• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Introduccion
 Marco conceptual
 Metodologia
 Las hijas del reparto agrario
 La madurez
 La fuerza de la edad
 La juventud
 Conclusiones
 Bibliografia














Title: Trabajo femenino y relaciones genericas e intergeneracionales en los sistemas de produccion campesinos de la zona Mazahua del Estado de Mexico
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00080679/00001
 Material Information
Title: Trabajo femenino y relaciones genericas e intergeneracionales en los sistemas de produccion campesinos de la zona Mazahua del Estado de Mexico
Alternate Title: Female labor and intergenerational and gener relations in the farming systems of Mazahua State, Mexico
Physical Description: Book
Language: English
Creator: Vizcarra, Ivonne.
Publisher: Centro de Investigacion en Ciencias Agropecuarias, Universidad Autonoma del Estado de Mexico
 Subjects
Spatial Coverage: North America -- Mexico -- Mazahua
 Record Information
Bibliographic ID: UF00080679
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 172993393

Table of Contents
    Introduccion
        Page 1
        Page 2
    Marco conceptual
        Page 3
    Metodologia
        Page 4
        Page 5
    Las hijas del reparto agrario
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
    La madurez
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
    La fuerza de la edad
        Page 16
        Page 17
        Page 18
    La juventud
        Page 19
        Page 20
    Conclusiones
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
    Bibliografia
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
Full Text




Trabajo Femenino y Relaciones Genericas e Intergeneracionales en los Sistemas de
Producci6n Campesinos de la Zona Mazahua del Estado de M6xico. (Female Labor and
Intergenerational and Gender Relations in the Farming Systems of Mazahua, State
Mexico)*

Ivonne Vizcarra B. y Equipo InterdisciplinariO **
Centro de Investigaci6n en Ciencias Agropecuarias Universidad Aut6noma del Estado
de M6xico



ABSTRACTS

Una de las estrategias de reproducci6n social de las unidades campesinas de
producci6n (unidad de anAlisis de la investigaci6n en sistemas de producci6n) de
la zona Mazahua (ubicada en el noroeste del Estado de M6xico), que ha Ilegado a
ser una prdctica obligatoria para su subsistencia, es la de integrarse al mercado de
trabajo asalariado, provocando un fuerte flujo migratorio de hombres de todas las
edades y de j6venes mujeres, hacia las grandes ciudades. Ante este nuevo
scenario de ausencias eventuales o permanentes de los tradicionales sujetos del
campo, las mujeres quedan a cargo '-casi total-' de las unidades de producci6n,
tanto en el trabajo agropecuario y domrstico, como en el control de los recursos,
provocando transformaciones en las relaciones de g6nero y entire las generaciones.
Dichas transformaciones y el nuevo rol econ6mico de la mujer, son el objetivo
de studio de este trabajo, siendo a trav6s de la propia voz de las mujeres
campesinas mazahuas (utilizando el m6todo de histories de vida) que se logr6
identificarlos.


Introducci6n
La primera crisis agraria en la historic contemporanea de M6xico (a mediados
de los 60s), gener6 cambios importantes en el process de producci6n
agropecuaria, afectando principalmente al sector menos favorecido del pars: los
campesinos (1). Ya que por un lado, se deterioraron los precious de sus products
como el maiz y el frijol, y por el otro, la presi6n demografica sobre los recursos
disponibles aument6 consideradamente hasta finales de los 70s. Estos cambios
originaron como consecuencia, que los campesinos ya no pudieran subsistir
unicamente del trabajo de la parcela, obligndose a rediseiar sus estrategias de
reproducci6n social (CICA, 1990).


* Este trabajo es parte del proyecto financiado por CONACYT-M6xico.
** El equipo interdisciplinario que colabor6 a la interpretaci6n de los testimonios
orales son (en orden alfab6tico): Clifton, R. (antrop6loga lingoista); Quintanar, E.
(desarrollo rural) y; Pineda, S. (agr6noma).
(1)La noci6n de campesino es definido como "todos aquellos que vinculados a un
espacio social rural, como modo de vida, empleando su fuerza de trabajo y en
posesi6n de la tierra (sin importar su condici6n jurfdica de tenencia), obtiene de








posesi6n de la tierra (sin importar su condici6n jurldica de tenencia), obtiene de
ella, mediante un process de producci6n organizado, una producci6n mercantil
(parcial o total) o no mercantil (valores de uso) y que al vincularse con el mercado
(bienes, servicios y/o trabajo) se integran a un esquema de relaciones sociales de
producci6n, distribuci6n e intercambio impuestas por la Forma Socioecon6mica de
Producci6n Capitalista. Se incluye en este concept a todas las personas (sin
importar edad ni sexo) que vinculados directamente con la unidad de producci6n
(espacio ffsico), participen en la producci6n domdstica y/o social en forma no
asalariada, que den sost6n a su estrategia global de reproducci6n". (LilENDO,
1988)
Dentro de estas estrategias, se encuentra una masiva integraci6n de j6venes
(mujeres y hombres) al mercado de trabajo asalariado en busca de un ingreso que
en much, regresa a la unidad de producci6n en vfas de su reproducci6n
(APPENDINI et al., 1983; ARIZPE, 1989; DEERE, 1976; LEON DE LEAL, 1980).
Esta transformaci6n ha generado cambios importantes en las relaciones internal
de las Unidades Campesinas de Producci6n.

Estas relaciones se han agudizado a6n mas con la segunda crisis econ6mica del
Mexico ContemporAneo (desde inicios de los 80s). La cual se inscribe en un
context mas global y complejo de trastornos econ6micos y financieros a la escala
mundial, caracterizdndose principalmente por sus condiciones de austeridad,
inseguridad e incertidumbre, que aunadas con las profundas transformaciones
agrarias que se avecinan con el Tratado de Libre Comercio y con las Reformas al
Articulo 27 Constitucional con su nueva Ley Reglamentaria, ponen en juego el
devenir del sector campesino.

La investigaci6n agropecuaria no ausente en los nuevos retos por proponer
alternatives viables a las diferentes problemiticas que enfrenta el sector
campesino y la producci6n agropecuaria en general, ha incursionado en debates
te6ricos y metodol6gicos que respondan a las necesidades complejas y reales de
los productores agropecuarios. Dentro de ese debate y dado el fracaso relative de
las t6cnicas tradicionales (disefadas de arriba hacia abajo) en los paises en vias de
desarrollo, se propone el studio de lo agropecuario bajo un enfoque de sistemas
que en lo general, centra su atenci6n en general t6cnicas y tecnologfas
"apropiadas" a las condiciones reales de vida del productor y su familiar (de abajo
hacia arriba) para:

-desarrollar sistemas agricolas familiares y comunidades rurales sobre una base
sustentable (FAO, 1991);
-mejorar la productividad agricola (TURRENT, 1974 y SARAVIA, 1985);
-aumentar el ingreso agricola y familiar (NORMAN y GILBERT, 1981);
-aumentar el bienestar de las families campesinas y satisfacer las
necesidades bisicas (MAXWELL, 1986).

Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, son pocos los resultados satisfactorios
en relaci6n a los recursos invertidos. Entre otros factors, se debe a que la
conceptualizaci6n de los elements que interaccionan en el sistema, tienen un
origen androc6ntrico. Fen6meno reflejado en las metodologfas desarrolladas, las








cuales no consideran todos los elements que afectan la vida cotidiana de la mujer
y por ende, al sistema familiar. Donde, siendo lo cotidiano el espacio por excelencia
de la mujer campesina (RADKAU, 1986), es tambidn parte del valor de lo
apropiado.

Como su tftulo lo indica, este trabajo concierne a las mujeres campesinas pero
especialmente
a las mazahuas de San Felipe del Progreso, Estado de M6xico, quienes esperan
que se les reconozca como dignas sujetas de cambio sin que su intimidad sea
descubierta algOn dfa. Por el tono, pareceria que se trata de un simple reportaje
perodistico, mas sin embargo se tiene como antecedente un trabajo de
investigaci6n sobre la integraci6n de la mujer campesina al mercado de trabajo
asalariado. Durante el desarrollo de este proyecto, surgieron interrogantes sobre
los nuevos cambios que las mujeres campesinas tienen en el process de
reproducci6n social de las propias unidades campesinas de producci6n, de ahf la
idea de realizar un studio mas profundo sobre los cambios de la condici6n
femenina campesina a trav6s de la propia voz de las mazahuas, recuperando la
historic con la memorial individual. Siendo los objetivos de este trabajo:
determinar los factors que condicionan el trabajo femenino en su vida cotidiana;
identificar las transformaciones de las relaciones de g6nero en los sistemas de
producci6n; conocer el nuevo papel de la mujer en la producci6n agropecuaria; y
sobre todo demostrar que las mujeres campesinas disponen de instruments, por
minimos que sean, para entablar un didlogo que las conduzca a mejorar su propia
condici6n.


Marco Conceptual
Uno de los reproches que regularmente se le hacen a los estudiosos de lo
campesino, es la utilizaci6n de un marco conceptual y de un cuadro de analisis en
los cuales los datos pierden la substancia del contenido emotivo y hasta subjetivo
de los protagonistas del campo. Al mismo tiempo estos studios son
desventajosos para las mujeres ya que cuando se realizan studios etnograficos,
en su mayorfa se utilizan para verificar una teoria de predilecci6n, donde no hay
lugar para las mujeres en estos models te6ricos ya que, tal parece que ellas
constituyen la excepci6n de la regla por que su condici6n es lo imponderable.

En las dos ultimas d6cadas se ha venido realizando un esfuerzo feminist por
demostrar que las mujeres no son la excepci6n de la regla, y que los models
te6ricos se fundamental en una observaci6n sexista, que acreditaba la evoluci6n
del hombre en conjunto con las instituciones masculinas. A partir de esta reflexi6n
conciente, se comenz6 a darle m6s importancia a la vida cotidiana, a las tareas
domesticas que aparentemente parecen repetitivas pero que son importantes para
la producci6n agropecuaria y sobretodo para la reproducci6n campesina.


Para abordar este problema de orden conceptual, es indispensable ubicar a las
mujeres dentro de la unidad de analisis, del enfoque que en la ultima d6cada las
consider como sujeto interactuante: "los sistemas de producci6n".








Partiendo del hecho de que la unidad de analisis para el studio de los Sistemas
de Producci6n Campesinos es o son las propias Unidades Campesinas de
Producci6n(2), ponen a discusi6n dos principles factors que regular las
relaciones internal entire los integrantes de la unidad dom6stica campesina: Las
relaciones de parentesco y la estructura ocupacional internal de producci6n, que
cuyas transformaciones estAn determinadas bajo la imposici6n de un esquema
de relaciones de producci6n capitalist.

El analisis de las relaciones de parentesco permit dar una aproximaci6n, entire
otros aspects, al conocimiento de la division sexual del trabajo, lo cual permit
conocer el papel de cada miembro de la Unidad Campesina de Producci6n, pero
sobretodo comprender dicho papel, asf como conocer su valor social, cultural y
econ6mico especifico de cada papel. AdemAs, las relaciones de parentesco
permiten analizar los vinculos de las Unidades Campesinas de Producci6n entire sf
y entender las relaciones de apoyo, de colaboraci6n que se establecen en los
sistemas de producci6n (LIENDO, 1988).

Este andlisis guard estrecha relaci6n con el analisis de la estructura ocupacional
internal de la producci6n, la cual da a conocer los mecanismos de redistribuci6n de
la fuerza de trabajo.









(2) Como una extension de la noci6n campesino, la Unidad Campesina de
Producci6n se define como el nOcleo solidario que se establece en la familiar
campesina (que puede o no coincidir con la familiar nuclear) al conjuntar sus
intereses para diseFiar estrategiasde subsistencia y reproducci6n de sus miembros,
bajo un esquema de relaciones contradictorias (LIENDO, 1988) -dadas por la
estructura de poder donde se dan las desigualdades por sexo y por generaci6n
(GONZALEZ, 1991)- y compromises familiares los cuales se dinamizan en un
espacio social y no fisico.


Metodologia
El material es presentado bajo la forma de fragments biogrdficos, los cuales
han sido recogidos segin un plan precise y riguroso de trabajo, de tal forma que
la informaci6n sea objeto de un primer tratamiento sistematico del conocimiento.
El contenido del document se apoya sobre veinte histories de vida individualse)
de mujeres mazahuas de San Felipe del Progreso; la situaci6n descrita corresponde
a las versions de las propias informants. Sin embargo, las reflexiones analfticas,
la presentaci6n y la organizaci6n de la temAtica han sido estructuradas bajo un
esfuerzo interdisciplinario e intergen6rico, guiado por un esquema sistem6tico








sobre los elements que interactuan en la producci6n campesina.

Por otro lado, dada la dificultad por expresarse en castellano y en ayuda de
interpretes bilingues, en este document se intent respetar en lo mas possible
las ideas y situaciones que se narraban en las entrevistas. Es important sefalar
tambi6n, que a petici6n de las mujeres entrevistadas, los nombres aquf
presentados son ficticios, por lo que se respeta el anonimato de las personas que
de buena voluntad nos regalaron de su tiempo para desarrollar el trabajo.

Las paginas que siguen, mantienen en escena a cuatro grupos de mujeres de
diferentes edades, por lo mismo de generaciones distintas. Ellas tienen entire
catorce y sesenta y cinco aios de edad. Cada grupo de edad se delimita de la
siguiente manera: Las mujeres de la senectud y del reparto agrario (mas de 55
aios); las mujeres de la madurez,(entre 40 y 55 afios); las mujeres en fuerza de la
edad entiree 25 y 40 aios); y las mujeres j6venes (menores de 25 aios).


Cada uno de los grupos de mujeres que aparecen en escena, constituyen la
sintesis de la informaci6n recolectada de una muestra de mujeres que pertenecen
a la inversa de un grupo de edad. Asf, las mujeres de 14 a 25 anos, qui6nes
constituyen la mitad de la poblaci6n femenina total, el numero de mujeres
entrevistadas del grupo de mujeres mayores de 55 aios corresponde a la mitad
de todas las mujeres entrevistadas en el studio y asf para todos los grupos. Esta
relaci6n inversa se debe principalmente a que las mujeres de edad avanzada tienen
mas informaci6n acumulada (dada su experiencia vital) que las j6venes.

Las entrevistas no fueron todas desarrolladas de la misma manera, cada una
de las mujeres imprimieron su propia personalidad durante el process. AdemAs el
estado civil de las mujeres y su edad no permiti6 que la relaci6n con nosotras fuese
de la misma manera. Por ejemplo las viudas o dejadas tenfan mas confianza que
las casadas y solteras, aunque existieron las excepciones, y por otro lado las
mujeres ancianas mostraron cierta resistencia y poca confianza a la entrevista,
por lo que en estas ocasiones se tomaron como intermediaries e interpretes a sus
hijas o nietas.

Las variaciones de una entrevista a otra se debe tambi6n al ambiente contextual
donde se desarrollaron. La mayorfa y la mejores de las entrevistas se desarrollaron
en el solar o traspatio de la casa en compahfa de un grupo de mujeres de la
misma unidad campesina de producci6n, entire ellas ayudaban a recobrar su
memorial y reconstruir sus histories, inclusive en algunas ocasiones se interrumpfan
las entrevistas cuando las acompaFi6bamos por agua, lefa o viveres. S61o una
entrevista se realize en la parcela durante las labores agricolas. Pero las menos
buenas fueron las que por razones incontrolables, se encontraba el marido o algin
hijo mayor cerca del area de la entrevista, aunque ninguno intervenia activamente,
su sola presencia influfa sobre la atm6sfera de intimidad necesaria para la
entrevista, en la unica ocasi6n que se tuvo que suspender la entrevista fue cuando
el marido lleg6, pero sin embargo, gentilmente y de buena voluntad nos concedi6
una entrevista, la que se excluy6 de nuestro andlisis.








Cabe mencionar que entire mas avanzada era la edad de las mujeres
entrevistadas, mas diffcil se les hacia entender nuestro interns sobre los cambios
de su vida cotidiana, precisamente porque nadie antes habfa mostrado dicho
interns, por esas razones encontramos que las conversaciones presentaban cierta
renoencia a profundizar sobre los temas.

A pesar de estas variaciones, todas las entrevistas respetaron a grosso modo
un mismo esquema determinado por el ciclo domestico: partiendo del primer
recuerdo de la infancia hasta la vida actual, pasando por los acontecimientos
marcados como su relaci6n con sus padres y hermanos, el trabajo en la parcela,
la pubertad, el trabajo fuera de la unidad y/o de la comunidad, el matrimonio, su
maternidad, la relaci6n con sus hijos por edad y sexo, etc. Hasta Ilegar al moment
donde las mujeres pudieron realizar comentariossobre los diferentes problems que
afectan su vida cotidiana, asi como explorer algunas soluciones que ellas mismas
proponen.

Diversos studios realizados en San Felipe del Progreso, han producido
conocimientos profundos de las transformaciones agrarias. (ARIZPE, 1975;
CABRERA, 1979; MAGNOLIES, 1975; CICA, 1992). Asi mismo se dispone de un
gran material que permit reconstruir la penetraci6n de la forma socioecon6mica
capitalist, con lo cual se identifican cuatro periods trascedentales en la vida
social, econ6mica y polftica de esta region. De la misma manera, esta version es
la que se present con las mujeres mazahuas de los diferentes periodos
identificados en las transformaciones agrarias.


LAS HIJAS DEL REPARTO AGRARIO ( mas de 55 afios)

Antes era pura miseria...

De esta manera empieza el primer grupo de mujeres mazahuas, todas
campesinas, hijas de peones y acasillados que pronto se convertirfan en ejidatarios.
"En 1910 tres cuartas parties de la poblaci6n vivia en la hacienda, la mayoria de
ellos indfgenas que habfan sufrido el process de acaparamiento de sus tierras y
arraigamiento de la fuerza de trabajo. Habia poca oportunidad de encontrar trabajo
fuera de la hacienda y poca posibilidad de satisfacer las necesidades dom6sticas
adentro de estas" (Margolies, 1975).

En 1937 el nuevo gobierno expropi6 24,797 hect6reasde las cuales 11,202
eran cultivables, las demds eran para pastoreo, bosque y tierra erosionada. Para
1942 se crearon un total de 85 ejidos, con 79,550 hectareas divididas en 2365
parcelas; 2082 parcelas consistfan en 5 hectireas o menos (Margolies, 1975).

A Rosita de 65 aios se le pregunta: ZA su papa le toc6 tierra en
el reparto agrario? ... Si aquf, aquf abajo donde se dice de riego, ahf le
toc6...Nombs dos...No, no alcanza dos hectareas; uno y medio...

Despues de la expropiaci6n de la hacienda en San Felipe del Progreso, la








producci6n regres6 al autoconsumo, reduci6ndose al monocultivo del mafz. Hubo
una disminuci6n drastica de la ganaderfa, debido a la epidemia de fiebre aftosa y
las tierras dedicadas al cultivo de zacat6n (zacatonales) fueron incorporadas al
cultivo de mafz, aun cuando estas tierras no fueron aptas para este cultivo
(Margolies, 1975).

La desestructuraci6n de la economfa basada en la hacienda, no s6lo desarticul6
el comercio, el transport y en general todos los medios de comunicaci6n
desarrollados en funci6n de las haciendas, sino dej6 a los ejidatarios (reci6n
formados) desvalidos desde instruments de trabajo hasta formas de pensamiento
y organizaci6n para la nueva forma social de producci6n. En esta transformaci6n,
la dindmica familiar fue de las estructuras mas golpeadas; se les habia rebatado
durante la colonizaci6n su identidad de ktnia, imponi6ndoles nuevas formas de
reproducci6n social, basadas en la subordinaci6n y opresi6n. La expontanea "tierra
y libertad" los enfrent6 sin fundamentos ni experiencia evolutiva a una nueva
organizaci6n productive.

Dofa Emilia (60 afios)... No, es que me qued6 huerfana, !que
me van a mandar a la escuela!, lo que le hice la lucha para la costura
para comprar mafz, dos cuartillas de mafz....Para ayudarle a mi mama,
para darle de comer a mi hermanito; luego me invitan, luego como hay
gente que tiene mas terrenos, me invitan, que ya van ayudar a
escardar, si fui con mi mama, que iban a dar dos cuartillos de mafz p a r a
comer; Sufrimos bastante...

Lorenza (58 anios)... Antes, sufrfamos much, ahora ya no, antes
puro borracho puro borracho, mi suegro, mi suegra, mi esposo, mis
padres, no tenfamos que comer, no tenfamos... Puro quelite, que va
a dar ESE, que va a pensar "voy a comprar una sopa o un arroz", puro
borracho... Antes que vamos a comprar, ni nada de came, si tenfas
pollos vas a matar, si no asina nomas; muy miseria que estaba ese
tiempo, hasta chillaba yo, que voy a dar a mi hijo,...ya se fue a
emborrachar, Z qu6 voy a dar una comida? ya va a venir ese borracho y ya va a
decir d6me de comer... Zque voy a dar?


Puro borracho...

A pesar de que no existe literature sobre las relaciones de parentesco de la
cultural mazahua antes, durante y despues de la colonizaci6n, por las
conversaciones se puede interpreter que para el perfodo del reparto agrario, se
continuaban las estructuras del sistema patriarcal, reforzando a su vez el sistema
patrilineal y patrilocal.

Emilia...me cas6 a los 14 afos, me cas6 14 y medio anios; yo no
querfa casarme, me oblig6 mi mama; c6sate, porque a lo mejor vas a
faltar algo ..entonces dijo mi difunto mi abuelito: "Sf cierto,
casate, casate.









El matrimonio, se daba entire un arreglo de los padres, aunque los j6venes no
se conocieran. La prisa por casar a los j6venes constitute una relaci6n
contradictoria que asegura la reproducci6n del sistema. Por una parte existe la
necesidad de delegar tareas a las nueras que vendrin a vivir a la Unidad (del
novio), asegurando la fuerza de trabajo femenino; y por otro lado la expulsion de
mujeres j6venes de sus hogares, via el matrimonio, da un cierto equilibrio de
sustento a la Unidad que las expulsa.

En estos t6rminos, no existe una relaci6n de intercambio material, puesto que
los dotes que se daban no eran capitalizables, mas bien eran regalos de bienes de
consume (una caja de refrescos, tortillas o bebida alcoh6licas).

Seferina. (63) ..Sf vivf con mis suegros, estuve con ellos; creo que
como cuatro o cinco anos...ya cuando vas a venir a casa de sus
suegros tienes que hacer todo t, tienes que hacer, moler, a tender
todos los que estan, hacer mandados, moler y echar tortillas,
hacer comida; ya va a descansar un poco tu suegra.

Rosita....mi papa tiene milpa, pero nosotros no, no me dio nada, me
cas6, yo no querfa, porque lo quit mi casa, y me vine de mi pueblo a 6ste,
ya me gusta pero antes no, no lo conocfa a nadie.


Gueya. (58)..cuando casamos con mi esposo, sentamos tresaio con
mi mama; ya luego que mi suegra dijo: ese muchacho ya tiene
en esa casa tres ano; no me hace caso ese muchacho, le gustaba
tomar, no daba ni un centavo; yo creo que ya va a mi casa ese muchacho
y ya van a trabajar su milpa; yo no tengo que lo vaya a trabajar,
tengo un muchachito pero todavfa no trabaja. Le dijo mi esposo: Yocreo
que sf ya juntamos en esa casa tres anios asi que ya me voy a mi casa con m i
mama y mi hermano; ya se dedic6 a tomar, no hacfa caso de trabajar su milpa.
Yo creo que ya me voy ---que no te voy a dejar, yo te voy ayudar
cuando vayas a trabajar, ...ya yo le ayud6 a mi suegra.


Las estructuras jerdrquicas de poder se refuerzan en el control de los
recursos productivos, Siendo la tierra, el sfmbolo del poder masculine. En M6xico
hasta hace poco, la tierra era controlada por los hombres y heredadas a sus hijos
varones. Todas las unidades campesinas de producci6n de esta zona, estan
sometidas a un regimen ejidal, cuya ley limitaba a las mujeres a obtener tierra.
Ain cuando la mujer se queda viuda y el esposo no tuvo tiempo de repartir la
tierra, ella las reparte a sus hijos varones.

Rosita... si no hay varones para heredar, alg6n hombre las obtendri.
.... a las hijas no les toc6 terrenito, No, eso le toca a su
esposo, no a usted, cuando van a dar un cacho de milpa, van a dar
todo, todo; porque yo no tengo milpa, mas que un cacho que tengo aquf,








que dio mi cuhiado, hermano del difunto muerto de mi esposo, que
ya no esta aquf.

El control masculinos de los recursos, es acompaiado por la violencia ffsica,
lo que reforzaba la subordinaci6n femenina en la Unidad. Pero sin embargo, la
forma en que las mujeres van adquiriendo cierto poder dentro de la estructura
familiar es a traves de sus nueras. En efecto, ser suegra de la esposa de su hijo,
significa para muchas mujeres "descansar", descargan sobre todo el trabajo
domdstico a las nueras, y se aseguran que obedezcan sus decisions de fndole
cotidiano, sexual e intimo. Esta relaci6n se repite cuando las nueras se convierten
en nueras (esta relaci6n depend si Ilega a tener un hijo var6n). De esta
manera, se van atravesando etapas que se repiten de una generaci6n a la
siguiente, conformando un ciclo dom6stico ,

Lorenza... cuindo me enferm6, operaci6n que lo hice, ya no voy salir
al campo, puro dedico a la casa; ya hago la comida a la una siempre para
que no se enojen, porque ya van a venir su mama (la suegra), su hermano,
ya voy a dar de comer, ya me dedico puro la casa...puro echar
hijos, cuidarlo nietos de mi suegra tambi6n.

Sefarina.... Ese borracho (su esposo) no perdona, y me pega y
cuando tenfa uno muchacho, nieto de mi suegra; cuando ya van a dormir,
esos borrachos los tres, esos los nietos de mi suegra... cuando ya vamos
a dormir, todos en ese cuarto, !oye vamos a comer esas tortillas, que lo
guardamos eso!, cuando ya van a pedir de comer ya me voy a levantar,
ya sea la una de la maiana, sea las diez de la noche, que vamos a
dar de comer, ya me va a decir: Tengo hambre, si ya me voy a levara,
voy a poner ese nixtamal, ya voy a mole, con metate ese nixtamal, no hay moino
para ac6, no hay nada de eso, puro moler...puro borracho...

Rosita... Ahora ya como en la casa de la esposa de mi hijo y cuido
sus hijos, cuando salen a trabajar.
Tengo una hija que no quiere casarse, es enfermera, ella me da dinero
tambien.

Las relaciones de parentesco son parte fundamental de las estrategias de
subsistencia para las mujeres que sufren un abandon fisico y/o moral de sus
esposos o j6fes de familiar. Es decir que ya no est6n vivos, o se fueron a otro
lado, o bien viven ausentes en la UCP. Asf mismo, entire mas numerosa es la
familiar, mayor es el enjambre de relaciones estrat6gicas para subsistitr en un
medio hostile.

Rosita... s6lo nombs un hermano tengo, cuando esta enfermo uno,
Zquidn va a venir?, Zque va a pasar a saludar?, no tengo hermanos.

Seferina... yo vefa que no habfa nada que comer. !Ay Dios mfo!...y
ya fui me dio esa sefiora, su marido hermano de mi esposo, su esposa
me dio niscomel (preparaci6n de mafz cocido con cal para hacer las








tortillas), me dio una cazuela de niscomel; ya lo vine y me dieron asfmis
suegros, ansina, ... ya me dice, el hermano de mi marido, Andele deles
de comer esas tortillas que traje de mi casa, trajo ansina, trajo dos bolsas
de tortillas, y ya me dio ansina tortillas calientes...

Zy no tenfan terrenitos? Emilia... si, pero no querfa (mi esposo)
trabajar con esa milpa... Zy Ud. no la trabajaba?...Sf, no porque no tenfa
con qu6... Zqu6 voy hacer, si no habia dinero para buscaryunta, para
buscar pe6n, que voy hacer?, Zqu6 vas hacer si no tenfamos nada?,
tenfamos esos terrenos, otro que va a sembrar tu terreno, si no quiere
a sembrar, ya va a decir, ya va a pedir dinero, y ya va a empeiar su
terrenito; y sf, asf era antes...


Yo trabajaba tanto...

La dinimica internal familiar, resultado del reparto agrario, constituy6 el eje
productive del ejido. En efecto, la organizaci6n de la producci6n campesina se bas6
fundamentalmente en la asignaci6n de los miembros de las unidades campesinas
de producci6n; trabajo, tareas y recursos especfficos; en funci6n del sexo, edad,
acceso a los medios de producci6n y conocimiento de su entorno ambiental.

El trabajo de la mujer en el hogar, es asignado desde que nacen, por el
simple hecho de pertenecer al sexo femenino. En cuanto a la labores del campo,
las propias mujeres lo consideraban como una ayuda a los hombres "quidnes tienen
la responsabilidad de la producci6n de la milpa".

Gueya.... ZCuando era chiquita se acuerda? ....Sf, le digo a la nifia
que me acuerdo cuando iba a la escuela, me levanto temprano, voy a
moler, hacer tortillas, ir a la escuela, que Ilego a la casa, cargo mi
cantarito, un cantarito chiquito que tenfamos, que lo cargo, voy a traer
agua, barro mi casa, por que mi mama se dedicaba a la costura, voy
a barrer mi casita, lavar mis trastes, y si no hay nixtamal, apenas voy a cocer
y despu6s lo voy a moler para mi hermanita, sf me acuerdo.


Emilia..... Cuando vivid con mi suegra, nos levantabamos temprano,
todavia no habfa molino, levant6bamos temprano a las cinco de la
maiana, a las cuarto de la mafiana levantabamos, quebrando con el
metate eso, tamal, vas a hacer molido bien, bien, vas a echar una tortilla
buena, no vas a hacer una mala tortilla; como a las ocho de la mafiana
o las nueve ya est6 el chiquihuitote recipiente grande) de tortillas y la
comidita, aunque sea puros frijolitos, nopalitos lo que sea, lo que hay. Y n o s
vamos a chambiar, a trabajar el campo, nuestra milpa, sf, trabajAbamos, con mi
suegra y con mi concufa, para ayudar a mi sefor esposo que trabajaba en
Mexico...

La mayoria de las seforas entrevistadas en este grupo, en alguna etApa de su








vida ha relizado actividades remuneradas fuera del trabajo de la parecla. En todas
las ocaciones, lo hicieron para darle de comer a sus hijos.

Giieya... la costura, si la vendfa (la de mi mama), le encargaban las personas lo
que tienen dinero, ahora yo quiero una servilleta o una sefiora que quiere unas
enaguas o costura, hAgame ese o me gusta ese, o quiero una faja; luego lo van hacer,
lo van a pagar y le van dar su dinero.... luego mi mama hacfa las fajas y yo 1 a s
costuras y las fbamos a vender para comprar algo, lo que faltaba, un pollito; pero en
ese tiempo no venfa enfermedad de polio; ni de giiilo, ya cuando faltaba ropa o
algo y lo vamos a vender.

Seferina... Si trabajaba, venfan esos que van a sembrar y me decfan: vamos a
trabajar; ya de peona nomas, ya va a decir de escarda... o ya va a decir no tp
hijo, o ya me voy a trabajar fuera... (me pagaban) veinte centavos, de esos
centavos de antes o diez nomas, pero eso antes era dinero. Yo tenfa un hijo de 16 afios,
cuando trabaj6, antes nada de dinero.

Emilia... Si lo van a pedir, lo vamos hacer la faja; pero para mi
gasto; pero no puedo siempre porque tengo que cuidar a mis animals: Van a pedir, pero
no lo tejen, no lo agarro por que no quiere mi esposo... si no lo acabas no lo van a
pagar, tengo que hacer mi quehacer, aunque poco a poco lo vas tejiendo, no lo ve mi
esposo, pero lugo te va a doler el pulm6n, y ya no puedes cuando agarras
enfermedad ya no aguanto el pulm6n, cuesta trabajo tejer y lo dejo, no lo paga.

Rosita... Cuando tienen tiempo te van a llevar a otra milpa, lo vamos ayudar
nosotros, si para ganar tu dinero, si ganas cinco es much, cinco, diez era much
dinero...Cuando mas joven, vende capulfn, cuando hay capulfn va a San Felipe, vas a
ganar tus centavitos. Hace tamales rdpido para ir a vender... vamos todos a vender
a San Felipe, !Ay! todo es triste!, cuando estibamos todos y no habia dinero.

La estrategia de reproducci6n social campesina, se fundament6, despu6s de asgurar su
alimentaci6n basada el la producci6n y autoconsumo de mafz-haba, en enviar a los hijos a
conseguir ingresos para la unidad, propiciando en gran media, el establecimiento de las primeras
redes de fuentes de trabajo para las generaciones subsecuentes: a partir de los contacts; conocidos
y experiencias tanto en el mercado de trabajo asalariado como en el mercado de bienes y
servicios.

Giieya...Mi hermano se fue a trabajar a la obra a M6xico, se lo llev6 mi
hermana, ella trabajaba de sirvienta en una casa, pero all se cas6, quien
sdbe si lo vive, creo que ella ya tiene un muchacho nieto, ya grande.



LA MADUREZ (de los 40 a os 55 afios).

A partir de este segment, se presentard una biograffa conjunta de las mujeres
que viven paralelamente histories similares Para cada grupo de edad, donde sin
necesidad de reflexi6n sus vivencias son mas que explfcitas

Alberta (45).. S61o estudid un afio con cuatro meses, creo, nada








mAs, porque tambien joven se muri6 mi papa, yo chica no lo conocf
para nada a mi papa, tenfa seis meses cuando se muri6 mi papa, no
lo conocf para nada, si vivfan mis hermanas pero no es igual, lo que
te corresponde de dar de un poquito de studio, no.

Me levantaba yo casi a las cinco porque, cuando yo me acuerdo
eso en esos aios no, yo levantaba a las cinco, a las cinco y media, pero
creo que nomas asf en el metate con el nixcomel, no habla molino ahora
si, hay que levantar temprano para quebrar el nixtamal, para echar
tortillas, ya cuando venfa de la escuela yo ya habia terminado, aunque sea
poquito echaba yo, pero si echaba, de eso si me acuerdo todavia.
Llegaba de la escuela y recogfa los trastes, y iba yo a barrer, sino
me iba yo a encontrar a mis animals, que Ilevaba mi culada.

Cuando yo ya no iba a la escuela hacfa puro trabajar seis meses
en Toluca.
Si, salf a trabajar un poquito, medio afo y de ahf ya me case, vine
y me case.... Es que en ese tiempo como que no iban muchas
muchachas a trabajar, era diferente a ahorita, van muchas a trabajar,
pero en ese tiempo no habfa con quien te ibas a acompafar, si juntarme,
era yo sola, por eso no me fui hasta Mexico, me fui hasta Toluca.

Quidn sabe creo que era para mi, porque en ese tiempo qui6n sabe
cuanto ganaba!, muy poquito, si, no en ese tiempo qui6n sabe cuanto
ganaba yo!, era bien poquito, ya no me acuerdo, apenas alcanzaba
para uno zapatos y una blusa, creo, no alcanzaba para much.

A los 16 aios me case.
Pues yo no lo conocf, me fueron a pedir (Risas), si porque antes
era asf.
Aquf habla la mama de la seiora que se encuentra present: No
hablaban con la muchacha, iban a hablar con el papa o la mama.

Ya cuando escuche ya saludaron en la casa, y no sabfa que venfan
a pedir una novia (Risas), no, no le conocf, que iban a platicar nada
conmigo.
No, ni tenfa yo zapatos cuando me Ilevaron a casar, nada de
zapatos, ni reboso, como aqufen el pueblo compran rebozo, aunque
sea ropita asi sencilla, pero yo como no tenfa dinero como yo iba a
comprar?!, asf me fui nada mas, sencilla, yo no tenfa ni ropa nueva, ni
un sueter, ni zapatos, asf sin nada, y ahora que me acuerdo como me
case bien triste, siento bien feo!.

Pues si, hacer tortillas, a quebrar nixtamal y hacer tortillas y mi
suegra, ella hacfa la comidita, porque yo no tenfa hijos ni ella, nomas dos
que tenfa pero otro chamaco que tenfa se fue a estudiar y
la nihia que quedaba tenfa 6 aios cuando me case, ahora es
enfermera.








Mi esposo. Si, iba a su viaje a vender plastico, porque 61 se
dedicaba nada mas a vender plistico.
A veces pasaba de un mes, dos meses, o a veces no duraba, pues
cuando no tomaba, alcanzaba a ir rapido y a venir rapido, pero cuando
tomaba ya ni siquiera se acordaba de buscar un dinero, nada, es que
pierde much entendimiento la tomadera, echa a perder a uno, tomaba
mucho* No, no me pegaba, pero me regafiaba much, muy feo.

No, ni me daba dinero el lo que 61 pasaba, nomrs puro pagaba su
yunta, pagaba su tractor, lo que me iba a dar de gasto casi no me
daba para el gasto.

Pues agarraba un poquito de mafz cuando queria algo, una sopa,
una salsa siquiera, antes no comfamos, ni desayundbamos, nada,nada,
no comfamos muchas veces entire semana, hasta al mes comfamos
came, que diferente ahorita, ya se cambio much.

ya cuando compr6 una maquina que cosfa ya me ponia yo a coser
ropa ajena, asf, ya ganaba tres mil, dos mil quinientos, asf, como antes
no cobraban mas que bien poquito.

Pues yo cri6 puercos, tres puercos que cri6, lo eche a engordar y
ya con eso lo vendf, compr6 mi maquina.
Si, cuando crfas pollos o guajolotes ya los vas a vender y ya vas
a traer chile, unas papas, unos tomatoes, aunque sea salsa
comfamos, te digo, aunque sea una sopita, frijolitos, huevos, tenfamos
gallinas, ora que ya iban a poner, comfamos huevos, si no, no habfa
huevos aquf.

Si, puro pescadito o acosiles que fbamos a pescar. Esas si, nunca
fallaban, iba a traer hierbitas y hongos.

Pues 61 junt6 y las compr6, pero si, todavia le costo barato, poco a poco
se junt6, cada viaje que iba se guardaba un poquito y lo dembs gastabamos,
hasta que lo ajust6 y ya la vaca que lo compr6 ya tuvo su crfa.

Nadie, yo iba a cortarles hierba, diario, diario tenfa que hacer eso, me
dedicaba a eso para darles de comer, en tiempo de rastrojo ahora que se seca.

Si, pero poco a poco se fueron acabando cuando fincamos la casa, las
fuimos vendiendo y ya no compramos.

Con puro tractor, pero tambi6n yunta aquf en la escarda, pero ya nada
mas escardamos, pero lo alquilamos y tambi6n el tractor, que vamos a tener aquf
en la casa!, ahora ya no conozco nada de animal ahorita, tengo nada mas un
puerquito, pero de ahfen fuera nada, ya no compr6 reses por lo mismo que las
vendf para poder comprar el abono para la milpa, por eso ya no tengo nada.









si no yo
cuando el no


Cuando no estaba 61 (esposo) me mandaba dinero para que se trabajara o
alquilaba la yunta y 61 Ilegaba y pagaba, si, yo trabajaba la milpa
estaba y cuando 61 estaba ibamos juntos.


demAs se
aio, uno de


* Tenfa yo hasta diez hijos pero nada mas se me lograron cuatro.,Los
murieron, uno ya tenfa seis aios, uno de cuatro, uno de un
cuatro meses y uno de una semana.


Ahorita tengo uno de 18 afos, el que sigue 16, creo que 14 la
muchacha y el que sigue tiene 9 afios.

Todos estudian menos el de 18 afos, trabaja de albaiil en
M6xico, me da, aunque sea poquito si me da.
No, no me alcanza por eso estoy haciendo mi luchita aquf, aunque
no quisiera yo, estoy cansada hasta donde no, pero que quiere que
haga yo, no, 61 que quiere estudiar y yo no tengo, pero yo tenfa, me
dejaron tres reses, y uno a uno voy vendiendo, y apenas debra yo,
queria yo este cuartito y lo finque para mi negocio, pero pues, pensaba
yo, se me hacfa facil parar y ahora vendf mis reses para pagar yo el
tabique que debfa y de abono me sobro de este afio, vendf la res y me acpe
mi abono.

Si, joven, si cuando muri6 mi esposo, si, nomas de repente, no
dur6 nada, nomas de repente, en una semana que se puso grave,
calentura que le dio nada mss y estaba bueno apenas habfa regresado de
su viaje y de repente que lo agarro la calentura y hasta ah nada mas,
ya no pudo, nada, nada que se iba a componer; si, sise muri joven;
si yo paso much sacrificio con esto y ya, ya siento que no voy a soportar,
pero ahf voy luchando, ya en este afo sale mi chamaco de la escIa
y pienso meterlo a otro lado a ver si Dios me va a dar fuerza.

Pero las becas que consiguen mis hijos me ayuda en algo., me ha
ayudado bastante, por que te digo que ahora que Ilega el mayor me da
su beca, su dinero, y ahi me da que va a barbechar a la milpa.

Si, hay que barbechar con el tractor, primero a barbechar y luego
va el riego, y luego otra rastra y luego va la yunta para sembrar,
much dinero que se invierte, y a veces uno gana lo que invierte y a
veces no lo saca, por que por ejemplo este afo si me freg6 toditito
el aire, voy a levantar pura orilla ahorita, en medio casi toditito lo aras6,
me ha pasado todos los afios, pero un cacho nada mas, pero ahora si toditita
la milpa se arrastr6, cuando fui a verlo,estaba todo... parecia que habfa psado
una rastra, me sent y Ilor6 much, pero que iba yo a ganar ahf!, ya nada, mejor
me recomend6 a Dios.

Pues si, vendfa yo para sacar a adelante a mis hijos, porque si yo
levantaba poquito, no much, much pero si algo, pues ahora qui6n
sabe!, es lo que dice mi chamaco, por que tiene ahora un mes de








vacaciones y va a ir a buscar su ropa, voy a ir a buscar,
porque ahora no tenemos cosecha; si, es lo que me dice m i o t r o
chamaco, que va a descansar 15 dfas y me vuelvo a trabajar porque ahorita n o
vamos a levantar cosecha y es lo que asf platicamos, nada mas, es lo que
platicamos, nada mas, pues ahorita no s6 como me salga este afio, si, pero
primeramente Dios saco la deuda que tengo.


Cuando hay tiempo si me voy, un dfa, que la cosecha, la escarda
o la siembra, si hay tiempo por que cuando no, pues yo s6 que aunque
sea poquito hay que ir, hay que lucharme aquf, pero por ejemplo dfa
s6bado, domingo o entire semana cuando no hay classes, si me voy a
trabajar, que me vaya yo a salir asf nada mas, que me vaya yo a ir,
no; hay voy y le digo a todos mis hijos, ya me gano treinta mil o
veinticinco, porque estan ganando a diez mil el dfa, pero segin ahora van a ganar
doce mil pesos, si ya vamos a traer lo que ganamos en el dfa, si ya
ganamos treinta mil, ya alcanza para algo, si, ah vamos, no me quedo
nom6s en la casa, si vamos a trabajar asf.

Ahora que mi esposo me dej6 las tierra, que su pap6 le dio, una de riego
y la de temporal, porque lo demAs lo reparti6 a sus hermanos, tambi6n les
dieron su parte y su parte a mi esposo, en lo que yo tengo no se puede meter
mi cuiiado, ni yo me puedo meter a lo que es de 6l.


Si, tengo mis papeles, lo que soy, soy ejidataria ahorita, simplemente
repartimos y hasta ahf, por eso mi cufiado no se reconoce aquf, porque la
que esta reconocida soy yo, y me hice ejidataria, no le puse a mis hijos
porque no quisieron, yo soy la responsible.

Iba yo a las juntas, pero ahora ya tiene una afio que no voy, ahora ya va mi
chamaco, solamente cuando no esta 61, entonces voy yo, pues se
siente feo, pero que quiere que haga, luego vas y te dicen que vas a limpiar
esa sanja durante veinte dfas, cada ejidatario, echarle tepetate, ahfvan mis hijos,
tambi6n van muchas mujeres a trabajar, pero yo nunca fui porque mis
chamacos estaban grandecitos y ellos iban.


Pero, tambi6n van las mujeres, somos muchas viudas que estamos aquf
o sus esposos no est6n y ah van a las mujeres. Pues cuando se trata de
trabajar, trata de cooperar algo en este pueblo, o construir algo, ahf van a
fijar cuanto van a cooperar, si est6n de acuerdo o no est6n de acuerdo y asfya
se quedo de acuerdo, porque la secundaria que no tenfamos a penas la
construfmos, cooperamos cada persona de a cincuenta mil y a hacer faena vas
a ir, tres dfas cada persona.


* Si, tambi6n participamos, si no est6n los hombres, pues si.,cuando hablan
las mujeres, pues ahf los hombres se molestan, pero siempre hay una senora


mas








que habla, que hay una sefiora que es tesorera y que participa, que son
tesoreras, que son secretaries.


ya esta
tambi6n
se qued6 mi


Antes no era asf, puro hombre, puro hombre que hacia su junta, pero ahora
parejo. Pues cuando no est6 en raz6n la junta, pues tienes que hablar
ahora son muchas las mujeres que participan, pero antes no, cuando
mama, no.


Si, tengo que votar, si no eres ejidatario no te dejan entrar pero si eres si,
pero yo como si soy ejidataria si me dejan entrar, y puedo votar para el
comisario y los delegados. No no me gustaria ser miembro del comit6, es
much problema y te quita much tiempo, de andar de aquf para all, y no
pagan nada.

Pero si fuera bueno una mujer de comisario o delegado.,si pues, como
pas6 aquf, fueron la mayoria de las mujeres que echaron piso, fueron a acarrear
arena, todo, todo, creo que trajeron de dos botes de arena, dos bolsas de
abono y luego que cooperaron para echar cemento y las puertas, todo lo
cooperaron las mujeres, y hicieron la revoltura las mujeres y consiguieron
un albafiil para que echara la losa, para la escuela y la clinica de salud, lo que
hacen los hombres tienen que hacer las mujeres, si te toco pintar esta
pared, pues haber como le haces pero tO lo tienes que hacer, porque cada afo,
cada afio pintamos la escuela.


vida.


OjalA que mi hija quiera ser maestra, tiene cabeza, asf ya no va ser como mi



LA FUERZA DE LA EDAD (de 25 a 40 afios)

En este segment se present igualmente una biograffa, que tipifica la condici6n
femenina de este grupo de edad.

Martha (32 afios).. Acabo de aliviarme, compr6 un beb6, pero me
dolfa y me dolfa much, pero no hacfa caso, ahora que tuve al ninio me
tarde... un mont6n, y cuando naci6, se puso a quejar, y al otro dia, en
la noche, para amanecer al otro dfa en la noche, se muri6.

No fui al doctor porque no me fui, me mandaban, pero me daba
pena, como yo no voy a ningin lado a aliviarme, siempre lo tengo asf,
solita. Tengo tres nifos y dos niias. .... No, el mayor tambi6n se muri6,
el primero, tambidn fue nifo...* Ya voy para once parts en total.

La mayor va a cumplir 15 aios, ora para el 9 de julio. El menor
tiene 3 afos, pero ya me voy a curar para no sufrir otra vez.


Cuando me cas6, vine con mi suegra, pero ya se muri6, ahora vivo








suegro, con mi esposo.


A los 18 afios me vinieron a pedir. Como antes se pedfa, pero
ahora ya se cambio much, ahora ya no se pide como antes. ...* Mi
esposo, mi suegro y sus hijos, 61 que es mayor, con su pariente, vinieron
porque nos arreglamos con mi esposo, yo ya habia platicado con 61.


no casamos


* Tardamos como un mes, casamos nomAs por la iglesia, nosotros,
por la ley.


Mataron borregas, gOilos, y todo; aquf mataron dos borregas,
fueron a dejar un borrego a mi casa y cuatro g0ilos, y un tercio de mafz,
que fueron a dejar para el gasto, dice, antes se acostumbraba asf.

Ya casada cuidaba mis animals, cosfa, bordaba, igual como antes


de casarme.


As( antes del matrimonio, tienes que ayudar, es tu obligaci6n que
tienes que hacer, pues aquf mueles, sino mueles, qui6n te lo va hacer?,
molfa en la tarde, acabando, acababa de moler y lo Ilevaba a la cocina,
y me iba a cuidar los animals, si me tocaba los g(ilos o los
animals; me mandaba mi mama, ya mi mama cuidaba los giilos
o los animals.

Mi papd trabaj6 en la Haciendo, en el taller de zacat6n. Despu6s se
acab6 el trabajo y se puso ya nada mas trabajo en la casa, en su
terreno, ya casi ahora ya no sale.

No tengo hermanos, pura mujer.

Dicen que hubo un hombre, fue el que se muri6, pero dice mi
mama que ya era muchacho, por ejemplo, dice que la engafiaron y 61
muchacho (que la engahio a su mama) se fue para M6xico, yella yatenfa
dos meses (de embarazo) y fue la Maura, 61 cuando se fue para
M6xico, ya no volvi6, qui6n sabe si todavia vive o ya se muri6, ya
nunca volvi6, creo que solo volvi6 cuando la Maura ya estaba grande, que ya
se cas6 de nuevo mi mama, con mi pap6; y ya tuvo ahf a la teresa, se llama
Teresa la mayor (del segundo matrimonio), y sigue mi mama con mi papa, pero
ahora dicen que ya se muri6 ese senior.

Soy hija del segundo matrimonio, me echaron a cuidar los
animals, me echaron a la escuela nada mas una semana, como no
habfa qui6n iba a cuidar a los animals, me tuve que ir a cuidar, me
echaron de vuelta a los animals, como antes me iba al Ilano a
cuidarlos, pero ahora ya no hay Ilano para los animals, pero antes
tenfas que ir a cuidar.
Mi esposo trabaja solamente cuando hay trabajo aquf, en la


s61o con mi








cosecha o en la siembra, cuando es tiempo de trabajo aquf, se tiene que
quedar a barbechar, a cosechar cuando ya es tiempo de la cosecha,
la escarda, tambi6n se queda para echar abono, y yo cuando no estoy
enferma yo le ayudo. Hay veces que no puede venir y yo lo hago
todito con mi suegro.

Si, trabaje en M6xico pero cuando, por ejemplo tiene que cosechar,
se quedo dos semanas nomas. Trabaja de herrero en la construcci6n
y cada ocho dfas viene a dejar dinero para los niios.

Mi suegro ve la parcela, pero ya esta cansado. Vive con nosotros,
a donde se va a ir?, ya como nomas uno, dos hijos tiene, uno que
esta alli abajo y mi esposo. Por eso lo cuidamos.

Pues asf como estaba en mi casa, asf estaba yo aquf, tiene que
sacar los animals, tienes que darles su zacate, tienes que barrer, tienes
que moler, cuando tenfa terreno, tenfa que escardar, tenfa que hacer el
trabajo, por que no habfa qui6n lo hiciera, cuando tienes terreno hay
much trabajo, tienes que levantar a las cuatro, a las cinco, a las
tres, pues machucaba el nixcomel, tenfa que tener listo el comal, ahora
como ya hay molino, tienes que ir al molino a moler, ya no tienes que
machucar como antes, en esos tiempos no habia, tenfas que levantar temprano.

Aunque hace poco trajeron un molino, no lo utilize. Pues, para los
que viven cerca, pues si, pero por ejemplo: nosotros que vivimos lejos,
que vamos para all!, pues esta lejos!, mientras que te vas, ya acabas
de machucar el nixcomel.

Cuando se tarda mi esposo con el dinero, vendo dos o tres
costales, tengo maiz, cuando se va, cuando no tengo dinero para la
semana, yo agarro mi mafz, ya con eso como.

Tambi6n vendo tacos, fuera de la escuela. Porque aprendf hacer
guisados con una seiora que trabaj6 en M6xico. Con ese dinero,
como tambi6n y compro para la escuela de los niios.

Antes yo estaba loca, porque ofa que todos iban a M6xico, un
dfa agarr6 un cami6n que iba a M6xico, yo s6lo tenfa 13 anos. Ahf,
en la terminal Ilor6 y una seiora bien buen, me llev6 a su casa y ahf me
qued6 hasta los 16 aios. Ahi aprendfa cocinar estos tacos que te digo
que vendo. No me acordaba como era mi pueblo, ni c6mo Ilegar. Un
dfa la Seiora me mostr6 un mapa con los nombres, y a s f
encontramos otra vez este lugar.


no quiso que me


Cuando regres6, mi mamd pensaba que ya estaba muerta. Y ya
regresara con la sefora. Luego me cas6.


Ahora mi hija de 15, ya se quiere ir con esa senora a trabajar, pero








ya no s6 donde


LA JUVENTUD ( menores de 25 aiios)

En este grupo se encuentran dos tipos de mujeres: las solteras sin hijos y las
madres casadas o solteras. En primera instancia presentamos a las j6venes
solteras con el nombre de Ma. Guadalupe. Y en el segundo grupo a Juana, de 22
aios, madre soltera de una ninia.


Ma. Guadalupe. ( 18 aios). Voy a Mexico a trabajar, y le digo que
ahf siempre, pues siempre me ha gustado por que siempre salimos los
domingos y siempre me ha gustado, le digo que vengo y me quedo
una semana, un mes y luego me voy y asi, asf, pero siempre me ha
gustado a mi, por que ya ganamos nuestro dinero y como le digo siempre
salimos los domingos.

A los trece afos me fui, tengo ya 5 anos all. Una de mis amigas
vino, primero estaba trabajando por acA en el monte y luego vino una
de mis amigas que ya estaba all antes (M6xico), que ya tenia un
trabajo y me dijo que nos fbamos a ir, y alli ella me consigui6 el
trabajo y ya Ilegue y me dijeron que iba a hacer las cosas y ya, hice las
cosas, me ensehiaron como iba a hacer las cosas.


Antes, en el monte trabajaba y cuidaba un niiio, una nifia cuidaba por
que la seiora era maestra, es hija de mi madrina y cuidaba a la niiia
pero como me pagaban bien poquito, pues luego me dijo una de mis
amigas: Te esta pagando bien poquito!, mejor vAmonos para M6xico; y ya
nos fuimos un dos de febrero que vine y danzamos en la Iglesia y ya
luego me Ilevo para M6xico, y ya cuando me fui ahf me hall y me
quede como unos tres meses y ya luego me vine y me estuve aqmun
mes y ya me fui otra vez.

La escuela casi no me gustaba. No, porque nada mds termine
tercero, ahf casi no me gustaba, si nos fbamos pero nos fbamos a
esconder por ahf, con otras de mis amigas y nos escondfamos por ahf,
por la milpa por ejemplo en este tiempo de mafz, nos escondiamos por
ahf en la milpa y cuando venfan... mas cuando venfan I a s q u e
vacunaban si estabamos en la escuela salfamos y nos corriamos, nos
escondfamos y ya a la hora de la salida Ilegabamos a nuestras casas.
No, por que... La sefora es bien buena, no nos aburrimos ahf, pues
te digo que ya dure un alio ahf, pero le digo que siempre vengo y me
quedo una semana o luego vengo los sabado y me voy los domingos,
o me quedo alli tres meses, dos meses y luego me vengo.

No extranio aquf el Campo, extranio mas all6. Pero ayudo a la
siembra, a la cosecha tambi6n, no tenemos hermanos aquf, s6lo en


vive.








otro de 18 aios. Trabajan en la obra.


En M6xico me gusta mis pues vamos al cine, al baile, al teatro,
todas las diversiones. Siempre iba cada 8 dias al Sal6n California a
Bailar, queda a dos o tres cuadras, voy con mis amigas, aquitambi6n
cuando hay baile, aquf abajo en la escuela siempre hay baile, el 16
de septiembre, el 20 de noviembre, 2 de noviembre,siempre
hay baile y nos venimos.

A veces traigo dinero para el techo que est6 haciendo mi mama,
porque mi papd siempre esta borracho y me pega much. Por eso no
le doy a el.


Juanita (22 afios). Que puedo decir de mi vida. Yo no fui a la
escuela, s6lo quiero ir a trabajar para darle a mi hija comida. Ya fui a Toluca y
trabaj6 dos semanas pero vine y me qued6 porque mi cufiada tuvo su beb6.
Cuando regres6 a Toluca ya no tenia trabajo. Ahora quiero ir a trabajar.

Mi mama me dice que vaya a trabajar pero no tengo dinero para ir a buscar
trabajo. espero que mi papa cuando venga me lo de.

Ya van cuatro trabajos que pierdo como sirvienta... Pues, sf cuando vengo,
luego ya no regreso pronto. Pues, sf aquf hay luego problems y ya no salgo.

Aquf hago todo, lo del campo y hecho tortillas, cuido animals
y le ayudo a mi mama a cargar refrescos que vendemos. Tambi6n cuido a mi
sobrino, para que su mama consiga trabajo y a mis hermanitos.

El otro dia vino el papa de mi hija, me dio poco dinero y luego
se fu6. No s6 si tiene otra mujer. Asf como mi hermano, le hace a mi cuiada.

*Cuando yo salgo a trabajar, sf, mi mama cuida a mis
hermanitos y mi hija de tres afos y mi sobrinito.
Ahora yo s6lo quiero trabajar fuera.


M~xico. Dos : uno caso y










CONCLUSIONS


El traditional ciclo domestico campesino, mantiene sus etapas de reproducci6n social,

pero cuando las estructuras de poder cambian, se transforman las formas de organizaci6n de

este ciclol Cuando la mujer se convierte en jefe de familiar, se observa que sus hijos e hijas

prolongan su ciclo en la etapa de studio y aseguran integrarse al mercado asalariado. Ingresos

que retornan a la UCP para su reproducci6n. Sin embargo para las mujeres casadas, donde el

jefe de familiar es el esposo o hijo mayor, los hijas reproducen el ciclo domestico vivido por sus

padres, esto a pesar de que estuvieran integradas al trabajo remunerado antes del matrimonio.



Aunque no se puede generalizar, se logr6 observer que cuando la estructura de poder se

basa en el sistema patriarcal, las mujeres de esa unidad tienen pocas posibilidades de

transformar su ciclo dom6stico, al menos que el padre o hermano hayan permitido ir a las

mujeres a la escuela, y a ellas les hubiera interesado.



Este hecho obedece a que la escolarizaci6n masiva para ambos sexos, abri6 un espacio de

realci6n intergendrica, experiencia desconocida para las generaciones anteriores, donde no

existia otros espacios fuera de las relaciones de parentesco, para que los muchachos se

conocieran antes del matrimonio.



No obstante, estas nuevas oportunidades de relaciones han provocado un numero

considerable de madres solteras, quidnes ahora necesitan un ingreso extra-agrfcola para ganarse

su permanencia en casa de sus padres.








Esta categorfa aparentemente nueva (ya que los matrimonios eran arreglados a muytemprana

edad); el mayor grdo de integraci6n de j6venes al mercado de trabajo asalariado; y la ausencia

de hombres en las UCP, han provocado cambios en la estructura ocupacional internal de la

Unidad Campesina de Producci6n.



El valor del trabajo femenino, es reconsiderado al interior de la Unidad. El primer grupo,

aunque desvaloriza su trabajo en funci6n de que no aportaba much en t6rminos de dinero,

percibe su trabajo como indispensable para el bienestar de sus hijos, desde desarrollar estrategias

para obtener alimentos, hasta el cuidar de sus nietos para que ellos trabajen.



En este sentido el papel de la nuera, visto desde la suegra, forma parte de ese valor, ya que

la estrategia de reproducci6n social es finalmente disenada por ella.



En cuanto a las generaciones mas recientes, cuando la mujer es nuera, el valor de su fuerza

de trabajo depend principalmente de su status civil. Si su esposo vive, y participa activamente

en la producci6n agropecuaria, su trabajo es subordinado bajo la figure del sistema patriarcal,

respaldado por la suegra. Esta relaci6n es menos fuerte, cuando el esposo mantiene a la UCP con

su trabaja fuera de ella y regresa eventualmente a las labores del campo. En cambio, cuando

el esposo est6 ausente, ya sea por que se muri6 o porque abandon la UCP y no la mantiene,

el valor del trabajo de la nuera es equivalent a la que se le asignan culturalmente a los varones.



Lo anterior no quiere decir, que en alguno de los casos, la mujer trabaje mas o menos en

cuante al desgaste de energfa y tiempo. Sino que la posici6n de subordinaci6n de la mujer

determine en gran media la valorizaci6n de su trabajo.








Esta valorizaci6n subjetiva, se convierte en objetiva cuando las jovenes generaciones

aportan dinero a la casa y cobra fuerza cuando las mujeres mayores administran dichos ingresos.

AdemBs el hecho de que el ingreso de las mujeres regresa en mayor porcentaje a la UCP que

el de los varones, provoca algunos cambios de actitud dentro de la estructura de poder

patriarcal.



Con estos cambios, las mujeres de los tres Oltimos grupos, seg0n se ubiquen dentro de la

dindmica familiar, van teniendo cada vez con mayor facilida, acseso a los recursos productivos.

Hecho que debilita las viejas estructuras de control sobre los recursos. El trabajo remunerado

de la mujer, la transferencia de derechos sobre la tierra de los hijos a su madre, y a falta de

varones para repartir la tierra, van transformando los patrons de la herencia de la tierra que por

muchos alos han permanecido, dejando margin a la igualdad de derechos entire ambos g6neros.



Por otro lado, un hecho que se observ6 generalizado entire mujeres casadas y viudas en

todos los grupos, es la perecepci6n que se tiene de la Unidad Campesina de Producci6n. Para

ellas, los animals y el mismo mafz, son recursos disponibles para diseiar sus propias

estrategias de reproducci6n, los que no necesariamente tienen que ver con la capitalizaci6n de

la UCP ni con los margenes de ganancia como resultado de la productividad. Sino estas

estrategias son las que van a permitir la reproducci6n de la vida misma. De esta manera, el

valor de lo cotidiano se traduce para las mujeres, en el valor de lo apropiado.



Las relaciones de parentesco son otro recurso, y probablemente el mas valioso, que se utiliza

en el diseho de sus estrategias sociales. Junto con los parientesy amigos cercanos, se dan

nuevas formas de trabajo comunitario, ademis del que se practice tradicionalmente en las








labores agropecuarias, como son el cuidado de los ninos, y los deberes dom6sticos.


Por lo que se pudo observer en los otros grupos de edades de mujeres, los recuentos se van

haciendo mas claros y entire mas jovenes menos referencia se hace sobre los sistemas de

parentesco y mas 6nfasis se hace sobre su condici6n de g6nero y de clase.



A pesar de que hay que reconocer a la mujer campesina desde su especificidad, pudimos

observer que las hijas del reparto agrario, tienen un rostro triste y cansado, pero sobretodo

sorprendido. "'Para qu6 quieren saber de mi, a quidn le importa?, se les hizo diffcil recorder sus

propias vivencias, podemos asegurar que ninguna de ellas habla tenido una conversaci6n sobre

sus vidas, ni con sus hijas, ni con sus nietas, ni con ellas mismas.



Sus relates, no s6lo han ayudado a introducirnos al ambito de lo cotidiano, ni a considerar a

la mujer mazahua como una categoria social de g6nero, ni tan s6lo a reconocer la historicidad

de esa categoria, sino sobretodo a abrir un espacio conciente de la recreaci6n de su memorial

social e individual, que las conduce a mejorar su condici6n femenina.



Toda reflexi6n es v6lida para seguir insistiendo en la recuperaci6n hist6rica de las mujeres

rurales. No es en vano la existencia de las mujeres en el campo, por algo permanecen en su

condici6n de campesinas.



Este document s6lo recrea una invitaci6n mas a los investigadores (ras), de deshacerse

de los vicios intelectuales herm6ticos y androc6ntricos, abriendo nuevos espacios donde las

mujeres campesinas tengan cabida a una nueva interpretaci6n de la vida rural, donde ellas








cumplan su papel como sujetos sociales hist6ricos en la Formaci6n Social Mexicana.


Finalmente, son ellas las que en punta de batalla, a pesar de su subordinaci6n, sumisi6n y

opresi6n, reformilan las siempre tActicas de reorganizar la vida familiar campesina, privada e

individual, de los severos cambios sociales, econ6micos, politicos y tecnol6gicos. Convirtiendo

la miseria de la subsistencia en lo cotidiano de la simple existencia de lo human del sector que

nos alimenta.














BIBLIOGRAFIA.





APPENDINI, K. et al, 1983, El campesinado en Mexico. Dos perspectives de

analisis,_Mxico,_Colegio de M6xico.



ARIZPE, L. 1975, La migracidn en los mazahuas, SEP/INI.



ARIZPE, L. 1989, La mujer en el desarrollo de M6xico y de Am6rica Latina,

Mexico, UNAM, Centro Regional de Investigaci6n Multidisciplinarias.








CABRERA, Y.J. (1979) El Municipio e San Felipe del Progreso a traves del tiempo. Biblioteca

Enciclopedica del Estado de M6xico. Gobierno del Estado de M6xico.



CICA, 1990, Un enfoque para el studio de la agriculture campesina, Documento

interno de trabajo, M6xico, Centro de Investigaci6n en Ciencias Agropecuarias

(CICA)- UAEM.



CICA, 1992, Informe de los avaces de investigaci6n realizados en San Felipe

del Progreso, Documento Interno de Trabajo, Mexico, Centro de Investigaci6n

en Ciencias Agropecuarias. UAEM



DEERE, C. 1976, Mujeres campesinas en la periferia del capitalism en la

producci6n de subsistencia. Revision de la political econdmica radical, M6xico, Vol

8. no. 4.



DEERE, C. y LEON DE LEAL, M., 1979, Mujer y capitalism agrario,_La mujer y

la political agraria en America Latina, M6xico, ACEP y Siglo XXI.



FAO, 1990, Desarrollo de sistemas agricolas, pautas para la conduccidn de un

curso en desarrollo de sistemas agricolas, Roma, ONU-FAO.



GONZALEZ, S., 1991, Los ingresos no agropecuarios, el trabajo remunerado

femenino y la transformaci6n de las relaciones intergen6ricas e intergeneracionales

de las families campesinas, Textos y pretextos; once studios sobre la mujer,








M6xico, PIEM, Colegio de M6xico.


KANDIYOTI, D., 1986, La mujer en los sistemas de produccidn rural, Barcelona,

Serbal UNESCO.



LAGARDE, M., 1990, Cautiverio de las mujeres: Madresposas, monjas, putas,

press y locas, M6xico, Coordinaci6n General de Estudiosde Posgrado. UNAM.

Colecc. Posgrado.



LIENDO, I., 1988, Agricultura campesina: marco para la investigaci6n

agropecuaria; Un enfoque diferente. M6xico, Documento interno de trabajo. CICA-

UAEM. M6xico.



MARGOLIES, M. (1975) Princes of the Earth. Ann Arbor Michigan.



MAXWELL, S., 1986, Farming systems research: Hitting a moving target revista

de World Development, Nueva York, no. 14:65-77.

NORMAN, D. y GILBERT, E., 1981, A general overview of farming systems

research, en Shaner, W.M. et al., Farming Systems Research and Development:

Guidelines for Developing Countries, Prepared for USAID by the CID., Boulder,

Colorado :17-19. International Development Series. Westview Press.

RADKAU, C., 1986, Estudios sobre la mujer: problems te6ricos, revista Nueva

Antroplogia, no. 30: 77-94.

SARAVIA, A., 1985, Un enfoque de sistemas para el desarrollo agricola, Costa








Rica, Ed. IICA. Serie Desarrollo Institucional. no. 11 S.J.



TURRENT, F.A., 1974, Los sistemas de producci6n, un marco referencial
necesario para la planeaci6n de la investigacidn agricola en M6xico, M6xico,
C.P.Chapingo.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs