Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00017
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: May 14, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00017
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text






















Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRACIN SUSCRIPCIN EN FRANCIA
SRueBaudin A o I | PAR S Mayo a de a896 Ndem.17 ulantado..............
20, Bue Baudin Ao I A S d4 e N Un semestre.I, d. Id. ..................
SMayo 14 917 Un trimestre, id. id ................. 1.50
Telegra.o: EAI..-~ad.IO .A. I OEN EL EXTERIOR
TEUn ao. pgo adelantado................. 35 fr.
SSE P TB LIC A. LO S JUTTE E S Un se estre, id. id. ................. .50
Nd se devuelven originals NUMERO SUELTO...... O fr. 50 cts.


A LOS CUBANOS
Y LOS PUERTORRIQUEOS

Constitucin de la Repblica de Cuba
Art. 19. Todos los cubanos estn obligados
servir la Revolucin con su persona inte-
reses, segn sus aptitudes.
Bases del Partido Revolucionario Cubano
Art. 8. El Partido Revolucionario Cubano
tiene por propsitos concretos los siguientes:
1. Unir en ur esfuerzo continue y comn, la
accin de todos los cubanos residents en el ex-
tranjero.

1V. Allegar fondos de accin para la realiza-
cin de su program, la vez que abrir recursos
continues y numerosos para la guerra.

El Delegado Plenipotenciario de la Repblica
Cubana en Nueva York, recuerda los cubanos
que resident se encuentran accidentalmente en
el extranjero, el deber en que estn todos de
contribuir con cuotas mensuales en ayuda de la
Delegacin, para el envo de armas y municio-
nes destinadas nuestros hermanos que lpchan
.y vierten su sangre por la patria en los campos
de batalla.
Estos artculos imponenA los puertorriqueos
los mismos deberes que los cubanos.
Las cuotas en Europa se reciben en la morada
del Delegado, Sr. Dr. R. E. Betances, 6 bis, rue
de Chteaudun, Paris.

-------**) '-------

MVE-1 T X IFIE STc
DEL
PARTIDO REVOLUCIONARIO CUBANO

La insistencia con que en estos ltimos das vie-
nen hablando los peridicos americanos de refor-
mas en la administracin de Cuba por parte del
gobierno de Espaa, me obliga rogar esos mis-
mos peridicos den publicidad las siguientes ma-
nifestaciones que hago-en nombre de mi Gobierno,
del Ejrcito Libertador y del'Partido Revolucionario
Cubano.
Esa cuestin de reforms no es asunto que con-
cierne los que han establecido ya en Cuba un
gobierno independiente, y estn resueltos todo
gnero de sacrificios de vida y hacienda para eman-
cipar toda la isla del yugo espaol. Enhorabuena
que los espaoles residents en la isla, favorecidos
por el gobierno de Espaa con toda clase de privile-
gios y monopolios; enhorabuena que un puado de
cubanos pusilnimes soberbios y que algunos
extranjeros, atentos solo su provecho material
estn satisfechos de que Cuba continue bajo la do-
minacin espaola. En cuanto nosotros, los que
militamos bajo la bandera de la Estrella Solitaria,
los que constituimos la Repblica de Cuba, y for-
mamos ya parte de n pueblo libre, con su propio
gobierno y sus propias leyes, nuestra resolucin es
irrevocable, no entraremos con Espaa en tran-
saccin alguna que no tenga por base la absolute
independencia de Cuba. Si Espaa tiene poder bas-
tante para exterminarnos, que convierta la isla en.
un vasto cementerio; si no, que se decide tomar
la nica media possible de terminar la guerra, y
evitar la ruina total de todas las propiedades territo-


riales: que reconozca sin prdida de tiempo nuestra
independencia, porque ella debe saber, sin llamarse
engao, que mientras respire un cubano con digni-
dad y hay muchos millares que la tienen no
habr paz en Cuba. ni esperanza de reposo, aun en
el caso, poco menos que impossible, de que sea sofo-
cada la actual Revolucin.
Las grandes causes triunfan al cabo, y la nuestra
no puede ser ms grande, supuesto que es la causa
de la justicia tratada con desprecio, de los derechos
del hombre suprimidos por la fuerza, de la'dignidad
de un pueblo ofendida hasta el ltimo grado. Noso-
tros, los cubanos, tenemos ms razn en nuestro
esfuerzo por sacudir el yugo espaol, que la tuvie-
ron las trece colonies que se levantaron en 1775
contra el gobierno, ingls. Dichas colonies ejercan
completamente los derechos imprescriptibles del
hombre, la libertad d conciencia, de pensamiento,
de imprenta, de reunion, de locomocin; ellas libre-
mente elegan sus autoridades locales, hacian sus
propias leyes y realmente disfrutaban de gobierno
propio. No tenan un capitn general con poderes
arbitrarios de reducir prisin ciudadanos pacfi-
cos, de desterrarlos sin formacin de causa; de
juzgarlos por corte marcial, de enviarlos los presi-
dios de Africa, al cadalso, segn su absolute vo-
luntad.
Ellas no tenan que pagar un ejrcito perma-
nente de ocupacin en todo tiempo y una part e
la armada national, ni pagar tampoco un enjambre
de empleados hambrientos, enviados ao por io
de la metrpoli, como aves de rapia, exprimir
todo lo possible cada empleo pblico. A ellas nunca
se les impuso una tarifa' estpidamente proteccio-
nista, que. las obligase comprar de la metrpoli
artculos de primera necesidad, que podan comprar
la mitad del precio en un pas vecino, no se les
oblig aceptarun presupuesto de 26 30 millones
de pesos por ao, hecho sin su consentimiento, y
destinado casi exclusivamente pagar el ejrcito y
flota de ocupacin, ni los millares de empleados
europeos, y todo el inters de una gran parte de la
deuda national, no destinndose de esa enorme
suma de 26 millones un centavo la educacin
pblica, y dedicando solo setecientos mil pesos al
ramo de fomento, la mitad de los cuales apropian
su bolsillo particular los altos empleados de la isla,
todos espaoles..
As, pues, s nunca se ha puesto en duda el dere-
cho de las trece colonies inglesas de Amrica
levantarse en guerra de independencia, cuando la
Gran Bretaa les impuso sin su consentimiento con-
tribuciones sobre el t y en la forma de papel
sellado. Qu ciudadano, ya sea empleado pblico
miembro particular de la comunidad en esta gran
repblica, levantada sobre esas trece colonies, ser
capaz de dudar de la justicia y forzosa necesidad de
los cubanos en pelear una y otra vez para verse
libres por siempre de la tirania espaola y establecer
en su muy amada Isla una nacin independiente?
Seguro estoy de que con excepcin de unos pocos
extraviados por personal inters, nada honroso para
ellos, no hay un solo ciudadano americano, desde
las classes altas las bajas, capaz de apoyar proyecto
alguno para que termine la lucha en Cuba bajo
cualquiera cosa que no sea la independencia. Noso-
tros los cubanos hemos lanzado el guante, y alli
estar mientras no logremoe emanciparnos del go-
bierno espaol. Nosotros tenemos conciencia de
nuestra habilidad para gobernarnos por nosotros
mismos; sabemos bien, por .la experiencia, que
somos, como pueblo, muy superiores los espa-
oles, que ninguna mejora, ninguna mejor educa-
cin podemos esperar de ellos; que al contrario
mientras ms tiempo estemos bajo su dominio, peor
ser para nosotros, porque nada tenemos que apren-
der de ellos en poltica, sino los malos ejemplos de
mal gobierno, de corrupcin en todos los ramos de
la Administracin pblica, de burocracia elevada
institucin poltica, que mata las energas indivi-
duales y la iniciativa por la esperanza de vivir de los
despojos de las rentas pblicas.
Con respect ideas de instituciones modernas y
sentimientos democrticos, estamos much ms
adelantados que los espaoles. En ese sentido y en


otros muchos particulares, no tenemos nada. comn
con el pueblo espaol. Somos americanos, respi-
rando por do quiera el aire puro de libres institu-
ciones y contemplando con envidia el gobierno del
pueblo por el pueblo y para el pueblo. Nosotros es-
tamos en tan buenas condiciones para gobernanos
nosotros mismos, sin temor perturbacin, de-
srden guerra civil, como lo estaban al emanci-
parse de Inglaterra las trece colonies americanas y
en muy superiors condiciones que las colonies es-
paolas de este continent al separarse de Espaa.
La esclavidad social ha cesado en Cuba con su co-
horte de injusticias y crueldades. El hombre blanco
y el de color viven en perfect armonia, sin preocu-
paciones ofensivas y sin resentinientos entr s.
Pelean uno al lado del otro para conquistar su li-
bertad poltica. La gente de color en la Isla. es muy
superior la de los Estados Unidos : son laborio-
sos, inteligentes y amantes del saber, y en los lti-
mos quince aos han adquirido un grado de
cultural intellectual que asombra. Por otra parte,
millares de blancos, con las facilidades que les pro-
porcionan sus recursos pecuniarios, han completado
su educacin en pauses extranjeros, especialmente
en los Estados Unidos, en donde se han habituado
las prcticas republicans y al ejercicio de sus de-
rechos de hombres libres, preparndose ellos mis-
mos y preparando sus hijos para el ejercicio de
esos mismos derechos en su tierra natal, emanci-
pada de la dominacin espaola. Entre otras prue-
bas que pudieran- adurcirse sobre la capacidad del
cubano blanco y de color para gobernarse por si
mismo, est la slida organizacin del Partido Revolu-
cionario. Lo componen ms de 20.000 cubanos dis-
tribuidos en diferentes pauses de Amrica y organi-
zados en Clubs que obedecen todos un funciona-
rio superior elegido por ellos cada ao. Esta organi-
zacin cuenta cinc,) aos de existencia, durante los
-cuales cada miembro ha cumplido fielmente los de-
beres que se impuso, haobservado sin interrupcin
y con regularidad los estatutos y prestado obedien-
cia al Delegado electo. Entre los miembros de los
Clubs hay various espaoles, los cuales disfrutan de
los mismos derechos que los cubanos y viven con
ellos en fraternal armona. Este hecho y los muchos
espaoles incorporados nuestro ejrcito son una
demostracin elocuente de que nuestra Revolucin
no es el resultado de odio personal, sino un movi-
miento simplemente inspirado por el amor natural
la libertad y las libres instituciones.
La guerra que se hace en Cuba tiene por objeto
derrocar la dominacin espaola, y establecer una
repblica independiente, bajo cuyas leyes protecto-
ras, los espaoles pueden continuar viviendo al
lado de los cubanos, como miembros de la misma
comunidad y ciudadanos de la misma nacin. Este
es nuestro program, que fielmente cumplimos. El
da del triunfo nuestros labios no tendrn un re-
proche para nadie, y nuestros brazos estarn abiertos
para todos, cubanos y espaoles, cualesquiera que
hayan sido sus opinions y su actitud durante la
guerra. Pero sepan tambin todos, que entire la Re-
volucin actual y el gobierno de Espaa no hay
pacto possible ni trmino ninguno de arreglo que no
tenga por base el reconocimiento de la independen-
cia de Cuba. Intil es que se hable de reforms y
aun de la ms lata autonoma; todo eso es hacerse
ilusiones y perder cl tiempo que debiera aprove-
charse en evitar la ruina y desolacin de la isla. La
Revolucin es poderosa; est encarnada en el pue-
blo cubano, y no hay poder espaol, ni poder hu-
mano, que detenga su curso. La guerra, desde que
el general Wevler se encarg del mando del ejrcito
espaol, ha asumido un carcter fiero. Sus tropas
fusilan los prisioneros, persiguen y matan los he-
ridos y enfermos, asesinan los indefensos incen-
dian sus hogares. Las tropas cubanas, por su parte,
destruyen como media de guerra, las fbricasy- ma-
quinarias de hacer azcar, y estn resueltos no de-
jar piedra sobre piedia en el curso de la campaa.
Mediten, pues, los obcecados, mediten tambin los
que pueden traer la guerra breve fin, y piensen
que el rbol de la libertad est regado con la sangre
preciosa de millares de cubanos. y sobre todo, con
la de Jos Mart, apstol y mrtir de la actual Revo-


lucin; piensen que ante la i.mgen veneranda de
este nuevo redentor, no hay un solo cubano que re-
troceda en la obra de emancipacin, que no se sin-
tiera avergonzado con la sola idea de plegar la sa-
grada ensea enarbolada el 24 de Febrero por el
Maestro muy amado. Tiempo es ya de que el pue-
blo cubano realice su just aspiracin de tomar
asiento en el concerto de los pueblos indepen-
dientes : y no se le culpe, si por cumplir su noble
propsito convierte en montones de cenizas cuantoc
existed sobre la faz del suelo de Cuba.
Toms Estrada Palma.

--------*(ti---------

A LAS COSTAS

Ya comienza la desbandada de los;godos; el
plan del general Gmez se est realizando punto
por punto, y es tal la situacin de los espaoles
en los campos de Cuba. que pronto tendrn que
abandonar todas las poblaciones del interior para
refugiarse en los puertos, principles.
Las ltimas noticias llegadas dan cuenta de la
traslacin de la Audiencia y del Gobierno Militar
de Santa Clara a Cienfuegos. Dada la importan-
cia estratgica de la capital de las Villas, que ha
sido hasta ahora el centro de operaciones de
aquel departamento, hay que convenir en que
su abandon es un sntoma de la desesperada
situacin de los espaoles. i \Alas costas! y luego
Al agua!
------*^- -------- -

EL MENSAJE DE LA CORONA


codo el mundo sabe que en el discurso de
apertura de Cortes es el Cnovas quien
habla por boca de reina. Los reyes de Es-
paa. no son la Constitucin lo afirma -
responsables de sus actos. As es que, seguros
de que no es una dama la que habla, tenemos
libertad para decir que el menor de los defects
del tal mensaje. es estar basado en la calumniay
en la mentira.
Comienza por repetir la estpida y gastada
falsedad de que nuestros jefes son principal-
mente extranjeros y hombres de color , lo que
no indica ignorancia, sino mezquina mala fe de
ese indigno gobierno, pues los parties oficiales le
comunican diariamente los nombres de los cuba-
nos que vencen ;i las desmoralizadas hordas es-
paolas.
Dice luego el mensaje que aquellos caudillos
han hecho pblico (y habla poco antes de
declaraciones) que en nada tenan la prosperi-
dad y el bien de los cubanos y asegura que
(( anunciaron que convertiran la isla en cenizas
si no. lograban conquistar dentro de ella el powder
pblico, para disputrselo mano armada des-
pus eternamente .
Es preciso haber llegado al ltimo grado de
cretinismo para career que, aunque aspirasen
esto ltimo, iban t declararlo de antemano.
Pero de todos modos, el Cinovas ha tenido poco
tacto en poner tal cosa en boca de la dama aus-
triaca cuyo marido dispute y ocup el poder
pblico mano armada .
Ya en el camino de las falsedades, sostiene que
las razas estn en Cuba casi equilibradas , y
como no lo estn en nada, ni en nmero de in-
dividuos, ni en cultural, ni en riquezas, result
que el tal Cnovas ha puesto su duea en el
caso de demostrar que, respect al estado social
de Cuba, se encuentra en la ms complete igno-
rancia, cosa bien sabida, pero que no haba para
qu declarar oficialmente.
El resto del mensaje se reduce a palabras,
palabras, palabras y el final pedir dinero -
sin rebajar por eso la lista civil de la casa real
- y asegurar que llegar al fin el da en que
Espaa ocupari en el mundo el lugar que no
debi perder nunca.
Si se refieren cuando era dominio de los rabes
feudo francs, no se equivocan, pues estn en
camino de algo parecido.


*


a_


<,5,n


\I`






LA REPBLICA CUBANA


MAYO 14, 1896.


|i VICTORIA
del general Garcia, Iiguez

EBnliuestro nmero an-terior 'decamos al ter-
mitar la biografa del general Calixto Garca,
que el eco de sui aaiufiats no i.ir'J.fri en llegar
hasta-mosotros. Pues bien, ya tenemos noticias
de uno de ss primeros triunfos. -
,Cerca de Z.inj.i, el generate erl.i.1Nil M1iuoz trat.'
de impedir al general Calixto Garca el paso del
rio Cauto. Muoz organize una fuerte column y
orden que various caoneros remontasen el ro
para cooperar la izquierda de Manzanillo. El
.general Garca, con la column de Rab, se uni
tas fuerzas del general Maya Rodrguez, del
Camagiey.
Las tropas cubanas atacaron Muoz, que
avanzaba, y deshicieron la column espaola.
Sin los caoneros, los espaoles hubieran sido
copados. Muoz se retir Manzanillo y el gene-
raTl Garca opera ahora sin obstculos.
Los espaoles tuvieron en esta accin ms de
200 muertos y 400 hiid3s. ".

-------.-^jt~re-------

PROTOCOLO DE 1877

Por. ser de much, actualidad, y fin de que
nuestros lectores puedan darse propia cuenta,
iisertams las clusulas siguientes del protocol
firmado en 1877 por el representante de los Es-
tados Unidos en Madrid, Mr. Caleb Cusing, y el
minister d.: sEil.ao del gobierno espaol, Sr. Fer-
nando Caldern' Colants: Bueno es recorder que
entonces, como hoy, era president del minis-
terio el Sr. Cnovas del Castillo:
i" Ningn.ciudadano de los Estados Unidos resi-
dente en Espaa, sus islas adyacentes sus pose-
siones de Ultramar, acusado de actos de sedicin,
infidencia conspiracin contra las instituciones, la
seguridad pblica, la integridad del territorio,
'cbntra-'el gobierno supremo,. de cualquier otro cri-
men, podr ser sometido ningn tribunal excep-
cional, sino exclusivamente la jurisdiccin ordi-
naria; fuera del caso en q,ue sea cogido con las
armas en la.mano. .
2' Los que:.fuera, de este ltimo caso, sean arres-
tados press, se considerar que lo han sido. de
orden de la autoridad civil, para los efectos de la
ley de 17 d'e Abril 1821, y aun cuando el arrest
la prisin' se haya ejecutado por fuerza armada.
3" Los que sean cogidos con las armas en la
mano, y por tanto, estn comprendidos en la excep-
cin del art. i, sern juzgados en consejo de guerra
ordinario con arreglo al art. 2" de la citada ley; pero,
aun en este caso, disfrutarn para su defense los
acusados de las garantas consignadas en la citada
ley de 17 de Abril de 1821.
4' En su consecuencia, as en los casos mencio-
nados en el prrafo tercero corno en los del segundo,
Se les permitir los acusados nombrar procurador
y abogado, que podrn comunicar con ellos cual-
quiera hora propia, se les dar oportunamente copia
de la acusacin y una lista de los testigos de cargo,
los cuales sern examinados ante el presunto' reo,
su procurador y abogado, segn se establece en los
artculos 20 al 31 de, dicha ley; tendrn derecho para
compeler los testigos de que intenten valerse que
-coiiparezcan prestar su declaracin, que la
presten por medio de exhorto; presentarn las prue-
bas que les conven'gan y podrn estar presents y
hacer en el juicio pblico su -defensa de palabra
por escrito, por si mismo por medio de su abo-
gado.
5" La sentencia que recaiga se consultar con la
Audiencia del territorio con el capitn general del
distrito, segn que el juicio haya sido ante el juez
ordinario ante el consejo de guerra, con arreglo
tambin lo quite en la citada ley se determine.



EL GENERAL MACEO

The Journal de Nueva York, public un despa-
cho que ha recibido del general Maceo. He aqu
los principles fragments :
En campamento en las montaas de Cuico,
orovincia de Pinar del Rio, Cuba, Abril 4, 896.
11.\ R. IHearst, Journal, Netwo- York:
Cortespondiendo 4 laI' splicas de su corres-


ponsal, tengo el gusto de manifestar ( Vd. /u; .
consider la batalla del sbado pasado, dade
mis tropes derrotaron.albbatalln A lfn,' ~ElI, 1,
el hedho de armas de ,/is imlortancia llevado
4 cabo por el ejercito rni,'. ,11 durante la actual
gierra. LItfundif mis hombres confianza y.
lavez did 4 comprednder los .sl. ',ii"-.", que lu-
c haban con enemigo no tan despreciable cohmo
se le trtzta de hacer. Esta derrota creo apla-
catrd an firil animo de los soldados de Epa!,i
qUr te ny/li, rden.i e conbatirnos. Desde esito
baalla mis muchachos estn deseosos de
atacar 4 las tropas que forman la trocha. Ape-
nas puedo contenerlos y estoy seguro de que si
mis planes fueran esos por ahora, sufriran
aquellas grades prdidas causadas por nues-
tras cargas de machete.

Su corresponsal me inform que ha habido
dudas sobre el encuentro-y victoria obtenida
por mis tropas en Pinar del Ro. Puedo asegu-
rar al pueblo americano que dimos un buen
golpe, derrotando las tropas, quemando va-
ria. casas y apoderndconos de armas para
buen nmero de hombres que carecan de ellas
antes de entrar en el pueblo.
Antonio Maceo. .


El general Maceo ha escrito la Habana sus
amigos, diciendo que pasar la trocha cuando le
convenga.

-------"s. ^ s------i-- .

LO QUE ES ESPAA


esde nuestro primer nmero venimos publi-
cando bajo el ttulo de La Opinin en Es-
paa, extractos de la prensa de ese pas,
con el objeto de tener al corriente los lectores
del estado general de los nimos y de la verda-
dera marcha de aquel gobierno, as como para
demostrar con esos antecedentes y esas declara-
ciones, el fundamento de los indiscutibles moti-
vos que tenemos los cubanos para no querer
continuar siendo sbditos espaoles.
Pero en todo lo que llevamos reproducido,
nunca hemos presentado un resmen ms com-
pleto del miserable estado que han conducido
Espaa sus corrompidos gobiernos, como el
que acaba de publicar El Tabaco, peridico agri-
cola de San Quintn de Mediona (Barcelona) que
por vez primera llega nuestras manos, y el que,
por lo visto, entiende y entiende muy bien
que ni su condicin de espaol, ni su ndole
,pueden vedarle el derecho de analizar con toda
independencia y con la debida severidad, los di-
versos elements que rigen y dan vida la na-
cin espaola.
Vase cmo empieza el colega :
Vivimos entire una gavilla de bandidos. Slo
que estos usan levita, llevan prendidas la sola-
pa cruces, medallas y otras insignias y ostentan
condecoraciones extranjeras y nacionales, en vez
de arrastrar una cadena en el penal de Ceuta.
Muchos de los que all se hallan confinados son
personas de irreprochable conduct comparados
con los que, mansalva, protegidos por la mayor
impunidad, explotan, envilecen y deshonran al
pas.
Cuanto al gobierno, la opinion que le merece
.no es menos desastrosa ni tampoco menos verda-
dera, puesto que de antiguo est en la concien-
cia de todo el mundo :

El gobierno no sirve en Espaa ms que para
secar toda fuente de riqueza, paralizar el movi-
miento intellectual, favorecer la rutina, estancar
las industries, inmovilizar el comercio, estrujar
los que trabajan, amparar los caciques; pro-
tejer los vividores politicos, dispensar favors
los pillos y asegurar la impunidad los que
en vez del uniform del presidiario, usan fla-
mante traje de etiqueta.

Nada ms triste, nada ms aflictivo, nada ms
espeluznante que la situacin de los que traba-
jan en esta infortunada nacin espaola. Los
nicos que triunfan son los farsantes, los pillos,
los ladrones. Los laboriosos tropiezan con todo
gnero de obstculos. Los que nos gobiernan solo
se han preocupado de vaciar los bolsillos del pr-
jimo.

Las oficinas del Estado son guaridas de ladro-
nes. No se resuelve un solo expediente sin previa
gratificacin del interesado. El asunto ms claro,
se involucra para pescar una prima.- En res-
men, sobra la desfachatez, mejor nicho, no hay
vergenza.

Esto es Espaa, es decir, la Espaa que go-
bierna, que dirige, que tiene representacin
dentro y fuera de sus dominios, y por lo tanto,


la 'irni,a E-pa-,:i.i reconocida y aceptada en el con-
cierto d las naciones.
Y. P ella la que habla de moralidad y de jus-
ticia, de civilizacin y de.progreso;:ella la que,:
tiene siempre llena la Ibtca c~n las palabras
hiora ,acional, patr Ismo lo in ejemynloyab-
nei,r,',r ida ~nitada-: ella, por ltimo, la que
an se esfuerza iiiutllrtiilr piin que los calanos
depongan i~as armas, creyendo. ,ei sus. nuevas'
ofertas de reformais ?9 '
Nunca T-nemi:i hasitani.: con lis cuaEtrEsi-
gls que..h~mos soportdo el ygiro-de e-.. Epaa .
que tan bien conoce y describe El Tabaco; y por
mal que nos pudiera ir en nuestra vida indepen-
diente, responderemos con las oportunas pala-
bras de nuestro venerable amigo el Dr. Betances,
a un repla.l:ir d- L'e .Si,/r
No podremos estar peor.
----a -^ Q---i--

NOMBRAMIENTOS


Por el ltimo correo de Nueva York se nos
comunican los nombramientos siguientes, que el
Delegado Plenipotenciario de nuestro gobierno,
el venerable Sr. Estrada Palma, ha conferido:
Encargado de negocios interino en Washing-.
ton, para que acte 'comO jefe en las ausencias
del Delegado, al Secretario de la Legacin en
aquefla ciudad, Sr. Gonzalo de Quesada.
Segundo Secretario de la expresada Legacin,
al Sr. Ricardo Daz Albertini.
Tesorero especial de la colecta popular The
Cuban Army Sanitary Corps, al Sr. Rafael
Navarro.
Agente en -Nueva Orleans, al Sr. J. Nelsorn
Po:lhaius, redactor del Picayune de aquella'
ciudad.
Conocidas como nos son las meritorias condi-
ciones de las personas elegidas, tenemos gran
placer en felicitarlas, de igual modo que
nuestro respectable Delegado por el acierto con
que ha procedido.

**-------- a-L-----

LA, VOZ DE CAIN
Cartas abiertas Rafael Montoro

(Contina)
I
Nueva York, 3 de Octubre de 1895.
Seor Rafael Montoro.
Habana.
istinguido seor : A pesar de mis serious pro-
psitos de. guardar silencio mientras no me
encuentre en Cuba entire el fragor.de la pe-
lea, cada minuto asltanme tentaciones de no
dar paz la mano y de alargarla mi enmohe-
cida pluma, para regular con cuatro verdades los,
castos odos, no de los autonomistas-que en su
inmensa mayora estn donde se lo ordenan su
decoro y la honra de su patria-sino de los oligar-
cas de la Junta Central, de esos pdicos merito-
rios de la nacionalidad, que no acreedores por su
conduct al nombre de cubanos. y por sospecho-
sos al de espaoles, apenas si logran que se les
aplique el vergonzoso de espaoli:antes. Mi pre-
sencia en el torneo estara justificada: la conti-
nua me traen y me llevan, junto con Mir y San-
guily, por las columns de El Comeircio, La
Unin Constitucional, El Pas y otros diaries
habaneros guisa de argument que los unos
descargan sobre la cabeza (le turco de los otros.
Y he odo con paciencia cargo imputaciones,
y he tenido lstima de El Pas, el cual, si hoy
es bastante pusilnime para no atinar ni aun
pedir perdn sus amos los integristas por la
turbulenta desbandada de las huestes liberals,
tuvo en 1890 valor para sealarme los poderes
pblicos como agitador separatist cuando las
exigencias orientales, por mi sostenidas, impu-
sieron el retraimiento electoral'. No en vano la
heroica region de las montaas ha sido y es la
eterna pesadilla de la Junta. En 1890 la oblig
ser consecuente y digna; en 1895 le vuelve con
desdn la espalda y le muestra el camino de los
hombres libres. Por eso la insultan cada paso.
Pero he aqu que de improviso llega Vd. esta
ciudad, rodase de toda la importancia que Vd.,
antiguo corifeo de la democracia, le da su actual
enemiga la libertad de Cuba, con el misterio
aviva la curiosidad pblica, y al volverse sus
posesiones ultramarinas lanza como flechas de
parto una porcin de desahogos en forma de in-
tervieo con un redactor del _Vewc York Times,
contra sus compatriotas en armas.
Yo la he ledo con repugnancia, pero sin asom-
bro. Estoy curado de espanto desde que Vd. y
sus compaeros de la Central, olvidadizos de sus


*


__


falaces promesas y de cuanto deben la historic,
se trocaron en fuerzas vivas contra los insurrec-
tos y en pro de unos dominadores ignorantes y
ruds q..e tienen para el hijo del p-'it.lanTl a m&s
desprecio cuanto es ms villana. perr forzosa 6
fatisaiea la adhe-il'n que st. le- I.rinda. Triste
misin la d Vi :Pl!reent.ar ai l muni.l lIa e1Rs ri-
ci&n por Vd. r'epr-S. it.ida, mnlijie-I i d l a asaie-
rosa lepta de la .q-t i,1 iti 1, ',, to es saerte
em iJiaile. Porque, dgkse ol que se -quiera,
listed n' ha sido ms quI e an. -emisario del go-
bierno esp:ti'-.l ustedi so .'apa d. asumrts par-
ti :iil ires *. de idii:.'ado sin etiintes, h 'enido
c(i.-ltiones Tp:liti:'a.. pobre Cirineo del Cristo ib-
rico; .Yd.- 1 r i entire manos la mayor gloria de
Espaa, y no ha dado con mejor medio de abri-
llantarla que 'Ilr i, iar techos, ideas y sentimien-
tos que, si no .'ni'r,i:.',n, siemlpre alcanzan res-
peto de todo corazn honrado y patriota. Toda-
va, todavfa se rconccilue Vd. y la'JurTta d iien-
dan especulativamente el sueo autonmico, en
la esfera de los prineipios;, plausible sera que
iustede ate l coniflictt" ) .riri nrifl:, y discon-
formes con l4 sesencerrasen majestuosamente en
el silen. 1. P.--ro cudndlu el puibli ile Cuba le-
vanta p'.,ii:'i spoi:lan indJ. pnderciai y deun lado
comba:.:r~ 1.- .onne'ud.i.r:i-& di- Vd..y de otro los
opresor.: .I. lodk lIs \ v .i. .1 ..aMta r;r ,e'i :,l J.1..
la casta tl.iii!nail3)rI que Vi.l. i s ha .rn-'firi lo .,.
odiar, Ii liiu'iide p{..ane: que..nosr envilece, la
horda 1,- ii7r haoliio.h~bilo. arn)s El Pas; cuan-
do luchan muerte io.' -d~lru y las vctimas
venir Vd. dar el auxi4io de su influjo y de su
fama los primeros y ;i deprimir los segun-
dos, tratar de que se perpete por la fuerza lo
que rechaza"iel 'nstitito popular y los intereses
de Amrica, eso es el concurso ruin de in'nobles
despechados, eso es l obra de la traicin y de la
infamia. Rafael Mara Merchn ha formulado el
dilerna: Apoyar nuestros compatriotas los
que matan nuestros compatriotas.,
Qu, diferencia entire la Junta Gentral.y los-re-
forii.stas anteriores 1868! Aquellos hombres
eminentes, aquellos verdaderos, cuhanos inclina-
ron la cabeza ante el hecho de la Revolucin, y
no le negaron ni su brazo ni sus talents. Y la
Junta? Ah estn sus miembros ms ilustres con-
vertidos en agents del gobierno espaol. Es de
presumir que para perseguirnos haya organizado
ya alguna falanje de detectives. Qu diferencia
entire Vd. y Jos Antonio Saco, el patriarca de la
autonoma! El gran bayams, que no era revo-
lucionario, no dej nunca de ser altivo criollo;
usted aspira nicamente . que se le confunda
con los que tienen su casa solariega en los pue-
blos de Castilla.
Ya que ha tomado Vd. por esa senda, despea-
dero de sus pasadas glorias, sorprende que le
falten los recursos de su preclara inteligencia.
Hombres de su superior cultural no salen del paso
con unas pocas vulgaridades dichas con preten-
siones de' axiomas indiscutibles; de los labios de
ellos fluye la verdad y derrama en pruebas sus
rayos luminosos. No asi usted : en su interview
se limitat afirmaciones escuetas, sentencias de
Papa infalible reidas con la exactitud, infor-
mes vagos, evasivas por respuestas, quijotes-
cas baladronadas... Aseguro que Vd. se habr
redo al recorder cmo se iba por la tangente en
las contestaciones varias de las preguntas del
periodista del Times.
Yo no be de recoger ahora los diversos puntos
por Vd.. tocados con notabilsima incoherencia,
area que requerira una larga series de artculos
en que sera fcil ponerle Vd. en penosa evi-
dencia; slo he de concretarme dos tres ex-
tremos capitals para demostrar la insidia y la
mala fe de los automistas de la Junta Central. Y
pues Vd. se reviste de la alta autoridad que le da
el ser miembro prominent de ella, su musa y
orculo, no olvidar Vd. que yo era, antes del 24
de Febrero, director propietario del diario auto-
nomista El Triunfo de Santiago de Cuba, Dipu-
tado Provincial autonomista por Baracoa, vocal
de la Comisin Permanente y Secretario del Co-
mit Provincial Autonomista, mejor dicho, el
verdadero director, el alma mater del Partido
Autonomista en Oriente, si bien milit en l con
todos mis radicalismos de impenitente filibus-
tero y todas mis soberbias de empedernido re-
belde. Estoy, pues, en aptitud de hablar del dog-
ma y del culto: me he ceido las blancas vesti-
duras y he oficiado como sacerdote en el presbi-
terio.
lIasta la prxima.
Su atento S. S. Q. B. S. 3M.
Eduardo Yero.
(Continuar.)







MkYo 14, 1896.


LA REPBLICA CUBANA


I BJmEP.MXJzA. "


Las noticias que llegan de los Estados Unidos (confirmadas por la
prensa espaola) dan cuenta del desembarco de la ltima expedicin
del vapor Bermuda, de que hablamos en nuestro nmero de l semana
pasada.


**,. (


Se asegura que esta se componai
de 300 hombres, conduciendo grani
cantidad de fusiles, seis caones, trees
ametralladoras, municiones, dina-
mita, etc., etc.
Y todava hay en Espaa quien
jura que 1. ,rin-,I., expe:ii.i'n no
lleg Cuba, y hasta quien piensa
que el buque est an detenido en
Honduras en cualquier otra parte.



Lo que se hace con nosotros
tiene la gracia de DT..-
De qu nos sirve la jaula
si el pjaro ya vol?
(La Correspondencia de Espaa.)


TEXTOS QUE HABLAN


Heraldo del da 4 :
El brillante combat librado por la column In-
cln contra las partidas de Mlaceo y Bandera, ha
causado la ms'grata impresin, siendo unnimes
los elogios tributados al bizarre general y los jefes,
oficiales y soldados que tan heroicamente han com-
batido y derrotado al enemigo en posiciones que
ste juggaba inexpugnables.
El Liberal de la misma fecha:
i Lstima grande que el resultado de la operacin
no haya correspondido al esfuerzo realizado, que
la column haya tenido que retirarse ' Baha
Honda, abandonando el terreno conquistador !
Necesita esto comentario alguno? Pues se lo
va poner La Justicia de igual da :
Reproducimos, tomndolas de nuestro estimado
colega El Liberal, las siguientes lneas que, confir-


mando los comentarios que en la tarde de ayer po-
namos la noticia del encuentro de Cacarajcara,
dice correctisima y prudentemente todo lo que se
puede para que los optimismos de ciertos interest4
dos patriots se contengan en su justolimite.



CARTA DE NUEVA YORK


Nueva York, r" de Mayo 1896.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Paris.
Sr. Director : Es tan grande el inters que
despierta en este pas la guerra de Cuba, que tal
parece que la lucha tiene por campo algn
estado de la Unin Americana. Este noble y ge-
neroso pueblo demuestra diario y de todas ma-
neras sus simpatas por los patriots que com-
baten en Cuba por la santa causa de la indepen-


dencia. En las visits, en los espectculos, en
los centros de negocios, no se oyen ms que
frases de adhesion y alabanzas nuestros
hroes.
Los ltimos acontecimientos prueban de una
manera palpable lo que digo: tan pronto como
la Delegacin Cubana anunci la emisin de
2.000.000 de dollars en bonos, de los 10.000.000
que asciende el emprstito cubano, se presen-
taron proposiciones por 9.223.000, es decir; casi
cinco veces el imported de la primer emisin,
alcanzando adems el tipo altamente satisfactorio
de 62 1/2 0/0.
Las proposiciones fueron recibidas en pliegos
cerrados; y en ellas estn representadas todas
las classes y Estados de esta Repblica, habiendo
solicitudes desde 50 dollars hasta 300.000. En
varias se ofrecen fuertes cantidades la par.
El gran xito obtenido por la primera opera-
cin financier de la Repblica de Cuba, y la
entusiasta despedida, que con hurras y vivas
Cuba Libre se ha hecho en Jacksonville al Ber-
muda, que sala para la Isla con su segunda
expedicin, llenan de gozo los corazones cuba-
nos, porque indican la confianza que, aun antes
de estar definitivamente constitudos, inspiramos
esta gran nacin.
En respuesta los rumors de paz, refor-
mas, autonoma y otras patraas propalados por
la inepta diplomacia espaola, ha publicado la
prensa de esta ciudad la categrica y enrgica
proclama de nuestro ministry plenipotenciario,
declarando que el gobierno de la Repblica Cu-
bana no puede pactar con Espaa, ni entrar en
negociaciones que no tengan por base el recono-
cimiento de nuestra independencia.
No le envo Vd. tan important documents,
porque supongo que le habr sido comunicado
oportunamente por la Delegacin de Pars.
Las cartas particulars que se reciben de los
campos de Cuba, prueban la march irresistible
de la Revolucin. Entire otras, han llegado cartas

del general Collazo, que confiesa su asombro ante
los progress realizados, aadiendo que los es-
paoles slo poseen en el interior de la Isla el
terreno que pisan, y que el da del triunfo est
ms prximo de lo que hasta ahora han credo
los ms entusiastas.
Tambin llegan noticias de los buenos servi-
cios prestados por nuestros hermanos de la Am-
rica del Norte. Cada da es mayor el nmero de
los que desean tomar parte en la guerra. Conoz-
co un joven que ha venido de una ciudad lejana
del Oeste, dejando familiar, amigos y bienestar,
para embarcarse en una expedicin. Con l ir
un joven mdico americano que lleva una gran
cantidad de medicamentos y de tiles de su pro-
fesin.
Ya habrn visto Vds. con cunta actividad se
organizan expediciones .que llevan constante-
mente nuestros hermanos valiosos elenm'ei4tos
de guerra. Esta Delegacin est demostrando un


celo.infatigable, yA-hasta :'~sora;el. mr4s, cop~8 to
xito corona sus esfuerzos.
Mientras tanto, la tctica military espaola se
reduce la construccin. de trochas con. fertes,
fosos y alambrados, que result.irn t.n ir nli-s
como hasta hoy. Y ya verin Vds.comio lp: ouipo
que tendr.aplicacin sern .los fosos pora c1co-
vertirse en f...sas d'lstinidas .1 los bifarro.dfeon-
sores de esa lnea militar.que ha sido cruzada ,y,
varias veces, y que pronto, muy pionit se<:r. u.Ja
lnea... quebrada.
DeiVd.:ateento y s. s.
Hudson.



MASS PARFIRA


el interesante episodiodelapasada guerraque
hoy acabamos de publicar en nuestro folle-
tn, es autor D. Jun Mass Parra, veteran
de aquella heroica lucha y en la actualidad bri-
gadier del cuerpo del Ejrcito Libertador que
opera en la jurisdiccin de la Habana.
Hacemos votos por que el valiente oriental
pueda verse muy en breve escribiendo narra-
ciones como esta, en la tranquilidad de, nuestra
patria independiente.

'------^^i~ i--=--

CONCENTRACION DIE LA
ESCUADRA AMERICANA


Se ha concentrado en Nueva York una pode-
rosa escuadra compuesta de cuatro acorazados de
seis diez mil toneladas, Indiana Massachus-
seis, Texas y Maine; los cruceros de acero pro-
tegidos, de dos ocho mil toneladas, iVet York,
Columbia, Cincinatti, Raleigh y Monlgomery ;
los monitors Terror y Amplhitrite, de ms de
tres mil toneladas cada uno, y el buque ariete
Katahdin que servir de aviso.

-------.^.~si-------

LA ESCUADRA ESPAOLA


Leemos en el Heraldo de Madrid (9 de Mayo):
Tiene verdadera gravedad la siguiente noticia que
leemos en un peridico del Ferrol, y que suponernos
conocer ya el Sr. Bernger:
Segn carta de un ilustrado official de la Ar-
mada que tiene destino en la escuadra de instruc-
cin, en todos los caones sistema Hontoria, refor-
mado, de los buques que componen aqulla, se
observaron los mismos defects de escape de gases
que produjeron el desgraciado accident en el aco-
razado Mara Teresa, no inspirando confianzi ms
que los de grueso calibre.


*


FOLLETN 2
De La Bj'i1bli a Cubana





PAGINAS DE LA GUERRA


EL CORONEL GUEVARA


(Finaliha)
Sin duda esta pequea diferencia entire el
prctico sabueso y el compatriot del Cid, vino
interceder benficamente en aquellos, moments
en la vida de nuestro hroe, porque lleg sus
odos un pequeo rumor y un siseo que lo acab')
de despertar, y cuando se present' el official con
los cuatro soldados que deban amarrarle, se in-
corpor Guevara en la hamaca y cayendo de un
salto en la puerta del rancho, pero ya con el ma-
chete en la mano, que no lo haba desprendido
del cinto, y en menos tiempo que el que necesi-
tamos para relatarlo, haba rodado por el suelo
la cabeza del olicial y la de un soldado, y los
otros tres, con anchas heridas, dejaron franco
Guevara el hueco del casucho, quien de un solo
brinco se intern en el espeso bosque. Los que
fueron por lana y se encontraron as trasquila-
dos, recojieron sus despojos, tomaron como me-
jor pudieron el rumbo que los haba trado, ya
sin el prctico, que se haba fugado en alas del
miedo, y llegaron estropeados y maltrechos al
campamento de done haban salido,
Guevara esa misma noche se uni su peque-
a partida y pr.y,''.i''' alacir antes del ainanecer
al enemigo que le haba molestado. Con esta


idea sali en su demand cuando crey la hora
oportuna, busci pista y se encontr de manos
boca en el campamento de los espaoles, cuando
haca algunas horas lo haban abandonado. En
los moments en que iba ;i continuar la march
y ya completamente de dia, le interrumpi el
grito dado por uno de los suyos de: i Aqu est
uno En efecto, era.un soldado de la column
espaola (le los que haban ido la comisin
nocturna, que habiendo llegado tan estropeado
se haba escondido entire la yerba para dormir
sus anchas, y no haba sentido la march de los
otros, que lo efectuaron muy de madrugada y
naturalmente sin haberle echado de menos. Tra-
do presencia de Guevara, ste comenz por
preguntarle :
Cmo te has quedado ah? (era un pai-
sano de Mndez Nufiez y Feijo).
Mi Ud., mi seuritu Presidente, (1), me
acustao anoche entire la yerba y no he sentu
cuando ellos san idu.
Quin es el jefe de esa column ?
Seuritu, le llaman el Curunel Sanz.
Que buscaban por aqu l
BBuscbamos un tal nombrado Guevara.
--Y lo han encontrado?
S. seuritu, anoche lo hemos encontradu.
Dnde lo han encontrado?
Aqui no muy ljus, en un ranchitu.
Y lo cojieron ?
Jah, seuritu, no.hemos podidu.
Por qu ?
Porque nos ha matadu casi todus.

(i\ Todos sabemos que la generalidad de, los es-
paoles, cuando caan prisioneros, llamaban cual-
quier official nuestro general president, con
idea de halagarlos y que les perdonasen.-N.del A.


iT fuiste cojerlo ?
-- S, seuritu, yo he idu.
Aver, cuntame eso.
Ahora ver, seuritu; hemus ido cincuenta
con el teniente, le hemus cojidu, y no le hemnus
cojidu.
Cmo? entre tantos?
Jah, pero si viera Ud., seuritu, ese hom-
bre!
Ti lo viste? dime que figure tiene.
Voy decirle, seuritu : es un hombre alto,
muy alto, tan alto comu......
Como quin?
Comu....... comu .... la torre de la ijle-
sia de mi pueblo ; y Ud. la vistu, sciuritu?
No, y qu ms ?
Jordu como la misma ijlesia y unus brazus
como de aqu , Santiajo; con un machete, ; ah !
no quisiera acurdarme, seuritu. Las barbas
son tambin muy larjsimas.
Si ti lo vieras lo reconoceras ?
Si, seuritu !
Pues...... yo soy !
i Jay perdin, seuritu, no me mate, ; se-
uritu perdn! ahull el brbaro, ponin-
dose de rodillas.
-- Mira. le dijo Guevara : ; lrgate y dile tu
coronel que por el-rifie que !me llevaron anoche
tomo el tuyo, y en cuanto la hamaca. ya me la
pagar.
Es histrico que no haba soldado espaol que
operase en Oriente, que no conociera de nombre
Pancho Guevara, y la fama de su puo y de su
machete se haban hecho proverbiales entire los es-
paoles. Los soldados en aquellos das se conta-
ban ntimamente cada episodio de Guevara, exa-
gerado veces co.] el descaro andaluz, que sin


duda no habran tenido que envidiar nada las
crueles hazaas de Ricardo Corazn de Len en
la poca de las Cruzadas. En cuanto nosotros,
demasiado sabemos lo que tienen stas de cierto.
Cuentan que una noche un campamento entero
se alarm sobremanera y corri las armas,
porque un soldado, parece que de los ltimnos
quintos llegados de Espaa, empez dar voces
bajo una pesadilla, y decia: iNo me matlc,
G;uevara! Creyeron que nuestro hroe estaba
dando nimacheel en el campamento, y la corren-
tina y dolores de barriga fueron grande. Tam-
bin es sabido que cuando llegaban soldados-
nuevos un batalln, los veterans les decian :
- u Ten cuidado, compare, no te coja u.n la/
Ga'errar, porque ca ,machetazo /que d (es del
larf/o tie una carar de. Brgos. )
Una vez, poco del Zanjn, estando Guevara
en Santa Rita en compaia de su hermano Ma-
nuel, salieron dar tna vuelta por el pueblo. A
dos cuadras de su casa exista en esa poca una
especie de comandancia military, y se encontraba
en esos moment tos formada en batalla en su puer-
ta una de aquellas guerrillas compuestas de
criollos traidores. Al enifrentarseGuevara, el sar-
gento que estaba la cabeza di la rden de
i T,'rcian (Guevara, sorprendido, le pre-unto
por qu le baca esos honorees, y el sargento le.
contest que le terciaba las armas aquel que,
tantas veces se las haba echado por el suelo.
- i Sin ver-liienza dijo Guevara hablando
consigo mismo, y -igui su camino acariciando,
el cabo de su machete.

J. Mass Parra.

Porte-au-Prinee, (Haity) 1'. Noviembre 1892


--- __
)------~ ~


--Cdir ~ L -CII~~ i -Ruaiii --I- ~ .i-i~ic- -- -- I-- --


ikB-~i~k~a~jk~~3~k~k~~~~a~a~$;$til







LA REPBLICA CUBANA


MAYO 14, 1896.


NOTICIAS DE LA GUERRA

Del d.
-Por los detalles contenidos en los parties ofi-
ciales, se sabe que la accin de Cacarajcara fu
para los espaoles ms desastrosa de lo que se
'ha supuesto. El vapor Tritn lleg la llabana
materialmente atestado de heridos. Los cubanos
'hicieron uso de fusiles Mausser, rilles Winches-
ter y bombas explosives, adem;s de la artillera
y de las diversas cargas al machete, que llevaron
el estrago dejar dos compaias completamente
diezmadas y sin jefes. Las bajas espaolas pa-
san de trescientas, contando las que experimen-
taron en la retirada forzosa hacia Baha Honda.
-El alcalde municipal de Sancti Spiritus, Mar-
cos Garca, ha sido desterrado dela localidad por
el general Pin.
-Encuentros en los alrededores de Trinidad.
Guanamn (herido grave un capitn espaol) en
los ingenios Desengao y Capitolio (Matanzas)
Melena y Cabanas.
-Los cubanos han atacado i las Cruces, pue-
bl de importancia estratgica en el que tuvo su
cartel general, durante la guerra pasada el san-
guinario espaol Valmaseda.
Del 7.
-llan sido expulsados tde la IIabana los co-
rresponsales de The Wlorld y The J.ournal, de
Nueva York, por la certeza independencia
que revelan en sus informaciones los peridi-
cos citados.
-El coronel Pareja fu hatido por fuerzas cu-
banas en la zona de cultivos de Cienfuegos.
-En San Nicols el jefe cubano Agramonte
derrot al comandante espaol Altolaguirre, ha-
cindole nueve muertos y tres heridos.
-En Jabaco, jurisdiccin de Jovellanos, fu
completamente destrozada al machete una mitad
del regimiento de Saboya. Los espaoles tuvieron
que acudir varias veces al supremo recurso de
former el cuadro, aunque sin resultado ninguno.
-La concentracin de las fuerzas cubanas en
las Villas contina sin obstculo por parte-de
los espaoles.
-La fiebre amarilla crece de un modo con-
siderable. En los hospitals se lan aumentado
las salas.
Los cubanos hostilizan la trocha par various
puntos, cansando sensibles hajas 0los espaoles.
-lIa llegado la labana el contralmirante
Navarro, llamado con toda urgencia para sus-
tanciar el process contra los prisioneros dle la
goleta Coimpelitor.
-Las fuerzas cubanas al mundo de Zayas,
Vazquez y Alvarez ha tomado el pueblo de la
Esperanza. La guarnicin se encerr en los fr-
tines, lo mismo que el cura libelista y varias veces
procesado Pedro Caballer. El general Bazn ha
disuelto el cuerpo de voluntarios, por no querer
hacer fuego los cubanos.
Del 8.
-El pueblo de la Salud ha sido tomado por
las tropas cubanas.
-En el Arsenal de la llabana se ha celebrado
el consejo de guerra para sentenciar los prisio-
neros de la goleta Competitor. El consul de los
Estados Unidos ha visitado d Weyler despus del
consejo, para tratar del mismo. Tambin ba con-
ferenciado con el gobernador general de Cuba, el
contralmirante Navarro. Aqul no iha aceptado
la protest del consul americano, fundada en que
Saquellos de los prisioneros que sean ciudadanos
americanos no pueden ser sometidos sino i los
tribunales civiles El fiscal del consejo pidi la
pena de muerte para todos los acusados, y el de-
fensor penas menores para cuatro y la absolu-
cin para.el restante.
-Nuevo combat de una part de las tropas
del general Maceo con las coluimnas combinadas
de Surez Inclin y Altamira. Estos conliensan
como bajas conocidas cuarenta, entire las que se
cuentan tres oficiales.
-Otro triunfo obtuvo cerca de aquel punto
una parte de la fuerza que manda el coronel Ce-
breco.
-El General Collazo ha atacado :i una colum-
na espaola las puertas de. Bejucal y sorpren-
di parte de la guarnicin de Giira (le 1elena,
causndole muchas bajas.
-Es inexacto que los espaoles hayan ata-
cado el campamento de brigadier Jos Maceo.
Podemos asegurar que aquellos ignoran la ver-
dadera situacin de ste.
Del 9.
-En Cienfuegos ha habido un combat entire
las fuerzas cubanas al manda cde Prieto y las es-
paolas mandadas por Jorro. Estas tuvieron que
retirarse con muchas bajas.


-La sentencia de los prisioneros de la Com-
petitor ocupa la atencin de modo extraordina-
rio lo mismo que en Cuba, en los Estados Unidos
y en Espaa. El consul americano insisted en su
protest con la mayor energa y hasta con verda-
dera entereza, haciendo valer el tratado de 1877,
No as el cnsul ingls Mr. Form, quien se pre-
senta intercediendo en sentido amistoso. Se
aguarda con special inters la resolucin del
gobierno de Madrid.
-El jefe espaol Sanabria, en un encuentro
con fuerzas del general Maceo, fu batide con
prdida de veinte muertos y diez y ocho heridos.
El combat dur ms de una hora.
-De los prisioneros de la goleta Compelitor,
Owen Milton es corresponsal de The Union,
diario de Jacksonville. De los dos prisioneros he-
chos en tierra, uno es francs. El consejo de.gue-
rra ha durado cinco horas, terminando las
siete y media de la tarde. El element espaol,
con el general Weyler la cabeza, no admiteo
otra solucin que el fusilamiento de los prisione-
ros, la vez que la animosidad contra el consul
americano es cada vez ms creciente. Este se
muestra con much valor en la protest que
mantiene nombre de su gobierno y responded
con desprecio profundo todas las amenazas.
Del 10.
-Con motivo de haber sido sentenciados
muerte en consejo de guerra los prisioneros de la
goleta Competitor, ha surgido un conflict entire
los Estados Unidos y Espaa. Los prisioneros se
llaman Alfredo Laborde, Dr. Elas Vdia (cuba-
nos); William Kilney ingls); Owen Milton Mel-
ton y Maza (americanos). M. Olney; secreta-
rio de Estado, despus de conferenciar
detenidamente con Mr. Cleveland, ha en-
viado un ultimatum al gobiepno espaol,
manifestndole que los Estados Unidos se
oponen la ejecucin de los ciudadanos
americanos que se hallen comprendidos
entire dichos prisioneros. Los generals Wey-
ler, Ochando y Ahumada han anunciado que pre-
sentarn la demisin si la sentencia no se ejecuta.
La reina Victoria ha solicitado el .perdn del
prisionero Kilney, Se ha ordenado Mr. Lee,
nuevo Cnsul de los Estados Unidos en la lIaba-
na, que vaya a la mayor brevedad hacerse car-
go de su destino. Se ha suspendido la ejecu-
cin de la sentencia. Se ha ordenado el acuar-
telamiento del 5o batalln de milicias de la Flo-
rida. Reina en la llabana la misma escitacin
que cuando los acontecimientos de los estudiantes
y del Virginius.
D)el 11.
El nuevo plan de Weyler para batir al general
Maceo, acaba de abortar. El general Incln, con
2,000 hombres, cay en una emboscada que le
prepare el general Maceo. Las tres columns en
combinacin no pudieron reunirse, y las pr7
didas fueron considerable.
Se anuncia de Espaa que al general Wey-
ler lo reemplazar el general Blanco, gobernador
de Filipinas.
Del 12.
De Madrid han pedido los generals Wey-
ler, Ahumada y Ochando, que no presented por
ahora la dimisin, fin de no aumentar el con-
flicto en que se ve el gobierno.
No slo se ha suspendido la ejecucin de
los prisioneros de la goleta Campetitor, sino
Sque se ha pedido el process para revisarlo.
Esto ha indignado Weyler.
Se han abierto las Cortes y se ha leido el
discurso de la Corona, todo l muy amaado y
falso en cuanto se relaciona con Cuba y el con-
Dicto con los Estados Unidos.
Del 13.
El general Mximo Gmez se encuentra en
Matanzas al frente de 12,000 hombres bien ar-
mados, con acopio de municiones y en march
para atravesar la trocha.
No surte efecto ninguno favorable los
espaoles el plazo indefinido que el general
Weyler ha dado su bando de indulto.
El comandante general del apostadero de
la Habana ha dado su dimisin.
Hoy ser sometido un consejo de guerra
el ciudadano francs prisionero de la Compe-
titor.
-- Toda la prensa de los Estados Unidos se
muestra indignada por la conduct de Weyler
en el asunto de la Competitor. Especialmente,
el Herald. que es defensor de Espaa en la
guerra de Cuba, dice que la ejecucin de la sen-
tencia sublevar el nimo de todas las naciones
civilizadas y har inevitable la guerra entire los
Estados Unidos y Espaa. Esta es la opinion en
toda la Repblica.


En la [Iabana la agitacin es inmensa, lo
mismo que en Espaa, sobre todo, por el temor
muy fundado que produce la enrgica reclama-
cin de los Estados Unidos.
-------^r-------

DE ACTUALIDAD

En estos moments viene muy bien este soneto
que public nuestro colega El Yara de Cayo
Hueso
La cuestin del Virginius

Ven, coloso del Norte: tu arrogancia
Hoy te habr de costar miles de vidas;
Tus exigencias no vers cumplidas,
Que ya toca sti fin la tolerancia.
No esperes que tublica jactancia
Nos obligue acceder lo que pidas,
Antes vers aqu reproducidas
Las glorias de Sagunto y de Numancia!
Asi lihblaba el ibero furibundo
Cuando el altivo yaneic reclamarle
Osaba audaz el buque prisionero.
Y llenos de un valor que asombr al mundo,
Cuando lleg el moment de entregarle
Escondieron la lengua en el....sombrero.
1'n habanero viejo.

------..~ if------

AVISO

La Delegacin de la Repblica de Cuba en
New-York, se ha trasladado de 66 Broadway,
56 NEW STREET, 2o piso.
-o a^ ^ __-- .

LA OPINION EN ESPANA

El .Xero Rgimen, Madrid:

u Por qu ? Porque nadie ve claro en la guerra de
Cuba. En Marzo es indudable que desembarcaron
en la isla dos importantes expediciones: una, acau-
dillada por Collazo ; otra, acaudillada por Calixto
Garcia. Cmo se las oculta ?
De que Mximo Gmez haya licenciado su ejr-
cito, no hay la menor noticia ni el menor indicio.
La insurreccin parece, sin embargo, limitada
Maceo, quien todos.los dias se derrota, sin que
nunca se logre hacerle abandonar el campo de sus
operaciones.
Aqu han cesado casi por complete la impacien-
cia, el alboroto, los acentos de ira. Presiente todo
el mundo que est el Gobierno en negociaciones
con los Estados Unidos, y nadie grita ya ni vocifera
contra aquella Repblica, la que poco h se llena-
ba de improperios ultrajes.
Los que ahora se esfuerzan por que el pueblo se
agite ;oh, contradiccin de las contradicciones! son
uno pocos Prelados, que ya encargan que se ore por
el triunfo de nuestras armas, ya se dedican orga-
nizar batallones de voluntarios y buscar recursos
con que reclutarlos.
Qu significa el silencio de la Nacin ? Significa
que la Nacin ansa la paz, y por una dolorosa ex-
periencia se ha convencido de que con las armas no
cabe poner fin la guerra. Qu significa, en cam-
bio, la excitacid' de los Prelados? Significa que
esos Prelados temen que la Repblica triunfe en la
colonia, y el grito de los vencedores repercuta en la
metrpoli.


El Tiempo, Madrid :

Desgraciadamente, no tenemos gobierno cuando
ms falta nos hace; no tenemos gobierno en cuanto
el tenerlo debiera significar, por lo menos, el que
hubiese expresado holgadamente la opinion que
posea un criterio cualquiera para resolver la grave
cuestin de Cuba, algo ms fijo que el que pueda
inspirarle en sus transmisiones de circunstancias
por el cable el Capitn general de la gran Antilla.
No se ha querido hacer esto, y ha parecido, en
cambio, ms hbil, natural y politico el desorientar
y entontecer uno y otro dia la opinion, predicando
desde las alturas del poder, y con admirable confu-
sin y desconcierto, la paz por la guerra, la paz por
las reforms, la paz por la autonomia, v la paz por...
lo que Dios quiera, y para cuando los yankees les
plaza dispongan.


El Correo Espalol, Madrid :
Aquellos inocentes que se figuran que las eleccio-
nes de Madrid y de Cuba sern anuladas por ha-
berse hecho insoportables los hedores de los estir-
coles en que se han revolcado. se llevarn el ms so-
lemne chasco.


IMdrid Comir :

Si alguien hubiese tenido la paciencia suficiente
para llevar la cuenta, se habra averiguado que


estas horas, desde que empez la campaa, hemos
quitado los insurrectos ms de 3o,ooo cabalga-
duras.


La Renaixensa, Barcelona:

Como se v, Espaa camina de prisa hacia su
redencin. Ms dinero nos gastamos para saber si
un cornpeto ha muerto media docena de caballos,
que en telegrafiar desde la Habana el nombrede los
desdichados que han. fallecido en la Isla de Cuba
victims de las balas del vmito.
Se ve que una cosa interest much ms que la
otra. Unos tienen sus padres en los pueblecillos
esparcidos por las casas de campo, esto es, son-
.gentes que por punto general no leen los diarios.
Los toros tienen sus admiradores en las ciudades,
y costa de ellos viven los peridicos patrioteros.
Asi. es que no. se escaseau los telegramas, . fin de
hacernos saber lo que ocurre en las plazas de
toros de Sevilla, de Valencia y de Madrid.
Cualquiera al leer el titulo de telegram urgente
creera que se ha bamboleado media Europa que
se acaba de hacer un descubrimiento que ha de
salvar la humanidad de los muchos azotes con que
Dios la ha castigado. Pues no, seores, no caigan
Vds. en la trampa, pues no se trata de otra cosa sino
de que el Pajarito ha saltado la barrera sin tocar-
la con las patas, de si el Pintamonas ha clavado
un par de banderillas de aquellas que merecen unos
cuantos compases del patritico pasa-calle de la
zarzuela Cdit.
................. .............

La Opinin, Barcelona :

Porque no hay, que hacernos ilusiones: la guerra
.no se acaba tan pronto como muchos creen, s no
contamos con ms factors que las balas. El mismo
general Weyler dice que se necesitan para ello dos
aos. i Dos aos desangrndonos de hombres y de
dinero! Tenemos encima el period de las lluvias,
poca de inactividad y durante cuyo tiempo no po-
demos prometernos alcanzar grandes ventajas sobre
la insurreccin.
La situacin es, por tanto, critica. Cmo no ha
vacilado el general en emitir juicios que pueden
contrariar los planes del gobierno? Por qu el
general Weyler se, declara contrario la concesin
de grandes reforms Cuba, si tal vez el gobierno
est tratando de obtener la paz, bajo la base del
otorgamiento de esas reforms?

Es que el general Weyler quiere dejar el mando
de Cuba ? O es que el gobierno facility una salida
honrosa al general Weyler, para enviar Cuba otro
jefe, que sea grato los insurrectos?

Todo esto ha hecho, en efecto, el gobierno con-
servador : la paz por la guerra, la paz por las refor-
mas, la paz por la autonoma...
i Mientras no llegue la paz por la indepen-
dencia !


BIBLIOGRAFIA

Marti y su obra poltica. Discurso pro-
nunciado en la velada conmemorativa de la So-
ciedad Literaria HIispano-Americana, la noche
del 14 de Marzo de 1896. Por Enrique Jos
Varona. New-York. Imp. America.
Una nueva produccin de Varona, es un nuevo
xito para l y un motivo ms de noble orgullo
para su patria. Pocos son aquellos que como l,
tienen el don de presenter obras que por lo irre-
prochables, no se acaban de leer nunca, por que
siempre se encuentran en ellas ms condiciones
que admirar y que aplaudir.
Bien acredita nuestra opinion el folleto que ha
dado la estampa ltimamente., el cual contiene
su brillante discurso Mart y su obra politila,
notable resimen del inmortal patriota y de su
tarea de coloso. Puede decirse que la oratoria
culana cuenta con una joya ms en esta obra de
nuestro ilustre compatriota.

Nouvelle Revue Internationale (Les Ma-
lindes EI'pagnoles). Directeur : Le baron
Stock. Paris, E. Dentu, diteur. 1896.
El nmero que se nos ha enviado corresponde
del 22 de Abril al 10 Mayo, conteniendo una lec-
tura muy variada.

NOTA. En esta seccin daremos cuenta, ms
menos detallada, de toda publicacin de la que se
nos envien, franco de porte, dos ejemplares.


HOTELS RECOMENDADOS

Hotel Canllbell, avenue Fricdland, 61 et ;3.
GraMnd Htel, boulevard des Capucines.
IGHtel Continental, rue Castiglione.
Hotel Terniiinui, rue Saint-Lazare.
Hotel dui Louvre, rue de Rivoli.
Hotel de Bade, boulevard des Italiens, 30.
Hotel dt'A.gleterre. ru'e 'de !a Boitie, 91.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs