Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00015
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: April 30, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00015
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text






















Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRACIN SUSCRIPCIN EN FRANOIA
0Un alio, pago adelantado.............. 30fti.
Rue aui AO I PARIS Abril 30 de 1896 Nm. i5 Ue, Id. i ................. .
1SeUn trimester, Id. id. ................. 1.50
T'elegrafo : et..a. .AIOC-.A EN EL EXTERIOR
TE I.EoO1TO Un ao, pago adelantado .............. 35 fr.
SE P T-B LI C A. LOS J E"T- TE S Un semestre, id. id. ................ 11.50
No se devuelven originals NUMERO SUELTO...... O fr. 50 cts.


A LOS CUBANOS
Y A LOS.PUERTORRIQUEOS

Constitucin de la Repblica de Cuba
Art. 19. Todos los cubanos estn obligados
servir la Revolucin con su persona inte-
reses, segn sus aptitudes.
Bases del Partido Revolucionario Cubano
Art. 8. El Partido Revolucionario Cubano
tiene por propsitos concretos los siguientes:
I. Unir en un esfuerzo continue y comn, la
accin de todos los cubanos residents en el ex-
tranjero.

IV. Allegar fondos de accin para la realiza-
cin de su program, la vez que abrir recursos
continues y numerosos para la guerra.

El Delegado Plenipotenciario de la Repblica
Cubana en Nueva York, recuerda los cubanos
que resident se encuentran accidentalinente en
el extranjero, el deber en que estn todos de
contribuir con' cuotas mensuales en ayuda de la
Delegacin, para el envo de armas y municio-
nes destinadas nuestros hermanos que luchan
y vierten su sangre por la patria en los campos
de batalla.
Estos artculos imponen los puertorriqueos
los mismos deberes que los cubanos.
Las cuotas en Europa se reciben en la morada
del Delegado, Sr. Dr. R. E. Betances, 6 bis, rue
"de Chteaudun, Paris.

--------* < I------

LA FE PUNICA

T Timeo Danuos et dona ferentes.


: ada uno de los pueblos
aventureros que invadie-
ron la peninsula espa-
I ola, ha dejado en ella,
Scomo rastro de su carac-
ter, sus mayores defects : Los fenicios, su afn
de lucro y su espritu contrabandista; los roma-
nos, la vanidad y la arrogancia; los vndalos,
su tendencia al robo y al asesinato; los godos, la
crueldad y el instinto sanguinario; los rabes,
la indolencia, el fanatismo y el desaseo.
Pero, excepcin de este ltimo, ninguno dej
en la conquistada colonial huella tan profunda
como el mercader cartagins. En el carcter na-
cional se ha perpetuado aquella mala fe, aquella
perfidia que fu el rasgo distintivo de la metr-
poli africana.
Todos los actos de la poltica espaola llevan
impresa la marca de la deslealtad y de la doblez..
Para saber lo que es y lo que vale la palabra de
los espaoles, no tenemos que remontarnos ti
evocar las infinitas traiciones realizadas por ellos
en todas las pocas de la Historia, ya por Gon-
zalo de Crdova en Italia, ya por Alba en los
Paises Bajos, ya por aquellos ilustres bandidos
en la conquista de la Amrica. A los cubanos nos


basta recorder las ms recientes cometidas
millares en la guerra de los diez aos, y sobre
todo, la sangrienta burla de que fuimos viclimas
despus de firmar el Convenio del Zanjn.
Entonces, incapaces de vencernos, arruinados
por la lucha, empearon su palabra y su honra
- que era lo nico que les quedaba por. empe-
iar y nos prodigaron halagadoras promesas
de libertad y de justicia. Perouna vez firmado el
pacto, las.buenas intenciones del general Mart-
nez Campos, si las tuvo, fueron reunirse.con
aquellas de que est segn se dice empe-
drado el infierno, y Cuba continue siendo vejada,
'explotada, resultando intiles los sacrificios que
los cubanos se haban impuesto con tanta abne-
gacin y la san-
gre vertida con
tanto herosmo,
Por eso contes-
tamos hoy con
gritos de guerra
al fingido acto de
contriccin. que
entona el go-
bierno espaol
para repetir la ,
burda estratage-
ma de 1878.
La espada con
que hoy se in-
tenta herirnos,
es de double filo,
y la estocada de
las reforms va
dirigida tambin
al pueblo ameri-
cano.
Convencidos Bartolon
de su propia im- VICEPRESIDENTE DE L
potencta; dec-
didos no acudir

las armas su-
cedalo que suceda segn una reciente inne-
cesaria declaracin del Sr. Moret los maquia-
velos espaoles, como esos charlatanes de feria
que pretenden embaucar al pueblo empleando
siempre los mismos viejos y conocidos prestigious
de cubiletes, intentan ahora detener la interven-
cin americana poniendo en practice !as mis-
mas artimaas con que lograron seducir al ge-
neral Sickles en 1869.
Como entonces, aseguran que Espaa estaba
punto de conceder Cuba libertades y franqui-
cias cuando estall la guerra; que para enten-
dernos, slo falta que los cubanos depongan las
armas; como entonces, asoma ya la promesa de
un plebiscito y se hacen al president Cleveland
declaraciones asegurndole que slo la interven-
cin impide hoy Espaa ser generosa con la
colonia.
Todos estos artificios de la mala fe espaola
eran buenos cuando se emplearon por primera
vez; ya hoy son conocidos intiles.
Los cubanos saben que la autonoma es para
Cuba lo que el legendario caballo fu para
Troya, y estn firmemente decididos ; luchar
sin tregua hasta conquistar su absolute indepen-
dencia. En cuanto los Estados Unidos. cual-
quiera que sea la actitud que adopted, no sern
nunca vctimas de la perfidia, pues de los
humeantes campos de Cuba se elevar, domi-
nando el fragor del combat, una voz que adver-
tir al pueblo amigo, repitiendo sin cesar:
Timeo Danaos !...


EL EMPRSTITO CUBANO

El representante del Gobierno Cubano en Pa-
rs, el Dr..Betances, nos comunica entire otros
importantes despachos, un telegram de la Junta
de New York, en el que despus de anunciar la
gran victoria de Remedios, que publicamos en
otro lugar, agrega:
La emisi6n de bonos cubanos ha sido
cubierta cinco veces 62 por ciento.
Este gran xito no, nos sorprende, pues todos
sabamos que estaba asegurado. A las consultas
que nos han hecho personas que deseaban em-
plear fondos en nuestros valores, hemos contes-
tado siempre que
creamos difcil
el envo de bo-
nos Europa,
porque tenamos
la certeza de que
seran colocados
todos en Amrica
en condiciones
excepcionales.
Pero lo ms
elocuente de este
em prstito, es
que el tipo de
emisin que
como se sabe es
siempre ms ba-
jo que la cotiza-
S. s cin -- ha sido
de 62 por cien-
to, es decir, igual
al que alcanza el

en la Bolsa de
A REPBLICA CUBANA.Pr

Este-resultado,
que no es. muy
satisfactorio para Espaa, pues demuestra que
nuestro crdito es ya hoy igual al suyo, prueba
ademis la confianza de los capitals americanos
y cubanos en el triunfo de nuestra causa.



BARTOLOM MASS

e aquellos benemritos de la Patria 'que el
10 de Octubre de 1868 se llenaron de
gloria al lanzar en las sabanas de Yara
el grito de i Viva CrBa LIBnE! uno de los pocos
que an viven es el general Bartolom Mass,
quien fu adems vocal de la memorable junta
que en el ingenio Rosario acord el da 7 de
ese mismo Octubre la fecha del levantamiento.
Nacido en Manzanillo en 1834, hizo studios
de humanidades y cultiv las bellas letras, lle-
gando distinguirse, t la vez que por su cultural
intellectual, por sus ejemplares condiciones de-
carcter.
Con. patriotism inquebrantable y abnegacin
sin lmites, hizo toda la guerra de los diez aos,
siendo ya coronel cuando el humillante y estril
Pacto del Zanjn huho de ser un hecho consu-
mado. Vencido entonces, pero no arrepentido,
dedicse fomentar sus destrudas propiedades
de Manzanillo ; mas de all hubo de arrancarle
el odio y la venganza del dspota, para acusarle
de complicidad en el fracasado movimiento de
1879, y cargndole de cadenas mandarle al
presidio de las Chafarinas, donde estuvo hasta
el indulto de 1883.
Vuelto i Manzanillo, de nuevo consagrse i
la reconstruccin de :sus haciendas, permanecien-


do ageno de un todo i la poltica militant y
conquistando en el departamento Oriental
gran respetabilidad y erdito, no solo por la
cuantiosa fortune quie levant, sino adems, por
su acrisolada honradez y exactitud tanto en los-
negocios como en la vida privada.
All fu tambin buscarle el movimiento del 24
de Febrero, encontrndole decidido y fire en
en sus antiguas convicciones. A la guerra se:
lanz con los primeros que volvieron ,desple-
gar nuestra bandera de Yara, intiles resul-
taron las infames tretas con las que, repre-
sentando al Partido Autonomista, se esforz D.
Herminio C. Leyva en disuadir Mass para que
depusiera las armas. El digno y valiente cubano
respondi con el desprecio tanta villana, lo-
grando con su entereza salvar la Revolucin en
sus primeros y ms difciles moments de exis-
tencia.
Este slo hecho bastara para dar Mass
puesto sealado en nuestra historic, si ello
no contribuyeran otros muchos mritos que le
hacen acreedor al eterno reconocimiento de sus
paisanos.
Por ltimo, diremos que fu electo vicepresi-
dente de la Repblica, en la Asamblea Consti-
tuyente de Jimaguay el 18 de Septiembre
del ao pasado.
'--------* -

SELLOS CUBANOS

De una carta que public nuestro colega neo-
yorquino Patria, reproducimos este prrafo:
Sera una hermosa muestra de la'
expontaneidad del patriotism cuba-
no, si los emigrados en sus corres-
pondencias en el extranjero estam-
paran 'sus cartas con-los sellos de
la Repblica en el extremo opuesto,
sea la izquierda de donde se
coloca la estampa del gobierno de este cualquier
otro pas. No puede hacer objecin esto ningn
gobierno, pues la estampa de la Repblica actual-
mente nada significa fuera de los campos de Cuba.
La idea nos parece tan oportuna, que no solo
la acojemos, sino aconsejamos nuestros corre-
ligionarios que la pongan en prctica con la
mayor constancia.
Los sellos de correo cubanos representan una
entrada para el Tesoro de nuestra Repblica,
y el deber de los patriots no es solo com-
prarlos, sino hacerlos circular, puesto que
as contribuyen al aumento de los fondos de
la Patria y la propaganda que sin cesar y
cada vez en mayor escala tiene que hacerse, fin
de que en el extranjero se conozca cunto hay
de verdad y de importancia en el empeo que
hemos puesto al jurar convertir nuestra Cuba
en repblica independiente.
Los sellos son de 2, 5, 10 y 25 centavos y to-
dos tienen igual dibujo. Por ultimo, sabemos que
ya estn de venta en Paris, que se atendern
las rdenes que vengan y que ya circulan por
el correo en Francia.
-------* --------

BENJAMN J. GUERRA

El da 10 tuvo lugar en Nueva York la eleccin
para Tesorero del Partido Revolucionario Cuba-
no, siendo reelecto el Sr. Benjamn J. Guerra,
que en los cuatro perodos anteriores ha desem-
peado dicho important cargo con el mayor
acierto.
Muy merecida nos parece la reeleccin citada,
y por ello enviamos nuestros parabienes al esti-
mado amigo y probado patriota Sr. Guerra.

*


11
LW


4\7






LA REPBLICA CUBANA


ABRIL 30, 1896.


DOS PALABRAS

(on el mayor gusto damos cabida al si-
guiente' prefacio de una obra indita,
que pronto ha de ver la luz en ;Cayo
Hueso, y.ion elicual inaugura.siu colaboraci.6ien
La Repiblica Cub;na ni :.sineallt: es eitor
que alipar 'e una.clara inteligencia, pdsee una
plimn .fcil 'y -*onp..l'l.. ;en los ;asuntos que'
trata. ,
La Guerra G de 'Cuba :se titula dicha obra, y.
ese 'ttlf u'io t 'as 'lecla'raciones .niilerii.l as
en el prefacio que insertamos, permiten. aguar-
dar un libro que por su actualidad iiaportancia
ser muy leido.
Por.hoy no diremos ms, reserve de hacer-
lo luego que Gpedamos anmuoiar 1 a lnestros lec-
tores la .aparicin -del libro y 'sui :'iga'r de vr[ t ;
pero s alentaremos al digno compatriot y
compaero ,de lu'has polticas y.literarias. la
vez que. le agradecemos -sinceramente la' defe-
rencia que ha tenido con nuestro semanario.


Si el que fu incansable Apstol de la present
Revolucin, el impecable Joh Mart, tanto ms
admirado hoy cuanto fu discutido durante el
perodo de su propaganda, pudiera desde la som-
bra sepultura en que lo arrojara la ms aleve y
rastrera de las traiciones, apreciar como apre-
ciamos nosotros el estado actual de la campaa
que ha de ser coronada, indiscutible y necesar.ia-
mente, por el ms brillante xito ; de cierto que
admirado y sorprendido, depondra los.mritos
todos de su cruenta lucha y su labor constant
y previsora,, ante el mrito, si no mayor, ms
tangible por lo inesperado y por los efectos que
produce, de esa.victoria constant que ha acom-
paado en su march triunfal y pavorosa al
Ejrcito Libertador, guiado por el anciano invul-
nerable Generalsimo Mximo Gmez y su lugar-
teniente el heroico Antonio Maceo.
En menos de un ao, en once meses escasos,
'ese valiente ejrcito ha ocupado militarmente el
territorio todo de la Patria, desde las gloriosa
clmbres del extreme Oriente hasta las soledades
despobladas de Occidente, atravesando las fr-
files llanuras del Camagey y las ricas comarcas
de Las Vil.4as, Matanzas y la Habana. Mata su
paso la industrial azucarera, venero de riqueza
que haba de servir para combatirlo; arrasa las
poblaciones en que los. dominadores pensaron
hacerse fuertes, y coloca as al Gobierno de Es-
paa en situacin de positive derrota, hasta el
punto de serle impossible alcanzar una sola vic-
toria aquellos doscientos mil hombres que
entire tropa de lnea, movilizados y voluntarios
maidan cuarenta y seis generals espaoles di-
rigidos durante once meses de este primer ao
de la guerra, por el ms prestigioso de los cau-
dillos de la decadente Metrpoli, don, Arsenio:
Martnez de Campos.
A poner de relieve esas victorias y demos-
trar con la narracin descarnada de los hechos
que la dominacin espaola en Cuba ha recibido
el golpe de muerte,' se dirige el present ops-
culo. La duda. asaltar el nimo de aquelljs que
lo lean y no hayan seguido paso paso la mar-
cha de los sucesos. Tan sorprendentes in-
crebles parecen las victorias obtenidas por un
ejrcito dbil al principio y que ha necesitado,
para hacerse fuerte y temible como lo es al
present, arrancar de manos del poderoso ene-
migo las armas y los pertrechos con que ms
luego lo ha derrotado en innumerables encuen-
tros
Ni una sola consideracin se har acerca de
los partidos polticos que existan en Cuba al
comenzar la guerra. Los dos genuinamente espa-
oles, el conservador y el reformista, que pare-
cian desunidos, lo estaban .slo en cuanto se
relacionaba con el medro personal de sus direc-
tores; pero no en cuanto daiar Cuba y sus
hijos. Aterrados, se concretan hoy lanzar desde
las artilladas poblaciones, quijotescas baladro-
nadas que nadie toma en serio. No hay, pues,
que considerarlos, sino como los juramentados
enemigos de siempre.
En cuanto al partido de cubanos que se nom-
braba y an se nombra autonomista, y que para
honra de la Patria quedo, de hecho, disuelto
desde el 24 de Febrero pasado, y reducido una
veintena de sus directors, no hay para qu
ocuparse. Sirviendo . veces de parapeto y en
'ocasiones de mofa ,:os elements espaoles que
han logrado comunicarles su temor hasta el
punto de refugiarse juntos en los salones del
Casino Espaol; y olvidados por complete de los
cubanos que los han dejado solas con sus con-
ciencias, no hemos de ir ,.hora atenacearlos
en los moments de su agona moral: que no


porque el error, el miedo una negligencia
culpable los.llevara hasta el msero escondrijo
en que hoy se encuentran, hemos de olvidar que
les estrecha ros las manos durante el tiempo en
que se debi estar afilitado al nico partido
oibano.
Ellos, despus. de todo, no han hecho el ms
ligero dao la Revolucin: en cambio, ysin
quelerlo, lo que'decan:en sus"discursos al pue-
!'1lo ciib.ln :.'in voz melosa y afeminada, lo en-
tenda ese pueblo con entendimiento viril, y.se
a priltali, 'la sombra de-aquella bandera, de la,
mentida autonoma con que se hubieran ener-
vado sus energas, para lanzar el grito de Viva
Cuba Libre , desplegando el sacrosanto pendn
de la estrella solitaria, tinto en la sangre de
-'taitos hroes ignorad.:., que nmiiiero:i dtiante
la guerra de los diez aos.
.".. r Loreiso.6.:del Portillo,
Key West, Fla., Marzo de 1896.

--------*------"--'

A2E-IOLIT.A. ?


Public La Correspondencia de Espaa :
Dicen en Barcelona que se cree ahora que la de-
signacin .del general Weyler paia el gobierno de
Cuba no fu oportuna, por l'as pocas simpatas que
disfruta el general en aquella isla. Crese tambin que
.su nombramiento es possible que se deban en part
las complicaciones internacionales que estn punto
de surgir.
Y es ahora cuando los catalanes vienen
declarar lo niismo que todo el-mundo ex-
cepto los espaoles que tiranizan . Cuba ha
dicho y repetido hasta la a.a i~adl (No fueron
ellos los que despidieron al carnicero llevn-
dole en hombros y en procesin solemne y
patriotera hasta el embarcadero, los que le besa-
ban las manos y le abrazaban y lloraban espa-
folamente emocionados ?
Si los peridicos cubanos se les llam una vez
ms filibusters, por haber anunciado eso mismo
que es hoy l opinion predominante en toda Es-
paa, qu nombre les corresponde todos los
que hasta ayer creyeron que el bandolero con
entorchados hara en Cuba otra cosa que exter-
minar cobardemente todo cubano indefenso?
Recuerden cmo despidieron y de qu manera
tan distinta recibieron Martnez Campos; re-
cuerden que Weyler fu escogido por el m6ns-
truo Cnovas, precisamente por sus .ir:raoidi-
narias condiciones de jaguar insatiable de.carne
fresca; recuerden, por ltimo, como ello mismoi,
vieron en esa media la salvacin de Espaia en
Cuba, y no pretendan que se les crea hoy que
ven cmo la fiera mantiene sus uas y sus col-
millos . much distancia de los machetes cu-
hanos.
Pero no derramen los catalanes todas sus l-
grimas por esta decepcin : reserve las mejores
para el da inevitable y prximo ya en que
al ver lucir nuestra estrella solitaria, se conven-
zan de que ha muerto la odiosa y corrompida do-
minacin espaola en la Isla de Cuba.
---'--- -* -- ----


LO QUE CUESTA
HACER AZCAR

Para que nuestros lectores puedan apreciar
hasta qu punto es inexacto que se haya hecho
zafra en las Villas, como aseguraba el titulado.
general Pando, copiamos continuacin las tres
informaciones que, en distintas fechas, ha publi-
cado un diario madrileo, referentes al ingenio
Constancia, propiedad del austriacante Apez-
tegua, nico en que se hace un simulacro de
molienda :
Dice el Heraldo (31 de Marzo):
El marqus de Apeztegua ofreci hacer la zafra
en su ingenio Constancia, y, efectivamente, ha lo-
grado su. propsito, aunque no sin sostener luchas
con los rebeldes. que en varias ocasiones atacaron
el referido ingenio; pero su defense est tan bien
hecha que fueron rechazados en todos los encuen-
tros.
Posee el ingenio Constancia cuarenta y seis for-
tines, cada uno de los cuales tiene su correspon-
diente destacamento, y bastan para asegurar la de-
fensa de la propriedad, y unos novecientos hombres
armados, entire caballera infantera, Todo el gasto
de estas fuerzas lo sufraga el seor marqus de
Apeztegua, quien da el ejemplo, cuando es necesa-
rio, ponindose al frente de los leales.
El mismo peridico public, el da 4 de Abril,
una carta escrita en il ingenio citado, en la que
le dicen :


Temo --y ojal me equivoque que este inge-
nio no poldir concluir su campaa felizmente, pues
aiiualmeniri- se suceden los incendios de los caave-
'rales .con espantosa frecuencia. En el moment en
que escribo estn ardiendo cinco c.',:.na. de caa, I
y las noticias que recibimos. aseguran que Mximo
Gmiez, al':rent de numerosa partida, est. j'into al
ro Flanbana, que dista cuatro cinco' leguas'de
aqui.
:.El seor marqus de Apeztegua tiene para mi el
extraordinario mrito de ser el 'nico hacendado que
en territorio de.las Villas sigue la nm.'.li.r,..ji. pf Oi los
dem s, la mentor .'jder, d' los itistrr.ectis, suspen-
den dan por terminada la zafra, y el marqus de
Apeztegua est haciendo el azcar, puede decirse
que sangre y fuego, y exponiendo la vida de su
esposa y de sus hijos de una manera que raya en
.temeraria. .... .
La situacin es grave; por esta parte no ha mejo-
rado gran .csa de un fnes ac: El porvenir au pre-
senta negro, y el estado econmico no se modifica
sensiblemente, temindose que la miseria lleve mu-
cha gente engrosar las filas enemigas.

Los ingenios Cienagitita, San Lino, Lequeitio,
Soledad, Hormiguero, San Agustn, Andreita, Can-
tabria y Carolina ya no tienen una sola caa que
moler, porque los incendios han devorado miles de
colonies.
...... ....... ....... ............
Por ltimo, el Heraldo public el siguiente
telegrama de la llabana (14 de Abril) :
Una cuadrilla de obreros dedicados las faenas
agrcolas, acompaados de cuarenta y dos guerille-
ros fueron sorprendidos en el Central Constancia
por una partida de ms de trescientos insurrectos.
'Los leales se defendieron- bizarramente, pero ex-
perimentando dolorosas prdidas : once. muertos y
cuatro heridos.
IIasta los que no conozcan las atenuaciones
de los despachos espaoles, convendrin en que
esta manera de hacer la zafra puede llamarse :
las amarguras del azcar >.

---------~a------

NUEVA ADHESION

Nuestra Delegacin en ios Estados Unidos, ha
Srecibido la seguiente important comunicacin
que reproducimos :
CONCEJO DE NEW YonK.
.,u,'vo 70. J. O. U. A. M.


Consideranldo que nosotros los miembros del
Concejo de New York nmere 70, Janior Orden
',iird .lmericacc Mechanies (Orden de Mecni-
cos Americanos Unidos) en nuestra calidad de
ciudadanos amnericanos y de hombres libres, sen-
timos la ms profunda simpata por los comba-
tientes patriots de Cuba, que luchan por sacudir
el yugo cruel y opresivo de Espaa, y
Considerando que, penetrados de lo inesti-
mable que es para nosotros la conviccin de que
bajo nuestra forma de gobierno todos los hom-
bres son libres iguales, y apreciando justa-
mente la galante y'noble, aunque hasta aqu casi
desesperada lucha, emprendida por el pueblo
cubano contra los ejrcitos de Espaa en su es-
fuerzo por asegurarse la anhelada libertad, por
tanto
Resuhlvase, que nosotros, reunidos en Concejo,
por la present les ofrecemos nuestro apoyo mo-
ral, y les aseguramos todo el auxilio que est en
nuestro poder para cooperar al xito ulterior de
su causa; y
Resulvase adems, que como ciudadanos
americanos, por la presentepedimos al Congreso
y Senado de los Estados Unidos que conceda
los patriots cubanos en armas, no slo los dere-
chos de beligerantes, sino as mismo el recono-
cimiento de la independencia de Cuba.
Respetuosamente sometido,
Lucian A. Chapliu, Harry Merz,
Samuel G. Sewall,
Comit.

---- -*- -------

CRIMENES DE WEYLER

(CONTISA).
Por el coronel Vicua, entire 'Narajas y
Corral Falso:
Asesinato de 42 pacficos cuyos cadveres
quedaron insepultos, siendo pasto de las duras.
Por el teniente Campillo, en Corralillo :
Asesinatos de 6 blancos: Pedro Ortz, Agus-
tn Pealver, Ramn Alvarez, Angel Mantilla
(de 60 aos), Joaqun Garca, Flix Ramos; 2 par-
dos: Mximo Cabrera y Bernab Ramos ; 4 ne-
gros: Daniel Cuesta, Enrique'Cuesta, Pedro Cruz


y Pedro Mayombe (de cincuenta aos de edad).
Este se hallaba desmochando una palma, y un
guerrillero le descarg el masser, quedando el
itineliz ri', i.L' d'e la trepadera, dond,&'- 'en-
cuentra todava.
.\'m-1n,1 .-I -ij:r d,! rior vyi individuos cuyos
nombres se desconocen..
SEn f',q, .'l rdl :[d .
4:mujeres y 2 niios muertos por la ti.pf, y
varios heridos.
.Por el .:urhir l Melfquizo, en Curitpo Florito':
SEl iiii,',:,cl's santo puso en'-prisin '9 9-pa-
cficos I'laolO Jess Ochoa, maquinista; Ma-
nuel 31 irtinev Domingo Lujones, Margarito Zara,
cojo iil..1.,I, un anciano maestro de escuela,
naturall de Montevideo y llamado D. Carlos;
Camilo-y Jos Cejos, rtico amiparo de una ma-
dre enferma y anciana; Joaqun Medina y Ra-
mn Castellaios. El viernes fueron atados unos
A otros con cuerdas al pescuezo, conducidos i.
distancia y asesinados ;.' tiros y machetazos. En
el part espaio figuran estas v ctimas como 'ba-
jas sufridas por los patriotas.....
En fel J.yuni :
Presos por ....l, r/,,-, Maneiel )elfin Gon-
zlez y Mariano Mota Casales.
'Coi16n:. : '
Florentino (ionzlez y Catalino Hernndez.
Gonzlez.
En R'n, trdii.<:
Joaqun- B. Jimnez, esrril:ai.i y teniente de
voluntarios de caballera, y Jos Mauricio Torres.
En las Minas:
Dos individuos.
En'Santa Clara:
SEvaristo Lpez Castellanos, Jos del Sol Ro-
driguez, Victor Prez Gonzalez, Manuel Arbolay
Hidalgo, Felipe Naranjo Jimnez, Jun Fer-
nindez Ruz, Rufino Marell y Saramientos,
Lcdos. Jos Cabarroca, Antonio Berenguer y
Miguel Gutirrez; Leopoldo Ramos, official de la
notara del seor Berenguer; Po R. Valds, con-
serje del teatro: Jos de Jess Monteagudo y
Mora; Luis Oropesa, conceal del ayuntamiento;
Yargs, armero; Jun Machado, y Calichs, padre
hijo.
En Caibarin:
Un hijo y un sobrino de Manuel Molina.
En Santiago de Cuba :
Cinco individuos.
En Matanzas:
Cipriano Jovellar, Jos Daz, Feliciano da-
brer-., Pedro Bolaos, Salustiano Hernndez,
Marcial Arrieta, Felipe Soler, Estban Pealver
y Jos Pina y Brito.
En Laguna Grande:
Ramn Ojito.
En Giines:
Veinte individuos.
En la Esperanza:
Francisco Inocente -Valds, Fernando Tirado,
Modesto Gonzlez, Manuel Linares y el moreno
Federico Azcuy Pino.
Total.......... ...... 34 asesinados
Suma anterior., ..... 3'10 -

Total general ....... 344 -
(Continuar.)



MORALIDAD ESPAOLA

En una carta del marqus de Cabriana El
Globo de Madrid, con motivo de las infamias
usadas por el gobierno para que fracasra la
candidatura de aquel, leemos lo siguien 'e:

Madrid no ha conseguido lo que se proponia,
pesar del supiemo esfuerzo realizado, y los autores
de las inmoralidades municipales, que dieron lugar
la inolvidable manifestacin de protest de todo
un pueblo, han impedido que yo vaya las Cortes,
para que queden impunes y en el silencio sus des-
vergenzas y procacidades.

Glvez Holgun, Bosch, Concha Alcalde, Aguilera
y tantos otros, podrn denigrarme su sabor desde
el Congress y el Senado, sin el temor de que yo les
contest en el tono v con la claridad que se mere-
cen.

Ahora bien : Cuando un gobierno pone en
juego los recursos ms asquerosos, para evitar
que un hombre honrado vaya .al Congreso de-
senmascarar pillos y ladrones, y cuando ese
mismo gobierno defiende y apoya esos reos de
delitos comunes, al punto de hacer oficiales sus
candidaturas y asegurar de ese modo la impu-







AERIL 30, 1896.


LA REPBLICA CUBANA


nidad de los criminals qu nombre y qu res-
peto merece tal gobierno ?
Y si esto pasa en el rin de Espaa qu no
ha de acontecer en la colonial, donde un mar-
qus de Cabriana hace much tiempo que esta-
ra arrastrando una cadena asesinado por....
filibuster ?
I Y se pretend todava que el cubano continue
soportando tanta desvergiienza y desenfreno,
tanta hediondez y podredumbre'!

------*a -----

AVISO.


La Delegacin de la Repblica de Cuba en
New-York, se ha trasladado de 66 Broadway,
56 NEW STREET, 20 piso.

---------*-------


LA TOMA DE ALQUIZAR

llaca un da hermossimo el 4 de Enero de;
1896. Cielo azul sin nubes, fresca temperature
y un sol brillante, cuya luz formaba espejos en
las agitadas pencas de la palma real, el rbol
simblico de Cuba.
A las once tenamos delante un pueblo: el
pueblo simptico de Alquzar.
El brigadier Zayas, de orden del general Ma-
ceo, Jefe de la Columna Invasora, haba de ante-
mano intimado la rendicin las autoridades
espaolas, so pena de tomar la plaza viva
fuerza.
La sensatez de los habitantes evit las hostili-
dades, ahorr la efusin de sangre.
Una comisin de notables hizo saber al Alcalde
la voluntad de. sus representados, de no hacer
armas contra sus hermanos, y el Alcalde, de,
acuerdo con.el Comandante military dispuso que
se acuartelaran las tropas.
Nuestra infantera entr entonces en la pobla-
cin por la calzada, dividida en dos alas. Numero-
sos escuadrones lo hacan la vez por las calls
que cortan la calzada, hasta llegar esta, donde
esperaron en correct formacin que pasara el
grueso de la fuerza para incorporarse ella.
Los generals Gmez y Maceo, seguidos de sus
respectivos Estados Mayores y precedidos de la
bandera tricolor, tomaron posesin del pueblo.
La banda military tocaba el himno invasor, y
los habitantes todos, sin distincin de edad ni
procedencia, se echaron las.calles dando entu-
siastas vivas Cuba Libre y los caudillos de la
Revolucin.
Aquello fu un delirio. Todos, absolutamente
todos, nos daban la bienvenida con sus sem-
blantes alegres y risueos, nos prodigaban elo-
gios con frases inspiradas por el amor patriti-
co, y todos se adheran. la causa de la libertad.
Los comerciantes brindaron cuanto tenan en
sus establecimientos; pero el general Maceo les


orden que los cerraran, y solo permiti el acceso
de los insurrectos algunas tiendas para que
comprasen vveres y prendas de vestir. Rein:el .
orden ms complete. Los bandidos.se portaron
como personas decentes.
Lleg el mormento. de. la, entrega de. las;.armas
y del parque, y fImos.pgorel-los al ,narlel;.
i Qu escena ]pesenci'aamos.: '"'
Los voltut r yijPcisy ~shrocs, ya desarm'8~itos,
salieron la caMle, yt~: heLte alrmismo, cartel y ..i
presencia, de sa j.ee, se des,pojjaron de sus uni-
formes y los~s..arjo al. suelo, pisotedolos, y
daban i.rio j y as, y sa.l'tsan y- .iber.i.lb.air
unos o~aes o :.celebraciin de -n aconteci-
miento Sia el! eal, segn su propia eIpr.-i i.'.i
jams hab~r;ls' ado y siemprI; erey.erQ impo-:
sib e. .
300 rifles y 7,000 tiros fud el bothn de
aquel memorable da, y cuenta. que no estn
compreaiidas en este nmeto las armas y muni-
ciones recogid.as en el comercio- y en las casas
particulars.
Al Cm inil.iiite irili iY r se le devolvi su espada
y su revolver. Asi se hizo en Giir.. de Melena con
los jefes y oficiales, :prisioneros, al darles la
libertad..
; Y nos ll.iu.li bani..1os. 'asesinos, incendia-
rios republicans como Castelar y Caldern,
escritores como Valera y estadistas como Cno-
vas !
Pero hay mns que no han hecho ni harn
nunca los espaoles en su guerra sin cuartel
contra nosotros. El general Maceo vi flotar la
bandera de la Cruz Roja en el hospital de Alqul-
zar, y una idea generosa, levantada, cruz por
su mente, como una exhalacin:- Vaya usted
ese hospital, djole al Jefe del Despacho, y re-
parta este dinero entire los enfermos y heridos
que all encuentre . No haba heridos; pero
cada enfermo recibi un peso en nombre del
general Maceo.
Agradecilo much el Jefe del Asilo, y en
just correspondencia pidi que le dejramos
nuestros heridos. Afortunadamente no llevaba
ninguno la column.
A las cuatro de la tarde continuamos march.
El pueblo nos despidi con sus bendiciones y
nos congratul con sus fervientes deseos de ver
redimida nuestra cara patria; y nosotros nos
alejamos pensando en la suerte que cabra los
necios voluntarios que pisaron sus uniforms y
no tuvieron el valor de seguir sus hermanos.
Federico Prer.
(De El Porvenir, de Nueva York).




DE PATRIOTA CANALLA


Pocas veces como hoy podrn ser de actualidad
estos versos de un escritor muy espaol y muy
conocido en Espaa:


3


La integridad peligra. i Hasta se teme
Que despus de unos dares y tomares,
S El invasor audaz destruya y queme
Cortijos y olivares !
i : Al arma, vive Dios! Vibra guerrero
'El toque de corneta,
Y tiembla de coraje el pueblo entero
SCalada en el fusil la bayoneta.
La patria sacrifice la metralla
La vida de sus hijos,
Y mere sobre el campo de batalla
Honrosa y dignamente.... i la canalla
Que no tiene olivares ni cortijos !
Sinesio Delgado.

A los C,.inu.1-, Pidal, Sagasta; Moret, Romero
RMblAdlo. Catelar : los dems de la compaia
incluso el Papa y los obispos, iqe nmdnod:- iii ben-
diciones ; . la pre insa. qiie diiarianete .'atruena
con sus aritculo Isubiendo hasta el Polo el
"' ii isino 'espaol, todos les podemos re-
comendar la lecture' meditada de estos versos,
para que nos digan despus si no hallan diferencia
entire el patriot aguerrido y entusiasta que ellos
se esfuerzan en presentar al. mundo, y la incons-
ciente y desheredada carne de can descrita con
tanta itedad por el poeta.
Pero bien es cierto que en es. dJe jutgar i su
ejrcito observan los p..liici e:,ai:oles' idnitico
principio que en sus llamanientos para- la guerra
de Cub.a:
Juntmonos todos
Y vayan ustedes.

-------- ^-~ -------

LA INGRATITUD CUBANA,,,


Puesto que tanto pregonan el gobierno y los
peridicos espaoles la ingratitud de los cuba-
nos para con una madre tan !lni'erei /, vamos
revolver un poco el paquete de cuentas viejas,
fin de former una relacin que, no por ser
incomplete, dejar de. demostrar lo cara que
hemos pagado la honra' de ser robados por la
patria de Diego Corrientes y de Jos Mara.
Del primer legajo de dichas cuentas, result
que desde 1827 1864 haban ido en efectivo de
Cuba para Espaa....... 89.107.287 pesos.
En 1830 ........... 6.120.934
S1840........... 9.605.877
1850 ........... 10.074.677 -
860 ............ 9.610..779 -
Durante la Revolucin. 82.000.000 -
En 1880............... 40.000.000 -
1882 ........... 35.860.249 -
1887.......... 25.959.734 -

Lo que hace en total.. 328.339.537 -

Pero si se desea saber lo que ha dado Cuba
especialmente al Tesoro de laPennsula, diremos
que hace algunos aos el Sr. Perojo, director en
la actualidad del Nuevo Mundo de Madrid, de-


clar en uno de sus discursos que esa suma haba
llegado 137,0.00,000 de pesos.
Ante la lgica de los nmeros, no hay obje--
cin possible. Ya pueden continuar los espaioles-:
llamando ingrato.z los cubanos. Por'su part,
ellos estin demostrando que lo que no quieren es"
que continue la explotacin de la rapaz, insa-
ciable y viciosa madrastra."

------ -i -P------ ^*;

AL MACHETE

Generales espaoles
IMAaRH.
Este, que al decir de Pando,
slo es fuerte en conlranarch,
es el que dar temblando
la postrera voz de mando:
- A embarcarse,, i ir..ie. marcl h!

L UQUE.
Luque encontr por acaso
Maceo, en Paso Real ,
y sali tan mal del paso
que aun est en el hospital

SUERO.
Ms bombo este Suero han dado
que si fuera antidiftrico;
pero tarde lo hai- mandado,
porque ya est inoculado
en Cuba el suero... anti-ibrico.


Se trata de organizer en la Habana una seccin
de isleos para servir de escolta al general Weyler y
salir campaa.
Que se forme la seccin de isleos, es possible,
pues por algo es Waleriano marqus de Tenerife;
pero que salgan con l campaa.....


Parte official del asesino Weyler (21 Abril 1896)
dando cuenta de operaciones del coronel Albert.
... destruy siemnbras, viviendas
Pero no son los eubapos salvarjes lo que des-
truyen?


Dice El Diario del Comercio, de Barcelona:
Se aprecia en .6o millones de duros lo que la isla
mandaba anualmente la peninsula.
Vamos, ya confiesan 300 millones de pesetas!
en forma de cupouies, rentas, beneficios lucros,
etc., etc.
Entendido: utilidad lquida.
tambin esa importacin cesa,..,
Ya era tiempo, pues constitua la nicu im-
portacin cubana en la m tii.'pi:li.
creando in iles de families dificultades sin cuento.
Que trabajen! Eso es lo que se queria, supri-
mir el tribute.
*


FOLLE'TN
De La Repblica Cubana


CUBA LIBRE

1MPR1ESIONES DE VIAJE ES 19".




(CONTINi'A)

1 da siguiente, despus de almorzar, me march
la Cmara de Diputados, lamentando no ha-
berhecho antes algunas visits, pues mi compa-
ero de viaje me anunci ltima hora que se
vea obligado ir la tribune diplomtica para hacer
los honors unos politicos americanos que estaban
de paso en la ciudad, y me encontraba sin tener
quin me diera los informes necesarios durante al
sesin. Felizmente, al entrar en el vestbulo del p.-
lacio, encontr algunos periodistas amigos mios,
que,. separ.ndose de un. grupo en que se hablaba
con gran animacin, se adelantaron saludarme.
Uno de ellos, al saber que me contrariaba hallarme
solo, por no conocer muchos de los diputados,
me dijo:
Vente la tribune de la prensa.
Pero yo no escribo en ningn peridico....
No importa.
Cmo! Todo el mundo es periodista como
antes ?
No, pero pasars por corresponsal de algn
peridico extranjero..
Aceptado; pero no te prices ahora de estar con
tus amigos.
- No faltaba ms! Hoy te pertenezco, si me
permits que tome algunas notas durante la.sesin,
lo que no impedir que te explique todo lo que de-
ses. Para comenzar, djame presentarte algunos
compaeros :
El Sr. Ramn de las Yaguas dijo acercn-
dose al grupo de periodistas -Tengo el honor de
presentarles un compatiiota que no conoce la nueva
Cuba. Y volvindose mi agreg .indicndomeles
uno uno:


El Sr. L, director de La Patria; el Sr. D.,
redactor politico de El Radical; Mr. M,, corres-
ponsal del World; Mr. W., del Sun; H. dibujante
de Cuba Ilustrada; S, de La Libertad; J., carica-
turista de La Habana Cmica.
La conversacin se generaliz al moment. Todos
hablaban con esa franqueza cubana que tiene algo
de indiscreta, pero que inspira confianza y engendra
animacin. Pregunt por algunos antiguos perio-
distas y todos me miraron sorprendidos, como si
les hablara de cosas del otro mundo.
De los escritores de la colonia, ya no trabajan
ms que cuatro cinco. Vd. sabe que todos los pe-
ridicos del antiguo rgimen desaparecieron al esta-
blecerse la Repblica. Los integristas se fundieron
en uno, que hoy es rgano de los espaoles, El Eco
de Espaa, pero que se limita darles noticias del
terruio sin mezclarse en nuestra poltica y que ni
siquiera tiene gran suscripcin, pues no lo leen los
peninsulares que optaron por la ciudadana cubana.
Los elements que permanecieron fieles al autono-
mismo, formaron, vindose rechazados, un sema-
nario jeremiaco que nadie lee, pero que persiste en
publicar artculos interminables.
Como aquellos del difunto Pas: Los Unos
y los otros XXXIII ? .....
Si,-- dijo un jven reporter para resultar
luego que todos eran unos!
De manera insist que los antiguos....
Casi todos estn arando. Los ms comprome-
tidos por habernos insultado durante la guerra
llamndonos bandidos, se marcharon Espaa tras
los santones autonomistas, y all arrastran su
vergenza despreciados por los mismos espaoles.
La sesin va comenzar, Seores de la Prensa
- dijo un ujier en voz alta, y todos nos dirigimos
las escaleras.




Desde la tribune de la prensa se vea perfecta-
mente toda la'sala. El decorado de esta hace recor-
dar que ha sido destinada otro objeto, pues en
las paredes estn vacios los panneaux que han de
contener los retratos de hombres de ciencia, litera-
tos, artists, Y en el techo, una gran alegora pin-
tada al leo represent las ciencias y las bellas artes
iluminadas por la autorcha del progress que sos-
tiene un ngel cuyos pies cae, envuelto en som-
bras, el genio de la noche de la ignorancia.
Pero las doubles columns de mrmol y los arts-
ticos antepechos de las galerias, dan al saln un
aspect severo imponente y bastante carcter.


El hemiciclo est ocupado por pupitres separados
unos de otros. Los sillones son giratorios y forrados
de cuero rojo obscuro. A la izquierda, en la primera
fila estn los puestos de los secretaries ministros.
En la parte recta que cierra el semicrculo est la
tribune, bajo la cual se halla la mesa de los taqu-
grafos y detrs, ms elevada,. la mesa y el 'silln del
president. Al lado de ste,.estn dos secretaries de
la Cmara. Junto los peldaos que conducen la
tribune hay dos ujieres, y otros dos cerca de la pre-
sidencia.
Los diputados iban entrando poco poco y ocu-
paban sus asientos. Los empleados les entregaban
carts, tarjetas y peridicos.
Asisten siempre tantas damas las sesiones?
- pregunt un periodista. Veo que ocupan
gran parte de aquellas tribunas...
Oh! no. Eso se debe que hoy hablar pro-
bablemente el Secretario de la Cuerra.
-El Sr. Presidente anuncia un ujier alto y ma-
jestuoso. Se abre la sesin y ocupa la tribune un
secretario que comienza leer proposiciones, apro-
badas casi todas sin discusin: autorizaciones.para
ramales desde el.ferrocarril. central las costas, con-
cesiones de terrenos colonies de inmigrantes, etc.,
etc. Poco despus se abre la discusin sobre el pre-
supuesto de guerra y marina, cuyos captulos haban
sido leidos el da anterior.
El president concede la palabra un diputado
por Santa Clara, que, segn parece, goza de presti-
gio en el Parlamento.
-Seores representantes-dijo- yo veo giandes
peligros para el porvenir si continuamos por el ca-
mino de Los ruinosos aprestos militares.
En aquel instant se produce en las tribunas un
movimiento de espectacin. El Secretario de la Gue-
rra entra en la sala y ocupa su puesto.
El pas crea poder esperar que, una vez termi-
nada Ja guerra de la Independencia, todos sus recur-
sos seran empleados en provecho de su' cultural y
de su'progreso. Pero parece que el constant au-
mento del presupuesto de guerra va siendo una
carga cada vez ms pesada para el contribuyente.
Y qu fin nos proponemos? Aspiramos ser
un pas guerrero? Yo no veo en nuestras rela-
ciones internacionales peligro alguno que nos
amenace desde el exterior, ni en nuestra poltica in-
dicios de disturbios en el interior. A qu, pues, ese
aumento de fuerzas que probablemente no hemos
de utilizar nunca? A qu gastar sumas enormes en
caones, en maniobras, en mandar pensionados
las escuelas militares de Alemania, de Francia y de
Austria y en traer de esos paises instructors para
nuestras tropas?


Pero, sobre todo, los gastos ocasionad9s por las
fortificaciones de los puertos, han llegado un punto
verdaderamente insoportable. Despus dela Habana,
,Matanzas; despus Crdenas, Cienfuegos y Sagua;
ahora han comenzado las de la baha de Nipe, qu,e
parecen qi.e no han concluir nu.ca. Y eso sin con-
tar el nuevo arsenal, las estaciones de torpederos y
de torpedos submarines.
Yp pregunto los honorables representates, si es
hora ya de detenernos annque slo sea tomar
aliento'; si es tiempo de disminuir ciertas partidas de
este presupuesto que la comisin se ha apresurado
aceptar por unanimidad. Es cuanto tena que
decir .
El presidente-de la comisin ocup la tribune,
llevando en la mano algunos papeles.
Seores representantes, dijo si la co-
misin que tengo la honra de presidir ha aceptado
el presupuesto despus de detenido exmen, ha sido
por entender que interpretaba as el sentimiento de
la Cmara, y por lo tanto, del pas.
El honorable.diputado que acaba de hacer uso de
la palabra, compete mi juicio un gran error v una
gran.injusticia : error, porque cree que una nacin
no debe preparar su defense sin estar amenazada de
peligros inmediatos; injusticia, porque acusa al de-
partamento de la guerra de ser un origen de ruina
para el pas. Yo creo que, si han de servirnos los
ejemplos de otras naciones, debemos esmerarnos en
aumentar nuestra fuerza, porque en las relaciones
exteriores el derecho y la razn no pierden nada con
ir apovados por algo menos abstract. Esto es una
desgracia, pero es la verdad.
En el interior, cuando un ejrcito se mantiene
como el nuestro dicho sea en honor suyo ale-
jado por complete de la poltica, su influencia es un
factor important para el afianzamiento de las insti-
tuciones. Adems, los principles gastos de este de-
partamento son los de marina v fortificaciones, pues
siendo la base de nuestro ejrcito la guardia nacio-
nal y teniendo en realidad poca tropa de lnea, lo
que se invierte es casi totalmenle en la defense ma-
terial.
Pero dejo aqu la palabra para que oigis la muy
autorizada del Secretario de la Guerra, que la C-
mara aguarda con impaciencia.

Ramrdn de las Yaguas.


(Continuar.)


_ _I______


de~l ~ iI ~irs ~ii_ i ~uiipii ,







4


Telegramas al Heraldo:
Estn completamente terminados los trabajos de
cerramiento de la trocha delMariel.
Ya vern Vds. que en cuanto aparezca por all
el general Maceo, comienzan los trabajos de abri-
miento.


acaban los rebeldes de destruir los bateys...
'uies cuidado que no se lleven los bueys.


En cambio hay que confesar que el Hleraldo
esit bien informado. He aqu un telegrama que
inserta en su nmero del 22:
HABANA 21 (8, i n.)
Por fuerzas de Alfonso XIII han sido batidas las
fuerzas de Maceo y Quintn Bandera en las Villas.
.En las Villas? Nada, en Espaa han olvidado
la clebre trocha del Mariel.



El bandido Trujillo y Monagas, segundo jefe de
polica de la Habana, abrumado quizs de remor-
dimientos, pidi Weyler el indulto de un pri-
sionero. Por toda contestacin el general de la
espada virgen le dej cesante.
Dios los cra y ellos... se separan!


Partes oficiales de Weyler, del 23:
Segura, Comas, Calazas, Jubia, fuerzas Galicia,
Santa Coloma, guerrilla Calabacar, La Jova, desta-
'camento Amaro, causaron partidas.


... bati grupos insurrectos Colonia, Victoria,
Muerga, Gardos, Cocodrilos, partidas Soorro Sana-
bria.
S....???
Demonio entienda Veyler armado bruto enredo
loco no comprende ni madre pari.

S -----*-----


-NOTICIAS DE LA GUERRA


Del 22.
Ha habido, en estos das peCqueos encuen-
tros en Sacramento, Viga, Mangas, Gines, San
Ramn, Morillo, Montes de Santa Mara; en la
lnea del Mariel y en los alrededores de la Ha-
bana.
Nuestra caballera ha atacado en Gitira una
column espaola que se retire despus de sufrir
varias cargas que le causaron muchas bajas.
Del 23.
Han sido puestos en libertad el pastor protes-
tante Sr. Alberto J. Daz y su hermano, cinda-
danos americanos que haban sido detenidos por
los espaoles como sospechosos.
Ha habido un encuentro cerca de Jaruco.
El nmero de bajas ha sido de poca importancia
por ambas parties. Entre las de los espaoles se
cuenta un official:
Del 24,
Se tienen noticias de encuentros en Amaro,
San Miguel, Managua, Aguacate, Alquzar, y en
los ingenious Carmen y Julia.
Fuerzas cubanas al mando del general Rab,
atacaron y tomaron Zanja, en los limits de las
provincias de Santiago de Cuba y Puerto Prn-
cipe. Los espaoles se encerraron en el fuerte,
donde fueron atacados por nuestra artillera.
Su situacin era desesperada : muchos haban
muerto y los que quedaban estaban todos heri-
dos, cuando una column espaola lleg por
mar, en cuatro caoneros y dos pequeos vapo-
res. Como los muelles haban sido incendiados,
tuvieron muchas bajas al desembarcar bajo el
'fuego de nuiestros soldados. Despus de un reiido
combat, los espaoles tuvieron que embarcarse
de nuevo dejando el campo cubierto de cad-
veres.
Del 25.
Ha habido otro encuentro entire tropas
espaolas. Los voluntarios de Bolondrn ataca-
ron, por error, una column espaola.
La lucha dur algn tiempo. Entre los heridos
soc encuentra un comandante.
Del 26.
Gran victoria de los cubanos. Fuerzas
cubanas al mando del coronel Gonzilez, atacaron
en Campaa (Remedios) una important colum-.
na espaola mandada por el general Oliver. Sor-
prendida esta por los disparos de nuestra artille-
ra de tiro rpido, tuvo muchos muertos y heri-
dos. Desde los primeros instantes el pnico se
apoder de los espaoles, que huyeron la des-


LA REPBLICA CUBANA


(Del Judge, de New York.)


*********** ********** ********* **


bandada abandonando armas, gran' cantidad de
municiones, caballos, efectos, etc.
Como consecuencia de este combat, el ge-
neral Mximo Gmez se ha apoderado de Arroyo
Blanco, situado en el lmite de las provincias de'
Puerto Prncipe y las Villas.
El general Maceo ha rolo las lneas espa-
olas, causndoles una sangrienta derrota.
Segn un telegrama dirigido al Herald, los
espaoles han tenido 500 hombres fuera de com-
bate.
Del 27.
Ante las reclamaciones del. gobierno de los
Estados Unidos, ha sido puesto en libertad el
prisionero de guerra El Inglesito, ciudadano
americano.
Inmediatamente se embarc para Tampa.


^-------^, ~r ------

LA OPINION EN ESPAA


La Justicia, Madrid,:
.. ... .... .. ....., .... . .. '....... ........
Espaa ha concedido cuantos sacrificios de ella se
.han exigido.
Espaa tiene ciento cincuenta mil de sus ms que-
ridos hijos, lejos de ella, en los peligros inclemen-
cias del suelo antillano.
La nacin espaola lleva gastados ms de 5oo
millones de pesetas en la guerra.
Ciento cincuenta mil madres lloran la ausencia de
sus hijos; la agriculture y las artes se resienten por
falta de brazos; las families se arruinan privadas del
auxilio que, con su trabajo, las prestaban los que
all fueron donde la defense de la patria los llamaba.
Una gran sequa aflige al pas, originando crisis
terrible que encarecer el pan del pobre, dificultar
las ya escasas transacciones del comercio y'paralizar
la exigua produccin industrial.
Agotados sus recursos financieros, cuando ve que
de la guerra no faltan gentes de dinero.ni poderosas
empresas que hacen lucro y trfico, no ha de anhe-
lar la paz?
Si; Espaa quiere la paz. La Espaa que trabaja,
la que produce, la que sufre, ansa la paz y maldice
con toda su alma. la funesta imprevisin de los
hombres, cuya criminal obstinacin determine la
insurreccin cubana; la ciega soberbia de los que la
han hecho proseguir, y el quijotismo de los que pa-
recen pretender arrojarla en nuevas aventuras.


El Globo, Madrid :


' Las elecciones de Madrid han sido falsas; estn
desautorizadas, tanto si no ms que las de Cuba y
Puerto Rico.
Porque bueno es advertir que si los ocho seores
que surgieron de las urnas en esta Corte como fu-
turos legisladores se encuentran hurfanos de repre-
sentacin y de autoridad legitima, de lo mismo estn
desprovistos tambin los agraciados con las actas
ultramarinas.


El Diario Espaol, Madrid :
........... ...........---.. ........., . -.
Indudablemente existen negociaciones y trabajos,
cuyo alcance se desconoce, entire nuestro Gobierno
y el de los. Estados Unidos, pues as lo aprecian mu-
chos hombres politicos y casi. todos los peridicos
madrileos.'



El Correo, Madrid :
..... .... ........
Fcil es advertir el crecimiento que en poco tiempo
han tomado en Espaa las pasiones revolucionarias,
coincidiendo, por cierto, con el abatimiento y amar-
gura de los hombres de orden.
Bien es verdad que los ejemplos que se vienen
dando no podan producer otro resultado.
Un partido, mejor dicho, una pandilla poltica,
que en pocos meses de espacio tiene el insolente
atrevimiento de hacer las elecciones de Mayo y las
del domingo ltimo por los procedimientos perpe-
trados, es el mayor enemigo de la ley, de la morali-
y del orden.
Por este camino poco tendrn que hacer los repu-
blicanos.


El Diario del Comercio, Barcelona :


La present insurreccin se diferencia radicalmente
de la anterior, que dur.diez aos. Entonces los fili-
busteros no pudieron invadir el Occidente, que es la
parte viva y floreciente y productive. Casi se puede
afirmar que las provincias de la Habana, Pinar del
Rio y Matanzas ganaron con la guerra, aunque
expenses de las otras y de la patria. Hoy son esas
provincias las ms castigadas; hoy son Matanzas y
Habana y Pinar los centros y focos principles de la
revuelta, sin que en esos trec. meses y con 15o.ooo
hombres hayamos podido.conseguir verlas libres

Ya se nos alcanza que el problema es dificil, que
la escandalosa ingerencia de los Estados Unidos
alienta la rebelin y suma fuerzas y resistencias
contra nosotros. Pero as y todo, hay que decir la
verdad;'v declarar que no corresponde los sacrifi-
cios el resultado alcanzado. Se pens que el nuevo
general conseguira garantizar la zafra, y no ha sido
possible evitar la ruina; se pens que los rebeldes
seran arrojados al Oriente, y result que en Occi-
dente se mantienen


El comercio se ha paralizado, la crisis econmica
es honda, el hambre se extiende, la propiedad se
anula, las rentas desaparecen y puede decirse que
en Cuba no hay ms actividades que las del Maser
y el machete. El mal alcanza proporciones increibles;
son los gastos incontables insostenibles, y de re-
trueque viene la ola la Peninsula y arrastra al co-
mercio; arruina al rentista y desequilibra la indus-
tria, que pierde aquellos insustituibles y riqusimos
mercados.
Clculos que nos merecen.entero crdito, aprecian
en 60,000,000 de duros lo que la isla mandaba
anualmente la Pennsula en forma de cupones,
renta, beneficios lucros, etc., etc.; tambin esa
importacin cesa, creando miles de families difi-
cultades sin cuento.
Y qu hace el Gobierno en tanto?


ABRIL 30, 0JG.


Pues unas elecciones de diputados Cortes como
jams las soaron los que han vivido en la isla.
-Puede seguir esto asi?
Va ser la guerra excusa mayores torpezas po-
liticas?
Es preciso que la guerra concluya, porque la
guerra es la ruina.
Vamos de mal en peor.

El Mercantile Valenciano:
...... . ............... : .. ....... ..... . ..
La lectura de la prensa independiente de Madrid
da una idea aproximada de lo que ha sido all la
eleccin de diputados Cortes. No ha habido fraude,
escamoteo, violencia y amao que los partidos de la
regencia no hayan puesto en prctica para impedir
el triunfo de un hombre de bien,. el marqus de Ca-
briana, que estorba los ladronzuelos del ayun-
tamiento de la capital de Espaa.'
En beneficio de esos ladronzuelos y pilletes, que
veremos en el future Congreso, premiados por sus
obras, se han cometido por los canovistas y consen-
tido por los liberals, hechos que jams se haban
realizado junto las mismas gradas del trono.


El Popular, Granada:
''''''''~''''''' -- : - -
No comprendemos, nopodemos comprender los
optimismos del Gobierno ante la gravedad del cop-
flcto hispano-norteamericano.

El gobierno de la confederacin del Norte de Am-
rica, es y ser siempre reflejo perfectsimo de la opi-
nin pblica que represent, y 'no podr nunca
aunque pese la ms alta representacin del Estado,
bastardear las manifestaciones clarsimas de esa opi-
nin en cuantos asuntos conciernen interesan los
Estados confederados.
Siendo esto as, creemos que es contraproducente
ocultar la gravedad de las circunstancias,


UL TIMA HORA


EXPLOSION EN LA HABANA
Segn telegram de New York, del 28, 'un
despacho recibido de la Habana anuncia que ha
habido una explosion en el palacio del goberna-
dor general. Parte del techo se ha hundido. Casi
todas las ventanas han quedado rotas. De las
paredes y el techo se han desprendido pedazos
de yeso, y grandes trozos de piedra han cado
de la fachada. Un tipgrafo del escritorio del
general Weyler fu herido. De no ser tan slido
el edificio, el nmero de muertos hubiera sido
considerable.
La explosion se ha producido en el stano de
la sala del Ayuntamiento, que forma parte del
palacio.
Esta explosion se atribuye la dinamita.






Cula ylafouria esaola



Se ha puesto la venta, al precio de
25 cts. ejemplar, el folleto que contiene
el discurso del seor 'Manuel Sanguily,
pronunciado el 27 de Noviembre ltimo
en Chickering Hall, y que est reputado
como la ms flgurante de sus oraciones
tribunicias.
Los pedidos pueden dirigirse la admi-
nistracin de Patria, 81, New St., New-
York.


SASTRERIA INb Y: AMERICANA, DE STIRLING
34, rue du Quatre-Septeuibre et 4, Place de FOpjira
Trages y abrigos para caballeros y jvenes.
(Se habla ingls y espaol.)
Especialidad de gneros lingleses



ANTONIO DELGADO
PELUQUERO CUBANO
Ofrece sus servicios domicilio,
para seoras y caballeros de la colo-
nia.
-3, lzxe B=rey, 23



HOTELS RECOMENDADOS

Hotel Cainpbell, avenue Friedland, 61 et 63.
Grand Hotel, boulevard des Capucines.
Hotel Continental, rue Castiglione.
Hotel Ternilnus, ?rue Saint-Lazare.
Hotel di Louvre, rae de Rivoli.
Hotel de Hade, boulevard des Italiens, 30.
Hotel d'Angleterre, rue de la Boetie, 91.


: _________ __




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs