Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00024
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: July 2, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00024
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text























Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRATION SUSCRIPCIN EN FRANCIA
20, Rue Saint-Vincent-de-Paul Ao PA S ulio 2 de I896 NUm. 24 U. a,,poao . AIn o .PI2llnst re, 2t2l ifI.... !! i. 11,50
"-L Un trie r( id. id......... 6 fr. 6.50
rele~afo: 3R.L-A.xDOG .- SE P TJB LI COA. LO S J- CETTE S EN EL EXTERIOR
1TEL Oiropo aon a.dla, Ipago adelanao... .....2. tr.
o se dev n o s Los anuncios y reclamos se diri/irn NI M. L. GUAGLtNO, 39, ue (le Chartres, Neuilly-sur-Seine. Un senoemtIre, lf. id. ............. ......: t'
No se devuelven originals N,:-R) StIELTO..... O fr. 25 e *ts.


A LOS CUBANOS

Y LOS PUERTORRIQUEOS


Constituci6n de la Repblica de Cuba
Art. 19. Todos los cubanos estn obligados
servir la Revolucin con su persona inte-
reses, segn sus aptitudes.
Bases del Partido Revolucionario Cubano
Art. 8. .- El Partido Revolucionario Cubano
tiene por propsitos concretos los siguientes:
I. Unir en un esfuerzo continue y comn, la
accin de todos los cubanos residents en el ex-
tranjero.
..................... ............. ........ ..
IV. Allegar fondos de accin para la realiza-
cin de su program, la vez que abrir recursos
continues y numerosos para la guerra.

El Delegado Plenipotenciario de la Repblica
Cubana en Nueva York, recuerda los cubanos
que resident se encuentran accidentalmente en
el extranjero, el deber en que estn todos de
contribuir con cuotas mensuales en ayuda de la
Delegacin, para el envo de armas y municio-
nes destinadas nuestros hermanos que luchan
y vierten su sangre por la patria en los campos
de batalla.
Estos artculos imponen los puertorriqueos
los mismos deberes que los cubanos.
Las cuotas en Europa se reciben en la morada
del Delegado, Sr. Dr. R. E. Betances, 6 bis, rue
de Chteaudun, Paris.

-------**-k ------

JAMS ALIADAS


El pueblo francs, sobre todo, la.verdadera
Francia republican, es bastante inteligente
para comprender que las manifestaciones de que
son objeto los marines franceses en los puertos
de Espaa, son simplemente actos de pura corte-
sia, tal vez un poco acentuados pour la galerie.
Convencida la Espaa de que sus fuerzas son
insuficientes para mantener bajo su dominio
parte del pequeo resto que le queda en Amrica
-- la herica Cuba se agita como el nufrago
entire las olas, anhelando asirse aunque sea de un
clavo ardiendo. En los moments actuales, ste
importa igual llamarse Francia Alemania.
Sera convenient que los corresponsales tele-
grficos de los peridicos parisienses en la Co-
rua, nos dijesen si entire las manifestaciones
hechas la distinguida marina francesa, se les ha
favorecido con los aires ms populares de la Es-
paa. Bueno fuera saber el efecto que sobre
aquella ejerciera la tan conocida Jota Arago-
nesa, en una de cuyas bien feas estrofas se
canta :
La virgen del Pilar dice
Que no quiere ser francesa!!...
El que la virgen tan querida de los espaoles
no quiera' ser francesa, hace, much tiempo que


tiene muy sin cuidado A la gente de las tierras
que riegan el Sena, Rdano, Loire y Garonne.
Lo nico que estos podran sentir, sera el mal
gusto de aquella virgen.
Los espaoles jams han perdonado la Fran-
cia la jugada que les hizo Napoleon I, ms que
por otra cosa, por haberse visto obligados
valerse de la oficialidad inglesa para tener
algunos xitos contra los mariscales del gran ca-
pitn de este siglo. Olvidaron el rencor acumu-
lado contra la Inglaterra desde la derrota de la
Gran Armada espaola por esta nacin, por el
concurso que le prestaron los ingleses cuando la
invasion napolenica en Espaa, y dirigieron
todo aquel odio contra la Francia. Desde enton-
ces los despreciativos apodos de gabacho y fran-
chute sinnimos de francs se hicieron
populares del otro lado de los Pirineos.
Lo que antecede no hay d-uda que son peque-
os detalles, al parecer, pero revelan cul es el
verdadero sentimiento e-paol respect la
Francia. Lo de confraternidad latina y senti-
miento de raza, bien sabe Francia qu ate-
merse desde la adhesion de Italia la unin
austro-alemana que di mrgen la triple
alianza.
Mas entremos de lleno en las alturas de la ver-
dadera diplomacia, en la region glacial de las
conveniencias de nacin nacin. Qu venta-
jas puede obtener la Francia en que Espaa
entire en una alianza franco-rusa? Qu desven-
tajas puede ocasionar aquella el que Espaa se
una la triple alianza austro-italo-alemana ?
En una lucha de la Francia con la Alemania
el Austria, el concurso espaol equivaldra
cero. Para qu servira un pequeo ejrcito
acostumbrado un clima abrasador, sin nin-
guno de los conocimientos, bien pocos, de la
tctica modern, vanaglorindose ain de for-
mar el cuadro contra la caballera, cosa que
actualmente hace en Cuba contra las fuerzas
revolucionarias, y de ah los descalabros de los
175,000 espaoles que luchan solo contra 40,000
cubanos, muchos de cuyos jefes conocen
bien no solo el terreno que pisan, sino los lti-
mos adelantos del arte de la guerra? El concur-
so que las tropas espaolas podran prestarle
la Francia, sin mencionar los inconvenientes
de su trasporte desde el otro lado de los Pirineos
hasta las fronteras teutonas, habra de ser el del
estorbo. No se niega la valenta de ese ejrcito
sino su falta de adaptacin al medio en que ha-
bra de luchar, como le pasa en Cuba, y su
falta de preparacin, segn los preceptos de la
tctica modern. En cuanto al apoyo de la ma-
rina espaola en una lucha igual, no habra
para qu contarlo, siendo el estado actual de ella
tan pobre. No pudiendo si quiera impedir que
las expediciones desembarquen en Cuba, qu
podra hacer contra Alemania Austria?
Esta faz de la cuestin se presta muchas
otras consideraciones respect la inutilidad de
la Espaa en tal alianza para las otras dos po-
tencias; por ejemplo, el estado precario de la
hacienda espaola y las enormes deudas de la
peninsula, que obligaran la Francia la Ru-
sia hacerle enormes enticipos para que pudiera
ponerse en verdadero pie de guerra.
Veamos qu inconvenient pudiera resultar
para Francia que Espaa ingresara en la triple
alianza. Con el concurso enorme de la Rusia,
cuyas legiones daran bastante que hacer a la
Alemania y Austria unidas, Francia necesitara
tan solo guarnecer las gargantas de los Pirineos
con bien poca fuerza. Cuanto al ataque de los
puertos de Francia por la deficiente marina
espaola, sera un verdadero pasatiempo para la


guarnicin de esos puntos defenders de los po-
cos barcos que pudieran hacerlo.
Estas brevsimas consideraciones bastan para
demostrar que ni desde el punto de vista del afec-
to, ni del de las conveniencias, puede llevarse
cabo la entrada de Espaa en una alianza franco-
rusa.
Cuanto h las ventajas que la Rusia pueda
ofrecerle, sera ridculo hasta la pregunta,
sin contar que si los Estados Unidos y Espaa
rompen sus relaciones, no es la casa de los Ro-
manoff la que quebrante los vnculos entire la
Gran Repblica y el Imperio moscovita, tan du-
ras penas estrechados.
Pueden-y sern muy apreciadas--continuar
las demostraciones de afecto la brava marina
francesa en los puertos espaoles. Ella es acree-
dora tales distinciones; pero cuidado con "ha-
cerlo article pour l'exportation ou pour les co-
lonies. On connail Va de'jd.
Un diplomtico.

---I)------*-----

CONTRASTE


Saben nuestros lectores que el general Weyler
ha publicado un bando en el cual prohibe que se
den raciones las families de los cubanos que fi-
guran en el campo revolucionario, as como ha
ordenado que dichas families vayan reunirse
con aquellos.
Sin pasar por alto cunto de infame encierran
estas medidas, por que bien los claras se ve el
propsito de condenar miles de nios y mujeres
morir de hambre en los bosques ser asesina-
dos en los caninos por las tropas espaolas, com-
prese con la manera noble y humanitarian con
que ha sabido responder el general en jefe de
nuestro ejrcito al inicuo bando que aludimos:

Cuartel General del Ejrcito Libertador
Sanct Spiritus, 7 Abril 1896.
CIRCULAR
En virtud de la inhumana y cruel imposicin del
enemigo, obligando concentrar en poblado las
families cubanas, vengo en decretar lo siguiente:
Art. i P -No se impedir que las families se ins-
talen y residan donde mejor les convenga.
Art. P9-Se les dar el auxilio y protecci5n que
sern acreedoras las families cubanas extranjeras
que se encuentren en la isla de Cuba.
Art. 3 ?-Pueden disponer de todos sus intereses
exceptuando los artculos de comercio prohibidos en
la Circular del to de Julio.
Cmplase por todos los Jefes y Oficiales del Ejr-
cito Libertador y las Autoridades Civiles.
El Gral. en Jefe,
M. Gmej.
Doy V. traslado de la Circular que antecede, re-
cibida hoy en este Cuartel General, para su inme-
diato cumplimiento.
P. y L. Cuartel Gral. en Saltadero, Abril 8 de 1896.
El Mayor Gral. Jefe del 49 Cuerpo.
Serafn Sncher.

--------- *--------

AVISO


La Delegacin de la Repblica de Cuba en
New-York, se ha trasladado de 66 Broadway,
56 NEW STREET, 2 piso.


*


LA CONVENCIN DE SAINT LOUIS

POR CUBA LIBRE


e inters para cuantos anhelan el triunfo de
causa tan just como la de la libertad de
Cuba, es el prrafo que del manifiesto del
gran partido republican de los Estados Unidos
trascrbese h continuacin :

Desde la hora en'que llev. cabo su propia inde-
pendencia, el pueblo de los Estados Unidos ha mi-
rado con simpata las luchas de otros pueblos de
Amrica por libertarse del yugo de la dominacin
europea. Vigilamos con profundo y creciente inters
el heroico batallar de los patriots cubanos contra
la crueldad y opresin, y nuestros mejores deseos
estn por el complete triunfo de su resuelta lucha
por la libertad. El gobierno' de Espaa, al haber
perdido el dominio de Cuba y ser impotente para
protejer las propiedades vidas de los ciudadanos
americanos que en ella resident, para cumplir con
las obligaciones de sus tratados, justifica que el
gobierno de los Estados Unidos debiera de un mo-
do activo usar su influencia y buenos oficios para
restaurar la paz y dar la independencia la
isla.

Toda esta parte del manifiesto fu acojida
con verdadero entusiasmo por la numerossima
asamblea de Saint Louis, por ms que las ltimas
frases apenas fueron debidamente entendidas
por la concurrencia. Asegurbase de antemano
que en la platform del partido republican se
haba insertado la frase intervencin ar-
mada cuando lo que realmente se dijo fue
influencia y buenos oficios . Vse, pues,
como en la cuestin cubana el espritu del pueblo
norteamericano est por la intervencin ar-
mada.
Ntese que el partido republican de los Es
tados Unidos es precisamente la agrupacin
que en otros passes forma el element conser-
vador. Cuando sus delegados la Convencin de
Saint Louis se han atrevido estampar tales ex-
presiones respect la cuestin cubana, no hay
duda de cul es el deseo de la Gran Repblica
en la litcha que actualmente sostiene Cuba.
Podr el Ejecutivo de los Estados Unidos
oponerse -- durante un tiempo ms menos
corto la voluntad del pueblo; pero al fin
tendr que ceder. No es all donde fructifican los
Cnovas ejerciendo su omnmoda voluntad, mis-
tificando el sistema parlamentario, hacindose
conceder crditos ilimitados para enviar al mata-
dero de Cuba cientos de miles de hombres cuyo
nico delito ha sido ser ineptos jvenes hijos de
infelices labriegos de la arruinada Espaa. Pero
Tinta en sangre de su grey
Es de Cnovas la ley.
y da pruebas de no merecer otro gobierno el
pueblo espaol. En l miente el refrn : Tanto
le dan al buey manso....." Ni el manifiesto del
partido republican, con Mac Kinley la cabeza,
cuanto menos Cnovas.
Erm ita lo.


*









LA REPBLICA CU~RXNA ,JULTO 2, 1896.


EL MENSAJE

DE LA REGENTE

Tomiamos del Press, de New York :
La aseveracin de la:reiha regent de:que Cuba no.
podra prosperar corinla independencia, y que si., la
Revolucin triunfase; la Ila daria un paso atrsan
el camino de la.civilizacin, los intereses,. la indius-
t.rin y el comercio, es- una mu(s. ra asombrosa.d e.
Ta arrogancia, y vanidad' esafnxlas-Es como si el
.-SSultn. de T'uquia dielarase q-ue- las verdadreos
interests y la verdadera salvacin de Armnia con-
sistian en permanecer sta sbdita de Turqua.
La verdad es que dificilmente se encuentra otro
pedazo con un rea igual de ventajas naturales sobre
;la faz de la tierra, que haya sido de urr modo ms
continuio infamemente desgobernado, saqueado,
ultrajado, y despojado como lo ha sido Cuba por
Espaa. Lo que Cuba pudiera ser si llega consti-
tu'rse independiente, es, por supuesto, material de
conje:uras; pero lo que ha sido bajo el dominio
espaol, pertenece la historic, y no ha podido ser
pec r.
La reina dice : Espaa. no puede abandonar la
misin civilizadora-que se ha mpuesto por su his-
toria y-sui honra. > Despus de ms de trescientos
aos empleados en civilioar Cuba, result que
sta es la colonia peor gobernada sobre la tierra.
Los amantes de la libertad v la civilizacin desearan.
observar cl contrast de una centuria dos de inde-
pendencia en Cuba.

--------*,----------

OPINIONES IMPARCIALES

La situacin en Cuba
(Leslie's Wieekly Illustraled de New York)

II.
Sostiene Espaa que no hay estado de guerra
en Cuba, pesar de que todas las ciudades se en-
cuentran en estado de sitio. Ciento cuarenta mil
soldados espaoles y treinta mil espaoles de na-
cimiento, voluntarios, han estado peleando du-
rante ms de un ao, contra cuarenta mil cubanos
que han hecho algo ms que mantenerse; nadie
puede salir de una ciudad, viajar por el interior,
Venir. la Isla salir de ella, sin un pasaporte
especial; ni un solo da ha pasado dasde que la
Revolucin estall, sin alguna batalla, y, nuere
reces de diez, las fuerzas espaolas han llevado
la peor parte. Si esto no es guerra i qu le lla-
marn guerra? Y si no es guerra, por qu los pe-
ridicos oficiales de la Habana publican artculos
di.rios bajo el ttulo de Telegramas de la gue-
rra Crnicas de la g. i ri-, Por qu se per-
mite los comerciantes anunciar y vender Ma-
pas de la guerra, y por qu el Partido Refor-
mista (espaol) rehus tomar parte en las lti-
mas elecciones, basando su actitud en que: no
poda haber elecciones legales en un pas donde
hay guerra? Todo esto prueba que el estado de
guerra existe. Es la mayor tontera, por parte
de las autoridades espaolas, negar hechos
tan evidentes.
Hace tres meses el general Weyler declare ofi-
cialmente que para el 15 de Marzo, las provincias
de la Habana y Pinar del lRo estaran limpias (le
insurrectos y que la zafra comenzara. Estamos
cerca de fines de Abril y Maceo est atn en Pinar
del Ro, Aguirre y sus hombres, en la provincial
de la Iabana, y no se ha hecho todava azcar en
ninguna parte. Es verdad que hace seis semanas,
Maceo, que haba estado operando en Pinar del
Ro, abandon aquella provincial con su*s cinco
mil hombres, march travs de las provincial
de la labana y Matanzas hasta que encontr a
Cimaz.. No fu forzado hacer esto movimiento;
lo hizo por su propia voluntad y porque tena
.que conferenciar con Gmez. Tan pronto como
Maceo lleg ti Matanzas, el general \Weyler di
una proclama declarando que, conform sus
'promesas, la provincia de Pinar del Ro y la de
l- Habana estaban limpias de insurrectos. Espe-
raba que esto hara cierta impresi6n en el gobier-
no de los Estados Unidos. Maceo supo lo de la
proclama, y en el acto, dejando G(mez. puso
en march sus fuerzas hacia la provincial de 18l
Habana, la atraves sin tropiezos, y otra vez en-
tr en Pinar del Ro, done eslt todava luchan-
do. La noche antes de mi salida de la Habana,
uno de los ms importantes fabricantes de taba-
co, recibi cartas de Pinar del Ro anuncindole
que today la poblacin se haba sublevado otra
vez contra Espaa, y ciudades, pueblos, caseros
y fincas azucareras ardan. Como deca la carta,
la provincial era un mar de llamas. As es como
Pinar del Ro est libre de insurrectos !
Y la provincia de la. Habana? Los rebeldes es-
tan por todas parties! Dos dfas antes de mi parti-


da, un juves, yo haba hecho una combinacin
para ir la maana siguiente i visitar el ingenio
Toledo, media hora de las puertas de la llali-
na. A las 8 de la noche, estaba en el caf del
hotel con un gran liimero de ciudadanos promi-
ne.ntes de law Tal)a.ana, cuando claramente oimos
algunos tiros-muchos tiros, del)o decir-Todo
etimundb en la. capital se alarm terriblemente.
pues esa evidence que- se luchaba muy cerca. A
las: seis de, la maana, siguiente se me inform
que'nse':naepermlita ir al Toledo, porquelosin-
surrectos. al mando de Aguirre haban estado all
durante la noche, haban atacado un fuerte espa-
ol, matado cierto numero de guardian, quemado
algunos casas y haban desaparecido de nuevo.
Esto tuvo lugar, entindase bien, justamente ba-
jo los muros de la ciudad; el gran baluarte de
Espaa. Y.as ocurre por todo el pas.
En mi anterior artculo expliqu el estado del
pas, en los alrededores del ingenio Mercedes,
cerca de Coln, y cun brutalmente eran trata-
dos todos por los soldados espaoles, que nunca
vacilan en fusilar pacficos habitantes. Mis
negocios en el Mercedes una vez terminados,
sal de 'all para el entronque antes mencionado,
donde esperaba tomar un tren para Matanzas.
Despus de muchas dificultades y habiendo sido
tiroteado dos veces, llegu al entronque las 5
de la tarde, para saber que no haban corridor
trenes entire ese lugar y Matanzas durante dos
das. Algunos trenes que se haban aventurado
salir de Matanzas, fueron detenidos y quema-
dos, los puentes destruidos y todos los telegrafos
cortados. Era impossible volver al Mercedes tan
tarde, y tuvimos que quedarnos en el pueblo,
compuesto de media docena de casas, tres fuer-
tes espaoles y la estacin. A pocas yards de la
estacin haba cuatro cadveres de blancos,.
Smuertos por los espaoles, pero que nadie pens
en enterrar. A unos pocos cientos "de yards,
estaba el cadver de un empleado del ferrocarril
que haba sido enviado la prxima estacin,
saber si all tenan algunas noticias. A su re-
ggreso fu cojido entire dos fuegos, espaoles
insurrectos, y muerto. Al permaneci el cadaver
por various das; ningn cubano se atreva
ir enterrarlo y ningin soldado espaol se hu-
biera tomado la molestia de hacer tal cosa.
El bruto teniente espaol, que mandaba las
fuerzas en el Mercedes, y que como dije en m
primer artculo, fusil cuatro de los enviados del
Sr. Carrillo, sin la menor casa ni provocacin,
vino al pueblo con ires de sus hombres en busca
do municiones. Esta vez tambin estaba muy
borracho y por moments vena la estacin,
maldiciendo de los rebeldes y de sus amigos.
Esto, desde luego, lo deca por m. Mi salro-
conducto, que autoriza ,i viajar y pasar las l-
neas espaolas, dice, naturalmente, que soy ciu-
dadano americano, y cada vez que tuve que pre-
sentarlo pude oir a los soldados, despus que
me autorizaban pasar, maldiciendo los
puercos americanos que estn en favor de los
cubanos . El teniente, tratando del asunto, se
excite tanto que sac: el revolver y tir contra el
suelo. Una ba.la di5 contra una piedra, rebot
y fu incrustarse en la pared a unas pulgadas
de la cabeza del jefe de estacin. As es, dijo
el borracho official, como yo le tirare cual-
quier rebelde y cualquiera de sus ',,.. '' i, .
IIala en el pueblo una sucia y pequesima
fonda, cuyo propietario consinti en alquilarnos
su cuarto, en el que haba dos pequeas y as-
querosas camas. El lugar era tan desagradable-
mente sucio, estaba tan lleno de bebedores, fu-
madores y maldicientes soldados, que decidimos
permanecer en la pequea estacin hasta lo ms
tarde possible. A las nueve de la noche, fu for-
zoso ir -nuestro cuarto, pues todo el mundo i
esa hora debe retirarse, y todo el que trate de
salir antes de las seis de la maana, es fusilado
sin ms aviso. Al llegar la fonda, encontramos
que el official borracho haba ordenado colocar
una cama entire las dos nuestras, y all estaba
acostado, su sable da un lado, su revolver al
otro. a Oh malo, muy malo a exclam Garca,
le aseguro que nos asesina. El dbil piso de
niuestro cuarto estaba sobre el corral de cerdos,
en el que un enorme puerco grua. Cuanto
al official, segua maldiciendo y renegando. As,
entire el ruido y la peste que vena de abajo,
el official espaol, que era peor que los puer-
cos, y los millones de mosquitos y pulgas, tu-
.-imos la peor noche que hemos pasado en
la vida. A las dos de la madrugada los perros
comenzaron ladrar furiosamente, y un minuto
ms tarde un terrible tiroteo empez entire los
fuertes y algunos insurrectos. Dur dos horas y
oamos silbar las balas alrededorde la casa. Ala
maana siguiente supimos que una pequea


partida de insurrectos haba hecho fuego sobre
los.fuertes y quemado tolo al rededor.
Esa maana pude llegar Coln. llaba ms
d'c 200 espaoles heridos all. Dos columns es-
tuvieron fuera today la nochie, perQi pesar de sus
esfuerzos para contenar los inuiiirectos, estos
queinaron cuanto habia al redbdor de'la ciudad.
Una column' espaoaa, fuerto'de 1,000 hombres,
que debi regresanh las seis:de la maana,. no se
hab,'hl vuelto saber de ella al medio, dia Mien-
tras yo tomaba. mi almuerzo en, el, restaurant,
cuatro soldados jvenes entraron, y ,liri-i'nJdise
i un official espaol, le dijeron, temblando, que
no haban tomado alimento en cuarenta horas y
se sentan tan dbiles que difcilmente podan
andar. . Por Cristo! Esto es vergonzoso, no
pude menos que-decir. El official me- mir con
gran sorpresa, y tal vez no queriendo ser duro
presencia de un extranjero, diO un peso los cua-
tro hombres para que comprasen algo que comer.
Era el caso de estos hombres una excepcin?
Nada de eso. Miles de soldados tienen que mar-
char da tras dia sin comidas regulars, y la
mayor parte no han sido pagados desde hace
meses.
Cuando al fin pudimos salir de Coln en un
tren que iba Matanzas, hicimos el viaje en un
coche ocupado por nueve oficiales y encontramos
en el trayecto varias columns espaolas. La
lluvia caa torrentes y aquellos infortunados
soldados espaoles no tenan abrigos, slo un
ligero traje de hilo, muy usado, lleno de agu-
jeros y sucio.
Seguramente, estos hombres no se han lavado
en varias semanas y sus cabellos y barbas no
han sido tocados en various meses. Nueve de cada
diez no tenan zapatos llevaban uno, y la mi-
tad de los hombres estaban cojos. Parecan la
personificacin del desfallecimiento, y la ver-
dad, no sonprende. Aqu hay hombres que du-
rante muchos. meses no han tenido la comida
necesaria, han, dormido en el lodo, bajo la lluvia,
marchado sobre el polvo, bajo un sol abrasador;
que no han sido pagados, sin ropas ni zapa-
tos; que sufren much en este clima y con
las fiebres, y quienes, y esto es lo peor de
todo, han tenido corriendo y corriendo en perse-
cucin de un enemigo que jams pueden alcan-
zar cuando ellos lo desean, pero que, cuando
estn cansados y hambrientos, y pasando por
lugares donde no pueden desplegarse, cae sobre
ellos y los destroza. Nosotros encontramos una
column espaola unas millas de Coljn.
Cuatro de los oficiales abordaron el tren y muy
excitados decan los oliciales que iban co:: no-
sotros, que la noche anterior haban salido, y
exclamaba uno de ellos : Es una vergenza, el
general no debe mandarnos salir bajo una lluvia
tan fuerte, en una noche tan obscura, en que no
se vea cinco pasos. A cuatro villas de
aqu, en un estrecho valle.en el que no podamos
desplegarnos, fuimos por sorpresa atacados por
una gran fuerza insurrecta, y antes de que. nos
diramos cuenta de nada, tenamos siete oficiales
y 30 hombres muertos. Tuvimos que retirarnos en
el mayor desorden, dejando nuestrosmuertos.
Uno de aquellos oficiales, comandante de ca-
ballera, explicaba que de los 300 hombres que
l mandaba, slo 150 estaban montados, y que
tenan caballos que no podan andar una milla.
Tal es el estado del ejrcito espaol en Cuba!
No es extrao que muchos de sus hombres les
falte corazn para la obra que de ellos se espera.
Los insurrectos estn impulsados obrar y
sufrir por espritu de patriotism; el soldado
espaol no tiene ese estmulo, y celebrara cual-
quier acontecimiento que le alejase de esa lucha.
para descansar de las actuales privaciones.
A. B. de Guerville.


WENCESLAO MARIN

Noticias llegadas ltimamente de Cuba Libre,
anuncian la muerte del decidido patriot Wen-
ceslao Marn, ocurrida el 29 de Abril en el ataque
del ingenio El Triunfo.
Marn era un joven animoso que desembarc
en la primera expedicin del vapor Laurada, en
Octubre del ao pasado, y su patriotism y
discipline reuna un valor y una tenacidad no-
tables.
Descanse en paz este digno hijo de nuestra
querida hermana Puerto Rico, joven que de modo
tan- noble se ha sacrificado por la causa de nues-
tras libertades.
--


ADVERTENCIA

SEaiiinteris de la causa, que d .;iftuliems.
y ti ii le contribuir en todo lo pl-sjll.1 ,1 siu
inay:, l*rc a.;-,[Lrndl. t-iiis determinado r.e-
ducir los, peTios liaII,-I, aora e ipullad; s
para suscripeions-y-.weranta de nineros de
La Repblica Cub na.
Asi', piies. :desde:-e'l o dei J;uio, regirn
S-ls precios' s.r unts :

'UN ANO s !.iMESES. Ts ESMESS
Iin- ........- 0 1 6
De|..12.ir-i...- 2 11 i 50 6 50
Extranjero..... 25 a,
NI"31EIdi SUELTO : 5CLNTIlis-

Ante el sac;ificio que hacemos en aras
de losprincipios '-'iliii. iitii :'t .ubanos, eo-
gamos a nuestros lectures que coadyuven
c)n todos sus esfuerzos en favor de nuestro
sermnana'rio. .

Rogamos t nues tros favoreced ores, cuyos
abonos terii i ,, ,ron i lues i sdis:I. que se
sirvan hacerlefe'tivo oe nuevo triniii:stre,
fin de que no experimeniiten 1li :tii ;i en el
servicio del peridico.

Desde el t dle Junto,. tolos los mandates
postales, rd'enes para suscripciones y de-
ms que concierne la administracin do
La Repblica Cubana, deben dirigirse
MB. Fourreau, administrador- geren te, 20,
rue Saint Vincent de Paul, Paris.
Paris, 1o de Julio dc 1896.

---------- ^O-------


LEYES
DE LA

REPUBLICAN DE CUBA

Ordenanzas Militares
Art. lo-Tan pronto como sea possible despus
del ingreso en el Ejrcito de la Repblica, se lee-
rn cada soldado por su official respective estas
ordenanzas y se le conducir ante-el Coronel do
su cuerpo, en su defect ante el- ms. inmediato
Jefe de esa graduacin, en cuya presencia pres-
tar la siguiente promesa : a Yo: N. N. prometo
solemnemente ser fiel i la Repblica de Cuba y
servirla honrada y lealmente contra todos sus
enemigos y opresores, quienesquiera que sean;
as como observer y obedecer la Constitucin y
las leyes, la rdenes del Presidente de la; Rep-
blica y de los oficiales superiores, conform i las
ordenanzas que rigen y gobiernan el Ejrcito de
la Repdblica. De cuyo juramento se tomar
nota en el registry.
Art. 2 Despus de alistado y juramentado,
ningn soldado ni clase ser dado de baja en el
servicio, sino por orden del Ejecuti.vo con la
autorizacin aprobacin de este por el general
en Jefe Jefes de Estado en su defecto : la baja
deber constar por escrito bajo la firma del Jefe
del cuerpo.
Art. 30 Ningn oficial-ser separado del ser-
vicio sino por sentencia de Tribunal Militar.
Art. 4o El official soldado que de palabra
ademanes faltare su Jefe, ser castigado con
arreglo la -naturaleza de su falta por decision
de Tribunal Militar.
Art. 50 Todo official soldado que inicie,
exite, motive ( tome parte en cualquier motn
sedicin en cualquier cuerpo compaa de la
Repblica en cualquier destacamento, puesto
guardian, sufrir la pena de muerte otro cas-
tigo que le sea impuesto por Tribunal Militar.
Art. 60 Todo official, sargento, cabo 6 sol-
dado que, hallndose present en -motn sedi-
cin no hiciera lo possible por contenerlo, que
llegando su conocimiento que se proyecta al-
guno, no diere sin demora iparte t su Jefe, ser
castigado por Tribunal Militar segn la entidad
de la falta.
Art. 7o Todo official soldado que levante li.
mano para su superior, arroje alce cualquier
clase de arma contra l cualquier pretexto que
fuese, desobedezca una orden legal del propio,
sufrir, la pena de muerte el castigo que con
arreglo ti la naturaleza de su falta le sea impues-
to por Tribunal Militar.
Art. 80 Ningn official ni soldado emplear
con otro palabras ademanes provocativos re-
prochables, bajo pena de arrest si es official, y si
es soldado, de prisi.a : en todo caso deber darse
satisfaccin al ofendido, en presencia de su Jefe.


J U L 10 9, 1 -,Oj


LA REPU:PBLICA CUBANAN







JL`.IO ', 1S96.Cj


LA RE:PBLICA CUBANA


Art. 9n Todo official esti autorizado para
-Cvitar y -poner fin i today querella 6 desorden,
aincuando los empeados en ello pertenezcan
otros cuerpos que el suyo, y- pudiendo arrestar-
los mientras sus Jefes ticaen cono-imiento del
hecho. Quien quiera que en este caso se niegue
5 obedecer un superior, t Preblste, t no
acepte la mediacin pacfica de un inferior,
haga uso de su arma contra ellos, ser castigado
conforme decision de Tribunal Militar.
Art. 100 Todos los oficiales que tengan el
mando de -cuarteles, garniciones 6 tropas en
marcha, conservarn el rden ms complete y
pondrn gran esmero en corregir todo abuso
-desrden que se cometa por los individuos bajo
su mando. El que ante la queja de que alguno de
sus subordinados ha maltratado de hecho de
palabras i.algin ciudadano, originando tumultos
6 ha dado lugar des'rdeies con perjuicio de
*la tranquilidad de los ciudadanos de la Rep-
blica, se:negare :hacer inme:iiatt justicia corri-
giendo semetiendo Tribunal Militar los
culpables y haciendo ciar reparaciones i los in-
juriados 6perjudicados, ser destituido de su
empleo castigado con otra pena,, conforme de-
cida un Tribunal Militar.
Art. 11o Todos losoficiales y soldados deben
conducirse.con rden tanto en cuarteles comno en
.marcha;-,y quien quiera que comnta depreda-
ciones destrozos en calls de ;I rbales, -jardines,
cercas, sembrados, casas, etc., etc., ataque
maliciosamente cualquier clase de propiedad,
como no sea por mandate del Jefe de operacio-
nes, sufrir (sin perjuicio de las penas que se
haga acreedor por las leyes generals de la Re-
pblica) el castigo que, conform la naturaleza
y grado de su falta, le imponga la sentencia de
un Tiibunal Militar.
Art. 120 Ningn official ni soldado cometer
actos de violencia con las personas empleadas
en conducir provisions otros objetos al cam-
pamento, guarnicin cartel, bajo la -pena que
ordenare el Tribunal Milit ir.
Art. 139- Todo military que se encuentre brio
en guardia, ronda, formacin en cualquier otro
acto del servidio, ser: castigadlo por Tribunal 3'i-
litar, exigindosele, .adem:s, la responsabilidad
consiguiente cualquiera otra falta que co-
metiere.
Art. 140 Todo official convict ate Tribunal
Military de observer una conduct impropia de su
clase de una persona de educacin y buena
moralidad, ser degradado.
Art. 153' El oficiial .soldado que se condu-
jere mal delante 1-l T.nei',i; :.. ponindose en l u-
ga abandonando vergonzosamente la guardian,
avanzada, fortificacin p";:i i',.i alguna que es-
tuviere destinado defi-ii':r; pronunciase pa-
.labras que indujeren otros harcelo; arrojase
sus armas y municiones; aban'!onase sus pues-
tos- sus filas para pillar y saquear, sufrir pena
de, muerte otro castigo que ordene la sen-
tencia del Tribunal Militar, si fuere convict de
su part.
Art. 160 El official que fuere convict ante
Tribunal Militar de haber firmado con conoci-
miento de causa un certificado, list de revist:..
estado de fuerzas, caballos, armas, 6 cualquier
otro decumento falso-relativo al servicio, ser
castigado con perida de sa empleo.
Art. 170 El Inspector olicial cualquiera
quien se le probare que h:a recibido dinero ti
otro objeto por va de gratifica:ijn cohecho
en el desempeo de su inspeccin, s-r d-stitu-
do de su empleo.
Art. 180 Todo official 6 encargado de cual-
quier ramo de adiinistraci6n que fuere convict
por Tribunal Militar de haber vendido sii rden
autorizacin superior, malversado i sido causa
voluntariamente por abandon de la prdida
..avera de las provisions. forra-ge, armas, vesti-
dos, municiones i otros efectos militnres perte-
necientes la Repbllica, repondr :su costa la
pariida y ser depuesto-de su empleo.
Arl. 19o Todo sargento, cabo, soldado
convict de haber vendido perdido, descom-
puesto 6 imLtli..J'': voluntariamente por des-
cuido las minunicionesg que se le entreguen para el
cl servicio, ser castigado conform decision
de Trib.u.nal Militar.
Art. 200 Todo el que fuere convict, de ha-
ber perdido, vendido daado por descuido su
caballo, armas, vestido, correages. etc., sufrir
el descuento de su paga que se estime necesario
en Tribunal Militar, para reponer la prdida, y
ser condenado prisin por el tiempo que se
.juzgue merecerlo su delito.
Art. 21o Todo. official convict ante Tribunal
Military de haber malversado el dinero que se le
confiere para el.pago de la tropa 6 para otros


objetos del servicio, ser castigado con prdida
de su empleo y obligado reintegrar el dinero ;
si fuere sargento cabo, ser degradado y queda-
r sujeto :il descuento ld .su paga hasta resti-
tuir por complete la cantidad; todo esto sin per-
juicio de la pena que el Tribunal Militar le im-
ponga.
Art. 22" Todo Capitn Jefe de compaa
tiene su cargo las armas, equipos, parque y
deims pertenencias de la fuerza de su mando,
siendo responsible de ellas su Coronel en caso
de prdida averias que no sean por accidents
inevitable.
Art. 230 El centinela que se -encontrare dor-
mido en su puesto 6 que lo abandonase antes de
ser formalmente relevado, sufrir pena de
muerte otro castigo que por sentenciade Tribu-
nal Militar le sea impuesto.
Art. 2-40 Nioii, soldado podr emplear
otro para sustituirle en servicio, ni quedari dis-
pensado de ste sino en caso de enfermedal,
ineptitud ausencia autorizada; todo soldado
culpable de ocupar otro p:ira sustituirle, as
como el sustituto no autorizado, sern castigadcs
por decision de Tribunal Militar.
Ar.t. 250 El sargento cabo que result
hallarse en connivencia con los culpables de la
falta antedicha, y el official que permiticsa
sabiendas tales faltas en el servicio, sern cas-
tigidos por sentencia de Tribunal Militar.
Art. 26, El official soldado que sin necesi-
dad urgent sin permiso de su Superior aban-
donase su cuerpo de guardian, pelotn division,
ser castigado conform la naturaleza de su
falta, por dcisin de Tribunal Militar.
Art. 270-Todo sargento, cabo soldadoque sin
permiso de su Jefe se ausente de su cuerpo, com-
par~a destacamento, ser castigado segn la
naturaleza de su fLita por decision de Tribunal
Military.
Art. 280-Todo el que fuere encontrado ula
milla de su campamento sin permiso escrito de
su Jefe, sufrir el castigo que le sea impuesto por
sentencia de Tribunal Militar.
Art. 290-Ningn official soldado pernoctar
fuera de su cartel campamento sin permiso es-
crito de su Jefe, so pena de ser castigado conforme
la gravedad de su falta por sentencia de Tribunal
Military.
Art. 30'-Al toque de retreta,los sargen tos, cabos
y soldados se retirarn sus alojamientos; el que
no lo hiciere ser castigado segn la entidad de
la falta.
Art. 31O--Ningn official, sargento, cabo solda-
do dejar de presentarse la hora fijada y en el lu-
gar designado, para ejercicios, parade t otro
objeto dispuesto por su Jefe, menos que est
impedido por enfermedad algunaotra causajus-
t', ni se retir del punto de reunion sin licencia
de su Jefe, so pena de ser castigado conform
la'naturalcza de su falta por Tribunal Militar.
Art. 320-Ningn soldado ni clase se alistar
en otro regimiento, batalln 6 compaa sin ha-
ber sido formalmente dado de baja en el regi-
miento, b.talln compaa en que sirva, bajo
la pena que seale el Tribunal Militar.
Art. 33-El official que sabiendas reciba y
conserve en la tropa de su mando .lgin sol'ado
clase que se aliste en ella sin haber sido dado
de baja en el cuerpo que porteneca, y que no
le arrested en el moment que sepa que procede
de otro cuerpo, dando part ste, ser privado
de su empleo por un Tli l,.ii n.l Militar.
Art. 340-Todo official soldado al servicio de
la Repblica que sea convict de desercin, su-
frir la pena de muerte otra que por sentencia
de Tribunal Milit;;n le sen impuesta.
Art. 350-El olicial ,oldado convict de ha-
ber aconsejado persuadido otro olicial sol-
dado que desert del servicio de la Rep:iblica,
sufrir-la pena .de muerte i otra juicio de Tri-
.bunal Militar.
Ar:t..36o-Todo aquel que, perteneciendo al
Ejercito, revelase santo y sea cohtrasea que
je fuesen confiadas persona no autorizuda
para recibirlos, conforme las reglas de disci-
pilina military, que variase aquellas al trasmi-
tirlas, sufrir pena de muerte i otro castigo que
le fuere impuesto por sentencia de Tribunal Mi-
litar.
Art. 37o-El official soldado que por descarga
de armas de fuego por cualquier otros medios
ocasionare i.ntcncionalmcnte falsas alarmnas en el
campamento, guarnicin cuartel, sufrir pena
de muerte, otra que le fuere impuesta por Tri-
bunal Militar.
Art. 38-Quien quiera que sin permiso de las
autoridades correspondientes sea convict de
mantener correspondencia estar en inteligencia
con el enemigo direct indirectamente, sufrir


pena de muerte i otro castigo acordado en Tri-
bunal Militar.
Art. 390-Quien quiera que auxile al enemigo
con dinero, vitualla pertrecho, 6 que 5 st.hicn-
das abrigue proteja i un enemigo, sufriri pena
de muerte por Tribunal Militar.
Art. 400- Todas las propiedades ocupadas al
Estado enemigo en sus edificios pblicos, y en
general las armas, pertrechos, medicines, tiles
de ciruja y objetos de escritorio que se le toma-
ren, se asegurarn para el servicio de la Rep-
blica por el Jefe respective, que ser responsible
de su conservation.
Art. 41-Si un Comandante en jefe de guarni-
cin, fortaleza puesto, fuere obligado por los
oficiales y soldados de su mando ceder al ene-
migo abandonar la posicin,'los oficiales y
soldado que sean convictos de dicha falta sufri-
rn pena de muerte otro castigo que le sea im-
puesto por sentencia de Tribunal Militar.
Art. 420-Si un official se conside'ra injusta-
mente tratado por el Coronel Comandante de
sucuerpo,y ste rehusare enmendar la injusticia
ante la solicited de.su subordinado, puede apelar
ante el General Jefe del Estado Distrito, quien
deber examiner el caso y tomar las medidas
necesarias para enmendar la injusticia, dando
cuenta con los antecedentes al General en Jefe.
Art. 430-Si un official, subalterno soldado se
considerase objeto de una injusticia por part de
su Capitn otro official, acudir en queja al Jefe
de su Regimiento Batalln, quien deber nom-
brar un Tribunal de tres oficiales para juzgar el
caso. De la decision de ste podrn apelar las
parties ante un Tribunal Militar, cuya sentenci'a
se>' decisive.
Art. 440 En todos los dems casos de queja
se observarn los trmites prescriptos por la
Ley de Organizacin Administrativa.
Art.. 450 Siempre que un official fuere acu-
sado de un delito comn military, ser arrestado
en su habitacin y despojado de sus armas per
su Jefe respective. Todo official que abandonare
cl lugar de su arrest antes -de ser puesto en
.libertad por su Jefe por un official superior,
sufrir prdida de su emplco.
Art. 46. Los sargentos, cabos y soldados
acusados de algn delito, sern press hasta que
fueren condenados por Tribunal Militar absucl-
tos por la misma autoridad.
Art. 470 A ningn military acusado de la
perpetracin de un delito, se le mantendr en
arrest prisin ms de ocho dias sin haberlo
sometido un consejo de guerra, menos que
sea impossible la reunin del Tribunal en dicho
plazo.
Art. 480 Ningn comaindante de guardian
podr negarse recibir un prisionero que le sea
entregado por un official del Ejrcito, con tal que
sle le entregue al mismo tiempo un escrito en
que bajo su firm haga constar el delito de que
se acusa al preso.
Art. 490 Todo official quien so entregue
un preso, deber dentro de las veinticuatro horas
de haberlo recibido dar p;.r:e por escrito su
Jefe del nombre del official que se lo citetreg,, so
pena de ser castigado por des be iicncia aban-
dono, juicio de un Tribunal Militar.
Art. 500 Si algn Jefe ti official supiere que
otro official soldado ha cometido crimen, ofensa
mal manejo contra algn soldado de su mando,
mnaliciosamente dejare de presenter ante la
Justicia dicho official soldado, se le castigar
por un Tribunal Militlr.
Art. 510 Cuando algn sargento, cabo
soldado muera en el servicio de la Repiblica, el
segundo Jefe del batalln, 6 el official que ha;ga
sus veces, el segundo en Jefe si es un puesto
de guarnicin, pondr en segurid.ad immediata-
mente sus efectos equipaje, har un inventario
de todo y lo trasmitir la Secretara de la
Guerra, para el efecto de que sus ejecutores tes-
tamentarios administradores reciban aquellos
conform dicho inventario.
Art. 520 Cuando algn sargento, cabo
soldado muera en el servicio de la Repblica, el
Jefe de la compaa seccin que pertenezcan
inventariar los efectos que posea el finado,
part de sus armas y equipo, y ser responsible
de ellos hasta que sean entregados los here-
deros naturales de aquel 6 disponga de ellos el
Cuartel General respective.
Art. 530 Tratindose de faltas y descuidos
que se cometieren en perjuicio del buen rden y
discipline military, los Jefes de calmpamento y de
column quedan facultados para imponer discrc-
clonalmente las penas correccionales siguientes :
al soldado, tribajos forzaudos desde ocho dias
hasta sesenta y prisin de uno treinta dias ; 5
las classes y oficiales, recargo del servicio de g.uir-


dia, arrest desde- uno'hasta treinta das, multa
desde uno cincuenta pesos y amonestacin.
Art. 540 Todo official, soldado indivlduo
empleado en el servicio military de la Rep:ibli-a
durante la actual guerra con Espaa, que sea
acusado de algn delito comn, ser juzgaro y
castigado por un Tribunal Militar, aplicando ste
las leyes generals dela Repblica.
Art. .;o Las penas que pueden imponarse
por los tribunales militares, son las siguientes:
muerte, degradacin, prdida de empleo, tra-
bajos forzados desde dos meses hasta diez aos,
suspension, prisin, arrest y multa. La pena de
muerte slo podr aplicarse en aquellos casos en
que lo determine las presents ordenanzas.
Art. 56O Ios tribunales tomarn en consi-
deracin las circunstancias eximentes, atenuan-
tes agravantes que puedan ocurrir en los he-
chos sometidos su juicio.
Art. 57o Al Presidenle de la Repcib'ica
correspond decretar y fijar l un.i formedel Edr-
cito.
Art. 580 Si en marchas, guarnicionesi
cuarteles acopteciese que se reunan pristo:t
servicios juntos, el official de ms graduaci 'i dle
los presents ejercer el mando en Jefe y expe-
dir las disposiciones necesarias para el servicio,
salvo rdenes especiales del General en Jefe ,
sus delegados, en contra.
Art. 5'," Eas presents ordenanzas debern
ser publicadas y ledas durante los seis primieros
mneses despus de su sancin, dos veces al mes
en cada compaa t destacamento de compaa
y una vez al mes en lo sucesivo; y sern obede-
cidas y observadas por todos, los oficiales y ol-
dados que estn 6 se hallen en adelante al ,er-
vicio de la Rlepblica, incluyendo los emplealos
por cualquier concept relacionados con los
cuerpos de Inguniicros Estado Mayor, Inspecci:n,
Sanidad y Administracin Militar.
Articulo adicional. Todos los individuos que
se encuentren actuando como espas en fortifica-
eiones, cuarteles, campamentos, destacamentos,
puestos avanzadas del Ejrcito de la Repblica
6 en los alrededores de los mismos, sufrirn la
pena de muerte, conforme las leyes y usos dle
todas las naciones, prvia sentencia.

------^.--------

CRIMENES DE WEYLER


De una c arta:
Con fecha 27 de Mayo, describe desde la IIabana
un americano otro que reside en Cayo IIueso:
Jams ha habido ley ms bhrbara que su l-
timo decreto de Weyler) obligan o las fi ....
que abandoned sus hogares y se presented en
los fuertes campamentos espaoles, para que
queden merced de la vil soldadesca espaola,
mejor dicho, de la oficialidad, cuyos instintos
de hiena los hacen ms temibles que la tropa de
fila. Durante varias semanas que permanec en
un campamento espaol, presenci tales esccn4ts
cle depravacin, que avergonzar:ian los series
mis bajos en la barbarie.
lle visto oficiales rasgarle los vestidos a jI.v-
nes de quince aos, para que sus soldalos I;
vieran el desnudo cuerpo. E-tas desgraciadas,
cuyos padres hermanos militant en las filas it:-
surrectas, estaban obligadas permanecer en el
campamento para sufrir la constant ofensa dle
los soldado-, y h ufan aterrorizadas dle los uf-
ciules como de bestias feroces.
En la Habana:
Fusilamiento de Basilio Lasa, cubano inv-
lido quien fu necesario conducir car-
gado al lugar del suplicio y fusilarle sen-
tado, pues el infeliz no podia caminar
causa de un reumatismo agudo.
El 22 de Junio fueron fusilados en la Cabaila
2 prisioneros de guerra.
En iatan:as:
El joven de diecisiete aos Lus Mazzorana,
ciudadano ingls, hijo del professor de misica
1). Antonio, hace unos meses que se march la
Revolucin, asistiendo tres combates, siendo
dos veces herido y quedando prisionero de los
espaoles, quienes lo han conducido ti Matanzas
y pasado por la misma casa de sus pa-
dres, descalzo, casi desnudo, pi y ma-
niatado. El consul ingls ha pedido intervenir
en el process.
El ,2 dc Mayo fu6 fusilado el prisionero de
guerra Jun Martin lienace.'.
Total............... 4 asesinados
Suma anterior....... 760 -
Total general........ 76 -
(Continu ard.)


*


i
- ----~-






LA REPO-SA- CA tUBANA


JULIO 2, 1896.


NOTICIAS DE LA GUERRA

Del 23.
-El Cnsul americano en la lHabana se ha ne-
gado en absoluto responder i las preguntas
-extraoficiales que le ha mandado hacer el
general Weyler, respect i. los informes que el
expresado consul ha remitido su gobierno.
-Ayer fueron fusilados en la llabana dos cu-
banos.
-Se anuncia un ataque la Trohia por fuer-
zas del general Maceo.
-En Sancti Spritus fu batida la column es-
paola del coronel Martn, con prdida de diez
muertos y quince heridos.
-En telegrama official espaol se confirm el
desembarco de una expedicin cubana entire Ca-
marioca (i) y Varadero (2).
Del 24.
-Noticias de iltima hora de ayer anuncian
un combat entre las fuerzas del general Maceo y
las del general Gonzlez Muoz. Aquellas fueron
atacadas en sus posiciones, rechazando al ene-
migo y causndole veintids heridos, entire ellos
un m'dico y el teniente Ballesteros.
-En Guanabacoa ha habido una escaramuza
sin importancia.
-El vmito contina produciendo grades es-
tragos.
-Cerca de Ramales sufri muchas bajas la co-
lumna del coronel espaol Pava, entire ellas dos
tenientes mal heridos.
-.Van llegando la llabana los heridos que
tuvieron los espaoles en el ltimo encuentro con
las tropas del general Maceo. Se confirm que
aquellos tuvieron que retirarse Cabaas.
-El puesto de la guardian civil en San Manuel
(Villas) fu atacado por una fuerza cubana.
-Los cubanos los rde es del general Lacrct
sostuvieron un combat con la column epao!a0
del coronel Gastn. Esta tuvo cinco muertos y,
catorce heridos, entire estos, various oficiales.
-Se halla gravemente enfermo de fiebre ama--
r:lla el coi-onel Molina, y ha muerto de la misma
enfermedad en Santa Clara el comandante del
Val.
Del 25.
-Los cubanos se han apoderado de un convoy
en las inmediaciones del Cauto, causando al ene-
migo various heridos y muertos,- entire los prime-
ros el teniente coronel Snchez Pavn y el te-
niente Cuadra..
Del 2(.
-En las lomas de Oleaga el general Maceo ha
rechazado un nuevo ataque de las columns
combinadas al mando del general Gonzlez
Muoz. La accin dur dos horas y los espaoles
tuvieron que retirarse Manolita, con las prdi-
das siguientes : veintids heridos, entire los que
se cuenta gravemente el teniente Asensio, doce
contusos y dos muertos. Estos datos son conform
at parte official espaol; pero se sabe que ascen-
dieron ms las prdidas experimentadas.
-En la peninsula del Ramn (Santiago de
Cuba) y en Tiguabos, las columns espaolas de
Sandoval y Albert han sufrido muchas bajas en
various encuentros con fuerzas cubanas.
-lla llegado Jackson\ille el vapor Comn0o-
ldore sin los expedicionarios y el cargamento que
hub'a sa::ado.
Del 27.
-De Espaa anuncian que fines de Agosto

(1) Camarioca.-Surgidero en la costa Norte,
ocho kilmetros al Este de la punta de Maya. (Ma-
tanzas).- N. de la R.
(2) Varadero.- Playas de la ensenada de Crde-
nas,- N. de la R.


saldrn para Cuba en veinte vapores, 35, 190
hombres de infanter.a, 1,282 de artillera, 1,619
de ingenieros, -67 de caballera y various bata-
llones de voluntarios. Dicen, adems, que en
Diciembre se har otro envo de 20,000 hombres.
Del 28.
-El part official espaol reduce i 3 fardos
de armas, 150 cajas de municiones Remington y
se ignora de Manuser el cargamento desembar-
cado en Canarioca; pero se sabe que la expedi-
cin fu much ms important y que se en-
cuentra ya completamente salvada.
-El general \Veyler ha expulsado los co-
rresponsales del W11orld y de otro diario ameri-
ricano.
Del 29.
-Cerca .de Manzanillo muri en una em-
boscada un teniente espaol. Adems, la fuerza
que mandaba fue derrotada, abandonando todos
sus heridos y muertos.
El corresponsal del lVorid, expulsado por
Weyler, anuncia que presentar una reclama-
cin de 25,000 pesetas, y Mr. Dawley, el otro
corresponsal americano, una de 100,000 pesetas.
Entre Cubagua y San Antonio de los Ba-
os, ha habido una accin en que las fuerzas
espaolas del coronel Pintos fueron completa-
mente batidas en una carga al machete.
lla habido encuentros en Cauto, Veguita,
Escandel y Aguaditas.
El ciudadano americano Jos Antonio Izna-
ga, corresponsal del Herald, ha sido expulsado
de la Ilabana, por acusrsele de estar en comu-
nicacin con los revolucionarios.
Dicen de Cayo Hueso que han sido puestos
en libertad bajo fianza hasta el mircoles los cu-
banos press bordo del vapor City of Ri-h-
mond. Las armadores han protestado por la
detencin de dicho luque.
El general Martnez Campos, en una con-
ferencia con Sagasta, ha dicho que es impossible
que termine la guerra de Cuba antes de 1899, y
que para 'eso es indispensable enviar 100,000
hombres.

-------I*---------


LA OPINION EN ESPAA

El Liberal, Madrid :

Con los que van, se cruzan los que vuelven, li-
siados, invlidos, anmicos mal heridos.
Cada transatlntico que regresa trae centenares de
estos ltimos, los cuales descansan algunos dias en
los Sanatorios, y al cabo de quince veinte no dc-
jan de si ni memorial ni rastro.

Pero es impossible que continen as las cosas; es
impossible que nos avengamos seguir mandando
refuerzos sin la seguridad de que han de tener efica-
cia tantos y tan dolorosos sacrificios. Es impossible
que transijamos con el hecho de que Maceo reciba
caones, viveres, dinamita, pertrechos y socorros de
distintas classes.

La Isla est siendo para nosotros como un buque
que hace agua.


La Paz, Madrid :


Espaa pact muy gustosa, depus de diez aos
de guerra, con los asesinos incendiarios que el
ao 68 dieron el grito de Yara y sostuvieron la otra
Revolucion; cuyo pacto lamentaron slo los negreros
y mercaderes que hacan pinges negocios la som-
bra de su also espaolismo y de sus anhelos por
que la nacin les siguiera enviando soldados que les


proporcionasen acrecentar su oro, convirtiendo en
Cresos acaudalados obscuros mercachifles.
. .. .. .. ... .. .. .. ... .. ... .. .. . . .. ....

El Eje'rito Espaiol. Madrid :

Crece de dia en da la va dilatada lista de nues-
tras debilidades, mejor dicho, de las debilidades del
gobierno en esa malhadada cuestin cubana que
amenaza costarnos tanta sangre y llevarse hasta
nuestra ltima moneda.

Esto indica que el pas siente'profundo cansancio
por ese continue llover de telegramas que nada di-
cen cn concrete, ese continue mover de tropas des-
hilvanado que no permit fijar objeivo al movi-
miento, que la opinion est persuadida que, como
en la guerra civil de siete aos, como en la del 48 en
Catalua, en la de Santo Domingo, en la carlista de
1872, en la de Cuba de los diez aos, es en balde
soar en ambicionados triunfos que nunca llegan, y
slo por el pacto y la inteligencia tienen trmino.


El JRes/mnen, Madrid :


Se han hecho las Cortes para logislar, se con-
vocan para agotar el Diccionario de improperios y
frases mal sonantes, que, si en todos lugares es 'cito
rechazar, no ha de ser just admitir dentro del Pa-
lacio de Ja Representacin popular?


La Corre.spondetnia Mlilitar, Madrid :

i Cun opuesto y doloroso espectculo el que la
poltica y el Parlamento ofrecen !
El templo de las leyes semeja suerte de romano
circo, donde los gladiadores se destrozan en enco-
nadas luchas del ms edificante y repulsivo perso-
nalismo; al que, desdeando el otro circo, el de la
ms traditional de las fiestas nacionales, acude el
pblico ilustrado, y en el que goza y se excita con el
barrunto y el olfateo de la sangre de aquellos
quienes el hado infausto llev la candente arena.


Diario del Comercio, Barcelona:


Las noticias de Cuba son desesperantes. La ruina
y paralizacin commercial son absolutas; la plaza de
la Habana es un cementerio para el trfico; estn en
suspension forzosa de pagos en quiebra casi todas
las firmas, el consumo ha diaminuido en propor-
ciones horrorosas, y el desequilibrio monetario es
tal, que se va perdiendo hasta la nocin de moneda.
En estas columns del Diario del Comercio, tuvi-
mos la desgracia de profetizar, cuando se nos mote-
jaba de pe;imistas impresionables, habiendo reba-
sado la realidad del desastre cunto pueda imagi-
narse.
Los esfuerzos que el gobierno hace para levantar
el espiritu de aquellos elements, se embotan con-
tra una especie de excepticismo extrao. Durante la
guerra anterior, quien animaba el cuadro era el cc-
mercio con sus abnegaciones, larguezas y despren-
dimientos...; hoy ese comercio no da seales de vida
para nada, absolutamente para nada.
El estado sanitario, aunque otra cosa se diga, es
gravisimo por las circunstancias que se amontonan
contra nuestros heroicos soldados. La insurrec-
cin ms pujante que nunca y campando por sus
respetos de punta punta y de extremo extremo
de la isla. La famosa trocha del Mariel no sirve para
nada, como no sea para aumentar las penalidades y
abarrotar los hospital; de enfermos; Maceo se
mueve en ancha jaula y no parece, al menos por
ahora, abandonarla. La alimentacin del ejrcito es
mala, por las mismas dificultades que apareja el
aprovisionamiento, all donde no hay ni comunica-
ciones, ni casi rastro de, senderos desde que las llu-
vias han comenzado. Un soldado lleva, cuando sale
campaa, la manta, la hamaca, el correaje, las mu-
niciones y las provisions. Al primer chaparrn toda
esa impedimenta pesa con horror y nuestros bravos


tienen que optar centre morir de asfixia y fatiga,
vivir la intemperie y sin ms amparo que la Pro-
videncia...; y como esto dura das, semanas y mc-
ses... puede pensarse le que all se sufre...
Tanta penalidad, tanto sacrificio, tanto derroche,
para que los 18 meses de guerra estemos much
peor que el primer da, y con ms complejidades y
obstculos por cada da que pasa sin que la paz se
haga... Se ha anunciado para dentro de un mes,
poco ms, una nueva expedicin de 5o,ooo hombres,
segn algunos, pero que se elevar ioo,ooo segu-
ramente antes de fin de ao.
Hay esperanzas de que sea el ltimo esfuerzo?
Podr el pas con tan tremendas sangras de
sangre y oro ?


El Corsario, La Coruia :
.. ... ... .. ... ... .... ... .... ... .. .. . ... .
La Revolucin sigue cada vez ms potente, pe-
sar de lo que el gobierno y la prensa dicen de pre-
sentaciones y de trcclas etc. Como he dicho en mi
carta anterior, las trochas no resuelven absoluta-
mente nada en beneficio de la paz. Maceo, Bandera,
Carrillo, Bermdez y otros que estn, al parecer, en-
cerrados en Vuelta Abajo, seguirn lo mismo, por la
razn de que aquella es la zona que tienen para
campo de operaciones, y no saldrn de ella quizs
en much tiempo.
Mximo Gmez (el 'muerto) ha resucitado de
nuevo, al mando de nuevas legiones revoluciona-
rias, las cuales vienen bajando del Camagey la
Habana, en donde segn rumors pblicos piensan
dar algunos golpes decisivos.
. .. .. .. .. ... .. ... ... .. .. ... . .. .. ... ..
Todo el afn de la prensa ha sido y sigue siendo
provocar las estpidas pasiones patriticas en contra
de los Estados Unidos.

Pero hoy estn seguros los que pregonan la
guerra, que pueden perder en ello la cabeza como
just castigo sus criminals escitaciones, que no
tienen otra base ni otro motivo, quela rabia ydeses-
peracin que les causa ver que peligra perderse
la riqusima breba que tantos milloncejos ha dado,
product del robo y la rapia.

- ..**. ....**. *.......* ** * ..*.. .. .


SELLS CUBANOS

Podemos anunciar i nuestros lectores que
contina de venta la coleccin de sellos cu-
banos.
La component cuatro de diferentes colors, pero
de dibujo igual cen tavos en
la reproduc- imoneda de los
cin que pre- Estados Uni-
sentamds. do-. Sabemos
Los sellos son ademis que cir-
de 2, 5, 10 y 2c culan por el
correo de Francia. Por iltimo, advertimos que
las rdenes deben venir acompaadas de su im-
porte.


HOTELS RECOMENDADOS

lltel Campblell, avenue Friedland, 61 ot (3.
Grand IItel, boulevard des Capurines.
HIItel Contiinental, rue Castiglione.
HEtel Terniintis, rue Saint-Lazare.
Ilotel diu Louvre, rue de Rivoli.
Hotel de jlade, boulevard des Italiens, 80.
Hotel d'Amigleterre, rue de la Boa~io, 91.


SASTRERA INGLESA Y.AMERICUIK, DE STIlRLIN
,3, rue du Qiitre-Septeiiile ct *i, Plac de l:Oira
Trages y abrigos para caballeros y jvenes.
(Se habla ingls y espaol.)
Eslecialidild de g45erom intgleses


PROPAGAN DA


CUBANA


Por Gonzalo de Quesada



Un tomo, de venta 50 cen-

tavos el ejemplar, en la Adminis-

tracin de Patria.


81, New St. New-York


Heroes Huilides

BI GIAtFi[ DE BEVOLUCIONARIOS CUBANOS

POR


SERAFiN SANCHEZ


Un volumen, de venta en la Adminis-
tracin de Patria, 81, New Street, New
York, 50 centavos el ejemplar.


PATRIOTISM


POR


GONZALO de QUESADA




Un volimen, de venta en la Adminis-
tracin de Patria, 81, New. St. New-York,
50 centavos el ejemplar.


Culayla i luia e fola

Se ha puesto la venta, al precio de
25 cts. ejemplar, el folleto que contiene
el discurso del seor Manuel Sanguilv,
pronunciado el 27 de Noviembre ltimo
en Chickering Hall, y que est reputado
como la ms filgurante de sus oraciones
tribunicias.
Los pedidos pueden dirigirse Ja admi-
nistracin de Patria, 81, New St., New-
York.


4


- ... ~
_ i- ......,.,... ..


I I- ,, I ,I i iP i ~ i i - i


*.- ^ ir" ' -


Caali~o ~iii




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs