• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Foreword
 Pactos anteriores a 1919, aprobados...
 Pactos posteriores a 1918
 Convenciones del trabajo 1918-...
 Indice por materias
 Indice general y cronologico
 Relacion de los tratados y...














Group Title: Treaties, etc
Title: Tratados y convenios de Colombia
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00078518/00001
 Material Information
Title: Tratados y convenios de Colombia
Uniform Title: Treaties, etc
Physical Description: v, 94 p., 1 leaf, 95-838 p., 1 leaf, 839-1066 p. : ; 26 cm.
Language: Spanish
Creator: Colombia
Guzmán Esponda, Eduardo, 1891-
Publisher: Imprenta nacional,
Imprenta nacional
Place of Publication: Bogotá
Publication Date: 1939
 Subjects
Subject: Foreign relations -- Treaties -- Colombia   ( lcsh )
Foreign relations -- Colombia   ( lcsh )
ACUERDOS INTERNACIONALES -- COLOMBIA   ( renib )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
treaty   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Colombia
 Notes
Statement of Responsibility: Colleción hecha por Eduardo Guzmán Esponda. 1919-1938.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00078518
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: ltuf - AFB9903
oclc - 23112977
alephbibnum - 001037472

Table of Contents
    Title Page
        Page i
        Page ii
    Foreword
        Page iii
        Page iv
        Page v
        Page vi
    Pactos anteriores a 1919, aprobados despues de aquel año
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
    Pactos posteriores a 1918
        Page 94a
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 385
        Page 386
        Page 387
    Convenciones del trabajo 1918-1928
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
        Page 439
        Page 440
        Page 441
        Page 442
        Page 443
        Page 444
        Page 445
        Page 446
        Page 447
        Page 448
        Page 449
        Page 450
        Page 451
        Page 452
        Page 453
        Page 454
        Page 455
        Page 456
        Page 457
        Page 458
        Page 459
        Page 460
        Page 461
        Page 462
        Page 463
        Page 464
        Page 465
        Page 466
        Page 467
        Page 468
        Page 469
        Page 470
        Page 471
        Page 472
        Page 473
        Page 474
        Page 475
        Page 476
        Page 477
        Page 478
        Page 479
        Page 480
        Page 481
        Page 482
        Page 483
        Page 484
        Page 485
        Page 486
        Page 487
        Page 488
        Page 489
        Page 490
        Page 491
        Page 492
        Page 493
        Page 494
        Page 495
        Page 496
        Page 497
        Page 498
        Page 499
        Page 500
        Page 501
        Page 502
        Page 503
        Page 504
        Page 505
        Page 506
        Page 507
        Page 508
        Page 509
        Page 510
        Page 511
        Page 512
        Page 513
        Page 514
        Page 515
        Page 516
        Page 517
        Page 518
        Page 519
        Page 520
        Page 521
        Page 522
        Page 523
        Page 524
        Page 525
        Page 526
        Page 527
        Page 528
        Page 529
        Page 530
        Page 531
        Page 532
        Page 533
        Page 534
        Page 535
        Page 536
        Page 537
        Page 538
        Page 539
        Page 540
        Page 541
        Page 542
        Page 543
        Page 544
        Page 545
        Page 546
        Page 547
        Page 548
        Page 549
        Page 550
        Page 551
        Page 552
        Page 553
        Page 554
        Page 555
        Page 556
        Page 557
        Page 558
        Page 559
        Page 560
        Page 561
        Page 562
        Page 563
        Page 564
        Page 565
        Page 566
        Page 567
        Page 568
        Page 569
        Page 570
        Page 571
        Page 572
        Page 573
        Page 574
        Page 575
        Page 576
        Page 577
        Page 578
        Page 579
        Page 580
        Page 581
        Page 582
        Page 583
        Page 584
        Page 585
        Page 586
        Page 587
        Page 588
        Page 589
        Page 590
        Page 591
        Page 592
        Page 593
        Page 594
        Page 595
        Page 596
        Page 597
        Page 598
        Page 599
        Page 600
        Page 601
        Page 602
        Page 603
        Page 604
        Page 605
        Page 606
        Page 607
        Page 608
        Page 609
        Page 610
        Page 611
        Page 612
        Page 613
        Page 614
        Page 615
        Page 616
        Page 617
        Page 618
        Page 619
        Page 620
        Page 621
        Page 622
        Page 623
        Page 624
        Page 625
        Page 626
        Page 627
        Page 628
        Page 629
        Page 630
        Page 631
        Page 632
        Page 633
        Page 634
        Page 635
        Page 636
        Page 637
        Page 638
        Page 639
        Page 640
        Page 641
        Page 642
        Page 643
        Page 644
        Page 645
        Page 646
        Page 647
        Page 648
        Page 649
        Page 650
        Page 651
        Page 652
        Page 653
        Page 654
        Page 655
        Page 656
        Page 657
        Page 658
        Page 659
        Page 660
        Page 661
        Page 662
        Page 663
        Page 664
        Page 665
        Page 666
        Page 667
        Page 668
        Page 669
        Page 670
        Page 671
        Page 672
        Page 673
        Page 674
        Page 675
        Page 676
        Page 677
        Page 678
        Page 679
        Page 680
        Page 681
        Page 682
        Page 683
        Page 684
        Page 685
        Page 686
        Page 687
        Page 688
        Page 689
        Page 690
        Page 691
        Page 692
        Page 693
        Page 694
        Page 695
        Page 696
        Page 697
        Page 698
        Page 699
        Page 700
        Page 701
        Page 702
        Page 703
        Page 704
        Page 705
        Page 706
        Page 707
        Page 708
        Page 709
        Page 710
        Page 711
        Page 712
        Page 713
        Page 714
        Page 715
        Page 716
        Page 717
        Page 718
        Page 719
        Page 720
        Page 721
        Page 722
        Page 723
        Page 724
        Page 725
        Page 726
        Page 727
        Page 728
        Page 729
        Page 730
        Page 731
        Page 732
        Page 733
        Page 734
        Page 735
        Page 736
        Page 737
        Page 738
        Page 739
        Page 740
        Page 741
        Page 742
        Page 743
        Page 744
        Page 745
        Page 746
        Page 747
        Page 748
        Page 749
        Page 750
        Page 751
        Page 752
        Page 753
        Page 754
        Page 755
        Page 756
        Page 757
        Page 758
        Page 759
        Page 760
        Page 761
        Page 762
        Page 763
        Page 764
        Page 765
        Page 766
        Page 767
        Page 768
        Page 769
        Page 770
        Page 771
        Page 772
        Page 773
        Page 774
        Page 775
        Page 776
        Page 777
        Page 778
        Page 779
        Page 780
        Page 781
        Page 782
        Page 783
        Page 784
        Page 785
        Page 786
        Page 787
        Page 788
        Page 789
        Page 790
        Page 791
        Page 792
        Page 793
        Page 794
        Page 795
        Page 796
        Page 797
        Page 798
        Page 799
        Page 800
        Page 801
        Page 802
        Page 803
        Page 804
        Page 805
        Page 806
        Page 807
        Page 808
        Page 809
        Page 810
        Page 811
        Page 812
        Page 813
        Page 814
        Page 815
        Page 816
        Page 817
        Page 818
        Page 819
        Page 820
        Page 821
        Page 822
        Page 823
        Page 824
        Page 825
        Page 826
        Page 827
        Page 828
        Page 829
        Page 830
        Page 831
        Page 832
        Page 833
        Page 834
        Page 835
        Page 836
        Page 837
        Page 838
        Page 838a
        Page 839
        Page 840
        Page 841
        Page 842
        Page 843
        Page 844
        Page 845
        Page 846
        Page 847
        Page 848
        Page 849
        Page 850
        Page 851
        Page 852
        Page 853
        Page 854
        Page 855
        Page 856
        Page 857
        Page 858
        Page 859
        Page 860
        Page 861
        Page 862
        Page 863
        Page 864
        Page 865
        Page 866
        Page 867
        Page 868
        Page 869
        Page 870
        Page 871
        Page 872
        Page 873
        Page 874
        Page 875
        Page 876
        Page 877
        Page 878
        Page 879
        Page 880
        Page 881
        Page 882
        Page 883
        Page 884
        Page 885
        Page 886
        Page 887
        Page 888
        Page 889
        Page 890
        Page 891
        Page 892
        Page 893
        Page 894
        Page 895
        Page 896
        Page 897
        Page 898
        Page 899
        Page 900
        Page 901
        Page 902
        Page 903
        Page 904
        Page 905
        Page 906
        Page 907
        Page 908
        Page 909
        Page 910
        Page 911
        Page 912
        Page 913
        Page 914
        Page 915
        Page 916
        Page 917
        Page 918
        Page 919
        Page 920
        Page 921
        Page 922
        Page 923
        Page 924
        Page 925
        Page 926
        Page 927
        Page 928
        Page 929
        Page 930
        Page 931
        Page 932
        Page 933
        Page 934
        Page 935
        Page 936
        Page 937
        Page 938
        Page 939
        Page 940
        Page 941
        Page 942
        Page 943
        Page 944
        Page 945
        Page 946
        Page 947
        Page 948
        Page 949
        Page 950
        Page 951
        Page 952
        Page 953
        Page 954
        Page 955
        Page 956
        Page 957
        Page 958
        Page 959
        Page 960
        Page 961
        Page 962
        Page 963
        Page 964
        Page 965
        Page 966
        Page 967
        Page 968
        Page 969
        Page 970
        Page 971
        Page 972
        Page 973
        Page 974
        Page 975
        Page 976
        Page 977
        Page 978
        Page 979
        Page 980
        Page 981
        Page 982
        Page 983
        Page 984
        Page 985
        Page 986
        Page 987
        Page 988
        Page 989
        Page 990
        Page 991
        Page 992
        Page 993
        Page 994
        Page 995
        Page 996
        Page 997
        Page 998
        Page 999
        Page 1000
        Page 1001
        Page 1002
        Page 1003
        Page 1004
        Page 1005
        Page 1006
        Page 1007
        Page 1008
        Page 1009
        Page 1010
        Page 1011
        Page 1012
        Page 1013
        Page 1014
        Page 1015
        Page 1016
        Page 1017
        Page 1018
        Page 1019
        Page 1020
        Page 1021
        Page 1022
        Page 1023
        Page 1024
        Page 1025
        Page 1026
        Page 1027
        Page 1028
        Page 1029
        Page 1030
        Page 1031
        Page 1032
        Page 1033
        Page 1034
        Page 1035
        Page 1036
        Page 1037
        Page 1038
        Page 1039
        Page 1040
        Page 1041
        Page 1042
        Page 1043
        Page 1044
        Page 1045
        Page 1046
        Page 1047
        Page 1048
        Page 1049
        Page 1050
        Page 1051
        Page 1052
        Page 1053
        Page 1054
    Indice por materias
        Page 1055
        Page 1056
        Page 1057
        Page 1058
        Page 1059
        Page 1060
    Indice general y cronologico
        Page 1061
        Page 1062
        Page 1063
        Page 1064
        Page 1065
        Page 1066
        Page 1067
    Relacion de los tratados y convenciones
        Page 1068
Full Text

CotoWn Ca(4fpid:\i' 4


TRATADOS Y CONVENIOS

DE COLOMBIA










Coleccin hecha por
EDUARDO GUZMAN ESPONDA
19 9-1938


BOGOTA IMPRENTA NATIONALL MCMXXXIX


u n- 0\.) 1 <4v~
col )Tr e a 1,1














Esta coleccin se ha hecho con el deseo de asistir a
una necesidad del ramo de Relaciones Exteriores, como
que no existe actualmente una obra de conjunto y de
consult sobre los pactos que obligan a la Repblica,
principalmente en lo tocante a poca reciente, fecunda
como ninguna en compromises internacionales.
Son conocidas y citadas con frecuencia las coleccio-
nes de tratados y convenios, dadas a la publicidad en
diversas ocasiones. Los nombres de Pedro Ignacio Ca-
dena, Antonio Jos Uribe, Raimundo Rivas y Jos Ma-
nuel Prez Sarmiento, han dqiqado huella benfica en la
labor a que nos referimos.
Para la consult relative a aos anteriores a 1919,
an existe el tomo VI de los Anales Diplomticos y
Consulares de don Antonio Jos lJribe. Es de recor-
darse que despus de aquel excelente trabajo, hecho
con orden cronolgico, vino el de don Jos Manuel Prez
Sarmiento, que comprendi la poca de 1920 a 1931.
Publicse bajo el rtulo de Boletn del Ministerio de
Relaciones Exteriores. Fue dispuesto por orden alfab-
tico de passes. Mostr sobre las anteriores colecciones
buen acopio de datos retativos a cada tratado. Se agot
prontamente. Desde su publicacin a hoy ha entrado
en vigor ms del double de las convenciones y tratados en
l transcritos.
En el tomo VI de los Anales Diplomticos y Consu-
lares, advirtetnse ciertas lagunas como la de las Con-
venciones de La Haya de 1899 y 1907, con sus corres-
pondientes documents de adhesin, la Convencin so-
bre publicacin de Tarifas de Aduana, firmada en Bru-
selas en 1890, aprobada por nuestra Ley 90 de aquel
mismo ao, y notificada la adhesin en nota de nuestro
Ministro de Relaciones Exteriores, dirigida al de Bl-
gica, a 29 de diciembre de 1890.
Observaciones semejantes son aplicables a todas las
colecciones de esta clase, a tal punto que ellas, taunque









- IV -


sean oficiales, estn sujetas a rectificaciones o enmien-
das, como lo est la present.
No presume, por tanto, este tomo de ser obra sin
tacha. Adems, ha venido hacindose l en medio del
trabajo envolvente de una oficina que, moment por
moment, exige dispersar la atencin en muchos asun-
tos, importantes o nimios, cuando su factura supone una
mente dedicada por entero a esa labor de taracea in-
telectual.
Esta observacin ha de tenerla seguramente en cuenta
el Ministerio para prximos trabajos de esta ndole, y
para mejorar la reglamentacin de sus servicios. Qu-
dale al compilador de este volume la satisfaccin de
haberlo llevado a su tr#3no en las impropicias circuns-
tancias sealadas.
Puede por lo dems afirmarse que nunca una obra
de esta clase fue perfect. La aprobacin y la ratifica-
cin incesante de tratados y convenios, antiguos y re-
cientes, y su caducacin y denuncia, produce casi en
seguida de la publicacin de estas colectneas alteracio-
nes retrospectivas que las afectan y modifican. De ahi
las enmiendas que por lo comn se contienen en estas
colecciones; de ahi la complicada urdimbre que ha ve-
nido a experimental la grande obra de Martens, y las
modificaciones correctivas y aditivas que se presentan
en la maravillosa coleccin de tratados de la Sociedad
de las Naciones.
Este volume comprende dos parties: la primera, que
incluye ciertos pactos firmados con anterioridad a 1918,
pero ratificados y depositados despus de aquel ao; y
la segunda parte que contiene los tratados y convenios
hechos y perfeccionados en 1919 a hoy. El libro se cierra
con el ao de 1938. A los datos sobre leyes aprobatorias,
fecha de canje o depsito, decretos de promulgacin, se
han agregado, cuando es el caso, el nmero y fecha
de registro en la Sociedad de las Naciones y los textos
de las notas de depsito de los tratados y convenciones
multilaterales. Ni habra por qu prescindir de stas,












como ha solido hacerse, publicndose las actas de canje
referentes a los convenios bilaterales.
Toca ahora al Ministerio de Relaciones Exteriores
acometer una publicacin de mayores proporciones, con
todo nuestro Derecho Internacional positive, viniendo
ella desde los primeros tiempos de la Repblica, con los
datos y documents inherentes a cada pacto.
No figuran en este volume ciertos tratados y con-
venciones que slo han sido firmados, mas no ratifica-
dos por los Congresos de alguna de las Partes contra-
tantes. Tal el caso del Tratado de Extradicin con la
Repblica Argentina, de 1922, todava no considerado
en el Parlamento argentino. Tal el Tratado de Arbitraje
con el Uruguay, de 1918, no apVobado an por el Con-
greso uruguayo; tales el Convenio y Acuerdos firmados
en el Congreso de la Unin Postal de las Amricas y
Espaa, reunido en Panam, en diciembre de 1936; las
notas cruzadas con la Legacin de Italia, en 28 de abril
ltimo, sobre tratamiento de la Nacin ms favorecida;
el Tratado sobre Represin del Contrabando, hecho con
Venezuela por estos das finales de 1938 en que conclude
nuestro trabajo, as como el de Extradicin con el Bra-
sil, todos los cuales esperan aprobacin legislative.
Se cierra esta colectnea al propio tiempo que la
VIII Conferencia Internacional Americana, reunida en
Lima. No se aprobaron en ella convenios ni tratados
de ningn gnero, en lo cual viene a coincidir con la
primera, reunida en Washington en 1889. S recibie-
ron aprobacin unnime muchos votos y declaraciones,
de las cuales la principal, que versa sobre los princi-
pios de solidaridad de Amrica, y que fue el tema sus-
tancial de la Conferencia, se incluye al final de este
libro.
EDUARDO GUZMAN ESPONDA


Bogot, 31 diciembre 1938.























CONVENTION TELEGRAFICA
INTERNATIONAL *


Firmada en San Petersburgo, el 22 (10)
de julio de 1875.
Aprobada por la Ley 23 de 1930.

Su Majestad el Emperador de Alemania, Su Majestad el Em-
perador de Austria, Rey de Bohemia, etc., etc., Rey Apostlico
de Hungria, Su Majestad el Rey de los Belgas, Su Majestad el
Rey de Dinamarca, Su Majestad el Rey ide Espaa, Su Excelen-
cia el seor Presidente de la Repblica Francesa, Su Majestad
el Rey de los Helenos, Su Majestad el Rey de Italia, Su Majestad
el Rey de los Pases Bajos, Su Majestad el Shah de Persia, Su
Majestad el Rey de Portugal y de los Algarves, Su Majestad el
Emperador de todas las Rusias, Su Majestad el Rey -de Suecia y
de Noruega, Su Excelencia el seor Presidente de la Confede-
racin Suiza y Su Majestad el Emperador de los Otomanos. ani-
mados del deseo de garantizar y de facilitar el servicio de la
telegrafia international, han resuelto, de conformidad con el


(*) Esta Convencin fue complementada, de acuerdo con su articulo
13, por un reglamento de servicio y un cuadro de tarifa. Tal reglamento
fue subrogado por otro expedido en la Conferencia Telegrfica de Paris,
el 29 de octubre de 1925. modificado parcialmente por la Conferencia
Telegrfica de Bruselas por medio de un protocolo expedido el 22 de
septiembre de 1928. La Ley colombiana nmero 23 de 1930 aprob
tanto la Convencin de San Petersburgo como el reglamento de Paris
y las modificaciones de Bruselas. En esta coleccin no se insertan
ciertos reglamentos de orden enteramente tcnico y de gran extension.
Los citados en esta nota, de 1925 y 1928, se encuentran en la Coleccin
de Tratados de la Sociedad de las Naciones, existente en el Ministerio
de Relaciones Exteriores, volmenes 57 y 58, pginas 220 y 347, respec-
tivamente. La Convencin Internacional de Telecomunicaciones, hecha
en Madrid en 1932, y que se public en el lugar respective de la pre-
sente colectnea, abrog y reemplaz, por su articulo 89, la Convencin
de San Petersburgo.











2 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


articulo 56 .de la Convencin Telegrfica Internacional firmada
en Pars el 5117 de mayo de 1865, introducir en esta Conven-
cin las modificaciones y mejoras sugeridas por la experiencia.
A este efecto, han nombrado como sus Plenipotenciarios:
Su Majestad el Emperador de Alemania al seor Principe En-
rique VII Reuss, su Teniente General y Edecn General, su Em-
bajador Extraordinario y Plenipotenciario ante Su Majestad el
Emperador de todas las Rusias;
Su Majestad el Emperador de Austria, Rey de Bohemia, etc.,
etc., Rey Apostlico de Hungria, al seor Barn Ferdinand de
Langenau, su Consejero intimo, su Embajador Extraordinario
ante Su Majestad el Emperador de todas las Rusias;
Su Majestad el Rey de los Belgas al seor Conde Errembault
de Dudzeele, su Enviado Extraordinario y Ministro Plenipoten-
ciario ante Su Majestad el Emperador de todas las Rusias;
Su Majestad el Rey de Dinamarca al seor Carlos de Vinmd,
su Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario ante Su
Majestad el Emperador de todas las Rusias;
Su Majestad el Rey de Espaa al seor Manuel de Acua y
de Witte, Marqus de Bedmar, grande de Espaa, su Embajador
Extraordinario y Plenipotenciario ante Su Majestad el Empe-
rador de todas las Rusias;
Su Excelencia el seor Presidente de la Repblica Francesa
al seor General Le Flo, Embajador de Francia ante Su Majes-
tad el Emperador de todas las Rusias;
Su Majestad el Rey de los Helenos al seor Marcoran, su En-
cargado de Negocios en San Petersburgo;
Su Majestad el Rey de Italia a! seor Conde Rafael Barbolani,
su Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario ante Su
Majestad el Emperador de to.:ias las Rusias;
Su Majestad el Rey de los Paises Bajos al seor Federico Van-
der Hoeven, su Enviado Extraordinario y Ministro Plenipoten-
ciario ante Su Majestad el Emperador de todas las Rusias;
Su Majestad el Shah de Persia a Mirza Abdulrahim Khan
Saedul Mulk, su Enviado Extraordinario y Ministro Plenipoten-
ciario ante Su Majestad el Emperador de todas las Rusias;
Su Majestad el Rey de Portugal y de los Algarves al seor
Vizconde Federico Stuart de Figaniere y Morao, gentilhombre
de su Casa y su Enviado Extraordinario y Ministro Plenipoten-
ciario ante Su Majestad el Emperador de todas las Rusias;
Su Majestad el Emperador de todas las Rusias al seor Barn
Alejandro Jomini, su actual Consejero Privado y Director -de las
Relaciones Exteriores;
Su Majestad el Rey de Suecia y de Noruega al seor Jorge
Due, su Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario
:ante Su Majestad el Emperador de todas las Rusias;











CONVENTION DE SAN PETERSBURGO [1875] 3



Su Excelencia el seor Presidente de la Confederacin Suiza
al seor Coronel Federal Bernardo Hammer, Enviado Extra-
ordinario y Ministro Plenipotenciario de la Confederacin Suiza
ante Su Majestad el Emperador de Alemania;
Su Majestad el Emperador ide los Otomanos a Kiamil Pach,
su Embajador Extraordinario y Plenipotenciario ante Su Ma-
jestad el Emperador de todas las Rusias;
Los cuales, despus de haberse comunicado sus plenos po-
deres, hallados en buena y debida forma, han convenido en los
articulos siguientes:
ARTICULO 1
Las Altas'Partes contratantes reconocen a toda persona el
derecho de correspondencia por medio de los telgrafos inter-
nacionales.

ARTICULO 2
Las Altas Partes contratantes se comprometen a tomar todas
las disposiciones necesarias para garantizar el secret de las
correspondencias y su correct expedicin.

ARTICULO 3
Sin embargo, dichas Partes declaran no aceptar, por razn
del servicio de la telegrafia international, responsabilidad al-
guna.
Cada Gobierno se compromete a destinar al servicio telegr-
fico international hilos especiales, en nmero suficiente para
asegurar la rpida transmisin de los telegramas.

ARTICULO 4
Estos hilos sern tendidos y utilizados en las mejores condicio-
nes que la prctica idel servicio d a conocer.

ARTICULO 5
Los telegramas se clasifican en tres categoras:
1. Telegramas de Estado: los que emanan del Jefe del Es-
tado, de los Ministros, de los Comandantes en Jefe de las fuer-
zas de mar y tierra, y de los agents diplomticos o consulares
de los Gobiernos contratantes, asi como las respuestas a estos
mismos telegramas;
2. Telegramas de servicio: los que emanan de las adminis-
traciones telegrficas de los Estados contratantes, y son rela-
tivos, ya al servicio de la telegrafa international, ya a objetos
de inters pblico determinados de comn acuerdo por dichas
administraciones;












4 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



3. Telegramas privados.
En la transmisin, los telegramas de Estado gozan de prio-
ridad sobre los dems telegramas.

ARTICULO 6
Los telegramas de Estado y de servicio pueden expedirse en-
lenguajes secrets, en todas las relaciones.
Los telegramas privados pueden intercambiarse en lenguaje
secret entire dos Estados que admitan este modo de correspon-
dencia.
Los Estados que no admiten los telegramas privados en len-
guaje secret, a la expedicin y al recibo, deben dejarlos circu-
lar en trnsito, salvo los casos de suspension definidos en el
articulo 8.

ARTICULO 7
Las Altas Partes contratantes se reservan la facultad de sus-
pender la transmisin de todo telegram privado que parezca
peligroso para la seguridad del Estado, o que sea contrario a
las leyes del pais, al orden pblico o a las buenas costumbres.

ARTICULO 8
Cada Gobierno se reserve tambin la facultad de suspender
el servicio de la telegrafia international por tiempo indetermi-
nado, si ello se juzgare necesario, ya sea de manera general, ya
sea solamente sobre ciertas lines y para determinada clase de
correspondencias, quedando a su cargo dar aviso de ellos in-
mediatamente a cada uno de los dems Gobiernos contratantes.

ARTICULO 9
Las Altas Partes contratantes se comprometen a permitir que
todo remitente goce de las diferentes combinaciones acordadas.
de concerto por las administraciones telegrficas de los Esta-
dos contratantes, con el fin de dar ms garantias y facilidades.
a la transmisin y a la entrega de las correspondencias.
Las Altas Partes contratantes se comprometen igualmente a
poner a todo remitente en posicin de aprovechar de las dis-
posiciones tomadas y notificadas por uno cualquiera de los de-
ms Estados, para el empleo de los medios especiales de trais-
misin o de entrega.










CONVENTION DE SAN PETERSBURGO 118751 3



ARTICULO 10

Las Altas Partes contratantes declaran adoptar, para la for-
macin de las tarifas internacionales, las bases que a continua-
cin se indican:
La tarifa aplicable a todas las correspondencias intercambia-
das, por la misma via, entire las oficinas -de dos de los Estados
contratantes ser uniform. Un mismo Estado podr, sin em-
bargo, en Europa, ser subdividido para la aplicacin de la tarifa
uniform, en dos grandes divisions territoriales cuando ms.
El valor de la tarifa se establece de Estado a Estado, de con-
cierto entire los Gobiernos extremos y los Gobiernos interme-
diarios.
Las tarifas aplicables a las correspondencias cambiadas entire
los Estados contratantes podrn modificarse, en toda poca, de
comn acuerdo.
El franco es la unidad monetaria que sirve para el estable-
cimiento de las tarifas internacionales.

ARTICULO 11

Los telegramas relatives al servicio de los telgrafos interna-
cionales de los Estados contratantes se transmiten con franqui-
cia sobre toda la red de dichos Estados.

ARTICULO 12

Las Altas Partes contratantes se deben reciprocamente cuenta
de los valores percibidos por cada una de ellas.

ARTICULO 13

Las disposiciones de la present Convencin las complete
un reglamento cuyas prescri'pciones pueden modificarse, len
toda poca, de comn acuerdo por las administraciones de los
Estados contratantes.

ARTICULO 14

Un rgano central, colocado bajo la superior autoridad de la
administracin supreme de uno de los gobiernos contratantes,
designado a este efecto por el reglamento, se encargar de
reunir, coordinar y publicar los datos e informes de toda clase,
relatives a la telegrafia international, de formular las solici-
tudes de modificacin a las tarifas y al reglamento de servicio,
de hacer promulgar los cambios adoptados, y, en general, de
proceder a todos los studios, y de ejecutar todos los trabajos
a que haya lugar en inters de la telegrafia international.











6 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



Los gastos que ocasione esta institucin sern sufragados por
todas las administraciones de los Estados contratantes.

ARTICULO 15

La tarifa y el reglamento establecidos en los articulos 10 y 13
se anexan a la present Convencin. Tales tarifa y reglamento
tienen el mismo valor y entran en vigor al mismo tiempo que
dicha Convencin.
Tales tarifa y reglamento se sometern a revisiones en todos
los Esta-dos que en ellos hayan tomado part y puedan hacerse
representar.
A este efecto, tendrn lugar peridicamente conferencias ad-
ministrativas, y cada conferencia fijar por si misma el lugar
y la poca de la reunin siguiente.

ARTICULO 16

Estas conferencias se compondrn de los delegados que re-
presenten las administraciones de los Estados contratantes.
En las deliberaciones, cada administracin tiene el derecho
a voz, bajo la reserve, si se trata (de administraciones diferen-
tes de un mismo Gobierno, del pais en que deba reunirse la con-
ferencia, antes de la fecha fijada para su apertura, de que cada
una (le ellas tenga su represenlacin especial y distinta.
Las revisions resultantes de las deliberaciones (le las confe-
rencias no se ejecutoriarn sino despus de haber recibido la
aprobacin (le todos los Gobiernos de los Estados contratantes.

ARTICULO 17

Las Altas Partes contratantes se reservan cada una el derecho
de hacer separadamente, entire ellas, arreglos particulares de
today clase sobre los puntos del servicio que no interesen a la
generalidad de los Estados.

ARTICULO 18

Los Estados que no han tomado parte en la present Conven-
cin podrn adherirse a ella, previa solicitud.
Esta adhesin se notificar por la via diplomtica al Estado
contratante en cuyo territorio se haya celebrado la ltima con-
ferencia, y por este Estado, a todos los dems.
Tal adhesion implicar, de pleno derecho, asentimiento a to-
das las clusulas y participacin en todas las ventajas, estipu-
ladas por la present Convencin.










CONVENTION DE SAN PETERSBURGO 11875] 7



ARTICULO 19
Las rciaciones telegrficas con Estados no adherentes, o con
las empresas privadas, se reglamentan en inters general del
desarrollo progresivo de las comunicaciones, por el reglamento
previsto en el articulo 13 de la present Convencin.

ARTICULO 20
La present Convencin se har efectiva a partir del lo de
enero de 1876, nuevo estilo, y permanecer en vigencia durante
un tiempo indeterminado y hasta la expiracin de un ao a
partir del dia en que se haga la denuncia.
La denuncia no producir su efecto sino respect del Es-
tado que la ha hecho. Para las dems Parles contratantes, la
Convencin queda en vigor.

ARTICULO 21
La present Convencin ser ratificada, y las ratificacionics
respectivas se cambiarn en San Petersburgo, dentro del inis
breve plazo possible.
En fe de lo cual los Plenipotenciarios respectivos la hin fir-
mado y la han sellado con sus sellos respectivos.
Hecha en San Petersburgo, el 10 (22) (le julio de 1875.

Barbolani, H. VII, P. Reuss, Longenui, Errebaill de Dndzeele,
C. de Vind, Le Muarquiis de Vednwr, Gneral Le Flo, Spyridion
Marcoran, F. P. Van der Hoeven, Abdiirahim, Figaniere, Barn
Jomini, Due, Hanmmer Col. Fed., Kiamil.























TRATADO SOBRE IDERECHO PROCESAL


Originario del Congreso Internacional
Suramericano de Montevideo, 1888-1889.
Colombia adhiri por Ley 68 de 1920.
Se comunic la adhesin el 26 de no-
viembre de 1920.

Su Excelencia el Presidente de la Repblica Oriental del Uru-
guay; Su Excelencia el Presidente de la Repblica Argentina;
Su Excelencia el Presidente de la Repblica de Bolivia; Su Ma-
jestad el Emperador del Brasil; Su Excelencia el Presidente de
la Repblica de Chile; Su Excelencia el Presidente de la Rep-
blica del Paraguay y Su Excelencia el Presidente de la Rep-
blica del Per, han convenido en celebrar un Tratado de De-
recho Procesal, por medio de sus Plenipotenciarios, reunidos
en Congress en la ciulad de Montevideo, por iniciativa de los
Gobiernos de la Repblica Oriental del Uruguay y de la Rep-
blica Argentina, estando representados:
Su Excelencia el Presidente de la Repblica Oriental del Uru-
guay, por el seor doctor don Ildefonso Garcia Lagos, Ministro
Secretario de Estado en el Departamento de Relaciones Exte-
riores, y por el seor doctor don Gonzalo Ramirez, Enviado Ex-
traordinario y Ministro Plenipotenciario en la Repblica Ar-
gentina.
Su Excelencia el Presidente de la Repblica Argentina, por el
seor doctor don Roque Senz Pea, Enviado Extraordinario y
Ministro Plenipotenciario en la Repblica Oriental del Uruguay,
y por el seor doctor don Manuel Quintana, Acadmico de la
Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de
Buenos Aires.
Su Excelencia el Presidente de Bolivia, por el seor doctor
don Santiago Vaca Guzmn, Enviado Extraordinario y Minis-
tro Plenipotenciario en la Repblica Argentina.
Su Majestad el Emperador del Brasil, por el seor doctor Do-
mingo de Andrade Figueira, Consejero de Estado y Diputado a
la Asamblea General Legislativa.











TRATADOS DE MONTEVIDEO [1889] 9


Su Excelencia el Presidente de la Repblica de Chile, por el
seor don Guillermo Matta, Enviado Extraordinario y Ministro
Plenipotenciario en las Repblicas Argentina y Oriental del
Uruguay, y por el seor don Belisario Prats, Ministro de la
Corte Suprema de Justicia.
Su Excelencia el Presidente de la Repblica del Paraguay,
por el seor doctor don Benjamn Aceval y por el seor doctor
don Jos Z. Caminos.
Su Excelencia el Presidente Ide la Repblica del Per, por el
seor doctor don Cesreo Chacaltana, Enviado Extraordinario y
Ministro Plenipotenciario en las Repblicas de la Argentina y
Oriental del Uruguay, y por el seor doctor don Manuel Maria
Glvez, Fiscal de la Excelentisima Corte Suprema de Justicia.
Quienes previa exhibicin de sus plenos poderes, que halla-
ron en debida forma, y despus de las conferencias y discusio-
nes del caso, han acordado las estipulaciones siguientes:


TITULO I

PRINCIPIOS GENERALS

ARTICULO 19
Los juicios y sus incidencias, cualquiera que sea su natura-
leza, se tramitaran con arreglo a la ley de procedimientos de la
Nacin en cuyo territorio se promuevan.

ARTICULO 29
Las pruebas se admitirn y apreciarn segn la ley a que est
sujeto el acto jurdico material del process.
Se excepta el gnero de pruebas que por su naturaleza no
autorice la ley del lugar en que se sigue el juicio.

TITULO II

DE LAS LEGALIZACIONES

ARTICULO 39
Las sentencias o laudos homologados expedidos en asuntos
civiles y comerciales, las escrituras pblicas y dems documen-
tos autnticos otorgados por los funcionarios de un Estado, y
los exhortos y cartas rogatorias surtirn sus efectos en los otros
Estados signatarios, con arreglo a lo estipulado en este Tratado,
siempre que estn debidamente legalizados.










10 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



ARTICULO 49
La legalizacin se consider hecha en debida forma, cuando
se practice con arreglo a las leyes del pais de donde el docu-
mento procede, y ste se halla autenticado por el Agente Diplo-
mtico o Consular que en dicho pais o en la localidad tenga
acreditado el Gobierno del Estado en cuyo territorio se pide la
ejecucin.


TITULO III

DEL CUMPLIMIENTO DE LOS EXHORTOS, SENTENCIAS
Y FALLOS ARBITRALES

ARTICULO 59
Las sentencias y fallos arbitrales dictados en asuntos civiles
y comerciales en uno de los Esiados signatarios, tendrn en los
territories de los dems la misma fuerza que en el pais en que
se han pronunciado, si renen los requisitos siguientes:
a) Que la sentencia o fallo haya sido expedido por Tribunal
competence en la esferac international;
b) Que tenga el carcter de ejecutoriado o pasado en autori-
,dad de cosa juzgada en el Estado en que se ha expedido;
c) Que la parte contra quien se ha dictado haya sido legal-
mente citada y representada o declarada rebelde, conforme a la
ley del pais en donde se ha seguido el juicio;
d) Que no se oponga a las leyes de orden pblico del pais
de su ejecucin.

ARTICULO 69
Los documents indispensables para solicitar el cumplimiento
de las sentencias y fallos arbitrales son los siguientes:
a) Copia integra de la sentencia o fallo arbitral;
b) Copia de las piezas necesarias para acreditar que las par-
tes han sido citadas;
c) Copia autntica del auto -en que se declare que la senten-
cia o laudo tiene el carcter de ejecutoriado o pasado en auto-
ridad de cosa juzgada, y de las leyes en que dicho auto se funda.

ARTICULO 79
El carcter ejecutivo o de apremio de las sentencias o fallos
arbitrales, y el juicio a que su cumplimiento d lugar, sern los
que determine la ley de procedimientos del Estado en donde se
pide la ejecucin.











TRATADOS DE MONTEVIDEO [18891 11



ARTICULO 89
Los actos de jurisdiccin voluntaria, como son los inventa-
rios, apertura de testamentos, tasaciones u otros semejantes,
practicados en un Estado, tendrn en los dems Estados el mis-
mo valor que si se hubiesen realizado en su propio territorio,
con tal de que renan los requisitos establecidos en los articu-
los anteriores.

ARTICULO 99
Los exhortos y cartas rogatorias que tengan por objeto hacer
notificaciones, recibir declaraciones o practicar cualquiera otra
diligencia de carcter judicial, se cumplirn en los Estados sig-
natarios, siempre que dichos exhortos o cartas rogatorias renan
las condiciones establecidas en este Tratado.

ARTICULO 10
Cuando los exhortos o cartas rogatorias se refieran a embar-
gos, tasaciones, inventarios o diligencias preventivas, el Juez
exhortado proveer lo que fuere necesario respect al nombra-
miento de peritos, tasadores, depositarios, y en general a todo
aquello que sea conducente al mejor cumplimiento de la co-
misin.

ARTICULO 11
Los exhortos y cartas rogatorias se diligenciarn con arreglo
a las leyes del pas en donde se pide la ejecucin.

ARTICULO 12
Los interesados en la ejecucin de los exhortos y cartas ro-
gatorias podrn constituir apoderados, siendo de su cuenta los
gastos que estos apoderados y las diligencias ocasionen.


DISPOSICIONES GENERALS

ARTICULO 13

No es indispensable para la vigencia de este Tratado su rati-
ficacin simultnea por todas las Naciones signatarias. La que
lo apruebe lo comunicar a los Gobiernos de las Repblicas
Argentina y Oriental del Uruguay, para que lo hagan saber a
las dems Naciones contratantes. Este procedimiento har las
veces de canje.










1. TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



ARTICULO 14
Hecho el canje en la forma del articulo anterior, este Tratado
quedar en vigor desde ese acto por tiempo indefinido.

ARTICULO 15
Si alguna de las Naciones signatarias creyese convenient
desligarse -del Tratado o introducir modificaciones en l, lo avi-
sar a las dems; pero no quedar desligada sino dos aos des-
pus de la denuncia, trmino en que se procurar llegar a un
nuevo acuerdo.

ARTICULO 16
El articulo 13 .es extensive a las Naciones que no habiendo
concurrido a este Congreso, quisieran adherirse al present
Tratado.
En fe de lo cual, los Plenipotenciarios de las Naciones men-
cionadas lo firman y sellan en el nmero de siete ejemplares,
en Montevideo, a los once dias del mes de enero del ao de mil
ochocientos ochenta y nueve.

(L. S.) Ild. GARCIA LAGOS-(L. S.) Gonzalo RAMIREZ-(L. S.)
Roque SAENZ PEA (L. S.) Manuel QUINTANA (L. S.)
Sgo. VACA GUZMAN-(L. S.) Domingos DE ANDRADE FIGUEI-
RA-(L. S.) Guillermo MATTA-(L. S.) B. PRATS-(L. S.) Benj.
ACEVAL-(L. S.) Jos Z. CAMINOS-(L. S.) Cesreo CHACAL-
TANA-(L. S.) M. M. GALVEZ.




DOCUMENTS SOBRE LA ADHESION


Bogot, 26 de noviembre de 1920.


Seor Ministro:
Tengo el honor ide poner en conocimiento de Vuestra Exce-
lencia que la Repblica de Colombia adhiri, por la Ley 68 del
ao en curso, expedida por el Congreso Nacional en las sesio-
nes que se acaban de clausurar, al Tratado sobre Derecho Pro-
cesal firmado en Montevideo el 11 de enero de 1889 por los
Plenipotenciarios de la Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Pa-
raguay, Per y Uruguay.










TRATADOS DE MONTEVIDEO 11889] 11

De conformidad con lo establecido en los articulos 13 y 16 del
expresado pacto, ruego a Vuestra Excelencia se sirva comuni-
car a las naciones contratantes y a las dems que lo hayan ra-
tificado, la adhesion -de Colombia, y tener a esta Repblica
como parte en el Tratado expresado.
Acompao a Vuestra Excelencia un ejemplar del Diario Ofi-
cial nmeros 17406 y 17407, de 11 de noviembre en curso, en
que corre publicada la Ley 68 del present ao, "por la cual la
Repblica de Colombia adhiere al Tratado sobre Derecho Pro-
cesal del Congreso Internacional Suramericano de Montevideo,"
Aprovecho complacido la oportunidad para renovar a Vues-
tra Excelencia las seguridades de mi ms alta consideracin.

L. Garca Ortiz

A Su Excelencia el seor Ministro de Relaciones Exteriores de
la Repblica Argentina-Buenos Aires.



Buenos Aires, febrero 12 de 1921

Vista la comunicacin del Ministerio de Relaciones Exterio-
res de Colombia, fechada el 26 de noviembre ltimo, por la que
informa que su Gobierno, a mrito de la facultad contenida en
los articulos 13 y 16 del Tratado de Derecho Procesal firmado
en el Congreso Internacional Sudamericano de Montevideo el
11 'de enero de 1889 ha adherido a dicho acto, por Ley 68 de 10
de noviembre de 1920.

El Poder Ejecutivo de la Nacin

DECRETA:

Articulo 19 Acptase la adhesion del Gobierno de Colombia al
Tratado de Derecho Procesal firmado en el Congreso Interna-
cional Sudamericano, en Montevideo, el 11 de enero de 1889.
Articulo 29 Comuniquese en el Boletn Oficial y dse al Re-
gistro Nacional.
Irigogen-Torello
























TRATADO SOBRE DERECHO
INTERNATIONAL


Originario del Congreso Internacional
Suramericano de Montevideo. 1888-1889.
Autorizacin para adherir, por la Ley 40
de 1933. Depositado por la Legacin de Co-
lombia en Buenos Aires, el 25 de octubre de
1934.

Su Excelencia el Presidente de la Repblica Oriental del Uru-
guay; Su Excelencia el Presidente de la Repblica Argentina;
Su Excelencia el Presidente de la Repblica de Bolivia; Su Ex-
celencia el Presidente de la Repblica -del Paraguay, y Su Ex-
celencia el Presidente -de la Repblica del Per, han convenido
en celebrar un Tratado sobre Derecho Civil Internacional, por
medio de sus respectivos Plenipotenciarios reunidos en Con-
greso, en la ciudad de Montevideo, por iniciativa de -los Gobier-
nos de la Repblica Oriental del Uruguay y de la Repblica
Argentina, estando representados:
Su Excelencia el Presidente de la Repblica Oriental del
Uruguay, por el seor doctor don Ildefonso Garcia Lagos, Mi-
nistro Secretario de Estado en el Departamento de Relaciones
Exteriores, y por el seor doctor don Gonzalo Ramrez, Enviado
Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en la Repblica
Argentina.
Su Excelencia el Presidente de la Repblica Argentina, por el
seor doctor don Roque Senz Pea, Enviado Extraordinario y
Ministro Plenipotenciario en la Repblica Oriental del Uruguay,
y por el seor doctor don Manuel Quintana, Acadmico de la
Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de
Buenos Aires.
Su Excelencia el Presidente de la Repblica de Bolivia, por
el seor doctor don Santiago Vaca Guzmn, Enviado Extraor-
dinario y Ministro Plenipotenciario en la Repblica Argen-
tina.











TRATADOS DE MONTEVIDEO [1889] 15


Su Excelencia el Presidente de la Repblica del Paraguay,
,por el seor doctor don Benjamin Aceval y por el seor doctor
don Jos Z. Caminos.
Su Excelencia el Presidente de la Repblica del Per, por el
seor doctor don Cesreo Chacaltana, Enviado Extraordinario
y Ministro Plenipotenciario en la Repblica Oriental del Uru-
guay y en la Repblica Argentina, y por el seor doctor don
Manuel Mara Glvez, Fiscal de la Excelentisima Corte Supre-
ma de Justicia.
Quienes, previa exhibicin -de sus plenos poderes, que halla-
ron en debida forma, y despus de las conferencias y discusio-
nes del caso, han acordado las estipulaciones siguientes:


TITULO I

DE LAS PERSONAS

ARTICULO 19
La capacidad de las personas se rige por las leyes de su do-
anicilio.

ARTICULO 20
El cambio de domicilio no altera la capacidad adquirida por
emancipacin, mayor edad o habilitacin judicial.

ARTICULO 39
El Estado en el carcter de persona juridica tiene capacidad
para adquirir derechos y contraer obligaciones en el territorio
de otro Estado, de conformidad a las leyes de este ltimo.

ARTICULO 49
La existencia y capacidad de las personas juridicas de ca-
rcter privado se rige por las leyes del pais en el cual han sido
reconocidas como tales.
El carcter que revisten las habilita plenamente para ejer-
citar fuera del lugar de su institucin todas las acciones y de-
rechos que les correspondan.
Mas, para el ejercicio de actos comprendidos en el objeto es-
pecial de su institucin, se sujetarn a las prescripciones esta-
blecidas por el Estado en el cual intenten realizar dichos actos.










16 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



TITULO II

DEL DOMICILIO

ARTICULO 59
La ley del lugar en el cual reside la persona determine las
condiciones requeridas para que la residencia constituya domi-
cilio.

ARTICULO 69
Los padres, tutores y curadores tienen su domicilio en el
territorio del Estado por cuyas leyes se rigen las funciones que
desempean.

ARTICULO 79
Los incapaces tienen el domicilio de sus representantes le-
gales.

ARTICULO 89
El domicilio de los cnyuges es el que tiene constituido el
matrimonio, y en defecto de ste, se reputa por tl el del ma-
rido.
La mujer separada judicialmente conserve el domicilio del
marido, mientras no constituya otro.

ARTICULO 99
Las personas que no tuvieren domicilio conocido lo tienen
en el lugar de su residencia.


TITULO III

DE LA AUSENCIA

ARTICULO 10
Los efectos juridicos de la declaracin de ausencia respect
a los bienes del ausente, se determinan por la ley del lugar en
que esos bienes se hallan situados.
Las dems relaciones jurdicas del ausente seguirn gober-
nndose por la ley que anteriormente las regia.










TRATADOS DE MONTEVIDEO [1889] 17



TITULO IV

DEL MATRIMONIO

ARTICULO 11
La capacidad de las personas para contraer matrimonio, la
forma del acto y la existencia y validez del mismo, se rigen por
la ley del lugar en que se celebra.
Sin embargo, los Estados signatarios no quedan obligados a
reconocer el matrimonio que se hubiere celebrado en uno de
ellos cuando se halle afectado de alguno de los siguientes im-
pedimentos:
a) Falta de edad de alguno de los contrayentes, requirindose
como minimum catorce aos cumplidos en el varn y doce en
la mujer;
b) Parentesco en linea recta por consanguinidad o afinidad,
sea legitimo o ilegitimo;
c) Parentesco entire hermanos legitimos o ilegtimos;
d) Haber dado muerte a uno .de los cnyuges, ya sea como
autor principal o como cmplice, para casarse con el cnyuge
suprstite;
e) El matrimonio anterior no disuelto legalmente.

ARTICULO 12
Los derechos y deberes de los cnyuges en todo cuanto afecta
sus relaciones personales, se rigen por las leyes del domicilio
matrimonial.
Si los cnyuges mudaren de domicilio, dichos derechos y de-
beres se regirn por las leyes del nuevo domicilio.

ARTICULO 13
La ley del domicilio matrimonial rige:
a) La separacin conyugal;
b) La disolubilidad del matrimonio, siempre que la causal
alegada sea admitida por la ley del lugar en el cual se celebr.


TITULO V
DE LA PATRIA POTESTAD

ARTICULO 14
La patria potestad en lo referente a los derechos y deberes
personales se rige por la ley del lugar en que se ejercita.

Tratados-2












18 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


ARTICULO 15

Los derechos que la patria potestad confiere a los padres so-
bre los bienes de los hijos, as como su enajenacin y dems
actos que los afecten, se rigen por la ley del Estado en que di-
chos bienes se hallen situados.


TITULO VI

DE LA FILIACION

ARTICULO 16
La ley que rige la celebracin del matrimonio determine la
filiacin legitima y la legitimacin por subsiguiente matri-
monio.
ARTICULO 17
Las cuestiones sobre legitimidad de la filiacin, ajenas a la
validez o nulidad del matrimonio, se rigen por la ley .del do-
micilio conyugal en el moment del nacimiento del hijo.

ARTICULO 18
Los derechos y obligaciones concernientes a la filiacin ile-
gitima se rigen por la ley del Estado en el cual hayan de ha-
cerse efectivos.


TITULO VII

DE LA TUTELA Y CURATELA

ARTICULO 19
El discernimiento de la tutela y curatela se rige por la ley
del lugar del domicilio de los incapaces.

ARTICULO 20
El cargo de tutor o curador discernido en alguno de los Es-
tados signatarios, ser reconocido en todos los dems.

ARTICULO 21
La tutela y curatela, en cuanto a los derechos y obligaciones
que imponen, se rigen por la ley del lugar en que fue discer-
nido el cargo.










TRATADOS DE MONTEVIDEO [1889] 19



ARTICULO 22
Las facultades de los tutores y curadores respect de los bie-
nes que los incapaces tuvieren fuera del lugar -de su domicilio,
se ejercitarn conform a la ley del lugar en que dichos bienes
se hallen situados.

ARTICULO 23
La hipoteca legal que las leyes acuerdan a los incapaces slo
tendr efecto cuando la ley del Eslado en cl cual se ejerce el
cargo de tutor o curador concuerde con la de aquel en que se
hallan situados los bienes afectados por ella.


TITULO VIII

DISPOSICIONES COMUNES A LOS TITULOS IV, V Y VII

ARTICULO 24
Las medidas urgentes que conciernen a las relaciones perso-
nales entire cnyuges, al ejercicio de la patria potestad y a la
tutela y curatela, se rigen por la ley del lugar en que residan
los cnyuges, padres de familiar, tutores y curadores.

ARTICULO 25
La remuneracin que las leyes acuerdan a los padres, tutores
y curadores, y la forma de la mnisma, se rige y determine por la
ley del Estado en el cual fueron discernidos tales cargo.


TITULO IX

DE LOS BIENES

ARTICULO 26
Los bienes, cualquiera que sea su naturaleza, son exclusiva-
mente regidos por la ley del lugar donde existen en cuanto a
su calidad, a su posesin, a su enajenabilidad absolute o rela-
tiva y a todas las relaciones de derecho de carcter real de
que son susceptibles.

ARTICULO 27
Los buques, en aguas no jurisdiccionales, se reputan situados
en el lugar de su matricula.











20 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


ARTICULO 28

Los cargamentos de los buques, en aguas no jurisdiccionales,
se reputan situados en el lugar del destino definitive de las
mercaderias.

ARTICULO 29

Los derechos creditorios se reputan situados en el lugar en
que la obligacin de su referencia debe cumplirse.

ARTICULO 30

El cambio de situacin de los bienes muebles no afecta los
derechos adquiridos con arreglo a la ley del lugar donde exis-
tian al tiempo de su adquisicin.
Sin embargo, los interesados estn obligados a llenar los re-
quisitos de fondo o de forma exigidos por la ley del lugar -de la
nueva situacin para la adquisicin o conservacin de los de-
rechos mencionados.

ARTICULO 31

Los derechos adquiridos por terceros sobre los mismos bie-
nes de conformidad a la ley del lugar de su nueva situaci n,
despus del cambio operado y antes de llenarse los requisitos
referidos, priman sobre los del primer adquirente.


TITULO X

DE LOS ACTOS JURIDICOS

ARTICULO 32

La ley del lugar donde los contratos deben cumplirse decide
si es necesario que se hagan por escrito y la calidad del docu-
mento correspondiente.

ARTICULO 33

La misma ley rige:
a) Su existencia; b) su naturaleza; c) su validez; d) sus efec-
tos; e) sus consecuencias; f) su ejecucin; y) en suma, todo
cuanto concierne a los contratos bajo cualquier aspect que sea.

ARTICULO 34
En consecuencia, los contratos sobre cosas ciertas e indivi-
dualizadas se rigen por la ley del lugar donde ellas existan al
tiempo de su celebracin.












TRATADOS DE MONTEVIDEO [18891 21


Los que recaigan sobre cosas determinadas por su gnero,
por la del lugar del domicilio del deudor al tiempo en que fue-
ron celebrados.
Los referentes a cosas fungibles, por la del lugar del domi.
cilio del deudor al tiempo de su celebracin.
Los que versen sobre prestacin de servicios:
a) Si recaen sobre cosas, por la del lugar donde ellas exis-
tan al tiempo de su celebracin;
b) Si su eficacia se relaciona con algn lugar especial, por
la de aquel 'donde hayan de producirse sus efectos;
c) Fuera .de estos casos, por la del lugar del domicilio del
deudor al tiempo de la celebracin del contrato.

ARTICULO 35
El contrato de permuta sobre cosas situadas en distintos lu-
gares, sujetos a leyes disconformes, se rige por la del domicilio
de los contrayentes si fuese comn al tiempo de celebrarse la
permuta, y por la del lugar en que la permuta se celebr si el
domicilio fuese distinto.

ARTICULO 36
Los contratos accesorios se rigen por la ley de la obligacin
principal de su referencia.

ARTICULO 37
La perfeccin de los contratos celebrados por corresponden-
cia o mandatario, se rige por la del lugar del cual parti la
oferta.

ARTICULO 38
Las obligaciones que nacen sin convencin se rigen por la
ley del lugar donde se produjo el hecho licito o ilicito de que
proceden.

ARTICULO 39
Las formas de los instruments pblicos se rigen por la ley
del lugar en que se otorgan.
Los instruments privados, por la ley del lugar del cumpli-
miento -del contrato respective.












TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



TITULO XI
DE LAS CAPITULACIONES MATRIMONIALES

ARTICULO 40
Las capitulaciones matrimoniales rigen las relaciones de los
esposos respect de los bienes que tengan al tiempo de cele-
brarlas y de los que adquieran posteriormente, en todo lo que
no est prohibido por la ley del lugar de su situacin.

ARTICULO 41
En defecto de capitulaciones especiales, en todo lo que ellas
no hayan previsto y en todo lo que no est prohibido por la
ley del lugar de la situacin de los bienes, las relaciones de los
esposos sobre dichos bienes se rigen por la ley 'del domicilio
conyugal que hubieren fijado, de comn acuerdo, antes de la
celebracin del matrimonio.

ARTICULO 42
Si no hubiesen fijado de antemano un domicilio conyugal,
las mencionadas relaciones se rigen por la ley del domicilio del
marido al tiempo de la celebracin del matrimonio.

ARTICULO 43
El cambio de domicilio no altera las relaciones de los espo-
sos en cuanto a los bienes, ya sean adquiridos antes o despus
del cambio.


TITULO XII

DE LAS SUCESIONES

ARTICULO 44
La ley del lugar de la situacin de los bienes hereditarios, al
tiempo de la muerte de la persona de cuya sucesin se trate,
rige la forma del testamento.
Esto no obstante, el testamento otorgado por acto pblico en
cualquiera de los Estados contratantes, ser admitido en todos
los dems.

ARTICULO 45
La misma ley de la situacin rige:
a) La capacidad de la persona para testar;











TRATADOS DE MONTEVIDEO [1889] 23



b) La del heredero o legatario para suceder;
c) La validez y efectos del testament;
d) Los ttulos y derechos hereditarios de los parientes y del
cnyuge suprstite;
e) La existencia y proporcin de las legitimas;
f) La existencia y monto de los bienes reservables;
g) En suma, todo lo relative a la sucesin legitima o testa-
mentaria.

ARTICULO 46
Las deudas que deban ser satisfechas en alguno de los Esta-
dos contratantes gozarn de preferencia sobre los bienes alli
existentes al tiempo de la muerte del causante.

ARTICULO 47
Si dichos bienes no alcanzaren para la cancelacin de las
deudas mencionadas, los acreedores cobrarn sus saldos pro-
porcionalmente sobre los bienes dejados en otros lugares, sin
perjuicio del preferente derecho de los acreedores locales.

ARTICULO 48

Cuando las deudas deban ser canceladas en algn lugar en
que el causante no haya dejado bienes, los acreedores exigirn
su pago proporcionalmente sobre los bienes dejados en otros
lugares, con la misma salvedad establecida en el articulo pre-
cedente.

ARTICULO 49

Los legados de bienes determinados por su gnero y que no
tuvieren lugar designado para su pago, se rigen por la ley del
lugar del domicilio del testador al tiempo de su muerte, se ha-
rn efectivos sobre los bienes que deje en dicho domicilio, y,
en defecto de ellos o por su saldo, se pagarn proporcional-
mente de todos los dems bienes del causante.

ARTICULO 50
La obligacin de colacionar se rige por la ley -de la sucesin
en que ella sea exigida.
Si la colacin consiste en algn bien raz o mueble, se limi-
tar a la sucesin de que ese bien depend.
Cuando consista en alguna suma de dinero, se rapartir entire
todas las sucesiones a que concurra el heredero que deba la co-
lacin proporcionalmente a su haber en cada una de ellas.











TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



TITULO XIII

DE LA PRESCRIPTION

ARTICULO 51
La prescripcin extintiva de las acciones personales se rige
por la ley a que las obligaciones correlativas estn sujetas.

ARTICULO 52
La prescripcin extinliva de las acciones reales se rige por
la ley del lugar de la situacin del bien gravado.

ARTICULO 53
Si el bien gravado fuese mueble y hubiese cambiado -de si-
tuacin, la prescripcin se rige por la ley del lugar en que se
haya completado el tiempo necesario para prescribir.

ARTICULO 54
La prescripcin adquisitiva de bienes muebles o inmuebles
se rige por la ley del lugar en que estn situados.

ARTICULO 55
Si el bien fuese mueble y hubiese cambiado de situacin, la
prescripcin se rige por la ley del lugar en que se haya com-
pletado el tiempo necesario para prescribir.



TITULO XIV

DE LA JURISDICCION

ARTICULO 56
Las acciones personales deben entablarse ante los Jueces
del lugar a cuya ley est sujeto el acto juridico material del
juicio.
Podrn entablarse igualmente ante los Jueces del domicilio
del demandado.

ARTICULO 57
La declaracin de ausencia debe solicitarse ante el Juez del
ltimi domicilio del presunto ausente.












TRATADOS DE MONTEVIDEO [1889] Z



ARTICULO 58
El juicio sobre capacidad o incapacidad de las personas para
el ejercicio de los derechos civiles, debe seguirse ante el Juez
de su domicilio.

ARTICULO 59
Las acciones que proceden del ejercicio de la patria potestad
y de la tutela y curatela sobre la persona de los menores e in-
capaces y de stos contra aqullos, se ventilarn, en todo lo que
les afecte personalmente, ante los Tribunales del pais en que
estn domiciliados los padres, tutores o curadores.

ARTICULO 60
Las acciones que versen sobre la propiedad, enajenacin o
actos que afecten los bienes de los incapaces, deben ser dedu-
cidas ante los Jueces del lugar en que esos bienes se hallan si-
tuados.
ARTICULO 61
Los Jueces -del lugar en el cual fue discernido el cargo de tutor
o curador, son competentes para conocer del juicio de rendi-
cin de cuentas.

ARTICULO 62
El juicio sobre nulidad del matrimonio, divorcio, disolucin
y en general todas las cuestiones que afecten las relaciones per-
sonales de los esposos, se iniciarn ante los Jueces del domi-
cilio conyugal.

ARTICULO 63
Sern competentes para resolver las cuestiones que surian
entire esposos sobre enajenacin u otros actos que afecten los
bienes matrimoniales, los Jueces del lugar en que estn ubica-
dos esos bienes.

ARTICULO 64

Los Jueces del lugar de la residencia de las personas son com-
petentes para conocer de las medidas a que se refiere el ar-
ticulo 24.
ARTICULO 65

Los juicios relatives a la existencia y disolucin de cual-
quiera sociedad civil deben seguirse ante los Jueces del lugar
de su domicilio.












26 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA

ARTICULO 66
Los juicios a que d lugar la sucesin por causa de muerte
se seguirn ante los Jueces de los lugares en que se hallen si-
tuados los bienes hereditarios.
ARTICULO 67

Las acciones reales y las denominadas mixtas, deben ser de-
ducidas ante los Jueces del lugar en el cual existe la cosa sobre
que la accin recaiga.
Si coiprendieren cosas situadas en distintos lugares, el jui-
cio debe ser promovido ante los Jueces del lugar de cada una
de ellas.
DISPOSICIONES GENERALS

ARTICULO 68
No es indispensable para la vigencia de este Tratado su rati-
ficacin simultnea por todas las Naciones signatarias. La que
lo apruebe, lo cominunicar a los Gobiernos de la Repblica
Oriental del Uruguay Y dle la Repblica Argentina para que lo
hagan saber a las dems Naciones contratantes. Este procedi-
miento har las veces de canje.
ARTICULO 69
Hecho el canje en la forma del articulo anterior, este Tra-
tado quedar en vigor desde ese acto por tiempo indefinido.
ARTICULO 70
Si alguna de las Naciones signatarias creyese convenient
desligarse del Tratado o introducir modificaciones en el, lo
avisar a las dems; pero no quedar desligada sino dos aos
despus de la denuncia, trmino en que se procurar llegar a
un nuevo acuerdo.
ARTICULO 71

El articulo 68 es extensive a las naciones que, no habiendo
concurrido a este Congreso, quisieran adherirse al present
Tratado.
En fe de lo cual los Plenipotenciarios de las Naciones men-
cionadas lo firman y sellan en el nmero de cinco ejemplares,
en Montevideo, a los doce dias del mes de febrero de mil ocho-
cientos ochenta y nueve.
(L. S.) Ild. GARCIA LAGOS-(L. S.) Gonzalo RAMIREZ-(L.
S.) Roque SAENZ PEA-(L. S.) Manl. QUINTANA (L. S.)
Sgo. VACA GUZMAN-(L. S.), Benu. ACEVAL-(L. S.), JOSE Z.
CAMINOS-(L. S.) Cesreo CHACALTANA-(L. S.) M. M. GAL-
VEZ.











TRATADOS DE MONTEVIDEO [1889] 27



DOCUMENTS SOBRE LA ADHESION



Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto-Buenos Aires, junior
24 de 1932.

Seor Ministro:
Me permitir recorder a Vuestra Excelencia que, con fecha 10
de marzo *de 1888, el doctor Norberto Quirno Costa, siendo Mi-
nistro de Relaciones Exteriores de la Repblica Argentina, envi
al ilustre Ministro de Relaciones Exteriores de la Repblica de
Colombia, doctor don Vicente Restrepo, una nota en la cual le
manifestaba que, con el propsito de llenar una necesidad desde
hacia tiempo sentida y con el deseo de estrechar las relaciones
que siempre vincularon a los Estados de Sud Amrica, los Ex-
celentisimos Presidentes de la Repblica Argentina y de la Re-
pblica Oriental del Uruguay habian resuelto invitar a los res-
pectivos Gobiernos de dichos Estados, con el objeto de recorder
la celebracin de un congress international que, al reunirse luego
en la ciudad de Montevideo, el 25 de agosto del mismo ao, apro-
baria, como asi ocurri, various convenios sobre las diversas ma-
terias que comprende el Derecho Internacional Privado.
El motivo que con amplitud de detalles express nuestro Mi-
nistro, en esta nota, mereci una franca aceptacin y el aplauso
del Gobierno de Colombia en trminos que llegaron a infundir,
en el espiritu de sus autores, plena confianza en el xito de la
obra, aunque se lamentara de la ausencia de Colombia, en su
realizacin, por causes ajenas a la misma y que concernan a
modificaciones de orden institutional, segn refiere la contes-
tacin del seor Ministro, doctor Vicente Restrepo, fechada en
Bogot el 4 ,de junio de 1888.
En esta nota manifiesta la Cancilleria de Colombia que, no
obstante los inconvenientes sealados, se reservaba el derecho de
adhesion que habia de reconocrsele como a todas las naciones
que se encuentran en su caso, ofrecindosele asi la oportu-
nidad de aceptar las estipulaciones que se acordaren en el Con-
greso y cuya labor se exterioriz en los Tratados del 12 de fe-
brero de 1889.
Han transcurrido, seor Ministro, cuarenta y tres aos desde
la fecha de sancin de los Tratados, y ellos se encuentran en
plena vigencia sin que durante ese lapso ninguna de las naciones
signatarias haya intentado la ms leve denuncia en cualquiera de
sus preceptos. Esto revela que para Bolivia, Paraguay, Per, Ar-
gentina, y Uruguay, la obra de Montevideo de 1889, constitute el
document imperecedero que tan intimamente los vincula en un











Z TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



amplio intercambio juridico y sobre el cual se amalgaman los
ms acendrados sentimientos de concordia y solidaridad.
Conoce perfectamente Vuestra Excelencia que la base angular
de la personalidad del derecho en los Tratados de Montevideo
es el sistema del domicilio, el nico que puede consolidar la for-
macin homognea de agrupaciones humans, estabilizar sobre
el suelo los ncleos adventicios, defender el acervo tnico, de una
nacionalidad, de la lenta transfusion de sangre extranjera, y
llegar, en definitive, en ese gran problema de Estado que se
preocupa del tipo de las nacionalidades nuevas, a la creacin de
ese tipo superior que es el alto ideal de todo progress human y
colectivo.
Es, pues, seor Ministro, ante este antecedente y atendiendo al
mrito intrnseco de las instituciones que los tratados consagran
que animado en propsitos que emanan de esos principios y de
los altos sentimientos de solidaridad y concordia ya referidos,
que me permit dirigirme a Vuestra Excelencia con el objeto de
invitarlo a considerar la posibilidad de que la Repblica de Co-
lombia haga efectivo su deseo, ya expresado en el ao de 1888,
de adherirse a los Tratados de Montevideo de 1889, esto es, in-
corporado su elevado espiritu de solidaridad a una obra posi-
tiva que, bajo sus cnones, regular el amplio consorcio en que
viven las cinco naciones sometidas a su alta inspiracin juridica.
Y quiero, seor Ministro, significar con ello el intimo anhelo que
esta Cancilleria expresa hacindose intrprete de los que en nu-
merosas circunstancias se han exteriorizado en todos los circu-
los intelectuales ,de los pauses a que he aludido.
Debo, seor Ministro, hacerle present que las consideracio-
nes que me permit exteriorizar en esta nota, han sido expues-
tas ya al distinguido e inteligente representante diplomtico de
Colombia en sta, el seor Ministro doctor Jos Camacho Ca-
rreo, quien ha manifestado su ms absolute conformidad con
la invitacin formulada, agregando que har ante Vuestra Ex-
celencia las sugestiones pertinentes a ella.
Al confiar en la favorable acogida que esta nota encontrar
en el ilustrado criterio de Vuestra Excelencia me complazco en
expresarle los sentimientos de mi ms -distinguida y respetuosa
consideracin.
Carlos Saavedra Lamas


Bogot, 31 de marzo de 1933.
Seor Ministro:
Tengo el honor de referirme a la muy atenta nota de Vuestra
Excelencia, fechada el 24 de junio del ao prximo pasado,
por medio de la cual se ha servido Vuestra Excelencia invitar










TRATADOS DE MONTEVIDEO [1889] 29



al Gobierno de Colombia a considerar la posibilidad de la ad-
hesin de este pas a los pactos suscritos en Montevideo en 1889.
El Gobierno .de Colombia ha sabido interpreter en su alto
valor la amistosa y obligante invitacin de Vuestra Excelencia,
que se agradece muy sinceramente. Para corresponder a ella se
ha adelantado por parte de este Ministerio y de la Comisin
Asesora de Relaciones Exteriores un detenido studio de los
acuerdos mencionados.
El primer resultado de ese studio ha sido concept favora-
ble a la adhesion por nuestra parte a los Tratados sobre Dere-
cho Civil y Derecho Comercial, ya que, en virtud de la auto-
rizacin concedida por la Ley colombiana nmero 68 de 1920,
adherimos a la Convencin sobre Derecho Procesal, asi como
antes se habia adherido tambin a la Convencin sobre ejerci-
cio de profesiones liberals, en virtud de la Ley 5a de 1917.
Como consecuencia del dictamen favorable a que me he re-
ferido, este Ministerio se propone someter a las Cmaras legis-
lativas en las prximas sesiones ordinarias los respectivos pro-
yectos de ley de autorizacin para adherir en nombre de la Re-
pblica a los dos tratados mencionados.
En cuanto a los Tratados sobre Derecho Penal y Propiedad
Literaria y Artistica, se debe adelantar que es possible que para
su adhesin se presented algunas dificultades: al primero por
el estado actual de nuestra legislacin sobre la material; al se-
gundo por razones de orden prctico.
Muy grato me ser dar oportuno aviso a Vuestra Excelencia
del curso que siga el asunto en este pais.
Aprovecho complacido la oportunidad para renovar a Vues-
tra Excelencia las seguridades de mi ms alta y distinguida
consideracin.
(Firmado), R. Urdaneta Arbelez
A Su Excelencia el seor doctor don Carlos Saavedra Lamas.
Ministro de Relaciones Exteriores de la Repblica Argentina.
Buenos Aires.



Ministerio *de Relaciones Exteriores-Bogot, 2 de diciembre
de 1933.

Seor Ministro:
A fin de que se digne hacerla llegar a su alto destinatario,
tengo el honor de acompaar a Vuestra Excelencia la nota que
dirige este Ministerio a Su Excelencia el seor doctor don Carlos
Saavedra Lamas, Ministro de Relaciones Exteriores de la Re-
pblica Argentina, para darle cuenta de la adhesin de Colom-










30 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



bia a los Tratados sobre Derecho Civil y Derecho Comercial
International suscrito en el Congreso Internacional de Monte-
video de 1889.
Vlgome de esta oportunidad para dejar constancia del es-
fuerzo desarrollado por Vuestra Excelencia con tnto inters
y constancia para llegar al resultado deseado, a fin de que mi
Gobierno pudiera adherir a los pactos mencionados, contribu-
yendo asi a crear nuevo vinculo que viene a estrechar ms, si
cabe, la cordial amistad que une a nuestros dos pauses.
Renuevo a Vuestra Excelencia las seguridades de mi ms alta
consideracin.

Pedro M. Carrio

A Su Excelencia el seor don Eduardo Colombres, Enviado Ex-
traordinario y Ministro Plenipotenciario de la Repblica de
la Argentina.



Legacin Argentina-Nmero 372-R. E. C. 34-1933-Bogot,
5 de diciembre de 1936.

Seor Ministro:
Con el atento oficio de Vuestra Excelencia, fecha 2 del mes
corriente, es con particular agrado que recibo la comunicacin
que dirige Vuestra Excelencia el seor Ministro de Relaciones
Exteriores de la Repblica Argentina, doctor don Carlos Saave-
dra Lamas, para darle cuenta de la adhesin de Colombia a los
Tratados sobre Derecho Civil y Derecho Comercial Internacio-
nal suscritos en el Congreso Internacional :de Montevideo de
1889.
Vuestra Excelencia se digna hacer constar el esfuerzo que
he desarrollado con tnto inters y constancia para llegar al
resultado -deseado. Agradezco, cortsmente, seor Ministro, sus
expresiones, pero cmpleme manifestar que tal inters y re-
sultado han sido retribuidos y obtenidos con la prestante aten-
cin de los altos funcionarios -del Estado Colombiano que han
intervenido, quienes contribuyeron asi a crear este nuevo
vinculo que fortalece la cordial y estrecha amistad que une a
nuestros dos pauses.
Hago seguir de inmediato la mencionada comunicacin de
ese Ministerio a su digno cargo, la cual, puedo asegurar a Vues-
tra Excelencia, ser recibida con profundo agrado de parte de
Su Excelencia el seor Ministro, doctor Saavedra Lamas, y de
quien adelanto sus expresiones de agradecimiento por el re-










TRATADOS DE MONTEVIDEO [18891 31



ferido trascendental acto de parte del Excelentisimo Gobierno
de Colombia.
En tal virtud me honro en renovar el saludo a Vuestra Exce-
lencia con las seguridades de mi atenta y elevada considera-
cin.
Eduardo L. Colombres

A Su Excelencia el seor Ministro de Relaciones Exteriores,
doctor don Pedro M. Carreo-Bogot.



Ministerio de Relaciones Exteriores-Bogot, diciembre 2 de 1933.

Seor Ministro:
En nota de 31 de marzo del present ao, este Ministerio tuvo
el honor de manifestar a Vuestra Excelencia, en respuesta a la
obligante nota de 24 de junio de 1932, que el Gobierno de Co-
lombia se proponia someter a las Cmaras legislativas de este
pais un proyecto de ley que lo autorizara para adherir en nom-
bre de la Repblica a los Tratados sobre Derecho Civil y sobre
Derecho Comercial Internacional, firmados en el Congreso In-
trnacional de Montevideo de 1889.
Como -ese proyecto lleg a ser la Ley 40 del ao en curso, me
es tan grato como honroso expresar a Vuestra Excelencia que
el Gobierno de Colombia adhiere sin reserves a los pactos men-
cionados, los que ya se tienen aqui como ley de la Repblica.
En consecuencia, me permit solicitar a Vuestra Excelencia
que, de acuerdo con las respectivas disposiciones finales de los
Tratados expresados, se digne informar a las dems naciones
signatarias de tales pactos la adhesion de Colombia.
Motivo de especial complacencia ha sido para el Gobierno de
Colombia corresponder a la amistosa insinuacin de Vuestra
Excelencia, sancionando la ley que lo autoriza para adherir a
los Tratados aludidos, creando asi nuevo lazo de solidaridad
entire las dos Naciones hermanas.
Aprovecho gustoso la oportunidad para renovar a Vuestra
Excelencia las seguridades de mi ms alta y distinguida con-
sideracin.
Pedro M. Carreo

A Su Excelencia el seor doctor don Carlos Saavedra Lamas,
Ministro de Relaciones Exteriores de la Argentina-Buenos
Aires.











32 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto-Legacin de Co-
lombia-Buenos Aires, abril 24 de 1934.

Seor Ministro:
Tengo el agrado de dirigirme a Vuestra Excelencia comuni-
cndole, a titulo informative, que el Gobierno de la Repblica,
por Decreto de 20 de marzo prximo pasado, cuya copia acom-
pao, ha aceptado la adhesion sin reserves del Gobierno de Co-
lombia a los Tratados sobre Derecho Civil y sobre Derecho Co-
mercial Internacional firmados en el Congreso de Montevideo
de 1889, de conformidad a lo expresado por la Cancilleria del
Gobierno .de Vuestra Excelencia en la nota de 2 de diciembre
ltimo.
Al mismo tiempo, me complazco en hacer saber a Vuestra Ex-
celencia que este Ministerio se ha dirigido al Excelentsimo se-
or Ministro de Educacin Nacional, encargado del Despacho
de Relaciones Exteriores, doctor Pedro M. Carreo, llevando a
su conocimiento el acto mencionado, que ha de contribuir, con
la creacin de -estos nuevos vinculos contractuales, a fortalecer
las tradicionales relaciones que tan felizmente existen entire
nuestros dos paises.
Aprovecho esta oportunidad para reiterar a Vuestra Excelen-
cia las seguridades de mi alta y distinguida consideracin.

Carlos Saavedra Lamas

A Su Excelencia el Enviado Extraordinario y Ministro Pleni-
potenciario de Colombia, seor Baldomero Sanin Cano.



El Poder Ejecutivo Nacional-Nmero 38872. M. 38-Buenos
Aires, marzo 20 de 1934.

Vista la comunicacin del Ministerio de Relaciones Exterio-
res de Colombia, fechada el 2 de diciembre ltimo, por la que
informa que su Gobierno, en virtud de la Ley 40 del ao prxi-
mo pasado, ha adherido sin reserves a los Tratados sobre De-
recho Civil y sobre Derecho Comercial Internacional, firmados
en el Congreso Internacional de Montevideo de 1889, usando asi
de la facultad de los articulos 68 y 71, 49 y 52, respectivamente,
de dichos convenios, acuerdan a las Naciones que no tomaron
parte en aquel Congreso.










TRATADOS DE MONTEVIDEO [1889] 33



El President de la Nacin Argentina

DECRETA:
Articulo 19 Acptase la adhesion del Gobierno de Colombia a
los Tratados sobre Derecho Civil Internacional y sobre Dere-
cho Comercial Internacional firmados en el Congreso Interna-
cional de Montevideo de 1889.
Articulo 29 Comuniquese, publiquese en el Boletn Oficial y
dse al Registro Nacional.

(Firmado), JUSTO-(Refrendado), Carlos Saavedra Lamas


Legacin de Colombia-Buenos Aires, octubre 25 de 1934.

Excelentisimo seor:
Tengo instrucciones -del Gobierno de Colombia para comu-
nicar al de Su Excelencia que el Congreso Nacional Colombiano.
aprob en sus sesiones del ao pasado los Tratados sobre De-
recho Civil Internacional y sobre Derecho Comercial Interna-
cional Sudamericano de Montevideo de 1889.
El instrument de ratificacin de dichos Tratados por parte
de Colombia va adjunto a -esta nota para que sea depositado de
conformidad con los procedimientos usuales.
Aprovecho la ocasin para ofrecer a Su Excelencia el testimo-
nio de mi ms ,distinguida consideracin.
B. Sann Cano
A Su Excelencia el doctor don Carlos Saavedra Lamas, Ministro
de Relaciones Exteriores y Culto-Casa Rosada-Ciudad.


Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto-Buenos Aires, di-
ciembre 28, 1934.

Seor Ministro:
Tengo el agrado de acusar recibo de la nota de Vuestra Exce-
lencia por la que se sirve comunicar que el Congreso Nacional
Colombiano aprob en sus sesiones -del ao pasado los Tratados
sobre Derecho Civil Internacional y sobre Derecho Comercial
International, concluidos en el Congreso Internacional de Monte-
video de 1889.


Tratados--3










34 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



Al propio tiempo Vuestra Excelencia se sirve remitir el ins-
trumento de ratificacin de dichos Tratados por part de Co-
lombia para que sea depositado de conformidad a los procedi-
mientos usuales.
Al agradecer a Vuestra Excelencia la informacin que se ha
servido transmitir y expresarle que el referido instrument de
ratificacin ha quedado debidamente depositado en esta Canci-
llera, reitrole las seguridades de mi ms distinguida conside-
racin.
Carlos Saavedra Lamas

A Su Excelencia el Enviado Extraordinario y Ministro Plenipo-
tenciario de Colombia, seor Baldomero Sanin Cano-Ciudad.






















ACUERDO INTERNATIONAL
ENDEREZADO A ASEGURAR LA PROTECTION EFICAZ
CONTRA EL TRATADO CRIMINAL DENOMINADO
"TRATA DE BLANCAS"

Hecho en Paris, el 18 de marzo de 1904.
Aprobado por la Ley 12 de 1933. Depositado
el 15 de julio de 1936.
Promulgado por Decreto nmero 25 de 1937.
Registrado en 7 de septiembre de 1920, con el
nmero 11.

Su Majestad el Rey del Reino Unido de la Gran Bretaa e Ir-
landa y de las Posesiones Britnicas de Ultramar, Emperador
de las Indias; Su Majestad el Emperador de Alemania, Rey de
Prusia, en nombre del Imperio Alemn; Su Majestad el Rey de
los Belgas; Su Majestad el Rey de Dinamarca; Su Majestad el
Rey de Espaa; el Presidente .de la Repblica Francesa; Su Ma-
jestad el Rey de Italia; Su Majestad la Reina de los Pases Bajos;
Su Majestad el Rey de Portugal y de los Algarbes; Su Majestad
el Emperador de todas las Rusias; Su Majestad el Rey de Sue-
cia y Noruega; y el Consejo Federal Suizo, deseosos de garan-
tizar a las mujeres mayores de edad, de quienes se abuse o a
quienes se obligue, como tambin a las mujeres y muchachas
menores, eficaz proteccin contra el trfico criminal denomi-
nado Trata de Blancas, han resuelto celebrar un convenio ende-
rezado a concertar medidas adecuadas a alcanzar ese fin, y al
efecto han designado Plenipotenciarios suyos a los siguientes:
(Sigue la list de los Plenipotenciarios).
Quienes, habindose canjeado sus plenos poderes, hallados en
buena y debida forma, han acordado las siguientes estipula-
ciones:

ARTICULO 19
Cada uno de los Gobiernos contratantes se compromete a es-
tablecer o a designer una autoridad encargada de centralizar
todas las informaciones sobre la consecucin de mujeres y mu-
chachas para corromperlas en el extranjero. Tal autoridad es-










.Jb TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



tar facultada para entrar en correspondencia direct con el
servicio de su ndole establecido en cada una de las dems Par-
tes contratantes.

ARTICULO 29

Cada uno de estos Gobiernos se compromete a ejercer vigilan-
cia con el fin de buscar, de modo especial en las estaciones, los
puertos de embarque, y por el camino, a los conductores de mu-
jeres y muchachas destinadas a la corrupcin. A tal fin se en-
viarn instrucciones a los funcionarios y dems personas con
facultad al efecto, para recoger, dentro de los limits legales, to-
das las informaciones capaces de descubrir la pista -del trfico
criminal en este sentido.
La llegada de gentes que tengan trazas evidentes de ser auto-
res, cmplices, o victims de esa clase de trfico, se denunciar,
dado caso, bien a las autoridades del lugar de destino, bien a
los agents diplomticos o consulares interesados, bien a cua-
lesquiera otras autoridades competentes.

ARTICULO 39
Estos Gobiernos se comprometen a hacer recibir, llegado el
caso y dentro de los limits legales, las declaraciones de las mu-
jeres o las muchachas de nacionalidad extranjera que se dedi-
quen a la prostitucin, con el fin de establecer su identidad y
su estado civil, y buscar quin las persuadiera a abandonar su
pais. Las informaciones recogidas se comunicarn a las auto-
ridades ,del pas original de las respectivas mujeres o mucha-
chas, con miras a su eventual repatriacin.
Estos Gobiernos se comprometen, dentro de los limits lega-
les y en cuanto ello sea possible, a confiar provisionalmente para
su repatriacin eventual, las victims de tal trfico criminal,
cuando carezcan -de recursos, a institutes -de asistencia pblica
o privada, o a particulares que ofrezcan las garantas necesarias.
Tambin se comprometen dichos Gobiernos, dentro de los li-
mites legales y en cuanto ello sea possible, a enviar a su pais
original a las mujeres y muchachas de esta clase que soliciten
su repatriacin o que sean reclamadas por personas dotadas de
autoridad sobre ellas. Las repatriaciones no se llevarn a cabo
sino previa inteligencia sobre las respectivas identidad y nacio-
nalidad, y sobre el lugar y la fecha de llegada a las fronteras.
Cada uno de los Estados contratantes facilitar el trnsito por
su territorio.
La correspondencia relative a las repatriaciones se har, en
lo possible, por la va direct.











PARIS TRATA DE BLANCAS [19041 37



ARTICULO 49

Caso de que la mujer o muchacha que se vaya a repatriar no
pueda pagar de su bolsillo los gastos de su transport, y no ten-
ga marido, ni parientes, ni tutor que los pague por ella, los gas-
tos respectivos sern de cargo del pais en cuyo territorio resida
ella, hasta la prxima frontera o puerto de embarque en camino
hacia el pais de origen, y 'de cargo del pais de origen de ah
en adelante.

ARTICULO 59

Las estipulaciones de los articulos 3 y 4 de este Convenio no
derogan en nada lo que dispongan los arreglos particulares que
existieren entire los Gobiernos contratantes.

ARTICULO 6(

Los Gobiernos contratantes se comprometen a ejercer, dentro
de los limits legales y en cuanto fuere possible, vigilancia sobre
las oficinas que se ocupen en colocar mujeres o muchachas en
el extranjero.

ARTICULO 79

Los Estados no signatarios podrn adherirse a este Convenio.
A tal fin, notificarn su intencin por la va diplomtica al Go-
bierno francs, el cual la pondr en conocimiento de los dems
Estados contratantes.

ARTICULO 89

El present Convenio entrar en vigencia seis meses despus
de la fecha del canje ide sus ratificaciones. Caso de que cual-
quiera de las Partes contratantes lo denunciare, tal denuncia
slo surtir efectos con respect a esa Parte, y nicamente al
cumplirse doce meses de la fecha respective.

ARTICULO 99

El present Convenio ser ratificado, y las ratificaciones se
canjearn en Paris lo ms pronto possible.
En fe de lo cual los Plenipotenciarios firman y sellan el pre-
sente Convenio.
Hecho en Pars, el 18 de mayo de 1904, en un solo ejemplar,
que quedar depositado en los archives del Ministerio de Nego-











38 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


cios Extranjeros de la Repblica Francesa, y del cual se en-
viar una copia autenticada a cada una de las Potencias contra-
tantes.

(L. S.) (Firmado), Edmund Monson-(L. S.) Firmado), Ro-
dalin-(L. S.) (Firmado),A. Leghait-(L. S.) (Firmado), R. Re-
ventlow-(L. S.) Firmado), F. de Len y Castillo-(L. S.) (Fir-
mado), Delcass-(L. S.) Firma.do) G. Tornielli-(L. S.) (Fir-
mado), A. de Suters (L. S.) (Firmado), T. de Souza Roza.
(L. S.) (Firmado), Nelidow-Por Suecia y por Noruega: (L. S.)
(Firmado), Akerma.n-(L. S.) (Firmado), Lardy.
(Documentos sobre el depsilo: cf. pg. 45).
























CONVENTION INTERNATIONAL RELATIVE
A LA REPRESSION DE LA TRATA DE BLANCAS



Hecha en Paris el 4 de mayo de 1910.
Aprobada por la Ley 112 de 1933.
Depositada en 15 de julio de 1936.
Promulgada por Decrelo nmero 25 de 1937.
Registrada con el nmero 8 A.


Los Soberanos, Jefes de Estado, y los Gobiernos de las Poten-
cias que se designan ms adelanle, deseosos por igual de dar la
mayor eficacia possible a la represin del trfico denominado
Trata de Blancas, han resuelto celebrar una Convencin a ese
efecto, y despus 'de haberse determinado un proyecto en una
primera conferencia reunida en Paris del 15 al 25 de julio de
1902, han designado Plenipotenciarios, los que se reunieron en
una segunda conferencia en Paris del 18 de abril al 4 de mayo
de 1910, y convinieron en las siguientes estipulaciones:

ARTICULO 1,

Debe castigarse a quienquiera que, para satisfacer la pasin
ajena, sonsaque, induzca, o pervierta con fines a la corrupcin
de la vida, a mujer o muchacha menor de edad, aun con su
consentimiento, y aun cuando los diversos actos constitutivos
ide la infraccin se ejecuten en passes distintos.

ARTICULO 29

Debe castigarse a quienquiera que, para satisfacer la pasin
ajena valindose de dolo, violencia, amenaza, abuso de autoridad,
o cualquier otro medio -de apremio, sonsaque, induzca o per-
vierta con fines a la corrupcin de la vida, a mujer o mu-
chacha mayor de edad, aun cuando los diversos actos constitu-
tivos de la infraccin se ejecuten en passes distintos.











40 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



ARTICULO 39
Las parties contratantes cuya legislacin no fuere actualmente
suficiente para reprimir las infracciones previstas en los dos
artculos precedentes, se comprometen a dictar o a proponer a
sus respectivos cuerpos legislativos, las medidas necesarias para
castigar tales infracciones de acuerdo con su gravedad.

ARTICULO 49
Por conduct del Gobierno de la Repblica Francesa se co-
municarn entire si las Partes contratantes las leyes que ya hu-
bieren sido, o que llegaren a ser dictadas en sus Estados sobre
el objeto de la present Convencin.

ARTICULO 59
A partir del dia en que la present Convencin ntre en vi-
gencia, las infracciones previstas en los artculos 19 y 29 se ten-
drn por incluidas de pleno derecho entire las que .dan lugar a
extradicin conforme a los respectivos convenios ya existentes
entire las Partes contratantes.
Caso de que la estipulacin precedent no pudiera hacerse
efectiva sin modificar la legislacin existente, las Partes con-
tratantes se comprometen a .dictar o a proponer a sus respecti-
vas legislatures las medidas necesarias.

ARTICULO 6G'
La transmisin de los exhortos references a las infracciones de
que trata esta Convencin se har:
19 Bien por comunicacin direct entire las autoridades ju-
diciales;
2' Bien por conduct del Agente Diplomtico o Consular del
Estado requirente en el Estado requerido; dicho Agente enviar
directamente el exhorto a la autoridad judicial competent, y
de ella recibir directamente los documents comprobatorios
del diligenciamiento del exhorto;
(En estos dos casos se enviar siempre copia del exhorto al
mismo tiempo a la autoridad superior ,del Estado requerido).
39 Bien por la va diplomtica.
Cada Parte contratante har saber, por comunicacin dirigi-
da a cada una de las dems Partes contratantes, cul o cules
de los modos -de transmisin preindicados admite para la trans-
misin de los exhortos procedentes de ese Estado.
Todas las .dificultades que surgieren a propsito de las trans-
misiones conforme a los numerales 19 y 29 del present ar-
ticulo se arreglarn por la va diplomtica.











PARIS TRATA DE BLANCAS [19101 41



Salvo arreglo -distinto, los exhortos sc redactarn, ya en el
idioma de la autoridad requerida, ya en el idioma que para ello
concierten los dos Estados interesados; o bien, se acompaar
de una traduccin a una de esas lenguas, autenticada por un
Agente Diplomtico o Consular del Estado requirente o por un
Traductor jurado del Estado requerido.
El diligenciamiento -de estos exhortos no causar reembolso
de impuestos ni gastos de ninguna naturaleza.

ARTICULO 79
Las Partes contratantes se comprometen a comunicarse los
registros de sentencias condenatorias cuando se trate de infrac-
ciones previstas en la present Convencin y cuyos elements
constitutivos se hubieren cumplido en pauses diferentes.
Estos documents sern transmitidos directamente por las au-
toridades designadas conform al articulo 19 del Acuerdo cele-
brado en Pars el 18 de mayo de 1904, a las autoridades simila-
res *de los dems Estados contratantes.

ARTICULO 89
Pueden adherir a la present Convencin los Estados no sig-
natarios, y al efecto notificarn su intencin en un instrument
que se depositar en los archives del Gobierno de la Repblica
Francesa, el cual enviar, por via diplomtica, sends copias
autnticas a los Estados contratantes avisndoles a la vez la fecha
del depsito. En dicho instrument se dar cuenta de las leyes
dictadas en el Estado adherente sobre cl objeto de esta Con-
vencin.
Al cumplirse seis meses de la fecha del depsito de tal ins-
trumento, la Convencin entrar en vigencia en la totalidad del
territorio del Estado adherente, el cual quedar convertido asi
en Estado contratante.
La adhesion a esta Convencin implica de pleno derecho, y
sin notificacin especial, adhesion concomitante e integra al
Acuerdo del 18 de mayo de 1904, el cual entrar en vigencia en
la misma fecha que la Convenci n en la totalidad del terri-
torio .del Estado adherente.
Sin embargo la estipulacin precedent no deroga nada del
articulo 79 del precitado Acuerdo del 18 de mayo de 1904, que
contina aplicable en el caso de que algn Estado prefiera ad-
herir tan slo a dicho Acuerdo.

ARTICULO 99
La present Convencin, completada por un Protocolo final,
que hace parte integrante de ella, ser ratificada y sus ratifica-











4' TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



ciones se depositarn en Paris tan pronto como estn en posi-
bilidad de hacerlo seis Estados contratantes.
De cada depsito de ratificacin se levantar una acta, de la
cual se enviarn sendas copias autnticas por la va diplom-
tiva a los Estados contratantes.
La present Convencin entrar en vigencia al cumplirse seis
meses del depsito de ratificaciones.

ARTICULO 10

Si uno cualquiera de los Estados contratantes denunciare esta
Convencin, tal denuncia slo surtir efectos respect del de-
nunciante.
Las denuncias se notificarn por medio de instrument, que
se depositary en los archives del Gobierno de la Repblica Fran-
cesa, el cual enviar sendas copias autnticas, por la va diplo-
mtica, a los Esta-dos contratantes, avisndoles a la vez la fecha
del depsito.
Al cumplirse doce meses de dicha fecha la Convencin cesar
en sus efectos en la totalidad del territorio del Estado denun-
ciante.
La denuncia de la Convencin no implica de pleno derecho
denuncia concomitante del Acuerdo del 18 de mayo 'de 1904, a
menos que expresamente se diga en el instrument de notifica-
cin; de lo contrario el respective Estado contratante, para de-
nunciar dicho Acuerdo, deber proceder conforme al articulo 8
de tal Acuerdo.

ARTICULO 11

Cuando cualquiera de los Estados contratantes desee poner
en vigencia la present Convencin en una o ms de sus colo-
nias, posesiones, o distritos consulares judiciales, notificar tal
intencin por medio de un instrument que se depositary en los
archives del Gobierno de la Repblica Francesa, el cual remi-
tir por la via diplomtica sendas copias autnticas a los dems
Estados contratantes, avisndoles a la vez la fecha del depsito.
En el mencionado instrument de notificacin se dar cuenta
acerca de la respective colonia, posesin, o distrito consular ju-
dicial, -de las leyes que en su territorio se hubieren dictado so-
bre el objeto de esta Convencin. Las que se .dictaren posterior-
mente sern objeto igualmente de comunicaciones a los Esta-
dos contratantes, conforme al articulo 49
Seis meses despus de la fecha de depsito de dicho instru-
mento de notificacin, entrar en vigencia esta Convencin en
las correspondientes colonies, posesiones, o distritos consula-
fres judiciales.











PARIS TRATA DE BLANCAS [1910] 43


El Estado requirente har saber, por medio de comunicacin
dirigida a cada uno de los .dems Estados contratantes, cul o
cules modos de transmisin admite para los exhortos destina-
dos a las colonies, posesiones, o distritos consulares judiciales
de que trate la notificacin prevista en el primer inciso de este
articulo.
La denuncia de la Convencin respect a una o ms colonies,
posesin, o distritos consulares judiciales, deber hacerse en la
forma y con las condiciones determinadas en el primer inciso
de este articulo. Surtir efectos al cumplirse -doce meses de la
fecha de depsito del instrument de denuncia en los archives
del Gobierno de la Repblica Francesa.
Toda adhesin a esta Convencin respect a una o ms co-
lonias, posesiones, o distritos consulares judiciales, implica de
pleno derecho y sin notificacin especial, adhesin concomi-
tante e integra al Acuerdo del 18 de mayo de 1904, el cual en-
trar a regir en el territorio respective en la misma fecha que
la Convencin misma. Empero, la denuncia 'de la Convencin
respect a una o ms colonies, posesiones, o distritos consula-
res judiciales, no acarrea de pleno derecho, salvo mencin ex-
presa en el instrument de notificacin, la denuncia concomi-
tante del Acuerdo del 18 de mayo de 1904; adems, quedan en
pie las declaraciones que hubieren hecho las Potencias signata-
rias del Acuerdo del 18 de mayo de 1904 sobre la adhesion de
sus colonies al tal Acuerdo.
De todas maneras, a partir de la fecha en que esta Conven-
cin ntre en vigencia, las adhesiones o las denuncias tocantes
a dicho Acuerdo-y relatives a las colonies, posesiones, o dis-
tritos consulares judiciales de los Estados contratantes, se efec-
tuarn conforme a las estipulaciones del present articulo.

ARTICULO 12
La present Convencin, que ir fechada el 4 de mayo de 1910,
podr ser firmada en Paris hasta el 31 de julio siguiente por los
Plenipotenciarios de las Potencias representadas en la segunda
Conferencia relative a la represin de la trata de blancas.
Hecha en Paris, el cuatro de mayo de mil novecientos diez,
en un solo ejemplar, del cual se entregarn sendas copias au-
tnticas a las Potencias signatarias.
Por Alemania (con reserve -del articulo 69) (L. S.) Albrecht
LENTZE-(L. S.) Curt JOEL.
Por Blgica (L. S.) Jules LEJEUNE-(L. S.) Isidore MAUS.
Por el Brasil (con reserve del articulo 50) (L. S.) J. C. DE
SOUZA BANDEIRA.
Por Dinamarca (L. S.) C. E. COLD.











'W- TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


Por Espaa (L. S.) Octavio CUARTERO.
Por Francia (L. S.) R. BERENGER.
Por Italia (L. S.) J. C. BUZZATTI-(L. S.) Gerolamo CALVI.
Por los Paises Bajos (L. S.) A. DE STUERS-(L. S.) Rethaan
MACARE.
Por Portugal (L. S.) Comte de SOUZA ROZA.
Por Rusia (L. S.) Alexis de BELLEGARDE-(L. S.) Wladimir
DERUGINSKY.
Por Suecia (L. S.) F. de KLERCKER.
El 28 de junio de 1910.
Por Austria y por Hungria (L. S.) A. NEMES, Encargado de
Negocios de Austria-Hungria.
Por Austria (L. S.) J. EICIHHOFF, Consejero de Seccin Im-
perial Real austriaco.
Por Hungria (L. S.) G. LERS, Consejero Ministerial Real hn-
garo.
El 21 de julio de 1910.
Por la Gran Bretaa (L. S.) Francis BERTIE.



PROTOCOLO FINAL
En el moment de proceder a la firma de la Convencin de
esta fecha, los infrascritos Plenipotenciarios estiman conve-
niente indicar la mente con que han de entenderse los articulos
19, 29 y 39 de esta Convencin, y a la que es de desearse que
los Estados contratantes, dentro del ejercicio de su soberania
legislative, proven a la ejecucin o al complement de las es-
tipulaciones hechas.
A-Las estipulaciones de los articulos 1o y 29, deben conside-
rarse como un mnimo, es decir, que queda a juicio de los Go-
biernos contratantes el castigar otras infracciones anlogas,
como por ejemplo la corrupcin de mayores sin intervencin de
dolo ni apremio.
B-Respecto a la represin de las infracciones previstas en
los articulos 19 y 29, queda entendido que las frases mujer o
muchacha menor de edad, mujer o muchacha mayor de edad,
significa mujeres o muchachas menores o mayores ,de veinte
aos cumplidos. Sin embargo, por ley podr fijarse un limited
de edad ms elevado, con la condicin de que sea igual para las
mujeres o las muchachas de todas las nacionalidades.










PARIS- TRATA DE BLANCAS [1910] 45



C-Para la represin de las mismas infracciones, la ley deber
establecer en todos los casos, una pena privativa de libertad,
sin perjuicio *de cualesquiera otras penas principles o acceso-
rias; asimismo deber tomar en cuenta, cualquiera que fuere la
edad de la victim, las varias circunstancias agravantes que se
encontraren, como las previstas en el articuo 29, o el hecho de
que la victim hubiere sido efectivamente prostituida.
D-La retencin forzosa de mujeres o muchachas en estable-
cimientos de lenocinio, no pudo, a pesar de su gravedad, figu-
rar en la present Convencin por defender exclusivamente de
la legislacin internal.
El present Protocolo final se tendr como parte integrante
de la Convencin de esta fecha, con igual fuerza, validez y du-
racin.
Hecho y firmado en un solo ejemplar en Paris, el cuatro de
mayo -de mil novecientos diez.
(Siguen las firmas de los mismos Plenipotenciarios de la Con-
vencin precedente.


Legacin de Colombia-Paris, 15 de julio de 1936.
Seor Ministro:
Tengo el honor de remitir con la present a Vuestra Excelen-
cia el acta de depsito del acuerdo firmado en Paris el 18 de
marzo de 1904 y la Convencin del 4 de mayo -de 1910, sobre
represin del trfico de mujeres y nios.
Mi Gobierno acaba de enviarme estos documents para que
yo los deposit en poder de Vuestra Excelencia.
Rogando a Vuestra Excelencia el favor de acusarme recibo
de dichos instruments, aprovecho, etc.
El Encargado de Negocios.
Carlos Lozano y Lozano
A Su Excelencia el seor Ministro de Negocios Extranjeros,
Oficina de lo Contencioso-Paris.

Con fecha 17 de febrero de 1937, el Ministerio de Relaciones
Exteriores de Francia comunic a todas las potencias que fir-
man las Convenciones 'de 1910 y de 1904, relatives a la trata de
blancas, una copia del acta de depsito de las ratificaciones de
Colombia tocante a estas dos convenciones.
(Nota del Quai d'Orsay a la Legacin de Colombia en Paris,
fecha 10 de mayo de 1937).























CONVENTION SOBRE PROPIEDAD
LITERARIA Y ARTISTIC



Originaria de lo Cuarta Conferencia Interna-
cional Americana, reunida en Buenos Aires, en
1910.
Aprobada por la Ley 7a de 1936.
Depositada en 23 de septiembre de 1936.
Promulgado por Decreto 1048 de 1937.


ARTICULO 1"
Los Estados signatarios reconocen y protege los -derechos de
propiedad literaria y artistic, de conformidad con las estipu-
laciones de la present Convencin.

ARTICULO 29
En la expresin obras literarias y artsticas se comprenden
los libros, escritos, folletos de todas classes, cualquiera que sea
la material de que traten, y cualquiera que sea el nmero de sus
pginas; las obras dramticas o -dramtico-musicales; las co-
Ireogrficas, las composiciones musicales, con o sin palabras;
los dibujos, las pintUras, las esculturas, los grabados; las obras
fotogrficas; las esferas astronmicas o geogrficas; los plans,
croquis o trabajos plsticos relatives a geografia, geologia o
topografia, arquitectura o cualquiera ciencia; y, en fin, queda
comprendida toda produccin que pueda publicarse por cual-
quier medio de impresin o reproduccin.

ARTICULO 39
El reconocimiento del derecho de propiedad obtenido en un
Estado, de conformidad con sus leyes, surtir de pleno dere-
cho sus efectos en todos los dems, sin necesidad de llenar nin-
guna otra formalidad, siempre que aparezca en la obra cual-
quiera manifestacin que indique la reserve de la propiedad.










BUENOS AIRES PROPIEDAD LITERARIA [19101 47



ARTICULO 49
El derecho de propiedad de una obra literaria o artistica, com-
prende, para su autor o causahabientes, la facultad exclusive
de disponer de ella, de publicarla, de enajenarla, de traducirla
o de autorizar su traduccin, y de reproducirla en cualquier
forma, ya total, ya parcialmente.

ARTICULO 59
Se consider autor de una obra protegida, salvo prueba en
contrario, a aquel cuyo nombre o pseudnimo conocido est in-
dicado en ella; en consecuencia, se admitir por los Tribuna-
les ,de los diversos pauses signatarios, la accin entablada por el
autor o su representante contra los falsificadores o infractores.

ARTICULO 69
Los autores o sus causahabientes nacionales, o extranjeros do-
miciliados, gozarn en los pases signatarios los derechos que las
leyes respectivas acuerden, sin que esos derechos puedan exce-
der del trmino de proteccin acordado en el pais de origen.
Para las obras compuestas de various volmenes que no se pu-
bliquen juntamente, del mismo modo que para los boletines o
entregas o publicaciones peridicas, el plazo de propiedad co-
menzar a contarse, respect de cada volume, boletn, o en-
trega o publicacin peridica, desde la respective fecha de su
publicacin.
ARTICULO 79
Se considerar como pas de origen de una obra, el de su
primera publicacin en Amrica, y si ella se ha verificado si-
multneamente en various de los pauses signatarios, aquel cuya ley
fije el trmino ms corto de proteccin.

ARTICULO 89
La obra que no obtuvo en su origen la propiedad literaria,
no ser susceptible de adquirirla en sus reediciones posteriores.

ARTICULO 99
Las traducciones licitas son protegidas como las obras origi-
nales.
Los traductores de obras, acerca de las cuales no existe o se
hubiere extinguido el derecho de propiedad garantizado, podrn
obtener, respect de sus traducciones, los derechos de propie-
dad declarados en el articulo 39, mas no podrn impedir la pu-
blicacin de otras traducciones de la misma obra.











lo TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



ARTICULO 10
Pueden publicarse en la prensa peridica, sin necesidad de
autorizacin alguna, los discursos pronunciados o leidos en
asambleas deliberantes, ante los tribunales de justicia o en las
reuniones pblicas, sin perjuicio -de lo que dispongan a este
respect las leyes internal de cada Estado.

ARTICULO 11

Las obras literarias, cientificas o artisticas, cualquiera que
sea su material, publicadas en peridicos o revistas de cual-
quiera de los passes de la Unin, no pueden reproducirse en los
otros pauses sin el consentimiento de los autores. Con la excep-
cin de las obras mencionadas, cualquier articulo de peridico
puede reproducirse por otros, si ello no ha sido expresamente
prohibido, debiendo en todo caso citarse la fuente de donde
aqul se ha tomado.
Las noticias y miscelneas que tienen el carcter de mera
prensa informative, no gozan de la proteccin ide esta Con-
vencin.

ARTICULO 12
La reproduccin de fragments de obras literarias o artisti-
cas en publicaciones destinadas a la enseanza o para cresto-
matia, no confiere ningn derecho de propiedad, y puede, por
consiguiente, ser hecha libremente en todos los passes signa-
tarios.

ARTICULO 13

Se considerarn reproducciones ilicitas a los efectos de la
responsabilidad civil, las apropiaciones indirectas, no autori-
zadas, de una obra literaria o artistica, y que no represented el
carcter 'de obra original.
Ser tambin considerada ilicita la reproduccin, en cual-
quier forma, de una obra integra o de la mayor parte de ella,
acompaada de notas o comentarios, a pretexto de critical lite-
raria, de ampliacin o complemento de la obra original.

ARTICULO 14

Toda obra falsificada podr ser secuestrada en los pauses sig-
natarios, en que la obra original tenga derecho a ser protegida
legalmente, sin perjuicio de las indemnizaciones o las penas en
que incurran los falsificadores, segn las leyes idel pais en que
el fraude se haya cometido.










BUENOS AIRES PROPIEDAD LITERARIA 119101 49



ARTICULO 15

Cada uno .de los Gobiernos de los pauses signatarios conser-
var la libertad de permitir, vigilar o prohibir que circulen, se
represented o expongan, obras o producciones respect de las
cuales tuviere que ejercer ese derecho la autoridad competent.

ARTICULO 16
La present Convencin comenzar a regir entire los Estados
signatarios que la ratifiquen tres meses despus que comuni-
quen su ratificacin al Gobierno argentino, y permanecer en
vigor entire todos ellos, hasta un ao despus de la fecha de la
denuncia.
Esta idenuncia ser dirigida al Gobierno argentino y no ten-
dr efecto, sino respect del pas que la haya hecho.
11 de agosto de 1910.

NOTAS SOBRE EL DEPOSIT
Legacin de Colombia-Buenos Aires, septiembre 23 de 1936.
Excelentsimo seor:
De acuerdo con instrucciones recibidas del Ministerio de Rela-
ciones Exteriores .de Colombia, tengo el gusto de acompaar a la
present el instrument de depsito .de la Convencin sobre Pro-
piedad Literaria y Artistica, originaria de la Conferencia Pan-
americana de Buenos Aires, de 1910, Convencin aprobada por la
Ley sptima de este ao.
Muy atentamente ruego a Vuestra Excelencia el favor de avi-
sarme recibo de la present, asi como .del instrument que la acom-
paa, y me sirvo de la ocasin para renovar a Vuestra Excelen-
cia las seguridades de mi consideracin ms distinguida.
(Firma.do), Eduardo Carrizosa, Encargado de Negocios de
Colombia.
Al Excelentisimo seor doctor ,don Ramn S. Castillo, Ministro
del Interior, Encargado de la Cartera de Relaciones Exterio-
res y Culto-Ciudad.

Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto-Buenos Aires,
noviembre 7 de 1936.
Seor Encargado de Negocios:
Tengo el agrado de acusar recibo de la nota de Su Seoria,
fecha 23 de septiembre prximo pasado, con la que acompaa,
Tratados-4










bU TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


de acuerdo con instrucciones recibidas -del Ministerio de Rela-
ciones Exteriores de su pas, el instrument de depsito de la
Convencin sobre Propiedad Literaria y Artistica, aprobada en
la Conferencia Panamericana de Buenos Aires, del ao 1910.
Al manifestar a Su Seoria que se ha notificado esta ratifica-
cin a los Gobiernos que estuvieron representados en la mencio-
nada Conferencia, depositndose al propio tiempo en la ofi-
cina correspondiente de este Ministerio, aprovecho esta oportu-
nidad para saludar a Su Seora con mi consideracin distin-
guida.
(Firmado), Ramn S. Castillo
A Su Seora el Encargado de Negocios a. i. de Colombia, seor
Eduardo Carrizosa-Ciudad.





















ACUERDO SOBRE CORRESPONDENCIA
POSTAL


Acuerdo sobre correspondencia postal firmado
en el Congreso Bolivariano de Caracas, reunido
en 1911.
Aprobado por la Ley 43 de 1924.
Depositado el 24 de marzo de 1925.

ACUERDO
firmado en el Congreso Boliviano de Caracas de 1911 por los
Representantes de Colombia, Bolivia, Ecuador, Per y Venezuela.
Los infrascritos Plenipotenciarios de las Repblicas del Ecua-
dor, Bolivia, Per, Colombia y Venezuela, previo el canje de
sus respectivos plenos poderes, convienen en el siguiente

ACUERDO POSTAL

ARTICULO 19
Las cartas, pliegos, impresos de todo gnero y encomiendas
postales que del territorio .de uno de los Estados contratantes
se dirigen a otro, por mar o por tierra, deben ser conducidos y
entregados en la Oficina .de Correos del lugar de destino, sin
ningn porte adicional ni nuevo gravamen; transitando en
iguales condiciones, por los territories intermedios, cuyas au-
toridades postales darn a las valijas o las comunicaciones al
descubierto, la ms pronta y fcil direccin. Se tendr como
obligatoria la remisin por la via que indiquen los rtulos o
formulas de envo.
ARTICULO 29
Se establece la siguiente tarifa uniform para el servicio de
correos entire las cinco Repblicas signatarias:
Correspondencia epistolar: por los primeros veinte gramos,
tres centavos oro, y por cada veinte gramos ms o sus fraccio-
nes, dos centavos oro.
Certificados: con aviso de recibo la misma tarifa, ms dos
centavos oro de sobreporte.











52 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



Papeles de negocios: hasta cincuenta gramos, cinco centa-
vos oro y un centavo oro por fraccin.
Muestras: por cada cien gramos o fraccin, un centavo oro.


ARTICULO 39
Se exoneran de todo derecho de conduccin o porte:
19 La correspondencia official, comprendindose en sta la
de los Agentes Diplomticos y Consulares de los Estados signa-
tarios y los despachos judiciales que dirijan de oficio los Tri-
bunales respectivos;
29 Los libros, folletos e impresos de todo gnero, en el sen-
tido que les da el articulo XVIII del Reglamento de la Conven-
cin de Viena, y dentro del limited fijado por dicho Reglamento.
En la remisin se preferirn siempre las publicaciones oficia-
les y los peridicos, cuando no sea possible la de todos los im-
presos que se depositen.

ARTICULO 40
Consultando la comodidad y seguridad -de la corresponden-
cia entire cada Gobierno y sus respectivas Legaciones, establ-
cese que los Ministros de Relaciones Exteriores pueden usar
y cambiar con ellas valijas especiales cerradas que contengan
correspondencia official; las cuales valijas cursarn libres de
porte entire la oficina de origen y la de destino, a condicin de
llevar en su cerradura una placa metlica con double inscripcin,
ai saber: en el anverso: "El Ministro de Relaciones Exteriores
de.......... a su Legacin en............" y en el reverso:
"La Legacin (de........ al Ministro de Relaciones Exteriores
lde........," para poder alternar dicha placa segn su proce-
dencia. El peso de estas valijas no deber exceder de diez ki-
logramos.

ARTICULO 59
Bajo la denominacin de Encomiendas, podrn cambiarse
por correo entire los Estados signatarios, objetos en paquetes ce-
rrados cuyo peso no exceda de tres quilogramos, ni sus dimen-
siones de sesenta centmetros, ni su volume de veinte decime-
tros cbicos.

ARTICULO 69
El franqueo por cada encomienda ser de veinticinco centa-
vos oro; y en el caso de utilizarse la va de Panam, se cobrar,
adems, la tasa correspondiente al trnsito del Istmo.












ESTADOS BOLIVARIANOS ACUERDO POSTAL [1911] b3



ARTICULO 79
Las encomiendas estarn sujetas en un todo a los Reglamen-
tos del ramo y disposiciones fiscales del pais de destino.

ARTICULO 8Q
Cada uno de los Estados har los gastos correspondientes al
transport de las valijas de correspondencia que transiten por
su territorio con destino a otro de ellos.

ARTICULO 99
Se establece entire las Naciones contratantes el servicio de
giros postales de acuerdo con el Convenio y Reglamento de
Washington, de 15 de junio de 1897.

ARTICULO 10
La present Convencin no modifica ni altera los pactos exis-
tentes sobre la material entire dos o ms de las Naciones signa-
tarias.
ARTICULO 11
Sc entienden incorporadas a esta Convencin, en todo aque-
llo que no la contrarie o altered las prescripciones de la Unin
Postal Universal a las cuales los Estados contratantes hayan
prestado su adhesin.

ARTICULO 12
Los dems arreglos de orden y detalle que demand el cum-
plimiento ide lo aqui estipulado, quedan librados a la accin y
atribuciones de los Gobiernos de las respectivas Naciones.

ARTICULO 13
Una vez ratificado legalmente por cada Nacin, este arreglo
ser canjeado en Caracas y surtir efectos desde la fecha del
canje.
En fe de lo cual firman cinco ejemplares de un tenor en Ca-
racas a 17 de julio de 1911.
Los Plenipotenciarios del Ecuador, J. PERALTA-Julio AN-
DRADE-N. Clemente PONCE.
Los Plenipotenciarios de Bolivia, A. GUTIERREZ-R. SORIA
GALVARRO-Ismael VASQUEZ.
Los Plenipotenciarios del Per, V. M. MAURTUA Hernn
VELARDE.












54 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



El Plenipotenciario de Colombia, Jos C. BORDA.
Los Plenipotenciarios de Venezuela, J. A. VELUTINI L.
DUARTE LEVEL F. TOSTA GARCIA-J. L. ANDARA A.
SMITH.

Legacin de Colombia-NTmero 15-Caracas, marzo 24 de 1925.
Seor Ministro:
En cumplimiento de instrucciones de mi Gobierno y con el
fin de efectuar el canje y depsito respective, tengo el honor
de enviar a Vuestra Excelencia el ejemplar del Convenio Postal
Boliviano, concluido y firmado en la ciudad de Caracas en julio
de 1911, y aprobado por el Congreso Nacional en virtud ,de la
Ley 43 del ao pasado, ejemplar que lleva las firmas autgrafas
del Excelentisimo seor Presidente de la Repblica y ,del seor
Ministro de Relaciones Exteriores de Colombia.
Con este motivo me es grato reiterar a Vuestra Excelencia
las seguridades de mi ms elevada consideracin.
(Firmado), Raimundo Rivas

Al Excelentisimo seor doctor P. Itriago Chacin, Ministro de
Relaciones Exteriores de Venezuela-Presente.

Direccin de Policia Internacional-Nmero 473-Caracas, 31
de marzo de 1925.

Seor Ministro:
Tengo el honor 'de participar a Vuestra Excelencia que, junto
con la nota de esa Legacin de 24 del mes en curso, recibi cl
instrument de ratificacin por part de Colombia, del Conve-
nio Postal concluido en el Congreso Boliviano de 1911, el cual
se halla ya depositado en el Archivo de este Departamento.
Al manifestar que cumplir con informar de dicho depsito
a los dems praises participants en el referido Congreso, ex-
preso a Vuestra Excelencia la complacencia de mi Gobierno por
esa ratificacin, pues las decisions de la brillante Asamblea
de 1911 tienen indudablemente como fin primordial el mayor
acercamiento y solidaridad entire las Repblicas hijas del Li-
bertador.
Vlgome de la oportunidad para reiterar a Vuestra Excelen-
cia las seguridades de mi alta consideracin.

(Firmado), P. Itriago Chacin
Al Excelentsimo seor doctor Raimundo Rivas, Enviado Extra-
ordinario y Ministro Plenipotenciario de la Repblica de Co-
lombia-Presente.






















TRATADO DE ARBITRAJE GENERAL
ENTIRE LA REPUBLICAN DE COLOMBIA Y LA REPUBLICAN
ARGENTINA


Firmado en Washington el 20 de enero de 1912.
Aprobado por la Ley 64 de 1912.
Canjeadas las ratificaciones en Buenos Aires
el 12 de agosto de 1921.

Los Gobiernos de la Repblica de Colombia y de la Repblica
Argentina, que se adhirieron al Convenio de julio 29 de 1899 y
firmaron el de octubre 18 de 1907, celebrados en La Haya, para
la solucin pacifica de los conflicts internacionales, deseando,
de acuerdo con su poltica traditional, consagrar el principio
del arbitraje obligatorio en sus relaciones reciprocas, han au-
torizado para concluir-a ese efecto un tratado ad referendum a
sus Enviados Extraordinarios y Ministros Plenipotenciarios ante
el Gobierno de los Estados Unidos de Amrica, General don Pe-
dro Nel Ospina y doctor don Rmulo S. Nan, respectivamente,
los que, en virtud de dicha autorizacin, han convenido en los
siguientes artculos:
ARTICULO I

Las Altas Partes contratantes se obligan a someter al arbitraje
todas las controversial que por cualquier causa pudieran surgir
entire ellas, siempre que no afecten los preceptos de la Consti-
tucin de uno u otro Estado y que no hayan podido ser resuel-
tas por negociaciones directs.

ARTICULO II
En cada caso las Altas Partes contratantes firmarn un com-
promiso especial que determine el objeto ,del litigio, y si fuere
necesario, el asiento del Tribunal, el monto de la suma que cada
una de las Partes debe depositar anticipadamente para las cos-
tas, la forma que haya de darse al Tribunal y los plazos que
deben fijarse para la constitucin de ste y para el canje de
alegatos y documents, y en general todas las condiciones en
que se haya convenido. A falta de compromise, los rbitros,
nombrados segn las reglas establecidas en los artculos III y












56 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



IV del presence Tratado, juzgarn tomando por base las preten-
siones que les fueren sometidas. Por lo dems, y en ausencia
de acuerdo especial, se aplicarn las reglas establecidas por la
Convencin para el arreglo pacifico de las cuestiones interna-
cionales, firmada en 'La Haya el 29 (le julio ,de 1899, sin perjui-
cio de las adiciones y modificaciones contenidas en los artcu-
los siguientes.

ARTICULO III
Salvo eslipulacin en contrario, el Tribunal se compondr le
Ires miembros. Cada una de las Partes nombrar un rbitro, los
cuales se tomarn con preferencia de entire los miembros de la
Corie Permanente establecida por la citada Convencin de La
IIaya, y estos se pondrn de acuerdo para la election del r-
bilro tercero. Si no se Ilegare a ese acuerdo, las Partes se diri-
girn a una tercera potencia, para que ella haga la designacin
del rbitro lercero, y si no se acordaren sobre este particular,
el Monarca de los Pases Bajos har, a peticin de las Partes,
la designacin de este rbitro. Este ser tomado de la list de
la referida Corle Permanente, y no podr ser ciudadano de nin-
guna de las dos naciones contratanles, ni tener domicilio o re-
sidencia en sus territories. Una mnisma persona no podr actuar
como rbitro lercero en dos asuntos sucesivos.
ARTICULO IV
En caso de que las Parles no se pusieren dl acuerdo para la
constitucin del Tribunal, las funciones arbitrales se conferi-
rn a un rbitro nico, quien, salvo estipulacin en contrario.
ser nombrado segn las reglas establecidas en el articulo pre-
cedente para la designacin del rbitro tercero.
ARTICULO V
La sentencia arbitral se fijar por mayora de votos, sin men-
cionar en ella el disentimiento eventual de alguno de los rbi-
tros, y ser firmada por el Presidente y el actuario, o por el
arbitro nico.
ARTICULO VI
La senlencia arbitral decidir la controversial definitivamente
y sin apelacin. Sin embargo el Tribunal o rbitro que hubiere
pronunciado la sentencia podr, antes de la ejecucin de la
mlisma, conocer en recurso (le revisienen los siguientes casos:
19, si se ha fallado en virtud de doctumentos falsos o errneos;
2. si la sentencia estuviere viciada, en todoo en parte, por un
error (le hecho que result de las actuaciones o documents de
la causa.











ARGENTINA ARBITRAJE [19121 57



ARTICULO VII
Toda divergencia que pudiere surgir entire las Partes, relative
a la ejecucin o interpretacin de la sentencia, ser sometida al
fallo del Tribunal o del rbitro que la haya dictado.
ARTICULO VIII
El present convenio permanecer en vigor durante diez aos,
contados desde la fecha del canje de sus ratificaciones. En caso
de que doce meses antes de cumplirse dicho trmino ninguna
de las Altas Partes contratantes hubiere declarado su intencin
de hacer cesar sus efectos, continuar siendo aqul obligatorio
hasta un ao despus de que una u otra de las Partes lo haya
denunciado.
ARTICULO IX
Este Convenio ser sometido por los signatarios a la aproba-
cin de sus respectivos Gobiernos, y si la mereciere, y fuere
adems ratificado segn las leyes de uno y otro pais, se can-
jearn las ratificaciones tan pronto como fuere possible.
En fe de lo cual los Plenipotenciarios lo han firmado y se-
llado, en Washington D. C., a los veinte dias del mes de enero
de mil novecientos doce.
Pedro NEL OSPINA-R. S. NAON


ACTA DE CANJE

Reunidos en el Despacho del Ministerio de Relaciones Ex-
teriores y Culto de la Repblica Argentina, Su Excelencia el
seor doctor Honorio Pueyrredn, Ministro del ramo, y Su Ex-
celencia el seor General doctor Carlos Cuervo Mrquez, En-
viado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de la Rep-
blica ,de Colombija, con el objeto de proceder al canje de las
ratificaciones del Tratado de Arbitraje entire la Repblica Ar-
gentina y la Repblica de Colombia, suscrito en Washington el
20 de enero de 1911, despus de comunicados sus respectivos
plenos poderes, que fueron hallados en buena y debida forma,
leidos, como correspond, los instruments -de ratificacin pre-
sentados, conteniendo el texto del Tratado aludido, que encon-
traron conformes entire si y en los originales respectivos, ve-
rificaron el canje en la forma de estilo.
En fe de lo cual firmaron en double ejemplar la present acta
de canje, en Buenos Aires, el 12 de agosto de 1921.

(L. S.) H. PUEYRREDON
(L. S.) CARLOS CUERVO MARQUEZ




















CONVENTION INTERNATIONAL DEL OPIO

Firmada en La Haya el 23 de enero de 1912.

Colombia suscribi por medio de su Legacin
en La Haya el 15 de enero de 1913.
Autorizacin al Gobierno para ratificar, por la
Ley 82 de 1923.
Depositada en La Haya, el 26 de junio de 1934.
Registrada en la S. N., el 23 de enero de 1922,
con nmero 222.

Su Majestad el Emperador de Alemania, Rey de Prusia, en
nombre del Imperio Alemn; el Presidente de los Estados Uni-
dos de Amrica; Su Majestad el Emperador de la China; el Pre-
sidente de la Repblica Francesa; Su Majestad el Rey del Reino
Unido de la Gran Bretaa e Irlanda y de los Territorios Brit-
nicos do allende los mares, Emperador de las Indias; Su Ma-
jestad el Rey de Italia; Su Majestad el Emperador del Japn;
Su Majestad la Reina de los Paises Bajos; Su Majestad Imperial
el Shah de Persia; el Presidente de la Repblica Portuguesa; Su
Majestad el Emperador de todas las Rusias; Su Majestad el Rey
de Siam; deseando dar un paso ms en la via abierta por la
Comisin Internacional de Shanghai de 1909;
Resueltos a procurar la supresin progresiva del abuso del
opio, de la morfina, de la cocaine. igualmente que de las dro-
gas preparadas o derivadas de esas sustancias que -den lugar o
puedan dar lugar a abusos anlogos;
Considerando la necesidad y el provecho mutuo de un acuer-
do international sobre ese punto;
Convencidos de que este esfuerzo humanitario encontrar la
adhesion unnime de todos los Estados interesados,
Han resuelto celebrar una Convencin al efecto y nombrado
por sus Plenipotenciarios, a saber:

(Lista de los Plenipotenciarios).
Los cuales, despus de haber depositado sus plenos poderes
hallados en buena y debida forma, han convenido en lo que sigue:











VARIOUS ESTADOS. OPIO 119121 59



CAPITULO I
Opio bruto.
Definicin-Por opio bruto se entiende: el jugo coagulado es-
pontneamente, obtenido -de las cpsulas de la papvera som-
nifera (Papavera somniferum), y sin haber sufrido sino las ma-
nipulaciones necesarias para su empaquetamiento y su trans-
porte.
ARTICULO 19
Las Potencias contratantes dictarn leyes o reglamentos efi-
caces para la fiscalizacin de la produccin y de la distribu-
cin -del opio bruto, a menos que leyes o reglamentos existen-
tes hayan regulado ya la material.
ARTICULO 29
Las Potencias contratantes limitarn, teniendo en cuenta las
diferencias de sus condiciones comerciales, el nmero de las
ciudades, puertos u otras localidades por los cuales se permit
la exportacin o la importacin del opio bruto.

ARTICULO 3o
Las Potencias contratantes tomarn medidas:
(a) Para impedir la exportacin del opio bruto hacia los pai-
ses que hayan prohibido la entrada *de l, y
(b) Para fiscalizar la exportacin del opio bruto hacia pauses
que limiten la importacin de l, a menos que medidas existen-
tes hayan regulado ya la material.
ARTICULO 49
Las Potencias contratantes dictarn reglamentos que prevean
que cada bulto contentivo de opio bruto destinado a la expor-
tacin est marcado de manera que indique su contenido, siem-
pre que el envo exceda de cinco kilograms.
ARTICULO 59
Las Potencias contratantes no permitirn la importacin y la
exportacin del opio bruto sino por personas debidamente au-
torizadas.
CAPITULO I
Opio preparado.
Definicin-Por opio preparado se entiende: el product del
opio bruto, obtenido por una series de operaciones especiales y
en particular por la disolucin, la ebullicin, el tueste y
la fermentacin, y que tienen por objeto transformarlo en ex-
tracto propio para el consumo.












60 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


El opio preparado comprende los 'desperdicios y cualesquiera
otros residuos del opio fumado.
ARTICULO 69
Las Potencias contratantes tomarn medidas para la supre-
sin gradual y eficaz de la fabricacin, del comercio interior
y del uso del opio preparado, dentro del limited de las condicio-
nes diferentes, propias de cada pais, a menos que medidas exis-
tentes hayan regulado ya la material.
ARTICULO 79
Las Potencias contratantes prohibirn la importacin y la
exportacin del opio preparado; con todo, las que todavia no
estn -dispuestas a prohibir inmediatamente la exportacin del
opio preparado, lo prohibirn cuanto antes possible.
ARTICULO 89
Las Potencias contratantes que todavia no estn dispuestas a
prohibir inmediatamente la exportacin del opio preparado:
(a) Restringirn el nmero de las ciudades, puertos u otras lo-
calidades por los cuales podr exportarse el opio preparado;
(b) Prohibirn la exportacin del opio preparado hacia los
pauses que actualmente prohiben o que ms tarde puedan pro-
hibir su importacin;
(c) Prohibirn entire tanto que se envie opio alguno prepa-
rado a un pais que desee restringir la entrada de l, a menos
que el exportador se conforme a los reglamentos del pais im-
portador;
(d) Tomarn medidas para que cada bulto exportado conten-
tivo de opio preparado lleve una marca especial que indique la
naturaleza de su contenido;
(e) No permitirn la exportacin del opio preparado sino por
personas especialmente autorizadas.

CAPITULO III
Opio medicinal, morfina, cocana, etc.
Definiciones-Por opio medicinal se entiende: el opio bruto
que ha sido calentado a 600 centigrados y no contiene menos de
10 por 100 de morfina, sea o n en polvo o granulado, o mez-
clado con otras materials neutras.
Por morfina se entiende: el principal alcaloide del opio, que
tiene la formula qumica C17 H19 N03.
Por cocana se entiende: el principal alcaloide de las hojas
del eitrixilo coca que tiene la formula C17 H21 N04.
Por heroina se entiende: la diacetil-morfina, que tiene la
formula C21 H23 N05.











VARIOUS ESTADOS. OPIO 11912j 61



ARTICULO 99
Las Potencias contratantes dictarn leyes o reglamentos so-
bre la farmacia de modo que limiten la fabricacin, la venta y
el empleo de la morfina, de la cocaina y de sus sales respecli-
vas, slo a los usos mdicos y legitimos, a menos que eyes o
reglamentos existentes hayan regulado ya la material. Ellas co-
operarn entire si, a fin de impedir el uso de esas drogas para
todo otro objeto.

ARTICULO 10
Las Potencias contratantes se esforzarn por fiscalizar o ha-
cer fiscalizar a los que fabriquen, importen, vendan, distribu-
yan y exporten la morfina, la cocaina y sus sales respectivas,
igualmente a los buques en que esas personas ejerzan esa indus-
tria o ese comercio. Para ese efecto, las Potencias contratantes
se esforzarn por adoptar o hacer adoptar las medidas siguien-
tes, a menos que medidas existentes hayan regulado ya la ma-
teria.
(a) Limitar a slo los establecimientos y locales que hayan
sido autorizados a ese efecto la fabricacin de la morfina, de
la cocaina y de sus sales respectivas, o informarse sobre los
establecimientos y locales en que se fabrican esas drogas, y
llevar un registro de ellos;
(b) Exigir que todos los que fabrican, important, venden, dis-
tribuyen y exportan la morfina, la cocana y sus sales respec-
tivas, estn provistos de una autorizacin o de un permiso para
entregarse a esas operaciones, o hagan una declaracin official
de ello a las autoridades competentes;
(c) Ekigir de esas personas la consignacin en sus libros tld
las cantidades fabricadas, de las importaciones, de las ventas,
de toda otra cesin y de las exportaciones de la morfina, de la
cocaina y de sus sales respectivas. Esta regla no se aplicar for-
zosamente a las prescripciones medicas y a las ventas hechis
por farmacuticos debidamente autorizados.

ARTICULO 11
Las Potencias contratantes tomarn medidas para prohibit
en su comercio interior toda cesin de morfina, de cocana y
de sus sales respectivas, a cualesquiera personas no autoriza-
das, a menos que medidas existentes hayan regulado ya la ma-
teria.

ARTICULO 12
Las Potencias contratantes, tomando en cuenta las diferen-
cias de sus condiciones, se esforzarn por restringir a las per-












62 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



sonas autorizadas la; importacin tde la morfina, de la cocana
y de sus sales respectivas.

ARTICULO 13
Las Potencias contratanles se esforzarn por adoptar o hacer
adoptar medidas para que la exportacin de la morfina, de la
cocana y de sus sales respectivas, de sus passes, posesiones,
colonies y territories en arrendauniento, hacia los pauses,
posesiones, colonies y territories en arrendamiento de las otras
Potencias contratantes, no se efecte sino con destino a perso-
nas que hayan recibido las autorizaciones o permisos previstos
por las leyes o reglamentos del pais importador.
Para lo cual todo Gobierno podr comunicar de cuando en
cuando a los Gobiernos de los pauses exportadores listas de las
personas a quienes les hayan sido otorgadas autorizaciones o
permisos de importacin respectivas.

ARTICULO 14
Las Polencias contratantes aplicarn las leyes y reglamentos
de fabricacin, de importacin, lde venta o de exportacin de
la morfina, de la cocaine y de sus sales respectivas:
(a) Al opio medicinal;
(b) A todas las preparaciones (oficinales y no oficinales, in-
clusive los remedios llamados anti-opio) que contengan ms
de 0,2% de morfina o ms de 0,1% de cocana;
(c) A la heroina, sus sales y preparaciones que contengan ms
(d) A todo nuevo derivado de la morfina, de la cocana o de
sus sales respectivas, o a todo otro alcaloide del opio, que pue-
da, despus (le investigaciones cientificas generalmente reco-
nocidas, dar margen a abusos anlogos y lener por resultado
los mismos efectos nocivos.

CAPITULO IV

ARTICULO 15
Las Potencias contratantes que tengan tratados con China
(Potencias de Tratado) tomarn, de concerto con el Gobierno
Chino, las medidas necesarias para impedir la entrada de con-
trabando, tanto *en el territorio chino como en las colonies de
ellas en el Extremo Oriente y en los territories en arrenda-
miento que ocupen en China, del opio bruto y preparado, de la
morfina, de la cocana y de sus sales respectivas, asi como
de las sustancias de que trata el articulo 14 de la present











VARIOUS ESTADOS. OPIO 11912j 63


Convencin. Por su part el Gobierno Chino tomar medidas
anlogas para la supresin del contrabando .del opio y de las
otras sustancias de que arriba se trata, de China hacia las Co-
lonias extranjeras y los territories en arrendamiento.

ARTICULO 16
El Gobierno Chino promulgar leyes farmacuticas para sus
sbditos que reglamenten la venta y la distribucin de la mor-
fina, -de la cocana y de sus sales respectivas y de las sustan-
cias de que trata el articulo 14 de la present Convencin y co-
municar esas leyes a los (obiernos que tienen tratados con
China, por conduct .de sus representantes diplomticos en
Pekn. Las Potencias contratantes que tengan tratados con China
examinarn esas leyes y, si las hallan aceptables, lomarn las
medidas necesarias para que sean aplicadas a sus nacionales
residents en China.

ARTICULO 17
Las Potencias contratantes que tengan tratados con China,
se encargaran de adoptar las medidas necesarias para restrin-
gir y para fiscalizar la costumbre de fumar opio en sus terri-
torios -en arrendamiento, "settlements" y concesiones en China,
de suprimir pari-passu con el Gobierno Chino los fumaderos de
opio o establecimientos semejantes que todavia pueden existir
all, y prohibir el uso .del opio en las casas de diversion y las
casas pblicas.

ARTICULO 18
'Las Potencias contratantes que tengan tratados con China,
tomarn medidas efectivas para la reduccin gradual, par.i--/,ss
con las medidas efectivas que lomar el Gobierno Chino ese mismo fin, del nmero de las tiendas destinadas a la venta
del opio bruto y preparado, que todava puedan exislir en sus
territorios en arrendamiento, "settlements," y concesiones en
China. Ellas adoptarn medidas eficaces para la restriccin y
la fiscalizacin del comercio de (letal de opio en los territories
en arrendamiento "settlements" y concesiones, a menos que me-
didas existentes hayan regulado ya la material.

ARTICULO 19
Las Potencias contratantes que posean Oficinas de Correos
en China adoptarn medidas eficaces para prohibir la impor-
tacin illegal en China bajo forma de bulto postal, lo mismo
que la transmisin illegal, .de una localidad de China a otra lo-
calidad por conduct de esas Oficinas, del opio, bruto o prepa-











b4 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



radio, de la morfina y de la cocaine y y de las otras sustancias de que irala el articulo 14 de la pre-
sente Convencin.

CAPITULO V

ARTICULO 20
Las Potencias contratantes examinarn la posibilidad dle dic-
lar leyes o reglamentos que hagan susceptible de penas la po-
sesin illegal del opio bruto, del opio preparado, de la morfina,
(le la cocana y (le sus sales respectivas, a menos que leyes o re-
glamentos existentes hayan regulado ya la material.

ARTICULO 21
Las Potencias contralantes se comunicarn por conduct del
Ministerio de Negocios Extranjeros de los Paises Bajos:
(a) Los textos tde las leyes y de los reglamentos administra-
tivos exislcnles, con relacin a las materials (le que trata la pre-
senle Convencin, o dictadas en virtud de sus clusulas.
(b) Informes estadisticos de lo que loca al comercio del opio
brulo, del opio preparado, de la morfina, ,de la cocaina y de
sus sales respectivas, igualmente que de las otras drogas, o
sus sales, o preparaciones de que trala la present Convencin.
Estas estadisticas sern suministradas con lantos pormeno-
res y dentro de un plazo tan breve como se considered po-
sibles.

CAPITULO VI

Disposiciones finales.

ARTICULO 22
Las Potencias no representadas en la Conferencia sern ad-
mitidas a firmar la present Convencin.
Con este fin el Gobierno de los Pases Bajos invitar inme-
diatamente despus de la firm de la Convencin por los Ple-
nipotenciarios Conferencia, a todas las Potencias de Europa y (le Amrica no
representadas en la Conferencia, a saber:
A la Repblica Argentina, a Austria-Hungria, a Blgica, a
Bolivia, al Brasil, a Chile, a Colombia, a Costa Rica, a la Re-
pblica de Cuba, a Dinamarca, a la Repblica Dominicana, a
la Repblica del Ecuador, a Espaa, a Grecia, a Guatemala, a
la Repblica de Haiti, a Honduras, al Luxemburgo, a Mxico,
a Montenegro, a Nicaragua, a Noruega, a Panam, al Paraguay,










VARIOUS ESTADOS. OPIO [19121 65



al Per, a Rumania, a El Salvador, a Servia, a Suecia, a Suiza,
a Turquia, al Uruguay, y a los Estados Unidos de Venezuela, a
designer un Delegado provisto de los plenos poderes necesa-
rios para firmar en La Haya la Convencin.
La Convencin ser provista de esas firms por medio de
un "Protocolo de firmas de Potencias no representadas en la
Conferencia," que se agregar despus de las firmas de las Po-
tencias representadas y que mencionarn la fecha de cada
firm.
El Gobierno de los Paises Bajos dar todos los meses a todas
las Potencias firmantes aviso de cada firma suplementaria.

ARTICULO 23
Despus que todas las Potencias, tanto por si mismas, como
por sus posesiones, colonies, protectorados y territories en
arrendamiento, hayan firmado la Convencin o el Protocolo
Suplementario de que arriba se trata, el Gobierno de los Paises
Bajos invitar a todas las Potencias a ratificar la Convencin
con este Protocolo.
En el caso de que la firma de todas las Potencias invitadas
no se hubiere obtenido para la fecha del 31 de diciembre de
1912, el Gobierno de los Paises Bajos invitar inmediatamente
a las Potencias firmantes en esa fecha a designer delegados
para proceder en La Haya, al examen de la posibilidad de de-
positar, sin embargo, sus ratificaciones.
La ratificacin se har dentro de un plazo tan breve como
possible sea, y se depositar en La Haya en .el Ministerio de Ne-
gocios Extranjeros.
El Gobierno de los Pases Bajos dar todos los meses aviso
a las Potencias firmantes de las ratificaciones que hubiere re-
cibido en el intervalo.
Lugo que las ratificaciones de todas las Potencias firman-
tes, tanto por si mismas como por sus colonies, posesiones,
protectorados y territories en arrendamiento, hayan sido reci-
bidas por el Gobierno de los Paises Bajos, ste notificar la fe-
cha en que l hubiere recibido el ltimo de estos documents
de ratificacin.

ARTICULO 24
La present Convencin entrar en vigor tres meses despus
de la fecha mencionada en la notificacin del Gobierno de los
Paises Bajos de que trata el ltimo aparte del articulo prece-
dente.


Tratados-5











66 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


Con respect a las leyes, reglamentos Y dems medidas pre-
vistas por la present Convencin, es cosa convenida que los
proyectos requeridos a ese efecto sern redactados a ms tar-
dar seis meses despus de la entrada en vigor de la Conven-
cin. En lo que concierne a las leyes, ellas sern tambin pro-
puestas por los Gobiernos a sus Parlamentos o Cuerpos Legis-
lativos, dentro de ese mismo plazo de seis meses y, en todo
caso, en la primera sesin que siga a la expiracin de este
plazo.
La fecha desde la cual entrarn en vigor esas leyes, regla-
mentos o medidas, ser objeto de un acuerdo entire las Poten-
cias contratantes, a propuesta del Gobierno de los Paises Bajos.
En el caso de que surjan cuestiones relatives a la ratificacin
de la present Convencin o a la declaracin en vigencia, ya de
la Convencin, ya de las eyes, reglamentos Y medidas que ella
entraa, el Gobierno de los Paises Bajos, si esas cuestiones no
pueden resolverse por otros medios, invitar a todas las Poten-
cias contratantes a designer delegados que se reunirn en La
Haya, para llegar a un acuerdo inmediato sobre esas cuestiones.
ARTICULO 25

Si sucediere que una de las Potencias contratantes quisiere
denunciar la present Convencin, la denuncia ser notificada
por escrito al Gobierno de los Paises Bajos, que comunicar in-
mediatamente copia certificada como conforme de la notifica-
cin a todas las dems Potencias, hacindoles saber la fecha en
que l la haya recibido.
La denuncia no producir efecto sino con respect a la Po-
tencia que la haya notificado Y un ao despus que la notifica-
cin de ella le haya llegado al Gobierno de los Paises Bajos.
En fe de lo cual los Plenipotenciarios han revestido de sus fir-
mas la present Convencin.
Hecha en La Haya, a 23 de enero de 1912, en un solo exemplar,
que quedar depositado en los Archivos del Gobierno de los
Pases Bajos y del cual se les remitirn por la via diplomtica
copies certificadas como conformes a todas las Potencias re-
presentadas en la Conferencia.
Por Alemania: F. DE MULLER, DELBRUCK-GUNENWALD.
Por los Estados Unidos de Amrica: Charles H. BRENT-Ha-
milton Wright-Henry J. FINGER.
Por China: Liang CHENG.
Por Francia: H. BRENIER. (Bajo reserve de una ratificacin
o de una ,denuncia, eventualmente separada y especial en lo
que concierne a los protectorados franceses).










VARIOUS ESTADOS. OPIO [1912] O/



Por la Gran Bretaa: W. S. MEYER-W. G. Max. MULLER.
William Job COLLINS. (Bajo reserve de la declaracin siguiente:
los articulos de la present Convencin, si ella es ratificada por
el Gobierno de Su Majestad Britnica, se aplicarn al Imperio
de las Indias Britnicas, a Ceiln, a los Establecimientos de los
Estrechos, a Hong Kong y a Wei-hai-yei en todos respects, de
la misma manera que se aplicarn al Reino Unido de la Gran
Bretaa e Irlanda; pero el Gobierno de Su Majestad Britnica
se reserve el derecho -de firmar o de denunciar separadamente
dicha Convencin en nombre de todo dominio, colonia, depen-
dencia o protectorado de Su Majestad que no sean los que han
sido especificados).
Por Italia: G. DE LA TOUR CALVELLO.
Por el Japn: Aimaro SATO-Tomoe TAKAGI-Nolaro NIS-
HIZAKI.
Por los Paises Bajos: J. T. CREMER-C. Th. VAN DEVEN-
TER-A. A. DE JONGH- J. C. SHEURER.
Por Persia: Mirza Mahmoud KHAN. (Bajo reserve de los ar-
tculos 15, 16, 17, 18 y 19, por no tener Persia Tratado con
China, y del pargrafo a) del articulo 3).
Por Portugal: Antonio Mara BARTHOLOMEU FERREIRA.
Por Rusia: A. SAVINSKY.
Por Siam: Akharaj VARADHARA-Wm. J. ARCHER. (Con
reserve de los articulos 15, 16, 17, 18 y 19, por no tener Siam
Tratado con China).












68 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



PROTOCOLO DE CLAUSURA
DE LA SEGUNDA CONFERENCIA INTERNATIONAL
DEL OPIO -1913

La segunda Conferencia Internacional del Opio, convocada
por el Gobierno de los Paises Bajos, en virtud del articulo 23
de la Convencin Internacional del Opio, se reuni en La Haya,
en el Palacio de los Condes, el 19 de julio -de 1913.
'Los Gobiernos que se enuneran a continuacin han tomado
parte en la Conferencia, para la cual han designado a los dele-
gados que adelante se mencionan.
En una series de reunions celebradas del 19 al 9 de julio de
1913. la Conferencia, despus de examiner la cuestin que se le
habia sometido en el pargrafo segundo del articulo 23 de la
Convencin Internacional del Opio del 23 de enero de 1912,
1--Ha decidido que el depsito de las ratificaciones puede
tener lugar desde ahora;
II-Y lha aprobado por unanimidad la siguiente resolucin:
Deseando proseguir en la labor, y segn el camino abierto
por la Comisin Internacional de Shanghai de 1909, y por la
primer Conferencia de La Haya de 1912, de suprimir progre-
sivaiieniie el abuso (del opio, de la morfina, de la cocaina y de
lis drogas preparadas o derivadas de estas substancias, y con-
siderando ims que nunca la necesidad y el provecho mutuo de
un Cuii erdo international sobre este punlo, la segunda Confe-
rencia Inlerinacional del Opio:
19 Expresa el deseo de que el Gobierno de los Pases Bajos
tenga a bien llamar la atencin de los Gobiernos de Austria-
Hungria, de Noruega y de Suecia, sobre que la firma, ratifica-
cin, preparacin dle medidas legislativas y la entrada en vi-
gencia de la Convencin, constitute cuatro fases distintas que
periliten -desde ahora a estas Potencias proceder a la firma su-
plementaria.
En efecto, segn los articulos 23 y 24, un period de seis
meses podr transcurrir entire la fecha de entrada en vigencia
de la Convencin y la redaccin de los proyectos de leyes, re-
glamentos y demis medidas previstas por la Convencin. Ade-
ms, el inciso tercero del articulo 24 permit a las Potencias
contratantes entenderse, despus de la ratificacin, respect de
la fecha de entrada en vigor de dichas medidas legislativas. Por
lo dems, no se puede menos de anotar que las dificultades pre-
vistas por Austria-Hungria, Noruega y Suecia, en lo concer-
niente a sus respectivas legislaciones, no son desconocidas para
los Delegados -de las Potencias signatarias y an han sido el
objeto de un examen profundo por parte de las doce Potencias











VARIOUS ESTADOS. OPIO 119131 69



contratantes. Casi todas las Potencias signatarias se encuentran
en la misma situacin que los premencionados Gobiernos y no
han elaborado todava todos los proyectos de leyes previstos
por la Convencin;
29 Expresa el deseo de que el Gobierno de los Paises Bajos,
tenga a bien comunicar a los Gobiernos de Bulgaria, Grecia,
Montenegro, Per, Rumania, Servia, Turquia y Uruguay la re-
solucin siguiente:
"La Conferencia lamenta que ciertos Gobiernos hayan rehu-
sado u omitido firmar hasta hoy la Convencin present. La
Conferencia opina que la abstencin de estas Potencias emba-
razaria del modo ms serio los fines humanitarios que la Con-
vencin persigue. La Conferencia expresa la firme esperanza de
que estas Potencias reconsiderarn su actitud bien sea nega-
tiva o dilatoria."
39 Expresa el deseo de que el Gobierno de los Paises Bajos
tenga a bien observer al Gobierno Suizo que est en el error
al considerar su cooperacin como de valor poco menos que
nulo. En contra de lo que se dice en la Corte del Consejo Fe-
deral del 25 de octubre de 1912, la Conferencia estima que la
cooperacin de Suiza tendra el ms til de los efectos, en tanto
que su abstencin comprometera los resultados de la Conven-
cin. En cuanto a la cuestin suscitada por el Consejo Fede-
ral, respect de las atribucioses respectivas de las legislaciones
federales y cantonales, hay que notar que tales dificultades han
sido consideradas ya por la primera Conferencia, la cual ha
tenido cuenta -de ellas al redactar la Convencin;
49 Invita a los Gobiernos signatarios para que encarguen a
sus representantes en el Exterior de apoyar las diligencias pre-
indicadas de sus colegas nerlandeses;
III-Ha expresado el deseo siguiente: que en caso de que la
firma *de todas las Potencias invitadas en virtud del pargrafo
primero del articulo 23, no haya sido obtenida el 31 de diciem-
bre de 1913, el Gobierno de los Pases Bajos invita inmediata-
mente a las Potencias signatarias a designer Delegados para que
procedan en La Haya a examiner la posibilidad de hacer en-
trar en vigencia la' Convencin Internacional -del Opio del 23
de enero de 1912.
En fe -de lo cual, los Delegados firman el present protocolo
con sus respectivas firmas. "

Por Alemania, F. DE MULLER.
Por los Estados Unidos de Amrica, Hamilton WRIGHT.
Lloyd BRYCE-GerJrit J. KOLLEN.
Por la Repblica Argentina, Franc. DE VEYGA.
Por Blgica, BN. ALB. FALLON.





-.1 -t *1


70 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



Por los Estados Unidos del Brasil, Braca ARANHA.
Por Chile, W. W. YEN-WU LIEN TEH.
Por Colombia, CHR. HISCHERNOLLER.
Por Costa Rica, Manuel M. DE PERALTA.
Por Dinamarca, W. GREVENKOP CASTENKJOLD.
Por !a Repblica Dominicana, J. LAMARCHE.
Por el Ecuador, Jorge HUNEEUS.
Per Espaa, Manuel G. DE ACILU.
Por Francia, Marcellin PELLET.
Por la Gran Bretaa, W. G. Max. MULLER-William Job CO-
LLINS.
Por Haiti, Stenio VINCENT.
Por Italia, BRICHANTEAU.
Por el Japn, J. SHINOBU. Con reserve de la ulterior apro-
bacin de su Gobierno.
Por Luxemburgo, BN. ALB. FALLON.
Por los Estados Unidos Mexicanos, F. GAMBOA.
Por los Paises Bajos, J. T. CREMER-C. TH. VAN DEVEN-
TER-A. A. DE JONGH- J. G. SCHEURER.
Por Portugal, Anlonio Maria BARTHOLOMEU FERREIRA.
Por Iusia, A. SWETCHINE.
Por Siam, Phya SUDHAM MAITRI, WM. J. ARCHER.



















Aunque este Protocolo y el siguiente dicen haber sido acordados Ma
la II y en la III Conferencia del Opio, no son en realidad sino adiciones
o complementos de la I Conferencia, verificada en La Haya, en 1912. La
II Conferencia Internacional se verific en febrero de 1925, en Gine-
bra. Colombia se adhiri a la Convencin all suscrita, en vista de la
autorizacin contenida en la Ley 68 de 1930. (Vase en el lugar res-
pectivo de esta coleccin).











VARIOUS ESTADOS. OPIO [19141 71



PROTOCOLO DE CLAUSURA
DE LA TERCERA CONFERENCIA INTERNATIONAL
DEL OPIO-1914

La Tercera Conferencia Internacional del Opio, convocada
por los Gobiernos de los Paises Bajos, en virtud del aparte n-
mero 39 expresado por la Segunda Conferencia, se reuni en
La Haya, en el Palacio de los Con-des el 15 de junio de 1914.
Los Gobiernos que se enumeran a continuacin tomaron
parte en la Conferencia para la cual designaron los Delegados
que adelante se nombran:
(Lista de los plenipotenciarios).
En una series de reuniones celebradas del 15 al 25 de junio
de 1914, la Conferencia, despus de haber examinado la cues-
tin que se le habia sometido por el aparte III, formulado por
la Segunda Conferencia,
A. Ha expresado las opinions siguientes:
I-Que es possible hacer entrar en vigencia la Convencin In-
ternacional del Opio del 23 de enero de 1912, a pesar del hecho
de que algunas Potencias, invitadas en virtud del pargrafo 19
del articulo 23, no han firmado todavia la Convencin.
II-Que la entrada en vigencia de la Convencin para todas
las Potencias signatarias tendr lugar, cuando las potencias que
ya la han firmado y las que han expresado su intencin de ad-
herir a ella, la hayan ratificado. La fecha de entrada en vigen-
cia de la Convencin ser la que fija el pargrafo 19 del ar-
ticulo 24.
III-Que, si en una fecha que determinar la Conferencia, to-
das las Potencias signatarias no hubieren depositado todavia sus
ratificaciones, ser permitido a las Potencias signatarias que en
tal fecha hayan depositado sus ratificaciones, hacer entrar en
vigencia la Convencin. Se conceder la misma facultad a las
Potencias signatarias que depositen sucesivamente sus ratifica-
ciones despus de esta fecha.
IV-Que la fecha acordada bajo el apart III es el 31 de di-
ciembre de 1914.
V--Que la posibilidad de adherir a la Convencin queda
abierta a las Potencias que todavia no la han firmado.
B. Ha decidido:
Que se abra en La Haya un protocolo por el cual las Poten-
cias signatarias, dispuestas a servirse de la facultad referida
en el aparte III, puedan declarar su intencin de hacer entrar
en vigor la convencin.
Su Excelencia el seor Ministro de Relaciones Exteriores de
'Holanda, satisfaciendo el deseo expresado unnimemente por











72 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



la Conferencia, ha consentido en hacer redactar este protocol
que quedar abierto para las firmas.
C. Ha adoptado por unanimidad la resolucin siguiente:
"La Conferencia invita a Su Excelencia el seor Ministro de
Relaciones Exteriores de Holanda, para que emprenda, en nom-
bre de la Conferencia, una investigacin urgente y respetuosa
ante las Potencias signatarias que no han ratificado la Conven-
cin ni expresado su intencin de hacerlo, investigacin ten-
diente a llevarles a que se declared listas, dentro de breve
plazo, a depositar sus ratificaciones a fin de que la Convencin
pueda entrar en vigencia cuanto antes possible.
En fe de lo cual los delegados firman el present protocolo
con sus firmas.
Hecho en La Haya el 25 de junior de 1914, en un solo ejem-
plar que quedar depositado en los archives .del Gobierno de
Holanda, y cuyas copias, certificadas autnticas, se remitirn
por la via diplomtica a todas las Potencias signatarias o n
signatarias.
Por Alemania, F. DE MULLER. Refiriendose a sus votos de
18 de junio de 1914.
Por los Estados Unidos de Amrica, Henry VAN DYKE.
Chas. DENBY.
Por la Repblica Argentina, Franc. DE VEYGA.
Por Blgica, BN. ALB. FALLON.
Por los Estados Unidos del Brasil, Graca ARANHA.
Por Chile *
Por China, W. W. YEN- TS. F. TANG.
Por Dinamarca, W. GREVENKOP CASTENSKJOLD.
Por la Repblica Dominicana *
Por el Ecuador *
Por Espaa, Fernando DE OSORIO.
Por Francia, Marcellin PELLET.
Por la Gran Bretaa, W. G. Max. MULLER-William Job CO-
LLINS.
Por Guatemala, Jos M. LARDIZABAL.
Por Hait,
Por Italia, S. DE LA TOUR CALVELLO.
Por Japn, Aimaro SATO.
Por Luxemburgo, BN. ALB. FALLON.
Por los Estados Unidos Mexicanos, Carlos PEREYRA.
Por Montenegro, H. M. MENDES DA COSTA.

Habindose interrumpido las comunicaciones por causa de la gue-
rra, no ha sido ya possible obtener la firma que no alcanz6 a ponerse
en la fecha de clausura de la Conferencia.










VARIOUS ESTADOS. OPIO [1914] 73


Por los Pases Bajos, J. T. CREMER-C. TH. VAN D EVEN-
TER-A. A. DE JONGH.
Por Persia, Mirza MAHMOUD KHAN.
Por Portugal, Antonio Mara BARTHOLOMEU FERREIRA.
A. A. SANCHES DE MIRANDA.
Por Rumania, C. M. MITILINEU.
Por Rusia, A. SWETCHINE.
Por Siam, Phya SUDHAM MAITRE-Wm. J. ARCHER.
Por Suecia, F. DE KLERCKER.
Por Suiza, CARLIN.
Por Uruguay *
Por los Estados Unidos de Venezuela, E. GIL BORGES.


Habindose interrumpido las comunicaciones por causa de la gue-
rra, no ha sido ya possible obtener la firm que no alcanz a ponerse
en la fecha de clausura de la Conferencia.











74 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


PROTOCOLO RELATIVE A LA VIGENCIA DE LA CONVENClON
INTERNATIONAL DEL OPIO

Los infrascritos, debidamente autorizados por sus Gobiernos
respectivos, en virtud .de la facultad a que se refiere el aparte
III del Protocolo de clausura de la tercera Conferencia Inter-
nacional del Opio, declaran que, habiendo ratificado sus Go-
biernos la Convencin Internacional del Opio del 23 ,de enero
de 1912, tienen la intencin de hacerla entrar en vigor.
Para las Potencias que firmen este Protocolo antes del 31 de
diciembre de 1914, la Convencin entrar en vigencia en esta
fecha; para las Potencias que la firmen despus del 31 de di-
ciembre de 1914, la Convencin entrar en vigor el -dia de la
firma.
Por los Estados Unidos, Henry van DYKE, el 11 de febrero
de 1915.
Por la China, Tang TSAI-FOU, el 11 de febrero de 1915.
Por los Paises Bajos, J. LOUDON, el 11 de febrero de 1915.
Por Honduras, E. H. CRONS, el 3 de abril de 1915.
Por Noruega, F. HAGERUP, el 20 de septiembre de 1915.
Por Blgica, Alb. FALLON, el 14 de mayo de 1919.
Por Luxemburgo, Alb. FALLON, el 21 .de octubre de 1922.
Por Suecia, G. DE DARDEL, el 13 de enero de 1921.
Por Espaa, Santiago MENDEZ DE VIGO, el 11 de febrero
de 1921.
Por Dinamarca, O. KRAG, el 21 de octubre de 1921.
Por Islandia, O. KRAG, el 21 de octubre de 1921.
Por Finlandia, G. A. DE GRIPENBERG, el 19 de diciembre
de 1922.
Por Chile, C. RISOPATRON BARROS, el 18 de mayo de 1923.
Por Ecuador, R. B. ESPINOSA, el 23 de agosto de 1923.
Por Colombia, Luis MORALES BERTI, el 30 de junio de 1924.























TRATADO CON LOS ESTADOS UNIDOS
DE AMERICA,
SOBRE ARREGLO DE LAS DIFERENCIAS PROVENIENTES
DE LA SEPARACION DE PANAMA


Firmado en Bogot, el 6 de abril de 1914.
Aprobado definitivameifte, con enmiendas,
por el Congreso de Colombia, por la Ley 56 de
21 de diciembre de 1921.
Ratificado por Colombia, el 19 de marzo de
1922.
Ratificado por el Presidente de los Estados
Unidos, el 11 de enero de 1922.
Canjeadas las ratificaciones en Bogot, el 19
de marzo de 1922.
Promulgado, el 2 de marzo de 1922.

Jorge Holguin, primer Designado, en ejercicio del Poder Eje-
cutivo de Colombia, a todos los que las presents vieren, salud:

Sabed, que por cuanto se firm un Tratado entire la Rep-
blica de Colombia y los Estados Unidos para el arreglo de sus
diferencias provenientes de los acontecimientos realizados en
el Istmo de Panam en noviembre -de 1903, por los respectivos
Plenipotenciarios de las Altas Partes contratantes ya mencio-
nadas, en Bogot, el 6 de abril de 1914, copia fiel del cual dice,
palabra por palabra, asi:

TRATADO
entire la Repblica de Colombia y los Estados Unidos de Am-
rica, para el arreglo de sus diferencias provenientes de los
acontecimientos realizados en el Istmo de Panam en noviem-
bre de 1903.
La Repblica de Colombia y los Estados Unidos de Amrica,
deseando remover todas las divergencias provenientes de los












76 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



acontecimientos politicos ocurridos en Panam en noviembre
de 1903; restaurar la cordial amistad que anteriormente carac-
teriz las relaciones entire los dos pauses, y tambin definir y
regularizar sus 'derechos e intereses respect del Canal inter-
ocenico que el Gobierno de los Estados Unidos est constru-
yendo a travs del Istmo de Panam, han resuelto con tal pro-
psito celebrar un Tratado, y en consecuencia han nombrado
Plenipotenciarios suyos:
Su Excelencia el Presidente de la Repblica de Colombia, a
Francisco Jos Urrulia, Ministro de Relaciones Exteriores;
Marco Fidel Surez, primer Designado para ejercer el Poder
Ejecutivo; Nicols Esguerra, ex-Ministro de Estado; Jos Maria
Gonzlez Valencia, Senador; Rafael Uribe Uribe, Senador, y
Antonio Jos Uribe, Presidente de la Cmara de Representan-
tes; y Su Excelencia el Presidente de los Estados Unidos de
Amrica, a Thaddeus Austin Thomson, Enviado Extraordina-
rio y Ministro Plenipotenciario de los Estados Unidos de Am-
rica ante el Gobierno de la Repblica de Colombia;
Quienes, despus de haberse comunicado sus plenos poderes
respectivos, que fueron hallados en buena y debida forma, han
convenido en lo siguiente:

ARTICULO I

El Gobierno de los Estados Unidos de Amrica, deseoso de
poner trmino a todas las controversial y diferencias con la Re-
pblica de Colombia provenientes de los acontecimientos que
originaron la actual situacin del Istmo de Panam, en su pro-
pio nombre y en nombre del pueblo de los Estados Unidos,
expresa sincero sentimiento por cualquier cosa que haya ocu-
rrido ocasionada a interrumpir o a alterar las relaciones ,de cor-
dial amistad que por tan largo tiempo existieron entire las dos
naciones.
El Gobierno de la Repblica de Colombia, en su propio nom-
bre y en nombre del pueblo colombiano, acepta esta declara-
cin en la plena seguridad de que asi desaparecer todo obs-
tculo para el restablecimiento de una complete armona entire
los dos pauses.

ARTICULO II
La Repblica de Colombia gozar de los siguientes derechos
respect al Canal interocenico y al ferrocarril de Panam:
19 La Repblica de Colombia podr transportar en todo tiem-
po por el Canal interocenico sus tropas, materials de guerra
y buques de guerra, aun en caso de guerra entire Colombia y
otro pas, sin pagar ningn derecho a los Estados Unidos.


- ~











ESTADOS UNIDOS SEPARACION DE PANAMA [19141 77


20 Los products del suelo y de la industrial colombiana que
pasen por el Canal, asi como los correos colombianos, estarn
exentos de todo gravamen o derechos distintos de aquellos a que
pueden estar sometidos los products y correos de los Estados
Unidos. Los products del suelo y de la industrial colombiana,
tales como ganado, sal y viveres sern admitidos en la zona del
Canal, asi como en las islas y tierra fire ocupadas o que se
ocupan por los Estados Unidos como auxiliares y accesorios de
la empresa, sin pagar otros derechos o impuestos que los que
deben pagarse por products similares de los Estados Unidos.
39 Los ciudadanos colombianos que atraviesen la zona del
Canal quedarn exentos de todo peaje, impuesto o derecho a
que no estn sujetos los ciudadanos de los Estados Unidos, con
la condicin de que presented la prueba competent de su na-
cionalidad.
49 Durante la construccin del Canal interocenico y despus,
siempre que est interrumpido el trfico por el Canal o que
por cualquiera otra causa sea necesario hacer uso del ferroca-
rril, las tropas, materials de guerra, products y correos de
la Repblica de Colombia, arriba mencionados, sern transpor-
tados, aun en caso de guerra entire Colombia y otro pais, por el
ferrocarril entire Ancn y Cristbal o por cualquiera otro ferro-
carril que lo sustituya, pagando solamente los mismos impues-
tos y derechos a que estn sujetos las tropas, materials de gue-
rra, products y correos de los Estados Unidos. Los Oficiales
agents y empleados del Gobierno de Colombia, mediante la
comprobacin de su carcter official o de su empleo, tendrn
tambin derecho a ser transportados por dicho ferrocarril en
las mismas condiciones de los Oficiales, agents y empleados
del Gobierno de los Estados Unidos. 'Las disposiciones de este
pargrafo no sern aplicables, sin embargo, en caso de guerra
entire Colombia y Panam.
59 El carbon, el petrleo y la sal marina que se produzcan en
Colombia y pasen de la Costa Atlntica de Colombia a cualquier
puerto colombiano en la costa .del Pacifico, y viceversa, se
transportarn en el dicho ferrocarril, libres de todo gravamen,
except el coste efectivo de transport y de carga y descarga
de los trees, coste que en ningn c;so podr ser superior a la
mitad del flete ordinario que se cobre por products similares
de los Estados Unidos que pasen por el ferrocarirl en trnsito
de un puerto a otro de los Estados Unidos.

ARTICULO III
Los Estados Unidos de Amrica convienen en pagar a la Re-
pblica de Colombia, dentro de los seis meses siguientes al












78 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



canje de las ratificaciones de este Tratado, la suma de veinti-
cinco millones de pesos ($ 25.000,000) oro, en moneda de los
Estados Unidos.

ARTICULO IV
La Repblica de Colombia reconoce a Panam como nacin
independiente, y conviene en que los limits entire los 'dos Es-
tados sean tomando por base la Ley colombiana de 9 de junio
de 1855, los siguientes: del cabo Tiburn a las cabeceras del rio
de La Miel, y siguiendo la cordillera por el cerro de Gandi a la
sierra de Chugargn y de Mali, a bajar por los cerros de Nigue
a los altos de Aspave, y de alli a un punto sobre el Pacifico,
equidistante de Cocalito y La Ardita.
En consideracin de este reconocimiento, el Gobierno de los
Estados Unidos, tan pronto como sean canjeadas las ratifica-
ciones (de este Tratado, dar los pasos necesarios para obtener
del Gobierno de Panam el envio de un Agente, debidamente
acreditado, que negocie y concluya con el Gobierno de Colom-
bia un Tratado de paz y amistad que tenga por objeto, tanto el
establecimiento de relaciones diplomticas regulars entire Co-
lombia y Panam, como el arreglo de todo lo relative a obliga-
ciones pecuniarias entire los dos passes, de acuerdo con prece-
dentes y principios juridicos reconocidos.

ARTICULO V
Este Tratado se aprobar y ratificar por las Altas Partes
contratantes de conformidad con sus respectivas leyes, y las
ratificaciones se canjearn en la ciudad de Bogot, lo ms
pronto que fuere possible.
En fe de lo cual los dichos Plenipotenciarios han firmado
en double ejemplar el present Tratado y le han puesto sus res-
pectivos sellos.
Hecho en la ciudad de Bogot, el da seis de abril del ao
de Nuestro Seor de mil novecientos catorce.
(Sello). Francisco Jos URRUTIA-(Sello). Marco Fidel SUA-
REZ-(Sello). Nicols ESGUERRA (Sello). Jos M. GONZA-
LEZ VALENCIA-(Sello). Rafael URIBE URIBE-(Sello). An-
tonio Jos URIBE-(Sello). Thaddeus Austin THOMSON.

Y por cuanto el Senado de los Estados Unidos, por su Reso-
lucin de veinte de abril (dia legislative abril diez y ocho) de
mil novecientos veintiuno, presents las dos terceras parties de
los Senadores que concurren, consinti y recomend la ratifi-
cacin del mencionado Tratado con las siguientes modifica-
ciones:











ESTADOS UNIDOS SEPARACION DE PANAMA [19141 79


1) En el prembulo se suprimirn las palabras "est cons-
truyendo," y en su lugar se insertarn las palabras "ha cons-
truido."
2) Suprimese todo el articulo I, que dice:
"Articulo I. El Gobierno de los Estados Unidos de Amrica,
deseoso de poner trmino a todas las controversial y diferencias
con la Repblica de Colombia, provenientes de los aconteci-
mientos que originaron la actual situacin del Istmo de Pa-
nam, en su propio nombre y en nombre del pueblo de los Es-
tados Unidos, express sincere sentimiento por cualquier cosa
que haya ocurrido ocasionada a interrumpir o alterar las rela-
ciones de cordial amistad que por tan largo tiempo existieron
entire las dos naciones.
"El Gobierno de la Repblica de Colombia, en su propio nom-
bre y en nombre del pueblo colombiano, acepta esta declara-
cin, en la plena seguridad que asi desaparecer todo obstculo
para el restablecimiento de una complete armonia entire los dos
pauses."
3) El articulo II quedar como articulo I.
4) En el pargrafo primero del articulo II del texto original
se suprimir el punto y coma -despus de las palabras "ferro-
carril -de Panam," y en su lugar se insertarn una coma y las
palabras siguientes: "cuyo titulo adquieren ahora enter y ab-
solutamente los Esta-dos Unidos de Amrica sin gravamen o in-
demnizacin alguna."
5) En la clusula primera del articulo 11 del Tratado se su-
primira la frase "aun en caso de guerra entire Colombia y otro
pas.
6) En la clusula cuarta del articulo II del texto original del
Tratado se suprimirn las palabras "durante la construccin
del Canal interocenico y despus siempre que," y en su lugar
se insertar "siempre que." Despus de la locucin "sern trans-
portados" se suprimir lo siguiente: "aun en caso de guerra
entire Colombia y otro pais"; y se suprimir la ltima frase, con-
cebida asi: "Las -disposiciones de este pargrafo no sern apli-
cables, sin embargo, en caso de guerra entire Colombia y Pa-
nam."
7) En la clusula quinta ,del articulo II del texto original del
Tratado, despus de las palabras "que se produzca en Colom-
bia," se insertarn "para el consumo colombiano"; despus de
las palabras "viceversa, se transportarn," se pondr una coma
y lo siguiente: "siempre que el trfico por el Canal est inte-
rrumpido."
8) El articulo III quedar como articulo II.
9) En el articulo III del texto original del Tratado, antes de
las palabras "Estados Unidos de Amrica," deben insertarse las











80 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


de "el Gobierno de"; *despus de la palabra "pagar" debe inser-
tarse "en la ciudad de Washington"; se suprimirn despus de
la palabra "Colombia" las palabras "dentro de los seis meses si-
guientes al canje de las ratificaciones de este Tratado" y el
punto despus de la palabra "oro," y se insertar una coma y lo
siguiente: "la suma de cinco millones de dlares se pagar den-
tro de los seis meses subsiguientes al canje 'de las ratificacio-
nes del present Tratado, y a contar de la fecha de este pago,
se pagarn los veinte millones de dlares restantes en cuatro
contados anuales de cinco millones de dlares cada uno."
10) El articulo IV quedar como articulo III.
11) El articulo V quedar como articulo IV.
Y por cuanto el consentimiento y recomendacin del Senado
a la ratificacin de dicho Tratado se dio en la inteligencia de
que "debe former parte de dicho Tratado y su ratificacin que
lo dispuesto en el pargrafo primero del articulo I del Tratado
que concede a la Repblica de Colombia paso libre por el Ca-
nal de Panam para sus tropas, elements de guerra y buques
de guerra," no tendr aplicacin en el caso de guerra entire Co-
lombia y otro pais.
Spase, por tanto, que yo, Jorge Holguin, primer Designado
en ejercicio del Poder Ejecutivo de Colombia, habiendo visto y
considerado el Tratado preinserto, y teniendo en cuenta que el
Congress de la Repblica lo aprob, con sus modificaciones,
por medio de las Leyes catorce de nueve de junio de mil no-
vecientos catorce, y cincuenta y seis de veintids de diciembre
de mil novecientos veintiuno, por las presents ratifico y con-
firmo dicho Tratado, ya modificado, en todos y cada uno de
sus articulos.
En fe de lo cual, he dispuesto que se fije en las presents el
sello de la Repblica.
Firmado y sellado de mi mano, en la ciudad de Bogot, hoy
primero de marzo del ao de Nuestro Seor de mil novecientos
veintids y ciento doce de la Independencia de Colombia.
JORGE HOLGUIN
El Ministro de Relaciones Exteriores,
Antonio Jos URIBE



PROTOCOLO DE CANJE

Habindose reunido los suscritos Plenipotenciarios con el ob-
jeto de canjear las ratificaciones del Tratado que se firm en
Bogot el 6 de abril de 1914, entire Colombia y los Estados Uni-











ESTADOS UNIDOS SEPARACION DE PANAMA [1914] 81



dos de Amrica, para el arreglo de las diferencias provenientes
de los acontecimientos realizados en el Istmo -de Panam en
noviembre de 1903, y habiendo sido las ratificaciones de dicho
Tratado comparadas cuidadosamente y halladas en un todo
conformes entire si, el canje se efectu el dia de hoy en la forma
usual.
Con referencia a dicho canje, se incorpora en el present
Protocolo la siguiente declaracin, de acuerdo con las instruc-
ciones recibidas al efecto:
1 De conformidad con la resolucin final del Senado de los
Estados Unidos al impartir su consentimiento a la ratificacin
del referido Tratado, la estipulacin contenida en la clusula
primera -del articulo primero, por la cual se concede a la Re-
pblica de Colombia paso libre de sus tropas, materials y bu-
ques de guerra por el Canal de Panam, no ser aplicable en
caso de guerra entire la Repblica de Colombia y cualquier otro
pais.
29 Dicha resolucin final del Senado de los Estados Unidos
significa, como en efecto lo declare el Secretario de Estado en
la nota que dirigi a la Legacin de Colombia en Washington
el dia 3 de octubre de 1921, que la Repblica de Colombia no
tendr el derecho -de paso libre de impuestos para sus tropas,
materials .de guerra y buques de guerra, en caso de guerra en-
tre Colombia y cualquier otro pais, y, en consecuencia, la Re-
pblica de Colombia ser colocada, cuando est en guerra con
otro pais, en el mismo pie que cualquiera otra nacin en cir-
cunstancias semejantes, conforme a lo estipulado en el Tratado
Hay-Pauncefote concluido en 1901; y que, por tanto, como
consecuencia .de la declaracin del Senado de los Estados Uni-
dos atrs mencionada, la Repblica de Colombia no ser colo-
cada en ninguna condicin desventajosa respect del otro o de
los otros beligerantes, en el Canal de Panam, en caso de gue-
rra entire Colombia y cualquiera o cualesquiera otra nacin o
naciones. En esta inteligencia fue aceptada por el Congreso de
Colombia la -dicha resolucin, de acuerdo con las disposicio-
nes contenidas en el articulo segundo de la Ley cincuenta y
seis .de mil novecientos veintiuno, "por la cual se modifica la
Ley nmero catorce de mil novecientos catorce," que aprob
el Tratado.-En fe de lo cual han firmado el present Protocolo
de Canje y lo han sellado con sus sellos particulares.-Hecho en
Bogot el dia primero ,de marzo de mil novecientos veintids.
Antonio Jos URIBE-Hoffman PHILIP
Este tratado con los Estados Unidos fue registrado en la So-
ciedad de las Naciones el 18 de mayo de 1922. Nmero 263.


Tratados-6























TRATADO DE EXTRADICION CELEBRADO
ENTIRE LA REPUBLICAN DE COLOMBIA Y LA REPUBLICAN
DE CHILE

Firmado en Bogot el 16 de noviembre de 1914.
Aprobado por la Ley 8a de 1928.
Canjeadas las ratificaciones en Bogot el 4 de
agosto de 1928.
Promulgado por Decreto nmero 1490 de 1928.
Registrado en la Sociedad de las Naciones el
19 de diciembre de 1928. Nmero 1875.

Los Gobiernos de Colombia y de Chile, con el propsito de
asegurar la accin eficaz de la justicia penal de sus respectivos
pauses, mediante la represin de los delitos cometidos en el te-
rritorio de cualquiera de ellos por individuos que busquen re-
fugio en el otro, han convenido en celebrar un Tratado de ex-
tradicin que establezca reglas fijas y basadas en principios
de reciprocidad, segn las cuales haya de procederse por cada
una de las Partes contratantes a la entrega de los criminals
que les fueren reclamados por la otra, y a este fin han nom-
brado sus Plenipotenciarios, a saber:
Su Excelencia el Presidente de la Repblica de Colombia, al
Ministro de Relaciones Exteriores, seor don Marco Fidel
Surez.
Su Excelencia el Presidente de la Repblica de Chile, al En-
viado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en Colombia,
seor don Bernardino Toro Codesido.
Los cuales Plenipotenciarios, despus de exhibir sus respec-
tivos plenos poderes y de encontrarlos en buena y debida for-
ma, han acordado las estipulaciones contenidas en los siguien-
tes articulos:

ARTICULO 19

Las Altas Partes contratantes se comprometen a entregarse
reciprocamente los individuos que, acusados o condenados en
uno de los dos pauses como autores o cmplices de alguno o al-











CHILE EXTRADITION [19141 83


gunos de los delitos enumerados en el articulo 29, cometidos,
intentados o cuya ejecucin se hubiere frustrado dentro de los
limits jurisdiccionales de una de las Partes contratantes, se
hubieren refugiado en el territorio de la otra.

ARTICULO 29
Se conceder la extradicin por cualquiera de los siguientes
crimenes o delitos:
Aborto voluntario.
Asociacin de malhechores.
Baratera.
Bigamia.
Concusin.
Contrabando aduanero.
Destruccin total o parcial de buques, puentes, caminos, vas
frreas, lines telegrficas, edificios pblicos o privados, hecha
con intencin criminal.
Estupro.
Extorsin de fincas o titulos.
Estafa u otros engaos.
Falsificacin o circulacin fraudulent de moneda metlica
o de papel de cupones, acciones, obligaciones u otros docu-
mentos de crdito, emitidos con autorizacin legal por el Es-
tado, las Municipalidades, los establecimientos pblicos, las so-
ciedades o los particulares de uno u otro pais.
Falsificacin o uso fraudulent de cuos, sellos, punzones,
matrices, destinados a la fabricacin de monedas y dems efec-
tos indicados anteriormente.
Falsificacin, sustraccin o uso fraudulent -de escrituras p-
blicas, de autos o documents oficiales del Gobierno o de otra
autoridad pblica.
Homicidio.
Hurto.
Incendio voluntario.
Insubordinacin de la tripulacin o pasajeros a bordo de un
buque.
Malversacin de caudales, bienes, documents y toda clase de
titulos de propiedad pblica o privada, cometida por personas
a cuya guard estuvieren confiados, o sustraccin fraudulent
de -dichos objetos por los que fueren socios o empleados en la
casa o establecimiento en que el hecho se hubiere cometido.
Peculado o malversacin de caudales pblicos cometidos por
funcionarios o depositarios pblicos.
Pirateria.











84 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA-



Prevaricacin cometida por funcionarios o empleados pbli-
cos, por Jueces, rbitros o arbitradores, peritos o intrpretes
nombrados o aprobados por la autoridad.
Quiebra fraudulent.
Rapto.
Robo.
Sustraccin o secuestro de personas.
Violacin.
1La extradicin se acordara por los ldelitos arriba enumerados
,cuando los hechos denunciados fueren punibles con pena cor-
poral, no menor de un ao, de prisin o reclusin.

ARTICULO 39

No podr concederse la extradicin por delitos politicos, ca-
lificados de tales por la legislacin del pas requerido, o por
hechos que tengan ese carcter. Pero se conceder, aun cuando
el culpable alegue un motivo o fin politico, si el hecho por el
cual ha sido reclamado constitute principalmente un delito
comn.

ARTICULO 49

Las Alias Parles contratantes convienen en que no es obli-
gatoria la extradici6n de sus propios nacionales. En este caso el
Gobierno requerido deber proveer al enjuiciamiento del cri-
minal reclamado, a quien se aplicarn las leyes penales del
pais de refugio, como si el hecho perseguido hubiese sido per-
petrado en su propio territorio. La sentencia o resolucin de-
finitiva que en la casa se pronuncie, deber comunicarse al
Gobierno que requiri la extradicin.
Corresponder al pais reclam'anle la produccin de la prueba
que deba rendirse en el lugar done se cometi el delito, la
cual, previa certifieacin de su aulenlicidad y correct sus-
tanciacin, tendr el mismo valor que si se hubiere producido
en el lugar del juicio. Con excepcin de lo concerniente a esa
prueba, el juicio se reglar en todas sus parties por las leyes
del pais requerido.

ARTICULO 59

No ser procedente la extradicin:
1, Cuando los delitos, aunque cometidos fuera del pas de re-
fugio, hubieren sido perseguidos y juzgados definitivamente en
l, o hubieren sido objeto de amnistia o indulto en dicho pais.
2' Cuaindo, segn las leyes del pais requerido, la pena o la
accin penal se encontrare prescrita.











CHILE EXTRADITION (19141 85



39 Cuando el delincuente sea perseguido y juzgado por el
mismo hecho en el pas requerido.

ARTICULO 69

Si el individuo reclamado se encontrare procesado o cum-
pliendo una condena por delito distinto del que motiva la so-
licitud de extradicin, no ser entregado sino despus .de con-
cluido el juicio definitive en el pais de refugio, y en caso de
condenacin, despus de haber cumplido la pena u obtenido
gracia.
La entrega se liar aun cuando para entonces estuviere pres-
crita la accin penal o la pena, conforme a la legislacin del
pais requerido.

AIITICULO 7k
La extradicion acordada por uno tde los Gobiernos al otro,
no autoriza el enjuiciamiento y castigo del extraido por delito
distinto del que sirvi de fundaniento a la demand respective,
ni la entrega a otra nacin que lo reclamei. Para acumnular ia la
causa del maismo individuo un crime o delito anterior que se
hallare conmprendido enlre los q(ue dan lugar a la extradicin,
ser necesario el consentiniento especial 'del Gobierno que hizo
la entrega del delincuente.
Las anteriores restricciones qued.'rain sin efecto siempre que
el delincuente entregado no regresare al pais de done fue ex-
trado, dentro de los Ires meses siguientes 1a di: en que obluvo
la libertad; pero en todo caso deber: ser advertido de las con-
secuencias a que lo -expondria su p;ermanencia en el territorio
ide la nacin done fue juzgado.

ARTICULO 8k'
Cuando un mismo individuo fuere reclamado por uno de los
Gobiernos contratantes y por otro i otros con los cuales exist
tratado de extradicin, el del pais de asilo deber preferir la
solicited de aqul en cuyo territorio se hubiere comelido el
delito mayor, y en caso de igualdad de delitos, la del primero la extradicin.

ARTICULO 99

Todos los objetos que constituyen el cuerpo del delito, los
que provengan de l, o los que hayan servido para cometerlo, lo
mnismo que cualesquiera otros elements de conviccin que se
hubieren encontrado en poder del fugitive, sern, despus de
la decision de la autoridad competent, entregados al Estado











86 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



reclamante, en cuanto ello pueda practicarse y sea conforme
con las leyes de las respectivas naciones.
Se respetarn, sin embargo, debidamente, los derechos de
terceros.

ARTICULO 10

El trnsito por el territorio de una de las Partes contratantes,
le algn individuo entregado por tercera potencia a la otra
part, y que no pertenezca al pais de trnsito, ser concedido
mediante la simple presentacin, en original o en copia autn-
tica, de uno de los documents que determine el articulo 11,
siempre que el hecho que hubiere motivado la extradicin est
comprendido en el present Tratado.

ARTICULO 11

Las demands de extradicin sern presentadas por medio
de los Agentes Diplomticos respectivos, y, a fall de stos, di-
rectamente de Gobierno a Gobierno, e irn acompaadas de
los siguienles documents:
19 Todos los datos y antecedentes necesarios para compro-
bar la idenlidad del individuo reclamado.
29 Respect de los sentenciados, copia legalizada de la sen-
tencia condenatoria.
39 Respeclo de los presunlos delincuentes, copia legalizada
de la ley penal aplicable a la infraccin que motiva la deman-
da y del auto de prisin.
Estos documents debern explicar suficientemente el hecho
de que se trata, a fin de habilitar al pais requerido para apre-
ciar que aqul constiluye, segn su legislacin, un caso pre-
visto en este Tratado.

ARTICULO 12

En caso de urgencia se podr conceder la detencin provi-
sional del individuo reclamnado en virtud *de peticin telegr-
fica del Gobierno requeriente, que prometa el envio de los do-
cumentos indicados -en el articulo anterior; pero el detenido
ser puesto en libertad si los documents no fueren presenta-
dos dentro del trmino que fije la Nacin requerida, y que no
exceder de tres meses contados desde la fecha de arrest.
La peticin telegrfica contendr un resume de la senten-
cia condenatoria, si se hubiere dictado, o un resume de los
hechos que se imputen al acusado y de las leyes penales apli-
cables a los hechos.











CHILE EXTRADITION 119141 87



ARTICULO 13
La demand de extradicin, en cuanto a sus trmites, a la
apreciacin de la legitimidad de su procedencia y a la admi-
sin y calificacin de las excepciones, con que pudiese ser im-
pugnada por part dlel reo o prfugo reclamado, quedar su-
jeta, en cuanto no se oponga a lo 'prescrito en este Tratado, a
las leyes respectivas del pais de refugio.

ARTICULO 14
Los gastos ocasionados por el arrest, la detencin, el exa-
men y la entrega de los prfugos en virtud de este Tratado, co-
rrern por cuenta del Estado que solicita la extradicin.
El individuo que haya de ser entregado ser conducido al
puerto del Estado requerido que design el Gobierno que haya
hecho la solicited, o su Agente Diplomtico, a cuyas expenses
ser embarcado.
La detencin del individuo cuya extradicin haya sido acor-
dada no podr durar ms de cuatro meses despus de la fecha
en que asi se le notifique al Gobierno requeriente.
En caso de excederse de ese plazo, el Gobierno respective
podr ordenar la libertad del detenido, quien no lo scr nueva-
mente por la misma causa.

ARTICULO 15
Si la pena sealada al delito que se imputa al delincuente
fuere la de muerte, el Estado de refugio, para conceder la ex-
tradicin, podr exigir la seguridad, dada por la via diplom-
tica, de que dicha pena, siempre que su legislacin no la con-
signe, ser conmutada por la inmediata inferior.

ARTICULO 16
El present Tratado regir por el trmino de diez aos con-
tados desde la fecha -del canje de las ratificaciones, y pasado
ese trmino se entender prorrogado indefinidamente hasta que
alguna de las Partes contratantes notifique a la otra, con un
ao *de anticipacin, su -deseo de ponerle fin.
El present Tratado ser ratificado, y las ratificaciones can-
jeadas en la ciudad de Bogot dentro del trmino ms breve
possible.
En fe de lo cual, los infrascritos firman y sellan, en double
ejemplar, el present Tratado, en la ciudad .de Bogot, a los
diez y seis dias del mes de noviembre de mil novecientos ca-
torce.
(L. S.) Marco Fidel SUAREZ-(L. S.) B. TORO C."











88 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


ACTA DE CANJE

Reunidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Co-
lombia, los infrascritos Carlos Uribe, Ministro de Relaciones Ex-
teriores, y Pedro Prado, Enviado Extraordinario y Ministro
Plenipotenciario de Chile, con el objeto de efectuar, en virtud
de autorizacin de sus respectivos Gobiernos, el canje de las
ratificaciones del Tratado de extradicin, concluido y firmado
ea Bogot por don Marco Fidel Surez, Ministro de Relaciones
Exteriores de Colombia, y por don Bernardino Toro Codesido,
Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Chile,
el dia 16 de noviembre de 1914; despus de exhibidos sus ple-
nos poderes, que fueron hallados en buena y debida forma pre-
sentaron los actos originals de ratificacin por ambos Gobier-
nos; procedieron a la lecture de tales instruments, y habin-
dolos encontrado exactos y conformes, realizaron el canje en
la forma acostumbrada, hacindose mutual entrega de ellos.
En fe de lo cual, se extiende por duplicado la present dili-
gencia, que firman y sellan con sus sellos particulares, en el
Palacio de San Carlos, en Bogot, a cuatro de agosto (le mil no-
vecientos veintiocho.
(L. S.) Carlos URIBE-(L. S.) Pedro PRADO


















CONVENTION DE ARBITRAJE
ENTIRE LA REPUBLICAN DE COLOMBIA Y LA REPUBLICAN
DE CHILE
Firmada en Bogot el 16 de noviembre de 1914.
Aprobada por la Ley 14 de 1930.
Canjeadas las ratificaciones en Bogot el 14 de
febrero de 1931.
Promulgada por Decreto nmero 323 de 1931.
Registrada en la Sociedad de las Naciones el
31 de marzo de 1931. Nmero 2659.
El President de la Repblica de Colombia y el Presidente de
la Repblica de Chile, deseando ajustar una Convencin de ar-
bitraje que permit solucionar amistosamente las dificultades
que puedan surgir entire las dos naciones, han autorizado de-
bidamente a los infrascritos, seor Marco Fidel Surez, Minis-
tro de Relaciones Exteriores de Colombia, y el seor Bernar-
dino Toro Codesido, Enviado Extraordinario y Ministro Ple-
nipotenciario :de Chile en Bogot, quienes han convenido en las
estipulaciones siguientes:

ARTICULO le
Los desacuerdos que surgieren entire las Altas Partes contra-
tantes y que no hubieren podido resolverse por la va diplom-
tica, excepcin hecha de los que afecten la soberania, el honor
o la seguridad nacionales, las disposiciones constitucionales de
uno u otro Estado, o los intereses ,de otra potencia, sern so-
metidos a la decision de un Gobierno amigo, de la Corte Per-
manente de Arbitraje instituida en La Haya por la Convencin
de 29 de julio de 1899, o de uno o ms rbitros escogidos, de co-
mn acuerdo, por las Altas Partes contratantes fuera .de la lista
de los miembros de la referida Corte Permanente.

ARTICULO 29
En cada caso particular firmarn las Altas Partes contratan-
tes un compromise especial que 'determinar el objeto del li-
tigio, la extension de las facultades del rbitro o del Tribunal,
el modo de constituirse ste, su asiento, el idioma que haya de
usarse, la cantidad que deba depositar cada una de las Partes
a titulo de anticipo para expenses, las reglas que hayan de ob-
servarse en lo relative a las formalidades y plazos del proce-
dimiento, y en general, todas las condiciones en que se convi-
niere.










90 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA


El compromise especial se someter en cada una de las na-
ciones a las formalidades exigidas por las respectivas prescrip-
ciones constitucionales.

ARTICULO 39
Admitido por ambas Partes que una diferencia entra en la ca-
tegora 'de las que han de someterse obligatoriamente al arbi-
traje, es decir, que no se halla comprendida en las excepciones
que expresa el artculo 19 de esta Convencin, y si pasado un
ao de la notificacin de un proyecto de compromise por una
de las Partes a la otra, no hubieren logrado entenderse sobre
todas las clusulas del proyecto, se proceder a escoger el r-
bitro o los rbitros y ste o stos formularn el compromise.

ARTICULO 49
En el caso del articulo precedent, el rbitro, lugo de haber
utilizado las clusulas sobre las cuales las dos Partes estn de
acuerdo, podr establecer el procedimiento arbitral tomando
por bases las fijadas en los captulos III y IV del Ttulo IV de
la Convencin concluida en La Haya el 17 de octubre de 1907
para el arreglo pacifico de los conflicts internacionales.

ARTICULO 59
No podr aplicarse la present Convencin a los desacuerdos
originados de hechos anteriores a su celebracin, ni a las
cuestiones que hayan sido objeto de un acuerdo definitive en-
tre las Partes.

ARTICULO 69
La present Convencin se concluye por el trmino de cinco
anos contados a partir del dia del canje de las ratificaciones.
Si no fuere denunciada seis meses antes del vencimiento de
este trmino, continuar en vigor por un ao ms, a contar del
dia en que se hiciere la denuncia.
Esta Convencin ser ratificada conforme a las leyes de las
Altas Partes contratantes y los instruments de ratificacin se
canjearn en Bogot tan pronto como sea possible.
En fe de lo cual, los Plenipotenciarios firman y sellan la pre-
sente Convencin.
Hecha y firmada por duplicado, en Bogot, en el Palacio de
San Carlos, a los diez y seis dias del mes de noviembre de mil
novecientos catorce.


(L. S.), Marco Fidel SUAREZ-(L. S.), B. TORO C."











CHILE ARBITRAJE [1914] 91



ACTA DE CANJE

Reunidos en el Palacio de San Carlos, en Bogot, Raimundo
Rivas, Ministro de Relaciones Exteriores de la Repblica de
Colombia, y Arturo Puga, Enviado Extraordinario y Ministro
Plenipotenciario de la Repblica de Chile en Colombia, con el
objeto de efectuar, en virtud de instrucciones de sus respectivos
Gobiernos, el canje de las ratificaciones de la Convencin de
arbitraje concluida en esta ciudad por Plenipotenciarios de las
dos naciones, el dia 16 de noviembre de 1914; y habiendo exhi-
bido sus respectivos plenos poderes, que hallaron en la debida
forma, presentaron los actos originales de ratificacin por uno
y otro Gobierno, y habindolos encontrado acordes, se hicie-
ron mutua entrega y cambio de dichos instruments.
En fe *de lo cual, extienden por duplicado la present dili-
gencia, que firman y sellan con sus sellos particulares, el da
catorce de febrero *de mil novecientos treinta y uno.

(L. S.) Raimundo RIVAS-(L. S.) Arturo PUGA























TRATADO GENERAL DE ARBITRAJE AMPLIO
ENTIRE LA REPUBLICAN DE COLOMBIA Y LA REPUBLICAN
DE BOLIVIA


Firmado en Bogot el 13 de noviembre de
1918.
Aprobado por la Ley 61 de 1919.
Canjeadas las ratificaciones en La Paz el 19
de febrero de 1923.


El Gobierno de la Repblica de Colombia y el Gobierno de la
Repblica de Bolivia, animados del deseo de afirmar los vincu-
los de amistad que existen entire las dos Repblicas, y con el
propsito de reiterar su adhesin a los principios jurdicos que
inspiraron la Convencin de Arbitraje firmada en La Haya el
18 de octubre de 1907 para el arreglo pacifico de los conflicts
internacionales, han resuelto celebrar un Tratado General de
Arbitraje amplio, habiendo nombrado con este objeto sus Ple-
nipotenciarios, a saber:
Su Excelencia el seor Presidente de la Repblica de Colom-
bia, al seor doctor .don Pedro Antonio Molina, Ministro de Re-
laciones Exteriores, y Su Excelencia el seor Presidente de la
Repblica de Bolivia, al seor don Alberto Diez de Medina, En-
viado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario ante el Go-
bierno de Colombia, quienes, despus de haberse conmunicado
sus plenos poderes y encontrndolos en buena y debida forma,
han convenido en lo siguiente:

ARTICULO I
Las Altas Partes contratantes sometern a la decisionn de los
arbitros sealados en el articulo II de este Tratado, todas las
controversial de cualquier naturaleza que fueren y que pudieren
surgir entire ellas, siempre que no llegasen a ser resueltas por
la va diplomtica direct.












BOLIVIA ARBITRAJE [19181 93



Quedan nicamente exceptuadas las cuestiones que se susci-
taren y cuya decision fuere .de la competencia ordinaria de los
Tribunales de justicia colombianos o bolivianos.

ARTICULO II
La designacin -de los rbitros que formarn el Tribunal lla-
mado a resolver las cuestiones sometidas a su -decisin en cum-
plimiento del articulo I de este Tratado, se har entire los Jefes
-de Estado de las Repblicas Americanas, o cuando ello se crea
necesario, entire jueces o experts americanos. En el nico caso
en que no fuere possible llegar a un acuerdo sobre la designa-
cin de rbitros en la forma establecida por el articulo ante-
rior, las Altas Partes contratantes se sometern a la Corte Per-
manente de Arbitraje establecida conforme a las resoluciones
de las Conferencias de La Haya -de 18 de octubre de 1907 y de
acuerdo con el articulo 43 del referido Convenio.

ARTICULO III
Las Altas Partes contratantes firmarn un compromise espe-
cial en cada caso particular a objeto de determinar la natura-
leza del litigio, la constitucin del Tribunal Arbitral y en ge-
neral todas las reglas y procedimientos que fueren indispensa-
bles para la mejor organizacin de ste.

ARTICULO IV
El present Tratado ser ratificado por las Altas Partes con-
tratantes y las ratificaciones sern canjeadas en Bogot o en
La Paz -dentro del ms breve trmino.

ARTICULO V
Este Tratado permanecer en vigor por un period de diez
aos, y si no fuere denunciado seis meses antes de su venci-
miento, se entender renovado por otro perodo igual sucesi-
vamente.
En fe de lo cual los Plenipotenciarios indicados han firmado
el present Tratado en double ejemplar y lo sellan con sus res-
pectivos sellos, en Bogot, a trece de noviembre de mil nove-
cientos diez y ocho.

(L. S.)-Pedro Antonio MOLINA


(L. S.)-Alberto DIEZ DE MEDINA










Y 4 TRATADOS Y CONVENIOS DE COLOMBIA



ACTA DE CANJE

Los suscritos, Ricardo Snchez Ramirez, Encargado de Ne-
gocios de la Repblica de Colombia, y Eduardo Diez de Medina,
Ministro de Relaciones Exteriores de la igual de Bolivia, debi-
damente autorizados, se reunieron en el saln rojo del Ministe-
rio de Relaciones Exteriores -de la ciudad de La Paz, el da diez
y nueve de febrero de mil novecientos veintitrs aos, para
proceder al canje de las ratificaciones del Tratado de arbitraje
amplio, suscrito en la ciudad de Bogot, el trece de novimbre
de mil novecientos diez y ocho entire la Repblica de Bolivia y
la de Colombia.
Y encontrando conformes, en buena y debida forma los dos
respectivos instruments de ratificacin, efectuaron su canje.
En fe de lo cual, en el lugar y dia expresados, firmaron la
present acta en dos ejemplares, sellndolos con los sellos res-
pectivos.
(L. S.) Ricardo SANCHEZ RAMIREZ


(L. S.) E. DIEZ DE MEDINA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs