Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00051
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: December 31, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00051
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text
























Patria y Libertad



REDACCIN Y ADMINISTRACIN SUSCRIPCIN EN FRANCIA
PARIS DPPA" m
20, ue Saint-Vncent-de-Paul Ao I PAR S Diciembre 3 de 896 Nm. 50 o, pagoadelantdo........ r. 2 f
Un semestre, id. id........ 11 fr. 11.50
Weleg tfo : It "3..A )O Alr. Un trimestre, id. id........ 6 fr. 6.50
EN EL EXTERIOR
TELn.FoN ro SE P TU BZI CA LOS JT.-E' VES Un ao, pago adelantado................... 25 tr.
O S Un semnestre, id. id. ................. 13 fr.
No se devuelven originales NIMERO SUELTO..... O fr. 2r et,.


OPINION AUTORIZADA

ublicamos con el mayor gusto
el important escrito en el
cual nuestro respectable Mi-
nistro Plenipotenciario en
el extranjero, Sr. Estrada
Palma, estudia toda la parte
Sdel Mensaje de Mr. Cleve-
....I land que se refiere a la cues-
tin cubana, y del cual nos ocupamos en esta
misma seccin hace pocas semanas.
Del acierto de las apreciaciones desde el ele-
vado punto de vista en que se coloca nuestro ve-
nerable jefe diplomtico, de la mesura y preci-
sin con que las expone y de los sentimientos del
ms noble y sincero patriotism en que abunda
el document citado, much mejor que cuan-
to dijramos, podr evidenciarlo la lectura del
mismno. :.
Creo que el Mensaje es, generalmente hablando,
en gran manera depresivo Espaa como nacin
independiente. El Mensaje declara que con excepcin
de los puertos y las principles ciudades, Espaa
no ejerce dominio, por lo menos, en dos terceras
parties de la Isla : que, pesar de la ostentacin de
grandes fuerzas militares y navales con que Espaa
ha aumentado su ejrcito en Cuba, los rebeldes han
ganado en nmero, calidad y recursos y se muestran
inflexibles en su resolucin de obtener los grandes
fines que les han servido de mviles para tomar las
armas. El Mensaje reconoce los agravios que han
impelido los cubanos, en la actual Revolucin,
levantarse contra la autoridad de Espaa; encuentra
razonable qae los cubanos desconfien: de promesas
que el gobierno espaol pueda hacerles, y ofrece la
garanta de los Estados Unidos como seguridad de
que Espaa cumpla cualquier convenio que pueda
celebrar con Cuba.
El President Cleveland, por ltimo, declara sin
titubear, que ~tiene un lmite la paciencia de los
Estados Unidos, al esperar que Espaa ponga fin
la contienda; que las obligaciones con la sobera-
na de Espaa, pueden sobreponerse otras de supe-
rior carcter; que por razones de humanidad y por
el deseo natural de salvar de la complete ruina un
pas rico y frtil, ntimamente ligado con los Esta-
dos Unidos, puede hacerse necesario proteger los
intereses envueltos.en la lucha, ofreciendo al mismo
tiempo Cuba y sus habitantes una oportunidad
para que gocen de los beneficios de la paz.
En cuanto la suposicin contenida en el Men-
saje, de que el Gobierno Cubano ha renunciado por
ahora todo intent de, ejercer sus funciones, me
bastar, para probar lo contrario, mencionar el
hecho de que, inmediatamente despus de la cap-
tura de Guimaro por el general. Clixto Garca, el
President Cisneros y su Gabinete marcharon la
ciudad y expidieron all various decretos, relatives
algunos al tratamiento de los prisioneros y ulte-
riores operaciones militares. El general Gmez, Ge-'
neral en Jefe del Ejrcito, se encontraba la sazn
ocho milas de Guimaro, recibiendo rdenes del
Gobierno y preparndose cumplirlas. Este hecho
demuestra fuera de duda que el Gobierno de la Re-
pblica Cubana impone respeto y obediencia las
autoridades militares, hasta el caso, como en el pre-
sente que se cita, de ocupar el puesto de un general
victorioso en el momento.mismo de su triunfo.
Me resta decir algunas palabras sobre autonoma.


Autonoma querra decir que el pueblo cubano ha-
ra sus propias leyes, nombrara todos los empleados
pblicos con excepcin del gobernador general y
tendra su cargo la administracin de los asuntos
locales con entera independencia y, por lo mismo,
sin intervenc:n alguna por parte de la Metrpoli.
Qu, pues, le quedaria Espaa no existiendo
entire ella y Cuba lazo commercial de ningn gnero ?
Espaa no es, ni puede serlo, mercado para los pro-
ductos cubanos, y es tambin incapaz de proporcio-
nar Cuba los artculos de consume que sta nece-
sita. El mercado natural para los products cubanos
es los Estados Unidos, de quien, en cambio, com-
pra Cuba can gran ventaja harina, provisions, ma-
quinarias, etc. Qu, pues, repito, quedara Es-
paa, si no la inmensa deuda en que ha incurrido
por si propia sin el consentimiento y contra la vo-
luntad del pueblo cubano ? Se comprende perfecta-
mente la autonoma del Canad. como colonia de la
Gran Bretaa. Los dos pauses estn intimamente
unidos el uno con el otro por el ms poderoso lazo,
que lo es el inters mtuo de un comercio recipro-
co, el cual es o riico capaz de crear y robustecer
las relaciones amistosas, la buena voluntad y el res-
peto entire los pueblos de la tierra.
-Por otra parte, es petder el tiempo hablar de au-
tonoma tos cubanos; Estos han formulado una
Constitucin para su nacin soberana; han peleado
con valor inaudito, cerca de dos,aos, para mante-
ner su independencia; han derramado su sangre
torrentes, perdido sus parientes y amigos ms que-
ridos y sacrificado sus propiedades para conseguir
tan noble y just fin. Entre tanto, el odio los cu-
banos, alimentado siempre por los jefes militares
espaoles y el mismo gobierno espaol, se ha puesto
ms y ms en evidencia por el fusilamiento san-
gre fra de los prisioneros de guerra, desafiando as
las leyes de la civilizacin y la humanidad; por la
matanza de gente indefensa, inclusos mujeres y
nios; por el nmero abrumador de hijos del pas
que atestan las crceles y los calabozos donde han
sido arrojados por simples sospechas, y por la de-
portacin de millares de ellos los mortferos presi-
dios de Africa. Todo esto, como political de terror
sancionada por la Reina Regente, una mujer y una
seora que se jacta de ser eminentemente cristiana
y catlica, ha ahondado tan profundamente el abis-
mo politico abierto entire Cuba y Espaa, que es
absolutamente impossible cegarlo con ninguna clase
de proyecto de arreglo que no sea la ratificacin de
la absolute independencia del pueblo cubano.
Cuba ha decidido quedar para siempre libr2 de
la dominacin espaola, y los cubanos ni cuentan
el nmero de sus enemigos ni el de los patriots que
diariamente sucumben en la lucha. Marchan ade-
lante confiados en la justicia de su causa, en la fir-
meza de su resolucin y en la proteccin de Dios.
Bien saben que, hallndose en medio de la Amrica
Libre, se les ha dejado abandonados si mismos,
sin que haya una mano amiga que se extienda ha-
cia ellos; pero esto, lejos de desanimarlos, estimula,
si cabe, el vigor de su f, convencidos del xito
final.
T. Estrada Palma.

-------) ---- -.

LA CARTA DE UN NEGRO


Cnovas del Castillo, que entire sus odios espa-
oles, se esfuerza en hacer que sobresalga conti-
nuamente aquel que le tiene la raza negra de
Cuba, debe leer con much atencin la carta si-
guiente, debida un negro bastante joven toda-
va para que ni el mnstruo, ni ninguno de la
recua de sus paniaguados, pueda suponerla fruto
de malicia ni falsedad alguna:
Sr. Dr. R. E. Betances.
Paris.
Amigo Doctor: Hoy por fin veo realizados mis
ensueos de hace diez aos, durante los cuales no
he hecho otra cosa que sentirme martirizado por no
haber podido antes ir cumplir como bueno con
las mximos que Vd. desde lejos y de cerca la buena
Demetria me ensearon.


Yo no podra vivir tranquilo si no cumpliera ese
deber, ni me considerara digno americano si en es-
tos moments de prueba petmaneciera indiferente,
cuando hoy Cuba y maana Borinquen necesitan
que por ellas se perezca con gloria.
Por eso, con ms alegra que nunca, le dirijo esta
carta desde Cuba Libre, y pronto deseo hacerlo
desde Puerto Rico, tambin libre.
Mis cariosos recuerdos toda la familiar, y Vd.
quede convencido que, honrando mi apellido, sabr
caer como bueno..
i Vivan Puerto Rico y Cuba libres independien-
tes !
Judn Betances.
Cuba Libre, Marzo 18 de 1896.
Muchas consecuencias tiene forzosamente que
sacar Cnovaside la carta que antecede, aunque
ninguna favorable ni de acuerdo con su discu-
tible fuma de estadista ni con su reputacin de
ilustrado, de historiador y de ministry.
Entre otras, tiene que ver como ese ejemplar
de la raza la que el tal estadista consider
salvaje y corrompida, sabe leer y escribir lo bas-
tante para ensear los 12.000,000 de espaoles
que no saben ni escrib r ni leer. y luego encon-
trar en el fondo de esa carta, las doctrinas del
verdadero republicanismo, inculcadas.en el alma
del negro por sus educadores los patriots seora
Demetria y su hermano el Dr. Betances, y muy
distintas de aquellas que se aprenden en las pla-
zas de toros, entire frailes y en los podridos cen-
tros de la administracin espaola.



PEDRO PABLO FIGUEROA

Ocupa hoy su lugar.en nuestra galera, uno de los
hombres de Sud Amrica que ms se han sealado
por su devocin y por su trabajo incesante en pro
de la independencia de Cuba, lo mismo con su plu-
ma batalladora y fcil, que con su palabra elocuente
y sincera y con sus valiosas relaciones polticas y
personales.
Este es el Sr. Pedro Pablo Figueroa, cnsul de la
Repblica del Salvador en Santiago de Chile, y lti-
mamente designado por nuestro Gobierno para reem-
plazar al inolvidable compatriota Sr. Nicols Tanco,
en el puesto de Delegado de la Repblica de.Cuba
en la capital mencionada.


Naci en Copiap en 1857, y desde sus primeros
pasos en la vida pblica demostr sentimientos pro-
fundamente amer:canistas y sinceramente republi-
canos: de ello son prueba las diversas obras que
dado la estampa, entire ellas un important Diccio-
nario Biogrfico, del que nos ocuparemos oportu-
namente, y sus luchas incesantes en la poltica y en
defense de la solidaridad americana.
Tales son, en pocas lneas, los rasgos principles
del hombre meritorio que represent nuestra causa
en la viril Repblica Chilena, y quien enviamos
nuestro saludo de fraternidad y de reconocimiento.

Y^


VICTORIA DE CALIXTO GARCA.

DERROTA DE LOS ESPANOLES

CAPTURE DE UN GRAN CONVOY

ULTRAJES LOS ESTADOS UNIDOS

CUBA LIBRE EN LYOM


IIemos dicho en nuestro nmero anterior, que
ya los cubanos haban comenzado responder
con pujanza y energa al vil asesinato de que ha
sido vctima el general Antonio Maceo, y hoy
tenemos que agregar una nueva y ms impor-
tante demostracin aquella de que hablamos
entonces.
Un telegrama enviado de la Habana al Times
de Lndres, anuncia que las fuerzas cubanas al.
mando del mayor general Calixto Garca Iguez,,
han derrotada completamente una column espa-
ola fuerte de 2,000 hombres, la que conduca .
Bayamo un valioso convoy. Aunque el gobierno,
espaol confiesa nicamente como bajas 6 ofi-
ciales y 115 soldados, por diversos conductos.
ms dignos de crdito, se sabe que las prdidas,
han sido de much mayor importancia,


Los espaoles de cuatro de las principles cu-
dades de la isla de Cuba, han ultrajado de cuan-
tos modos han podido los ciudadanos y los con-
sulados de los Estados Unidos. Durante la Noche
Buena, variosgrupos han recorrido las calls de la
Habana, gritando: Mueran los americanos!, y
teniendo que estar el consulado defendido por la
tropa. En Crdenas el consulado sufri dos asaltos
de los espaoles, habiendo sido arrancado y piso-
teado el escudo americano, las ventanas despe-
dazadas y el consul herido por un proyectil. Enr
Santiago de Cuba, la polica pudo impedir que se
cometiera igual atentado. Por ltimo, en Matan-
zas fue descubierto un complot que tena por
objeto atacar el consulado durante la noche. A
parte de estos ultrajes la representacin official
de los Estados Unidos, muchos americanos han
sido maltratados por los espaoles.
La gravedad que revistn todos estos actos
salvajes, basta:para, provocar un conflict entire
los Estados Unidos y Espaa.


Los socialists revolucionarios de Lyon, reunidos el
26 de Diciembre en nmero de 2.ooo en la Brasse-
rie Nationale, acordaron saludar el prximo adve-
nimiento de la Repblica Cubana, y comisionar at
ciudadano Bonard, diputado del Rdano, para que
interpele al gobierno sobre la actitud que piensa to-
mar fin de que el reconocimiento de beligerantes
favor de los revolucionarios cubanos se lleve efecto
lo ms pronto possible.

*








DICIEMBRE 31, 1896.


LA JUSTICIA EN ESPAA

Qu esparan todava los autonomistas de Cuba
y Puerto Rico, pesar del trato que les sigue dando
Espaa, tanto en dichas islas como en la misma
Madwe- Patria, donde ei propio Cdnovap habl de
auienomia :para engaar. Europa con.,su men-
saje ?
La pnensa y los politicos de Espaa se burlaa de
las&causas de suis retraimientos, y de acut.rdo con
lbs, que monopolizan la explotacin: eterna de las
An.ti-l'as, les; enredan- en, conspiraciones que inventan
-su policia y sus esbirros para exterminarlos por
complete: matan sus peridicos, prenden y depor-
tan sus hombres; y logran que la nacin igno-
rante y fantica les odie y les apedre cuando llegan
sus puertos, camino de Ceuta Fernando Po,
como intentaron hacer con los mismos generals
Calleja y Martnez Campos, por aspirar meramente
una poltica algo reformista.
Qu esperan ya de Espaa, los autonomistas ?
Maura, en quien podan confiar algo dentro.del
partido de Sagasta, que turna con Cnovas en la
ruina de aquella nacin, y en la de sus colonies,
entregadas frailes, bodegueros y monopolios y
empleados insaciables de oro, como sus ministqrios,
se ha declarado antiautonomista. Y los republica-
ino's, ni estn con ellos todos, ni se entienden ni or-
ganizan para salvar su patria, echando por tierra
una restauracin que les ha empobrecido escand;a-
losamente en treinta aos, protegiendo un cletro y
provocando una reaccin excelentes para el triunfo
delos carlista fines del Siglo XIX, que odian taim-
:bin la autonomia colonial, como legtimos. iepre-
,sentantes del pueblo,[que arrastrando 'las carrozas
-de .Fernando VII, gritaba i Viva la Inquisicin !
i Vivan las cadenas !
: Que ni en- Madrid se respetan los autonomistas
antillanos sus hombres y su propaganda, lo prueban
los siguientes hechos, que demuestran que Espaa
ha retrocedido los tiempos de Calomarde Eguia,
cuando las Juntas Apostlicas hacan de ella y de
sus colonies un pueblo que. competia en despotismo
con Marruecos Turqua, como recordar'la Europa
enter; que. aun aos ms tarde, tenia que inter-
venir en sus, luchas civiles para quellas hordas isa-
belinas y de D. Carlos humanizasen su guerra, en
que unos y otros borbnicos emulaban los salvajes
procedimientos de las tribus africanas, que tanta
sangre y fanatismo dejaron de los Pirineos Gi-
.braltar.

Los hechos que recomendamos los autono-
mistas son estos.
D. Leandro G. Alcorta, peninsular por aadidura,
en Pinar del Rio, donde ocupaba una ctedra ha-
cia trece aos, y adems tenia bufete abierto como
abogado, cometi el delito de simpatizat con las
reforms de Maura y dems farsas con que se pre-
tenda engaar las Antillas espaolas, .para 'no
darles nada al fin de fiesta, acusaiado la nacin de
filibusteros los que intentaban cortar las inmora-
lidades que enriquecan sus falanges de explotado-
res peridicamente lanzados sobre los pobres [co-
lonos.
Por aquel delito, fu perseguido el Sr. Alcorta
en Cuba, como otros muchos reformistas y autono-
mistas.; y el partido Unin Constitucional asociado
todos los gobiernos y monopolios de la metrpoli
para explotar la I'sla logr su cesanta fundandose
en que no crea en Dios y hacia propaganda anti
espaola entire sus alumnos. Y si no sale'pronto de
la Isla, hubieran logrado su deportacin, algo
ms, dado el empeo de los mayorales[de Cuba en
exterminar cuanto 'simpatiza con la sagrado causa
de sus hijos, que llevan 400 .aos de vergonzosa
esclavitud por no haberse emancipado cuando lo
hizo el resto de las Americas.
Lleg el ao pasado el Sr. Alcorta su pueblo,
Leon, donde public en seguida un folleto y cola-
bor en various peridicos, protestando de la poltica
,que el gobierno de su patria toleraba en 'Cuba,
/favor de una casta de mercaderes y empleados que
-sublevaran hasta las piedras, si no se atendian les
Saspiraciones honradas del pais, siempre desodas
por la influencia de los socios de] aquellos en la
Madre Patria: folleto titulado Qu pasa en Cuba ?
,, Por qu crece la Insurreccin? Y cmo se exlra-
va aqu la opinion pblica? en el cual abogaba
por un pacto con los que habian empujado, hacia la
manigua los atropellos sin cuento de los explota-
dores ; fin de evitar un fracaso que seria una l-
gica consecuencia de no variar Espaa de conduct,
prefiriendo la paz y la justicia los negocios de los
doscientos seores que cada ao explotaban aquella
Isla.
Ms tarde fund en Madrid el Sr. Alcorta el pe-
ridico La Pa; por la autonomia colonial, soste-
niendo los mismos principios ; y sin que hubiera en
Espaa ms peridico que el suyo, como autono-
mista colonial. Pero ese peridico, nico en su
clase, estorbaba al gobierno y los explotadores de
las colonies, empeados en ahogar en sangre toda
libertad, sin recorder que por ese -camino perdi
dicha nacin en capitulaciones vergonzosas todos
los territories donde quiso abusar, incluso su Por-
tugal vecino; y que no pudo acabar ninguna de sus
recientes guerras civiles sino por algn pacto, por
algn abandon, como el efectuado en la de la Isla


de Santo Domingo. No obstante lo cual su igno-
rancia y sus rezos, medallas, escapularios y bendi-
ciones, con que despite el clero sus soldados,.-
injuria en los plpit6s y en ta prensa los hijos de
Cutba, no se ha curado- del quijotismq con que ha
venido su actual decadencia, despus de haberse
querido inrponer todas las naciones del mundo..
Como La Pai era un estorbo, los diputados y
senad'ores que el gobierno y la casta sagrada impo-
nen Cuba, para cubrir sus inmoralidades, lograron
en Madrid matar aquel peridico que tan al vivo les
pintaba ante sus compatriots como autores de la
insurreccin que terminara por arruinarlos, si no
hacian justicia aquella Isla. Al Sr. Alcorta le en-
cerraron en la crcel desde Agosto, y donde an si-
gue; y para ello formaron un sumario en que decia el
Juez en su anto que la propaganda autonomista era
antipatritica. Se habl en el Congreso de que el
Sr. Labra, leader de los autonomistas, estaba en
relaciones con el Sr. Alcorta para su campaa; y
dicho leader acudi al Senado hacer unavez
ms.... protests de espaolismo, ante las enfure-
cidas cmaras, que no han tolerado sin grandes
griteras que Salmern Azcrate hablasen de pre-
parar las. colonia's.por la autonoma para que no
peligraran por una emancipacin premature. Con
ello qued matado el nico peridico autonomista
colonial', de Espaa, y su director el Sr. Alcorta
sepultado en la crcel, merced de la ms vergon-
-zosa reaccin, que no ha podido tolerarle que sin-
tiera simpatas por los escla-vos de las colonies don-
de'han hacido sus hijos, ni le perdonar haber- en-
contrado en su casa y redaccin de La Pa{ el retrato
de los ocho estudiantes fusilados en la Habana. El
27 de Noviembre de 1871, har pronto 25 aos,
las Hojas. Literarias de.Sanguily, y otras publica-
ciones cubanas que le enviaban de change su pe-
ridico.
Con tales hechos, .qu.cubano 0portorriqueo
podr, hacer- propaganda autonomista en Madrid,
cuando al Sr. Alcorta, peninsulai-, le ha sucedido
con su peridico lo que:dejamos xpLaiesto, y sufre
en una jarci e.i inipr.. i-;.'.n de haber, uelto po-
ner los pies en un suelo donde el cura y el tirano
llmese Fernando VII, Narvaez Cnovas del Cas-
tillo, todo lo corrompen Obligando los espaoles
buscar eni la emigracin en las deserciones de su
ejrcito.el pan y -la libertad que les arrebatan en
aquella nacin desventurada, que no sabe contener
sus gobiernos; yexpuesta aun que D. Carlos la
imponga mayores grados de tirania, contando con
huestes que no han sabido sacudir las influencias
del cura ?
U. V.
(Continitar.)

-------^.----------

RECTIFIQUE "LA POCA "


El rgano official de Cnovas del Castillo, en su
nmero del da I6,y con toda la hipocresa y artima-
as que la inspiran, dice que el ltimo nmero
de La Repblica Cubana (del io) ) n:. jdc un.
palalbra de la muerte de Maceo.
Lea mejor La poca. En ese nmero hemos pre-
venido -al pblico contra la odiosa mentira del .go-
bierno espaol, que en. esa fecha anunciaba la
muerte del general en un combat.
Y no hubimos de equivocarnos, puesto que en el
siguiente nmero de La Repblica Cubana (del 17)
ya pudimos dar la noticia de que los espaoles, no
pudiendo vencer en el campo de la guerra al
general Maceo, lo habian asesinado villana-
mente en una emboscada.
Rectifique, rectifique La poca; y sobre todo, lea
mejor otro da,'




EL GENERAL MACEO


CHATIMENTS! -I HATIMENTS!
ijren.:-bl,--. 22 de Diciembre de 1896.
Sr. Dlreicr.r de La Repblica Cubana,
Paris.
Muy Seor mrni :. Ruego .'Vd.-la publicacin de
lo siguiente :'.
Invicto Maceo, te han-asesinado !!
i Cobardes, salvajes, vergenza de la civilizacin,
malditos seais, espaoles viles!!
.iCastigo, castigo -demandan vuestros crmenes sin
nmero! '
En efecto : ante las infamias-cometidas por Es-
paa desde tiempos remotos hasta nuestros dias :
prisiones, cadalsos, traiciones, tormentos, robos,
inquisicin, asesinatos perpetrados en la peninsula
ibrica, en las Amricas y en todas parties donde sus
plants inmundas hanse posado; ante -el espaol
soez, bruto, insulso, -grosero y sucio; en fin, ante
tanta cobarda y bajeza, incumbe todo hombre
libre y sensato la necesidad y la obligacin de levan-
tar gritos de enrgica reprobacin contra la nacin
salvaje que ha sembrado y siembra, por do quiera
pisa, ruinas y cadveres.
Si, tantas ignominias piden exterminio !
Amigos cubanos, decis bien :
i Al machete! !
Avanti, sempre avanti! como deca Garibaldi :
Animo! seris ayudados !


Causa como la vuestra, sostenida por la honradez
,y la .valenta que demostrais en la lucha gigantesca
que tennis empeada, encuentra amigos en ambos
miundos.
Seris victoriosos,-porqiu e el derec-ho os a:i.-, ,
vuestros mrtires sern vengados,
Mientras, que el mando entero levante la vo'z con-
tra el inmundo gobierno espaol y que cese todo
trato con el cobarde y sumiso pueblo que sufre tal
oprobio.
Cuba' .ca.i ibrc.
Espaa ser borrada, de las naciones civilizadas.,
Slo podrn rehabilitarse sus buenos hijos,, escri-
biendo en el mapa : Repblica Ibrica.
Entnces si gritaremos todos :
Vivan los iberos libres !!
Hasta aqu, solamente :
iViva Cuba Libre !
Vuestro siempre,
Maxc. Durand-Savoyat.

ACUERDO PATRI TICO
Aunque por no haber recibido la comunicacin
correspondiente, no hemos podido an dar cuenta
de la Sociedad de Estudios Jurdicosy Econmicos,
fundada hace poco en Nueva York, reserve de ha-
cerlo cuando tengamos los informes indispensables,
publicamos hoy con el mayor gusto la proposicin
siguiente, que fue presentada en una de las ltimas
sesiones de dicha sociedad por el digno patriota,
inspirado poeta y querido amigo nuestro Isaac Ca-
rrillo y O'Farrill, y que para su insercin nos ha sido
remitida.
Dicha proposicin, cuya oportunidad y patriotis-
mo no necesitamos elogiar, fu aceptada unnime-
mente y convertida en acuerdo destinado cumplir-
se lo ms brevemente possible.
He aqui el document de que hablamos:

RESUELVE:
Reiterar en estos tristes moments, con. mayor
energa que nunca, su adhesion entusiasta la causa
invencible de la independencia de Cuba, herida
recientemente por la espalda.
Redactar el testimonio de su dolor profundo por
el sacrificio lastimoso y herico del jven D. Fran-
cisco Gmez, que ser dirigido sus padres, Sra.
Da. Bernarda.Toro y el invicto General en Jefe del
Ejrcito Libertador.
Enviar una comunicacin anloga la Sra. Da.
Mara Cabral, viuda del General de Bronce que en
la escala del valor subi tan alto como Leonidas;
que fu personificacin infatigable, luminosa y au-
gusta de la patria cubana; el paladn ms pertinaz de
sus irreductibles aspiraciones, formuladas ens sus
ltimas palabras (I), resmen de tod:as las energias
de una vida que se le arrancaba en infame embos-
cada de la alevosa y de la muerte; y que constituyen
el lema imperecedero que llevan en el-alma sus in-
dignados inconsolables compatriotas.
Proponer nuestro gobierno que la Sra. Da.
Mara Cabral sea declarada Primera Hija Adoptiva
de la Repblica de Cuba, y que se le asignre una
pension vitalicia que pueda proporcionarle .verda-
dera holgura.
Y mientras esto se realiza,,hacerle notar la gene-
rosidad cubana, que la seora mencionada no hereda
del general Maceo sino 'a gloria de su no-,bre:; .a
cual, con ser tanto, no la liberta de ciertas amar-
guras de la vida.
Proponer al mismo ,gobierno, que Santiago de
Cuba se llame en lo adelante Ciudad Maceo, no
slo en honor del victorioso soldado de Peralejo y .de
Paso Real, sino en el. de toda su familiar, que,var&n
por varn, uno tras otro, fu cayendo de frente al
enemigo, con el estandarte de la Patria en una mano
y la espada de su redencin en la otra ; familiar en
que, por la firmeza inquebrantable de sus.conviccio-
nes, pareca haber revivido el espritude los bblicos
Macabeos, apartado ,por millares de aas de la es-
fera de los hombres, cormo desdeoso de visitarlos.
Promover una suscripcin pblica para perpetuar
con busto de mrmol 'de bronce, la represent*
cin viril del nunca subyugado caudillo de:Baragu,
que permanecer depositado en el Museo Metropoli-
tano de Nueva York mientras duire nuestra guerra de
independencia, y que ser colocado despus en el
Capitolio de la Repblica de. Cuba ; obra de propa-
ganda para con el extranjero, de cuyo concurso
moral y material necesitamos; humilde ofrenda
nuestra la memorial del hroe que parece figure de
leyenda; cuyo trgico destino, como hombre de ar-
mas, se expresa, todo entero, con muy breves pala-
bras : Asesinado; pero no vencido.
Hacer extensive su amarguisimo duelo todos los
deudos de los que, destinados prfidamente las
cobardes ignominiosas inmolaciones de Punta
Brava, llenan, con sus charcas de sangre, una
nueva y elocueute pgina de la abominable domi-
nacin espaola en Amrica.

OTRO TELEGRAMA

A ms de los telegramas referentes al asesinato
del general Maceo, que hemos publicado en nuestro
nmero del da 17, para mayor comprobacin
insertamos el siguiente, que leemos en nuestro co-
lega El Pornenir de Nueva York:

(I) El general Maceo muri gritando: Viva Cuba
Libre! N. de la R.


Jacksonville, Fla., Diciembre 12'96.
Enrique Trujillo.
51 New Street, N. Y.
Caita recibida Habana con detalles,:.:niiral Ma.-..
Este: con Estado Mayor asesinados. Coeiplot Ahtu-
mada-Zertucha.
Emilio, Niez..

CAIN ZERTUCHA
No ha podido menos de aumentar el asco y la
indignacin de toda persona honrada, la carta que
el infame. Zertucha hha pbl;caidc.. el New York
Herafd. Todia ella no tiende otra-cosa que enre-
dar ms l.i -. ,.'.ri maraa con que vanamente se
preten4de cIbrir el crime, -y' hacer rnm:, much
ms srepugnante y odioso el tipo Cain Zertucha.
Porquie- si es cierto que en esa carta se revela,
poco que se estudie, que la confeccin ha sido obra
tanto de Weyler y Ahumada, como de Cirujeda y
Zertucha, ste es quien vendi Maceo y es quien
bajo su firma viene otra vez traicionar con su ca-
lumnia y su infamia, la causa de la libertad de la
patria que hoy se avergenza de haber sido la suya,
y que asqueada lo rechaza y lo desprecia.
Desde la pri.-ra lectura de ese document, no
puede menos de venir la memorial aquel otro que
escribi el traidor Napolen Arango,, de acuerdo y
bajo el dictmen del general Caballero de Rodas.
Las mismas acusaciones igual tendencia des-
prestigiar la Revolucin, fin db convertir la con-
ducta del traidor en la de victima de ila obsecacin,
de la ceguedad de un moment y del engao. Esto
hizo en la guerra pasada Arango,y esto ha hecho en
la present Zertucha; s6lo que aunque no menos
miserable que ste aquel no pudo entregar la
cobarda de los espaoles un jefe como Antonio
Maceo.
Tal es la carta del nueva Judas, cuyo retrato ofre-
cemos en la edicin francesa, acompafndolo -de
ciertos apuntes biogrficos que amplan los que ya
dimos, los que entresacamos de La Correspondencia
de Espaa:
Mximo Zertucha tiene uno cuarenta aos, y. es
bastante listo, y sobre todo muy inquieto.
En la poltica local de circulo tan -estrecbo como
Melena, fu erud.:. p:.r travieso inconstante.
Perteneci primero al partido Autonomista, de
cuyo comit local fu-u i .-:pr-.ridjmen: mas bien
pronto-se disgust con el comit, y por razn de
indisciplina iua expulsado.
Afilise entonces al :partido Unin Constitucional
y fu protegido .por el seor don Enrique Pascual,
uno de los j,efes de ese partido.
Por el apoyo de dicho Sr. Pascual, fu nonibrado
alcalde :inunic-.ipl de Melena.
Bien pronto tuvo grandes disgustos en el ayunta-
miento, y consecuencia de cargos muy graves en
la administracin del municipio, tuvo que abandonar
la alcalda.
Irritado por esto y por career que sus amigos pol-
ticos role habian defendido como-debieran, se se-
par.
Ms i ;de se anrl- al ,mr.Vimiento izquierdista, y
fu-nombrado juez municipal de Melena; no tard
en disgustatseicon esa nueva agrupacin, y se separ
de la misma tan pronto como fue removido del juz-
gado.
Y volUvYise-al partido :Unin Gonstitucional:.cuan-
do se form el:partido Reformista, fu otra vez Zer-
tucha el:candidato de los constitucionales -para la
alcalda de Melena.
Luego. se:fu con los insurrectos, agregado, seg-n
ha dicho ahora, como mdico al cuartel general d.e
Maceo. Al marcharse con los invasores, se llev del
Melena .unos doscientos hombres, ms de la mitad de
ellos negros, pertenecientes al, ingenio Mercedita,
de su antiguo protector el St. Pascual, los tales
sublev.
Por llevarse algo, hasta se llev el uniforme de
mdico military de imuestro ejrcito, para el que con
carcter supernumerario :hab:a sido nombrado la
semana, antes instancias del referido Sr. Pascual.
Zertucha fu, pues, .primeramente auttonomista,
luego consttitucional, ms tarde izq.uierdista, des-
pus otra vez canstitucional, ltimamente separa-
tista, y ahora presentado y otra vez espaol.
Al presentarse, vesta traje de dril, calzando zapa-
tos de color. Cubra su cabeza un sombrero de jipi-
japa.
Iba tembloroso, temiendo ser vctima de algn
castigo.
Una vez tranquilizado, entreg el botiquin que lle-
vaba y que haba servido para curar. Maceo en los
primeros moments.
Ha pedido con insistencia permiso para regresar
la peninsula, por entender que despus de lo ocu-
rrido no puede continuar en Cuba.

------ jt.*.-~---






Campos de Cuba Libre, Octubre 12 de 1896.

Sal de la jurisdiccin de Remedios para Occidente,
con una column mi nando. En la jurisdiccin de
Manicaragua salieron mi encuentro los generals
Garca Aldave y Solane, con dos fuertes columns.


L __


'1~;~,F~FQ Cvk4 a







DIrac:fTMB~.3 39 18,96


Les present-combate; llegaron ellos~h-asta las avan-
zadas de 'mic'cahrpamrento, stas 'los- hBstilizaron du-
ramente, y march forzada -se refugiaron aquellas
column'as en Manioaragua,.plaza fuerte y centro de
operaciones: Continu mi march, no sin antes-ha-
ber cubierto mi retaguardia con un regimiento de la
2' division de Villaclara, y ya haba atravesado la-va
frrea de Cienfuegos Villaclara, sin otra novedad
que haber encontrado guerrillas y pequeas colum-
nas que desde las inmediaciones de sus fortalezas
me hostilizaban, pero que huan apenas las cargaba
lii vanguardia.
Hallbame acampado en el demolido ingenio Co-
lorado, como .una legua del crucero de la va de
Santo Domingo Sagua, cuando se present una
column, fuerte-de ms de cuatro mil hombres, con
la cual trab combat. Este fu reidisimo;, una
victoria ms para nuestras armas, pues-qued dueo
del campocy destroc- la vanguardia enemiga.con una
carga al machete, riiicandjr,"e l:: i:.lpi .ni s en preci-
pitada marcha y abandonaiidb muertos, :caballos,
monturas. armas y municiones; pero tuvel.a: desgra-
cia de ser herido en.la pierna zqui.ii" i y me vi obli-
gado contra.marchar, dejando la column .protegi-
da por la briggdaide Cienfuegos.
Segn el Dr. Negra, antes de un mes estar caua-
do de la heridwa, y entonces. seguir mi march. Mi
herida no ha.sido.grave,
En amboscombates tuvimos.48 'muertos, io heri-
dos graves, y .unos .pocos leves. Entre los ltim'os,
mis ayudantes. l.comandartte Pedro S. Silva y el te-
niente Luis.Fernndez, .
Nuestras bajas son muy pocas comparadas con
las causadas. las fuerzas espaolas.
Afcmo.
J. Rodl.rigues.n

"------- -Ja ------




!.U;0LI111PE [ DI \ Y e[l tDO


Noticias ltimamente llegadas de Nueva York, nos
informan que ha fallecido la venerable matrona cu-
ban, se.ora Guadalupe Eiuarn, -Repilad ,,viuda de
Castli,-, y :miem:brb de una de ls. fa:milias ms
antiguas y estihTads de-Santiago de Ciuba.
La seora Duany y Repilado era madre de nues-
tros muy distinguidos compatriotas Dr. Joaqun y
Deltettio CastillO, subdelegad@ el uno de nuestro
Gobierno en el extranjero, y el otro coronel de nues-
tro Ejrcito.
Duerma en paz la patriota inolvidable que al mo-
rir .ha dejado sobre la tierra defendiendo nuestra
independncia -vstagos tan meritorios, y reciban
estos en las presents lneas la expresin de nuestra
profunda condolencia.





CARTA DE NUEVA YORK


Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
Nueva Yo'rk, Diciembre 15 de i:896.
Supongo aquella colonia, compatriota nuestra,
sumida en el dolor de la gran desgracia que ahora
nos agobia. Donde quiera que halla un corazn cu-
bano, ha debido sehtirrse la agona imis intense que
pueda embargar el alma. La muerte de Maceo es un
dolor inmenso: hemos perdido uno de los mejores
amigos de Cuba, de los ms generosos y de los ms
valientes. Nuestra pena no s6to nos embarga por el
campen que sucufmfbe, sino que nos entristece y an-
gustia anre la injusticia del destino.
Aqu ha habido un pueblo entero para sentirlo,
para darle sus simpatas y dedicarle sus mejores re-
cuerdos. Hay tambin una numerosa colonia que lo
ha llorado como se lloran los hijos, y que lo con-
servar siempre en su memorial como el ejemplo ms
grande del .desintei;s personal, d'el valor temerario,
de la grandeza de alna y de la vida ims desdichada.
La prd.atia de Maceo h.a sido imnensa por l niris-
mo, no por lo que significaba en la Revolucin. Na-
die ha pensado especialmente en el guerrero que
tanto hacia por la Patria; todos han lamentado la
desgracia horrenda que caa sobre el hombre que
ms derechos llevaba la felicidad supreme, la
gloria de ver realizados sus ideales queridos y sus
esfuerzos titnicos.
Maceo ha sido el que ms ha luchado por su pa-
tria. Ha visto caer en torno 'suvo en el combat,
todos sus hermanos. A su familiar extinguida por la
guerra. Ha recibido en su pecho el plomo enemigo.
Ha vuelto la pelea, despus de diez aos de guerra,
con la misma f y el mismo tesn. Ha odo los
enemigos echarle en cara, como un Oprobio, su co-
lor de mulato, y siendo el dolo de la raza negra, se
ha sometido siempre al inters de los blancos. Ha
acatado las rdenes como ninguno; ha sido bueno,
cari.oso' y leal. Ha muerto por su patria Habr
quin no le ame y quin no le admire?
Ya he dicho que el pueblo americano ha dado sus
muestras de simpatas y de condolencia. En las pro-
pias Cmaras, Mr. Howard, senador por Alabama,
express el profundo sentimiento que esperimentaba
el pueblo emericano ante la muerte del galante lea-


der. Quisiera haceros leer lo q'te han escrito los mi-
llares de peridicos de la Unin Americana, y que
en extract no pueden contender las cuatro pginas
de ese peridico, que as nos da el psame, reprodu-
ciendo el sentimiento de tantos hombres.Quisiera quez
hubirais visto la consternacin en- los rostros de
aquellos bravos obreros, que all en el Cayo y en
today la Florida llevan una existencia precaria, con
los djos siempre vueltos hacia la tierra de Cuba.Qui-
sieTa tambin que hubirais presenciado como la
desdicha une todos los cubanos, como en el dolor
no ha habido diferencias entire el humilde y el so-
berbio, entire el- obrero y el magnate. Gmez ha sido
sielpre venerado, pero Maceo era amado. Maceo
no ha sido discutido. No lo fu nunca en vida. No
poda serlo cuando nos haca su ltima ofrenda. Por
eso.-en la.agona en que vivimos cuando an conce-
bamos esperanzas halagueas de que-fuera incierta,
la fatal noticia, me parecia ver en la actitud de todos
los cubnos, aquella pintura que -hace Victor Hugo
del pteblo de Paris, que estabaianhelante y suspen-
so como una madre por suf hijoyante los u.tibrales
de la casa donde agonizaba Mirabeau.
Pero no tddos:'lo'shotbres hatn tenido, como los
americanos, esa ju-sta admiracin y esa genetosidad
de alma. Otros pueblos, llevados por la bajeza de sus
sentimientos, celebraron con delirio la cada del gi-
gante. Alln' E's.pafia, eitre esa manada de brutos,
cuyo cerebro :es ain m s pequeo que el corazn,
han debido sentirse avergonzados los espaoles de
dignidad y.de honradez. Cuando un pueblo engala-
na sus casas, ilumina sus balcones y echa volar
fuegos de artificio para celebrar la muerte de un
hombre valeroso y digno,,es- porque \a\ n.:. puede irse
ms hondo en la degradacin y la vileza.
Yo me acuerdo del general Santocildes. En la Ha-
bana tena muchas simpatas y no pocos amigos.No
haba sido nunca un benefactor de Cuba, pero se
habiaiconservado siempre caballero.. Citando muri
cofmbatiendo en Peralej:o, los cubanos s-intieron su
desgracia. Ni uno slo, al celebrar la victoria de
nuestras armas, dej de decir recordando al muerto;
i Pobre Santocildes!
Es verdad que nosotros, no abrigamos el odio
salvaje que nos tienen los espaoles.
Voy-,.GaGntoiaos-nna.ancdo.ta ,que pinta cul era el
sentimiento de grandeza que abrigaba el corazn del
ilustre mulato.
Una vez nos r.efera un ayudante de Maceo
que estuvo hace poco entire nosotros hablbamos
-de:f batafla de 4Perdlejo, dond en nada estuvo que
cj.:jirarrn: prisionero al general en jefe de los espa-
.ao~es, Volvl'ndlUoie .. Maceo, le p1tegUnt :
Geieral, qu hubiera. Vd. hecho con Martnez
lanmpo.,:. 6s Llecasi caer en UL powder?
Y Maceo, con aquella gravedad que todosde icono-
camos,, contest saelainerrieinte:
No habra teh.idb sitio bastante bueno para co-
locarle, ni hubiera p,:didu hnacerle todos los honors
que se merece.
El que me refiri esta historia, vera hoy el rego-
cijo villano de ese puebl:. sobre la tumba del gene-
rOZo .guerrero., si l tamtbiin no hubiera cado, acri-
Sbillad. de ibalas, g ,os pies del soldado y del amigo,
GOat la.didhaa ituefable ,de acompalar en la muerte al
que tanto haba atnado en la vida..

^*'Vc^ri /c&

EDUARDO A'\;[,AMONTE


En Tampa se ha constituido con este nombre
un nuevo dlhrb patritico, dentro del pr,:raina del
Partido Reolucionario Cubano. La directiva la for-
rman los seores :
President' honorario, Sr. Fernando Figueredo;
vicepresidente honorario, Ramn Rivero; presi-
dente efectivo, Jos M. Herrera; secretario, Lus
Francisco Pia; vicesecretario, Ricardo Correoso;
tesorero, Carlos de Quasada; vicetesorero, Sebas-
tin Llerena; voecates, Romrico Sva, M. Agero,
Lzaro Ferrs, Jes.s Riera, Horacio Pia, Alejandro
Toerces, SLillvestre Mlespcru sa. Ferniando .de Zayas.
Deseamos al nuevo grupo que viene cooperar al
Striunfo de nuestra causa, todo el xito que se merece.




CARTA DE TAMPA


Tampa, 14 de Diciembre de 1896.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Pars.
El Mensaje de Mr. Cleveland, ledo el 7 del mes
actual, era esperado aqu con grandes deseos. Poste-
riormente, con la calma necesaria se ha comentado
el referido Mensaje, conviniendo todos en un punto
esencial; es decir, que aunque Cleveland se ha limi-
tado leer y no proceder, se traduce esa gran sim-
patia de que participa la nacin entera respect la
guerra que sostiene Cuba; y si anteriormente no
hubiera habido pruebas, hoy lo demuestran una vez
ms las peticiones favorables nuestra causa pre-
sentadas al Congreso.
No todo es lisonjero, pues tenemos que consig-
nar el sentimiento que ha producido la noticia de


la muerte, en un' combat, del general Serafin Sn-
chez. La Patria, agradecida y triunfante, le dedi-
car el da-del xito complete, como tantos otros
hroes, el recuerdo merecido.
Pero el suceso de ms importanciaque tiene indig-
nado al pueblo americano, es el asesinato del ge-
neral Antonio Maceo, toda vez que la traicin no es
arma que da gloria al que de ella se vale para realizar
sus planes.
El nombre de la vctima, cuya vida guerrera: fu
gloriossima, ser ledo en la Historia de Cuba con
tanto respeto y admiracin, como desprecio y lsti-
ma inspirarn los de los asesinos.
A nosotros, que conocemos sobradamente el ca-
rcter espaol, educado en la escuela del jesuitismo,
no nos extraa que realicen actos tan despreciables
y crm2nes tan horrendous como los cometidos dia-
riamente'en los campos y hasta en las mismas po-
blaciones de Cuba.
Ellos, siguiendo en todo las mximas de su ins-
pirador San Ignacio de Loyola, cumplen rigurosa-
mente la que dice: El pual y el veneno, son ele-
mentos la indispensables todo poder . Por consi-
guiente, por qu tachar Espaa de cruel inhu-
mana en el siglo XIX, si eso es lo nico que le han
enseado?
Hasta la prxima, su amigo y compatriota.
E. C.


La Publicidad de Barcelona es uno de los
tantos papeluchos de Espaa que se llaman
republicans, as como Sagasta se llama liberal
y Cnovas estadista. Con decir que es organillo
del polichin,]la y apstata Castelar, ya se sabe el
crdito que tendr.
Por, supuesto'que ha metido la pata en lo del
asesinato 'de Ma 1.l, diciendo que Meneliok.de-
'fendia su piri.i.-y que' Ma.'eo lo Iquo hiaca era
atacar 'la .uyap.
1Qu PIbliriiddl -,tai- ignorant Quin 'le
habr dicho que Maceo naci en Eopa ;" ?



Rfefiere El Corre', de ladrld:
Al banquet en honor de este.jefe (Cirujeda), que
se verificar el domingo prximo en. Punta Brava,
asistir lo ms notable de la Habana.
.Lo ms :notable? Contemos: los .cipayos, y
cipayas de ilas calls :de la, iMuralla, .Ofici.os,
Lamparilla, Bomba y Plaza Vieja; los&usureeos,
los estafadores, los explotadores de real rden,
los poiliz:;n le.,' Vatriano, Ahumada, 'Z-ertucha y
cuanto ms estircol moral infesta aquella des-
venturada ciudad.


Un tlal 'Mocote-6 .illqi,-habliamlo '.ri El
Lilnral del asesinnlo de Mace-..
No es la casualidad la que engendra tamaos
xitos.
No: la in pot'tin'm 1,1 c.:li J yla infamia del
,iserabl.e M bi,:rnuo esp tFiAl.



Esto es de E:Globo de Madrid :
El doctor Zertucha est causando las delicias de
todos los corresponsales con su locuacidad.
Todos convienen respect de que el doctor es muy
vivo.
.Ya se conoce, ya.
Y conste que empleamos la palabra vivo en el
mismo sentido en que pudiera emplearla el Gurriato
cualquier otro personaje de Las bravias.
Ese doctor Zertucha
nos parece muy trucha.
Ya hemos dicho que, como va la cosa, acaba-
rn los espaoles por fusilar al sicofanta.
Aunque no sea ms que para evitarque con su
.locuacidad desctbra el compplot y cante.



Ahioa sale el gobierno espaol .con que .Maceo
pas la Trocha disfrazado de carretero.
Nueva falta de vergenza, c )o la cuall se pre-
tende ocultar que Maceo pas5 la Trocha cuando
quiso y como le di5 la gana.
i Disfrazado de carretero!... As dirn ma-
ana que la pas5 en glob., y luego, que en bici-


clela; que en eso de mentir, no se detiene el go-
bierno espaol.
Y parte de todo : i cunto queda reducido
el cuento chino fabricado por Can Zertucha y
los otros asesinos?


IIabla La Lucha de Clases, de Bilbao
Sostener colonial por la tremenda, es una barba-
ridad que slo se les ocurre los Texifontes que
estuvieron empleados en Cuba y se trajeron media.
isla para ac.
Pues, amiga Lucha, comio esos ladrones y
chupadores de Texifontes, son todos los que por
cargamentos-ha mandado el gobierno espaol
Cuba, robar, falsificar, explotar, corrom-
per, engaar, y despus regresar Espaa
hacerse hombres honrados, patriots, diputa-
dos y ministros.


Dice La poca que :
... En la primer manifestacin del mdico de
Maceo, Sr. Zertucha...
Ya vemos como hasta el rgano ms autoriza-
do del gobierno espaol, declara que son ms-
de una las manifestaciones del compinche de
Weyler y Ahumada.
Por qu no dice cul de ellas es la menos.
infame?

*-----*'Tli -----.

LA PRENSA INGLESA
Y la Guerra de Cuba


The Pall Mall Gaette, Lndres:-La dignidad
del primer ministry espaol es magnifica, pero nol
es adecuada los nogocios-it. is not business.- El
Seor Cnovas confia tanto en su rectitud moral, que-
ha hecho saber al mundo como, segn dice el poeta,
el se encuentra tranquilo ms de lo acostumbrado,
Is more than, usual calm a
Y. esto llaman los corresponsales extranjeros:.
conservar una resuelta -actitud. Por nuestra parte,
creemos 'que su resolucin es tan-efectiva como la
de un cabalio de balancn, ese juguete. Est muy
bien eso :de asegurar:, quienes le 'hacen interviews
-que l hace cuanto :pueda para ,evitar- friccin con
los E. -U. Desgraciadamente las tropas espaolas-.
tambin parecen inclinadas . evitar: fricciones con
lostrebeldes, y estoen momentos.en que esos rebeldes
necesitan una buena rascadura. -El general Weyler,.,
.en vez.de seguir-aquiella 'bala .que derrib Maceo,.
se ha venido- la.iHaban.a, gozar su1asuieto, de pas-
cuas, mientras .que sus soldados se:ocupan en cele-
brarla ym;uy.dudosavictorlidel- omarldanae Cirujeda.-
:Esto ien verdad les un a .campaia depaiia. c6mica,-y
hasta la -prensa .esipftita parece, reer, q'uese -debia
hacer otra cosat unt'poco mis sria. Aplastemos la
nsurreccin' por las -armas! ,clmaia:el :energico Im-
parcial, ,y y'despues,.eremos. lo<,que se -har.
.Lo: malo .es. quei la iedacci6n-de El 'Imparcial ha.
,'estado:esciibiendoiesei mismo artiu.to:de :fondo hasta
*gastar: todos los. adjeivos: fuertes-.del, diicoion'ar.io"e's-
paol, y los rebeldes siguen jugando por todaila Isla.-
,'El.,Sr. Cnovas.tendr que variari su actitud 'resuel-
.tanmente inmvil ::por otra de resuelia.accin, si-es.
.que desea aprovechar: los' pocos meses. de; gracia, que-
le:restan.

The Daily Telegraph, Lndres.-Espaa, la alti-
va, la.pulida, la caballeresca, encuntrase ya, segn',
screen muchos, en las agonas de la m.uertepoltica,-
y nada ,de lo que ahora suceda, ninguna interven--
cin sbita de amigo enemigo, ser eficaz retor-
narle su antiguo explendor...
Y no es que creamos que la hostilidad de alguna:
potencia extranjera vaya apresurar la -catstrofe.
.No tememos que se realicen en forma ninguna los
rumors siempre renacientes de la intervencin de
los Estados Unidos. Hay ,muchas razones polticas
y financieras, negatives y positivas, para que en las.
actuales circunstancias, por lo menos, nuestros avi-
sados deudos de.allende el Atlntico dejen los espa-
oles absolutamente quietos. Existe indudablemente
extensa simpata entire .todas las classes de america-
nos de habla inglesa por los cubanos que tanto han.
sufrido, y no seria much decir que esa simpata no
est en modo alguno limitada los Estados Unidos.
Pero ningn gobierno responsible la participa..
Ningn estadista extranjero, cualesquiera que fue-
sen las direcciones de sus afectos, se atrevera dar
el ejemplo de una intervencin, provocar sus
c\onsecuencias.
Durante la ltima insurrecci5n, hcce un cuarto'
de siglo, la simpatia americana fue tan fuerte y efi-
caz como hoy dia, y las amenazas de guerra no me-
nos frecuentes y tronantes; sin embargo, la sublesva-
c'n fue dominada al fin en condiciones que los
espaoles y cubanos no recuerdan sin extremecerse,
La insurreccin actual lleva menos trazas de ser
prisa dominada,y en este sentido quizs la tentacin
intervenir ha de ser menos poderosa.
Por lo dems, Espaa, como gran potencia poli-
tica, est ya virtualmente muerta. La en2rgia que in-
dudablemente demuestra en la lucha por los lti-


- -i ---- -- ;--------- ~ --- ----I~ ~ i ------ ------i- _---L ~_____
.ii..~.... _liiii~


?k"~b~RF~~~~







DICIEMBRE 31, 1896.


mnos restos de su gran imperio colonial, no es ms
que la postrer llamarada de una vela que palpita
antes de que su luz sea devorada por las tinieblas.
Consecuente su carcter y tradiciones, ha realizado
hericos esfuerzos logrando poner ms de trescientos
:mil hombres en activo servicio, de los cuales ms'
de doscientos mil se encuentran en Cuba; ha logra-
do con buen xito un emprstito interno por cente-
nares de millones, y tenazmente ha mantenido su
dignidad en disputes diplomticas contra Alema-
.nia y los Estados Unidos, con una susceptibilidad
que habra.hecho honor al Cid, y con tal desprecio
los resultados, que habra conmovido de gusto el
corazn del viejo Don Quijote. Mas, por desgracia
para los espaoles, ellos no han contado en todo su
ejrcito con un general capaz de halbrselas con el
recienfinado caudillo rebelde Maceo, con un slo
jefe digno del nombre y fama de aquellos que brilla-
ron en su glorioso imperio de antao. Sus soldados
tambin, si los examinamos de cerca, carecen lasti-
mosamente de aquellas condiciones de resistencia
fisica, de energia moral, de military audacia, sin las
cuales un ejrcito pocas probabilidades tiene de
triunfo al fin y al cabo.
Ellos mueren comomoscas en el clima insalubre
de Cuba y corren como ovejas delante de los cuba-
nos omnipotentes.
En cuanto la hacienda, el ltimo emprstito in-
terno, que fu cubierto como dos veces, ms, no
puede dar sino una.idea falsa de la verdadera situa-
cin financiera present. Ningn pueblo de la tierra
dejara de imponer su dinero en negocio donde el
gobierno garantiza un seis y medio por ciento de
inters libre, cuando el nivel en plaza ha bajado
al 3 1/2 o/o. Y eso es lo que ha hecho el gobierno
cjnservador. Que la promesa sea cumplida .no, ese
es otro problema! Espaa debe ya la tremenda
suma de siete mil millones de francos sus
:acreedores nacionales y extranjeros, y encima
de esto, ms de mil millones por sus colonies,
con un inters que importa anualmente la
mitad ms 6 menos de su renta total. As, pues,
cualquiera que sea el resultado de las guerras
,coloniales que sostiene ahora, una carga como esta
que, al revs de la de Es)po, crece ms cada dia,
significa la ruina poltica.
Para los ingleses existe un element pattico la
par que instructivo en este desmoronamiento com-
pleto del omnipujante inperio que un da amenazaba
echar encima del nuestro su sombra de manzanillo.
Es un espectculo que sobrecoje, como tragedia de
Sfocles, pero aumentado al proyectarse en el espa-
cioso scenario de la vida poltica modern. El nos
muestra que el Hado opera en el siglo dcimo nono
con tanta fuerza como en aquellos tiempos prehist-
ricos del reinado de Edipo.
Pero hay otra consideracin que nos impresiona
ms profundamente : el viento que Espaa sembr
en los das que precedieron y prepararon la hist-
rica Armada, ha producido ese torbellino que ahora
est cosechando. Fueron sobre todo las proezas de
nuestros antepasados las que detuvieron el engran-
decimiento del imperio poderoso que su albedro
determinaba las fronteras de las naciones y daba
leyes los pueblos legislando para las almas as como
para los cuerpos de sus sbditos. La obra herica-
mente comenzada en- el reinado de la buena reina
Bess, se cierra, pues, bastante trgicamente en el de
la reina Victoria.
SNunca ha existido, desde los das de la Armada
invencible, much cordial simpata entire ingleses y
castellanos. Es cierto que les ayudamos prctica-
mente durante la guerra peninsular,y que quizs im-
pedimos que la Francia se les hubiera anexado la
tierra; mas al hacerlo nos guiaban motivos politicos
y no simpatias internacionales: no fue porque am-
semos ms Espaa; fu porque queramos Na-
polon menos. El hecho es que ambos pueblos han
estado apartados por un golfo ancho y cuasi impa-
sable desde el moment en que por vez primera se
pusieron en relacin, y esto apesar de las amistades
accidentales de sus monarcas respectivos, del fre-
cuente comercio de ideas entire sus literatos y del
predominio en entrambas cortes de las mismas cos-
tumbres sociales. No existen dos tipos nacionales
ms distintos que los del squire ingls y el grande
de Castilla. Este, la verdad, se encuentra dotado
ricamente de cualidades estimabilisimas, algunas de
las cuales le permiten ejecutar actos de sublime he-
roismo, mas se hallan mezcladas otras, tiles qui-
zs innocuas, pero que son peculiarmente repug-
nantes las ideas anglosajonas.
Tornemos al asunto de los deportes, por ejemplo.
Las diversiones de las gentes de estas islas sern ru-
das tal vez y peligrosas, mas son eminentemente efi-
caces para despertar y desarrollar el espritu varonil,
la propia discipline y el sentimiento de la equidad
en la relaciones con los dems; que vienen ser co-
mo las tres races del carcter national de los in-
gleses. La diversion popular de los espaoles, por
el contrario, es la lidia de toros cruel, cuya influen-
cia desmoralizadora es obvia hasta para los ms tor-
pes observadores. No slo es el horrible espectculo
presenciado con deleite por seoras principles, sino
que, nos duele el decirlo, algunos de los toreros que
ejecutan al animal son individuos del sexo gentil>,y
su popularidad depend de la animacin de la lucha
que provocan y de la lentitud de la muerte que dan.
La tendencia de espectculos de tal naturaleza, cele-


brados la luz del sol, ante multitudes que aplau-
den, no se podr calificar de ennoblecedora.
No podemos, por tanto, sorprendernos de la noti-
cia de que entire los espectadores invitados al patio de
un cuartel de Manila, hace pocas semanas, presen-
ciar la ejecucin en masa de centenares de hombres
y mujeres sospechosos de complicidad con los in-
surrectos, nada menos que 36 eran representantes
de la crema de la sociedad femenina espaola de la
localidad.
Ni tampoco debemos asombrarnos de que, des-
pus de estar sometidos durante siglos deletreas
influencias de esa insidiosa laya, el pueblo espaol
se encuentre ahora en los ms tristes aprietos que
pudieran sobrevenir una valerosa nacin, dispo-
nindose gastar su ltima peseta y su postrer sol-
dado para mantener en pie su desmoronante impe-
rio. Lo maravilloso es que haya resistido tanto tan
corrosivas influencias.

--------**
LA OPINION EN ESPAA


La Unin Vascongada, San Sebastin : Dicese
que el Gobierno ha dirigido mplias instrucciones
Weyler, las cuales se supone que han debido mo-
lestar al general y que quiz sean causa de que di-
mita el cargo de gobernador general de Cuba.

El Da, Madrid : Nosotros creemos que el ge-
neral Weyler no tardar muchos das en conven-
serse de la impopularidad que goza, y su dignidad le
obligar presentar la dimisin, y si no hace esto,
el gobierno no tendr otro remedio que relevarle.

El Correo Militar, Madrid : Decrteseel relevo
del general Weyler antes que tolerar esa campaa de
descrdito que invade- las altas esfras: decrtese el
relevo antes qu aquellos hombres y aquellos parti-
dos politicos que alardean de patriotism puedan
poncr en peligro algo por lo cual seguimos ihtere-
sndonos;

La Vo; de GuipLcoa, San Sebastin:- Qu pas
este! Hace ocho dias todo era entusiasmo, todo es-
peranza. Hoy todo es recelo, todo ministerios, todo
sombras, todo duda.

Que el gobierno v fijar un plazo prudencial
para que, si dentro de l, no se da un golpe decisive
la insurreccin, vuelva la peninsula el general
Weyler... No est el pas muy lejos de pensar que
muchos generals de los que mandan tropas en Cu-
ba y Filipinas, estaran mejor aqu, como estaran
mejor que aqu en la manigua la mayor parte de
los politicos de todos los partidos que han gober-
nado y gobiernan la nacin...

Pero vamos cuentas Por qu el gobierno toma
ese acuerdo los ocho dias de haber obtenido en
Cuba el nico triunfo important que all hemos ob-
tenido? Y si retire Weyler por incapaz quin v
mandar all como capaz y apto? A Azcrraga?
Nosotros hemos.sido los primeros en elogiarle comno
hombre serio, y como ministry. de la guerra; pero
puede ser uno gran ministry de la guerra, y deplo-
rable general en jefe.

Que hay algo grave, muy grave en el fondo de to-
dos estos misterios, no cabe dudarlo.

El Globo, Madrid: No tenemos gran confianza
para qu negarlo? en lo que puede hacer el gobier-
no, que debera empezar por sustituir al general
Weyler, cuyo fracaso military es evidence. En eltriun-
fo logrado por nuestro ejrcito, no se ha visto la rea-
lizacin de los planes del ,general en jefe, porque,
como dice en un cablegrama el corresponsal de El
Imparcial, sin el providencial encuentro'de la co-
lumna Cirujeda con los rebeldes de Maceo, y sin el
acierto de las balas que mataron ste, estas ho-
ras estara conmovida Espaa, y aun el mundo en-
tero, con la noticia por todo extremo lamentable de
que el valeroso insurrecto haba llegado las puer-
tas de la Habana y haba osado lo que parecer im-
posible quien no conozca las circunstacias de la
campaa.
As, pues, para hacer lo necesario en Cuba, el ge-
neral \Veyler no slo no sirve como colaborador,
sino que habr de dificultar la obra.

La Lucha de Clases, Bilbao: El entusiasmo
patritico se desbord grandemente con la muerte
de Maceo.
Aun cuando la conclusion de la guerra fuera un
hecho, no se entusiasmaba tanto la populachera de
nuestros burgueses.
Bien que ella contribute grandemente esa asala-
riada prensa, que considerando un buen asunto la
muerte, para expender bastantes ejemplares, pro-
cura entusiasmar al pueblo soberano fin de que
suelte la perra chica.
Lo dems, los negociantes que hacen su Agosto
con la guerra, no -les convino nada la accin de
Punta Brava.
Porque si con ella se di un golpe de muerte la
insurreccin, adis negocio de la Trasatlntica y


adis los medios que los militares tienen para hacer
pronto su carrera.
Lo cierto es que si la casualidad no hace que
cayese Maceo, los prestigious de nuestros generals
quedaban por tierra.
Y Weyler y Arolas fracasarian por ineptos.
Pero el Cristo de Zaragoza, que los carcas saca-
ron en procesin, obr el milagro de rehabilitarlos.
Pues, career los peridicos esos, la accin de
Punta Brava coincidi con la salida de esa imgen.
Por ms que el Cristo tambin quiso probar que
la Trocha de nada vala.
SY permiti que Maceo la atravesase, para darles
un disgusto Arolas, por republican, y una alegra
Cirujeda, por ferviente catlico.
.... ...... .. .. .... .. .... .. .. .... .. ...... .... ...
El Nacional es un papel que lleva la voz cantante
de lo ms podrido del partido conservador, como
Romero Robledo, Bosch y compaa.
La Epoca celebr en tiempos que.los coaches des-
carrilados fuesen de tercera, feli;mente; pero EINa-
cional ha dicho una burrada mayor:
Deseamos que el Laurada haga un viaje de regre-
so tan feliz como lo hizo el Reina Regente.
en otros trminos: Ojal se ahoguen al pasar
el Estrecho.
Brutos!
Pero qu antipticos son estos conservadores! No
pasan aos por ellos; cuanto ms viejos, ms per-
versos.



BIBLIOGRAFIA

El Diario. Buenos Aires. 1896.

El Heraldo. Comercio, industries, literature,
ciencias, artes, noticias, variedades y anuncios. -
Director : Jos Joaquin Prez. Bogot. 1896.

NOTA. En esta seccin daremos cuenta, ms
menos detallada, de toda publicacin de la que se
nos enven, franco de porte, dos ejemplares.

---------- *--------

SELLOS CUBANOS


Ponemos en conocimiento de nuestros lectores,
que contina. de venta la coleccin de sellos de la
Repblica Cubana, en la Administracin de este
peridico, 20, rue Saint-Vincent-de-PaUL'
La componen cuatro de diferentes colors, pero
de dibujo igual y 25 centavos.
i la reproduc- Sabemos, ade-
cin que pre- ms, que circu-
sentamos. lan por el co-
Dichos sellos rreo de Fran-
son de 2, 5, '10 cia. Por ltimo,
advertimos que las rdenes deben venir acom-
pafadas de su imported, y que el precio de la
coleccin, incluyendo el franqueo, es de dos
francos cincuenta cntimos.
NOTA. No se admiten en pago otros sellos
que los franceses.


A. L- B E! LT w ZTJz
Dentiste Amricain
OPERATIONS GARANTIES
23, Avenue de Wagrain


COLECCIONES


PROPAGANDA CUBANA

Libros de venta. Precios al contado.
La Invasin Occidente. Partes oficiales publi-
cados por el C. Toms Estrada Palma. -
Con un plano de la invasion y varias notas. 2 50
Cuba centre Espagne.- Par Enrique Jos
SVarona, ex-dput Cortes: grtis, menos
'el franqueo........................... o oo
Jos Marti y la Revolucin Cubana. -
Discurso por Manuel Sanguily............ i 25
Cuban Belligerency.-Petition of Toms
Estrada Palma: grtis, menos el franqueo. o oo
La Question Cubaine et le Conflit His-
pano-Amricain. Par V. Mestre Am-
bile........... ....................... 2 oo
Apuntes Histricos. Propaganda y mo-
vimientos revolucionarios cubanos. Por
E. Trujillo.- Un volmen de 223 pginas. 7 5o
Carlos Manuel de Cspedes. Por Car-
los Manuel de Cspedes y Quesada. -
Un volmen de 343 pginas con el retrato,
el autgrafo, y gran parte de la correspon-
dencia official y privada del caudillo de
Yara ..................... .......... ro oo
Cuba y sus jueces.- (Rectificaciones opor-
tunas). Por Raimundo Cabrera. Oc-
tava edicin, ilustrada con 107 grabados,
aumentada con notas y un apndice y for-
mando un volmen de 335 pginas lujo-
samente impreso....................... 3 5
La Voz de Cain. Cartas abiertas Rafael
Montoro. Por Eduardo Yero Budun.. i 25
La Revolucin de Cuba y las Repblicas
Americanas. Discurso pronunciado la
noche del Io de Octubre de 1896 en la
solemnidad celebrada en Chickering Hall,
en conmemoracin del vigsimo octavo
aniversario de la Revolucin de Cuba. -
Por Manuel Sanguily ................. 25
Primera jornada de Jos Marti en Ca-
yo Hueso.- Con dos lminas.......... 25




LAREVOLUCION CUBANA

Y

La Raza de Color

(APUNTES Y DATOS)
POR
UN CUBANO SIN ODIOS

Folleto de 24 pgs. Se vende en la
Administracin de la Patria, 81, New St.,
New-York, 20 cts. ejemplar.








BIOGRAFAS DE REVOLUCIONARIOS CUBANOS

POR

SERAFiN SANCHEZ


Un volmen, de venta en la Adminis-
tracin de Patria, 81, New Street, New
York, 50 centavos el ejemplar.


COMPLETES


DE









Participanos al pblico que tenemos de venta colecciones de

nuestro peridico, comprendiendo los tres trimestres vencidos, al

precio de 24 francos.

En este peridico ilustrado, que es el nico rgano cubano en

Europa, hallar el lector la informacin ms exacta y complete

respect la historic de la guerra de Cuba.

Los que desen adquirirlo, pueden continuar la suscripcin a

los precious estipulados desde el primer nmero de Julio.



El precio del franqueo correr cargo de la Administracin.

Los pedidos deben venir acompaados de un mandato postal y

dirigido al Administrador-Gerente, 20, rue Saint-Vincent-de-

Paul, PARIS.


_ _


%IU-1UU1 iN tal, 1c~L




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs