• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Adiestramiento en el Cimmyt
 Back Cover






Title: Adiestramiento en el CIMMYT
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080833/00001
 Material Information
Title: Adiestramiento en el CIMMYT
Series Title: El CIMMYT Hoy / No. 9
Physical Description: Book
Language: Spanish
Creator: Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)
Publisher: Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)
Place of Publication: Mexico, D. F.
Publication Date: 1978
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080833
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 190615210

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Adiestramiento en el Cimmyt
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
    Back Cover
        Page 16
Full Text





























El CIMMYT HOY/No. 9

ADIESTRAMIENTO EN EL CIMMYT

El creciente compromise del CIMMYT con respect al
adiestramiento, en un centro dedicado originalmente
y de manera capital a la investigaci6n, ha
evolucionado como un complement esencial del
desarrollo de tecnologias agricolas mejoradas.






Origen de los becarios de maiz y trigo, 1966-1977


"- :.. .j,- :
America Latina
Argentina
Belice
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Costa Rica
Dominicana
Rep0blica Dominicana
Ecuador
El Salvador
Grenada
Guatemala
Guyana
Haiti
Honduras
M6xico
Nicaragua
Panama
Paraguay
Perui
Uruguay
Venezuela
Norafrica y Oriente Medio
Argelia
Chipre
Egipto
Iran
Jordania
Libano
Libia
Marruecos
Arabia Saudita
Sudan
Siria
Thnez
Turquia
R.A. de Yemen


S.Mala

165
11
5
7
3
2
6
4
1
9
12
20
1
14
1
7
23
14
8
4

8

5
22
1

12









3
3
3


Trigo
118
12

5
17
6
4


1
10


5


1
40

1
4
11
1

129
42
1
9
8
3
4
4
18
1
3
5
23
30
3


BECARIOS DEL CIMMYT 1966-77

Postdoctorales
Predoc- y post- Clentificos
Ailo En servicio torales graduados vialtantes Total

1966-71 185 12 15 166 378
1972 73 8 1 47 129
1973 116 7 9 54 186
1974 86 7 3 57 153
1975 96 12 8 74 190
1976 102 8 6 95 211
1977 104 4 4 168 280
Total 762 58 46 661 1527


~ Regl6n y Palse '
Africa, Sur del Sahara
Camerun
Etiopia
Ghana
Costa de Marfil
Kenya
Malagasy
Malawi
Nigeria
Senegal
Somalia
Tanzania
Uganda
Zaire
Zambia
Sur, Sureste y Este de Asia
AfganistAn
Bangladesh
India
Jap6n
Sud-Corea
Nepal
Pakistan
Filipinas
Tailandia
Otros paises
Francia
Hungria
Polonia
Portugal
Rumania
Espaia
EUA
URSS


Total:
Passes
Individuos


91 40
1 -
3 11
6
4 -
3 7
1
1
12 14
1 -
1
37 3
1 -
20 1
2 2
65 83
13
17
2 6
4
1 7
13 7
19 33
16 -
10
2 17
1
1
3
1
2
2
4
4



47 51
345 417







ADIESTRAMIENTO EN EL CIMMYT


Antecedentes

El creciente compromise del CIMMYT con respect a
adiestramiento, en un centro dedicado originalmente y de
manera primordial a la investigaci6n, ha evolucionado
como un complement esencial del desarrollo de tecnolo-
gias agricolas. La experiencia de mas de una d6cada ha
mostrado que, en muchos casos, las semillas mejoradas y
los m6todos de cultivo que dan tan buenos resultados en
los campos experimentales, no logran el mismo 6xito en
los predios de agricultores. O los investigadores no han
escuchado las preguntas de los agricultores o los agriculto-
res no han oido las respuestas de los investigadores. En
todo el mundo se est6 Ilevando a cabo much investiga-
ci6n que tiene poca relevancia para los problems reales
de los agricultores, y much investigaci6n relevant no se
comunica eficazmente a los agricultores. "La mayor
barrera para el desarrollo de las tecnologias agricolas me-
joradas y para su transferencia al agricultor", seiiala un
veteran agr6nomo e instructor del CIMMYT, "es el cerco
en torno a la estaci6n experimental". En el CIMMYT, las
tecnologias incluyen programs de adiestramiento que
equipan y motivan a profesionales agricolas de pauses en
desarrollo a eliminar dicho impedimento, este "cerco"
entire el investigator y el agricultor.


En el CIMMYT, con su double compromise con respect a
dos de los principles cultivos alimenticios del mundo, el
personal de maiz y trigo ha desarrollado dos programs de
adiestramiento separados y paralelos. En forma semi-
independiente, sin embargo, los dos programs han Ilegado
a un prop6sito comun: capacitar tecnicos agricolas pro-
cedentes de parses en desarrollo para que hagan reconoci-
mientos de los problems que reduce la producci6n en los
predios de los agricultores, dirijan su investigaci6n hacia
dichos problems, y comuniquen eficazmente sus resultados
de investigaci6n a los agricultores.

Para 1977, despu6s de los primeros seis afios de operaci6n,
el program de adiestramiento en maiz del CIMMYT habia
capacitado 345 especialistas en mejoramiento y produc-
ci6n de ese cereal, procedentes de 47 paises. El program
de adiestramiento en trigo, que comenz6 en 1960, habia
capacitado 417 t6cnicos de 51 paises. La mayoria de los
participants en uno y otro program son agr6nomos de
producci6n. En los programs de adiestramiento han parti-
cipado ademas 46 investigadores en postdoctorado de 23
pauses y 58 candidates a grades avanzados de 19 paises.

El CIMMYT, sin embargo, espera cuando much adiestrar
a s6lo una fracci6n de los millares de especialistas que
necesitan los programs de producci6n de los pauses en
desarrollo. Se preocupa, por tanto, atraer aquellos candi-
datos que demuestran capacidad de liderazgo y quienes






son coordinadores potenciales de producci6n en los pro-
gramas nacionales.


Estableciendo los cimientos

"Procuramos completar el trabajo de la universidad agrico-
la traditional", apunta el agr6nomo Alejandro Violic, coor-
dinador de adiestramiento en maiz en el CIMMYT. "En la
universidad, muchos de nuestros becarios han aprendido
un poco de cada cosa. El 6nfasis de su educaci6n ha sido
la agriculture te6rica, abstract, aprendida de los libros;
pero no han tenido much experiencia direct con la agri-
cultura del productor. Les ensefiamos cosas que no se
pueden aprender en los libros. Les damos experiencia de
campo, de manera que puedan aplicar las thcnicas de la
investigaci6n cientifica a los problems reales que con-
fronta el agricultor".

Para la mayoria de lIs becarios, la insistencia del CIMMYT
en el predio del agricultor como punto de partida y como
prueba iltima de la investigaci6n cientifica, es una desvia-
ci6n marcada de las actitudes de investigaci6n que han
absorbido de sus universidades. En muchos si no es que
en la mayoria de los paises en desarrollo, el adiestramiento
de los t6cnicos agricolas sigue al molde del sistema univer-
sitario de los Estados Unidos. Sin embargo, en dicho pais
la "ciencia pura" del investigator universitario se selec-
ciona, se adapta a las necesidades prActicas del agricultor
y se comunica luego al agricultor, via una red altamente
evolucionada de instituciones p6blicas y privadas que no
existe con el mismo grado en el mundo en desarrollo. Mas
ain, en muchos casos los paises en desarrollo envian a
sus mejores estudiantes agricolas directamente a los Esta-
dos Unidos, Canada o Europa para que mejoren su capaci-
taci6n academica. Sea que hayan sido adiestrados en su pais
de origen o en el exterior, apunta el professor de educa-
ci6n Burton E. Swanson, de la Universidad de Illinois, los
nuevos profesionales agricolas reci6n acreditados "tienden
a continuar trabajando en problems te6ricos, usando las
herramientas reci6n adquiridas, mas que enfocindose hacia
las necesidades de los productores agricolas locales .
con frecuencia, estos problems te6ricos de investigaci6n
representan las fronteras del conocimiento segOn las defi-
ne la comunidad cientifica de las naciones industrializadas,
problems de investigaci6n bastante lejanos de los proble-
mas afrontados por los paises menos desarrollados".

Inevitablemente, en muchos casos, la misma lejania de los
agricultores y de sus inquietudes que aflige al cientifico
investigator educado en la universidad, se encuentra en
todos los niveles de los programs nacionales de cultivos.
En numerosos paises, los funcionarios y administradores
responsables de la direcci6n e implantaci6n de programs
nacionales distan de estar a tono con las diaries circunstan-
cias y problems que limitan el rendimiento del agricultor.
Los mismos problems de actitud y orientaci6n limitan
severamente la eficacia de los extensionistas, cuya funci6n


vital es la de transmitir directamente a los agricultores los
beneficios de la ciencia agricola modern y de las nuevas
political agricolas.

Alguna vez, en un ejercicio para los extensionistas en un
pais en desarrollo, un observador coment6: variouss de los
participants confesaron que no sentian suficiente con-
fianza de su capacidad para demostrar una sola pericia en su
propio campo t6cnico. La explicaci6n fue simple: se
habian educado bajo un sistema verbalista y nunca habian
practicado la actividad o s61o lo habian hecho una o dos
veces. Durante un period de mis de 10 afios, en el Insti-
tuto Internacional de Investigaciones sobre Arroz (IRRI),
various miles de extensionistas fueron examinados al inicio
del program de adiestramiento con respect a su habilidad
de identificar enfermedades y plagas del arroz, deficiencies
nutricionales y products quimicos estandar. La calificaci6n
media fue de 25 por ciento de respuestas correctas. En el
CIMMYT, los agr6nomos de producci6n que se adiestran en
el program de trigo se someten a una prueba similar. Su
calificaci6n es de 50 por ciento o menos al Ilegar y de 75 a
95 por ciento al concluir el curso.

Segun tales indicaciones, un funcionario del IRRI conclu-
y6, "el extensionista tipico de la mayoria de los paises del
sureste de Asia carece de conocimientos de base sobre el
cultivo del arroz y no tiene experiencia de campo de primera
mano. Mas ain, cuando carece de las habilidades de
diagn6stico necesarias, no puede identificar los problems
del predio del agricultor, y por tanto no puede asesorarlo
para que emprenda la acci6n apropiada". Un ex-director
de adiestramiento del Centro Internacional de Agricultura
Tropical (CIAT): "Probablemente la mayor barrera en un
program de extension es la actitud professional de los
recien graduados y el efecto degradante que asocian con
el trabajo de campo".

Pensando y haciendo

Algunos becarios del CIMMYT retornarin a sus programs
nacionales de cultivos para ser investigadores de fitome-
joramiento o agronomia de la producci6n; algunos se harin
cargo de estaciones experimentales; otros mns trabajarin
directamente con agricultores en el servicio de extension.
Algunos pocos pueden Ilegar a ser los funcionarios encar-
gados de elaborar las political agricolas, o pueden Ilegar
a ser administradores de alto nivel.

Cualesquiera que sean sus perspectives para el future, sin
embargo, mientras son becarios en el CIMMYT los adies-
trandos hallan su base comun en los campos de maiz y
trigo de la sede del CIMMYT y en otras cuatro estaciones
ubicadas en diferentes altitudes en Mexico. Hombro con
hombro con los cientificos e instructors del CIMMYT, los
adiestrandos dedican tanto como el 90 por ciento de sus
horas de trabajo con sus pies, manos y rodillas, a menudo
en el suelo. La produccion de los cultivos es el solo










































estandar para evaluar la political agricola, investigaci6n y
la extension. "Sobre esta base comtn, los agricultores,
extensionistas e investigadores se pueden reunir, trabajar
juntos e integrar sus capacidades respectivas", dice Ernest
W. Sprague, director del program de maiz del CIMMYT.
En un sistema de mejoramiento, producci6n, investigaci6n
y extension verdaderamente integrado, una funci6n alimen-
ta a las otras.

Puestas en pr6ctica en los campos, las abstracciones cienti-
ficas de los becarios se enraizan en la realidad. El fitome-
jorador aprende a cruzar y a seleccionar sus variedades de
alto rendimiento para las restricciones agroclimaticas espe-
cificas de regions productoras en particular. El agr6nomo
de producci6n aprende a seleccionar y a adaptar semillas
mejoradas y metodos de cultivo a las necesidades locales,
y a demostrar su valor a los agricultores de manera per-
suasiva.

Adiestramiento en servicio

La experiencia de campo mas intensive y extensive perte-
nece a los becarios del program de adiestramiento en
servicio, que es a la vez el esfuerzo de capacitaci6n mayor
y mas important del CIMMYT. Dos veces por aiio, el
personal de maiz y de trigo, cada uno por su parte, seleccio-


na entire 25 y 40 tecnicos j6venes de paises en desarrollo
para que vengan a M4xico por un period de nueve meses.
Cada becario es nominado por su program national en su
pais de origen; esta nominaci6n se hace sobre la base de
capacidad demostrada y motivaci6n. No obstante, la ma-
yoria de los becarios encuentran que el program de adies-
tramiento en servicio es -seg6n se lo propusieron quienes
lo estructuraron- una gran experiencia de mente y cuerpo.

En cada grupo, algunos de los becarios se pueden espe-
cializar en protecci6n vegetal o tecnologia de cereales y, por
consiguiente, seguir un calendario de trabajo pre-definido.
La mayor(a de los becarios, sin embargo, siguen el pro-
grama en fitomejoramiento o agronomia de la producci6n.

Para un becario Ilamado Washington Achenga, el pros-
pecto de una estancia de seis meses en M6xico le prometia
nada mas que una grann aventura". En febrero de 1976,
Achenga sali6 del pequefio poblado de Nakuru, Kenya,
donde habia estado toda su vida y donde desempefaba su
trabajo de mejorador de trigo en una estaci6n experimental
del gobierno ubicada en la localidad. Tenia 32 aflos de
edad, era su primer viaje fuera de Kenya y su primer vuelo
en un jet. Su jornada de s6lo un par de dias abarc6 la
ruta de Nairobi a Frankfort, luego a Londres y de alli a
Nueva York antes de Ilegar a M6xico, solo, a 15,000 km de





casa, de su trabajo, de sus amigos y de su familiar.

En la sede del CIMMYT, a 45 km de la ciudad de M6xico,
encontr6 aulas de clase, laboratories y dormitorios, ro-
deado todo de terrenos experimentales cuidados con esme-
ro. Pero en las primeras horas de su primer dia en M6xico,
Achenga abord6 de nuevo el avi6n, ahora hacia Ciudad
Obreg6n, en la costa noroeste del pais. El CIMMYT opera
allf su program de trigo durante el ciclo de invierno, en el
CIANO, un centro regional de investigaci6n agricola de-
pendiente del Instituto Nacional de Investigaciones Agri-
colas de M6xico. El joven kenyano se aloj6 en casa de una
familiar mexicana de Cd. Obreg6n. A la mesa, Achenga no
podia reconocer los alimentos que se le servian, ni pro-
nunciar sus nombres, nidisfrutar su sabor. Sus caseros no
hablaban ingles y Achenga no hablaba espafiol. Sufrfa en
silencio.

Las cosas se pusieron mejor al dia siguiente, su tercero en
Mexico, cuando Achenga se encontr6 poco despubs de
salir el sol en los campos de trigo, con sus compaReros de
curso. "La mayorfa de nosotros tenfa poca o ninguna
experiencia en trabajo de campo. Muchos teniamos pro-
blemas con el lenguaje y todo tenia que ser traducido".
Para empeorar el asunto, los terrenos -comparados con las
colinas de Kenya- eran muy pianos, y el sol internal de
Obreg6n muy cilido. "Este lugar no es bueno", pens6
Achenga, "debo regresar a casa".

Sin embargo, durante las siguientes diez semanas en
Obreg6n, las dificultades con el idioma y las diferencias en


experiencia se disolvieron en sudor. Los becarios se en-
listaron de inmediato en el program sin escalas de me-
joramiento de trigo del CIMMYT. Su primera tarea fue la
de inyectar cada tallo de cada plant en el campo con
in6culo de enfermedad. Mas tarde, los becarios eliminaron
las plants mis enfermas y dejaron aquellas que mostraron
buena resistencia inherente. Las plants extraiias y las
malezas tenian tambien que arrancarse a mano del suelo
himedo y pegajoso.

Luego, trabajando junto con el personal de trigo del
CIMMYT, los becarios de fitomejoramiento seleccionaron
de los trigos casi maduros los tipos de plant mas promi-
sorios para que fuesen los progenitores de la siguiente
generaci6n. Cada plant seleccionada como progenitor
femenino tenfa que ser cuidadosamente emasculada a
mano a fin de evitar la autopolinizaci6n. Su espiga tuvo
que ser cubierta con una bolsa de glacin para prevenir
cualquier polinizaci6n cruzada accidental. En el moment
propicio, los becarios colectaron polen de los progenitores
masculinos seleccionados y lo introdujeron en las bolsas,
de manera que fertilizara la espiga del progenitor femenino.
Hicieron asi miles de cruzamientos planeados.

Dfa tras dia, semana tras semana, los becarios vivieron con
las plants del alba al ocaso. "Las plants les hablan",
asegura a los becarios Norman Borlaug, director del pro-
grama de trigo del CIMMYT, cuando 6stos cuestionan el
valor de mantener una relaci6n tan estrecha con su cultivo,
"pero para escuchar lo que dicen, ustedes tienen que usar
sus ojos". En sus raros dias fuera del CIANO, los becarios






recorren con sus instructors fincas comerciales y esta-
ciones experimentales. "No vine aquf para ser pe6n",
Achenga escuch6 murmurar a mas de uno de sus compa-
fieros becarios, a media que el rico suelo se acumulaba
bajo las ufias de sus dedos.

"Una cosa que deseamos imbuirles", sefiala un ex-instruc-
tor en trigo del CIANO, "es que en la investigaci6n agri-
cola no hay ninguna diversion. Usted va al campo y
hace las mismas cosas una y otra y otra vez. No se trata
de sentarse a esperar a que algo ocurra". Otra cosa:
al regresar a su pais probablemente nunca vuelvan a de-
sempefiar estas tareas. Entonces dirigiran el trabajo de
otros. Pero si les hacemos el trabajo aquf, nunca sabrin
c6mo debe hacerse". Norman Borlaug agrega: "Estas
condiciones dificiles son las comunes para los agricultores
de muchos pauses en desarrollo. Nuestro trabajo debe
ajustarse a esas situaciones".

Finalmente, a principios de mayo, los becarios cosecharon
sus mejores trigos, al juzgar por tipo de plant. Despubs de
trillar sus selecciones iniciales, seleccionaron de nuevo
segun los mejores tipos de granos para suministrar la semi-
Ila para el siguiente ciclo de cruzamiento y selecci6n.

El grupo de Achenga termin6 su cosecha de un ciclo de
invierno en el CIANO just a tiempo para sembrar un
,ciclo de verano en el Valle de Toluca, ubicado en la meseta
central de M6xico. En Toluca, las semillas ya selecciona-
das segun su adaptacibn al clima y enfermedades a altitudes
bajas, se prueban de nuevo con respect a su capacidad


para rendir bien bajo condiciones de altura.


Esperando que sus siembras de verano germinen y se de-
sarrollen, los becarios se mudaron a la sede del CIMMYT,
donde toman largos dias de classes, seminaries y demostra-
ciones, con tareas escritas para hacerlas por la noche en sus
dormitorios. La mayor parte del tiempo los campos
son las aulas de los becarios y los cultivos son sus textos
bisicos, pero en las pausas que transcurren entire la
siembra, los deshierbes y la fertilizaci6n, la selecci6n y la
cosecha, el personal de adiestramiento ha estructurado un
program acaddmico que incluye cursos concentrados en
una amplia gama de materials: uso de fertilizantes y
pesticides, fisiologia vegetal, gendtica, uso de maquinaria
e implementos agricolas, economic, entomologia, comu-
nicaciones, y otros.

Un element important en el program es la economic,
especialmente para quienes se adiestran en producci6n.
Estos becarios pasan alrededor del 20 por ciento de su
tiempo con los economists del CIMMYT en El BatOn, en
cursos o en predios de agricultores, aprendiendo a analizar
y a estimar las complejas interacciones que condicionan el
comportamiento del agricultor. "El agricultor consider
muchos factors econ6micos antes de decidir si acepta una
nueva tecnologia generada por una estacibn experimental, o
si acepta las recomendaciones de un extensionista", dice
Donald Winkelmann, jefe del program de economia. "El
investigator o el extensionista que desea ayudar al agricul-
tor a aumentar su producci6n, necesita incorporar esos
mismos factors a su trabajo".





Adiestramiento de especialistas en producci6n

Los becarios en fitomejoramiento realizan su trabajo de
campo en las estaciones experimentales. El objetivo del
adiestramiento para el especialista en produccibn, es sin
embargo, aprender c6mo transferir semillas mejoradas de
las estaciones experimentales a los predios de los agricul-
tores, donde su constituci6n gen6tica superior se puede
manifestar bajo las condiciones agricolas reales. Solo la
primera etapa del process de transferencia (v6ase el re-
cuadro) tiene lugar bajo las condiciones controladas casi
6ptimas, de la estacibn experimental. Estas condiciones
son ideales para examiner sistembticamente variedades me-
joradas y "criollas" en conjunto con combinaciones al-
ternativas de insumos quimicos y pr6cticas de manejo.
"Pero los becarios tienen qu6 aprender que no se pueden
hacer extrapo!aciones precisas de las estaciones experi-
mentales a los predios de los agricultores", sei~ala Alejandro
Violic, encargado de adiestramiento en maiz. En la
mayoria de los casos, apunta, las estaciones tienen las ven-
tajas de la elecci6n de los sitios y del buen manejo. De la
misma manera, sin embargo, la estaci6n experimental
puede ser afectada por plagas y enfermedades que son
insignificantes en las fincas de la region.

Para identificar las combinaciones particulares de semillas
y factors agron6micos que trabajar6n para el agricultor,
los becarios de producci6n aprenden a re-ensayar las com-
binaciones mis promisorias del campo experimental en
predios representatives de las condiciones de cultivo del
Brea. A partir de los resultados de los primeros ensayos en
fincas, el becario identifica los insumos y otros tratamien-
tos que tienen efecto significativo en el rendimiento, y
los ordena seg6n su importancia. Los ensayos se establecen
luego en un mayor nOmero de fincas -unas 3 6 4 en cada
zona agroclimAtica- a fin de obtener datos mbs confiables
sobre los costs y beneficios de los tratamientos a various
niveles.

Con estos datos los becarios aprenden a formular paquetes
tecnol6gicos con varias opciones en cuanto a costs: por
ejemplo, el paquete de nivel minimo es similar a las pric-
ticas de muchos agricultores tradicionales; el paquete
intermedio tiene niveles moderados de insumos, y el
"paquete tecnol6gico complete" involucra altos niveles de
insumos, mayores rendimientos y mayores riesgos. Al
agricultor se le ofrecen las opciones. Los paquetes interme-
dio y complete incluyen recomendaci6n de una variedad de
alto rendimiento y un conjunto propuesto de fertilizantes,
herbicidas, pesticides y otros elements que se pueden re-
comendar con confianza a los agricultores locales.

Finalmente, el becario de producci6n aprende c6mo re-
comendar sus combinaciones de semilla y practicas agro-
n6micas a los agricultores. En cooperaci6n con personal del
Servicio de Extensi6n en el Estado de Veracruz, los be-
carios de producci6n establecen ensayos de demostracibn
en un disefio estandarizado que sblo require de un d6cimo


de hectirea y que un trabajador competent puede sem-
brar en menos de un medio dia (vWase el recuadro). La
parcela se divide primero en tercios. La primera secci6n
se manejar6 con los metodos habituales del agricultor; la
segunda con la tecnologia intermedia o de "costo minimo",
que incluye s6lo los niveles mis eficientes de los trata-
mientos mas efectivos, y la tercera con el "paquete
tecnol6gico complete". Cada tercio se subdivide en mi-
tades, una que siembra en la variedad local acostumbrada
por los agricultores, y la otra con la variedad mejorada mas
sobresaliente en el area.

Estos ensayos de demostraci6n -que en la practica cul-
minan con un dia de demostraci6n para agricultores al

Modelo de la Estrategia Empleada por el CIMMYT p
Investigaci6n en Producci6n de Maiz






tiempo de la cosecha- son una manera objetiva y eficaz
de introducir nueva tecnologia entire los agricultores. En
1973, primer aio en que se tuvieron becarios de produc-
ci6n en Veracruz, los rendimientos en los ensayos de
demostraci6n donde se us6 la semilla y la tecnologia de
los agricultores, promediaron de 2.0 a 2.5 ton/ha. La
semilla mejorada y el paquete tecnol6gico complete de los
becarios rindieron de 3.5 a 5.0 ton/ha.

Funciona el adiestramiento

Un dia, de seis a nueve meses despu6s de que empez6,
concluye el adiestramiento en servicio en el CIMMYT.
Llenos de camaraderfa y altos prop6sitos, los becarios se


separan, regresan a casa y se reincorporan a sus trabajos en
programs nacionales de fitomejoramiento. Luego que se
disipan los sentimientos del moment, iqu6 queda? Pueden
unos cuantos meses de adiestramiento intensive en M6xico
reorientar y motivar las vidas de los becarios, y mediante
ellos vigorizar los programs de cultivos de paises en
desarrollo?

Si bien no hay respuestas ciertas a estas preguntas, hay
evidencia anecd6tica y estadfstica que sugiere que los
becarios del CIMMYT est6n haciendo aportaciones distin-
tivas a los programs nacionales en muchos paises del
mundo. En algunos pauses -Zaire es un ejemplo notable-
los becarios que regresan han asumido puestos clave en el


I1 Adiestramiento sobre


Selecci6n de nuevas varledades basada an criterios re-
levantes al nivel del agricultor (rendimiento, grano, uso
final, etc.).
Estudios sobre fechas de slembra.
Prueba de nuevos products agroqulmicos.


Prueba de maquinaria agricola.
Estudios de laboratorio relacionados.


Identificacl6n de factors crfticos de mane]o, su orden Evaluaciones preliminaries de objetivos genot6cnicos.
de importancia e interacciones significativas. Anilisis clon6mico para detector factors de producci6n
ibilidad Prueba de products agroqulmicos contra plagas y ma- con mayor impact sobre los beneficios y con mayor pro-
cta lezas detec'adas como problemiticas por los agricultores. babilidad de aceptacl6n por los agricultores.
Investigaciones preliminares sobre nuevos m6todos de
manejo, por ej., labranza minima.


Descripci6n cuantitativa de la respuesta a cada factor Formulaci6n de alternatives tecnol6glcas (paquetes) con
critic de manejo. diferentes niveles de beneflcio y riesgo relacionado.
Investigaci6n mis detallada de interacciones significa- Demostraci6n a agents de camblo sobre formulaci6n de
tivas. alternatives tecnol6gicas y sobre c6mo Ilevar a cabo la
idad Ensayos de variedades promisorlas. eap 4.
Ensayos comparativos de dosis promisorias de parasiti- Anlisis d presupuest partial d dates agromics
cidas. gama de factors econ6micos relevantes quo serlin consi-
derados on ensayos futures.
Evaluaci6n de materials genot6cnicos bajo diferentes
niveles de insumos.

Ensayos de verificaci6n de paquetes tecnol6gicos de pro- Analisis econ6mico de possible modificaci6n de paquetes
ducci6n. tecnol6gicos debido a cambios de precious relatives.
lores y Estimaci6n de la reacci6n de los agricultores a nuevos Encuesta par muestreo con agricultores para determinar
bilidad insumos y nuevos materials genotecnicos. las circunstancias agroecon6micas relevantes para la pro-
Observaci6n de nuevos factors quo IImitan la produc- ducci6n de malz.
ci6n.


Verificaci6n de resultados experimentales on parcels
de producci6n (1 hectirea o mis).
Experiencia con parcel de producci6n en predios de
agricultores.
Estimaci6n de la reacci6n de agricultores a altemativas
tecnol6gicas.


Aumento de semilla de variedad de polinizaci6n libre para
liberaci6n potential on el drea.
Supervision y mantenimiento de pureza varietal.
Estudio econ6mico a gran escala de las altemativas tec-
nol6gicas usadas.


abilidad
lcta


, Jr.! .':.













































sector agricola gubernamental. En tales posiciones estra-
tegicas, los exbecarios pueden ejercer una influencia favo-
rable sobre la political y la administraci6n de programs
nacionales de cultivos, y crear un clima receptive para la in-
vestigaci6n orientada hacia la producci6n.

La mayoria de los becarios retornan a sus programs
nacionales como directors de investigaci6n, fitomejorado-
res o agr6nomos de producci6n. Durante una visit a los
programs nacionales de maiz en Centroamerica en el
otoiio de 1976, por ejemplo, el personal del Programa
Regional de Maiz del CIMMYT para Centroambrica, en-
contr6 exbecarios que desempefiaban papeles importantes
en investigaci6n y extension en cada uno de los pauses.
En Guatemala, los exbecarios del CIMMYT en el Instituto
de Ciencia y Tecnologia Agricolas -la entidad national de
investigaci6n- organizaban "equipos de transferencia de
tecnologia" para Ilevar los resultados de la investigaci6n a
los pequeios productores de la meseta. En las tierras bajas
de La M6quina, un joven agr6nomo adiestrado en el
CIMMYT, habia seleccionado el aio anterior -de un
vivero enviado por el CIMMYT- el maiz de mejor rendi-
miento para el siguiente ciclo de ensayos internacionales.
Y en El Salvador y Nicaragua, ex-becarios del CIMMYT


en las estaciones experimentales oficiales colaboraban a
trav6s de las fronteras nacionales, para desarrollar variedades
de maiz resistentes al virus del achaparramiento, una amena-
za permanent para la producci6n alimentaria de Centro-
america. El CIMMYT consider que estos esfuerzos por
parte de sus ex-becarios habian de tener un efecto sobre la
producci6n de mafz de la region.

En Tunez, en 1974, un panel de revision de programs del
Comit6 de asesoramiento T6cnico del Grupo Consultivo de
Investigaci6n Agricola Internacional, encontr6 que el 80
por ciento del personal t6cnico del program national
de cereales se habia capacitado en M6xico. En total, el
panel encontr6 27 ex-becarios del CIMMYT, la mayoria
ocupando "puestos clave en investigaci6n sobre cereales y
extension". La conclusion del panel: "Tal vez la contri-
buci6n del CIMMYT a la producci6n de cereales de Tunez
mas impresionante y mas facilmente mensurable ha sido la
formaci6n de un vigoroso nucleo de cientificos y t6cnicos
motivados y bien capacitados. Todo el personal tunecino
con el cual la misi6n tuvo discusiones fue unAnime con
respect al valor de esta contribuci6n, y various de sus
miembros lo calificaron como el principal logro del
CIMMYT... El panel consider que la formaci6n de este













































cuadro de tecnicos capacitados es de la mayor importancia
para el future de la agriculture en Tunez, en particular para
el vital sector de los cereales".

En un intent ambicioso por medir los efectos duraderos del
program de adiestramiento en trigo, en 1973 se hizo una
encuesta con los 183 becarios que hab(an regresado a sus
pauses de origen hasta los seis meses anteriores a la en-
cuesta. De los 134 ex-becarios que respondieron al cuestio-
nario, s6lo dos manifestaron que estaban "ligeramente in-
satisfechos" con su experiencia en el CIMMYT. Cuatro
de los ex-becarios cursaban studios de postgrado; del
resto, 91 por ciento trabajaba todavia con trigo, la mayoria
de tiempo complete. Figuraban alli 76 fitomejoradores, 12
agr6nomos, 4 pat6logos, 6 tecn6logos de cereales, 5 espe-
cialistas en extension, y 5 administradores en programs
nacionales de trigo. Durante el afio que precedi6 a la
encuesta, los exbecarios manifestaron haber hecho mds de
22,000 cruzamientos gen6ticos, mas de 1,200 siembras en
estaciones experimentales, y casi 850 ensayos en predios de
agricultores.

Ofertai y Demainda

Los programs de adiestramiento del CIMMYT, como los de


los otros centros de investigaci6n agricola, operan en un
context de una demand creciente. En todo el mundo,
los paises en desarrollo necesitan con urgencia mas y mas
personal capacitado y motivado; tal necesidad es especial-
mente mayor en el caso de los especialistas en producci6n.

En uno de sus esfuerzos por multiplicar su propia capacidad
limitada de adiestramiento e incrementar la eficiencia del
process, el CIMMYT prepare becarios seleccionados para
que establezcan programs de capacitaci6n en sus pauses
de origen. El program de maiz del CIMMYT, por ejemplo,
prueba actualmente un curso intensive de producci6n que
en cualquier pais pudiera ser ofrecido por un ex-becario
seleccionado (vease el recuadro).

Hace apenas 12 afios, cuando el CIMMYT se estableci6
como un centro de investigaci6n, la importancia decisive
del adiestramiento como un element para aumentar la
producci6n de alimentos, fue parcialmente eclipsada por
los revolucionarios logros de un grupo de fitomejoradores
cuyas realizaciones parecian destinadas a extenderse por
todo el mundo por su propio momentum. Hoy, nadie
-ciertamente nadie en el CIMMYT- cree que puede haber
una revoluci6n verde sin un ejercito bien adiestrado de
revolucionarios verdes.






BECARIOS DEL CIMMYT

Categories de entrenamiento

Los participants en el program de adiestramiento en
servicio son los becarios mis ficilmente reconocibles en
el CIMMYT, y dicho program constituya la mas amplia e
impresionante actividad de capacitaci6n. En un sentido
muy real, sin embargo, casi todos los visitantes al CIMMYT
-vengan por s6lo unos cuantos dias o por un afio o dos-
se consideran "becarios". Cualquiera que sea su experiencia
professional o acad6mica, visitantes de todo el mundo
son invitados al CIMMYT no s6lo para que contribuyan
con sus habilidades especificas a los esfuerzos del CIMMYT,


sino tambien para que obtengan una vision de primera
mano a los enfoques especiales del Centro en cuanto
al mejoramiento de los cultivos. En general, los visitantes-
becarios caen en varias categories:

Investigadores predoctorados

En los primeros once afios del CIMMYT, de 1966 a 1977
inclusive, un total de 58 candidates a grades avanzados
procedentes de 19 paises pasan periods de 12 a 18 meses
en el Centro donde trabajan en su investigacibn de tesis
bajo la supervision de cientificos del CIMMYT. El 75 por
ciento de estos becarios en predoctorado vino de paises en
desarrollo, y la mayoria tuvo planes para regresar a su pais


A 4
*- il~cr OF ~2







CURSO CORTO INNOVATIVE


Octubre: Un equipo de cientificos del CIMMYT aterriza
en San Pedro Sula, el centro commercial de la region
noroeste de Honduras, para realizar una semana de ensayos
de campo. La nueva tecnologia que estos investigadores
prueban no es, sin embargo, una variedad mejorada de
maiz ni un nuevo sistema agron6mico, sino un innovative
program de adiestramiento. En s6lo una semana de
trabajo intensive de aula y campo, se proponen ensefiar a un
grupo de extensionistas hondurenios muchas de las lecciones
bbsicas que normalmente se imparten en los 6 meses de
adiestramiento en servicio que se ofrece en el CIMMYT en
Mexico.

El curso corto concentrado no tiene la intencion de su-
plantar el adiestramiento en servicio, sino de extender su
alcance. Hay un limite inherente en el numero de candi-
datos que el program en servicio en M6xico puede aceptar
sin que se diluya la capacidad y la energia de los instruc-
tores del personal del CIMMYT. Mas a6n, los costs cre-
cientes limitan el numero de candidates que pueda enviar a
M6xico durante seis meses cualquier program national en
particular. Relativamente breves, los programs de nivel
national, como el que se prueba en Honduras ofrecen una
alternative practice al adiestramiento en servicio para las
legiones de extensionistas que se necesitan en cada pais en
desarrollo para enlazar la investigaci6n agricola con el pe-
quefio productor.

En la practica real, se tiene la intenci6n de que el curso
corto de adiestramiento del CIMMYT sea impartido por
tecnicos que han torado el curso de capacitaci6n en servi-
cio. En la primera prueba del curso en Honduras, sin
embargo, a los instructors hondurefios se agrega un equipo
de la sede del CIMMYT en Mexico: el fitomejorador Willy
Villena y el agr6nomo Roberto Soza, coordinadores del
Program Regional Centroamericano de Maiz, el agr6nomo
Alejandro Violic y el economist Edgardo Moscardi.

Se esperan aproximadamente 10 adiestrandos: el lunes
por la mariana aparecen 40 para la primera sesi6n. Despues
de unas breves formalidades, el grupo se dedica ripida-
mente a revisar los rendimientos actuales del maiz en
Honduras. Los instructors described enseguida el sistema
de mejoramiento de maiz en march en el CIMMYT, y
presentan algunas de las variedades mejoradas que se han
generado hasta ahora. Finalmente, los instructors hondu-
reiios presentan los resultados preliminares que se han
logrado con algunos de los materials mejorados en los
predios de los agricultores locales.

"Bajo el present sistema", comenta el Dr. Soza despu6s de
la primera sesi6n, "la Onica comunicaci6n de los exten-


sionistas con los agricultores es verbal. Ellos pasan simple-
mente la informaci6n del Departamento de Recursos Na-
turales. No realizan ningin trabajo de campo o demostrati-
vo".

La observaci6n del Dr. Soza se verifica a la maiiana si-
guiente, cuando los adiestrandos Ilegan a sembrar ensayos
de demostraci6n en una estaci6n agricola experimental cer-
cana. Paso a paso, los adiestrandos son introducidos a las
ticnicas basicas del agricultor: pesaje de semillas, ferti-
lizante e insecticide; division de parcelas en surcos derechos
y uniformemente espaciados; siembra a mano con "espe-
que", etc. Al principio, los instructors gufan a los adies-
trandos, a quienes enseiian con el ejemplo y con la practi-
ca. Hacia media mariana, la mayoria de los becarios mar-
chan por si solos. Cuando el d(a terminal, no se les puede
confundir todavia con agricultores, pero ya conocen algo
de las experiencias diarias del pequefio productor.

El midrcoles los becarios vuelven a las aulas, donde se les
ofrece todo un dia de charlas y lecciones -ilustradas con
transparencias- sobre los principles factors que influyen
sobre los rendimientos en esa porci6n particular de Hondu-
ras. Se estudia el desarrollo de la plant de maiz en
relaci6n con la preparaci6n del suelo, el uso de fertilizan-
tes, y el control de plagas y enfermedades. La sesi6n
final de la tarde introduce a los adiestrandos a las consi-
deraciones econ6micas que influyen a la aceptaci6n de
estos factors tecnol6gicos por parte del agricultor.

De nuevo en el campo al siguiente dia, los adiestrandos co-
sechan y pesan los resultados de dos ensayos de demostra-
ci6n de maiz similares a las que sembraron el martes. El
viernes por la mariana, de regreso en San Pedro Sula, los
datos de estos ensayos se utilizan para mostrar a los
becarios como desarrollar paquetes tecnol6gicos opciona-
les -semilla, fertilizantes, insecticides y herbicidas, y
practices agron6micas- que puedan recomendar confia-
blemente a los agricultores.

El sibado, el equipo del CIMMYT regresa a M6xico. El
curso de una semana ha concluido. Seis meses despubs, sin
embargo, los efectos ulteriores del experiment comienzan
a manifestarse. Bajo la direcci6n de un tecnico hondurefio
que curs6 en M6xico el adiestramiento en servicio, los
adiestrandos de la region noroccidental de Honduras han
sembrado otros 50 ensayos de demostraci6n para verificar
y refinar las recomendaciones desarrolladas durante su capa-
citaci6n. Ademrs, han sembrado 20 hectireas de lotes de
multiplicaci6n de semilla para asegurar a los agricultores un
buen abasto de la variedad Hondurefia plant baja, la mAs
sobresaliente de los ensayos.






de origen despu6s de obtener su grado acad6mico.

El CIMMYT patrocina ademrs el postgrado de unos cuantos
candidates a maestria y doctorado en universidades de
M6xico y de otros pauses.

Postdoctorados

El CIMMYT suele invitar a j6venes doctorados en investi-
gaci6n y producci6n de cultivos a que pasen uno o dos
alios en M6xico como miembros asociados de su personal.

Colaborando con los cientificos del CIMMYT, estos post-
doctorados desempehran papeles activos en todas las fases
de investigaci6n y adiestramiento. Ademas, constituyen
un conjunto de candidates a ocupar puestos en los pro-
gramas del Centro, donde se han aclimatado ya. Desde
1966, este program ha atraido a 46 j6venes cientificos de
23 pauses, la mayoria del mundo en desarrollo. A partir de
1974, el program de maiz ha duplicado el nOmero de sus
postdoctorados, de 5 a 10 por afio. El program de trigo
incluy6 a 6 en 1976.


Cientificos visitantes


Durante los ultimos 11 afios, 661 cientificos de pauses
desarrollados y en desarrollo han venido a M6xico a traba-
jar con el personal del CIMMYT en proyectos de investiga-
ci6n especifica, de interesmutuo e importancia practice. De
acuerdo con el proyecto en particular, estas visits duran
de una semana a various meses.

Visitantes por periods cortos

AdemBs de cientificos, el CIMMYT recibe con frecuencia a
funcionarios y administradores del sector agropecuario de
pauses en desarrollo, quienes vienen por unos dias o se-
manas a observer los enfoques y m6todos seguidos por el
CIMMYT.

Adiestramiento a nivel national

Cada vez mis, los metodos de adiestramiento del CIMMYT
se estan transplantando a paises en desarrollo para inte-
grarse a programs nacionales de cultivos como parte de un





... Se invita a visitantes de todo el mundo, no s6lo para que aporten sus des-
trezas especificas a los esfuerzos del CIMMYT, sino tambien para que ganen
experiencia de primera mano en cuanto a los enfoques especiales del CIMMYT
hacia el mejoramiento de los cultivos.


paquete que incluye semillas mejoradas y tecnologia agrf-
cola. Tal adiestramiento se puede ajustar a las necesidades
especiales del pais en particular, con lo cual se asegura
un flujo de personal capacitado que Ilene la brecha entire la
investigaci6n y la extension. Igualmente, los programs


de adiestramiento a nivel national hace mis eficiente el uso
de fondos escasos al eliminar la necesidad de translado y
mantenimiento de becarios en el exterior, a la vez que re-
ducen la necesidad de incrementar indefinidamente las fa-
cilidades de capacitaci6n en el CIMMYT.














































SEDE DE OPERACIONES DEL CIMMYT, EL BATAN


El CIMMYT HOY es publicado por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maiz y Trigo. Apartado Postal 6-641, Mexico
6. D.F., M6xico.

El CIMMYT recibe apoyo financiero de entidades gubernamentales de Australia. Canada. Dinamarca. Rep0blica Federal de
Alemania, Iran. Jap6n, Holanda, Noruega, Arabia Saudita. Suiza, Reino Unido. Estados Unidos de Norteambrica y Zaire; y
de Fundaci6n Ford, Banco Interamericano de Desarrollo. Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo. Funda-
ci6n Rockefeller. Program de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y el Banco Mundial. El CIMMYT asume la respon-
sabilidad complete de esta publicaci6n.


AV-rJ


ISSN 0304-5390


Diciembre 1978




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs