Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00018
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: May 21, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00018
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text










i


Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRACIN SUSCRIPCIN EN FRANCIA
Un ao, pgo adelantado..................10 fr.
20, Rue Baudin Ao I PARIS Mayo 2 de 896 Nm. 18 eete, ................
Mayon trimestre, Id. id8 ................. 50
r'eleg:rato : 3.AELA ~"A.I A EN EL EXTERIOR
TE ...EroNo Un ao, pago adelantado................. 35 fr.
SE PT -T LICBn A. LOS J.TTETTE U Msemestre, id. id. ................. 11.50
No se devuelven originals NUMERO SUELTO...... O fr. 50 cts.


A LOS CUBANOS
Y LOS PUERTORRIQUEOS

Constitucin de la Repblica de Cuba
Art. 19. Todos los cubanos estn obligados
servir la Revolucin con su persona inte-
reses, segn sus aptitudes.
Bases del Partido Revolucionario Cubano
Art. 8. El Partido Revolucionario Cubano
tiene por propsitos concretos los siguientes:
1. Unir en un esfuerzo continue y comn, la
accin de todos los cubanos residents en el ex-
tranjero.

IV. Allegar fondos de accin para la realiza-
cin de su program, la vez que abrir recursos
continues y numerosos para la guerra.

El Delegado Plenipotenciario de la Repblica
Cubana en Nueva York, recuerda los cubanos
que resident se encuentran accidentalmente en
el extranjero, el deber en que estn todos de
contribuir con cuotas mensuales en ayuda de la
Delegacin, para el envo de armas y municio-
nes destinadas nuestros hermanos que luchan
y vierten su sangre por la patria en los campos
de batalla.
Estos artculos imponen los puertorriqueos
los mismos deberes que los cubanos.
Las cuotas en Europa se reciben en la morada
del Delegado, Sr. Dr. R. E. Betances, 6 bis, rue
de Chteaudun, Paris.


ANIVERSARIO

Los cubanos conmemoraron ayer un triste
aniversario. El 20 de Mayo de 1895, muri
Jos Marti. Los patriots lloran la prdida
de su jefe incomparable, y toda la prensa
republican independiente ha rendido ho-
menaje al maestro que consagro su vida al
servicio de la Patria. Nosotros cumplimos
un deber dedicando en este nmero de. La
Repblica Cubana, un recuerdo al infati-
gable organizador de la Revolucin, al pa-
triota, al hroe, al mirtir que cay en la
emboscada de Dos Rios, al compatriota que
merecio ser llamado el Mazzini cubano.
i Gloria i Marti !


AVISO

La Delegacin de la Repblica de Cuba en
New-York, se ha trasladado de 66 Broadway,
56 NEW STREET, 2o piso.


*


SIEMPRE LOS MISMOS

Para que se vea que la variedad de recursos
no es lo que ms distingue lus maquiavelos
espaoles, recordemos brevemente las negocia-
ciones que en 1869 entabl con el gobiemo de
Espaa el general Sickles, embajador de los Esta-
dos Unidos, enviado especialmente Madrid
con objeto de ofrecer la mediacin del gabinete
de Washington para terminal la guerra cubana y
aconsejar el reconocimiento de la independencia
de Cuba.
Aquellos de nuestros lectores que no conozcan
la historic de esa accidentada campaa diplo-
mtica, se sorplendern al ver que los recursos
empleados entonces por Espaa son idnticos
los que ahora ha querido utilizar para evitar
los peligros de una intervencin americana.
Con objeto de que nuestros informes sean
ms exactos, seguiremos en la relacin de los
hechos el brillante studio que en aquella poca
hizo uno de los ms notables escritores cubanos,
iniciado en los trabajos de la Junta Cubana y
que tuvo la fortune de poder consultar docu-
mentos autnticos.
Como continuacin las gestiones polticas de
Mr. Forbes, agent confidencial del president
Grant, el general Sickles, embajador de los
Estados Unidos, inici negociaciones con el gene-
ral Prim, con D: Manuel Silvela, ministry de
Estado, y con el de Ultramar Sr. Becerra.
Mr. Sickles tuvo -la primera entrevista con
Prim el da 31 de Julio, y en ella no slo admiti
el marqus de los Castillejos el reconocimiento
de la independencia de Cuba, sino que lleg
preguntar cunto ascendera la indemnizacin
ofrecida Espaa. Pero present como excusa la
misma que se alega hoy : que era preciso ante
todo que los insurrectos depusieran las armas.
Tambin, como ahora, declare D. Manuel Silvela,
ministry de Estado, que Espaa se propona
conceder reforms y libertades la gran Antilla,
precisamente cuando estall la guerra : ini-
ci la idea que en estos das hemos visto apare-
cer ya en algunos diarios espaoles: el plebiscito
en Cuba (1) presidido, naturalmente, por el go-
bierno espaol.
El 3 de Septiembre Mr. Sickles envi al Sr. Be-
cerra, ministry de Ultramar, y de Estado interi-
namente, una nota ofreciendo la mediacin de
los Estados Unidos indicando la conveniencia
de reconocer Cuba como Estado independiente.
Al da siguiente tuvieron una entrevista, y el
Sr. Becerra no recha-- la nota, como l ha
asegurado faltando la verdad, sino se limit
hablar de los caoneros espaoles construidos
en New York y embargados peticin del em-
bajador del Pert.
Despus convoc los directors de los peri-
dicos madrileos para que iniciaran una cam-
pana de patritica itililin, i.! y dle amenazas,
como la que recientemente hemos visto fracasar
cubierta de ridculo, y por si esto no bastaba,
hizo correr el rumor de que Espaa estaba en
tratos con otras potencias europeas para con-
certar Iuna alianza. Los ayuntamientos y corpo-

(r) Este fu4 rechazado 'por el ministry Mr. Fish,
causa de la que lo domina y de la violencia insubordinacin
de los voluntarios.


raciones oficiales de Cuba protestaron todos por
orden superior, como ahora lo han hecho.
El 14 del mismo mes, en otra entrevista que
consta en un memorandum aprobado por el Sr
Becerra, prometi ste aplicar inmediatamente
en Cuba una poltica liberal, sin esperar el fin de
la insurreccin ; desarmar los voluntarios y
ofrecer la paz, jurando que si no se haba hecho
ya, era por no aparecer for:ados 4 ello por los
Estados Unidos, y que si estos retiraban la nota
presentada, Espaa, no habieudo ya aparien-
cia de opresin, concedera aun ms de lo que
ofreca.
Estas promesas fueron repetidas el 24 de Sep-
tiembre por Prim y Silvela. El primero lleg
mentir, asegurando que haba ordenado ya el de-
sarme de los voluntarios de Cuba.
A estas vergonzosas promesas y no amena-
zas que el Sr Becerra no profiri jams, se de-
bi que se retirase el ofrecimi.nto de buenos
oficios no la nota, que no fu retirada nunca.
Los ofrecimientos de Becerra fueron repetidos
por Silvela y Prim, rogndole Mr Sickles que
desistieran los Estados Unidos de su media-
ci'n. As fu como consigui el gobierno espa-
ol embaucar los politicos de Washington.
Pero esta vez las cosas han marchado de distinta
manera, no slo porque afortunadamente es
M. Olney de otra madera que Mr Fish, sino por-
que las promesas que entonces hiciera Espaa
no fueron cumplidas, ni aun despus de largos
'aos de paz, y el gobierno americano sabe
qu atenerse respect las buenas palabras de
los polticos espaoles.
Adems, el acuerdo de la Cmara y del Sena-
do americanos colocan hoy Mr. Cleveland,
su sucesor, en situacin menos libre que la de
Grant.
No quiere decir esto que pongamos nuestras
esperanzas en la actitud del presidenteamericano,
pues ya hemos dicho otras veces, de acuerdo con
las declaraciones de nuestros jefes, que toda
nuestra confianza est en la justicia de la causa
que defendemos y en el formidable esfuerzo del
pueblo cubano. Pero es consolador ver que-co-
mo lo prueban las declaraciones de Cnovas-
los amaos de la perfidia espaola han fracasado
por complete, y que el Presidente de los Estados
Unidos, ilustrado por el ltimo manifiesto del
Sr. Estrada Palma, sabe que, no ya la promesa,
sino la realizacin de las ms radicales reforms
sera completamente intil para desarmar los
cubanos.
La situacin es clara y definida; y aunque no
tuviera .otras ventajas, tendra para nosotros
una inapreciable : la de haber proporcionado
nuestro representante la ocasin de afirmar una
vez para siempre el decidido propsito de los.cu-
banos de no detenerse examiner proposiciones
que no estn basadas en el reconocimiento de la
independencia.

-------^ ------

LOS TELEGRAMAS DE CUBA


En su nmero del 16 ha publicado El Impar-
cial de Madrid lo que sigue, relative la anun-
ciada dimisin de los generals Weyler, Ochan-
do v Ahumada, y que reproducimos para que se


vea comprobada la clase de censura que estn
sujetos todos los telegramas de Cuba:
Confirmacin complete. Desde la Habana. -
(Por el cable). Telegrama de nuestro re-
dactor corresponsal.
Habana i5.
(Recibido el 16 las 12 y I5 de la noche.)
Los cablegramas de Madrid que publican hoy los
peridicos de la Habana, me dan cuenta del efecto
que ha producido en esa el despacho mo del da I3
en que resuma las impresiones aqu dominantes, y
veo que se trata de rectificarlas.
Sostengo cuanto he dicho en mi telegram y me
ratifico integramente en su contenido.
Para justificar que es rigurosa y totalmente
exacto cuanto dije, bastar recorder que no circula
ningn telegrama sin autorizacin sellada y firmada
en la capitana general.
En este caso se cumplirn aquellos requisitos hasta
con solemnidad.
Domingo Blanco.
Despus de la declaracin que acaba de leerse,
ya pueden apreciar nuestros lectores, la prensa
extranjera y cualquier otro que tenga sentido
comn, hasta qu punto merecen crdito los te-
legramas de procedencia espaola, y apreciar
tambin cunta razn hemos tenido siempre
para prevenir todos contra la mala fe del go-
bierno de Espaa y de sus funcionarios.
Ya queda demostrado cmo se trata de enga-
iar al mundo respect la guerra de Cuba.
Se necesita ms?

-------*. -------

INCENDIARIOS


Los generals espaoles, despus de acusar de
incendiarios los patriots cubanos, y de juzgar
como criminals los que caen en sus manos,
tienen la avilantez y la .cobarda de atribuirles
los asesinatos cometidos por las hordas godas y
los incendios que ellos, obedeciendo al verdugo
Weyler, ordenan bajo la influencia del alcohol.
Pero entire los procedimientos de los cubanos
y los suyos, hay una gran diferencia. Los cuba-
nos destruyen las propiedades con fines estrat-
gicos polticos, sin escoger las victims ni ins-
pirarse en mviles bastardos y en ruines ven-
ganzas, como lo prueba no haber sido destruidos
los ingenios del cnico Romero Robledo, del ex-
plotador Manuel Calvo y otros de la misma ca-
laa; los espaoles, en cambio, incendian los de
los cubanos que tienen parientes en nuestro
campo, y eso es lo que acaban de hacer al entre-
gar las llamas el batey del ingenio Dos lIer-
manas, en Manguito (Matanzas) propiedad de
D. Flix Sardia, por tener este seor dos cua-
dos en la llevolucin, y el ingenio Laberinto, en
Guareiras (Matanzas), por star en las filas sepa-
ratistas un hijo del propietario, Sr. Serafn Me-
deros.
Si Espaa tuviera, como en otras pocas, el
valor de aceptar la responsabilidad de sus cr-
menes, se podra career que los cometa incons-
cientemente, cosa natural y quizs disculpable
en pas i pi- ; pero al tratar de ocultarlos hi-
pcritamente, demuestra que el gobierno espa-
ol, al enviar W\eyler i Cuba, lo hizo, no para
halagar los instintos de este soldado asesino,
sino para satisfacer la sed de sangre de la naci,'n,
que las corridas de toros no bastan aplacar.


*k


)1



Sn~\~ ~


,I







LA REPBLICA CUBANA


MAYO 21, 1896.


No vamos escribir la biografa del patriot inol-
vidable. Esa tarea reclama un libro cuya aparicin
debe coinbidir con la ,proclamracin ,de "ma Rep- ,
blica-ien tddo lo que abarca el territorio deiCuba.
Soloofracermos .nuestros lectores una breve rela-
citi de la vida y muerte del ilustre caudillo dlac-
r ltl movimiento revolucionario.
J.os Mart 'naci en la Habanaa'el ;28 de Enero
-dei,",S3. -ind.. susipdres D. Mariano,. natural .de
-""Vlencia (Espaa) -nmilitar retirado-y' funcionario 'de
policia, y Doa Leonor Prez, hija de la Habana. Sus
studios primaries los hizo en el Colegio de San Ana-
cleto, que diriga el notable educator D. Rafael
Sixto Casado, y los superiores en la Escuela Nor-
Tnma fundada y dirigida-por Rafael Maria'de Mendive,
nuestro mity'tleelbrado poe-ta.'E-tonces hizo entra-
ableamistad con erhoy .'sbsecretario. de Negocios
Extranjeros de -nuestro Gobierno, Dr.'Fermn Va!-
ds Domnguez, ariistad que .contribuy la pri-
n'era prisin de ambos, ocurrida del modo siguiente:
Con la llamada libertad de imprenta de ,I'.,
Mart y Valds Domnguez, (que ya haban recibido
el grado de bachiller en el Instituto) tuvieron ocasin
de hacer sus primeras armas en el periodismo pol-
tico. Especialmente el primero, l.a vez que cplabo-
raba.en La' Patria Libre, dirigia ElDiablo Cojuelo,
Sdefendiendo la bandera que en los campos de Yara
haba enarbolado Carlos Manuel de Cspedes. En-
contrbase Mart una tarde en casa de su amigo, en
los moments de pasar, una .procesin en la que
marchaba .una fuerza de voluntarios, y ambos -
,segn los voluntarios hubieron de burlarse de
ellos con risas y otros.gestos. La acusacin bast pa-
ra una prisin, un escrupuloso registro y una con-
dena de presidio. Ms tarde fu mandado Espaa,
en cuya Universidad de Zaragoza se recibi, titu-
lo de suficiencia, de licenciado en derecho y en filo-
safia y letras.
Mas.no por esto dej un slo da de batallar por
la independencia de Cuba : ya con sus articulos en
los peridicos; ya con sus folletos El Presidio Politi-
co en Cuba y La Repblica Espaola ante la Re-
volucin Cubana; ya con su magnfica elega A los
estudiantes de medicine fusilados; ya en la tribune.
-de la Academia de Jurisprudencia, donde pas siete
-horas de pi combatierdo de la manera ms brillante
y rodeadoce numeroso auditorio,: la proposicin 'de
que-los-'cubanos'debian.conformarse con el sistema
de.'gqbierno .rep.blicano federal espaol; ya, en fin,
.poniendo en manos de. D. Estanislao Figueras, Presi-
dente:de.la Repblica, Espaola, un Juminoso escrito
en que abogaba por la independencia-de la Isla de
Cuba.
Trasladado Mjico en 1873, redact la Revista
Universal, di al teatro su precioso proverbio Amor
con amor se paga, trabaj en el magisterio, pero no
acept empleo ninguno que le impidiera continuar
en su inquebrantable empeo de independizar la Pa-
tria. La misma conduct observ en Guatemala en
1877, en cuya Universidad "desempe la ctedra
de Historia de la Filosofa, de cuya sociedad El Por-
venir fue president, para cuyo teatro y solicitud
del gbierno escribi un drama histrico, y en cuya
prensa. continue suincansable propaganda.
,De;regreso en, la-Habana despus !del. Zanjn, to-
dos comprendieran.flue la estancia de Mart nopodia
ser muy larga en su patria. El entonces gobernador
de la Isla general Bla.nco, pronto encontr causa
para desterrarlo ' Espaa, de donde pudo evadirse
en r88o,-pas por:Francia y'Nueva York y fu es-
tablecerse Caracas,,ciudad en que fund y redact
en- r88 la Revista Venezolana.
Pero al .poco-tiempo.se install en Nueva York,
siempre con-su idea fija, y es aqu donde comienza
la que pedemos llamar segunda etapa de su vida.
"Fu periotdista en The Sun, La Edad de Oro y El
Economist Amnericano, traductor en las interesan-
tss. novels Misterio!.. .y Ramona, poeta en -sus co-
lecciones Ismaelillo y Versos Sencillos, cnsul-de
las repblicas .del Paraguay, del Uruguay y .de
la Argentina, corresponsal de diarios tan impor-
tantes como La Nacin de Buenos Aires, catedr-
tico y professor de various centros docentes, repr-
sentante-de-naciones -sudamericanas en los congre-
sos ;Ran Americano ,y monetario .de Washington.
Pero. todo esto volvi la espalda con la energa de
un inspirado y la tranquilidad de un convencido,
para consagrarse con toda el alma y todo el cuer-
po, sin detenerse un> da ni malgastar una hora,
la realizacin de esa obra colosal que le
ha dado puesto entire los primeros organizadores-y
entire los ms grades patriots de todos los tiempos
v.de todas las naciones,
Como deciamos en La Repiblica 'ubana del 30
de Enero, g< mientras los escpticos, los indiferentes
y los egoistas fingan menospreciarle, l solo, sin
ajeno auxilio, como un apstol, organize el club,
-fund el peridico, constituy la junta, escribi
el articulo, redact la proclama, areng en la plaza,
discuti en la calle, convenci en el hogar, reco-
lect el dinero, compr el arma, fiet6 el barco y de-
design la horaa, para caer al fin, en tierra cubana,
traidoramente muerto, abrazado la bandera que
como dice un tribune, .puede reconocerse desde
muy lejos porque es la que en Amrica chorrea
nms sangre derranmada por nmanos espaolas.


Una vez lanzado el grito de Independencia '2
muerte el 24 de Febrero, Marti consider que deba
ir al campo de la guerra, y fueron vanos todos los
esfuerzos ..que se hicieron -para disuadirle..En' su
plan qestaba escrito comoa cosa indispensable, que
deba desembarcar en tierra cubana para. continuar

.c'lo fu :bastante. detenerle.
En una pequea embarcacin y en compaa del
.:general/Mximo Gmez, un hijo de ste, el brigadier
Fran isco. Borrero, el coronel. Angel Guerra -y el no
menos entusiasta patriot Sala, abandon las costas
;idet Hait.en los primeros.dias de Abril, y ~el i .de-
Ssembarcaba en las playas de Baracoa. El ,4 se reu-
nieron las fuerzas cubanas del coronel Flix Rue-
nes, antes las cuales el general Gmez proclam
Marti mayor general de nuestro ejrcito.
Luego emprendieron la march Guantnamo,
donde despus de ocuparse de asuntos de organi-
zacin, se dirigan la Tunas y el Camagey;
pero delatados por un miserable llamado Carlos
Chacn al coronel Ximenez Sandoval, este prepare
una emboscada entire Bijas y Dos Ros, la orilla
derecha del Contramaestre. La accin dur ms de
~una hora y las fuerzas cubanas, mandadas por Gmez,
'Mass, Borrero y por el mismo Marti, se batman
con denuedo, cuando ste cay muerto por dos ha-
las, una le entr por el cuello y otra por el pecho. El
suceso ocurri el 20 de Mayo, y el general Gmez da
estos detalles en una carta dirigida nuestro Dele-
gado. actual desde Ciego de Najaza;
A alguna distancia-del.enemigo le orden que se
retirarse, l desde mi orden y mientras yo man-
daba la carga no era possible que mirase ms
Mart. Cuando me pude apercibir de su cada, lo
ms que pude hacer lo hice: lanzarme sol ver si
recogia su cadver. No me fu possible.
El cadaver fu enterrado en el cementerio de Re-
manganaguas, y el da 27 conducido al de Santiago
de Cuba :
As muri el gran patriota, como lo habia anhe-
lado : por la libertad de Cuba.

---------- --------

i QU MARINA!


'El Correo Gallego, peridico del Ferrol, dice
.que el: Cardenal Cisneros no ser botado el agua
en todo este ao, y con tal motivo inculpa al mi-
-nistro.
Agrega que es engaar al pas decirle que
pronto se'contari con los acorazados Lepanto,
Princesa de Asturias -y Cardenal : Cisneros,
cuando-su terminacin es poco menos que ima-
ginaria.
Del.Alfonso XIII afirma que no verificar las
pruebas hasta Junio.
Agrguese esto los fracasos sufridos por los
inservibles Isla de Cuba, Filipinas y Mara
Teresa, la declaracin del official de marina rela-
tiva los caones Hontoria reformados, y vase
despis lo que queda reducida la escuadra es-
paola cn que se pretend hacer miedo los
Estados Unidos.
Siempre los mismos!

---------^,- ai-~----

LA COMPETITOR

'Noticias fiedignas que se nos han enviado di-
rectamente, :nos -permiten dar algunos porme-
nores'relativos la expedicin de lagoleta' Com-
petitor.
.Si se compare lo que.han dicho los parties ofi-
ciales espaioles eon nuestros informes, se com-
prueba una vez ms todo lo falso del sistema
:empleadopor Weyler y comparsa.
La expedicin no conduca un solo Mausser, y
cada caja de municiones no contena ms que
500 cartuhos; de modo que las 38 cajas de que
habla \\e- l.i, quedan reducidas 19,000 cartu-
chos. Pero aun dando.por-cierto que -son 3-8,000
los cartuchos apresados, el resto hasta 751000 que
en cajasHlevaba-la Competitor gdnde est? No
dice nada el parte espaol de 120 sacos, con 250
cartuchos cada uno, que tambin condujo la go-
leta y que hacen un total de 30,000 tiros.
Admitiendo como verdad que entire prisione-
ros, ahogadas y muertos de bala suman 16, re-
sulta que los 30 hombres restantes, al mando del
coronel Jun Monzn, se encuentran en Cuba
Libre, y que nuestro ejrcito ha recibido buena
cantidad de municiones, 50 rilles y 250 libras
de dinamita.
Adems, es falso que la expedicin llevara un
can-de.tiro rpido, como es falso tambin que
la Competitor fu apresada durante el desem-
barco ::lo fu en moments de hacerse la vela
y despus de un combat con el caonero espa-
ol Mensajero.
'De otros pormenores no debemos hacer uso
por el -momento.


*


OPzINIONES

SOBRE MARTI


Durante un perodo de velnte aos fu colaboaa-
dor deLSiun, para el cuaiCescribia.artculosi,,ycrticas
sobre i-ellas .artes. En estas imaterias ,sus conoci-
mientos eran:tan slidos y extensos Gmo originals
y brillantes sus ideas y conclusions. Era un hom-
bre de genio, de-imaginacin, de.esperanza y de va-
lor; unio,'de esos.vstagosde la.'cepa hispana, cuya
cuna instintos americanos acendraban en .su .sr.
esa levadura revolucionaria, ingnita todos los
modernos espaoles. Su corazn era ardiente y afec-
tuoso, sus aspiraciones nobles y levantadas, y mu-
ri como hubiera deseado morir un hombre de su
temple : peleando'por la libertad y la democracia.
Tales heroes, por desgracia, no abundan en el mun-
do, y su trgico fin testifica que an en esta edad
delpositivismo, hay espritus dispuestos sacrificar-
lo todo en aras. de los principios, sin pensar en
egostas recompensas.
iHonor la memorial de Jos Mart, y paz su
alma varonil y generosa!
Charles A. Dana.


La Revolucin triunfante inscribir un da con
letras de oro el nombre de Marti en- el mrmolms
blanco en que figure los inmortales de Cspedes y
de Agramonte; y como slo por la unin ms
estrecha y por el esfuerzo cada da ms enrgico de
todos se ha de triunfar, si el,grito de guerra ha"de
ser siempre:
i Viva Cuba Libre!
SEl grito de unin de todos los cubanos inspi-
rados nicamente por el anior la patria, tiene que
ser :


i Viva Mart!


R. E. Betances.


As como l, asi debi ser Vergniaud. Su misma
juventud; su mismo aspect pensador y triste; su
misma frase pulida como armadura de antiguo caba-
llero en dia de justa; el mismo clto' la pureza del
sentimiento y la' castidad dela'frase;-el amor des-
bordante por-el pueblo-; -el mismo corazn sereno
y tierno ; la misma vasta erudicin clsica ; la mis-
ma estica resignacin al martirio... Todo lo mis-
mo; pero ms fuerza, ms realidad, ms lucha en
Mart.
,Cuando principia 'hablar conila frente inclinada,
como si.pesaran sobre ella todos los.dolores de su
patria, se:ve allal vencido doloroso; mas .cuando
echa atrs su cabeza poderosa, sacude su cabellera
y lanza su frase indignada, se ve de pi al apstol,
aquel cuyo verbo condensado puede ser luego una
torment.
J. M. Vargas Vila.


Estoy asombrado de Mart! Qu modode con-
cebir y expresar sus ideas! lManeja la plumacomo
Gustavo Dor jugaba con su lpiz!
Vicua 'Machenna.


No, no hay vida ms digna de admiracin quela
del patriota cubano Jos Mart. Sus amigos intinos
lo -reconocan, cuando le dabanr-el noble y carioso
titulozde:'maestro. Los cubanos todos lo reconoce-
mos, cuando lo veneramos con el nombre insigne
de mrtir. Fue maestro que ense doctrinas de
libertad, lecciones de concordia, ejemplos de digna
moral. Y por su vida de 'abnegacin y por 'su
muerte herica, ha merecido -que se sintetice su
carrera en la palabra, gloriosa, que7pone un nimbo
resplandeciente en torno de unos cuantos grandes
nombres, en la que inmortaliza los Prometeos,
clavados en su roca, y los Cristos, clavados en su
cruz, la palabra sacrificio.
Enrique J. Varona.


Los cantos de Marti consuelan, y los.que los es-
cuchan le bendicen.-
Miguel Antonio Caro.


Tan noble y grande era su ideal, que abarc toda
-su existencia, convirtindolo casi en -un monoma-
niaco; para Marti todo cuanto exista se haba con-
vertido en slo un fin determinado, la libertad de
Cuba : muchos de sus amigos le calificaban de
loco; lo era en'verdad; pero'uno de aquellos locos
sublimes -que 'hacen marchar -la humanidad para
adelante; un loco como Catn, como Cristo, como
.Coln, como Wilberforce, como Garibaldi, como
John Brown, vecesno comprendidos en su poca,
pero deificados glorificados despus por la huma-
nidad que ha recogido el fruto de sus nobles sacri-
ficios.
N. Ponce de Len.


Jos Mart es un inspirado.
Tiene todos los caractres- que se necesitan para
cumplir el excelso apostolado de las ideas magnas.
Eugenio Deschamps.


No estudiados, sino de improviso eran siempre
sus discursos. Las ideas brotaban en tropel de su


mente, como las chispas del hierro sometido la
forja; las palabras fluan de sus labios como notas
musicales de apresurada, frase cantbile y en suce-
sin .opdigiosa. Arranques tenia de elocjegIex- e --
traordinaria, verdaderos raptos :ri;n .... dci esos en-
que el orador suspended el nimo de usus oyentes,
:,dispone de sus emociones, les domina, les tiraniza,
y les lleva consigo : las.cumbres altsimas "que l
asciende, y de all con ellos se desprende en un
vuelo gigantesco, en que se .siente el, escalofrio de
la inmensidad, hasta volvernen si por un acceso in-
o..,i-i nikri l d. e.iitui i -ir.. por una explosionn de los
nervios.len un redoble.de aplausos.
N. Bolet :Peraa:.


Mair -n, es slo el patriota sincero y puro que los
cubanos aman y estiman tan merecidamente, sino
.el lati.no-americano..egregio que.todo el continent
mira con-orgullo y que-an preocupado con tan no-
ble celo por la suerte de la patria pequea, apresura,
con labor preciosa y continue, el advenimiento de la
patria grande y de sus excelsos ministerios.
Antonio Zambrana.

Mart ha sido el reivindicador glorioso de Cuba.
Diez aos persevere proscrito en su noble propsito
de su emancipacin, de sucumbir en la demand
de su ideal de patriota, y ha legado su pueblo con-
sumada su generosa enpresa political.
Pedro Pabl FFigueroa.

No produjo la colonia cubana-rebelde ms contu -
maz que Jos Mart. Su rebeldia toda imposicin,
de donde quiera:que viniera, unida un talent pc-
deroso y un espritu'inquieto y-revolucionario,
formaron su carcter, que aplicado al servicio de la
independencia.de su patria, haba de constituir un
factor extraordinario, y como era natural, derivar
ventajas para -la causa de todos, encumbrar su per-
sonalidad, grangearle simpatas y proporcionarle
proslitos y admiradores.
,Enrique Trujillo.

Tu muerte'ha dejado honda huella de dolor en
el corazn de los que pudimos a'dmira tus virtues;
y:si hoy una parte de.tu pueblo-- que ya va siendo
.la ms grande -,te reverencia y te -aclama y sigue
tus enseanzas, maana, cuando tu obra haya sido
coronada, el pueblo entero, como just reconoci-
miento tu'labor patritica, constant y desintere-
sada, exclainar unnimemente : i Loor al maestro-!
.lenaro B. Baet.


SAveces-el escritor dejaba la pluma -sobre la mesa
de redaccin y se iba ocupar.la gran tribune : ese
era su otro element decombate. Reuna en su per-
sona todas las prendas fsicas y morales del verda-
dero orador: al travs de su cutis fino, blanco y se-
doso como el de-una dama, se vean ir y venir r4pi-
das las corrientes nerviosas, ya del corazn la ca-
beza, ya de la cabeza al corazn, escapndose al pa-
sar por los labios en raudales de elocuencia y de
poesa : la msica de su palabra semejaba el sonar
de sartas de perlas al caer desgranndose sobre una
;nfora de cristal.'Luego que comenzaba hablar,
comenzaba, as mismo, iluminrsele el semblante.
Su frente resplandeca entonces con ese como nimbo
celestial ique:circunda la cabeza de los grades ora-
.dores, en los, moinentos sublime en que la diosa
inspiracin les sacude,, les embarga y les -destroza el
alma.
Rafael Spinola.


Era Mart de temperament nervioso, delgado, de
ojos-vivaces ) t..'nd.id.:s:.c. Su palabr su~iuae y .deli-
eada en el trato familiar, cambiaba 'su-raso y blan-
dura en la tribune, por los violentos cobres orato-
rios. Era oraidor, y orador de grande influencia.
Arrastraba muchedumbres. Su vida fu un combat.
Era blandilocuo y cortesisimo con las damas; las
cubanas de Nueva Yofk'tenanle en just aprecio y
cario, y una sociedad-femenina habia que llevaba
-su nombre.
Su cultural era proverbial, su honra intacta-y cris-
talina; quien se acerc l se retire querindole.
Y ahora, maestro y autor y amigo, perdona que
te guardemos rencor los que te ambamos y admi-
rbamos, por haber ido exponer y perder el teso-
ro de tu talentt. Luego sabr el mundo lo que t
eras, pues la justicia de Dios es inrfinita y seala
cada cual su legitima gloria. Martnez Campos, que
ha ordenado exponer tu cadver, sigue leyendo sus
dos autores preferidos : Cervantes.., y Ohnet. .
Cuba quiz tarde en cumplir contigo como debe.'La
juventud americana te saluda y te llora, 'pero oh
Maestro, qu has hecho!...
Y parceme que con aquella voz suya, amable y
bondadosa; mre reprende,-alorador como ,fue hasta
la muerte del dolo luminoso y terrible de:la 'Patria;
y me habla del sueo en que viera los heroes; las
manos de piedra, los ojos de piedra, los labios de
piedra, las barbas de piedra, la espada de piedra...
Y que repite luego el voto del verso :
Yo quiero cuando me muera,
Sin patria, pero sin amo,
Tener en mi losa un ramo
De flores y una bandera !
Rubn Dario.


_ ~11







MAko 21, 1896.


LA REPBLICA CUBANA


Mart significa ahora gloria, progress, unin, vi-
gor, indomable energia. Mart es smbolo inmortal,
prenda segura del triunfo indefectible de nuestra
causa sacrosanta. Al influjo del nombre venerado
de Jos Mart se unieron los restos dispersos del
alma cubana, destrozada por los hados adversos; y
esos'dos dislabos agudos y resonantes, sern tam-
bin el grito inspirador, el himno de gloria cuyo
mgico acento se encarnar esa alma en la patria
libre, independiente inquebrantable.
Antonio G. Camero.


PROCLAMA


-Ie aqu la que el noble general Garca Iiguez
ha dirigido al pueblo americano.
AL PUEBLO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMRICA :
Bien conozco la obligacin que he contrado de
presentarme ser juzgado por mis supuestas viola-,
ciones de las leyes de vuestro pas. No me he que-
dado para hacer frente las consecuencias de mis
actos, simplemente porque creo que tengo un deber
ms alto que cumplir, como soldado y como cuba-
no. Habiendo peleado por la independencia de mi
patria durante diez aos, y promulgado despus la
idea por qu entonces batallamos, tengo por el ms
alto y sagrado de mis deberes, pelear y derramar mi
sangre, y si necesario fuese, morir, para alcanzar la
independencia de mi patria.
Si caigo, mi muert expiar, vuestros ojos, as lo
espero, cualquiera ofensa por la cual hubiese yo te-
pido que ser juzgado en: esa; si viv'o, os doy mi pa-
labra de hombre y de soldado, que volver vuestro
pas-y me someter gustoso las consecuencias que
contra mi aparejen vuestras leyes.
Mi conciencia me dice que con este proceder sa-.
tisfar las leyes de la justicia, y abrigo, la, confianza
de que los ciudadanos de los Estados Un:ido.s.as
juzgarn mi conduct.
CALIXTO GARCA.
Cuba Libre, Marzo de 1896.

--------a- *^--------

EN PROPIA DEFENSE


Do Cayo IIuteso e nos ia'. remitido, una hoja
titulada A los cubanos y suscrita por Aurelio
Ramos Merlo, redactor de El Yara. Contiene una
series de documents con los cuales nuestro buen
amigo y compatriot responded ciertos rumors

que ha considerado perjudiciales su repu.ta-
cin de hombre de honor y de cubano sin tacha.
Bien estimado es en: nuestra actual historic
poltica el Sr. Ramos Merlo, para que la mise-
rable calumnia pueda lograr que sus servicios
la Patria ni su consideracin de caballero sufran
el ms leve menoscabo.

-X-


LA SEGUNDA INVASION
de Pinar del Rio


De una carta dirigida la Delegacin Cubana de
Nueva York por el brigadier general Mir, jefe de
Estado Mayor del general Antonio Maceo, estracta-
mos los siguientes datos que forman una especie de
diario de las operaciones de la segunda invasion de
Pinar del Rio y que prueban lo que valen los quijo-
tescos parties espaoles, que convierten en victorias
las ms completes derrotas.
Despus.de las batallas de Paso Real, Candelaria y
Rio Hondo, luchamos el 9 de Febrero cerca de San
Cristbal contra la column del coronel Hernndez.
El enemigo se vi obligado buscar refugio en Can-
delaria y nuestras fuerzas acamparon en el lugar de
la batalla. En la tarde del Ii tuvimos una batalla en
el ingenio Nueva Empresa, causndole al enemigo
considerable prdidas. Entre sus heridos estaba el
jefe de la column general Cornel. El r2 pasamos
la provincia de la Habana cruzando por el camino
y el ferrocarril cerca de Artemisa, donde estaba si-
tuado el cuartel general de los espaoles. Nos burla-
mos completamente de la combinacin military del
entonces capitn general Sabas Marn que tena un
gran plan para interceptarnos el paso. El 17 y el 18
nos acercamos la capital y acampamos en Santa
Amalia. Atacamos la ciudad de Jaruco las 8 de
la noche d'el 18. A media noche la ciudad haba
cado en nuestro poder. 200 casas fueron incendia-
dos y apresados 8o rifles y 2.ooo paquetes de cartu-
chos.
Salimos al da siguiente encontrar al general
Mximo Gmez. Hallamos al enemigo cerca del
ingenio AMoralito y combatimos durante media hora
bajo las rdenes del General en Jefe. La batalla dur
2 horas. Nuestras prdidas fueron. 4 muertos y 33
heridos. Entre los ltimos el valiente coronel Basilio
Guerra. Las fuerzas del general Maceo acamparon
en el ingenio Carmen una legua de la Catalina de
Girines. El general Gmez acamp'en la linea frrea
de Gines la Habana. A los 7 de' la miaana del 20
comenzamos de nuevo la march. Nos detuvimos
como mebia hora una legua de la loma.de Gapo
para forrajear. Se oyeron algunos tiros; el general
Maceo, con 200 ginetes y su escolta, esperaba al
enemigo. El fuego se hacia corta distancia y los
espaoles eran materialmente cazados. Cuando ellos
entraron en el ingenio El Gado, se entregaron toda
clase de excess, asesinando al propietario y su
familiar y otras personas-pacificas.
El 21, 28, 23 y 24 marchamos travs de las pro-
vincias de Matanzas y de la Habana..
El general Gmez march' hacia Coln. El gene.
ral Maceo permaneci en Coliseo, donde la combi-
nacin del general Martnez Campos fracas de una
manera tan complete el 23 de Diciembre del ao
anterior,
El da 24 de Febrero, primer aniversario de la Re-
volucin, no se oy un solo tiro.
Desde que el general Weyler lleg Cuba, las
filas revolucionarios han aumentado de una manera
maravillosa; muchos mujeres han ofrecido sus ser-
vicios.
El 25 tuvimos una sangrienta batalla en el ingenio
La Perla : dur dos largas horas y fu renovada


por la tarde en los alturas de Guacamaro. El 29 en-
tramos en Santa Cruz, ciudad situada en la. costa
N. E. guarnecida por un destacamento de 3o hom-
bres que fueron hechos prisioneros y puestos luego
en libertad, despus de quitarles 3o rifles yv .6oo pa-
quetes de cartuchos.
El de Marzo regresamos hacia el centro de la
provincia de la Habana. El 2 tuvimos una seria ba-
talla con la column Aldecoa en Nazareno, que fu
atacado por la caballera Oriental y la escolta del
General. Por la tarde volvimos pelear en Rio Baya-
mo contra las columns de Aldecoa y Linares. El 3
de Marzo volvimos Santa Amalia, donde se nos
inform de que la vspera haba all 15,ooo soldados.
Nosotros no teniamos ms que 400 de caballera
con que resistirles.
El 5 volvimos entrar en la provincia de Matan-
zas. El 7, las 6 de la maana, salimos para el inge-
nio Diana en el que estaba acampado el general La-
cret. Asi que avanzamos, el enemigo hizo fuego
sobre nosotros. El general Maceo. con un rpido
movimiento por el flanco, atrajo al enemigo una
posicin favorable para-nosotros, y, habiendo obte-
nido su objeto, no tardamos en arrollarles.
El 9 las 3 de la.maana comenzamos la march
de vuelta la provincia-de. la Habana, y acampamos
en Galcn, cerca de donde estaban el General en
Jefe y el general Quintn Bandera con la infantera
Oriental. A las 8 de la maana del lo, las fuerzas
formaron en revista para recibir la infantera de
Oriente que fu aclamada con gran entusiasmo en
nuestro campo. Una hora despus el General en
Jefe, con su escolta, contramarch hacia el centro
de Matanzas. La infantera Oriental se qued con
nosotros para realizar la segunda invasion de Pinar
del Rio. Marchamos travs de la Cinaga de Za-
pata y las 4 da la maana acampbamos al S. de
Nueva Paz, piovincia de la Habana.
El 11 las 6 de la maana comenzamos la mar-
cha pasando cerca del' ingenio Nueva Pa-. Nuestra
vanguardia y el centro cruzaron.sin dificultad, pero
la retaguardia tuvo que combatir contra una colum-
na que sali del ingenio.
Acampamos las 4 de la-tarde en Jicotea. A las 7
de'la maana del 12 avanzamos por un#camino pan-
tanoso, casi impossible de transitar y las 6 de la
tarde. acampbamos en el .ingenio Luisa habiendo
dejado atrs y buena distancia 25;ooo soldados
espaoles.
El propsito del general, Maceo-era-rebajar el pres-
tigio del famoso Weyler, atacando. la ciudad fortifi-
cada de Bataban, de manera que la operacin tu-
viera la mayor importancia possible. Se nos haba
dicho que Bataban era otro Sebastopol y que las
tropas cubanas no seran capaces de cruzar las lines
de fortificaciones. A las 7 de la noche, la infantera
Oriental en tres columns de ataque, asalt la ciu-
dad incendindolo todo su paso. Cogimos 20 rifles,
provisions, muchos cientos de paquetes de cartu-
chos, y nuestra infantera obtuvo nuevo equipo.
El 14 comenzamos de nuevo nuestra march al
O. A las 7 de la maana deL 5 pasamos la llamada
terrible trocha, por Majani. El 16 acampamos en el
ingenio Galope, entire Mangas y Candelaria.
Serian las 2 1/2 de la tarde, cuando bajo una
gran lluvia nuestros exploradores descubrieron una
column espaola que marchaba hacia Candelaria.
El general Maceo se coloc al instant la cabeza


de la infanteria y avan.z :encontrar los espaoles.
Lo inesperado y violent del'ataque desmoraliz
estos y abandonaron la posicin que ocupaban en e
camino, retirndose en desrden. El general Maceo
trat de forzarlos hacia la izquierda para que se en-
contrarartcon la.caballeria que l habia mandado
colocar alli; pero sus rdenes fueron mal en.tendi-
das por su ayudante y los espaoles encontraron el
camino libre y esto debieron su salvacin. Sin
embargo, hubo soldados de nuestras fuerzas que
detuvieron con sus propias manos soldados espa-
oles. Cogimos adems un gran nmero de grana--
das, y mulos y caballos cargados de municiones,
En el parte del da g1 declara el general Maceo s5a
satisfaccin por la conduct de nuestras tropas en
las batallas de Galope, Nueva Empresa y Cayajabos
y espera que sern ejemplo para nuevas y decisivas
victorias.

----- ------ .t

WEYLER DECADENTE


La Publicidad de Barcelo'na ha insertado en
un artculo varias declaraciones del general car-
nicero, contenidas en una cartade reciente fecha.
En una de ellas confiesa el kurdo espaol que:
Los insurrectos no aceptaran hoy ms solucin
que la independencia, y por tanto, de nada servirian
las reforms que se les ofreciera.
Y entonces, qu ese decantado indulto sin
plazo fijo? Si los cubanos no se conforman con
otra cosa que la independencia, cmo es possible'
que acepten un indulto?
No cahe duda que la decadencia de Weyler es
complete. Hasta ayer sabamos que era incapaz
de hacer nada bueno; ya hoy sabemos que ni j
mismo.entiende lo que dice.

--------. ----

CONFESIONES


La abundancia de materials nos ha, impedido,
hasta hoy reproducir las siguientes con-fesiones
del Heraldo de Madrid :

Quieran no quieran los peridicos, hblase en
todas parties de la correspondencia que el gobierno
mantiene con los Estados Unidos para arreglar la
cuestin de Cuba, y del cambio de frente que en
esta material ha hecho el partido conservador.

Podr no podr ser cierto ; pero ello es que la
idea de la mediacin corre como cosa indudable.
en el Saln de conferencias, en la Bolsa, en las
conversaciones de los hombres pblicos, en los
cafs, en las calls y hasta en las plazuelas. No si
habla de otro asunto desde hace cuatro cinco das:
Hay quien la misma enfermedad del seor Cnovas
del Castillo la atribuye pesadumbres y tristezas de
nimo, ocasionadas por la necesidad de reconocer
su error, y de aceptar h-oy, desmintiendo las pasadas
.arrogancias, el papel de sindico de una espantosa
quiebra. En fin: bajo las formas ms variadas, pero
con absolute conformidad en el fondo, la opinion y


-FOLLETN
De La Repblica Cubana



PAGINAS DE LA GUERRA


EL BRIGADIER VEGA

Este nombre, que parece sepultado en el olvido,
es uno de los que merecen ms hallarse grabado in-
deleblemente en et corazn de los cubanos, porque
no hubo jams nublados en si) lealtad la causa de
Cuba, ni tibieza en su entusiasmo.
Naci Francisco Vega y Espinosa en la jurisdic-
cin de Bayamo, all por los aos 34 35. Sus pa-
dres pertenecan esas antiguas families de campo,
que, por su honradez traditional, su proceder si.n
tacha y su amor al trabajo constituan nobleza de
estirpe, de mayor valia y de .mrito mayor,, que las
noblezas de pergamino. Soledad Espinosa, su ma-
dre, mujer de gran energa y de gran virtud. patri-
tica, d'i. Cuba, al estallar la Revolucin, unos
cuantos servidores, hijos hijas de su. primer y se-
gundo matrimonio. En las vicisitudes de la guerra
pas trabajos sin cuento, las privaciones minaron al
cabo su salud, pero' no pudieron jams domear su
espritu patritico:
Yo tuve ocasin de visitarla poco antes de morir.
Ya haba perdido su segundo esposo y dos de sus
hijos, uno de ellos el brigadier. Estaba demacrada
y muy cerca de la tumba, pero sus ojos chispeaban
al hablar de la Patria y en su alma se mantena en-
cendida su fe constant en el triunfo de las armas
cubanas.
STal era la madre de Pancho Vega, como 'se el
llamaba por cario y por costumbre. De ella recibi
la firmeza de principios, la resolucin y el valor que
le eran caracteristicos como patriota.y como solda-
co, haciendo ms relevantes estas cualidades su n-
dole generosa y su natural bondad.
Era Francisco Vega administrad.or de una. de las,
haciendas de ganado ms rica eu la jurisdiccin de


las Tunas. l, Miguel Estrada, Pedro Urquiza, pa-
dre, Francisco Muoz Rubalcava, Francisco Varona
y Vicente Garca estaban, ' la cabeza de la conspira-
ein en aquel distrito. Todos eran personas de in-
fluencia en la expresada localidad, pero es indu-
dable que Vega, por su carcter franco y simptico,
por su bro y actividad, arrastraba mayor nmero de
proslitos que los dems, excepcin hecha apenas
de Vicente Garca. As fu& que al pronunciarse las
Tunas, simultneamente con Bayamo, se encontraba
Pancho Vega al. frente de fuerza respectable. Otro
hombre 'de personal ambicin y de menos patric-
tismo, habra, sin empacho, disputado Garcia la
jefatura military en aquella jurisdiction; pero Vega
una sus dems nobles cualidades, el desinters y
la modestia, y era. incapaz de pretender, antes y
despus.de estallar la guerra, el primer puesto en las
Tunas. Sin embargo, su denuedo, su habilidad
como jefe y la influencia irresislible que ejercia en
las tropas, le dieron all el segundo puesto. Deploro
no disponer de apunte alguno que consultar sobre
sus numerosos hechos de armas, que le ganaron con
la. hoja de su machete el grado de Brigadier General,
conferido por la Cmara de Representantes, como
premio bien merecido de sus proezas.
Principi darse conocer como soldado y como
jefe en la march de Valmaseda desde Puerte Prn-
cipe Bayamo. Con las escasas municiones y los po-
cos fusiles de que dispona su gente, molest al san-
guinario Conde en todo el trayecto de las Tunas,
hacindole sin cesar fuego de emboscada, que ms
de una vez di por resultado proveerse de peabodies
quitados al enemigo. Duranfte el curso de la guerra
despleg una actividad notable. Tan pronto atacaba
con xito un convoy en el camino de Manat, como
copaba una guerrilla se apoderaba de otro convoy
al E. de la jurisdiccin, hacia la zona del rio Cauto.
En todos los combates se distingua por la serenilad
de su valor y por el tino con que conduca su gente
casi siempre la victoria, Terminada la. refriega, en-
terrados los muertos, curados los heridos, enviados
stos lugar seguro y distribuido el botn, si se
haba apresado algn convoy, en que l se reservaba
la menor parte casi nada, daba gusto oirie referir


con semblante risueo y su natural alegra los nci-
dentes del combat, los riesgos corridos, y encoiniar
con entusiasmo los actos de valor de los otros, pa-
sando, en silencio, como cosa balad, los que l co-n
ms herosmo haba ejecutado.
Cuando se pronunci llev consigo al ejrcito sus
dos hijos, Francisco, de trece aos, y Modesto, de
doce. Estos no tardaron en tomar parte active en
las operaciones, combatiendo al lado de su padre.
En uno de los asaltos dados convoyes,.el combat
fu muy reido, estando los contendientea corta
distancia entire s. En lo ms ardiente de la lucha
cay herido Francisco: uno de los oficiales del co-
ronel Vega que entonces no era todava briga-
dier intent retirar el herido, pero en aquel ins-
tante fu muerto de un balazo; el enemigo estaba
cada ves ms cerca y se hacia casi impossible impedir
que Francisco y el cadver del official cayesen en po-
der de los espaoles. En tan- critica situacin, Pan-
cho Vega hace un esfuerzo supremo,.y secundado
eficazmente por los que le rodean, embiste machete-
en mano, hiere, mata los ms prximos, introduce
la confusion en el ala enemiga, que lo estrechaba y
gana el tiempo necesario para salvar a su hijo y
retirar al official muerto. Panchito as llamba-'
mos al nio haba sido herido en una pierna y
qued cojo.
Cuando la expedicin llamada de los burros,
una de las que llev en persona Rafael Quesada, los
expedicionarios, que haban desembarcado en la
costa Sur del departemento Oriental, se dirigieron
con una parte del convoy hacia el Camagey, en
donde se encontraba la sazn el Gobierno de la
Repblica. Al penetrar los expedicionarios en la ju-
risdiccin de las Tunas, se encarg Pancho Vega de
escoltarlos. Haban atravesado ya sin incident al-
guno casi toda aquella zona, pero de pronto se en-
eontraron en la sabana de Santana de Lleo con una
column espaola, y el combat fu inevitable. Los
expedicionarios y las fuerzas tuneras pelearon con
bravura, arrollaron al enemigo y salvaron el convoy;
mas desgraciamsnte una bala de revolver, disparada
quema ropa por un official espaol, lastim de tal
manera el ojo izquierdo del brigadier Vega, que per-


di de moment la vista de ese ojo, y como en el.
derecho tena una nube que le dejaba ver muy poco,
qued de pronto casi ciego. No obstante, continue
a! frente de su brigada, dirigiendo las operaciones;
mas no tard en perder la poca luz que le quedaba
en el ojo derecho y le fu impossible proseguir -en el
mando de las tropas. Sus amigos entonces le roga-
mos que se embarcara para los Estados Unidos, pero
fueron por algn tiempo intiles nuestros consejos.
Al cabo, alentado por la esperanza de recobrar la
vista de alguno de los dos ojos y poder as volver
prestar servicio activo en los campos de la Patria,
consisti en embarcarse. Se dirigi la costa SJr, en
donde se la tenia preparada, embarcacin : lleg
hacerse la vela, pero viento contrario hizo volver
la nave la costa. Desembarc y no quiso ensayar
ce nuevo el viaje. Regres la jurisdiccin de Hol-
guin, precisamente cuando operaban en ella, contra
las families de los patriots, guerrillas cubanas en
que haba algunos de sus antiguos soldados, que se
haban pasado al" enemigo, arrastrados por los her-
manos Urquiza, despus que Vega dej el mando d
la brigada. Una de estas guerrillas asalt el albergue
dal brigadier; l se defendio con su machete, que
siempre llevaba al cinto, mas el pobre ciego hubo
de sucumbir. Se dice que, reconocido su cadver
por uno de aquellos soldados, que tantas veces ha-
ba l guiado la victoria, se le di sepultura respe-
tuosamente.
As iermin su carrera uno de los cubanosde ms
noble corazn, de mayor desprendimiento, ciuda-
dano modesto, soldato herico y jefe hbil, adorado
de su gente.
De sus dos hijos, el, uno qued para siempre, li-
siado por bala enemiga; el otro, Modesto, que era
ahijado mo, se empe en former parte de la expe-
dicin que march de Oriente el ao 76 reforzar al
general Gmez en las Villas. Yo quera retenerlo
mi 14do, pero me suplic ardientemente lo dejara
seguir su inclinacin, y accedi bien mi pesar.
Se distingui por su arrojo en various encuentros, y
al fin muri en combat, peleando con el valor he-
rico de' padre.
Tonms Estrada -alinr.


___
____~__


- i i i s r II I- -r I i I i ii I -- - -- -ra~~-8~b--- -P~






LA REPBLICA. C(UBANA


MAYO 21, 1896.


la voz general suponen lo diremos tal como se
oye por ah, que diplomticos y politicos estn
confeccionando un pastel' para poner trmino
la cuestin de Cuba.

Nadie quiere ser el primero que salga escena lle-
vando sobre la frente la nota de dbil. Nadie quiere
tampoco mostrarse arrogante y volver con brios por la
dignidad national, temeroso de que llegue un mo-
mento en que el pas, can-sado de la guerra de Cuba,
exhaust y empobrecido, lo prefiera todo, incluso
la humillacin ante el extranjero, continuar cargan-
do con esta cadena de sacrificios.

Jams se han podido graduar tan exactamente
como hoy la indecision y apocamiento de los que
dirigen los negocios pblicos. No hay que esperar
que uno solo de ellos, formada ya su conviccin,
levante la voz para proponer categricamente lo que
debe hacerse : si comprar la paz de Cuba, dando por
precio la honra de Espaa, rechazar la ingerencia
de los Estados Unidos y afirmarnos en nuestro de-
recho, suceda lo que suceda.
Este partido, el ms digno de pueblos que no se
resignan vivir humillados, era hace un mes el que
preferan, en la apariencia al menos, aquellas multi-
tudes encolerizadas por las sesioncs de Washington.
Este era el partido del cardenal Monescillo y el car-
denal Cascajares, y de los estudiantes de Zaragoza,
.y de los patriots de Catalua, y de los que en
Cdiz, en Valencia, en Sevilla, en todas parties, ofre-
cian hacienda y sangre para tomar satisfaccin de
la afrenta...

Pero si no fu aquello la ltima fulguracin de
una Espaa batalladora y gloriosa, ya muy distant
de nosotros, no sabemos qu se ha hecho de las nu-
merosas huestes de la protest. En menos de un
mes nos hemos acostumbrado de tal suerte la idea
de la mediacin de los Estados Unidos, que-hoy,
creyndola planteada casi todos los espaoles, nadie
se escandaliza ni avergenza de ella. Aqu, en Ma-
drid, la mayora de los que hablan de eso aborda el
asunto como. un negocio mercantil burstil, ms
que como una cuestin de dignidad. Fra y reposa-
damente pesan los hombres politicos el pro y el
contra de la material, fijndose de un modo princi-
pal en que nos conviene salir del paso lo ms pronto
possible; no en el modo como saldremos.

Y quieren saber nuestros lectores en qu trminos
se discurre? Pues iganlos, ya que estamos en vena
de franquezas:
El gobierno carece de autoridad para cambiar
de poltica con respect Cuba; pero como el cam-
bio se verifica bajo la presin de los Estados Unidos,
y esa presin tendria que sufrirla quien quiera que
estuviese en el poder, no hay para qu detenernos
ahora en aquel aspect puramente interior del asun-
to. Ofreca el gobierno plantear las reforms vota-
das por las Cortes. Siendo eso insuficiente de todo
punto, porque ni acalla los fines que los Estados
Unidos persiguen, se dar mayor amplitud la ley.
Si tampoco basta, se llegar al rgimen autonmico;
al del Canad, al de cualquiera parte; todas las
concesiones, todas las libertades, cambio de que
se salve nominalmente, nada ms que nominal-
mente, la soberana de la nacin.
................ ....,. . .... ........ ........ .
As que todo ello ser indigno de Espaa, ser
.ignominioso; pero como la ignominia recae sobre
muchos, y en la apariencia viene compensada con
otros beneficios, la nacin apurar el cliz... y los
cuatro meses se habr consolado en sus fiestas y sus
corridas de toros, mientras que los hombres de go-
bierno prosiguen la obra de nuestra reconstitucin
interior y preparan dejan venir iguales vergenzas
del lado de Puerto Rico, del lado de las Filipinas,
i quin sabe si de las Baleares y las Canarias!


Dirase que la guerra de Cuba es castigo de la
Providencia, decretado con el solo objeto de que
salgan luz todas nuestras culpas, ms bien las
culpas de cuantos han mandado en Espaa desde
los comienzos del rgimen constitutional.
Cada incident de la campaa, y lo mismo cada
tropiezo en las relaciones con los Estados Unidos,
pone de manifesto la impericia de los gobernantes
y el descuido con que han mirado la parte enojosa
de su oficio. Un dia caen en la cuenta de que no
hav barcos para hacer la guerra, despus de haber
tenido veinte aos de paz para construirlos. Otro
da se apodera de ellos el afn de acometer, en me-
dio del estruendo de los combates. reforms que no
supieron llevar la isla cuando todo estaba tran-
quilo. A lo mejor, punto ya de ejecutar una
media de gobierno, se enteran de que hay leaves.
de que hay tratados que no lo consienten. Dejan
venir las conmplicaciones y los conflicts, no por
reservarse para luego el gusto de dominarlos, si-no
por.pereza, por abandon por ignorancia.

Desde que los tripulantes de la Competitor !lega-
ron la Habana, hasta el dia de hoy, ha sobrado
tiempo para examiner el aspect jurdico del asunto,
consultar leaves y fiIar el derecho que deba aplicarse
los prisioneros. No se trata ya de un caso de


jurisprudencia, sino de un caso de dignidad. Y otra
vez con profunda amargura lo decimos- otra
vez vamos ceder, frente los Estados Unidos,
haciendo vergonzosa dejacin de nuestra soberana.

Bien es verdad que los tiempos han cambiado
much desde entonces. Y ms que los tiempos, los
caractres. No parece que estamos en Espaa, sino
en Bizancio. As se ve que en todas las ocasiones,
frente al enemigo declarado que pelea contra noso-
tros en los campos, y frente al enemigo encubierto
que le auxilia desde los Estados Unidos, nuestra
actitud es la de un pueblo sin entereza. En este
nuevo conflict con los norteamericanos, no apre-
ciamos ms que el caso jurdico; en la obra de los
que incendian, asesinan y talan en Cuba, una
demand de leyes expansivas. Creemos desarmar la
hostilidad de los yankees con expedientes y juntas
de-togados, y vencer los insurrectos con discursos,
reforms y palabrera. Ms que nacin llegada la
plenitud de su desarrollo, parecemos revuelta asam-
blea de charlatanes.

-------*<.----

ANTONIO CONTE

La colonia americana cuenta con un buen profe-
sor de esgrima en el Sr. Conte, reputada hoja italia-
na que tan lisonjero xito obtuvo en los asaltos ve-
rificados ltimamente en esta ciudad, y en todos
los cuales hubo de tocarle la mejor parte. ,
El professor mencionado tiene establecida su sala
de armas en el Pasage Verdeau, nmero 13 bis.

-------*I --------

CRIMENES DE WEYLER


(CONTINUA)
Por el jefe Benito Trujillo, en el ingenio
Algorta , trmino de Guanajayabo :
El 11 de Abril, de siete ocho de la maana,
fueron asesinados el blanco Luciano Martnez
(que deja cinco hijos y esposa) y el pardo Lus
Du Quesne, quienes, pacficos indefensos, transi-
taban par un camino vecinal. Trujillo condujo
los cadveres al pueblo del Recreo, y puestos
por orden del Alcalde municipal Don Salvador
Benaset, en el patio de la casa del Ayuntamiento,
los desnudaron completamente quedando custo-
diados por voluntarios, tres de los cuales no
cesaban de dirigirles frases indecentes, pinchn-
dolos con las bayonetas, dndoles puntapis y
arrojndoles los fsforos encendidos que usaban
para sus cigarros. Esos tres voluntarios se
laman. Evaristo Cortina, Cecilio Pelayo (a) \ao
y Francisco Maza.
Cuando conducan los cadveres al Recreo,
sala el pardo Ricardo Marquetti, manco del
brazo derecho, que iba con encargos su casa,
y no bien lo vi la guerrilla de Trujillo, le dis-
parar un tiro por un costado que lo hizo caer
del caballo que montaba: despus le dieron
cuatro tremendous machetazos, dejndolo por
muerto. Sin embargo, el infeliz manco se fu
arrastrando hasta llegar una casa cercana,
done pidi socorro. All se le atendi, mandn-
dose aviso su madre, la que le. hizo conducir
en una carreta al Recreo, cuyo alcalde orden
que fuese llevado al Ayuntamiento, fin de ser
reconocido por el mdico. Este le hizo la primera
cura, despus de transcurridas ms de treinta
horas de aquella en que le hirieron. Al siguiente
da ingres en el hospital de Crdenas, no sin
que antes hubiese estado por ms de tres horas
en un catre en el andn del paradero del ferre-
carril, cubierto de moscas, y abandonado hasta
de La Cru: Roja, que parece no haber sido
instituida ms que en beneficio de los soldados
espaoles.
Por el jefe Canosa, en Songo:
Asalto de una casa y asesinato de 6 personas:
la negra Urbana Fernndez, sus hijos Albertina
(de diez y seis aos), Nabertina (de nueve), y
Marino (de 8); un nio de ocho meses y una
hermana de la citada Fernndez, que estaba
prxima dar luz y cuyo vientre fu abierto
machetazos...
Por el Coronel Tejeda, en Santiago de Cuba :
En el palmar de las Chivas, asesinato del
pardo vendedor ambulance Jos Jess Galindo.
Al lado de ste se hall otro individuo quien
haban asesinado lo mismo.
En el ingenio Unin, asesinato de un joven
llamado Fermn, el nico amparo de su madre,
anciana y enferma.
En San Luis, asesinato del pardo Adriano
Vaillant, propietario.
En la finca El Salado, asesinato de Antonio
Crdoba y otro, los que luego fueron arrojados


las llamas de una casa que incendiaron los ase-
sinos.
Asesinato del joven Sollozo, natural de la
labana, que fu sorprendido herido einerme en
un boho.
En Caney del Sitio, asesinato de 3 mujeres
y 2 nias.
Total ........ ..... ...20 asesinados
Suma anterior......364 -

Total general........ 38 -
(Continuar.)

-------^^.------


NOTICIAS DE LA GUERRA

Del 14.
Los dos prisioneros que se han hecho en
tierra y que se dice que pertenecen los expedi-
cionarios de la Competitor, el uno es alemn
ingls, y el otro americano. Sus respectivos cn-
sules han exigido que sean juzgados por tribu-
nales ordinarios, en obediencia los tratados
que existen.
La column espaola del coronel Francs
ha experimentado un descalabro entire Banes y
Mariel, que ha tenido que ser tanto ms desas-
troso, cuanto que el parte official espaol no
acusa ms que un herido y cuatro contusos,
teniendo los espaoles que retirarse.
En Matanzas, la guerrilla de Bolondrn y
fuerzas de Maria Cristina, sufrieron una derrota
en que confiesan un official y ocho guerrilleros
muertos, aunque callan los catorce muertos que
tuvieron.
Ian tenido una conferencia muy larga los
generals Weyler y Bargs, en la cual han tra-
tado del grave conflict en que el gobierno se ve,
as como de la tristsima situacin en que se ha-
lla el ejrcito espaol en Cuba.
Del 15.
Es completamente cierto que los volunta-
rios de la Habana se han negado salir cam-
paa, pesar de los esfuerzos de sus coroneles
obligados por Weyler.
El envo de 20,000 hombres ms es cierto
que se ha pedido por el general Weyler, aunque
lo mismo que en los centros oficiales, en los pe-
ridicos se trata de disfrazar la noticia para que
produzca el menor mal efecto possible. El mismo
general confiesa que en Pinar del Ro el general
Maceo tiene acumulados grandes elements de
guerra.
-El general Bargs se muestra indignado con
Weyler, por no haber accedido ste al deseo de
aqul de que se le concediera el mando del se-
gundo cuerpo de ejrcito.
El hambre es tal, que Weyler, atendiendo
antes que todo la tropa, ha dispuesto que en
el plazo de veinte das se traslade los centros
todo el maz que est depositado en los caseros
de la hIabana, Matanzas y Pinar del Ro. La
tropa se queja amargamente no solo por el
hambre que sufre, sino porque no se le paga
desde hace muchos meses, y porque anda des-
calza y casi desnuda. Esto hace que la mendici-
dad haya aumentado mucho'en todas las ciu-
dades de la Isla.
-- En Ciego Romero (Montero?) en la juris-
diccin de Santa Clara, la retaguardia del cuerpo
de ejrcito que manda el general Gmez, ha ob-
tenido una sealada victoria sobre las fuerzas
espaolas al mando del coronel Segura. El
combate.fu reidsimo, dur dos horas, se hizo
uso de las tres armas y las cargas al machete de
la caballera cubana fueron de las ms brillantes
que se han dado en la present guerra. Sin em-
bargo, los espaoles declaran nicamente diez
heridos.
La column espaola que manda el jefe
Zubia fue rechazada en Manacas par las fuerzas
del jefe cubano Aulet.
Audoribel, en el Limonar, ha sido tomado
por los cubanos.
Se sabe de modo positive que no es possible
enviar nuevos refuerzos la trocha del Mariel,
porque negndose los voluntarios de la Habana
salir campaa, no pueden llevarse la citada
trocha las tropas que se encuentran en opera-
ciones.
Del 16.
La mortandad en los hospitals militares
aumenta de modo alarmante.
Ayer fu fusilado en las Cruces el jefe cu-
bano Mamerto Romero, hecho prisionero das
antes hallndose gracemente herido.
Para tratar de disminuir en parte la pro-
funda mala impresin y el desaliento que reina
en Espaa y en el element espaol de Cuba, en


los parties oficiales se consignan las calumnias de
que los cubanos usan balas explosives y de que
el general Maceo y el brigadier Bandera se
encuentran en desacuerdo.
Con buen resultado para nuestras tropas,
ha habido encuentros en Guantnamo, Arroyo
Andrs y Villaln (Oriente); Potrerillo y Monte
Sao lloyo (Villas); Sabanilla y Soto Nuevo (Ma-
tanzas) y San Antonio de los Baos (IIabana).
Se confirm la noticia de que la avan-
zada del general Gmez ha llegado Jagey
Grande c).
En la Habana ha sido fusilado un prisio-
nero de guerra.
Del 17.
Cerca de Placetas ha sido derrotado el
batalln de Tetun, al mando del teniente coro-
nel Rodriguez, por fuerzas del general Mximo
Gmez.
El jefe cubano Cepero ha hatido la gue-
rrilla del Limonar, causndole veinte y cinco
muertos.
Ayer han llegado la Corufa cincuenta
condenados i Ceuta.
W eyler ha publicado un bando prohibiendo
la exportacin de tabaco en rama.

Del 18.
En todos los centros de los Estados Unidos
se consider inminente la guerra contra Espaa,
asunto de que se ocupa con el mayor inters toda
la prensa americana. Esta opinion es tanto ms
fundada, cuanto que los preparativos que se ha-
cen en los arsenales etc., son de gran importan-
cia. Est comprobado que todas las fortalezas de
la Habana sin duda las ms respetables de la
la Isla no resistirn dos horas de fuego de los
buques americanos. En cuanto a la escuadra
espaola, toda ella se encuentra en condiciones
de inferioridad tales, que en muy poco tiempo
sera destruida por la armada de los Estados-
Unidos. En Espaa reina uq desconcierto pro-
fundo en el gobierno, y -la escitacin del pueblo
es inmensa.

--------.*r ~--------


ULTIMA HORA


El Senado de los Estados Unidos ha adoptado
las resoluciones de Ir. Mongan, relatives al reco-
nocimiento de la calidad de beligerantes los
revolucionarios cubanos.






MARTi

Y

SU OBRA POLTICA


DISCURSO

DE

ENRIQUE JOS VARONA


De venta en la Administracin de PAriuA, 81,
New Street, New York, 25 centavos el ejemplar.



HOTELS RECOMENDADOS

lHotel Caniiiilpell, avenue Friedland, il et 63.
Grand ltel, boulevard des Capueines.
Hotel Coitiiinetal, rue Castiglione.
Hotel Termiini, rae Saint-Lazare.
Hotel dii Louvre, rue de Rivoli.
H tel de Isade, bouIlevard des Italiens, 3),
Hotel d'Anigleterre, riue de la Bontie, 91.



SASTRERIA INGLESA Y AMERICANA, DE STIRLWG
31, rue du Q(iiu re-Seiteiiilre et 4, Place de If'pO ra
Trages y abrigos para caballeros y jvenes.
(Se habla ingls y espaol.)
Especialidad de gneros Ingleses


ANTONIO DELGADO
PELUQUERO CUBANO
Ofrece sus servicios domiiclio,
para seoras y caballeros de la colo-
nia.
23, ER.e Brey, 23


(i) Jagey Grande dista 32 kilmetros de la villa
de Coln y se comunica con Matanzas por el ferro-
carril. .V. de la R.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs