Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00037
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: October 1, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00037
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text























Patria y Libertad


REDACCION Y ADMINISTRACIN SUSCRIPCIN EN FRANCIA
PARIS DbPAR,
20, Rue Saint.Vincnt-d-Pau ctubre de I896 N m. 37 ano, pago adelantado........ 20 fr. 22 fr
Un semestre, id. id........ 11 fr. 11.50
legr oS: l'E..A.XA.DOCG.AL. Un trimestre, id. idl. ....... 6 fr. 6.50
EN EL EXTERIOR
T XL~FO1sro SE P UB LI C A. LO S JTJEVE S Un afio, pago adelantado................... 25r.
S E LUn semestre, id. id. ................... 13 fr.
No se devuelven originals NMERO SUELTO..... O fr. 25 cts.


DE ESPAA


current en Espaa cada mo-
mento cosas bien singulares,
y que nicamente llegan
explicarse despus de muy
Sdetenida meditacin, en que
concluimos por darnos cuen-
ta del lamentable estado de
perturbacin moral que tie-
ne fuertemente sujeto al sufrido pueblo espaol el
detestable gobierno que lo rige.
Diariamente comtense las arbitrariedades ms
despticas; cada semana se anuncia un desfalco,
una falsificacin, un robo, en que los autores no
son ni ms ni menos que hombres pblicos, seo-
res de levita y chistera, personalidades que figuran
en la poltica en la banca; los negocios menos
claros y las explotaciones.ms bochornosas tienen por
autores cmplices diplomticos y grandes cru-
ces, y estos, acontecimientos, que con lujo de de-
talles recorren las columns de.los peridicos de Es-
paa, pasados pocos das ya nadie habla de ello, y.
al asunto se le echa tierra se somete un process
tan amaado como incomprensible interminable.
Pero por rareza acontece uno de aquellos hechos
que son tan comunes en la march gubernamental
de las naciones bien administradas, como extraordi-
narios en la metrpoli espaola, y es entnces cuando
el desbordamiento de las pasiones se apodera de
muchos espritus impulsa los nimos por la
senda de la peor de las ceguedades.
Esto es lo que sucede hoy en Espaa. Con motivo
de la conmutacin de la pena que fu condenado
en la Habana el joven de veinte aos Sr. Octavio
Zubizarreta y Diaz, prisionero de guerra y miembro
de una familiar conocida, la mayor parte de los pe-
ridicos han elevado el grito hasta las cielos, tal
como si se tratara de que el general Mximo Gmez
prisionero tras del indulto hubiera sido nom-
brado president del consejo de ministros de Al-
fonso XIII. Y como si no fuera bastante la actitud de
esos peridicos, ha habido amenazas de dimisin
por parte del ministry de la guerra, explicaciones
del seor Cnovas con ciertos periodistas, y, como
refiere el Heraldo de Madrid, hasta las noticias
de Filipinas, que son cada vez menos agradables,
han quedado relegadas segundo trmino desde
que se hizo pblico en Madrid el indulto de don Oc-
tavio Zubizarreta.
Dejando un lado cuanto de ridiculo eviden-
cian estos hechos, debemos fijarnos nicamente en
dos consideraciones que han de saltar la vista de
cualquier inteligencia que no est perturbada.
No digamos el indulto de un prisionero de guer-
ra, puesto que hace ya muchos aos que en los
pases donde la civilizacin no es un mito, esta
clase de prisioneros no se les fusila; pero indultar
un reo de delito comn, se tiene ni ms ni menos
que como un acto natural de -piedad, y no produce
conmocin popular ninguna, ni conflicts ministe-
riales. As es que slo en Espaa la conmutacin
de pena un prisionero de guerra es donde se apre-
cia como sntoma de grandes catstrofos que pue-
den poner en peligro la tranquilidad pblica, produ-
cir un cambio radical en la forma de gobierno y hasta
atentar la misma integridad del territorio.
Otra consideracin que no podemos dejar que
pase inadvertida, es la de que, cuantos en Espaa se
azoran y vociferan porque un jven cubano pri-
sionero de guerra se le conmuta la pena de muerte


por la de cadena perptua, no han tenido tiempo
todava para fijarse en que son ya muchos miles los
espaoles que, heridos prisioneros del Ejrcito Li-
bertador, han sido devueltos sus filas en libertad
complete, y esto, mientras el general Weyler
tiene dada carta blanca para que se asesine sin tre-
gua ni descanso heridos y prisioneros, pacficos
y ancianos, nios y mujeres; para que no se respe-
ten ni los hospitals; para impedir que ejerza La
Cruz Roja su misin civilizadora y humanitarian en
bien de los cubanos; para exterminar, en fin, cuan-
to de modo alguno no est identificado con el te-
rror, con la barbarie, con la infamia y con el excep-
cional instinto sanguinario que forman los cuantro
ngulos de su inicuo y salvaje plan de campaa.
Esto es lo que todava no han notado los espao-
les que hoy se estremecen porque se le ha conmu-
tado la sentencia un jven cubano, ni mucho.me-
nos podrn notar que nunca usurero ninguno pudo
hacer negocio ms esplndido que este de cobrar
miles por dar uno.
Pero nada puede extraarnos de cuanto ha suce-
dido y por desgracia ha-de suceder entire el gobierno
de Espaa y la Gran Antilla, y por lo mismo, esta-
mos forzados recorder siempre que estas son cosas
de Espaa.

-------** ~i---------

MILLARES INTILES .

Leemos en el Diario de Barcelona:
Comienza notarse un gran movimiento de
opinion que pide se justifiquen los enormes gastos
que se estn haciendo con ocasin de la campaa,


mil millones y que no haya bastantes con los otros
mil del proyectado emprstito.
Y vengan Panams y auxilios los ferrocarriles y
envios de miles de soldados.
Si todo esto que dicen ambos diaries espa-
oles, no revela ya no slo el cansancio del pue-
blo que paga y la desconfianza que le domina,
sino la ineficacia del miller que con tanto afn
busca el gobierno espaol, hay que estar ciego
para no verlo con claridad meridian. De cual-
quier modo que se vea, muy pronto la fra rea-
lidad vendr demostrarlo.

-------.^.~J ------

CUBANOS ATACANDO UN PUEBLO

A nuevos tiempos, nuevas costumbres , dice
antiguo adagio, una vez ms puesto en accin si
vamos buscarlo en los parties espaoles de am-
bas guerras de Cuba.
Segn ellos, en la guerra pasada los cubanos
huan siempre, i al grito mgico de Viva Es-
paa En la present se opera otro fenmeno :
cada da declaran esos parties, que nuestras tro-
pas atacan poblaciones, pero que siempre son
rechazadas por la heroica resistencia del pu-
ado de bizarros y valientes que como regla
invariable forman las guarniciones que se ven
atacadas.
Por supuesto, que el actual sistema no se opone
que ms tarde diga el mismo Weyler en otro
telegrama, que los cubanos entraron en el pueblo


1
4'


'4.
==-'-


CUBANOS ATACANDO UN PUEBLO


pues verdaderamente no se puede exigir la nacin
la suma de sacrificios que representan las ltimas
leyes votadas por las Cortes y la expedicin de
80.ooo hombres que estar en la Gran Antilla prin-
cipios de Noviembre, sin darle la satisfaccin de la
curiosidad legtima de saber si tales recursos son
bien empleados.
Muy difcil es en el acto precisar el detalle de estos
gastos, pero no puede negarse que el gobierno,grosso
modo, tiene medios para hacer un estado que de-
muestre la inversin de los fondos.
Sin duda alguna este movimiento de opinion se
debe las noticias llegadas ltimamente de la Ha-
bana, respect del desrden con que se hacen los gcs-
tos y lo exagerado de algunas cifras, como, por
ejemplo, la que se refiere la compra de ropas de
cama para hospital de soldados y oficiales sin su-
basta, que al venir, como es de rigor, exmen de
la junta consultiva de guerra, ha llamado extraor-
dinariamente la atencin de muchos de los dignos
individuos que la componen .
A lo cual agrega oportunamente El Mercantil
Valenciano:
Asi se comprende que se lleven gastados ms de


tal, se aprovisionaron abundantemente de cuanto
necesitaban incendiaron los fuertes y dems
defenses espaolas.
La toma de uno de esos pueblos es lo que re-
presenta nuestro grabado.

--i-------* --------

GRATITUD

Muy agradecidos nos sentimos la expontnea
manifestacin de apoyo que nos ha dado el im-
portante diario de Nueva York The Sun, el que
adems ha traducido para sus columns uno de
nuestros trabajos de redaccin.
Igual manifestacin hacemos los dems
peridicos de Europa y Amrica que reproducen
de nuestro semanario, tanto por el honor que
recibimos, cuanto por la ayuda que nos prestan
en la campaa de propaganda y defense del
program del Partido Revolucionario Cubano
que tenemos emprendida.


*


115,000 DESERTORESr.

FILIPINAS Y PUERTO RICO


A los permenores que dimos en nuestro ltimo
nmero, referente la ltima expedicin que ha de-
sembarcado en Cuba, agregamos hoy estos detalles
de los que nos remite en su interesante carta nues--
tro corresponsal en el ejrci:o del general Maceo, l.
valiente comandante Raul Marti
Delgado, Enrique (nutico).
Fernndez Chacn, Salvador (comerciante).
Garcio Cuervo, Jos Manuel (bachiller y secretario-
de la expedicin); Gonzlez, Adolfo.
Hugot, Ernest (sargento del euerpo de artillera
francesa).
Jimnez, Agustn (reporter).
Konstantynowich, Eustaquio (perteneciente ali
cuerpo de artillera rusa).
Laborderie, Ren (sargento del cuerpo do infante-
ria francesa).
Martinez Alonso, Evaristo (reporter); Malgrat, Te--
lesforo; Morales, Francisco (bachiller); Montbrun,
Honorato (bachiller); Muz, Ramn (mecnico).
Pichardo, Benjamn (empleado).
Quintan Francisco (comerciante).
Ramos, Manuel (sargento del cuerpo de artillera,
amricana).
Simo, Luis (mecnico).
SVelasco y Almansa, Anselmo (sargento de nuestra-
guerra pasada).
Abordo del Three Friends, Septiembre:
de 1896.
El Comandante, Raul Mart..


De los datos ms verdicos publicados por los pe---
ridicos de Francia, result que pasa de i5,ooo el'
nmero de espaoles que han abandonado Espaa.
refugindose en los pueblos franceses de la frontera-
fin de poderse library de ir la guerra de Cuba.
Ante nmero tn crecido de refugiados, el gobier-
no ha tomado medidas de orden pblico y privado,.
principalmente en los Pirineos Orientales, fin de.
prevenir cualquier acontecimiento.


Por los informes de la prensa inglesa y por los-
nuestros particulares, sabemos que la revolucin de
Filipinas es ms important cada dia, y que el pro-
psito da los revolucionarios es conquistar la inde-
pendencia para proclamar la Repblica Filipina, no-
ticia que hace dos semanas anticipamos nuestros.
lectores.
En Puerto Rico, la situacin del gobierno espaol
es cada vez menos tranquilizadora. El general Marin
se esfuerza sobremanera pretendiendo vanamente'
dominar la sorda agitacin y malestar y descon-
tento que, grado por grado, se va extendiendo entre-
todas las classes sociales.


*


COSAS







LA REPBLICA CUBA,1NA


OCTUBRE lor, 1896.


Playas de Cuba (Pinar del Ro) Septiembre 8 de 96.
Sr. Director de LaRepblica Cubana.
Paris.
En moments para mi de grata satisfaccin,
hallndome en las tierras libres de la patria cubana,
redacto para su valiente peridico esta mi primera
correspondencia, que lleva las ltimas impresiones
de un desembarco que, con la buena estrella que
siempre ha guiado los pasos del n'amb, acabamos
de realizar despus de una feliz travesa. As cumplo
con el horiroso encargo de comunicar La Rep-
blica Cubana estos actos militares que se relacio-
nan con las operaciones de guerra dirigidas por ese
terror de Espaa que se nombra Antonio Maceo.
Comisionado por el General, abandon la vida del
campamento para ir la tierra americana, con una
comisin que, gracias la buena voluntad de la
Delegacin de Nueva York, he podido desempear,
saliendo airoso en mi cometido. En uno de los pue-
blos delSur de los Estados Unidos, un pueblo como
todos aquellos, dignos y hospitalarios estuve con
mis compaeros de expedicin hasta que pudimos
hacerle una jugada la diplomacia espaola, que en
esta ocasin, como en otras muchas, no ha servido
ms que para demostrar su insuficiencia.
Al fin, pudimos salir bajo las rdenes del general
Rus Rivera, jefe prestigioso que en la epopeya de
los diez aos supo hacerse digno entire los dignos y
valiente entire los valientes. Yo ocupo el puesto -
que me honra de segundo jefe de la expedicin;
y no solamente me esfuerzo en cumplimentarlas
rdenes del general que me dirige, si que tambin
me siento orgulloso al lado del personal idneo y
distinguido que nos acompaa: una juventud inte-
ligente y animosa.
Un representante de la Delagacin Cubana, un
hombre que ya no necesita lauros, porque tiene
una historic que le honra y le enaltece el Sr.
Joaquin Castillo y Dany-nos ha trado hasta aqu,
donde est el puesto de avanzada; y apenas hemos
estrechado su cariosa mano de amigo y compa-
triota, nos ha dicho que retorna para volver pronto,
con nuevos envos de armas y pertrechos, saludar
las costas cubanas y dejar burladas las pesquisas de
la aparatosa marina espaola.
Como cosa de novedad en esta guerra, -traemos
un can fabricado bajo la direccin de la casa
Dudley Simis-Defence C, arma que por primera
vez retumbar en el campo de batalla. Este can es
de sistema pneumtico y lanza proyectiles con car-
gas de dinamita. Con esta mquina destructora, con
la cual se concluirn las arrogancias de las fortalezas
espaolas, haremos grandes progress. Tiene 2 1/2
pulgadas de dimetro y arroja un proyectil de once
libras, cuatro de las cuales son de gelatina explosive,
compuesto qumico tres veces superior la fuerza
de la dinamita nmero i. Baste decir, en resmen,
que con seis onzas de plvora sin humo que'causa
la compresin del aire dentro de l, se arroja la
bala, con toda eficacia y seguridad, hasta una milla
de distancia. La direccin de este can esta con-
fiada un joven ilustrado, cubano distinguido, in-
geniero civil educado en Francia y los Estados Uni-
dos. Se llama J. R. Villaln, descendiente de una de
las principles families de Santiago de Cuba. El joven
Villaln lleva sus rdenes un personal escojido,
artilleros ingleses y franceses, todos los que, bajo
las enseanzas de aqul, sabrn hacer buenos blan-
cos.
Excuso decirle la impresin favorable que encuen-
tro al volver, despus de pocos das de ausencia, al
teatro de la guerra. El Ejrcito Libertador est ani-.
mado del ms alto espritu de discipline; no hay
entire los soldados de la independencia ms que un
slo ideal; la redencin de Cuba; y todos, como un
solo hombre, con la fe en el triunfo de la santa causa
que defendemos, van al combat valerosos y de-
cididos.
Ah tiene V. las ltimas notas de un humilde sol-
dado. Y termino, porque otros asuntos reclaman mi
atencin; ha sonado el clarn y vamos marchar.
Pero antes reitero mi ofrecimiento de volverle
escribir, dndole otros detalles.
Le incluyo la lista del personal que forma la expe-
dicin, hecha por m en alta mar. Ah ver V. el
nombre del hijo mayor del general Gmez, joven
de much mrito que viene contribuir con sus es.
fuerzos la obra digna de la independencia.
Y con un afectuoso abrazo que le envo desde
aqu, me despido hasta la prxima, amigo y compa-
triota.
Raul Mart.

------^.Ih ----



GUILLERMO COLLAZO

La colonia cubana de Pars acaba de perder
uno de sus miembros ms conocidos y estima-
dos. Nuestro compatriota y amigo particular, el
Sr. Guillermo Collazo, ha fallecido el 26 del pa-
sado, en su morada del Boulevard Malesherbes,
rendido una tenaz dolencia que le conduce al
sepulcro en edad temprana todava.


El Sr. Collazo tuvo que emigrar los Estados
Unidos cuando la Revolucin de Yara, y en
Nueva York pronto hubo de adquirir nombre
envidiable entire los primeros creyonistas. Ms
tarde contrajo matrimonio con una dama distin-
guida de la sociedad habanera, adoptando
Pars como punto habitual de su residencia y
consagrndose don toda su devocin al cultivo
del arte de que fu un predilecto. Varias veces
expuso en el Saln de Champs-Elyses, y siempre
atrajeron sus obras la atencin y alcanzaron
.los juicios. ms favorables de los competentes.
Por su familiar, era hermano del general Enrique
Collazo y de los comandantes Antonio y Toms,
quienes con tanta decision y valenta combaten
hoy por la independencia de Cuba. As tambin
Guillermo Collazo, obedeciendo los impulsos
legtimos de su corazn, fu patriota y contri-
buy la causa redentora de su pas con cuanto
pudo y much fue lo que pudo pero siem-
pre creyendo que haca poco, y como si se repro-
chara de no powder llevar la realidad toda la
suma de esfuerzo que su patriotism le indi-
caba.
Descanse en paz el cubano para quien la Patria
ha de tener siempre un recuerdo de reconoci-
miento, y permtanos su desconsolada viuda
y dems miembros de su familiar, que su dolor
inmenso unamos la profunda y amarga pena que
nos. ha producido nueva tan dolorosa como irre-
parable.



--------*--------,

PARA LA HISTORIC

En el Boletn Oficial de la Provincia de San-
tiago de Cuba, ha visto la luz el edicto que co-
piamos:
Don Jos Mller y Tejeiro, Teniente de Navio de
la clase de la Armada, 2"Comandante de Marina de
esta Provincia y Fiscal de la sumaria instruida
con motivo de haber desembarcado una expedi-
cin filibuster en la playa de Duaba (Baracoa).
En cumplimiento del decreto auditoriado del
Excmo. Sr. Comandante General del Apostadero y
en uso de las facultades que me conceden las Orde-
nanzas, llamo, cito y emplazo por este mi primer
edicto al cabecilla insurrecto Antonio Maceo, para
que juntamente con su hermano Jos y dems indi-
viduos que con ellos desembarcaron en la playa de
Duaba (Baracoa) en la noche del 3I de Marzo al
i" de Abril del ao prximo pasado, varando al
objeto la goleta inglesa Honor en la cual salieron de
la isla Fortuna, se present en esta Comandancia de
Marina en el trmino de 30 das, fin de dar los des-
cargos que del hecho y contra l resultan; en la in-
teligencia que de no hacerlo as sern juzgados en
rebelda. Santiagode Cuba, o1 de Junio de 1896.
Jos Miiller.
En esto que acaba de leerse, est bien retrata-
do el sistema de procedimiento espaol. Ms de
un ao ha necesitado el comandante de marina
de Santiago de Cuba, para llevar trmino las
diligencias sumarias hasta citar y emplazar.
los generals Maceo y dems compaeros expe-
dicionarios.
Bien es cierto que ya puede archivar el proce-
so, porque el Ayacucho que se aproxima le evi-
tar la enojosa faena de continuarlo.

'-------- o-------

CARTAS DE

NUEVA YORK


Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
Nueva York, 9 de Septiembre de 1896.
Deca un-espaol recin llegado de Cuba, que si
hubieran encargado, al marqus de Santa Luca que
inventara algo para perjudicar la causa espaola,
no lo habra hecho mejor que lo est haciendo el
general Weyler con sus estupendas disposiciones.
Los ltimos bandos del chacal espaol que man-
da en la Gran Antilla, son otras tantas espediciones
que desembarcan en Cuba, con la superior ventaja
de procurarnos el desmembramiento de aquella
unidad integrista que mantiene en Cuba, por con-
veniencia personal interesada, la dominacin bo-
chornosa de Espaa.
Weyler, la par que proporciona nuevos y abier-
tos partidarios la causa de la Revolucin, en el
terreno de los cubanos, all entire sus compatriotas
se va granjeando enemistades, atacndoles el bolsi-
llo, nica cuerda sensible entire ellos, y restndose,
por consiguiente, el apoyo que deba contar.
En general, esta es la poltica espaola: crearse
dificultades y emplear la "resta" como unico pro-
blema. Restan, cuando son empleados, porque sus-
traen el dinero de la Administracin; restan cuando
gobiernan, porque pierden el terreno conquistado;
quieren restar siempre, en la guerra de Cuba, ma-


tando cuanto cubano pueden, por aquello de irlos
disminuyendo; y por ltimo, en su nico conoci-
miento de suprimir, se enajenan el partido que ellos
llaman leal, con medidas que no les pueden ser ms
vejaminosas.
Cuando raz de las tres espediciones desembar-
cadas en Cuba, y de las que probablemente el Sr.
Cnovas "no tendr noticias", recibimos la nueva
de la circulacin imposicin forzosa del billete
como moneda de oro, bailamos de regocijo pen-
sando en Ja cara que iban poner los seores inm-
portadores, comerciantes y banqueros, cuando les
pagaran, con papelitos pintados los efectos que
ellos se haban costeado en el extranjero, en muy
buenas monedas de oro del busto de Alfonso XII
XIII, que para este, como para todos los otros
casos, ambos reyes valen lo mismo, y aun estoy por
decir que prefiero al nio.
Efectivamente, el gesto ha sido feroz, ju zgar
por lo que nos cuentan personas que han sido tes-
tigos presenciales. Tan slo tiene ocho dias de na-
cido el parto de Weyler. Ya se irn acostum-
brando dice ste.
Mientras se habitan perder dinero, ah est la
otra amenaza de impedir los trabajos de la soi-disant
zafra que se har.
En esto dicen. que hay una "combinacin", que
llamaran tranquilamente por su nombre en Francia,
calificndola de chantage, que es lo que se trata de
hacer:
Han prometido "ciertas excepciones" para que
algunos ingenios puedan moler; y sern aquellos
que estn dispuestos sostener su costo el desta-
camento numeroso que se situar en la finca "para
mantener la integrida<'". Con esta jugada han des-
cubierto que no le costar nada Espaa mantener
el ejrcito. El que debe estar divertido es el hacen-
dado recalcitrante, entire el papel moneda, los mil
vanpiros que tenga en el batey chupndole la
sangre, y las tropas de la Revolucin dominando' el
campo impidiendo cortar una sla caa.
La situacin es hoy deliciosa para nuestros ene-
migos, porque ya estamos bien deslindados: los
cubanos se encuentran, en la guerra en la emi-
gracin. En las ciudades permanece un buen nu-
mero que trabaja poderosamente por la Causa, que
conspira contra todo peligro y que responded hon-
radamente su dignidad de patriota. Esos estn
fuera de los bandos de Weyler; los otros, bien po-
cos, que an permanecen al lado de Espaa, por
miedo unos y por conveniencia otros, ya les est
llegando el moment tristsimo de recoger la just
recompensa.
Deca que "restando" y haciendo "trochas" es
como demuestran su pericia los espaoles. Ahora
se han propuesto hacer otra trocha lo largo de la
Isla, y luego harn ms (si les alcanza el tiempo)
hasta convertir el territorio es un tablero de ajedrz.
La resta sigue, pues pensando lgicamente, dice
Weyler que cuando no haya cubanos no habr
guerra..Le sobra razn, y para poner en prctica su
sistema, fusila todos los dias dos tres, "oficial-
mente"; ordena que los pacficos que encuentren
las columns, los maten tambin, y en las ciudades
l se encarga de mandar Chafarinas, Fernando
Po Ceuta, Juan Miguel Ferrer, Gabriel Casuso
Miguel Viondi y tantos otros, y contina me-
tiendo en la carcel, Alfredo Zayas, por el delito de
ser hermano del valiente general Jun; Bru.no,
muerto en la pelea; Gonzlez Lanuza, probable-
mente porque es un cubano de talent; Hubert de
.Blank, porque dirige el Conservatorio de Msica, y
los dems, cuya lista numerosa public el Herald
en su edicin de hoy.
As irn cayendo todos, sin que se escape uno
slo, y cuando se acaben los cubanos, cogeran
los austriacantes y hasta los de la Junta Central.
del Partido Autonomista, buenos espaoles todos y
leales con su madre... patria.
A los que no cojern, por que estn verdes, son
los que, en el campo de batalla, con un rifle en la
mano, combaten la sombra de nuestra gloriosa
bandera cubana.
Cuando esta carta se publique, sabris ya el resul-
tado de la espedicin del Three Friends. Ha salido
de Jacksonville hace tres das, despus de recibir la
visit del cnsul espaol y de un funcionario ame-
ricano, que declare no poder detener el buque por
el slo delito de tener las calderas encendidas. Mo-
mentos despus se hacia la mar el Three Friends,
llevando su bordo una buena carga de pertrechos,
un can para lanzar bombas de dinamita, muchos
hombres y nuestro valiente subdelagado Joaquin
Castillo yDuany, que Dios conduzca en esta empre-
sa con la misma felicidad con que ha llevado tr-
mino las anteriores.
La necesidad en Cuba, la nica apremiante para
los que estn en el campo, son armas y municiones.
Los que llegan, en comisin, enviados por Maceo,
Gmez Garca, no piden ms que fusiles y cartu-
chos. Dicen que sus columns siguen centenares
de hombres esperando conseguir un rifle.
Hector de Saavedra.

Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
Nueva York, 16 de Septiembre de 1896.
Ya han vuelto Nueva York el general Roloff,
Joaqun Castillo y Duany y Gonzalo de Quesada.
Tambin hemos ntrechado la mano del valiente


Justo Carrillo, que nos ha referido cmo se efectu
el desembarco de las dos expediciones que condu-
jo Cuba y el entusiasmo inmenso de ms de mil
cubanos que esperaban en la costa, y cuyos grtbs
de i Viva Cuba Libre! casi apagaban los pitazos del
vapor que les saludaba cariosamente en su lengua
de metal. All desembarcaron, en la costa Sur de
Santiago de Cuba, como desembarcaremos pronto
en toda la Isla, sin tropiezos ni zozobras, en tierra
patria, risuea y hospitalaria.
Carrillo nos cuenta la tranquilidad con que se
hizo el alijo y la manera cmo volvieron al mismo si-
tio desembarcar la segunda expedicin. Nos refiere
tanibin.cmo aquellos cubanos vinieron de tierra
visitar' el barco y cmo les llevaron cocos de agua
y frutas.silvestres, entire abrazos y apretones de ma-
nos, llenos de entusiasmo y de content.
Castillo y Duany tambin acaba de dejar en manos
de Antonio Maceo la expedicin que llev en el
Three Friends, y vuelve con nuevos alientos, se-
guir la campaa regeneradora de Cuba, la que nos
dar un nombre entire las naciones y una dignidad
entire los hombres.
Joaqun Castillo vuelve con la caricia en el rostro,
de los rayos del sol cubano, y con algo as como el
ambiente de aquellas brisas que mecen las palmas.
Ayer he departido largamente con Roloff, all n
aquella sala de la Delegacin, donde os he contado
que desfilan tantos esperando turno para marchar
la guerra.
Roloff es un hombrn de recia musculatura y
luenga barba. Habla perfectamente el castellano,
pero con much acento, que hace recorder la in-
feliz Polonia destrozada. Todo este hombronazo
inspira confianza y cario, no se si es porque in-
fluye en nuestro nimo el pensamiento de lo que
lucha por nosotros de lo que debe haber suftido
por su patria.
Qu cre. Vd. le pregunt yo de esos
40,000 hombres ?
Son los ltimos esfuerzos de Espaa. :
Y producirn resultado satisfactorio para los
espaoles ?
Sonri dbilmente, y me dijo':
No cambiarn en nada la situacin. Habr
algunos encuentros ms, y ser todo. Si llegaran
mandar hasta 5o 60,000 hombres de modo que
reconcentraran en Cuba un ejrcito de 250,oo0, en-
tonces nosotros nos dividiramos en guerrillas y no
operaramos, como hacemos ahora, en grande
masas. Nuestra situacin es inexpugnable.
Y Maceo, cre Vd. que se ver comprometido?
Volvi sonveir.
Setenta y cinco mil soldados espaoles res-
pondi no podrian conquistar al general Maceo
en Pinar del Rio.
Hay much entusiasmo, general ? le pre-
gunt cambiando el giro de la conversacin.
Lo ha habido siempre y ahora es indescripti-
ble. Nuestras provisions son las mejores. Hemos
llevado la guerra, donde hemos querido; el pas
entero est con nosotros, en el campo, en las ciuda-
des de Cuba y en el extranjero. Tenemos la fuerza
.moral, el derecho y la, justicia..... y el machete en
la mano, aadi con su plcida sonrisa de siempre.
Con el esfuerzo que nos ha llegado, el general G-
mez har much; (not que dijo: el general Go-
mez har much ,y no haremos much) cuando
el,general Maceo hizo su march hacia el Oeste,
tenamos en toda la isla 400,000 cartuchos; hoy te-
nemos 4.000.000, y lo que es ms, hasta el ltimo
.rincn invadido por nosotros.
Estos 400.000 rifles de las ltimas expedicio-
nes sern, por consiguiente, muy tiles ?
Tanto, que representan todas nuestras necesi-
dades del moment. Si pudiramos llevar 5o,ooo
fusiles, la guerra no durara ms de tres meses.
Fjese usted, prosigui despus de una pausa, en
la situacin de nuestras fuerzas, con el general
Garca en Oriente, Maceo en Occidente y Gmez en
el Centro para llevar la guerra donde ms le con-
venga. La situacin de cada una de nuestras fuerzas
es el resultado de un plan. Nada se ha hecho que
no haya sido bien meditado, y hasta el movimiento
mas insignificant obedece un plan preconcebido.
Cuando el general Gmez escriba la historic de la
campaa de independencia, se conocern las razo-
nes de ciertos hechos que han sido comentados di-
ferentemente por los impacientes y por los igno-
rantes. La obra de Gmez, es tanto ms grande,
cuanto que todos saben con cuntos cartuchos por
soldado se hizo la invasion.
Y ahora qu piensa Vd. hacer, general ? le
pregunt bruscamente.
Me mir con sus ojillos pardos y sonriendo me
dijo :
Voy saludar al Sr. Varona. Hace much
tiempo que le conozco de reputacin y hasta ayer
no le fui presentado. Quiero hablar con l otra vez
para aprender muchas cosas.
Y dndome la mano aadi :
Ah! si pudiramos poner en Cuba 5o,ooo
rifles !
Me qued pensando en esta frase de aquel hombre
tan lleno de fe y tan conocedor del asunto que tra-
taba, y me puse recorder que en la facultad de
algunos cubanos millonarios estaba la inmediata
felicidad de Cuba, la vida de muchos de sus hijos
que mueren obscuramente en 'las prisiones espao


___I







OCTUBRE er, 1896.


LA REPBLICA CUBANA


las, y todo un mundo de lgrimas que enjugar, tan
'lo con desprenderse de una parte de sus enormes
rentas. Algunos de estos egostas tienen hijos,y no
se cmo duermen tranquilamente si su avaricia no
les ha hecho olvidar que existe una Providencia
cuya mano no puede dejar sin castigo, los que son
responsables de tan tremendo crime.
Heclor de Saaredra.



LA MARINA ESPAOLA

Copindolo de un diario de Madrid, reproduce
El Mercantil Valenciano un artculo que pinta
el stado de la escuadra espaola. De l tomamos
esta parte, sin duda la ms precisa por cuanto
revela la desastrosa situacin en que se hallan
los buques de guerra del pas que diario voci-
fera la importancia de su poder naval :
Sea lo que fuere, estamos en lo tocante barcos
de guerra como podr ver el lector fijando la aten-
cin en los apuntes siguientes :
Crucero Emperador Carlos V. Debi ser entre-
gado en i." de Agosto de 1894. Se bot al agua en
ii de Marzo de 1895. Tiene los fondos sin limpliar,
y para terminar el barco pide prima la casa Vea-
Murgua.
Lanchas de 40 toneladas. Hay algunas en
Cuba. Para nada sirren. Son sus planchas muy del-
gadas.
Torpedero Marqus de Molins. Se contrat
para un andar mximo de 17 millas. No ha avan-
zado de 5. Constantemente se le hacen repara-
ciones. Fu admitido sin las condiciones necesarias.
Entre los marines se dice que ese barco es hierro
viejo.
Torpedero Galicia. Vase torpedero Marqus
de Molins.
Torpedero Filipinas. Son tantas las reparacio-
nes que hay que hacer en este barco, que habr de
resultar nuevo si se concluyen algn da.
Conde de Venadito. Hace cuatro meses que lo
recorriponen en la Habana. No se sabe cundo es-
tar listo para prestar servicio.
Infanta Isabel. Vase Conde de Venadito.
Alfonso XII. De este bardo dice El Siglo Fu-
turo que no sale una sla vez la mar que no ten-
ga avera.
Cardenal Cisneros.- Hace siete aos que lo cons-
truyen. No tiene todava montadas las mquinas.
Lepanto. Sin hacer.
Catalua. Vase Lepanto,
Pelayo. Se le ha de cambiar de artilleria. En
Toln han de ser ahora reemplazadas sus calderas.
Alfonso XIII. Parece que nuestros marines no
se atreven hacer las pruebas oficiales de este bar-
co, respect del cual ha dicho un peridico que es
una canasta, pues hace agua por todas parties.
Bien se ve que la relacin no es complete,
pues que ella pudiera agregarse todava una
media docena de barcos ms que tienen la misma
historic, sin contar la Numancia, la Vitoria y
otras fragatas que ya eran intiles ahora treinta
aos, y que en la actualidad se trata de repa-
larlas...

------*~~ -------

EL HIJO DEL GENERAL

NARCISO LOPEZ


Para todo cubano amante de la independencia
de la Patria, la memorial del general Narciso
Lpez ha de constituir siempre uno de los
recuerdos ms venerados. La historic de aquel
valiente patriota pasa, como herencia inmacu-
lada, de generacin en generacin, y no olvidan
jams los cubanos rendirle todo el homenaje de
amor y de reconocimiento que, con el sacrificio
de su vida en aras de la libertad de Cuba, hubo,
de conquistarse.
No son agenos estas manifestaciones los
pueblos libres de Amrica, segn viene demos-
trarlo el sentido artculo que nuestro ilustrado
colega El Propagandista de Caracas, del 5 de
Septiembre, dedica al aniversario de la brbara
ejecucin en garrote vil del noble y valiente ge-
neral Lpez. Adems, en el mismo nmero del
peridico citado, leemos estas lneas :
Como tributo rendido al herosmo, como testi-
monio le agradecimiento perdurable hacia uno de
los ms grandes servidores de nuestra causa, el
Centro Propagandista Cubano Marti, quiso, el
r" del present mes, da involvidable para Cuba por
la muerte en el cadalso del general Narciso Lpez
Oriola, primer caudillo de su independencia, recor-
darlo con un acto de gratitud, y acord nombrar
President honorario del Centro al general Jos
Antonio Lpez y Lpez, sobrino carnal del hroe y
hermano del seor Pedro Lpez y Lpez, conde-
nado muerte junto con aqul; pero luego depor-
tado Ceuta sufrir cadena perptua en la costa
africana.
Y haciendo extensive su agradecimiento los
deudos del valeroso vencedor en las Pozas, Frias y


Candelaria, discerni el ttulo de miembros honora-
rios los seores:
Dr. Pedro Mara Garca Gonzlez; Emilio Sali-
crup Lpez; Francisco Mejias; Carlos Mejas L-
pez; Sra. Rosario Lpez de Mejas; Srita. Mara
Mejas Lpez.
Ya anteriormente haba acordado tal distincin
los seores Doctor Narciso Lpez Camacho y Emi-
lio y Narciso Salicrup y Becerra.
Abundando La Repblica Cubana en los
sentimientos de deber patritico y de reconoci-
miento hacia el general ilustre que animan
El Propagandista y al Centro Propagandista
Cubano Marti,juzga oportuno dar conocer que
aqu en Pars tiene su residencia desde hace mu-
chos aos el Sr. Narciso L6pez y Fras, justa-


mente hijo del general Lpez y de la distinguida
cubana Sra. Dolores de Fras, hermana del bene-
mrito Conde de Pozos Dulces y esposaen segun-
das nupcias del historiador ilustre Jos Antonio
Saco.
El Sr. Lpez era muy nio cuando los espa-
oles mataron su padre. Se educ en Europa,
despus se consagr al arte lrico, llegando
hacerse de-una buena reputacin como artist y
como compositor, y siendo en la actualidad un
professor de canto muy estimado en los salones
parisienses. Una prueba de su talent musical, la
tienen, nuestros lectores en el precioso himno pa-
tritico que compuso en honorde la independen-
cia de Cuba, durante la guerra de los diez aos, y
que fu brillantemente cantado en un 14 de
Julio de aquella poca; himno que, una vez im-
preso, fu vendido y produjo various miles de
francos favor de la causa cubana.
Pero de carcter retrado tanto por los trist-
simos recuerdos que acibararon sus primeros
aos, como por excesiva modestia, el Sr. Lpez
vive en la metrpoli europea completamente
desconocido de la mayora de la colonia, cuando
por la sla representacin que en la historic de
la Amrica Latina le corresponde, derecho tiene
la afectuosa simpata de todos sus conciuda-
danos.
Para concluir, pedimos al Sr. Lpez que nos
excuse por dar la publicidad estos antece-
dentes. Srvannos, en abono de nuestro modo de
proceder, la justicia que hacemos la historic
patria, y el deber que cumplimos en la misin
que desempeamos.



NUEVOS CLUBS

En Cayo Hueso acaban de constituirse los si-
guientes clubs adheridos al Partido Revolucio-
nario Cubano:
Jos D. POYO. Presidente, Alfredo Cabrera;
Vice Presidente, Aurelio Hernndez; Tsorero,
Adolfo Rivera; Secretario, Romn G. Hernndez.
QUINTN BANDERA. Presidente, -Santiago Her-
nndez; Vice Presidente, Porfirio Aguilar; Secre-
tario, Arturo Cunill; Tesorero, Antonio M. Prez.
SERVIDORES DE LA PATRIA. President, C. Car-
los Marn; Vice Presidente, Mauricio Fernndez;
Secretario, A. Cabrera; Tesorero, Marcos Rodri-
guez.
PATRIA Y CONCORDIA. Presidente, Francisco
Caldern; Vice Presidente, Julin Martinez; Teso-
rero, Angel Pelez; Secretario, Antonio Diaz y
Carrasco.
Adems, en la Repblica del Salvador, se ha
constituido et Club Estrada Palma, con la si-
guiente directive:
President, Manuel Salazar; Vice Presidente,
Sebastin Narvez; Secretario, doctor Guadalupe
Ramrez; Vice Secretario, Miguel Ayala; Teso-
rero, Juan Hernndez; Vocales, Mauuel Gngora,
Pedro Ramos, Pascual Monterrosa, Flix Aguirre,
Andrs Hernndez y Emilio Snchez.


Este hecho comprueba que el entusiasmo y la
decision por contribuir al triunfo de nuestra
causa, aumenta cada da y donde quiera que se
halle un grupo de cubanos.




REVOLUCIN CUBANA

Del 22.
En Matanzas fu presoel seor Alfonso Toln,
hijo del ciudadano americano de ese apellido preso
en la Habana, y quien Weyler se niega poner en
libertad.
Cuevitas (i), ha sido atacado por los cubanos.
Weyler ha prohibido la venta de los Anales de
la Guerra de Cuba, de D. Rafael Guerrero y publica-
dos en Madrid, por no ser una obra de su agrado.
Ha sido preso el director del peridico conser-
vador de Manzanillo La Uniin, D. Andrs Castro.
Los cubanos han incendiado la vega Reglita
(Matanzas),y en la provincia de la Habana volaron el
puente de Punta Brava.
La guarnicin de Vicana (Manzanillo), se rin-
di los cubanos despus de un ataque.
Han muerto del vmito las tenientes Francisco
Daz, Luciano Rubio, y vicente Padilla.
Baha Honda ha sido nuevamente atacado por
las fuerzas cubanas.
En la finca Lage (Calabazar) (2), fu comple-
tamente desbaratada una column espaola de unos
noventa hombres,
Weyler prepare un bando en que ordena la
prensa que se limited publicar noticias locales, y
telegrafiar slamente los datos de los parties oficiales.
As mismo prohibe que se de cuenta al pblico del
movimiento de las tropas.
Del 23.
Los dos mariners ingleses de la goleta Honor,
que llev Cuba la expedicin de los generals Ma-
ceo, y que estaban press desde Mayo del 95, han
sido puestos en libertad.
En Carajatas (Quemado de Gines), la guarni-
cin se ha amotinado por falta de pago de sus ha-
beres.
Parace cosa decidida que el Obispo de la Ha-
bana partir para Espaa, causa del disgusto con
Weyler por la disposicin de ste destinando la
Casa de Beneficencia para hospital military, pasando
las monjas de Santa Clara al convento de Santa
Catalina.
-- Han llegado la Habana los vapores Guadalupe
y San Francisco, conduciendo tropas para cubrir
bajas. Ambos tuvieron various muertos en la travesa,
y el primero sufri un temporal. Los dos buques
han tenido tambin varias enfermos al llegar la
Habana.
Los cubanos han volado un tren entire Carta-
gena y Rodas (Santa Clara).
Ha muerto del vmito el teniente Ramn Mau-
rilas Teijos.
El band relative la prensa de Cuba, ha apa-
recido en la Gaceta de la Habana.
Las fuerzas espaolas han sufrido un descala-
bro en Jagey Grande (Matanzas).
El general Aguirre, en. la provincia de la Ha-
bana, ha batido una column espaola, la que
caus muchas bajas.
Del 24.
Ayer fueron ejecutados en garrote vil, en el
sitio de costumbre en la Cabaa, tres prisioneros de
guerra.
En la Calzada de Concha (Habana), fueron ase-
sinados tres pacficos en una emboscada de fuerzas
del batalln de Orden Pblico.
La Casa de Maternidad, convertida en hospital
military, tiene ya dispuestas mil camas para otros
tantos heridos y enfermos que se esperan de la
Trocha.
En Guantnamo ha habido un combat en el
que los espaoles tuvieron que retirarse la cuidad
c.,n muchas bajas.
Del 25.
Los cubanos tirotearon las avanzadas de Bai-
noa incendiaron la finca Lealtad.
Se ha aumentado con cincuenta hombres la
guarnicin de Fernando Po, fin de prestar mayor
vigilancia sobre los cuarenticuatro deportados cuba-
nos que se han enviado aquella isla.
El tren de Nuevitas Puerto Prncipe fue
volado por los cubanos. Entre la tropa que conduca
hubo various heridos y muertos.
Ha habido encuentros sin importancia en las
jurisdicciones de la Habana y Pinar del Ro.
Del 26.
En la travesa de uno de los vapores que han
llegado la Habana conduciendo tropas, se declar
una epidemia de viruelas.
El general Weyler envia la Trocha, immedia-
tamente que llegan la Habana, los refuerzos que
van de Espaa

(1) Cuevitas. Poblado de I,5oo habitantes,
84 kilmetros al S. E. de Matanzas. N. de la R.
(2) Calaba;ar. Perteneciente al trmino muni-
cipal de Santiago de las Vegas y i3 kilmetros al
Sur de la Habana. N. de la R.


Dice un telegrama espaol,que ha sido hecho
prisionero el coronel cubano Aniceto Hernndez.
En Tapaste (Habana), hubo un combat rei-
do, en el que los espaoles fueron derrotados.
Ha sido nombrado jefe del estado mayor de la
Habana, el general March.
Del 27.
Ayer llegaron la Habana las primeras noticias
de dos combates sostenidos por fuerzas del general
Maceo y las que manda el coronel espaol San Mar-
tn. Este jefe confiesa que le causaron cuatro muer-
tas y sesenta y nueve heridos, entire estos various ofi-
ciales. Telegrama posterior,.y al que no ha dado
curso el general Weyler, confirm que los espatoles
fueron completamente derrotados.
En los terrenos de la Fbrica del Gas, en la Ha-
bana, se ha encontrado una bomba cargada con ca-
torce libras de dinamita.
A Bayamo pudo llegar la vanguardia de un
convoy, cuyo centro y retaguardia quedaron en po-
der de -los cubanos. Los espaoles confiesan que
tuvieron siete heridos solamente.
Del 28.
El brigadier Quintin Bandera ha batido la, co-
lumna del coronel Manrique en Veguitas (Trinidad).
Forzado por la reclamacin que nombre de
su gobierno ha presentado el cnsul americano en
la Habana, el general Weyler ha puesto en libertad
al ciudadano americano Sr. Samuel Toln, comer-.
ciante de Crdenas, contentndose en su impo-
tencia con ordenarle que abandon la isla, determi-
nacin quo ya haba tomado el Sr. Toln cuando
fu preso.
En la jurisdiccin de Quivicn fu copada una
column de voluntarios de la Habana al mando.del
teniente Romero. Dicha column tuvo veintitrs
muertos, entire ellos el teniente.
El Sr. Saez, abogado de la Habana, ha sido
deportado - Chafarinas por sospechoso.
-__^^ *.^ .-


De La Epoca, del 12 de Septiembre:
La Aduana de la Habana, que en tiempos nor-
males haca una recaudacin que siempre pasaba de
cien mil pesos diarios, ha recaudado ayei nica-
mente 12,319 pesos.
Y ya ver el diario madrileo como bien pron-
to no recaudar ni para pagar las subvenciones
los peridicos ministeriales.


Al puente de Bailn (Matanzas) la coleccin de
leales bodegueros que componen el ayuntamien-
to, ha acordado ponerle el nombre de Romero
Robledo.
Hundimiento seguro.


Dice bien El Mercantil Valenciano:
Aqu no hay ms patriotism verdadero que el
del pueblo.
Por eso tanto lo explotan los buenos espaoles.


El pirata negrero Diario de la Marina pide:
La inmediata movilizacin de todos los ciudada-
nos entire 18 y 45 aos de edad.
Qu miedo le tiene la gusima el carlista
renegado Nicols iivero!


Habla La Epoca de la guerra de Filipinas:
Puede deducirse, asimismo, que ha habido un
moment critic.
Pues aguarde el moment ltimo, que la cosa
aprieta.


Cuenta el Diario de Alava, que
La cantidad enviada hace tres meses por los fili-
busteros Espaa, con objeto de promover trastor-
nos que impidan el embarque de tropas para Cuba,
dcese que asciende 6o,ooo duros.
Y todava anda suelto el diario carlista, sa-
biendo cosas tan graves?
Ahora falta que averige quin se rob todo
ese dinero, ya que tan mal ha cumplido el en-
cargo.


-- ?







LA REPBLICA CUBANA


OCTUBRE ler 1 .


Cuenta El Globo de Madrid, que
Romero Robledo, entire otras muchas afirmaciones
.peregrinas, hizo ayer la de qu no conoce ni sabe de
ningn pas del mundo en que se haya evitado por
.la accin political la accin military.
Dentro de poco, Romero Robledo no va sa-
ber Quin se rob la mpara.


eclara La Epoca que
Por desgracia estn muy poblados los penales y
-correccionales de nuestro pas (Espaa).
Pues consider cunto subira esa poblacin
si estuvieran la mitad de los impenados queusan
levita y andan libres por Espaa.


A la Habana ha llegado un vapor conduciendo
tropas.
Durante la travesa sufri un temporal,.y entire
las tropas hubo enfermos, heridos y muertos.
El Papa haba enviado su santa bendicin al
(buque y los expedicionarios.

--------*--------

.LA OPINION EN ESPAA

La Vo del Obrero, Ferrol: A cada moment
el embarque de tropas.
Y quines son esos infelices? Pobres, nica-
mente pobres que van Cuba luchar, en primer
.trmino, con ese clima mortfero que quita la vida
,sin preverlo, y despus sucumbir bajo el filo del
_machete del mamb, que'defiende el pedazo de tierra
en que naci y vive.
Slo pobres son los que van sembrar con sus
cadveres los ardientes campos cubanos; slo po-
bres que desde su nacimiento han sufrido los rigo-
res de la explotacin, son los que van regar con
su sangre la infranqueable manigua.

El Globo, Madrid: Hemos demostrado mil
veces que la guerra no se ahoga slo en sangre; lo
,estn demostrando los hechos; nos lo han dicho
los peridicos ms imparciales y mejor informados
de Pars y de Lndres, y lo repiten todas horas
cuantos han estado recientemente en Cuba y nada
tienen que esperar de la guerra, y aun no pocos
tquienes la guerra ofrece un porvenir.
Y sin embargo, este gobierno huero insensato
deja pasar un da tras otro sin discurrir otra cosa
que el incesante envo de gente y de dinero; cuyas
-enormes sumas, reputadas todas como definitivas
el da del embarque, se tachan de deficientes al da
siguiente dal arribo la Habana. Lo cual prueba,
entire otras cosas, que ninguno de los generals que
-hemos puesto frente al problema lo ha entendido,
ni menos era capaz de resolverlo; porque sealar,
como han hecho, un nmero de aos y un nmero
de hombres superiores toda resistencia national,
aunque slo sea por el dinero que la guerra cuesta,
nos recuerda los pronsticos de los mdicos cucos,
y aquello otro de En die& aos de plago que tene-
nmos...
Si, lo que Dios no quiera, nos fuese la suerte ad-
versa, no hay politico eiminente, ni burguis de Pa-
nurgo, ni rstico malicioso que no estn perfecta-
mente de acuerdo en cuanto los horrores que
sobrevendran y en cuanto al peligro, por no decir
otra cosa, que el orden existente correra.
................ .................. ............
Aun sin llegar caso tan doloroso, pero possible,
hay que tener en cuenta que este desahogo con que
ahora recurrimos al crdito para arbitrar millones,
se trocar en angustias dentro de poco tiempo,
cuando esos millones y sus intereses empiecen
salir del bolsillo del contribuyente; y al par que
salga el dinero de todos los bolsillos, haga su en-
trada el hambre en todos los estmagos.
...... ............ ...............
Si un soldado se viste, se municiona se mueve
de un punto otro de la Pennsula, se paga los
fabricantes y las empresas ferroviarias; si se enva
,un contingent Cuba, se paga muy bien la Tra-
satlntica y se le dan las gracias encima; si se hace
un emprstito, se invoca el. patriotism de los que
le cubren, y con estos flatus vocis se pretend cu-
brir los intereses; si la operacin es pequea y se
hace con el Banco, sabido es que este paternal esta-
blecimiento ni regala el capital ni perdona los bene-
ficios...

La Repblica Social, Matar : Con ocasin
de la causa anarquista, se ha preso muchos ino-
centes, que por fortune han sido puestos en liber-
tad Por qu no vienen Fulano, Zutano, Mengano
y Perengano dicindonos voz en grito: Yo prend
a tal inocente. Yo prend tal otro? Todos quieren
haber puesto la mano sobre los culpables, sobre el
autor y los coautores especialmente, pero nadie
mienta los dems. i Egosmos, medros, ambiciones,
cun asquerosos sois!

El Mercantil Valenciano, Valencia: Las des-
dichas de Espaa, que tantas ruinas produce, son


tambin ocasin de excelentes negocios para algu-
nas regions peninsulares, adems de serlo para los
usureros de allende y aquende el Pirineo. No s6lo
explotan las angustias de la patria esos prestamis-
tas, que como los cuervos revolotean en torno de la
care muerta, sino poblaciones enteras que vienen
de antiguo viviendo expenses del tesoro national,
y que no titubean en formular nuevas pretensiones
en estos tristes y crticos instantes.

La Lucha de Clases, Bilbao: Arde en Cuba
espantosa guerra, donde vuestros hijos sucumben
bajo la fiera guadaa del vmito negro y la fiebre
amarilla que alientan en el aire de aquel clima mor-
tfero; los hospitals no son bastantes contener el
nmero de enfermos causados por el terrible azote
endmico y de los heridos por los machetes y las
balas de los insurrectos; una expedicin sigue otra
y otra luego, tomndose los hombres como des-
preciable combustible que se arroja colosal ho-
guera.

La Epoca, Madrid: Es demasiado pronto, en
nuestro concept, para former juicios sobre la fuer-
za efectiva de la insurreccin en un pas tan dilatado.
Lo nico que se desprende de las noticias hasta
ahora recibidas, es que el movimiento se ha exten-
dido much por las provincias tagalas.

El Correo, Madrid: Con razn presumamos
ayar, no bien leimos las referencias que de la ltima
conversacin con el Sr. Cnovas publicaron various
peridicos, que estas referencias causaran amargu-
sima impresin, porque acusaban y acuSau de parte
del jefe del gobierno un excepticismo desconso-
lador.
Yo hago lo que puedo pqr salvar la patria, pero
si los militares no acaban .a guerra, mc lavo lat
manos.
Estas palabras lanzadas al pblico, cuando se van
reunir en Cuba 2oo.ooo hombres; cuando se han
enviado Filipinas 5.5oo, y se disponen 3.ooo ms;
cuando por tanto sacrificio, tanto dinero y tanto
esfuerzo, haba esperanza de llegar un desenlace
venturoso; en estas circunstancias, salir el Sr. C-
novas parodiando la clebre frase de Pilatos, tena
que llamar hondamente la atencin.

El Productor, Corua: No es la primera vez,
que tenemos ocasin de leer en la misma prensa
burguesa, tanto que constitute su norma de con-
ducta, el que los insurrectos ponen en libertad los
que cojen prisioneros. Y tambin constitute la lnea
de conduct el que las autoridades, por sospechas
ms menos fundadas, mandan Ceuta y donde
no es Ceuta ciudadanos pacificos.
De modo que aquellos dan libertad sus enemi-
gos que caen press en el campo de batalla, y estos
prenden honrados ciudadanos por simples simpa-
tas.
iVaya una diferencia de conductas I

El Nuevo Rgimen, Madrid: Para cubrir los in-
mensos gastos que estas luchas ocasionan, carecemos
de recursos. Hemos de acudir continues prsta-
mos, y no podemos ya conseguirlos sin empear
las rentas del Est-do. Comprometemos la suerte y
la fortune no slo de las presents, sino tambien de
las venideras generaciones. Que tenemos agotado el
crdito, harto claramente lo han revelado las nego-
ciaciones para los ltimos emprstitos, dificiles, con
haber sido todos de escasa monta y haberse podido
dar en garanta los valores de Cuba.
No se tiene ya fuera de Espaa fe ni en la sol-
vencia de nuestro tesoro, ni en el triunfo de nues-
tras armas. Nos creyeron poderosos las naciones
viendo la rapidez con que enviamos, miles de sol-
dados Cuba; hoy, de la ineficacia de tan inespe-
rado esfuerzo deducen que no podemos evitar la
prdida de tan tenaz colonia.
En situacin tal qu aconseja el verdadero pa-
triotismo? A nuestro juicio, hacer la paz con Cuba
sobre la base de la independencia falta de otro
medio. Por de pronto, sera para nosotros mayor
honra salir de la Isla reconciliados q.ue vencidos.
Aun saliendo vencedores, qu conseguiramos?
No una paz stable, sino una tregua. El temor de
otra guerra nos hara recelosos, y fuerza de que-
rerla precaver la provocaramos. Es ya un hecho
inconcuso que all nadie nos quiere. Nota el mundo
todo la indiferencia con que en las ciudades que
ocupamos se nos mira y se mira los insurrectos.
En la anterior guerra senta el partido espaol en-
cono, verdadero encono contra los rebeldes. Hoy
ese encono no existe. Estn tibios los leales; mani-
fiestan los insurrectos decidido propsito de respetar
los intereses de los peninsulares, y hay en pocos
isleos inters por la suerte de la metrpoli.

Heraldo de Madrid : A media quellegan tele-
gramas de Filipinas, aumenta la gravedad de la cues-
tin all planteada, sin que valgan impedirlo las
rectificaciones con que se pretend desvirtuar
la opinion de la prensa independiente, la cual, hasta
qoy, ha tenido la desgracia de acertar en todo.


*


REVOLUCIN FILIPINA


La situacin miserable en que se halla el tesoro
espaol, ha inducido al gobierno buscarse recur-
sos confiscando los bienes no slo de los revolucio-
narios filipinos, sino de aquellos denunciados como
sospechosos.
El general Blanco declara en un telegrama, que
los revolucionarios aumentan y que se hallan pro-
vistos de toda clase de armas.
Los revolucionarios de Cavite marchan sobre las
provincial limtrofes. Los espaoles se fortifican. El
temor ms grande reina entire estos.
Telegrama des Singapore al Times, afirma que
la revolucin se extiende rpidamente en Filipinas.
En Bulacn ha estallado un movimiento. En Espaa
se disponen 2,000 hombres ms para enviarlos al ar-
chipilago.
Los filipinos han atacado Siam, Tuy, Batan-
gas y Talisay, causando much dao las fuerzas
espaolas. Los revolucionarios ascienden r5,ooo
hombres, y cada vez muestran ms decision y resis-
tencia. En Espaa los nimos se quietan much,
y el gobierno ve aumentar su aug1 tia.

----,,. ,. -----


BIBLIOGRAFA

La Sancin. Organo de la agencia judicial y de
negocios de Manrique B. y Valencia Fernndez-
Bogot. Imp. y Lib. de Medardo Rivas.
1876.
Es un peridico de comercio en general, poltica,
ciencias, artes, literature, industrial, etc.

Gaceta Masnica. Organo de la Muy Respetable
Gran Logia Soberana Independiente de la Rep-
blica de Venezuela. Caracas. Tip. Indepen-
cia. 1896.
Es una revista quincenal de dieciseis pginas de
lectura en prosa y verso, .

Apuntes Hist6ricos. Propaganda y movi-
mientos revolucionarios cubanos en los Estados
Unidos, desde Enero de 1880 hasta Febrero de 1895.
Por E. Trujillo. Nueva York. Tip. de El
Porvenir.. 1895. Un tomo en 4" con 223 pgi-
nas (i).
El libro del conocido y laborioso escritor y nuestro
amigo, Sr. Trujillo, viene aumentar la bibliografa
de las obras de inters con que cuenta ya la historic de
nuestra guerra. Es una relacin de todos los sucesos
pasados en el perodo que abarca, y todos ellos -
como el autor advierte sujetos rectificaciones
ratificaciones. Aquellas y estas no se han hecho
aguardar, contribuyendo al mayor esclarecimiento
de todos los puntos que contienen los mencionados
Apuntes.

NOTA. En esta seccin daremos cuenta, ms
menos detallada, de toda publicacin de la que se
nos enven, franco de porte, dos ejemplares.


(i) Por un error en el arreglo de la cuarta plana de
nuestro nmero anterior, qued fuera parte de la
nota bibliogrfica correspondiente este libro de
nuestro apreciable amigo y compaero el Sr. Tru-
jillo. Subsanamos hoy la falta insertndola comple-
ta. N: de la R.


***************

IAL 1a3. L: E 1 T F II'5r
Dentiste Amricain
OPERATIONS GARANTIES
23, Avenue de Wagram



HOTEL CENTRAL

Nos. 154-156 W. 14th STREET

W~SE'W V Y"O

Hotel de primera clase, especialmente
para families hispano-americanas

MAGNFICAS HABITACIONES, CUARTOS
CORRIDOS, COCINA A LA ESPAOLA, A LA
CUBANA Y A LA FRANCESA

.Precios moderados. Se habla espaol, fran-
cs ingls. El agent de la casa se encontrar en
los muelles la llegada de los vapores.
GERVASIO PRE, Propietario.




ml'Germiain Vaissier









20, Rue Saint-Vincent-de-Paul

PARIS



MME B~O UCHE


Choix ie Dent6llts en tCos gonres

RPARATION ET REMISE A NEUF
DE
PENTELLES D'ART ANCIENNES


LEMONS DE DENTELLES AU FUSEAU
ET POINT A L'AIGUILLE

20, rue Saint-Vincent-de-Paul, Paris







Spcialit de Calecons et de

Gilets de Flanelle


LINGERIE POUR DAMES


51, Rile dui Chteau-d'Eau
PAIRIS


COLLECTIONS COMiPLLETES

DE







Nous avons l'honneur d'informer nos lecteurs que nous mettons
en vente la collection complete du journal LA RPUBLIQUE

CUBAINE, comprenant les deux trimestres chus, pour le prix net
de 16 francs. Les frais d'affranchissement restent notre charge.

Dans ce journal illustr, le seul organe Cubain en Europe, on
trouvera les renseignements les plus complete et les plus exacts
sur la guerre de Cuba.

Les personnel qui dsirnt acheter 'cette collection, pourront
continue leur abonnement au journal, suivant le. nouveau tarif

rduit partir du Ier Juillet 1896.


Toute demand de collection devra tre accompagne d'un
mandat-poste de 16 francs et adresse M. 1'Administrateur-
Grant, 20, rue Saint-Vincent-de-Paul, a PARIS.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs