El adulterio
CITATION THUMBNAILS DOWNLOADS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078549/00001
 Material Information
Title: El adulterio (estudio doctrinal, práctico y de jurisprudencia, sobre la ley de 6 de febrero de 1930 : en cuanto derogó los artículos 437, 447, 448, 449, 450, 452 y 452 del Código penal vigente en Cuba)
Series Title: Biblioteca del Colegio de Abogados de la Habana ;
Physical Description: 422 p. : ; 22 cm.
Language: Spanish
Creator: Azcárate, Carlos
Publisher: Impr. "El Siglo XX",
Impr. "El Siglo XX"
Place of Publication: La Habana
Publication Date: 1932
 Subjects
Subjects / Keywords: Adultery -- Law and legislation -- Cuba   ( lcsh )
Adultery -- Cuba   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
legislation   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
General Note: "Primer premio "B" del "Concurso Anual para Obras Jurídicas del Colegio de Abogados de la Habana. 1930"."
General Note: Digital files do not include 18,126,127,158,159,176, and 177.
Statement of Responsibility: por Carlos Azcárate.
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: ltuf - AEF8987
oclc - 28598493
alephbibnum - 000862305
Classification:
System ID: UF00078549:00001

Full Text
7 4-: : -





Z

















































F












































Comandante Raul D. Acosta Leon
Uno de los DOS supervivientes del grupo de TRECE que con-
juntamente con Salvador Cisneros Betancourt, (Marques de
Santa Lucia) dieron inicio a la Revoluci6n en Camagiiey, el
dia 5 de Junio de 1895.










I~

~ 4




p


GLORIOSO PASADO HISTORIC
DE CAMAGUEY


868


-1878


Y


895


-1898


Por el
Comandante Raul D. Aeosta Ledn




mSNIVr TYBOf FLD"A LiAEilS.







I.?













PROLOGO


SCRIBIR el Pr61ogo de esta obra debida a la brillante pluma y al
raigal af6n de investigaci6n hist6rica, del Comandante Raul D.
Acosta Le6n, -amigo de altas calidades-, supone un honor
irrenunciable. No todos los dias tiene uno el excepcional privilegio
de presentarle a los amantes de la lecture una obra como 6sta en la
que se hermanan en atadura indestructible, el pulido estilo literario
y la p6trea solidez de la tesis. Por razones asi yo no quise oponerme
a los deseos que de tan subida manera me enaltecen, expuestos por
el Comandante Acosta Le6n, "de que fuera yo quien redactara las
palabras liminares de su obra". Y a eso voy.
"La Ilamada verdad hist6rica, -afirma Montaigne-, siempre
conlleva la posibilidad de rectificaciones". La obra del Comandante
Ra6l D. Acosta Le6n, viene en parte, a restablecer los fueros de la
verdad hist6rica, precisando con datos irrefutables, porque fueron
extraidos de las pr6vidas y ub6rrimas canteras de una realidad vivida,
concepts que el tiempo ha deformado y que la carencia de suficientes
S conocimientos hubo de enturbiar para la posteridad. La verdad his-
t6rica, me parece a mi, debe ser una; no admite diversificaciones.
S Cuando los histori6grafos divergen en la apreciaci6n de un mismo
hecho, es casi seguro que el hecho no se produjo en ninguna de las
formas expuestas. En nuestra historic patria, -punto focal de today
la vida de escritor del Comandante Acosta-, hay p6ginas que al
ser tamizadas por la fantasia de historiodores que no intervinieron en
el hecho, alteraron de de tal suerte la verdad que dificilinente serian
\ reconocidas por sus mismos protagonista5. Hasta tal punto es nece-
sario ajustarse ceFidamente a la verdad para escribir la historic, que
soslayarla a apartarse de ella es tanto como reproducir, en estos tiem-
pos, el conocidisimo aserto de Walter Raleigh, prisionero en la Torre
de Londres.
La obra del Comandante Raul D. Acosta Le6n -insisto- viene,
N entire otras cosas, a desvirtuar con antecedentes de monolitica seriedad,
versions recogidas par otros historiadores que no responded en nada
; a la realidad de Io acontecido. En el Capitulo destinado al studio
_1 Onalitico de las Asambleas, se hace und verdadera y rigurosa disec-
-7-


i *. .; '







ci6n de las reuniones asamblearias de Gu6imaro, Jimaguay6, Aguar6
y Santa Cruz del Sur, aportando a este minucioso enfoque hist6rico
datos de una exactitud irrebatible, porque se engendraron en los mol-
des de una certidumbre vivida por el autor en alguno de esos episodios
inolvidables.
M6s adelante, en un magnifico ensayo de doctrine constitutional,
el Comandante Acosta Le6n se enfrasca en el studio de las tres
Constituciones que rigieron durante las gestas independentistas: la
Constituci6n de Gu6imaro, la de Jimaguay6 y la de la Yaya, aportan-
do antecedentes, mediante copia recogida en esta obra, del Proyecto
de Constituci6n que Narciso L6pez intent promulgar en el a~o de
1851.
Pero donde adquiere, a juicio mio, caracteres de indiscutible rele-
vancia hist6rica este libro que prologo para fortune mia, es en la
extensa parte destinada a enjuiciar con paciente minuciosidad aquella
memorable epopeya que se llam6 LA INVASION A OCCIDENTE. Alli
vamos a encontrar detalles ignorados y a enterarnos de cu61 fu6 el
verdadero contenido de la famosa entrevista de LA MEJORANA; cu6-
les fueron las proyecciones de los planes elaborados alli; d6nde y c6mo
comenz6 a gestarse el proyecto de Invasi6n y cu6les fueron los m6s
destacados y notables episodios de aquella sangrienta y apocaliptica
acci6n guerrera.
Esta obra que pronto ha de figurar en la biblioteca de todos los
que solemos solazarnos con esta close de lectures, viene a cumplir a
cabalidad la afirmaci6n de Montaigne: "la verdad hist6rica siempre
ser6 susceptible de rectificaciones". Por el solo hecho de confirmar
verdades recogidas en algunos libros y de enmendar otras, tenidas como
ciertas, que han visto la luz p6blica medularmente adulteradas, el
Comandante Raul D. Acosta Le6n merece nuestro aplauso sincere
y es digno del pleno reconocimiento y de la gratitud imperecedera de
sus conciudadanos. Yo le tribute el primero hasta enrojecerme las
manos y estimulo el segundo, con estas breves lines que a guisa de
pr6logo colman el vivo y encendido anhelo del Comandante Acosta,
al mismo tiempo que me deparan un honor tan inesperado como in-
merecido.
Dr. Manuel J. Betancourt Rodriguez. (1)


Camagiiey, Junio de 1951.


(1) El author de este pr6logo es hijo del que fuera Copit6n del Ej6rcito Libertador;
que prestora por largo tiempo sus servicios como Jefe de Despacho de la Se-
cretaria del Interior, en el Consejo de Gobierno, Manuel Betancourt Agramonte'
-8-












INTRODUCTION


No fu6 hasta el aio de 1868 en que se desarrollara con mayor
intensidad el espiritu de rebeldia entire los camagiueyanos, siendo de
advertir que toda demostraci6n de desafecto a la Corona de Espaia
realizada con anterioridad hubo de ser castigada con mano dura.
Entre esas demostraciones son de citarse la de Jos6 Antonio Aponte
en 1818, siendo Gobernador General de la Isla de Cuba, Salvador de
Muro y Salazar, Marqu6s de Someruelos. Como consecuencia de ese
novimiento -al que.se quiso dar car6cter "racista"- fueron muer-
tos Aponte y ocho compaReros.
Este movimiento solamente hubo de manifestarse en Camaguey,
Holguin, Boyamo y La Habana, done hubo de ser incendiado el in-
genio "PeFas Altos".
El 14 de Agosto de 1823, el Capit6n General de la Isla, Francisco
Dionisio Vives, denunci6 al Gobierno de Madrid, el haber sido descu-
bierta una conspiraci6n relacionada con la independencia en la ciudad
de Puerto Principe, sin otras consecuencias que varies detenciones por
sospechas.
En la madrugada del dia 20 de Enero de 1826, fueron detenidos
en el ingenio "Las Cuavas", situado en las ihinediaciones de la ciudad
de Puerto Principe (hoy Camaguey), FRANCISCO AGUERO VELAZCO
y MANUEL ANDRES SANCHEZ PEREZ, los que fueron juzgados por
"infidelidad a la madre patria" y siendo condenados a muerte, los
ahorcaron entire ocho y nueve de la maFana, del dia 16 de Marzo de
ese mismo aeio, en la Plaza de Armas -hoy Parque de Agramonte-
existiendo una tarja en ese lugar como 6nica constancia de la ejecuci6n
de las dos primeras victims sacrificadas en Camaguey en holocaust
de la Libertad! .....
En el aFo de 1849 se fund en esta ciudad la "Sociedad "Liber-
tadora", y a fines de 1850, el Gobernador Lamery orden6 la conduc-
ci6n al Morro (Habana), para m6s luego ser trasladados a Espaia,
.43 various camagueyanos, entire los que figuraban Salvador Cisneros
SBetancourt y,Serapio Recio.
-9-







En 1851 -veinte y cinco aios despubs de la muerte de "Fras-
quito"- hubo de sublevarse con un grupo de amigos, Joaquin Agiiero;
y al ser atacados por fuerzas muy superiores, se dispersaron, siendo
muertos en la acci6n el doctor Francisco Torres, Mariano Benavides y
el poeta Francisco Perdomo.
Denunciados m6s tarde por un traidor, fueron detenidos el propio
Joaquin Aguero y Agiero, Jos6 Tom6s Betancourt y Zayas, Fernando
de Zayas Cisneros y Miguel Benavides Pardo, siendo juzgados y sen-
tenciados a muerte, fueron fusilados en la sabana de M6ndez, a la
terminaci6n de la Vigia, calle que hoy Ileva el nombre de Avenida de
los M6rtires, como recuerdo a la memorial de esos cuatro patriots,
y en cuyo lugar se ha erigido un obelisco como serial del sitio done
recibieron la muerte el 12 de Agosto del propio aro de 1851. (1).
-(1)-En 1853, no habian transcurrido apenas dos aoias de la
ejecuci6n de dichos patriots, el Alcalde de Puerto Principe, don Jose
Antonio de Miranda y Boza, aprovechando que el Ayuntamiento habia
acordado la construcci6n de la Plaza de Armas -hoy Parque Agra-
monte- solicit de su hermano Agustin, de los mismos apellidos, cua-
tro palmas que mand6 a sembrar en dicho lugar, en recuerdo a la me-
moria de aquellos cuatro heroes.
La palma sembrada frente a la Sociedad Filarm6nica -hoy "Li-
ceo"- representaba a Joaquin Agiiero, estando al cuidado del propio
Alcalde.
La situada frente a la torre de la Iglesia Mayor -hoy Catedral-
simbolizaba a Fernando de Zayas, siendo atendida por don Ram6n
Castillo Betancourt.
La que se encontraba al otro extreme de dicho temple, por la
calle de Candelaria -hoy Independencia- que recordaba a Miguel
Benavides, estaba a cargo del licenciado en Farmacia, don Miguel
Xiques; y
La cuarta, plantada en el 6ngulo que forman las called de Inde-
pendencia y San Diego -hoy Marti- evocadora de la memorial de
Tom6s Betancourt, estaba al cuidado del comerciante espafiol, don
Feliciano Vilat6.
Al estallar la guerra de 1868, habiendo trascendido al public la
leyenda y el simbolismo de las cuatro palmas, los "integristas" pusieron
en juego today: su influencia a fin de conseguir el que fueran derribadas,
Io que fue evitado debido a la intervenci6n del licenciado Manuel de
Monteverde y el Dr. Francisco Garcia de Ia Linde, quienes obtuvieron del'
Capit6n Gral. la orden prohibitive de la desaparici6n de dichas palms.
-10-






Al ser reformado dicho parque en 1935, por el Capit6n del Ejercito
Nacional, sefor Jos6 P6rez Garcia, en funciones de Alcalde Municipal,
desapareci6 todo cuanto existia de dichas palmas.
Y recientemente, en 1949, desempeiando el cargo de Alcalde
Municipal de Camagiiey, el senior Francisco Arredondo Morando, las
dichas palmas han sido sustituidas por otras, consign6ndose en una
placa de bronce, el nombre de cada uno de los patriots a quienes
representan.

Al pronunciamiento de Oriente en el ingenio "La Demajagua",
el dia 10 de Octubre de 1868, sigui6 el de Camaguiey en "Las Clave-
Ilinas", el dia 4 de Noviembre de ese mismo ano.
La jefatura de los sublevados en "Las Clavellinas", cuyo n6mero
se hacia ascender a noventa y tres, fue asumida por Jer6nimo Boza
Agramonte, designando Lugartenientes de los siete grupos en
que fueron divididos, a Ignacio Mora, Manuel Boza, Martin Loynaz,
Jose Recio Betancourt, Eduardo Agramonte Pi6a, Francisco Arteaga y
Manuel Agramonte.
En esa misma fecha, 4 de Noviembre de 1868, la guarnici6n de
Gudimaro, compuesta de un Teniente y treinta soldados de caballeria,
se rindi6 a los hermanos Napole6n y Augusto Arango.
Recibida en Puerto Principe el dia 5 del expresado mes de, No-
viembre, la orden de detenci6n contra Salvador Cisneros Betancourt,
6ste logr6 sustroerse a la misma, incorpor6ndose a los revolucionarios,
habiendo recibido su "bautizo de sangre" en Bonilla, el dia 27 de ese
mismo mes.
El dia 27 de Diciembre de ese mismo aiio, desembarc6 por la
Guanaja, al mando de una expedici6n conducida en la goleta inglesa
"Calvanie", Manuel de Quesada Agramonte, quien una vez en tierra
lanz6 la siguiente proclama:
-"Tres siglos de cadenas y de oprobios no han bastado a haceros
esclavos de los tiranos. Al grito de iLibertad! ningun cubano ha per-
manecido indiferente. Nuestros campos, inundados de patriots, han
sido bautizados con la sangre de nuestros hermanos.
"Doce aios de guerra contra la injusticia y la tirania me auto-
rizan con los honors de ciudadano General del Ej6rcito Mexicano; y
pr6digo siempre en ofrecer mi sangre a la patria, os traigo con mi
espada, elements suficientes para derrocar con los vuestros, ese trono
tir6nico, origen de nuestra servidumbre y al que hasta hoy hab6is es-
tado vinculado.
"Nuestra guerra no es contra los espaooles, sino contra su go-
bierno desp6tico. La bandera de la libertad no desconoce inguna
11 -







nacionalidad: a su sombre encontrar6n protecci6n los intereses y los
hombres de todas las naciones. Sus amigos son nuestros amigos, sus
enemigos, los enemigos de la patria.
"Nuestro lema es UNION E INDEPENDENCIA. Con uni6n se-
remos fuertes. Con uni6n seremos invencibles. Con uni6n seremos
fibres.
;Viva la America Libre! .....


El Gobierno provisional de Camagiey estaba integrado por un
Comit6 Revolucionario compuesto por Salvador Cisneros Betancourt,
Ignacio Agramonte Loynaz y Eduardo Agramonte Pifa: Comite 6ste
que habiendo resignado sus poderes, fu6 sustituido por la Asamblea
del Centro, formada por Salvador Cisneros Betancourt, Ignacio Agra-
monte Loynaz, Eduardo Agramonte Piia, Antonio Zambrana V6zquez
y Francisco S6nchez Betancourt, la que inaugur6 sus actos de go-
bierno el dia 26 de Febrero de 1869, aboliendo la esclavitud por medio
del siguiente Decreto:
-"La instituci6n de la esclavitud, traida a Cuba por la domi-
naci6n espaiola, debe extinguirse con ella.
"La Asamblea de Representantes del Centro, teniendo en consi-
deraci6n los principios de eterna justicia, en nombre de la libertad y
del pueblo que represent, decreta:
"Primero: Queda abolida la esclavitud.
"Segundo: Oportunamente ser6n indemnizados los dueios de los
que hasta hoy hayan sido esclavos.
"Tercero: Contribuir6n con sus esfuerzos a la independencia de
Cuba, todos los individuos que por virtud de este Decreto le deben la
libertad.
"Cuarto: Para este efecto, los que sean considerados aptos y ne-
cesarios para el servicio military, engrosar6n nuestras filas, gozando del
mismo haber y de las mismas consideracionies que los dem6s soldados
del Ejercito Libertador.
"Quinto: Los que no lo sean continuar6n, mientras dure esta gue-
rra, dedicados a los mismos trabajos que hoy desempeian, para con-
servar en producci6n las propiedades y subvenir al sustento de los que
ofrecen su sangre por la libertad com6n; obligaci6n que correspond
de la misma manera a todos los ciudadanos hoy libres, exentos del
servicio military, cualesquiera que sea su raza.
"Sexto: Un Reglamento especial prescribir6 los detalles del cum-
plimiento de este becreto".
---12--










LAS ASAMBLEAS

Fueron cuatro las que se reunieron durante las guerras
de Cuba contra Espaia, en los aios de 1868 a 1878 y de 1895
a 1898, constituyendose todas en territorio de la provincial
de Camagiey.
La primera se reuni6 en Gudimaro el dia 9 de Abril
de 1869, bajo la Presidencia de Carlos Manuel de Cespedes,
siendo clausurada en la tarde del 11 del propio mes y ano.
Sus components, a excepci6n de Carlos Manuel de Cespedes,
pasaron a former la Cdmara de Representantes, la que fue
disuelta en "San Agustin del Brazo" (Camagiiey) el 8 de
Febrero de 1878.
La segunda se congreg6 en "Jimaguayi" el dia 13 de
Septiembre de 1895, actuando como Presidente Salvador
Cisneros Betancourt (Marques de Santa Lucia), disolviln-
dose en el propio lugar el dia 18 de ese mismo mes.
La tercera se reuni6 en "Aguard" el dia 19 de Septiem-
bre de 1897,-si bien parte de sus miembros celebraron sesiones
previas el 2 y 18,- resultando electo Presidente provisional
el General Enrique Collazo y Tejada. En sesidn celebrada
el dia 10 de Octubre en "La Yaya", fug designado Presidente
en propiedad el doctor Domingo Mendez Capote, disolvien-
dose en el propio lugar en la tarde del dia 30 de ese mismo
mes; y
La cuarta y iltima Asamblea revolucionaria se reuni5
en Santa Cruz del Sur en la tarde del 24 de Octubre de 1898,
siendo presidida con cardcter provisional por el Mayor Ge-
neral Calixto Garcia Iiiguez, el que hubo de ser sustituido
por el doctor Domingo Mindez Capote, electo Presidente en
propiedad en sesidn celebrada el 4 de Noviembre. La lltima
session celebrada en Santa Cruz lo fud en la noche del 14 de
ese mismo mes, no volvigndose a reunir hasta el 15 de Febre-
ro de 1899, que lo realize en El Cano (Marianao), bajo la
Presidencia del doctor Fernando Freyre de Andrade, siendo
disuelta el 4 de Abril en la casa nimero 819 de la Calzada
del Cerro, en la Habana.















LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
Y LA CAMERA DE* REPRESENTANTES DE GUAIMARO

El dia 9 de Abril de 1869, se reunieron en Gu6imaro (Camagiiey)
las representaciones de los tres Estados insurreccionados.
Par Oriente:
Carlos Manuel de C6spedes y Castillo.
Francisco Vicente Aguilera y Tamayo.
Fernando Figueredo Socarr6s.
Jes6s Rodriguez Aguilera.
Ram6n C6spedes.
Jos6 Maria Izaguirre.
Eligio Izaguirre.
Francisco del Castillo.
Jos6 Joaquin Palma.
Manuel Peia.
Par Camagiiey:
Salvador Cisneros Betoncourt.
Ignacio Agramonte Loynaz.
Miguel Betancourt Guerra.
Francisco S6nchez Betancourt.
Eduardo Agramonte Piia.
Antonio Zambrana V6zquez.
Par Los Villas:
Miguel Jer6nimo Gutibrrez Hurtado de Mendoza.
Honorato del Castillo Cancio.
Eduardo Machado G6mez.
Antonio Lorda Ortegosa.
Arcadio Garcia.
Tranquilino Valdes.
Antonio Alcal6.
En las conferencias previas que se celebraron para Ilegar a un
acuerdo acerca de la forma de gobierno que deberia adoptarse y de
-15-




-7 -


los puntos esenciales de la Constitudi6n, fueron designados todos los
reunidos a excepci6n de Vicente Aguilera, Ram6n Cespedes, Fran-
cisco del Costillo, Jose Joaquin Palma, Manuel Peia, Fernando Figue-
redo y Eduardo Agramonte Pifia.
Reunidos los designados en la maiana del dia 10, procedieron
a constituir la Asamblea, eligiendo Presidente y Secretarios de la misma
a Carlos Manuel de Cespedes e Ignacio Agramonte y Antonio Zam-
brana, respectivamente, acord6ndose formular las siguientes manifes-
taciones:
Primera: Que los Representantes reunidos en dicho lugar para
establecer un gobierno general democratic, en virtud de las circuns-
tancias porque atravesaba la Isla, se consideraban autorizados para
asumir su representaci6n total y acordar lo que fuera conducente al
indicado objeto, con la reserve de que sus acuerdos serian sometidos,
pora su ratificaci6n o enmienda, a los Representantes de los diversos
pueblos pronunciados, y de que m6s tarde, cuando fuere possible, y el
pais se encontrara legal y completamente representado estableciera,
en uso de su soberania, la Constituci6n politico que entonces debiera
regir.
Segunda: Que las discusiones que entonces se verificaran, se
ajustar6n a las forms establecidas en los cuerpos parlamentarios.

Tercera: Que la Isla de Cuba se considerar6 dividida en cuatro
Estados: el de Occidente, el de Las Villas, el de Camagiiey y el de
Oriente.
Cuarta: Que la C6mara legislative se constituyera por el concurso
de los Representantes de los cuatro Estados.

Quinta: Que el de Oriente enviar6 diez Representantes a la C6-
mara, cinco el de Occidente y este mismo numero Las Villas y Ca-
magiiey; pero teniendo el voto de los Representantes de los tres l6timos
Estados un valor double que el de cada uno de los de Oriente.

Sexta: Que la mayoria, en los casos de votaci6n, se constituyera
par la mitad y un voto m6s de los que se dieran.

S6ptima: Que en virtud de no poderse establecer en aquellos cir-
cunstancias representaci6n enteramente legal del pois, vinieran a la
C6mara, en nombre de Las Villas, los yniembros de la Junta Revolu-
,cionaria de Santa Clara, que se hallaban en Gu6imaro y, en nombre
de Occidente, los que fueran elegidos par los cubanos de aquel Es-
tado que se encontraren en territorio pronunciado.
-16-














-fa DatndE.a da
sPdlas


afa Bandvra dr [a
dsfpcbuica


Fw






Octava: Que todos los americanos que desearen obtener nuestra
ciudadania, quedar6n equiparados a los habitantes de la Isla de Cuba.
La Asamblea, hechas las anteriores manifestaciones, acord6 dar
por terminada su primera sesi6n, encargando a sus Secretarios la re-
dacci6n de un proyecto de Constituci6n.
La segunda sesi6n de la Asamblea, celebrada en la tarde del pro-
pio dia 10 de Abril, se dedic6 a la lectura y aprobaci6n, -con ligeras
modificaciones-, del proyecto de Constituci6n que redactaran los Se-
-cretarios Ignacio Agramonte y Antonio Zambrana, conforme se acor-
dara en la sesi6n de esa manana.
La tercera y ultima sesi6n la celebr6 la Asamblea en el propio
lugar, en la tarde del siguiente dia 11, con lectura y aprobaci6n de
las actas anteriores, ratificando la Constituci6n, tom6ndose a la vez
otros trascendentales acuerdos, entire los que era de citarse el haberse
adoptado como insignia la bandera que Narciso L6pez enarbolara en
C6rdenas el aho de 1851.
Esa misma tarde se constituy6 la C6mara de Representantes, in-
tegrada por los miembros que formaran la Asamblea, con excepci6n
de Carlos Manuel de Cespedes, siendo electos Presidente y Vice-Pre-
sidente de dicho Cuerpo, los senores Salvador Cisneros Betancourt y
Miguel Jer6nimo Guti6rrez, respectivamente, ocupando las Secretarias
los mismos que ejercieron tales funciones en la Asamblea: Ignacio
Agramonte y Antonio Zambrana, design6ndose como Vice-Secretarios
a los sefores Miguel Betancourt y Eduardo Machado.
La C6mara de Representantes en su sesi6n inaugural acord6, por
aclamaci6n, el nombramiento de Carlos Manuel de C6spedes para Pre-
sidente de la Rep6blica y a Manuel de Quesada Agramonte para Ge-
neral en Jefe del Ej6rcito Libertador; quienes, conmovidos por tan
honrosa deferencia, en las siguientes palabras dieron a conocer su agra-
decimiento por la prueba de confianza de que habian sido objeto:

-"La instituci6n de un gobierno libre en Cuba sobre la base de
los pfincipios democr6ticos -dijo Carlos Manuel de C6spedes- era
el voto m6s ferviente de mi coraz6n. Bastaba, pues, la efectuada
realizaci6n de este voto para que mis aspiraciones quedasen satisfe-
chas, y juzgara sobradamente retribuidos los servicios que con vosotros
haya podido prestar a la causa de la independencia cubana.
"Pero la Voluntad de mis compatriots ha ido much m6s all6,
echando, sobre mis hombros la m6s honrosas de las cargas con la su-
prema magistratura de la Rep6blica.
-17-






"No se me oculta la multiple actividod que require el servicio
de las altos funciones que me habois encomendado en estos supremos
moments, a pesar del important concurso de los dem6s poderes. No
desconozco la grave responsabilidad que he asumido al aceptar la
presidencia de nuestra naciente Republica. Se que mis flacas fuerzas
estarian lejos de hallarse a la medida de una y otra, si quedasen aban-
donadas a si solas.
"Pero no lo estar6n; y esta convicci6n es la que me Ilena de fe
en el porvenir.
"Cuba ha contraido en el acto de empezar la lucha contra el
opresor, el solemne compromise de consumer su inmediata indepen-
dencia o perecer en la demand; en el acto de darse un gobierno de-
mocr6tico, el de ser republican.
"Este double compromise, contraido ante la America independiente,
ante el mundo liberal, y lo que es m6s, ante la propia conciencia, sig-
nifica la resoluci6n de ser her6icos y ser virtuosos.
"Cubanos: con vuestro heroism cuento para consumer la inde-
pendencia. Con vuestra virtud para consolidar la Republica.
"Contad vosotros con mi abnegaci6n".
Y el General Quesada se express en los siguientes t6rminos:
"Conciudadanos: Con orgullo recibo de vuestras manos esta es-
pada, no como distintivo del puesto distinguido a que me elev6is, sino
como un emblema del deber que me habeis impuesto.
"De hoy m6s, compainera inseparable de mis esfuerzos, ser6 un
simbolo que me recuerde, si olvidarlo pudiera, la sagrada misi6n que
la patria por vuestra mediaci6n me ha encomendado.
"Juro, sobre su empufiadura, que esta espada entrar6 con
vosotros triunfante al capitolio de los libres, o la encontrareis en el
campo de batalla al lado de mi cadaver.



Carlos Manuel de CUspedes form su gabinete, hacienda las si-
guientes designaciones:
Secretario de la Guerra:
Francisco Vicente Aguilera y Tamayo.
Secretario de Hacienda:
Eligio Izaguirre.
-18-






Secretario del Exterior:
Crist6bal Mendoza.
Secretario del Interior:
Eduardo Agramonte Pifia.
Jefe del Departamento Oriental:
General Tom6s Jordan (americano).
Jefe del Departamento de Camagijey:
General Ignacio Agramonte Loynaz.
Jefe del Departamento de Las Villas:
General Francisco Cavada.


Entre los distintos patriots que figuraran como miembros de la
C6mara de Representantes, durante la guerra de los diez aios, figu-
raron los siguientes:
Pedro Maria Agiiero.
Ignacio Agramonte Loynaz.
Eduardo Agramonte.
Luis Ayester6n.
Rafael Castellanos.
Honorato del Castillo.
Fernando Fornaris.
Arcadio Garcia.
Miguel Jer6nimo Gutibrrez.
Antonio Hurtado del Valle.
Antonio Lorda.
Rafael Morales.
Alejandro del Rio.
Tranquilino Valdes.
Tom6s Estrada Palma.
Jes6s Maria Izaguirre.
Ram6n Perez Trujillo.
Jes6s Rodriguez Aguilera.
Antonio Zambrana V6zquez.
Los 6ltimos components de la C6mara de Representantes, fueron
los siguientes:
Por Oriente:
Miguel Bravo Senties.
Fernando Figueredo Socarr6s.
-19-






Jos6 Enrique Collazo.
Pablo Beola
Por Camagiey:
Salvador Cisneros Betancourt.
Miguel Betancourt Guerra.
Francisco S6nchez Betancourt.
Antonio Aguilar Varona.
Por Las Villas:
Juan Bautista Sportono.
Eduardo Machado G6mez.
Marcos Garcia G6mez.
Manuel Pina.
Por Occidente:
Francisco La Rua.
Jos6 Aurelio P6rez.
Luis Victoriano Betancourt.
Federico Betancourt.


El dia 5 de Febrero de 1878, reunido el Cuerpo Legislativo en
el campamento de "La Calilla", y enterados sus components de las
proposiciones de paz que del General Martinez Campos, -General
en Jefe del Ej6rcito Espahol-, habian recibido los comisionados del
President de la Rep6blica, General Vicente Garcia, autoriz6 a 6ste
para que conferenciara con el dicho General Martinez Campos.
Como en esa entrevista el General Garcia prometiera al jefe es-
pahol, que la C6mara formularia bases para un arreglo, los Repre-
sentantes hubieron de negarse a ello.
"La actitud digna y resuelta de la C6mara, condujo al Presidente
Garcia a consumer un nuevo atentado contra las instituciones repu-
blicanas. Convencido de que el Poder Legislative no se prestaria en
manera alguna a la realizaci6n de sus planes, concibi6 la idea de
convocar una Asamblea popular, compuesta de jefes, oficiales, sol-
dados y paisanos, la que, consultada, se decidi6 por la concertaci6n
de la paz".
Al ser informada la C6mara por el propio Presiderqwtarcia, de
la resoluci6n tomada, en sesi6n celebrada el dia 8 de Febrero de 1878,
en "San Agustin del Brazo", bajo la Presidencia de Juan Bautista
Sportono y con asistencia de los Representantes Salvador Cisneros Be-
-20-






tancourt, Jos6 Aurelio P6rez, Federico Betancourt, Miguel Betancourt,
Antonio Aguilar, Francisco S6nchez y Luis Victoriano Betancourt,
despu6s de tratar ampliamente el asunto motivo de la convocatoria,
Sportono manifest que renunciaba su puesto de Diputado par Las
Villas; Cisneros expuso que si en otras ocasiones no hubiera dudado
abandonar la C6mara, en aquella oportunidad le parecia improcedente
realizarlo; Miguel Betancourt y Antonio Aguilar declararon que en
vista de que la mayoria del pueblo les habia retirado sus poderes, se
daban por separados de su representaci6n; S6nchez Betancourt, Luis
Victoriano Betancourt, Federico Betancourt y Jos6 Aurelio P6rez, se
manifestaron en id6nticos o parecidos terminos, consider6ndose des-
poseidos de sus investiduras.
iAquella fu6 la ultima reuni6n del Cuerpo Legislativo de la Rep6-
blica en armas! .. ..
"'La Camara de Representantes, nacida en Gu6imaro el 11 de
Abril de 1869, coreada ante el clamor de una muchedumbre enarde-
cida par la esperanza de la victoria, moria en "San Agustin del Brazo"
el 8 de Febrero de 1878, prefiriendo dejar de ser a no ser digna de su
historic! .....


Disuelta la C6mara de Representantes, surgi6 un Comit6 para que
redactara las proposiciones de paz; y el que hubo de ser integrado par
el Coronel Emilio Luaces Iraola, Brigadier Rafael Rodriguez, -que
acept6 su designaci6n despues de multiples s6plicas- Ram6n P6rez
Trujillo y Juan Bautista Sportono, ex-Representante estos dos ultimos,
Brigadier Manuel Su6rez Delgado, Coronel Enrique Mola Bueno y Te-
niente Coronel Ram6n Roa, cuyas proposiciones fueron leidas y acep-
tadas por los alli reunidos, a lo que se di6 el nombre de "Pueblo".
Para presenter dichas proposiciones al General Martinez Campos,
fueron designados el Coronel Emilio Luaces y el Teniente Coronel Ra-
m6n Roa, los que dieron cumplimiento a su cometido el dia 9 de Fe-
brero de 1878.



BASES PARA LA CAPITULACION

"Constituido en Junta el pueblo de Cuba y fuerzas armadas del
Departamento Central y agrupaciones parciales de los otros Departa-
mentos, coma 6nico media h6bil de poner termino a las negociaciones
pendientes, en uno y otro sentido, y teniendo en cuenta el pliego de
-21-






proposiciones autorizado por el General en Jefe del Ejercito Espaiol,
resolvieron par su porte modificar aquellas, presentando los siguientes
articulos de capitulaci6n:
ARTICULO 1-Concesi6n a la Isla de Cuba de las mismas con-
diciones politics, org6nicas y administrativas de que disfruta la isla
de Puerto Rico.
ARTICULO 2-Olvido de lo pasado respect a los delitos politicos
cametidos desde 1868 hasta el present, y la libertad de los encausa-
dos o que se hallen cumpliendo condena dentro o fuera de la Isla. Indulto
general a los desertores del Ej6rcito Espaitol, sin distinci6n de naciona-
lidades, hacienda extensive esta cl6usula a cuantos hubieren torado
parte direct o indirectamente en el movimiento revolucionario.
ARTICULO 3-Libertad a los esclavos o colonos asi6sticos que se
hallen hoy en las filas insurrectas.
ARTICULO 4-Ning6n individuo que en virtud de esta capitula-
ci6n reconozca y quede bajo la acci6n del Gobierno Espoiol, podr6 ser
sometido a prestar servicio de guerra, mientras no se esblezca la paz
en todo el territorio.
ARTICULO 5-Todo individuo que desee marchar al extranjero,
queda facultado, y se le proporcionar6n par el Gobierno Espaiol los
medios de hacerlo sin tocar en poblaciones, si asi lo desea.
ARTICULO 6-La capitulaci6n de coda fuerza se hard en despo-
blado, donde con antelaci6n se depositar6n las armas y dem6s elemen-
tos de guerra.
ARTICULO 7-El General en Jefe del Ej6rcito Espaiol, a fin de
facilitar los medios de que puedan avenirse los dem6s Departamentos,
franquear6 todas los vias de mar y tierra de que pueda disponer.
ARTICULO 8-Considerar Io poctado con el ComitB del Centro
como general y sin restricciones particulares, para todos los Departa-
mentos de la Isla que acepten estas proposiciones.
"San Agustin, Febrero 10 de 1878. (f.) EMILIO LUACES
President. RAFAEL RODRIGUEZ, Secretario.


-22-












LA ASAMBLEA DE "JIMAGUAYU".


El General Antonio Maceo, prestando antenci6n al ofrecimiento
que hiciera en la tarde del 5 de Mayo de 1895, durante la entrevista
que celebrara en "La Mejorana" con Marti y G6mez, tratando acerca
de la forma de gobierno que deberia ser estab!ecido en el campo de la
Revoluci6n, en la segunda quiencena de Julio dispuso la salida para
CamagLiey de los Delegados que debian ostentar la representaci6n de
las fuerzas del primer Cuerpo de Ejercito a su mando -gentes que no
era possible se dejaran enredar;- y en los primeros dias del siguiente
mes el General Bartolom6 Mas6 envi6 los correspondientes al segundo
Cuerpo, formado par las fuerzas de los Distritos de Tunas, Manzanillo,
Boyamo y Jiguani, los que conjuntamente con los designados par Ca-
maguey se encontraban incorporados al Cuartel General del General
G6mez, en espera de la Ilegada de los nombrados por Las Villas y por
Occidente, para poder constituir la Asamblea.
Teniendo en cuenta el General G6mez que los dias transcurrian y
los dichos Delegados no Ilegaban, dispuso el dia 3 de Septiembre que
el Coronel Lope Recio saliera en su busca y el que hubo de regresar
el dia 12 del mismo mes, dando cumplimiento a su cometido, en oca-
si6n de encontrarse establecido el Cuartel General en "Jimaguay6".
El dia 13 se reunieron en el propio lugar, los Representantes que
debian former la Asamblea Constituyente, Ilamada a determinar la
forma de gobierno por que habria de regirse la Revoluci6n.
Los congregados en su tolidad fueron veinte, correspondiendo
ocho de ellos a Oriente, cinco designados por el Mayor General Antonio
Maceo en representaci6n del ler. Cuerpo, del que era Jefe, y al que
se otribufa una fuerza constituida por "veinte y cinco mil" hombres, y
cuatro por el tambi6n Mayor General Bartolom6 Mas6, Jefe del 2do.
Cuerpo, si bien uno de los designados figuraba en la relaci6n de los
enviados par el General Maceo, y los que representaban los Distritos
de Tunas, Manzanillo, Bayamo y Jiguani; diez designados por el Ma-
yor General Carlos Roloff, que decia ostentar la jefatura de Las Villas
Orientales y Occidentales, cinco correspondientes a las Villas y los otros
cinco a Occidente, en tanto que los dos restantes pertenecian a Camo-
giey, distribuidos en la siguiente forma:
-23-












O RIENTE
Primer Cuerpo:
Comandante Rafael M9 Portuondo y Tamayo.
Coronel Joaquin Castillo Duany.
Comandante Mariano S6nchez Vaillant.
Capit6n Pedro Aguilera Kindel6n.
Coronel Rafael Manduley del Rio.
Segundo Cuerpo:
Coronel Rafael Manduley del Rio.
Comandante Enrique C6spedes S6nchez.
Capit6n Rafael Perez Morales.
Coronel Esteban Tamayo y Tamayo, sustituido par el
Comandante Marcos Padilla Avila.

LAS VILLAS
Cuarto Cuerpo:
Dr. Fermin Valdes Dominguez.
Dr. Santiago Garcia Cafiizares.
Lcdo. Severo Pina Marin.
Sr. Francisco L6pez Leiva.
Sr. Raimundo S6nchez Valdivia.

OCCIDENTE
5to. y'6to Cuerpo:
Dr. Pedro Pifin de Villega3.
Sr. Jos6 Clemente Vivanco Hern6ndez.
Sr. Francisco Diaz Silveira.
Sr. Orencio Nodarse Bacallao.
Sr. Enrique Loynaz del Castillo.

CAMAG U EY

Tercer Cuerpo:
Sr. Salvador Cisneros Betancourt.
Sr. Lope Recio Loynaz.
-24-


"-Psrf..






En la sesi6n preparatoria celebrada por los asambleistas el propio
dia 13, el Representante Manduley del Rio hubo de observer la dife-
rencia que se advertia entire los Representantes designados por Cama-
guey, en relaci6n con los nombrados por Las Villas y por Occidente,
siendo de parecer el Representante Garcia Canizares, que esa diferen-
cia podia ser subsanada procediendo Camagiey al aumento de los que
fueran necesarios para completor igual n6mero.
Oponi6ndose a ello el Representante Portuondo Tamayo, por en-
tender que los nombramientos de Representantes debian tener por ba-
se el n6mero de individuos de que se compusiera coda Cuerpo de Ej6r-
cito que los nombrara, a lo que el Representante P6rez Morales aleg6
en contrario el considerar impracticable el averiguar con certeza el
n6mero de individuos de que constara coda uno de ellos, ripostando
el aludido en el sentido de ser possible tal extreme, ya que todos esta-
ban contests en que el nimero de revolucionarios en Oriente alcan-
zaba a veinte mil, a lo que hubo de significar el expresado Represen-
tante P6rez Morales, "que no todos podian estar contests pues 61 de-
jaba de estarlo".
El Representante Vald6s Dominguez consider de todo punto im-
posible aceptar la t6sis mantenida por el Representante Portuondo, ya
que a su entender en los Departamentos donde a6n no existia la orgao
nizaci6n Militar, no podia determinarse el n6mero exact de los indi-
viduos que formaron el o los Cuerpos de Ej6rcito que en ellos operaban,
m6xime cuando en la pr6ctica se venia observando que a cada momen-
to sugian nuevos grupos que se incorporaban.
El Representante S6nchez Vaillant, que ostentaba la representa-
ci6n del propio Cuerpo que el compaiero Portuondo, hubo de manifes-
tarse de conformidad con 6ste, estimando no ser necesario averiguar
el n6mero exsacto de los individuos que componian coda Cuerpo de
Ej6rcito.
El Representante Loynaz del Castillo se manifest de conformi-
dad con lo expuesto por Vald6s Dominguez, por entender que la Rep6-
blica debia ser para el pueblo cu.bano, y no tenerse en cuenta solamen-
te a los libertadores; estimando el Representante Garcia Canizares,
que el n6mero de Representantes no debia reducirse, sino todo Io con-
trario: aumentarlo en cuanto fuera possible.
El Representante Portuondo Tamayo reiter6 una vez m6s su pro-
posici6n, interesando que el asunto fuera sometido a votaci6n.
El President Cisneros Betancourt, hizo observer que Camaguey
no contaba en esos moments en el campo de la Revoluci6n con fuerzas
-25 -






suficientes para nombrar ni siquiera un solo Representante; y de ha-
cerse buena la pretension del Representante Portuondo, solamente ten-
drian representaci6n en la Asamblea Oriente y Las Villas.
Sometida a votaci6n la proposici6n de referencia, fue desechada
por mayoria de votos, acord6ndose en consecuencia que los nombra-
mientos de Representantes se hicieran por Cuerpo de Ej6rcito, a raz6n
de cuatro por cada uno de ellos.
El asunto qued6 resuelto de manera definitive con la acertada pro-
posici6n que hiciera el Representante Lope Recio, en el sentido de que
correspondiendo a Las Villas y a Occidente 4 Representantes a cada
uno de dichos Estados, y siendo diez los designados entire ambos, los
dos sobrantes completarian el numero que debia tener Camaguey, lo
que hubo de ser aceptado por unanimidad, pasando a former parte de la
representaci6n camagueyana los Delegados Vald6s Dominguez y Loy-
naz del Castillo.
Y estimando la Presidencia terminado el asunto que motivara
esta sesi6n preparatoria, hubo de declarar la suspension de la misma.
En el mismo lugar y en la propia fecha, se procedi6 a la desig-
naci6n de los miembros que deberian former la Mesa, siendo nombra-
dos por aclamaci6n para Presidente, Salvador Cisneros y para Vice-
Presidente Rafael Manduley; y para Secretarios y Vice-Secretarios, res-
pectivamente, Rafael MQ Portuondo, Francisco L6pez Leiva, Orencio
Nodarse y Jos6 Clemente Vivanco, d6ndose por constituida la Asam-
blea, previa la presentaci6n de las respectivas credenciales. (1).
-(1)-Republica de Cuba.-Primer Cuerpo del Ej6rcito Liberta-
dor.- Cuartel General.- Tengo el gusto de participar a usted que
en el dia de hoy marchan para Camagiiey los cinco Representantes
que correspondent a los VEINTE Y CINCO MIL HOMBRES levantados
en armas en esta provincial oriental :el Auditor de Guerra, jefe de con-
fidencias y Comandante de E. M. Lcdo. Rafael M. Portuondo Tamayo,
el jefe de Sanidad Militar, Dr. Joaquin Castillo Duany, el Comandante
de E. M. Jefe de Ingenieros, Mariano Sanchez Vaillant, el Capitin
de E. M. y 2do. Jefe de Ingenieros de este Cuartel, General Pedro
Aguilera Kindel6n y el Coronel del Ej6rcito Rafael Manduley; siendo
presididos dichos Representantes por el primero.- Soy de Vd. con
today conideraci6n en Patria y Libertad, Julio 25 de 1895. (f.) A.
Maceo.-Sr. Mayor General M6ximo G6mez, General en Jefe.


Segundo Cuerpo de Ejercito.-Han sido nombrados los ciudadanos
Coroneles Rafael Manduley y Esteban Tamayo, Comandante Enrique
-26-







Cespedes y. Capit6n Rafael P6rez Morales, Delegados respectivamente
per los Distritos de Tunas, Bayamo, Manzanillo y Jiguani, para la
Asamblea que ha de elegir el Gobierno de la Revoluci6n. Y a fin de
que puedan acreditar dicha representaci6n, correspondiente al 2do.
Cuerpo de mi mando, les expido la present en Gu6, a 9 de Agosto de
1895.-Mayor General Jefe (f.) Bart. Mas6.
Segundo Cuerpo de Ejercito de Oriente, ciudadanos Delegados Co-
ronel R. Manduley, Comandante E. Cespedes y Capit6n R. Perez. Si
al irse a reunir la Asamblea que debe proceder a la constituci6n del
Gobierno, no se encontrase present el Coronel E. Tamayo, pera Ilenar
en la misma la representaci6n que las fuerzas del Distrito de Bayamo
se le tiene conferida, ser6 reemplazado, con iguales facultades por el
Comandante Marcos Padilla.-Patra y Libertad, "La Sacra" (Cama-
giiey), Septiembre 5 de 1895.-Mayor General, Jefe (f.) Bart. Mas6".


Ej6rcito Libertador de Cuba.-Departamento de Las Villas Orien-
tales y Occidentales.-En esta fecha han sido nombrados Representan-
tes de Las Villas Orientales y Occidentales, para la formaci6n de la
Asamblea Constituyente que ha de elegir al Gobierno Provisional, los
ciudadanos Dr. Fermin Vald6s Dominguez, Dr. Santiago Garcia Caiii-
zares, Lcdo. Severo Pina, Francisco L6pez Leiva y Raimundo S6nchez,
quienes pasan al Camagiiey a desempefiar su misi6n.-Cuortel Ge-
neral, en "San Marcos", Septiembre 5 de 1895.-El Mayor General
(f.) Carlos Roloff.
Ejercito Libertador de Cuba.-Departamento de Las Villas Orien-
tales y Occidentales.-En esta fecha han sido nombrados Represen-
tantes de Occidente para la formaci6n de la Asamblea Constituyente
que ha de elegir el Gobierno Provisional, los ciudadanos Dr. Pedro
Pifi6n de Villegas, Jose C. Vivanco, Francisco Diaz Silveira, Orencio
Nodarse y Enrique Loynaz, quienes pasan al Camagiiey a cumplir su
misi6n.-Cuartel General en "San Marcos", a 5 de Septiembre de
1895.-El Mayor General, (f.) Carlos Roloff".
En esta sesi6n se aprob6 el siguiente proyecto de bases, presentado
por la representaci6n del primer Cuerpo; y por el que deberia regirse
la Asamblea.
Articulo 1.-Designaci6n de la forma de gobierno porque ha de
regirse !a Revoluci6n.
Articulo 2.-Elecci6n de sus miembros.
Articulo 3.-Fijar las atribuciones de la Junta de Gobierno y la
de cada uno de sus miembros.


-27-






Articulo 4.-Elecci6n.de los dos jefes principles del Ej6rcito.
Articulo 5.-Designaci6n del Delegado de la Revoluci6n en el ex-
tranjero.
Las anteriores bases fueron adaptadas par la Asamblea, que ha-
bia rechazado la proposici6n de Ley que con id6ntica fihalidad pre-
sentara el Representante Vald6s Dominguez, autorizada con las firmas
de various compaferos, y cuyo proyecto de ley estaba redactado en los
siguientes terminos:
ARTICULO 1.-El Gobierno de la Rep6blica de Cuba, mientras
tanto subsista la guerra con Espaiia, lo constituir6n:

Un Presidente.-Un Vice-Presidente y cuatro Secretarios del Des-
pacho de los asuntos de Guerra, Hacienda, Interior y Exterior.
ARTICULO 2.-Para la direcci6n de la campaia se eligir6n por
esta Asamblea:
Un General en Jefe del Ej6rcito y un Lugarteniente General.

ARTICULO 3.-Los nombramientos de Presidente y Vice-Presi-
dente de la Republica se har6n en votaci6n secret por esta Asamblea.

ARTICULO 4.-Los Secretarios de Despacho ser6n designados pro
el Jefe del Estado, recomend6ndose a 6ste que, a ser possible, en las
designaciones antes dichas esten representados los cuatro Estados en
que la anterior Revoluci6n dividi6 la Isla, o s6anse Oriente, Camagiiey,
Las Villas y Occidente.
Seguidamente y como consecuencia de las bases aceptadas, se
procedi6 a dar lecture a un proyecto de Constituci6n del Gobierno de
la Revoluci6n, presentado tambi6n par los Representantes pertenecien-
tes al ler. Cuerpo del Ej6rcito, sefores Jos6 MO Portuondo, Joaquin
Castillo, Mariano S6nchez y Pedro Aguilera.
El Representante Portuondo Tamayo -que era el que Ilevaba la
"voz cantante" par la representaci6n oriental- explic6, apoy6ndolas
con calor, coda una de las bases, con las que hubo de manifestar su
conformidad el Representante Vald6s Dominguez, con excepci6n de
conferir al Presidente de la Junta el cargo de General en Jefe del
Ej6rcito.
El Representante Castillo Duany era de opinion de que siendo el
pueblo en armas el Ilamado a constituir el Gobierno, los dos principa-
les Jefes del Ejercito eran los que debian desempefiar los cargos de
President y Vice-Presidente de la Junta.
-28-






El Representante Loynaz del Castillo se manifest partidario del
compaAero Vald6s Dominguez, manifestando que preveia un grave pe-
ligro para Cuba de concederse al Presidente de la Junta los dos man-
dos: el civil y el military; que no creia pudieran surgir conflicts entire
ambos poderes de mantenerse separados, a lo que hubo de exponer el
Representante Portuondo Tamayo, "que el peligro consistia en que el
pueblo se acostumbre a ver debilidad en el Gobierno, como resultaria
de estar separados los dos mandos".
El Representante Garcia Caiizares, apoyando al companero Val-
des Dominguez, agreg6 que no consideraba just que en el siglo XIX
se impusiera el "cesarismo", replic6ndole el Representante Portuondo,
que su proposici6n salvaba ese peligro y robustecia a la vez a la Junta
de Gobierno.
Y en tanto el Representante Manduley del Rio apoya lo sostenido
por Vald6s Dominguez, el Representante Sanchez Vaillant se mostr6
partidario de la proposici6n de Portuondo, aduciendo en su favor, que
solamente existia constituido el Ej6rcito.
Lo anteriormente expuesto hubo de ser refutado por el Represen-
tante Vivanco, sosteniendo que para la constituci6n del Gobierno, de-
bia tenerse en cuenta la existencia del pueblo cubano y no solamente
al Ej6rcito, pidiendo como consecuencia la separaci6n de mandos.
El Representante Vald6s Dominguez ratific6 su proposici6n, adu-
ciendo nuevos arguments en su favor, en tanto que el Representante
Pina Marin pidi6 que una vez aclarado debidamente el particular, se
procediera a su votaci6n, la que Ilevada a cabo di6 por resultado quin-
ce votos a favor de la division del mando y cinco en pr6 de la unidad
del mismo, o s6ase de la proposici6n Portuondo Tamayo, con lo que
se di6 por terminada la sesi6n dado lo avanzado de la hora.
La Asamblea se reuni6 nuevamente al siguiente dia, disponi6ndose
por la Presidencia se entrase en la orden del dia, continu6ndose con
la lectura de la proposici6n Portuondo, que se encontraba sobre la mesa.
El Representante Valdes Dominguez hizo uso de la palabra, do-
li6ndose de que pudiera tomar cuerpo el rumor que hasta 61 habia Ile-
gado, de que el acuerdo adoptado por la Asamblea estableciendo la
division de mando, pudiera acarrear graves peligros para la patria,
como habian dejado entrever los defensores de la unidad, excitando a
la minoria obtenida en la votaci6n del dia anterior, a fin de que pre-
sentara una formula que hiciera possible el Ilegar a una avenencia que
disipara la m6s ligera sombra que pudiera obscurecer el porvenir de la
patria, aludiendo directamente al Representante Portuondo, como Jefe
de la dicha minoria.
-29-







El oludido manifest estar inspirado en el mismo deseo de tran-
saci6n, pero que consideraba sustancial la formula de la unificaci6n
de poderes, toda vez que esa era la opinion de la mayoria de sus co-
mitentes, a quienes habia consultado, terminando hacienda un llama-
miento a sus compaieros de representaci6n, con objeto de que se bus-
cara la formula de avenencia para evitar conflicts que en la pr6ctica
entendia habian de presentarse.
En el uso de la palabra el Representante P6rez Morales, hubo de
manifestar que la discusi6n versaba sobre un particular ya deliberado,
exitando a la minoria para que dijera si habria alg6n Jefe que no obe-
deciera las 6rdenes del Gobierno, siendo interrumpido por el compafero
Vald6s Dominguez, el que hubo de exponer que no creia Ilegara se-
mejante caso y que trat6ndose de un particular de tan trascendental
importancia, deberian levantarse los corazones a la altura de las cir-
custancias.
El Representante Vald6s Dominguez estimaba que la Asamblea,
patri6ticamente, podria reconsiderar el acuerdo del dia anterior, a lo
que hubo de replicar el Representante Garcia Caoizares, par entender
que no podia reconsiderarse por las propias frases del companero Por-
tuondo Tamayo, al manifestarse contrario a toda transaci6n, y que el
silencio de sus companeros de la minoria indicaba la conformidad de
los cuatro en sostenerse en el punto debatido y votado.
Portuondo estimaba que podria abrirse una nueva discusi6n y
aducirse nuevas razones para que resultara una formula patri6tica, e
interrogado par Garcia Cafizares en el sentido de si tanto 61 como sus
companeros de minoria estarian conforme con las resoluciones de la
Asamblea y dispuestos a acatarlas, a lo que el aludido hubo de con-
testar en el sentido de que dudarlo constituiria una ofensa; pero que
al mismo tiempo las resoluciones de la Asamblea debian estar de acuer-
do con la opinion p6blica y revestir la autoridad necesaria, a lo que se
di6 par satisfecho el interrogante.
El Representante S6nchez Vaillant hubo de prestar su apoyo al
companero Portuondo, en relaci6n con la obediencia que todos presta-
rian a los acuerdos de la Asamblea, aclarando que las dificultades que
pudieran surgir vendrian de la masa popular.
La Presidencia expuso que los Representantes par Oriente esta-
ban completamente equivocados, ya que aquel territorio resultaba ser
el m6s subordinado, recordando con entusiasmo y con los aplausos de
la C6mara today, la patri6tica actitud asumida por el General Antonio
Maceo en la guerra de los diez'afos, cuando el incident conocido par
de "Las Lagunas de Varona".
--30-







Revocando el acuerdo que estatuia la division de poderes en el
gobierno de la revoluci6n, el Representante Loynaz del Castillo expla-
n6 los propios arguments que adujera el dia anterior en pr6 de la se-
paraci6n de los poderes civil y military, siendo dpoyado por el Represen-
tante Pina Marin, agregando que la division de poderes facilitaba la
acci6n del General en Jefe del Ej6rcito, libr6ndolo de las atenciones
civiles.
El Representante Portuondo Tamayo contest a ambos compane-
ros, explicando nuevamente y ampliando sus razonamientos en pr6 de
la unificaci6n de los poderes, apoy6ndose en la situaci6n especial en
que en aquellos moments se encontraba el pueblo cubano.
El Representante Garcia Caiizares sostenia que el Gobierno en la
forma propuesta por Portuondo, resultaria un Gobierno puramente mi-
litar y, por tanto, una dictadura; agregando el argument de Loynaz
del Castillo, que una cuesti6n de orden civil podia hacer dimitir al Ge-
neral en Jefe, si era a la vez el Presidente del Gobierno; proponiendo
para obviar toda dificultad, la formula de que el General en Jefe fuern
a la vez el Ministro de la Guerra.
El Representante Portuondo rectific6 en el sentido de no ser un
gobierno military el propuesto por el, sino que se trataba de dar a este
el mayor prestigio y fuerza para que fuera respetado y querido por
todos, evitando con ello los conflicts con la autoridad military, adu-
ciendo arguments basados en la historic de la Revoluci6n pasada.
El Representante Clemente Vivanco defendi6 la proposici6n apro-
bada en la sesi6n del dia anterior, relative a la separaci6n de mandos,
recordando en su .apoyo la existencia del pueblo cubano, no solo en
cuanto a las families residents en las poblaciones y que estaban de
acuerdo con la Revoluci6n, sino tambi6n las que permanecian en la
emigraci6n y ayudaban con todos sus esfuerzos al movimiento impe-
rante en aquellos moments.
En tanto que Portuondo rectificaba a Vivanco, ratificando la no
existencia de verdadero pueblo, sino auxiliares del Ejercito, Vivanco se
afirmaba en sus anteriores manifestaciones; y Loynaz del Castillo de
acuerdo con Garcia Canizares, expresaba que la Asamblea no se ha-
bia constituido para establecer el gobierno del Ejercito, sino el gobier-
no del Pueblo, manifestaciones que fueron apoyadas por Diaz Silveira.

Suspendida la sesi6n por diez minutes, al reanudarse nuevamen-
te, el Representante Portuondo propuso que se diera lecture a su pro-
yecto a fin de ver si facilitaba la transaci6n al discutirse, a lo que se
opusieron los Representantes Manduley y Garcia Caiizares, por enten-
-31 -







der que ello no era possible hasta tanto no fuera resuelta la proposici6n
que se encontraba sobre la mesa; por lo que siendo debatido suficien-
temente el punto, la Presidencia lo someti6 a votaci6n, acord6ndose
por trece votos contra cdnco que se continuara con la proposici6n pen-
diente sobre reconsideraci6n de acuerdo.
Doli6ndose Portuondo de que siendo una formula para la transa-
ci6n la lecture y discusi6n del proyecto de bases, haya sido rechazado;
explicando el voto de la mayoria el Representante Pina Marin, en el
sentido de que era cuesti6n previa y urgente la reconsideraci6n del
acuerdo de que se trataba.
Sometido seguidamente a votaci6n el asunto, qued6 acordado por
catorce votos contra cuatro que se mantuviera integramente el acuerdo
tornado en la sesi6n anterior sobre division de los poderes civil y mili-
tar de la Revoluci6n.
Y en tanto Garcia Caoizares interesaba constara en acta su pro-
posici6n de avehencia, y Vald6s Dominguez pedia se abriera discusi6n
sobre ella, Manduley del Rio sostenia su pensamiento primordial acer-
ca de que el General en Jefe no podia tener otra ocupaci6n que ta di-
recci6n de las operaciones militares.
El Representante S6nchez Vaillant ratific6 sus manifestaciones en
el sentido de no existir temores de resistencia a la autoridad de la Asam-
blea, dando las gracias al compaiero Vald6s Dominguez por las frases
que este hubo de pronunciar en el curso del debate; en tanto que el Re-
presentante Portuondo mantenia sus temores; si bien no esperaba
surgieran de inmediato, sino que se produjeran con el tiempo, aludien-
do al ciudadano Presidente de la Asamblea y a su conduct en la C6-
mara de Representantes de la Revoluci6n pasada.
El President Cisneros record su actitud en aquella memorable
Asamblea, explicando el pacto de "El Zanj6n", ratificando su anterior
manifestaci6n en el sentido de que lo que necesitaba un gobierno para
ser fuerte era el apoyo popular.
Y con la proposici6n de Loynaz del Castillo de que los Supremos
Poderes del Estado se dividieran entire el Presidente del Consejo de Go-
bierno y el General en Jefe, depositando la porte civil en el primero y
la military en el segundo, se acord6 suspender la sesi6n dado lo avan-
zado de la hora.
Al reunirse nuevamente la Asamblea el dia 15 y disponerse por
la Presidencia se diera lecture a la proposici6n del Representante Por-
tuondo, 6ste hubo de solicitor se diera lecture a todo el articulado, sig-
nificando que en su discusi6n podrian entrar todas las enmiendas, a lo
-32-







que imparten su conformidad los compaieros Vald6s Dominguez y
Garcia Caiizares.
Habiendose dispuesto por la Presidencia la lectura integra del
proyecto, repitiendolo despu6s articulo par articulo para ser discutido,
al darse cumplimiento a la primera parte, el propio Presidente hubo de
considerar in6til el cargo de Vice-Presidente, y en tanto el autor defen-
di6 su proyecto, estimrndo indispensables todos los cargos figurados
en el mismo, el Representante Vivanco hubo de apoyar lo dicho par la
Presidencia, interesando a la vez que el organismo del gobierno debe-
ria ser simplificado, a fin de facilitar la acci6n revolucionaria.

El Representante Portuondo propuso una enmienda al articulo pri-
mero de su proyecto, en el sentido de que los Secretarios del Consejo
tuvieran caX6cter de representantes de los cinco Departamentos, a lo
que se opusieron los Representantes Manduley del Rio y P6rez Morales,
por estimar inoportuno el tratar en esta ocasi6n de tal enmienda.
Sometido el asunto a votaci6p, resultaron diez y seis votos a favor
del proyecto, uno en contra, uno absteni6ndose y dos ausentes.
Leido el articulo segundo, este hubo de ser aprobado por unani-
midad.
Dada lectura a los incisos primero y segundo del articulo tercero,
estos hubieron de ser aprobados; pero al ser leido el inciso tercero, el
propio author propuso que a las facultades conferidas a la Junta, se
agregara la emisi6n de papel moneda, lo que hubo de ser aprobado por
unanimidad.
La proposici6n de Garcia Cafizares de que se estatuyera como
articulo primero la declaraci6n de Rep6blica Democr6tica y no Gobier-
no Revolucionario, a lo que expuso su inconformidad el Representante
Diaz Silveira, par estimarlo inoportuno, por estarse discutiendo el pro-
yecto Portuondo Tamayo, el que a su vez propuso se agregara coma
atribuci6n del gobierno la de dictar la Ley de Organizaci6n y de Orde-
nanzas Militares, estimando el Representante Garcia Cafiizares que
dicha Ley debe ser propuesta por el General en Jefe y sancionada par
el Consejo de Gobierno.
Despu6s de terciar en el debate los miembros de la Asamblea Val-
d6s Dominguez, P6rez Morales, Ltynaz del Castillo y Manduley del
Rio, el. asunto es sometido a votaci6n resultando triunfante la proposi-
ci6n de Garcia Cafizares.
El Representante Nodarse propuso fuera atribuci6n de la Junta,
la inversi6n de fondos del Tesoro de la Revoluci6n: lo que fu6 aprobado
-33.-






por unanimidad, obteniendo igual resultado los articulos 4, 5, 6, 7, 8,
9, 10, 11 y 12 de dicho proyecto; pero al darse lecture al articulo 13,
el Representante Garcia CaFizares opin6 no haber lugar a la delibera-
ci6n del mismo, por tratarse de un asunto ya deliberado, y cuya exis-
tencia defendi6 con tes6n el autor del proyecto de Constituci6n, exten-
di6ndose en consideraciones hist6ricas en pr6 de su argumentaci6n, en
tanto que el Representante Manduley del Rio propuso que el dicho
articulo fuera redactado en el sentido de que el Presidente fuera el Je-
fe supremo del Ej6rcito, a lo que el Representante Garcia Canizares
reiter6 su opinion de resultar improcedente deliberar sobre el articulo
13, pidiendo a la vez se sometiera a votaci6n el caso, lo que dispuesto
seguidamente por la Presidencia, dicho articulo hubo de ser rechazado
por trece votos, con lo que se di6 por terminada la sesi6n dado lo avan-
zado de la hora.
El dia 16 se reuni6 la Asamblea en el mismo lugar, "Jimaguay6",
dando comienzo la sesi6n con la proposici6n del Representante Portuon-
do Tamayo, de que se declarara como consecuencia del acuerdo adop-
tado el dia naterior, que el Jefe del Gobierno no podria en ning6n ca-
so ser el Jefe del Ejercito, a lo que se opuso el Representante Mandu-
ley del Rio, por entender que el Jefe del Gobierno en conjunto, tenia
la Jefatura del Ej6rcito como Presidente que era del Consejo de Go-
biwerno, en quien radicaban los supremos poderes del Estado.
Solicitada por el Representante Portuondo aclaraci6n del concept, el
compahero Monduley explan6 el alcance de su proposici6n y de sus ar-
gumentos, significando su conformidad el Representante Loynaz del
Castillo, citando el articulo 4, por el que se seialaba el moment en
que el Jefe del Gobierno, como Presidente del Consejo, podia intervenir
en las operaciones militares.
A insistencia de Portuondo Tamayo interesando se redactara un
articulo aclaratorio del particular, la Presidencia como cuesti6n de
orden propuso que se continuara con el proyecto y que la proposici6n
presentada por su autor fuera discutida al darse t6rmino a la orden
del dia, lo que sometido a votaci6n fu6 aprobado por catorce votos
contra cinco.
Al darse lectura al articulo 15 del proyecto en cuesti6n, los Repre-
sentantes Rafael P6rez y Rafael Manduley, propusieron que dicho
articulo estableciera que en caso de muerte del Presidente, fuera este
sustituido por el Vice, sin que este cumpliera el tMrmino prisidencial,
convoc6ndose a la Asamblea para la elecci6n de un nuevo Presidente,
contra I6 que se produjo el Representante Vald6s Dominguez, apoyando
lo:forma establecida por el proyecto por lo que la proposici6n hubo de
ser retirada por sus autores.
-34-






El Representante Loynaz del Castillo propuso que se declarase que
el Vice Presidente ocuparia el puesto de Presidente hasta cumplir el
termino presidential, a lo que manifestaron su conformidad los imem-
bros de la Asamblea que hicieron uso de la palabra, siendo aprobado
por unanimidad el articulo 15, menos en lo relative a la Jefatura y sus-
tituci6n de 6ste en el Ej6rcito.
Dada lectura al articulo 16, hubo de ser aprobado por unanimi-
dad sin ser objeto de discusi6n, adopt6ndose igual procedimiento en lo
que respect a los articulos 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23 y 24 del proyecto
en cuesti6n, declar6ndose por la Presidencia que la Mesa admitiria
para someterlas a la deliberaci6n de la Asamblea, las proposiciones
de Ley que los Representantes, en uso de su derecho, tuvieron por con-
veniente formular y las cuales, una vez aceptadas, habrian de figurar
en la Carta Constitutiva como aclaraci6n o adiciones de articulos, se-
g6n correspondiera.
Seguidamente se di6 lectura a la proposici6n del Representante
Rafael P6rez, que estaba concebida en los siguientes t6rminos y la cual
hubo de ser aprobada por unanimidad.
"Siempre que con arreglo a la Constituci6n revolucionaria sea
necesaria la convocatoria de la Asamblea, el Ejecutivo ordenar6 la
elecci6n de cuatro Representantes por coda uno de los Cuerpos de
Ejercito".
Tambi6n se di6 lectura a otra proposici6n del Representante Man-
duley del Rio, que estaba concebida en los siguientes terminos.
"Considerando que no teniendo atribuciones la Junta de Gobierno
para nombrar el General en Jefe del Ejercito y su Lugarteniente y el, o
los Agentes Diplom6ticos, pudiera darse el caso de que faltaran tan
necesarias entidades par ausencia, renuncia, muerte u otras causes
cualquiera y por tanto seria de suma gravedad el hecho, el Diputado
que suscribe propone como articulo adicional el siguiente: La Junta
de Gobierno en 1o adelante nombrar6 el General en Jefe del Ej6rcito
y su Lugarteniente, asi como el o los Agentes Diplom6ticos, caso de
-renuncia, desaparici6n a muerte de cualquiera de ellas".
Aceptada por unanimidad la anterior proposici6n, se procedi6 a
dar lecture a otra proposici6n suscrita por los Representantes Loynaz
del Castillo y Portuondo Tamayo, interesando se incluyera en la Cons-
tituci6n el articulo siguiente:
"Ser6 atribuci6n de la Junta de Gobierno resolver sabre las re-
clamaciones que ante ella presentare cualesquier individuo de la
Revoluci6n".


-35,-






Proposici6n que fu6 aceptada por unanimidad y sin que fuera
objeto de discusi6n.
El Representante Garcia Ca&izares present una proposici6n para
que se hiciera constar en la Carta Constitucional la declaraci6n si-
guierte:
"Declaramos a Cuba libre de la dominaci6n espafiola, constitu-
yendo un Estado independiente coma Republica democr6tica".
Apoyada par su outor y por el Representante Manduley, fu6 re-
batida por los tambien Representantes Portuondo Tamayo y Vald6s
Dominguez, unicamente desde el punto de vista dela oportunidad de
la declaraci6n; y despu6s de un debate 6mplio sobre el particular, la
Presidencia someti6 el asunto a votaci6n nominal, resultando quince
votos a favor de la declaraci6n contra cinco.
"Los que suscriben, proponen se consigne en el pre6mbulo el de-
recho que tiene el pueblo cubano a ser libre y luchar par su indepen-
dencia rompiendo la dominaci6n espaiola y se afirma tambien la vo-
luntad firmisima de la Asamblea de Ilegar par medio de la guerra a la
constituci6n de una Republica democr6tica con el pueblo cubano inde-
pendiente, organizando provisionalmente la Revoluci6n".
Dicha proposici6n que suscribieran los Representantes Portuondo
y Vald6s Dominguez, hubo de ser rechazada.
El Representante Portuondo hubo de proponer y la Asamblea lo
aprob6 sin discusi6n alguna, se adicionara a su proyecto el siguiente
articulo:
"Esta Constituci6n regir6 durante dos aios si antes no terminase
la Revoluci6n; terminado ese plaza, se convocar6 nueva Asamblea que
podr6 modificarla y proceder a elegir los miembros que han de compo-
ner el nuevo Consejo de Gobierno".
La Asamblea por unanimidad y sin discusi6n admiti6 el anterior
articulo.
El propio Representante someti6 a la consideraci6n de la Asam-
blea la siguiente proposici6n para que figurase como articulo de la
Carta Constitucicnal:
"La residencia de la Junta de Gobierno sera el Cuartel General del
General en Jefe y bo acompaiar6 en las operaciones, a no ser que a jui-
cio de este no fuera conveniente.
Apoyada por su author y los Representantes Vald6s Dominguez y
Loynaz del Castillo, y combatida por los compafieros Garcia Caiiza-
res, Manduley del Rio y Pina Marin, acerca de que no deberia legislar-
-36-






se nada acerca del particular; y sometida a votaci6n la anterior propo-
sici6n fu6 rechazada por once votos contra nueve.
El mismo Representante Portuondo propuso se consignara el si-
guiente precepto constitutional, que sin discusi6n hubo de ser aprobado
por unanimidad por los asambleistas:
"Todas las deudas y compromises contraidos hasta la fecha en
beneficio de la Revoluci6n por los Jefes de Cuerpos de Ej6rcito, seran
tan v61idos come si hubiesen sido hechos por el Consejo de Gobierno".
El Representante Laynaz del Castillo propuso se consignase el si-
guiente articulo en el C6digo fundamental que se estaba formando:
"En lo sucesivo y cada vez que haya necesidad de proveer los
puestos de General en Jefe, Lugarteniente y Agente Diplom6tico en el
exterior, se hagan estos nombramientos por el Consejo de Gobierno".
Y la Asamblea en consideraci6n a tener resuelto el punto en id6n-
tico sentido al propuesto, se limit a ratificar su anterior acuerdo.
Teniendo en cuenta la Asamblea una proposici6n del Representan-
te Garcia Canizares, se acord6 por unanimidad que en la Constituci6n
constase el articulo siguiente:
"El cargo de Consejero es incompatible con los dem6s de la Re-
publica y require la edad mayor de viente y cinco aiios".
El Representante Loynaz del Castillo solicit se hiciera constar
que 61 sustentaba-como inviolable declaraci6n de principios, que la in-
dependencia de Cuba y su Rep6blica existian, esto es, fueron procla-
madas ante el mundo el 10 de Octubre de 1868, y por consiguiente la
Asamblea no podia sino ratificar aquella proclamaci6n, por lo contra-
rio seria desconocer aquella primera Rep6blica, y negar una d6cada
de cruentos y gloriosos sacrificios; manifest6ndose en contrario el Re-
presentante Portuondo Tamayo, inicamente como cuesti6n de oportu-
nidad, seg6n lo habia expuesto con anterioridad, aduciendo el Repre-
sentante Vald6s Dominguez, que la primer Republica cubana habia
desaparecido virtualmente por el pacto de "El Zanj6n".
El Representante Garcia Canizares propuso y la Asamblea lo apro-
b6 un6nimemente, que en lugar de ser un articulo especial de la Cons-
tituci6n done se hiciera constar la proclamaci6n de la Republica, se
Ilevara a cabo en el pre6mbulo que deberia preceder a aquella, desig-
n6ndose a la vez a ambos Representantes, -Loynaz del Castillo y Gar-
cia Canfizares-, para que conjuntamente con los Secretarios formasen
la comisi6n de estilo que habria de coordinar los distintos articulos de
la Constituci6n, unificar su estilo y redactarlos en forma concisa y
-37-






opropiada; procediendose seguidamente a suspender le sesei6n, para
continuarla tan pronto la Comisi6n presentara su trabajo.
Reanudada la sesi6n a las seis de la tarde del propio dia 16, se
di6 lecture integra al articulado de la Constituci6n, acord6ndose un6-
nimemente por la Asamblea consignar un voto de gracias para la Co-
misi6n de estilo, por la forma acabada conque habia llenado su
cometido.
Seguidamente se dispuso por la Presidencia se diera lectura al
pre6mbulo redactado por el Representante Loynaz del Castillo, el cual
estaba concebido en los t&rminos siguientes:
"Constituci6n del Gobierno Provisional de Cuba. La Revoluci6n
por la Independencia y creaci6n de Cuba en Republica democr6tica, en
un nuevo period de guerra iniciado el veinte y cuatro de Febrero ulti-
mo, obedeciendo a la declaraci6n inviolable del pueblo cubano en el
acta de independencia de diez de Octubre de mil ochocientos sesenta
y ocho, solamente ratifica la proclamaci6n de la Rep6blica y declare
la separaci6n de la Isla de Cuba de la monarquia espaiola y su institu-
ci6n como Estado libre e independiente, con Gobierno propio par auto-
ridad supreme con el nombre de Republica de Cuba y confirm su exis-
tencia entire las divisions politics de la tierra. Y en su nombre y par
delegaci6n, que al efecto le han conferido los cubanos en armas, decla-
rando previamente ante la Patria la pureza de sus pensamientos libres
de violencia, de ira o de prevenci6n y s61o inspirados en el prop6sito
de interpreter en bien de Cuba los votos populares para la instituci6n
del regimen y Gobierno provisional de la Rep6blica, los Representantes
electos de la Revoluci6n en Asamblea constituyente han pactado ante
Cuba y el mundo, con la fe de su honor empeiado, los siguientes
articulos de constituci6n".
Una vez terminada la lectura del pre6mbulo en cuesti6n, el Re-
presentante Portuondo hubo de manifestarse en contra de algunas de
las manifestaciones contenidas en el mismo, reproduciendo y ampliando
su anterior argumentaci6n sobre la inoportunidad de declaratoria y pro-
mulgaci6n de la Rep6blica, en tanto no se hubiera conseguido la inde-
pendencia, afirmaciones que habia hecho anteriormente en forma de
proposici6n, conjuntamente con el Representante Vald6s Dominguez;
en tanto que el Representante Garcia Cafizares, hubo de manifestarse
conforme con el pre6mbulo en cuanto se referie a la constituci6n de la
Republica, m6s no asi en lo relative a que se considerase la Revolu-
ci6n .de 1895, como una etapa o period de la guerra de los diez afios.
Habiendo sido invitados por la Presidencia los preopinantes a que
formularan sus concluciones reduci6ndolas a proposiciones en la for-
3.8 -







ma siguiente: Loynaz del Castillo, el pre6mbulo integro; Portuondo Ta-
mayo y Vald6s Dominguez reproduciendo su proposici6n que decia:
"Se consignar6 en el pre6mbulo el derecho que tiene el pueblo cubano
a ser libre y a luchar por su independencia rompiendo la dominaci6n
espafola, y afirmar tambi6n la volutad firmisima de la Asamblea de
Ilegar por medio de la guerra a la constituci6n de una Republica de-
mocr6tica con el pueblo cubano independiente organizando provisio-
nalmente la Revoluci6n" el Representante Garcia Cafizares concrete
su proposici6n a la siguiente formula: "Declaramos a Cuba libre de la
dominaci6n espaiola, constituyendo una naci6n independiente como
Rep6blica democr6tica".

Sometidas a votaci6n las tres proposiciones, ofreci6 el resultado
siguiente: proposici6n Loynaz del Castillo, SEIS votos a favor y trece
en contra; proposici6n Portuondo-Vald6s Dominguez, CUATRO a favor
y catorce en contra, y proposici6n Garcia Carizares, TRECE a favor y
seis en contra.

A solicitud de various asambleistas la Presidencia concedi6 un re-
ceso de veinte minutes, al vencimiento de dicho t6rmino fu6 reanudada
la sesi6n, procediendo la comisi6n de estilo a la presentaci6n de la
Constituci6n de la Rep6blica con el pre6mbulo nuevamente redacta-
do y el que hubo de ser aprobado sin discusi6n alguna por los asam-
bleistas, los que seguidamente estamparon sus firmas al pi6 de la Car-
ta Fundamental, procediendo acto continue todos los Representantes a
prestar el debido juramento de fidelidad y observancia a la Constitu-
ci6n de la Rep6blica, que fu6 saludada con aclamaciones tan espont6-
neas como entusiastas, con lo que se di6 por terminada la sesi6n.

La Asamblea no se volvi6 a reunir hasta el dia 18, dedicando el
17 a un bien merecido descanso, teniendo por objeto su l6tima reuni6n
el proceder a la elecci6n de las personas que deberian former el Con-
sejo de Gobierno, asi como las Ilamadas a desempefiar los cargo de
General en Jefe y Lugarteniente y Agente Diplom6tico en el extranjero.

Reunida la Asamblea Constituyente el dia 18 de Septiembre de
1895, en "Jimaguay6", (Camaguey), se procedi6 a la elecci6n de los
ciudadanos que debian ocupar los puestos del Consejo de Gobierno,
General en Jefe, Lugarteniente General y Agente Diplom6tico en el ex-
tranjero, se di6 comienzo al acto con lectura de la relaci6n de los Re-
presentantes con expresi6n de los Cuerpos de Ej6rcito que le otorgaran
sus poderes, procediendo por medio de votaci6n secret depositando cada
uno en la urna que se encontraba sobre la mesa la correspondiente
candidatura, y cuyo escrutinio di6 el siguiente resultado:
-39-







President del Consejo de Gobierno:
Salvador Cisneros Betancourt.
Vice-Presidente:
Bartolomb Mas6 Marquez.
Secretario de la Guerra:
Carlos Roloff Mialofsky.
Vice-Secretario:
Mario Garcia Menocal y Deop.
Secretario de Hacienda:
Severo Pina Marin.
Vice-Secretario:
Joaquin Castillo Duany.
Secretario del Interior:
Santiago Garcia Cafizares.
Vice-Secretario:
Carlos Dubois Castillo.
Secretario del Exterior:
Rafael Maria Portuondo Tamayo.
Vice-Secretario:
Fermin Valdes Dominguez.
Seguidamente el Vice-Presidente de la Asamblea, Coronel Rafael
Manduley del Rio, procedi6 a dar posesi6n de su cargo al Presidente
del Consejo de Gobierno, Salvador Cisneros Betancourt, y 6ste a su vez
a los dem6s miembros del Consejo que se encontraban presents, que-
dando todos desde ese moment en el pleno ejercicio de sus funciones,
previo el correspondiente juramento.
El President Cisneros di6 las gracias a la Asamblea por el honor
de que acababa de ser objeto y que el estimaba inmerecido, contest6n-
dole los Representantes Vald6s Dominguez y Garcia Canizares, a nom-
bre del resto de sus compaoeros, signific6ndole que en ningunas ma-
nos como en las de 61 podia haberse depositado con mayor confianza
el supremo poder de la Rep6blica, dado que nadie podia igual6rsele en
patriotism y en virtudes acrisoladas en medio siglo de luchas contra
la dominaci6n espaiola.
Acto seguido y al procederse a la elecci6n de las personas que
debian ocupar los puestos de General en Jefe del Ej6rcito, Lugartenien-
te General-'y Agente Diplom6tico en el Extranjero, a propuesta de los
Representantes L6pez Leiva, Loynaz del Castillo, Vald6s Dominguez y
Portuondo Tamayo, fueron aclamados un6nimemente por la Asamblea
-40-






para esos altos cargos, respectivamente, los precaros ciudadanos Ma-
yores Generales M6ximo G6mez y Antonio Maceo y ex-Presidente de
la Rep6blica en la guerra de los diez aros, don Tom6s Estrada Palma.
Seguidamente la Asamblea en pleno se dirigi6 al Cuartel General
del General G6mez, done el Representante, Vald6s Dominguez por si
y en nombre de todos sus compaferos de la Asamblea, hubo de comu-
nicar de viva voz a dicho Jefe la elecci6n de que acababa de ser objeto,
nombramiento que hubo de aceptar con levantadas frases del m6s ar-
diente patriotism.
De regreso al sal6n de sesiones, por el Presidente despu6s de dar
las gracias a todos los Representantes, declar6 la disoluci6n de la
Asamblea una vez haber dado termino al despacho de todos los asuntos
para que hubo de ser convocada.
Al dia siguiente el General G6mez desde "Ant6n", se dirigi6 a don
Tom6s Estrada Palma, trat6ndole acerca de la constituci6n de -un Go-
bierno "que organizara la administraci6n political y diera car6cter le-
gal a la Revoluci6n".
En este campamento hubo de recibir el General en Jefe un es-
crito autorizando con las firms de todos los miembros de la Asamblea,
redactado en los siguientes t6rminos.
"General: el Pueblo Cubano habia sufrido durante cuatro siglos
la injusticia y la soberbia que en su dominaci6n tuvo Espeia, sin respe-
to al cruento sacrificio de una d6cada, ni miramiento a sus aptitudes
de orden y libertad y creador empuje que, no de la metr6poli violent
recibe, sino del concerto y trato intimo con m6s felices naciones, entire
las cuales tiene derecho, que ejercer, de situarse como Republica. Y al
levanterse el 24 de Febrero en Revoluci6n armada, tremolando el es-
tandarte, consagrado en heroismo, de la primera Republica, fu6 en
busca de usted, General, en su abnegado y afanoso asilo de Montecris-
ti, para que trazara su espada de Libertador, radiante de triunfos, el
camino de la Patria y usted respondi6 como de su virtud esperaba de
Cuba.
"La Asamblea Constituyente, convocada para constituir el Go-
bierno provisional de Cuba, que recibi6 de usted el apreciado dep6sito
de la Autoridad Suprema, que la Revoluci6n le confiriese, cumplida ya
su Delegaci6n, a usted devuelve la direcci6n de la Guerra de Indepen-
dencia, otorg6ndole por aclamaci6n el nombramiento de General en
Jefe del Ej6rcito Libertador.
La Asamblea hace votos fervientes porque pueda usted confirmar
con la victoria definitive y gloriosa, la existencia onte el mundo de la
Republica de Cuba".
-41-





Desde este mismo campamento el General G6mez dirigi6 a los Je-
fes de Cuerpos una Circular en la que les significaba la satisfacci6n
que habia experimentado al poner en conocimiento de los mismos, pa-
ra que a su vez lo dieran a conocer a las fuerzas de su mando, que la
Asamblea en sesi6n celebrada el dia 16, habia proclamado la Consti-
tuci6n porque debia regirse el Gobierno de la Rep6blica.
Dicha Circular terminaba con los siguientes p6rrafos:
"Tan laborioso trabajo, tan improba labor, no ha podido ser inte-
rrumpida por el enemigo, a pesar de sus intentos para conseguirlo, sien-
do inutiles los esfuerzos de tres mil hombres de las tres armas, combi-
naciones (mal dirigidas por cierto), sobre la zona en que la Asamblea
Constituyente inauguraba y daba fin a sus trabajos con inusitado tes6n.
"Descansando ya la fuerza creadora de la Revoluci6n sobre esta
entidad political y military con que la ha dotado la Constituci6n, teniendo
por base su Ley fundamental, es de creerse con nuestra fe y resoluci6n
inquebrantable, que el triunfo del ideal que perseguimos esta ase-
gurado.
"Debemos, pues, felicitarnos por tan fausto suceso, y por mi par-
te lo felicito a usted, General, por la distinci6n de que ha sido objeto
con el cargo, confiado sin duda, por los m6ritos de inteligencia y peri-
cia tan plenamente reconocidos en la larga historic de sus servicios
prestados a la causa de la independencia de Cuba".
En esa ocasi6n el General G6mez orden6 la formaci6n de todas
las fuerzas existentes en campamento, procediendo a la presentaci6n
del Consejo, al que en su hombre y en representaci6n del Ej6rcito Li-
bertador jur6 solemnemente respeto y obediencia.
Seguidamente el Licenciado Rafael Maria Portuondo y Tamayo,
Secretario de Relaciones .Exteriores, di6 a conocer que la Asamblea
Constituyente habia confirmado al Mayor General M6ximo G6mez en
el cargo de General en Jefe que venia desempefiando.

SEncontr6ndose acampado el General G6mez en el propio "Ant6n"
con fecha del siguiente dia, Septiembre 20, en carta dirigida a su com-
patriota Federico Enriquez Carvajal, resident en la Rep6blica hermana
de Santo Domingo, se express en los siguientes terminos:

"Debo decirte para satisfacci6n de mis compatriotas, que la Cons-
tituyente ha querido darme la Presidencia; pero y6 he rechazado la
proposici6n: primero porque me consider incompetent para tan alta
distinci6n y segundo, POR QUE CONSIDER QUE ESA ALTISIMA RE-
PRESENTACION DEBE RECAER EN UN CUBANO".
-42-













LA ASAMBLEA DE "AGUARA".


Esta Asamblea, generalmente Ilamada de "La Yaya", no fu6 has-
to el dio 5 de Octubre de 1897, en que celebrara su primera sesi6n
en ese lugar.
Disponiendose por el articulo 15 de la Ley Fundamental, sancio-
nada por el Consejo de Gobierno en sesi6n celebrada en "Manacas de
Jobosi" (Las Villas) el 17 de Enero de 1897, que los Representantes
electos concurrieron "con la debida anticipoci6n a la residencia del Go-
bierno para poder celebrar sesi6n el dia 2 de Septiembre, fu6 en esa fe-
cha y en ocasi6n de encontrarse acampado el Consejo de Gibierno en
"Aguar6", done con asistencia de los Representantes Enrique Collazo,
Lope Recio, Manuel Despaigne, C6rlos Manuel de Cespedes, Tom6s
Padr6, Jos6 Fern6ndez de Castro, Jos6 Fern6ndez Rold6n, Manuel Ro-
driguez y Aurelio H6via, celebr6 su sesi6n preliminary la generalmente
Ilamada Asamblea de "La Yaya"; y la que hubo de ser convocada a
tenor de lo prevenido por el articulo 24 de la Constituyente en vigor,
que seialaba un t&rmino de dos ahos para poder ser modificada y ele-
gir un nuevo Consejo de Gobierno.
Los Representantes antes citados procedieron a reunirse el dia 2
de Septiembre y en vista de no haber concurrido ninguno de los Repre-
sentantes del cuarto, quinto y sexto Cuerpo del Ej6rcito y faltar uno
del primero y otro del tercero, resolvieron levantar acta en que consta-
ra dichos extremes, procediendo a celebrar una sesi6n preparatoria, en
la que hubo de acordarse por unanimidad:
"Primero: Reunirse todos nuevamente en la residencia del Go-
bierno el dia 15 del propio mes, si antes no tuviesen noticias de haber
pasado la Trocha de Jucaro a Mor6n, por lo menos cuatro Representon-
tes del Departamento Occidental.
Segundo: Encargar a los ciudadanos Tom6s Padr6 y Carlos Ma-
nuel de C6spedes, para que redacten un proyecto de Reglamento inte-
rior, a fin de presentarlo a la Asamblea una vez definitivamente cons-
tituida.
Tercero: Encargar al ciudadano Manuel Ram6n Silva Zayas, para
que redactase la present acta.
-43-







Cuarto: Pasar al ciudadano Presidente del Consejo de Gobierno
atenta comunicaci6n, notific6ndole el harberse reunido los referidos
Representantes y levantado el acta correspondiente.
Con lo anteriormente expuesto se di6 por terminada aquella se-
si6n preparatoria, no volviendose a reunir los asambleistas hasta el 18
de ese propio mes en que lo realizaron en la propia residencia del Con-
sejo de Gobierno, en "Aguar6", bajo la Presidencia del Representante
Enrique Collazo, actuando como Secretario el tambien Representante
Aurelio Hevia.
Constituidos en junta, la Presidencia manifest que la reuni6n te-
nia por objeto el determinar la actitud que deberia adoptarse Ilegado
el dia diez y nueve, vista la dificultad creada por no estar presents
todos ni la mayoria de los Representantes, asi como tampoco tener no-
ticias alguna de las elecciones Ilevadas a cabo en Occidente.

Discutido ampliamente el asunto, en el que tomaron parte todos
'los Representantes, y examinada en todos sus aspects la cuesti6n, se
acord6 por unanimidad: Que, siendo los Representates mandatarios del
pueblo, debian ajustar su conduct al mandate recibido; y que, si bien
era verdad que por ausencia de muchos de los Representantes, no po-
dian los presents constituir la mayoria absolute de la representaci6n
que la Ley determinaba, tambi6n lo era que, quedaria el pueblo sin nin-
guna, puesto que desde ese dia dejaba de regir la Constituci6n, seg6n
lo dispuesto por el articulo 24 de la misma, cesando desde luego todos
los poderes que de ella dimanaban y cre6ndose una situaci6n an6rqui-
ca. Que, no existiendo ning6n precepto legal que prescribiera cual fue-
ra el n6mero de Representantes necesarios para constituirse en Asam-
blea, y ya que por circunstancias que no fueron previstas, o fortuitas,
han impedido la reuni6n de una mayoria, no debian dejar incumplido
el mandate que debieran de sus electores, ni por consecuencia sin re-
presentaci6n al pais, debiendo, adem6s, tener en cuenta lo convenient
e important que seria, para mantener el prestigio de la Revoluci6n
en el exterior, que la Asamblea se constituyera, y que, estimando que
los asuntos que el articulo 24 de la ,Constituci6n somete a la dilibera-
ci6n de la Asamblea, son de tal magnitude y trascendencia, que debie-
ran ser discutidos por lo menos por la mayoria de 6sta, para m6s auto-
ridad en sus resoluciones, se aplazaran dichos asuntos por creerlos un
deber patri6tico y de sana politico, hasta que existiera la mayoria abso-
luta de los Representantes; pudiendo, no obstante, discutirse las actas
de los presents y otros trabajos referidos al regimen interior de la
misma.
Por los. anteriores fundamentos, los asambleistas resolvieron:
-44-







Primero:-Que los Representantes presents se constituyan en
Asamblea el dia diez y nueve pr6ximo, en cumplimiento del mandate
de sus electores y conforme a las prescripciones de la Ley.
Segundo:-Que la Asamblea asuma la representaci6n national y
los Supremos Poderes de la Republica, today vez que el articulo 24 de
la Constituci6n prescribe de un modo terminante que deja de regir el
mencionado dia, cesando par tanto los poderes par la misma instituidos.
Tercero:-Que aplazar6 la discusi6n de los asuntos encomenda-
dos a sus decisions par el articulo 24 de la Constituci6n, puesto que
los Representantes presents no constituyen su mayoria absolute, hasta
tanto que la reuna; pudiendo, no obstante, comenzar los trabajos pre-
liminares de instalaci6n, de discusi6n de actas y regimen interior de la
misma Asamblea; y
Cuartoi-Que se comunique par el Presidente, al del Consejo de
Gobierno, que los Representantes han acordado constituirse en Asam-
blea el dia de iAaiiana a las dos de la tarde, a fin de que se sirvan re-
mitir al local de Sesiones los antecedentes y actas electorales que obren
en su poder.
En la propia finca "Aguar6", a las doce del dia 19 de Septiem-
bre de 1897, se reunieron el Presidente del Consejo de Gobierno, Sal-
vador Cisneros Betancourt, el Vice-presidente Mayor General Bartolomb
Mas6, los Secreta'ios de Guerra Carlos Roloff, del Exterior Coronel Ra-
fael M. Portuondo, del Interior Dr. Santiago Garcia Canizares, de Ha-
cienda licenciado Severo Pina y los Representantes del pueblo, ciudada-
nos Enrique Collazo, Lope Recio, Manuel Despaigne, Carlos Manuel de
Cespedes, Tom6s Padr6 Grih6n, Jos6 Fern6ndez de Castro, Jos6 Fern6n-
dez Rond6n, Manuel Rodriguez Fuentes y Aurelio Hevia, declar6ndose
abierto el period constituyente de 1897.
Dada la bienvenida a los nuevos Representantes por el doctor Gar-
cia Cafiizares, a nombre del Consejo de Gobierno, contestando el Re-
presentante Enrique Collazo a nombre de sus compaferos, procediendo
seguidamente el Consejo de Gobierno a abandonar el sal6n de sesio-
nes, done continuaron reunidos los asambleistas, quienes procedieron
a la elecci6n de la Mesa provisional, resultando electos para formarla
Enrique Collazo como Presidente y como Secretarios, Carlos Manuel de
C6spedes y Aurelio Hevia.
Los Representantes acordaron declararse constituidos en Asam-
blea y que los acuerdos fueran comunicados al Gobierno saliente, sien-
do redactado el primero de ellos en la siguiente forma:
"Que abierto el period constituyente par el Presidente del Consejo,
senior Cisneros Betancourt, seg6n lo previene el articulo 24 de la Cons-
-45-






tituci6n, los Representantes presents se declarol~n constituidos en
Asamblea, en cumplimiento del mandate recibido de sus electores y
conforme con las prescripciones de la Ley".
A propuesta del Representante C6spedes Quesada de.que la Asam-
blea acordara autorizar a los miembros del Consejo de Gobierno para
que continuaran el en ejercicio de sus funciones administrativas y de
mera tramitaci6n hasta tanto se resolviera otra cosa, el Representante
Fern6ndez de Castro, manifest que dicha autorizaci6n deberia limi-
tarse a los-Secretarios de Estado 6nicamente, para que 6stos continua-
ran en el despacho de sus respectivas carteras. Sometido el asunto a
votaci6n triunf6 lo propuesto por C6spedes Quesada por siete votos con-
tra cuatro.
A solicitud del Representante Mendoza Guerra, interesando el
nombramiento de una comisi6n que recibiera y saludara a various Dipu-
tados procedentes de Occidente, que habian cruzado la Trocha de J6-
caro a Mor6n, asi lo acord6 la Asamblea, designarido a los miembros
de la misma Recio Loynaz, Padr6 Grinan y al propio Mendoza Guerra.
El dia 20 de Septiembre, la Asamblea se reuni6 en el propio lugar
y a solicitud del Representante Hevia Alcalde de que las actas de las
sesiones fueran autorizadas solamente con las firmas del Presidente y
los Secretarios, poni6ndose al m6rgen el nombre de todos los asisten-
tes, hubo de oponerse a ello el Representante Rodriguez Fuentes, por
entender que bien podia imponerse esa pequefa molestia a los asam-
bleistas, en obsequio de dar mayor autenticidad a las actas, por Io que
el Representante Hevia retir6 su proposici6n.

En esta sesi6n fu6 aprobada una proposici6n de la Presidencia,
en el sentido de que deberia procederse al examen y discusi6n de las
actas de todos los Representantes, previa la informaci6n de una comi-
si6n que se design.ara al efecto, siendo depositadas sobre la mesa las
credenciales correspondiente a los serores Lope Recio Loynaz, Manuel
Rodriguez Fuentes, Tom6s Padr6 Grii6n, Jos6 Fern6ndez de Castro,
Jos6 Fern6ndez Rond6n, Manuel Ram6n Silva y Zayas, Pedro Mendoza
Guerra, Manuel Despaigne Revery, Carlos Manuel de Cespedes Quesa-
da, Aurelio Hevia Alcalde y.Enrique Collazo Tejada.
La Comisi6n de Actas qued6 integrada por los miembros de la
Asamblea Recio Loynaz, Fern6ndez de Castro, Fern6ndez Rold6n y
Hevia Alcalde.
La ultima sesi6n celebrada por la Asamblea en "Aguar6", fo fu6
el dia 24, fecha en que la Comisi6n designada en la sesi6n anterior
para que procediera al examen de las actas de los Representantes pre-
-46-






sentes, hubo de emitir su informed en sentido favorable, entendiendo
que deberian ser investidas de las prerrogativas anexas a sus cargos.
Una vez aprobado el dictamen de que se trataba, se pas6 a dis-
cutir cada una de las credenciales a que el mismo se contraia, siendo
aprobadas y, por tanto, reconocidos como Representantes todos los fa-
vorecidos.
En la enmienda que presentara el Representante C6spedes Que-
sada, interesando que la Asamblea deliberara acerca de las elecciones
celebradas en la primera Brigada de Manzanillo, calific6ndolas y de-
terminando quien deberia ocupar el puesto de Suplente del Segundo
Cuerpo, rcay6 el acuerdo de dejar aplazado el asunto para otra oportuni-
dad, "por lo avanzado de la hora".
En la primera sesi6n celebrada por la Asamblea en "La Yaya",
que lo fu6 con fecha 5 de Octubre, se conoci6 de un escrito del Consejo
de Gobierno de fecha 21 de Septiembre anterior, por el que interesaba
ciertas aclaraciones en relaci6n con determinados acuerdos adoptados
por ese Cuerpo deliberative, por estimarlos contradictorios, pues en
tanto que en dos de ellbs se consignaba de manera terminante el ha-
berse constituido la Asdmblea, "asumiendo la Representaci6n Nacional
y los Supremos Poderes de la Republica", erigi6ndose por tanto gobier-
no de ella, hacienda uso de las facultades que a la Asamblea'sefialaba
el articulo 24 de la Constituci6n; en el tercer acuerdo se comprometia
a no intervenir en los "asuntos encomendados a sus decisionss, fun-
d6ndose para ello en que los Representantes presents no constitufan
la mayoria absolute. La Asamblea acord6, a propuesta del Represen-
tante Rodriguez Fuentes, que se hiciera saber por segunda vez al Con-
sejo de Gobierno "que constituida la Asamblea,. habia asumido todos
los Poderes de la Rep6blica" y que "solo habia autorizado a los miem-
bros del Consejo para que continuaran en sus funciones administrati-
vas, en aquellos asuntos de mera tramitaci6n".

Antes de dar t6rmino a la sesi6n, la Presidencia se dirigi6 a los
Representantes Tom6s Padr6 y Carlos Manuel de Cespedes, interesan-
do de los mismos la redacci6n del Reglamento interior de la Asamblea,
cuya labor les habia sido encomendada.
En el propio lugar, "La Yaya", la Asamblea se reuni6 nuevamen-
te el dia 10 del propio mes, actuando la misma Mesa de car6cter
provisional.
Por el Secretario actuante se di6 cuenta de la existencia de las
actas de los Representantes doctors Domingo Capote, Ernesto Fonst
Sterloing,, Jos6 B. Alem6n, Nicolds Alberdi, Feranado Freyre de An-
-47-






drade, AndrBs Moreno de la Torre, Manuel Alonso, Eusebio Hern6ndez,.
Cosine de la Torriente, Jos6 Lacret Morlot, Lucas Alvarez Cerice, Fer-
min Vald6s Dominguez y Salvador Cisneros Betancourt.
La Asamblea acord6 que la Comisi6n examinadora procediera al
.exJnen de las mismas, emitiendo el oportuno dictamen.
Habi6ndose dado lecture por el Secretario Hevia al informed emiti-
do y concedida por la Presidencia la palabra al objeto de que el mismo
fuera discutido, hizo uso de la misma el doctor Eusebio Hern6ndez, el
que hubo de expresarse en los siguientes t6rminos:
"He venido a la guerra con el firme prop6sito de trabajar por la
libertad, la justicia y el decoro de su pueblo, que tenia la honra de po-
der declarar muy alto en todas circunstancias protest en6rgicamente
contra la injusticia, los abusos de autoridad y las tendencies m6s o me-
nos encubiertas de matar las energies del pais cubano, reduciendolo
al servilismo que ha echo la desgracia de algunas de nuestras Repu-
blicas vecinas. Que para conseguir ese resultado, dijo, he tenido que
hacer el sacrificio de mi posici6n, y Io digo para que se sepa por ese
hecho que he tenido raz6n en adoptar aquella .avtitud".
Durante el curso de su peroraci6n, el doctor Hern6ndez hizo in-
culpaciones contra una alta autoridad military, que nada tenia que ver
en el asdnto, que se consideraba con- el derecho de hacer las eleccio-
nes, designando e imponiendo candidates, significando a la vez que en
Las Villas no se habia permitido votar al element civil, teniendo la
seguridad de que ello no obstante habia triunfado su candidatura de
Diputado, habiendo recibido solamente el acta de Suplente. Que tenia
pruebas de que para el acta que se le habia otorgado en Pinar del Rio
habia sido propuesto por el General en Jefe que Io recomend6 a algin
jefe military "con la eficacia que pueden hacerlo los que tienen por ley
su voluntad".
Que no pudiendo representar a Las Villas, que expont6neamente
le ofreciera la inmensa mayoria de sus votos, en manera alguna podia
permanecer tranquilo en el seno de la Asamblea donde apareceria co-
mo un Representante del General en Jefe, y que 61 no habria de repre-
sentar otros intereses que los de su Patria; terminando pidiendo se le
devolvieran las actas.
El doctor Freyre de Andrade expuso que el doctor Hern6ndez no
podia retirar su acta de Representante, por el hecho de haberla entre-
gado a la Comisi6n examinadora y haberse personado en la Asamblea,
quedando. sometido a lo que 6sta puidera acordar.
En vista de las reitiradas m'anifestaciones del doctor Hern6ndez
interesando la devoluci6n del acta en cuesti6n, la Asamblea aprob6
48 -






por unanimidad una moci6n del doctor Hevia, acordando que el Repre-
sentante Hern6ndez no podia retirar el acta entregada a la comisi6n
informadora hasta tanto no se resolviera sobre el dict6men que en la
misma recayera.
La Asamblea acord6 se procediera a la lectura de los nombres de
coda uno de los Representantes incluidos en el informed de la comisi6n
de acts, teni6ndose desde luego por admitidos a todos aquellos cuyas
actas no diesen origen a ninguna discusi6n, dando el siguiente
resultado:
Primer Cuerpo:
Enrique Collazo Tejada.
Aurelio Hevia Alcalde.
Tom6s Padr6 Grifi6n.
Manuel Despaine Revery.
Segundo Cuerpo:
Manuel Rodriguez Fuentes.
Jos6 Fern6ndez de Castro.
Jos6 Fern6ndez Rond6n.
Carlos M. de C6spedes Quesada.
Tercer Cuerpo:
Salvador Cisneros Betancourt.
Lope Recio Loynaz.
Manuel Ram6n Silva Zayas.
Pedro Mendoza Guerra.
Suplente:
Melchor Loret de Mola Mora.
Cuorto Cuerpo:
Domingo M6ndez Capote.
Ernesto Font Sterling.
Jos6 B. Alem6n Urquiza.
Nicol6s Alberdi Gonzl6ez.
Sdplente:
Eusebio Hern6ndez P6rez.
Quinto Cuerpo:
Fernando Freyre de Andrade.
Fermin Vald6s Dominguez.
Andres Moreno de la Torre.
Manuel Alfonso Seijas.
-49-






Sexto Cuerpo:
Eusebio Hernindez Perez.
Fermin Valdes Dominguez.
Cosme de Iq Torriente Peraza.
Jos6 Lacret Morlof.
Suplente:
Lucas Alvarez Cerice.
En la propia sesi6n del dia 10, por la Presidencia fu6 propuesto y
asi se acord6, se procediera a la elecci6n de la Mesa definitive, resul-
tando electo Presidente el doctor Domingo M6ndez Capote y Vice-pre-
sidente el General Jos6 Lacret Morlot, siendo confirmados en sus car-
gos los Secretarios Cespedes Quesada y Hevia Alcalde.
En esta propia sesi6n -que result pr6diga en incidentes- tanto
el President Capote como el Secretario Cespedes Quesada, presenta-
ron las renuncias de sus cargos, renuncias que se vieron obligados a re-
tirar a reiteradas s6plicas de la generalidad de los miembros de la
Asamblea.
Suspendido este acto por lo avanzado de la hora -doce y diez
minutes p.m.- fu6 reanudada a las tres de la tarde.
El President manifest que, de conformidad con lo acordado en
19 de Septiembre anterior, la Asamblea entraba de Ileno en las fun-
ciones que le estaban encomendadas, par el articulo 24 de la Consti-
tuci6n de 1895.
Concedida la palabra al doctor Vald6s Dominguez, este hubo de
rrianifestar tener noticias de que en su contra se practicaban unas di-
ligencias mandadas a instruir por acuerdo de un Consejo de Guerra, de
las cuales solamente sabia su existencia, pues nunca habia declarado
en ellas, y que coma este era un hecho que le afectaba en su calidad
de Representante, y como por otro lado tenia limpia su conciencia, so-
licitaba de la Asamblea pidiera al Consejo de Gobierno todos los ante-
cedentes referentes a dicho asunto, habiendo aceptaqdo la representa-
ci6n del quinto Cuerpo, porque no se consideraba procesado, en virtud
de que el Consejo de Gobierno hacia ya un aoio que habia contestado
al General en Jefe que no resolvia sobre una propuesta hechaQ hasta
tanto no se resolviera un expediente que se tramitaba sobre hechos pu-
nibles que se le atribuian, sin que hasta la fecha se le hubiera Ilamado
a declarar.
El Representante Rodriguez Fuentes, expuso que a 61 le constaba
la existencia, no de unas diligencias, sino de dos process en tramita-
50-







ci6n contra el doctor Vald6s Dominguez, como Jefe de Despacho que
fu6 del Cuarto Cuerpo, existiendo antecedentes de uno de ellos en las
referidas oficinas del Gobierno, formulando la proposici6n de que se
pidieran informes al Conseo de Gobierno y al Jefe del Departamento
respective, en el sentido de si' el doctor Valdes Dominguez se encontra-
ba o no procesado, por qu6 delitos, asi como la situaci6n en que se
encontrara o encontraran el o los process que hubiere contra 61.
Siendo tomada en consideraci6n la proposici6n del Representante
Rodriguez Fuentes, el doctor Vald6s Dominguez interest se trajeran a
la Asarhdlea los expedientes originales que contra 61 existieran, a lo
que se opuso el Representante Aleman, por entender que esos docu-
mentos deberian obrar en poder de los jueces que los instruian, siendo
bastante un testimonio del auto de procesamiento dictado contra el
doctor Vald6s Dominguez para determiner si podia o no ser Re-
presentante.
Al significar el doctor Freyre de Andrade que se hacia precise la
Asamblea acordara si admitia por ahora como Representante al doc-
tor Vald6s Dominguez, o si 6ste quedaba en suspense hasta tanto se
conociera el testimonio del process, el aludido expuso que al hacer uso
de la palabra Io habia realizado con el prop6sito de no ocupar su puesto
en la Asamblea, hasta tanto esta no tuviera el pleno convencimiento
de que no estaba procesado y por tanto imposibilitado para ejercer el
cargo.
A la proposici6n del Representante Rodriguez Fuentes se adicion6
el que la aprobaci6n del acta en cuesti6n quedara en suspense hasta
tante se recibieran los informes referentes al caso, Io que fu6 apro-
bado por unanimidad.
Habiendo solicitado el Representante Mendoza Guerra se diera
lectura al informed de la Comisi6n de Actas en lo referente al senior
Salvador Cisneros Betancourt, y realizado asi, express que no creia
existiera incompatibilidad ninguna enr el orden legal para que el mismo
hubiera sido elegido Representante en ocasi6n de desempefar el cargo
de President del Consejo de Gobirno, por entender que el articulo
sexto de la Constituci6n, 6nico en que podib fundar su dictamen la
Comisi6n, no era aplicable.
Habiendo hecho uso de la palabra, el sehor Cisneros Betancourt,
para defender su acta, intervinieron en el debate los Representantes
C6spedes Quesada, Alfonso y Hevia, acord6ndose por la Asamblea, a
propuesta del Representante Mendoza Guerra, la aprobaci6n del acta
en cuesti6n.
Por haber renunciado los sehores Padr6 y C6spedes el encargo
de redactar un reglamento para el regimen interior de la Asamblea,
-51-






se procedi6 a la designaci6n de una nueva Comisi6n, resultando elec-
tos por votaci6n secret, los Representantes Freyre de Andrade, Silva
y Moreno de la Torre.
Habi6ndose suspendido la sesi6n por breves minutes, 6sta fu6
reanudada a las 4 de la tarde, siendo anunci.ada por la Presidencia
la Ilegada del Consejo de Gobierno, que se presentaba a rendir cuenta
de sus gestiones.
En estos precisos moments surgi6 un incident, debido a la pro-
testa formulada por el Representante Rodriguez Fuentes y otros com-
paFeros, debido a encontrarse sobre la mesa una comunicaci6n del
Consejo de Gobierno, participando que aceptada la invitaci6n de la
Asamblea de concurrir a la sesi6n, en la que aparecia una nota mar-
ginal suscrita por el Secretario C6spedes, de haberse dado cuenta con
ella en el anterior period de la sesi6n, lo que hubo de provocar la
salida del local de various miembros del Consejo de Gobierno.
El Representante Rodriguez Fuentes manifest -contestando al
Representante Alberdi- que 61 no se oponia a que se invitara al Go-
bierno: que protestaba del hecho de aparecer en un document nota
de haberse dado cuenta con 61 a la Asamblea, cuando 6sta no tenia
conocimiento de tal cosa.
El President M6ndez Capote y el Secretario Cespedes Quesada,
presentaron de inmediato las renuncias de sus cargos, las que no hu-
bieron de ser aceptadas por la Asamblea, otorg6ndose a los dimitentes,
por unanimidad, un voto de confianza, a solicitud del Representante
Hevia Alcalde, con lo que se di6 por terminado el incident.
Presentes en ese acto los miembros del Consejo de Gobierno sa-
liente, sehores Rafael Maria Portuondo Tamayo, Severo Pina Marin
y Santiago Garcia Caiizares, con el Vice-Presidente Bartolom6 Mas6,
6ste desde el sitial de la Presidencia salud6 a los asambleistas, evo-
cando el recuerdo de la fecha del 10 de Octubre de 1868, -i29 afos
atr6s!- "para que las enseapnzas del pasado no fueran jam6s
desatendidas y sirvieran para mantener unidos a todos los cubanos
en la obra hermosa de la independencia de la Patria".
Depositedos en la rnesa de la Presidencia el mensoje y la me-
moria que dirigieran a la Asamblea el Presidente y el Secretario del
Consejo de Gobierno, se procedi6 a dar lecture al fMensaje.
El President de la Asamblea, doctor M6ndez Capote, hizo saber
al President del Consejo de Gobierno, que la C6mara examninaria,
serena e imparcialmente, la conduct del Gobierno, asegurando que
con.6nimo levantado y forma respetuosa emitiria libremente el juicio
que le merecieran los actos realizados por el Consejo de Gobierno
saliente.


-52-






En la sesi6n del dia 11 se conoci6 de un escrito del General en
Jefe, al que acompaFaba una cuenta de los fondos recibidos e inver-
tidos por 61 durante los dos aios de su mando.
Por el Delegado doctor Eusebio Hern6ndez, (quien en la sesi6n
del dia anterior se habia manifestado contra el General en Jefe par
entender que 6ste habia influido en que no saliera electo por Las
Villas) se propuso que dicho escrito quedara depositado para ser exa-
minado independientemente de cuanto correspondiera al poder civil,
a lo que el doctor Silva hizo notar que el articulo 17 de la Constituci6n
desligaba al General en Jefe de la autoridad civil, (1) cre6ndose por
tanto el poder military, a lo que adujo el Marqu6s de Santa Lucia, que
el General en Jefe dependia del Consejo de Gobierno y que no existia
tal poder military.
El Delegado Silva expuso que el asunto no era decidir si la crea-
ci6n del poder military independiente de la acci6n direct del Consejo
de Gobierno, habia sido aceptada o n6, que la Constituci6n de 1895
era obra de !os Representantes del pueblo que no habian-hecho otra
cosa sino grabar en ella la voluntad de ese pueblo cuando promul-
garon aquella Constituci6n que respondia a las necesidades de la gue-
rra entonces naciente; que los hombres que la hicieron Ilevaron a su
obra la mayor suma de patriotism y la mejor buena f6; que no era
possible se convirtiercn de un instant a otro en sabios y experts le-
gisladores los que la vispera habian abandonado sus hogares para lan-
zarse a la vida azaros del revolucionario por la independencia de
la patria; que bueno d mallo hecho, a ello se debia hoy en gran
parte el estado pr6spero en que se encontraban los cubanos.
Acord6ndose la creaci6n de cuatro comisiones: de Guerra, de Ha-
cienda, de Exterior y del Interior, el asunto se pas6 a examen de la
primera, que la integraban los Delegados Lope Recio, Alem6n y Lacret
Morlot.


En Ia sesi6n celebrada par la Asamblea el dia 13 se conoci6 de
una comunicaci6n del Presidente del Consejo de Gobierno, mante-
niendo distinto criteria al sustentado por los acuerdos de 19 de Sep-
tiembre anterior, solicitando de dicho Cuerpo que deliberara ya con
su mayoria y expresara si sostenia aquellos acuerdos tornados a su
juicio por una minoria ilegalmente constituida; y que para el caso en
que asi lo declarase, los miembros del Consejo de Gobierno individual

(1) "Articulo 17.-Todas las fuerzas armadas de la Rep6blica y la direcci6n de las
operaciones de. I guerra estar6n bajo el mando director del General en Jefe, que
tendr6 a sus 6rdenes, coma segundo en el mando, un Lugarteniente General,
que lo sustituir6 en caso de vacante.
-53-






y colectivamente entregarian sus poderes a la Asamblea, libres ya
por el veredicto de ella, que es el del pueblo que representaba, de la
responsabilidad que pudiera exigir el publo cubano por no haberse
sostenido y hecho respetar su autoridad, siguiendo la que a su juicio,
es la inica y recta interpretaci6n del process constitutional.
La Asamblea acord6 por unanimidad ratificar expresamente los
acuerdos torados el dia 19 de Septiembre, aceptados t6citamente en
la sesi6n del dia 10 del present mes.
-(Acuerdo de 19 de Septiembre.-Autorizar a los miembros del
Consejo de Gobierno que terminal para que sign en sus funciones ad-
ministrativas y de mera tramitaci6n, de acuerdo con las leyes vigentes,
hasta tanto que la Asamblea resuelva otra cosa".
Habi6ndose dado lectura al proyecto de Reglamento interior de
la Asamblea presentado por la Comisi6n encargada de su redacci6n,
se acord6 a propuesta del Representante Alem6n, que se dieran por
aceptados desde luego todos los articulos que no dieran origen a
discussion.
El Representante Padr6 Grifi6n solicit de la Asamblea y 6sta asi
lo acord6, se pidieran al Consejo de Gobierno y se depositaran en la
Secretaria para que los Representantes pudieran revisarlos cuando lo
tuvieran por convenient, los libros de Actas de la Asamblea de 1895
y los del propio Consejo.
En la sesi6n del dia 14 la Asamblea aprob6 una moci6n del Re-
presentante Freyre Andrade, por la que se interesaba la designaci6n
de una Comisi6n que examinara y emitiera informed en relaci6n'con
los acuerdos adoptados por el Consejo de Gobierno, que no fueran de
la competencia de ninguna de las Comisiones ya designadas; y cuya
Comisi6n qued6 integrada por los Representantes Freyre de Andrade,
Moreno de la Torre y el propio Padr6 Griii6n.
A solicitud de los Representantes Cosme de la Torriente, Freyre
de Andrade y Collazo Tejada, la Asamblea tom6 el acuerdo de tener
al corriente de sus trabajos a la Delegaci6n en el extranjero.
La Asamblea no volvi6 a reunirse hasta la tarde del 1.8 del propio
mes de Octubre, conociendose de una comunicaci6n del Consejo de
Gobierno de fecha del dia anterior, con la que enviaba los libros de
Actas de la'Asamblea de 1895 y los que contenian las del propio
Consejo.
La Presidencia inform a la Asamblea haberse recibido del Con-
sejo de Gobierno los antecedentes relacionados con el doctor Fermin
Vald6s Dominguez y de una comunicaci6n del propio doctor, solicitan-
do se le concediera el derecho a defender la validez de su acta; acor-
-54 --






d6ndose que ambas cosas pasarian a la Comisi6n de Actas a sus
efectos.
A solicitud de la Presidencia la Asamblea acord6 que las Comi-
siqnes ya nombradas quedaran con car6cter permanent y que a 6stas
pasaran para su dictamen los distintos asuntos que se encontraban
sobre la mesa.
La Presidencia inform encontrarse agrupadas las bases para la
Constituci6n y que el Delegado Cisneros Betancourt habia hecho pre-
sentaci6n, entire otros documents, de unas bases no ajustadas a las
prescripciones reglamentarias; pero que no encontr6ndose present el
expresado Delegado para devolv6rselas con el fin de que las modificara,
habia dispuesto no fueran admitidas, a lo que la Asamblea prest6 su
conformidad.
Quedando abierta discusi6n sobre las bases, la primer presen-
tada por el Presidente y que hubo de ser aprobada por unanimidad,
estaba concebida en los t6rminos siguientes:
-"La Constituci6n Ilevar6 por titulo, Constituci6n de la Rep6-
blica de Cuba y tendr6 por objeto organizer el Gobierno de la Repu-
blica y la vida del pueblo cubano durante el period que en la misma
se fije".
En esta sesi6n fueron aprobadas adem6s las bases segunda y
tercera, y en la celebrada al siguiente dia 19 fueron aprobadas hasta
la numero 28.
Al iniciarse la sesi6n del dia 20, el doctor M6ndez Capote hizo
las manifestaciones siguientes a la Asamblea; en el sentido de haberse
visto en la necesidad de cumplir un penoso deber en defense del pres-
tigio de los Representantes y del decoro de la Asamblea, ya que el
doctor Vald6s Dominguez hubo de entregarle el dia anterior un do-
cumento dirigido al Presidente de ta Asamblea y a los seFores Re-
presentantes, en el que se vertian injuries graves contra dicho Orga-
nismo y se calumniaba a los miembros de la misma, lo mismo que
al Consejo de Gobierno, pidiendo que dicho document fuera leido
en las sesiones, pero que siendo siempre amigo de los temperamentos
prudentes y conciliadores, habia obtenido de dicho doctor que reco-
giera el document en cuesti6n; pero que habiendoseselo enviado nue-
vamente, insistiendo en que se diera cuenta del mismo a la Asam-
blea, y entendiendo que el caso de que se trataba estaba comprendido
evidentemente en el articulo 73 de la Ley Penal, seg6n el cual co-
meten el delito de desacato los que calumniaren e injuriaren a la
Asamblea de Representantes en escrito a ella dirigido, asi como los
que injuriaren o calumniaren al Consejo de Gobierno, con publicidad,
aunque fuere en escrito no dirigido a dicho Consejo; que no estando
-55-






proclamado Representante el doctor Vald6s Dominguez, no le com-
prendia el Reglamento de la Asamblea, a tenor del articulo primero
del mismo, por lo que no le eran aplicables los articulos 70 y 71 de
dicho Reglamento, y no estando tampoco comprendido en la Regla
5a, Titulo 89, Libro 2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que
regia como doctrine, y que era el 6nico precepto que hablaba de la
inmunidad parlamentaria, pues que, seg6n esa citada Regla, la in-
munidad comprendia s61o a los miembros de la Asamblea de Repre-
sentantes, por las opinions y votos que emitieren en la Asamblea
en uso de sus facultades, caso en un todo distinto al de que se tra-
taba, por lo que habia procedido a denunciar el hecho a la autoridad
judicial competent, que lo era el General Jefe del 3er. Cuerpo de
Ej6rcito, con inclusion de los documents correspondientes, interesan-
do se procediera a la instrucci6n de la consiguiente causa criminal
al doctor Fermin Vald6s Dominguez; significando a la vez que al
proceder de ese modo entendia haber cumplido con su deber, some-
tiendo su conduct a la consideraci6n de la Asamblea.
El Representante Alem6n propuso a la Asamblea y 6sta lo acord6
por unanimidad, que se otorgara un voto de confianza al doctor M6n-
dez Capote, por su actitud noble y prestigiosa en honor de la Asam-
blea y por su acertada resoluci6n en vista del desacato cometido por
el doctor Vald6s Dominguez.
En esta sesi6n se aprobaron desde la base n6mero 29. a la.n6-
mero 47 de la Constituci6n.
A propuesta de la Presidencia se procedi6 a elegir una Comisi6n,
integrada por los Representantes M6ndez Capote, Freyre de Andrade
y Carlos Manuel de C6spedes, para que procediera a la redacci6n del
articulado de la Constituci6n, conforme a las bases aprobadas; acor-
d6ndose a la vez a propuesta del propio Presidente, el que los articulos
adicionales a la Constituci6n se discutieran con toda amplitud como
si fueran verdaderas bases.
El Representante Alem6n present con el apoyo de los compa-
.eros Silva y Torriente la siguiente moci6n, que hubo de ser aprobada
por unainimidad:
..--"Que se haga constar en el pre6mbulo de la Constituci6n, de
manera solemne, la muy firme e invariable resoluci6n del pueblo cu-
boano de mantener la guerra por la Independencia mientras Cuba no
alcance esta, complete y absolute de la Soberania de Espaiia, como
unica i contestaci6n. que los cubanos ofrecen a los que puedan career
(desconociendo su. ardoroso amor a la Patria libre) en una posibilidad,
poar remote que fuere, de la terminaci6n de la guerra por un tratado
-56 --







que no sea el de reconocimiento explicit, inmediato y absolute de la
independencia de Cuba".
El Representante Padr6 Grifi6n, interest de la Asamblea se soli-
citara de la Delegaci6n del Exterior los antecedentes de la estafeta
que se estableciera con el extranjero en el aio de 1896, lo que hubo
de ser acordado con la advertencia sugerida por el Representarte
Freyre de Andrade, de que en el caso de tener que usarse algdn nombre
propio, 6ste fuera sustituido por el seud6nimo.
A la sesi6n del dia 22 concurrieron los miembros del Consejo de
Gobierno Severo Pina, Rafael M. Portuondo y Santiago Garcia Caii-
zares, ocupando asiento entire ellos el Marqu6s de Santa Lucia, ya
que el objeto de la sesi6n era censurar los acts de dicho Organismo
durante su existencia, cuya Presidencia ocupara durante el period
que acababa de vencer.
Los Generales Mas6 y Roloff, Vice-Presidente del Consejo y Se-
cretario de la Guerra, respectivamente, excusaron su asistencia fun-
d6ndola en motives de salud.
Dada lectura al dictamen emitido por la mayoria de la Comisi6n
designada para examiner la memorial presentada por el Secretario del
Exterior, se procedi6 a la aprobaci6n del mismo despu6s de ser am-
pliamente discutido.
Seguidamente se di6 lectura al dictamen rendido por la Comisi6n
encargada del examen de la memorial presentada por la Secretaria
de la Guerra, cuyo final terminaba con formular a la Asamblea la
petici6n de que adoptara las medidas necesarias a fin de que por el
nuevo Gobierno se evitaran las causes que motivaran el desastre de
dicho Organismo, "que no supo en tiempo colocarse en el lugar que
le corresponde.
A preguntas del Secretario Portuondo Tamayo, -quien desempe-
fiaba dicha Cartera con car6cter interino por largo tiempo- en cuanto
a quien se refiriera el dictamen en las frases finales de "que no supo
en tiempo colocarse en el lugar que le corresponde", por el Repre-
sentante Alem6n, miembro de la Comisi6n dictaminadora se contest
que "a la Constituci6n de 1895".
Puesto a discusi6n el dictamen de la Comisi6n, que fu& defen-
dido por el Representante Alem6n, quien pidi6 a la Asamblea su apro-
baci6n, por el Ex-Secretario Portuondo se procedi6 a refutar los cargos
que se hacian al Ministro de la Guerra, hablando en id6ntico sentido
el ex-Secretario Garcia Ca~izares, ya que si ese Departamento carecid
de datos, no era por falta de gestiones para adquirirlos, "sino porque
tanto el General en Jefe como los de Departamentos no se han cuidado
de remitirlos, a pesar de hab6rselos pedido insistentemente", a lo que
-57-







hubo de replica el Representante Alem6n, que eso era contestar los
cargos de un modo incomplete, ya que el argument usado por ambos
ex-Secretarios se volvia contra ellos, "porque el Gobierno no solamente
debia pedir, sino exigir el cumplimiento de lo que pedia, porque para
eso lo era".
El ex-Presidente del Consejo Cisneros Betancourt hizo la manifes-
taci6n acerca de lo dificil que hubiera resultado el poder adquirir los
datos, cuando estaba convencido de que ni el General en Jefe ni nin-
g6n otro jefe military los poseia, a lo que hubo de replicarle el Re-
presentante Alem6n en el sentido de no estimar cierta tal aseveraci6n,
ya que 61 en ocasi6n de desempefar el cargo de Sub-Inspector del Ej6r-
cito en Las Villas, poseia un archive completisimo de todas esas
materials.
Los ex-Secretarios Portuondo Tamayo y Garcia CaFizares amplia-
ron sus arguments contra el dict6men de la Comisi6n, el que hubo de
ser aprobado por unanimidad al ser puesto a votaci6n por la Presidencia.
Con la misma asistencia de los ex-miembros del Consejo de Gobier-
no que el dia anterior, en la sesi6n del dia 23 se procedi6 a dar lectu-
ra al dict6men emitido por la mayoria. de la Comisi6n de los asuntos
de la Secretaria de Hacienda, y en cuya porte dispositiva dice:
"Primero:-Que es lamentable que el Consejo de Gobierno haya
puesto obst6culos a la recaudaci6n, prohibiendo el ejercicio de ciertas
industries que de todas maneras habian de ejercitarse, y que induda-
blemente hubieran aumentado nuestro tesoro.
"Segundo:- Que la falta de recaudaci6n en el Camagiiey se re-
laciona directamente con la riqueza territorial.
"Tercero:-Que la carencia de datos de las recaudaciones en las
provincias Occidentales, se debe a lo dificil que ha sido sostener alli
las comunicaciones, y a la incompetencia de algunos funcionarios del
Ramo; y
"Cuarto:-Que las gestiones verificadas por la Secretaria de Ha-
cienda al hacer frente a las necesidades de la guerra, han side alto-
mente satisfactorias".
Del anterior dict6men que suscribian los Representantes Manuel
Alonso y Mendoza Guerra, difiri6 el otro miembro de la Comisi6n Ro-
driguez Fuentes, today vez que no habia sido possible aclarar la inversi6n
de determinada cantidad, por no existir constancia alguna de ser reci-
bida por la persona a quien se decia haber sido entregada.
Despu6s de un amplio debate en el que tom6 parte la mayoria de
los asambleistas, el dictamen de la mayoria hubo de ser aprobado por
diez y ocho votos contra dos.
58-






Despu6s de una breve suspension la sesi6n se reanud6, d6ndose
lecture al dictamen emitido par la Comisi6n designada para conocer
del informed rendido por el ex-Secretario del Interior, doctor Santiago
Garcia Caffizares, en el que se formulaban las conclusions siguientes:
Primera:-Que los resultados obtenidos por la Secretaria del In-
terior no han correspondido a lo que el pais tenia derecho a esperar
y a lo que ha debido ser, no obstante los deseos y esfuerzos del senor
Secretario paro conseguirlo; y
Segundo:-Que el Consejo de Gobierno ha faltado a los preceptos
Constitucionales concediendo a uno de sus miembros las facultades
todas a que 1l, el Consejo, compete, aunque Ilevados y guiados del
celo, patriotism y buenos deseos para el mejor servicio de la Re-
voluci6n.
Puesto a discusi6n el dictamen de que se trata, en ella terciaron
various Representantes y los ex-Secretarios Garcia Caiizares y Portuondo
Tamayo, y sometido a votaci6n fu6 aprobado por unanimidad, a ex-
cepci6n de los Representantes Moreno de la Torre, Mendoza Guerra
y CUspedes Quesada, que se abstuvieron de votar.
En la sesi6n del dia 26 se di6 lectura al informed emitido par la
Comisi6n de Asuntos Generales, el que se manifestaba en el sentido
de.creer sus miembros ser "de su deber Ilamar la atenci6n de la Asam-
blea sobre 3 acuerdos en su concept desacertados y sobre los que es
convenient se establezca de un modo firme el criteria de la Repre-
sentaci6n Nacional, de modo que el Gobierno entrante no incurra en
iguales equivocaciones y fije su vista en los dos que aun est6n vigen-
tes para revocarlos o reconsiderarlos".
Por el primero de dichos acuerdos, que fu6 tomado en sesi6n ce-
lebrada el 21 de Noviembre de 1895, se concedieron al Agente Di-
plom6tico facultades que la Asamblea de "Jimaguay6" otorgaba al
Consejo de Gobierno; y por los otros dos acuerdos son tornados en las
sesiones de 26 de Junio de 1897, en que el Gobierno decreta la in-
vasi6n de la Isla de Pinos y 13 y 29 de Agosto de ese mismo afio en
que declarando a Puerto Rico provincia cubana, se aplican temporal-
mente nuestras leyes y se decreta su invasion, autorizando a uno de
los Generales cubanos para que sacara hasta mil soldados voluntarios
y a costa,del Tesoro Nacional fuera a invadir la isla hermana, en-
viando al extranjero al Jefe de Sanidad Militar, para organizer aque-
lia operaci6n, asign6ndole un haber mensual.
Despues de una amplia discusi6n, en la que tomaron parte el
ex-Presidente del Consejo de Gobierno y el ex-Secretario Portuondo
Tamayo, la Asamblea aprob6 el informed por 17 votos.
-59 --






En la propia sesi6n fu6 aprobada por unanimidad una moci6n
suscrita por los Representantes M6ndez Capote, Freyre de Andrade y
C6spedes Quesada, por la que se proponia a la Asamblea que antes
de disolverse dirigiera a nombre del pueblo cubano un manifiesto a
todos los que se interesaban por la libertad y el porvenir de Cuba,
hacienda constar, de modo solemne, razonado y energico, que la gue-
rra no podia terminar sino con la independencia absolute e inmediata
de toda la Isla de Cuba, ya que ese y no otro habia sido el objeto
por el cual tomaran las armas los cubanos, constituyendo ello la so-
luci6n definitive del cubano, que implicaba la incompatibilidad irre-
ductible existente entire Cuba y Espa~a, sin que otra alguna resultara
decorosa ni admisible para los "mambises", ni ofreciera garantia de
orden, de estabilidad y de progress para el pais y para todo el.que
mantuviera con 61 relaciones de cualesquier close.
En la sesi6n del dia 27 al darse lectura al articulado de la Cons-
tituci6n, par el Representante Collazo se advirti6 que por el articulo
19 no se consignaba otro requisite para ser elegido Presidente de la
Rep6blica, que el tener treinta anos de edad, siendo necesario a esa
sola condici6n ahadir el haber nacido en Cuba, porque de otro modo
cualesquier reci6n lleqado podria aspirar a ser electo Presidente o
Vice-Presidente, con el mismo derecho que los ya residents en la Re-
voluci6n, lo que resultaria injusto y perjudicial al pais.
Aunque el Representante Freyre de Andrade entendi6 que no era
necesaria la condici6n cuya falta advertia el compafero Collazo, sus-
crita por el propio Freyre de Andrade y los Representantes Nicol6s
Alberdi, Jos6 Alem6n y Manuel Despaigne, fu6 presentada la siguiente
moci6n que fu6 aprobada por veinte votos, absteni6ndose de hacerlo
los Representantes Cisneros Betancourt y Cespedes Quesada.
-"Para los cargos de Presidente o Vice-Presidente, adem6s de
la condici6n de la edad, se require: ser cubano de nacimiento o ciu-
dadano cubano con m6s de diez aios de servicio a la causa de la in-
dependencia de Cuba".
La Asamblea conoci6 de tres dict6menes rendidos por la Comisi6n
de Guerra, siendo el primero firmado por los Representantes Alem6n,
Lacret Morlot y Recio Loynaz, contrario en un todo a la solicitud
formulada par el ex-Secretario del Interior, doctor Santiago Garcia
Cafiizares, en el sentido de que se concedieran grades milita-es iguales
a las consideraciones que disfrutaban, a los empleados civiles de la
Rep6blica, fund6ndose para ello en multiples consideraciones, figu-
rondo entire ellas la muy atendible de que de accederse a lo solicitado,
el propio doctor Caiizares vendria a ser Mayor General sin haber asis-
tido a un solo combat en forma.


-60-






El segundo dictamen rendido por la propia Comisi6n a otra soli-
citud del propio doctor Garcia CaFizares, de ascender a todos los Jefes
y Oficiales que Ilevaran dos aios en un mismo empleo, sin haber de-
jado de prestar servicio en el Ej6rcito, tambi6n hubo de ser informado
de manera desfavorable, entire otras razones por considerar que ello
constituiria un privilegio a favor de Jefes y Oficiales, con olvido del
resto del Ej6rcito.
Y el tercer dictamen que decfa: "La Comisi6n .nombrada para
el despacho de los asuntos de Guerra, tiene el honor de informer que
en la solicitud del senior Temistocles Molina Derteano, que est6 ple-
namente justificado documentalmente:
"-Primero:-Que el citado Molina es Teniente Coronel del Ej6r-
cito Peruano.
Segundo:-Que nuestro Agente en aquel pais, senior Aristides
Agiiero, le ofreci6 el ascenso inmediato.
Tercero:-Que el Tenient Coroni Molina ha prestado otros ser-
vicios importantes a la Revoluci6n. Pero la Comisi6n entiende que
no es de su competencia resolver el caso objeto de su solicitud, con-
cret6ndose o debiendose limitar la Asamblea a recomendar al nuevo
Consejo de Gobierno !a resoluci6n breve y en justicia del caso".
Todos los dict6menes de que se trata fueron aprobados por una-
nimidad.
En la sesi6n del dia 28 se di6 lectura y qued6 aprobado por una-
nimidad, el pre6mbulo de la Constituci6n, redactado en los siguientes
tbrminos:
-"Nosotros, los Representantes del Pueblo Cubano, libremente
reunidos en Asamblea Constituyente, convocada a virtud del mandate
contenido en la Constituci6n de 16 de Septiembre de 1895, ratificando
el prop6sito firme e inquebrantable de obtener la Independencia ab-
soluta e inmediata de today la Isla de Cuba, para constituir en ella
una Rep6blica democr6tica e inspir6ndonos en las necesidades actuales
de la Revoluci6n, decretamos la siguiente:
"Constituci6n de la Repiblica de Cuba"
Seguidamente fueron aprobadas las siguientes bases adicionales:
Primera:-La Ley Penal vigente sern revisada a los efectos de
concordancia con la Constituci6n y hacer que las penas sean m6s efec-
tivas.
Segunda:-La Ley Procesal ser6 modificada a los efectos: 19 de
hacerla m6s sencilla y aplicable, 20 de asegurar la independencia de
los tribunales al regular su nombramiento, 39 de establecer que en
-61-






las causes en que se impongan algunas de las penas de muerte, de-
gradaci6n privada o inhabilitaci6n perp6tua absolute o especial, a me-
nos que sea en juicio sumarisimo, pueda apelarse ante un Tribunal
formado par funcionarios de grado superior a los que conocieron del
asunto en primera instancia. Cuando la pena impuesta sea la de
muerte se atender6 establecida y admitida de oficio la apelaci6n, 49
de hacerse efectiva la responsabilidad judicial.
Tercera:-Se redactar6 la Ley de Organizaci6n Militar y las Or-
denanzas Militares, hacienda constar en ellas: 10 que el mando su-
perior del Ejercito corresponde al General en Jefe; 29 que habr6 un
Lugarteniente General para sustituirlo en caso de vacant; 39 que el
Gobierno nombrar6 y podr6 separar libremente al General en Jefe y
al Lugarteniente General; 49 que habr6 un Jefe para cada Departa-
mento y un Jefe para coda Cuerpo de Ej6rcito nombrado par el Go-
bierno, previo informed o a propuesta del General en Jefe los segun-
dos; 50 que en los casos de incomunicaci6n con el General en Jefe,
puedan sustituirse los informes o propuestas que seg6n la Ley debe
emitir o hacer este par los del Lugarteniente General.
Cuarta: Todas las fuerzas militares de la Naci6n forman un solo
Ejercito, que lo constitute el Estado Mayor General, el Cuerpo de Es-
tado Mayor, los arms de Infanteria, Caballeria, Artilleria y Cuerpo
de Ingenieros y los Cuerpos Auxiliares Juridico, de Sanidad y de Ad-
ministraci6n Militar.
Quinto:-Que el grado Militar s61o podr6 perderse par causa de
delito y en virtud de sentencia de un Consejo de Guerra o Tribunal
competent; y
Sexta:-Nadie podr6 ingresar en el Ej6rcito con m6s categoria
que la del empleo de Alf6rez, Teniente, Capit6n o Comandante, seg6n
sus aptitudes a juicio del Consejo de Gobierno e informed del Secre-
tario de la Guerra.
En la propia sesi6n fu6 aprobada una moci6n de los Represen-
tantes Mendoza Guerra, Alem6n y Lacret Molot, por la que se signi-
ficaba que no habi6ndose proveido de diplomas legales a numerosos
Jefes y Oficiales muertos en acci6n de guerra, se recomendase de
manera eficaz al Consejo de Gobierno dispusiera la expedici6n de los
correspondientes despachos a.los compatriotas muertos en cumplimien-
to del deber, con la antigiiedad que les correspondiera, a fin de que
fueran entregados a sus familiares como constancia del merecimiento
de los desaparecidos.
Tambien hubo de ser aprobada por el voto un6nime de los asam-
bleistas la siguiente moci6n, suscrita por los Representantes Alem6n,
Lope Recio y Mendoza Guerra:
-62-







-"Las brillantes campaiias realizadas por el General en Jefe en
Occidente y en el Departamento Oriental por el General Garcia, mue-
ven a los Representantes que suscriben a proponer a la Asamb!ea con-
signe en sus actas el entusiasmo del pueblo cubano por sus dos pri-
meros caudillos que a tan envidiable altura han sostenido el prestigio
de la Revoluci6n en uno y otro Departamento en el present aio y que
sin prejuzgar los actos del nuevo Gobierno le indique coma esta Asam-
blea, legitima representaci6n del pueblo cubano, veria con agrado con-
firmado al General M6ximo G6mez, en su alto cargo de General en
Jefe del Ejercito y elevado el General Calixto Garcia al no menos im-
portante de Lugarteniente General. (1).
"Piden tambi6n los firmantes, que la Asamblea acuerde consig-
nor un recuerdo a la memorial del atleta revolucionario Antonio Maceo,
de los Generales Jos6 Maceo, Serafin S6nchez, Bruno Zayas y tantos
otros heroes, que han muerto coma valientes en los compos de ba-
talla, sellando con su sangre, al igual que el gran Marti,' la fe de sus
ideales, par los que combatimos los cubanos: la independencia de la
patria esclava".
La Asamblea aprob6 otra moci6n presentada por los Delegados
Alem6n, Silva y Mendoza Guerra, por la que solicitaban de dicho Or-
ganismo recomendara al nuevo Gobierno dispusiera se legalizara pron-
tamente la situaci6n legal de numerosos Jetes y Oficiales que carecian
de los correspondientes diplomas acreditativos de los grades que ha-
bian ganado en ruda labor contra el enemigo; asf como tambien re-
comendar al propio Gobierno, que se Ilevaran elements de guerra al
Departamento Occidental, dada la necesidad que habia de que Las
Villas tuvieran medios de luchar con 6xito, atrayendo al enemigo de
La Habana y Matanzas, con lo que no solamente se aliviaria la si-
tuaci6n de dichas provincias, sino porque la topografia del terreno
permitia que en Las Villas se combatiera con mayores ventajas.
En sesi6n celebrada en la tarde del 29 de Octubre, a invitaci6n
del senior Presidente de la Asamblea fu6 firmada y jurada la Consti-
tuci6n por los veinte y dos miembros de que se componia dicho Orga-
nismo, ya que el doctor Fermin Vald6s Dominguez no habia podido
tomar posesi6n del cargo y el doctor Eusebio Hern6ndez P6rez no
habia vuelto a hacer acto de presencia con posterioridad a la sesi6n
celebrada el dia 11 de ese mismo mes.

(1) El nuevo Consejo de Gobierno en su primer sesi6n, celebrada en "La Yaba"
el dia 31 de Octubre de 1897, a propuesta del Secretario de la Guerra, doctor
Jose B. Alem6n, acord6 confirmer al Mayor General MAXIMO GOMEZ como
General en Jefe del Ej6rcito Libertador, y nombrar Lugarteniente General al
Mayor General CALIXTO GARCIA IlIGUEZ.
--63 -







En la propia sesi6n se procedi6 a la elecci6n de las personas que
debian componer el Consejo de Gobierno, con el siguiente resultado:
President del Consejo:
Bartolome Mas6 y M6rquez.
Vice-Presidente:
Domingo M6ndez Capote.
Secretario de la Guerra:
Jos6 B. Alem6n Urquiza.
Vice-Secretario:
Rafael de C6rdenas Benitez.
Secretario de Hacienda:
Ernesto Fonts Sterling.
Vice-Secretario:
Saturnino Lastra Gonz6lez.
Secretario del Exterior:
Andr6s Moreno de la Torre.
Vice-Secretario:
Nicol6s Alberdi Gonz6lez.
Secretario del Interior:
Manuel Ram6n Silva y Zayas.
Vice-Secretario:
Pedro Aguilera Kindel6n.
Habiendo hecho renuncia del cargo de Secretario de la Guerra
para que resultara electo el doctor Alem6n, los Representantes Fern6n-
dez de Castro y Freyre de Andrade hicieron uso de la palabra, mani-
festando que la Asamblea no debia aceptar esa renuncia ni ninguna
otra que pudiera producirse, pidiendo a la vez al renunciante que de-
sistiera de tal prop6sito.
La Asamblea asf lo acord6 y el doctor Alem6n retir6 la renuncia.
En dicho acto se di6 lectura por el Presidente, doctor Domingo
Mendez Capote, al manifiesto cuya redacci6n le fuera encomendada
en sesi6n del dia 26, el que hubo de ser aprobado por el voto un6nime
de los asistentes, acord6ndose su irripresi6n para ser distribuido, fi-
gurando en el mismo la firma de todos los Representantes procla-
mados.
Dicho document estaba redactado en los terminos siguientes:
-"Los Representantes del Pueblo Cubano a todos los que se in-
teresen por la libertad y el porvenir de Cuba. Un mandate de la Cons-
tituci6n de 16 de Septiembre de 1895 nos ha reunido en Asamblea
Constituyente. Hemos deliberado con amplitud, en tranquilidad com-
-64-







pleta e inalterable, sobre todos los objetos de la convocatoria, y no
hemos querido separarnos sin dirigir la voz, en moments que nos son
solemnes, a todos los que de algun modo se interesan por los asuntos
de nuestra patria. Cuando el enemigo parece abandonar su sistema
de "contestar a la guerra con la guerra", Io que supone el empleo
de todos los medics que la iniquidad sugiere, para terminal la guerra
con la acci6n political, Io que vale tanto como sustituir la crueldad
con la perfidia, debemos nosotros en lenguaje alto y claro, ratificar
una vez m6s, los prop6sitos firmes y decididos que animan a los cu-
banos en la lucha desesperadamente sostenida contra Espaia.
"Quien haya seguido con alguna atenci6n el curso de nuestros
sucesos, de cincuenta aios a la fecha, sabr6 positivamente el fin que,
de modo inflexible, inspire nuestra conduct. El que conozca la si-
tuaci6n verdadera de los asuntos cubanos no podr6 nunca ser Ilamado
a engaoia. Ni leyes especiales, ni reforms, ni autonomia, nada que
suponga, bajo cualquier nombre, forma y manera, la subsistencia de
la dominaci6n espaiola en Cuba podr6 dar t6rmino a la actual con-
tienda. Independencia o muerte ha sido, es y ser6 nuestro lema in-
discutible y sacrosanto.
"No hemos tornado las armas en solicitud de medidas politics
que no resolver6n nunca la cuesti6n que, con la ruina de nuestras pro-
piedades, el abandon de nuestros hogares y la exposici6n de nuestras
vidas, estamos ventilando. Ni Espaiia misma desconoce la incompa-
tibilidad irreductible que ha existido y existe entire espainoles y cuba-
nos, que nos ha arrojado y nos sostiene en la lucha y que no desapa-
recera mientras no se arrie en Cuba la bandera que ha cobijado tan-
tas matanzas y ha cubierto y amparado tantas iniquidades. Entre
Cuba y Espaia se extiende un oc6ano insondable de 16grimas, bulle
un agitado mar de sangre y se levant una montafa inaccessible de
odios y de rencores. Por eso queremos la independencia absolute e
inmediata de today la Isla de Cuba.
"Queremos constituir un pueblo libre, ordenado, pr6spero y feliz
sobre las ruinas de una colonial exanguie, explotada y envilecida. Lo
-hemos dicho en todos los tonos, repetido en todas parties, consignado
de todas las maneras. Lo dijo el Manifiesto de Monte-Christi, pro-
grama de esta Revoluci6n, Io sancion6 expresamente la Constituci6n
firmada en "Jimaguay6" y lo ratifica la Ley que hoy hemos jurado
guardar y en defense de cuyos preceptos tenemos empefiadas nuestra
dignidad y nuestra vida. La actitud asumida par los espaoioles no
nos ha engaiado, ni nos enganar6. Las que ayer mismo condenaban
jactanciosamente la soluci6n auton6mica, que simbolizaba para ellos
la independencia de Cuba, hoy la brindan como recurso extreme con
-65-







que atraernos a su tirania ominosa. Despues... iah!, despues vol-
veriamos a ser los extranjeros en la propia tierra, los extraiios en
nuestra misma casa, los eternamente explotados. Concesi6n de au-
tonomia! Aiagaza para sostener una situaci6n que se derumba. Con
autonomia y sin autonomia, ellos, mandando, nosotros siempre obe-
deciendo, ellos, los amos, nosotros los esclavos de cuatrocientos aiios.
Ni siquiera tratan de ocultar sus verdaderos prop6sitos. Lo han di-
cho todos: "concedemos la autonomia como media de conseguir la paz,
obtenida 6sta, volver6 la normalidad de las cosas". Es decir, volver6
la situaci6n misma que nos lanz6 a desafiar el poderio de la Metr6poli.
"Ya empieza a verse el process 16gico de sus deseos. Ya son
auton6micos, tambi6n, los conservadores intransigentes y los pretendi-
dos reformistas. Ya est6 claramente manifestado el intent: estable-
cer uno autonomia a la espaiola por los espaioles y para los espa-
ioles. Nada nos impgrta. El asunto est6 decidido a nuestro favor en
el terreno de los hechos, en el que no valen argucias ni habilidades.
La situaci6n en que la guerra ha colocado a Cuba y a Espaia no per-
mite otra soluci6n que la independence. Espaia no puede sostener
m6s tiempo una empresa que la aniquila y la desangra in6tilmente.
La oferta de hoy es una declaraci6n explicit de su impotencia. Los
espaioles nos remiten leyes cuando no pueden mandar m6s soldados.
Trotan de negociar la paz, porque no pueden continuar la guerra.
Cuba arruinada, agobiada par una deuda enorme, con la perspective
de una costosisima ocupaci6n military, entregada a la Adlmnistraci6n
m6s deshonrada y deshonrosa, oprimida par aranceles que impiden
desenvolver sus elements de riqueza, viviendo entire el recelo, las des-
confianzas, y la intranquilidad y las miseries. Eso es lo que se pre-
tende.
"S61o la separaci6n la permitir6 aligerar su deuda, organizer una
administraci6n sencillo, dictar las leyes econ6micas que exigen sus
necesidades, y garantizar la paz indispensable al desarrollo de sus in-
tereses morales y materials. Sin ella Cuba seria siempre vivero de
descontentos, campo de trastornos incesantes, teatro de convulsiones in-
terminables'.
"El pueblo que sostuvo la legendaria guerra de los Diez Aios;
que restai6 despues, solo y contra today close de obst6culos, su pro-
piedad perdida; que practice la vida constitutional en medio de innu-
meras lificultades creadas al intent de exasperarle y que sostiene la
present lucho, tiene derecho a pedir que se le consider y que se le
respete. Dentro del estado normal que una Revoluci6n supone, es-
tamos dando lecciones de orden y de estabilidad a nuestros orgullosos
progenitores. Mientras ellos pasan repetidamente de una situaci6n a
-66-







otra, cambian de politico y de procedimientos y varian a menudo la
jefatura de su Ejercito, nosotros no hemos tenido m6s que una Ley: la
Constituci6n de "Jimaguayu"; una political: hacer la guerra hasta ob-
tener la independencia; un procedimiento: la generosidad y el perd6n;
un solo Gobierno: el que designaron nuestros Constituyentes; un Jefe
Superior en el Ejercito: el lt6roe de "Palo Seco" y de "Mal Tiempo".
Nuestras instituciones han funcionado como en pais pacifico y regu-
larmente constituido. Lo que hacemos hoy, en plena guerra, es nuncio
seguro de lo que haremos en la paz. Lo que semos es garantia de lo
que seremos. Necesitamos vencer y venceremos. No hemos de cejar
cuando ya se toca la realizaci6n de los ideales de tres generaciones.
Seriamos absolutamente indignos de toda estimaci6n, si despues de
haber lanzado al pais a una lucha encarnizada, que ha traido su ruina
y su miseria, que ha matado la flor de la juventud cubana y ha Ilevado
el luto y la desolaci6n a todos nuestros hogares, retrocedieramos, para
volver suplicantes, avergonzados, confundidos y humillados a soportar
un yugo que significa la degradaci6n y el envilecimiento.
"S61o con la victoria o con la muerte saldremos de los campos de
Cuba Libre".
A las tres de la tarde del siguiente dia, 30 de Octubre de 1897,
en el mismo lugar, "La Yaya", (Camaguey) donde venia actuando
desde el dia 5 de ese mismo mes sin interrupci6n alguna, no obstante
ser ello de conocimiento del enemigo, celebr6 su ultima sesi6n la Asam-
blea, procediendo a dar posesi6n de sus respectivos cargos a los miem-
bros del Consejo de Gobierno, despues de prestar el debido juramento
con sujeci6n al siguiente interrogatorio, formulado por el Presidente
de la Asamblea: cumplir esta Constituci6n de la Rep6blica de Cuba y desempefiar bien
y fielmente el cargo que se os ha conferido?
Y a la contestaci6n de si, lo juramos, el doctor Domingo M6ndez
Capote afiadi6: "si asi lo hici6reis, la Patria os lo premie; y si no, os
lo demande.
Con lo que se di6 por terminado el period constituyente de 1897,
declar6ndose disuelta la Asamblea.


-67--













LA ASAMBLEA DE SANTA CRUZ DEL SUR


La cuarta y l6tima Asamblea revolucionaria se reuni6 en Santa
Cruz del Sur, en la tarde del 24 de Octubre de 1898, correspondiendo
por tanto, a CamagLey, la gloria de que todos esos Organismos se cons-
tituyeran en su territorio.
Esta convocatoria se llev6 a cabo por entender el Consejo de Go-
bierno no estarle permitido por ningin precepto legal, el tomar me-
didas aficaces con motive de la intervenci6n de las fuerzas america-
nas en la contienda que'desde el aio de 1895 venia sosteniendo el
pueblo cubano contra la dominaci6n espahola, "importando much
que estuviera reunida la Asamblea para evitar periods en que la po-
litica general cubana no tenga rumbo ni derrotero fijo", considerando
adem6s que las atribuciones concedidas al Consejo de Gobierno por
la Constituci6n, no le permitian tomar en este caso medidas eficaces
sin extralimitarse en sus poderes.
Contra la convocatoria de la Asamblea, asi como contra la exis-
tencia del Consejo de Gobierno, hubo de manifestarse el Secretario del
Interior, doctor Manuel Ram6n Silva y Zayas, quien con tal motive
renunciara el cargo, renuncia de que conociera el Consejo en sesi6n
celebrada en "La Viuda" (Camagiiey) el dia primero de Septiembre
de 1898 -por entender firmemente que el patriotism y las reglas
de Derecho Internacional que habian de hacerse efectivas en esos
moments en que se habia resuelto el problema de la independencia
de Cuba, les obligaba a retirarse inmediatamente del Poder para fa-
cilitar el cumplimiento de los fines que habian de realizarse, y no
siendo ese el criteria que se aprobaba, aceptaba o creia m6s conve-
niente el Consejo de Gobierno, interesaba se le aceptara la renuncia
inmediata e irrevocable del cargo de Secretario del Interior, que hasta
esos moments habia venido desempefando.
El Vice-Presidente del Consejo de Gobierno, doctor Domingo M6n-
dez Capote, hubo de manifestar que en fecha posterior a la presen-
taci6n de la renuncia de que se trataba, habia recibido una carta del
doctor Silva, en la que le trataba con m6s extension acerca de las causes
que le habian movido a tomar tal determinaci6n, cuya parte final es-
taba concebida en los siguientes t6rminos:
68---







-"A mi juicio nosotros debemos lanzar un manifiesto, RENUN-
CIANDO NUESTROS PODERES Y SUSPENDIENDO LA CONVOCATO-
RIA por no poderse efectuar, y asi cumplimos mejor. Si este juicio
no se acepta, yo exijo aue mi renuncia lo sea, pues me creo con derecho
para defender y conservar mis convicciones y no volverme a incorporar
al Gobierno como miembro del mismo".
El Consejo de Gobierno, despu6s de deliberar extensamente sobre
el particular, tom6 el acuerdo de aceptar la renuncia que de Secre-
tario del Interior presentara el doctor Manuel Ram6n Silva, por pensar
de manera distinta en lo referente a la renuncia de los poderes con-
fer.idos por el pueblo, considerando m6s necesaria que nunca la con-
vocatoria de la Asamblea.
Si era el doctor Silva o el Consejo de Gobierno quien estaba en
to cierto, era cosa que el desarrollo de los acontecimientos vendria a
comprobar en su oportunidad.
Convocada, pues, la Asamblea, resultaron electos por los seis
Cuerpos de Ej6rcito, los siguientes Delegados:

ler. Cuerpo:
Propietarios:
Brigadir Rafael M. Portuondo Tamayo.
General Jose Lacret Morlot.
Dr. Hip6lito Galano S6nchez.
Teniente Coronel Gonzalo P6rez Andr6.
Teniente Coronel Silverio Guerra Tellez.
Comandante Manuel Despaigne Revery.
Comandante Eugenio Aguilera Kindel6n
Suplentes:
Coronel Porfirio Valiente Delmonte.
General Juan Eligio Ducase Revee.

2do. Cuerpo
Propietarios:
Coronel Porfirio Valiente Delmonte.
Jose Nicol6s Ferrer Mena.
Teniente Coronel Carlos M. de Cespedes Quesada.
Rafael Maria Merch6n Torrado.
Manuel Sanguily Garrit.
Dr. Diego Tamayo Figueredo.
Modesto A. Tirado C6rdenas.
Lcdo. Jose Manuel Guerrero Gonzl6ez.


-69 -







Suplentes:
Julian Betancourt O'Farril.
Armando J. de la Riva Cardenas.
3er. Cuerpo
Propietarios:
Salvador Cisneros Betancourt.
Dr. Manuel Ram6n Silva Zayas.
Enrique Jose de Varona y de la Pera.
Dr. Antonio Gonzl6ez Lanuza.
Coronel Melchor Loret de Mola y Mora.
Brigadier Eugenio S6nchez Agramonte.
Gonzalo de Quesada y Ar6stegui.
Manuel Sanguily Garrit.
Suplentes:
Esteban Borrero Echevarria.
Aristides Agiiero Betancourt.
4to. Cuerpo
Propietarios:
General Jos6 Miguel G6mez y G6mez.
Dr. Domingo M6ndez Capote.
General Jos6 de Jes6s Monteagudo Consuegra.
Coronel Juan M. Menocal y Fern6ndez de Castro.
Teniente Coronel Francisco L6pez Leiva.
General Emilio Nufiez Rodriguez.
Juan Gualberto G6mez y Ferrer.
Teniente Coronel Carlos I. Trujillo
Suplente:
Lcdo. Carlos I. Prraga.
5to. Cuerpo
Propietarios:
Lcdo. Manuel M9 Coronado Pilofia.
Coronel Aurelio Hevia Alcalde.
Teniente Coronel Enrique Nufiez Palomino.
Lcdo. Joaquin Garcia Pola.
General Calixto Garcia liiiguez.
Dr. Alberto Schweyer Lamar.
Coronel Ignacio Almagro Elizaga.
Brigadier Fernando Freyre de Andrade.
Suplentes:
Teniente Coronel Saturnino Lastra Gonz6lez.
Manuel Sanguily Garrit.
-70-







6to. Cuerpo
Propietarios:
Juan Gualberto G6mez Ferrer.
Dr. Eusebio Hern6ndez P6rez.
Dr. Francisco Diaz Viv6.
Comandante*Jos6 Ram6n Villal6n Tamayo.
Brigadier Hugo Robert Fern6ndez.
Dr. Modesto G6mez Rubio.
Lcdo. Gerardo Portela S6nchez.
Dr. Jose Antonio Gonz6lez Lanuza.
Suplentes:
Dr. Domingo Lecuona Garmendia.
Teniente Coronel Pedro S6enz Y6fiez.
El President Mas6 felicit6 a los asistentes a la cuarta Asamblea
en que se reunia el pueblo armado de Cuba, la tercera de la actual cam-
paia y primera bajo la sombra de la paz.
Fu6 Presidente provisional de dicho Organismo el Mayor General
Calixto Garcia Iliguez, quien al ser designado para el cargo hubo de
exclamar: "Triste privilegio el de la edad"; actuando como Secretarios
los doctors Jose Nicol6s Ferrer y Enrique Nuiez, que resultaron ser
los dos m6s j6venes.
Reunida nuevamente la Asamblea en el mismo lugar en la ma-
nana del dia 7 de Noviembre, se procedi6 a la constituci6n de la Mesa
definitive, resultando electo Presidente el doctor Domingo M6ndez Ca-
pote y Vice-Presidente el doctor Fernando Freyre de Andrade, siendo
ocupadas las Secretarias por los seiores Manuel Maria Coronado y
Porfirio Valiente.
En sesi6n celebrada en la tarde de ese propio dia, entire los acuer-
dos adoptados por la Asamblea figure el de aceptar la entrega que de
sus poderes hiciera el Consejo de Gobierno, asumiendo desde ese mo-
mento todas las facultades de que estaba investido aquel Organismo
por mandate de la Constituci6n.
De los Delegados electos por el primer Cuerpo, tres dejaron de
tomar posesi6n de sus cargos: de uno de ellos, el Coronel Hip6lito Ga-
lano, solo se conoci6 de su. designaci6n; y en cuanto a los otros dos, el
Comandante Francisco Vega y el Teniente Coronel Silverio Guerra, re-
nunciaron sus cargos por escritos de fecha 25 y 28, respectivamente,
de Noviembre de 1898, y las que le fueron aceptadas por la Asamblea
en sesi6n celebrada en Marianao, el 16 de Febrero de 1899.
De los dos Delegados suplentes del dicho primer Cuerpo, el Coro-
nel Valiente opt6 al cargo de propietario que le fuera asignado por el
-71-






segundo Cuerpo, y el General Ducase fu6 proclamado Delegado propie-
tario de dicho Cuerpo, sin determinar la vacant a cubrir, en sesi6n
celebrada en Marianao el 21 de Febrero de 1899.
De los Delegados del segundo Cuerpo, el sefor Rafael Maria Mer-
ch6n, no se di6 por enterado de su elecci6n, y en cuanto al Coronel
Juan Manuel Guerrero, renunci6 el cargo, pot lo que la Asamblea en
sesi6n celebrada en Santa Cruz del Sur, en 7 de Noviembre de 1898,
proclam6 en su lugar al suplente Juli6n Betancourt.
El otro suplente de este Cuerpo, Coronel Armando J. de la Riva,
fu6 proclamado por la Asamblea en sesi6n celebrada en Marianao en
16 de Febrero de 1899, por renuncia del propietario senor Manuel San-
guily, que opt6 por representar al 3er. Cuerpo, en Camagijey.
De los Delegados electos por el tercer Cuerpo, el doctor Manuel
Ram6n Silva, siguiendo la line de conduct que se habia trazado a
este respect; ni siquiera se di6 por enterado de su designaci6n, ya que
el se habia manifestado contrario a la convocatoria de la Asamblea.
Otro Delegado electo por el propio tercer Cuerpo, el senor Enrique
Jos6 Varona, renunci6 el cargo, siendo sustituido por el suplente doctor
Aristides Aguero, seg6n acuerdo torado par la Asamblea en Santa
Cruz del Sur en 14 de Noviembre de 1898.
Otro Delegado propietario por el propio Cuerpo, el senor Gonzalo
de Quesada, no hizo acto de presencia ante la Asamblea, como asi tam-
poco el Delegado suplente Dr. Esteban Borrero.
El Delegado por el cuarto Cuerpo, Juan Gualberto G6mez, renun-
ci6 el cargo optando por el acta del sexto Cuerpo, siendo cubierta la
vacant producida por el Delegado suplente senior Carlos I. P6rraga,
conforme acuerdo torado en sesi6n celebrada en 14 de Noviembre en
Santa Cruz del Sur.
El Delegado suplente por el quinto Cuerpo, Teniente Coronel Sa-
turnino Lastra, fu6 proclamado como propietario en sesi6n celebrada
en 15 de Febrero de 1899, para cubrir la vacant producida par falle-
cimiento del Lugarteniente General Calixto Garcia, hecho ocurrido en
Washington en 11 de Diciembre del aio anterior, en ocasi6n de encon-
trarse en el desempeno de una comisi6n que le fuera conferida por
acuerdo de 10 de Noviembre anterior, ante.el Gobierno de los Estados
Unidos.
Habiendo renunciado el cargo de Delegado propietario por el 6to.
Cuerpo el doctor Gonz6lez Lanuza, ya que habia optado por el acta
del 3er. Cuerpo, la Asamblea en sesi6n celebrada en Santa Cruz del Sur
el 24 de Octubre de 1898, acord6 cubrir la vacante producida con el
suplente doctor Domingo Lecuona.
-72-






En la sesi6n celebrada en el propio lugar la tarde del mencionado
dia 7, al procederse a la lecture del mensaje que por el Presidente del
Consejo de Gobierno se dirigiera a los asambleistas, hubo de producirse
un incident entire various Delegados, al que se puso termino con la apro-
baci6n de la siguiente moci6n que fuera presentada por el Delegado
Juan Gualberto G6mez, con el voto en contra del Delegado Cisneros
Betancourt:
"La Asamblea queda enterada de las manifestaciones contenidas
en el Mensaje del Consejo de Gobierno, y ante la gravedad de los pro-
blemas que ha de resolver, suspended todo juicio sobre esas manifesta-
ciones y pasa a la orden del dia".
Tambi6n se procedi6 a la aprobaci6n de la moci6n que a continua-
ci6n se transcribe y de la que fuera autor el propio Delegado G6mez
Ferrer:
"La Asamblea acepta la entrega que hace de sus poderes el Con-
sejo de Gobierno, y asume desde luego las facultades que le correspon-
den con arreglo al precepto constitutional".
El escrito que se acompaiara al Mensaje a que se hace referencia,
estaba redactado en la forma siguiente:
"A la Asamblea de Representantes.-El Consejo de Gobierno que
preside, en sesi6n celebrada el dia de ayer, -23- acord6 hacer entre-
ga a los Representantes electos por el pueblo de Cuba en armas de los
poderes que de la misma representaci6n popular revolucionaria recibie-
ra en 30 de Octubre de 1897. El Consejo entiende que las facultades
que la Constituci6n atribuye a la present Asamblea la constituyen
desde hoy en el Poder Supremo de la Revoluci6n, y que las exigencias
de los moments actuales piden, de modo imperioso, que para bien de
todos los cubanos, la Asamblea entire de Ileno en el ejercicio de todas
sus funciones. No puede ocultarse a los seiores Representantes la
conveniencia de que asi suceda, como tampoco dejar6n de haber visto
los esfuerzos realizados por el Consejo de Gobierno para que pudie-
ramos Ilegar con nuestra organizaci6n legal intacta hasta el dia de
hoy, dia de jubilo inmenso para mis compaoeros y para mi en que
ya el pueblo revolucionario cubano tiene a su frente una representa-
ci6n que no podr6 ser preterida al decidir sobre los vitales asuntos que
tan esencialmente nos afectan".
La sesi6n de la manana del dia 8 la invirti6 la Asamblea en la
lecture y aprobaci6n del Reglamento interior, contentivo de 65 ar-
ticulos.
En la sesi6n celebrada esa noche, la Asamblea tom6 el acuerdo
de que se procediera al inmediato licenciamiento de todos aquellos
individuos que hubieran ingresado en las filas del Ej6rcito Libertador
-73 -






con posterioridad al dia 25 de Agosto de 1898, fecha en que por el
Consejo de Gobierno se decretara la suspension de las hostilidades,
dando con ello fin a la guerra que se venia sosteniendo contra Espafia,
quien deberia evacuar de inmediato el territorio de la Isla de Cuba,
conforme lo disponia la base cuarta del Protocolo suscrito entire dicha
Naci6n y los Estados Unidos.
En la propia sesi6n se acord6 constituir con car6cter permanent,
una Comisi6n ejecutiva, compuesta- de cinco miembros, a la que co-
rresponderia el despacho de los as.untos y ejercicio de las facultades
que en su casi totalidad correspondian a la propia Asamblea.
Dicha Comisi6n qued6 integrada por los Delegados Rafael Ma
Portuondo Tamayo como Presidente y Juan Gualberto G6mez Ferrer,
Aurelio Hevia Alcalde, Francisco Diaz Viv6 y Jos6 de Jesus Monteagudo
y Cbnsuegra, como Vocales.
En sesi6n celebrada por la Asamblea en la mafiana del dia 10
de Noviembre, se acord6 el nombramiento de una Comisi6n "con el
encargo especial de Ilevar a cabo cerca del gobierno americano", las
siguientes gestiones:
1--Exponer a la consideraci6n del Gobierno americano que pr6-
xima a terminal la evacuaci6n del territorio cubano por las tropas es-
paiiolas, y debiendo ser ocupada temporalmente por las fuerzas de los
Estados Unidos ese mismo territorio, la Asamblea de Representantes
del pueblo armado de Cuba, estima Ilegada la hora del licenciamiento
del Ejercito cubano, a menos de que el Gobierno americano no con-
sidere convenient contar con todo o con porte de 61 para ayudarle a
mantener el orden y desenvolver su politico, mientras se cumple el fin
supremo de la intervenci6n.
2-Manifestar al propio Gobierno americano que la justicia, la
equidad, la previsi6n y las conveniencias todas del Ejercito y del pais
cubano aconsejan que no se Ileve a cabo la disoluci6n de las fuerzas
que lucharon por la Independencia sin que se proporcione a los que
formaron en sus filas recursos pecunarios suficientes para tender a
sus necesidades, en tanto se normalice la situaci6n del pais y puedan
subsistir con sus trabajos.
39-Solicitar que, con las garantias de las rentas de Cuba, y en
la forma que se acuerde como m6s convenient con los poderes pG-
blicps de los Estados Unidos, se facility a la representaci6n official del
Ej6rcito cubano, la suma necesaria para proceder al licenciamiento,
con abono de una cantidad racional a cada individuo que se licencie.
4--Ofrecer al Gobierno americano el apoyo decidido de los ele-
mentos de toda close que constituyan la agrupaci6n revolucionaria ac-
tual, consignando expresamente que bas6ndose la intervenci6n en las
74 ---






"Resoluciones" del Congreso americano de 19 de Abril ultimo, que
oseguran la independencia de este pais, los cubanos revolucionarios
est6n dispuestos a secundar la acci6n del Gobierno de Washington,
ya continuando organizados como en la actualidad, ya del modo que
se les indique, par lo que se ruega al Gobierno de los Estados Unidos
que manifieste sus deseos en ese extreme, para orientar nuestra ac-
titud, de suerte que resulten siempre en armonia los prop6sitos de
dicho Gobierno y los intereses y derechos de nuestro pueblo.
En sesi6n celebrada por la Asamblea en la noche del propio dia
10, fueron designados el General Calixto Garcia como Presidente y
como Vocales los Delegados Jos6 Antonio Gonz6lez Lanuza, Manuel
Sanguily, Jos6 Miguel G6mez y Jose Ramos Villal6n, de la comisi6n
a que las anteriores gestiones se refieren.
A solicitud de los Delegados Cespedes, Gonz6lez Lanuza, Tirado
y Lacret Morlot, se adicion6 a las gestiones a realizar por la Comisi6n,
la pr6ctica de los esfuerzos necesarios para que los detenidos, expa-
triados y recluidos por el Gobierno espaiol como prisioneros de guerra
y politicos, fueran puestos en libertad inmediatamente.
No obstante haber sido aprobadas en su totalidad en la sesi6n
anterior las bases referentes al envio de la Comisi6n a Washington,
la Presidencia dijo se procederia a la discusi6n del articulado, por lo
que el Delegado Freyre present una moci6n como enmienda al ar-
ticulo primero, en el sentido de que el principal objeto de la Comisi6n
consistiria en recabar del Gobierno americano el reconocimiento del
derecho que asistia a la Asamblea para intervenir en el regimen pro-
visional de gobierno y administraci6n vigente en Cuba desde el cese
de la soberania espahola, hasta la definitive constituci6n del pais y
especialmente para fijar los principios y reglas relatives al derecho
y ejercicio del sufragio p6blico, de done deberian emanar los fu-
turos poderes, instituciones y legislaci6n de la Rep6blica cubana; en-
mienda que hubo de ser desechada por el marcado "sabor politico"
que contenia, procedi6ndose a la aprobaci6n del articulado en la for-
ma que se habia redactado, con la sola adici6n consignada; y la pro-
testa del Delegado Cisneros Betancourt, por entender que dicho acuer-
do era inconstitucional.
Se di6 lectura a una moci6n del Delegado Gonz6lez Lanuza, in-
teresando que a las facultades conferidas a la Comisi6n Ejecutiva se
adicionara el cumplimiento de todos los acuerdos de la Asamblea, y
de manera especial el relative al licenciamiento del Ej6rcito.
Las facultades omnimodas de que fuera investida la dicha Co-
misi6n Ejecutiva, son relacionadas en los siguientes articulos:
1-Corresponder6 a esta Comisi6n el representar a la Asamblea
en sus relociones con las fuerzas cubanas, ya las correspondientes al
75 ---






Ej6rcito propiamente dicho coma a los Cuerpos a Institutos especiales
del mismo, asi como tambi6n en sus relaciones con los empleados ci-
viles de la Revoluci6n y con los habitantes de territories ocupados par
el Ejercito Libertador.
2-Cuidard de que se complete un Estado general de dicho Ej6r-
cito, comprendido el Escalaf6n de Jefes y Oficiales y la list nominal
de las fuerzas, cuidando tambi6n de anotar los nombres y apellidos
de todos los inscriptos, fecha de ingreso, naturalidad, edad, profesi6n,
fuerza y Cuerpo a que pertenezcan o hubieren pertenecido, grado y
antigiiedad en el mismo, asi como las bajas y concepts en que hu-
bieren ocurrido. Organizar6 este servicio en la forma y condiciones
que estime convenientes para su mejor desempeio, a cuyo efecto que-
da a las 6rdenes inmediatas de la Comisi6n Ejecutiva la Inspecci6n
General del EjBrcito con todas sus dependencias, con Ia facultad de
modificar 6stas y de suprimir aquellas cuando lo consider convenient
a los intereses p6blicos.
3-Resolver6 sobre todas las propuestas pendientes relatives a
grades y ascensos, activando el despacho por el General en Jefe y per
los Jefes de Cuerpos o Institutos especiales de las que requieren un
informed de los mismos, y pudiendo seialar a dichos Jefes plazos, trans-
curridos los cuales la Comisi6n acordar, Ia resoluci6n que proceda,
prescindiendo del informed. Como consecuencia natural de esta fa-
cultad que se le otorga, la Comisi6n Ejecutiva permanent de la Asam-
blea cuidar6 de que todos los individuos pertenecientes al Ej6rcito,
Cuerpos e Institutos especiales, o a la close de funcionarios civiles,
posean su diploma acreditativo de la close o grado a que correspondent
y su hoja de servicios e historical. Estos documents se expediran en
la forma hasta ahora establecida; pero los que debieran suscribirse
par individuos del Consejo de Gobierno ser6n suscritos par el Presi-
dente y dos miembros de Io Comisi6n, previo acuerdo de la misma, to-
m6ndose de ellos raz6n par el Secretario, Io cual se hard constar al
dorse del document ya dicho.
4-Ser6 atribuci6n, y al propio tiempo deber, de esta Comisi6n,
arbitrar los recursos que fueren necesarios para el sostenimiento de
las fuerzas cubanas que permanezcan, asi coma para los gastos de
la Comisi6n misma, ya en especie como en numerario, contrayendo
las obligaciones al efecto necesarias; pudiendo autorizar, para lo re-
ferente a las fuerzas, a los Jefes de Cuerpo o Divisi6n, delegando en
ellos la gesti6n que se indica; pero sin autorizarlos de una manera ge-
neral para emitir obligaciones ni contraer deudas, sino fij6ndoles, en
los casos en que asi se haga, los limits precisos de la autorizaci6n y,
a ser possible, el limited m6ximo a que se extienda por raz6n de la
-76-






cuantia. Estas autorizaciones se otorgar6n bajo la responsabilidad
de la Comisi6n. Esta organizar6 los servicios a que este precepto se
refiere de la manera que estime oportuna para su mejor desempeio,
pudiendo tomar al efecto los acuerdos que entienda precisos.
59-Nombrar6 libremente a su Secretario y a todo el personal que
necesite para el desempeio de las funciones que le vienen enco-
mendadas.
6-La Asamblea nombrar6 el Presidente de la Comisi6n de entire
los cindo que han de componerla: los cuatro restantes, se entender6n
Vocales. Para que la Comisi6n pueda tener un acuerdo se requerir6,
por lo menos, la presencia de tres de los miembros que la componen y
siempre ser6n precisos tres votos conformes. Cuando el Presidente est6
impedido de asistir, presidir6 el de m6s edad.
79-La Comisi6n repartir6 entire sus miembros el trabajo que tu-
viere que ejecutar del modo que libremente acordare, a menos que re-
caiga sobre ciertas funciones que, en concept de los que la compusie-
ren, debieran requerir la cooperaci6n de todos ellos.
8-Las facultades que al Consejo de Gobierno atribuia la Cons-
tituci6n en los numeros 20, 50, 139 y 140 de su articulo 22 ser6n ejer-
cidas por la Comisi6n. El Presidente autoriza con su Vto. Bno. los des-
pachos y certificaciones que expida el Secretario. Las atribuciones que
al Consejo de Gobierno daban los articulos 168 y 169 de la Ley de Or-
ganizaci6n Militar, ser6n tambien del resort de la Comisi6n.
99-La Comisi6n Ejecutiva proveer6 a todos los Jefes y Oficiales
del diploma legal del grado en posesi6n del cual estuvieren de un modo
efectivo con anterioridad al 25 de Agosto ultimo, si lo acreditaran de-
bidamente a juicio de la Comisi6n.
100-Esta podr6 modificar por sus acuerdos, y para el buen desempe-
io de su cometido en sus diversos ramos, los precepts que se contienen
en la Ley Org6nica de Hacienda y en la Ley de Organizaci6n Civil hoy
vigente.
11-La Comisi6n queda encargada de cumplir todos los acuer-
dos de la Asamblea, especialmente el relative al licenciamiento del
Ej6rcito; las facultades que en este se atribuyen a la Asamblea o a un
organism o Comisi6n que pueda representarla, se entender6n de la
Comisi6n que en este acuerdo se crea.
129-Tendr6 todas las-dem6s facultades que la Asamblea, per
acuerdos posteriores, entendiere oportuno atribuirle.
139-Dar6 cuenta a la Asamblea, cada vez que 6sta celebre se-
si6n, de los asuntos que haya despachado, a cuyo efecto presentar6
a la Mesa un indice de sus resoluciones.
-77--






Por una moci6n suscrita por los Delegados C6spedes, Juan Gual-
.berto G6mez, Coronado y Tirado se propane a la Asamblea se acuerde
el indulto pleno de cuantos se encontraren sufriendo penas de extra-
namiento, destierro y trabajos forzados, lo que hubo de ser adoptado
por aclamaci6n.
Los Delegados S6nchez Agramonte, Hevia y Betancourt par me-
dio de una moci6n interesaban de la Asamblea el receso de la misma
hasta tanto la Comisi6n del Exterior necesitara de su cooperaci6n; y
cuya moci6n hubo de ser retirada por su author despues de ser comba-
tida por various Delegados.
La Asamblea acord6 a indicaci6n del Delegado Gonz6lez Lanuza,
que la Comisi6n designada para ir a Washington fuera provista de
ias siguientes certificaciones: del acuerdo de su designaci6n y de las
.personas nombradas para formarla; de la moci6n que diera origen
a su nombramiento con el pre6mbulo que le precedia; de la creaci6n
de la Comisi6n Ejecutiva, asi como de haberse acordado el licencia-
miento del Ej6rcito.
En sesi6n celebrada par la Asamblea en Santa Cruz del Sur en
la tarde del 12 de Noviembre, al ser leida el acta de la sesi6n-anterior,
el Delegado Salvador Cisneros pidi6 se hiciera constar en la misma,
que el no haber votado por el General Garcia para presidir la Comi-
si6n designada para ir a Washington, fue "por considerarlo inconve-
niente a la salud de la Rep6blica".
En este mismo acto fu6 proclamado Delegado por el Sexto Cuerpo
el Teniente Coronel Pedro S6enz Y6iez, en sustituci6n del propietario
Dr. Eusebio Hern6ndez, que renunciara el cargo.
Dada lectura a una moci6n de los Delegados Juan Gualberto
G6mez, Jos6 de Jesus Monteagudo, Salvador Cisneros, Manuel MQ
Coronado, Jos6 Lacret y Aurelio Hevia, par la que se recomendaba
a la Asamblea que una comisi6n de su seno, presidida. por la Mesa,
Ilevara al ultimo Presidente de la Rep6blica en armas el testimonio de
su respeto al patriot en ocasi6n de marchar a su pueblo natal; fu6
aprobada por el voto un6nime de los presents.
En sesi6n celebrada par la Asamblea en el propio lugar en la
noche del 14 de Noviembre se tomaron, entire otros, los siguientes
acuerdos: dar par renunciados los cargos de Delegados que residieran
en la Isla y no tomaran posesi6n de los mismos dentro de un period
de quince dias; declarar cerrado el escalaf6n del Ej6rcito con fecha
24 de Agosto de ese afio; ratificar los poderes a Estrada Palma y Que-
sada, como Ministro plenipotenciario de la Rep6blica en el extran-
jeroy Encargado de negocios en Washington, respectivamente; hacer
constar el reconocimiento del Ej6rcito Libertador hacia el Delegado
-78-






plenipotenciario, los funcionarios y agents le auxiliaron, los Cuerpos
de Consejos y Clubs revolucionarios de dentro y fuera de la isla; asi
como el sentimiento producido por la muerte del Dr. Betances, Sub-
Delegado de la Rep6blica en Paris.
Autorizada por las firmas de los Delegados Melchor Loret de
Mola, Jos6 de Jes6s Monteagudo, Manuel Despaigne y Jos6 N. Ferrer,
se conoci6 y aprob6 una moci6n contentiva de los siguientes extremes:
-"La Asamblea de Representantes, habiendo decidido todas las
cuestiones urgentes de que entendia debia ocuparse, acuerda su receso.
"La Asamblea se reunir6 de nuevo: 19-Cuando con arreglo al
articulo 35 del Reglamento deba celebrar sesi6n extraordinaria. 29-
Cuando lo solicite expresamente la Comisi6n enviada al exterior, o la
Comisi6n Ejecutiva. 3-Cuando deba darse cuenta de los trabajos
que realizare dicha Comisi6n del exterior.
"En cualquiera de esos casos el Presidente cumplir6 lo que esta-
tablece el articulo 36 del Reglamento, se alando tambi6n el lugar en
que deban celebrarse las sesiones".

ARTICULO 35.- La Asamblea celebrar6 sesi6n extraordinaria
cada vez que asi lo determine su Presidente o lo pidan por escrito ocho
Representantes con expresi6n del objeto que se proponen tratar: en
este caso la Mesa deber6 acordar la convocatoria para uno de los diez
dias siguientes al en que reciba la petici6n.
ARTICULO 36.-El Presidente seiilar6 dia y hora para la cele-
braci6n de las sesiones extraordinarias y los Representantes ser6n ci-
tados personalmente.
Esta fu6 la l6tima sesi6n celebrada por la Asamblea en Santa
Cruz del Sur, como asi tambi6n la ultima a que concurriera el Dele-
gado por el Sexto Cuerpo, Dr. Modesto G6mez Rubio; como la cele-
brada el dia 12 fuera la i6tima a que asistieron los Delegados par el
Primer Cuerpo, Teniente Coronel Gonzalo P6rez Andre y Comandante
Eugenio Aguilera Kindel6n.


Durante este receso de la Asamblea, el General G6mez que habia
determinado esperar el desarrollo de los acontecimientos permanecien-
do en actitud espectante y receloso del porvenir, en su campamento
del Central "Narcisa", en Las Villas, en los primeros dias del mes
de Febrero de 1899 recibi6 la visit de Mr. Robert P6rter, comisionado
personal del Presidente de los Estados Unidos, quien era acompaFia-
do por Gonzalo de Quesada, Encargado de Negocios de la Revoluci6n
en Washington.
-79-






Qued6 tan gratamente impresionado el caudillo en cuanto a la
buena f6 del Presidente Mac-Kinley, en lo tocante a la independencia
de Cuba, que variando la linea de conduct que se habia trazado en
principio, decidi6 trasmitir al Primer Magistrado de la naci6n ameri-
cana el siguiente cablegrama:
-"He tenido much gusto en conferenciar con su comisionado
Mr. P6rter, presentado por mi amigo Gonzalo de Quesada; y quedo
enterado y content de sus deseos. En breve marchare para La Ha-
bana'a conferenciar con el General Brooke para que todo march bien,
siguiendo los consejos de usted y para cooperar a la reconstrucci6n
,de Cuba".
El anterior cablegrama fu6 contestado de inmediato por conduct
de Mr. P6rter; contestaci6n que estaba redactada en los siguientes
terminos:
-"Trasmita al General G6mez mis cordiales cortesias y mi apre-
cio y gratitud por su franco y amigable mensaje. La cooperaci6n del
General G6mez en la pacificaci6n de Cuba ser6 del mayor valor para
ambos pueblos".
El General G6mez en una reuni6n de Jefes y Oficiales hizo saber
que no habia dudas de que la Independencia se estableceria en Cuba
muy pronto, y que el Gobierno Interventor seria temporal, gobernando
con prudencia el menor tiempo possible, ocup6ndose del Ej6rcito Li-
bertador, si bien el Presidente americano no queria -de acuerdo con
su sentir- disponer de recursos gravando a Cuba, ni fomarlos de su
propio tesoro, hacienda para ello uso de un fondo especial.
El dia 8 de ese mes, Febrero, el Generalisimo sali6 de Remedios
en un tren especial visitando a Taguayab6n, Camajuani, Salamanca,
Placetas, Floridano, Vega Alta, Encrucijada, Cifuentes, Sitiecito, Sagua
la Grande, Santo Domingo, Santa Clara, La Esperanza, Ranchuelo,
Cruces, Palmira, Cienfuegos,. Santo Domingo, San Pedro, Col6n, Jo-
vellanos, Coliseo, Matanzas, Guines, San Felipe, Bejucal, Ci6naga y
Marianao, done lleg6 el dia 23, realizando su entrada triunfal en
La Habana al siguiente dia 24, instal6ndose en la "Quinta de los
Molinos".

La Asamblea no se volvi6 a reunir hasta el 15 de Febrero de
1899, fecha en que se cumplia el primer aniversario de la voladura del
"Maine" en el puerto de La Habana, realiz6ndolo en el Cano (Ma-
rianao), bajo la Presidencia del Dr. Fernando Freyre de Andrade, ya
que el Presidente en Propiedad, Dr. Domingo M6ndez Capote, habia
renunciado el cargo par considerarlo incompatible con el de Secre-
tario de Estado y Gobernaci6n que le habia sido conferido por el Ge-
-80-






neral John R. Brooke, Gobernador Militar de la Isla, con la aproba-
ci6n del expresado Organismo.
Las siguientes sesiones las celebr6 la Asamblea en Marianao, has-
to la del 3 de Marzo; y las siguientes, hasta su disoluci6n, tuvieron
efecto en la casa n6mero 819 de la Calzada del Cerro (Habana).
En la sesi6n del dia 16 se acord6 designer Presidente de ese Or-
ganismo al Dr. Freyre de Andrade, que ocupaba la primer Vice-Presi-
dencia, cubriendo esta.vacante con el Dr. Hugo Robert que desempe-
fiaba la segunda Vice-Presidencia, cargo que fu6 cubierto por el Dr.
Diego Tamayo.
En esta misma sesi6n conoci6 la Asamblea de un escrito del sehor
'Tom6s Estrada Palma, fechado en 6 de ese mes en New York, renun-
ciando el cargo de Agente Diplom6tico para el que fuera designado por
la Asamblea de "Jimaguayu" el dia 18 de Septiembre de 1895, ya
que habiendo renunciado Espaia la soberania que ejerciera en Cuba,
entendia habian cesado los motives que hicieran necesaria la existencia
de tal cargo; acord6ndose aplazar para la semana pr6xima tratar del
particular.
La Asamblea acord6 aprobar una moci6n del Delegado Saturnino
Lastra, por la que tomando en consideraci6n una anterior resoluci6n
de ese Organismo, "de cooperar a la political del Gobierno interventor
encaminada al cumplimiento de la JOINT RESOLUTION de 9 de Abril
de 1898; y las circunstancias especiales del momento, no ser incom-
patible el ejercicio de cualquier cargo conferido por dicho Gobierno
, con el de Delegado que no ejerciera autoridad o representaci6n dentro
de la Asamblea.
En ocasi6n de hacer el Delegado Monteagudo algunas manifes-
taciones en relaci6n con una visit que hiciera al General G6mez, los
Delegados Emilio NW6ez, L6pez Leiva, Sanguily y P6rraga presenta-
ron la siguiente moci6n que es aprobada por aclamaci6n, despu6s de
ser leida por el Delegado Portuondo un telegrama del General en Jefe:
-"Enterada la Asamblea de que el General en Jefe se encuentra
en camino para la residencia de la Comisi6n Ejecutiva, segun le co-
munic6 a esta.
Acuerda que tres Representantes de los cuales sea uno miembro
de la Comisi6n Ejecutiva, se reunan con el General en Jefe, si fuese
possible en la ciudad de Matanzas, a fin de saludarle en nombre de
la Asamblea y de concertar con 61 el lugar y dia en que deba confe-
renciar, acerca de asuntos publicos, con dicha Comisi6n Ejecutiva".
El telegrama a que se hacia referencia fu6 depositado en Cien-
fuegos con fecha 15, y estaba redactado en los siguientes t6rminos:
-81 -






-Recibo anuncio de donde se encuentran Asamblea y Comisi6n,
mis deseos son Ilegar cuanto antes; pero estos pueblos me esperaban,
adem6s de sentirme quebrantado de salud. Yo Ilegar6 para estar al
lado de ustedes.
La Asamblea acord6 por unanimidad, a propuesta de los Dele-
gados Hugo Roberts, Saturnino Lastra y Armando J. de la Riva, di-
rigir a las autoridades y Gobierno Americano la expresi6n de sus sen-
timientos de gratitud por la parte que tomaron en el sentimiento que
embargaba al pueblo cubano con motivo del fallecimiento del ilustre
General Calixto Garcia.
En sesi6n celebrada en Marianao con fecha 21, la Asamblea co-
noci6 de dos telegramas que desde Matanzas fueran trasmitidos por
los comisionados designados al objeto de saludar al General en Jefe en
su viaje desde Las Villas a esa capital y cuyos despachos estaban.re-
dactados en los siguientes t6rminos:
-Entrevistas con General muy satisfactorias complete acuerdo
principios y procedimientos. General sale jueves para Marianao,
nosotros salimos esta tarde y deseando tomar parte debates rogamos
aplacen maiana resoluciones.
-Conferencias con General en Jefe satisfactorias. Saldr6 jueves
para Marainao: manden preparar alojamiento. Salgo esta tarde para
esa.
A propuesta del Delegado Sanguily, la Asamblea adopt el si-
guiente acuerdo:
-"Que tendr6n la preferencia, en el orden de sus trabajos, aque-
llos asuntos que se refieran a los subsidies del Ejercito, asi como a la
manera y condiciones en que, par parte de la Asamblea, haya de pre-
pararse la transici6n del estado actual del pois al period de su cons-
tituci6n stable y definitive, de modo que se realice cambio tan pro-
fundo sin sacudimiento ni violencia; y que -en consecuencia- no se
conceder6n m6s de veinte minutes en cada sesi6n al examen y dis-
cusi6n de cualesquiera otros asuntos que en Io sucesivo se propongan
a su consideraci6n y deliberaciones".
En sesi6n celebrada el dia 25 en Marianao, se di6 lectura a la
memorial presentada por la Comisi6n que fuera a Washington pre-
sididd por el General Calixto Garcia, y que hubo de ser recibida por el
President de los Estados Unidos, sin que ello implicara "el recono-
cimiento official de la Asamblea o de la personalidad revolucionaria".
Se acuerda la inmediata impresi6n de dicho document y su dis-
tribuci6n entire los Delegados, para ser discutido en una pr6xima reu-
ni6n de la Asamblea.
-82-






En sesi6n celebrada en el propio lugar con fecha 2 de Marzo de
car6cter secret, se dieron a conocer las bases relatives a un empr6s-
tito presentadas por un senior Coen, recientemente Ilegado de los Es-
tados Unidos.
Se acuerda el nombramiento de una Comisi6n de cinco Delega-
dos para que, despu6s de entrevistarse con Mr. Coen, present en for-
ma concrete las proposiciones del emprestito, dej6ndose para una pr6-
xima reunion la designaci6n de los comisionados.
Reunida la Asamblea al siguiente dia 3 en la casa n6mero 819
de la Calzada del Cerro, se procedi6 a la designaci6n de los Dele-
gados que debian former la Comisi6n cuyo nombramiento se acordara
el dia anterior, resultando electos los senores Jos6 R. Villal6n, Juan
Gualberto G6mez, Saturnino Lastra, Manuel Despaigne y Carlos I.
P6rraga.
El dia 6 se reuni6 nuevamente la Asamblea en el propio local, d6n-
dose cuenta por los senores comisionados de sus observaciones perso-
nales en el asunto de Mr. Coen, siendo considerado por alguno de ellos
como completamente inverosimil.
Esta sesi6n que fu6 secret, al igual que las dos anteriores, se
levant6 por la tarde sin haberse tornado acuerdo alguno.
El dia 7 se volvi6 a reunir la Asamblea en el mismo sitio, en sesi6n
secret tambi6n, y despu6s de discutido ampliamente el asunto del
empr6stito, a las 4 de la tarde se di6 por terminado el acto sin to?
marse acuerdo alguno.
El dia 9 en la propia casa n6mero 819 de la Calzada del Cerro,
-y tambi6n en sesi6n secreta- se reuni6 la Asamblea tratando sobre
el proyecto de empr6stito de Mr. Coen, sometiendose a la consideraci6n
de la Asamblea un contrato, para su discusi6n.
La Presidencia consult a los Delegados si debia tratarse antes
de la aprobaci6n de los articulos del contrato, o debian atenderse pre-
viamente las mociones "que parecen indicarse por algunos Delegados";
decidiendose la mayoria porque se atendiera preferentemente a las mo-
ciones en cuesti6n.
Seguidamente se di6 lectura a la siguiente moci6n, que fu6 pre-
sentada por el Delegado Manuel Sanguily, y la que hubo de ser apro-
bada.
-"La Asamblea de Representantes en cumplimiento de un ele-
vodo deber de patriotism consider indispensable, en este moment
critic para la Revoluci6n y la paz y prosperidad de la Isla de Cuba,
requerir al General en Jefe del Ej6rcito cubano su adhesi6n absolute e
inmediata, a fin de que los acuerdos que inspiren a la Asamblea la
necesidad y el deber de auxiliar a los soldados de la Revoluci6n, des-
83 -





tituidos de recursos de toda especie, y de preparar de este modo su
licenciamiento, en armonia con los prop6sitos declarados de la politico
interventora, -tengan la fuerza moral nacida de la unanimidad de
opinion de todos los servidores de Cuba-; y en tal concept, la Asam-
blea acuerda nombrar una Comisi6n de cinco Representantes para que
conferencien con el General en Jefe, y obtengan de 1l declaraciones
terminantes, a cuyo tenor ajustar6 su ulterior conduct el Supremo
Poder de la Revoluci6n".
La Comisi6n designada para entrevistarse con el General G6mez
la integraban los Delegados Sanguily, Cisneros, Hevia, CUspedes y Mon-
teagudo; pero manifestando el primero serle impossible aceptar el cargo,
es nombrado en su lugar el sefor Lastra.
Se contin6a la lectura del contrato de Mr. Coen; del que se mos-
tr6 contrario el Delegado Cisneros Betancourt, por entender que en-
cerraba dos condiciones que no podia ni debia cumplir la Asamblea:
la una era la del licenciamiento del Ej6rcito, y la otra la del nombra-
miento de una Comisi6n que se dirigiera al Presidente Mac-Kinley,
particip6ndole que se iba a hacer un contrato, lo que seria indecoroso,
supuesto que el Presidente ha ignorado por complete a la Asamblea,
sin poner nunca en ella su atenci6n, por lo que entendia que la Asam-
blea no debia entenderse ni dirigirse al Presidente de los Estados
Unidos.
Acord6ndose la designaci6n de una Comisi6n compuesta de tres
Delegados para concertar con capitalistas extranjeros un empr6stito de
veinte millones de pesos que debian aplicarse exclusivamente como
parte del pago de sus haberes al Ej6rcito Libertador, fueron nombrados
los Delegados Villal6n, Despaigne y Hevia, levant6ndose la sesi6n a
las siete de la noche.
El dia 11 se reuni6 la Asamblea en sesi6n p6blica, en el propio
local, conociendo de un escrito del Delegado Juli6n Betancourt con-
tentivo de la renuncia del cargo de no proceder la Asamblea a la
inmediata deposici6n del General en Jefe, de acuerdo con la siguiente
moci6n, dirigida al Presidente de ese Organismo:
-"La prudencia y el patriotism (exagerados) de la C6mara que
usted preside, han dado pruebas irrefutables de su intense e inque-
brantable amor a la Patria. No hay quien se atreva a dudar de nues-
tros excelentes prop6sitos encaminados siempre a la uni6n de las dos
personalidades que indebidamente representan al pueblo de Cuba en
armas. Nuestros constantes fracasos en favor del heroic Ej6rcito cu-
bano se lo debemos al General en Jefe, que ha usurpado por com-
pleto nuestros poderes, abusando de su popularidad y de la mala f6
del Gobierno interventor, que ha pretendido siempre esa desuni6n,
-84-






hasta el extreme de hacer case omiso de una Asamblea de Represen-
tantes que libre y expont6neamente ha elegido el Ej6rcito Libertador;
por tanto, ruego a la C6mara la admisi6n de mi renuncia como Di-
putado por el Segundo Cuerpo si no se depone inmediatamente al re-
belde General en Jefe, publicando un manifiesto d6ndole cuenta al
pais de nuestra patri6tica y dignisima actitud".
Seguidamente se di6 lectura a una moci6n del Delegado Sanguily,
que autorizaban los Delegados Juan Gualberto G6mez, Armando de la
Riva y Jos6 Lacret, por la que se pedia la supresi6n del cargo de Ge-
neral en Jefe, por considerarlo innecesario y perjudicial.
Recomendando el Delegado Juan Gualberto G6mez, que antes de
procederse a la discusi6n de la anterior moci6n, debian ser oldos los
Delegados que formaban la Comisi6n designada para entrevistarse
con el Generql G6mez, di6se lecture a las conclusions que fueron
presentadas al mismo y que estaban redactadas en la siguiente forma:
19-La Asamblea de Representantes ha declarado insuficientes
los tres millones de pesos ofrecidos por el Gobierno americano para
auxiliar a los soldados de la Revoluci6n cubana; y en su consecuencia
se dispone a practicar nuevas gestiones a fin de obtener m6s recursos
para subvenir a las necesidades del Ej6rcito en la media de que sus in-
dividuos puedan emprender una nueva vida de paz y de trabajo.
29-La Asamblea consider indispensable en este moment cri-
tico para la Revoluci6n y para la paz y prosperidad de la Isla de Cuba,
requerir del General en Jefe del Ejercito Cubano, su adhesi6n absolute
e inmediata a sus acuerdos, a fin de que 'stos tengan la fuerza moral
nacida de la unanimidad de opinion de todos los servidores de Cuba.
39-A este efecto la Asamblea solicit del General en Jefe de-
claraciones terminantes respect a los extremes anteriores.
Seguidamente hablaron los sefiores Cisneros, Lastra, CUspedes y
Monteagudo dando con ello lugar a que el Delegado Hevia ratificara
concepts emitidos con anterioridad; informando el Delegado Villal6n
acerca de la entrevista verificada en Matanzas por la Comisi6n que
fue enviada a recibir al General G6mez y a conferenciar con el.
Es leida nuevamente la moci6n del Delegado Sanguily, por la que
se pide la supresi6n del cargo de General en Jefe, manifest6ndose
contrario con la soluci6n que en ella se propone el Delegado Loret de
Mola.
Los Delegados Lecuano, Lacret, Juan Gualberto G6mez, Freyre de
Andrade y otros se manifiestan en pro de la moci6n, en tanto que lo
realizan en contra los Delegados Monteagudo, NnFez (Emilio), CUs-
pedes y L6pez Leiva.
85-






El Delegado Agiero manifest "que en vista de los graves cargos
que resultan de la conduct observada por el General G6mez, y que
extensamente han expuesto muchos seiores Representantes", creia que
la moci6n del sehor Sanguily no satisfacia los deseos de la mayoria
"por considerarla d6bil", por Io que 6ste la retir6, presentando una
nueva redactada en los siguientes t6rminos:
-"Los Representantes que suscriben tienen el honor de proponer
a la Asamblea el acuerdo siguiente:
"La Asamblea de Representantes en atenci6n a la conduct ulti-
mamente observada por el General en Jefe del Ej6rcito Cubano, en
desobediencia y aun menosprecio de los derechos y la dignidad de la
Asamblea, como Poder Supremo de la Revoluci6n,

ACUERDA:
"Destituir de su empleo al General en Jefe, pasando en conse-
cuencia el Mayor General M6ximo G6mez, que hasta ahora lo desempe-
iaba, a la close de reemplazos, y suprimiendose por innecesario y per-
judicial en la actualidad el cargo de General en Jefe.
"Sal6n de Sesiones en el Cerro, a 12 de Marzo de 1899.-Manuel
Sanguily, Aristides Agiiero, Salvador Cisneros, Gerardo Portela, Juan
Gualberto G6mez, Armando J. de la Riva, Lacret Morlot, Joaquin G.
Polo, Juli6n Betancourt, Domingo Lecudna, J. Eligio Ducase".
La Asamblea -profundizando su sepultura-, someti6 a votaci6n
la moci6n de que se trataba, la que fu6 aprobada por el voto favorable
de los Delegados Alberto Schweyer, Ignacio Almagro, Manuel Maria
Coronado, Rafael Maria Portuondo, Manuel Despaigne, Aurelio Hevia,
Jos6 Lacret Morlot, Pedro S6enz YaFez; Gerardo. Portela, Juan Gual-
berto G6mez, J. Eligio Ducase, Salvador Cisneros, Porfirio Valiente,
Carlos I. Trujillo, Jos6 Ram6n Villal6n, Manuel Sanguily, Armando
J. de la Riva, Francisco Diaz Viv6, Juli6n Betancourt, Aristides Agiiero,
Juan M. Menocal, Joaquin Garcia Pola, Domingo Lecuona, Modesto A.
Tirado, Fernando Freyre de Andrade.
Votaron en contra los Generales Emilio NWfez y Jos6 de Jesus
Monteagudo, Coronel Carlos Manuel de CUspedes y Teniente Coronel
Francisco L6pez Leiva.
Se abstuvo de votar el Coronel Melchor Loret de Mola, y lo rea-
lizaron por la supresi6n del cargo y no por la destituci6n Saturnino
Lastra y Carlos I. P6rraga; nombres que se dan a conocer para que
se conozca la forma en que actuaron los Delegados que asistieron a
dicha sesi6n.
-86-






Y aqui del inmortal Heredia:
Siempre los pueblos ingratos son
con aquellos que rompen sus cadenas;
y fren6ticas Roma y Atenas,
inmolaron a Fusio y Cat6n.

-"Y si en este caso precise del General G6mez el pueblo no fu6
el ingrato -ya que siempre Io consider su idolo-, si lo fueron los
que se atribuian la representaci6n del mismo".
En la misma fecha de su deposici6n el General G6mez, que se en-
contraba alojado en la "Quinta de los Molinos", dirigi6 al pais y al
Ej6rcito, el siguiente patri6tico manifiesto:
-"Con las supremas facultades que le son atributivas, la Asam-
blea de Representantes del Ej6rcito acaba de despojarme del cargo de
General en Jefe del Fj6rcito Libertador, que me habia confiado la Re-
voluci6n redentora, en cuyo puesto; atento siempre a las inspiraciones
de mi conciencia y a las grandes necesidades nacionales, trate en to-
das las circunstancias de cumplir todo mi deber.
"La Asamblea estima coma un acto de indisciplina y falta de
respeto, que no apoye las gestiones encaminadas a levantar empr6s-
titos de dinero, que pueden comprometer para m6s tarde los grandes
intereses financieros y politicos de Cuba, que yo pienso debe entrar
a ejercer su propia soberania de Republica, de uni6n y de concordia,
proclamada en el Manifiesto de Monticristi y sostenida y mantenida
en los campos de batalla, libre de todo compromise y siempre dejando
a salvo el honor national.
"Esta es la causa primordial de la determinaci6n que respect a
mi persona acaba de tomar la Asamblea. Por Io dem6s, coma hom-
bre sincere, confieso que le quedo agradecido, pues ella me releva de
grandes compromises politicos, a la vez que me deja libre para reti-
rarme a mi hogar abandonado, 6nica aspiraci6n despu6s de treinta
aiios de lucha y brega por la ventura de este pais que tanto amo.
"Extranjero coma soy, no he venido a este pueblo, ayud6ndolo a
defender su causa de justicia, coma un soldado mercenario; y par eso,
desde que el poder opresor abandon esta tierra y dej6 libre ol cubano,
volvi mi espada a la vaina, creyendo desde entonces terminada la mi-
si6n que voluntariamente me impuse.
"Nada se me debe y me retire content y satisfecho par haber he-
cho cuanto he podido en beneficio de mis hermanos. Y en donde
quiera que el destiny me imponga plantar mi tienda, alli pueden los
cubanos contor con un amigo".
-87-







Al dia siguiente, 13, la Asamblea se reuni6 en el propio local,
donde los Delegados Aristides Aguero y Portuondo Tamayo comen-
taron el manifiesto del General G6mez, tratando de negarle toda ve-
racidad.
La Presidencia di6 cuenta de haber recibido un oficio del Mayor
General Jos6 M0 Rodriguez ("Mayfa"), acusando recibo del que le
fuera remitido d6ndole cuenta de la deposici6n del General en Jefe,
cuyo p6rrafo final estaba redactado en los siguientes t6rminos:
-"Al acusar recibo de esta superior disposici6n, que comunico
inmediatamente a mis subalternos, reitero a la Asamblea de Repre-
sentantes el testimonio de la firme obediencia que tiene derecho a
esperar del Ejercito que libremente le confi6 su m6s alta y definitive
representaci6n".
En la misma sesi6n se conoci6 -idos dias despubs de acordada la
deposici6n del General G6mez!- de una moci6n presentada nada
menos que por su segundo Vice-Presidente, el Dr. Diego Tamayo, cuyo
p6rrafo final estaba redactado en los siguientes t6rminos:
-"Disolver, en seguida, la Asamblea que es no s61o una Corpo-
raci6n moribunda, sino que de permanecer podria entorpecer la mar-
cha de esta sociedad, que ya necesita entrar en el period de recons-
trucci6n para realizar el ideal eterno que ha inspirado todos nuestros
movimientos revolucionarios: la constituci6n de todo el pais cubano
en una nacionalidad independiente y soberana".
jCu6n distinto el juicio que merecia la Asamblea al Dr. Tamayo,
no obstante ser miembro de la misma, que el emitido por el General
Rodriguez! ...
La Asamblea s61o tom6 en consideraci6n la renuncia que del cargo
de segundo Vice-Presidente presentara el Dr. Tamayo, designando en
su lugar al Delegado Salvador Cisneros.
En el propio acto se acord6 destituir de su empleo de Encargado
de Negocios de la Revoluci6n en Washington, al sefor Gonzalo de
Quesada, "en consideraci6n a que los actos realizados l6timamente, ya
fuera, ya dentro de la isla, y que eran del dominio p6blico par su pro-
pia notoriedad y la mayor que le diera la prensa, contrarios a los in-
tereses que la Asamblea tenia el deber de promover y amparar".
iEl senior Gonzalo de Quesada acompai6 a Mr. P6rter, -comi-
sionado personal del Presidente Mac-Kinley-, al Cuartel General del
General G6mez en el Central "Narcisa", en Las Villas! .... Ese y no
otro fu6 el grave delito realizado por el funcionario depuesto.
En esta misma sesi6n la Asamblea acuerda por el voto un6nime
de los asistentes, dirigir un Manifiesto al Ej6rcito y al pueblo de Cuba,
-88-






exponiendo las razones que motivaran la actitud asumida frente al Ge-
neral G6mez; actitud que en el general sentir tuviera por principal fun-
damento el complete olvido en que se tuvo a ese Organismo por el Pre-
sidente de los Estados Unidos y consecuentemente por el Gobierno in-
terventor, cuya marcada preferencia con el Libertador era manifiesta;
aparte no prestar su apoyo a "las gestiones encaminadas a levantar
emprestitos de dinero", que podian "comprometer para m6s tarde los
grandes intereses financieros y politicos de Cuba".
En sesi6n celebrada el dia 14, con asistencia de s61o veinte y cinco
Delegados, se di6 cuenta de un escrito del Delegado Melchor Loret de
Mola, renunciando el cargo consecuente con la actitud que asumi6 en
la sesi6n del dia 11, en que se acordara la deposici6n del General
G6mez.
El Delegado Sanguily propuso, y la Asamblea lo acuerda, desig-
nor una Comisi6n que Ilevara al Presidente Mc-Kinley las manifesta-
ciones contenidas en los siguientes acuerdos:
Primero:-Dor p6blico testimonio de su profunda gratitud y de la
gratitud sincera del Ej6rcito y el pueblo de Cuba, por la magn6nima
asistencia con que el pueblo y el Congreso de los Estados Unidos robus-
tecieron la causa de la independencia de nuestra Patria, acelerando y
asegurando su triunfo; asi como de su m6s respetuosa consideraci6n y
reconocimiento al Presidente y al Gobierno de aquella noble naci6n par
los inequivocas muestras de desinteresadas simpatias y ayuda que con
tanta eficacia supieron dar a los cubanos, contribuyendo tan gloriosa-
mente a su independencia primero, y luego a la reconstrucci6n political
y econ6mica, asi como al establecimiento del orden y de la nacionali-
dad cubana en la Isla arrasado y subvertida por la guerra.
Segundo:-Manifestar al propio tiempo al Pueblo y al Gobierno
de los Estados Unidos, que el pueblo armado de Cuba y la Asamblea,
como su legitimo representante, est6n reconocidos al obsequio de
$3.000.000.00 con que quiere contribuir el Presidente de los Estados
Unidos al alivio y al licensamiento de nuestros soldodos; pero que, fun-
dados en el mayor y m6s exacto conocimiento del car6cter y de las ne-
cesidades de nuestro Ejercito y de la situaci6n agricola y econ6mica
de nuestro pais, la Asamblea de Representantes, porque anhela la pax
y se propone coadyuvar a los humanitarios fines de la political inter-
ventora, consider su deber ineludible declarar que aquella suma que
par honra nuestra no podemos aceptar como donativo, sino en presta-
mo, es de todos modos insuficiente y, por ende, ineficoz, y, como con-
secuencia: solicit del Presidente de los Estados Unidos su necesaria
autorizaci6n para levantar los fondos indispensable que aplicaria ex-
clusivamente a auxiliary a las tropas cubanas, a fin de que puedan li-
-89-







cenciarse sin dificultades ni aprensiones, como media inexcusable y
previa para que la paz impere definitive y perdurablemente en la Isla
de Cuba.
La Comisi6n designada al efecto la integraban los Delegados Vi-
Ilal6n, Despaigne y Hevia.
En la propia sesi6n se di6 lectura al Manifiesto que la Asamblea
dirigiera "Al Pueblo y al Ej6rcito Cubano", explicando los motives que
tuviera para deponer al General G6mez del cargo de General en Jefe
del Ej6rcito Libertador, tratando con ello de poner t6rmino a una lucha
entablada entiree un hombre que todos consideraban como el supremo
representante de nuestra guerra libertadora, y una Asamblea que no
habia sido elect par nadie, que era una creaci6n artificial, la cual, no
nobstante, tenia todos los poderes"; y cuyo Manifiesto insertamos al
final de este trabajo.
Reunida la Asamblea el dia 19 con objeto de fijar la fecha y las
condiciones en que habian embarcar a Washington los comisionados
nombrados al efecto; acord6ndose aplazar dicha salida por various dias.
Dando cuenta el Presidente de la Comisi6n Ejecutiva de hab6rsele
pedido de una manera "informal" las listas del Ej6rcito, por el General
Brooke, por mediaci6n del Inspector General, la Asamblea acord6 que
dichas listas serian facilitadas cuando fueran pedidas en debida forma.
Reunida la Asamblea el dia 21, por la Presidencia se di6 cuenta
de la existencia de dos mociones: una relacionada con el licensamiento
del Ej6rcito y la otra fijando reglas y atribuciones a los Jefes con man-
do efectivo.
Despu6s de ser deliberado el asunto 6mpliamente, se acuerda de-
jar la discusi6n de ambas mociones para pr6ximas sesiones.
La moci6n que trataba del licensamiento del Ej6rcito resultaba
sumamente extensa y en ella se consignaban los siguientes extremes:
PRIMERO:-Exponer a la consideraci6n del Gobierno americana
que, pr6xima a terminar la evacuaci6n del territorio cubano par las
tropas espaiolas, y debiendo ser ocupado temporalmente par las fuer-
zas de los Estados Unidos ese mismo territorio, la Asamblea de Repre-
sentantes del pueblo armada de Cuba estima llegada la hora del licen-
ciamiento del Ejercito cubano, a menos de que el Gobierno ameri-
cano no consider convenient contar con todo o parte de 61 para ayu-
darle a mantener el orden y desenvolver su politico, mientras se cumple
el fin supremo de la intervenci6n.
SEGUNDO:-Manifestar al propio Gobierno americano que la
justicia, la equidad, la previsi6n y las conveniencias todas del Ej6rcito
y del pais cubano aconsejan que no se Ileve a cabo la disoluci6n de
-90-







las fuerzas que lucharon por la independencia, sin que se proporcione
a los que formaron en sus filas recursos pecunarios suficientes para
tender a sus necesidades, en tanto se normalice la situaci6n del pais
y puedan subsistir con sus trabajos.
TERCERO:-Solicitar que, con las garantias de las rentas de
Cuba, y en la forma que se acuerde como m6s convenient con los
Poderes p6blicos de los Estados Unidos, se facility a la representaci6n
official del Ejercito cubano la suma necesaria para proceder al licen-
ciamiento, con abono de una cantidad racional a cada individuo que
se licencie.
CUARTO:-Ofrecer al Gobierno americano el apoyo decidido de
los elements de today close que constituyen la agrupaci6n revolucio-
naria actual, consignando expresamente que, bas6ndose la interven-
ci6n en las "Resoluciones" del Congreso americano de 19 de Abril
ultimo, que aseguran la independencia de este pais, los cubanos re-
volucionarios estan dispuestos a secundar la acci6n del Gabinete de
Washington, ya continuando organizados como en la actualidad, ya
del modo que se le indique; por lo que le ruega al Gobierno de los Es-
tados Unidos que manifieste sus deseos en ese extreme, para orientar
nuestra actitud de suerte que resulten siempre en armonia con los pro-
p6sitos de dicho Gobierno y los intereses y derechos de nuestro pueblo.
En cuanto a la moci6n que fijaba reglas y atribuciones a los Jefes
con mando, se les hacian los siguientes encargos:
10-Velar por la discipline y el buen orden en todo el Departa-
mento military.
2-Llevar la representaci6n de las fuerzas del mismo, cuando
no este reunida la Asamblea, entendiendose directamente con la Co-
misi6n Ejecutiva.
39-Hacer cumplir todas las disposiciones legales, asi las consig-
nadas en las leyes y acuerdos ya votados, como en las que sancione
en lo sucesivo la Asamblea.
49-Cuidar de todo lo concerniente al licenciamiento del Ejercito,
con arreglo a lo que a ese respect est6 decretado o se decrete por la
Asamblea.
50-Comunicar a la Comisi6n Ejecutiva cuantas indicaciones crea
oportunas respect a la situaci6n actual de las fuerzas del Departa-
mento, y evacuar las consultas que estime convenient la Comisi6n Eje-
cutiva someter a su examen respect a la march de los asuntos que
afectan al EjBrcito y a la Revoluci6n.
En sesi6n celebrada en el propio local por la Asamblea en 23 de
Marzo, el Delegado Cisneros Betancourt hizo uso de la palabra am-
-91 -







pliando la contestaci6n que diera al Delegado Sanguily en la sesi6n
anterior, asegur6ndole que las armas pertenecientes al Tercer Cuerpo
estaban depositadas "a disposici6n de la Asamblea".
Es de advertir que las fuerzas del Tercer Cuerpo hicieron su en-
trada en la ciudad de Puerto-Principe, -hoy Camagiey-, el dia 30
de Noviembre de 1898, procedi6ndose a los pocos dias al licenciamien-
to temporal de las mismas, licencias que hubieron de ser canjeadas
por otras de car6cter definitive, autorizadas con la firma del General
Roloff, en su condici6n de Inspector General del Ej6rcito, concebidas
en los siguientes t6rminos:
-"El Inspector General del Ej6rcito Libertador de Cuba, de acuer-
do con lo dispuesto en sesi6n celebrada el 27 de Abril de 1899 por la
Junta Consultiva, bajo la presidencia del Representante General del
Ej6rcito, Mayor General M6ximo G6mez, concede licencia absolute
al (aqui el cargo y nombre del interesado) que de su espont6nea vo-
luntad y par alcanzar el grandiose ideal de la independencia de Cuba,
se alist6 en las filas del Ejercito el dia (aqui mes y aito) habiendo ser-
vido en ellas con derecho al sueldo de.................... seg6n
acuerdo del Consejo de Gobierno de 14 de Septiembre de 1896, hasta
el dia 24 de Agosto de 1898, fecha en que, conforme a la disposici6n
de la Asamblea de Representantes de 9 de Noviembre de 1898, dejaron
de correr los haberes del Ej6rcito y teniendo, par tanto, al expedir-
sele la present un cr6dito de ........... a su favor .que la Rep6-
blica de Cuba debe satisfacer una vez que definitivamente se cons-
tituya.
"A nombre de la Patria se le tributan cumplidas gracias al (aqui
el grado y nombre) y se le recomienda a la consideraci6n y respeto de
sus conciudadanos, en la seguridad de que, como hasta ahora, sabr6
Ilevar con dignidad en todas las circunstancias de su vida, el honroso
titulo de Veterano de la Independencia de Cuba".
La Asamblea en sesi6n celebrada el dia 24 tom6 los siguientes
acuerdos:
1?-Suspender hasta el s6bado primero de Abril, sus sesiones y
que ese dia se discutir6 Ia moci6n de los Delegados P6rraga, Despaigne,
Rivas y Villal6n y que est6 sabre la Mesa.
29-Que salga maiiana la Comisi6n nombrada para ir a Ilevar
la resoluci6n acordada en la sesi6n efectuada el 14 del corriente y
con motive de la moci6n de los seiiores Sanguily, G6mez y Hevia.
3-Que esta Comisi6n queda facultada para firmar el contrato
aprobado par la Asamblea en sesi6n del nueve del present mes, si lo
consider viable despues de su entrevista con el Presidente.
-92-







4-Que el viernes 31 de Marzo, al media dia, la Comisi6n in-
formar6 par cable a la Asamblea si tiene la seguridad de que ser6
recibida por el Presidente y las probabilidades de 6xito en su gesti6n.
El dia primero de Abril, en la misma casa numero 819 de la Cal-
zada del Cerro, se reuni6 nuevamente la Asamblea, aprobando una
moci6n que suscribian los Delegados Portuondo, Tirado, S6enz Y6aez,
Trujillo y Lecuona, recomendando la conveniencia de establecer en
todo el territorio de la isla la instituci6n de "Veteranos de la Inde-
pendencia".
Pasado a la orden del dia contentiva de la moci6n que trataba so-
bre el licenciamiento del Ej6rcito, despu6s de una amplia discusi6n so-
bre tal extreme, se acord6 dejarlo pendiente de resoluci6n hasta el
regreso de los comisionados que fueron a Washington.
Tal determinaci6n parece tuvo como principal fundamento el
conocer la Asamblea de un despacho cablegr6fico, firmado por los
comisionados Hevia y Villal6n, informando que el Presidente Mac-
Kinley no solamente no aumentaba la cantidad de tres millones ofre-
cidos, sino lo que resultaba m6s grave ain, no estaba dispuesto a auto-
rizar la concertaci6n de empr6stito alguno; anunciando en el propio
cablegrama su inmediata salida para Cuba.
Y, finalmente, se produjo la reunion del 4 de Abril, ultimo dia
de existencia de la Asamblea, que al fin lleg6 al pleno convencimien-
to de que nada debia esperar del Gobierno americano, de quien no
habia sido reconocida oficialmente; y cuya existencia era mirada con
desagrado par la mayoria del pueblo cubano desde el moment en
que.t6mara el antipatri6tico acuerdo de destituir al General M6ximo
G6mez del cargo de General en Jefe del Ej6rcito Libertador.
A esta l6tima sesi6n solamente concurrieron veinte y cuatro de
los cuarenta y ocho miembros que formaban ese Organismo.
En esta sesi6n los Delegados Hevia y Villal6n informaron del re-
sultado de las gestiones Ilevadas a cabo en Washington, acerca del
Presidente-Mac-Kinley, dando lectura a la contestaci6n que diera el
Secretario Hay a ese respect, y la que estaba concebida en los siguien-
tes t6rminos:
-"He manifestado al Presidente el objeto de nuestra entrevista
de esta maiana y me signific6 dijera a usted que 61 no tenia nada m6s
que agregar a la comunicaci6n verbal que entonces tuve el honor de
tener con usted y el senior Hevia".
La Asamblea acord6 en esta misma sesi6n el "licenciamiento" del
Ej6rcito Libertador, con car6cter definitiveo", concediendo un plazo
de un mes, a contar desde esa fecha, para que los interesados pudieran
presenter ante la Comisi6n Ejecutiva, -Organismo creado por la pro-
-93-







pia Asamblea-, las reclamaciones que estimaren procedentes sobre
legalizaci6n de grades; dando por terminados sus trabajos en 30 de
Junio, fecha en que seria disuelta dicha Comisi6n.
Y "considerando la Asamblea agotadas todas sus gestiones y en
la imposibilidad de practicar otras eficaces al cumplimiento de los fines
para que fu6 elect, acuerda su inmediata disoluci6n".
Y al despedirse de sus companeros su Presidente, el Dr. Fernando
Freyre de Andrade, se lament de que la ciudad de La Habana hubiera
sido hostile a la Asamblea, compuesta de cubanos que con la conciencia
limpia creyeron haber cumplido su deber y servido a los intereses de
la independencia de Cuba; pero cuyos miembros, en su mayor parte,
en un acto de mal entendido amor propio -en sentir de opinion pu-
blica-, habian realizado la m6s grande de las ingratitudes, al des-
tituir al Libertador del cargo de General en Jefe del Ej6rcito Cubano.
eEstaria en lo cierto el doctor Manuel Ram6n Silva, cuando al
presentar en 25 de Agosto de 1898 la renuncia del cargo de Secre-
tario del Interior que desempefaba en el Consejo de Gobierno, enten-
diera que no solamente debia desaparecer ese Organismo, sino ade-
m6s suspenderse la convocatoria de la Asamblea, a fin de facilitar
el cumplimiento de los fines que se habia impuesto el Gobierno ame-
ricano al proceder a la ocupaci6n military de la Isla?
Tal parece que los acontecimientos sucedidos posteriormente, vi-
nieron a dar la raz6n al inquieto y perpicaz estadista.


ASAMBLEA DE REPRESENTANTES DE LA REVOLUTION CUBANA
Al Pueblo y al Ejercito Cubano

La Asamblea de Representantes de la Revoluci6n Cubana se ha
visto en la necesidad de destituir del cargo de General en Jefe del
Ej6rcito Libertador al Mayor General M6ximo G6mez. Y aunque nin-
gun espiritu reflexive dejar6 de admitir que para tomar resoluci6n tan
grave, la Asamblea ha debido tener poderosos motives, conviene al in-
teres de todos que se expongan las razones que han determinado la
conduct de los Representantes del pueblo revolucionario de Cuba,
a fin de que no se perturbe el juicio de la gente sensata ni se extravie
la opinion de los elements sanos de nuestra tierra.
En un Manifisto que acaba de dirigir al Pais y al Ej6rcito el Mayor
General M6ximo G6mez, procura reducir las causes del conflict a
un solo extreme, afirmando que lo que la Asamblea estima como falta
de discipline de su parte, es que 61 "no apoy6 las gestiones encami-
nadas a levantar emprestitos de dinero", que a su juicio, "pueden com-
-94-







promoter para m6s tarde los grandes intereses financieros y politicos
de Cuba". Comete una sensible inexactitud el Mayor General M6-
ximo G6mez con esa aseveraci6n, porque las faltas de indisciplina y
de respeto par 61 cometidas, arrancan de muy atr6s, y se manifiestan
en la actitud que asumiera desde que se constituy6 la Asamblea.
Porque lo cierto es que el Mayor General M6ximo G6mez, sol-
dado brillante en los combates, nunca ha sido un military disciplinado,
obediente a las leyes y correct ante los Poderes constituidos; a los
cuales ha procurado siempre sobreponerse para realizar tan solo su
voluntad m6s a menos caprichosa.
Con los dos Consejos de Gobierno que ha tenido la Revoluci6n
desde 1895, vivi6 en constant tirantez de relaciones; y cuantos co-
nocen la historic intima de la ultima guerra, saben que la mayor prueba
de patriotism dada por los cubanos, asi los que ejercian autoridad
sobre el General en Jefe coma los que dependian de la suya, ha sido
la de sufrir sus arrebatos dictatoriales y su menosprecio de la lega-
lidad, para no dar, frente al enemigo, el espect6culo doloroso de una
deposici6n que m6s de una vez se present coma justificada, conve-
niente y hasta necesaria.
La Asamblea debia contor con que, limitado su cometido a la
liquidaci6n- de la empresa revolucionaria, seria m6s afortunada con
el General en Jefe que lo fueron los otros Gobiernos de la Revoluci6n.
Par desgracia, desde los primeros actos, el General M6ximo G6mez
desinti6, inmediatamente, de Ia Asamblea. Decretada par 6sto en
8 de Noviembre del oio posado el licenciamiento de todos los indivi-
duos del Ejercito, que voluntariamente lo solicitaren, para facilitar
de ese modo el sostenimiento de los que quedaran acampados,.hasta
que se verificase la disoluci6n total del Ej6rcito, en principio decidido,
el General en Jefe, a espalda de la Asamblea, y faltando desde esa
hora a su deber, recomend6 a los Jefes de Cuerpos el desconocimiento
de aquella disposici6n superior, invit6ndoles a que m6s que nunca man-
tuviesen nutridas las filas, so pretext de encontrarnos en circunstan-
cias que no definia y explicaba, aun cuando los hacia aperecer coma
muy graves.
Licenciadas las fuerzas del 3er. Cuerpo, (1) por su Jefe el General
Lope Recio, di6 6rdenes el General en Jefe a la Brigada de la Trocha,
perteneciente a dicho Cuerpo, para que se sostuviese bajo el mismo
pie que antes, y hasta intent reorganizar las fuerzas ya licenciadas,
enviando en comisi6n al Camagiiey con ese objeto a un General de
su confianza.
Llamado par la Comisi6n Ejecutiva desde Diciembre 6ltimo para
que se acercase a conferenciar con ella, sobre particulares importan-
-95-







tes, desatendi6 los ruegos corteses que m6s de una vez le fueron diri-
gidos verbalmente y par escrito.
Extralimit6ndose de las facultades puramente militares que le
correspondian, puesto que el articulo 21 de la Constituci6n y el 14 de
la Ley de Organizaci6n Militar s61o al Gobierno atribuian la direc-
ci6n de la political de la guerra, levant bandera personal, propaganda
un program propio, sin consultarlo siquiera con sus superiores jerar-
quicos, y hasta contrariando el sentido general de las declaraciones
de la Asamblea, ya que aceptada por 6sta el hecho de la intervenci6n,
con los fundamentos expuestos en las Resoluciones del Congreso de
los Estados Unidos de Abril de 1898, la Asamblea dese6 siempre mar-
char de acuerdo con el poder interventor, en tanto que el General en
Jefe, hasta hace pocas semanas, procuraba juntar a espafioles y cu-
banos para opener en esta pobre tierra, que acaba de salir de una
lucha cruenta, la razo latina a la sajona.
Para robustecer la actitud amenazadora de la paz pGblica en
que se colacaba al seguir su propia personal political, provey6 a un
sin numero de Jefes y Oficiales de diplomas con propuestas de ascensos,
redactadas en forma ambigua, como si no conociera la autoridad de la
Asamblea, a quien debia referirlas, y como si ignorase los articulos 31
y 32 de la Ley de Organizaci6n Militar; y permiti6 tambien a los Ge-
nerales, Jefes y Oficiales que le rodean y constituyen parte de su Es-
tado Mayor, la violaci6n a sabiendar del articulo 42 de la propia Ley,
con el usa de insignias y divisas de grades militares de que no est6n
en posesi6n legal, porque no han sido otorgados par quien 6nicamente
tenia la facultad de hacerlo.
Entr6 en tratos politicos con enviados del Poder interventor, des-
conociendo la autoridad de la Asamblea; y para aumentar la gravedad
de esta falta, ha mantenido el mayor secret sobre sus entrevistas y
acuerdos con los agents del Gobierno americano, Io que hace tanto
m6s inexplicable los m6viles de proceder tan misterioso, cuanto que en
esas entrevistas alga important ha debido ocurrir para que s6bita-
mente trocase su actitud, pasando de la hostilidad manifiesta hacia
los americanos a la intimidad m6s aparente con los representantes de
los Estados Unidos.
Al conocerse el resultado de las gestiones practicadas en
Washington par los comisionados de la Asamblea, la Mesa de 6sta
y la Comisi6n Ejecutiva empezaron a gestionar con el fin de que se
aumentase hasta doce millones de pesos la cantidad ofrecida par el
President Mac-Kinley para facilitar una parte de sus haberes al Ej6r-
cito Libertador. Varias Corporaciones particulares y setenta Ayunta-
mientos de la Isla se adhirieron, en los dias que median del 26 de
-96-






Enero al 7 de Febrero, a la petici6n formulada por el Municipio de
La Habana para que el Poder interventor autorizase un emprestito
con la garantia de las rentas publicas, y cuyo product se destinase a
aquel nobilisimo objeto. Ante ese movimiento de opinion, el Consejo
de Secretarios, estimulado por el mismo General Brooke, estaba dis-
puesto a estudiar una soluci6n que pudiera presentarse al Gabinete
de Washington, apoyndo par dicho General; y ya el Consejo de Se-
cretarios se habia fijado en varias medidas econ6micas que produjeran
ingresos, que sumaclos a los ofrecidos par el Presidente Mc-Kinley
podian satisfacer las primeras necesidades de nuestros soldados. Pero
el General en Jefe, comprometi6ndose par si y ante si, sin derecho ni
raz6n, a disolver el Ejercito con los unicos tres millones aludidos, pa-
raliz6 el movimiento iniciado por los Ayuntamientos, secundado par
la opinion p6blica y aceptado par el Consejo de Secretarios y par el
General Brooke, anulando por tal manera los esfuerzos de tantas vo-
luntades generosas en favor de los cubanos en armas.
No queriendo desesperar todavia la Asamblea, envi6 a Matanzas
una Comisi6n de su seno para que conferenciase con el General en
Jefe, le pusiese al corriente de la situaci6n, haci6ndole ver el daio
que causaba a los intereses de la Revoluci6n y del Ej6rcito, al obrar
con independencia de la Asamblea; y pidi6ndole que cooperase con
esta para que se reanudaran las gestiones que el Consejo de Secretarios
y el General Brooke hubieron de comenzar, a excitaci6n de los Ayun-
tamientos, y que fueron bruscamente interrumpidas par los resultados
que se atribuyeron a su entrevista con Mr. Porter: El General en Jefe
pareci6 acceder a estas solicitudes; pero Ilegado a La Habana desva-
neci6 tal creencia, manifestando opinions propias, enteramente con-
trarias a las de la Asamblea.
Agotados todos los medios naturales para lograr la indispensable
subordinaci6n del General en Jefe, todavia la Asamblea comision6 el
dia 10 de los corrientes a cinco de sus miembros para que se le acerca-
ran, manifest6ndole que la Asamblea "consideraba necesario en este
moment critic para la Revoluci6n, la paz y la prosperidad de la Isla
de Cuba, requerir del General en Jefe del Ej6rcito Cubano su adhesi6n
absolute a sus acuerdos"; y como la Asamblea acababa de declarar in-
suficientes los tres millones de pesos a que se ha hecho referencia va-
rias veces, se pedia 6nicamente al General en Jefe que hiciera la mis-
ma declaraci6n, a fin de que no apareciesen en divergencia, ante la
opinion p6blica y ante los interventores, el Poder Supremo de la Revo-
luci6n y el General en Jefe del Ej6rcito. Esta ultima tentative de con-
ciliaci6n se frust6 par la rebeldia declarada del General en Jefe, quien
no s61o manifest a la Comisi6n que no estaba dispuesto a acatar los
acuerdos de la Asamblea, sino que tenia adem6s el prop6sito de acep-
-97-






tar el dinero que a titulo de donativo le entregaria el Gobierno ameri-
cano, y que lo repartiria por si mismo entire los individuos del Ej6rcito,
qud estimase acreedores a ello, los cuales desarmaria y licenciaria en
el acto de gratificarlos, prescindiendo en absolute de cualquier acuerdo
de la Asamblea que fuera contrario a su personal criteria y a la pala-
bra de honor que dijo haber empeiado con el Gobierno americano.
Tales son los hechos descarnados ante los cuales la Asamblea de
Representantes de la Revoluci6n Cuana ha tenido que detenerse para
tomar una resoluci6n decisive. Con la actitud del General en Jefe, los
elements revolucionarios, el Ej6rcito Libertador, la Revoluci6n toda,
en una palabra, aparecian sujetos a dos direcciones contradictorias; y
como ese dualismo no podia subsistir sin esterilizar los mejores esfuer-
zos, habia que escoger entire estas dos soluciones: o consagrar la dicta-
tadura del General en Jefe, inclin6ndose ante la usurpaci6n de fun-
clones encomendadas a este Cuerpo par nuestra Carta Constitucional,
o deponer al General en Jefe, que ni queria someterse ni sabia dimitir
ol encontrarse en voluntario disentimiento con la autoridad supreme,
para que 6sta pudiera ejercer libremente su actuaci6n, en provecho
del Ej6rcito y del pais y en beneficio de la paz public.
Planteada de este modo la cuesti6n, no par voluntad, ciertamen-
te, de la Asamblea, sino par deliberado prop6sito del General en Jefe,
no era possible que vacilasen en el cumplimiento estricto de su deber
los Representantes de la Revoluci6n, que agotaron todos los medios
conciliadores, buscando reiteradamente la avenencia con el caudillo
esforzado, cuyas dotes militares todos admiraban, y cuya adhesi6n y
sometimiento a las leyes, con su concurso moral promulgadas, siempre
estimaron un element valioso para terminar con gloria, o par lo me-
nos, con honor, la empresa redentora en que parte tan principal habia
tornado.
No pudiendo la Asamblea, ni par decoro ni par patriotism, con-
sentir en que sustituyera, con su desaparici6n, al Poder legal ema-
nado del sufragio un Poder personal, nocivo, como todos los de esa in-
dole, a los intereses publicos, y que a m6s de engendrar probablemente
pr6ximos disturbios en el pais, habia de inocular en nuestra ansiada
Republican el virus odioso de la dictadura military, los Representantes
del pueblo armada de Cuba, mantenedor fervoroso de la idea de in-
dependencia, han tenido que resignarse, con tristeza, pero serena-
mente, ante la necesidad, deponiendo de su cargo al General en Jefe.
Par grande que sea la emoci6n que esta media haya causado,
par injustificadas que resulten las demostraciones de tumultosas cen-
suras que formula principalmente aquellos elements que durante la
largo y gloriosa lucha, en que tantas ocasiones se ofrecieron a los que
-98 -






desearan de veras probar su amor sincere a la independencia o siquiera
su indignaci6n ante las atrocidades de sus enemigos, supieron convi-
vir con los opresores de su Patria y permanecieron cuando menos im-
pasibles en medio de tantas y tan espantosas calamidades, la Asam-
blea sabe que ha pasado el primer moment de ofuscaci6n y desvario,
o cuando, cansados los agitadores interesados y maliciosos, se serenen
los 6nimos, podr6 contor con Io aprobaci6n de los hombres honrados y
de cuantos se interesen noblemente por el triunfo del derecho y de la
libertad; pero sabe desde ahora mismo que con ella, para amarla, res-
petarla y obedecerla, en su defense de grandes intereses comprometidos
y del supremo interns de la paz, est6 ese glorioso Ejercito cubano, al
cual sin duda se juntar6n todos los compatriots nuestros que profe-
san las ideas democr6ticas, repudian por est6ril y funesta la dictadura,
y fian el porvenir de la sociedad al ejercicio de las instituciones libres.
Y sabe tambien que ante el pueblo americano no podr6 valer co-
mo p6rfido argument contra nuestra supuesta y siempre pregonada
incapacidad de gobernarnos por nosotros mismos, la actitud que acaba
de asumir la Asamblea; pues que seria precise subvertir las leyes de
la realidad y de la 16gica para que no apareciese esa supremo reso-
luci6n suya como la expresi6n m6s inconcusa de la firmeza de nuestro
car6cter politico y del respeto profundo a las Instituciones nacidas de
nuestra voluntad y nuestro convencimiento.
Y por ultimo y sobre todo, sabe la Asamblea que ha cumplido con
su deber, sin odio y sin interest mezquino, lamentando el doloroso trance,
pero amparada en su conciencia contra el error, la calumnia y la pro-
tervia.


-99-




University of Florida Home Page
© 2004 - 2011 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated May 24, 2011 - - mvs