Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00014
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: April 23, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00014
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text














f^. ^\j


Patria y Libertad


REDACCOIN Y ADMINISTRATION SUSCRIPCIN EN FRANCIA
RE 0, Y ADNI A de AA 1OUn aflo. Pago adelantado................. 3 tr.
20ele ,-fo : BI=LT-O Un stre, Id. d. ............... 1
TOt Aeo I sPARIS Abril 23 de 1896 N m. 14 re, i d.Id... .............a 1.50
T'LEFOIsro EN EL EXTERIOR
Un afio. pago adelantado .............. 35 fr.
SE P TUB LICA. L OS JTJE TTE S Un senestre, d. id. ................ 11.50
No se devuelven originales [ NUMERO SUELTO...... O fr. 50cts.


A LOS 'CUBANOS
Y LOS PUERTORRIQUEOS

Constitucin de la Repblica de Cuba
SArt. 19. Todos los cubanos estn obligados
servir la Revolucin con su persona inte-
reses, segn sus aptitudes.
Bases del Partido Revolucionario Cubano
Art. 8. El Partido Revolucionario Cubano
tiene por propsitos concretos los siguientes:
I. Unir en un esfuerzo continue y comn, la
accin de todos los cubanos residents en el ex-
tranjero.
............................. ........ . .. .
IV. Allegar fondos de accin para la realiza-:
cin de su program, la vez que abrir recursos
continues y numerosos para la guerra.

El Delegado Plenipotenciario de la Repblica
Cubana en Nueva York, recuerda los cubanos
que resident se encuentran accidentalmente en
el extranjero, el deber en que estn todos de
contribuir con cuotas mensuales en ayuda de la
Delegacin, para el envo de armas y municio-
nes destinadas nuestros hermanos que luchan
y vierten su sangre por la patria en los campos.
de batalla.
Estos artculos imponen los puertorriqueos
los mismos deberes que los cubanos.
Las cuotas en Europa se reciben en la morada
del Delegado, Sr. Dr. R. E. Betances, 6 bis, re
de Chteaudun, Paris.



MACHETE, NO REFORMS


1 moment que habamos anun-
ciado, se acerca ya..Espaa, la
quijotesca Espaa, queha credo
comprometer con la independen-
cia de Cuba una honra que ha perdido en los
campos de Melilla y que debiera reconquistar en
Gibraltar, se suaviza y se ablanda ante las pri-
meras indicaciones del president Cleveland.
Cuando se discuta en Washington el recono-
cimiento de nuestra beligerancia, todo era vocear
de plebes, quemar banderas, vomitar injuries y
lanzar amenazas; una vez votada por las Cma-
ras americanas, todo es templanza, cordura, pri-
dentes consejos de la prensa para contener un
pueblo que nunca ha sentido blicos arranques.
Incapaces ya de ser actors de una gran tra-
gedia, se disponen, cubiertos con el manto de
Arlequn, representar una comedia indigna.
Los que dijeron con voz enftica que slo ha-
ba una solucin honrosa : aplastar la rebelin
en Cuba y apercibirse para la lucha con los Esta-
dos Unidos, coquetean ahora como meretrices
con el Presidente americano y hablan ya de con-
ceder Cuba cierta autonoma.
IHan comenzado por una sangrienta burla:
por ofrecer como remedio para terminal la lu--


cha, las manoseadas reforms de Abarzuza, que
fueron precisamente la chispa que hizo estallar
la cargada mina. Tuvieron entonces la torpeza de
no enviar Cuba las reforms de Maura, que hu-
bieran engaado muchos, pues no todos vean
que slo eran una aagaza para hacer que una
cmara cubana reconociera la enorme deuda con-
trada por la metrpoli en nombre de la esquil-
mada colonia.
Y ahora, farsantes de la poltica, quieren sal-
varse de la derrota ofreciendo como limosna lo
que Cuba no acept como present; granujas
internacionales, pretenden hacer caer los Esta-
dos Unidos en el lazo que esta nacin ha puesto
como dogal al
cuello de la co- ,
rrompida Es-
paa.


Pues bien, to-
do es.intil. Ya
lo sabis; noso-
tros slo aspira-
.mos la inde-
pendencia; que-
remos salir de la
ergstula al cam-
po libre, sin ms
gradaciones de
servidumbre dis-
frazada. Nada de
farsas autonmi-
cas; nada de
confiar en pro-
mesas que os
apresurarais
no cumplir, co-
mo hicisteis des- Gonzalo
pus del Zanjn.
Ni reforms ni
autonoma; nada con Espaa mientras ella no
reconozca nuestra independencia.
Nosotros, recojiendo la arrogante frase de Len
y Castillo cuando hablaba en nombre del minis-
terio Sagasta, contestamos como l : La auto-
noma, jams, jams, jams!
Nosotros, haciendo nuestras las recientes frases
de Cnovas, decimos :- La palabra autonoma
es incompatible con la palabra monarqua.
No hace much q'ue el dictator de Espaa de-
ca en un rapto de olmpica soberbia : Si los
cubanos quieren la autonoma, que se la ga-
nen !
Hoy parece que las cosas han cambiado, y so-
mos nosotros los que decimos .los espaoles :
Si queris la autonoma, tenis que ganarla !,
Ahora son ellos los que nos piden la autonoma
para Cuba, y nosotros los que contestamos in-
flexibles : Fusiles, no reforms.
No han repetido en Espaa todos los polticos
que la autonoma es el puente que conduce la
independencia? Pues entonces por qu, com-
placienAtes alcahuetes, nos lo tendis cuando ya
hemos vadeado el rio, enrojeciendo sus aguas con
nuestra sangre?
N.-Queremos quePidal, inflamado en cristiana
indignacin, siga predicando msticamente la
cruzada de exterminio; queremos que el traidor
Castelar nos acuse, con voz afeminada, de co-
bardes; que el polichinela Romero nos llame hi-
jos espreos; que Moret, el mediador de la in-
demnizacin Mora, nos califique de ladrones; que
Burel, el ingrato trnsfuga del partido republi-


de


cano y del fusionismo, nqs juzgue desagrade-
cidos; que el carnicero Weyler nos declare ase-
sinos; que los nuevos diputados cuneros que
representan Cuba, nos llamen extranjeros.
Queremos todo eso, y ms : deportaciones,
embargo, fusilamientos, asesinatos. Todo, todo
lo preferimos continuar uncidos por ms tiem-
po al carro de miserias innmundicias de la mo-
narqufa espaola.
Marchaos cultivar los ridos campos de la
Mancha y las estriles llanuras de Castilla; aban-
donad Cuba, continued la lucha como hasta
aqu, ms sangrienta si queris y si es possible.
Que si est escrito que sucumbamos antes de, ha-
ber nacido la
vida de la liber-
t.ad, ofreceremos
al mundo un es-
pectculo ma-
gnfico: algo asi
Wcomo unos mons-
r truosos fuegos
\ artificiales for-
mados por las
explosions de la
dinamita y por
el incendio de
Snuestros hoga-
res y de nues-
tros bosques.
Y entonces Ile-
garn la indi-
ferente Europa
los 'estremeci-
SI mientos de la he-
catombe y la ma-
SQuesada no del destino
escribir en nues-
tras cenizas con
fatdicos caractres : IAqu yace un pueblo que
hubiera sido grande!


COMUNICACIONES OFICIALES

PARTIDO REVOLUCIONARIO CUBANO

DELEGACIN
En virtud de propuesta hecha los Cuerpos de
Consejo de este Partido iniciativa del de Key
West, quedan modificados los Estatutos secrets,
en la siguiente forma:
El Partido Revolucionario reconoce 'desde
esta fecha como Jefe Delegado nico del mismo,
al Representante official de la Repblica de Cuba
en los Estados Unidos, responsible de sus actos
ante el Gobierno que lo ha nombrado.
En consecuencia, queda suprimida la elec-
cin de Delegado por el Partido, pero no la de
Tesorero, la cual seguir hacindose como hasta
ahora.
New York, 1.0 de Abril de 1896.
Toms Estrada Palma.



GONZALO DE QUESADA

El Secretario de la Legacin de la Repblica
Cubana en Washington, es uno de los jvenes
de ms mrito en nuestra numerosa colonial de
los Estados Unidos.
Nacido en la Habana en 1868, de muy tierna
edad pas Nueva York, donde estudi ciencias
y leyes hasta recibir el ttulo de abogado ame-


kla~:~B,8~'


) 9 ~\ r


on4i\ ~\\


ricano. Entonces comenz cultivar las letras
espaolas, fundando y dirigiendo un semanario,
en el que al par que se renda culto la litera-
tura, se iban conservando en interesantes epi-
sodios los rasgos ms salientes de nuestra gran
epopeya.
Con felices disposiciones para la oratoria y
familiarizado con el idioma ingls tanto como
con el suyo, ocup por primera vez la tribune
poltica el 10 de Octubre de 1889. En ese da de
la Patria, conquist nuestro querido amigo la
reputacin que luego 'ha ido afianzando brillan-
temente en numerosas arenas.
Al ao siguiente figure como secretario de
la delegacin argentina en el Congreso Pan
Americano,- y habiendo marchado despus
Buenos Aires desempear la secretara parti-
cular del respectable diplomtico Sr. Senz Pea,
fu ms tarde designado para cnsul de aquella
repblica en Filadelfia.
Mas formado ya el Partido Revolucionario
Cubano, su irresistible deseo de servir la causa
de la Patria coayuvando la obra inmortal del
inolvidable Mart, fu bastante para que, renun-
ciara: los halagos de la carrera diplomtica y
fuera desempear la secretara de nuestra Dele-
gacin en Nueva York..
Desde ese ao 1892 hasta la fecha, la
obra patritica de Gonzalo de Quesada ha sido
admirable y de resultados provechosos para la
independencia de Cuba: como publicista, aparte
de su labor constant en la columns de Patria
y otros peridicos, sus libros Mi Prinrr,
Ofrenda, Patriotismo Ignacio Mora han con-
tribudo valiosamente despertar en laj.uventud
el entusiasmo de libertar Cuba; sus discursos
y sus viajes por toda la Repblica Americana
afianzrn'la unin de los patriots; y por lti-
mo, su trabajo diario ya en la Delegacin, ya en
diversos centros politicos de Nueva York y Was-
hington, ha ilustrado much la opinion pblica
en los Estados Unidos.
En la campaa que, unido nuestro Delegado
el Sr. Estrada Palma, viene librando en Washing-
ton con motivo, del reconocimiento de la be-
ligeraincia, Gonzalo de Quesada ha sacrificado
sus relaciones de amistad, la tranquilidad
del hogar; todo,: en fin, por .la: indeperinncia
cuban:a .
IIonior, pues, al que 'abe c:umplir con este su-
bliien. pr .;.:pl !qu .i ,ionsja en uno de sus libros.
nuestra jiiuv-niitd i:,
Conquistar P;itria es nuestro deber .

--- -*- -----

REPRESENTANTE DIPLOMATIC)

Tenemos la satisfaccin de hacer pblico, que
por el ltimo correo ha recibido nuestro vene-
rable amigo el Dr. Betances, el nombramiento
de Representante Diplomtico cerca del gobier-
no francs, otorgado por nuestro Ministro Pleni-
potenciario en el extranjero, Sr. Estrada Palma,
en uso del derecho que le ha concedido el Gobier-
no Provisional de la Repblica Cubana.
Seguros estamos de que nuestros lectores sa-
brn apreciar todo el acierto con que ha proce-
dido nuestro respectable Ministro al distinguir
al Dr. Betances con ese nombramiento, al que
lo han hecho tan acreedor su patriotism inque-
brantable y sus continues importantes servicios
en favor de la causa de la independencia.
Reciba, pues, el distinguido amigo nuestra
felicitacin ms sincera.


*







LA REPBLICA CUBANA


ABRIL 23, 1896.


RPLICA
al articulo Cuestin de Cuba, de la Revista
Poltica Ibero Americana, no 4.

aDande existe el despotismo, nadie est traRr
quilt: ni eI.seor en sur castillo, ni el sbdiitto
en'su cabaa.
Este luminoso pensamiento de Cervantesj.usti-
fica. do:0 cosas~:. el4 descontento de Cuba y la intra.r-
quilidadi deEspaa. C:'.iii denostar i los cuba-
nos porque' en form abierta declaran la guerra
a Espaa? Cmo traer en apoyo de esos denues-
tos las palabras honor, raza y derecho, sin que
sirvan precisamente para defender y enco-
miar lo que se combat? S: por honor pelean;
por raza luchan; pur derecho protestan. Tienen
la hidalgua de sus antepasados: por eso sienten
enrojecido el rostro al calor de los desprecios
metropolitanos; sonr de raza latina: por eso tie-
nen bros para conquistar sus libertades; aman
y conocen el derecho: por eso se baten con la
frente levantada y orgullosos de su obra.
Espaa no ha sido just en Amrica. Castigada
por sus torpezas en el continent Americano, l-
jos de enmendarse mustrase impenitente, lle-
vando. sus actuales colonies las mismas ideas,
los mismos regmenes y los mismos desaciertos
que tan deplorables resultados le ofrecieran. No
sigue el ejemplo estimulador de Inglaterra, que,
una vez escarmentada, dulcifica su poltica y
content y engrandece sus colonies raiz de
perder los preciados dominios que hoy for-
man la portentosa Repblica Norteamericana.
Es como el aragons del cuento que sorprendido
en medio de la va frrea por el silbido de la loco-
motora, contestaba sin apartarse:-Chufla, chu-
fla... que como.no te apartes t... lo que es yo..
Y es que como ha dicho un escritor: El ltimo
caonazo de Ayacucho no ha ensordecido todava
'ls odos del tirano.
Amrica fu hija agradecida, pero supo tam-
bien ser hija de vergenza. Cuando la invasion
francesa adhirise de todo en todo, espontnea y
generosamente la Metrpoli. Cuando esas
pruebas de cariosa lealtad se respondi con la
intransigencia y el desdn, mostrse digna
y celosa de su honra, y la separacin se im-
puso. Bolvar pensaba con Washington: Es pre-
ferible que las llanuras estn cubiertas de sangre,
que habitadas por esclavos.
Pero se me dir, concretando la cuestin
Cuba, que al estallar esta Revolucin formidable,
no0exista all el despotismo. Y he de responder
preguntando: A qu debiamos eso? A los diez
aos de la pasada y redentora lucha. Lo.poco
que Cuba tiene, lo ha comprado con su sangre.
Nada le ha dado Espaa con espontaneidad. Has-
ta el program del Partido Autonomista, refun-
dido en el famoso artculo .Yuestra Doctrina,
fu en su da denunciado y absuelto por senten-
cia ejecutoria. Adems; el despotismo no habia
desaparecido por complete. Y por otra parte, el
separatismo fu engendrado por los pasados
imborrables atropellos.
No maldecimos los espaoles en la lengua
que nos ensearon; no reimos de su pobreza;
no nos complacemos en sus catstrofes; no nos
burlamos de sus esfuerzos. Tal vez nosotros pu-
diramos decir con ms razn : nos ensearon el
espaol para insultairnos : se complacen en nues-
tros sufrimientos; nos hunden en la miseria, se
burlan de nuestra noble propaganda pacifica.
Durante la Regencia, el Conde de Agreda llam
en el Congreso .los Americanos Raza de mo-
nos, inidignos de ser Representantes ni de ser
representados; el diputado Valiente, abundando
en las mismas ideas deca ; ( Ellos se quejan de
trescientaoas de tirana-, ahora los tiranizare-
'lnos por tres mil ; Romero Robledo llam los
,Cuhalnos en las .pasadas sesiones parlamenta-
rias, hijos espnreos ). Los hidalgos voluntarios
,,-e la Habana asesiinavia . nios inocentes, sa-
*crificndoles : 'un also patriotism y festejaron
. su obra imanaiita. Dri- Pnrtii.lo Autonomistsa se han
reido siempre' en el. Pairlamento dudando de su
.sinceridad y tratZrnddlo desdeosa'rMaeirte. Y oon
todo esto i qi podir.. esperar! a El ,que re-
duce ; los dems al hambre-deca Montesquieu
-no tiene .1,i ie.h.o digerir en paz . Dndebha-
ibamos de ir? A la guerra con todos sus horrors.
No import. La bandera de la independen:cia
esti salpicada de sangre .en todas parties. Pen-
semos con el primero de los poetas espaoles *con-
temporneos :
La desgracia es precisa
Para grabar los hechos de la Historia
O se describe con sangre nuestra gloria,
O la borra al'.pasar cualquiera brisa.


Cuando una Colonia se convince de que bajo
la bandera de la Paz no ha de hallar nunca. el
reconocimiento de su derechos, y necesita sal-
varse de la ruina reintegrando al par su "digni-
dad ultrajada, debe acudir la Revolucin. Y
una vez que-esta surge, una vez provocada esa
lucha, qu difcil es fraternizar de nuevo! Y
qu difcil imponerse como antes !
Por eso, la altura que hemos llegado, pue-
den considerarse intiles y en absolute ineficaces
todas, esos empeos encaminados prolongar
por ms tiempo la tutela de Espaa. La cosa
toca su trmino y es impossible galvanizar
sentimientos que las torpezas y abusos de la
Metrpoli se han encargado de abatir y desviar
de s. El moment pas ya: hoy es artculo
averiado, lo que ayer era de superior calidad.
En 1865 pudo y debi otorgarse la autono-
mia las Colonias. Ya difunda supotente luz
el sistema colonial ingls: el modelo del Canad,
la Australia y el Cabo estaban la vista.
Ya es tarde para retroceder y para ensayar en
Cuba una poltica trasnochada. Contrapuestos
los intereses de la Metrpoli y sus Colonias, son
en absolute irreductbles. La ley de Relaciones
mercantiles que da vida las provincias castella-
nas, andaluzas y baleares, la sombra de abu-
sos y adulteraciones de todo gnero, pero que
permit la entrada en Cuba de los artculos pe-
ninsulares libres de derechos, dejando indotado
nuestro presupuesto, y no consiente en Espaa
la entrada de nuestros azcares, alcoholes y de-
ms products sin fuertes derechos de consumo,
ni permit la venta libre de nuestro tabaco, es
no obstante, segn el criteria de los estadistas
espaoles, de impossible derogacin. Y lo ms par-
ticular es que estn en lo cierto. No hay que
asombrarse. La caridad bien entendida comien-
za por uno mismo; y si Espaa medra la som-
bra de esa hey, y su benfica influencia se han
desarrollado en ella industries y empresas de gran
vala, en qud juicio cabe que vaya darmos gus-
to trueque de precipitarse ella en el abismo?.
Mlomentos antes de la actual Revolucin, el
aspect econmico y poltico de Cuba era aterra-
dor. Esa ley de relaciones mercantiles. Ame-
nazaba perpetuarse. El Partido Autonomista, que
representaba entonces las aspiraciones del pas,
era desatendido y pareca condenado eterna lu-
.cha sinvictoria. El Constitucional, quera con-
servar su funesta supremaca, y de acuerdo con
los.gobernantes alcanzaba siempre superioridad
en las elecciones. El cubano permaneca alejado
de los destinos pblicos que de la Peninsula ve-
nan desempear empleados sin conciencia. Y
esa colossal energa que continuaba en involuntaria
inaccin, levanta hoy con mano vigorosa la'en-
sefia diel separatism. Se nos llevaba la banca-
rrota y no se pensaba en atajar el mal. Cifrbanse
las ltimas esperanzas de los colonos en laI deci-
siones de una metrpoli, cuyos hombres pblicos
diario dan. el tristsimo espectculo de acan-.
grejadas evoluciones; donde el que ayer era li-
beral, mustrase hoy conservador ante una opi-
nin pblica indiferente; donde el que ayer ado-
raba la Repblisa, cbrese hoy el rostro envile-
cido con el antifaz dcl posibilismo para tranqui-
lamerte mrde.r del presupuesto; donde el que
unas y otras evoluciones realizaba, no lo haca
seducido por el program de opuesto partido,
sino obedeciendo su propia conveniencia y con-
fesando sin rubor que abandonaba el suyo por-
que no haba pagado sus servicios; donde, en
una palabra, excepcin hecha de una dignsima
minora, ningn politico tiene la conviccin de
sus idales. Podr negarme sto el actual redac-
tor de La Epocr y ex-redactor del Heraldo?
Mart, hombre de elevada inteligenciu y de
probado corazn, consagrado la causa de la
independencia desde los primeros aos de su
juventud, y muy particularmente en estos lti-
mos doce aos en los Estados Unidos, aprovech
el moment y di solucin prctica lo que con
el espritu y el pensamiento tenan rosuelto ya
sus conciudadanos. Pacta con Mximo Gmez
y Maceo porque liaban demostrado su amor
Cuba, porque eran hombres de nobleza y de
valer. Hoy s les llama generalsimos con iro-
na'por la prensa espaola, sin recorder que
antes lo hicieron con Bolvar quien hoy elogian.
A ste le llamaban los realistas : el titulado ge-
neral de la Unin, y l respondi con estas pa-
labras de Washington al general ingls Gage
en parecidas circunstancias : Vos afectais, seor,
despreciar todo rango que no deriva de la mis-
ma fuente que el vuestro; mas yo no puedo
concebir otro ms honroso que aquel que tiene
su origen de la incorruptible eleccin de un bravo
y libre pueblo : la fuente mspura y verdadera
de todo poder.


Quisopor iltimo el mrtir de Dos Ros impri-
mir por s mismo vigor al movimiento, desem-
barcando con Mximo Gmez en las costas de su
patria. Y segn los relatosde la prensa y los mis-
mos parties oficiales, el infbrtunado patriota ]mu-
ri heroicamente arengando los suyos en el
campo, de batalla.

SY vamos . lo que tanto, parece preocupar
nuestros tutores: la actitud de los Estados Uni-
dos. i:Cunto, se desvelan por nuestro porvenir !
Por qu no tuvieron esa buena voluntad para
nuestro present ?
Desconocen por complete el espritu que anima
los norteamericanos y sus aspiraciones en el
problema cubano. Hablan de anexin sin saber,
y empanse en hallar miras interesadas en los
que hoy nos reconocen cierta personalidad.
Ignoran aparentan ignorar la necesidad y el
deber en que la gran Repblica est de interve-
nir en nuestra contienda proteginndonos. Imagi-
nan que en la libre Amrica, como en la antigua
Iberia, degenerada en la caduca Espaa llena de
egomos y miserias, pueden desateniderse las
leyes de humanidad y de justicia.:
A la manera que,Luis XIV en utn moment de
soberbia pronunciara aquella frase: El
Estado soy yo, Don Quijote, cabalgando eterna-
mente en Rocinante, repite sin cesar los suyos :
Espaa soy yo . As se explican esos alardes
de podero military al pensar en una lucha con
los norteamericanos. Insensatos! An dejando
de recorder que se mostraron heroes cuando su
independencia, y notabilisimos guerreros en su
famosa y ltima guerra, no debe echarse en
olvido que como dice Clarn, el crtico espa-
ol Don Quijote tuvo uno de sus mayores
contratiempos el da de la aventura cerdosa ,,
Al tiempo lo dejamos. El xito -segn San-
guily suele,ser veces la gran jiil.ia de la
Histora. Quin lo alcanzar? E-p1la tiene
como en el legendario Mjico quemadas las
naaves 'ycerrados los caminos para el regreso sin
victoria. Cuba tiene quemados sus hogares
para el descanso sin honor.
Otrelda.
Paris, Abril de 1896.

-e--------*~------

SIGUE LA DISOLUCION

A las noticias que hemos dado relatives la
disolucin de la Junta Central del Partido Auto-
nomista, podemos agregar que, segn vemos en
u n periidi.c':.. hli hecho renuncia el vocal D. Her-
minio C. Leyva. author de La Guerra Chiquita
y desdichado emjnbjador del general Calleja
para, ir enaarinai i M i-.'i y traicionar el glorioso
movimiento del ai cde Febrero.
Tambin. Ce epite en ese colega la noticia, que
despus de soberla por diversos conducts hici-
mos pblica en nuestro nmero del 26 de Marzo,
relative la desaparicin de El Pas, el rgano
official de Saladrigas y Montoro.,
Sea en buen hora, y ya que no cumplieron con
el deber de cubanos reti.rndose la hora de la
dignidad, inclinen la cabeza y vayan devorar
su necio personalismo y su ridcula soberbia en
el silencio y en la,obscurilad. que condena hoy
los rprobos la pujante Revolucin Cubana.



PARA LA HISTORIC

El dia 29 de Marzp de 1895, public el peri-
dico espaol La Lucha. de la Habana, este
cuadro de la tropas cubanas que reproducimos:
D. Bartolom Mass: escolta al
mando de D. Enrique Cspedes. 17 hombres
Capitn D. Amador Guerra: Ayu-
dante D. Miguel de la Guardia... oo id. Cab'.
Coronel Sr. Tamayo y Tamayo, jefe
de operaciones de Manzanillo
Bayamo: Ayudante, D. Angel P-
rez...... ....................... 5o id. id.
Caballera al mando del capitn don ,.
Amador Liens................ 5o horqbres
Infantera al mando del capitn D.
Manuel Capote y teniente D. Jer-
nimo Surez ................... 200 id.
Infantera al mando del teniente co-
ronel Bellito: ayudante, D. Ma-
nuel Pacheco ..... ............ 15o id.
Caballera infantera al mando del
capitn D. Jun Mass,......... 250 id.
Caballera infantera al mando del
capitn D. Pedro Popas y teniente
D. Jos Gonzlez ............... 200 id.
Caballera al mando del coronel se-
or Rab ...................... 250 id.
Caballera al mando del capitn se-
or Almeida .................. 25 id.
Caballera al mando del capitn don
Joaqun Reitor............... .I o id.
Caballera al mando de D.Juan Vega. 40 id.
Total.............. ,582 hombres
Resulta as que los treita y einco das de
haberse dado el grito de Independencia
muerte, segn el diario espaol contaban los


cubanos, solo en Oriente, con 1,582 hombres;
que en Mayo, el general Martnez Campos decla-
raba que los revolucionarios en armas ascen-
dan 25,000; que en Diciembre confesaba et
gobierno espaol que solo el general Maceo.
mandaba 6,000 comb.atientes; y que poco des-
pus publicaba El Pas de Madrid, que el ejr-
cito cubato se componia., 53,130 hombres,
Estos no son ms que datos espaoles,, muy
di:stantes, por cierto, de legar la verdadera
cifra; y como p.reba, baste recorder que el
mismo, peridico espaol citado, ms arriba, La
Lucha, djo' el da 24 de Febrero de este ao, que
la Revoltcin dipona de 12,000 patriots los
ocho das de haber estallado.

-------.^~-r -------

UN TRAIDOR

Basilio del Villar se llama el delator, espa,
miserable, traidor, vendido los espaoles en
la causa seguida los primeros expedicionarios
del vapor Bermuda.
El honrado patriota Sr. Felix A. Fuentes, no
poda haber, desempeado en este asunto ms
papel que el de un hombre de honor y el de'un
buen cubano, y por eso fu que sirvi de intr-
prete los acusados.
Sensible es que el World haya confundido los
nombres ; pero ya saben todos los cubanos el
respeto a que es acreedor el Sr. Fuentes, y el
desprecio que merece el Judas del Villar.
Debemos advertir que el peridico neoyor
quino ha hecho ya la. aclaracin correspon-
diente.



NUESTRAS VICTORIAS

Los prrafos siguientes que reproducimos del
Heraldo d Madrid. evidencian una vez ms
today la flatta de veracidad' de que adolecen cuan-
tas informaciones proceden de fuentes espaolas.
Ms de un ao cuenta la guerra de Cuba, y
pesa'r del estado de agona en que se encuentra
Espaia, todava el gobierno no confiesa .que su
ejrcito haya sufrido un, solo descalabrQ. Todas
son victorias para l, y ser necesario el transcur-
so de muchos aos, despus que la lucha actual
termine, para que el gobierno y la prensa ven-
gan decir que en tal ao y en tal punto fue de-
rrotada una column espaola.
Lo mismo aconteci durante la pasada guerra:
las acciones de Baire, Cocal del Olimpo, Palo
Seco, La Sacra, Maranjo, las Gusimias y todas
las dems,, fueron, segn los espafioles, victorias
para ellos, hasta hoy que el Heraldo declara, que
varias no fueron ms que tremendas derrotas.
Vanse, pues, los prrafos del diario madrile-
o, los cuales pondremos algaiii r.- :,ienit. iio
que el colega ha omitido, seguramente por no
serle todava rnuy agradable confesar por com-
pleto la verdad:
... .. .. ... .. .. . . . . .. ... .. .. .
La carga la recibieron nuestros infants en
las afueras de.Baire, y les impuso algn temor
porque hubo, heridas de veiite centmetros de
largo y algn fusil roto de un slo machetazo.
Nuevas avenituras del machete much ms afor-
tunadas que la de Baire, le confirmaron el crdito
y se le,.aumentaron notablemente. El 7. de Mayo
del 73 acuchillaron los rebeldes la column del
teniente coronel Abril, muerto con casi todos los
suyos en el Cocal del.Olimpo; el 26 de Septiembre
destrozaron tan completamente la del teniente
coronel Dieguez (1), que apenas quedaron con vida
cinco hombres de ms de 400 (2)e que la compo-
nan; el 2 de Diciembre machetearon la colum-
na del teniente coronel Vilches, la cual dej en el
campo 507 muertos, incluso los jefes, salv4pdose
slounos 0O con el Sr, Martirgui ,(), peroque-

(1) Mortalmente herido cay prisionero.del gene-
ral'Calixto Garca, y fu asistido hasta que murid,
con todo esmero y respeto. Todqs los dems pri-
sioneros que se hicieron en esta accin, entire ellos
various oficiales; fueron ms tarde puestos en li-
bertad. N. de la R.
(2) De las 400 hombres se hicieron 8o prisione-
ros. N. de.la R.
(3) Fu puesto en libertad con sus sldados por
el general Mximo Gmez, y pesar de que pocos
das antes haba fusilado al general cubano Fran-
cisco Muz Rubalcava, de hallrsele encima la
rden del general Armin para que fusilase todos
los prisioneros que hiciera, y de haber declarado
que no se comprometa usar con los cubanos el
acto de humanidad de que l mismo era objeto.
.Lase la orden de Armin:
Trocha Militar del Este. Jefatura. 3." Briga-
da. Reservado. El comandante general de
la Division de telegrama cifrado que acabo de re-
cibir, me dice lo siguiente: Dgame qu servicios
prestaron prisioneros para apreciar su mrito y si
son dignos no de que se les tenga consideracin;
haciendo uso de la clave si lo cree convenient : en
lo sucesivo no haga prisioneros, y si los hace fusi-
lelos y d part de muertos. Dios guard, etc.
San Miguel, .10 de Septiembre 1873. El co-
. ronel jefe, Manuel Armin. Seor coman-
dante jefe de las Guerrillas, Don Vicente Marti-
teguti? N. de la R.







ABRIL 23, 18S96.


LA REPBLICA CUBANA


dando en poder del enemigo. Estos fueron los
machetes principles. Hubo otros de pequeos
destacamentos y guerrillas, de todos los cuales
se envanecen los enemigos de Espaa, creyendo
qbh bastan probar el poder de su caballera y
hacerle reconocer por incontrastable.
...................... .. ... ..... .... .. ...
En Palo Seco (Puerto Prncipe) la fuerza ven-
cida componase del batalln de Valmaseda, que
tena poco ms de 400 hombres y de 150 gue-
rrilleros. Caminaban stos delante y tras ellos el
batalln, de dos en fondo, por un callejn de
monte. Apareci por vanguardia un grupo de 40
50 caballos, los que los guerrilleros dispa-
raron algunos tiros, hasta que viendo que huan
los cargaron discrecin. Tras ellos march la
infantera al paso gimnstico, para no quedar
muy retrasada y dar calor la caballera si lo
necesitaba, ser socorrid* por ella. As llegaron
terreno despejado, en el que el grueso de la
caballera enemiga, emboscada poca distancia,
carg nuestra dispersa vanguardia, arrollndola
y .levndola espaldas vueltas hasta la infan-
tera, que muy cansada de la !rga carrera y bas-
tante desordenada, iba llegando. No hubo pelea.
Los guerrilleFrs acalbaron de desbaratar los
infants al metclarse con ellos, y el enemigo
machiete sau sbor casi tQd.a la column.
En La Sacra marchaba tambin la caballera
cop ~as uerriilla.- en vanguardia;; trash esta flerza
un batalln; luego medio batalln, escoltando
dos, piezas de montaa, y retaguardia otro
batalln. La formacidn era de dos en fondo, y
las acmilas una tras otra, obligando ello el
terreno. Aparecieron por el frente unos cuarenta
jinetes insurrectes, .cargles la vanguardia,, y
huyendo, la llevaron donde tenan toda su
caballera,. que en buen orden y con mpetu emr-
bisti los nuestros arrollndolos, poor er stos
menos y venir dispersos y cansados los caballas.
Rehicironse y se agruparon en- un cerro cer-
cano, defendindose con gran bro. El jefe de la
column, oyendo el tiroteo de vanguardia, man-
d'que el primer 'batallu caminase al paso gim-
nstico en socorro de la caballera, que el de
retaguardia quedase guardando la.impedimenta,,
y l, con el medio restante y la artillera, mar-
ch lo ms aprisa que' pudo hacia, el lugar del
combat.
Con al afn de llegar,, desordense ta.mabie'ni
esta,parte' de lacolumna', siendo tanta ala estre
chea.del camino, que los soldados linn en fila
de &uno. Viendo el enemigo que la vaii ari..lia
se haba ordenado, deseonfi de hacer en ella
efecto alguno, y ms se desenga con la llegada
del primer batalln, aunque la gente de esta
vena sin alientos tras media legua de carrera.
Las yerbas del potrero en que andaba trabada.
la escaramuza,. y que en muchos sitios era ni
bastantes altaa para encubrir un hombre ca-
ballo (yerba guinea), casi completamente escow*p
d.a, los comb.atientes .cuyaoir, eunstanoia apro-,
vecharon muy bien los rebeldes, pues, dejandiat
la iDfaietera que siguiese entreteniendo.' los'
nuestros, march toda la, caballera dar sobre
el umedi,: jaall'.nque, i la deshilada y sin 'nin-
giflanqueo, venia entrando en el potrero con
los dos caines. En la primera carga, tan inespe-
rada como se deja considerar atendida .la ma-
nera de caminar los soldados,, nos hicieron, uas
cuarenta bajas de machete. Apresuradamente-se,
agruparon junto las.-piexas, defendindc~oaas
con ms vator qe- acierto,, pues- tiraban, mnuy
nial, y coma se apelotonaran demasiadO, hicie-
ron, una buIeMalneo ,para, ls tiros de la, caballe-
ra contraria, en. la que, haba excelentes' tira-
dores. La artillera (que con much trahajo se
pudo hacer jugar), aun tiraba peor que la infan-
teri. Gobernbala ui official de caballera, vale-
roso y, en su arma,, entendido,, pero que nada
sabia,, ni poda. saber de aquello otro que le
habiai mandado. La, llegada de algunas fuerzas:
de la vanguardia, y. de batalln que haba q:ue-
dado A retaguardia,.eevit un:desastre y: salv las-
piez.as, Lo que: no: evit fue que en: un moment'
tuvisemos 1l00'bajas, sin que- llIegi.sn 20 las
que hicimos- los rebeld'es.
Sirvieron de escarmiento estos desgraciados
sucesos;y algunos .ms-.Coamprendieron los-jefes,
la necesidad,dei instruir al soldado en el' manejo
del arma, y desde entonces se cuid6 de que le.
aprendiera. Por desgracia pasamos de.un extre-
mo A otro
A.la dispersion, nacida del. ardimiento, sigui
la formacin en masas compacts, hija de exce-
siva prudencia: Por .eso- el enemig ya' no procu-
raba desordenar . los nuestros para cargar sobre-
ellos, sino verlos apiados para hacerles muchas
bajas, tirindoles mansalva desde buenas em-
boscadas.
Asi sucedi en' Potrero Naranjo, dolnde entire


muertos y heridos perdimos 300 hombres, y en
las Gusimas, desdichado encuentro en el que
llegaron nuestras prdidas i 600, con muchas
menos del enemigo.
A nuestra misma costa aprendimos el uso que
en Cuba puede hacerse del fusil, aunque ste sea
median, si el que le maneja es sereno, tira bien
y est mandado siquiera regularmente.

---------*~~I-------

LA INSTRUCTION EN ESPAA

El Neu? York Hferald, edicin de Pars, public
en su. nmero del 10 de Abril una nota de su co-
rresponsal en Madrid, Mr. GCeorge R. Miner, de la
que tomamos lo siguiente:
Segn el censo de i885, no haba entonces en Es-
paa, de los 16 millones de habitantes, ms que 2
millones que supieran escribir su nombre. De estos,
un milln poda leer y firmar, y slo 5oo.ooo saban
leer y escribir de corrido.
Desde entonces, el progress de la instruccin han
sido tales que hoy hay en Espaa dos millones de
personas que saben leer y escribir.
Los datos de Mr. Miner son un modelo de iro-
na, sobre todo, tratndose de una nacin que se
llama civilzadora.

-----~ 1~ C-----

CRIMENES DE WEYLER

CONTINUEA)
Por el general Lachambre, en San Lus (San-
tiago de Cuba):
Itobos, violaciones, saqueo y asesinatos, lle-
vando su regreso Santiago de Cuba las joyas,
ropa, mquinas de coser, otros muebles, aves,
reses y dems objetos robados, que en su
mayor parte fueron vendidos en la ciudad pbli-
camente.
En la Habana:
El carnicero Weyler ha lanzado un decreto en
que declara bandidos los patriots cubanos.
Fusilamiento de 25 press polticos en la Ca-
baa.
Al pasar maniatados y entire bayonetas unos
press por frente al Hotel de Inglaterra, fueron
villanamente abofeteados y escupidos por un
grupo de espaoles.
Lo mismo hizo otro grupo de esta canalla, con
20 indefensos y maniatados cubanos en la calle
de Mercaderes, hirindoles con garrotes en la
cabeza y en los brazos. Este es un nuevo crime
autorizado diariamente por el cobarde carnicero
Weyler.
Igual infame atropeflo sufrieron unos press
i: i\ iesi que iban dbclarar en un njuicio oral.
Por el Ypei'rnal 4rolas, en Guamauas :
En el ingenio Doloritas. propiedad de D. Tirso
del Peso, asesinato de 2.,negros, Pedro Crespo y
Jun. BantistaCrdenas;. el primer fu muerto
machetazos, despus. de sufrir tormento, y el
segundo bayonetazos.
Poar dicho general y, en el mismo trmino:
En el ingenio Jess Maria, propiedad del
MaTiqui- de Montalvo, asesinato del negro Ana-
eletoMontailvo, de cinicuenta, aos de edad y vale-
Vudinario.
.En Maltcanzas:
En el castillo de San Severino, que sirve de
prisin tambin, se decapit los detenidos y
despus, se arojan al maria los cuerposv fin de
hacer de este modo mis- difci.l la iilen'tinllfr il.
cuando lospescadores- extraeni alguno dee estos
cadixveles- entre,sus, redes:.
Por' e generate I '/'u,.'. en oi'ia :
Asesinatos de 6 personas, saber: Rita Fer-
mn Tellechea, Andrs Pbrozo (de trece aos de
edand), Eusebio Gonzalez, CrescenciodNohre,.suse-
liora y Pedro Polvillur (de ochenta aos de edad).
Por el mismo, en el central Garrido:
18 personas pacificas asesinados.
Por el coronel Nario :
En. la colonial del ingenio San Martn, pro-
piedad del ciudadano francs Mr. Armand Dar-
bes, asesinato al arma, blanca de 2 empleados,
uno blanco y otro negro, saqueo incendio de
la casa devivienda, incendio tambin de la casa
de vivienda de la colonia de D. Pedro Garca.
Por el coronel Figueroa, en Guamutas:
En la ya.citado ingenio Doloritas, no hallando
infeliz ninguno quien asesinar, saqueo de.todas
las dependencias de la finca, vendiendo despus
pblicamente en el pueblo del Recreo todo lo
.robado, entire otras cosas trescientos sacos de
ehvasar azcar, ropa, loza, y hasta los bom-
billos de las lmparas.


Por el jef e de guerrilla Telesforo Vizcano,
en Pan Duro:
Asesinato de 1 joven de diez y ocho aos, hijo
de D. Juan Reyes.
Por el.general Bernal, en Alquilar:
.Bombardeo de la casa de vivienda del cafetal
Estrella, perteneciente un ciudadano de los
Estados Unidos, y donde nicamente haba mu-
jeres y nios.
Por el general Barges, en Guantinaizm:
Destruccin de un hospital y de las medicines
que contena, y prisin de veinticinco enfer-
meras.
En San Antonio de los Baos
Para ocultar el crime, una column espaola
arroj las cuevas del ro San Antonio ms de
20 hombres indefensos y pacficos que haba
asesinado.
Total....... ........ 75 asesinados
Suma anterior.. .... 235

Total general. ....... 310 -
(Continuar.)



GORRION TENEMOS

.Los indecentes y canallas bodegueros, que
ebrios de integridaz y de ginebra han implan-
tado nuevamente en Cuba el r,'timein del terror,
para que no pueda echarse- de menos ninguna
de las cualidades que constituyen su bestial fero-
cidad, acaban de inaugurar en el pueblo de
Bolondrn aquella srie de entierros, de gorrio-
nes, que habiendo comenzado en 1869 en la
Plaza de Armas de la Habana, recorri la Isla de
punta punta, aumentando la hidrofobia his-
pana de los bizarros y produciendo el desprecio
y hasta el asco en toda persona civilizada.
Por de contado, que ahora como entonces asis-
tieron, llevando las borlas delfretro,, las auto-
ridades y otros altos personajes ; maroh con
armas la funeral toda la fuerza cipaya; coroe
nas tampoco faltaron, y hasta el reverendo seor
cura --seguramente que en representacin del
Obispo de la Habana, que asisti estos entierros
en 1869 fu cumplir con el deber miseri-
cordioso de..... enterrar un gorrin, pronun-
ciando tambin una oracin de lo ms pattico-
espaol que ha odo aquel cortejo de borricos,
Es intil decir que la manifestacin ibrica
termin con muchas docenas de vivas Espaa
y mueras 'a os traidores; pero lo extraordinario
fu que surgi la sombra de Zorrilla, leyendo en,
su Espaa Artstica:
TORPE,uMEZQUINA Y MISERABlnEi EsPAA.



LAS DOS GUERRAS'

Para que se pueda calcular la irnpi:arli i de
la actual Revolacin Cubadar, comparada con la
anterior, extractamos los siguientes datos de utit
arliii.l'. p1bliiilbea por nuestiro. :'Il.ga Patria, de
New-York, eh los que se pued'e tambin apreciar
los intiles esfuerzos hechos por Espaa para
mantener en Cuba la tirana :


Guerra de


los diez aos
EJRCITO

Espaol Cubano


.En 1868........ 20,000
1869 ........ 35,000
1872........ 32,000
1873........ 54,000
1874. ........ 650C0
1876 ........ 76(000
1877........ 100,C00
1878........ 100,C00
Y como no estn contados aqu
bre voluntarios que, incapaces (le


2,000
6,000
4,000
5,000
7,000
6,000
5,000
4,1 IoI!
aquellos cle-
hacer frn~te


nuestras tropas, slo sirvieron para' asesinar
bajo el influencia de la ginebra, recordaremos
que estos bizarros aumentaron tambin en pro-
porcin, pues fueron :
En 1869........... 35,00
1872. ..... .... 55,000
1873........... 57,000
1874........... 70,000
1878. ........... 75,000
Vemos, pues, que aun prescindiendo de los
voluntarios, durainte la gran Revolucin cada
cubano luchaba contra diez espaoles, lo que no.
impidi que la guerra durara diez aos y que
slo se concluyera por un convenio.
Guerra actual
He aqu ahora las cifras que indican el prodi-
gioso desarrollo de la Revolucin que estall el
24 de Febrero de 1895 :


n Marzo de 18035.......
( Abril ....
< Septiembre ......
( Noviembre .
( Enero de 1896.....
c Marzo
El ejercito cubano es, pues,


tEJ RITO

Espaol Cubano-
15,000 1,500
25,000 -3,800
76,000 20,000
8s0,000 3m,0,0
100,00o0 0o,0O6
120,00o0 .liin1
al ao de comen-


zada la lucha, nueve veces mayor de lo que fu
nunca en la guerra de 1868-1878.
Hay que notar tambin y esto es lo ms
important que la desproporcin entire el n-
mero de godos y el de cubanos combatientes iha
ido disminuyendo de da en da, hasta el punto
de no ser ya ms que de dos espaoles contra un
cubano.
Este resultado, en extremo consolador para
nosotros, nos lleva como por la mano exponer
la siguiente pregunta, que forzosamente se im-
pone toda persona. desapasionada: Si en la
guerra anterior los espaoles armados, siendo
diez veces ms numerosos, no pudieron subyu-
gar i los cubanos, y para restablecer la paz les
fu' preciso en 1878, cuando estaban en la pro-
porcin DE 25 1, conceder reforms ( las que
siempre fueron opuestos) por medio de un pacto,
es possible career que en la actualidad, en que se
encuentran unos y otros en la'proporcin de 2 ES
1, en que el clima nos es muy favorable, en
que es double la extension del territorio sublevado,
y en que el conocimiento del terreno nos ayuda
grandemente; es possible career, repetimos, que
esos anmicos y famlicos soldados europeos
puedan sofocar esta tremenda Revolucin, siem-
pre creciente, y pueda Cuba dejar de conquistar
su independencia?



AVISO'

La Delegacin de la Rep'blica de Cuba en
New-York, se ha trasladado de 66 Broadway,
56 NEW STREET.,, A piso'J



iMUEt AN LOS GACHUPINES!i

.. ... .... ... ... .......... ....... .. ... .......
Motivo de orgullo hta sido' pai'a nosotfros rfper
ese' grito de gu'etira de Mljiko -rjacinrr, h:y qti la
Espaa resucita en tierra amricrana eon todas sus
antiguas crueldades, reproduciendo en Cuba la pol-
tica dcIlos vireye's, V las *.ar.irientl's esceas de'que
fueiTn tristes hroes- Gal'lj' ' I'tifbide'

S'e express asiruest riilstrad oi lga- El con-
tinaMite AmieriftcailY fd Mil'.:. etfriB artculol en
que bsgjoi,l.) ver', li.er. insa-,r:.ir n, rn:pnbli.-.in ,
hace'vet t'd'a la justicia qAe' asiste i' I:.is i2 ,,iin',,
en lalitchia qe rwuMiatie'nen;i y pi'dta d'e' ma'ii:o
maestra los gachupines, que mandatir mu-
los i Martnez :.cnnp:ls y. aleiarnCi'ei':'; Weyt:y
los' que, pietenden' nada rt lods' que fomffIar
alianza conw 'la Replibliea Mejicana.
Habla el colega:
El miserable; que fugado' de p'fsidfio seialado
en s~ pas omo sospechoso; l'lega nuestro' suelo,
y lucrando con las angustias de la miseria y-con les
vicios del populacho, consigue llegar hasta cortesano
y acaudalado, mostrndose' ntonce's i'i'rrt' v sc-
berbio, y mordiendo' la. trariwd qutla aites la'iera
Inambriento y desesperado, es.gachkuptn; el que co-
mienza por mendigar nuestras migajas y acaba por
echarnbS:en cara la ctm'Jaslh qd'uC'&s ispii, es
gach-api'in; el que la soimbai de nilest asli'be'tades,
emplea su, avieso talent en insultarnos, y en c:eni-
grar nuestros hombres y nuestras instituciones,
olvidando que quiz hi' de su patria porqtue no
pudo halar en ella amparo ni gurantas, es gaehu-
pn. El avariento sin conciencia,! el picacho ensober-
becido, el libelista de profesin, y con ellos todos los
desechos que la EspaTa''misnga rFpui'.l como rioci-
vos, y que vienen Anrica corpltaid- eli *lasire
de algn vapor trasatlntico, para traernos sus vj-
cios, su insolencia, su ambici5n inmoderada y sus
tendencias al bandidaje y la rap'i'a, sbn g:..,-
pines. .. ,
. .. . . . .. . .. . .. . . . ... . . . ... . . : . :. .
Como ven nuestros lectores, 1- io' ,/! ,, (l: ,d
Mjico son la inmensa-y cun inmensa.~ ma-
yora de los espaoles que cual plaga delangosta
ha invadido toda la Amrica, explotndola, con
el mayor desenfreno y llegando en su quijotesca
osada suponer que un pas corno Mjico. de
donde fueron arrojados pedradas, ha de ires-
tarles ayuda contra los cubanos que luchan hoy
por igual motivo, con idntico fin yg contra el
mismo dspota que la patria de. Hidalgo y de
Morelos.
,Lo oyen los espaoles? ya en Mjico se grita
de nuevo:
jilt'EiAN LOS GACHUPINES!


^ .'


I






4 LA REPBLICA CUBANA


CARTA DE LA HABANA

Habana, 1o de Abril 4896.
Sr. Director de La Repblica Cubana.
Mi querido amigo: En mi carta anterior le
ofrec Vd enviarle algunas impresiones de la
situacin actual, y me propongo cumplir hoy mi
promesa.
Ante todo, quiero advertir los lectores de su
interesante peridico, que para dar una noticia,
cualquiera que sea, trato de conocer la verdad,
y solo cuando estoy completamente seguro de ser
cierta me atrevo conumicarla La Repblica
Cubana.
Hecha esta salvedad, comenzar por decir algo
de la guerra. Aqu la generalidad ignora en ab-
soluto la march de las operaciones y la ver-
dadera situacin de la Isla. Todo el mundo sabe
que los peridicos no dicen ms que lo que el
bandido Weyler les deja decir; pero como no
pueden adivinar, no suponen siquiera lo cerca
que est el moment del triunfo.
Entre la gente de arriba y en algn peridico,
s se conoce la verdad, poco ms menos; pero
siendo ellos los ms interesados en ocurtarla, es
difcil, aunque no impossible, obtener confiden-
cias que, por lo general, se refieren a serious
descalabros de los espaoles.
Desde que el general Maceo, siguiendo un plan
concertado, penetr de nuevo en la provincia de
Pinar del Ro, como para ridiculizar ms el bando
de Weyler que daba por pacificada esa comarca,
cuando haba en ella 8.200 hombres, los espa-
oles han ido acumulando en la lnta del Mariel
Majana, en un espacio de 6 1/2 leguas (pues
hay que descontar media legua de manglares)
grades fuerzas de todas armas, caones, obras
de fortificacin, etc., etc., para hacer inexpug-
nable esa trocha.... que nuestro ejrcito pasar
cuando le convenga, como ha pasado todas las
establecidas en esta guerra y en la anterior.
Pero lo ms gracioso es que en cuatro palabras
podra demostrarse la inutilidad de tales esfuer-
zos. Parece mentira que entire estos godos se
encuentren hombres que hayan estudiado los
rudimentos del arte de la guerra!
Los peridicos se afanan en hacer career que
las fuerzas del general Maceo estn desmorali-
zadas y careciendo de todo. Eso es falso: me
consta que tienen en abundancia lo que necesi-
tan; que estn bien armadas, equipadas y mu-
nicionadas y que el general tiene artillera: sufi-
ciente, que ha empleado con xito. Se asegura
que tiene diez caones; de seis de ellos conozco la
procedehcia, pues tres llegados en expediciones
los trajo el brigadier Bandera con otro que el
tena ya, y dos ms fueron tomados por el ge-
neral Maceo al titulado teniente coronel espaol
Francs, en la batalla de Cayajabos, donde 17 ar-
tilleros espaoles fueron macheteados junto
las piezas.
Corre ahora con insistencia el rumor de haber
sido atacada con artillera la ciudad de Pinar
del Ro, pero nada he podido saber de cierto an..
Lo que si puedo asegurar en cambio, es que
las tropas libertadoras estn tan cerca de la lHa-
bana, que por cualquier punto que se salga de
la ciudad, se les encuentra la hora hora
y media de march pie.
Antes de anoche entraron unas avanzadas en
la playa de Marianao. Los espaoles haban
apostado 30 hombres en la casa del Habana
Yacht Club; cuyo mirador utilizan como obser-
vatorio. Luego, cuando nuestras tropas destruyan
eso que ya no es club, sino un fuerte, se dir que
son salvajes, etc., etc. El fuego dur cerca de
una hora. Hubo tambin tiros en la quinta To-
rrecilla, la salida de La Lisa, y se espera que
pronto entrarn en Marianao, como han anun-
ciado.
Todo lo que Vds. lean en los peridicos espa-
oles Ieferente activas persecuciones, mar-
chas a etc., es pura invencin. Ellos no tienen
empeo en trabar combat y hay jefes que, os-
tensiblemente, lo rehuyen aun dejando en la
estacada otras fuerzas espaolas. Y por si hay
quien lo dude ah va un ejemplo. Por razones
que no es del caso explicar, se orden que fuera
destruida la plataforma del ingenio San Jos, en
Melena. Era por la tarde y las tropas cubanas
que all haba no.eran muy numerosas. El co-
ronel espaol Tort estaba 6 dos kilmetros,
por terreno llano, del batey del ingenio, y pre-
gunt por telefono lo que ocurra; se lo dijeron
y l contest: Vq0~al moment . Y en vfecto,
lleg... las cuatro dte la madrugada, tuanido las
fuerzas cubanas, realizado su objeto y despus
de descansar, se haban ahado haca tiempo!
Hay que advertir que el coronel Tort es, entire


ellos, de los ms ativos. De seguro que le hacen
pronto general.
Supongo que sabrn Vds. ya por telegrafo lo
del oncuentro habido entire los batallones espa-
oles de Llerena y San Quintn.
Tres das despus, en la provincia de Santa
Clara tuvieron entire ellos otro combat de mayor
importancia an, y pocos das ms tarde, otro (!)
que pudo tener iguales consecuencias; pero que,
por desgracia, evitaron porque comprendieron
la equivocacin cuando an tenan pocos heri-
dos. Slo en estastres acciones sufrieron los espa-
oles ms de 200 bajas.
Al asesino Weyler se le conoce ya bastante.
Los crmenes de sus soldados van difundiendo
el terror en los campos, naturalmente en los tra-
bajadores inofensivos, entire los viejos, las muje-
res y los nios, pues con los nuestros ya lo he
dicho antes- no quieren bromas.
Como s que various reporters americanos han
enviado sus peridicos detalles de los ltimos
asesinatos cometidos por estas hordas de biza-
rros bandidos, creo que, dado el buen servicio de
informes que segn se dice tiene la emigracin,
estarn Vds. bien enterados por telgrafo.
Yf tendrn, pues, noticias de los horrors del
iuatho y Punta Brava, del fusilamiento de pac--
ficos, de Casguas, del que escap milagrosamente
el Dr. Delgado, ciudadano americano, con un ba-
lazo y tres heridas de machete. Esta heroicidad
fu del general Melguizo, y entire los fusilados
por l figure un nio de 13 aos.....
En un mes han matado los voluntarios y tropa
de San Antonio de los Baos, unos 30 individuos
inofensivos. En un ingenio prximo Bolondrn
han sido chapeados 40 infelices. Hace tres das,
en Bainoa, fu sacado del tren un individuo la
vistade los pasajeros; le llevaron un caaveral
cercano, y poco volvieron sin l !
Ahora han adoptado estos cobardes un nuevo
sistema tan original como indigno, que consiste
en poner junto sus vctimas que fusilan
ahorcan, letreros que indican que han sido ejecu-
tados por las fuerzas cubanas.
Y ya no hay la disculpa de atribuir parte de
estos crimenes la iniciativa de la soldadesca
desegfrenada; hoy consta que todos esos ho-
rrores estn premeditados, ordenados y ejecuta-
dos conforme un plan de exterminio y obede-
ciendo rdenes superiores. La prueba se ha
adquirido de una manera que no deja lugar
dudas.
Nuestros soldados han hecho prisionero un
correo espaol,que entire otros despachos.llevaba
una orden del general Weyler al jefe de la co-
lumna, recomendndole que teniendo el mundo
la vista fija en ellos, guard las formas, pero
que despache todo el que coja en los campos
y especialmente los de la raza de color .
Este document ha sido enviado New York y
demostrar al mundo la manera que tienen estos
bandidos de hacer la guerra un enemigo
que ha dejado en libertad miles de prisioneros
espaoles.
En estos das se han ido la guerra algunos
amigos de esta ciudad.
En las prisiones continan -los fusilamientos y
asesinatos.
En otra carta hablar de lo que ocurre en
esta capital, pues ya hoy me he extendido dema-
siado.
De Vd., Sr. Director, afcmo amigo
Maltiempo.
------ii3-*~p--~---

EN FILIPINAS

Parece que tampoco los filipinos saben apre-
ciar las delicias de launin la madrastra patria,
pues, segn noticias que publican los peridicos
de Madrid, el capitn general de Filipinas ha
pedido al gobierno por telegrafo 3,000 soldados
de refuerzo .
Qu pasa por all?



NOTICIAS DE LA GUERRA

Abril 12.
IIace tres das (el 9) han alcanzado las fuerzas
cubanas una important victoria sobre las tro-
pas espaolas.
El batalln de Alfonso XIII, al mando del
teniente coronel Devos, ha- sido copado y deshe-
cho por nuestras tropas en Lechuza. Los espa-
oles, senibrando el camino de muertos y heridos,
se fueron retirando hacia la costa, sufriendo te-
rribles cargas de nuestra caballera, hasta llegar
al ingenio San Claudio, donde los pocos que
se salvaron fueron protegidos por los fuegos del


caonero Alerta y por una fuerte column al
mando de Incln. An all, fu tan apurada la
situacin de los espaoles, que tuvieron que re-
tirar por mar los ltimos heridos.
Los espaoles abandonaron en la huida, que
dur varias horas, muchas armas y gran canti-
dad de municiones, efectos, etc.
Solo una pequea parte de las tropas del ge-
neral Maceo figure en esta accin.
Da 13.
Fuerzas cubanas han atacado el ingenio
Constancia, del traidor Apeztegua, defendido
por tropas y guerrillas espaolas. Estas huyeron
para atrincherarse en las fbricas, sufriendo 20
bajas.
-Muchos jvenes de Santiago de Cuba y otros
de la Habana se han incorporado las fuerzas
cubanas. Con los primeros iba tambin un re-
porter americano.
Da 14.
Ha habido encuentros en Baracoa (Habana),
Madruga, Jobo y entire Amaro y Rodrigo.
-Ha sido nombrado cnsul de los Estados
Unidos en la Habana el general Lee, en sustitu-
cin de Mr. Williams.
El nuevo representante americano es amigo
del Presidente, y se cree que ha sido enviado
Cuba para informarle sobre el verdadero estado
de la guerra.
-HIa sido suspendido del mando, y se le ha
formado expediente, el coronel espaol Echeva-
rra, por no haber socorrido al batalln de Alfon-
so XIII en su derrota del da 7 en Lechuza.
Da 15.
-Una guerrilla de voluntarios chapelgorris,
que forrajeaba en el ingenio Esperanza, fu co-
pada por nuestras fuerzas, que cargaron al ma-
chete causndole grande bajas.

de la Yeras (Villas) y en Loma Capitana y Lagu-
nillas (Pinar del Ro).
Da 16.
-Ha sido ejecutado en Pinar del Rio el cu-
bano D. Blas Alvarez, prisionero de guerra.
-En la Habana'sern fusilados maana otros
tres prisioneros.
-lIa habido encuentros en el potrero San
Jun y en Punta Piedra (Pinar del Ro), en San
Andrs (Villas), San Vicente, Chirigota, etc.
-Ha sido atacado Zaza por fuerzas cubanas
al mando de Npoles, as como Guajay (Santiago
de las Vegas).
-Segn los parties espaoles, han sido sor-
prendidoS en la ciudad de la Habana, barrio de
h Vbora, various patriots cubanos que trataban
de former una guerrilla.
Da 17.
El pastor protestante D. Alberto J. Daz y su
hermano, ambos ciudadanos americanos, han
sido detenidos por los espaoles como sospe-
chosos.
Da 18.
A las puertas de Placetas ha sido sorpren-
dida y copada por nuestras fuerzas una guerrilla
de voluntarios espaoles. Se les hizo muchos
muertos y heridos y el resto de los soldados fue-
ron hechos prisioneros.
Ha habido encuentros en Paso Real, inge-
nio Reglita (Villas), Arroyo Batey (Cuba), San
Jos y Jaruco (IIabana).
Han sido atacados por.nuestras tropas los
fuertes de Alfonso XII.
Da 20.
Hla habido una sangrienta accin en el
ingenio Olayita, en el que hace poco tiempo
hubo otro encuentro important. Aunque en los
parties oficiales se present como un xito para
los espaoles, estos han tenido mayor nmero de
bajas y no han podido impedir el movimiento
combinado de nuestras tropas.

'--------. ] i------


LA OPINION EN ESPANA

El Nuevo Rgimen, Madrid :

Cuando en las Cmaras de los Estados Unidos se
empez discutir respect Cuba la cuestin de la
beligerancia, la prensa toda puso el grito en las nu-
bes y excit y aviv las pasiones del pueblo. Hoy
que tenemos ya decidida la cuestin en pro de los
insurrectos, la prensa toda procura, por lo contra-
rio, evitar que los nimos se exalten. Cleveland,
segn ella, proceder como procedi en la cuestin
de Armenia : har odos.de mercader lo resuelto.
Nosotros no opinamos la mismo. Despus de los
rudos y estruendosos debates que ha dado la cues-
tin origen, no podemos career que se sustraiga al
voto de las Cmaras el Presidente de la Repblica.
Cuba tiene para aquella nacin alguna ms impor-


ABRIL 23, 1896.

tancia que Armenia; algo deber hacer Cleveland
en favor de los cubanos. No lo har, segn lleva-
mos ya dicho, por lo fuerza; lo haz, s, por la.di-
plomacia.
....... ................ ................
S; ni aun reconocindola auinoma fuese ya po-'
sible conservar la Isla, nosotros entendemos, no va-
cilamos en decirlo, que deberamos negociar con
ella la paz sobre la base de la independencia,' como
el ao 1783 hicieron con sus provincias norteameri-
canas los ingleses. Obrando as los ingleses obtuvie-
ron de sus emancipadas colonies mayores ventaja
que las obtenidas antes de hacerlas libres, al paso
que nosotros, negndonos reconocer la indepen-
cia de las que poseamos de Mjico Chile, perdi-
mos con ellas toda relacin de comercio y cegamos
para la Nacin importantsimas fuentes de risqueza.
Conocimos el ao 1836 nuestro error, pero ya tarde.
No bien concluida la guerra, se haban apresurado
las dems naciones reconocer la soberana de las
nuevas repblicas y las haban convertido en mer-
cados para sus products.
Habamos de incurrir ahora en el mismo yerrr?
De nada nos habr de servir la experiencia?
".".".... '. ....."."..."'....... ... .. . .. ..'...

Nuevo Mundo, Madrid:
...........................
Pero, de qu podremos extraarnos hoy los
espaoles? Algo ms difciles son las circunstancias
en Cuba misma; algo ms de resonancia han de
tener en el mundo los asuntos de la isla que las
cuestiones de Madrid, y sin embargo, las gentes
ven con estupor cmo se procede all en material
electoral.
Se dijo, con algunos visos de razn, que se iban
suspender en la grande Antilla las elecciones. Pero
eso fu mera expresin de un buen deseo. Era pre-
ciso disponer de aquellas actas como de todo.
Treinta credenciales de diputados son, en los tiem-
pos que corren, un gran element de fuerza. No
haba'lugar la vacilacin. Un solo partido, el par-
tido de Unin Constitucional, tendr representacin
en las Crtes.
''' *** *' ......... ...... ..... .. ...

El Diluvio, Barcelona:
ee''''*."' . ''*' *... *,... .. .. .......
Espaa por Romero Robledo !
Que las Cmaras norteamericanas votan la beli-
gerancia favor cle los insurrectos cubanos. Cno-
vas no se abruma. Es que pra el golpe entonces-?
No; primordialmente ha de tender. derrotar al
marqus de Cabriana.
i Espaa por los rencores de Romero Robledo!
Que la panzista Unin Constitucional cubana di-
ficulta la pacificacin de la. grande Antilla no de-
jando meter baza en ella ni reformistas ni auto.
iomistas. Cnovas encasillar conforme con estas
antipatriticas miras.
Espaa por las tendencies exclusivas de Romero
Robledo !
Que de lejos pudo contentarse al pas cubano con
transacciones poltico-econmicas que hubieran qui-
tado todo protexto la insurreccin. Cnovas en
las Crtes contuvo cuanto pudo semejantes conce-
siones.
Espaa por los azcares malagueos de Romero
Robledo!
He aqu, bien depuradas las cosas, qu .se re-
duce el noble grito de viva Espaa! que ahora
resuena en boca de tantos espaoles mrtires, in-
gnuamente entusiastas. Viva Espaa.! I viva Es-
paia! oh nobles almas! casi equivale, dado el in-
trngulis que ahora encierran los asuntos, gritar
con toda inocencia i Vivan los intereses y conve-
niencias de Romero Robledo!
Qu dice, si no, ese concilibulo relatado por el
telgrafo, de Cnovas y Cos-Gayn ocupndose en
los medios de derrotar al marqus de Cabriana, en
los moments precisos en que Norte Amrica...
Vaya! Quin quiere sostener Espaa por...
Romero Robledo? Se admitenilusos.

El Porvenir, Lon :
S* ..... ......... * ......... .... ......
El seor Cnovas ha ideado crear un impuesto de
guerra... debera salir de los bolsillos de esos pol-
ticos gobernantes y funcionarios de todas closes y'
castas, que con su avaricia insaciable unos, con sus
torpezas otros, inos han traido al actual estado de
cosas; son los principles fautores y responsables de
la insureccin que hoy pone en peligro la hermosa
Antilla y agota las fuerzas y los recursos de Espaa.
--- -: --- -- -- --- -- -- ...........,!'~"


SASTREBA INGLESA Y AMERICANA, DE STIRIIG
3, rue da Quatre-Septeiabre et 4, Place de 'Opira
Trages y abrigos para caballeros y j6venes.
(Se habla ingls y espaol.)
Espeeialidad de gnerog iigleses


HOTELS RECOMENDADOS

Hotel Caitpbell, avenue Friedland, 61 et 63.
Grand Htel, boulevard des Capucines,
Hotel Continental, rue Castiglione.
Hotel Termni~ u, rue Saint-Lazare.
Hotel du Louvre, rae de Rivoli.
Hotel de Itade, boulevard des Italiens, W0.
Htel d'Aiigleterre, rue de la Botie, 91.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs