Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00047
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: December 3, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00047
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text






















Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRACIN
20, Rue Saint-Vincent-de-Paul
]'elegrafto: vAuD.e aT-aOG.A

No se devuelven originals


Ano I PARIS Diciembre 3 de 1896 Nm. 46


SE PT:B ICaAl.


LOS -TJE"'V'ES


SUSCRIPCIN EN FRANCIA
PARIS
Un ano, pago adelantado........ 20 fr.
Un semestre, id. id. ....... 11 fr.
Un trimestre, id. id. ...... 6 fr.


DPARr.
22 fr.
11.50
6.50


EN EL EXTERIOR
Un ao, pago adelantado................... 25 tr.
Un semestre, id. id. ................ 13 fr.
NMERO SUELTO..... O fr. 25 ets.


Lt"


WEYLER Y LA OPINION


ientras el Sr. Cnovas del
Castillohace esfuerzosinau-
ditos para convencer los
espaoles de lo acertado y
prctico hastadelas ms in-
: significantes acciones del
ifB general Weyler, la prensa
independientey bien infor-
mada de naciones de la importancia de Inglaterra
y los Estados Unidos, ofrece cada da mayor
nmero de antecedentes y demostraciones que
comprueban elcompleto desbarajuste que predo-
mina lo mismo en el gobierno de Madrid que en
la capitana general de la Habana.
Intil de todo punt ha sido que tanto en
Espaa como en Cuba, se haya tratado de ocul-
tar la verdad, sobre todo en lo referente al
regreso del general Weyler la Habana : los
corresponsales de los peridicos extranjeros,
mofndos materialmente de empeo tan rid-
eulo y bochornoso, han sabido ilustrar honra-
damente la opinion pblica, y debido ellos es
que se sabe hoy toda la verdad de lo ocurrido, y
es que se pueden hacer cuantas consideraciones
justas y oportunas inspira tamao desastre.
A ese propsito obedece un bien pensado
artculo del important diario de Lndres T/he
Evening Standard, del 25 del pasado, y el cual
traducimos para que puedan por s mismos
apreciarlo nuestros lectores. Dice as:

*Los mtodos del general Weyler, desde su llegada
Cuba, no han sido como' para que los aprueben
los hombres de guerra. Acaba de volver la Habana
porque la direccin de los asuntos pblicos exige
su propia seguridad . La ocurrencia no parece
feliz, aunque hay que reconocer lue tiene la ven-
taja de la originalidad. Ni Carlos de Suecia, Pedro
el Grande, Turena, Cond, ni Marlborough, Napo-
len Wellington, concibieron nunca mtodo seme-
jante de hacer la guerra. Ellos, al parecer, pensaban
que la presencia de un comandante en jefe era
necesaria en el campo, y fueron bastante torpes
para que no se les ocurriese que podan, mante-
nindose alejados, garantir la seguridad personal.
iCun diferente hubiera sido el resultado de la
campaa de i815, si Napolen si hubiese quedado
en Elba dirigiendo desde all las operaciones de sus
mariscales! La direccin de los asuntos habria
sufrido bastante, sin duda alguna, si Wellington
hubiera sido herido mortalmente en Salamanca
Vitoria; pero no se nos ha dicho que volviera Lis-
boa para garantir su seguridad. Ni aun los ms fa-
mosos generals espaoles y Espaa se vanaglo-
riaba de poseer muchos en los tiempos de su po-
dero adoptaron nunca el sistema de Weyler, ni
se mantuvieron en Madrid cuando sus tropas com-
batan en Alemania en los Paises Bajos.
Pero los tiempos cambian, y nadie tiene nada que
erticar si Espaa se complace de que su general se
quede en la Habana, mientras que sus 2oo.ooo hom-
bres se empean en escaramuzas pequeas con par-
tidas de las ao.ooo insurrectos que tienen la isla su
disposicin.

Con dificultad puede hacerse en menos ren-


perfect salud en su patria; y si, por ltimo, se tiene
en cuenta que una de las triquiuelas del gobierno
espaol consiste en inventar cinco seis veces al
mes la muerte de aquellos jefes cubanos ms carac-
terizados, motivo bastante hay para decir bien alto,
que -nadie debe career en la muerte del general Sera-
fin Snchez, mientras sea del gobierno del Sr. Cno-
yas de donde proceda la noticia,.
Aguardemos que la prensa inglesa y la ameri-
cana, y sobre todo nuestro Gobierno, la confirmed
la nieguen.

---------. .-------


MAYOR GENERAL J. M. RODRIGUEZ


Figure en nuestra guerra anterior y figure en
la present, un patriota cuya historic military
puede decirse que comenz con su adolescencia.
Era estudiante y resida en su ciudad natal-
Santiago de Cuba-cuando en 1868 se lanz al
campo de la lucha en compaa de su primo el
mrtir Carlos Preval, fusilado por los espaoles.


glones un juicio ms acertado y complete de la
situacin del gobierno espaol en Cuba y de la
opinion que se tiene de su general en jefe des-
pus del desastre de Pinar del Ro.
Importa poco que forzado por el Sr. Cnovas
se haya dirigido nuevamente al teatro de la
guerra, as como poco importa que los parties
oficiales espaoles prosigan su acostumbrada
tarea de propalar cada da una dos victorias :
lo serio, lo que interest,, lo que todo el mundo
desea conocer, es la verdad sin atenuaciones de
clase ninguna, y eso ya lo tiene en la opinion,
que se ha abierto paso y se refleja en la actitud
de la prensa que se respeta lo bastante para no
hacer uso del sistema de mentiras de que tanto
necesita para mantenerse el corrompido gobier-
no de Espaa.

-i--:----.^,-------

OTRA VICTIM

Sabemos por un diario de Madrid, que el da 17
se encontraba expirando en la Crcel-Modelo,
nuestro distinguido. compatriota el Sr. Antonio
Reguera, abogado y muy rico propietario de Cien-
fuegos. Este filibuster, agrega el diario, ha decla-
rado que gast en favor de la causa separatist ms
de 96.000 duros.
Eso no es cierto. El Sr. Reguera no ha dicho tal
cosa; pero como los ojos de los extranjeros hay
que justificar de alguna manera el infame atropello
cometido con el rico joven cubano, fin de repar.-
tir sus bienes entire algunos de los caciques de
Cienfuegos, no se ha hallado recurso ms cmodo
que el cobarde y miserable de calumniarlo, precisa-
mente cuando no puede protestar el infeliz, por ser
un preso que no tiene ese derecho, y un moribundo
que tal vez esta hora haya fallecido, vctima del
inicuo trato que se da los cubanos, y sin conoci-
miento siquiera de la ltima bajeza que con el se
ha cometido.
iPobre Antonio Reguera, y asquerosa y maldita.
dominacin de Espaa en Cuba!

-------.^ Ik(-,--------

EL GENERAL

SERAFN SANCHEZ

Hace algunos das que en telegramas espaoles se
anunci que haba muerto el general Serafn Snchez,
causa de un balazo en la cabeza, durante el com-
bate del ro Zaza (i). Se agrega, para dar ms visos
de verdad la noticia, que la familiar del valiente ge-
neral cubano viste de luto por este motivo; y no es
extrao que maana digan otros telegramas, tam-
bin de manufacture official espaola, que por un
prisionero se sabe que Snchez fu enterrado en este
en aquel punto.
Nada de impossible tiene la muerte del jefe cubano,
y bien natural es que su familiar, al anunciarse nueva
tan desgraciada, se haya vestido de luto; pero es de
much importancia hacer notar, que del hecho no
hay todava antecedente ninguno que permit acep-
tarlo como cosa cierta. No hay otra noticia que la
que contiene el parte espaol, y si se recuerda que
ellos mismos han comunicado repetidas veces la
muerte de los generals Mximo Gmez y Antonio
Maceo, y que justamente en estos das han dicho
que al frente de una fuerza cubana haba muerto en
una accin cl ex-presidente dela Repblica de Hon-
duras Sr. Soto, persona que se halla disfrutando de

(i) Ro Zata. -Nace en el trmino municipal de
Placetas, pasa al oriented de Sancti Spritus, desem-
boca en el surgidero de Benitez y tiene una exten-
sin de 148 kilmetros.-N. de la R.


I1 IMPOSICION DE CNOVAS

WEYLER OBLIGADO

La fuga del general Weyler de Pinar del Ro .
la Habana, ha producido, como no poda menos
de suceder, un grave inesperado conflict a!
gobierno de Espaa. Ya nadie ignora que la sa-
lida de Weyler campaa obedeci la imperio-
sa necesidad en que se ve su gobierno de inspirar
siquiera sea un poco de confianza y de hacer ur
esfuerzo sobrehumano, fin de detener cuanto,
sea possible la intervencin de los Estados Unidos-
en los asuntos de Cuba.
Mas el fracaso que el general en jefe de las-
tropas espaolas hubo de experimentar una
vez que se vi frente las fuerzas del general
Maceo, y el temor que con bastante funda-
mento le inspir la actitud del element espa-
ol de la Habana, obligronle desistir. de
continuar en el campo de la lucha y regresar
prontamente la capital, pretextando, como
es natural, la necesidad que tenan de su ges-
tin inmediata otros asuntos.
Una vez que en Madrid hubo de tenerse la cer-
teza de este acontecimiento, el Sr. Cnovas y sus
compaeros de gabinete vironse en una de las.
situaciones ms crticas, y de la cual no han podi-
do salir de modo ms rpido y fcil, que impo-
niendo al general Weyler la orden terminante de.
regresar Pinar del Ro sin prdida de tiempo,.
sopena de enviar inmediatamente su dimisin.
Y aunque dicho general ha tratado por todos
los medios de conseguir siquiera algunos das de
prrroga, es lo cierto que ha tenido al fin que
emprender nueva march .Pinar del Ro s:n.
perder un moment.


EL DE SIEMPRE

El Sr. Cnovas de Castillo se encuentra en la si-
tuacin, nada envidiable, del que no sabe con la
que pierde.
En su entrevista con un redactor de Le Joirnal
de Paris, relative la Revolucin Cubana, result
que hablando de la Alsacia-Lorena dijo lo bastante
para llevarse de encuentro los alemanes; y como si
eso no fuera bastante, agreg que< Cuba Libre sera
otro Santo Domingo, otra Liberia, porque al aban-
donar la isla el ejrcito espaol, las ideas de cordura
y civilizacin desapareceran de Cuba.
Pero como se le hiciera notar que Santo Domingo,
ha dado pruebas de cario y adhesin la que fue su
madrastra, entonces hubo necesidad de rectificar en
La Correspondencia de Espaa, diciendo que el
Sr. Cnovas haba querido referirse Hait.
Como bien se ve, no slo ha quedado en pie el
ataque a la Repblica de Liberia, cuyo nombre su
ministry en Espaa ha hecho buenas protests de
concordia y respeto la monarqua de Alfonso XIll,
sino que el Sr. Cnovas se ha olvidado como le
recuerda El Correo de Madrid que Haiti est
muy cerca de Cuba, y nos puede hacer dao.
Esto se llama salir de Guatemala para entrar en
Guatepeor, y manifiesta de-modo indiscutible, que
si desaciertos y torpezas tales compete el tan ponde-
rado estadista espaol, nada menos que cuando
habla en nombre del gobierno de que es jefe, qu
cosa mejor podrn esperar los espaoles de aquellos.
que tienen que inspirarse siempre en la poltica del
president del consejo de ministros.
Por cuanto nosotros hace, nada vemos de nuevo
en todo esto; el Sr. Cnovas ha sido ahora cl de
siempre.


__


P1 I*,,



~Y\~\~ ~\\'


"~\3


Este es el hoy mayor general Jos Mara Rodr-
guez, ms conocido por Maya Rodrguez. Naci
en 1848, y hasta el Zanjn estuvo con el rifle al
hombro luchando por la estrella solitaria, y aun
una vez firmado el Convenio, no fue de los que
se resignaron: complicado en la Guerra Chiquita,
fue preso y deportado Espaa en unin de
Flor Crombet, Martnez Freire y Beola. En una
fortaleza pas tres aos, hasta que habiendo po-
dido evadirse, fu Santo Domingo, done
al lado del invicto general Gmez cooper ela-
borar el gigantesco plan de Mart, que trajo la
Revolucin de Febrero de 1895.
En Julio del mismo ao, y en cumplimiento de
las rdenes que tena recibidas del mismo gene-
ral, desembarc con la expedicin de Roloff y
Serafn Snchez, siendo nombrado jefe de opera-
ciones del Camagey cuando la invasion
Oriente.
El mayor general Rodrguez une un entusias-
mo y una energa indomables, un valor y una se-
renidad que han servido siempre de gran ejem-
plo sus soldados y que le caracterizan entire
nuestros jefes.







lp~;,~~~ C~i~,P'O~O~ ~


FRANCESES ABANDONADOS

Comno protege Francia sus subCditos
en Cuba.


He vivido en. distintas parties del mundo y siempre
he tenido -orgullo en llamarme francs; hoy, por
desgractia, me encuentro en Cuba, y no tan sola-.
meuteeme averg,.eazo derserJo, sino. que nadie.le-
d,,':i. lo que ,*,.. Pre'iro:> pasircomo un. extranjero
c-@alq.i.era que.ao,_sea francs, pues -todos los dems
ciudadanos hoy en' Cuba tienen proteccin de sus
respectivos gobiernos, mnos los franceses.
No hablo sin pruebas, y por lo tanto, voy dar
algunos datos para probar mis aseveraciones y para
que se vea lo desamparados que se encuentran
mrchos de.,mis compatriots que han tenido la
desgracia de caer en- manos del gobierno espaol y
de ser en Cuba franceses.
Desde que comenz la guerra de Cuba, uno de
sus rasgos ms caracteristicos ha sido la facilidad
con la cual el gobierno espaol ha detenido' cual-
quier individuo por meras, sospechas de creerlo que.
S simpatizaba con la Revolucin, y bastaba despus la
acusacin falsa de algun enemigo, para que se le
formase causa y fuese, sometido un consejo de
S guerra.
Algunos extranjeros.: tuvieron- esta desgracia; pero
habiendo: salido. en' su defense sus respectivos
cnsules, prontoc se-les hizo justicia y recabaron-sui
S libertad. No ha sucedido as con los franceses. El
que ha caido.;preso- por los-espaoles, con rarsimas
excepciones; sigue preso.y seguir, si la Francia no.
les dispensa ms protecctn que hasta ahora.
Yo no conozco todos los franceses que se encuen-
Iran en la actualidad, press, sufriendo, los horrores,
S de las prisiones espaolas. Desde que estall la
guerra no he estado ms que en Santiago de Cuba
y en la Habana. En ambos puntos he visto compa-
triotas mos en desgracia, completamente desampa-
rados por el gobierno francs.
Uno de los primeros- franceses que fu encarce-
lado, debido los sucesos de la guerra,- ha sido
M. Eugene Danguillecourt, oriundo de la Bretaa y
de familiar distinguida, teniendo en la actualidad
parientes sirviendo en. nuestra armada.
Este seor era empleado, en las minas, de Juragu,
cerca de Santiago de Cuba. Fu detenido el ao
pasado, en el mes de Diciembre. Se invent, como
acusacin, que l pagaba doscientos francos por
cada espaol que fue.se asesinado. i El Sr. Darguille-
court ganaba justamente esa.cantidad al mes! No
obstante lo absurdo de la acusacin, se -le ha for-
mado una causa que an no est terminada y que
ya ha pasado. por las manos de tres jueces mili-
tares.
Al ser detenido ese seor,, fu atado un poste
por espacio de cuatro dias, conservando en sus.
brazos an hoy las seales d las cuerdas, y traido
Santiago' pi, siempre atado, encerrado despus
en obscuro calabozo, donde permaneci incomu-
nicado durante cincuenta y cinco dias, al cabo de
los cuales fu puesto en comunicacin, sin decirle
' en absolute el por qu de tanta persecucin. Sus
compatriotas los franceses de Santiago, trataron de
obtener del cnsul francs, Sr. Glandul, alguna pro-
teccin, para l, obteniendo del Sr. Cnsul por res-
puesta : Que era precise tener paciencia, y que l
tenia rden del gobierno francs-de nnager le gou-
pernement espagnol ; (palabras textuales).
No s si ya al cabo de once meses de horrible'
prisin se le habr gastado al;Sr. Danguillecourt la
paciencia que le recomend el Sr. Cnsul. Lo que
si s es que an sigue preso, mientras otros extran-
Seros que fueron detenidos en la misma poca que
dicho seor, hace ya muchos meses que estn en
libertad.
El Sr. Danguillecourt, no obstante la poca
ninguna proteccin que ha.encontrado en el cnsul,
ha tenido much suerte en haber escapado con vida,
pues de sus cuatro compaeros, que eran jvenes
cubanos, uno muri consecuencia de los sufri-
mientos de la tortura, la cual fueron sometidos
Spara que declarasen lo que en realidad ignoraban,
y dos de ellos han quedado inutilizados de los bra-
zos, causa de las ligaduras que les pusieron.
Yo, que puedo hacer tan poco por mi compatriota

el Sr. Danguillecourt, le recomiendo la receta del
cnsul Glandul; paciencia !...
Otro francs que ha recibido un trato horrible de
manos de los espaoles, ha sido el Sr. Honor Fran-
9ois Lain.
Este seor, estando en una finca de la propiedad
de su familiar, cerca.de Matanzas, fu hecho prisio-
nero por los insurrectos. Estuvo con ellos siete dias,
como prisionero, al cabo de cuya fecha pudo esca-
parse, y lo primero que hizo fu presentarse la
autoridad espaola'ms inmediata, y vino despus
la Habana- con su. familiar, huyendo de los estragos
de la-guerra. Diez das despus. de su llegada la
Habana, el 8 de Enero, fu detenido en- su. hotel,
*' debido acusaciones de un espaol, enemigo per-
sonal suyo, el cual-Jo acusaba corno.jefe ins.irrecto
incendiario. i El Sr. Lain fu incomunicado du-
rante veinte y cinco dias y encerrado despus en un:.
{ inmundo calabozo de la fortaleza de la Cabaa por

espacio de siete meses 1 Alffi fu juzgado por un
consejo de guerra, el cual lo absolvi califican-


do de calumniosas las acusaciones que se le ha-
cian; pero tal fueron las influencias que ejerci
su enemigo en las esferas oficiales espaolas, que el-
general Weyter, en vez de .conformarse con el dic-_
tmen del consejo, disinti de l, y para tener ms
tiemppopreso al Sr. Lain y satisfacer su enemigo,
ha enviado la,. causa; consult del tribunal su-
premo de guerra de Madrid.
Desde el comienzo de la guerra.,ha existido un
bando delgobierno espaol, ordenando que todo in-
surrecto.quese present las autoridades e-pai.:.i.si
sea puesto en libertad.,
El S.i. Lain., quenoha.sideo insurrecto, se. ha ,pre-.
sentado las autoridades espaolas; por lo tanto,
aunque lo hubiese sido, tenia derecho, como todo
insurrecto, ser puesto en libertad. El Sr. Conde de
Salas, cnsul entonces en la Habana, no ignoraba
ese hecho. El mismo haba visado el document de
la presentacin del Sr. Lain, y sin embargo, no
hizo protests de.ningn gnero y permiti que se
llevase cabo el consejo de. guerra, de todo punto
injustificado. Esos documents se encuentran hoy
en manos del ministry de. relaciones extranjeras en
Paris. Esperemos, para ver lo que hace el gobierno
francs. Mientras tanto, el Sr. Lain, que es nieto de
un official francs que acompa Napolen Rusia
y que. combati en Waterloo, sigue preso y pen-
sando en laidesgracia que es ser sbdito frances en
Cuba.:
El Sr. Paul Supervielle, jven francs de diez y
siete, aos, hijo denunnotable ingeniero francs que
ha construido various, acueductos en:Cuba, hace tres
meses que est preso, completamente abandonado
del cnsul. La causa de la prisin de este muchacho
es la siguiente. Estaba de visita- en casa de unos
parientes que resident en la isla de Pinos, y fu detenido
por estos motivos:
El coronel Brriz, que es gobernador military de
dicha isla, estaba locamente enamorado de una
seorita.llamadaEvangelina Cosio, la cual era novia
de un primo del Sr. Supervielle. Una noche penetr
el coronel Brriz en la habitacin de la seorila
Cosio. Ella di voces de auxilio y-acudieron la familiar
y varias personas, entire ellos los parientes del
Sr. Supervielle que resident cerca. Vindose sorpren-
dido el coronel y queriendo justificar su criminal
conduct, di parte al gobieino de que se tramaba
una gran revolucin en la isla de Pinos, y que el fu
llamado la casa de la seorita Coso para ser
.asesinado!... Con tal motivo se hicieron varias
ejecuciones y muchas detenciones, entire las que se
cuentan las del jven Supervielle y otro francs
llamado Arias. Estos, hasta ahora, siguen press,
sin haber recibido proteccin alguna del cnsul.
Todos hoy conocen los detalles de los sucesos de
isla de Pinos y de lo.criminal que ha sido la con-
ducta del coronel Brriz, que an sigue en su
puesto por las influencias que tiene, pues es sobrino
del ministry de la guerra en Madrid, Sr. Azcrraga;
y aunque el gobierno, trata' de echarle tierra al
asunto, siguen muchos infelices, press, incluso la
seorita Cosio que est encerrada en la Habana en
un lugarinmundo llamado Las Recogidas, donde
se aprisionan.las mujeres de mal vivir.
Mr. Ren-Dart, otro francs; hace -siete.meses que
est preso y abandonado en:el castillo del Morro,
acusado de simpatizar. con la Revolucin.
En las crceles:de otras, ciudades-.de la isla, s,que
existen algunos' franceses' presss; pero como no
conozco los detalieside..suscausas, no hablo de ellos
por no incurrir en- algun error, as como puedo.
aseverar de la' exactitudde los casos! de los cuales
hago referencia.
Las propiedades.de los-franceses residents en la
isla han sufrido much, y no pocas han sido que-
madas por los mismos espaoles.
Mr. Domingo Betharde pose una hermosa finca
de caa en la jurisdiccin de Sagua. Un da la tropa
espaola penetr en dicha finca, asesinando todos
los que habitaban en ella, y entire los que sucum-
bieron se encontraba Mr. Martin Duharte, sbdito
frances, el cual, para salvarse, se envolvi en la ban-
dera francesa; pero como esta es tan poco respeta-
da, all cay acribillado balazos.
El Sr. Betharde ha entablado una reclamacidn ante
el cnsul; veremos lo que consigue.
En Santiago de Cuba han sido quemados por las
tropas espaolas various cafetales de franceses, los
cuales ya han entablado reclamacin ante el go-
bierno francs. Estando yo en Santiago fue que-
mado el cafetal de'Mr. Carron y la magnfica finca
Juba de Mr. Danger, esta ltima por el coronel
Garrido.
Mr. Fermn Bergniguan posea una hermosa finca
de azcar en la, provincia de Santa Clara : los in-
surrectos estuvieron varias veces en ella y siempre
la respetaron por ser propiedad de un extranjero;
al saber esto la tropa espaola, vino ella y la'
quem. El Sr. Bergniguan ha protestado ante el
cnsul, hasta ahora sin resultado alguno.
Al Sr. Alfred Mocogani le ha sucedido otto tanto.
El Sr. Ernest Paillet, dueo del ingenio Saratoga,
ha tenido su finca ocupada por much tiempo por
las tropas espaolas, que.lejos de protejerla han
destruido gran parte de ella y han asesinado various
de los empleados cubanos que trabajaban en ella.
El Sr. Auguste Lacoste ha perdido su magnfica
finca Angosta.
Todos estos seores haniestablecido reclamaciones
ante el consul francais, Sr. Conde de Salas.


La mayor, parte des los establos, de cocles de alqui-
ler de la,Habana, son propiedad de los.'franceses; el
gobierno.aspaol los ha despojado de un gran n-
mero de caballos para montar la caballera,y an no
les ha indemnizado en un c..i;ii-.
Resmen de cuanto llevo expuesto : que de todas
las naciones que tienen sbditos en. Cubadlos fran-
ceses son los que se hallan ms desamparados de
su gobierno. Y esto, que es anmalo y es lamen-
table por dems, tiene, pudiera tener su explica-
cin en el: siguiente particular d.etalle::
El nico r.presnJ.nt. .trair, :r. quu ,a l A .tad'..
condecoraciones del gobierio espaol: durante~ .la
actual insurreccin, ha sido el Sr. Conde de Salas,.
cnsul de Francia.
Asi, y solamente as, puede explicarse la censu-
rable y perniciosa indiferencia del cnsul francs,
cuando de la salud y de la seguridad de los infor-
tunados sbditos franceses se trata en este desdi-
chado pas.
En la actualidad el Sr. Conde de Salas se en-
cuentra en Pars; pero su sucesor Mr. Lon Molli,
observa la misma lnea.de conduct. Quiz espera
otra condecoracin, nada apetecible, juiciosamente
pensando ; que .tanto. valor moral tienen aqu las
condecoraciones del gobierno espaol.
Un, francs.

------.*.-------*~

LOS 20.000 HOMBRES


Leemos en El Nuevo Rgimen de Madrid:
Veinte mil. infelices ms Cuba; veinte mil desgra-
ciados que no disponen de i.5oo. pesetas con que
redimirse. Para la Trasatlntica, otro pinge nego-
cio; para el captulo de la deuda, otro aumento; pa-
ra la ruina de la nacin, otro paso.
Vamos enviar all. toda la juventud trabajado-
ra? Vamos darle aquella isla por sepulcro? Se nos
hace dudoso que Azcrraga conozca las artes de la
guerra; tememos que si las conoce las tenga comple-
tamente olvidadas. No hay para l, segn parece,
otro medio de- vencer que el nmero. No bastan
contra 40.000 enemigos 200.ooo hombres: hay que
irlos peridicamente aumentando. Por este camino
dejar pronto atrs Jerges, pesar de no tratarse
de conquistar grande ni poblados reinos, como Jer-
ges se propona.
Habr advertido ese cristiano ministry de la gue-
rra el triste papel que con sus locos envios nos hace
representar los ojos de Europa? Cmo! se dir,
esa es la nacin que un da conquistaba con .700
hombres el, imperio de los aztecas y con muchos me-
nos el de los Incas? Con 20o.ooo hombres se ha in-
vadido y ganado, en este siglo, poderosas naciones.
Indudablemente vale ms en Cuba un insurrecto
que cinco espaoles, y ms Gmez y Maceo que los
mejores generals de la reina.
A los 200.ooo hombres que Espaa tiene en Cuba,
se aadir, les falta valor les falta entusiasmo;
sus generals, decision estratgia y tctica. Con
17.500 soldados, dirn los franceses, ganamos Ma-
dagascar, mayor en superficie y poblacin que Cuba;
slo 3.ooo, dirn los ingleses, tenemos en Egipto,
y nos bastan para que se nos obedezca y se nos
facility gente y oro para la reconquista del Sudn
contra los derviches.
No bastan an 200.000 hombres: hemos de.man-
dar ahora 20.000 ms; maana, Dios sabe cuntos.
No nos honrar la victoria; nos deshonrar si el ven-
cimiento. Que venzamos, que salgamos vencidos,
tendremos despus de todo la satisfaccin de haber
dado por tumba la isla 1oo.ooo espaoles. Esto y
much ms tendremos que agradecer nuestros im-
previsores y desatentados gobiernos.

--------* -------

COMUNICACIONES OFICIALES

Estado de Oriente.
Gobernacin.

Proclama.
PUEBLO CUBANO:
Celebramos hoy el vigsimo octavo aniversario del
DIEZ DE OCTUBRE de mil ochocientos sesentiocho.
Significa esa fecha el reto lanzado por un pueblo
augusto al rostro de sus opresores, y es por tanto la
ms gloriosa que registran con orgullo lo fastos na-
cionales.
La hora y el lugar solemnes en que os dedico mi
pensamiento, la exaltacin patritica que se apodera
de mi espritu al recuerdo de ese da, razones sufi-
cientes, justas y naturales son para que me consider
autorizado dirigiros estas frases si adems no me
hallase por los lazos de la sangre estrechamente
unido quien primero proclamara la Independencia
de Cuba, sellando con su muerte el juramento de
hacerla libre perecer en la demand.
l, si de la tumba en que hoy reposa pudiera al-
zarse para contemplar un moment la continuacin
de su obra, nos exhortara sin duda seguir unidos
y constantes, valientes y abnegados hasta la conse-
cucin del objeto por el cual tenemos recurso la
razn extrema de las armas.
La unidad de accin en todos los ramos es la
fuente principal de fuerza y prestigio de las colecti-


vidades que pretenden probar su existencia y afian-
zanla.
La. mejor arma que podemos esgrimir contra Es-
pat a, es el",inquebrantable propsito de _-i.rmi.n\ac',,
firmes y decididos en los puestos que el ,dber nos
seala..
Siendo el valor cuan.d. ila abnegacin.;va unido,
product legtimo del talent y la virtud.,;:com-rla,
prctica de ambos nuevo, testimo~io daremos. al
Smundo civilizado de las dotes excepcionales de este
pueblo generoso y de su.indiscutible aptit'ud paa.:el
: gobierno propio.,
Vinculem.s, pues, en nuestra raza aquellas virtudes
donde cimentarpodamos el pedestaLde irrefragables
principiosy: prcticas viriles que constituyen el! fun-
damento de.-la Repblica modelo.
Recordemos las doctrinas del Mrtir de San Lo-
renzo y contestemos Espaa, que no hay un slo.
cubano dispuesto someterse su siniestra.domina-
cin; que los hombres que tienen el honor de diri-
girnos y en los cuales deposit l pueblo su confian-
za, una voz se negarn,'.entras conella en s:pactos
y arreglos vergonzosos, no. ya por mezquinos inte-
reses ni aun por sus propias convicciones, sino por-'
que ese ,es mandate, del pueblo. soberano...
Hagmosle comprender, en fin, que el profundo
abismo que nos ,p.ara,. ~rnii de siglos'en la cual
ensangrentados y.palpi.tantes.;yacenrlos-restos muti-
lados dem rs de su ikiinma con .el recuerdo
inolvidable de agra\i,:,s s;n eienpl,. oSlo puede fran-
quearlo la evacuaeinicompJetadedaJsl de Cuba.
HERMANOS! A:.su:tamlor imlPio.d:;Gerru y ven-
gana! respondemos con,- eL.reto:del'LIEZ DE OCTl-
BRE.
A todos los mbitos de la, Patria, . travs de las
llanuras y por encima de las montaas, retum-bando
vaya el grito de la Demajagua: INDEPENDENCIA-
MUERTE!
Vuestro compatriota,';
Carlos Manue. de Cspedes.
Campos de Cuba Libre,
1o de Octubre de 1896.

--------^:~k---------...







Publicamos con el mayor gusto la relacin, que
expresamente para nuestro peridico se nos en-
va desde la Gobernacin del'Estado de Oriente
de Cuba Libre. Por ella'se ver como nuestra or-
ganizacin civil es un hecho, y como no por'la
actividad desplegada en las operaciones mili-
tares, se ha olvidado cunto, import, desarrollar
aquella para el mejor arraigo, de nuestra consti-
tucin' republican.

Gobierno Cicil del Estado de Oriente.
Gobernador Civil : C. M. de Cspedes.
Secretario: Modesto A. Tirado.
Teniente agregado : Hermnio Figarola.
id. id. Julio Aguado.
Jefe de la Escolta, comandante : Jos Lera 3a-
rrero.
Tenientes gobernadores.
Baracoa :.Lorenzo Conde.
Sagua de Tnamo : Miguel B..Coyula.
Mayari : Capitn Francisco Mastrapa.
Santiago de Cuba : Manuel d'Espaigne.
Guantnamo : Capitn Esteban Tamayo.
Jilt,,i; : Capitn Justo Campiia.
Bayamo : Pedro P. Mendieta.
Manzanillo : Capitn Joaqun lomenu.
Tunas : Mayor general F. Varona y Gonzlez.
Holguin : Teniente coronel Luis Mart.
Otros empleos en cada tenencia.
Secretarios de los tenientes gobernadores,
agents de las tenencias, inspectors de costas,
jefes de salinas, inspectors de postas y talleres,
prefectos, secretaries, subprefeetos, cabos auxi-
liares, profesores de instruccin.piblica, jefes de
pirotcnia, jefes -de trabajos agrcolas, jefes de
postas, postillones, jefe de la estafeta reservada
con el exterior, postillones reservados de la esta-
feta,: comisionados especiales, jefes de talleres,
maestros, oficiales y auxiliares, jefes de depsi-
tos' de caballos, comisionados de ganado.
Nota nm. 1.-Los tenientes gobernadores
de cada distrito tienen quince hombres de escolta.
Nota nim. 2.-Las guardias territoriales de
cada distrito se component de diez hombres por
cada prefectura, al mando de un cabo.
Patria y Libertad.-Birn, Noviembre 4o de
1896.
El Teniente Agregado la Gobernacin,
Julio Aguado.
Ciudadano Director. de' La. Repblica Cu-
bana, --Paris.


_----- -


DICIEMBRE 3:, 1896.







DICIEMBRE 3, '1896


ESPAA.CONTRA ESPAA

IV
1 pinin de los militares
inuy lejos estoy de querer hacer alusiones panii-
culares ; solamente voy esponer la opinion de los
militares espaoles :
En Cuba dicen no tenemos medios para hacer
la guerra; nosotros los oficiales estamos privados
de iniciativo, tenemos que cumplir rigurosamente
rdenes descabelladas, y aunque veamos el peligro,
no nos atrevemos replicar.
La desmoralizacin que reina entire oficiales y
las enemnistades son numerotas, los de un arma
odian los de la otra, y los que estn menos con-
'siderados son los de Infanteria. Eso que Vds, los
cubanos venque sucede entre los generals, que
cada paso se disgustan y se ponen.de pique, lo mis-
mo sucede entire nosotros.
. Los oficiales"que etn :de, guarnicin, come
mal,, eslan mal vestidos, y all'los inicos que se
.dan buena vida son los del Estado Mayor y los ayu-
,dantes.
. Yo s de 'operacionesq'ue 'se' hanl levado a cabo
para enviar tropas' de un lugar otro,' y en las cuales
se ha perdido tiemrpo y:se han :hecho jornadas ms
largas recorviendo circulos-en dauar 'de lieneas rectas,
para no encontrar,i pequeas .partidas. Despus,
no tenemos un plan de campao fijo. Ya se han he-
cho cinco, y a'da un' 'es.peorique'el otro.
< Hablar del por .uq nuiestros generalss y todos
nuestros oficiales -estn :en desacuerdo, eso no es
necesario,,,piuetolique Vds. loa1adivinaran.
Claro p0poq'Ue todos' quitren ascen'der y cada
cual quiere ser el p'rimero,i no esias'?
Entre nosotros existe, s, una gran repugnancia
ir la gterra,,pero :eso nace de, Auchtas razoles.
Una de cl I:s es q'ue all t'd'o el: ps es insurrecto;
-otra, que rin podemos 'haeer si.no lo que ifs rian-
dan, aunque sean brbarda'ds ; desp~i's, stt'ni'os
lenss de priv'ac'iones, no n-os;-pa:gn, ;-i enen en
cuenta el elimia,'ylnos: p'n'en en el cl'onmptromiso de
tener que decir mhas veCes :-= Pero geneal, ocho
horas de sol y daniriando';prisa, no 4as resisted' nin-
guno de nuestros soldados; y aquel nos replica: -
Qu quiere Vd, seor official 'sn Tbs' 6'nes ir1bi-
bidas : centenares, y se les enva ' los hospitalss sa'o :du-
rante algii nos das, porque ni 'e espera 'a iqe -estn
curados'del todo.
Entre los que prestan servicios,: los :hay que
sufren an -de heridos qbie 'no estdn c:.rr'ipleta erilte
curadas, y los 'hay' tmbien' convalsieints 'del'v-
mito, de viztiflos y'de otras enfermedades.
< Otra cosa quee es repugnant para nosotros, son
los fusilados.
Hay-:.:r.'n.:leS qu.;- Cjn 'fnos 'ci''tfs 'prisio-
neros y llHrifiri un cpitn a un'tifiente y le''dan
la orden de fusilalos.
Estamos seguros que los 'tieldos 'que ris' de-
ben en atrasos van sufrir un corte de cuentas, co-
mo el de Martinez Carpos, y quien sufre -somos
nosotros y Tn'uestris ffrtilias. Mieftras !que si pode-
mos escapar de ir Cuba, aqu en Espana cobra-
mos todoo nuestro sueldo al contado.
< Ya v Vd. pr qu hay'pocos'que deseen ir la
gtierra,
Para que se vea cun ope'stos'son 'l6s'"'ili-
ta'res'' ia gu.irr, hno :hay 'ris- q1ue fi'jrl'l'a'titcin
.en el lhrero tan'gtide de leJIfes que hian pksado
la reserve.
Es"por estos Ibfi.vos''ie 'ihnfin'idad de hombres,.
de valor probado, hrn.'pr'efer;d.: perder sus'honores
en la milicia, ceder 'sui eTipleOs y grados y'pasr al
olvido, antes que'ir^- CUba.
Entre Cotoneles, Tenientes coronoles y Coman-
dantes se cuentan hasta 225 que en-el ao present
han pasado la reServa (i). El numero'de jefes que-
'hlin'pedido ai rfdfii el ao riterior 'es ims frimpor-
tante. Sin tener ile acidir al critetio 'altrild'ado'de
estos, hstanos dirigir una mirada sobre las decep-
cidines'de 'qintos, slo la' crifia y'Sahtiago' han
notado 1.150 deceptores, y jurgar por lo que se
ha jiublicado en distintos 'periadicos el nUmero total
pasa de, ,'6.d00.
Le chevalier de Vandeorleances.

_---------_-_ ----- ..

CARTA DE RIO JANEIRO


Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
'Ro Janeiro, 3 de Noviembre 1896..
Apreciable compatriota; Por tdo lo much que
ha de interesar los lectoies de La' Repdblica Cu-
bana, peridico que con tan general aceptacin es
leido en estas apartadas regions de Amrica, le di-
rijo la present 'para darle cuenta de todo lo ms
important que por aqui acurre relacionado con
nuestra causa.
El 24 del pasado lleg aqu nuestro ilustrado
compatriota el Dr.- Francisco de Veyga, de quien se
ocup ese peridicp su salida de Paris, enviado
expresamente de Nueva York por el respectable pa-

(i) So. i;rkibr.-'> y- gradbosestn en' esta Redac-
cin.- N. de la R.


triota 'y D)legado Sr- Estrada Palma, con una mi-
sin especial muy provechosa ' la causa cubana, y
que en su totalidad no debe por ahora hacerse p-'
blica; pero tanto de aque.lla parte cuyo conocimien-
to inmediato en nada afecta los intereses cubanos,
como de la favorable acogida de que ha sido objeto,
la vez que el enviado y el patriota decidido, el hom-
bre de ciencia y el caballero distinguido, lo dirn
mejor que mis palabras, los. sueltos que traduzco
de dos de los ms importantes diarios de esta
ciudad:
O'Pai;, s6 Octubre: Dinos el placer de su
visit ,el Dr. Francisco de Veyga, recientemente
llegado de Nueva York, y que viene esta en misin
privada de la Junta 'Revolucionaria Cubana.
El Dr.'Francisco de Veyga es cubano de naci-
miento, pero s jido con toda su familiar de la patria
natal, establecise en Buenos Aires, donde sus apti-
tudes :te valieron el nombramiento de cirujano del
ejrcito arjentino y de professor de la Facultad de
Medicine de aquella ciudad. Estallada la Revolucin
separatist que con tanto heroismo sostienen sus, her-
manos de la Gran Antilla, el Dr. Francisco de Veyga
juzg de su deber reunirse ellos, y dando su dimi-
sin del grado que tenaen el ejrcito arjentino se di-
riji Nueva York ponerse las rdenes del direc-
torio revolucionario.
Estrada Palma, el venerable president de ese
puado de patriotas,.resolvi al principio dejarlo
embarcar en una de las expediciones del Laurada;
pero despus quiso darle una comisin de mayor
responsabilidad, y lo nombr en misin especial en
Rio Janeiro para etud-ir las condiciones y medios
de la colonial cubana 'aqu establecida, entenderse
con sus miembros y promover todos los recursos
que puedan favorecer la 'ictor;a de la bandera de la
estrella solitaria.
El Dr.Francisco de Veyga sabe que es bienvenido
esta porcin de tierra sudamericana, donde todos
los corazones brasileros laten al unsono por la
cusad'qde'' :de'ffnide.' Caba'leio fi'nsihno, sabe que
tendr todas las f c'ildades necsaras 'paia l desem-
peo desu bella misin, 13 que aLyudaremos en la
media de nuestras fuerzas.
A Noticia, 27'Octubre: Visitnos ayer el Dr.
Francisco de Veyga, 'delegado del Comit Revolu-
cionario Cubano, y en nombre de los oprimidos
de la Gran Antilla nos vino agradecer las inume-
rables pruebs 'de f'rterfiil sim'pfita que 'nuestro pas
ha manifestdo" pr la sanita cu'sa'de la Revolucin
de Cutb.
Cbenos nuestra vez agradecer" a idigno repre-
sentante cubano la 'amabilidad de su visit y 'las
protests de estimacin' patriots de Cuba consagran
al Brasil.
O'Paij, 3o Octubre: De nuestro colega el
mayor J. Rocha dos Santos recibimos ayer 575,000
reis, producto'de una suscripci".n levlatda por los
diarios Zig-&ag y Piroijtia:'doPhifa;[n 'la capital
de Par, en favor'de'lla 'rrid'fcia de Cdba y entre-
gada dicho colega. para su destino convenient.
Esa cantidad reunida al product 'de la suscrip-
cin iniciada por O'Pai va ser remitida la
Delegacin Cubana que preside el ilustre patricio
don Tomas Estrada Palma en Nueva York, de
acuerdo con las instrucciones recibidas y tramitidas
nosotros por el Dr. Francisco de Veyga.
Cantidad publicada...........Reis. 8: oio,3oo
Mayor J.' Rocha dos Santos........ 575,000

Reis ......... ... 8: 585,300oo.

(Esta- sumaiahaCe en francos al' caribio 'sabido del
'diau'unos 7;5do' 8,oo frs.)
O'Paix, i' Novrrimbre : 'El Dr. Francisco
'de" Ve?\ga.,dl ilustre 'rptesentante de la Re'Ioluci:.n
Cubn'a, visit 'ayer el edifilo 'de la: 'Facdltd de
MediCina -'e Ro Jneiro. 'Acdmtripadd, :por el
Dr. C~'tIs Costa, 'bibliotecario de la misma, recorri
todos 'l.s dependencias 'del important' estableci-
miento 'de enseainza, recibiendo de 'ellos la'ms
'agradable impresidn.
La Academiadet;profesores recibi al eminente
huesped con las ms afectuosas pruebas de consi-
deracin. y los ehtu'siastas estudiahtes'hicieron en su
persona las ms sinceras- manifestaciones la glo-
riosa y repblicana Cuba.
Es'de' mi deber, como cortesponsal, adir que
el Dr. Veyga ha sido aclamado en diferentesP parties
los gritos de Viva Cuba Libre! y Viva la Revolu-
cin Cubana!; que mnaana ir la Cmara 'de
Diputados, donde ser presentado los miembros
de ella, para expresarles nombre de nu'estro Go-
bierno el reconocimiento con que ha visto la mo-
cin, presentada hace poco tiempo en una' sesin,
favor, de nuestra beligerancia, mocin que slo se
halla pendiente por falta de trmite. Y ya que hablo
de ella, just es que diga cunto le debe particular-
mente al Sr. Quintino Bocayuva, propietario del
peridico O Pai;, quien es al mismo tiempo el
leader republican, senador acturalmente y candi-
dato la presidencia de la Repblica, el que no ha
'descansado un da en evidenciar cunta es la jus-
ticia que tiene Cuba ese reconocimiento, y cuanto
lo obligado que se halla el Brasil otorgarlo. Me-
tece tambin nuestra gratitud por lo much que
ha influido en bien de nuestra causa, el director de
O Pai, Sr. Belarnino Coruceiro, ex-diputado y
republican ferviente.
Creo que no debo dar ms extension la present,


y deseando que continue con la misma perseve-
arancia y patriotism, de que es document feha-
ciente'cada nmnero de su peridico, le saluda con
P.atria y Libertad su compatriot.
Miguel Aguiero Estrada.
- .^


i Qu reventada le ha 'dado el general Maceo 1
Vale-ri'a-'no!
Lo de vale, no le vali ni aun habindose con-
fesado con el obispo.
Lo de ria, IRa ahora! le grit el general Ma-
ceo, al verlo correr despavorido hacia Cabias.
El no, ese s que hubo de realizarse :
No aguanto; que me traigan el Legaspi!
rugi el panzudo carnicero, y all sefu la
hIabana.


Public La Correspondencia de Espaa una
caricature cuyo pie se le:
Te han aprobado?
S, la marquesa'de X. me di para el tribunal
cut4ro letras.
Por valor de cunto ?
.Lo cual no impide que maana 'el mis:mo dia-
rio n'os elogie la imoral:dawd de Espa a.


'El Sr. Teodoro Bar public en el Diario de
"Badrcelona sa rier de a ttltis ,'ue titula 'La
insuirrtecin ffei''a'na.
En ulio 'de 'l'os' thie ntr qie Enrique Jos
Va rona dijo quie los epi~iles habian llevado
'Cuba el b'idolerismo, y Benjamin Cspedes,
que haban importado la prostitucin y el vicio,
y despus pregunta:
Quin da importancia tales menudencias?
Todo el mireio, except el gobierno espaol,
Sr. D.'Teddoro,


Dice La Epoca :
Asimismo ofrece inters la declaracin del ge-
neral Wyler de que rio piensa volver porahora la
'Habana.
Por supuesto que 'frece" inters: como que el
*getraitubirthr $ii t ltab "en 'la laiharn :
'La batail fue gloriosa,
Ni un cartucho se.quem,
Las .ulat.as"nos sirvieron
iPara idar un 'revolcn


Hlabla el HLeraIdo de M'ndrid':
Nestra fe inquebrantable"en .las energas de -la
,nacin, suficientes' an'para empeos-harto mayores
-que el desojuizgar Cuba por la fuerza de las ar-
mas.
Viva la quijoteral Por eso anduvieron pi-
diendo, prestado Francia. y al fin, para conse-
guir dospesetas, han tenido que 'empiar hasla
el copn, y por eso de Espaa se fugan mi-
llares los quintos.
Vayan'unas energas !


El Liberal, de Madrid:
Los :grandes -peridicos de Europa y Amrica,
lejos'de fiar-en los datos informes 'procedentds-de
Madrid, se atienen los suyos propios.
De aduerdo, de acuerdo. Pues rno 'sonpocos
'los engao quel hian reibil.dii: hl tiia gise por'los
infirnm's de'in's ol.'irno iiyo'I: soldadis :dan un
ataque ila"bayoi'eta y 'slo' tii'n 'cdtmo -bajas
dos contusos!


La Vos de Guip.zcoa:
S Los'pdbres, la gentuza, la'imorralla,
Dan'su vida 'en 'el campo de'b'atalla,
Y'los ricbs su oro... al seis por ciento.
Ya ven ustedes como el tal emprstito pa-
tritico no es otra cosa que un negocio de usu-
rero?
Y esto llaman patriotism!
'**


Grita El Correo de Madrid i
Hay que empezar decir la verdad, para que se
Qiga en todas parties.
Y nadie la creer.lla dicho ya tantas menti-
ras el gobierno espaol!


El Noticiero Universal de Barcelona cuenta
que:
Un cabo del ejrcito francs se tha presentado so-
licitando marchar Cuba con el mismo grado, ha-
bindosele manifestado que deba naturalizarse co-
mo sbdito espaol.
Queremos que nos diga el diario aludido, si
con las mismas formalidades cumplidas no pue-
den ser cbanos los generals Mximo Gmez y
RoToff.
Es verdad que habr que pedir la autoriza-
cin Cnovas del Castillo....




REVOLCIOiN CUBANA
SERVICIO ESPECIAL
DE




Del 23. Mr. Hit, president de la Comisin.de
ngocios Extranjeros de los Estldos Unidos, ha
'declarado en una interview, que su gobierno estaba
decidido reconocer inme'diatamente la 'beligeran-
'cia de los cubanos, por ser utn acto que constitute
uno de los principis de la co'nstituci'n americana.
-'Un llegramna ofcial espaiol, desmititierdo
otro de la nmisma 'procedencia, 'dice que no ha
'fiuerto en un com'bite en Cuba l ex-piesidente'
'de Honduras Sr. Soto, quien contirna residiend.: nr
'dicha Repblica.
Del 24. El mini'stro de'Espaa'en Washi ngt.:n
Ha 'presentado una nota con nmotivo dl 'inci'den'te.
del insulto hecho la bandera espaola en'New
Castle.
Por cartas delgeneral Mxim'o Gmez 'llegadas
Nueva York, se sabe que dchi.:. ju equipa ins-
tuye actualmente 35,o0o hombres.
El incident motivado'por el insulto heCho''la
bandera espaola en New Castle, est rdducido stus
justas proporciones.' Fue un papel con los coloreside
de dicha bandera, Segn el.c6rrepoisal del'Phi la-
*dlphie Ledger, lo que fuep'isoteado.'El -ministro8de
'Espaa no ha presetado ieCla'micin nriingtna.
-'Un despacho 'de la'Habana ' Jaksonvifle
anuncia que reina gran exitacin con motivo'dbl
'inesperado regreso de Weyler. Parece que. l: general
termai un 'mviehto '-evOitdion ario:en; la 'eCapital, 'con
'motivo de sn derrota.' En nria iinterview :ha deafa-
rado 'que el general 'Maceo'dispone de6,;ooo -hom-
bres y que ocupa una posicinila cat~ilrro sn bastan
te numerosas las tropas espaolas para atacarla.
Entre los muchos press que-.porsospechas
llenan las prisiones de la Habana, se 'cuentanlosse-
ores siguientes:
Severiano Fernndez Daz mn Morales Soto, Francisco Alday Diaz, Rafael
iBarduenes Fernandez, Pedro Becerra y Alfonso,
Antonio Acosta'Arocha, Francisco Castillo. Colina,
'Marcelino Torres Valds, Jos Martnez Alfonso,
Vicente OlivaLima, Cristobal Trujillo Belo, Miguel
Martnez, Adolfo Borda Sola Francisco Diaz Mho-
'lina, Gregorio Tejada Garca, Jorge' Garca Ofa,
Tefilo Ayala .Quintero, Jun Villa: Soler, Ramn
Gonzlez Abad, Jos Rolo Basallo, Pedro Martinez
Barreto, Jos Alvarez Gutirrez, Toms Surez Vc.-
ds, Jos M. del Valle, Jos Luis Bez, Ramn
Borrell Espinosa, Csar Delfin Valds, Eladio Per-
domo Prez, Clodbmiro Hernndez, Borifacio Cas-
'tillo Hernndez, Francisco Valds, Agustin-de la.
Orden y Lastra, Manuel Alvarez Fuentes, Alejandro
Echevarria, Francisco Prez Abreu, Victor Jimnez
Font, Andrs Alvarez Valds, Jos Fermn Valds,
Jun Valds y Ajn, Felipe Villavicencio, Toms
Barrio Ayala, Laureano Campaneria, Manuel Fer-
nndez, Abelardo Vera, Teodoro Magallanes, Lcas
Hernandez Felipe, Crispin Gordillo Arango, Mar-
celino Gutirrez Cuesta, Daniel Lpez Batista, Jos
Elias Caraballo, Teodoro del Rey, Catalino Soto-
longo Alfaro, Bonifacio del Monte, Gregorio Varela
Herrera, Ricardo Cruz Claro, Francisco Pedro
Carrillo, Jos Victoriano Rivero, Justo Martinez
Pedroso, Jos Policarpo Gonzlez, Jos Irene Ro-
drguez, Aquilino Ajuria Villa, Fliz del Rey Lpez.
Del 25. El Sr. Cnovas se ha alarmado por las
noticias perpidiciales Espaa lanzadas con mo-
tivo del emprstito; lo que viene demostrar 'que
l no tiene gran confianza en.su resultado.
El Imparcial de Madrid publica una oarta
abierta al general Weyler, en la que censura 'su
conduct en la campaa'y declara que dicho jefe no
ha tomado todas las disposiciones necesarias al buen
resultado de su plan, y que el usujtado conseguido
no responded los esfuerzos de Espaa, y poi ltimo
que las trochasdel Marielydel Jcado no han impedi-
'.do ningn movimiento de los cubanos. ,
El Libera.l critical vivamente el retarno '-de
Weyler la Habana, dice que ha perdido la co:r


_ ___ __ I IUI_ __


q-AUL







DICIEMBRE 3, 1896.


fianza de los espaoles de la Habana y pide que sea
reemplazado por el ministry de la guerra general
Aczrraga.
SEl general Arolas ha visitado el hospital del
IMariel y tomado las medidas para el envio de nu-
meradas heridos la Habana.
J)el 26. Despacho de Nueva York anuncia
como cierta la intervencin de Mr. Cleveland en los
asuntos cubanos. Su prximo mensaje se ocupar
de esto.La eleccin de Mr. Mac Kinley, favorable la
beligerancia, ha -probado suficientemente la simpa-
ta del pueblo americano por la causa cubana, para
decidir Mr. Cleveland.
Comunican de Ottawa, que el gobierno del Ca-
nada est prevenido por el cnsul de Espaa en
Halifax, que el vapor Bermuda presto abandonar
aquel puerto, lleva material de guerra Cuba. El
capitn presentado sus papens en regla y la decla-,
racin del cnsul ingls garantiza la antenticidad de
los mismos.
Las tropas espaolas en Pinar del Rio han es-
tado'veinticuatro horas sin vveres.
El prisionero de guerra Lpez Colona fue [fu-
silado esta tarde en la Cabaa.
En Crdenas fueron press el doctor Pedro
Iberia, el abogado Benito Jos Maribona,el empleado
del ferrocarril de Crdenas Jcaro, Mauricio
Cabeda, y otros. Se dice que se les ha ocupado
correspondencia con los revolucionarios.
Han llegado Cdiz los deportados cubanos:
Rafael Usatorres, redactor que fue de La Verdad y
La Protesta de la Habana; Luis Centenat Figueroa,
hijo del coronel espaol del mismo apellido que
opera contra los cubanos y pariente del diputado
autonomista, ya fallecido, Miguel Figueroa; Irene
Muiz, Cornelio Rojas, Antonio Ochoa, Manuel
Rodriguez, un farmacntico y various campesinos.
Del 27. Maana saldrn de la Habana con des-
tino a Fernando-Poo, ciento cincuenta deportados.'
Esta maana los seis llego al Mariel el general
Weyler, siguiendo para Guanajay, y llegando Arte-
misa alas ana, de donde saldr tan pronto como se le
una el estado mayor que aguarda. Antes de partir de
la Habana el general Weyler ha pedido por telegrafo
Madrid que se le enve inmediatamente un regi-
miiento de caballera.
El gobierno ingls ha pedido al de Espaa una
explicacin satisfactoria relative la prisin de los
cindadanos ingleses Mr. Thomas y Richard Beatty,
acusados de haber incendiado el pueblo de Media
Luna, en Manzanillo.
Con motivo de la prxima reunin de las
cmaras de los Estados Unidos y de las determina-
ciones que adopten estas respect la cuestin
cubana, tanto la prensa de Madrid, como las politi-
cos y los financieros manifiestan estar muy preocu-
pados.
Del 28. Ayer se ha celebrado en Nueva York el
arniversario del fusilamiento de los estudiantes de
mhedicina de la Habana, en 1871. Los oradores han
atacado con tanta justicia como energa la domina-
cin espaola en Cuba.
Del 29. Ha llegado San Cristobal el general
Weyler, habiendo revistado las tropas inmediata-
mente.
El ayudante del general Maceo, Reyes, des-
miente haber comunicado la prensa americana los
detalles del combat contra Weyler; pero describe
otra accin que tuvo lugar en Octubre, y en la cual
se observan los principles detalles de aquella.
En vista de la crtica situacin de los espaoles
en Oriente, el gobierno trata de disminuir su impor-
tancia haciendo circularla falsa noticia de que el gene-
ral Calixto Garca carece de municiones de artillera.
El da 25 haba en los hospitals de la Habana
16,0oo bajas.
Del 30. Un telegrama al Standard de Lndres,
anuncia que los cubanos tienen cerrado el puerto do
Gibara (I).
Ser juzgado en la Habana como insurrecto,
el Sr. Gonzlez Alcorta, peninsular, director de
La Pa l de Madrid y ex-catedrtico del institute de
Pinar del Ro.
Se ha presentado en liquidacin la compaa
de gas de la Habana.
Diciembre . Despachos de la Habana anun-
cian que las tropas del general Weyler han salido
ayer de San Cristbal, y que se retiran hacia el
Oeste en orden de batalla (?), con encargo de hacer
alto la orilla del rio Taco-Taco.




LA OPINION EN ESPAA


La Correspondencia de Espaa, Madrid: Ha
ocurido algo en oriented de tal magnitude, que el
general Weyler crea indispensable su intervencin
direct y rpida ? Es, por el contrario, en Occi-
dente donde el suceso se ha verificado, como, por
Sejemplo, que desguarnecida la Trocha de Mariel para
tender las llanuras de Pinar del Ro, Maceo tenga


(i) Puerto de'Gibara. Est al Norte, entire los
puntos de.Sotavento y JBorlevento,.en el trmino de
Gibara, provincia de Santiago de Cuba. N. de
la R..


posibilidades de atravesarla y pueda amenazar los
pueblos de la provincia de la Habana ?
De todos modos, la situacin de la campaa en
este moment no corresponde los optimismos ex-
presados por el general Weyler hace tres das en el
campamento en la Carambola. Tampoco corres-
ponde las esperanzas del pas, ni menos los sacri-
ficios hechos por ste y la abnegacin, paciencia
y hasta confianza demostrada.

El Correo, Madrid : El que se prolongue ms
de lo que se presumia la campaa de Filipinas,
ms de ocasionarnos gastos dolorosos, puede ser
origen de audaces resoluciones en gentes indecisas,
y el que pasen meses y meses en Cuba sin obtenerse
ventajas decisivas, pesar de haberse reunido alli
200,ooo soldados, ms de la prdida de hombres
y del gasto de dinero, es siempre un peligro de com-
plicaciones internacionales, y ms ahora que cesa el
mandato de Cleveland, para ser sustituido por Mac-
Kinley.
Suponemos que el general Weyler estar penetra-
do de la verdadera situacin de las cosas, y que
comprender que la conduct nobilsima de la pe-
nnsula, demand resultados prontos y venturosos.
Vamos de promesa en promesa y de aplazamiento
en aplazamiento, y la paciencia del pas puede de-
cirse que est apurada.
Si para favorecer el resultado del emprstito fu
su primer salida Pinar del Rio, debe esperarse que
la segunda sea para dejar limpia de insurrectos
aquella desgraciada provincia.
En cuanto al gobierno, debe suponerse que este
asunto, de tan gran inters national, el de la pacifi-
cacion en el ms breve plazo possible, ha de ser mi-
rado sin las suspicacias y la travesura political que
revelan las ltimas declaraciones del Sr. Cnovas,
todava preocupado de lanzar saetazos al general
Martnez Campos.

La Lucha de Clases, Bilbao:-Cundo se habla de
la guerra de Cuba en cualquier corrillo de paseo,
plazuela 6 caf, despus de decir ms menos ver-
gonzantemente que all, en elfondo, no les faltan
justos pretextos los insurrectos, se manifiestan
dudas de que una vez terminada la guerra, si termi-
na quedando la isla en poder de Espaa, se corrija
sta y deje de enviar all que roben su sabor
los que no tienen aqui campo para sus hazaas no
conviene que aqui roben. Pero en seguida de expues-
tas estas manifestaciones, se enciende el noble amor
patrio. No se trata de si tienen no razn, sino de
no humillarnos, de someterlos, de poder ms que
ellos. Si tienen quejas, que las expongan en forma.
El honor national pide que les sometamos por las
armas, y una vez sometidos, ya se ver lo que haya
de proveerse.
El fondo de estupidez y barbarie que tal manera
de discurrir y sentir cela en s, es cosa que no se
oculta nadie. Es el espiritu militant, la quinta
esencia del militarismo difundida por la sociedad
es el legado de nuestros tatarabuelos los salvajes, es
el pecado original del gnero human.

El Imparcial, Madrid:-Nada ejecuta el gobierno
para esclarecer los hechos, ni da la opinion.pbli-
ca otro calmante sino el de algunos prrafos hueros,
insertos en los peridicos oficiosos. Si algo apunta
aqul claramente es el propsito de no hacer esfuerzo
alguno. para salir del pantano. Al tiempo se le enco-
mienda la tarea de sacarnos de ese pantano, y el
tiempo se muestra inclinado hundirnos ms.
Dibjase ya en el confin del horizonte una lucha
entire los deseos del espritu pblico y la pasividad
ms menos intencionada del ministerio. El ridiculo
mote de laborante dado por los ministeriales todo
aquel que se opone esa pasividad, no ser obst-
culo para esa lucha. Tambien de esto se notan cla-
ros sintomas. Las circunstancias son demasiado
graves para que nadie haga caso de habilidosas ton-
teras.

La Vo& del Obrero, Ferrol: Aquel entusiasmo
que despertara entire los elements carcas la organi-
zacin de un batalln de voluntarios gallegos, fra-
cas.
No poda menos de ocurrir eso: el pueblo est
cansado ya de servir de instrument de la clericalla
y no slo dej de contribuir la suscripcin, sino
que se burl del batalln y de sus organizadores.
Bueno es que ahora, visto el fracaso, se pretend
remediarlo, entregando el imported de la recaudacin,
para el socorro de los soldados enfermos heridos
que regresan de Cuba.
Pero la Comisin ejecutiva, que debe conocer el
pao, no se atreve entregar desde luego ese dinero,
y public una circular dando el trmino de un mes
para que durante l puedan los donantes retirar lo
que han entregado.
Es decir, qe se consider los catlicos capaces
de recojer el dinero que dieron, antes que de l se
aprovechen los pobres soldados.
iValientes sentimientos han de tener y valiente pa-
triotismo demostrarn los que tal hagan!
Por ms que de esa gente todo puede esperarse.
Y lo que. menos les'.importa son los sufrimien-
tos y las necesidades de los.que fueron sacrificarse
Cuba.
Porque si as no fuera, ya ellos se moveran para
que la matanza de pobres cesara.


Heraldo de Madrid: Hubo un moment en
que se crey pacificada la provincia de Pinar del
Ro,,igualmente que la de la Habana, y bien se re-
cordar'como volaron aquellas lisonjeras esperanzas
al primer soplo de la realidad. No en conversaciones
con periodistas, sino en documents oficiales que
por extraa coincidencia han llegado Madrid al
mismo tiempo qua estos gratsimos ecos de la cam-
paa de Cuba, se di6 por terminada el o2 de Octu-
bre la insurreccin de Filipinas. Pueden aquellos
documents parecer hoy otra cosa que un cruel
sarcasm ?

Reclamamos, pues, el derecho de sustraernos
las alegras anticipadas; hacemos el sacrificio de
nuestros informed, limitndonos consignar que en
la Habana se consider la campa.a de Pinar del
Ro manera de un enigma del que as pueden bro-
tar sorpresas agradabilsimas como dolorosos desen-
gaos.

-------*'-----------


SONETOS


ANTONIO MACEO

Ultimo de una raza de titanes
Por Patria y Libertad en la pelea,
Levanta el pabelln que al aire ondea,
Smbolo de su gloria y sus afanes,...

Violento cual los rudos huracanes
Slo el valor como estrategia emplea;
Como el len sus press olfatea
Y tiene la explosion de los volcanes 1

Acosa al enemigo, le arremete,
Y es un centauro del Olimpo griego
Cuando grandes empresas acomete!

i Vive entire sangre, destruccin y fuego,
Y al brillo que despite su machete
El len espaol se queda ciego !
N. A. Gon.lez.
(Per.)


MACEO
En la sangrienta y desigual pelea,
Del patriota es baluarte la cabaa;'
Y erguido, y majestuoso, en la montaa,
De CubaLibre el estandarte ondea.

Devasta todo la incendiaria tea,
Y se combat con furor y saa;
Ruge el len de la potente Espaa,
Y el machete cubano centellea.

Es yermo osario la ferz llanura;
Y de balas la brbara tormenta,
De las selvas desgaja la espesura;

Y sublime, y grandiosa se present,
Del can al tenaz relampagueo,
La arrogante figure de Maceo 1
Rafael Sierra.
(Mjico.)




BIBLIOGRAFIA


Cartilla para aprender leer en las escuelas
pblicas del Estado. Por el:ciudadano Daniel
Fajardo Ortiz. Imp. El Cubano Libre. 1896.
Un folleto in 8"con 16 pginas.
Desde Cuba Libre nos remiten un ejemplar de la
primera cartilla que se ha publicado para uso de las
escuelas de Oriente. Es obra del conocido professor de
primera enseanza, Sr. Fajardo Ortz. Por ella se ve
al par que un sistema bien fcil y sencillo de pro-
porcionar los nios el conociniento de las prime-
ras letras, un resultado ms de los muchos que va
alcanzando la organizacin civil de la Repblica en
aquel, Estado.
Agradecemos infinitamente el obsequio.

El Expedicionario. Hebdomadario cubano.
Jefe de la redaccin : Pastor; redactores : Carlos
A. Boissier, Octavio G. Campos, Jos M. Carbonell;
redactor administrator : Fernando de Zayas. -
Tampa. Establecimiento tipogrfico Cuba. -
1896.
Un hermano ms que, entusiasta y generoso,
viene con todas sus fuerzas ayudarnos en la ba-
talla de la propaganda y del combat, en la lucha
constant que mantenemos en defense de la bandera
de la estrella solitaria.
Ms que saludo, abrazo fraternal enviamos los
nuevos compaeros,'y todo nuestro deseo para el
logro de sus generosas ambiciones.


Revista Illustrada. Capital Federal.-- Comp.
Impresora. 1896.
Tenemos la vista el nmero de este pridico
brasilero, correspondiente al mes prximo pasado,
que contiene entire otros grabados una alegora del
aplaudido Carlos Gomes, autor de la pera Guarany.
Sea bienvenido el colega.


La Alianza Liberal. Diario de la maana. -
Valparaiso. Imp. Olivar. 1896.

El Obrero. Semanario para el pueblo. Di-
rector: Nicanor Heraud. Lima. Imp. de Mel-
chormalo. 1896.

El Oprimido. Peridico comunista-anrqui-
co, con un suplemento literario de La Question
Sociale. Buenos Aires. 1896.

La Revolucin Social. -.Organo' comunista-
anrquico. Buenos Aires. 1896.

La Opinin Nacional. Lima. Imp. de La
Opinion Nacional. 1896.

NOTA. En esta seccin daremos cuenta, ms
menos detallada, de toda publicacin de la que se;
nos envien, franco de porte, dos ejemplares.

---------**--------

PROPAGANDA CUBANA


Precios al contado.
La Invasin Occidente.- Partes oficiales publi-
cados por el C. Toms Estrada Palma. -
Con un plano de la invasion y varias iotas. 2 5o
Cuba centre Espagne.- Par Enrique Jos
Varona, ex-dput Cortes: gratis, menos
el franqueo.................... ..... o oo
Jos Mart y la Revolucin Cubana. -
Discurso por Manuel Sanguily........... I 25
Cuban Belligerency.- Petition of Toms
Estrada Palma: grtis, menos el franqueo. o oo
La Question Cubaine et le Conflit His-
pano-Amricain. Par V. Mestre Am-
bile.................................. .2 oo
Apuntes Histricos. Propaganda y mo-
vimientos revolucionarios cubanos. Por
E. Trujillo.- Un volmen de 223 pginas. 7 5o
Carlos Manuel de Cspedes..- Por Car-
los Manuel de Cspedes y Quesada. -
Un volmen de 343 pginas con el retrato,
el autgrafo, y gran parte de la correspon-
dencia official y privada del caudillo de


Yara ... ............. ...:...
Cuba y sus jueces. (Rectificaciones opor-
tunas). Por Raimundo Cabrera. Oc-
tava edicin, ilustrada con 107 grabados,
aumentada con. notas y un apndice y for-
mando un volmen de 335 pginas lujo-
samente impreso...................
La Voz de Cain. Cartas abiertas Rafael
Montoro. Por Eduardo Yero Budun..
La Revolucin de Cuba y las Repblicas
Americanas. Discurso pronunciado la
noche del o1 de Octubre de 1896 en la
solemnidad celebrada en Chickering Hall,
en conmemoracin del vigsimo octavo
aniversario de la Revolucin de Cuba. -
Por Manuel Sanguily...................


10 00






3 50

I 25







1,25


SELLOS CUBANOS

Ponemos en conocimiento de nuestros lectores,
que contina de venta la coleccin de sellos de la
Repblica Cubana.
La componen cuatro de diferentes colors, pero
de dibujo igual y 25 centavos.
la reproduc- Sabemos, ade-
cin que pre- ms, que circu-
sentamos. lan, por el co-
Dichos sells rreo de Fran-
son de 2, 5, 0 cia. Por ltimo,
advertimos que las rdenes deben venir acom-
paadas de su imported, y que el precio de la
coleccin, incluyendo el franqueo, es de dos
francos cincuenta cntimos.





HOTEL CENTRAL

NOS. 154-156 W. 14th STREET

I'NEW ~YOIK:


Hotel de primera clase, especialmente
para families hispano-americanas


MAGNFICAS HABITACIONES, CUARTOS
CORRIDOS, COCINA LA ESPAOLA, A LA
CUBANA Y A LA FRANCESA

Precios moderados. Se habla espaol, fran-
cs ingls. El agent de la casa se encontrar en
los muelles la llegada de los vapores.
GERVASIO PREZ, Propietario.


.A XnI B 3 E E:L w Ei=. TiT
Dentiste Amricain

OPERATIONS GARANTIES
3, Avenue de Wagram


- ;
i ;;


i ur- 1) u




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs