Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00019
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: May 28, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00019
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text























Patria y Libertad


:REDACCIN Y ADMINISTRACIN SUSCRIPCIN EN FRANCIA
C Y N Un afo, pago adelantado................. 30 tr.
Rue Baudin Ao PAR S Mayo 28 de 1896 N m. 19 eetre, d. id. ........... 15
Ao 1 I PARIS NMayo 2,uL8 de 1896 1 .. 19 Un trimestre, id. id ..................... 1.50
*":2le^rto : .ADTOGA... EN EL EXTERIOR
TEILEFONO Un afo, pago adelantado................. 35 fr.
SE P B LI C L OS J CTE) 1E S Usemestre, id. id. ................ .50
.No se devuelven originals NUMERO SUELTO...... O fr. 50 cts.


A iLOS CUBANOS

W .A LOS PUERTORRIQUEOS


Comfiticin de la Repblica de Cuba

Art. 19.- Todos los cubanos estn obligados
servair:illalRevolucin con su persona inte-
reses, segin- sus aptitudes.

Bases drde.Partido Revolucionario Cubano

Art. 8. iEl .Partido Revolucionario Cubano
tiene por pEopsitos concretos los siguientes:
I. Unir& n mun esfuerzo continue y comn, la
accin de tdlas ilos. albanos residents en el ex-
tranjero.
..................... .. ..... ... ..... ...... ..
IV. Allegar condos de accin :para la realiza-
ecin de su program, la vez.queabrir recursos
,Oontnuos y nuIaeposos para la guerra.


tEl Delegado Pienipotenciario de la Repblica
Cbiana en Nueva-York, recuerda los,cubanos
que resident se uenuentran accidentalmente en
el ',xtranjero, el .d'e!er en que estn todos de
contibuir con cuotas mensuales en ayuda de la
Delegacin, para el leno de armas y municio-
nes destinadas nueste.as hermanos que luchan
y vierten su sangre por la ,patria en los campos
de baittlla.
Estos,;artculos imposee: .los puertorriqueios
los misiaos deberes que llos cutbanos.
Las oaotas en Europa se reciben en la morada
-del Delegado, Sr. Dr. R. E. Batances, 6 bis, rue
.de Chteadun, Paris.


-------- .-----


ANEXIONES



ieri.pi ha habido algunos espritus
go eneESsos que, no pudiendo .acep-
tar.que Cuba disfrutase la indepen-
cia de que gozan otras naciones
cuyos iterritorios son menores que
el de la sia, como Blgica, Holan-
da, Suiza y el mismo Portugal, li-
mitaban .sus buenos deseos la
awexin fos Estados Unidos.
Por descabellado que sea el propsito, tiene al
menos una explicacin : la ignorancia de los que
lo proponen, que no comprenden que Cuba inde-
pendiente gozar de todas las ventajas y no ten-
dr ninguno de los inconvenientes de la unin
los Estados Unidos.
Pero como la idea ha perdido terreno y nadie
la acepta en Cuba ni en la Amrica del Norte, ha
surgido en algunos cerebros desequilibrados
'otra peor, verdaderamente cmica : la anexin
Mjico 1
Hace tiempo, cuando por primera vez lemos
esto en un suplemento de peridico, cremos que


se trataba4le alguna broma ; luego lleg ;i nues-
tras manos .un peridico de Mjico que hablaba.
de lo mismt,-si'hien el colega declaraba cuerda-
mente que <,no-poda ain emitir opinion sobre
el asunto .; :por ltima, se nos dice que se ha
formado en '.Mjio un comit para constituir el
partido de Cuba Mexicana 11.
El lector.-creer q;ue,:ante todo, el comit ha ex-
plicado las razones polticas, histiricas, etc en
que fund a e proyecto. No ; por el moment se
ha limitado dar 6 conocer las bases : un ple-
biscito en uba, 'una indemnizacin pagada li
Espaa, un tratado cde 'comercio favorable 4 /os
espaoles, eniloque hasta ahora, vemos las ven-
tajas que obtendran Mjico y Espaa, pero no
las que compen-
saran la sangre


cubana derra-
mada.
No parece sino
que hay algo que
impide Cuba
ser libre, y ya
verin Vds. que
todo el mundo
querr anexarse /
Sla isla, sin de -
tenerse siquiera
i pensar si el bo- '
Scado que result
impossiblee para
Espaa, se le in-
,digestara no
,otra nacin cual-
iquiera. Es pro-
bable que vayan
apareciendo
turas naciones
que aspiren a la Eduardo
situacin algo in-
cmoda de ser
nuestra metrpo-
li, y :pronto tendremos partidos que pidan
nuestra anexin Guatemala, Honduras, al
Salvador Costa Rica.
Estonos importa poco, pues si hay quien no
admite~,ue tengamos tanto derecho a ser libres
como Se.rvia, Bulgaria, Rumania y Montenegro,
ya nos encargaremos de probar que nos basta-
mos para serlo, y es probable que algn da se
convenza todo el mundo de que un pas grande,
muy rico y.cayos hijos estn siempre dispuestos
car sus vidas por la Patria, puede ser tan inde-
pendiente, euando menos, como San Marino
.Monaco.
Intil es decir cuinto agradecemos todos
esos buenos amigos el inters que demuestran
por nuestro porvenir; pero antes de conside-
raites locos de atar, queremos decirles nica-
mente algo que han olvidado preguntar y que
qui:is haya que tener en cuenta, esto es, lo que
pensamos los cubanos.
Los cubanos creemos que los que as pierden el
tiempo en escribir acertijos politicos, debieran,
en vez de jugar los partidos, cumplir lo que el
deber exige de todo buen americano, empleando
sus energas en ayudar la causa de nuestra in-
dependencia, y haciendo que sus gobiernos re-
conozcan al fin I la Repblica de Cuba.
Esto, y otras cosas que ya estn pugnando
por escaparse de nuestra pluma, y que tendre-
mos que decir pronto, es lo que se piensa en
Cuba.


*


EDUARDO YERO BUDUN


Para ocupar el puesto de secretario privado que
por la muerte de nuestro inolvidable compatriot
Manuel de la Cruz; qued vacant en la Delegacin
del Parido Revolucionario Cubano en Nueva York,
saben nuestros lectores que fu elegido el Sr. Eduar-
do Yero Budun, y que dicha eleccin hubo de ser
favorablemente acogida por todos los cubanos de
aquella emigracin, que conocen las inapreciables
condiciones de ilustracin y de patriotism que dis-
tinguen al nuevo secretario.
El Sr Yero Budun naci en Bayamo en 1852, all
estudi la primera enseanza, y cursaba la segunda
cuando tuvo que interrumpir sus tareas causa de
la toma de la ciu-
dad -- Octubre de
1868 por las
tropas cubanas.
Pas entnces la
redaccin de El
Cubano Libre,
donde permaneci
hasta poco antes
del incendio, ocu-
\rrido en Enero de
1869. Desde estos
das arranca su
vida poltica y pe-
riodstica, sirvien-
do la causa de
la independencia
de cuantos modos
le era dable, y su-
jeto siempre la
etenaz persecucin
S' n del gobierno espa-
ol.
En 1875, halln-
dose en active co-
ero Bluduin rrespondencia con
el Sr. Estrada Pal-
ma, cay en po-
der de los cuba-
nos un important convoy. A consecuencia de
esto y de acusrsele de star complicado en una
conspiracin, fu conducido con cuarenta cubanos
ms, amarrado y entire bayonetas, la sabana de
Punta Gorda, lugar donde haba sido capturado el
convov. Formse el cuadro y se le orden Yero
que adelantara unos pass para ser fusilado con sus
compaeros; meas en aquel moment, y sin que pu-
diera saberse el motivo, fu suspendida la ejecucin
y Yero encerrado en la crcel de Manzanillo. Puesto
ms tarde en libertad, regres Bayamo, donde el
brigadier Capillo orden que una guerrilla lo espc-
rare emboscada en un monte y lo ahorcase ; pero
avisado tiempo, le fu possible retroceder y salvarse
de la muerte, aunque no de ser otra vez llevado la
prisin, y los pocos das deportado Isla de Pinos.
All tambin vise muy pronto acusado y preso
por former part de una conspiracin ; pero puesto
en libertad nuevamente, su inteligencia instruc-
cin le llevaron desempear la secretara del ayun-
taniento y del gobierno, en cuyo empleo favoreci
siempre y en cuanto pudo todos sus compatriotas
deportados. Despus de 1878 fu corresponsal de El
Tr-iunfo y El Pais de la Habana y de El Demcrata
de Madrid, entire otros peridicos, la vez que tra-
bajaba en la enseanza pblica s- privada.
En 1886 volvi Bayaino, v en vista del estado
de postracin en que hall su tierra natal, se lanz
el slo hacer la propaganda liberal, causando
asombro extraordinario cuando celebr el primer
meeting que alli tuvo lugar, N donde por primera
vez habl en pblico, haciendo ver aquel pueblo,
atemorizado desde tanto tiempo, el derecho y la
vez el deber que tena de intervenir tanto en la vida
political de la provincia, como en la del resto de la
Isla. La reaccin puede decirse que fu inmediata:
aquel noble pueblo despert de su letargo imbcil,
sacudido por la voz digna y valiente del patriota, y
los autonomistas de la Habana miraron.con desa-


grado la aparicin de Yero la cabeza de la poltica
cubana en la region de Oriente.
Al otro ao se le confi la direccin de La
Vo{ del Pueblo, peridico de Manzanillo que pronto-'
cedi el puesto El Triunifo, rgano del comit
autonomista oriental, fundado y dirigido por el mis-
mo Yer, con absolute independencia de la Junta
Central de la Habana; mas aun as, pronto tuvo
que romper con el comit, que se doblegaba las
imposiciones de la Central, y trasladando su peri-
dico Santiago de Cuba, lo hizo diario y continue
en l la propaganda verdaderamente cubana, hasta
el 23 de Febrero de 1895, en que ces de publicarse
El Triunfo, despus de haber librado repetidas y
brillantes campaas en favor de la dignidad cubana
y de preparar convenientemente los espritus para el
actual movimiento revolucionario.
De acuerdo con el benemrito brigadier Guillermo
Moncada, sali para Perseverancia, doce leguas
de Santiago de Cuba; pero habiendo fracasado la
combinacin, tuvo que embarcase inmediatamente
para Santo Domingo, y continuar all su active y
provechosa gestin en pr de la causa.
Pero su vehemente anhelo de ir al campo de la
lucha combatir por la libertad de su patria, le llev
alistarse varias veces, como simple soldado,en otras
tantas expediciones, aunque con resultado adverso.
A fines de Junio ltimo fracas en la expedicin de
Jamaica; en la de Wilmington, donde estuvo preso
con el general Carrillo; en la del Delaware, apre-
sada en Inagua por un buque de guerra ingls y tras-
ladado en calidad de preso Nassau el contingent
expedicionario; en la del Hawkins, de triste memorial;
y por ltimo, en la primera intentada porel Bermuda.
A raz de este acontecimiento, fu llamado por el
Sr. Estrada Palma para desempear la secre-
tara privada de la Delegacin; y aunque en un.
principio hubo de manifestar' su persistent deseo
de ir la guerra, fule preciso aceptar, obedeciendo.
los sagrados intereses de la Patria, que en aquel
puesto reclamaban sus servicios.
Como escritor, reune el Sr. Yero Budun una
vasta ilustracin, much sinceridad y much inde-
pendencia, un estilo fcil, claro, y vibrant, la vez
que enrgico y severo hasta el extremo cuando las
circunstancias lo requieren. Un ejemplo de esto lo
tienen nuestros lectores en La Voz de Can, que
con tanta aceptacin venimos publicando en nues-
tras columns, y que es una brillante rplica la
incalificable conduct de Montoro.
Para concluir, diremos que el Sr. Yero, al estallar
el movimiento, era diputado y vocal de la comisin
permanent de la Diputacin Provincial de Santiago
de Cuba, por Baracoa, president de la Sociedad de
Escritores y Artistas y de la de Heredia, y director
propietario del peridico El Triunfo. Y todo esto-
bastante para acreditar un ciudadano de arraigo
de los ms connotados en la provincia -lo aban-
don por acudir libertar su patria de la odiosa
esclavitud de cuatro siglos.
Honor, pues, los cubanos que ostentan los
mritos y la historic political del Sr. Yero
---- *--

EXPEDICIONARIOS

La nmina de los cubanos expedicionarios que
al mando del coronel Jun Monzn condujo las
costas de Vuelta Abajo la goleta Competilor, es
la que sigue:
Antonio L. Cristo, Mximo Valds, Mamerto
Alonso, Leopoldo Pino, Julio Garrido, Adolfo Car-
menates, Ezequiel Mrquez, Andrs Fontanilla,
N. Collazo, J. Inchaume, Pedro Gmez, Ramn
Taboada, Toms Abela, Enrique Guzmn, Agustin
F. Quesada, Rafael Garca, Agustn Niebla, Jos
Manuel de la Cruz, Bernab Hernndez, Marcelino
Lpez, Bienvenido Leal, Julio Gmez Asencio, Pe-
dro Pachn, N. Febles, Miguel P. Coto, Clemente
Betancourt, Ernesto Usatorres, Ambrosio Uhrbach,
Jorge Ferrn, Jos Silencio, Rafael Soria y Fernan-
do Martorell.
Como se ve, el nico nombre extranjero que
figure es el de Uhrbach, y quien lo lleva es un
joven cubano perteneciente una distinguida
familiar de Matanzas.

*


Y


~9"\







LA REPBLICA CUBANA


MAYO 28, 1896.


OBSERVACIONES


(un tontos y ridculos son los dolorosos cla-
mores que eleva el pueblo espaol ante la
posibilidad de ,perder Cuba! Y -no digo
ante la certitud, porque todava no estn con-
vencidos del verdadero estado de cosas, es decir,
de que Cuba no.volver ser Espaola.
La Isla no pudo ser libre en 1868 y firm una
,pazen 18.78, pero una paz que no sirvi ms que
para prolongar la dominacin espaola veinte
aos ms.
Hoy no se harn tratados de paz sino despus
de un triunfo cierto y seguro; tratados de paz
intiles, al fin, puesto que una vez que tenga-
mos nuestra tierra libre, no negaremos los
espaolesilosderedhos que 'a los ciudadanos de
otras naciones.
Nadie debe suponer jactancia en la certitud
conque aseguramos nuestro triunfo : prueba de
que luchamos con muchas ventajas, es que el
ejrcito espaol de Cuba va ser aumentado con
20,000 hombres. Esta es la prueba ms grande de
la impotencia del gobierno.
Lo que parece verdaderamente incredible, es
que la prensa europea, y aun los hombres de
Estado, tengan la cuestin americana tan me-
nos. La cuestin es tan seria, que una vez libre
la Isla de Cuba, ayudada slo por los Estados
Unidos, no tardar en demostrar sus simpa-
tias por la Repblica de la Unin, cosa que se
vera imposibilitada de hacer si tuviera deberes
para con otras naciones, y much ms para con
las potencias de Europa.
Cualquiera puede averiguar el estado de
cosas en Cuba, slo leyendo los descabellados
informes espaoles, en los cuales se dicen y se
contradicen simultneamante, sin guardar aun
el respeto la forma. Segn esos informes, el
nmero de muertos de los cubanos es cuatro
veces mayor que el de ellos, y sin embargo, los
telegramas de Manden tropa menudean que
es un gusto. Ahora se ha descubierto que los
cubanos estn acobardados, y que es Mximo
Gmez quien lo confiesa en una carta. Si hay
alguien incapaz de semejante desacierto, es ca-
sualmente nuestro ilustre general ; de modo que
es una invencin desgraciada.
Parece que los espaoles estn muertos de
hambre, juzgar por sus telegramas en que
dicen que han cogido al enemigo X cabezas de
ganado. El gobierno espaol quiere decir lo con-
trario, pues en lugar de robado dice cogido.
En efecto, dichas reses las roban en los potre-
ros las tropas, y para justificar su proce-
den:cia las hacen venir de los cubanos en armas.
Los hidalgos olvidan el espaol al emplear
las matemticas en el lenguaje corriente. Son
partidarios, cual los cientficos, del mtodo de
sustituciones, y as sustituyen palabras, y co-
giendo lo que es de otro, no hacen ms que una
sustitucin de... dueo.
Perico.



LA VOZ DE LA RAZON

En un artculo titulado La Cuestin de Cuba,
*que public El Nuevo BiR:i,,,n.., de Madrid,
dice el ilustre estadista D. Francisco Pi y Mar-
gall :
Aconsejbamos nosotros entonces que se recono-
ciese autnoma la Isla como medio de salvarla y
evitar el derramamiento de oro y sangre, y se nos
acusaba de malos patriots; y hoy se teme ya que
ni aun con la autonoma se logre mantenerla unida
la metrpoli. Si ese temor no carece de fundamen-
to, aconsejamos ahora que se siga el ejemplo de In-
glaterra, y directamente, sin la mediacin de ex-
traas naciones, se trate con los cubanos sobre la
base de la independencia. Sobre esta base repetidas
veces se han manifestado dispuestos los cubanos
entenderse con nosotros, salvando el honor y el
crdito de la nacin y los intereses de los penin-
sulares all avecindados y afincados. Aun venta-
josas relaciones mercantiles podramos asegurar-
nos por ese convenio, y aun garantias podriamos
obtener para cumplimiento de lo que se estipulara.
No nos traera as la prdida de Cuba los inmen-
sos perjuicios que nos trajo la de las dems colonias
de Amrica; perjuicios an no reparados despus de
ms de medio siglo.



AVISO

La Delegacin de la Repblica de Cuba en
New-YQrk, se ha trasladado de 66 Broadway,
56 NEW STREET, 2 piso.


*


GACHUPINES

EN CHARACTER

Como de mano maestra retrata en estos prra-
fos el Diario Comercial de Veracruz, al gachu-
pin en accin, all por aquella region de Am-
rica donde como en todas, suea todava que
es el dominador de antao. Lean, pues, nuestros
lectores lo que refiere el colega :
Hace das presentse en esta poblacin un indivi-
duo, de origen espaol, segn se dice y segn l
mismo vocifera, por ms que viste el pintoresco
traje de los charros mejicanos.
La misin que ese individuo desempea en la lo-
calidad, juzgar por sus actos, es la del matn per-
donavidas; pero se ignora si sus hazaas las lleva
cabo por su cuenta, por cuenta agena. Lo cierto
es que fundado en una exaltada patriotera, muy
propia de cierta gente mal entretenida, se ha pro-
puesto insultar y amenazar todos los que halla
su paso, que sean nacidos en Cuba.
Dos honrados expendedores de dulces soportan
diario las impertinencias del matn, y escuchan de
su asquerosa boca los eptetos ms denigrantes, y
las ms feroces amenazas; amenazas que, como es
natural, no pasan vas de hecho, tal vez por.....
prudencia.

Amn de otros desmanes parecidos los que lle-
vamos anotados, la ltima queja que hemos recibi-
do demuestra que es preciso ya poner coto las
fechoras del vagabundo que ha sentado sus reales
en Veracruz. He aqu el caso.
Hemos dicho que dos expendedores de dulces son
victims del patriotero.
Esos honrados trabajadores son dependientes de
un seor cubano que habitat en extramuros de la
ciudad, y que contrarresta las vicisitudes de la for-
zada emigracin, dedicndose la confeccin de
dulces que los otros venden. No satisfecho el mata-
chn, sin duda, con insultar los dependientes,
quiso hacer lo mismo con el amo, y al efecto, se
present en el domicilio de ste, una de las ltimas
noches. Ausente el dueo de la casa y su esposa,
recibi al hispano valentn una seorita hermana
poltica de aqul, y como es lgico en ciertas gentes
desprovistas de toda clase de decencia y de educa-
cin, no fu bice el sexo que pertenecia la inter-
pelada, para eximirse de escuchar las soeces expre-
siones, los insultos y las amenazas del furibundo
analfabtico. Atemorizada la seorita, cerr violen-
tamente la puerta de su casa y fu ampararse la
de unas vecinas, dispuesta. pedir socorro contra el
atrevido Quijote.
Este se retir, despus de haber desahogado su
furor en la forma caballeresca hidalga que hemos
relatado.

Si por su cuenta y riesgo ejerce como matn,
bueno seria que se le sealara el camino de Cuba,
donde podra satisfacer sus belicosos instintos al
mando del general Weyler, y en forma ms digna
que aqu lo hace, puesto que le daran el dictado de
defensor de la patria. Si, como no falta quien lo
piense, el tal perdonavidas es instrument de alguno
que desea provocar cuestiones, para despus tildar
la colonia cubana de revoltosa, bueno es tambin
que se aclare, porque la-paciencia y la prudencia
tienen sus lmites, y puede llegar el moment en
que, salvados esos lmites por exceso de agravios,
se produzca un choque que acaso deje mal parados
los valientes de profesin.


En cuanto acaba de leerse queda demostra-
do que el quijotismo, como la aficin los to-
ros, se esfuerza por imponerse en todas parties,
al igual que otras calamidades pblicas. Por
eso, el mejor remedio es el cordn sanitario de
la independencia.

------* --------

UNA HAZANA

DE LUQUE


Refiere Los Ecos del Zulia, peridico de Mara-
caibo :
A fines de 1895, cuatro cubanos se hallaban en la
crcel de Santa Clara por motivos politicos, y el alcalde
les demostraba tal odio, que les daba por todo ali-
mento las sobras de los otros press. Los infelices
moran de hambre y reclamaron en diversas ocasio-
nes, hasta que, por .ltimo, el sanguinario coman-
dante Luque oy sus reclamaciones. Pero he aqui
cmo : esa misma noche hizo salir los prisioneros
fuera de la ciudad v los hizo fusilar, para que cesa-
ran de quejarse, palabras textuales de un servidor
de Espaa. A media noche los cuatro cubanos inde-
fensos fueron asesinados en el campo vecino y de-
jados por muertos. Dos, sin embargo, sobrevivieron,
de los cuales uno logr unirse al ejrcito cubano,
aunque mudo, pues una bala le haba partido la


lengua. El otro sobreviviente, que se haba escondido
sobre un rbol, fue descubierto al siguiente da y
cazado como un pjaro por orden del humanitario
general Luque.
Y si esto pasaba en tiempos delpacificador
Martnez Campos, qu no ha de pasar en la era
terrible del carnicero 'Weyler?

-------^ r ------

CARTA DE NUEVA YORK

Nueva York, 15 de Mayo 1896.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Pars.
Parece que Espaa anda peor de dinero en es-
tos das, porque su representante en esta na-
cin ha decidido hacer economas en el cap-
tulo de gastos diplomticos, propaganda y po-
lica secret. Ya no podremos adquirir noti-
cias fidedignas en el Information bureau que
los espaoles establecieron en esta ciudad para
poder repetir diario : Por nuestra parte, sin
novedad .
Pero no hay que alamarse, pues parece que el
bandido Weyler ha ordenado que, hasta que las
tropas cubanas se apoderen definitivamente del
cable, la administracin espaola de correos d
curso las cartas franqueadas con sellos de la
Repblica Cubana. Y digo esto, porque hace
poco se recibi aqu una carta de la Habana, que
ostentaba un flamante sello de nuestra primera
emisin, lo que ha hecho much gracia. Los pe-
ridicos americanos se han ocupado de ello.
El entusiasmo de este pueblo por la indepen-
cia de Cuba va aumentando cada da: ahora han
hecho su aparicin en todas parties unas peque-
as alcancas en forma de pirmides, en las que
se recoge dinero para la causa cubana. No hay
caf, depsito de cigarros ni otro establecimiento
pblico, que no tenga una en lugar preferente, y
es de esperar, dada la profusion con que se han
repartido, que se recolectar por este medio una
gran suma. Tambin circulan unos sobres los
que acompaa una instruccin para que en ellos
se enven sellos de correos americanos, nuevos,
al cuerpo sanitario cubano, que emplear su im-
porte en favor de los heridos de nuestro ejr-
cito.
Sigue siendo un misterio para todos la actitud
de Mr. Cleveland, aunque no falta quien asegura
que en tiempo oportuno y no muy lejano, publi-
car un mensaje reconociendo la beligerancia de
los cubanos. Esto es muy possible, entire otras co-
sas, porque la cuestin de Cuba tendr una gran
importancia en las prximas elecciones. Mr. Me
Kinley, que es el candidate la Presidencia que
ms probabilidades de xito tiene, coloca al
frente de su program Cuba Libre .Veremos
si Mr. Cleveland se adelanta hacer el recono-
cimiento, aunque no sea ms que para no dejarse
arrebatar esa gloria.
La opinion pblica lleg estar aqu tan exal-
tada cuando se conoci la sentencia del consejo
de guerra espaol contra los tripulantes del
Competitor, que sin la cobarda de ese gobierno
espaol, que reserve el valor y el heroism godos
para asesinar indefensos campesinos en Cuba,
hubiera sido inevitable la guerra entire la patria
de Washington y la tierra de Lagartijo.
Unas onzas de plomo habran sido suficientes
para que se rompieran las hostilidades, y en
cambio, los cientos de toneladas que asesinan
millares de pacficos habitantes, no bastan, se-
gn el Herald de esta ciudad, para hacer que se
reconozca la beligerancia de los cubanos.
Es realmente vergonzosa la actitud del citado
peridico en la cuestin cubana: de nada valen
los tremendous crmenes de Weyler y su pandilla,
que el mismo Herald public con frecuencia, ni
las simpatas del pueblo americano, ni la opi-
nin unnime de la prensa; el JHerald da en-
tender claramente que su aspiracin es-arrancar
los espaoles las colonies, pero no ayudarlas
hacerse libres, y, naturalmente, para eso es ne-
cesario no reconocer la beligerancia. Felizmente
el Herald est slo en ese terreno y sus ideas no
encuentran eco en ninguna parte. Los america-
nos saben perfectamente que lo que conviene,
tanto ellos como nosotros y la Amrica en-
tera, para la tranquilidad de todos, es la inde-
pendencia de Cuba.
Hle tenido el gusto de ver en la redaccin del
Journal, la magnfica espada de honor que este
peridico regala al General Mximo Gmez. Es
una acabada obra de arte ejecutada en los talle-
res de la orfebrera de Tiffany, que son de los
mejores del mundo. En el puo, admirablemente
labrado, se ven las armas de la Repblica de
Cuba y en la parte superior est engastado un
magnfico solitario. La guardia tiene, de un


lado, una bandera cubana esmaltada, y del otro
las iniciales M. G. en brillantes. Se dice que ha
costado ms de mil pesos.
Y .propsito de Tiffany, en esa conocida casa
se exhibe actualmente un prendedor de brillan-
tes, rubes y.zafiros, 'formando la bandera de la
estrella solitaria. Esta joya, que vale alrnnos
miles de 'pesos y que causa ,general :admiracin,
ser ofrecida, segn se dice, la Reina Regente
de Espaa cuando sancione la independencia de
,Cuba. Tanto peor,para ella, si Cuba se ihace libre
sin su sancin. Ambas obras de arte, la espada
y el 'prendedor, sern expuestas en la feria
cubana que se inaugural el da 25 del corriente
en Madison Square.Garden de esta ciudad, y que
ha de proporcionar grandes recursos la Revo-
lucin.
Hoy han llegado New York, en el vapor Se-
guranza, los reporters del Journal y del World
que fueron expulsados de la IIabana por el ase-
sino Weyler. En el muelle fueron saludados por
la multitud que esperaba la llegada del vapor.
Varios viajeros referan indignados las atroci-
dades que diario cometen en Cuba las tropas
espaolas. Ila-ta -1l orr1.sponi.:l del Herald, que
se haba se'alado por su parcialidad contra no-
sotros, declare que las naciones civilizadas de-
ban poner trriiino tantas infamias.
Un respectable seor de la Habana, pasajero
del mismo vapor, nos dijo que en la Habana y
en sns alrededores se eIperabanii grandes aconte-
cimientos.
Que as sea.
De Vd, Sr. Director, afmo s. s.
lBudson.
-------^.t~-CIi--L---

LA PRUEBA

Para que se vea el fundamento de nuestras
apreciaciones el ocuparnos de los verdaderos
motivos de la expulsion de que acaba de ser ob-
jeto en la Habana el Dr. Alberto J. Daz, lase lo
que public El Pas, rgano official de las auto-
nomistas, y por coincidencia nada menos que el
24 de Febrero de 18!'i, ese da tan glorioso para
los verdaderos cubanos:
El cementerio bautista de esta ciudad ha sido
fundado por el Rdo. Dr. A. J. Daz en el mes de
Abril del ao 1887, en un octavo de caballera de
tierra y el ao 1890 adquiri por-compra una ca-
balleria ns, donde ha inhumado el Dr. Daz en
estos ocho aos hasta el 30 de Diciembre de r894, el
nmero de 15,074 cadveres, que si hubieran pa-
gado la suma de $18 que antes se cobraba, resulta-
ra la cantidad de $271,332, es decir $39,000 anuales
sean $3,250 mensuales que le han sido ahorrados
al pueblo de esta capital.
Ya puede considerarse todo el rencor que
en el clero espaol de Cuba habr despertado
esta realidad tan desastrosa para su bolsillo.
~~~*'. 1 1i 11. ~ -111 i ~ ~ ~

CRMENES DE WEYLER
(cONTINA).

En el Roque :
Asesinato el 9 de Febrero, de Fernando Aguiar,
joven de 26 aos, hermano de la profesora de la
escuela del barrio del Tomegun, para cuyo efecto
lo sacaron de su casa.
En la Cidra, por el general A lea:
Prisin y ultraje del espaol Jos Fernndez,
alcalde municipal, porque no consinti que la
tropa atropellase y robase los vecinos de aquel
pueblo.
En Bainoa, por el jefe Sotomayor :
Asesinato de 1 negro.
En Pinar del io :
Saqueo incendio por una column espaola,
de la finca La Guabina, propiedad de la familiar
Trincheria.
En Santa Ana :
El alcalde municipal de este pueblo (provincia
de Matanzas) durmi una noche en el cepo, por-
que no consinti desmanes de las tropas en la po-
blacin:
En G'i7ira de Macurijes, por el general
Bernal :
Aprehendi hizo conducir al pueblo cin-
cuenta y tres vecinos del barrio de Manuel Daz,
y les hizo azotar cruelmente, hasta en el rostro.
La autoridad h quien despus entreg los deteni-
dos, los puso en libertad porque no result
contra ellos ni an indicios de culpabilidad.
En Guareiras, por el coronel Ricardo Vicua:
Quem las fbricas del ingenio Laberinto, de
Serafn Mederos, en venganza de tener iste un


___~__








MAYO 28, 1896.


LA REPBLICA CUBANA


hijo, en la Revolucin. Tambin quem los cam-
pos de caa del espaol Jos Surs, y di com-
ponte :ai administrator de la finca, diciendo
despus que crey que `el ingenio era de un
cuhano,
En Corral Falso, por el alcalde corregidor
Antonio Rodriguez de Rivera :
Auxiliado de sus esbirros Marcos Daz, Santia-
go Sosa y Francisco Hermano, violentamente
extrajo de sus casas, durante la noche, los
vecinos Len Bravo, Jos Augustn Alonso, Ce-
Jestino de Armas, un moreno de setenta aos y
,otro, ca lesero del pueblo, nombrado Catn, y
los asesin sigilosamente, tirando su cadveres
,en los caaverales del ingenio Sanla Filomena,
de Leandro Soler.
_En el mismo punto, por el coronel Ricardo
Vicua :
Asesinato del campesino pacfico Jos Roque
(no el jeife cubano), porque no pudo decirle dn-
,de estaba escondido un insurrecto herido,
.quien buscaba para asesinarlo.
En Matanzas, por los tenientes Antonio Fer-
nndez Bonilla y Luciano Cossio :
Asesinato de multitud de inocentes campesi-
nos, para robarles, ms de 350 reses mayors,
,que despus han vendido. El hecho fue tan
escandaloso que Porset, el gobernador de Matan-
zas, lo denunci al gobernador military; pero los
:asesinos continan en sus cargos. Cossio ha
sido procesado muchas veces por cuatrero, en
la Audiencia de Matanzas, y Fernndez Bonilla
tiene un establo en Pueblo Nuevo, y de acuerdo
-con Cossio saca el maz del cuartel en aos carros
de basura y lo esconde en el establo, lo cual es
un gran negocio para elos. Adems, Fernndez
Bonilla, es uno de los contratistas de los ,imien-
to-s del Puente de Bailn.
Por el coronel Luis Molina:
Amenaz de muerte al espaol Gerardo Gu-
tirrez, dueo del ingenio Reforma, porque se
opuso que se asesinase en su finca los traba-
jadores que all haba. Enfurecido Molina, incen-
di doscientas casas de colonos de Gutirrez y la
caa de ste, pesar de las protests que indig-
nado formulaba el dueo. Tal incendio lo im-
puta Molina los insurrectos en un parte official
a sus jefes, agregando que les haba destruido
un campamento. Todo esto lo refiri pblica-
mente Gutirrez en Matanzas.
SEn la Habana:
Fusilamiento de un prisionero de guerra.
Incomunicacin en una bartolina del Castillo
del Principe, del doctor Mariano C. Arts,hombre
pblico, dueo del central Narcisa en Yuguajay
y miembro del Comit autonomista de Matanzas.
Arts es un hombre que hasta los espaoles
aseguran y garantizan que en nada se ha mez-
clado.
Las prisiones del Morro no son suficientes
contener tantos. En una galera de 76 pasos de


largo por 12 de ancho, hay 132 press. Es sub-
terrnea y difcimente llegan i ella el aire y la
luz, y es tanta la humedad, que el piso y las
paredes siempre estn mojados. A esos press
slo se les dan treinta galones de agua para beber
en las veinte y cuatro horas, y aunque se les
concluyan como siempre result no les dan
ms hasta el siguiente da. Los desgraciados pre-
sos estn sufriendo una epidemia de disentera,
y no se sabe si por ignorancia del mdico por
maldad, la nica medicacin que se les admi-
nistra son golas de percloruro de hierro en un
poco de agua, sin varirseles la alimentacin,
pues lo nico que les dan es el inmundo rancho
mal cocido, sin cambiarlos de localidad, ni an
aislndose los pacientes, ya que no se les saca
de aquella mortfera atmsfera hmeda, llevn-
doseles un hospital, so pretexto de que estos
asilos son para la tropa. Todo esto lo presenci
un reporter del Journal de New York.
En Jaruco, por el general Melguizo:
En el ingenio de Rafael Fernndez de Castro,
asesinato de 13 pacficos, entire ellos, un nio de
trece aos.
En lsa Cruces:
Fusilamiento del jefe cubano Mamerto Rome-
ro, hecho prisionero das antes hallndose gra-
vemeinte herido.
Advertencia. Si nuestros lectores con-
sultan los Crmenes de 1 'eyler, desde la parte
que hemos publicado el 30 de Abril inclusive,
hallarn que causa de una errata cometida en
el total parcial de esa fecha, el nmero de asesi-
natos ha venido apareciendo menor de lo que es
en realidad. Por eso hoy salvamos el error ha-
ciendo el aumento debido, cosa bien fcil de com-
probar por cualquiera que abrigue la menor
duda.
Advertiremos adems que nunca incluimos en
nuestros totales aquellos asesinatos cuyo nmero
no se determine.
As, pues, tenemos:
Total ............... 23 asesinados
Suma anterior...... 457 -

Total general........ 480
(Continuar.)
------- ^---------

PENES BETANCOURT

Nuestro Delegado Plenipotenciario acaba de
nombrar agent general del Partido Revolucio-
nario Cubano en el Estado de Tejas, al Sr. Lus
Pees Betancourt.
Entre los testimonios que acreditan la com-
petencia y el patriotism del Sr. Pees Betan-
court, se cuenta la confianza que puso en l
Calixto Garca, al nombrarle en 1879 agent
especial en la Habana y Matanzas, y cuyo deli-
cado puesto hubo de desempear entera satis-
faccin del ilustre jefe mencionado.
Dmnosle nuestra enhorabuena, la vez que
celebramos el acierto del Sr. Estrada Palma.

*


MACHETE

Qu artillera ni qu infantera, Sr. Director,
para contestar y batir en su derrota tanto jefe,
tanto gobernante y tanto peridico como en
Cuba y en Espaa estn dejados de la mano de
Dios y de la cola del diablo?
No hay por qu gastar plvora. Me acuerdo
que en el ao de 1875, el indomable general
Maceo confirm una hermosa bandera que le
haba llegado de Nueva York, con un repiqueteo
de machete, como l deca, con su caracterstica
seriedad y sangre fra. Y era que el destacamento
de Pedernales no mereca que se quemara un solo
cartucho. As tambin, no se necesita otra cosa
que un buen macheteo para responder beodos
cipayos y barrer hediondas alpargatas.


Heraldo de Madrid del 18:
La compaa de Baleares, que entr por asalto en
las trincheras de Cacarajcara, padeci tanto con el
horroroso fuego del enemigo, que en poco tiempo
perdi todos sus oficiales, quedando mandada por
un sargento.
Conque horroroso fuego del enemigo, eh?
y la prdida de todos sus oficiales, eh? y tu-
vieron que huir Baha Honda, eh?y sin em-
bargo, salieron..... derrotados, eh?


Observa La Justicia:
El Correo Espaol llama la poltica restaurada
descocada ramera.
Y El Tiempo llama la poltica absolutista desen-
uvuelta Celestina.
Y los cubanos no quieren ser ms tiempo ex-
plotados por esas meretrices y esas prostitutes.


Dice El Reproductor, peridico espaol de
Orizaba (Mjico) :
Los Estados Unidos tienen much que perder,
nosotros no.
Ni la vergenza?


La Lucha, el diario republican espaol de
la Habana, public el retrato de Jos Prado Alva-
rez, poniendo al pie: Unico official de Bailn que
sobrevivi, herido, la accin de Maltiempo.
Y en su da, no dijo el tan bien informado
diario, que Maltiempo era una victoria espa-
ola?
Para verdades..... Maltiempo.


Confiesa El Liberal:
Decididamente, el general Weyler es poco afortu-
nado en sus combinaciones.
Menos cuando asesina los prisioneros. Para
eso le ayudan la negligencia del mundo civili-
zado, y la complicidad de Espaa.
*


Dice El Buscospi de Puerto Rico, que los
candidates por la circunscripcin de Ponce son
todos tres de casa. Como que uno es Casa Miran-
da, otro Casa Rouviert y otro Casa Juana.
Y los tres de casa Cnovas; como si dijra-
mos: de la familiar.


Ya se sabe por qu fueron procesados los dia-
rios espaoles de la Habana El Pais, La Dis-
cusin y Diario de la Marina.
Por decir que,
cuando la explosion de dinamita en palacio, los em-
pleados de la capitana general salieron huyendo.
Muy bien procesados. As sabrn decir otro
da, que los espaoles, siempre que ocurre un
accident igual, atacan con bizarra, ponen en
precipitada fuga la dinamita, y por parte de
ellos : sin novedad.


En el parte espaol de la accin de Guantna-
mo, se le :
Las posiciones de los insurrectos eran excelentes,
pero los comandantes Sres, Garrido y Hermndez
no quisieron dejar de cumplir las rdenes recibidas.
De lo cual se infiere, que cuando los jefes es-
paoles no quieren obedecer, no cumplen las
rdenes que les comunica el strapa Vale-
riano.
As anda aquello.


Luis Radillo, preso por nada en la Habana,
ha] sido puesto en libertad. Con tal motivo pu-
blica en La Discusin una carta en
testimonio de su agradecimiento sus guardadores
por las atenciones con l tenidas durante los das de
su cautiverio.
Este Radillo fu aquel pobre diablo que, a
cambio de nn revolver, un trage de casimir,un
bastn de yaya y tres centenes, se hizo respon-
sable de un artculo de Santos Villa contra San
Miguel, publicado en el Gil Blas.
Cunto le habrn dado ahora para que in-
ciense la administracin del general carnicero ?


Cuenta El Siglo Futuro, de Madrid, que se
deca :
en los centros politicos, que el exconcejal Glvez
Holguin tendr que comparecer ante un consejo de
guerra, que habr de juzgarle por haberse ausenta-
do de Espaa sin licencia, perteneciendo al cuerpo
de oficinas militares.
ste, desertor, y ste y los otros formando el
grupo de ladrones que ha denunciado el mar-
qus de Cabriana y que ha protegido Cnovas.
He ah la moralidad de Espaa.


Copio de El Liberal:
Con la partida de Lacret quien hace poco se
di por muerto.


FOLLETN
De La Repblica Cubana


PAGINAS DE LA GUERRA


EMILIO ESPINOSA


Era Espinosa natural de Gines. Cuando estall
la Revolucin de Yara se encontraba en los Estados
Unidos estudiando el ingls, con el objeto de desem-
pear mejor su empleo en el comercio de la Habana.
Su constitucin
debil y natural en-
fermiza y sus ata-
ques frecuentes de
g d asma, po hicieron
\ch vacilar al jven de
veinte aos; vino
del colegio del cam-
po New York, a-
rroj un lado el
e sOllendorf, se puso
las rdenes de la
Junta Cubana, in-
..r sisti en ir en la pri-
,- mera expedicin, y
desde su arranque
initial revel la constancia y energia que siempre
puso en todas sus empress.
En el Perrit, el 4 de Mayo de 1869, sali de New
York en la brillante expedicin que desembarc en
la baha de Nipe el dia iI del mismo mes. Con el
grado de cabo, en el Ramn, cinco das despus, con
ocho soldados de infantera esper al enemigo dos
kilmetros del grueso de las fuerzas. Dispuso sus
hombres favorablemente, y pesar del rudo choque
de un nmero superior, se retire en buen orden,
combatiendo siempre y disputando el terreno palmo
palmo. La misma bravura y sangre fra mostr en
el Canalito v en la Cuava desastrosa, donde su com-
portamiento le vali aplausos merecidos,


De Holgun pas Bayamo como teniente y ayu-
dante del brigadier Luis Figueredo; contribuy la
reorganizacin de las fuerzas de esta comarca; estu-
vo en el ataque de las Tunas al frente de una com-
a nuevamente formada, que voluntariamente enca-
bez tomando parte principal con el grado de capi-
tn.
A las Villas, donde era su constant deseo mar-
char, fu despus, ingresando en la division de Sancti
Spritus, mandada por el general Marcos Garca.
Preparaba la division su paso de la Trocha, en el
Camagey, y al bravo coronel Cant se deleg para
que con cien hombres operase en la jurisdiccin de
Sancti Spritus, sirviendo de vanguardia la column
invasora. El coronel Cant, conoca el valor del ca-
pitn Espinosa y le inst para que lo acompaase
en calidad de segundo. Tres meses estuvo las r-
denes de Cant, dando pruebas de valor sereno y de
pericia military. A su vuelta al Camagey, reunirse
con la division que invadi ms tarde Sancti Sp-
ritus, fu nombrado por el general Marcos Garca
capitn del escuadrn de caballera que, la llegada
de Espinosa, estaba en formacin. A la cabeza de su
escuadrn, que no contaba entonces ms que 34
hombres, y las rdenes del comandante Diego Do-
rado, atraves la Trocha al mismo tiempo que la di-
visin que acaudillaba Marcos Garca. Su primer en-
cuentro tuvo lugar en el potrero El Dulce Nombre.
Acampada la fuerza una legua de dicho potrero,
recibi la caballeria la orden de practicar un recono-
cimiento del enemigo que se supona prximo, y en
efecto, encontr una compaa de 125 hombres de
infanteria del batalln de voluntarios de Cadiz, que
fu derrotada completamente, gracias en gran parte
al denuedo de Espinosa, siempre el primero en el
peligro, herico siempre y siempre modesto. De este
lugar fueron las fuerzas las lomas de Banao, de
donde sali la caballeria operar en los alrededores
de Sancti Spiritus, y en donde tuvieron lugar various
encuentros de poca importancia.
Algn tiempo despus asisti al combat del
potrero Santa Teresa, donde fu herido de un
bayonetazo en una rodilla. Acampadas las fuerzas en
dicho potrero, se tuvo aviso de la presencia de las
tropas del gobierno en lugar muy cercano, y fu en-
viado Espinosa con la caballera sorprender al ene-
migo, trabndose un combat de caballera contra
infantera, que se defendi desesperadamente.


Luego, el combat de San Jos, donde sesenta
hombres de caballera, sus ordenes dieron una car-
ga al arma blanca, y por asi decir, ciegas, por igno-
rarse completamente el nmero de los enemigos.
Por falta de pertrechos, y necesitando las fuerzas
de las Villas algn reposo despus de una active
campaa, pasaron la Trocha hacia el Camagey. A
su vuelta las Villas tuvo lugar un combat reido
entire la infanterfa enemiga y la retaguardia de la di-
visin, formada por la caballera, en el camino de
Morn Ciego de Avila. En ese- combat la caballe-
ra sola tom parte, teniendo su frente Espinosa,
que corpo de costumbre, se mostr el jefe perito y
el soldado intrpido.
De nuevo en su antiguo teatro de operaciones, la
division con la caballera que la cubra, y cuya ca-
beza estaba siempre Espinosa, resisti un furioso
ataque en el potrero La Reforma. i.0oo hombres de
infanteria enemiga atacaron unas trincheras defendi-
das por 400 patriots. La caballeri pie, colocada
en puesto de confianza y animada por su valiente
jefe, hizo prodigios de valor.
En el combat llamado de Los Cieguitos, fu he-
rido Dorado, quedando Espinosa al frente de todas
la fuerzas.
Ms tarde se atac el pueblo de Remate.
Ya desde el paso de la Trocha, de vuelta del Ca-
magey, haban dado las fuerzas invasoras algunas
seales de descontento y hasta algunas veces, snto-
mas de rebelin. En las lomas de Banao tuvo lugar
un episodio que muestra la energia de Espinosa. Un
soldado de caballera desobedeci un sargento:
Espinosa le hizo fusilar en el acto en presencia de
la division.
Al salir de las lomas de Banao, Dorado ya resta-
blecido de sus heridas, tom el mando de la division
que le estaba interinamente confiada, y Espinosa
su vez debi retirarse para curar las suyas. Una vez
restablecido, ingres, como jefe de la caballera, en
las fuerzas de San Jun de los Remedios, mandadas
por el general Salom Hernndez, que se encontra-
ban reorganizndose en el Camagey.
Espinosa fu comisionado por dicho general para
reunir los desertores armados de las fuerzas de Re-
medios, diseminados en las jurisdicciones de Sancti
Spiritus y Remedios. En aquel entonces las fuerzas
todas de las Villas haban pasado la Trocha por falta
de pertrechos. Con los hombres que reuniera tena


que former Espinosa un cuerpo armado con que pu-
diera sostenerse hasta la llegada de la division, que
deba efectuarse en breve. Despus de mil trabajos
y exposiciones sin cuento, pudo reunir Espinosa se-
senta hombres armados, de los cuales veinticinco
solamente tenan algunos pertrechos, y los restantes
fueron enviados con un official al Camagey pro-
curarse recursos. A la cabeza de estos veinticinco
hombres, llev cabo una campaa active y peligro-
sa, atacando caseros y corriendo los campos de mc-
do de llamar la atencin del enemigo y proteger de
este modo el paso de la Trocha por el grueso de la
division. Pero muy pronto se apercibi el enemigo
que el puado de hombres que acaudillaba Espinosa
era la sola fuerza que exista en las Villas, y lanz
contra ella todas sus guerrillas, dndoles caza cons-
tantemente. En tales condiciones, fu atacado Espi-
nosa por las fiebres paldicas y obligado confiar
el mando de los pocos hombres que le quedaban,
su segundo. A causa de la persecucin incesante de
que era objeto, la fuerza se dedic exclusivamente
protegerlo y custodiarlo, y andando el tiempo, su
estado de debilidad fu tal, que era necesario car-
garlo para trasportarlo de un lugar otro.
En tal mstado lo hall un indi, .uo que viva en
medio de un bosque no lejano del sitio en que pos-
trado indefenso iba caer de un moment otro
en poder del enemigo. Este individuo se encarg de-
llevarlo su habitacin en que, ms en seguridad,
pudiera curarlo, y afirm que su casa estaba sufi-
cientemente escondida para burlar las pesquizas ms'
minuciosas. En efecto, alberg6 al pobre enfermo y le
rode de cuantos cuidados era possible prodigar
aquellos desolados campos. No haba pasado much
tiempo, y empezaba mejorar, cuando fu sorpren-
dida la casa por una guerrilla que no pudo apode-
rarse de los otros habitantes que su llegada pu-
dieron ponerse en salvo, pero s de Espinosa, impo-
sibilitado de huir con la premura que exigan las
circunstancias. Conducido Sancti Spritus y reco-
nocido como jefe de rebeldes, fu pasado por las ar-
mas. Muri como haba vivido, como se condujo
siempre durante los pocos aos que su vida active
fijaron la atencin. Siempre bravo v modesto, subi
al cadalso con la conviccin de haber hecho cons-
tantemente su deber y de morir por una causa que
consideraba just.
E. Marblod.


-1 _
--i-~-


_ _ I i -~--li Li--i- ~ii~s~a i ib~- ieiiioi~i~- I i ~ii L~bL~-







LA REPBLICA CUBANA


MAoer 28, 1896.


Hasta los peridicos espaoles se burlan ya de
los mentirosos partes.... espaoles.


El Heraldo present una estadstica de las be-
'bidas que durante el ao se han consumido en
-la cantina del Capitolio de Washington, y
,agrega :
Esto explica, hasta cierto punto, muchas cosas.
Pero no, por qu fue Ai la llabana, y no Wa-
shington, donde los fabricantes de Holanda y
de Amberes mandaron preguntar si los espa-
.oles se baaban en ginebra. Ni fu tampoco
en Washington donde los voluntarios, reple-
stos de ginebra, depusieron al general Dulce, die-
ron una cencerrada al general Pelaez y asesina-
ron ocho inocentes jvenes estudiantes de me-
.dicina.
Ysiga presentando estadsticas el peridico ma-
drileo.
Cacarajicara.

--~------ -* -------


NOTICIAS DE LA GUERRA

Del 19.
Pronto saldrn de la labana para Espaa,
i cumplir el arrest impuesto por el consejo su-
premo de guerra y marina, los vocales del tribu-
n.il que absolvi al teniente espaol Gallego.
En el vapor Conde de Wifredo saldr de
Barcelona para Nueva York el mobiliario de
Mr. Taylor, embajador de los Estados Unidos en
Espaa. El hecho es motivo de diversos comen-
tarios muy pesimistas para esta ltima nacin.
Son muchas las protests que en la Habana
han formulado por medio de sus respectivos
cnsules los comerciantes extranjeros, en vista
del perjuicio que les ocasiona el bando de Wey-
ler prohibiendo la exportacin de tabaco en
rama.
El pueblo de Artemisa fu tomado por una
fuerza cubana, la cual se retire despus de abas-
tecerse convenientemente.
Una fuerza cubana de doscientos hombres
ha tomado el pueblo del Cascajal, situado entire
Crdenas y Santo Domingo, despus de una
tenaz resistencia.
En Madrid se contina comentando el em-
barque para los Estados Unidos del mobiliario
del embajador Mr. Taylor, pues se hace notar
que con anterioridad habia enviado su fami-
lia. Es tambin objeto de comentarios el hecho
de que Mr. Taylor haya. trasladado su domicilio
particular la misma Legacin.
En Guantnamo han sido completamente
derrotadas las columns espaolas de Siman-
cas y Prncipe, al mando de Garrido y Hernn-
dez. Los cubanos confiesa el parte espaol que
tenan posiciones excelentes; pero no dice que las
columns se vieron cogidas en una emboscada
.donde tuvieron ms de doscientas bajas.
-Encuentros de menos importancia, aunque
con buen resultado para los cubanos, ha habido
en Ponce Agayn, Corralillo, Camajuan, Caigua-
nabo, potrero San Julin, Ojo de Agua, y la
Palma.
Del 20.
-la muerto el general espaol D. Ricardo
Vicua, tan tristemente clebre por los asesinatos
que cometi hasta hace muy pocos das. Interi-
namente manda las fuerzas de que fu jefe el di-
funto, el general Bernal.
En Ojo del Toro (Bicana) ensenada pertene-
ciente la jurisdiccin de Manzanillo, los cuba-
nos sostuvieron fuego con el caonero Cuba Es-
paola. Este tuvo dos tripulantes heridos.
Una parte del batalln de San Quintn y
dos secciones de guerrillas, sostuvieron un com-
bate con fuerzas cubanas en la playa del Salado
(lloyo Colorado), 27 kilmetros de la labana,
con prdidas sensibles para los espaoles.
Contina la incertidumbre del general
Weyler respect al nuevo plan para atacar al
general Maceo. Como consecuencia de esa falta
de iniciativa, el general Arolas se ha vuelto
encargar de las tropas de la trocha entire Mariel
y Artemisa.
Del 21.
Varios pequeos grupos de las fuerzas del
general Maceo tirotean constantemente sobre la
trocha, con el slo objeto de producer bajas al
enemigo.
El general Mximo Gmez ha pasado el rio
Hanbana (1) en su march de advance hacia

(i) El rio Hanbana tiene ms de 42 kilmetros
de curso. Nace al Sur del pueblo de Alvarez y va
desembocar en la laguna del Tesoro, al Norte de la
ensenada de Cochinos. N. de la R.


Occidente, derrotando las diferentes columns
espaolas que han tratado de impedirle el paso.
La noticia ha producido en laIIabana nuevo des-
concierto en el gobierno y en el element es-
paol.
Cnovas del Castillo ha prohibido que se
lleve efecto en la Habana la manifestacin que
preparaban los espaoles frabricantes de tabaco,
para dar gracias Weyler por su bando prohi-
biendo la exportacin del tabaco en rama. La
media adoptada por Cnovas tiene por objeto
evitar una nueva reclamacin de los Estados
Unidos. En la Habana ha desagradado much la
media los espaoles.
En Mayar ha desembarcado una goleta
cierta cantidad de armas, municiones, y corres-
pondencia, siendo intiles los disparos que hizo
el caonero Yaez Pinzn- fin de impedir dicho
desembarco.
El generalCarrillo bati en el campamento
Margarita al jefe espaol Palanca, haciendo site
muertos y diez y siete heridos.
Entre Matanzas y Santa Clara ha habido
un encuentro en el cual las fuerzas del general
Lacret causaron bajas de consideracin las del
coronel Molina.
De 22.
El ingenio Lagunillas fu atacado por las
fuerzas cubanas al mando de Nuiez, y copada la
guarnicin de cincuenta hombres que lo defen-
dia. El part official espaol dice que se ignore.
la suerte del resto de la fuerza, pues no se sabe
ms que de un official, un sargento y various sol-
dados muertos.
En Pimienta fueron batidos la column de
Burgos y el escuadrn de Pava por las fuerzas
cubanas al mando de Fonseca, San Luis y Ale-
min. Los espaoles tuvieron treinta muertos y
once heridos, la mayor parte de machete.
Los cubanos han hecho volar un tren entire
Sumidero y Castillo, para dificultar de este modo
el envo de refuerzos espaoles que se apongan
la march del general Mximo Gmez.
La column cubana al mando de Cepero
bati en el potrero La Ins la espaola mandada
por Rey, hacindole un muerto,dos heridos y un
prisionero, quien despus de desarmado fu
puesto en libertad.
La march de advance del general Gmez y
el complete desconocimiento por part de los es-
paoles del plan de aqul, aumentan ms cadada
el desconcierto que se observe en las disposi-
ciones de Weyler.
Los cubanos han destruifd much parte de
la va frrea de La Salud.
Las tropas cubanas mandadas por Mass y
y Valds se dirigen sobre la Habana, despus de
haber pasado por Bolondrn.
Mr. Olney, secretario de Negocios Extran-
jeros de los Estados Unidos, ha ordenado al mi-
nistro americano en Madrid, que protest contra
el decreto del general Weyler referente la
exportacin del tabaco en rama, advirtiendo
que si el decreto se mantiene se prohibir la im-
portacion de cigarros de Cuba elaborados.
De Jacksonville ha salido el buque Three
Friends, con armas, municiones y dinamita, con
destino Cuba y al mando del general Por-
tuondo.
En las Lomas (Pinar del Ro) ha habido un
encuentro entire las fuerzas cubanas al mando
de Bermdez y Quintn Bandera, y las espaolas
que manda Serrano Altamira. Estas fueron re-
chazadas con prdida de trece heridos y veinte
muertos.
Del 23.
Se dice que en la expedicin del vapor
Laurada iban, entire otros cubanos conocidos,
el general Jun Fernndez Ruz y el joven
Alberto Couspeire, capitn de cazadores de
Africa del ejrcito francs.
Ayer ha producido mala impresin en el
element espaol de la Habana, la salida de seis
trenes llenos de tropa enviada para oponerse
la march del general Gmez Occidente. Este
hecho es comentado de manera pesimista por
todos los espaoles, que en eso miran el empuje
poderoso de las fuerzas cubanas y el fracaso de
todos los planes de Weyler.
El jefe cubano Zayas, la cabeza de dos
mil hombres y obedeciendo rdenes del general
Gmez, ha marchado proteger el advance de
ste hacia Occidente. Reina en la Habana un
verdadero pnico, causa de la aproximacin de
las fuerzas cubanas.
La column del teniente coronel espaol
Delgado y las fuerzas cubanas al mando de Sar-
duy y Fonseca, sostuvieron combat en las
Cruces, el cual dur una hora, teniendo los
espaoles veinte y un heridos y quince muertos.


los destacamentos de la linea de Matanzas, en
vista de los ataques continues de que sen objeto
por parte de las fuerzas cubanas.
La desconfianza que tiene en sus generales
respect al plan de la trocha el general Weyler,
ha sido causa de que, acompaado (le lcYs gene-
rales Ahumada y Ochando y bordo. del buque
de guerra Mlarqus de la Ensenada, haya em-
prendido una visit de inspeccin Baha Honda,
Mariel y Cabaas.
Dei 21.
El ayuntamiento del Ferrol se ha negado
contribuir la organizacin del batalln de vo-
luntarios gallegos con destino Cuba.
El jefe cubano Zayas ha invadido la juris-
diccin de Matanzas, derrotando la column es-
paola de Molina.
Ha habido encuentros en Palma Soriano
(Oriente), Santa Luca y Jaruco (Habana) y Con-
solacin (Pinar de! Ro) con prdidas sensibles
para los espaoles.
Del 25.
En virtud de que el gobierno espaol, for-
zado por las reclamaciones de los Estados Uni-
dos, ha anulado en much parte el bando de
Weyler prohibiendo la exportacin del tabaco en
rama, este general se ha indignado al extreme
de amenazar al gobierno con presenter su di-
misin.
'- Del proyecto de presupuesto de Cuba para
18i9-97, resultan .40,000,000 de pesetas de gas-
tos por ,150:.000,000 de entradas, arrojando, pues
un deficit de 300,000,600.

------I"A ------

MATRIMONIO


Desde Nueva York nos comunica en elegant
esquela la seora viuda de nuestro ilustre cau-
dillo Carlos Manuel de Cspedes, el enlace de su
hija la seorita Gloria de Cspedes con el
caballero sudamericano-seor Carlos Abnn de
Lima.
Ilacemos votos por la complete felicidad de
los nuevos contrayentes, la vez que quedamos
reconocidos la seora viuda de Cspedes por la'
atencin de que hemos sido objeto.




LA OPINION EN ESPAA


El Nuero Rgimen, Madrid :
....... ....... ................... .......... . o
Es desgraciado el gobierno. Al principio de la
guerra de Cuba hace construir precipitadamente ca-
oneros para defender las costas de la Isla contra
expediciones de otros pases. No logra detener en
munho tiempo ninguna; y cuando consigue apresar
una goleta que lleva los insurrectos municiones y
armas, se crea un conflict.
Prndese de pronto cinco de los tripulantes, se
les somete un Consejo de guerra y se les senten-
cia muerte. Hay, por desgracia, entire los cinco tres
norteamericanos : el gobierno de Washington se
opone que se les ejecute.
.... .. .. ..... ... . . . .. ... .. ... .. ...
Los Estados Unidos no se oponen que se casti-
gue los tripulantes norteamericanos de la goleta
apresada : exigen slo que se les juzgue por los tri-
bunales ordinarios con arreglo lo prescrito en el
tratado de 1795 y el protocolo de 1877. No conoce-
mos el protocolo, si el tratado; y el tratado, en su
articulo 7.t, terminantemente dice que en los casos
de aprehensin de buques efectos, y en los de de-
tencin v arrest de sbditos ciudadanos, se ha
de proceder slo por orden y autoridad de la justi-
cia, y segn los trmites ordinarios que en semejan-
tes casos se sigan.
Ofrece este articulo lugar dudas ? Admitiendo
que lo ofrezca, no vale la vida de tres hombres que
se las tome en consideracin y se las resuelva ?

El Diario Espaol, Madrid :


A los que vengan siguiendo con cuidadosa aten-
cin, y paso paso, todos los actos politicos ofi-
ciales de los poderes pblicos de los Estados Uni-
dos, ha de ocasionarles un motivo de alarma ms la
resolucin que se dice tomada por el Gobierno de
Mr. Cleveland, de dirigir al nuestro una excitacin
para terminar pronto la guerra, y garantir debida-
mente los intereses norteamericanos en Cuba.


Los iVegocios. Barcelona:

En las esferas oficiales parece que causa respeto la
marina americana, y que esto es debido la pruden-
cia que inform las relaciones diplomticas con aquel
pas.


El Ministro.de Marina so acupa.en buscar harcos,..
esta es la verdad, y aunque. various le han sido efec-
tivamente presentados, es indudable que carecen de.
las condiciones-militares que conviene, siendo ls-.
ms fuertes, .de escasa capacidad..Y se comprende::
un buque d guerra se construye nicamente en vir-
tud de pedido de algn gobierno, y claro est quee
si el demandante.no.ha hecho la prvia renuncia de-
sus derechos,.los astilleros no se.los pueden gender.



El ler'anii. 'Valenciano:

Vivimos en plena mentira official en todo auanto,
se refiere. la guerra de Cuba,.
Esto ser un sistema d. gobernar com_, cual-
quier otro, pero es indigno .yno puede ni defie tola--
rarse.
Desde el principia de la- insurreccin se. est:fal-
seando la verdad : lo mnisme. cuando mandhba Ca-
lleja, que cuando tom. el.mando del ejrcito Mat-
nez Campos,que. ahora q.4e est al frentce-del go-
bierno de 1.a isla Weyler..
Los telegramas estn cortados por el mismo pa-
trn: siempre hemos.venaido; siempre hemos cau-
sado al enemigo mucITas-bajas, cambio d'-algunos,
heridos & de- algn, contuso de los nuestros, y sin
embargo.,.al.primer intent de estadstica .seriaque
se ha hecho, resultamosaon.tantos muertoscomo los.
rebeldes..
Pero la mentira. no puede prevalecer siempre; as
es que de vez en cuandb el pas conoce parte de la
verdad, y entonces llegan esos momentossde pesi-
mismo enervante en que todo se ve negroa.como su-
cede ahora.
Hace quince . veiate dias, las ms risme-as. espe-
ranzas, nos errrbargaban.

De pronto cambia la decoracin : Antonio Maceco
tiene. sus rdenes miles de hombres; Mximo,
Gmez vive y se mueve y amenaza; Pep.e Maceo,
contina sin novedad su obra de destsuccidn,,y las,
partidas de Oriente se encaminan hacia el Centro,,
ya para encontrar buenos cuarteles en la estacin
de las lluvias, ya para realizar un plan estratgic'e
que tenga por objeto favorecer los propsitos d'eP
jefe de.las fuerzas rebeldes que opera en Pinar- de.11
Rio.
Y de tal manera se ha erigido en sistema e.l en-
gao, que ni una sola vez ha hablado la prensa del,
envio, de refuerzos sin que se hayan desmentida las
noticias, ni una sola vez tampoco han dejado deen-
viarse esos refuerzos.
Lo que se quiere es que el pas no sepa la ver-
dad ; qe el pas no se aperciba de que necesitamos
enviar cien mil hombres ms y ochocientos millo-
nes. de pesetas, adems de los gastados, para acabar
la guerra con la guerra, dejando vivo el rescoldo
para encender otra insurreccin dentro de pocos
aos.
Lo que se quiere es vivir de la trampa y del engao,
para que cuando llegue el da de tener que decir ah
queda eso, no quede de EspaDa ms que la memorial
de lo que fu y el amargo recuerdo de estos torpes
gobernantes que nos deshonran y nos arruinan.
............................. 1 ...........................
Sepa el pas la verdad, toda la verdad; sepa que
la insurreccin es poderosa; sepa que'para acabar
la guerra sin reforms necesita enviar Cuba *otros
cien mil hombres; sepa que necesita gastar ochc-
cientos mil millones de: pesetas para obtener apa.
riencias de victoria.
S . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Pero venga pronto la verdad, venga pronto la ver-
dad y acabe la mentira,, esa mentira que nos envi-
lece y nos lleva ina muerte cobarde y bochornosa.
.............. ........ .. .......o ..........

Las Noticias, Cartagena :

Un presupuesto de marina raqutico y miserable,
una ignorancia indiferencia complete nuestras
necesidades, como nacin martima y colonial, y;
una alta administracin de marina decrpita, inepta
y contaminada de todas las miserias de nuestra po-
ltica interior, nos han trado al estado de peligto. en
que nos encontramos.
De nada nos ha servido la experiencia de los iiti-
mos treinta aos; de nada nos han valido los taques
de atencin de patriots pensadores; de nada nos
aprovechar para maana el recuerdo de nuestras
tristezas de hoy. Somos una nacin de deshere-
dados.
Pobre pais! Por cuntas humillaciones ests pa-
sando! Y si Dios no lo remedia, puesto que vemos
que tus gobiernos no saben remediarlo, por cun-
tas humillaciones has de pasar!




HOTELS RECOMENDADOS

Hltel CanilpleU, avenue Friedland, 61 et 03.
Grf&nd Hotel, boulevard des Capucines.
Hotel Conatinental, rue Castiglione.
Hotel Termiuuv, rue Saint-Lazare.
Hotel diu Louvre, rue de Rivoli.
Holtel de Htadle, boulevard des Italicns, 80.
Hotel d'A :leterre, rue de la Boetie, 91.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs