-
dos de los cruceros enemigos de modern cons-
truccin, pues en el caso de entablar combat con
ellos, lo haran en condiciones excesivamentes des-
ventajosas. Por su escasa velocidad no podran ser-
vir ni de avisos una escuadra, ni aun mantener
con un puerto comunicacin constant de la misma.
Avisos-torpederos (que en la actualidad se haIlan
en Cuba) Galicia, Nueva Espaa, Alonso Pin.n,
Vicente Pin&dn y Marqus de Molins. Reunen
buenas condiciones mariners; pero nunca pdlrian
luchar con probabilidades de xito con los cruceros.
Del resto de los buques que prestan servicio en
Cuba, no nos ocupamos por ser completamente
intiles para una guerra naval.
Escuadra de segunda linea
Cruceros Princesa de Asturias , < Cardenal
Cisneros y Catalua . Llevan ms de cinco
aos en grada y su construccin est bastante re-
trasada. (I)
Acoragado Carlos V. Este buque lo cons-
truye la casa de Vea Murgua de Cdiz, de cuyos

(i) Del Princesa de Asturias, ya saben nuestros
lectores que al salir de grada y despus ha experi-
mentado dos terrible accidents. N. de la R.


I _ \ _~___


'L~fiF~S~,~,~,~,~, G~,'a~,o~P~







MARZO 4, 1897.


astilleros sali el aviso Filipinas, del cual no nos
hemos ocupado por considerarlo-intil. Le pasar
lo mismo al Carlos V?
Como buques auxiliares pueden incluirse dos
cruceros del tipo Ensenada, que son el Isla de Cuba
y el Isla de Lujn, pero de andar tan escaso que
sus servicios sern, porlo tanto, muy poco eficaces.
Avisos torpederos Marqus de la' Victoria ,,
Doa Maria de Molina y Don Alvaro de Bann .
Estos buques los construye la casa Gil Otero del
Ferrol;. y nos es sensible recorder que de sus as-
tilleros salieron los caoneros Perla, Rub y Dia-
mante, los cuales han resultado de defectuosas con-
diciones, as como los avisos-torpederos del tipo
Temerario, que en vez de 20 millas no pudo pasar
de 18. Quiera Dios que los nuevos buques no les
suceda lo mismo que los que lleva construidos esta
casa
Nada decimos de los dems buques que figuran
en la lista de material, por ser intiles; y en cuanto
los que prestan servicio en Filipinas, no puede
contarse con ellos para enviarlos America, pues
adems de no reunir ninguno de ellos las condi-
ciones de los buques modernos, no pueden aban-
donar la vigilancia del Archipilago, ahora ms que
nunca necesaria.


Del general Gmez, con fecha 30 de Enero:
Pelearemos por la independencia absolute;
asi se ha dicho y firmado en el manifesto de
Monte Christi, se ha dicho y firmado en nues-
tra Constitucin, y se dice y se firm diario y
con Sangre en los campos de batalla.
Bravo, general! Eso se llama un buen mache-
tazo, un puntapi - Cnovas y un escupitajo
Morote.
Y que sigan cantando reforms.


Una queja de La Lucha de la Habana:
Desde hace algn tiempo viene la Isla de Cuba
una verdadera arribarn de honors, ttulos y
cruces.
Lo que en castellano ms positive; reza:
Oiga, Sr, D. Antonio
Cnovas, yo su tocayo,
De La Lucha San Miguel,
Dir que es ust un demonio
Y har que le part un rayo
Si no me nombra marqus.


Deca el general Martnez Campos en una de
las sesiones de Cortes de 1880:
Cada vez que nos quemaban un ingenio, equivala
la prdida de un batalln. u
Dice el Heraldo en uno de sus nimeros ms
recientes:
S61o dieciseis ingenious muelen de una manera
permanent. Las quemas constantes de caa y los
ataques ingenios no guarnecidos, explican:esta si-
tuacin aun despus de autorizada la molienda.
De lo cual bien:se infiere que slo hay en Cubi
dieciseis batallones que hacen azcar, 'dieciseis
ingenios que defienden Espaa.
Sin embargo, el caretudo de Tenerife sigue
anunciando pacificaciones....


Odo, odo, Cnovas y Pelayos, Sagastas y
Cides :
Convnzase. general, si no lo est usted ya, de
que si las armas espaolas . . .. . .. ...
consiguen dominar la guerra actual de Cuba, no
conseguirn nunca las armas exterminar el espritu
deinsurreccin que germina en los cubanos, y que
ms se enardece, cuanto ms sacrificios les cuesta
pelear y cuanta ms sangre se derrama.
Quin dice esto? El espaol Jos Barbier'
director de El Universo de Mjico. Y quin?
Pues Valeriano.
Si esto lo dijera, vamos,
La Repblica Cubana,
De seguro, de seguro,
Que La Epoca bramaba.
Pero como el que lo expresa
Es un buen espaolazo,
De Cnovas la gruona
Sigue rezando el rosario.
I :


No hay duda que la diplomacia de las grades
potencias europeas es todo sinceridad y justicia.
A los griegos, que luchan por su independen-
cia: fuego!
A los valerianos turcos, press por incendia-
rios, ladrones y asesinos: jabsueltosl
Nada de Amrica para los americanos ; pero
eso s: Creta,. Grecia, Turqua y el Paraiso si da-
ble fuera, para las grandes potencias.
Y viva el equilibrio europeo!


Anuncia el Heraldo del 24:
Crdoba 23 (4,20 t.) Segn noticias recibidas
esta tarde en Crdoba, anoche se cometi un crime
entr Montoro y Villa del Rio.
No habr un error en ese telegrama? A Mon-
toro, ya lo conocemos; pero ese Villa del Rio,
no querr decir GLVEZ?
Y en cunto al crimen, pueden haber come-
tido otro mayor que el de ponerse junto los
verdugos de su patria?



Quieren ustedes ver un espaol transformado
en filibuster ms que Mart? Pues no hay como
atacarle al bosillo.
Ejemplo, La Confianza Universal de Barce-
lona:
Es el gobierno el que est dando el ms vergon-
zoso ejemplo de piratera?
lace tantos siglos, colega!
A menos que de nuestro bolsillo particular regale-
mos al gobierno una perra gorda para la Huerta del
Mnstruo.
Vaya, cre Vd. que han de ser todos los.es-
paoles de la madera de Daz Quintero y P Mar-
gall? Como esos, entran pocos en libra.
Acudiremos an cuando sea contra el perro del
seor Cnovas.
Contra cul de los dos canes? El que est con
collar, el que est con vegigas?
Para echar por tierra los farsantes que nos gobier-
nan.
Ah tienen ustedes
Como es el dinero
Lo que cambia un godo
En un filibuster.


El macheteo se generaliza. Ya tiene El Con-
tinente Americano de Mjico su seccin Al
Machete! y La Solitaria la suya Mache-
tazos.
Por cierto que en este ltimo colega hallamos
el siguiente :
Pero Dutern es de los nobles hijos de Pedro de
Alvarado, el primer bruto que se distingui en la
Amrica por lo salvaje y cruel, y hay sobrada razn
para que est en contra de la Independencia de
Cuba.


Agregaremos que es un cipayo que barbariza
en El Correo Espaol de aquella ciudad.
Lo que todava no s
Es si el mulo Dutern.
Tiene de Bartolom
Como tiene de Tern.



El Heraldo, hablando de la muerte del Doctor
Ruz, en la crcel de Guanabacoa:
Un atropello, que, por desgracia, no sera el pri-
mero cometido en la isla de Cuba.
Y hablando del Senador Sherman, el mismo
que tan oportunamente bautiz Valeriano lla-
mndole Carnicero:
Va ser muy pronto secretario de Estado en Wa-
shington, y desde entonces le tendrn que adular
no pocas veces los peridicos de cmara del seor
Cnovas.
A donde alcanza ya tanta evidencia,
Se mira demostrado
En que le dice Espaa las verdades
Hasta el Sr. lleraldo



Ya apareci aquello! Ilabla El Imparcial de
Madrid:
Se dice que el cura de Santa Cruz ha estado en
Oyarzn, de donde tan garridos mozos sac para la
guerra pasada.
Otra vez en campaa
El cura bandolero del carlismo,
Digno representante de la Espaa
Y su catolicismo.



De El Padre Cobos de Madrid:
Siete mil concejales hay procesados en Espaa.
Qu buena oportunidad para Cnovss, el re-
formista de ltima horal
Por qu no usa sus reforms,
Puesto que tiene ocasin,
En reformer tanto pillo,
Tanto canalla espaol?



Vemos en La Estrella de Panam, que el go-
bierno de Chile se ha negado venderle Espa-
a el nuevo crucero Esmeralda, el crucerito
Progreso y los cuatro contratorpedos rpidos
que se construyen en Inglaterra.
De ser como se dice, Chile gana double: la satis-
faccin de un debei cumplido, no ayudando
Espaa contra Cuba, y el no perder sus barcos.
Puesto que no ignore
Que en cuanto la paga,
Nadie ms tramposa
Que la tal madrastra.


COLECCIONES
DE









Participamos al pblico que tenemos de venta colecciones de

L14T11'\4*'1 comprendiendo el primer ao, al precio de 33
francos para la Francia y 36 para el extranjero.

En este peridico ilustrado, que es el nico rgano cubano en
Europa, hallar el lector la informacin ms exacta y complete
respect la historic de la guerra de Cuba.


PRIMA EXTRAORDINARIA

La Administracin ofrece una rebaja de 20 por 100, lo que reduce el costo de la
coleccin los precious de 26 francos 40 cntimos para la Francia y 28 francos
80 cntimos para el extranjero, saber:
lo A los actuales suscriptores que desen obtener la coleccin.
2 A los nuevos suscriptores por ao.
El tiempo fijado para obtener dicha rebaja, es:
10 Un mes para Francia (Enero de 1897).
2 Dos meses para Europa (Enero y Febrero de 1897).
3 Tres meses para Amrica (Enero, Febrero y Marzo de 1897).


El precio del franqueo correr cargo de la Administracin.
Los pedidos deben venir acompaados de un mandato postal y
dirigido al Administrador-Gerente, 20, rue Saint-Vincent-de-
Paul, PARIS.

NOTA.-La Administracin advierte que no servir pedido ninguno de coleccin grtis.


LA OPINION EN ESPAA

El Nuevo Rgimen, Madrid:- Se levantan Cuba
y Filipinas por su independencia, y no hay en Es-
paa quin no las califique con los ms duros epte-
tos. Los insurrectos de Cuba son unos ingratos y
unos bandidos, y los de Filipinas, adems de ban-
doleros y desagradecidos, monos que apenas alcan-
zan la categora de hombres.
Se alzan ahora los cretenses, y todo el mundo
bate palmas. Hay nada ms hermoso, se dice, que
verlos luchar por sacudir el yugo de los otomanos?
Son griegos de origen, tan griegos, que, segn la
mitologa helnica, se supona nacido Jpiter en
uno de los montes de la Isla. Pues aspiran former
parte de Grecia, y Grecia los busca como la madre
sus hijos: hay cosa ms just que satisfacer los
deseos de la una y los otros?
No censuramos aqu el raciocinio, sino la incon-
secuencia. Cubanos y filipinos se quejan de la con-
ducta de Espaa, como los cretenses de la de Tur-
qua: Como los cretenses, habian recurrido otras
veces los cubanos las armas y haban obtenido
promesas no siempre cumplidas. Viven los filipinos
bajo una servidumbre an ms depresiva que la de
los cretenses, bajo la servidumbre del fraile. Cmo
tanta deferencia para los sublevados de Creta, y
tanto rigor y desprecio para los de Filipinas y Cuba?
Haba aqu una sla voz, no slo contra nuestros
colonos, sino tambin contra los Estados Unidos
por la intervencin que en nuestras discordias se les
atribua. Si los deprimimos esos Estados! Aun
ahora, rara vez se los present bajo otra figure que
la del cerdo. Se los provocaba y aun se quera que
se les declarase la guerra.
Ahora las naciones de Europa intervienen sin re-
bozo en los disturbios de Creta, y no hay quin pro-
teste. Se aplaude, por lo contrario; y si algo se cen-
sura, es que la intervencin no haya sido ms rpida,
ms enrgica, ms decisive.
Lo ha sido ms la de Grecia, que se ha lanzadQ
embarcar gente, llevarla Creta, bajarla la costa y
dispararla contra los turcos, sin que la hayan dete-
nido ni las escuadras de las otras naciones ni el
temor de desencadenar la tan temida guerra de
Oriente.
Habis visto? ha exclamado la prensa. Renace en
esa nacin el genio y el empuje de la Grecia de Pe-
ricles. Hla aqu burlndose de la vieja diplomacia
y obedeciendo slo los impulsos de generosas pa-
siones. Bien por la joven Grecia!
Creta, se ha dicho, se bati ya contra los musul-
manes cuando Grecia luchaba por salir de las manos
de Turqua: debi incorporrsela Grecia cuando se
declar Grecia independiente. Porque no se hizo,
se rectifica ahora el error de los diplomticos.
Hasta una guerra general contra Turqua se vera
hoy con buenos ojos por salvar Creta, y nosotros
los espaoles ni parcial la querriamos con el fin de
arrancarnos las colonies. Qu mal se conoce que
suena en odos catlicos la mxima de No quieras
para los otros lo que para ti no quieras!
El problema es complejo y la solucin difcil, no
lo ignoramos; pero aqu no tratamos de darla, sino
de poner de relieve el contradictorio criterio con quo.
aqu se aprecia cuestiones anlogas.
Las contradicciones son manifiestas.

--------,--------

BIBLIOGRAFA

La Solitaria. Organo defensoi de la causa
cubana en esta frontera. Editor propietario: Ire-
neo H. Rodriguez y C'. Matamoros. (Mjico) -
1897. Nuestra Revolucin cuenta con este nuevo
combatiente, cuyo titulo une lo simblico para
todo cubano, la manera original como aparece en
el peridico. Hemos tenido el gusto de recibir los
primeros nmeros, y la vez que le saludamos fra-
ternalmente, desemosle muchas prosperidades.

NOTA. En esta seccin daremos cuenta, ms
menos detallada, de toda publicacin de la que se
nos enven, franco de porte, dos ejemplares.
S O --- B

SELLS CUBANOS

Ponemos en conocimiento de nuestros lectores,
que contina de venta la coleccin de sellos de la
Repblica Cubana, en la Administracin de este
peridico, 20, rue Saint-Vincent-de-Paul.
La componen cuatro de diferentes colors, pero
de dibujo igual y 25 centavos.
la reproduc- Sabemos, ade-
cin que pre- ms, que circu-
sentamos. lan por el co-
Dichos sellos rreo de Fran-
son de 2, 5, 10 cia. Por ltimo,
advertimos que las rdenes deben venir acom-
paadas de su imported, y que el precio de la
coleccin, incluyendo el franqueo, es de dos
francos cincuenta cntimos.
NOTA. No se admiten en pago otros sellos
que los franceses.


l4~SiF~i~.~,~,~,a ~S~,~;i~n




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs