Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00040
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: October 22, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00040
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text






















Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRACIN SUSCRIPCIN EN FRANCIA
20,. m .Un ao, pago adelantado........ 20 fr. 22 fir,
0 Rue Saint-Vincent-de-Paul APAo I PARS -- Octubre 22 de 1896 XNL'm. 40 R "harsei*: D ;^.*
2[o 1 PA I 22urbOu e186Nm. 40 Un semestre, id. id......... 11 fr. 11.50
Un trimestre, Id. id. ....... 6 fr. 6.50
TelegraPJto: ;E:lLA.X.JaXO -A EN EL EXTERIOR
TE-E oo SE PTT.B LI OA. LjOS JTETVES Un ao, pago adelantado................ 25 tr.
SUn semestre, id. id. ................. 13 fr.
No se devuelven originales NIIIERO SUELTO,.... O fr. 25 es.


CIPAYOS EN MARSELLA

ecamos la semana pasada,
en otra seccin de este pe-
ri6dico, que si continuaban
desertando los espaoles
'.:, en nmero tan crecido,
el mapa de Espaa habra
que irlo buscar sobre el
de otras naciones, y hoy podemos repetir nuestro
dicho con un nuevo antecedente, refirindonos
lo que pasa en Francia.
No vamos a aludir esa gran parte del
pueblo spaol, que ya por librarse de ir la
guerra de Cuba. ya por salvarse de los inicuos
atropellos de que tantos y tantos inocentes vie-
nen,;siend.o objeto en la p.i i'i uil.a d esal. 1, i:' al-
gunos meses, han tenido la suerte de poder ga-
nar la frontera yrefugiarse en Francia; no:
esos, que&pueden llamarse desterrados, son gente
que, aunque slo sea por el amparo que han
hallado para su libertad individual en la tierra
extranjera, habrn de respetar las leyes del pas
y mantenerse en la neutralidad que se hallan
obligados en provecho de sus mismos intereses.
Pero la vez que esos espaoles, hay por des-
gracia en Francia otros que, con'todas las tradi-
ciones de Don Quijote en la cabeza y animados
constantemente de ese espritu levantisco que
veces tan repetidas ha puesto en ridculo la
nacin espaola fuera y dentro de ella misma,
suean cada moment que resident, no en un
pas extranjero cuyas leyes se encuentran obli-
gados respetar, sino en plena Espaa, donde
se abofetea un individuo respectable, entire otros
mritos, por su ancianidad y por su carcter de
enviado especial de un gobierno, en la isla de
Cuba, donde no ha imperado nunca ms ley que
la de castas, la del robo, la de la infamia y la del
asesinato.
Son esos aquellos mismo tan grficamente pre-
sentados po'r el intencional escritor asturiano
Sr. Francisc- depeda, all en 1882, cuando lle-
gado la Habana el diputado autonomista Sr.
Portuondo, tuvo prontamente que regresar Es-
paa, para no ver su vida ms en peligro de -lo
que estuvo una noche en el Hotel Pasajes; esos,
los que trataro'n de- arrastrar al mismo Sr. Ce-
peda y los que hicieron que fuera deportado por
el general Blanco; esos, esos son los cipayos de
siempre, los quijotes de todos los das, los que
viven en la relelda latente.- al decir de La
Epoca de Madrid respect de todo cuanto
significa, no ya autoridad, sino meramente su-
perioridad , y esos, en fin, los mismos que for-
mando pandilla se desataron en desaforados gri-
tas contra los miembros del Comit Francais de
Cuba Libre en el meeting de Marsella.
iQu triunfo, qu gloria, qu batalla tan dif-
cil y sangrienta, qu demostracin tan irrecu-
sable del podero sin rival de un gobierno, eso
de ir una reunion pblica impedir que se
celebre, mediante gritos y otras manifesta-
ciones de esas que inmediatamente hace por
reprimir la policia en todo.pais civilizado,; fin


de mantener el orden y garantizar la tranqui-
lidad de todos!
Y qu pensarn de Espaa y de los espaoles,
esos ciudadanos franceses, que en su propio pas
y garantidos por su constitucin republican, se
han visto coartados en su facultad de expresar
libremente su manera de ver respect la cues-
tin cubana, insultados y atropellados por un
grupo de extranjeros !
Por muy benvolos que sean, no habrn po-
dido menos de convencerse de que, el gobierno
el individuo.que por medio de la violencia que
trae consigo todo escndalo, impide la discusin
reposada de tales cuales principios de tales
cuales acontecimientos, es porque tiene much
miedo y porque se hall seguro de que el res-
men de.la discusin ha de serle completamente
desfavorable.
Sin embargo, bueno es que tengan muy en
cuenta los herederos de Don Quijote, que Marse-
lla no est anexada todava Espaa, ni es po-
sible que lo sea nunca, dado que la historic en-
sea que esa metrpoli tiene el don especialsi-
mo'de perder tierras, pero no de ganarlas. Y no
es menos convenient para ellos, que se acuerden
siempre de que en esta nacin culta, muy civi-
lizada y donde todo individuo goza de sus dere-
chos de tal, no falta la energa necesaria para
gritarle al extranjero que no respete las leyes :
A la porte! la porte !

-------.^. ~ ------

PROCEDIMIENTO

ESPANOL

Los peridicos espaoles dicen que un soldado
que, dicen tambin ellos, incendi en Cascorro <, la
casa. desde donde los insurrectos hacan mortfero
fuego , le darn la cruz de San Fernando.
Hasta en esto se diferencian los espaoles de los
cubanos: cuando por necesidades de la guerra estos
incendian, son incendiarios y se les fusila; mas
cuando aquellos hacen lo mismo, son patriots,
valientes y se les premia hasta con las cruces me-
nos prodigadas.
Bien es cierto que del gobierno que fines del
siglo XIX, fusila al enemigo que le cura los heridos y
'le devuelve todos los prisioneros, no puede espe-
rarse otra cosa que iniquidad, barbarie, ferocidad y
salvajismo.
*'--------.^^___------

COMUNICACIONES OFICIALES

:iPartido Revolucionario Cubano

Delegaci6n
Las leyes de neutralidad invocadas por el Presi-
dente Cleveland en sus proclanas y las several me-
didas adoptadas para perseguir y castigar los que
las violent, son razones bastantes, si no hubiere
otras,, para.adyertir los cubanos' residents en el
exterior y en la misma Isla, que esta Delegacin no
enva expedicionarios,'y que es intil, porlo tanto,
,que vengan.aqui de cualquier parte de donde pro-
cedan, con objeto de que se' les made Cuba. All
hay muchos millares .de. hombres, desarmados, de-
seosos de ingresar en el Ejrcito Libertador, y aguar-
dando impacientes que les remitamos las armas que
.les: hacen falten para verificarlo,
Armas y municiones, pues, es lo que se necesita,
y no hombres, los- cuales, al contrario,. constituyen
un obstculo que pone en peligro el envo de esos
elements de guerra.
En tal virtud,,se hace pblico este avisa en el pe-
ridico, official de la Delegacin, :para. que llegue
conocimiento de todos.
New-York, Septiembre 12 de i896.'
T. Estrada .Palma.
.,,.. ~ ~ ~ ~ ~ ~ : ,,:" : -'. "


Tesoreria
Habiendo various cubanos avisado esta Tesorera
que tienen noticias de muchas personas que desean
contribuir la causa- cubana, pero que no saben
dnde por qu conduct hacerlo con la reserve
convenient en muchos casos, la Tesorera, ha re-
suelto avisar por este medio que pueden dirigirse
esas personas y todos los que desen ayudar nues-
tra herica lucha por la independencia, en persona
por correo, al Tesorero
B. J. Guerra,
No. 192 Water Street,
New York,
quien tratar con la reserve necesaria, como ha ve-
nido hacindolo, los donativos 6 contribuciones de
personas que por sus compromises circunstancias
no desen que sean conocidas; expidiendo, sin em-
bargo, el comprobante necesario para queen todo
tiempo pueda acreditarse la entrega.
S El Tesorero,
B. J. Guerra.
*---- - -* ------- *' .

TENIENTE CORONEL
SANCHEZ HECHAVARRIA

e las families de ms distincin de Santiago de
Cuba, es una de ellas la de Snchez Hechava-
rria, y la cual pertenece-el patriota de quien
vamos ocuparnos.
Naci el hoy teniente coronel de nuestro ejrcito
Francisco Snchez Hechavarria, en dicha ciudad en
185o, y desde su juventud manifest su amor la li-
hertad v la independencia de Cuba, contribuyendo


ms tarde, cuando la Revolucin de'Yara, con todo
cuanto esfuerzo le fu dable. De idntica manera ha
contribuido al actual movimiento: en unin de su
hermano, Castillo Duany, Yero Budun, Moncada y
Goulet, entire otros, trabaj no slo proporcionando
diferentes sumas de dinero;'sino preparando la opi-
nin, haciendo viajes diferentes localidades in-
troduciendo l mismo por"el puerto de Santiago de
Cuba armas y municiones.
Expulsado el 2i de Febrero de 1895, se dirigi
Mjico, y en Julio del mismo aio pas Nueva
York ponerse las rdenes de nuestro Delega:do
el Sr. Estrada Palma; saliendo al siguiente mes al
mando de una expedicin que sin dificultad ninguna
desembarc en las playas de Baracoa.
Hombre muy conocedor de la jurisdiccin y go-
zando de gran influencia en toda ella, 'pronto vise
rodeado de un grupo de patriots, que fu aumen-
tando da por da hasta former una column res-
petable por su nmero y por lo bien armada y per-
trechada.
Desde entnces el teniente colonel Snchez He-
chavrria viene prestando servicios de much impor-
tancia, habiendo librado ya diferentes combates que
le otorgan puesto de distincin en nuestro ejrcito.

*


I ii CUBA LIBIRE

EN PROVINCIAL

CONFLICT EN LA HABANA

VICTORIA EN FILIPINAS

S FRACASO DEL EMPRSTITO


Nuestro corresponsal nos comunica las siguien-
tes noticias relatives la propaganda que con tan
noble patriotismo viene .ha-ciendo-por las provin-
cias, y.en favor de nuestra ..iu-:i, la delegacin
del Ci:iiil~ Fijan,:is de Cuba Libre:
El jueves por la noche celebrse en- Avignon,
el meeting anunciado. Usaron de la palahra Mr.
Parsons, redactor de La Presse de Paris, y Mr.
Steens, secretario del Comit, al que pertenece-
tambin Mr. Persons. La concurrencia, bastante
numerosa, oy los oradores con tanto inters
como simpata. El resultado fu todo lo mejor
que poda desearse.
La delegacin continuar su propaganda cele-
brando meetings en Bordeaux, Montpellier, B-
ziers y Toulouse.
Jacques Albin-.


Por despachos de la Habana sabemos que al-i
la polica detener un desertor del ejrcito-es-
paol, que se haba embarcado en el vapor ame-
ricano Vigilantia, prximo salii de aquel
puerto, el capitn de dicho buque se opuso. En-
tonces Weyler le previno que si se haca la.
mar, ordenara que se echara pique al Vigi-
lantia; mas enterado el Cnsul de los Estados
Unidos, le hizo saber'al general Weyler,.que si se:-
disparaba contra el vapor, muy pocos das des-
pus una escuadra de su nacin bombardeara la
Habana. Ante esta enrgica actitud, Weyler cit>
la junta de autoridades, y mientras,.el buque
americano abandon el puerto sin ser incomo_-
dado.

Los revolucionarios acaban de obtener una:
victoria en Filipinas. Despus de haber derro-
tado una fuerza espaola, rechazaron otra que
vino en auxilio de aquella. El general Blanco.ha
marchado para el lugar de la accin, despus de
haber telegrafiado a Madrid pidiendo, el envio
inmediato de nuevos refuerzos.


Por los iformes que suministra la prensa bur-
stil independiente, y por la baja que da por da
han venido experimentando los valores espa-
oles, puede considerarse fracasado el emprs-
tito'que el Sr. Cnovas intentaba hacer en Fran-
cia y Blgica. A ello han influido entire las cau-
sas ms poderosas, los ltimos reveses sufridos
por el gobierno de Espaa en la guerra de Cuba.


. .


1


o~i)







:~CU~nP


ESPANA CONTRA ESPAA

.1I
OpiriSn del comercio
No hay en Espaa un slo comerciante que per-
-: manezca sin protestar contra las exigencias que el
Sgobierno espaol impone al pueblo.
Y lo que es verdaderamente incomprensible,es la
-actitud de este pueblo; lejos de estar consternado
.por esa srie de calamidades que trae consigo l'a
g.uerra, se encuentra en,un, estado, insenasiole de in-
diferencia, y merced, el escepticismo en que est-su-
mido, trata de pasar los malos ratos lo ms agrada-
blemente possible. Es por eso que los teatros, los
frontones y las plazas de toros se'encuentran concurri-
.dsimos; y por la animacin que hay en los paseos
.podra asegurarse que aquella es una nacin flore-
ciente y rica.
El comercio esta estacionado, los pedidos al ex-
S:tranjero disminuyen, la venta es casi insignificante,
y sin embargo, los derechos de aduanas suben cada
Svez ms.
Todos los das aparecen en la prensa nuevos es-
ccndalos en la administracin, cada cambio de per-
Ssonal es motivo de un descubrimiento, y ya sea cual
fuesen sus proporciones, nadie se fija, y se leen unos
.tras otros los resultados infructuosos de los proce-
Sdimientos judiciales.
Un pueblo -donde el nivel moral est perdido,
-.donde los ministros son compadres y encubridores,
Sdonde se protege al farsante y se deja en el olvido la
I honradez; donde para todo ha'ce falta la proteccin
-y el padrino, hacindose caso omiso del mrito per-
sonal; ese pueblo le falta base, su vida es de poca
Auracin; Espaa est llamada desaparecer!
tHe salido, involuntariamente, del limited que me
rpropuse, manifestando la opinion de comerciantes de
iEspaa acerca de la guerra; pero como todas sus
" Squejarla grandes rasgos.
S, dicen todos, tennis razn los cubanos, en hacer
;'la guerra; bastantes exigencias habis, sufrido, por
-muchas injusticias habeis pasado; y cmo no ? Si
.c.nosotros estando aqiu en Espaa, somos vctimas de
sesos politicos, y de esos militares que todo lo quie-
.ren y para todo cren servir!...
a Con tanta razn como nosotros podeis protestar;
nluestras voces se apagan, sin embargo, sin llegar
..mningn lado, se aprovechan moments de afliccin
General para robarnos; ya hasta se violan los dere-
S-crhos del pueblo.
SMadrid entero ha protestado de la eleccin de di-
-putados Cortes, y Madrid entero ha sido burlado.
'Todos tenamos puesta nuestra confianza en el hon-
,--radsimo Julio Urbina, el marqus de Cabriana,
,.que ha sido vctima de tantas arbitrariedades, y no
..-tan slo han admitido una representacin anticons-
titucional en las Crtes, sino que se hizo en mo-
a.mentos de extremos males, en aquellos en quetodos
".,os prceres de la Nacin reunidos oyeron de boca
.de Monteros Ros las palabras tan contrarias: "Es un
arobo al tesoro national, no se pueden hacer tales
,concesiones; adems, las compaas de ferrocarriles
Shan cumplido bien mal sus compromises, el partido
liberal no puede transigir con semejante proyecto de
,ley. Pero si en lugar de darles esas concesiones como
regalo, Vds. hacen ver que no es un regalo, entonces,
ya no es lo mismo. Entonces s, ...hgase.
No nos estraaria, prosiguen los comerciantes, que
u.na revolucin tuviera .lugar en- Espaa misma: los
Scarlistas se mueven, los republicans ensean su
-bandera, y como quiera que peor de lo que se esta
no se puede estar, es indudable que el pueblo se-
guir al primero que se manifieste abiertamente.
La guerra no la acabaremos nunca, porque los mi-
litares quieren hacerse ricos costa de la Nacin;
,por eso es mejor que los dejen Vds. en libertad.
.Qu nos importa perder Cuba, si-son ms los gas-
tos que nos va ocasionar que los products que
nos va traer?. No podemos administrarla; bien, de-
jemos que ella se administre sla.
Le Chevalier de Vendeorleances.
(Continuar.)



NOTAS. POLITICAL


II

*El nico pueblo-no latino por cierto-que hasta
.ahora ha mostrado de un modo ostensible inequ-
-voco su entusiasmo y simpatas los patriots cu-
banos, prestndoles calory ayuda, no obstante la ac-
ritud poco envidiable en que se ha colocado su pre-
sidente Cleveland, es el pueblo de la gran repblica
de Washington, que no olvida que tambin l gimi
bajo el poder de una metrpoli europea, si bien en
.manera alguna comparable con la que explota y tira-
niza Cuba. Los dems pueblos de Amrica, repu-
iblicas en el nombre, que sufrieron, como sufre Cuba,
.todo el brutal rigor -de la metrpoli espaola, sea
-por incapacidad moral por sugestiones encubier-
t.as de elements extraos y perversos, por otras
causas que no es del caso examiner, nada hacen
para ayudar en su supreme angustia su desventu-
-rada hermana del Mar Caribe.
ilnsensatos! algn .da tendrn que arrepentirse
y llorarn su actual indiferencia, pagando su incom-


prensible egoismo y cobarda con ejemplares casti-
gos, como los de Valparaiso y el Callao, pues Don
Quijote no renunciar jamas su dorado sueo, su
Silusin constant de' reivindicar el vasto imperio
que sus marines descubrieron y sus guerreros con-
quistaron para que lo disfrataran los iberos; cuyas
fabulosas riquezas, agigantadas por el pas de la le-
yenda; exaltan cada vez ms el carcter aventurero
de los espaoles, avivando sus instintos de rapacidad
y codicia insaciables.
Por lo pronto, los pueblos latinoamericanos purgan
ya su pecado de imprevisin y candidz; pues los es-
paoles, que en ellos han vuelto echar races pro-
fundas, y sern siempre sus mayores aunque hipo-
critas y encubiertos enemigos, continan explotndo-
los como cuandoeran amos, aunque con diferente
nombre y bajo forma distinta; dominando moral-
mente con su perniciosa influencia, y dificultando en
ellos la march del progress y la civilizacin, que
es la nota caracterstica de los espaoles, el sino, por
decirlo as, que pesa fatalmente sobre Espaa y sobre
los pueblos que la siguen tomando por Mentor y mo-
delo.
Un cubano.

-------.^ ------

DE BOGOTA


Muy agradecidos estamos un buen cubano resi-
dente en la capital de la Repblica de Colombia,
por el envo que con toda puntualidad nos viene ha-
ciendo, de las informaciones relatives al reconoci-
miento de la beligerancia favor de los cubanos,
asunto del cual se ocupa el Congreso colombiano.
Sentimos que, tanto por lo extenso de esos in-
formes, cuanto por las dimensions de nuestro -se-
manario y por la preferencia que tenemos que con-
ceder constantemente asuntos de una actualidad
ms inmediata, nos hallemos precisados demorar
un tanto la.publicacin siquiera sea de.la parte prin-
cipal de tan importantes informed.
Esperamos que as lo reconocer el estimado com-
patriota.

L---------. *-------






Los prrafos que reproducimos continua-
cin, pertenecen una carta escrita el 28 de Julio
en la jurisdiccin'de Santiag de Cnba, por un
joven y distinguido official del Estado Mayor del
general Garca Iiguez, y cuyo nombre sentimos
no poder hacer pblico por el moment:

Santiago de Cuba es la Repblica Cubana: todo el
campo est ocupado militarmente por nuestro Ejr-
cito, y no hay un slo soldado espaol como no sea
en la ciudad y en dos tres pueblos que quedan en
pi. Tenemos perfectamente montado el servicio de
Prefecturas, de salinas, armeras, talabarteras, tene-
ras y toda clase de talleres, que funcionan admira-
mente.
Hay en el territorio ms de ocho mil hombres ar-
mados, sin contar con los que se dedican al cultivo
y talleres, y segn informes del Capitn Manuel
Pinto y del Teniente Rafael Sorondo, que han venido
de las Villas en comisin con el General Serafin
Snchez, Puerto Prncipe y las Villas, tienen orga-
nizado este servicio la perfeccin. Que la organiza-
cin y discipline military es sobresaliente, lo atesti-
guan las continues derrotas.de los.espaoles, que
han tenido que refugiarse en las ciudades, y el mo-
vimiento,de advance de las fuerzas republicans, que
han tomado posesin de casi toda la Isla. Le aseguro
que esta vez vencemos; es cuestin de ms menos
tiempo. La desmoralizacin de las tropas realistas, la
ineptitud de sus jefes y el desconcierto general del
ejrcito espaol nos aseguran el triunfo muy pronto.
Ya el lbaro santo de la libertad.ondea por toda la
Isla y en muchos pueblos es la ensea.de la patria.
Cuanto dicen los peridicos espaoles de disenciones
entire los caudillos republicans y derrotas .de
nuestras tropas, es completamente falso, pues todo
march de perfect acuerdo y con la precision mate-
mtica de:una mquina de reloj. Los espaoles no se
dejan ver el pelo, y las pocas veces que salen de las
ciudades, vuelven ellas de carrera y con grandes
prdidas.

El Doctor Rafael Seiglie, hijo de Remedios, que
estuvo comprometido con Vd y conmigo para for-
mar parte del movimiento de Jobo Rosado, est
prestando sus servicios Espaa como mdico mili-
tar en Yaguajay, muy celoso en el cumplimiento de
su traicin. Dios lo guard, para que la Repblica le
d el premio que merece por su double traicin. l

De una interesante' carta.que public nuestro
colega Patria, de Nueya York, reproducimos
los prrafos que siguen:
Hace poco recib un despacho de Brigadier fir-
mado por el general Gmez, propuesta de Calixto
Garca, el que me nombr Jefe de Artillera. Aqu
haban hecho tres ensayos, y todos fatales para noso-
tros, pues tanto en la Zatja, como en Sagua de T-


namo y la Venta de Casanova, el efecto de la artille-
ra haba sido intil y los fuertes habian quedado
en pi., Ahora emprendimos operaciones por la
zona de Holgun, la que acabamos de arrasar
dirigindonos sobre la lnea frrea de Holguin
Gibara.
En la maana del da 20 de ste, llegamos la
lnea, entire el poblado de Auras y el fuerte de Loma
de Hierro. Se empez hostilizar Auras, y situa-
mos fuerzas sobre el fuerte, localizando la pieza
que llevbamos sobre una loma inmediata, cerca de
400 metros,.y esa distance di orden de romperel
fuego de can.
Yo tena un miedo cerval un nuevo chasco,
pues el calibre de la pieza es muy pequeo, aunque
contaba con la fuerza de penetracin que es grande
en esaS piecesitas. Calixto, por el cont-rario,confiaba
en el xito y me mand decir: Tire mientras haya
un cartucho . Como las' diez de la maana, le
habamos tirado 28 tiros y veamos los soldados
abandonar el fuerte la carrera : trataron de perse-
guirlos con poco xito, pues no logramos alcan-
zarlos. Nuestra fuerza avanz y poco despus vimos
ondear la bandera cubana en el fuerte espaol.
La- escena era preciosa, los vtores y la alegra
inmensa' ().
Cuatro mil tiros, vveres y efectos fu el botn.
Dos muertos quedaron en el fuerte, y poco despus
las llamas terminaban la obra. Cinco horas per-
manecimos all sin que de Holguin, Gibara Auras
vinieran refuerzos, ni siquiera hemos sido perse-
guidos, y hoy estamos tranquilos, acampados en un
potrero limpio y abierto en un camino real.
T sabes que soy poco vanidoso y que algunas
veces es disculpable serlo y esta es una. Tengo hoy
la pequea satisfaccin de que la suerte me haya
protegido. A mis rdenes la artillera, hemos to-
mado el primer fuerte espaol. Para mayor satis-
faccin, ya Pedro (2) anda por aqu : ya estaremos
juntos y hoy maana ver Toms (3) con el que
espero estar reunido ahora, pues estoy nombrado
Jefe de la Brigada de Tunas y pienso hacerme cargo
de ella ahora.
Otra expedicin nos ha llegado y nuestra situacin
mejora cada da. Hoy tenemos parque abundant y
ms armas, y si los espaoles intentan hacer la
campaa de invierno, nos encontrarn ms fuertes
y con la conviccin de un triunfo prximo y
seguro.
De Miguel Angel (4) supe el otro da, est de Jefe
de una seccin de dinamiteros 'en Crdenas, con
Lacret, y est bien; dcelo as Fanny, al tiempo
que la abraces en mi nombre. A la familiar de
Grillo (6), dile est bien, con Pedro Vzquez, y la
de Creci (6) que est en Crdenas de Ayudante del
Regimiento Sim las rdenes de Sanabria, que
est bien fuerte y content.
Enrique Collazo.

-------1- c-------

CARTA DE NUEVA YORK

Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
Nueva York, 9 de Octubre de 1896.
Maana es el aniversario de la protest de Yara.
Hace veintiocho aos que Carlos Manuel de Cs-
pedes alz en loscampos de Cuba la bandera que
hoy se ha paseado victoriosa de un extremo otro
de la isla. Durante una dcada los cubanos pelearon
como buenos en los campos de batalla. La lucha ha
seguido; jams extinguido la llama de independen-
cia, hasta que cobrando nuevos bros el incendio
levantse al aliento del gran patriota, que muri en
Dos Ros, legando sus hermanos el porvenir glo-
rioso, cuyas puertas, ya al alcance de nuestras ma-
nos, parcecen abrirse brindndonos el ideal soado
por nuestras esperanzas.
Maana acudirn al meeting todos los cubanos,
llevarn la palabra esclarecidos patriots, y el eco de
los vtores y aplausos llegarn al corazn de los
que luchan y mueren por nuestra santa causa.
Ntase gran animacin en nuestra colonia, en los
clubs politicos y en las discusiones personales. La
inauguracin de la campaa de invierno no ha po-
dido ser mejor para los cubanos. Weyler, con sus
40.000 hombres de refuerzo, ha conseguido, su
primer paso, una derrota tremenda, Los parties ofi-
ciales os habrn contado, quizs, la eterna historic
de las posiciones desalojadas por los insurrectos,

(1) Por informes de nuestro querido compaero
Cuba, de Tampa, sabemos que en la reida accin
de Loma de Hierro, los primeros que subieran al
fuerte tomado los espaoles, fueron el general Ce-
breco y los oficiales Mario Menocal, Federico Men-
dizbal, Luis Rodolfo Miranda y Alfredo Arango. -
N. de la R.
(2) Pedro Vzquez, jefe de la guerra anterior, y
muy celebrado por O'Kelly en The Mambi Land.-
N. de la R.
(3) Toms Collazo, hermano de Enrique, y jefe
tambin de la otra guerra.- N. de la R.
(4) Miguel Angel Duque de Estrada, hijo de uno
de los patriots que figuraron en la lucha de los diez
aos. N. de la R.
S(5) Gabriel Grillo, perteneciente una de los
principles families de Santiago de Cuba. -7- N. de
la R.
(6) Enrique Creci, mdico, muy estimado en la
Habana. N. de la R.


la muerte de cien rebeldes por cada contuso espa-
ol, y otras patraas, que tanto-desagradaban, al
general Martnez Campos, pero que en el reinado de
este farsante de Weyler, tienen anchor campo. Noso-
tros hemos sabido aqui por referencias seguras la
historic de esos dos desastres, porque han sido
dos las batallas libradas por Maceo, y en l-as cuales
han mordido ,el polvo gran nmero de nuestros.
enemigos.
Eso es el comienzo y la oposicin al alarde de
fuierza bruta, al proceder inicuo de la Espaia,que
en su odio Cuba quisiera ir toda entera extermi-
nar sus hijos de Amrica, porque convertidos en
esclavos, han roto violentamente'sus cadenas, des-
pus de.suplicar. por diez y siete. aos por los dere-
chos del hombre y la justicia humana.
] Buen comienzo el de -los 4o.oco lobos < arnsio-
sos de matar mambises , como decan los peridi-
cos de la Habaina! Lstima que no se hubiera puesto,
al frente de ellos el general en jefe, en vez de diri-
gir las batallas desde la poltrona de su mesa de
trabajo , al abrigo del machete cubano y de las
balas de las hordas salvajes de Gmez y Maceo.
Y para que veis si la Providencia no puede me-
nos de guiar nuestros pasos y sostener el brazo de los
que vindican nuestra honra, os voy referir una
espantosa historia ocurrida hace muy poco tiempo,
y de la que ha sido teatro, como debis suponer,
nuestra pobre Cuba.
Por las cercanas de Yaguaramas, iba un pobre
guajiro llevando a la espalda la misera carga de
viandas que haban de servir de sustento la fami-
lia : la mujer y numerosos hijos.
En mitad del camino, vise detenido por una co-
lumna espaolaTy llevado la presencia del coronel
Giol. Vise acusado de espa, encubridor y enemigo
de Espaa, y en vano protestara el infeliz de su
inocencia, nada se di oidos, y la vista misma
del coronel, cogironle unos soldados y para apa-
gar sus gritos echronle al cuello una'cuerda, es-
trangulndble.
Como no muriera pronto el desdichado, dironle
de machetazos, y por seguir la column, que ya se
demoraba, enterrronle malamente, cubrindole ape-
nas con la tierra y las hojas de los rboles.
Hecho esto, alejse la column con Giol la ca-
beza, huyendo de alguna sorpresa insurrecta, con
mas temot las balas enemigas que al castigo .de
Dios por su espantoso crime.
Acert pasar, moments despus, un campesino,
conduciendo un buey, y queriendo:dejarlo pastar
mintras l se llegaba al pueblo, atl.o. in pedazo
de cuerda que vi en el -suelo, y que sin duda estaba
clavado alguna estaca.
Transcurrieron muchas 'horas y ya caa la tarde,
cuando el pueblo de Yaguaramas presenci un
espectculo horroroso. Aparecise en la calle un
buey arrastrando un cadver cubierto de heridas y
atado por el cuello
Era el infeliz guajiro asesinado por Giol.
A ver aquella escena acudi todo el pueblo. Tam-
bin se acerc una mujer rodeada de chiquillos,
y al reconocer en el cuerpo mutilado su pobre
marido, prorrumpi en gritos de dolor.
La historic fu conocida por todos. Algunos sol-
dados hablaron, y Giol, como castigo de su crime,
paga el delito, dando dinero premio en buenas
hipotecas sobre casas en la Habana, que es donde
goza tranquilamente del fruto de sus rapias.
Hector de Saavedra.

------ a -----~-


ESTADISTICA DE ESPAA


Si la importancia gi'andsima de la estadstica
no estuviera de antiguo sancionada,.bastara
ello la siguiente de Espaa, la cual present con
much exactitud el estado de terrible atraso en
qu3 se encuentra la nacin vecina.
De los 19,000,000 de habitantes que hay en
la peninsula ibrica, la mitad no tienen ocupa-
cin.
8,727,519 carecen de oficio profesin.
6,764,406 de estos son mujeres.
1,964,113 son hombres.
4,033,391 trabajan en el campo.
828,531 de estos son mujeres.
97,257, son empleados en la Administracin
pblica.
64,000, son pensionistas.
24,624 son maestros y profesores de enseanza.
14,940 son maestras y profesoras.
1,009,810 son alumnos.
719,110 alumnas.
30,477 hombres ejercen la medicine,
78, mujeres.
1,171 son escritores.
32 escritoras.
3,497 son actors y actrices.
3,947 son sirvientes.
319,506 de estos son mujeres.
32,279 son mendigos de profesin.
51,948, mendigas.
43.328 son curas y frailes, incluso las digni-
dades.


""
- --- =; ~ ' "


OCTUBRE 22, 1896.







OCTUBR E 22, 1896.


28,5-9 na monjas.
f),04,4-7.0 es e.l total de espaoles que no saben
leer ni escribir.
2,68(i,615 de estos.son mujeres.
Ahora bien: pasando por alto otras muchas
consideraciones quie se desprenden de la anterior
estadstica, nos fijaremas en que, de los
19,000,000 de habitantes que tiene Espaa, hay
i 16,916,216!
que no trabajan en nda.ad, que son mendigos
que no saben leer ni escribir.
Y sta es la nacin que nos habla todos los
das de su civilizacin y .de sus adelantos?...

--------- -------



OSCAR DE LOS REYES

En el nmero pasado, al dar cuenta de la muerte
de nuestro compatriota y amigo particular, el abo-
gado de la Habana Sr. Oscar de los Reyes, nos limi-
tamos comunicar el ac3ntecimiento, reserve de
que los detalles que suponiamos v.endran ms tarde,
nos permitiran poder informar con menos laco-
nismo.
El Sr. Oscar de los Reyes era muy conocido y es-
timado en la buena sociedad de la Habana. Como
abogado se haba hecho de una reputacin y de una
fortune, tendra unos cuarenta aos, y al morir ha
dejado una viuda y cinco hurfanos. La Unin
iVercantil de Mlaga, dice que tambin deja dos
hermanos, militares del ejrcito espaol, uno de los
cuales se halla en la campaa de Cuba.


- *' 1


Lo que s sabemos, es que nunca figure en la po-
ltica militant, por. ms que, como todos los cuba-
nos, le interesaba naturalmente el porvenir de su
patria.
Vctima del Nern Weyler, fu deportado las
Chafarinas por encontrarse complicado en los tra-
bajos filibusteros descubiertos por el gobernador de
la Habana Sr. Porra ; descubrimiento que, como
habr notado todo el mundo, no ha sido otra cosa
que un medio ms fcil y expedito de hacer que
cubanos como Gonzlez Lanuza, Viondi Zayas y
Oscar de los Reyes entire otros muchos dejen
los puestos que con su talent y su trabajo se han
conqistado en su propio pas, otros tantos espa-
oles para los que la burocracia no tiene ya vacant
ni una plaza de escribiehte.
El 6 del actual sali de. Espaa en el vapor
Sevilla para cumplir su condena en Chafarinas. Al
pasar dicho vapor frente el Pen, se le di conoci-
miento del asalto de la barca francesa Prosper Co-
rin, vctima delos pirates del Riff, inmediatamen-
te se dirigi el Sevilla al socorro de sta, logrando
antes capturar tres embarcaciones enemigas, en una
de lasque iba prisionero el piloto de la barca fran-
cesa. Despus sigui el vapor hacia dicho buque, y
cuando el capitn del mismo dice El Impar-
cial de Madrid hablaba con el piloto de su
buque, que se encontraba ya rescatado en el Sevilla,
una. descarga cerrada hecha desde el Prosper, prc-
dujo las vctimas de que ya se tiene noticia . Y
ms adelante: Como en el Sevilla .se carecia de
los recursos suficientes para tender los heridos
que se desangraban, el vapor se retir Alhuce-
mas con objeto de desembarcarlos . Informa tam-
bin El Iimparcial, que: el deportado Oscar,
quien se advirti. del peligro invit pasar bajo
cubierta, recibi en el pecho una bala que le atra-
ves y qued por la parte de la espalda entire cuero
y care .
Por su parte, El Liberal cuenta que en el mo-
mento del combat, en cubierta por el lado de
babor estaban el personal del barco y los deporta-
dos, y por la banda de estribor los soldados ; noti-
cia que coincide con otra del Heraldo de Madrid,
que dice que el Sevilla conduca various deporta-
dos cubanos . Por ltimo, La Epoca inserta un
telegram fechada en-Alhuicemnas el 8 las :o y 3o
de la noche, en el que se comunica el fallecimiento
de Oscar de los Reyes, de results de heridas .
Hasta aqui Jo, detalles de la prensa espaola
mejor :rnf.:rmI... `.Veamos ehora cunto hay de


grave responsabilidad para el gobierno espaol en
la suerte desgraciada de nuestro compatriota.
Comenzaremos por hacer notar que, an admi-
tiendo como cierto el hecho nada comn y tene-
mos muchas pruebas que lo demuestran que los
deportados y confinados cubanos hagan la navega-
cin en complete libertad, no se comprende cmo
Oscar de los Reyes rehus acceder la invitacin
de abandonar la cubierta, tanto ms incompren-
sible, cuanto que no siendo un deportado un simple
pasajero, sino un preso poltico entregado la vigi-
lancia y custodia del capitn del buque, no una in-
vitacin, sino una orden era lo que, segn la prc-
tica espaola, estaba obligado recibir y obede-
cer.
Y suponiendo (lo que es incredible) que llevara su
tenacidad al extremo de rebelarse contra dicha
orden, permaneciendo sobre cubierta, hay que
reconocer entonces que el citado capitn, se olvid
de cuanto corresponda su autoridad y todoel
inters con que tena que mirar al deportado hasta
entregarlo en las Chafarinas, por tender un
acontecimiento que pasaba fuera de casa, .dej de
lado el cumplimiento de la ley en aquello que le
estaba ms inmediato y que demandaba ms pe-
rentoriamente su atencin de jefe de un barco. Tam-
bin extraa que la invitacin se limitara nica-
mente un deportado de los various que conduca el
vapor, lo cual evidencia que as, ni an siquiera
pudo temerse un motn de deportados, puesto que
los otros no se les invit como Reyes ni
much menos se les, orden queabandonaran la
cubierta..
Pero hay todava cargo ms grave que hacer al
gobierno espaol, la casa armadora y al mismo
capitn del buque. Cmo es que el vapor Sevilla
careca de los recursos suficientes para tender
los heridos que se.desangraban .? No hay una ley
que manda que los buques, lleven mdico, practi-
cante y botiqun, as como llevan capitn, piloto y
hasta capelln? De qu naci,n- no-ser de Espaa
sale, un vapor que no l.leve. los recursos para.
-asistir un herido, ni qu armador ni qu capitn
lo ignora?
Slo un abandon criminal explica. esto, de igual
modo que.autoriza * decir que la muerte de-Oscar
de los Reyes, pudo ser causada.por la herida; pero
nadie puede negar que es ms seguro que fuera,
producida por haberse desangrado por falta de
recursos suficientes con que haberlo asistido.-
No es difcil que antes de.mucho tiempo-tenga-
mos nuevos detalles que nos permitan ampliar y
confirmar la opinion que consignamos ahora; pero.
de todos modos, basta con. lo expuesto para que,
no al destino, al gobierno espaol se le tenga que
tomar estrecha cuenta de la muerte de un. hombre
que era til la so:ieJad y cl apoyo de una nume-
rosa familiar.

----- ---- ,



EL ESPIRITU CUBANO

Bajo el mismo rubro, leemos lo siguiente en el
Heraldo de Madrid:
El distinguido escritor y military Sr. Muz de
Quevedo, que se encuentra en el ejrcito de Cuba,
describe La Correspondencia Militar una carta
muy bien hecha, muy sinceramente expresada.
Refiere el Sr. Muz un episodio de su vida de
campaa, que vamos copiar por ser curioso y por-
que muestra bien claramente cmo est en Cuba el
espiritu de ciertas gentes.
En un pueblo de Pinar del Ro, bastante cono-
cido en esta guerra por ser uno de los principles
centros de operaciones, conoci tiempo h dice el
Sr. Muiz una familiar formada por el matrimo-
nio; l pertenece la guerrilla local de voluntarios
espaoles, suegra y tres nios, desde uno hasta
cinco aos.
Por uno de esos fenmenos inexplicables de sim-
pata, estrechamos distancias ellos y yo y fuimos
muy amigos. En un principio haba yo credo
que la mujer, joven algo agraciada y nacida en
la casa que la sazn habitaba, era una mala
persona.
Lleg da en que me avergonc de m mismo por
mi impo pensamiento. Me obsequiaba todos los
das con lo mejor de cuanto en la mesa disfrutaban,
me guardaba mi ropa, y ella, sin que yo pudiera
evitarlo, me la entregaba limpia y bien.cosida, y yo
acababa por crearme un afecto dentro de aquella fa-
milia.
La fiebre, el bu de los soldados en este pa;s, hizo
rodar mi cuerpo la puerta de aquella casa, y el
matrimonio recogi6'mi naturaleza rendida y la ech
con cario en limpio catre, y mi cabecera hubo
siempre una mano amiga que aproximaba mis la-
bios el vaso de agua y la taza de alimento y la medi-
cina, que me volvi la salud.
En aqullas horas que la fiebre no oprima mis
sienes ni abrasaba mi frente, hablaba yo a la mujer
aquella de las dichas que en Espaa he dejado, de
los encantos de mi patria, de cuanto constitute mis
sueos de soldado espaol: Ella me escuchaba
complacida y sonrea al observer mis pueriles deva-
neos y aumentaba as mi estimacin hacia toda la
familiar.


Pasaron das. Al siguiente del en que tuvimos la
accin en Bacunagua, donde el batalln de Arapiles
puso su nombre la.altura de los batallones que son
honra de la patria que los cre; estando yo echado
la puerta de aquella. casa, sufriendo los dolores
agudsimos de una herida de bala que me haba to-
cado en suerte, escuch de labios de aquella mu-
jer al preguntarla yosi estaba satisfecha de nuestra
accin de Bacunagua:
Yo, por qu?
Porque qued por Espaa la accin.
Eso no me importa m.
Pero usted no es espaola?
No, seor; yo soy cubana.
Y espaola; por consiguiente.
Que no, seor. Yo me incorpor indignado.
i Qu no es usted espaola !! Pues la fuerza
tiene usted que serlo, y gracias que tal honra la
concedan.
Yo los soldados no les hago dao ni los quiero
mal, porque yo no quiero mala nadie; pero deseo
que triunfen los mos.
Los de usted? Acabaremos con ellos antes.
Cuando ustedes acaben con los que hay me
contest sealando, sus pequeos stos sern ya
grandes y podrn irse las lomas.
Desde aquella maana no tengo amigos en ese
pueblo.
Y, por desgracia, estas opinions abundan en la
isla de Cuba de un modo no s si decir que indigna
que desespera.
Estamos de complete acuerdo con el Sr. Muz
de Quevedo. Esa campesina vueltabajera, rega-
lndole con lo mejor de su mesa, sirvindole
como criada y asistindole como enfermera; y
despus, declarndole con tanta sinceridad como,
firmeza su modo. de sentir y.su fidelidad pa-
tritica, tienen que probar dos cosas al escritor,
su gobierno y an la misma Espaa: que
junto los nobles y espontineos sentimientos
humanitaris y ;i la traditional hospitalidad que
aun al mismo encarnizado enemigo prodiga
nuestro pueblo, encuntranse el invencible, el
profundo, amor ila independencia-y.el prapsito
inquebrantable de luchar por ser libres y sin
aguardar otro trmino Venga, tarde ,.6 tem-
prano y aunque cueste inuciha i n; rer y ~ nn :1
ruina que el del triunfo difinitivo de la Rep-
blica en la Gran Antilla. He ah el espritu
cubano.



LAMPIRA


Bajo este nombre glorioso, el del primero que
en Honduras, lanz el grito de independencia,
acaba de constiturse en La Seiba un club revo-
lucionario cubano, cuya directive la forman los
patriots siguientes:
President, Dr. F. A. Matute; Vice-presidente,
Alfonso P. Castillo; Secretario, Julio S. de Pe-
ralta ; TeSorero, Pompeyo Bertot. ; Vocales,
Francisco Guerrero, Pedro S. de Peralta, J. Lus
Refeman, Lus Paula, Francisco de los Reyes,
Francisco Rivas, G. Soleas, Emilio Alcantor, N.
Gmez, Sebastin Cruz, J. Alejo Giroud, A. Cas-
tro, L. Castillo, P. A. Garca P. Bresch, V. Brau,
J. E. Calix, Miguel Lull.
Bienvenidos sean los nuevos patriots que
en la ciudad citada se asocian para cooperar por
la independencia de Cuba.


Otra, y van.....
Ahora es el Montevideo, que sale conduciendo
al matadero de Cuba 752 infelices, y se le rompe.
la hlice, y tiene que andar ocho das de Cno-
vas Sagasta.
Y tras l viene el caonero Cuervo, que tam-
bin se queda mitad del camino.
Vern Vds. como D. Destino lo manda fusi-
lar Cnovas por filibuster.

*
Diario Conmercial, de Veracrz:
Un individuo recin llegado de Cuba, nos dice que
all se gana ms dinero con el ejrcito espaol,
que peleando con los insurrectos.
De acuerdo, de acuerdo : por eso hay tantos


<


El Globo, de Madrid, hablando de la falta de-
agua:
Est visto y demostrado que bebemos muy poca
y que nos lavamos poquisimo.
'Poquisimo, eh? Pues'de 'eso a cochino, no -
hay much que digamos.


Observa El Imparcial, de Madrid,
El afn que se ha despertado en peridicos,.
hombres civiles por tener mano un general parat
sus necesidades y ambiciones particulares.
En efecto: el Heraldo de Madrid tiene Wey-
ler, El Tiempo P'ilai\vieja, La Correspondencia.'-
Militar Azcrraga; cada uno tiene ( mano-
un general para sus necesidades.
Buen provecho.


Dicen de Barcelona que Castelar el apstata:
Se siente ahora ms republican que otras veces-.....
Qu frescura! Por qu rio se sentir ms arre-
pentido de sus fechoras polticas?
Mas se comprende el, cambio: para ser monr-
quico y no ganar nada, dir l, vale ms seg!ir
engaando los que pueda...
Si los encuentra.


Copiemos :
El alcalde de Guardamar (Alicante), ha suprimido,...
por articulo da lujo, el alumbrado pblico.
Los vecinos, llevan faroles y linternas, para poder
transitar por las.calles.
i Cuando le digo .Vds. que Espaiaprogresa E
Y luego, tan calumniada por los ingratos de sus
hijos!

--------* -c------


REVOLUCIN CUBANA

Del 1.2.
Ha sido fusilado en Holgun el prisionero de
guerra Nstor Santiesteban, y en Matanzas conde-
nado muerte Antonio Hernndez Alvarez, tambinrr
prisionero de guerra.
De la Habana an'uncian al World, de Nueva
York, que en aquella ciudad los espaoles se en-
cuentran aterrorizados despus de la derrota qI-'e en
Pinar del Ro experiment el general Melguiz; y
tanto dicho diario como el Herald y los dems bien
informados, publican c.irr: :Fn.:-n.:,j interesantes
sobre aquel sealado triunfo de las armas cubanas.
Los espaoles atacaron las posiciones de los pa-
triotas; pero estos los derrotaron completamente,
en numerosas cargas al machete, con nutrido fuego
de fusilera y espantosos disparos con el can de
dinamita, de que ya habl La Repblica Cubana.
Los primeros parties la prensa neoyorkina, fueron
censurados por el gobierno espaol: pero las corres-
pondencias certifican la derrota de los espaoles,
quienes llenaron de espanto arrojndoles hacia la
costa, acuchillndoles y caonendoles, causn--
doles como I,ooo bajas. Cuenta el corresponsal del
Herald, que fu indecible el pnico de los espaoles.
al verse ametrallados por una misteriosa arma de
dinamita y algn otro terrible explosive.
Cerca dcl Cabo de Mais, el caonero Yae;
Pinun capture una goleta tripulada por tres fran-
ceses. Supnese que dicha goleta, procedente de
Hayt, ha desembarcado una ex-peicin en Cuba.
Dicen de la Habana que la-polica ha descu-
bierto un comit revolucionario.
La Lucha, de la Habana, a usa un alto em-
pleado military espaol de Candelaria (Pinar der


abastecedores y ,haiilitados, .saL i, i.i:Si:i ern
Cuba patriticamente....


Al fin, result que de la. informacin relativua.
al general Ochando, todo ha sido calumnia espa--
ola.
Pero qu gusto de gastar en el cable!
No sabe todo el orbe que el general .Maceo es -
quien no quiere pasar la Trocha?
Y si lo contrario, no es los espaoles
quienes habra de acudir.
A su's machetes y sus caones de dinamita.


El Heraldo de Madrid:
Ni eso, ni limpiar siquiera una provincia hemos;
podido, aunque tambin hubo promesa de hacerlo
antes de que entrase nuevamente la estacin llu-
vi osa.
A que no se cre aludido Valeriano?


La Maana, de la Corua:
La nota ms triste de esta sangrienta epopeya, fac-
simil de.los vandlicos hechos del- traidor mambis.
Vaya el ignorante 'aprender' que se die -
mamb, y con much respeto y ms decoro,.
porque en eso de traidores, ihay en Espaa cada...
cltampion!...


'~ baP~eT$~,., 1







OCTUBRE 22, 1lj.


Rio), por haberse apropiado tres mil cabezas de
:ganado, vendindolas y guardndose el dinero. Se
han prpsentado'las pruebas Weyler, pero ste no
ha castigado al culpable.
Comunican de Madrid que se ha dejado sin
efecto la prisin del Sr. Ximeno, administrator de los
ferrocarriles unidos de la Habana, y quien se habia
negado admitir los .billetes, de curso forzoso.
La prensa de Espaa pide que el, ministry de
,marina seor Bernger haga dimisin. Para ello se
funda en las desgracias repetidas de que viene siendo
.objeto la marina d guerra espaola en las aguas de
;Cuba y en la peninsula.
Segn anuncia el peridico revolucionario cu-
'bano La Redencin, de Mrida de Yucatn, en la
Habana se ha suicidado el Sr. Len Broch,juriscon-
-sulto muy distinguido.
Ha sido preso en la Habana el conocido abo-
gado Sr. Gonzlez Zarrainz.
El 26 por la noche asaltaron los cubanos el
poblado de San Miguel del Padrn (Guanabacoa),
apoderndose de provisions y quemando varias
casas, entire ellas la iglesia, que servan de cuartel y
de fuertes.
En Matanzas fu quemado el ingenio Buena-
cventura.
El cubano Sr. Joaqun Fortn resident en
Cao' Hueso, ha dirigido la Srta. Clara Barton,
directora de La C'rtu Roja, en los Estados Unidos,
una exposici6n acerca del sistema de guerra que
hace en Cuba el gobierno espaol, y rogndole
que enve sus representantes Cuba.
En la Esperanza (Santa Clara), la column es-
paola de Atdave tuvo un combat del.cual hubiera
salido completameute derrotada no ser por otra.
fuerza espaola que acudi protegerla en su re-
>tirada.
SDel 13.
En Jcksonvilleha sido absuelto nuestro com-
;patriota el subdelegadu Sr. Joaquin Castillo Duany,
de la acusacin de perjurio hecha contra l por los
espaoles.
Los cubanos hicieron fuego desde la costa al
.vapor espaol Reina Cristina.
En el fuerte de Villaln (Santiago de Cuba),
los cubanos rechazaron la column de Lanzagorta,
la cual sufri bajas sensibles, entire ellas la muerte
delos tenientes Vicente Villaplana, y Blas Sastre.
Las fuerzas cdbanas de las Villas se recon-
,centran para marchar sobre la provincia de Ma-
,tanzas.
Ha fallecido en Cayo Hueso el respectable pa-
triota cubano Sr. Nicols Castillo y Salinas. Toda la
poblacin le rindi, los ltimos homenajes de ma-
nera solemn.
La factora de administracin military, cerca
tropas cubanas. Se apoderaron de municiones de
boca y guerra.
Las avanzadas del general Maceo continan
causando much dao al enemigo en la Trocha.
El general Weyler se interest much en no
comunicar detalles sobre los combates de la Espe-
ranza (Santa Clara) y de Cascorro (Camagey).
En Coca (i) hubo un encuentro entire fuerzas
-del regimiento Pizarro y los cubanos al mando del
jefe Delgado.
Del 14.
Por una carta de la Habana se sabe que fines
de Septiembre haba ms de seiscientos press pol-
ticos en la Crcel, la Cabaa y el Morro.
Han llegado Nueva York, procedentes de la
Habana, los seores: Eduardo Zaldo,Jacinto Torres
Mendive, A. Martnez, Fermin Daz, Casimiro Pis
Isla ; de Cienfuegos, Ramn y Maria Mazaneda,
A. Capaderilos; de Santiago de Cuba, W. Schu-
_mman, Bernardo M. Rodrguez.
El Dr. Pedro Betancourt, uno de los jefes cuba-
-nos de Matanzas, est ya curado de la herida que re-
cibi en un combat en Seiba Mocha, y quien un
parte official espaol di por muerto identi-
ficado.
Muchos pacficos han llegado Guanabacoa
,en busca de refugio.
En la Habana el billete de curso forzoso tiene
un descuento de 20 p. 100.
De las noticias de origen espaol referentes al
.sitio de Cascorro (2) por fuerzas al mando de los
generals Gmez y Calixto Garcia, se comprueba -
por ahora que la jornada dur trece das, que
,sobre el' poblado cayeron doscientas diecinueve
granadas y que el fuego de fusileria y de can de
tiroo rpido fu terrible. La column de Jimnez Cas-
'tellanos, que vino en axilio de los sitiados, fu tam-
:.bin.muy perjudicada. Adems, una vez destruido
,el poblado, objeto principal del general Gmez, las
fuerzas cubanas continuaron su march de advance
. Occidente.
Del 5.
-::En Matanzas fueron pasados por los armas
'los prisioneros de guerra Bienvenido y Po Sn-
,chez.
Se han presentado en el Camagey al jefe ac-
cidental, brigadier Javier Vega, el capitn del ejrcito

(i) Coca. Perteneciente al trmino del Cano,
provincia de Pinar del Rio. N. de la R.
(2) Cascorro. Poblado 63' kilmetros de la
ciudad de Puerto Principe. N. de la R.


espaol Salvador Fernndez Valor y siete soldados
ms, todos con armas, gran cantidad de parque y
buenos caballos. De Yaguajay han salido tambin
para el campo revolucionario catorce guerrilleros
espaoles armados.'
Ha dejado de publicarse en Mjico el peridico
espaol La Rawa Latina.
Del 16.
Los caoneros Contramaestre y Ardilla sostu-
vieron un combat de cinco horas en el rio San
Jun (i) con los expedicionarios desembarcados no
,se sabe si por el Duntless el Three Friends. El
parte espaol confiesa que ambos caoneros estn
acribillados balazos, y que de dichos buques se
dispararon trescientas granadas y dos mil tiros.de
Mausser. Todo el resto de la noticia necesita ser
confirmado por otro conduct que el official espaol.
En Pueblo Viejo (Villas) la column Aldave
tuvo un encuentro en que experiment muchas ba-
jas, entire otras, la del teniente coronel Joaqun Del-
gado, que fu muerto.
Participan de la Habana que ha forcasado
por complete la emisin del billete de curso forzoso,
apesar de las amenazas de Weyler.
Del 17.
A treintids llegan las prisiones hechas en la
Habana, so pretexto del desubrimiento de una aso-
ciacin para hacer volar los edificios pblicos.

----------* --------

LA OPINION EN ESPANA

El Nuevo Rgimen, Madrid : De Cuba slo sa-
bemos que se han realizado en los ltimos das al-
gunos encuentros ms que sumar los antes reali-
zados, operac;ones de escasa importancia,. escara-
muzas-que nada decide. Las gentes estn cansadas
ya de tanto blico infructuoso apresto, y empiezan
mirar con desdn los insistentes anuncios del go-
bierno de que la guerra tocar pronto su fin. Se
envi all al general Martnez Campos con la espe-
ranza de que al poco tiempo de su arribo todo vol-
vera su estado..normal; depuesto ms tarde, se
puso los ojos en Weyler; desconfiase ya de que el
xito corone los esfuerzos del nuevo caudillo, se
murmura de l en crculos, redacciones y ministe-
rios, y hasta se ha pensado en sustituirle con el ge-
neral Azcrraga. Si Weyler no triunfa, si Azcrraga
no va, en quin pensaremos luego ? Cuba es hoy
la inacabable sima donde vamos febrilmente arro-
jando nuestro oro y nuestra sangre y nuestros pres-
tigios todos. i Qu responsabilidad tan grande la
contrada por estos desatentados gobiernos, que han
desodo la voz de la razn y de la justicia !
.. .................. ............ . .
Por segunda vez se ha intentado botar al agua el
crucero Princesa de Asturias, y por segunda vez ha
.quedado suspendido en posicin difcil y peligrosa.
Se teme hasta que se pierda el buque, si un viento
contrario lo tumba. i Qu desgraciada es nuestra
marina de guerra!

Segn parece, pasa por grave apuro el gobierno
en la negociacin del emprstito de i,ooo millones
de pesetas. No lo extraamos, atendiendo lo enor-
me de la cifra y la idea que de nuestra situacin
tienen las dems naciones, casi todas convencidas
de que perdemos la isla de Cuba, y no nos ha de ser
tan fcil, como en un principio se crea, sofocar la
insurreccin del archipilago filipino. Si cambio
de los auxilios que se les ofrece no arriman el hom-
bro las compaas de ferrocarriles, es, en nuestra
opinion, dudoso cue el-emprstito se realice.
Aun realizndose, podr por muchos, meses
el gobierno hacer frente los gastos de la'guerra ?
En pago de.los nuevos ttulos habr de admitir los
crditos que contra el tesoro existen : el emprstito
vendr dejar para la guerra 200, cuando ms
250 millones, sobre todo, si se quiere, como se su-
pone, cobrarlo en oro, ya que entonces los I,ooo
millones no representarn por razn del cambio
sino 800.
Aun prescindiendo del tipo y el inters que se
emitan los titulos,-el emprstito resultar ruinoso y
deficiente. Seria much menos ruinoso si cupiese
realizarlo en deuda interior dentro de la penn-
sula;'mas, es esto possible ? Aqu se present tam-
bin obscuro el horizonte, insegura la situacin, Fo-
sibles y aun probables acontecimientos de impor-
tancia. No se sabe lo que va suceder, pero se pre-
siente que va suceder algo, viendo que se va de
da en dia de mal peor, y el-gobierno anda inde-
ciso y vacilante como o sea para erviar soldados
Cuba y doblar humildemente la cabeza ante las cre-
cientes pretensiones del clero secular y las comuni-
dades religiosas.
Falta, dentro y fuera, la confianza, y la confianza
es indispensable condicin de crdito. Mala, muy
mala es la ocasin pa.ra.un emprstito de tanta cuan-
tia. Los fondos bajan, los cambios suben. Estn los
francos 21,95; las libras 30,70.

Heraldo de Madrid:- La tremenda lucha de los
Estados Unidos del Norte contra los del Sur, ha si-
do la mayor de las guerras americanas, y buena

() San Jun. Riachuelo situado entire las
provincias de Trinidad y Cienfuegos. N. de la R.


mnuestra de' lo que estas han progresado segn pro-
Sgresaba la sociedad, que las da el ser. En ellas se han
pronhnciado, quedando como rasgos dominantes y
caracteristicos de las campaas del Nuevo Mundo, el
empleo de la caballera en grandes algaras puntas
y el incendio y destruccin de los recursos del con-
trario, para quitarle, medios de prolongar la resis-
tencia. As lo'hicieron muchos generals del Norte
y del Sur, pero singularmente Stuart y Sheridan.
Aqul, en una de sus atrevidas marchas, logr to-
mar de revs al ejrcito del Norte, y con slo 2.ooo
caballos y unos caones, cay sobre cl cuartel gene-
ral enemigo, q'ue estaba en Calbests Station, le sor-
prendi, quem almacenes y convoyes, destruy el
telgrafo, cogi el libro de despachos del general en
jefe (Pope) y 3oo prisioneros. Algn tiempo despus
el general Sheridan, entrando en territorio sudista,
destruy en veintiseis das 3i5 kilmetros de vas
frreas, quem grandes cantidades de algodn, que
valan millones de duros, rescat 5.ooo negros y
cogi i5.ooo caballos, sin tener otra prdida que la
de 474 soldados, entire muertos, heridos y extra-
viados.
Por aquel tiempo hacamos nosotros la guerra en
Santo Domingo segn el primitive mtodo de los
tiempos del cacique Guacanajari. Pocos aos des-
pus la tuvimos que hacer en Cuba, para lo que fu
parte muy principal el desastroso fin de aqulla, y
como tampoco habiamos aprendido ni estbamos
preparados, sino ms descuidados que nunca, tam-
bin la constitumos y la dirigimos mal, y la tuvimos
que acabar pactando con los rebeldes.
Despus, mientras aqu no estudibamos per-
diamos el tiempo eh studios intiles, nuestros ene-
migos sacaban de las campaas americanas, y ms
que de ninguna otra de la del Norte contra el Sur,
provechosisimas enseanzas. Mximo Gmez no es
ni ms ni ienos que un discpulo de Stuart, de She-
ridan y de otros generals yankees. En lo que ha
hecho hasta ahora, copia lo que stos hicieron. No es
original, pero est bastante bien imitado.
Y nosotros? Nosotros tan enterados de lo que es
la guerra de Cuba, que esperamos acabarla con tiro-
teos de vanguardia y retaguardia y combates de en-
contrn, en los que cada combatiente se va luego
enterrar sus muertos y curar sus heridos al paraje
ms prximo que le parece convenient!
Si as pudisemos vencer, s que sera guerra espe-
cial, nica entire cuantas ha habido en el mundo.
Pero en esta, como en las dems, sean americanas
6 europeas, choques de esos, aun venciendo en to-
dos, nada decide.
Ciego ha de estar el que an no lo vea.


La Lucha de Clases, Bilbao: Las reses que se
conducen al matadero, van mejor acondicionadas
que los soldados Cuba.
Y no es esto solo : el poco much dinero que los
soldados traen y llevan en los barcos, se les arrebata
poco menos que mano airada. Por una cajetilla de
tabaco se les cobra cuatro, seis y hasta siete reales.
Un limn suele costarles dos y tres pesetas. Y asi
todo.
Esto no quita para que, andando el tiempo, la na-
cin levante al catlico marqus estatuas y la Iglesia
lo coloque en sus altares.
Ha de extraar nadie que la vista de tales
horrores, de tan tremendous crmenes de lesa huma-
nidad, los excedentes de cupo huyan y los reclutas
disponibles traspasen las fronteras ? No. Lo extrao
fuera que sucedise lo contrario. Los quintos que
emigran huyendo de la guerra no son patriots, lo
dicen ellos boca llena, porque entienden que la
patria es el marqus de Comillas y los accionistas
del Banco y de la Tabacalera- de los ferrocarriles,
y ellos no quieren perder la vida por esa cuadrilla
de usureros.
iQue vayan ellos!-gritan.

E! Diluvio, Barcelona : Un da se le ocurri
un emperador romano elevar al rango de dios su
caballo; el pueblo de Roma tuvo que prosternarse
desde aquel moment ante el nuevo dios; pero este
no dej de ser caballo. Otro dia, queriendo un sultn
asitico plagiar sin duda la excentricidad del empe-
rador romano, elev al rango de dios un pollino;
el pollino fu adorado como dios por el pueblo asi-
tico partir desde aquel moment; pero el pollino
no dej de ser burro... Si en Espaa vemos elevados
al rango de gnios, de estadistas y de semi-dioses
individuos que ensean la oreja cada vez que hablan
y obran, y no obstante esto, hay .quien acata, venera
y rinde culto tales eminencias, no nos admiremos;
es que la barbarie en la humanidad no se ha extin-
guido. Ella sigue hoy como ayer adorando la ficcin,
cualesquiera que sea la naturaleza del dolo, caballo,
burro adoqun.

La Ilustracin Espaola y Americana, Madrid :
Los partidos se fraccionan en su interior y se desa-
creditan en sus relaciones externas. Todos nos bur-
lamos de la ley, 6 no la creemos obligatoria en con-
ciencia, lo menos en cuanto nos perjudica, y dan
el ejemplo los de arriba, y le siguen con gusto los de
abajo. Trabajamos destajo en derribar todo lo que
sobresale y era tradicionalmente digno de respeto.
Nos complacemos en negar cuanto el sentido comn
ha proclamado y en rendir culto lo ruin. Llama-


mos lata lo discreto, sabio al pedante, ilustre al
bajo adulador, y ni aun sombra queda de lo que hoy
se llama principio de autoridad.
--------- ------ ,


BIBLIOGRAFA

El Heraldo Evanglico.-Valparaiso.- Imp.-
La Patria.- r896.- Revista ilustrada y de asuntos
religiosos.
NOTA. En esta seccin daremos cuenta, ms 6
menos detallada, de toda publicacin de la que se
nos enven, franco de porte, dos ejemplares.



PROPAGANDA CUBANA

Precious al contado.
La Invasin Occidente.- Partes oficiales publi-
cados por el C. Toms Estrada Palma... 2 5o
Cuba centre Espagne.- Par Enrique Jos
Varona, ex-dput Cortes: grtis, menos
el franqueo........................... o oo
Jos Marti y la Revolucin Cubana. -
Discurso por Manuel Sanguily........... i 25
Cuban Belligerency.-Petition of Toms
Estrada Palma: grtis, menos el franqueo. o o0
La Question Cubaine et le Conflit His-
pano-Amricain. Par V. Mestre Am-
bile.................................. 2 00
Apuntes Histricos. Propaganda y mo-
vimientos revolucionarios cubanos. Por
E. Trujillo ............. ............... 7 50



a. r.l B Eo l =. w 3E:. -wJ
Dentiste Amricain
OPERATIONS GARANTIES
23, Avenie de 'Wa'graian




HOTEL CENTRAL

Nos. 154-156 W. 14 ht STREET

I\TEVW YOlRI

Hotel de primera clase, especialmente
para families hispano-americanas

MAGNFICAS HABITACIONES, CUARTOS
CORRIDOS, COCINA A LA ESPAOLA, A LA
CUBANA Y LA FRANCESA

Precios moderados. Se habla espaol, fran-
cs ingls. El agent de la casa se encontrar en
los muelles la llegada de los vapores.
GERVASIO PREZ, Propietario.


HOTELS RECOMENDADOS

Grand Hltel, boulevard des Capucines.
Hltel Continental, rue Castiglione.
Htel Termninus, rie Saint-Lazare.
Htel dn Louvre, rae de Rivoli.
Ilotel de Bulde, boulevard des Italiens, 30.





m"Giermaine Vaissier








20, Rue Saint-Vincent-de-Paul

PARIS


Restaurant Sn Honor. Calle Sn Honor, no 173
Cerca de la Plaza del Teatro Francs. A cargo de
Domingo Miralles. Cocina espaola. Se hacen platos
de encargo, precious reducidos.




IGNA:CIO lLORA


Por Gonzalo de Quesada



Un tomo, de venta a 5o cen-

tavos el ejemplar, en la Adminis-

tracin de Patria.

81, New St. NevwYork


I <__ I


~kQ;'~;i~a~;




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs