Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00010
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: March 26, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00010
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text













1


Patria y Libertad


REDACCIONY ADMINISTRATION SUSCRIPCION EN FRANOIA
R A I YA I TAM zdUn ao, pago adelantado ................. 30 tr.
0oue BauinUn semestre, id. Id................. 1.5
O, Rue Baudin Ao I PARIS Marzo 26 de 896 N m. o Un estre,d. id........ .......
Telegrafo ALAD OGA EN EL EXTERIOR
TE'Lr.r O no Un aio, pago adelantado.............. 35 fr.
SE P"CTBLIOA.r LO OS JTTETTE S. Un semestre, Id. id. ................. 11.5
No se devuelven originales NUMERO SUELTO...... fr. 50 cts.


i/


EXPIACIN


spaa, la patria del Cid y de
Pelayo, la nacin en cuyos
dominios no se ponia el sol,
est hoy medrosa y amilana-
da en ansias mortales, pendiente de la
decision del Senado americano.
Weyler, el sanguinario condottiere, el
Torquemada colonial, que esperaba, aun sin
salir de la Habana, dominar y vencer en
dos meses la Revolucin, limpiar la isla,
como l deca, confiesa humildemente que*
la ejecucin de sus proyectos de exterminio
ha sido entorpecida por la inesperada acti-
tud de los americanos, como la preparacin
de un crime se interrumpe por la llegada
de la polica.
Es un espectculo consolador para no-
sotros, los manumilidos, ver como se pro-
longa en las Cmaras de Washington el
process de la colonizacin espaola, sin que
los descendientes de los conquistadores se
subleven ante el ultrajey traten de vengarlo
de una manera ms eficaz que cantando en
los teatros marchas de zarzuela y hacindo-
se apalear en las calls por la fuerza pblica.
Si esa plebe se amotina, si los peridicos
madrileos insultan al to Sam, es porque
cuentan con la diligencia de sus diplomti-
cos, que se apresuran deshacer imediata-
mente el entuerto, dando todas las satisfac-
ciones, hasta las que no se les piden.
Mientras el heroico general Maceo de-
clara que ms que en el reconocimiento de
la beligerancia la que aspiramos por
ser una consagracin de nuestro derecho
- confa en el xito de nuestras armas,
Weyler se lamenta de que los discursos de
Sherman y de Morgan han paralizado sus
famosos planes, y habla ya de presentar su
dimisin..
Esto retrata al pueblo castellano. Insul-
ta, grita, finge prepararse al combat con-
tando con que sus ilusorios aprestos blicos
han de causar impresin, y luego un simple
discurso le espanta y le anonada.
Ah! si la suerte quisiera que hubiese
llegado ya el moment de la expiaciones,
esa hora fatal que tiene que sonar para to-
dos los pueblos corrompidos y degenerados;
siEspaa, en un arranque extremo, ms de
desesperacin que de virilidad, sale de su
marasmo vergonzoso y recoge al fin el guan-
te que con tanto desprecio le ha arrojado el
pueblo americano, entonces asistiremos al
espectculo de una nacin que se hunde
en el abismo de sus propias culpas, mien-
tras all en Occidente nace la libertad una
nacin nueva, un pueblo joven, ansioso de
marchar la conquista del progress guia-
do por el resplandor mgico de la estrella
solitaria.

*


DOS EXPEDICIONES


En el moment de salir de las mquinas nu-
estro nmero anterior, recibamos un despacho
anuncindonos que la expedicin mandada por
el general Enrique Collazo haba desembarcado
en Cuba felizmente.
Razones fciles de comprender nos impidieron
anunciar su salida de un puerto extranjero; pero
podemos asegurar nuestros lectores que la
expedicin es importantsima, y que nuestros
soldados han recibido gran cantidad de armas,
; municiones, me-
dicamentos, ropa
y calzado.


Segn telegra-
mas de New -
York, ha desem-
barcado tambin
en Cuba la expe-
dicin del vapor
Bermuda, de la
que formaba par-
te el general Ca-
lixto Garca, y
cuyo cargamen-
to consista prin-
cipalmente en
750.000 cartu -
chos, 1.200 ri-
fles, 2.100 ma-
chetes y 400 re-
vlvers.
Nosotros no
hemos recibido an
desembarco de esta


confirmacin official del
ltima expedicin; pero


habiendo salido el Bermuda con rumbo Cuba
en la maana del. 15, es lgico suponer que
el xito ha coronado los esfuerzos de los patrio-
tas.

--------*~~i -------


CORONEL JOS ROGELIO CASTILLO


Nacido en 1845, el coronel Castillo haba to-
mado parte en la guerra de Colombia de 1860
1865, obteniendo el grado de capitn. Entr co-
mo voluntario en el ejrcito cubano. Fu de los
valientes expedicionarios del Hornet, que las
rdenes de Francisco J. Cisneros y de Melchor
Agero, desembarcaron, en 1871, en la costa
Norte de la Isla.'
Una vez en tierra, y en tanto que aguardaban
refuerzos los sesenta y seis que componan el
cuerpo expedicionario, vironse atacados por
una column enemiga de doscientos hombres, la
que al llegar la noche tuvo que retirarse, pero
para volver al siguiente da en mayor nmero.
El combat fu entonces verdaderamente encar-
nizado, pues los sesenta y seis, parapetados en
la manigua, hicieron frente un contrario tan
poderoso, hasta que por la noche, y no que-
dando vivos ms que treinta y uno, furonse re-


tirando sigilosamente. Entre estos se contaha
Rogelio Castillo, quien, aunque herido por una
bala de revolver sobre el ojo derecho desde el
primer combat, habase mantenido con una
energa y un valor dignos del mayqr encomio.
Ms tarde fu nombrado capitn de Estado
Mayor del general Vicente Garca, sirviendo des-
pus las rdenes .del general Calixto Garca
Iiguez, concurriendo muchos de los ms s-
rios combates en que figure este ilustre jefe, y
resultando herido en various de ellos.
Cuando el Zanjn, era Comandante, y aunque
retirado la vida tranquila, no pudo librarse de
ser deportado
durante la llama-
da Guerra Chi-
quita. Del presi-
dio de las Chafa-
rinas logr fu-
garse, volver
Colombia y luego
establecerse en
Cayo Hueso, don-
de ha residido
hasta que, alis-
tado en la expe-
dicin de los ge-
i' nerales Roloff y
Serafn Snchez,
desembarc en
Tunas de Zaza,
costa Sur de Cu-


ba, en julio del
ao pasado.
Jos Rogelio
Castillo es hoy


Coronel del Ejrcito Libertador y goza de un
buen nombre como military y como patriot.

------- ,: o-------

'QU TAL?

Habla El Diluvio de Barcelona :
El Gobierno necesita cien millones de pesetas;
pero ni el marqus de Comillas ni los seores Soto-
longo y Girona se han mostrado muy decididos la
pignoracin de Cubas. El seor Sotolongo parece
que record que hace un mes no quiso hacer la ope-
racin en firme sobre Cubas que le propuso el seor
Castellano, y que tampoco le parece ahora bien la
pignoracin. El marqus de Comillas record que
no haba querido aceptar Cubas en pignoracin para
pago de los siete millones que el Gobierno le deba,
y que si exiga pagars en un principio, y despus,
reflexionndolo mejor, haba aceptado Cubas en
firme, fu para echarlas al mercado. El seor Girona
mostr gran reserve, limitndose decir que con-
sultar con los capitalistas de Barcelona y con los
Bancos de que es director. Sin duda no tiene el Go-
bierno gran confianza en realizar la operacin,
cuando parece que despus de esta conferencia se
han iniciado negociaciones con el Banco de Espaa;
pero no con pignoracin de Cubas, sino mediante
dos tres plazos en Bonos del Tesoro.
Como se ve, no son slos el general Pando y
los de los mulos de Mjico : tambin los poten-
tados como el Sr. Comillas, de la Trasatlntica,
el Sr. Sotolongo, del Banco Hspano Colonial, y el
Sr. Grona, de la Bolsa y de los bancos catalanes,
no tienen ms patriotism que el del inters, ni
otro espaolismo que aquel que les rinda mayor


tanto por ciento; ni ms ni menos que el ltimo
usurero, quien lo mismo presta su dinero Dios
que al diablo, con tal que pueda hacer un buen
negocio.
He ah demostrada la verdad, que no dijo el
ministry Reverter al enviado de Le Matin de
Pars, y ya se ve como Espaa no tiene una pe-
.seta, y como no se la quieren prestar tres de los.
ms fuertes capitalistas espaoles, con las garan-
tas que el gobierno les afrece.
Y hblennos luego del desinteresado patrio-
tismo de los espaoles.....

'--------.^ -------

LA VOZ DE LA RAZN

En tanto, que la guerra de Cuba y la interven-
cin americana han escitado la patriotera espa-
ola de pan y toros, al extremo d haber sta
sacado relucir la tizona de Don Quijote y hasta
las inofensivas uas y los pocos pelos del valetu-
dinario len de Castilla; en tanto que con deli-
rante jactancia y en manifestaciones callejeras,
aturde esa misma patriotera, vociferando las ri-
dculas amenazas de emplear su tesoro que
ya pas de-la bancarrota y sacrificar su lti-
mo soldado cuando no tiene ni con qu ves-
tirlo y armarlo para aniquilar los cubanos y
castigar con mano several la osada de los yan-
quees; y por ltimo, en tanto que en Espaa, lo
mismo en las bajas que en las altas esferas, se
va perdiendo hasta la nocin ms elemental de
la realidad de las cosas, se levanta una voz auto-
rizada independiente, que con reposo, acierto
y abundancia de razonamientos, expone la cues-
tin desde el verdadero punto de vista en que
se hace imprescindible considerarla.
Esta voz es la del ilustre republican espaoI
P y Margall, y estas son sus palabras, que re-
producimos de El Nuevo Rgimen:

No podra, sin embargo, acontecer que hubira-
mos de pasar un da por la independencia de la isla
y aun aconsejarla y promoverla? Si una guerra ci-
vil se aadiese ahora una guerra international,
nuestros ojos la mayor de las desdichas; s nos fuese
adversa la suerte de las armas; si sobrevinieran, ya
en Europa, ya en Amrica, graves complicaci3nes;
si much adelantaran los insurrectos, qu otro re-
medio nos quedara? Nos desprenderamos por pri-
mera vez de una colonia? No hemos debido aban-
donar en lo que va de siglo todas las que poseamos,
-desde Mjico Chile? No han debido ceder las
suyas otras naciones algo ms poderosas que la
nuestra? No es sabido que las colonies, par de
los hijos de familiar, sienten, cuando mayores, ten-
dencia emanciparse?
Decidironse los radicales ingleses por la indepen-
dencia de sus colonies, cuando estaba la Nacin en
guerra con Francia, con Espaa y con Holanda,
cuando no tenia ya en sus colonies sino la ciudades
de Savannah, New-York y Charleston, cuando en
Asia como en Amrica y Europa vea comprometi-
dos los intereses de su industrial y su comercio,
cuando eran grandes el malestar y la penuria. Pro-
cedieron mal? No; procedieron racional y patritica-
mente.
No consiste, no, el patriotism en dejarse llevar
por la corriente de las pasiones populares, ni en ca-
llar, por duros que sean, los remedios que los males
de la Nacin exijan; consiste en proponerlos y apli-
carlos con nimo valiente, para que la Nacin no
caiga en riesgo de muerte. Con reconocer la inde-
pendencia de las colonies norteamericanas, pusieron
aquellos radicales fin tres guerras: merecieron bien
de su patria.


*


Coronel Jos Rogelio Castillo


)1


'1 )







LA REPBLICA CUBANA


SMARZO 26, 1896.


LA BELIGERANCIA

EXTRACT DE LA PRENSA DE Los ESTADOS UNIDOS
The Sun. Nuestra opinion es que el reconoci-
miento de la, beligerancia es una declaracin justifi-
cada e&DaPelBpecho intemnatona~i, 'ho0nsa paTa las
C.iarnar.a. lin merqada para los ca'banosy:que no
da lugarA material 4e, ofensa para Espaa.
.. .... .................,.. ............
-Plse el C.:,,irso abora una join ~cirlii':oon. yel
presiderite Clevl"nBd. e .ver obligado decir si est
de pane de CIaba -6 d1tal: o de Espaa.

Espaa debe saber que los Estado Unidos no tole-
rarn jams los procedimientos; del duque de Alba,
de Pizarro y del general; Weyler.

The New York Her.ald. Es muy possible quae
para la eicar.d oe llrEias,atal pol junio, si la
inscragccim no lia -;id o y sorw.sda. tenga (Cleve-
land) que toinar una .resolucin sobre elparticular.

The World.- Si estaba justificada la interferencia
de Mr. ClE eland en -apoyo dt'Venezuela, hay hoy
milvees ms 't~i raz&n para 'itervenir en 'favor de Cuba
ithime.

The New York Times. N- osotros estamos prc-
ffundamente convencidos de que el sentimiento del
pueblo americano sobre esta material no cambiar
con la discijsii'n, y sostendr una vigorosa y just
policta. Pero ,esta poltica ser todo lo'ms cierta y
saegura, para que' sea efectiva en proporcin ila di-.
Vgn;Jdd del debate enitaFiad., s.tre la cu-. l6'n cubawa.

The Recorder. Gujlquiera: que pueda ser la
SAida respect de. sies tioenpp opprtuno -o para
el reconocimiento de la independencia de Cuba, no,
cabe ni la ms ligera -vacilacin! respect que el
reconocimiento de -aa biligera.iis debi haberse
acordado desde hace larga fecha.

The New 'ork Journal. No es solo contra la
voluntad del Congreso con quien Mr. Cleveland, en
unin de Mr. Boutell y Mr. Turner, va emprender
-un fuerte obsteroclonismo, sino contra el- pueblo
ruisemo.

The Advertiser. Despus de dilatorias y con
Trecuencia indiferentes consideraciones de cerca de
tres meses, el Senado se ha portado finalmente como
debiera, y ha abierto la Cmara de diputados el
camino en que sta debe seguirle, adoptando una
accin semejante A la mayor brevedad possible. Esta
decision ser acogida con placer por los comba-
tientes cubanos, y causar la ms profunda satisfac-
cin al pueblo de los Estados Unidos.

The Mail and Express. Es imprescindible vo-
tar una joint resolution.

Patria. Lo que sabemos hoy, por tanto, lo que
sabemos de un modo que no deja lugar duda, es
queelSenado delos Estados Unidos, por abrumadora
mayora, est con nosotros, y desea que su gobierno
interponga sus buenos'oficios en nuestro auxilio y
para ayudarnos recabar nuestra independencia.
Todo el peso de su prestigio politico y de lo que
moralmente significa, est puesto en la balanza de
nuestro lado.

Porvenir. La opinion de los diplomticos
:de Hispano-Amrica es muy favorable las resolu-
ciones del Senado. Tan pronto como el reconoci-
minento de beligerancia de los cubanos sea un hecho
por loa Estados Unidos, todos los pases de Amrica
harn lo mismo.
...... ... .........................
Puede calificarse, de unnime la opinion de la
prensa favor de las resoluciones del Senado.
Alguno que otro peridico supone que pueda ha-
ber guerra con Espaa; pero la debilidad en que se
encuentra esa nacin hace impossible sostener el ar-
gumento.
El Quimtbo f abanero.- El acto solemne del Con-
greso es la condenacin implcita y la sentencia de
muerte del dominio espaol en Cuba, cuys dias es-
tn contados.

El Yara Cada vez que Espaa ha despertado
las justas protests de otras naciones por sus cr-
menes ingnitos, el len sin garras ha lanzado su
estridente rugido, pero no ha pasado de ah.., Hoy
ms que nunca Espa,a Sadra y no muerde.

Cuba.. Si la noticia de la resolucin del Senado
americano en favor de la beligerancia caus en esta
ciudad una explosion de entusiasmo, el telegram,
anunciando que el Congreso haba votado por 263
votos contra 16, la misma resolucin, produjo, co-
mo era natural, honda sensacin.

Un despacho de Caracas anuncia que ha sido pre-
sentada la Cmara de dipqutados una mocin, pi-
diendo el reconocimiento de beligerantes para los
cubanos, y que aquella haba decidido'por veinte
votos contra diez y seis, no acordar nada mientras
no se conozca la decision del Parlamento de los Es-
tados Unidos.


jt


PATRIOTISM


Hemos..,Jedo en n~stro 'colega Cub," dr-
Tampa, que el da del giji i .., s24 de Febrero, un
sefir americano regal al Cuerpo de Consejo
GuCbano noi quiilV;i de dinamita y una tonelada
de plvora, y qu.: un compatriota emigrado se
despoj4 de valiosas pren.1.is de oro que llevaba
eninma, entregndolas al Delegado Sr. Coronel
Fer~.an40 Figueredo, con la recomendacin ,de
Pqn. fueran convertidas en plomo.
Cuando una causa puede relatar hechos de esta
naturaleza, no debe menos que estar muy or-
gullosa del patriotism que la sostiene.



CRIMENES DE WEYLER


Para que se pueda tener una idea aproximada
de los horrores que .estn cometiendo en C:uba la
hiena Weyler y sus secuaces, vase la relacin
de una parte de los asesinatos iltimamente co-
metidos, y dgase luego si, obedeciendo los
principios ms elementales de humanidad, no
tiewen derecho in'tervenir en la ecstin ctu-
bana todas la na.,ones civilizadas:
En el GECa'ao:
Francisco Sosa, asturiano, comnerciante, casado.
Pascual Chavez, de Guatao, labrador, casado y con
4 hijos; Pedro Amador, id. id. id. con 4 hijos. Vidal
Prieito, id. idl id. con 4 -li- J': los Rodriguez, id;
Francisco Hetrnndez5 id. id. 'con 5 hijos:; Antoinio
Gonzalez,. de Canarias,; Pabl.:. Polo, africano, labra-
dor; Florencio Quijano, de Guatao; Arcadio Cas-
tillo, de Punta Brava, labrador, con 2 hijos; Juan
Reyes, de Canarias, o.nduct:r de un carro de leche;
Erirnque Fernitdez, de Punta Brava; Asuncin
Ortega, del Caimito. Muchos de estos con io ma-
chetazos despus de fusilados.
Por el general Prats, en Guamacaro:
Francisco Santana, de 70 aos, conocido por El
Sah(ti causa de su vida ejemplar. Manuel y Fran-
cisco Diaz; ios de la Paz; un moreno desconocido';
pardo Gernimo Linares, Jos Nieve.
Por el mismo, en el Aguacate:
20 cubanos.
Por orden del alcalde corregidor, en et Recreo:
El nio de i3 aos Francisco Ballesteros.
Por el general Sudrez Valds, en San
Cristobal:
16 cubanos.
Por el mismo, en Managua:
8 cubanos, por sospechosos.
Por el coronel Vicua, en Corral Falso:
18 cubanos.
Por el general Cornell y coronel Molina, en
Jaruco:
87 cubanos, entire nios, ancianos y mujeres.
Por el teniente de la guardian civil Pla y
Flaquer, en Bainoa:
El moreno Carlos Valds y 3 cubanos ms.
Por los coroneles Galbis y Aldecoa, en
Quivicn:
Jos Rodrguez y Jos Capote, encontrndose
amarrados codo con codo; 2 gallegos y Antonio
Gonzlez, de setenta aos.
Por el coronel Aldecoa, en Sabanilla:
6 cubanos.
Por el general Garcia Navarro y coronel
Segura, en Calimete:
Alfredo Hernndez, ciudadano americano; el bo-
ticario y l3 cubanos ms.
Total.............. 191 asesinados
Continuaremos llevando nota de los horrendous
crimenes que cometa el odiado y maldito jaguar
de Espaa.



SIGUE EL XODO

Ha llegado Nueva York la distinguida seora
Susana Benitez, esposa del ferviente patriot
Sr. Nicols 'de Crdenas, Delegado de la RepI-
blica Cubana en Sud Amrica.
A Cayo Hueso, la respectable seora Lucia
Iiguez, madre de nuestro ilustre general Calixto
Garca; el conocido escritor Julio Rosas, el
notable orador sagrado Manuel de J. Doval, y
el Sr. Lorenzo G. del Portillo, reputado juriscon-
sulto.
A Tampa, el Dr. Eduardo F. Pla, ilustrado
redactor fundador de la Crnica Mdico-Qui-
rrgica de la Habana, y el Sr. Rafael de Armas
Montenegro, Coronel de la guerra de los diez
aos.
A todas estas conocidas personas pueden agre-
garse otras cuyo nmero asciende millares, y


Co.. .onmo las citadas, han abandonado la colo-
nia par;i no soportar ms tiempo el brbaro yugo
. el -pTz representante de la tirana espaola.



SSUBDELEGA'DO .

Sabemos que nuiestro r.i:ipatiot. el ilustrado'
Dr. Joaquti Gastilo y Duany, Brigadier jefe su-
perinor e Saridiil MilitPar y Secteetriode Haiee-
da de 1.i RepFibiChi 'oubaana, y quien hace peco,
timnpo lleg.. ; Nuevua York "o-n Wm a a importinte
misin de nuestro Gobierno, ha sido electo por
el Ministro plenipotenciario y Delegado Sr. Estra-
da Palma, para el cargo de Subdelegado en am-
bas funciones.
La competencia del Dr. Castillo y Duany es la
mejor garantia del acierto con que se ha proce-
dido en h.: nomibiaminiento, y por ello nos W.-o
gratulamos.



EN PUERTO RICO

De El Correo de Ultramar de Madrid, repro-
ducimos los prrafos siguientes de una carta que
le enva desde Puertto fico un fiusxte hombre
doe ienci'a y un libeFrl ConSeaiBi y bshthdbs&,
qae hoy se holta, en virtUd de graves decep-
oioaes, alejado por completoade la poltica.
En ellos vern descrita nuestrs' lectores la
situacin de insufrible tirana en que se halla su-
mida nuestra infeliz hnermiana la hermosa Boin-
quie.n, y una ~ e ms patentiz ial 'desptr&s de
tantas otras.'-la indiscutible vediad de qut la
corrompida-y odiosa administacina .le E3sia,
no ha hecho sino justificar largamente todas las
guerras de independencia de que han sido teatro
sus posesiones americanas.
Vanse los prrafos que aludinmos:
... .................................1. ..!. ..
Aqu hace tiempo que se nos vigila y se est
bajo la ley de los sospechosos, desde que el general
Gamir cuya muerte deploro pidi la lista de
sospechosos todos los pueblos, pregunt cuntos
press se podran alojar en las crceles 6 lugares
provisionalmente destinados guardar press, y
di rdenes terminantes, las autoridades civiles y
militares, de prender, la menor noticia de amoti-
namiento, sedicin desembarco de alguna expedi-
cin filibuster, todos los que se encuentren en las
listas... Esto, unido la farsa electoral, la burla
sangrienta que hicieran de las reclamaciones de in-
clusin y exclusion de las listas electorales todas
las autoridades, alcaldes, jueces, administradores de
Aduanas, curas, etc., han hecho perder la esperanza
de reforms con Espaa...
.. ..... .. .... ... ..... .... .. .. .. . .
Hoy, alea jacta est, y dicen bien aquellos que
sostienen que Martinez Campos se llev la bandera
espaola de Cuba. S, los genizaros de la Habana
han impuesto la nacin el abandon de Cuba, en
fecha no lejana, gracias al envo .de Weyler. Esta es
la opinion de los Estados Unidos, Inglaterra, Fran-
cia, y aun de la misma Alemania. Con various con-
servadores amigos mos, de los ms transigentes,
he tenido este lenguaje : Cuando tengo un enfer-
mo grave, me preocupo much de evitar su mierte,
y si la enfermedad es infecciosa, de evitar el conta-
gio de los allegados. Cuba es un enfermo desahu-
ciado y su mal es contagioso; si sucumbe Cuba, si
Espaa la pierde, < qu ser de Puerto Rico?
Todos estos amigos me han contestado que esta isla
se perder tambin. Triste fatalismo cuando hay
que pensar en buscar el remedio para evitar el con-
tagio. Los empricos propondran mantener en la
isla una fuerza de 25.oo0 hombres y una escuadra de
buques de guerra para prevenir una invasion.

Pero la is a, podra sostener por much tiempo un
presupuesto de guerra y marina que triplicaria sus
cargas? Creo sinceramente que no. El segundo re-
medio, el ms eficaz, en mi concept, el que dara
honra y gloria la madre patria, el que adoptarian
desde luego los ingleses si Puerto Rico perteneciese
la Gran Bretaa, una autonoma como la del Ca-
nad, sin mistificaciones, haria que conservadores y
liberals, prsperos y contents, defendisemos
nuestra libertad ,la sombra del pabelln espaol,
como la defenderian tas personas de color si alguien
pretendiese sumirlos de nuevo en esclavitud. Este
remedio tan eficaz, me temo que no lo aplique nin-
gn gobierno monrquico; seria preciso otro Sedn
para que Espaa nos diese la autonoma.
El tercer remedio es tambin eficaz para evitar
Espana ms sacrificios estriles; consiste en la
venta de Puerto Rico los Estados Unidos; esto
permitiria Espaa resarcir, en parte, su quebran-
tada Hacienda, y aos dara, los habitantes de la
islilla, libertad y bienestar para todo el que quisiera
trabajar.
Si yo pudiese discutir en su ilustrado peridico
esta cuestin bajo la hiptesis del abandon de
Cuba que no est muy lejos hara un gran ser-
vicio la patria.
Hblase de poner un impuesto de guerra para po-


der sostener la de Cuba, y en justicia sola-
mente deberan recargarse los articulos nacionales
que no.pagan nada, y si pagan, es el io por ioo de
. los dtirchos que pagaban antes, ai'.:.iir p~e 3a
proce' encia extranjera, sumamente rweargada co0
eitcuas, tarifas, no puede ravarse ms isin E p.:.ne'r-
nos la guerra de tarifas' que-nos haran las dems
naciones,' lo que hiata materialmente 'ir:it-; e
nuestra.,ida en Puerto R'ico.
Fernndez Juncos, encausado nriltmi.-:nte por.
haber copiadb de iu peridico metr.-p,:.li ..: un
credo umaIn bi la prensa autonom'ista, mn.tiada
r. niud,' pr r-.2proicir 'artculos de p.lrdcd.:, .:-
rin uiiire., '. da- .noticias r,:pr duo.dW a del !!I ..,!,'
El awm o Dr. Guzmn fu agredido por el conser-
vadorLire, al salir de su casa, recibiendo un mano-
plazo`en la region supra y suborbital,.que le hizo
cae~ al suele sin conocimniento De aqu iel origin de
un part quhe han, didb -los'cnSetrvidors de Aasco
al comandante military de Mayag'iez, dicindole que
estn expuestos ser arrastrajdos por el pueblo, ex-
citado por el Dr. Guzmn., Y La Integridad, de
Balbs, hablando de conspiraciones tremebundas...
Y un Dr. Fernndez Blanco, en Cabo ri:.i.:. arran-
cando un joven abanderado una cintita rosada
con una estrella de cinco puntas y entiegndola
la autoridad -par, que se'fo'irnse cayusa. y el fiscal
de esta. udil.Jra ditaminand :que 'q.U-ia causa se
debe lle- ar por lo military. y qlue payin u Consejo de
guerra ocih.:- ji-enes por Ilx\ar en .-l o.al de la levita
un pedazo de cinli roja -oW' un sino mai. ...-:
una estrell.i... esto: e lo que p f h e si. parte del
corderillo : riilar.
Puedo afirmar: v.te.red 'que, aurirqIe el Directorio
decrete lo contrario, el Parrdo \u.tr....r.;,i i no ir
los comicios...

---------- I---

EL PAIS


Anuncian de la Habana que El Pflir, .',rgano.
official de la ex-Junta,Central del ex-Partido 'Ah-
toeomista, cesar de publicare el da 31 del pre-
sente.
La noticia no puede sorpreader nadie, pues-
to que el 24 de Febrero de 1895 recibi el diario
de Montoro la herida de muerte, y desde entonces
no ha hecho otra cosa que agilarse en el ms
triste de los vacos, pretendiendo con su anti-
patritica arrogancia ahogar esta Revolucin
como logr hacerlo con la de 18 79.
Vaya, pues, dormir el sueo de.los riprobos
ese Pas que, la satisfaccin de powder escribir
en su despedida las significativas palabras de su
homnimo de 1868 : Enferm El Pas, pero
vivir ha preferido el desdn y,la indife-
rencia de los espaoles y la repulsion y el ana-
tema de los cubanos.




MANIGUA


Al primer tapn... zurrapa!
Las pruebas de la artillera del crucero Mara
Teresa, han tenido un resultado satisfactorio.
Al primer disparo, revent un caon y... la
mar.
Bien por los artilleros!
Ahora.... que salga el Pelayo!


El Sr. Porrua, (bien, nomhret) gobernador de
la Habana, ha.llamnado los periodistas y les ha
prohibido hablar en contra de las elecciones.
Cuando llegue el momento, mieter ea la car-
cel todo el que se abstenga de votar.
Y despus de esto... la paz reina en Varsovia.


El duque de Tamames y de Galisteo, coronel
honorario del quinto batalln de voluntarios de
la Habana, guard en este moment hist6rico
una actitud y un silencio prudentisimos,
A principios de la guerra, cuando creyeron
que la cosa era una juerga la que iba dar
fin c general Martinez Campos con solo desem-
:barcar en Cuba, sintironse poseidos muchos
valientes espaoles, de ese decantado patriotism
que les viene, segn dicen, de Pelayo, no el aco-
razado, sino el de las braguetas.
Y porfa se ofrecieron para ir Cuba ex-
terminar los salvajes.
El de Tamames, por no ser menos, escribi
una carta blica sus soldados del Quinto, y
pidi al general en jefe marchar campaa, al
frente de aquellos bebedores de ginebra.
Entonces no hacan falta los voluntarios, y
como es natural, Tamames ni fu, ni sali, ni
se puso al frente de ellos.
Pero se qued muy satisfecho, bramando de
coraje, y diciendo por todos los crculos de Ma-
drid:
-Dejadme ir y veris aniquilar esa canalla!


_ ~___i i








MARZO, 2'6, 1896.


LA REPBLICA CUBANA


Desde. hace ya algunos. meses, la cosa ha va-
riado. Los. voluntarios mandaron algunas com-
paas; t campaa, y si bien es verdad que en
ella se han dejado el armamento y las municiones,
no es menos cierto que han pescado tambin al-
gn tirito y no pocos machetazos.
Esto ltimo no ha sido muy del, agrado del
seor duque, que sin decir esta boca es ma, deja
a sus soldados que se rompa.u el bautiisnoo inm ien-
tras l, vive um uy ig-,u.m- ra il quinienta-s liegumas
de su reg'imientO.
Y ese valor,, seorfi de Galisteo? Y' la sangre
torecra? Qu van decir los, Tamales, digo, Ta-
mames, pasados y fuituros del' compaero de-or-
gas del' rey Alfonso?
Lo que. yo creo, es que Vd. se ha equivocado,
seor duque, figurndose que la guerra egp C ba
iba ser una romera como lo de, Malilla, done
Vd. y el infante D, Antonio vieron los toros
desde la barrera.
Un. poco, de nimo,, seor Coronal.
Dse una paseto por 1.a. manigia,. pero, suj-
tese el monocle porque: si se' le cae eni la huda',
no va, encontnat el; caminoAde' la lHIabana.


El general Pando, 6 de .Pado,,quiere suge~ar
a Weyler con las famossimas p3r.claann que
diariamente. lanza al. pas ..
Despiu.s de ordena,, entire otras barbaid.ades.,
que los hacendados. euipiiend.in lio molienda, so
pena de no: si auuinlae cosas, ahora obliga' , to-
dos, los ciudadanos. coger el' fusil, de lo con-
trari sel, n ten'idos.. por. insurrectos, y como
tal: trraadbs.
El' que no quiera ser soldado, paro.
El que sea indiferente... palo.
Esta ltima disposicin es la monum.entML..
Hasta abora no haba, visto castigan la indiferenr
cia ni considerarla como un crmawn, pero gracias
de Pando, se peca. tanto por ser filibuster co-
mo por no ser nada.
Yo creo que por lo que se peca grandemente,
es por haber'nacidt' ett Cuba.


El, org en de la n'olibeza, die Pandb provienle de
Cuab, pues lo que, es' de lasiC uzadas in0'h'y rhe'-
moria, d'e'ning'i de' su' niombre.
A Cu'i lleg'6, un' emp'eado esculidb y ham-
brientto, cbn nomir obscuro y cuna vulgarsimia,
yfil tal1a maa quese dij para engrosar al mismo
tiempo eT bolsill'o'y la panza, que dieron en, lla,
marle Pando, hasta el extremo de olvidar su
apellido y no conocerle por otro nombre..
De aqu sali el general de los bandos, que ha
tenido buen cuidado, de' pegarse un' de que le
sienta como un tiro, pero que sirve para disi-
mi'far elt o rge'i de ss' apellido.


Y propsitio de ttulos. Ya se han cansado
los peridicos espaiolrs de calificar los insu-
vrtectos de: titulado general ; y titulado


brigadier . Parece que les ha dado vergenza
poner en duda urna graduacin military ganada
por el talent y el arrojo, cuando en Espaa
muchos generates obtienen sus entorchados por
intrigas polticas por otros medios.
Hay general que jams ha visto, una accin
de guerra, y muchos, como Ahumada, por ejem-
plo, que no han tenido ms campo de opera-
ciones que el boudoir de algunas damas.
En cuanto los marinos, no estn ms ade-
lantados quke sus compaieros de tierra. Conozco
unor qaue ha. llegaado ca.pitn; de. navo, ns hba-
binaose embarcadoe en toda su cacrera .ms
que. el-. t.i&po necesario para ir de. Cdiz la
Iabana.
Hay que advertir qu'el viaje lo haca como
pasajero del vapor conreo.
No., es. ex.tafio 5 pues,, que c.ando, lis manden
salir la mar comretan- mil torp'.aas, por igno-
raiia,i y se expongan, la mitlad, de las.veces
perder el barco despus de perder el rumbo,
cosa que les ocurre siempre.
En las capitanas de puerto, en los arsenales,
y en el Ministerio de marina, es donde se hacen
las carreras:. Para iir- Cubi: y, Filipinas ah
estn los correos, y para navegar, el estanque
del Retiro.

As es que result una irona sangrienta
cuando los espaoless se lLenan: la bo.ca, diciendo
que han llevado la civilizacin i Amrica y que
Cuba les debe lailh.stracin de: quite goza.
Quiero queme digan-si.los ferrocarriles, el tele-
fono,, la. Lu. e.lctrica,, usadlos, primero, en Cuba
que. en. Espaila, y las..poderosas. maquinarias pa-
ra, la, elaboracin, dal azcar,,nos han. senidode
Tr;ubia. de CastrocUrdiales.,
E.spajj, no. hailaevado- , Cuba; (y esta es; una
frase clebre), otra mquina que el garrote.


Las iniconcueiiciias. de Tessit.ntle Gallego, no
tienen ms que un culpable, que es el director del
Heraldo.
Si este caballero pusiera un poco de atencin
vera el ridculo que resultapublicando las cartas
optimistas de su redactor, y aY lado los telegra-
mas del mismo, que veces no pueden ser ms
lastimosos.
Prueba al canto:
Dice. en, carta fecha 20 de febreros que todo
march admirablemente en Cuba; que los bands
de Weyler caen comoi el ianv sobre los:cabanos,
que las elecciones (aqu ense, la, oreja) son cosa
facilsime,, y que' !; e y Maceo, perseguidbs y
destrozados, no podrn pasar de l la H'ban'a Ma-
tanzas, por'el considerable nmero de tropas que
forman una lnea inexpugnable.
Ahora bien, al final del' articulo se inserta el
telegram del mismo Tesifonte, fecha 15 de
Marzo (l' dice' qfe face se halla con su gente en la costa


Sur de Gira de Melena, Quintn Bandera en Al-
quzar y Lacret en Guanajay. Zayas y Delgado
en San Jos de las Lajas han quemado la iglesia,
el Ayuntamiento y varias casas de BatabanO, y el
generalsimo est AL SUR DE CUEVITAS.
Cuevitas no est en Matanzas,. pedazo de bru-
to? Pues qu se hicieron las lines inexpugnables
y la bizarra de esos generals que as le.dejaron
pasar?
Crame, seor Figueroa, establezca la censura
en su peridico, y con eso se evitar el ridculo.


Ya hemos dicho que Tesifonte'quiere toda
costa que se hagan, las elecciones.
En. la, carta: de que:acabamos dei hacer men-
ciab, despus de dar un poeoo de jab6 al. mar-
qus de Apeztzgua; agnega que los, insurrectos
no ocupan ningn poblado y que la no interven'-
cin en las elecciones seria.,demostrar debili-
dad que ofendera el concept: de la sobevana ,
Despus de este quijotesco desahogo0de est,
pida soberbia,,se queda tan, tranquil y lbs lec-
torest del. Heraldo' pueden leer en: el; mismo n-
mero lo siguiente:
< Dando de barato que en el estado dela isla
pudiera intentarse ni siquiera un, simulcao elec-
toral, .por qu eenso van hacerse las elecciones ?
por el viejo por el nuevo ? Y dado que' eh mu-
chos4 pueblos, no lo. rh -i ni nu'e..: ni viejp,.por haber
incendiado los insurrectos las listas y el padrn de
vecinos, cmo se va subsanar esta falta ?
Nada, seor Figueroa, la censura, y no de
cualquier manera sino como en' Cuba. ,No ha
observado Vd. que' todbs, los.jefes del' ejncitio se
han puesto, d- acuerdo, para: batir, al enemigo,
castigarle, dispersale y por ltimor oeupar sus
posiciones despus de hacerle numerosas bajas ?


Los bodegueros de Cuba.han metido la pata,
tan desgraciadamente como acostumbran,
En un rasgo de patriotera iracional,, por no
decir espaola, algunos comerciantes. de Cien-
fuegos declararon. la Cmara deComercio.de
la Habana, que iban cesar todas las relaciones
mercantiles que tenan con los Estados Unidos.
Con esta hazaa iban . arruinar al comercio
americano. Qu porvenir pana, los, Estados
Unidos!.
Pero la Cmara de Comercio de la Habana
comprendi que la combinacin iba perjudicar
ms los importadores, espaoles que los
yankees, y que estos, al fin, no iban morirse
por dejar de vender algunas arrobas de manteca,
y contest los patriots de Cienfuegos que la
idea le pareca, buena, que se adhera ella;
pero que..... no era conveniente llevarla
cabo.
i Oh, sombra venerable de D. Quijote de la
Mancha!...

Decididamente los espaoles tienen un ta-


r I


FOLLETIN 1
DB La -Re'bPraca Cub-ala


CUBA. LIBREi
1IPRESIONEBS DE VIMJE EN, 19* .

Cuando sali, deS e'lla ba'hia d: New o'ik elvapotr
que nos conduiea~ l IIabBnBa', se acerc6 & mi n
compatriota agregado a la. Legacin cubana en
Washington, quien haba conocido la noche
anterior,. y mey dii-j eO eFeamd ando uia. intiell-
pida conversacin :
,- e manera- q0 Vd. no coen'ode nula i.Il la
nueva Cuba?
Nada'. Sal'f de' allf i los res meses de esta-
bleeid'a' la Repblica', y por laIsraidones que lte he
explicado, rio he pedido vlve~i hasta ahora. As
es que, auanque s lo' mich,o q ha canWrbiado
todo en tantos aos, no tengo ms que una lige-
ra idea por 1'o poco que he visto: en fofografas.
Pues recibir Vd. gnandes sorpresas. La
Hahana, sobre todo, ha pr6gresado de una ma-
nera prodigiosa.
Se explica, porque ademsr de ser' a-Ctpit
de.su estado, lo es bamib,n'a, pr~o-tisio'i~almente,
de la Repblica;. pero ereo q e pronto prderP
esa ventaja, porque, segiin dicen, los tralajos lde
la nueva capital estna muay adeluantados. -L Atdi
hay para much tiempo. No cream Vd.. que el resto
de la Isla no adelanta; la transformacir ha sido
profunda yJio solo en las casas, sino tambin, en
los hombres.
Y comenz presentarme ejemp1ds, citar
hechos, recorder cifras y hacerme explicaciones
comentando los grabados, de las guas y prospec-
tos regados en el saln.
As pasamos la travesa, l entusiasmado ha-
blndome de todo, de .instituciones y de hom-
bres polticos, de trabajos y proyectos, y yo
escuchndole emocionado, mientras recorra con
la vista los itinerarios que adornaban las- pare-
des del smocking-room, y en los que brillaban
ttulos llamativos para seducir los america-
nos : The sunny lanul. Coo('s AGENc v: Vara-
dero beach. Siguanea mountains Cauto
river. BEELA'AR IIATELt (nmrrT'etou. groots).
Suinier resort Pine Island Stalion.


CAENIVAL IN 11VANA Battf'e of flowers'-
Yachl-racees ,I. Y. G'. a. nd N. Y. Y. C. It wii
certainly be fine. ,

La Iabana !'A lo lejos se vea, como en una
decoracin de teatro, la ciudad, blanca oda, ilu-
minada por el sol poniente que tea' d-e rosa los
campaniarios y las altas, cpulas. Se ech la
escala y un prctico subi. bordo.
En ese moment sala del puerto un buque de
guerra; adelantandio lentamente, magestuoso,
formidable.,
-: i Qu barco, es ese? pregun t uno, de los
mariners del prctico.
El' acorazado Baire me contest desde
su, bote.
iiHe>rmoseo blque!'
En el puerto ver Vd. el Yara, que es deel
mismo tipo.
No los conoca Vd.? me dijo mi amigo.
No. Slo: he visto el Nipe' cuando lo echa-
'on' l ag-ia en- In! gl'terra. Es, much mayor an.
El que segiu' parece ser magt.fies, es el
Guinaro, que se est constr yendo.
S, ese ser un coloso. Y diga Vd. estn
todos as, pintados de blanco?
Todos, menos los torpederos.
Pasamos por el Morro, en el que una antigua
inscripcin ha sido sustituida por otra en letras
de bronce: Patria y Libertad . La bandera
cubana, la que en otro tiempo se adoraba en se-
creto, fletaba org-prllosa sobre el castillo en, que
tanrtos patriots lloraron la libertad perdida 4
sucumbieron bajo el plonam espaol.
Al verla, mis ojos se llenaron de ligrimas
coio' el da aquel en que, aclamada por el pue-
blo delirante, tremol all por primera vez la sa-
grada ensea.
Aquella, ennegrecida de plvora y de sangre,
agujereada por las balas, era el smbolo de Cuba
guerrera, herica, arruinada por una larga lucha
contra la tirana, esta es el emblema de la patria
libre, prspera y opulent.
Despus de la visit de la Sanidad, invadieron
la cubierta los agents de express y los intr-
pretes. Estos llevaban en las gorras los nombres
de los hotel s y repartan tarjetas los viajeros.
Mi amigo, despus de consultarme, entreg al del
Splendid Hotel nuestros boletines de equipaje.


Asi' podremos dar un' paseo antes' de ir al
hotel, si es que no est Vd cansado, me dijo.
Cansado? diga Vd impaciente!
Saltarmos un bote que, comotodbs los que
estabani al costado' del vapor,. tenia en vez, de
aquellas antiguas capotas, fijlas,. uni told, de lona
rayada de colors que recordaba el tendolino de
las gondolas venecianas. Los boteros todos ves-
tidos d'e azul, ITevaite en, el!pecho y en la gorra
un nmero que .les distingue. Cada emnibareai-
cin tiene popa una placa de cobre en la que
est grabad'a la tarifa en espaol y en ingls.
Atrac6 el' botee i unas aicha escalinata de, mar-
mol, adornada con dos columns rostrales de
bronce. A la derecha hay un pabelln de la com-
paa trasatlntica francesa y la izquierda otro'
que sirve de estacin al tramway elctrico. All
comienza una avenida hermossima que honra-
ra cualquiera gran. ciudad : la -Aveniida de la
Independencia ,, formada por la. unin de las
antiguas calls del Obispo y O'Reilly. Las aceras,
muy anchas, estn adornadas con. rboles. De
trecho en ,trecho hay columnas vespasian-as y
kioskos dedicados al, anuncio de los espectcui-
los y la venta de peridicos.
En la estacin situada al principio de la calle,
tomamos un coche. Estos son muy diferentes
los de antes; limpios y con caballos bastante
buenos. Algunos tienen, durante el. da, en vez de
capota, grandes parasoles. Los cocheros visten
todos de gris, con sombreros de copa del mis-
mo color. Parece que cost gran trabajo unifor-
marles y que slo se sometieron, despus de tres
cuatro huelgas, ante la tenacidad del alcalde.
El uniform de los guardian municipales, es
tambin gris para diario, y azul obscuro para
gala, guardia de espectculos etc., y llevan un
pequeo casco negro con el escudo de la ciudad.
Los nuevos edificios de la avenida de la In-
dependencia son todos esplndidos, de tres
cuatro pisos, con anchos balcones y ban-windo-
ws Lospisos bajos y los entresuelos estn ocu-
pados por lujosos establecimientos, entire los
que algunos tienen nombres extranjeros.
Una de las manzanas centrales est ocupada
por el Banco Cubano, construccin magnficacuya
fachada monumental est coronada por un gru-
po escultrico de gran mrito, representando la
Industria y el Comercio. En frente est el nuevo


teatro de la Comedia; que es una joyita de arqui-
tectura estilo Luis XV. En otra manzana se le-
vanta el (( Splendid' lHtel , que es realmente
grandioso y que fu construido, por uni tali M,.
Plant hace cuatro aos. En la plant, baja estn
el'restaurant y el bar, decorados ambos con usuto,
imitandol'los' cralbare, nr ttigiis. All se reune, la
j.uvertud, elegan;te-
Otro edificio que llama la atencin, es el de una
compaa americana de seguros, todo d1 granite,
muy alto y rematado, por dos campaniles dora-
dos. Al final de la calle, donde en otro tiempo se
vean las llamadas ru'in.s de, Zulueta,. estnlos
SAlmacenes de Pars , imitacin en pequeo de.
los grades establecimientos de modas franceses.
EIl' que fu Phrque Central es hoy un square
delicioso. Est sembrado de palmas, fnix y otras
plants tropicales y adornado con. algunas st-
tuas. A la derecha hay un bonito kiosko para la
msica y en medio, frente ti la avenida, el gran-
'dioso monument de la Independencia. Este des-
cansa sobre un pedestal d:e marmol y es todo de
bronce, hecho, con los caiones viejos tomados
los espaoles. Representa Cuba en una actitud
altiva, hollando con su plant una corona y un
cetro. A sus, pites, entire cadenas rotas, est un
soldado herido quien sostiene un adolescent
que blande su espada, rota en el combat. De-
trs, el angel de la victoria conduce Cuba, y sus
dos grandes alas corona magestuosamente el
monument. En el pedestal, entire coronas de re-
lieve, se leen los nombres de las principles
victorias.
La calle del Prado es delas que conservan ms
su antiguo aspect, si bien muciha- casas se les
han aadido algunos pisos. Todas son de porta-
les, except una en que est de Conservatorio de
Msica, y otra, en frente, ocupada por un bonito
temple presbiteriano, casi cubierto exteriormente
de hiedra, al estilo de las iglesias americanas.
Ambas construcciones, algo rrtiradas de la lnea
de casas, forman una pequea plaza, poco antes
de llegar al edificio que antes albergaba en con-
tubernio sarcstico los magistradlos y los presi-
diarios, y en el que hoy, despus de una com-
pleta restauracin, estn instalhdos el Ministerio
del Interior, la Prefectura de poiica, el Juzgado
de guardian y otros servicios.
(Co.ntinuar.) 1Ramrl de las Yarguas.


3,





lento politico tan grande, que slo puede'copa-
rarse con la altura que llegan sus sentimien-
tos de equidad y de justicia.
El Hleraldo de Madrid ha publigado un art-
culo doctrinal que titula Full.,. no refornma,,.
digno de figurar entire los mejores de La Voz de-
Cuba cuando predficaba el *fb :riii;,Lo: de los.
cubanors.
Por el tal artculo pueden ustedes figurarse
cmo entiende el Heraldo la poltica, cuando
empieza pidiendo fusiles y concluye diciendo
que Cuba no debe tener mis gobierno que el
que le demos nosotros! mismos (los espaoles)
en la plenitud de nuestra soberana.
Si furamos espeMar lo qu: haba de darnos
la soberana hidalgu,~a 1'**l..sl.i.1, nos-sucedera
lo que Puerto Rico, que por estar en paz y ser
fiel la metrpoli, no solamente no le han dado
una sola, reform de las. votadas para r as Agr-
tillas, sitho que los electores les han subido la
cuota al double de lo que pagan los mismos cu-
banos para participar de los comcios.
Lbs portorriqueos, al ver tanto amor, han
d'cidido retraerse y hasta' di'.il\r ei partil.:.
Con que crea V. en promesas del' gobierno y fese
de l buena fb dbl pueblo castellano;
Si los cubanos no llegaran vencer, como
vencern, en esta lucha por la dignidad perso-
nal y la emancipacin del pueblo, teMidban que
suffir, los pocos que hubieran escapado al
cchill' de VWeyler, J s ignominias y las depre-
daciones ms vengonzosas, para satisfcer los
sentimientoS de venganza que lan respondido.
siempre al carcter de los espai'oles: colbardes
en li guerra, fnfarrotes en la paw y"'ladonies
en todas parts.
SAi Fast:

I--------*^T--------- .

EN EL BRASIL


El peridico O Paiz, de Rio.Janeiro; que es el
diario de mayor circulacin en la Repblica del
Brasil, consagr el 24' de febrero una pgina en
conmemoracin deli primer ainivensario: de:'la Re-
volucin die Cuba, en, su present poca, descri-
biendo en un extenso y brillante artculo, los
heroicos movimientosidel Ejrcito Libertador, las
causes aejas det la rebelin, que- no son otras
que.el sistema absorbente y desptico de. la. me-
trpoli en una colonial culta, y rica, ilustrando
con profusion de datos!y: noticias la opinini bra-
silea sobre el conflict cubanoe que hoy por su
importancia y gravedad, llama: la atencin. del
mundo. El. luminoso esceitoi de O.Paiz terminal
cons unas. breves peno, comprensivas biografas
de' losigenerales Mxim~ i'iomez,. Antonio Maceo,
y President Santa Luea,. adornadas coni los
retratos de. estos preclanos varones.
En la imposibilid adi de repradueir eni nuestras
cominnas, la. traduccin, ntegra de tani intere-


>- ~iiiii iraC- i I -- r 1- ---- -' -- ~-- -a. i







LA REPBLICA CUBANA


MARZO 26, 1896.


sante publicacin, entresacamos el prrafo ms
saliente, resmen de sus afirmaciones, para cono-
cimiento de nuestros lestores, y enviamos desde
aqu el testimonio ms sentido de nuestra grati-
tud al ilustrado diario que de manera tan
elocuente extiende su expresin de simpata y su
apoyo valiossimo, un pueblo americano que,
-como el Brasil lo hizo gloriosamente, lucha en-
campo ms designal y espinoso porsacudir el
odiado yugo de su metrpoli.
Asi se expresa el diario brasileo:
O Pai, dedicando sul pgina de honor los
retratos de los tres jefes ms ilustres [de este
heroico movimiento, no hace ms que reafirmar su
solidaridad como rgano de la prensa [democrtiea
.americana con aquel pueblo que lucha picamente
por la independencia de la patria.



NOTICIAS DE LA GUERRA


Marzo 16.
La toma de Bataban por las fuerzas cu-
banas, que anunciamos anteriormente, fu des-
mentida por los peridicos espaoles; pero luego
han tenido que confesar que haban sido incen-
diadas ms de 60 casas y la iglesia (que serva
de fortn), el Municipio, el Juzgado y el puesto
de policia.
Las columns del general Antonio Maceo,
del brigadier Bandera, de Collazo y otros, han
.hecho rapidsimo movimiento y han entrado en
-Pinar del Ro por el Norte, burlando las colm-
Snas espaolas que, con objeto de cerrarles el paso,
haban ocupado la extensa zona comprendida
entire San Felipe y Artemisa por La Salud, Guira
de Melena, Alquzar y Seiba.
Continan, por orden de Weyler, la prisio-
nes de sospechosos. Es enorme el nmero de de-
tenidos.
La march del general Maceo Pinar del
Ro, ha hecho desistir Weyler de su tan anun-
ciado viaje Matanzas.

Dia 17.
Muchos propietarios de ingenios han visi-
tado Weyler, declarando la imposibilidad de
hacer la zafra.
En Candelaria ha habido un rudo combat
entire las fuerzas cubanas de Occidente y las co-
lumnas espaolas mandadas por Surez Incln
y Linares. Estos, despus de dos horas de fuego,
fueron completamente derrotados. El correspon-
sal del Neto Yord Herald telegrafa que los cu-
banos han tenido muchas bajas; pero los espa-
oles sufrieron muchas ms. teniendoestos 432
muertos y heridos Entre los muertos se cuen-
tan los capitanes Tarradas y Guerrero, y entire
los heridos, el teniente Comas y various sargentos.
Como siempre, los jefes espaoles quieren
convertir en victoria este gran descalabro.
Las tropas libertadoras atacaron y toma-
ron la Caimanera (Cienfuegos). Fueron incen-
diados los almacenes del muelle, un barco y va-
rias casas.
Ha sido tambin tomado incendiado el
pueblo de Guara.
-Ha habido encuentros cerca de Managua y en
Palma Sola, Xenes, ingenious San Miguel, Lom-
billo, Portugalete y ataques San Jos de las
Lajas y Bolondrn.

Da 18.
--Encuentros en Tapaste, Alquizar, y Ro
Palma.
-la asido incendiado el pueblo de Guadalupe
(Pinar del Ro).
-hla sufrido grandes averas, causa de un
temporal, el caonero Ardilla.

Da 19.
llan sido press incomunicados en Santa
Clara, los concejales Sres. Machado, Garfalo,
Escribano y Oropesa; los abogados Sres Gutirrez,
Cabarroca y Berenguer, y otras personas cono-
cidas.
-Hla babido encuentros cerca de la HIabana y
en Esperanza y Managua.

Da 20.
-Han sido incendiados los pueblos de San
Cayetano y de Baja (Pinar del Ro), la estaci6n
de Gelpi (lnea de Matanzas) y el pueblo de Ca-
bones.
-Fuerzas cubanis que se cree que iban man-
dadas por Varona, atacaron cerca de Guane al
batall6n espaol de Wad-Ras, que conduca un
convoy Paso Real (Pinar del Ro'). Los espa-
oles tuvieron que former el cuadro, colocando
esun el centro los carros, y sufriendo enormes bajas.


La noticia se supo en la Habana por un vapor, y
ha causado gran impresin. El Estado Mayor es-
paol no ha querido publicar los detalles del en-
cuentro.
-Ha habido un reido combat en Cayabos.
Los espaoles confiesan 7 soldados muertos y
38 heridos, entire ellos 2 oficiales.
-Un tren, que conduce la Habana heridos
espaoles, est detenido hace dos das en Alqu-
zar.
-------*I- -------

AL MACHETE

Es curioso ver cmo los acontecimientos se en-
cargan de ridiculizar las profecas espaolas.
Xenofonte Gallego el aspirante diputado
cunero por Cuba dice en una carta dirigida al
Heraldo con fecha 24 de febrero :
Vinieron los rebeldes Occidente con asombrosa
rapidez, y llevan un mes en trabajos de retroceso,
que cada da les resultan ms difciles.
Ya han perdido aquella seguridad en sus movi-
mientos, que constitua una sangrienta burla para
nosotros.
Y, en efecto, el retroceso 4 Oriente se ha con-
vertido en nueva entrada del general Maceo en
Pinar del Ro conduciendo un enorme convoy de
armas y municiones.
Contina, pues, lo que el Texifonte llama burla
sangrienta.


Y agrega el Gallego :
Lo que hace el Estado Mayor en su despacho lo
repite la tropa en el campo de operaciones.
Ya se conoce.


Dando cuenta de un combat, dice:
se descataba una figure; era la clebre anmaona que
fu ligeramente herida en Candelaria, quien machete
en mano daba voces que por lo groseras es impo-
sible reproducir.
gabr sido educada en Madrid?


Los ViDRIOS ROTOS
Del Madrid Cmico :
Si al grito de Viva Espaa!
la multitud se alborota,
la polica hace aicos
la bandera gualda y roja.
En los Estados Unidos,
en son de ludibrio y mofa,
las turbas rompen queman
nuestras enseas gloriosas.
Y de ese modo el conflict
entire Amrica y Europa
se reduce hacer pedazos
las banderas espaolas.
Y Espaa, tan tranquila, dando satisfacciones.



Leemos en La Lucha, diario espaol de la
IIabana :
el separatismo, que se fortaleci y acab de organi-
zarse de una manera tal, que, los ocho das de ha-
berse levantado Mass en Manzanillo, Quintn Ban-
dera y Guillermn en Santiago de Cuba, Rab en
Baire y Mir en Holgun, contaba ya con 12.ooo
hombres.
Pero no dijo entonces el mismo pridico,
que solo se trataba de unas cuadrillas de bando-
leros? No lo repite an todos los dias? i Ah,
cipayos


El Reproductor, peridico espaol de Vera-
cruz, dice que los insurrectos cubanos :
ni son oprimidos por unas leyes despticas y res-
trictivas, ni son atropellados en sus derechos; antes
bien, disfrutan de todas las libertades.
Claro, desde que son insurrectos.


Los batallones espaoles de San Quintn
y u Llerena han tenido un combat entire ellos,
en familiar. Weyler dice que premiar los he-
ridos. i
Y preguntamos: Si se les premia por haber
combatido contra espaoles, por qu no se
concede la cruz de San Fernando al general
Maceo ?


El general \Veyler ha pedido al ministry de la
Guerra, cuatro tenientes coroneles, tres comandantes
y seis capitanes de Estado Mayor.
Se acaban, eh?


Dice La Correspondencia de Madrid, hablan-
do del conflict con los Estados Unidos, que los
pueblos latinos :
no puede pedirseles la calma con que Inglaterra
ha soportado el arrogante mensage de Cleveland en
la cuestin de Venezuela.
C, hombre, c Si no se le pide calma, ni
siquiera las satisfacciones que han dado I
Si lo que se quiere es... lo otro I


El Herald, de Madrid, encierra su program
en un ttulo de artculo : Fusiles, no reformas.
Bien dicho. Ese es precisamente elprograma
de los cubanos : Nada de farsas: machete!


El mismo peridico indica que
Gobierno y pueblo estn en el deber de renovar
al general Weyler su confianza.
O lo que es lo mismo, de prepararle el turrn
Canalejas.,


De El Imparcial:
Las families leales de Bataban, temerosas de un
nuevo ataque de os insurrectos, acampan.en botes,
los cuales serian defendidos por el caonero.
Es el primer ejemplo de que una batalla haga
aumentar la poblacin flotante.



RESPUESTA


ALuis Gonzalez y Dn. Yorh de Borinquen,
les participamos que, agradeciendo much las
producciones con que nos han favorecido, nos
vemos en el caso de no poder insertarlas sin
antes ponernos de acuerdo en ciertos detalles.

---------*<*-------


LA OPINION EN ESPAA


El Globo, Madrid:

Nos hemos engaado casi todos.
Porque la locomotora vena de frente, y slo po-
diamos darnos cuenta de su movimiento de advance
por el aumento de tamao de su imagen, la creimos
inmvil, y juzgamos pasado el peligro de que las
Cmaras norteamericanas nos diesen el tercer dis-
gusto.
El telgrafo ha destruido rpidamente la ilusin,
y ya sabemos que el debate sobre la beligerancia
contina su march con el mismo carcter de gra-
vedad que en un principio.



El Diario Espaol, Madrid :
........ ..................... ..................
Hasta hoy la rectificacin del plan que observ el
ilustre caudillo de Sagunto no ha dado al inteligente
y bravo general Weyler mejores frutos ni mayores
xitos que los recogidos por el Sr. Martnez Campos.
Y es los peor que, como ste, al final de su cam-
paa, el actual capitn general de Cuba parece sen-
tir impaciencias por descargar responsabilidades,
aumentar pesimismos y fijar condiciones para seguir
desempeando el cargo.



El National, Madrid:

Para los futures siglos ser modelo de guerras
irregulares difciles y extraordinarias la present y la
pasada campaa que hemos sostenido en Cuba.

aquello es el asedio constant, la persecucin infi-
nita de una sombra que huye eternamente, arrojan-
do sobre sus perseguidores el hambre, el cansancio,
el vmito, el ttano, las fiebres, un inmenso ejrcito
de series impalpables invisibles que diezman y
combaten al ms valiente y al ms sufrido de todos
los soldados del mundo.

El Nuero Miun do, Madrid :
Si en la provincia de la Habana, con una anchura
mxima de diez leguas de mar mar, con territorio
en su mayor part llniio y-cultivado, con ms ele-
mento peninsular que calquiera?i~o con la base de
la capital provista de todas suertes de pertrechos
*para la guerra, con la accin inmediata y direct de
la jefatura y del gobierno superiores, las ventajas de
nuestra parte no se han tocado en tres meses,
como cuntos aos tardaremos en tocarlas en las
intrincadas soledades del Camagey y en las
vastas y montuosas regions del departemento
Oriental ?

La Justicia, Madrid :

Lo hemos dicho una vez, v dos v ciento. Lo repe-
tiremos mil veces si fuere necesario. Nuestros gober-


nantes no son dignos de la nacin que desgobier-
Snan. Tmidos ante los Estados Unidos, medrosos
ante el general Martnez Campos, se muestran ahora
audaces, cuando no hipcritas, ante el sucesor del
fcil y bien premiado, por sus escarnios la disci-
plina, hroe de Sagunto.

El Nuevo Iginien, Madrid:
.. -.... -.. .... -..-.... ....... ..... ..
Examinemos friamente nuestra situacin en Cuba.
La guerra se prolonga, y no lleva trazas de con-
cluirse. Se estrellan all la pericia y la decision d'e
nuestros generals contra fuerzas que se dividen y
se subdividen, y hacen de la retirada y aun de la
fuga actos estratgicos. Abundan los encuentros&;
no hay una batalla decisive. Nuestros soldados su-
cumben uno y otro dia bajo la double accin del
clima y la constant escaramuza.
Los insurrectos son muchos: muchos los activos,
muchos ms los pasivos. No pelean stos, pero
ayudan los que pelean. Mal que nos pese decirlo,
hemos engendrado all grades prevenciones y
odios. Se dir que exageramos? Respondan por
nosotros los que de all vienen; respond sobre todo
el significativo hecho de las fuerzas que all hemos
reunido y los pocos resultados que obtenemos.
Qu nacin ha aglomerado jams contra una colo-
nia como la nuestra hasta 4o0.ooo hombres ? Qu
nacin ha recurrido para vencerla sus, primeros
generals y sus mejores jefes?'
En casos tales, qu otro recurso queda las na-
ciones que no se dejan llevar de huecas palabras ni
de quimeras, que una racional transaccin y una
paz honrosa? Como. tantas veces'hemos dicho, por
ellas habremos de concluir tarde 6 temprano, si es
que no perdemos la ocasin de hacerlas. Es pa-
tritico que no las hagamos hoy, y continuemos
sacrificando uno y otro da la flor de la juventud
espaola ?
Estamos prximos la estacin de las lluvias.
Mitigar la guerra sus furores; pero extremar el
clima los suyos; continuar Cuba siendo la fosa de
nuestros soldados.
.. ..... . ... .. . .. .', ... ... .. .... .

El Diluvio, Barcelona:
"' *...... ' - -,-.. ... .......... ....... ......
Se haba dicho tambien por la prensa, que Maceo
ya estaba otra vez cogido como iatn en ratonera....
Pero viene hoy la prensa bien informada y declara
que no hay nada de aqullo; esto es: que todo con-
tina igual que ayer, cuando pudo estar peor. Y
es claro, se produce un movimiento de desconfianza
mayor que el que se haba querido remediar con en-
tusiasmos que no tenan fundamento. Y de aqu el
que los banqueros se rechiflen hoy, y que la opinion
se vuelva alarmar un poco ms que antes.
............. ..- . .... ... ......... ........


ADMINISTRACIN

Rogamos nuestros favorecedores,
cuyos abonos terminan en el co-
rriente mes, que se sirvan hacer efec-
tivo el nuevo trimestre, a fin de que
no experimenten demora en el servicio
del peridico.

En virtud de que nuestro primer nme-
ro vi la luz el 23 de enero, dicho nuevo
trimestre slo importar seis francos cin-
cuenta cntimos, en vez de siete cincuen-
ta, y el semestre catorce francos.
El Adiniistriador.

Dr Roberto F. TRUFLEY, abo-
gado, se encarga de toda clase de ne-
gocios judiciales y extrajudiciales re-
lacionados con su profesin.
22, rue Bergre, Paris.


SASTRERA INGLESA Y AMERICANA, DE STIRLIG
3, rue dI (liatre-Seitejire et 4, Place de l'0pra
Trages y abrigos para caballeros y jvenes.
(Se habla ingls y espaol.)
Especialidad de gineros inh leses


HOTELS RECOMENDADOS

Hotel Canpilbell, avenue Friudland, 61 el 3.
Graniil Htel, Iboulevard des Calpucines.
Hotel Continental, riie ',. r;;.i...
lHitel Terminuii, rue Saint-Lazaru.
ilHtel dii Louvre, rae de itivoli.
Hotel de 1ade, boulUvard des Italierns, 3i0.
Hotel dl'Ani'leteri e, ru e de la Boitie, 9!.







Por Gonzalo de Quesada

Un tomo, de venta 50 cen-
tavos el ejemplar, en la Adminis-
tracin de Patria.

81, New St. New-York


_ ______


1 7 -




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs