Group Title: República cubana.
Title: La República cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080955/00007
 Material Information
Title: La República cubana
Series Title: República cubana.
Physical Description: v. : ill. ;
Language: Spanish
Publisher: S.n
S.n
Place of Publication: Paris France
Publication Date: March 5, 1896
Frequency: weekly
regular
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba -- 1895-1898   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Language: In Spanish and French.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero 23 de 1896)-
General Note: Title from masthead.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080955
Volume ID: VID00007
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 13280711

Full Text





















Patria y Libertad


REDACCIN Y ADMINISTRACIN SUSCRIPOIN EN FRANCIA
20 i,.ue ar Un alio, pago adelantado ................. t
O, Ru Baudin Ao I PARIS Marzo. 5 de 1896 Ntm. 7 uin semestre, id. i.:.................9.1.
Lele'graf : l "E"T'.)OGr"-* EN EL EXTERIOR
T" '.: OI: O Un ao, pago adelantado.................
N oSE ePdCe B"LIC.A.. LOS JTTEVT7ES Un semestre, Id. id.................. .
No se devuelven originates NUMERO SUELTO......O fr. 50 cts.


ADELANTE!

No con la alegria del logrero, que ve col-
mada la bastarda ambicin que le alen-
taba en sus mezquinos ensueos, sino con
la franca y noble satisfaccin del que co-
mienza ver reconocidos sus ms grandes
esfuerzos en la conquista de su puesto entire
las naciones libres, es como el pueblo le-
gitimamente cubano ha recibido la impor-
tante nueva del reconocimiento de la beli-
gerancia, votado en el Senado y en la C-
mara de Representantes de la Unin Ame-
ricana.
Tiempo hace que se aguardaba este acon-
tecimiento, pero no por ello ha dejado de
causar vivo inters en el mundo politico,
sobre 'todo, porque dada la importancia del
hecho, ha venido necesariamente conve-
nirse en que la guerra de Cuba tiene toda
la ms possible, como revolucin por la inde-
pendencia, en vez de ser una rebelin de
cuatro descontentos y de cuatro bandidos,
como con su torpe mala fe se esforz en
propalar el gobierno de Espaa.
Y hoy que los Estados Unidos han toma-
do la iniciativa en el acto dejusticia, que los
cubanos tienen derecho tan sobrado para
reclamar de toda potencia que acate y res-
pete la ley sagrada de la libertad del hombre,
no han de pasar muchas semanas sin que
tengamos que registrar en nuestras co-
lumnas nuevos acontecimientos del mismo
orden, y entnces habremos de hacer ciertas
consideraciones que en la actualidad no de-
bemos avanzar.
Limitmonos, pues, hacer notar como
el Coloso de la Amrica, arrancndole la ca-
reta y ponindose frente la monarqua
ms corrompida d9 Europa, le ha demos-
trado al mundo de cunto es merecedor el
pueblo que, como el de Cuba, lucha hasta el
sacrificio por obtener su independencia, y
'ha jurado vencer morir en la contienda.
Felicitamos de todo corazn nuestros
compatriotas, de igual modo que enviamos
nuestro profundo voto de gracias esos altos
Cuerpos, que con tanta verdad como inde-
pendencia han defendido y apoyado la causa
de Cuba; y las dems naciones para las
cuales la palabra Justicia represent cuanto
en si vale, le gritaremos desde lo ms in-
timo de nuestras almas : i Adelante !


*


PRUEBA AL CANTO


SEn el nmero anterior de La Repblica
Cubana, en el suelto de fondo titulado
Pando, dijimos que todo arranque espa-
ol tiene su explicacin financiera , y hoy,
en un colega recibido del extranjero, leemos
lo que sigue :
Los espaoles del Casino de Mjico, le han
ofrecido Weyler regalarle 1,000 caballos y 200
mulos para el servicio military en Cuba. A Mar-
tnez Campos le regalaron 500 mulos con el
mismo objeto. Es un bonito negocio que est
haciendo el Casino Espaol de Mjico ; el cual ha
abierto una suscripcin entire los espaoles resi-
dentes en la RepblicaMejicana, que contribuyen
con cierta cantidad para demostrar su acendra-
do patriotism por medio de los cuadripedos.
La Comisin del Casino Espaol compra muy
baratos en Mjico los animals y los carga
double precio en las facturas de los que despa-
chan regalados para la Habana con la aproba-
cin de los papanatas contribuyentes, que suel-'
tan la mosca que se traga la Comisin. Es cosa
averiguada ya de antemano.
He ah el desprendimiento patritico de
los espaoles: por su sed inagotable de oro
exterminaron la pacfica raza (le indios cu-
banos; por su pasin desenfrenada al tanto
por ciento le regalan Martnez Campos y
Weyler caballos y mulos.
Y an blasona de patriota, de abnegada
y desprendida, una generacin tan avara,
t an egoista y corrompida!



CUBA
en las cmaras americanas


Como se vena esperando de uno en otro da, la
cuestin de Cuba ha sido debatida por el Senado
de los Estados"Unidos.
La sesin memorable del da 28 favorece
Cuba tanto como honra dla noble asamblea, que
con ejemplar alteza de miras ha hecho justicia al
herico y calumniado pueblo cubano, y conde-
nado la brbara y sanguinaria poltica espaola.
El debate si as puede llamarse la expresin
casi unnime del sentimiento del pueblo ameri-
cano fu muy animado.
Tom la palabra el Senador Lindsay, citando
diversos textos de autoridades en derecho inter-
nacional,y declarando que el estado de cosas que
reinaba en Cuba, justificaba la intervencin ac-
tiva de los Estados Unidos para restablecer el
orden en nombre de la humanidad.
Le sigui en turno el Senador Sherman, quien
dijo que no abogaba por la anexin de Cuba
los Estados Unidos, y agreg6 :
Ha llegado la hora de que los Estados Uni-
dos intervengan para poner un trmino un
crime que resisted toda descripcin.
< La organizacin de los insurrectos cubanos
es tan complete como la de los Estados Unidos
en tiempo de la Revolucin. Los cubanos no se
han mostrado brbaros ni feroces, mientras que
los espaoles han preferido reemplazar un jefe
humann, el mariscal Martnez Campos, con un
asesino, el general Weyler.


Las manos del general Weyler estn tintas
en sangre de hombres y de mujeros indefensos,
y si se le deja continuar par ese camino, ningn
poder del mundo impedir que los Estados Uni-
dos arrojen esos brbaros.
No necesitamos de una Armenia nuestras
puertas. Si el general Weyler pone en ejecucin
sus desgpios, no habr en las dos Amricos pas
que no emple sus fuerzas para poner fin esas
infamias.
En seguida expuso el orador los agravios infe-
ridos los cubanos par los espaoles, y termin
diciendo que el general Weyler estaha en camino
de justificar su reputacin.
Luego declar el Senador Lodge, que el general
Weyler haba comenzado fusilar gente inofen-
siva, y que todo el mundo civilizado aplaudira
la actitud que tomaran los Estados Unidos en este
asunto.
Otros senadoies apoyaron con igual energa la
resolucin, llegando hasta declarar que Espaa
era una nacin de parias y que no tena derecho
ninguno al respeto ni la consideracin de las
dems naciones.
El Senador Caffery combati la resolucin,
diciendo que los Estados Unidos no tenan ms
derecho de intervencin en Cuba que en Armenia,
y que no poda conceder el derecho de belige-
rantes los cubanos.
El Senador Sherman volvi hacer uso de
la palabra con la misma elocuencia que antes, y.
la resolucin fu adoptada por :
64 votos contra 6.
Vase aqu el texto de la resolucin ,:
El Senado decide, de acuerdo con la Cmara
de Representantes, que en opinion del Congreso
existe un estado de guerra entire el gobierno espa-
ol.y el gobierno que desde hace algn tiempo
se sostiene con la fuerza de las armas por el
pueblo de Cuba, y que los Estados Unidos deben
observer una extricta neutralidad entire las po-
tencias beligerantes, y conceder cada una de
ellas todos los derechos de beligerancia en los
puertos y en el territorio de los Estados Unidos.
El Senado decide que los buenos oficios de los
Estados- Unidos deben ser ofrecidos por el Presi-
dente al gobierno espaol, para obtener el reco-
nocimiento de la independencia de Cuba.

En la sesin de la Cmara ,(dia 2 de Marzo) el
Diputado Hitt dijo que Espaa no pose actual-
mente sino un quarto, lo ms un tercio de la
isla de Cuba, y que no poda ver agravio en la
conduct de la Unin Americana respect Cuba,
la nacin misma que reconoci los confedera-
dos antes de la batalla de Bull-Run.
El Diputado Mac Creary expuso que los Es-
tados Unidos deban emplear todo su poder, fin
de dar la independence los patriots cubanos
que luchan contra un despotismo cruel.
Mr. Adams dijo que haba sonado la hora de
ejecutar; que el ms ilustre general de Espaa
no haba podido ahogar la Revolucin, y que el
asesino Weyler haba sido enviado para exter-
minar los insurrectos.
Mr. Suizer hizo present que los cubanos tenan
un gobierno contituido y un ejrcito de 40,000
hombres.
Mr. Botiveill pidi que se tomara tiempo para
proceder, porque una resolucin remejante equi-
vala una declaracin de guerra.
Mr. 'Cummins observe que el bando del gene-
ral Weyler probaha lo bastante, y que dicho ge-
neral era un mnstruo con uniform.
Mr. Hitt termin el debate diciendo que Es-
paa no se agraviara por la actitud de los Esta-


dos Unidos, aunque el derecho de visit que. -
traera consigo el reconocimiento de beliger ncia, .
pudiera acarrear peligrosas consecuencids.
La resolucin fue adoptada por:
263 votos contra 16.
Total de la votacin en ambas cmaras:.
327 votos contra 22.
------ I- ----L

300.000.000

Podemos asegurar, sin temor de ser des-
mentidos, que un sindicato francs ha he&.-
cho al Delegado de Cuba en Paris, la pro-.
posicin de dar al Gobierno cubano
trescientos millones de francos
en cambio de una concesin de moroplic-.
de tabaco.
Ignoramos cmo habr sido acogida esta .
proposicin, que por, lo menos prueba qtue.
mientras el crdito de Espaa se derrunm-
ba, el de la naciente Repblica se'establece,
y no solo en Amrica.
-------.^.-----

EN CHILE

Seguros estamos de que nuestros compatriots.
han de experimentar el mismo jbilo que noso-
tros, al enterarse de la noble y generosa actitud
que ha tomado el valiente pueblo chileno ern
favor de la independencia de Cuba, y de la buena
acogida que en esa Repblica hermana ha obteni.
do nuestro Delegado el buen patriot Dr. Ars-
tides Agfiero:
En Santiago se ha organizado un comit pa-...
tritico, para allegar fondos con que ayudar 1&
nuestra Revolucin redentora.
Una funcin dada en Concepcin obtuvo um-
xito complete. A las ocho de la noche estabanm
agotadas todas las localidades, y durante la fun-
cin se regal al Delegado Dr. Agero una her-
mosa bandera de Cuba. Deducidos los gastos,
quedaron unos mil pesos.
Un incident provocado por un espaol, oca-
rri a la llegada Concepcin del Delegado cu-
bano, quien noblemente impidi que el ofensor-
fuera maltratado por la multitud.
Dell' Aqua di una funcin beneficio de Cuba,
y con el mismo objeto se preparan veladas musi-
cales, carreras en el club hpico y otras fiestas-
Enviamos la expresin del agradecimiento.
ms profundo, al pueblo libre y digno que coad-
yuva romper las cadenas que todava arrastra
un hermano.
-------7^-Srbr------

EN VENEZUELA

No es nicamente en los Estados Unidos donde-
la beligerancia se ha hecho cuestin del dia. Era.
el nmero de nuestro ilustrado colega El Tiermpi
de Caracas, correspondiente al 22 de enero, en-
contramos un bien pensado artculo que termina-.
con el prrafo que copiamos:
En vista del desastre que venimos apuntando, los recursos extremos que acude el Gobierno es--
paol, de la energa de los separatists que han com--
batido durante un ao con xito creciente contra uia
ejrcito de ms de cien mil hombres, lgico es su-
poner que los gobiernos americanos piensen en que
ha llegado la hora de reconocer la beligerancia de-
los cubanos.

*


)a



C\~~


"r,







LA REPBLICA CUBANA


i~~MA7 rrr:;LI i) cwr


LA REVOLUCIN CUBANA
y la raza de color
.APUNTES Y DATOS)

(Contina)
*I


SNios, qie se los~-oniieretl coco!
En 1823 el Hon. Kilpatrik,,, representative de los
Estados Unidos en Madrid.: ideparta- con el Srn.de.
Calatrava, Minstroi i de Per, 5-.:.bre l] cuestin:afri--
cana (trata. y esclaitud) 'en la.isla: de- Cba, y .el:.
Ministry dui., al Eir bajador: "l'mnriedo que le.tiehenr
los cubanos los negros es el medio ms seguro que
tiene Espaa para garantir su dominacin en aque-
lla. isla." Los espaoles, diplomticos consumados,
han explotado ese miedo habilisimamente, que les
ha :dado tanto. provecho como una mina de- orcrtan
grande como toda la Sierra Maestra. Ese hecho nico
el miedo los negros explica por qu la isla
de Cuba no se emancip al mismo tiempo que Co-
lombia y Mjico, y por qu 'el separatismo no fu
franco, resuelto y unnime hasta el ao 1868. La
Revolucin'de Yara tuvo su cuna en Oriente por
Smuchas causes, peio principalmente porque all se
amaba y no se tema al negro; repercuti un mes
despus en Camagey, porque en el Centro el negro
era un hombre: y no, una cosa; hall, eco cuatro
meses despus del io de; Octubre, en -las Villas,
porque en ellas era menor el miedo al negro, y no
hall simpatas en Occidente, porque alli el negro
era el Coco de los hombres y el blanco de todos los
odios.
Nadie puede probar que en la isla de Cuba, des-
pus de 1762, poca en que tom ms vuelo la im-
portacin de africanos, ;hasta' 1i868; ocurriera una
sola sedicin de negros en contra de los blancos con
el carcter de. rebelin- de razas. El que tal afirme
no sabe lo que dice, dice lo que -no sabe. Todos
los movimientos' que ocurrieron, generalmente
acaudillados por negros que procedian de tribus
guerreras, eran protests, de .hombres,, aunqiue- sal--
vajes, harto dignos y altivospara preferir la muerte
los horrores de la esclavitud. Era la vctima, enar-
:decida por el castigo, que se lanzaba furiosa contra
,el ltigo que lo despedazaba. Pero el astuto gobierno
colonial, famoso en el arte de inventar mentiras de
efecto, daba al motin de una dotacin las pavorosas
proporciones de un, guerra social, y llevaba al ca-
dalso los negros, ms ladinos, culpables n, con
la pompa y la ceremonia con que era llevado el
hereje las hogueras de la Inquisicin. Y con estos
funerales aparatosos- y-siniestros fu- crecien-do y
arraigando el miedo al negro, el terror al Coco in-
ventado por la superchera official y el inicuo inters
de los amos de esclavos. La ms grande, de aquellas
comedies de la muerte, la conspiracin de 1844, la
ms clebre de todas porque en ella cay como vc-
tima propiciatoria el poeta Plcido, ha quedado en-
vuelta en el misterio, y escritores muy veraces y
muy espaoles, fundndose en los testimonios de
otros escrito-res no menos espaoles: y no menos
veraces, ponen en cuarentena que all hubiera cons-
piracin de ninguna, especie. La tradicin popular,
que siempre tiene un fondo de verdad, afirma que
all solo hubo espantosa. superchera: los negros y
mulatos ricos, que entonces, abundaban en la Isla,
fueron despojados de sus caudales y propiedades y
asesinados de diversas maneras hasta el nmero de
DOS MIL. Y que en esto no anda descaminada la tra-
dicin, lo comprueban los-principales actos de don
Leopoldo O'Donnell durante su gobierno, en el que
se acredit de'ladrn desaforado y de sanguinario
sin entraas. Posteriormente no hubo gobernante
espaol en Cuba tan malvado que intentase copiar
la odiosa y\brbara poltica de O'Donnell, y como
Slas constantes gestiones del' gobierno ingles fuer in
poco poco poniendo coto al contrabando de boza-
les, el miedo al negro se fu atenuando, hasta que-
dar reducido en el gobierno arma diplomtica para
llevar el terror los cubanos ms avazados en ideas;
en muchos cubanos, esclavistas corrompidos en
su trato con el esclavo, un temor, sincero fin-
gido, pero que los capacitaba ms y mejor para en-
cenagarse en la servidumbre y la hmillacion. Tanto
pesaba la cuestin del negro' sobre- la conciencia
cubana, que ya en plena Revolucin di margen
debates y pugnas, hasta que al fin la gloriosa Asam-
blea de Guimaro hizo suyo el acuerdo de la Asam-
blea de Representantes del Camagey y vot por
unanimidad la abolicin inmediata y total de la
esclavitud, declarando libres, sin distingos ni restric-
ciones, todos los habitantes de la isla de Cuba.
Cuando la Revolucin cay rota su bandera, can-
sada y chorreando sangre, no vencida, recobr su
antiguo aliento para imponer al gobierno de Espaa
la libertad de los hombres de color que haban sido
ciudadanos de la Repblica de Cuba. De aqu naci
naturalmente el patronato y luego la abolicin gene-
ral de la servidumbre. Si en la Paz del Zanjn hubo
errors faltas, unos y otras quedaron subsanadas
y enmendadas con haber llevado la capitulacin el
espiritu generoso y abolicionista que resolvi de
plano el problema social.
Mienten a sabiendas, los que aseveran que du-
rante la guerra de-los. diez aos los negros inten-
taron alzarse contra los blancos. Hubo negros insu-
bordinados como hubo blancos sediciosos, y -unos
y otros s2 les aplic el rigor de la Ley. Eso fu


1


todo. Lo que ocurri fu bien distinto y en nada
afecta la lealtad del hombre de color. Ocurri que
algunos insurrectos, de los menos prominentes por
cierto, cceyeton necesario, acaso por personalisimas
exigencias de sus conciencias, explicar y justificar
actos que no necesitaban explicacin'nijustificacin,
y con ms menos desenvoltura y habilidad echa-
ron volar la especie de que no era possible conti-
nuar la guerra, porque ya los negros se iban sobre-
poniendo' los-blancos. La mentira pudo prosperar
en ciertosielementos, y ahora se ha echado mano-de:
ella. por los? mismos que la .inventaron raiz del
Zanjn. Es claro ,que con suspicacia y prevenciones-
la ambicin legitima de un guerrero de color se inter-
preta capricho del que habla. Es claro tambin -
porque la envidia es un sentimiento muy human
que el jefe blanco, sin aptitudes para la guerra
aunque, con, pretensiones de caudillo, ha de ver con-
ojeriza y mal disimulado rencor al jefe de la raza de
color que se impone por sus proezas. Tambin es
muy natural, enr los que viven soiando' en el Coco
negro, que siendo unnime la rebellion en los cam-
pos de Oriente, teman que la isla' de Cuba se:con-
vierta en una colonia 'de Hait de Nigricia, y esto
porque son bienaventurados que todo le temen sin
que jams procured reflexionar serenamente en los
motivos de sus temores y porque, como los gallegos
del cuento, siendo muchos tienen miedo de hallarse
solos. Los hombres decolor; :su vez,: deben reirse
carcajadas del miedo que inspiran ciertas gentes,
pesar:de ellos,,que jamsIhan. pensado, en excitar
los nervios de chicos ni de, grandes..
Recientemente se quiso encarnarL en el General
Guillermo Moncada ese odio imaginario del cubano.
negro contra el cubano blanco. Los que hemos co-
nocido de cerca aquel hombre bueno, sencillo,
noble, de una honradez y una cordura plenamente
demostradas en toda su vida, podemos dar f que
siempre fu tan ageno su carcter y su ndole
todo propsito de perturbar la concordia entire cuba-
nos, que ms de una vez pudo sublevarse al grito
de Cuba Libre en el teatro de, sus glorias, y no se
decidi' hacerlo porque, predominando en sus'fuer-
zas.el element de color y no contando con el' con-
curso de jefes blancos caracterizados, no echaba
sobre su conciencia la responsabilidad .que pudieran
atribuirle de que. se alzaba como caudillo de razas.,
En esto el General Moncada fu inflexible. Si se mo-
vi en las vsperas del 24 de Febrero fu,. aparte su
historic y sus anhelos, porque tena por aliado en
Manzanillo un hombre del prestigio de Mass, y
porque de antemano haba acatado de todo corazn
la jefatura de Marti y de Gmez. El' respeto y las
simpatas que todo el' vecindario de' Santiago de
Cuba tributaba' al General M:.nrcada, es el mejor
aserto en pr de la pureza detfsus:intenciones como
soldado de la Revolucin. Es cierto que la maldad
no se deja convencer fcilmente,, pero si nos dej-
semos gobernar por la desconfianza,, acabariamos
bien pronto con los vnculos de la familiar y la vida
degenerara en un verdadero inferno. Cubanos leales
Espaa, austriacantes reformados, insurrectos arre-
pentidos y autoridades espaolas, creyendo que la
Revolucin iba quedar circunscrita Oriente, con-
cibieron un plan diablico. Este plan consista en
atraer Mass, eliminar & Brooks, Mir y otros jefes
blancos del territorio en armas, dejar solos los jefes
de. color y sus: huestes, y ya justificado por este
maquiavlico procedimiento el carcter racist .de
la Revolucin, caer con, furia sobre los que queda-
sen,. ahogndolos en sangre y'exterminando as el
nervio de la rebelda. No sucedi esta catstrofe en
los primeros dias del levantamiento, por la entereza
de Mass, y no poda suceder porque Mass y sus
compaeros de raza blanca entendan que en Cuba
somos un pueblo nico, vctima de los mismos do-
lores, atormentados por las mismas ansias, anima-
dos por el mismo ideal de virtud, de dignidad hu-
mana, de grandeza moral. El miedo al negro era un
temor legtimo en las pocas en que la codicia de
los negreros espaoles inundaba la isla de Cuba de
africanos. Entnces hubo pocas en. que la pobla-
cin esclava super en ms de 0oo.ooo individuos
la poblacin blanca, y los primeros, m's tenaces y
ms meritorios esfuerzos de los politicos cubanos,
fu poner un dique aquella invasion de salvajes.
Pero hoy, cegadas para siempre las fuentes de aquel
infame comercio de carne humana, transformado el
esclavo en cindadano por obra exclusive de la glo-
riosa Revolucin de Yara, aquel temor no es ms
que la huella que dejara en algunas inteligencias un
estado de ignominia, de degradacin y de rebaja-
miento. La poblacin actual de la Isla llega la
cifra de .600oo.ooo habitantes: de ellos ms de
800.ooo son blancos, naturales del pais; ms de
200.000 son peninsulares, extranjeros europeos y
asiticos, y pocs ms de 5bo.ooo son negros y mula-
tos. Eliminemos los chinos, que forman un gru-
po daino y nocivo como una banda de ratones:
demos por sentado uu absurdo inconcebible, que
los peninsulares y extranjeros residences en Cuba
abandonasen el pas as que ste se elevase la dig-
nidad de nacin constituida; aceptemos la contin-
gencia de que quedasen en Cuba frente frente los
cubanos blancos y los cubanos de color, empeados
en desastrosa lucha de razas, y todavia en este su-
puesto, problemtico y difcil, no es dudoso que
siempre quedara asegurado el predominio del ele-
mento blanco por su nmero, su fuerza v su cul-


Un cubano sin odios,

(Finaliar).


----* i6---

DELEGACIN

El Delegado de la Repblica en Pars,. nuestro
querido amigo el Dr. Betances, nos comunica.el
siguiente telegrama que ha enviado al ilustre se-
nador el honorable M. Sherman :
La colonial. cubana de Pars, expresa todo su'
reconocimiento al elocuente orador, al. Senado y
al pueblo americano, por el apoyo moral que
prestan al pueblo de Cuba, que desde el fin del
siglo ltimo lucha heroicamente por su emanci-
paci6n.
Betances.,



ORGANIZATION

Nuestro apreciable colega El Yara de
Cayo Hueso, public un interesante informed
que hubo de solicitar del Dr. Castillo, refe-
rente la organizacin del Ej.rcituo y t
otros servicios, importantes de Cuba Libre,
que nos apresuramos. insertar., . la. vez.
que por el gran inters que indudablemente.
ha de tener.para todo cubano, pEr lo, much,
que ha de ilustrar la opinion, de :la genera-;
lidad
EJRCITO LIBERTADOR. PREFECTOS. ADMINISTRACIN
MILITARY
El EjrcitoLibertador est compuesto de cinco
cuerpos, que son :
1 ? y 2 9 cuerpos en Oriente.
3 En Camagey.
4? En las Villas.
5 En la Habana y Pinar del:Rio.
Como en todo ejrcito, estos cuerpos estn di-
vididos en divisions, las divisions en brigadas,
las brigadas en regimientos y los regimientos en
batallones, etc.
Como cuerpos anexos al Ejrcito, existen los de
Ingenieros, Sanidad y Administracin military.
Toda column important lleva una seccin de
ingenieros, los cuales dirigen el levantamiento
de trincheras y hacen los plans de las dife-
rentes localidades.
Cada column, segn su importancia, lleva,
uno ms mdicos; la invasora de Maceo llevaba,
cinco mdicos. Cada uno de estos tiene sus r-
denes inmediatas tres practicantes'y cada practi-
cante cuatro camilleros.
A cada mdico acompaa tambin una acmila
cargada con dos botiquines y los instruments
quirrgicos necesarios. El arsenal de la column
invasora de Maceo era esplndido y muy com-
pleto, regalado por el Director General de Sani-
dad. Los heridos nunca son aglomerados en un
solo sitio, y cuando las circunstancias lo permi-
ten, se hacen ranchos.'espaciosos y cmodos
donde se alojan, cuando ms, cuatro heridos para
evitar el hacinamiento que tanto atrasa la cica-
trizacin de las heridas.
La Administracin Militar es complete y est
cargo de los Prefectos. Estos se ocupan en su-
ministrar las columns en march dentro de
los limits de su prefectura, las legumbres, la
carne y la sal necesarias. Los prefectos tienen
alems bajo su vigilancia las casas de postas,
habiendo en cada prefectura un jefe de postas y
various postillones, cuyo slo oficio es estar siem-
Spre listos para cuando llega un pliego salir con l
inmediatamente hasta la prxima casa de postas
donde lo entrega y percibe recibo de la hora en
que fu entregado.
El servicio de talleres est vigilado por ins-
*pectores del riamo: hay talleres de curtimbre de
zapatos, correajes, bandoleras, carteras, etc.;


tura. Pera hay ms todava. En un studio muy
juicioso,;publicado hace algunos meses en el peri-
dico E/ Pais, sobre la composicin de la problacin
de:.las: Antillas, se sealaba el hecho evidence de la
rapidsima disminucin de lairaza de;color en Cuba,
Numerosas y muy distintas causes han contribuido
en. nuestro pas producer este resultado, que es
uno de los ms poderosos y decisivos. arguments
en pr de lo que venimos sosteniendo. Para que la
raza de color:en Cuba llegase sobreponerse la
raza .bfanca, seria preciso que los cubanos blancos
fusemos. el pueblo ms menguado de lai tierra. Los
cubanos blancos hemos sabido resignarnos, pero
hemos dado y estamos dando sobradas pruebas de
que nos sobra el nimo para ofender y defendernos
cuando juzgamos llegada la hora de jugarnos la
vida.-Ni los cubanos blancos somos una manada de
corderos como los infelices siboneyes, ni los negros y
mulatos tienen sobre los primeros la .superioridad
que-sobre los indios tuvieron los conquistadores cas-
tellanos.


MARZO 5- IR9n


Habana, Abril 1895..


talleres de carpintera y herrera; varias arme-
ras tan bien montadas como en las poblaciones,
siendo digna de mencin entire estas la que di-
rige el' ciudadano La Pera, en Camagey, y
esta hora ya deben estar funcionando los talle-
res de plvora.
Los prefectos tienen adems su cargolos~,de-
psitos de caballos, de.los cuales hay un sin n-
mero y en algunos de ellos el que describe ha vis-
td ms.-de 700' caballos tiles y en mejor estado
Sque los de la: caballera,. espaola.
Estn los prefectos encargados tambin de vi-
gilar las, estancias ya existentes y fomentar nue-
vas en silios .,de.lti,:I Los empleados en estas
estancias, por lo regular se dedican tambin .
torcer sogas de majagua y guano y confeccionar
sudaderos de junco para la caballera.
Digno de mencin es el servicio de Inspeccin
de Costas. Este se hace por inspectors idneos,
quienes adems de disponer de alguna fuerza
armada, tienen los auxiliares,'cuyo deber es
recorrer diariamente el tramo de costa cuya
vigilancia les est encomendada. Este cuerpo
presta importantsimos servicios y sobre todo
evita que Ilogu-e una. expedicin sin see vista y
auxiliada en eLacto.
Los jire l-..is lleva n n libroen que anotan las
defunciones y l:is n.iimrientos de s'us r.s.pe,-ivas
comarcas, y otro done .:onsta el no)ribr* de to-
dos los v.iri:nls iles para las armias; .ai es que
nuestras bajas se cepooaen':pidli-ndo :i cad.a pre-
fectura el nmeor,.:ecsai~eoeiescogiAemo con pre-
ferencia los solteros:.'.. aqluell's.iqi.i menos fa-
milia y necesida.des tengan.
El prefecto ejerce. adems, las funciones de
Juez, y es el que legaliza cou su presencia y fir-
ma las actas matrimoniales.
Existe tambin el Cuerpo de Auditores de
Guerra, cuyo jefe es. el ilustrado abogado holgui-
nero Dr. Frexes. Cada brigada tiene un Auditor.
Y, por ltimo, haremos constar que existen en
nuestro Ejre,:itl una discipline y subordinacinu
admirable y que: nuestrosi campamentos, son:!
models, de orden,, tacndose diana,. la hora
marcada.en la orden del dia, retreta las ocho.
de la noche y silencio las nueve. La diana.y
retreta en los cuarteles generals estn ameni-
zadas por'lasbandas: de mtsica- que poseemos, las
cuales pueden: favrrablernente : compararse con
laslmsicas, -de los. regimiBntos espaoles ern.las
ciudades, pues en operaciones no se permiten
este lujo sin duda por,excesiva prudencia.

Vase.,, puesi si es este, mn: ejrcito: sin
organizacin,. y .si merece no ser recono-
cido como beligerante..

------.l)----__--

EN SU PUESTO

Por noticias de Cayo Hueso, hemos sabido,
que'el: Sr., Ramn Prez Trujillo, llegado
alli procedente de la Habana, habia tomado,
parte en la recepcin ofrecida. nuestro De-
legado el Sr. Estrada Palma, manifestando
su devocin la causa de la independencia.
El Sr. Prez Trujillo, que en la guerra de
los diez aos fu president de la Corte
Marcial y varias veces miembro de la C-
mara de Representantes, cuando el Pacto
ingres en la Junta Central del Partido Au-
tonomista, y en ella figure siempre en la
extrema izquierda, sea con el inolvidable
Jos Antonio: Cortina y con el ilustre En-
rique Jos Varona; y hoy, al regresar sus
antiguas filas, no hace otra cosa que colo-
carse en su puesto, en el que indudable-
mente sern.bien apreciados su inteligencia
y su patriotism.

------- TTr --- T"

CHO TE O

Este choteo tiene que salirme muy.gracioso,
como..me llamo Miguel de Cervantes Saavedra.
Porque estoy contentsimo. No porque los Esta-
dos Unidos estn punto de conceder la belige-
rancia los cubanos, sino por las verdades como
puos que los senadores americanos han dicho i
los espaoles, mis queridos godos.
Lo que yo gozo cuando veo que ponen como
chupa de dmine A esos granujas, nadie lo sabe.
Bendito seas, i oh, Sherman !

*%
Espaa es un pueblo de parias indigno del
respeto y la consideracin de las naciones civili-
zadas .
(Palabras de Sherman y del evangelio).
Ser possible me preguntaba yo despus de







MAaRzo 5, 1896.


LA REPBLICA CUBANA


leer lo copiado que al fin haya quien nos de
la razn ? Espaaes un pueblo de parias....
Repeta yo con un regocijo igual al de'quien se
ha sacado el premio gordo de la lotera.


Qu har Espaa ahora ante semejantes in-
sultos ?
Qu ha de hacer! Gruir un poco, como
suele, ,y ,/l, 1ri/ ,n, pero. na,
Espaa gallea con los dbiles, pero se acobarda
con los fuertes.
Ah esta, si n, Gibraltar.


Segn un telegrama al Matin, los godos se
preparan mandar una escuadra al mar de las
Antillas. Aunque el Matin no lo dice, he aqu los
nombres de los buques de guerra espaoles:
El Huye que te cojen. Acorazado de primer
clase. 3 1/2 millas por hora. (atacado por el co-
mejn).
El Ciz, crucero blindado, sin espoln. 5 millas
por da.
LaIntegridaz, alpargata acorazada de 4a clase.
8 1/4 mills porsemana.
El Hace-aguas. Bergantn. 42 millas al mes.
El Hndome, ,guardacostas. 10 1,/8 mills
cada dos meses.
Torpederos : Trafalgar, Contuso, Melilla,
Gibraltar, Bizarro.
Avisos : Gachupin, Peralejo, Coliseo, Mal
Tiempo. Adems, el caza-terpedero Tortuga.
Y el Choteo, crucero de, 3a.clase destinado la
vigilancia de las costas y la persecucin de ex-
pediciones filibusters.
Presupongamos por un moment que Espaa
declare la guerra ( ay, qu guasa !) los Esta-
dos.Unidos. Vase un modelo de los parties tele-
grficos que publicarn los peridicos madri-
leos :
Gran victoria naval
(Por.el cable)
(De nuestro redactor :orrespoinsdi
Tliie oi.ii:, del bizarro contralmirante -Inacio
Lamadriz y. Llpiz Ataque al remo de la
.alpargata acorazada.Integridos -800 latrofa-
ciosos yankees muertos Desesperada defense
del Hndome Rasgo de incomparable valor
del contramaestre Benino Garcilpez. Nuestras
prdidas Oportuno auxilio del bergantn
Sicotina Dispersin del enemigo.
En aguas Bahamas, contralmirante Inacio La-
madriz, persiguiendo enemigo, bergantin Hace
aguas encontr, en nmero de treinta, acora-
zados americanos Brooklyn,:Newo-York, Colunm-
bia, entire otros. .Enemigo.huy toda vela;
hostigado por nosotros, acept al fin coimbate.
IIra c aguas caone una hora seguida, babor,
estribor. El Brooklyn hundise poco, pidiendo
misericordia. En nuestro poder, dos salvavidas,
una vela, tres remos, mascarn de proa y un
bote.


New York vino auxilio enemigo Fuego nu-
trido dos horas.
Hace aguas herica resistencia Brillante
ataque al remo puso al fin latrofaciosos yankees
dispersion. Hindome acude seal. Marineros
mtense bodega. Bbense todo aguardiente. Ca-
pitn oblgales pelear palos. Salen cubierta
Cogen guitarra y cantan peteneras. Gran entu-
siasmo ; bordo. Contralmirantes Vitor Abad y
Frutuoso Fernndez Quero bitcnse heroism
asombroso.
El contramaestre Beniino Garcilpez (de 14 aos
de edad) con un chicote mat 25 yan2Jees que
opusieron .desesperada resistencia, abofeteando
cobardemente al piloto Masimino Yez.
Cielo se ennegrece humo. Estampido can
atruena espacio. Mar rojo sangre. Acude oportu-
namente bergantn Sicolina, y enemigo no pu-
diendo resistirlo, se' desbanda. En nuestro poder
10 acorazados, 45 avisos, 20 torpederos. Por
nuestra parte, chimenea lancha torcida, dos re-
mos contusos.
El oleaje aplandi conduct herica del bizarro
contralmiraute Inacio Lamadriz y today la vale-
rosa tripulacin de nuestra poderosa escuadra.
>*
Lolo Benitez, el reputado bandido espaol, ha
muerto.
Los peridicos madrileos le califican de
hroe.
No falta sino que lo canonicen. En el calenda-
rio del ao prximo, tenidremos ocasin de leer:
San Lolo.Benitez, martir y asesino .


El titulado general Weyler quiere dimitir por
que Cnovas le ha engaado (ipobrecito!) con lo
de -las elecciones en Cuba.
Confiesa, Valeriano,
que tienes miedo
y que te: vas de Cuba
por bandolero.
Dte la mar,
porque los insurrectos
te van horcar.
iQnin te viera, Valerio,
con una cuerda
por el cuello colgado
de alguna ceiba!
Al mismo Gmez
de fijo que le pides
que te perdone.


El Liberal, relatando un combat :
Los insurrectos incendiaron los caaverales
en una extension vastsima.'Nuestros valientet;
soldados, envueltos entire llamas, tuvieron que
retroceder.
Los nuestros recojieron cuarenta y dos caba-
llos vivos.
Vivos? seran asados.


Del mismo peridico :
Un terrible cicln ha destruido gran parte
del pueblo de Rodas. Fueron arrasadas por el
cicln unas cuarenta casas .
No dice El Liberal si el cicln, al ver las co-
lumnas espafolas, se puso en precipitada fuga;
pero es de creerse.

De El Inparcial:
Las gras del puerto de Nueva York disponen de
much fuerza, pero la tajante de Don Quijote (pero
,D. Quijote usaba gra?( est muy templada. Sin
g:itera alguna afilmosla
En qu quedamos : son V. V. hreos 6 amo-
ladores de tijeras ?

Lo que har el pueblo espaol, segn El In-
cial, en los Estados Unidos :
No hemos de hacer lo que nuestros vecinos los
portugueses, cuando Inglaterra los despoj del ter-
ritorio del .Shir: lanzar cuatro gritos en las called
y despus nada. El pueblo espaol est obligado
.ejecutar algo ms.
Por ejemplo : dar una satisfaccin l-os
Estados Unidos, despus de los gritos por las
calls.

Esos Senadores yankees -,aade El-Imparcial -
quienes con tanta cobardia.han insultado nuestra
nacin, sabrn al cabo quin es Espaa.
Un pueblo
de frailes, de mendigos y toreros .


Contina El Imparcial ardiendo en santa ira:
Mientras haya un pedazo de madera que arrojar
al mar (i qu heroismo !) y un hombre capaz de tri-
pularlo, ni en el Mediterrneo ni en el Atlntico
(i qu leones!) dispondrn los yankees para los
barcos de su comercio de un solo moment de
.segunidad (i digo, el. Hndome y el 'Huye que te
cojen qu flota resisted ) as dure la lucha cien
aos.
i Pobres yankees, en la que se han metido!
i Oh, Cleveland ilustre, reza, reza
para salir triunfante de este brete,
que si la escuadra goda te acomete
no te deja ni un lyanee con cabezal

El Liberal, furioso con,lo de la beligerancia,
describe :
No es el pas cubano field Espaa, el que se alza
en rebelda.
Claro, no estn de:,pie los que estn sentados.

Se trata anade de una mimora facciosa,
salvaje, incendiaria, que lucha por el botn y para el
saqueo y la devastacin.
Como .si dejramos que los empleados espa-
oles se han echado la manigua.
Porque esa pintura cuadra mejor la horda
de empleados que durante siglos nos han estado
estafando cnicamente.
;u;A


El Dr. Salillas, antroplogo del,Rastro, sabio
de alcantarilla, preguhta desde El Liberal :
Qu son los insurrectos ? No son hroes, no son
soldados. No son hombres.
Qu somos nosotros? Lo que siempre hemos
sido.
Ladrones?
Grandes cuando el sentimiento era una palanca
poderosa.
No cree el Dr. Salivillas que dnde dice sen-
tiniento estara mejor : hambre?
Pequeos cuando la fuerza es el negocio.
Por lo visto lo de Gibraltar fu un negocio.
-- S, un mal negocio.

El Dr. Salivillas:
Insectos de la maniga, la enhorabuena.
Gracias, Sr elefante.

'El Dr. Cascarilla concluye su macarrnico ar-
tculo diciendo que en el Ocano quedardn dos
estelas hisloricas .
:Una de ida: la de los espaoles que con lacruz
fueron lo desconocido.
Y ,otra de vuelta: la de las espaoles que salen
de Cuba con el rabo entire las piernas.

Del lleraldo:
Se ha dicho en el-Senado de Washington que las
manos de nuestros generals se han manchado con
sangre de mujeres, indefensas; que.nuestra domina-
ci nen Cuba es un crime y que los Estados Uni-
tendrn que arrajarnos ds.all puntapis.
Bueno. hijo y qu quieres t que yo haga?
Lo nico que puedo hacer es aconsejarte pa-
ciencia y que te rellenes de paja los fondillos.
Miguel de Cervantes Saavedr.

--------ilIP **'B-------

NINGUNO

.Los diarios espaoles de ila capital de Cuba-,
andan la grea acusndose recprocamente:de
haberse opuesto, hace ya tiempo, que Weyler,
fuera nombrado para el puesto que hoy ocupa.
Aunque la verdad pronto pudiera saberse,
yendo las ce. : i .,l: ,:,se priii ,:,tu .el sis-
tema que han adoptado es ms cmodo, y sobre
todo, muy espaol: much de bio;gri.i. de ar-
tculos encomisticos y de retratos, y as resul-
ta que ninguno le hizo la. guerra la hiena
con entorchados.
A tal gobernador, tal prensa.

------~~-.^-I------

NOTICIAS DE LA GUERRA

Febrero 24
Ha muerto en Marianao el coronel espaol
Bernald.
-- Se encuentra en Gines, para ser juzgado
'por los espaoles, El Inglesito, que no es, como
algunos creyeron, el valiente Raul Arango.


FOLLETIN 4
De La Repblica Cubana


CINCO SEMANAS

CON LOS INSURRECTOS CUBANOS

(De la Contemporary Review, de Londres)


(Finali;a)
Haba en toda la Isla unos 25.000 insurrectos (')
en armas, llevando todos, los de iirIiil.-i .i ca-
ballera, machete al cinto y fusiles de distintos
sistemas, generalmente Remington. Algunos
estaban armados de fusiles Maser, que prove-
nan de prisioneros de enemigos muertos. Es
un fusil de pequeo calibre y la herida que pro-
duce al menos en los casos que yo he visto -
se cura fcilmente, pues la bala perfora el hueso
en vez de romperlo.
Por 'el moment parecan tener bastantes mu-
niciones, pero no grades reserves, y deben con-
tar para el porvenir con m uevos recursos que
vengan de fuera. Los fusiles y las municiones
llegan constantemente al pas, y con armas sufi-
cientes, el nimero de insurrectos puede aumen-
tar en una gran -proporcin, pues son muchos
los que desean unirse a ellos y que no lo hacen
por no haber armas para todos.
Por todas parties se observaba una extricta
discipline, los puestos estaban guardados con
regularidad, y las rdenes se transmitian al pie
de la letra. La instruccin de los insurrectos
oieca un bonito espectculo hacan el ejercicio
dos veces al da y con frecuencia, como suceda
en el campamento de Jos Maceo, los instruc-
tores eran sargentos espaoles que provenan
como tantos otros de las filas enemigas. La ca-

(') Ya se ha visto por las cifras publicadas en n-
meros anteriores, cunto ha aumentado desde enton-
ces el ejrcito cubano.


ballera era muy superior la infantera, y la
que yo vi maniobraba con notable precision.
Los hombres estaban muy bien montados, y en
el oeste estn acostumbrados atacar en campo
raso la infantera espaola formada en cua-
dros, 'lo que hacen casi siempre con xito. En el
terreno accidentado deja provincia de Santiago,
la caballera no es de gran utilidad, la manera
de combatir consist ms bien en el sistema de
guerrillas explicado por los oficiales y ejecutado
por los hombres como unidades.
En el departamento oriental hay muchos ne-
gros en las filas insurrectas, pero en las otras
parties de la isla casi todos los combatientes per-
tenecen la raza blanca; el negro es la excep-
cin. Este se bate admirablemente y est dotado
de una gran resistencia. Hace marchas de treinta
cuarenta leguas por da sin fatigarse, es capaz
de pasar much tiempo sin comer y hasta parece
que. se encuentra ms dispuesto cuando est en
ai\ lii a. pues se dice que Antonio Maceo premiere.
que sus hombres estn en estas condiciones
cuando tiene que dar alguna batalla. Muy pocos
de los oficiales son negros, pero todos son cuba-
nos. El estado mayor del general Jos Maceo
estaba compuesto en gran parte de hijos lde
ricos propietarios cubanos, doctors y hombres
de profesiones diversas. 3Muchos de ellos han
sido educados en los Estados Unidos y hablan
muy bien el ingls el francs.
El general Jos Maceo estaba acampado en lo
alto del camino, unas quince millas de una
division espaola; no tena con l ms que 400
500 hombres, y en estas circunstancias, no po-
dan los insurrectos sacar ninguna ventaja de la
posicin que ocupaban; sin embargo, los espa-
oles no haban hecho ningn movimiento con-
tra ellos y permanecan, aqu coimo en otras
parties, inactivos intiles. Ms al cyste, en una
extensa pradera muy abierta, el general Anto-
nio Maceo consegua distraer al Gobierno Revo-
lucionario, pasando revista 5.000 hombres,
mientras que veinte millas la redonda, al
norte y al sur. los espaoles tenan fuerzas su-
periores, y sabiendo muy bien todo lo que pasa-
ba, no juzgaban propsito hacer el menor
esfuerzo.
EL general Antonio Maceo es la fuerza ie- today
la Revolucin. Es un mulato de alta estatura,


corpulento, que goza de una reputacin de valor
toda prueba y ha adquirido en la ltima insu-
rreccin un gran conocimiento (le la guerra de
Cuba. Es el hroe de los cubanos y el terror de
los espaoles, es un volcn de energa. Sus ma-
neras son seductoras, su rostro expresa bondad
y sus ojos sonren constantemente bajo unos.
lentes de oro.
La primera vez que encontr Maceo, fue en
una circunstancia important y solemne. Cuba
acababa de elegir un Gobierno, Provisional, en-
cargado de velar por los intereses del pas hasta
el.fin de la guerra. El general movilizaba sus
tiopas del departamento oriental para recibir al
President y los ministros de la Repblica Cu-
bana, que venan su encuentro desde muy
lejos.
El President de la Repblica, el marqus de
Santa Luca, es un anciano distinguido, afable,
y tan fuerte, que haba llegado al lugar de la
cita con algunos das de anticipacin. El resto
del Gobierno est casi enteramente compuesto
de hombres jvenes, qne no llegan cuarenta
aos; parecen inteligentes y agradables, llenos
de celo y esperanza en' el porvenir, y sin inten-
cin de llegar al xito por medios sanguinarios.
Por ellos supe que se tena el proyecto-de impedir
absolutamente la zafra, y de ese modo poner
Espaa en la imposibilidad de obtener ningn
recurso financier de la isla. Los fuerzas insu-
rrectas se mantienen on campaa sin costar nada
y pueden continuar as, mientras que el ejrcito
espaol es una carga siempre creciente que
Espaa no puede soportar. La poltica cubana
consiste en agotar financieramente Espaa.
Durante los tres prineros meses de. la guerra
los cubanos hubieran tratado con Espaa, acep-
tando una autonomiia frai'a y complete, pero
ahora, slo la victoria absolute de los espaoles
podra impedir el establecimiento de la Rep-
blica Cubana.
Era para m una vida muy agradable la de ir
por los campos ile Cuba de un campamento
otro, acompaado, de una escolta compuesta de
un official y various soldados, y marchando todo el
da .caballo por las colinas, entire bosques y
por caminos casi impracticables. A veces tena-
mos que pasar cerca de las lneas espaolas, y en
ese caso cuidbamos de evitar las emboscadas;


en otras ocasiones marchbamos casi todo el da
sin tomar ningu alimento, bajo un sol abrasa-
dor, Cuando nuestros caballos estaban cansados,
los cambibamos por otros ms frescos que nos,
facilitaban los campesinos.
Por la noche colgbamos nuestras hamacas, ya
bajo un cobertizo, ya al aire libre, y veces en
la desagradable vecindad del enemigo. Pasamos
una noche en el lugar en que se encontraba la
imprenta de la Repblica, y /nuestro alrededor
estaban extendidas las pruebasdel nmero de lujo
de Cuba Libre, rgano de la insurreccin. Este
nmero estaba todo impreso en caractres azules
y rojos, para conmemorar la eleocin del Gobier-
no. Muy de maana nos pusimos en march
antes de asomar el sol, despus de hacer la ni-
ca toiletile que nos fu' possible aquel da, y que
consisti en sacudirnos-lo mejor que pudimos.
SPor todas parties los cubanos me parecieron cl
pueblo ms corts y ms hospitalario que se
puede imaginary : today hora del da 6 de la no-
che, todo lo que el cubano pose y todo lo que
l pueda hacer, est al servicio del extranjero.
En medio de la noche se nos serva caf y todo
lo que se encontraba, y por pobre que fuera el
que nos hospedaba, jams quiso ninguno aceptar
dinero.
Desde el da en que me reun los insurrectos
hasta el da en que volv Santiago, no gast
nunca un solo cntimo.
Cmo consegu volver Santiago, es cosa que
no puedo comprender todava ahora. Tena que
pasar dos veces las tropas espaolas, cuyos ofi-
ciales, segn supe mis tarde, haban expresado
el deseo de coger al ingls que se haba reunido
con los insurrectos. Me haba puesto el traje de
un campesino lo que era necesario, pres ha-
ca tres semanas que no me cambiaba de ropa -
y me haba afeitado; pero por lo dems tuve una
suerte extraordinaria.
No he estado ins que cinco semanas en Cuba,
pero he visto y oido bastante sobre lo que all
pasa, para desear un complete xito la causa
de la insurrec-cin y para esperar que los Esta-
dos Unidos no tardarn en reconocer los in-
surrectos cubanos los derechos de beligerantes.
Hlubert Iloward.


_ ______


i L~. ii~LILrli I II I i i Li Iisi~Wll~ni~O~llll~Bi Rluii~-il~--i~ ~~IPi~ ~ii~-diii~~l*raouii*1Pu i
PsiBr






LA REPBLICA CUBANA


MARZO 5, 1896.


Han sido detenidas varias personas mas
-*-omo sospechosas. Saldrn para Ceuta en el pri-
m. er correo.
Fuerzas de Lacret derrotaron al batalln
-espaol del Rey, incendiaron un fuerte.
Varios ginetes cubanos sorprendieron una
rseccin del escuadrn Mara Cristina,que forrajea-
.ba cerca de Guamutas, hacindole muchas bajas
Fuerzas cubanas al mando de Vidal entra-
ron en Estante, cerca de Alfonso XII. Los es-
paoles hicieron resistencia y el poblado qued
*destrudo.
Del 25
Ataque del pueblo de Jabucito. Ataque de
Sainoa.
El general Maceo, la cabeza de 4,000
Lombres, atac las tropas espaolas en la lnea
Trrea de Joiellanos, causndoles grandes bajas.
Del 26
Los espaoles, en nmero de 5,000, al
-'mando del general Muoz, fueron derrotados en
La Sal, sufriendo muchas bajas. Entre sus muer-
Aos se cuenta el handido Lolo Benitez, uno de los
jefes espaoles ms sanguinarios.
Las tropas se retiraron Veguitas, con un
-ran convoy de heridos.
Fuerzas cubanas han cortado el acueducto
-de la ciudad de Sagua.
Ha sido atacado Alquzar.
Del 27
-Fuerzas cubanas al mando del jefe Delgado,
'.-luvieron un encuentro con las del coronel espaol
Franco, en Pinar del Ro.
En la misma provincial ha sido incendiado.
'-iodo el pueblo de Cayajabos.
En Matanzas, las tropas cubanas han esta-
cdo en La Cumbre.
Los cubanos han entrado en el Cano, en el
Calvario y en Arroyo Naranjo, pueblos situados
las puertas de la Habana.
Fuerzas cubanas al mando de Jess Rodri-
S ez atacaron y tomaron por asalto el pueblo de
Santo (Santa Clara).
Quedaron destruidas ms de 80 casas.
Del 28
SAtaque y toma de la ciudad de CRDENAS,
por el Ejrcito Libertador. Las tropas cubanas
e pasearon por la calle de Anglada y otras de
las principles. Se apoderaron de todas las .ar-
maas y municiones, y tomaron de las casas de
'somercio los fusiles de los voluntarios. Varias
casas de comercio han sido incendiadas.
Se esperan detalles.
Un destacamento cubano se present en
'Mazorra muy cerca de la Habana, donde est
-i asilo de dementes llevndose todos los ca-
ballos que all haba. Continan cerca del acue-
d* actco de Vento.
Una column del general espaol Linares
1Ta sorprendida en Gabriel, por los jefes Nuez
-y Castillo. Cogida en una emboscada, perdi
amucha gente de las conipaas de San Fernando.
W"1 combate sigui muy reido, durando hasta la
mche. Los espaoles han terido grandes bajas.
Las cubanos han destruido el puente de los
'Pinos en la linea frrea de Regla Guanabacoa,
junto 4 la Habana, 8 minutes de Regla.
Del 29
Las fuerzas de Lazo, que es uno de los
principles jefes de Pinar del Ro desde la inva-
sin del general Maceo, han tomado y destruido
las importantes poblacines de Guanes y Mn-
:ea. Gil ha incendiado Caba as. Estas tres po-
lblaciones son de las principles del departa-
miento occidental.
Han llegado Cdiz seis filibusteros destina-
dos Ceuta, que son: Luis Baute Campos, de Re-
medios, diecinueve aos, perteneciente la
Tuerza de Betancourt; Jos Luz Beltrn, de Sancti
Spirits, cuarenta y tres aos, licenciado del
.ejrcito espaol; Manuel Jess Avila, de Manza-
iillo, diecisiete aos, perteneciente la fuerza
de Rego; Pedro Gonzlez, de Puerto Principe,
;reinta aos, de la fuerza de Basan; Joaqun Ga-
Sea, de la de Agiero. Todos estn condenados
cadena perpetua.
Otro de los filibusters es Enrique Rizo lbarra,
-veintids aos, del Camagiiey, hijo del coronel
espaol Rizo, que opera en Vuelta Abajo, y so-
brino del general Jimnez Castellano. Estudiaba
euyes, y figuraba en las tropas de Espinosa; es
*despreocupadsimo y jovial, dice que poco le im-
porta su condena y se muestra separatist deci-
-dido.
Marro lO
El teniente coronel espaol Cossio ha sido
.gravemente herido en un encuentro en el potre-
To Jess .lriria (lantanzas) con fuerzas cu-
:ianas mandadas par Amievay Betanconrt.
El combat fu reidsimo.


El vapor de guerra espaol Hernn Corts,
en viaje de la Habana Matanzas, encontr otro
vapor que en vez de contestar las seales que
le hizo, aument su march. El espaol le dis-
par caonazos si alcanzarle.
Es seguro que se trata de una expedicin
cubana.

ULTIMA -HORA

Ayer, da 4, ha entrado de nuevo
en la provincia de la Habana el ge-
neral Antonio Maceo, la cabeza de
5,000 hombres.




TELEGRAMAS INTEGRISTAS

De Vitorino a Perfeto
Madriz. Indinaci6n popular. Atituz
dizna correta. Commonos higados pru-
dencia integridaz peligro. Retrataciones
Cnovas. Satisfacin Csul.
Vitorino.

De Perfeto a Vitorino
Habana. Efervecencia voluntarios.
Armanse corso cajas azcar con remi-
tones. Pirotenia ativa confecin csulas.
Don' Waleriano inspecin frutuosa. Sale
incnito rondas noturnas. Comprimios.
Perfeto.

-------. *~ sc--~----

AL MACHETE

De El Imparcial:
No result cierto lo que aqu se ha dicho de que
salgan uno de estos das campaa los generals
Weyler y Ahumada.
i Qu ha de resultar cierto! Waleriano no
asistir. otros hechos de armas, que los fusi-
lamientos de prisioneros.


Dice el Heraldo:
Lstima grande y.erroi an mayor que el Sr. C-
novas, que tanto alardea de energa en asuntos de
poltica interior, crea por lo que se ve que la ente-
,reza no debe ser articulo de exportacin!
Si, de exportacin para Cuba, contra los que
Espaa cree dbiles, pero no contra los fuertes.


Ante la ltima reclamacin del Embajador
americano en la corte de Espaa, hablaban los
madrileos de armarse.
Y, en efecto, han concluido por armarse.... de
paciencia y dar satisfacciones.


Leemos:
Una column ha sostenido various encuentros en
Manzanilla.
Manzanilla? Pues era la column de La-
chambre.


El enemigo est desorientado.
Como que est en Occidente.


La ignorancia de muchos espaoles sube al
punto de no saber todava que se dice MAMBi, y
no mambs.
i Qu modorros! Despus de tantos machetazos
como han recibido; aparentan negar que La
letra con sangre entra .
As es que nada nos extraar leer cualquier
da en el infolio mamotreto de la Academia, que
MAMBi es corruptela mulata y filibuster del
sonoro y muy espaol voablo mambs.


De La Begidn, de Matanzas :
Desde la Cumbre se distingue la bandera in-
surrecta, colocada ayer en la torre del ingenio San
Cayetano por Raul Alfonso, el hijo del dueo de
Triunvirato.
i Qu cobardes somos los espaoles de Matanzas !
Tu dixisti
Los infants de Matanzas qu se hicieron?
Y tanto honor castellano,
Tanto denuedo y pujanza,
Ya se han metamorfoseado
l)e Quijote en Sancho Panza?


La Vog Jfontaesa, de Santander, a los soldados
de Garellano y Lealtad :
< ... Felizmente vais en inmejorables condiciones,
por ir i las rdenes de un caudillo ilustre, que


abandonar la poltica de benevolencia, que tan fu-
nestos resultados ha dado la patria..,
Por eso fu que con la otra poltica la de la
barbarie y el bandidaje perdi Espaa la
mayor parte de los Amricas, y con la misma se
quedar sin Cuba y Puerto Rico.
i Adelante, adelante, esforzados varones I


Cuenta El Nacional, de Madrid,:
El general Martnez Campas fu ayer al ministe-
rio de la Guerra, y no encontrando al ministry en su
despacho.....
Lo mismo que en Cuba: en las dependencias
del gobierno solo estn visible los escribientes y
el portero.


Confiesa El Diario Espaol, de Madrid :
Es verdaderamente escandaloso, y cuesta ver-
genza hablar de ello diario, lo que en Madrid
est ocurriendo con el juego.
Con que escndalo, vergienza y juego?
i Y an hablan de moralidad en Espaa!

*
De La Epoca, de Madrid :
Como los rebeldes cran, segn costumbre de esta
guerra, infinitamente ms numerosos que los sol-
dados.
Pues no dicen los espaoles que el pas cu-
bano est con ellos, y no con la Reyolucin?
Y esos centenares de miles de denodados y
bizarros dnde se meten ?


Declaracin de El Imparcial
La situacin actual de Cuba es un hecho de todos
conocido y cuyo valor no pueden alterar ni las ha-
bilidades del Sr. Sagasta ni las del Sr. Cnovas.
Y es ahora cuando lo sabe el colega?
Pues
Todo Madrid lo saba,
Todo Madrid, menos l.


Del mismo diario :
Se ha interpretado mal la necesidad de refuerzos
en Cuba. No es que se pidan ms, sino que el gene-
ral Weyler desea aumentar las fuerzas 'en la lnea
military de Bataban.
Si, vamos : no es que haya pedido refuerzos,
sino que desea... aumentarlos.



El Correo, de Madrid, public esta alcaldada,
ocurrida en Montalbn (Toledo) :
De improviso se present en la puerta de la casa
el alcalde, acompaado de los serenos, el inspector
de polica y la guardia civil, con objeto de sus-
pender el bailey, penetrando en la casa viva
fuerza, insultando los all reunidos y amenazn-
dolos.
Y qu tiene esto de particular?
Mande Cuba El Correo un Gasset un
Gallego exigindole que diga la verdad, si
eso es possible y ya ver como los espaoles,
despus de suspender bailes, allanar moradas,
insultar y amenazar, dan componte y asesinan.
"-k

La Justicia, de Madrid, en el mismo nmero
(22 de febrero) en que emplea contra el general
Maceo la frase hispano-vulgar cabecilla mu-
lato, al hablar del ltimo Mensaje del Di-
rectorio del Centro Republicano, llama la aten-
cin sobre el afn del peridico por borrar
diferencias. )
Menos las de razas y castas, colega republi-
cano federal ?


De un diario madrileo :
El ministry de la Guerra tiene ya dispuestos
ms de mil hombres para enviarlos Cuba cubrir
bajas.
Y mis adelante :
El general Azcrraga ha dipuesto que su publi-
quen en el Diario Oficial los nombres de los falleci-
dos en Cuba.
Esto que dicen desde MIadriZ
Todos sabemos que es la verdaZ,
Como se sabe que es un ardiZ :
e Por nuestra parte, sin novedaZ .

------o ke------

LA OGPININ EN ESPArlA

LA BELIGERANCIA
El Liberal, Madrid :
i opinion. No me sorprende que los Estados
Unidos reconozcan la beligerancia de los insurrec-
tos de Cuba. Me extraaba que no lo hubiesen he-
cho. Fueron un da colonies, se alzaron contra la


Metrpoli y hallaron eficaz apoyo, primero en Fran-
cia; despus en Francia y Espaa. No pareca lgico
quo mirasen ahora con indiferencia el levantamiento
de nuestra Antilla.
............... .... ......... ...... .......
No es la declaracin de beligeracia lo que debe
preocuparnos. La guerra de 1868 1878 termin por
un convenio; la de hoy no ser menos larga, si por
un convenio no nos apresuramos a concluirla. Por
l habramos debido empezar, si hubisemos sido
menos orgullosos y ms previsores. En 1878 dimos
Cuba la libertad; hoy habramos debido darlela
autonoma. No la menguada autonoma de las refor-
mas de Marzo, sino la verdadera autonoma, la que
permit que las colonies se rijan y gobiernen por s
mismas y las deja enlazadas con la Metrpoli solo
por el vnculo de los comunes intereses; el orden,
el comercio, las relaciones internacionales. Sin otor-
gar esa autonoma, aun saliendo vencedores, de se-
gtro perderemos. Se apagar el fuego de la guerra;
quedar el rescoldo.
Ser an tiempo de acabar por ese medio la
guerra ? Lo dudo.
F. Pi y Margall.

El Heraldo, Madrid :
Ayer ha insistido el jefe'tel Gobierno, aunque con
menos firmeza que la vspera, en sus manifestaciones
de ciego optimism respect del voto de las Cmaras
americanas y prximo reconocimiento de la belige-
rancia.
Este Sr. Cnovas, que' casi ve una ventaja en que
los sbditos rebeldes de Espaa alcancen por parte
de los Estados Unidos ,la consideracin y derechos
de pueblo independiente, de nacin constituida, en
guerra con nosotros, es el mismo Sr. Cnovas que
durante cuatro cinco meses ha vivido contando
como triunfo de su poltica, y de las acertadas ges-
tiones del Sr. Dupuy de Lome, el que los yankees
no se decidieran al reconocimiento.
Si el jefe del Gobierno repasase las notas de sus
frecuentes discursos los periodistas, y si los diarios
ministeriales quisieran echar una ojeada sus co-
lecciones, ni stos ni aqul hablaran ya de la belige-
rancia donde la gente pudiera oirlos.
En qu quedamos? Si la beligerancia no es un
mal, por qu se atribua el Gobierno una victoria
cada vez que se alejaba el conflict? Si el Gobierno
mereca aplausos cuando las Cmaras norteameri-
canas rechazaban las peticiones de los insurrectos,
cmo no ha de merecer censuras hoy que perma-
nece impasible ante la votacin verificada anteayer y
la que se va verificar maana?
El Sr. Cnovas, que estos das intent rectificar el
derecho, la historic y hasta el sentido comn; que
abusa de los respetos de su auditorio, compuesto en
general de periodistas que no pueden ponerse dis-
cutir las extraas teoras del president del Consejo,
habla, adems, sin cntar con la lgica y con la
memorial de los espaoles.
Volvi ayer su tema del viernes repitindo que
no pasar nada, que Cleveland interpondr el veto,
que no es possible protestar contra el lenguaje de
los senadores norteamericanos, que slo en el caso
de una intervencin armada tendramos derecho
defendernos, y por ltimo, que los Estados Unidos
hacen ahora lo mismo que nosotros, con Francia
Inglaterra, hicimos durante la llamada guerra de
secesin.


El Nuevo Rgimen, Madrid :

Nos parece premature todo entusiasmo por las
parciales victorias que puedan ahora obtenerse. El
nuevo general de los ejrcitos de Cuba se ha pro-
puesto, en primer trmino, por lo que se ve, arro-
jar .los insurrectos de Pinar del Rio, Matanzas y
Habana. Aunque lo consiga, la guerra, ni estar
terminada, ni en vias siquiera de terminarse. Hoy,
por las condiciones del terreno en que se hallan, no
pueden los insurrectos esquivar combates; pero no
ocurrir lo mismo cuando se internen en la mani-
gua. Ya alli volvern su tctica de siempre, y no
ser tan fcil ni encontrarlos, ni vencerlos.

Lai Correspondencia de Espaa, Madrid :

La experiencia es la madre de la ciencia, y so-
mos incapaces de sacramentos, bemos de recono-
cer que para hacer impossible la estrategia y la tctica
nuevas de los insurrectos, no basta el talent de un
caudillo por grande que sea, ni las dotes inmejora-
bles d nuestros soldados.

El Correo, Madrid :
Algunos peridicos de Barcelona combaten las
disposi iones del general Weyler sobre concentra-
ciin de campesinos, porque esto, dicen, ha de hacer
la postre nran dao la produ:cin, y de re:hazo
al comercio.

Lo que dudamos rosotros es que la concentracin
de camnpe-inos, pjr la dificul.ad en las comunica-
ciones y p;r la documenteci. que require, pueda
realizarse e" los ochA cias que sealn lo.s bandos,
Y como todos ls problemas humans son com-
plejos, podria s:ceder que laconce.:tracin lance al-
guna gente ms al campo.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs