Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00022
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: June 18, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00022
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text























Patria y Libertad


REDACCION Y ADMINISTRATION SUSCRIPCION EN FRANCIA
20, Rue Saint-Vincent-de-Paul Ao I 1 PARIS Junio 18 de 1896 -Nm. 22 n se-.asdtre a. ti.............**....
Ud trimestre, id. Id. ............ .... 1.5
*elegraf ,o:ET.1A"E.nA S CT.LI0.. LOS DT T TTEOT-TT ,TES EN EL EXTERIOR
T e r..rFONo Un ao. pago adelantado .... ..........35 fr.
o se devuelven originals Los 'anuncios reclamos se dirigirn b M. L. GUAGLNO, 39, rue de Chartres. Neuilly-sur-Seine. Un Umstr, LT' .......... O fr. et.50


ANEXION? NO


era demencia pensar en la anexin
de Cuba Mjico. Ni Mjico la de-
sea, fi.Cuba la quiere.
La ensangrentada Antilla se bate
sola por su independencia fines del
siglo contra ms fuerzas que las en-
viadas por Espaa las Amricas.
Jams, ni en todo el continent
hispanoamericano, tuvo tantas tro-
pas ni tan buenas escuadras la
Metrpoli, como las que tiene ahora en mo-
vimiento para sojuzgar la Isla. Jams las
naciones -onquistadoras del Nuevo Mundo, Es-
paa Inglaterra, reunieron tantos soldados, ni
tantos armamentos, ni tantos buques como los
aglomerados por la Pennsula Ibrica para im-
pedir la prdida de la gran Antilla.
A Washington lo auxili Francia con various
miles de hombres de desembarco, 28 buques de
guerra de gran porte, 100,000 tiendas de cam-
paa y 25,000 fusiles : Bolvar lo auxili el co-
ronel irlands Smith, con gran golpe de tropa,
Inglaterra le suministr abundantes recursos.
A Cuba no la ha ayudado, de una manera efec-
tiva, nadie. Con su dinero propio los cubanos
envan desde donde pueden, expediciones de
guerra, y gracias ellas el gran Gmez y el
siempre vencedor Maceo se acercan cada vez ms
al logro de la independencia, seguros de alcan-
zarlo con su propio esfuerzo.
En tanto, las simpatas del pueblo norte-ame-
ricano baten palmas por los libertadores al ver
levantar la aurora de otro gran pueblo en el
Nuevo Mundo, y triste es decir que las repbli-
cas de la Amrica que fu espaola, olvidando
sus antecedentes y descuidando el cumplimiento
de sus ms sagrados deberes, dejan abandonada
la Isla lafuria frentica de los espaoles, que
tienen en nuestro suelo 200,000 nombres de
ejrcito.
No es possible que despus de haber luchado
cerca de doce aos en desigual combat, al acer-
carse el moment en que los soldados de la tira-
na tienen que abandonar la tierra cubana, los
hijos de ella piensen en unir sus destinos los
de ninguno de los dems pueblos de este hemis-
ferio, y,,sobre todo, al de Mjico, el cual por no-
torias circunstancias es el llamado inspirarle
menos deseo de amistoso concerto.
El sentimiento de separacin de Espaa nace
en los hijos de Cuba, no solo impulsos de la
razn y el buen sentido, sino consecuencia del
odio eterno que merece el trato inicuo que
aquella nacin ha sometido siempre la noble
Antilla.
Perder la memorial de todo lo que sea espaol,
perder todo rastro, toda traza del pas detestado
que no deja sino el recuerdo de sus crmenes en
la Isla, tal es la natural propensin de los cuba-
nos al-fijar la vista en un brillante porvenir de
independencia, y Mjico es la tierra que ms se
parece Espaa de cuantos de este indigno pue-
blo procedemos.
Recuerdo que en unas chispeantes y populares
redondillas con que un poeta mejicano contest
unos versos ofensivos Mjico, de Zorrilla, se
dice de los iberos,
Que en industriales empeos
De bueno tan solo dan,
Sus chorizos extremeos
Y su vino cataln.
Pues bien, no creo que haya ningn cubano,
inclinados como somos los vveres de la culta
Francia, que pueda oler sin repugnancia salchi-
chas de Extremadura, ni beber con gusto un tra-
go de vino de Catalua, aunque sea del Priorato
de Villanueva y Geltr.
Puede haber liga entire la Isla y una nacin
como Mjico, en que visiblemente predomina la
influencia espaola con muchas de sus secuelas
ms odiosas para nosotros ?
Verdad es que la nombrada, con razn, en un
tiempo Nueva Espaa, est hoy regida por un


hombre de reconocido talent que la mantiene
en paz y en vas de progress; pero semejante
observacin no puede ser part que Cuba pida
la anexin Mjico.
J. de Armas y Casepedes.

1--------- *--------

GENERAL JUN FERNANDEZ RUZ



O portunamente dimos cuenta I nnestros lec-
tores del desembarco (le la expedicin
del vapor Laurada, al mando del general
Jun Fernndez Ruz, valiente guerrero de.
nuestra epopeya de los diez aos. Iloy podemos
ofrecer su retrato-hecho en Paris pocos das
antes de su march para los Estados Unidos-y
algunas breves notas biogrficas.
El general Fernndez Ruz es hijo de la heroic
region oriental de Cuba, y entire sus hechos glo-
riosos cuenta como el primero el haber sido uno
de aquel grupo de cubanos decididos que con
Cspedes lanz el inolvidable grito de Yara. A
una legua de Manzanillo, y unido Angel Maes-
tre, se levant en armas contra la inicua domina-
cin espaola, dirigindose despus La Dema-
jagua. Una vez all, nicamente acept, al igual
que Maestre, el puesto de soldado abanderado.
Ocho das ms tarde mandaba la avanzada
del centro de las fuerzas cubanas que fueron
tomar la ciudad de Bayamo, y es aqu cuando se
revel el empuje y la valenta pasmosa de Fer-
nndez Ruz. Haba orden express de no atacar
la plaza antes de una hora fijada, para lo cual
ya se trasmitiran nuevas disposiciones. Pero
Ruz, notando con impaciencia que el plazo sea-
lado haba trancurrido y que no llegaba orden
ninguna, resolvi la situacin por s mismo,
lanzndose con su fuerza sobre una de las trin-
cheras que defendan la ciudad. El choque fu
tanto ms rudo, cuanto que los exploradores de
una tropa de milicianos se vieron violentainente
cargados al machete, y el que no perecieran to-
dos se debi i la intervencin del abogado EiEt-
ban d Estrada y haberse pasado los milicia-
nos restantes.














A ,
..:!" r,









Aquel acto de indisciplina de un hombre que
solo contaba ocho das de soldado y que no co-
noca ordenanza military ninguna, fue cometido
por el que desde entonces, y durante el perodo
de diez aos, di repetidas muestras de ser uio
de los combatientes ms disciplinados y ms
cumplidor hasta del ms leve detalle de las orde-
nanzas.
Numerosos fueron los combates en que tom
parte, como tambin numerosos los hechos en
que supo colocar su valor una altura envidia-
ble. El mismo caudillo Carlos Manuel de Cspedes
dice, al hablar de la toma de Yara, en Octubre
de 1871: El teniente coronel Ruz se corona de
gloria.
Cuando el Zanjn parti para los Estades Uni-
dos, y al estallar la Revolucin del 24 de Febrero
se encontraba en Barcelona, sosteniendo su nu-
merosa familiar con el escaso product de su tra-
bajo. Sin embargo, ante el llamamiento de la Pa-
tria, el antiguo soldado dijo adis los sres pa-
ra l ms queridos, al reposo de hogar modesto,
todo, en fin, y vino Paris, despus parti
Nueva York, y hoy se halla otra vez blandiendo
su adorado machete en la conquista de la nacio-
nalidad cubana.


DEL "THREE FRIENDS J


Otra buena nueva tenemos que comunicar
nuestros compatriotas. En las playas'cubanas ha
desembarcado, fines de Mayo, una important
expedicin al mando del teniente coronel y secre-
tario de relaciones exteriores, Rafael Portuondo
Tamayo, y del capitn del ejrcito francs Alberto
Couspeire, cuyos retratos y apuntes*biogrficos
damos en este mismo nmero.
El contingent se compone de 68 expediciona-
rios, entire ellos muchos de las primeras families
de Cuba, various experts en ciertos ramos de la
guerra y un valioso cargamento.
Se nos present, pues, nueva ocasin para ha-
cer justicia, ofreciendo nuestros plcemes cuan-
tos en Nueva York lo mismo que en esta ciudad
y otras parties, han contribuido (le modo tan efi-
cnz al valioso contingent que ha llegado ma-
nos de los que pelean por independizar la Patria.

He aqu la lista de los expedicionarios:
Alvarado, Oscar.-Amaro, Benigno (tonelero).-
Acevedo, .Pablo.-Alvarez, Florencio.-Alvarez, Eu-
losipio (mecnico).- Armenteros, Isidro.-Alpizar,
Jos (carpintero).
Boitel, Samuel.-Bermdez, Raul.- Bognes, Gre-
gorio.
Cano, Jos Matilde.-Costa, Jos (farmacutico).
-Cathiard, Henri (artillero francs).-Carrasco, Ar-
turo.-Cavarruiz, Cecilio (estivador).-Casans, Er-
nesto.-Coyula, Miguel.
Chartrand, Gustavo,
Devine, Yemes D. (farmacutico).-Delgado, Jun.
-Daz Infante, Antonio.
Estvez, Pablo (prctico de mar).-Estenoz, Eva-
risto.
Fonta, Toms.- Forteza, Diego (tornero).
Garca, Pedro (licenciado). Garca Leopoldo.-
Garca, Menocal, Charles.-Gonzales, Domingo.
Hernndez, Rafael.-Hernndez, Alberto.-Her-
nndez, Charles.-Hevia, Aurelio (abogado).-Hur-
tado, Mario (qumico).
Jordn, Rafael.-Jimnez, Ramiro.
Lpez, Antonio.-Lpez, Javier (electricista).-
Lpez, Apolinar (armero).-Lpez, Narciso (telegra-
fisto).-Lpez Lanuza, Francisco.- Losada, Jos
(mecnico).- Lotrol, Osmn (artillero).
Llens, Jun.
Manito, Julin.-Mir, Francisco.-Morales Lus.
-Montefr, Candelario.-Moreno, Manuel (zapate-
ro).-Musn, Alejandro.
Nnez, Leopoldo.
Orta, Manuel.
Pacheco, Antonio (sastre).-Pea, Gilberto (ar-
mero).-Prieto, Regino.-Reyes, Ramn (farmacu-
tico).-Ros, Felix .(marino).-Rocha, Ignacio (idem).
Santa Cruz Pacheco, Ignacio -(abogado).-Santos,
Julin.-Severiano (marino).-Soublet, Ricardo.-
Stevar Yamey (artillero).-Surez, Adolfo L. P.
Torriente, Julio de la.-Traks, J. F. (qumico y
artillero).


Sanidad mititar
Drs: Garca Vieta, J.-Poey, Eduardo C.

Material de guerra
8oo rifles Remington,. cal. 43.
125 carabinas Lee, de repeticin, cal. 43.
75 id. Remington, cal. 43.
5o Maser 7 m/m.
24 revlvers Colt. D. A, cal. 44.
7 id. Smith & Wesson, cal. 44.
31 funds para revlvers.
125 correas para carabinas Lee.
75 id. para carabinas Remington.
5o id. para carabinas Maser.
I can Hotchkiss de 2 lb.
240 tiros de bala de id.
240 id. explosives id.
400.000 cartuchos cal. 43 espaol.
100oo.ooo id. cal. 44.
25.ooo id. Maser 7 m/m.
S2.000 libras dinamita al 40 p. o.
3.ooo pies mechas para explosives,
2 mquinas elctricas para id.
i.ooo pies alambre para conectar.
8.ooo id. alambre para lneas.
5oo id. cinta aisladora (Ruber Tape).
6 tenazas de corte.
800.oo0 fulminantes cal. 43.
200.000 id. cal. 44.
4 juegos recargadores cal. 43.
4 id. id. cal. 43, otro sistema.
4 id. id. cal. 44.
60o fulminantes para electricidad 4'
200 id. para electricidad 6'
200oo id. para electricidad o'
i Telfono de viaje, con todos sus tiles.
Instrumentos de ciruja.
Medicinas y otros tiles para hospitals.
Uniformes, calzado y sombreros.
tiles de imprenta y de escritorio.
Utensilios para la caballeria.


SELLOS CUBANOS


Podemos anunciar nuestros lectores que
contina de venta la coleccin de sellos cu-
banos.
La componen cuatro de diferentes colors, pero
de dibujo igual la reproduccin que presentamos.
Los sells de pbl dica, y el
correo cubanos deber de los pa-


quivalen
una entrada
para el Tesoro
de nuestra Re-


triotas no es
slo comprar-
los, sino hacer-
los circular ;


puesto que as contribuyen al aumento de los
fondos de la Patria y la propaganda que sin
cesar y cada vez en mayor escala tiene que ha-
cerse, fin de que en el extranjero se conozca
cunto hay de verdad y de importancia en el
empeo que hemos puesto al jurar convertir
nuestra Cuba en repblica independiente.
Los sellos son de 2, 5, 10 y 25 centavos en
moneda de los Estados Unidos. Sabemos adems
que circulan por el correo de Francia. Por lti-
mo, advertimos que las rdenes deben venir
acompaadas de su imported.

-------- .^ -------- .

AVISO


La Delegacin de la Repblica de Cuba en
rew-York, se ha trasladado de 66 Broadway,
56 NEW STREET, 20 piso.


*


~iric~







LA REPBLICA CUBiNA


JUNIO 1S, 1896.


ESPANA

SIN SOLDADOS


No puyederser ms desastrosa 'la situacin de
Espaa. Deqpus de .tanto grtar, result que ya
comienza verse sin soldados que mandar cu-
brir bajas en el ejrcito de Cuba; pues unos
porque emigran y otros porque desertan, lo cierto
,esque los espaoles van pensando cuerdamente
en lo :trate que -es :eso de entregarse al wmata-
dero, slo por mantener Cuba esclava y para
provecho de los gobiernos que la explotan.
Ya ha comenzado la prensa de esa nacin
declararlo con toda independencia. De distintos
matices politicos son los peridicos que tenemos
sobre nuestra mesa, y ello es la mejor garanta
de que los hechos que relatan no son otra cosa
que una realidad muy terrible para Espaa.
Habla El Diluvio de Barcelona :
Ahora es en la provincia de Almera tambin
donde empieza causar horrores el hambre. Los
braceros de Roquetas, Flix y Dalia, han tenido que
emigrar la Argelia, fin de evitar la muerte por
indigencia. Pero, y para que se vea lo que es la
falta de patriotism de esta gente! En lugar de
tomar rumbo para Cuba, donde les llaman las
exhortaciones de los encargados de former bata-
llones de voluntarios, que sin duda contaban con
que la miseria y el hambre vinieran en su auxilio
para salir airosos en su empresa, los a!merienses
prefieren abandonar la patria que les mata de ham-
bre, yndose naturalizar en las posesiones africa-
nas d la Repblica vecina.
Y i esto les ensea nada todavia los que pin-
tan Espaa entusiastamente decidida continuar
eternamente una guerra suicide!
Es renegar de la patria lo que hacen los espaoles
sin trabajo; ya lo veis, embaucadores.
A Cuba no van ms que-los que les obliga la
fuerza. Ni el hambre les dirige por ese camino.
Por su parte, El Mercantil Vale4nciano hace
ver al pueblo el porvenir que le espera :
Ahora result que con los ciento setenta y cinco
mil hombres que tenemos en Cuba, no hay para
empezar. Contamos con fuerza bastante para la
defensive, no para la ofensiva, y por consiguiente,
el pueblo tiene que prepararse hacer otro ms
grave sacrificio, enviando Cuba all para el-otoo
unos cien mil hombres ms. El gobierno se habia
equivocado otra vez en sus clculos, y los espaoles
tenemos que pagar las consecuencias de ese nuevo
error, que es el mil y uno de la campaa de Cuba.
Preparemos, pues, nuestros hijos, dinero si lo
tenemos, para redimirlos, fin de hacer nuevas
ofrendas en el altar de la patria.
Y no es esto solamente. El Boletin Oficial de
Barcelona, del 14 del pasado, dice un perldico
que inserta une relacin de los reservistas que
no se han presentado incorporarse las filas.
Son eu nmera de 581, y por real rden se inte-
resa su busca y capture.
Es muy probable que muchos de esos 581 de-
sertores hayan ledo lo que dijo El Noticiero
Universal, con referencia una carta de un
soldado que se halla en el ejrcito de Cuba :
En dicha carta relata las muchas penalidades que
sufre el soldado espaol, llegando pasar dos das
sin pan y en su lugar les racionaban con galleta
que por su mal estado no podia comerse.
este otro prrafo, tambin de otra carta de
un soldado de Cuba, que insert el ya citado
Mercantile Valenciano:
No te puedes figurar cosa ms triste que ese
depsito de intiles que te menciono, donde abun-
dan muchachos jvenes cojos y mancos, ciegos
tsicos, estenuados por la fiebre... casi desnudos,
sucios, demacrados, usando barbas largas y cabelle-
ras increbles, careciendo de todo, porque ni cobran
sus haberes, y lo poco que perciben cuenta lo
reciben quebrantado por el cambio y otras gabelas,
porque tambin hay quienes explotan la desgracia
del soldado y la desdichada situacin por que nues-
tra madre patria atraviesa.
Ahora bien : ante esta perspective, ante la
seguridad de ir ser vctima del machete, del
vmito de las gabelas que tan bien saben
manejar desde los habilitados hasta los ran-
cheros y ante la casi seguridad de volver
Espaa con un brazo de menos mendigar por
las called, cmo puede sorprender que el espa-
ol desert de sus banderas y huya de su patria
hasta refugiarse en el Africa misma ?
Y despus de esto es Espaa la que podr
enviar Cuba el nuevo ejrcito que ha anun-
ciado?
Y sin dinero y sin soldados, qu podi hacer
ms que abandonar la isla ?
Hgalo ahora, y eso rm; tendr ganado ma-
fiana.


*


NUEVA INFAMIA
-- .-*
Ya no son las alas ,e.pltoxivas; ahora es la
dinamita de Barcelona el ai m. de que se vale el
gobi.rno espaol para columniar los patriots
ctibanos, remnitiendo t Francia telegramas en que
se lanza la grosera especie de que en ese terri-
ble atentado por figurar en l un negro mu-
lato que dicen es natural de Matanzas se sos-
pecha que pueden estar mezclados los... filibuls-
teros ciuba no'.
Et.:, dire en extract uno de esos telegramas,
y esto no pasa de ser una miserable inventive
que rechazamos con asco.
Los cubanos no tienen para qu ocuparse de
otra cosa que de hacer la guerra all en los cam-
pos de Cuba. Esto lo sabe por dolorosa experien-
Cia el gobierno espaol. Solo falta que se per-
suada de que, as como no puede vencer con sus
fusiles Masser y con su general carnicero, tam-
poco podr hallar otro resultado empleando la
inventive y la calumnia.
Ms como convene sus intereses no abando-
nar ese sistema, que tanto le desacredita, sepa
que estamos. en nuestro puesto para preve-
nir al extranjero, cada vez que intent engaar
ste hacienda vctimas los cubanos de una
nueva infamia.

--------. ^. ------

NUESTRAS LEYES

Como habamos prometido, comenzamos hoy
publicar las leyes orgnicas de la Repblica,
por el mismo orden en que aparecen recopiladas
en' el cuaderuo impreso que directamente hemos
recibido del Gobierno de Cuba Libre.
Al hacerlo, nos nueve el deseo de que se vaya
conociendo nuestra organizacin civil y military,
sin duda el modo ms elocuente de demostrar
los ojos del extranjero, toda la mala fe con que el
gobierno espaol viene propalando uno y otro
da, que carecemos de principios, de gobierno y
de todas las dems condiciones de los pueblos
que luchan por su independencia.
Como recordarn los lectores, ya hemos publi-
cado la Constitucin votada por nuestro Gobierno.

- ----- -- -ii- I



GENERAL RAFAEL QUESADA

elegramas llegados de NuevaYork el da 8,
han anunciado el fallecimiento del general
Rafael Quesada, consecuencias de la ope-
racin que tuvo que someterse para combatir
un cancer de la garganta.
El general Quasada naci en el Camagey, y
habiendo partido para Mjico, ingres en el ejr-
cito de esta nacin, done hubo de distinguirse
much. Era ya coronel cuando estall laRevolucin
deYara,y con licencia ilimitada del presidenteBe-
nito Jurez se embarc para Nueva York y fue
ponersa las rdenes de la Junta Cubana, la que


le confi la primera expedicin de las que con
tanta suerte logr introducir en Cuba.
Esta fu la primera del Salvador, desembar-
cada en Nuevas Grandes en Mayo de 1869. La se-
gunda fu la primera del Virginius, que desem-
barc en Boca de Caballos en Junio de 1871, y la
cual tuvo que defender la fuerza del general
Quesada, de una column espaola la que hubo
de derrotar'en Ceja Loreto. Fu la tercera, la se-
gunda del Virginius-- conocida por Expedi-
cin Bolvar, que lleg las playas de Cuba
en Julio de 1873.
Firmado el P.c(to del Zinjn, el general Que-
sada pas Mjico, despus estuvo algn tiempo
en Paris, y por fin, se estableci en Venezuela,


dedicnidse la agriculture. En 1893 el Presi-
denle de esta Repblica le nombr general de
div'iii'r,, y los pocos meses de lanzado el grito
de independencia del 23- delFebrero, ;pas Nue-
va York, done manifesto que se.hallaba de com-
pleto acuerdo con el movirmiento revolucionario,
la vez que convino con los miembros de la De-
legacin en los medios ms convenientes de ha-
cer la propaganda en las repblicas centro y sud
americanas.
Descause en paz el general Quesada, cuyos
'buenos servicios a la Patria no podrn olvidar
los cubanos.


LA VOZ DE CAIN
Cartas abiertas Rafael Montoro

(Conliuuia)

Los presupuestos son la clave del modo de ser
de esa maltratada Cuba, que no es provincia con
relacin las preeminencias que sobre ella gozan
las regions peninsulares, ni colonia en la acep-
cin cientfica de la palabra, pues es simple-
mente tierra de servidumbre y explotacin ini-
cua. No hablar de nada anterior la guerra de
los diez aos ni relative ese perodo; no habra
tintas bastante negras para dar al cuadro tonos
sombros. El rgano de la Junta Central me ha
enseado que, desde 1878, el pas ha vivido en
constant anormalidad financiera. HIasta 1882
los gastos y los ingresos se elevaron cifras ex-
cepcionales. En ese ao se inici la reorganiza-
cin con los siguientes desastrosos resultados
que son las liquidaciones de presupuestos nive-
lados.


Aos.

1882-83
1883-84

1885-85


.Tngr'sos.


23,462,2682.2
25,3M1,41 l.;-)9


Gastos.

3?9>,X24t.59
33, l.5, 742.67

35,609mf,618.95


Deficit.

$7,822,495..92
4,258,~34.48
(3,534,168.72
3,738,719.22


A los cuatro aos de iniciada la reorganiza-
cin de la Hacienda, los deficits sumraban
822.448.818. Es de notar especialmente la enorme
desproporcin entire las cantidades presupuestas
y las recaudadas, y entire los ingresos efectivos
y los gastos realizados. Estos datos, describe
El Pas comentndolos, unidos la ascendencia
de los deficits, demuestran la existencia de una
complete desorganizaci6n administrative y finan-
ciera >.
Gravsima lleg.' ser la situacin de Cuba en
1886. El Ministro de Ultramar, Sr. D. Germn
Gamazo, no encontraba ya (textual) manera
de aplic'arle paliativos ni atenuaciones, y
Saadia:
No poda, en efecto, durar mucho tiempo la
reserve de una situacin que consiste en recau-
dar anualmente 26 millones de duros gastando
31, y aumentando el deficit con los cuantiosos
intereses de la deuda flotante con que se acude
cubrir aquella enorme d i'ei eiia i.
Veamos las cifras depii.d. de tenmltivas iniil-.
de ese estadista:
Aos. Ingresos. Gastos. Djiicit
188(-87 $22,702,767.11 9'...'. '.,* i. ', ; ..-.I. !;).I
1887-88 2(,126,8(i7.49 ". .... 1.'l 5;137,714..20
18:8-89 2:,925,705.52 23,933,241.7( 7,536.24
Tras la ltima reduccin el deficit desaparece
en 1889 90y90 90 A -u1tit11ily-ii1ujilo un super-
bit de Ns:'11. 171.37 y .:;.i...723 re-p,:.i : v imn,.n
fuerza de recargos tributaries y especialmente
aduaneros de tal consideracin., que promovie-
ron en esta repblica americana la poltica dle
represalias que obedecieron aqu el bill M;ac
Kinley y en Cuba el movimiento econmico que
hizo cundir la alarm entire todos los incondicio-
nales y el gobierno. El convenio de reciprocidad
a que se lleg como resultado y el vencimiento
de los ltimos plazos de la leonina Ley de Rela-
ciones desorganizaron la renta de aduanas, ya
muy quebrantada por las tradicionales defrau-
daciones, y volvi la debacle financier se-
guir su curso, como la procesin de la zarzuela.
Aios. Ingresos. Gastos. Deficit.
1891-92 .,.: i. .:.,. ,. ,- ,..; .1 ,I .* i,! .1l(i8.25
1892-93 20,0(t0,0710,53 24,925,625.18 4 ,8(i",554.45
1893-94 20,432,704. 7 26,123,165.34 5,,810,4()0.87
Los datos aducidos tienen para Vd. carcter de
indestructibles : son de El Pas. Y cuide Vd. de
advertir al New York Times la inversin de los
26 millones que ascenda ltimamente nuestro
presupuesto : 12 millones en pagar los interests
de una deuda que es national y que echa la me-
trpoli sobre Cuba; 6 millones en el ejrcito
mantenido para sostener la'soberana espaola;
2 millones y medio en Orden Pblico y polica ;


$2.192,795 en classes pacivas, sean pensions
a retirados, jubilados y cesantes, parsitos pe-
ninsulares que absorben el jugo de la Isla; de
modo ,que un pas obligado aflojar as su
bolsa, solamente se le destinan pat`t fomento.
.s7 .li,.:;. de los cuales :.li.'i,iiii se dedican i'
Universidad Institutos y $18,000 i qu befa!
instruccin primaria, para que vea sus ciudades
sin calls, sus campos sin caminos, sus escuelas
en el ms criminal abandon y espaolisadas
,bajo la f'rula de ignorantsimos maestros que
de all se envan para ms hacer sentir los
nativos el yti:o de la opresin.
Y e4 sa I-. situacin poltico-econmica que
mejorab.i,:onstantemente ? Ese el zenit que
haban llegado las esperanzas y aspiraciones au-
tonomistas, segn dijo Vd. al redactor del Times,
cuando los separatists izaron la bandera de la
rebelin ? Bien sabe Vd. as se lo demanded
la severidad de u s contemporneos y ]os ana-
temas de la posteridad que son de todo
punto falsos sus informes; pero precisamente
con ellos tiene Vd. por maligno objeto extraviar
la opinion para enrnjenar voluntades sus con-
terrneos y recabar apoyo moral y material para
la maltrecha Espaa. Acaso confa Vd. en que
su madre patria sea prdiga en laa recompensa
y abrume sus protervas ambicianes de verbo
engredo y desairado de una agrupacin que fu,
con el prestigio de elevados puestosg con el peso
de una ddiva que caera sobre su espritu como
una maldicin dantesca. i Ah no piensa Vd. que
naci en la Perla negra y que los puro.s recibi-
rn su espaolismo beneficio de inventario, slo
mientras Vd. se preste sus odiosos fines. Usted
para ellos es y ser uno de tantos auslriactates,
meretrices de nuestra poltica que entregan su
cuerpo prostituido, no su corazn, la lascivia
de los duros conquistadores. En las pocs cr-
ticas se revelan los hombres, y ya lo conocemos
Vd. tal cual es. Usted nos ha mostradolas hor-
ribles desnudeces de su alma, plequi.a ; usted
esconda en su esplndido ropaje de orador ai
egosta fro, incapaz de desatender sus perso-.
nales provechos ; detrs de la tribune agazapaba
Vd. su corazn seco, incapaz de latir impulsos
de sentimientos simpticos para Cuba. La tri-
buna ha sido para Vd. un mismo tiempo tram-
pa y emboscada. Su obra es digna de tal hombre :
slo que entire el pavor del nocturno silencio no
ser tranquilo su reposo; caldeados sus ojos por
el insomnio y agitada por trgicas acusaciones
su conciencia, en torno de su lecho vagarn som-
bras de hroes que le griten:.-- Can! qu has
heche de tu hermano Abel?
Tiene an much que decir su atento S. S. 0.
B. S. M.
Eduardo Yero.
-(Conf inu rr)

~-C------*^----

CRIMENES DE WEYLER

(CONTINA)
En Fierabrs:
En este poblado, que se halla entire las Minas
y Campo Florido, del 43 al 22 de Abril fueron
asesinados 11 individuos pacficos, saber :
Margarito Verole, de '14 aos de edad; M. V.
Caballin, de 44, casado, comerciante; J. Ca-
balln, 45, casado, comerciante; Benigno Galloso,
40, soltero, agricultor; Un hijo del anterior, 25,
soltero, idem; Eduardo Jardines, 37, casado;
Cruz Ferrer, 42, casado, agricultor ; Inocente
Rabell, 40, casado, fabricante de queso; Floren-
tino Rabell, 36, soltero, idem: Basilio E. Rubio,
45,casado, agriculior; Eleno Guerra, 33, casado,
idem. Todos eran blancos, y los cadveres fue-
ron ara ojados g una paila caliente.
Por el teniente Cndido Mestre:
A ms de 150 ascendieron los asesinatos que
cometi en hombres pacficos, enfermos, ancia-
nos, mujeres y nios.
Total.............. 161 asesinados
Suma anterior...... 587 -
Total general......... 748 -
(Continuar.) .

--------A .-------

LEYES
DE LA

REPUBLICAN DE CUBA

Reclutamiento military
Art. 10-Sern reclutados todos los hombres
solteros desde la edad de diez y seis aos hasta
la de cincuenta y cinco.
Art. 2-Caso de no ser suficiente el nmero to-
tal de los comprendidos en el anterior artculo,
se har el reclutamiento en los casados, enten-
diendo los ms jvenes y los que menos fa~
mlias tengan su cargo, hasta completar el
nmero necesario para el ejercito.







JUNIO 18, t1896.


LA REPBLICA CUBANA


Art. 39-Se excluirn del reclutamiento todos
los que por motivos fsicos enfermedades,
juicio de facultativos, deban ser exceptuados; los
artesanos que trabajen en los Talleres de la Rep-
blica, en cuyo empleo deben ser preferidos, y los
quepor motivos de familiar otro razonado, lo
considere just el Presidente, el General en Jefe
u dl.Jefe del Departamento.
Art. 40-En el Ejrcito solo debe haber veinte
y cinco hombres desarmados por cada cien ar-
mados, para el servicio de :asistentes, ambulan-
cia, etc.
Art. 5o-Los dems que fueren aptos para el re-
.clutamiento, formarn las ,eservas del Ejrcito,
ocupndose mientras tanto no sean llamados, en
las faenas del campo otra ocupacin que los
destined las autoridades civiles y militares, pues
.no debe haber en la Repblica ningn hombre
sin destino.

Cuerpo de reserves expedicionarias
Art. l~-Se formar la Reserva expedicionaria
con todos los hombres desarmados que se encuen-
.tren en Oriente y Camagiiey. segtn el rden es-
,tablecido para el reclutamientlo.
Art. 20-Se compondr de ciento cincuenta
:hombres en cada Tenencia d.e Gobierno, que for-
marn el ncleo de tres compaas de cincuen-
ta; nombrndoseles su Capitn, Oficales, Sargen-
"tos y Cabos correspondientes, segn la organiza-
cin military.
Art. 30-Mientras no sean llamados al servicio
:activo, se ocuparn en las faenas agrcolas, en
los Talleres en donde se determine, estando
siempre, subordinados y bajo las rdenes de sus
respectivos oficiales y classes.
Art. 4o-Se nombrar un Jefe de estas fuerzas,
y tan :luego se movilicen se pondr al frente de
las de ambos estados, pasando Occidente for-
iar parte del Ejrcito invasor.
29 de Octubre de 1895.

Acuerdo del da 4 de Diciembre
Eaecargar para hacer el reclutamiento, una
eomisiin compuesta del Prefecto, Teniente Go-
bernador donde lo hubiere y un official, ser po-
sible.Jefe designado por el General de la fuerza
que opereien el Distrito.

Anotaciones para la organizacin del
ejrcito, reclutamiento y reserves
Las fuerzas activas se compondrn de los Jefes
y Oficiales y de tantos hombres como armas hu-
biere; adems, por cada cien hombres armados
se permitir ea cada fuerza veinte y cinco, pro-
porcionalmente desarmados, para ocuparse en to-
mar las armas que queden desocupadas, servir
la plaza de asistentes para Jefes y Oficiales,.ace-
mileros para la compaa y la formacin del
Cuerpo de ambulancia.
Con estas fuerzas se formar el Ejrcito de la
Repblica conforme la organizacin de la Ley
Military.


El Ejrcito debe formarse con el menos dao y
perjuicio possible, as es que deben cogerse los in-
dividuos que menos obligaciones tengan y ms
aptos sean para las armas. sin tomar menos del
nmero necesario, para que no haya armas de-
socupadas, y adems, veinte y cinco desarmados
por cada cien hombres armados, como se ha di-
cho ya, y conforme al reglamento de reclutamien-
to, el resto se destinar para los empleos civiles,
faenas agrcolas y dems que se necesite para
auxiliar al Ejrcito.
Despus de formado el Ejrcito y hecha la re-
cluta necesaria para l, se reclutar el nmero
suficiente de individuos para former el cuerpo de
reserve, con las reglas siguientes :
Las reserves se formarn de los hombres sol-
teros y casados que hubiera, segn reglamento de
reclutamiento. Cada Tenencia de Gobierno dar.
ciento cincnenta individuos para former la re-
serva del Distrito, que se dividirn en tres com-
paas de cincuenta individuos cada una, nom-
brndose los Oficiales, Jefes, Sargentos y Cabos,
segn la Organizacin Militar Mientras no sean
llamados al servicio activo, se ocuparn en las
faenas agrcolas, en los Talleres donde se deter-
mine, estando siempre subordinados y bajo las
rdenes de sus respectivos oficiales y classes.
En cada Prefectura se reunirn los primeros
domingos del mes los individuos que former la
reserve de ella, y se leern las ordenanzas mili-
tares y las disposiciones que se hubiesen dictado,
se les instruir en el manejo del arma y harn
ejercicio bajo las rdenes le sus oficiales y classes.
En cada Estado se nomlrara un Jefe de las
fuerzas del Estado, y cuando se movilicen se
nombrar otro que se pondr al frente de las de
Oriente y Camagey, pasando donde se deter-
mine.
Cada vez que resultare una baja en el Ejrcito,
se reemplazar con un nmero de los que. estn
desarmados, sta con uno de la reserve corres-
pondiente, y sta reclutando otro que le corres-
pond de la misma Prefectura.
Los Jefes y Oficiales de la reserves, como igual-
mente las classes, se nombrarn del escedente que
result en el cuerpo del Ejrcito respective de
cada Estado, de modo que en cada Prefectura
haya un official hasta capitn que intervenga en
el reclutamientoy sea el jefe del grupo de reserve
de dicha Prefectura.
En cada Tenencia de Gobierno habr un Jefe de
toda la dicha reserve, debiendo ser un-Coman-
dante Teniente Coronel, y en cada Estado el
Jefe de dicha reserve ser un teniente Coronel
Coronel.
Caso de movilizar todas las reserves, se pro-
ceder reclutar de nuevo, formando otra re-
serva en el mismo rden de la anterior, y as su-
cesivamente de modo que nunca falte el nmero
correspondiente de reserve en cada Prefectura.


Ley de organizacin military aprobada en
sesin del dia 27 de Enero de 1896
Art. lo-Estn obligados ingresar en el Ejr-
cito no solamente los cindadanos que tengan ap-
titud para tomar las armas, sino tambin los que
puedan prestar en l otra clase de servicios.
Art. 20-Los funcionarios encargados de hacer
el reclutamiento se regirn para ello por la Ley
de Reclutamiento Militar, acordada en 29 de Oc-
tubre ltimo.
Art. 30-Si hubiere algn motivo de exencin
no comprendido entire los que previene la citada
Ley, el Consejo de Gobierno queda autorizado
para eximir del servicio aquel en quien recai-
ga. La exencin del servicio cabe tambin favor
de los que hoy pertenecen al Ejrcito, cuando
con causes fundadas pidieren su retire acciden-
tal defitivo, segn las circunstancias.
Art. 40.-El Ejrcito comprende las armas
institutes siguientes: Infanter:a, Caballera, Es-
tado Mayor Gral. y Sanidad. El arma de Artillera
y los institutes de Estado Mayor, Inspeccin,
Ingenieros, Administracin y Polica, se organi-
zarn tan pronto como el Consejo de Gobierno lo
determine.
Art. 5o.-Se divir en Cuerpos de Ejrcito, Di-
visiones, Brigadas, Regimientos, Batallones y
Companas Escuadrones.
Art. G6.-El Estado Mayor Gral. lo compon-
drn los Mayores Generales, Generales de Divi-
sin y Brigadieres del Ejrcito.
Art. 70-La Infantera se organizar por Bata-
llones de seis Compaias cada uno, cuya Plana
Mayor constar de un Teniente Coronel primer
Jefe, de dos Comandantes, de los cuales el uno
har de segundo Jefe, de un Capitn, un Teniente
Ayudante y un Sub-Teniente abanderado. Una
Compaa se compondr de un Capitn, un Te-
niente, dos Sub-Tenientes, un Sargento primero,
tres segundos, ocho Cabos, un Corneta y cuarenta
y ocho soldados. Cada Compaa se dividir en
dos Secciones y cada Seccin en dos Escuadras.
Art. 8o.-La Caballera se organizar por Es-
cuadrones. Un escuadrn constar de un Coman-
dante, un Capitn, un Teniente, dos Alfereces,
un Sargento primero, tres segundos, ocho Cabos,
dos Clarines y setenta y seis soldados. Adems,
tendr un IIerrador y un Talabartero. Cada Es-
cuadrn se dividir en dos Secciones y cada
Seccin en dos Pelotones. Cuatro Escuadrones
formarn un Regimiento cuya plana mayor cons-
tar de un Coronel primer Jefe, de un Teniente
Coronel. los cuatro Comandantes de los Escua-
drones, un Teniente ayudante y un Alfrez Porta-
Estandarte.
Art. 9.-Dos Batallones compondin un Regi-
miento, que ser mandado por un Coronel; Dos
ms Regimientos de Infantera Caballera, for-
marn una Brigada; dos Brigadas, por lo menos,
una Divisin, y varias Divisiones un Cuerpo de
Ejrcito.
Art. 100.-Los grados del Ejrcito Cubano son:


Mayor General, General de Divisin, Brigadier,
Coronel, Tte. Coronel, Comandante, Capitn,
Teniente, Sub-Teniente, Sargento y Cabo. El
President de la Repblica es Generalisimo nato
de todas la fuerzas militares, y podr, cuando
algn alto fin poltico lo aconseje, ponerse al
frente del Ejrcito, prvio consentimiento del
Consejo de Gobierno.
Art. 1l4.-El Gral. en Jefe conferir los grados
de Sub-Teniente hasta Tte. Coronel inclusive;
correspondiendo al Consejo:de Gobierno otorgar
los de Coronel ea adelante. En ambos casos .ser
indispensable la propuesta de los Jefes de Cuer-
pos de Ejrcito para los primeros y del Gral. en,
Jefe para los segundos; pero deber tenerse a la
vista el informed de mbos con la Hoja de Servicios
delinteresado, otro document justificativo.
Art. 12o.-El Presidente de la Repblica ex-
pedir sus despachos los Jefes y oficiales.
Irn tambin firmados por el Secretario de la
Guerra, registrados y sellados en la Cancillera.
y anotados en la Secretara de Hacienda.
Art. 130.-Los nombramientos de Sargentos-
y Cabos se verificarn por el Jefe del Batalln .
propuesta de los Capitanes de Compaas y por-
el Jefe del Regimiento propuesta de los Coman-
dantes de los Escuadrones, sometindose pbr et
conduct regular al Jefe del Cuerpo respective
para su aprobacin, quien extiende los diplomas.
Art. 14o.-Ser obligacin de s Jefes. de
Cuerpos de Ejrcito enviar trimestralmente la
secretaria de la Guerra, relacin detallada de las
altas, bajas y ascensos ocurridos en sus respec-
tivos Cuerpos, pasando despus dichas relaciones
la Secretara de Hacienda, para s a'notacin.
Art. 150.-No tiene derecho sueldo ni con-
sideracin alguna, el military que estuviere sepa-
rado del servicio sin haber obtenido la exen-
cin correspondiente licencia temporal compe-
tentemente autorizada:
Art. 160.-El General en Jefe proveer los des-
tinos de Jefes y Oficiales del Ejrcito, prvia la
propuesta respective de los Jefes de Cuerpos, y
en defecto de aqul, el informed de los mismios, si
se tratare de'Jefes y Oficiales de Compaas,
Batallones y Regimientos; y con este requisite
sin l, tratndose de Jefes de Brigadas para
arriba; pudiendo tambin proveer dichos desti-
nos provisionalmente el Consejo de Gobierno,
cuando lo estimare necesario.
Art. 170-El Consejo de Gobierno pondr dis-
posicin del Gral. en Jefe los Jefes y oficiales
excedentes, fin deque sean utilizados sus servi-
cios en cuanto lo exijan las necesidades de la
Guerra.
Art. 18o-El Gral. en Jefe tendr bajo su mando
director todas la fuerzas armadas de la Repblica
y la direccin tambien de operaciones de la Gue-
rra, teniendo sus rdenes como segundo en el
mando un Lugar Tte. General, que lo sustituir
en caso de vacant.
Art. 190-El Gral. en Jefe propondr al Consejo


FOLLETIN
De La Repblica Cubana


PAGINAS BE LA GUEBRRA


ACCIN DE
LAS GUSIMAS


Da 15 de Marzo de 1874.
Al toque de diana de este da, estando en el
potrero Antn, se pusieron en movimiento el
Gobierno, la Cmara, el Cuartel y como 2,000
hombres de infantera y caballera (contando
entire los infants los que vinieron de Oriente, en
nmero de 450), para pasar al potrero Las Gu-
simas, distant una legua del primer punto. Al
desfilar la column, entire seis y siete de la ma-
ana, lleg un ranchero y dijo al Mayor General
Mximo Gmez, que la noche anterior habavisto
una fuerza espaola en el JaU.i/ey de San Pe-
dro, unas cinco leguas de Antn. Emprendi-
mos march por una vereda que desde el fondo
del potrero sale entroncar con el camino de
San Pedro, el que seguimos hasta llegar al sitio
donde se alzaban las casas de la finca Gudsima,
como las ocho y media de la maana. Mientras
bamos colocarnos en el fondo del potrero,
mand el general Gmez una seccin de caballe-
ra explorer. Apenas acab de ordenarse la re-
targuardia de nestra column, regresaron los
exploradores i ienta caballos: se haban ti-
roteado con la vanguardia enemiga en Pajones,
y volvan perseguidos por 200 ginetes espaoles,
que llegaron hasta el fondo mismo del potrero,
donde ya se hallaba nuestra infantera, colocada
en campo raso, pero apoyada en un monte que le
cubra la espalda. Al enfrentarse con los


nuestros, detuvironse de repente los 200 gine-
tes: entonces se lanz sobre ellos el general
Gmez con su Estado Mayor y nuestra caballera,
que ocupaba uno de los flancos, lo que les
oblig volver grupas en busca de proteccin al
grueso de su fuerza; pero eran alcanzados y
muertos machete con tal celeridad, que en un
moment quedaron sobre el campo ms de 40,
perdiendo caballos, equipos, armas y prendas.
El resto fu perseguido hasta el medio de la finca,
donde acababa el enemigo de posesionarse de
una represa hecha en un arroyo que atraviesa el
potrero, y en la cual haba una laguna ce-
nagosa. En sta qued atascado un official de la
caballera espaola, que fu muerto al machete,
sin que los suyos pudieran socorrerle. Gmez
y los que cargaron volvieron al fondo del po-
trero, con los trofeos de la primera escaramuza.
Esperaba dicho general que la column avan-
zase de la represa atacarnos; pero como
pas algn tiempo sin que lo verificara, mand
avanzar nuestra caballera infantera, en or-
den de batalla sobre el enemigo. Este, con una
posicin ventajosa, prefiri aguardar el ataque,
y en vez de desplegar la fuerza, form cuadro
para evitar contener las cargas de nuestra ca-
ballera. Se rompieron los fuegos, oyndose sin
cesar las descargas, como tambin la de su ar-
tillera, y as se sostuvieron todo el da, con pr-
didas por ambas parties, sin que los nuestros pu-
dieran quitarles la represa, ni ellos adelantar un
solo paso del otro lado del arroyo. Por la noche
retire Gmez una parte de la gente, dejando la
otra que continuara hostilizndoles, fin de no
dejarles dormir.
Da 16.
No tratando el enemigo ms que de sostenerse
en la posicin del da anterior, y sin que tampoco
intentara retirarse, dispuso Gmez que nuestras
fuerzas fuesen colocndose de modo que queda-
sen sitiados los enemigos, lo que se llev efec-
to, rodendolos bajo un fuego continue de fusi-
lera, al que ellos contestaron con otro igual,


amn de la artillera, que, dicho sea de paso,
nunca nos ha hecho el menor dao.
Poco poco fue nuestra gente circunvalndo-
los, buscando rboles de los diseminados en el
potrero en qu parapetarse, hasta que consi-
guieron tenerlos i. tiro de revolver. Ellos salan'
en grupos recover tablones de cedro, con los
que empezaron levantar una trinchera circular,
en forma de cerca alemana. En este estado se
sostuvieron todo el da 16, sufriendo ]bajas de
continue, abrasados por un sol de cuaresma, y
sin otra agua que la que lograban extraer del
cieno de la represa, mezclada.con la sangre, que
corra en abundancia; pues nuestros tiradores,
desplegados tras de los rboles, haban conver-
tido el sitio en una verdadera carnicera de hom-
bres y caballos.
Dia 17.
A favor de la obscuridad d la madrugada, un
escuadrn de su caballera rompi por entire
los nuestros, no sin dejar en la escapada
algunos caballos heridos y armas, haciendo
rumbo al campamento de Las Yeguas, en
busca de refuerzos. No obstante este incident,
continue el sitio, hacindoles much dao, por-
que como ellos se amontanaban, nuestros tira-
dores no perdan tiro. La situacin del enemigo
se empeoraba por moments. El nmero de hom-
bres y caballos aglomerados en tan estrecho cr-
culo, bajo un sol abrasador, casi sin agua que
beber y la fetidz insoportable de tantos ca-
dveres, que acabaron por quemar montones,
los habian reducido la ms desesperada si-
tuacin.
El sol, la sed, el plomo, los cadveres que que-
mahan, el fuego y tantos heridos como tenan,
todo esto, segn aseguran, hizo decir al jefe, que
si en aquel da no le llegaba el refuerzo, se vera
precisado ordenar que cada cual tratase de
salvarse como pudiese. El sitio se haba estre-
chado tanto, que ya los nuestros contestaban
sus gritos y blasfemias con tan certeros tiros que
los vean caer.


El general Gmez destac parejas de caballo
por diferentes casinos, previendo la llegada del
refuerzo. Todo auguraba que si el refuerzo no
llegaba, si en caso de venir era rechazado, la
column sitiada, aunque numerosa, tendra que
rendirse perecer. As iba trascurriendo el da,
cuando vinieron participarnos que se oarl des-
cargas en la finca (Cacha-a, distant dos leguas
de Las Gusimas. .Inmediatamente sali el Ge-
neral Gmez con una part de nuestra fuerza,
dejando al brigadier Maceo encargado de estre-
char ms el sitio, doblar los fuegos y otras orde-
nes, por si el refuerzo se abra paso. Toda la
noche se estuvieron oyendo disparos de fusiles
en ambos punios.
Dia 18.
Al amanecer de este da se puso en movi'-
miento la column de auxilio, fuerte de 2,000
hombres de las tres armas. Gmez la atac, ha-
ciendo supremos esfuerzos por detenerla, y hubo
veces en que lo consigni, obligndola former
cuadros; pero constant la column en su pro-
psito, marchaba con rumbo Las Gusimas,
aunque muy lentamente y sin cuidarse de las nu-
merosas bajas que sufra.
La column sitiada, al oir los cafionazos, com-
prendi que se aproximaba el refuerzo en su
auxilio, y los gritos de Viva Espaa empe-
zaron echar abajo una parte del cercado, mas
como parra el fuego, los nuestros les gritaron
que el refuerzo habia sido rechazado, lo que-les
hizo guardar silenci'o y levantar lo que haban
destruido de la trinchera.
Convencido Gmez de que con 250 hombres de
que dispona no poda detener la Columna de
auxilio, se resign seguir hostilizndola,-por
lo que despus de los primeros ataques campo
raso, le form varias emboscadas, consiguiendo
hacerle much dao y que no se reuniera con la
sitiada hasta la tarde de este da.
/


Un Oriental.,


__
_ _______


- -- 'p~.ir 1-1-~1 III ~PI -llsl 1- I I i -i I 11 e6


(Fina li;ar.)







LA REPBLICA CUBANA


de Gobierno las reforms de esta Ley que con
sidere oportunas cuando las circunstancias lo
exijan.
Art. 200-Tendr al corriente la Secretara de
la Guerra de sus planes y operaciones militares,
de las necesidades del Ejrcito y modo de reme-
diarlas, de la operaciones y aptitud del enemigo
y de cuanto ocurriere digno de notarse en la es-
fera de su mando y de su observacin.
Art. 2lo-El Territorio de la Repiiblica se di-
-vide en dos Departamentos Militares, que son:
Oriente y Occidente; siendo la lnea divisoria la
denominada Trocha Militar de Jficaro Morn:
cida uno bajo el mando de un Mayor General.
Art. 22o-Cada Departamento se subdivide en
Cuerpos de Ejrcito que tendrn su frente un
Mayor General, quien'proceder con arreglo las
instrucciones qua reciba del J.efe-del Departa-
mento, y ste su vez del Geperal en Jefe.
Art. 230-Los Jefes de Departamentos y de
Cuerpos de Ejrcito podrn suspender los Jefes
y Oficiales de las fuerzas su mando; participn-
dolo por el conduct correspondiente al Gral.
-en Jefe para que decide lo que juzgue oportuno,
y con su resolucin dar cuenta la Secretara de
la Guerra.
Art. 2iQ-Los Jefes de Cuerpos de Ejrcito son
-Inspectores director de las fuerzas su mando, y
por tanto, se cuidarn de la instruccin y disci-
plin:i de digas fuerzas.
Art. 25--El Gral. en Jefe podrt tener diez Ayu-
dantes, ocho los Mayores Grales., cuatro los
SGrales. de Divisin, tries los Brigadieres y dos los
-Coroneles; siempre que los expresados Jefes se
hallren al mando de fuerzas.
Art. 260-El Ayudante de mayor graduacin
tratndose de Mayor Gral., Gral. de Divisin
Brigadier., no pasar de Coronel, ni de Coman-
dante si se tratare de Coronel.
Art. 270-Los Jefes podrn escojer sus Ayu-
dantes.
-Art. 280-El Gral. en Jefe podr tener una Es-
colta compuesta de cincuenta plazas; el Jefe de
Departamento, de cuarenta; el Jefe de cuerpo,
de treinta; el de Divisin de veinte y el de Bri-
gada de quince; todos con sus respectivos ofi-
ciales y cla-es.
Art. 2i3--Cada Regimiento do Infanteria ten-
dr un cuerpo de exploradores montados com-
puesto de veinte y cinco cincuenta hombres,
con sus correspondientes oficiales y classes.
Art. 300-El Cuerpo de Sanidad ge rigirpor la
Ley de Organizaiin del mismo.
Art. 310-El Consejo de Gobierno puede sus-
pender y deponer libremente todos los emplea-
dos includos en esta Ley, procediendo susti-
tuirlo; con otros en la form prescrita por las
Leyes. Si la deposicin proviniere de delito, los
reos sern sometidos los Tribunales de Justicia.

-------.^.---------

LA EXCOMUNION

l1emos dicho en nuestro nmero anterior, que
el nuevo Cnsul de los Estados Unidos en la HIa-
bana poda ser considerado ya como un filibus-
tero ms. Nuestro conocimiento de la manera de
proceder del gobierno espaol, nos autorizaba
pensar de ese modo, y he aqu que pocos dias
despus nuestros pronsticos han comenzado
.confirmarse.
En La Libert del da 14 se anuncia que el
citado funcionario desagradaba ya, por el in-
ters que demostraba en favor de los insu-
rrectos prisioneros y por otras manifestaciones
que no estn de acuerdo con el sistema de los
espaoles.
Ya puede contar Mr. Lee con la excomunin,
y no ha de pasar much sin que tenga motivo
para re:onoi:er que no ha sido ms afortunado
que su antecesor Mr. Williams.

-------* --------


NOTICIAS DE LA GUERRA


Del 8.
-Se sabe que en la noche del 6 una fuerza cu-
bana tom el pueblo de la Salud, donde caus
bajas sensibles los espales, quienes hicieron
much resistencia.
-El general Garca Iiguez ha derrotado cerca
de l'as' Vpjtas de C.as.pova la column del general
Gasco."El combat dur cerca de una hora y los
espaoles cayeron en una emboscada dispuesta
con dinamita. El destrozo fu terrible y los muer-
tos ascendieron cincuenta. Figura entire los he-
ridos graves'. el capitn Fernndez, de una gue-
rrilla espaola.


-En un combat en Punta Brava, muri el te-
niente.Jun Montes, de la fuerza espaola.
-En el ro San Jun (Trinidad) una fuerza cu-
bana sostuvo combat con los caoneros Viga y
Alcedo, cuyas dotaciones caus once bajas.
-El jefe cubano Francisco Rodrguez bati en
Macaguaco, (jurisdiccin de la lIabana) al coronel
Arezes, quien tuvo que retirarse dejando dos pri-
sioneros que fueron puestos en libertad despus
de desarmados.
De la visit hecha los prisioneros de la
Competilor por el nuevo 'Cnsul de los Estados'
Unidos en la Habana, se desprende que le ha
desagradado much el trato que reciben aquellos.
Con este motivo ha visitado al general Weyler.
-Continan en la llabana las obras de fortifi-
cacin, en obediencia las rdenes reservadas
que se han enviado de Espaa.

Del 9.
-Terminada la zaTra, se ha visto que.hay una
disminucin de ms de 00.000 toneladas.
-A consecuencias del ltimo descalabro expe-
rimentado por el general Surez Valds, ste ha
tenido una acalorada discusin con el general
Weyler, : quien pidi que le permitiera mar-
charse Espaa.
-La falta de recursos en la HIabana llega
tal extreme, que hace ms de tres meses que no
se le paga la tropa.
-El desconcierto que reina en la direccin de
la c:iamaa tiene alarmados' los mismos jefes
de columnas, pues cada moment se ven lla-
inados por el general Weyler y trasladados sin
una causa que lo justifique. Ahora se hallan en la
Habana los generals Albacete, Bazn, Garrich,
Surez Valds, Ruz, Hernndez y Melguizo.
Preocupa much los espaoles los desig-
nios del general Mximo Gmez, de quien te-
men siempre un golpe de los suyos.

Del 10.
El vmito contina causando muchas ba-
'jas en el ejrcito espaol. Ha muerto, entire otros
oficiales, el capit:in Fernndez Prez.
En una conferencia de-generales presidida
por Weyler, no pudo tomarse acuerdo ninguno
relitivo un nuevo plan para atacar al general
3Macco.
El Cnsul americano ha reclamado nueva-
mente un trato menos inhumano para los prisio-
neros de la Competilor.
.la habido various encuentros de poca im-
portancia en las Villas.

Del 11.
El pueblo de la Seiba fue tomado por las
fuerzas cubanas.
la sido fusilado un individuo que se dice
era reo de delitos comunes.
San Antonio de Ro Blanco fue invadido
por los cubanos, quienes quemaron la caa de
various ingenios cuyos propietarios han fabricado
azcar y se niegan pagar la contribucin im-
puesta por nuestro gobierno.
El general'Jimnez Castellanos tuvo -an en-
cuentro en el ingenio Senado (Camagey) con
prdida de seis muertos y '1 heridos.
Un parte espaol confiesa el desembarco de
una expedicin en Manglares.

Del 12.
Pequeos encuentros y escaramuzas en
Alfonso XII, Cinaga, Roque y Bermeja.

Del 13.
Ha causado entire los espaoles de la IIa-
bana much impresiu el ataque y toma del pue-
blo de la Seiba'por los cubanos.
Noticias de origen espaol aseguran que
aumenta much la mortandad causada por el
vmito en la tropa.
El Cnsul de los Estados Unidos es acusado
de sospechoso por los espaoles de la Habana,
por haber reclamado favor de los prisioneros
de la (Compelitor.
d Los lluvias continan y el ejrcito espaol
se ve cada vez ms imposibilitado de moverse.

Del 14.
IIHa habido un combat entire fuerzas del ge-
neral -Mximo Gmez y las del general Jimnez
Castellanos. La accin tuvo lugar en Najaza, y
los cubanos dieron tan brillantes cargas al ma-
chete, que los espaoles tuvieron necesidad de
former el cuadro para defenders la desespe-
rada. Estos llegaron verse de tal modo rodea-
dos, que gracias la llegada de la column de
Godoy, no fueron aniquilados. Ambas fuerzas
espaolas tuvieron que batirse en retirada, con
una gran impedimenta, parte de los muchos


muertos y heridos que dejaron sobre el campo,'y
siendo constantemente perseguidas por los cu-
banos. El parte de los espaoles confiesa que la
accin dur cuarenta y o'rho horas, y que no
tuvieron ms que cuatro muertos.....

------ ------

LA OPINION EN ESPAA

El N:ueco ir,::;,, ,,m, Madrid :


La situacin es grave. Maceo contina en Oriente
pesar de suponrsele todos los dias derrotado y
vencido. Los defms caudillos de la insurreccin si-
guen dueos del campo. Estrada Palma dice arro-
gantemente en un manifesto, que no entrar con
nosotros en transaccin alguna que no tenga por
base la absolute independencia de la Isla. Los Esta-
dos Unidos callan, y se hacen ms temibles por su
silencio que por sius voces. Ni parece muy firme la
discipline military en nuestro campo. Generales su--
baliernos se permiten juzgar la conduct y los pla-
nes del general en jefe, y amenazan con volyerse
la Peninsula. Al mismo general Weyler se atribuye
propsitos de dejar el mando de la colonia.


'.uero Mundo, Madrid :
, ..... .... .. ................. .. ... ... ..
La situacin actual no puede ser ms cruel ni
ms terrible. No lo dicen ya los sospechosos, los
hijos del pas: lo dicen muchos incondicionales,
muchos espaoles probados en la paz y en la guerra,
y muchos militares de alta y baja y median gra-
duacin. Excepto una minima parte de la provincia
de la Habana, la isla est en poder de la insurrec-
cin, en tanto cuanto que los insurrectos se pasean
por todas parties sin encontrar obstculo.
En unas parties cobran contribucin, y en otras
se llevan los vveres que necesitan y que nadie les
niega, dndose el caso de que antes de' que los pi-
dan se les ofrezcan. Aqui incendian lo que estorba,
all ejercen justicia y otros actos de soberana.
. . .. ... .. .. .. ... ... .. .. .. .. .. .'.... .

El Globo, Madrid:


En cuanto lo primero y protestando de que nos
gua el mejor deseo, nos permitimos afirmar que el
general Weyler se encuentra contrariado, y cuando
una autoridad sobre la cual pesan grandes respon-
sabilidades, se siente sin la libertad de accin y sin
lis medios indispensable para poder aplicar sus
medidas de gobierno, ms piensa en la retirada que
en la prolongacin de sus funciones.


El Correo, Madrid:
....... ... ................................ .....
Por todas parties donde se tienda la vista, el hori-
zonte no puede ser ms triste, lo cual no es obst-
culo para que nunca la gente se haya divertido ms.
. .. .. ... .. ..... .". ..... ...... . .. .. .. . ,. ..
En los das que, preceden grandes desgracias,
han gastado las famiilias y las personas ms de lo
que podan; ha brillado de un modo especial el lujo;
se ha derrochado el dinero; ha hecho gran papel la
frivolidad.
De modo que lo que algunos sealan como snto-
ma de paz y de bienestar, nosotros lo tenemos como
seal de perturbacin y de decadencia.


--0

BIBLIOGRAFIA


Jos Marti. Apuntes biogrficos. Gne-
sis de su gran obra poltica. Tampa. Esta-
blecimiento tipogrfico Cuba. 896. 1 fo-
lleto en 4 0 con -2 pginas.
La Redaccin de nuestro colega Cuba, de Tam-
pa, ha conmemorado el primer aniversario.de la
muerte de Mart, publicando un interesante fo-
lleto que contiene el retrato, la biografa y dos
discursos del caudillo. La idea no ha podido ser
ms oportuna ni ms patritica, y por ello feli-
citamos al querido campaero Sr. Rivero y
Rivero y la Redaccin del semanario que di-
rige.

A Revolugo de Cuba. Notas e aponta-
mentos. Sdo Paulo. Escriptorio d'( Estado
de Sdo Paulo. '1896. Un cuaderno de 92
pginas.
Firmado por Un republican, ha visto la luz
esta obra, que contiene, ms de los retratos de
varias de nuestras personalidades, una resea
histrica de la Revolucin, seguida de various do-
cumentos, entire ellos la Constitucin del Gobierno
Provisional de la Repblica.


Cuba Libre. Organo de propaganda y de-
fensa de.la; independencia de Cuba, en. el Ro, de
la Plata. Director : Ramn Valds Garca.
Desde el mes de Enero figure en la. prensa de
la hermosa ciudad de Montevideo, este semana-
rio ilustrado que dirige mn cubano servidor fer-
voroso de la causa q.ue tan bieni sintetiza el ttulo
de su perid:ico. Contiene texto de doctrina. ypro-
paganda y retratos- de various de nuestrosj.efes.


Naufragio del' Hawkins .. Revista
histrica. Por Avelino Rosas.. Nueva York.
Impi. Aminrica.. 1896. Un. folleto en 40
con 8 pginas.
Por la rerroduccin en espaoll la publica-
cin en. francs que hiemos dado. e n el; nmero,
anterior, ya han podido, apreciar' nuestros lec-
tores cun.to de interesante hay en, esta triste
relacin,, escrita con tanta sencillez por el va-
liente general colombiano Sir. A.velino .Rosas,,
superviviente (le aquella catstrofe,, y hoy en el
Ejrcito Libertador las rd.enes del general
Garca iguez.

La. Independencia. Politica general,
ciencias, literature, co.merci, artes, anun'
cias, etc., etc.
Bajo la diremcin del Sr. Arrillaga Roqu, ha
comenzado publicarse en la Guaira un sema-
nario, en cuyo program se incluye la defense
de nuestra causa. Damos, pues, la bienvenida al
nuevo, aliado, que de manera tan espontnea se
present abogar por la conquista ms
just y noble que puede emprender un pueblo.:
la de su independencia.


Homenaje de los clubs Mercedes Va-
rona y Manuel Barranco ) los heroes
revolucionarios.
Como contribucin la Gran Feria Cubana-Ame-
ricana de Nueva York, han publicado los clubs
cubanos que se mencionan, un nimero, nico de
un periodic que contiene los retratos die Mart,
Cisneros Betancourt, Gmez, Maceo, Luz Caballe-
ro, Cspedes, Jun G. Gmez, Crombet y Estrada
Palma, y cartas, artculos y poesias, de Mart,
Figueroa, Llona, Marn, Serra, Alvira, Sanguily,
E. J. Varona, Estrada Palma, Yero, Lincoln de
Zayas y Aime.
Es una publicacin destinada guardarse como
recuerdo de esa patritica fiesta.


NOTA. En esta seccin daremos cuenta, ms 6
menos detallada, de toda publicacin de -la que se
nos enven, franco de porte, dos ejeriplares.





MARTI
Y

SU OBRA POLTICA


DISCURSO
DE

ENRIQUE JOS VARONA

De venta en la Administracin de PATRIA, 81,
New Street, New York, 25 centavos el ejemplar.




MARA VERGZ

Se ofrece para acompaar una seora 6
asistir una enferma.
Tiene buenas garantas, informarn
en la rue des Frres-Herbet, nmero 11 bis,
Levallois-Perret Paris.



HOTELS RECOMENDADOS

lHotel Canmipbell, avenue Fricdland, 61 et 63.
Grandl Hotel, boualvard des Capucines.
Hotel Cositienitnal, rue Castigliono.
llotel Tern.uiiiii, rue Sainl-Lazare.
HlItel dii Louivre, rae de Rivoli.
Hotel de linde, boulevard des Italions, 30.
Hotel d'Aiisleterre, iue de la Boetie, 91.


SASTRERIA INaGESA Y AMBERICANA, DE STIRLING
31, rue dii Qiiatre-Sepe.iilire et 4, Place de l'Olir
Trages y abrigos para caballeros y jvenes.
(Se habla ingls y espaol.)
EsipDelialidad de anero olugleses


I


JUNIO, is, 1900.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs