Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00028
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: July 30, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00028
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text

A


Patria y Libertad


REDACCION Y ADMINISTRACIN SUSCRIPCIN EN FRANCIA
PARIS Jlid 8PARIS DEPART.
20, Ru Sant-Vent-de-Pul Ao I PARIS Julio 30 de 1896 N m. 28 Un ao, pao adelantado........ 2 r.
A__3dN m zUn semestre, id. id........... 11fr. 11.50
oelegro .AD OG Un trimestre, id. d. ....... 6 fr. 6.50
Ie""O: O .' EN EL EXTERIOR
T E .E ro E P TJB I C0 A LOS UETVE S Un afo, pago adelantado...................2 t5r.
-I Un semestre, id. id. ................ 13 fr.
No se devuelven originales NU IEIO SUELTO..... O fr. 25 ets.
Ii


A LOS CUBANOS
Y LOS PUERTORRIQUEOS

Constitucin de la Repblica de Cuba
Art. 19. Todos los cubanos estn obligados
servir la Revolucin con su persona inte-
reses, segn sus aptitudes.

Bases del Partido Revolucionario Cubano
Art. 8. El Partido Revolucionario Cubano
tiene por propsitos concretos los siguientes:
I. Unir en un esfuerzo continue y comn, la
accin de todos los cubanos'residentes en el ex-
tranjero.

IV. Allegar fondos de accin para la realiza-
cin de su program, la vez que abrir recursos
continues y numerosos para la guerra.

El Delegado Plenipotenciario de la Repblica
Cubana en Nueva York, recuerda los cubanos
que resident se encuentran accidentalmente en
el extranjero, el deber en que'estn todos de
contribuir con cuotas mensuales en ayuda de la
Delegacin, para el envo de armas y municio-
nes destinadas nuestros hermanos que luchan
y vierten su sangre por la patria en los campos
de batalla.
Estos articulos imponen los puertorriqueos
los mismos deberes que los cubanos.
Las quotas en Europa se reciben en la morada
del Delegado, Sr. Dr. R.'E. Betances, 6 bis, rue
de Chteaudun, Paris.

--------I*~-------

EL DR. BETANCES


A unque la incomparable modestia y la excesiva
bondad que tanto caracterizan nuestro res-
petable amigo el Dr. Betances, han influido
todo lo possible por oponerse que nos ocupramos
de su personalidad, tan mezclada en la ridicule
protest formulada por dos diarios de Espaa, noso-
tros bien nuestro pesar y aun riesgo de lasti-
mar un tanto su delicadeza juzgamos de todo
punto indispensable dejar sin corrective los quijo-
tescos desafueros con que el despecho de cierta
clase de espaoles ha pretendido vanamente herir
la inmaculada individualidad pblica y privada del
Delegado del Partido Revolucionario Cubano en
Francia.
Higannos, pues, La Epoca, El Imparcial y el
Heraldo de Madrid, que vamos responderles lo
ms brevemente que nos sea possible.
Llamar viejo despreciativamente cualquier per-
sona, y sobre todo, quien sobran mritos como
hombre pblico y privado para merecer el respeto y
la consideracin de propios y extraos, no creemos
que lo haya incluido entire sus buenas prcticas de
sociedad la hidalga, y noble, y galante, y generosa,
etc., etc., raza espaola, como no creemos tampoco
que para combatir un adversario plitico, sea nece-
sario echarle en cara su nacionalidad, ni su raza, ni
la religion que pertenece, ni los aos que cuenta.
Por otra parte, y suponiendo al decir del He-
raldo en su nmero del dia 20, que el Dr. Betances


tratelde anular los trabajos preparatorios para el
emprstito que Espaa necesita de la casa de
Rothschild, cmo es que en su nmero del 24, el
mismo diario califica de nosciio al inte'rs p-
blico el contrato con la casa de Rothschild ?
Respecto la expulsion del Dr. Betances, pedida
con tanta fogosidad patriotera por el Heraldo, aun-
que no debe tomarse en serio, no est fuera de lu-
gar recordarle que Francia no es un pedazo de
Espaa, ni que Mr. Mline puede colocarse al nivel
despreciable de Weyler, que hizo diputados todos
aquellos quienes le orden el Heraldo. El Dr. Be-
tances, como todos los cubanos residents aqu, no
slo respeta las leyes, sino cumple con los deberes
que les impone la hospitalidad de que disfruta, y no
es un peridico de Madrid ni el gobierno espaol los
que pueden ni deben solicitar, en forma ninguna,
que en este pas se cometa una de esas arbitrarieda-
des y uno de esos atropellos contra los fundamen-
tales derechos del hombre libre y del ciudadano, ar-
bitrariedades y atropellos muy comunes y derechos
completamente desconocidos en Espaa y en sus
desventuradas factories.
Por su parte, no son menos dignos de corrective
los trminos en quese ha expresado La Epoca del
2i,.ya obedeciendo la pasin poltica mal encami-
nada, ya por ignorancia de quin es realmente el
Dr. Betances.
Debe saber el rgano ministerial, que siempre las
echa de circunspecto y comedido, que nuestro amigo
ha conquistado su ttulo de mdico en esta capital,
por lo que, en vez de ser el titulado doctor Betan-
ces, es un mdico de la facultad de Paris. No es l
por cierto uno de aquellos espaoles practicantes de
sanidad military, que por recomendacin de un mi-
nistro se present con una carta del Capitn general
al Rector de la Universidad de la Habana, y ste lo a-
rregla de modo que el tal practicante se ve de la noche
la maana con sus cursos ganados, sus matrculas
y derechos de exmenes pagados y su ttulo de m-
dico en el bolsillo. Seguramente que en recuerdo de
este espaol titulado medico, piensa La Epoca que
los de la facultad de Paris son lo mismo.
Cuanto que el Dr. Betances es un mdico
con escasa clientele . la colonia hispano-ameri-
cana, la poblacin francesa de esta capital, y los
espaoles que cada da acuden su consult y tie-
nen que aguardar el turno, podrn decir al diario de
Cnovas lo muy equivocado que est. Sobre todo,
los muchos espaoles quien ese filibuster inco-
rregible ha salvado la vida con su ciencia de titu-
lado mdico y sin ganar un slo franco, nicamente
obedeciendo sus filantrpicos sentimientos. Por
otraparte, tenga entendido La Epoca, que en ms
de veinte aos de trabajo diario que cuenta en Pars
el Dr. Betances, ha ganado una important fortune,
la cual, en vez de emplear comprando un puesto
de eterno diputado espaol, fabricando un palacio
en Madrid, la ha puesto al servicio de la causa de la
libertad americana y de la humanidad doliente.
Borinqueo renegado, s lo es el Dr. Betances:
reneg, reniega y renegar siempre de la salvaje co-
lonizacin espaola, del despotismo, del robo, de
las deportaciones, de los asesinatos y de cuantos
crmenes ms constituyen la odiosa administracin
espaola en sus explotadas colonies. He aqu un
renegade quien todos los hombres de conciencia
dan la mano con cario, con sinpatia y con res-
peto.
Para concluir, tengan entendido el Heraldo,
La Epoca, El Imparcial y cuantos peridicos ms
se empeen intilmente en desprestigiar al Dr. Be-
tances, que la honradez poltica de nuestro amigo
vale tanto como su honradez de hombre. Sepan
que por dos veces pudo ser senador en Espaa,
y las dos veces y cien ms que se lo hubieran
propuesto se neg completamente, por que en-:
tendia y entiende que un republican sincero no
puede jurar fidelidad testa coronada ninguna.
Lo mismo respondi cuando una academia cientifica
de pas donde por desgracia an ondea la bandera
espaola, solicit que el venerable doctor presentara
su candidatura. En cambio, est condecorado con la
Legin de Honor, ha sido premiado por la Academia


Francesa, es respetado por todo el mundo, cuenta
con las simpatas de cuantos le conocen, y es, por
ltimo, la representacin digna y honrada de la
protest de la Amrica todava esclava, contra el
secular despotismo de la metrpoli ms caduca y
empedernida.

--^ -A 6______,

GENERAL JOSE M, AGUIRRE


o es el general Jos Mara Aguirre de los
nuevos en la guerra de Cuba. Su honrosa
ejecutoria la gan en la campaa de los
diez aos, luchando siempre entire los primeros
y figurando en el grupo de los ltimos que tu-
vieron que capitular en 1878.
El general Aguirre naci en la Habana en 1848,
y desde su vida de colegial manifest su amor
acendrado la independencia. De 'energa nada
comn y de gran valor, express siempre sus ideas
con la mayor libertad, y de aqu que, antes del
grito del Yara, estuviese sealado como un desa-
fecto Espaa.
La mayor parte de la guerra anterior sirvi en
la caballera del Camagey. Educado en la escuela
del inmortal Ignacio Agramonte, Aguirre supo
hacer muchos soldados models de discipline, de
abnegacin, de valor y de pericia en el sistema


de nuestra titnica lucha. Desaparecido el mrtir
de Jimaguayi, Aguirre continue las rdenes del
ilustre general Gmez, y una vez hecha la paz,
se estableci en la Habana, lo mismo que su her-
mano el ntegro patriot coronel Francisco de
Paula. All, ganando el sustento diario de su fa-
mila, siempre silencioso y retrado, pero al mis-
mo tiempo sin desmayar en sus convicciones y
aguardando con ansiedad la hora de la nueva y
ms firme protest, lleg el glorioso 24 de Fe-
brero, en cuyo da, y en unin del general Julio
Sanguily, fu preso y encerrado en una barto-
lina.
Pero reclamado por el gobierno de los Estados
Unidos en su calidad de ciudadano de esa nacin,
fu puesto en libertad en Agosto ltimo, parti
para Nueva York, tom el mando de una expedi-
cin, y el 11 de Septiembre desembarc sin,obs-
tculo ninguno en Cuba.
Desde entonces viene peleando sin tregua en
los campos de Occidente, aumentando con he-
chos gloriosos su historic de patriota de nuestra
independencia.


*


I NUEVO

DESEMBARCO

A la noticia que dimos en nuestro nmero del
16 de este mes, referente al desembarco de una
expedicin en el departamento occidental, pode-
mos hoy agregar estos interesantes pormenores:
Dicha expedicin es' la segunda que con el
xito ms feliz ha puesto en las playas de Cuba
el arrojado patriot Joaqun Castillo Duany,
subdelegado de nuestro Gobierno en los Estados
Unidos.
Los expedicionarios eran 64 y la parte princi-
pal del material de guerra la componan:
350 rifles y fusiles de los sistemas Winchester,
Mauser y Remington;
400,000 cartuchos para los mismos;
Machetes, mquinas elctricas, alambres, co-
nectores, aparatos para la fabricacin de cpsu-
las, una respectable cantidad de dinamita, medi-
cinas, etc.
Vase la lista de los expedicionarios:
Acosta, Aracelio; Acosta, Hermnio ; Adriano,
Arturo ; Alvarez, Arturo; Aranguren, Jos; Armas,
Antonio de; Arteaga, Manuel; Aizpurua, Oscar.
Blanco, Victor; Blanco, Alberto; Brito, Cornlio;
Buttari, Victor.
Cancio Bello, Emilio; Castellanos, Enrique;
Clark, Ismael; Clark, Jun-; Corral, Castillo del;
Cowley, Jun (capitn) ; Chenard, Horacio.
Daz, Octavio; Diaz de Villegas, Leopoldo; Daz
de Villegas ; Duarte, Manuel Maria.
Estrada, Manuel ; Estrada, Ricardo.
Febles, Jos; Fernndez, Domingo; Fernndez,
Manuel; Freire, Manuel.
Galn, Agustin, Gordon, Charles; Govantes,
Rufo ; Govn, Charles; Gutirrez, Manuel L.
Herrera, Lino.
Lefebre, Julin ; Lpez, Jos (teniente del ejrcito
espaol).
Llerena, Agustn R.
Magri, Jos; Martnez, Lzaro; Martnez, Sera-
fin; Mndez, Amado; Mndez Nez, Guillermo;
Menocal, Gustavo; Miguel, Daniel; Mijares, Ro-
dolfo; Mora, Guillermo; Montero, Francisco; Moo-
teresi, Octavio; Muoz, Jos.
N. N.
O'Farrill, Gabriel (farmacutico).
Pallars, Lorenzo; Pairol, Luis (farmacutico);
Pozo, Lorenzo.
Quesada, Ramn.
Reina, Flores (sargento); Rico, Benito; Rodrguez,
Pablo; Ruiz, Athos.
Saln, Toms; Snchez, Antonio; Sedano, Fran-
cisco; Sirgado.
Vzquez, Froiln; Vega y Lamar, Jorge (mdico).
Saludamas con todo nuestro corazn al vale-
roso cubano Sr. Castillo Duany y cuantos ms
han tenido intervencin alguna en este nuevo
triunfo de los cubanos y en esta nueva derrota
de los espaoles.


*


a_


"C\3







LA REPBLICA CUBANA JULIo 30, 1896.


LO QUE DICE LA POCA

Y LO QUE DICE LA HISTORIC

El peridico negrero. La poca de Madrid,
para responder un .discurso del diputado Sr.
Vzquez Mellai y obedeciendo su inveterada y
no envidiable costumbre de acomodar como me-
jor e cuadre los hechos y las cosas, public dos
eartas de las catao que oontituyeron la docu-
mentacin de aquel incident ocurrido en Octu-
tbe de 1868, y en el que fueron los principles
personajes, D. Carlos de Borbn, el general Ler-
sundi y el inolvidable patriota cubano Sr. Miguel
de Aldama.
Aqu tienen nuestros lectores las dos cartas
que aludimos:
General :
En vista de los acontecimientos que se desarro-
llan en Espaa, slo un temor me aflige: la prdida
de las Antillas.
Cada revolucin iniciada principios de este si-
gjo en la Peninsula, se ha pagado con la prdida de
alguna parte de nuestras posesiones de Amrica.
Libre completamente de vuestros compromises
y juramentos, no podeis, como hombre de nimo
levantado, como buen soldado espaol hijo de las
Provincias Vascas, ser partcipe ni coadyuvar al
sostenimiento de una situacin tan funesta para la
pobre Espaa como la creada por los hombres de
Alcolea.
Falta de freno la revolucin, se han entronizado
alli todos los excess y tocas las tiranas en npmbre
de todas las libertades.
Por mi derecho como Principe, y por mi amor
la patria como espaol, he seguido paso paso to-
dos los actos de los poderes arbitrarios que en Es-
paa imperan.
En vano he esperado que se me abrieran las
puertas de la patria para luchar en el terreno pacifi-
co, y resolve la cuestin por la fuerza de los votos,
en vez de hacerlo por'la fuerza de las armas.
En lugar de levantarse mi proscripcin y la con-
fiscacin de los bienes de mi familiar, han seguido
otras proscripciones y otras confiscaciones. Rotos
los diques del respeto al hombre y la propiedad,
y en contradiccin los principios por la revolu-
cin proclamados, se ha expulsado de Espaa sa-
cerdotes espaoles, se han disuelto las Asociaciones
religiosas, se derriban los templos, se prohibe todo
culto exterior y se reparten los bienes de los parti-
culares.
Para poner coto atantos desmanes, yo estoy dis-
puesto desplegar mi bandera, la que deben aco-
gerse todos los espaoles dignos y honrados.
Conociendo, General, vuestro valor y vuestras
dotes de, hombre de Estado, cuento con una eficaz
cooperacin, en el puesto que ocupais, no dejn-
doos relevar por enviado alguno de la revolucin.
.Si creis necesario enviarme una Comisin, pro-
ponindome las reforms que deben introducirse en
la isla,, en lugar de las absurdas proclamadas por la
revolucin, hacedlo.
Yo creo que es ms convenience que ese pais ten-
ga ms autonoma en la localidad, que representa-
cin en las Cortes espaolas.
Tomad el ttulo de Virrey de las Antillas espao-
las, :que yo os confiero solemnemente por esta mi
real carta autgrafa; reunid un Consejo con el titulo
de Secretarios del Virrey, que deber serlo, en cada
ramo, el jefe del misma, 'destituyendo al :que no
mereciere vuestra confianza, y nombrando otro -en
su lugar; .asumid el mando de Puerto Rico, cuya
Capitana general deber defender en lo sucesivo
de ese Virreinato. Tomad, en fin, cuantas medidas
creais oportunas al buen gobierno y conservacin
de esas islas la Corona de Espaa.
Creera mancillar vuestro buen nombre y ofender
vuestros delicados sentimientos, si os ofreciera re-
compensas anticipadas.
Conservad la isla la Corona de Espaa, libre de
la participacin y'-los manejos revolucionarios y,
adems de la recompensa que os reservar la Histo-
ria en sus pginas de oro, habreis merecido bien de
la patria ; habreis servido digna y lealmente vues-
tro legtimo Rey., Carlos de Borbn.
Dada en mi residencia de Paris los 3o de Octu-
bre de 1868.

A dicho escrito iba adjunto la carta siguiente,
o sea la confirmacin del mismo :
General :
Os confirm plenamente cuantos poderes os ten-
go dados como Virrey de las Antillas espaolas, y
os participo que he tenido por convenient nom-
brar Gobernador civil de la isla de Cuba D. Mi-
guel de Aldarna.
Es mi nimo que este nombramiento sea la ga-
ranta para los hijos de ese pas, y de mi buen deseo
en favor del mismo.
Las instrucciones que os doy para establecer en el
territorio de ese Virreinato un orden de cosas la
altura del siglo en que vivimos y de mis sentimien-
tos, las hallaris en las siguientes formulas concre-
tas, cuyos detalles y aplicacin corresponde vues-
'tra alta capacidad y acendrakd, patriotism, en unin
con los notables del pas.


Es mi voluntad que ese Virreinato tenga uria
autonoma propia para su administracin econ-
mica.
Lo es tambin que el da en que me siente;eri el
Trono, de mis mayores,.no haya esclavos'de dere-
cho en las posesiones espaolas. Para. poder llevar
Scabo lo primero, y establecer el plazo tiempo
necesario para lo segundo, tenis mis plenos po-
deres.
Que no haya en esas posesiones americanos y
peninsulares ; que todos sean espaols.
:Recibid, General, la seguridad de la afeccin y
alta consideracin.con que os distingue vuestro Rey,
Carlos de Borbn.
Paris, 31 de Octubre de 1868.
A esto llama La poca no sabemos con
cunta verdad ni justicia la contestacin
ms complete que puede darse al dircurso del
Sr. Vzquez Mella ; pero en lo que s dista
much de haber hablado conforme la obliga la
verdad histrica; es en los detalles con que ilus-
tra las cartas que acaban de leerse, segn va-
mas verlo :
No tenemos que aadir que el ilustre general Ler-
sundi rechaz noble y dignamente el virreynato que
Jle ofreca D. Carlos, conservndose fiel, primero la
causa de D." Isabel II mientras su destronamiento
y abdicacin no se consumaran, y despus al Gobier-
no legitimo que el pas se diera.

Con slo recorder que el 28 de Septiembre
fu destronada Doa Isabel II, consecuencias
de la batalla de Alcolea; que en esa poca ya
estaba tendido el cable por donde Espaa se co-
municaba con Cuba; que el 23 de Octubre an
celebraba el general Lersundi besamanos en
nombre de la ex-reina; que das despus increp
al censor de imprenta, porque autoriz en El
Pas la publicacin de un aplaudido soneto del ce-
lebrado poeta habanero Isaac Carrillo y O'Farrill,
A Isabel de Borbn. Despus.de haber ledo
su protest de Pau; con slo recorder todo esto
repetimos ya se ve lo que puede quedar
reducido el mientras su destronamiento y abdi-
cacin no se consumaran con que trata La
poca de evidenciar la rectitud gobernamental,
poltica y military del general Lersundi, quien
toda su vida no fu otra cosa que carlista trans-
formado en isabelino por virtud de esos arreglos
y componendas que son tan comunes entire los
polticos y militares espaoles.
No es menos incierto que rechaz noble y
dignamente el virreynato que le ofreca D. Car-
los . Adems de que desde el 28 de Septiembre
de 1868, hasta el 6 de Enero de 1869 en que el
.general Dulce di su program de reforms y
libertades, los cubanos vivieron bajo el rgimen
isabelino, bien debe saber La poca que desde
Pars envi D. Carlos de Borbn un emisario para
que pusiera en manos del Capitn general de
Cuba, no slo esas dos cartas, sino la siguiente
que reproducimos:
Estimado Aldama :
Con esta fecha he tenido bien nombrarte Gober-
nador civil de la isla de Cuba. Es mi nimo que
este nombramiento sea la garanta para esos pue-
blos, de mis buenos deseos hacia ellos.
Si yo hiciera un manifiesto los espaoles, sera
un memorial los hombres de Alcolea; mi.dignidad
y mi corazdn me lo prohiben.
Llevar los principios proclamados: por:' la civiliza-
cin las Anillas espaolas, est, ms en armonia
con mis sentimientos, que hacer programs de liber-
tad, los que en la Pennsula nombre de todas
ellas ejercen todas las tiranas.
Nombrado por mi, Virrey de las Antillas espaolas
el ilustre general Lersundi; aydale con tus influen-
cias, con tus relaciones y tu,decisin llevar cabo
los dos pensamientos, que deben desarrollar la ri-
queza y el bienestar moral de ese pas, con gran
content y provecho de la metrpoli.
La abolicin de la esclavitud en un plazo y for-
ma, que 'no perjudique los intereses creados, y de
acuerdo con los notables del pas.
La administracin autonmica ms convenient
al buen orden y rgimen de ese Virreynato.
Recibe la expresin de afecto con que te distingue
tu Rey. Carlos de Borbn.
Paris, 3I de Octubre de 1868.

Ignoraba el rgano ministerial la existencia
de esta carta? Pues sepa que fu enviada por
Lersundi con un ordenanza Aldama, su pala-
cio de la Habana, situado en la calzada de la
Reina. Y por lo que hace sus afirmaciones:
En cuanto al Sr. Aldama, el flamante gobernador
de la isla de Cuba, ni lleg' ejercer tales funciones,
ni tuvo para qu entenderse con el general Ler-
sundi,
muy atrasado de noticias anda el colega. El pa-
triota cubano present tOse al general, quien le ga-
rantiz la autenticidad del document, as
como das ms tarde recibi de manos de aqul
la respuesta, la cual aquitiene La poca:


: Seor :
Ha lleegad.: mis manos la carta que habeis teni-
do bien dirigirme, en que, para determinado caso,
-me confers un destino pblico de importancia, aso-
cindome al efecto un ilustre general, quien
respeto'y consider entire, mis amigos personales,
por ms-que difieran nuestras opinions polticas, y
nuestranmanera de apreciar, en el present y para el
future, los acontecimientos que se suceden en esta
islay en Espaa.
Sorprendido'por la distincin que habeis querido
hacerme, y que no podia esperar yo en la obscuridad
de mi nombre y de mi vida modest, no he dudado,
sin embargo, presentarme la persona designada
(Lersundi), ntes para cumplir con el caballero y el
amigo, que con el deseo de posesionarme de datos
de penetrar secrets, que mi conciencia rechazar
pudiera. El general reconoci la autenticidad del
pliego: pero abstenindose con franqueza y cortesa
de abrir discusin.sobre el asunto, me redujo la
imposibilidad de apreciar los proyectos, que pudie-
ran llevar esta isla, con cuyo porvenir estoy tan
profundamente identificado, al goce de las liber-
tades y derechos, de que hace tanto tiempo se en-
cuentra despojada.
La oferta que haceis de ellos Cuba, en la carta
que tengo la honra de contestar, hubiera hallado
acogida antes de ahora en una poblacin que -siem-,
pre ha aspirado la autonoma del pas, como me-
dio de armonizar la unin la metrpoli con su
propia conservacin y prosperidad. Desgraciada-
mente las circunstancias han cambiado; y fatigados
los unos, desengaados los otros, exasperados mu-
chos y descontentos todos, una parte considerable
de los habitantes se ha lanzado la pelea, y busca
en el xito de las armas la libertad y las garantias,
que no ha podido obtener fuerza de resignacin
en treinta aos de sufrimientos, bajo el poder de
los diferentes partidos que han dominado en Es-
paa.
Cul sea el resultado final de las luchas, aqu y en
la metrpoli, no es dable la imperfeccin del hom-
bre prever. Vos podreis llegar occupar el trono de
vuestros antepasados, y Cuba puede continuar sien-
do el ms bello florn de la corona de Castilla : si
as sucediera, mis deseos sern que la madre patria
recobre su antigua grandeza, y que tan pronto como
subais al trono, cumplais vuestros espontneos pro-
psitos respect de esta isla, en lo cual hareis un
acto glorioso.
Perdonad, seor, que al amparo de la misma de-
ferencia con que habeis querido distinguirme, sea
eco de los sentimientos de su pais un hombre sin
ambicin personal, pero que, invitado servir su
patria, cumple el deber de no disimular la verdad,
en moments en que la patria misma espera que
todos sus hijos la proclamen.- Miguel de Aldama.
Habana, 7 de Diciembre de 1868.
Ahora, repita el colega que Aldama no tuvo
para qu entenderse con el general Lersundi.
Y cuanto que el flamante gobernador de la
isla de Cuba, ni lleg ejercer tales funciones ,
bueno es advertirle, que s era flamante el Sr.
Aldama, pero no ms que por su pbsicin social,
por el aprecio de sus compatriotas y por los
beneficios que prodig su tierra natal: de Espa-
a' nada quiso para ser flamante; al contrario,
cuando sta considerndole propio para un
marqus de Pinar del Ro, de Cervera, de
Apeztegua lo titul marqus de Santa Rosa,
el altivo cubano lo rechaz, ni ms ni menos que
cual procedi aos despus con el nombramiento
de gobernador civil de la isla de Cuba.
Bien puede La poca hallar en la biblioteca
del Sr. Cnovas del Castillo, cierto libro que,
si joya de la lengua, no lo es menos por la
mesura y la imparcialidad con que por extenso
relata este perodo de la historic de Cuba. As
podr ver como nosotros y con ms detalles to-
dava que en este artculo, la distancia que me-
dia entire lo que ella cuenta y lo que asevera la
historic.

--------IZ. -----

CORONEL FRANCISCO DE VEYGA


ponerse las 5rdenes de la Delegacin Cubana
Aen Nueva York, parti de Paris la semana pa-
sada el Dr. Francisco de Veyga. Su nombre,
bien conocido en la Repblica Argentina, lo ha sido
recientemente en Europa entire los hombres consa-
grados la cirujia military, por haberle confiado
aquel gobierno, la vez que otro distinguido hijo
de las mrgenes del Plata, el Dr. Alberto Costa, el
studio de los progress ms recientes que el arte
quirrjico pueda ofrecer en los campos de batalla.
El Dr. Veyga, quien cuanto un siglo positivista
pueda ofrecer de halagador, quiso la suerte brindarle
manos llenas, todo lo sacrifice con la f del cru-
zado quien la liberacin de una nueva Salem fas-
cina por complete. Juventud, modales atrayentes, in-
teligencia bien preparada, posicin social, hogar en-
cantador, todo cuanto, segn el vocabulario modern
constitute la felicidad terrestre, todo lo abandon en


pos de la misima senda que sigui su ilustre abuelo
el general Arenales, uno de los pr6ceres de la inde-
pendencia Argentina. Arenales, nacido en Espaa,
--comprendi la justicia de la causa de .Amrica v
ofrecise sta en cuerpo y alma, y es .el espritu,
de esa misma sangre el que impulsa al nieto atban-
.donar su sitio'entre .el grupo de profesores de ik
distinguida Facultad de.Medicina de Buenos Aire-,
el puesto de Coronel de Sanidad military, Argentira,
la representacin de sta en Europa, el vasto circul>
de relaciones que su parentesco con el distinguido
Dr. Uriburu, actual Presidente de la. Repblica Ar-
gentina, habiale abierto en la gran capital del Sud,
la arrogant Buenos Aires.
En medio de todas las.delicias que esa Capua pu-
diera briadarle, oy el grito de la sufriente Cuba y
record que all en los alrededores de la Habana,
construida sobre lomas, existe villa tranquila y repo=
sada. aparentemente, la archi-cubana Guanabacoa,,
donde naciera por 1866. Cubano de nacimiento y
argentino por origen y medio en que se desarrollara,
su concurso la Revolucin por la independencia de
la Gran Antilla, viene atenuar en parte el olvido.en
que, orillas del Gran Estuario, se ha tenido los
que luchan actualmente por la independencia de,
Cuba. Dnde est, Buerros Aires, tu espritu del
ao 18to? Los que en tu seno hermano y hospitala-
rio hemos podido, olvidar las. amarguras del ostra-
cismo; los que hemos aprendido asmar tus glorias y
celebrar tu progress, tuvimos que maldecir ste al
ver aplastado bajo sus, ruedas el antelo de uno de
tus ms ilustres prceres, el general Alvear. Ese rui-
do de rotas cadenas con que. los hombres de Mayo
anunciaron el nacimiento de una. nueva y gloriosa
nacin, es el mismo con que atronan los aires de la
Gran Antilla los ms conculcados de tus hermanos
de Amrica. Fuera el Dr. Mariano Moreno cual-
quiera de los patricios de la jura en Tucumn, quienes
rigieran actualmentelos destinos de la nacin argenti-
na, y nadie arrebatara sta la gloria de ser la primera
en reconocer la justicia y derecho que asiste los revo-
lucionarios cubans. Reservar el des.tino, otro pue-
blo, tambin americano, pero de raza y costumbres
esencialmente distintas, tal honor? Si el alma de todos
los argentinos, como el del resto de la Amrica Latina,
est por Cuba Libre Independiente,-pues lo con
trario sera renegar de su propia historia,-por qu
tal indiferentismo cuando se libran las ltimas ba-
tallas de la emancipacin americana?
La Repblica Argentina en el Dr. Veyga devuelve
4 Cuba su hijo, modificado por el medio ambiente
y la tradicin. l ha'podido palpar las energas y
condiciones que para la vida independiente exsten
en los 'pueblos de Amrica; conoce por complete
cmo se llev cabo la redencin de las colonies
espaolas desde las orillas del Plata hasta el Alto
Per; ha asistido como cirujano del ejrcito las
contiendas civiles que tantas veces han- teido de
sangre esa grandiosa Pampa; conoce, pues, bien el
campo de batalla, habiendo sabido observer, durante
su permanencia en Europa, los ms recientes ade-
lantos, no tan slo del punto de vista de la ciruja
military, sino en todo lo concerniente al arte de la
guerra.
Un grupo de cubanos hijos de otras regions de
Amrica, fule despedir la Gare Saint Latare.
Junto al Dr. Veyga, su bella y joven esposa, la son-
risa en los labios, quiz para contrarrestrar iodo el
dolor que se retrata en la mirada, recuerda las
hericas porteas de la revolucin de Mayo y el
espritu que animara todas las matronas americanas
durante la lucha por la emancipacin del Nuevo
Mundo. Y junto ambos esposos, insconsciente del
sacrificio paterno, duerme tranquilamente el primo-
gnito, el pequeo Hatuey, future conspirador
rebelde, arma en mano si la justicia de la causa cu-
bana no tuviera forzosamente que triunfar en plazo
breve.
All los lleva el tren trasatlntico tomar el navio
que los aproxime Cuba; y en el mismo tren y con
los mismos fines, van un official de la marina fran-
cesa y otros jvenes cubanos: como partirn en
breves dias various de los mismos que han ido
despedirlos.
Es la corriente cubana, que de todos los mbitos
Sdel globo, acude al llanamiento de la Revolucin,
i Cunta sangre tan generosamente derramada, y qu
responsabilidad ante la Historia- para la empeci-
nada metrpoli 1 Desde Flaldes hasta Cuba, su pro-
ceder ha sido .el mismo. La ltima ocasin que la
humanidad le ofrece para mostrarse magnnima y
grandiosa con sus colonies de Amrica la pierde.
Prefiere un nuevo Ayacucho, y lo tendr.
Ermitao.


PARA VERDADES...


Ya se va dando al pblico aunque en dsis
homeopticas la verdad del descalabro que
sufrieron los espafioles en Najaza.
Vase de la manera que se expresa el corres-
ponsal que tiene en Camagey La Paz, peridico
madrileo :
La column de Castellanos se vi cercada







JULIO 30, 1896.:


"LA REPBLICA CUUBAN A


durante dos das, sin poderse mover del sitio
en que se encontraba.
Acudi en combinacin el general Godoy, con
una column formada de guerrillas y el batalln de
cazadores de Cdiz,' que fu quien sostuvo la re-
tArada de la column Castellanos. Sin .auxilio
tan oportuno, slo Dios sabe lo que hubiera
sucedido alli.
Ahora conviene que compare los lectores lo
que antecede, con el extract de ese combat,
quepublicamos en las Noticias de la Guerra en
el nmero de La Repblica Cubana del 18 de
Junio:
Del 14.
Ha habido un combat entire fuerzas del general
Mximo Gmez y las del general Jimnez Castella-
nos. La accin tuvb lugar en Najaza, y los cubanos
dieron tan brillantes cargas al machete, que los
espaoles tuvieron necesidad de former el cua-
dro.para defenders A la desesperada. Estos
llegaron verse de tal modo rodeados, que
gracias Ala llegada de la column de Godoy,
no fueron aniquilados. Ambas fuerzas espaolas
tuvieron que batirse en retirada, con una gran
impedimenta, parte de los muchos muertos y he-
ridos que dejaron sobre el campo, y siendo constan-
temente perseguidas por los cubanos. El parte de
los espaoles confiesa que la accin dur cuarenta
y ocho horas, y que no tuvieron ms que cuatro.
mnuertos.....
No reclamamos el ttulo de profeta; pero' s
queremos llamar la atencin sobre la veracidad
de nuestros informes y sobre la falsedad de los
parties del carnicero Valeriano.

: ----^--- ~ ----

BANQUETE PATRIOTIC

En nuestro apreciable colega La Nuera Rep-
blira, important peridico de Santiago de Chile,
eirc:,ntramos la reldeion s iguiente del e-.pl4di do
banquet patritico celebrado en aquella her-
mosa capital el'13 de Junio, con objeto de des-
pedir nuestro representante y probado patriot
Dr. Arstides Agfiero.
Agrandeciendo profundamente la sociedad
chilena todas sus espontneas y sinceras mani-
festaciones en apoyo de nuestra causa, conside-
ramos que, ms que cua-to. por nuestra cuenta
pudiramos decir, reference & aquella legtima
expresin del sentimiento de la Amrica Latina,
lo hallarn nuestros compatriots en la descrip-
cin que hace el ilustrado diario de Santiago:
El sbado en la noche se llev cabo en el Res-
taurant Melossi de la Quinta normal, una fiesta
hermosa y conmovedora.
En la tarde de aquel da se supo _que el honorable
dMlegado de' Ciba, seor Arstides Agero,' deba
abandonarnos y dirigirse su, patria. En el acto,
aunque el trenrpo era escaso, se orgrriz en su hro-
nor un banquet de cuarenta cubiertos, que se llev
a cabo en el lugar ya indicada.
A las site de la noche una numerosa orquesta
compuesta de hbiles maestros, daba la seal de que


la manifestacin comenzaba, al propio tiempo que
los caballeros manifestantes tomaban sus asientos
en el esplndido banquet.
A ste se sentaron, entire otros cuyos nombres se
nos escapan, los seores: .
Arstides Agero, delegado de Cuba; Miguel Tagle
Arrate; Francisco Pardo Duval; Pedro Pablo Figue-
roa; Rogelio Mujica; Virgilio Figueroa; Jun Fran-
cisco Concha; Lus R. "Camacho; Crlos R. Cama-
cho; Manuel M. Guzmn; Adolfo Guzmn; Arturo
Villarroel y otros.
Los primeros moments se pasaron en medio de
la ms franca alegra, haciendo los honors la
exquisite mesa servida por el simptico Melossi.
Al servirse el Champagne, se puso de pie el cono-
cido professor seor Adolfo Guzmn, quien pronun-
ci un discurso elocuente y sentido, explicando el
alcance' de la manifestacin.
El honorable delegado de Cuba, seor Agero,
vivamente emocionado, no hizo esperar la rplica.
Su contestacin fu elocuentsima y conmovi pro-
fundamente.
Me alejo, dijo el orador, rlevando de Chile los
recuerdos ms vivos. He encontrado aqu afecciones
cariosas, hogares que me han hecho llevadera la
vida en medio de las viscisitudes que sufre el cubano
lejos de la Patria que desesperada lucha por obtener
su independencia.
Cmo pagar los servicios, recibidos?'- Ah! se-
ores! Si por desgracia Chile se encontrara alguna
vez en una situacin crtica, envuelta en los peligros
de una guerra, el que habla, y sus amigos, nos ha-
ramos un deber en venir Asolicitar un puesto de
peligro, para pagar de alguna manera los servicios
que aqu se han prestado Cuba.
El seor Agero fu aplaudido calurosamente; su
oratoria fcil, deslumbradora, se desbord tal
punto, que todos se sintieron vivamente conmiovidos.
hasta aclamar al orador repetidas veces.
El seor Miguel Tagle Arrate habl en seguida,,
analizando la cuestin de Cuba la luz del derecho
international. Fu su discurso sbrio y razonado y
mereci'unnime aceptacin.
Don Pedro Pablo. Figueroa, que ha sido uno de
los ms ardorosos defensores de la causa de Cuba,
habl continuacin haciendo el elogio del seor
Agero. El seor Figueroa estuvo la altura de su
reputacin y cosech justicieros aplausos. Se aplau-
da en l no slo su discurso, sino su consagracin
las letras y la perseverancia en sus ideas.
Despus de algunos intervalos que aprovechaba la
orquesta para ejecutar las ms variadas piezas de su
repertorio, hizo uso de la palabra el seor Francisco
Pardo Duval, con un double objeto: hacer votos por
la pronta vuelta del honorable seor Agero, reco-
nocido oficialmente en el cargo que ha desempeado
en Chile, y para alentar al compatriota seor Juan
Francisco Concha Cavada, all present, que va
Cuba batirse por la independencia de la Perla de
las Antillas.
Este brindis mereci la aprobacin unnime de los
asistentes; las palabras.del orador conmovieron de
tal suerte que fu ste al terminar objeto de una ver-
dadera ovacin.
Siguironse todava otros hermosos brindis que;
sentimos no powder extractar. Cada uno de los ora-
dores hizo, lujo de elocuencia y de verdadero talent.


En suma: el banquet de despedida al honorable
delegado de Cuba, fu una manifestacin digna del
obsequiado y de los caballeros que la ofrecieron,
Rstanos enviar al seor Agero nuestro saludo,
desendole un viaje muy feliz y un pronto regreso.

,--------^-.-------

EN CARACAS


Del notable discurso pronunciado por el elo-
cuente Dr. Flix Quintero en el Teatro Mani-
cipal de Caracas, la noche del 5 de Julio, en la
opotesis del mrtir de la libertad venozolana,
generalsimo Francisco de Miranda, .tomamos
los prrafos siguientes, en que de manera tan
oportuna como noble y legtimamen te american'a,
consagra el orador un recuerdo la just causa
de la independencia cubana.
He aqu los levantados concepts del orador
venezalano:
Una colonia, nombre fatdico, que significa un
rebao de esclavos. Al pronunciarlo, mi corazn se.
prime con un dolor intenso y asalta mi espritu
una imagen terrible, es el recuerdo de Cuba ahogada
casi en la sangre de sus hijos.
Todava es una colonial. la desventurada Cuba,
aqu en territorio'americano, aqu la faz de cien
millones de series libres y conscientes, todava es una
colonia ese pedazo de hermosa tierra, quien el
bravo Mar Caribe parece tener aprisionada entire sus
inquietas hondas, como para recrearse en la ms
preciosa joya surgida de su seno.
Siento inmensa tristeza al recordarte, ioh Cuba!
y me interrumpo al pedir mis compatriots, que
nos descubramos ante la espartana Cuba, y que
hagamos resonar muy alto la voz de la razn y de
la justicia que la asisten, para proclamar su' indle-
pendencia y soberana.,Y no ptuede ser colonia ese.
altivo pueblo, que lleva su herosmo hasta los ms
sublime sacrificios, y saldr victoriosa de la tre-
menda prueba, que la somete el destino, y habr
sonado la hora postrimera de las colonies en Am-
rica.
S Herica Cuba! el pueblo del 19 de Abril y del 5
de Julio te da su voz de aliento, y evoca l.a olmpica
figure del Precursor de su Independencia, para que
desde las mansions celestiales, donde se encuentra
su grande espritu baado por los esplendores de la
inmortalidd, vele. por la santa causa de tu eman-
cipacin, y por el brillante porvenir que te haceni
acreedora tus inmarcecibles laureles y tus martirios
sublimes.

; -------.^ ..rBl~-------

CARTA DE MADRID


Madrid, 25 de Julio de 1896.
Sr. Director de La Repblica Cubana..
Paris.
Muy seor mo:
Nadie da importancia .las noticias que los peri-
dicos simpticos Espaa-publican en el extranjero
para engaar la opinion. Si lguien hubiera buscado,
el motivo, muy dificil hubiera sido encontrarlo all.
,Sabiase si que las embajadas trabajahan sin descan-
so, pero ignorbanse los medios de que se valan.
Una casualidad me di la clave del enigma, la que
doyf conocer para que todos sepan lo que sucede.
Se dice que Cnovas concibi la idea de ofrecer


todos los peridicos extranj'eros que hablen
en favor de la poltica espaola (y en particular le
prodiguen l fraces de elogio), condecoraciones, y
desde el moment de empear la campaa, el Sena-
do tomara tes suscripciones el Congreso otras tres,
enffin..... para que los Diputados y Senadores vea,u
que se habla bien de Cnovas en el extranjeo.
Hablar ahora de D. Angel Muro, quien.se oculta
bajo seudnimos,, porque teme enrojecer al llamar
bandidos y salvajes los cubanos que luchan por
la libertad de la Patria.
Este honrado y civiliado, que pesar de haber
vivido en el extranjero, done hizo sus studios, no
sabe an escribir en francs, era redactor culinario
de El Imparcial. Entre sus hechos de armas, cun-
tase que, agradecido al Club Velocipdico Madrieo
por una comida que le di6, ofrecile en' repuesta
otra. Pocos miembros del Clnb fueron los que
asistieron, y despus de la comida tuvieron que pagar
el' imported de ella.; pues el tal Angel cocinero no
haba hecho ms que avisarque los socios del Club
que. quisieran comer con l, podran hIacerlo tal dia
y tal:hora. El caso fu que el nico que no psg6
fu el. culinario.
;Y quie un hombre parecido, quien todos.cono-.
cen aqu par El cocinero Angel Muro , llame s.'-
vajes . quienes podran darle lecciones primero, de
patriotism, y luego de francs, que much falta'.'le
hace!
Aqu han causado much impresin las palabras:
de Cnovas: O haeer todos los sacrificios que
las circunstancias impongan, firmar el de-
creto de evacuacin; y yo me pego un tiro
antes que firmar semejante decreto.
Lo 'de los sacrificios, ya se ve que Espaa no
puede hacer ms; lo de la evacuacin, los machetes
cubanos 1o con-seguir'n pronto; lo del tiro canovis-
ta es lo que est dudoso que suceda.
Los fondos conque Espaa contaba se han agi-
tado, pues el Ministro de Ultamar ha dicho en el
Congress, que no podia~eantar lo que suceda,
por miedo de que sus palabras repercutieran
en la manigua.
Que impresin tan mala le har al tal Castella-
nos saber que su idioma le ha comprometido, pues,
ya los cubanos saben por inters, lo que quera
saber por curiosidad el diputado Urzaiz!
Todo est agotado aqu en Espaa, hasta la pa-
ciencia; prueba de ello, los sucesos de Zaragoza.
Hache y Ese.

-----_ :E s --C-)-




Suplicamos nuestros abonados que
marchan ii pasar el verano fuera de la ca-
pi tal, que 'se sirvan remitirnos sus nuevas.
direcciones. Asi podremos enviarles el- pe-
riodico directamente y sin ms, aumento'
que el del franqueo.


FOLLETN 2
De La Repblica Cubana


PAGINAS DE L IGUERRA



BATALLA DE NARANJO


RELACIN IMPERFECTA POR- UN TESTIGO OCULAR



(Finaliza)

E.unime y sereno, no hubo accident que el
general no convirtiera en su provecho. El humo
del incendio de los pastos era denso como parda
nube, y merced este obstculo que nos ocul-
taba la observacin del enemigo, hizo pasar el
general part de su' fuerza por nuestra reta-
guardia para que desfilase despus por el frente,
la vista y alcance del contrario, como si fuesen
aqullas, tropas frescas que nos reforzaban.
Difcil sera adivinar qu proyectos agresivos
acariciara el enemigo en tan crticos moments;
pero lo cierto es que aquella maniobra pareci
haberle hecho desistir de toda iniciativa por el
frente. Mas no permaneci inmvil por otro. lado
lanz sI infantera sobre nuestra izquierda,.
aventndose de un estratgico palmar, en el qq4
se trab una lucha> porfiada y sangrienta,-tras la


que fu rechazado, no sin dejar en nuestro poder
un official y un corneta heridos: de los nuestros,
entire otras bajas, qued herido eL valiente' te-
niente coronel Flor Crombet..
Tras rudo combatir vino la calma; eran las dos
de la tarde, y el general Gmez se dispuso hacer
su desayuno, no dando la orden de que lo hicie-
ran las fuerzas, porque stas durante la accin
se halan desayunado asando sus buniatos al
rescoldo, sin moverse de sus .puestos, operacin
en que tuvieron' no poca part la serenidad y
y confianza de los asistentes y ordenanzas, situa-
dos pocos metros retaguardia de la lnea de
batalla.
El resto del da fu invertido en ligeros tiro-
teos que mantuvieron raya al enemigo. Des-
pus vino la noche. Un profundo silencio y la
ms complete obscuridad reinaba en el campo
contrario, oyndose de vez en cuando los invo-
luntarios ayes del herido y el alto de sus vigi-
lantes. En nuestro vivac se alzaban alegres y
brillantes las llamas de las hogueras que ani-
maba la charla genial de nuestra tropa, dis-
puesta adjudicarse la victoria al da siguiente.
No importaba que su exiguo nmero tuviese que
competir con el de 3,000 de las tres armas que
sumaban sus contrarios; su fe era muy grande,
y la fe es incontrastable. A las 7 1/2 repitieron
las cornetas y clarines el toque de retreta, y
las 8 reson el que vino imponernos el si-
lencio, silencio que fu interrumpido nieaw
mente por el ansioso pastar de las caballerfas
hambrientas y estropeadas.
El general durmi poco; rodeado de sus ofi-


ciales conversaba afablemente, mostrndose sa-
tisfecho d'e aquel da.
Atencin y dianal Media hora despus, Z Bo-
tasillas y caballo! Era el 10 de Febrero; el
general juzgaba maltrecho al enemigo, y crea
que su retirada era probable. Qu hacer en este
caso? Darle un ataque? Nuestras municiones se
haban reducido dos tres cartuchos por plaza,
y no era discreto lanzarse sobre un enemigo su-
perior en nmero y recursos. Opt,, pues, por
hostilizarle retaguardia con infantera las
rdenes del general Maceo, quien -voluntaria-
mente acompa con su escolta montada el in-
cansable Sanguily. Movise el enemigo en reti-
rada bajo el fuego de nuestros tiradores, que le
ocasionaron algunos muertos, cuyas cananas
iban los nuestros recogiendo para utilizar sus
cpsulas.... Entretanto, el general Gmez con
doscientos caballos atac al enemigo en Mojaca-
sabe, una legua de Naranjo, en la que invirti
ms de dos horas, simulando cargar de frente y
causndole bajas de consideracin. Pero un ata-
que de caballera contra las tres armas no deba
prolongarse, y despus de ms de una hora. de
ria porfiada y desigual, dejaron los nuestros el
paso al enemigo que con toda precaucin con-
tinu su retirada. Sus muertos y otros indicios
del dao recibido sealaron sus huellas hasta el
campamento atrincherado de Jobabo, donde
dejaron sus heridos, marchando despus Santa
Cruz, para ponderar alli la importancia del fra-
:caso....
Nuestras tropas en Naranio estuvieron siem-
pre en campo abierto los enemigos casi siempre


protegidos por las malezas del arroyo. Las ma-
niobras se efectuaron con notable precision, y
tanto se aprovech el jefe cubano de los acci-
dentes incidents de la accin, que el enemigo
lleg calcular nuestras fuerzas en 6,000 hom-
bres, siendo as que no llegaban 700.
'Quemaron .los espaoles, segn sus noticias
oficiales, 400,000 caituchos de fusilera, y tantos
de artillera cuantos fueron necesarios para tener
con 3 piezas un proyectil constantemente en el
aire durante la pelea.
Nuestras bajas fueron lamentables: el bravo
abanderado Martel, quien todos recordaremos
siempre.con admiracinri, falleci en el hospital
de sangre, calculando en sus ltimos moments
lo fcil de una victoria con 250 infants de re-
fuerzo. El comandante Ramn Martnez, vctima
de su acostumbrado arrojo, hall gloriosa
muerte, Muchos ms fueron aquel da los muer-
tos del contrario; muchos nestros heroes.
Esta batalla que haber teiidl municiones
el ejrcito cubano, habra sido una derrota com-
pleta del enemigo, que slo fu obligado reti-
rarse rechazado de nuestras posiciones vali
los nuestros una poderosa fuerza moral, que
fu allanando el camino para la invasion de las
Villas, y qued demostrada por hechos poste-
riores.


*


I


11111~ 1 -i-4 ----F-- I -~ i-ii- I L-sl C-F.~ i- -~ i~ i i i __, ic-L~~.


\: / ,. ,.i ;: .,






LA REPBLICA CUBANA


JULIO- .3O, 189t.


EN TAMPA
Y CAYO HUESO

El Partido Revolucionario Cubano cuenta con
un nuevo club que se ha constituido en Tampa,
bajo el nombre, tan popular y querido para los
cubanos, de Calixto Garcia Iiguer.
Su directive la componen los seores :
President, F. Benavida. Vice, C. M. Soto-
longo. Secretario, R. Cabrera Illarramendi. -
Vice Secretario, Isaac Baez. Tesorero, F. Bur-
gos. Contador, ,B. Figueredo. Vocales, Oscar
Diaz, G. Perdign, J. L. M. Cartaya y C. Carter.
Por su parte, el Liceo Cubano de la misma
ciudad ha elegido la junta siguiente :
President, (reelecto) Julio C. Orta. Vice, Pe-
dro Franqui. Secretario (reelecto), Oscar W.
Hernndez. Vice, Jos Rodriguez. Tesorero,
Vicente Villalonga. Vice, Jun Francisco San-
chez. Vocales : Rafael Galindo, Jun Febles,
Jos Fernndez, Ramn Fraginal, Flix Macas,
Luis Hernndez. Suplentes: Florentino Pine-
da, Gerardo Gutirrez, Honorato J. Dominguez.
De Cayo Hueso sabemos que el veteran, club
Hijas de la Libertad, ha nombrado tambin su
nueva directive, saber :
President, H. Celia P. de Delgado (reelec-a). -
Vice, H. Juana Quintero. Tesorera, H. Merce-
des G. de Cabello (reelecta). Vice, H. Mara Te-
resa Rodrguez. Secretaria, H. Clara C. de Poyo
(reelecta). Vice, H. Matilde Calvo de Caizares
(id.). Introductora, H. Concepcin Ugarte. -
Introductor, Hon. Eladio Paula. Abanderada, H.
Rita Avalo. Centinela, Hon. Manuel, P. Del-
gado.
Comit de proposicin de honorarios:
HH. J. D. Poyo, Elgio Palma y Jos Esquinaldo.
.----*----- c---

PATRIOTISMO
ESPANOL

Su corresponsal de la Habana dice lo siguiente
La Paz de Madrid :
.. ............... ...... ... ; ........ ......
La casa Balcells q.ue, como otras, hace pinges
negocios con lossuministros al Ejrcito, destin los
campamentos de esta tropa un tasajo brujo, ardio,
que de no haberlo rechazado, por fin, el mdico de
Sanidad de la misma, el pobre soldado hubiera sido
vctima del noy cataln, como les ha sucedido con
zapatos y uniforms rotos los cuatro das; pues
el calico miserere no se hubiera hecho esperar. Y en
esto necesita gran vigilancia today la tropa para no
aumentar las enfermedades que le produce el clima
y la present estacin de lluvias, vmito, paludis-
mo, disenteras y otras epidemias en todas parties.
. Para eso se han ido Carvajal, Corujedo, Garca
Tun y otros coroneles de voluntarios, de esos in-
transigentes que no deban de abandonar estos cam-
pos, ya que estn por el sistema del exterminio
sangre y fuego, como se lo probaron Martnez
Campos, pidiendo otro general caliente, al cual de-
ban ayudar ponindose la vanguardia del infeliz
soldado.


Hay ms todava. Lase lo que dice por su
parte el corresponsal de El Imparcial :

Preguntad la column Segura, si despus de
marchas horribles y de combates sangrientos, encon-
traba por alojamiento una cuadra inmunda, tenien-
do que acampar la fuerza en la plaza pblica de
una ciudad, en medio de las protests del pueblo
entero, porque le destruan ensuciaban su bello
jardn. Preguntad al general Losada, que, general y
todo, con sus entorchados en la bocamanga, ha te-
nido que pagar un peso por una botella de gaseosa
en la bodega de Guanajay.
Imagnese el lector si un general lo explotan as,
qu suceder al pobre soldado que penetre en aque-
lla tienda.
i Ah! pero es una tienda de un espaol,,y el Ca-
sino inmediato es del mismo dueo, y la casa donde
se ha instalado el hospital, tambin, y la tahona
donde se hace el pan y las vacas de leche para los
enfermos y todo lo que alli existe y lo que all pro-
duce y lo que all se paga double precio, y est
malo, es de un espaol.
.................................... ... ...
Y ahora qu nos dicen los peridicos que to-
dos las das nos hablan de ese patriotism
espaol, que no tuvo ni tiene ejemplo en el mun-
do, segn ellos? Eso son los hidalgos que nos
pintan ms patriots que el mismo patriotism?
----- -i,~4:~------

NOTICIAS DE LA GUERRA

Del 20.
-La Macagua (1) ha sido tomado por fuerzas
cubanas al mando del jefe Clotilde Garca. Los
espaoles abandonaron el poblado, dejando sus
muertos y heridos.
-La column espaola del comandante Dolz
fu batida en Caiguanabo (2) el 16 y el 17 del ac-
tual, teniendo 29 bajas entire muertos y heridos.
Del 21.
-Continun en la IIabana los registros y los
persecusiones por sospechas, .astando la ms
simple denuncia hecha por un espaol, para que
todo cubano extranjero sea atropellado del mo-
do mis infame.
Del 22.
-Un parte espaol confiesa el desembarco de
una expedicin 'i Viales (3).
-En virtud de las reclamaciones del Cnsul de
los Estados Unidos, el general Weyler se ha visto
forzado someter la jurisdiccin civil la causa
del prisionero de guerra seor Someilln, la cual
ya haba puesto en manos'de los tribunales mili-
tares. De igual manera ha tenido que otorgar un
mes de plazo los exportadores americanos de
pltanos de Oriente, antes de cerrar el trfico
entire Cuba y los Estados'Unidos.

(i) La Macagua.- Poblado del trmino de su
nombre,a 97 kilmetros al S. E. de Matanzas.- N.
de la R.
(2) Caiguanaho.- Sierra de la proyincia de Pinar
del Ro.- N. de la R.
. (3) Viales.- Trmino municipal de Pinar del
Rio, con ms de I1,600 habitantes.- N. de la R.


\ Del 23.
-La expedicin que desembarc en Viales
conduca armas, municiones y dinamita y ms
de cincuenta hombres. Fu protegida por las
fuerzas cubanas que manda el jefe Mir.
Han muerto del vmito el teniente coronel
Len Cndido Macas y el teniente Eduardo
Cano, del ejrcito espaol.
En Matanzas ha sido fusilado un individuo
cuyo nombre desconocemos.
En las Villas fu gravemente herido el ca-
pitn de artillera espaola Lus Chacn, en una
batida que sufri la column que pertenece.
Del 24.
La column del general Bernal ha sido
derrotada en Guane (1) por fuerzas del general
Maceo.
Diversas escaramuzas con fuerzas del
mayor general Mas, en la jurisdiccin de Ma-
tanzas, han producido ms de setenta bajas
las tropas espaolas.
De orden de Weyler, en todos los hospi-
tales se ha prohibido que se de cuenta de las
bajas que produce cada da la fiebre amarilla y
la disentera.
Del 25.
Por sospechas han sido press el alcalde
de Bejucal y el Dr. Isidro Zertucha.
Dicen que en Carahatas (2) muri en com-
bate personal el jefe cubano Venancio Micado.
Del 26.
En la IIabana han sido press various indi-
viduos, entire los que figuran un teniente de vo-
luntarios llamado Garca, y el Sr. Francisco Ala-
cn, catedrtico y secretario de la Facultad de
Farmacia, Adems, dos arquitectos muy cono-
cidos. Todos por sospechas.
Del 27.
En la jurisdiccin de la Habana hubo un
combat, en el que la columna del teniente coro-
nel espaol Zabalza tuvo muchos muertos y he-
ridos.
Las columns combinadas del general Ber-
nal y del coronel Ballesteros, fueron batidas en
Corts (Pinar del Ro) por una fuerza cubana
perteneciente al cuerpo de ejrcito del general
Maceo.
Del 28.
El general Weyler, convencido de la inuti-
lidad de la escuadra y del ejrcito para apresar
las expediciones cubanas, ha publicado un ban-
do en la Gaceta de la labana, en el que ofrece
24,000 pesos al que facility la capture de un va-
por expedicionario, y 9,000 si el buque es de
vela. La impotencia que en este decreto pone
tan las claras el gobierno, ha producido pro-
fundo abatimiento en el element espaol de
Cuba y en toda Espaa.

(1) Guane. Trmino municipal de Pinar del
Ro, con 22,700 habitantes. N. de la R.
(2) Carahatas. Pertenece Quemado de Gi-
nes, provincia de Santa Clara. N. de la R.


CRIMENES DE WEYLER

(coNTINA).
SEn Camaggiey :
En el ingenio Lugareo, una column asesi-
n 2 infelices trabajadores, porque los crey
sospechosos. De igual manerai muri cerca del
ingenio Senado el joven Armando Marn, hijo
de D. Pedro Marn Loynz, resident en la Rep-
blica de Santo Domingo.
Allanamiento de morada, atropello y prisin
de los hermanos Agiero, denunciados como im-
presores de La Independencia. Luego result
que dicho peridico al igual que el Boletn
de la Guerra y El Cubano Libre se imprime
en el campo revolucionario. Los Agero son
cubanos y dueos de la imprenta La Victoria,
y el denunciante fu un espaol redactor de El
Fanal, diario de aquella ciudad.
Adems, se han sustituido la mayora de alcal-
des de barrio, hijos del pas, con licenciados del
ejrcito, espaoles; al jefe de polica municipal,
al administrator del Hospital de San Lzaro, es-
cribientes de la junta de patrons, escoltas de
la crcel, en fin, para colocar espaoles, y todo
esto sin formacin de expediente.
En Matanzas:
El capitn de guerrilla El Congo, machete
fuera de la ciudad los press que, le' entrega con
ese objeto el alcaide de la crcel y el comandan-
te del castillo de San Severino. Entre los mache-
teados .ltimamente estn Fidel Fundora y un
tal Gelp.
Total. .............. .. 5 asesinados
Suma anterior....... 814 -
Total general........ 819 -
(Continuar.)



SELLS CUBANOS
Podemos anunciar nuestros lectores que
contina de venta la coleccin de sellos cu-
banos.
La componen cuatro de diferentes colors, pero
de dibujo igual centavos en
la reproduc- moneda (de los
cin que pre- Estados Uni-
sentamos. dos. Sabemos
Los sellos son adems que cir-
de 2, 5, 10y 25 culan por el
correo de Francia. Por ltimo, advertimos que
las rdenes deben venir acompaadas de su im-
porte.


A. I3 B lE 3. 1 Ti
Dentiste Amricain
OPERATIONS GARANTIES
23, Avenue de Wagram /


PROPAGAN DA


CUBANA


Justificacin de su Guerra

de Independencia

POR

RAFAEL M. MERCHN


Obra de 241 pginas y un apndice, dedicada
la memorial inmortal de Jos Mart




CARLOS IlliNEL DE CESPEDES
POR

C,M, DE CSPEDES Y QUESADA


Un tomo de 343 pginas, con el retrato
y autgrafo, del primer president de la
Repblica Cubana.
Precio : 10 francos el ejemplar (pago al
contado) ms el franqueo


Quedan pocos ejemplares


COLECCIONES


COMPLETES


DE








Participanos al pblico que tenemos de venta colecciones de
nuestro peridico, comprendiendo los dos trimestres vencidos, al
precio de 16 francos.

En este peridico ilustrado, que es el nico rgano cubano en
Europa, hallar el lector la informacin ms exacta y complete
respect la historic de la guerra de Cuba.

Los que desen adquirirlo, pueden continuar la suscripcin

los precious estipulados desde el primer nmero de Julio.




El precio del franqueo correr cargo de la Administracin.
Los pedidos deben venir acompaados de un mandato postal y
dirigido al Administrador-G rentee, 20, rue Saint-Vincent-de-
Paul, PARIS.


EL PABELLON CUBANO


Organo del Partido Revolucionario
Cubano

Redactor: EMILIO ARTAVIA
Oficinas : 6a Avenida O., nmero 268


Se public los jueves y domingos en San Jos
de Costa Rica





CUBA

Organ official del Partido Revolucionario Cubano


Director :

RAMON RIVER Y RIVER

Oficinas : 80 Avenida, 1,2.1

Sa public los sbados en Tampa (Florida)


_ < ___


_ ,, II I I I i II I~




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs