Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00033
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: September 3, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00033
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text














7k9


Patria y Libertad


REDACCION Y ADMINISTRACIN 8U8CRIPCIN EN FRANCIA
AaPA Si bpagoNPARISs DAA,.
20, Rue Saint-Vincent-de-Paul Ao I PARIS Septiembre 3 de 1896 Nm. 33 U aoao adelantado...... 2 2 .
Un semestre, id. Id ....... 11fr. 11.50
Telea to .A.-Ar.XO rAlk- Un triestre, id. idl. ....... 6 fr. 6.50
EN EL EXTERIOR
TEL.EFOTO SE P BTJB LICO-A. LO S J-TE :ES Un aio, pago adelantado.............. 25 tr.
S- Un semestre, id. dl. ................... 13 fr.
No se devuelven originales I NiMEIO SUELTO..... O fr. 25

J


LO QUE DICE OCHANDO


; o poco que ba querido decir
el general Ochando, al verse
interrogado por los periodis-
tas su llegada San Sebas-
tin, no son ni ms ni menos
que variantes sobre el mismo
tema; es decir, lo mismo que
Sen esencia ha dicho la mayo-
rra de los que han regresado antes que el,
por ms que al hacer sus lacnicas declaracio-
nes se haya referido en algunas de ellas par-
ticulares que los otros trataron con ms extension,
dejaron pasar por alto.
Comienza por declarar que consider la lnea
del Mariel como base esencial de la campaa ,
consideracin que seguramente hoy habr modi-
ficado al saber que los cubanos la pasaron la
hora que lo tuvieron por convenient.
Agrega que no slo por restablecer su que-
brantada salud, sino por las censuras que debi
sus compaeros, hizo dimisin de su puesto, y
que ello hubo de obligarle tambin el no poder
disponer de medios para llenar todas las necesi-
dades de la campaa. Y si se tiene en cuenta
que estas declaraciones las hace un jefe de estado
mayor, puede ya suponerse cul ser el desba-
rajuste que reina en la direccin de la guerra, y
cunta la impotencia que se ve reducido el go-
bierno espaol.
Declara que es preciso cubrir las atenciones
del ejrcito, voluntarios, movilizados y gue-
rrilleros; pero olvida que, ms de que la admi-
nistracin espaola tiene por costumbre no pagar
sino en los tres conocidos plazos, en la actuali-
dad no cuenta con una peseta que le permit de-
mostrar que se ha enmendado.
Por Altimo, calcula el-general Ochando que
los cubanos armados llegan 25 30,000 hom-
bres, y es sta, sin duda alguna, la declaracin
que menos habla en favor del estado de Espaa
en Cuba. Si el Ejrcito Libertador no cuenta ms
que con 30,000 hombres, puede explicar el ge-
neral Ochando cmo es que no han acabado con
ellos los 150,000 que forman el ejrcito es-
paol en Cuba, y puede explicar cmo es que
en la actualidad se trata de aumentarlos?
No tenemos para qu esforzarnos en eviden-
ciar que al ex-jefe .del estado mayor espaol
de Cuba, ie ha sucedido lo mismo que todos los
generals que han regresado Espaa, incluso
Martnez Campos: que, por poco que hablen y
por. much que se afanen en ajustar sus decla-
raciones lo ms favorable al gobierno, al fin
result que se obtiene el convencimiento cada
vez ms profundo,de que la situacin de Espaa
en Cuba es verdaderamente insostenible, y que
el triunfo definitive de las armas cubanas es
cada da ms prximo y seguro.
El regreso Espaa de otros generals, corro-
borar nuestro aserto.


*


'k' 1 A i


siones y el cierto gnero de servicios que trat
de desempear, fueron otros que los del espa
los del asesino.
Quiere sacarnos de dudas el misterioso HIe-
raldo, antes que por otro conduct sepamos la
verdad de lo ocurrido?

-------~ .-------

DR. CASTILLO Y DUANY

No hace muchas semanas que dimos cuenta
de la expedicin condu:ida lay-play:s de
Bacuranao por el Dr. Joaqun Castillo y
Duany.
Hoy podemos ofrecer nuestros lectores su
retrato y algunos rasgos biogrficos, rindiendo
as, y dentro de los lmites que nos permit la
abundancia de materials, el homenaje,que me-
rece compatriota tan distinguido.
El Dr. Castillo y Duany es hijo de Santiago de
Cuba: naci en 1859 y estudi en los Estados
Unidos, recibindose de Bachiller en Filadel-
fia y de Doctor' en Medicina en Pensilvania.
Despus de sufrir exmen, fu admitido para
servir en la marina de guerra americana, siendo
destinado al vapor Wabesh.
Ms tarde ofrecise como cirujano para la ex-
pedicin que en el vapor Rogers envi el flerald
al Polo en busca de los supervivientes del vapor
leannette, regresando los dieciocho meses no


WEYLER Y EL KALIFA

El telgrafo ha prestado los cubanos un gran
servicio en estos ltimos das. lIa demostrado
al mundo, de la manera ms admirablemente de-
cisiva, que no existe much diferencia ente los
/espaoles y los mestizos rabes del norte del
Africa.
El telgrafo nos comunic primero, de Filadel-
fia, que el cnsul espaol Congosto habia escrito
una carta Bryan, ofrecindole diez mil pesos si
Sentregaba una expedicin cubana. Luego nos ha
comunicado, del Cairo, que en el campamento de
Kosheh agarraron un espa con una carta del
Kalifa, proponiendo al bey Slatin que condujera
la tropa egipcia una emboscada.
Verdad es que el Kalifa tiene ms pudor epis-
tolar que el cnsul, puesto que no ofreci dinero
por la traicin; pero el hecho no permit dudar
nadie ya que un caudillo espaol y un cau-
dillo derviche, piesan y obran del mismo modo
en igualdad de circunstancias. Sabido es que la
conduct de Congosto era consecuencia de un
decreto del general Weyler.
i Cosa como ella! no ha sido un malvolo cu-
bano quien ha pintado esos dos retratos de Wey-
ler y el Kalifa que forman tan buen pendant,
sino que los hizo por acaso la electricidad corrien-
do por los alambres desde el oriented y el occi-
dente.
G. Z.

--------.^k (-------

AVISO

Aun despus de retirar materials de redaccin,
nos vemos en el caso de no poder insertar en este
nmero interesantes trabajos debidos al patrio-
tismo de various de nuestros constantes colabora-
dores.
En el nmero venidero tendremos el placer de
publicarlos.
------ -* c----

MISTERIOSO

No otro nombre merece el suelto siguiente que
leemos en el Heraldo de Madrid, y de cuyo es-
crito subrayamos diferentes pasajes:
Hemos tenido el gusto de recibir la visit de los
Sres. D. Alejo Garca Moreno, cxsubsccretario de
Estado, y del coronel Sr. Carlier, los cuales venan
rogarnos que hiciramos to possible por desvanecer
la nota de traidor la patria lanzada por algunos
corresponsales al dar cuenta de la muerte en Cuba
del exdiputado Cortes espaol, D. Diego Carrasco
Romero, quien fu Cuba con una misin especial
de sus ntimos amigos el general Weyler y el jefe del
departamento de Sancti Spritus, general Luque.
En cartas del ltimo correo, que nos han mos-
trado, comunicbales el Sr. Carrasco los graves pe-
ligros que corra su vida al desemnear las dificil-
simas misiones que cerca del campo insurrecto le
encomendaba el general Luque.
Suponen sus buenos amigos que en una de stas
puede haber sido fusilado por los insurrectos
muerto por nuestras tropas, inconscientes del come-
tido que corra cargo del exdiputado Cortes
Sr. Carrasco, hombre de valor y de patriotism,
quien vicisitudes de fortune haban puesto en la
necesidad de prestar cierto gnero de servicios.
De qu se trata, pues? Bien se ve que no es
de la misiu del simple jefe soldado que ha
muerto combatiendo en defense de Espaa. Esos
no tienen que desempear otros servicios que los
naturales de la guerra, que no son por cierto las
dificilsimas comisiones que cerca del campo
insurrecto hubieron encomendado Carrasco
sus intimos amigos Weyler y Luque.
Y como tambin result que vicisitudes de
fortune pusieron al exdiputado en la necesidad
de prestar cierto gnero de servicios, en cuyo
desempeo corra su vida graves peligros, bien
podemos preguntar si las dificilsimas comi-


I EXPEDICIONES EN CUBA

PASO DE LA TROCHA

REVOLUCIN EN FILIPINAS

Por telegrama official recibido de Nueva York por
nuestro respectable Delegado en Pars el Dr. Be-
tances, se sabe que con toda felicidad desembarc
en las playas de Cuba la expedicin al mando del
ministry de la Guerra de nuestra Repblica, gene-
ral Carlos Roloff. Dicha expedicin considerada
como la ms important hasta ahora remitida ha
llevado como parte principal de los pertrechos ce
guerra, cuatro mil fusiles, milln y medio de cartu-
chos cpsulas para diversos sistemas, tres caoncs
revolvers, nmero crecido de machetes y gran re-
puesto de medicines.
Despus de sta, han desembarcado tres expedi-
ciones ms, una de ellas el mando del teniente Alva-
rez en el vapor Hathaway, quien se encuentra en
Boston de regreso de su patritica empresa. En
dicho vapor iban quinientos cubanos perfectamente
equipados. El general Roloff se halla en Cayo Hueso,
tambin de vuelta.

Por despacho official del general Weyler, y por
otros conductos, est confirmado el paso de la
Trocha por las fuerzas que manda el valiente briga-
dier Quintin Bandera. El paso tuvo lugar el da i&
de Agosto, por la parte comprendida entire el cam-
pamento Neptuno y Majana (nmeros i y 18 del
plano que publicamos hoy en nuestra edicin fran-
cesa). Esta operacin militar-que viene patentizar el
fracaso del plan de Weyler basado en la Trocha -
es tanto ms important, cuanto que el famoso'
guerrero cubano ha tenido que pasar tres barreras.

El gobierno espaol, despus de inauditos esfuer-
zos por ocultar la verdad, se ha visto forzado
callar ante la realidad. Ya es del dominio pblico
que en Filipinas ha estallado una formidable revo-
lucin separatist. A diez kilmetros de Manila, en
Novaliches, tres mil filipinos han atacado las trolas
espaolas, causndoles muchos muertos y heridos.
Varias ciudades de la provincia de Cavite se han su-
blevado tambin, calculndose en unos diez mil los
que estn en armas contra el gobierno espaol.
De Espaa se han enviado refuerzos, lo cual
evidencia la critica situacin de la monarqua.
Por nuestra parte, como republicans cubanos en
lucha por conquistar la independencia, simpatiza-
mos de todo corazn con esos otros esclavos,
quienes alentamos con un
i Viva Filipinas Libre!



ULTIMA HORA

En nuestra Delegacin se acaba de recibir el si-
guiente telegrama :
Madrid, 2 Septiembre.
Corre el rumor de quefel general Maceo ha pasa-
la Trocha. El gobierno ha prohibido la publicacin
de esta noticia.


slo lleno de gloria por la atrevida empresa de que
acababa de former parte, sino por las interesan-
tes observaciones cientficas que hubo recogido.
De aqu su obra The Habits and Hygiene of
the Esquimau, publicada bajo los auspicios del
Departamento de Marina.
Entonces renunci el brillante puesto que tena
por tantos mritos adquirido, yendo estable-
cerse en su ciudad natal. All form parte de la
junta revolucionaria, hasta el 24 de Febrero en
que di el grito en Daiquir, al frente de un grupo
de patriots decididos.
En la Revolucin fu jefe de sanidad, agre-
gado al Estado Mayor del general Maceo, dipu-
tado de la Asamblea Constituyente y subsecre-
tario de Hacienda, hasta que llamado Nueva
York por el Sr. Estrada Palma, hizo renuncia de
su important puesto.
Ioy es el Subdelegado de nuestro Gobierno en
Nueva York, y de su patriotism inteligencia
son buena muestra los muchos y valiosos servi-
cios que viene prestando nuestra causa.


*


,;~:~?:''~::;` .' ;
: :.:







LA REPBLICA CUBANA


SEPTIEMBRE 3, 1896.


LAS TROCHAS
La de Mariel Majana

Opinin del Times

ace algn tiempo que.el sen-
sato peridico londinense
el Times, insertaba la des-
cripcin y las justas refle-
xiones,. que respect la
Trocha de Mariel Majana,
ihabI .habiale remitido su corres-
i ponsal especial. Con toda
intencin La Repblica
Cubana no ha querido exponer en sus columnas-
las opinions del inteligente escritor. Convena guar-
dar silencio, es decir, no vertirlas al castellano, 'dado
que el idioma ingls es tan conocido de los espaoles
como la lengua persa, tal vez como los caractres
cuneiformes. En Espaa todo lo que no sea espaol,
y buen espaol, es delito de lesa.patria; Santiago y
cierra Espaa! ha sido el lema de ella desde hace
muchas centuries, y la querida metrpoli en su
grito de guerra expuso su credo future : cerrarse
como los chinos dentro de la gran muralla.
Hoy que las diversas expediciones que se espera-
ban en la Gran Antilla han desembarcado, y especial-
mente la conducida hace. pocos das por el ministry
de la guerra en Cuba,, general Carlos Roloff, y-cuan-
do el valiente brigadier de la Revolucin Quintn
Bandera acaba de pasar la trocha Mariel Majana,:
conviene dar conocer los desaciertos militares de
la metrpoli en su actual campaa, porque es ya
tarde para enmendarlos. La potencia de la Revolu-
cin es tal; que medio milln de hombres bien ar-
mados y mejor pertrechados, lo que es incapaz,
desde el punto de yista financiero, de enviar la me-
trpoli, seran impotentes para concluir con
aquella.,Ai poster l'ardua sentenwa.

Los cubanos vista.de la Trocha
5< Es evidence describe el corresponsal, del Times,
que la oficialidad espaola en Cuba no aprecia
completamente la gravedad de la situacin present.
He visitado la lnea de trincheras que atraviesan la
isla desde Mariel en la costa Norte hasta Majana
en la costa Sud. He sostenido muchas y largas con-
versaciones con various oficiales superiores respect
los presents acontecimientos, y ninguno de ellos
-comprenda EL DAO CAUSADO AL PRES-
TIJIO ESPAOL POR EL HECHO QUE LAS
AUTORIDADES NO PUEDEN YA OFRECER
PROTECTION A LA VIDA Y LA PROPIE-
TAD. A VISTA DE LAS TRINCHERAS ES-
PAOLAS, LA OBRA DE DESTRUCTION
DE LOS CUBANOS CONTINA SIN SER
CONTRARRESTADA. El humo de caaverales
incendiados y de las fbricas de los ingenious vs'e
diariamente algunas leguas de la Habana. El lunes
ltimo un grupo de i,5oo insurrectos destruy com-
pletamente la poblacin de Punta Brava, pequea
aldea de unos I,5oo habitantes. Ahora bien, esta
poblacin est situada menos de doce millas (cua-
tro leguas) de la Habana, y el hecho muestra con
qu impunidad los cubanos se mueven travs'del
pas, y su poder para llevar cabo la obra de incen-
diarismo. A los costados de la ferro-via del Oeste,
desde ac (la Habana) hasta Artemisa, caaverales
quemados y edificios echados al suelo, marcan cada
vara del camino, en ms de cuarenta millas; las se-
'ales de la devastacin hcense ms manifiestas
media que se dejan atrs las cercanas de la Ha-
bana. Desde todos los mbitos del pas viene el mis-
mo grito de desgracia de la infeliz gente dejada
ahora sin hogar y en la ruina.

Troclia, sinnimo de debilidad.
'QUE ESPAA HA PERDIDO EL ( CON-
TROL DE LOS DISTRITOS RURALES, ES
COSA PATENTE A TODA PERSONA SIN
IDEAS PRECONCEBIDAS. QUE SE MAN-
TIENE A LA DEFENSIVE, ESTA CLARA-
MENTE DEMOSTRADO, por el gasto de enor-
mes sumas de dinero en la construccin de la lnea
de trincheras y fortificaciones travs de la isla. El
.objeto de ellas, segn el language official, es evitar la
reunin de las fuerzas rebeldes las rdenes de Ma-
ceo con las de Mximo Gmez y otros jefes : LA
VERDADERA RAZON ES DEFENDER LA
PROVINCIA DE LA HABANA DE LA INVA-
SION DE MACEO. No deseo en lo ms mnimo
denigrar el trabajo realizado en esos preparativos de
defense; pero EL HECHO DE QUE ESPAA
SE V FORZADA A DEFENDERS POR
TALES MEDIOS, ES UN SIGNO DE DEBILI-
DAD DEMASIADO MANIFIESTO para ser pa-
sado por alto.

No es cuestin de enviar tropas
Es intil echar la culpa de la triste situacin
actual de Cuba, sobre aquellos que representaban
alguna autoridad cuando el movimiento revolucio-
nario estall poi vez primera. Hay un fuerte (deseo
por parte de los espaoles en insistir en ello. No
hay duda que muchas equivocaciones se han co-
metido en la conduccin de los asuntos durante el
ao pasado, y consecuencia de tales desaciertos,
Espaa se ve llamada tener que hacer frente un
problema much ms serio que lo que en otro caso


hubiera sido. NO ES YA MERA QUESTION DE
MANDAR UN NMERO MAYOR DE TRO-
PAS LUCHAR CONTRA LOS CUBANOS
(It is no longer a mere question of sending out, lar-
ger number of troops to fight against the rebels)
sino ms bien la adopcin de una conduct (policy)
que pueda salvar esta colonia la corona de Espaa
antes que la isla se arruine irremediablemente y el.
tesoro espaol se encuentre baldado.

Mala f espaola.
Falacia de las reforms. Los espaoles no rajonan
: El cable nos ha anunciado desde Madridaque
han de concederse reforms las Antillas; las de
Puerto Rico, tener efecto en Junio y las de
Cuba, en I de Julio. Puede juzgarse conducente,
el publicar tales nuevas en Espaa; mas es
peor que intil hacerlo en la Habana. NADIE
CREE EN TALES AFIRMACIONES y. slo
sirven PARA EXPONER AL GOBIERNO ES-
PAOL NUEVAS ACUSACIONES DE
MALA F. Reformas, tales como son menester
ac para traer la paz, tal vez seria mejor decir
CONCESIONES TALES QUE CAUSARAN
LA SUMISION DE LOS CUBANOS, son de
una carcter tan drastic (urgentemente violent)
que es demasiado pequea la esperanza de que
puedan transformarse en hechos realizados en un
future prximo. Nada es tan hiriente para los espa-
oles, como el mencionar-el tema de las reforms, si
estas significant la complete autonoma del gobierno
cubano, desde que toda otra concesin no dara re-
sultado alguno (being of no avail). Para el official
espaol tal media lleva en s tan slo la significa-
cin de que Espaa ha sido batida y tiene que some-
terse trminos que significant humillacin. En
diversas ocasiones he discutido el punto, en espritu
amistoso, con LOS ESPAOLES, PERO ES-.
TOS NO RAZONAN y caen en la gastada res-
puesta (time worn answer) que los cubanos no son
aptos para gobernarse, bien que los rebeldes slo
aceptaran esta media como primer paso para la
complete independencia (i). Ademas, los espaoles
consideran que tratar, en las actuales circunstancias,
con los rebeldes, es rebajar la dignidad national.
No digo que esto no sea as; pero CUALQUIER
SACRIFICIO VALDRIA LA PENA, S PU-
DIERA LOGRAR LA PAZ.

Descripcin de la Trocha
Con autorizacin especial del general Weyler, visi-
t y examin cuidadosamente la lnea atrincherada
espaola que cruza la Isla desde Mariel Majana.
La seccin Sud extindese desde Artemisa, el cuar-
tel general, conectada por el ferrocarril del Oeste
con la Habana, hasta Majana en la costa Sud. Las
defenses consistent en una linea continue de peque-
os block houses (fortines) ciento veinte yards
varas inglesas uno de otro, unidos por fosos y trin-
cheras protejidos en frente por cerca de alambre con
puntas metlicas y en otros sitios por enrejado de
alambre. Los block houses estn construidos unos
de piedra suelta cubierta de barro en la parte
externa del edificio, otros de planchas de madera
dura de dos pulgadas inglesas de espesor. La parte
posterior de la lnea est defendida por cercas de
piedra suelta y barro, cori alguno que otro block
house como sitios convergentes y de refugios las
tropas. La distancia total de Artemisa (cuartel gene-
ral) Majana es de cuatro millas. Hacia la parte ms
al Sud, media que se aproxima al mar, la lnea
de trincheras se divide en tres y prosigue as como
media milla.; el objeto ha sido evitar cualquier sor-
presa (i).
La seccin central de la linea extindese hacia el
Norte desde Artemisa Guanajay, una distancia de
doce millas. Aqu las defenses consistent en trinche-
ras de cerca de piedra, rifle pits detrs y cercas y
entretejidos de alambre al frente. A intervalos, exis-
ten block houses, caones y ametralladoras, con
campamentos de refuerzo una milla milla y me-
dia uno de otro. La parte posterior de esta seccin
central est protejida por trincheras de piedra suelta,
barro, y tablas de palma (cuya dureza es bien cono-
cida). Desde Majana hasta Guanajay el terreno es
llano, y abierto, ofreciendo ancho campo de tiro. En
las cercanas de Majana lo bajo del terreno hace que
sea de naturaleza cenagosa y ser impasable durante
la estacin de las aguas.
La seccin Norte extindese desde Guanajay al Ma-
riel. Esta tiene seis millas de largo y corre travs
de un terreno quebrado de naturaleza tal como para
impedir la construccin de una linea de trinchera
block houses. Todas las alturas dominantes han
sido fortificadas, y la carretera camino principal
est ocupado por piquetes de infantera, mientras
trincheras y parapetos hnseconstruido en todos los
puntos del camino donde pinsase que es possible un
ataque. A distintos intervalos encuentranse estacio-
nes de refuerzo, y fuertes cuerpos de tropas estn
alojados en Guanajay y Mariel. El total de la division
que guarnece esta linea de veintids millas llega
20,000 hombres de todas las armas. La mayor parte
de los trabajos han sido hechos por las tropas....

(i) (LOS CUBANOS NO ACEPTARN
JAMS OTRA SOLUTION QUE LA COM-
PLETA INDEPENDENCIA DE CUBA Y
PUEiRTO RICO. N. de la R.)
(I) (No prudencia, sino miedo se llama esta fi-
gura. N. de la R.).


SArrojo de los cubanos
SOti'alises paiole sirviendo de blanco.
Obligados a1 star a obscuras
Un incident muestra hast.i qu punto'se atre-.,
ven aproximarse las lineas espaolas los, insup-
rectos. Hice una visit a un alto jefe en Artemisa
cierta nohe, y LO ENCONTRI SENTADO EN
COMPLETE OBSCURIDAD.
Me dijo que HACIA SOLO UNAS NOTCHES
ANTES5 ESTANDO SENTADO LEYENDO,
TRES BALAS LE PASA.RON CERCA DE LA
-CABEZA .Desde entonces haba juzgado prud.ante
no hacerse blanco tan manifiesto de los rifles cu-
banos, y que slo encenda las lmparas cuando las
ventanas estaban cerradas y con pasadores. Todas
las noches dispranse tiros alguno de los puntos
de la lnea,, y hace tan slo unos dias que un jefe
del Estado Major disparronle un tiro, mientras re-
corra el camino de Artemisa Mariel, habiendo
pasado la bala unas pulgadas de la cabeza del
jefe.....

Estupidez military espafiola.
Disparate sobre disparate.
Sin plan de campaa.
Los acpites del siguiente prrafo estn sacados,
como se ver, de las reflexiones, que hace, en las l-
neas que continuacin se traducen, el correspon-
sal del Times. Entre el element dirigente del Par-
tido Revolucionario Cubano, tanto del punto de
vista prctico, como del de los principios del arte
blico, habase llegado hace tiempo las mismas
conclusions; de ah el xito de la Revolucin. Di-
vulgar los desaciertos de los enemigos de ella antes
de tiempo, no era oportuno ni convenient la
causa de la independencia de Cuba. Hoy que
El TRIUMFO DE LA REVOLUTION ES
INNEGABLE, AUNQUE SE DESPLOME ES-
PAA SOBRE CUBA, hora es de hacer cono-
cer las opinions de hombres imparciales, como el
corresponsal del Times, asi como la de otros repre-
sentantes de la prensa extranjera en la Grand An-
tilla, respect la inepcia military de los espaoles.
Dice el escritor ingls: SENTARSE Y ESPE-
RAR PARA QUE UN ENEMIGO OS ATAQUE
CUANDO SE ES NUMERICAMENTE MS
FUERTE, EN LA PROPORTION DE CINCO
UNO, ES INNEGABLEMENTE CONDUC-
TA DEBIL: ES MAS QUE' DEBIL, CUANDO
EL ENEMIGO ESTA DESTRUYENDO TODO
EL PAS Y VUESTRA INACCION PER-
MITE QUE LA DESTRUCTION TENGA LU-
GAR. DEDICAR TODAS LAS ENERGIES
PURA MENTE MEDIDAS, DEFENSIVAS,
COMO LA TROCHA DE MARIEL A MAJA-
NA, cuando se destruye el pas, es casi locura. Per-
mitir que continue tal destruccin despus que se
han completado todas esas medidas de defense y
no hacer esfuerzo determinado alguno para derrotar
el enemigo, PUEDE CLASIFICARSE DE COM-
PLETO FRACASO PARA ENTENDER Y
DOMINAR LA SITUATION. Recurdese que la
Espaa tiene en el campo 175,ooo hombres as co-
mo suministros ilimitados de todas classes : los re-
beldes slo cuentan 40,000 hombres, mal armados
y peor pertrecchados (i).
Slo hay una explicacin del actual estado de co-
sas. DISPARATE SOBRE DISPARATE, DEL
PUNTO DE VISTA MILITARY, HSE COME-
TIDO DESDE QUE ESTALLO LA REVOLtI-
CION, Y ESOS MISMOS DISPARATES REPI-
TENSE HOY EN DIA A CADA PASO. EXIS-
TE HOY TAN NINGON PLAN DE CAM-
PANA COMO HACE UN AO; al menos si hay
alguno, no existen pruebas de l en los movimientos
de las tropas. ALGUNOS DISPARATES MAS
Y LA POSITION DE ESPANA EN CUBA
SER INSOSTENIBLE (i) .

40,000 hombres ociosos
Las enfermedades devastando la
Trocha
Conocida parte de las impresiones que de una de
las extensas cartas del corresponsal del Times se
han traducido en las columns que anteceden con-
viene dar conocer las de otros representantes de los
peridicos extranjeros que han enviado Cuba va-
liosos corresponsales militares.
Del popular World de New York, fecha Mayo 29,
tmanse los prrafos siguientes :
El rasgo prominent de las operaciones militares
espaolas es la Trocha: Linea de pequeos fuertes,
protejidos por trincheras y cercas de alambre, cru-
zada travs de la provincia occidental de Pinar del

(i) Solo contaban 7,000 hombres armados, cuan-
do la Revolucin de I868 1878, y sta cost la vida
200,000 espaoles tuvo la Espaa vista su impoten-
cia, que hacer un convenio con los rebeldes para po-
derla terminar. Cunto, pues, no habr de costarle
la present, caso que pudiera acabarla? N. de
la R.
(i) Blunder after blunder has been made from a
military point of view since this rebellion first broke
out, and these same blunders are being repeated to-
day at every turn. There is no more any plan of cam-
paign now than there was last year-at least, ifthere
be one, no evidence of it is visible in the movements
of the army. A few more mistakes and Spain's posi-
tion in Cuba will be untenable.


Rio, QUE MANTIENE EN LA OCIOSIDAD
TREINTA O CUARENTA MIL HOMBRES
HOSTILIZADOS POR UN ENEMIGO NO-
MADE, 1~EXPUESTOS ESE CONT A MAS TERRIBLE, LA FIEBRE AMAtILLA.
.....Espaa no tiene una fuerza de hombres sufi-
qiente para mantener la TrQh,, y al mismo .;..iio
aniquilar las.secciones d'el ejrcito rebelde p : sep-
rado.
LA TROCHA -SIRVE APARENTEMEN~E
SOLO A LOS FINES DIBi ENEMIGO. ctyas
bandas volantes atacan ' los defensores de aqu.lla
voluntad;. quemairn vista de estos las. propiedades
recorriendo e, pas dejado indefenso, por la, alipare-
cer, intil ncentracin de fuerzas-
Pnico de los espaoles
Pallida mors acquo pulsat...
Muerte de dos ayudantes de campo
El Recorder de New York public con fecha Julio
13 lo que signe:
EL PNICO PREVALECE EN EL EJR,
CITO ESPAOL, consecuencias del terrible au-
mento de la fiebre amarilla en' los ltimos das. Es-
timase que un 40 o/o complete .de los casos tienen
un resultado fatal...
La epidemia es tambin muy seria lo largo de
la Trocha. EN ALGUNOSCASOS COMPAIAS
ENTERAS HAN SIDO ATACADAS. El general
Arolas y cada uno de sus ayudantes estn enfermos.
El general Weyler ha ordenado la instalacin de
nuevos hospitals lo largo de la Trocha y pedir
Espaa ms mdicos.
El Dr. Muratta, nrdico military japons, que ha
estado ac, dice que no v cmo sea possible evitar
una gran epidemia de clera (?) LA CONDICION
DE LAS TROPAS ESPAOLAS LO LAR- .
GO DE LA TROCHA ES TERRIBLE, ESTN
MAL ALIMENTADOS Y EN HARAPOS (ill-
fed and 'in rags) Y OBLIGADOS A BEBER
AGUA DE MANANTIALES EN QUE FLO-
TAN CARCASSES O RESTOS DE ANIMA-
LES.
LOS OFICIALES EN CAMPAA, DESDE
CAPITAN A GENERAL, HACEN SOLICI-
TUDES PARA REGRESAR ESPAA, Y
LOS PARTICULARES DESERTAN TODOS
LOS DIAS.
La sensata revista norte-americana Harper's YVee-
kly dice: NADIE TIENE F EN LA HABI-
LIDAD MILITARY DEL GENERAL WEY-
LER. LA TROCHA ES CASI COMPLETA-
MENTE INTIL y las operaciones militares del
General Weyler han sido estpidas. Los espaoles
estn haciendo no una guerra ofensiva, sino defen-
siva. Tienen las ciudades y puertos de mar, mien-
tras LOS REBELDES POSEEN EL PAIS'.
The Journal de New York describe:
Cuando la Trocha no tiene otro fin que ella mis-
ma y el jefe espaol est satisfecho con guardar sus
trincheras, mientras las fuerzas insurgentes cam-
pean por sus respetos (range at vill), cada una en
su compartimento de la isla, la esperanza de algo
decisive aparece tan remota, que otras potencias no
tienen obligacin alguna de esperar tal resultado
para proceder.
Pero el argument Aquiles respect la inutilidad
de la Trocha lo hadado Mr. Sylvester Scovel, corres-
ponsal del- World, quien sin permiso del general
Weyler, se ha atrevido cruzar desde la provincia
de la Habana la de Pinar del Ro, atravesando la
Trocha, burlndose de los fortines y trincheras es-
paoles, para tener una entrevista con el general cu-
bano Antonio Maceo. El mencionado peridico es-
cribia el mes pasado:
"Interesar much al general Weyler saber que el
atrevido corresponsal del World, Mr. Sylvester Sco-
rel, ha cruzado la cacareada (boasted) Trocha y se
encuentra con las fuerzas del general Maceo. Cuando
Mr. Scorel envie ahora noticias, no estarn sujetas
la censura espaola, ni. se le obligar salir de la Isla'".
No hace muchos das que una persona bien carac-
terizada de la colonia francesa en Cuba (cuyo nom-
bre conoce'y calla La Repblica Cubana) diriga al
,conocido peridico parisiense Le Soir las siguien-
tes lines:
"Desde hace dos meses la Revolucin no hace ms
que ganar terreno: la estacin de las aguas ha comen-
zado con una violencia extrema, y hay actualmente
QUINCE MIL SOLDADOS ENFERMOS EN,
LA ISLA. (La correspondencia ltima del Tines,
que se insertar en estas columns en el prxirnmo
nmero, hace subir la cifra 40,000 SOLDADOS
ENFERMOS). Casi todos los casos de fiebre ama-
rilla, disenteria y tifus SON MORTALES: muchos
de los heridos mueren de ttano. AYER SE HAN
ENTERRADO DOS AYUDANTES DE CAM-
PO DEL GENERAL AROLAS, jefe de la famosa
Trocha: esta Trocha est hoy bajo el .agua y ES UN
FOCO DE INFECCION Y PALUDISMO". (i)

(i) La Havane, 12 juillet. Depuis deux mois, la
revolution n'a fait que gagner du terrain; la saison
des pluies a commenc avec une violence extreme,
et il y a actuellement plus de quinge mille soldats
imalades dans l'ile. Presque tous les cas de fivre
jaune, dyssenterie et typhus sont mortels; beaucoup
de blesss meurent du ttanos; hier, on a enterr
deux aides-de-camp di gnral Arolas, chef de la
fameuse Trocha (i); cette Trocha est aujourd'hui
sous l'eau: c'esl un foyer d'infection et de palu-
disme. Le Soir.


- *








SEPTIEMBRE 3, 1896.


LA REPBLICA CUBANA


Ms trochas
Empecinamiento espaol.
Dicen del otro lado de los Pirineos, que: "Quien
hace un cesto, hace ciento, si tiene mimbres y tiem-
po". Para el asunto de que se trata valdra decir si
tiene Weyleres y tiempo. Todas las naciones del
mundo han cometido, ms menos, sus errors,
pero se han acordado que "De sabios es mudar de
consejo" (Sapientes est mutare consilium). La nica
nacin que ha servido, como excepcin, confirma-
dora de la regla general, ha sido la Espaa. Terca
y quijote, no retrocede jams, prefiriendo ir es-
trellarse los sesos contra un muro, como carnero
topino.
Construy en la guerra pasada de 1868 1878, una
trocha del Jcaro Morn, que fu cruzada por las
entonces mal organizadas tropas cubanas, cuantas
veces se les antoj estas. Llega la Revolucin ac-
tual, y en vez de aprovecharse de esa experiencia,
tiende una trocha del Mariel Majana, cuya inuti-
lidad hse comprobado con las opinions que ante-
ceden.
Pero la trocha es un sistema espaol, hasta en el
nombre (i) y hay que encapricharse en l. De ah
que los sabios ingenieros militares de la Espaa in-
tenten dividir la isla de Cuba en diversas secciones
por once trochas, es decir, adems de la del Mariel
Majana y la del Jraco Morn, las siguientes:
i. Una por San Cayetano, Viales, Pinar del Rio
y la Coloma.
2. Una de la Habana Bataban.
3. Una de Matanzas la ensenada de la Broa, por
Unin de Reyes.
4. Una de Crdenas la Baha de Cochinos.
5. Una de Sagua a Cienfuegos, por Santo Do-
mingo.
6. Una de Caibarin Tunas de Zaza, por Place-
tas y Sancti.Spritus.
7. Una de Nuevitas Santa Cruz, ptr Puerto
Prncipe.
8. Una de Zaza San Miguel del Bag.
9. Una de Gibara Santiago de Cuba, por Hol-
gun.
La Trocha en el pasado
Jefes cubanos que la cruzaron
Para comprobar aun ms, y no ya con opinions,
sino con hechos la inutilidad de las trochas, v
citarse, tomado del informed de un alto jefe espaol
que ha operado much en Cuba, el nmero de ve-
ces que fu cruzada la trocha del Jcaro Morn
durante la guerra de j868 1878, y qu jefes cuba-
nos la cruzaron hasta desacreditarla por complete.
Segn dicho informed, en la noche del 19 al 20 de
Abril de 1874, fu pasada por el jefe cubano Fran-
cisco Jimnez, con slo 60 hombres, que atrave-
saron la linea casi la Vista-defun puesto de vo-
luntarios (I).
El i9de Julio del mismo ao, segn la misma
fuente espaola, fu cruzattajpor el hoy general cu-
bano FRANCISCO CARRILLO, con slo cua-
renta hbmbres, quien fu runirse con el jefe
revolucionario antes citado.,

(i) Vase un artculo joco-serio que aparece en otra
seccin de La Repblica Cubana. N. de la R.
:(i ) Palabras textuales del jefe espaol mencionado.
- N. de la R.


Pero el paso ms important de la Trocha, en
aquella poca, fu el realizado por el general Mxi-
mo Gmez al frente de 8oo hombres, en el mes de
Enero de 1875. Lase lo que refirindose esa hbil
maniobra military, dice el informed que se alude:
MXIMO GOMEZ CON 800 HOMBRES y
SIN SER SENTIDO (2), atraves en la noche del
5 la linea de observacin y lleg al fuerte n" 15 de la
permanent, POR CUYAS INMEDIACIONES
CONTINUE SU MARCH SUFRIENDO MUY
POCAS BAJAS (3) dirigindose en seguida si-
tuarse unas dos leguas al Oeste del Ciego y poco
ms de una de Jicotea, dode estuvo acampado cerca
de veinte y cuatro horas, dando lugar este aconte-
cimiento que volvieran la carrera al Occidente no
slo los batallones que haban pasado al Centro,
sino cinco seis ms, y otros tantos del Departe-
mento Oriental, SIN QUE LA ACTIVIDAD (4)
DESPLEGADA CON TAL OBJETO pudiera ya
remediar las consecuencias morales y materials del
paso de la lnea del Oeste por Mximo Gfiez,
CUYA ATREVIDA OPERATION fu inmedia-
tamente despus imitada por los cabecillas Sanguily,
Roloff, Surez y Gonzlez, los unos por inmediacio-
nes del Ciego y los otros por la parte Norte, quedan-
do ya franco el paso para todas las partidas quie-
nes convenga cruzar y recruzar esta LINEA MI-
LITAR, CUYA MISSION QUEDO FRUSTRA-
DA y SIN MAS IMPORTANCIA. Todo esto
dicho por un alto jefe espaol que oper largo tiem-
po en Cubo.
Imitando los chinios'
Que el pnico de los espaoles en'Cuba es algo as
como el que se apoder del gran imperio asitico hace
centuries, cuando las invasiones de lo que las gentes

(2)., Con 800 hombres y sin ser sentido? Los
centinelas espaoles seran ciegos y sordos? -
N, de la R.
(3) Eso que entonces las tropas cubanas eran bi-
soas. N. de la R.
(4) ESPAOLA. N. de la R.


de aquel tiempo llamaban brbaras, est comproba-
do no ya por las declaraciones de los miembros de la
prensa extranjera en la Gran Antilla, sino por los
mismos peridicos adictos al rgimen espaol. El
Comercio, rgano esencialmente archi-espaol, pide
al general Weyler que, una vez terminadas las tro-
chas, sc circunvale la Habana por una gran muralla.
Como la de la China? Todos los peridicos princi-
pales, neoyorkinos, pero especialmente'The Sun, dan
la idea los comentarios que se merece.
La Repblica Cubana, algo conocedora de la his-
toria de la emancipacin de Sud Amrica, felicita
El Comercio por su idea, que no hay duda ser aco-
jida con entusiasmo por esas lumbreras de la inge-
niera espaola que pululan del otro lado de los
Pirineos. Conviene, no obstante, tener present que
como entraron en Lima y Valparaso las tropas de
los patriots americanos, sin disparar un slo tiro,
harn su aparicin por las calls de la Habana las
que conducen el invicto Mximo Gmez y el de-
nodado Antonio Maceo.
Pudense entretener los ltimos ocios de la domi-
nacin espaola en Cuba en la construccin de
enervantes y mortiferas trochas, pudense dejar atrs
las depredaciones que en los Paises Bajos hicieron
clebres los tercios de Flandes, pues mal que le
pese la metrpoli
Cuba ceida de laurel la frente
Ha de ser una patria independiente,
Una estrella en el cielo americano.
Ermitao.
-------*--------

EN NUEVA ORLEANS

Por cartas ltimamente recibidas, sabemos que
en esa ciudad tuvo efecto el mes pasado un
gran meeting, al que acudieron ms de 5,000
personas. Antes se haba celebrado una asam-
blea preparatoria en la morada de nuestro com-
patriota el Sr. Jos Echezbal, president del


Club Cubano-Americano, quien hizo la nume-
rosa concurrencia la presentacin de nuestro
querido amigo el Sr. Gonzalo de Quesada, secre-
tario del Partido Revolucionario Cubano.
En el gran meeting que hacemos refe-
rencia, presidi el senador Samuel D. Enery,
quien pronunci un magnifico discurso. Tam-
bien usaron de la palabra los seores Quesada y
Echezbal, siendo muy aplaudidos.
De los acuerdos tomados, uno de ellos fu di-
rigirse al Presidente de los Estados Unidos, pi-
dindole el reconocimiento de los derechos de
beligerancia favor de los cubanos.
As mismo tenemos el placer de participar
nuestros lectores, la fundacin de un nuevo club
en Nueva Orleans, segn se nos participa.en la
comunicacin qus trascribimos:
CLUB BEVOLUCIONARIO
RAFAEL DE QUESADA

New Orleans, Agosto 16 de 1896.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
Distinguido compatriota: Tenemos el gusto
de informar Ud. que en la noche del 3 de Agosto
del corriente ao, y en medio del entusiasmo intde-
cible que hoy experiment todp digno cubano por"
nuestra causa, qued constituido en esta ciudad un.
club exclusivamente revolucionario, que llevar por.-
nombre el del invicto caudillo Rafael de Quesada.
Habiendo venido esta ciudad el 'Sr. Gonzalo de"
Quesada girar una visit los clubs revoluciona-
rios y para adquirir fondos para la Revolucin, n'os
,honr con su presencia, instalando la siguiente di-
rectiva, que por unanimidad haba sido elegida para
el perodo reglamentario.
President, Dr. Manuel Daz; Vice-Presidente,
Marcelino Frayle; Secretario, Alberto C. Jani;
Tesorero, Jos Rodrguez; i" Vocal, L. 'D. Jovas;
.2' Vocal, Carlos Alfonso.
Aprovechamos esta oportunidad para reiterarle
los sentimientos de nuestra ms alta consideracin,
y quedamos attos. ss. y compatriotas,
President, Manuel DaV. Secretario, Alberto
C. Jan.

---- --- *-------


DE CUBA LIBRE

A continuacin insertamos la carta dirigida
por el Dr. Eusebio Hernndez, subsecretario de
Relaciones Exteriores del Gobierno de la Re-
pblica Cubana, i Mr. Grover Flint, el valiente
reporter de T/he Journal, de Nueva York. En
este interesante document, que contiene varias
declaraciones de gran importancia, vern nues-
tros lectores los principios y las elevadas ideas
en que se inspira nuestro gobierno.
Cuartel general del Ejrcito y 'residencia del Go-
bierno en San Andrs (Camagey), 29 de
Junio de 8896.
Mr. Grover Flint.
Estimado seor: Correspondo la amabilidad que
ha tenido Vd. conmigo, pidindome que le repita,


FOLLETN
De La Repblica Cubana



LA TROCHA


Ahora venimos sacar en limpio lo que es la'
Trocha, despus de probarse su inutilidad evi-
dente.
Origen y stimologa de-la Trocha :
Hace ms de medio siglo fu un cataln
Cuba, como es uso, y despus de ganar en una
tienda de comestibles, compro terrenos en el
campo, y abri una va entire el monte para co-
municarse mejor, A la cual send le di su nom-
bre. El tal se llamaba Trotcha de apellido, (En
la Habana hubo una casa de comercio, que lle-
vaba el nombre de Trotcha, Fornargnera y
Compaa, de la cual fue erente un sobrino del
inventor de las trochas 6 serventas.)
Cundi el nombre, y los del campo llamaron
as trochas todo camino entire montes.
Cuando la guerra pasada, un espaol, amigo
de Salamanca el general, y enemigo por tanto
de Martnez Campos, Pancho Arenas, (as se lla-
maba, trabajador en invenciones raras como el
can de cuero y las trochas) el Arenas sugiri
la idea fortificante de abrir la clebre Trocha,
para separarla part insurreccionada de la que
no lo estaba, y salvar la riqueza de los ingenios
de azcar con los negros esclavos. El resultado
se vi luego, y slo el Zanjn sirvi para pactar
la clebre >Pa de Cuba entire Martnez Campos,
que no cumpli, y los convenidos, que hubieron
de ver que no eralo del convenio.
Pasaron aos.....
Viene la ltima guerra, esta brava de la inde-
pendencia de veras, y la suma sabidura del ge-
neral Weyler revive la TROCHn.. Oh!..... Admi-
racin de las edades!
Mucho dinero ha costado la Trocha de Majana
(cuyo nombre derivado de Maj, por lo de Ma-
jana, es de mal agero) y despus de trompetas
de fama, y esperanzas de nima de purgatorio,
sale la'cosa peor de lo que nadie se esperaba.
i Oh talent de ingeniera !


Maceo la ha pasado y la pasar quien no sea
tonto.
Definicin : La Trocha ( manes del cataln de
su nombre) trochona trochita, del Corps de
Gnie militar'- reformado eso es como una
trampa para cjr ratones con queso, sea
una cosa ridcula.en ingeniera (no se dice inge-
niatura, por si acaso, aunque quiera D. Jun
Valera y Pelayo Mehfidez lo apoye) s, ridcula
invencin de guerra que 'cuesta much y no re-
sulta.,.
Las lluvias son la enemiga de tal laberinto de
hondonadas que se vuelven charcos de lodo 6
fango, slo tiles las ranas y mosquitos.
Y es infantil la ilusin de career que el enemigo
ha de ir caer en el lazo cndidamente, despus
de vociferarlo as, haciendo el elogio anticipado
del invento trchico.
. La Trocha ( trochas, pluralizando ms de
la prdida de la T original del grmen cataln)
la Trocha, es como un ric-zag de pozos, zanjas,
bastiones, fortines, torres de viga, trincheras y
barricades, con lazos, pas, enredaderas de
alambre, y otros detalles intiles que la ociosi-
dad y la malversacin slo inventaran, porque
de nada sirve y nada conduce. Se ha visto :
Maceo y quien quiera pasan las trochas valeria-
nas. (1)
Milagro que no dicen que los italianos hayan
enviado espas observer la construccin de la
Trocha, para hacer la guerra en Abisinia, como
Peral cuando deca que Inglaterra y Francia lo
espiaban para robarle el invento del subma-
rino !
Ya es tiempo de volar la marina americana
por lo pronto con el tabaco (puro en forma) del
Peral, cosa que corre parejas con la Trocha por
lo maravilloso y sublime dinmico.
Cuntas molleras han acalenturado los ene-
migos de Espaa!
Y Maceo se re de esos senos y cotangentes sin
haber estudiado en Guadalajara !
Ahora se trata de los globos inongolfiolre para
hacer la guerra areosttica. Esto recuerda
Figaro.

(i) El Brigadier Quintn Bandera, por ejemplo. -
N. de la R.


Che invenzione I.....
Vaya. Cada dia otra nueva contra Cuba.
Pero afortunadamente, ello todo no pasa de lo
que en francs se dice un ballon d'essai.
i Si el noy Trocha viviera 1..... i Qu placer I
Pero yo me acuerdo, propsito de la inven-
cin, del cuento del Cardenal Antonelli :
L'invenzione bella!... Ma, il peccato
enorme...
Y en el pecado llevan la penitencia.
R. Zoill Poe.
(Ingeniero-agrimensor.)

Como ampliacin de la parte etimolgico-his-
torica del humorstico folletn que acaba de leerse,
vamos relatar un hecho en que figure como
uno de los tres personajes principles, nada me-
nos que un Trotcha, cataln y casi seguro que
pariente del inventor Trotcha.
En plena guerra de Yara, all por 1874 75,
exista en la Habana una sociedad mercantil que
giraba bajo la razn social de Trotcha, Baraona
y Compana. El Trotcha se llamaba, debe se-
guir llamndose, Ventura; el Baraona, nunca lo
supimos, y la Compania la representaba un
Pedro Domenech.
Esta sociedad era abastecedora del ejrcito es-
paol en campaa. Al gobierno venda pertre-
chos de boca y de guerra precious bien subidos,
lo cual no impeda que la galleta fuera incomi-
ble por lo vieja; el tocino, podrido; el vino, un
magnfico auxiliar de la fiebre amarilla: el cal-
zado, bueno slo para cuatro das. y las cpsulas
de Remington, con ms cantidad de arena que de
plvora.
Estas provisiones-como no hace todava mu-
chos aos que lo dijo en el Congreso de Espaa
un diputado-salan dela estacin de Villanueva,
de la Habana, y una vez que el tren habiarecorri-
do algunos centenares de kiimetros, rotroceda
dicha estacin: volva emprender la march,
retroceda nuevamente, y esta operacin se veri-
ficaba tres, cuatro y hasta cinco veces, y por de
contado, que cada salida del tren equivala un
enrio hecho, y as, pues, una nuera cuenta
que tena que pagar el gobierno,-es decir la ex-
plotada Cuba-- los honrados y buenos espa-
oles Trotcha, Baraona y Compaa.


Tan bien marchaba el negocio, los products
eran tan pingies, que los socios determinaron au-
mentar la venta, pero sin inveittir un centavo
ms. Y nada tan fcil: esos envos, una vez'
llegados las Villas Camagey y puestos, si-
mlado que se haban puesto, en manos del re-
ceptor, pues nada, se le vendan double precio
al ejrcito cubano, si no todos, una parte de
ellos.
Pero,-y aqu entra lo bueno-lleg el da en
que uno de los tantos que chupaban de la breva,
no se.consider bien pagado, y recordando que to-
do buen espaol en Cuba debe defender el pabe-
lln de Castilla y ayudar al gobierno cortar de
raz la inmoralidad administrative, all se fu
ver al general Jovellar y le puso al corriente de
todo. Y qu indignacin la del pacfico D. Joa-
qun! Cmo era possible que tres espaoles, hon-
rados, patriots, jefes de los benemritos volun-
tarios y que la nacin haban ofrecido vidas y
haciendas, fueran traidores la patria de los C-
novas y Sagasta!
Inmediatamente llam al secretario del gobier-
no, D. Rafael Ruz Martnez, su pariente, confe-
renciaron largo tiempo, y al da siguiente los
tres abastecedores se hallaban incomunicados en
la Cabana.
-Los fusilan ios tres, la traicin se halla
probada, decan muchos; Jovellar est que trina,
Ruz Martnez est que truena; los traidores no
pueden encontrar ms defensor que el de oficio.
Y cuando today la Ilabana se dispona ver
anunciada en los diarios la triple ejecucin,
se supo que los reos... se haban escapado para
HIolanda! Pero no se supo si Jovellar y Ruz Mar-
tinez continuaron tan patriticamente indigna-
dos.

El afio de 1887 resida en su palacio de Barce-
lona, en la Plaza de Catalua, el buen espaol
Pedro omenech: el honrado espaol Ventura
Trotcha era en 1892 dueo (le medio Vedado. en
la l abana, y el patriola espaol Baraona haba
reventado, tal \ez lamentando los 300,0010 pesos
que dijeron les hubo de costar el... viaje i Jlo-
landa.
Valeriano Tenerife.
(Fabricante de trochas).


Bacunagua. Ataque de un tren.



-iiiiiii~


a _~ ii i i i i i - - iiri c-- -


~Si~Pib~e' lllBBll -- i -- II II --i- 1 i1L -_ -- __







LA REPBLICA CUBANA


SEPTIEMBRE 3, 1 t6.


"bajo mi firma, lo que muchas veces he tenido el
honor de decirle en nuestras conversaciones de
campamento. Claro est que hablbamos de la
-guerra y del triunfo, que constitute para nosotros
los cubanos y para hombres como Vd. nacidos en
(un pueblo libre, el objetivo principal por el mo-
mento.
Con la terminacin de la campaa de invierno,
entiendo que entra nuestra Revolucin en su
segundo y ms important period, esto es, en el de
organizacin poltica y moral. En los primeros mo-
mentos, apenas podan tener nues:ros jefes el tiem-
po indispensable para recibir las grandes masas de
ciudadanos que acudan pedir un- fusil y un pues-
to en las filas del Ej-rcito Libertador, y para tratar
de organizarlas con rapilez frente un enemigo su-
perior en nmero y en recursos; obra tanto ms di-
fcil cuanto mayor era nuestra necesidad de ganar
tiempo en invadir el resto de la Isla, lo que nos im-
pona la obligacin de tomar la ofensiva.
Cmo se ha realizado esa obra, el mundo lo sabe,
gracias, en primer trmino, al empeo, que agrade-
-cemos, de la prensa de vuestra gran nacin. El
mundo ha calificado de admirable la invasion siem-
pre victoriosa de Gmez y Maceo, que yo, si no
.fuera cubano, calificara de maravillosa. Es lo cierto
que nuestra bandera ondea triunfante desde el Cabo
de Mais al de San Antonio, y con eso, repito, ha
terminado el primer perodo de nuestra lucha. Ac-
tualmente, Vd. lo ha visto, ha comenzado el de or-
ganizacin political.
Las revoluciones reciben en su seno toda clase de
hombres, pero condicin de que los malos se en-
mienden, puesto que los buenos estn obligados
multiplicar sus esfuerzos por llegar ser mejores ;
de lo contrario, tienen es.os que suprimir los que
se amparan sus banderas para seguir con ms co-
modidad y menos peligro su antigua vida desorde-
nada y criminal. De otro modo, una revolucin,
aun siendo libertadora, no justificara los sacrificios
de vida y hacienda de todos los que viven dentro
del medio en que se desarrolla.
Para eso necesitan much tacto y grandes cuali-
dades intelectuales y morales los hombres que la di-
rigen. Yo alimento la firme esperanza de que nues-
tros grandes jefes militares, y el Gobierno de que
tengo la honra da former parte, procurarn inspi-
rarse en los principios que rigen la civilizacin de
nuestro tiempo, sin temor, no obstante, poner en
prctica los procedimientos ms duros y dolorosos
al hombre culto y bueno, como recursos impuestos
por las necesidades de la guerra : hay que ser muy
recto, pero importa ms ser just en las revolucio-
nes, por lo mismo que significant el sacrificio de la
'vida de una generacin y de sus grandes intereses
materials, para salvar los intereses y la vida pol-
tica de las generaciones venideras.
Vd. ha visto con cunta entereza hemos comen-
zado perseguir y castigar el desorden, de cualquier
gnero que sea, particularmente el provocado por
los desgraciados que pretenden medrar la sombra
de nuestra causa, y en medio de las dificultades con
que se tropieza en una revolucin para. corregir sin
atenuaciones esos desrdenes, Vd. ha visto salir de
nuestros consejos de guerra, libres y pros los
inocentes que aparecian culpables, y para el lugar
de la ejecucin los criminals que primera vista
parecan inocentes.
Durante los dieciseis meses transcurridos desde
el 24 de Febrero de 1895 la fecha, lapso de tiempo
que comprende la primera etapa de esta lucha, ha
debido reinar alguna confusion en nuestro improvi-
sado ejrcito, como al principio he dicho, y, sin
embargo, toda media se ha hecho preceder de una
circular del General en jefe .de un decreto del Go-
bierno, para que la parte neutral de nuestra pobla-
cin, y sobr. todo, los grandes propietarios, tuvieran
tiempo de meditar lo ms convenient sus intere-
ses, y fin de que no se creyesen sorprendidos.
Diez aos de guerra (del 68 al 78) nos habian ense-
ado que Espaa sac de nuestro propio suel los
recursos con que nos hizo la guerra: esos grandes
ingenios de azcar y esas grandes vegas de la Vuelta
Abajo que han dado nombre nuestra Isla en todo
tiempo, se opondran la march triunfal de nues-
tra bandera; era preciso impedir que Espaa nos
comoatiera con nuestros propios elements, ms
an, tenamos necesidad de demostrar al mundo
que nuestro poder era superior al de Espaa, al
menos en ese punto, y como el mundo no conoce
Cuba sino por su azcar y su tabaco, el razona-
miento de las naciones ms civilizadas que no se
preocupan, la que parece, de la justicia de nues-
Ira causa tena que ser este : Se produce en
Cuba azcar y tabaco ? Pues la Revolucin Cubana
es impotente contra el poder de Espaa 4 No se
produce ? Entonces la Revolucin es fuerte y puede
vencer. Esa conclusion afecta al crdito de Espaa
y al nuestro, que estn en razn inversa.
Pero cmo se llev efecto esa media ? Advir-
tiendo primero que se destruiran los campos de
caa de los ingenios cuyos propietarios pretendie-
ran moler. Una gran mayora de estos confi en la
proteccin que les brind Martnez Campos, y la
caa qued reducida cenizas. Ms tarde prohibi-
mos la destruccin de los campos al ver que haba
cesado la molienda: pero vino Weyler y oblig
los hacendados intentar de nuevo la de la caa, que
la Revolucin no haba destruido, y el General en


jefe decret la destruccin total de esas fincas. Por
esa locura de Weyler han sido destruidos muchos
ingenios que tratbamos de salvar.
Hoy, ocupada la Isla por nuestras tropas, entrado
ya el verano, poca en que los espaoles operan con
dificultad, el General en jefe ha vuelto al Camagey
y Oriente completar la organizacin del Ejrcito,
preparar la campaa de invierno y, de acuerdo
con el Consejo de Gobierno, reparar las faltas,
errors omisiones que por la precipitacin de los
primeross moments, por inexperiencia otra razn,
hayan podido cometerse en el orden civil en el
military, fin de que, conservando la mayor inde-
pendencia entire ambos poderes, unan estos sus es-
fuerzos en inters de la campaa cuyo triunfo es
hoy nuestro principal y ms important empeo.
El resultado de esta reorganizacin pretendemos
que sea la moralidad en el seno de la Revolucin
llevada al ms alto grado possible. Queremos disci-
plina sin arbitrariedad; rectitud, sin injusticia;
energa en los procedimientos de guerra, sin inhu-
manidad. Cmo se obtiene esto? Por el nico ca-
mino empleado hoy por los pueblos cultos que aspi-
ran ser libres : por el cumplimiento de la ley.
Buena mala, es lo que salva las sociedades mo-
dernas, cuando estas saben respetarla, como la res-
peta vuestra noble nacin que, mi modo de ver,
es la nica nacin libre de ambos mundos, por
haber elevado virtud la prctica de la libei-
tad, merced al hbito adquirido de respetar la ley.
Cabe, y as lo entendemos y practicamos, investor al
General en jefe de las facultados de la guerra. Su
Scordura, la direccin de la campaa que acaba de
terminar, sus indiscutibles triunfos, son para el pue-
blo cubano suficientes garantas para confiar, tanto
como en su pericia military, en su amor la libertad.
No podemos olvidar que estamos en guerra, que
necesitamos hacer la independencia absolute de
Cuba, crear la nacin cubana : eso es hoy para no-
sotros lo primero. Pero la ley, en la guerra, la dic-
tan las necesidades, dentro siempre de los princi-
pios fundamentals humans que sirven de base
la Constitucin, y de ah que pretendamos dejar al
General en jefe la iniciativa en todas las cuestiones
relacionadas con la guerra, por el mejor xito de la
prxima campaa. El Gobierno tiene empeo en ser
su auxiliar ms eficaz, porque entiende cumplir as
con su deber y obrar con sentido prctico.
La realizacin de nuestro propsito exige tacto,
reflexin y experiencia; pero el patriotism que nos
gua que creo bien inspirado y el respeto pro-
fundo nuestras leyes, buenas malas por ahora,
nos pondi'n en condiciones de ser independientes.
Respecto la anexin, le repito lo que siempre le
he dicho. Pocos, muy pocos cubanos la desean; no
he encontrado un anexionista en la guerra : los que
existan, no estn en ella. Yo admiro los Estados
Unidos, parcenme sus instituciones polticas y ad-
ministrativas las mejores del mundo; el pueblo
americano, el nico verdaderamente libre que co-
nozco; yo siento amor por l, pero la sla idea de
la anexin me parece product de la debilidad de
la demencia. Cuba es rica, tiene bastante cultural -
tanta, al menos, como las colonies norteamericanas
en el moment de su independencia y otras mu-
chas condiciones para constituir una nacin libre,
duea de sus destinos. No me mueve pensar as
el respeto nuestras tradiciones, que son funestas,
ni el apego nuestras costumbres, que quisiera
cambiar ser possible, ni el amor nuestra lengua;
es ms, la cuestin de raza no me preocupa, por-
que, para el gobierno y felicidad de los pueblos,
tengo la latina por inferior la sajona. Detesto la
anexin, porque entiendo que tenemos destino pro-
pio que cumplir, distinto al de los Estados Unidos.
Por otra parte, la inmensa mayora en Cuba no
quiere la anexin, y el pueblo americano jams ha
pensado en ella. Podr haber en los Estados Unidos
y en Cuba quien suee con la anexin, pero los pue-
blos de ambos passes, ms amantes de la libertad y
de la independencia, prefieren ser amigos ntimos.
De la autonoma slo tengo que decirle que no
admitimos otra solucin con Espaa que la inde-
pendencia. Si hemos de juzgar por los hechos, en
Cuba no haba ms autonomistas que los directo-
res, y no todos, porque entire nosotros estn, con la
armas en la mano, no slo la mayora de los solda-
dos de fila, sino tambin various jefes. La autonoma
fu para la generalidad un recurso despus de la
paz ; era el nico partido cubano que existia dentro
de la legalidad colonial y slo en l se hallaba medio
de luchar contra el enemigo de nuestra libertad y de
nuestra hacienda. Estamos en poca de realidades, y
esta nos ensea que los autonomistas estn hoy de-
rramando su sangre generosa por sacar triunfante la
bandera de Yara. Ese es el hecho; lo dems son pa-
labras.
Esta carta se va haciendo demasiado larga, y ter-
mino, no sin aplaudir el valor y la imparcialidad con
que trata Vd. de cumplir la misin que le confiara el
peridico The Journal. Me complazco en declarar
que le he visto Vd. al lado del General en jefe,
mi propio lado, en los lugares de ms peligro, to-
mando tranquilamente sus notas bajo lluvias de ba-
la;, recorriendo despus el campo enemigo, como
sucedi en Saratoga-despus de la derrota de los
espaoles-donde tuve ocasin de acompaarle ver
las sepulturas cavadas por el enemigo para apreciar
el nmero de muertos que tuvieron, reconocer sus


trincheras, contar los caballos que quedaron en el
lugar del combat, etc., etc.
Si todos los corresponsales procedieran como Vd.,
seria ms fcil al mundo conocer la verdad de lo
que pasa entire nosotros.
Muy agradecido su buena amistad, tengo espe-
cial gusto en reiterarle mi consideracin y aprecio.
E. Hernnder,
Subsecretario de Relaciones Exteriores.

---------.^-------

BACUNAGUA-ATAQUE DE UN TREN

Uno de los acontecimientos de ms importan-
cia ocurridos ltimamente en Pinar del Ro, es el
que represent nuestro grabado.
En Bacunagua, fuerzas cubanas pertenecientes
las que manda el general Maceo, descarrilaron
un tren que conduca tropas, con lo cual obliga-
ron que se detuviera otro que sali en auxi-
lio de aquel. Una vez logrado esto, atacaron por
ambos lados, hasta derrotar completamente la
fuerza espaola, que tuvo que emprender la hui-
da llevando muchos muertos y heridos.


G. Reparaz dice en el Heraldo, que el mayor
general Jos Maceo era
Estpido, sin el menor talent guerrero.
Pues no se ha figurado este seor que est
escribiendo de Valeriano el carnicero?


Dice tambin i qu noticia tan fresca! que
Maceo era mulato.
Y bien : no lo era: menos aquel Eusebio Puello,
mariscal espaol, quien destituyeron y deja-
ron morir de hambre los es espaoles, por la in-
capacidad demostrada al ser derrotado en las
Minas de Tana, mandando una column de 2,000
hombres.
Ah tiene el articulista del Heraldo un mu-
lato estpido, sin el menortalento guerrero ,
segn los espaoles.

Por La Unin Vascongada del 16, sabemos
que all por la metrpoli hay un peridico que
se llama La Voz de Caba.
, Otra Voz de... Espaa ?


Porque La Repblica Social y el Diaro de
Matar se han ocupado de nuestro peridico, El
Amigo del Obrero, papelucho clerical de Barce-
lona, la emprende contra ellos y nosotros.
Vaya, vaya el murcilago ocultarse en el l-
timo rincn de la Barceloneta, en vez de contri-
buir que Espaa siga siendo la nacin menos
civilizada.

Don Quijote, Madrid :
El Sr. Abarzuza ha tenido la candidez de pregun-
tar al ministry de Ultramar, en qu ha invertido los
500,000 pesos sobrantes del presupuesto de Puerto
Rico.
Y el Sr. Castellano, por no perder la costumbre,
no ha tenido bien decir esta boca es ma.
Ya vern ustedes como nadie halla los
500,000 consabidos.
i Se pueden citar tantos casos !...


La Antorcha Valentina:
Aqu much confesin, much comunin, much
rosario, pero los pollos y las gallinas desaparecen
de los corrales por arte de magia.
Irn rezar el rosario.
Y hablen luego los obispos del honor caste-
llano!
Por lo visto, acaba cuando se trata de pollos
y gallinas.
------* LI------

NOTICIAS DE LA GUERRA

Del 27.
En la Habana se proyecta utilizar para
hospitals los edificios de la Universidad, Benifi-
cencia y Academia de Ciencias, en vista del


aumento de bajas que produce en el ejrcito es-
paol la guerra y las enfermedades.
Cerca de Manzanillo fu copada una co-
lumna espaola, contndose entire los muertos
el jefe que la mandaba,capitn Gomela.
IIa muerto el teniente coronel espaol Ra-
fael Alvarado.
Del 28.
La apertura-del curso en la Universidad de
la Habana se ha suspendido hasta nueva orden.
Ha fallecido el farmacutico espaol Ba-
rrios.
El brigadier Oliver se embarca para Es-
paa.
El comandante espaol Federico Chacn,
ha muerto vctima de la fiebre amarilla.
Del 29.
Fuerzas cubanas tomaron un fuerte situado
entire Holgun y Gibara.
Ha salido para Espaa el general Ochoa.
Los cubanos han volado dos puentes y to-
mado por asalto el pueblo de Auras (1).
Del 30.
Ataque de un convoy en Ceja Toro (Pinar
del Ro), en el que los espaoles confiesan ha-
ber tenido diecinueve heridos y ocho muertos.
El convoy cay en poder de los cubanos.
Del 31.
El general Weyler ha enviado con today ur-
gencia dos barcos con tropas Oriente, donde
los espaoles se encuentran en la situacin ms
desesperada.
Vctima del tifus, ha muerto el capitn es-
paol Antonio Anceste.
S- Despus de su telegrama official, y en vista
del efecto desastroso que produjo entire los espa-
oles, el general Weyler hace todo la possible por
negar que el brigadier Quintn Bandera haya
pasado la Trocha.

(i) Auras. Perteneciente al trmino municipal
de Gibara, provincia de Santiago de Cuba. N. de
la R.



SELLS CUBANOS

Podemos anunciar nuestros lectores que
contina de venta la coleccin de sellos cu-
banos.
La componen cuatro de diferentes colors, pero
de dibujo igual centavos en
la reproduc- moneda (de los
cin que pre- Estados Uni-
sentamos. dos. Sabemos
Los sellos son adems que cir-
de 2, 5, 10 y 25 culan por el
correo de Francia. Por ltimo, advertimnos que
las rdenes deben venir acompaadas de su im-
porte.


AtS. J-i; I Z FI 1 E6-LJ
Dentiste Amricain
OPERATIONS GARANTIES
23, Aveinue de WVagramn


Restaurant Sn Honor. Calle Sn Honor, no 173
Cerca de la Plaza del Teatro Francs. A cargo de
Domingo Miralles. Cocina espaola. Se hacen platos
de encargo, precious reducidos.




IME B OUCHE


Choix te nuntpe1s Bn tnus [cnres


RPARATION ET REMISE A NEUF
DE

PENTELLES D'ART ANCIENNES


LEMONS DE DENTELLES AU FUSEAU
ET POINT A L'AIGUILLE

20, rue Saint-Vincent-de-Paul, Paris







Spcialit de Calecons et de

Gilets de Flanelle


LINGERIE POUR DAMES


51, Rue du Chiteau-d'Eaui
PARIs


1




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs